Relatoría


INAUGURACIÓN

Participan:
Juan Carlos Romero Hicks
Aurelio Nuño Mayer
Roberto Gil Zuarth
Jaime Valls Esponda
Adriana Ortíz Lanz
Alejandro Ojeda Salvador Jara
Sara Ladrón de Guevara

Juan Carlos Romero Hicks

En la reforma educativa aún no ha sido incorporada la educación superior, ahora en un esfuerzo por reformar la ANUIES ha puesto en la mesa cinco retos: ampliación de la cobertura, mejora continua de la calidad, la responsabilidad social de la universidad, el financiamiento y la normatividad.

La normatividad universitaria está rebasada, en ella existen contradicciones, dispersión, rigidez en planes de estudio y una desconexión en general con la realidad. De ahí que deba impulsarse un nuevo modelo educativo, que tenga un plan de desarrollo flexible y proactivo, mejor infraestructura, mejor financiamiento, mejor gobernanza.

Entre las preguntas a responder se encuentran: ¿Cómo es la universidad? ¿Cuál su papel? ¿Cómo es la infraestructura que se necesita? ¿Quién aprende? ¿Cómo aprende?

Jaime Valls Esponda

Para impulsar la legislación se deben involucrar varios actores de la sociedad, la ANUIES ha estado organizando eventos y foros para comenzar a impulsar la actualización de leyes en materia de educación superior.

México demanda un sistema de educación superior robusto, entre los datos relevantes tenemos que: hay poco más de tres mil instituciones a nivel superior de naturaleza heterogénea, más de 31 mil programas, jóvenes estudiantes del sistema escolarizado y no escolarizado, ello implica problemas de financiamiento y retos para incorporar la ciencia tecnología e innovación en ese nivel, de ahí que se requiera una legislación avanzada y consistente que responda a los cambios persistentes.

Aurelio Nuño Mayer

La reforma educativa va desde la organización hasta la transformación de espacios educativos, así como la profesionalización de la planta docente. Es consecuencia, se agradece a las universidades su participación en la capacitación de profesores.

Existen seis retos que enfrenta la educación superior en el país: cobertura; mayor equidad; calidad; investigación, ciencia y desarrollo del conocimiento; vinculación con el mercado laboral y financiamiento.

Roberto Gil Zuarth

La globalización nos impone una realidad cambiante y competitiva, nos exige nuevas habilidades, debemos trabajar en un sistema educativo que permita a las personas entender, pero sobretodo transformar su mundo.

El sistema productivo y el educativo están divorciados, nuestro sistema educativo sigue interpretando al mundo bajo el modelo económico intensivo en capital de trabajo físico, pero hoy la realidad en intensiva en capital humano e innovación, el día de hoy no hay motor más potente que la innovación.

No hemos reconocido que la educación técnica tiene una razón de ser y tampoco hemos generado un mercado de valor para incentivar la participación en este tipo de educación.

Nos hemos desentendido de la universidad y debemos retomar y defender la idea de comunidad. La palabra rechazados debe eliminarse de nuestro léxico, para ello se debe crear una nueva oferta educativa, así como armonizar leyes, recursos y políticas públicas.

MESA 1: EL ESTADO ACTUAL DE LA LEGISLACIÓN MEXICANA EN MATERIA DE EDUCACIÓN SUPERIOR: VIGENCIA, COMPLETITUD Y COHERENCIA

Participan:

Salvador Malo Álvarez
Enrique Fernández Fassnacht
Angélica Buendía Espinoza
Yengny Marisol Silva Laya
Roberto Rodríguez Gómez
María de Ibarrola Nicolin

   

Modera:

Carlos Mario Pallán Figueroa

Carlos Mario Pallán Figueroa

Los retos en materia de educación superior se han agudizado hoy en día, el sistema de educación superior ha crecido en número de alumnos y de instituciones, dos tópicos importantes que deben abordarse son la calidad y la evaluación, sin embargo, actualmente no hay una legislación que aborde la regulación de tres mil instituciones.

Roberto Rodríguez Gómez

Falta una norma en materia de educación superior, este déficit normativo ha sido cubierto por un conjunto de disposiciones abigarrado y disperso. Existen dos opciones para subsanar la falta: una es que se haga una normatividad especial, la segunda es que al menos que se agregue un título especial en la Ley de Educación que regule sobre todo a los particulares.

Aunado a legislación se encuentra el problema del financiamiento, que debe ser una corresponsabilidad entre la federación y los estados. Hoy en día, el acceso a los fondos federales se está volviendo complicado, como ejemplo se tiene el caso de Veracruz, las reglas y su aplicación deben revisarse.

Enrique Fernández Fassnacht

Las leyes existentes ya no son vigentes y se han realizado esfuerzos de actualización, ANUIES realizó una propuesta de ley que se denominó Ley para la coordinación, evaluación y financiamiento de la educación superior, en dónde incorporaron varios temas relevantes.

Se propone la creación de un consejo nacional de educación superior que tenga facultades para proponer modelos de financiamiento plurianual. También se resalta la urgencia de crear un sistema nacional de evaluación, así como políticas que permitan validar el otorgamiento de permisos a instituciones de educación superior.

Entre los principales temas que no han sido atendidos en la legislación se encuentran: la evaluación, el financiamiento, la certificación, la titulación y la educación a distancia. Revisar el efecto de las políticas públicas en estos temas ayudaría a evitar errores en la nueva propuesta.

Se debe recordar que el tema de la calidad de la educación es un tema de transparencia y rendición de cuentas, para ello debemos cuestionarnos sí lo que ofrecen las instituciones es lo que están enseñando.

Salvador Malo

Se debe reforzar la educación superior, aplicando las leyes existentes y generando políticas públicas más efectivas. Sin embargo, es claro que la legislación no resuelve los problemas, la realidad es más grande, debe haber un cambio al interior de las instituciones y de los estados; además las formas de aprendizaje están cambiando y eso debe incluirse en la nueva legislación.

La legislación debe respetar la pluralidad de instituciones, porque de otra manera se vuelve limitativa. No obstante, sin la armonización de leyes existe un vacío que es aprovechado por diversos actores para no cumplir con los criterios de calidad suficientes.

María de Ibarrola

En la actualidad no todas las instituciones de educación superior generan y difunden conocimiento, hay quienes sólo transmiten el conocimiento de manera lineal y eso también es un problema que debe atenderse. El cuerpo normativo es disperso, fragmentado, extenso, poco pertinente e insuficiente.

El método de enseñanza y los modelos educativos no pueden determinarse sólo por el mercado de trabajo, porque entonces se corre el riesgo de educar mano de obra en vez de impulsar trabajo productivo.

Otro de los problemas tiene foco en los investigadores que tienen dificultades para integrarse en el proceso de innovación; y qué decir de la planta docente, cuyos problemas laborales no están resueltos, uno de ellos es el tema de la jubilación.

Yengny Marisol Silva Laya

La legislación es obsoleta y desfasada, no da cuenta de la realidad; es necesaria una ley de educación superior que regule la calidad pero que también garantice el acceso.

La cobertura es un tema que debe tratarse, sin embargo, también lo es la inclusión de todos los deciles de ingreso a este nivel educativo, por eso se requiere un trabajo articulado entre la federación y los estados.

Se deben fomentar diversos espacios de aprendizaje para impulsar la innovación, situación que exige el reconocimiento de una nueva tipología que sea regulada para favorecer el tema de la calidad educativa.

Asimismo, se requiere fortalecer un sistema de información para saber si se cubre o no el mercado de trabajo, pero que esas opiniones sean basadas en evidencia.

Angélica Buendía Espinoza

Uno de los más grandes retos es la inserción de los jóvenes al mercado laboral, la realidad académica no corresponde a la oferta del mercado de trabajo. Aunado a ello tenemos la precarización del mercado laboral, de tal forma que no sólo es responsabilidad de las instituciones de educación superior, la intervención en este novel debe considerar cambios organizacionales y políticas públicas más acertadas.

MESA 2: LA LEGISLACIÓN Y LA CALIDAD, PERTINENCIA Y EQUIDAD DEL SISTEMA DE EDUCACIÓN SUPERIOR

Participan:

Rafael Vidal Uribe
Vicente López Portillo Tostado
Adrián Acosta Silva
Rocío Grediaga Kuri
Alejandro Canales Sánchez

   

Modera:

Pedro Flores Crespo

Pedro Flores Crespo

Existen leyes formales e informales que hacen el cambio institucional, sin embargo, la creación de leyes no resuelve el problema hace falta mayor legitimidad al momento de realizar modificaciones.

Debemos preguntarnos ¿qué tipo de educación superior es pertinente para los estudiantes mexicanos? Actualmente, la demanda se ha resuelto con la educación técnica, pero ¿eso es pertinente? ¿El marco regulatorio es adecuado? Las limitaciones de las leyes deben superarse.

Rafael Vidal Uribe

Existen más de tres mil instituciones de educación superior, 35 mil programas, y más de cuatro millones de personas inscritas en educación superior, contando a las personas de sistemas escolarizados y no escolarizados. Ante este panorama se debe reconocer que han surgido centros de estudio que no son universidades, pero que atienden este nivel y deben regularse.

¿Qué necesitamos para evaluar la calidad de 35 mil programas? En EU cada cinco AÑOs se evalúan 20 mil programas, en México sólo se evalúan 800 al AÑO. Tal vez hay que crear más instituciones evaluadoras e imponer metas de evaluación, no obstante, esto demanda la creación de un órgano que agrupe y legisle a los organismos evaluadores; regular su actuación implica también vigilar que los organismos actúen adecuadamente.

En el tema de calidad ¿qué elementos tiene la sociedad, para saber si un programa de estudios es bueno? Los anuncios de las instituciones, las evaluaciones públicas, los rankings y los resultados de los exámenes del CENEVAL son algunos, sin embargo, no son suficientes, por eso la evaluación entre pares es una buena idea. Legislar sobre la evaluación, implica considerar que el sistema puede evaluarse así mismo; la autoridad es reguladora, pero no puede evaluar.

Cuando se habla de evaluación de la calidad deben considerarse diversos factores, pues no hay homogeneidad, de hecho, la localización es determinante, por lo que se debe pugnar por impulsar legislación específica y local.

Existen nuevos modelos para evaluar la educación superior y no son cuantitativos como antes, ya tienen una carga cualitativa que los hace más cercanos a la realidad y que consideran características que antes no eran consideradas.

Víctor López Portillo

El modelo de acreditación y evaluación no está agotado pero sí requiere cirugía mayor. En COPAES se realizan estudios de lo que pasa a nivel internacional en materia de evaluaciones y acreditaciones, con la finalidad de mejorar el marco de referencia.

Se plantea la creación de un modelo de pares para que los órganos evaluadores se sometan también a un proceso de valoración, para ello se requeriría un sistema nacional de evaluación y acreditación que dictara los lineamientos generales de operación.

Adrián Acosta

La reformulación conceptual es importante, Sartori dice que, la ley es la resolución jurídica de un problema político, John Locke dice que, la ley no tiene propiedades mágicas, no puede resolver los problemas por sí. De ambas proposiciones se invita a los legisladores a definir con claridad conceptos básicos como calidad y pertinencia. Los conceptos que se manejan en el ámbito legal deben ser cuidadosos, porque hay veces que no son operables jurídicamente.

En el tema de las evaluaciones, se plantea superar los modelos cuantitativos que no definen la situación de todas las áreas de conocimiento, ni abarcan todas características que son relevantes para una valoración.

Se plantea el involucramiento de los gobiernos estatales en el financiamiento, supervisión y evaluación del sistema de educación superior, además de hacer un llamado a pensar en los alumnos como personas y no como si fueran productos de una industria.

Entre los problemas a atender en este nivel de educación superior están: la inclusión de estudiantes provenientes de familias de bajos recursos, la inclusión en el mercado laboral, la batalla contra los salarios bajos y los empleos precarios, así como la atención a la diversidad y flexibilidad laboral.

Alejandro Canales

Para definir la pertinencia de la legislación se correlaciona el mercado de trabajo con lo aprendido en las instituciones de educación superior, sin embargo, no es suficiente, se debe abordar este concepto desde el punto de vista del alumno.

En el tema de la evaluación se debe cuestionar ¿para qué estamos evaluando? Y en este sentido, no debemos confundir el medio con el fin, este tema tiene que ver con la rendición de cuentas, tópico que se debe conservar en la legislación.

Hoy en día las economías basadas en conocimiento impusieron un modelo de referencia, que no necesariamente responde a la realidad, podemos conservar como referencia dicho modelo, pero tenemos que poner al alumno al centro.

Rocío Grediaga

Se deben establecer niveles, con la finalidad de que los mecanismos de evaluación sean consistentes, es decir, se debe evaluar a profesores, alumnos, instituciones, evaluadores y certificadores.

Uno de los grandes problemas en la evaluación, es que la información de educación superior está dispersa e incompleta y no siempre disponible, lo que implica que la creación de políticas públicas no sea adecuada. Está claro que no se debe someter a todas las instituciones a un proceso homogéneo de evaluación porque se estaría atentando contra la equidad y la heterogeneidad del sistema de educación superior.

Hoy en día, medimos lo que podemos medir, pero no lo que queremos medir, necesitamos trabajar en función de los resultados que queremos.

Rodrigo Guerra

Se requiere una legislación que sea competitiva, para que se eleve la calidad y pertinencia de la educación. Una ley por sí sola no cambia la realidad, se requiere involucrar a estudiantes, instituciones.

El sistema de educación superior debería ser flexible, cambiante y responder a las necesidades, sin embargo, no es así, de hecho en el mercado de trabajo, los empresarios ya no se preocupan por la educación, contratan y gastan en capacitación, las habilidades desarrolladas ya no son verificadas por este nivel de estudios, como ejemplo la consultora Ernest&Young, recientemente quitó de sus requisitos de selección la educación universitaria, debido a la no correspondencia de habilidades. Sí los particulares se dan cuenta de esto, todos los demás actores deberían verlo.

Los procesos de evaluación deben ser más alineados a las realidades del país, los evaluadores deben tener mecanismos más pertinentes de evaluación.

El número de jóvenes que está aprendiendo en sistemas no tradicionales está creciendo y hay un hueco normativo ahí.

Otro de los ejes que se debe abordar es el relacionado con el costo de la educación, se debe hablar del retorno de inversión de educación superior y también del retorno social de inversión de educación superior.

MESA 3: LA LEGISLACIÓN Y EL FINANCIAMIENTO EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Participan:

Sara Ladrón de Guevara
Romualdo López Zarate
Imanol Ordorika Sacristán
Javier Mendoza Rojas

   

Modera:

Armando Alcántara Santuario

Sara Ladrón de Guevara

El financiamiento de las instituciones públicas de educación superior es una corresponsabilidad entre la federación y los estados, sin embargo, no existe una norma homogénea en los estados para la entrega de recursos y ello se debe a razones históricas que implican discrecionalidad de los gobiernos en turno. No existen mecanismos para que las universidades reclamen por una vía oficial estos fondos, tampoco existen organismos que revisen la entrega de dichos recursos.

Ante la ausencia de mecanismos y organismos reguladores, a Universidad Veracruzana acudió a ANUIES y al poder legislativo para exponer su caso, sin embargo, las facultades de ambos no implican la solución del problema de la no entrega de recursos, aunque sus exhortos han sido valiosos. Por ello es que la UV, decidió acceder al poder judicial.

El problema de la UV sirve para evidenciar que hace falta legislar en materia de financiamiento, se deben establecer y regular los porcentajes de aportaciones estatales y federales, así como determinar mecanismos de aseguramiento para que los recursos lleguen a las universidades.

En el caso de la UV desde el AÑO pasado el ejecutivo federal transfiere directamente los recursos a la Universidad, éste podría ser un modelo que sirviera de ejemplo para las demás instituciones públicas.

Romualdo López Zarate

Propone eliminar la ambigüedad interpretativa de la fracción cuarta del artículo tercero constitucional, que hace referencia a la gratuidad, es decir, que se establezca que las cuotas voluntarias no serán como contraprestación del servicio educativo. Y que las instituciones autónomas regulen el destino, aplicación, transparencia y vigilancia de dichas cuotas y donaciones.

Otra propuesta es incorporar un monto específico destinado a la educación superior, la ANUIES ha sugerido que el porcentaje sea de 1.5%. Además se debe legislar para establecer porcentajes específicos que las entidades federativas y municipios destinen a educación superior.

La facultad de las universidades autónomas sobre la administración de su patrimonio, se ve restringida, acotada e invadida por disposiciones no constitucionales de la SHCP.

La Ley de Coordinación para la Educación Superior responde a una realidad muy distinta a la actual, además de que los programas sectoriales se han propuesto revisar la legislación para la educación superior y esto aún no se cumple. Las recomendaciones de la ANUIES para el programa sectorial educativo no se toman en cuenta, es por todo lo anterior que se necesita una nueva ley de educación superior.

Imanol Ordorika Sacristán

La legislación actual es obsoleta e inadecuada, por ello es necesario un nuevo capítulo en la LGE, o bien una Ley de Educación Superior. Este nuevo trabajo legislativo tiene que ir más allá de institucionalizar lo ya existente, hay que legislar lo legislable y hay cosas que son más bien declarativas.

No legislemos la calidad, legislemos el tipo de instituciones que son consideradas de educación superior ¿Qué requisitos tiene que cumplir? ¿Cuáles son los sectores a los que pertenece? ¿Cuáles son los regímenes de control?

Se debe rechazar cualquier recorte financiero, en la ley se podrían incluir salvaguardas a la laxitud con la que el ejecutivo puede intervenir para hacer recortes presupuestarios a las IPES. También se deben establecer reglas y procesos precisos que permitan llamar a cuentas a los responsables de no entregar los recursos asignados.

Se debe procurar la continuidad de los proyectos de inversión y desarrollo estratégico de las instituciones de educación superior, a través de presupuestos multianuales.

Es imperante: reivindicar el carácter gratuito de la educación superior pública; legislar desde el consenso con todas las instituciones de educación superior; incluir la educación normal en esta nueva legislación, e incluir el proceso de investigación y la transferencia tecnológica en el paquete normativo.

Javier Mendoza Rojas

En el tema de financiamiento se pueden distinguir las siguientes problemáticas que deben ser atendidas:

  • La brecha presupuestal entre la nómina oficial y la reconocida en los convenios
  • Carencia de una visión de largo plazo en el financiamiento
  • La revisión de los subsidios
  • La transparencia del ejercicio presupuestal, la rendición de cuentas y la fiscalización de los recursos
  • El blindaje al presupuesto destinado a educación superior
  • La concurrencia de recursos entre federación, estados y municipios

En conclusión, el tema de presupuesto y planeación requiere revisar la ley y las políticas públicas implementadas bajo tres ejes: corresponsabilidad, transparencia y equidad.

La Moderadora: Gracias por estar aquí en esta ceremonia, en este día.

La Asociación Nacional de Universidades e Institucionesde Educación Superior, el Senado de la República y la Secretaría de EducaciónPública, le dan la más cordial bienvenida a las mesas de debate sobre la Legislación Mexicana de Educación Superior.

Me permito agradecer a todos los miembros que esta mañanapresiden esta ceremonia inaugural y voy a dar los nombres de cada uno deellos.

El Senador Roberto Gil Zuarth, Presidente de la Cámara deSenadores.

Al maestro Aurelio Nuño Mayer, Secretario de Educación Pública.

El maestro Jaime Valls Esponda, Secretario General Ejecutivo de la ANUIES.

Al Diputado Alejandro Ojeda Anguiano, Vicepresidente dela Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

Al doctor Salvador Jara Guerrero, Subsecretario de EducaciónSuperior.

Al doctor Enrique Fernández Fassnacht, Director General del Instituto Politécnico Nacional.

Al doctor Salvador Vega y León, Rector General de la UniversidadAutónoma Metropolitana.

Al Senador Juan Carlos Romero Hicks, Presidente de la Comisión de Educación del Senado de la República.

A la Diputada Adriana del Pilar Ortiz Lanz, miembro de laComisión de Educación Pública y Servicios Educativos de la Cámara de Diputados.

Finalmente a la doctora Sara Virgilia Ladrón de Guevara González,Rectora de la Universidad Veracruzana.

Para dar inicio a esta ceremonia inaugural, vamos a solicitarrespetuosamente al Senador Juan Carlos Romero Hicks, Presidente de la Comisiónde Educación del Senado de la República, nos dé unas palabras de bienvenida.

El Senador Juan Carlos Romero Hicks: Muybuenos días distinguidas autoridades. Bienvenidos a la Casa del Federalismo.

La universidad mexicana es una casa de sueños y esperanzasy tenemos que reconocer que el mundo cambió, quizás es más acertado decirque cambia a una velocidad a la que nunca lo había hecho. Hoy hay más informacióndisponible en la nube, que todo lo publicado por la humanidad hasta el AÑO2000, y muchos de los grandes problemas ya tienen una solución perdida enun océano de bites, esperando que alguien lo redescubra o lo difunda.

El mundo también se volvió pequeño, interconectado e independiente,las culturas locales se autoafirman en una tensión con una cultura universalque cada día adquiere más este carácter, la competencia por un empleo o porvender un producto, ya es con el compañero de clase no es con compañero declase, es con el vecino, el estado de al lado o literalmente en todo el mundo.

Y uno de los grandes pendientes que tenemos que reconocer,del reciente proceso hacia una reforma educativa, es que no habíamos incorporadotodavía la educación superior.

La Asociación Nacional de Universidades ha puesto en perspectivacinco grandes retos.

Primero. La ampliación de la cobertura.

Segundo. La mejora continua de la calidad.

Tercero. La responsabilidad social de la universidad.

Cuarto. El financiamiento.

Y quinto, y es el tema que nos ocupa el día de hoy, el dela normatividad.

En un México como el nuestro, por más de 3 mil institucionespúblicas y particulares con distintos perfiles, seis universidades federales;34 públicas estatales; 10 universidades interculturales; 257 tecnológicosy otras casas de estudio que atienden a poco más de 4 millones de alumnos,tenemos que preguntarnos si lo que estamos haciendo es lo que se espera.

A nivel internacional las líneas de trabajo han sido cobertura,calidad, equidad y pertinencia. Sin embargo, hay detalles pequeños que sehacen grandes por una falta de atención. Cito un caso paradójico:

Un alumno que estudia en el extranjero y que regresa a Méxicopara revalidar sus estudios, no obtiene un reconocimiento sencillo de carácteracadémico y es verdaderamente una larga fila de burocracia para poder tenersu reconocimiento de validez. Y hoy la normatividad está rebasada, tenemosla cuestión política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley General de Educación,la Ley para la Coordinación de Educación superior, que está vigente desdeel 30 de diciembre de 1938, y ésta última no se ha modificado una sola vez,porque prácticamente no tiene vigencia.

Sin embargo, la Ley General de Educación se ha modificadomás de 200 veces en 20 AÑOs. Si por cambio legislativo se tratase, Méxicoestaría sobre resuelto, y lamentablemente no es el caso.

Entonces, hoy lo que tenemos que revisar es la normatividaduniversitaria, y traemos varios problemas en la normatividad.

Primero. La dispersión.

Segundo. Contradicciones con marcos regulatorios, comoel ejemplo que acabo de destacar.

Tercero. Una gran rigidez en planes de estudio.

En ocasiones es más fácil cambiar de universidad, que hacerla modificación interna en la propioa casa de estudios.

Cuarto. Una desconexión.

Y finalmente algunos anacronismos que hoy tenemos que modificarpara tener sí excelencia académica con el máximo de flexibilidad y con granrigor académico. Y entender que la excelencia no es, ni el paraíso perdido,ni el territorio escritura, sino el anhelo de ser mejores.

Pues al día de hoy, legisladores de ambas cámaras, la AsociaciónNacional de Universidades y la Secretaría de Educación Pública, con los especialistasy con los actores, nos queremos hacer la preguntar de cuál es el nuevo marcolegal para estar a la altura de los anhelos y los sueños de los mexicanos. Sireforma en la educación superior estaríamos incompletos, porque la educaciónempieza desde el nacimiento, hasta el último suspiro de vida.

Y en la lista que la Asociación Nacional de Universidadesha puesto, están temas como la cobertura, la calidad, la pertinencia, laflexibilidad, la cooperación, la internacionalización, el financiamiento,la evaluación, y como lo ha hecho recientemente la Cámara de Diputados,el tema de la inclusión social.

Cuando las personas evalúan lo que es una buena universidad,generalmente lo que más se comenta es, quiénes son sus profesores, sus alumnosy sus egresados.

Y lo que hoy tenemos que revisar, hacia una mejor universidadmexicana, es una universidad que tenga características de un nuevo modeloeducativo, de un plan de desarrollo flexible y proactivo, los mejores alumnos,los mejores profesores, la mejor infraestructura, la mejor vinculación, elmejor financiamiento, la mayor cooperación internacional, la mejor gobernanzay la mejor estructura organizacional.

Este foro quiere ser una provocación para que nos atrevamosa soñar, a romper inercias, a innovar, a pensar en lo que nadie ha pensado,a escucharlos, a correr el riesgo de aprender, y sobre todo a construirconsensos, a convencer, y convencer viene de con vencer, vencer juntos, vencerlos problemas, los retos que la realidad nos impone.

En 1950 se funda la Asociación Nacional de Universidadesen Hermosillo. Y quiero traer una anécdota personal por el caso de ser guanajuatense.

El gran Rector de la Universidad, con Antonio Torres Gómez,estuvo presente en Hermosillo, y de las muchas contribuciones que ha hechoa la universidad mexicana, es que en febrero del 53, se iba a celebrar enGuanajuato la Asamblea de la ANUIES. Don Nabor Carrillo era el señor Rectorde la Universidad Nacional, y los guanajuatenses decidieron presentar almundo los entremeses cervantinos, el 20 de febrero de 1953.

En esta conjunción de pueblo y universidad, y a partir deese momento, Cervantes, el gran autor de la humanidad, está presente en loscallejones y las plazuelas. Y uno de los entremeses es el de la Guarda Cuidadosa,y esa Guarda Cuidadosa es que la nos toca a todos nosotros. Se presentanlos entremeses en la ceremonia de ANUIES el 20 de febrero y nunca imaginaronel éxito que iba a tener. Hoy es la semilla del Festival Internacional Cervantino,el festival más importante del Continente.

En estas contribuciones y otras, y aquí están rectores detodos los rincones de la patria, y representantes de los poderes públicos,nos llevan para preguntarnos cuál es el papel de la universidad, quién aprende,cómo aprende, de quién aprende, cuál es el papel del profesor investigador,cómo y dónde va a aprender, cómo debe ser la universidad mexicana, deberser una universidad aislada, una universidad que trabaje en red, una universidadreplicadora o una universidad innovadora, una universidad compleja o plana,qué tipo de infraestructura requiere, cuáles son los planes y programas flexiblescon rigor académico que debe de tener, quién va a acreditar los programas, ¿vamosa formar profesionistas? ¿Con qué tipo de perfil? Una universidad local,regional, multicultural, internacional, una universidad especializada, generalista,muchos dilemas complejos. ¿Hasta dónde corresponde la vinculación de la propiauniversidad?

En alguna ocasión escuché al doctor Moshinsky enunciar loque para mí es el concepto más sencillo y más contundente de lo que es la universidad. Una universidad es una institución donde se crea, se comunicay se adquiere el conocimiento. Pues eso es lo que tenemos que hacer de la universidad. Una universidad viva, pensante, crítica, actuante, proactiva,que esté en todos los temas de la patria.

Este foro es un paso clave en un renovado esfuerzo entrelegisladores, autoridades educativas y las propias universidades para construirjuntos.

Quiero agradecer a don Jaime Valls su gran liderazgo consu equipo, y a todas las instituciones que están aquí el día de hoy representadas.

Cuando miro y reconozco la grandeza de las institucionesmexicanas, sin duda que este país tiene esperanza y tiene viabilidad.

En esta fecha, 3 de marzo, hace 87 AÑOs, se da la huelgade Ghandi por la unidad de la India, que ya no era por la independencia,sino por la unidad nacional. Y con esta memoria en nuestros días, es importanteponer por delante los objetivos.

Y quiero cerrar haciendo las menciones correspondientesa Chiapas y a mi origen, Belisario Domínguez chiapaneco, están aquí doschipanecos al centro, presidiendo el evento, el Senador Gil y Jaime Valls. Ycompartir que en caso de nosotros, el Rector Olivares Carrillo, de Guanajuato,murió siendo rector, el 13 de octubre de 1962 en Hermosillo, en el lugardonde la ANUIES había tenido su fundación.

Y don Armando, que era un hombre del renacimiento y unapersona con gran cultura y con gran compromiso, decía sobre la universidadlo siguiente:

"Toda casa de estudios debe ser como un resonador potenteque registre las más pequeñas vibraciones que vienen de todos los rumbos del hombre".

Ésta es la universidad, éste es el México que piensa, quesiente, que vibra y que quiere tener mejores sueños y realidades.

Sean bienvenidos a la Casa del Federalismo.

La Moderadora: Agradecemosla bienvenida que ha quedado a cargo del Senador Juan Carlos Romero Hicks,Presidente de la Comisión de Educación de este senado.

Solicitamos ahora al maestro Jaime Valls Esponda, SecretarioGeneral Ejecutivo de la ANUIES, haga uso del micrófono.

El Maestro Jaime Valls Esponda: Apreciado maestro Aurelio Nuño Mayer, Secretario de Educación Pública,aliado permanente de nuestra Asociación, su presencia evidencia el gran interésque el Gobierno de la República tiene en que las reformas estructurales queMéxico demanda incluyan igualmente a la educación superior.

Estimados Senadores de la República, Roberto Gil Zuarth,como ya se dijo, Senador chiapaneco, Presidente de la Cámara de Senadores,y Juan Carlos Romero Hicks, Senador por Guanajuato; Presidente de la Comisiónde Educación del Senado de la República:

Gracias por impulsar estas mesas de debate y tomar partede las mismas, y por realizarlas en esta histórica casona de Xicoténcatl,recinto que simboliza la Federación de la República bajo la estatua de donBelisario Domínguez;

Distinguido Diputado Alejandro Ojeda, Vicepresidente dela Mesa Directiva de la Cámara de Diputados;

Querida amiga Diputada Adriana Ortiz Lanz, Secretaria dela Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos de la Cámara de Diputados,aliada permanente de la ANUIES, sabemos que su corazón late por la educaciónsuperior, muchas gracias Diputada;

Señor Subsecretario Salvador Jara, Subsecretario de EducaciónSuperior y convocante a estos foros. Gracias Salvador por tu apoyo permanentetambién a nuestra asociación;

Apreciados miembros del presídium;

Titulares de instituciones asociadas de la ANUIES que nosacompañan;

Amigas y amigos Rectores;

Titulares, representantes y académicos de institucionesde educación superior;

Compañeros de los medios de comunicación;

Señoras y señores;

Señores expositores, muchas gracias también por su acompañamiento:

Con el atento saludo de las 180 instituciones que integrana nuestra asociación, me es grato agradecer a todas, y a todos, su amablepresencia en las mesas de debate sobre la legislación mexicana de educaciónsuperior, que es la Comisión de Educación del Senado de la República, laSecretaría de Educación Pública y nuestra asociación y han organizado conjuntamentepara discutir a fondo la reforma que la legislación demanda de cara a losnuevos tiempos y a los requerimientos globales de una educación superiorde calidad, inclusiva, ética, universal y además socialmente responsable.

En la ANUIES, desde el inicio de nuestra gestión, emprendimoscon el Gobierno de la República los diálogos sobre la educación superioren México, en la propia Residencia Oficial de los Pinos, en donde expusimosante el Presidente Enrique Peña, entre otros temas, la conveniencia de actualizarlas normas que fundamentan la educación superior, una legislación que datadel AÑO de 1978, anquilosada por el tiempo, obsoleta ante las nuevas condicionessociales locales y globales, y discorde con las nuevas características deun Sistema Educativo más diverso, amplio y complejo.

Es práctica cotidiana de nuestra Asociación asumir y proponerplanteamientos surgidos de la discusión, del debate, de la confrontaciónlibre de las ideas, de la identificación de coincidencias y de la construcciónde acuerdos, parten de la premisa de que la solución a los diversos problemasde la educación exigen la concurrencia de todos, con un acuerdo nacionalen el que participen las instituciones de educación superior, los PoderesLegislativos y Ejecutivo, así como la sociedad en su conjunto.

En este contexto, en septiembre del AÑO pasado, se celebró elforo de discusión que convocó a todos los interesados en el tema, con elpropósito de analizar la pertinencia, alcances e implicaciones alternativasy ventajas de la colegiación y certificación profesional obligatorias.

También en diciembre organizamos el foro sobre jubilacionesy pensiones, en donde destacamos la importancia de este tema, que es necesarioatender también a través de la legislación.

Es grato comprobar que el día de hoy en estas mesas de debatese encuentran compartiendo este espacio libre y plural, legisladores de lasdistintas bancadas, funcionarios del sector educativo, académicos, titularesy representantes de diversas instituciones de educación superior, públicasy particulares, afiliadas a nuestra Asociación, así como expertos, actoresdiversos y personas interesadas en el tema. Su presencia es señal de suinterés legítimo, de fortalecer y armonizar nuestro sistema de educaciónsuperior, a efecto de que responda con mayor oportunidad a los retos locales,nacionales y globales.

México demanda un sistema de educación superior robusto,que a partir de su buen hacer, de la excelencia de sus procesos de aprendizaje,de la relevancia, pertinencia y aplicabilidad de su investigación y el cultivode las artes y la cultura, coadyuve con el desarrollo del país.

Hoy se dan nuevas condiciones y procesos socioeconómicosque hace apenas unas décadas no existían, y junto con ellos, hemos sido testigosde un ensanchamiento de nuestro sistema educativo, lo cual entraña un enormereto. Comparto solamente algunos datos.

La educación superior actualmente es impartida por más de3 mil instituciones públicas y particulares, con distintos perfiles y misiones,el universo de instituciones de educación superior es heterogéneo, existenuniversidades federales, universidades públicas estatales, universidadespública estatales con apoyo solidario, universidades interculturales, universidadestecnológicas, universidades politécnicas, institutos tecnológicos, centrospúblicos de investigación, escuelas normales, además de los centros educativosparticulares, cada una con características y problemáticas propias.

Este conjunto de instituciones ofrece más de 31 mil programaseducativos y atiende una matrícula de poco más de 4 millones de estudiantes,de los cuales 3.5 millones realizan sus estudios en la modalidad escolarizada,y poco más de medio millón en la no escolarizada.

Un sistema de educación superior que requiere de mecanismosde coordinación que garanticen su viabilidad en el mediano y largo plazo.

Los análisis previos de nuestra asociación han desarrolladoevidencias que evidencian la existencia de algunas situaciones que señalobrevemente.

Primero. Los actuales medios de coordinación y regulaciónson insuficientes y poco eficaces para impulsar el adecuado desarrollo delsistema de educación superior, conforme a las nuevas realidades nacionalesy las tendencias internacionales de la educación superior.

Segundo. El financiamiento de la educación superior debecontar con una perspectiva de largo plazo, que permita impulsar el desarrollode la educación superior, la ciencia, la tecnología, la innovación y porsupuesto la cultura y las artes.

Tercero. El logro de la calidad educativa con estándaresinternacionales, el cumplimiento de la responsabilidad social y global dela educación superior no cuentan en la actualidad, con los asideros jurídicosactualizados necesarios para contribuir de manera más eficaz a los propósitodel Plan Nacional de Desarrollo y del Programa Sectorial de Educación 2013-2018,mucho menos para sustentar la nueva ideología y expectativas de desarrollode la sociedad mexicana.

Todas estas situaciones representan una exigencia socialy un reto, que debemos atender de manera integral, sustentándonos, en primertérmino, en una legislación de avanzada, completa, consistente y actualizada.

Para la ANUIES resulta fundamental el análisis colegiadoe integral del marco jurídico que regula la educación superior de nuestropaís. estas mesas de debate son un ejercicio inédito en el cual escucharemoslas opiniones y posicionamientos de diversos actores sobre la legislaciónde la educación superior, sus resultados serán un insumo inestimable parala elaboración de propuestas que contribuyan a su reforma, específicamenterespecto a la ley para la coordinación de la educación superior, nuestrodiagnóstico ha arrojado que ya no responde a los cambios jurídicos, sociales,tecnológicos y globales que en los últimos 38 AÑOs ha sufrido la educaciónsuperior en México, por lo que ha sido rebasada por otras prácticas y disposicionesnormativas, observándose a sí mismo ausencias notables respecto del financiamiento,la inclusión social, la evaluación, la acreditación, la certificación y lainternacionalización, entre otros.

Hoy, las instituciones del estado mexicano, al lado de lasinstituciones de educación superior y de la sociedad abren sin condicionamiento,ni límites, el debate, una discusión mediada por la razón, la necesidad yla inteligencia e inspirada por la frescura de una visión renovada de losideales forjadores de la nación mexicana.

Concluyo haciendo un exhorto a todas y a todos a participaren estos debates con emoción, con ética y con conocimiento profundo de lascosas, para sentar el precedente, que unidos en los propósitos y juntos enla acción, es posible fincar las bases de la educación superior de ésta yde las próximas generaciones de mexicanas y mexicanos.

Muchas gracias a todos por su atención.

La Moderadora: Muchas graciasal maestro Jaime Valls Esponda, Secretario General Ejecutivo de la ANUIES.

En seguida, solicitamos respetuosamente al maestro AurelioNuño Mayer, Secretario de Educación Pública, nos dirija unas palabras.

E. Maestro Aurelio Nuño Mayer: Muy buenos días a todas y a todos.

Saludo, en primer lugar y con mucho gusto, al Senador RobertoGil Zuarth, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores. UnSenador chiapaneco, como todos lo han dicho, pero sobre todo un Senador joven,a quien debo decir, ya de un tiempo atrás nos une una buena amistad en eltrabajo, a quien quiero reconocer que en su juventud ha logrado en todoslos puestos públicos que ha tenido, y como legislador, y ahora como Presidentedel Senado, un trabajo siempre en favor del país, y siempre con una visiónde cómo cooperar, al margen de que se puedan tener puntos de vista distintos,de que vengamos de partidos distintos, hoy quiero hacer ese reconocimientopúblico a esa disposición, siempre a dialogar y a buscar soluciones, pensandosiempre en el país.

Muchas felicidades Senador, muchas gracias.

Saludo también al Senador Juan Carlos Romero Hicks, Presidentede la Comisión de Educación del Senado, a quien también reconozco de tiempoatrás, tiempo antes de que yo estuviera en la responsabilidad que hoy tengo,que iniciamos una relación de trabajo, vinculados siempre a la educacióny ahora como Secretario de Educación, también reconocerle que al margen delas diferencias que podamos tener, de que vengamos de partidos políticosdistintos, siempre ha habido una disposición a escuchar, a dialogar y a trabajarjuntos, y por eso además agradezco mucho la invitación que me ha extendidopara estar hoy aquí con todos ustedes, en un tema que sé que además, comotoda la educación, pero de manera muy particular, el tema de la educaciónsuperior siempre ha estado dentro de la vida y de los intereses y de lasprioridades del Senador Romero Hicks.

Muchas gracias Senador por esta invitación.

Saludo también al Vicepresidente de la Mesa Directiva dela Cámara de Diputados, señor Diputado Alejandro Ojeda, muchas gracias porestar y acompañarnos hoy aquí.

Saludo también a la Diputada Adriana Ortiz Lanz, ex rectora,una mujer que también está ampliamente comprometida con la educación desdehace mucho tiempo y que hoy es una Diputada central en los procesos de educación,Diputada de mi partido. Muchas gracias Adriana, por estar aquí.

Por supuesto al maestro Jaime Valls, quien ha tenido unliderazgo fundamental encabezando la ANUIES, agradezco también siempre lacooperación que ha tenido con la Secretaría de Educación Pública, quien nosha acompañado siempre ahí con un papel muy destacado en las reuniones regionales. Recordaránque dividimos el país a propuesta y con el concurso de todos los gobernadoresen cinco regiones educativas y nos hemos venido reuniendo con todos los gobernadoresde estas cinco regiones y en todas estas reuniones siempre nos ha acompañadoel maestro Jaime Valls, planteando los puntos y los intereses de la ANUIESy de la educación superior.

Muchas gracias, Jaime.

Saludo también a los rectores que nos acompañan, al señordirector del Politécnico Nacional; al señor Rector de la Universidad AutónomaMetropolitana; a la Rectora de la Universidad Veracruzana, que agradezcomucho aquí su presencia. Muchas gracias a todos.

Por supuesto también a todos los Senadores, Senadoras, Diputados,Diputadas, Legisladores y a todos los rectores, rectoras, expertos, miembrosde la sociedad civil que aquí nos acompañan.

Hoy, y ustedes lo saben, México está viviendo uno de losprocesos más profundos de transformación en materia educativa. Estamos precisamentejusto en la implementación de una de las reformas más profundas de las últimasdécadas, una reforma global, sistémica de la educación en México, una reformaque está transformando desde la organización política del sistema educativo,transformando un sistema que se caracterizaba por ser clientelar, corporativoy opaco, y que lo está sustituyendo por uno sustentado en derechos, obligaciones,transparencia y mérito.

Una transformación que está cambiando la forma en que seorganizan las escuelas del país para poder tener una enseñanza de mayor calidad,que se están transformando los espacios educativos para que haya escuelase infraestructura educativa de calidad, en la que estamos conformando unmagisterio profesional, sustentado en su mérito y con una carrera de largoplazo, con evaluaciones y por supuesto con la correspondiente capacitaciónque requieren y merecen los maestros, una transformación que también va aimplicar un cambio en los planes y programas de estudio para que se puedanenseñar los contenidos y las habilidades pertinentes y adecuadas para unmundo globalizado, para una economía del Siglo XXI, con todos los cambiostecnológicos que existen, pero también para los valores del Siglo XXI, esdecir, para poder aprender a vivir en democracia, en pluralidad, bajo elestado de derecho. Una transformación que también busca una mayor equidaden el sistema educativo.

Y en este proceso de profunda transformación que está viviendoeste Sistema Educativo que tenemos, la educación superior es absolutamentefundamental, y es fundamental en dos aspectos.

Primero, como un motor de este cambio. Y aquí quiero ponerun ejemplo y agradecer a todas las universidades, muchas aquí presentes,en el apoyo que han dado a esta transformación educativa. Por ejemplo, parala capacitación, el nuevo plan de capacitación de los maestros de educaciónbásica y media superior, los maestros que se han evaluado, que como lo anuncieel día lunes al presentar los resultados de la evaluación, el próximo lunes7 de marzo vamos a estar presentando esa nueva estrategia de capacitaciónpara la cual se va a tener una inversión histórica. Vamos a pasar de unpresupuesto de 200 millones de pesos que se tenían hasta el AÑO 2015, a unainversión de más de mil 800 millones de pesos, un incremento del más del800 por ciento para capacitar a los maestros.

Y aquí quiero agradecer al Congreso de la Unión, la sensibilidadque tuvieron para que en el presupuesto se pudiera tener este incrementohistórico para capacitar a los maestros.

Bueno, esa capacitación la vamos a lograr con la ayuda delas universidades del país, muchas de las universidades, ya lo estaremosanunciando, van a participar y van a ser quienes capaciten y ofrezcan cursosde diversa índole, así como posgrados a los maestros de México, de ese tamAÑOes el apoyo y la ayuda que la educación superior está dando a esta transformaciónde la educación en México. Pero al mismo tiempo la educación superior debeser también sujeto de este cambio y de esta transformación que estamos haciendoen el modelo educativo, y por eso celebro ampliamente este foro, celebroque tanto las universidades, los legisladores, los expertos y el GobiernoFederal nos sentemos a platicar cuál es el marco legal idóneo que requieretambién la educación superior, para que además de ser parte de esta transformación,pueda transformarse también en este gran cambio que se está haciendo en laeducación.

Me parece que tanto el Senador Romero Hicks, como el maestroJaime Valls han planteado varios de los puntos centrales que se deberán abordaren estos foros y que deberán de conformar una agenda que debemos de platicarhacia el futuro de la educación superior.

Yo quisiera hablar sobre seis temas que me parecen fundamentalesde los retos que enfrenta la educación superior en el país.

El primero es el de la cobertura. Si bien como país hemostenido un avance importante y hoy tenemos una cobertura de educación superiordel 35 por ciento, en lo que va de la administración del Presidente EnriquePeña Nieto, el incremento ha sido de tres puntos en esta cobertura. Y sibien esto ha sido importante y vamos por buen camino, necesitamos acelerareste proceso, necesitamos tener una meta de mediano plazo para que como paíslleguemos pronto a una cobertura de 50 por ciento, como es el promedio delos países d la OCDE, y es algo que tenemos que platicar porque requierede un gran esfuerzo como estado mexicano.

A la par de ese incremento en la cobertura que tenemos quelograr como país, necesitamos que esa cobertura sea con mayor equidad. Hoytenemos que reconocer que la mayoría de los jóvenes que llegan a la educaciónsuperior son quienes se encuentran en los niveles, o pertenecen a familiasque se encuentran en los deciles más altos de ingreso. Necesitamos que losjóvenes que vienen de familias menos favorecidas, lleguen a la universidad, y éstees un esfuerzo de todo el sistema educativo, no nada más de la educaciónsuperior, pero tenemos que trabajar juntos, y ese es el segundo punto, paraque haya u7na educación superior con mayor equidad.

El tercer punto es el de la calidad, tenemos que seguirmejorando la calidad de lo que se enseña en las universidades del país, peroademás lo tenemos que volver más parejo, necesitamos que las universidadesde todos los rincones de nuestro país estén y empiecen a converger en nivelescada vez más igualitarios en su capacidad de enseñar y de dar una educaciónde calidad.

El cuarto tema tiene que ver con la investigación y conla ciencia y con el desarrollo de conocimiento. Las universidades de Méxicoya son, pero deben de ser aún más, el centro del pensamiento y el centrodel desarrollo del conocimiento mexicano, tanto el que se va a aplicar parala ciencia, como también el de la ciencia básica o el de las ciencias socialesson y deben seguir siendo, y cada vez más, los grandes centros de pensamiento. Comolo decía ahorita el Senador Juan Carlos Romero Hicks, citando al doctorMoshinsky, las universidades ahora son el centro en donde se genera el conocimiento,se crea y se comunica, eso tienen que seguir siendo las universidades, ycomo país ése es un gran reto que una parte importante de esa responsabilidadestá en las instituciones de educación superior.

El quinto tema tiene que ver con una vinculación mucho máseficaz y eficiente con el mercado laboral, con un mercado laboral que tieneademás vocaciones económicas distintas, dependiendo la región en la que nosencontremos y que tenemos que responder mejor a esos fenómenos. Hoy en díaMéxico vive una paradoja, una paradoja en la que tenemos muchos jóvenes egresadosde la educación media superior o superior que no encuentran un empleo, oque no encuentran en empleo que el los quisieran. Pero también tenemos empleadoresque no encuentran el capital humano que requieren, para el tipo de procesoeconómico que están generando, y por ello necesitamos una vinculación muchomás estrecha y eficaz ¿para qué? para que los jóvenes mexicanos encuentrenempleos formales de calidad y en el campo en que estudiaron y se quierenrealizar, y al mismo tiempo los sectores, particularmente los sectores másinnovadores de la economía mexicana encuentren la mano de obra o el capitalhumano que requieren para poder seguir creciendo y además siempre con mayorproductividad.

Y finalmente, el sexto tema que es fundamental, porque esparte clave de cómo lograr estos cinco puntos anteriores y otros que sonparte del reto de la educación superior, cómo la vamos a financiar y le vamosa dar viabilidad financiera a la educación superior en México en el medianoy en el largo plazo.

Hoy sabemos que ya se enfrenta un reto importante con elSistema de Pensiones de muchas de las universidades del país y es un temaque tenemos que platicar, que tenemos que abordar y que tenemos que darleuna solución viable para la educación superior y para el país. No podemospermitirnos que las pensiones o el Sistema de Pensiones de las universidadesdel país de tengan su desarrollo. Pero también necesitamos platicar y acordarcon toda transparencia, las responsabilidades que todos debemos de asumiren el financiamiento de la educación superior.

La responsabilidad que debe tener el Gobierno Federal, perotambién la responsabilidad que deben asumir los gobiernos locales y por supuestotambién los propios compromisos que deben de asumir las instituciones deeducación superior del país.

¿Cuáles son los compromisos que vamos a hacer las tres partes,a qué nos vamos a comprometer y cómo lo vamos a lograr? Todo además conuna gran transparencia. Y me parece que si podemos avanzar y estos forosson un potenciador de estos temas y de otros que también ya han sido mencionadosy que son clave, creo que podremos lograr que la educación superior, ademásde seguir apoyando la gran transformación que hoy vive México en la educaciónpodrá ser también sujeto de este mismo cambio para bien del país.

Así es que una vez más, yo los felicito por este Foro, agradezcola invitación, cuenten con la plena participación y cooperación del GobiernoFederal y de la Secretaría de Educación Pública, Y muchas gracias por estaraquí.

La Moderadora: Agradecemosla intervención del maestro Aurelio Nuño Mayer, Secretario de Educación Pública.

Para concluir con esta ceremonia inaugural, solicitamosrespetuosamente nos dirija unas palabras el Senador Roberto Gil Zuarth, Presidentede la Cámara de Senadores.

El Senador Roberto Gil Zuarth: Muy buenos días tengan todos ustedes, sean bienvenidos al Senadode la República.

Me honra mucho esta mañana recibir en la Casona de Xicoténcatl,al Secretario de Educación Pública, al maestro Aurelio Nuño Mayer, con elque me une ya una entrañable amistad, al que le reconocemos muchos, su sentidode responsabilidad, su visión de estado, su vocación de servicio público,pero sobre todo la muy importante contribución que tuvo a la construcciónde este período de reformas, el mayor que ha tenido el país en los últimosAÑOs y que hoy tiene la enorme responsabilidad de implementar una de ellas,la que muchos reconocemos como la más importante de las reformas estructuralesaprobadas recientemente.

Debo decirle al Secretario Aurelio Nuño, que no solamentecuenta en lo personal con muchos de nosotros, sino también cuenta con el Senadode la República en este empeño por llevar a buen puerto la reforma educativay la transformación del Sistema Educativo Mexicano, por el bien de nuestrosjóvenes, pero sobre todo por el engrandecimiento de la sociedad mexicanay el desarrollo de nuestro país. Sea usted muy bienvenido, Secretario AurelioNuño, a la que por varios meses ha sido su casa, porque sin lugar a dudasvenía constantemente a este proceso de negociación y construcción de lasreformas y siempre teníamos la oportunidad y el gusto de escucharlo, dedialogar con él y hacer política con dignidad y con mucha honestidad conel Secretario de Educación Pública.

Sea usted bienvenido.

Saludo por supuesto a las y los señores Senadores; a lasy los señores rectores que nos visitan de todo el país; a nuestros colegasy compañeros Diputados, salude, por favor, señor Diputado, al Presidentede la Mesa Directiva, don Jesús Zambrano, dele los saludos del Senado dela República, a nuestras compañeros Legisladores, Presidenta de la Comisiónde Educación de la Cámara de los Diputados.

A todos ustedes, sean ustedes muy bienvenidos al Senadode la República.

Prácticamente ha transcurrido un Siglo, desde aquél debateque protagonizaron dos ilustres mexicanos sobre la educación en nuestro país,José Vasconcelos y el regiomontano Moisés Sáenz Garza, discutieron en distintosmomentos y a través de distintos medios, sobre la educación en nuestro país,sobre cuál era la función y la naturaleza de la educación, en ese procesode construcción de instituciones que marcó el inicio del Siglo XX.

Por un lado José Vasconcelos estaba convencido de que laeducación debía tener una orientación civilizatoria, decía él, que debíaser la vía para la construcción de un mejor ser humano, a partir del desarrollode sus sensibilidades intelectuales, culturales, artísticas y políticas. Através del acceso intelectual a nuevas realidades, culturas lejanas, reflexiones,la educación provocaría, decía Vasconcelos, una suerte de liberación delser humano frente a su circunstancia, transformaría su visión del mundo,convertiría a la persona en un ser universal.

La educación era para Vasconcelos el principal mecanismospara reivindicarse culturalmente, para que la persona perteneciera a unanación y al mismo tiempo para encontrar un lugar, un sitio en el mundo. Erael instrumento, decía José Vasconcelos, para abrir los ojos y la mente delos individuos, pero también para comprender mejor la realidad propia.

Vasconcelos sembró esa idea civilizatoria de la educación,la contemplación filosófica y la reafirmación cultural, antes que las habilidadesy las competencias prácticas.

Sáenz, el inventor y el constructor de las escuelas ruralesen nuestro país, por el contrario, creía que la educación debía tener unadimensión fundamentalmente práctica para enfrentar la vida de todos los días,para acceder a un empleo, para construir un patrimonio, para tener una profesión,un oficio permanente en el entorno social, económico y productivo. Una educaciónque no solamente tuviera un enfoque hacia la construcción de capacidadesintelectivas, sino también un enfoque fundamentalmente práctico, una educaciónsin estos enfoques, no liberaría al ciudadano de sus ataduras circunstanciales,decía Moisés Sáenz.

Esta liberación la entendía Sáenz no sólo como el accesoa la cultura universal, sino como la posibilidad de domesticar los obstáculosde la vida. La educación como el mecanismo que permite sortear la loteríanatural, ese azar que define dónde nacemos y dónde vivimos.

La visión que tenía Moisés Sáenz de la educación estabaprofundamente inspirada en la cultura protestante del trabajo, y en particularen la concepción anglosajona de que el trabajo redime a la persona, libertadentendida como emancipación desde el trabajo, y no como la entendía Vasconcelos,como plenitud del espíritu.

Para Sáenz, el Sistema Educativo era, ante todo, una comunidad,la comunidad más inmediata a la persona, una comunidad definida por objetivosvitales, solidaridad, cohesión social y desarrollo individual y colectivo.

Vasconcelos hacía énfasis, pues, en la dimensión especulativauniversal y civilizatoria de la educación.

Sáenz, por su parte, al enfoque práctico, comunitario ysobre todo productivo de la educación.

Ese debate que a primera vista pareciera anecdotario, resultade enorme y trascendental vigencia en nuestro tiempo.

Por un lado, la visión de Vasconcelos nos obliga a ser conscientesde que nuestra comunidad más inmediata, la mayor parte de las veces ya noes la más cercana, no es nuestra localidad, sino que es una comunidad global.

Lo que para Vasconcelos era la idea de lo universal, eshoy, la realidad de la globalización, una realidad intensamente competitivaen donde interactuamos en tiempo real y a una velocidad vertiginosa con otrosque jamás conoceremos y que quizás nunca tendremos posibilidad de estrecharlela mano o verlo a los ojos. Una realidad que nos exige apertura de miras,habilidades diferentes, nuevas capacidades de sobrevivencia, pero que tambiénestá llena de incertidumbres, de nexos de causalidad que simplemente no podemospredecir y mucho menos controlar.

Por su parte, Sáenz, nos recuerda el sentido de pertinenciade las competencias, habilidades y destrezas que el Sistema Educativo debeforjar en la persona, en la apremiante necesidad de que el Sistema Educativodebe servir para igualar efectivamente las oportunidades y debe ser tangibleen el desarrollo justamente de esas oportunidades.

Hoy más que nunca Vasconcelos y Sáenz están en constantecomunicación en nuestra realidad. Hoy más que nunca debemos atenderlos paracoincidir en un Sistema Educativo que permite a una persona, que permitaa una persona entender el mundo y sobre todo también transformar su mundo.

Un Sistema Educativo que entienda que la persona interactúasimultáneamente con lo próximo y lo lejano, con su comunidad más inmediatay con la globalidad más incierta.

Para Vasconcelos la educación debía tener una pretensiónde verdad, vocación científica y también estética. Para Sáenz, debía tenerun sentido práctico, vincularse estrechamente con el sistema productivo yeconómico y sobre todo responder a una realidad social presente y latente.

Hoy en día uno de nuestros mayores retos es que el sistemaproductivo y el Sistema Educativo están divorciados a muerte, como lo decíahace un momento el Secretario Aurelio Nuño. Tres cuartas partes de nuestrosprofesionistas no encuentran un empleo al graduarse y casi la mitad trabajanen empleos absolutamente desvinculados de su área de estudio.

Nuestro Sistema Educativo sigue interpretando al mundo bajoel modelo económico intensivo en capital y en trabajo físico, pero hoy larealidad es intensiva en capital humano e innovación. El día de hoy no haymotor más potente, más productivo que la innovación.

La pregunta que debemos formularnos, y de ahí la pertinenciade este foro, es entonces si el Sistema Educativo genera efectivamente habilidadesy competencias para la innovación, y si la respuesta es negativa, el retoes lograr que así sea.

También, debemos reconocer que no hemos encontrado lugara la educación técnica en nuestro sistema productivo y educativo, no hemosreconocido que tiene una razón social de ser y que significa una aportacióncrucial al desarrollo individual y colectivo.

No hemos sabido crear un mercado que le asigne valor, hemospermitido el desarrollo de un círculo perverso en que la educación técnicaal no tener mercado, no tiene valor, y al no tener valor no genera incentivospara que las personas elijan justamente esa vocación como curso de vida.

¿Qué hacer con la educación técnica? Es una decisión sobreel Sistema Educativo que queremos, pero también deber ser una decisión sobrecómo abrir nuevos mercados. ¿Cómo construir mercados en donde la educacióntécnica y las habilidades técnicas no compitan de manera desleal con la economíainformal por un lado, o con los oficios precarios por el otro?

Mientras no transformemos la educación técnica en una opciónatractiva, seguiremos teniendo las tasas más bajas de matriculación en educaciónsuperior para la educación técnica.

La síntesis del sentido universal de Vasconcelos y la ideacomunitaria de Sáenz es la universidad. La universidad como el espacio quedesarrolla ciencias y artes y genera conocimiento, que forja sensibilidadesy también habilidades, que abre expectativas de vida individual y colectiva,que es taller de disposiciones y vocaciones cívicas.

La universidad como plataforma de ...

(Sigue 2da Parte) Martha P.

.........expectativas de vida individual y colectiva, que es Taller de Disposicionesy Vocaciones Cívicas.

La universidad como plataforma de Igualación como palanca de movilidad ymecanismo de inclusión social.

Y en las administraciones de la coyuntura hemos devaluado a la universidada plaza pública para la gestión de conflictos y la distensión social; espaciopara apaciguar, para atemperar, para distender en lugar de liberar.

De la idea de la autonomía como garantía institucional de la libertad decátedra nos hemos instalado desafortunadamente en la cuartada que ha justificadoel total desentendimiento social de la función de la universidad, de susfines y de las condiciones materiales necesarias para la realización de éstos.El total abandono en muchos de los casos a la universidad pública en nuestropaís.

Nos hemos desentendido de la universidad como institución que al mismo tiempo civilizay nos hermana como comunidad.

Un auditorio secuestrado por un grupo es la expresión más plástica del vacíoque como sociedad estamos dejando en nuestras universidades.

Es la claudicación de nuestro deber social de defender la idea de comunidadque significa la universidad en nuestro país.

Ciertamente el futuro de la universidad pasa por ampliar la cobertura yel acceso a la educación superior, sin duda, requiere de parámetros de calidadpara la instrucción que ahí se imparte, pero también se define por la pertinenciade las competencias, habilidades y destrezas que en la universidad se reciben.

La palabra rechazados debe erradicarse de nuestro léxico, y eso requiereindiscutiblemente de la generación de opciones de educación para nuestrosjóvenes.

No cualquiera educación satisfará nuestro deber frente a nuestros muchachos,necesitamos ofrecer una educación que al mismo tiempo abra la mirada a louniversal como quería Vasconcelos y cien de reflejos de comunidad como queríaSáenz.

Una educación que lea atentamente los clásicos de Vasconcelos, pero queensaye y practique con Moisés Sáenz.

Debemos superar de una vez por todas la obstinada brecha que separa el mundode las ideas del mundo del trabajo, o en clave moderno, en clave modernacon el mundo de la innovación.

Durante muchos AÑOs hemos agotado nuestros debates enfocados exclusivamenteen la educación básica, es la hora de voltear a ver nuestra mirada a la educacióntécnica y superior.

Armonizar intereses y recursos, políticas públicas claras, esfuerzos financierossostenidos y sustentables, y sobre todo responsabilidad política por la universidadpública en nuestro país.

Nuestro país no alcanzará su aspiración de justicia mientras cada jovenno tenga al menos la oportunidad de decidir y construir su propio plan devida.

Quizás Vasconcelos y Sáenz no tuvieron tiempo ni vida para concluir esedebate, para fusionar sus concepciones sobre la educación y sobre la universidad.

Estoy seguro de que estando hoy aquí, seguirían discutiendo, dialogando,persuadiéndose como los dos grandes universitarios que fueron.

Conciliar la inquietud universal con la aptitud práctica es el desafío presenteque se nos ha heredado, no podemos perder una generación más recreándonosen ese debate, seamos la generación que diseñe el modelo virtuoso que ledé la razón al secretario Vasconcelos, pero sobre todo que honre el legadodel subsecretario Moisés Sáenz Garza.

Por su atención muchísimas gracias.

(Aplausos)

La señora moderadora: Muchas gracias al Senador Roberto Gil Zuarth,Presidente de la Cámara de Senadores.

Concluye aquí la ceremonia de inauguración de la Mesa de Debate "La LegislaciónMexicana de Educación Superior".

Agradecemos y despedimos la distinguida participación de los miembros delpresidium.

En este momento damos paso a un breve receso para continuar con la MesaNúmero Uno, "El Estado Actual de la Legislación Mexicana en Materia de EducaciónSuperior, Vigencia, Completitud y Coherencia.

Muchas gracias.

(Se declara breve receso)

La señora moderadora: Continuamos con nuestra presentación de nuestramesa de trabajo.

Tenemos en principio al doctor Salvador Malo Álvarez, Director General deEducación Superior Universitaria, de la Secretaría de Educación Pública.

A la doctora Angélica Buendía Espinosa, Investigadora de la UniversidadAutónoma Metropolitana.

A la doctora Marisol Silva Laya, académica del Instituto de Investigacionespara el Desarrollo de la Educación, de la Universidad Iberoamericana.

Al doctor Enrique Fernández Fassnacht, Director General del Instituto PolitécnicoNacional.

A la doctora María de Ibarrola Nicolín, investigadora del Centro de Investigacionesy Estudios Avanzados.

Y al doctor Roberto Rodríguez Gómez, investigador del Instituto de InvestigacionesSobre la Universidad y la Educación.

Presento también al moderador, al maestro Carlos Mario Pallán Figueroa,miembro de la Junta Directiva de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Pedimos que dé inicio la mesa, por favor, y solicitamos nuevamente ocuparsus lugares al auditorio, y guardar silencio, por favor.

Gracias.

El maestro Carlos Mario Pallán Figueroa (Moderador): Muy buenos díasa todos ustedes, corresponde esta primera mesa dentro de este foro organizadoconjuntamente por la Cámara de Senadores y la Asociación Nacional de UniversidadesSobre Legislación.

Esta primera mes se corresponde con el estado actual de la legislación,y que podría acotarse bajo tres preguntas, hay una legislación vigente, hayuna legislación completa, hay una legislación coherente.

Hemos tenido un magnífico avance en las intervenciones que estuvieron comprendidasdentro de esta jornada inaugural.

Estas cuatro preguntas o las cuatro preguntas que normarían el desarrollode la mesa se refieren a si la legislación responde a las demandas actualesdel Sistema de Educación Superior.

Si la actual legislación considera todos los ámbitos de educación, si contribuyeesta legislación a la solución de diversidad de problemas que confronta laeducación superior.

Y, en último término, las implicaciones de no hacer nada, o dejar las cosasen el estado en que se encuentran.

Esta es una mesa compuesta por un conjunto de personalidades que representanen buena medida el universo de la educación superior.

Autoridades del gobierno federal, como el doctor Salvador Malo, DirectorGeneral de Educación Superior.

El Director General del Instituto Politécnico Nacional.

El doctor Enrique Fernández Fassnacht, antiguo secretario general Ejecutivo de ANUIES, y antiguo rector general de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Tenemos a académicos renombrados tanto de instituciones públicas como privadas,la doctora María de Ibarrola, representante del Departamento de InvestigacionesEducativas, del CINVESTAV.

El doctor Roberto Rodríguez, representante del Instituto de Estudios Sobrela Universidad y la Educación de la Universidad Nacional Autónoma de México.

La doctora Angélica Buendía, académica de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Y, la doctora Marisol Silva, investigadora en la Universidad Iberoamericana.

La dinámica para esta actividad que ha destinado dos horas, sería, en unaprimera ronda, y sobre una base de cuatro minutos, como máximo, cada unode los ponentes haría un posicionamiento en torno a estas cuatro preguntas,que, si observan, posiblemente la demarcación entre ellas no sea muy patenta,por lo tanto, podrían tomarse en bloques.

En una segunda ronda, las intervenciones serían de tres minutos, y en unatercera, igualmente de tres minutos.

Después de la primera ronda la dinámica podría variar en términos de queno necesariamente se apegasen a los tres minutos, sino que esto permitieratener un diálogo, yo llevaría en todo caso un registro para que cada unode los aquí presentes tuviese un máximo de diez minutos en su intervención.

Por lo tanto había un planteamiento inicial por parte mía, y a continuacióndaría el uso de la voz a los ponentes, iniciando con el doctor Roberto Rodríguez.

En la parte de las intervenciones, y esto es fundamentalmente para los ponentes,habría por un lado de esto tiempo terminado, pero antes de esto, habría elseñalamiento de que queda un minuto.

Todo esto en aras de que haya un espacio de 30 minutos en promedio paralas preguntas por parte del público.

Nuestro secretario general de la Asociación, de ANUIES hizo referencia ados de los foros que se han verificado en los últimos, en las últimas semanas,estos foros fueron muy exitosos en términos particularmente el de colegiacióny certificación obligatoria en términos de las preguntas del público.

Por lo tanto, el propósito sería privilegiar la parte de preguntas a partirdel diálogo que pudiera establecerse.

Bien, estado actual de la legislación, ¿está vigente, está completa, está coherente?,como pregunta.

Planteamiento.

El Sistema de Educación Superior o este conjunto abigarrado de institucionesde educación superior ha tenido un crecimiento muy dinámico a partir de losAÑOs 70, en menos de 50 AÑOs se ha pasado de un poquito más de 200,000 estudiantesa estos 4 millones que han sido mencionados en la sesión inaugural del díade hoy.

De una centena de instituciones a las 3,000 que fueron ya mencionadas.

Este crecimiento dinámica se explica a partir de varios factores que estabanpresentes en aquellos AÑOs, pero que no han cesado, un crecimiento de lapoblación que en aquella época era explosivo, un crecimiento por encima del3 por ciento, estaban ya operando algunas innovaciones que se habían dadoen el sistema educativo, principalmente el plan de once AÑOs, los desayunosescolares, elementos que habían contribuido a fortalecer la matrícula y lapresencia de educandos en el sistema educativo.

Había una dinámica económica diferente que hoy se contempla con ojos denostalgia, estamos hablando del llamado milagro mexicano que alcanza su culminaciónparadójicamente en el AÑO de 68, con un crecimiento del orden de 7 por cientodel Producto Interno Bruto contrastante con este 2.5 obtenido el AÑO pasadoy que posiblemente se AÑOre el próximo AÑO.

Había dentro de esta dinámica económica efectos sociales como un aceleradoproceso de urbanización con una expansión de clases medias que se convertíaen demandante natural de los servicios de educación superior.

Y en todo esto había, y se ha mantenido felizmente una actitud por partedel gobierno federal como motor en el financiamiento tanto de universidadesfederales, lo cual sería natural, el caso de la Universidad Nacional y elPolitécnico, pero también de las universidades estatales.

No obstante estas características o estas dimensiones aparecen muy rápidamenteen los problemas que se derivan de este crecimiento, el asunto de la coberturacomo una cuestión fundamental que no ha desaparecido en 50 AÑOs. Una demandapor la educación superior que fue atendida de distintas maneras en el AÑO,a principio de los 90, creación de instituciones como la UAM, como los Colegiosde Bachilleres, como la expansión de los tecnológicos fue muy importantepara poder hacer frente a la demanda.-

A partir de los AÑOs 80´s, a finales, principios de los 90´s, una especiede segunda expansión materializada en las universidades tecnológicas, laspolitécnicas, la interculturales, la gran expansión de una nueva modalidadde los tecnológicos, los descentralizados que llegan a 257, como fue mencionado,y todo esto materializado en un crecimiento enorme de la matrícula; si nosolvidamos de 1970, de aquellos 200,000 resulta que en 3 lustros, los 200,000se habían multiplicado para llegar a 1.3 millones, y de nuevo, en 20 AÑOs,estamos en esta cantidad cercana a los 4 millones.

Por lo que se refiere a las instituciones de aquellos varios de cientosde 94, estamos hablando 20 AÑOs después, 22 AÑOs después de las 3,000 institucionesya mencionadas.

Frente a este asunto de la demanda y la cobertura, tempranamente apareció elproblema de la calidad. La calidad intento resolver de distintas maneras,y vino una fase que se conoce como la fase de la planeación, la idea de queprogramando el desarrollo del sistema era posible controlarlo o direccionarlo.Esta fue una fase que se nutrió de una estructura enorme llamada en aquella época,el sistema nacional permanente de planeación de la educación superior queseguramente nos deja algunas lecciones para este 2016.

No hubo una formalización de todo aquello que llegó a manifestarse a escalanacional y a escala institucional, desde las unidades institucionales deplaneación que surgieron en aquella época hasta la Comisión Nacional parala Planeación de la Educación Superior.

Unos cuantos AÑOs después, la fase de planeación es reemplazada por estafase que genéricamente se llamaría de evaluación a partir de finales delos AÑOs 80, principio de los AÑOs 90 cuando se establece la Comisión Nacionalde Evaluación de la Educación Superior donde se generan los primeros organismosy los primeros instrumentos de evaluación, aquellos que habían sido planteadospor ANUIES en sendas asambleas nacionales a principios de los 70, los exámenesnacionales, un centro nacional de exámenes que empiezan a tomar cuerpo cuandose crean los comités interinstitucionales para la planeación de la educaciónsuperior, cuando se crea el CENEVAL o cuando se crea el Consejo para la Evaluaciónde la Educación Superior.

Son AÑOs en que el problema o el asunto o la materia de la calidad es abordadacon un conjunto de innovaciones por parte de las políticas de educación superior.

Surgen así los fondos extraordinarios para el financiamiento de actividadesespecíficas en las universidades públicas; surgen así dentro de estos fondosextraordinarios, algunos que fueron muy importantes, el llamado PIFI, continuadocon un nombre diferente, el CONACYE, los fondos para la expansión de lasinstituciones, el Programa Nacional de Becas para la Educación Superior,en fin, un conjunto de medidas que sin embargo, y esta es una de las contradicciones,sus normas aparecen en circulares, en acuerdos, pero no en el conjunto dela legislación.

Algo similar ha sucedido con la parte de pertinencia, no únicamente porlo que se refiere a calidad, y diríamos, volviendo al asunto de si tenemosuna legislación vigente, completa y coherente, cuál es la legislación queposee la educación superior en este momento.

Yo diría que fuera de la ley para la coordinación de la educación superiorque se remonta a 38 AÑOs, como lo recordaba el Secretario General de ANUIES,fuera de la legislación que se generó a partir del artículo 123 Constitucionalcon la modificación de la Ley Federal del Trabajo, y por supuesto la importantísimareforma al artículo 3°., Constitucional no hay una legislación que permitaabordar este universo de 3,000 instituciones de casi 4 millones de matrícula,y en donde coexisten figuras e instrumentos que confluyen en las universidades,el Sistema Nacional de Investigadores, los estímulos para el personal académico,el conjunto de actividades de complementación en la parte internacional,etcétera, etcétera.

Frente a todo esto, qué se puede hacer en materia de legislación, y cuánes el juicio que tienen nuestros ponentes.

Le doy la palabra en primer término al doctor Roberto Rodríguez.

El doctor Roberto Rodríguez: Muchas gracias, gracias por invitarme,y desde luego un saludo muy atento a este presidium.

Para fijar una posición en el espacio de cuatro minutos, lo que diría eslo más preciso que sea posible. Desde luego falta una norma que puede seruna ley federal o puede ser una ley especial con jurisdicción federal enmateria de educación superior.

Primero, porque....... (Nota: se corta la grabación)

....los causes hacia la formulación de una ley de educación superior o cuandomenos de un título especial en la Ley General de Educación dedicada a laregulación de la educación superior pública y de la educación superior enmanos de los particulares.

Para cerrar este posicionamiento, quisiera sólo recordar un punto histórico,se van a cumplir 75 AÑOs de la promulgación, durante el gobierno de ÁvilaCamacho, de la Ley Orgánica de la Educación Pública, fue al ley que se hizopara borrar del mapa a la iniciativa de educación socialista del gobiernode Cárdenas, pero en esta Ley Orgánica de Educación Superior, perdón, LeyOrgánica de la Educación Pública, el artículo 2°., de ella, indicaba conmucha claridad, "...El ejecutivo verá iniciar ante el Congreso de la Uniónuna ley especial para la enseñanza de tipo universitario en la que se estatuyan lasbases generales para unificarla en toda la república, se fijen las leyesde coordinación en esta materia entre la federación y los estados, y se determinenlas condiciones para reconocer la validez de los estudios universitariosrealizados en planteles particulares....". Es del 23 de enero de 1942, y lanorma se anticipaba la necesidad de una ley especial, y no se hizo. Tendríamosque llegar hasta el 78, y hasta el 80 para comenzar a elaborar este sistemade parches normativos que se inicia con la Ley de Coordinación de la EducaciónSuperior; en otra intervención me referiré a ella.

Muchas gracias.

El maestro Carlos Mario Pallán Figueroa: Gracias, tiene la palabrael doctor Enrique Fernández, Director del Instituto Politécnico Nacional.

El doctor Enrique Fernández: Muchas gracias, buenos días a todos,y agradezco la invitación del Senado de y de la ANUIES a participar en esteevento, importante, creo yo para el futuro de nuestra educación superior.

Y quiero empezar con una reflexión, a propósito de los discursos de aperturade este evento, en el sentido, más bien desde luego es una opinión personal,pero yo no estaría de acuerdo cuando se dice que la reforma de la educaciónsuperior para cuándo, sobre todo si se ve en el contexto de la Reforma dela Educación Básica, yo creo que el tema como la evaluación de los profesores,la actualización de los planes de estudio, la formación de profesores, muchostemas relacionados con el desarrollo de la educación superior pública y particularse han debatido desde hace muchos AÑOs.

Ciertamente necesitamos actualizar nuestra normatividad, necesitamos cambiarde paradigmas, creo yo, los paradigmas que sirvieron al desarrollo de laeducación superior en su momento ya no son vigentes, la Ley Para la Coordinaciónde la Educación Superior, como ya se decía, tiene 38 AÑOs de vidas, y creoyo, desde mi punto de vista lo promoví como secretario general de la ANUIES,tenemos que buscar modificar esa ley, actualizar la ley para la coordinaciónde la educación superior, y en ese sentido se elaboró en ANUIES una propuestade ley que se llamó en su momento, Ley para la Coordinación, Evaluación yFinanciamiento de la Educación Superior.

Definitivamente desde el nombre, yo diría la respuesta, la pregunta, desi responde la legislación actual a las demandas del Sistema de EducaciónSuperior, la respuesta es, definitivamente no; hay temas como la evaluación,el financiamiento, la modalidad a distancia que no han sido normadas.

