+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Dip. Dolores Padierna Luna del Grupo Parlamentario de Morena, con punto de acuerdo relativa al caso de Agronitrogenados y Fertinal.

SE DIO TURNO DIRECTO A LA PRIMERA COMISIóN.


Proposición de Punto de Acuerdo de urgente y obvia resolución, relativo al caso de Agronitrogenados y Fertinal

La suscrita, Diputada Dolores Padierna Luna, integrante del Grupo Parlamentario de Morena de la LXIV Legislatura de la Cámara de Diputados, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 58 y 60 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someto a consideración de esta honorable Comisión Permanente del Congreso de la Unión la siguiente proposición de Punto de Acuerdo, de urgente y obvia resolución, relativo al caso de Agronitrogenados y Fertinal, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

Pemex es una empresa estratégica encargada de explotar los recursos petroleros del país y suministrar productos básicos para la economía, pero, sobre todo, es una de las principales fuentes de ingresos y egresos del gobierno federal, lo que cuenta mucho en lo inmediato y en términos prácticos para un gobierno. Pemex es una de las entidades públicas más conocidas por la acendrada corrupción que la socava. Para políticos o empresarios ávidos de poder y riqueza ha sido el mejor lugar para adquirir más poder y agrandar sus fortunas.  El primer director de Pemex durante la pasada administración fue Emilio Lozoya Austin, empresario ligado a la campaña electoral de Enrique Peña Nieto. Pues bien, la gestión de Lozoya al frente de Pemex estuvo dedicada a la corrupción causante de pérdidas cuantiosas para la petrolera. / Es la conclusión a la que llega el jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera de la secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, después de una minuciosa investigación. En este documento presentamos un breve recuento de los desfalcos realizados por Lozoya y sus secuaces simulando llevar a cabo una estrategia de fertilizantes que apoyaría las metas del Plan Nacional de Desarrollo y las iniciativas del gobierno federal en la esfera agrícola.

Aunque las maniobras de Lozoya en materia de fertilizante comenzaron fraguarse a mediados en 2013 y dieron su primer golpe con la compra de Agro Nitrogenados al final de ese año, no fue sino hasta el 31 de julio de 2015 que el Consejo de Administración de Pemex emitió un acuerdo para la creación de Pemex Fertilizantes cuyo objetivo sería la producción, distribución y comercialización de amoniaco, fertilizantes y sus derivados. Unos meses más tarde, en octubre de 2015 el Consejo de Administración de Pemex aprobó la adquisición de Grupo Fertinal. En ambos casos Pemex adquirió instalaciones en malas condiciones y a sobre precio. Ambas transacciones se realizaron con créditos bancarios que aumentaron el endeudamiento de la empresa. Hasta mayo de 2019 Pemex había desembolsado alrededor de mil 395 millones de dólares (mdd) por la compra y rehabilitación de las dos plantas de fertilizantes, pero ninguna ha resultado rentable ni ha generado utilidades para el Estado. / Fueron tantos los descalabros y eran tan malas las perspectivas que en 2017 Pemex emprendió estudios para deshacerse de los activos de Pemex fertilizantes, por no ser estratégicos ni estar contemplados dentro del Plan de Negocios ni en el mandato de ley. Ya no había nadie que argumentara lo contrario pues Lozoya Austin había renunciado al inicio de 2016.  La trama confirmó, una vez más, que la definición de estratégico en Pemex era funcional a lo que estaba en juego y a los negocios entre manos de los altos funcionarios públicos dentro y fuera de la empresa.

Agro Nitrogenado: primer fraude

Utilizando como pretexto las necesidades del agro mexicano y los campesinos pobres, Emilio Lozoya Austin, Director de Pemex, y Alonso Ancira, dueño de una planta de fertilizantes se convirtieron en actores centrales de un escandaloso caso de corrupción y fraude a las finanzas públicas. La estafa se fraguó y ejecutó en total impunidad, gracias al velo protector desplegado al más alto nivel. Hoy por fin los persigue la justicia. A Lozoya se le inhabilitó por 10 años para ocupar cargos públicos, se le congelaron sus cuentas bancarias y tiene una orden de aprensión. Ancira se encuentra detenido en España esperando ser extraditado.

