+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones


Para turno a comisiones del Senado

Del Sen. Omar Fayad Meneses, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, la que contiene punto de acuerdo que exhorta al Presidente de la República a suspender la construcción del monumento a las víctimas que pretende levantar en el Campo Militar Marte, hasta que se consulte la opinión de las organizaciones sociales y familiares de las personas victimadas.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO DE URGENTE RESOLUCIÓN, QUE PRESENTA EL SENADOR OMAR FAYAD MENESES, POR EL QUE SE EXHORTA AL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, PARA QUE SUSPENDA LA CONSTRUCCIÓN DEL MONUMENTO A LAS VÍCTIMAS QUE PRETENDE LEVANTAR EN EL CAMPO MILITAR MARTE HASTA QUESE CONSULTE LA OPINIÓN DE LAS ORGANIZACIONES SOCIALES Y FAMILIARES DE LAS PERSONAS VICTIMADAS; SUSPENDA CUALQUIER INTENTO DE INAUGURACION; SE LEVANTE UN CENSO DE VÍCTIMAS DEL CRIMEN ORGANIZADO Y SUS NOMBRES SEAN HONRADOS EN EL MONUMENTO Y; QUE LOS RECURSOS DESTINADOS PARA EL MEMORIAL SEAN DEPOSITADOS EN UN FIDEICOMISO CREADO EX PROFESO HASTA QUE ÉSTE SE CONSTRUYA CON EL CONSENSO DE LAS ORGANIZACIONES SOCIALES Y FAMILIARES DE LAS PERSONAS VICTIMADAS.

El suscrito, OMAR FAYAD MENESES, Senador de la República de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 8, numeral 1, fracción II y 276, numeral 1 del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea, la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo por la que se exhorta al Presidente de la República, para que suspenda la construcción del Monumento a las Víctimas que pretende levantar en el Campo Militar Marte, hasta que se consulte la opinión de las organizaciones sociales y familiares de las personas victimadas; suspenda cualquier intento de inauguración; se levante un censo de víctimas del crimen organizado y sus nombres sean honrados en el Monumento a las Víctimas y; que los recursos destinados para el Memorial, sean depositados en un fideicomiso creado ex profeso hasta que se construya con el consenso de las organizaciones sociales y familiares de las personas victimadas. Al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

La guerra contra el crimen organizado que el Presidente Felipe Calderón declaró al inicio de su período, a través de una errónea estrategia en la que ha insistido pese a las opiniones en contra emitidas por la sociedad, con lo que la ha lastimado profundamente.

Una guerra que ha costado la pérdida de más de 60 mil vidas humanas y lacerado gravemente a los familiares de las víctimas, condenándolos al sufrimiento que esto conlleva.

Que dolor más fuerte puede tener una persona que cuando le es arrancado violentamente de su lado a un ser querido, además son estigmatizados sumariamente como delincuentes cuando llegan a ser identificados, afirmando impulsivamente que son muertos como consecuencia de “vendettas entre los grupos criminales”.

A familiares de más de 20 mil desparecidos que viven en la zozobra por no saber si sus seres queridos han sido secuestrados y viven sujetos a tratos crueles e inhumanos o ya están muertos y han sido arrojados a una fosa común, negándoles el derecho de sepultarlos.

Pese a todo lo negativo que ha traído la estrategia, con la forma con la que se ha dirigido ésta batalla, da una muestra más de insensibilidad y autoritarismo al persistir en el exceso protagónico de levantar un supuesto Monumento a las Víctimas, sin el sentido que debiera perseguir, al no registrar a quienes se rinde homenaje; de un memorial alejado del acuerdo que había tomado con las organizaciones de la sociedad y los familiares.

Si bien, la construcción de éste memorial es una propuesta justa a las demandas de la sociedad regida por las organizaciones civiles, derivada del acuerdo tomado con el titular del Ejecutivo, a fin de honrar a sus seres queridos quienes no debieron haber perdido la vida tan incongruentemente y como un recordatorio de los hechos para que no vuelvan a suceder, el Presidente Felipe Calderón insiste en hacerlo sin cumplir con los objetivos que debe contener.

