+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores



De las Senadoras Martha Elena García Gómez y Mariana Gómez del Campo Gurza y de la Dip. Martha Leticia Sosa Govea, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con punto de acuerdo que exhorta a la Cámara de Diputados a instalar un lactario o los lactarios que se requieran con el objeto de apoyar a las madres trabajadoras en períodos de lactancia y promover la lactancia materna entre su personal, independientemente del régimen laboral que tengan.

Se Turnó a la Segunda Comisión.


La suscritas, Senadoras MARTHA ELENA GARCÍA GÓMEZ, MARIANA GÓMEZ DEL CAMPO GURZA y Diputada MARTHA LETICIA SOSA GOVEA integrantes del Grupo Parlamentario de Acción Nacional de la LXII Legislatura, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8, numeral 1, fracción II, y 276 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a la consideración del Pleno de esta Soberanía, la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo por el que se exhorta a la Cámara de Diputados para que instale un lactario o lactarios que se requieran con el objeto de apoyar a las madres trabajadoras en períodos de lactancia y promover la lactancia materna entre su personal, independientemente del régimen laboral que tenga, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

Por lo antes expuesto, de conformidad con los artículos 8, numeral 1, fracción II, y 276 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración y aprobación del Pleno de la Honorable Cámara de Senadores el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

Actualmente, la medicina ha apostado a que la dieta de una persona es la base del buen funcionamiento de su sistema inmunitario. Una alimentación nutritiva asegura que nuestro cuerpo pueda hacerle frente a las enfermedades e infecciones a las que estamos expuestos.

Aunado a lo anterior, la prevención de enfermedades puede darse desde los primeros meses de vida de las niñas y los niños, a través de la lactancia materna.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la lactancia materna es una forma de proporcionar un alimento ideal para el crecimiento y el desarrollo sanos de los lactantes; también es parte importante del proceso reproductivo, con repercusiones importantes en la salud de las madres. Asimismo, con base en datos científicos, se ha revelado que a nivel poblacional, la lactancia materna exclusiva durante 6 meses es la forma de alimentación óptima para los lactantes. Además de que la leche materna, contiene los nutrientes necesarios (azúcares, grasas y proteínas) para el óptimo crecimiento de niñas y niños.

Es así que, la leche materna es la primera comida natural para los lactantes ya que aporta toda la energía que las y los niños necesitan en sus primeros  meses de vida, y sigue cubriendo la mitad o más de las necesidades nutricionales del niño durante el segundo semestre de vida, y hasta un tercio del segundo año y es considerada como la primera vacuna natural con que los niños y las niñas pueden hacer frente a las enfermedades infecciosas y crónicas, además de fomentar su desarrollo sensorial y cognitivo.

La lactancia materna exclusiva reduce la mortalidad del lactante por enfermedades frecuentes en la infancia, como lo son, la diarrea o la neumonía, y facilita una recuperación más rápida.

De igual manera  la lactancia materna contribuye al bienestar y salud de las madres ya que ayuda a espaciar los embarazos, reduce el riesgo de cáncer de ovario y mama, fortalece el vínculo que se crea en la madre con su hijo (a), además de ser una alimentación segura para el bebé.

No obstante, datos de la OMS en 2011 señalan que menos del 41 por ciento de las niñas y niños menores de seis meses son alimentados con leche materna. En este tenor y de acuerdo con datos de la Secretaria de Salud, entre 2006 y 2012 el índice de lactancia materna en México registró a nivel nacional una caída de 7.9 puntos porcentuales, al pasar de 22.3 por ciento a 14.5 por ciento, principalmente por la introducción temprana de fórmulas lácteas y el consumo de agua. Sin embargo, en el medio rural, el porcentaje bajó de 36.9 a 18.5 de acuerdo con datos arrojados por la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT).

Además, las mujeres de las zonas urbanas redujeron considerablemente el tiempo en que amamantaban a sus hijos: mientras que en la ENSANUT 2006 el promedio era de 8.5 meses ahora es de 4.9. En tanto que el indicador nacional, se ha reducido de  10.4 meses a 9.7 meses de 2006 a la fecha.

La media nacional es de 10.4 meses. Según la encuesta, a nivel nacional, 5 por ciento más de niños menores de seis meses fueron alimentados con fórmula láctea en comparación con los resultados de 2006, además de que aumentó 4.4 puntos porcentuales el uso de agua.

De acuerdo con especialistas, la combinación de la lactancia con líquidos como el té o la leche de fórmula antes de los seis meses de edad pueden ocasionarle al bebé problemas de salud, como inflamación de los intestinos, porque su organismo no está preparado ni maduro para recibir ese  tipo de sustancias, o predisposición a la obesidad.  De acuerdo con el documento “Deterioro de la lactancia materna, dejar las fórmulas y apegarse a lo básico”, elaborado por el Instituto Nacional de Salud (INSP), esto es negativo porque inhibe la producción láctea e incrementa de manera importante el riesgo  de enfermedades gastrointestinales.

Lo anterior, nos muestra la importancia de promover el fortalecimiento de políticas preventivas a favor de las niñas y niños en edades tempranas, así como incrementar la alimentación de las y los niños, a través de la lactancia materna.

Para que las madres puedan iniciar y mantener la lactancia materna exclusiva durante 6 meses, la OMS y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) recomiendan:

  • Que la lactancia se inicie en la primera hora de vida; 
  • Que el lactante solo reciba leche materna, sin ningún otro alimento ni bebida, ni siquiera agua; 
  • Que la lactancia se haga a demanda, es decir, con la frecuencia que quiera el niño, tanto de día como de noche; 
  • Que no se utilicen biberones, tetinas ni chupetes. 