Mientras que todos los reflectores estaban puestos en el drama de la reforma constitucional que canceló la nacionalización y abrió el sector energético a la inversión extranjera, el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos recibió una sorpresa el 17 de diciembre de 2013. Durante la última sesión del año “tomó conocimiento de una inversión en una planta de fertilizantes”. La inversión fue decidida por Emilio Lozoya Austin, Director General de la paraestatal. El informe de esa operación fue reservado y no aparece en las actas públicas de la sesión. Fue la primera vez que salió a la luz pública el caso de Agro Nitrogenados, empresa subsidiaria de Altos Hornos de México, propiedad de Alonso Ancira, un obscuro personaje del salinismo. El Director le dio la vuelta al Consejo utilizando las filiales privadas de la paraestatal.

El informe lo recibieron Luis Videgaray, Pedro Joaquín Coldwell, Idelfonso Guajardo, secretarios de Hacienda, Energía y Economía respectivamente; los subsecretarios Enrique Ochoa Reza, Leonardo Beltrán Rodríguez y Miguel Messmacher; cuatro consejeros profesionales y cinco representantes del sindicato petrolero. El acta pública no permite saber si algún de los 15 consejeros objetó la adquisición, reacción instintiva tan sólo por el hecho de haber comprometido cientos de millones de dólares sin conocimiento y autorización del Consejo, que trataba directamente todas las inversiones de gran magnitud y relevancia. La costosa erogación y el regreso de Pemex al negocio de los fertilizantes no fueron estudiadas, analizadas y debatidas en el Comité de Estrategia e Inversión. Lozoya se había saltado las trancas, aunque difícilmente sin consentimiento de su amigo Enrique Peña Nieto, entonces presidente de la república.

El 16 de enero de 2014 Petróleos Mexicanos emitió un boletín de prensa para informar que reactivaría la producción de fertilizantes. Con esa finalidad, PMI Comercio Internacional había firmado un contrato para la compra de la empresa Agro Nitrogenados, S.A. de C.V., localizada en Pajaritos, Veracruz. Esa operación, decía el comunicado, permitiría elevar la producción de urea hasta 990 mil toneladas anuales a partir de 2015, volumen que representaba cerca del 75% de la demanda nacional de ese insumo estratégico para el agro nacional. La producción potencial de la planta podría sustituir la importación de fertilizantes por más de 400 millones de dólares anuales, pero sobre todo reconstruir el mercado interno de la industria de los fertilizantes y "orientar el producto hacia los sectores de menor nivel de desarrollo económico, ubicados en la región sur-sureste del país".  La compra de activos, así como la rehabilitación y renovación de la planta involucraba una inversión de 475 millones de dólares. El boletín no lo mencionaba pero más tarde se supo que ese monto incluía la compra de los activos existentes por 275 millones, así como la rehabilitación y renovación de la planta que tendría un costo de inversión de 200 millones de dólares. /  Una vez rehabilitada la planta estaría a cargo de técnicos y operarios de Pemex. El boletín de marras aseguraba que la producción de fertilizantes a precios competitivos permitiría aumentar la productividad de las superficies sembradas en territorio nacional y mejorar los ingresos de los productores del campo. "Con esta operación -remataba el comunicado-  Pemex cumple su compromiso con el campo mexicano, el Plan Nacional de Desarrollo y con las iniciativas del Presidente Peña Nieto de un México Prospero". Pura simulación.

