+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Iniciativas

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Sen. Lorena Cuéllar Cisneros, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con proyecto de decreto que reforma el artículo 46 de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE DERECHOS HUMANOS Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS.


Propone una restructuración en las Recomendaciones que emite la Comisión Nacional de Derechos Humanos y establece los plazos, los términos en los conceptos, así como las consecuencias de la omisión o incumplimiento de las autoridades o servidores públicos, de dichas reglas de procedimiento.

En este sentido, establece que la Recomendación será pública y no tendrá carácter imperativo para la autoridad o servidor público al cual se haya dirigido y, en consecuencia, no podrá por sí misma revocar, anular, modificar o dejar sin efecto las resoluciones o actos contra los cuales se hubiese presentado la queja o denuncia.

En el caso de la aceptación de una Recomendación, se establece que el plazo respectivo para que se demuestre el cumplimiento de la misma se contará a partir de la fecha de la propia aceptación, además de que se debe precisar que la ampliación del plazo para su cumplimiento debe ser determinado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Establece que en el supuesto de que se determine que no son suficientes, junto con la notificación correspondiente, se hará saber también dicha circunstancia por escrito para los efectos procedentes, a los superiores jerárquicos de la autoridad o servidor público respectivo, a la Comisión que corresponda del Senado.

Establece que si la autoridad o servidor público no cumple con la recomendación en los plazos establecidos en cualquiera de las etapas del procedimiento, independientemente de las sanciones y responsabilidades previstas en el título IV capítulo II de esta ley, la Comisión Nacional deberá dentro de los cinco días hábiles siguientes en que se produzca cualesquiera de los supuestos, denunciar y/o ejercer la acción de responsabilidad administrativa que corresponda.

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO QUE PRESENTA LA SENADORA LORENA CUÉLLAR CISNEROS, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PRD, QUE REFORMA EL ARTÍCULO 46 DE LA LEY DE LA COMISIÓN NACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS.

La suscrita, LORENA CUÉLLAR CISNEROS, integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXII Legislatura del H. Congreso de la Unión, en ejercicio del derecho que me confieren los artículos 71 fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como los artículos 8, fracción I, 164, párrafos 1 y 2, 169, 171, fracción I y 172, párrafo 1 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta H. Cámara de Senadores la presente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO QUE REFORMA EL ARTÍCULO 46 DE LA LEY DE LA COMISIÓN NACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Es necesario que sigamos avanzando en el mejoramiento de nuestras leyes, dando claridad a los conceptos y normando de manera más precisa los procedimientos para aplicarlas, lo que sin duda dará mayor certeza jurídica tanto a autoridades como a la población  en general, sobre el cumplimiento de las facultades de aquéllas y sobre las acciones legales que ésta emprenda.

En el caso específico de la Comisión Nacional de Derechos Humanos:

  • Existe por una parte, un reclamo generalizado respecto del hecho de que, si bien es cierto que sus Recomendaciones no tienen la fuerza jurídica para anular o dejar sin efectos los actos de las autoridades que son motivo de queja o denuncia ante ella, también lo es, que habiéndose determinado la responsabilidad de alguna autoridad o servidor público a través de esas Recomendaciones, la ley no ordena de manera contundente,  que  dicha Comisión deba proceder  de inmediato a denunciar o ejercer las acciones de responsabilidad administrativa que correspondan, para que se sancione a esas autoridades o servidores públicos que violan derechos humanos fundamentales.
  • Y por la otra, también existe un reclamo generalizado relativo al hecho de que la Comisión Nacional que nos ocupa, no tiene una autonomía lo suficientemente fortalecida para aplicar de manera rápida y eficiente, las reglas de procedimiento para hacer valer sus Recomendaciones; reglas que por cierto, deben también ser motivo de revisión y mejora y, de las cuales también me estoy ocupando por medio de esta Iniciativa. 

Estas carencias que tiene la actual Ley que nos ocupa, propician graves inconvenientes en el cumplimiento de las Recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y un injusto resultado para quien ha padecido algún abuso o arbitrariedad, violentando sus derechos fundamentales.

Por todo ello, reitero que es muy  importante e indispensable que las normas correspondientes a los procedimientos de cumplimiento de esas Recomendaciones, estén mejor estructuradas, en los plazos, en los términos, en los conceptos, en las consecuencias que deben traer aparejadas las omisiones o incumplimiento de las autoridades o servidores públicos, de dichas reglas de  procedimiento.

Entrando en materia, debo empezar por referir el artículo 46 de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que contiene las disposiciones jurídicas relativas al procedimiento mediante el cual los servidores públicos pueden aceptar o no aceptar, cumplir o no, las Recomendaciones que emite la Comisión Nacional respectiva.

En principio, es importante que se especifique la obligación de la autoridad o servidor público destinatario de la Recomendación, de informar a la Comisión Nacional si acepta ésta o no la acepta, procediendo a normarse enseguida los efectos o consecuencias de uno y otro supuesto.

En el caso de la aceptación de una Recomendación, debe especificarse que el plazo respectivo para que se demuestre el cumplimiento de la misma se contará a partir de la fecha de la propia aceptación, además de que se debe precisar que la ampliación del plazo para su cumplimientodebe ser determinado por la Comisión Nacional que nos ocupa, siempre a petición de parte de la autoridad o servidor público a quien se dirigió la Recomendación, para efectos de que se valoren sin excepción, en todos los asuntos, las razones o motivos en que se base la petición de ampliación.

En lo relativo a los supuestos de que una Recomendación no sea aceptada o no sea cumplida por parte de la autoridad o servidor público, incluido el  supuesto del silencio de éstos (que no contesten si la aceptan o no la aceptan), deben especificarse por separado para cada uno de ellos,  los efectos y consecuencias que dichas acciones  u omisiones tendrían.

Tratándose del primer supuesto y ante la negativa de la aceptación de la Recomendación respectiva, debe normarse a la vez, la obligación por parte de la Comisión Nacional de fundar y motivar su Determinación sobre si la negativa está suficientemente o no suficientemente fundada y motivada, debiéndose además establecer los términos en que se debe dictar dicha determinación y notificársele a la autoridad o servidor público correspondiente, para que se produzcan los efectos legales correspondientes.

En el caso específico de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos emita una determinación de insuficiencia de motivación y/o  fundamentación de una negativa y, dada la importancia que siempre deben tener la preservación y restitución de  derechos humanos fundamentales establecidos en nuestra Constitución Federal, es indispensable que se dé oportunidad  y en corto tiempo a  la autoridad o servidor público destinatario de la Recomendación, para que pueda subsanar la insuficiencia de su negativa, fijando los correspondientes normas de procedimiento para que esto se produzca,  pues obviamente esto puede traducirse en beneficios de economía procesal a favor de quienes han sufrido alguna arbitrariedad de parte de ellos.

De la misma manera, es conveniente e importante que el Senado así como los superiores jerárquicos de las autoridad o servidor público señalado como responsable en cualquier Recomendación, conozcan esa situación en tiempo y forma para poder intervenir y así generarse más opciones inmediatas de poder corregir las conductas indebidas, ilegales o injustas, sin que el procedimiento se retrase y sin vulnerar la autonomía técnica de la Comisión en el conocimiento,  tramitación y resolución, de  los  asuntos que tiene a su cargo.

Finalmente, con la intención de que las Recomendaciones tengan una mayor efectividad,pues no pueden por sí mismas revocar, modificar, anular o dejar sin efecto los actos que han agraviado a los quejosos y, ante el supuesto  de que se haya determinado que la autoridad o servidor público ha incurrido en una violación de derechos humanos fundamentales, debe eliminarse la facultad potestativa que contiene la ley vigente respectiva y que consiste en que la Comisión puede denunciarlo o no denunciarlo ante el ministerio público, puede ejercer o no ejercer en contra de aquél las acciones ante la autoridad administrativa respectiva.

Esta norma potestativa debe ser reformada urgentemente y debemos  legislar las normas que precisen como una obligación por parte de la Comisión Nacional, el que deba proceder en los supuestos de referencia, a efectuar de manera inmediata dichas denuncias o acciones administrativas, para que siempre y en todo caso, se establezcan las responsabilidades correspondientes por los actos arbitrarios cometidos por el servidor público que corresponda y se le sancione.

Por lo anteriormente expuesto y fundado, pongo a consideración de esta Honorable Asamblea, el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO

Artículo Único. Se reforma el artículo 46 de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para quedar como sigue:

Artículo 46. La Recomendación será pública y no tendrá carácter imperativo para la autoridad o servidor público al cual se  haya dirigido y, en consecuencia, no podrá por sí misma revocar, anular, modificar o dejar sin efecto las resoluciones o actos contra los cuales se hubiese presentado la queja o denuncia.

En todo caso, una vez recibida la Recomendación, la autoridad o servidor público de que se trate deberá informar a la Comisión Nacional, dentro de los quince días hábiles siguientes a su notificación, si acepta o no acepta dicha Recomendación.

Cuando se acepte la Recomendación, ésta quedará firme y dentro de los quince días hábiles siguientes a dicha aceptación, se deberán entregar a la Comisión Nacional las pruebas correspondientes de que se ha cumplido con aquella. Dicho plazo podrá ser ampliado por la Comisión Nacional a petición de la autoridad o servidor público respectivo, cuando la naturaleza de la Recomendación así lo amerite.

Cuando las Recomendaciones emitidas no sean aceptadas o cumplidas, se procederá conforme a lo siguiente:

  1. La autoridad o servidor público de que se trate deberá fundar, motivar y hacer pública su negativa. 
  2. La  Comisión Nacional determinará de manera fundada y motivada,  dentro de los 10 días hábiles siguientes al en que  reciba la negativa, si la fundamentación y motivación correspondientes a ésta,  son suficientes o no suficientes,  debiéndose notificar  dicha determinación  dentro de los cinco días hábiles siguientes a ésta,  a la autoridad o servidor público respectivo. 

En el supuesto de que se determine que son suficientes se dará por concluido el expediente respectivo, dictando en su caso, Acuerdo de no Responsabilidad.

En  el supuesto de que se determine que no son suficientes, junto con la notificación correspondiente, se hará saber también dicha circunstancia por escrito para los efectos procedentes, a los superiores jerárquicos de la autoridad o servidor público respectivo, a la Comisión que corresponda del Senado y, se estará además a lo previsto en el inciso siguiente.

  1. Las autoridad o servidor público, a quien se les hubiese notificado la insuficiencia de la fundamentación y/o motivación de su negativa, podrá subsanarla, a juicio de la Comisión Nacional, dentro de los quince días hábiles siguientes a dicha notificación, a cuyo efecto enviarán a la misma Comisión  los documentos respectivos y ésta notificará su determinación a aquélla o aquél, dentro de los tres días siguientes a la recepción de esos  documentos. El no envío de los documentos respectivos por parte de la autoridad o servidor público, tendrá por efecto que la Determinación quede firme. 

Si la Comisión Nacional determina que se ha subsanado la insuficiencia se dará por concluido el expediente respectivo, dictando en su caso, Acuerdo de no Responsabilidad.

Si la Comisión Nacional determina que no se ha subsanado la insuficiencia de la motivación y/o fundamentación de la negativa, la recomendación quedará firme para los efectos de su cumplimiento.

  1. Si no se cumple con la Recomendación en los plazos establecidos en  el párrafo tercero de este artículo, si la Recomendación que determinó la responsabilidad de la autoridad o servidor público ha quedado firme, si vencidos los términos o plazos establecidos en cualquiera  de las etapas del procedimiento normado en este artículo la autoridad o servidor público respectivo no cumple con las disposiciones previstas en el mismo, independientemente de las sanciones y responsabilidades previstas en el título IV capítulo II de esta ley, la Comisión Nacional deberá dentro de los cinco días hábiles siguientes al en que se produzca cualesquiera de los supuestos, denunciar y/o ejercer la acción de responsabilidad administrativa que corresponda. 

ARTÍCULOS TRANSITORIOS

ÚNICO.- Esta reforma iniciará su vigencia al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación”.

LORENA CUÉLLAR CISNEROS

Senadora por el Estado de Tlaxcala

Salón de Sesiones de la Cámara de Senadores del H. Congreso de la Unión a los 1 días del mes de abrildel año dos mil catorce.

Documentos Relacionados: