+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Pendiente Ficha Técnica

Del Sen. Miguel Ángel Navarro Quintero, del Grupo Parlamentario Morena, con proyecto de decreto que reforma la denominación y reforma, deroga y adiciona diversas disposiciones de la Ley de los Institutos Nacionales de Salud.

SE DIO TURNO DIRECTO A LAS COMISIONES UNIDAS DE SALUD Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, SEGUNDA.


El que suscribe Senador Miguel Ángel Navarro Quintero, con fundamento en lo dispuesto en los artículos, 71, fracción II, 72 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 55 fracción II, del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos y 8 numeral 1, fracción I;164 numerales 1, 2 y 5; 169 numerales 1, 2, 4 y 5, así como el 175 del Reglamento del Senado; presenta Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforma la denominación y se reforman, derogan y adicionan diversas disposiciones de la Ley de los Institutos Nacionales de Salud, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Muchos esfuerzos se han realizado a partir de la protección a la garantía establecida en el párrafo cuarto del artículo 4° constitucional, relativa al derecho a la protección de la salud, lo cual, ha originado la creación de diversas instituciones prestadoras de servicios de salud, tanto en el ámbito de la seguridad social, como en el ámbito privado y en al ámbito público.

Sin embargo, para poder cumplir con esta garantía individual, no sólo es necesario brindar servicios de atención médica contando con la infraestructura necesaria, sino generar recursos humanos en materia de salud, así como llevar a cabo investigación científica en dicha materia.

Un país que no impulsa y no genera investigación científica en salud o que no hace uso de ella cuando la genera, no sólo no puede detectar el origen de los problemas de salud de su población para poder prevenirlo o atacarlo, sino que además, no puede explotar los beneficios que podría obtener, tanto económicos, como sociales, lo cual, lo pone en desventaja, así como a su población.

En México, los Institutos Nacionales de Salud, como parte del sector salud, contribuyen desde 1943, de manera importante a la investigación científica y tecnológica en esta materia.

Actualmente existen 13 Institutos Nacionales de Salud: de Cancerología, de Cardiología Ignacio Chávez, de Enfermedades Respiratorias Ismael Cosío Villegas, de Geriatría, de Medicina

Genómica, de Neurología y de Neurocirugía Manuel Velasco Suárez, de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, de Pediatría, de Perinatología Isidro Espinosa de los Reyes, de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, de Rehabilitación Luis Guillermo Ibarra Ibarra, de Salud Pública, y el Hospital Infantil de México Federico Gómez.

Los Institutos se han constituido en centros que realizan investigación científica de excelencia en los campos básico, clínico, epidemiológico, de salud pública y de servicios de salud.

Adicionalmente, llevan a cabo la formación de recursos humanos para la salud de alta especialidad, a través de programas académicos, que incluyen especialidades, maestrías, doctorados y estancias posdoctorales.

Como instituciones dedicadas a la investigación científica, han contribuido enormemente a la generación de conocimientos sobre el origen de las enfermedades, sus causas, así como la forma de atacarlas o prevenirlas, habiéndose logrado en la actualidad, contribuir al aumento de la esperanza de vida de los mexicanos y disminuir la mortalidad por enfermedades transmisibles.

Sin embargo, aun cuando la Ley de los Institutos Nacionales de Salud -expedida desde el año 2000- tenía como objeto crear nuevas figuras y mecanismos requeridos en la investigación, la enseñanza y los servicios de salud, así como definir su participación en la descentralización; lograr el financiamiento de los proyectos estableciendo además el principio de que la relación entre el investigador y el patrocinador determinaría originalmente los términos y condiciones de la investigación, pudiendo contar por primera vez en los hechos, con investigadores de tiempo completo, distinguiendo del patrimonio de los Institutos los recursos obtenidos para investigación [*] , dicho objeto no ha podido concretarse al día de hoy.Lo anterior, toda vez que algunas disposiciones de la ley vigente no son lo suficientemente claras,

dando pauta a interpretaciones que en lugar de permitir el cumplimiento del objeto de la misma, han entorpecido la actuación de los Institutos Nacionales de Salud.

Los Institutos Nacionales de Salud, están facultados para obtener “recursos de terceros”, lo que representa un gran impulso para la investigación. Sin embargo, tienen limitaciones que aún impiden utilizarlos de acuerdo al objeto para el cual fueron creados, por lo que se considera necesaria la actualización de las disposiciones que los rigen, a fin de que dichos recursos puedan ser utilizados en materia de docencia derivada de protocolos de investigación y establecer con mayor claridad su naturaleza jurídica y utilización.

Con esta Iniciativa, se prevé facultar además a los Hospitales Federales de Referencia y Regionales de Alta Especialidad para llevar a cabo proyectos de investigación financiados con recursos de terceros con los alcances señalados en el párrafo anterior, como una medida para impulsar la investigación y que el conocimiento generado con motivo de ésta, se difunda en beneficio de la población.

Además, con los avances en materia de tecnología que han surgido desde el año 2000 a la fecha y la distancia que existe entre diversas entidades paraestatales coordinadas, tanto Institutos como Hospitales, resulta de particular importancia establecer un marco de actuación claro y con la utilización de Tecnologías de la Información respecto de los Órganos de Gobierno de cada uno de ellos, ya que participan personas de distintas regiones, tanto de la Ciudad de México como de las entidades federativas, y se requieren mecanismos que generen ahorros representativos tanto en viáticos y pasajes, papelería, recursos humanos y financieros, además de que ya no resulta indispensable sesionar con tanta regularidad para la toma de decisiones.

Por todo lo anterior, se busca llevar a cabo una reforma integral de la Ley de los Institutos Nacionales de Salud, en la cual, se otorgue la posibilidad legal de llevar a cabo las acciones que den solución a la problemática antes descrita; establecer normas homogéneas, claras y actualizadas para las entidades paraestatales coordinadas por la Secretaría de Salud y permitir una mayor flexibilidad a los

Institutos Nacionales de Salud, Hospitales Federales de Referencia y Regionales de Alta Especialidad, para la realización de proyectos de investigación y docencia.

En el Título Primero, se agregan a las disposiciones de la Ley a los Hospitales Federales de Referencia y a los Hospitales Regionales de Alta Especialidad, se actualizan los términos utilizados en el cuerpo normativo, agregando además, disposiciones en materia de investigación; se define por primera vez lo que es la medicina de alta especialidad, la cual a la fecha no se encuentra definida y conlleva a interpretaciones diversas; se actualizan las disposiciones presupuestales conforme al marco jurídico en vigor; se amplía la posibilidad de utilización de los recursos de terceros en actividades de docencia relacionada con protocolos de investigación y se definen los servicios relacionados con las ciencias de la salud, toda vez que no todos los Institutos brindan atención médica, pero sí realizan actividades que generan recursos.

