+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones








De los Senadores Ernesto Ruffo Appel, Carlos Mendoza Davis, Héctor Larios Córdova, Francisco Salvador López Brito, Francisco Búrquez Valenzuela, Víctor Hermosillo y Celada y Ricardo Barroso Agramont, la que contiene punto de acuerdo en relación a la inclusión de la “sardina monterrey” como parte de los alimentos para erradicar la pobreza alimentaria y la desnutrición.

Se turnó a la Comisión de Desarrollo Social.


SEN. ERNESTO JAVIER CORDERO ARROYO.
PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA
DEL SENADO DE LA REPÚBLICA.
PRESENTE.

Los suscritos Senadores, ERNESTO RUFFO APPEL, CARLOS MENDOZA DAVIS, HECTOR LARIOS CORDOVA, FRANCISCO SALVADOR LOPEZ BRITO, FRANCISCO BURQUEZ VALENZUELA, VICTOR HERMOSILLO Y CELADA  integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional y RICARDO BARROSO AGRAMONT  integrante del Grupo  Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional de la LXII Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8° numeral I fracción II, 95, 109, 110, 276 y demás relativos y aplicables del Reglamento del Senado de la República, sometemos a la consideración de esta Honorable Soberanía la siguiente Proposición con PUNTO DE ACUERDO CON CARÁCTER DE URGENTE RESOLUCIÓN, en relación a la inclusión de la “sardina monterrey” (Sardinops sagax) como parte de los alimentos para erradicar la pobreza alimentaria y la desnutrición. Lo anterior, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS.

El pasado 22 de enero de 2013, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el “Decreto por el que se establece el Sistema Nacional para la Cruzada contra el Hambre”, el cual crea el sistema Nacional para la Cruzada contra el Hambre (SINHAMBRE) como una estrategia de inclusión y bienestar social, que se implementará a partir de un proceso participativo de amplio alcance con el propósito de consultar esfuerzos y recursos federales, estatales y municipales, así como de los sectores público, social, privado y de organismos e instituciones internacionales, con el objetivo de que a partir de una alimentación y nutrición adecuada, las personas en pobreza multidimensional extrema  y de carencia de acceso a la alimentación, puedan mejorar su situación.

Conforme a dicho Decreto, el Sistema contará con dos instancias, una de carácter operativo denominada Comisión Intersecretarial para la Instrumentación de la Cruzada contra el Hambre; y la segunda con efectos consultivos y de diálogo denominada Consejo Nacional de la Cruzada contra el Hambre.

La Comisión Intersecretarial, está conformada por dieciséis Secretarías de Estado y tres entidades de la administración pública federal y tiene como función principal coordinar, articular y complementar las acciones, programas y recursos necesarios para erradicar el hambre.

Conforme a los artículos tercero y cuarto del Decreto de referencia, en una primera etapa de la estrategia, se enfocarán los esfuerzos en cuatrocientos municipios identificados con mayor incidencia de pobreza, en los que se aplicarán 66 programas federales con los que se busca apoyar a las familias más necesitadas, sin perjuicio de que la Comisión Intersecretarial pueda determinar ampliar, tanto el número de municipios, como el número y tipo de Programas.

Es bajo dicha determinación que los Senadores que suscribimos esta propuesta estimamos oportuno poner a consideración del Titular del Ejecutivo Federal, a través de la Comisión Intersecretarial a la que se ha hecho referencia, la necesidad de incluir dentro de los programas de abasto social, el consumo de la sardina Monterrey, por tratarse de un producto totalmente orgánico que contiene un alto porcentaje de proteínas de menor costo que el huevo, la leche, el pollo y la carne; de alto contenido en calcio, hierro y omega 3, cualidades que pueden mejorar de manera sustancial la nutrición y alimentación de la población más pobre del país, pero que además, por comercializarse en la presentación en lata, puede tener un manejo eficiente en su distribución y llegar hasta las comunidades más alejadas del país.

El impulso de esta propuesta, a su vez, busca que al incrementarse las cantidades de consumo de sardina, como parte de la estrategia para erradicar el hambre, se apoye al sector pesquero y distribuidor de este producto, que como se ha dicho, tiene un costo menor, incluso enlatado, que los de otros productos que forman parte de la canasta básico.

Para los Senadores proponentes es muy importante que el Gobierno establezca estrategias de apoyo a la población más vulnerable, haciendo uso de los medios de alimentación nacional, que muchas veces suelen ser exportados, ante la falta de mercado en el país. Está el caso de la producción de calamar en el Golfo de California, que a un precio de tres pesos por kilogramo se envía a los países orientales por falta de mercado nacional, y sobre todo la de los pelágicos menores, principalmente la sardina, que a pesar de una importante producción nacional y una amplia capacidad de transformación instalada, hemos dejado de consumirla masivamente, cuando su precio es de alrededor de un peso por kilogramo.

