+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Katya Elizabeth Ávila Vázquez



Sen. Katya Elizabeth
Ávila Vázquez


Grupo Parlamentario del
Partido Encuentro Social
Lista Nacional
Senadora Electa por Representación Proporcional Basado en el Capítulo II, Sección I Artículo 56
de la CPEUM
Senador(a) Suplente del Senador(a):

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 4 Oficina 30, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 5345 3000 Ext. 3448 y 3340

E-mail: katya.avila@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Jueves 20 de septiembre de 2018


Intervención

Análisis del VI Informe de Gobierno del Presidente de la República, en materia de Política Exterior.

La Senadora Katya Elizabeth Ávila Vázquez: Con su venia, Senador Presidente.

Antes de comenzar, quisiera agradecer a los compañeros Senadores que han decidido permanecer en esta sala de sesiones, mostrando de esa manera el compromiso que tienen con la nación.

(Aplausos)

Compañeras Senadoras y compañeros Senadores:

En días anteriores hemos denunciado la corrupción, los asesinatos, la pobreza y la falta de oportunidades en la que se encuentran millones de mexicanos, aunque nos gustaría que la realidad fuera diferente en materia de política exterior, estamos obligados a reconocer la herencia real del gobierno saliente.

Hace seis años, entre los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo, el Presidente Peña Nieto, planteó que nuestro país fortalecería su voz y presencia en la comunidad internacional, recobrando el liderazgo en beneficio de las grandes causas globales.

Sin embargo, la comunidad internacional ve en México una nación fracturada por la violencia, sin respeto por los derechos humanos y done la pobreza y la corrupción crecen sin cesar.

Por eso, es deber de este cuerpo legislativo  cuestionar el informe presentado, con el objetivo de saber qué de él es verdad y qué es mentira.

Por ejemplo, en el ámbito internacional, sólo se presenta  un listado de reuniones y no se detallan sus acuerdos concretos, lo que se traduce en indicadores, números y porcentajes vacíos que intentan construir la imagen de un país de ensueño, de un país que no existe.

Quien nos entrega este informe, nos presenta un cuento de ficción y no una fotografía del estado real de la nación.

Yo les pregunto, ¿a qué se refiere el canciller Videgaray cuando dice que el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto ha profundizado el diálogo y la cooperación con otras naciones y fortalecido la presencia de México en foros multilaterales y regionales?

Como es bien sabido, México tuvo durante muchos años  un gran liderazgo en América Latina.

La política exterior que se practicaba construyó lazos con las naciones del Caribe, del centro y sur del continente.

Estos vínculos convirtieron a México en un país caracterizado por el asilo político y humanitario, permitiendo que se abrieran las puertas a miles de sudamericanos durante la década de los 70’s y se recibieran a decenas de miles de indígenas de centroamericanos durante los momentos más agudos de violencia en esta región.

Esta apertura permitió que México enriqueciera cultural y económicamente y conformara su visión humanitaria.

Sin embargo, durante el sexenio que termina, esta tradición se ha amancillado con el penoso tratamiento que se le ha dado a las solicitudes de asilo de personas provenientes  de Centroamérica.

La actual administración no ha podido honrar la palabra comprometida en lo que toca a los derechos humanos de los migrantes, tanto de los mexicanos en el exterior  como de los extranjeros en nuestro país.

En su trayecto hacia el norte, personas adultas, niñas y niños, se hallan en alto riesgo de caer en las manos de las redes del crimen organizado, con la negligente actuación de las autoridades migratorias.

Recordemos las numerosas fosas que han sido encontradas en las inmediaciones del trayecto de La Bestia, donde decenas de centroamericanos y mexicanos han encontrado su destino final sin que el Estado mexicano les hiciera justicia.

Pregunto,  ¿qué hay de las mujeres y niñas provenientes de todo el mundo, raptadas y sometidas a una red de esclavitud sexual que tiene su centro en el corazón del país?

No existe en el Informe Presidencial una sola cifra sobre estos hechos y menos una estrategia clara para solucionar el problema, al contrario, hemos convertido nuestra frontera con los Estados Unidos en uno de los lugares más vigilados y peligrosos del mundo, es la tumba de cientos de personas que anhelaban una vida mejor, personas que nuestro gobierno expulsa por falta de oportunidades, violencia o por ambas.

Es una consecuencia más de que los dirigentes  de nuestro país hayan mirado principalmente hacia el norte y dieran pasos muy tímidos buscando a Europa y la Cuenca del Pacífico.

Cuando decidieron mirar al sur fue sólo en la lógica de preservar los flujos económicos y la seguridad nacional de nuestros vecinos del norte en una actitud servil que se disfraza de una política de buena vecindad.

Es cierto, Estados Unidos es el principal socio comercial de México, pero en adelante no deberá ser el único. Es nuestra labor buscar una mayor independencia en lo que toca a las directrices de nuestra política exterior.

Que no se mire sólo al norte, por ello consideramos como un gran error del actual gobierno la sumisión permanente que ha mostrado el Presidente Enrique Peña Nieto hacia sus homólogos de Estados Unidos, en su momento Barack Obama y Donald Trump, en la actualidad.

En muchas circunstancias ellos parecieron marcar la línea en la agenda política internacional, ante lo cual el gobierno mexicano se dedicó a acatarlas sin dilación o bien a reaccionar tardíamente sin importar que fuera en prejuicio de los mexicanos.

Tal parecía que lo único importante para el gobierno federal era obedecer al pie de la letra las instrucciones emitidas por la Casa Blanca.

Senadoras y Senadores:

Es claro que no podíamos esperar que el Presidente Peña Nieto velara por los derechos de los mexicanos y las mexicanas en el exterior si su política interna estuvo marcada por un rechazo a las minorías y los derechos humanos.

Pero no seamos mal penados, tal vez año y medio no fue tiempo suficiente para que el Secretario Videgaray aprendiera a conducirse como un canciller digno de esta nación.

Es cuanto, Senador Presidente.