Senado de la República.
Sesión Plenaria.
Domingo 20 de agosto de 2017
    
    

Última actualización: Junio 2017
Última revisión: Junio 2017

Sesión Plenaria - Versión Estenográfica

SESIÓN EXTRAORDINARIA VESPERTINA DE LA H. CÁMARA DE SENADORES,
CELEBRADA EL VIERNES 17  DE JUNIO DE 2016.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
ROBERTO GIL ZUARTH

ÍNDICE

ORDEN DEL DÍA

ACTA DE LA SESIÓN EXTRAORDINARIA ANTERIOR

DICTÁMEN A DISCUSIÓN Y VOTACIÓN

De las Comisiones de Puntos Constitucionales, de Justicia, de Federalismo, de Gobernación, de Seguridad Pública, de Estudios Legislativos, de Estudios Legislativos, Primera, de Estudios Legislativos, Segunda, con proyectos de decreto que proponen modificaciones a diversos artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de Seguridad Pública

FUNDAMENTACIÓN DEL DICTAMEN
Senador Enrique Burgos García
Senadora Cristina Díaz Salazar
Senador Ernesto Gándara Camou
Senadora Graciela Ortiz González
Senador Fernando Yunes Márquez
Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez
Senador Jorge Luis Preciado Rodríguez

VOTO PARTICULAR
Senador Manuel Bartlett Díaz

POSICIONAMIENTO DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS
Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática

INTERVENCIONES
Senador Fidel Demédicis Hidalgo
Senadora Martha Tagle Martínez
Senadora Juan Carlos Romero Hicks
Senador Rabindranath Salazar Solorio
Senadora Luisa María Calderón Hinojosa
Senador Manuel Bartlett Díaz

VOTACIÓN

PRESENTACIÓN DE RESERVAS
Senador Héctor Larios Córdova

VOTACIÓN

ACTA DE LA SESIÓN EXTRAORDINARIA VESPERTINA

DECLARATORIA DE CLAUSURA


SESIÓN EXTRAORDINARIA VESPERTINA DE LA H. CÁMARA DE SENADORES,
CELEBRADA EL VIERNES 17  DE JUNIO DE 2016.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
ROBERTO GIL ZUARTH

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: (20:22 horas) Solicito a la Secretaría informe a la Asamblea el resultado del cómputo de asistencia de las y los señores Senadores.

El Secretario Senador Luis Humberto Fernández Fuentes: Honorable Asamblea: Conforme al registro de asistencia, se han acreditado 105 ciudadanos Senadores.

En consecuencia, hay quórum, señor Presidente.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Se abre la sesión extraordinaria vespertina del viernes  17 de junio de 2016, correspondiente al segundo receso del primer año de ejercicio de la LXIII Legislatura.

El Orden del Día está disponible en el monitor de sus escaños, con lo cual se informa de los asuntos previstos en la agenda del día de hoy.

El acta de la sesión extraordinaria anterior está publicado en la Gaceta de este día.

En consecuencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba.

La Secretario Senador Luis Humberto Fernández Fuentes: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba el acta referida.

Quienes estén porque se apruebe, favor de  levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque se rechace, favor de manifestarlo.

(La Asamblea no asiente)

Aprobada el acta, señor Presidente.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Pasamos a la segunda lectura del dictamen de las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales; de Justicia; de Federalismo; de Gobernación; de Seguridad Pública; de Estudios Legislativos; de Estudios Legislativos, Primera; y de Estudios Legislativos, Segunda, que contiene proyecto de decreto por el que se reforma y adiciona el artículo 21 y se reforman los artículos 73, fracción XXIII, 72, fracción II, 115,116 y 123 de la Constitución en materia de seguridad pública.

A este dictamen se le dio lectura en la sesión anterior.

En consecuencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que se dispense la segunda lectura del dictamen y se ponga a discusión de inmediato.

El Secretario Presidente Luis Humberto Fernández Fuentes: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que se dispense la segunda lectura del anterior dictamen.

Quienes estén por la afirmativa, favor de manifestarlo.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de manifestarlo.

(La Asamblea no asiente)

Sí se dispensa la segunda lectura, señor Presidente.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: En consecuencia, se le concede el uso de la palabra al Senador Enrique Burgos García, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Puntos Constitucionales.

El Senador Enrique Burgos García: Muchas gracias, señor Presidente, con su anuencia.
Honorable Asamblea: Doy la enhorabuena la posibilidad  de que hayamos arribado a este momento legislativo.

Ha habido por parte de todos muchas horas de trabajo leal y comprometido con muchas distinguidas y distinguidos integrantes de esta Asamblea.

Quiero expresar un mayor reconocimiento a los señores presidentes de las comisiones dictaminadoras, sin cuyo talento y empeño, sin su convicción, su afán por dialogar, y en busca de entendimientos y acuerdos, sin ellos no habríamos logrado la aprobación del dictamen que hoy traemos a consideración de esta Honorable Asamblea.

Es importante expresar un agradecimiento  al señor Senador Fernando Yunes Márquez y a los integrantes de las Comisiones de Justicia; al señor Senador Jorge Luis Preciado Rodríguez y a los miembros de la Comisión de Federalismo; a la Senadora Cristina Díaz Salazar y a los integrantes de la Comisión de Gobernación; al señor Ernesto Gándara Camou y a los miembros de la Comisión de Seguridad Pública; a la Senadora Graciela Ortiz González y a los integrantes de la Comisión de Estudios Legislativos; al Senador Raúl Gracia Guzmán y a los miembros de la Comisión de Estudios Legislativos, Primera; al señor Senador don Alejandro Encinas, particularmente empeñoso; y a todos los integrantes de la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda.

Muchas gracias a ustedes  y a su disposición para que sus colaboradores  y, particularmente, me refiero al equipo de los secretarios técnicos de estas comisiones que realizaron los trabajos que se requerían y que incluyó también a colaboradores de la Presidencia de la Mesa Directiva de este Senado y de la Presidencia de la Junta de Coordinación Política.

Muchas gracias a los Senadores Manuel Bartlett, Carlos Puente Salas, Miguel Barbosa Huerta, Fernando Herrera Ávila y Emilio Gamboa Patrón, les reconocemos puntualmente su tarea importantísima en la construcción de una propuesta que la nación requiere en la pluralidad política del órgano revisor de la Constitución.

Nuestro dictamen comprende el análisis de diez iniciativas de reformas constitucionales, presentadas en materia de seguridad pública y justicia.

Deseo informarles que, aunque asimismo como rectores, si me permiten decirlo así, las presentadas a partir de diciembre del 2014, una por el Presidente Enrique Peña Nieto; otra por los grupos parlamentarios del Partido Acción Nacional en ambas Cámaras; del grupo parlamentario del PRD en el Senado; del Coordinador del grupo parlamentario del Partido del Trabajo en esta Cámara y el grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados.

También revisamos dos iniciativas recibidas en la anterior integración del Senado, una del grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados.

También revisamos dos iniciativas recibidas en la anterior integración del Senado, una del grupo parlamentario del PRD y otra del entonces Presidente de la República, como sendas iniciativas de nuestra presente integración, así como por parte de los Senadores Miguel Romo Medina y Sofío Ramírez Hernández.

