+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores


De las diputadas Frinné Azuara Yarzábal, Margarita Flores Sánchez, Ivonne Liliana Álvarez García y Lourdes Erika Sánchez Martínez, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta a la Secretaría de Salud y a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, a que tome acciones inmediatas para proteger a los niños, adolescentes y jóvenes ante el creciente riesgo de dependencia a la nicotina y otros problemas de salud que están propiciando cigarros electrónicos como el JUUL, por no existir una regulación en la materia.


Proposición con Punto de Acuerdo por el que se exhorta a la Secretaría de Salud y a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, que tome acciones inmediatas para proteger a los niños, adolescentes y jóvenes ante el creciente riesgo de dependencia a la nicotina y otros problemas de salud que están propiciando cigarros electrónicos como el JUUL, por no existir una regulación en la materia.

Quien suscribe, Frinné Azuara Yarzábal, Margarita Flores Sánchez, Ivonne Liliana Álvarez García y Lourdes Erika Sánchez Martínez, diputadas federales integrantes del Grupo Parlamentario del PRI en la LXIV Legislatura, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 78, fracción III, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 58 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, sometemos a la consideración de esta Asamblea, la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo, por el que se exhorta a la Secretaría de Salud y a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, que tome acciones inmediatas para proteger a los niños, adolescentes y jóvenes ante el creciente riesgo de dependencia a la nicotina y otros problemas de salud que están propiciando cigarros electrónicos como el JUUL, por no existir una regulación en la materia, al tenor de las siguientes:

Consideraciones

El tabaquismo representa un problema de salud pública en todo el planeta. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de tabaco es uno de los principales factores de riesgo de varias enfermedades crónicas, como el cáncer y las enfermedades pulmonares y cardiovasculares. [*] A pesar de ello, su consumo está muy extendido en los diferentes sectores de la población, principalmente, entre los jóvenes.

Para dimensionar la gravedad de esta problemática, cabe señalar que el consumo de tabaco a nivel mundial provoca más de 7 millones de muertes anualmente; 600 mil se deben a la exposición al humo de segunda mano (fumadores pasivos).

En la región de las Américas, se le atribuye a su consumo el 18% de los fallecimientos por enfermedades no transmisibles y más del 80% de las muertes por cáncer de pulmón, bronquios y tráquea. [*]

Derivado de esta situación ha incrementado el uso de medios alternativos como un método de reducción de daños para los fumadores. De manera particular, el uso de cigarros electrónicos y vaporizadores de nicotina ha crecido de manera sostenida, en especial, entre los adolescentes y jóvenes.

En el caso de los cigarros electrónicos contienen nicotina, principal sustancia del tabaco que causa adicción, además de saborizantes, aditivos y metales como el cromo, plomo, aluminio, hierro y cadmio, los cuales son potencialmente carcinógenos. Los efectos negativos de la nicotina están documentados, aunque no se han identificado sus efectos cuando se inhalan como aerosol. Aunque el nivel de nicotina varía dependiendo del producto, su consumo llega a ser similar al de los consumidores de cigarros de tabaco. [*]

Hay evidencia que apunta a daños en la salud a corto plazo. Así, algunos efectos fisiológicos inmediatos asociados con la alta exposición a dichos cigarros son la irritación de la boca, garganta y tos seca. Se ha observado un aumento en la frecuencia cardiaca después del uso de cigarros electrónicos. Además, se ha encontrado un impacto negativo en la presión arterial a corto plazo, ya que se presenta un aumento de la presión diastólica y sistólica como efecto de la nicotina, aunque la evidencia es limitada a largo plazo.

Estudios han encontrado que los saborizantes de los cigarros electrónicos afectan la función de los vasos sanguíneos. Se observó inflamación a nivel celular que pudiera progresar a enfermedad cardiovascular, incluidos los infartos al corazón y al cerebro.

Pese a lo anterior, recientemente, apareció una nueva modalidad de este tipo de cigarrillos, denominado JUUL, fabricados por los Laboratorios JUUL, Inc., que se han vuelto muy populares entre los jóvenes durante los últimos años.

