+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta del Senado



Proposiciones

Del Sen. Sebastián Calderón Centeno, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, la que contiene punto de acuerdo que exhorta a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados a considerar dentro del proceso de análisis, discusión, modificación y aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación 2012, otorgar mayores recursos a la educación náutica.

SE TURNÓ A LA CÁMARA DE DIPUTADOS.


PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA
DE LA H. CÁMARA DE SENADORES DE LA LXI LEGISLATURA
P R E S E N T E.

El que suscribe, SEBASTIÁN CALDERÓN CENTENO, Senador de la República, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, a la LXI Legislatura de la Cámara de Senadores del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 8 del Reglamento del Senado de la República numeral 1 fracción II, someto a consideración de esta Soberanía, la siguiente proposición con Punto de Acuerdo por el que se formula respetuoso exhorto a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados del Honorable Congreso de la Unión, a considerar dentro del proceso de análisis, discusión, modificación y aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2012, otorgar mayores recursos a la Educación Náutica, de conformidad con las siguientes:

CONSIDERACIONES

El Comercio Marítimo Internacional constituye una de las actividades económicas de mayor importancia para las naciones, ya que el transporte marítimo de bienes y de personas es el más utilizado en el mercado internacional, ubicándose por encima del 90 % del total mundial de intercambio de mercancías. En ese sentido, el traslado de mercancías entre los países utilizando las rutas marítimas, es de gran importancia para cualquier nación.

Los cambios tecnológicos en el transporte marítimo constituyen una de las columnas de la globalización, junto a los cambios espectaculares en los sistemas de comunicación e información. Sin olvidar que el transporte marítimo es la actividad económica más rentable para cualquier país, por ser un medio económico, seguro y respetuoso del medio ambiente.

En el caso de nuestro país, tenemos la necesidad de atender los requerimientos de la marina mercante nacional para hacer más competitivo el sector, en un contexto globalizado. La apertura de la economía, el modelo económico y las decisiones del Estado en la materia, exige que contemos con personal preparado, con capacidad de respuesta para realizar los cambios y transformaciones que se requieren en el ámbito marítimo. Debemos destacar la contribución de dicho sector a la economía, también la de los hombres y las mujeres que tienen a su cargo la exigente tarea de hacer funcionar los buques para el traslado de personas, bienes y mercancías.

En ese sentido, el Sistema Nacional de Educación Náutica, a cargo del Fideicomiso de Formación y Capacitación para el Personal de la Marina Mercante Nacional (FIDENA), de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, cuenta con tres Escuelas Náuticas Mercantes en el país, “Cap. Alt. Antonio Gómez Maqueo” ubicada en Mazatlán, Sinaloa; “Cap. Alt. Luis Gonzaga Priego González” ubicada en Tampico, Tamaulipas, y “Cap. Alt. Fernando Siliceo y Torres” ubicada en Veracruz, Vereracruz, así como un Centro de Educación Náutica en Campeche, ubicado en Ciudad del Carmen, Campeche.

Estas instituciones educativas especializadas en la formación a nivel licenciatura de los oficiales de la Marina Mercante como líderes del Transporte Marítimo y que enfrentan los desafíos que impone la industria marítima, a pesar de las limitaciones, como es el hecho de no contar con un Buque Escuela para realizar sus prácticas, siguen teniendo el reconocimiento internacional.

Por tal motivo, reiteramos la ingente necesidad de apoyar la educación náutica, con el objeto de que el Fideicomiso de Formación y Capacitación para el Personal de la Marina Mercante Nacional cuente con un Buque Escuela para la formación de los marinos mercantes mexicanos.

Insistimos en que los estudiantes de las escuelas náuticas, realicen sus estudios con apoyo en tecnologías modernas y asimismo, que cuenten con los instrumentos idóneos para facilitar el proceso de aprendizaje que se requiere en un medio tan especializado como lo es el mar.

Se requiere contar con un buque escuela, ya que los estudiantes de las escuelas náuticas serán los futuros oficiales, jefes de máquinas y capitanes de los buques y les corresponderá asumir las responsabilidades relativas al mando de la dotación y la dirección de las embarcaciones, para lo cual deberán poseer cualidades tales como: conocimientos y experiencia para la navegación, así como habilidades para el manejo de su tripulación.

Dichas cualidades forjan a los futuros oficiales, jefes de máquinas y capitanes de las embarcaciones, figuras excepcionales en el ámbito del comercio marítimo, independientemente de la singularidad y dureza de la navegación que hacen de las embarcaciones centros de trabajo con características particulares.