Y bueno, en esta ley lo que se pretendía o lo que se pretende todavía,la forma puede ser distinta, pero el fondo creo que es el mismo, es normaral final del día estos aspectos.

Hay muchos temas relacionados con educación superior, mencionaría en eseproyecto de ley algunos, -me avisas del minuto, Carlos, por favor-.

En esta ley se definen conceptos como modalidades, tipos de educación superior,autorización reconocimiento de validez oficial de estudios, equivalencias,revalidaciones, doble titulación, titulación conjunta, titulación simultáneay progresiva.

Se plantea la creación de un consejo nacional de educación superior quetenga facultades, entre otras, para proponer modelos de financiamiento plurianualpara desarrollar el Sistema Nacional para la Evaluación, Acreditación y Certificaciónde la Educación Superior, y políticas para el otorgamiento de autorizaciones,reconocimientos de validez oficial de estudios, equivalencias y revalidaciones.

Voy a aprovechar unos segundos para hablar del tema de la evaluación.

Yo de veras creo, como ya mencionaba tanto Carlos como Roberto, digamos,si bien no ha habido modificaciones a las normas, modificaciones sustancialesa la parte que se refiere a la educación superior, ha habido una cantidadde instrumentos de política pública para diferentes cosas, ahí ya se mencionabala creación de los CIES, COPAES y demás.

Yo creo que eses es uno de los paradigmas en los que se tiene que reflexionarmucho, el tema de la evaluación de la educación superior.

Ya se mencionaba en la mañana, tenemos más de 30,000 programas educativosen el país.

La verdad es que un paradigma que parte de evaluarlos uno por uno para acreditarlos,a mí en lo personal me parece que ya no, bueno, ya no funciona, tenemos quepensar en otras, en otro tipo de cosas.

En fin, ese proyecto está ahí, es un proyecto que no alcanzó digamos durante migestión como secretario general a discutirse a cabalidad entre la membresíade la ANUIES, pero, insisto, está ahí y debe, creo yo que debe tomarse encuenta.

Me voy a, -¿me queda tiempo?- pues me queda un minuto, qué bueno porqueentonces tengo tiempo para responder como ingeniero, muy parcamente.

Temas como por ejemplo, si todos los ámbitos de la educación superior sonsusceptibles de regulación, yo diría, definitiva y categóricamente que no,y diría que no, por qué, porque una cosa así violentaría la autonomía universitaria,por un lado, y por otro, y también para mencionar a mis queridos colegasque participan en la educación particular, también a ellos les afectaría.

En cuanto a si contribuye a la solución de la diversidad de problemáticasdel Sistema de Educación Superior, es decir, la normatividad actual, puestambién la respuesta es, no, porque ya vimos, a partir de la presentaciónque hizo el moderador, y de la intervención de Roberto que hay una cantidadde temas a normar, como es, ya mencionaba yo, la evaluación, el financiamiento,la vinculación, la internacionalización, la oferta de instrucciones extranjeras,que además es algo que está creciendo rápidamente en el país, la educacióna distancia, la certificación de profesiones, tiempo de estudio, y conceptoscomo doble titulación, titulación simultánea, titulación progresiva, crédito,entre otros elementos.

Y, termino, en cuanto a las implicaciones de dejar las cosas como están,yo diría, pues ya a estas alturas empezamos a ver descoordinación y desorden;afecta principios como la laicidad y la gratuidad, y en última consecuenciaun posible deterioro de la educación superior.

Muchas gracias.

El maestro Carlos Mario Pallán Figueroa (moderador): Muchas gracias,esta última parte dejar las cosas como están, pues las cosas se han dejadodurante mucho tiempo, exactamente una de las menciones que yo hacía referentea aquel vasto esquema de planeación creado en 1978, hubo un intento de formalizartodo aquello, recuerdo que el secretario Miguel Limón decía, con mucho cuidado,citando a Montesquieu, "...La legislación debe de crearse con letra temblorosa...",esto es, no era el momento para crear, para generar iniciativas legalesante el Congreso de la Unión.

Han pasado de aquello 25 AÑOs, y, diríamos, en ésta como en otras materias,casi nunca es el tiempo propicio, por calendarios electorales, por calendariosque se presentan de conflictos por distintas circunstancias, es parte dela explicación, porque, pues la última legislación en materia de educaciónsuperior es de la reforma al artículo 3°., de 1980; esto frente a lo quefueron las 13 reformas estructurales generadas en un período de sesionesdel Congreso de la Unión pues es la comparación entre el grano de arena yposiblemente en dimensión la playa completa, pero en fin.

Le doy la palabra al doctor Salvador Malo, Director General de EducaciónSuperior.

El doctor Salvador Malo: Muchas gracias, agradezco en primer lugara ANUIES y al Senado de la República por invitarme a participar en este foro,que creo que es muy trascendente o puede ser muy trascendente para el futurode la educación superior.

Yo quisiera responder de entrada a las preguntas que nos plantean, aunqueevidentemente lo que yo traía preparado es otra cosa, traía preparado algomás descriptivo, más formal, más claro, pero trataré de responder a laspreguntas, porque creo que el debate es lo que puede ser lo más rico en unareunión de esta naturaleza.

Primero que nada debo decir, que, por mi edad, a mí me ha tocado ser funcionariopúblico de la Secretaría de Educación Pública en dos ocasiones diferentes.

Con casi exactamente 30 AÑOs de diferencia, y lo que pude o lo que puedoapreciar como funcionario público es que los funcionarios públicos tenemosdos tareas importantes.

Una, es aplicar la legislación vigente, la que esté; tenemos la obligaciónde aplicar esa legislación.

Y, la otra, es trata de generar políticas públicas para transformar la educaciónsuperior.

Es dentro de esas dos barcos de comportamiento que expreso ahora algunasde las ideas que yo tengo.

Creo que, indudablemente, tenemos que tener la mano temblorosa, como decíaahorita Carlos Pallán para hacer una legislación cuando hablamos de la legislacióncon letra mayúscula, estamos en un centro legislativo, en el Palacio Legislativo,creo que tenemos que, si hablamos de legislación de este nivel, yo diríaque tenemos que tener siempre la mano temblorosa, para hacerlo.

Si hablamos de legislación para hablar de normas, de instrumentos, de otrotipo de cuestiones que ayudan a la consecución de lo que estamos buscando,entonces, yo creo que el temblor se debía de quitar y se debía de tomar lainiciativa.

Creo que en particular en este momento, para seguir lo que estaba diciendoCarlos, creo que estamos en el momento propicio para hacer cambios importantesen la educación superior, creo incluso que nos estamos retrasando, muy claramentede lo que está pasando en el resto del mundo; ciertamente creo, y no es porquepase en el resto del mundo, es porque está sucediendo eso en el contextode la educación superior, la educación superior está transformándose de maneramuy radical, el mismo reporte de la UNESCO, 2009, habla de que en los últimosAÑOs se está creando una revolución académica sin precedentes.

Las razones para eso son muchísimas, hay muchas razones por las cualestenemos esta revolución, pero no voy a platicar ahorita de eso, simplementevoy a decir que, si vamos a legislar con letra grande tenemos que tomar encuenta justamente el decir qué es lo que queremos, tenemos que ponernos deacuerdo qué es lo que queremos hacer, porque estamos hablando justamentede la legislación a un nivel de constitución, tenemos que tener mucho cuidadode lo que es lo que queremos, cuando es clarísimo, hay muchos factores quelo indican, que la educación superior de México se ha venido retrasando respectode la educación internacional y mundial.

Creo que, el otro punto que me gustaría recalcar, es que la legislaciónno va a resolver necesariamente los problemas a los que nos referiremos enesa legislación, sea la mayúscula o sea la minúscula, no se van a resolverlos problemas por legislar, que, lo primero que tenemos también hacer, espensar qué es lo que debemos de hacer al interior de nuestras institucionesy los cambios que queremos hacer al interior de los estados, los cambiosque queremos hacer al interior de los sistemas de educación superior.

Porque si bien es cierto, que nuestra educación superior ha crecido demanera extraordinaria, la realidad es que es simplemente más grande que loque era hace tiempo, el grueso de la población sigue atendiendo a licenciaturas,el 85 por ciento de la población en educación superior está en las licenciaturas,unos cuantos entran a las maestrías y al doctorado, 7 por ciento a la maestríay a especialidades; 1 por ciento al doctorado. Si bien, es una mejora comparativamentea lo que había hace 30 AÑOs, creo que simplemente estoy diciendo, es másde lo mismo, y cuando se están cambiando las formas de aprendizaje, y cuandose están cambiando los programas de enseñanza, cuando se están cambiandolos número de personas que estudian, cuando se están cambiando los métodospara el aprendizaje, cuando la transformación de la educación implica quela transmisión del conocimiento juega un papel menor en el papel de profesorado,creo que tenemos que tomar muy en cuenta que es lo que nos corresponde alas instituciones hacer para transformar la educación superior, y yo digoque cualquier programa educativo que no aterriza en un cambio, en las prácticasde enseñanza-aprendizaje es una buena idea, es un buen programa, es una buenailusión, pero es ilusión, y lo mismo diga casi las leyes, si hacemos unaley, pero no aterriza esa ley en cambiar las prácticas de enseñanza-aprendizajetodos los días, no estaremos teniendo una transformación de la educaciónsuperior.

Y, por último, y para terminar, quiero considerar que este crecimiento queha tenido la educación superior en nuestro país, ha traído una diversidadde enfoques y de infinitas maneras de entender, algunas veces está creyendomimetizar o se le obliga a que se mimetice hacia las visiones predominantes,pero creo que deberíamos de considerar que la diversidad es una riqueza yno una situación mala.

Creo que tenemos que lograr armonizar a todas las instituciones, peroque tenemos que enfatizar que haya esa diversidad. Creo que no existe unasolución única para la educación, y menos aún para la educación superior,creo que deberíamos de tener muchas formas posibles, y solo debemos tratarde armonizar todas ellas.

Gracias.

El maestro Carlos Mario Pallán Figueroa (moderador): Muy pertinentela distinción que hace Salvador Malo en el papel del funcionario, aplicarla ley cualquiera que ésta sea, pero también generar políticas públicas,y estamos en presencia de quien siendo funcionario generó una importantísimay trascendental política pública, la creación del Sistema Nacional de Investigadores,en aquellos momentos aciagos para la economía nacional, para el financiamientoa las instituciones públicas, y las dificultades para el ejercicio de ladocencia y la investigación.

Le doy el uso de la palabra a la doctora María de Ibarrola, del Departamentode Investigaciones Educativas del Centro de Investigación y Estudios Avanzadosdel Instituto Politécnico Nacional.

La doctora María de Ibarrola: Gracias, muy buenos días a todos, sepodría legislar el largo nombre de muchas instituciones.

Quisiera yo agradecer la invitación a este foro, y voy a plantear, en primerlugar una respuesta muy sucinta a las preguntas que hace Carlos; en segundolugar, complementar la descripción de los cambios que vivimos en relacióncon la educación superior-

Y, al final, en otra intervención, me gustaría plantear dos ejemplos interesantesde legislación y de la manera como se afecta.

La primera respuesta entonces es que efectivamente tenemos un cuerpo normativodisperso, fragmentado, extenso, poco pertinente, insuficiente, ahí da muchosdiagnósticos que se han hecho sobre esto desde hace ya como 15 AÑOs, si noes que más, pero yo agregaría que incluso hay efectos perversos en el sentidoque lo decía Budon, normativas, reglamentos, leyes que conducen a efectosdiferentes a los que se persigue, y eso es algo que sería interesante revisar.

Al tratar de complementar ya el excelente diagnóstico y descripción quese ha hecho de los cambios que vivimos, yo quisiera mencionar nada más elsiguiente, por ejemplo, considerar la cantidad de instituciones de educaciónsuperior que no cumplen con la idea de la generación, difusión, y creaciónde generación y difusión del conocimiento, sino que simplemente la transmitende manera lineal, y hay una gran cantidad de instituciones de educación superiorque están en ese sentido.

En segundo lugar yo quisiera enfatizar en un tema fundamental que es elde la relaciones de instituciones de educación superior con su entorno, yahí tenemos, gracias a la actitud pionera y a los cambios que ha logradohacer la educación técnica en este país, tanto la de media superior comola superior, tenemos una gran cantidad de estrategias de vinculación conel sector productivo y con la sociedad, tenemos los consejos de planeacióncon amplia participación social, tenemos la participación de empresariosen consejos directivos, en juntas de gobierno, en diseño curricular; tenemosnuevos espacios para el aprendizaje fuera de las instituciones escolares,las visitas, las estadías, las prácticas profesionales, el servicio social.

Tenemos la creación de incubadora dentro de las instituciones educativas,nuevos actores que participan en la enseñanza, los empresarios, los trabajadoresque son, también enseñan a los estudiantes; tenemos la propuesta de educacióndual, o sea hay una gran cantidad de planteamientos que se han hecho lasinstituciones, sobre todo las técnicas, y un dato que es interesante, esque la matrícula de ingeniería en este país es la segunda más importante,casi el 32 por ciento de la matrícula.

Pero, yo quisiera aquí evitar el riesgo de considerar que el mercado detrabajo, en abstracto, único, sea considerado el referente por antonomasiade la pertinencia de la educación superior.

Tenemos una estructura laboral en el país, sumamente desigual, heterogénea,combinada y nos plantea tremendos retos y dilemas de si formamos para elempleo o formamos para el trabajo productivo.

Si consideramos que la necesidad que hay que atender es los empleos queofrecen algunas empresas de gran capital, o consideramos las necesidadesde este país, y no sólo los empleos disponibles.

Los ejemplos son innumerables entre las necesidades en salud y los puestosque ofrece el sistema de salud, entre las necesidades en educación y lospuestos que ofrece el sistema educativo nacional.

En tercer lugar, quisiera yo hablar, y ya para terminar, el planteamientodel profesorado, tenemos un personal docente de nivel superior que ha sidoremunerado a base de estímulos, a base de becas, a base de ingresos que noforman parte de sus ingresos naturales, y que no han pagado impuestos, yque ahora enfrentan el tremendo problema de con qué recursos se jubilan.

Ahí me parece que se junta la demografía, el hecho de que aquella generaciónque nació en los 40´s sigue viva y activa, y que se tomó como referentede calidad la evaluación, y como estímulo de la calidad la beca, el ingresoadicional, el ingreso no considerado.

A mí me parece que esos son de los problemas que hay que resolver, y quepues tiene su historia.

Tenemos que considerar también la participación de los investigadores yde los profesores en todos los servicios prestados en las innovaciones, enlas patentes, y bueno, quisiera yo dejar aquí mi primer participación.

Gracias.

El maestro Carlos Mario Pallán Figueroa (moderador): Tiene la palabrala doctora Marisol Silva, de la Universidad Iberoamericana.

La doctora Marisol Silva: Muchas gracias también por la invitacióna la ANUIES y al Senado, y también agradecer que se generen estos espaciosde análisis en este tema que tanto nos interesa, y también contenta de compartircon esta mesa tan representativa y tan interesante.

En este esfuerzo de tratar de responder a las preguntas que se plantean,yo quería iniciar con la primera pregunta, si responde la actual legislación alas demandas actuales del Sistema de Educación Superior.

Coincido con lo que se ha dicho, no lo repito, también hay diagnósticosque es una legislación obsoleta desfasada que no da cuenta del sistema quese ha construido después de casi 40 AÑOs.

Coincido también con Roberto, creo que es necesario una ley de educaciónsuperior, y se apuntaba en algunas intervenciones y en algunos documentospor la necesidad de regular la educación superior.

Yo también creo que la ley además de regular la educación superior comoes lógico corresponde a un instrumento jurídico, también este instrumentopienso que tendría que garantizar el cumplimiento del derecho a la educación,y a la posibilidad de garantizar el acceso de los jóvenes a este bien públicoque es la educación superior.

En ese sentido me parece interesante lo que señalaba el Senador Gil Zuarthde que se elimine la palabra de rechazados en este país.

Entonces, creo que al pensar, al concebir una nueva ley de educación superiortendríamos que pensar en la función social que la educación superior cumpleen el país y que tiene que ver con abrir posibilidades de desarrollo a lajuventud a la que está destinada.

En ese sentido creo que si nos embarcamos en un proyecto tan importantey de esta envergadura de generar una nueva ley de educación, tendría sí queser una ley general, y no solamente como está planteado, y como hay algunaidea también de anteproyectos de una ley de coordinación de la educaciónsuperior, creo que la realidad del país requiere una ley con un mayor alcancey un mayor horizonte como sería ubicar claramente la función social que laeducación superior cumple en el desarrollo del país.

En este sentido contar con una ley mucho más clara y más abarcativa tambiénsería el horizonte que guiaría la planeación en el sector; muchas veces cuandoanalizamos los planes sectoriales de educación y la determinación de metaspara el sector nos preguntamos, estas metas de dónde surgen; y plantear claramenteuna normatividad orientaría la planeación en general como federación y laplaneación estatal.

Ahora, por ejemplo, quisiera mencionar sobre el tema de cobertura, la metadel programa sectorial es llegar al 40 por ciento, que pensamos que no seva a cumplir, y se partía de una tasa del 30, 32 por ciento; pero, por ejemplo,para el caso de los jóvenes que pertenecen a la familia con menores ingresos,a los jóvenes que pertenecen del primer al cuatro del fin de ingresos setrataba que estaba en una situación de una cobertura de alrededor del 15,y se plantea la meta de llegar al 17 por ciento, es decir, aumentar en 2puntos la cobertura de los sectores más pobres del país. Esto a qué lógicay a qué referente normativo y a qué horizonte responde.

Responde probablemente a cálculos, y se establece de una manera, digamosautomática, pero sí en la ley tuviéramos garantizado un adecuado.......

(Sigue 3ra. Parte),,,

... cálculos y se establece una manera, digamos, automática,pero si en la ley tuviéramos garantizado una adecuada definición de loque es la calidad de la educación y de lo que es la equidad de la educación,tendríamos un referente normativo para poder normar este tipo de planeaciones,claramente aumentar sólo en dos puntos la cobertura de los jóvenes máspobres del país no va a garantizar el desarrollo de una sociedad más democráticay de un país que realmente quiera aspirar a términos de inclusión y dedisfrute de la diversidad socio cultural en la que vivimos.

Entonces, esa sería una de las primeras ideas que tendríaentorno a la posibilidad de crear una ley de educación, y luego en esteasunto de federalización me parece que tendríamos qué concurrir ahí claramentela articulación entre la federación y los estados, porque muchas vecesse deja deslindada la responsabilidad y una normatividad al respecto tendríaque llamar a la concurrencia de estas dos instancias.

Muchas gracias.

El Sr. : Tiene la palabra la doctora Angélica Buen Día, de la UniversidadAutónoma Metropolitana.

La Dra. Angélica Buendía: Buenosdías. También muchas gracias por la invitación a este debate necesarioen la educación superior.

Tratando de responder a las preguntas que nos ha planteadoel moderador, respondería concretamente a las tres primeras con un no,y ahora voy a tratar de dar algunos argumentos sobre mi respuesta.

Evidentemente la legislación de la educación superior,como hoy se encuentra, no responde a las demandas que ya se han comentadoen la sesión de inauguración del evento y a los problemas que sugierenesas mismas demandas.

Sólo por mencionar y que ya mis compañeros de la mesahan comentado, el tema de la cobertura, el tema de la calidad y su conjuntode dispositivos y mecanismos para una pretensión de aseguramiento, el temade las relaciones laborales con el asunto del proceso de ingreso y de permanenciade los profesores de tiempo completo, pero también que ha mencionado ladoctora Ibarrola, pero también el tema de los profesores por hora que noha sido abordado como una prioridad y tendríamos que considerarlo, porqueel 80 por ciento de los profesores en las instituciones de educación superiorson por asignatura en el total del sistema, varía de la educación públicaa la particular, pero ahí está.

El tema de la diversidad institucional también que hoyreclama una serie de atención, porque pareciera, y hemos escuchado porla mañana, una reiteración en términos de la universidad como el únicomodelo en relación a ciertas características que posee la universidad,pero una diversidad o una diferenciación institucional incluye muchos máscriterios que sólo las funciones que nosotros reconocemos que hace unauniversidad, esto significa que si de verdad aspiramos a un sistema diversificadodiferenciado, tendríamos que considerar las diferentes misiones y objetivosinstitucionales y cómo se cumplen, es decir, hemos aspirado más a un modelode universidad, sobre todo al modelo de universidad de investigación, perono todas nuestras instituciones, de hecho yo diría que la mayoría no cumplencon ese modelo.

Después tenemos el tema de la inserción laboral que pareceque es una preocupación dentro de la legislación también y que se le hacargado, como ha comentado en alguna medida también, se ha comentado aquí enla mesa, a la universidad como la responsable, o yo diría las organizacionesde educación superior como la responsable de esa inserción laboral, sinconsiderar que el mercado laboral hoy es un tanto precarizado, no es sóloresponsabilidad de las instituciones de educación superior garantizar eltrabajo a partir de la formación.

Si se consideran todos los ámbitos susceptibles de regulaciónde la educación superior todo debe ser legislado o regulado, habría quetener cuidado cuáles son los límites de esa regulación.

Yo creo que estamos frente a un cambio institucional,y el cambio institucional tendría que pasar sí por la regulación, por lasnormas también, por los dispositivos, la vasta cantidad de dispositivosde documentos, de acuerdos, etcétera, que ya se ha mencionado en la mesa,y después aspirar también, como lo ha comentado el doctor Salvador Maloal cambio en las prácticas, pero ese cambio en las prácticas tendría queobedecer también a un cambio en la orientación de las políticas públicas,al menos las que hemos vivido desde hace 25 AÑOs para la educación superior.

Y también considerar que la legislación o la regulaciónde la educación superior se vincula con otros ámbitos de regulación, porejemplo, el laboral que se ha mencionado también, también el económicocon el asunto de la inversión extranjera y esta gran cantidad de ofertasque provienen de diferentes ámbitos de la participación particular en laeducación superior, y que algunas se han cuestionado sobre su calidad,independientemente de su tamAÑO.

También se vincula con el asunto de la salud, incluso,con legislación que tiene que ver con salud, con el problema del retiroque ya también se ha mencionado, entonces, no es solamente cambiar o quese cambie o se promueva un cambio institucional en la regulación de laeducación superior, sino también tratar de vincular ese cambio con otrosasuntos y ámbitos de la regulación.

Los problemas son diversos, por supuesto, la legislacióncomo hoy está no responde a esos problemas, es evidente que tanto las políticascomo la regulación actual han permitido la configuración que hoy tenemosdel sistema de educación superior, y que también hay efectos positivoso efectos perversos, ya lo han mencionado también positivos, pero tambiénesos que no esperábamos y que han complicado mucho más las cosas en términosde regulación y de configuración del sistema.

Entonces, es necesario comenzar por un reconocimientoreal de la diversidad institucional, del contexto, del enfoque y de losaportes que las instituciones cada una de ellas en sus ámbitos a vecesmuy locales, verdaderamente hacen a la educación superior y a la sociedaden general.

Las implicaciones de dejar las cosas como están, bueno,verdaderamente eso ya los estamos viviendo, como han dicho, no han cambiadolas cosas en términos de la regulación, pero sí en términos de la configuracióny de las políticas esas implicaciones ya las tenemos y habría que abordarlas,también me permitiré comentar sobre ellas en otra participación.

El Sr. : Pasamosa una segunda fase con menos tiempos, tratando de apegarnos a tres minutos,posiblemente dado el listado de cuestiones que seguramente ya cada quientiene, yo tengo uno, podría ser posible respuestas muy cortas y posiblementeabordando sobre una de la media docena de cuestiones que aquí han surgido,trataré de enlistarlas las que desde mi punto de vista están presentes.

Roberto Rodríguez nos ilustra sobre lo que fue la LeyOrgánica de Educación del AÑO 42 en la época de Ávila Camacho y las previsionesque había en materia de educación superior.

Es muy curioso porque en 1942 el total de la matrículauniversitaria ligeramente rebasaba a los 5 mil estudiantes, esa es unacuestión, lo que no se hizo, lo que se dejó hacer como se mencionaba.

Luego, Enrique Fernández nos habla de lo que está presenteen el documento rector de la Asociación Nacional de Universidades y quea él le tocó recibirlo cuando tomó posesión, a los que trabajamos en eldocumento aquel, Roberto, el de la voz y algunos más que están aquí presentesnos parecía que el cambio de paradigma era indispensable, el paradigmafue identificado en término de lo que debía modificarse y había algunosnuevos elementos del paradigma que vino el remolino y los levantó, lospresupuestos plurianuales presuponían un país que seguiría con la dinámicade aquella época, pero por esta razón posiblemente el camino sea como lomenciona el propio doctor Fernández, que hay muchos instrumentos de políticaspúblicas que se seguirán o que deben seguirse desarrollando.

De lo que nos menciona Salvador Malo es el tiempo propiciopara legislar en contraposición con lo que ha venido prevaleciendo, y nosalerta sobre un aspecto muy importante, esta confusión y a veces espejismopensar que la legislación por sí misma nos resuelve los problemas.

María de Ibarrola nos ilustra sobre un conjunto de instrumentos,medidas, normas, pequeñas organizaciones que están modificando en buenamedida el sistema de educación superior, y esa se refiere particularmenteal subsistema de educación tecnológica, aspectos como la educación dualque ofrecen seguramente un futuro prometedor en esto.

Marisol Silva nos habla precisamente de lo que son estosnuevos paradigmas que las lecciones del pasado nos deberían de generaraprendizajes, así como el plan de once AÑOs tuvo una repercusión enormea partir de los AÑOs 70´s, aquello que fue concebido en 58, una modificacióna la Constitución como volver obligatoria la educación media superior,con un crecimiento importante de la matrícula en este momento y con accionesinternas que nos ilustraba el subsecretario del ramo que están deteniendola enorme fuga por razones deserción o abandono de estudios, se está transformandoy se va a transformar en una demanda adicional en los próximos AÑOs paraeducación superior.

Y por último, nos alerta Angélica Buendía sobre la necesidadde ordenar los diferentes modelos y diferentes misiones, y, por tanto,diferentes responsabilidades que hay en los correspondientes subsistemas.

Como elementos como estos iniciaríamos la segunda rondacon intervenciones breves a ver si podemos engancharnos con algunos deestos elementos o lo que ustedes hayan considerado como más relevantes.

Roberto Rodríguez.

El Sr. Roberto Rodríguez: Gracias.Una cosa es la mano temblorosa y otra es el síndrome de Parkinson, es decir,está bien el cuidado, la precaución que haya que tomar a la hora de legislaren una materia que puede ser tan delicada como la educación superior, peroeso no debiera inhibir el empezar a abordar temas que realmente son clavespara una correcta y adecuada regulación de complejo sistema de educaciónsuperior pública y privada que hoy tiene México.

Hay múltiples aspectos y, sin duda, el tipo de arquitecturajurídica que se va a requerir es delicado, pero el reto es importante yme parece que sí es prioritario ponerle manos al asunto, me refiero alrespecto a dos cosas, otra vez un antecedente.

En el AÑO 78 en que fue aprobada la Ley de Coordinaciónde la Educación Superior que todavía está en vigor, el ambiente que inspiró laurgencia de esta formulación legislativa fue más el federalismo fiscal,por eso es una ley de coordinación en el sentido de las atribuciones dela federación y los estados en materia del financiamiento de la educaciónsuperior principalmente.

Del federalismo fiscal resultó un solo fondo federalizado,así se llama, para educación que es el Ramo 33, y dentro de él, el Fondode Aportaciones Múltiples, una parte del cual va para educación superior,pero las reglas del FAM las fija la SEP, es decir, federalizado en su distribuciónregulado de manera central, sin embargo lo que está ocurriendo es que elacceso a los fondos FAM de parte de las universidades en los estados seestá volviendo muy complicado, ya vieron ustedes el caso de Veracruz, noes el único, desde luego, más bien son casos que se están repitiendo.

Entonces, cómo bajo los principios de la operación delnuevo enfoque del federalismo, el federalismo solidario, llámenle comoquieran, va a operar las condiciones de financiamiento de la educaciónsuperior pública en México, en particular los fondos para las universidadesautónomas, la distribución de los fondos federales y los estatales, cuálesson las reglas del juego, cuáles son las condiciones de exigibilidad yde aplicación de ese tipo de subsidios, está subregulado.

Otro ejemplo, y con esto termino esta intervención pronto,el tema de la autonomía, que ese generalmente no se quiere tocar.

La autonomía fue puesta en la jurisdicción federal a travésde la Reforma Constitucional de 1980, la fracción entonces VIII, actualmenteVII del artículo 3°, y que estableció una serie de garantías institucionalespara las universidades autónomas, aunque el telón de fondo era más bienel tema del sindicalismo universitario, no importa, planteó los temas deacceso, de los temas de ingreso, promoción y permanencia del personal académico,el manejo del presupuesto, entre otros.

A partir de entonces ha sido más bien la Suprema Cortela que ha interpretado lo que esas garantías institucionales son y representan,y lo ha hecho a veces bien, otras veces de manera más bien contradictoria,ha establecido sentencias que van en contra de la autonomía universitariapara sus criterios, por ejemplo, de admisión de estudiantes.

Recientemente la controversia con la Universidad Michoacanasobre qué debe de prevalecer, sí las garantías constitucionales o la Constitucióndel Estado, es decir, hay ahí un terreno que realmente vale la pena porabordar en materia de la regulación de la autonomía.

El Sr. : Enrique Fernández.

El Sr. Enrique Fernández: Yovoy a empezar por hablar también de la mano temblorosa y de los tiempospara cambiar las cosas.

Yo pensaría que actualmente es, digamos, la época en laque se pueden hacer cambios más fáciles.

¿Por qué? Porque hay diversidad, hay debate y demás, igualyo desde que me acuerdo nunca era tiempo de hacer nada, y yo creo que hayque hacerlo, ese es un primer punto que plantearía.

El segundo punto que plantearía es que estoy de acuerdoen que cambiando las normas no vamos a cambiar gran cosa, especialmenteen este país, porque no tenemos la cultura del respeto irrestricto a laley, y hay ejemplos, apasto, digamos, en ese sentido.

La siguiente cosa es que hay un tema que a mí me parecefundamental que es la transparencia y la rendición de cuentas de las universidades,y lo voy a relacionar con el tema de la calidad de la educación, aunqueparezca extrAÑO, pero el tema de la calidad de la educación es un temade rendición de cuentas, y es un tema de transparencia, en qué sentidoes el cumplir con la oferta pública que uno hace a los jóvenes que ingresana la educación superior, es decir, tenemos la obligación de que si definimosun perfil de egreso para una profesión determinada, ese perfil de egresose tiene que cumplir.

¿Cómo? Ya decía Salvador Malo, tenemos qué cambiar unaserie de cosas desde la actitud, es impresionante ver cómo las universidadeshablan a veces del cambio a su modelo educativo y es el cambio para quetodo siga igual, es decir, sí hay papelitos amarillos, rosas, verdes, quehay que llenar, y si el profesor hizo, vino a la hora que tenía que venir,el marco axiológico se modifica y es impresionante, pero todas las cosasse mantienen igual.

Entonces, yo la verdad sí creo que hay, desde luego quehay que cambiar las normas, hay muchas cosas que cambiar, hay que revisarlas políticas públicas, por ejemplo, yo estoy convencido de que en su momentoel Sistema Nacional de Investigadores fue muy importante para mantenera los profesores en la universidad pero a lo largo ya de 32 AÑOs ya seempiezan a ver algunos efectos perversos en las instituciones como el quelos profesores ya no quieren participar en los cursos de licenciatura porquetienen miedo de perder su nombramiento de investigador nacional.

El tema de los estímulos que ya se mencionaban también,y que en su momento fueron importantes también, pero no podían ser unapolítica de largo plazo, y no podían ser una política de largo plazo porque íbamosa ver los efectos que ya vemos en las universidades y que tienen que vermucho con la simulación, y como no tengo mucho tiempo de explicar eso,lo dejo en el tema de la simulación.

En fin, termino, hay muchos temas, tenemos que revisar,como ya se decía, muchas fueron políticas públicas, no fueron normas, hayque revisar el efecto de esas políticas públicas para no cometer en unanormatividad actualizada los mismos errores que quizá no son errores deconceptos, pero sí quizá errores de que se estacionaron esas políticaspúblicas demasiado tiempo en el ámbito de nuestras instituciones.

El Sr. : Mirenqué interesante la referencia que hace Enrique a la letra temblorosa, éllogró culminar esta semana con letra temblorosa que no dependía nada másde él, una fase muy importante para el conflicto y la resolución del conflictodel Instituto Politécnico Nacional, la letra temblorosa es difícil, perosí sale a veces y salió.

Tiene la palabra Salvador Malo.

El Sr. Salvador Malo: Mirenustedes, yo dije que había que tener la letra temblorosa cuando está unohablando de la legislación con letras mayúsculas, estando en el Senadocreo que hay que tener con mucho cuidado para redactar cualquier cosa.

Dije también que en particular la legislación de las universidadesde la educación superior en México requería cambiar, pero sobre todo requeríacambiar lo que hacen las universidades, requería una transformación delas prácticas educativas.

Yo puedo citar muchísimos ejemplos, tengo aquí variosde reuniones anteriores en que he estado en la Secretaría de EducaciónPública de problemas que encuentro en mi vida diaria como funcionario,no existen rasgos académicos, educativos específicos, que permitan distinguiruna institución de otra.

La UNAM y el COLMEX, para usar a dos de ellas, están enla misma tipología.

El CINVESTAV y la UAM están en la misma tipología, etcétera,no existe normativa para definir su tránsito en el sistema ni para fijarel subsidio que le corresponda.

Sí hay formas de hacerse, hay prácticas, pero no existenormativa que le permita al Director General de Educación Superior Universitariadecir ahora se puede pasar de aquí o allá, ahora corresponde tal cosa.

No se cuenta con definiciones precisas de los diplomasde los distintos niveles y tipos de educación superior, las definicionesson las que la historia nos ha venido dando, pero no hay una definiciónprecisa, excepto en el acuerdo 279, y no estoy totalmente de acuerdo conel acuerdo 279, una definición precisa de lo que es una licenciatura, delo que es una maestría, una especialidad, un doctorado, y así podría seguircon muchas de las que yo me encuentro todos los días, las que más me encuentroson justamente interpretaciones de lo que dice la Auditoria Superior dela Federación respecto al gasto de las universidades, o lo que dicen lasuniversidades respecto a su gasto, o lo que dice la propia Secretaría deEducación Pública respecto a eso, pero todo lo que les he dicho para mí noes legislación, con letra mayúscula, esas son normas y documentos que setienen que generar continuamente.

Lo que hablo es de que la legislación, con letra mayúscula,es cuando nos ponemos a decir justamente qué es lo que debe ser la educaciónen un país como el nuestro, porque ahí tenemos que tomar en cuenta todaslas diferentes variedades y todas las diferentes condiciones de lo quequeremos lograr, y creo que sin detener la legislación lo que debemos dehacer es tratar de tener cuestiones de planeación, lo digo porque eso tambiénlo ha venido haciendo la Secretaría de Educación Pública, nos hemos venidoreuniendo la Subsecretaría de Educación Superior con cerca de 650 universidadesen reuniones de dos días y medio cada una de ellas, en que platicamos sobremuy distintos aspectos, algunos se los puedo mencionar: cobertura, aprendizaje,pertinencia, pero déjenme nada más leer alguno de ellos para que se dencuenta de qué es lo que se está discutiendo con las universidades, porqueno se está discutiendo lo que estamos hablando aquí, se está discutiendolo que es la esencia.

Hablo de aprendizajes, hay una sesión completa de aprendizajescon las universidades, y empieza el asunto diciendo: una característicadistintiva de la educación superior contemporánea es su énfasis en losaprendizajes de los alumnos, en la importancia de que las enseñanzas seanconstruidas para los aprendizajes esperados en los alumnos, no sólo enfunción de la estructuras disciplinarias o de los cuerpos de conocimientosprofesionales, sino considerando asimismo las actitudes y comportamientosesperados.

El qué, el cómo y el para qué de la educación superiorestá en revisión, los contenidos, la organización, la estructura y losobjetivos de planes y programas de estudio están siendo analizados y diseñadosen función de los resultados de aprendizaje esperados, estos, los resultados,que toman y se denotan de muchas formas: aprendizajes significativos, profundoso verdaderos, así como competencias, destrezas, habilidades o capacidadespara la educación, la vida y el trabajo, o para aprender, pensar, ser,hacer y convivir, llevan a modelos educativos igualmente diversos.

Por otro lado, y con eso termino, y puesto que las herramientasfísicas y conceptuales que demanda la preparación para esos aprendizajes,la pedagogía misma varían, según la elección de resultados de aprendizajeque se esperan, las instituciones y los conjuntos de ellas, y los sistemaseducativos, tienen que definir sus modelos y diseñar formas para hacerloscompatibles entre sí.

En otras palabras, en el momento en que tenemos institucionesque tienen salones invertidos, que tienen formación dual, que tienen formaciónpor competencias, que tienen formación disciplinaria, que tenemos formaciónprofesional, estamos teniendo que encontrar formas de que nuestra Constitución,nuestra ley, armonice todas ellas, porque vivimos en un país y no podemosevitar que haya flujo de uno a otro, para mí la legislación en ese sentidoes la legislación con mayúsculas, tenemos que ver cómo conservamos esapluralidad, esa diversidad, ese sentido, y no cómo lo atropellamos o loregulamos de una manera que limite a muchas instituciones.

El Sr. : Tienela palabra María Ibarrola.

La Sra. María Ibarrola: Muchasgracias.

Yo tenía preparados dos ejemplos de legislación más particularesque me llamaron la atención, el primero es la creación del TecnológicoNacional de México como órgano administrativo desconcentrado de la SEPcon autonomía técnica, académica y de gestión.

Me parece una propuesta interesante para la administración,la gestión, la autonomía de los Institutos Tecnológicos que son muchos,que son los primeros que llegaron a las ciudades no capitales y a las zonasmás distanciadas del país, y valdría la pena estudiar su normatividad ylos efectos de esta normatividad, porque habla desde la educación dualhasta atender la cobertura, las zonas más abandonadas del país, etcétera.

El segundo ejemplo que me llama la atención es la dispersiónde la legislación con respecto a los maestros de educación básica, el artículo3° dice claramente que: "es el Ejecutivo Federal el que determinará losplanes, programas de estudio y hasta los calendarios para la educaciónpreescolar, primaria, secundaria y normal, para toda la República".

Sin embargo, la educación normal, por un lado, está regidadentro de la dirección general dentro de la Subsecretaría de EducaciónSuperior que va a atender la formación de los profesores de educación básicapor la vía de las normas, está la Universidad Pedagógica Nacional que atiendela formación de profesores y otros especialistas en materia educativa,pero tenemos cambios importantes, la educación básica incluye ahora laeducación secundaria, cuyos profesores siempre fueron contratados, o lamayor parte de ellos contratados provenientes de cualquier otra formación.

Tenemos la necesidad que marca la ley de considerar lasopiniones del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y delServicio Profesional Docente que están definiendo cuáles son los conocimientosque hacen válido el desempeño de un profesor de educación básica.

Tenemos una realidad conforme a la cual las licenciaturas,especialidades, maestrías y doctorados son las que se están haciendo cargode la formación, de la mayoría de los especialistas, incluyendo a los profesoresde educación básica, y con el dato que aquí no los voy a atosigar con losdatos, pero el dato de que, por ejemplo, casi el 80 por ciento de los 200y tantos programas de doctorado en educación son de gestión privada y nosabemos qué es lo que pasa en ellos, que no necesariamente se orientana la docencia, que están formando especialistas en evaluación, en diseñocurricular, en gestión educativa, en innovación educativa, y, sin embargo,tenemos también un país sumamente desigual en términos de las necesidadeseducativas que tiene, un país que está haciendo atendido por escuelas unitarias,docentes, cursos con AFES, o escuelas completas o secundarias, o telesecundarias,o educación a distancia, y ahí hay para mí una de las cosas que realmentehabría qué atender con la mayor rapidez toda esta dispersión y todas estascontradicciones en lo que es la formación de profesores del Sistema deEducación Básica.

Un ejemplo claro de la influencia del Servicio ProfesionalDocente y del INE es la apertura al concurso para las plazas de educaciónbásica a los egresados de cualquier tipo de licenciatura, cuando dice elartículo 3° que corresponde al Ejecutivo Federal normal la formación deestas personas.

El Sr. : MarisolSilva.

La Sra. Marisol Silva: Hansurgido varios temas que son muy importantes, especialmente de mi interésy lo que señala Salvador Malo acerca de la necesidad de también poner lamirada en la parte pedagógica propia de las universidades y lo que tieneque ver con centrar la función de la universidad en el aprendizaje de losestudiantes, yo creo que esa tendría que ser una de las grandes orientacionesde la ley, garantizar los aprendizajes y diversas formas de aprendizajey no solamente el cumplimiento de una trayectoria en un sentido automático,y en ese sentido ligado totalmente a la innovación en el desarrollo dela educación superior, y una innovación justamente que apoye estas diferentesformas de aprendizaje que se han venido manteniendo de manera muy tradicionalen nuestras universidades y muchas veces cuando se reportan elementos deinnovación son elementos básicamente de revisión, de planes de estudio,pero que no tienen que ver verdaderamente con nuevas maneras de aprendizaje,con fomentar espacios de aprendizaje diversos, experiencias enriquecedorasde participaciones diversas, eso me parece que es un elemento fundamental.

Y no quiero perder la oportunidad para aprovechar losdos minutos que seguro me quedan, para hablar de algo que nos preocupaen el ámbito de la educación y que justamente salió en el acto inaugural,y es el hecho de que se denuncia que el Sistema Universitario no está formandoa los egresados competentes para responder a las competencias que son requeridasen el mercado de trabajo.

Yo creo que esto amerita una discusión muy seria porquealgunas investigaciones que ya se han hecho en la materia dicen lo contrario,entonces, aquí quiero poner el acento en la necesidad de fortalecer unsistema de información basado en la investigación que hay en la materiay que es muy sólido, y que un sistema de información difundido y consolidadosuficientemente daría las bases tanto para alimentar el diálogo como pararegular en la materia.

Se han hecho afirmaciones que son aventuradas en el sentidode que no estamos formando a los profesionales competentes que requierecierto sector industrial, y en ese sentido, digamos, se culpabiliza alsistema educación de la ineficiencia o la desarticulación que existe enel mercado de trabajo y educación.

En primer lugar, hemos dicho que es necesario analizareste problema desde dos puntos de vista y el económico es uno fundamental,no ha crecido la economía de acuerdo con lo que sería necesario para garantizarempleos dignos a todos nuestros egresados universitarios y a la poblaciónen general, pero refiriéndonos a este espacio específico, y es un elementoque no se puede obviar a la hora de hacer un análisis y hacer una descalificacióntan fuerte en el trabajo de la educación.

Y, por último, un asunto de ordenamiento que ya señalabaAngélica, y que se ha dicho mucho aquí, yo quiero tocar el punto específicodel sector en el que participo, que es el sector de las universidades particularesque, claro, se vio una explosión durante los AÑOs 90´s del número de universidadesparticulares sin una regulación adecuada y en este momento es necesariojustamente transitar a unos mecanismos de regulación que, por un lado,reconozcan una tipología en el comportamiento de estas instituciones yque de ninguna manera sería aceptable y sería adecuado para la salud elpropio sistema tratar a todas por igual.

Yo creo que tanto en el campo de la educación públicacomo la educación privada, las tipologías que se han venido trabajando,inclusive desde las ANUIES, y que ha hecho importantes aportes en estamateria, serían importantes para avanzar en el tratamiento de la regulaciónde ciertas actividades para favorecer justamente uno de los temas que tantonos preocupa en el país que el tema de la calidad.

El Sr. : AngélicaBuendía.

La Sra. Angélica Buendía: Definitivamenteel tema, el concepto, arrancar con un cambio institucional como el quese pretende a partir de estos análisis que se están haciendo en este foroes necesario revisar muy bien el concepto de diversidad y de diferenciacióninstitucional, hacer una revisión teórica que nos pueda llevar a una seriede operacionalización del concepto en México para tratar de responder aesta diversidad y a estas tipologías de las que hablaba Marisol, no solamentede manera nominal, que es como operan casi en todos los casos ahora, sinomás bien señalando criterios claros de por qué son diferentes a las instituciones,y por qué necesitan también de cierta diferenciación a la hora que se regulenentorno a ellas.

Finalmente creo que estamos atendiendo un problema decambio institucional, pero también ese cambio institucional va a tenerefectos en cambios de las políticas, en cambios en la orientación de laspolíticas públicas entorno a todos los problemas que ya se han señaladoampliamente, y también en términos de cambios organizacionales, es decir,cómo esos cambios van a impactar directamente a las organizaciones de educaciónsuperior de este país.

Esos cambios también deberían de contribuir a cerrar untanto de manera más evidente las brechas que todavía nosotros observamos,por investigaciones que se han hecho, en términos institucionales, el temadel financiamiento, por ejemplo, que estamos viviendo ahora con casos muyclaros como es el caso de la universidad veracruzana y otros, pero sí contribuira que esos cambios consideren esta diversidad y apunten hacia una verdaderalegislación que incluya a los actores, a las instituciones y a quienesestamos interesados en ello.

También quisiera hacer un apartado rápidamente a esteasunto de lo que ha ocurrido con el tema de los estímulos y los profesoresde tiempo completo y el snick que se ha tocado en la mesa, yo creo quesí es cierto que esos esquemas de estímulos y de reconocimiento al trabajode los profesores, sobre todo principalmente, o más bien de los profesoresde tiempo completo, ha tenido sus efectos positivos como lo tienen la mayoríade las políticas públicas, y también aquellos no esperados como los queya se señalaban de la simulación, pero también hay que tener cuidado conesas generalizaciones, no todos los profesores, las condiciones propiasde cada institución pueden variar y no todos los profesores necesariamentepodemos escapar, por ejemplo, de la docencia de licenciatura, en muchasinstituciones está regulado, es parte de la regulación que tengamos queparticipar en la licenciatura, y también se descalifica el trabajo de losinvestigadores, porque pareciéramos un poco seres perversos que no queremosparticipar de la licenciatura, que no queremos aportar a los jóvenes queestamos formando y creo que la simulación ocurre en todos los casos.

El Sr. : Con esto concluimos la segunda ronda, vamos a pasar después a preguntas,cancelamos la tercera ronda por un asunto de tiempo, pero yo quisiera destacarde lo dicho en esta segunda ronda, lo dicho por Salvador Malo, posiblementenos ilustra sobre lo que sería el gran desafío en materia de legislación,cómo estructurar una norma o un conjunto de normas generales que armonicentodo este universo que se ha generado en casi 50 AÑOs entorno a la educaciónsuperior.

Por supuesto que esta es la primera de las restantes cincomesas que habrá entre este miércoles y el siguiente, y posiblemente intentaravanzar más, pues resulta una tarea de Hércules en esta materia, pero algunosaspectos que bordan esta idea general planteada por Salvador Malo, está loque nos dice Roberto, esta implicación entre los fiscal y la autonomía,y la letra temblorosa, si algún problema hay en este momento entre losvarios que tiene la universidad veracruzana, es que hay un intento de modificacióna la Constitución Política del Estado de Veracruz, escrita con letra notemblorosa, donde pretende volver al AÑO 33 del siglo pasado donde algoparecido a: "querían autonomía, pues financieramente se las vamos a dar".

Se define una proporción del presupuesto general del Estadoque ha sido casualmente una lucha histórica por hacer este tipo de definiciones,sólo que esta cantidad definida en la iniciativa que obra en este momentoen el Congreso de Veracruz no remunera en la cantidad que ya tiene asignadala universidad veracruzana, y por supuesto no hace ninguna previsión sobreestos adeudos que estaban en septiembre tazados en 2 mil millones, peroque se han incrementado notablemente.

Junto con esto están estos casos de legislación que posiblementeno sé si sean, María, de letra mayúscula cómo esta medida yo creo que tancreativa, que está presente en la creación del Tecnológico Nacional deMéxico, la integración de estas 257 instituciones en una sola, gran instituciónque seguramente le confiere nuevas responsabilidades, pero también nuevaspotencialidades.

Marisol, por su parte, alude, no dijo el nombre, perocreo que se refería a la paradoja citada por el secretario, la paradojade que hay un gran número de egresados de las instituciones de educaciónsuperior de todo el sistema de educación superior que están desempleadosy al mismo tiempo muchas empresas del sector productivo, no productivo,no consiguen las habilidades, destrezas y competencias en el mercado correspondiente.

Para quienes asistieron al foro de colegiación y certificaciónobligatorias, hay un dato que parece espeluznante y que se lo preguntabahace unos momentos al doctor Villegas, secretario académico de la ANUIES,en este foro se puso de manifiesto que en Tabasco están trabajando 6 milingenieros certificados por Brasil, por España, por otros países, perono ingenieros mexicanos, faltan o sobran, es una paradoja, pero frentea esta paradoja que nos mencionaba el secretario, está otra paradoja elemental,este gran y a veces calificado crecimiento explosivo de la matrícula, egresadosy titulados, resulta que México ocupa un lugar casi de segunda división,no respecto al dato de la OCDE que se mencionó en la jornada inaugural,sino en el conjunto de América Latina.

Y finalmente, dentro de esto, está la parte correspondientea cómo, y así lo entendí, Angélica, cómo poner dentro de una legislaciónestas partes que si bien son letra menuda y no la letra mayúscula, a lacual se refería Salvador, han sido importantísimos para sostener la plantaacadémica, la parte de estímulos, de becas y todo lo demás.

Como no vamos a poder agotar el tema, habría un espaciopidiéndole que nos ayuden para que se formularan en un tiempo no más allá deun minuto por cabeza, seis preguntas que eventualmente responderían, oseis comentarios muy breves, a los cuales responderían los ponentes queestán presentes aquí.

¿Quién quiere alzar la mano y quién quiere iniciar?

Por allá, por favor.

En un minuto formular la pregunta o comentario correspondiente,con identificación de nombre, por favor, institución.

El Sr. Nicolás Pineda: Buenosdías. Nicolás Pineda, en representación del rector de la Universidad Autónomade Guerrero.

Un comentario muy breve, respecto a la cobertura.

En la Universidad Autónoma de Guerrero tenemos, se está dandoel caso, de que los alumnos que no pudieron ingresar a la Facultad de Medicinarecurrieron a una instancia y pidieron un amparo, y el resolutivo es para18 alumnos, es que el rector debe incluirlos en la matrícula, y, entonces,resulta que la certificación y los demás dice, no más de 30 por grupo,etcétera, si no, no hay acreditación, etcétera, y entonces cuando se lepregunta al juez qué pasó, a ver el Plan Nacional de Desarrollo de la AdministraciónPública Federal dice: del 30 hay algo al 40 por ciento de cobertura, ycomo eso no está cubierto, rector, inscríbalos, y con una coletilla. Deno cumplir esto, el siguiente acuerdo es pedir la destitución del cargopor desacato.

Entonces, los abogados dicen: ¿A dónde recurrimos?

¿La ley qué dice? Y no encontramos.

Eso para mí es uno de los puntos que creemos de urgenciaque se debe legislar al respecto para poder y no caer en esas contradicciones,porque efectivamente la cobertura no está completa, pero tampoco tenemoslos recursos suficientes como para ampliar a 2 mil ó a 3 mil el númerode todos los aspirantes que necesitan ingresar. Ese es el comentario enel sentido de la urgencia que creemos que debiera legislarse al respecto.

Muchas gracias.

El Sr. : Muybien. Arriba a mi derecha aquí tenemos.

El Sr. Santos Mercado: Buenosdías, soy Santos Mercado, vengo de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Me da la impresión de que todos están muy preocupadospor formar un automóvil excelente: la pintura, el motor, la carrocería,todo muy bien, pero se comete un error, y creo que no se toca, que es lagasolina se pone en el lugar inadecuado, se pone en el radiador, y poreso no funcionan las cosas.

¿Por qué no cuestionar el sistema de financiamiento quehemos seguido por muchos AÑOs? Ese sistema en donde el gobierno recogedinero y le da directamente a la oferta, a las escuelas.

¿A quién se le ocurre que una empresa va a funcionar biencuando se le da directamente a las escuelas, cuando se da directamentea las instituciones? El resultado natural es que se pervierte la institución,se echa a perder, se destruye el sistema de mercado. Esa es la clave depor qué no funcionan las escuelas y universidades, porque se destruye elmercado.

No nos damos cuenta de ella, no queremos darnos cuenta,por eso es que el dinero se pierde, por eso es que el 90 por ciento delos recursos que se dedican a la educación no cumplen su cometido.

Muchas gracias.

El Sr. : ¿Quiénmás desea intervenir?

Aquí en la primera fila, por favor.

El Sr. Alfredo Alba: AlfredoAlba, Tecnológico Nacional de México, Instituto Tecnológico de Delicias.

La primera mesa es sobre vigencia, sobre si la legislaciónes vigente, completa y coherente, yo creo que todo lo que han mencionadolos compañeros que están aquí al frente coinciden en que no está completa,la pregunta más bien yo creo que nos deberíamos de hacer es hasta qué niveldebemos de buscar esa legislación.

Salvador decía con letra mayúscula y de otra manera, entremás se legisla a niveles, digamos, de leyes secundarias, se ponen más camisasde fuerza para la operación y para todo lo demás que sigue de financiamiento,etcétera, entonces, más bien deberíamos de pensar tal vez en el tipo delegislación y el nivel de legislación, si ya coincidimos o ya se coincidió enque falta legislar, ahora la pregunta sería si es a qué nivel de legislaciónva, si no se cubre eso con leyes secundarias o con reglamentos, políticas,etcétera.

Entonces, falta, creo yo, si ya coincidimos, a qué nivelva.

Yo creo que los otros temas en la mesa dos era oportunohablar de la parte de la calidad de la pertinencia y la equidad, no sepuede hablar de legislación sin certificación; y no se puede hablar decertificación y de calidad sin la parte de pensar en la función socialque se tiene, pero, bueno, yo creo que esos ya serían temas de la mesados y de la mesa tres.

En ese sentido, la pregunta sería: ¿A qué nivel de legislaciónes el que deberíamos de estar trabajando?

El Sr. : Muybien. Por allá tenemos una mano levantada, no sé si estoy omitiendo a alguien,que lo diga en este momento, que lo exprese.

La Sra. María Rebeca Félix Ruiz: MaríaRebeca Félix Ruiz, de la Universidad Autónoma de Baja California, y merefiero a un tema que me parece rescatable, lo comentó, me parece, la doctoraIbarrola, en el tema de la educación dual.

Ahorita se ha estado hablando en la mesa y durante lainauguración que hace falta esa inserción laboral de los egresados, meparece muy atinado lo que comenta la doctora de rescatar esa parte de laeducación dual, porque luego resulta que no se contratan a los egresadosporque no tienen experiencia laboral.

El Sr. : Muybien, por acá.

El Sr. Antonio González: AntonioGonzález, de la región centro de ANUIES, y profesor de la Universidad deGuanajuato.

Evidentemente la primera tarea que a uno le hace reflexionares lo que el doctor Salvador Malo nos puso en tema, dice: ¿Cómo armonizarla legislación?

Para los que tenemos la formación de abogados, la formade armonizar la legislación es por jerarquías, y el tema está en especialistasacadémicos, la sociedad abraza un tema académico cuando se plantea desdela necesidad del conocimiento y no de la política actual, la armonizaciónen toda la legislación esa ha sido un gran conflicto.

Hoy veo al maestro Vals preocupado por las universidadescon un trabajo punzante, y hoy veo a las universidades preocupados porel quehacer financiero de reconocimiento y de innovación, la armonizacióndel tema que los mismos miembros de este panel ha establecido es que tenemosque entrar por la legislación mayor que es la Constitución, y que la Constituciónno confunda el quehacer del objetivo que se percibe desde la norma conla capacidad de administración de visión y de cultura que tiene nuestrasituación del sistema... (Falla de audio)

El Sr. :... hacerlo ya, porque si no es ahora no sé cuándo será.

Gracias.

La Sra. : Rápidamentetomaré el tema de la calidad que tomaba el profesor, la calidad es unacosa que nos importa y que la ley tendría qué abordar, y en ese caso reformularla idea de calidad y la evaluación cómo se está haciendo, por ahora laevaluación se centra en indicadores cuantitativos de cierto cumplimientoformal de procedimiento y tendríamos qué centrar, entonces, la evaluaciónde la calidad en los aprendizajes y el nivel de formación que están teniendonuestros egresados y garantizar que se adquieran los aprendizajes, y estotambién implica un cambio de paradigma.

El Sr. : SalvadorMalo.

El Sr. Salvador Malo: Ciertamentenada más referirme a lo que estaban platicando del problema que tienenen la Universidad de Guerrero, yo creo que ahí tienen que ser asesorados,porque hay ciertamente caminos para poder resolver eso.

En primer lugar, ustedes tienen autonomía para poder hacerlos mecanismos de gestión, ingreso y demás, y se puede hacer muchas

(Sigue 4a parte)

...para poder resolver eso.

En primer lugar ustedes tienen autonomía para poder hacer los mecanismosde gestión, de ingreso y demás, y se pueden hacer muchas cosas.

Creo que lo único que me quedaría decir, aparte de eso, en términos generales,es que yo creo que estamos viviendo un México en que tenemos muchas institucionesde educación superior, afortunadamente varias de ellas o muchas de ellasinstituciones fuertes y que pueden hablar y decir.

Lo que creo que se necesita entonces es tratar conjuntamente de definirqué cosas son las que queremos hacia delante, ponernos de acuerdo en cuestionesque aparentemente suenan triviales, pero que no nos ponemos de acuerdo.

Finalmente las instituciones de educación superior, particularmente laspúblicas, pueden hacer esencialmente, académicamente lo que consideren pertinente.Nada les impide hacer las cosas. Y no nos ponemos de acuerdo en siquieracómo vamos a medir los resultados académicos.

Se habla del crédito académico, pero la forma en que lo aplica cada universidades totalmente diferente. Se habla de competencias, de cómo se van a compararcréditos académicos con competencias, de cómo se va a evaluar eso junto conresultados.

En fin, hay tantas formas de evaluar lo que es la calidad de una institución,que tenemos que ponernos de acuerdo en qué es lo que estamos queriendo.

Creo, para mí, que la calidad debería medir solamente dos cosas: una, sila institución cumple lo que ofrece, y dos, si la institución incrementade alguna forma la capacidad de aprendizaje del individuo, o al revés, laresta. Si cumple esas dos cosas, creo que es una institución de calidad.

El Presidente Senador Juan Carlos Romero Hicks: Enrique Fernández.

El Maestro Enrique Fernández: Yo termino diciendo que estoy por unaley para la coordinación, evaluación y financiamiento de la educación superior.

Me gustaría comentar que el tema de la calidad a mí me parece fundamentalporque, insisto, para mí es un tema de equidad.

Si tratamos de que las universidades cumplan lo que ofrecen, tanto en lanormatividad como en las políticas públicas debe haber consistencia paralograr ese objetivo.

Actualmente las políticas públicas, como por ejemplo el sistema de evaluacióny acreditación de los programas educativos, no apuntan en la dirección quedecía Salvador. Entonces tenemos en todo caso que trabajar con ese eje transversal.

Gracias.

El Presidente Senador Juan Carlos Romero Hicks: Ibarrola.

La Maestra Ibarrola: Gracias.

Yo pienso que hay que resolver los dos planteamientos que ya se hacían sobreel nivel jerárquico que hay que acordar cómo se va a armonizar, y mientrasmenos leyes, mejor, pero también creo que hay planteamientos de la Constituciónque es la que debería lograr esta armonía, sin olvidar las especificidadesde las grandes diferencias y las especificidades de las grandes desigualdadesdel país.

Insistiría en que no son lo mismo las necesidades del país que las necesidadesdel capital o del mercado.

El Presidente Senador Juan Carlos Romero Hicks: Angélica Buendía.

La Maestra Angélica Buendía: Bueno, pues acordamos que es necesarioun cambio, cómo orientar ese cambio con el objetivo final -que parece quecoincidimos en la mesa- que es una educación superior de calidad, cuálesson las transformaciones que requiere la legislación en ese sentido, y cómocontribuimos con esas transformaciones en la legislación, a un México menosdesigual que hoy nos caracteriza.

El Presidente Senador Juan Carlos Romero Hicks: Con esto concluimos.

Agradezco el esfuerzo de los ponentes por estar, por permanecer, y de todosustedes por asistir a este primer foro de una jornada que se anuncia ricay fértil este miércoles y todo el miércoles próximo. No es propaganda, essimplemente realismo.

Gracias.

MESA NUMERO DOS

La Maestra de Ceremonias: Gracias a los miembros de esta mesa númerouno.

Solicitamos que no se retiren porque, en aras de recuperar un poco el tiempo,vamos a dar inicio a la mesa número dos, "La legislación y la calidad, pertinenciay equidad del sistema de educación superior".

Por tanto solicitamos la presencia de los participantes en esta mesa:

El maestro Rafael Vidal Uribe, Coordinador General de los Comités Interinstitucionalespara la Evaluación de la Educación Superior.

El maestro Vicente López Portillo Tostado, Director General del Consejopara la Acreditación de la Educación Superior.

El doctor Adrián Acosta Silva, Investigador del Centro Universitario deCiencias Económico-Administrativas de la Universidad de Guadalajara.

El ingeniero Rodrigo Guerra Botello, Secretario General de la Federaciónde Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior.

La doctora Rocío Grediaga Kuri, Investigadora de la Universidad AutónomaMetropolitana.

El doctor Alejandro Canales Sánchez, Investigador del Instituto de Investigacionessobre la Universidad y la Educación, de la Universidad Nacional Autónomade México.

Reitero mi petición de ocupar sus lugares y de llamar a los participantesen esta siguiente mesa que lleva por título "La legislación y la calidad,pertinencia y equidad del sistema de educación superior".

Esta mesa va a ser moderada por el doctor Pedro Flores Crespo, Académicode la Universidad Autónoma de Querétaro.

Si son tan amables de pasar. Reitero el llamado, por favor, para que podamosiniciar esta mesa.

Doctor Flores, ¿podría iniciar la mesa, por favor?

Gracias.

El Doctor Pedro Flores Crespo: Muy buenas tardes tengan todos ustedes.

Agradezco muchísimo a la ANUIES y al Senado de la República que me hayaninvitado a moderar esta mesa sobre calidad, pertinencia y equidad.

Además es un gusto compartir este espacio con mis queridos amigos investigadoresy también con las funcionarias o servidores públicos.

Me toca la tarea de dar la palabra e introducir el tema sobre calidad, pertinenciay equidad, y voy a presentar en primer lugar a la gente que nos acompañaen esta mesa.

Tenemos al profesor Rafael Vidal Uribe, Coordinador General de los CIEES,Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior;el maestro Vicente López Portillo, Director General del COPAES, Consejo Generalpara la Acreditación de la Educación Superior; a nuestro amigo de la Universidadde Guadalajara; al ingeniero Rodrigo Guerra Botello, Secretario General deFIMPES, a la doctora Rocío Grediaga Kuri, colega de la UAM Azcapotzalco,y a nuestro amigo el doctor Alejandro Canales, del ISUE de la UNAM.

Tenemos dos preguntas que nos pusieron aquí en el programa, que son lassiguientes:

¿Cómo garantizar que la educación superior sea pertinente y de calidad?

¿Qué bases jurídicas se deben establecer para la planeación, coordinacióny evaluación de la educación suprior?

Yo me permití -me dieron esa libertad- hacer algunas otras preguntas, yme pidieron que introdujera el tema.

Básicamente yo diría tres cosas para arrancar esta mesa:

Una, los estudiosos de las políticas nos han dicho que las leyes estructuranlas políticas, no les dotan de efectividad, y creo que éste es un punto interesantea discutir en un foro como éste.

Segunda, diría que así como las leyes representan reglas formales, tambiénexisten reglas informales que hacen el cambio institucional, y creo que estoes importante tomarlo muy en cuenta en un foro como éste.

Y tercera, la legalidad y la legitimidad. En México, ante los problemasque tenemos, pensamos que haciendo leyes es posible que esa nomia que estamosviviendo se resuelva, pero creo que dejamos de lado una parte importantísimaque es la legitimidad.

Los ejemplos de la reforma educativa, en donde se hacen leyes sin debatesparlamentarios, sin discusiones abiertas, pues no dotan a las leyes de legitimidad,y esto hace que en algún momento esas leyes no se cumplan, no porque no tengamosuna cultura del respeto a la ley, como aquí se dijo. Creo que ésa es unatesis culturalista que habrá que examinar muy bien. No es por ahí.

Bien, eso es lo que diría para introducir el tema. Lo segundo son las preguntas,que todos compartimos. Sin embargo me gustaría ser más específico en algunaspreguntas porque, a mi juicio, son preguntas que quise o traté de que revelaranuna problemática de la equidad, de la pertinencia y de la calidad.

Sobre la pertinencia, ¿requerimos un nuevo marco normativo para que lasuniversidades respondan a las necesidades particulares y a las aspiracionesrazonadas de los estudiantes?

¿Qué tipo de educación superior en México es más pertinente para los estudiantesen un marco global, de interculturalidad, abierto?

Y esto lo digo a la luz de la expansión del sistema de educación tecnológicaque ha sido la estrategia principal para ampliar la cobertura en México.

Tercero, ¿son compatibles las actuales regulaciones federales con las leyesorgánicas de las universidades autónomas?

Pienso en la materia de la revalidación de créditos, por ejemplo.

Sobre calidad, ¿hace falta un marco regulatorio para garantizar en verdadla calidad de las instituciones de educación superior?

Este creo que es un tema que tendríamos que abonar, y sobre todo si el sistemade evaluación, certificación y acreditación se enmarca dentro de estas nuevasleyes.

Y equidad, que es un tema que ya se trató en la mesa pasada.

¿Podemos regular la operación de las universidades en favor de la equidad,a través de qué mecanismos regulatorios, o a través de qué figuras?

¿A qué grado podemos hablar de equidad en la universidad?

(Fallas en el audio)

Tiene la palabra el maestro Rafael Vidal.

El Maestro Rafael Vidal Uribe: Buenas tardes a todos.

Tenemos aquí, como ya se mencionó, más de tres mil instituciones de educaciónsuperior, y según nuestras cuentas, 35 mil programas, 4 millones de personasinscritas en educación superior, si se cuenta a las personas que no estánen los sistemas escolarizados, y aun así una cobertura muy por debajo delo que en otros países existe.

Si uno se pregunta cuáles son los programas que deberían tener buena calidad,pues no queda más remedio que responder que todos deberían tener buena calidad.Eso quiere decir que no sólo las instituciones que todos conocemos, las grandesinstituciones por investigación, que son las 34 grandes instituciones autónomas,estatales, etcétera, las grandes instituciones nacionales, que son alrededorde nueve, y luego los institutos tecnológicos y todo eso, y las más de dosmil instituciones particulares.

Si uno va por una pequeña ciudad, no sé, Tejupilco, Matehuala o alguna cosaasí, y uno ve una institución de educación superior, que es una cosa ahí quese llama Centro de Estudios Contables y Administrativos, no sé qué, es unainstitución de educación superior. No es una universidad, pero instituciónde educación superior sí es, y es legal, y tendría que tener buena calidad.

Entonces, cuando a mí me preguntan cuáles son los programas que deben tenerbuena calidad, siempre pienso en 35 mil. ¿Y cómo le hago para evaluar 35mil programas?

Se necesita por supuesto un conjunto de criterios para evaluarlos, y luegohay que pasar y evaluarlos.

Hace un momento el doctor Fernández decía que el modelo está agotado. Yopienso que no está agotado, que se pueden evaluar 35 mil programas.

En Estados Unidos cada cinco AÑOs le dan la vuelta a 20 mil programas, cadacinco AÑOs evalúan 20 mil. Nosotros evaluamos al AÑO, entre todos los organismosde COPAES, y son escasamente 800.

Sí se puede, tenemos los instrumentos. No hay que quitar organismos de evaluación.A lo mejor hay que crear algunos más, pero sí se pueden evaluar 35 mil programascada cinco AÑOs.

Podríamos comenzar probablemente con una meta no muy ambiciosa, no mucho,pero a lo mejor evaluar por lo menos cuatro mil cada AÑO para tener 20 milcada cinco AÑOs, y darle la vuelta.

Y se requeriría, a mi juicio, de un órgano -y qué bueno que es la legislación-que se legislara, que agrupe a los organismos evaluadores y que regule suactuación de los organismos evaluadores.

Y con esto me refiero no sólo a lo que está en COPAES, sino a CENEVAL, aCONACYT, a COPERES, a CIEES por supuesto. Y ese órgano que vigile que esosorganismos actúen íntegramente y con los marcos jurídicos y técnicos suficientespara que esto ocurra adecuadamente.

Sí se puede. Este es un modelo que podríamos tener.

El Doctor Pedro Flores Crespo: Gracias, Rafael.

Le pasamos la palabra al maestro Vicente López Portillo Tostado.

El Maestro Vicente López Portillo Tostado: Muchas gracias a ANUIESy al Senado por la invitación.

ANUIES mantiene un liderazgo que requerimos siga siendo tan actuante paradiscutir los temas de educación superior.

Creo que el modelo de acreditación y evaluación, que es uno de los elementospara lograr calidad de la educación, pues no está agotado, pero sí requierecirugía mayor.

Estamos, dice un autor muy conocido de nombre impronunciable, holandés,que nos enamoramos de nuestro cépelin, en una referencia a una metáfora deHumberto Eco:

"Seguimos durante 15 AÑOs haciendo casi lo mismo".

¿Qué requerimos hacer -y permítanme, soy sociólogo; vamos a tomar el casode CAPAES como un estudio del caso- para modificar, para mejorar, como diceRafael, el modelo de aseguramiento de la calidad?

Primero y principal, ANUIES en uno de sus textos más importantes -inclusióncon responsabilidad del doce-, cuando se refiere al tema de acreditacióndice:

"Necesitamos la simplificación del proceso en primer lugar. Segundo, necesitamosque las evaluaciones y acreditaciones se refieran más a lo académico. Y tercero,requerimos que el proceso sea más transparente".

Nosotros en COPAES -y entiendo que también CIEES- estamos siguiendo estahoja de ruta. Estamos revisando qué está pasando a nivel internacional, yefectivamente el modelo de criterios e indicadores -que son diez criteriosy 49 indicadores- está sujeto a mucha discusión.

Queremos lograr -y paso ya a aspectos más concretos- que COPAES tenga mayorsolidez institucional, y esto tiene que ver con la norma. Tenemos que sermás predecibles en nuestra actuación y en nuestra relación con los organismosacreditadores.

Tenemos obviamente que modificar nuestro marco de referencia. Queremos queCOPAES haga investigación junto con instituciones de educación superior,de qué pasa en las acreditaciones y en las evaluaciones. Tenemos 15 AÑOsde falta de claridad en este aspecto.

Con respecto a los organismos acreditadores, diría yo que es preciso quesean también sujetos a mayor institucionalización, que sea especialmenterevisado el sistema de pares evaluadores. Necesitamos un mejor sistema deformación de pares evaluadores con las universidades, lo que creo que corresponde.Algunas la hacen, algunas no, institutos de educación superior.

Mejorar el área de aseguramiento de calidad, revisar mejor los mecanismosy las recomendaciones que hacen los organismos acreditadores.

Finalmente, en esta primera parte yo diría que tanto COPAES como los organismosacreditadores, deben ser sometidos a evaluación externa, de la misma maneraque nosotros sometemos a las instituciones de educación superior.

En esta primera ronda me quedo hasta aquí.

Gracias.

El Doctor Pedro Flores Crespo: Gracias, maestro López Portillo.

Pareciera que hay un desfase entre evaluación y calidad, por lo que usteddice, si hay una recomendación de ANUIES en que eso sea necesario, y en cuestiónde transparencia. Entonces ahí están esos dos temas.

Y le paso la palabra a Adrián Acosta.

El Maestro Adrián Acosta Silva: Gracias. También muy buenos díasa todas y a todos.

También agradezco la oportunidad y el honor de estar en esta mesa con colegastan apreciables, apreciados.

Gracias a la ANUIES y al Senado por organizar este evento.

Creo que es infrecuente encontrar un espacio donde confluyan los intérpretesde la educación superior -los académicos de alguna manera somos intérpretesde lo que ocurre en la educación superior-, donde también confluyan los funcionariosde la educación superior, es decir, los que toman decisiones o que formulanprogramas que inciden sobre la educación superior, pero donde también seincorporan los Legisladores, o sea, los que van a tomar decisiones en tornoa la dimensión jurídica, normativa de la educación superior.

Y creo que es una oportunidad interesante para pensar en lo que fue señaladoen la inauguración del evento como una posible agenda de discusión en lospróximos AÑOs, que nos lleve a una reforma importante de la educación superior.

En este marco yo quisiera plantear dos premisas de lo que pienso puedenser algunas respuestas o algunas hipótesis sobre las preguntas que ordenanesta mesa.

La primera premisa es de un politólogo italiano muy importante, GiovanniSartori, que dice que en realidad toda ley es la resolución jurídica de unproblema político, es decir, la educación superior es un espacio de problemaspúblicos que tienen que ser definidos políticamente para luego ser resueltosjurídicamente con la técnica propia del Legislador.

La segunda premisa es -y ésta no es de un politólogo italiano, sino de ungran pensador inglés, John Locke, padre del pensamiento político occidental-la que dice que la ley no tiene propiedades mágicas, la ley no puede resolvertodas las cosas.

Sobre estas dos premisas creo que vale la pena pensar qué es lo que puedeocurrir en la educación superior mexicana.

En términos de calidad, pertinencia y equidad del sistema de educación superior,yo plantearía una cuestión fundamental:

Cualquiera que sea la resolución jurídica de la problematización políticade la educación superior, el Legislador lo que tiene que hacer es definircon claridad los conceptos básicos, y en este caso el concepto de equidad,el concepto de pertinencia y el concepto de calidad.

A mí me resulta sorprendente cómo llevamos en México, y en buena parte delmundo, discutiendo el tema de la calidad sin que hasta la fecha alguien seacapaz de definirla con consistencia.

Calidad es un término intrínsecamente polisémico; significa muchas cosasal mismo tiempo; significa éxito laboral de los egresados, y significa competenciasy habilidades en el aula; significa transparencia y rendición de cuentas,y significa también vinculación.

Se ha sobre cargado al concepto de calidad de tantos significados, que resultadifícil volverlo un concepto jurídicamente operable, y creo que es una labordel Legislador y probablemente de los intérpretes.

El otro concepto fundamental es el de pertinencia. Otra vez se habla muchode pertinencia, pero en realidad no sabemos bien a qué nos referimos conpertinencia.

Pertinencia también puede ser que los conocimientos que se transmiten enel aula correspondan a la frontera del conocimiento científico profesional,o puede ser también que estén adecuados a los contextos institucionales olocales, o que respondan de manera adecuada a los requerimientos de algoque se llama el mercado laboral o los mercados laborales.

También hay una ambigüedad digamos difícil de traducir en términos generales,y que un Legislador inteligente tendría que proponer una definición clara,conceptual de por lo menos estos dos grandes temas.

El otro elemento con el que quiero iniciar y terminar esta intervención,tiene que ver con la segunda pregunta que es de las bases jurídicas que sedeben establecer para la planeación, coordinación y evaluación de la educaciónsuperior.

