+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Intervención del Senador



Sen.


Senador Electo por el Principio de Primera Minoría
Suplente:
Integración en Comisiones.

Intervencion del día Jueves 11 de octubre de 2018


Intervención

Comparecencia del Maestro Ildefonso Guajardo Villarreal, Secretario de Economía, en el marco del Análisis del VI Informe de Gobierno del Presidente de la República, en materia de Política Económica

El Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal: Con su permiso, señor Presidente.

Agradeciendo a las Senadoras y Senadores que han participado en esta segunda ronda de preguntas, y reconociendo que algunos de los temas específicos, no los mayores, importantes, merecen un comentario de la primera ronda, debido a que fueron algunos de las preguntas que quedaron sin contestación.

Hablábamos de los dos México’s y hablábamos de la importancia que la política pública logre jalar a ese México que tiene que llegar a los mismos niveles de desarrollo.

El país, sin duda, lo tiene que resolver, parecería ser que esta dicotomía es una dicotomía que pudiera mantenerse, no se puede mantener, justamente en un país claro, con condiciones de viabilidad democrática, el sur-sureste tiene que estar integrado en el norte.

Las  zonas económicas especiales, fueron diseñadas justamente con esa visión, cómo poder generar riqueza en regiones donde el desarrollo no ha podido impactar la transformación del capital humano y la viabilidad.

Ha habido múltiples intentos en el mundo, los que tienen éxito están fundamentados en cuatro vertientes, conectividad, infraestructura, disponibilidad de espacio y sobre todo capital humano y una población que pueda generar.

Es por eso que las cuatro zonas económicas estratégicas del sur-sureste, creadas por el Presidente Peña y aprobada en la ley por este Legislativo, tiene objetivos estratégicos para la inversión.

La Secretaría de Economía tiene el compromiso de anclar inversiones importantes, lo hemos hecho ya en la zona de Guerrero-Michoacán con una expansión de una planta acerera y lo seguiremos haciendo en Chiapas, en la zona petroquímica, clara del Golfo de México y, sin duda, en el sector agroalimentario del sur-sureste.

Para tener éxito es necesario seguirle apostando e impulsar. No es con ejercicios presupuestales dispersos, sino con soluciones integrales que pueden lograr esta transformación.

Estoy seguro que en más de una ocasión vendrán planteamientos para extenderlas, el éxito de estas zonas es considerarlas privilegiadas, extenderlas de manera en números, implicaría la responsabilidad de canalizar los sectores productivos.

La pobreza, sin duda, hay que combatirla con generación de riqueza, pero para generar una zona económica especial, tiene que haber elementos como los que actualmente existen para poder dinamizarlas.

Sin duda, hay un tema que cruza a través de toda esta participación y es la desigualdad, la desigualdad es claramente el reto más grande que tiene México; para poderla combatir es necesario utilizar instrumentos efectivos.

Les doy ejemplos de uno sólo,  que gracias al trabajo de la administración del Presidente Peña y el Legislativo mexicano fue posible lograr, una Ley de Competencia Económica que garantice realmente la protección contra el ejercicio de prácticas ilegales de concentración. Eso ha ocasionado que los mexicanos a través de muchos años hubieran pagado innecesariamente los costos de esta concentración. Por eso hay ricos tan ricos, porque no se les exigía que compitieran en condiciones de igualdad.

Es muy sencillo, en este país vivimos la responsabilidad de haber tenido durante más de 70 años un sistema político centrado a un partido hegemónico, ya no eran momentos para seguir teniendo un partido así ni un gobierno así.

Por eso acogimos la democracia, por eso acogimos la competencia.

