+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Intervención del Senador Carlos Mendoza Davis



Sen. Carlos
Mendoza Davis


Grupo Parlamentario del
Partido Acción Nacional
Baja California Sur
Senador Electo por el Principio de Primera Minoría
Suplente: Juan Alejandro Fernández Sánchez Navarro

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 6 Oficina 32, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 53-45-30-00 Ext. 3082, 3081, 3570

E-mail: cmendozadavis@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Martes 05 de agosto de 2014


Posicionamiento Gpo. Parlamentario

Posicionamiento del Grupo Parlamentario en las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público, de Energía y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de decreto por el que se expide la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos; se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Derechos y de la Ley de Coordinación Fiscal; y se expide la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

-EL C. SENADOR CARLOS MENDOZA DAVIS: Gracias, señor presidente. Amigos y amigas, todos coincidimos en esta tribuna que debemos encarar al futuro garantizando por supuesto el desarrollo.
       
El sector energético nacional tiene un enorme potencial para generar en México el crecimiento y finalmente el bienestar que nuestro país necesita.
       
Tener en el subsuelo riqueza petrolera, pero a la vez ciudadanos que viven en pobreza, es una incongruencia que debemos afrontar. Es algo así como tener una herencia en nuestra cuenta de banco y condenarnos a vivir en la pobreza por tener miedo tan sólo administrarla.
       
El petróleo es de la gente y debemos hacer que su riqueza llegue precisamente a la gente.
       
Esta Reforma que hoy discutimos precisamente pretende eso, inyectar energía al bienestar de los mexicanos.
       
El día de hoy habremos de discutir, a propósito de la Ley de Ingresos Sobre Hidrocarburos, la Ley Federal de Derechos, la de Coordinación Fiscal y la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.
       
Compartimos con el Ejecutivo Federal la tarea de rectificar el rumbo. No podemos permitir que en la realidad que enfrentamos prevalezca.
       
Por un lado como país estamos en los 20 primeros lugares de reservas petroleras en el mundo y, por el otro, importamos 5 de cada 10 litros de gasolina que consumimos.
       
Nuestro déficit en producción de petroquímicos es de 12 mil millones de dólares.
       
En la última década la producción de petróleo en el mundo se incrementó un 18 por ciento, mientras que en México se redujo en 24 por ciento.
       
El sector energético en México, así convirtió en un gran generador de empleo. Sí, pero empleo fuera de México.
       
De la misma manera la demanda de petroquímicos generó grandes ganancias. Sí, pero lamentablemente las generó también fuera de México.
       
Y nosotros en el Partido Acción Nacional queremos que el empleo se genere precisamente aquí, que recobremos el vigor de la producción petrolera, que transformemos aquí nuestro petróleo, que aquí se distribuyan nuestra riqueza.
       
Creemos que el sector energético será el nuevo propulsor del desarrollo nacional.
       
Tuvimos un modelo que sirvió para las necesidades del siglo XX, hoy requerimos uno para el siglo XXI.
       
El gran mérito para esta reforma sin duda es que otorga certidumbre jurídica y fomenta la competitividad; queremos que haya competencia porque esto ocasionará que bajen las tarifas eléctricas en beneficio de los mexicanos y de nuestro sector industrial que incrementará  sin duda su productividad y fortalecerá el sector exportador.
       
Los precios de gas, de igual forma serán más competitivos y accesibles, la competencia, lo sabemos, no sólo genera mayor oferta y mejores precios, también promueve más inversión, mayor innovación y pone a disposición de los mexicanos mejores servicios.
       
Es una reforma además que  le apuesta ala generación de fuentes de trabajo, se contempla la creación de dos millones y medio de empleos en los próximos años.
       
Los beneficiados tendrán un salario y seguridad social, capacitación, prestaciones y reparto de utilidades, hablamos de dos millones y medio de familias que se beneficiarán directamente de las inversiones que vendrán y de las que harán las propias empresas del gobierno mexicano.
       
Dos millones y medio de empleos que generarán mayor recaudación fiscal directa, a través del Impuesto sobre la Renta y beneficiarán también a las haciendas locales y a los impuestos sobre nómina.
       
Dos millones y medio de familias con ingreso activan el consumo, que es el círculo virtuoso de la economía al que tanto aspiramos y nos hace falta llegar, incluyendo su impacto fiscal recaudatorio que fortalece también el mercado interno.
       
Empleo es recaudación, y recaudación también es mejorar las infraestructuras del país,  las físicas, las intelectuales y también las sociales de México.      Los beneficios hacendarios y fiscales de la reforma serán muchos, se beneficia la balanza comercial del país al reducir las importaciones de petrolíferos que ascienden anualmente a 29 mil millones de dólares.
       
Se sustituirán importaciones petroquímicas por 12 mil millones de dólares más, tan sólo en estos rubros el beneficio acumulado podrá ser de 41 mil millones de dólares anuales.
       
Por otra parte, dotaremos al país de un poderoso imán de atracción, de inversión extranjera directa, que nos colocará a nivel mundial como un destino competitivo para  recibir inversión en proyectos internacionales.
       
Mantenemos a PEMEX y a la Comisión Federal de Electricidad como empresas productivas del Estado Mexicano con un régimen fiscal más justo y equitativo que les permitirá competir en el nuevo entorno, en mejores condiciones, ampliando su  producción y contribuyendo decididamente al desarrollo nacional.
       
Las dotamos de un nuevo entorno legal para  estimular su fortalecimiento y crecimiento, además con la participación   de nuevos actores en el mercado no sólo se incrementará la producción energética sino también las reservas respectivas en beneficio de las perspectivas económicas que verán en el país.
       
La mayor producción, a su vez, estamos convencidos, habrá de promover el eslabonamiento de cadenas en beneficio de miles de pequeñas y medianas empresas mexicanas con las que habrá de incrementarse la derrama económica favoreciendo el desarrollo regional.
       
Eliminar la restricción en la importación de gas, permitirá a la industria contar con un abasto competitivo que también fortalecerá el sector secundario.
       
Por su parte la reactivación en  la producción de petroquímicos del país, permitirá que el campo cuente con fertilizantes más baratos y accesibles favoreciendo la soberanía alimentaria  de la República.
       
Por su parte los insumos para la industria automotriz que consume grandes cantidades de derivados de los energéticos como el plástico el hule la pintura, la fibra de vidrio, podrán finalmente ser producidos en  México.
       
Tema  fundamental en la reforma lo constituye el hecho de que generará sin duda ingresos petroleros adicionales, lo que aunado a una mayor proporción de distribución para estados y municipios significa que en estos niveles de gobierno estatal y municipal se recibirán más recursos para financiar el gasto social.
       
La reforma favorece también la ciencia y la tecnología canalizando recursos para el efecto a través del fondo creado CONACYT-“CN”.

De la misma manera destina recursos adicionales   para resarcir afectaciones al entorno social, ambiental y ecológico mediante la creación del impuesto para la actividad de exploración y extracción de hidrocarburos que estima  una recaudación aproximada de 2 mil 500 millones de pesos anuales.
       
Finalmente  no  cabe duda que todos los mexicanos nos beneficiaremos   con mejores precios de electricidad fortaleciendo  la economía familiar.
       
En el PAN nos oponemos a que se eliminen los subsidios  generalizados a las tarifas eléctricas, pues benefician mayormente a los mexicanos y mexicanas de más bajos recursos que paradójicamente son los que menos consumen electricidad, pero más  necesitan del apoyo del gobierno  para solventar este gasto que les permite vivir con dignidad.
         
Si se insistiera en la decisión de retirar los subsidios a las tarifas eléctricas hay que decirlo,  tendrá que ser el Ejecutivo como lo señaló anteriormente  en esta tribuna mi compañero Roberto Gil, quién en uso de sus facultades que le otorga la Constitución  y no por mandato del Congreso el que lo decida, pero habrá de hacerlo claramente sin nuestro acompañamiento, más aún con nuestra abierta y frontal oposición.
       
Amigas y amigos senadores, lo urgente no puede esperar, en el PAN sabemos estar a la altura de las demandas de México, no hay mayor interés que el público, ni mayor vocación que servir a nuestro país.
       
En el PAN trabajamos para ser oposición responsable, porque negarnos a todos es negar a todos el progreso y el bienestar.
       
Por eso aprobaremos hoy este dictamen, que hay que decirlo, no es la reforma del Presidente Peña Nieto, sino que es una parte de la reforma que hemos venido proponiendo cuando fuimos gobierno y aún antes de ese tiempo y que lamentablemente nos fue negada por quienes hoy paradójicamente la proponen a esta soberanía.
       
Aprobaremos el dictamen, porque la reforma le conviene a México hoy, como le convenía hace ya varios años que la propuso mi partido al Congreso.
       
Aprobaremos el dictamen porque en el PAN no impera el resentimiento ni privilegiamos  la estrategia electoral por encima de los intereses de la gente.
       
Todos los instrumentos para generar bienestar   en México se han aprobado de manera responsable y generosa.
       
El Partido que hoy gobierna tiene en sus manos la reforma que los panistas en su momento propusimos por el bien de México, ya no hay pretextos.
       
Administrar esta reforma de manera adecuada, profesional, responsable y honesta es la asignatura pendiente del Gobierno  Federal. Se cumplió su petición, ahora tienen una obligación, hace que el bienestar llegue a todos los rincones del país, a todos los bolsillos, a cada mesa de cada hogar de la nación.
       
Este es el momento de México, no lo podemos perder, en el PAN no lo vamos a permitir.
Los invito amigos y amigas a que a partir  de hoy  aseguremos que por México  cada quien haga de manera correcta y responsable lo que le corresponde.
       
Muchas gracias a todos por su atención.