+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

Del Dip. Emmanuel Reyes Carmona, con punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como a la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México, con las acciones necesarias encaminadas a realizar la poda de árboles por parte de personas profesionalizadas y certificadas para así erradicar la práctica conocida como "Desmoche", la cual afecta las áreas verdes y consecuentemente el medio ambiente.

Se dio turno directo a la Tercera Comisión.


Con Punto de Acuerdo por el que la Comisión Permanente del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos exhorta a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como a la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, con las acciones necesarias encaminadas a realizar la poda de árboles por parte de personas profesionalizadas y certificadas para así erradicar la práctica conocida como “Desmoche” la cual afecta las áreas verdes y consecuentemente el medio ambiente; a cargo del Diputado Emmanuel Reyes Carmona.

Quien suscribe; diputado Emmanuel Reyes Carmona, de la LXIV Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 79, numeral 1 y numeral 2 Fracción II, del Reglamento de la Cámara de Diputados, someto a la consideración de esta asamblea la Proposición con Punto de Acuerdo al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

La Organización Mundial de la Salud especifica que deben existir 12 metros cuadrados de área verde por habitante. Desde esa perspectiva la Ciudad de México requeriría 259 millones de metros cuadrados de área verde para satisfacer este parámetro. Una respuesta alternativa es lograr un arbolado vigoroso a través del diseño sustentable a cargo de expertos en espacios abiertos y de la aplicación de políticas públicas para el adecuado manejo del mismo. Conocer el estado actual del arbolado es fundamental para gestionar adecuadamente dicho recurso.

Los árboles crean sombra, lo cual disminuye el índice de calentamiento en las ciudades y reduce el agua de escorrentía, minimizando las inundaciones. Cuando las ciudades mantienen los árboles apropiadamente, éstos pueden proveer beneficios adicionales como la protección contra vientos fuertes, así como beneficio en cuestión salud ya que los árboles y áreas verdes son popularmente conocidos como “los pulmones de la ciudad” necesarios para el oxígeno que todos necesitamos.

En una relación armoniosa entre sociedad y naturaleza es necesaria una regulación en la tala y la correcta poda de los árboles para que estos a su vez no afecten en las obras o cableados, así como para nosotros no afectar su hábitat y los arboles puedan crecer y vivir plenamente como parte de la naturaleza, lo cual resulta benéfico para la población en general.

El desmoche es comúnmente confundido con la poda restaurativa, sin embargo, son cosas totalmente opuestas una de otra ya que, en lugar de ser un método de restauración para los árboles, el desmoche suele ser un factor que influye en la degradación parcial o total de las áreas verdes, siendo de este modo no tiene nada de restaurativo, al contrario, resulta una práctica en extremo inaceptable y que termina perjudicando a todos.

La razón que más se da para realizar un desmoche es la de reducir el tamaño del árbol en donde menudo los dueños de casas piensan que sus árboles han crecido demasiado, la gente tiene el temor de que los árboles grandes se pueden volver peligrosos, entonces deciden recurrir al desmoche, sin embargo, no es un método viable para reducir su altura y no reduce el riesgo, de hecho, el desmoche hará que un árbol sea más peligroso a largo plazo.

Según investigaciones de la Universidad de Florida en conjunto con la International Society of Arboriculture (ISA) a menudo el desmoche elimina del 50% al 100% de la copa de un árbol. Al ser las hojas las “fábricas de alimento” del árbol, éste puede “pasar hambre” temporalmente, para lo cual el árbol necesita producir una nueva generación de hojas tan pronto como sea posible provocando un rápido crecimiento de múltiples brotes debajo de cada corte y si un árbol no tiene las reservas energéticas para eso, se debilitará gravemente e incluso puede morir, siendo este un fuerte golpe al medio ambiente por cada árbol perdido.

Los nuevos brotes crecen muy rápido (hasta 6 metros por año) en determinadas especies, por desgracia los brotes tienen una gran tendencia a romperse, en especial durante fuertes vientos. La ironía es que mientras el objetivo de desmochar era reducir la altura para hacerlo más seguro, el árbol ahora se ha convertido en un riesgo mayor de lo que era en un principio.

El desmoche es el recorte indiscriminado de las ramas dejando muñones o ramas laterales que no son lo suficientemente grandes con frecuencia provoca estrés en un árbol y así es más vulnerable a plagas y enfermedades. Las heridas grandes que este provoca, exponen la albura y el duramen a un ataque a lo cual el árbol puede carecer de la energía suficiente para “defender” químicamente las heridas contra una invasión en donde algunos insectos son atraídos a los árboles bajo estrés mediante señales químicas.

Existe una larga lista de costos que provoca la práctica de los árboles desmochados siendo esta acción una responsabilidad potencial. El costo de un desmoche no se limita a lo que cobra la persona que lo realiza ya que si el árbol sobrevive, necesitará otra poda en pocos años y si el árbol muere, deberá ser derribado. Esos árboles son propensos a romperse y pueden ser un riesgo debido a que el desmoche se considera una práctica de poda inaceptable, cualquier daño provocado por la falla de una rama de un árbol desmochado puede llevar a un veredicto de negligencia en los tribunales de justicia.

Cuando se ha tomado la decisión de reducir el tamaño de un árbol viejo, éste puede podarse de manera adecuada. Aunque la velocidad y la naturaleza del rebrote dependan de la especie y de factores locales, la diferencia entre el desmoche irresponsable y la poda competente será notoria. La “reducción calificada de la corona” del uso de arboristas para controlar altura cuando necesario. Los miembros seleccionados son quitados con uso de conocimiento acerca de cómo realizar correctamente esta práctica.