El JUUL es un cigarrillo electrónico que nació en 2015 como un proyecto de la estadounidense PAX Labs. En 2017, y tras buscar un cambio en la estrategia de comercialización, JUUL se transforma en una compañía independiente que se centra en la fabricación de este peculiar cigarrillo electrónico.

Este cigarrillo se fabrica en Shenzhen, China, mientras que sus cartuchos o ´JUULpods´ que son adaptadores que ofrecen el sabor, se fabrican en los Estados Unidos. [*]

Dado que el dispositivo es pequeño, discreto y se parece mucho a una unidad USB, puede ocultarse fácilmente, por lo que es muy popular entre los jóvenes.

Funcionan con una pila que calienta la cápsula del “liquido” que contiene la nicotina, los sabores y otros químicos. Al calentarse, el líquido produce un aerosol o vapor que los usuarios inhalan.

Las cápsulas que utilizan los JUUL vienen en distintos sabores, lo que los hace atractivos para los jóvenes. Ahora bien, la concentración de nicotina que contienen es más del doble de la cantidad de otros cigarrillos electrónicos, por lo que son muy adictivos. Por tal motivo, los expertos señalan que su uso aumenta el riesgo de convertirse en fumador habitual y que los lugares más comunes son las escuelas, aunque se ha difundido tanto su uso en muchos espacios, que conlleva riesgos para la salud, sobre todo, para los niños.

Se usa como un lápiz de memoria y cada vez que se carga tiene una capacidad para el equivalente de 150 a 200 caladas. Una vez agotadas, se vuelve a recargar. “Está considerado como el Iphone de los cigarrillos electrónicos como ejemplo de diseño”, mencionó el vicepresidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, quien ha señalado que “Juul es lo que viene”. [*]

Según medios periodísticos, con base en información del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, en agosto de 2018, JUUL representaba aproximadamente el 71 por ciento del comercio de cigarrillos electrónicos para adolescentes.

Los adolescentes enfrentan mayores riesgos por los JUULs. Los años de la adolescencia son un momento crítico en el desarrollo del cerebro. Esto pone a los jóvenes en un riesgo único de efectos duraderos. La nicotina afecta el desarrollo de circuitos cerebrales que controlan la atención y el aprendizaje. Pone a los niños en mayor riesgo de tener trastornos del estado de ánimo y problemas permanentes con el control de los impulsos. También afecta el desarrollo del sistema de recompensa del cerebro. Esto puede hacer que otras drogas, más peligrosas, sean más placenteras para el cerebro en desarrollo de un adolescente.

De acuerdo con un estudio de tres años, los jóvenes que usan cigarrillos electrónicos como los JUUL también son más propensos a convertirse en fumadores que aquellos que no lo hacen. El estudio siguió a los estudiantes de secundaria cuando pasaron de los cigarrillos electrónicos a los tradicionales. [*]

La nicotina se mide en miligramos por mililitro y el golpe de garganta es mayor cuanto más alto sea el nivel de nicotina. Los e-líquidos tienen un 3% de nicotina por volumen (35 mg/ml) y un 5% de nicotina por volumen (59 mg/ml), que es más del doble de la concentración de nicotina en dispositivos similares. En el caso de la nicotina en Juul se inhala más fácilmente porque se suministra como sal de nicotina, lo que hace que el vapor sea menos fuerte, por lo que es más fácil inhalar más nicotina durante períodos más prolongados.

La OMS ha alertado sobre los potenciales riesgos tóxicos y hasta cancerígenos de algunas sustancias detectadas en el vapor de este tipo de dispositivos. También advierte sobre la posibilidad de que las tabacaleras estén detrás de la venta de cigarrillos electrónicos y productos asociados.

Ante este panorama, la organización emitió un informe para exhortar a los países en la necesidad de prohibir el uso de los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (nombre científico para los cigarros electrónicos, e-cigs o vaporizadores).

