+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Desechada Ficha Técnica

De la Sen. Ana Gabriela Guevara, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con punto de acuerdo que exhorta a las Secretarías de Trabajo y Previsión Social y de Hacienda y Crédito Público y a los gobiernos de los estados a generar una convocatoria que reúna una estructura gubernamental enfocada a desarrollar un marco legal para la regulación de agencias de contratación y enganchadores de trabajadores migrantes del Programa de Empleo Temporal.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL.


La suscrita, Senadora ANA GABRIELA GUEVARA, integrante del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo en esta LXIII Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8, fracción II; 76, fracción IX,276y demás aplicables del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta soberanía, la presente PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDOQUE EXHORTA RESPETUOSAMENTE LA SECRETARÍA DE TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL, LA SECRETARÍA DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO, A LOS GOBIERNOS DE LOS ESTADOS, A GENERAR UNA CONVOCATORIA QUE REÚNA UNA ESTRUCTURA GUBERNAMENTAL ENFOCADA A DESARROLLAR UN MARCO LEGAL PARA LA REGULACIÓN DE AGENCIAS DE CONTRATACIÓN Y ENGANCHADORES DE TRABAJADORES MIGRANTES DEL PROGRAMA DE EMPLEO TEMPORAL Y DOS.- EXHORTA RESPETUOSAMENTE AL GOBIERNO FEDERAL A GENERAR LAS CONDICIONES PARA CREAR UN APARATO INSTITUCIONAL QUE VIGILE LA INDUSTRIA DE LA CONTRATACIÓN DE TRABAJADORES MIGRANTES DEL PROGRAMA DE EMPLEO TEMPORAL QUE VIGILE LAS ACTIVIDADES DE LAS EMPRESAS DE CONTRATACIÓN Y SUS RECLUTADORES. TALES COMISIONES ESTATALES ESTARÍAN INTEGRADAS POR REPRESENTANTES DE LA SECRETARÍA DEL TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL FEDERAL, SU CONTRAPARTE ESTATAL, UN DELEGADO DEL INSTITUTO O SECRETARÍA DE ATENCIÓN AL MIGRANTE DE LA ENTIDAD Y UN REPRESENTANTE DE LAS ORGANIZACIONES NO GUBERNAMENTALES DE DERECHOS HUMANOS Y DEL MIGRANTE, bajo las siguientes:

CONSIDERACIONES

  1. La migración mexicana, como bien sabemos en esta institución, libra barreras y obstáculos inusuales. La Migración es una de las experiencias humanas más extrema de la vida contemporánea y está llamada a ser, dado los previsibles procesos políticos y religiosos entre naciones y religiones, entre economías nacionales, un recurso al que inevitablemente llegarán millones de personas. Por ello mismo, por ser una experiencia no sujeta a la gobernabilidad, a la previsión, a la improvisación, es altamente vulnerable y está en la mira permanente de grupos delincuenciales de todo calibre que los somete a toda clase de engaños y abusos. Algunos de estos abusos están establecidos como negocios de gestión, negocios lucrativos de personas que se dedican a aprovecharse de la calidad migratoria nacional e internacional y fungen como elementos de articulación y de gestión para trámites en los distintos programas de trabajo que se ofrecen a la migración. 
  2. Una vez más, nos enteramos del recurrente delito del fraude, según lo informa La Jornada el 17 de octubre del presente: Cito: “Un sinnúmero de migrantes mexicanos han sido defraudados por ‘‘gestores’’ del Programa Temporal de Trabajo en Estados Unidos, quienes los estafan pidiéndoles de 6 mil a 8 mil pesos por las visas de trabajo H-2A y H-2B; los connacionales incluso se endeudan o venden sus pertenencias para pagarles, sufren abusos en el reclutamiento, son víctimas de múltiples violaciones, no reciben el sueldo que les ofrecen y a veces tienen que vivir en remolques o galerones.

Por ejemplo. “Olivia Fernanda Guzmán Garfias, quien desde hace 18 años es trabajadora temporal en Luisiana, vive en Topolobampo, Sinaloa, y es integrante de dicha coalición. Relató que reclutadores o gestores de las visas H-2A y H-2B, se dedican a estafar a los migrantes: ‘‘El que menos pide te dice que le deposites de 250 a 300 dólares para hacerte el trámite, pero llegan a pedir hasta 8 mil pesos; han fregado a mucha gente’’.

Existen múltiples demandas contra estas personas, porque a grupos de hasta 50 trabajadores les han pedido dinero y no les entregan ninguna visa. Se van con el dinero y por ello se conformó desde hace tres años esta coalición, que es acompañada por la organización Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDesc), indicó.

Hizo ver que estos supuestos agentes gestores operan también en localidades como El Colorado, municipio de Ahome, o Leyva, Solano y muchos otros; se dedican a extorsionar a los trabajadores para que cada año puedan ir a trabajar a Estados Unidos por temporadas de seis a ocho meses. Para ello tienen que pagarles a estas personas por los permisos.Según relató a este medio, son contratados por procesadoras de mariscos –sobre todo jaiba y camarón–, y pescado; les pagan muy por debajo del mínimo en ese país; a las mujeres les pagan a destajo y les exigen ciertas cantidades diarias de producción; viven a veces en remolques, almacenes o cuartos donde meten hasta 16 mujeres. No pueden protestar por las condiciones, porque si lo hacen no las vuelven a contratar, como es su caso. En los pasados dos años no le han dado trabajo porque ingresó a la coalición.

Al respecto, Norma Cacho, coordinadora de Procesos Organizativos de ProDesc, indicó que la coalición formada por estos trabajadores tiene como finalidad que el Estado mexicano asuma su responsabilidad en los procesos de reclutamiento, según lo establece la Ley Federal del Trabajo (LFT) en su artículo 8, ya que estos connacionales sufren de fraude, hostigamiento, amenazas, cobros indebidos o el ser incluidos en una ‘‘lista negra’’.

También explicó que la figura de la coalición representa una alternativa de organización que tiene como sustento jurídico el artículo 355 de la LFT, e implica que los mexicanos, aun cuando laboren fuera del país, tienen derechos laborales que deben ser protegidos por el Estado.Informó que la estrategia de la defensa integral que impulsa ProDesc para acompañar a las y los trabajadores, comprende el litigio de casos ejemplares y el impulso de procesos organizativos para reconocer que es necesaria la puesta en marcha de un mecanismo de regulación de carácter binacional, que los trabajadores tengan una identidad laboral y se generen estrategias para acceder a la justicia.

3.- Hay un trabajo en la red de Internet titulado: El reclutamiento de trabajadores temporales mexicanos para Estados Unidos: Infraestructura burocrática, industria de la migración y economía del engaño en el programa de visas H-2. Autores Hernández-León, Rubén, UCLA y Sandoval Hernández, Efrén.

Ahí en el abstract señalan que: “En este trabajo utilizamos los conceptos de infraestructura, industria de la migración y economíadel engaño para analizar el programa estadunidense de visas H-2 para trabajadores migrantestemporales. Creado en 1943 para importar trabajadores caribeños, el programa H-2 estáen la actualidad controlado por reclutadores quienes enganchan principalmente a migrantesmexicanos. Los conceptos de infraestructura e industria de la migración nos permiten concentrarel análisis en el conjunto de instituciones, actores y reglas encargadas de producir y organizarla movilidad migratoria y que simultáneamente ejercen funciones de intermediación, facilitación ycontrol de la migración y los migrantes. Argumentamos que el programa H-2 es una infraestructuraburocratizada, es decir, gubernamental, en torno a la cual se ha creado una industria de lamigración integrada por agencias de abogados, firmas dedicadas al reclutamiento y contratación,compañías de transporte encargadas de la movilidad de los migrantes, hoteleros y otrosprestadores de servicios a los trabajadores. Los actores de esta industria de la migración no sólointeractúan con los trabajadores reclutados sino con una serie de agentes institucionales, tales

como representantes de los gobiernos estatales en México, sindicatos de jornaleros y órganos delgobierno estadunidense. Un apéndice de esta industria de la migración es la economía del engañoque defrauda y victimiza a cientos de trabajadores que pagan por tramitar una visa y obtener untrabajo sin recibir nada a cambio. El observatorio para este trabajo es la ciudad de Monterrey,Nuevo León, lugar donde el consulado norteamericano tramita y expide el mayor número de visasH-2 en el mundo. Monterrey alberga una desarrollada industria de la migración que facilita lamovilidad de trabajadores temporales de México a Estados Unidos. El trabajo ofrece propuestasde política pública para regular la contratación de los trabajadores y combatir el fraude y losabusos que tienen lugar en México.
Dentro de sus conclusiones destaca que “A pesar de haber sido creado como una infraestructura gubernamental, el programa devisas temporales H-2 es controlado en la práctica por una industria de la migración liderada porreclutadores y agencias de contratación. Este control es  posible porque la infraestructuracontempla desde su diseño que los reclutadores actúen como agentes de los empleadores en elproceso de obtención de la visa. El dominio de los reclutadores también es posible por sucapacidad de control del acceso a la información: son los enganchadores quienes saben quéempleos están disponibles, con qué empresa y bajo qué condiciones. La representación exclusivade los empleadores y el control de la información permiten que los reclutadores construyan,manipulen y comercien con las listas de trabajadores que podrán presentarse al consuladonorteamericano para tramitar su visa H-2. La actividad de los enganchadores y sus agenciasresulta sumamente lucrativa porque pueden realizar un doble cobro: a los empleadores poridentificar y reclutar nueva mano de obra, y a los trabajadores por ser incluidos en las listas.El crimen organizado también detiene los autobuses de las compañías de transporte para secuestrar amigrantes centroamericanos, por quienes luego se pide un rescate.Aunque las leyes que regulan el programa H-2 prohíben que estos agentes exijan pagos a lostrabajadores por ser incluidos en dichas listas, el carácter extraterritorial del reclutamiento y laexclusión del estado mexicano en el co-gobierno del programa, hacen que esta práctica sea la norma y que resulte impune. En la “capital” del programa H-2, Monterrey, los reclutadores lideran una boyanteindustria de la migración que incluye abogados, tramitadores de documentos, hoteleros ytransportistas, y que proporciona servicios a docenas de miles de trabajadores cada año. EnMonterrey, esta industria no funciona como un mercado negro o clandestino, pero sí asumecaracterísticas de economía gris: con actores que se mueven entre lo formal y lo informal, lolegal y lo ilegal y prácticas que están reguladas en Estados Unidos, pero no en México. Estaindustria de la migración coexiste con una economía del engaño que periódicamente defrauda acientos de trabajadores interesados en emigrar temporalmente a la Unión Americana. Durante laúltima década, distintos actores institucionales—la Oficina de Atención al Migrante dependientedel gobierno estatal, y un sindicato binacional—impugnaron el control de los reclutadores sobreel programa de visas H-2 e intentaron establecer sistemas alternativos de enganche. Estosmecanismos alternativos crearon fricciones con los reclutadores, pero no lograron disminuir elcontrol de los reclutadores sobre el proceso de contratación de trabajadores temporales.¿Qué tipo de intervenciones de política pública son posibles y deseables con el fin decombatir el fraude y los abusos a los trabajadores H-2? El primer paso que las instituciones delestado deben tomar es reconocer que México es lugar de reclutamiento de docenas de miles deconnacionales para trabajar temporalmente en Estados Unidos y entender la infraestructuraburocrática y la industria de la migración que en los hechos gobiernan el proceso de contratación.Nos parece que dicho reconocimiento debe dar lugar a políticas públicas que regulen la industriade la contratación y el enganche y que vayan más allá de acciones testimoniales. El gobiernofederal, en colaboración con los gobiernos de los estados, debe desarrollar un marco legal einstitucional efectivo para la regulación de agencias de contratación y enganchadoresindependientemente de si son mexicanos o de otro país. Dicho marco puede incluir elrequerimiento de registro ante las secretarías del Trabajo y Previsión Social y de Hacienda yCrédito Público para realizar actividades relacionadas con el reclutamiento de trabajadores. Esteregistro, de carácter público, podría ser consultado por empleadores, trabajadores yorganizaciones de defensa de los derechos de los migrantes con el fin de verificar y diferenciar alos contratistas autorizados de impostores y defraudadores. Sólo los contratistas y reclutadoresdebidamente registrados podrían participar en ferias de empleo que gobiernos de estados comoSonora y San Luis Potosí han comenzado a organizar para poner en contacto a trabajadoresempleadores bajo los auspicios de programa de visas H-2.