La primera a partir de la iniciativa presidencial de diciembre de 2014, y la presentación de las mencionadas propuestas legislativas, la del PRD de junio de 2015, la del PAN de noviembre de 2015.

La segunda a partir del diálogo inicial entre estas tres propuestas, para identificar temas coincidentes con diversidad de propuestas para su atención.

Y una tercera línea que se ha dado en el presente período ordinario, con el enriquecimiento de nuestras deliberaciones, a partir de las iniciativas del PRD y del PT de los primeros días de febrero pasado, y la iniciativa de Diputados del PRD del primero de marzo anterior.

En las deliberaciones conducentes al dictamen que ahora presentamos, debo destacar una indiscutible e ineludible coincidencia de todas compañeras y compañeros Senadores dedicados al análisis de las propuestas, en la necesidad de atender los problemas de seguridad pública que enfrenta el Estado mexicano, con un sustento constitucional centrado en el objetivo primordial de construir, mantener y fortalecer las capacidades institucionales de los tres de órdenes de gobierno, para cumplir los propósitos de salvaguardar la integridad y derecho de las personas, y de preservar las libertades, el orden y la paz pública, a través de la función de seguridad que le es esencial a la formación política estatal.

Menciono el tema de competencias en materia policial que proponemos resolver a través de un modelo mixto que preserva la función policial en los tres órdenes de gobierno.

El planteamiento que hacemos afirma la competencia municipal para el establecimiento de la policía que le asigna el artículo 115 constitucional. A su vez que los municipios tengan competencia para realizar tareas de prevención, reacción e investigación de acuerdo a la certificación de esas capacidades, mediante el procedimiento objetivo o procedimientos objetivos a cargo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El modelo no modifica la consideración constitucional de que toda policía, incluida la municipal, es auxiliar del Ministerio Público en la investigación de los delitos.

Por lo que hace a las competencias en materia policial de la Federación, de las entidades federativas, les corresponde actuar en materia de prevención, reacción e investigación, desde luego sujetas a los objetivos de construcción, mantenimiento y fortalecimiento de capacidades institucionales acordes a los estándares que se establezcan en la Constitución y en la Ley General de Seguridad Pública que se propone expedir.

Agregaría, por otra parte, el tema de las normas para el establecimiento y desarrollo de instituciones policiales profesionales en los tres órdenes de gobierno.

Aquí debo decir que encontramos las más amplias coincidencias entre todas las propuestas, lo que ha permitido traer a ustedes el planteamiento de determinadas previsiones para homologar la normatividad, los procedimientos y los mecanismos de participación ciudadana -lo reitero- en materia de seguridad pública.

Hay consenso en que debemos afirmar la homologación de normas y procedimientos de reclutamiento, ingreso, formación, capacitación permanente, remuneración mínima, carrera profesional, estímulos, reconocimiento, disciplina y prestaciones complementarias de todas las instituciones policiales del país.

También hay consenso en que homologuemos los protocolos de actuación, de desempeño y para la operación de las instituciones policiales.

Y también hay consenso para homologar las previsiones que sustenten la participación ciudadana en el diseño de políticas públicas de seguridad y para la vigilancia social del funcionamiento de las instituciones policiales y de sus integrantes.

Quiero llamar la atención y voy a repetir el párrafo porque fue algo que se insistió mucho, la participación ciudadana. Y si me permite, señor Presidente, lo repito:

Hay también consenso para homologar las previsiones que sustenten la participación ciudadana en el diseño de políticas públicas de seguridad y para la vigilancia social del funcionamiento de las instituciones policiales y de sus integrantes.

La idea fundamental para engarzar estos consensos es avanzar a la conformación de un sistema nacional policial profesional. Un tema adicional es el de la revisión y la precisión del concepto de mando en la función policial, les participo que no encontramos diferencias para que permanezcan las definiciones vigentes sobre el mando político de la función en los términos constitucionales vigentes.

El tema de las propuestas de intervención en las instituciones policiales de las entidades federativas y municipios lo planteamos a partir de los distintos comentarios para atender una lamentable realidad de penetración o de injerencia de la delincuencia más peligrosa en esas instituciones, circunstancia que mina de manera directa la capacidad del Estado mexicano para cumplir con la función de brindar seguridad pública a la población.

Llegamos a la articulación de un modelo que distingue grados en la necesidad de actuación de otro orden de gobierno, aspira a la adaptabilidad frente a situaciones diferentes y considera la opinión y determinación del orden de gobierno que puede estar en una situación de infiltración por la delincuencia organizada.

Igualmente, la homologación de las instituciones policiales a la luz de un sistema nacional policial y el modelo de intervención en las instituciones policiales, revisamos detalladamente la arquitectura institucional de carácter nacional para garantizar la seguridad pública.

Reconozco la voluntad de poder transitar a una propuesta que a partir de valorar planteamientos para establecer, por un lado, un organismo colegiado en materia de seguridad pública y, por otro, uno para mantener el diseño presente del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Haber transitado a un planteamiento para fortalecernos con criterios de rectoría técnica con un control parlamentario a partir de la aprobación.

He mencionado el planteamiento de avanzar al fortalecimiento de las instituciones policiales mediante distintos elementos que requieren homologación, principalmente a través del establecimiento del Servicio Nacional Profesional Policial, así atendimos la convicción que compartimos de construir el orden jurídico que sustenta el compromiso del Estado mexicano con los servidores públicos de la seguridad, un régimen que gira en torno a la profesionalización de las policías y la incorporación de un régimen de prestaciones complementarias de carácter nacional con cargo al presupuesto de la Federación.

Muy estimadas compañeras y compañeros Senadores: El Estado mexicano ha venido enfrentando desde hace algunos lustros un problema de seguridad pública que se manifiesta, lamentablemente, con mucha virulencia en algunas regiones de nuestra patria.

La inseguridad tiene causas multifactoriales, algunas se remontan a problemas de desigualdad, de injusticia social, de carencias y de falta de oportunidades. Estamos conscientes de que el gran derrotero de nuestro Estado es con, por, y hacia la equidad social.

No negamos esos factores, pero hoy apreciamos el problema desde la perspectiva de la construcción de instituciones policiales sin soslayar otras tareas que deben hacerse. Estamos consciente de que ninguna transformación real, y el caso del presente no es la excepción, no se logra por una modificación legislativa así sea de carácter constitucional, pero también estamos ciertos de que esas transformaciones se inician con la revisión leal de nuestro máximo orden jurídico.

En ese sentido, estas modificaciones plantean una ruta de reconstrucción institucional de mediano y largo plazo, el inicio es la modificación del orden jurídico, pero la concreción hacia los resultados que la sociedad espera se hayan en la ejecución de carácter consistente y congruente a partir de planes estratégicos, programas de actuación, establecimiento de metas, asignación de recursos y también procesos de evaluación y corrección.

Concluyo, señor Presidente.

Construir un acuerdo en el escenario de la pluralidad política presenta en nuestro país o implica coincidir en el diagnóstico esencial del problema.