En el Título Segundo se aclara el nombre del Hospital Infantil de México Federico Gómez. Lo anterior es así, toda vez que dicho Instituto fue el modelo que sirvió de base para la conformación de los Institutos Nacionales de Salud y es por eso que se le considera como el primero de ellos. El nombre del mismo, ha cambiado a lo largo de su historia: desde el proyecto de creación como Hospital del Niño, al de Hospital Infantil en la Ciudad de México como lo señala el decreto que lo formaliza, el nombre usual que la costumbre y la cotidianeidad le impusieron como Hospital Infantil de México, hasta su nombre actual oficial asignado en 1987: Hospital Infantil de México Federico Gómez

A pesar de ser el primer Instituto Nacional de Salud y el modelo para los demás, en diversas dependencias, organizaciones, entidades de gobierno, organizaciones civiles, estudiantes, universidades, particulares, fundaciones, empresas, no se le considera como tal, especialmente por su propia denominación y, en ocasiones, es excluido de programas, convocatorias en investigación y reuniones. Por ello, se propone modificar su denominación, agregándole al principio su naturaleza, de Instituto

Nacional de Salud, quedando la propuesta para que se le denomine Instituto Nacional Hospital Infantil de México Federico Gómez.

Se agrega en este Título además a los Hospitales Federales de Referencia y a los Hospitales Regionales de Alta Especialidad. También se aclaran y actualizan facultades de los Órganos de Gobierno de los Institutos y Hospitales.

Asimismo, se aclaran las disposiciones relacionadas con los sistemas de profesionalización, y su diferenciación respecto de los apoyos o estímulos derivados de recursos de terceros.

Ante el evidente avance de la tecnología de la información, se integran disposiciones que permiten una mayor flexibilización de las sesiones de los órganos de gobierno mediante el uso de sistemas remotos, lo cual a la fecha no es posible llevar a cabo por no establecerse en el marco normativo de los Institutos Nacionales de Salud, ni de los Hospitales Federales de Referencia y Regionales de Alta Especialidad.

Se establece de manera homogénea las disposiciones para la designación de los Directores generales de los Institutos Nacionales de Salud y de los Hospitales Federales de Referencia y Regionales de Alta Especialidad, así como su duración y el mecanismo en caso de ratificación de un director general. Lo anterior, toda vez que se busca establecer un mecanismo claro y transparente mediante un proceso de participación de la comunidad de las instituciones para nombramientos de los titulares de las mismas.

En el Título Tercero se establecen disposiciones más claras y amplias relacionadas con los protocolos de investigación y su financiamiento, aclarándose la posibilidad de que se puedan utilizar los recursos de terceros tanto para la contratación de personal, como para la utilización de dichos recursos en materia de docencia relacionada con los mismos, y se agrega a los hospitales a éste Título para que todos puedan contar con la posibilidad jurídica de contar con recursos de terceros.

Se agrega también a los hospitales a los capítulos de enseñanza y atención médica de la Ley, sin embargo, se especifica el tipo de atención médica que brindará cada uno derivado de su propia naturaleza.

Por lo antes expuesto, me permito someter a la consideración de esta Honorable Cámara de Senadores, la siguiente iniciativa de:

DECRETO POR EL QUE SE REFORMA LA DENOMINACIÓN Y SE REFORMAN Y ADICIONAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE LOS INSTITUTOS NACIONALES DE SALUD

ARTÍCULO ÚNICO: SE ADICIONAN las fracciones II bis, II ter, II quáter, II quintus, VII bis, XII al artículo 2; el artículo 5 bis y 5 ter; el tercer, cuarto y quinto párrafo al artículo 12;  el párrafo cuarto al artículo 15; y la fracción IX al artículo 16; el quinto y sexto párrafos del artículo 17; el segundo párrafo al artículo 18; la fracción XII al artículo 19; el tercer párrafo al artículo 20;  el tercer párrafo al artículo 23; el segundo párrafo de la fracción V y las fracciones XII y XIII del artículo 41; SE REFORMAN el Título de la Ley, para quedar como sigue: “LEY DE LOS INSTITUTOS NACIONALES DE SALUD, HOSPITALES FEDERALES DE REFERENCIA Y REGIONALES DE ALTA ESPECIALIDAD”; así como el artículo 1; las fracciones I, II,III, IV, VI, VII, VIII, IX y XI del artículo 2; 3; la denominación del Título Segundo de la Ley; el primer párrafo y las fracciones X y XI del artículo 5; el primer párrafo y las fracciones I, VII, VIII y XIV del artículo 6; el artículo 8; el primer párrafo y las fracciones I, II y  IV del artículo 9; 10; 11; los párrafos primero y segundo del artículo 12; 13; 14; los párrafos primero y segundo del artículo 15; el primer párrafo y las fracciones II, III, IV, VI, VII y VIII del artículo 16; el primer párrafo y la fracción II del artículo 18; el primer párrafo y las fracciones VIII, IX y XI del artículo 19; el primer y segundo párrafo del artículo 20; 21; 22; el primer párrafo del artículo 23; 24; las fracciones I y II del artículo 25; 26; las fracciones II y III del artículo 27; 28; las fracciones I, IV y V del artículo 29; 30; 32; 33; 35; la denominación del Título Tercero de la Ley; 37; 38; el primer y segundo párrafos del artículo 39; 40; el primer párrafo y las fracciones I, II, III, IV, V, VI, IX, X y XI  del artículo 41; el primer párrafo y las fracciones I a V, VII, VIII, IX, X y XIII del artículo 43;

44; 45; 46; 47; 48; 49; 50; el primer párrafo del artículo 51; el primer párrafo y las fracciones I y III del artículo 52; 53; 54; 55; 56 y 57; y SE DEROGAN, la fracción X, del artículo 2; las fracciones III, V y VI del artículo 9; las fracciones I, IV y V del artículo 18; las fracciones I a VII del artículo 19; y las fracciones I a IV del artículo 39 de la Ley de los Institutos Nacionales de Salud; para quedar como sigue:

LEY DE LOS INSTITUTOS NACIONALES DE SALUD, HOSPITALES FEDERALES DE REFERENCIA Y REGIONALES DE ALTA ESPECIALIDAD

TÍTULO PRIMERO

Disposiciones generales

Capítulo Único

ARTÍCULO 1. La presente Ley es de observancia general en toda la República, en la forma y términos que la misma establece, sus disposiciones son de orden público e interés social y tiene por objeto regular la organización y funcionamiento de los Institutos Nacionales de Salud, los Hospitales Federales de Referencia y los Hospitales Regionales de Alta Especialidad, para fomentar la investigación, enseñanza y prestación de servicios que se realice en ellos.

