+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

Del Sen. Jesús Casillas Romero, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, la que contiene punto de acuerdo que exhorta al titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que reconsidere incrementar, en favor de los pasajeros mexicanos que ingresan a territorio nacional, la franquicia de importación de mercancías a las que se refiere el apartado 3.2.3., de las reglas de carácter general en materia de comercio exterior para 2012.

Considerado de urgente resolución, fue puesto a discusión.
Intervino la Senadora Lorena Cuéllar Cisneros del PRD.
Fue aprobado en votación económica.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO DE URGENTE RESOLUCIÓN, POR EL QUE SE EXHORTA AL TITULAR DE LA SECRETARÍA DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO, PARA QUE EN EL ÁMBITO DE SUS ATRIBUCIONES, RECONSIDERE INCREMENTAR, EN FAVOR DE LOS PASAJEROS MEXICANOS QUE INGRESAN A TERRITORIO NACIONAL, LA FRANQUICIA DE IMPORTACIÓN DE MERCANCÍAS A LAS QUE SE REFIERE EL APARTADO 3.2.3., DE LAS REGLASDE CARÁCTER GENERAL EN MATERIA DE COMERCIO EXTERIOR PARA 2012.

SENADOR ERNESTO JAVIER CORDERO ARROYO
Presidente de la Mesa Directiva
Senado de la República
Presente

HONORABLE ASAMBLEA:

El suscrito, senador JESÚS CASILLAS ROMERO, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, a la LXII Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en los artículos 8 numeral 1, fracción II;95 y 276 del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Cámara de Senadores la siguiente proposición al tenor de las siguientes:

C O N S I D E R A C I O N E S

Estados Unidos de América es el país donde viven más mexicanos fuera de México y al mismo tiempo son la mayor comunidad de latinoamericanos en el vecino país. Se estima que el 64% de la población hispana, corresponde a la comunidad mexicana.

Ello refleja que con el paso del tiempo se ha logrado la formación de una comunidad de descendencia mexicana de magnitud considerable, ya por los mexicanos que se vieron en la necesidad de cambiar de nacionalidad para conservar sus propiedades desde el entonces en que México perdió más de la mitad de su territorio, los mexicanos que emigran legal o ilegalmente a los Estados Unidos de América y los nacidos en aquel país.

El de los trabajadores constituye el grupo más cuantioso del flujo migratorio al país vecino. Una modalidad específica de la migración lo es la laboral de carácter temporal que, con frecuencia, antecede a la llamada migración permanente.

No obstante, existen muchas más razones para viajar a los Estados Unidos de América, sea por motivos académicos, de salud, de recreación o turísticos, de negocios, de visita a connacionales, entre otros. De esa manera, no obstante las estrictas políticas migratorias de los vecinos del norte, el flujo de viajeros entre ambos países es considerable, puesto que también el índice de ciudadanos estadounidenses que viajan a México es alto, primordialmente por motivos turísticos.

También es cierto que, la inmensa mayoría de los connacionales en el extranjero, principalmente los que no están en calidad de estancia breve, añoran a nuestro México y desearían regresar antes de crear demasiadas raíces fuera de él, considerando orgullosamente que la cultura mexicana es una de las más fuertes y arraigadas en todo el mundo.

En resumidas cuentas, el ingreso, por visita o regreso de mexicanos a nuestra patria es evidentemente considerable, en cuyos casos, es bastante común, que nuestros paisanos traigan consigo artículos denominados por las normas fiscales y de comercio exterior, como mercancías adicionales al equipaje personal. Mercancías a las que me refiero, que tienen como principal característica, el que no son destinadas a la comercialización.

Estas mercancías son susceptibles de franquicia, entendida ésta como el permiso que el gobierno mexicano concede para no pagar derechos e impuestos por una determinada cantidad de mercancías que se introduce al país. De tal modo que se puede decir que al ingresar a nuestro país, se tiene el derecho de pasar libre de gravamen fiscal o tributo de comercio exterior, ciertos artículos como equipaje personal y otros como franquicia.

Para el ejercicio fiscal que transcurre, las normas a las que me he referido, se encuentran en el apartado 3.2.3. de las REGLAS DE CARÁCTER GENERAL EN MATERIA DE COMERCIO EXTERIOR PARA 2012, emitidas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en cumplimiento y con fundamento en lo dispuesto por el artículo 50 de la Ley Aduanera.

Dichas reglas, en lo que aquí interesa, a la letra señalan lo siguiente:

REGLAS DE CARACTER GENERAL EN MATERIA DE COMERCIO EXTERIOR PARA 2012

3.2.3. ………..

