+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores


Del Sen. Isidro Pedraza Chávez, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, la que contiene punto de acuerdo que solicita a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente un informe respecto al daño ambiental ocasionado por la explosión ocurrida en la empresa ATC Inmobiliaria S.A. de C.V., en el poblado de Tlamaco, municipio de Atitalaquia, Hidalgo.

SE TURNÓ A LA TERCERA COMISIÓN.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO CON RELACIÓN A LA EXPLOSIÓN DE LA EMPRESA ATC INMOBILIARIA, S.A DE C.V., OCURRIDA EN EL POBLADO DE TLAMACO, MUNICIPIO DE ATITALAQUIA, HIDALGO.

El Suscrito, ISIDRO PEDRAZA CHÁVEZ, Senador de la República en la LXII Legislatura e integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, en ejercicio de las facultades que confiere el artículo 58 y demás disposiciones aplicables del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someto a la consideración de esta Asamblea, la siguiente: Proposición con Punto de Acuerdo con relación a la explosión de la empresa ATC Inmobiliaria S.A. de C.V., ocurrida en el poblado de Tlamaco, municipio de Atitalaquia, Hidalgo, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

PRIMERA. En la madrugada del domingo 7 de abril de 2013, se registró una explosión en la empresa ATC Inmobiliaria, S.A de C.V. , ubicada en el poblado de Tlamaco , municipio de Atitalaquia, Hidalgo, ocasionando que se disiparan a la atmosfera diversas substancias tóxicas tales como metamidofos, etilen bis-ditiocarbamatos de zinc, derivados de diclorofenil, organoclorados y otros componentes que representan un alto riesgo para la salud.

El incidente ocasionó que los diversos químicos utilizados para la fabricación de herbicidas, insecticidas y fertilizantes, se expusieran a altas temperaturas propiciando la formación de dioxinas que favorecen a la manifestación de síntomas y malestares relacionados con el cáncer [1]. Lo más delicado es que la nube tóxica abarcó diversas comunidades de la región. 

Al respecto, las autoridades estatales actuaron con eficiencia para combatir el incendio y resguardar a las personas que vivían con importante cercanía a la empresa ATC Inmobiliaria A.C., también desarrollaron las investigaciones pertinentes para comprobar la legalidad de las licencias expedidas para el funcionamiento de la agroquímica y se establecieron procedimientos sancionadores de carácter temporal.

Asimismo, se atendió en los diversos centros de salud a las personas afectadas por la explosión. La atención médica no ha sido continua y no se realizaron estudios que comprobaran posibles afectaciones en la salud; muchos de los malestares físicos se han presentado con posterioridad al evento y la autoridad sanitaria no los relaciona con el incidente del 7 de abril.

No obstante, la empresa Velsimex presuntamente matriz de la ATC Inmobiliaria, S.A de C.V., presenta a la venta Sanazil 75ps fungicida agrícola cuyo ingrediente activo es el Imazalil 1-(2-(2,4-diclorofenil)-2-(2-propeniloxy)etil)-1H-imidazole; Sanazole 250EC fungicida agrícolacuyo ingrediente activo es el Propiconazol:1-((2-(2,4-diclorofenil)-4-propil-1,3dioxolan-2-il)metil)-1H-1,2,4-triazole;  asimismo, el fungicida agrícola Zineb cuyo ingrediente activo es Etilen bis-ditiocarbamato de zinc [2].

Todas estas sustancias posiblemente se incineraron durante la explosión de la empresa ATC Inmobiliaria, S.A. de C.V., y se encuentran registradas en el Acuerdo que establece la clasificación y codificación de mercancías cuya importación y exportación está sujeta a regulación por parte de la Comisión Intersecretarial para el Control del proceso y so de plaguicidas, fertilizantes y sustancias tóxicas [3], ya que pueden ser susceptibles de desvío para la fabricación de armas químicas y que por tanto están sujetas al permiso o autorización de importación que en el ámbito de sus respectivas competencias determinen la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

Particularmente el Nitrofen (2-4 Diclorofenil-p-nitrofenil eter) se encuentra señalado en la Relación de plaguicidas prohibidos para su importación, fabricación, formulación, comercialización y uso en México [4].

Los daños que causan estas sustancias a la salud de las personas son devastadores. Los metamidofos, por ejemplo, afectan al sistema nervioso inhibiendo la acetilcolinesterasa que es una enzima esencial para la transmisión normal de impulsos nerviosos; los primeros efectos suelen ser respiratorios y puede ocasionar hemorragia, escurrimiento nasal, dolor de pecho, tos, dificultad respiratoria, contracción y exceso de liquido en los conductos bronquiales.

En los casos más graves de intoxicación se pronuncian los cuadros de defecación y micción involuntaria, psicosis, pulsaciones cardiacas, inconsciencia, incoordinación, convulsiones y coma. Una insuficiencia respiratoria o un paro cardíaco pueden causar la muerte.

Además se tiene conocimiento de que algunos organofosfatos pueden ocasionar efectos retardados, mismos que se presentan desde una a cuatro semanas después de la exposición. Una exposición excesiva en los seres humanos al metamidofos puede causar alguna insuficiencia o neuropatía retardada.

La misma Organización Mundial de la Salud OMS, considera a los metamidofos como sumamente peligrosos con alta toxicidad oral y dérmica, por lo que se ha prohibido su fabricación y uso en países como Indonesia (1996), Kuwait (1980), Samoa (1995),  y Estados Unidos, ha realizado algunas restricciones.

No obstante la gravedad de la situación, de acuerdo a los hechos notorios que infieren los vecinos de la comunidad afectada, así como diversos medios de comunicación de carácter nacional y local, se informa que a pesar de que  la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente clausuró temporalmente el funcionamiento de ATC Inmobiliaria, S.A. de C.V.,  se ha hecho caso omiso y se registran actividades dentro de la empresa.

Tanto autoridades estatales como municipales han manifestado que la empresa no contaba con la evaluación de impacto ambiental que necesitaba para desempeñar actividades de  tratamiento, confinamiento o eliminación de residuos peligrosos, de acuerdo a lo establecido en el artículo 28 y otras disposiciones jurídicas aplicables de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

De igual manera se desconocen los motivos que generaron la explosión y que posiblemente estén relacionados con el incumplimiento de diversa normatividad ambiental.

La preocupación de la población principalmente es por su salud, aunque también se muestran inconformes por el daño ambiental de la región ya que se puede percibir un desagradable olor en la atmosfera, afectación a la flora  y a los cultivos, así como la presunta contaminación del agua en los pozos.

SEGUNDA. Nuestro país ha signado y ratificado diversos instrumentos internacionales relacionados con los derechos humanos y la protección al medio ambiente. Específicamente sobre la materia que nos ocupa, la Convención de Estocolmo tiene por objetivo proteger la salud humana y el medio ambiente frente a los contaminantes orgánicos persistentes.

Los COP´S se caracterizan por su difícil degradación y su permanencia en el medio ambiente, casi de manera permanente. Además, tienen diversos efectos en el medio ambiente y en la salud de las personas, generando infertilidad, cáncer y desorden hormonal.

Por ello, la principal encomienda de la Convención de Estocolmo es la reducción al mínimo de los productos químicos: aldrina, clordano, dioxinas y furanos policlorados, dieldrina, endrina, heptacloro, hexaclorobenceno, mirex, bifenilos policlorados (BPC), y toxafeno.

El Convenio de Rotterdam y el Convenio de Basilea, por su parte promueven el intercambio de información y la responsabilidad compartida en la esfera de comercio internacional de determinados productos químicos peligrosos, así como reducir al mínimo la generación de desechos peligrosos y su movimiento transfronterizo, a fin de proteger la salud humana y el medio ambiente frente a posibles daños y contribuir a la utilización ambientalmente racional.

Asimismo, al ser uno de los países parte de la Organización de las Naciones Unidos, México tiene a observar el cumplimiento de otras disposiciones internacionales tales como la Declaración del Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, las Directrices de Londres para el intercambio de información acerca de productos químicos objeto de comercio internacional, el Código Internacional de Conducta para la Distribución y Utilización de Plaguicidas de la FAO, entre otros.

Es importante resaltar el contenido del Programa 21 en sus Capítulos 19 y 20, mismos que incluyen un amplio plan de acción a desarrollarse por la Organización de las Naciones Unidas, así como una serie de recomendaciones para que los países partes puedan implementarlas en el ámbito local.

En ese orden de ideas, tanto el marco jurídico internacional como nacional en materia de protección al medio ambiente se consideran bastantes laxos y claros, sin embargo la inobservancia de la normatividad ambiental y sanitaria parece una constante en nuestro país.

La permisibilidad de algunas autoridades para que diversas empresas puedan operar sin necesidad de cumplir con la legislación ambiental, ocasiona en el mediano y largo plazo una serie de problemáticas en perjuicio generalmente de la población.

