+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Efemérides


De la Sen. Martha Elena García Gómez, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, para referirse a la conmemoración del Día Escolar de la no violencia y la paz.


CONMEMORACIÓN DEL DÍA ESCOLAR DE LA NO VIOLENCIA Y LA PAZ
30 DE ENERO

Con su venía señor presidente

Desde 1964, para conmemorar la muerte de Gandhi, se celebra el 30 de enero el Día Escolar de la No Violencia y la Paz, reconocido por la UNESCO en 1993. Fecha que nos hace recordar la necesidad de la educación para la tolerancia, la solidaridad, el respeto a los Derechos Humanos, la no violencia y la paz.

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2010 y la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2010, en México tenemos alrededor de 35 millones de niños y niñas menores de 14 años; compañeras y compañeros, estamos hablando de más del 30 por ciento de nuestra población total.

Otra cifra fundamental que merece especial atención, habla de que el 25 por ciento de los niños y niñas dicen que han sido insultados o insultadas, el 91 por ciento reportan haber sido avergonzados o avergonzadas, y el 86 por ciento dicen que han sido golpeados o golpeadas en el espacio escolar.

Si revisamos la distribución por sexo vemos que las niñas son mayormente afectadas, sujetas de discriminación, desigualdad y violencia con respecto a los niños.

Ante este panorama nacional, se hace necesario adquirir compromisos y responsabilidades que como legisladoras y legisladores, nos obligan a hacer frente a las demandas de nuestra infancia.

En este marco, surge la necesidad de ofrecer a las nuevas generaciones un entorno en el cual, se practique en las instituciones educativas una cultura de paz y que la resolución de conflictos se logre a través del diálogo y la práctica de valores tales como la tolerancia, la confianza mutua, la justicia, el respeto y la igualdad.

Si bien es cierto, que para promover la práctica de la paz al interior de las escuelas, se hace necesaria la creación de programas educativos, que promuevan la convivencia pacífica como alternativa a la no violencia y al ejercicio pleno de los Derechos Humanos de la Infancia y la Adolescencia, entre el alumnado, entre compañeros y compañeras y en cada uno de los  docentes que imparten clases en las escuelas, también es cierto que el Estado, como representante de la Nación, debe asumir sus compromisos y responsabilidades con la infancia.  

Hoy en México, este compromiso debe ser fundamental para contribuir a un ambiente escolar y familiar óptimo para el desarrollo de las niñas, los niños y los adolescentes y fortalecer el interés superior de la niñez, la igualdad sustantiva entre las niñas y niños y la no violencia inmersos en nuestro marco jurídico nacional y a luz de la Convención sobre de los Derechos del Niño ratificada desde 1990 por el Estado Mexicano.

Estoy segura de que no hay recetas únicas para diseñar leyes o políticas públicas, este es un proceso más bien flexible y depende de la suma de voluntades que cada quien desde la trinchera en la que se encuentre, quiera aportar.

Compañeras y Compañeros legisladores:

Esta conmemoración, debe acogerse como una buena oportunidad, para que desde el Poder Legislativo, nos comprometamos con la infancia y la adolescencia, y tracemos una estrategia común a partir del diálogo y el consenso desde la perspectiva de la infancia, con la finalidad de que cuando una niña, niño o adolescente vea mermada su capacidad para ejercer sus derechos humanos, el Estado Mexicano responda en su defensa, no sólo por los compromisos adquiridos en el marco jurídico nacional e internacional, sino porque la protección de los derechos de la infancia y la adolescencia es responsabilidad de todas y todos los que esperamos tener un México mejor, un México sin violencia.

Es cuanto,

Muchas Gracias.