Senado de la República.
Sesión Plenaria.
Miércoles 22 de noviembre de 2017
    
    

Última actualización: octubre 2017
Última revisión: octubre 2017

Sesión Plenaria - Versión Estenográfica

SESIÓN ORDINARIA DE LA H. CÁMARA DE SENADORES
CELEBRADA EL JUEVES 9 DE MARZO DE 2017

PRESIDENCIA DEL SENADOR
PABLO ESCUDERO MORALES

ÍNDICE

ORDEN DEL DÍA

ACTA DE LA SESIÓN ANTERIOR

SESIÓN SOLEMNE PARA LA ENTREGA DEL RECONOCIMIENTO “ELVIA CARRILLO PUERTO” A LA CIUDADANA GLORIA RAMÍREZ HERNÁNDEZ

COMUNICACIÓN DE CIUDADANO SENADOR

Una, del Senador Héctor Larios Córdova, con la que remite el Informe de la participación de la delegación mexicana durante la Primera Parte de la Sesión Ordinaria de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, celebrada del 23 al 27 de enero de 2017, en Estrasburgo, Francia

COMUNICACIONES Y CORRESPONDENCIA
PODER EJECUTIVO FEDERAL
SECRETARÍA DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO

Oficio con el que remite el reporte sobre el Registro Público Único, como lo establece el último párrafo del artículo 42 de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios

CÁMARA DE DIPUTADOS

Oficio con el que remite proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 8 de la Ley del Instituto Mexicano de la Juventud

Oficio con el que remite proyecto de decreto por el que se abroga la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 25 de febrero de 2003, y se expide la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.

Oficio con el que remite proyecto de decreto por el que se adiciona una fracción X al artículo 5º de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores

DICTÁMENES DE PRIMERA LECTURA

De las Comisiones Unidas Para la Igualdad de Género y de Estudios Legislativos, Segunda, el que contiene proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, de la Ley General de Partidos Políticos y de la Ley General en Materia de Delitos Electorales

DICTÁMENES A DISCUSIÓN Y VOTACIÓN

Siete, de la Comisión de Salud, los que contienen Proyectos de Decreto

Tres, de la Comisión de Desarrollo Social, los que contienen puntos de acuerdo

Seis, de la Comisión Para la Igualdad de Género, los que contienen puntos de acuerdo

De las Comisiones Unidas Para la Igualdad de Género y de Estudios Legislativos, Segunda, el que contiene proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, de la Ley General de Partidos Políticos y de la Ley General en Materia de Delitos Electorales

INTERVENCIONES
Senadora María Elena Barrera Tapia
Senador Alejandro Jesús Encinas Rodríguez
Senador Angélica de la Peña Gómez
Senadora Diva Hadamira Gastélum Bajo
Senadora Martha Elena García Gómez
Senadora Lucero Saldaña Pérez
Senadora Martha Angélica Tagle Martínez
Senador Fidel Demédicis Hidalgo
Senador Ernesto Javier Cordero Arroyo
Senadora Yolanda de la Torre Valdés
Senadora Mariana Gómez del Campo Gurza
Senadora María del Pilar Ortega Martínez

VOTACIÓN

ACUERDO DE LA JUNTA DE COORDINACIÓN POLÍTICA

Uno, por el que se modifica y amplía el plazo para la recepción del dictamen para ocupar el cargo de Fiscal Especializado en Materia de Delitos relacionados con hechos de Corrupción

AMPLIACIONES Y RECTIFICACIONES DE TURNO..

EFEMÉRIDES

CITA


SESIÓN ORDINARIA DE LA H. CÁMARA DE SENADORES
CELEBRADA EL JUEVES 9 DE MARZO DE 2017

PRESIDENCIA DEL SENADOR
PABLO ESCUDERO MORALES

El Presidente Senador Pablo Escudero Morales: (12:17 horas) Solicito a la Secretaría informe a la Asamblea el resultado del cómputo de asistencia de los señores Senadores.

La Secretaria Senadora Ana Gabriela Guevara Espinoza: Con gusto, Presidente.

Honorable Asamblea, conforme al registro de asistencia se han acreditado 90 Senadoras y Senadores.

En consecuencia, hay quórum, Presidente.

El Presidente Senador Pablo Escudero Morales: Se abre la sesión del jueves 9 de marzo, correspondiente al Segundo Período Ordinario de Sesiones del Segundo Año de Ejercicio de la LXIII Legislatura.

El orden del día está disponible en el monitor de sus escaños, con lo cual se informa de los asuntos que corresponden a la agenda del día de hoy.

El acta de la sesión anterior se encuentra publicada en la Gaceta de este día.

En consecuencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse.

La Secretaria Senadora Ana Gabriela Guevara Espinoza: Consulto a la Asamblea…

El Presidente Senador Pablo Escudero Morales: Deme un segundito, por favor.

Si le dan volumen en el escaño del Senador Casillas, por favor.

El Senador Jesús Casillas Romero: (Desde su escaño) Gracias, Presidente.

Antes de que someta a votación el orden del día, quisiera plantear lo siguiente.

Hoy vienen agendados, entre otras cosas, más de 40 puntos de acuerdo que están agendados que, obviamente, no se van a poder desahogar.

Hay temas fundamentales que los Senadores hemos presentado, porque nos parece que esto que estamos haciendo le sirve al país y le sirve a nuestros estados, particularmente uno que tiene que ver y que por eso quiero hacer la siguiente propuesta.

Es  que, aunque parezca mentira, en el municipio de Zapopan, Jalisco, el gobierno municipal ha emitido un reglamento mediante el cual los ciudadanos tienen que ir, si pretenden pintar su casa, si pretenden cambiar un vidrio, si pretenden hacer una reparación de una puerta, hay que ir a sacar un permiso al municipio, y si no sacan ese permiso, pueden hacerse acreedores a una multa de hasta 500 días de salario mínimo, obviamente, esto parece de risa, parece de chiste, pero es la realidad.

Por eso es que nosotros, tanto el Senador José María Martínez, del grupo parlamentario de Acción Nacional y un servidor, hemos presentado este punto de acuerdo de obvia y urgente resolución, a efecto de que exhortemos al gobierno municipal para que dé marcha atrás a este abusivo reglamento que va en contra, no solamente de los intereses de los ciudadanos, sino también de un buen desarrollo urbano, porque hoy resulta ya más complicado  hacer mejoras en su casa, y verse involucrados en un asunto de infracciones.

Por eso, Presidente, ojalá que tengamos la oportunidad de que estos puntos de acuerdo se puedan desahogar, sé que es complicado, tenemos hoy sesión solemne, pero que se pudiera hacer un expreso, por lo menos que salieran en paquete.

Es cuanto, Presidente.

El Presidente Senador Pablo Escudero Morales: Senador Casillas.

Déjeme hacerle una consideración.

Como usted bien sabe, el orden del día no se vota, lo que estamos por votar en la sesión, es el acta de la anterior sesión, es lo que vamos a votar ahorita y por eso se pregunta si hubiera consideraciones respecto al acta anterior.

Entiendo su preocupación, sin duda el trabajo, la presentación de iniciativas y los dictámenes que tenemos en mesa ha obligado a postergar la discusión de algunos puntos de acuerdo.

Me comprometo con usted, en la siguiente reunión de Mesa Directiva, sensibilizar su preocupación que tiene respecto a este punto de acuerdo y poderle dar el trámite correspondiente.

El Senador Jesús Casillas Romero: (Desde su escaño) Gracias, Presidente.

El Presidente Senador Pablo Escudero Morales: Gracias a usted, Senador Casillas.

Consulte ahora sí a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse el acta de la sesión anterior.

La Secretaria Senadora Ana Gabriela Guevara Espinoza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba el acta referida.

Quienes estén por la afirmativa, sírvanse levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se aprueba el acta, Presidente.

El Presidente Senador Pablo Escudero Morales: Muchas gracias.

Aprobada el acta.

Y para la conducción de la sesión solemne, dejo a la Vicepresidenta, la Senadora Blanca Alcalá Ruiz.

Se abre un receso.

(Receso)

PRESIDENCIA DE LA SENADORA
BLANCA ALCALÁ RUIZ

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Continuamos con los asuntos de nuestra sesión ordinaria del día de hoy.

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Se recibió una comunicación suscrita por el Senador Héctor Larios Córdova, con la que remite el Informe de la Participación de la Delegación Mexicana durante la Primera Parte de la Sesión Ordinaria de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, celebrada del 23 al 27 de enero de 2017, en Estrasburgo, Francia.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: La Asamblea ha quedado enterada.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Se recibió un oficio de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público con el reporte sobre Registro Público Único conforme lo establece el último párrafo del artículo 42 de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Remítase dicha documentación a la Comisión de Hacienda y Crédito Público.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Se recibió de la Cámara de Diputados un proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 8 de la Ley del Instituto Mexicano de la Juventud.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Túrnese a las Comisiones Unidas de Juventud y Deporte y de Estudios Legislativos.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: También de la Cámara de Diputados se recibió un proyecto de decreto por el que se abroga la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 25 de febrero de 2003, y se expide la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Túrnese a las Comisiones Unidas de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de Estudios Legislativos, Primera.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Asimismo, la colegisladora nos remitió un proyecto de decreto por el que se adiciona una fracción X al artículo 5° de la Ley de los Derechos de las Personas Adultos Mayores.

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Túrnese a las Comisiones Unidas de Atención a Grupos Vulnerables y de Estudios Legislativos, Segunda.

Les informo que está inscrito en el orden del día, para su primera lectura, el dictamen de las Comisiones Unidas para la Igualdad de Género y de Estudios Legislativos, Segunda, con proyecto de decreto por el que se reforma la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, la Ley General de Partidos Políticos y la Ley General en Materia de Delitos Electorales, en materia de violencia política en razón de género.

Hago de su conocimiento que las comisiones dictaminadoras nos han informado de una serie de modificaciones en el cuerpo del documento que no alteran el fondo del proyecto de decreto, la nueva versión del dictamen se encuentra a su disposición en el monitor de sus escaños y en la Gaceta electrónica del día de hoy.

En consecuencia, y con fundamento en lo dispuesto por los artículos 193 y 195 del Reglamento, queda de primera lectura.

Tenemos ahora la discusión de siete dictámenes de la Comisión de Salud con puntos de acuerdo, están publicados en la Gaceta de hoy. Por lo que solicito a la Secretaría dé cuenta con sus materias.

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Doy lectura a los puntos resolutivos del primer dictamen.

Acuerdo Único.- El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud y a sus homólogas en las entidades federativas para implementar y difundir una campaña sobre la prevención de la enfermedad por trombosis.

Firman todos los integrantes de la Comisión de Salud.

Doy lectura al siguiente acuerdo del segundo dictamen.

Acuerdo.

Primero.- El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud a que en el ámbito de sus atribuciones implemente medidas que permitan garantizar el incremento de médicos y enfermeras por cada mil habitantes a fin de que el Estado mexicano esté en posibilidad de cumplir con los estándares internacionales.

Asimismo, contar con personal de salud las 24 horas, los 365 días del año.

Segundo.- El Senado de la República exhorta a las Secretarías de Salud y a los gobiernos de las entidades federativas a que en el ámbito de sus respectivas competencias impulsen y fomenten la formación y capacitación de los recursos humanos en atención primaria y preventiva.

Tercero.- El Senado de la República exhorta a la Secretaría de Educación Pública a efecto de que en las escuelas de medicina de nuestro país se creen departamentos académicos de atención primaria, mismas que deberán llevar a cabo la investigación en atención primaria de la salud, así como desarrollar las guías clínicas específicas para este tipo de atención, así como para impartir la especialidad en este tema.

Doy lectura al resolutivo del acuerdo tercero.

Acuerdo Único.- El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud para que incluya en el Catálogo Universal de Servicios de Salud la atención al paciente mayor de 60 años con infarto agudo al miocardio.

Doy lectura al resolutivo del cuarto dictamen.

Acuerdo.

Único.  El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud para que a través de la Comisión Nacional contra las Adicciones y el Centro Nacional para la Prevención y el Control de las Adicciones, a que realicen campañas de evaluación y seguimiento a los centros de tratamiento de adicciones, en lo referente al cumplimiento de los requisitos médicos, legales y éticos, correspondientes a su acreditación.

Doy lectura a los resolutivos del quinto dictamen.

Acuerdo.

Primero.- El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud, a promover la creación de un plan nacional de enfermedades raras, en conjunto con las diferentes instituciones de salud del país y los diferentes sectores de la sociedad, a fin de brindar la mejor atención médica y tratamiento para estas  enfermedades.

Segundo.- El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud a que destine fondos específicos para el tratamiento y diagnóstico de las enfermedades raras y ultra-raras, así como también considere el incremento de la edad de cobertura de la edad de los pacientes, dentro del Seguro Popular, para no limitarlo a los diez años de vida  y finalmente a generar un Registro Nacional de Enfermedades Raras y Ultra-raras, que permita tener conocimiento del número de casos presentes del país.