En ese sentido, es inadmisible que los estudiantes de las escuelas náuticas no cuenten con un buque escuela para la adquisición de los conocimientos, habilidades y destrezas necesarias para el desarrollo de sus futuras actividades profesionales, no obstante que existe la disposición legal que obliga a la adquisición de un buque escuela.

En efecto, el artículo 31 de la Ley de Navegación y Comercio Marítimos vigente, establece claramente que:

“La Educación Náutica, es de interés público, por lo que la Secretaría organizará e impartirá directamente la formación y capacitación del personal de la Marina Mercante, con planes y programas de estudios registrados ante la Secretaría de Educación Pública, deberá contar con un buque escuela con la tecnología didáctica necesaria y actualizada para el cumplimiento de sus objetivos.

Las instituciones educativas de estudios superiores que autorice la Secretaría y la de Educación Pública, podrán ofrecer estudios de posgrado a los oficiales de la Marina Mercante Nacional, de conformidad con lo establecido en la Ley General de Educación, para lo cual deberán contar con los bienes muebles, equipos y sistemas adecuados para la enseñanza práctica y con planes y programas de estudios que ambas Secretarías determinen”.

Con la adquisición de un nuevo Buque Escuela para la educación náutica, los alumnos se adaptarán al medio natural donde habrán de desarrollar su profesión, brindando a los alumnos recién egresados de las escuelas náuticas la experiencia necesaria para estar en igualdad de condiciones competitivas frente a egresados de otros países que cuentan con la práctica a bordo de un buque.

Desde el año 2005, cuando se dio de baja el Buque Escuela “Náuticas México”, el cual era utilizado por las tres escuelas de marina mercante del país para la preparación de sus estudiantes, han egresado 1,641 estudiantes sin la práctica a bordo de una embarcación, lo cual genera una desventaja competitiva en el mercado laboral internacional. Países como Estados Unidos de América, China, Japón o Rusia, cuentan con más de un buque escuela para la formación de oficiales, en tanto que nuestro país no cuenta con ninguno.

Algunos de los beneficios por la adquisición del buque escuela, serían que:

  •     Los cadetes graduados podrían adquirir conocimientos prácticos que los colocarían en ventaja competitiva tanto a nivel nacional como internacional.
  •     El Buque Escuela que se proyecta adquirir sería un tipo de buque de carga a granel, de tal manera que también se dedicará al transporte de cargas secas a granel, lo que lo convertiría en un proyecto autosustentable, pues la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a través de la Dirección General de Marina Mercante, firmaría un contrato de fletamento por tiempo determinado, tomando en consideración que actualmente el flete o renta diaria de un contrato de fletamento por tiempo determinado es de trece mil dólares americanos.
  •     Los gastos de operación y de administración del buque representan un 33. 55 % de los beneficios que se obtengan del fletamento y el 66.45 % restante de los beneficios se etiquetarían para el desarrollo de la Marina Mercante Mexicana, de conformidad a lo dispuesto por el artículo 204-A de la Ley Federal de Derechos.
  •     Al tratarse de un Buque Escuela, el Fideicomiso de Formación y Capacitación para el Personal de la Marina Mercante Nacional (FIDENA), cubriría el costo de alimentación de los cadetes a bordo del mismo, lo que sería beneficioso para los estudiantes, dado que estos costos corren por su propia cuenta.
  •     Con el propósito de contribuir al desarrollo de la educación náutica en nuestro país, se contemplaría la posibilidad de que se lleguen a acuerdos con el fin de que al Buque Escuela se le exente de los pagos de atraque, muellaje, remolcador, amarrador, pilotaje, lanchaje y de los costos portuarios en puertos nacionales.
  •     El Buque Escuela tendría una vida útil de 25 años, habida cuenta que es el tiempo que la comunidad internacional acepta como vida útil para las embarcaciones nuevas.

Por otra parte, es preocupante que los egresados de las escuelas náuticas tengan el riesgo de que la Secretaría de Educación Pública no les reconozca su grado de estudios, por carecer de un buque escuela como una obligación ineludible para su formación integral, de acuerdo a lo dispuesto por la Ley en cita.

Por todo lo expresado, es necesario que el sistema de educación náutica cuente con un buque escuela como un instrumento fundamental que consolide y fortalezca el sistema de educación náutica, que facilite a estos mexicanos el acceso a procesos de aprendizaje teórico y práctico que le será de utilidad a lo largo de toda su vida profesional.

En la medida en que valoremos el potencial de nuestro mar territorial y nuestra zona económica exclusiva, nos sintamos atraídos por el mar, que nos preocupemos por su explotación racional, velemos por su protección en materia ambiental, que sepamos que somos un país con vocación marítima, aprovechemos sus enormes potencialidades y apoyemos tanto a la educación náutica y todo el sector marítimo nacional, seremos un país más fortalecido en el ámbito marítimo y económico.

