+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica


















De las Senadoras y los Senadores Marcela Torres Peimbert, Ernesto Ruffo Appel, Juan Carlos Romero Hicks, Víctor Hermosillo y Celada, Fernando Torres Graciano, Daniel Ávila Ruiz, Luisa María Calderón Hinojosa, Alejandro Fernández Sánchez Navarro, Héctor Flores Ávalos, Martha García Gómez, Silvia Garza Galván, Raúl Gracia Guzmán, Francisco López Brito, Sylvia Martínez Elizondo, Sonia Mendoza Díaz, Jorge Preciado Rodríguez, Jesús Santana García y Francisco Búrquez Valenzuela, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con punto de acuerdo que exhorta al titular del Ejecutivo Federal a firmar y remitir a la Cámara de Senadores la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, para su ratificación.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE RELACIONES EXTERIORES, ORGANISMOS INTERNACIONALES.


Marcela Torres Peimbert, Ernesto Ruffo Appel, Juan Carlos Romero Hicks, Víctor Hermosillo y Celada, Fernando Torres Graciano, Daniel Gabriel Ávila Ruiz, Luisa María Calderón Hinojosa, Juan Alejandro Fernández Sánchez Navarro, Héctor David Flores Ávalos, Martha Elena García Gómez, Silvia Guadalupe Garza Galván, Raúl Gracia Guzmán, Francisco Salvador López Brito, Sylvia Leticia Martínez Elizondo, Sonia Mendoza Díaz, Jorge Luis Preciado Rodríguez, José de Jesús Santana García y Francisco de Paula Búrquez Valenzuela; Senadores de la República para la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión e integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con fundamento en los artículos 8 numeral 1, fracción II y 276 del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Soberanía, la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo de Urgente y Obvia Resolución por el cual se exhorta respetuosamente al Titular del Ejecutivo Federal a que firme y remita a esta honorable soberanía la Convención Interamericana Sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, a fin de ser ratificada a la brevedad por el Pleno de esta institución Senatorial, al tenor de los siguientes:

Punto de Acuerdo

Fortalecer las herramientas para la protección de los derechos humanos de los adultos mayores, es un acto de lucidez en favor de nuestro propio futuro.

La población mexicana experimenta desde hace varios años un paulatino proceso de envejecimiento. Esta situación es consecuencia de varios factores: los avances en las ciencias médicas, el mejoramiento de las condiciones de vida, el descenso de la fecundidad, de la mortalidad infantil y al aumento en la esperanza de vida.

De acuerdo con las proyecciones del Consejo Nacional de Población a mediados de 2015 la población de 60 o más años de edad alcanzó 12 millones de habitantes: representó 10% de la población total del país (Conapo, 2013).

En los siguientes años la población mexicana mayor de 60 años se incrementará a 14.4 millones en 2020 y a 32 millones en 2050, cuando llegará a representar 21.5% de la población del país (Conapo 2013).

En un lapso de sólo 35 años, la población de 60 años y más del país habrá aumentado de manera constante; casi se triplicará (Conapo, 2013).

En 2015, el Distrito Federal fue la entidad con la población más envejecida del país: 13.4% de sus habitantes tiene 60 años o más de edad. En segundo lugar se ubicó Veracruz, con 11.6%, seguido de Oaxaca con 11.2% y Morelos con 11% (Conapo, 2013).

En contraste, Quintana Roo (5.8%), Baja California Sur (7.6%) y Chiapas (7.8%) son los estados con las menores proporciones de población de 60 y más años (Conapo, 2013).

De las 623 mil muertes que se registraron en México durante 2013, 63.3% correspondieron a personas de 60 años y más de edad (Inegi, 2013); 60% de estos fallecimientos fueron producto de enfermedades crónico-degenerativas, entre las que destacan, las enfermedades del corazón (25.1%), la diabetes mellitus (15.9%), los tumores malignos (11.7%) y enfermedades cerebrovasculares (7.1%) [Inegi, 2015].

