+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Desechada Ficha Técnica

Del Sen. Marco Antonio Blásquez Salinas, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con punto de acuerdo por el que se hace un reconocimiento a los medallistas mexicanos y a los titulares del Instituto Politécnico Nacional y del Canal Once por la excelente transmisión de los XXXI Juegos Olímpicos.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE JUVENTUD Y DEPORTE.


El Senador MARCO ANTONIO BLÁSQUEZ SALINAS, integrante del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo en la LXIII Legislatura, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 179 del Reglamento para el Gobierno Interior de los Estados Unidos Mexicanos, somete a consideración de esta Asamblea la siguiente Proposición con Punto de Acuerdopor el que se hace un reconocimiento a los medallistas mexicanos y a los titulares del Instituto Politécnico Nacional y del Canal Once por la excelente transmisión de los XXXI Juegos Olímpicos,con base en las siguientes:

C o n s i d e r a c i o n e s

Relevancia social del deporte.

Desde la antigüedad los griegos se percataron de la importancia del deporte. Se dieron cuenta de que a través de la práctica del deporte las personas pueden gozar de salud, en particular la niñez y la juventud que logran un sano desarrollo. El sofisticado espíritu griego generó una pléyade de grandes pensadores. Los filósofos de las distintas ciudades-Estado que integraban lo que hoy se conoce como Grecia sentaron las bases de la ciencia. Incursionaron en disciplinas como la medicina, la psicología y la biología, entre otras. Concibieron y llevaron a la práctica diversas formas de gobierno. Inventaron la democracia como el gobierno en el que el pueblo en forma inmediata y directa asume las principales decisiones de la comunidad. Los griegos fomentaban también las relaciones armoniosas entre las personas y entre los pueblos como condición para la convivencia en paz y tranquilidad en el mundo. El agudo sentido práctico del griego lo llevó a la creación de un espacio en el que se pudieran conjugar todos los grandes logros a que hemos hecho mención. Fue así como surgieron las Olimpiadas hace casi 2500 años. Los juegos con delegaciones provenientes de todas las regiones del mundo helénico tenían diversos propósitos. Permitían el perfeccionamiento del desempeño de los atletas tanto en lo individual como por equipos. Propiciaban un encuentro en un ambiente de paz sustituyendo las competencias a las confrontaciones entre las ciudades Estado. Eran una atmósfera idónea para admirar a los grandes campeones y colocarlos como ejemplo a seguir de esfuerzo, disciplina y superación para la niñez y la juventud. Y, finalmente, permitían el acercamiento entre los pueblos haciendo del deporte un factor de paz. Durante la celebración y desarrollo de los juegos olímpicos, se suspendía toda confrontación o esfuerzo bélico al decretarse una tregua entre las naciones contendientes. Como es bien sabido, toda tregua tiene un potencial de llevar por tendencia natural al cese definitivo de las hostilidades. Cabe mencionar que en nuestra era la Organización de las Naciones Unidas emitió una resolución similar que, lamentablemente, al no ir acompañada de esfuerzos diplomáticos concretos, en la mayoría de los casos no logra su objetivo.

Hoy día las Olimpiadas, rescatadas por el Barón Pierre de Coubertin en el arranque del siglo del siglo pasado, cumplen también con los propósitos originarios. Cada cuatro años los habitantes de las diversas naciones alrededor del globo terráqueo tienen la expectativa de que sus atletas ocupan los primeros lugares en las competencias. Conforme se acerca la fecha de la inauguración de las justas, crece la expectación en todos los países sobre el desarrollo de los juegos. México no es la excepción. A lo largo de los años, nuestro país ha logrado destacar en diversas disciplinas deportivas como el boxeo, en disciplinas de atletismo especialmente la marcha, recientemente los clavados y el tiro con arco y siempre existe la esperanza de que la selección de fútbol logre avanzar en el torneo. En un país como el nuestro con casi 130 millones de habitantes donde más de la mitad de la población son jóvenes en la mejor edad para competir, es natural que se tenga la convicción de que la delegación nacional hará un papel digno.

Por otro lado, es importante tomar en cuenta el contexto de la situación que vive la República Mexicana. Durante casi un cuarto de siglo la población ha estado expuesta al estancamiento por la falta de crecimiento económico y a una creciente desigualdad social. Aunque prácticamente en el mismo periodo ha tenido lugar la transición a la democracia, los habitantes de la República no han podido disfrutar como corresponde de los beneficios de esta decisión política fundamental. Aunado a lo anterior, desde hace más de una década el territorio nacional está azotado por una escalada de violencia extrema que ha dejado una cauda de miles de personas fallecidas, desaparecidas y desplazadas. El paréntesis de las Olimpiadas se convierte en un período de relajación social que permite a las y los mexicanos olvidarse al menos por unas cuantas semanas de la difícil situación por la que atraviesan. Es válido afirmar también que los triunfos en las Olimpiadas, aunque sean contados, fortalecen el orgullo nacional y renuevan la esperanza, por la vía de los logros deportivos, de lograr un México con mayor progreso. Prueba del carácter edificante de las Olimpiadas la tuvimos en el propio Río 2016: el niño que diez años atrás se acercó al multipremiado nadador Michael Phelps para tomarse una fotografía, logró superarlo en laprueba de los 100  metros mariposa y obtener una medalla de oro. La misma influencia tuvo Phelps en KatieLedecky (medallista de los Estados Unidos de América) y (Daiya Seto, nadador japonés que compartió alberca con él) Por ello, la noticia que tengan los habitantes de nuestro país de los Juegos Olímpicos como espacio deportivo y cultural de intercambio en un escenario de paz y la natural expectación en torno al desempeño de nuestros deportistas cobra especial relevancia.

