+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Iniciativas de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Cámara de Diputados Ficha Técnica

Del Dip. Ricardo de la Peña Marshall, del Grupo Parlamentario del Partido Encuentro Social, con proyecto de decreto por el que se crea el Título Sexto de la Seguridad Social, el Capítulo Único del Fideicomiso de la Seguridad Social y los artículos 43, 44, 45, 46, 47, 48, 49, 50, 51 y 52 de la Ley General de Cultura y Derechos Culturales.

SE DIO TURNO DIRECTO A LA COMISIóN DE CULTURA Y CINEMATOGRAFíA DE LA CáMARA DE DIPUTADOS.


INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE CREA EL TÍTULO SEXTO DE LA SEGURIDAD SOCIAL, EL CAPÍTULO ÚNICO DEL FIDEICOMISO DE LA SEGURIDAD SOCIAL Y LOS ARTÍCULOS 43, 44, 45, 46, 47, 48, 49, 50, 51 Y 52 DE LA LEY GENERAL DE CULTURA Y DERECHOS CULTURALES.

El que suscribe, Diputado Federal Ricardo de la Peña Marshall, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Encuentro Social de la LXIV Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en lo establecido en el artículo 71, fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; así como del artículo 55, fracción II, del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someto a consideración de esta soberanía la presente Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se por el que se crea el Título Sexto de la Seguridad Social, el Capítulo Único del Fideicomiso de la Seguridad Social y los artículos 43, 44, 45, 46, 47, 48, 49, 50, 51 y 52 de la Ley General de Cultura y Derechos Culturales.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos reconoce para todas las personas el derecho al acceso a la cultura y al disfrute de los bienes y servicios que presta el Estado en la materia, así como el ejercicio de sus derechos culturales. En su artículo 4 señala que es el Estado quien promoverá los medios para la difusión y desarrollo de la cultura, atendiendo a la diversidad cultural en todas sus manifestaciones y expresiones con pleno respeto a la libertad creativa.

Para delimitar las manifestaciones y expresiones de la cultura, se entienden estas como los elementos materiales e inmateriales pretéritos y actuales, inherentes a la historia, arte, tradiciones, prácticas y conocimientos que identifican a grupos, pueblos y comunidades que integran la nación, elementos que las personas, de manera individual o colectiva, reconocen como propios por el valor y significado que les aporta en términos de su identidad, formación, integridad y dignidad cultural, y a las que tienen el pleno derecho de acceder, participar, practicar y disfrutar de manera activa y creativa; tal y como se describe en la Ley General de Cultura y Derechos.

Nuestra Carta Magna reconoce que todos los mexicanos tienen derecho a la protección de la salud y a disfrutar de vivienda digna y decorosa, es decir la parte fundamental a lo que se llama Seguridad Social.

¿Cuál es la situación de la Seguridad Social para los Artistas y hacedores del arte y la cultura? Veamos el entorno mundial. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) es una entidad especializada de la ONU que se ocupa de los asuntos relativos al trabajo y las relaciones laborales, misma que define a la Seguridad Social como la protección que la sociedad proporciona a sus miembros mediante una serie de medidas públicas contra las privaciones económicas y sociales que, de no ser así, ocasionarían la desaparición o una fuerte reducción de los ingresos por causa de enfermedad, maternidad, accidente de trabajo, o enfermedad laboral, desempleo, invalidez, vejez y muerte; y también la protección en forma de asistencia médica y de ayuda a las familias con hijos.

La propia ONU -a través de la UNESCO- ha reconocido que en México no existe una protección en materia de salud para los artistas, así como tampoco un régimen especial para los creadores de arte, a diferencia de lo que ocurre en varios países de Europa y algunos latinoamericanos tales como Chile, Colombia, Paraguay, Brasil, Costa Rica, Perú, Uruguay y Cuba, han abierto el derecho a la seguridad social para los artistas. En México existe un caso particular: la Ley de Fomento Cultural de Jalisco, donde se establece el Fideicomiso de Apoyo Social y Económico para los Agentes del Sector Cultural de ese estado.

