Senado de la República.
Senadores.
Viernes 22 de junio de 2018
Intervenciones de la Senadora Angélica De la Peña Gómez
    
    
Grupo Parlamentario del Partido de la
Revolución Democrática


Senadora Electa por Representación Proporcional Basado en el Capítulo II, Sección I Artóculo 56
de la CPEUM
Suplente: Adriana Noemí Ortíz Ortega
Av Paseo de la Reforma No. 135,
Edif. del Hemiciclo Piso 03
Oficina 07, Col. Tabacalera,
Del. Cuauhtémoc, Cd. de México,
C. P. 06030, Tel: 53-45-30-00
Ext. 3127, 3519
E-mail: angelicadelapena@senado.gob.mx
Listado de Intervenciones
Jueves 08 de marzo de 2018
Presentación de Iniciativa

De las Senadoras Angélica de la Peña Gómez, María del Pilar Ortega Martínez y María Cristina Díaz, con proyecto de decreto por el que se expide la Ley Federal de Declaración Especial de Ausencia por Desaparición y por el que se reforman diversas disposiciones legales en materia de declaración especial de ausencia por desaparición.

La Senadora Angélica de la Peña Gómez: Muchas gracias, Presidente.

Con su venia señoras Senadoras, señores Senadores.

La iniciativa de ley que hoy presentamos es una consecuencia de la Ley General contra la desaparición forzada y contra la desaparición cometida por particulares que aprobamos y que además ya entró en vigor.

Recordaremos que la desaparición forzada de personas es un fenómeno que se ha venido dando a lo largo de la historia del país sucediendo de manera más enfática desde lo que conocemos como la Guerra Sucia y hasta la actualidad y haciendo crisis a partir del sexenio pasado y lo que va de este sexenio.

Hemos visto como sociedad un incremento exponencial de estas conductas de manera más relevante, por desgracia, en las últimas dos décadas. Es por todos conocido la zozobra y el miedo entre la población con mayor susceptibilidad a esta conducta.

En el grupo de trabajo de Naciones Unidas sobre desapariciones de personas considera que el fenómeno de la desaparición forzada es una conducta de carácter pluriofensivo que viola derechos civiles y políticos, así como derechos económicos, sociales y culturales.

La desaparición forzada es de suma relevancia sancionarla por las graves, y además prevenirla, por las graves afectaciones que produce en las víctimas y, por supuesto, en las víctimas sobrevivientes y en las familias de las personas desaparecidas.

¿Qué es este delito?

Pues es un delito que no prescribe, es un delito permanente y continuo, es un delito que afecta a toda la población. De manera grave encontramos que casi un poco, casi llegamos al tercio de la población que desaparece, es menor de 20 años, y, por supuesto, cada vez la presencia de mujeres, de niñas en estas condiciones es realmente dramática.

Hoy la ley que estamos presentando, insisto, deriva de los transitorios a los que estamos obligados en esta ley para atender uno de los preceptos importantes que reconoce la ley, además de establecer las políticas públicas para la búsqueda, también las definiciones de naturaleza penal para la sanción, para la investigación, para la configuración de todo el Sistema Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, para lograr definir con toda puntualidad la tipificación del delito penal de desaparición forzada y del delito cometido por particulares, además de las políticas de prevención, además de las políticas de atención también es necesario atender la declaración de ausencia cuando una persona ha desaparecido y deja en una indefensión a su familia.

No se sabe dónde está, no se sabe cuál es su paradero, no se sabe cuál fue su suerte y entonces la crisis de la búsqueda también va acompañada con la situación de afectación, sobre todo cuando la persona que ha desaparecido es la persona proveedora de esa familia.

De tal manera que si no sabemos si está viva o no, no sabemos cuándo vaya a aparecer y en qué circunstancias, entonces necesitamos, como Estado, darles alternativas y protección a esas familias, de tal manera que jurídicamente teníamos que diseñar este precepto de la declaración de ausencia.

Hoy estamos presentando esta iniciativa, la Ley Federal de Declaración de Ausencia, que establece con puntualidad cuáles deben de ser las obligaciones del Estado, cuáles deben de ser las exigibilidades en las que se tiene que comprometer las instituciones del Estado como el ISSSTE, como el IMSS, como el Infonavit, etcétera; cómo tiene que tratarse, a dónde tienen que recurrir cuando en la eventualidad de que esa persona no sabemos dónde está y cuándo va a parecer, en lo que se busca y sabemos, insisto, cuál es su suerte o su paradero, necesitamos también que sean atendidos desde el sistema bancario, etcétera, e inclusive desde las empresas privadas cuando dejan el empleo.

Los cuatro capítulos de la ley que estamos presentando, por cierto, igual que hicimos con la Ley de Desaparición Forzada, también inscribimos una reunión de trabajo técnico con los y las familiares de las personas desaparecidas.

No podía ser, Senadoras y Senadores, de otra manera, trabajamos mucho tiempo con las familias de personas desaparecidas para el diseño de esta ley. Esta ley, hemos dicho, que es una buena práctica del trabajo legislativo y parlamentario por la vinculación siempre en la misma mesa, del trabajo, del diseño, del dictamen, con familiares de las personas desaparecidas, con las instituciones que tienen que atender estos preceptos de esta ley y, por supuesto, esta ley que hoy estamos presentando también está diseñada, está trabajada con las familias de las personas desaparecidas que, además algunas de estas organizaciones tienen una enorme experiencia, que era importante, que era importante tomar en consideración.

¿Cuál es esa experiencia? Pues ni más ni menos en donde ya existe una ley similar en algún estado, que es el estado de Coahuila.

Si bien tenemos en la Ciudad de México y también en el estado de Querétaro una Ley sobre Declaración de Ausencia ahí no tienen la experiencia que, por desgracias, tienen en Coahuila.

No es algo que nos enorgullezca, sabemos que Coahuila es uno de los estados que con mayor dramatismo han enfrentado la desaparición forzada y también la desaparición cometida por particulares, y era importante que las organizaciones de Coahuila y también los funcionarios del estado de Coahuila también nos ilustraran sobre las buenas prácticas y aprender también de lo que tendríamos que mejorar en esta ley.

Disposiciones generales, el primer capítulo; de la solicitud, es el segundo capítulo; el tercer capítulo tiene que ver con el procedimiento y, por supuesto, el último sobre los efectos.

Esta ley es una ley federal, no tenemos, el Congreso de la Unión, la facultad para hacer una ley general única para todo el país, no podría ser porque en el ámbito local se enfrentan circunstancias que tienen que ver con el fuero común, que tienen que ver con la legislación local, que tienen que ver con la propia caracterización de la desaparición inscrita en el ámbito local.

De tal manera que aun cuando sea una ley federal, por supuesto su buena práctica, su diseño, tiene que ser, y esa es la otra intención, un propósito muy respetuoso, para que sea considerado por los congresos locales, que aún no tienen una ley en esta materia, y que por mandato de la ley general tienen que cumplir en tiempo y forma también en las 32 entidades federativas de una ley con estas características.

De tal manera que hoy presentamos esta iniciativa de ley, que tenemos toda la intención de aprobarla antes de que termine este período. De tal manera que junto con el turno a las comisiones que dará usted, señor Presidente, también instalaremos el trabajo en conferencia con la Cámara de Diputados para lograr, insisto, el cometido, de que antes de que termine el período ordinario de sesiones de esta Legislatura tengamos esta Ley Federal sobre Declaración de Ausencia en el marco jurídico federal para seguir dándole atención a lo que nosotros mismos, nosotras mismas nos mandatamos en los transitorios para garantizar el cumplimiento instalación de las herramientas y los mecanismos, los mecanismos de esta ley.

Es cuanto.

Y muchas gracias por su atención.

La estamos presentando tres comisiones, como lo mencionó el señor Presidente. La Senadora Pilar Ortega, la Senadora Cristina Díaz y su servidora, las tres comisiones que hemos venido trabajando estas materias y a las que le pido, señor Presidente sea turnada la misma.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?watch=8&sm=1&mn=1&id=630&tp=13844