La planta nunca funcionó. Lo que si funcionó fue el pago exorbitante que Alonso Ancira recibió (275 mdd) por una planta obsoleta, abandonada, incompleta y derruida, que había dejado de funcionar 14 años atrás. El gran perdedor fue Pemex, el erario público y la ciudadanía. Presidente del Grupo Acerero del Norte, Director de Altos Hornos de México y señalado en los medios como prestanombres de Carlos Salinas de Gortari, Ancira posó sonriente en la sala del Consejo de Administración de Pemex, orgulloso del ruin y corrompido negocio que había realizado, el cual sólo fue posible por la amistad de Emilio Lozoya con las familias Ancira y Autrey. No extraña que el 17 de enero de 2014 el Consejo de Administración de Pemex, a propuesta de Lozoya, nombrara a Arturo Francisco Henríquez Autrey como Director General de Procura y Abastecimiento de Petróleos Mexicanos. La concentración de las compras de Pemex en un incondicional de Lozoya y un representante de un cuestionado grupo empresarial concentró las oportunidades de corrupción.

En su origen, Agronitrogenados fue una empresa filial de Fertilizantes de México (Fertimex), empresa nacional de fertilizantes que Carlos Salinas privatizó durante la venta de garaje que caracterizó su administración. Aunque la planta funcionaba y operaba correctamente sus dos trenes de urea, el gobierno salinista la desincorporó argumentando su falta de carácter estratégico. / Los afortunados compradores fueron las familias Ancira y Autrey, que salieron de la nada y en la que también adquirieron Altos Hornos de México, Micare (Minera Carbonífera Río Escondido) y otras joyas más, a precio muy por debajo del valor de mercado de esos activos públicos. /

Ubicada dentro del complejo Pajaritos de Petróleos Mexicanos, Agro Nitrogenados operó normalmente hasta 1999, año en el que paró sus dos trenes de urea debido al cambio en las condiciones del mercado: la entrada de urea de Rusia a muy bajo precio hacía más rentable importar que producir. En el año 2000 Ancira Elizondo huyó a Israel acusado de fraude fiscal por la Secretaría de Hacienda, pero Carlos Salinas de Gortari lo protegió. Durante la primera década del presente siglo, el venal empresario anduvo cabildeando en Pemex, el gobierno y el Congreso el suministro de gas natural a precio subsidiado para reactivar y operar su planta de urea de manera rentable. No lo consiguió. Eran tiempos del PAN. La reforma energética de 2008 impulsó la industria de fertilizantes, pero no lo suficiente para sus propósitos.

Con el regreso del PRI y el ascenso de Enrique Peña Nieto, apadrinado por Salinas, Ancira vio la luz del túnel. Cambio su demanda de obtener gas natural subsidiado por la de ceder la planta al gobierno, a final de cuentas el suministrador del gas. Una vez entrada en funciones la administración peñista se entablaron negociaciones y en diciembre de 2013 el Director de Pemex ordenó la compra de la planta abandonada, argumentando su carácter estratégico. Lozoya no firmó ningún papel, pero obligó a otros funcionarios a quedar como responsables de la compra, una práctica recurrente en Pemex y en la administración pública. 

Lozoya nunca mencionó el estado inservible de las instalaciones y la rehabilitación que demandaría cuantiosos recursos públicos. Tampoco señaló la falta de insumos suficientes para abastecer la planta: “Es importante destacar, que desde el momento de la compra de los activos de Agro Nitrogenados, el Complejo Petroquímico Cosoleacaque no tenía la capacidad para proveerla de insumos (amoniaco y CO2) suficientes y a costos competitivos”. El ganador por partida doble fue Ancira que compró por debajo del precio de mercado y vendió a precio de oro, sin invertir un peso.

De acuerdo con fuentes periodísticas de investigación, Lozoya recibió una generosa retribución por el gran favor que le hizo a Ancira. El pago se habría concretado mediante una triangulación que involucró a Odebrecht. El 17 de febrero de 2014, un mes después del anuncio de la compra de Agro Nitrogenados, Altos Hornos de México realizó hizo una transferencia de un millón 481 mil dólares a la cuenta bancaria de la empresa Grangemouth Trading Company LP, empresa offshore de Odebrecht, la corrupta empresa brasileña ligada a Emilio Lozoya en el financiamiento de la campaña electoral de Enrique Peña Nieto.

Cuando la compra de Agro Nitrogenados se dio a conocer al público el escándalo fue inmediato porque se sabía que la planta había dejado de funcionar en los años 90. El Congreso pidió la intervención de la Auditoria Superior de la Federación (ASF). Era inevitable detectar innumerables anomalías, sin embargo, ni el presidente Peña Nieto ni la entonces Procuraduría General de la República movieron un dedo para investigar más allá de los resultados de la ASF.

De las auditorias prácticas salió a la luz anomalías como la siguientes:

  • Pemex formalizó la compra de la planta de fertilizantes con equipo incompleto, en mal estado y no utilizable, con 30 años de antigüedad y 14 años fuera de operación. 60 por ciento de las instalaciones se encontraban en condición de chatarra.
  • Hasta 2017 Pemex llevaba invertidos 480 mdd en la rehabilitación de la planta, 127% adicional a lo anunciado inicialmente. Para colmo, la rehabilitación sólo incluía los dos trenes de Urea.
  • Pemex adquirió una planta que careció de estudios y análisis competentes para garantizar su rentabilidad y determinar adecuadamente los costos de mantenimiento. Como la parte vendedora (Ancira) no permitió que se inspeccionaran los equipos, fue deficiente la evaluación de la integridad mecánica de la planta y la estimación del costo y programación del mantenimiento.

En 2018 Pemex Fertilizantes reconoció un deterioro de los activos por 212.6 mdd, el cual se debió a que, al momento de la adquisición de Pro-Agroindustria –la filial de PMI que compró Agro Nitrogenados- todas las plantas estaban en condiciones inservibles y la rehabilitación fue parcial pues sólo se contemplaron los dos trenes de urea.

El 10 de mayo de 2018 arrancó uno de los trenes ya rehabilitados, pero la producción de urea paró al poco tiempo por falta de insumos provenientes de Cosoleacaque, complejo petroquímico que dejó de producir amoniaco por falta de gas natural. En vista de la escasez estructural de gas natural en el sureste, Pemex se planteó importar el amoniaco utilizando una línea de crédito. Era la típica solución neoliberal que significaba más endeudamiento y mayor dependencia externa. En el momento de escribir estas líneas se desconoce si la planta de urea sigue parada o está funcionando con insumo importado. 

En suma: la compra de Agro Nitrogenados, la rehabilitación y la operación de la planta ha sido un desastre que ha costado una fortuna. Hubiera sido mejor importar la urea desde el principio o aún mejor no comprar una planta de urea inservible. La decisión de Emilio Lozoya Austin ha sido muy costosa para Pemex, para las finanzas públicas y para México. Toca a los jueces hacer justicia.

Fertinal: el segundo fraude

Utilizando nuevamente como pretexto las necesidades del agro mexicano y los campesinos pobres, Emilio Lozoya Austin, Director de Pemex impulsó la comprar una segunda empresa de fertilizante también a sobreprecio y necesitada de fuertes inversiones para su rehabilitación. Para colmo, dicha empresa –Grupo Fertinal– estaba al borde de la quiebra y arrastrando una enorme deuda. El poder de persuasión de Lozoya y su relación con Los Pinos doblegaron al Consejo de Administración de Pemex que autorizó la compra. El verdadero objetivo de la operación fue utilizar recursos públicos para rescatar a empresarios y banqueros privados

El 29 de enero de 2016 Pemex emitió un comunicado de prensa para informar de la compra de Grupo Fertinal, empresa de fertilizantes con una planta localizada en Lázaro Cárdenas, Michoacán, así como una mina de roca fosfórica ubicada en San Juan de la Costa, Baja California Sur. / El proyecto consideraba una inversión de  hasta 255 mdd. El boletín decía una verdad a medias porque ese monto no incluía ni el pago de la deuda que arrastraba Fertinal, ni la inversión requerida para rehabilitar las plantas del complejo industrial

Con esta operación, decía el comunicado, Pemex Fertilizantes incrementaba su capacidad productiva en 1.2 millones de toneladas de fertilizantes sólidos, frente a un mercado nacional de 4.2 millones de toneladas anuales de productos nitrogenados, fosfatados y potásicos. La planta industrial adquirida podría abastecer cerca del 30 por ciento de dicha demanda.  El comunicado prometía que la inversión sería recuperada en 36 meses, una vez integradas las operaciones de la subsidiaria con el resto de la empresa. Pemex se había apoyado en préstamos bancarios para realizar la compra.

Para justificar la adquisición se recurrió nuevamente a la simulación. El comunicado de prensa repitió los argumentos usados durante la compra de Agro Nitrogenados, a saber, que México contaba con una oferta de fertilizantes poco accesible para la mayoría de los productores agrícolas pequeños, y que se busca orientar el producto hacia los sectores de menor nivel de desarrollo económico, ubicados en la región sur-sureste del país.

El boletín concluía que esa adquisición era consistente con el nuevo enfoque de Petróleos Mexicanos de concentrarse en la generación de valor (ver anexo).  La capacidad de producción de las plantas de Cosoleacaque (amoniaco), Agro Nitrogenados (urea) y la recién adquirida Fertinal (fosfatos), le permitirán a Pemex Fertilizantes llegar a una producción de casi 3.5 millones de toneladas y a una facturación anual cercana a 2 mil millones de dólares, la colocaría entre las primeras 15 compañías productoras y comercializadoras de fertilizantes en el mundo.  Falacias y simulación iban de la mano.

Al igual que Agro Nitrogenados, Fertinal había sido en el pasado una empresa pública subsidiaria de Fertimex, la empresa nacional de fertilizantes que el gobierno que Carlos Salinas desincorporó para privatizar, pretextando ausencia de carácter estratégico. Agro Nitrogenados quedó en manos de Alonso Ancira y Fertinal en manos de Fabio Covarrubias Piffer,  que en el pasado fue consejero y vicepresidente de Banco Unión con Carlos Cabal Peniche, financista de las campañas del PRI y tristemente célebre por los fraudes que les costaron a los contribuyentes mexicanos 28 mil millones de pesos en sólo dos años. /

Antes de la compra de Fertinal por parte de Pemex, Covarrubias había desfalcado a la empresa de varia maneras, una de ellas mediante la compra de un jet privado.   Cuando Pemex adquirió Fertinal se sabía con antelación que la firma estaba en bancarrota y tenía deudas por 425 mdd. A pesar de esa cuantiosa deuda Pemex decidió comprar Fertinal. En los pasillos se decía que la orden venía de Los Pinos.

El 26 de octubre de 2015 el Consejo de Administración de Pemex aprobó una inversión de 635 millones de dólares para  comprar Fertinal y sus empresas subsidiarias. La adquisición se concretó el 28 de enero de 2016 a través de una subsidiaria de Pemex Fertilizantes creada con esa finalidad. Pemex desembolsó 209.2 mdd para comprar las acciones de la firma de fosfatos y 425.8 mdd para liquidar su deuda.  Para financiar la operación Pemex fertilizantes utilizó dos líneas de crédito por 275 y 360 mdd.  El 31 de marzo de 2016 el Comité de Información de Pemex reservó por seis años toda la información relativa a la transacción.