Reconocimiento a los triunfadores.

Aunque México es un país con casi 130 millones de habitantes cuya economía se encuentra entre las primeras del mundo, lo cierto es que todavía nos encontramos lejos de contar con una infraestructura deportiva amplia y extendida. Aún más lejos de incorporar a grandes conglomerados de la población a la práctica masiva y sistemática del deporte. La epidemia de obesidad en particular infantil y entre adolescentes, es prueba de ello. De ahí que las y los mexicanos que logran colocarse en el podio en cualquier evento deportivo internacional merecen todo nuestro reconocimiento y respeto. Nuestro país ha destacado en disciplinas deportivas como los clavados, la marcha y el Tae Kwan Do. En esta tesitura, Germán Sánchez, María Guadalupe González y María del Rosario Espinoza obtuvieron respectivamente medalla de plata. Los mexicanos han sido reconocidos siempre alrededor del planeta por ser excelentes pugilistas. Recientemente las mujeres han irrumpido también en esta disciplina con buenos resultados. Es así que la medalla de bronce de Misael Rodríguez se coloca en esta reconocida tradición deportiva mexicana. Finalmente, una agradable sorpresa, en razón de que los medios de comunicación prácticamente no lo tenían registrado, fue el esfuerzo de Ismael Hernández Uscanga que obtuvo medalla de bronce en el pentatlón moderno, una de las competencias más difíciles y agotadoras de la justa olímpica.

Para los deportistas de cualquier país del mundo es una verdadera proeza obtener alguna de las tres únicas medallas que se otorgan en cada modalidad del deporte en unos Juegos Olímpicos. Sin embargo, para los atletas de un país en vías de desarrollo desde el punto de vista del autor de la presente proposición el reconocimiento debe ser aún mayor en razón de que se desenvuelven en condiciones que requieren de un mayor esfuerzo, sacrificio y dedicación. Los campeones de los países en vías de desarrollo han logrado sus medallas principalmente en base al propio tesón y el gusto por el deporte. Asimismo, el orgullo de representar a sus países es un motor que constituye el principal incentivo de su destacada actividad deportiva. Por otra parte, el ordenamiento que regula en México el deporte contiene enunciados normativos dispersos y que de manera marginal abordan el alto rendimiento. En efecto, como lo hago explícito en la iniciativa que presento para esta misma sesión de la Comisión Permanente, la Ley General de Cultura Física y Deporte presenta lagunas que hay que llenar. En México no existe en la ley una preceptiva de carácter integral en torno al deporte de alto rendimiento. Es por ello que muchos de nuestros deportistas no logran tener acceso a los Juegos Olímpicos ya que al carecer de un programa de entrenamiento sostenido de manera continua y no poder acudir con frecuencia a eventos deportivos internacionales se encuentran muy abajo en el ranking mundial cuando su nivel es mucho mayor quedándose así fuera de los Juegos Olímpicos. El caso de la tenista Victoria Rodríguez es ilustrativo. Ella logró vencer en los Juegos Panamericanos de Toronto a quien con posterioridad obtuvo en Río la medalla de oro y, no obstante, no pudo acudir a las Olimpiadas. Por ello considero que los deportistas que obtuvieron medallas en la XXXIOlimpiada que tuvo lugar en Río de Janeiro, Brasil se han hecho acreedores a nuestro más amplio reconocimiento.

Una cobertura profesional.

Con satisfacción al encender los aparatos de televisión en millones de hogares mexicanos nos dimos cuenta de una agradable sorpresa. Al sintonizar los canales que se ocuparon del más importante evento deportivo internacional nos encontramos con el esfuerzo de comunicación desplegado por el Instituto Politécnico Nacional a través del Canal Once. En las últimas tres semanas fuimos testigos de una transmisión profesional, oportuna y sobria. Es de destacar que al dar seguimiento a la participación de la delegación mexicana en los Juegos Olímpicos pudimos disfrutar su actuación sin la mancha de un exceso de mercantilismo que termina por irritar. De igual forma se logró un equipo equilibrado de comentaristas al estar integrado por reconocidos expertos en cada disciplina deportiva y excelentes comunicadores. Con estos equipos el espectador recibió explicaciones profundas por parte de los expertos de lo que acontecía en las pistas, albercas y canchas al mismo tiempo que destacaba los aspectos humanos de las competencias. Todo ello entrando en conocimiento también a través de reportajes ágiles e interesantes sobre los principales aspectos de la vida económica, social y cultural de Brasil, el país sede.

