+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Intervención del Senador Clemente Castañeda Hoeflich

Intervencion del día Martes 09 de octubre de 2018


Presentación de Iniciativa

Iniciativas

Del Sen. Clemente Castañeda Hoeflich, a nombre propio y de los Senadores Dante Delgado Rannauro, Verónica Delgadillo García, Samuel García Sepúlveda, Indira Kempis Martínez, Patricia Mercado Castro y Juan Quiñonez Ruiz, del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con proyecto de decreto que reforma diversas disposiciones de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

El Senador Clemente Castañeda Hoeflich: Con el permiso de la  Presidencia.

Compañeras y compañeros Senadores.

En México, prácticamente ocho de cada diez contratos no se licitan públicamente.

Es decir, se realizan mediante adjudicación directa o por invitación restringida, entre muchas otras modalidades.

Ciertamente, parece que nuestras administraciones públicas de todos los órdenes de gobierno han sido sumamente innovadoras, pero más bien innovadoras para sacarle la vuelta al tema de las licitaciones públicas y hacer mucho más rigurosos en los procesos de compra.

Esto ha dado pie a  múltiples escándalos de corrupción de los cuales podríamos aquí traer a colación una lista interminable.

Recuerdo entre muchos otros la estafa maestra, la proliferación de empresas fantasma en estados como Veracruz, el socavón de la carretera Cuernavaca, es decir, la opacidad generalizado en los procedimientos de adjudicaciones directas de obra pública, entre muchos otros.

Ante este severo problema estructural, diría yo, lo que debemos hacer, desde este Poder Legislativo es, cerrarle las puertas a estas prácticas, restringir al mínimo la posibilidad de realizar procesos de adquisiciones, fuera del marco de licitación pública y fuera de mecanismos de transparencia.

Incluso algunos congresos locales, como se ha dado a conocer recientemente, en el caso de Tabasco, pues han innovado en algo que han denominado licitaciones abreviadas, que me parece van justamente en el sentido opuesto a lo que debiéramos nosotros planear cómo Poder Legislativo.

Por eso, el día de  hoy el grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano presenta dos reformas, una a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, y otra a la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con los Mismas, recogiendo aportaciones de la sociedad civil organizada y de especialistas para promover un marco jurídico mucho más orientado a la transparencia, la eficacia y la rendición de cuentas.

Ambas iniciativas plantean en resumidas cuentas lo siguiente, permítanme compartir algunos puntos importantes.

Primero, planteamos que la licitación pública sea la regla, y no la excepción, para ello se reducen las excepciones para realizar licitaciones públicas, y se reducen los porcentajes máximos para signar contratos por invitación restringida o adjudicación directa pasando del 30 al 20%.

Segundo, en materia de transparencia se establece la obligación por parte de los entes públicos de suministrar información oportuna a la plataforma digital nacional del Sistema Nacional Anticorrupción.

Tercero, en materia de participación ciudadana proponemos ampliar la participación obligada de los testigos sociales en estos procedimientos para que no sea un asunto sujeto a la buena voluntad o a la complicidad.

Cuarto, planteamos un mecanismo para eliminar la triangulación de compras, derogando las disposiciones que  permiten realizar adjudicaciones directas que permiten triangulaciones con terceros como instituciones de educación superior, como sucedió en la estafa maestra.

Quinto, proponemos ampliar las funciones de los comités de obras públicas, quienes deberán publicar un informe trimestral de las contrataciones realizadas para combatir la colusión.

Sexto, en materia de competencia económica, las empresas deberán acreditar fehacientemente la capacidad técnica, material y humana para la realización del objeto en contrato.

Séptimo, para combatir a las empresas fantasma el comité de participación ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción establecerá  los lineamientos obligatorios para garantizar la existencia física y real del domicilio de las empresas.

Octavo, se propone un esquema de supervisión para que los órganos internos de control acudan a los sitios de obra pública en ejecución para verificar su avance y calidad debiendo levantar un acta de visita e inspección.

Y, finalmente, en materia de fortalecimiento de las instituciones proponemos que el comité coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción establezca los criterios y lineamientos para la asignación de obra pública con criterios de eficiencia, racionalidad y transparencia.

Estas reformas, compañeras y compañeros Senadores pretenden cerrarle la puerta a prácticas de colusión, de opacidad, de discrecionalidad en los procesos de compras gubernamentales  y de obra pública. Buscamos, también, por otro lado, empoderar al Sistema Nacional Anticorrupción y a sus instituciones, y buscamos ponerle un alto al derroche de recursos que genera la corrupción en materia de compras gubernamentales.

Es cuanto, muchas gracias.