Yo plantearía una paradoja. En los últimos 30 AÑOs -aquí se ha documentado-el sistema educativo mexicano se ha expandido como nunca, se ha diversificadode manera significativa, ha experimentado políticas de evaluación de calidad,intentos de coordinación, de organización del sistema, bajo dos grandes ausencias:

Primero una legislación que no ha cambiado desde 1978, y por otro lado unsistema de financiamiento digamos inestable.

A pesar de esas dos cosas, de esas dos ausencias, una legislación digamosobsoleta o insuficiente, y un financiamiento crónicamente inestable, el sistemaha crecido y se ha desarrollado, y parecería que éste debería ser el puntode partida de cualquier intento de nuevas reformas en los mecanismos de coordinación,de articulación de un sistema que ha crecido sin estas dos bases fundamentales.

El Doctor Pedro Flores Crespo: Muchísimas gracias, Adrián.

Queda aquí la necesidad de tener una reformulación conceptual de lo quees calidad. Incluso pertinencia y equidad, como algunos sabemos, se subsumenal concepto de calidad. No son separados.

Le pasamos la palabra a Alejandro Canales, de la UNAM.

El Doctor Alejandro Canales Sánchez: Muy buenos días a todos.

Yo creo que éste es efectivamente un foro no solamente relevante, sino muynecesario a la vista de la desactualización que tiene la legislación parala educación superior, y que creo que es muy importante. También el temaque nos convoca en esta mesa.

Un gusto participar con los colegas presentes aquí en la mesa.

A mí me gustaría puntualizar un par de cosas respecto a la calidad y lapertinencia.

Creo que como ya lo señalaba Adrián, hay una ambigüedad respecto a los conceptosbásicos que sería bueno precisar. Pero además me parece que no solamenteson ambiguos, sino también ha habido un cierto predominio para definir estetema.

Me refiero, por ejemplo, al de pertinencia. Creo que aunque hay ambigüedad,generalmente para efectos normativos y para efectos de percepción pública,y para efectos de los directivos de las instituciones de educación superior,lo que ha predominado es el concepto de pertinencia identificando esa correspondenciaque debe tener el sistema de educación superior con las necesidades del mercadoo con la responsabilidad social que tiene la universidad.

Y no está mal que también forme parte este concepto de pertinencia en esesentido, pero es definitivamente insuficiente solamente considerar esa perspectivade la pertinencia, que puede ser útil desde un punto de vista estructural,macro, de sistema, pero no es necesariamente ése el concepto abarcativo depertinencia.

Yo creo que en la idea de una reforma normativa, también debiera estar presenteotra perspectiva de la pertinencia y que creo que pocas veces se repara enella, y que es pertinencia desde el punto de vista de los alumnos, del estudiante,del joven.

¿Refiriéndose a qué específicamente el asunto de pertinencia del alumno?

Creo que es qué es lo que está esperando el joven, el estudiante de esainstitución a la que se inscribe, que no necesariamente le está proporcionandoesa formación que él está esperando recibir.

Creo que el concepto de pertinencia tendría que responder necesariamenteen esta perspectiva del joven, ponerse en esa óptica del estudiante.

Desde luego que lo tenía que formar profesionalmente con una preparaciónsólida también para el mercado, pero creo yo, insisto, esa perspectiva depertinencia no puede estar ausente en un cuerpo normativo. Primer asunto.

Segundo, ya lo han mencionado aquí en la mesa de la mañana, y en buena medidatodos. Tenemos conocimiento por experiencia, por documentación, de qué eslo que se ha hecho en la materia de búsqueda de calidad.

No voy a repetir aquí todo lo que ya sabemos respecto de lo que se ha intentadoa partir de los AÑOs 90´s en ese vínculo entre evaluación y financiamiento,pero sí quisiera rescatar uno de los beneficios me parece que ha tenido eltema de la evaluación en estos 25 AÑOs de estar en operación, y que es elde rendir cuentas.

Creo que sí es una función importante que vale la pena reconocer y que valela pena preservar, y que también me parece sí conviene conservar en la legislación.Pero también -ya se ha señalado- es un cúmulo de evidencias por la literatura,por la experiencia que ha mostrado, de las cosas que no están funcionandobien en estos 25 AÑOs y que continuamente se reiteran.

¿Cuál es una que me parece a mí que vale la pena subrayar?

Creo yo que el haber confundido el medio con el fin me parece que es realmentepensar que centrarse en los instrumentos o en hacer una mejor evaluación,con eso automáticamente van a mejorarse las cosas. Creo que ha sido uno delos errores.

Ya no pensamos en realidad para qué estamos evaluando. En realidad lo queestamos pensando y tenemos casi siempre, es cumplir con una aplicación rigurosade ese instrumento o con lo que se está proponiendo.

Entonces creo yo que se extravió en estos 25 AÑOs, que la evaluación eraun medio y no era un fin en sí mismo.

Obviamente hay otros elementos que se han acumulado. Y solamente quisierasubrayar estos dos.

El otro es confundir los fines con los propósitos de la evaluación.

Creo que a la fecha tenemos en este conjunto tan amplio y variable de organismos,de instrumentos y de prácticas de evaluación, múltiples formas de evaluación,y todas dicen que buscan la calidad, pero en realidad sus propósitos sondiferentes.

Decía yo que una de las cosas que vale la pena preservar, es el de la rendiciónde cuentas, y en realidad muchos de los procesos o de los instrumentos estánorientados para rendición de cuentas, pero dicen que buscan la mejora dela calidad, y eso está demostrado también en la literatura sobre evaluacióncuando un mismo proceso busca dos finalidades distintas, y lo más seguroy lo más probable es que con ninguna de ellas en realidad funcione o funcionebien. No se pueden cumplir dos propósitos divergentes con un mismo procesoo instrumento.

Entonces creo yo que confundir los propósitos de la evaluación, o más bien,buscar distintos propósitos con un mismo instrumento o un mismo proceso,siento que ha sido uno de los grandes problemas que ha habido.

El tercer punto que también me gustaría subrayar a la par del vínculo entrefinanciamiento y evaluación, es que a partir del AÑO 2000 lo que vimos fueotra imagen o modelo de referencia, y esto vino con la idea de sociedadeso economías basadas en el conocimiento.

¿Qué quiere decir?

Que establecieron un modelo de referencia para el conjunto de institucionesde educación superior que no necesariamente podían buscar o lograr este modelode referencia, un modelo de institución centrado en el elevamiento de losgrados escolares del profesor, de dedicación de tiempo completo, de publicación,de investigación.

Ese modelo se generalizó especialmente a partir de los AÑOs 2000. ¿Y qué eslo que ha provocado?

Que la estructura de incentivos de la política pública se oriente haciaese modelo, pero que las mismas instituciones no pueden alcanzar ese modelo.

Me parece que vale la pena conservar como horizonte ese modelo de referencia,pero lo importante -creo que también se mencionó tangencialmente en la mañana-que vale la pena que se preserve en la legislación y que se subraye, es queel centro de gravitación debe ser el alumno.

Casi todas las medidas de política pública dicen que tienen como propósitoel mejoramiento de la calidad de las instituciones, pero en realidad se centranen las prácticas de gestión, en la infraestructura y en otra serie de elementosque si bien podrían tangencialmente tener como centro al alumno, en realidada la hora de las prácticas no se modifican.

Entonces -con esto quiero terminar- creo yo que vale la pena cambiar esecentro de gravitación de las instituciones y del sistema de educación nacional,hacia el alumno y hacia las prácticas que se desarrollan al interior de lasinstituciones.

El Doctor Pedro Flores Crespo: Gracias, Alejandro.

En esto de fijarse en los individuos es que tiene sentido que se definalo que es pertinencia y que se distinga con el otro concepto también muycomún en el campo de la educación, que es relevancia.

Ahora le damos la palabra a la doctora Rocío Grediaga Kuri.

La Doctora Rocío Grediaga Kuri: Gracias, Pedro. Gracias por la invitación.Realmente es una oportunidad muy importante el que se junten sectores a discutirun tema como éste.

Yo quisiera plantear que voy a partir desde lo que soy y desde lo que conozcodel sistema. No soy abogada, soy socióloga y por tanto voy a empezar conel tema de equidad, porque me parece que calidad está profundamente vinculadacon equidad.

Sí me preocupa que entendamos equidad como igualdad en condiciones socialesdesiguales, o sea, la política debe propiciar la ampliación de oportunidadesy la equidad de oportunidades.

La ley debe buscar que se cumpla con las compensaciones necesarias paraque la igualdad de orígenes y puntos de partida desiguales, sean equitativos,no iguales, es decir, promuevan realmente la equidad.

Segundo, me parece que si tomamos en cuenta lo que hemos estado trabajandorespecto a esta cuestión de precisar los conceptos, el primero que tendríamosque definir es qué es, como señalaban en la mesa anterior, la función centralde la institución de educación superior o del sistema de educación superior,pero en función de este sistema.

Si pensamos como sistema, bueno, los sistemas tienen brazos, manos, cabeza,o sea, hay distintas tareas que se dividen entre los distintos sectores delsistema.

Entonces es muy importante que fijemos algunos criterios básicos para elestablecimiento de estas regulaciones que reconozcan la práctica para quesean aplicables en la práctica, es decir, que reconozcan la diversidad nosolamente social, como en el caso de la equidad, pero hay el mismo principio,es decir, hay una diversidad de misiones, funciones y tareas que se cumplenen el conjunto de las instituciones, no en cada una.

Y creo que lo que hemos equivocado es pretender que seamos todas homogéneasy someter a todas al mismo conjunto de indicadores y de reglas cuando lascondiciones objetivas para el desarrollo de las tareas y las misiones distintas,son diferentes.

Entonces creo que sí tenemos un problema con la manera en que estamos midiendo,o sea, a veces medimos lo que se puede medir y no lo que queremos medir,es decir, no estamos partiendo de trabajar en función de los resultados quequeremos, y desafortunadamente para el sistema con el cual estamos operando,el resultado para la docencia no es individual, es colegiado.

¿Qué quiero decir?

Las características de los insumos no son suficientes sin la colegialidady la cooperación entre quienes forman parte del grupo responsable de la habilitaciónde los estudiantes.

El segundo punto que me gustaría mencionar en relación a esta cuestión,es que la diversidad no es sólo institucional, sino disciplinaria y que lapertinencia de la formación está asociada a las diferencias en términos delas posibilidades de contribución de distintos campos de conocimiento, ala solución de problemas.

Y pertinencia no se puede reducir de ninguna manera sólo a atender las necesidadespresentes de las empresas o del mercado, y el desempleo no puede explicarsepor la ausencia de calidad o de adecuación de los perfiles a la oferta.

El desempleo tiene que explicarse por la simetría que existe entre el desarrollodel sistema de educación superior y el desarrollo de la estructura de lasoportunidades económicas y laborales, y de las posibilidades de desarrolloque nos da un marco de regulación de actividades incluso de innovación ode desarrollo económico en la sociedad mexicana.

Entonces sí tenemos un problema, que creo que tendríamos que pensar cómoresolver, que tiene que ver con que todos los mecanismos que estamos empleandoen algún sentido, en distintos niveles, evalúan unidades, no colectivos.

En eso nos llevan la ventaja otros sistemas de ciencia y tecnología y deevaluación, como el colombiano, por ejemplo, o sea, está muy bien, hay quever cómo contribuye cada quien al objetivo del organismo y a la función quecumple ese organismo, pero no podemos quedarnos en evaluar a cada uno comosi fuera un átomo separado, propiciando entonces la búsqueda de una productividadficticia en vez de un resultado común.

Creo que por ahí tenemos una cuestión que discutir y que pensar en términosde cómo hemos venido operando.

A mí sí me tiembla la mano y me da no pánico sino pavor, el que cristalicemosen la legislación las prácticas con las que hemos venido operando en los últimosAÑOs, y que no tengamos la capacidad de reflexionar sobre qué es lo que queremos,o sea, qué tipo de sistema queremos y cómo medimos no lo que podemos medir,sino lo que tenemos que medir en términos de resultados para los jóvenesno como individuos, para los tipos institucionales, no como la UAM, la UNAMy la Universidad de Guadalajara o California, sino como sistema, como elementoque contribuye a una parte de la función que cumple la educación superioren un país y en una sociedad.

Con eso termino.

El Doctor Pedro Flores Crespo: Gracias, Rocío.

Le damos la palabra al ingeniero Rodrigo Guerra.

El Ingeniero Rodrigo Guerra Botello: Muchas gracias. Buenas tardes.

Agradezco al Senado la oportunidad de estar aquí hoy, a la ANUIES muy principalmente.

La invitación de la ANUIES la tomamos como un acto de inclusión proporcionalal significado que tiene la educación superior particular en este país, unatercera parte de las licenciaturas, más de la mitad de los estudiantes depostgrado de nuestro México.

Finalmente estamos hablando de una legislación que aspiramos a que sea modificada,modernizada, revisada y todo lo demás.

Entonces permítanme agregar o aportar dos o tres reflexiones sobre estetema en particular.

Me parece que la legislación a que aspiremos, nos debe llevar a una visiónunificada de la educación superior pública y la educación superior particular,con igualdad de obligaciones, derechos, sin discriminaciones; con igualdadde compromiso sobre la calidad, sobre la rendición de cuentas y sobre latransparencia.

La segunda cosa que quisiera agregar es que quisiéramos pensar en una legislaciónque nos ayude a ser competitivos como educación superior.

Nunca he escuchado que un Legislador se preocupe por generar una legislaciónque sea competitiva, y la verdad es que la legislación que hoy tenemos esextremadamente compleja, extremadamente costosa, onerosa y lenta, y ésosson sinónimos del alejamiento que tenemos con las realidades del mundo.

Si México necesita ser más competitivo -y sabemos que lo necesita-, necesitauna educación superior de mayor calidad, de mayor competitividad, y lo vamosa poder lograr sólo si tenemos una normatividad que nos ayude a ello.

La tercera que quisiera apuntar es que me parece que los mexicanos descansamosmucho en lograr cosas importantes para nuestra sociedad a base de tener leyes.

Yo no creo que una ley sobre educación superior per sé, sola, aislada, vayaa convencer a la sociedad de la importancia de la calidad, de la importanciade la pertinencia de la educación.

Creo que junto con ese marco legislativo que sentimos que -con ustedes coincido-es necesario, necesitamos un esfuerzo de concientización de la sociedad,desde por supuesto los dirigentes de la educación, los gobernantes, los funcionarios,los acreditadores, los alumnos, los maestros, los padres de familia, acercade la importancia que tiene que la educación sea de calidad y pertinente.

Esas son mis tres reflexiones a futuro para una legislación que podemosestar pensando.

Hablando ya de la calidad y la pertinencia, o de la ley, o de la legislaciónque puede garantizar una calidad y una pertinencia, entiendo el uso liberalde la palabra garantizar, pero al final de cuentas para la FIMPES pertinenciay calidad van de la mano.

Hoy en día los sistemas modernos de acreditación no pueden estar separados.No hay una educación de calidad que no sea pertinente, y si la educaciónes pertinente, es porque viene de una institución que tiene calidad.

En ese sentido, si vamos a hablar si no de garantizar, cuando menos de comprometera ser mucho más efectivos en términos de la calidad de la oferta educativaque ofertamos -valga la expresión-, siento que los sistemas de acreditacióndeben recoger las realidades de la sociedad.

Mi formación antes de estar en este mundo, aparte de haber sido Rector,es en el sector productivo. Yo fui Presidente de organizaciones, de compañías,y aquí disiento de la doctora Silva.

La problemática de empleo y desempleo que tienen los profesionales de México,viene de muchos AÑOs atrás y es real. Al grado es real que los empresariosya no se preocupan por ella, simplemente contratan y gastan en capacitación,y eso le resta competitividad a la sociedad mexicana.

A donde quiero llegar es que los sistemas de validación de calidad en labúsqueda de la pertinencia, tienen que tener mecanismos mucho más allá delos discursos y de los convenios que de repente firmamos; más allá de eso,de mecanismos efectivos de recoger las necesidades que tiene la sociedad,el sector empresarial en especial, para que la educación pueda ser pertinente,y ésa es una meta movible.

Lo que hoy es pertinente, posiblemente no lo sea dentro de un AÑO, y esonos lleva y nos obliga a meternos en un ritmo -como están otras sociedadesde los países avanzados o desarrollados y en avanzado desarrollo- que tenemosque cumplir.

A donde quiero llegar es que desarrollemos mecanismos en esas circunstancias.

El sistema de educación superior del país tendría que ser flexible, cambiante,responsable y responsivo a las necesidades, y dispuesto a hacer ajustes tanprofundos como sea necesario, para responder con calidad y pertinencia.

Nosotros en la FIMPES entendemos por pertinencia el grado de compatibilidado de acercamiento de lo que los chicos recibieron en el salón de clase conlo que la inserción en el mercado laboral y el desarrollo profesional enel mercado laboral profesional les requiere. Y hablo de inserciones adecuadas,hablo de desarrollos profesionales adecuados.

¿Por qué hacemos esa insistencia?

No porque no estemos conscientes de que la universidad tiene más de unafunción, crear conocimiento, hacer investigación, hacer extensión, sino porquecuando uno ve las necesidades y los reclamos de la sociedad, cuando uno vela distribución de los recursos disponibles, escasos como siempre son, elfoco principal es formar y preparar profesionalmente jóvenes para que realicensus metas de vida.

(Sigue 5a parte)

...poco principal es formar y profesionar, preparar profesionalmentea jóvenes para que realicen sus metas de vida.

Entonces pensemos en una legislación que nos lleve a asegurarque instituciones educativas tengan compromisos políticos, sistemas deplaneación, sistemas de contratación, valores y una serie de conjunto decosas que abonen y soporten la calidad educativa y la pertinencia detrásde ella.

Yo coincido con algunas cosas que dijo el director General del Politécnico Nacional, el esquema de validar, y aquí disiento al maestroRafael a quien aprecio mucho y respeto sus conocimientos en esta materia,el validar cada 5 AÑOs 35 mil programas teniendo hoy 35 por ciento de cobertura,aspirando a tener 50 por ciento, bien pudiéramos pensar en tener no 35mil, sino 70 mil programas, acreditar cada 5 AÑOs.

Hombre, la SEP hoy día se tarda un AÑO y medio en aprobaruna nueva solicitud. La cantidad de recursos que requeriría la sociedad,la sociedad toda, los acreditadores, las universidades, los administradoresde la legislación y de los procedimientos sería grande. Hoy día a las universidadesprivadas les cuesta entre 30 y 40 mil pesos cada RVOE que nosotros queremossometer.

Si queremos, hay universidades que tendrían que someter800 RVOE para modernizar todos sus planes de estudio, porque la ley teobliga a que tengas un RVOE por cada carrera o cada programa en cada plantel,en cada modalidad escolar, eso es atentatorio contra las realidades deproductividad que exige el mundo actual.

Gracias.

El Moderador: Rodrigo,muchas gracias. Bueno, pues aquí están, hay discrepancia, no podría serdistinto, estamos aquí frente a Belisario Domínguez, entonces estamos todosen un debate.

Creo voy a tomar algunas ideas que me parecen centralesde lo que comentaron mis colegas para que podamos tener una guía.

Las limitaciones de las leyes creo que es un punto quecoincidimos, como decía Adrián, son respuestas a problemas públicos, peroes muy importante que se legisle para un mundo real, no para unas universidadesimaginarias que no sabemos o que queramos construir a partir de una legislación.Creo que ese puede ser un camino, a mi juicio, que está equivocado.

Importancia de las nociones de calidad, definir conceptualmentequé es y cómo vamos a partir de estos nuevos marcos regulatorios y normativosa asegurar que eso ocurra, que si me permiten la comparación, pues esofue un poco lo que hizo la reforma educativa- Se trató de poner en la leyun umbral, un horizonte, un marco normativo, como lo decían en la sesiónpasada, y a partir de ahí moverse.

Las condiciones objetivas para legislar, creo que estaes otra cosa, me parece, muy interesante, no en aras de legislar, se borrenprácticas diversas que existen en las universidades y que me parece quetambién serían contraproducentes al desarrollo universitario y, sobre todo,al desarrollo de los estudiantes dentro de las universidades.

Las consecuencias no esperadas en la ley, creo que fueotro punto, si me permiten esta reformulación que habla Alejandro Canales,en donde perdemos de vista cuáles son los medios y cuáles son los fines.

Y creo que, pues estos son algunos de los temas que comentaronmis colegas, entramos al segundo bloque de intervenciones y después deesto podremos hacer la sesión de preguntas y respuestas. Vamos otra vezen el orden que dijimos.

Rafael Vidal Uribe: Bueno,yo me pregunto qué elementos tiene la sociedad para saber si un programa,o qué elementos tiene un estudiante que aspira a ingresar a un programao un padre de familia que quiere que su hijo estudie, y en general la sociedad,para saber si un programa es un buen programa de estudios, se me ocurrenalgunos elementos.

Por ejemplo, los anuncios que las propias institucionesde educación puedan poner en la calle: "Venga con nosotros, le garantizamosel título", en fin, todas estas cosas. El otro, las famas públicas: "Esaescuela es buena", o los desprestigios, los prestigios y los desprestigios:"No esa es una, es patito, está en Iztapalapa, y ésta debe de ser buenaporque está en las Lomas".

Entonces otros son los ordenamientos que hacen los rankings,generan, yo creo que tienen muchas cosas, los rankings tienen muchos elementosmuy buenos para medir la calidad, pero se hacen de muy poquitas instituciones.Estamos hablando, nuevamente, regreso a 3 mil instituciones de educación,no hay rankings de 3 mil, hay rankings de unas cuantas, las grandotas.

Pero la matrícula de las grandotas probablemente sea unmillón 500 mil o a lo mejor 700 mil. El resto de las personas no estudianen esas universidades, sin embargo, sí necesitan instituciones de buenacalidad, tendríamos que tener rankings de todas esas.

Los resultados de los exámenes, por ejemplo, los exámenesEGEL, los exámenes del Ceneval, son muy pertinentes, son muy buenos indicadores,son de lo mejor que hay, sólo hay 39 exámenes que cubren una gran matrícula,podrían cubrir como al 60, probablemente 65 por ciento del egreso nacionalpodría ser cubierto con los EGEL, pero tendríamos el problema de que otravez hay un 35 por ciento de matrícula que no podría ser examinada de esamanera.

¿Qué es lo que se suele hacer en todo el mundo?

Pues la evaluación de los pares, lo hacen en Europa, enAustralia, en Canadá, en Estados Unidos, este es el mecanismo. Probablemente,como dice Rodrigo Guerra, efectivamente, vamos a tener un problema, puesa lo mejor sí tendríamos que evaluar instituciones probablemente para cubrirla demanda, pero tenemos que hacer la evaluación porque si no, no tienela sociedad elementos para conocer eso, y tendríamos que legislar sobrela manera de hacer esa evaluación.

Las evaluaciones de pares son las evaluaciones que realmentehace el sistema así mismo, la otra alternativa sería que la autoridad vinieray nos evaluara, estas no son evaluaciones de la autoridad, es el sistemaevaluándose así mismo, y tiene muchas ventajas hacerlo así, las tiene tantoque en todo el mundo se hace.

Sí tendríamos que tener una legislación que nos permitieraque eso ocurriera, que lo podamos hacer para todos sin excepción, que obliguea cualquier programa de educación superior, esté donde esté, a que seaevaluado. Y a cualquier institución a evaluar todos sus programas medianteun mecanismo de ir uno por uno, o de ante un mecanismo de ir al conjuntode toda la institución y ver que tenga calidad, algo tendríamos que hacery tendríamos que legislar para eso, para que se vieran obligados.

Por ejemplo, en algunos otros países los estudiantes quequieren beca tienen que estar en un programa de calidad. Si quieres unabeca que sea en un programa de calidad, si no tiene buena calidad el programael estudiante no tiene derecho a beca y entonces la institución dice: "Nopuede ser". Entonces algún estímulo tendríamos que crear por vía de la Legislación para eso, ahí dejo mi comentario.

El Moderador: Gracias,Rafael.

Maestro Vicente López Portillo.

Vicente López Portillo Tostado: Enalcance a lo que comenta Rafael precisamos el apoyo jurídico de una buenanormatividad, de un buen cuerpo jurídico, el ejemplo de debilidad jurídicaes precisamente Copaes.

Nosotros somos asociación civil, queremos mantenernoscomo asociación civil, pero estamos sustentados en un acta notarial comotodas las asociaciones civiles, pero para el nivel de responsabilidad deaseguramiento de la calidad requerimos más apoyo normativo, más solidaridadjurídica.

Yo soy de la opinión de que teniendo una nueva ley decoordinación universitaria o un apartado de la Ley General sí debe de incluir,al menos, lo que en términos jurídicos sería una especie de acuerdo secretarialen donde hubiera un Sistema Nacional de Evaluación y Acreditación que nospermita tener más, no solamente solidaridad, sino más claridad en los distintos ámbitosdel área de aseguramiento de calidad.

Es evidente, aquí hay muchos rectores, cómo no tenemosbien definidos los ámbitos de Ciees y de Copaes, por ejemplo. Es evidenteque lo que se refería la doctora, queremos evaluar con el mismo criterioa instituciones perfectamente diferentes, tenemos que avanzar hacia acreditación,evaluación por subsistema, y eso se tiene que especificar en la ley.

Las reacreditaciones las estamos haciendo con los mismos10 criterios de hace 5 AÑOs, o hace 12 AÑOs. Requerimos reducir el númerode indicadores a 3, a 4 indicadores que nos muestren claramente el nivelacadémico, el nivel precisamente más concreto de enseñanza, de cómo seenseña al alumno y cómo recibe... su enseñanza.

Y, finalmente, yo diría que un tema que tenemos que teneren la ley es el rubro de acreditación institucional, somos el único paísque no tiene acreditación institucional.

Cuando vamos a los distintos congresos, pues obviamenteque estamos en una situación... porque cuando menos en América Latina somosde los que tenemos mejor práctica acreditadora y evaluadora, pero no meatrevería a decir, pero muy débil, para ponerlo suavemente, pero muy débilapoyo normativo institucional.

Con esto diría yo que uno de los temas para llegar a estalegislación, que tiene que ser muy cuidada la revisión de lo que está pasandoa nivel internacional. Tenemos que ser perfectamente atentos a las buenasprácticas en nivel internacional.

Muchas gracias.

El Moderador: Gracias,Vicente.

A continuación el profesor Adrián Acosta Silva.

El Profesor Adrián Acosta Silva: Unpar de asuntos que me parecen importantes enfatizar a la luz de las últimasintervenciones tienen que ver con, uno, la experiencia mexicana de acreditaciónde la calidad de los últimos 15, 20 AÑOs se ha concentrado fundamentalmenteen medir y en producir indicadores para poder comparar.

Yo no me parece menor la experiencia cumulada tanto porCiees o Copaes u otras organizaciones para tratar de avanzar en esta visióncuantitativa, digamos, de lo que está ocurriendo en la educación superior.Pero pareciera el momento de revisar esta experiencia e introducir unavisión mucho más cualitativa de lo que está ocurriendo, porque las visionescuantitativas de elaboración tienden hacia la estandarización, y cuandouno mira al Sistema de Educación Superior, la complejidad y diversidadde educación superior uno tiene que diferenciar claramente.

Por ejemplo, en nuestras instituciones de educación superiorno solamente se forman contadores, economistas, abogados o administradores,se forman también artistas, pintores, se forman también médicos, se formanarquitectos, ingenieros, y pertenecen a áreas de conocimiento que por sunaturaleza son intrínsecamente complejas y diversas, y entonces necesitaremosvisiones mucho más cualitativas de lo que está ocurriendo ahí para mirarcon mejor precisión el tipo de procesos y resultados que se están obteniendo.

Es decir, yo diría, revisar la experiencia cuantitativistaque hemos acumulado en México, que en muchos sentidos se ha rutinizado,es decir, se ha vuelto una rutina ir a examinar los programas y a los individuospara introducir visiones mucho más cualitativas sobre los distintos camposde conocimiento, sobre los distintos colectivos de profesionales, de técnicos,de postgrados que tenemos en el país, creo que eso ayudaría a enriquecerla experiencia mexicana de la evaluación de la calidad.

El otro elemento asociado a esto tiene que ver con eltema de la equidad. Otra vez ya se ha dicho acá, ya se sabe que tenemosun problema grave de equidad en el acceso y en el egreso, la permanenciay el egreso de nuestros jóvenes en la educación superior. Es claro quehay una sobrerrepresentación de los jóvenes de familias de orígenes socialesaltos y medios, y una subrepresentación de los jóvenes de las familiasde bajos ingresos y de padres con escolaridades bajas.

Ese es, quizás, el problema central de la educación superior, ¿cómologramos contribuir desde la educación superior a mejorar el índice derepresentación de los jóvenes de familia desde orígenes bajos?

Esto está asociado también a cómo se incorpora, a cómotransitan estos jóvenes a los mercados laborales.

Coincido en que una parte de los empleadores de este paísno encuentran jóvenes adecuados a sus necesidades. Pero lo dijo María deIbarrola hace rato, el mercado laboral es muy heterogéneo y muy diverso,no hay un solo mercado laboral. Y tampoco se sabe muy bien, hay algo demito en términos de que los jóvenes no encuentran el trabajo que quierenal final.

A ver, nosotros hemos hecho estudios en Jalisco y otrasuniversidades donde lo que estamos observando, uno, es la mitad de nuestrosjóvenes de las universidades públicas trabajan y estudian al mismo tiempo.Y, es decir, no están esperando egresar de la Universidad para ir a buscarun puesto en el mercado laboral, ya lo tienen, y esa mitad de jóvenes queestudian y trabajan al finalizar escalan, tienen movilidad laboral ascendenteen los mercados laborales, ahí hay datos que lo demuestran.

Es decir, no están esperando obtener el título para irseallá. El problema de los jóvenes que transitan por esta vía, este es untipo de estudiantes, es que los salarios son bajos y los empleos son precarios,ese es el problema, no que no los encuentren, es el salario y la precariedaddel empleo el problema central, por lo menos para este tipo de estudiantes,quizás en otras áreas uno lo ve de otra manera.

El problema se... cuando uno ve otra vez la diversidad disciplinaria.El 80 por ciento de los jóvenes que estudian contaduría trabajan y estudianal mismo tiempo, distinto a los estudiantes de medicina, que por la propianaturaleza de la carrera los obliga solamente a estudiar.

Tenemos diversidad también en términos de equidad, demovilidad laboral, de ocupación de los jóvenes.

Termino. Los problemas de coordinación y evaluación yolo ligo a un asunto fundamental que creo no solamente es coyuntural, sinoque es estructural. El papel de los gobiernos estatales en la coordinación,la evaluación, el financiamiento de la educación superior.

Los problemas que estamos viendo hoy, el caso de la Universidadveracruzana, de otros casos de universidades estatales, y en el pasadoreciente de muchos más, es el papel que han jugado los gobernadores estatalesen el financiamiento, en la supervisión o el apoyo a las universidadespúblicas. Ahí tenemos un vacío jurídico, no se sabe bien hasta dónde esla responsabilidad de los gobiernos estatales y cómo asegurar comportamientoscooperativos con la educación superior en las escalas...

Si antes el principal problema de coordinación y planeaciónde la educación superior tenía que ver con problemas de gobernabilidadinstitucional y luego transitamos a convertirnos en problema de gobernanzainstitucional, ahora los problemas de gobernabilidad no surgen de las universidadespúblicas, surgen de los gobiernos estatales. Y entonces el principal problemao el foco, me parece más importante, de cualquier tipo de legislación sobrecoordinación, planeación y evaluación tiene que colocar, por un lado, el énfasis,en cuál es el papel de los gobiernos estatales en la educación superiory, por otro lado, cómo le hacemos para asegurar la gobernanza sistémicainstitucional de las universidades y de las instituciones de educaciónsuperior.

Para decirlo en un lenguaje adecuado al foro en el queestamos, dotar a la gobernanza, a la coordinación, a la planeación de unavisión republicana de la educación superior que permita relaciones cooperativas,articular acuerdos institucionales estables para el desarrollo de la educaciónsuperior y para la estabilidad política de las entidades de la República.

Gracias.

El Moderador: Gracias,Adrián. Muy sugestivo tu punto de vista.

Pasamos y le damos la palabra a Alejandro Canales, porfavor.

Alejandro Canales Sánchez: Laverdad que para mí fue relativamente sorprendente, a propósito de la recientereforma educativa en el nivel básico, encontrarme en la modificación constitucionalla idea plasmada de que el Estado garantizará la calidad de la educaciónobligatoria, en la segunda fracción.

Y fue sorprendente porque en el momento en el que se hizoesta modificación constitucional no estaba el modelo educativo, como nolo está hoy y como se ha anunciado que estará para junio o julio próximo.Es decir, se estaba poniendo en la ley que se iba a garantizar la calidadsin tener claro el modelo educativo.

Se asoció en el mismo párrafo a qué elementos se estabarefiriendo la calidad: los materiales, los alumnos, el logro. Creo yo quees excesiva esta norma, en términos de exigibilidad o de cumplimiento dela idea de calidad en el artículo 3 constitucional, por la razón que yaexpresaba que todavía no sabemos exactamente cuál es ese modelo educativo.

Fue hasta la aparición de la ley secundaria, la Ley General de Educación, en el XII transitorio, que se especificó que se revisaríay que se daría, 7 meses después de la modificación constitucional. Entoncescreo yo que sí vale la pena pensar y reflexionar respecto a qué es lo quedebe incluirse, en qué ordenamiento constitucional en la Ley General deEducación, digo, perdón, sí en la Ley General de Educación o en una leyde coordinación para la educación superior, estos términos que necesariamentedeberán ser precisados.

Segundo aspecto. Tampoco me parece que deba tener en laley cabida el extenso, variable y complejo sistema de evaluación, bueno,no sistema, del conjunto de organismos, instrumentos y procesos con finalidadesmuy diversas, que deba ser incorporado a la ley, regulado, creo que seríaun error hacer eso.

¿Qué sí podría o qué sí debería de incluirse, en mi opinión,en la ley?

Yo creo que un aspecto muy importante es la edificación,los principios de un verdadero sistema de evaluación. Ya está en la leyel Sistema Nacional de Evaluación, pero no lo está para el caso de la educaciónsuperior con todas las complicaciones que ya se han mencionado.

Y, ¿qué debería o qué elementos debería de incluir estesistema de evaluación para la educación superior?

Bueno, yo creo que por principio reconocer los errores.Lo que no se ha hecho bien en estos 25 AÑOs, esto que mencionaba en miintervención anterior, de confundir distintas finalidades de la evaluación,mezclar lo de la rendición de cuentas con el otorgamiento de financiamiento,con la participación en fondos concursables o con incentivos, confundirestos diferentes procesos e instrumentos, me parece que no.

Entonces un sistema que tendría que reconocer es a diferirla participación y la opinión de esos beneficiarios de esa política. Entoncescreo yo que serían 3, al menos me parece, elementos que valdría la penaconsiderar para ese, la eventual construcción de un sistema de evaluaciónde la educación superior.

El Moderador: Gracias,Alejandro.

Me permitiría hacer un comentario, dado que le voy a darla palabra a la doctora Rocío Grediaga, sobre equidad y ligándolo con elcomentario de Adrián Acosta, del punto de que están subrepresentados algunosgrupos sociales.

¿Cómo resolver eso desde las leyes?

Cuotas, normarlo a partir de cuotas o como pasa en otrospaíses, y que hay muchos problemas, es un punto para discutir.

Rocío Grediaga Kuri: Bueno,yo quisiera retomar tres cosas: una, efectivamente coincido en que es importanteformar atendiendo a las necesidades de los distintos sectores, sin dudael sector empresarial es uno; pero hoy tenemos también una dilución defronteras muy particular donde se hacían varias menciones, tenemos genteformada afuera que regresa, sí, pero no necesariamente son no mexicanos,porque hemos apoyado a los mexicanos para que se vayan a especializar,a formar y habilitar en el extranjero.

Tenemos gente de fuera que viene, sí, y también mexicanosque están trabajando en otros lugares. Es decir, tenemos un cambio en esascondiciones de contexto que creo que es muy importante que se considereen términos de la evaluación.

Cuando yo decía, y de la equidad también de oportunidadespara salir y para venir. En un estudio que estamos realizando ahora senota claramente el efecto, por ejemplo, de los apoyos gubernamentales enlos niveles de postgrado y la democratización relativa, digamos, en eltiempo gracias a la ampliación de apoyos para los estudios pos licenciatura.

Sin embargo, sí creo que tenemos para nada que hiperregular,poner cuotas, subdividir los criterios de evaluación en subsistemas. No,lo que creo es que debiéramos generar criterios en ese marco normativoa nivel constitucional, son mucho más generales los ordenamientos paradar la posibilidad de flexibilidad y de aterrizar los cambios que son necesarioscada vez de forma más acelerada.

Sin embargo, por ejemplo, sí creo que es muy importanteque tratemos de establecer la articulación de niveles de evaluación enesos normativos generales.

¿Qué quiero decir con esto?

Que sean consistentes los propósitos objetivos de la evaluaciónde los profesores, los estudiantes, los gestores institucionales, los organismosde acreditación, que también debieran de ser, de alguna manera, tienenque rendir cuentas. O sea, el principio de rendición de cuentas me parecemuy conveniente, pero el principio de rendición de cuentas está asociadofundamentalmente con dos grandes dimensiones: una, con el uso de recursospúblicos que hacemos bajo los cuales tenemos que dar cuentas y ser responsablesante la sociedad y, segundo, con nuestros propios objetivos, misiones,tareas, etcétera.

O sea, no es solamente una cuestión financiera, ni debede burocratizarse al punto que está; o sea, realmente la mitad del tiempode mucha gente en las instituciones se la pasa en llenar formatos. Entoncesdebiéramos, en principio, al menos unificar qué elementos son los que serequieren para esa rendición de cuentas de los individuos, de los colectivos,de las instituciones, de las disciplinas, en fin, no tengo muy claro cómoorganizarlo, pero es un tema que sí debiera discutirse, y no esta inconsistenciadonde te sientes como caballo del circo romano, o sea, como torturado delcirco romano con unos caballos en los brazos y otros en los pies y... parasu lado.

O sea, la atención cotidiana de la vida académica ha destruidoen muchos sentidos. Y, finalmente, sí creo que el tema de la pertinencia,de la calidad y de la equidad tienen que ver también con las oportunidadesque da el mercado laboral y no con las oportunidades únicamente de lo quese genera en la universidad, ni en términos de su contenido, ni en términosde, o sea, hay una relación.

Decía "Yengny" que la educación no crea la desigualdadsocial, y tampoco la puede resolver sola; o sea, no digo que no contribuya,hay que buscar cómo hacer que contribuya, pero se le carga a la educaciónde repente una serie de cuestiones que son imposibles de resolver si noestá articulada y perfectamente vinculada con otras dimensiones de la vidasocial.

Para concluir, creo que sí el tema de la internacionalizaciónestá obstaculizado por muchas de las reglas vigentes, no a nivel constitucional,sino a nivel de reglamentos, de uso de recursos y de destino de los recursoscon que se cuenta en las instituciones.

Gracias.

El Moderador: Gracias,Rocío.

Le damos la palabra al ingeniero Rodrigo Guerra.

Rodrigo Guerra Botello: Gracias.Quisiera comentarles un par de cosas que escuchamos el otro día en unapresentación de la OCDE que nos dejó pensando mucho, nos exhibía una gráficadel crecimiento de las universidades o de los no tradicionales, o de loseducadores de educación superior no tradicionales, que uno pensaba queera gente adulta que buscaba una segunda carrera, y el número de jóvenesque están adquiriendo conocimientos a través de esos educadores no tradicionalesestá creciendo en muchas sociedades.

Y eso pone una serie de restos en términos de evaluación,de determinación de calidad, de responsabilidades, de marcos normativos,y nos pone grandes retos del papel de nuestras universidades en el mundoreal.

La segunda cosa que quería comentarles es que en la mismapresentación se nos dijo que una firma muy prestigiada de contadores ingleses,"...", quitó de su proceso de selección de profesionistas quitó la parteperteneciente a la universidad porque dijo que no había correlación entreel éxito profesional y la calidad de la universidad.

La tercera cosa que quería compartir con ustedes es quehay una tendencia creciente en el mercado laboral provisional en México,en donde un joven solicita un trabajo y antes de que diga de qué universidadviene le ponen un examen de conocimiento de habilidades, y si tiene y arrojabuenos resultados le dan una solicitud para solicitar empleo.

A donde nos lleva eso es a pensarle bien en los procesosde evaluación de la educación superior. Si seguimos respondiendo, seguimossiendo responsables de la inserción y desarrollo de nuestros chicos graduadosen el mercado laboral nos debe de llamar mucho la atención eso, y por lotanto los resultados o la base de la evaluación de la educación superiorestá yendo a resultados, está yendo a determinación de conocimientos, habilidades,destrezas, actitudes, etcétera.

Finalmente, quiero comentarles que en ese tipo de forosinternacionales se habla mucho de que lo que no se..., pues no se puede mejorar,y entonces adoptar una cosa que se llama "El retorno de la inversión dela educación superior", y hay toda una metodología para llegar a un número.Y, por supuesto, ahora están hablando del retorno social de la inversiónde la educación superior, y eso es algo que nos debería de preocupar anosotros, y está correlacionado con el costo de la educación: páguenlolos padres de familia o páguenlo los contribuyentes mexicanos.

Está relacionado con que la efectividad de la tarea educativade las universidades, lo que se está obteniendo en la vida real, lo quenos lleva, otra vez, a que en los procesos de evaluación tengan vinculaciónreal y actualizada con las realidades que enfrentan nuestros muchachos.

Hay un estudio que hicimos en las universidades de Fimpes,en donde después de graduados, en un periodo de 5 AÑOs, el 70 por cientode los muchachos tienen contacto con alguien del mundo exterior fuera deMéxico: proveedores, clientes, asesores, bancos, etcétera, el ángulo dela calidad conlleva, gústenos o no, a la parte internacionalización denuestra tarea educativa.

Gracias.

El Moderador: Muchas gracias,Rodrigo.

Pues pasaremos a la sesión de preguntas y respuestas porparte del público. Si gustan identificarse.

Tenemos aquí al primero.

Alfredo "Villalba": Alfredo"Villalba", del Instituto Tecnológico Nacional de México, Instituto Tecnológicode Delicias.

Primero, pues nuevamente agradezco al maestro Valls, quees el que promueve este tipo de eventos, y al Senado que nos permite.

Se me hacen muy interesantes las reflexiones que han hecho,pero creo yo que todavía no se llega a la parte medular, que es el temalegislación. Legislación en materia de calidad que, para mí, la calidady la pertinencia van amarraditas, para mí equidad yo creo que la tendríamosque dejar en la parte de financiamiento.

Y lo que sí discrepo es que en cuanto a que la calidadestá muy ambigua. No, la calidad está definida. Si revisamos lo que presentala Organización Internacional de Estándares en su grupo de normas, en loscriterios de la 9000, dice: "que es el grado de cumplimiento de los requisitosestablecidos por el cliente y las entidades interesadas".

Y en ese sentido, pienso o considero que la calidad, sihablamos de educación superior, pues, primero, tendríamos que tomar comoreferencia la función social para la cual está definida o se está destinandoy, segundo, pues los clientes que serían los que demandan esa educación.

Y en ese proceso si hablamos de legislación tendríamosque pensar en dos niveles: uno es la legislación lo que le permite aperturar,ofrecer o abrir un programa, aperturar un programa educativo de nivel licenciatura,de nivel postgrado.

¿Cuáles son los requisitos que deberían de establecerse,la legislación en ese sentido?

Y en otro sentido sería la legislación en cuanto a laemisión de las certificaciones.

No podemos hablar de calidad y de internacionalizaciónsi no hablamos de certificaciones, y no hablo de los certificados de estudios,sino las certificaciones de la práctica profesional, las certificacionesdel ejercicio profesional.

Y ahí hay un doble papel que tiene cualquier instituciónde educación superior: uno es la formación profesional, las competenciasprofesionales para la práctica a la cual está definido el programa, y laotra es si hay una competencia para la cuestión de la investigación, siquiere aspirarse a un postgrado, son competencias diferentes y que debierade estar bien acotado.

Entonces, en ese sentido, los organismos que ahorita estánde acreditadores, pues deberían de ser unos buenos asesores para la partede los requisitos, para la aperturación de programas.

Y una cosa es el Copaes, no el Coepes. El Copaes es parala cuestión de la regulación de la apertura de programas educativos, yla otra es, que ahí está un poquito disociado con la cuestión de las institucionesfederales, que no pasan por la parte del Copaes, y lo digo, a mí me favorecehablando de Tecnológico Nacional de México, porque a mí, pues es otra instanciaque me autoriza.

Pero en ese sentido si hablamos de regulación o de legislacióntendríamos que hablar de la parte, desde la aperturación en ese sentido,si hablamos de calidad. Y los criterios que deberían de establecerse oque deberían de revisarse sería eso para ser garantes de la calidad, sies como la estamos estableciendo.

Muchísimas gracias.

El Moderador: Muchas gracias.

Santos Mercado.

Santos Mercado: Soy SantosMercado, de la UAM.

Pedir calidad, pertinencia y equidad al sistema de educaciónpública es pedirle peras al olmo. No lo puede dar, y deberíamos de tenerun poco de coraje, valor, para poder reconocer esto. No es posible quelo pueda dar.

Más de cien AÑOs de educación en manos del Estado y nisiquiera se ha podido resolver el problema del analfabetismo, ni siquiera.

Los pobres no entran a las universidades, con trabajosterminan la primaria. Y los que entramos, fíjense que se forma una fiesta,los pobres pagan la fiesta y no entran, los que no somos pobres entramos,disfrutamos la fiesta y no la pagamos. Hay un problema moral, hay un problemaeconómico.

Yo creo que es tiempo de reconocer que para hacer algointeresante en la educación tenemos, como decía mi ex rector Fassnacht,tenemos que cambiar de paradigma, no es el Estado el que debe educar alpueblo. Esa idea del Estado educador es una idea socialista, somos soviéticos,pensamos como si estuviéramos en Corea del Norte: que el Estado controletodo, que el Estado legisle todo, lo norme todo.

No puede ser, eso no nos conduce a ningún lado y vamosa seguir gastando recursos bestiales cada vez mayores alimentando a unsistema en donde a los alumnos los formamos para ser empleados, no paraser empresarios. Este país lo que necesita son empresarios, no empleados.

Y cuando salen y les hacemos un examen de inglés a nuestrosegresados salen reprobados, son incompetentes, somos incompetentes parajugar en las grandes ligas, porque no dominamos inglés, y no se habla deeso, muy poco se habla de eso, eso debería de ser parte de la educación,los postgrados, todos los postgrados deberían de ser en inglés, no lo son,ni siquiera en los doctorados.

Yo creo que tenemos que hacer algo que hizo Benito Juárezhace más de cien AÑOs, así como lo hizo separa la iglesia del Estado, hoytenemos que separar al Estado de la educación. No hablamos nada del mercado,es un gran sistema, a todos nos gusta ir al mercado y conseguir los mejoresjitomates.

¿Saben por qué? Porque ahí hay competencia, todo mundoquiere vender lo mejor y para eso tiene que llevar, ofrecer al clientelo mejor. Pero rompimos el sistema, no creemos en los mercados y creemosque creando aparatos burocráticos, más SEP, más coordinadoras, más institucionesburocráticas vamos a resolver el problema, lo siento, así no se resuelve.

Discúlpenme, necesitamos otra forma de hacer las cosas,necesitamos meter al mercado en el tema educativo, mientras no lo metamosno hay forma de resolver este problema, seguiremos haciendo lo mismo, gastandocada vez peor y sacando alumnos que no sirven para desarrollar un buensistema, para desarrollar una buena economía.

Gracias.

El Moderador: Gracias,Santos, por tu intervención.

Estaba el maestro aquí en la cuarta fila de en medio,y si quieren ahí hacemos la ronda de respuestas.

Roberto...: Roberto... dela ANUIES.

Un poco derivado de los comentarios de los participantesde ésta y de la anterior mesa, creo que sí hay que coincidir en que, primero,tenemos que ponernos de acuerdo en los conceptos de la calidad, de la equidad,de la pertinencia, cada quien entiende como quiere y como le conviene losconceptos.

Entonces por ahí un filósofo dijo: "que primero habríaque ponernos de acuerdo en los conceptos y así nos evitaríamos muchas discusiones".

Y luego, también habría que, después de ponernos de acuerdoen los conceptos, sí, hay que escribir firme, como decían, y en mayúsculaslas normas. Aquí hay un concepto de oportunidad que habría que considerar.

Hace algunos meses, desde mayo del AÑO pasado, a instanciasde los diálogos sobre la educación superior en México, instalamos mesasde trabajo, hubo una mesa de trabajo que abordó los temas de la calidad,la responsabilidad social y la internacionalización, y establecimos unaserie de propuestas, en el caso de la calidad se referían a la creaciónde un sistema nacional de evaluación y acreditación, que evaluara instituciones,programas y personas.

También un programa se focalizó que la calidad está enel núcleo académico, y ahí habría que fortalecer la carrera académica,y también se habló del diseño de modelos e indicadores, y también generar,sistematizar y difundir información para la toma de decisiones. Desde luegoque todo esto debe de estar soportado por instrumentos jurídicos, organizacionales,financieros.

Y creo que no podemos pasar mucho tiempo para ponernosde acuerdo en los conceptos, puesto que nosotros nos tardamos meditandomucho y hay quienes sí escriben y garabatean con rapidez reformas que,pues de alguna manera impactan en el desarrollo de la educación. Y aquí creoque el secreto, y a lo mejor de este foro debiera derivarse ya una acciónmuy concreta por parte de los legisladores, es, como decía y como ha acuñadoel Senador Juan Carlos Romero Hicks, aquí presente, hay que hacerlo bieny rápido.

El Moderador: Aquí adelante.

Perdón, estaba antes.

Hugo AvendAÑO: Hugo AvendAÑO,de la Universidad Intercontinental.

Pues simplemente reiterar y acotar algunos conceptos queme parecen relevantes, que no haya la tentación en este foro de quererestandarizar a las universidades porque queremos proyectarlas, no queremoscontrolarlas, y ese es un gran peligro. Efectivamente coincido con algunoaquí de los participantes.

Ciertamente también debemos de reflexionar que el modelode universidad actual puede ser tan tradicionalista que nos quedemos con élpor mucho tiempo y no sea que nos pase lo que a Pemex, que cuando ya seabrió, pues ya estaba quebrado y además el precio del petróleo estaba porlos suelos.

Se está generando otros modelos de conocimiento y otrosmodelos de inclusión, no nada más laboral, sino de emprendedor. Entoncesen ese sentido la Universidad como planteamiento, como estrategia educativaen México, debe estar atenta, en ese sentido, a los cambios que se estángenerando en este país.

Por tanto, me queda también muy claro que el proceso decambio lo va a impulsar precisamente las universidades, lo van a impulsarsus rectores, sus equipos de trabajo. Es muy claro incluso quiénes estánen este momento participando, quiénes están impulsando este planteamiento,esta reflexión.

De tal manera que ciertamente sí, yo creo que necesitamossí ver al futuro, pero también, en este caso, el Estado mexicano me pareceque también debiera ser desde el planteamiento de un usuario ser muy precisoen qué requiere este país de la educación superior para el futuro, y enese sentido entonces responder, y no al revés, no simple y sencillamenteseguir haciéndolo políticamente correcto, abrir instituciones de educaciónsuperior en todo el país de manera sin distinción, sin estar perfectamentebien..., y sin mirar la realidad de estos matices sociales que existen enMéxico donde, efectivamente, no se puede ofrecer lo mismo para todos, comosi las personas y sus realidades culturales fueran iguales.

Gracias. Buen día.

El Moderador: Muchísimasgracias.

Damos la palabra a nuestros ponentes. Les damos la palabraa ustedes. Aquí se rompe el orden, quien quiera tomar la palabra.

El Sr. : Muy rápidamente. A Copaes no le corresponde determinar la aceptacióno no de Rvoe. Sí creo que, junto con Ciees, deberíamos de revisar a lasuniversidades privadas para ver si cumplen estándares, y que en la legislaciónse estableciera una especie de obligación de una revisión de este tipo.

Segundo punto, las instituciones federales contra lo quese cree sí hacen acreditación. La UNAM tiene el 70 por ciento de su matrículaacreditada; el Politécnico el 95 por ciento, están por encima de los institutostecnológicos, del Instituto Tecnológico Nacional.

El Moderador: Gracias.

Rodrigo.

Rodrigo Guerra Botello: Bueno,gracias. Es un punto interesante y retomo el comentario del caballero poracá que dijo que si está en manos del Estado el poder o el deber planearla educación y coordinarla siendo ya una situación tan diversa, tan complejacon educaciones no tradicionales por arriba del espacio cibernético enMéxico, o sea, hay momentos en donde deberíamos de reflexionar si queremoscontrolar lo incontrolable, y más bien deberíamos de pensar en canalizar,deberíamos de pensar en incentivar lo que le convenga al país.

Y en ese sentido, por ejemplo, Vicente tiene, no sé, 3mil programas acreditados, de esos un por ciento muy grande, setenta ytantos pertenecen al sector de las universidades públicas porque hay unincentivo atrás y trabaja bien, mientras que el 25 por ciento son de lasuniversidades particulares, muy poquitas, de hecho casi todas con de laFimpes, lo cual demuestra que hay una correlación entre la universidadacreditada, comprometida con la calidad, que luego desarrolla acreditacionesde programas, que luego desarrolla participación en el Ceneval, etcétera,es una cadena.

Entonces yo sí creo que deberíamos de pensar en lo quehacen otros países para incentivar la educación de calidad y la planeación.Y debemos de pensar si vamos a evaluar la educación superior unitariamente,por institución o sectorialmente, o por área de conocimiento, o por regióndel país, o qué tipo de planeación, o coordinación quisiéramos hacer.

Yo creo que a final de cuentas la planeación de la educaciónsuperior debería de seguir la planeación de desarrollo del país. O sea,tenemos un plan nacional de desarrollo que a veces no le hacemos muchocaso, pero a veces sí, y al final de cuentas la educación superior debede seguir el desarrollo del país, si puede anticiparse, si le señalan losderroteros que el país va a tener el futuro.

Gracias.

El Moderador: Muchas gracias,Rodrigo.

Había pedido la palabra Adrián, después la maestra RocíoGrediaga.

Adrián Acosta Silva: Entérminos de lo que yo plantee al principio, a ver, no es un prurito académico,ni una discusión semántica esto de definir el tema de calidad, pertinencia yequidad, es un problema estrictamente jurídico, y si estamos pensando enuna legislación creo que ahí tenemos un desafío intelectual, un desafíopolítico y un desafío de técnica jurídica, ¿cómo resolverlo ahí?

Cualquier tipo de legislación, me parece, que se esté pensandonecesita hacerlo, y bajo el supuesto de que toda definición es restrictiva,todas las definiciones son restrictivas. Y lo que yo añadiría es que unadefinición como la que da un organismo internacional o la que está asociadaa la expedición de ISO por todos lados, me parece que están pensando siempreen la educación, en la calidad de la educación superior como la producciónde un buen par de zapatos o de un buen tequila.

Es decir, y esto me parece que la educación superior esinfinitamente más complicada que reducirla a dos, tres componentes. Poreso yo digo que es un desafío político definir el tema de la calidad paraluego traducirlo jurídicamente.

El otro elemento es, y es más bien una sorpresa, buenaparte del inicio de las políticas de la evaluación de la calidad en laeducación superior desde hace 25 AÑOs, que se centraron en elevar los requisitosde habilitación del profesorado, en evaluar los programas de licenciaturay algunos de postgrado, en diseñar un sistema de estímulos al desempeñovía Promep o vía Prodep, hoy, o el Sistema Nacional de Investigadores,en mejorar los mecanismos de selección de los estudiantes para el ingreso.

Todo ese tipo de programas lo que estaban enfocados erapara elevar un sistema que se consideraba de baja calidad o de calidaddeficiente. Lo que me sorprende es que 25 AÑOs después seguimos discutiendosi el sistema de calidad, la calidad del sistema es malo, es incierto,no sabemos o es malo.

¿Qué hemos hecho durante 25 AÑOs para que no hayamos logradotransitar de un sistema que se consideraba de baja calidad o de deficiencia,y a un sistema que no sabemos muy bien, a pesar de 25 AÑOs de programas,si compite internacionalmente, si es de buena calidad o si se ha mejoradoel desempeño académico, la incorporación laboral, la vinculación de lasinstituciones?

Algo hemos hecho que no estamos, digamos, atinando alnúcleo fundamental...

(Sigue 6a parte)

...académico, la incorporación laboral, la vinculación de las instituciones.

Algo hemos hecho, que no estamos atinando al núcleo fundamental de un sistemade kkk la calidad. Es una pregunta.

El señor ...: Gracias, Adrián.

La señora Roció...: Realmente si coincido con Adrián. El problema esque la información que tenemos está atomizada, dispersa, no está concentrada.Esa es una tarea que sí creo que valdría la pena dentro de la regulaciónmás general, o sea, la necesidad de esta rendición de cuentas y la disponibilidadde toda esa información para que se puedan generar, autoevaluaciones, trabajode desarrollo institucional y demás.

El otro tema es, por un lado, la evaluación ha funcionado de manera voluntaria,bueno, voluntariamente a fuerza, porque si no, no tienes acceso a recursos,ya sea personales o institucionales.

Pero quiere decir, una evaluación donde se escapan de la evaluación aquellosque no quieren ser evaluados. Sean instituciones, personas, no importa qué,o sea, se escapan, no se atiende.

Y, por el otro lado, no podemos entender, si realmente el cumplimiento delos objetivos de las instituciones son colectivos, pues que evalúen a tresy no a cinco maestro, o que lo evalúen a dos y les den premio y a los otrossiete no, o que los estudiantes no se seleccionen de manera rigurosa, enfin.

Creo que todo esto significa un problema y con esto no estoy hablando deautoritarismo, sino justamente de regulación.

Esto no debiera ser una cuestión voluntaria.

Esto no implica que deba ser rígido, no plural, no flexible, no considerarla heterogeneidad y la diversidad, o sea, el equilibrio. El problema es quetenemos un conjunto de tensiones fuertes que resolver dentro del ámbito dela legislación en esos distintos niveles, porque no es lo mismo evaluar alsistema en su cumplimiento y en su competitividad con los sistemas, los subsistemasy la posibilidad de egresados, habilitados para integrarse a este nuevo mundo,etcétera que, evaluar a una institución, a un grupo de investigación o aun profesor o a un estudiante.

Pero si evaluamos a los profesores con unas reglas, a las institucionescon otras, al subsistema con otras; entonces, sí que estamos con problemas, ¿Cómoarticulas eso?

Dando realmente objetivos muy generales a cumplir por cada parte de manerasdistintas. Me parece, o sea, no es lo mismo rendir cuentas como físico, querendir cuentas como administrador de empresas, a la sociedad y a la universidadmisma. Creo que no, que habría que tratar de incluir esos múltiples modosde rendir cuentas y de cumplir con la tarea que tienen asignadas las distintas áreasproblemáticas, campos que cada vez más son tratados con el surgimiento oemergencia de nuevos campos de conocimiento.

El Senador Juan Carlos Romero Hicks: Gracias Rocío.

Le damos la palabra a Alejandro Canales.

El señor Alejandro Canales: Sólo me gustaría insistir y reiterarque en esta idea que en materia de calidad y de pertinencia, debe de recuperarseel logro académico y el alumno, el joven.

Yo creo que, aunque en varias de las iniciativas, en los lineamientos yen los documentos está la preocupación por los alumnos, en realidad, en loscambios, en las iniciativas, no están. Son relativamente invisibles y meparece que es muy importante volver hacia ellos.

En materia de evaluación también, vuelvo a insistir, no es importante preservarla rendición de cuentas, pero en realidad crear un sistema de evaluaciónde la educación superior, en el cual efectivamente se recupere esa convergenciaque se extravió en los distintos procesos y mecanismos que, sean mucho mássencillo las reglas de evaluación, y mucho menos costoso.

Y que, efectivamente tenga cómo centro el logro y el desarrollo académicoque, desde que se instauró, se dijo que ese era el propósito, la mejora dela calidad, pero que, en realidad, después de 25 AÑOs, pues no lo tenemos.

Entonces, sería regresar a lo básico, pero aprendiendo de lo que no sehizo bien y de lo que se hizo en ocasiones muy mal.

El señor Rafael: Miren, bueno nada más una última reflexión y esque los comentarios que se han hecho. Me doy cuenta que algunas personasno han visto que, de hecho, hay nuevos modelos para evaluar la educaciónsuperior, hay nuevos modelos para evaluar las instituciones y para evaluarlos programas.

Los modelos no son tan cuantitativos, son ahora mucho más cualitativos,evalúan resultados, se evalúan todo tipo de carrera, nosotros hemos evaluadola carrera de saxofón y piano y cosas así que, por supuesto que lo hacemoscon saxofonistas y con pianistas profesionales, y con unos modelos que noson cuantitativos, son cualitativos.

Tienen rúbricas, los evaluadores tienen que contestar del orden de más de40 rúbricas para hacer las apreciaciones, hay nuevas categorías.

Se evalúan habilidades genéricas en los estudiantes.

Se evalúan los resultados de los estudiantes y eso da muy buenas indicacionesa los programas y a las instituciones sobre la calidad del programa con mirasal único propósito que es mejorar el programa educativo.

El señor...: Muchas gracias rafa.

Vamos a abrir otra sesión de preguntas, me dicen que ya estamos sobre eltiempo. Entonces, les pediré que sean tres y que sean preguntas o intervencionesbreves.

Maestro.

El Senador Víctor Hermosillo y Celada: bueno, yo soy Senador y hablande leyes.

Bueno, aquí yo creo que no hay que perdernos las leyes, se tienen que hacercon un propósito; que el propósito es el fin.

Yo veo que, por un lado está el gobierno, el gobierno, a ... le encanta controlar.

Por otro lado está la academia y; por otro lado, está el país. La educacióntienen un fin, el país, ni es la academia porque ahí se quedarían todos,verdad, ni es el gobierno, sino es el bienestar del país.

Se habla aquí mucho, por ejemplo, de que por supuesto que uno de educacióntiene que ver con los métodos productivos, porque si no hay una educaciónque tenga personas dispuestas y capacitadas para los métodos productivos,pues no se va a producir. Ese el problema ahorita de nuestro país muy importanteen la grandes industrias tecnológicas.

Por ejemplo, en Querétaro pusieron una universidad para la situación delos espacios, porque nosotros no tenemos nada de eso. Yo soy fronterizo,por eso les digo, lo que tiene que ver precisamente con una serie de cosaspara poner a nuestros muchachos en el lugar preciso.

El Secretario Nuño, dijo: vamos a enseñar inglés y pues no hay maestrosde inglés. Entonces, hay que hacer maestros en inglés.

Hay otras capacidades que tenemos que hacer, pero no nada más, digo, loveo sinceramente es para los métodos productivos, porque hay muchas personasque no nada más se dedican a la industria, por ejemplo, hay abogados, hayfilósofos, o sea, el mundo tiene de todo.

Lo que si tenemos que ver, es de que el aparato productivo de para que losotros también den, porque cómo les diré, el mundo se mueve a través de satisfactores.

Entonces, todo mundo y todos los muchachos quieren tener un satisfactor,algunos querrán ser capitanes de industria y otros no querrán ser tanto,pero tienen que tener sus satisfactores mínimos para poder desarrollarsey sentirse realizados. Me explico.

Entonces, una de las cosas muy importantes que tenemos que ver, si legislamoses: dé el fin final. Y otra cosa, ¿Cómo lo logramos?

Y aquí hay una cosa muy importante en educación superior. Si mal no me acuerdoy no me quiero equivocar, el 40 por ciento de la educación superior, ahoritaestá en la educación privada, antes no sucedía eso, antes el gobierno teníaun acaparamiento total de toda la situación educativa.

Ahora, que bueno que está también la educación privada, porque cómo va aquerer llegar a 40 por ciento de cobertura, si las universidades cada díatienen más problema de carácter económico sobre todo las públicas por laspensiones y todo eso que se les vienen, etcétera. Y por una situación propiade que una institución privada siempre tiene algunas limitaciones económicasque le hace ser más eficiente.

Entonces, lo que se tiene que ver es: ¿Cómo podemos como país tener máseducación superior?

Y por supuesto que tenemos que cuidad a la educación privada para que ayudetambién al desarrollo de país, o sea, estamos para ganar todos, no nada máspara ganar unos o para ganar otros, sino todas, ¿Cómo podemos educar mása los mexicanos?

Necesitamos educación privada y educación pública, y eso es evidente. Ymucho de lo que sucede ahora es que a las instituciones privadas se les ponendemasiados escollos, impuestos, becas, los rvoes, es un problemón.

Entonces, tenemos que ser más flexibles, si queremos más educación. Estepaís requiere educación y, otra cosa, la selección va a ser natural, comoen cualquier otro lado, digo, los padres de familia quieren que sus hijosvayan a las mejores universidades, pero en función de qué, de los que salende ahí, son las que se acomodan más, tienen éxito.

Lo queremos y tenemos que ver, es de que nuestra mente no se nos pierdaque, el chiste es que los muchachos tengan éxito, olvidémonos de cosas filosóficasy de ideologías, si no tienen éxito los muchachos, el sistema educativo falló.Esto es una cosa cierta: falló.

Entonces, uno de lo que nos debe de ver en nuestra mente para hacer leyes:es de que no fallen los muchachos.

Ahora, también no nos dejen solos porque los legisladores no somos expertosen educación. Entonces, aquí lo que también tienen que hacer ustedes, digocomo instituciones, sean las ANUIES y FIMPES, ahí les pongo en reto, porqueno hacen un proyecto de ley; un proyecto de ley que, precisamente, vea suspuntos vista, por ejemplo, la FIMPES puede hacer uno, la ANUIES, otro, yasí sucede en el Senado. El PRI propone una ley, el PAN propone otra, sediscuten, se ven, etcétera, ya que bueno que ahora leyes ciudadanas.

Ahorita en la situación de anticorrupción, ya hay propuestas de la ciudadanía,pues para ver precisamente el punto de vista del que vamos a afectar, noestar legislando aquí en estos palacios, verdad, y luego afectar al que sesupone debemos de ayudar.

Entonces, claro que tiene limitaciones como pusimos una ley de carácterciudadano, porque tiene que juntar 120 mil firmas, o algo así, pues yo creoque las pueden juntar.

Hay más, el chiste es que también la sociedad aporte en la situación delas leyes, porque si no las leyes, luego no son aplicamos, como sucede enmuchas leyes en nuestro país.

Creo que yo les dejo esa situación, digo, el país requiere una educaciónde primera, nos estamos quedando atrás. Eso todos ustedes lo admitieron ylos anteriores que estuvieron aquí.

¿Cómo hacemos para no quedarnos atrás?

El señor...: Gracias, Senador.

Maestra, la última pregunta.

La señora Yolanda Gallardo: Yolanda Gallardo.

Yo sí quiero tomar como universitaria a distancia de la discusión dualistasobre la eficacia del mercado contra la ineficacia del Estado que es unadisputa que no vamos a resolver aquí, pero que si erige al de la voz comoel que tiene la pureza de miras y de resultados, mientras que se opone elEstado como totalmente ineficiente y absurdo que se confié en él.

La mejor muestra de que hay irracionalidades en todos los sistemas y, sobretodo en el mercado es la crisis de los Estados Unidos del 2008, en dondeprecisamente los abusos del mercado crearon la peor situación económica,no sólo en Estados Unidos, sino en el mundo, por las irracionalidades delmercado.

Creo que no podemos, como universitarios, asumir esa posición de que unlado es puro, el sistema, y en el otro, totalmente ineficiente y corrupto.

Respecto a la legislación, quiero agradecer mucho a todos los participantespor esa rica y reflexiva, conjunto de ideas que vinieron a compartir connosotros y que nos estimulan a tratar de ir más allá de lo que existe y mejorar.

Y en ese sentido, yo quería comentar que la cuestión de calidad y pertinencia,estoy de acuerdo con el ponente que dice: no se puede definir, ni resolvery los casos de Australia que se discutió calidad y pertinencia a nivel nacional,y en Inglaterra que también se hizo lo mismo en todo el sistema de educaciónsuperior. Se vio que no se puede llegar a un consenso sobre estas definiciones ¿Porqué?

Porque los fines de un sistema heterogéneo de educación superior que puedenser de excelencia, de innovación, de utilidad o de servicio a la comunidad,orientan hacia distintas estrategias en la práctica.

Pero lo que sí creo que puede reflejar esa calidad y esa pertinencia, ylo que decía la Doctora de la UAM también en relación con la inclusión yla equidad: es que nuestra legislación debería decir que todo el sistemade educación superior debe estar más dado en una cultura de la evidencia;y la evidencia puede ser, como bien se dijo también: cualitativa, cuantitativa,mixta o analítica, el uso de los grandes datos y puede atravesar todos losniveles, desde el rendimiento de un estudiantes, al rendimiento de un profesor,el rendimiento de una institución o de todo el sistema.

Entonces, creo que sí, estás preocupaciones de las mesas de cultura de calidad,pertinencia, se reflejan en esta idea de la cultura de la evidencia, es posibleque avancemos un paso más allá de las definiciones.

Y en relación con la equidad, yo creo que la cuestión de los insumos quese les dan a los jóvenes que menos tienen. También podría resolver ese problema.

Gracias.

El señor...: Bueno, muchísimas gracias.

Ya estamos sobre el tiempo y les agradecemos a todos. Solamente un cierrebrevísimo diciendo que parecería que si me falta algún punto, por favorcorríjame, pero pareciera que la preocupación es sobre ¿Cuáles son los marcosnormativos que tendrá una posible ley de educación?

La inclusión de los conceptos es clave, aquí vimos que la pluralidad deconceptos es muy amplia, desde que la vio al maestro del Instituto de Delicias,desde la posición de la FIMPES y de otros colegas.

Entonces, hay una pluralidad de oposiciones, y eso creo que sí hay que debatirlopara que esté un concepto o una noción de calidad que más o menos compartamos,y que además le dé viabilidad a esos marcos normativos que faltan y que parecieraque, aquí se detectará aunque faltan por poner en orden, no dejarle a laeducación todo, decían por un lado, pero también uno de los puntos que surgió aquí es,no dejarlo a la legislación todo, no puede resolver una legislación, un nuevomarco jurídico.

Hay normas que están operando, que son restrictivas para la libertad deautonomía en las universidades, y eso creo que sí hay que pensarlo, a lapar también como lo hicieron notar mis colegas: de que hay una diversidadde universidades, de prácticas que no puede una ley homogeneizar.

Y pues ya nada más para terminar, diciendo como empezamos: las leyes son útiles,en tanto que estructuran las políticas, les dan continuidad, pero parecieraque no les dotan de la efectividad que ahora necesitamos.

Muchísimas gracias, me dicen que a las cuatro de la tarde estamos otra vezaquí.

(Aplausos)

La señora...: Muchas gracias a los participantes en esta segunda mesa.

Les invitamos a reunirnos nuevamente aquí para la mesa número tres, la Legislacióny el Financiamiento a las 16:00 horas.

Muchas gracias.

(Continua mesa número tres)

La señora...: Sara Ladrón de Guevara González, Rectora de la UniversidadVeracruzana.

El doctor Romualdo López Zarate, Rector de la Universidad Autónoma Metropolitana,Azcapotzalco.

El doctor Imanol Ordorika Sacristán, investigador del Instituto de InvestigacionesEconómicas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Y el maestro Javier Mendoza Rojas, investigador del Instituto de Investigacionessobre la Universidad y la Educación de la universidad Nacional autónoma deMéxico.

Y en esta ocasión funge como moderador, el doctor Armando Alcántara Santuario,investigador del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educaciónde la Universidad Nacional Autónoma de México.

Por favor.

El moderador, doctor Armando Alcántara Santuario: Muy buenas tardestengan todos ustedes.

Es para mí un verdadero honor, haber sido invitado por los organizadores,a coordinar esta mesa, con la presencia de tan distinguidos participantes,comenzando por la señora Rectora de la Universidad Veracruzana, la doctoraSara Ladrón de Guevara.

El Rector de la UAM, Azcapotzalco.

El doctor Romualdo López.

Y mis colegas Imanol Ordorika y Javier Mendoza, reconocidos especialistasen el estudio de la Educación Superior.

El financiamiento es un elemento clave para cumplir las funciones de docencia,investigación y difusión de las universidades e instituciones de educaciónsuperior.

En el caso de las instituciones públicas, los recursos financieros provienenen su mayor parte el gobierno, ya sea a nivel estatal o federal.

Una de las demandas constantes de las instituciones de educación superior,ha sido el contar con presupuestos suficientes y entregados de manera oportunapara poder desarrollar los programas y acciones que permitan llevar a cabola formación de los estudiantes, la generación y difusión de conocimiento,así como de las actividades culturales y deportivas que implican una formaciónintegral.

Desafortunadamente, sigue habiendo casos en que el presupuesto no es suficiente,ni se entrega a tiempo, lo cual causa trastornos importantes a la vida académicade las instituciones, como hemos visto casos en los últimos tiempos.

Desde su fundación, hace ya 65 AÑOs, la ANUIES se ha convertido en el principalinterlocutor de las instituciones universitarias con el gobierno federal.

En una reciente publicación conmemorativa de esa efemérides, un reconocidoespecialista en el tema que hoy nos ocupa, concluye señalando que: si bienen distintos periodos se han obtenido avances relacionados con el financiamientopúblico a la educación superior. Este ha sido insuficiente para atender lasnecesidades de un sistema en continuo proceso de expansión, de mejoramientoy de diversificación.

De ello, se deriva demandas históricas de la ANUIES relacionadas con lasuficiencia y la certeza presupuestal, los cuales continúan vigentes.

Quisiera; entonces, retomar este señalamiento para iniciar el intercambiode opiniones y planteamientos entre quienes integran esta mesa de debate.

Para ello, me he permitido proponer dos grandes cuestiones a las que lespido responder.

La primera sería, a su juicio ¿Cuáles son los principales problemas de financiamientoque enfrentan las instituciones públicas de educación superior?

En segundo lugar, les preguntaría: ¿La legislación vigente garantiza lasuficiencia y certeza financiera de las instituciones públicas de educaciónsuperior y que modificaciones legales consideran necesarias para fortalecerel financiamiento de las instituciones públicas de educación superior?

Les propongo que sus respuestas, no les lleven más de 10 minutos, solicitandoque, primero, pues y nos ocupemos de la primera y enseguida de la segunda.

Entonces, yo le pediría a la doctora Ladrón de Guevara que iniciara está ronda.

Por favor doctora.

La doctora Sara Ladrón de Guevara: Muchas gracias. Muy buenas tardestengan todas y todos ustedes.

Quiero celebrar realmente que se lleven a cabo estas mesas de debate, esun acierto de ANUIES, acercarse al Senado, es un acierto del Senado encontraren ANUIES el espacio de reflexión sobre las legislaciones que nos competena las universidades que inciden en nuestro quehacer.

Creo que es la mejor manera en que podemos avanzar en esta temática.

Y agradezco que me hayan considerado para esta mesa, particularmente porel tema financiero que nos ha afectado recientemente en la Universidad Veracruzana.

