+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Sen. Dolores Padierna Luna, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con punto de acuerdo por el que el Senado de la República se pronuncia en contra del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra la República de Cuba, en el marco de la sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas del próximo 27 de octubre.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE RELACIONES EXTERIORES, AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE.


La suscrita, Senadora DOLORES PADIERNA LUNA, integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXIII Legislatura, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 8, Numeral 1, Fracción II; 76, Numeral 1, Fracción IX; 95 numeral 2, 108 y 276, numerales 1 y 2, y demás disposiciones relativas y aplicables del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo de urgente resolución, por el que el Senado se pronuncia clara y contundentemente en contra del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra la República de Cuba, en el marco de la sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas del próximo 27 de octubre, con base en las siguientes:

CONSIDERACIONES

Cuando el 17 de diciembre de 2014, se diera inicio a una nueva era en las relaciones cubano-norteamericanas, con el ya histórico anuncio hecho por los Mandatarios de ambos países, se generó una percepción y un optimismo, casi generalizado, de que las recientemente reanudadas relaciones diplomáticas de Cuba con Estados Unidos representaban la regulación en todos los órdenes de las actividades económicas, comerciales, financieras y turísticas.

Como parte de los cambios en la política estadounidense hacia Cuba, el Presidente Obama anunció también varias medidas dirigidas a modificar la aplicación de algunos aspectos del bloqueo. El 16 de enero de 2015 entraron en vigor enmiendas a las regulaciones de los Departamentos del Tesoro y Comercio, que si bien constituyen un paso en la dirección correcta, resultan limitadas e insuficientes ante la magnitud y el alcance que tienen las leyes del bloqueo para Cuba y el resto del mundo, dado el carácter extra territorial de las mismas, leyes que se mantienen en vigor y se aplican con rigor.

Si bien el discurso de Obama suena optimista, los hechos no lo han sido del todo. El pasado 11 de septiembre de 2015. Barack Obama prolongó la llamada Ley de Comercio con el Enemigo mediante un Memorándum dirigido a las Secretarías de Estado y del Tesoro, explicando que su decisión de prorrogar por un año más dicha Ley, está "en el interés nacional" de los Estados Unidos de América. [*] Dicha Ley se puede considerar la base de todas y cada una de las Leyes y reglamentaciones que sostienen el injusto bloqueo sobre Cuba y, ciertamente, es con mucho margen, el Estatuto principal que activa el bloqueo, pero también es el único que confiere la actividad ejecutiva al Presidente para relajar el mismo a la Isla.

Cabe señalar que Cuba es el único país para el cual está vigente esta legislación, la cual, desde 1959, cada Presidente norteamericano ha prorrogado como parte del “nudo gordiano” que conforma el bloqueo, siendo perjudicial para los derechos de una nación soberana e independiente.

Con la decisión histórica de reanudar relaciones diplomáticas entre la República de Cuba y Estados Unidos de América anunciada por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama en diciembre de 2014 y los actos de apertura de las Embajadas en las que se izaron las banderas de ambos países, en Washington y en La Habana, los días 20 de julio y 14 de agosto respectivamente, se abrió una gran esperanza de cambio en las relaciones internacionales. Si bien es cierto que para eliminar el bloqueo se requiere la acción del Congreso norteamericano, también es cierto que dentro de las facultades de Obama está la de no haber prorrogado la permanencia de Cuba en la Ley de Comercio con el Enemigo, lo que tiene una elemental lógica en el cambio sucedido en las relaciones entre los dos países.

El Sr. Barack Obama debe ser congruente con las acciones tomadas y sus declaraciones en el sentido de la obsolescencia y fracaso de las políticas seguidas, promover un cambio de política, el haber sacado a Cuba de la lista de países que auspician el terrorismo, por lo que dicha medida de prórroga era innecesaria, además de que el bloqueo contra Cuba no es una cuestión bilateral entre Cuba y los Estados Unidos de América. La repetida aplicación extraterritorial de las leyes norteamericanas y la persecución contra los legítimos intereses de empresas y ciudadanos de terceros países afectan significativamente la soberanía de muchos otros Estados. Al amparo de esa política, continúan aplicándose sanciones a empresas norteamericanas y europeas así como de otros países, por realizar transacciones con Cuba.

En suma, la política de bloqueo económico y de subversión política contra Cuba, por parte de los Estados Unidos de América, ha resultado perjudicial para sus propios intereses, como lo ha expresó el propio Presidente Obama el pasado 20 de enero del 2015 en su mensaje sobre el estado de la Nación, pero sabemos que en el fondo, sin desconocer los avances alcanzados, está muy lejos la deseada regularidad en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos y mientras la misma no se alcance plenamente, las relaciones de los Estados Unidos de América con los gobiernos y los pueblos de América Latina y el Caribe, hoy agrupados en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) no será de confianza y respeto.

Raúl Castro, presidente de la República de Cuba, dejó muy clara la posición de la Isla en la reciente cumbre de la ONU sobre los objetivos de desarrollo sostenible 2015-2030, cuando dijo que “El restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos, la apertura de embajadas y los cambios que el presidente Barack Obama ha declarado en la política hacia nuestro país constituyen un importante avance, que ha concitado el más amplio apoyo de la comunidad internacional. Sin embargo, persiste el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, por más de medio siglo, el cual causa daños y privaciones al pueblo cubano, es el principal obstáculo para el desarrollo económico de nuestro país, afecta a otras naciones por su alcance extraterritorial y continúa perjudicando los intereses de los ciudadanos y las compañías estadounidenses No renunciaremos jamás a la dignidad, la solidaridad humana y a la justicia social, que son convicciones profundas de nuestra sociedad socialista”. [*]

De acuerdo a los datos oficiales y a un documento presentado por Cuba a la ONU de junio de 2015 y que será abordado en la sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas el próximo 27 de octubre del año en curso, se desprende que “el daño económico ocasionado al pueblo cubano por la aplicación del bloqueo económico, comercial y financiero de EE.UU. contra Cuba, considerando la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional, asciende a 833 mil 755 millones de dólares, a pesar de la reducción del precio del oro en comparación con el período anterior. A precios corrientes, durante todos estos años, el bloqueo ha provocado perjuicios por más de 121 mil 192 millones dólares.” [*]

A lo que habría de sumar el daño humanitario que provoca cada día, pues el bloqueo es extremo y no puede tampoco expresarse en cifras, aunado a que constituye una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos de todos los cubanos. A ello, reitero, se suma el carácter de extraterritorialidad que afecta a todos los países del mundo, viola el Derecho Internacional y en Particular el Principio de Igualdad. El discurso del Presidente Raúl Castro de la necesidad de defender y conservar los logros del régimen en más de medio siglo, es contundente. De manera libre y soberana, Cuba puede hacer cambios para perfeccionar el camino que ha escogido, pero no hará concesiones ni traicionará Principios y, quienes por más de 50 años han hecho frente al imperio más poderoso de la historia de la humanidad, y han subsistido al inhumano bloqueo, podrán escoger de igual forma, libre y soberanamente el sistema y el camino que recorrerán en el futuro.

Dentro de la actual coyuntura que se ha dado con el mejoramiento de las relaciones con la hermana República de Cuba, así como el relanzamiento de los lazos de amistas que durante décadas han unido a nuestras naciones, es imperante que el Senado de la República vuelva a alzar la voz contra el bloqueo y se pronuncie a favor de la libre autodeterminación del pueblo cubano.

Por lo expuesto y fundado, someto a la consideración de esta Soberanía el siguiente:

Punto de Acuerdo

PRIMERO. El Senado de la República, partiendo de sus valores y principios de política exterior y congruente con su posición de respeto a la libre autodeterminación de los pueblos, se pronuncia clara y contundentemente en contra del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra la República de Cuba, en el marco de la discusión que se dará en la sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas el próximo 27 de octubre del año en curso.

SEGUNDO. El Senado de la República solicita a la Secretaría de Relaciones Exteriores que haga llegar al Congreso de Estados Unidos de América nuestra solicitud respetuosa de poner fin al injusto bloqueo en contra de la República de Cuba, exhortándoles a que se pronuncien por el levantamiento y eliminación definitiva del mismo.

Dado en el Pleno del Senado de la República a 08 de octubre de 2015.

Suscribe

SENADORA DOLORES PADIERNA LUNA


[*] Obama prolonga un año más las medidas del embargo comercial a Cuba, Diario EL COMERCIO, disponible en la siguiente dirección:http://www.elcomercio.com/actualidad/obama-prolonga-ano-medidas-embargo.html.

[*] Discurso de Raúl en Cumbre de las Naciones Unidas, Organización de las Naciones Unidas, 28 de septiembre 2015, disponible en: http://gadebate.un.org/sites/default/files/gastatements/70/70_CU_es.pdf

[*] INFORME DE CUBA, Sobre la resolución 69/5 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, titulada “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, Junio de 2015, disponible en: http://www.cubavsbloqueo.cu/sites/default/files/INFORME%20BLOQUEO%202015%20Esp.pdf