ARTÍCULO 2. …

I. Ciencia médica o medicina, a la disciplina que, conforme a métodos científicamente aceptados, desarrolla un conocimiento sistematizado que de manera metódica, racional y objetiva tiene el propósito de investigar, describir y explicar el origen de las enfermedades, su prevención, diagnóstico, tratamiento, así como de procurar la rehabilitación del afectado y el mantenimiento y protección de la salud de las personas en el contexto de su circunstancia psicosocial;

II. Enseñanza o docencia, a la formación y actualización estratégica de recursos humanos para la salud a través de la transmisión sistemática de conocimientos y competencias de la Ciencia Médica;

II bis. Hospitales, a los Hospitales Federales de Referencia, así como a los Hospitales Regionales de Alta Especialidad a que se refiere esta Ley;

II. ter. Hospitales Federales de Referencia, organismos descentralizados de la Administración Pública Federal, con personalidad jurídica y patrimonio propio, agrupados en el sector coordinado por la Secretaría, que tienen por objeto la prestación de servicios de atención médica de segundo nivel y alta especialidad, la formación, actualización y capacitación de recursos humanos para la salud calificados y la investigación científica en el campo de la salud, descritos en el artículo 5 bis de esta Ley;

II. quáter. Hospitales Regionales de Alta Especialidad, organismos descentralizados de la Administración Pública Federal, con personalidad jurídica y patrimonio propio, agrupados en el sector coordinado por la Secretaría, que tienen por objeto la prestación de servicios de atención médica preferentemente de alta especialidad, así como la formación, actualización y capacitación de recursos humanos para la salud calificados y la investigación científica en el campo de la salud, descritos en el artículo 5 ter de esta Ley;

II. quintus. Ingresos propios, a los obtenidos por los Institutos y Hospitales en términos de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, por los servicios que preste en el cumplimiento de su objeto;

III. Institutos, a los Institutos Nacionales de Salud a que se refiere esta Ley;

IV. Investigación, al estudio y análisis de temas de la Ciencia Médica, mediante el método científico, con el propósito de generar conocimientos sobre la salud o la enfermedad, y su aplicación en la atención médica;

V. …

VI. Investigación básica en salud, a aquella relativa a la generación de conocimiento fundamental en la Ciencia Médica orientada a crear nuevas teorías para resolver o proponer soluciones a problemas prioritarios de la salud, con base en el estudio de los mecanismos moleculares, genéticos, bioquímicos u otros;

VII. Investigador, al profesional que mediante su participación en actividades científicas genera conocimientos, en la Biomedicina o la Medicina;

VII bis. Medicina de Alta Especialidad, a la modalidad de atención médica efectiva y de calidad referida por los diversos niveles de atención, que atiende padecimientos complejos, con evolución generalmente crónica, incluyendo enfermedades raras y genéticas, o emergentes y procedimientos de alta complejidad;

VIII. Recursos públicos, a los ingresos obtenidos por los Institutos y Hospitales provenientes de transferencias del Presupuesto de Egresos de la Federación y los ingresos propios;

IX. Recursos de terceros, a aquellos puestos a disposición de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales, por personas físicas o morales privadas, nacionales o extranjeras, para financiar proyectos de investigación, formación, capacitación y docencia relacionada con éstos, y que pueden o no haber sido obtenidos o promovida su disposición por investigadores;

X. Se deroga.

XI. Secretaría, a la Secretaría de Salud del Ejecutivo Federal; y

XII. Servicios relacionados con ciencias de la salud y afines, aquéllos que se relacionan con la ciencia médica y ciencias afines, que no necesariamente constituyen atención médica e incluyen de manera enunciativa mas no limitativa, asesorías especializadas, actividades de investigación, desarrollo,

innovación y transferencia de tecnología, así como enseñanza.

ARTÍCULO 3. La Ley Federal de las Entidades Paraestatales y sus disposiciones reglamentarias, se aplicarán para los Institutos y los Hospitales en lo que no se contraponga con esta Ley, particularmente, en lo que se refiere al fortalecimiento de su autonomía técnica, operativa y administrativa.

ARTÍCULO 4. …

TÍTULO SEGUNDO

Organización de los Institutos y Hospitales

Capítulo I

Funciones

ARTÍCULO 5. Los Institutos son organismos descentralizados de la Administración Pública Federal, con personalidad jurídica y patrimonio propio, agrupados en el sector coordinado por la Secretaría, cuyo objeto es, por medio de la investigación científica en el campo de la salud, la formación, capacitación y actualización de recursos humanos para la salud calificados, generar conocimiento médico y de las ciencias afines y prestar atención médica de alta especialidad en su ámbito de funciones a pacientes provenientes de todo el territorio nacional. Tienen el carácter de Institutos los siguientes:

I.   a IX. …

X. Instituto Nacional “Hospital Infantil de México Federico Gómez”, para los padecimientos de la población infantil hasta la adolescencia, y

XI. Los demás que en el futuro sean creados por ley o decreto del Congreso de la Unión, con las características que se establecen en el primer párrafo del presente artículo.

ARTÍCULO 5 bis. Los Hospitales Federales de Referencia, son organismos descentralizados de la Administración Pública Federal, con personalidad jurídica y patrimonio propio, agrupados en el sector coordinado por la Secretaría, que tienen por objeto la prestación de servicios de atención médica de segundo nivel y alta especialidad, la formación, actualización y capacitación de recursos humanos para la salud calificados y la investigación científica en el campo de la salud.

Los Hospitales Federales de Referencia ejercerán sus funciones en la zona en la que se encuentran y son los siguientes:

I. Hospital General Dr. Manuel Gea González;

II. Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”, y

III. Hospital Juárez de México.

ARTÍCULO 5 ter. Los Hospitales Regionales de Alta Especialidad, son organismos descentralizados de la Administración Pública Federal, con personalidad jurídica y patrimonio propio, agrupados en el sector coordinado por la Secretaría, que tienen por objeto la prestación de servicios de atención médica preferentemente de alta especialidad, así como la formación, actualización y capacitación de recursos humanos para la salud calificados y la investigación científica en el campo de la salud.

En el ejercicio de sus funciones, los Hospitales Regionales de Alta Especialidad podrán brindar en sus instalaciones, en los términos previstos en la presente Ley, atención médica a pacientes provenientes de la región en la que se encuentran.

Tienen el carácter de Hospitales Regionales de Alta Especialidad los siguientes:

I. Centro Regional de Alta Especialidad de Chiapas;

II. Hospital Regional de Alta Especialidad de Ciudad Victoria “Bicentenario 2010”;

III. Hospital Regional de Alta Especialidad del Bajío;

IV. Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca;

V. Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca; y

VI. Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán.

El Centro Regional de Alta Especialidad de Chiapas contará con dos unidades aplicativas, el Hospital Regional de Alta Especialidad en Ciudad Salud, Tapachula y el Hospital de Especialidades

Pediátricas en Tuxtla Gutiérrez; ambos en el Estado de Chiapas.

El Hospital Regional de Alta Especialidad en Ciudad Salud, Tapachula y el Hospital de Especialidades Pediátricas en Tuxtla Gutiérrez, contarán con un Director General Adjunto cada uno, cuyas atribuciones serán las que determine su estatuto orgánico.