Implica voluntad y buena fe para reconocer el punto de vista de otras concepciones legitimas de lo que compete al poder público, pero implica sobre todo pensar en el Estado, como la gran casa común que a todos nos comprenden la esencia de los valores que se encuentran inscritos en nuestra Constitución próxima a cumplir un Centenario.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DE LA SENADORA
ROSA ADRIANA DÍAZ LIZAMA

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senador Enrique Burgos.

Tiene ahora el uso de la palabra la Senadora Cristina Díaz Salazar, Presidenta de la Comisión de Gobernación, hasta por diez minutos.

Sonido en el escaño de la Presidenta de la Comisión de Gobernación.

La Senadora Cristina Díaz Salazar: (Desde su escaño) Gracias, Senadora Presidenta.

Permítame hacer mi posicionamiento desde  mi escaño y poder hacer entrega para el Diario de los Debates.

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Adelante, Senadora.

La Senadora Cristina Díaz Salazar: (Desde su escaño) Me gustaría primero por el más amplio reconocimiento a las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales, quien coordino los esfuerzos de Justicia; de Federalismo; de mis compañeros de Gobernación; de Seguridad Pública; de Estudios Legislativos; de Estudios Legislativos, Primera; y de Estudios Legislativos, Segunda.

Y todo esto fue en torno a distintas iniciativas de reformas constitucionales en materia de seguridad pública, y a partir siempre de un diálogo que se mantuvo durante más de 24 meses de los integrantes de estas comisiones, quienes suscribimos este dictamen.

Quiero decirles que con ello debemos señalar que llevamos ya varios años en donde la sociedad mexicana, lamentablemente ha sufrido las consecuencias de una escalada de la violencia generada por distintos fenómenos relacionados; en primer lugar con la delincuencia organizada.

Estamos hablando más allá de una década y derivado de esta actual legislación los municipios han cargado cada vez más con responsabilidades que conciernen a la seguridad pública.

Hoy, nos comprometemos los Senadores de dotar a la ciudadanía de la confianza que deben de tener en sus autoridades encargadas de la seguridad pública y que sean corporaciones confiables y que cumplan con su trabajo de manera eficaz.

Es con esta coordinación y en esta suma de voluntades que está plasmado en este dictamen.

Como podremos concretar a la sociedad de garantías que todos queremos y, sin duda, todos deseamos un México más seguro y en paz.

Es cuanto, Presidenta y le entrego el documento.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senadora Cristina Díaz.

Ahora tiene el uso de la palabra el Senador Ernesto Gándara Camou, Presidente la Comisión de Seguridad Pública de este Senado.

Sonido en el escaño del Senador Ernesto Gándara.

El Senador Ernesto Gándara Camou: (Desde su escaño) Muchas gracias, Senadora Presidenta.

Si me permite le voy a hacer entrega de mi intervención respecto a este tema.

Y simple y sencillamente la reflexión que haría en conjunto con mis compañeros presidentes integrantes de las Comisiones que han trabajado intensamente en este tema de gran importancia para la solidaridad como es la seguridad pública, como es la actualización del diseño institucional de la coordinación que  hay en los tres niveles de gobierno, como es el hecho de fortalecer a las instituciones y particularmente a apoyar a los municipios de a de veras con el fortalecimiento institucional y la coordinación que se pueda dar en este esquema constitucional en el que hemos estado trabajando todas las comisiones, en el que estoy seguro vamos a lograr un marco para las leyes ordinarias y, desde luego, para su aplicación.

Quiero decirle a mis compañeros que este es un trabajo de meses, es un trabajo de gabinete, es un trabajo también de consenso, es un trabajo en donde nos hemos abierto al sector académico, a los tres niveles de gobierno, a toda la gente que ha estado interesado en el tema de seguridad, de Mando Mixto, finalmente, que es una iniciativa del Ejecutivo Federal que como otras iniciativas que han llegado, se ha ido modificando, se ha ido enriqueciendo y, en este sentido, yo ya no voy a enumerar los beneficios que traen las reformas a los artículos institucionales que espero aprobemos aquí en el Senado y, desde luego, en el Constituyente Permanente, porque sé que lo  hemos trabajado en conjunto y porque ya mis compañeros lo han enunciado.

Pero lo único que quiero decir, es que se trata de lo  más importante que son nuestras familias, que es la seguridad para trabajar la seguridad para educar, la seguridad para una sana convivencia y, desde luego, la seguridad para las nuevas generaciones que son lo que  más queremos, que son nuestros hijos.

Muchas gracias, Presidenta y le pido por favor inserte en el Diario de los Debates nuestra intervención.

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senador Gándara.

Tanto el posicionamiento de la Senadora Cristina Díaz como del Senador Ernesto Gándara, se integrarán al Diario de los Debates de forma completa.

Ahora tiene el uso de la palabra la Senadora Graciela Ortiz González, de la Comisión de Estudios Legislativos.

Sonido en el escaño de la Senadora Graciela Ortiz, por favor.

La Senadora Graciela Ortiz González: (Desde su escaño) Gracias, Presidenta por permitirme, desde mi escaño, hacer una muy breve reflexión.

Una de las principales obligaciones del Estado mexicano es la de garantizar la seguridad de los habitantes; solamente en condiciones de seguridad se puede crecer, se puede desarrollar y puede haber condiciones de  bienestar favorables para los ciudadanos.

Y por eso es tan importante que para lograr ese bien superior, esa tutela de los derechos de los ciudadanos, se tengan los instrumentos jurídicos necesarios para poder garantizar con pleno respeto a los derechos humanos esa tarea del Estado mexicano de garantizar la seguridad.

Y me parece que esa es la parte medular de esta iniciativa que fue presentada por el Presidente de la República, que fue enriquecida con otras iniciativas presentadas por Senadoras y Senadores, y que fue también enriquecida a partir de la participación de la academia de ciudadanos, de gobernadores, de presidentes municipales y de todos aquellos que pendientes de la seguridad del país le aportaron a este gran proyecto.

Se ha creado, y esto es algo que hay que destacar, con la participación y con el consenso de las fuerzas políticas que están representadas en este Senado de la República se ha creado un instrumento que se mejoró, que se enriqueció y que responde a ese reto que México tiene el día de hoy en materia de seguridad.

A mí no me queda más que reconocer el trabajo profesional, serio, prudente, responsable de los presidentes, de los integrantes de las comisiones que estamos trabajando en la presentación de este dictamen ante el Pleno, y de reconocer también la participación, la generosidad, la altura de miras y el compromiso con México de todas las fuerzas políticas del Senado que están seguros de que a partir de este instrumento México tendrá a partir de su operación una mejor condición en materia de seguridad.

Felicidades, y ojalá que esta iniciativa que se presenta merezca la aprobación unánime de este Senado de la República, porque será para bien de los mexicanos.

Muchas gracias por su atención.

(Aplausos)

La presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias Senadora Graciela Ortiz.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Fernando Yunes Márquez, Presidente de la Comisión de Justicia.

El Senador Fernando Yunes Márquez: Gracias Presidenta. Compañeras, Compañeros Senadores: Vale la pena hacer recuento de cómo  nace el dictamen que el día de hoy estamos por votar y que estamos empezando a discutir.

El Presidente de la República presentó una iniciativa en la cual se presentaba un modelo de Mando Único donde desaparecían todas las policías municipales y se creaban solamente 32 policías de carácter estatal.