Lamentablemente hubo una transición  en el año 2000 que nos llevó a un partido político diferente en esta conducción, lamentablemente este partido  quiso conducir este país  con los mismos instrumentos de un partido hegemónico y, ¿cuál fue el resultado? Que los poderes fácticos se treparon encima, que los que mandaron eran los monopolios y no el interés de la gente, para transformar hay realmente que comprometerse con el cambio, hay realmente que entender los instrumentos que hay que tocar  para poder realmente lograr el beneficio colectivo, y hoy frente a un nuevo reto, yo realmente creo que estamos en el lugar y en el momento apropiado.

Hagamos de esta transición una verdadera reforma que vuelva a balancear los poderes de la gente contra los poderes fácticos, y eso está en manos del Estado mexicano.

(Aplausos)

Adicionalmente, hubo una serie de comentarios que quiero poder claramente resolver en materia del acuerdo, y me voy a concentrar en la mayor parte de ellos.

Yo diría que de las casi diez observaciones que se hicieron, empezaría a tratarlas directamente.

La primera de ellas, ¿cuándo se firma?

La firma del acuerdo, sin duda desde el punto de vista legal, puede ser hecha  o por los ejecutivos o por quienes ellos designen como sus representantes, y ésta ocurrirá, sin duda, el último día del mes de noviembre.

Pero esto no significa que tiene que ser en un espacio único, pudiera serlo, pero no tengan ustedes la menor duda que este tratado se firmará antes de que termine la administración del Presidente Enrique Peña Nieto.

En segundo lugar, el status del acuerdo, ¿es tratado o es acuerdo?

La diferencia real  en Estados Unidos es que cuando se vota un tratado, se requiere mayoría calificada del Congreso, cuando se vota un acuerdo requiere mayoría simple, pero las responsabilidades mismas del acuerdo son exactamente iguales, no hay diferencia desde el punto de vista de compromisos y no hay diferencia de la restricción de  legislativas.

En este contexto, atenderé la solicitud que es parte del compromiso de poder compartir con este Senado de la República, al evaluación de impactos del nuevo acuerdo, es parte de la responsabilidad que generalmente  y casi,  no casi, en todos los acuerdos comerciales hemos cumplido, tratar de tener una visión de impacto, como lo hicimos en el CPTPP.

Los 16 dólares la hora, es bien importante aclararlo, para evitar diferentes interpretaciones.

Primero, del 75 % de composición norteamericana de un automóvil, el 60  se puede producir en México actualmente, el 40 tendrá que ser realizado en una zona de salarios por encima de 16 dólares la hora.

Quiere decir que entre Canadá y Estados Unidos, en este momento podrían canalizar esa producción.

Qué es lo que implica, que este 40 del 75,  sus componentes cumplan la condición, es una manera indirecta de decir que hoy México pueda producir 60 % del componente norteamericano de un automóvil y que Canadá y Estados Unidos pueden producir el 40.

En ese sentido, créanme, la industria de autopartes que ustedes pueden dialogar con ellos y la industria automotriz  están claramente en excelente posición de tomar ventaja de esta negociación.

Pero adicionalmente, a 70 % de los automóviles que producimos en este país, debido a su modelo de negocio, cumplirán exactamente el día 1º de enero del 2020, con el requisito previsto en esta nueva regla automotriz, el 30 % restante, al cual le tomará un tiempo adicional, el peor escenario, aun  cuando Estados Unidos lleve lo aranceles al 30 será pagar el 2.5 mientras  cumple la regla de origen.

El 2.5 % lo corrige el mercado cambiario en un solo día, en un solo día hay correcciones cambiarias que representan el 2.5 %, así es que esto no será elemento para poder distorsionar la ventaja competitiva de México en el sector automotriz.

Solución de controversias.

Los paneles de solución de controversias, que se incluyen en el acuerdo, que será presentado a ustedes, están en tres apartados:

El primero, controversias inversionista-Estado, capítulo XI.

La amenaza sería que con el fin de hacernos menos atractivos Estados Unidos lo querían eliminar, después ofreció una opción de estar o no estar donde ellos decían. Nosotros no vamos a estar, pero si México quiere optar por estar es tema de México.

