+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones


De las Senadoras Norma Esparza Herrera, Carmen Guadalupe Fonz Sáenz, Margarita Villaescusa Rojo y María del Socorro García Quiroz, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, la que contiene punto de acuerdo que exhorta al titular del Ejecutivo Federal para que se realice la actualización de la norma oficial mexicana NOM-001-SEMARNAT-1996, donde establezca los límites permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales en aguas y bienes nacionales

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE MEDIO AMBIENTE, RECURSOS NATURALES Y PESCA.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA AL TITULAR DEL EJECUTIVO FEDERAL, PARA QUE EN USO DE SUS ATRIBUCIONES Y POR CONDUCTO DE LA SECRETARÍA DE MEDIO AMBIENTE, RECURSOS NATURALES Y PESCA, REALICE LA ACTUALIZACIÓN DE LA NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-001-SEMARNAT-1996, DONDE ESTABLEZCA LOS LÍMITES PERMISIBLES DE CONTAMINANTES EN LAS DESCARGAS DE AGUAS RESIDUALES EN AGUAS Y BIENES NACIONALES; ADEMÁS SE EXHORTA AL TITULAR DEL EJECUTIVO FEDERAL PARA QUE EN USO DE SUS ATRIBUCIONES Y POR CONDUCTO DEL TITULAR DE LA COMISIÓN NACIONAL DEL AGUA, REMITA A ESTA SOBERANÍA UN INFORME PORMENORIZADO SOBRE EL RESULTADO DE LAS VERIFICACIONES REALIZADAS PARA EL CUMPLIMIENTO DE LA NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-001-SEMARNAT-1996, ASÍ COMO LAS SANCIONES QUE SE HAN IMPUESTO EN EL ÚTIMO AÑO.

Las suscritas, NORMA ESPARZA HERRERA, CARMEN GUADALUPE FONZ SÁENZ, MARGARITA VILLAESCUSA ROJO y MARÍA DEL SOCORRO GARCÍA QUIROZ, Senadoras de la LXI Legislatura del H. Congreso de la Unión, ejerciendo la facultad consagrada en el artículo 71, fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como por los artículos 164 y 169 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a la consideración de esta H. Soberanía la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo en base a las siguientes

CONSIDERACIONES

La salud y un medio ambiente adecuado para el desarrollo y bienestar, son un derecho natural. El agua para la humanidad representa la posibilidad de que lo demás en su entorno sea favorable, pues agua por si misma significa vida, sin embargo cuando no se puede tener acceso a ésta o cuando se tiene pero contaminada, las consecuencias son grabes y contravienen con toda posibilidad de una vida digna y desarrollo.

La contaminación en México es un tema que a la fecha no encuentra importancia para la conciencia colectiva, y es muy difícil trabajar en beneficio de la conservación del medio ambiente, pues la mayoría de las personas ni siquiera se han dado cuenta que los recursos naturales, como lo es el agua para consumo humano están en riesgo y que conseguirlos es costoso y regenerarlos aún más.

En el País las descargas de aguas residuales ascienden a 7.63 km 3 anuales, de  los cuales el 85% se recolecta a través del alcantarillado y solo el 36.1% recibe tratamiento [1]

Lo que significa que se esté contaminando sin control, vigilancia o sanción y lo que es peor aún, sin una política de restablecimiento de nuestros recursos naturales, y esto a simple vista ya es evidente, pues es común ver ríos, presas y mares ya contaminados.

La CONAGUA estima que el 52% del total de los recursos hídricos superficiales está muy contaminado, el 39% está contaminado de forma moderada y que solo el 9% es de calidad aceptable. Es decir, el agua que regresa a aguas de bienes naturales en su mayoría va contaminada.

Según el registro oficial, en México solo existen 1593 plantas de tratamiento para centros urbanos y 1,864 plantas para aguas industriales [2]  y los costos de instalación y mantenimiento son muy elevados, a pesar que a últimas fechas a nivel mundial tratar el agua pueda ser rentable como negocio, en nuestro País aún no se alcanza ese nivel.

La norma oficial vigente establece los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales en aguas y bienes nacionales, sin embargo la norma tiene ya más de 10 años de haber sido emitida, durante los primeros cinco años no se modificó, toda vez que entró en el contexto de moratoria regulatoria del sexenio anterior. Desde su publicación sin embargo, se tenía planeado que su cumplimiento sería gradual y progresivo y que se irían modificando los parámetros y la norma misma, en función de los resultados obtenidos, en los términos de prevención de la contaminación de las aguas nacionales, de los avances tecnológicos en materia de plantas de tratamiento de aguas residuales y de la normatividad similar internacional.

