+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Concluido Acuerdo MD Ficha Técnica








De los Senadores Angélica De la Peña Gómez, Luis Miguel Barbosa Huerta, Dolores Padierna Luna, Fernando Mayans Canabal, Raúl Morón Orozco, Fidel Demédicis Hidalgo, Armando Ríos Piter y Zoé Robledo Aburto, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con proyecto de decreto por el que se deroga el tercer párrafo de la fracción VI del artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

SE TURNó A LAS COMISIONES UNIDAS DE PUNTOS CONSTITUCIONALES; DE TRABAJO Y PREVISIóN SOCIAL; Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, SEGUNDA.

ASUNTO CONCLUIDO DE CONFORMIDAD CON EL "ACUERDO DE LA MESA DIRECTIVA PARA LA CONCLUSIÓN DE INICIATIVAS PRESENTADAS POR SENADORES QUE SE ENCUENTRAN PENDIENTES DE DICTAMEN EN LA CÁMARA DE SENADORES", DE FECHA 30 DE ABRIL DE 2018.


La propuesta busca la desaparición de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI) ya que a partir de la reforma constitucional que desindexa el salario mínimo, la CONASAMI es una institución obsoleta cuya razón de existir no tiene razón de ser y que constitucionalmente quedó rebasada y dejó de cumplir su tarea constitucional, por tanto se propone su desaparición.


The proposal seeks the disappearance of the National Minimum Wage Commission (CONASAMI) as from the constitutional reform desindexa the minimum wage, CONASAMI is an obsolete institution whose reason for existence has no purpose and that was exceeded and constitutionally it failed to fulfill its constitutional task, so his disappearance is proposed.

Quienes suscribimos Angélica De la Peña Gómez, Luis Miguel Barbosa Huerta, Dolores Padierna Luna, Fernando Mayans Canabal, Raúl Morón Orozco, Fidel Demedicis Hidalgo, Armando Ríos Piter y Zoé Robledo Aburto, Senadoras y Senadores de la República a la LXIII Legislatura e integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con fundamento en los artículos 71, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; y 8 numeral 1, fracción I del Reglamento del Senado de la República, sometemos a la consideración del Pleno de esta Soberanía la siguiente: INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE DEROGA EL TERCER PÁRRAFO DE LAFRACCIÓN VI DEL ARTÍCULO 123 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS EN MATERIA DE DESAPARICIÓN DE LA COMISIÓN NACIONAL DE LOS SALARIOS MÍNIMOS, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La figura del salario mínimo se establece con la promulgación de la Constitución General de la República publicada en el Diario Oficial de la Federación del 5 de febrero de 1917, específicamente en el artículo 123, fracción VI bajo el principio de que el salario mínimo deberá ser suficiente  “…para satisfacer las necesidades normales de la vida del obrero, su educación y sus placeres honestos, considerándolo como jefe de familia…”.  Se determina, asimismo, en la fracción VIII, que el salario mínimo no podrá ser objeto de embargo, compensación o descuento alguno.

Por cuanto a los mecanismos para su fijación, el Constituyente de 1917 dispuso, en la fracción IX del propio artículo 123, que ésta se haría por comisiones especiales que se formarían en cada municipio, subordinadas a la Junta Central de Conciliación que debería instalarse en cada estado.

Entre 1917 y 1931, año éste último en que entró en vigor la primera Ley Federal del Trabajo, el sistema de comisiones especiales previsto por el Constituyente funcionó de manera precaria y anárquica, ya que la expedición de leyes de trabajo locales por cada estado de la federación, dentro del marco establecido por la Constitución, se desarrolló con múltiples limitaciones, dando lugar, en 1929, a las reformas constitucionales en las que se sustentaría la nueva legislación laboral federal.No obstante, la propia Ley Federal del Trabajo expedida en 1931 y las reformas publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 11 de octubre de 1933, reforzarían la idea de un sistema de fijación de los salarios mínimos constituido por comisiones especiales integradas en cada municipio.