Dictamen sexto, resolutivos.

Acuerdo.

Primero.- El Senado de la República exhorta  a la Secretaría de Salud y a la Secretaría de Educación Pública para que en el ámbito de sus atribuciones y en coordinación con sus homólogas de las 32 entidades federativas, fortalezcan las campañas informativas  que llevan cabo, destinadas a transmitirse en redes sociales, con el objetivo de prevenir el embarazo adolescente.

Segundo.- El Senado de la República exhorta a la Secretaría de Salud y a sus homólogas  de las 32 entidades federativas, para que refuerce las políticas que permitan a los jóvenes acceder de manera informada y gratuita a métodos anticonceptivos.

Doy lectura al resolutivo del último dictamen.

Acuerdo.

Único. El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud, para que a través del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida, se refuercen las acciones y campañas de información y prevención del VIH Sida en  todo el territorio nacional.

Esos son todos los dictámenes, señora Presidenta.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Gracias, señora Secretaria.

Están a discusión los siete dictámenes a los que ha hecho referencia la Secretaría.

Al no haber oradores inscritos,  le pido que consulte a la Asamblea, en votación económica, si son de aprobarse los siete dictámenes de la Comisión  de Salud, señora Secretaria.

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Sí, Presidenta.

Consulto a la Asamblea, en votación económica, si son de aprobarse los anteriores acuerdos.

Quienes estén porque se aprueben, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque no se aprueben, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Aprobados los acuerdos, Presidenta.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Aprobados los acuerdos.

Comuníquese.

Tenemos ahora la discusión de tres dictámenes de la Comisión de Desarrollo Social, con puntos de acuerdos.

Están publicados en la Gaceta de hoy, por lo que solicito a la Secretaría dé lectura únicamente a los puntos resolutivos  de cada uno de ellos.

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Doy lectura.

Acuerdo del primer dictamen.

Único.- El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Desarrollo Social, para que en uso de sus facultades o emita a esta soberanía un informe detallado sobre el estado que guarda la aplicación, avances y resultados obtenidos, respecto a la ampliación de la cobertura  de la Cruzada Nacional contra el Hambre  en los municipios del estado de Morelos, con base en la aplicación del Acuerdo CICH.012/003/2015, emitido por la Comisión Intersecretarial para la instrumentación de la cruzada contra el hambre.

Asimismo, entregue un informe detallado  sobre el número de municipios y habitantes del estado de Morelos que gozan de los derechos como beneficiarios de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Doy lectura a resolutivo del segundo acuerdo.

Único. El Senado de la República exhorta respetuosamente al Ejecutivo Federal  a publicar en el Diario Oficial de la Federación, la Estrategia Nacional de Prevención de Embarazo en Adolescentes 2015.

Doy lectura al tercer acuerdo.

Único. El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Desarrollo Social, para que informe a esta soberanía sobre el costo, perjuicio, que se genera de los procesos jurisdiccionales en materia de amparo, debido a no  realizar las notificaciones respectivas por escrito y/o personalizadas, señaladas por la normatividad correspondiente  sobre la suspensión de los derechos de los beneficiarios de los programas sociales.

Es todo, Presidenta.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Están a discusión los dictámenes a que ha hecho referencia la Secretaría.

Al no haber oradores, le pido consulte a la Asamblea, en votación económica, si son de aprobarse los tres anteriores dictámenes de la Comisión de Desarrollo Social.

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si son de aprobarse los anteriores  acuerdos.

Quienes estén porque se aprueben, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque se rechacen, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Aprobados los tres acuerdos, Presidente.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Aprobados los acuerdos.

Comuníquense.

Pasamos ahora a la discusión de seis dictámenes de la Comisión para la Igualdad de Género, con puntos de acuerdo, están publicados en la Gaceta de hoy, por lo que solicito a la Secretaría dé lectura únicamente a los puntos resolutivos de cada uno  de ellos.

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama:   Doy lectura.

Primer dictamen.

Acuerdo.

Primero.- El Senado de la República exhorta a  las instituciones encargadas de la prevención, atención y sanción de la violencia en contra de las mujeres a evaluar y, en su caso, ajustar la estrategia nacional para erradicarla en el ámbito de sus atribuciones y facultades.

Segundo.- El Senado de la República recomienda al Instituto Nacional de las Mujeres, para que en el ámbito de su competencia encabece en conjunto con las instituciones competentes, una Cruzada Nacional que sensibilice a la sociedad sobre el impacto de la violencia en contra de las mujeres en los medios de comunicación y redes sociales.

Doy lectura a los resolutivos del acuerdo segundo.

Primero.- El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, a formular, investigar y emitir la recomendación pertinente a la defensoría de los  derechos universitarios de la Universidad Autónoma Metropolitana, para que cumpla con el objetivo de su creación, según lo establecido en su Reglamento y en relación a la denuncia realizada el pasado 7 de diciembre del 2016, en materia de violencia de género.

Segundo.- El Senado de la República exhorta de manera respetuosa al Colegio Académico de la Universidad Autónoma Metropolitana, a fin de entablar un proceso de diálogo y negociación con los grupos estudiantiles preocupados por la violencia de género con la finalidad de salvaguardar sus derechos universitarios.

Doy lectura a los resolutivos del tercer dictamen.

Acuerdo

Único.- El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud para que, a través del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, rinda un informe detallado a esta honorable soberanía relativo a la aplicación de los recursos contemplados en el rubro Asignación de Subsidios para la Prestación de Servicios de Refugio para mujeres, sus hijas e hijos que viven violencia extrema y, en su caso, sus centros de atención externa del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio 2016.

Doy lectura a los resolutivos del cuarto dictamen.

Primero. - El Senado de la República solicita a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, a las Fiscalías Generales de las Entidades Federativas y a las Procuradurías de Justicia, un informe de las acciones que se han implementado con respecto a cualquier acción u omisión que en el ámbito político o público basados en razones de género tengan por objeto o resultado limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos político electorales de una mujer o el acceso al pleno ejercicio de las atribuciones inherentes a su cargo o función del Poder Público.

Segundo. -Se exhorta a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, a que continúe atendiendo con la debida diligencia las probables acciones de violencia política tal y como lo establece la legislación aplicable para el estado libre y soberano de Oaxaca en contra de Gabriela Maldonado Rivera, por parte de las autoridades del ayuntamiento de San Miguel Peras, Oaxaca, respetándose los derechos de la víctima y dictándose las medidas cautelares correspondientes.

Resolutivo Tercero.- El Senado de la República manifiesta su absoluto rechazo, a cualquier tipo de violencia política por razones de género en contra de las mujeres en nuestro país.

Doy lectura al resolutivo del quinto dictamen.

Acuerdo

Único.- El Senado de la República declara sin materia, la proposición con punto de acuerdo que exhorta al gobierno municipal de Morelia a implementar las acciones que les corresponden como parte de la declaratoria de alerta de género, emitida por la Secretaría de Gobernación el pasado 27 de junio para 14 municipios del estado de Michoacán de Ocampo, con especial atención en las colonias Villas del Pedregal y Ciudad Jardín de la capital michoacana.

Doy lectura al resolutivo del último dictamen.

Acuerdo

Único.-  El Senado de la República desecha, por haber quedado sin materia, las proposiciones con punto de acuerdo que exhortan al gobierno del estado de Chiapas, con pleno respeto a su soberanía a que implemente las medidas para garantizar la seguridad de las mujeres y detener la violencia en su contra, de conformidad con lo establecido en la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, decretada en los municipios de Comitán de Domínguez, Chiapa de Corzo, San Cristóbal de las Casas, Tapachula, Tonalá, Tuxtla Gutiérrez y Villaflores.

Al mismo tiempo de que se destinen los recursos presupuestales necesarios para la implementación de acciones específicas para atender la violencia de género, en virtud de haberse cumplido con todos los supuestos y que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos haya implementado e instalado el Grupo lnterinstitucional y Multidisciplinario que dará seguimiento al cumplimiento de la declaratoria y se le ofreció informar periódicamente a este grupo de los avances en la implementación de las medidas de seguridad, prevención y justicia en materia de violencia de género en la entidad.

Son todos los dictámenes, señora Presidenta.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Gracias.

Están a discusión los seis dictámenes a los que ha hecho referencia la Secretaría.

Preguntaría si hay algún orador interesado en participar.

Al no haber oradores consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si son de aprobarse los seis anteriores dictámenes de la Comisión para la Igualdad de Género.

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si son de aprobarse los anteriores acuerdos.

Quienes estén porque se apruebe, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque se rechacen, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Aprobados los seis acuerdos, señora Presidenta.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Aprobados los acuerdos.

Comuníquese.

Tenemos ahora la segunda lectura del dictamen de las Comisiones Unidas para la Igualdad de Género y de Estudios Legislativos, Segunda, con proyecto de decreto por el que se reforma la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, la Ley General de Partidos Políticos y la Ley General en Materia de Delitos Electorales, en materia de violencia política en razón de género.

A este dictamen se le dio primera lectura hace unos momentos.

En consecuencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que se dispense la segunda lectura del dictamen y se ponga a discusión de inmediato.

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que se dispense la segunda lectura del anterior dictamen.

Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se autoriza, señora Presidenta.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Vamos a iniciar con esta discusión.

Hago de su conocimiento que la Senadora Ana Gabriela Guevara entregó el texto del posicionamiento del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, mismo que se integra al Diario de los Debates.

A continuación, tiene el uso de la tribuna la Senadora María Elena Barrera Tapia, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México.

La Senadora María Elena Barreta Tapia: Con su venia, señora Presidenta.

Las mujeres somos sinónimo de seres humanos fuertes, capaces, decididas, exitosas, y nos caracterizamos que esto impregnamos en cada una de las acciones que realizamos; pero lamentablemente referirse a la mujer en el ámbito político en nuestro país es hablar también de abuso, de discriminación, así como la persistencia de desigualdades por razón de género.

Esta agresión hacia nosotras se traduce en una aberración contra la mujer que afecta e impide el avance en muchas áreas, sí, en muchas áreas porque aun cuando estamos hablando de violencia política también no nos permite avanzar para erradicar la pobreza, para construir la paz y la seguridad que necesitamos todas y todos.

Hoy, por fin podemos hacer justicia evitando que nunca más una mujer sea limitada o menoscabada en el ejercicio efectivo de sus derechos políticos electorales, tenemos que evitar que el simple hecho de ser mujer sea una condicionante en el ejercicio de derecho tan importantes, como los políticos electorales.

El mundo ha cambiado, después de muchos años se ha hecho justicia y nos encontramos frente a un nuevo paradigma en la vida pública y privada, las mujeres poco a poco hemos escalonado y tomado por fuerza lo que nos era debido, nuestra participación igualitaria.

Hemos avanzado a pasos agigantados desde la labor de nuestra querida Elvia Carrillo Puerto perfeccionando cada día el proceso de participación femenina en la política.

Pero esta labor aún no está terminada, se encuentra en constante movimiento y requiere de precisión para brindar los elementos suficientes para su desarrollo óptimo.

Es indudable el valor y el significado real de la participación de nosotras las mujeres.

Las mujeres somos vitales para hacer política, al ser parte de la toma de decisiones y participar en los asuntos de relevancia del país.

Podemos, además de contribuir con nuestro conocimiento científico, técnico y práctico, también enriquecer las decisiones con virtudes y valores, pues como somos constructoras de paz, mediadoras de acuerdos, sensibles al sufrimiento y apasionadas por nuestra labor.

Las mujeres que desempeñamos una labor pública ponemos el mismo esfuerzo y la protección de los gobernados como madres respecto a nuestros hijos, con cariño, con tenacidad, fuerza y justicia.

Esa es la verdadera función de un político, hacer de su municipio, su estado o su país, su familia, y velar por ella como lo harían los padres de la misma.

Ante este nuevo esquema de mayor participación y afluencia de género femenino en la política, es necesario tomar medidas que eviten trasgresiones, laceren o lastimen los derechos de las mujeres.

Tenemos que proteger el proceso de adaptación que las mujeres se adhieren a la vida política de nuestro país. Para eso es necesario que brindemos los mecanismos suficientes para lo que podamos alzar la voz frente a la violencia de  nuestros derechos.

Una protección especial que defienda y salvaguarde nuestra libertad política en el ejercicio de fusiones o en el acceso a puestos de representación popular, que evite la coacción o acote el margen de actuación por el simple hecho de ser mujer; es decir, que nos proteja de sufrir violencia política.

Por ello hoy me congratulo en que podamos hacer nuestro quehacer legislativo y sumemos esfuerzos para construir un marco normativo en relación con la violencia política en razón de género.

Estoy convencida que con estas reformas a diferentes instrumentos legales se fortalecerá la presencia de la mujer en el ámbito político, se dotará de certeza jurídica a su derechos electorales, y se dará voz a aquellas mujeres víctimas de violencia política.