La alternativa administrativa que la mayoría de los gobiernos ha dado a las aguas residuales, ha sido ser tratadas o saneadas para luego ser devueltas al los causes públicos, ríos, embalse o lagunas. En otros países las plantas tratadoras son conocidas como “Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales” (EDAR). La fracción sólida, y buena parte de la contaminación soluble contenidas en el agua tratada son separadas conjuntamente con el fango o lodo residual, lo que constituye la gestión más complicada  y costosa del saneamiento del agua. De tal manera que se ha convertido en uno de los principales problemas en la gestión del EDAR.

La no modernización de la norma en comento solo está generando atraso, y otras grabes circunstancias como el nulo interés de vanguardia en sistemas de saneamiento, y la ausencia de ambientalistas que colaboren con las políticas correctas en éste tema; el colapso de los sistemas por sobrecarga en su capacidad de tratamiento; la presencia de residuos peligrosos de origen industrial que se han dispuesto en los sistemas de alcantarillado y que dañan los sistemas de tratamiento proyectados para los desechos de origen domestico, entre otros.

La actualización de la norma oficial mexicana es fundamental ya que continuamente la ciencia avanza y se van descubriendo mejores métodos de tratamiento de aguas residuales, o se descubre que las técnicas que se utilizan contaminan en su proceso y ya no son las adecuadas. Hoy en día, una de las formas de la eliminación de los lodos que se acarrea con el proceso de tratamiento de agua ha sido a través de los vertederos. (Los vertederos o basureros, también conocidos en algunos países hispanohablantes como tiraderos o basurales, son aquellos lugares donde se deposita finalmente la basura. Éstos pueden ser oficiales o clandestinos) [3] Sin embargo se advierte que en muchos países en vías de desarrollo y en desarrollo, ésta forma de tratar el vital líquido se encuentra prohibida o altamente reglamentada, esto a consecuencia del nivel de contaminación que produce y añade a los vertederos.

Ante esta situación, se han buscado alternativas de aprovechamiento o eliminación de los lodos residuales al suelo, se han buscado ser aprovechados para usos agrícolas y la combustión con recuperación energética. Aunque, ésta técnica lamentablemente tiene altos costos para el medio ambiente ya que su descomposición produce gas de vertedero y un lixiviado contaminante, el cual contribuye considerablemente al efecto invernadero, ya que 21 veces más impactante que el dióxido de carbono en términos de efecto del cambio climático. [4]

La vigilancia del cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana corresponde a la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, por conducto de la Comisión Nacional del Agua, y a la Secretaría de Marina en el ámbito de sus respectivas atribuciones, cuyo personal realizará los trabajos de inspección y vigilancia que sean necesarios. Las violaciones a la misma se sancionarán en los términos de la Ley de Aguas Nacionales y su Reglamento, Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, la Ley Federal sobre Metrología y Normalización y demás ordenamientos jurídicos aplicables. [5] Sin embargo con una norma ya no operativa y obsoleta, ya no es posible cumplir con la meta, que es cuidar nuestros bienes nacionales y atesorar el agua que tenemos disponible.

El problema de no tener un marco regulatorio actualizado, está contribuyendo al atraso de éste país y lo que es peor aún, contamina permanentemente nuestros recursos naturales, alejándonos de la posibilidad de contar con agua limpia en un futuro cada vez más cercano, aumentando el costo y en muchos casos limitando a que los gobiernos no puedan satisfacer el servicio de agua potable a los mexicanos,  situación que aumentaría el rezago y las inequidades.

En consecuencia, y con el fin de tener un mejor ambiente para todos nosotros y contribuir a la generación de una cultura de la preservación de nuestros ríos, mares, lagunas y bienes naturales nacionales, nos permitimos someter a la consideración de esta Asamblea, la siguiente proposición con:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO. El Senado de la República exhorta respetuosamente al titular del Ejecutivo Federal, para que en uso de sus atribuciones y por conducto de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, haga una modificación y actualización de la Norma oficial mexicana NOM-001-SEMARNAT-1996, que establece los límites permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales en aguas y bienes nacionales.

SEGUNDO: El Senado de la República exhorta respetuosamente al titular del Ejecutivo Federal; para que en uso de sus atribuciones y por conducto de la Comisión Nacional del Agua, remita a ésta soberanía un informe pormenorizado sobre el resultado de las verificaciones realizadas para el cumplimiento de la  Norma oficial mexicana NOM-001-SEMARNAT-1996, así como las sanciones que se han interpuesto en el último año.

A t e n t a m e n t e


SEN. NORMA ESPARZA HERRERA

SEN. CARMEN GUADALUPE FONZ SÁENZ

SEN. MARGARITA VILLAESCUSA ROJO

SEN. MARÍA DEL SOCORRO GARCÍA QUIROZ


[1] www.inegi.gob.mx

[2] ibídem

[3] http://es.wikipedia.org/wiki/Vertedero_(basura)

[4] http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2011/06/30/puebla/pag12.php

[5] http://www.agua.org.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=990:-aguas-residuales-en-la-industria&catid=1272:reuso-de-agua-en-los-procesos-industriales&Itemid=118