+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Lisbeth Hernández Lecona



Sen. Lisbeth
Hernández Lecona


Grupo Parlamentario del
Partido Revolucionario Institucional
Morelos
Senadora Electa por el Principio de Primera Minoría
Suplente: Cecilia Verónica López González

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 04 Oficina 27, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 53-45-30-00 Ext. 3224, 5301

E-mail: lisbeth.hernandez@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Miércoles 04 de abril de 2018


Presentación de Iniciativa

De las Senadoras Lisbeth Hernández Lecona, Ivonne Álvarez García, Angélica Araujo Lara, Hilda Ceballos Llerenas, Margarita Flores Sánchez y Ma. del Rocío Pineda Gochi, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 35 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

La Senadora Lisbeth Hernández Lecona: Muchas gracias, Presidente.

Compañeras Senadoras y compañeros Senadores:

Para quién no de nosotros es importante el fortalecimiento del núcleo más importante de la sociedad, que es la familia, porque es un derecho constitucional que lo establece el artículo 4º, porque además es un derecho natural, pero además es un derecho humano.

Por eso, hoy presento ante esta tribuna una iniciativa, a nombre de varias compañeras del grupo parlamentario del PRI, para reformar el artículo 35 de la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, que tiene como propósito que las autoridades competentes en materia de desarrollo integral de la familia e instituciones públicas y privadas ofrezcan orientación, cursos, asesorías, así como servicios terapéuticos gratuitos en materia familiar, como una alternativa de solución de conflictos para que nuestras niñas, niños y adolescentes gocen del derecho a vivir en familia como lo establece la ley.

En la Encuesta Intercensal 2015, señala que en México hay poco más de 31 millones de hogares, de ellos, 88.9 % se conforman por individuos que guardan algún parentesco familiar entre sí, los hogares familiares.

Por otro lado, sólo el 10.8 % no son familiares, es decir, son personas que viven solas o con otras con quienes no guardan relación de parentesco.

La familia, como institución fundamental de la sociedad, se ve incluida y afectada en su dinámica interna, no permanece estática frente a los cambios, pues en su interior tiene recursos con los cuales se reorganiza y se restructuran las familias, así como estos nuevos escenarios culturales y las nuevas estructuras.

La familia está inmersa en un proceso que le plantea desafíos en todos los ámbitos: la globalización cultural y de las comunicaciones; las limitaciones económicas; la inseguridad; la desintegración familiar; la violencia, entre otras.

Dentro de las dificultades por las que atraviesan las familias en nuestro país, se encuentra precisamente esta lastimosa que es desintegración familiar, entendida como el rompimiento de la unidad familiar, lo que significa que uno o más miembros dejan de desempeñar adecuadamente sus obligaciones o deberes.

Lamentablemente existe un gran número de factores para que los padres de familia y la misma familia se desintegren.

La desintegración familiar es un problema en la medida en que una estructura existe, se hace disfuncional, no puede desempeñar eficazmente su finalidad específica, creando consecuentemente en sus interrelaciones con las demás estructuras sociales, ésta representa uno de los fenómenos con mayor impacto en la sociedad mexicana en los últimos años.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía, señala que en el 2015 se registraron 123 mil 883 divorcios, entre los años 2000 y 2015, el monto de divorcios aumentó   136.4 %, imagínense ustedes.

Existen diversas causas por las cuales los divorcios han aumentado en nuestro país, pero una de las principales es la falta de comunicación entre sus integrantes, por lo que algunos investigadores en la materia han demostrado la efectividad de la terapia familiar para prevenir algunos casos de divorcio, terapias que tienen que ver con comunicación, con respeto, con ayuda mutua, con perdón, etcétera.

Esto quiere decir, volver a incidir en los valores éticos, morales  e incluso espirituales dentro de una familia.

La terapia de familia es una forma de psicoterapia que ayuda a las familias en sus dificultades derivadas de las diferencias entre cada uno de los miembros.

La psicoterapia sistemática familiar, usualmente llamada terapia familiar, provee recursos a las personas en relaciones cercanas para ayudarse entre sí en forma mutua.

Permite a los miembros de la familia expresar y explorar pensamientos difíciles y emociones en un ambiente seguro, entender las experiencias y puntos de vista de cada uno, apreciar las necesidades del otro y construir cimientos más firmes y hacer cambios útiles en sus relaciones y en sus vidas.

A diferencia de la terapia individual no se trata de cambios de cada uno de los individuos, estos son secundarios, sino de cambios en el sistema familiar de interacción.

Cabe destacar que en el campo de la investigación en terapia familiar se ha ido consolidando con el paso de los años en nuestro país, desde 1978 se otorgó el primer premio por la contribución a la investigación en terapia familiar por la Asociación Americana de Terapia Marital y Familiar.

En 1982 se creó una versión anual del diálogo entre terapeutas  e investigadores, una considerable cantidad de estudios se llevaron a cabo durante los setentas para evaluar empíricamente los resultados de la terapia familiar.

Los estudios llevados a cabo han dejado clara la eficacia general de esta terapia, se han demostrado fehacientemente que la terapia familiar es probablemente más efectiva que otros tratamientos, comúnmente como la terapia individual, para la resolución de conflictos familiares.

Por lo anterior es que esta propuesta pretende que el artículo 35 de la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, incluyen no sólo los servicios terapéuticos de pareja,  de paternidad o maternidad como actualmente establece en el artículo en mención, sino que establezca  textualmente el ámbito familiar, con el objetivo de contribuir a mejorar las relaciones familiares y las problemáticas que afectan su entorno, pero sobre todo, atendiendo al interés superior de la niñez y al derecho que tienen nuestras niñas, niños y adolescentes de vivir en familia.

Muchas gracias.

Es cuanto, Presidente.