Aun cuando la federalización de la legislación laboral coadyuvó, en general, al gradual mejoramiento del cumplimiento de las normas laborales, también pudieron apreciarse múltiples deficiencias en el sistema de fijación de los salarios mínimos, derivadas principalmente de que la división municipal, producto de diversos fenómenos históricos y accidentes geográficos, no guardaba relación alguna con las características del desarrollo económico regional ni con otros fenómenos económicos de alcance nacional,  por lo que no podía servir de fundamento para la determinación de los salarios mínimos en condiciones adecuadas.Surge así la necesidad, al iniciarse la década de los sesenta, de revisar el sistema y darle una estructura más acorde con la realidad nacional. Así se decide que la fijación de los salarios mínimos debería de hacerse por zonas económicas y no por municipios y se encarga ese procedimiento a dos instancias capaces de armonizar el conocimiento general de las condiciones sociales y económicas de la República.

En 1963, se crearon una Comisión Nacional y 111 Comisiones Regionales de los Salarios Mínimos, resultado de las reformas a la fracción VI del artículo 123 Constitucional y las correspondientes de la Ley Federal del Trabajo en materia de salarios mínimos, cuyo propósito fundamental fue el de procurar un más amplio y efectivo cumplimiento de los preceptos constitucionales en la materia. De esta manera, la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (CONASAMI) se constituyó en el eje central de un mecanismo sui generis, en el que los salarios mínimos eran fijados por Comisiones Regionales que sometían sus determinaciones a la consideración de la Comisión Nacional, que podía aprobarlas o modificarlas, por su forma de organización y por la modalidad eminentemente participativa que revestía su estructura y sus actividades.

El sistema constituyó un mecanismo efectivo para facilitar el conocimiento, por parte de los factores de la producción y del gobierno, de los problemas relacionados con la actividad económica y con el nivel de vida de los trabajadores, a la vez que constituyó un marco adecuado para la discusión entre los sectores.

El sistema integrado en la forma descrita continuó prácticamente con la misma estructura hasta 1986, aun cuando es preciso señalar que a lo largo de los 23 años que se mantuvo vigente, hubieron de realizarse muy diversos cambios en su estructura regional, que dieron lugar, en sucesivos ajustes, a la operación de un sistema que al finalizar 1986 se integraba con sólo 67 Comisiones Regionales.

En adición a lo anterior y entre los aspectos más importantes de su desarrollo, se debe destacar la virtual desaparición, en 1981, del salario mínimo aplicable a los trabajadores del campo, al decidir el Consejo de Representantes, a partir de entonces y en lo sucesivo, la igualación de las percepciones de aquéllos con las de los trabajadores de las zonas urbanas. Destaca también la reducción del número de salarios diferentes aplicables a las zonas económicas, que se redujo a tan solo tres niveles, que son los que se aplican actualmente.

En diciembre de 1986, el Congreso de la Unión y las legislaturas de los Estados aprobaron una iniciativa del Ejecutivo que reforma sustancialmente el sistema, ya que la fracción VI establece, desde el 1 de enero de 1987, que los salarios mínimos serán fijados por una Comisión Nacional, lo que dio lugar a la desintegración del sistema de Comisiones Regionales vigente hasta el 31 de diciembre de 1986 .

Esta reforma estableció una aparente flexibilidad territorial en la fijación de los salarios mínimos, al señalar que éstos serán fijados por áreas geográficas que pueden estar integradas por uno o más municipios, de una o más entidades federativas, sin limitación alguna. Esta disposición permitió corregir deficiencias e inconsistencias observadas en cuanto a las zonas de aplicación de los salarios mínimos, así como tomar en cuenta, cuando fue necesario, las características particulares de áreas geográficas de rápido desarrollo o con características especiales.