En dicho documento, muestra su preocupación por el aumento en el uso de estos dispositivos que administran nicotina, una sustancia altamente adictiva, pero sin usar tabaco y que no produce humo sino vapor, un vapor con mucho más que agua. [*]  

Según la OMS, dependiendo de la marca este vapor puede contener sustancias tóxicas y compuestos cancirnógenos (como acrilaldehído, formaldehído, acetona y otros carbonilos

Actualmente los e-cigs representan cerca del 2% del total del mercado de productos de tabaco y en los últimos años su uso se ha intensificado, especialmente entre la población joven.

En Estados Unidos, la Encuesta Nacional de Tabaco Juvenil realizada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), reveló un aumento exponencial de cigarrillos electrónicos entre estudiantes de secundaria y preparatoria. Ante esta situación, las autoridades señalaron que el país enfrenta una epidemia por el incremento desmedido del uso de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes, que amenaza a una nueva generación por la adicción a la nicotina. [*]

En solo tres años, los jóvenes estadounidenses que usaron cigarros electrónicos aumentaron su consumo en más de 300%, pasando de 79 000 en 2011 a 263 000 en 2013, según datos de la Encuesta Nacional de Tabaco en Jóvenes de Estados Unidos. [*]

Cabe precisar que también en abril de 2018, la FDA solicitó a Juul Labs los documentos relacionados con la comercialización de productos y la investigación sobre los efectos en la salud, toxicológicos, de comportamiento o fisiológicos de sus productos para comprender por qué los jóvenes se sienten tan atraídos por ellos. [*] Asimismo, exigió a Juul que desarrollara planes contra el uso de los adolescentes. Debido a esto, en noviembre de 2018, Juul anunció que solo ofrecerían menta, tabaco y mentol en las tiendas, los otros sabores afrutados solo estarán disponibles en línea a través de la tecnología de verificación de edad para bloquear a las personas menores de 21 años. [*]

Es un hecho es que el consumo de cigarrillos electrónicos está aumentando exponencialmente, lo que tiene efectos nocivos para la salud y que genera adicción al igual que el cigarrillo común.

Nuestro país no escapa a esta grave problemática. Se estima que los fallecimientos relacionados al tabaquismo suman 43 mil personas por año (8.4% del total de muertes). Según la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-2017 (ENCODAT), el 17.6% de la población de 12 a 65 años de edad fuma tabaco, lo cual corresponde a 14.9 millones de fumadores en el país. El 6.4% fuma a diario, mientras que el 11.1% lo hace ocasionalmente.

Conforme a la ENCODAT, el 7.8% de los fumadores ha intentado dejar de fumar con métodos como la medicina tradicional y productos de tabaco sin humo, como los cigarros electrónicos. Es una práctica que lleva varios años y la opinión en general es que este tipo de cigarros es una buena alternativa para sustituir el uso de tabaco y evitar sus efectos en la salud; sin embargo, no hay evidencia concluyente de que esto sea cierto.

Conseguir un cigarro electrónico es relativamente fácil. Los establecimientos los ofrecen sin atender la advertencia de la autoridad sanitaria y pueden ser adquiridos en diversas páginas de internet, su valor puede ser desde 500 pesos en tiendas establecidas o en línea.

Uno de los riesgos más importantes es que el uso de cigarros electrónicos fomenta el consumo de nicotina en los adolescentes y menores de edad. Esto se debe a que refieren ser menos dañinos que otros productos de tabaco y tienen diversos sabores y aromas, lo que los hace más atractivos para este grupo de edad.

Asimismo, existe la posibilidad de que a raíz de los cigarros electrónicos, los adolescentes empiecen a fumar. En México, 6.5% de los adolescentes de 12 a 18 años de edad (938 mil) refieren haberlo probado alguna vez, y 160 mil lo utilizan actualmente (1.1%). [*]

Respecto a los adultos, la percepción de que son ‘menos dañinos’ que los productos de tabaco, hace que sean un remplazo a los cigarros de tabaco en vez de utilizarlos como un método para abandonar el tabaquismo por completo. En nuestro país, el 1.1% de la población utiliza el cigarro electrónico (975 mil mexicanos); su uso es mayor en hombres que en mujeres. Casi el 6% de la población lo ha probado alguna vez, lo que corresponde a 5 millones de mexicanos.

México es uno de los países en donde la venta de cigarros electrónicos se encuentra prohibida. El artículo 16 de la Ley General para el Control de Tabaco, en estipula que se prohíbe “Comerciar, vender, distribuir, exhibir, promocionar o producir cualquier objeto que no sea un producto del tabaco, que contenga alguno de los elementos de la marca o cualquier tipo de diseño o señal auditiva que lo identifique con productos de tabaco”.

En este mismo sentido, la Comisión Federal para la Protección contra los Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha emitido comunicados de prensa donde recuerda que los e-cigs “no cuentan con registro sanitario como medicamentos o dispositivos médicos” por lo que el uso supuestamente terapéutico no ha sido comprobado por dicha institución. [*]

Pese a su prohibición, es una realidad los cigarrillos electrónicos continúa comercializándose en nuestro país. La venta se lleva a cabo por internet, en donde aparecen varias páginas web en las que pueden adquirirse y recibirlo en casa, ante la falta de regulación de estos productos.

No esperemos a que México padezca una epidemia. Es necesario y urgente fortalecer los mecanismos para la regulación en la venta de estos productos, que afectan la salud y economía de las familias.

El presente punto de acuerdo atiende una creciente preocupación de miles de padres de familia, que ante el crecimiento exponencial del consumo Juul, tienen temor que sus hijos estén expuestos a la adicción de la nicotina.

La salud pública debe ser la ley suprema del país. En tal virtud, es fundamental regular la venta de los cigarrillos electrónicos, así como promover campañas informativas permanentes sobre los los riesgos que genera para la salud de la población en general, principalmente, para los jóvenes.

Por lo anteriormente expuesto, sometemos a la consideración de esta Soberanía la siguiente Proposición con:

PUNTO DE ACUERDO

Primero.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, exhorta a la Secretaría de Salud y a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, que tome acciones inmediatas para proteger a los niños, adolescentes y jóvenes ante el creciente riesgo de dependencia a la nicotina y otros problemas de salud que están propiciando cigarros electrónicos como el JUUL, por no existir una regulación en la materia.

Segundo.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, exhorta a la Secretaría de Salud con la finalidad de que promueva campañas de concientización sobre los riesgos y consecuencias que provoca para la salud el uso de cigarrillos electrónicos, principalmente, entre las niñas, niños adolescentes y jóvenes, ante la comercialización indiscriminada y sin control de estos productos.  

Dado en el Senado de la República, sede de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, al día 6 de mayo de 2019.

ATENTAMENTE

____________________________

Dip. Frinné Azuara Yarzábal

____________________________

Dip. Margarita Flores Sánchez

____________________________

Dip. Ivonne Liliana Álvarez García

__________________________

Dip. Lourdes Erika Sánchez Martínez


[*] https://www.who.int/topics/tobacco/es/

[*] http://oment.uanl.mx/el-cigarro-electronico-y-sus-efectos-sobre-la-salud/

[*] http://oment.uanl.mx/el-cigarro-electronico-y-sus-efectos-sobre-la-salud/

[*] https://www.xataka.com/medicina-y-salud/quien-juul-que-duenos-philip-morris-fabricantes-marlboro-estan-invirtiendo-12-800-millones

[*] https://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2018/05/31/riesgos-juul/1725428.html

[*] https://es.familydoctor.org/peligros-del-uso-de-juul-vapeo/

[*] Sistemas electrónicos de administración de nicotina, Informe de la OMS (FCTC/COP/6/10. 21 de julio de 2014)

[*] E-cigarettes—aid to smoking cessation or smokescreen?, The Lancet, Vol 384 September 6, 2014 Megan McArdle, E-Cigarettes: A $1.5 Billion Industry Braces for FDA Regulation, Bloomberg Businesssweek, disponible en http://www.businessweek.com/articles/2014-02-06/e-cigarettes-fda-regulation-looms-for-1-dot-5-billion-industry

[*] http://oment.uanl.mx/el-cigarro-electronico-y-sus-efectos-sobre-la-salud/

[*] https://www.insp.mx/avisos/3408-cigarros-electronicos.html