Como todos sabemos, el financiamiento de las Instituciones de EducaciónSuperior Públicas, provienen del Estado, son fondos públicos y, en el casode las estatales, tenemos una proporción que viene de la federación y otradel Estado en la que somos universidades.

Esto de inicio, no tiene una norma equivalente en cada Estado, ya está repetidoen varias ocasiones como las universidades, tenemos porcentajes diferenciales,y esto se debe a razones históricas, a encuentros y desencuentros que significanmás o menos a discreción a menudo de los gobernantes en turno.

Lo cual nos deja en un tema de indefensión, pero más aún cuando estos recursos,los federales llegan a las cuentas del gobierno estatal; y es al gobiernoestatal a quien le corresponde ministrarlos, tanto los estatales como losfederales, y la indefensión en la que nos encontramos las universidades paracobrarlos si estos no llegan oportunamente.

Cuando llegue a la Rectoría de la Universidad Veracruzana, septiembre 2013.Me encuentro con un pendiente de nuestras cuentas, de los presupuestos quecorresponden a la Universidad importante, y buscamos cómo podíamos hacerpara recuperar esos recursos que ya estaban presupuestados y que ya estabancomprometidos por supuesto en nuestros quehaceres.

Y nos encontramos, con que realmente no existen los mecanismos para lasuniversidades para ir a cobrarlos, y eso ha hecho que en muchas ocasioneslas universidades se encuentren en la manifestación pública, en salir a lascalles, en reclamar sus presupuestos, afuera en las calles, porque no hayorganismos que estén revisando la oportuna entrega por parte de los gobiernosestatales, a sus universidades.

Es así que yo acudí, desde luego, al titular del Ejecutivo en el Estadodurante dos AÑOs, y siempre con el reconocimiento de estos pendientes, másno la solución en la ministración los mismos.

Entonces, justamente, el legislativo parecía un poder que podía recuperarestos pendientes y la solidaridad de otras instituciones de educación superior.

Quiero decir que la ANUIES, fue fundamental que tuvimos el apoyo de todoslos rectores de las instituciones de educación superior pública en el país,y que se hizo un exhorto porque eso es lo que se puede hacer; un exhortoal Ejecutivo para que los recursos nos fuesen entregados.

Y, sin embargo, esto que parecía ya una solución y un enorme apoyo, puesseguimos padeciendo de las mismas carencias e incluso avanzando el tema delos pendientes. En cuanto seguía corriendo el tiempo y los recursos no eranentregados.

En cuanto al Poder Legislativo, acudimos tanto al local como la federal,y puedo decir: que el punto climático de este acercamiento, ha sido el puntode acuerdo que se presentó en el Senado, la semana pasada, En donde nuevamente hayun exhorto al Poder Ejecutivo para que los recursos sean entregados a la universidad Veracruzana.

Entonces, nos quedamos en los exhortos y a menudo estos no resultan en loque estamos solicitando y exigiendo. Por eso, tomamos la decisión la UniversidadVeracruzana de acudir a l tercero de los poderes: al Poder Judicial y a denunciarla carencia de estos recursos, cuando que estos están convenidos de maneratripartita, cuando estos son presupuestos asignados para educación superiorpública y cuando consideramos que es una responsabilidad del Poder Ejecutivo,que éstos lleguen a nuestras cuentas.

En ese sentido, creo que estas mesas de debate pueden propiciar una legislaciónque apoye, tanto asuntos porcentuales de las aportaciones federales y estatales para las universidades públicas estatales, como mecanismos de aseguramientode que los recursos lleguen a nuestras universidades.

De hecho, debo decir: que ante la situación de dificultad, de crisis quepadecemos en la Universidad Veracruzana, la federación ya desde el AÑO pasado,no se entrega directamente a la Universidad Veracruzana los recursos federales,cuando en otras universidades siguen pasando por los gobiernos estatalesantes de llegar a las universidades.

Ese es un avance que puede significar una diferencia en el ejercicio denuestros recursos que podría implementarse de manera legal para todas lasuniversidades. Y en este momento, hemos avanzado de manera que el Gobernadordel estado de Veracruz, ha presentado ante la legislatura local, una propuestade autonomía presupuestal para la Universidad Veracruzana, estableciendoun porcentaje del presupuesto estatal para que se dé directamente a la UniversidadVeracruzana y con carácter de irreductible.

Se está proponiendo el 3 por ciento, lo cual es mayor a lo que generalmentese ha otorgado a la Universidad Veracruzana que era de alrededor del 2.5por ciento. Si bien, si esto llega a validarse por la legislatura, habrá depasar por todos los municipios del Estado que, son 212 porque es un cambioconstitucional, y vendría a ejercerse en la Universidad Veracruzana, haciael 2018.

De manera que la exigencia de los recursos que corresponden a ejerciciospasados, sigue vigente, independientemente de los avances legislativos quepudieran ser un camino a seguir. En el caso de las universidades estatalesde todo el país.

El moderador, doctor Armando Alcántara Santuario: Muy bien, muchasgracias.

Le pediríamos ahora al doctor Romualdo López Zarate, su intervención porfavor sobre el primer cuestionamiento.

El doctor Romualdo López Zarate: Muchas gracias.

Quiero agradecer la invitación del ANUIES y de la Presidencia del Senadode la Comisión de Educación, ojalá éste sea un paso más para cumplir esteviejo sueño anhelado durante más de 25 AÑOs de petición del ANUIES de quese modifique la ley.

Yo voy a dar lectura porque el tiempo es muy corto, pero como la invitaciónnada más venia una pregunta, pues yo prepare la respuesta nada más una pregunta.

La pregunta es: ¿La legislación vigente garantiza la suficiencia y certezafinanciera de las instituciones públicas de educación superior?

Y voy a decir seis nos, para proponer algo. Entonces, no, porque hay unaambigüedad interpretativa de la fracción IV del artículo 3° constitucional:toda la educación que el Estado imparta será gratuita.

Algunos pensamos que la educación que se imparte en las universidades públicasautónomas, no es una educación que el Estado imparte, puesto que en la Ley General de Educación en sus artículos 7 y 10, se hace la diferencia entrela educación que imparte el Estado, sus organismos descentralizados y losparticulares.

La sugerencia sería: incorporar un artículo que elimine la ambigüedad interpretativa.Por ejemplo, siguiendo la redacción que tiene el artículo 6 de la Ley General de Educación, podría decir: la educación superior de carácter público será gratuita.

Las cuotas voluntarias y de servicios que establezcan las instituciones,no se entenderán como contraprestación del servicio educativo.

Las instituciones autónomas regularan el destino y aplicación, trasparenciay vigilancia de las donaciones y cuotas.

No, porque la Ley General de Educación, en su sección 3 artículo 25 delFinanciamiento y la Educación: no establece proporción alguna a diferenciadel especificaba la investigación científica y tecnológica, al menos el 1por ciento. La que deba destinarse a la educación superior, la sugerenciaes: que se incorporé lo que ha propuesto la ANUIES que sea del 1.5 por ciento.

No, porque no establece obligación y procedimiento alguno a las entidadesfederativas y municipios, a destinar recursos a la educación superior.

La iniciativa presentada por el gobernador de Veracruz, recientemente, puedeser, como lo decía la doctora: un mecanismo para el caso de las universidadespúblicas.

Como la Universidad de Veracruz es la que tiene una proporción de participaciónmás alta de las entidades federativas para todos los demás estados un 3 porciento sería mayor a lo que reciben actualmente.

No, porque no hay reglamentación alguna de la fracción VII del tercero constitucionalsobre las universidades y demás instituciones de educación superior autónoma.En particular la interpretación que da esta fracción VII del artículo 3°,a las instituciones autónomas, la facultad y responsabilidad de administraciónde su patrimonio.

Esta facultad autonómica se ve restringida, acotada e invadida por disposicionesno constitucionales de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público.

Por ejemplo, el artículo 22 del actual Ley para la Coordinación de la EducaciónSuperior Vigente, desde 1978, establece: que los ingresos de las institucionespúblicas de educación superior y los bienes de su propiedad estarán exentosde todo tipo de impuestos federales. También estarán exentos de dichos impuestos,los actos y contratos en que intervengan dichas instituciones, si los impuestosconforme a la ley respectiva, debiesen estar a cargo de las mismas.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público, no revisa este artículo.

No, porque la Ley de Coordinación para la Educación Superior de 1978, respondea una realidad muy distinta a la actual.

No sienta, como dice esa ley, las bases para la distribución de la función educativade tipo superior, entre federación, estados y municipios, ni las bases paraprever las aportaciones económicas correspondientes.

No, porque por lo menos en los programas sectoriales de 2001-2006, 2007-2012,2013-2018, se ha propuesto como meta actualizar la legislación para la educaciónsuperior, y esto aún no se cumple.

Por ejemplo: en el Programa Sectorial 200-2006, se dice para la educaciónsuperior: la normativa de la educación superior, ya no responde a la dinámicadel cambio incesante en materia académica y de organización del sistema.El reto es revisar y actualizar el marco jurídico para permitir su desarrolloy adecuada regulación y coordinación.

En el Programa Sectorial Educativo 2007-2012, dice: promover reformas ala ley para la coordinación de la educación superior, con el fin de fortalecerel sistema de planeación, coordinación de este tipo educativo, así como laregulación del sistema.

Llama la atención que la Auditoria Superior de la Federación, en su auditoriade resultados, no le llaman la atención al que corresponda por el incumplimientode estas metas propuestas en los tres programas y, a nosotros sí, nos pidenmuchas cuentas de resultados.

No, porque no se atienda las reiteradas recomendaciones del ANUIES en suspropuestas para el Programa Sectorial Educativo. Por lo menos, desde haceun cuarto de siglo.

La última inclusión con responsabilidad social, hay todo un eje, financiamientocon visión de Estado. Que ojalá se tome en cuenta.

Por todo esto, creo que se requiere una nueva ley acorde a la realidad quepara el caso del financiamiento, otorgue certidumbre jurídica de la aportaciónfederal, estatal y municipal, ojalá pudieran incorporarse a los municipios,a las instituciones públicas de educación superior. Y establezca las obligacionesde las instituciones públicas para regular sueldos y prestaciones a su personal,como las jubilaciones y el retiro.

Esto de las prestaciones es un problema a nivel nacional. El tabulador parael personal académico es más o menos el mismo, pero en las prestaciones, haymucha variedad entre institución e institución.

Algunas como la UAM o la UNAM tenemos la Ley del ISSSTE, otras tienen jubilacióndinámica, unos tienen 60 días de aguinaldo, otros 90, otros 40, otros 30.Las prestaciones son diferentes.

Hay algunos rectores que reclaman cuando su presupuesto y las prestacionesse aprueban en los consejos universitarios que la federación les otorgueel recurso que aprobaron por mayoría. Creo que esto no es procedente.

Yo creo que la nueva ley debe permitir la investigación a largo plazo yla construcción de obras de envergadura con la aplicación de presupuestosplurianuales.

Muchas gracias.

El moderador, doctor Armando Alcántara Santuario: Muchas gracias,doctor López Zarate.

No sé si pueden arreglar ese zumbidito que esta por ahí, no sé si es cuestiónde los micrófonos.

De cualquier modo, pasaría; entonces, ahora el micrófono al doctor ImanolOrdorika, para que nos dé sus consideraciones, acerca del primer planteamiento.

El doctor Imanol Ordorika: Gracias. Buenas tardes.

Agradezco la invitación a participar en esta mesa, en estos eventos dediscusión sobre la legislación de la educación superior, y agradezco su presenciaen esta tarde fría, lluviosa, no de lo más invitadora para encontrarnos aquí.

Yo quisiera responder de manera inclusiva la pregunta que plantea CarlosPayán, hoy por la mañana, de si la legislación existente era pertinente,adecuada, englobaba los problemas actuales de la educación superior, y enella incluir lo del presupuesto, porque creo que esas preguntas se resuelvenrelativamente rápido, o sea, es obsoleta y es inadecuada.

Y esto parecería indicar y las preguntas de alguna manera nos conducen,a la noción de que, en efecto, todos estaríamos en la lógica de que es necesarioun nuevo proceso legislativo que podía ser como un capítulo de la Ley General de Educación o como una Ley de Educación Superior.

Y si esto en abstracto siempre pude sonar bien, yo creo que nosotros lotenemos que poner en los contextos reales en los cuales se están tomandodecisiones políticas y legislativas en nuestro país y en particular en elterreno de la educación que ha sido uno de los más polémicos en los últimosAÑOs.

Porque necesitamos evaluar, no si es el momento propicio, yo creo que todoslos momentos tienen enormes dificultades para generar procesos legislativos,pero sí tener una comprensión del contexto muy profunda para poder establecerlas condiciones y requisitos que pudieran hacer posible que un proceso legislativopara la educación superior en el país, no fuera simplemente el de institucionalizarlo actualmente existente, con todos los problemas que acarrea y que no sonexclusivamente, o no son fundamentalmente una consecuencia de la ausenciade leyes o de la multiplicidad de normas que tenemos hoy en día, sino deuna ausencia de políticas claras para la educación superior y de una comprensiónde la complejidad institucional y de los distintos subsistemas, llamémosleasí, que lo componen.

Entonces, yo diría: sí, discutamos sobre un proceso de legislación. Esoes lo que nos trae aquí, no venir a discutir sobre las políticas específicasde educación, y discutamos en qué condiciones se tiene que dar o se puededar un proceso legislativo que tenga efectos positivos para el conjunto dela educación superior de nuestro país.

Entonces, ese sería el primer planteamiento que a mí me gustaría hacer.

El segundo es, que yo no soy abogado, nunca he sido legislador, pero creoque hay que legislarlo o legislable, y hay cosas que son más bien declarativas.Y si nosotros legislamos que, por ejemplo, en la Ley Federal del Trabajo,que los trabajadores tienen que ser productivos y que su trabajo tiene queser de calidad.

Estamos haciendo enunciados que no se pueden ni siquiera evaluar, o quepueden ser evaluados desde perspectivas tan diferentes que no se sabe sila ley se está aplicando como tal o no.

A mí me parece que nosotros tenemos que traducir estos temas, a planteamientosperfectamente prácticos, perfectamente dilucidables en términos de la aplicabilidadde la ley, e incluso de las consecuencias que tiene la no aplicación de laley, o el no cumplimiento de la ley en un momento determinado. Y esa deberíaser un rasgo fundamental de la legislación que se establezca en el terrenode la educación superior.

Por ejemplo, yo me pregunto: ¿Se ha intentado durante tantas décadas, definirlo que es la calidad educativa?

Hay tantas definiciones, y nos ocurre con tanta frecuencia que llegamosa un foro como este, y se dice: necesitamos tomar una definición, porquesi no, esto no se puede llevar adelante un proceso legislativo.

Hay alguna causa que, evita que sea tan fácil tomar una definición de calidad.Por eso no se puede hacer y es inaplicable, sería mi juicio absurdo estableceren una ley de educación superior que, la educación superior tiene que serde calidad.

Pongámoslo en la exposición de motivos como una declaración que todos podemosasumir desde la perspectiva de lo que entendemos podía ser una educaciónde calidad.

Pero en cambio, sí podemos plantear como proyectos de Estado, que es loque tiene que contener una ley; una ley que favorezca la cobertura más ampliaposible de la población y tomar las políticas necesarias para que esto ocurradiciendo por ejemplo: que todo estudiante que haya completado el ciclo debachillerato tiene por derecho que tener un espacio en la educación superior.

No en una institución en particular, ahí tenemos temas de debate legislativoy de derechos, por eso es un derecho el acceso a la educación superior, resultaque tenemos los exámenes de admisión, problemas prácticos muy concretos quese traducen en temas legislativos, no fáciles, que tenemos que resolver.

Otro tema, por ejemplo, lo planteo Romualdo, el tema de la gratuidad dela educación. Si nosotros nos planteamos que el objetivo central de la Leyde educación es que haya la mayor cantidad de jóvenes mexicanos estudiandolas instituciones que sean lo mejores posibles. Entonces, tenemos que garantizardos cosas:

El mayor número de jóvenes de cualquier extracto socioeconómico, implicaestablecer condiciones de ingreso, remover los obstáculos financieros, generarsistemas de apoyo bien establecidos desde las leyes y no sistemas de becasque salen al garete cuando se le ocurre a un Presidente de la República pornecesidades electorales de un momento, o que tienen una enorme dispersiónen el país, digamos por lo menos eso.

Y el segundo tema, no es un asunto de legislemos la calidad, legislemoslas condiciones, el tipo de instituciones que son consideradas de educaciónsuperior ¿Qué requisitos tienen que cumplir?

¿Cuáles son los sectores a los que pertenecen los regímenes de control?

Establezcamos esto con precisión, en lugar de una tipología del tipo de... de decir: está es una universidad uno de investigación, está es dos de"Liber a larts", eso no corresponden ni nos resuelve ningún problema de accesoy de mejoramiento de condiciones, porque lo que nosotros podemos hacer parapromover la calidad que es el proyecto, no medir la calidad es mejores maestroscon mejor infraestructura para tener a más estudiantes en la posibilidadde aprender.

Tercer elemento que considero estratégico para avanzar en un proceso legislativo.Tenemos que quitar de en medio que la idea de que la evaluación es el temacentral de la política educativa del país.

Estamos viendo las consecuencias que tiene eso, a nivel de la educaciónbásica en México que, a donde nos ha conducido, es a una especie de ... rotundoa cualquier posibilidad de recorte financiero a los presupuestos ya aprobadospara el 2016, a las instituciones de educación superior.

Me parece que la ANUIES, como colectivo que el Senado, que nosotros todospodemos hacer un pronunciamiento muy firme de que estas amenazas que estánflotando en el aire, de que por los fracasos económicos que se han tenido,va a venir un recorte para los presupuestos a las instituciones, tiene queser rechazado contundentemente.

Y me parece que en la ley tenemos que poner salvaguardas a la laxitud conla que el Ejecutivo Federal puede intervenir para hacer recortes presupuestalesa las instituciones de educación superior.

Dos. Necesitamos establecer lo que dijo la señora Rectora de la UniversidadVeracruzana: reglas y procedimientos precisos que permitan llamar a cuentasa los responsables de la no entrega de los recursos asignados a las institucionesde educación superior.

Tenemos que evitar la incertidumbre y el conflicto como los que se han generado,en la Universidad de Guadalajara, la de Sinaloa, Querétaro, Morelos, la UABJOen Oaxaca, Puebla y ahora la Veracruzana.

¿Cuántas universidades más hay que establecer en las leyes las formas deentrega del presupuesto y las responsabilidades de los funcionarios estatalesy ferales?

Pero además demos un paso más adelante. Es absurdo que haya recursos deorigen federal que a los que se llama federalizados, que están etiquetadospara la educación superior, pero que se le entrega a los gobernadores paraque ellos a su vez se los entregan a las instituciones.

Eso obliga a los rectores y a los administradores universitarios a unadoble negociación en el ámbito federal y otra en el estatal sobre recursosque tienen un mismo origen que es federal.

Tendríamos que eliminar rotundamente en el proceso legislativo, ese componentefederalizado de los recursos, no digo eliminar los recursos, lo que hay queeliminar es esa doble vía, en donde recursos que tienen un mismo origen senegocian en dos partes y dependen de funcionarios en dos ámbitos completamentediferentes.

Tres. Asegurar la continuidad de los proyectos de inversión y desarrolloestratégico de las IES, a través de presupuestos multianuales. En sustitucióna los concursables, y ojo de esto seguro va a hablar mucho más Javier.

Los multianuales, no es el irreductible, el irreductible solamente los gastosde operación. Nosotros tenemos que entender la posibilidad de que las institucionesse planteen proyectos que no son de gastos de operación de mucho más largoplazo.

Cuatro. Tenemos que reivindicar el carácter gratuito de la educación superiorpública. Yo creo que esa dicotomía de que en las universidades autónomasno son educación que imparte el Estado, son una interpretación totalmentejalada de los pelos, pero si hay que resolverla de la manera que dice Romualdo,estoy de acuerdo, toda la educación superior pública debe de ser gratuita.

Pero en la actualidad, incluso hay instituciones de educación superior públicasque no son autónomas, como muchos de los tecnológicos en donde se cobrancuotas por distintas vías, se les está haciendo pagar a los estudiantes laeducación superior que reciben.

Conclusión: Tenemos que legislar en este terreno, a partir del consensocon amplia participación de las instituciones de educación superior de losdiferentes tipos.

En este quiero, abierta y claramente incluir a la educación normal; la educaciónnormal es educación superior, los maestros de las normales son colegas nuestros,son profesores de educación superior y no podemos aceptar la posibilidad,ni de su disolución, ni de su ubicación en una condición menor a la de lasotras instituciones de educación terciaria.

Creo que con todas ellas, a través de Organismo Coordinador de las Institucionesde Educación Superior del país que es la ANUIES, se tiene que discutir demanera profunda en las universidades y con los universitarios, lo que seríaun nuevo proyecto de.

(Sigue 7a parte)

. . . país que es la ANUIES, se tiene que discutir de manera profunda enlas universidades y con los universitarios lo que sería un nuevo proyectode Ley, porque ya hemos visto, y con esto quiero terminar, que este tiempopara legislación está marcado por una visión que se manifestó hoy por lamañana aquí que cree que el asunto de las reformas en los distintos niveleseducativos son un problema de control, de administración, de gestión laboraly de sojuzgamiento de las instituciones educativas al poder de la Secretaríade Educación Pública, y eso no lo podemos permitir, porque en particular,en la educación superior, a todas las instituciones, pero sobre todo lasinstituciones autónomas tenemos que defender nuestra distancia respecto alPoder Ejecutivo Federal, cuando hay una visión tan restringida de lo educativo,tan carente de contenido y de proyecto como la que hoy encarece el SecretarioNuño, estaríamos poniendo en peligro a la educación superior del país sientramos de manera apresurada y si la reflexión suficiente y el agrupamientode fuerzas necesario entre las universidades y los universitarios a un procesolegislativo, en el cual habría una enorme influencia del Ejecutivo para producirun fenómeno de confrontación al interior del Sistema Educativo Mexicano yen la sociedad en general como el que hemos vivido con los maestros de educaciónbásica.

Eso, sí sería enormemente dañino para una educación superior en la cualse mitifican las críticas sobre su desvinculación con la sociedad y sobrela calidad de los estudios universitarios y de los egresados.

Todo esto no tiene prueba, no es cierto que el sector privado rechace alos egresados de las universidades, no es cierto que las páginas de los periódicosestén llenas de anuncios laborales que dicen, pero que no sea egresado detal o cual universidad. Esto lo hemos estudiado y son mitos urbanos sobrelos cuales se sustenta una imagen dela educación superior que no correspondea la realidad y que tenemos que romper para acabar con la idea de que loque es necesario para que haya una verdadera reforma de las institucionesde educación superior del país es evaluarlas, evaluarlas con mucha más fuerza,evaluarlas con una forma mucho más punitiva que la que hoy exista para producirresultados que ni siquiera se tienen claros a donde se quieran llegar.

Muchas gracias.

El Señor : Gracias Imanol.

Escuchamos ahora la intervención de Javier Mendoza.

Por favor Javier.

El Señor Javier Mendoza: Muchas gracias por la invitación a participar enesta mesa.

Yo voy a referirme de manera muy puntual alrededor de 7, 8 problemas definanciamiento y en una segunda ronda entiendo, con la pregunta que planteasteArmando, poder formular algunas propuestas o algunas líneas de propuestaspara su solución.

Estos problemas han sido reiterados a lo largo de varias décadas en el seno dela ANUIES, particularmente los rectores de las universidades públicas, estatales,de las universidades federales, han reiterado muchos de estos problemas,seguramente no van a resultar novedosos, mucho ya se han expresado aquí,uno de ellos es precisamente el que la Rectora de la Universidad Veracruzanaha señalado, pero para poder tener, de alguna manera una sistematizacióne identificar en dónde están los ámbitos problemáticos en torno al financiamientoy revocación superior.

Creo que existe consenso de los rectores, los directores, las rectoras,las directoras en el seno de la ANUIES, de que el ámbito que englobaría esteconjunto de problemas es que se carece de una policía de financiamiento yrevocación superior con visión de largo plazo, se ha dicho en varias ocasiones,otros señalan con visión de estado. Es decir, no se cuenta con una visiónclara de cuál sería el rumbo, la expansión, el desarrollo, el fortalecimentoy la educación superior y cuál sería la política de financiamiento que acompañaríaa este proyecto de consolidación institucional.

El primer problema tiene que ver con la insuficiencia de los recursos.

El artículo 25 en la Ley General de Educación que se reformó en 2002 estableceque el recurso que el Estado en sus tres niveles de gobierno: federación,estados y municipios, debe destinar a la educación, debe ser de cuando menosel 8 por ciento del Producto Interno Bruto, del cual el 1 por ciento se deberá destinara investigación y desarrollo tecnológico en instituciones públicas de educaciónsuperior.

Yo he sido testigos en varios AÑOs cuando los diputados aprueban el presupuesto,algunos dicen: estamos aprobando un presupuesto ilegal, porque solamenteestamos llegando al 5.3 por ciento del Producto Interno Bruto.

De acuerdo a los últimos datos, que ya los consolidamos para 2015, paraciencia y tecnología, en las instituciones de educación superior, se destinael .34 por ciento, muy lejos del 1 por ciento.

No estamos cumpliendo lo que la ley establece.

Hay una insuficiencia no nada más a nivel macro, sino a nivel del subsidioordinario que se aprueba anualmente para cada una de las instituciones, hayrezagos, importante rezagos y déficit financiero.

Entre otros indicadores muy conocidos por todos ustedes, es la existenciade una brecha presupuestal entre el costo de la nómina institucional y laplantilla reconocida en los convenios de apoyo financiero con una agudizacióndel déficit al cierre del AÑO, universidades que llega noviembre, diciembrey pues no tenemos cómo pagar la quincena, por no decir las prestaciones.

El crecimiento de otro problema en relación a la insuficiencia es que elcrecimiento que han tenido las instituciones en los últimos AÑOs no se reflejaen el subsidio ordinario de las instituciones y en el reconocimiento dela plantilla del personal que tiene.

Hay una carencia de soporte financiero, es el problema número 1 de un conjuntoimportante de universidades, principal problema es el pago de las jubilacionesy de las pensiones. Tema que ya está presente en la CONAGO, tema que ojalá despuésde muchos AÑOs de haber hecho intentos para palear este problema a travésde la constitución de fondos para el pago de las pensiones, pueda constituirseen una política de estado, una política nacional, porque no es un problemaexclusivo de las universidades.

Segundo problema, tiene que ver con la incertidumbre, que es ahorita loque ya se ha señalado mucho.

Yo señalo algunos elementos que tienen que ver con incertidumbre y que losrectores y directores lo conocen muy bien, primero, el financiamiento está sujetoa coyunturas políticas y económicas.

Ha habido una gran variabilidad anual en los proyectos de presupuestosde egresos para la federación, destinados para educación superior que presentael Ejecutivo. Simplemente en los AÑOs 2007, 2010, 2011 y 2012, en términosreales el proyecto del Ejecutivo era menor al proyecto aprobado al ejercicioinmediato anterior.

Esto, ¿a qué llevó a los rectores? A cabildear en donde tenían que cabildeary hace negociaciones desgastantes y tocar todas las puertas en el Estado,en la federación, con la Secretaría de Hacienda, con la SEP, a través dela ANUIES, con los diputados, con los senadores para poder subsanar estassituaciones.

El subsidio por alumno, o sea, hay incertidumbre, porque cuando hacemosuna revisión, ¿qué ha pasado en los últimos AÑOs? ¿Ha crecido el sistema?Sí. ¿Ha crecido el financiamiento en términos reales? Sí, pero se han mantenidotablas, prácticamente hoy el subsidio por alumno que se destina en educaciónsuperior pública es el mismo que se tenía en 2007.

Y hay incertidumbre en el proceso presupuestal que se da al interior dela Cámara de Diputados. En los últimos, de 2001 a la fecha, gracias a lasgestiones de los rectores y de la ANUIES se han aprobado ampliaciones pormás de 68 mil millones de pesos, pero en unos AÑOs el resultado ha sido muybueno, en otros, como en 2013, cero. O sea no hubo recursos, hubo una enormeincertidumbre y se entra en un plano político de negociación.

Y luego la incertidumbre se manifiesta en los recursos presupuestales, simplementetenemos otros con los recortes del AÑO pasado y de este AÑO, se afectó elfondo para elevar la calidad de la educación superior, se afectó el PROFOCIE,o sea los PIFI´s de las universidades del AÑO pasado.

El AÑOs pasado hubo una afectación a los programas de becas, de acuerdoa los reportes que publica la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, aunqueaún tenemos que conocer la cuenta pública de 2015, que se dará a conocerpróximamente, y este AÑO se afectan nuevamente mil millones al programa debecas, en todos los niveles educativos y mil millones para el programa deampliación en educación media superior y superior, además de afectación deotros programas como el PRODEP.

Entonces hay una gran incertidumbre en torno al presupuesto.

Tercer problema. La concurrencia, no abundo más, la Rectora es muy clara,o sea, la Ley para la Coordinación y la Educación Superior pone énfasis alos recursos que aporta la federación, pero es omisa en lo que se refierea la concurrencia entre estados y municipios que sí este establece en elartículo 3° y en la Ley General de Educación.

Pero es imprecisa la coordinación de los estados, con los datos consolidadosque tenemos hasta ahora, que son del ejercicio del 2014, falta conocer elcierre de 2015, seis universidades públicas estatales están con el 50 porciento o más del subsidio del estado y 10 universidades están con el 20 porciento o menos, pues ahí podríamos ver una gráfica que va del 54 al 52 dela veracruzana, que es la más alta, pero que no se cumple al 10 por cientode Yucatán.

Entonces, ¿por qué esta situación? Pues es totalmente arbitraria, esto fueresultado de las negociaciones históricas que se lograron en cada una delas entidades federativas y con la federación.

Otro problema, tiene que ver con los criterios de asignación. O sea, haymolestias, hay jaloneos para la asignación presupuestal, pero el hecho muyseñalado y reconocido es que hay opacidad e inequidad en la asignación presupuestal.

Inequidad, si vemos entre otros indicadores el subsidio por alumno, conlos datos del 2014, el promedio de las universidades públicas estatales erade 38 mil pesos, pero algunas instituciones estaban en 89 mil pesos y otrasen 38 mil, perdón, la media era de 56 mil pesos. O sea, una gran inequidaden la asignación entre las... y si vemos los subsistemas, las tecnológicas,las politécnicas, los tecnológicos, hay brincos y saltas estatales y federales.O sea, no hay criterios claros, y resulta obsoleto el modelo de asignaciónde educación superior como lo observó este Senado de la República, que esel Senador Juan Carlos Romero Hicks que aquí en la tribuna lo señaló y sesugiere, se exhorto a los Poderes Ejecutivo y a otros actores a revisar lapertinencia y eficacia de los mecanismos convencionales, así lo señalaron,de la administración, ministración, manejo, custodia, ejercicio y aplicaciónde los recursos financieros que le son destinados.

Esto se traduce también en problemas con los instrumentos jurídicos, esel convenio de apoyo financiero que tiene que ser revisado a fondo, comotambién lo ha señalado la Auditoría Superior de la Federación, y hay un problematambién con el esquema de subsidios, este esquema entre subsidio ordinarioque no aparece claramente cuál es la regularización, o sea, el irreductibley el subsidio extraordinario ha generado muchos problemas a las institucionespara su desarrollo con visión de largo plazo.

Y el último problema que lo señalo aquí, que tiene que ver con la transparenciay el ejercicio presupuestal, la fiscalización y la rendición de cuentas.

La Auditoría Superior de la Federación acaba de dar a conocer ya el resultadode la Fiscalización de la Cuenta Pública 2014, hace un AÑO fue sobre 2013,y se identifican una serie de problemas en la forma como se fiscalizan aorganismos que son académicos, que son organismos públicos descentralizados,que no son dependencias gubernamentales, y este es un punto que también requeriríaser considerado en la legislación.

El Señor : Muchas gracias. Muchas gracias Javier.

Bueno, como podemos darnos cuenta, el asunto es muy complejo, tiene muchosvericuetos en distintas dimensiones, que tiene que ver, incluso, hasta conla dificultad para cumplir con lo que está establecido en las leyes que ademásno es algo que sea único o lamentablemente en el sistema político mexicano.

Está el asunto también de la voluntad política de los actores que estáninvolucrados en las distintas etapas, de tal manera que el asunto para realizarcambios legislativos pues es muy complejo, supongo que los legisladoresya tendrán algún conocimiento de las complejidades y estarán trabajando enlo que se llama la arquitectura jurídica o ese tipo de términos, verdad,para tomar en cuenta toda esta cuestión tan compleja, con todos estos vericuetos,que aquí los panelistas han señalado.

Bueno, pues, yo les quisiera pedir si tienen alguna cuestión qué agregar,sobre todo en cuanto a la parte que serían las modificaciones legales, queserían necesarias para enfrentar todo este complejo problema del financiamiento.

La Señora : Muchas gracias.

Yo quisiera retomar los comentarios de los que me antecedieron en el usode la voz, y reconocer la pertinencia de estos comentarios y ver a la UniversidadVeracruzana como un estudio de caso, la coyuntura en la que se encuentrala Universidad Veracruzana, permite revisar estos temas, y puedo comentarles,por ejemplo que 2016, la legislatura local, nos redujo el presupuesto en7 por ciento, ante lo que la Universidad Veracruzana, hicimos un exhortoa los legisladores para la no reducción, pero que nos quedamos nuevamenteen esa indefensión.

Y de la misma manera en que se ha propuesto para la Universidad Veracruzanaesta autonomía presupuestaria a la que hice alusión, también ha habido intentosde modificar la Ley del Instituto de Pensiones del Estado, de Veracruz, loque afectaría dramáticamente el presupuesto de la Universidad Veracruzana,ante lo cual, también hemos hecho exhorto a los legisladores, pero quedamosfuera de la toma de decisiones que van a incidir en nuestra posibilidad defuncionar normalmente con nuestros presupuestos.

Y en cuanto al último tema que tiene que ver con los órganos fiscalizadores,habría que revisar nuevamente qué capacidad tienen realmente de fiscalizar.Estamos comprometidos en las universidades públicas, con la rendición decuentas, con la transparencia, nosotros manejamos fondos públicos y estamosestableciendo medidas para que el uso de los recursos sea absolutamente transparente,y contamos en el país con órganos de fiscalización para la revisión de lascuentas públicas en efecto.

Yo quiero comentar las recomendaciones que he recibido recientemente, enel caso del ORFIS, que es el Órgano Fiscalizador del Estado de Veracruz,tengo una recomendación para la Cuenta Pública 2014, y en que se me informadel exhorto, se me recomienda para que sigamos cobrando, les recomiendo quesigan cobrando el presupuesto que está pendiente. Pues seguirá haciéndolo,pero es de poca trascendencia.

Y en cuanto a la Auditoría Superior de la Federación he recibido las recomendacionesen varios temas del 2014 y hay varias recomendaciones redactadas en losmismos términos que dice:

"Les recomendamos que dé cuentas del uso del monto determinado -hay comotres montos distintos de varios millones de pesos, cientos de millones- delprograma, -trae el nombre del programa- una vez que lo reciba del gobiernodel Estado".

Entonces, muchas gracias por la recomendación, pero me resulta que quedamosnuevamente en la indefensión.

Yo sí creo que de la misma manera que debemos de legislar estos presupuestosplurianuales, estos porcentajes del Producto Interno Bruto, para dedicarlosa la educación, esta cobertura que queremos incrementar sin un presupuestoasociado para incrementar esa cobertura de las universidades públicas.

Toda esta legislación de discurso acorde a nuestro compromiso y a nuestraresponsabilidad social como formadores de nuevas generaciones, pues debede ir acompañado de mecanismos para no quedar en la indefensión ante el usoa discreción de los funcionarios o de los gobernantes en turno que realmentepueden afectar el uso de estos recursos asignados.

El Señor : Muchas gracias.

Romualdo, ¿alguna otra consideración?

El Señor Romualdo : Sí, dos consideraciones. Una, creoque nos toca y que no hemos podido cumplir, y es que no hay una propuestade ley por parte de la ANUIES. Yo creo que una propuesta, se ha intentado,se ha intentado durante muchos AÑOs, pero no hemos llegado a tener una propuestaque pueda ser discutida a nivel nacional. Y yo creo que sí ya urge, porquecreo que la Ley que tenemos es obsoleta, que no sabemos si es una ley parala coordinación de la educación superior o debe de estar frente a la LeyFederal de Educación o una Ley Reglamentaria de la fracción VII del artículo3°, pero no hemos sido capaces, como instituciones para proponer, para queesto nos sirva de discusión y llegar a algún acuerdo.

Ojalá de esta mesa, sí pudiera surgir alguna propuesta no para que, unapropuesta que pueda ser discutida en muy diferentes ámbitos.

Esa es una primera.

Y una segunda, que yo creo que sí debe de estar contemplada, porque sonde las nuevas demandas sociales que han surgido y la transparencia, porqueyo creo que nosotros, y las universidades, las instituciones de educaciónsuperior, debemos ser ejemplo de transparencia ante la sociedad mexicana.

Pero desafortunadamente nos ha ganado el paso, la Auditoría Superior dela Federación y las actuaciones de la Auditoría Superior de la Federaciónen buena parte de las instituciones, lo que están sembrando es miedo, y entoncestodo se quiere tener bajo el amparo de las leyes y nada se quiere firmarante la posibilidad de que la Auditoría Superior de la Federación vaya aacusarnos de algo.

Esto ha dado lugar a una proliferación de mecanismos dentro de las universidadespara regular todo y a todo que se tiene que ir con el visto nuevo del abogadogeneral, con oficinas del abogado general que no pueden cubrir todas lasdemandas de las instituciones.

Entones la Auditoría Superior de la Federación en vez de dar transparencia,está sembrando miedo, está sembrando temor, está incrementando la burocraciay con observaciones que a veces son completamente ridículas, voy a mencionaruna que le hicieron a la UAM, nos acusaron de gastar en vehículos MercedesBenz, pues sí, pero los Mercedes Benz, eran para transportar a los estudiantes,lo que eran los autobuses, pero era una prescripción de la Secretaría deEducación Pública que no se podían comprar vehículos de lujo, y pues sucedeque los Mercedes Benz no eran vehículos de lujo, y como ese un conjuntode ejemplos ridículos para las instituciones de educación superior.

Yo creo que una legislación sí debe de contemplar estas nuevas demandassociales, la transparencia, la rendición de cuentas, pero sin afectar laautonomía que también es constitucional.

El Señor : Muchas gracias.

¿Alguna otra consideración, Imanol?

El Señor Imanol Ordorica: Yo creo que un procesolegislativo, insisto, no estoy hablando de una nueva ley, estoy hablandode generar, iniciar un proceso legislativo que involucre a comunidades universitariase instituciones debería de atender a rubros como los siguientes, y no pretendoser, no digo que estos sean los únicos, pues.

Uno tendría que precisar y definir de manera incluyente qué es el niveleducativo de educación terciaria o superior y el tipo de instituciones queen él existen por sector público o privado, por tipo normal, tecnológico,universitario, etcétera, por régimen de control federal, autónomo, estatal,de nuevo privado, establecer en este rubro cuáles son las obligaciones ylos requisitos de cada no de este tipo institucional, porque difiero completamentede lo que dijo el Secretario de FIMPES aquí, no son iguales las institucionesni tienen las mismas obligaciones ni tienen los mismos derechos. O sea, todosentendemos lo que quiere decir tener los mismos derechos, instituciones privadasque quieren financiamiento público.

Este es un tema verdaderamente problemático que tenemos que debatir a fondo,porque su naturaleza es diferente, sus ámbitos de atención, las poblacionesa las que incorporan son distintas y sus compromisos también son diferentes.

Ahí tenemos, por ejemplo el tema de que en la actualidad se haya incorporadoal Sistema Nacional de Investigadores con financiamiento público a los académicosde instituciones privadas, exonerando a las instituciones privadas de laresponsabilidad de pagar las becas del SNI como tenían que hacer antes. Entonces,finalmente, hay una transferencia de recursos públicos al sector privado.

Segundo, habría que establecer con mucha claridad cuáles son los fines.No me refiero a las funciones; los fines en términos de a quien tiene queatender el sector de educación superior y para qué lo atiende, qué es loque se quiere obtener de la formación pos-secundaria, de la educación superiory de posgrado en un proyecto nacional.

Tercer rubro. Precisar las funciones, ¿qué es lo que tienen que hacer lasuniversidades? Docencia, atención, investigación, pero han cambiado mucholas condiciones en que se desarrollan todas estas funciones universitariasy tenemos que precisarlas mejor y protegerlas mejor.

Por ejemplo en el terreno de la investigación. Todo lo que es vinculación endonde quienes han intentado, por ejemplo, en la UAM, proyectos serios devinculación con empresas productivas, etcétera, han salido esquilmados porlas empresas privados que les han quitado no sólo recursos sino también patentesy proyectos y conocimientos académicos.

Tenemos que establecer un capítulo completo, muy sofisticado para precisarla naturaleza de la cobertura y de la admisión de estudiantes a las institucionesde educación superior sin prejuicio a la autonomía de las instituciones parafijar los términos de ingreso, pero sí estableciendo las responsabilidadesdel Estado mexicano en términos de cobertura y de incorporación al nivelde educación superior. Sería necesario legislar en términos de porcentajesque se cumplan, porque es una tragedia que diga la Ley General de Educaciónun 8 por ciento que nunca en la vida se ha alcanzado y parece que nadie denosotros lo va a ver en el término de nuestros AÑOs todavía en este lugar.

Entonces ...porcentajes del PIB, del gasto público, incluso por tipo y régimende control de los sistemas educativos.

Establecer de manera diferente el término de rendición de cuentas. Somosinstituciones educativas, hoy en día la Auditoría Superior de la Federaciónnos juzga, se dijo antes, como si fuéramos dependencias gubernamentales,pero por ejemplo también el Instituto Nacional de Acceso a la Información,impone a las universidades criterios de rendición de cuentas o de accesoa la información totalmente desbordados y por fuera de las posibilidades,incluso de generar información que tienen nuestras instituciones y estamosmetidos en problemas muy serios, se ha perdido la especificidad del espacioeducativo en un conjunto de normas de carácter federal que son correctas,pero que deberían de conocer que no todas las instituciones en todos los ámbitosson exactamente iguales; tendría que establecer la finalidad de los procesosde evaluación, acabar con el hecho de que en algunos ámbitos los programasde acreditación y de certificación acaban convertidos en, no quiero decirnegocios, pero sí espacios a los cuales se tienen que hacer erogacionesgrandísimas de parte de las instituciones para obtener una certificaciónque no se ha podido aprobar, se pueda reflejar una mejora en la calidad dela formación educativa y de los egresados de esas instituciones.

No hay absolutamente ninguna evidencia de que la certificación esté garantizandouna mejor calidad de la educación.

Tendríamos que plantear también organismos de coordinación. Este es el términoestricto que habría que cambiar, porque hay problemas cuando está el DirectorGeneral de Educación Universitaria con una bolsa de dinero imponiendo condicionesa las universidades autónomas o públicas de los estados, con las que entérminos de una correlación de fuerzas directas, cuando puede imponer condicioneslas impone, entrega recursos, no los entrega, obliga a instituciones de carácterautónomo a hacer cosas que las instituciones no querrían hacer o no estaríaen su proyecto de desarrollo realizar.

Y entonces la subordinación a un organismo de la SEP es inadecuada parael sector de educación superior.

Lo último que hay que identificar es que hay un conjunto de temas muy grandeque están referidos a otros ámbitos jurídicos.

Por ejemplo, cómo hacemos que esta trampa, perdóname Carlos Payán, tú aplaudistemucho la gran proeza de la política pública del Sistema Nacional de Investigadores,del Doctor Malo, y hoy estamos las universidades entrampadas en un envejecimiento dela planta académica, sin posibilidades de renovación, porque no se puedeuno jubilar, porque el SNI es un ingreso que no se puede incorporar a lajubilación y que nunca se pensó en las implicaciones más allá de 5 AÑOs.Eso es una mala política pública, una política pública, en lo que no se piensaen las consecuencias de mediano plazo de lo que se está haciendo.

Entonces hoy tenemos que ver en términos de la Ley Federal del Trabajo,cómo incorporar todo el tema de pago por méritos, tanto del SNI, como deestímulos de las Instituciones al salario base de los académicos, para poderdejar ese tipo de evaluación y generar condiciones laborales mucho más dignasy que permitan procesos de jubilación más racionales, incluso uniformaru homogeneizar esos procesos de jubilación, pero tenemos otros que no sé enqué ámbitos legislativos habría que cubrir e insisto, en este tema en elcual nos vienen a decir con una enorme ligereza que no tenemos la vinculaciónsuficiente con la sociedad y siempre están pensando en patentes, y resultaque no existen los instrumentos jurídicos, ni a nivel nacional, ni a nivelde los estados, ni a nivel de las instituciones para proteger ese procesode trasferencia de tecnología y conocimientos que algunos académicos estánhaciendo con mucho éxito y con mucha disposición en las instituciones.

Entonces hay que, por lo menos identificar con qué otras leyes generalesdel país tenemos que interactuar para poder desarrollar un buen proceso legislativo.

Gracias.

El Señor : Gracias Imanol.

Javier, ¿alguna otra consideración o consideraciones?

El Señor Javier : Sí, muchas gracias.

Este es un tema muy complejo, aquí hizo referencia, ya Romualdo, dice, laANUIES no ha presentado iniciativas o las universidades.

Bueno, pues en 2011 se presentó una iniciativa de Ley para reforma a laLey General de Educación y a la Ley para la Coordinación de la EducaciónSuperior, como resultó de más de un AÑO de trabajo de equipo técnico, laLicenciada Yolanda Legorreta está aquí y formó parte de ese grupo, estuvocoordinado por el Rector de la Universidad de Guadalajara, por Tonatiuh Bravoy había representantes de la SEP, había representantes de varias universidades.El tema es muy complejo, o sea, estaba como caballito de batalla, presupuestosplurianuales y la encomienda fue hacer, proponer reformas jurídicas paraposibilitar presupuestos plurianuales que responde, precisamente a esta ideade una política con visión de largo plazo. O sea, no me digas para un AÑO,sino dime, yo quiero tener certeza y suficiencia para desarrollar mis planesinstitucionales de desarrollo y no estar en esta situación en la que estamosahorita metidos.

Bueno, las reflexiones partieron, primero de un análisis, los abogados nospresentaron así, nos leyeron la cartilla y dijeron, ¿qué se puede hacery qué no se puede hacer? Una opción para presupuestos plurianuales es puesmeterse con la Constitución, con el artículo 74 de la Constitución en dondese establece la anualidad del presupuesto salvo erogaciones plurianualespara infraestructura, entonces dijimos: pues qué padre, erogaciones plurianualespara infraestructura y para educación superior, pero resulta que los delcampo, del sector del campo tres AÑOs antes ya habían presentado tambiéniniciativas para presupuestos plurianuales para el campo.

Este es un problema mayor, o sea, no se pueden tomar decisiones exclusivamentepara el presupuesto y educación superior fuera del marco jurídico.

Entonces el gran desafío que se plantea, y yo creo que es parte ya de laspropuestas, cómo lograr o presupuestos plurianuales o al menos una programaciónpresupuestaria plurianual como un presupuesto técnico de carácter referencial,pero que tenga algún carácter de vinculante. Es decir, yo creo que resto,el reto no es nada fácil, pero cómo poder tener esta seguridad más allá deun ejercicio fiscal.

Ese es un punto.

En esa propuesta también se estableció, se propuso reformar el artículo25 de la Ley General de Educación. O sea, que este 1 por ciento del PIB parainvestigación en instituciones, eso es un galimatías, o sea ¿por qué solamentepara investigación? Pero, ¿cómo se cuantifica lo que se destina en investigación? Osea, la propuesta fue lo que ya dijo Romualdo López, que se destine a lasinstituciones públicas de educación superior el 1.5 por ciento del PIB, peropara todo, para educación, docencia, cultura, administración, gestión, vinculación,para todas las funciones presupuestales y las funciones académicas que serealiza.

Y resulta que si se hace esa reforma, ayer me puse a hacer cuentas actualizadas,pues para llegar al 1.5 por ciento, se tendría que destinar la mitad de losrecursos que se tendrían que destinar para cumplir el actual mandato delartículo 25 constitucional, porque para ciencia y tecnología se destina el.3 por ciento. O sea, en la función de ciencia y tecnología para las institucionesde educación superior.

¿Es factible? Bueno, pues hay que ver programas especiales de ciencia ytecnología, establecieron ya una meta para el GIDE, para el Gasto en Investigacióny Desarrollo Experimental, pasar del .45 por ciento de 2013 al 1 por cientoen 2018 y hay el compromiso de que, y ha habido una aproximación hacia ese1 por ciento.

Bueno, la reflexión seria y como propuesta uno sería conveniente establecertambién, ya sea en la Ley o como una política de estado, un referente quese ligue al PIB, algo que sea más factible o bien, al gasto público, comoel caso estatal de la Universidad Veracruzana. Es decir, yo creo que tendríamosque ser muy creativos para poder encontrar cuáles son los referentes, losparámetros que darían certeza al mediano plazo.

Esa es la principal propuesta, y de aquí se derivan muchas otras, o sea,si contamos con un marco programático, digamos a 6, a 10 AÑOs, es decir,por aquí vamos las federales, las estatales, ¿cuál será el procedimientopara la planeación, la programación y la presupuestación anual? Y con criteriosmuy claros, la ANUIES los ha propuesto: institucionalidad, suficiencia, reconocimientoa desempeño institucional, corresponsabilidad, transparencia, equidad, osea, con criterios claros se tiene que definir que ojalá queden en la Ley,pero fundamentalmente pasen por las políticas públicas que instrumenten losdiferentes órganos de gobierno, ese procedimiento de planeación y presupuestación.

Otro elemento que ya señalaba Imanol era el blindaje al presupuesto. O sea,si nos están recortando y parecer ser que en los siguientes AÑOs los recortesvan a ser cada vez mayores por el comportamiento de las finanzas internacionales,nacionales, el petróleo, el peso-dólar, etcétera, bueno, cómo proteger elpresupuesto.

En esa iniciativa también se establecía, señor, hay que quitar esto queestá a veces como en letras chiquitas o entre como, que se asignan recursosen función de la disponibilidad presupuestal, y así está en los conveniosde apoyo financiero, pues no, pues es una obligación del Estado, entoncesel Estado dice como lo dijo el Gobernador Duarte, pues este sujeto a la disponibilidady si no hay, pues no hay.

Entonces cómo blindarlo y la propuesta también se formuló que la señalabaImanol Ordorica, de que no haya disminución en términos reales entre un ejerciciopresupuestal y otro. Es decir, que tengan que ser crecientes en términosreales para el alcance de la metas.

Legislar en torno a la concurrencia y las sanciones que se pueden aplicarpara quien no cumpla con las disposiciones legales, entre otras propuestas.

El Señor : Muchas gracias, muchas gracias Javier.

Bueno, entonces ahora tenemos tiempo de recibir algunas preguntas, comentariosde la audiencia de quien se haya sentido aludido de las consideraciones quehicieron aquí los participantes que hicieron en esta mesa.

Entonces tenemos por aquí, vamos de aquí adelante para atrás.

Profesor, por favor, si se identifica, por favor.

El Señor : Bueno, a lo mejor soy reiterativo, maestro Valls.

Hace ratito yo hacía referencia que no podíamos deslindar o desvirtuar laparte de calidad y pertinencia y la parte de financiamiento con equidad,y hablamos de equidad ahorita, el Tecnológico Nacional de México cubre aproximadamentemás del 20 por ciento de la matrícula actual de Educación Pública a nivelsuperior, y la octava parte de la educación de toda la República, educaciónsuperior.

Y cuando hablamos de equidad y financiamiento, no solamente hablamos dela parte de la distribución del presupuesto, sino también en la parte delas oportunidades de acceso que se le van a dar a lo largo de toda la República.

Esa es una, pero también cuando hablamos de legislar la parte de financiamiento.En esa parte tendríamos que cuidar o hablar de lo que mencionaba ahoritade la equidad. Esa es una.

Y la otra, se hablaba de un piso parejo. Yo considero que un piso parejodebe ser para todas las instituciones públicas en ese sentido, si hablamosde financiamiento tendría que ser.

Si no entonces, encontramos escuelas públicas que cobran un peso y escuelaspúblicas que cobran 10 mil pesos por un semestre.

Entonces se necesita legislar. Claro que sí se necesita legislar. ¿A qué nivel?Eso ya sería harina de otro costal. Otro momento.

Por otro lado también se tiene que tener la corresponsabilidad que deberá existiral momento de legislar, al momento de ejercer la parte que corresponde alarrastrar el lápiz como dijeran vulgarmente.

Yo lo que sí no estoy de acuerdo, lo que mencionan los compañeros es quesobre los aspectos que son de motivación, como lo que se menciona ahoritade los apoyos a los SIN. Yo no considero que deba estarse fijando como unacuestión, y vaya que me he visto beneficiado en algún momento, pero yo noconsidero que deba de fijarse al salario, porque si ahorita tenemos una cargatremenda con gente que no es productiva en ese sentido.

Entonces se debe realmente representar un estímulo, lo que es estímulo parala productividad que sea estímulo para la productividad, sino entonces seconvertiría en un asistencialismo, en el cual la carga difícilmente lava a poder soportar el Estado. Esa es una situación.

Y la otra, cuando hablamos de financiamiento, tenemos que ver todas lasaristas posibles. Y tendrá que obedecer propiamente a una evaluación de lacalidad del servicio, garantizando sí tal vez la parte del presupuesto deoperación de las instituciones, pero también impulsando y promoviendo lamejora y el cumplimiento de los requisitos que garanticen la calidad de losservicios.

Y en ese sentido sería lo que considero que debería de tomarse como referenciaal momento de legislar en ese sentido.

Muchísimas gracias.

El Señor : Profesora, por favor.

La Profesora : Me voy a referir a lo que comentabaen la mesa, en relación a lo que debe de tomarse esta nueva ley de una maneraintegral. Recordemos que ahorita estamos ante grandes cambios, no me voya meter mucho en el tema académico, porque ahorita es un tema que lo tienenmuy bien asimilado y durante toda la mesa se han ido desagregando.

Pero lo que no se ha visto bien a fondo, son los tres grandes sistemas quevienen. En el 2014 hubo una reforma a la Constitución y se originó el SistemaNacional de Transparencia. De ahí se comentaba que, bueno, el INAI está haciendounos lineamientos de acuerdo a la Ley General, bien.

En mayo del 2015, se hace otra modificación a la Constitución y viene elSistema Nacional de Combate a la Corrupción. De ahí se van a desligar unaserie de leyes como la Ley General de responsabilidades, le van a dar mayoresfacultades a la autoridad superior de la federación, etcétera, etcétera,el Sistema Nacional de Gestión Documental.

Todos estos sistemas en sí, nos van a aplicar también a nosotros como instituciónde educación superior, pero no solamente en ese punto, trae aparejado puesinversión. Las instituciones de educación superior van a tener que dedicarlealguna parte de su presupuesto para sacar adelante este tema, y me refiero agasto corriente, ya no tanto académico.

Entonces, ¿qué es lo que va a pasar aquí? ¿Cómo vamos a cumplir? ¿Estamospreparados? ¿Hay suficientes académicos, personal en el tema? Yo creo queen esto de las normas que van a revisar, no nos deberíamos de quedar comoANUIES en la línea de decir, vamos a establecer una Ley General que incluyatodas las universidades, sino que debe de haber un plan estratégico de acompañamientopara que todas las universidades caminemos juntas hacia todo esto que viene,porque créanme que vienen sanciones muy fuertes, vienen a una serie de accionesque van a estar ahí ya reguladas, que antes pues no la teníamos a lo mejorconsideradas, pero ahora ya vienen de manera puntual.

Entonces, concluyendo.

Coincido con la mesa de que se tiene que hacer un trabajo integral, no solamentedesde el punto de vista académico.

El Señor : Mucha gracias.

¿Alguien más?

El Señor : La verdadera enfermedad del Sistema Educativo,del Sistema de Educación Pública, se encuentra precisamente en su sistemade financiamiento. Si lográramos resolver tan sólo ese problema, avanzaríamosmucho, daríamos un gran paso, pero lo que escucho aquí es que hay propuestas,no para resolverlo, sino para agravarlo, hasta me siento como uno de los40 muchachos de Alí Babá, tratando de ver cómo le sacamos más al Estado.Y no es que yo defienda al Estado o al gobierno. El problema es que sufrimosun espejismo en el que creemos que el Estado tiene o el gobierno tiene unaolla mágica de dónde saca recursos y nos lo puede dar a voluntad, pero sabenqué, el Estado, el gobierno no produce recursos; el gobierno gasta recursos,los tiene que ir a sacar del pueblo, de la iniciativa privada, del sectorproductivo.

¿Y saben quiénes son los más afectados? Los pobres, los miserables.

Yo invitaría al señor Ordorica que cuando piense sacarle más al Estado, prácticamentele está diciendo: "Gobierno ve y sácale más a la gente pobre, sángralos más".Y miren que estamos viviendo tiempos difíciles. Todo mundo está sufriendolos problemas económicos y nosotros queremos blindaje. Es que sentimos quela zona de confort se nos puede ir de las manos. Y eso es lo que nos ha dadoel subsidio, una zona de confort en donde ya no tenemos que preocuparnospor los vaivenes de la economía, por los trances mundiales y queremos quese nos garantice la vida y el futuro, como si estuviéramos, ¿en dónde? En Harvard.

Yo creo que tenemos que ver con más cuidado esto, pero sobre todo cambiarel sistema de financiamiento. De hecho debería considerarse un delito elque el gobierno dé directamente subsidios a las instituciones, un delitode lesa humanidad, porque pervierte todo, genera burocracia, las escuelas,las universidades empiezan a aumentar de personal innecesario, los gastosse hacen enormes, se pierde el dinero, se generan grupos de poder, magiasque luchan por el poder para, quieren estar en los puestos directivos, porqueahí está el dinero...

El Señor : Podría concluir, por favor.

El Señor : Sí, ya voy.

Yo quiero invitarlos en que piensen en cambiar el sistema de financiamientoque no se le dé a la oferta, sino a la demanda, a lo estudiantes para queellos con su mano, su manita van y pagan en la institución de su preferencia.Eso cambia la conducta de todo, porque se hace que las instituciones públicasfuncionen como si fueran escuelas privadas, pero siguen siendo de gobierno,nada más que tienen que luchar, porque por satisfacer al cliente, cosa queaquí ni se habla del cliente, ni se habla de los problemas de financiamientode los estudiantes que necesitan también un sistema de crédito para poderayudarlos a que terminen sus carreras.

Gracias.

El Señor : Gracias. Por acá tenemos otra intervención.

El Señor : Muy buenas tardes a todos.

Primero quiero saludar y reconocer el trabajo que ha hecho nuestro representanteJaime Valls Esponda en foros como este y otros que le antecedieron, consideramosque vamos avanzando en lo que la sociedad quiere de la educación superior.

Muchas gracias Jaime.

También quiero agradecer al Senado que se hace presente, a los Senadoresque están ahorita participando, que nos acompañan en este Foro y que tienenla sensibilidad de estar escuchando situaciones y opiniones diversas comola que acabamos de escuchar y decir, bueno, es un foro muy amplio y muyabierto.

En primer lugar, me hice una pregunta, ¿la sociedad mexicana qué está esperandodel Sistema de Educación Superior? Porque lo trajo aquí el Senado, dijo,bueno, no estamos pensando en la sociedad mexicana, nosotros estamos pensando quela sociedad mexicana requiere un sistema de educación superior acorde a todala situación que tiene todos y cada uno de los integrantes de la misma.

¿A qué me refiero con ello? Bueno, tenemos en nuestra sociedad gente concapacidad económica en los diferentes deciles, con capacidades económicasdiferenciadas.

¿Qué están esperando los de más bajo ingreso económico dentro de nuestrasociedad mexicana? Yo creo que sus hijos tengan acceso a cualquier carrerafactible, dentro del Sistema de Educación Superior.

¿Qué está esperando también el de los deciles más altos? Creo que lo mismo.Entonces pudiéramos concluir que ya tenemos ahí posibilidades de ir consensando posicionesque podemos, hoy me atrevo a decir, sociedad mexicana.

Por ello, considero que antes de pensar en legislar, pudiéramos o tenemosahorita la responsabilidad y obligación de decir cuál es el sistema de educaciónsuperior que requiere nuestra sociedad mexicana. Y por ahí quiero estar caminando.

En primer lugar, ya hay . . .

(Sigue 8a parte)

...obligación de decir: ¿Cuál es el sistema de educación superior que requierenuestra sociedad mexicana? Y por ahí quiero estar caminando.

En primer lugar, ya hay conceptos que se están visualizando de que la educaciónsuperior debe de tener una cobertura.

El secretario lo acotó a que en un tiempo tuviéramos un 50 por ciento decobertura en la educación superior.

Coincido ahorita con la propuesta de Imanol, que debemos estar pensando ¿Cómopodemos ir incrementando, de acuerdo a la factible de los recursos con losque cuenta el estado, y que son recursos de la sociedad mexicana?

¿Cuál es lo factible de ir incrementando la cobertura, AÑO con AÑO?

Y ¿Cuál es lo factible entre el gobierno estatal, el gobierno federal, inclusivemunicipal, la factibilidad también del gobierno federal?

Y ¿Cuál es la obligación y la responsabilidad de todas y cada una de lasinstituciones de educación superior? Yo creo que eso debemos de estarlo pensandoahí.

En primer lugar, pues, pensemos en el sistema de educación superior parala sociedad mexicana que tenemos.

En segundo lugar. ¿Cuál es la obligación de todos y cada uno de ellos, delos involucrados en dar esta atención?

En el caso de la educación superior, yo como rector que inicié hace algunosAÑOs, me senté con el Subsecretario de Educación Superior y le dije: "A ver,ahorita quiero que usted me diga cuál es, de acuerdo a la política federal,cuales son los niveles de cobertura que quiere estar incrementando anualmente,para ponernos de acuerdo".

Y le dije: "Nada más, que en primer lugar, quiero decirle que, quiero hacermención, el gobierno anterior promovió que aperturáramos y abriéramos másoferta con la expectativa de que iba a tener un respaldo económico para ello,y así lo hicieron muchas instituciones como el caso particular de la UniversidadAutónoma de Zacatecas.

Aquí quiero decir que, cuando le pedí la respuesta, y me dice: "No, puesprimero vamos a ver cuál es la situación económica que tienen las universidades,en particular la suya".

Y le dije: "No, lo que pasa es que no tenemos respaldo para algo que yacrecimos, con la expectativa que fuera respaldado por el gobierno federal".Y yo dije factible, o sea, yo no estaba exigiendo que nos den recursos, lofactible que quieran para dar cumplimiento inclusive a lo que está en PlanSectorial de Educación y también en lo que fue el acuerdo y el Pacto porMéxico, en lo que respecta a educación.

Ahí la situación, bueno, pues ya toma uno sus alternativas. Si nosotroscomo institución y con la misión de estar ofertando espacios para los jóvenesuniversitarios, en todos y cada uno de los programas, ya no tenemos el respaldo,pues entonces tenemos que contener, de alguna manera, la atención, y contenerla,pues ahora sí, inclusive en contra de nuestra posición, vamos a decirlo así,y en contra de nuestra responsabilidad de ir incrementando.

Llegando a eso, ahí salió, después de ello, un comunicado por parte de laCámara de Diputados, donde nos pedía que incrementáramos dentro de lo posible,bueno, pues, ya lo habíamos hecho anteriormente, pero no había un respaldoeconómico al respecto.

En el caso particular de la cobertura, pues esa es la situación a grandesrasgos. No quiero abusar de la palabra, pero sí quiero tocar todos y cadauno de los puntos que tienen que ver con los temas que tenemos.

Primero.- En el caso de la cobertura, las instituciones de educación superiorpúblicas, hablo por las públicas, porque yo soy parte de ella y, bueno, pueslas privadas, con todo respecto, escucho su opinión, aunque no la comparta,las públicas tenemos la responsabilidad de estar generando alternativas deeducación superior de buena calidad, y creo que lo hemos hecho; aún con lasdificultades económicas lo hemos hecho, y ahorita los programas de la UniversidadAutónoma de Zacatecas son reconocidos por su buena calidad por organismosque tenemos en nuestra nación, organismos consolidados como son: ..., y dependenciascomo el caso de CONACYT, que dan las características y establecen cuálesson los lineamientos de calidad que debe tener un programa educativo paraque nuestros jóvenes tengan la posibilidad de saber que tienen una formaciónque les permita desempeñarse como profesionistas y dar un servicio de altacalidad a la sociedad zacatecana, en lo particular, y obviamente a la sociedadnacional a la cual nos debemos.

En el caso de la parte de calidad, tendremos cuidado. Es una responsabilidadque nosotros, las instituciones educativas, asumimos antes de que fuera unapolítica federal. Ahora coincidimos totalmente con esa política federal,pero la educación, la cobertura cuesta y la calidad también cuesta, y lacalidad también, acertadamente, la ha financiado el gobierno federal.

Los recursos extraordinarios para los proyectos de elevar la calidad académicahan permito que instituciones, que aún cuando teniendo dificultades académicaspara cumplir con lo que es sus compromisos contractuales, también puede generarlo que es infraestructura, lo que es servicios de atención a los alumnos,también generar lo más difícil que es el dar facilidades a los docentes paraque vayan incursionando en acceder a niveles de posgrado y a niveles de desarrollopersonal que les permita regresar a sus instituciones y dar la pauta paraestar colaborando en lo que es el desarrollo económico de las entidades dedonde proceden las instituciones.

Yo con orgullo dijo que: ahorita, de nuestros posgrados que tenemos hansido financiados por el gobierno federal a través de CONACYT, a través deproyectos extraordinarios, y nos permite ahorita estar trabajando y hacertransferencia tecnológica de alto nivel en las empresas incipientes que tenemosen Zacatecas, pero no solamente ahí, tenemos ya ahorita laboratorios reconocidoscomo de excelencia que están dando la pauta y están transfiriendo conocimientoy tecnología, y tenemos investigadores que regresaron a trabajar dentro delos posgrados y que ahorita en capacidad y en posibilidad de estar dandoatención a la iniciativa privada en las empresas donde está teniendo impactoel desarrollo del conocimiento que se dan conjuntamente con todos los equiposde investigación que tenemos.

Para concluir, muy rápidamente, dijera yo, sintetizo:

1.- Debemos de pensar cuál es el sistema educativo que la sociedad mexicanase merece y requiere.

2.- La cuestión de la equidad, totalmente de acuerdo. En el caso de la equidad,quiero decirles que habría que preguntarle a la sociedad zacatecana ¿si considerande equitativo que tengamos un sistema educativo, en el cual alguien que sí puedapagar lo haga, y después recupere su dinero y que también, a parte, sus hijosque no puedan pagar, no puedan acceder a una institución a la cual solamentese puede acceder por la vía del pago, y que después, bueno, pues si no tienesese acceso, ellos sí puedan estar en institución educativa compitiendo tambiénya con estas instituciones las cuales ya, de alguna manera, se les está haciendouna transferencia de recurso económico que es de la sociedad zacatecana,de los pobres y de los ricos.

Gracias.

El Moderador: Muchas gracias.

Por acá tenemos otra intervención. Le pedimos, por favor, brevedad, porfavor, porque ya nos estamos colando con el tiempo.

¡Por favor!

Pregunta: Sí, muy breve.

Yo creo que en el foro, en todo el debate de este día, se han vertido opinionesvaliosas, disímbolos, por supuesto, pero precisamente es un debate.

La pregunta es. ¿Esto se va a sistematizar en algún documento, alguien vaa hacer un resumen? Entiendo que todo está grabado, porque ha habido opiniones,pues, totalmente opuestas en algunos casos.

Sin embargo, concluyo con esto. Hicimos aquí, y en particular me sumo eneso de que durante veinte y tantos AÑOs hemos escuchado este tipo de opiniones,pero qué hemos concluido, qué se ha hecho.

O qué, acaso, porque hay opiniones diversas ¿nos vamos a volver a quedaren que no hagamos nada?

Hay hecho evidentes y situaciones reales.

La compañeras de amarillo dijo: "Hay 4 ó 5 leyes aprobadas que se van aejercer". Y ante eso ¿Qué?

¿Vamos a seguir quejándonos de que debería hacerse, pero no hacemos?

¿Qué es lo que sigue?

¿Si esto se va a sistematizar y vamos a poder tener acceso a ello? Porqueyo he tomado nota toda la mañana, pero, pues obviamente no se alcanza a rescatar,insisto, opiniones valiosas que aquí hemos escuchado y que permitirían conducira una propuesta, que se entiende, obviamente, que se está buscando entrarlea modificar o a proponer una nueva ley al respecto, y que creo que no debeser visto como una situación de delito de quienes la impulsan, pero tampocode delito de quienes se quieran oponer totalmente.

Nunca va a haber algo en lo que estemos 100 por ciento de acuerdo. Perosin embargo, puede haber grandes opiniones e inercias que pueden concluiren reformar lo que aquí se ha estado mencionando.

Gracias.

El Moderador: Muchas gracias.

¡Adelante, por favor! Que sea breve, por favor.

Pregunta: Seré breve.

Bueno, los comentarios que escuché en esta mesa, a mí me parece que soncomentarios bien desarrollados, comentarios que finalmente nos hacen entenderla problemática del gremio y de las universidades de educación superior públicas;el gremio de los investigadores, que sin duda es respetable y que ha dadoresultados, en muchos de los casos, en las universidades, en la Nacional,en el Politécnico, evidentes.

Sin embargo, cuando se plantea el tema de alcanzar los porcentajes legalesdel 1 y el 8 por ciento, yo creo que vale la pena que vaya acompañado de ¿cuálesson las metas?

Es decir. ¿Cuáles son los productos que las universidades podrían entregaren caso de alcanzar el 8 por ciento de educación o el 1 por ciento para investigaciónen el país?

Es decir. ¿Qué impacto podrían tener en el PIB?

¿Qué impacto podrían tener en la generación de patentes?

¿Qué impacto podrían tener en la cobertura? ¿No?

De tal suerte, que esta meta legal fuera un acompañamiento de la sociedad.De tal manera, que tuviéramos muy claro ¿qué resultados va a tener alcanzareste esfuerzo del 8 por ciento, que sería, sin duda, sería un esfuerzo nacionalextraordinario, porque habría que quitarle a una parte el presupuesto y elponérselo a otro.

Yo creo que faltan ese tipo de elementos.

Yo no sé si esta mesa sea el espacio adecuado, yo creo que sí.

Finalmente, hablar del presupuesto de educación, de la forma del financiamientode las universidades, creo que debe ir acompañado de las metas, de los productosque se piensa ofrecer al país. ¿No?

De tal manera, que no se viera esto solamente como una necesidad gremial. ¿No?y lo digo en el buen sentido de la palabra, sin descalificaciones, ni muchomenos, sino que fuera, desde luego, un planteamiento. Esa es una preguntaque quisiera yo dejar aquí.

El Moderador: Muchas gracias.

Ahora les pediría a los panelistas su reacción a alguna de las preguntaso comentarios que nos hizo nuestra audiencia.

Doctora, por favor.

La Dra. : Muchas gracias.

Yo quiero dejar muy claro que somos instituciones públicas, y que los dineroscon los que trabajamos son públicos. Esto quiere decir que son del pueblo,no son del gobierno, y el gobierno los administra, y su obligación es administrarloscomo el pueblo quiere que sean administrados. Eso significa el acceso a laeducación con carácter laico, gratuito, y de hecho, obligatorio hasta educaciónmedio superior; y en el caso de la educación superior, el acceso a quienestengan la voluntad de hacer una carrera profesional y las capacidades y méritospara ingresar a una institución de educación superior pública.

Este país así se ha desarrollado.

Este país le ha apostado al desarrollo en base a sus instituciones de educaciónsuperior públicas.

Estoy segura que la gran mayoría de los que estamos en esta sala somos productode la educación superior pública.

Estoy segura que muchos de nosotros no habríamos tenido acceso a la educaciónsuperior si no fuera porque este país nos la ha dado así, en base a los impuestosque los propios mexicanos damos para esos propósitos, y ese es un compromisoque las universidades públicas tenemos que reproducir.

Y hablando de equidad, y como mujer, les puedo decir que en la UniversidadVeracruzana, al igual que en muchas de sus universidades, en este momentola población estudiantil es mayoritariamente de mujeres.

El día que se tenga que escoger a ¿cuál hijo le doy educación superior enbase a capacidades de dinero? las mujeres nos vamos a quedar de nuevo relegadasen un país donde se le da prioridad a los varones.

En el caso de los indígenas, hay una cobertura en educación superior del1 por ciento. Este es un pendiente que tenemos los mexicanos con nuestrospueblos originarios y que sólo la educación pública puede cubrir. Para estoestamos trabajando todos.

Las universidades públicas no son empresas. Nuestros estudiantes no sonclientes, somos una comunidad comprometida para el desarrollo del país, ytrabajamos en la educación, pero la finalidad no es la educación percé, esel desarrollo de este país, y está en nuestras espaldas y estamos apoyadossobre las espaldas de gigantes.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Moderador: Muchas gracias, doctora.

Pasaríamos ahora a Imanol.

El señor Imanol: Con mucho respeto, profesor, la propuesta que ustedtiene es una propuesta que se ha puesto en práctica en algunos estados delos Estados Unidos en la educación básica, en la educación superior, porejemplo, el Estado de Texas, y en algunos países como Chile, para la educaciónbásica es lo que se llama el financiamiento a través de bonos educativoso Boucher.

Los estudios serios que se han realizado por académicos de casi todo elmundo en la aplicación de este tipo de experiencias, muestran como resultadosde una práctica de casi 15 AÑOs de aplicación de bonos educativos, un incrementode la desigualdad en el acceso a la educación y a los niveles educativosen cada uno de estos lugares, y la evidencia es tan fuerte, que en casi todosellos esta propuesta que a usted se le ha ocurrido ¿No? se ha echado paraatrás porque resulta completamente regresiva, favorece a los jóvenes y niñosque tienen más recursos y es muy desfavorable a quienes no los tienen.

En contra posición a eso, no creo que la solución sea que en las institucionesde carácter público nosotros establezcamos pagos diferenciados para los estudiantesque se incorporan ahí.

A mí me parece que la diferenciación en la contribución al financiamientode todo lo que es público se hace vía a los impuestos, estos deben de seraún más progresivos. Se supone que los impuestos en México, exceptuando elIVA, están en un esquema de progresividad; paga más quien más tiene, conciertos problemas, casi todos los aquí presentes estamos en la misma categoríafiscal que Carlos Slim, lo cual muestra algunos problemas del Sistema FiscalMexicano; y no estamos en la misma categoría de gasto y de ingreso, y esose lo puedo asegurar.

Creo que lo conveniente es, precisamente, que en el ámbito de las institucionespúblicas, se vuelva gratuita la educación y que nosotros establezcamos políticasfiscales, como acaba de hacer Chile, revirtiendo toda, o sea, casi 30 AÑOsde políticas de financiamiento a la demanda.

Ha pasado ahora al establecimiento de la gratuidad como política hacia laeducación superior, una gratuidad progresiva, por decirles, educativos, ypara eso hizo, primero, una política fiscal.