…“El equipaje deberá ser portado por los pasajeros, y además podrán introducir las mercancías que excedan de su equipaje como franquicia, conforme a lo siguiente:

I.Cuando el pasajero ingrese al país por vía terrestre: mercancías con valor hasta de 75 dólares o su equivalente en moneda nacional.

II.Cuando el pasajero ingrese al país por vía aérea o marítima: mercancías con valor hasta de 300 dólares o su equivalente en moneda nacional.

Los pasajeros acreditarán el valor de las mercancías que forman parte de su franquicia, con la documentación comprobatoria que exprese el valor comercial de las mismas. Al amparo de las franquicias previstas en el párrafo anterior, no se podrán introducir bebidas alcohólicas y tabacos labrados, ni combustible automotriz, salvo el que se contenga en el tanque de combustible del vehículo que cumpla con las especificaciones del fabricante.

Las franquicias de los integrantes de una misma familia podrán acumularse, si éstos arriban a territorio nacional simultáneamente y en el mismo medio de transporte.

Adicionalmente a lo establecido en esta regla, cuando las mercancías sean adquiridas en la franja o región fronteriza, será aplicable el monto de 300 dólares, siempre que el pasajero acredite tal circunstancia mediante comprobante fiscal expedido en la franja o región fronteriza, en el entendido de que la cantidad podrá ser acumulada por los miembros de una familia en términos del párrafo anterior.

En los periodos que correspondan al “Programa Paisano” publicados por el Instituto Nacional de Migración y la AGA, en las páginas www.inm.gob.mx y www.aduanas.gob.mx, los pasajeros de nacionalidad mexicana provenientes del extranjero que ingresen al país por vía terrestre, con excepción de las personas residentes en la franja o región fronteriza, podrán importar al amparo de su franquicia mercancía hasta por 300 dólares o su equivalente en moneda nacional, asimismo, los pasajeros procedentes de la franja o región fronteriza al interior del país, podrán importar al amparo de su franquicia mercancía hasta por 300 dólares o su equivalente en moneda nacional.”

De tal suerte que, un pasajero que ingrese al país por vía terrestre, tiene derecho a introducir mercancías libres de gravamen con valor hasta de 75 dólares o su equivalente en moneda nacional y de hasta 300 dólares si lo hace vía aérea o marítima. De manera específica para pasajeros de nacionalidad mexicana, en los periodos que correspondan al “programa paisano”, vía terrestre también de hasta 300 dólares o su equivalente en moneda nacional.

En síntesis, para connacionales que ingresen vía terrestre, franquicia ordinaria de 75 dólares que se incrementa a 300 dólares en periodos señalados en el “programa paisano”.

Dichos periodos de incremento en la franquicia son los siguientes:

Programa Paisano Semana Santa

12 de marzo al 16 de abril de 2012

Programa Paisano Verano

2 de julio al 31 de agosto de 2012

Programa Paisano Invierno

1 de noviembre de 2012 al 6 de enero de 2013

Al respecto, comparto la reflexión que parte de la pregunta siguiente:

¿A qué equivale o para qué alcanza la franquicia, aún incrementada? Con dificultad, apenas si alcanzaría a estar libre de tributo, un televisor.

De ese tamaño es la franquicia que el gobierno de México ofrecemos a nuestros paisanos.

Por regla general, los mexicanos en el extranjero, principalmente los que están por migración laboral, lo hacen con el objetivo de encontrar oportunidades que le permitan un mejor nivel de vida, superar la pobreza con la que viven en su lugar de origen, en cuya mayoría de casos requiere de la separación familiar. La travesía para intentarlo es triste, la necesidad lo impulsa.

Por si eso fuese poco, la colaboración para la economía del país que constituyen las remesas que envían los migrantes a nuestro país, los coloca en la tercera fuente de divisas, sólo después de las exportaciones petroleras y el turismo.

En 2011 las remesas de los mexicanos enviadas a nuestro país sumaron 22,731 millones de dólares contra 21,271 durante 2010; aunque con una disminución para este año a causa de la baja en la actividad económica en los Estados Unidos de América; según datos del Banco de México.

Con ello, nuestros connacionales han colocado a México como el principal receptor de divisas de América Latina.

No obstante el esfuerzo y sufrimiento que implica para un mexicano el alejarse de su tierra, de su familia, de sus amigos; además del apuntalamiento para la economía nacional que realizan con las remesas fruto de su trabajo; al recibirlos en su patria, su gobierno solamente los pretende “favorecer” con un “esplendida y ampliada” franquicia de “bienvenido paisano” de 300 dólares. Eso es incongruente totalmente.

Más incongruente, si consideramos que nuestros connacionales no solamente pagan impuesto de sus mercancías al ingresar a México, pues también deben pagar los impuestos aplicables en los Estados Unidos de América. Por ingresos el impuesto fluctúa según percepciones, de un 15 a un 39.6%; además de los tributos estatales aplicables a las compras, los cuales van desde el 6.5 al 10% del valor del bien y según el Estado. Sólo por mencionar los más comunes. Así, los mexicanos contribuyen aquí y contribuyen allá, sin contemplar que el hacer llegar recursos a sus familias a este lado de la frontera, también tiene costo.

Bajo esta perspectiva, considero que las autoridades mexicanas deben reconsiderar los montos de franquicia a las mercancías adicionales al equipaje, partiendo de dos premisas muy importantes. En primer lugar, que la franquicia incrementada es exclusiva para mexicanos y en segundo lugar, que se refiere a mercancías no destinadas a la comercialización.

Por si eso fuese poco, también es de destacar que, en teoría, los tributos aduaneros, además de ser una fuente de recaudación, también se supone que elevan a un justo nivel los precios de los productos que ingresan al mercado interno; situación que no se afecta, pues es evidente que las mercancías materia de la franquicia de referencia, no se tratan de productos que ingresen al mercado, precisamente porque por las características peculiares de la importación de marras, se insiste, no corresponden a los destinados al comercio.

Bajo el mismo tenor, por sus montos tampoco implicarían una afectación a la recaudación del Estado Mexicano, pero sí constituirían una forma de gracia y reconocimiento al esfuerzo, además de un breve incentivo en apoyo a la economía de los mexicanos que ingresan del extranjero, trayendo consigo artículos que no necesariamente pueden considerarse como equipaje personal.

Por las mismas razones, el que se reconsidere el monto de franquicia, en el sentido de verse incrementados en favor de los pasajeros mexicanos, tampoco constituyen una desprotección a los sectores de la industria nacional que impida o inhiba estimular su competitividad y desarrollo.

Cabe decir, que curiosamente el monto de franquicia es inferior para el caso de ingresar a territorio nacional por vía terrestre, cuando lo más común es que por esa vía sea factible traer consigo mayor número de artículos que por aérea, claro está, cuando es a bordo de automóvil.

En tales circunstancias, la proposición con punto de acuerdo que me permito poner a la consideración de esta honorable soberanía, consistiría precisamente en exhortar respetuosamente al ciudadano Secretario de Hacienda y Crédito Público, para que en el ámbito de sus atribuciones, reconsidere incrementar el monto de franquicia de importación de mercancías que realicen los pasajeros mexicanos como adicionales a su equipaje personal, en los términos del artículo 50 de la Ley Aduanera y apartado 3.2.3., de las Reglas de Carácter General en Materia de Comercio Exterior para 2012.

Medida que tendría un favorable impacto y un efecto de gran beneplácito en el ánimo y la economía de los paisanos que ingresen mercancías adicionales a su equipaje, considerando la cercanía del programa paisano invierno, en el que un gran número de connacionales vuelven a su tierra a festejar las fiestas decembrinas, y que en obviedad, no se necesita ser experto para saber que traen consigo regalos para sus seres queridos.

El impacto puede redimensionarse de mejor manera, si consideramos que el año pasado se informó que regresaron a México aproximadamente 800 mil paisanos para celebrar la temporada navideña. Número que sirve para realizar el estimado del presente año.

En ese tenor, se somete a la consideración de esta Honorable Asamblea, como de urgente resolución, el siguiente:


PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- Exhórtese respetuosamente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a efecto de que en el ámbito de sus atribuciones y en las facultades que le otorga el artículo 50 de la Ley Aduanera, reconsidere incrementar en favor de los pasajeros mexicanos que ingresan a territorio nacional, la franquicia de importación de mercancías que excedan de su equipaje, contenidas en el apartado 3.2.3., de las Reglas de Carácter General en Materia de Comercio Exterior para 2012, con suconsecuentepublicación en el Diario Oficial de la Federación.

La sugerencia de incremento de franquicia materia del presente exhorto, se hace para efecto de que en los casos de pasajeros mexicanos que ingresen al país por cualquier vía, el monto de la misma sea de 500 dólares y cuando se trate de los periodos que correspondan al “Programa Paisano”, de 1000 dólares o sus equivalentes en moneda nacional.

SUSCRIBE,

SENADOR JESÚS CASILLAS ROMERO.

Dado en el Salón de Sesiones a los 30 días del mes de octubre de 2012.