+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica





De los legisladores Maricela Contreras Julián, Dolores Padierna Luna, Francisco Martínez Neri, Isidro Pedraza Chávez y Jesús Zambrano Grijalva, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con punto de acuerdo por el que la Comisión Permanente se pronuncia porque los gobiernos de Cuba y Estados Unidos de América encuentren mecanismos para que continúen los esfuerzos hacia la normalización de las relaciones diplomáticas y manifiesta su deseo de colaboración para lograr ese objetivo.

Se turnó a la Segunda Comisión.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE LA COMISIÓN PERMANENTE DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN SE PRONUNCIA PORQUE LOS GOBIERNOS DE CUBA Y ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA, A TRAVÉS DEL DIÁLOGO Y EL RESPETO A LA SOBERANÍA DE AMBAS NACIONES, ENCUENTREN MECANISMOS PARA QUE CONTINÚEN LOS ESFUERZOS HACIA LA NORMALIZACIÓN DE LAS RELACIONES DIPLOMÁTICAS Y MANIFIESTA SU DESEO DE COLABORACIÓN PARA LOGRAR ESE OBJETIVO

Las y los suscritos integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática de la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, en ejercicio de la facultad que nos confiere el artículo 58 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, sometemos a la consideración la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo al tenor de los siguientes:

CONSIDERANDOS

  1. El 31 de julio de 2006, el Comandante en Jefe, Fidel Castro, delegó sus funciones temporalmente en un grupo de personas de su confianza encabezadas por su hermano Raúl Castro, quien actuó desde entonces como Presidente en funciones de los Consejos de Estado y de Ministros, hasta el 24 de febrero de 2008, fecha en la que la Asamblea Nacional del Poder Popular lo eligió formalmente Presidente, manteniendo Fidel Castro el cargo de Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba.
  2. Del 16 al 19 de abril de 2011 se celebró el VI Congreso del Partido Comunista Cubano (PCC), y estuvo dedicado, casi en exclusividad, a las reformas económicas del país. El Presidente Raúl Castro consiguió el respaldo de los más de 1000 delegados a la línea de reforma económica ya emprendida, recogida en el documento “Lineamientos de Política Social y económica” y fue elegido Primer Secretario del Partido. La aplicación de los lineamientos ha llevado a la puesta en práctica de nuevas medidas de reforma económica como son la compraventa de casas y coches, la ampliación de la relación de actividades de trabajo por cuenta propia, la concesión de créditos a cuentapropistas o para reparación de viviendas, o la autorización la venta directa de agricultores y cooperativas al sector turismo.
  3. El 28 de enero de 2012 se celebró la 1ª Conferencia del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro hizo un llamado a la necesidad de promover “más democracia en la sociedad y el partido” aunque también reafirmó el unipartidismo del sistema político cubano. Se endosó la propuesta del Presidente de que los mandatos en puestos de dirección política deberían ser limitados a dos mandatos de 5 años. La principal reforma legislativa introducida en 2013 fue la entrada en vigor de una nueva ley migratoria que supuso la supresión del permiso de salida para los ciudadanos cubanos que desearan viajar al exterior, aunque se mantuvieron limitaciones para determinados grupos de directivos, profesionales o atletas considerados “vitales” para Cuba y que necesitan autorización especial para viajar. Tampoco podrían obtener pasaporte aquellos con causas pendientes con la justicia.
  4. El 24 de febrero de 2013, el Presidente Raúl Castro, fue confirmado en la Asamblea Nacional para un segundo y último mandato de cinco años, para el que designó como primer vicepresidente a Miguel Díaz Canel. 2014 fue un año extraordinariamente difícil para la economía cubana, que lejos de alcanzar sus previsiones iniciales de crecimiento del PIB en un 2.3%, a duras penas sobrepasó el 1%. Por otro lado, el acontecimiento más importante en el plano político estuvo ligado a los anuncios realizados conjuntamente por los presidentes de Cuba y Estados Unidos, el 17 de diciembre de 2014, tendientes a normalizar progresivamente las relaciones entre los dos países.
  5. A estos anuncios se sumaron dos rondas de medidas ejecutivas por parte del Presidente Obama, en enero y junio, para suavizar las sanciones económicas que impone el embargo, y flexibilizar las restricciones de viajes entre los dos países. Se realizaron tres reuniones entre los respectivos países para restablecer las relaciones diplomáticas. Lo que se formalizó el 20 de julio de 2015, cuando la bandera cubana fue izada en la ahora Embajada cubana en Washington, por el propio canciller cubano. Mientras que el Secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, hizo una histórica visita a Cuba el 14 de agosto de 2015, para hacer lo propio en la Embajada estadounidense en La Habana. Ese mismo día se acordó conformar una comisión bilateral conjunta para establecer una hoja de ruta y darle solución progresivamente a los múltiples desencuentros que subsisten entre los dos Estados, mientras que simultáneamente se identifican áreas inmediatas de interés común, donde se puede avanzar rápidamente en mecanismos de cooperación conjunta.
  6. También, las visitas a Cuba de la Secretaria de Comercio de Estados Unidos, Pennhy Pritzker en octubre de 2015, con el objetivo de estimular las relaciones comerciales; el Secretario de Agricultura, Thomas Vilsack en noviembre; además de otros funcionarios estadounidenses tales como el enviado especial de para la lucha contra el cambio climático Todd Stern, el Subsecretario de Estado David Thorne, y el Subsecretario de Seguridad Interna, Alejandro Mayorkas. Ello no ha impedido al Gobierno cubano seguir cultivando sus relaciones con el bloque bolivariano, pero también con el conjunto de gobiernos latinoamericanos, así como con Rusia y China.
  7. En este contexto, durante el 2015 se observaron beneficios a corto plazo en la economía cubana, al permitirse un aumento en el flujo de divisas y flexibilizar las condiciones para viajar a Cuba a los turistas norteamericanos. Este proceso negociador entre ambos gobiernos ha servido como factor dinamizador de la economía cubana, previéndose la llegada de nuevas empresas europeas o americanas a la Isla.
  8. Sin embargo, en días pasados, el ahora Presidente de los Estados Unidos de América Donald Trump, anunció una serie de medidas que se han entendido como un endurecimiento de la política de esa Nación contra Cuba y que contemplan eliminar una directriz presidencial suscrita por el entonces Presidente Obama que daba una ruta de la normalización de las relaciones entre ambos países y dejando abierto el canal diplomático sólo para ver temas migratorios y de seguridad. Además restablece la política de apoyo y ejecución del bloqueo económico a la Isla y la defensa del mismo en todos los foros internacionales, se compromete a promover el desarrollo de programas dirigidos a fomentar la democracia y los derechos humanos en la Cuba, aspira a desarrollar un sector privado para los cambios económicos en el país.
    También propone regular los negocios de empresas estadounidenses con entidades militares cubanas y estableció que las empresas estadounidenses quedarán imposibilitadas de hacer negocios con cualquier entidad cubana que se estime vinculada al aparato militar o de inteligencia de la Isla; de igual forma , ordenó elaborar una lista de los prófugos de la justicia estadounidense que se cree están en Cuba para solicitar su devolución y mantendrá el apoyo a las operaciones de aerolíneas, cruceros y carga de empresas estadounidenses, así como el comercio de productos agrícolas, medicinas y aparatos médicos.
  9. En ese contexto, destaca que la relación de México con Cuba, la cual es una historia que trasciende las esferas diplomáticas y entraña una hermandad que comparte cultura, solidaridad, tradiciones y lucha. México ha sido de los pocos países que nunca se ha sometido a las presiones para romper relaciones con el pueblo cubano y siempre se ha mostrado solidario desde el triunfo de la Revolución, además de pugnar por todas aquellas acciones que mejoren las condiciones de su pueblo. Los lazos creados a lo largo de historia de los dos pueblos prevalecen por encima de ideologías, de sistemas económicos o políticos diferentes y nuestra realidad no es ajena al desarrollo de Cuba. Al contrario, existen relaciones que se proyectan en importantes actividades económicas, culturales, turísticas, educativas, deportivas y sociales, además de una constante comunicación e identidad con entidades federativas del sur de nuestro país.
  10. Por esas razones, consideramos que, como Congreso de la Unión, no podemos quedar al margen de los esfuerzos que se han llevado a cabo para normalizar las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, debido a la importancia estratégica para nuestro país por la interacción que se tiene con esas naciones en diversos rubros y fiel a la tradición de política exterior que ha dado un liderazgo a México en la región. En ese sentido resulta oportuno emitir un pronunciamiento para que se llegue a un entendimiento común en beneficio de los pueblos.

Por lo anteriormente expuesto y fundado, sometemos a consideración de esta Soberanía el siguiente:

ACUERDO

Único. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión se pronuncia porque los Gobiernos de Cuba y Estados Unidos de América, a través del diálogo y el respeto a la soberanía de ambas naciones, encentren mecanismos para que continúen los esfuerzos hacia la normalización de las relaciones diplomáticas y manifiesta su deseo de colaboración para lograr ese objetivo.

SUSCRIBEN

Dip. Maricela Contreras Julián

Senadora Dolores Padierna Luna

Diputado Francisco Martínez Neri

Senador Isidro Pedraza Chávez

Dip. Jesús Zambrano Grijalva

Salón de sesiones de la Comisión Permanente, a 21 de junio de 2017.