Se había contemplado un terreno de 17 mil metros cuadrados al sur de la segunda sección del Bosque de Chapultepec, de frente a la Avenida Constituyentes dónde se ubica la fuente de Leonora Carrington, y ahora, se pretende instalar en una esquina del Campo Militar Marte, un borde marginal aislado entre dos avenidas cargadas de tráfico. Un sitio que Luis Enrique López Cardiel,Secretario Técnico del concurso para elegir el proyecto del monumento, ha descrito como “una especie de nudo semidesértico”.

Al respecto, representantes de los grupos de la sociedad civil han expresado su postura, ante lo radical de la del Presidente Felipe Calderón y su obstinación de inaugurarla unos días antes de que termine su mandato, pese a haberse comprometido ante el Movimiento por la Paz, que la obra se culminaría en 2013, después de haber cumplido con la planeación pactada para la elección del proyecto.

Javier Sicilia ha señalado que el memorial es un desprecio a las víctimas al ubicarlo en un predio adyacente a instalaciones militares. Que el proceso de memoria y reconciliación bajo el que se erige el memorial, debe servir para recordar que la guerra y los miles de muertosproducto de ella no deben repetirse en el futuro y no como lo ha reducido el Gobierno Federal a un simple acto administrativo a ser inaugurado cuando ni siquiera la guerra termina.

Lo define como una “fosa común” al no contar con una labor de registro de víctimas y acusa al presidente de haber “traicionado” su compromiso de promover un proceso social que sirviera de rescate del nombre de los muertos.

Por su parte, Julián Le Barón, líder menonita, afirmó que el gobierno y las tres organizaciones que lanzaron el concurso, desprecian a las víctimas al negarse a recordar sus nombres. Que es un daño espiritual a todo el país cuando se pretende justificar las muertes con el argumento del “daño colateral”.

En este sentido se podrían seguir enlistando declaraciones de familiares de las víctimas, de líderes y miembros de organizaciones no gubernamentales y de la sociedad en general, pero todas van en el mismo sentido.

Ante todo esto, es urgente conminar al Presidente de la República a que suspenda la construcción de la obra hasta que no cumpla con lo acordado con la sociedad civil, que escuche sus propuestas y que permita la intervención de las personas afectadas para que el proyecto surja de un consenso y cumpla con su función de memorial.

Que comprenda que no nos oponemos a que se construya este monumento, que es una justa y sentida demanda de los familiares de las víctimas que nosotros debemos apoyar, pero también que comprenda que no es una cuestión política, que es un proyecto transexenal por la importancia que reviste.

Que no importa el tiempo que el proyecto tarde en materializarse, pero que debe hacerse después de haber levantado un censo de las víctimas del crimen organizado y que sus nombres quedencomo un homenaje a su memoria.

Que no debemos permitir que esto se convierta en otra “Estela de la Luz”, que deba haber transparencia en el uso de los recursos y que su construcción precipitada no sea motivo de vergüenza ni el opaco manejo financiero, blindándolo en un fideicomiso hasta que se utilicen para el fin que fueron destinados.

Estamos obligados a apoyar a la sociedad civil, máxime en una empresa tan digna y decorosa, más allá de ideología, raza, credo, sexo o preferencias, por eso les pido apoyen este punto de acuerdo como un homenaje a los caídos.

Por lo anteriormente expuesto y fundado, someto a la consideración de esta soberanía, el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

Primero. Que el Presidente de la República suspenda la construcción del monumento a las víctimas que pretende levantar en el Campo Militar Marte y que se replantee tomando en cuenta la opinión de las organizaciones sociales y familiares de las personas victimadas.

Segundo. No se haga inauguración alguna con premura, por motivo de fin de sexenio.

Tercero. Se levante un censo de víctimas del crimen organizado y sus nombres sean honrados en dicho Monumento.

Cuarto. Que los recursos destinados para el Monumento a las Víctimas sean depositados en un fideicomiso creado ex profeso hasta que éste se construya con el consenso de las organizaciones sociales y familiares de las personas victimadas.

Dado en el Senado de la República, a los 30 días del mes de octubre del año dos mil doce.

SENADOR OMAR FAYAD MENESES