Esta iniciativa que en su momento presentó el señor Presidente de la República ha sufrido muchísimas modificaciones hasta que ahora llegamos a un Mando Mixto.

Este Mando Único del que tanto se habló, prácticamente desaparece, y hoy estamos hablando de un Mando Mixto que sin duda alguna  ayudará en gran medida a que las cosas en  nuestro país cambien.

Hay que recordar también que esta iniciativa nace de una coyuntura muy lamentable, muy triste para nuestro país, que es el caso de Los 43, de la participación de la policía municipal, en aquél entonces, de Iguala, de Cocula, y la necesidad del Estado mexicano y del gobierno de tener modelos de intervención para aquellas policías municipales o estatales que se vieran corrompidas.

Hay que decir también que la construcción de este dictamen, además de la participación de los Senadores, han tenido también gran injerencia en organizaciones de la sociedad civil, pero algo muy importante es que se ha visto cómo es México: un país plural, un país de contrastes, un país donde se platicó muchas veces que no podíamos destruir de golpe y porrazo todas las capacidades institucionales que muchas policías municipales sin duda alguna tienen y manejan bien.

El dictamen que hoy proponemos presenta varias reformas de carácter constitucional con la finalidad de modificar el modelo policial estableciendo un régimen de competencias, homologar los protocolos de actuación y operación de los mandos policiales en los distintos órdenes de gobierno.

Crear un modelo de colaboración e intervención de las instituciones policiales de las entidades federativas y los municipios.

Fortalecer tanto los derechos de los servidores de las instituciones de seguridad pública como la arquitectura institucional de la nación en materia de seguridad pública.

Lo anterior implica que se le dará prioridad a la reconstrucción de las instituciones policiales, evaluación de las mismas, y tiempos de reclutamiento y formación de su personal, capacidades presupuestales y procesos de verificación y evaluación.

Se desvinculará a los municipios de la obligación de actuar ante el delito del narcomenudeo, de tal suerte que sea competencia exclusiva de la Federación en las entidades federativas.

Se crean controles de pesos y contrapesos para el eficiente y eficaz ejercicio de las funciones de seguridad y medidas coercitivas para aquellos que nos las cumplan.

Se respetan  las funciones de seguridad que se ejercen en los pueblos indígenas.

Se promueve el federalismo en la vida municipal autónoma, pero al mismo tiempo se impulsan controles generales de  certificación y buena conducta, además de contrapesos para evitar el exceso de poderes.

Es además importante mencionar que algunos de los aspectos, nuevos conceptos que se manejan son la formación de mandos operativos, la cual busca establecer la base de competencias y contribución funcional a una carrera policiaca de carácter nacional, prestaciones complementarias cuya finalidad es el establecer un conjunto de previsiones a favor de los integrantes de las instituciones policiacas en base con recursos del Presupuesto de Egresos de la Federación.

Se plantea un nuevo paradigma para reconstruir las instituciones de seguridad y justicia, cabe mencionar que este es el resultado de la construcción de la voluntad política y el compromiso con México, a pesar de las perspectivas y diferencias en los modelos propuestos por los grupos parlamentarios, la única meta que siempre se tuvo es construir un modelo que verdaderamente sirviera y beneficiara a nuestro país.

Tendremos ahora el reto, después de aprobar esta reforma constitucional, de generar las leyes secundarias que darán vida a este nuevo sistema y que verdaderamente harán que funcione.

Yo quiero agradecer, en la participación de este dictamen, a las presidentas y presidentes de las comisiones dictaminadoras, a los equipos técnicos también, organizaciones de la sociedad civil, sin duda alguna ha costado mucho trabajo construir las presentes reformas constitucionales, pero valdrán la pena, tengo la confianza de que así será.

Hoy lo que no nos podemos permitir, compañeras, compañeros, Senadores, es no hacer nada, hay que decirlo con plena claridad, el modelo policiaco que tenemos actualmente está totalmente rebasado y ya no es funcional para la realidad que vive México, necesitamos tener, bien es cierto, un modelo que respete a las policías municipales, que respete el artículo 115 a nuestra Constitución también, pero que no ate de manos también a los gobiernos estatales y federales cuando puedan y deban intervenir con controles democráticos, una policía de carácter municipal o estatal, no podemos seguir teniendo el actual modelo policiaco.

Hemos tenido casos gravísimos, como se dio el de Iguala, como se ha dado en algunos estados como Veracruz, otros tantos, donde la ciudadanía, sobre todo, ha perdido plena y total confianza en las instituciones de seguridad pública.

Sin duda alguna, hoy es un día importante, se rompe un paradigma fundamental de la organización que deben seguir nuestras corporaciones de seguridad pública, pero no tengo la menor duda que será para el bien del país.

Muchas gracias.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senador Fernando Yunes.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Alejandro Encinas Rodríguez, por la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda.

El Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Muchas gracias, señora Presidenta.

Cuatro ideas muy concretas y tres precisiones.

La primera es tener claro qué reforma estamos realizando, es una reforma constitucional que no plantea un Mando Único, que no plantea un Mando Mixto, ni siquiera plantea un Mando Mixto Coordinado.

La propuesta de reforma constitucional plantea crear un Sistema Nacional de Seguridad Pública que define con toda precisión las funciones, competencias y concurrencias de los tres órdenes de gobierno en materia de seguridad pública, creo que es lo primero que debemos de tener claro.

Segunda idea. Esta discusión la hemos realizado a lo largo de ochos años, por eso este dictamen retoma diez iniciativas presentadas en el periodo 2008-2016, en donde muchas de ellas siempre se privilegió la pretensión de centralizar la función de seguridad pública en el ámbito federal.

Hay que recordar que hubo la primera iniciativa, promovida por el Presidente, entonces, Felipe Calderón, y el Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, pretendía crear un Mando Único donde la Secretaría de Seguridad Pública Federal pudiera traer el mando de las policías estatales y municipales, lo cual afortunadamente no sucedió.

Pero también hay que señalar, y esta es la tercera idea, que en cuanto a la iniciativa presentada por el Presidente Enrique Peña Nieto, hay cambios sustantivos que frenaron también la pretensión centralista y el debilitamiento del gobierno y el ámbito municipal.

Por eso hay que decir que en este decreto no se reforma el artículo 115 constitucional en el sentido que se pretendía para derogar la facultad de los municipios para asumir la función pública, como tampoco se considera la pretensión de la intervención del gobierno federal para asumir temporalmente, de manera total o parcial las funciones del municipio, ni tampoco se plantea, como originalmente venía en la iniciativa, que el Ejecutivo pudiera solicitar al Senado de la República la desaparición de poderes municipales, cuando existieran indicios,  no evidencias, de estar  involucrados con la delincuencia organizada. 

Se han respetado las competencias municipales para que asuman plenamente su responsabilidad en materia de seguridad pública, y se ha respetado la soberanía local ya que los asuntos vinculados con la desaparición de poderes y los mecanismos de control de los municipios corresponden a los Congresos de los estados, de acuerdo a las constituciones locales.

En cuarto lugar. Esta reforma parte de un principio fundamental, que es el hecho de que la función de seguridad pública es una función primigenia del Estado, el que debe garantizar la seguridad y la integralidad de las personas y de sus bienes, y garantizar y preservar las libertades, el orden y la paz pública, y esto se corresponde con una visión de un Estado democrático, porque en las sociedades democráticas modernas la seguridad debe consumirse como un derecho ciudadano que no se delega en un poder absoluto y que se define hoy por las condiciones y límites dentro de los cuales se pueden desempeñar las tareas de la seguridad pública.

El Estado y no el soberano, no el Presidente, es el garante de la seguridad de las personas y de sus bienes, y por ello detenta el monopolio de la violencia, de ahí la importancia de estructurar con toda claridad, la organización de los procesos sociales y la construcción de las instituciones disciplinarias orientadas a mantener el orden social.

Pero también debemos asumir que no es sólo la imposición de la fuerza, sino también la incorporación de componentes de justicia social, de igualdad, de libertad, los que permitan garantizar la cohesión social y la convivencia pacífica en una sociedad, lo cual sólo se logrará con acciones legítimas del gobierno y con el respaldo de la sociedad. Por lo tanto, el objeto que está planteado en este decreto es el de la protección de la ciudadanía, no el de la seguridad del Estado, pues el Estado es quien debe garantizar dicha seguridad.

Finalmente, creo que se ha diseñado de manera muy adecuada un Sistema Nacional de Seguridad que va a permitir la creación de un servicio profesional policial, donde reclutamiento, la selección, el ingreso, la remuneración mínima, la formación inicial continua y de mandos, la permanencia, la rotación, la evaluación, el reconocimiento, la certificación, los estímulos y recompensas, así como el régimen disciplinario, serán homogéneo en las policías de los tres órdenes de gobierno, a las cuales por fin, y eso hay que reconocerlo, se les dotará de un régimen de prestaciones sociales para que tengan plena certeza en el desempeño de sus funciones.

De ahí que la actuación de las instituciones policiales de los tres órdenes de gobierno se guiarán por los mismas bases, criterios y lineamientos, obligando que cada elemento de cada corporación cumpla con estos lineamientos que le permitirán incluso a los elementos de los cuerpos policiacos, participar o moverse a otras agencias de seguridad locales, municipales o federales.

Y quiero destacar tres aspectos.

El primero, en que se reconoce la facultad de los pueblos y las comunidades indígenas en la función e seguridad pública, como lo reconoce el artículo 2 constitucional, respecto a los derechos de los pueblos originarios.

Segundo. Se toma una previsión muy importante por primera vez en la legislación en materia de seguridad pública para establecer las formas y modalidades de coordinación, colaboración y cooperación para el ejercicio de la función policial en las zonas metropolitanas, en las áreas conurbadas entre la Federación, los estados, los municipios, la Ciudad de México y sus demarcaciones territoriales, como lo mandata la reforma constitucional que hicimos al artículo 122 constitucional que dotó de soberanía a la Ciudad de México, y establece con toda precisión, lejos de cancelar la responsabilidad de seguridad pública en los municipios, la creación de la policía de proximidad con competencias claras para aplicar los bandos de policía y gobierno, tránsito y vialidad, así como la imposición de sanciones por infracciones administrativas en  los municipios, lo cual da certeza.

Por supuesto que éste es un primer paso que no va a resolver de la noche a la mañana los problemas de violencia y de inseguridad en el país, pero es el primer paso que hay que dar, el de sanear, capacitar, profesionalizar y acercar a la sociedad a los cuerpos policiacos para que cumplan con esa responsabilidad primigenia del Estado de garantizar la seguridad de todas y de todos los mexicanos.

Por eso votaremos a favor de este dictamen.

Muchas gracias.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senador Encinas.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Jorge Luis Preciado Rodríguez, Presidente de la Comisión de Federalismo.

El Senador Jorge Luis Preciado Rodríguez: Gracias, Presidenta.

Sin lugar a dudas, en este período extraordinario, estamos atendiendo dos de los reclamos más importantes de nuestra sociedad:

El primero, por supuesto es el tema de la corrupción, que con la construcción de estos siete nuevos instrumentos legales, pues, vamos a tratar de acotarla y de combatirla.

Pero el segundo gran problema que tiene este país es el tema de la seguridad pública.

Nos hemos pasado echando la bolita y la responsabilidad de un gobierno a otro, y a veces hasta competido, a ver quién ha dejado más muertos, más secuestros, más desaparecidos.

Y el que el día de hoy lleguemos a un consenso respecto a cómo combatir de manera clara, de manera certera la inseguridad en el país, nos debe llenar de satisfacción, porque es una de las grandes responsabilidades que teníamos pendientes con el pueblo de México.

Hoy le estamos dando certeza a cada uno de los niveles de gobierno. ¿Y qué es lo que nosotros cuidamos en la Comisión de Federalismo? Que se respeten las facultades del 115 constitucional, inciso h); que se respeten las facultades del 116 para los estados; que se respeten las facultades del 122, y por supuesto del 21 constitucional.

¿Qué es lo que estamos resolviendo?

¿Qué es?

¿Cómo?

¿Cuándo?

¿Y qué va a hacer la policía municipal, la policía de proximidad? Su responsabilidad en tránsito, por bando de policía y buen gobierno y, por supuesto, la posibilidad de que el municipio sólo actúe en algunos casos cuando haya flagrancia o como apoyo al Ministerio Público o a la policía estatal en determinados casos específicos.

Ese error que se cometió de agarrar un policía municipal que sólo cuidaba el barrio con un arma de pequeño calibre, y de pronto decirle, de un día para otro: “Pues, ahora te va a tocar combatir a los grupos de la delincuencia organizada”

Pues, fue un error garrafal, que terminó con destruir a muchas policías municipales, cuya función principal era atender al ciudadano, ir a clausurar un lugar de escándalo, era lograr llegar a la casa de los vecinos que estaban peleando y ponerlos en orden, era detener un carro porque se había pasado un alto. Pasaron de eso a combatir los delitos de alto impacto.

Hoy, con esta reforma, le dejamos en claro al municipio cuál es la responsabilidad de la policía de proximidad; pero también le dejamos en claro al Estado cuál es la responsabilidad de la policía estatal: investigación, persecución y reacción de los delitos del fuero común.

Y le dejamos perfectamente clara a la Federación cuáles son las facultades de la policía federal: persecución, investigación y reacción de los delitos del fuero federal.

También dejamos en claro algo que sólo estaba haciéndose con convenios.

¿Cuándo el Estado o el gobierno estatal pueden intervenir una policía municipal?

¿Y cuándo la Federación puede intervenir a las policías estatales?

¿Cuáles son las reglas de esta intervención?

Y además la facultad, tanto del municipio de acudir a la Suprema Corte cuando sienta invadidas sus facultades, como la posibilidad de que la intervención de una policía estatal pase por el Senado de la República.

Yo creo que dejando en claro todas estas reglas de convivencia entre los tres órdenes de gobierno, nos va a permitir tener perfectamente claro.

¿Qué es?

¿Cómo?

¿Y qué debe hacer cada una de nuestras policías, desde el municipio, el estado y la Federación?