Hoy damos un paso firme contra ese tipo de violencia, nos acerca una realidad de igualdad de condiciones en procedimientos electorales y derechos políticos al desarrollo integral de nuestro país con la participación activa de la mujer, así como una vida en sociedad en circunstancias de paridad respecto a hombres de paz, justa y segura.

La violencia política por causa de género, como busca definirlo el presente dictamen es la acción u omisión en que en el ámbito público o político busque limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos político-electorales de las mujeres, incluyendo el ejercicio de atribuciones inherentes  a su cargo.

Este tipo de violencia no está acotado a una sola acción, ya que puede darse desde la flagrante restricción de la mujer para tomar protesta o acceder a su cargo, hasta proporcionar información u ocultarla con fines de limitar o de impedir el ejercicio de sus derechos político-electorales.

La violencia política es una de  las más grandes injusticias que vivimos las mujeres, no solo para aquellas en el cargo, sino para la misma sociedad, a quienes se les restringe sus derechos        político-electorales al no permitirse que su representante sea quien tome las decisiones y ejerza el cargo a que ha sido conferido por la misma ciudadanía.

Esta protección contra la violencia política de género es un acto que protege la soberanía del pueblo y promueve la participación democrática en nuestro país.

El presente dictamen es el resultado de la convergencia de distintas legisladoras a quien reconozco y felicito por su incansable labor a favor de las mujeres, en especial a la Presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, así como a la comisión misma.

Esta es la respuesta legislativa que tanta falta nos hacía, actualmente existe el protocolo para atender la violencia política contra las mujeres, pero no existe un fundamento trasversal en las leyes generales que proteja desde el  marco legislativo a las mujeres en la función pública.

De acuerdo con las cifras de la FEPADE a enero de 2017 existen 52 casos registrados de violencia política de género, de las cuales a 26 mujeres ya se les dio la calidad de víctimas, con este acto su ingreso al registro nacional de víctimas, y ya en proceso de atención se encuentran 13 casos.

Compañeras y compañeros:

En el marco del Día Internacional de Mujer mucho se habla del empoderamiento de las mujeres, de darnos esa voz interior, fuerza para que se le crea, para que se sepa que puede trabajar, romper el techo de cristal, acabar con las inequidades y brindar un trato igualitario real para hombres y mujeres.

Sin embargo esto no será posible mientras existan diferencias en el ejercicio de funciones y limitaciones que nos permitan, la que  ejerzamos las facultades y derechos  que la misma ciudadanía nos ha conferido.

El presente dictamen es el complementario de las medidas electorales y de paridad de género que hemos aprobado, y hoy y son una realidad para mujer y hombres mexicanos, hagamos de esta reforma una opción viable, libre y sin ninguna restricción para el ejercicio de las mujeres.

Que ninguna mujer sea limitada, restringida o imposibilitada para realizar sus funciones. Es un derecho que merecemos todas, que merecemos todas las mujeres y es nuestro deber como legisladoras reconocer esta grave realidad; así como brindar los mecanismos suficientes para evitar que vuelva a repetirse una violación de derechos humanos.

Muchas gracias.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Muchas gracias, señora Senadora, felicidades.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Alejandro Encinas Rodríguez, por la Comisión de Estudios Legislativos Segunda.

El Senador Alejandro Encinas Rodríguez: Gracias, Senadora Presidenta.

La verdad es que lamento que no haya la presencia suficiente de nuestros compañeros y compañeras Senadores en estos momentos, porque sin lugar a dudas este dictamen que estamos sometiendo a consideración de ustedes, la Comisión de Igualdad de Género que preside nuestra compañera Diva Gastélum; y la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, es una de las reformas más importantes que desahogaremos en este período de sesiones.

Se trata del dictamen de 10 iniciativas de  ley que fueron promovidas particularmente por nuestras compañeras Senadoras del PRI, del PAN, del PRD y la Senadora Independiente Martha Tagle, que modifican cuatro ordenamientos legales para enfrentar uno de los problemas más lamentables de  nuestra vida política, que es la violencia política de género contra la mujer.

Y esto va a implicar cambios significativos en las responsabilidades no solamente de las instituciones públicas, sino también de los partidos políticos para garantizar igualdad de condiciones en uno de los temas nodales de la vidas pública, que es el posicionamiento de las mujeres ante el ejercicio y en el ejercicio del poder público, y esto, sin lugar a dudas, vendrá a fortalecer las distintas iniciativas que hemos adoptado en materia de igualdad sustantiva entre hombres y mujeres como fue en su momento el haber establecido la paridad de género, tanto en la integración del Congreso de la Unión como en los congresos locales, quedando pendiente aún lo de los ayuntamientos, que espero que resolvamos pronto.

Y es un proceso que, como lo dijo Diva, en la sesión solemne, llevó más de tres años, casi cuatro años de dictamen, que refleja todavía las enormes resistencias que prevalecen para garantizar como una responsabilidad del Estado en su conjunto, el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y establecer en distintos ordenamientos, garantías para que este tipo de prácticas sean erradicadas.

Dentro de las leyes que se reforman, está la Ley General a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, donde se incorpora la definición de violencia política dentro de los tipos de violencia que regula la ley, y se establece que la violencia política debe entenderse como todos aquellos actos referentes a la imposición de tareas distintas a la de su cargo u oficio; aquellas acciones referentes a otorgar, difundir o hacer mal uso de la información de las mujeres; aquellos que pretendan impedir el ejercicio pleno de sus derechos político-electorales; aquellos que constituyan cualquier tipo de violencia, ya sea física, psicológica, económica, patrimonial, sexual o feminicida, y aquellos actos que coarten el derecho de las mujeres a ejercer sus garantías jurídicas.

Dentro de las propuestas de reformas se incorporan también modificaciones a la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, donde se establecen prohibiciones expresas para que la propaganda política o electoral contenga expresiones que impliquen violencia política de género, y se establecen incluso infracciones para los partidos políticos, las agrupaciones políticas, los aspirantes como precandidatos, candidatos, candidatos independientes, ciudadanos, los dirigentes partidarios o los afiliados a partidos, cuando se pretende impedir el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres en el ámbito político electoral o que incumplan sus obligaciones para garantizar los derechos. Y también se sancionan todas aquellas acciones  que restrinjan, por razones de género la realización de actos o actividades inherentes a su cargo o función.

La tercera ley que se modifica en este dictamen, son reformas y adiciones a la Ley General de los Partidos Políticos, donde se establece el derecho pleno de la mujer a incorporarse o afiliarse a un partido político en un contexto libre de discriminación y de cualquier forma de violencia de género. Y establece como obligaciones de los partidos políticos, entre otras, el prevenir, atender, sancionar y erradicar actos u omisiones que constituyan violencia política de género, y como obligación también, el abstenerse de limitar, condicionar, excluir, impedir o anular la pretensión de participación de las mujeres en sus órganos internos de dirección, en las precandidaturas o espacios de toma de decisiones en los ámbitos legislativos o ejecutivos en los tres órdenes de gobierno.

Dentro de las reformas a la Ley General en materia de delitos electorales, se incrementan las penas en una mitad en los tipos penales ya señalados en el artículo 7 y 9, cuando las conductas que se cometan contra las mujeres por el hecho de ser mujeres y, en su caso, de dichas conductas tengan un impacto diferencial de las mujeres o las afecte de manera desproporcionada.

Y, finalmente, se plantean reformas y adiciones a la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en materia electoral, a fin de que se garantice de manera efectiva el acceso a los medios de impugnación en materia electoral, cuando se incurra en violencia política en contra de las mujeres por razones de género, a fin de que se respeten y se protejan sus derechos político electorales y con ello se les otorgue seguridad jurídica.

Yo quiero hacer un reconocimiento a mis compañeras Senadoras de las distintas comisiones, en particular a la Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, a la Senadora Diva Gastélum. Pero a todas ustedes, porque sin lugar a dudas se da un paso sustantivo importante para enfrentar uno de los principales problemas que sufren las mujeres, la violencia política de género y en la relación con el poder, y hagamos que el poder sirva a la gente, que sirva a las mujeres y no que sea un instrumento de discriminación o de exclusión de las mismas en el ejercicio que les otorga plenamente nuestra Constitución y los que deben formar parte de la cultura política de tolerancia, de respeto y no discriminación en nuestro país.

Por su atención muchas gracias,

Y espero que voten a favor de este dictamen.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Gracias, señor Senador.

Se concede ahora el uso de la palabra a la Senadora Angélica de la Peña  Gómez, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

La Senadora Angélica de la Peña  Gómez: Con su venia, señora Presidenta.

Agradezco que haya presentado una parte muy importante del dictamen el Senador Alejandro Encinas, que como Presidente de la  Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, tengo que decirlo con toda puntualidad, siempre ha estado atento, él y su comisión, a apoyar la dinámica de discusión que ha dirigido la  Comisión para la Igualdad de Género, que preside la Senadora Diva Hadamira Gastélum.

Este dictamen que hoy estamos poniendo a su consideración, no voy a exagerar al definirlo como un dictamen realmente histórico. Histórico porque estamos estableciendo preceptos en cinco leyes, leyes que ya están incluso configuradas a partir de un proceso de reforma político electoral, como leyes generales, únicas para todo el país en cada una de las materias que representan estas cinco leyes y que hoy estamos revisando, lo tuvimos que hacer porque por desgracia seguimos todavía arrastrando estos pendientes que desde 1953 ya está en la Constitución, 1954 ya se define con puntualidad que para esa elección participen las mujeres en nuestro país con el derecho al voto.

Dice la Constitución: “Derecho al voto y a ser votadas”. ¡Qué gran proceso! ¡Qué largo proceso! Entregando, como decía hace rato una colega, recibiendo la estafeta y recibiendo la estafeta desde hace decenas de años atrás, de distintas legislaturas,  mujeres, inclusive hombres que se han incorporado también a esta lucha para lograr que se reconozcan los derechos plenos de las mujeres a estar en los espacios de poder.

Este Senado de la República y desde esta tribuna, también discutimos y también hablamos de la importancia de modificar la Constitución en su artículo 41.

Compañeras y compañeros:

Estamos orgullosas y orgullosos, siempre  lo decimos, de que nos otros discutimos la reforma al artículo 41 para garantizar la paridad en las candidaturas para el Congreso Federal y para las candidaturas en los congresos locales y en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México.

Pero, quién iba a pensar que esta dinámica de exigibilidad de los derechos políticos de las mujeres a estar en igualdad de condiciones en la disputa a los encargos públicos, de los encargos políticos y electorales tenían, por desgracia, que estar enfrentando la tortuosa amenaza, hostigamiento, presión, violencia en distintas  formas que impiden que las mujeres puedan estar en los encargos simplemente porque hay alguien con poder, incluso con poder de movilización de otras personas y mueven a quienes, incluso ganan en las elecciones constitucionales.

La violencia política por razón de género, como está en este dictamen, tiene que ver como la acción u omisión que en el ámbito político público tenga por objeto o resultado militar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos político-electorales de una mujer, el acceso al pleno ejercicio de las atribuciones inherentes a sus cargo o a su función del poder público.

Se instaura en estas cinco revisiones que hacemos a estos cinco ordenamientos, que la violencia política en razón de género se manifiesta a través de presión, persecución, hostigamiento, acoso o acción, vejación, discriminación, amenazas, privación, incluso, de la libertad y peor de la vida.

Incorporamos en el Instituto Nacional Electoral, cuando se trate de asuntos de su incumbencia, al Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres por razón de su género.

También establecemos que corresponde a la Procuraduría General de la República, a través de la FEPADE, la Fiscalía Especializada en Materia de Delitos Electorales, promover y proteger el ejercicio de los derechos humanos político-electorales de las mujeres.

Se amplían también las facultades de Inmujeres en relación con la coadyuvancia de la formación de liderazgos políticos, así como en el impulso a los mecanismos que promuevan y protejan los derechos político-electorales de las mujeres.

Estos preceptos que los estamos estableciendo en la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia como una modalidad de violencia política, también la reproducimos a partir de los contenidos explícitos que deben caracterizar en la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Además de agregar el concepto de violencia política en razón de género, también establecemos la obligación por parte del INE, de los organismos políticos locales y de los partidos políticos y las agrupaciones políticas para establecer mecanismos para prevenir, atender, sancionar y, en su caso, también trabajar hacia la erradicación de este fenómeno.

También respecto a los pueblos y comunidades indígenas establecemos que se deberá de garantizar la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, la no discriminación y, por supuesto, enfatizamos en la violencia política en contra de las mujeres, va esta reforma en consecuencia de lo que tiene que establecer la ley secundaria respecto a lo que también aquí desde este Senado como Cámara de origen aprobamos la reforma al artículo 2 de nuestra Constitución para establecer con toda puntualidad que no se deben afectar los derechos humanos de las mujeres indígenas, la protección de las niñas indígenas y, por supuesto, también claramente definimos que en los pueblos indígenas sus sistemas normativos tienen que asegurar la igualdad sustantiva.

