+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Intervención del Senador Javier Corral Jurado



Sen. Javier
Corral Jurado


Grupo Parlamentario del
Partido Acción Nacional
Chihuahua
Senador Electo por el Principio de Primera Minoría
Suplente: Sylvia Leticia Martínez Elizondo

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 06 Oficina 30, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 53-45-30-00 Ext. 3035, 3432, 3527

E-mail: javier.corral@pan.senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Martes 10 de marzo de 2015


Intervención en contra

DISCUSIÓN EN LO GENERAL
De la Comisión de Justicia, el que contiene puntos  de acuerdo que determinan que los ciudadanos propuestos en la terna presentada  por el Presidente de la República para sustituir al Ministro Sergio Armando  Valls Hernández, reúnen los requisitos de elegibilidad para ocupar el cargo de  Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El Senador Javier Corral Jurado: Gracias. Compañeras Senadoras y compañeros Senadores:

Yo también estoy a favor del derecho a la vida, desde el momento de la concepción hasta su muerte.

Y eso no me hace estar a favor de Eduardo Medina Mora. Porque uno tiene derecho a sus convicciones éticas y religiosas, pero no a trasladarlas al campo del derecho, y mucho menos de un Tribunal Constitucional, como es la Corte.

Hoy se infringirá a la Suprema Corte de Justicia de la Nación un golpe demoledor a una de las características esenciales de la Corte, su independencia, lo cual va a minar su credibilidad y la confianza, porque la independencia es fundamental para que en un país haya justicia. Porque en los países donde hay grandes sabios, grandes creadores, ciudadanos completos, se desarrollan los derechos humanos, florece la cultura, y se dan los mejores parámetros de bienestar personal y social, coincide también con que hay un Poder Judicial independiente, porque la libertad y la democracia sólo se pueden fortalecer en la justicia con independencia.

Se afecta la independencia del Poder Judicial con la decisión que ha sido ya tomada por el grupo parlamentario del PRI y del PAN, porque siendo la Suprema Corte de Justicia de la Nación nuestro Tribunal Constitucional que dirime las controversias y las acciones de inconstitucionalidad, donde el Ejecutivo Federal es sujeto frecuente, se escoge a un personaje incondicional políticamente del Presidente de la República, no sólo por su relación de amiguismo y su carácter de subordinado como Embajador, están también escogiendo a un personaje que carece no sólo de los atributos judiciales que preferentemente plantea la Constitución, se han de tomar en cuenta.

Están escogiendo, porque la decisión está absolutamente tomada, y lo sabemos todos, a una figura que incumple uno de los requisitos constitucionales para ser Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, señalado en la fracción V, del artículo 95, haber residido en el país por lo menos 2 años antes del día de su designación.

Han forzado interpretaciones legales mediante estrambóticos criterios que quieren homologar residencia efectiva con domicilio legal, porque en los cálculos del sistema peñanietista de control cooptar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación es el paso siguiente. No importa que el nuevo Ministro empiece atropellando a la Constitución, que es la que va a hacer cumplir.

Esta pretensión del Presidente Peña Nieto pone en juego ahora una nefasta variable en la integración del Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, introduce la dinámica de cuotas de partido, lo que tanto ha envenenado a otros órganos constitucionales autónomos reguladores de áreas estratégicas, ámbitos fundamentales de la vida de la nación, como el Instituto Nacional Electoral o como el IFAI.

Ya se habla de 2 Ministros para el PRI: Medina Mora y Raúl Cervantes, y uno para el PAN, que todavía no se dibuja ante nosotros, pero que todos sabemos está enfilado.

El daño a la Corte, bajo la dinámica de cuotas de partidos, es irreversible este día, porque la decisión está tomada.

Debo decir que se envía un mensaje funesto, ominoso, para aquellos que han forjado una carrera judicial; se han sometido a procedimientos y principios legales y constitucionales que rigen la tarea jurisdiccional: profesionalismo, objetividad, imparcialidad, excelencia. Eso no cuenta, los méritos no contarán, cuenta que hay un amigo del Presidente de la República que tiene muchos amigos en el PAN y que tiene muchos amigos en el PRI para hacerlo Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Ese es el verdadero mensaje que envían a la carrera judicial, no cuentan los méritos, hay que pagar las facturas.

Porque además de las cosas que se han dicho estos días de Medina Mora, además de lo que aquí se ha documentado en términos de sus actuaciones parciales, de sus negligencias, de su autoritarismo, de su falta de parcialidad, no nos hagamos, aquí hay un pago de factura fundamental porque no se puede olvidar que una de las actuaciones más cuestionables de Medina Mora fue el cerrojazo al expediente de Montiel.

En febrero de 2009, el entonces Procurador General de la República archivó las averiguaciones previas iniciadas en contra de Arturo Montiel Rojas y su hijo Arturo Montiel Yáñez por los delitos de peculado, lavado de dinero, evasión de impuestos y ejercicio indebido de atribuciones y facultades.

Se trató de las averiguaciones previas con número 02/305/2005 y 02/103/2006 a las que se determinó el ejercicio, el no ejercicio de la acción penal por la Procuraduría General de la República, a cargo de Medina Mora, por supuestamente no existir elementos, es decir, las mandó a la congeladora.

Y es precisamente, en decisiones como esta, donde se anida el desprestigio de la política, la falta de legitimidad de los representantes populares; es cuando la gente se pregunta, ¿a quién representan los Senadores de la República? Este momento quedará registrado como una afrenta al Poder Judicial de la Federación, y es una claudicación del Senado de la República a una de sus más importantes facultades exclusivas, la de elegir, de entre ternas, a los Ministros de la Corte.

Y es una afrenta, porque al no hacerlo apegado a la Constitución se lastima, aún más, a la maltrecha República, y queda como el signo crepuscular del agotamiento del régimen político, de su época de demolición.

Le costará a la nación en el tiempo inmediato, pero paradójicamente esta decisión acelerará el cambio de régimen, porque éste ya no le sirve a nadie. Una muestra lo dice todo, los ciudadanos se organizan, se expresan, argumentan, reclaman, y como respuesta reciben la arrogancia de una casta poderosa, que frente al espejo no cesa de admirarse infinitamente, calificando de infalibles sus decisiones.

Vendrán 3 candidatos a Ministros, desfilarán por esta tribuna como si estuvieran en igualdad de condiciones. Ellos mismos se prestarán a dibujar una competencia que jamás existió, porque el Presidente de la República en esta terna decidió, desde el principio, y dijo a quien quería.

Peña quiere al licenciado Eduardo Medina Mora. Peña necesita a Medina Mora en la cárcel, porque está construyendo su impunidad transexenal. Lo defendió desde Londres y dijo cuál era el bueno, cuando hipócritamente se sinceró reconociendo que México estaba plagado de desconfianza.

Por supuesto, mi voto no contribuirá a hacer Ministro a Medina Mora, aunque filosóficamente se haya acercado al PAN, aunque ahora se revele como católico de todos los tiempos, a mí eso no me permite votar por un hombre sin atributos judiciales, que empieza pisoteando la Constitución. Este día va a ser recordado como un día ominoso en la vida del Senado de la República.

Por su atención, muchas gracias.