Por supuesto, vamos a tardar en implementar este sistema, pero el que lo aprobemos el día de hoy aquí en el Senado de la República, va a ser un gran avance para todo el país, pero sobre todo, una esperanza para todos aquellos ciudadanos que hoy, que hoy lamentablemente vivimos en estados absolutamente inseguros.

Por su atención, muchísimas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL SENADOR
ROBERTO GIL ZUARTH

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Informo a la Asamblea que las comisiones dictaminadoras entregaron propuestas de modificación al dictamen.

El texto de las modificaciones está publicado en los monitores de sus escaños. Si alguien requiere copia, por favor, solicítelo a la Secretaría Parlamentaria.

Consulte la secretaría a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que las modificaciones se integren al texto del dictamen.

El Secretario Senador Luis Humberto Fernández Fuentes: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que las modificaciones que proponen las comisiones se integren al dictamen.

Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de manifestarlo.

(La Asamblea asiente)

Sí se autorizan, señor Presidente.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: En consecuencia la discusión del dictamen será con las modificaciones que autorizó esta Asamblea.

Con fundamento en lo dispuesto por el artículo 199 del Reglamento, tiene el uso de la palabra el Senador Manuel Bartlett Díaz, para presentar voto particular.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Con su venia, señor Presidente.

Presentamos este voto particular  porque nos parece gravísima la pretensión del dictamen que impone este mando policial mixto en el país, consideramos que es un atentado  en contra del federalismo, del principio de municipio libre y de nuestra soberanía.

Lo primero que cuestiono es que la iniciativa que presentamos de reforma constitucional en la materia de principios de febrero de este año, aunque es mencionada en el dictamen, es obviada en sus objetivos y fundamentalmente en su argumentación.

El dictamen no es capaz de brindar contra argumentos a nuestros argumentos, solamente la aluden y la ningunean.

Lo segundo que voy a demostrar es que este bando súper único obedece a una imposición de los Estados Unidos.

¿Por qué lo digo?

Porque el gobierno norteamericano, y lo hemos discutido aquí en esta tribuna varias veces, exige cumplir acuerdos de cooperación en seguridad, entre ellos el Mando Único, tal y como lo ha reconocido la actual embajadora de los Estados Unidos Roberta Jacobson, en el documento titulado “US México Security Cooperation, Next Steps for the Mérida Initiative”, de mayo del 2010 en donde ella dice  que es preocupación del gobierno norteamericano apoyar al sector policiaco y de justicia de México tanto a nivel federal, estatal y municipal, para que los sistemas de América del Norte, tengan los mismos niveles de coordinación y de homogeneización.

En materia energética, los norteamericanos han señalado insistentemente las deficiencias de inseguridad  en la infraestructura nacional en materia de energía, y han exigido una permanente colaboración en las tres sanciones para remediarlo.

Duncan Gut, señala desde el ITAM, por cierto, señala que se deben hacer esfuerzos de los tres gobiernos de América del Norte, para prevenir ataques a la infraestructura energética que se consideran críticas y en ese sentido las agencias de inteligencia de los tres países, dicen, era Woodrow Wilson, deben trabajar de la mano con los ministerios de energía correspondientes.

El departamento de Public Security, la Seguridad Pública de Canadá y el Cisen, dice este adelanto:

“Deberán crear un panel de expertos trilaterales que mantengan relaciones de trabajo con los sectores públicos y privados, interesados para desarrollar un marco de largo plazo, que sirva para planear, establecer objetivos, calendarios y comités, para prevenir y enfrentar ataques con capacidades de actuación en automático ante cualquier riesgo.

En esa infraestructura que se considera fundamental para la preservación de la seguridad energética de América del  Norte”.

Concluyo la cita.

En el documento North American Times for a focus, elaborado ni más ni menos por David Petraeus, Robert Truellic, Shanon Oneil, señalan, Norteamérica ha progresado desde las guerras del siglo XIX a la hoy pacífica cooperación en contra de las amenazas comunes. Esta relación de seguridad es esencial para el futuro de Norteamérica, tener inseguridad en cualquiera de estos tres  países elimina la habilidad para contribuir y beneficiarse de una región integral.

La fuerza de cooperación especial, PETRUS, recomienda trabajar hacia una meta a largo plazo de una nueva estrategia de seguridad unificada para Norteamérica. Dicho proceso podría empezar por expandir los programas de seguridad bilaterales para incluir a México.

Los programas Estados Unidos-Canadá podrían ser incorporados a la iniciativa México-Estados Unidos, Manejo Fronterizo del Siglo XXI.

Esos esfuerzos podrían incluir el considerar los riesgos de seguridad más allá de las fronteras y desarrollar un sistema conjunto de análisis de riesgos y amenazas para la zona norteamericana.

México podría también participar en el programa conjunto de Estados Unidos-Canadá, Ship Rider, el cual está formado por grupos de múltiples agencias de seguridad que se enfocan en la actividad criminal trasfronteriza.

Esos pasos requerirán que México dedicara personal de las fuerzas de seguridad hacia la seguridad de sus fronteras sur y norte.

Para alcanzar una estrategia de seguridad unificada, los tres países deberían desarrollar la confianza para compartir la información de manera segura entre agentes aduanales, agentes fronterizos, fuerzas de seguridad, oficiales de justicia y personal militar.

Las autoridades militares y de seguridad nacionales se encuentran en diálogo y subordinación permanente al comando norte de los Estados Unidos, tal y como hemos conocido por los medios de comunicación.

Desde Fox, pretextando la guerra antinarco, los Presidentes de México han cedido a Estados Unidos el control de nuestra seguridad.

La iniciativa Mérida, inconstitucional, sin la aprobación del Senado, formaliza una “cooperación injerencista en seguridad”, descrita por diarios del New York Times.

Al iniciarse el Gobierno de Peña, relata con sorna el New York Times, que descubrió que los norteamericanos están en todo, no sólo en nuestra recámara, sino hasta en nuestra ropa interior. Así lo dijo el New York Times. Estados Unidos reconoce que están en todo.

El Mando Único fortalecerá la integración de México a Canadá, a Estados Unidos, bajo dominio.

El Woodrow Wilson, agencia de Estados Unidos en México, sostiene la necesidad de un sistema energético integral basado en la coordinación policiaca de los tres gobiernos.

Para proteger infraestructura energética trasnacional, sus agencias de inteligencia deben trabajar juntas, lo que significa la presencia dominante del Homeland Security en nuestro territorio, cuyo titular Johnson acuerda directamente con el Presidente Peña.

La desaparición de policías municipales completamente, a medias o cuando lo deseen, son medidas que están orientadas por los Estados Unidos y aprobadas por nuestro Congreso.
La obligación del gobierno de garantizar a las trasnacionales energéticas la ocupación de tierras que requieran, un régimen penal especial para gravar las sanciones en materia energética, la legalización de la presencia en todas las aduanas e instalaciones migratorias mexicanas y de personal norteamericano armado, suprimir las policías municipales o tenerlas amenazas, aseguraría a los intereses trasnacionales que en los municipios, sus comunidades, ejidos, propiedades públicas, no exista capacidad alguna para defender sus derechos, lo que está pasando ya hoy.