El Libro Blanco elaborado por el último director de Pemex en la administración peñista, Carlos Treviño, señala lo siguiente (página 33): “desde su adquisición, Fertinal se ha enfrentado a una situación de sobreendeudamiento. En diciembre de 2015, cuando Pemex adquirió la empresa, ésta presentaba pérdidas en su flujo mensual por 12 mdd. Fertinal técnicamente estaba en quiebra. Asimismo, la empresa se entregó a Pemex con capital de trabajo negativo. En 2016, se realizó un avalúo en apego a las Normas Internacionales de Información Financiera, en el que se identificó un deterioro por $193.9 mdd, mismo que al cierre del ejercicio 2016, se tradujo en una pérdida, como resultado de que el precio pagado por Fertinal fue superior al valor de la empresa”.

De acuerdo con el semanario Proceso, semanas antes de la compra, los accionistas de Grupo Fertinal se otorgaron a sí mismos un dividendo por 871 millones 500 mil pesos, que Pemex pagó el día que adquirió formalmente la empresa. De este monto, 619 millones de pesos se entregaron en efectivo. El semanario señala que Emilio Lozoya Austin y sus asesores Édgar Torres Garrido y Carlos Roa Rodríguez fueron en Pemex los principales protagonistas del fraude en la compra de Fertinal.

El 9 de septiembre de 2015, Lozoya nombró a Torres Garrido al frente de Pemex Fertilizantes. Cinco meses más tarde, en enero de 2016, Pemex fertilizantes adquirió formalmente Grupo Fertinal y Roa Rodríguez se convirtió en presidente del consejo de administración. Cuando Lozoya renunció a la Dirección General de Pemex, el 9 de febrero de 2016, creó el fondo de inversión Makech Capital, con sede en Las Lomas, Ciudad de México, donde Torres Garrido trabaja como “Jefe de Inversiones” desde mayo de ese año.  Durante sus primeros dos años de operación y bajo la gestión de Torres Garrido, Pemex Fertilizantes perdió 21 mil 174 millones de pesos, de acuerdo con la ASF. El 22 de mayo la Secretaría de la Función Pública lo inhabilitó por un periodos de 15 años, por haber pagado un sobrecosto cercano a los 620 millones de pesos en la compra de Grupo Fertinal.

Pemex pondera salirse de los fertilizantes

El Libro Blanco de Pemex Fertilizantes, que le fue entregado a presente administración, señala que los pasivos derivados de la compra de Agro Nitrogenados y Grupo Fertinal y las necesidades actuales y futuras de financiamiento adicional para dichas empresas, han llevado a Pemex a buscar opciones para “la potencial desinversión de dichos activos”. Otro argumento para eventualmente deshacerse de esos activos es que no son parte de las prioridades estratégicas. Para fundamentar esa decisión el documento cita “Las Políticas y Lineamientos Generales para las Inversiones, Asociaciones y Alianzas Estratégicas de Petróleos Mexicanos, sus Empresas Productivas Subsidiarias y Empresas Filiales”, las cuales establecen que las actividades económicas de la empresa se deberán enfocar en los objetivos centrales del ne­gocio, así como en sus prioridades estratégicas, siendo estas, la exploración, producción y procesos industriales. También cita el Artículo 5° de la Ley de Petróleos Mexicanos, que a la letra dice: “Petróleos Mexicanos tiene por objeto llevar a cabo, en términos de la legislación aplicable, la exploración y extracción del petróleo y de los carburos de hidrógeno sólidos, líquidos o gaseosos, así como su reco­lección, venta y comercialización”.  El documento concluye que tales políticas: “mandatan evitar pérdidas continuas o baja rentabili­dad. Dado que Fertinal y Cosoleacaque presentaban flujos negativos y; ante el riesgo de que un inicio de operaciones de Pro-Agroindustria pudiese tener un desempeño deficitario si no se realizaban las inversiones necesarias para mejorar las eficiencias de Cosoleacaque; se estimó pertinente ponderar la decisión de no retener estos activos y desinvertirlos”. Congruente con esas ideas, el 7 de abril de 2017 se celebró un contrato con UBS Casa de Bolsa para la ejecución de los servicios de asesoría especializada en desinversión. El caso de negocio derivado de dicho contrato se presentó al Consejo de Administración de Pemex en dos ocasiones, la última el 29 de mayo de 2018.

Por lo anteriormente expuesto y fundado, someto a la consideración de esta soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO


PRIMERO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, con estricto respeto a la división de poderes, exhorta respetuosamente al Consejo de la Judicatura Federal a que por su conducto se recuerde a las y los integrantes del Poder Judicial de la Federación de su deber de actuación con apego a los estándares y obligaciones internacionales sobre lavado de dinero, combate a la corrupción e investigación de activos de procedencia ilícita que México ha suscrito a nivel internacional al momento de analizar y conocer los juicios de amparo que se han interpuesto en relación a la investigación de la compra de la planta de fertilizantes denominada Agro Nitrogenados S.A. de C.V.


SEGUNDO. La comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, con estricto respeto a la división de poderes, exhorta  respetuosamente a las y los integrantes del Poder Judicial a que incluyan en sus resoluciones la interpretación y las obligaciones contenidas en la resolución  58/4  de  la  Asamblea  General de las Naciones Unidas del  31  de  octubre  de  2003 donde se adoptó la “Convención  de  las  Naciones  Unidas contra  la  Corrupción”, en la resolución A/RES/55/25 de la Asamblea General de las Naciones Unidas del año 2000, en donde se adopta la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional así como lo dispuesto en las 40 recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) del que México también es parte.


Dado en el salón de sesiones de la Comisión Permanente
a los 12 días del mes de junio de 2019

SUSCRIBE

DIPUTADA DOLORES PADIERNA LUNA


 

Gestión de Lozoya al frente de Pemex estuvo dedicada a la corrupción: Santiago Nieto. En el Sol de México 28 de mayo de 2019. Disponible en: https://www.elsoldemexico.com.mx/finanzas/gestion-de-emilio-lozoya-al-frente-de-mexicana-pemex-estuvo-dedicada-a-la-corrupcion-santiago-nieto-3684373.html. Consultado el 7 de junio de 2019.

Susana González G. “Barriles sin fondo” La Jornada Miércoles 29 de mayo de 2019.

Véase: Sesión 865 extraordinaria, del 17 de diciembre de 2013. Acuerdo CA-134/2013. Disponible en: http://www.pemex.com/acerca/gobierno-corporativo/consejo/Acuerdos/acuerdos_865_extraordinaria.pdf. Consultado el 7 de junio de 2019.

Pemex reactivará la producción de fertilizantes en México Disponible en: http://www.pemex.com/saladeprensa/boletines_nacionales/Paginas/2014-005_nacional.aspx. Consultado el 7 de junio de 2019.

Los 475 mdd representaron un costo para el erario de 6 mil 260 millones de pesos al tipo de cambio vigente en enero de 2014. Véase Gustavo Castillo y Dennis A. García, “Comprobó la ASF que Pemex adquirió chatarra”, La Jornada Jueves 30 de mayo de 2019.

Sesión 866 extraordinaria del Consejo de Administración de Pemex

Lo mismo se dijo de la telefonía, la siderurgia, la minería, los ferrocarriles, los puertos, los aeropuertos y de todo lo demás, con excepción del petróleo y la electricidad.

Proceso, “Los misterios del grupo acerero del norte: de la nada al emporio en dos años”, 31 julio 1993. https://www.proceso.com.mx/162184/los-misterios-del-grupo-acerero-del-norte-de-la-nada-al-emporio-en-dos-anos

De acuerdo con el Libro Blanco: “El 20 de diciembre de 2013 la empresa Pro-Agroindustria, S.A. de C.V. (filial
de P.M.I.) celebró el contrato de compraventa de activos de Agro Nitrogenados, S.A. de C.V. Dicho complejo llevaba inactivo 14 años y se encontraba en una situación de extremo deterioro que requería una gran inversión para su rehabilitación y puesta en marcha. El monto que estableció dicho contrato fue de US$ 275 millones
para la adquisición”.

Libro Blanco 2018, página 31.

https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Los-cabos-sueltos-de-la-Operacion-Lava-Jato.-La-posible-ruta-del-dinero-AHMSA-Odebrecht-Lozoya-20180820-0016.html

El 29 de julio de 2014, Pro-Agroindustria llevó a cabo la contratación de la empresa Cobra Instalaciones México, S.A. de C.V. (actualmente Avanzia) para llevar a cabo la rehabilitación de las plantas de Urea I y II. El monto de la rehabilitación fue autorizado por 485 mdd (Libro Blanco, página 31).

En el Informe de Gestión y Libros Blancos de Pemex Fertilizantes y sus Empresas Filiales se puntualiza lo siguiente: “Pemex mantiene el control de la producción nacional de amoniaco en el Complejo Petroquímico Cosoleacaque, el cual se compone por cuatro plantas, cada una con un potencial de producción de alrededor de 450 mil toneladas de amoniaco al año. Sin embargo, la situación es deficiente; la falta de gas, el desgaste de los equipos y la falta de mantenimiento han provocado que este Complejo haya tenido una producción promedio cercana a un 35% de su capacidad durante los últimos 15 años. Al considerarse que los fertilizantes son un negocio secundario al petrolero, no se le ha dado prioridad a Cosoleacaque en el suministro de gas natural. En materia de mantenimiento, el rezago acumulado es sumamente alto como consecuencia de inversiones no realizadas o deficientes. Al momento de la adquisición de Pro-Agroindustria (2013) y Fertinal (2015), Cosoleacaque no contaba con una producción suficiente ni eficiente para suministrar insumos a dichas empresas. En 2016, cuando la presente administración recibió la EPS, los activos ya presentaban un deterioro importante, lo que ha imposibilitado un abasto suficiente, continuo y garantizado a los distintos clientes de Cosoleacaque” (página 30).

https://www.jornada.com.mx/2004/05/20/022n1eco.php?origen=economia.php

https://www.proceso.com.mx/573396/el-pemex-de-lozoya-sufrago-desfalcos-multimillonarios-del-empresario-massimo-covarrubias

https://www.proceso.com.mx/585215/multan-con-620-mdp-a-torres-garrido-por-la-compra-a-sobreprecio-de-grupo-fertinal

La estructura corporativa incluía Grupo Fertinal, S.A. de C.V., en tanto firma controladora, así como nueve subsidiarias, de las cuales una estaba en bancarrota y otra sin operación desde el año 2001.

De acuerdo con Ana Lilia Pérez, para comprar Fertinal, en diciembre de 2015 los directivos de Pemex constituyeron una sociedad mercantil: Pemex Fertilizantes Holding, SA de CV, en la cual Pemex Fertilizantes tiene una tenencia accionaria del 99.9 por ciento, y una segunda empresa llamada Pemex Fertilizantes Pacífico, SA de CV, subsidiaria en un 99 por ciento de Pemex Fertilizantes Holding, SA de CV., con objeto de “adquirir, bajo título legal, acciones, intereses, certificados de participación, bonos, obligaciones, partes sociales y toda clase de títulos valor de cualquier clase e sociedades mercantiles, así como su enajenación”.  En enero de 2016 a través de éstas se triángulo la compra.
https://newsweekespanol.com/2019/05/emilio-lozoya-pemex-inhabilitacion-fertinal/

https://www.proceso.com.mx/572981/proyecto-kimora-carambola-de-tres-bandas-para-desfalcar-a-pemex

https://www.gob.mx/sfp/prensa/funcion-publica-sanciona-a-altos-mandos-de-pemex-de-la-administracion-de-pena-nieto-201300?idiom=es

http://www.pemex.com/transparencia/Documents/2018-mdylb/25_LB_PFERTILIZANTESInforme%20de%20GestionyLBFertilizantes.pdf