Esta excelente cobertura no fue producto de la casualidad. El Instituto Politécnico Nacional a través del Canal Once desplegó una preparación que permitió la calidad de sus transmisiones en beneficio de la audiencia nacional. En buena medida la agradable experiencia que vivieron quienes sintonizaron al Canal para ver los Juegos Olímpicos es producto de la actuación de la directora Jimena Saldaña quien conjuga en su trayectoria la participación destacada tantoen el ámbito de las comunicaciones como en el sector deportivo ya que ha fungido como directora adjunta de una de las mayores cadenas de medios de comunicación en México que es la Organización Editorial Mexicana y, por otro lado, se desempeñó también como vicepresidenta del Comité Olímpico Mexicano.

Es importante destacar que Canal Once es la primera televisora pública, educativa y cultural de México y pionera en América Latina pues inició sus transmisiones el 2 de marzo de 1959. A lo largo de su historia Canal Onceha sido reconocida por sus contenidos, que aportan conocimiento, información, cultura y entretenimiento tal y como se puede apreciar en su portal en la red informática mundial Internet. Con esa plataforma, tanto el ingeniero Enrique Fernández Fassnacht, director general del Instituto Politécnico Nacional como Jimena Saldaña, directora del Canal se percataron de que la transmisión de los Juegos Olímpicos representaba la oportunidad de llegar a nuevos públicos. Es por ello que conviene reproducir en esta proposición con punto de acuerdo los principales indicadores que la propia institución difunde en su página de Internet.

El esfuerzo de transmisión de los Juegos Olímpicos representó aproximadamente 250 horas de transmisión. Se contó con un resumen diario con la participación de comentaristas y analistas especializados. Lo anterior acompañado de una serie de cápsulas relativas a temas como cultura, gastronomía y ecología enfocadas en dos grandes temas: Brasil y los juegos olímpicospara llegar a distintos segmentos. Lo anterior desde luego haciendo énfasis en la actuación de la delegación mexicana.

Cabe mencionar que el paquete de transmisiones fue una oportunidad para estrechar las relaciones con la República de Brasil. Un botón de muestra de dicha nueva relación radica en que la presentación de la programación para los Juegos Olímpicos Río 2016 contó con la activa participación del señor EnioCordeiro, embajador de Brasil habiéndose tenido el evento en el Centro Cultural Brasil-México. En dicha ocasión el diplomático manifestó que " el trabajo en equipo, la solidaridad, la sana competencia, el reconocimiento y el respeto a las diferencias, así como la convivencia sin distingos de raza, credo o idioma, empatan con los valores que animan el trabajo de Canal 11 "

Del06 al 21 de agosto los habitantes de la República disfrutamos de una transmisión diferente de las Olimpiadas. Desde el viernes 5 de agosto en que tuvo lugar la ceremonia inaugural hasta el domingo 21 de agosto en la ceremonia de clausura la audiencia nacional contó de lunes a viernes con dos bloques de competencias, de las 9:00 a las 14:00 horas y de las 18:00 a las 21:00 horas, mientras que los sábados la transmisión se hizo continua de las 9:00 de la mañana a las 10:00 de la noche y los domingos a partir de las siete y hasta la misma hora límite. Merece mención especial el espacio de " Once niños ", con entrevistas a atletas mexicanos donde se brindaron datos " súper sorprendentes "

El autor de la presente proposición considera que se cumplió con el objetivo planteado al presentar la programación ya que con la transmisión de los Juegos Olímpicos Río 2016 Canal 11 logró refrendar su compromiso de calidad de contenidos exclusivos con la sociedad, reafirmando su liderazgo entre las televisoras públicas de México, por lo que es de justicia hacer un reconocimiento a los titulares del Instituto Politécnico Nacional y del propio Canal por cumplir con su deber en el ámbito de la comunicación social.

PUNTO DE ACUERDO

Primero.La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión hace un merecido reconocimiento a María Guadalupe GonzálezRomero, María del Rosario EspinozaEspinozay Germán Saúl Sánchez Sánchez por haber obtenido medalla de plata respectivamente en marcha, Tae Kwan Do y clavados, y a Ismael Marcelo Hernández Uscangay Misael Uziel Rodríguez Olivas medalla de bronce respectivamente en pentatlón moderno y boxeo, con lo cual han dado motivo de satisfacción a los habitantes de la República Mexicana, puesto en alto el nombre de México en el ámbito deportivo internacional y sentado un edificante modelo a seguir para la niñez y juventud mexicana.

Segundo.Se rinde un reconocimiento a los titulares del Instituto Politécnico Nacional y del Canal Once por el servicio invaluable que prestaron a la población a través de la transmisión de los XXXI Juegos Olímpicos que se desarrollaron en Río de Janeiro, Brasil logrando una cobertura oportuna, profesional y sobria, atributos propios de la televisión del sector público.

SENADOR MARCO ANTONIO BLÁSQUEZ SALINAS.

Ciudad de México a 23 de agosto de 2016.

Documentos Relacionados: