+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Intervención de la Senadora Lucy Meza



Sen. Lucy
Meza


Movimiento Regeneración Nacional
Morelos
Senadora Electa por el Principio de Mayoría Relativa
Suplente: Leticia Peña Ocampo

Av Paseo de la Reforma No. 135, Hemiciclo Piso 4 Oficina 15, Col. Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc, Cd. de México, C. P. 06030.

Tel: 01 (55) 5345 3000 Ext. 3345

E-mail: lucia.meza@senado.gob.mx

Integración en Comisiones.

Intervencion del día Martes 29 de octubre de 2019


Fundamentar el Dictamen

Dictámenes a Discusión y Votación

De las Comisiones Unidas de Juventud y Deporte; y de Estudios Legislativos, con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley del Instituto Mexicano de la Juventud.

La Senadora Lucía Virginia Meza Guzmán: Con la venia de la Mesa Directiva.

Buenos días tengan todas y todos ustedes, compañeras y compañeros Senadores.

Es tarea de las y los legisladores de esta soberanía trabajar en favor de México. De todas las personas que sabemos que viven en condiciones no ideales, pero de quienes por sus mismas características involuntariamente escapan de los focos de los medios de comunicación y de la consideración de algunas legislaciones presentes.

Es de estas personas de quienes les hablaré el día de hoy, de los invisibles, de quienes no forman parte de una minoría marginada y cuyas características individuales les hacen pasar desapercibidos ante los ojos y oídos no entrenados.

Bajo esta lógica es que hoy vengo al Pleno de esta Cámara para presentarles el dictamen por el que se reforman diversos artículos de la Ley del Instituto Mexicano de la Juventud, con el objeto de dotar de mayor inclusión a las y los jóvenes indígenas, y con discapacidad en el campo laboral, educativo, así como proporcionarle acceso a la salud.

Como Presidenta de la Comisión de Juventud y Deporte puedo asegurar que las labores realizadas dentro de ésta han estado siempre orientadas a la mejora de las condiciones de vida de las y los jóvenes de México, quienes representan el presente y el futuro de nuestro país.

Hoy en día no es inusual que la concepción de indígena se reduzca a una persona que habita en la sierra de Chiapas, en el mismo Istmo de Tehuantepec o en el valle de Oaxaca y que su realidad se romantice al reducir su existencia a bailes y vestimenta típica, mientras que su carencia económica y falta de oportunidades, consecuencia de un sistema que por años no los tomó en cuenta, forman parte de un engranaje cuyo movimiento parece irrefrenable.

Un escenario similar es el que enfrentan las personas con discapacidad, el imaginario colectivo los pinta como quienes se mueven en silla de ruedas, quienes no pueden ver, hablar o escuchar.

Sin embargo, la discapacidad motriz o las que afectan los sentidos primarios, no engloba a la totalidad de esta población…

Compañeros, les pido respeto, por favor.

El imaginario colectivo los pinta como quienes se mueven en silla de ruedas, quienes no pueden ver, hablar o escuchar. Sin embargo, la discapacidad motriz o las que afectan los sentidos primarios, no engloban a la totalidad de esta población, pues existen también personas neuropáticas que padecen algún grado de autismo, síndrome de Down o algún trastorno psicológico, que a su vez forman parte de este sector vulnerable.

La discapacidad no se reduce únicamente a los que observamos a simple vista para la inclusión leal y efectiva de estas personas dentro de nuestra sociedad, se requiere eliminar las barreras existentes, tanto físicas como jurídicas, psicológicas y sociales.

Ante estos hechos, las cifras sirven para explicar la importancia y urgencia de una legislación actualizada en favor de las personas que pertenecen a estos dos grupos vulnerables. Créanme que cuando les digo que el color de la piel, la vestimenta típica y la lengua, pueden ser suficientes para que una persona indígena sea rechazada por la sociedad.

Los números proporcionados por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior señalan que solo el 2 % de la población indígena de 18 a 25 años ingresa al nivel superior y de este porcentaje apenas uno de cada cinco egresa y obtiene el título correspondiente.

En contraste, entre otros, los jóvenes indígenas no ingresan al nivel superior el 22 % de la población y se titula uno de cada dos.

Por otro lado, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, hasta el 2012 se calcula que había siete millones 750 mil personas con discapacidad, de las cuales el 5.2 % estaban cursando cuando menos un año de educación superior.

Bajo esta lógica, la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2014 señaló que el nivel educativo predominante de la población con discapacidad, de 15 años y más, es la primaria, habiendo un 45 % del sector mencionado con esta escolaridad. Desafortunadamente el 23 % del total de ellos no cuenta con ningún tipo de estudios.

Finalmente, vale la pena señalar que, en los países de esta Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, el empleo para las personas con discapacidad es, en promedio, un 40 % menos a nivel total a los índices de desempleo que duplican respecto al mismo.

Las condiciones sociales en la que estos dos sectores existen son inaceptables y el imperativo a legislar para dar una profunda y eficaz solución a esta situación es este dictamen, que marca una pauta en favor de las personas visibles e invisibles, que por sus características inherentes son discriminadas y excluidas en el ámbito educativo, comunitario y laboral día con día.

Tengo la seguridad que este dictamen servirá para dar luz y brindar una protección más amplia a los derechos de esos sectores vulnerables de la población, específicamente en materia laboral la accesibilidad de no discriminación, para que, así como nosotros puedan desarrollarse íntegramente.

Es tarea de todas y todos nosotros actualizar los cuerpos normativos, para que así los invisibles dejen de serlo, los desiguales encuentren justicia y la balanza comience a equilibrarse.

La educación, el empleo y la no discriminación son derechos fundamentales de las y los jóvenes de México, y con este dictamen se los vamos a entregar.

Confío en el apoyo de quienes estamos presentes para que este dictamen se apruebe, en aras de un México más incluyente.

Muchas gracias, Presidenta.