+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora María Rósete



Sen. María
Rósete


Grupo Parlamentario del
Partido Encuentro Social
Senadora Electa por el Principio de Mayoría Relativa
Suplente:
Integración en Comisiones.

Intervencion del día Miércoles 17 de julio de 2019


Intervención

 

Pronunciamiento

Pronunciamiento de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, en relación con el decreto que reforma el artículo octavo transitorio del decreto No. 112, de reformas a la constitución política del estado libre y soberano de Baja California, aprobado el 8 de Julio de 2019.

 

La Diputada María de Jesús Rósete Sánchez: Con su venia, señora Presidenta.

Compañeras y compañeros legisladores:

Lo que sucedió en el Congreso Local de Baja California, no tiene nombre.

De entrada es un atropellamiento soez y vulgar al Estado de derecho y al respeto del pacto federal es un acto inmoral, un golpe bajo al sistema electoral mexicano, pero sobre todo, es un acto inconstitucional.

Sí, compañeras y compañeros legisladores, hay que decirlo claro, lo acontecido en Baja California por todos los Diputados que votaron a favor de esta aberración jurídica con la anuencia del gobernador es inconstitucional.

Es un fraude a la ley, y si me dejan decirlo más fuerte, es un fraude electoral, y si esto es así porque los ciudadanos de aquella entidad votaron por un encargo solamente de dos años, pero déjenme enunciar algunos otros razonamientos jurídicos.

De entrada contraviene a los artículos 14, 41 y 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

El primer párrafo del artículo 14 de nuestra Carta Magna señala: “a ninguna ley se dará efecto retroactivo en perjuicio de persona alguna”.

El organismo público electoral de Baja California estableció en su dictamen de convocatoria, en su base sexta, inciso a) que: “la elección a la gubernatura del estado de Baja California sería para el período constitucional del 1° de noviembre del 2019 al 31 de octubre del 2021.

Por lo que una vez concluida la elección no es posible modificar una convocatoria que ya había adquirido firmeza en virtud de que el artículo 14 constitucional establece que a ninguna ley se le podrá dar efecto retroactivo”.

Por otra parte, el artículo 41 constitucional establece dentro de estos preceptos el principio de certeza, el cual consiste en el que al iniciar el proceso electoral los participantes conozcan las reglas fundamentales que integrarán el marco legal del procedimiento que permitirá a los ciudadanos acceder al ejercicio del poder público.

Esto, señores Diputados, señores legisladores, se cumplió a cabalidad, es decir, todos los actores políticos y sociales en Baja California conocían las reglas del juego democrático antes de las elecciones.

Esto es fundamental, repito, todos los actores políticos sabían con certeza las reglas marcadas por el organismo electoral, por la Constitución y por las leyes electorales, no hubo sorpresas. Incluso la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha señalado que para el caso de que los estados decidan extender o acortar los mandatos de los gobernantes locales deben hacerlo como una previsión a futuro a fin de que el electorado esté plenamente informado y tenga conocimiento cierto del período que va a desempeñar el funcionario que elija de modo que se respete su voluntad, es decir, aplicando tales ajustes para las próximas elecciones, más no para quienes ocupen actualmente esos cargos.

Si en nuestro país queremos respetar el sistema electoral, las leyes que están para ello y los derechos políticos electorales, esto se podría juzgar como un fraude electoral.

La ciudadanía de esta entidad federativa votó por un encargo y una duración, y en un acto posterior el Congreso local lo cambió, por lo que no se está respetando la voluntad popular de los bajacalifornianos.

Los que votaron esta atrocidad en el Congreso local no respetaron lo dicho por la Suprema Corte, por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, pero más allá no están respetando el mando que la ciudadanía confirió a través del ejercicio pleno del voto.

Como fracción parlamentaria no me respeta más que sumarme a la petición de respetar el Pacto Federal, respetar las instituciones y las reglas del juego democrático. En democracia se gana y se pierde, pero se respeta la decisión y el mandato popular a través del voto.

No podemos dejar pasar este atroz y soez golpe a la democracia, venga de donde venga y del color que sea.

Esperamos que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resuelva para bien de la democracia mexicana, para bien de los bajacalifornianos y, sobre todo, para el bien del respeto y justicia al estado de derecho.

Es cuanto.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Diputada Rósete.