Además, estamos reformando también la Ley General de Partidos Políticos no tiene desperdicio, ubicamos con precisión que los partidos políticos tienen la obligación efectivamente de garantizar que las mujeres pueden competir con libertad plena, prevenir cualquier forma de violencia contra ellas, particularmente la que se ejerce cuando aspiran a un cargo, cuando aspiran a una candidatura y cuando tienen que asumir como representando a los partidos políticos, y tienen que enfrentar elecciones con otros partidos políticos.

Aquí mismo en el Senado puedo preguntar a mis colegas Senadoras que levanten la mano aquellas que han sufrido violencia política, aquellas que han enfrentado quehaceres como candidatas y han enfrentado violencia política.

Es cierto.

Y acá atrás de mí.

Bueno, la vicepresidenta cuando fue Presidenta en la sesión solemne pasada, al terminar este acto solemne de entrega de Elvia Carrillo Puerto a la doctora Gloria Ramírez, tuvo una sensacional conclusión recordándonos la violencia política, y ella es ejemplo y tiene toda la autoridad moral y política para hablarnos de lo que significa y lo que tuvo que soportar cuando fue candidata.

En fin, eso alcanza por desgracia a todos los partidos políticos de todos los colores, por eso es importante que se reforme la Ley General de Partidos Políticos.

Igualmente importante es la reforma a la Ley General en Materia de Delitos Electorales no solamente para enfatizar el concepto, insisto, de violencia política en razón de género, sino también todas las acciones que promueven, que llevan a tener que tomar la decisión de buscar amparo de la justicia electoral a través de un juicio de protección de los derechos políticos y ciudadanos, y en este caso de las mujeres ciudadanas, en este caso para proteger los derechos políticos de las mujeres.

No abundo en los preceptos importantes porque quiero dejar la particularidad de cada una de estas reformas sustantivas que también inscribimos en la Ley General de Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral que junto con la Ley de Delitos Electorales forman parte de estas importantes reformas que hoy estamos discutiendo.

No lo abordo, no solamente por cuestiones del tiempo, sino porque quiero que la Presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, que es quien va a entrar enseguida, hable de cada una de estas características, y como ella explicará, llevamos este proceso siempre unificadas las Senadoras que formamos parte de esta Comisión para la Igualdad.

Gracias a todas ustedes y a todos ustedes por su atención.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Gracias, señora Senadora, siempre por su compromiso y por su solidaridad con sus compañeras.

A continuación, tiene el uso de la tribuna la Senadora Diva Hadamira Gastélum Bajo, por la Comisión para la Igualdad de Género para presentar los dictámenes que corresponden.

La Senadora Diva Hadamira Gastélum Bajo: Muchas gracias, buenas tardes.

Gracias estimada Presidenta Blanca Alcalá, por sus consideraciones.

Muchas gracias a todas y a todos.

Quizá para muchos pudiera sonar raro decir que es un día histórico, pero para la democracia de este país lo es, para más de la mitad de la población lo es, y hoy queremos agradecer a la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, todo el apoyo que nos dio también a todas sus integrantes hombres y mujeres por la posibilidad de tener un dictamen por unanimidad.

Agradecemos mucho al Senador Alejandro Encinas y a todas las y los integrantes.

Y a la Comisión para la Igualdad de Género, a Lucero Saldaña, a Itzel Ríos, a Yolanda de la Torre, Anabel Acosta, Angélica de la Peña por el PRD, a Lorena Cuéllar, a la Senadora Martha Elena García, a Pilar Ortega, a Gabriela Cuevas y a Sandra Luz, que forman parte del Partido Acción Nacional.

Este es un dictamen que engloba diez iniciativas que fueron presentadas de febrero del 2013 hasta el 6 de septiembre del 2016, quince Senadoras y Senadores fueron los promoventes de estas iniciativas, son cinco leyes las que  tocamos de manera muy importante, la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, la Ley General de Partidos Políticos, la Ley General en materia  de Delitos Electorales y la Ley General  del Sistema de Medios de Impugnación.

Múltiples reuniones tuvimos, pero muchas reuniones, nosotros queremos agradecer el acompañamiento  de instituciones tan importantes como el INE, el Trife, la FEPADE, hay que agradecer también el apoyo de los técnicos y de todo el equipo de la Secretaría de Gobernación, de Consejería, del Instituto Nacional de las Mujeres, de la Conavim, de Fevimtra, de todas estas organizaciones de las académicas, de las ONG’s de mujeres, en plural también, de manera pues muy, muy importante, de los grupos parlamentarios, agradecemos mucho  a los coordinadores de los grupos parlamentarios, don Emilio Gamboa, gracias por  su paciencia, por su apoyo para poder tener una legislación de este alcance tan importante.  Muchísimas gracias, líder por todo esto.

Y escuchaba la  participación de la Senadora Angélica de la Peña, que ha sido una fuerte impulsora del tema, muy, muy fuerte, lo tengo que decir,  y hemos caminado en esta construcción, igual con la Senadora Martha Elena, para no solamente tener conceptos, para poder conocer cuándo es la violencia político-electoral o la violencia política, porque no es lo mismo que a Rosa Pérez no le hayan permitido  asumir el cargo que tiene o que a una magistrada haya sido totalmente violentada, como hay muchos casos en este  momento a lo largo y ancho del país.

Están los conceptos claros de qué se trata,  además de eso, el tema de acciones u omisiones que  configuran la violencia política en razón de género, que tenemos alrededor de ocho acciones y omisiones, también estamos proponiendo la integración del INE al Sistema Nacional, para prevenir, atender, sancionar y erradicar este tipo de violencia.

La Ley General de Instituciones habla de los organismos responsables, la Ley de Partidos está  impresionante, lo que toca, porque realmente lo que hemos visto es cómo los partidos políticos han interpretado el tema  de la violencia política, de la democracia paritaria de manera  solamente aritmética, numérica y lo que nosotros estamos buscando es ese blindaje que requiere la democracia  paritaria, tanto horizontal como vertical.

Estamos hablando de una parte muy importante que son el tema de los delitos electorales, que fue donde la construcción separaba y paraba, porque mucha gente cree que no vale la pena  que la sanción vaya hasta allá, hasta que sea un delito electoral.

El gran debate se dio sobre que permanecer como una sanción administrativa, pero hoy tenemos un documento más acabado que habla de los delitos por, en razón de la violencia política, en razón de género.

Los medios de impugnación también que tiene, pues un apartado muy interesante, y yo les quiero decir más allá que nosotros estamos buscando, el Senado de la República, porque estoy segura que apoyará esta votación de manera unánime, no estamos buscando llevar solamente a la cárcel a los responsables, lo que nosotros quisiéramos es que estos delitos no se cometieran, porque se cometen todos los días en contra  de las mujeres que buscan ejercer sus derechos políticos y  sus derechos políticos electorales.

Quiero agradecer mucho a la Mesa Directiva también por la sensibilidad que ha tenido para la tramitología parlamentaria, gracias a su Presidente, a la Presidenta, a su Secretario Técnico, a don Gustavo Sotelo, muchísimas gracias y a todos los que han hecho posible  que este trabajo se dé, a los equipos técnicos, porque estamos hablando  de más de cuatro años en donde estuvimos insistiendo, construyendo esta reforma amplia, de largo aliento a favor de las mujeres que hemos decidido ejercer nuestros derechos políticos y nuestros derechos políticos electorales, y que requerimos de las condiciones de ese suelo parejo para poder ejercer estos derechos a los que he hecho alusión.

Muchísimas gracias por este apoyo, pero más aún por el voto que estoy segura que darán hombres y mujeres para este dictamen de  dónde reformamos cinco ordenamientos en materia de violencia política, en razón de género.

Sé que nos apoyarán, sé que  votarán a favor, muchas, muchas gracia a todos los que hacen posible este dictamen.

Buenas tardes.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Gracias, Senadora, desde hoy nuestro reconocimiento por su empeño.

Tiene ahora el uso de la tribuna a la Senadora Martha Elena García  Gómez, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.

La Senadora Martha Elena García Gómez: Con su venia, señora Presidenta.

El día de hoy vengo a hablar en pro del dictamen de las Comisiones Unidas para la Igualdad de Género y de Estudios Legislativos, Segunda, relativo a las iniciativas con proyecto de decreto  por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones  de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, a la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, la Ley General de Partidos Políticos, a la Ley General en materia  de Delitos Electorales y la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en materia electoral, con el objetivo de prevenir, atender y sancionar  la violencia política en contra de una mujer por razones de género.

Cabe mencionar que este dictamen se ha trabajado al interior de las comisiones dictaminadoras desde el mes de febrero del 2013, y engloba  10 iniciativas presentadas por quince Senadores de diversos  grupos parlamentarios.

Yo quiero, desde esta tribuna, agradecerle a la Senadora Diva Gastélum ese apoyo, ese entusiasmo con el que siempre  hemos trabajado todas unidas y, por supuesto, querida amiga,  que vamos a seguir apoyándote.

También es importante comentarles que se han llevado a cabo más de 20 reuniones de trabajo, de entre las Senadoras que integramos la Comisión para la Igualdad de Género, los equipos técnicos, sobre todo, de las comisiones dictaminadoras y de diversos  actores estratégicos, de la administración pública, federal y autoridades electorales.

Como pueden ver, este dictamen no sólo refleja un esfuerzo conjunto y la suma de sinergias entre  quienes representamos al Poder Legislativo y  los diversos actores estratégicos, sino la construcción  de acuerdos a través de negociaciones responsables que nos permiten  hoy responder a las demandas ciudadanas, pero sobre todo a las necesidades e intereses  de las mujeres de nuestro país.

En el marco del 8 de marzo, en el que conmemoramos el Día Internacional de la Mujer, el presente dictamen resulta  una contribución importante al trabajo que realiza el Senado de la República, desde sus comisiones legislativas, implica también el cumplimiento del marco jurídico legal para la protección   de los derechos político-electorales de las mujeres y de diversos tratados internacionales suscritos por el Estado mexicano, como lo son la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, la Convención para Prevenir, Sancionar y Erradicar  la Violencia contra la Mujer, entre otros, pero más allá representa la importancia de que las mujeres estemos hoy y siempre en la política, refleja el compromiso que tenemos como legisladoras porque estamos cumpliendo con la responsabilidad que se nos ha sido encomendada, las mujeres sí sabemos hacer política.

A partir de estas reformas rendimos cuentas a las mujeres mexicanas que demandan la protección de sus derechos político electorales que desde hace más de 63 años la lucha contra las mujeres en la política no se otorgaron de manera muy responsable y con el compromiso que implica la representación de la ciudadanía, pero sobre todo de las mujeres en México.

Compañeras y compañeros Senadores:

El dictamen que hoy nos ocupa define en la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y en la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales a la violencia política en contra de una mujer por razones de género, como la acción u omisión que en el ámbito político o público lleva por objeto el resultado de limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos político electorales de una mujer, así como el acceso al pleno ejercicio de las atribuciones inherentes a su cargo o función del poder público.

Me refiero únicamente a los cambios de ley en materia de delitos electorales en la que se propone el aumento de las penas hasta en una mitad en los tipos penales señalados en las fracciones III, IV, VII y XVI del artículo 7; así como las fracciones IV y VIII del artículo 8; y las fracciones I y IV del artículo 9 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, relacionadas con el ejercicio del voto y demás derechos electorales.

Asimismo, en el artículo 17 se establecen agravantes a quien estando obligado se niegue injustificadamente a dar fe de hechos o certificar documentos concernientes a la elección cuando estos hechos se comentan en perjuicio de una mujer que participe en política por el derecho de ser mujer.

Finalmente, se reforma la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación, en materia electoral, para establecer la procedencia del juicio ciudadano en caso de que se considere la existencia de cualquier acto u omisión que constituya violencia política en razón de género y que tenga por objeto o resultado limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos políticos electorales.

Ya para terminar, compañeros y compañeras Senadoras, desde esta tribuna quiero pedirles su voto a favor para el presente dictamen, un voto a partir del cual reconozcan que las mujeres somos necesarias aquí y en otros espacios.

También tomar decisiones, no para iniciar una guerra en contra de los hombres, sino para exigir lo que por derecho nos corresponde.

Es tiempo de que ustedes, compañeros, se sumen a una lucha, no sólo por las mujeres, sino por la igualdad de género, porque con ello asumen la responsabilidad que les ha conferido la ciudadanía.

No es cosa de mujeres, todas y todos ganamos con la igualdad, porque, sí, las mujeres hoy estamos haciendo historia y somos y seremos el nuevo rostro de la democracia.

Es cuanto, señora Presidenta.

Muchas gracias.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Muchas gracias, señora Senadora.

Antes de continuar esta Mesa Directiva quiere dar la más cordial bienvenida a un grupo de estudiantes del Bachillerato del Instituto Sabes Juan Alonso De Torres de León, Guanajuato, invitados por el Senador Gerardo Sánchez García.

Agradecemos su presencia en este Senado de la República.

Sean ustedes bienvenidas y bienvenidos jóvenes.

(Aplausos)

Para continuar y concluir con el espacio de posicionamientos, tiene el uso de la tribuna la Senadora Lucero Saldaña Pérez, del Partido Revolucionario Institucional.