Los negociadores contestaron: “de ninguna manera, la Ley de Tratados Internacionales nos impide aceptar acuerdos de inversión que no sean recíprocos”.

¿Cuál fue la estrategia de negociación? Pues que no se quede el XI, que desaparezca.

¿Por qué no gastamos capital negociador en el XI?

Porque los más interesados de proteger a sus inversionistas están en Washington, y así fue como llegamos a la solución de proteger el porcentaje más alto de inversiones con un capítulo XI funcionando.

El capítulo XIX, controversias comerciales.

¿Qué es lo que nos dice el XIX?

Si cada país aplicando sus leyes contra competencia desleal llega a una solución los otros países se reservan el derecho, a través de un panel, de analizar que no hayan hecho trampa en el proceso.

Y aparentemente la preocupación es que tengamos paneles de solución de controversias porque en el pasado no han sido efectivos, ahí sí con todo respeto en él, exactamente en un panel del capítulo XX de Estado a Estado ganamos el tema del transporte en el 2007.

Después de casi 13 años de incumplimiento estadounidense para la entrada de transportistas mexicanos se ganó precisamente porque obtuvimos el derecho de poner sanciones comerciales contra los Estados Unidos y fueron dirigidas a sectores estratégicos.

Gracias al capítulo, en este caso XX Estado-Estado, pudimos ganar este posicionamiento.

En el caso específico de la medida de revisión sexenal que tiene extensión a 16 años.

Esto no quiere decir que en el sexto año forzosamente tiene que llegar el acuerdo, inicia la revisión. Se puede hacer el esfuerzo en el séptimo, en el octavo, en el noveno, en el décimo, pero, finalmente, en el momento que se llegue a ratificar nuestra voluntad se extiende por 16.

En dado caso que esto no ocurra y lleguemos a un proceso de culminación lo que pasaría concretamente, como es el escenario actual, que el país que se quiera salir se sale, pero el acuerdo no se destruye y se refuerza bilateralmente si es necesario.

En el caso concreto del uso excesivo de la cláusula 3210, sobre el no hacer acuerdos con economías que no son de mercado, sólo para precisar, el caso de Venezuela no sería el caso, porque Venezuela, claramente México tiene un preacuerdo existente a través de la ALADI y no sería incluido en estos objetivos.

Y en el caso de Irán, con toda su controversia, tampoco está considerado como economía que no sea de mercado.

Continuando dentro de estas dudas me gustaría tocar el capítulo ambiental que fue ampliamente tocado por las Senadoras y los Senadores.

En el capítulo ambiental establecemos nuestra obligación a cumplir no sólo nuestros compromisos establecidos en nuestras leyes ambientales, incluyendo nuestros compromisos en materia de energías alternativas para reducir emisiones. Pero, al mismo tiempo, señalamos nuestra adherencia a compromisos internacionales.

El hecho de que no haya una referencia explícita al calentamiento global no cambia exactamente la política mexicana en persecución de esos objetivos.

El capítulo ambiental termina siendo fortalecido porque ahora será sujeto, dentro del acuerdo, a la solución de controversias, no como en el NAFTA original, que era un acuerdo paralelo que simplemente abogaba principios, pero no eran claramente ejecutables.

Dentro del proceso de preguntas hubo una pregunta muy concreta de la Senadora Ifigenia Martínez Hernández, a quien le agradezco, y le agradezco no sólo su pregunta, sino haber estado claramente comprometida en la legislatura que nos tocó como diputados en la Comisión de Economía para poder sacar adelante leyes muy importantes para este país.

Gracias, Senadora Ifigenia Martínez.

Su pregunta está asociada con los hidrocarburos y con el tema claro de solución de controversias.

El gran logro del proceso fue que el equipo negociador mexicano, fortalecido con el nuevo gobierno, logró marcar una diferencia con respecto a acuerdos internacionales previos.