La gran mayoría de los trabajadores del arte en México no cuentan con seguridad social es decir no tienen jubilación, pensión, riesgo de trabajo, seguro de gastos médicos y crédito a la vivienda. Esto es inadmisible si pensamos en la recomendación realizada por la UNESCO, emitida en Belgrado en su XXI reunión efectuada del 23 de septiembre al 28 de octubre de 1980, que a la letra señala:

“Afirmando el derecho del artista a ser considerado, si lo desea, como un trabajador cultural y a gozar en consecuencia de todas las ventajas jurídicas, sociales y económicas correspondientes a esa condición, teniendo en cuenta las particularidades que entrañe su condición de artista”. [*]

Existe en la actualidad el consenso internacional respecto a la consideración de la seguridad social como un derecho humano inalienable, producto de casi un siglo del trabajo mancomunado de organismos internacionales relevantes, como las Organizaciones Internacional del Trabajo, y de las Naciones Unidas. Es mencionada de manera expresa como un derecho en la Carta Internacional de Derechos Humanos, donde establece lo siguiente

“Artículo 22

Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad”. [*]

La seguridad social es una disciplina dinámica y plena de diversidad que emana del Derecho Social como una vertiente del orden jurídico y que concibe al ser humano como parte de un grupo social, y no como un sujeto estrictamente jurídico, por lo que comprende las necesidades esenciales de las personas para conservar y mejorar la vida humana.

Podemos definir a la seguridad social como el conjunto de medidas que la sociedad proporciona a sus integrantes, con la finalidad de evitar desequilibrios y disparidades económicas y sociales que, de no resolverse, significarían la reducción o la pérdida de los ingresos a causa de contingencias como la enfermedad, los accidentes, la maternidad o el desempleo.

Una de las formas más comunes de identificar la seguridad social es mediante las prestaciones y la asistencia médica, sin embargo, aunque valiosas, esas son solo algunas de las formas en las que se presenta en la vida cotidiana. En los hechos y en el sentido amplio de la palabra del concepto de seguridad social se encuentra en los actos de solidaridad y subsidiariedad de las personas hacia los demás, pues esos actos llevan en sí mismos la búsqueda del bien común.

Existen casos muy trágicos de artistas que han quedado en el abandono durante sus últimos días o de accidentes propios del trabajo interpretativo o creativo, quienes han sufrido en carne propia el estéril panorama en la materia en toda una vida entregada al arte sin recibir atención médica mayor, financiamiento para compra de vivienda o pensión de retiro.

Se ha estimado que una de las condiciones que dificultan el acceso a un sistema de seguridad social es la característica de la labor que los artistas realizan sin relación de dependencia o con una permanencia laboral ante el mismo empleador, condicionada por un tiempo más o menos breve. Sin embargo, se debe establecer una normativa que proteja a los trabajadores del arte y la cultura.

En México existen algunos antecedentes en la búsqueda de incorporar a los artistas a las prestaciones sociales. El más reciente fue la aprobación por parte de la Cámara de Senadores de la iniciativa del Fondo de Apoyo para el Acceso de Artistas, Creadores y Gestores Culturales a la Seguridad Social en 2011, sin embargo dicha iniciativa no fue discutida por esta Cámara de Diputados. [*]

En el marco jurídico de algunas entidades federativas, se entiende que los hacedores del arte y la cultura (como lo son los artistas y promotores) tienen el derecho a la seguridad social ya que, a través de su actividad, contribuyen al progreso del país y al engrandecimiento de una patria; por ello el Estado debe velar por sus requerimientos de salud, recreación, vivienda, pensión de vejez y subsistencia. El Estado debe de proporcionar a cada persona los elementos necesarios para conducir una existencia que corresponda con la dignidad de la persona. El artista, su labor creativa y sus condiciones laborales y de seguridad social, son el núcleo, son el motor y la condición indispensable para el desarrollo de la cultura. La creación artística representa un factor determinante para la libertad de expresión, la democracia, la identidad de los pueblos, la diversidad cultural y la promoción del diálogo universal.

Las condiciones y características del trabajo del artista son específicas en todo el mundo. Por tales razones, países como el nuestro presentan una problemática relacionada con la precaria cobertura y garantía de sus derechos sociales. En particular, respecto de la seguridad social, el trabajo y los derechos de propiedad intelectual que hay que atender con carácter de urgente.

En fechas recientes el tema de la Seguridad Social para Artistas y Promotores Culturales ha sido recurrente en diversos foros, tal como lo fue en el 3er Congreso Nacional de Teatro celebrado en mayo de 2018 [*] , convocado para conocer, accionar y agendar, ideas, iniciativas y proyectos relacionadas con las leyes, redes y educación, y con ello trabajar para las condiciones de paz, dentro, desde y a través del teatro. En dicho congreso se trabajó, realizar un exhorto a los próximos legisladores para que tomen cartas en el asunto en cuanto a la Seguridad Social para los Artistas, documento que fue entregado a la Comisión de Cultura y Cinematografía de esta Honorable Cámara de Diputados el pasado 12 de noviembre de 2018.