La Senadora María Lucero Saldaña Pérez: Muchas gracias, señora Presidenta Blanca Alcalá.

La sinrazón de la violencia política que se ejerce contra una mujer por el simple hecho de serlo no tiene cabida en ninguna democracia.

Los homicidios de Gisela Mota, en Morelos, y de Aidé Nava González, en Guerrero; el maltrato sufrido por las indígenas Gabriela Maldonado, en San Miguel Peras, y por Manuela Álvarez Guzmán y sus compañeras en Guevea, ambos municipios de Oaxaca; los obstáculos y agresiones enfrentadas por funcionarias electorales y municipales en el desarrollo de sus atribuciones, como la magistrada Yolanda Pedroza Reyes, en San Luis Potosí; o la regidora Ruth Rodríguez, en Puebla.

Estos son unos de los 159 casos con hechos y nombres que se han sumado a los casos de violencia política basada en el género, contabilizados hasta enero del 17 por la FEPADE y que exigen nuestra acción.

Latigazos, golpes, amenazas, intimidación, acoso, imposición de estereotipos, expresiones que descalifican obstáculos al ejercicio de funciones y hasta homicidio son actos que hemos documentado y puesto en evidencia para lograr mostrar a la sociedad y a todos aquellos que nos cuestionan sobre este fenómeno de qué es la violencia política de género, la gravedad de un fenómeno que atenta contra los derechos políticos electorales de todas las mexicanas en el ámbito público.

Esta realidad contraviene los derechos considerados en diversos instrumentos internacionales que proclaman la igualdad entre mujeres y hombres para poder votar y ser elegidos, así como para ejercer las funciones públicas.

En nuestra región la necesidad de erradicar la violencia política ya se había acordado desde el consenso de Quito en el 2007, derivado de la Décima Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe.

También lo expusimos ante la OEA, y recientemente, en octubre del 2015, en el marco de la Sexta Conferencia de los Estados Parte de la Confederación de Belém do Pará se adoptó la declaración sobre la violencia política y el acoso contra las mujeres.

Bolivia nos presidió en este esfuerzo al concretar una ley en la materia en el 2012.

Como en otras formas de violencia, la violencia política no responde a un perfil determinado, se ha hecho presente afectado a las mujeres de todas las afiliaciones partidistas, de todas las condiciones y edades. A lo largo y ancho de nuestro país puede ser ejercida contra cualquier mujer en cualquier cargo público.

Nos ha resultado particularmente preocupante la violencia política que se ha ejercido en contra de mujeres indígenas.

Las consecuencias de los actos violentos en la vida de las mujeres, quienes han experimentado, son incalculable, han tenido costos emocionales, familiares, de vida misma.

Esta es la diferencia de quienes dudan de esta iniciativa, quienes la han vivido, la conocen muy bien y la sienten, la han definido.

No podemos ser omisos ni indiferentes ante esta realidad, y en honor a la verdad, fue aquí en el Senado de la República, en el 2012, y consta en el Diario de Debates de este Senado de la República que en un análisis comparativo de estudio de doctorado es que presento la primera iniciativa de estas 10 que hoy son conjuntadas en un solo dictamen para reconocer y erradicar la violencia política contra las mujeres.

Sí, las mujeres estamos haciendo historia, lo más importante no es quién puso el nombre de este fenómeno o el protagonismo de quienes somos  las promoventes. Porque en estos momentos este fenómeno ha sido extendido a lo  largo y a lo ancho de nuestro país, del que no se hablaba ni ante el que se cerraban los ojos y oídos.

Al haber aprobado esta primera iniciativa, todo el Senado, este Senado, se convirtió ya en promovente del nuevo dictamen y sí, se obtiene el apoyo de todos los grupos parlamentarios, hoy después de los últimos procesos electorales realizados en distintas entidades del país, y en los que por primera vez fue aplicado el principio de paridad hemos atestiguado que la violencia política no es un fenómeno aislado, sino que se ha incrementado, intensificado en la medida que se da paso a una mayor participación de mujeres, es reiterativo.

Fuimos las integrantes de esta Cámara de Senadoras las primeras en realizar los esfuerzos  los esfuerzos por  legislar en torno a la violencia política, nuestras propuestas se actualizaron en el marco de la reforma político-electoral que con la paridad se vislumbra el que habría más casos  de violencia, y nos urgió actuar para contener la violencia registrada al cambio de generar esta participación en equivalencia entre mujeres y hombres. Porque la igualdad exige no violencia.

A estos primeros esfuerzos legislativos se suma el trabajo de organizaciones públicas, de organizaciones civiles, aquí se han mencionado, la Secretaría de Gobernación, el Tribunal Electoral, la Fiscalía Especializada, FEPADE, el Instituto Nacional Electoral, el Inmujeres, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, entre muchos otros.

Organismos que en su conjunto también apoyaron a la elaboración del protocolo para atender la violencia política contra las mujeres, como un instrumento que ha permitido que diversas ciudadanas afectadas en el ejercicio de sus derechos puedan ser atendidas por estas instancias.

Los congresos de los estados han avanzado ya en dictaminar la violencia política basada en el género y nada menos, y aquí quiero agradecer la participación del Presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, el Senador Encinas, su intervención hoy en esta tribuna su respaldo a ésta, y también que la Constitución, la nueva Constitución de la Ciudad de México ya tiene este concepto, pero no solamente como aquí se ha dicho que un concepto no basta, sino el poder llevar el seguimiento para que las leyes secundarias lo registren, lo  definan y quede claro, y no pensar que un simple piropo ya significa un caso de violencia política.

Todos estos organismos fueron consultados y participaron activamente al interior de ambas comisiones durante el proceso de elaboración de este dictamen; su experiencia y visión enriquecieron nuestro trabajo legislativo.

Es por eso que hoy el Poder Legislativo que tenía esta deuda en esta materia, estamos saldándola de lograrse y de conseguir el respaldo de este Pleno al dictamen que presentan ambas comisiones.

Hago un reconocimiento a la Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, la Senadora Diva Hadamira Gastélum, a Angélica de la Peña, a Martha como integrantes de la mesa, pero también a Pilar Ortega que fue también una de las que nos acompañó desde un principio y a todas las integrantes de la comisión, Anabel y a Adriana que tiene también una iniciativa, en fin.

Las organizaciones de la sociedad civil, a Mujeres en Plural, las y los legisladores integrantes de estas comisiones estuvimos convencidos y comprometidos siempre, el propósito de fondo pues tiene que ver con el respaldo al final muy intenso de los equipos técnicos.

Se ha compartido y acordamos finalmente la forma, la definición en estas cinco leyes: se modifica la  Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, la Ley General de Partidos Políticos, la Ley General en  materia de Delitos Electorales, y como se ha mencionado, la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación, como una de las últimas iniciativas que también, pues, tengo el honor de haber realizado.

Quiero expresar un reconocimiento a quienes han trabajado durante estos años continuos haciendo un análisis puntual de estas diez iniciativas en  los, que se dio impulso adicional a este trabajo.

La violencia política es fenómeno estructural que requiere la intervención  de los diversos  actores políticos como aquí se ha señalado, las y los Senadores todos participando, pero también de las autoridades de los tres órdenes de gobierno para asegurar que se cumpla plena y cabalmente con el respeto de los derechos político-electorales de todas las mexicanas.

La ley brindará el soporte que se requiera para combatir la violencia política por razones de género, pero toca tanto a  los actores y a las actoras políticas como a la sociedad para darle efectiva erradicación.

No podíamos como legisladores seguir siendo omisos ante la violencia que continúa, porque seríamos cómplices, constituye un atentado a nuestra vida democrática, a los principios de igualdad sustantiva y al principio y derecho a la paridad.

México ocupa ya el séptimo lugar a nivel mundial en la presencia de mujeres en el Poder Legislativo, honremos este lugar, este lugar brindando seguridad y respeto pleno al derecho de las mujeres a una vida libre de violencia en el ámbito de la política y en el ejercicio del poder.

En la política como en la vida misma ni una menos.

Muchas gracias por su respaldo unánime.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Gracias Senadora, sin duda el reconocimiento de todas quienes han hecho ya uso de esta tribuna.

Informo a la Asamblea que para la discusión en lo general de este dictamen se han inscrito los siguientes oradores:

La Senadora Martha Tagle Martínez, a favor.

El Senador Fidel Demédicis Hidalgo, también del PRD, también a favor.

El Senador Ernesto Cordero Arroyo, del PAN, a favor.

La Senadora Yolanda de la Torre Valdez, del PRI, a favor.

La Senadora Mariana Gómez del Campo Gurza, del PAN, a favor.

La Senadora María del Pilar Ortega Martínez, del PAN, a favor.

La Senadora Marcela Torres Peimbert, del PAN, a favor.

La Senadora Sonia Rocha, del PAN, también a favor, quien ha solicitado que se incorpore su intervención de manera íntegra… Sonia Mendoza, perdón, al Diario de los Debates, y así quedará señalado, muchas gracias.

Tiene entonces, ahora, el uso de la palabra la Senadora Martha Tagle Martínez.

La Senadora Martha Tagle Martínez: Gracias Presidenta.

Pues, bien, finalmente de después de un largo camino que inició con la iniciativa que presentó la Senadora Lucero Saldaña, que data desde el 2012,  y que durante estos largos cuatro años no ha sido objeto de resistencias y, sobre todo, durante estos cuatro años se ha requerido de la insistencia, de la persistencia, de la tenacidad, de las legisladoras, en especial de quienes integran la Comisión para la Igualdad de Género en el Senado de la República.

Gracias a esa tenacidad e insistencia, es que se han presentado varios proyectos, varias propuestas para que finalmente el día de hoy en un esfuerzo de consenso se presente un dictamen que abarca 10 iniciativas legislativas presentadas en el tema, pero sobre todo contienen el consenso generado a lo largo de este tiempo para finalmente dar paso a la legislación necesaria en materia de violencia de género.

Y precisamente hoy como un guiño de voluntad política, en el marco del 8 de marzo Día Internacional de las Mujeres, es que en el Senado se nos permite avanzar con este dictamen que abarca reformas a cinco leyes, como ya se ha comentado acá, cinco leyes que abarcan desde la definición de violencia política, la atribución de facultades específicas para que las instituciones públicas actúen para atender, sancionar y erradicar la violencia política hacia las mujeres y, sobre todo, incluye la posibilidad de que las mujeres hagan valer sus derechos políticos acudiendo a esas instituciones.

Quizás leerles la definición de violencia política no deja en claro  lo que esto significa. O muchas veces, como aquí se ha dicho, creen que las mujeres estamos exagerando cuando hablamos de violencia política en razón de género. Y por eso es que me permitiré leerles solamente algunos casos, que son ejemplo de lo que hablamos cuando nos referimos a violencia política.

Uno de ellos es el de Rosa Pérez, presidenta municipal de San Pedro Chenalhó, Chiapas, llegó por el Partido Verde Ecologista, ganó las elecciones el 19 de julio de 2015, y el 25 de mayo de  2016 el Congreso del estado de Chiapas decretó aprobar su renuncia al cargo, pese a que Rosa fue obligada a firmar dicha renuncia.

El 17 de agosto de 2016 la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial resolvió la sentencia con la que revocó el decreto del Congreso Local y pidió reincorporar a Rosa Pérez a su cargo.  Sin embargo, a la fecha no existen las condiciones para que  Rosa pueda ejercer el cargo para el cual fue electa.

Samantha Caballero, presidenta municipal de San Juan Bautista del Soto, Oaxaca, del PRI. Ganó la elección el 5 de junio de 2016. Dos días antes de que tomara posesión del cargo, como síndico municipal, acudió a su casa para pedirle que dejara el cargo, pues existía un acuerdo previo para que ella fuera la síndica y él fuera el presidente municipal, por supuesto ella se negó.

Luego de la toma de protesta, el síndico y los regidores de Obras, Hacienda y Educación, tomaron el palacio municipal, sellaron las puertas, cambiaron las chapas, se llevaron todos los vehículos, la ambulancia, el carro de volteo y las patrullas.

A la fecha la presidenta municipal no ha podido ejercer sus funciones de manera cabal, ni en condiciones de seguridad. El síndico, además de referir su incapacidad por ser mujer, asegura que con ella no progresará, pues no cuenta con los contactos influyentes para que garanticen que a la población le lleguen obras garantizadas.

Yareli Cariño López, abogada originaria de Pinotepa Nacional. En el proceso electoral de 2016, recibió la invitación para que se incorporara a la planilla del PRD en la posición número 2.

Durante la campaña empezó a vivir hostigamiento sexual por parte de un diputado local, quien le pedía insistentemente tener relaciones sexuales con él, a lo que ella se negó, su planilla resultó ganadora, el hostigamiento siguió.

Yareli se presentó a tomar posesión, fue agredida por personas que no le querían permitir que se sentara en el lugar que le correspondía. El día 2 de enero en sesión de cabildo fue destituida.