Ejemplo, en Puebla ante la privatización del agua, las minas a cielo abierto que destruyen bosques, la usurpación de tierras, han generado resistencias municipales, y la policía estatal encarcela a los ciudadanos pacíficos defensores de su agua y bosques en el estado de Puebla y en otros más.

Esta asociación en seguridad con Estados Unidos nos conduce hacia un Estado policiaco militar, que ya lo hemos comentado muchas veces.

Miles de millones destinados a comprar en Estados Unidos material bélico pesado para las fuerzas armadas y gendarmerías, frente al abandono de las policías municipales que hoy están acusadas por los responsables de la incapacidad y penetración criminal, prueba que el objetivo del Mando Único, que hoy se llama Mando Mixto, no es rescatar sino debilitar la célula básica de nuestra estructura política. El municipio son los pies, las piernas de la estructura política nacional.

El debilitamiento del gobierno, vinculado al tejido social de los pueblos, ese es el municipio, el gobierno vinculado al tejido social de los pueblos. La solución a la debilidad consentida de las policías municipales, consentida la debilidad de las policías municipales que se toman como pretexto es una irresponsabilidad de muchos años.

La solución es, y la tenemos en nuestra iniciativa, es fortalecerlas, no desaparecerlas o ponerlas bajo la vigilancia. Capacitarlas, garantizarles recursos, no desaparecerlas o ponerlas en jaque.

Lo tercero que debe señalarse es que el dictamen de la mayoría, hoy cambiado aquí sorpresivamente por un addendum que tenemos que estudiar al mismo tiempo que hablamos, lo tercero que debe señalarse es que el dictamen de la mayoría reniega de la historia constitucional de nuestro país en el análisis mismo.

El principio del municipio libre es una conquista de la Revolución Mexicana de 1910, e implica una transformación de gran calado en la Constitución de 1917, los textos de las constituciones anteriores, a la vigente, no lo establecieron, ni desarrollaron el principio en el texto federal, pero sí en los textos de los estados.

Se puede señalar que lo hace la doctrina constitucional mexicana, que el principio de municipio libre es una decisión política fundamental, y en ese tenor sus contenidos no pueden ser trastocados o menoscabados mediante reformas constitucionales porque la Constitución va perdiendo su razón de ser, abandonaría uno de los sentidos nodales que inspiró la integración del Constituyente de Querétaro.

Las decisiones políticas fundamentales o cláusulas de intangibilidad constituyen el núcleo axiológico de una Constitución, los que proponen el Mando Único obligatorio, ahora disfrazado como Mando Mixto en materia de seguridad pública, están atentando en contra de uno de los elementos fundamentales del contenido esencial de la Constitución que nos rige.

Los principios constitucionales, relacionados con la parte orgánica de la Constitución, como el de municipio libre, se integran con distintos contenidos, entre ellos los vinculados con las competencias originales del municipio, el  mando y la coordinación de la policía pervertirá el territorio de sus municipios desde 1900, establecido 17, y ha sido una de sus facultades originarias, no lo que dice el dictamen que ha habido un gran cambio y que no está en la Constitución, la que ejercen por regla general y de manera permanente los ayuntamientos.

Sólo por excepción y transitoriamente en los supuestos constitucionales se delega a la competencia de policía municipal en los gobernadores y en el Presidente de la República. Reducir o matizar esta atribución originaria que en unión de obras conforma el principio del municipio libre implica afectar a una decisión política fundamental, que sólo puede ser limitada por un Constituyente originario y no por el poder revisor que está ahorita funcionando aquí con esas anomalías que describimos.

Cuando Carranza expuso o propuso al Constituyente de Querétaro, el principio de municipio libre quería fortalecer este nivel del gobierno como base primera del federalismo mexicano, las finalidades de las competencias originarias conferidas al municipio libre eran para poner fin a la existencia de los jefes políticos, los que prevalecieron como autoridad intermedia entre los estados y los municipios durante la dictadura de Porfirio Díaz y que habían hecho de porciones el territorio nacional, ámbitos de arbitrariedad y de justicia.

El Mando Único obligatorio, hoy llamado, que está peor, Mando Mixto, entraña regresar al modelo preconstitucional de los jefes políticos a unas autoridades impuestas a la autonomía de los municipios, a la centralización del poder y a la negación del federalismo mexicano.

La tendencia de las reformas constitucionales hasta hace algunos años era de incrementar las competencias de los municipios para hacer realidad el precepto constitucional contemplado en el artículo 115, que en su parte conducente reza: “que el municipio es la base de la división territorial y de la organización política del país”, y que de la competencia que la Constitución otorga al gobierno municipal se ejercerá de manera exclusiva por los ayuntamientos sin que existan autoridades intermediarias entre ellos, en los gobiernos de los  estados.

Por esta razón, el carácter constitucional al Mando Único obligatorio, en  manos de súper autoridades, de súper comisionados, autoridades centralistas y, desde luego, extranjeras en esta cooperación que está establecida, resulta contrario a las facultades vigilarías de los municipios.

Ya termino, señor Presidente.

Hemos aguantado todas sus incompetencias, señor Presidente.

Nos han tenido aquí sentados horas, sin tener dictámenes, nos sorprenden cuando se les da la gana, meten un addendum ahorita para cambiar el sentido del dictamen y todavía se permite usted, Presidente tocarme así que ya se venció el tiempo, muy mal.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Le estoy recordando que conforme al requerimiento son diez minutos para la presentación.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Yo también estoy recordando lo que aquí han hecho durante estos días, sin dictámenes, sin arreglos, ustedes sentados esperándonos para cuando se les dé la gana.

Finalmente destaco cómo el gobierno mexicano ha incrementado criminalmente recursos en materia de seguridad en detrimento al gasto social.

En los últimos 14 años, el gasto de seguridad incluido, el gasto militar y en los programas de seguridad pública, se ha incrementado un poco más de 700%, aviones, cañones, maravilla.

Mientras que el gasto social, considerando salud, educación y desarrollo social, lo han hecho en poco menos de 300%, pero en el caso específico del gasto educativo el crecimiento ha sido de 207, ah, pero tenemos grandes helicópteros.

Esta priorización de la seguridad sobre la educación tiene de manifiesto en que en el 2012 se gastaron 41 mil millones de pesos en seguridad, pasando a 2013 a 141 millones de pesos, en tanto en educación se gastaron en 2002, 94 mil millones de pesos y para el 2013 fueron 290 mil millones.
Eso significa que en el 2012 el gasto militar y policiaco representó el 37% de lo que se gastó en educación.

En 1913 representó, en 2013 representó el 48%.

Termino, Presidente.

El gasto en seguridad alcanzará a pagar casi 28 veces el Programa de Apoyo Alimentario, 2.5 veces el Programa de Pensiones para Adultos mayores, 56 veces al Programa de Seguro Médico, dos veces el Seguro Popular, 10 veces el Programa Nacional de Becas y el Programa de Escuelas de Tiempo Completo.

Por eso, por el abandono a la sociedad, a sus intereses, a los mexicanos. En la compra constante de material bélico que no sirve para nada, sino para toda clase de corruptelas.

Por eso hay violencia, porque no se entiende a la población.

Y concluyo, el dictamen es criminal, desmantela derechos sociales, desvertebra al Estado federal y desaparece la soberanía de la nación.