Ley Ambiental Del Distrito Federal con base en los artículos 35, 36 y 37; habla sobre los programas de ordenamiento ecológico del territorio serán de observancia, en general en los proyectos y ejecución de obras. Así como dictar los requisitos o especificaciones, condiciones, parámetros y límites permisibles en el desarrollo de una actividad humana que pudiera afectar la salud, la conservación del medio ambiente, la protección ecológica o provocar daños al ambiente y los recursos naturales. Tal es el caso a la hora de realizar las “jornadas de poda de árboles” en todo el país, las cuales se llegan a convertir en jornadas de desmoche.

Teniendo esta Ley Ambiental como base podemos exhortar a las estas dependencias en conjunto con las autoridades pertinentes, se encarguen de vigilar y hacer cumplir la correcta poda de “los pulmones de la ciudad”, no solo resultaría benéfico para el medio ambiente y para los árboles, la sociedad en general necesita de estas áreas verdes combatiendo distintos problemas que hoy nos aquejan, tales son el cambio climático, la calidad del aire y hasta la estética de las calles, las cuales se ven mejor con un robusto y sano arbolado.

Entre las alternativas al desmoche, siendo que hay momentos en los que un árbol debe ser reducido en altura o extensión, está la poda para despejar las líneas aéreas de servicios públicos en donde existen técnicas recomendadas para hacer esto, mismas técnicas que conocen las personas que están realmente capacitadas para realizar el trabajo y que requieren un cierto grado de profesionalización y certificación que los acredite como aptos y así puedan determinar el tipo de poda necesaria para mejorar la salud, apariencia y seguridad de los árboles.

Podar grandes árboles puede ser peligroso. Si la poda implica trabajar arriba del suelo, o el uso de equipo pesado, es mejor un arborista profesional, nunca se debe optar por contratar personal sin conocimiento de lo que representa dicho problema. Un arborista puede determinar qué tipo de poda es necesaria para mejorar la salud, apariencia y seguridad de sus árboles. Un arborista profesional puede proveer los servicios de un grupo de gente entrenada, con todo el equipo de seguridad y responsabilidad en accidentes.

Personas que pueden proporcionar los servicios de un personal calificado, con el equipo de seguridad y el seguro de responsabilidad civil precisos por respeto a las áreas verdes, serían las únicas con la autorización de realizar dicha práctica. Convirtiendo así la poda en una práctica regulada, responsable y amigable con el medio ambiente.

Se tienen que evitar los servicios de todo personal o compañía que dé servicio de desmoche. Los arboristas conocedores saben que el desmoche es perjudicial para los árboles y no es una práctica aceptada. O que utilice espuelas para trepar a los árboles que van a ser podados. Las espuelas, picos y alcayatas pueden dañar los árboles, y su uso debe ser limitado a los árboles que van a ser removidos.

Queda claro que los árboles siguen sobreviviendo a pesar de los retos que enfrentan en el ambiente urbano. Sin embargo, para pasar de una planta de semillero a un árbol maduro, necesitan nuestra ayuda. Los árboles son los organismos vivos más viejos y grandes en el planeta y pueden vivir una vida larga y sana con un poco de cuidado. Por ello, resulta de suma importancia realizar una poda correctamente ya que como se menciona anteriormente, un corte incorrecto le causa un daño grave al árbol o aun la muerte.

La calidad de vida general no sólo de los seres humanos, sino también de otros animales que viven en los árboles, está empeorando gradualmente como resultado directo del desmoche y en muchos casos del asesinato de los árboles, sin embargo cuando pueda ser necesaria una poda ocasional durante la vida del árbol para quitar ramas que interfieran con edificios o con tráfico peatonal o vehicular. Así que debe buscar un sitio que deje que el árbol desarrolle su forma natural con conflictos limitados para reducir la necesidad de poda constante.

Sin olvidar que a medida que se reduce la cubierta de árboles del planeta, la temperatura superficial de la Tierra va en aumento. El mecanismo más estudiado y señalado es el que conecta las emisiones de gases de efecto invernadero con el aumento de la temperatura. Hasta ahora, se veía a los árboles como cazadores de CO2, que necesitan para vivir. Cada árbol menos, resulta en más CO2 en la atmósfera.

Los árboles son recursos importantes y proveen beneficios funcionales y estéticos. Frecuentemente plantamos árboles en zonas poco favorables como las zonas urbanas. Por eso, requieren ayuda para sobrevivir en condiciones que muchas veces son hostiles. La meta en cualquier programa de mantenimiento debe ser maximizar los beneficios del árbol y minimizar las contribuciones necesarias para que sobreviva. Es lo mejor para el dueño del árbol, para el árbol y para nuestro ambiente.

Asegurándose de que la ayuda provenga de un profesional en el cuidado de árboles con credenciales reconocidas y buenas referencias. Algunos ejemplos de organizaciones que se ocupan de los árboles son la Sociedad Internacional de Arboricultura, la Asociación de la Industria de Cuidado del Árbol y la Sociedad Americana de Arbolistas Consultores.

Por lo anteriormente expuesto, someto a la consideración de La Comisión Permanente del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos el siguiente:

Punto de acuerdo.

Único: La Comisión Permanente del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos exhorta a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como a la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México con las acciones necesarias encaminadas a realizar la poda de árboles por parte de personas profesionalizadas y certificadas para así erradicar la práctica conocida como “Desmoche” la cual afecta las áreas verdes y consecuentemente el medio ambiente.

Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro, a los 03 días del mes de julio de 2019.

Suscribe.