En este sentido, la pesquería de los pelágicos menores del país es una pesquería multiespecifíca, en la que las siete especies que la soportan forman grandes cardúmenes. Dichas especies son: sardina monterrey, crinuda, macarela, bocona, japonesa, piña y anchoveta norteña.

Estas especies en volumen forman la pesquería más importante del país, ya que sus capturas representan más del  30% del total de la producción pesquera nacional, según el Anuario Estadístico de Acuacultura y Pesca 2011.

Sonora, Sinaloa, Baja California y Baja California Sur son las entidades en las que se concentra la mayor flota pesquera de sardina. Anualmente se capturan alrededor de unas 650 mil toneladas al año entre el Oceano Pacifico y el Golfo de California.


Si bien en la situación actual los volúmenes de captura de estas especies no pueden incrementarse, por disposición expresa de la Carta Nacional Pesquera, esta recomienda explorar nuevas áreas de pesca y la factibilidad de utilizar pesca a media agua frente a la Baja California; y el documento intitulado "Sustentabilidad y Pesca Responsable en México Evaluación y Manejo" menciona que en el Golfo de California hay potencial de desarrollo para sardinas y anchovetas, al igual que en la costa occidental de la península de Baja California.

El aprovechamiento que se le da a esta producción pesquera en nuestro país básicamente se divide en dos grupos: por un lado, los productos para consumo humano directo, es decir, productos que como su nombre lo indica son consumidos directamente por las personas como alimento, generalmente en una presentación en lata, destacando que la sardina Monterrey es la que tradicionalmente se ha empleado para este fin, aunque en los últimos años se han incorporado la sardina crinuda y la macarela; y por otro lado, los productos de consumo humano indirecto, siendo estos en su mayor parte harinas de pescado, las cuales son empleadas para la engorda de ganado, aves, peces o crustáceos, que posteriormente serán consumidos como alimento por el hombre.

Para el consumo humano indirecto, se está conformando una nueva modalidad en la que los pelágicos menores no pasan por ningún tipo de proceso, siendo empleados para la engorda de atún en los llamados "ranchos atuneros". De acuerdo con algunos especialistas, en estos sistemas de engorda, se desperdicia más del 50% de la sardina empleada. Sobre las cantidades de pelágicos menores que se destinan a estos ranchos, la CONAPESCA no presenta ningún dato, aunque es de suponerse que al ir aumentando esta actividad, cada vez se utilizarán mayores cantidades de sardinas, más aún si consideramos que se necesitan entre 10 a 25 kilogramos de éstas para producir un kilogramo de atún.

Por el contrario, los procesos a los que se somete la sardina para consumo humano directo suelen ser de mayor rendimiento, por ejemplo, para el enlatado, la relación entre materia prima y producto obtenido ronda alrededor de dos a uno, de tal forma que entran al proceso dos toneladas de sardina para obtener una tonelada de sardina enlatada. Es importante señalar que la sardina no solamente se puede comer en forma enlatada, también puede procesarse en seco, salado, ahumado en frío o caliente, en escabeche, entre otras presentaciones. Con este pescado se preparan infinidad de platillos, aprovechando su riqueza como alimento y su fácil digestión.

En cuanto a sus propiedades nutricionales, la sardina es un alimento de alto potencial, contiene proteínas de alta calidad, fósforo, calcio, magnesio, vitaminas A, D, B2, B12, entre otras, así como ácidos grasos poli- insaturados (Omega 3). Estos componentes de la sardina coadyuvan en la reducción de los niveles de colesterol, previenen la formación y desprendimiento de coágulos sanguíneos, bajan los riesgos de enfermedades del corazón y reducen las inflamaciones asociadas con la artritis y la soriasis. Estas propiedades de la sardina permiten asegurar que se trata de un alimento muy sano y recomendable para mejorar la dieta diaria.

Sin embargo, pese a sus bondades alimenticias y al bajo precio que tiene, el consumo de sardina en México es marginal. De acuerdo con los datos que revela el citado Anuario Estadístico de Acuacultura y Pesca 2011, el consumo per-cápita anual no supera ni los 2 kilogramos. Siendo este de tan solo 0.5 kg por habitante ya que la cantidad de las capturas de sardina que se dedica  al enlatado y otros procesos de consumo, es de 66 mil toneladas, que equivale a no mas del 20 % del total de las capturas de pelágicos menores. Este consumo tan bajo se ve reflejado en la forma que tenemos en México para aprovechar la sardina. Del total de la producción nacional de sardina en 2011, para alimentar a la engorda de atún es del 80 % del total de las capturas.

Si como gobierno reconocemos que existen millones de personas en pobreza alimentaria, y consecuencia presentan algún grado de desnutrición, que en su mayoría son niños, ancianos y enfermos; luego entonces, no es racional que recursos como la sardina, que tienen precios accesibles para el grueso de la población y cualidades nutricionales de primera categoría, se destinen a la engorda de ganado.