Durante el último trimestre del 2018, diversas voces destacaron la importancia de dotar de Seguridad Social de los Artistas, en el marco de las reuniones llamadas “Encuentro y Diálogo” convocados por la Secretaría de Cultura en Transición del Presidente Andrés Manuel López Obrador y encabezadas por la actual directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, cuyo objetivo fue generar un diagnóstico inicial amplio e integrar todas las voces, para juntos transformar la cultura en un movimiento inspirado en la diversidad, la inclusión y el ejercicio pleno de los derechos humanos.

También es importante subrayar los resultados que la asociación civil Periplo Gestión Creativa obtuvo de la Consulta Nacional de Danza [*] apuntando que se requiere de una política pública que estimule la constitución de asociaciones civiles y empresas culturales, contratos y convenios únicos con un perfil adecuado a los servicios que ofrecen los artistas y las agrupaciones culturales, respetando condiciones de trabajo y tiempos de pagos, seguridad médica y de vivienda así como de ahorro y crédito.

Y fue precisamente en este recinto legislativo de San Lázaro, el 12 de noviembre de 2018, cuando se llevó a cabo el Foro Nacional por los Derechos Culturales Dancísticos donde diversos hacedores artísticos expusieron la inminente atención de la Seguridad Social para los artistas y promotores de la Cultura. [*]

Es urgente y es tiempo de que haya avances en la seguridad social para el gremio artístico y cultural. Por ello, se debe establecer un sistema de seguridad social para ellos que contemplen aspectos de jubilación, pensión, riesgo de trabajo, seguro de gastos mayores y crédito a la vivienda.

Es por lo anteriormente expuesto que se somete a esta soberanía el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE CREA EL TÍTULO SEXTO DE LA SEGURIDAD SOCIAL, EL CAPÍTULO ÚNICO DEL FIDEICOMISO DE LA SEGURIDAD SOCIAL Y LOS ARTÍCULOS 43, 44, 45, 46, 47, 48, 49, 50, 51 Y 52 DE LA LEY GENERAL DE CULTURA Y DERECHOS CULTURALES.

PRIMERO.- Se crea el Título Sexto de la Seguridad Social y el capítulo único del Fideicomiso de la Seguridad Social de la Ley General de Cultura y Derechos Culturales.

SEGUNDO.- Se crean los artículos del 43, 44, 45, 46, 47, 48, 49, 50, 51 y 52, dentro del Titulo Sexto de la Ley General de Cultura y Derechos culturales para quedar como sigue:

Artículo 43. Conformación del Fideicomiso de Seguridad Social. La Secretaría de Cultura, en coordinación con las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, las entidades federativas, los municipios y las alcaldías de la Ciudad de México crearán el Fideicomiso destinado para la asistencia y protección social para artistas y promotores culturales.

Artículo 44. Objeto del Fideicomiso de Seguridad Social. El fideicomiso en cuestión tendrá el objeto de garantizar la seguridad social de aquellos artistas, promotores culturales, y demás individuos que realicen actividades culturales y que cumplan con los requisitos que establece el presente ordenamiento jurídico y su reglamento.

Artículo 45. Administración  del Fideicomiso de Seguridad Social. El fideicomiso se administrará por un Comité Técnico, el cual tendrá por objeto la vigilancia, la instrucción a la institución fiduciaria para la adecuada distribución de los bienes fideicomitidos, así como su adecuada operatividad.

Artículo 46. Patrimonio del Fideicomiso de Seguridad Social. El patrimonio del fideicomiso se integrará de la siguiente manera:

I.         Todos los recursos que destinen al mismo la Federación, las entidades federativas, los municipios y las alcaldías de la Ciudad de México y podrá incrementarse con aportaciones provenientes de las partidas presupuestales de ejercicios subsecuentes;

II.       Todas las donaciones que realicen las personas físicas o morales así como los bienes muebles o inmuebles que se entreguen al fideicomiso con objeto de legados y donaciones;

V.        Todos los bienes que sean producto de las aportaciones que realicen los beneficiarios;

VI.      Todos los productos que se generen por la inversión y administración de los recursos y bienes con que cuente dicho fondo; y

VII.     Todos los demás bienes que sean producto de cualquier acto jurídico de índole pecuniario, que no sea contrario a los objetos del fideicomiso.

Artículo 47. Principios del Fideicomiso de Seguridad Social. El fideicomiso en cuestión deberá regirse por los siguientes principios:

I.         Deberá ser accesible económicamente para los artistas y demás agentes del sector cultural;

II.       Deberá ser transparente, y protegerá los datos personales de todos los fideicomisarios;

III.     Deberá ser lo más benéfico posible para el fideicomisario, sin que puedan constar al momento de su constitución lineamientos que atenten contra su sobrevivencia o lo puedan poner en un estado total de insolvencia; y

IV.      Las aportaciones del  fideicomitente y del beneficiario tendrán una proporcionalidad de cinco a uno.

Artículo 48. Integración del Comité Técnico del Fideicomiso de Seguridad Social. El Comité Técnico estará integrado de la siguiente manera:

I.         Un representante de la Secretaría de Cultura;

II.       Hasta 6 representantes del sector artístico y cultural designados por el Instituto Nacional de Bellas Artes;

III.     Un representante de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; y

IV.      Un representante de la institución fiduciaria.

Artículo 49. Facultades del Comité Técnico del Fideicomiso de Seguridad Social. El Comité Técnico tendrá, de manera enunciativa mas no limitativa, las siguientes facultades:

I.         Establecer las reglas de operación por las cuales se regirá el cumplimiento del fin del fideicomiso;

II.       Decidir las reglas y determinar los procedimientos para los actos de administración que se realicen sobre los recursos a que se refiere esta ley;

III.     Acatar lo dispuesto en materia de transparencia y vigilancia de los recursos públicos del fideicomiso, de acuerdo con la normatividad en la materia con el propósito de que los recursos del fideicomiso se apliquen en forma transparente;

IV.      Presentar a la Secretaría de Cultura para que, en su caso, realice la celebración de los actos, convenios y demás actos jurídicos que puedan derivar en afectaciones para el patrimonio del fideicomiso, así como los que sean necesarios para el cumplimiento de sus fines;

V.        Evaluar periódicamente los aspectos operativos del fideicomiso; y reportar de manera trimestral el ejercicio del gasto ejercido a la Secretaría de Cultura;

VI.      Presentar a la Secretaría de Cultura para que revise y aprobar, en su caso, los informes que rinda la fiduciaria sobre el manejo del patrimonio fideicomitido;

VII.     Vigilar que los recursos que se aporten al fideicomiso se destinen al cumplimiento de sus fines, sin perjuicio de lo que al efecto se establezca en las disposiciones administrativas;

VIII.   Definir los criterios y dictar las decisiones sobre el ejercicio de las acciones que procedan con motivo de la defensa del patrimonio del fideicomiso, comunicando por escrito dichas reglas y resoluciones a la fiduciaria;

IX.      Instruir mediante oficio a la fiduciaria acerca de las personas a quienes deba conferirse mandato o poderes para que se cumplan las funciones secundarias, ligadas y conexas a la encomienda fiduciaria o para la defensa del patrimonio fideicomitido, indicando expresamente cuando el (los) mandatario(s) podrá(n) delegar sus facultades a terceros;

X.        Proponer las modificaciones que se pretendan realizar al fideicomiso;

XI.      Promover ante las autoridades competentes las denuncias o querellas por posibles irregularidades que adviertan en la documentación que presenten los probables beneficiarios;

XII.     Sesionar por lo menos dos veces al año, a efecto de vigilar adecuadamente que se esté cumpliendo con sus objetivos, así como para integrar estrategias para incrementar el monto del mismo; y

XIII.   Las demás que le asigne para el cumplimiento de su objeto.

Artículo 50. Beneficiarios del Fideicomiso de Seguridad Social. Para ser beneficiario del Fideicomiso de Seguridad Social, el artista o promotor deberá:

I.         Ser integrante del Padrón Artístico y Cultural que para tal efecto se crea;

II.       Haber realizado en territorio nacional por más de 10 años actividades de cualquiera de las áreas comprendidas en el Padrón Artístico y Cultural;

III.     Contar con el aval del Comité Técnico del Fideicomiso de Seguridad Social; y

IV.      No contar con algún tipo de seguridad social.

Artículo 51.- Funcionamiento del Fideicomiso de Seguridad Social.  La operatividad, así como el adecuado funcionamiento de los programas de seguridad social que se ofrezcan a través del fideicomiso en cuestión, deberán ser especificados a través del documento que constituya el fideicomiso, elaborado por el Comité Técnico.

Para la atención médica de los beneficiarios, se realizará a través de los servicios que otorga la Federación y siguiendo en prelación los otorgados por el estado y los municipios donde radique el beneficiario.

Para la implementación de los programas de vivienda, pensión y retiro se establecerán los convenios con los programas de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal para su ingreso de los beneficiarios del Fideicomiso.

Artículo 52. Sobre la pérdida de la relación jurídica de las partes del Fideicomiso de Seguridad Social. La relación jurídica establecida en el fideicomiso quedará rescindida en los siguientes supuestos:

I.         Por ya no estar inscrito en el Padrón Artístico y Cultural;

II.       Por dejar de ejercer labor en el área del sector cultural o artístico por más de dos años; y

III.     Por dejar de aportar la parte alícuota correspondiente al mismo por un periodo de más de un año.

Antes de terminar la relación jurídica, se notificará al fideicomisario de manera personal, y por escrito, a través de los medios que establezca para tal efecto la autoridad pública correspondiente, que se encuentra en uno de los supuestos contemplados anteriormente, donde se funde y motive de manera exhaustiva el mismo; y donde se tenga por suspendido de sus derechos al beneficiario, lo cual implica que en tanto no se deslinde dicha situación, la Federación no aportará su parte correspondiente al fideicomiso.

Se le dará al fideicomisario la oportunidad para que en los siguientes tres meses, una vez notificado, alegue ante la autoridad correspondiente, y envíe aquellas pruebas documentales que descalifiquen o demás que de manera fehaciente prueben que no se encuentra en dichos supuestos, o que vuelva a realizar aquellas acciones, a efecto de estar dentro del mismo.

En caso que se intente alegar ante la autoridad competente que no se encuentra en dichos supuestos, y se declaren improcedentes los argumentos esgrimidos, se podrá realizar la acción ante los tribunales de justicia correspondientes.

Si en los siguientes meses no se desahogan los supuestos antes establecidos, se tendrá por rescindida la relación jurídica, lo cual implica que la Federación dejará de estar obligado a seguir aportando aquellos recursos al fideicomisario que le corresponden; sin embargo, el beneficiario podrá seguir haciendo uso de sus recursos hasta en tanto se agoten, o vuelva a ser beneficiario del mismo.

En caso de que vuelva a estar en el supuesto de ser beneficiario, realizará un trámite por el cual se vuelva a incorporar de los derechos que tenía adquiridos el fideicomisario al momento de rescindir la relación jurídica; sin embargo, esto excluye aquellos recursos que haya perdido en el transcurso del tiempo.

Transitorios:

ÚNICO. El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Palacio Legislativo de San Lázaro a 28 de febrero de 2019

Dip. Ricardo de la Peña Marshall


[*] Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, https://avvac.files.wordpress.com/2009/03/unesco1.pdf

[*] Declaración Universal de Derechos Humanos. Adoptada y proclamada por la Asamblea General en su resolución 217 A (III), de 10 de diciembre de 1948

[*] Senado de la República. Dictamen de las comisiones unidas de Seguridad Social y Estudios legislativos, primera; en relación a la iniciativa con proyecto de decreto por el que se expide la Ley que crea el Fondo de Apoyo para el Acceso de Artistas, Creadores y Gestores Culturales a la Seguridad Social. http://infosen.senado.gob.mx/sgsp/gaceta/61/3/2011-11-24-1/assets/documentos/SS_Ley_Artistas.pdf

[*] 3er Congreso Nacional de Teatro, celebrado en el Centro Cultural Helénico en la Ciudad de México del 21 al 23 de mayo de 2018, con la participación de 87 delegados de las 32 entidades federativas.

[*] Consulta realizada del 14 de agosto al 30 de septiembre del 2018, concentrando en un eje temático las preocupaciones respecto a las condiciones laborales de 691 participantes provenientes de 188 ciudades de los 32 estados del país. https://www.proceso.com.mx/566298/los-bailarines-en-el-desamparo

[*] Invitación por la Dip. Xóchitl Zagal Ramírez, integrante de la Comisión de Cultura y Cinematografía. http://www.milenio.com/cultura/los-trabajos-de-terpsicore