Es por tanto, la CONASAMI es una instituciónque en los hechos únicamente ha servido para convalidar la anticonstitucional pérdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora que se decreta año con año por el Ejecutivo Federal con los exiguos aumentos al salario mínimo. Hay que recordar que el 2016 el  Consejo de Representantes de la CONASAMIacordaron otorgar un pírrico aumento del 4.2% al salario mínimo para el 2016, es decir, EL nuevo salario mínimo que rige a partir del primero de enero de 2016 es de 73.04 pesos diarios.

Dicho aumento contrasta con los ingresos que perciben quienes integran esa Comisión que llegan a ser de 121 mil 63 pesos. Eso es lo que gana, neto y al mes, el Presidente de la CONASAMI, Basilio González Núñez, quien ha ocupado ese cargo durante los últimos 20 años. Es decir, la percepción mensual neta de González Núñez equivale a 60 salarios mínimos mensuales para la zona A, que comprende las ciudades de México, Guadalajara y Monterrey, a lo que habrá que agregar:

a) Seguro institucional de 40 meses de percepciones ordinarias.

b) Colectivo de retiro de 12 mil a 25 mil pesos.

c) Gastos médicos con suma básica de 259 salarios mínimos vigentes en el DF.

d) Prima Vacacional con 50 por ciento de 10 días de sueldo base por dos períodos vacacionales.

e) Gratificación de 40 días de sueldo base a fin de año.

f) Hasta cuatro meses de percepción ordinaria mensual por defunción.

g) 77 pesos por ayuda para despensa.

h) De 100 a 225 pesos mensuales acumulados cada quinquenio.

i) ISSSTE con aportación patronal del 13.45% sobre el sueldo base de cotización.

j) FOVISSSTE con aportación patronal del 5% sobre el sueldo base de cotización.

k) SAR con aportación patronal del 2% sobre el sueldo base de cotización.

l) 1 mil 385 pesos mensuales de telefonía celular.

Es decir que al final del año, a sueldos y prestaciones actuales, cada uno de los integrantes de la CONASAMIgana al menos unos 2 millones de pesos, equivalentes a cuatro casas de interés social liquidadas durante 15 años cada una.

Al margen de este contraste y a partir de la reforma constitucional que desindexa el salario mínimo, la CONASAMI es una institución obsoleta cuya razón de existir no tiene razón de ser y que constitucionalmente quedó rebasada, dejó de cumplir su tarea constitucional y por tanto debe desaparecer.

La razón legal de existir de la CONASAMI  fue la de “cumplir con lo establecido en el artículo 94 de la Ley Federal del Trabajo, en el que se le encomienda que, en su carácter de órgano tripartito, lleve a cabo la fijación de los salarios mínimos legales, procurando asegurar la congruencia entre éstos y los atributos que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos otorga al salario mínimo, así como actualizar periódicamente el sistema de salarios mínimos”.

En mérito de lo expuesto se somete a la consideración del Pleno la siguiente:

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE DEROGA EL TERCER PÁRRAFO DE LAFRACCIÓN VI DEL ARTÍCULO 123 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS EN MATERIA DE DESAPARICIÓN DE LA COMISIÓN NACIONAL DE LOS SALARIOS MÍNIMOS.

ARTÍCULO ÚNICO. Se deroga el tercer párrafo de la fracción VI del apartado A del artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar como sigue:

Artículo 123. Toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil; al efecto, se promoverán la creación de empleos y la organización social de trabajo, conforme a la ley.

El Congreso de la Unión, sin contravenir a las bases siguientes deberá expedir leyes sobre el trabajo, las cuales regirán:

A.        Entre los obreros, jornaleros, empleados domésticos, artesanos y de una manera general, todo contrato de trabajo:

I a V …

VI.       …

Se deroga

TRANSITORIO

ÚNICO. El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

SENADORA ANGÉLICA DE LA PEÑA GÓMEZ.

SUSCRIBEN

Fuente: http://www.conasami.gob.mx/fig_salario.html

Diario Oficial de la Federación el 23 de diciembre de 1986