Respecto a la viabilidad para que el Sistema Nacional de la Cruzada contra el Hambre, aproveche los beneficios nutricionales y los bajos costos en el consumo de la sardina, por medio de acciones de fomento diseñadas desde la Comisión Intersecretarial que encabeza la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno Federal, los proponentes consideramos importante reflexionar sobre lo acontecido durante el primer bloqueo que de manera injusta sufrieron nuestras exportaciones atuneras a los Estados Unidos de América, conocido como “el embargo atunero”, en donde se pudo sacar adelante a la industria atunera nacional por medio de una amplia campaña de fomento al consumo interno, de tal forma que el mercado nacional fue capaz de sostener dicha industria, ¿por qué́ no podremos ahora, por medio de una campaña de fomento, aumentar el consumo interno de la sardina?.

Este combate contra la pobreza y su inmediata consecuencia, la desnutrición, cuenta ya con el diseño, implementación, funcionamiento y evaluación de programas federales tendientes a mejorar la alimentación de nuestras clases sociales más desprotegidas a través de la distribución de productos del Programa de Abasto Rural, a cargo de Diconsa, que tienen el propósito de impulsar y fortalecer las capacidades básicas de las familias de los hogares rurales en situación de pobreza, incrementado la ingesta diaria de alimentos mediante la facilitación de productos a bajo costo para los consumidores. Pero además, se podrían hacer a justes a ese y otros programas que permitan que, además de la leche Liconsa y los productos que ofrece Diconsa, se impulse un mayor consumo de productos con alto valor nutricional, tales como la sardina Monterrey, con lo cual verdaderamente se logre erradicar la pobreza alimentaria y la desnutrición.

Como se ha dicho, las pesquerías de las sardinas, anchovetas y especies afines, representan una de las mayores riquezas que la humanidad ha logrado extraer del océano; sin embargo, todavía su consumo no es totalmente directo, lo que hace que estemos desperdiciando importantes recursos económicos.

Si destinar mayores volúmenes de la captura actual de sardinas al consumo humano directo e incrementar los niveles de consumo de este producto entre nuestra población acarreará beneficios en la nutrición, el cuidado del medio ambiente y la creación de empleos, luego entonces es indispensable exhortar a la Comisión Intersecretarial creada ex profeso para la coordinación del Sistema Nacional de la Cruzada contra el Hambre, para que dentro las acciones que se diseñen, elaboren, implementen y evalúen, sea considerado el aumento en el consumo directo de la sardina para la población, especialmente aquella que se encuentra en pobreza alimentaria, considerando los beneficios nutricionales y ventajas económicas que representa.

Por todo lo anteriormente expuesto y fundado, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea del Senado de la República, con carácter de urgente resolución, la siguiente proposición con:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO. El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Comisión Intersecretarial para la instrumentación de la Cruzada contra el Hambre,  a través de quien la preside que es la Secretaría de Desarrollo Social, para que conforme a las facultades que tiene conferidas considere como acciones:

1. La inclusión de la Sardina Monterrey (Sardinops sagax), como parte de los alimentos que deberán utilizarse para erradicar la pobreza alimentaria y la desnutrición, de manera inmediata a los productos que se distribuyen al amparo del Programa de Abasto Rural a cargo de DICONSA, así como de los demás programas previstos en el “Anexo B” del “Decreto por el que se establece el Sistema Nacional para la Cruzada contra el Hambre”; a los que resulte aplicable.

2. El diseño e implementación de un “Programa específico” para el fomento al consumo humano directo de sardina Monterrey (Sardinops sagax), con base en las motivaciones señaladas en este punto de acuerdo.

3. Fomentar el consumo de sardina Monterrey (Sardinops caeruleus) de manera constante, en los programas de asistencia alimentaria que operan la Secretaría de Salud; el Instituto Mexicano del Seguro Social; el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado; y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

SEGUNDO. Se exhorta respetuosamente al titular del Ejecutivo Federal para que, dentro del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, se incluya un Programa de Fomento al consumo de la Sardina Monterrey (Sardinops sagax), como alimento de la canasta básica complementaria de la dieta mexicana, considerando el bajo costo económico y las importantes propiedades alimentarias de la especie. 

TERCERO. Se solicita a la Mesa Directiva de esta Soberanía que, por conducto de la Sede Receptora de propuestas para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo del Ejecutivo Federal, que se encuentra en etapa de consulta, se registre íntegramente el contenido de este Punto de Acuerdo.

SEN. ERNESTO RUFFO APPEL
SEN. FRANCISCO SALVADOR LOPEZ BRITO
SEN. HECTOR LARIOS CORDOVA
SEN.CARLOS MENDOZA DAVIS
SEN. RICARDO BARROSO AGRAMONT
SEN. FRANCISCO BÚRQUEZ VALENZUELA
SEN. VICTOR HERMOSILLO Y CELADA