Aunado a lo anterior, insistimos en la necesidad de apoyar al Sistema Nacional de Educación Náutica mediante la subvención de la colegiatura de los alumnos de las Escuelas Náuticas, por las siguientes razones:

I. Las escuelas náuticas cuentan con una matrícula de:

a).- 379 alumnos en la Escuela Náutica Mercante "Cap. Alt. Antonio Gómez Maqueo" de Mazatlán, Sinaloa.

b).- 315 alumnos en la Escuela Náutica Mercante "Cap. Alt. Luis Gonzaga Priego González" de Tampico, Tamaulipas.

c).- 330 alumnos en la Escuela Náutica Mercante "Cap. Alt. Fernando Siliceo y Torres" de Veracruz, Veracruz.

II. Actualmente, cada alumno paga una colegiatura mensual de 4,283.10 pesos, lo cual equivale a 51,397.20 pesos anuales, ello sin tomar en cuenta otros gastos que tiene que cubrir; cantidad sólo equiparable a las colegiaturas que se cubren en las instituciones educativas de carácter privado, lo que propicia que muchos jóvenes prefieran canalizar sus inquietudes a otras áreas acordes a sus posibilidades económicas y no conforme a su vocación marítima,

III. Asimismo es de resaltarse el gran impacto favorable para el desarrollo de la marina mercante de nuestro país, toda vez que por la gran calidad con la que son preparados los profesionales del mar cuando egresan:

a). El 100% de nuestros egresados son contratados después de haber obtenido su certificación correspondiente.

b). El 80% son contratados en la Sonda de Campeche por diversas compañías.

c). El 5% son contratados por PEMEX

d). El 10% son contratados en otras compañías para cabotaje en México.

e). El 5% son contratados por empresas extranjeras.

No obstante la calidad con la que cuenta la educación náutica en nuestro país, se presentan una serie de problemas a saber:

1. No se cuenta con buque escuela para complementar el sistema de enseñanza – aprendizaje.

2. El alumno que ingresa al sistema de Educación Náutica, tiene que pagar por los servicios educativos fuertes cantidades para su formación, no obstante que las escuelas náuticas son públicas.

3. Los profesores que imparten las cátedras en las escuelas náuticas perciben una cantidad que no corresponde a la calidad de su formación profesional, siendo que en otras instituciones educativas del país los maestros de este nivel perciben mejores remuneraciones.

Por todo lo anterior, hacemos un respetuoso exhorto a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados del Honorable Congreso de la Unión, para que en cumplimiento a lo ordenado por el artículo anteriormente referido, se considere dentro del proceso de análisis, discusión, modificación y aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2012, otorgar mayores recursos a la Educación Náutica dirigida por el Fideicomiso de Formación y Capacitación para el Personal de la Marina Mercante Nacional en los rubros y cantidades siguientes:

a) 600 millones de pesos para la adquisición de un buque escuela que cuente con la tecnología didáctica necesaria y actualizada para el cumplimiento de sus objetivos; y

b) 52,630,732.80 pesos para subvencionar la colegiatura de los alumnos de las Escuelas Náuticas de Mazatlán, Sinaloa; Veracruz, Veracruz y Tampico, Tamaulipas;

En mérito de lo expuesto someto a la consideración de esta Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- Se formula respetuoso exhorto a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados del Honorable Congreso de la Unión, para que en el ejercicio fiscal de 2012, se contemple el otorgamiento de mayores recursos al Sistema Nacional de Educación Náutica a cargo del Fideicomiso y Capacitación para el Personal de la Marina Mercante Nacional (FIDENA) de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, con el objeto de mejorar el sistema de educación y formación marítimas que requiere nuestro país, que se enmarcan en los siguientes rubros:

a.   56,630,732.80 pesos para subvencionar la colegiatura de los alumnos de las Escuelas Náuticas de Mazatlán, Sinaloa; Veracruz, Veracruz y Tampico, Tamaulipas y para mejorar las percepciones económicas de los maestros, profesores, catedráticos, instructores y personal administrativo y de servicios de dichas instituciones educativas

b.   600 millones de pesos para la adquisición de un buque escuela que cuente con la tecnología didáctica necesaria y actualizada para el cumplimiento de sus objetivos.

Dado en el Salón de Sesiones del Senado de la República, en la Ciudad de México, Distrito Federal, a 15 de septiembre de 2011.

SUSCRIBE

SEN. SEBASTIÁN CALDERÓN CENTENO