El rompimiento de contratos como un elemento adicional fue retirado del capítulo, de los capítulos de inversión y ahí claramente fortalece al Estado mexicano y a su autonomía en la conducción.

Esa es claramente la respuesta, además de haber contribuido a dejar en una simplificación el capítulo de energía refiriendo la soberanía de México sobre sus hidrocarburos.

Una vez más el tema de biotecnología con toda razón preocupa a las Senadoras y los Senadores.

Déjenme decirles que es necesario recordar que en el modelo multilateral, en la OMC, existe el compromiso de patentes por veinte años en el mundo fármaco y en el mundo biotecnológico.

Cuando hablamos del reconocimiento de una patente de 20 años no quiere decir que las empresas explotan comercialmente los 20 años.

Entre lo que viene el registro, el Registro de Propiedad en el IMPI, el proceso de investigación generalmente se consumen entre 13 y 16 años sin salir a comercialización.

La defensa efectiva de la innovación para poder buscar beneficio ocurre con la protección de datos, que en el caso de farmaquímicos es cinco años, y en el caso de biotecnológicos es, hoy en México, ocho.

Pero no quiere decir que entran sumadas al final de los procesos, pueden ser traslapadas en los procesos, entonces no es preciso hacer una referencia de 30 años de comercialización y derechos exclusivos, generalmente son muchísimo más cortos los períodos de explotación.

Siempre en el tema fármaco está uno en el centro del famoso lema, “no quiere uno ser tan cercano, no quiere tener la veladora tan cercana al santo porque lo quema, ni tan lejos porque no lo alumbra”, la falta de protección a la innovación deja desabastecidos a los mercados para la solución de los problemas de salud.

El exceso retrasa la generación de genéricos para las necesidades de la política de salud pública.

En esta solución claramente estamos apostando la nueva medicina y estamos simplemente agregando dos años a los que hoy existen en el modelo fármaco mexicano, considerando que hoy más del 90 % es farmaquímico, donde se estableció claramente el modelo de México sobre los modelos en América del Norte con un sistema sumamente eficiente y probado en México en estos últimos años.

En el tema de acero simplemente reafirmar el compromiso que ya hice.

En los próximos 50 días que quedan mi compromiso es no dejar mi responsabilidad sin dejarlo resuelto.

Dentro de los temas que se establecieron en la discusión también quiero compartir con ustedes, y esto es ya para cerrar, generalmente no es mi estilo de contrastar, de confrontar, de comparar resultados o comparar sexenios.

Todos debemos de asumir nuestra responsabilidad como funcionarios públicos y las responsabilidades que han sido delegadas en nosotros por nuestros líderes, en mi caso el Presidente de la República.

Pero cuando un no ha sido gobierno tiene el beneficio de la duda, pero cuando ya lo fue es muy difícil tener el beneficio de la duda.

Aquí se tocaron muchos temas relacionados con mi sector.

Por ejemplo, se nos comparaba en materia de competitividad.

Quiero recordarles que en el 2010, que no fue el sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto, caímos al peor lugar de competitividad en la historia de México, al lugar 66.

Nosotros lo estamos entregando y estamos esperando las cifras de esta semana, pero al menos en el último disponible en el lugar 51.

Sólo ahí hay 15 lugares de mejoría.

Se nos acusa de tener efectos sobre la pobreza, sobre los resultados económico.

Pero déjenme compartirles cifras muy sencillas.

El valor adquisitivo del salario mínimo en México, en la administración de Enrique Peña  Nieto, de acuerdo a cifras oficiales de órganos autónomos, se recuperó en 16.8 %, en el sexenio anterior sólo en 1.3 %. Más de 12 veces la recuperación.

Les comparto, crear una empresa en el 2010 llevaba más de 12 días. Hoy lleva cuatro días.

Si lo vemos en términos de inflación, pues tampoco podemos decir nada distinto.

La inflación acumulada hasta el momento de este sexenio es cuatro por ciento.

