+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora María Antonia Cárdenas Mariscal



Sen. María Antonia
Cárdenas Mariscal


Movimiento Regeneración Nacional
Jalisco
Senadora Electa por el Principio de Primera Minoría
Suplente: Elisa Ileana de Robles Ramírez

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 3 Oficina 27, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 5345 3000 Ext. 5436, 3280 y 3282

E-mail: maria.cardenas@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Martes 09 de octubre de 2018


Presentación de Iniciativa

Iniciativas

De la Sen. María Antonia Cárdenas Mariscal, del Grupo Parlamentario del Partido Encuentro Social, con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Salud.

La Senadora María Antonia Cárdenas Mariscal: Compañeras y compañeros Senadores.

La cremación e incineración de cuerpos y restos humanos o animales muertos es el proceso de reducción en cenizas que se lleva a cabo en un lugar denominado crematorio.

En nuestro país, de acuerdo con los historiadores e investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de México, formaba parte del ritual prehispánico; sin embargo, a partir de la conquista de los españoles, esta práctica fue prohibida.

En 1877, el Consejo Superior de Salubridad autorizó la incineración de animales muertos con el propósito de evitar focos de infección y putrefacción.  La cremación fue bien recibida en México por parte de la corriente higienista que predominaba en esa época, quienes habían valorado la exoneración tóxica de los cadáveres, las características de los cementerios en la Ciudad de México al presentar como inconvenientes la destrucción, implemento del cadáver y la filtración de contaminantes hacia el subsuelo.

Hasta el Siglo XIX, la inhumación tomó un nuevo camino en el cual no era posible continuar enterrando a los muertos debajo de las iglesias, ya que por el subsuelo lodoso, el olor de los cuerpos y descomposición alcanzaba proporciones alarmantes.

Los terrenos de la Ciudad de México no ofrecían las condiciones higiénicas para la edificación de panteones.

El Consejo Superior de Salubridad fue el primer organismo que dio la pauta para que se establecieran normas higiénicas y la reglamentación del manejo de los cadáveres.

La incineración de cada cadáver dura aproximadamente dos horas y el peso de las cenizas asciende alrededor de tres kilogramos.

La temperatura que genera en el interior del horno es de 1,200 a 1,500 grados centígrados, en la cual, de acuerdo  con las cifras del Consejo Mexicano de Empresas de Servicios Funerarios, existen 2 mil 900 funerarias y, según sus estimaciones, el 60 % son informales, cumpliendo solo el 30 % con las normas y solo el 20 % de las funerarias en el país tienen estándares de calidad, cumpliendo con normas sanitarias y permisos.

Dentro del marco de derechos humanos existe un vínculo de carácter intrínseco entre el medio ambiente y la salud, es decir, la salud ambiental es de vital importancia en nuestra vida cotidiana, la cual se relaciona con los diversos factores químicos, físicos y biológicos del ser humano.

Por ello, es importante prevenir, controlar y reducir la generación de partículas de monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno, generado por los hornos crematorios, por lo que es necesario regular los establecimientos que realicen las inhumaciones e incineraciones de cadáveres humanos, de restos humanos áridos o incineración de cadáveres de animales.

Si bien el cuerpo cremado emite gases con combustión que se canalizará en las atmósferas generadas compuestas por el vapor del agua, monóxido de carbono y dióxido de azufre y gases.

Cada vez que un cuerpo cremado libera entre 0.8 y 5.9 gramos de mercurio, la cual se libera aproximadamente luego de 40 minutos en que se inicia la cremación.

El 75 % de este material se dirige hacia el aire, mientras que el resto es conducido al suelo y al agua, generando daños en el sistema nervioso central de los humanos, lo cual atenta a la salud y a las personas, así como al medio ambiente.

En la fracción VII en lo que se realice las inhumaciones e incineraciones de cadáveres humanos de restos áridos o incineración de cadáveres y animales.

En el artículo 2o. se reforma el párrafo tercero, artículo 348 para quedar como sigue.

Párrafo tercero. La inhumación e incineración de cadáveres solo podrá realizarse en lugares permitidos con estricto apego a las normas ambientales de cada entidad federativa por las autoridades sanitarias y ambientales completas.

El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación del Diario Oficial de la Federación.

Es cuanto, señora Presidenta.