+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Dictámenes a Discusión y Votación

De la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, el que contiene punto de acuerdo:
Que exhorta a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales a fortalecer el avance y cumplimiento de los instrumentos de cooperación en la región de América Latina y el Caribe e Iberoamérica en materia de cambio climático.

FUE APROBADO EN VOTACIÓN ECONÓMICA


DICTAMEN DE LA COMISIÓN DE MEDIO AMBIENTE, RECURSOS NATURALES Y PESCA, A LA PROPUESTA CON PUNTO DE ACUERDO QUE EXHORTA AL EJECUTIVO FEDERAL A CONVOCAR A LOS JEFES DE ESTADO Y DE GOBIERNO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE A LA CELEBRACIÓN DE UN ACUERDO REGIONAL SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO.

HONORABLE ASAMBLEA:

A la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca de la LXI Legislatura del Senado de la República, le fue turnada para su estudio y elaboración del dictamen correspondiente, la propuesta con Punto de Acuerdo que exhorta al Ejecutivo Federal a convocar a los Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe a la celebración de un acuerdo regional sobre cambio climático, presentada por la Senadora Margarita Villaescusa Rojo, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

En virtud del análisis y estudio del Punto de Acuerdo que se dictamina, esta Comisión Legislativa, con base en las facultades que le confieren los artículos 86, 94 y 103 y demás relativos de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos; así como los artículos 8 fracción II, 95, 135, 175, 182, 183, 190 y demás aplicables del Reglamento del Senado de la República, somete a consideración de los integrantes de esta Honorable Asamblea, el presente dictamen, de acuerdo con la siguiente:

METODOLOGÍA

En el apartado de “Antecedentes” se da constancia del proceso legislativo turnado a esta Comisión Ordinaria, desde su presentación hasta la formulación del presente dictamen.

En el apartado de “Consideraciones” esta Comisión dictaminadora realiza el análisis técnico y jurídico pormenorizado de la propuesta con el objeto de valorar su procedencia o realizar las modificaciones que para tal efecto resulten procedentes y mediante las cuales se sustenta el Punto de Acuerdo propuesto.

ANTECEDENTES

1.- El 31 de marzo de 2011, la Senadora Margarita Villaescusa Rojo, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, presentó la Propuesta con Punto de Acuerdo que exhorta al Ejecutivo Federal a convocar a los Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe a la celebración de un acuerdo regional sobre cambio climático.

2.- En esa misma fecha, la Mesa Directiva turnó la propuesta citada a la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, de la Cámara de Senadores del H. Congreso de la Unión, para su análisis y elaboración del dictamen correspondiente, de conformidad con las siguientes:

CONSIDERACIONES

Los impactos del cambio climático continúan manifestándose en todo el planeta. En febrero del año 2011 los Estados de Chihuahua, Durango, Sinaloa y Sonora sufrieron los efectos de una de las peores heladas registradas en los últimos cincuenta años. Ello lamentablemente repercutió en la producción de granos básicos y hortalizas, con un costo calculado en más de 30 mil millones de pesos. En Coahuila de Zaragoza, diversos incendios que se prolongaron por más de cuatro semanas llevaron a la Secretaría de Gobernación a emitir la declaratoria de emergencia por incendios forestales. Se calcula que el costo de los incendios sobrepasa los 400 millones de pesos y que además de afectar matorrales y árboles, tuvieron un impacto directo en las especies de fauna silvestre de la región.

En otras latitudes, en abril del mismo año, las intensas lluvias en la República de Colombia y la República de Venezuela cobraron en conjunto más de mil vidas y sumaron numerosas pérdidas materiales. En Australia los científicos advirtieron que debido al deshielo de los glaciares, la fauna silvestre tiene dificultades para alimentarse y subsistir. Ejemplo de ello son las especies de caribú (Rangifer tarandus ) y pingüino emperador (Aptenodytes forsteri).

Los incidentes aludidos en párrafos anteriores son muestra fehaciente de los efectos del cambio climático, que de acuerdo con el Cuarto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático continuarán manifestándose a no ser que la comunidad internacional realice avances sustanciales que permitan implementar medidas o actividades que tengan por objeto contribuir a reducir las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Ello debe ir acompañado de la adopción de un acuerdo internacional jurídicamente vinculante que entre otros establezca la meta global de reducción de dichas emisiones.