Felicitas Muñoz, presidenta municipal de Cuilapan, Guerrero, de Movimiento Ciudadano.  Ganó las elecciones el 7 de junio de 2015 e inició su gestión el 31 de septiembre del mismo año. En mayo de 2016 tres regidores de su cabildo encabezados por el síndico, exigieron su renuncia, argumentando que una mujer no va a poder conseguir obras y acusándola de desvío de recursos sin que dichas acusaciones sean fundamentadas.

Su casa fue baleada, luego allanada, su sala, colchón y el tanque de gas fueron llevados al zócalo de la población donde fueron quemados. Hasta la fecha Felicitas Muñoz mantiene un gobierno itinerante, pues el municipio fue tomado por sus agresores.

Éstos solamente son unos casos de violencia política, y como ustedes pudieron escuchar, se trata de mujeres de todos los partidos. La violencia política no discrimina, como la violencia de género, a ninguna mujer, afecta a todas, y por eso es importante el día de hoy proceder a contar con una ley que atienda este fenómeno de la violencia política, que impide en los hechos que las mujeres podamos ejercer libre y plenamente nuestros derechos políticos electorales.

Porque éstas solamente son unas manifestaciones de violencia política, en la vida cotidiana de quienes nos dedicamos a esta actividad tenemos múltiples acciones de violencia en nuestra contra, sólo con la intención de impedir que ejerzamos plenamente nuestros derechos políticos electorales.

En aras del consenso, no se logró incluir el tipo penal, a cambio se sustituyó por una sanción que permita inhabilitar o destituir de su cargo a los funcionarios que estén involucrados en situaciones de violencia política.

Espero que esta sanción sea suficiente, pero si no, estaremos ahí, cerca de esas mujeres que impugnen para hacer que esta ley valga.

Finalmente, quiero referirme al guiño que nos han dado este 8 de marzo “Día Internacional de las Mujeres”. El poder avanzar hoy en una legislación como ésta, nos hace pensar que ojalá todos los días fueran 8 de marzo para que las legisladoras en el Senado pudiéramos avanzar con nuestros proyectos de dictamen sin ningún tipo de obstáculo, para que cada vez más Senadoras presidan esta Mesa Directiva como Presidentas, y no solamente en sesiones especiales.

Nos encantaría que cada vez fueran más 8 de marzo para que la Junta de Coordinación Política  no solamente estuviera integrada por hombres, sino también por mujeres, para que las mujeres efectivamente estemos en los espacios donde se toman las decisiones en el Senado de la República.

Por eso es que hoy no nos podemos felicitar, no podemos felicitarnos porque sea 8 de marzo; no nos podemos felicitar mientras haya violencia feminicida, violencia de género, violencia política, embarazo adolescente.

Mientras las mujeres no puedan decidir cómo, cuándo y con quién ser madres, mientras exista la mortalidad materna, mientras haya  menor salario para las mujeres, mientras no reconozcamos los derechos de las trabajadoras del hogar, mientras las mujeres no estén en cargos de dirección en las empresas, mientras una mujer trans tenga una esperanza de vida de 30 años.

No podemos ceder hasta que las mujeres seamos iguales en derechos, en responsabilidades y en oportunidades, mientras tanto, existirá un 8 de marzo para decirle al gobierno y a las instituciones del Estado, que mientras haya desigualdad, discriminación y violencia no habrá Estado de derecho. 

Para decirle al gobierno y a las instituciones del Estado, que mientras la paridad no se traduzca en oportunidades de igualdad reales, no habrá democracia, para decirle al gobierno y a las instituciones del Estado que requiere a sus mujeres para que podamos crecer juntos.

Es cuanto, muchas gracias.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Muchas gracias, señora Senadora.

A continuación, tiene la palabra el Senador Fidel Demédicis Hidalgo, del Partido de la Revolución Democrática.

Adelante, señor Senador.

El Senador Fidel Demédicis Hidalgo: Muchas gracias, compañera Presidenta.

Primero felicitar a la Comisión de Equidad de Género y a la Comisión de Estudios Legislativos por tan acertadas reformas, como siempre nunca queda una ley completa, pareciera que hay temor de sancionar con todo el peso de la ley a aquellos que cometen violencia política y lo dejan en situaciones que son sanciones administrativas cuando debiera haber castigos ejemplares para que esas conductas no se repitan.

Escuchábamos con atención el discurso del ciudadano Presidente de la República en torno a las mujeres, en este tema de equidad de género en materia política, y decía el Presidente ayer textualmente:

“Hemos avanzado de forma positiva en abrir espacios de participación, la mujer en la vida política, en la toma de decisiones, en la vida pública”.

El ciudadano Presidente sabía que el día de hoy íbamos a tratar este tema y hubiese sido bueno que anunciara que cuando menos como un acto de buena fe iba a modificar la composición de su gabinete, de 18  Secretarías de Estado sólo tres son mujeres.

El ciudadano Secretario de Gobernación lo defiende diciendo que: “el gabinete del ciudadano Presidente no es un gabinete machista”.

Puede ser que no sea machista, solamente no toma en cuenta a las mujeres, ese es todo el asunto.

Toda mujer tiene derecho al goce y protección de los derechos humanos consagrados en la Constitución de la República y los Tratados Internacionales de los que México forma parte.

Las mujeres tienen derecho al acceso de los cargos públicos y se ha avanzado en esta materia, sí, recordamos la lucha que se da en los partidos de izquierda cuando en sus estatutos se plantea con mucha claridad primero la participación de las mujeres en un 30 % las compañeras, 70 % los varones.

Pero yo quiero felicitar a todas las mujeres de México, sobre todo a las que nunca quitaron el dedo del renglón para decir que la igualdad no debe ser un discurso, que la igualdad debe transformarse en acciones concretas en donde la composición del gabinete federal, de los gabinetes estatales y de los gabinetes municipales, sobre todo ahí porque está a decisión del Ejecutivo cómo integra su gabinete, y yo creo que en la República hay suficientes mujeres con talento, con inteligencia, con valores, con actitudes, que las hacen merecedoras de un espacio en el gabinete federal y en los gabinetes estatales no se diga y en los gabinetes municipales tampoco se diga.

Avanzamos en los parlamentos.

Avanzamos en la integración de las candidaturas.

Y yo estoy convencido de que mis compañeras con esa tenacidad que las caracteriza, con esa actitud de ya no permitir más violaciones a sus derechos, no le van a parar hasta que en las Cámaras y en todos los espacios de orden público haya 50 % de un género y 50 % de otro género, no le bajen, compañeras, se lo merecen porque son las dadoras de la vida.

Se lo merecen porque son las responsables de la preservación del género humano.

Se lo merecen porque son las que hacen posible que los hijos estén bien educados.

Se lo merecen por todo el sacrificio que hacen.

Por eso, si hacen tantas cosas por esta humanidad, por este país, lo menos que pueden merecer es que se les tome en consideración para los cargos de tipo público.

No se debe ver ninguna actitud de otorgar como concesión gratuita, eso sería un error decir: “les otorgamos a las mujeres, porque somos buenas personas los varones”.

No, nada de eso.

Y menos se les debe regatear que integren la junta política y de gobierno del Senado de la República.

¿Cuántas mujeres hay en la junta política?

¿Cuántas mujeres hay en los espacios que tiene este Senado?

Habría que revisarlo, ayúdenos, compañeras, a ver si a los hombres nos tiembla un poco el hacernos a un ladito para que una mujer ingrese, eso se llama violencia política.

Yo creo que los grupos parlamentarios que tienen la integración en la junta política tienen mujeres talentosas.

Yo aquí en el PRI conozco compañeras extraordinarias, pero no las invitan, no las invitan.

Ojalá el PRI y el PAN, los que tienen más de un espacio, reflexionen eso y las inviten.

Decirles, compañeras, que toda actividad, todo mensaje, toda función y toda presencia que realicen las mujeres en cualquier tarea o de cualquier rincón del país repercute en el bienestar de la colectividad, no podemos concebir una sociedad sin la importante aportación que realizan.

Por ello, es necesario que sigamos propiciando condiciones de igualdad que las ubiquen en los cargos que merecen y prevengamos y evitemos actitudes o hechos que menoscaban sus derechos humanos.

La violencia política ya está generalizada en América Latina y también los parlamentos de América Latina están ya emitiendo leyes en todo el continente para erradicar esta violencia.

Decirles, por último, que se debe de atender no sólo la violencia política, sino también la violencia general contra las mujeres, es inadmisible cómo ha crecido de manera escandalosa la trata de blancas.

 Cómo ha crecido la tortura.

Cómo han crecido las desapariciones forzadas.

Cómo está la violencia institucional brutal contra las mujeres cuando se les niegan sus más elementales derechos como es el de la alimentación, como es el de la salud, como es el de la educación, como es el de la vivienda, como es el del empleo, eso se llama violencia institucional.

Tenemos que propiciar que ni un feminicidio más en México, y hablo por mi estado en Morelos está verdaderamente espeluznante lo que pasa contra las mujeres, ninguna mujer se salva de la violencia en Morelos.

Por eso, desde aquí le hago un llamado a quien gobierna que ya deje de andar viajando por el mundo, que ya deje de andar con esos sueños guajiros de querer dirigir un país y poner como ejemplo Morelos, imagínense, los feminicidios generalizados en el país. Eso sería espantoso. Ojalá y haga su trabajo, todo el peso de la ley debe caer contra quienes cometen estos delitos y también contra aquellos gobernantes que son omisos  para castigar a quienes delinquen contra las mujeres.

Por todas estas razones, mi voto será a favor de las reformas que aquí estamos discutiendo.

Por su atención, muchas gracias.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Muchas gracias, señor Senador.

Esta Presidencia da la más cordial bienvenida a un grupo de mujeres líderes de diversos municipios del estado de Guanajuato, invitadas por el Senador Gerardo Sánchez García, doblemente nos complace, que además estén presenciando este debate  en materia de violencia política de género.

Sean bienvenidas y que puedan disfrutar esta sesión.

Muchas gracias.

(Aplausos)

Para continuar en la discusión en lo general, tiene el uso de la tribuna el Senador Ernesto Cordero Arroyo, del Partido  Acción Nacional.

El Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muy buenas tardes, queridas compañeras y compañeros legisladores.

La violencia ejercida contra las mujeres, constituye una grave violación a los derechos humanos y por supuesto a sus libertades.

Definida como todo acto de violencia basado en la pertenencia del sexo femenino, que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos.

La coacción o la privación arbitraria de la libertad tanto si se produce en la vida privada, pero también en la vida pública.

Tanto en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, como la Convención Americana sobre Derechos Humanos, han reconocido el derecho de las mujeres a votar y ser electas en elecciones periódicas, auténticas, realizadas por sufragio universal e igual y por voto secreto que garantice  la libre expresión de la voluntad de los y las electoras.

El derecho de las mujeres a participar en la dirección de los asuntos públicos, así como de tener acceso en condiciones de igualdad  a las funciones públicas de su país, es así  que nuestra Constitución reconoce también el principio  de igualdad para el ejercicio de los derechos             político-electorales contenidos en su artículo 35.

Diversas reformas electorales en las que se encuentran medidas afirmativas emprendidas en nuestro país, a favor de las mujeres, han traído como consecuencia la creciente incursión de la mujer en los distintos espacios de toma de decisión políticas en el ámbito local y en el ámbito federal.

Sin embargo, derivado de esa inclusión y del papel activo  que las mujeres desde hace décadas han venido desarrollando al interior de sus partidos políticos, se han venido incrementando los casos de acoso, lo que se traduce en una vulneración de los derechos políticos, ciudadanos y civiles de las mujeres que son víctimas de estas prácticas y que hoy podemos  definir como violencia política.

Vengo a esta tribuna a pedir el apoyo a este dictamen y a pedirles que seamos congruentes, a pedirles que actuemos más allá de un discurso en los hechos y con nuestros actos.

Hoy en este Senado de la República, se está ejerciendo violencia política contra la propuesta a la Vicepresidencia del Inegi por parte de mucha gente, se está cuestionando la pertinencia de la propuesta del Presidente de la República, porque postuló y propuso a una mujer y que aparte de todo es joven.

Ese es el crimen que cometió la candidata a Vicepresidenta del Inegi y a quien están torpedeando mucha gente  en este momento.

Si vamos a estar en contra de la violencia política en contra de las mujeres, hay que actuar en consecuencia, y a eso vengo hoy a esta tribuna.

Muy orgulloso de las iniciativas que mis compañeras Senadoras de todos los partidos políticos  presentaron en su momento y hoy estamos a punto de aprobar en el Pleno, muy orgulloso del trabajo que se hizo aquí, en nuestra casa, en el Senado de la República.

Han sido las mujeres, las que siendo sensible a la problemática cotidiana de quienes participan en la política, trabajan por reducir las diferencias de acceso a los puestos de  elección y de decisiones públicas en los hechos.

Debo decir que les reconozco este gran esfuerzo y que me sumo a él, porque en Acción Nacional reconocemos la igualdad esencial  de todas las personas, porque en esta batalla las hemos dejado  solas, tal vez por esa división sexual del trabajo, pero es hora de sumarnos para lograr el objetivo de igualdad esencial y cotidiana.

En los distintos dictámenes presentados, se incorpora el concepto de violencia política en razón de género, en la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y en la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, entendiéndose como la acción  u omisión que el ámbito político o público, basado en razones de género que tenga por objeto o resultado limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos político-electorales de una mujer, el acceso a pleno ejercicio de las atribuciones inherentes al cargo o función del poder público.

Se establece que la violencia política se manifiesta a través de presión, persecución, hostigamiento, acoso, coacción, vejación, discriminación, amenazas, privación de la libertad o de la vida en razón del género.

En la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales, entre otros aspectos,  se prohíbe que la propaganda de precampaña, contenga expresiones que constituyan violencia política  contra una mujer por razones de género.

Se establecen obligaciones para los aspirantes y candidatos independientes de abstenerse de la realización de cualquier acto que constituya violencia política en razón de género.

Se establece un catálogo de acciones u omisiones que constituyen violencia política  en razón de género que será indicativa  y no limitativa.

Se establece una sanción para los servidores públicos  competente en la destitución y en habilitación para desempeñar empeños, cargos o comisiones en el servicio público, con base en la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

En la Ley general de Partidos Políticos y con el mismo objetivo, se define a la violencia política en razón de género en los términos de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, el Instituto Nacional Electoral, los organismos públicos locales, los partidos políticos y las agrupaciones políticas deberán establecer mecanismos para prevenir, atender, sancionar y, en su caso, erradicar la violencia política en razón de género.

Se establece como obligación a los partidos políticos, prevenir, atender, sancionar  y, en su caso, erradicar al interior del partido político, actos u omisiones que constituyan violencia política por razón de género.

Abstenerse de limitar, condicionar, excluir, impedir o anular la pretensión de participación de una persona por  razón de género en sus órganos internos de dirección, precandidaturas, candidaturas o espacios de toma de toma de decisiones, así como en los ámbitos Legislativo o Ejecutivo en los tres órdenes de gobierno.

Garantizar en igualdad de condiciones la participación de  mujeres y hombres en sus órganos internos de dirección  y espacios de toma de decisiones, así como en los ámbitos Legislativo o Ejecutivo, en los tres órdenes de gobierno.

Respecto al financiamiento público, se señala que los partidos políticos deberán destinar por lo menos el 3 % del financiamiento público  ordinario a la capacitación y empoderamiento de las mujeres, por lo que se deberá informar trimestralmente, y en términos cualitativos el cumplimiento.

En la Ley General en materia de Delitos Electorales, se establece una agravante que aumenta las penas hasta en una mitad de los tipos penales señalados en las fracciones III, IV, VII, XVI del artículo 7, fracción IV y VIII del artículo 8, las fracciones I y VI del artículo 9 y finalmente en el artículo 17.

Estas agravantes, permitirán que se pueda sancionar   las conductas cometidas por funcionarios partidistas, candidatos o funcionarios electorales en perjuicio de una mujer que participe en política por el hecho de ser mujer.

Es así que agradezco a nombre del Partido Acción Nacional el trabajo que las mujeres han hecho de visibilizar razones y circunstancias en los que generalmente los hombres, en la toma de decisiones, hemos dejado fuera o agredido a las mujeres que, al igual que nosotros, han decidido trabajar en el ámbito político para construir un bien común a partir de la inteligencia y voluntad que nos hace esencialmente iguales.

Por ello, en el Partido Acción Nacional, votaremos a favor estos dictámenes.

Es cuanto, señora Presidenta.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Gracias, señor Senador.

A continuación tiene la palabra la Senadora Yolanda de la Torre Valdez, del Partido Revolucionario Institucional, para hablar a favor.

La Senadora Yolanda de la Torre Valdez: Con su permiso, Senadora Presidenta.

Antes de iniciar mi intervención, Presidenta, quisiera hacer un gran reconocimiento.

A nombre de mi grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional queremos decirle a la Senadora Diva Gastélum que te reconocemos, Senadora. Que has sido una mujer congruente con la causa de las mujeres, porque una cosa es decir que estamos en favor de las mujeres y otra es que nuestra vida personal y política y, en este espacio, en tu representación popular, lo has hecho y lo has hecho muy bien.

En el PRI los hombres y las mujeres nos sentimos muy orgullosos de ti, querida Diva.

(Aplausos)

También quiero hacer un reconocimiento a la Senadora Angélica de la Peña que, además, es una mujer perseverante, estudiosa, dedicada y muy comprometida con las mujeres.

Un aplauso para ti, Angélica, te reconocemos las mujeres y mi grupo también lo hace.

(Aplausos)

A otras mujeres que han sido iniciadoras también de las iniciativas que hoy se presentan, a la Senadora Pilar Ortega, del PAN, de verdad te reconocemos, Pilar.

A Lucero Saldaña de nuestro partido, el PRI, también iniciadora de una de estas iniciativas.

A la Senadora Martha Tagle que ya estuvo en tribuna, a todas ellas, a Sandra Luz García.

También quiero hacer un reconocimiento especial al Senador Alejandro Encinas porque ha sido un aliado de las mujeres, porque no solamente presidió la comisión codictaminadora, sino además permanentemente ha sido un creyente de la paridad de género, y en el Constituyente de la Ciudad de México, como Presidente de la Asamblea, la verdad fue impecable su actuación como aliado de las mujeres.

Muchísimas gracias, Alejandro, un gran reconocimiento.

Y desde mi corazón quiero reconocer a mi coordinador el Senador Emilio Gamboa.

Si en el PRI algo tenemos, en nuestro grupo parlamentario, es que Emilio es nuestro mayor aliado, siempre tiene no solamente cortesías, atención, es mucho más, nos apoya todos los días, está pendiente, nos llama por teléfono ¿Cómo van con sus iniciativas? ¿en qué van? ¿cómo puedo ayudar?

De verdad, reconocemos en Emilio Gamboa las priístas un gran aliado, un gran coordinador, pero, sobre todo, un hombre en la causa de las mujeres.

Con su permiso, señora Presidenta.

Me gritaron entre risas: “Ya ves, pinche vieja, no aguantas nada y así quieres estar aquí”. “Me sentí denigrada, sentí una herida profunda”, Eufrosina Cruz política oaxaqueña.

Esta es una frase de las tantas que escuchó Eufrosina al inicio de su carrera política, y me atrevo a decir que hay frases más ofensivas que hasta a mí me da pena decirlas.

Todas las mujeres que nos dedicamos a la política en algún momento de nuestras carreras hemos sufrido violencia política de género, a veces no nos dábamos cuenta porque pensábamos que era normal, que así era, que así era la política, y no me refiero sólo a la violencia física que han sufrido muchas mujeres, incluso violencia que acaba en asesinato, como son los casos del asesinato de Aída Nava González, en marzo de 2015, precandidata a la alcaldía de Ahuacuotzingo, Guerrero.

O el caso del asesinato de Gisela Mota, en enero de 2016, alcaldesa de Temixco, Morelos, que ahí en la puerta de su casa fue acribillada, y del que Diva, por ejemplo, y otras compañeras hemos dado aquí evidencia del mismo.

Estos casos podrían sonar extremos, hay muchos más, muchos más en la lista de casos evidentes de violencia contra las mujeres.

Quién de las presentes o de los presentes no ha escuchado a lo largo de su carrera “van a perder, es mujer”, “la mandaron a competir por un distrito difícil, por eso mandaron a una mujer”.

La violencia política de género tiene un amplio marco, un amplio espectro de manifestación, a veces sutil, a veces muy clara.

La violencia política de género se refleja en momento en que se postulan candidatas a cargos de elección por distritos complicados, perdedores, por eso nos mandan a las mujeres ahí.

Se les niegan recursos para sus campañas, se les obliga a renunciar a su postulación, se oculta la información, se les descalifican sus propuestas, se les agrede en forma verbal, se les discrimina, ofende y agrede a través de mantas y espectaculares.

Y hoy en esta oportunidad de las redes sociales de información, a través de perfiles falsos contra las mujeres, la agresión a través de perfiles falsos es terrible, es inconmensurable, es de unas dimensiones que jamás se han visto en la historia en tratándose de mujeres.

Como mencionó el Presidente Enrique Peña Nieto en uno de sus discursos: “La violencia se debe erradicar”, y así es, las mujeres no debemos permitir ser víctimas de violencia, debemos ser capaces de denunciar las prácticas que atentan contra nuestra integridad.

Estoy convencida, como cada uno de ustedes, que, primero, se debe eliminar el machismo de la sociedad, como los comentarios machistas del magistrado de Xalapa que mencionó de las mujeres lo siguiente: “Lo que quiero es que lleguen porque realmente tienen capacidad y no porque están bien buenas y tienen unas nalgas exquisitas”.

Fíjense, lo dijo un señor magistrado.

Segundo, debemos promover el empoderamiento económico y evitar comentarios denigrantes, como los del Diputado Polaco Janusz Korwin-Mikke.

Hace una semana, exactamente hace siete días en el Parlamento Europeo dijo: “Las mujeres son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes, por supuesto que deben ganar menos dinero que los hombres”. Eso lo dijo en el marco del Parlamento Europeo, la discusión del tema de las inequidades salariales en Europa.

Es un ejemplo, esto es un ejemplo de miles que podemos nombrar.

En nuestro país la participación política de las mujeres ha sido producto de una gran lucha que hemos dado las mujeres, muchas mujeres valientes, antes que nosotras, que nos abrieron las puertas y que hoy nosotras tenemos la obligación de seguir abriendo brechas para otras más.

Las mujeres somos tan capaces como los hombres, es por eso que a lo largo de estos años de lucha demandamos igualdad ante nuestros pares varones, logramos el derecho al voto, logramos formar parte de la vida política de nuestro país siendo alcaldesas, gobernadoras, Diputadas y Senadoras.

Las mujeres somos tan fuertes como los hombres, los hemos acompañado en sus campañas, imagínense una campaña de ustedes, cualquiera de las que han tenido, sin la presencia de una mujer; pero, además, los hemos acompañado a lo largo de la historia en las grandes luchas de nuestro país, cómo concebir la Revolución Mexicana sin las Adelitas o la Independencia sin Leona Vicario o Josefa Ortiz de Domínguez.

Mujeres como Elvia Carrillo Puerto, primera diputada o María Lavalle Urbina, una de las primeras Senadoras, que además fue la primera presidenta de este Senado de la República.

Ellas lucharon por los derechos políticos de las mujeres, por el voto, por el reconocimiento, por la igualdad. Es momento de continuar con la lucha que iniciaron nuestras predecesoras, de luchar contra la violencia política de género. El camino es largo.

Un gran paso se dio en la Reforma Constitucional del Presidente Enrique Peña Nieto que impulsó la paridad democrática y que dio como resultado que hoy en la Cámara de Diputados Federales tengamos 213 mujeres, y se nota, hoy en la Cámara de Diputados la visión, el talento, la capacidad de las mujeres como se nota aquí, en este Senado.

Fueron años de trabajo  incansable, pues llegar a establecer en la ley la violencia política de género, que orgullosamente presentamos este dictamen que fue aprobado por unanimidad en comisiones.

Pero  la lucha no termina aún aquí, aún hay muchas cosas por hacer; este es un pequeño paso para erradicar la violencia política en  razón de género.

Entre más avanzamos mayor es la resistencia de quienes bajo una visión misógina y antidemocrática pretenden paralizar y retroceder el avance democrático.

Termino con lo siguiente. En todas las naciones del mundo  ha sido apreciado el patriotismo de las mujeres, ¿por qué, pues, mis paisanos, aunque no lo sean todos han querido ridiculizarlo como si fuera un sentimiento impropio de ellas? Leona Vicario, en carta dirigida a Lucas Alemán.

Por su apoyo que sé que lo tendremos, muchísimas gracias.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Gracias señora Senadora.

A continuación tiene el uso de la tribuna la Senadora Mariana Gómez del Campo Gurza, para hablar también a favor.

Sonido en el escaño de la Senadora Gómez del Campo, por favor.

La Senadora Mariana Gómez del Campo Gurza (Desde su escaño): Muchísimas gracias Presidenta.

Primero, reconocer el trabajo de las compañeras y compañeros de las Comisiones Unidas, el que el día de hoy también estén participando como oradores Senadores, me parece muy atinado, porque el tema que estamos discutiendo de violencia política no es un tema de mujeres, es un tema de mujeres y hombres que a lo largo de la historia se han encontrado con tropiezos, con complicaciones, nos hemos encontrado con tropiezos, complicaciones, discriminación, acoso, violencia asociada también a campañas, a candidaturas; es cuestión también, por ejemplo, el desempeño parlamentario.

Es muy complicado el ser mujer y hacer política, pero antes todavía era mucho más complicado, tenemos el ejemplo de doña María Lavalle Urbina, mujer campechana, primera Senadora, primera presidenta también del Senado  de la República, recibió la Medalla “Belisario Domínguez”, fue premio de derechos humanos en la ONU, entre muchos otros reconocimientos.

De hecho cuando fue electa magistrada del Tribunal de Justicia del Distrito Federal, un compañero algo conservador, magistrado también  le dijo, ese es su sitio, y ella respondió, ahora me das mi sitio, pero pronto me darás mi lugar.

Así como María Lavalle Urbina tenemos mujeres maravillosas que han abierto espacios, que han abierto puertas y que hacen que hoy podamos tener un porcentaje alto de mujeres Senadoras tomando decisiones en este país.

Por eso celebro que el dictamen que estamos discutiendo el día de hoy tipifica la violencia política, buscando evitar que estos fenómenos sucedan.

Estas reformas contemplan la necesidad de promover y garantizar la formación de liderazgos políticos de mujeres, crear mecanismos que garanticen la protección, promoción y respeto a los derechos político-electorales de las mujeres establecidos en la Constitución, y tratados internacionales suscritos por nuestro país.

Enhorabuena por estas reformas, y tenemos que seguir trabajando con mucha fuerza para combatir la violencia política, y para hacer que los hombres nos ayuden también a ver la política con ojos muy distintos.

Es cuanto.

Y muchas gracias.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Muchas gracias señora Senadora.

Y a continuación tiene el uso de la tribuna la Senadora María del Pilar Ortega Martínez, también del Partido Acción Nacional, para hablar a favor.

La Senadora María del Pilar Ortega Martínez: Gracias Presidenta.

Compañeros y compañeros Senadores:

Estamos este día muy satisfechas por el paso que se está dando, la Convención para la eliminación de todas las formas de discriminación de la mujer establece el deber de los Estados parte de tomar las medidas necesarias para eliminar cualquier tipo de discriminación contra las mujeres en la vida pública y política, y en particular garantizar a las mujeres igualdad de condiciones con los hombres, el derecho a ser elegibles para todos los organismos cuyos miembros sean objeto de elecciones públicas, la participación en la formulación de políticas gubernamentales y en la ejecución de éstas, y a ocupar cargos públicos y ejercer todas las funciones públicas en todos los planos gubernamentales.

A raíz de esta convención, hay que decirlo,  que ha sido fundamental en el avance de los derechos de las mujeres en general.

México ha evolucionado, y efectivamente, también tenemos que reconocer que existen ya instrumentos legislativos que se han conquistado en el Estado mexicano para poder ir avanzando en la concreción de esta igualdad que todavía no se logra en plenitud, pero en la cual tenemos que reconocer que hemos tenido un avance importante.

Una de las más recientes reformas que ha ayudado en este camino de las mujeres hacia la conquistas  de espacios  públicos que nos corresponden al ser más del 50 % de la población en México, es la reforma política publicada en el Diario Oficial de la Federación de 10 de febrero de 2014, cuya modificación en el artículo 41 obligó a los partidos políticos a establecer el principio de paridad en materia legislativa.

Estas y otras medidas afirmativas que el Estado  mexicano ha generado a favor de las mujeres, ha traído como consecuencia un incremento sustancial de mujeres en cargos de designación y en cargos legislativos, sin embargo, también ha traído otro tipo de fenómenos que están que subyacen en el presente dictamen que hoy se pone en esta Asamblea, y me refiero al fenómeno de violencia política que, sí, ha existido por mucho tiempo, pero que ahora tal vez se ha acentuado  por la irrupción de mujeres en la vida pública del país de manera más decidida, de manera más constante, de manera más numerosa; cada vez más mujeres llegan a la política, cada vez más mujeres empiezan a tomar decisiones, cada vez hay más legisladoras, pero también cada vez hay  más medidas que pretenden frenar el paso de las mujeres de manera violenta.

Muchas mujeres que pretenden defender sus derechos políticos siendo precandidatas o candidatas han sido objeto de violencia política; mujeres que han logrado ganar un cargo de elección popular han sido objeto de violencia política;  mujeres en un cargo de designación en cualquiera de los tres niveles de gobierno y de los tres poderes han sido objeto de violencia política y ya tenemos precedentes.

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales ha señalado tener registrados un total de 141 casos denunciados de violencia política de género, de los cuales, en 2015 se atendieron 38, derivados del proceso electoral 2014-2015, y en el primer semestre de 2016 se tuvo conocimiento de 103 casos. 

Casos como el de la presidenta municipal de Chenalhó, en Chiapas; caso en que fue obligada a dimitir de su cargo en mayo de 2015; caso de una regidora en Puebla, caso del robo de paquetes a presidentas electorales en Tecomán, Manzanillo; casos como el de la Magistrada Electoral de San Luis Potosí, misma que en el desempeño de sus funciones fue objeto de violencia política.

Éstos son sólo algunos casos de los muchos que están hoy reportados por la FEPADE, apenas cientos de casos que sabemos que hay denuncia, pero tal vez son miles los que sabemos que nos callamos y que subsisten en la tarea y en la actividad política de las mujeres.

En este sentido esta reforma va a ser fundamental, en principio porque incorpora ya el concepto de violencia política en la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y en la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, señalándose como la acción u omisión que en el ámbito político o público, basado en razones de género tenga por objeto o resultado limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos político electorales de una mujer en el acceso al pleno ejercicio de sus atribuciones inherentes a un cargo o función de poder público.

Se establece que la violencia política puede manifestarse a través de presión, persecución, hostigamiento, acoso, coacción, vejación, discriminación, amenazas, privación de la libertad o de la vida en razón de género. Y se establecen ciertas normas en la Ley de Instituciones y Procedimientos  Electorales, entre ellas la prohibición de propaganda de precampaña que contenga expresiones que constituyan violencia política en contra de una mujer por razones de género.

También se establecen obligaciones para aspirantes y candidatos independientes de abstenerse en la realización de hacer actos que constituyan violencia política en razón de género. Se establece todo un catálogo de acciones u omisiones que constituyen violencia política en razón de género.

También se establecen sanciones para servidores públicos que pueden ir de la destitución, hasta la inhabilitación para desempeñar empleos, cargos o comisiones en el servicio público, de acuerdo a lo que establezcan las autoridades administrativas, pero establecidas estas conductas en la Ley Electoral.

También hay algunas medidas establecidas en la Ley de Partidos Políticos y en la Ley General de Medios de Impugnación.

Es importante señalar también que se establecen agravantes en ciertas fracciones en materia de delitos electorales, en donde se prevé un aumento de pena hasta en una mitad en los tipos penales, en algunos tipos penales establecidos en los artículos 7, 8 y 9 de la Ley de Delitos Electorales.

Estas agravantes permitirán que se puedan sancionar conductas cometidas por funcionarios partidistas, candidatos o funcionarios electorales en perjuicio de una mujer que participe en política, por el hecho de ser mujer, y estas medidas son en el ámbito penal.

También se modifica la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación, como ya lo dije anteriormente.

En suma, estas reformas, este conjunto de reformas sobre 10 iniciativas planteadas por Senadoras de distintos grupos parlamentarios, será una pieza fundamental en la lucha de lograr cada vez más un reconocimiento puntual a los derechos político-electorales de las mujeres.

Yo también quiero reconocer al grupo parlamentario del PAN, el apoyo y la suma en este importante dictamen, a nuestro coordinador Fernando Herrera, al Senador Ernesto Cordero, que hace un momento también se sumó a esta defensa, y en general a todos los compañeros y compañeras del grupo parlamentario. Y por supuesto a todos los Senadores y  Senadoras

En esta lucha es necesaria la suma de hombres y mujeres, y yo creo que el voto de ustedes será a favor de este dictamen y con eso el Senado contribuirá a seguir haciendo historia en favor de la defensa de los derechos político electorales de las mujeres.

Es cuanto.

Muchísimas gracias.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Muchas gracias, señora Senadora.

Al no haber más oradores registrados en la discusión en lo general, consulto a la Asamblea, si existe interés en reservar algún artículo del proyecto de decreto.

En virtud de que no hay otros registrados, ni artículos reservados, ábrase el sistema electrónico, por cinco minutos, para recoger la votación nominal en lo general y en lo particular del proyecto de decreto.

Háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar de la votación.

Esta Presidencia le da la más cordial bienvenida a un grupo de jóvenes participantes en la Premiación Just Price de diferentes ciudades de México, invitados por el Senador Armando Ríos Piter, quienes asisten con la finalidad de presenciar el debate legislativo de esta Asamblea, y se han incorporado justamente en esta sesión histórica al final de esta votación. 

Bienvenidos jóvenes.

(Aplausos)

(Se abre el sistema electrónico de votación)

(Se recoge la votación)

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Presidente, se emitieron 89 votos a favor; cero en contra.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Muchas gracias, señora Secretaria.

Está aprobado en lo general y en lo particular el proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, de la Ley General de Instituciones y de Procedimientos Electorales, de la Ley General de Partidos Políticos, de la Ley General en materia de Delitos Electorales y de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en materia electoral.

Esta Presidencia y esta Mesa Directiva reconocen el trabajo de las y los legisladores involucrados y de todos quienes han emitido su voto a favor de los mismos.

Se remite a la Cámara de Diputados para los efectos del artículo 72 constitucional.

Compañeros Senadores:

Recibimos de la Junta de Coordinación Política un acuerdo que modifica y amplía el plazo para remitir a la Junta de Coordinación Política las propuestas de los aspirantes a fiscal especializado en materia de delitos relacionados con hechos de corrupción.

Solicito a la Secretaría dé cuenta con sus resolutivos.

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Doy cuenta.

Acuerdo.

Primero.- Se modifica y amplía el plazo para que las Comisiones de Justicia y Anticorrupción y Participación Ciudadana del Senado de la República, remitan a la Junta de Coordinación Política el dictamen de idoneidad de los aspirantes a fiscal especializado en materia de delitos relacionados con hechos de corrupción, el cual será hasta el 21 de marzo de 2017.

Segundo.- En atención a la máxima publicidad, publíquese el presente acuerdo en la Gaceta del Senado, así como en la página oficial del Senado de la República y en los micrositios de las Comisiones de Justicia y Anticorrupción y Participación Ciudadana.

Es cuanto, Presidenta.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Está a discusión el acuerdo.

Al no existir oradores inscritos, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse el acuerdo presentado.

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse el acuerdo.

Quienes estén porque se apruebe, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque se rechace, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Aprobado el acuerdo, Presidenta.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Aprobado el acuerdo que modifica y amplía el plazo para que las Comisiones de Justicia y de Anticorrupción y Participación Ciudadana, remitan a la Junta de Coordinación Política las propuestas de los aspirantes a fiscal especializado en materia de delitos relacionados con hechos de corrupción que será hasta el 21 de marzo de 2017.

Comuníquese.

Quiero compartir a esta Asamblea que la Senadora Anabel Acosta ha rectificado su voto, toda vez que el tablero tuvo ahí una equivocación, ella también está votando a favor en relación con el dictamen de violencia política.

A continuación, señoras y señores Senadores, daremos cuenta de las ampliaciones y rectificaciones de turno que autorizó la Mesa Directiva en su reunión de esta mañana.

Solicito a la Secretaría dé cuenta.

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Les informo que se homologó el turno a las siguientes iniciativas en materia de prisión preventiva.

Al proyecto de reformas constitucionales presentado el 20 de febrero de 2014.

Y al proyecto de reformas del artículo 19 constitucional presentado el 3 de marzo de 2015, ambos para quedar en las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales; de Justicia; y de Estudios Legislativos, Segunda.

Asimismo, se rectificó el turno al punto de acuerdo que exhorta informar el estado que guarda la reparación del daño a favor de las víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual en la entidad, presentado el 2 de marzo pasado para quedar en la Comisión contra la Trata de Personas.

De igual forma se amplió el turno a las siguientes iniciativas.

Al proyecto de reformas constitucionales en materia de acceso de candidatos y partidos políticos, a radio y televisión presentado el martes 7 de marzo, y al proyecto de reformas constitucionales presentado por el Senador Manuel Cárdenas el pasado día 14 de febrero, ambos para quedar en las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales; de Gobernación; de Reforma del Estado; de Radio, Televisión y Cinematografía; y Estudios Legislativos, Primera.

Y al proyecto de decreto que reforma la Ley General de Partidos Políticos y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales en materia de Acceso de Candidatos y Partidos Políticos, a Radio y Televisión, para quedar en las Comisiones Unidas de Gobernación; de Reforma del Estado; de Radio, Televisión, Cinematografía; y de Estudios Legislativos, Primera.

Es todo, Presidenta.

La Presidenta Senadora Blanca Alcalá Ruiz: Esta Presidencia ratifica los turnos que ha dado la Secretaría.

Les informo ahora que los textos de las intervenciones del rubro de efemérides de nuestra agenda se integrarán al Diario de Debates.

Se cita a la siguiente sesión ordinaria el próximo martes 14 de marzo, a las 11:00 horas.

Se levanta la sesión.

Se levantó la sesión a las 16:11 horas.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?watch=15&id=1778