La segunda cosa, muy breve, que quisiera plantear es que, el asunto delESNI y de los estímulos, sonó bien, le sonó bien a algunos, hubo muchas críticasmucho tiempo. Hoy ha llegado al punto en el cual puede representar más dedos terceras partes del ingreso de un académico.

Pongo un ejemplo. Un profesor universitario con doctorado, con unos 30 AÑOsde antigüedad, que probablemente gane entre su salario base, lo que le danpor antigüedad, más estímulos de su institución y ESNI, podría llegar a ganar80 mil pesos, es un salario muy alto. Y si decidiera jubilarse mañana, enel caso de la UNAM, que está en el régimen del ISSSTE, pasaría a tener uningreso de 18 salarios mínimos.

Entonces, resulta que hemos roto la parte final de la trayectoria académicade nuestros profesores, y está obligando a algunas instituciones, como elColegio de México, la UNAM y varias otras, a discutir programas complementarios,extremadamente caros, porque no se van construyendo progresivamente con aportacionesfiscales para la jubilación, y no se establecieran estos, se nos van a morirmás profesores de los que ya se han muerto en las aulas, literal, no es unafigura discursiva, no es una metáfora, o sea, son hechos que se han dado.

Entonces, yo creo que este es un tema muy particular a tomar en cuenta enla parte de financiamiento. Insistiría nada más para cerrar.

Sí es necesaria una nueva legislación, y tenemos que entenderla como unproceso que se construye a partir de las comunidades y de los directivosde instituciones que agrupan a gente informada, formada y extremadamentecapacitada para entender el fenómeno de la educación superior y generar lasiniciativas y los consensos imprescindibles para una reforma educativa.

No existe reforma educativa sin consenso, acaba imponiéndose por la fuerzapública como hemos podido constatar en la historia reciente de nuestro país.

Muchas gracias.

El Moderador: Muchas gracias.

¡Javier, por favor!

El señor Javier: Bueno, trataré de ser breve en comentar algunasde los comentarios y de las preguntas que formulan.

Primero.- Yo creo que muchos de los que estamos aquí partimos de que elestado tiene la principal responsabilidad en el sostenimiento de la educaciónsuperior. No quiere decir que no tengan un papel importante las institucionesparticulares del sector privado, esto es evidente, pero al menos la NULLES,en los documentos de los últimos así lo ha señalado, como lo ha señaladola UNESCO de manera clara en sus conferencias mundiales. O sea, el estadotiene la principal responsabilidad en el apoyo y el sostenimiento de la educaciónsuperior.

Afortunadamente, incluso, Organismos Internacionales como el propio BancoMundial, pues, han ya vuelto atrás en sus propuestas originales de privatizacióny dicen: "Bueno, como que se nos pasó la mano, y nos damos cuenta de quelos estados nacionales tienen un papel fundamental que cumplir ante la situaciónque estamos viviendo.

Segundo.- El Rector de la UAS, evidentemente, el planteamiento fundamentales la visión de la educación superior. O sea, no podemos resolver los problemasde financiamiento sin tener una meta más allá.

O sea. ¿Qué queremos? Pero con visión, no para 4 AÑOs o para 6 AÑOs, paraun sexenio, a nivel federal o estatal.

¿Qué queremos de la educación superior a 10, 20, 30, 40 AÑOs? Ahorita yocreo que tendríamos que estarnos plantearnos escenarios, al menos para el2030.

¿Qué queremos de educación superior?

¿Qué cobertura queremos? ¿El 40 por ciento para el 18? Si lo alcanzamos,que estamos como 2 puntos atrás del alcance, si lo alcanzamos vamos a estarmuy por debajo de América Latina, que está 10 puntos arriba y otros paísesde la OCDE, y países desarrollados mucho más.

Entonces, requerimos de un proyecto y de establecimiento también, como señala,si te queremos ligar el presupuesto a algún indicador del PIB o algún indicadordel gasto público, evidentemente que tiene que haber metas específicas alas cuales se comprometa el Sistema de Educación Superior, y esto traducirseen los instrumentos de apoyo financiero.

Por ejemplo, se ha planteado en las reflexiones que los convenios de apoyofinanciero, como actualmente se establece, pues no hacen referencia al cumplimientode ninguna meta, más bien, es un trámite administrativo, es un machote quese aplica en las universidades, cuando lo que tendría que pensarse es decir,te estamos apoyando, pero ¿cuáles son las metas que tú institución, y lopodemos convenir con los gobiernos, cuáles son las metas a las que te estáscomprometiendo?

Hay nuevos arreglos institucionales, maestra, evidentemente, y este es unpunto que mete una complejidad adicional a la discusión sobre la legislaciónen educación superior, pero no es nada más la Ley de Transparencia, la LeyAnticorrupción, es la Ley de Coordinación Fiscal, es la Ley de Presupuestoy Responsabilidad Haciendaria, es la Ley General de Contabilidad Gubernamental,que ha metido también a serios problemas a las universidad. Está abriendoun espacio de oportunidad para construir un nuevo marco regulatorio, un nuevomarco jurídico que necesariamente tendría que beneficiar al Sistema Nacionalde Educación Superior, y en ningún momento constituir éste una camisa defuerza para su desarrollo.

Muchas gracias.

El Moderador: Muchas gracias.

Seguramente, entonces, ustedes estarán de acuerdo conmigo en que en estamesa se han tocado aspectos muy importantes del gran tema que es el financiamiento;se han detectado algunos de sus problemas, se han identificado, también sehan visto todas las implicaciones y las dificultades que tiene el legislarsobre el financiamiento, la necesidad de establecer criterios claros, dedefinir los objetivos, las metas y también de la importancia que tiene lavoluntad de los actores políticos, en este caso concreto para ver si comoresultado de éste y otros eventos, pues, se puede dar ésta, que sería laaspiración principal de quienes organizaron este evento de crear o de plantearla posibilidad de hacer un cambio legislativo a lo que hay en materia jurídicade la educación superior.

Yo les agradezco mucho su atención, porque también su participación fueimportante para plantear algunos aspectos que también fueron para el comentariode nuestros panelistas a quienes les agradezco mucho.

Me parece que va a haber antes una intervención del Secretario Ejecutivo de la NULLES.

El Secretario Ejecutivo de la NULLES: Muchas gracias.

Gracias a los panelistas.

Muchas gracias a todos por su presencia.

Agradecerle al Senador Juan Carlos Romero Hicks, esta posibilidad de llevara cabo este primer foro. Los invitamos el próximo miércoles a continuar.

Agradecerle muchísimo esta posibilidad, Senador, al Senado de la República,y decirles: que por supuesto, estamos trabajando en tener la informaciónque aquí se proporciona.

Vamos a hacer un documento con la participación de todos los que han hechouso de la palabra, tanto de los panelistas como del público, para poder construirjuntos con el Senado de la República, con la Secretaría de Educación Públicaque también fue convocante a esta importante reunión, para poder trabajarprecisamente en una propuesta concreta.

Ya lo decía Javier, hay propuestas de la NULLES, en AÑOs anteriores, perola intención de la NULLES y de la Comisión de Educación del Senado y de laSecretaría de Educación Pública, es de abrir estos foros, estas mesas parapoder hacernos de información y para poder escuchar a toda la república mexicana.Están representantes de todo el país.

Gracias a los rectores que nos acompañaron, rectora, muchísimas gracias,y esta es la intención que estamos trabajando en la asociación, en la NULLES,con el Senado de la República.

Muchas gracias.

Senador, si quisiera dar un mensaje final, por favor.

Gracias.

El Presidente Senador Juan Carlos Romero Hicks: También para reconocer,me voy a hacer a un lado para no dar la espalda, al resto fiel que se quedó aquí hastala etapa final.

Va a haber premios, lo que no hemos definido es qué tipo de estímulos. Perono va a ser el Sistema Nacional de Investigadores, va a ser otro, va a tenerque ser el Sistema Nacional de la Vida o de la Universidad de la Vida.

Tenemos, como señalaba don Jaime Vals, una jornada el próximo miércoles.Los esperamos de nueve de la mañana a seis de la tarde.

Son 3 mesas: la primera, es la regulación de la educación superior particular.

La segunda, es la legislación y políticas para internacionalización y globalización.

La tercera, va a incorporar al resto de instituciones, que aunque aquí sedenominan atípicas, es los que no han tenido la oportunidad, y tiene quever con la educación normal, con otros sistemas tecnológicos y otras formasde expresión.

A mí, particularmente como mexicano, como ciudadano, como universitariome da mucho orgullo que estemos viviendo este momento de convocatoria, dondeestamos convenidos que debatir no es reñir, y discrepar no es reprimir.

Nadie es el dueño de la verdad, y hoy hemos escuchado planteamientos muyvaliosos, tanto por especialistas como actores, y los legisladores lo quequeremos es acompañar este proceso.

He comentado con don Jaime Vals y también hemos tenido acercamientos conel Secretario Nuño para ver la manera en que podemos construir este paquetede legislación de educación superior, porque hasta este momento el eje derotación ha sido principalmente de educación básica y una parte de media-superior,sin embargo, no nos hemos dado la oportunidad como país y como universitariosa esta revisión integral.

Sabemos que la legislación es importante, aunque insuficiente. También seguramentesaldrán recomendaciones de política pública.

A todos ustedes, muchas gracias.

Nos vemos el miércoles de la próxima semana.

(Aplausos)

-----000-----

La Maestra Alejandra Margarita Romo López : Buenos días. Les rogamos si son tan amables de pasar a ocupar sus lugares para dar inicio a esta mesa.

Solicitamos a los ponentes participantes en esta mesa, si son tan ambles de pasar a ocupar sus lugares.

Muy buenos días, vamos a iniciar con esta segunda mesa de debate.

El pasado 2 de marzo se inauguraron las mesas de debate “La Legislación Mexicana de Educación Superior”, organizadas por el Senado de la República, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior y la Secretaría de Educación Pública, con el objetivo de analizar la situación actual, los desafíos y las expectativas de la legislación en el sector.

En dicha jornada se reflexionó sobre la relación de la legislación con la calidad, la pertinencia y la equidad, así como con el financiamiento de las instituciones públicas de educación superior.

A manera de introducción, durante la ceremonia inaugural se identificaron los retos que enfrenta la educación superior y se destacó la necesidad de contar con una legislación acorde a las nuevas condiciones y procesos socioeconómicos, así como a los requerimientos globales de una educación de calidad, inclusiva, ética y socialmente responsable.

Sobre estas consideraciones, en la Mesa número 1, “El Estado Actual de la Legislación Mexicana en Materia de Educación Superior”, se propuso la creación de una normativa integral y de mayor alcance que considere aspectos, como evaluación, internacionalización, planeación, equidad, financiamiento, transparencia y rendición de cuentas, así como el reconocimiento de la diversidad de las instituciones, que garantice el derecho a la educación superior, que reconozca la importancia de la función social en el desarrollo del país y que no vulnere la autonomía universitaria.

En la Mesa número 2: “La Legislación y la Calidad, Pertinencia y Equidad del Sistema de Educación Superior”, se aludió a la expansión del sistema, carente de una legislación adecuada y con un sistema de financiamiento inestable.

En este sentido, se señaló la importancia de precisar en una nueva legislación los conceptos y el papel de los gobiernos estatales en materia de evaluación, coordinación y financiamiento, a fin de asegurar la gobernanza sistémica y establecer relaciones cooperativas a favor del desarrollo de este nivel educativo.

Se advirtió asimismo, la necesidad de analizar el modelo de evaluación y acreditación vigente para estar en condiciones de identificar aspectos que deben considerarse en una posible nueva normatividad, en la idea de que estos no tergiversen las funciones sustantivas de las instituciones de educación superior.

En la tercera mesa: “La Legislación y el Financiamiento”, se señaló la ausencia de una normatividad clara y precisa que dé certeza y suficiencia financiera a las instituciones públicas.
Se argumentó la inexistencia de una disposición que defina el monto de las aportaciones de los diferentes órdenes de gobierno. En los hechos la aportación estatal se ha realizado a discreción por los gobernadores en turno, bajo coyunturas políticas y económicas, dejando las instituciones en un estado de indefensión e incertidumbre.

En este sentido, se propuso establecer presupuestos plurianuales, revisar el convenio de apoyo financiero para que los recursos federales sean entregados directamente a las instituciones públicas de educación superior.

Fortalecer los mecanismos de transparencia y rendición de cuentas y revisar la composición del salario del personal académico y las problemáticas relacionadas con los estímulos, la jubilación y las pensiones.

En este marco, esta segunda jornada considera el debate de los siguientes temas, la regulación de la educación superior particular, la regulación de la educación superior, la globalización y la internacionalización y los casos atípicos de instituciones de educación superior.

Antes de iniciar con la primera mesa, vamos a pedir al Senador Juan Carlos Romero Hicks, Presidente de la Comisión de Educación del Senado de la República, nos haga el favor de dar la bienvenida a esta sesión.

Gracias.

El Senador Juan Carlos Romero Hicks: Muy buen día.

Soy Juan Carlos Romero Hicks y tengo el privilegio de ser el Presidente de la Comisión de Educación del Senado. Bienvenidos a la Casa del Federalismo.

Desde hace algunos meses, con don Jaime Vals, Secretario General Ejecutivo de la NUIES, y en acercamientos con la Secretaría de Educación Pública, quisimos convocar a este foro, el resumen del miércoles pasado ya lo hizo la maestra Romo, y hoy la segunda parte, y como se comentó vimos tres temas en la primera edición. Legislación, calidad y financiamiento.

El día de hoy será la educación particular, la internacionalización y el manejo de las instituciones que no son la universidad tradicional y que tienen modelos muy significativos, como educación normal, los centros públicos de investigación, entre otros.

Un comentario muy breve. En la etapa reciente de lo que algún día puede llegar a ser una reforma educativa, es el tiempo de la universidad, es el tiempo de la universidad mexicana que no había estado en esa perspectiva en la vitrina para una reflexión. Y para los que hemos hecho la vida en la universidad, sabemos que la autocrítica, la propuesta y la sensibilidad son los compromisos que México hoy está esperando de nosotros.

Hemos hecho un esfuerzo, la Secretaría de Educación, la ANUIES y el Congreso de la Unión también tenemos legisladores de San Lázaro participando, para poder poner esto en perspectiva. No hay México viable sin una universidad fortalecida, y esa fortaleza la dan los profesores, los alumnos, las autoridades y los egresados.

Hoy vamos a escuchar diferentes voces y el producto final que queremos ver, es una legislación y una política pública al alcance de lo que México requiere. ¿Qué es México hoy en día? La diferencia entre lo que somos y queremos ser es el tamAÑO de los ideales.

Le agradezco a ANUIES esta convocatoria, a la Secretaría de Educación Pública y el esfuerzo que hacen el día de hoy por estar aquí. Bienvenidos.

La Maestra Alejandra Margarita Romo López : Muchas gracias Senador.

El tema de la primera mesa del día de hoy, es el de la “Regulación de la Educación Superior Particular”. Participan en ella el Senador Víctor Hermosillo y Celada, miembro de la Comisión de Educación del Senado, quien se incorporará.

El maestro Emiliano González Blanco, Director General de Acreditación, Incorporación y Revalidación de la Secretaría de Educación Pública.

El maestro David Fernández Dávalos, Rector de la Universidad Iberoamericana.

El Presbítero, licenciado Francisco Ramírez Yáñez, Rector de la Universidad del Valle de Atemajac.

Presbítero, Cipriano Sánchez García, Rector de la Universidad Anáhuac.

El maestro Emilio José BolAÑOs Ardavín, Rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla.

El licenciado Antonio LeAÑO Reyes, Rector de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

Y como moderadora de la mesa, la doctora Lourdes Nayeli Quevedo Huerta, investigadora de la Universidad de Guadalajara.

La Doctora Lourdes Nayeli Quevedo Huerta: Muy buenos días a todos, les agradecemos mucho su asistencia a este evento.

Agradezco al Senado y a la ANUIES la invitación para moderar esta mesa. Aplaudo esta gran iniciativa, los temas abordados en las mesas de la semana pasada y del día de hoy son de gran interés e impacto para modificar y corregir problemáticas detectadas en los diferentes ámbitos de la educación superior.

Deseamos que este ejercicio de análisis, de reflexión y de autocrítica, como bien lo refirieron las autoridades, arroje productos, sobre todo productos, reflexiones y sobre todo la toma de decisiones, con la intervención del Poder Legislativo, en algunas cuestiones, y por los actores que supervisan que esta toma de decisiones se ejecuten y se apliquen.

Vamos a dar ya entrada a la mesa en sí de trabajo. Les doy la bienvenida a los miembros de la mesa que ya los presentaron, voy a omitir esa parte. Y les voy a participar cómo vamos a organizarnos para la presentación.

Los participantes tendrán cinco minutos cada uno para exponer en una primera ronda su postura. El orden será el mismo en el que fueron nombrados, y si no ahorita se los repito, en el que aparecen una vez que los nombró Laura. Después continuaremos con otra ronda de cinco minutos de nuevo, para terminar las dos rondas, abrir una serie de preguntas y respuestas, del público que amablemente nos acompaña y terminar a las 12 del día para proceder a un receso. Les voy a pedir si pueden poner sus teléfonos celulares en silencio para que no nos interrumpan.

A los participantes les pediré que se acerquen el micrófono para que podamos escucharlos claramente, también a los miembros del público cuando nos formulen las preguntas, y lo más importante es, imploro que nos apeguemos a los cinco minutos para que todos tengamos espacio de participar.

También va la misma petición para el público cuando formule sus preguntas.

Vamos a iniciar, dado que el Senador aún no nos acompaña, vamos a dar espacio para que el Director General de Acreditación, el maestro Emiliano González Blanco, empiece con su participación.

El Maestro Emiliano González Blanco: Muchas gracias a la Comisión de Educación del Senado, así como a la ANUIES por haber invitado a la Subsecretaría de Planeación, Evaluación y Coordinación a participar en este evento.

Un saludo afectuoso del maestro y Subsecretario Otto Granados, una disculpa por no poder estar el día de hoy con ustedes, pero una causa de fuerza mayor se lo impiden.

Voy a tratar de responder a las preguntas, en la pregunta que nos plantearon de una forma breve, esperando tener la oportunidad de complementarla más adelante. Sin embargo, antes que nada quisiera dejar una cosa muy clara a todas las instituciones y a todos los asistentes.

Para la Secretaría de Educación Pública es un imperativo, es una necesidad rehacer, en algunos casos, renovar en otros, y también fortalecer la relación que hay con las instituciones particulares de educación superior.

En las últimas semanas, algunos de ustedes lo saben, otros no, hubo una modificación en el Reglamento Interior de la Secretaría, donde la Dirección de Incorporación, la Dirección de Instituciones Particulares de Educación Superior pasa a formar parte ahora de la Subsecretaría de Planeación. Me he estado acercando con los directores, con representantes de distintas instituciones de educación superior y percibo un sentimiento de cierto desánimo, una cierta frustración de la mayoría de ellos. Lo que no percibo es un reconocimiento al gran trabajo que las instituciones de educación superior particulares han hecho por el bien de México.

Hoy en día un gran número, cientos de miles de mexicanos están siendo formados en instituciones particulares. Estamos hablando de 1 millón 040 mil en el último boletín estadístico.

El número de instituciones particulares es más del doble de las instituciones públicas. Es decir, si estos datos no nos dan una referencia clara, que las instituciones particulares son coadyuvantes, corresponsables y que nos están ayudando, al estado, a cumplir con una de las metas más nobles, ningún otro dato nos lo puede dar.

Desde nuestra perspectiva, las IPES son los grandes contribuidores de la educación nacional. En ese sentido para nosotros en la Secretaría, no pensamos que nos debe preocupar tanto si es una institución particular o una institución pública; lo que nos debe de ocupar en realidad, es si es una institución de calidad o no lo es, eso es lo que nos debe estar preocupando. Si los servicios que están ofreciendo son servicios que permiten formar a jóvenes íntegros, que permiten integrar a esos jóvenes a una sociedad que demanda de personas con talento y algunas capacidades que requiere el mundo actual, que permite que esos hombres y mujeres tengan los valores y valores que demanda la sociedad de México con una actitud responsable hacia ellos mismos y a la sociedad.

En ese sentido nosotros estamos trabajando por tres líneas de acción.

La primera de las líneas es atender el enorme rezado de miles de expedientes que nos encontramos en términos de reconocimientos de estudios, modificaciones a planes de estudios, modificaciones a domicilios, etcétera. Estamos trabajando para, sin violar la norma, adecuándonos a la norma estrictamente poder sacar con mayor celeridad esos documentos.

Paralelamente tenemos una carga extraordinaria porque nosotros hacemos una autenticación de todos los certificados, parciales, totales y diplomas que las instituciones emiten, eso nos genera u n retraso, porque lo hacemos de tal forma como si estuviéramos en el Siglo XX.

Lo que tiene un efecto muy importante sobre los jóvenes que ya concluyeron su estudio y no pueden obtener su título y posiblemente no pueden obtener su cédula profesional. Nosotros, después de que hicieron un gran esfuerzo estamos haciendo que este proceso sea más tortuoso.

En este sentido sí quiero hacer una cosa que es muy importante, y es destacar la labor de las personas que trabajan en la Secretaría, como operativos, sindicalizados, gente de base, gente que opera en condiciones muy difíciles, estamos rebasados definitivamente por las cargas de trabajo que tenemos de las instituciones que tenemos que atender, sin embargo la voluntad y la disposición que tienen ellos es ejemplar.

Ahora, cuál es la razón por la que tenemos estas cargas excesivas de trabajo, por dos razones y una tiene que ver estrictamente como lo que estamos viendo aquí, con una norma muy rígida que no permite la flexibilidad que podríamos darle a algunas instituciones maduras, ya totalmente consolidadas que podrían perfectamente auto gestionarse mucho más.

Y la otra, que no hemos tenido la capacidad, los recursos, la visión, el tiempo, no lo sé, para instrumentar nuevas tecnologías que permitan de una forma más eficiente hacer que los procesos que van en cajas de documentos vayan ahora a través de mecanismos electrónicos que hagan mucho más ágil, mucho más económico y más rápida la validación de los documentos.

La segunda gran línea de acción que estamos haciendo es paralelamente a atender el rezago, es hacer una propuesta para un nuevo acuerdo secretarial mediante el cual se incorporan las instituciones particulares a la educación superior.

Como todos ustedes saben, el acuerdo 279 tiene más de 15 AÑOs, nos ha servido mucho, ha normado la operación de la Secretaría, pero requiere de una actualización. Estamos trabajando en esa actualización y en un momento o en mi siguiente intervención compartiré un poco hacia dónde va la misma actualización.

La última línea de acción tiene que ver con lo que nos invitan ustedes a reflexionar en este foro, es decir, crear las condiciones adecuadas en una relación productiva y constructiva de trabajo con las instituciones particulares para poder proponer una modificación legislativa que vaya acorde con las necesidades actuales del entorno, pero al mismo tiempo que reconozca la valía y la importancia de las instituciones particulares.

Nosotros como Subsecretaría de Planeación consideramos que dentro de la nueva legislación tiene que haber un capítulo muy importante para las instituciones de educación particular, que las defina, que las atienda, que no las considere como instancias toleradas, sino como coadyuvantes en el gran objetivo nacional de educar a millones de mexicanos. Eso me permite, si tengo un poquito de tiempo, pasar a hablar un poco de los objetivos que tenemos en cuanto al nuevo modelo acuerdo secretarial que iría en la línea de lo que nosotros estaríamos proponiendo para una nueva legislación en materia de educación superior.

Nos hemos propuesto nueve objetivos que me voy a permitir leer y comentar brevemente.

El primero tiene que ver con priorizar el aseguramiento de la calidad de los servicios educativos. Es decir, el objetivo fundamental de la Secretaría es ver que los servicios que se ofrecen tanto públicos, como privados sean de calidad.

El segundo es establecer una normatividad, ya sea en un acuerdo secretarial o en la legislación, en caso de que lo decida así el legislativo, que fuera promotora de las instituciones de educación superior y no controladora de las instituciones de educación superior.

Tercero. Facilitar la innovación curricular, permitirle a las instituciones que puedan proponer planes y programas de estudio con la capacidad que dichas instituciones tienen a través de sus consejos académicos, a través de las reflexiones que tienen a nivel internacional y nacional para proponer nuevos planes de estudio que no estén sujetos al visto bueno de la autoridad.

Así es, que dichos planes y programas de estudio que estén necesariamente vinculados con el sector productivo para que los jóvenes puedan incorporarse al mismo.

El cuarto punto lograr una mayor inclusión y una mayor equidad de todas nuestras comunidades educativas. Necesitamos que en las instituciones particulares haya una mejor representación de la diversidad social que tenemos en México.

También queremos una normatividad que promueva la autogestión responsable de las instituciones, como ya lo había comentado. Queremos dar prioridad sobre todo a la evaluación de los resultados de los servicios educativos, no enfocarnos en los procesos, en los trámites, en cosas formalistas y documentales, sino enfocarnos más bien en resultados, las competencias que tienen los egresados, la empleabilidad que tienen los egresados, la facilidad que tienen de incorporarse al sector productivo.

El séptimo tiene que ver con la certidumbre a las IPES para que puedan hacer inversiones de largo plazo para ampliar su oferta educativa, para mejorar las condiciones de sus servicios y así contribuir más a la educación en México.

El octavo tiene que ver con establecer procedimientos diferenciados dependiendo del tipo de cada una de las instituciones de educación superior. No todas son iguales, son diferentes y por tanto requieren procedimientos diferentes.

Finalmente lo que ya había comentado, modernizar los esquemas de la autoridad, de atención para usar las nuevas tecnologías, de tal forma que se evite el uso de papeles y se privilegien las transferencias de información electrónica.

Con eso terminaría mi primera intervención.

Muchas gracias.

La Doctora Lourdes Nayeli Quevedo Huerta: Gracias muy amable.

Vamos a darle la bienvenida al Senador Víctor Hermosillo y Celada, miembro de la Comisión de Educación del Senado. Bienvenido Senador.

Vamos a darle la palabra, le comento Senador, estamos trabajando sobre cinco minutos de exposición y le daríamos la palabra a usted para continuar con este mismo orden, con la pregunta moderadora o la pregunta generadora, que sería, “Cuáles son los alcances y las insuficiencias del marco normativo aplicable a las instituciones de educación superior particulares”.

Adelante.

El Senador Víctor Hermosillo y Celada: Muchas gracias.

Yo pienso que antes de normatividad deberíamos de hablar de que para tener una buena normatividad tenemos que vencer dos paradigmas que tenemos muy incrustados nosotros en la mente. Uno, que el gobierno y la iniciativa privada son enemigos, siempre ha habido pleito entre lo privado y lo público, cuando todos trabajamos por México, aparte nos necesitamos unos a otros. Si no hay desarrollo el país no avanza, entonces tenemos que romper ese paradigma de lo público y privado, sobre todo en educación.

Y otro paradigma es que la educación es gratuita, pública, eso no es cierto, no se les cobrará a los alumnos, pero todos los derechohabientes ponemos nuestra parte para el sistema educativo. Y debo decirles que la educación pública no es más barata que la privada, lo que cuesta, le costará a las instituciones privadas, pero también le cuesta al gobierno, el gobierno gasta muchísimo dinero en educación privada, y mientras tengamos esos paradigmas, es muy difícil avanzar porque no hay un aprecio a la educación pública en muchas cosas. La educación pública los muchachos la ven, es un derecho, es un derecho que les cuesta a otros, les cuesta a los privados y muchas veces por esa situación tampoco hay un aprecio. Rompiendo estos paradigmas podemos trabajar de una manera mejor.

La educación privada superior es el 35 ó el 40 por ciento de la cobertura nacional. En la Ciudad de México casi llega al 50 por ciento.

Nuestro país aspira a tener una cobertura del 40 por ciento de los muchachos en la universidad, actualmente andamos en un, no hay una estadística perfecta pero andamos abajo del 35, y yo veo muy difícil que si no nos ponemos de acuerdo lleguemos a lo que queremos, al 40 por ciento, y lo veremos en los próximos AÑOs.

Nuestro país tiene una cobertura muy baja en comparación a otros. No es parejo todo, por ejemplo Alemania no tiene una cobertura arriba del 70 por ciento pero tiene una capacidad de escuelas técnicas fantásticas. En cambio hay otros lugares, como Estados Unidos, en que la cobertura es mayor y varios países latinoamericanos tienen mayor cobertura que nosotros.

Sin la ayuda privada no es fácil lograr estos objetivos. Las universidades públicas cada AÑO van a costar más, por las pensiones de los profesores, eso es una cosa que no se toma en cuenta, pero el costo universitario público va para arriba y para arriba.

Y por otro lado también se está viendo que bueno ahora públicamente, que muchas universidades públicas no dan cuentas, no rinden cuentas, entonces hay que analizar ese tipo de cosas para hacer una situación universitaria eficiente que se emplee bien el dinero para que pueda alcanzar, porque yo les digo, con las pensiones esto va a ser cada día más caro y más caro, aunque aparentemente es gratis, pues no es gratis ¿verdad? Está costándonos a todos.

¿Qué tenemos que hacer? Pues tenemos que unirnos los públicos y los privados por el bien de México, o sea quitar esos atavismos que yo les digo, para lograr precisamente unidos hacer una situación mejor. Esto sucede en muchos lados del mundo, uno de los ejemplos así de vanguardia es lo que pasa en el área de San Francisco, o sea lo que es Silicón Valley y todo eso, en que universidades públicas y privadas colaboran a ese desarrollo tecnológico tan fuerte. Y los dos baluartes son, por un lado Stanford, que es una universidad privada, y por otro lado la Universidad de California en Barkley, que es una universidad pública. Entonces ahí no hay pugnas, las dos universidades hay competencia, pero no hay esa pugna ideológica de rechazarse uno al otro, que eso es muy diferente.

El objetivo de las universidades es precisamente ése, no es el fin, las universidades no son un fin, son un medio. A veces la situación académica cree que todo gira alrededor de ellos, no gira alrededor de ellos, la obligación de la academia es preparar muchachos para la vida fuera de la academia, o sea, para el mundo productivo. Aquí he oído yo también que dice, no nada más en mundo productivo, como que lo productivo es un pecado producir, no, también hay filósofos, también hay poetas, sí, pero si no hay producción todas esas otras disciplinas del pensamiento humano decaen porque no hay medios con qué precisamente apoyarlas.

Entonces para tener una situación fuerte y firme de un país se requiere producción, ésa es otra cosa que nos falla mucho. Las universidades están en mayor o menor grado tanto privadas como públicas y ya está cambiando, ajenas al aparato productivo, no hay comunicación entre la industria, entre el comercio, me atrevo decir hasta en la situación de comercio exterior, turismo, no, hay una comunicación ágil que debiera haber. Entonces hay unas cosas hasta cierto punto irreales, alumnos estudiando comercio exterior y no saben hablar inglés, ¿entonces a dónde vamos a llegar?

Entonces, debe haber dentro del aparato productivo y dentro del aparato académico una relación. Por ejemplo hay mucha gente ahora que estudia gastronomía, ¿por qué? Porque le gusta hacer una carne asada ahí en su casa, eso dista mucho de ser un chef, porque el que crea que ser un chef es muy fácil está muy equivocado, es una chamba terrible, porque hay infinidad de comensales, unos muy sangrones y muy latosos, que no quedó bien mi carne, que quedó así, entonces no hay una chamba fácil y tenemos nosotros que precisamente cuando están en las aulas los muchachos, decirles: “Oye, a esto te vas a enfrentar”. Y para eso la única manera que se puede hacer es precisamente teniendo una vinculación con el aparato productivo que puede ser industrial, industrial nacional, industrial internacional.

Aquí también hay que la industria extranjera, y que no trabajar para la industria extranjera, pues si eres ingeniero para quién quieres trabajar. Si quieres estudiar aeronáutica, pues yo no conozco un avión que se llame el Texcoco, es lo que hace Bombardier, y ellos desgraciadamente han tenido que hacer universidades para entrenar a los muchachos que salen porque no salen bien preparados.

Entonces, hay mucho qué hacer. Una de las cosas precisamente va a cambiar eso para ver cómo se hace la normatividad. Las universidades privadas son maltratadas, todos los trámites son pesados, burocráticos, los REVOES, es un tormento, y aparte lentos, en un mundo que es muy rápido ahora.

Segundo, no se deducen las colegiaturas a los padres de familia. Un padre de familia que paga una escuela privada está dejando el asiento de una escuela pública a otro, y como no tenemos cobertura hay que ver cómo alentamos a estos padres de familia, precisamente porque están dispuestos a gastar en una educación que ellos creen que es mejor y hay que ayudarles en algo.

Por otro lado, sí es cierto de las universidades privadas, tienen cinco por ciento de becas y pueden tener más, ya con ese cinco por ciento están dejando asientos en las universidades públicas, muchos asientos.

Otra situación es que el IVA, hacen pagar el IVA. Las universidades privadas han dicho, lo que es el IVA contabilícenlo, pero luego nosotros damos esa misma cantidad en becas. La mayoría de las universidades privadas de prestigio no dan cinco por ciento de becas, can muchísimo más. Esa es una cosa que tenemos que tener una estadística.

Por otro lado la situación es que hay que ayudar a las universidades privadas, no tienen otras situaciones de beneficio que tienen nada más las universidades públicas. Bueno, porqué, si estamos todos precisamente tratando de educar gente para el bien de México, ya hay que quitarnos esas cosas ideológicas y ver las cosas de otra manera, precisamente para que salgan los muchachos bien preparados a la vida y de esa manera ayuden al desarrollo de nuestro país.

La Doctora Lourdes Nayeli Quevedo Huerta: Muchas gracias Senador.

Le damos la palabra al maestro David Fernández Dávalos, Rector de la Universidad Iberoamericana.
El Maestro David Fernández Dávalos: Muy buenos días.

Primero que nada agradezco la oportunidad de participar este importante foro. Mi intervención se enmarca, quiere enmarcarse en el horizonte amplio de la función social que la educación superior tiene en este país, que ha sido resaltado ya, pero dentro de esto el papel de las instituciones de educación superior particulares. No quiere ser un alegato para obtener beneficios para las universidades de educación superior, sino en la valoración del aporte que estamos haciendo ahí.

En este sentido valoro mucho y agradezco la participación el Director de Educación Superior, de la Secretaría de Educación Pública, que hace este reconocimiento. Ha quedado dicho ya a lo largo de este Foro, que la legislación en materia de educación superior es obsoleta y está dispersa. No me detengo en esto, sólo digo que la ley que tenemos data del 78, cuando había apenas unas pocos cientos de instituciones de educación superior, y no ha tenido modificaciones sustanciales.

Hoy el sistema cuenta con alrededor de 3 mil instituciones de educación superior, con 35 mil programas y casi 4 millones de alumnos en general.

Se reconoce, se ha reconocido la necesidad de una nueva ley para armonizar la legislación existente, para coordinar esta oferta diversa que no llega a ser un sistema, y para asegurar la calidad educativa.

En el caso de las instituciones de educación superior particulares, el caso amerita una atención especial por la explosión numérica que tuvo en la década de los 90 principalmente.

Existen alrededor de mil 800 instituciones de educación superior particulares y la regulación de éstas es incierta. Sólo 109 están afiliadas a FIMPES, la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior y unas pocas a la ANUIES, esto da más certidumbre sobre su calidad, pero no es una garantía, también hay que decirlo.

Y no puede dejar de advertirse que la explosión de estas instituciones de educación superior privadas se debió a un retiro del estado de sus funciones para garantizar oportunidades educativas a los jóvenes que las demandan. En tal sentido las instituciones particulares cumplimos una función social, aunque también se ha mezclado con la proliferación de un negocio que puede llegar a ser muy lucrativo, y no me detengo tampoco en datos al respecto.

Una nueva ley tendría que abonar a la construcción de un sistema que cumpla con la función social de garantizar educación de calidad a todos y todas los jóvenes de este país que la demandan, y en ello convergen tanto las instituciones públicas, como las particulares, es decir, estamos hablando del derecho a la educación, no sólo la obligatoria, sino también la superior.

Ante el vacío y dispersión de la legislación, el principal mecanismo de regulación que ha tenido el Gobierno Federal y los gobiernos estatales han sido los REVOES, los Reconocimientos de Validez Oficial de Estudios. El marco normativo para otorgarlo, en el caso federal, es el acuerdo 279, el cual establece los trámites y procedimientos relacionados con el reconocimiento de validez oficial de estudios de tipo superior, publicado en el 2000.

Podría decirse que la negociación del REVOE en la etapa del 94 al 2000 satisfizo las demandas centrales de las universidades particulares agremiadas en la FIMPES, pero implicó el efecto no esperado de una mayor apertura para la instalación de universidades conocidas como de cochera o patito.

Para atajar los efectos de esta desregulación originada, como dije, en los 90, a partir del 2005, se imprimió un mayor control en el otorgamiento del REVOE y la realización de inspecciones ordinarias y extraordinarias a las instituciones, ello arrojó procesos de sanción importantes y también la denegación de algunos registros.

La propia autoridad, lo ha hecho hace un momento, reconoce su falta de recursos y de personal capacitado para dar respuesta oportuna al enorme volumen de solicitudes que reciben constantemente, es un trámite muy tardado y engorroso. La respuesta a una solicitud puede durar hasta dos AÑOs o más. A este respecto ANUIES hemos ofrecido la posibilidad de auxiliar a la SEP al respecto para abatir este rezago.

La ausencia de una normatividad bien fundada ha dado lugar a la discrecionalidad en la interpretación de la ley por parte de la autoridad de la administración en turno, y entonces hay vaivenes muy significativos en el otorgamiento de los REVOES, lo que ha dificultado una labor educativa de las instituciones de educación superior particulares.

A pesar de las claras diferencias existentes en las instituciones de educación superior particulares que ya también fue abordada, existe la tendencia a intentar regularlas de un mismo modo, desconociendo marcos normativos precios, como los decretos presidenciales, los acuerdos secretariales, la simplificación administrativa, etcétera, o las de lucro y las de no lucro, ello ha derivado en una clara ineficiencia de la autoridad para dar respuesta a las solicitudes y también hay dado lugar a una sobre regulación.

La proliferación de instituciones de educación superior de baja calidad ha dado lugar a un desconocimiento de los aportes, al desarrollo educativo del país que hace instituciones bien consolidadas, se les margina de la participación en las definiciones de política pública y de ciertos programas gubernamentales, por ejemplo, las becas de la Coordinación Nacional de Becas de la educación superior o las cátedras CONACyT para jóvenes investigadores. La consideración fiscal especial para llevar a cabo proyectos de investigación con el sector gubernamental, etcétera.

Hay procesos de acreditación y aseguramiento en la calidad, poco ágiles, burocráticos y costosos.

Hasta aquí el planteamiento en esta primera ronda, luego haré algunas propuestas.

Muchas gracias.

La Doctora Lourdes Nayeli Quevedo Huerta: Gracias.

Vamos a dar la palabra al licenciado Francisco Ramírez Yáñez, Rector de la Universidad del Valle de Atemajac.

El Licenciado Francisco Ramírez Yáñez: Gracias. Buenos días.

Agradezco a los Senadores integrantes de la Comisión de Educación, a la ANUIES por la invitación a participar en este foro.

Me da mucho gusto poder tomar la palabra, representando a una institución de educación superior que tenemos en la educación, manejamos la educación como un bien público, pero con una administración no estatal.

También quiero agradecer que este espacio nos permita decir en este recinto que tiene una enorme importancia y que representa en gran parte el pacto federal.

Yo quiero avocarme a un asunto de la regulación de la educación superior que toca algo que está siendo, diría yo, mutilante o lacerante, el proyecto, las ilusiones, el horizonte de gran parte de las instituciones particulares de educación superior.

Quiero indicar de manera muy general, que en la Fracción VI del Artículo Tercero de la Constitución de donde se deriva la posibilidad de que los particulares podamos participar en tareas educativas, de ahí se derivan leyes, acuerdos y normas. Por ejemplo, la Ley de Coordinación, la Ley de Educación General y particularmente dos acuerdos ya citados, el 243 y el 279.

El 243 que ve sobre todo a la autorización de estos llamados REVOES y el 279 que se fija sobre todo en los procesos de llevar adelante esta adquisición.

Señalo dos aspectos que para mí son fundamentales en todas institución de educación superior, sea pública o sea privada. Hay una carencia desde la Constitución hasta los acuerdos, de dos aspectos que si bien es cierto uno de ellos, como quizás los dos, han sido tratados ya con mayor puntualización en la última reforma del 2015.

Hablo del concepto de calidad que está planteado de una manera muy general. Y el concepto de compromiso social, son dos aspectos que para mí son pilares de la educación superior y que están carentes de una expresión precisa, significativa, compartida y compacta en la actual normativa que nos rige.

Para nosotros ha sido un camino difícil, humanamente hablando es imposible que la Secretaría de Educación Pública pueda atender por más voluntad que esto sabemos que la tienen. En México existen más o menos 30 mil REVOES que se van turnando para su renovación, es prácticamente imposible que se atienda.

Un REVOE por cada una de las licenciaturas es una tarea diría yo casi imposible, no habría talento humano, ni recurso económico que pueda tener la capacidad de cumplir con lo que dice la normativa, que un período de seis meses. Ya se ha dicho que los períodos de entrega van de uno a dos AÑOs. Esto nos golpea y quiero señalar un primer impacto.

Es el costo que esto representa, desde el diseño, desde la dedicación de nuestros profesores, la pertinencia, el estudio de mercado, todo lo que significa llevar el documento y esperar, son documentos que cuando ya los tenemos ya salen fuera de tiempo, ya salen con un déficit de aplicación.

Otra cuestión que también nos da mucho, no fastidio, pero sí mucha preocupación, es todo lo que tiene que ver con la renovación de nuestros programas, que corre más o menos la misma suerte.

Ya decían por ejemplo que algunas empresas han creado sus propias universidades, ayer, anteayer salió el anuncio por ejemplo en la Ciudad de Aguascalientes, la Nissan va a crear su universidad tecnológica para asuntos de la cuestión automotriz, porque la educación particular por más que quisiera responder a estas necesidades de la empresa, los tiempos son muy complejos, son muy complicados, y por eso tenemos esta serie de dificultades.

Para nosotros también un problema que nos pega muy fuerte es la falta de coordinación entre los niveles autorizados para los REVOES, entre el nivel federal y el nivel estatal.

Muchas veces dicen los del estado: “ustedes van allá al federal”. Y dice el federal: “no pues ustedes…”. Entonces es una cuestión que es importante coordinarse, que es importante ponerse de acuerdo, porque fíjense, traemos entre manos algo que es de vital trascendencia, que es el futuro de un país y particularmente el futuro de los jóvenes, que no es literatura, ni poesía, son ellos a quienes debemos heredar un mundo mejor de lo que hemos recibido, es nuestro compromiso generacional. Por eso la importancia que la educación sea acompañada por una normativa que sea promotora, una normativa que incentive, una normativa que sea capaz de reconocer, de alentar y de estimular para que las instituciones, teniendo este marco de aliento de reconocimiento, podamos ser capaces de ser más pertinentes y también más transparentes y más adecuados a las enormes necesidades que tiene nuestro país.

Bien se dice que la educación es la llave, es el camino del progreso, pero la educación tiene que tener un acompañamiento desde una normativa que sea más flexible, más actualizada y más adecuada.

En la segunda parte de mi intervención hare algunas propuestas.

La Doctora Lourdes Nayeli Quevedo Huerta: Muchas gracias maestro.

Le damos la palabra al doctor Cipriano Sánchez García, Rector de la Universidad Anáhuac.

El Doctor Cipriano Sánchez García: Muchísimas gracias.

También yo agradezco al Senado de la República, agradezco a ANUIES y a la Secretaría de Educación Pública por este marco, este lugar para poder reflexionar sobre uno de los elementos, que como ya se ha dicho, quizá nos tendría que preocupar bastante por todas las implicaciones sociales, personales, económicas de nuestro país.

Yo quisiera en este primer momento retomar la indicación que se nos hacía por parte del señor Senador, de ser capaces de romper paradigmas, porque creo que tenemos que ir aprendiendo y eso el mundo de hoy no lo perdona, si no vamos pasando de una reglamentación, de lo que nos encontramos, o sea de lo que ahí, no del ser, sino de lo que ahí, que es diferente, al deber ser, que es a lo que necesitamos y a lo que tenemos que trabajar.

Creo que en ese sentido hay que encontrar la lógica que nos permite pasar de lo que ahí, a lo que debe ser. Y la lógica para pasar de una cosa a otra, creo que se ha expresado aquí muy bien por los anteriores rectores que nos han hecho el favor de compartir sus inquietudes, debe ser la lógica del bien común, de ese bien común de una sociedad en la que no podemos dejar de ser solidarios y subsidiarios, no precisamente puede ser muy simbólico, muy icónico el que se esté realizando este diálogo en este lugar, en la Casa del Federalismo que une en la historia de nuestra patria dos elementos: el elemento propio y el elemento común, eso que nos hace a todos al mismo tiempo mexicanos y sinaloenses, mexicanos y … esa vida que une estas dos grandes realidades, y ése es el camino también que tiene que hacer que puedan dialogar y que se pueda dialogar desde la universidad privada, de las instituciones particulares de educación superior, con todo el resto del país.

Creo que entender el papel de la sociedad, el padre David ya lo comentaba hace un instante, no como una especie de crítica al vacío del estado, ése es un punto muy básico que tenemos que superar, es un punto absolutamente decimonónico, ni siquiera del Siglo XX como nos comentaba muy bien el licenciado González Blanco, simplemente es decimonónico, es decir, no estamos llenando un vacío del estado, estamos siendo parte del caminar común de la sociedad que quiere pasar de la crítica mutua a la validación de lo que efectivamente sí nos une, obviamente a través de indicadores que el proyecto común demanda. Y esta palabra “indicadores” creo que tiene que ser, yo propongo que sea realmente algo muy central en el trabajo que ojalá se pueda seguir caminando hacia adelante, y creo que también hay que rescatar esta idea de pasar de la tolerancia, otro criterio decimonónico, por no decir que un poquito anterior todavía del Siglo XVIII, a la participación.

Es muy curioso que la palabra tolerancia hoy es tan rica y tan valiosa para nosotros en nuestra cultura, se pueda usar todavía como un sinónimo de “te permito, pero no te consiento”, y creo que esto es algo que también tenemos que superar, y en ese sentido la participación es muy importante.

Ya se ha hecho una clara mirada a la realidad en la que nos encontramos, los anteriores oradores a un servidor, han hablado de esto. Yo simplemente quisiera hacer une pequeña insistencia en que los cambios necesarios no tienen que tener otra finalidad, sino desde el conocimiento de las características de las instituciones que ofrecemos educación superior, ese esforzarnos por promover el avance de todos y la clave, asegurar los objetivos formativos que requiere el país, eso sería una rarísima omisión que sería imperdonable, si nosotros nos permitiéramos el decir “no importa que estemos dejando hacia adelante”.

Yo quisiera en este momento referirme al marco que el Secretario de Educación Aurelio Nuño nos dejó precisamente en esta misma semana, son seis elementos muy interesantes, son seis retos que tiene la universidad, y que creo que cada uno de nosotros como universidades, instituciones particulares de educación superior tenemos que verlos, no solamente como una propuesta, sino también como una especie de examen y al mismo tiempo redefinición de cara al futuro de lo que nuestro país nos está demandando.

Permítanme hacer una breve reseña de cada uno, no de lo que dijo el Secretario, sino de cómo las instituciones particulares de educación superior pueden estar aportando en esta dinámica.

Por ejemplo la necesidad en cuanto al primer elemento, que era la cobertura con equidad, la necesidad de acelerar justamente el paso de la participación de las IPES en nuestro país. Como ya se comentó antes, cuando más participen las IPES, más sillas quedan para que otras muchas personas puedan estudiar. Entonces no estamos compitiendo por quién tiene más sillas, sino cómo hacemos que haya más sillas para que muchos jóvenes se puedan formar con equidad y con calidad.

Un segundo elemento, justamente este aspecto lo más universal posible a la educación superior creo que tiene que volver a valorar el papel de las becas, algo se comentó, no simplemente hacer de las becas una especie de mercado, el padre David justamente hablaba de esas conciencias de lucro, en vez de conciencias de función social, y creo que es muy importante darnos cuenta de que las becas que ofrecen las instituciones particulares de educación superior son realmente una parte de la corresponsabilidad social que se está haciendo. Y como ya se anotó, no solamente es el cinco por ciento que pide la SEP…

(Sigue 2ª Parte) Martha P.
……… una parte de la corresponsabilidad social que se está haciendo, y como ya se anotó, no solamente es el 5 por ciento que pide la SEP, hay campus que ofrecen hasta un 22, un 30, 44 por ciento de becas a jóvenes, creo que es un esfuerzo que debe ser reconocido y que debe ser valorable y por tanto, como es el comentario, debe ser promovido, tiene que haber un premio a quien beca, no un castigo a quien beca.

Un tercer elemento justamente en cuanto al impulso de la calidad, creo que es muy importante que volvamos a rescatar la clasificación precisa sobre los niveles de calidad de las diferentes universidades particulares como realmente una manera de focalizar la inversión, la normatividad y los apoyos públicos, y creo que aquí el trinomio o el triángulo que sería acreditación, financiación-formación sería un triángulo muy virtuoso, no sé si existan triángulos virtuosos, pues sé que existen círculos virtuosos, y círculos viciosos, pero sería un triángulo muy virtuoso que nos permitiría generar dinámicas muy ricas.

Bueno, en el cuarto aspecto, en cuanto a la investigación y el desarrollo del conocimiento, creo que sería muy interesante trabajar juntos por los indicadores y el impacto de la investigación, y el desarrollo del conocimiento.

Y vuelve aparecer indicadores como un elemento muy básico en el cual las políticas de inversión pública justamente fomenten esos indicadores independientemente de donde vengan, si son indicadores auténticos son todos ellos sumatorios a bien del país.

Y, finalmente, cómo tenemos que generar una mayor vinculación con los sectores productivos, especialmente a través de programas específicos que se constaten desde las instituciones de educación superior.

Muchísimas gracias.

La doctora Lourdes Nayeli Quevedo, moderadora: Muchas gracias, le cedemos el micrófono al maestro Emilio José BAÑOs Ardavín, Rector de la Universidad Popular Autónoma del estado de Puebla.

El maestro José BAÑOs Ardavín: Muchas gracias muy buen día tengan todos ustedes, pues igualmente celebrar el que hoy nos podamos congregar gracias a la iniciativa de ANUIES, de la SEP y del Senado.

Coincido con el planteamiento que se hacía inicialmente y que ya han referido mis colegas rectores en el sentido de que el día de hoy tenemos que ser muy conscientes del reto que tenemos enfrente, de ya de una buena vez romper esta especie de esquizofrenia en la que vivimos, no nada más en el ámbito de educación donde se presenta con relativa agudez, pero también en muchos otros aspectos de nuestra vida nacional.

Pero en lo que respecta a la educación, veo que en pocos meses, inclusive semanas pues ha habido una tónica distinta que me parece que necesitamos reforzar, acompañar y en ese sentido pues hago eco de los planteamientos que ya el licenciado Emiliano González ha hecho, la verdad es que se ve que ha recogido una serie de expresiones, de solicitudes, y también un toque de realismo del estado que guarda la educación superior particular y sus aportes para ese gran bien público para nuestro país.

Bien se dice que ninguna idea supera a la realidad, y me parece que estamos en un momento donde habríamos de reconocer esta realidad que guarda la educación superior, en específico, la particular para encauzarlas de cara a estos grandes objetivos que tenemos como nación.

¿Qué es lo que, desde mi punto de vista aporta la educación particular?

Me parece que, sobre todo las que tienen un claro y refrendado compromiso con la calidad, pues aportan precisamente una educación de calidad en primer lugar.

Segundo, por la naturaleza de nuestras instituciones, una educación pertinente, y esto me parece que es muy importante, sin afán de, digamos, tener un criterio de crítica ni mucho menos respecto de un tipo de educación u otra, un servidor tuvo la dicha de estudiar en la UNAM, y ahora estoy en este cargo representando a una universidad particular, pero lo que es, y me parece claro y pues me parece que es un signo de muchas de nuestras instituciones, es que, precisamente por el tipo de fondeo, el tipo de gestión que lleva a cabo, son instituciones que deben, necesitan estar muy conectadas con el sector productivo con los diferentes actores sociales para precisamente desarrollar todos los proyectos que tenemos; difícilmente podríamos llegar, por lo menos a el nivel de universidad que estamos pretendiendo, si solamente estuviéramos recargados en las contribuciones que aportan los padres de familia, y entonces, hay que estar muy conectados con las empresas, con fundaciones, etcétera; eso hace que la educación se genere ahí un ecosistema donde sea muy pertinente, es decir, muy conectada con la realidad, para ver qué es lo que necesita el sector productivo, pero también el sector público-social. Entonces, una educación pertinente.

Y tercero, algo que desde luego es un mandato para todas nuestras instituciones, sean de gestión pública o particular, pero donde sí veo un énfasis también muy específico, y es en la formación de ciudadanía, esto que también Emiliano subrayaba la necesidad, el imperativo de proponer esquemas de formación de profesionistas, pero sobre todo de personas comprometidas con su entorno, me parece que en muchas de las instituciones particulares se da con mucha claridad, de hecho, bueno, para nadie es novedad que en una buena parte, inclusive de liderazgo en el sector público y privado proviene de este tipo de instituciones.

De manera que con esto, yo simplemente puntualizaría algunas cosas que ya se han mencionado.

Necesitamos trabajar en un concepto renovado, revitalizado de una autonomía efectiva, por supuesto con la necesaria vigilancia, pero que no sea burocrática, que, pues sea un esquema que verdaderamente maniatice a las estructuras tanto del sector público, revisor como de nuestras instituciones, podríamos invertir mucho mejor el talento, las horas-hombre que se implican en estos procesos.

Por supuesto que el ideal sería, desde nuestra perspectiva, un RVOE institucional, y de ahí que haya una capacidad de gestión responsable, eso implica un cambio en la legislación, yo insisto en que tendríamos que ir por ese esquema que acusa mejor esa realidad de lo que hay hoy y que hay que posibilitar, pero si no, por lo menos hacer efectiva la simplificación administrativa.

Es muy importante, ya se decía, este tema de vigilar la calidad efectiva y enfocarse que también coincidimos en las evidencias del aprendizaje, ya no en la currícula per ce, sino en las evidencias de qué estamos formando, y cómo lo comprobamos, cómo lo medimos, qué indicadores, pero también somos conscientes, y en un ejercicio de autocrítica, ya se ha dicho, de la proliferación de instituciones tanto en el sector público, pero también especialmente en el privado, instituciones de dudosísima calidad.

Hay por ahí un estudio donde se evalúa el número de instituciones de educación superior a nivel mundial; se estima más o menos en 30,000 instituciones de educación superior, y México tiene 3,000, es decir, el 10 por ciento de las universidades, instituciones están en nuestro país, por supuesto que eso podría ser una muy buena noticia, pero sabemos que obedece a una lógica a un relajamiento y a una apuesta, pues hasta hace poco tiempo un poco mediocre respecto de lo que significa la educación superior, de forma que, y ahí insisto, hay que hacer una autocrítica en el sector privado de lo que está sucediendo, esto debe cambiar, estamos dándole una falsa promesa, una falsa expectativa, diría yo, un fraude en muchos casos a las familias que depositan su confianza en este tipo de instituciones, y luego nos sorprendemos de lo que sucede a la hora de que estos muchachos salen a buscar algún empleo.

En el tema del fondeo no me detengo mucho, simplemente insistir, el perfil sociodemográfico de muchas de nuestras instituciones respecto de instituciones de prestigio públicas no es muy diferente, de manera que, efectivamente las familias que por la razón que sea, por preferencia o porque no hay opción en la pública eligen la institución particular, están tributando doble, y eso está clarísimo, y no hay ningún incentivo, es decir, no hay ningún reconocimiento al esfuerzo que hacen esas familias, muchas de ellas familias de clase media, media baja, madia alta, pero en ese segmento que tan golpeado está en nuestro país.

Lo mismo, la deducibilidad de los donantes, ya decía yo, cómo es que se gestionan las instituciones de educación superior particulares, cómo se fondean.

Bueno, pues la Reforma Fiscal que se aprobó, bueno, reforma entre comillas, esto entre otras cosas nocivas que ha representado para nuestro país, está específicamente el tema de la imposibilidad de los donantes para tener un margen de deducibilidad amplio, y yo diría por lo menos que se abra un régimen especial para educaciones de educación superior, y se puede, inclusive segmentar en instituciones con o sin fines de lucro.

Bien, y hay otro aspecto, y con esto me gustaría terminar, que tiene que ver con esos incentivos, ya algo se hablaba hace un momento, y yo quisiera ser muy puntual, hace falta que, esta esquizofrenia la superemos en todos los renglones, porque como ya decía, la legislación está dispersa, de repente nos perdemos, y hay como caecanastas en diferentes ámbitos: en investigación, hay discriminación para las instituciones de educación particular con los apoyos que se dan; ahora que está toda esta intención de la movilidad internacional, también hay discriminación para las instituciones de educación particular, no se apoya igual a los alumnos de unas y otras instituciones, ayer me presentaban un esquema, con RICIP, que es de esos apoyos para la ciencia y la tecnología, para la investigación y los proyectos tecnológicos donde a instituciones de educación pública se les da un equivalente en catálogos digitales, un equivalente a 6 millones de pesos anuales que se les ofrece por ser miembros de los programas e investigadores en el CONACYT; a las privadas se les reducen estos apoyos, más o menos para contabilizarlos entre 300 y 500,000 pesos al AÑO.

Es decir, no hay razón para tener esas discriminaciones en todo este tipo de apoyos.

Y, termino con el tema de las exenciones de impuestos federales, algo ya se tocaba, cargamos con esa doble tributación por parte de las familias, la imposibilidad de tener donantes potentes, y aparte la imposibilidad de deducir o de exentar impuestos federales, y muchos estatales.

Bueno, hasta aquí mi intervención en este momento, gracias.

La doctora Lourdes Nayeli Quevedo, moderadora: Gracias, maestro. Bueno, para que cierre esta mesa, el licenciado Antonio LeAÑO Reyes, Rector de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

El licenciado Antonio LeAÑO Reyes: Muchas gracias, de nuevo agradecer al maestro Vals, ANUIES, la convocatoria, y a Juan Carlos Romero Hicks, Presidente de la Comisión del Senado de la República, también por su participación, y a todos los colegas rectores, y desde luego a Emiliano González Blanco, Director General de la Secretaría de Planeación, muchas gracias.

Ratificar solamente algunos conceptos, prácticamente todo lo que han dicho mis colegas es parte de la postura que nosotros también tenemos. En la inauguración de las jornadas pasadas, el miércoles, del debate de lo que las universidades deben cumplir como finalidades de la educación en la universalidad, o si éstas deberían atender solamente aspectos prácticos que llevaban al egresado a poder incluirse en la oferta laboral del momento.

En las universidades particulares creo que esto lo hemos superado y brindamos ambas opciones, y ya que entendemos que formamos al individuo, pero también lo preparamos para hacer frente a esta realidad del momento laboral; no solamente para su inclusión, sino también en una mentalidad para ser generadores de oferta laboral o sea, hemos fomentado mucho en las universidades privadas, el emprendurismo.

En las universidades particulares nos sentimos comprometidos con un México mejor, como ya expuso el Senador y varios de mis colegas aquí, creo que estamos haciendo una función de educación por derivación del estado, y somos coadyuvantes en el mismo, y debiera de, y me uno a la propuesta de dejar los paradigmas que ha habido entre educación superior privada y pública para poder trabajar en ambos en conjunto por un México mejor.

Las universidades serias nos hemos agrupado en FIMPES o en ANUIES que son los organismos máximos que aglutinan las universidades tanto públicas como privadas para que desde ahí reconozcamos la calidad y podamos hacer desde procesos de acreditación y también ver el valor práctico que tienen desde educación que reciben nuestros alumnos y futuros egresados para que dicho valor de educación de calidad sea tangible a incorporarse al mundo productivo.

Las universidades particulares también nos sentimos que somos parte del desarrollo nacional y no solamente buscamos egresar para ocupar plazas en el sector público o privado, sino que fomentamos, como ya lo dije anteriormente, el emprendurismo y la responsabilidad social.

En el tema de apoyos de la familia a la educación, me uno a lo que han dicho varios de mis colegas y el senador, ya que entendemos mucho a las familias que pagan de alguna manera una doble tributación por los impuestos, y luego, una colegiatura en una universidad particular, porque así lo decidieron, y solamente hasta la fecha se puede decir en educación básica y media superior, pero está topado lo que pueden los padres de familia deducir, y creo que eso no es un beneficio para las instituciones de educación superior particular, sino es un beneficio para las familias que van a recibir alguna deductibilidad de impuestos en ese sentido.

Los padres tienen el derecho a sus hijos donde ellos deseen, y el estado tiene la obligación de garantizar el ejercicio de este derecho, pero también tiene que impulsar este punto de vista de la norma fiscal. En el pasado, inclusive muchas instituciones de educación superior llegamos a tener estímulos fiscales por la recomendación de un presidente de la república, que en su momento le dijo en alguna reunión precisamente de FIMPES, que iba a llegar un momento dado, a pesar de que estábamos en la estabilidad económica con aquella tipo de cambio y crecimiento sostenido, no inflación, etcétera, etcétera, era el recurso sostenido de México, y dijo, va a venir un momento en el futuro donde el estado no va a tener los recursos suficientes para darles más presupuesto a las universidades públicas ni tampoco los padres de familia van a poder aportar más colegiaturas cada vez, y más colegiatura para poder soportar el costo de la educación.

El consejo que yo les doy, dijo en aquella ocasión, es que ustedes aprendan a hacer negocios en beneficio de las tesorerías de sus universidades, y lo que nosotros vamos a hacer desde el punto de vista del estado, es, enseñarlos a los que no sepan y darles estímulos fiscales para ello.

Y al amparo de ello muchas instituciones privadas pudimos incursionar en una variedad de negocios que le dieran recursos adicionales a la educación, y gracias a ello pudimos tener complementos que permitieron, en primer lugar, no subir tanto las colegiaturas, y en segundo lugar, accesar a recursos para nuevos proyectos y programas, después se hizo una apertura para que se les pagara el 30 por ciento por parte del CONACYT, y el resto nosotros, luego el 50 por ciento, y hoy ya accedemos al total del pago de profesores investigadores, que eso ha ayudado a mejorar también la calidad de la educación, y aquí hay un tema que platicaba yo con el senador, también en el asunto del docente. El docente también es un foco de atención importante, ya que tampoco él tiene estímulos fiscales, y nosotros, las universidades tanto públicas como privadas nos encontramos con un gran tema que es el competir con la industria, con la empresa o con el gobierno mismo en salarios para los docentes. Hay una gran disparidad y es obvio que entonces los buenos docentes, los docentes capaces pues están siendo atraídos a que se vayan fuera de la enseñanza de las instituciones públicas o privadas, y ahí también debiera de haber algún estímulo fiscal de algún tipo para que el maestro que tiene vocación y se dedica a la docencia pueda de lleno dedicarse a eso sin preocupación por llevar un buen estímulo económico a su familia, y poder dedicarse de lleno de tiempo completo, sin buscar otro segundo trabajo para que pueda capacitarse y recibir post grados, etcétera, preparar mejor las clases para la educación.

Otro de los temas en la calidad, estamos convencidos de contar con una educación de calidad, que ya se ha discutido mucho el tema, y de la pertinencia de la misma, pero sí también consideramos que los criterios de calidad, mínimos para educar tienen que ser dados por expertos, y no debe estarizarse las acreditaciones, y cosas de esas, sino que a través de las organizaciones que ya existen, que he mencionado, como FIMPES y ANUIES, ya que ellos en la acreditación de la calidad tiene que darse entre pares, entre gentes de las mismas áreas e instituciones educativas, que es como hasta ahorita se está haciendo gran parte del proceso.

Y, todo lo que se ha mencionado en relación a los RVOE´s y a la normatividad de la regulación de la educación superior del tiempo, y por ahí ya se ha hablado pues de que sería imposible atenderlos, más de 30,000, es decir, hasta 35, 000 RVOE´s que se tienen en el país, y su actividad permanente en ello, y ya se habló pues de que se tardan hasta más de 2 AÑOs en este asunto de los RVOE´s, y eso pues impide el que se pueda tener una actualización de los curriculums; de por sí ya tenemos nosotros como rectores en las universidades problemas con la gente en la academia, que están muy hechos a sus zonas de confort, muchas de las veces para poder actualizarse en todos los temas curriculares, y además, tenemos el problema de los RVOE´s que cuando los presentamos no son aprobados con rapidez y pertinencia, cuando pasan ya dos AÑOs, a lo mejor ese RVOE que nosotros propusimos ya está fuera de actualidad, fuera de tono.

Entonces, sí necesitamos un marco regulatorio de mayor agilidad, de mayor pertinencia y de mayor cobertura.

Pues con esto termino parte de los temas que se han propuesto para una segunda opinión posterior.

Gracias.

La doctora Lourdes Nayeli Quevedo, moderadora: Bien, muchas gracias, y como ya se dieron cuenta, nos tomamos unos minutos más en las participaciones con toda la intención de no romper el discurso que ya tienen preparado los ponentes, por lo que voy a abrir la mesa de preguntas con la intención de que formulen sus preguntas, y todos interesados en la mesa puedan participar y aprovechen este segundo momento si les quedó algo en el tintero por comentar.

Entonces, abrimos la ronda de preguntas, y les pido que sus preguntas sea breve, por favor, para que podamos escuchar a la mayoría de los participantes; tenemos algunas preguntas, como ven ustedes.

El señor Santos Mercado: Sí, buenos días, soy Santos Mercado, y yo quiero decir que no encuentro justificación, a pesar de que lo he estudiado mucho, no encuentro justificación para la existencia de las universidades de gobierno, públicas; no hay realmente, o sea la intención de darle educación a la gente, no va por el lado de que el gobierno tiene que construir escuelas a cargo del estado.

Por otro lado, en relación a las privadas, me preocupa que son, es decir, las veo muy tímidas, y además, creo que en México no existen escuelas privadas realmente puesto que están sujetas a los controles del estado, tienen que cumplir planes y programas de estudio del gobierno, tienen que estar sujetas a RVOE´s para cualquier asunto que quieran moverse, tienen que pedir permiso.

Yo creo que deberían de ser más audaces, y pedir realmente un cambio, es como para que en estos tiempos estuvieran pidiendo la compra de las universidades públicas para que las manejen privados y que se dejen de estar bajo el control del estado. Creo yo que caeríamos en un grave error tratando de que se regulen las universidades.

Si vemos todos, tenemos pues, los zapatos, porque el gobierno no se mete en la regulación del calzado, y es lo mismo en las escuelas, no la debe regular, porque entonces, rompe un sistema de competencias. Gracias.

La doctora Lourdes Nayeli Quevedo, moderadora: Bien, aquí tenemos otra pregunta.

El señor Roberto Viller, de ANUIES: Me llama la atención este paradigma que comentó el Senador Hermosillo de la división entre lo público y lo privado, pero justamente advertimos en el nuevo reglamento de la Secretaría que hay una división entre lo público y lo privado, la educación pública está en la Subsecretaria de Educación Superior, y la educación particular está en la Subsecretaría de Planeación; creo que ahí va a haber alguna situación respecto de quién conduce la política de educación superior, cuál de las dos áreas, va a decir que el Secretario, bueno.

Y otro, respecto de esta concentración y gran trabajo que tiene esta área en la expedición de los RVOE´s federales, efectivamente el 60 por ciento de los RVOE´s en el país han sido otorgados por esta oficina, cuando el hecho educativo ocurre en las entidades territoriales, y solamente el 40 por ciento de los RVOE´s están expedidos por las entidades federativas, creo que, y se echan la pelotita, los que no son de calidad, los otorgó unos o que los otorgaron los otros, si uno va a las entidades, dicen que los RVOE´s federales no tienen la calidad suficiente y se implantan en cualquier lado del país, y cuando uno va a la oficina, en la secretaría, dicen que los estados son muy laxos en la, creo que habría que pensar mucho en la federalización en el otorgamiento de los RVOE´s con la única facultad reguladora, supervisora de la Secretaría de Educación Pública, creo que hacía allá debía apuntar el nuevo acuerdo 272.

El señor Hugo AvendAÑO: Muchas gracias, soy Hugo AvendAÑO, de la Universidad Intercontinental.

Quiero aportar o quiero hacer algunas reflexiones sobre estos paradigmas que se han mencionado.

La educación es un bien público, de ahí que no encuentro motivo entre dividir entre lo privado y entre lo público, más bien, hay instituciones de educación superior de financiamiento público y de financiamiento privado.

Esta dicotomía ha generado efectivamente estos paradigmas ideológicos que da pie incluso a lo que ya se mencionó aquí, algunas discriminaciones; pero esta discriminación es mucho más grave, porque afecta al ciudadano; el estudiante o las familias que dejan de tener acceso en sus estímulos a estos beneficios porque eligieron estudiar en un institución de educación superior de financiamiento privado, y eso me parece muy grave, porque en función de las libertades, que están plasmadas en nuestra constitución, no puede ser que al margen de ello uno quede rezagado o prácticamente totalmente discriminado de esos subsidios.

No se discrimina totalmente a una universidad de financiamiento privado, se está discriminando a las familias, se está discriminando a un estudiante, se está discriminando a un ciudadano, y yo creo que sí, efectivamente hay que dejar atrás estas ideologías que me parece que ya son del siglo pasado, producto de una guerra fría, que hoy ya no existe.

Gracias.

La doctora Lourdes Nayeli Quevedo, moderadora: Sí, maestro.

El Señor Romualdo López: Sí, vengo de la Universidad Autónoma Metropolitana de Azcapotzalco. Hoy por hoy las universidades particulares atienden a más del 50 por ciento de estudiantes en post grado, cosa que no existía hace décadas, ya han ocupado un lugar preponderante en la formación de los estudiantes de post grado, y creo que esto no se ha analizado con detenimiento por ninguno de los ponentes, la responsabilidad que tienen.

Una segunda pregunta, es, que a los curiosos de las finanzas universitarias, es muy difícil encontrar la transparencia del manejo de los recursos en sus páginas, no sé si sea posible que pudieran dar alguna información financiera en sus páginas de las universidades, yo creo que sería importante, no sólo por curiosidad, sino por conocimiento del fenómeno universitario del país.

Y, la tercera pregunta es, que yo creo que el problema de la calidad no es con las instituciones que están aquí, sino con las más de mil que no están, y no hemos encontrado, creo yo, ni desde el punto de vista público ni de ustedes del privado cómo regular a este conjunto tan amplio de instituciones.

La doctora Lourdes Nayeli Quevedo, moderadora: Bien, vamos a proceder a que hagan un cierre nuestros participantes, de cinco minutos, respondiendo a las preguntas que les hicieron y a la vez aportando alguna idea que haya quedado pendiente. Lo vamos a hacer en el mismo orden que habíamos iniciado, por lo que le cedemos la palabra al Senador Víctor.

El Senador Víctor Hermosillo y Celada: Pues hay situaciones muy claras ¿no?, que pusimos aquí todos los ponentes sobre infinidad de cosas, sobre la burocracia, los RVOE´s, sobre la falta de incentivos a los padres de familia, a las universidades privadas, cuando todos estamos en el mismo barco, y yo pienso que el país debía de tener una situación muy importante sobre lo que decía, porque sinceramente nos estamos quedando atrás, digo, ayer estuvimos hasta noche con el señor Secretario, Maurilio Nuño, que debo decirles, transmito a los senadores, nos ha atendido ya tres veces o sea, a veces, otros secretarios, por más que les rogamos solos, que los obliguemos, bueno, él nos ha llamado a discutir situaciones de educación; una de las cosas que vemos es que el centro de su aspecto general pues nos trae más preocupados la educación primaria y pre universitaria que la universitaria, o sea, ven todos los problemas que hay de la situación de la valoración de los profesores y que si van, que si no van, y que cuánto se valoraron, que quedaron muy mal; por lo menos ya tenemos un termómetro, nuestra educación anda más, muy mal, ayer mismo dijo, oye, vamos a subir de 200 millones de pesos que tenían para la capacitación de maestros, lo subieron a 1,800, pues eso nos da a ver lo poco que se le mete en el país a la educación, porque 200 es casi nada, un peso por maestro, y 1,800, que se oye mucho, todavía sigue bajo. Pero si nuestro país quiere precisamente salir enfrente, tiene que tener gente preparada para producir, quiéranlo o no.

Digo, ya hay muchos otros ejemplos, digo para romper paradigmas, dijo, Jasi Penn, en China, bueno, hay algún problema de querer ser rico, porque tenemos 40 AÑOs siendo pobres, les dijo a los chinos, y cambiaron, y para romper el paradigma, él dijo, oigan, cosas así medio parabólicas, no importa de qué color sea el gato, el chiste es que cace ratones.

Entonces, aquí debemos estar juntos, privados y públicos, queramos o no si queremos desarrollar el país, y una de las cosas que tenemos que ver es la situación precisamente de leyes, las leyes de educación están atrasadas, se hizo una primera reforma, pero fue nomás la primera, falta mucho.

Por ejemplo, fíjense, con acuerdos se rige a las universidades privadas con acuerdos, el 279, el 243, a lo mejor ya es hora de tener una nueva ley de educación superior en la cual participemos los privados y los públicos, y si el gobierno pues no quiere poner interés, no le da importancia a eso y no propone una ley, pues por qué no la proponemos nosotros, o pudiera ser una ley de carácter ciudadano, como ya se está viendo en este país, o sea, ya en la situación de corrupción, ya hay una ley ciudadana, claro, cuesta trabajo, y hay que juntar 120,000 firmas, y todo eso, pero yo creo que las instituciones lo pudieran hacer.

Muy importante que cambie la educación, cuesta mucho en México, por ejemplo, en Viet Nam, que es un país comunista, la educación no es gratuita, fíjense, les dan créditos a los alumnos, y luego, pues para que tengan también responsabilidades, y no entran todos, porque no todos los alumnos o todos los muchachos tienen capacidad para ser universitarios; o sea, vivimos una serie de falacias que hay que acabar, o sea, que los muchachos y los padres de familias de escuelas públicas tengan en la conciencia, yo tengo que estudiar, porque le estoy costando al país, que no lo tienen en la mente, cambiaría mucho la manera de pensar de muchos, y hubiera mucho menos deserción.

Gracias.

La doctora Lourdes Nayeli Quevedo, moderadora: Gracias, maestro Emiliano.

El maestro Emiliano: Muchas gracias a todos, y me da mucho gusto escuchar que hay enormes coincidencias en los planteamientos que se han hecho de todos los panelistas, es un diagnóstico que nos mueve a encontrar soluciones a corto plazo, pero de largo aliento.

Esas soluciones en primera instancia las podemos resolver a través de un acuerdo secretarial porque es el mecanismo más fácil de modificar en un tiempo relativamente corto, pero la solución de largo plazo, sí, definitivamente es una nueva legislación que norme las instituciones particulares.

Yo quisiera destacar algunos temas que me resultan muy queridos, específicamente como el de la autogestión.

Como todos ustedes saben, la Reforma Educativa impulsa la escuela, y estamos hablando de educación básica, la escuela al centro, como es decir, es el lugar ideal para que se tomen las decisiones prioritarias de cómo va a operar cada una de estas escuelas.

¿Cómo es posible que nosotros en educación superior no tengamos una autogestión para las instituciones de educación superior particulares consolidadas?, necesitamos darles esa libertad a las instituciones de educación superior particulares.

Otro tema que se tocó, que me gustaría comentar, que lo tocó el rector de la Universidad Iberoamericana, es que, cuando se hicieron las modificaciones al 279 con la intención de apoyar y ayudar a las instituciones consolidadas para que pudieran seguir haciendo un buen trabajo, se abrió la puerta para que entraran otras instituciones, que no necesariamente tienen la calidad que deberían tener.

Entonces, tene4mos que ser muy cuidadosos, que no nos vuelva a pasar lo mismo, poner una norma flexible que dé capacidad de autogestión a las instituciones ya consolidadas, pero que en cierta forma regule el acceso de aquellas instituciones que no tienen una preocupación por la calidad de los servicios educativos que están ofreciendo. Entonces, eso no nos debe volver a pasar.

Otros temas que se tocaron es el de la transparencia, una de las iniciativas que nosotros tenemos es incorporar la transparencia de las instituciones particulares, en elementos básicos no indicadores de desempeño, información estadística que tengan que tener plasmada para que los alumnos puedan tomar mejores decisiones cuando deciden incorporarse a esas instituciones particulares.

Comparto completamente con el rector de la Universidad Anáhuac, que hay que tener indicadores, indicadores que nos señalen exactamente qué es lo que estamos haciendo bien, qué es lo que estamos haciendo mal, tanto indicadores para las propias instituciones particulares como indicadores para nosotros en la administración pública de cómo estamos atendiendo las solicitudes que están presentando.

Finalmente concluir diciendo que la propuesta que nosotros estamos elaborando de un acuerdo secretarial que sustituya o complementa al 279, es un primer proyecto que vamos a trabajar con las instituciones de educación superior particulares, ya nos hemos acercado con la FIMPES, con Arte con algunas instituciones particulares, con ANUIES, por supuesto, para trabajarlos con ustedes, y sacar un producto que sea lo que nosotros creemos que nos va a servir por lo menos para los próximos diez AÑOs.

Muchísimas gracias.

La doctora Lourdes Nayeli Quevedo, moderadora: Bien, maestro David.

El maestro David Fernández Dávalos: Muchísimas gracias, igual, decía, iba a proponer algunas medidas o propuestas, y luego, algunas reflexiones sobre las preguntas que se han hecho.

Nos parece necesario entonces, primero, dar seguridad jurídica a la educación que imparten los particulares en donde se reconozca la corresponsabilidad junto con el estado en la impartición de los servicios educativos.

Segundo, respetar la libertad académica y administrativa de las instituciones de educación superior particulares que demuestren su apego a la ley y sus altos niveles de calidad.

Tercero, reconocer los marcos normativos previos como los decretos presidenciales, acuerdos secretariales, simplificación administrativa.

Cuarto, una normatividad clara y diferenciada por tipo de institución de educación superior particular para el otorgamiento del RVOE, y en general para ofrecer los servicios educativos.

Quinto, que como parte del reconocimiento del compromiso y trayectoria de cierto grupo de instituciones de educación superior particular al desarrollo educativo, se ofrezcan incentivos para impulsar la mejora de la calidad en un marco de ampliación de cobertura con calidad y con equidad.

Este es un objetivo constante en los planes sectoriales, pero hasta ahora ha resultado inalcanzable.

Sexto, establecer mecanismos para que las instituciones particulares establezcan planes de mejora en infraestructura y personal de manera que garanticen un funcionamiento idóneo, mínimo para atender a los estudiantes.

Siete, una normatividad eficaz en materia de registro de títulos.

Octavo, una normatividad clara para favorecer la movilidad estudiantil tanto dentro del país como fuera de él.

Noveno, armonizar los procesos de acreditación y aseguramiento de la calidad, CIES, CENEPAL, COPAE, hacerlos más ágiles y más enfocados en criterios de calidad que pongan en el centro los procesos y resultados de aprendizaje de los estudiantes.

Un comentario respecto de las dos intervenciones del rector Romualdo, de la UAM.

Efectivamente, estamos ahora impartiendo, tenemos más del 50 por ciento de la matrícula del post grado, cosa que pone de manifiesto la relevancia del aporte de la educación particular para el futuro del país; el post grado está vinculado con la investigación, y como en la propuesta de soluciones a problemas que son acuciantes para nosotros. Eso también tendría que ser reconocido en el marco normativo.

Ahora bien, en este contexto me preocupa o nos preocupa particularmente las redes trasnacionales de educación superior que no tienen nacionalidad particular ni representan los intereses de los países en los que se asientan, ese es otro tipo de instituciones particulares que requieren de alguna regulación en la medida en que el único bien que persiguen es el bien del lucro, pues.

Y, respecto de la transparencia financiera, estoy totalmente de acuerdo en que tenemos que ser transparentes respecto de indicadores, que se vayan fijando, de suerte que los muchachos y las familias puedan tener decisiones informadas.

Respecto del financiamiento, seríamos sujetos obligados conforme a la Ley de Transparencia en la medida en que recibamos recursos públicos. Entonces, no hay ninguna reserva para hacer públicos aquellos ingresos y el uso que damos de fondos públicos, sean CONACYT, Sistema Nacional de Investigadores, etcétera; y en la medida en que gocemos de algunos subsidios de carácter público, tenemos que hacerlos transparentes; en la medida en que no sea así, no hay razón ni conveniencia, pienso yo, de hacer públicas las finanzas de una universidad que es absolutamente particular.

Ese es mi punto de vista.

La doctora Lourdes Nayeli Quevedo, moderadora: Bien, muchas gracias. Le damos la palabra.

El señor: Bien, yo también quiero unirme a esta serie de aportaciones. La primera de ellas, son aportaciones que tienen que ver mucho muy focalizadas al tema que nos reúne esta mañana, de la normativa.

Bueno, la educación superior debe tener su particular atención en el aspecto de la calidad, todo lo que se diga vendrá después, es la calidad lo que debe ser la preocupación, la característica fundamental de la vida universitaria.

Pero la calidad debe tener un sustento en un conjunto de principios, de premisas, de flexibilidad, de diferenciación que nos lleven ciertamente a una mayor oportunidad, a un menor costo y a una aplicación clara y transparente.

Segundo, esta serie de principios y premisas deben de tener un horizonte de impulso, de incentivo, de promoción, de ayudar, es decir, de favorecer a las generaciones a través de las instituciones para alcanzar niveles de formación de calidad.

Una tercera propuesta es para que las instituciones que cumplan con ciertos parámetros de calidad basados en indicadores puedan adquirir un estatus de autonomía análogo con el que se reconoce a las instituciones de educación superior pública o si esto no, entonces, la figura de la simplificación administrativa, aquellas instituciones que den resultados de comprobada calidad.

Y quiero también, finalmente, es la oportunidad de hablar de FIMPES, que es esta federación que desde 1992 viene haciendo un trabajo de acreditación institucional y que actualmente se compone de 109 instituciones con un universo de 550,000 universitarios, en fin, pues está agrupada el 53 por ciento de la educación particular, vean, 109 universidades, tenemos medio millón y más de mil o no sé cuántas, también particulares, tienen la otra parte 40 y tantos por ciento.

Y, la cuarta propuesta es para ver en FIMPES un interlocutor, válido, propositivo, que tiene mucho qué aportar, mucho qué decir, y mucho qué trabajar para la educación superior de México.

La doctora Lourdes Nayeli Quevedo, moderadora: Muchas gracias, y bien, le damos la palabra el doctor Cipriano Sánchez García.

El doctor Cipriano Sánchez García: Yo quisiera a ritmo de abundar y de reiterar algunas de las cuestiones de las reconocidas por los anteriores participantes, comentar cinco cosas.

La primera sería, y creo que es muy importante reafirmar la necesidad de una legislación moderna que reconozca el derecho constitucional del particular, sobre todo para participar en la educación superior en un marco de libertad y responsabilidad, y creo que en ese sentido es muy importante recordar que las reglamentaciones nos ayudan a todos que por una parte, evitar las discrecionalidades, que siempre son muy graves y fuentes de grandes males sociales, y a promover, por otra parte la libre iniciativa, sobre todo dos aspectos importantes, la libre iniciativa de asociación, y aquí destaco el trabajo tanto de ANUIES como de FIMPES y como de asociaciones universitarias que funcionan y creo que ayuda mucho, como también la libre iniciativa de generación de productos de calidad para nuestro, permítanme usar la palabra, no me gusta, pero, “mercado universitario”.

El segundo aspecto es generar un trato igualitario, es decir, todos somos iguales ante la ley, a los estudiantes que no permita que de pronto haya, vuelvo al tema, autoridades con discrecionalidad y creo que en ese sentido, lo que nos comentaba ahorita Emiliano, justamente es una garantía, es una seguridad para todos nosotros de ser excluidos de beneficios por el simple hecho de haber estudiado en una institución particular o de financiamiento privado como se pueda llamar; pensemos, por ejemplo, de los casos de las becas de Pronave o las becas, también lo comentaba el Rector de la Iberoamericana para poder ir a estudiar al extranjero, que en este sentido la discriminación es un poquito marcada.

En tercer lugar, generar disposiciones que se ha insistido sobre esto, que valoren y hagan efectivos los esfuerzos de aseguramiento de calidad emprendidos por algunas instituciones particulares y que, obviamente se trate diferente al diferente, sin discriminar al menos posibilitado, pero que viene en condiciones más adecuadas de trato por parte de la autoridad educativa, y pienso, insisto, en esto que se comentó antes de FIMPES como un válido interlocutor dentro de nuestro país.

En cuarto lugar generar disposiciones financieras, de eso ha hablado mucho el rector, Pablo, con mucha claridad sobre esto, y creo que merece la pena insistirlo, disposiciones financieras que impulsen la inversión y el crecimiento, no se trata, como decía el rector de la iberoamericana de que el dinero sea para el lucro, sino que el dinero sea para una mayor proyección en base a inversiones y a crecimiento de la oferta educativa particular que permite el crecimiento de la cobertura.

Y, finalmente sobre el tema de los post grados, que se comentó, creo que es muy importante darnos cuenta que el post grado tiene tres grandes funciones, se comentó lo de la investigación, la especialización, pero también, como comentaba el Senador, la vinculación productiva, y creo que en esto el papel de decisión debe ser reconocido y debe ser por tanto bien fomentado.

Gracias.

La doctora Lourdes Nayeli Quevedo, moderadora: Bien, maestro Emilio.

El maestro Emilio: Gracias, pues tratando de ligar en estas últimas aportaciones algo que también ya se comentaba en las preguntas.

Primero, pues claramente ver a estas instituciones como un aliado del estado para efectos de conseguir estos objetivos de cobertura, pero cobertura de calidad, esto lo ligo a lo que nuestro amigo Santos decía, en casi provocativamente respecto de la educación particular, y que si íbamos más allá respecto de las públicas, y es que yo quisiera ligarlo también a lo que ya se decía de este espíritu de poner por el frente el bien común y trabajar subsidiariamente, solidariamente entre el estado y los particulares para conseguir estos grandes objetivos.

De manera que, yo creo que es por ahí, el reto es fenomenal, porque estamos hablando de llegar al 40 por ciento, pues implica un crecimiento del 20 por ciento de la matrícula, de la cobertura, pero si pretendemos por lo menos un 50 por ciento de cobertura, estamos hablando de un 50 por ciento de crecimiento, pero más bien enfoquémonos en ver cómo habilitamos a todo este sector para poder crecer, con todo lo que ya se ha dicho.

Yo quisiera también puntualizar la necesidad de revitalizar lo que ya está contemplado en la ley, pero no veo que funcione o que opere eficazmente, respecto de los consejos del Consejo Nacional Técnico de la Educación Superior que incluya al sector productivo y a las instituciones de educación superior particulares y éstos con sus respectivos consejos estatales, es muy importante que esto tenga vigencia para efectos de detonar el desarrollo regional, que eso es fundamental en esta pertinencia que está exigida en la educación superior.

Y también me llamó la atención el tema de los post grados. Nuestras instituciones efectivamente tienen un peso que va mucho más allá del que corresponde a nivel de licenciatura, les comento que en el caso de Puebla, la relación entre una y otra es, de tres a uno, pública, particular en licenciatura, pero es más o menos del dos a uno privada, pública en los post grados. De manera que efectivamente en la contribución es mucho más potente de lo que se pudiera percibir, pero hay algo importante aquí, vuelvo a insistir en el tema de la vinculación, la virtud de estos post grados, si uno compara los productos, el tipo de programas, y los productos de nuestros investigadores, sí hay como que una tendencia, me parece interesante estar mucho más vinculados con las oportunidades de desarrollo económico y regional en los post grados y trabajos, proyectos de investigación de las instituciones de educación superior particular; bueno, simplemente poner de relieve la necesidad de reconocer y potenciar estos esfuerzos, y lo digo con una última propuesta, que es, me parece imperativo el promover mucho mayor flexibilidad curricular atendiendo esta necesidad de la pertinencia, la famosa multimodalidad, todos estos esquemas de educación a distancia, educación on line, sí hay formas, ha habido una curva de aprendizaje enorme a nivel internacional y también nacional, y respecto de los niveles de retención a los que se podría aspirar con este tipo de educación, que es el gran reto en estas modalidades, pero sí hay forma dentro de lo posible y lo que permiten ahora las tecnologías, a aproximarse lo más que se pueda a ese encuentro, ese trato personal, maestro-alumno, experiencias de aprendizajes, etcétera, vía realidad virtual.

De forma que eso me parece es fundamentar para lograr los objetivos de cara a una cobertura de calidad que beneficia a nuestro país.

Muchas gracias.

La doctora Lourdes Nayeli Quevedo, moderadora: Licenciado Antonio Leño, tiene el honor de cerrar la mesa.

El licenciado Antonio Leño: Gracias, nosotros creemos firmemente en una premisa, y es el que México será en el futuro lo que sea su educación, palabras que decía mi padre con frecuencia en los foros que se presentaba, habiendo sido co-fundador de esta institución, pero nosotros no solamente creemos en que debe de haber una educación de calidad y con pertinencia, sino estamos firmemente convencidos de que debe de haber una educación con valores, y con valores tales como la justicia, la honestidad, y una responsabilidad social, como ya se ha hablado bastante para la búsqueda de la verdad que tienen todas las instituciones en cada una de las ciencias con lo que nosotros otorgamos en la enseñanza, pero con un objetivo de un bien común.

Entonces, en esta premisa nosotros consideramos que los jóvenes, como se hablaba, para un México mejor, pero además debemos de prepararlos nosotros, las instituciones de educación superior públicas y privadas para que cambiemos las cosas que no están bien en nuestro país.

Nuestra universidad ha aportado desde hace ocho décadas esta aportación con más de 130,000 egresados; nosotros iniciamos proyectos también de internacionalización, que se ha hablado también aquí, en los cuales venían estudiantes de centro y Sudamérica y norteamericanos a estudiar a nuestra institución, y después se han dado ya todos los programas, éstos, internacionales en movilidades tanto de docentes como de estudiantes que permiten una mayor multiculturalidad y mayor visión de la enseñanza en todo este mundo globalizado.

También nosotros, al igual como ya se han dado cifras, tenemos más programas de post grado que de licenciaturas, tenemos 65 programas de post grado, y 40 de licenciatura, lo cual quiere decir que estamos en este sector, como ya bien atinadamente varios rectores lo han dicho, con una fortaleza.

También de las propuestas, me uno a la mayoría que han hecho nuestros colegas, pero creo que hay dos que podemos tener que recalcar, necesitamos regular, hacer, como se habla de un marco regulatorio para lo la privada, también tenemos que hacer un marco regulatorio para aquellas que no cumplen los estándares de calidad como son las universidades esas, de cochera o patito, que ya se ha hablado, que tanto dAÑO le hacen no solamente a la competitividad de las instituciones serias de educación superior, sino al propio alumno que estudia ahí, ya que está en grandes dificultades cuando egresa para poder encontrar empleo, o los empleadores ven con gran desilusión que no reúnen los estándares que ellos esperaban dentro de esa formación de los jóvenes.

Entonces, un marco regulatorio en este sentido para poder acabar con ese tipo de cuestiones.

Una propuesta interesante que también nosotros quisiéramos unirnos, junto con la cuestión de que ya hemos hablado de ductibilidad de las colegiaturas a los padres y estímulos también, fiscales a los docentes, sería también que la Secretaría de Educación Pública o el gobierno, pero fundamentalmente a través de la Secretaría, pensar en créditos educativos que le pudiera otorgar al estudiante para poder ir a cualquier universidad que quisiera, pública o privada, y éstas deberían ser repagado, no es una beca, es un crédito que después es repagado.

Nosotros tenemos alrededor de 1,000 estudiantes norteamericanos actualmente en nuestra escuela de medicina, y todos, en el 90 por ciento son con un crédito educativo que les da el departamento de educación de los Estados Unidos para venir a estudiar como lo hacen también en las universidades de los propios Estados Unidos; y no solamente les prestan para la colegiatura, les prestan para su manutención durante el tiempo que están en el estudio, y la tasa de recuperación es altísima, es casi del 97 por ciento, entonces es una inversión segura en estar capacitando personas en las distintas modalidades de carreras.

Entonces, esta sería una de las propuestas que también quisiéramos hacer, tanto la de ductibilidad, la normatividad a la cual nos unimos a lo que ya han mencionado, y fomentar más la investigación, también poder acceder a recursos públicos para las universidades privadas para, procesos de investigación. Estamos muy limitados, y desafortunadamente en el país no existe la cultura, como existen en países de primer mundo, de que las empresas hacen combinación con las universidades para procesos de investigación para dar valor agregado a sus productos o servicios o nuevas patentes. Aquí existe muy poco de eso y las empresas más bien hacen sus propias universidades o sus propios procesos de investigación en lugar de hacerlo con las universidades públicas o privadas.


Entonces ese sería otro de los temas, de poder acceder más a fondos para procesos de investigación que es una de las labores sustantivas de cualquier universidad e institución de educación superior.

Muchas gracias.

La doctora Lourdes Nayeli Quevedo, moderadora: Bien, me informan que tenemos espacio para dos preguntas, antes de cerrar la mesa.

Pregunta. Alberto Martínez Morales, de la Universidad Oriente: Su servidor Alberto Martínez Morales de la Universidad Oriente. Mi pregunta es muy breve, se refirieron los acuerdos 279, acuerdo 243, pero parece que ser que no refirieron nada respecto a la modificación que también debe considerarse para el acuerdo 202.

Y, bueno, si se me permite, hay una parte también muy importante que correspondería, lo que es la movilidad, en la parte específica a…..


(Sigue 3ª. Parte)



… hay una parte también muy importante que correspondería a lo que es la movilidad, la parte específica a estudiantes que vienen de otros países y viceversa, que van a otros países también de aquí, mexicanos que van a otros países, con el propósito de hacer estudios y en lo que corresponde al reconocimiento y a la validez de los estudios tanto en un país como en otros, ahí hay un asunto que se tiene que analizar y probablemente se tenga que considerar también lo que corresponde a la relación con universidades de otros países y acuerdos bilaterales para que exista el reconocimiento y la validez de los estudios correspondientes.

Gracias.

El Sr. José Alfredo Galván: José Alfredo Galván, de la universidad regiomontana.

Es obvio que tenemos que trabajar en la calidad y todos hemos estado de acuerdo, la mesa está totalmente, mi recomendación aquí es que trabajemos con estándares internacionales, como lo está haciendo FIMPES, sí hay que tomar en cuenta lo que otros países han hecho para avanzar con más rapidez y no empezar a crear indicadores nacionales que otros países ya avanzaron, para qué nos vamos a preocupar por eso si hay.

La otra es en cuestión de cobertura, estamos avanzando, pero creo que tenemos que apoyar también a otras universidades emergentes que están tratando de hacer las cosas bien en pro de la educación, hay que tomarlas en cuenta y sumarlas a este proceso.

Los Revoes, totalmente de acuerdo con la cuestión institucional, única que se pueda replicar una vez que ya lo tienes establecido, pero una cosa que me preocupa y hay que ponerla en la mesa es los doctorados, estamos entregando doctorados a muchas instituciones educativas, y esos doctorados no están sumando a la investigación, a la generación de conocimiento, tenemos que tomar en cuenta esa parte y regular esta situación, porque muchas universidades de cochera o patito están sacando doctorados en el ecosistema educativo.

La sra. : ¿Alguien quiere comentar algo con relación a lo que preguntaron de la mesa?

De acuerdo.

El sr. : Yo comentaría rápidamente que estamos totalmente de acuerdo, la movilidad es uno de nuestros objetivos fundamentales que tenemos que impulsar, es igual que los acuerdos 279 y 243, tenemos que modificar el 286 para hacer la revalidación mucho más moderna, y por la parte de los doctorados es una cosa que decía, tenemos que hacer una regulación que flexibilice a las instituciones de calidad, pero que sea muy estricta en aquellas instituciones que no tiene la calidad suficiente y que están trabajando con la misma norma.

El Senador Víctor Hermosillo y Celada: Con la movilidad es muy importante, el gobierno al principio del sexenio hizo un plan para mandar, con las autoridades norteamericanas, cien mil estudiantes mexicanos a Estados Unidos a través del tiempo, digo, no es inmediato, y también con una reciprocidad de Estados Unidos a México de una cantidad menor, esa es otra cosa que tampoco se le ha dado importancia.

¿Y les voy a decir por qué es importante?

En Estados Unidos hay 550 mil más o menos estudiantes extranjeros, de los cuales entre chinos e hindúes hay más de 300 mil.

Vietnam ya tiene más que nosotros.

Y nosotros los mexicanos nada más tenemos 25 mil, somos vecinos, tenemos mucho más facilidad y ese tipo de cosas ayudan mucho precisamente en muchos casos para conocer otras perspectivas de otras naciones quitarse de muchos atavismos y situaciones, como yo digo, prejuicios y también aprender, y luego venir aquí y precisamente desarrollar el país, sabemos que algunos se van a quedar allá, como se quedan hindúes y como se quedan chinos, pero parte del desarrollo de China y de La India precisamente es de esos tipos que se quedaron ahí y que vieron la oportunidad de quedarse en sus países y luego fueron los que han hecho Bangalore y todos esos centros muy importantes de estudio y de desarrollo en La India, y en otros lados.

El Sr. : Quisiera hacer un reconocimiento a Rodrigo Guerra, Presidente de FIMPES, por la labor que está haciendo en beneficio de la educación superior y en los procesos de acreditación, y, bueno, también darle las gracias a la doctora Lourdes por su moderación.

Muchas gracias.

La Sra. : Les agradecemos a todos los asistentes, a los participantes, no hubo necesidad de hacer un cierre, porque ya está todo el cierre hecho con relación al resumen, y nos vemos a las 12:15 después del receso.

Gracias por su asistencia.

(Aplausos)


La Sra. : Con esta mesa número cinco, cuyo tema es “La Legislación de la Educación Superior, la Globalización y la Internacionalización”.

Participan en ella el maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, rector general de la Universidad de Guadalajara.

La doctora Sylvie Didou Aupetit, investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados.

El doctor José Gerardo Tinoco Ruiz, rector de la Universidad abierta y a distancia de México.

El doctor Fernando León García, rector del sistema del Centro de Enseñanza Técnica y Superior.

El maestro David Noel Ramírez Padilla, rector del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

Como moderador está el doctor Carlos Reynoso Castillo, abogado general de la Universidad Autónoma Metropolitana.

El Dr. Carlos Reynoso Castillo: Muy buenas tardes a todos. Gracias por su presencia, gracias por acompañarnos en este evento de gran trascendencia, no sólo para las universidades tanto públicas como privadas de nuestro país, nos parece que asistimos a un momento de particular relevancia en atención a los cambios en los que están viviendo nuestras instituciones.

Y para integrarnos a este debate que se viene dando en esta ocasión, contamos con distinguidos participantes, todos ellos miembros destacados de la Comunidad Universitaria de nuestro país, y nos parece que el tema que se nos ha solicitado abordemos en esta mesa es, sin duda, un tema de particular relevancia para todo el mundo, pero, en particular, para nuestras instituciones.

Sin duda el contexto político, económico, social, en el cual han ido avanzando nuestras instituciones en los últimos AÑOs, es un contexto que ha ido cambiando y que exige hoy en día la necesidad de reflexionar sobre cómo nuestras instituciones se insertan en este contexto globalizado e internacional, y cómo podemos diseñar, elaborar políticas para insertarnos en estas nuevas condiciones en las que nos ha tocado vivir como instituciones, sin duda, importantes en el desarrollo de nuestro país.

Para darles la palabra a nuestros distinguidos panelistas, quisiera yo proponerles que en un primer momento nos hicieran favor de hacer una intervención general sobre el tema que se nos ha sugerido en este panel, una intervención de aproximadamente cinco minutos, agradeciéndoles de antemano el tratar de ajustarnos a este tiempo para que podamos escuchar a todos nuestros panelistas en el tiempo que se nos ha concedido.

Después daríamos una segunda participación ya sobre un aspecto muy puntual que se nos ha pedido abordemos también en este panel que tiene que ver con la educación a distancia como una expresión, digamos, concreta de esta problemática de inserción en un contexto como el que ahora nos encontramos, y después esperemos el tiempo nos lo permita, abriríamos un espacio para las preguntas que ustedes, si lo creen conveniente, pudieran plantear a nuestros panelistas.

Si nos permiten, quisiéramos presentar inicialmente a la doctora Sylvie Didou Aupetit, investigadora de CINVESTAV, para que nos plantee sus reflexiones sobre esta temática.

Gracias, doctora, usted tiene la palabra.

La Dra. Sylvie Didou Aupetit: Muchas gracias.

Dado que este foro tiene como uno de sus propósitos centrales pensar los retos de la legislación en relación a la internacionalización, quisiera señalar nada más algunas cosas.

Tenemos globalmente 25 AÑOs que las universidades mexicanas y el gobierno han lanzado una política de internacionalización, obviamente esto no quiere decir que las universidades mexicanas no estaban anteriormente internacionalizadas.

Casi más de 20 AÑOs después creo que es tiempo de ver lo que se ha logrado y ver también cuáles son los sesgos justamente en materia de norma y regulación que tenemos que confrontar.

Para no abusar del tiempo me centraré en tres partes.

Una son los retos de la regulación que tendríamos que confrontar, les voy a dar un solo ejemplo para ser más clara.

Una de las cuestiones interesantes en materia de internacionalización es el desarrollo de diplomas conjuntos; sin embargo, nos falta muchas normas que nos permitan diferenciar claramente, incluso para los estudiantes, lo que son los doble diplomas, lo que son los grados conjuntos y asegurar su calidad tanto en el sector público como en el sector privado.

Ese es un ejemplo de regulaciones que no tenemos.

En términos de desregulación, creo también que la globalización y la internacionalización implican que tengamos universidades flexibles, capaces de captar oportunidades en el momento en que se dan y también susceptibles de dar cabida a la movilidad no sólo saliente, que es lo que hicimos, sin entrante, es decir, promover, como lo recomienda la ANUIES actualmente, un real internacionalización en casa.

¿Esto qué quiere decir?

Quiere decir que muchas de nuestras normas son constructivas, burocráticas y no permiten que las instituciones reaccionen en tiempo y en calidad, les doy ahí también un solo ejemplo, por ejemplo, el hecho de que los viáticos, por ejemplo, tienen que comprobarse fiscalmente, eso para un académico extranjero de los países que nosotros mismos tomamos como modelo es una cosa realmente incomprensible.

Un tercer punto es la eficientización de dispositivos.

Desde hace mucho tiempo México, por ejemplo, tiene una oficina para reconocer los créditos y los grados y títulos adquiridos en el extranjero, a través de la SEP, pero también a través de legislaciones que tienen que ver con la legislación sobre profesiones que son eminentemente complejas, necesitamos eficientizar esos procedimientos, tener legislaciones más claras para que nuestra gente que estudió en el extranjero tenga seguridad en tiempo y calidad sobre los procedimientos que van a permitirles después que su título sea reconocido.

En suma, creo que estamos en un momento de giro en que pasamos de un proyecto muy clásico, muy convencional, de internacionalización hacia afuera a un proceso de internacionalización hacia adentro más vinculada con los propios procesos de desarrollo institucional.

Si queremos que este giro, que este tránsito sea exitosos, requerimos realmente reunir condiciones, incluyendo las normativas y las legales, que nos permitan ser exitosos en ese cambio.

El Dr. Carlos Reynoso Castillo: Muchas gracias. Agradecemos la brevedad de su participación, sobre todo su capacidad de síntesis, estoy admirado, consumió la mitad del tiempo y las ideas que nos deja son amplias para la reflexión.

Muy agradecido, doctora Sylvie, por su intervención.

Le vamos a dar la palabra al maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, quien es rector general de la Universidad de Guadalajara.

Gracias, señor rector, por acompañarnos.

El Mtro. Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla: Gracias por la invitación. Muy buenas tardes tengan todos ustedes.

Lo primero que quisiera decir es que un país que desea el desarrollo, que tiene que invertir en educación y como consecuencia de esa inversión, es que va a obtener el desarrollo.

Si un país espera a tener, entre comillas, recursos para hacer esa inversión, lo único que va a ser es demorar la consecución del apalancamiento de una serie de aspectos que sumados constituyen precisamente el desarrollo.

Ahora quisiera comentar a ustedes que la educación, y particularmente la educación superior, es un derecho habilitador de otros derechos, los demás derechos constitucionales son muy difíciles de ejercer si no existe una formación ciudadana y si no existe, de manera particular, la aportación de la educación superior, y aquí empieza a entrar la dimensión internacional en el sentido de que hoy en día la educación superior nos lleva a escenarios de competencia global.

Una educación que no tiene incorporadas las competencias globales y la preparación para que el profesionista se desarrolle en escenarios internacionales, los mismos escenarios que está viviendo el país, es una educación que está dejando de habilitar de manera puntual esta perspectiva en los estudiantes y en los eventuales egresados.

No sólo como dice la UNESCO, hay que garantizar el derecho a la educación, sino que también se tiene que asegurar la calidad y la pertinencia de la misma.

De nada sirve un derecho otorgado si este no tiene la calidad y no tiene la pertinencia y la dimensión internacional es parte fundamental de la calidad hoy en día, y por supuesto, de la pertinencia.

¿Cuáles son algunos de los principales retos en educación superior de México en el contexto global?

El primero es la cobertura, el promedio de los países de América Latina tienen como promedio casi el 44 por ciento de cobertura en educación superior.

El promedio de los países de la OCDE, el 58 por ciento.

México tan sólo llega al 34 por ciento de cobertura.

Un primer elemento que tiene que contemplar la legislación mexicana es que el país no puede abstraerse de estos indicadores de cobertura comparada con el resto del mundo, lo mismo en lo que tiene que ver al marco regulatorio.

Y sí es importante el tema de la cantidad, es decir, la cobertura, cuántos alumnos tienen de la corte generacional, posibilidades de proseguir sus estudios, debe revisarse a la luz de lo que está ocurriendo en los países particularmente con los que tenemos relación cercana y con los que seguramente ahora una interacción derivada del marco de formación profesional y de postgrado.

Pero igual nuestras carreras, nuestras profesiones, nuestros programas, deben de reconocer que van a tener que actuar en un marco internacional, porque de sus egresados va a haber aspirantes a postgrados de otros países, a mecanismos de participación académica y de desempeño profesional que tienen que ver ya con los estándares de internacionalización, y ese es otro de los elementos que nuestra normatividad no puede dejar de lado.

Un último comentario para seguir el ejemplo de nuestra primera expositora en cuanto a la brevedad, que quisiera apuntar aquí, es que la legislación mexicana debe ser integral, no puede la legislación mexicana tener una norma para educación superior y para las instituciones mexicanas y clasificar en el rubro de servicios del Tratado de Libre Comercio el tratamiento a otras instituciones de fuera, porque eso vulnera los estándares y vulnera la forma en como la Rectoría del estado debe plantear los mecanismos de equidad para el desempeño de las instituciones.

Hoy estos dos tratamientos totalmente diferenciados, en uno por el capítulo de servicios del Tratado de Libre Comercio, y otro que tiene que ver con el otorgamiento de registro de validez oficial de estudios, etcétera, está, creo, que generan un marco confuso y que generan un marco en el cual se vulnera o se abren las posibilidades para que una parte de la oferta educativa no tenga los estándares de calidad y no tenga los estándares de pertinencia.

Estas serían las ideas iniciales, un marco integral y condiciones que favorezcan el contexto en el cual México tiene una relación con otros países en esta medida.

Muchas gracias.

El Dr. Carlos Reynoso Castillo: Muchas gracias, señor rector.

Agradeceríamos la intervención del doctor José Gerardo Tinoco Ruiz, rector de la Universidad abierta y a distancia de México, por favor.

El Dr. José Gerardo Tinoco Ruiz: Muy buenas tardes a todas y a todos. Agradezco, primeramente, esta oportunidad que nos brinda el Senado de la República y los esfuerzos que hace la Asociación Nacional de Universidades de Instituciones de Educación Superior.

Muchísimas gracias.
En los dos días ya casi que lleva estas mesas de debate, creo que lo que se ha estado escuchando aquí, lo que he estado siguiendo con atención, es que la mayoría opinamos que hace falta que el Legislativo le eche más ganas a las cuestiones de legislar, de regular los diferentes aspectos de la educación superior.

Y no nada más de la educación superior, obviamente esto no es una isla y se tendrán que buscar también las maneras de concatenar con la legislación que viene desde el nivel básico hacia el superior.

Mucho camino que tendrán que recorrer, mucho trabajo que tendrán nuestros señores legisladores.

En el caso del tema que nos ocupa en esta primera parte, en la internacionalización, creo que una de las primeras cosas que deberíamos de tener claro todo mundo es cuáles son los estándares de internacionalización, o sea, lo que para una institución significa internacionalización es muy diferente de lo que significa para otra.

Y en este sentido, en los últimos AÑOs, se han dado esfuerzos aislados de cada una de las instituciones, en el caso de las universidades públicas con mayor dificultad, que en el caso de las instituciones privadas, pero han sido enfoques muy particulares, enfoques que van acordes a su naturaleza, que van acordes a la legislación que los rige, en el caso de las universidades autónomas, tienen que sujetarse a sus leyes orgánicas, en el caso de las universidades particulares es, repito, mucho más fácil.

Pero un primer tema que quiero dejar aquí es, necesitaríamos en principio definir lo que vamos a entender por internacionalización y por globalización de la educación superior.

Desde luego se necesita que nuestro cuerpo de leyes nos provea de la flexibilidad necesaria, precisamente el hecho de que cada universidad ataque de diferente manera, de que busque los recovecos para hacer sus convenios con universidades extranjeras, es el que no haya una flexibilidad en nuestra legislación.

Una tercera parte es que una vez que ya se logra colaborar con instituciones de otros países, una universidad puede tener convenios, puede tener movilidades, puede tener titulación doble, puede tener muchísimas cosas, pero hace falta, hará falta también que nos pongamos ya en ese momento en el tenor de cómo regulamos la calidad, de cómo calificamos el que un programa de estudios que se ofrece conjuntamente o un proceso de internacionalización cumple con los requisitos.

A este respecto ha habido ya también varios esfuerzos, algunos de ellos en la parte de ANUIES, pero también, y esto es en la parte de postgrados, CONACYT ya lo tiene relativamente implementado, no digo que sea un proceso totalmente definido ni el más adecuado, pero ya se tiene.

En el caso de CONACYT ustedes conocen que para los postgrados estar en el PNPC tiene diferentes niveles y el nivel más alto al que se puede aspirar es al internacional.

Finalmente creo que coincido con el rector de la Universidad de Guadalajara, los esfuerzos que se hagan más allá de si lo que aquí se platique logra influir y que se integre algo en la Ley General de Educación o en la Ley de Coordinación, tiene que ser integral, no podemos seguir haciendo parchecitos, no podemos seguir haciendo simplemente cosas muy particular, nuestra legislación está anquilosada y yo creo que es un buen momento para que le demos un buen empujón hacia la modernidad.

Gracias.

El Dr. Carlos Reynoso Castillo: Muchas gracias, señor rector.

Si ustedes nos permiten, le damos la palabra al doctor Fernando León García, rector del sistema CETYS.

El Dr. Fernando León García: Buenas tardes. Quisiera también extenderle el agradecimiento al Senado, ANUIES y a la SEP, por esta oportunidad de buscar un acercamiento con la educación superior.

No se puede hablar de alta calidad si esta no es referida al ámbito o contexto internacional, y no se puede ser auténticamente internacional si no se posee alta calidad.

En cierta medida alta calidad llevó al internacional, internacional igual alta calidad.

Quisiera en mi intervención señalar algunos aspectos que nos ponen en perspectiva qué está ocurriendo a nivel mundial, ligado a cómo interpretamos globalización-internacionalización para luego regresar y hacer una serie de planteamientos a nivel de políticas.

Uno es que es obvio que la economía global está requiriendo más graduados, más universitarios, mejor calificados.

De acuerdo a ciertos estudios, 97 por ciento de la labor profesional global va a venir de países en vías de desarrollo, y creo que esto fortalece el caso para ponerle atención a lo internacional.

¿Por qué es que las instituciones buscan y los países internacionalizar?

Bueno, uno, es obvio, hay que preparar a estudiantes con una perspectiva global, hay que mejorar la calidad de los programas, hay que extender las fronteras de la investigación y también hay que lograr que trasciendan las universidades en su país y en otras regiones.

Relativo a qué encontramos en el resto del mundo, es obvio, el país que más aventajado va en cuestión de internacionalización como movilidad en los Estados Unidos ya casi tiene un millón, de acuerdo a los datos más recientes tenían 974 mil alumnos que fueron a Estados Unidos, ellos a su vez mandaron en el AÑO más reciente aproximadamente 300 mil.

En ese sentido el país que mejor balance tiene ahorita es China, casi manda tantos como recibe, que son más de 350 mil que salen y más de 350 mil que vienen.

Sin embargo, también la internacionalización se manifiesta de otra forma, no sólo en movilidad de alumnado hacia adentro, hacia afuera, también hay movilidad de instituciones, y ahí encontramos que ya sea por extender su influencia o por ayudar a desarrollar la capacidad de los países, hay instituciones de Estados Unidos, de Francia, de La India, de Australia y del Reino Unido, que establecen extensiones, campos alianzas, en otros lugares.

Carol Melain, no es patito.

New York University tampoco es patito.

Texas, entre otros.

Así es que hay que reconocer que también se da eso, a la vez hay países estratégicamente ubicados que están tratando de desarrollar capacidad no sólo en su país, sino en regiones. De ahí que tenemos, por ejemplo, los Emiratos Árabes Unidos, Singapur, Hong Kong, Corea, Catar, que lo que han establecido es una especie de zona libre o recinto en donde pueden confluir universidades de clase mundial para ayudan a desarrollar la capacidad.

También la internacionalización se pude ver como acreditación, si internacionalización igual alta calidad en la medida en que instituciones mexicanas y de otros países buscan la acreditación internacional más internacionalizadas.

Y aquí les comparto el estándar de oro, el estándar mundial, hasta nuevo aviso, sigue siendo el de Estados Unidos, aun cuando hay otros esquemas en Europa, pero sólo hay poquito más de 40 universidades fuera de Estados Unidos que tiene esta acreditación, aquí está una de ellas, pero somos 5, también el CETYS lo tiene, también LUDEM la tiene, también la UDLA, y la UDLAP, pero nada más son 8 en Latinoamérica, o sea, que es algo en donde hay mucho trabajo que hacer.

Ahora si vemos en dónde está la internacionalización, ahorita el movimiento es que haya actividades más enfocadas a que haya un giro de lo que es la movilidad individual a movilidad de grupos de alumnos a un incremento en la participación del profesorado, y a buscar valor agregado, ahí es donde entra doble grados, certific y otros, y es importante reconocer esto porque eso nos marca hacia dónde tiene que apuntar México, no quedarse en internacionalización igual a movilidad, aunque es muy importante, sino que hay otros elementos, incluyendo la involucración de tecnología.

Y también hay que ir más allá de lo que es el vínculo bilateral y buscar consorcios y alianzas estratégicas.

Nos dice Hans Davis, uno de los estudios más importantes en la educación internacional, dice que en particular en Latinoamérica y en nuestro país no es la excepción, debe de buscar mirar no sólo hacia el norte, sino debe de buscar una movilidad intrarregional hacia Latinoamérica también, con países iguales, y nos dice Jamil Salmi, sobre un tema que salió aquí, Jamil Salmi, Banco Mundial, ex Banco Mundial, los países tienen que moverse más allá de una división y trato diferencial entre las universidades públicas y las privadas, a una posición en donde hay una coexistencia de ambas, y lo único que importa es la calidad de las mismas.

Propuestas.

Establecer un programa de becas para movilidad internacional para alumnado y profesorado, sin distingo entre naturaleza de instituciones públicas o privadas, y con la participación de y consideración fiscal para las empresas, sobre todo si queremos algo que sea sustentable.

Dos.- Promover esquemas de acreditación internacional, como lo que ya tiene un grupo selecto de universidades de México con Estados Unidos, y como la FIMPES, que fomenten mejoramiento de la calidad de las universidades de México y que nos permitan lograr mayor flexibilidad en cosas como la equivalencia de estudios, de alumnos que van a intercambio.

Tres.- Crear centro universitarios internacionales en zonas selectas del país, con instituciones foráneas líderes para ofrecer programas distintivos y/o de excelencia, tomando lo mejor de las experiencias, como por ejemplo Qatar….. Emiratos Árabes Unidos, Academy… lo que recientemente ha hecho Singapur.

Y para cerrar también, no olvidarnos de nuestros paisanos, y quizá pensar en estructurar centros universitarios, como la UNAM y otras ya lo están haciendo en zonas selectas de Estados Unidos para brindar oportunidades educativas a mexicanos en ese país.

Gracias.

El Dr. Carlos Reynoso Castillo: Muchas gracias, señor rector.

Damos la palabra al maestro David Noel Ramírez Padilla, rector del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

El Mtro. David Noel Ramírez Padilla: Yo también agradezco la invitación aquí del Senado, de ANUIES, de tener esta oportunidad, de compartir con este grupo esta reflexión tan importante.

Yo creo que ya mis colegas han hecho un análisis muy concienzudo de la importancia de la internacionalización, y yo quisiera en forma muy breve, siguiendo el ejemplo aquí de la doctora, hacer una serie de propuestas.

Primero.- Yo creo que algo que es fundamental en este país es que tenemos mucho a veces a señalar, y es cierto, a veces nuestras leyes nos atan en vez de ayudarnos a flexibilidad.

La primera recomendación que yo haría es necesitamos más flexibilidad en el mundo de hoy, creo que en un mundo global de competitividad algo absurdo es precisamente la rigidez, y ahí hay una política pública donde el Legislativo tiene que tener como agenda importante para la competitividad del país que las universidades, todas, tengamos como parte del contexto la globalización, es un absurdo negar el mundo de hoy y restringirnos ante lo que es una realidad.

¿Y esto a qué nos lleva?

Hace rato en el anterior foro se comentaba, basta ya de hablar de universidades públicas y privadas, todas nos debemos a la sociedad, todas, el cómo nos financiamos es otro problema, hay algunos que tienen objetivo de lucro es problemas de ellas y hay que anunciar otro tipo de legislación, pero todas nos debemos a la sociedad y todos queremos un México mejor para las nuevas generaciones.

Entonces, la primera recomendación que yo haría es una política pública del Legislativo que apoye fuertemente la internacionalización de todos los universitarios, y ahí se habló ahorita, y es totalmente, coincido con ello, crear realmente un financiamiento fuerte para intercambio y movilidad de nuestros profesores y alumnos, y a la vuelta del tiempo va a ser autosuficiente, y se va a pagar con creces.

Y eso nos lleva a otro muy importante, las universidades, todas, no podemos de estar culpando: “es que no me dan oportunidad para globalizarme”.

Nuestros planes de estudios, nuestros currículum, tienen que ir permeados fuertemente de la cultura global ahora, ya sea a través de los muchachos compartir las diferentes culturas, los diferentes pensamientos del mundo, y fomentar en ellos esa hambre intelectual de ir al extranjero, de ir al extranjero, repito, para nutrirse y venir a nuestro país a fortalecerlo.

Entonces, la segunda acción concreta, los currículum deben de estar plasmados de esa filosofía de internacionalización.

Por ejemplo, fomentando intercambios, nosotros como institución tenemos en 650 universidades convenios, hoy por hoy más tenemos becados a más de 50 por ciento, y se gradúan más de 55 por ciento con una experiencia internacional, y tenemos un fondo precisamente para financiarles a tasas del 5 por ciento, se van y ya pagarán después.

¿Por qué? Porque automáticamente no te estoy dando oportunidad para que compitas en un mundo global, entonces, los currículum y plan de estudio deben ir permeados de muchos procesos, y también lo que se comentaba ahorita, hay que fomentar mucho la experiencia en equipos, en grupos, profesores con estudiantes, y eso a la larga traen un valor agregado fuertemente al país.

Otro tercer punto fundamental es fomentar la colaboración de proyectos de investigación, de profesores nuestros a nivel del mundo, las universidades extranjeras están realmente hoy también ya muy conscientes, el propio Estados Unidos, están conscientes de que tienen que salir más, en el caso de… Harvard, las mejores universidades, se han dado cuenta de que aunque ellos son muy demandados a nivel global del mundo, también se han quedado atrás en esa filosofía de globalización, y están promoviendo intercambio de investigaciones de profesores de ellos con otros profesores de otras naciones, como el caso de nosotros de Monterrey.

Entonces, yo creo que sí es muy importante que las universidades apoyemos fuertemente los convenios de estudiantes de Tuxtla, de Villahermosa, de donde sea, van al extranjero, y ahí nadie te lo impide, entonces, tenemos que crear esa cultura, porque estamos siempre esperando que alguien nos ayude a lograr lo anterior, no va a pasar nada, yo creo que si algo tenemos que hacer las universidades es todo mundo proponernos, hace rato se hablaba de los famosos indicadores, ahorita yo no puedo aceptar una universidad mexicana que no tenga en su prioridad que sus estudiantes sean globales, porque los estamos destinando otra vez a ser ciudadanos de segundo nivel a nivel global, no tienen por qué.

Cuando hoy vienen empresas internacionales y se llevan 60, 150 mexicanos, porque han encontrado que ahí está el talento.

En el… en California, el mayor porcentaje de investigadores que están trabajando en proyectos son mexicanos, y la mayoría fueron muchachos que estudiaron ingeniería en computación, tecnologías en informática, mecatrónica y ahí están, y muchos de ellos vienen de la cultura del esfuerzo, pero se les creó el hambre intelectual, el hambre de seguir adelante, y eso es para todas las universidades, y no nos flagelemos de que no podemos, todo mundo podemos, entonces, las universidades tenemos que fomentar eso.

En resumen, se requiere una política pública que dentro de esa política pública se cree ese fondo para apoyar a profesores y a estudiantes, una política pública donde todas las universidades también estemos conscientes que nuestros planes de estudio, nuestros curriculum, tienen que fomentar esa visión global, y quitarnos el tabú del famoso inglés, hoy todo el mundo es científico, el intercambio es a través de investigaciones en el inglés, no podemos aceptar rezagarnos en el conocimiento y en la ciencia, entonces, mientras nosotros en las universidades no tengamos como prioridad que el estudiante tenga esa visión global, no va a pasar nada, y no nos quejemos tanto ni nos angustiemos por la legislación, ahí ya les estamos diciendo a los legisladores: “háganos las cosas flexibles”.

Ahorita que contaba la acreditación, fue un estudiante al extranjero, es todo un calvario para que acrediten las materias; no se vale, o para un convenio para firmar esto no se vale, y firmas y firmas cuando el mundo está al revés, hoy todo mundo se quiere al revés, todo plano, todo sencillo, y aquí seguimos aferrados.

En pocas palabras, en resumen, a los legisladores les pediríamos que flexibilicen la manera en que este país, las nuevas generaciones se globalicen, profesores y estudiantes, y nos apoyen a través de políticas públicas para crear fondos suficientes, de otra manera en el país quedaríamos rezagados y no competitivos a nivel internacional.

El Dr. Carlos Reynoso Castillo: Muchas gracias, señor rector.

Efectivamente tal vez este reclamo de flexibilidad tiene que pasar por varios ámbitos, y yo incluyo a aquellos que hacemos del derecho nuestra vida cotidiana y tal vez los abogados tendremos que flexibilizarnos, hemos sido formados en estructuras demasiado rígidas y que ahora nos implica un reto llevar a la práctica esta flexibilidad.

Pero otro de los aspectos que se nos ha pedido, o que nuestros colaboradores y destacados participantes aborden en esta tarde, es un tema muy específico que en el marco de la internacionalización y la globalización plantea, sin duda, un reto no sólo en la manera de abordarlo, cómo presentarlo y cómo legislarlo, que es el relativo a las modalidades no presenciales de estudio.

Algunas instituciones, sin duda, ya llevan un camino andado, hay pasos importantes que se han dado, otras instituciones están completamente rezagadas, y, entonces, tenemos en el panorama internacional y nacional, diferentes, yo diría, velocidades en la manera de abordar éste que, sin duda, es un tema para las universidades tanto públicas como privadas en los AÑOs por venir.

Para abordar este tema les pediríamos a nuestros participantes nos hicieran favor de compartirnos sus reflexiones, si lo creen conveniente en un tiempo similar al de su primera intervención, antes de poder dar la palabra a nuestros distinguidos asistentes, para lo cual les pido vayan, si lo creen conveniente, preparando sus preguntas, esperemos el tiempo nos dé para escucharlos a ustedes, escuchar sus inquietudes, y, sobre todo, aprovechar la presencia de tan destacados participantes.

Entonces, doctora Sylvie Didou Aupetit, sus comentarios, por favor.

La Dra. Sylvie Didou Aupetit: Creo que la educación a distancia llegó para quedarse, pero es más o menos la lengua… puede ser lo mejor como puede ser lo peor, y una de las cuestiones básicas que tenemos que confrontar es justamente el desconocimiento que tenemos sobre sus formas de funcionamiento, sus resultados, pero más allá de esto creo que hay también disyuntivas de políticas, si se ve como México ha incursionado en el campo de la educación a distancia, se ve que hay dos modelos, un modelo realmente de universidad a distancia, tomando en cuenta, por ejemplo, la… University… y un modelo en el cual la universidad a distancia es complementaria de una universidad presencial.

En ambos casos los retos son diferentes, pero la necesidad es la misma y es una necesidad de garantizar que este soporte a distancia que ofrece muchas posibilidades realmente brinde una enseñanza de calidad, y ahí creo que hay otro tema de política que hay que mencionar, que es lo siguiente.

Estamos en una coyuntura, como lo decía el rector de Guadalajara, en que uno de los temas es ampliar la cobertura, ampliar la cobertura implica atender a nuevos estudiantes y una tendencia que me parece lamentable, es decir, los vamos a atender a través de la educación a distancia, sin tomar en cuenta que siendo primeras generaciones familiares que llegan a la universidad, requieren de una atención cualitativa que no siempre les brindamos.

Lo que quiero decir es, la universidad a distancia, la educación a distancia o a través de computadoras, o sea, utilizando las múltiples herramientas tecnológicas que tenemos, puede ser una estrategia excelente para democratizar las oportunidades de acceso, pero sólo lo será si también democratiza las oportunidades de egreso.

Nuestro problema no es tanto aumentar rapidísimamente la matrícula que ingresa, es también asegurarnos que un número creciente egresa y egresa con una formación de calidad, y eso es una serie de cuestiones organizacionales que plantean problemas de aseguramiento de calidad a nivel del gobierno, pero también a nivel de todas las instituciones de educación superior.

Y para terminar, yo quisiera nada más decir algo que me parece fundamental.

La internacionalización se tiene que hacer viendo dónde estamos, viendo a qué poblaciones atendemos y viendo en qué instituciones las estamos atendiendo, hay las universidades públicas autónomas que siguen siendo el eje vertebral de nuestro sistema educativo, pero tenemos también universidades interculturales, tenemos también nuevas instituciones que son parte del sistema tecnológico nacional, tenemos nuevos modelos institucionales que tienen que internacionalizarse, que tienen que desarrollarse sus propios modelos de educación a distancia, y nos lo que tenemos que olvidar nunca.

El Dr. Carlos Reynoso Castillo: Muchas gracias, doctora Sylvie.

Le damos la palabra al maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, rector de la Universidad de Guadalajara.
Por favor, señor rector.

El Dr. Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla: Muchas gracias.

El tema de “La Educación a Distancia” lo abordaría yo de manera puntual y directa.

La Universidad de Guadalajara tiene el sistema de universidad virtual como un sistema que tiene trabajando un poco más de diez AÑOs integrado de esta manera, doce AÑOs, y la experiencia de trabajo en el área prácticamente alrededor de más de 20 AÑOs.

Más allá del boom que tuvo la educación virtual, me referiré de manera específica a un problema que debe tomarse en consideración en tratándose de la educación a distancia.

El problema fundamental es, en primer lugar, el reto de la calidad, la educación a distancia, y particularmente la virtual, es decir, la apoyada a través de tecnologías, se ha prestado para que innumerables instituciones u organismos incursionen en el ámbito educativo, no siempre con las mejores intenciones de calidad, muchas veces sí con intenciones de promoción económica, y más allá de eso el tema que en mi opinión debe ser en esencia el primero, es cómo hacer educación a distancia de calidad.

Un segundo elemento es que reconozcamos de manera puntual cuáles son los límites y los problemas con los que se ha manejado esta modalidad o este tipo de educación, y en mi opinión, el número uno que tenemos que revisar es el de la deserción en los sistemas que son totalmente virtuales, el cien por ciento en línea, en fin.

Este es un problema al que se han enfrentado todos los sistemas del mundo, no conozco uno en el que no se haya tenido que revisar puntualmente los índices de deserción y abandono en determinadas etapas de los programas.

Por eso mismo, y coincidiendo con la expositora que me antecedió en el uso de la palabra, no todos los modelos de educación a distancia se han quedado en el cien por ciento de la virtualidad o el cien por ciento a distancia, sino que se ha transitado a lo que se denomina el presencial enriquecido a los modelos mixtos… según la literatura que se consulte, y creo que ahí está la principal fortaleza que podemos explotar o sacar de la educación a distancia.

Pero hablando del tema de la legislación, yo creo que la legislación en materia de educación superior en nuestro país, en primer lugar, reitero, acusa un gran rezago.

Ustedes vean la única ley directa que tiene que ver con esto, que es la Ley de Coordinación de la Educación Superior, prácticamente desde su creación esta ley no ha sufrido ninguna modificación, prácticamente desde 1980 y tantos en que se hizo, en el periodo de López Portillo, 1970 y tantos, no ha sufrido ninguna modificación, y la parte de educación superior que contiene la Ley General de Educación lo ha hecho con severas limitaciones, es, incluso, también al igual que la internacionalización, la educación a distancia acusa también este rezago.

Entonces, lo primero, es incorporar las competencias globales de todo tipo, ya aquí se hicieron muchos ejemplos de las mismas, a la legislación. De manera tal que la legislación sea una promotora de las competencias globales, por un lado, y también de la educación a distancia, por otro lado, cuidando de que sin perder la flexibilidad sí se cuide el tema de la calidad y el tema del rigor académico.

Termino con dos ideas.

Educación a distancia internacional también tienen que ver, hay una gran cantidad de esfuerzos muy positivos que han permitido lograr que dos instituciones o más, redes incluso, se conformen en clúster internacionales a partir de la educación a distancia, creo que eso es un aspecto que no hay que dejar de lado.

Y el otro, coincidiendo con lo que aquí se ha mencionado, que la educación a distancia es un elemento nodal para ver los temas de cobertura, pero que para ir a los temas de cobertura tenemos que ver las competencias que necesitan tener los alumnos, fundamentalmente en el aprendizaje autogestivo, también quisiera poner en relevancia el papel de la educación a distancia para resolver problemas de rezago en poblaciones aisladas, pobres, cuya única oportunidad está precisamente en los medios tecnológicos, un solo ejemplo nos va a dar una respuesta de esto.

Si nos preguntamos cuál es la cobertura que tiene la Comisión Federal de Electricidad en la cobertura del servicio, vamos a ver que es de un 98 por ciento en el país, y a través de la fibra óptica y la red que tiene de fibra óptica, perfectamente el tema de la educación a distancia podría efectivamente ser una realidad en los puntos más rezagados y más distintas, pero igualmente, vuelvo a repetir, el tema de la calidad y la pertinencia son centrales ahora que nos estamos refiriendo a ambos aspectos.

Muchas gracias.

El Dr. Carlos Reynoso Castillo: Gracias, señor rector.

Agradeceríamos los comentarios del doctor José Gerardo Tinoco Ruiz, rector de la Universidad Abierta y a Distancia de México.

Por favor, señor rector.

El Dr. José Gerardo Tinoco Ruiz: Como ya lo ha mencionado la doctora Sylvie y el señor rector de la Universidad de Guadalajara, los primeros esfuerzos que se hicieron en educación a distancia en nuestro país, es a principios de los AÑOs 70’s con la Universidad Nacional, con el Politécnico, y en ese mismo momento estaba tomando el auge la Open University y la Uned en España, que siguen siendo, creo, las referencias más fuertes en ese sentido.

Lo primero que hay que mencionar es que cuando se habla de educación abierta y a distancia no se tiene también poco perfectamente claro a qué nos estamos refiriendo, la mayor parte de los esfuerzos que habían estado realizando hasta hace algunos AÑOs en las distintas instituciones conllevaban modelos que más bien son del tipo mixto.

En algunos lugares apoyados simplemente con materiales incluso impresos que se entregaban y se dejaba que el educando se llevara a su casa, estudiara, en algunos otros casos, y conforme fue avanzando la tecnología, con el apoyo de videoconferencias, pero siempre se ha mantenido en lo general un cierto contacto con lo presencial que quizá era necesario en ese momento por la cultura informática que se tenía, pero esa cultura informática se ha ido aumentando y en este momento ya se puede hablar de manera más fuerte de lo que es en realidad la educación abierta y a distancia, pero de todos modos queda el reto de que tenemos que ser muy precisos.

En nuestra legislación solamente hay alguna mención en la Ley General de Educación acerca de las modalidades se hablan escolarizadas y no escolarizadas, y mixtas, por ahí dicen en algún momento, pero no hay ninguna precisión al respecto, es simplemente enunciativo, pero no hace más énfasis en ello.

Más allá de que el primer paso tendría que ser en lo que se refiere a legislación, es el hacer la distinción entre las diferentes modalidades que en este momento se llaman abiertas y a distancia, creo que coincido plenamente con lo que han dicho mis compañeros, la educación a distancia bien realizada es un motor que nos puede a extender la cobertura.

En este momento también es cierto la mayoría de la gente que toma educación a distancia es gente con una edad mayor de la que uno pudiera esperar, se ve en un primer momento, y lo puedo ver en las estadísticas de nuestra Universidad Abiertas y a Distancia de México que está como que enfocado hacia gente que ya tiene un trabajo, hacia gente que quería una segunda carrera, hacia gente que quería hacia algún tipo de capacitación, y por eso al menos en las primeras generaciones el promedio de edad de la gente que accede es alto; sin embargo, he de mencionar que en los últimos AÑOs la tendencia es a bajar esa media.

En este momento, a diferencia de hace tres AÑOs que esa media era de arriba de 33 AÑOs, ahorita la media es de alrededor de 28, cada vez se ve como una mejor oferta para los que son recién egresados del nivel bachillerato el tomar una carrera a distancia.

Actualmente, y sin conocer con precisión, porque solamente en algunas instituciones de educación superior reportan de manera específica sus modalidades a distancia, pero he de decir que alrededor del 3 por ciento de la cobertura total, el uno por ciento de la población objetivo, está cubierto por la Universidad Abierta a Distancia de México, sin conocer lo demás yo creo que estaremos llegando en total como al doble de eso.

Nosotros cubrimos en este momento alrededor de 125 mil alumnos, obviamente con los problemas de deserción que ya nos habló el rector Bravo, pero son temas inherentes a la modalidad, yo creo que no habrá qué espantarse, pero sí darse a la tarea de buscar el que se disminuya esa deserción.

El otro punto también muy importante es la calidad, pero para hablar de la calidad también es cierto que a la educación a distancia no se le debe de medir con los mismos parámetros que se mide a la calidad en la modalidad presencial, no podemos pensar que para acreditar un programa educativo se le tenga que pedir que tenga las instalaciones por metro cuadro por alumno que se pide en algunos AÑOs, en la mayoría de los criterios de evaluación, no se puede pedir que tengamos la cantidad de profesores de tiempo completo, puesto que el esquema es diferente, no son profesores en el sentido tradicional, sino facilitadores, no se le puede pedir que haya una serie de….

(Sigue 4ª parte)



… en el sentido tradicional, sino facilitadores, no se le puede pedir que haya una serie de eventos complementarios académicos, etcétera, pero debe de exigirse calidad.

Entonces yo creo que una de las cuestiones que nos queda por trabajar, y eso no nada más por los legisladores, sino también para, principalmente para las instituciones de educación superior, es que tenemos que definir los criterios para la calidad en la educación abierta y a distancia.

Ya tenemos algunos avances en la parte, la ANUIES ha tenido algunos esfuerzos en ese sentido, y con los comités interinstitucionales para la evaluación de la educación superior también estamos trabajando en ese sentido. Pero, repito, no nada más para los legisladores, en este caso, es el trabajo que sigue, en el tema de la calidad tenemos que tomar nuestra responsabilidad propia a las instituciones de educación superior.

Yo aquí le dejaría por el momento porque creo que nos podríamos pasar aquí hablando mucho rato de esto, pero no tenemos el tiempo.

Muchísimas gracias.

El Moderador : Muchas gracias, señor Rector.

Pues, damos la palabra al doctor Fernando León García, Rector del Sistema CETYS.

El Doctor Fernando León García: Gracias.

Quisiera ampliar un poquito el tema que estamos abordando porque no hacerlo creo sería perder una oportunidad, y así como se habló de movilidad, no como algo que es para algunos, sino que es algo que debemos de hacer para todos, hablar de la educación en línea como algo que brinda acceso es hablar de un grupo al que queremos servir; pero la realidad es que detrás de todo esto hay el uso de tecnología y, en este sentido, nada más quisiera poner sobre la mesa el que todas las universidades, tengamos programas que ofrezcamos en línea o no, debemos de fomentar la cultura de la información porque a ese tipo de mundos se están enfrentando nuestros graduados.

Pues eventualmente aunque no nos declaremos una institución que ofrece programas en línea, vamos a tener que ofrecer ese tipo de educación para el grueso de nuestros universitarios.

Creo yo que también se ratifica esto como un mecanismo para brindar acceso, pero que típicamente ha sido más para la educación adulta. Si vemos sistemas en donde esto ya está maduro y está migrando a otra etapa, inicialmente a quienes se atendió era a personas adultas que trabajaban y que no tenían otra alternativa más que estos esquemas más flexibles para poder avanzar en sus estudios.

Sin embargo, como se sugería aquí, hay que observar cómo viene la tendencia, y sabemos que hay los migrantes digitales y los nativos digitales. Casualmente hace como unas semanas se publicó un estudio un estudio donde se veía qué dicen aquellos preparatorianos de Estados Unidos, no de México, pero de Estados Unidos donde hay toda una tendencia. Se les preguntaba, pues sus actitudes hacia la educación en línea, y más del 60 por ciento decían: “no me importaría como parte de mi educación universitaria tomar un curso en línea o más”; pero el 40 por ciento ya decían: “Y no me importaría tomar todo el programa en línea”.

Quiere decir que hay una migración importante, producto del avance que ha tenido en el uso de la tecnología en la población más joven, Estados Unidos, México es otra cosa.

Aquí creo yo que ha prevalecido más el esquema híbrido, el poder siempre relacional sin tocar a alguien; pero, al final de cuentas, yo creo que es muy importante ver en países en vías de desarrollo, reconocer lo siguiente:

Primero, que los estilos de aprendizaje del alumnado varían, la educación en línea como tal o la educación a distancia no es para todos, es para cierto tipo de alumnados, para cierto tipo de personas.

Segundo, que en los países en vías de desarrollo hay un cierto grado de preferencia por tocar o relacionarse con alguien en algún momento, quiere decir que ahorita prevalece más la preferencia por el esquema híbrido.

Tercero, pues hay cuestiones de relevancia. Si se importa un modelo de educación en línea y se ven los casos de otros países, pues ahí hay cierto grado de desconexión, así es que hay que tener mucho cuidado si es que estamos adecuando de otros países.

Y lo otro es que normalmente la reacción inicial es de que al menos que la educación en línea venga de una marca, por decirlo así, o de una institución reconocida, lo descartan en primera instancia.

Entonces creo yo que si hablamos de educación a distancia, pues hay… que ahorita trae sus problemas, está University of Maryland, University College, todo en línea. Está una universidad privada chica que se ha convertido en una innovadora,… Johnson University, muy innovadora, inclusive hay hasta universidades públicas, Arizona State, que su meta es cien mil alumnos.

Entonces están viendo como una oportunidad de brindar educación de calidad, pero bajo otros esquemas. Obviamente aquí en México, además de Guadalajara, pues aquí va hablar ahorita el Tecnológico.

En el caso de España, la Etsie, pero un nuevo chico en la cuadra es la Oberta de Catalunya, que precisamente en unos estudios recientes, el tema que se señalaba, el éxito de la Oberta de Catalunya es el acompañamiento, es el acompañar al alumno y estar ahí para que, en efecto, no importa el acceso, sino importa el resultado.

Hay otras, en India está Manipal, en Corea está Hanyang, hay innovaciones, como los…, pero no nos meteremos a los… porque es muy controversial, creo yo que es una innovación en proceso, pero sí quisiera llevarlos a dos comentarios y luego dos propuestas:

Un comentario es reconocer el valor intrínseco en cuanto al potencial que tiene la educación en línea para ampliar el acceso a públicos no convencionales, en principio puede ampliarse más, pero en principio públicos no convencionales.

Dos, como no tenemos toda la historia de todo el mundo es importante si México va a entrarle de lleno a esto, que establezca un banco repositorio de mejores prácticas, hay mucho que aprender de otros lugares.

Y las dos propuestas serían: uno, ver si a nivel federal podemos lanzar alguna convocatoria que brinde apoyo semilla a programas pilotos innovadores en cuanto a modalidad no presenciales, estructurados, tomando una idea, previo a la reunión, estructurados en lo posible a través precisamente de consorcios, consorcios no sólo nacionales, internacionales.

Y la otra propuesta es implementar procesos de acreditación institucional que utilicen los mismos estándares, pero viéndolo desde otra óptica. ¿Cuál es el perfil del público que estamos sirviendo, son jóvenes o son adultos que trabajan, porque la manera en que aprenden es diferente?

Dos, enfocarnos a resultados. Al final de cuentas si está bien hecho y es de calidad tiene que ser el mismo resultado de aprendizaje, tiene que aprender lo mismo, independientemente de qué otros cambios hagamos, y esto a lo que conlleva es un fuerte enfoque a competencias.

Entonces yo creo que más que un instrumento de acceso, que sí lo es, si lo ofrecemos con calidad es un instrumento auténtico para ampliarlo, pero no nos olvidemos de la otra parte. Todo el universitario, universitaria lo va a requerir porque es el tipo de mundo al que se va a enfrentar.

Gracias.

El Moderador : Muchas gracias, doctor León García.

Damos la palabra al maestro David Noel Ramírez Padilla, Rector del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

El Maestro David Noel Ramírez Padilla: Nada más es avalar lo que. Mire, yo creo que el punto más importante que ahorita decía León es muy fundamental. Todas las universidades, hablando de políticas institucionales, debemos de tener muy claro lo siguiente: el conocimiento se vuelve obsoleto el 80 por ciento a los 3, 4 AÑOs en el mundo en que vivimos.

Entonces una competencia transversal que hay que asegurarnos que tenga todo estudiante mexicano es aprender, aprender por cuenta propia, aprender por cuenta propia.

¿Y eso a qué nos lleva?

A que todo mundo, toda universidad mexicana deberíamos incluir en nuestros planes de estudio mínimo 2, 3 materias a nivel de online. Ellos tienen que aprender, aunque sabemos que cada quien tiene su modelo de aprendizaje, hoy el mundo no va a ser posible que tenga siempre a un lado a tu maestro, y si no a los 3 AÑOs no tienes nada que hacer, no tienes nada que ofrecer a la sociedad de valor agregado.

Entonces algo que es fundamental entender, que tenemos que tener en los planes de estudio de todas las universidades, una cultura de que ellos, los estudiantes, aprendan a aprender por cuenta propia. Y hoy la tecnología, y más con esta nueva generación de nativos digitales no hay la menor duda. Ya ellos no quieren estar escuchando al profesor, su capacidad de atención no llega a 15, 10 minutos. Entonces tenemos que aprender ese proceso, porque si no seguimos aferrados a modelos tradicionales que lo que hacen es retrasar el futuro del país, porque eso decíamos y es cierto. La… va muy ligado al tema de educación a distancia, y eso que decía de sincrónico a sincrónico es lo de menos, tenemos que desarrollar en los estudiantes esa habilidad y llevar a cabo el proceso.

También yo avalo mucho el tema, yo estoy de acuerdo que no podemos acreditar las modalidades a distancia, como es el caso de carreras presenciales o currículums, pero sí tenemos que tener acreditaciones con ciertos parámetros.

¿Eso a qué nos lleva?

Que el aprendizaje ya sea online o sea presencial tiene que tener rigor académico. Ahora, aquí hay que verlo como una gran oportunidad, tenemos la gran oportunidad de este tipo de enfoque, a que en México tenemos gran talento de maestros universitarios, gran talento, y es la oportunidad de llevar ese talento a miles de seres humanos en este país.

Por eso yo creo que hablando de calidad académica una de las mejores oportunidades que podemos tener a través de este enfoque de educación en línea o a distancia es precisamente que el talento mexicano sea accesible a todos los estudiantes del país y a muchísima gente, pero eso implica tener calidad académica.

Cuando ahorita hablamos de que hay deserción porque a veces no tenemos los recursos necesarios para darle acompañamiento a los estudiantes, porque, efectivamente, la educación a distancia implica una modalidad de acompañar al estudiante. Entonces tenemos que asegurarnos que si ofrecemos en las universidades programas formales, currículums en línea tenemos que tener calidad, y la calidad empieza con tener el talento mejor que tengamos.

México es muy rico en talento académico, usemos este enfoque de educación a distancia para que sea accesible a muchísimos estudiantes del país. Y yo insisto, yo estoy a favor de que se acrediten estos programas, claro, tomando en consideración que no estamos hablando de instalaciones físicas, sino otro tipo de características que avalen la calidad académica, porque a parte de ese proceso que vamos a poder llegar el día de mañana a ofrecer una oportunidad a los estudiantes.

Y también eso avala que la cobertura, querámoslo o no, va en ese enfoque, porque es imposible construcciones y “faculty”, profesores en todos lados. Tenemos que buscar en ello una gran solución.

Esta plataforma que surgió hace 7 AÑOs Coursera, ahorita hablamos aquí, nuestra… nacional tiene 125 mil, Coursera nacional tiene 6, 7 AÑOs con 5, 6 profesores de Stanford, y hoy tiene 13.7 millones de estudiantes, y yo los invito a ustedes, igual que un servidor, metámonos a ver ahí los cursos, y la mayoría son cursos de calidad y dados por los mejores profesores del… de Stanford aquí de la Autónoma de México y del Tec de Monterrey.

Entonces hay muchas cosas que hay que aprovechar y es el mundo que vamos a vivir. Por eso, tanto la movilidad de los estudiantes y profesores, como aprender a aprender por cuenta propia a través precisamente de este enfoque es algo que no podemos soslayar ninguna universidad de este país, si no, no estamos preparando a los jóvenes para que hagan frente y creen valor a la sociedad.

Que no hay empleo, y a veces no hay empleo por lo mismo, porque las universidades no les damos las competencias necesarias, esa es la bronca, no se nos olvide. Y a parte el conocimiento se vuelve obsoleto muy rápido, te lo dicen todos los expertos en educación del mundo.

Hoy hay que darles a los estudiantes universitarios competencias transversales que se van con ellos hasta la muerte, la primera que te dicen es visión global, la que acabamos de decir; segundo, liderazgo, pensamiento crítico, que trabajen en forma colaborativa, que aprendan a aprender por cuenta propia, que tomen decisiones, que estén orientados a resultados, que tengan comunicación efectiva en espAÑOl oral y escrita, que tengan compromiso ético y ciudadano con su sociedad. Esas competencias transversales hay que asegurarnos que las tengan todas las universidades si no, no estamos preparando a mexicanos que tengan acceso, porque restringirlos únicamente a un empleo aquí en México no podemos bajo ese enfoque.

Decía yo hace un ratito, el gran porcentaje de los mejores talentos en… en California son mexicanos. Así como se creó ese ecosistema en California, ahora en Boston y allá en Texas en Austin, UT, hay que hacer muchas áreas de desarrollo en este país, tenemos todo para hacerlo, no tienen por qué emigrar, y ahí las universidades tenemos un gran quehacer.

Entonces tanto la globalización de los estudiantes, como el aprender por cuenta propia y hacerse ellos expertos en la tecnología como una palanca siempre va a ser necesario, ojalá se pudiera hacer la cosa presenciar, la formación; pero la tecnología es una excelente palanca que ayuda a que el estudiante, el día de mañana nosotros tengamos ese acceso.

Ahora, cada día vean ustedes el bono poblacional, vamos a ser mucho más adultos, ¿y eso a qué nos lleva? A que si algo va a venir fuertemente es la educación a nosotros, los grandes, y ahí está precisamente este enfoque que hay que tener calidad para que la gente siga actualizada.

En pocas palabras, estos dos tópicos son fundamentales para el desarrollo de México, y ahí es donde la legislación tiene que tener como política pública a ambos para que tengamos un país, repito, que pueda pertenecer a las ligas mayores.

Hoy se habla mucho, todos los expertos nos lo dicen, ahorita la desaceleración de Rusia, de China, de Brasil y las reformas que se han hecho a este país dan la mejor oportunidad para meter a México a las grandes ligas, y ahí cuando decimos meter a México es que los mexicanos elevemos nuestro nivel de vida, pero tenemos que globalizar las universidades, y en este contexto los que dirigimos es instituciones, como decía, las universidades, nunca me he referido pública y privadas, tenemos que hacer esto.

Nos debemos a la sociedad, tenemos que transformar la sociedad y hacer nuestro papel que nos toca a nosotros para que, efectivamente, el día de mañana México pueda alcanzar, tiene todo lo necesario para esto, no tienen por qué los mexicanos estar migrando, aquí hay que darles el ecosistema; pero démosle esa formación que a la vuelta del tiempo va a repercutir para ellos en beneficio de todos nosotros.

El Moderador : Muchas gracias.

Bueno, pareciera que uno de los constantes que hemos tenido en estas intervenciones es que desde el punto de vista integral de la legislación dirigida, regular el quehacer universitario, tenemos un modelo jurídico, sin duda, rezagado, obsoleto y que no está a tono con los tiempos.

Yo creo que a partir de lo que hemos escuchado esta tarde, hay un menú impresionante en temas para abordar desde el ámbito legal, desde el ámbito legislativo. Yo me permitiría muy brevemente hacer una lista de estos temas que he rescatado de las brillantes intervenciones que hemos tenido, que serían básicamente los siguientes:

Hemos escuchado el señalamiento en el sentido de buscar una actualización en la legislación en materia de profesiones, sin duda, se trata de una legislación vieja, entre comillas lo señalo, que viene de los AÑOs cuarenta y que todavía está en espera de una actualización y que legislaturas van y legislaturas vienen y no se aterriza en una modernización de esa legislación, sin duda, ya atrasada.

Otro aspecto que escuchamos esta tarde, por lo menos para mí novedoso y que vale la pena tomarlo en serio, son los aspectos fiscales vinculados a las universidades.

En varios sentidos, señalaba la doctora Sylvie, aspectos fiscales al quehacer de los profesores y el impacto fiscal que tienen sus ingresos, no solamente permanentes, sino coyunturales con motivos de salidas y entradas de la universidad.

La doble titulación, sin duda, un tema pendiente en el cual algunas universidades también han avanzado, pero que no tenemos a nivel nacional un criterio general amplio que permita abordar de manera nacional este tema que también reclama de manera urgente una política legislativa sobre el particular.

El tema de la cobertura, todo mundo hablamos de la cobertura, de la necesidad de cobertura partiendo de la premisa de que la cobertura universitaria es un elemento importante para la movilidad social, pero sí se necesita, como lo acabamos de escuchar, un mecanismo que tome a la cobertura como un concepto amplio con aterrizajes concretos. Esta idea de cobertura con anclajes jurídicos concretos no lo tenemos todavía en nuestro país y sí necesitamos darle a esta palabra cobertura, un sentido por lo menos jurídico más tangible, más concreto, más directo.

Los estándares internacionales. Sin duda, nuestro país está ante la urgente necesidad de medirse con estándares internacionales en materia educativa.

Decía el doctor Tonatiuh que necesitamos tener una legislación integral en el sentido de que hoy en día nuestra legislación sobre temas universitarios es una legislación en buena medida dispersa que tiene varios terrenos en los cuales el legislador tanto federal, como estatal, han caminado sin una articulación comprometida, integral de esta manera.

En ese sentido, me parece que la idea de buscar una legislación integradora de estos temas ese un reto, sin duda, importante para todo el modelo jurídico universitario. Una legislación flexible, una legislación que permita flexibilidad en el sentido positivo de poder tener una legislación de acompañamiento al desarrollo de las universidades, pero una legislación que vaya a tono con los tiempos.

Sin duda, hoy en día la legislación universitaria adolece de varios problemas, y uno de ellos es este precisamente. Muchas de las instituciones donde hemos tenido el privilegio de participar son instituciones que están debatiendo temas que en muchos casos llevan por lo menos 15, 20 AÑOs de haber sido debatidos en otras latitudes.

Entonces la flexibilidad que se pide a la legislación es una flexibilidad que no es muy común encontrarla ni siquiera en los abogados porque muchas veces estamos tratando de regular problemática que ya pasaron, y ahí necesitamos tener nuevas formas de reglamentar, con las cuales, por lo menos, aquellos que nos dedicamos al derecho universitario no se tienen los mecanismos a veces institucionales para que esa flexibilidad encuentre un asidero concreto en la vida cotidiana de nuestras instituciones.

Pero me parece que uno de los temas que atraviesan de manera transversal las intervenciones que tuvimos esta tarde es el tema de la calidad, no solamente en los sistemas tradicionales, presenciales, sino también en la educación a distancia. El tema prioritario de la calidad es para las universidades, es un tema clave en su desarrollo.

Hablar de calidad no solamente debe de ser un eslogan, hablar de calidad significa tener una regulación jurídica, concreta de lo que eso significa, y tener parámetros específicos de medición de esa calidad que permita a la sociedad ofrecer una calidad con un sentido, por lo menos, jurídico, severamente y sólidamente respaldado.

Las alianzas estratégicas. Esta idea de relacionarse con los otros me parece que es un tema pendiente que si bien es cierto en muchas universidades estamos haciendo un intento de hacerlo, necesita, tal vez, desde el punto de vista legislativo, encontrar espacios en donde se fomenten esas alianzas estratégicas que pasan por diferentes temas, que hemos escuchado esta tarde: becas de movilidad, apoyos a los académicos, mecanismos flexibles, eficientes, prontos, de relacionamiento entre las universidades y los miembros de la comunidad universitaria con sus pares.

Entonces esto nos da, y yo me detengo ahí, un menú más o menos amplio, muy completo de lo que desde el punto de vista legal tendríamos que ir abordando en esas temáticas que se han planteado esta tarde.

Yo quisiera abrir el micrófono a todos ustedes, tenemos tiempo para que ustedes, si lo creen conveniente, pudieran plantear algunas preguntas a nuestros distinguidos panelistas, no sin antes solicitarles que pudieran darnos su nombre, la institución de la cual provienen y a quién de nuestros panelistas estaría dirigida la pregunta, o a varios de ellos.

Así es que, por favor, si alguien quiere participar.

El Sr. Santos Mercado: Buenas tardes. Soy Santos Mercado, vengo de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Quiero decir que me encuentro muy contento de escuchar esta mesa, es la que más me ha gustado, pero quisiera la opinión de ustedes en cuanto a medir la calidad de tres, con tres parámetros, que creo que son muy concretos:

Primero, el dominio del inglés de los alumnos. Esto lo podemos hacer cuando van terminando sus estudios, hagamos un examen y veamos si dominan en promedio el 95 por ciento de inglés creo que podemos poner un diez a la calidad en este renglón.

El segundo parámetro es la formación empresarial, es decir, ¿estamos formando a los alumnos para ser empleados o para ser empresarios?

Si nuestros alumnos salen con la intención de poner su empresa, creo que merece un diez si todos ellos quieren hacer su empresa.

El tercer parámetro es, como le hacen los norteamericanos, ¿cuánto ganas cuando terminas tus estudios? Eso implica hacer un seguimiento de los 3, 5 primeros AÑOs después de que sale para ver si los alumnos están siendo exitosos. Si ganan muy bien quiere decir que la calidad de esa institución tiene diez de calificación.

Otro parámetro, y esto ya se refiere a la institución, es que se mida o se vea cuántos profesores dan sus cursos en inglés, esto es para evitar que sigamos formando como nos formaron a muchos de nosotros, como licenciados de rancho que sólo sabemos espAÑOl. Y si la mayoría de los cursos están en inglés, o sea, dependiendo el porcentaje, ese es un buen parámetro para medir la calidad de esa institución.

El quinto punto es, ¿cuántos alumnos extranjeros tiene tu universidad? Porque es una forma en que, los extranjeros para ir a una universidad ven muy bien a dónde van, y regularmente escogen en donde creen que van a recibir un buen servicio, creo que ese es un parámetro que se debe de incluir.

Y finalmente es, ¿esta universidad vive de sus clientes, vive del mercado o vive del mercado? Si vive del mercado tiene sanción social, quiere decir que hay que darle diez de calificación. Si vive de subsidios, bueno, es una universidad que puede vivir AÑOs, décadas y siglos de subsidios, y aunque sea muy grande no quiere decir que, bueno, en ese punto tendría una baja calificación, quizás cero.

Bueno, quiero su opinión de ustedes.

Muchas gracias.

El Moderador : Les propongo que hagamos una primera ronda de preguntas para tratar de responderlas. Daríamos la palabra alguien más.

Por allá atrás, por favor.

La Sra. Martha García: Buenas tardes. Martha García, de la Universidad Pedagógica Nacional.

Se nos comentó aquí que un aspecto importante de la internacionalización es la movilidad, y no solamente el enviar a nuestros alumnos, sino también recibir. Sin embargo, la mayor parte de las instituciones de educación superior en México no son bilingües, y en la mayoría de las instituciones las clases son en espAÑOl, entonces, ¿qué hacer al respecto?, ¿solamente recibir alumnos que hablen espAÑOl o tratar de ser instituciones bilingües?, ¿cómo se puede apoyar desde la legislación?

Ahora bien, para que nuestros alumnos se vayan y para pensar en internacionalización se requiere pensar en un segundo idioma; sin embargo, en nuestras instituciones educativas, desde la educación básica, hasta la educación superior, la enseñanza del idioma inglés no es muy buen. Tenemos instituciones que les dan inglés toda la carreta y terminan la carreta y no hablan inglés, entonces, ¿qué podemos hacer al respecto, cómo se van a poder defender nuestros alumnos que viajen?

Gracias.

El Moderador : Muchas gracias.

¿Alguien más?

El Sr. Héctor Luis Uscanga León: Buenas tardes.

Felicito a los ponentes por su brillante participación. Yo quiero ser breve.

Yo soy de la asociación civil organizada, mi nombre es Héctor Luis Uscanga León. Yo pienso que sin educación no hay solución. Nuestros estudiantes de todos los niveles necesitan recibir una educación de calidad.

Vemos con tristeza que los egresados de las diferentes universidades se encuentran con muchos obstáculos para ejercer sus carreras y muchos tienen que emigrar a otros países; sin embargo, hay universidades de mucha excelencia donde hay una educación muy elevada.

Nosotros como asociación civil estamos preocupados porque muchos de los universitarios se encuentran con la difícil situación de que no encuentran trabajo. Pero también quiero agregar que los salarios en nuestro país son pobres, necesitamos que nuestros egresados de las universidades ganen bien para que no puedan emigrar a otros países.

Es todo lo que tengo que decir y es cuanto.

El Moderador : Muchas gracias por su intervención.

Una más, si les parece, y damos una, si le permite a la señorita por acá y ahorita damos otro espacio.

La Sra. Angelina Romero: Mi nombre es Angelina Romero, de la ANUIES.

Bueno, creo que el tema que estaban tratando justo de la universidad abierta y a distancia es un parteaguas, sobre todo en aquellos lugares donde justamente no hay un acceso a la educación como tal.

Yo tengo un ejemplo muy claro, por ejemplo, de la preparatoria abierta y a distancia de Tepito, en donde justamente al llegar a esa preparatoria, a ese lugar entonces los jóvenes ya empiezan a ver la educación media superior como una manera de poder acceder por primera vez a una educación que no sea únicamente la básica o la secundaria.

Y en este sentido va mi pregunta justamente para el Rector de la universidad abierta y a distancia que se encuentra aquí, porque creo que algo que es muy importante es asegurar justamente la calidad de este modelo educativo.

¿Qué es lo que está haciendo actualmente la universidad abierta y a distancia de México para garantizar la educación en ese nivel educativo y en el nivel superior también?

El Moderador : Muchas gracias.

Pues si les parece, hacemos un intento de respuestas en estos primeros cuestionamientos para, si ustedes lo creen conveniente, abrir otro espacio de breves preguntas.

La doctora Sylvie.

La Doctora Sylvie Didou Aupetit: Bueno, me parece que la cuestión del idioma es un tema candente en México, pero no lo es solamente en términos técnicos. En muchos países desarrollados, cuyos idiomas son mucho menos difundidos de lo que es el espAÑOl, no olvidemos que es el segundo idioma o el tercero, no sé cómo esté el chino ahorita a nivel mundial, los muchachos son bilingües, pero no es una responsabilidad de la universidad que se vuelvan bilingües, sino que tienen en el sistema público cursos de inglés desde chicos, y creo que ese es un tema que los legisladores también tienen que tomar en cuenta.

Mientras no tengamos un sistema público de educación que desde la primaria les den buenos cursos de inglés y no unos parchecitos, pues será muy difícil que las universidades, además de todo lo que tienen que hacer, se encarguen de que se vuelvan bilingües, creo que ahí es un tema fuerte.

Otro tema que me parece importante es, ¿cómo evaluamos la calidad de los procesos de internacionalización?

Varios de mis colegas estuvieron mencionando temas que había que regular; sin embargo, en educación superior y la ley de profesiones, pero hay muchos otros ejemplos que se pueden tomar, en educación superior durante los últimos 25 AÑOs no se ha regulado, se ha impuesto indicadores, y podemos seguir sujetos a la dictadura de indicadores que están paralizando nuestras capacidades de innovación.

Lo que tenemos que hacer realmente es tener un marco regulatorio adecuado tanto para la educación a distancia, como para las inversiones extranjeras en educación, como para los reclutamientos de científicos internacionales, por ejemplo, en vez de pensar solamente en porcentajes de, entre comillas, logro. Entonces creo que esos son dos temas que tenemos que tener en cuenta.

Finalmente, ¿cómo internacionalizar en distintas instituciones?

El caso de la pedagógica, el caso de la preparatoria de Tepito, creo que uno de los temas que tenemos que pensar también, pensando en esto es que sí tenemos que internacionalizar para la calidad, pero también tenemos que internacionalizar para democratizar las oportunidades en un país… por una fuertísima desigualdad social y étnica, y yo creo que eso nos implica volver a pensar nuestros programas de becas, de inclusión, incluyendo en las mejores instituciones privadas y públicas del país.

Digamos…, por ejemplo, creo que también pocas universidades privadas tienen programas para estudiantes meritorios, independientemente de sus habilidades y capacidades que tienen cuando ingresan, eso es una de las cuestiones que tenemos que ir desarrollando.

El Moderador : Gracias, doctora.

Pues, si les parece, el doctor Graue.

El Doctor Enrique Luis Graue Wiechers: Yo me quiero referir a dos de los aspectos que se tocaron en las preguntas: primero, al tema del dominio del inglés. He aquí la gran piedra en el zapato, el gran problema, la gran limitación para hacer varias cosas relacionadas con la internacionalización: primero, poder ubicar a nuestros estudiantes en programas de movilidad, en cursos internacionales donde el inglés… la lengua franca; y segundo, hacer cursos internacionales en nuestra universidad que nos permitan ser receptáculo de alumnos internacionales.

Entonces, y me gustó mucho como lo dijeron los participantes, tanto el maestro Gallardo, como la maestra de la Universidad Pedagógica Nacional, en el sentido de que no somos instituciones bilingües y de que, efectivamente, nuestro problema como país es que nos pasamos eternamente queriendo enseñar a los alumnos el idioma.

Estando de acuerdo con lo que dijo la doctora Sylvie, es decir, no le correspondería a las universidades la enseñanza del segundo idioma en un país, digamos, común. Estando de acuerdo en esa premisa, es la básica en donde se debe de aprender esto, pero en México sí lo tenemos que hacer, porque si no lo hacemos esperando que en la básica se corrija eso, señores, pues a lo mejor nos vamos a pasar una buena cantidad de AÑOs haciendo esa espera.

Hay una medición que le voy a dar. Preocupado por este tema tengo 3 AÑOs de Rector, y desde hace 3 AÑOs, como la Universidad de Guadalajara utiliza The College Board para su mecanismo de admisión, al igual que otras muchas instituciones, le pedimos al College Board el examen que se llama slat para medir cuál es el nivel de inglés con el que recibimos a los alumnos de nivel medio superior y después de superior.

El del nivel medio superior nos diría cómo vienen de la básica, el del nivel superior algo más importante, cómo vienen de nuestras escuelas preparatorias después de haber pasado por nuestra enseñanza.

Le doy los datos puntuales, pueden ser críticos, pero hay que aceptar la realidad. Sólo el 17 por ciento de nuestros aspirantes tendrían el nivel que les permitiera tomar cursos internacionales en las aulas, los demás no, por las razones que sean.

Entonces aquí lo importante es qué vamos a hacer, o sea, qué hacemos las instituciones para resolver el tema. Y en el mundo todas las universidades tienen problemas con los idiomas de diferentes tamAÑOs y tienen institutos que se encargan puntualmente. Y lo único que yo diría, respecto de una política de eso, es que no hagamos lo que no ha funcionado, no sigamos haciendo lo que no ha funcionado.

Querer dar clases de inglés en las currículas tradicionales y en los mecanismos ortodoxos tradicionales no funciona. En el mundo lo que funciona es tener institutos especializados que lo hagan y que se dediquen profesionalmente a ello, pero es un tema fundamental sin el cual, les pongo el último ejemplo, es un tema sobre legislación.

En Jalisco se modificó la Ley de Educación Estatal y se puso hace cinco AÑOs que Jalisco iba a ser el número uno en la internacionalización porque, y dio 3 AÑOs de plazo, los alumnos de básica iban a tener tal nivel de inglés, los de media superior y los de superior también y, por lo tanto, ya tendrían que estar en cursos internacionales. Ya se venció el plazo de la ley, ¿y eso cambió la realidad? No.

Entonces aquí donde varios de los que hemos opinado decimos que hay límites en lo que debe contener la legislación, porque aunque uno ponga eso si no se ponen los presupuestos para hacerlo realidad o los mecanismos para exigirlo, entonces vamos a generar otro tipo de problemas. Pero es un tema fundamental para lo que estamos tocando, no hay internacionalización si no hay enseñanzas de idiomas, y si no como país tenemos una política nacional para resolver ese tema, me parece que es un tema fundamental.

¿Cuántos extranjeros hay estudiando aquí?

Sí los hay, pero son pocos porque no somos ubicados como un destino donde hay instituciones y programas, muchos o en todas las áreas, que pueden tener una competencia internacional y tenemos que hacer un esfuerzo todos por tener mayores competencias internacionales que nos ubiquen como un lugar para ello.

Y la última referencia respecto de la pregunta que tiene mucho tiempo discutiéndose, de si las universidades educamos para formar profesionistas que encuentren empleo o también educamos para la cultura general y para el desarrollo y la preparación del país.

Yo digo que hacemos las dos cosas: que debemos de formar para la cultura, para la sociedad, para el desarrollo, y debemos de educar también para dándole una profesión se pueda ubicar productivamente, desarrollarse por sí mismo o hacerlo mediante un empleo. Pero no le demos toda la responsabilidad a la universidad, recordemos que el mercado mexicano del empleo, y yo les pregunto a ustedes qué porcentaje le ponen a cada grado, el más conservador les va a decir que el empleo mexicano es 50 por ciento formal y 50 por ciento informal.

Un poquito más acercados a la realidad diríamos que es 60 por ciento informal, 40 por ciento formal. Entonces por qué le exigimos a todas las universidades que cuando salgan sus egresados todos quepan en el 40 por ciento del mercado formal, cuando el mercado real no es ese, sino es 60 por ciento informal, 40 por ciento formal.

Entonces ahí compartimos responsabilidades con las distorsiones que tiene el país, y juntos universidades, educación superior y economía, sector gubernamental y sector social, tenemos que hacer lo propio para resolverlas.

El Moderador : Gracias, Rector.

Doctor Tinoco.

El Doctor José Gerardo Tinoco Ruíz: Gracias.

Había por ahí alguna de las, no sé, la pregunta fue más bien una observación acerca de si era un buen parámetro el medir la calidad de una institución al ponerle diez, decían, si vive del mercado.

Sí, en efecto, ese puede ser uno de los parámetros, pero obviamente no se aplica a las instituciones públicas. Deberían las instituciones públicas preocuparse por tener algún ingreso en ese sentido, pero entonces estaríamos desvirtuando el compromiso del Estado mexicano para proporcionar la educación.

Repito, habrá que buscar complementariedades de ingresos, pero no puede ser que, al menos las instituciones públicas no están pensadas para eso, vivan totalmente del mercado.

Acerca de la pertinencia de la educación. Pues sí, es uno de los problemas, ya lo acaba de mencionar el Rector de la Universidad de Guadalajara.

¿Qué quiere decir que se esté formando a gente con pertinencia?

Bueno, él ya lo dijo mejor que yo, no lo voy a repetir, pero es un tema muy delicado de medir y que no puede ser simplemente, no puede pasar a todos los egresados de la misma forma. Porque en el momento en el que se esté pensando que estamos educando para que esos egresados entren en ese 40 por ciento del empleo formal, pues entonces nos estaríamos olvidando también de los pequeños emprendedores o de los grandes emprendedores que andan, que salen y que inmediatamente van al mercado informal si quieren, pero que utilizan las habilidades, las competencias que adquirieron para mejorar su vida.

La calidad. ¿Con qué esfuerzo se hace para mejorar la calidad, yo creo que en todas las instituciones?

Pues una de ellas es ser autocrítico, estarse midiendo al interior, pero una más importante, y que es por lo tanto más objetiva, es ver que alguien te diga cómo te estás comportando, y en base a eso ir haciendo los esfuerzos para mejorar en donde no estén las cosas tan firmes.

Este es un proceso que no hace nada más, bueno, desde luego que no, la universidad abierta a distancia de México, lo hacen todas las instituciones con diferentes metodologías, con diferentes organismos, pero sí quisiera mencionar que en la universidad abierta y a distancia está egresando apenas su tercera generación de sus programas de estudios, y que hemos estado preocupados, bueno, lo digo en plural, aunque yo tengo apenas un tiempo que me he integrado a la misma, pero que como institución ha estado comprometida con esas mediciones.

Lo digo, nada más uno de los esfuerzos que estamos haciendo, tenemos un convenio con el Conocer, y aquí lo tengo en el teléfono porque con estas siglas luego uno se equivoca muy fácil y no vaya a ser que hiera susceptibilidades, el Conocer, que es el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales, para que nuestros egresados se sometan a esa evaluación y que Conocer les dé un certificado de competencia.

El éxito que vayamos teniendo en esos, en la obtención de esos certificados es una posible medición de la pertinencia de nuestros programas educativos, no en la única, pero debe formar parte de ese conjunto de visiones externas que necesitamos siempre para no engañarnos al hacer simplemente una visión introspectiva.

El Moderador : Gracias, doctor.

No sé si el doctor León y el maestro Ramírez quisieran hacer algún comentario sobre estas primeras intervenciones.

El Doctor Fernando León García: Bueno, nada más quisiera agregar algunos comentarios a comentarios que se hicieron a propósito de medir el desempeño de una institución, y creo yo que es tan importante hablar del índice de empleabilidad, quizás más en eso, entendido ampliamente que cuánto gana, porque, en efecto, pues hay algunas carreras en donde es más de responsabilidad social, que de empleabilidad en el sector productivo.

Entonces yo creo que hay que ser sensibles a las carreras y en todo caso las universidades tenemos que hacer ambas cosas, preparar profesionistas de alta calidad, pero que estén intensamente involucrados en el desarrollo de sus comunidades.

Respecto a emprendimiento yo creo que eventualmente uno sí puede llegar a medir, como una gama de indicadores, si se están creando empresas o no. Porque en el espíritu más amplio del emprendimiento también se supone que genera mayor innovación, mayor creatividad, que a veces esa innovación y creatividad se da en el mismo empleo en el que está.

Entonces yo creo que hay una gama de puntos que se pueden medir. Pero, a final de cuentas, yo creo que lo que sí es propio de la universidad es la medición del aprendizaje, que es lo que se supone que la universidad está intentando desarrollar y lograr con él o la alumna, eso sí lo puede medir definitivamente.

Pero al final de cuentas, pues yo creo que es una multitud de parámetros los que hay que ver para tratar de tener una percepción de cómo va la universidad.

Respecto a lo de inglés, que si viene desde la primaria, que si es una responsabilidad de las universidades o no. Yo lo que les diría es que lo que nos muestra lo que otros están haciendo, que nos llevan ya AÑOs, es que aún en países como China, como Alemania, como Francia, como España, como parte de los esfuerzos que tienen las universidades en lo individual para lograr una mayor mezcla internacional, están buscando ofrecer cursos en inglés, no cursos sobre inglés, mercadotecnia dictada en inglés, investigación de operaciones en inglés.

Entonces una tendencia sí es a que aquellas universidades que ya están enviando alumnos, pero que no están reclutando suficientes o que quieren jalar a profesorado empiezan a combinar las estrategias para que realmente internacionalización no es sólo movilidad externa, es movilidad interna, es involucración del profesorado, es internacionalización en casa, alguna mayor amplitud.

Entonces, y lo último es, que creo que ya se dijo, si uno ve internacionalización o cultura de la información en la educación en línea hay que verlo como, no como una actividad subsidiaria o subsidiada, hay que verlo como una…, es parte de lo que uno le tiene que dar a todo alumno, alumna universitario.

El Moderador : Gracias.

Maestro Ramírez.

El Maestro David Noel Ramírez Padilla: Nada más haría una síntesis.

Yo quisiera aclarar un punto importante. Ahorita se habla mucho de, decía el maestro, creo que de la UAM, el maestro Antonio, el tema de empresarios o empleados.

Yo creo que, otra vez, hablamos de que a todos los estudiantes mexicanos hay que tatuarlos en la globalización, a todos en la educación en línea. Y aquí yo diría: a todos hay que tatuarlos en el emprendimiento, no empresarios, no confundamos.

¿Qué es emprendimiento?

Que sean echados para adelante, que nada se les atore en la vida, porque la cultura del mexicano es: dame, dame. No. Muévete, arráncate, es un punto muy importante.

Yo diría, todas las universidades, todas, debemos de tener esa capacidad de que hay que… el chip para el mexicano, al joven universitario.

El caso del inglés. Otra vez, no hay que culpar si la escuela primaria o la escuela secundaria no fue la bronca. Muy clarito, no sabes inglés a tal nivel, no te gradúas.

Decía yo, en el Tec de Monterrey tenemos más de la mitad becados. Yo fui becado, yo llegué con 50 pesos a estudiar a Monterrey de mi pueblo, de San Juan de Los Lagos, y no sabía inglés, pero había, de 6 materias 4 materias en libros en inglés, y me pasaba 4, 5 horas, sin que nadie me obligara, traduciendo una página en inglés, y aprendí afuera, ¿por qué? porque si no, no me graduaba

Y así estamos ahora, no llegas con tu… de 5, 50 no te gradúas porque es el que te exigen para irte a estudiar afuera, al extranjero. Y los chavos que llegan de Oaxaca, de Chiapas, que tenemos un chorro hoy con el Programa de Líderes del Mañana, un chorro de becados, con cien por ciento de colegiatura y mantenimiento, no saben inglés y al AÑO y medio ya andan eruditos.

¿Cómo le hicieron? Se movieron.

De lo que quiero hacer mucho hincapié, de que tenemos que quitarnos esos tabúes de que la bronca es de acá atrás y acá atrás, y siempre andamos buscando a los culpables. Entonces la universidad… son las reglas.

Y aquí nosotros decimos, y es cierto, en el Tec a nosotros no nos importa tu código postal, nos interesa tu coraje de querer aprender y echarle ganas. Y les vuelvo a repetir, el 55 por ciento están becados, y el 10 por ciento de beca, casi del cien por ciento, y hasta comida cuando estuve yo de estudiante.

Entonces, eso del inglés, repito, hay que quitarnos el tabú. ¿Y qué hemos visto? Que prácticamente el 90 por ciento termina en su plan de 9 semestres y con su… sin llegar sin… quizás de 250, 300 alcanzan sus 550.

¿Cómo le hacen? Se mueven.

Y lo que decía ahorita León, tenemos un gran porcentaje de materias que se dan en inglés, porque otro error, que le haces el examen al muchacho, si sabe inglés al entrar a la universidad. No, ahora dale mercadotecnia en inglés, dale finanzas, dale química, dale matemáticas en inglés, porque eso, efectivamente, le va madurando su idioma.

Y otro punto importante es tener claro que el aspecto de cómo lograr que en la universidad logremos esa cultura de inglés y que tengamos profesores extranjeros es que la universidad, es un círculo virtuoso. Tú entras al proceso de una buena acreditación académica, manejas el inglés, llegan los muchachos extranjeros y llegan profesores extranjeros y se crea un entorno de internacionalización, porque en una sola dirección de mandar hacia afuera a los muchachos no funciona, funciona en ese ecosistema en donde tú vas creando esa cultura.

Yo creo que algo que tenemos que entender, pues, en las universidades, que el manejo del idioma es fundamental para vivir el mundo global ahora, y sobre todo haga hincapié. Ahorita se hablaba mucho del dato de la empleabilidad, nosotros tenemos una cultura muy clara, tenemos seguimiento a todos los ex alumnos a los cinco AÑOs, a los tres meses de graduados, a los cinco AÑOs, a los diez, quince, veinte, veinticinco y treinta, ¿y qué hemos encontrado?

Que increíblemente que a veces el 70 por ciento después de 15 AÑOs no trabaja en lo que estudió. ¿Por qué? Porque se dieron otra vez las competencias transversales.

A veces en las universidades nos angustiamos mucho por la ciencia en sí. Preocupémonos por hacerlos competentes ante un mundo complejo y global.

Ahorita se decía, es cierto, hay que prepara a los jóvenes mexicanos para que generen empresas o trabajen en empresas que todavía no existen, para que resuelvan problemas que todavía no se presentan y para que usen tecnologías que todavía no se inventan, esa es la chamba de las universidades, todas.

Ya quitamos el tabú otra vez de escuelas públicas y privadas, porque todos los que tenemos una universidad tenemos una obligación, formar a hombres y mujeres del siglo XXI para que sean exitosos y logren precisamente transformar este país, y eso es fundamental.

Y vuelvo a hacer hincapié del espíritu emprendedor, no hay que preocuparnos por hacer empresarios, preocupémonos por hacer hombre y mujeres que están echados para adelante, que se quite la cultura de dame, muévete.

Ahorita que decían… hay que aprender por cuenta propia, déjalo que se caiga y que se levante el muchacho, y a veces esa cultura paternalista es la que nos ha hecho al país precisamente nos transformarnos.

El Moderador : Gracias, maestro Ramírez.

Pues quedaron pendientes por ahí 2, 3 manos levantadas, estamos ya sobre el tiempo, pero sí nos gustaría escuchar a 2, 3 personas que querían participar. Tomaríamos 2, 3 preguntas y después les pediríamos a nuestros panelistas, muy brevemente, algunas palabras de conclusión.

El Sr. Pablo Domingo Ramírez Soriano: Pablo Domingo Ramírez Soriano, en representación de una de nuestras diputadas, pero quiero hablar más como docente, como profesor.

Pues yo también quiero felicitar, primero, a los panelistas, el tema es muy interesante, y me trae una serie de problemas aquí en mi cerebro, espero que me ayuden a resolverlos.

Miren, o sea, el problema de la internacionalización, pues es un hecho, aquí lo tenemos, es nuestro. Y en un mundo globalizado, desde el punto de vista económico, no podemos pensar que no se globalice la educación, eso es contradictorio.

Sin embargo, tenemos un problema. En México las oportunidades, es cierto lo que ustedes acaban de decir, o sea, el estudiante del siglo XXI debe estar echado para adelante y tener las herramientas a partir de la educación universitaria para salir adelante para innovar, para no sufrir lo que en el siglo XX.

Sin embargo, sí debe el Estado mexicano de poner, de alguna manera, ciertas bases que permitan a esos jóvenes del siglo XXI desarrollarse aquí mismo. Lo que está pasando o me imagino que puede empezar a ocurrir con el asunto de la internacionalización es que la famosa fuga de cerebros, que ya se ha dado desde muchos AÑOs atrás, continúe.

¿Por qué? Porque en este intercambio nuestros jóvenes difícilmente buscan regresar a México. Se habló del millón de muchachos estadounidenses que estaban estudiando fuera de su patria, yo no sé cuántos, pero me parece, sin saber, me parece que la inmensa mayoría, pues regresan a su patria, lo mismo esos trescientos mil o más de chinos que están fuera de su patria estudiando, lo mismo seguramente regresan armados con las novedades culturales que encuentran para hacer progresar a su país.

¿Pero qué pasa en México? La falta de oportunidades laborales es un, vamos, no es un aliciente para regresar, para hacer trabajo aquí, de qué tanto logra nuestra educación, la educación superior, fomentar precisamente ese amor, de tal manera que el joven universitario ya terminó, ya es un estudiante internacionalista porque estudió fuera, porque tiene contactos diversos.

¿Cómo generar en él ese amor de tal manera que él se plantee contribuir al desarrollo económico del país, que no sea otro cerebro fugado, sin que regrese y que fomente el desarrollo nacional?

Me parece que ese, tengo la impresión de que es un problema que tal vez es un hueco ahí, es un faltante de darle dentro de la legislación mexicana, de hacer que este problema aparezca y que tenga algún tipo de solución.

Nada más.

Gracias.

El Moderador : Les agradeceríamos brevedad.

Tomaríamos dos intervenciones más antes de escuchar a nuestros panelistas.

El Sr. : No sé si me den la oportunidad.

Primero, agradecer al Senado por ese acompañamiento y el maestro… responda por esta promoción de este tipo de eventos.

La mesa de debate sobre legislación mexicana y el tema es globalización e internacionalización. Yo haría dos preguntas, un planteamiento básicamente en dos aspectos.

Ya en el 92, 94, cuando se promovió el Tratado de Libre Comercio se trató, se habló de la cuestión de legislación en este sentido, aunque más que legislación se me hace que fue a meras iniciativas.

Creo yo que ahorita se ha hablado, he oído con mucha efervescencia la intervención, sobre todo el caso del maestro del Tec de Monterrey, del director, pero siento que se ha quedado por ahí, que no se han vertido puntos muy específicos si la legislación, que se debe de legislar retomando la parte del Tratado de Libre Comercio que se dio en su momento. Y ahorita que hablamos de globalización e internalización, para si legislar para la empleabilidad, no solamente de nuestros egresados en el exterior o de los egresados de otras instituciones extranjeras en nuestro país.

Y la otra es en la cuestión de la legislación en materia de internacionalización y globalización respecto a las, como una oportunidad de financiamiento, dado que el Estado difícilmente podrá cubrir todos los aspectos en ese sentido.

¿Por qué? Porque si hablamos o si hemos visto en otros países, sobre todo en el caso de Estados Unidos, más del 80 por ciento del financiamiento de las universidades es producto de la recepción de…

(Sigue 5ª parte)


… sobre todo en el caso de Estados Unidos, más del 80 por ciento del financiamiento de las universidades es producto de la recepción de alumnos del extranjero, y ellos lo ven como una oportunidad de financiamiento de la parte del servicio educativo.

En ese sentido, aspectos que deberían de tomarse en cuenta al momento de legislar en educación superior.

El día de ayer comentaba la directora de CACEI, la maestra María Elena Barrera, que uno de los aspectos que por ahí se debieran de tomar en cuenta al momento de legislar, hablando de calidad y de internacionalización, es que en nuestro país existen aproximadamente 35 mil títulos diferentes a nivel licenciatura. Cuando en la Comunidad Europea no llega a 1000 títulos.

Entonces, ahí decía que había una oportunidad en esa parte de legislación que también impacte en la parte de la calidad de los servicios educativos, tal pareciera que se pretendiera fortalecer el corporativismo en algunas instituciones sobre todo en el caso de las privadas.

Entonces, me gustaría escuchar su punto de vista de los panelistas o de los compañeros que están enfrente acerca de esos dos puntos en materia de legislación, aspectos que debieran tomarse en cuenta.

El señor…: Muchas gracias.

Tomamos una última intervención de este lado por favor.

El señor Nicolás Pineda: Buenas tardes, Nicolás Pineda de la Universidad Autónoma de Guerrero.

Bueno, hace ocho días escuchábamos varias opiniones e incluso participamos, precisamente era la cuestión de qué es lo que podría incorporarse a una legislación en educación superior, otros tópicos en la vez pasada y los que ahora se mencionan.

Quiero mencionar lo siguiente a un ejemplo: En el caso de la Universidad Autónoma de Guerrero, el día de ayer el Congreso del Estado aprobó la nueva ley orgánica para esa institución, y ahí incorporamos ya esta parte de la educación virtual y a distancia.

Sin embargo, vamos a tener un problema, la Ley de Educación del Estado, ya no estaría acorde con lo que acabamos de plantear, mucho menos lo que hemos dicho aquí de nivel federal.

Una de las inquietudes para esta situación de la educación virtual es que rápidamente les comentaré que el estado de Guerrero tiene seis millones de habitantes, pero resulta que nada más tres millones vivimos en el Estado y los otros tres millones viven en California, en Chicago y en resto de la Unión Americana.

Entonces, nosotros acabamos de contemplar ahorita en esta ley, y ya se aprobó por el Consejo Universitario de abrir en Estados Unidos, en Chicago y en Anaheim en California, para empezar a ofrecer y a través de esta modalidad a los miles de guerrerenses y en general a paisanos mexicanos que pudieran tener una opción para preparase, porque en el estado de Guerrero nosotros vamos a las comunidades y a los pueblos, y encontramos ancianos y niños, pero no hay jóvenes, la mayoría se fueron y están allá, y lo mejor de su tiempo y el talento de lo que el maestro rector del Tec de Monterrey hablaba, pues en el caso de Guerrero y obviamente del país, se pierde porque los mejores AÑOs la gente se la pasa piscando la naranja y envejecen, no estudian y se ven limitados. Estamos hablando de la mitad de la población del Estado, por ejemplo.

Entonces, nosotros el planteamiento es, y yo lo hacia la vez pasado con el Senador Hicks y lo demás, bueno, esto va a aterrizar en que se haga una propuesta y cambiar la legislación, se entiende que esa es la idea, porque hay muchos problemas que se tienen con la legislación, y ya se ha reiterado, no lo voy a mencionar para los RVOES para la parte de poder que la gente que estudio fuera y le den aquí en México el reconocimiento, etcétera y entonces lo que hoy se ha opinado aquí, ha sido valioso, yo entiendo que va a ser resumido, vamos a contar con ello y debe aterrizar en propuestas concretas de qué es lo que debería legislarse, como lo que el maestro acaba de plantear ahorita como pregunta.

Se ha hablado mucho y ya se tiene perfectamente claro que lo que se debe buscar es generalizar para no poner camisas de fuerza en una legislación que está tan a detalle que otra vez hasta que el Senado la cambie, pues cuándo, sino sólo generalidades que permitan que los demás cambios puedan hacerse cotidianamente porque tan vertiginoso es la situación que nos quedamos obsoleto en poco tiempo y si no se entra esto, pues los rezagos ahí están evidentes. Eso es lo que quería comentar.

El señor…: Muchas gracias.

Bueno, con la finalidad de reaccionar a estas últimas intervenciones, les pediríamos a nuestros panelistas algún comentario y aprovechando algunas palabras que a manera de conclusión también les agradeceríamos.

Doctora…

La Doctora..: Bueno, solamente reaccionaré a las participaciones sobre la cuestión de la migración y de la movilidad.

Creo que efectivamente es un tema importante, hay una preocupación desde que el doctor Romero Hicks estaba en CONACYT, sobre la fuga de cerebro, cómo medirla, pero creo que también hay avances.

En esos avances está por ejemplo lo que hace la Secretaría de Relaciones Exteriores con el talento mexicano en el exterior, la organización de redes que permite si bien, no una movilidad física de retorno, si el establecimiento de vínculos operativos con las comunidades mexicanas en el extranjero. Pero creo que eso es parte de una sola parte del problema.

Otra es cómo hace México para realmente estar en un marco normativo, pero también en un marco salarial que le haga atractivo para gente de fuera.

Yo estuve trabajando recientemente sobre los académicos y científicos extranjeros que están en México que es una movilidad inversa, que en nivel de investigaciones relativamente importante, pero aparecen problemas serios.

Uno, son los topes salariales en las universidades públicas. Si ustedes quieren traer a alguien que les interesa, le pueden hacer una oferta atractiva, nosotros no podemos en el sector público. Eso es una de las cuestiones.

La otra, es la jubilación.

Hay gente que está aquí que piensa regresar porque las condiciones de jubilación del mercado académico son pésimas. Es decir, ahí también en torno de migración, nos están saliendo todo una serie de fenómenos sobre el cual sería conveniente una mejor regulación; una regulación tanto de lo académico como del fenómeno migratorio.

El señor…: maestro…

El maestro…..: Gracias.

Me referiré a un comentario, efectivamente solamente para precisar o acotar sobre el tema de la enseñanza del inglés. El problema es que efectivamente incorporarlo como requisito de titulación podría ser una alternativo y lo es en algunos casos, pero cuando no se proporcionan las herramientas para que el estudiante adquiera la competencia; entonces, se convierte en un cuello de botella.

Aquí estando de acuerdo en que en muchos sentidos, no debiéramos diferencia entre públicas y privadas, pero en este caso si es pertinente, porque en una privada, pues alguien que está pagando si tiene la urgencia de titularse y en ese momento se le convierte en un problema la titulación si no lo hace.

Pero en las instituciones públicas se convierte eso en un motivo de rezago en la titulación y en un cuello de botella que, al final de cuentas, no es fácil superar.

La otra tiene que ver con el hecho de que ahora ya son demandables las instituciones de educación públicas superiores, siempre lo fueron pero no era muy claro el horizonte.

Varias instituciones públicas han enfrentado demandas en donde los alumnos señalan, si se exige la competencia en la curricula; entonces, nosotros reclamamos que haya también las clases o el trabajo curricular que respalde la preparación para obtenerla. Solamente era una precisión del por qué lo había señalado de esa forma.

Referirme al punto que aquí se planteó. Si la legislación mexicana, nada más lo ponto en comparativa. En tanto en Europa se fueron por los acuerdos de Bolonia que de manera multinacional pusieron de acuerdo a todas las instituciones de educación superior en materia de créditos, en materia de movilidad y en una serie de cosas más, las equivalencias de programas, toda una cantidad de cosas.

En México, a pesar de los avances que hay del estudio Tuning y de otras iniciativas que se han tenido, no nos hemos puesto de acuerdo las instituciones mexicanas en esa materia.


Por eso en mi primera intervención señale que un punto inicial es que la legislación mexicana termine contemplando un sistema de créditos que nos permita a todas las asociaciones mexicanas emitir nuestros certificados, nuestras comprobaciones, nuestros comprobantes hacia los alumnos, etcétera, de una manera homologada o de una manera de sistema. De tal forma que nos lean homogéneamente en el extranjero y que demos señales de un país que sabe ponerse de acuerdo en sus instituciones educativas.

Quisiera yo simplemente agradecer está oportunidad de participar en este foro del Senado, a la ANUIES y a la Cámara de Senadores, y señalar que entre muchos temas importantes de la educación superior, creo que hoy en día el tema de la internacionalización y la vinculación son temas que van a marcar sin lugar a dudas el futuro cercano en la evolución positiva de la educación superior.

Y celebrar que aquí nos encontremos diferentes instituciones y que podamos coincidir en lo que tenemos que hacer juntos o cada quien en su espacio.

Muchísimas gracias.

El señor…: Gracias maestro ….

Doctor León.

El doctor José Mustre de León: Bueno, para reaccionar como dicen algunas de las observaciones que nos hicieron.

Miren esto de la fuga de cerebros de gente que se va a estudiar a inmovilidad a otro lado y allá se queda. Es algo que no es competencia absoluta total de las universidades.

Si alguien que va y se forma en el extranjero tiene mejores oportunidades de desarrollo allá; pues se va a quedar allá y eso no digamos nada más a nivel internacional, vamos aquí a nivel República. Si alguien se va de Michoacán por ser mi Estado, si se va a estudiar a Hidalgo a Zacatecas, y allá le ofrecen mejores oportunidades de trabajo, mejores oportunidades de desarrollo, pues allá se queda.

Digo, quizá se haya planteado como algo grave, pues sí lo es, porque en el caso en particular de las universidades públicas es una inversión pública que pudiera pensarse que se está desperdiciando.

Pero eso nos e va a poder solucionar, si no tenemos un desarrollo económico que sea más armónico en nuestro país. Por un lado.

La otra es recalcar que algo nuevo que se me quedo en tintero que en la educación abierta y a distancia es una oportunidad para hacer, bueno hacer extensivo el derecho a la educación a todos los rincones. Ya lo han mencionado aquí, o sea, basta que con alguna infraestructura, mencionaban la de la Comisión Federal de Electricidad, por ejemplo, que pudiéramos tener bien conectado a México y con eso tendríamos la posibilidad de ofrecer educación en todos los rincones.

En este momento nada más para mencionar, nosotros ofrecemos educación a la mitad de los municipios de todo el país, o sea, tenemos alumnos de más de la mitad de los municipios del país. Y en el caso particular de los municipios más pobres de los que están ahí en el padrón de la Cruzada contra el Hambre, también tenemos una muy buena cantidad.

Entonces, es una manera de democratizar la educación en este sentido, la parte que le toca, en este caso a nosotros como Órgano Desconcentrado de la Secretaría de Educación Pública, pues ir empujando para ampliar la cobertura.

Y termino simplemente agradeciendo la oportunidad, otra vez al Senado de la República y a la ANUIES.

El señor…: Gracias doctor León.

El señor…: Una precisión importante, porque después si esto agarra momento, una inercia a lo mejor hasta cambia algunas fórmulas que usamos aquí.

El grueso del ingreso de las universidades estadounidenses, salvo que se dediquen a investigación o sean las más ricas, tiene del gobierno federal, pero bien el gobierno federal a través de las becas; las becas se las dan a los individuos y los individuos escogen a dónde quieren ir.

Entonces, la gran mayoría de las universidades viene de gobierno federal a través de las becas o créditos que les dan a los individuos.

Algo interesante en esto es de que ese apoyo financiero tiene cierto grado de no sé si la palabra sea correcta, portabilidad, en cuanto a que si escogen ir al exterior a una estancia cumpliendo con ciertas reglas, pueden llevarse su apoyo financiero y usarlo en esas estancias. Entonces, si es muy importante eso.

Las que se decidan a investigación, pues tienen mega proyectos en el gobierno federal o las instituciones dan las más ricas, pues tienen su patrimonio productivo, verdad, pero el grueso o la gran mayoría de las universidades es gobierno federal a través de las becas directas a los individuos.

El señor…: Maestro Ramírez, adelante.

El maestro David Ramírez Padilla: Nada más avalando un poquito es un tema muy importante.

Ahorita decía que básicamente el gobierno le da a la persona, no a la institución. El caso aquí latinoamericano tiene unos ejemplos muy buenos: Chile y Colombia.

Actualmente Colombia acaba de sacar lo que se llama “Ser pilo paga”, o sea tener capacidad para estudiar, yo te beco.

Entonces, el día que tengamos en México una política pública donde efectivamente el presupuesto de educación se entregue a la persona, porque ahorita la pregunta que les hacía, ¿Qué porque muchos quedan allá afuera?

Porque en México seguimos aferrados a la cultura del privilegio, no a la cultura de la meritocracia. Eso urge en México cambiar, la meritocracia.

Entonces, se le da la beca al muchacho que tiene capacidad, y el escoge a que universidad va. Se crea un ambiente tremendo académico en las universidades, porque el alumno obtiene su bono; entonces, él va a decir voy a esa parte porque me van a dar estas competencias que me van a crear un perfil exitoso en la vida.

Entonces, creo que fundamental que en nuestro país cuando hablamos de por qué muchos se quedan afuera, porque el ecosistema del país no propicia. Hace un mes la Cámara de Senadores y los Diputados por fin nos aprobaron una ley que el Tec propuso muy importante, de que aquí era todo un camino, todo un viacrucis para abrir una empresa, y ahora se puede abrir una empresa en un solo día, era todo un problema.

Aquí es todo como no logramos desarrollo al país, es como te hago al revés toda la bronca.

Entonces, una política que hay que meter mucho en la legislación, cuando hablamos del emprendimiento es ya nos dijeron varios emprendedores, ya dijeron que … habría en un día, la bronca era para cerrarla. Y vamos a otros países y esto todo lo contrario.

Es un tema muy interesante ¿Por qué se queda la gente fuera, los mexicanos brillantes?

Porque nuestro ecosistema no propicia el desarrollo precisamente de la meritocracia, y tenemos otra vez, no nada más en la educación en muchas leyes, pura burocracia que lo que entorpece es la iniciativa y la capacidad inventiva del mexicano.

En pocas palabras, yo quisiera resumir lo que ya han dicho mis colegas, tenemos que crear una cultura también en las universidades de esa cultura emprendedora desde el punto de vista de también aventarnos que en nuestra legislación no nos aten.

El caso .. de la Universidad de Nuevo León que le tengo un gran respeto, ha hecho cambios padrísimos en globalización, y ahí ellos han hecho sus cambios y cada día hay más y más cultura de globalización en la Universidad de Nuevo León, más vinculación, más la cuestión de educación a distancia para aprendizaje.

Yo no creo que la legislación no va a dar la varita mágica para que sucedan las cosas.

Yo creo que los que dirigimos las universidades somos responsables de que pasen las cosas y tenemos un gran compromiso todos los responsables de las universidades de que ningún mexicano, ninguna mexicana del siglo XXI se quede rezagado y no tenga las competencias que requiere el siglo XXI, porque nosotros somos los responsables de que no tengan el día de mañana un acceso y anden de desempleados, porque no les dimes las herramientas necesarias.

Entonces, esta cuestión de la interrelación, la competencia también de aprender por cuenta propia, manejar la cuestión de educación por sí mismo en línea. Está lo que no podemos soslayar, igualmente este el compromiso de crear una presión para que en nuestro país tengamos cada día más legislaciones que propicien la cultura del mérito y no la cultura del privilegio.

Por eso se quedan muchos mexicanos, yo tengo cantidad de exalumnos que han sido becados, igual que yo, que dicen allá, a qué regresamos, allá es como no hacen las cosas, y aquí es cómo se hacen las cosas.

Ahí tiene mucho que hacer el Congreso, cómo hacer que México sea una atracción desde el punto de vista de facilidad, de flexibilidad y no de atropellamiento y de acotamiento.

El señor…: Muchas gracias.

Pues sólo nos resta reiterar nuestro agradecimiento a la ANUIES, al Senado, sobre todo a nuestros distinguidos panelistas, pero también a todos ustedes por su atención, su paciencia.

Muchas gracias, buenas tardes.

(Aplausos)

La señora…:Les invitamos a reunirnos nuevamente a las cuatro de la tarde aquí en este mismo recinto, muchas gracias.


SEXTA MESA


La maestra de ceremonias: Buenas tardes, vamos a dar inicio a esta sexta mesa.

Los casos atípicos de instituciones de educación superior.

Agradecemos la participación del Senador Raúl Morón Orozco.

La doctora Etelvina Sandoval, investigadora de la Universidad Pedagógica Nacional

Del doctor Jesús Valenzuela García, Rector de la Universidad Autónoma Agraria, Antonio Narro.

El Doctor Francisco Valdez Ugalde, Director General de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, México.

El Maestro Manuel Quintero Quintero, Director General del Tecnológico Nacional de México.

La Doctora Silvia Elena Giorgulli Saucedo, Presidente de El Colegio de México.

Del Doctor José Mustre de León, Director General del Centro de Investigación y Estudios Avanzados.

Del Doctor Mario Chávez Campos, Director General de Educación Superior para Profesionales de la Educación.

Doctor Manuel Saavedra Regalado, de la Escuela Normal Superior de Michoacán.

Del Maestro Jesús Ortiz Figueroa, investigador de la Escuela Normal Fronteriza de Tijuana.

Y por último, agradecemos la intervención como moderador del maestro Pascual Ramos García, Director de Planeación de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas.

Muchas gracias a todos.

El Moderador Pascual Ramos García: Muy buenas tardes a todos y a todas.

Gracias a la ANUIES, al maestro Jaime Bals y al Senado de la República; al Senador Juan Carlos Romero Hicks por la invitación a este importante evento para la vida de la Institución de Educación Superior del país.

Vamos a dar inicio a los trabajos de esta última mesa denominada “Los casos atípicos de las instituciones de educación superior”.

Con el propósito de analizar la situación actual, desafíos y expectativas de la legislación que regula la educación superior en México.

Para esta mesa vamos a cambiar la dinámica que veníamos trabajando de dos participaciones por el grupo que es bastante amplio. Se va a dar una sola participación de cinco minutos, atendiendo las dos preguntas generadoras planteadas para este caso.

Posteriormente vamos a pasar preguntas y respuestas por parte de los asistentes.

Para dar inicio a la mesa de debate, voy a permitirme leer una breve reflexión a manera de introducción del debate.

La educación superior en México vista como un macro y complejo sistema, agrupa de acuerdo a la Dirección General de Educación Superior de la SEP, a 3 mil 569 instituciones públicas y privadas, en las que se imparten 28 mil 294 programas educativos de pregrado y 11 mil 147 programas de posgrado.

En lo que se han inscrito más de 4 millones de estudiantes, cifras del ciclo escolar 2014-2015.

Parte de la complejidad de este sistema reside en su constante y dinámico crecimiento, así como la diversidad de subsistemas actores y tipos de instituciones de educación superior, cuya organización y financiamiento resultan diversos.

En los últimos AÑOs el Sistema de Educación Superior, ha reorganizado y han aparecido en la escena nuevos actores institucionales, cuya composición funcional y organizacional, no encaja en el modelo tradicional y por ende se dificulta encuadrar su naturaleza dentro de los esquemas normativos y operativos de la educación superior.

En este caso se encuentran justamente las instituciones que hoy concurrimos en esta mesa de trabajo.

Particularmente quiero referirme a las universidades públicas estatales de apoyo solidario, esquema al que pertenezco “La Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas”.

Estas instituciones representan un caso emblemático, pues a pesar de contribuir significativamente al logro de las grandes metas del Desarrollo Nacional en Materia de Cobertura y Calidad, se enfrentan a diversos desafíos comunes a la mayoría de las instituciones de educación superior, bajo condiciones desiguales debido a la ausencia de un modelo real de financiamiento, la ausencia de una legislación acorde a sus dimensiones de acción y una constante presión por incrementar su cobertura.

Todo ello obstaculiza el óptimo cumplimiento de sus funciones sustantivas y por tanto demandan una amplia y profunda discusión sobre el tema.

De tal suerte que de aquí salga el prolegómeno para la creación de una nueva legislación acorde a las expectativas de la educación superior en México y en donde todas las instituciones sean beneficiadas.

A esos problemas se suma el hecho de que la … se enfrentan serias limitaciones en aspectos como el reconocimiento de la plantilla docente por parte de la SEP.

Lo que impide que estos reciban los apoyos del programa de estímulos al desempeño docente, limitando con ello la productividad académica.

Por lo anterior, resulta un imperativo establecer los criterios y principios normativos que aporten la certeza al crecimiento y consolidación de la calidad de la oferta educativa de todas las instituciones.

A partir de estos antecedentes de la “IES” atípicas, se propone a los participantes responder a las preguntas generadoras que fueron planteados en ese formato.

Y voy a empezar dándole la palabra a la Doctora Etelvina Sandoval, investigadora de la Universidad Pedagógica Nacional.

La Doctora Etelvina Sandoval: Muy buenas tardes a todos.

Bueno, tengo que decir que en primer lugar que me llamo mucho la atención el título de la mesa en termino de casos atípicos de instituciones de educación superior.

Yo voy a hablar de las escuelas normales, no sé, no ubico a las escuelas normales como algo atípico. Son instituciones de educación superior desde hace 31 AÑOs, 1984 a partir de un decreto presidencial que las ubicó como instituciones de educación superior.

Y ha sido un camino muy largo para construir precisamente estas características de educación superior, en tanto que el decreto obvio muchas cosas, entre ellas la misma formación de los maestros, la manera como operaban las normales, y entre otras cosas también obvio la cuestión de que las escuelas normales tienen una característica que las hace muy diferentes a las otras instituciones de educación superior. Son escuelas formadoras de maestros; es decir, son escuelas educadoras.

Ese es realmente el sentido de las escuelas normales, están diseñadas, están pensadas, están planeadas para formar educadores.

Tal vez aquí el debate está dándose en este momento en términos de si las normales deben ser instituciones que formen maestros, o a lo mejor el debate está dándose en términos de para qué se requiere formar maestros.

Así pareciera ser en tanto que hay nuevas disposiciones que ahora definen que estas escuelas que cuyos egresados han sido formados durante cuatro AÑOs, al final de ellas tienen que comprobar que sí son buenos maestros y que van a competir con muchos otros egresados de otras universidades a partir de un examen de ingresos. Es decir, un examen de egreso que va a obviar los cuatro AÑOs de formación específicamente educadora.

Creo que tendríamos que pensar que la formación de maestros es educación superior pero tiene características particulares.

En primer lugar, la formación de maestros es una tarea de estado por ley, la Ley General de Educación define que en los planes y programas de estudio de educación preescolar, primaria, secundaria y demás para la formación de maestros de educación básica, deberán ser definidos por la Secretaría de Educación Pública. Es decir, es una tarea del Estado.

En este sentido, al formar maestros, el Estado ha formado a los maestros que define su política, que su política ha venido definiendo ¿Qué tipo de maestro queremos formar y para qué educación podría ser realmente la pregunta central?

Y creo que eso ha variado a partir de distintos momentos históricos, cuando las normales se crearon, ya hace muchísimo más de un siglo 1887 en el Régimen Porfirista, desde luego lo que se quería formar era una élite de maestros que pudieran atender la educación sobre todo en las ciudades.

Después de la Revolución, se dieron cuenta que hacían falta maestros para atender a las clases populares y sobre todo a los campesinos y se crean las normales rurales, se crean las normales rurales en 1924, 22, 23, en fin, se crean normales rurales específicamente bajo la idea de poder llevar la educación y poder llevar la mirada de cambio a las poblaciones más marginadas y las poblaciones más necesitadas; las poblaciones campesinas.

Pasan los AÑOs y las normales rurales empiezan a estorbar. Finalmente ya el cambio de política nos va diciendo que tenemos que tener una idea mucho más moderna.

Se van creando; entonces, las escuelas normales regionales y además paralelamente se fueron creando otras escuelas.

Si algo caracteriza las normales es su diversidad. Son instituciones bastante diversas, aunque a veces solemos encasillarlas en una sola mirada, no son lo mismo las escuelas beneméritas y centenarias, que las escuelas normales estatales, que las escuelas normales rurales, que los centros regionales y tampoco son lo mismo los que forman maestros de preescolar o de primaria o de secundaria.

Es decir, tendríamos que pensar un poco en la diversidad de instituciones formadoras de maestros, más allá que pensar en encasillarlas bajo un solo nombre que es el nombre de escuelas de educación normal.

Entonces, creyendo esto que me parece que es una de las ideas con la que yo quisiera partir. Yo quisiera plantearme que las normales se han enfrentado realmente a cambios permanentes.

El día de hoy al hablar de nuevos modelos educativos, destacan dos palabras para referirse a las normales que es: redefinir y rediseñar.

La primera que es redefinir, se refiere a instancias, instituciones y características para la formación de maestros.

¿Qué instancias deben formar a los maestros?

¿Qué características deben tener?

¿Y cuáles son las condiciones para la formación de maestros?

Esto lleva a un replanteamiento en relación a quienes corresponde formar a los maestros.

La pregunta sería ¿Es el Estado el que debe seguir formando a los maestros?

Todo pareciera indicar que es una cuestión de la cual se está dejando de lado, sobre todo a partir de una reforma educativa en la que se plantea que el ingreso al servicio debe ser a partir de un examen de oposición independientemente de dónde se hayan formado los que van a ser maestros.

Y con eso creo yo, se está borrando de un plumazo toda una historia de formación, una tradición de formación en las escuelas normales que se ha mantenido hasta la actualidad que tiene que ver con la formación de maestros está ligada fundamentalmente al cambio social al acercamiento, a las poblaciones más necesitadas a la defensa de una escuela pública, laica y de calidad y; al mismo tiempo, a una mirada pedagógica; una mirada específicamente pedagógica, aprender a reseñar.

Es decir, aprender a enseñar pero desde una cierta mirada política, la mirada política de ver a la educación como un motor de cambio y un motor también de beneficio para el pueblo, de pensar que las clases más desposeídas pueden llegar a encontrar en la educación el medio para la transformación social y para la transformación política de nuestro país.

Creo que en este sentido, la filosofía de las normales se ha venido manteniendo a lo largo de los AÑOs con sus variantes, desde luego, pero también es cierto que las normales han sido muy cuestionadas por las dificultades que han tenido para hacer y, lo pongo entre comillas, verdaderas instituciones de educación superior.

Este es un discurso que se ha manejado desde hace mucho tiempo en términos de qué se les piensa como instituciones de segunda.

El día de hoy escuchar en la mañana decir que seguían siendo instituciones cerradas al conocimiento, que seguían siendo instituciones que tenían que transformarse, instituciones obsoletas. En la mañana lo escuchaba en un discurso de algún funcionario.

Y creo que también que si bien hay necesidad de pensar en cambios en las escuelas normales.

También hay necesidad de rescatar su experiencia, de rescatar todo aquello que han construido y de ver cuál es finalmente la finalidad que tienen estas escuelas de educación superior que, yo sostengo, son instituciones de educación superior, pero son distintas, su misión es formar educadores. Esa sería la misión de las escuelas normales para los cuales tendríamos que ver cómo entonces podemos fortalecer esa misión que se les ha dado.

¿Cuáles son los problemas que arrastra?

Me parece que tenemos muy poco tiempo de todas maneras, los problemas que arrastran.

En primer lugar, creo que uno de los primeros problemas que arrastra es precisamente la dependencia del Estado para la definición de sus planes y programas de estudio.

Es decir, en 1984 se decretaron las escuelas normarles como instituciones de educación superior para 1997 se discutía la posibilidad de trasladar la formación de maestros a universidades.

Este debate era un debate internacional en América Latina se estaba dando en ese momento y; en ese momento se decidió que las normales debían ser las instituciones por excelencia para formar a los maestros.

Se decía en ese entonces que las normales eran las escuelas idóneas y que nada podía suplir la experiencia que se tenía.

AÑOs más tarde, estamos cuestionando nuevamente este futuro de las normales que se les crítica por su capacidad para formar a los docentes que requieren su incapacidad para formar a los docentes que requieren las nuevas demandas educativas y a su lenta consolidación como instituciones de educación superior.

Incluso, han llegado a decir que en 28 AÑOs, desde el momento en que se hizo en 1997 para acá, el último programa de transformación a las escuelas normales que en 28 AÑOs, no han cambiado las prácticas de las escuelas normales.

Yo creo que tendríamos que dejar de lado esa mirada, en primer lugar, homogénea, tendríamos que reconocer cuáles son los avances que sí ha habido en materia educativa y en materia pedagógica para la formación de los maestros.

Y por otro lado, tendríamos que pensar cómo recuperar a esas comunidades educativas que a lo largo de más de 31 AÑOs en que se establecieron como instituciones de educación superior, han podido construir caminos para fortalecer la formación de los maestros.

Quisiera también decir: que las escuelas normales están en este momento en una grave crisis; una grave crisis derivada por un lado de la satanización que se ha hecho de ellas. También de la satanización que se ha hecho de los maestros que ha formado; es decir, hay una campaña muy grande de desprestigio hacia el magisterio y lo estamos viendo cotidianamente.

Hay un situación en la cual ser maestro pareciera ser el peor estigma; ser maestro no es algo que socialmente sea importante que realmente sea relevante.

Esta situación en la cual se ha colocado al magisterio actualmente y que ahora se traslada también a las normales, ha impactado en el ingreso, en el deseo de jóvenes de estudiar para maestros, porque finalmente todos dicen de todas maneras voy a conseguir un empleo de maestro, sea maestro o no.

¿A que nos está llevando está política?

Por un lado nos está llevando a maestros que están solamente de manera temporal en el trabajo, aquellos que llegan al trabajo pero que no tienen la seguridad de él y; por lo tanto, solamente estarán cuando más tres AÑOs, se les hará un examen, si lo pasan se quedarán y si no, abandonarán la escuela.

Finalmente no estuvieron formados para maestros; estuvieron formados para hacer físicos, químicos, biólogos, estarán buscando tal vez su propia profesión y dejarán el magisterio a corto plazo.

Este es un problema que se da en otros países, Estados Unidos y Canadá retienen a los maestros cuando más cinco AÑOs, jóvenes que no estudian para ser maestros que son profesionistas libres, que llegan a ejercer el magisterio como una opción de trabajo y que, finalmente, se retiran al poco tiempo, y esa experiencia acumulado se va perdiendo. Habría que pensar cómo podríamos retener a los maestros en las aulas con una buena formación.

La otra parte que se está cuestionando actualmente es, o creo que yo estaría como en una pregunta, ¿Quién debe formar a los maestros?

Al parecer, los maestros se van a formar en la práctica ya, no habría escuelas formadoras de maestros.

Si alguien que es un profesionista, llega, hace un examen y se queda, se va a formar como maestro en la práctica misma, y después se le darán algunos cursos de formación para ser buen maestro.

A mí me parece que esta es una política que se tiene por lo menos que cuestionar.

En primer lugar, tendiéramos que pensar que la carrera docente está compuesta de tres fases:

La primera fase. Es la formación inicial, la formación inicial que debe seguirse dando en las escuelas normales.

La segunda fase. Es la escuela de inicios del trabajo docente.

Uno sale con un título, pero finalmente al estar frente a los requerimientos concretos de la práctica, hay que tener un cierto tipo de formación que va formando al maestro principiante.

Y la siguiente sería ya la etapa de formación específica especializada que ahí si puede ser concursos con apoyo de otros maestros.

En la política actual, no se piensa de esta manera, una mirada integral para la formación de maestros que abarque desde antes de ser maestro, cuando se inicia a ser maestro y cuando ya se es maestro consolidado.

Esa es la política que se tendría que estar pensando y en la cual las normales tendrían o deberían jugar un papel.

Pensar que los maestros se van a formar solamente a partir de cursos que bueno ya de por sí habría que ver, los cursos siempre parten de un concepto, hay un déficit que yo voy a cubrir a partir de mis conocimientos, y se deja de lado el conocimiento, la experiencia, los saberes construidos en la práctica.

Había toda una intencionalidad de que la formación, ya en servicio, debía darse en la misma escuela.

Eso se ha dejado de lado, actualmente se está abriendo el paso a que las universidades vayan, den cursos de distintas cosas que, seguramente serán muy importante, pero que desafortunadamente dejan de lado, uno, el conocimiento del maestro y; dos, el lugar de trabajo donde el maestro está y la experiencia que ha construido.

Entonces, mi idea es que las escuelas normales que son instituciones de educación superior, que tienen una larga historia, que tienen una larga experiencia, deberían formar parte de toda esta imagen de formación de maestros en servicio, pero sobre todo deben seguir siendo las instituciones fundamentales para la formación inicial de los maestros.

El Senador…: Pues muchas gracias, doctora Sandoval de la Universidad Pedagógica Nacional por su participación.

Cedo la palabra al doctor Francisco Valdés Ugalde, Director General de FLACSO México, y pedirle sujetarse en el tiempo establecido.

El doctor Francisco Valdés Ugalde: Gracias, Senador.

Muchísimas gracias por la invitación.

¿De cuánto tiempo dispongo?

En esta ronda de casos atípicos, uno de ellos es evidentemente el de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

Dos antecedentes son importantes para entender su presencia en México.

Uno, es la creación de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales en el AÑO de 1957 de la cual se derivó el establecimiento de una sede en Río de Janeiro y otra sede en Santiago de Chile.

Lamentablemente las condiciones políticas de ambos países, hicieron que a la postre entre la mitad de los sesentas y 1973, la actividad en estos países fuera imposible por los golpes de estado y la implantación de dictaduras militares en el Cono Sur.

A partir de esa fecha y llegando a 1975, México, el Estado mexicano y digo Estado mexicano porque no fue sólo el gobierno, sino que fue el gobierno y el Senado de la República suscribe en el acuerdo de FLACSO que es un Organismo Intergubernamental, al que hoy pertenecen 18 países y que tiene ya 15 unidades académicas en el Continente y en España.

Se suma a ello con una visión de Estado, encaminada al sostenimiento de una política exterior de largo plazo con visión de Estado en el ámbito particular, en este caso de las ciencias sociales.

FLACSO es un organismo dedicado a la investigación en ciencias sociales, a la formación de posgrado en ciencias sociales y a la cooperación técnica con los países en los cuales está implantada.

Desde su creación en 1975, es decir, hace 40 AÑOs, un poco más, la FLACSO México ha venido trabajando en estas líneas y ha alcanzado los máximos niveles de excelencia que puede tener una institución académica, independientemente de su tamAÑO; es un tamAÑO relativamente pequeño en comparación con el CIDE, con el Colegio de México, desde luego con los institutos más importantes de la Universidad Nacional Autónoma de México, y otras instituciones con las cuales en el ámbito de las ciencias sociales, la FLACSO es una entre otras, es decir, es un par de las mismas.

Desde el punto de vista de la legislación que nos rige. Tenemos una dualidad; esa dualidad consiste en que somos un Organismo Internacional reconocido por México, para dedicarse a la realización de tareas de una institución de educación superior.

Sin embargo, la precedencia la ha tenido siempre el reconocimiento del Estado mexicano hacia la FLACSO, como un Organismo Internacional que hace tareas de investigación, formación y cooperación técnica en el ámbito de las ciencias sociales y que desde hace muchos AÑOs, prácticamente desde su fundación, el Estado mexicano se comprometió a reconocer como una institución equiparable a otras o al resto de las instituciones de educación superior en México.

Sin embargo, el marco normativo que nos rige, no permite que esto aterrice en la realidad porque desde el punto de vista presupuestal y nuestro presupuesto que proviene de la Secretaría de educación Pública, nosotros tenemos cabeza en la Secretaría de Educación Pública, venga necesariamente no por la vía del tratamiento como una institución de educación superior, sino por la vía del tratamiento como una institución de carácter internacional.

Y por lo tanto, el presupuesto que se nos otorga y todo lo conducente a esos términos provienen del lado internacional de la Secretaría de Educación Pública y no del lado nacional de la Secretaría.

Para dar la información más relevante a este respecto, diría básicamente que las contradicciones principales entre ese doble carácter, consisten básicamente en una ambigüedad y en una atención permanente en este doble estatus jurídico, en donde por una parte actuamos como institución de Educación Superior.

Estamos en el padrón de CONACYT de programas de excelencia.

Estamos en nuestra planta académica está en el Sistema Nacional de Investigadores, en fin, todos los criterios que nosotros usamos son de carácter nacional del más alto nivel para el desempeño de nuestra actividad.

Y lo que más dificultad ha costado, ha sido materializar el tratamiento análogo a las instituciones de educación superior públicas que si aun estando escrito en nuestro convenio; es decir, el convenio que aterriza la firma entre el Estado mexicano y el Organismo Internacional, se traduce en un convenio de cooperación entre el Gobierno Mexicano y la FLACSO en México, y en ese convenio existe la idea de un tratamiento análogo al de las demás instituciones de educación superior.

Sin embargo, esto no logra aterrizar y no se traduce en todos los aspectos necesarios en el mismo tratamiento.

Pongo un ejemplo: FLACSO por su carácter internacional no puede participar en los fondos de apoyo a las instituciones de educación superior.

Por ejemplo, el PROMEP o como se llame hoy, han ido cambiando rápidamente de nombre y fondo, y los fondos para el desarrollo de infraestructura en las instituciones de educación superior, etcétera; es decir, desde el punto de vista del financiamiento público.

Nosotros a diferencia de otras análogas en términos académicos, somos una institución que estrictamente depende del presupuesto que se le otorga como un organismo internacional que opera en México, y que siendo un tratamiento que ha sido muy respetado y debo decir esto de manera muy enfática en comparación con todas las demás unidades del sistema FLACSO en América Latina, sin duda la FLACSO México ha recibido el tratamiento más respetuoso y de mayor apoyo que se tenga registro en el Continente.

Las demás unidades de la FLACSO nos miran con envidia, no por la cantidad de recursos que recibimos, sino por la estabilidad del trato que se mantiene con la institución como una verdadera política de Estado, mientras que en otros países es atrabiliaria, casuística y caótica, por no decir cosas peores en algunas situaciones.

Con eso creo que concluyo y lo demás lo dejo para la conversación.

El señor…: Gracias, doctor Francisco Valdés.



(Sigue 6ª parte)

El Doctor Carlos Reynoso Castillo: Gracias, Doctor Francisco Valdés, por su participación.

Cedo la palabra a la doctora Silvia Elena Giorguli Saucedo, Presidenta del Colegio de México.

La Doctora Silvia Elena Giorguli Saucedo: Buenas tardes.

Es un gusto poder estar aquí y poder compartir reflexiones sobre nuestras instituciones con ustedes.

En mi caso, la institución atípica es el Colegio de México, que es un modelo de centro de investigación, en donde nace como centro de investigación y después comienza como una actividad docente. Es un modelo que siguen muchos otros colegios en los estados, algunos centros como Conacyt, como el SIDE, como el Instituto Mora, cada uno con sus particularidades, pero digamos que, supongo que la idea de representar al colegio es un poco ilustrar ese caso específico, en el caso del Colegio pues es de los centros de investigación con más antigüedad en México.

Como mencionaba, la pregunta de por qué existe, yo pensé contestarla un poco de la naturaleza del colegio, como mencionaban, como un centro de investigación, que en una etapa posterior comienza con su actividad docente, una actividad docente que está concentrada en formar recursos de altos nivel, especializados en áreas específicos, en ciencias sociales y humanidades, concentrados en posgrado, es por eso que el Colegio de México tiene 4 programas, de los cuales tiene tres licenciaturas y los demás están distribuidos entre maestrías y doctorados.

Es una institución de carácter público, entonces es docencia, orientada a posgrado, pero como una institución pública y muy centrada en dos salidas para los egresados: por un lado, los egresados que van y se integran al sector público, por ejemplo en el caso de la licenciatura en Relaciones Internacionales con una vinculación muy cercana, con el cuerpo diplomático de México.

Por otro lado, sobre todo con los estudiantes de posgrado, con una orientación hacia la investigación.

Entonces, decimos, y aquí estoy tomando palabras de los formadores del colegio, que los programas nacen para formar investigadores investigando.

Entonces, ese es el origen inicial, y lo que es muy interesante, cuando uno ve la trayectoria de los egresados es que muchos de esos investigadores salieron del colegio de México y se fueron a otras instituciones en México y en América Latina para formar a su vez otros centros de investigación, sería por ejemplo, el caso del Colegio de Michoacán o de algunos otros colegios estatales o formar unidades de investigación dentro de universidades estatales públicas en el caso de México.

Entonces, como mencionaba, son pocos estudiantes, con un seguimiento muy personalizado, otra vez dando un poco de cifras, el Colegio de México tiene 450 estudiantes y una planta de 186 profesores.

¿Por qué existe dentro del complejo sistema de educación superior en México? Creo que responde a necesidades muy específicas de consolidar la comunidad científica de México, con esta parte de formar investigadores investigando, como mencionaba, y de también insertar a México en una perspectiva no solamente nacional, sino regional, como mencionaba, tanto el Colegio de México como muchos de los otros colegios tienen una vinculación con América Latina.

En cinco minutos, pues tenía que escoger de los retos y perspectivas que tenemos a futuro, voy a decir hasta donde me alcance y cuando me digan ya, pues ya.


El primero que quería mencionar tiene que ver con la renovación generacional, es algo que no solamente se refiere al Colegio de México, sino que muchas de las instituciones de educación pública están.

Entonces, ¿qué pasa? En el caso del Colegio de México, la institución tiene 75 AÑOs, tuvo un bum, un crecimiento muy importante de la planta docente en los 60’s, 70’0s, 80’s, la mayoría de los profesores hace 10, 15 AÑOs llegaron ya a una edad de jubilación y encontramos que no había esquemas de jubilación y no se había pensado en la jubilación.

El Colegio empezó hace diez AÑOs con un programa de pensión complementaria, que ha sido muy exitosa, desde hace ocho AÑOs empezamos con el proceso de jubilación, tuvimos los primeros profesores que se jubilaron, ya tenemos cerca de 60 jubilados en una planta de 189, pues es una proporción importante.

Para este foro, yo lo pensaba como etapas. El primer problema es cómo resuelves la cuestión de las pensiones y las salidas dignas para los profesores que están en edad de jubilación y es un problema grande.

Una vez que resuelves ese problema, el siguiente es cómo das las condiciones para la renovación generacional, por ejemplo, el Colegio de México empezó con convocatorias y concursos abiertos, que era algo que no tenía, porque no había contrataciones y hubo todo un proceso de aprendizaje y ahora estamos ,yo creo que también cómo integras una nueva comunidad académica, con profesores jubilados, pero que siguen manteniendo un vínculo con la institución, con profesores jóvenes que se integran y que tienen que llenar una serie de requisitos dentro de la trayectoria docente, que limita mucho el rumbo, y bueno, también buscan participar en la vida institucional del colegio y de los órganos colegiados del colegio de México.

Y ahorita voy a hablar un poquito más de esto.

El segundo punto, bueno, lo planteo como un punto, se puede ahondar más si quieren en las preguntas o en las respuestas o posteriormente en otros foros.

El segundo punto tiene que ver con la certidumbre para poder planear y que tiene que ver también con el aspecto del financiamiento, que es un tema que se trata, que se trata recurrentemente, pero yo quería referirme a dos cosas, es cómo insertas los modelos de educación superior y en ese caso del Colegio de México, el modelo docente, en un contexto de mucho cambio, de mucha integración de la tecnología tanto para la docencia como para la generación del conocimiento, como para la difusión del conocimiento y en un contexto de movilidad internacional.

Y para poder planear la forma de hacer estas transiciones pues es necesario tener certidumbre tan sólo en los aspectos financieros y creo que ahí tenemos un reto, por ejemplo, hemos sido muy exitosos en fomentar la movilidad nacional e internacional, recibida a estudiantes, mandar a estudiantes, recibir profesores, profesores a otras instituciones dentro y fuera de México, pero es un esquema que tiene la debilidad de los recursos que haya cada AÑO, que no se puede planear con anticipación.

Y bueno, por supuesto el reto de podernos mantener al día, ya no modernizarnos, mantenernos al día con el aceleradísimo cambio de la tecnología, para lo cual es tan importante mantener la movilidad como tener los recursos suficientes en infraestructura.

El tercer punto sobre el que quisiera hablar tiene que ver con el crecimiento de la vida institucional y la autonomía en temas académicos, y decir que justamente en este proceso de cambio y de renovación generacional, de revisión de programas, etcétera, hago explícita la necesidad de mantener la autonomía cuando se trata de temas académicos y cuando uno va viendo el desarrollo de la institución, uno de los ejes centrales del Colegio de México es la participación de los profesores en los órganos colegiados, los órganos colegiados que definen tanto los aspectos de trayectoria de los profesores dentro de la institución como los cambios en los programas docentes como la normatividad en torno a los programas docentes.

Creo que este es un tema que tendría que estar explícitamente en cualquier discusión de una nueva legislación y que además, otra vez en un momento de renovación generacional es muy importante, porque define, por ejemplo la integración de los profesores más jóvenes a la vida institucional del Colegio.

El último punto que quisiera tocar se refiere al tema de la evaluación de los programas docentes, y quiero decir que lo digo desde el Colegio de México, todos nuestros programas de postgrado están inscritos en el Programa Nacional de Postgrado de Excelencia de Conacyt, y aún así, creo que desde esta posición podemos hacer una revisión crítica de la evaluación, la evaluación ha sido muy importante, la evaluación de los programas docentes en términos de definir los criterios de más o menos homogéneos entre las instituciones y en términos de hacer un control de calidad digamos, de las instituciones, nos orienta sobre la dirección en los programas docentes.

Sin embargo creo que podemos hacer ya una revisión crítica y hacer explícitos ciertos programas vinculados con la evaluación y que tiene que ver además con el modelo de institución de IES, en donde hay una fuerte vinculación entre docencia e investigación, y que no necesariamente tendrían que tener los mismos parámetros de evaluación que las instituciones que están orientadas básicamente a docencias sin esa vinculación entre investigación y decencia.

Entonces, el primer problema es que creo que hay como muy homogénea la forma de criterios de evaluación para los diferentes tipos de programas.

Por otra parte podemos hablar, y creo que es un punto que uno oye recurrentemente entre las pláticas con los profesores, pero no en espacios más formales, de los efectos perversos que tienen los sistemas de evaluación.

Y otra vez en el proceso de evaluación de renovación del Colegio de México uno ve que los profesores jóvenes entran con una prisa por tener tesistas, porque es lo que evalúa el Sistema Nacional de Investigadores, y entonces pareciera que es más importante cómo asignas tesistas para todos que el proceso de formación en sí mismo.

O, por ejemplo, no participan como lectores en comités de tesis, porque pues eso no te cuenta para puntos para nada.

Entonces creo que ahí hay que hacer una discusión de los efectos perversos de usar indicadores de este tipo como de las prácticas a las que llevan. Y ahí hay una discusión que creo que todavía no empezamos.

Y bueno, se me quedaron en el tintero algunos puntos como el tema de gestión académica y la importancia de simplificar la administración escolar, el tema del rol que tienen los posgrados en la política científica, el tema de la equidad, que es uno de los ejes que se mencionan y que yo creo que aunque instituciones pequeñas, también algo que tenemos que decir en términos de la equidad al interior de las mismas y nada más.

Muchas gracias.

El Doctor Carlos Reynoso Castillo: Gracias, doctora Silvia Elena, del Colegio de México, por su participación.

Le cedo la palabra al maestro Manuel Quintero Quintero, Director General del Tecnológico Nacional de México.

El Maestro Manuel Quintero Quintero: Muchas gracias.

Antes que nada agradecer al Senado de la República, a Juan Carlos Romero, a la ANUIES, a Jaime Valls, por la oportunidad de tener esta mesa de trabajo, que sin duda permitirá ir viendo cuáles son las problemáticas y la manera en que se pueden resolver, que enfrenta la
instituciones de educación superior del país, y en particular, esta mesa que se ha denominado como “Instituciones atípicas”, que efectivamente, si uno analiza los que están aquí, pues sí tiene que ver con ser una institución atípica y de educación superior, porque tiene grandes diferencias con respecto a las universidades estatales autónomas, y yo creo que en ese sentido se le da la atipicidad.

En primer término yo quisiera comentar que yo me referiré principalmente a la figura de órgano desconcentrado, que es una figura atípica para las instituciones de educación superior y que es la que tiene el Tecnológico Nacional de México.

Yo quiero señalar que en México existen solamente cinco instituciones nacionales de educación superior, la Universidad Nacional Autónoma de México, que es una Universidad Autónoma, que fue la primera que se crea, la segunda institución superior pública es el Instituto Politécnico Nacional que se crea en 1936 y que nace como un órgano, incluso nace sin decreto de creación, posteriormente toma la figura de órgano desconcentrado y la tercera institución que surge 40 AÑOs después de esta primera institución de educación superior como órgano desconcentrado es la Universidad Pedagógica Nacional, que surge a finales de los 70’s y 30 AÑOs después, un poco más de 30 AÑOs surge la cuarta institución nacional, nace como un órgano administrativo desconcentrado, la cuarta institución que nace es la Universidad Abierta y Estancia México, que surge 30 AÑOs después de creada la Universidad Pedagógica Nacional, y finalmente, también como un órgano desconcentrado de la Secretaría de Educación Pública, finalmente el Tecnológico Nacional de México, que nace en el 2014, es apenas un poco más de dos AÑOs, que también surge como una institución de educación superior, con figura jurídica de órgano desconcentrado, de la Secretaría de Educación Pública.

Entonces tenemos en México, básicamente tres instituciones de educación superior, en toda su extensión, por así llamarlo, que es el Politécnico Nacional, la Universidad … de México y el Tecnológico Nacional de México, y la pedagógica pues tiene una vocación muy específica que va asociada con la formación de maestros.

En el caso de, ¿por qué surgen estas instituciones? Bueno, yo creo que estas instituciones surgen derivadas de circunstancias que se dieron en su momento, un poco para complementar lo que habían venido haciendo las universidades en cada uno de los estados de la República, se fueron creando universidades públicas estatales y se requería pues tener instituciones de carácter federal, y por eso surge en principio lo que es el Politécnico Nacional.

¿Por qué surgen con una figura de órgano administrativo desconcentrado?

Porque en su momento, bajo la necesidad de que no se tenía una institución de educación pública superior nacional que pudiera integrar las fortalezas y las capacidades para impulsar todo lo que era la formación de ingenieros e investigadores para fortalecer y fomentar todo lo que era la educación superior tecnológica, y sobre todo, también por la necesidad que existe de tener una institución que fuera muy competitiva, internacionalmente para poder también atender las necesidades de toda la parte del sector industrial y empresarial ya una vez que se habla de un mundo globalizado, empezaba a tener mayor penetración en México y que era necesario impulsar esto.

El Politécnico también recordemos que surge, y también, de alguna manera los primeros tecnológicos surgen con la necesidad de sustentar toda la industria energética, estaba muy reciente la expropiación petrolera, la expropiación de la energía eléctrica y así surgen en aquellos AÑOs el Politécnico Nacional y algunos institutos tecnológicos, y de alguna manera han venido cumpliendo con ese propósito.

¿Cuáles son las limitaciones que tienen ese tipo de organismos desconcentrado?

Pues hay mucha limitación, los organismos administrativos desconcentrados, en primer término obedecen a lo que señala su decreto de creación.

En este sentido, si un decreto de creación tiene algunas limitaciones o tiene algunos puntos que no se consideraron, pues lógicamente estos puntos se revierten en la buena operación de estos órganos administrativos desconcentrados. Esto trae consigo el que tengan problemas como es el no contar con una personalidad jurídica. Esto quiere decir que los órganos desconcentrados difícilmente pueden responder a problemas que tengan que ver con cuestiones de orden jurídico que atenten contra la propia institución.

Un caso concreto, verdad que sucede mucho en el caso del Tecnológico Nacional de México es la situación legal que enfrenta a vece en relación a particulares que por ejemplo, invaden las instalaciones que tienen los propios institutos tecnológicos y que no se tiene la personalidad jurídica, que es otra limitación que tienen también los órganos desconcentrados, que no tienen personalidad jurídica para defender esto. Esto tiene que hacerse a través de las instancias del Estado, en este caso la Secretaría de Educación Pública y no se puede, de manera directa pues hacer alguna defensa de esto.

Otro problema que tienen los organismos desconcentrados es en relación con la autonomía organizacional.

¿Qué quiere decir? Que es la propia federación quien autoriza toda la parte, toda la estructura nacional y se tiene que transitar por un camino muy largo para poder definir una estructura que realmente responda a lo que se requiere una institución de educación superior.

Una limitación muy importante y que es fundamental, es el que tampoco se cuenta con una autonomía de carácter presupuestal y de carácter administrativo.

¿Qué quiere decir? Que cualquier situación que tiene que ver con el uso de los recursos, a veces hay que hacer una serie de trámites hacia diferentes instancias de la propia federación, que al ser las instituciones de educación superior entes que requieren atención muy rápida, si se daña un transformador en un instituto, por ejemplo tecnológico, del Tecnológico Nacional de México, este transformador en lo que se hace el trámite para ver la parte presupuestal, lo recursos que se requieren hacer todos los trámites para adquirirlo, pues prácticamente se queda la institución pues sin energía eléctrica y esto, por supuesto atenta contra el servicio educativo.

Entonces, yo creo que las instituciones, pues sí es atípica en el sentido de que la figura de órgano administrativo desconcentrado da pocas posibilidades en cuanto a la gestión, en cuanto a la autonomía técnica que también es otro problema que también se enfrenta, porque independientemente de que los decretos de creación pueden tener, como es el caso del Tecnológico Nacional, la autonomía técnica, académica y de gestión, en la parte de la autonomía técnica y la autonomía de gestión, pues sí se ven afectada de manera muy seria, porque pues no pueden responder de manera ágil y reciente a necesidades que no tienen problemas que no tienen, por ejemplo, las instituciones autónomas, no tienen tampoco los órganos o las instituciones de carácter descentralizado.

En el caso del Politécnico, y me refiero también, porque entra en esta misma figura, un problema, la forma en que resolvió un problema de construir sus propias instalaciones con base en los criterios que requiere la institución para dar un mejor servicio educativo, pues ellos tuvieron que recurrir, podría decir, una estrategia jurídica que fue crear un organismo descentralizado como parte de un órgano desconcentrado, lo cual jurídicamente es algo atípico también y que el … igual para todo lo que es el equipamiento de laboratorios, de talleres, también se recurrió a un órgano descentralizado, que es la Comisión de … Académica y para impulsar la investigación, se tuvo que recurrir a otro órgano descentralizado que es el Cinvestav, que al paso de los AÑOs, el Cinvestav cobró su propia personalidad e incluso la relación que mantiene con el politécnico es una relación más bien interinstitucional que parte de la institución para impulsar la investigación.

En fin, son algunas limitaciones, por supuesto, estas figuras son figuras que se acercan a algo pues más conveniente a no tener una figura jurídica, que era el caso que existía, en el caso de los institutos tecnológicos, los institutos tecnológicos venían operándose a través de

una dirección general de educación superior tecnológica y originalmente esta dirección general estaba en lo que era la Subsecretaría de Educación e Investigación Tecnológicas.

Sin embargo, pues el no tener una figura jurídica, los institutos tecnológicos están limitados para hacer convenios, para hacer contratos de servicios, por ejemplo con los sectores productivos, con los sectores industriales y, precisamente, por la necesidad que se tenía de tener mayor agilidad en esta vinculación que tenía con las empresas y con las industrias es que se buscó el poder contar con una institución que agrupara a todos los institutos tecnológicos y lo que se logró fue el Tecnológico Nacional de México con una figura muy limitada y la figura limitada también tuvo que ver con algunas cuestiones de carácter laboral, sindical, porque al ser un órgano autónomo o un órgano descentralizado que hubiera sido una figura pues mucho más adecuada para una institución de educación superior, pues aquí el problema tenía que ver con lagunas cuestiones laborales que era importante también cuidar.

Hubo también, por supuesto, muchas cosas que aún con esta figura limitada se han logrado al tener esta figura que es un temor aprovechamiento de los recursos como Tecnológico Nacional de México, se aprovechan los recursos de manera más eficiente que tiene cada una de las instituciones, cada uno de los institutos tecnológicos, fortalecer el desarrollo regional, fortalecer con la suma de fortalezas también que tienen los tecnológicos, pues también se fortalece a través de la participación de más de un tecnológico en atender necesidades de orden regional.

Toda la parte de homologar los planes y programas de estudio, de homologar todos los modelos como son los modelos de emprendimiento, los modelos de talento, los modelos de incubación de empresas, los modelos de movilidad, pues son elementos que también esta figura de alguna manera los aprovecha, pero aún con las limitaciones que yo creo que es algo que se tendrá que revisar y ver de qué manera estas limitaciones se pueden resolver para que realmente se tengan instituciones que tengan la celeridad y que puedan contar también con mejores condiciones administrativas, organizativas y jurídicas para impulsar pues todo lo que es la investigación, la calidad educativa, la equidad, en fin, y la vinculación con los diversos sectores.

El Doctor Carlos Reynoso Castillo: Muchas gracias, doctor Manuel Quintero, por su participación.

Ahora le cedo la palabra al Doctor José Mustre de León, Director General del Cinvestav.

Y pedirles que hagan un esfuerzo de síntesis para sujetarse a los tiempos, por favor.

El Doctor José Mustre de León: Muchísimas gracias, Senador Juan Carlos Romero Hicks, y al maestro Jaime Valls, por la invitación a invitarme a participar en este foro.

También desde el punto de vista de esta mesa, ciertamente el Cinvestav es una institución típica en cuanto al tipo de institución de educación superior.

En cierto sentido no somos un agente nuevo, de hecho estamos cumpliendo 55 AÑOs de fundación en este AÑO, y efectivamente como se comentó aquí, el Cinvestav nació como una iniciativa del Instituto Politécnico Nacional, a través del Ingeniero Eugenio Méndez Ocurro, y en donde yo creo que con gran visión se pensó que para poder contar con un centro de investigación que funciona de forma adecuada, era necesario que no estuviera ligado a ninguna otra institución. Entonces se creó como un organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio.

Realmente el modelo que se siguió, fue hasta cierto punto copiado del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Preston, nuestro director fue el doctor “Arturo Rosen Bluf”, que había regresado a México, después de ocupar varios AÑOs un puesto de profesor en la Universidad de Harvard.

Creo que fue creado por la necesidad a nivel nacional de contar precisamente con un centro de investigación que conjugara la parte de investigación y la formación de recursos avanzados de investigadores.

Y ciertamente, tuvo también una reglamentación académica que era típica, y yo creo que actualmente sigue siendo algo distinta a otras instituciones de educación superior. Una de ellas era que los contratos de los profesores no son contratos permanentes, son contratos por cuatro AÑOs, sujetos a renovación por desempeño. Y eso no ha cambiado en la historia del Cinvestav, y también requiere la dedicación de tiempo exclusivo a la institución.

Actualmente hay un provisión en donde se permite que los investigadores puedan tener nombramientos en otras instituciones, pero que no pueden exceder ocho horas al mes.

También por la parte de información de recursos humanos, una parte muy importante fue el que las reglas en cuanto a la operación de los posgrados que teníamos y que tenemos actualmente, no permitía reprobar la materia. En cuanto un estudiante reprueba una materia, queda fuera de toda la institución, no puede ingresar a ningún otro programa.

Entonces creo que estas dos características le dieron un carácter un poco distinto a otras instituciones de educación superior desde que fue creado.

Y ciertamente, creo que la misión fundamental fue, por primera vez en el país conjugar la parte de investigación y la formación de posgrado, no podían estar desligadas, a diferencia, por ejemplo de algunos centros de investigación o institutos de investigación en donde la parte fundamental era la investigación, aquí no se podían realizar las tareas en forma separada.

Nada más para dar una idea ahora de lo que es actualmente y contamos con 675 profesores, tomados como un centro de investigación, creo que somos el centro de investigación más grande. Somos aproximadamente una tercera parte del número de investigadores que tiene todo el sistema de centros Conacyt juntos.

Contamos con diez unidades académicas en todo el país y contamos con 4 mil estudiantes de posgrados, nosotros no tenemos la posibilidad de ofrecer educación a nivel licenciatura. Aquí yo creo que un dato importante de esto, para dar idea de la magnitud, de estos 4 mil estudiantes de postgrado que tenemos es, si lo comparamos con universidades de investigación típica, Estados Unidos, la universidad más grande en cuanto a matrícula, que es la Universidad Estatal de Ohio, tiene alrededor de 10 mil estudiantes. Entonces tenemos aproximadamente la mitad de esto.

Tenemos también mil estudiantes externos, son estudiantes que están cursando programas de posgrado en otra institución, pero realizan su trabajo de investigación con nosotros.

Tenemos actualmente, en toda la historia de la institución, hemos grabado casi 12 mil graduados de posgrado, 8 mil 500 de maestría, y 3 mil 500 de doctorado, y actualmente alrededor de 12 por ciento de los miembros del Sistema Nacional de Investigadores, obtuvieron su grado en el Cinvestav. Ese sistema tiene alrededor de 25 mil investigadores y 3 mil 500 obtuvieron el grado con nosotros.

En cuanto a los programas de posgrado, nosotros contamos con 61 programas de posgrado, 31 de maestría y 31 de doctorado. También todos ellos están inscritos en el programa de posgrado, de calidad de Conacyt, y tenemos el mayor número de programas de calidad, de nivel internacional, tenemos actualmente 29 de estos programas. Y creo también desde el inicio de la institución fue una meta el que tuviera reconocimiento a nivel internacional, una de las partes fundamentales fue que cuando México entró como miembro de la organización de cooperación y desarrollo económico hizo una evaluación de todo el sistema de evaluación del país, básicamente el resumen de la evaluación del Cinvestav era que mostraba que México podía tener instituciones de calidad internacional si no estaban sujetas a las reglas burocráticas que operaban en la mayoría de éstas.


Y también un logro institucional, independientemente de los logros individuales que hayan tenido los investigadores es que el Cinvestav es miembro del Consejo de Asesores del Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos, es el único miembro latinoamericano, junto con el Centro de Investigaciones de Enfermedades de Canadá, somos los únicos miembros extranjeros.

Y en cuanto a, precisamente algunos de los temas que se han discutido en el foro en general, en la parte de internacionalización y competencia global, aproximadamente el 6 por icento de los estudiantes que tenemos de estos 4 mil, son estudiantes extranjeros. Y aquí, creo que una limitante importante que hemos tenido, que también se ha discutido en este foro, para tener un mayor impacto es el no ofrecer programas formales en inglés, todos nuestros programas son en espAÑOl, y aunque en alguna forma ofrecemos cursos en inglés, esto ha sido una limitante.

Alrededor del 25 por ciento de nuestro plantel, son profesores extranjeros que en alguna forma se han quedado aquí en México. Entonces eso en forma natural nos ha dado esa capacidad de tener movilidad con instituciones extranjeras a tener ya una vinculación directa de estos profesores.

Y creo que una parte muy importante en donde nos ha ayudado mucho tanto las políticas de Conacyt como las de la Secretaría de Educación Pública, son primero la posibilidad de tener estas becas mixtas por parte del Conacyt que permiten que los estudiantes puedan estar realizando estancias externas, y adicionalmente recibimos nosotros recursos de la SEP, etiquetados explícitamente, para que dentro de la formación de los estudiantes se pueda complementar esto.

También en cuanto a esta parte de internacionalización ha sido importante, por lo mismo el financiamiento que tenemos de organismos internacionales.

Actualmente, el 15 por ciento de nuestro financiamiento de operación está cubierto con proyecto financiados por la Comisión Europea, por el “National Sains Fondation”, en Estados Unidos, el “National Institute Health”, y más recientemente hemos empezado a tener financiamiento de organismos privados como la Fundación Bill y Melisa Gates, o la fundación “Haward Hius”, y en cierta forma no es una parte despreciable de nuestro financiamiento total, aunque en términos globales, el 70 por ciento de nuestro presupuesto sigue siendo un subsidio federal y sólo el 30 por ciento viene por financiamientos de fuentes externas, tanto mexicanas como estas fundaciones y contratos directos con la industria.

Y para finalizar los retos que tenemos. Uno de los que ya se tocó aquí es la renovación de la planta académica, tenemos un problema muy severo con el plan de jubilación. Nosotros no hemos podido generar un plan de jubilación alterno, y eso está limitando mucho la renovación de la planta académica.

Este estatus jurídico como organismo público descentralizado, formalmente es equivalente al de una industria paraestatal, entonces esto impone severas limitaciones, sobre todo en el uso de recursos, comparado, por ejemplo con otros centros de investigación.

Creo que con esto concluyo.

Muchas gracias.

El Doctor Carlos Reynoso Castillo: Gracias, doctor.

Cedo la palabra al doctor Mario Chávez Campos, Director General de Educación Superior para Profesionales de la Educación.

El Doctor Mario Chávez Campos: Muy buenas tardes.

Agradezco en primer lugar a la Anuies, al Senado de la República por la oportunidad de participar en este foro.

También celebro que en este panel hayamos por lo menos el 50 por ciento de personas que tenemos el tema muy fresco de las escuelas normales en este país.

Celebro también que en esta coyuntura, y aprovecho para saludar al Senador Raúl Morón, egresado de una Normal, que pertenece a la Comisión de Educación del Senado de la República, pero también la Presidenta de la Comisión de Educación del Congreso, de la Cámara de Diputados Federal, es egresada de una Normal rural de Saucillo, en Chihuahua.

Quiero tomar, para iniciar, las palabras de la doctora, efectivamente, yo creo que el caso de las normales más que considerarlo como un caso atípico, creo que tendríamos que partir del devenir histórico en la formación y en la construcción de, valga la redundancia, la formación de docentes en este país.

Explicó bastante bien cómo se han venido formando los diferentes tipos de normales, de instituciones normales, la gran diversidad que existe, la heterogeneidad en el sistema que responde, por supuesto a las políticas educativas que en el transcurso de este país se fueron proponiendo.

Creo también que si hablamos de casos atípicos, pues las normales tienen un problema muy parecido al caso de los tecnológicos en este país, son órganos desconcentrados, no tienen personalidad jurídica, ni patrimonio propios, les impiden firmar convenios, pero tienen un problema serio en el tema de la asignación de los recursos que otorga la federación, primero, llega a las secretarías de finanzas y después se erradica en las instituciones que van a utilizar el recurso, lo que hace que no fluya con tanta celeridad el apoyo de la federación a las escuelas, que en gran medida significa, por supuesto, una parte importante en el crecimiento de infraestructura, en el mantenimiento de instalaciones y también en la propuesta de programas de mejora, programas académicos de mejora para la calidad educativa al interior de las escuelas.

Ese es un tema importante que se ha explorado ya en el país, en algunos casos, como en el Instituto de Formación Docentes de Sonora, se creó un Instituto, para que ahí baje directamente el recurso y después se distribuya sólo en las escuelas formadoras de docentes del Estado.

Y bueno, pues desde la Dirección General se está explorando la posibilidad de que los recursos federales puedan llegar con mayor celeridad a las escuelas.

Por otro lado, creo que tenemos que partir, sí y coincido con la doctora Sandoval, de quien tiene el expertís, la experiencia centenaria para formar docentes, pues son las escuelas normales de este país, pero también tendríamos que hacer un ejercicio de reflexión muy crítica en cómo se encuentran actualmente las escuelas normales. Creo que para que más allá del discurso sean consideradas como instituciones de educación superior, con las particularidades que tienen, por supuesto de formar profesores, nos hacen falta cuestiones fundamentales, el tema de la investigación, el tema de la difusión, que es algo que necesitamos, por supuesto fortalecer al interior de las escuelas normales.

Hay otro problema sí, particular en el sistema de escuelas normales, y es que hay otras instituciones que sin tener la vocación inicial hoy formal docentes también en nuestro país. Me refiero al caso de los Centros de Actualización del Magisterio, del CAM, y de algunas unidades, de la Universidades Pedagógica Nacional, que hoy forman, incluso, licenciados en educación primaria, y que habría que considerar también como instituciones formadoras de profesores y que habría que incluirles.

Es importante para nosotros desde la federación, crear en las normales, hoy día, primero un escenario que nos permita, que desde el interior de las propias normales se haga este


ejercicio de reflexión muy serio sobre qué es lo que tendría que modificarse desde el punto de vista de la currícula académica y desde el punto de vista organizacional mismo.

Yo creo que hemos iniciado desde hace un par de meses un recorrido por las escuelas normales de todo el país, hemos visitado incluso escuelas normales rurales para conocer la situación de precariedad que viven, hay un deterioro de las instalaciones, hay un abandono de los espacios, que este AÑO en el incremento al Plan de Apoyo, a la calidad educativa y la transformación de escuelas normales, que se ha destinado un presupuesto sin precedentes, cercanos a los 900 millones de pesos, más el apoyo sumado del Programas de Escuelas al 100 cercano a los 770 millones de pesos, que también se destinó a normales.

Pues nosotros queremos como federación destinar, con mucha celeridad los recursos para dignificar los espacios físicos, acondicionarlos en las escuelas normales de todo el país.

Y por otro lado, también queremos entablar un canal muy directo con profesores, con estudiantes, con autoridades de escuelas normales, para poder, desde el interior de las escuelas normales, proponer las modificaciones curriculares que tengan que hacerse a planes y programas de estudio.

Si bien, hoy día, de acuerdo a la reforma de la Ley de Educación y la creación del Servicio Profesional Docente, permite a los profesionales liberales, realizar el examen para poder tener una plaza de profesor, lo que es cierto que por lo menos en los últimos dos emisiones del examen, las normales han salido mucho mejor posicionadas en el porcentaje de idoneidad y más aún, las normales públicas.

Entonces algo se está haciendo muy bien desde las escuelas normales.

Hay también, por cierto, por la misma construcción histórica de las normales, que la Doctora Etelvina explicaba, el caso por ejemplo de las escuelas beneméritas y centenarias. En el país hay historias muy exitosas de escuelas normales donde se hace investigación, donde se reflexiona sobre el tema de la formación de docentes y creo que habrá también que mirar estos casos de éxito, pero lo que también es lamentable, y hablando un poco de endogamia, habrá que vincular a las escuelas normales entre sí. No sólo no hay una vinculación institucional, digamos de las normales con las universidades públicas, sino también no existe una vinculación entre las propias escuelas normales.

Este AÑO, nosotros hemos propuesto hacer un sistema de movilidad de estudiantes a nivel nacional, entre escuelas normales y entre normales y universidades públicas.

Creo que tomando la experiencia de lo que ha ocurrido en el mundo, del tema de universidad, la formación de docentes, y sacarlas del campo de las normales, como ocurrió en Francia, como ocurrió en Latinoamérica, en Chile, creo que, y lo que ha pasado una vez que se llevó a las universidades la formación de docentes, habría que conocer todas las experiencias internacionales, pero también habrá que entender que sí es necesario, desde mi punto de vista que los profesores y los estudiantes normalistas tengan una relación, un vínculo más estrecho con las universidades públicas, habrá que aprovechar toda la experiencia de crecimiento en el tema de profesionalización de los posgrados que han vivido las universidades públicas los últimos 40 AÑOs, habrá que crear los mecanismos de estímulos a profesores, me refiero al …, me refiero a la formación de cuerpos académicos y poder hacer algunas modificaciones en sus lineamientos para que respondan a la realidad actual que viven las escuelas normales.

Entonces yo creo que es muy importante, y celebro mucho que en esta mesa, en este panel convocado por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, se invite a las escuelas normales y que se nos reconozca como verdaderas instituciones de educación superior, con sus características particulares, pero que se nos habrá este espacio para poder plantear las modificaciones y explorar estas modificaciones a las que me refería de ser órganos de que las normales públicas y estatales son órganos desconcentrados que no les permite tener, sobre todo, en el sostenimiento de los recursos

de los presupuestos federales, tener acceso a ellas, y pareciera que no es tan importante, pero cuando uno visita las normales del país y se da cuenta que en gran medida el porcentaje con el que mantienen las instalaciones, con el que se equipan, con el que tienen computadoras y conectividad, es gracias a los presupuestos federales, entonces se da uno cuenta de que habrá que crear un mecanismo para que los recursos puedan llegar con mucha celeridad a las instituciones.

Yo creo que para este país y para este momento en particular de la historia de nuestro país, es muy importante que todos los actores estemos muy atentos y participemos en la construcción de un sistema de escuelas normales que tenga agilidad, que tenga una currícula que responda a las demandas educativas de nuestros días, y además de todo, que podamos reconocer y creo que eso es muy importante, que el normalismo en nuestro país ha sido parte fundamental en su construcción histórica, pero que también es, sin duda, uno de los espacio que nos va a permitir construir un futuro mejor para México.

Creo, sin duda, que el espacio real donde se concretiza el espacio de la transformación de este país es en las aulas de educación básica. Yo creo que nuestros estudiantes de normal tienen que entender, tienen que comprender el poder infinito que tienen desde las aulas para transformar y para verdaderamente mover a este país.

Muchas gracias.

El Doctor Carlos Reynoso Castillo: Gracias, Doctor Mario Chávez.

Continuando con el tema de las normales, pido haga uso de la palabra al doctor Manuel Saavedra Regalado, de la Escuela Normal Superior de Michoacán.

El Doctor Manuel Saavedra Regalado: Muchas gracias.

Gracias a la Comisión de Educación del Senado, particularmente al Senador Morón por la invitación a expresar lo que en la experiencia cotidiana de las escuelas normales vivimos quienes trabajamos en ellas.

En primer lugar tenemos conciencia de que el devenir histórico de la formación de profesores ha habido etapas, ha habido épocas, la primera, la época de la vocación, que se derivaba del trabajo que hicieron los misioneros cristianos, luego la etapa del oficio, luego la etapa del técnico-administrador, a mediados del siglo pasado, pero desde hace más de 30 AÑOs, la aspiración de profesionalizar el trabajo docente.

Afortunadamente en la Ley General de Educación, y en la Ley de la Educación Superior, la Educación normal es considerada como una de las formas educativas de educación superior que corresponden a educación superior, y también se establece como funciones sustantivas las que les asignan a las universidades, la docencia, la investigación y la extensión académica.

Desgraciadamente, y a pesar de que han pasado 30 AÑOs, en las escuelas normales se privilegia únicamente la licenciatura. Son contadísimas las instituciones que ofrecen estudios de postgrado, y los ofrecen en condiciones de marginalidad, con las mayores de las dificultades que puede haber, sin asignaciones presupuestales específicas, sino que se desempeñan justamente con lo que se les asigna a las licenciaturas.

La investigación también es un trabajo marginal, que estrictamente quizás no cumple con los requisitos de la investigación de la ciencia clásica, proliferan otro tipo de paradigmas, pero que igual carecen de criterios que les permitan realmente producir conocimiento, cuando mucho se hacen trabajos descriptivos, se hacen trabajos de reseña, de resúmenes, pero no de creación del conocimiento, ni decir que los estudiantes de las normales tampoco producen conocimiento.

Consumen información. Y eso se debe a que los formadores de formadores de las escuelas tampoco tienen las habilidades para la producción del conocimiento.

La investigación es una práctica marginal, mínima, que queda así, como solamente alguas personas saben hacerlo y que lo justifican de alguna manera, y la prueba es que existe muchísima, muy poco, pero muy poca producción de conocimiento sobre el campo de producción de profesores y sobre el campo del desarrollo de la educación básica. Hay pues, consumo, no producción.

Estamos viviendo en la sociedad del conocimiento, y en esa sociedad del conocimiento hay exigencias que no tenían las escuelas normales, porque correspondían a otro tiempo histórico. Creo que han cumplido su función, y lo han hecho muy bien, porque han sido reproductoras y aplicadoras del discurso del Estado, pero es tiempo, como digo, de la sociedad del conocimiento en la que es indispensable, la producción del conocimiento para pensar más allá de los límites que establece cualquier política. No puede haber la capacidad de pensar, no solamente la realidad del presente, sino tampoco la realidad del futuro.

Y el único atributo que nos distingue de otros seres animales es la imaginación, la capacidad de pensar más allá de los horizontes, no de estar reproduciendo lo establecido sólo porque fue bueno, hay que conservar todo eso. La experiencia es válida, pero totalmente insuficiente para el presente y para el futuro, y los docentes deben ser los primeros que entren en esta lógica.

La Revolución científica que ha producido también una revolución en el hombre, nos obliga a pasar de la epistemologías del primer orden, a las epistemologías del segundo orden, en donde no basta las leyes de la física, sino tenemos que articularlas con las leyes de la biología, con las tendencias de la sociedad y también pensar en el futuro que no viene, pero que tenemos que construirlo justamente ahora, en el presente, porque es el único momento en el que podemos hacerlo.

Por todo ello, es indispensable que en las escuelas normales y principalmente en los formadores de formadores, es decir, en los docentes de las escuelas normales, haya la necesidad de un intenso programa de formación permanente, que les dé capacitad para intervenir y flexibilizar los diseños curriculares.

Celebro mucho lo que está diciendo el doctor Mario Chávez ahora, de que habrá esa oportunidad de participación, porque supongo que en este tiempo que vivimos y, sobre todo en un país como el nuestro, que es un país multicultural no podemos tener visiones unívocas, estamos en el siglo de la diversidad, en donde cada escuela normal tiene su propia identidad, su propia historia, sus propias condiciones, no pueden homogeneizarse. Y en ese sentido cualquier programa que haya tiene que ser sólo un programa indicativo, que les permita a los profesores intervenir.

Ya sabemos que históricamente ningún diseño curricular, oficial, validado, se reproduce en la realidad, el currículum real es producto de la interpretación de los docentes, pero si los docentes no tienen la capacidad de producirlo a los entornos culturales y sociales en sus espacios tiempo, entonces eso se quedará marginalizado como ha sido casi siempre en este país .

Vivimos en una sociedad compleja, en donde no podemos seguir en la lógica de la disciplina, porque la disciplina es solamente, explica pedazos pequeños de realidad. Necesitamos entrar a la era de la transdisciplina, donde a partir de los problemas importantes que tiene los entornos donde están las escuelas normales, se puedan también relacionar lo que nos aportan las disciplinas.

Quisiera, por tanto, hacer una propuesta al Senado de la República, que se cree un Sistema Nacional de Formación de Docentes, descentralizado, con personalidad jurídica y recursos propios, que les permita tener acceso al Sistema Nacional de Investigadores, que propicie la movilidad de estudiantes y profesores en el país y en el extranjero, que se rija por una

evaluación no parametral, sino por una evaluación categorial que implique los distintos factores que intervienen en los procesos y en los resultados.

Un acotamiento más que ya lo señalaron en la mesa No. 3, que el reconocimiento de estudios que se realizan en el extranjero se atenga al Convenio de La Haya, que sea suficiente con que el país haya firmado ese convenio para que los estudios realizados en el extranjero, tengan la misma validez en el nuestro, porque es un problema enorme el pasar todos los filtros burocráticos, para que esto sea posible.

Muchísimas gracias.

El Doctor Carlos Reynoso Castillo: Gracias. . .


(Sigue 7ª parte)

… la forma enorme el pasar todos los filtros burocráticos para que esto sea posible.

Muchísimas gracias.

El Moderador: Gracias, doctor Saavedra.

Todavía nos faltan 3 presentaciones. Les pido que sean un poco breves.

Le cedo la palabra al maestro Jesús Ortiz Figueroa, Investigador de la Escuela Normal Fronteriza de Tijuana.

El Mtro. Jesús Ortiz Figueroa, Investigador de la Escuela Normal Fronteriza de Tijuana: Muchas gracias.

Agradecemos a la Comisión de Educación del Senado, a la (ANUIES), a la Secretaría de Educación, la invitación y, pues, me uno a lo que dijeron mis compañeros, particularmente estoy de acuerdo con el doctor que acaba de antecederme la palabra, pero yo creo que el problema, el problema está en que la educación no es un adoctrinamiento, y hasta ahora en México se ha visto como una materia de estado, como una doctrina de estado, y por lo tanto no hay autonomía en las normales, y todas tienen que, como decía el doctor, enseñar lo mismo en todas las normales, pues son diferentes, y no se pueden adaptar a su circunstancia y a sus necesidades, porque el programa se fija, el mismo para todas, desde el centro.

Y por otro lado, como las normales se les hizo educación superior por decreto, pues, no se hizo completo, es decir, los programas de formación de las normales son para formar técnicos en educación, por eso no se incluye la investigación, y si no se les forma como investigadores ¿cómo van a investigar?

Entonces, tiene que, en los programas de normales, si son escuelas de educación superior, pues tiene que incluir la investigación y también la extensión que es lo característico de una universidad.

Por ejemplo, en una universidad, una facultad tiene su consejo técnico y periódicamente renueva sus programas de estudio, los ajusta a su realidad.

En cambio las normales tenemos que esperar hasta que desde el centro reformen los programas para nosotros cambiarlos, por ejemplo, ahorita en nuestra normal todavía estamos aplicando unos programas del 97, de las últimas generaciones que no han salido, y ya ha habido tantas reformas en la educación básica, y nosotros todavía antediluvianos, allá con estos programas, claro que los profesores no nos ajustamos a eso, y nos adecuamos a los muchachos a la realidad, porque si no van a salir y no van a saber nada de los cambios que está habiendo en la educación básica.

Nuestra normal, pues, es una de las más jóvenes, tiene 21 AÑOs, pero, pues es la mejor ahí en Baja California. Digo que es la mejor, porque en las evaluaciones que se han hecho a nivel nacional, pues es la que ha sacado, pues, las mejores evaluaciones, y en los concursos de plazas es la que se lleva todas las plazas en relación con las otras normales de Baja California, y son en Baja California, como 10 normales, pero la nuestra es una universidad porque tiene 5 licenciaturas: educación preescolar, primaria, secundaria, educación especial y educación física.

Pero a pesar de ser una universidad, es una normal, y los que debieran ser directores de facultades son coordinadores y son únicos ¿Sí? es decir, no tienen el personal para atender a una facultad o a una licenciatura.

Si no tienen el personal para atender a una facultad o a una licenciatura, y a pesar de ser una Normal tan grande y nos hemos ganado a pulso los edificios porque, pues, hemos cumplido con todos los programas de la federación y nos han dado el recurso, y tenemos una universidad flamante, está muy bonita, y físicamente está bien equipada, pero la mayoría de los profesores son de asignatura, o sea, que tenemos como 80 profesores de asignatura y unos 10 profesores de tiempo completo, que no pueden atender a todas las necesidades de investigación, docencia y difusión.

A pesar de eso, y a su costa, los maestros hemos estudiado, por ejemplo, la que es ahorita nuestra jefa de investigación, estudió el doctorado en el Colegio de la Frontera Norte, para que fuera a un doctorado de calidad ¿Verdad?

Otro compañero, que es del Centro del Departamento de Investigación, estudió ya la maestría en La Ibero, y yo estudié la maestría, a pesar de mi edad, me fui a España y estudié en la Universidad Castilla de la Mancha.

O sea, si nosotros, por nuestro esfuerzo no lo hacemos, no hay ningún programa que promueva que los maestros de las universidades se preparen, como dice el maestro, para ser investigadores.

Ahorita ya logramos ingresar a (PROVET), nos acaban de recibir los expedientes, ya cumplimos con todo lo que se debe de cumplir. Pero en Baja California, ninguna Normal, de todas las que hay, tienen ningún cuerpo académico formado.

Queremos hacer punta de lanza, y ayudar a todas las normales a que le entremos a los cuerpos académicos. Pero en México, nada más hay 3 normales que tienen cuerpos académicos: Una es la de Nuevo León; otra es la de Jalisco, y otra en el Estado de México, y nosotros hemos recurrido a ellas para que nos orienten, los hemos invitado, hemos venido, y gracias a eso ya también le vamos a entrar por ahí.

Pero realmente lo que pasa es que las normales deben tener autonomía, deben poder adecuar, como decía el maestro, sus programas a las necesidades de cada región, porque son diferentes.

Imagínense cuando se estudia Historia de México, pues, estudia la historia de Mesoamérica y ¿qué no es la historia de México la historia de cada entidad de la república?

El conjunto de toda la historia es la historia de México. Claro que lo que debe enseñarse en realidad, más que la narración y las fechas, es la mentalidad histórica, la conciencia histórica.

La ciencia de la historia, bueno, pues es específica, y tiene que basarse en las fuentes primarias, y tiene que ser crítica, etcétera, etcétera. Esa mentalidad es la que hay que formar en los jóvenes y en los estudiantes.

Pero aquí el problema verdadero es que se ve la educación de las normales, como es educación del Estado, se ve como un adoctrinamiento, y por lo tanto, los programas deben ser los programas centrales.

Bueno, yo voy a cerrar mi intervención pero, pues que quede claro, que si no hay autonomía, y si los programas de las normales no contemplan la investigación y la extensión universitaria, y si no hay plazas suficientes para que los profesores sean verdaderamente de carrera, y no sean, la mayoría, profesores de asignatura, pues no estamos hablando con seriedad de las normales como escuelas de educación superior, si no nada más por decreto. Bueno, pues aquí le paramos.

El Moderador: Muchas gracias, maestro Ortiz Figueroa.

Le doy la palabra al doctor Jesús Valenzuela García, Rector de la Universidad Autónoma Agraria “Antonio Narro”.

El Dr. Jesús Valenzuela García, Rector de la Universidad Autónoma Agraria “Antonio Narro”: Gracias. Buenas tardes.

Cuando leí el título de “Casos Atípicos”, coincido con la persona que tuvo esa idea. En nuestro caso, creo que sí somos atípicos.

Creo que desde nuestro origen, y nuestro benefactor, el señor Antonio Narro, del cual viene nuestro nombre de la universidad, en 1912, en su testamento declara: “Dejo mi fortuna y mi propiedad para una escuela de agricultura”. Y no era menor, eran 3 mil hectáreas, que es la superficie de nuestro campus, y 70 mil pesos era toda su fortuna.

Nada más 2 universidades en América tienen el origen de un filántropo como Antonio Narro: La Narro y la Universidad de Stanford. Entonces, considero que sí, desde ese origen, sí tenemos que comentarlo.

La actividad propia de la universidad inicia hasta 1923, dependiente de un patronato, en el cual, en su testamento deja Don Antonio Narro.

Desde esa fecha, hasta 1938, pasamos a ser parte de la Universidad Autónoma de Coahuila. Casi por 4 décadas, somos parte del Tecnológico de Saltillo, de la Autónoma de Coahuila, de la Normal, otra vez de la Autónoma de Coahuila.

En 1975, donde el Congreso del Estado aprueba la Ley Orgánica de la Universidad como Escuela Superior de Agricultura “Antonio Narro”. Pero ahí también hay algo atípico. Nuestro decreto de Ley Orgánica es estatal, pero nuestro sector es Sagarpa Federal, y desde esa fecha hasta el 2006, y ahorita voy a explicar por qué el 2006, nuestra Ley Orgánica es Estatal, y nuestro presupuesto es Federal.

En 1980 se abre el Campus Unidad Laguna, perdón, nosotros estamos ubicados en Saltillo, Coahuila, se abre el Campus Unidad Laguna con una Escuela de Medicina Veterinaria que había en ese tiempo ahí, e iniciamos con los 2 campus, y es en esta época donde empieza el crecimiento de nuestra universidad. Crecemos casi un 400 por ciento en menos de una década.

Como saben ustedes, en el 2000-2001, se empiezan a generar programas como (PIFI), (FAM), (FIUPEA), (PROME), y resulta que, bueno, nosotros vamos como institución a participar y nos dicen: “Sabes qué, estos programas son para las universidades que pertenecen a (SEP), no para la Sagarpa”. De tal manera, que nosotros no tuvimos acceso, en todo este tiempo, a ninguno de estos recursos extraordinarios que generó el gobierno.

Sin embargo, sin embargo quiero comentar que (CONACYT) siempre ha apoyado a la universidad en todos los programas y en todas bolsas que tiene (CONACYT) la universidad ha participado.

Del 2003 al 2005, la Cámara de Diputado ya no le aprueba presupuesto a la universidad. Aparecemos, una especie de caja chica en toda la estructura de Sagarpa.

La razón, Sagarpa nos dice: “Sabes qué, ustedes son estatales, nosotros no podemos seguir asignando recurso para una universidad estatal. Tienen que resolver ese problema”.

El Oficial Mayor de Sagarpa nos sugiere que hagamos las gestiones ante la Cámara de Diputados y de Senadores para crear una Ley Orgánica Federal.

En 2006, el Congreso de la Unión aprueba la Ley Orgánica de la Universidad como un organismo público descentralizado del Gobierno Federal.

Iniciamos operaciones en el 2007, y en (SEP), obviamente ¿Qué creen que hicimos? Que ese AÑO fuimos a buscar las bolsas concursables que había en la (SEP).

Y nos dicen: “Lo sentimos mucho, no pueden participar, porque estas bolsas son para universidades estatales”. Y es fecha, que hasta este AÑO no hemos tenido acceso a esas bolsas concursables. Y lo digo con todo respeto, he estado, en este período que tengo como rector, en universidades como la unicah; he estado en la Autónoma de Chiapas, en San Luis Potosí; la misma Universidad Autónoma de Coahuila, es increíble el crecimiento que han tenido ¡Eh!

De verdad, la infraestructura, al menos la Autónoma de Coahuila, es impresionante, en los últimos 8 ó 10 AÑOs. Toda esa infraestructura se deriva de bolsas concursables, a la cual no tenemos acceso.

Y pasando a otra cosa. Cuando ya empieza la (SEP) a revisar nuestra información, nuestra documentación nos dice: “Oye, quiero revisar con ustedes la información, porque se salen de los indicadores”.

Nos dice: “No es posible que tengan tantos trabajadores administrativos, incluso no es posible que paguen tanto tiempo extra”.

Dice: ¿A qué se debe?

Le digo: “Lo que pasa es que nosotros somos una universidad 100 por ciento agropecuaria”.

Dice: “Nosotros no tenemos el esquema de que se acaba el ciclo, y adiós universidad. Tenemos establos, granjas porcinas; tenemos 8 campus agrícolas en todo el país”.

Le dije: “Nuestro ciclo no es escolar, nuestro ciclo es pecuario y agropecuario. No dejamos de operar la universidad durante todo el AÑO a raíz de nuestra actividad principal”.

Tenemos en total 21 programas de licenciatura, y 18 de posgrado.

De licenciatura tenemos 14 reconocidos como de calidad, y de posgrado tenemos 12 de los 18 en el (PNPC).

Pero aquí quiero destacar que en el 2010, todos los programas de licenciatura estaban considerados como de calidad, y todos los programas de posgrado.

La realidad es que, mientras no se tenga acceso a recursos para poder mantener esos programas, es muy difícil mantener la calidad, porque no se puede nada más con el presupuesto normal que nos asigna la Cámara de Diputados, se requiere un presupuesto extraordinario para poder mantener la calidad de esos programas.

Pero también somos atípicos porque nosotros estamos ubicados en Coahuila, y únicamente el 12 por ciento de los estudiantes es del Estado de Coahuila, el resto es de toda la República Mexicana, y les comparto el dato: 20 por ciento de los alumnos es del Estado de Chiapas; más de 500 alumnos pertenecen a alguna etnia.

Se hablan en la universidad, en el norte del país, 32 dialectos diferentes.

Tenemos mil alumnos de las comunidades más marginadas de la República Mexicana, determinadas por (CONAPO). Eso habla de la apertura de la universidad, y eso habla del servicio social que presta la universidad a toda la comunidad, a todo México.

Estamos hablando de que la universidad tiene más del 50 por ciento de sus alumnos becados con algún tipo de beca.

Desde su origen, en 1923, la universidad nació con servicios estudiantiles, que hasta el día de hoy siguen siendo parte de la cultura de la universidad.

¿A qué me refiero? La universidad ofrece servicios de comedor 3 veces por día, los 7 días de la semana, durante el ciclo escolar; ofrece un internado varonil y femenil, que atiende ahorita a casi mil estudiantes, y tenemos un servicio de transporte en la universidad. Esa es la razón por la cual nuestra universidad sigue siendo un atractivo para las clases más marginadas del país.

Tenemos retos importantes, serios, y ahí quisiera, a las autoridades que nos hacen el favor de estar aquí, incluyendo a los rectores que tienen facultades de agronomía, en México somos 110 millones de habitantes.

Nada más el 26 por ciento de esa población sigue viviendo en las comunidades rurales. Pero de ese porcentaje, casi el 60 por ciento son adultos mayores, mujeres y niños; el resto de las personas está o en las ciudades o en el extranjero. Alguien lo mencionó hace un rato, el reto es mayúsculo.

La universidad como la nuestra, y las facultades que tienen carreras agropecuarias, requieren el apoyo para poder ser capaces de producir los alimentos que México requiere ahorita y en el futuro.

El 90 por ciento de los productos agropecuarios lo generan únicamente el 10 por ciento de las personas que se dedican a la actividad pecuaria.

El otro 90 por ciento de las personas que se dedican a la actividad pecuaria, producen nada más el 10 por ciento. La diferencia es abismal. No se puede limitar en poco tiempo, se requiere un esfuerzo extraordinario para este tema.

El Moderador: Rector, le pido el cierre de su intervención.

El Dr. Jesús Valenzuela García: El problema directo de la universidad, de seguridad social, ahorita hay 450 profesores en edad de retirarse, y la demanda anual de nuestros alumnos es cada día más creciente. No tenemos la capacidad para poder atender al total de alumnos que solicitan entrar a la universidad.

Muchas gracias.

El Moderador: Gracias, rector.

Para cerrar ya el número de participaciones, le pido al Senador Raúl Morón, hacer uso de la palabra.

El Senador Raúl Morón Orozco, Secretario de la Comisión de Educación del Senado de la República: Muchas gracias. Buenas tardes.

Saludarlos con mucho aprecio a todos y a todas.

Yo poco tengo que decir ya de lo que han abordado aquí mis colegas en este panel tan interesante, tan importante, sobre todo porque dentro de lo atípico, hay instituciones más atípicas como la que nos acaba de relatar aquí nuestro amigo el Rector de la Narro.

Entonces, esta es una dificultad grave, el tema fundamental de la legislación mexicana en materia de educación superior, y creo que en estos 2 días, tanto el pasado miércoles como éste, nos hemos dado cuenta de los retos que tiene la educación superior en el país.

No es poca cosa, no es únicamente abordar una reforma en educación en un país. Lo que está pasando ahora en el nuestro, por ejemplo.

Yo le pedía al Presidente de la Comisión de Educación estar aquí presente, participar, porque lo que ha estado manejando el Gobierno Federal en lo que tiene que ver con la reforma educativa, yo he sido uno de los críticos que he estado planteando que esta no es una reforma educativa.

Una reforma educativa es la que ustedes han dicho el día de hoy en estas mesas que hemos llevado acabo el día de hoy, y lo que han dicho también los amigos que participaron en los otros paneles, es entrar a fondo en la discusión, es entrar a fondo en la materia de lo que estamos enseñando en las instituciones de educación de todos los niveles en el país.

No es un asunto nada más de ordenar, que eso se ocupa, y claro que hay que hacerlo, y eso está pasando, el Sistema Educativo Nacional, que de paso había un total desorden, permisibilidad en todo y por todo, pero esto no debe partir de la culpa de los educadores de este país, los educadores de este país, sobre todo en la educación básica, no son responsables de lo que se enseña en las escuelas de educación básica, ni en las escuelas de educación normal, como aquí se ha dicho.

La norma y los programas de estudio se diseñan desde la instancia federal, desde el centro, y entonces la responsabilidad no puede partir de que los responsables de la situación que el país vive en cuestiones educativas, es una responsabilidad del maestro, es una responsabilidad de los educadores ¡Claro que no! ¡Claro que no!

Y ahora que exploramos un poco las condiciones en que estas instituciones vienen desarrollándose, las normales, los tecnológicos, y todos los que aquí han participado el día de hoy, pues nos damos cuenta de las limitaciones tan grandes con las que viene participando de la falta de recursos, de la poca certidumbre laboral que se tiene después de prestar toda una vida de servicio, aquí se ha dicho que ellos mismos están viendo cómo diseñan sus propios esquemas de pensiones, de jubilaciones para poder tener, bueno, ya al final de la vida, una vida un poco más tranquila. Pero hasta esa limitación tenemos en este sistema.

Entonces, yo creo que en este país, dado los retos que aquí se han visto, la pasada mesa fue muy clara de la globalidad que existe en el país y de la necesidad que hay de que nuestros sistema de educación tenga una currícula, un mapa curricular que no específicamente vea los temas de carácter nacional, sino que tenemos que tener ya una visión más global, más internacional del conocimiento de lo que tenemos que enseñar, y esto nos obliga, sí, a mi juicio, a rediseñar lo que nosotros hemos llamado el modelo educativo, que tiene que ver con los programas de estudio, con la currícula educativa, los libros de texto, los métodos de enseñanza y los retos que la educación tiene. Entonces, se ocupa, es urgente un rediseño de todo el sistema educativo nacional.

Aquí hemos explorado, en este día, y el pasado miércoles, lo que tiene que ver con educación superior. Y no nada más es el tema de carácter legislativo, como aquí se ha dicho de manera muy precisa, el tema de carácter legislativo es una parte, y yo creo que es una parte no tan sustantiva, a mí me parece que lo sustantivo es lo otro, es la viabilidad, es cómo acoplamos a nuestra educación, cómo egresan nuestros educandos con un perfil que les permita competir en cualquier parte del mundo, en cualquier parte del planeta, y eso obviamente se impone o impone un rediseño, impone una reflexión interna, una reflexión con la gente que está participando de este proceso educativo.

Yo he dicho que no se entiende una reforma educativa sin la opinión de los maestros de México, de educación básica.

Tampoco se puede pensar en una reforma a las normales del país sin la participación de los trabajadores de las escuelas normales, y claro de los que están ahí formándose para ser docentes, y claro que también, porque en la educación somos responsables todos, la opinión de la autoridad y la opinión de todos los sectores de la sociedad.

Y claro que no se entiende una reforma universitaria o una reforma de los tecnológicos sin los trabajadores de las universidades o los trabajadores de los tecnológicos.

Y no se entiende cómo cambiar el sistema de investigación de este país, sin la participación de los investigadores. Pues, yo creo que en este reto de la educación estamos todos.

Hay un tema importantísimo, que es el centro de este reordenamiento de la educación que ha planteado el Gobierno Federal con esta reforma pasada educativa, que es el tema de la evaluación.

Yo quiero aquí decir, con toda claridad, y lo han dicho todos ustedes, que la evaluación es un factor fundamental en la práctica docente, en la práctica educativa. Pero no nada más en la práctica educativa y docente, en cualquier actividad que tenemos como seres humanos, como mexicanos, como país, como universidades, como instituciones, la evaluación es fundamental.

Pero la evaluación ¿Para qué? La evaluación para consolidar las fortalezas que tenemos, para afianzar los conocimiento y donde somos líderes, y también para reconocer las limitaciones, las dificultades y los retos que los tiempos nos imponen.

Entonces, a mí me parece, colegas, compañeros, compañeras que están aquí presentes, que ha sido, estas mesas, una excelente oportunidad para abrir un debate apenas. Yo creo que este debate hay que llevarlo al centro de las instituciones que aquí están representadas, tanto públicas como privadas, aunque decíamos que ya no se diga eso, pero creo que las instituciones de este país, de educación superior, tiene el gran reto de empezar a prefigurar en perspectiva lo que este país puede ser en el futuro, y creo que ahí no tenemos límites, y creo que tenemos capacidades y calidad humana y perfiles que pueden asumir esos retos y esas posibilidades.

Y la ciencia, la investigación, la innovación, la creatividad, echarnos para adelante, no está nada más en las instituciones de educación superior, eso se enseña desde educación básica, eso se enseña desde educación inicial, preescolar, la educación primaria y la educación secundaria.

Entonces, a la educación la tenemos que ver así, como algo integral, y la responsabilidad de ver a la educación así, de trazar la ruta, los retos que este país tiene, también tenemos que verlos como una responsabilidad integral.

Muchas gracias por su presencia y por su participación.

(Aplausos)

El Moderador: Senador, muchas gracias por su participación.

Son muchos los temas de estas instituciones atípicas que hay que revisar, y por supuesto, resolver.

Por el tiempo, ya no habrá preguntas. Agradezco a todos los participantes, los panelistas por su excelente intervención.

Muchas gracias.

(Aplausos)

La Moderadora: … en esta mesa.

Les rogamos permanezcan en sus lugares, pues, daremos paso a la ceremonia de clausura y conclusiones.

Solicito, entonces, que suban a quienes intervendrán en esta clausura, y lo harán en el orden que los voy a mencionar.

Al Senador Juan Carlos Romero Hicks, Presidente de la Comisión de Educación del Senado de la República.

Al maestro Jaime Valls Esponda, Secretario General Ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior.

Al doctor Salvador Jara Guerrero, Subsecretario de Educación Superior, a quien solicitaremos haga la clausura de estas mesas de debate.

Si es tan amable, Senador Romero Hicks, por favor, de tomar la palabra.

El Senador Juan Carlos Romero Hicks, Presidente de la Comisión de Educación del Senado de la República: Gracias.

Señor Subsecretario doctor Salvador Jara, muchas gracias por su presencia, y el compromiso que la Secretaría de Educación Pública asume en el trabajo arduo de construir una agenda hacia una legislación actualizada en educación superior.

Señor Secretario Don Jaime Valls, quiero reconocer el papel tan importante de la (ANUIES), y de todos sus asociados que el día de hoy nos nutren con su distinguida y valiosa participación.

Y también agradecer mucho al Senador Raúl Morón, quien es Secretario de la Comisión en el Senado de la República, y que ha estado al pendiente de todas estas jornadas.

Distinguidos académicos;

Señoras y señores:

México es un país de luces y de sombras, y hoy es el tiempo de la universidad mexicana.

El Rector de Harvard, Drew Gilpin Faust, en junio de 2010, en una reunión con la academia irlandesa, reflexionaba sobre las siguientes consideraciones: El conocimiento es el motor principal del desarrollo, y la educación, sin duda, se ha convertido en el pilar para el crecimiento individual y para la movilidad social.

Cuando pensamos que lo que representa la universidad mexicana, en cada persona que sueña, que piensa, que siente y se quiere comprometer, y en donde esta persona asienta su vida con nombre, rostro, corazón, domicilio y apellido, seguramente vemos, y desde esta maravillosa casona del Senado, el papel de la universidad.

El propio Presidente de Harvard diría: “Que el entendimiento es la esencia de la universidad”.

…hasta Zacatecas, poco más de 3 mil instituciones de educación superior; alrededor de 4 millones de alumnos; más de 30 mil programas académicos. Y en todo esto, nosotros hemos escuchado diferentes voces de actores, especialistas, que bajo diferentes temáticas nos han dado su valoración en 6 aspectos:


1.- Legislación.

2.- Calidad y evaluación.

3.- Financiamiento.

4.- La educación particular.

5.- La globalización y la internacionalización.

6.- El resto de las instituciones de educación superior, que pido una disculpa, se puso en el programa el nombre de Organizaciones Atípicas.

Y yo recuerdo que también la palabra “Educación Normal” llama la atención.

Nosotros, en la Comisión del Senado, hemos clasificado 4 categorías de análisis, a manera preliminar:

1.- Legislación.

2.- Política pública.

3.- Rediseño institucional.

4.- Financiamiento.

Si hacemos de manera muy preliminar una matriz con los 6 temas enumerados, y las 4 categorías, solamente por un ejercicio intelectual, llegaríamos a un conjunto de aproximaciones, en donde sin duda, la normatividad universitaria está rebasada, es contradictoria, dispersa, rígida y particularmente anacrónica.

Si llegase una persona a preguntar, empezaría por, entre otras cosas, tratar de identificar ¿si tenemos un sistema de Educación Superior Universitaria? no lo tenemos, hay que construir un sistema de educación superior.

¿Si tenemos un Sistema Nacional de Evaluación Universitaria? Tampoco lo tenemos.

Hay esfuerzos muy significativos, muy valiosos, pero no tenemos un sistema de evaluación.

¿Existen normas en materia de financiamiento? ¡No!

¿Existen posibilidades para que cada casa de estudios tenga un principio de libertad académica y autonomía? ¡No!

¿Existen condiciones para que podamos tener mejores rumbos para poder compartir los modelos de cada universidad? Y lamentablemente la respuesta sigue siendo negativa.

Entonces tenemos, desde naturalezas jurídicas peculiares, atípicas o normales, en donde desde la esquizofrenia de la presentación que hemos escuchado de algunas casas, pues sin duda, que hoy lo que tenemos que hacer es caminar hacia una nueva legislación, hacia una legislación que ve certeza jurídica, que garantice libertad académica y autonomía a cada casa de estudios, que permita la flexibilidad curricular, y al mismo tiempo de la búsqueda de excelencia el rigor académico, que nos dé responsabilidad social, porque la palabra responsabilidad viene de dar respuesta a las cosas, que nos dé claridad en el tema del financiamiento y que la evaluación, la acreditación y certificación tengan mecanismos de transparencia, y sobre todo de diálogo para volver a reconocer que nadie es el dueño de la verdad, es una búsqueda que tenemos entre todos nosotros.

Y las preguntas con las que iniciamos seguirán siendo parte de la ruta en el corto plazo.

¿Cuál es el papel de la universidad?

¿Cuál es la universidad mexicana que queremos?

¿Cuáles son los planes, programas, fijos o flexibles, exigentes y adaptables que requerimos?

¿Quién debe acreditar al individuo, a los programas y a las instituciones?

¿Cómo queremos una universidad más especializada?

¿Cuál debe ser la relación de la universidad con la sociedad, con los gobiernos, con los sindicatos, con los padres de familia, con toda la sociedad? Y no podemos, entonces, tener camisas de fuerza.

¿Cuánta flexibilidad queremos para la próxima legislación?

Varias personas, el día de hoy, me lo han compartido. Necesitamos leyes breves, generales y que nos permitan la inspiración de los principios universitarios. Y esto lo comentábamos hace un momento con el doctor Jara y también con Don Jaime Valls.

¿Cuál es el modelo de universidad que le queremos presentar y comprometer a México?

Y como lo dijimos el miércoles pasado, sin reforma universitaria, no tenemos una reforma de educación integral.

Para cualquier casa de estudios, esto significa revisar su modelo educativo, su plan de desarrollo, el tener los mejores alumnos, los mejores profesores y la mejor infraestructura, la mejor vinculación, el mejor financiamiento, el mejor esquema internacional de colaboración, la mejor estructura organizacional, y también los mejores modelos de gobernanza.

Y esta reforma regresa a preguntarnos. ¿Qué es hoy la universidad mexicana? Y ¿Qué les dice a los demás, a los 2 mil 457 municipios, a los poco más de 115 millones de habitantes, y de todas las instituciones creadas por el hombre?

Sin duda, que una de las más importantes, porque nos enseña a pensar, a sentir, a emocionarnos y a comprometernos, es la universidad mexicana.

Hoy es el tiempo de la universidad, la nuestra, la de todos, la de la página que queremos abrir para poder tener mejores condiciones de hoy y de mañana.

A todos, muchas gracias por su participación.

(Aplausos)

La Moderadora: Maestro Valls, si es tan amable, por favor.

El Mtro. Jaime Valls Esponda, Secretario General Ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior: Señoras y señores, quiero comenzar mí intervención agradeciendo a todos ustedes por su asistencia a estas 2 jornadas de reflexión en torno a la legislación de nuestro Sistema de Educación Superior.

Reconozco la labor, el compromiso y sobre todo el interés manifiesto por el Senado de la República para el desarrollo de las mesas de debate sobre un tema por demás relevante.

Particularmente expreso mi gratitud al Presidente de la Comisión de Educación, Senador Juan Carlos Romero Hicks.

Muchas gracias, Senador.

A los Senadores que participaron en este importante evento, al Senador Morón.

Muchas gracias, Senador.

Asimismo, hago mención del gran acompañamiento y participación del Titular de la Secretaría de Educación Pública, del maestro Aurelio Nuño Mayer, así como del Subsecretario de Educación Superior, doctor Salvador Jara Guerrero, quien junto con el Senado somos los organizadores de esta importante mesas de diálogo de debate.

Hago mención también de la excelente participación de todos y cada uno de nuestros ponentes, porque con el vasto conocimiento que tienen de la educación superior han profundizado en cada uno de los temas que fueron planteados durante estas mesas.

A los titulares de las instituciones de educación superior, legisladores, servidores públicos, estudiantes y asistentes, les expreso también mi más amplio reconocimiento.

Muchas gracias a todos.

Como lo señalé en mi intervención de la semana pasada, la (ANUIES) ha venido convocado a este tipo de foros en la idea de que a través de la participación de todos los sectores y de todos ustedes, se discutan temas que desde nuestras perspectiva resultan fundamentales para ir abonando juntos al diseño de iniciativas, programas, proyectos que fortalezcan nuestro sistema de educación superior.

Como se ha señalado a lo largo de estos debates, debemos trabajar para que la normatividad de la educación superior potencia la calidad, la pertinencia, la equidad, la internacionalización de nuevas modalidades de estudio y el quehacer de todos los subsistemas públicos y particulares, así como para que otorgue certeza y suficiencia financiera a las instituciones públicas de educación superior.

En este sentido, parece existir consenso sobre la necesidad e importancia de actualizar las normas que fundamentan este nivel de estudios en virtud de que la legislación vigente ya no responde a las dinámicas de los tiempos actuales y nuevas condiciones socioeconómicas, particularmente en materia de financiamiento, se considera vital la existencia de disposiciones que garanticen que las instituciones cumplan con la función social con lo que han estado históricamente comprometidas.

En resumen, la gran conclusión derivada de estos encuentros, es que las políticas públicas deberán estar sustentadas en la participación de nuestras autoridades, de los académicos y de la sociedad en su conjunto, y que se requiere de una nueva legislación acorde a las necesidades del Sistema de Educación Superior.

En otras palabras. Debemos contribuir a que la educación superior se abra a nuevas posibilidades de desarrollo y finque pilares más sólidos en favor de un mejor país.

Para la (ANUIES), escuchar todas las opiniones y posiciones respecto de la legislación, resultará en insumos de primera importancia para el trabajo que continuaremos.

No lo mencionó el Senador, pero es una idea de él, firmar una carta para que haya este compromiso y continuemos avanzando este mismo AÑO con una propuesta concreta.

Lo que sigue, es que la concurrencia de todos, logremos integrar estas relevantes aportaciones en una Iniciativa específica que pueda ser analizada y discutida por el Congreso de la Unión, por lo que en los próximos días seguramente los estaremos convocando a participar en esta tarea, en la revisión de estos documentos.

Concluyo reiterando mi agradecimiento a los 2 coorganizadores, que además los 2 han sido rectores de sus universidades; los 2 han sido titulares, uno del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología; y otro, del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología en Michoacán, y los 2 han sido gobernadores de sus estados, sin duda, importantes aliados que tienen un compromiso con México, con la juventud; que saben de la educación superior, que la han vivido, que reconocen las necesidades, y por supuesto, lo que necesita el país; son protagonistas de nuestro tiempo, y son conocedores de las necesidades que tiene México y la juventud; son protagonistas que han participado al lado del Presidente de la República, en estas profundas reformas estructurales que está viviendo el país, y que sin duda, necesitarán de jóvenes preparados, de jóvenes que atiendan las necesidades de las diferentes regiones del país, de jóvenes también con valores, con principios, con un compromiso con la responsabilidad social con nuestro país.

Gracias a los 2 por su participación, y estamos seguros que vamos a tener una Iniciativa que reforme la legislación en educación superior, y que la haga acorde a los tiempos y al desarrollo y porvenir de nuestro país.

Muchas gracias a todos por su participación.

(Aplausos)

La Moderadora: Previo a la declaratoria de clausura, se va a llevar a cabo la firma de la carta de intención para dar inicio a la redacción de una propuesta legislativa en materia de educación superior, considerando que los días 2 y 9 de marzo de 2016, el Senado de la República, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, y la Secretaría de Educación Pública, celebraron las mesas de debate: “La legislación mexicana de educación superior”.

Como resultado del trabajo de estas mesas, se consideró necesario revisar el marco legal vigente, de lo que deriva este acuerdo.

A través de la firma de esta carta de intención, se expresa la voluntad de las partes para colaborar en el análisis, discusión y redacción de una propuesta legislativa en materia de educación superior, y lo firman:

Por la Comisión de Educación, el Senador Juan Carlos Romero Hicks, Presidente.

Por la (ANUIES), maestro Jaime Valls Esponda, Secretario General Ejecutivo.

Por la Secretaría de Educación Pública, doctor Salvador Jara Guerrero, Subsecretario de Educación Superior.

Dado en la antigua Sede del Senado de la República, a los 9 días del mes de marzo de 2016.

(Se firma la carta de intención)

(Aplausos)

Doctor Salvador Jara Guerrero, solicitamos nos haga el favor de clausurar este acto.

El Dr. Salvador Jara Guerrero, Subsecretario de Educación Superior: Muchas gracias.

Muy buenas tardes a todos y todas.

Lo primero que quiero decir es en manifestar mi beneplácito por estos foros.

El Secretario Aurelio Nuño tiene una frase que ahora se ha hecho muy famosa entre todos los colaboradores, y que dice: “Que nos gusta mucho estar en la oficina, tenemos un edificio maravilloso, nos gusta el trabajo de escritorio, pero no podemos estar ahí esperando conocer el mundo como nos lo platican”.

Tenemos que ir a las universidades, tenemos que ir a las normales, a las escuelas secundarias, a las escuelas primerias, y tenemos que ver la opinión de todos, y este foro realmente es la consecuencia de una reunión que tuvo el Secretario con el Senador Romero Hicks, con otros Senadores y Diputados, en donde le plantearon los obstáculos que planteaba una legislación que no estaba actualizada, y le dijeron que por qué no hacíamos una mesa de trabajo.

La mesa de trabajo, originalmente, pues se pensó que nos sentáramos un servidor con colaboradores, el Senador Romero, Jaime Valls, de la (ANUIES), la Cámara de Diputados, pero lo que pensamos con ellos es que, pues, nuestras opiniones eran muy poquitas, comparadas con la complejidad del Sistema de Educación Superior.

Entonces, lo primero que se nos ocurrió, y este es el primer producto, pues es hacer un foro para conocer, para que además entre todos conociéramos, pues, todo lo que tenemos en educación superior, porque un problema inicial es que no tenemos un diagnóstico.

Aquí ya se dieron ustedes cuenta que tenemos escuelas normales que forman parte de educación superior, tenemos universidades interculturales, tenemos el Instituto Tecnológico Nacional de México, con muchos institutos tecnológicos, tenemos las universidades públicas estatales, tenemos las universidades tecnológicas, las universidades politécnicas, tenemos centros de investigación, centros de los que eran (CONACYT), tenemos una diversidad de instituciones privadas.

Y la parte más importante es, que a pesar de que tenemos muchísimas fortalezas, yo quiero mencionarlo y quiero poner énfasis en ello, que tenemos excelentes instituciones de educación superior.

Yo creo que la mayoría de las universidades públicas ya han adquirido un nivel de madurez en tamAÑO y en la calidad de la investigación, los institutos tecnológicos, no se diga, las universidades politécnicas y tecnológicas tienen una flexibilidad muy importante y muchísima pertinencia.

Las instituciones privadas, hoy día están atendiendo ya al 30 por ciento de la matrícula de educación superior en México, y sin embargo, las cosas no están como quisiéramos.

Tenemos estudiantes muy destacados que salen de algunas de nuestras instituciones, y no encuentran trabajo, y tenemos empleadores que están requiriendo cierto perfil, y no lo encuentran. Entonces, algo está fallando.

Y a veces la ley puede ayudar mucho, pero también puede obstaculizar mucho una tarea. Entonces, lo que tenemos que plantearnos es ¿Cuál es el tipo de egresado que queremos, de cada uno de los sistemas? Porque, efectivamente, no nos gustaría que todas las universidades fueran iguales, fueran idénticas, tenemos que formar diferentes tipos de perfiles porque el país así lo requiere, no solamente el país, sino el mundo.

Pero además necesitamos tener la facilidad de cambiar, de ser muy flexibles, porque el mundo cambia muy rápido, y el estado en que nos encontramos hoy día es que tenemos una sola legislación, que como van a ver, nos cuesta mucho trabajo modificar.

Entonces, tenemos que adaptarnos a los tiempos, cambiarla, como bien dijo ya el Senador Romero Hicks, probablemente algo muy simple, muy general, y que en toda la normativa secundaria o toda la reglamentación sí sea algo que se pueda cambiar y revisar de manera obligatoria, probablemente cada 3 ó 4 AÑOs. Ese es, más o menos, el horizonte que nos estamos planteado, tanto con la (ANUIES), como con el Senado de la República, y con la Cámara de Diputados.

Yo lo único que quiero decir es que estoy muy agradecido con la increíble participación, el liderazgo que ha tenido, tanto el Senador Romero Hicks, como Jaime Valls.

Agradecer mucho a Raúl Morón su participación en este momento, y también su papel que ha jugado como Secretario de la Comisión de Educación, y por supuesto la asistencia de todas y todos ustedes, su compromiso con la educación superior de México.

Muchísimas gracias.

Si me permiten, para dar la formalidad del caso, voy a clausurar este evento.

Hoy, 9 de marzo del AÑO 2016, siendo las seis treinta y cinco de la tarde, declaro formalmente clausurados los trabajos de este encuentro sobre la legislación mexicana en materia de educación superior.

Muchísimas gracias.

¡Felicidades a todas y todos, y un fuerte abrazo!

(Aplausos)

-----000-----


Torre de Comisiones, Piso 13, Oficina 5,
Av. Paseo de la Reforma 135, Col. Tabacalera, Del. Cuauhtémoc, Cd. de México, C.P. 06030
53-45-30-00 Ext. 3417 y 5263 educacion@senado.gob.mx
Comisión de Educacion