+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Intervención del Senador Damián Zepeda Vidales



Sen. Damián
Zepeda Vidales


Grupo Parlamentario del
Partido Acción Nacional
Lista Nacional
Senador Electo por Representación Proporcional Basado en el Capítulo II, Sección I Artículo 56
de la CPEUM
Suplente: Luis Gerardo Serrato Castell

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 6 Oficina 2, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 5345 3000 Ext. 3216

E-mail: damian.zepeda@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Martes 18 de diciembre de 2018


Presentación de Iniciativa

Iniciativas.

De la Sen. Mónica Fernández Balboa, del Grupo Parlamentario Morena, con proyecto de decreto por el que se adiciona el artículo 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

El Senador Damián Zepeda Vidales: Con su permiso, Presidente.

A la Mesa Directiva.

Honorable Asamblea:

El día de hoy quiero tocar un tema, proponerles una modificación que tiene que ver con un proceso que estamos viviendo y que el día de mañana vamos a concluir aquí en la Cámara de Senadores.

Yo siempre he pensado, lo dije ayer en la comparecencia de los aspirantes a Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que no existe un procedimiento de nombramiento más importante en este país que el de los integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Lo digo así porque es el órgano titular del Poder Judicial, uno de los tres poderes de la Nación, y los otros dos poderes se eligen directamente por el voto de los ciudadanos, el Poder Ejecutivo y los Diputados y los Senadores.

Por lo tanto, la elección de quién es Ministro o Ministra de la Corte es el nombramiento más importante que existe en nuestro país.

Es evidente a la luz de este proceso y de la terna recibida por el Presidente actual, que el proceso, el procedimiento para nombrar a los Ministros de la Suprema Corte de Justicia no garantiza la objetividad e independencia del mismo, ¿por qué?

Porque en nuestro artículo 95 establece los requisitos, por una parte, que tienen que cumplir los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y, por otro lado, el 96 establece cómo se van a nombrar, cómo se nombran.

Propone una terna el titular de uno de los tres poderes y elige a la persona el otro poder, una parte del otro poder, que es el Poder Legislativo con la Cámara de Senadores.

El problema es que la única manera de llegar a ser propuesto para integrar el máximo órgano del Poder Judicial es que el titular del Poder Ejecutivo, es decir, el Presidente de la República te proponga.

Y la decisión del titular del Presidente para hacer la propuesta no tiene ningún límite, más que el de los requisitos mínimos legales que establece el 95 constitucional, que muchas personas los cumplen y que no necesariamente quien lo cumpla resulta ser idóneo para el cargo de Ministro o Ministra del Poder Judicial.

Pasa lo mismo a nivel local, por cierto.

¿Qué vemos particularmente a nivel local?

Una dependencia o subordinación de los poderes judiciales en muchos casos hacia el Poder Ejecutivo, es muchísimo más visible a nivel local que a nivel federal.

Los poderes judiciales no son independientes y en muchos de los casos obedecen a cuotas o a afinidades políticas del gobernante en turno, lo mismo pasa a nivel nacional, no es exclusivo de este Presidente de la República, pero hoy con la terna que envió el actual quedó muy evidente que el proceso está superado, viciado y que no garantiza los términos de idoneidad.

Miren nada más.

La propuesta que se recibió, dos de ellas, con el respeto a la capacidad profesional e intelectual que tienen los tres integrantes de la misma, dos de ellas tienen militancia partidista, y por más que la defensa sea que la Constitución no establece como requisito que no puedas se militante partidista, lo que se debe de buscar es que sea el perfil adecuado, idóneo, ideal para que cuando llegue ahí tome determinaciones de manera objetiva e independiente, porque la Suprema Corte de Justicia de la Nación es el órgano de control constitucional en este país, es el órgano que decide si un actuar es constitucional o no, incluyendo el actuar del Poder Ejecutivo.

En esta corta etapa de transición y de los días que lleva el Presidente de la República queda más que claro que va haber muchos casos que van a acabar en la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que determine si es constitucional o no las propuestas.

Les pongo ejemplos, la reforma que se hizo en materia de superdelegados va acabar ahí y va haber una determinación que tiene que tomar el Poder Judicial.

El tema de remuneraciones que está hoy en día ahí, si se, una obra o no es adecuada, si hay responsabilidad por haber parado la obra del aeropuerto o algunas otras más pueden, en distintas aristas, acabar en el Poder Judicial y algunos casos en el máximo órgano, por tanto es indispensable que ese órgano sea completamente objetivo, completamente independiente y que no dependa del Poder Ejecutivo.

Hoy la terna que se envió, dos de tres son militantes partidistas, forman parte de un proyecto político, no es adecuado, así fueran del PAN, del PRI, y hoy son de Morena, no es correcto que se politice el Poder Judicial y la impartición de justicia.

Y el otro caso, más allá de la respuesta que dio y de la comparecencia que tuvo, pues hay un grave señalamiento de un caso anterior de tráfico de influencias, por lo tanto este Poder Legislativo, la Cámara de Senadores tiene que elegir sobre una terna que, cuando menos a título personal, no es la adecuada.

Y no tienes manera de escoger a alguien más, tu única decisión es sobre esos tres. Los rechazo, que manden otra, y si no manda otra termina siendo una decisión o, perdón, si no se aprueba la otra termina siendo una decisión unilateral del Presidente.

Imagínense, la debilidad institucional de un Ministro, una Ministra que llegue sin el respaldo del Senado de la República por decisión unilateral del Presidente; o sea, sería directamente una cuota impuesta en el máximo órgano del Poder Judicial.

Por eso lo que hoy les vengo a proponer es que cambiemos el método de selección de los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para garantizar con un procedimiento distinto el que se pueda escoger a los mejores perfiles.

¿Qué les propongo?

Primero, que en el artículo 95 se establezca como un requisito de idoneidad el no contar con militancia partidista en los últimos seis años al menos, y parejo a todos que los aplique.

No son esos puestos para activistas políticos, son para otro tipo de perfil, preferentemente judicial o de la academia, o de la abogacía con un desempeño profesional, adecuado y sin ningún tipo de vínculo político, no se debe de tener en esa posición.

Y, segundo, les propongo que el proceso sea directo con convocatoria pública que emita el Senado de la República, abierta para que cualquier persona que cumpla con el perfil y se considere adecuado para ese cargo se pueda inscribir, y que previo examen de oposición que lleve a cabo el Senado con el auxilio del Consejo de la Judicatura en materia técnica podamos tener una evaluación real de la capacidad de cada perfil y entonces sí se emita un dictamen de esa convocatoria pública, de ese resultado de análisis de perfil, de examen de oposición, de idoneidad y se proponga al Pleno del Senado a los tres mejores perfiles de todo un proceso público que se haya hecho y entonces escojamos quién es el Ministro, la Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Con esta reforma podemos garantizar que el tercero de los poderes sea verdaderamente objetivo, independiente y que los perfiles que lleguen ahí sean los  más capaces de todo el país.

Es evidente que esta reforma ya no va alcanzar a entrar para este proceso que tenemos, pero sí puede ser una reforma que si la aprobamos entre en vigor  y regule los próximos nombramientos que se van a tener en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Por su atención, muchas gracias.