+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora María del Carmen Izaguirre Francos



Sen. María del Carmen
Izaguirre Francos


Grupo Parlamentario del
Partido Revolucionario Institucional
Puebla
Senadora Electa por el Principio de Mayoría Relativa
Senador(a) Suplente del Senador(a): Blanca María del Socorro Alcalá Ruiz
Av. Paseo de la Reforma 135, Edif. del Hemiciclo
Integración en Comisiones.

Intervencion del día Jueves 03 de marzo de 2016


Intervención a favor

DICTÁMENES A DISCUSIÓN Y VOTACIÓN

Uno, de la Comisión de Relaciones Exteriores, América del Norte, con punto de acuerdo:
Por el que el Senado de la República extiende un reconocimiento a la Unión Americana de Libertades Civiles “ACLU” por su intervención a favor de los migrantes mexicanos, especialmente a través del litigio ganado mediante el Acuerdo López-Venegas v. Johnson.

La Senadora María del Carmen Izaguirre Francos: Con su permiso, señora Presidenta.

Compañeras y compañeros del Senado: A finales de la Primera Guerra Mundial, entre los grupos políticos de Estados Unidos surgió el temor de que la Revolución Comunista que había tenido lugar en Rusia, pudiera extenderse a otros países, incluido el suyo.

La paranoia desatada por esta idea propició la persecución, arresto y deportación de las personas a las que se les catalogaba como radicales, con las llamadas Redadas Palmer.

Miles de personas fueron detenidas sin orden judicial y sin considerar la protección constitucional de los Estados Unidos contra el registro ilegal y la incautación.

En ese contexto surgió la Unión Americana de Libertades Civiles, cuyo principal propósito era la defensa de los derechos y libertades consagrados por la Constitución de los Estados Unidos.

La ACLU, como sus siglas, defiende no sólo los derechos humanos y libertades civiles de la población estadunidense, sino de cualquier extranjero o migrante que se encuentre en su territorio.

Ante las numerosas deportaciones que se habían producido en los Estados Unidos en 1913, esta organización interpuso una demanda colectiva que buscaba que todos aquellos migrantes que habían sido deportados violentando sus derechos y que cumplieran ciertos requisitos, pudieran regresar a la Unión Americana.

Hace un año la Unión Americana de Libertades Civiles ganó la demanda, que derivó en el conocido Acuerdo López-Venegas el cual permite que toda persona que fue deportada a México en tales condiciones y bajo el supuesto de la salida voluntaria, pueda regresar a los Estados Unidos para reunirse con su familia y continuar los trámites para obtener un status migratorio legal.

La firma de la famosa salida voluntaria es una práctica constante que utilizan las autoridades migratorias de los Estados Unidos, para mediante desinformación y engaños expulsar a los migrantes indocumentados, violentando sus derechos humanos.

El acuerdo López-Venegas ha beneficiado a muchos  mexicanos que se encontraban en dichas condiciones al momento de ser deportados.

Según el estudio titulado el retorno en el escenario de la migración entre México y Estados Unidos del Consejo Nacional de Población del año 2009 al 2013 han sido deportados 3.8 millones de personas, de las cuales, 2.7 millones, es decir, el 71 por ciento nacieron en México, en promedio 540 mil mexicanos fueron deportados anualmente durante este lapso.

Entre estas personas se encuentran aquellas que fueron engañadas y forzadas por las autoridades migratorias estadounidenses a firmar su salida voluntaria, sin contar previamente con asesoría legal, vulnerando sus derechos humanos, sin lugar a dudas.

El acuerdo López-Venegas es de gran importancia para la protección de los derechos humanos  y garantías civiles de miles de connacionales que son vulnerables a este tipo de prácticas ilegales.

Compañeros y compañeras legisladoras: Es oportuno que en nombre de nuestro país y de la sociedad mexicana en su conjunto se le reconozca a la Unión Americana de Libertades Civiles por su interés y los esfuerzos realizados en favor de la protección de los derechos humanos de los migrantes mexicanos y latinoamericanos.

La protección de nuestros connacionales y sus derechos es una de las principales tareas de la diplomacia consular desplegada en otros países. Sin embargo, la contribución que pueda tener en este tema, organizaciones sin fines de lucro como la Unión Americana de Libertades Civiles, lógicamente merece un reconocimiento por la sociedad mexicana.

Por  lo anterior expuesto en el grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional estamos a favor del presente punto de acuerdo.

Muchas gracias por su atención queridos compañeros.