+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Desechada Ficha Técnica

De la Sen. Layda Sansores San Román, la que contiene punto de acuerdo que exhorta al titular del Poder Ejecutivo Federal a girar sus instrucciones para que sea revocado de su cargo el Comisionado del Instituto Nacional de Migración, en virtud de su cuestionada trayectoria de no respeto a los derechos humanos.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE ASUNTOS MIGRATORIOS.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA AL TITULAR DEL PODER EJECUTIVO FEDERAL, GIRE SUS INSTRUCCIONES PARA QUE SEA REVOCADO DE SU CARGO EL COMISIONADO DEL INSTITUTO NACIONAL DE MIGRACIÓN: LIC. ARDELIO VARGAS FOSADO, ESTO EN VIRTUD DE SU CUESTIONADA TRAYECTORIA DE NO RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS.

SEN. ERNESTO CORDERO ARROYO
Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la Republica

México, Distrito Federal, a 27 febrero de 2013.

La que suscribe, Senadora LAYDA SANSORES SAN ROMÁN, integrante del Partido Movimiento Ciudadano a la LXII Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento a lo dispuesto por el artículo 276 del Reglamento del Senado, someto a consideración del pleno de esta soberanía la propuesta con punto de acuerdo, con base en las siguientes:

CONSIDERACIONES

La designación de un represor probado al frente del Instituto Nacional de Migración, solo puede tener como resultado lo contrario de lo que se dice buscar en el discurso oficial, y en lo expresado como voluntad política del nuevo ejecutivo federal.

De las minutas de las sesiones tanto de la Cámara de Senadores como de Diputados, en las cuales se aprobó por unanimidad la Ley de Migración, extraemos algunos de los pronunciamientos de los legisladores que nos ilustran de sus intenciones.

“Que no nos venza la euforia, porque las leyes tienen una dimensión que son la de la realidad, por eso habrá que anticipar que el Ejecutivo Federal cumpla con su parte; hay cosas que el Legislativo debe y puede hacer, pero hay otras que el Legislativo no puede hacer... por eso coincidimos que en todo caso más que convertir a la Ley de Migración en un instrumento de Seguridad Pública, sea un instrumento que ponga equilibrio a una política de estado sobre el tema de población y migración más, repito, que de seguridad pública”.

“No abrigamos la esperanza, registramos nuestra responsabilidad de que el Ejecutivo Federal tiene que conservar el espíritu de protección contenido en la Ley de Migración.”

“Porque a leyes comprometidas con los derechos humanos, deben corresponder agentes migratorios comprometidos con los derechos humanos, a leyes comprometidas con la migración como visión de desarrollo debe corresponder una política exterior activa, que con el apoyo del Legislativo exija en Estados Unidos una reforma migratoria que respete plenamente los derechos humanos de los migrantes y que reconozca que el trabajo de los que emigran ese país es necesario para la integración de la economía regional.”

No hay lugar a dudas al  interpretar la voluntad del legislador que aprobó una Ley de Migración sustentada en los más altos ideales de respeto al ser humano. Sin embargo, ignorando el espíritu y la doctrina de la Ley, Peña Nieto le envía un mensaje a todos los centroamericanos que circulan por nuestro país tratando de buscar un futuro mejor, y ese mensaje va con nombre y apellido: Ardelio Vargas Fosado.

Ardelio Vargas, siendo diputado federal por el PRI, dejó su curul por la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad de Puebla. Ahora, se separa de este cargo para integrarse al equipo de Peña Nieto como Comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM).

En su trayectoria destaca la represión del 23 de agosto de 2011 contra campesinos de Chignahuapan que defendían sus tierras. El exsecretario de Seguridad Pública de Puebla llegó a justificar su talante brutal aduciendo que sólo aplicaba la ley.

Durante el violento desalojo de campesinos, un grupo de periodistas fue agredido por policías estatales. Vargas confirmó que ordenó el ataque contra reporteros y fotoperiodistas que perpetraron los uniformados.

“Yo opero de manera muy puntual. Cuando estoy operando tengo que estar cuidando la integridad de mi gente, y bueno, si no se identifican y si no sé quiénes son, pues con la pena, mano, pues yo estoy operando y yo tengo que apoyar tanto la integridad física de mi gente como la operación que estoy realizando”, expresó el 6 de diciembre, cuando admitió su autoría en los hechos.

Cuando los reporteros le preguntaron si una grabadora o una cámara podían considerarse armas o instrumentos para agredir a los policías, Vargas Fosado replicó: “Si no traes una identificación, donde te encuentre en una operación y me estás agrediendo, tendré que tomar medidas de control (...) ustedes no saben qué agresión hubo en ese lugar”.

Ardelio Vargas trabajó como Delegado en Chiapas y Oaxaca y como Director de Investigación y de Seguridad del Centro de Información y Seguridad Nacional (Cisen); fue Jefe del Estado Mayor y Comisionado de la Policía Federal Preventiva, responsable de los principales operativos en conflictos como los de San Salvador Atenco, Estado de México, y la APPO en Oaxaca, ambos en 2006, que derivaron en múltiples acusaciones de abusos cometidos por las corporaciones policiales de los tres órdenes de gobierno.

El mensaje es claro, el Instituto Nacional de Migración (INM) pasa a ser una instancia policial más, en manos de un personaje que dirigió operativos policíacos que resultaron en torturas, asesinatos y detenciones arbitrarias. Al de por sí cuestionado INM llega un personaje que mientras se dedicaba a golpear movimientos, bajo las órdenes de gobernador poblano, permitía el avance y el asentamiento del crimen organizado en el norte de Puebla. Ardelio Vargas, llega al gobierno de Enrique Peña Nieto para perseguir y reprimir a los migrantes por el grave delito de viajar sin papeles, porque si algo ha quedado claro en todos estos años es que Vargas Fosado la única forma de acción que conoce y disfruta es la violencia.

Enrique Peña Nieto, a quien persigue la sombra de San Salvador Atenco, nunca se arrepintió de ordenar la represión en ese poblado, que sigue siendo una herida abierta. El caso valió una queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, señalando directamente a Ardelio Vargas, y en julio de 2012, en Nueva York, un informe ante el Comité de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas la Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), señalando, entre otras violaciones graves a los derechos humanos, la impunidad en las torturas sexuales contra las mujeres durante el operativo”.

Como en 2006 en Atenco, vuelven a estar juntos Enrique Peña Nieto y Ardelio Vargas Fosado, uno para posar ante las cámaras y el otro para golpear detrás de ellas. Ahora, el Atenco de 2006 será Centroamérica de 2013.

En su primera declaración como Comisionado del INM, Ardelio Vargas Fosado aseguró que “el fenómeno migratorio es un tema de seguridad nacional”, y que “se debe plantear de manera urgente, pero responsable, una amplia reforma migratoria acorde a una nueva realidad basada en el servicio y la atención al migrante”. Dijo también que habría que atender el tema de la inseguridad en aquellos lugares donde los grupos de migrantes han sido objeto de la delincuencia; combatir el tráfico y la trata de personas, realizados por los grupos de la delincuencia organizada.

Ardelio está equivocado. El tema de la migración en México no es un asunto de seguridad nacional, quizá lo sea en los Estados Unidos, pero aquí es un tema social y de derechos humanos que tiene su origen en la desigual distribución de la riqueza. En el peor de los casos, el ingreso indocumentado al país es sólo una falta administrativa.

Es que hay que tener en cuenta que Ardelio Vargas Fosado condujo el operativo “arcoíris” en Chiapas, como Delegado del Cisen en esa entidad, en tiempo en donde se deportaron más extranjeros en medio del conflicto zapatistas.

Después como delegado del Cisen Llevaría su accionar represivo a Oaxaca donde se encargaría de perseguir y encarcelar a indígenas Loxichas.

Asuntos de seguridad nacional –que no son competencia del INM- son, entre otros, el tráfico de drogas, de armas, de personas, la trata y el terrorismo, la delincuencia organizada, no los migrantes, no la política migratoria.

En la toma de posesión del segundo periodo de gobierno del Presidente Obama, anunció que una de sus mayores prioridades es el tema migratorio. Breve pero conciso, Obama hizo “un renovado llamamiento a la unión y en defensa de los derechos de los inmigrantes”.  “Nuestro camino no estará completo –expresó-- en tanto no encontremos una mejor manera de dar la bienvenida a los esperanzados inmigrantes que siguen viendo a Estados Unidos como la tierra de la oportunidad”.

En México, meses antes, el candidato del Partido Revolucionario Institucional, había sentado una posición sobre el mismo tema. Enfáticamente había dicho: “El fenómeno migratorio tiene que ser visto desde una perspectiva integral; nunca podrá ser contenido por muros o programas policiales…Atenderemos el tema migratorio desde la perspectiva del desarrollo…”

Acorde con esa posición, sentada por el actual titular del poder ejecutivo en México, se dijo también que “es tarea fundamental del estado, ordenar, administrar y garantizar la seguridad de cada persona involucrada en el fenómeno de la migración internacional, establecer los acuerdos regionales necesarios para proteger a los mexicanos en el exterior, así como a los transmigrantes que cruzan nuestro territorio…”

Más aún, el entonces candidato y hoy ejecutivo, agregó que “nos pronunciaremos contra toda forma de discriminación, racismo, intolerancia y violencia”;  y porque “se asuma la migración no como un problema sino como un fenómeno de orden mundial”, y para que se mantengan relaciones armónicas entre los organismos de la sociedad civil que participan en la defensa de los derechos de los migrantes y las instituciones del estado. Puntualizando que: “Haremos partícipe a la sociedad civil en la elaboración  de  políticas  migratorias,  especialmente  de  las  organizaciones  que  colaboran directamente con ellos”.

Aunado a ello, el equipo de transición, encargado del tema migratorio, se reunió con redes y organizaciones  de  la  sociedad  civil  (OSC)  que  trabajan  a  favor  de  los  derechos  de  las personas migrantes.; recibió nuestras opiniones y propuestas sobre los principales retos en la materia y cómo afrontarlos; y se comprometió a retroalimentar esas propuestas y a abrir un mecanismo de participación.

Hasta el momento, el gobierno de Peña Nieto ha incumplido estos compromisos, por lo que identificamos un limbo y señales preocupantes

  • El Consejo Consultivo de Política Migratoria de la  Secretaría de Gobernación (Segob) y el Consejo Ciudadano del INM no han sido convocados a sesionar. Su instalación ha sido resultado de las demandas de la sociedad civil por encontrar mecanismos de participación en la elaboración de políticas y para transparentar y evaluar la actuación del INM y en general de las políticas y programas en la materia. Su activación es fundamental y significaría   una necesaria muestra de voluntad política para darle al tema migratorio la prioridad que requiere y merece.
  •  No hay señales claras de cuál va  a ser el mecanismo de participación para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 ni para el Programa Nacional de Migración. Consideramos fundamental que tal mecanismo sea accesible para las y los mexicanos en el exterior. Se desconoce el  enfoque que tendrá  el tema migratorio para la presente administración.
  •  La agenda de atención a la problemática de las y los connacionales en el exterior o en retorno y sus comunidades de origen no está en el debate tampoco
Por lo anterior, exhortamos al gobierno federal a dar muestra del interés y la voluntad política que urgentemente merece y necesita el tema migratorio en el país: retomando el diálogo con la sociedad civil y facilitando su participación en la elaboración del PND 2013-2018 en aspectos relacionados con el tema migratorio;  proponiendo un Programa Nacional de Migración que de coherencia y coordinación a la acción pública en la materia; y consolidando los mecanismos de participación ciudadana que representan los Consejos de Política Migratoria y el Ciudadano.

Punto de Acuerdo

Único. Punto de acuerdo por el que se exhorta respetuosamente al poder ejecutivo federal, gire sus instrucciones para que sea revocado de su cargo el comisionado del instituto nacional de migración: Sr. Lic. Ardelio Vargas Fosado. Esto en Virtud de su cuestionada trayectoria de no respeto a los derechos humanos.