+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Intervención del Senador Juan Zepeda

Intervencion del día Miércoles 31 de octubre de 2018


Presentación de Iniciativa

Iniciativas

Del Sen. Juan Manuel Zepeda Hernández, con aval del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con proyecto de decreto por el que se adiciona un párrafo al artículo 130 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, sobre matrimonio igualitario.

El Senador Juan Manuel Zepeda Hernández: Gracias, compañeros, compañeras.

Hace unas semanas, aquí celebramos un aniversario más del voto de la mujer.

Fue en 1953 cuando por primera vez se permitió que la mujer votara.

Seguramente a nuestras abuelas no les tocó ya poder votar, pero 65 años después las mujeres son quienes votan más en una elección que los hombres, es decir, ejercen más este derecho que los hombres.

Esto significa que la aprobación de leyes antidiscriminatorias, y con estas prácticas de equidad modifican sustancialmente la conducta de nuestra sociedad.

En el año 2009 empezó la discusión sobre la necesidad de reconocer, de legislar sobre los derechos de los matrimonios homoparentales, matrimonios entre personas del mismo sexo.

Y fue aquí en la Ciudad de México cuando en ese momento la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, por primera vez plasma en la ley, en el Código Civil esta ley donde se permiten los matrimonios del mismo sexo.

Se dieron discusiones ricas, donde se escucharon  ambas posiciones entre los que decían que eso no se podía permitir y entre los que sostenían que ese es un derecho que no se puede regatear al ser humano.

Después de la Ciudad de México siguieron otros estados, y quiero aquí hacer una lectura y reconocer a los estados que  hoy en la República permiten en sus códigos civiles los matrimonios entre personas del mismo sexo, entre ellos se encuentra, por supuesto, la ciudad de México, está Quintana Roo, Coahuila, Jalisco, Campeche, Nayarit, Colima, Morelos, Michoacán, Chihuahua, Chiapas, Baja California y Puebla.

Esto evidentemente generó que muchos ciudadanos exigieran lo mismo en sus entidades.

El 3 de junio del 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación  emitió una tesis jurisprudencial que declara inconstitucionales los códigos civiles de las entidades del país en donde el matrimonio se entiende sólo como la unión entre un hombre y una mujer y que tiene como fin la procreación.

Dijo la Suprema Corte que esto es discriminatorio, porque excluye de manera injustificada al acceso del matrimonio a las parejas homosexuales.

Quiero puntualizar que esto  es solamente una tesis jurisprudencial, que no invalida las leyes locales, pero que sí permite que aquellas personas del mismo sexo que quieran contraer matrimonio, puedan acudir a un juez para obligar entonces a las autoridades locales a que les  registren su matrimonio.

Es decir, que hoy en nuestro país tenemos  un buen número de entidades federativas que sus códigos civiles están en la inconstitucionalidad, y quiero leer qué estados son: Aguascalientes, Baja California Sur, Durango, Guanajuato, Guerrero Hidalgo, Estado de México, Nuevo León, Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tlaxcala, Yucatán, Zacatecas, Querétaro, Veracruz y Tamaulipas.

Esto, por supuesto que es competencia de nosotros, sobre todo en estos tiempos donde los paradigmas están cambiando, donde la izquierda gana la Presidencia de la República y donde se tiene mayoría en el Congreso de la Unión, pero también en un buen número de entidades federativas.

Por eso el grupo parlamentario del PRD proponemos esta iniciativa con proyecto de decreto  por el que se adiciona un párrafo al artículo 130 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para permitir los matrimonios igualitarios, y dice así: “el matrimonio es un contrato jurídico que celebran libremente dos personas mayores de edad ante la autoridad del Registro Civil”, éste y los demás actos del estado civil son la exclusiva competencia de las autoridades civiles y administrativas en los términos que establezcan las leyes secundarias.

Los códigos civiles de las entidades federativas deberán regular  la celebración del matrimonio en dichos términos sin restricción alguna.

Seguramente esto lo estaremos discutiendo en las comisiones respectivas, pero creo que no hay argumento alguno para seguir regateando lo que hoy no se le reconoce a estas personas, que lo único que quieren es que les sea reconocido su vínculo afectivo, su vínculo de amor para mutuamente darse la protección y la seguridad que las leyes le brindan a todos aquellos que están bajo la figura del matrimonio civil.

Es cuanto.

Y gracias a todos ustedes.