En muchas ocasiones la falta de información es una de las causas por las cuales se otorgan las autorizaciones, ignorando las consecuencias que puede generar la operación de parques industriales con cercanía a los poblados. Además, la falta de inspección y revisión constante de las autoridades, abundan a la impunidad e ilegalidad, resultando fácil para el operador la inobservancia de la Ley y el descuido del cumplimiento de sus obligaciones.

Anteriormente, la carencia de mecanismos que hicieran posible la reparación del daño causado al ambiente y a la salud de las personas, era otro de los obstáculos de la población para hacer valer sus derechos. Sin embargo, el pasado 7 de junio del año en curso, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el Decreto por el que se expide la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental.

La Ley en comento, tiene por objeto la protección, la preservación y restauración del ambiente y el equilibrio ecológico, para garantizar los derechos humanos a un medio ambiente sano para el desarrollo y bienestar de toda persona, y a la responsabilidad generada por el daño y el deterioro ambiental, de conformidad a lo establecido en el artículo 4° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Entre los avances planteados en dicha legislación, resalta la creación del Fondo de Responsabilidad Ambiental cuya finalidad es cubrir la reparación de daños que sean ocasionados al ambiente, en los casos que por razones de urgencia o importancia determine la administración pública federal, principalmente. Asimismo, el fortalecimiento de facultades de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, para coadyuvar con el Ministerio Público en la investigaciones que resulten por la comisión de delitos contra la gestión ambiental o bien, para solicitar de oficio la reparación y compensación de los daños ocasionados al ambiente.

Por estas razones se hace un llamado a las autoridades, ya que resulta prioritario  para la población estar informados sobre los posibles daños en la salud que pudo ocasionar la exposición a químicos tóxicos y los daños ambientales que se generaron a raíz de la explosión de la empresa ATC Inmobiliaria, S.A. de C.V., en el poblado de Tlamaco, municipio de Atitalaquia, Hidalgo.

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión solicita a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, un informe detallado respecto al daño ambiental ocasionado por la explosión ocurrida en la empresa ATC Agroquímicos, en el poblado de Tlamaco, municipio de Atitalaquia, Hidalgo.

SEGUNDO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, a que investiguen y determinen si la empresa ATC Agroquímicos incurrió en violaciones a la normativa ambiental y en su caso, se formule denuncia por la comisión de delitos contra el ambiente y la gestión ambiental y se determinen las sanciones administrativas que correspondan.

TERCERO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta a la Secretaría de Salud a que realice los estudios médicos conducentes y revise las condiciones, así como los posibles daños en la salud de las personas afectadas a causa de la explosión de químicos tóxicos, en el poblado de Tlamaco en el municipio de Atitalaquia, Hidalgo y en su caso, considere la realización de un estudio sobre la persistencia recurrente de enfermedades oncológicas, respiratorias y dermatológicas en la región.

CUARTO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta a la Secretaría de Salud y a la Secretaría de Salud del estado de Hidalgo, para que en el caso de que exista un cuadro recurrente de las enfermedades anteriormente mencionadas, se considere incluir en los centros de atención médica de la región, las especialidades para su tratamiento.

QUINTO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta a la Comisión Nacional del Agua,  a que realice una inspección y verificación de la calidad del agua de los pozos ubicados en el poblado de Tlamaco, municipio de Atitalaquia, Hidalgo, a causa de la operación de la empresa ATC Agroquímicos.

SEXTO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta a la Secretaría de Gobernación, a que instale una Mesa permanente de diálogo y seguimiento con la sociedad civil afectada para garantizar el cumplimiento de las diversas peticiones en relación a la salud de los habitantes y el equilibrio ecológico del poblado de Tlamaco, municipio de Atitalaquia, Hidalgo.

SUSCRIBE

SEN. ISIDRO PEDRAZA CHÁVEZ

Salón de Sesiones de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión,

 a los 03 días del mes de julio de 2013.


[1] Fuente OMS: Las dioxinas constituyen un grupo de compuestos químicos que son contaminantes ambientales persistentes. Tienen elevada toxicidad y pueden provocar problemas de reproducción y desarrollo, afectar el sistema inmunitario, interferir con hormonas y, de ese modo, causar cáncer. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs225/es/

[2] http://www.velsimex.com/pages/productos.html

[3] Publicado en el Diario Oficial de la Federación, 12 de abril de 2013.

[4] Publicado en el Diario Oficial de la Federación, 3 de enero de 1991.