Sin embargo, un marco legal y regulatorio de las actividades de contratistas yenganchadores puede no ser suficiente para evitar los fraudes que sistemáticamente victimizan aquienes buscan obtener una visa H-2. En estados como Michoacán—donde el código penal yaincorpora castigos a quienes hacen promesas de contratación falsas—ha sido la vigilancia eintervención de organizaciones de la sociedad civil lo que ha permitido encontrar solución acasos de engaño. Dicho con otras palabras, es necesario proponer que a la par de un marco legal,se cree un aparato institucional que vigile la industria de la contratación. Sugerimos enespecífico la creación de comisiones estatales intersectoriales que vigilen las actividades de lasempresas de contratación y sus reclutadores. Estas comisiones estatales estarían integradas porrepresentantes de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social federal, su contraparte estatal, undelegado del instituto o secretaría de atención al migrante de la entidad y un representante de lasorganizaciones no gubernamentales de derechos humanos y del migrante. Esta comisiónintersectorial tendría la capacidad de recibir denuncias, canalizar las quejas a las autoridadescorrespondientes, dar seguimiento a los casos de trabajadores victimizados y organizar campañasde información sobre los derechos de los contratados.

Estas propuestas de regulación y vigilancia de la industria del reclutamiento seráninsuficientes si no están acompañadas de acciones de carácter binacional. El gobierno deMéxico, encabezado por la Secretaría de Relaciones Exteriores, podría emprender negociacionespara modificar la infraestructura burocrática del Programa H-2 al menos en la parte del procesode reclutamiento que sucede en México. Uno de los objetivos fundamentales de dichanegociación sería que el gobierno estadunidense acepte e incorpore reglas que impacten ladinámica del reclutamiento en el país de origen de los trabajadores. Esta gestión también debeser acompañada por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social e instituciones de la sociedadcivil interesadas en los derechos humanos y laborales de los migrantes.

Citación: Hernández-León, Rubén; Y Sandoval Hernández, Efrén. (2015). El Reclutamiento de Trabajadores temporales mexicanos para Estados Unidos: Infraestructura burocrática, industria de la Migración y Economía del engaño en el Programa de visas H-2. UCLA: Instituto Internacional de la UCLA. Obtenido de: http://escholarship.org/uc/item/5nm5d62b

4.- Esta propuesta de ninguna manera pretende exhortar a que se sigan todas las observaciones del citado trabajo, -que se consideran pertinentes y emitidas desde una institución de estudio con alta responsabilidad-, eso supondría una enorme estructura de decisiones que, leyendo el proceso que el gobierno guarda hacia la migración mexicana y sobre todo el proceso presupuestal no alcanzaría a concretar todos los pasos. Lo que se pretende es abrir una posibilidad convocatoria para que se logren las condiciones de revertir  estos procesos negativos en contra de la migración mexicana expuesta a estos fraudes y engaños. Las propuestas  generadas por el estudio citado corresponden al seguimiento de una ruta crítica favorable para abatir los abusos de los gestores de los trámites de las visas H-2A y H-2B. 

Por todo lo anterior, sometemos a la consideración de esta Asamblea, el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

UNO.- EL SENADO DE LA REPÚBLICA EXHORTA RESPETUOSAMENTE A LA SECRETARÍA DE TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL, LA SECRETARÍA DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO, A LOS GOBIERNOS DE LOS ESTADOS, A GENERAR UNA CONVOCATORIA QUE REÚNA UNA ESTRUCTURA GUBERNAMENTAL ENFOCADA A DESARROLLAR UN MARCO LEGAL PARA LA REGULACIÓN DE AGENCIAS DE CONTRATACIÓN Y ENGANCHADORES DE TRABAJADORES MIGRANTES DEL PROGRAMA DE EMPLEO TEMPORAL.

DOS.- EL SENADO DE LA REPÚBLICA EXHORTA RESPETUOSAMENTE AL GOBIERNO FEDERAL A GENERAR LAS CONDICIONES PARA CREAR UN APARATO INSTITUCIONAL QUE VIGILE LA INDUSTRIA DE LA CONTRATACIÓN DE TRABAJADORES MIGRANTES DEL PROGRAMA DE EMPLEO TEMPORAL QUE VIGILE LAS ACTIVIDADES DE LAS EMPRESAS DE CONTRATACIÓN Y SUS RECLUTADORES. TALES COMISIONES ESTATALES ESTARÍAN INTEGRADAS POR REPRESENTANTES DE LA SECRETARÍA DEL TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL FEDERAL, SU CONTRAPARTE ESTATAL, UN DELEGADO DEL INSTITUTO O SECRETARÍA DE ATENCIÓN AL MIGRANTE DE LA ENTIDAD Y UN REPRESENTANTE DE LAS ORGANIZACIONES NO GUBERNAMENTALES DE DERECHOS HUMANOS Y DEL MIGRANTE.

ATENTAMENTE.

Documentos Relacionados: