+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Concluido Acuerdo MD Ficha Técnica


De los Senadores Mariana Gómez del Campo Gurza y Juan Carlos Romero Hicks, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría de Relaciones Exteriores a dar seguimiento respetuoso a la situación de crisis política en la República Federativa de Brasil.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE RELACIONES EXTERIORES, AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE.

CONCLUIDO POR EL ACUERDO DE LA MESA DIRECTIVA, PARA LA CONCLUSIÓN DE LAS PROPOSICIONES CON PUNTO DE ACUERDO QUE NO HAN RECIBIDO DICTAMEN. (05-10-2016)


Los suscritos, MARIANA GÓMEZ DEL CAMPO GURZA y JUAN CARLOS ROMERO HICKS, Senadoresde la LXIII Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8, numeral 1, fracción II,108 y 276 del Reglamento del Senado de la República, sometoa consideración de esta Soberaníala siguiente:PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE EL SENADO DE LA REPÚBLICA EXHORTA A LA SECRETARÍA DE RELACIONES EXTERIORES A DAR SEGUIMIENTO RESPETUOSO A LA SITUACIÓN DE CRISIS POLÍTICA EN LA REPÚBLICA FEDERATIVA DE BRASIL, al tenor de los siguientes:

ANTECEDENTES

La operación “Lava Jato” (lavado a presión, en portugués) es una investigación desarrollada por la Policía Federal de Brasil que intenta investigar un esquema de lavado de dinero que procesó más de 10 mil millones de reales brasileños. En abril de 2014, la operación contaba con 46 personas acusadas de “organización criminal, crímenes contra el sistema financiero, falsedad documental y lavado de dinero”, entre los que se encontraban Paulo Roberto Costa, ex director de la empresa estatal Petrobras, quien negó su participación, sin embargo fue encontrada evidencia que tanto él como su familia estaban involucrados, por lo que decidió colaborar con el Ministerio Público Federal; sus testimonios hicieron explotar el caso involucrando a políticos brasileños

El esquema utilizado era el siguiente: Petrobras licitaba sus grandes obras a empresas constructoras y de ingeniería brasileñas, aplicando la política ‘Compre Nacional’ implementada por Dilma Rousseff como ministra de Energía, que buscaba estimular la creación de empleo). De los presupuestos de miles de millones de reales se desviaba sistemáticamente en sobornos un porcentaje cercano al 3% para empresarios y políticos. Posteriormente, el dinero blanqueado se reintroducía en el sistema mediante negocios de gasolineras, lavanderías u hoteles. Los presuntos delincuentes transferían sumas elevadas de dinero al extranjero, a través de una red de más de cien “empresas fachada” y centenares de cuentas bancarias que despachaban millones de dólares hacia China o Hong Kong. Las compañías simulaban importaciones y exportaciones con el único propósito de recibir o mandar dinero, sin comercio alguno de productos o servicios.

Se presume que este esquema benefició la financiación irregular de partidos políticos, lo que involucra en principio a diversos legisladores del Partido de los Trabajadores (PT), el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y el Partido Progresista (PP); este caso ha destapado prácticas corruptas extendidas desde hace lustros entre la élite del país.

Entre los involucrados se encuentran los expresidentes Fernando Henrique Cardoso (Partido de la Socialdemocracia Brasileña), Luiz Inácio Lula da Silva (Partido de los Trabajadores), Fernando Collor de Melo (actual senador del Partido del Trabajo de Brasil, quien ya es procesado en el Supremo Tribunal Federal) y la actual dirigente, Dilma Rousseff.

Preocupante es la intervención de la Presidenta Dilma Rousseff quien presidió el Consejo de Administración de Petrobras entre 2003 y 2010, cuando se aprobaron y ejecutaron algunas de las operaciones más escandalosas del caso, entre las que destacan la compra de una refinería de Pasadena, en Estados Unidos, por un precio 47 veces superior a la que había desembolsado dos años antes, en 2004, la empresa belga Astra Oil.

A decir de los expertos, la operación Lava Jato ha entrado en una nueva fase, con nuevos delatores de peso confirmados como el expresidente de la empresa constructora OAS, Léo Pinheiro, y los rumores de que Marcelo Odebrecht, propietario de la compañía más grande del sector en América Latina, podría autorizar, desde la prisión en la que se encuentra, a sus ejecutivos a que colaboren también con la Justicia.Para la empresa de consultoría de riesgo Eurasia Group, las colaboraciones de Pinheiro, Odebrecht o incluso de personas vinculadas a otra constructora involucrada en la trama, Andrade Gutiérrez, podrían “cambiar las reglas de juego”.

El viernes 4 de marzo, la policía de São Paulo allanó la casa del expresidente Lula da Silva para someterlo a un interrogatorio de casi cuatro horas.Los investigadores dijeron tener indicios de que el expresidente recibió beneficios disimulados procedentes de la red de sobornos en la petrolera estatal Petrobras. Hay dos delitos que intentan comprobar: lavado de dinero y corrupción.

La presunta red de corrupción involucra a diversas constructoras que fueron contratadas por Petrobras para después desviar fuertes sumas de dinero al Instituto Lula, una entidad sin fines de lucro que el expresidente creó en 2011, misma que organizaba las conferencias de Da Silva expresidente, sostuvo el fiscal Carlos Fernando dos Santos Lima.

Otra se las acusaciones que pesan sobre el expresidentes es un apartamento en la localidad costera de Guarujá, que habría sido reformado y amueblado con piezas de lujo por parte de la constructora OAS, que vio como uno de sus antiguos ejecutivos era sentenciado en la causa Petrobras. La otra propiedad es una casa de descanso en la localidad de Atibaia, que fue reformada con financiamiento de OAS y la constructora Odebrecht, cuyo expresidente está preso, así como un empresario amigo de Lula.

Los investigadores señalaron que también analizan la mudanza en varios contenedores que Lula realizó al salir del palacio presidencial de Planalto, afirmando que fue financiada por OAS.

El pasado domingo 13 de marzo, aproximadamente tres millones de personas participaron en movilizaciones que pedían el juicio político de la Presidenta Dilma Rousseff. Sólo en São Paulo, la ciudad que suele funcionar como termómetro de este tipo de movilizaciones, fueron unas 500 mil. Por su parte, la Policía Militar calcula, en cambio, 1.4 millones de manifestantes en esta ciudad. El año pasado, la mayor manifestación contra el Gobierno de Rousseff reunió apenas 210 mil personas.

Dilma Rousseff enfrenta serias dificultades para gobernar, sus índices de popularidad rondan el 11%, y la economía no levanta cabeza. En la Cámara de Diputados, donde cada vez cuenta con menos apoyos, enfrenta un pedido de destitución por supuestas maniobras fiscales. Además, el Tribunal Superior Electoral estudia la posibilidad de impugnar el mandato de Rousseff y de su vicepresidente, Michel Temer, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño, por supuestas irregularidades y abuso de poder durante la campaña electoral de 2014; si se concluye que Rousseff llegó al poder por medios ilegítimos, supondría la convocatoria de nuevas elecciones.

Para proteger a Lula da Silva de las presuntas acusaciones políticas contra el ex Presidente de Brasil, Rousseff ofreció un puesto a Lula para evitar que sea investigado y que sólo el Tribunal Supremo pueda juzgarlo.

El exmandatario brasileño Luiz Inacio Lula da Silva el cargo de ministro de Estado jefe de la Casa Civilque funciona como una especie de jefatura del gabinete por lo que tiene una gran influencia en toda la acción gubernamental al grado de ser considerado la mano derecha de la actual presidente. Este nombramiento se da luego dos jornadas de negociaciones, Lula y Rousseff sellaron el acuerdo para que el hombre fuerte del PT nuevamente se integre a la estructura de gobierno.

A decirde variosanalistas, este nombramiento podría además situar al ex mandatario en una posición clave para sustituir a Rousseff y presentarse como candidato del Partido de los Trabajadores en las elecciones de 2018, idea que Lula mismo no descarta. Con la designación las causas en su contra pasarán a ser competencia de la Corte Suprema abriendo la posibilidad de dilatar su juicio.

Lula reemplazará a partir del próximo martes a Jaques Wagner, que pasará al gabinete personal de la presidencia de la República; el exmandatario tendrá la tarea inmediata de frenar el desmembramiento de la coalición de gobierno, con el objetivo de bloquear un posible impeachment contra Dilma Rousseff en el Congreso por supuesta adulteración de cuentas públicas en la campaña para su reelección.

La oposición criticó la entrada de Lula en el Gobierno, pues lo considera una estrategia para evitar que su padrino político sea juzgado y calificó el movimiento de "ataque al Estado democrático de Derecho". Además Marina Silva, dos veces candidata a las elecciones de Brasil, afirmó que el nombramiento supone un "cambio de sistema político sin pasar por la Constitución". La líder ecologista consideró que el nuevo cargo de Lula da Silva "crea en la práctica un primer ministro en un sistema presidencialista" y advirtió que "puede llevar al descrédito de las instituciones".

En las redes sociales, muchas personas están criticando y compartiendo una oración que supuestamente pronunció Lula da Silva en 1988: "En Brasil es así, cuando un pobre roba, va a la prisión, pero cuando un rico roba, lo nombran ministro".

CONSIDERACIONES

1. Que el artículo 8 numeral 1 fracción II del Reglamento del Senado de la Repúblicaestablece que es derecho de los Senadores, entre otros, presentar proposiciones ante el Senado, como es el caso del presente instrumento parlamentario.

2. Que de conformidad con lo dispuesto en el artículo 276 del Reglamento del Senado de la República, los senadores y los grupos parlamentarios también presentan proposiciones con punto de acuerdo con el objeto de atender asuntos que no constituyen iniciativas de ley o decreto.

3. Que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señala en su artículo 89 fracción X, que es facultad del Presidente de la República dirigir la política exterior observando los siguientes principios normativos: “la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos y la lucha por la paz y la seguridad internacionales”.

Por lo anteriormente expuesto, sometemos a consideración de esta Soberanía, el presente:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- El Senado de la República exhorta a la Secretaría de Relaciones Exteriores a dar seguimiento respetuoso a la situación de crisis política en la República Federativa de Brasil, generadaporel caso de corrupción que involucra al Poder Ejecutivo de aquel país, así como informar a esta Soberanía al respecto.

Dado en el Salón de Sesiones del Senado de la República el día diecisiete de marzodel año dos mil dieciséis.

SENADORA MARIANA GÓMEZ DEL CAMPO GURZA

SENADOR JUAN CARLOS ROMERO HICKS