Por otro lado, en las últimas décadas se han dado cambios importantes en la situación de las mujeres mexicanas, que se ve reflejado en la mayor incorporación de estas a la educación, al mercado laboral, al acceso a los servicios de salud, a la participación en el ámbito político, entre muchos otros aspectos.  La realidad de las madres trabajadoras en México, nos muestra la complejidad a la que hoy en día se enfrentan las mujeres para compatibilizar su vida laboral y familiar.

El estudio elaborado conjuntamente por el INEGI y el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), denominado Mujeres y Hombres en México 2013, señala que de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional sobre Uso del Tiempo 2009, prácticamente todas las mujeres que viven en pareja realizan trabajo doméstico para los integrantes de su hogar y en promedio le destinan 42 horas a la semana; el cuidado de los niños y otros familiares lo realizan 90.4 por ciento de las mujeres y le dedican 33 horas con 36 minutos por semana; asimismo 37.4 por ciento de ellas trabajan para el mercado y cubren una jornada laboral de 41 horas y 42 minutos.

La participación de las mujeres en el trabajo voluntario, apoyo a otros hogares y a la comunidad, casi duplica (15.5) a la de los hombres (7.9 por ciento), y también es mayor el tiempo que ellas le destinan a la actividad.

Los hogares de jefe o jefa con hijos pero sin cónyuge representan alrededor de la sexta parte de los hogares familiares, y en su mayoría están encabezados por una mujer. De los jefes varones, 68 por ciento participa en el mercado de trabajo y en promedio le destina 50 horas y media a la semana. Por su parte, 54.3 por ciento de las jefas laboran y ocupan 46 horas y 42 minutos. Es más alta la proporción de jefes (varones) que trabajan para el mercado y le destinan más tiempo que las jefas, sin embargo estas tienen un porcentaje más alto de participación laboral que las mujeres que viven en pareja, y en promedio le dedican más tiempo. Al igual que las mujeres en pareja, casi todas las jefas con hijos realizan quehaceres domésticos para su hogar (96.9 por ciento), y en promedio les destinan 33 horas con 48 minutos semanales.

De acuerdo con los datosde la Encuesta Nacional de Empleo y Seguridad Social 2013, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía en México 61 por ciento de los hijos (as) menores de seis años de madres trabajadoras son cuidados por sus abuelas, 85 por ciento son cuidados por un familiar y 15 por ciento acude a una guardería. Por lo que el fomento de prácticas alimentarias adecuadas no resulta fácil para las mujeres en México.

Es por ello, la necesidad de promover prácticas que les permitan a las mujeres compatibilizar su vida laboral con el ser madres y atender la práctica de la lactancia.

Por otro lado, numerosas investigaciones han demostrado que las madres y otros cuidadores necesitan apoyo activo para iniciar y mantener prácticas apropiadas de lactancia materna. La OMS y el UNICEF lanzaron en 1992 la iniciativa “Hospitales Amigos de los Niños” con el fin de fortalecer las prácticas de las maternidades en apoyo de la lactancia materna. La base de la iniciativa son los Diez pasos hacia una feliz lactancia natural, que se describen en la declaración conjunta de la OMS y el UNICEF titulada Protecting, Promoting and SupportingBreastfeeding. Las pruebas de la eficacia de los Diez pasos se han resumido en una revisión científica.

En este marco, el Senado de la República tuvo un gran acierto al aprobar el pasado 22 de abril de este año un dictamen emitido por la Comisión de Salud que contiene proyecto de decreto por el que se reforma la fracción II del artículo 64 de la Ley General de Salud cuyo objetivo fundamental se refiere a impulsar la instalación de lactarios en los centros de trabajo de los sectores público y privado, con el objeto de facilitar a las madres el alimentar a sus hijos (as) en la medida de lo posible hasta la edad mínima recomendada por la OMS de 0 a 6 meses.

Es así que, a partir de febrero de 2013, el Senado de la República instalócon el apoyo de la Secretaria de Salud un lactario para que las mujeres en periodos de lactancia tengan un ambiente en el cual,  puedan extraer su leche materna y conservarla adecuadamente para que con posterioridad su hijo(a) pueda ser alimentado (a). Es por ello que cualquier madre que tenga un hijo (a) lactante, sin importar el régimen laboral que tenga, estado civil o edad, tiene derecho a usar este servicio de lactario.

De acuerdo con UNICEF, el servicio de lactario es particularmente importante porque permite ejercer derecho y responsabilidad de la lactancia materna dentro del ámbito laboral, en condiciones de calidad y calidez para las usuarias.

Por lo antes expuesto, de conformidad con los artículos 8, numeral 1, fracción II, y 276 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a consideración y aprobación de la Comisión Permanente, el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO.-La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, exhorta respetuosamente a la H. Cámara de Diputados para que instale un lactario o los lactarios que se requieran, con el objeto de apoyar a las madres trabajadoras en periodos de lactancia y promover la lactancia materna entre su personal, independientemente del régimen laboral al que se encuentren suscritas.

SEGUNDO.-La Comisión Permanente, exhorta respetuosamente al Titular del Ejecutivo Federal, instruya a la Secretaría de Salud, a promover la instalación de lactarios en los centros de trabajo de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, a fin de que las madres trabajadoras cuenten con espacios dignos que les permitan la lactancia materna exclusiva en los primeros meses de vida de sus bebés.

Dado en el salón de Sesiones del Senado de la República, Miércoles 16 del mes de julio de 2014.