La propuesta con Punto de Acuerdo que se dictamina tiene por objeto impulsar el establecimiento de un régimen jurídicamente vinculante en materia de cambio climático en la región de América Latina y el Caribe, así como la creación de un Fondo que asegure a los países de esa región el acceso a recursos financieros suficientes y predecibles:

“PRIMERO: Exhortar al Titular del Ejecutivo Federal para que convoque a los Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe a la celebración de un Acuerdo Regional sobre Cambio Climático, bajo las premisas establecidas por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, el Protocolo de K[i]oto, el Plan de Acción de Bali y de conformidad con los acuerdos establecidos en la Conferencia de Cancún sobre Cambio Climático, y con plena observancia del principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas, de las respectivas capacidades nacionales y de las aspiraciones y necesidades de nuestros países.

SEGUNDO: Exhortar al Titular del Ejecutivo Federal para que, en el marco de la convocatoria mencionada, proponga a los Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe la creación de un Fondo Regional integrado por las aportaciones (ya sean en recursos o en especie) de los países de la región, así como por los recursos que se puedan disponer provenientes del Fondo Global para el Medio Ambiente (GEF), de los organismos financieros mundiales y regionales, y de las instituciones públicas y privadas, el cual:

  1. Asegure un régimen financiero sólido, predecible y de carácter multilateral;
  1. Contribuya al financiamiento de los programas y las acciones de los países en materia de mitigación, adaptación y transferencia tecnológica;
  1. Promueva de manera especial la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Evitadas (REDD); y
  1. Establezca una escala de contribuciones con base en diversos criterios, entre ellos el nivel de las emisiones emitidas, el Producto Interno Bruto y la población de cada uno de los países, entre otras. “

Si bien esta Comisión dictaminadora apoya aquellas propuestas o reformas de ley que tengan por objeto favorecer la adopción o instrumentación de medidas que permitan enfrentar los retos que impone el cambio climático, considera que la que nos ocupa no es viable en los términos que ha sido presentada por las razones que a continuación se explican:

El exhorto del resolutivo PRIMERO es contrario a los logros alcanzados en la 16ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y 6ª Reunión de las Partes del Protocolo de Kioto (CoP16 - CMP6), que se llevaron a cabo en la ciudad de Cancún, Quintana Roo del 29 de noviembre al 10 de diciembre de 2010. Ello se afirma por que como se recordará la reunión de Copenhague de diciembre de 2009 provocó profundas divisiones entre los Estados Parte, lo que puso en peligro la continuidad del régimen internacional. La pérdida de confianza y la falta de transparencia fueron los principales retos diplomáticos a vencer. Por ello México en su carácter de Presidente de dichas reuniones promovió la transparencia e inclusión de todos los Estados Parte. Los resultados están a la vista, en Cancún se aprobó un paquete de decisiones que, en opinión de los expertos reflejan “la nueva era de colaboración multilateral” en materia de cambio climático.

A la luz de lo anterior, esta Comisión dictaminadora considera que el Senado de la República no debería impulsar la negociación de un régimen regional en la materia ya que ello además de enviar una señal equívoca con respecto a los logros de Cancún, contravendría lo que México y muchos otros países incluidos los países de América Latina y el Caribe han manifestado reiteradamente en las reuniones de cambio climático, que es: el reconocimiento de que la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y su Protocolo constituyen el único foro de negociación y toma de decisiones en la materia.

De hecho en el marco del segmento de alto nivel de la CoP16 - CMP6, la intervención del delegado de la República de Yemen, a nombre propio y de los delegados que integran el Grupo de los 77 más China, en el cual se incluyen países de América Latina y el Caribe incluyó el reconocimiento del marco de negociación multilateral de las Naciones Unidas: “El Grupo de los 77 y China, una vez más, enfatizan que para tener éxito, los trabajos deben ser abiertos, impulsados por las Partes y transparentes. De igual forma, la posición central del proceso multilateral bajo la CMNUCC, para enfrentar el cambio climático debe respetarse y mantenerse.” [1]

En efecto, tanto la Convención como el Protocolo de Kioto son los únicos instrumentos capaces de comprometer a todos los Estados Parte (195 y 193 respectivamente) a adoptar e implementar medidas de mitigación que logren la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera así como medidas de adaptación que permitan a las Partes reducir el impacto de los efectos del cambio climático.

Lo anterior se corrobora con la declaración a los medios de la Secretaria de la Convención, Sra. Christiana Figueres quien al concluir la reunión internacional en la materia celebrada en Bangkok, Tailandia del 3 al 8 de abril del año 2011 enfatizó que aún cuando existen muchos otros lugares de reunión, en los cuales los Estados Parte pueden discutir temas relacionados con el programa de trabajo de la Convención y su Protocolo, así como las decisiones adoptadas por la Conferencia y la Reunión de las Partes, “es únicamente bajo las Naciones Unidas que las Partes pueden reunirse y tomar decisiones que se relacionen con el cambio climático y esas decisiones que son adoptadas aquí a nivel internacional después pueden ser aplicadas a nivel nacional y ser complementadas por políticas nacionales con objeto de que sean más efectivas.” [2]

Esta Comisión dictaminadora considera asimismo que el exhorto del resolutivo SEGUNDO de la propuesta con Punto de Acuerdo que se dictamina, citado anteriormente, poco contribuirá a catalizar los esfuerzos de los países de la región de América Latina y el Caribe para enfrentar el cambio climático. Ello se afirma porque la creación otro Fondo duplicará los esfuerzos que actualmente se llevan a cabo en el marco de la Convención, relacionados con lo dispuesto por el párrafo 102 de la decisión 1/CP.16 de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, por el cual se establece el Fondo Verde del Clima. [3] [4] A través de este Fondo, las Partes de la Convención responden al mandato del inciso E del Plan de Acción de Bali, relativo a la intensificación de la labor destinada a proporcionar recursos financieros e inversiones en apoyo de las medidas de mitigación, adaptación y de cooperación tecnológica.

El Fondo apoyará el desarrollo de proyectos, programas, políticas y otras actividades que lleven a cabo los países en desarrollo. Este Fondo será la entidad operativa del mecanismo financiero de la Convención [5] y se conformará por una Junta de Gobierno integrada por 24 miembros (12 de países desarrollados y 12 de países en desarrollo). El administrador interino del Fondo será el Banco Mundial. Asimismo, el párrafo 109 de la decisión 1/CP.16 de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático dispone que un Comité de Transición [6] será el encargado de diseñar los mecanismos y procedimientos que hagan operativo al Fondo que nos ocupa, mismos que deberán ser presentados para aprobación de la Partes en la CoP17, a celebrarse en la ciudad de Durban, Sudáfrica del 28 de noviembre al 9 de diciembre del año 2011. En ese sentido la primera reunión de trabajo del Comité en cuestión se llevó a cabo en la ciudad de México los días 28 y 29 de abril del año 2011.

Aunado a lo anterior esta Comisión dictaminadora considera pertinente recordar que además del recién creado Fondo Verde del Clima, los Estados Parte de la Convención Marco y su Protocolo han establecido y tienen acceso a otros Fondos, a saber: el Fondo Especial para el Cambio Climático, el Fondo para Países en Desarrollo y el Fondo de Adaptación. Adicionalmente, el Artículo 11.5 de la Convención Marco dispone que: “las Partes que son países desarrollados podrán también proporcionar, y las Partes que sean países en desarrollo podrán utilizar, recursos financieros relacionados con la aplicación de la presente Convención por conductos bilaterales, regionales y otros conductos multilaterales.” En ese sentido y con objeto de obtener recursos que les permitan cumplir con los compromisos que les establece la Convención, las Partes han recurrido a más de una veintena de instituciones multilaterales de financiamiento y cuarenta agencias bilaterales de cooperación para el desarrollo. [7]

Esta Comisión dictaminadora entiende el espíritu de la propuesta que se dictamina ya que la cooperación regional es muy importante toda vez que los países de América Latina y el Caribe comparten no sólo la cultura sino también la inquietud y la necesidad de enfrentar el reto que supone el cambio climático. En ese sentido es pertinente destacar que a nivel de la región en comento y de Iberoamérica se cuenta con una serie de instrumentos de cooperación regional en materia de cambio climático que, de ser reforzados sin duda contribuirán al esfuerzo multilateral de las Partes para evitar el incremento de la temperatura global y el desencadenamiento de un cambio climático abrupto.

Ejemplo de ello son los compromisos asumidos por México en la Declaración de Panamá adoptada en el marco de la XVII Reunión del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe celebrada del 26 al 30 de abril del año 2010, que entre otros reafirma el compromiso de trabajar coordinadamente en el proceso de negociación en el marco de los grupos de trabajo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

En el marco de la Declaración de San Pedro Sula, suscrita por México en el marco de la Cumbre de Cambio Climático y Medio Ambiente Centro América y el Caribe y adoptada en el mes de mayo de 2008 los Estados Parte del Sistema de Integración Centroamericana recibieron satisfactoriamente la propuesta mexicana para crear el Fondo Mundial contra el Cambio Climático, mejor conocido como Fondo Verde. En apoyo a esta propuesta se estableció un grupo de países amigos que impulsarían su análisis a nivel nacional y regional y promoverían además una iniciativa conjunta en el marco de las negociaciones al amparo del Plan de Acción de Bali. Al respecto, esta Comisión dictaminadora se permite mencionar que si bien el Fondo Verde del Clima es el resultado de esta cooperación, aún quedan aspectos metodológicos y administrativos que definir, para lo cual este canal de cooperación sin duda será de gran utilidad.

En el marco de la Estrategia Mesoamericana de Sustentabilidad Ambiental, adoptada el 10 de junio del año 2008 en la ciudad de Campeche, México. [8] Ésta establece un área estratégica en materia de cambio climático y fija diecinueve líneas de cooperación en los temas de: negociaciones internacionales, mitigación, adaptación, impactos económicos y sociales del cambio climático y el conocimiento en la materia.

La Declaración de Lima, [9] suscrita por México y adoptada en el marco de la V Cumbre América Latina y el Caribe - Unión Europea en mayo del año 2008, incluye el compromiso de los firmantes para impulsar la promoción de la cooperación birregional en materia de cambio climático. Entre los elementos de esa cooperación destacan: la prevención, reducción y /o estabilización de las emisiones de gases de efecto invernadero, el fortalecimiento de las capacidades y grupos de trabajo para crear sinergias entre las iniciativas existentes a nivel nacional y birregional, preparar el camino para crear el crecimiento menos intensivo en emisiones de carbono, fortalecer el Mecanismo de Desarrollo Limpio del Protocolo de Kioto, respaldar medidas en apoyo y promoción de la adaptación de las poblaciones rurales, costeras y de montaña de América Latina y el Caribe y fortalecer la movilización de recursos financieros, entre otros.

Sobre el tema de recursos financieros destaca el contenido del párrafo 39 de la Declaración en comento, en el que se reconoce que los fondos creados al amparo de la Convención pueden ayudar a los países en desarrollo (menos desarrollados e insulares en desarrollo) a incrementar sus capacidades de adaptación al cambio climático. [10] Asimismo, el párrafo 52 de la misma Declaración estableció el programa EUrocLIMA, que comenzó a operar en el año 2010 y al amparo del cual se están comenzando a desarrollar diferentes proyectos de cooperación en cambio climático.

La Declaración de San Salvador del año 2007, suscrita por México y adoptada durante el VII Foro Iberoamericano de Ministros de Medio Ambiente, contiene un apartado sobre cambio climático en el que destaca el compromiso de los firmantes por fortalecer la cooperación para reducir la vulnerabilidad adoptando medidas de adaptación; la reducción de la concentración de gases de efecto invernadero aumento de la captura y almacenamiento de estos gases en los bosques con el apoyo de programas de reforestación, entre otros.

En el marco de la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático (RIOCC) [11]

se han establecido siete áreas de trabajo y cooperación, a saber: cambio climático y ayuda al desarrollo, Mecanismo de Desarrollo Limpio, fomento de capacidades, observación sistemática e investigación sobre el clima y el cambio climático,  seguimiento a la negociación internacional, Adaptación y otros temas, entre los que se incluye el fortalecimiento institucional, la educación y divulgación.

En el año 2005 la RIOCC estableció el Programa Iberoamericano de Evaluación de Impactos, Vulnerabilidad y Adaptación al Cambio Climático (PIACC). Éste tiene por objeto asistir a los países miembros en la evaluación de los impactos, la vulnerabilidad y las opciones de adaptación al cambio climático a través del desarrollo de redes de prevención ante fenómenos hidrometeorológicos, el diseño e implementación de planes regionales de manejo de riesgo, el registro y análisis de datos climáticos y la modelación de escenarios climáticos y, la elaboración de una estrategia regional de sensibilización y difusión. Al amparo de este programa en la reunión de la RIOCC celebrada en la ciudad de Montevideo, Uruguay en septiembre del año 2010 se acordó que cada miembro nominaría un experto que será capacitado para potenciar la divulgación y el uso de los productos y documentación técnica del Programa de Trabajo de Nairobi. [12].

De conformidad con lo expuesto, los integrantes de la Comisión Legislativa que suscriben el presente dictamen, se permiten someter a la consideración de esta Honorable Asamblea el siguiente:

ACUERDO

PRIMERO.- El Senado de la República del Honorable Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales a fortalecer el avance y cumplimiento de los instrumentos de cooperación en la región de América Latina y el Caribe e Iberoamérica en materia de cambio climático.

