+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

Del Dip. Éctor Jaime Ramírez Barba, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría de Salud a revisar la Norma Oficial Mexicana NOM 015-SSA2-2010, Para la prevención, tratamiento y control de la diabetes mellitus.

Se dio turno directo a la Segunda Comisión.


SENADOR MARTÍ BATRES GUADARRAMA
PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA DE LA
COMISIÓN PERMANENTE DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN
PRESENTE.

PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO QUE EXHORTA A LA SECRETARÍA DE SALUD A REVISAR LA NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-015-SSA2-2010, PARA LA PREVENCIÓN, TRATAMIENTO Y CONTROL DE LA DIABETES MELLITUS.

El que suscribe, Éctor Jaime Ramírez Barba, Diputado Federal, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en la Honorable Cámara de Diputados del Congreso de la Unión en la LXIV Legislatura, en ejercicio de la facultad que me confiere la fracción I del numeral 1 del artículo 6 del Reglamento de la Cámara de Diputados, y con fundamento en los artículos 78, párrafo segundo, fracción III, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 116 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; y 176 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea, la siguiente proposición con Punto de Acuerdo por el que se exhorta a la Secretaría de Salud a revisar la Norma Oficial Mexicana NOM 015-SSA2-2010, Para la prevención, tratamiento y control de la diabetes mellitus, al tenor de las siguientes:

Consideraciones

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el número de personas con diabetes aumentó de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2016 . Existen dos tipos de diabetes, la diabetes tipo 1 (DM1) y la diabetes tipo 2 (DM2). En México la gran mayoría de los niños, niñas, adolescentes y adultos diagnosticados con diabetes tipo 1 no tiene acceso a un tratamiento en tiempo y forma que asegure su calidad de vida y al alcanzar la vida adulta, es muy probable que desarrollen complicaciones asociadas a un control deficiente en los años previos y en el peor escenario, el riesgo de morir como consecuencia de la ausencia de ese tratamiento y control es casi inevitable.

La diabetes tipo 1 (DM1), ocurre por lo general en niños, niñas y adolescentes, aunque puede presentarse a cualquier edad. En la DM1 el páncreas no genera insulina debido a la destrucción autoinmune de las células de este órgano. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa penetre en las células para suministrarles energía. Sin la insulina, la glucosa permanece en la sangre ocasionando hiperglucemia (nivel elevado de glucosa en la sangre). Esta elevación de la glucosa en la sangre puede ocasionar daño al corazón, los ojos, los riñones, los nervios, las encías y los dientes.

Debido a lo anterior, se requiere la administración diaria de insulina durante toda la vida, con el objetivo de regular la presencia de glucosa en la sangre . Para saber cuánta insulina aplicar los pacientes necesitan medir sus niveles de glucosa en sangre al menos 7 veces al día. Sólo así se tiene la certeza de que el tratamiento es el óptimo y por lo tanto se puede evitar o mitigar la aparición de complicaciones, que a largo plazo tienen un impacto negativo en la salud, la economía familiar y gasto público. Es precisamente este tipo de diabetes (DM1) la que es materia de este Punto de Acuerdo.

De acuerdo con la OMS, se desconoce aún la causa que origina la DM1, pero al parecer se trata de una mezcla de factores genéticos y ambientales que no se han podido prevenir con el conocimiento actual y que son los responsables de una pérdida progresiva de las células del páncreas. En un inicio, sus síntomas son: excreción excesiva de orina (poliuria), sed excesiva (polidipsia), hambre constante (polifagia), pérdida de peso, trastornos visuales y cansancio, síntomas que pueden aparecer de forma súbita ; también se manifiesta por signos y síntomas graves, como el estado de coma, cetoacidosis y complicaciones micro y macrovasculares. Se trata de una condición que, si bien es diabetes, tiene claras diferencias respecto de otros tipos de este padecimiento como lo es la diabetes tipo 2 (DM2) y la diabetes gestacional (DG).

A nivel mundial se está constatando un aumento del diagnóstico de casos de DM1, particularmente entre los niños, niñas y jóvenes, siendo un grave obstáculo el hecho de que no se conoce en la actualidad el modo de prevenir dicho padecimiento, a diferencia de la diabetes DM2. Además, quienes viven con DM1 generalmente no tienen obesidad u otros factores de riesgo, aunque la obesidad no es incompatible con su diagnóstico. Esto significa que la DM1 no es un tipo de diabetes que se adquiera por una problemática de hábitos de la persona y, por tanto, no es prevenible. Esta diferencia es crucial al igual que la necesidad de insulina aprovisionada al organismo de manera externa.

En México actualmente no existe un marco técnico normativo médico que claramente diferencie la DM1 y la DM2. Dicha falta de diferenciación lo es en perjuicio de la población con DM1, que como se mencionó al inicio de este documento, afecta mayormente a los niños, niñas y adolescentes puesto que, al no precisarse plenamente las características de la DM1 y sus requerimientos especiales de diagnóstico, tratamiento, seguimiento y cuidado, resulta en una deficiente atención de este padecimiento. Es completamente inadecuado desde el punto de vista clínico médico asumir los mismos requerimientos de tratamiento y atención para un paciente con DM1, respecto de un paciente con DM2, y que aquél no reciba la atención que amerita el padecimiento. La terapéutica y los recursos consecuentes son y deben ser diferentes. Desde luego al ser los pacientes con DM1 totalmente dependientes de la aplicación de insulina y monitoreo de glucosa, los cuidados y la atención deben ser mucho más estrechos, de lo contrario la vida del paciente se puede ver comprometida.

Aunado a lo anterior, se debe mencionar que tampoco existe un censo sobre cuantas personas con DM1 viven en el país, esto dificulta tener bases sólidas para generar y ejecutar acciones en pro de mejorar la atención médica, acceso a insumos básicos y calidad de vida de este segmento de la población mexicana.

El 23 de noviembre de 2010 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la Norma Oficial Mexicana NOM-015-SSA2-2010 sobre prevención, tratamiento y control de la diabetes mellitus. Dicha NOM define en general la DM1 y la clasifica, pero es totalmente omisa en establecer todos los elementos necesarios y concernientes al tratamiento de esta condición.  En consecuencia, esa NOM equipara los dos tipos de diabetes como si se tratara de la misma enfermedad. Esa equiparación y falta de separación sistemática de ambas enfermedades es una acción en contra de los derechos de los pacientes con DM1, especialmente por tratarse de niñas, niños y adolescentes.

La NOM-015 no establece criterios específicos para la detección, diagnóstico, tratamiento, control, referencia al especialista o a los niveles de atención de la DM1, así como tampoco establece criterios específicos para su vigilancia epidemiológica como un registro nacional para DM1. Consecuentemente se afecta negativamente el acceso efectivo a la atención médica y a los insumos de los pacientes con DM1, con graves consecuencias para su calidad, esperanza de vida, así como dinámica y economía familiar, sin mencionar el gasto público que se debe erogar por la atención a complicaciones derivadas del inadecuado tratamiento y control de este padecimiento.

El 3 de mayo de 2018 se publicó en el DOF el Proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-015-SSA2-2018 , que consiste en la revisión y actualización de la NOM-015. Dicho proyecto se encuentra actualmente en consulta pública por la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (CONAMER).

El 11 de enero de 2019 se publicó en el DOF el Listado de documentos en revisión, dictaminados, autorizados, exentos y con opinión por parte de la CONAMER en el periodo comprendido entre el 1 y el 31 de diciembre de 2018, en la cual se incluye el referido proyecto de actualización de la NOM-015. Por consiguiente, continúa siendo un momento oportuno para que se realicen modificaciones y mejoras a dicha NOM-015. Por lo tanto, es momento de que se incorpore en dicha NOM-015 la diferenciación en los procedimientos para la detección, diagnóstico, tratamiento, control, referencia a especialistas y vigilancia epidemiológica de la DM1, así como la garantía de los recursos terapéuticos que el tratamiento de dicho padecimiento requiere.

Es debido a las características tan particulares de la DM1 que la población infantil y juvenil que la padece requiere y tiene derecho a que en la revisión de la Norma Oficial Mexicana se establezca la diferenciación en la identificación entre la DM1 y DM2, además de que se garanticen los recursos terapéuticos, el acceso a los mejores estándares de atención multidisciplinaria, el acceso a la mejores tecnologías requeridos acorde a las necesidades de dichos pacientes, así como los procedimientos para el tratamiento, control, referencia a los especialistas y su vigilancia epidemiológica.

En consecuencia, es necesaria la revisión exhaustiva de la Norma Oficial Mexicana, para la prevención, tratamiento y control de la diabetes mellitus, y es fundamental que la Secretaría de Salud profundice en el alcance de ésta, con sustento en lo establecido en el artículo 51 de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización que dispone la revisión quinquenal de las Normas Oficiales Mexicanas a partir de su entrada en vigor.

Es por lo anteriormente expuesto que la presente Proposición con Punto de Acuerdo hace un exhorto respetuoso a la Secretaría de Salud del gobierno federal para que revise la multicitada Norma Oficial Mexicana, a efecto de garantizar el pleno ejercicio del derecho humano a la salud de quienes viven con DM1.

 

PUNTO DE ACUERDO.

Único. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud del gobierno federal para que lleve a cabo una revisión exhaustiva de la Norma Oficial Mexicana NOM-015-SSA2-2010, Para la prevención, tratamiento y control de la diabetes mellitus, con carácter prioritario abarcando los aspectos de diferenciación en la identificación y determinación del tratamiento para Diabetes Tipo 1, incluyendo:

  • Los servicios, acceso a insumos médicos (insulina de acción prolongada, rápida y ultrarápida.
  • Otros dispositivos para aplicación de insulina, jeringas, plumas, microinfusora de insulina, tiras reactivas diarias para medir niveles de glucosa y/o monitoreo continuo de glucosa).
  • Educación y acompañamiento emocional para el autocuidado, formación y profesionalización de médicos y especialistas en todos los niveles de atención sanitaria.
  • Ampliación de servicios y las acciones pertinentes para el cabal cumplimiento y garantía del derecho a la salud y el derecho a la protección de la salud de las niñas, niños y adolescentes.

Salón de Sesiones de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, a los 11 días del mes de julio de 2019.

Diputado Federal
Éctor Jaime Ramírez Barba

Projections of global mortality and burden of disease from 2002 to 2030. Mathers CD, Loncar D. PLoS Med, 2006, 3(11):e442.

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/diabetes

https://www.who.int/features/qa/65/es/

https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5521405&fecha=03/05/2018