+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Iniciativas de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Cámara de Diputados Ficha Técnica

Del Dip. Higinio del Toro Pérez, del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con proyecto de decreto que reforma el artículo 420 Bis del Código Penal Federal.

SE TURNó A LA COMISIóN DE JUSTICIA DE LA CáMARA DE DIPUTADOS.


INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMA AL ARTÍCULO 420 BIS DEL CÓDIGO PENAL FEDERAL, A CARGO DEL DIPUTADO HIGINIO DEL TORO PÉREZ DEL GRUPO PARLAMENTARIO DE MOVIMIENTO CIUDADANO

El suscrito, Diputado Federal Higinio del Toro Pérez, integrante del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano de la LXIV Legislatura del  Congreso de la Unión, con fundamento en los artículos 71, fracción II, y 78, párrafo segundo, fracción III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y los artículos 116 y 122, numeral 1, de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, así como el artículo 55 fracción II del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someten a la consideración de la Comisión Permanente la presente iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma al artículo 420 BIS del Código Penal Federal, al tenor de la siguiente:

                                                                EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

De acuerdo con la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR),  “un incendio forestal ocurre cuando el fuego se extiende de manera descontrolada y afecta los bosques, las selvas, o la vegetación de  zonas áridas y semiáridas”.
A partir de la definición presentada, se entiende que se trata de un fenómeno causado por las propias condiciones climatológicas, por lo que la falta de lluvia aunado a las altas temperaturas, deberían ser la principal causa de dichos incendios.
No obstante, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) señala que existen diversas causas que provocan un incendio forestal divididas entre meteorológicas (temperatura, viento, etc.) y las actividades humanas (uso del fuego). En México tenemos dos temporadas de incendios forestales: en las zonas centro, norte, noreste, sur y sureste del país, inicia en enero y concluye en junio. La segunda temporada se registra en el noroeste del país, inicia en mayo y termina en septiembre.
Entre las causas que identifica la CONAFOR se encuentran:

  • Accidentales: Rupturas de líneas eléctricas, accidentes automovilísticos, ferroviarios y aéreos.
  • Negligencias: Quemas agropecuarias no controladas, fogatas de excursionistas, fumadores, quema de basura, limpieza de vías en carreteras y uso del fuego en otras actividades productivas dentro de áreas forestales.
  • Intencionales: Quemas por conflictos entre personas o comunidades, tala ilegal o litigios.
  • Naturales: Caída de rayos o erupciones volcánicas.

Los casos de incendios forestales en 2019 son alarmantes, según datos de CONAFOR, en la semana del 26 de abril al 2 de mayo, para tener un parámetro, se registraron 181 incendios forestales; la siguiente, del 3 al 9 de mayo, ocurrieron 215 incendios forestales, es decir, 34 incendios más.
Las consecuencias de un incendio forestal tienen un impacto negativo tanto en el lugar afectado como en los alrededores, por lo que se requieren soluciones que involucren la intervención de los tres órdenes de gobierno, con las consecuencias de estos incendios se entiende que es un problema nacional que requiere de soluciones que incluyan a las entidades federativas y municipios, a partir de un marco jurídico que apoye las acciones para evitar los incendios forestales.

En consecuencia a los incendios de abril y mayo, la megalópolis del Valle de México también ha sido afectada debido a que los incendios provocan emisión de partículas que no han podido dispersarse debido a un sistema de estabilidad atmosférica que provoca la ausencia de vientos.
A esto se suman los incendios reportados en la Ciudad de México y Estado de México el 10 y 11 de mayo de 2019, en los que, de acuerdo con el reporte de las autoridades, hubo 20 incendios que afectaron a la capital de los cuales 13 incendios se registraron en pastizales, cuatro en lotes baldíos, dos en casas habitación y un incendio forestal.
No obstante, en los últimos incendios registrados existe evidencia de una provocación con la finalidad de afectar a los miles de hectáreas de un lugar, lo cual se traduce en pérdidas naturales, animales e incluso humanas.
Se considera necesario en este punto mostrar el número de denuncias presentadas por provocación de incendios recientemente, sin embargo, la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (PROFEPA) comparte datos del 2013 y detalla que recibió 135 denuncias en materia de incendios forestales; destaca el estado de Jalisco con 14 denuncias, seguido de Morelos y el Estado de México con 12 y Michoacán con 11. El resto de los estados se dividen de la siguiente forma:

Aguascalientes 6, Baja California Sur 2, Campeche 1, Chihuahua 2, Chiapas 5, Coahuila 2, Colima 1, Guerrero 7, Guanajuato 1, Hidalgo 8, Nayarit 4, Nuevo León 2, Oaxaca 8, Puebla 7, Querétaro 2, Quintana Roo 3, San Luis Potosí 2, Sonora 1, Tabasco 9 Tlaxcala 2, Veracruz 4 y en la Zona Metropolitana del Valle de México 7.

El problema podría afrontarse de una mejor forma mediante más recursos para la Comisión Nacional Forestal, actualmente esto se encuentra fuera de alcance y de control debido a la reducción presupuestal para el ejercicio de 2019.
Durante los días de emergencia, la Comisión Nacional Forestal reconoció que se encontraban limitados para combatir los incendios forestales debido a la reducción presupuestal, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) determinó la suspensión del programa de empleo temporal, mediante el cual se contrataban brigadistas eventuales para combatir los siniestros en los bosques.
Es así que el problema de los incendios forestales se agrava con las reducciones al presupuesto en temas medioambientales. En 2019, la CONAFOR recibió 2´765 millones de pesos, contra los 3´991 que le fueron asignados en 2018. En ese mismo sentido, hubo una reducción del 32% y 42% en los recursos destinados al Ramo 16 del sector ambiental y al Anexo 16 que tiene que ver con mitigación y transición de los efectos de cambio climático, respetivamente.
De esta forma, la situación se vuelve alarmante debido al aumento de incendios que tienen características suficientes para ser considerados como un siniestro provocado a lo que se suma a la falta de recursos para combatir el fuego. Aun con la falta de denuncias, es importante destacar que los incendios provocados se han convertido en una amenaza para la riqueza natural de nuestro país, además de que impactan en la fuente de empleo de muchos campesinos y agravan la contaminación que prolifera en el territorio mexicano.
En el Capítulo II de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable dedicado a los incendios Forestales y del Manejo del Fuego, el artículo 117 señala que:

La Secretaría dictará las Normas Oficiales Mexicanas que regirán el manejo del fuego, para evaluar los daños, restaurar el área afectada por incendio y establecer los métodos de manejo del fuego en los terrenos forestales, temporalmente forestales, agropecuarios y colindantes, así como los procedimientos para establecer el Sistema de Calificación para el manejo del fuego y el Sistema de Comando de Incidentes para el manejo del fuego en ecosistemas forestales.
Quienes hagan uso del fuego en contravención de lo dispuesto en las normas mencionadas, recibirán las sanciones que prevé la presente Ley, sin perjuicio de las establecidas en los ordenamientos penales.

En el artículo 156 se contemplan las sanciones que contempla la Ley:

Artículo 156. Las infracciones establecidas en el artículo anterior de esta Ley, serán sancionadas administrativamente por la Secretaría, en la resolución que ponga fin al procedimiento de inspección respectivo, con una o más de las siguientes sanciones:
I. Amonestación;
II. Imposición de multa;
III. Suspensión temporal, parcial o total, de las autorizaciones de aprovechamiento de recursos forestales o de la inscripción registral, o de las actividades de que se trate;
IV. Revocación de la autorización o inscripción registral;
V. Decomiso de las materias primas forestales y sus productos obtenidos, documentación, así como de los instrumentos, maquinaria, equipos y herramientas y de los medios de transporte utilizados para cometer la infracción, debiendo considerar el destino y resguardo de los bienes decomisados;
VI. Clausura temporal o definitiva, parcial o total, de las instalaciones, maquinaria y equipos de los centros de almacenamiento y transformación de materias primas forestales, o de los sitios o instalaciones donde se desarrollen las actividades que den lugar a la infracción respectiva, y
VII. Establecimiento de medidas de restauración en el área afectada.
En el caso de las fracciones III y IV de este artículo, la Secretaría ordenará se haga la inscripción de la suspensión o revocación correspondiente en el Registro Forestal Nacional.

Por su parte, la fracción XXIV del artículo 155 de la Ley señala que provocar un incendio forestal amerita una infracción, y el artículo 157 contempla las sanciones para los delitos contemplados en dicho artículo:
Artículo 157. La imposición de las multas a que se refiere el artículo anterior, se determinará en la forma siguiente:
I. Con el equivalente de 40 a 1000 veces la Unidad de Medida y Actualización, a quien cometa las infracciones señaladas en las fracciones V, VI, XIV, XVI, XVII, XX y XXIX del artículo 155 de esta Ley;
II. Con el equivalente de 100 a 20,000 veces la Unidad de Medida y Actualización, a quien cometa las infracciones señaladas en las fracciones I, II, III, IV, VII, VIII, X, XI, XIII, XV, XVIII, XXVI, XXVII y XXVIII del artículo 155 de esta Ley, y
III. Con el equivalente de 150 a 30,000 veces la Unidad de Medida y Actualización, a quien cometa las infracciones señaladas en las fracciones IX, XII, XIX, XXI, XXII, XXIII, XXIV y XXV del artículo 155 de esta Ley.

Por lo que la sanción para aquel que provoque un incendio forestal oscila entre las 150 a 30,000 UMA.

Para salvaguardar la seguridad ambiental se encuentra la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (PROFEPA), que es un organismo encargado del cuidado y preservación del ambiente en todo el país, al igual que la inspección y vigilancia del cumplimiento de leyes para la protección ambiental.
La PROFEPA es la encargada de vigilar que se cumplan las disposiciones en materia ambiental entre las que se encuentran aquellas que contempla la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable en materia de incendios forestales. De acuerdo con la ley, los actos ilícitos identificados son:
• Omitir realizar guardarrayas de protección contra el fuego en terrenos preferentemente forestales, de acuerdo con lo previsto en esta Ley;
• Realizar las quemas en terrenos agropecuarios en forma negligente que propicie la propagación del fuego a terrenos forestales vecinos;
• Evitar prevenir, combatir o controlar, estando legalmente obligado para ello, las plagas, enfermedades o incendios forestales;
• Negarse, sin causa justificada, a prevenir o combatir las plagas, enfermedades o incendios forestales que afecten la vegetación forestal, en desacato de mandato legítimo de autoridad;
• Omitir ejecutar trabajos de conformidad con lo dispuesto por esta ley, ante la existencia de plagas y enfermedades e incendios forestales que se detecten;
• Provocar intencionalmente o por imprudencia, incendios en terrenos forestales o preferentemente forestales;
Es necesario que aunado a las políticas públicas que se puedan diseñar para prevenir y enfrentar los incendios forestales, se sume una reforma al Código Penal Federal con la finalidad de endurecer las sanciones para quien, con alevosía, provoque un incendio en alguna zona forestal.
La revisión de la Ley permite reconocer la importancia del tema y las acciones que pueden ser consideradas como un delito ambiental, las sanciones administrativas que se consideran para quien provoque un incendio forestal es de las más altas, sin embargo, a estas sanciones se suma la de tipo penal.
En el Código Penal Federal se considera una pena de hasta 10 años a quien provoque un incendio forestal:
Artículo 420 Bis. - Se impondrá pena de dos a diez años de prisión y por el equivalente de trescientos a tres mil días multa, a quien ilícitamente:
I. Dañe, deseque o rellene humedales, manglares, lagunas, esteros o pantanos;
II. Dañe arrecifes;
III. Introduzca o libere en el medio natural, algún ejemplar de flora o fauna exótica que perjudique a un ecosistema, o que dificulte, altere o afecte las especies nativas o migratorias en los ciclos naturales de su reproducción o migración, o
IV. Provoque un incendio en un bosque, selva, vegetación natural o terrenos forestales, que dañe elementos naturales, flora, fauna, los ecosistemas o al ambiente.

Se aplicará una pena adicional hasta de dos años de prisión y hasta mil días multa adicionales, cuando las conductas descritas en el presente artículo se realicen en o afecten un área natural protegida, o el autor o partícipe del delito previsto en la fracción IV, realice la conducta para obtener un lucro o beneficio económico.

No obstante, pese a que la Ley y el Código Penal Federal contemplan como delito grave a la acción de provocar un incendio, la pena aún no es suficiente para que disminuir dicha práctica por lo que se considera de vital importancia aumentar las sanciones para aquellos que intencionalmente dañen las zonas forestales. A partir de esto, se propone una reforma al Código Penal Federal:


TEXTO ACTUAL

PROPUESTA

Artículo 420 Bis. - Se impondrá pena de dos a diez años de prisión y por el equivalente de trescientos a tres mil días multa, a quien ilícitamente:

I. Dañe, deseque o rellene humedales, manglares, lagunas, esteros o pantanos;
II. Dañe arrecifes;
III. Introduzca o libere en el medio natural, algún ejemplar de flora o fauna exótica que perjudique a un ecosistema, o que dificulte, altere o afecte las especies nativas o migratorias en los ciclos naturales de su reproducción o migración, o
IV. Provoque un incendio en un bosque, selva, vegetación natural o terrenos forestales, que dañe elementos naturales, flora, fauna, los ecosistemas o al ambiente.

(…)

Artículo 420 Bis. - Se impondrá pena de dos a quince años de prisión y por el equivalente de trescientos a cuatro mil quinientos días multa, a quien ilícitamente:

I. Dañe, deseque o rellene humedales, manglares, lagunas, esteros o pantanos;
II. Dañe arrecifes;
III. Introduzca o libere en el medio natural, algún ejemplar de flora o fauna exótica que perjudique a un ecosistema, o que dificulte, altere o afecte las especies nativas o migratorias en los ciclos naturales de su reproducción o migración, o
IV. Provoque un incendio en un bosque, selva, vegetación natural o terrenos forestales, que dañe elementos naturales, flora, fauna, los ecosistemas o al ambiente.
(…)

El aumento en el castigo penal se debe a que provocar un incendio forestal con alevosía es un delito que atenta contra el derecho a la salud y puede ser considerado como un atentado contra la vida, además de que se considera como un delito que no cuenta con reparación del daño a mediano plazo.
Ante estos argumentos, se considera que la acción de provocar un incendio forestal de forma dolosa, atenta contra el patrimonio nacional, contra la salud de los mexicanos debido a la contaminación que genera, contra la vida de aquellos que habitan cerca de la zona afectada, además de dañar la fuente de empleo de trabajadores del campo.
A partir de esto se considera que debe existir un aumento del 50% de la pena respecto a la considerada en el Código Penal, por lo que, partiendo de la pena mínima que se considera, se hace un cálculo que da como resultado un aumento de 5 años en la pena máxima y 1,500 días más de multa para la sanción administrativa.
Por lo anteriormente expuesto, se presenta ante esta H. Comisión Permanente la siguiente Iniciativa con proyecto de:
DECRETO
QUE REFORMA AL ARTÍCULO 420 BIS DEL CÓDIGO PENAL FEDERAL

Único. - Se reforma el artículo 420 BIS del Código Penal Federal:

Artículo 420 Bis. - Se impondrá pena de dos a quince años de prisión y por el equivalente de trescientos cuatro mil quinientos días multa, a quien ilícitamente:
I. Dañe, deseque o rellene humedales, manglares, lagunas, esteros o pantanos;
II. Dañe arrecifes;
III. Introduzca o libere en el medio natural, algún ejemplar de flora o fauna exótica que perjudique a un ecosistema, o que dificulte, altere o afecte las especies nativas o migratorias en los ciclos naturales de su reproducción o migración, o
IV. Provoque un incendio en un bosque, selva, vegetación natural o terrenos forestales, que dañe elementos naturales, flora, fauna, los ecosistemas o al ambiente.

TRANSITORIOS
Artículo Único. - El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

ATENTAMENTE

DIPUTADO HIGINIO DEL TORO PÉREZ
GRUPO PARLAMENTARIO MOVIMIENTO CIUDADANO

Dado en el salón de sesiones de la H. Comisión Permanente
del Congreso de la Unión, a 06 de junio de 2019.

Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), Incendios forestales, disponible en http://www.conafor.gob.mx:8080/documentos/docs/10/236Gu%C3%ADa%20pr%C3%A1ctica%20para%20comunicadores%20-%20Incendios%20Forestales.pdf, consultado en mayo 2019

Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), “Incendios forestales” disponible en http://www.cenapred.gob.mx/es/Publicaciones/archivos/115.pdf, consultado en mayo 2019.

Ibídem

Animal Político, “82 incendios forestales en 21 estados, reporta Conafor; Oaxaca, Guerrero y Jalisco, estados con más casos”, disponible en https://www.animalpolitico.com/2019/05/incendios-forestales-estados-conafor/, consultado en mayo 2019

Ibídem

Animal Político, “¿Por qué tanto humo en la Ciudad de México?, disponible en https://www.animalpolitico.com/2019/05/cdmx-humo-incendios-mala-calidad-aire/, consultado en mayo 2019

Portal  Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (PROFEPA), https://www.profepa.gob.mx/innovaportal/v/5058/1/mx.wap/profepa_ha_recibido_135_denuncias_por_incendios_forestales.html, consultado mayo 2019.

El Sol de México, “CONAFOR, sin fondos para combatir los incendios”, disponible en https://www.elsoldemexico.com.mx/mexico/sociedad/conafor-sin-fondos-para-combatir-los-incendios-3622011.html, consultado en mayo 2019.

Ibídem

Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, disponible en http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LGDFS_050618.pdf, consultada en mayo 2019.

Página oficial https://www.gob.mx/profepa, consultada en mayo 2019.