SEGUNDO.- El Senado de la República del Honorable Congreso de la Unión solicita respetuosamente a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales remitir a esta Soberanía un informe detallado del estado que guarda el cumplimiento o avance de los acuerdos y compromisos suscritos por México en materia de cambio climático en la región de América Latina y el Caribe e Iberoamérica.

Senado de la República a _____ de _________ de 2011.


[1] Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. 2010. Párrafo 15 de la Intervención del Jefe de Delegación de la República de Yemen, Sr. Fadel-Al-Eryani en el segmento conjunto de alto nivel de la 16ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y 6ª Reunión de las Partes del Protocolo de Kioto (CoP16 - CMP6). En: http://unfccc.int/files/meetings/cop_16/statements/application/pdf/101207_cop16_hls_yemen_g77.pdf. Página consultada el 13 de abril de 2011.

[2] El subrayado es de la Comisión dictaminadora. Convención Marco de la Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. “Comunicado a la  Prensa en el día final de las negociaciones de Bangkok”. 8 de abril, 2011. En: http://unfccc.int/files/press/news_room/application/pdf/110408_pc_speaking_notes_bangkok.pdf. Página consultada el 12 de abril de 2011.

[3] La Decisión pude ser consultada en: http://unfccc.int/resource/docs/2010/cop16/eng/07a01.pdf#page=2,

[4] Esta Comisión dictaminadora no puede omitir mencionar que la adopción del Fondo Verde del Clima es el resultado de la aportación de las Partes en cumplimiento a lo dispuesto por el Plan de Acción de Bali. Cabe recordar que tanto México como el Grupo de los 77 más China formularon sus propias propuestas para la creación de un mecanismo financiero.

[5] El fondo Mundial para el Medio Ambiente es la entidad internacional encargada del funcionamiento del mecanismo financiero de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de conformidad con lo dispuesto por  el Artículo 21.3 de dicho acuerdo internacional.

[6] El Comité de Transición estará conformado por 40 miembros, 15 de países desarrollados y 24 de países en desarrollo.

[7] Para consultar la lista de instituciones multilaterales de financiamiento y agencias bilaterales de cooperación consúltese la página de internet: http://unfccc.int/cooperation_and_support/financial_mechanism/bilateral_and_multilateral_funding/items/2822.php.

[8] La Estrategia Mesoamericana de Sustentabilidad Ambiental (EMSA) fue establecida en el marco del Plan Puebla Panamá y de la Comisión Centroamericana de Desarrollo Ambiental. La Estrategia tiene por objeto ahondar y diversificar la cooperación regional en materia ambiental entre los países de la región mesoamericana: Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Panamá.

[9] El texto completo de la Declaración de Lima puede consultarse en: ec.europa.eu/europeaid/where/latin.../declaration_lima_es.pdf.

[10] El párrafo 39 dispone: “Estamos convencidos de que el Fondo Especial sobre Cambio Climático y el Fondo para los Países Menos Desarrollados bajo la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC), así como el Fondo de Adaptación del Protocolo de Kioto y la Alianza Global contra el Cambio Climático de la UE, pueden ser instrumentos para ayudar a los países en desarrollo, particularmente los Países Menos Desarrollados (PMD) y a los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID), a incrementar su capacidad de adaptación al cambio climático, y llevar a cabo estrategias de desarrollo sostenible en apoyo al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.”

[11] La RIOCC fue creada en octubre del año 2004, en el marco del IV Foro Iberoamericano, concretamente en la reunión de Ministros Iberoamericanos de Medio Ambiente. La RIOCC tiene por objeto ser la herramienta de contacto y acción entre los países iberoamericanos a efecto de incorporar el tema del cambio climático en el dialogo político al más alto nivel, impulsar las estrategias dirigidas al desarrollo sustentable, a una economía baja en emisiones de carbono, e identificar problemas y soluciones comunes en materia de impacto, vulnerabilidad y adaptación al cambio climático. En la RIOCC participan Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, .Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela

[12] El Programa de Trabajo de Nairobi se estableció en el año 2005 con una vigencia quinquenal El programa de trabajo de Nairobi es un programa quinquenal. Tiene por objeto ayudar a los Estados Parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, particularmente a los países en desarrollo a mejorar la comprensión y evaluación de los impactos, la vulnerabilidad y la adaptación al cambio climático y, adoptar decisiones en materia de adaptación con una base científica robusta.