Según CONEVAL, en 2014 45.9% de los adultos mayores se encuentran en situación de pobreza.

Durante el tercer trimestre de 2016, la tasa de participación económica de la población de 60 años y más, según la Secretaria del Trabajo y Previsión social es del 9%.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de las Personas Mayores (INAPAM), más de 10 millones de mexicanos son mayores de 60 años, de los cuales 21.4% tienen problemas de acceso a la alimentación; 26% a servicios de salud; 28% no tiene seguridad social y 16% no cuenta con servicios en su vivienda.

Según datos del Instituto de Investigaciones económicas de la UNAM, 75 de cada 100 adultos mayores no cuentan con una pensión.

Un dato alarmante es que 10 de cada 100 mexicanos son mayores de 60 años y sólo 2 de cada 10 pueden sostenerse económicamente por si solos, viviendo la mayoría en situación de dependencia o de carencia.

Los adultos mayores en México se enfrentan todos los días a situaciones de desigualdad social, enfermedad, vulnerabilidad, tratos crueles e inhumanos, inequidad y discriminación debido a su edad.

En México, con el propósito de salvaguardar el ejercicio efectivo de los derechos de las personas adultas mayores, en 2002 se aprobó la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores.

Han transcurrido once años desde la publicación de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, el contexto nacional e internacional están en constante evolución. Hay muchas cuestiones culturales que afrontar, sin embargo es prioritario actualizar y armonizar el marco jurídico.

Hace poco más de un año se aprobó “La Convención Interamericana Sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores”, la cual no ha sido firmada y por lo tanto tampoco ratificado por México.

Esta convención es un gran logro para los derechos de los adultos mayores.

La convención señala como principal objetivo el de promover, proteger y asegurar el reconocimiento y el pleno goce y ejercicio, en condiciones de igualdad, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de la persona mayor, a fin de contribuir a su plena inclusión, integración y participación en la sociedad.

Establece, en su artículo 2, una serie de definiciones con el fin de hacer efectivos los derechos de las personas mayores, tales como: abandono, cuidados paliativos, discriminación, discriminación, discriminación múltiple, discriminación por edad en la vejez, envejecimiento, envejecimiento activo y saludable, maltrato, negligencia, persona mayor, persona mayor que recibe cuidados de largo plazo, servicios socio-sanitarios integrados, unidad doméstica u hogar y vejez.

En su artículo tercero, establece como principios generales:

  • La promoción y defensa de los derechos humanos y libertades fundamentales de la persona mayor.
  • La valorización de la persona mayor, su papel en la sociedad y contribución al desarrollo;
  • La dignidad, independencia, protagonismo y autonomía de la persona mayor;
  • La igualdad y no discriminación;
  • La participación, integración e inclusión plena y efectiva en la sociedad;.
  • El bienestar y cuidado;
  • La seguridad física, económica y social;
  • La autorrealización;
  • La equidad e igualdad de género y enfoque de curso de vida;
  • La solidaridad y fortalecimiento de la protección familiar y comunitaria;
  • El buen trato y la atención preferencial;
  • El enfoque diferencial para el goce efectivo de los derechos de la persona mayor;
  • El respeto y valorización de la diversidad cultural;
  • La protección judicial efectiva;y
  • La responsabilidad del Estado y participación de la familia y de la comunidad en la integración activa, plena y productiva de la persona mayor dentro de la sociedad, así como en su cuidado y atención, de acuerdo con su legislación interna.

En esta convención se reconocen como derechos protegidos:

  • Derecho a la Igualdad y no discriminación por razones de edad;
  • Derecho a la vida y a la dignidad en la vejez;
  • Derecho a la independencia y a la autonomía;
  • Derecho a la participación e integración comunitaria;
  • Derecho a la seguridad y a una vida sin ningún tipo de violencia;
  • Derecho a no ser sometido a tortura ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes;
  • Derecho a brindar consentimiento libre e informado en el ámbito de la salud;
  • Derechos de la persona mayor que recibe servicios de cuidado a largo plazo;
  • Derecho a la libertad personal;
  • Derecho a la libertad de expresión y de opinión y al acceso a la información;
  • Derecho a la nacionalidad y a la libertad de circulación;
  • Derecho a la privacidad y a la intimidad;
  • Derecho a la seguridad social;
  • Derecho al trabajo;
  • Derecho a la salud;
  • Derecho a la educación;
  • Derecho a la cultura;
  • Derecho a la recreación, al esparcimiento y al deporte;
  • Derecho a la propiedad;
  • Derecho a la vivienda;
  • Derecho a un medio ambiente sano;
  • Derecho a la accesibilidad y a la movilidad personal;
  • Derechos políticos;
  • Derecho de reunión y de asociación;
  • Igual reconocimiento como persona ante la ley; y
  • Acceso a la justicia.

Hasta el día de hoy la convención solo ha sido firmada por: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica y Uruguay. Nuestro país se encuentra en la lista de los 29 países que no han firmado el acuerdo.

Hasta el momento, esmínimo el trabajo legislativo en favor de los adultos mayores yson aún menos los logros, en la pasada LXII Legislatura se presentaron 60 iniciativas, de las cuales fueron desechadas 17, 23 están pendientes de dictamen, 8 fueron dictaminadas en negativo, una publicada en el D.O.F, una retirada y tres quedaron de primera lectura.

En la LXIII Legislatura:

Encontramos 21 asuntos legislativos relacionados con adultos mayores.

Dos fueron aprobados por el Congreso y publicados en el D.O.F

  • D.O.F. 26 de abril de 2016: La iniciativa tiene por objeto establecer que el patrón que contrate adultos mayores en jornada laboral de 6 horas, remunerando las 8 horas que corresponden, obtendrá un estímulo fiscal del 5% adicional al estipulado por concepto de contratación.
  • D.O.F. 18 de noviembre de 2015: La iniciativa tiene por objeto otorgar y ampliar estímulos fiscales a quienes contraten adultos mayores entre 40 y 64 años, así como de 65 y más. Para ello propone: 1) indicar que se otorgará un estímulo equivalente al 25% del salario efectivamente pagado a las personas de 40 a 64 años; y, 2) precisar que para el caso de personas de 65 años y más, dicho estímulo será del 50% del salario efectivamente pagado.

Según datos de la Cámara de Diputados, del Instituto Belisario Domínguez del Senado y del Sistema de Información Legislativa de SEGOB, se presentaron 5,876 Iniciativas en la LXII Legislatura del Congreso de la Unión, el 1% corresponde a temas de adultos mayores y únicamente se aprobaron el .01% de las mismas.

En la LXIII legislatura se presentaron en ambas cámaras, hasta el día de hoy, 2,628 Iniciativas, tan solo el .79% corresponde a temas de adultos mayores, es decir, menos del 1%, con un porcentaje de aprobación del .03%.

Las cifras dan cuenta de que no es una prioridad legislar en favor de los adultos mayores. El número de iniciativas presentadas y aprobadas en el tema dejan ver que en las agendas de los legisladores pocas veces lo contemplan, aunque el panorama parece hacer de este un tema obligado.

Por lo anteriormente expuesto, instamos al Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, para que en un acto de compromiso con la ciudadanía demuestre ante la comunidad internacional, con la firma de esta Convención, que en México existe voluntad política para ampliar la protección y garantía de los derechos humanos de los adultos mayores.

Punto de Acuerdo

Único.- Con el objeto de extender la protección y garantía de los derechos de los adultos mayores, se exhorta respetuosamente al Titular del Ejecutivo Federal a que firme y remita a esta honorable soberanía la Convención Interamericana Sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, a fin de ser ratificada a la brevedad por el Pleno de esta institución Senatorial.

Dado en el Salón de Sesiones del Senado de la República, Ciudad de México a jueves 13 de octubre de 2016.

A t e n t a m e n t e

____________________________

Sen. Marcela Torres Peimbert

Datos compilados por el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República.