La acumulada en el sexenio anterior fue 4.35 %.

Y la del Presidente Fox fue 4.8 % superior.

Y tenemos prácticamente en los últimos cinco sexenios que no habíamos experimentado crecimiento positivo trimestre a trimestre en el contexto de la economía mexicana.

Y si a crecimientos vamos con todos los retos que existieron, el crecimiento de este sexenio será del 2.4 %. El del sexenio anterior fue 1.7.

No es mi estilo hacer esto, pero a veces es necesario, debido al tono de las participaciones.

Déjenme comentarles sobre proteger a los pobres y utilizar los instrumentos de competencia y de apertura de importaciones para poder generar esa competencia.

El pollo, en la administración del Presidente Calderón, subió 58 %.

En lo que va del sexenio, sólo ha subido 19.9, de acuerdo al Inegi.

La tortilla, en el sexenio anterior subió 66.2, en este sexenio subió 17 %.

Y así nos la podemos seguir en el caso del huevo, en el sexenio anterior, claro, por la Gripe Aviar, dobló el precio. De acuerdo como lo recibimos el 1° de diciembre, lo estamos entregando exactamente en el nivel que lo recibimos después de seis años.

En fin, aquí hay que medir, “los pobres no comen gasolina, comen tortilla, pollo, leche, huevo”.

(Aplausos)

Señoras y señores Diputados, si me permiten, iré yo al cierre.

Perdón, me distrajeron, una disculpa.

Señoras y señores Senadores:

Cuando uno se le confiere una responsabilidad claramente tiene que haber congruencia en lo que uno hace.

En estos seis años el Presidente Enrique Peña, nos dio instrucciones claras al sector Economía.

Primero. Avanzar en una diversificación de la plataforma del comercio exterior.

Y lo hicimos a una velocidad importante.

Modernizamos el Acuerdo con Europa, nos integramos a Asia-Pacífico, nos integramos a América Latina y enfrentamos la responsabilidad más importante de negociaciones comerciales y dejarle a este país certidumbre en un nuevo TLC que levantara la lápida de la desconfianza y la incertidumbre.

En materia de política industrial, sin duda, que empujamos hacia la creación de cadenas de valor que integraran a pequeñas y medianas empresas.

Se me preguntaba la tasa de éxito.

Mejoramos la tasa de éxito de los pequeños y medianos negocios en esta intervención.

Logramos fortalecer en 12 % la integración de la cadena de valor.

Sin duda, en temas de mejoramiento del ambiente, que es lo que más sufren las pequeñas, también atendimos la creación de Sociedades de Acción Simplificada en conjunto con este Senado de la República y en el Congreso, dándole la posibilidad a los mexicanos que generan ingresos por debajo de cinco millones anuales, de poder crear una empresa sin pagarle a un Notario y poderla construir en 24 horas cumpliendo con todas sus obligaciones.

Hoy hay más de 17 mil empresas creadas en ese sistema.

Bajamos el número de días de creación de negocios.

Fortalecimos el Sistema de Patentación y fortalecimos el Sistema para Poder Impulsar la Innovación Aplicada al Sector Productivo.

Sin duda, hay pendientes; sin duda, nos queda y les quedará mucho por hacer.

Pero el objetivo es que todos trabajemos en la misma dirección.

Si fuimos capaces después de 20 años de intentos, de generar reformas importantes y necesarias para este país, creo que el camino claramente lo podemos seguir  y lo podemos seguir trabajando todos juntos, sin distinciones partidistas, comprometidos con un solo objetivo.

Y una vez más, refrendo mi compromiso, que mi responsabilidad frente a ustedes no cesa el 1° de diciembre.

Si ustedes hacen reuniones de testimonio público, para poder explicar lo negociado, un servidor está en la mejor disponibilidad de venir aquí a compartir claramente lo que hicimos durante estos dos años de negociación.

Muchísimas gracias por su atención.

Eternamente comprometido con este Senado de la República.