ARTÍCULO 6. A los Institutos y Hospitales, en el ámbito que les compete, les corresponde ejercer las funciones siguientes:

I. Realizar estudios e investigaciones clínicas, epidemiológicas, experimentales, de innovación y desarrollo tecnológico y básicas, en las áreas biomédicas y sociomédicas en el campo de sus especialidades, para la comprensión, prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, y rehabilitación de los afectados, así como para promover medidas de salud;

II. a VI. …

VII. Prestar servicios relacionados con ciencias de la salud y afines a otras personas físicas o morales, organismos, órganos, entidades o instituciones públicas y privadas que lo requieran de acuerdo a los convenios que para el efecto celebre, así como implementar esquemas innovadores en

generación de ingresos propios, en congruencia con su objeto;

VIII. Prestar servicios de atención médica, en aspectos preventivos, curativos, quirúrgicos, de rehabilitación y de cuidados paliativos, de ser aplicables éstos, en sus áreas de especialización, así como proporcionar consulta externa, atención hospitalaria, y servicios de Urgencias o Admisión continua, según sea el caso, conforme se determine en su estatuto orgánico, a la población que requiera atención médica en sus áreas de especialización, hasta el límite de su capacidad instalada, de conformidad con los estudios socioeconómicos que se realicen en el caso de personas físicas;

IX. a XIII. …

XIV. Efectuar las actividades necesarias para el cumplimiento de su objeto, de conformidad con la presente Ley, su Estatuto Orgánico y las disposiciones jurídicas aplicables.

ARTÍCULO 8. El domicilio legal de cada uno de los Institutos y los Hospitales Federales de Referencia será la Ciudad de México, con excepción del Instituto Nacional de Salud Pública, cuyo domicilio legal será la ciudad de Cuernavaca, Estado de Morelos, sin perjuicio de que, en su caso, se puedan establecer en cualquier parte del territorio nacional.

El domicilio legal de cada uno de los Hospitales Regionales de Alta Especialidad será:

I. Hospital Regional de Alta Especialidad del Bajío, en la Ciudad de León, Guanajuato;

II. Hospital Regional de Alta Especialidad de Ciudad Victoria, en la Ciudad Victoria, Tamaulipas;

III. Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca, en el Municipio de Ixtapaluca, Estado de México

IV. Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca, en la Ciudad de Oaxaca, Oaxaca;

VI. Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán, en la Ciudad de Mérida, Yucatán, y

VII. Centro Regional de Alta Especialidad de Chiapas, en el Estado de Chiapas.

Lo anterior, sin perjuicio del domicilio legal que corresponda a los Institutos y Hospitales que, de conformidad con las disposiciones aplicables, sean creados.

ARTÍCULO 9. El patrimonio de cada uno de los Institutos y de los Hospitales se integrará con:

I. Los bienes inmuebles y muebles y derechos que les haya transferido o transfiera el Gobierno Federal, así como aquéllos adquiridos por los Institutos y Hospitales;

II. Los recursos públicos;

III. Se deroga.

IV. Los ingresos propios que obtengan por la recuperación de cuotas, por los servicios que presten y las actividades que realicen, y

V. Se deroga.

VI. Se deroga.

Capítulo II

Autonomía

ARTÍCULO 10. Los Institutos y Hospitales gozarán de autonomía técnica, de gestión, operativa y administrativa en los términos de esta Ley.

ARTÍCULO 11. Los ingresos propios de los Institutos y Hospitales serán destinados para atender las necesidades previamente determinadas por sus órganos de gobierno, en los términos de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y demás disposiciones aplicables.

ARTÍCULO 12. Los Institutos y Hospitales contarán con un sistema integral de profesionalización que comprenderá, cuando menos, catálogo de puestos, mecanismos de ingreso, promoción y permanencia, tabulador de sueldos, programas de desarrollo profesional y actualización permanente de su personal científico, tecnológico, académico, administrativo y de apoyo en general, así como las obligaciones, mecanismos de evaluación del desempeño profesional considerando actividades y destrezas específicas e incentivos al desempeño y productividad.

La organización, funcionamiento y desarrollo del sistema a que se refiere el párrafo anterior, se regirá por las políticas, normas y/o reglamentos que dicte la Secretaría.

Los tabuladores de sueldos y los esquemas para el establecimiento de incentivos económicos con recursos públicos se sujetarán a las autorizaciones que correspondan de las secretarías de la Función Pública y de Hacienda y Crédito Público, previo acuerdo de la junta de gobierno respectiva.

Para el caso de los apoyos económicos que, en su caso se otorguen con Recursos de terceros, en términos del artículo 41 de esta Ley, deberá estarse sólo a los lineamientos que emitan dichos cuerpos colegiados.

A los servidores públicos de los Institutos, Hospitales que reciban percepciones extraordinarias, apoyos económicos, o cualquier otro recurso, les será aplicable lo establecido en el artículo 37 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas para los efectos conducentes.

ARTÍCULO 13. La Coordinadora de Sector y las Secretarías de Hacienda y Crédito Público y de la Función Pública deberán racionalizar los requerimientos de información que demanden de los Institutos y Hospitales.

Capítulo III

Órganos de administración

ARTÍCULO 14. La administración de cada uno de los Institutos y Hospitales, estará a cargo de una Junta de Gobierno y de un Director General.

ARTÍCULO 15. Las juntas de gobierno de cada uno de los Institutos y Hospitales se integrarán por el Secretario de Salud, quien las presidirá; por el servidor público de la Secretaría que tenga a su cargo la coordinación sectorial de estos organismos descentralizados; por un representante de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; otro del patronato del Instituto u Hospital, y otro que, a invitación del Presidente de la Junta, designe una institución del sector educativo vinculada con la investigación, así como por cuatro vocales, designados por el Secretario de Salud, quienes serán personas ajenas laboralmente al Instituto u Hospital y de reconocida calidad moral, méritos, prestigio y experiencia en su campo de especialidad. Estos últimos durarán en su cargo cuatro años y podrán ser ratificados por una única ocasión. En el caso de los Hospitales Regionales de Alta Especialidad además, será miembro de la Junta de Gobierno el Secretario Técnico del Consejo Nacional de Salud. Los representantes de los gobiernos de las entidades federativas correspondientes a la región geográfica donde se ubiquen los Hospitales Regionales de Alta Especialidad asistirán a las juntas de gobierno de éstos en calidad de invitados permanentes con voz, pero sin voto.

El Presidente de cada una de las juntas de gobierno será suplido en sus ausencias por el servidor público de la Secretaría que tenga a su cargo la coordinación sectorial de los Institutos y de los

Hospitales. Los demás integrantes de las juntas de gobierno designarán a sus respectivos suplentes.

Los integrantes e invitados de la Junta de Gobierno participarán en la misma sin recibir remuneración o contraprestación alguna.

ARTÍCULO 16. Las juntas de gobierno de los Institutos y de los Hospitales tendrán, adicionalmente a las facultades que les confiere la Ley Federal de las Entidades Paraestatales y el artículo 51 de la Ley de Ciencia y Tecnología, las atribuciones indelegables siguientes:

I. …

II. Conocer las adecuaciones presupuestarias internas a que se refiere la fracción XII, del artículo 19, de la presente Ley;

III. Establecer los lineamientos para la aplicación de los ingresos propios;

IV. Autorizar el uso oneroso de espacios en las áreas e instalaciones del Instituto u Hospital de que se trate, que no sean de uso hospitalario;

V.  …

VI. Establecer el sistema de profesionalización del personal del Instituto u Hospital de que se trate, con criterios orientados a la estabilidad y desarrollo del personal en la especialidad respectiva, para lo cual se considerarán los recursos previstos en el presupuesto;

VII.  Determinar las reglas y los porcentajes conforme a los cuales el personal que participe con el carácter de investigador, y en su caso, de integrante del equipo de apoyo clínico y técnico, en proyectos determinados de investigación, innovación y/o desarrollo tecnológico podrá beneficiarse de los recursos generados por el proyecto, así como, por un periodo determinado, en las regalías que resulten de aplicar o explotar derechos de

propiedad industrial o intelectual, que deriven de proyectos realizados en el Instituto, u Hospital;

VIII. Aprobar, a propuesta del Director General, el trámite ante la coordinadora de sector para modificar o imponer nombres de médicos o benefactores a instalaciones y áreas de éste; y

IX. Expedir los reglamentos académicos, los cuales establecerán, entre otros, los derechos y obligaciones académicos, así como las reglas relativas al ingreso, promoción, evaluación y permanencia de ese personal y de los alumnos en el ámbito académico, así como las cuotas que se establecerán para las universidades y escuelas privadas para la formación, capacitación y actualización de sus alumnos;

ARTÍCULO 17.

Para la celebración de las sesiones, la convocatoria deberá ir acompañada del orden del día y de la documentación correspondiente, los cuales deberán ser enviados por el secretario o por el prosecretario con una anticipación no menor de 5 días hábiles a la fecha de la sesión, en el caso de sesiones ordinarias y de veinticuatro horas previas a la fecha de la sesión, en el caso de sesiones extraordinarias. 

El envío y recepción de la documentación a que se refiere el párrafo anterior y la celebración de las sesiones, podrán llevarse a cabo mediante el uso de tecnologías de la información y la comunicación, de acuerdo a las reglas que la propia Junta de Gobierno determine.

ARTÍCULO 18. Los directores generales de los Institutos y de los Hospitales serán designados por las Juntas de Gobierno, de una terna que deberá presentar el Presidente de la Junta. El nombramiento procederá siempre y cuando la persona reúna,

además de los requisitos a que se refiere el artículo 21 de la Ley Federal de Entidades Paraestatales, los siguientes:

I. Se deroga.

II. En el caso de los Institutos, ser profesional de la salud, con alguna de las especialidades del Instituto del cual se vaya a hacer la designación o afín a las áreas del conocimiento que presta. En el caso del titular del Instituto Nacional de Salud Pública podrá ser una persona de reconocidos méritos académicos en las disciplinas médicas y de salud pública y que haya publicado trabajos de investigación en salud pública. En el caso de los demás Institutos, haber publicado trabajos de investigación en la especialidad respectiva. Tratándose de los Hospitales, ser médico y poseer estudios de posgrado en alguna de las especialidades con que cuente el Hospital correspondiente o afín a las áreas del conocimiento que presta.

III.   …

IV. Se deroga.

V. Se deroga.

A fin de garantizar la imparcialidad y transparencia de la designación de los directores generales de los Institutos y Hospitales, la Secretaría, mediante acuerdo que deberá ser publicado en el Diario Oficial de la Federación establecerá el procedimiento para determinar la terna de aspirantes a que se refiere el presente artículo, mismo que iniciará con la convocatoria pública respectiva y concluirá con la designación por parte de la Junta de Gobierno del Director General correspondiente.

ARTÍCULO 19. Los directores generales de los Institutos y Hospitales tendrán, además de las facultades y obligaciones señaladas en los artículos 22 y 59 de la Ley Federal de las Entidades Paraestatales, las siguientes:

I. Se deroga.

II. Se deroga.

III. Se deroga.

IV. Se deroga.

V. Se deroga.

VI. Se deroga.

VII. Se deroga.

VIII. Proponer a la Junta de Gobierno los estímulos que deban otorgarse al personal del Instituto u Hospital de que se trate;

IX. Otorgar reconocimientos no económicos a personas físicas o morales benefactoras del Instituto u Hospital de que se trate, incluidos aquellos que consistan en testimonios públicos permanentes;

X.   …

XI. Fijar las condiciones generales de trabajo del Instituto u Hospital de que se trate, tomando en cuenta la opinión del Sindicato correspondiente, y

XII. Aprobar las adecuaciones presupuestarias internas a sus programas, que no impliquen la afectación de su monto total autorizado, techo de servicios personales, recursos de inversión, proyectos financiados con crédito externo, ni el cumplimiento de los objetivos y metas comprometidos.

ARTÍCULO 20. Los directores generales de los Institutos y de los Hospitales durarán en su cargo cinco años y podrán ser ratificados por otro período igual por una única ocasión. Podrán ser removidos de su cargo por causa plenamente comprobada, relativa a incompetencia técnica, abandono de labores o falta de honorabilidad.

Los estatutos orgánicos de los Institutos y de los Hospitales prevendrán la forma en que los Directores Generales serán suplidos en sus ausencias.

La persona que haya ocupado el cargo de Director General de un mismo Instituto u Hospital en dos periodos, aun cuando éstos hayan sido discontinuos o inconclusos, no podrá ser elegida como Director General del propio Instituto u Hospital para un tercer periodo.

Capítulo IV

Órganos de apoyo

ARTÍCULO 21. La Junta de Gobierno de cada uno de los Institutos y Hospitales, determinará en cada caso, la pertinencia de contar con un Patronato, con un Consejo Asesor Externo y con un Consejo Técnico de Administración y Programación, como órganos de apoyo y consulta.

ARTÍCULO 22. Los patronatos tendrán el encargo de apoyar las labores de investigación, enseñanza y atención médica de los Institutos y Hospitales, principalmente con la obtención de donativos de terceros en beneficio de pacientes y de los propios Institutos u Hospitales y las demás funciones que determine la Junta de Gobierno.

ARTÍCULO 23. Los patronatos se integrarán por un presidente, un secretario, un tesorero y los vocales que designe la Junta de Gobierno entre personas de reconocida honorabilidad, pertenecientes a los sectores social y privado o de la comunidad en general, con vocación de servicio, las cuales podrán ser propuestas por los Directores Generales de los Institutos y Hospitales o por cualquier miembro de éstos.

Los recursos en efectivo que los patronatos otorguen en términos de las disposiciones aplicables a los Institutos y Hospitales, no forman parte de su patrimonio, estando únicamente bajo su administración. Lo anterior, sin perjuicio de que los bienes que se adquieran con dichos recursos se considerarán parte de su patrimonio como donaciones por parte del Patronato.

ARTÍCULO 24. Los cargos de los miembros de los patronatos serán honoríficos, por lo que no recibirán retribución, emolumento o compensación alguna, pero la Junta de Gobierno de cada Instituto u Hospital podrá establecer reconocimientos no económicos, para los miembros del Patronato cuya labor sea relevante.

ARTÍCULO 25. …

I. Apoyar las actividades de los Institutos y Hospitales y formular sugerencias tendientes a su mejor desempeño;

II. Contribuir a la obtención de recursos que promuevan el cumplimiento de los objetivos de los Institutos y Hospitales, y

III.  …

ARTÍCULO 26. El Consejo Asesor Externo se integrará, en cada Instituto u Hospital, por el Director General, quien lo presidirá, y por personalidades nacionales o internacionales del ámbito de las especialidades materia del Instituto u Hospital, quienes serán invitados por la Junta de Gobierno a propuesta del Director General.

ARTÍCULO 27. …

I.  …

II. Recibir información general sobre los temas y desarrollo de las investigaciones que se lleven a cabo en el Instituto u Hospital;

III. Proponer al Director General líneas de investigación, mejoras para el equipamiento o para la atención a pacientes, así como en la calidad y eficiencia del Instituto u Hospital de que se trate, y

IV.  …

ARTÍCULO 28. Cada uno de los Institutos y Hospitales podrá contar con un Consejo Técnico de Administración y Programación, como órgano de coordinación para incrementar su eficacia.

Los consejos técnicos de administración y programación se integrarán por el Director General del Instituto u Hospital de que se trate, quien lo presidirá, por los titulares de las diversas áreas del Instituto u Hospital y contarán con un Secretario Técnico designado por el Director General.

ARTÍCULO 29. …

I. Actuar como instancia de intercambio de experiencias, de propuestas de soluciones de conjunto, de congruencia de acciones y del establecimiento de criterios tendientes al desarrollo y al cumplimiento de los objetivos del Instituto u Hospital de que se trate;

II. …

III. …

IV. Analizar problemas relativos a aspectos o acciones comunes a diversas áreas del Instituto u Hospital y emitir opinión al respecto, y

V. Proponer al Director General la adopción de medidas de orden general tendientes al mejoramiento administrativo y operacional del Instituto u Hospital.

ARTÍCULO 30. Cada uno de los Institutos y Hospitales podrá contar con eméritos. La Junta de Gobierno de cada Instituto u Hospital, a propuesta del Director General correspondiente, determinará cuando sea conveniente proponer que el organismo cuente con eméritos para lo cual verá el establecimiento de un comité encargado de su selección y designación, el cual deberá emitir sus reglas internas.

ARTÍCULO 31. …

Capítulo V

Órgano de vigilancia

ARTÍCULO 32. Cada uno de los Institutos y Hospitales contará con un Órgano de Vigilancia integrado por un Comisario Público propietario y un suplente designados por la Secretaría de la Función Pública, y tendrán las atribuciones que les otorga la Ley Federal de las Entidades Paraestatales.

ARTÍCULO 33. Cada uno de los Institutos y Hospitales contará con un órgano interno de control, cuyo titular y los de las áreas de auditoría, quejas y responsabilidades que auxiliarán a éste, dependerán de la Secretaría de la Función Pública.

ARTÍCULO 34. …

Capítulo VI

Régimen laboral

ARTÍCULO 35. Las relaciones laborales entre los Institutos, y Hospitales y sus trabajadores, se regirán por lo dispuesto en la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, Reglamentaria del Apartado B del artículo 123 Constitucional. El personal continuará incorporado al régimen de la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

ARTÍCULO 36. …

TÍTULO TERCERO

Ámbito de los Institutos y Hospitales

Capítulo I

Investigación

ARTÍCULO 37. La investigación que lleven a cabo los Institutos y Hospitales será básica, y aplicada y tendrá como propósito contribuir al avance del conocimiento científico, así como a la

satisfacción de las necesidades de salud del país, mediante el desarrollo científico y tecnológico, en áreas biomédicas, clínicas, sociomédicas y epidemiológicas.

ARTÍCULO 38. En la elaboración de sus programas de investigación, los Institutos y Hospitales tomarán en cuenta los lineamientos programáticos y presupuestales que al efecto establezca el Ejecutivo Federal en estas materias.

ARTÍCULO 39. La investigación que realicen los Institutos y Hospitales podrá financiarse con recursos públicos o con recursos de terceros.

I. Se deroga.

II. Se deroga.

III. Se deroga.

IV. Se deroga.

Cuando se trate de proyectos cuya duración sea mayor a un año y que estén financiados con recursos públicos, la aplicación de éstos quedará sujeta a la disponibilidad de los años subsecuentes, pero los proyectos en proceso se considerarán preferentes respecto de los nuevos, en igualdad de condiciones de resultados.

ARTÍCULO 40. Los Institutos y Hospitales, previo acuerdo de cada una de sus juntas de gobierno, podrán establecer un fondo común para la investigación que se constituirá con las aportaciones de cada uno, las cuales podrán ser de hasta el tres por ciento de su presupuesto de investigación. Dicho fondo se administrará, en lo conducente, en los términos que establece el artículo 43 de esta Ley.

ARTÍCULO 41. Los proyectos de investigación, y enseñanza relacionada con ellos financiados con recursos de terceros se sujetarán a lo siguiente:

I. Cada proyecto deberá ser autorizado por el Director General del Instituto u Hospital de que se trate, para lo cual se deberá contar con el dictamen favorable de los comités de Investigación, de Ética en Investigación y de Bioseguridad del propio Instituto u Hospital, en los casos que corresponda a cada uno de ellos. Los proyectos autorizados, podrán incluir actividades de enseñanza relativa a la investigación, en los términos que se haya convenido con el aportante de los recursos;

II. Los proyectos serán evaluados por las instancias técnicas competentes del Instituto u Hospital de que se trate, y el Director General informará de los resultados a su Junta de Gobierno;

III. La investigación se llevará a cabo de acuerdo con los lineamientos generales que al respecto establezca cada Instituto u Hospital;

IV. Los investigadores podrán presentar los proyectos para la autorización del Instituto u Hospital en cualquier tiempo;

V. Los recursos de terceros en ningún caso formarán parte del patrimonio del Instituto u Hospital de que se trate y sólo estarán bajo la administración de dichas entidades para el fin convenido, por lo que las disposiciones en materia de gasto público no les son aplicables y deberán tener una contabilidad independiente de la que corresponde a los recursos públicos de los Institutos u Hospitales de que se trate.

Dichos recursos podrán ser, administrados a través de cuentas de inversión o fideicomisos constituidos por el aportante de los recursos en términos de las disposiciones aplicables, e informando invariablemente a la Junta de Gobierno y al comité a que se refiere el artículo 44 de esta Ley, sobre su administración y aplicación. Su registro contable se realizará a través de cuentas de orden;

VI. Los términos y condiciones para la distribución de los recursos en cuanto a la adquisición o arrendamiento de equipo, la creación y mantenimiento de instalaciones, su equipamiento, el suministro de materiales, y otros insumos que se requieran

para la ejecución de los proyectos de investigación y enseñanza relacionada con éstos; el otorgamiento de apoyos y estímulos económicos al personal que participe en el proyecto del Instituto u Hospital de que se trate; los apoyos para los pacientes voluntarios que participen en los proyectos, y para la contratación por honorarios de aquellos servicios que tengan relación directa con la ejecución de los proyectos de investigación, se podrán fijar por el Instituto u Hospital de que se trate y el aportante de los recursos, con base en los lineamientos generales descritos en la fracción III de este artículo, en los cuales se determinará, entre otros aspectos, el porcentaje de recursos que deberá destinarse a favor del Instituto u Hospital.

VII.   …

VIII.  …

IX. Cuando así se convenga con el tercero aportante de los recursos, el proyecto de investigación y enseñanza relacionada con éstos podrá continuar su desarrollo en otro Instituto u Hospital; en estos casos, los recursos se transferirán al Instituto u Hospital que tome el proyecto a su cargo;

X. Los apoyos económicos que, que de los recursos de terceros se otorguen al personal serán temporales, por lo que concluirán al terminar el proyecto financiado por dichos recursos, y no crearán derechos para el trabajador, ni responsabilidad de tipo laboral o salarial para el Instituto u Hospital;

XI.   Los lineamientos para la administración de estos recursos serán aprobados por la Junta de Gobierno de cada Instituto u Hospital;

XII. Una vez que se adquieran bienes o se realicen obras con estos recursos, formarán parte del patrimonio del propio Instituto u Hospital de que se trate;

XIII. Sin perjuicio de los mecanismos de control que se establezcan en los convenios que el Instituto u Hospitales

celebren con los aportantes de los recursos a que se refiere este artículo, los servidores públicos encargados de la administración de dichos recursos serán responsables de que su aplicación se realice conforme a lo dispuesto en el presente artículo, en los lineamientos generales que emita la Junta de Gobierno y en los propios convenios.

ARTÍCULO 42. ...

ARTÍCULO 43. Los Institutos y Hospitales podrán administrar los recursos del fondo común descrito en el artículo 40 para la realización de investigación a través de cuentas de inversión financiera o de fondos. Estos últimos se sujetarán a lo siguiente:

I.          Los fondos serán constituidos y administrados mediante la figura del fideicomiso. El fideicomitente será el Instituto u Hospital de que se trate;

II.        El fiduciario será una Institución de Banca de Desarrollo;

III.       Los fideicomisos constituidos en términos de este artículo podrán recibir recursos de terceros, sin que por ese simple hecho tengan derechos como fideicomitentes o fideicomisarios;

IV.       El fideicomisario de los fondos será el Instituto u Hospital que lo hubiere constituido;

V.        El objeto de los fondos será financiar o complementar el financiamiento de proyectos específicos de investigación, la creación y mantenimiento de instalaciones de investigación, enseñanza y atención médica, su equipamiento, el suministro de materiales, el otorgamiento de apoyos económicos e incentivos extraordinarios a los investigadores, personal de apoyo a la investigación, y otros propósitos directamente vinculados con los proyectos científicos aprobados. Los recursos podrán afectarse para gasto de administración de los Institutos hasta el porcentaje que apruebe la Junta de Gobierno de cada Instituto u Hospital. Los bienes adquiridos y obras realizadas con recursos de los fondos formarán parte del patrimonio del propio Instituto u Hospital.

VI.       …

VII.      La cuantía o la disponibilidad de recursos en los fondos, incluyendo capital e intereses, no darán lugar a la disminución, limitación o compensación de las asignaciones presupuestales normales, autorizadas conforme al Presupuesto de Egresos de la Federación, para los Institutos y Hospitales que, de conformidad con esta ley, cuenten con dichos fondos;

VIII.     Los Institutos y Hospitales, por conducto de la Junta de Gobierno, establecerán las reglas de operación de los fondos, en las cuales se precisarán los tipos de proyectos que recibirán los apoyos y los procesos e instancias de seguimiento y evaluación;

IX.       Los fondos contarán en todos los casos, con un comité técnico y de administración integrado por servidores públicos de la Secretaría y del Instituto u Hospital de que se trate. Asimismo, se invitará a participar en dicho comité a personas de reconocido prestigio de los sectores científico, tecnológico y académico, público, social y privado, correspondientes a los ramos de investigación objeto del fondo;

X.        El órgano de gobierno del Instituto y Hospital de que se trate será informado acerca del estado y movimiento de los respectivos fondos;

XI.       …

XII.      …

XIII.     Los recursos públicos, de terceros o cualesquiera otros, que ingresen a los fondos que se establezcan conforme a lo dispuesto en esta ley no se revertirán en ningún caso al Gobierno Federal. A la terminación del contrato de fideicomiso por cualquier causa legal o contractual, los recursos que se encuentren en el mismo se entregarán al fideicomitente y se afectarán según su origen.

ARTÍCULO 44. Cada Instituto y Hospital contará con un comité interno encargado de vigilar el uso adecuado de los recursos destinados a la investigación. Dicho comité se integrará por dos representantes del área de investigación; un representante por

cada una de las siguientes áreas: administrativa, de enseñanza y médica; un representante del patronato y otro que designe la Junta de Gobierno. El comité evaluará los informes técnico y financiero.

Asimismo vigilará los aspectos éticos del proyecto, para lo cual se apoyará en la comisión de ética del Instituto u Hospital de que se trate.

ARTÍCULO 45. Las aportaciones que realicen las personas físicas y morales a los proyectos de investigación que realicen Institutos y Hospitales serán deducibles para efectos del impuesto sobre la renta, en la forma y términos que se establezcan en las disposiciones fiscales aplicables

ARTÍCULO 46. Los Institutos y Hospitales difundirán a la comunidad científica y a la sociedad sus actividades y los resultados de sus investigaciones, sin perjuicio de los derechos de propiedad industrial o intelectual correspondientes y de la información que, por razón de su naturaleza, deban reservarse.

ARTÍCULO 47. Los Institutos y Hospitales podrán coordinarse entre ellos y con otras instituciones públicas o privadas, incluyendo a organizaciones no gubernamentales nacionales o internacionales para la realización de proyectos específicos de investigación.

En los convenios que se celebren para efectos de la coordinación a que se refiere el párrafo anterior, se determinarán los objetivos comunes, las obligaciones de las partes, los compromisos concretos de financiamiento y la participación de los Institutos y Hospitales en los derechos de propiedad industrial e intelectual que correspondan, entre otros.

ARTÍCULO 48. En la coordinación entre los Institutos y Hospitales, para la realización conjunta de proyectos específicos, podrá quedar comprendida la transferencia de recursos, en términos de las disposiciones aplicables, de uno a otro organismo hasta por el monto necesario.

Para realizar la transferencia a que se refiere el párrafo anterior, los Institutos y Hospitales deberán contar con la autorización de

la coordinadora de sector y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en términos de las disposiciones presupuestales aplicables.

ARTÍCULO 49. Los Institutos y Hospitales elaborarán y actualizarán los inventarios de la investigación que lleven a cabo, y estarán obligados a proporcionar a la Secretaría los datos e informes que les solicite para su integración al Sistema Nacional de Investigación en Salud.

ARTÍCULO 50. Los Institutos y Hospitales asegurarán la participación de sus investigadores en actividades de enseñanza.

Capítulo II

Enseñanza

ARTÍCULO 51. Los Institutos y Hospitales podrán impartir estudios de pregrado, especialidades, subespecialidades, maestrías, doctorados, así como diplomados y educación continua, en los diversos campos de la ciencia médica.

ARTÍCULO 52. En los planes y programas de estudios, los Institutos y Hospitales, además de lo señalado en la ley en materia de educación, deberán:

I. Vincular los cursos de especialización y de posgrado con los programas de prestación de servicios de atención médica y de investigación del Instituto u Hospital de que se trate;

II. …

III. Fomentar la participación en la docencia de los investigadores del Instituto u Hospital de que se trate, y

IV. …

ARTÍCULO 53. Las constancias, diplomas, reconocimientos, certificados y títulos que, en su caso, expidan los Institutos y Hospitales tendrán la validez correspondiente a los estudios realizados.

Capítulo III

Atención médica

ARTÍCULO 54. Los Institutos y Hospitales prestarán los servicios de atención médica que les correspondan de acuerdo a su objeto, bajo criterios de gratuidad fundada en las condiciones socioeconómicas de los usuarios, para lo cual las cuotas de recuperación que al efecto cobren, se fundarán en principios de solidaridad social y guardarán relación con los ingresos de los usuarios, debiéndose eximir del cobro cuando el usuario carezca de recursos para cubrirlas, o resida en las zonas de menor desarrollo económico y social, en términos de las disposiciones de la Secretaría, así como a las siguientes disposiciones:

A. Institutos:

I. Atenderán padecimientos de alta complejidad diagnóstica y de tratamiento, así como urgencias. Una vez diagnosticado, resuelto o controlado el problema de alta especialidad que dio origen a la atención, podrán referir a los pacientes a los otros niveles de atención, de conformidad con el sistema de referencia y contrarreferencia;

II. Recibirán a usuarios referidos por los otros dos niveles de atención o a los que requieran atención médica de alta especialidad, conforme al diagnóstico previo que efectúe el servicio de preconsulta del Instituto de que se trate;

III. Atenderán a pacientes susceptibles de incorporarse a protocolos de investigación, sin perjuicio de la atención médica que presten a la población en general.

B. Hospitales Federales de Referencia:

I. Proporcionar servicios de salud, hospitalización y de consulta particularmente en atención médica de segundo nivel y en el campo de la medicina de alta especialidad, además de aquellas áreas complementarias y de apoyo que determine su estatuto orgánico, así como urgencias.

C. Hospitales Regionales de Alta Especialidad:

I. Proporcionar los servicios médico quirúrgicos, ambulatorios y hospitalarios de alta especialidad que determine su estatuto orgánico, así como aquéllos que autorice la Junta de Gobierno;

II. Operar como centros de referencia regional para la alta especialidad.

ARTÍCULO 55. Para la prestación de los servicios de atención médica a su cargo, los Institutos y Hospitales podrán contar con los servicios de preconsulta, consulta externa, ambulatorios, urgencias o admisión continua en el caso de los Hospitales Regionales de Alta Especialidad, y hospitalización. Dichos servicios funcionarán de conformidad con lo dispuesto en los manuales de procedimientos.

ARTÍCULO 56. Los Institutos y Hospitales prestarán los servicios de atención médica, preferentemente, a la población que no se encuentre en algún régimen de seguridad social.

ARTÍCULO 57. La Secretaría evaluará la calidad de la infraestructura hospitalaria y de los servicios de atención médica que presten los Institutos y Hospitales.

T R A N S I T O R I O S

PRIMERO.- El presente Decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

SEGUNDO.- A la entrada en vigor del presente Decreto, las Juntas de Gobierno de los Hospitales Juárez de México y General de México, continuarán funcionando con su actual integración, hasta que concluya el encargo de alguno de sus vocales, el cual para

efectos de apegarse a los dispuesto en el artículo 15 de esta Ley no será ratificado, no se nombrará nuevo vocal en su lugar.

TERCERO.- Los Directores Generales de los Hospitales Federales de Referencia y Regionales de Alta Especialidad, que a la fecha de entrada en vigor del presente Decreto, se encuentren en funciones en su segundo periodo, seguirán ejerciendo dicho cargo hasta su conclusión, aplicándose lo previsto en el artículo 20, tercer párrafo del presente ordenamiento.

Los Directores Generales de los Hospitales Federales de Referencia y Regionales de Alta Especialidad que se encuentran en su primer periodo, tendrán derecho a ser ratificados por una sola ocasión, de acuerdo a lo establecido en el artículo 20 de la presente Ley, una vez que entre en vigor el presente Decreto. Lo anterior con excepción de los Directores Generales de los Hospitales Regionales de Alta Especialidad de Ciudad Victoria “Bicentenario 2012” e Ixtapaluca que a la entrada en vigor del presente Decreto se encuentran en funciones, quienes una vez que dejen el cargo ya no podrán ser ratificados por otra ocasión.

Lo previsto en el artículo 20 respecto a la duración del encargo, sólo entrará en vigor para los Hospitales Regionales de Alta Especialidad de Ciudad Victoria “Bicentenario 2012” e Ixtapaluca para los directores generales que sean designados de manera posterior a los que a la entrada en vigor del presente Decreto se encuentren en el cargo.

CUARTO.- Los Órganos de Gobierno de los Institutos y Hospitales, deberán aprobar las disposiciones que conforme a la presente Ley, estén obligadas a emitir, dentro de los 90 días hábiles posteriores a su entrada en vigor.

QUINTO. Los invitados permanentes de los gobiernos de las entidades federativas a las sesiones de los órganos de gobierno de los Hospitales Regionales de Alta Especialidad, mantendrán el mismo carácter ante sus respectivas Juntas de Gobierno.

SEXTO.- Se abrogan los siguientes ordenamientos jurídicos:

I. Decreto del Hospital General Doctor Manuel Gea González, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 22 de agosto de 1988;

II. Decreto por el que se crea el organismo descentralizado Hospital General de México, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 11 de mayo de 1995;

III. Decreto por el que se crea el Hospital Juárez de México, como un organismo descentralizado de la Administración Pública Federal, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 26 de enero de 2005;

IV. Decreto por el que se crea el Hospital Regional de Alta Especialidad del Bajío, como Organismo Descentralizado de la Administración Pública Federal publicado en el Diario Oficial de la Federación el 29 de noviembre de 2006;

V. Decreto por el que se crea el Centro Regional de Alta Especialidad de Chiapas, como Organismo Descentralizado de la Administración Pública Federal, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 29 de noviembre de 2006;

VI. Decreto por el que se crea el Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca, como Organismo Descentralizado de la Administración Pública Federal, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 29 de noviembre de 2006;

VII. Decreto por el que se crea el Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán, como Organismo Descentralizado de la Administración Pública Federal, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 29 de noviembre de 2006;

VIII. Decreto por el que se crea el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ciudad Victoria Bicentenario 2010, como un organismo público descentralizado de la Administración Pública Federal, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 14 de diciembre de 2009, y

IX. Decreto por el que se crea el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca, como un organismo descentralizado de la Administración Pública Federal, publicado el 8 de junio de 2012.

Salón de Sesiones, del Senado de la República a 23 de abril de 2019.

ATENTAMENTE

SEN. MIGUEL ÁNGEL NAVARRO QUINTERO


[*] Tomado de la Exposición de motivos de la Ley de los Institutos Nacionales de Salud, diario de los debates de la Cámara de Diputados del Año III, número 16, del viernes 28 de abril del 2000.