Muchas gracias, Presidente.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Tiene el uso de la palabra el Senador Armando Ríos Piter, para presentar voto particular, hasta por diez minutos.

Sonido en el escaño del Senador Ríos Piter, por favor.

El Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) Señor, Presidente.

He entregado el documento por escrito, este es un tema fundamental para mi estado y para el país, pero le pido que inscriba en los términos que entregué el voto particular en el Diario de los Debates.

Muchas gracias.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Con gusto, señor Senador.

Insértese en el Diario de los Debates, la intervención en modalidad de presentación de voto particular del Senador Ríos Piter.

Tiene para posicionamientos de los grupos parlamentarios el uso de la tribuna el Senador Manuel Bartlett Díaz.

Se concede el uso de la palabra a la Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para fijar la posición de su grupo parlamentario, hasta por diez minutos.

La Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza: Gracias, Presidente.

Buenas noches estimados compañeros Senadores, Senadoras.

Como decía el poeta Miguel Hernández: “Tanto dolor se agrupa en mi costado que por doler me duele hasta el aliento, un manotazo duro, un golpe helado, una hinchazón invisible y homicida, un empujón brutal te ha derribado, no hay extensión más grande que mi herida, lloro mi desventura y sus conjuntos y siento más tu muerte que mi vida”.

Es por ello que dedicamos este posicionamiento a las víctimas  de la violencia en nuestro país.

Quisiera expresar antes que nada en nombre de mi grupo parlamentario, mi reconocimiento al esfuerzo de los consensos para conseguir que hoy estemos, votando, discutiendo y aprobando próximamente este dictamen.

Sobre todo por el addendum tan importantísimo que acabamos de aceptar se incorporara.

Les comento que en comisiones mi voto fue en contra, y esto, pues, el dictamen dejaba mucho qué desear, y estaba muy lejos de la reforma que requerimos.

Sin embargo, los consensos realizados por los presidentes de las comisiones, y los integrantes de la Junta de Coordinación Política nos han arrojado un extraordinario resultado.

Ante esta nueva reforma en seguridad es fundamental que no se nos olvide que esta es la respuesta a la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, durante los funestos acontecimientos de Iguala, el 26 de septiembre de 2014, que fue cometida por policías municipales y un grupo criminal.

Sin que hayan avanzado las investigaciones a los mandos políticos, partidarios y de fuerzas federales que hayan sido cómplices en este evento; es decir, es una reforma que pretendía atacar la complicidad de las autoridades políticas y de seguridad pública con las bandas criminales.

Esta macrocriminalidad ha traído consecuencias funestas en todos los campos del desarrollo de México, en lo económico, en lo social, pero sobre todo en lo  humano; y tiene si expresión más cruda en la violencia criminal y en la violencia institucional exponencialmente desatada a partir de hace una década cuando se inició lo conocido como la guerra contra las drogas. Sólo visualizando una estrategia de militarización de la seguridad pública.

Es repetitiva aquí en esta tribuna la denuncia de la numeralia de horror humano que se vive con miles de personas asesinadas, desaparecidas, desplazadas, torturadas. Todo ello en nombre de la lucha contra los grupos criminales de alto impacto.

Sin embargo ese discurso debería hacerse congruente con las medidas legislativas que aún tenemos pendientes, pues en muchos sentidos seguimos teniendo nosotros, los legisladores, los políticos y las autoridades, las de gobierno, las judiciales una visión ajena a fortalecer las atribuciones de control a los ciudadanos y, sobre todo de establecer controles anticorrupción.

Hemos invertido, y coincido con el Senador Bartlett, alrededor de 2 millones de pesos en seguridad y combate a la delincuencia en 13 años. En ese período el  presupuesto anual subió 200%, y en las entidades federativas, un 97%.

Y 15 por ciento del Producto Interno Bruto es invertido en este tema de combate al crimen.

Esto obviamente muy lejos, ni de lejos se ha asignado para otros temas fundamentales e importantísimos como lo son: la salud, el desarrollo social, la prevención social de la violencia, y la delincuencia.

Se ha perdido legitimidad democrática y se ha puesto en riesgo la gobernabilidad del país por mantener con alfileres la seguridad de las y los ciudadanos.

Aun así hemos fracasado, pues por otro lado tenemos 150 mil personas asesinadas en 10 años. De éstas, 78 mil en los primeros 28 meses de este gobierno; 28 mil 189 desaparecidos y 280 mil personas desplazadas por la violencia, todo ello sin considerar la cifra negra. Esto con datos oficiales de las instituciones.

Aún mantenemos la concepción tradicional de la seguridad pública en la que juega un papel fundamental la policía como ente a regular sin establecer los mecanismos anticorrupción; no sólo en la función policial, sino en todas las instancias de seguridad pública que regula la ley general.

En las leyes anticorrupción que acabamos de aprobar hemos buscado regular la conducta de las y los servidores  públicos, pero en este tema es más sensible, que es más importante aún porque tiene que ver con la vida, con la libertad, con la tranquilidad de miles de mexicanos, aún no incorporamos de manera transversal los mecanismos y controles anticorrupción en seguridad, donde los altísimos niveles de corrupción se traducen en crímenes atroces, en violaciones a los derechos humanos, en colusión de autoridades de gobierno y de seguridad pública con los grupos criminales.

Aquí no importa mucho endurecer los controles ciudadanos ni legislativos. Aquí no hay suficientes controles anticorrupción, aquí no hay suficiente respaldo e interés de los medios de comunicación, de los sectores sociales, civiles, empresariales por darle seguimiento a un tema tan importante.

No es esta una reforma que nos encamine a un Mando Mixto, tampoco a un Mando Único, este es un sistema nacional de seguridad pública.

Destacamos los avances del original dictamen, sin embargo, creemos que falta aún bastante por agregar.

En los últimos años hemos visto recrudecerse la violencia, y sabemos que la corrupción mata y desaparece espacios ciudadanos de sus comunidades, que ha convertido a nuestro país en una gran fosa clandestina, en la que están hundidos millones de mexicanos.

La corrupción es el dolor de cientos de miles de víctimas, es la desesperanza de millones de mexicanas y mexicanos.

Es muy importante que se incorporaran algunas modificaciones como la obligación de actuar conforme a protocolos homologados de uso legítimo de la fuerza, cosa que celebramos, más no se incluye la creación de una legislación al respecto.

Contamos en el Senado con tres iniciativas y con un predictamen, sin embargo, no se incluye en esta reforma esta tan urgente ley para regular el uso legítimo de la fuerza pública.

Es de reconocerse que se regule también oficialmente la presencia de los cinco ciudadanos que desde hace al menos cuatro años participan con el Consejo Nacional, que se incluyan como parte del secretariado, pero falta que les demos más atribuciones.

En relación con los controles legislativos se plantea que sea el Senado quien apruebe el nombramiento que el Ejecutivo Federal haga del titular del Secretariado Ejecutivo, sin embargo, podrá removerlo en cualquier momento, tan importante es quien lo nombra como quien lo quita, esos serían controles legislativos importantes.

Otro tema urgente que fuera de mencionarse es el sistema que también se ha propuesto para tener los servicios forenses autónomos.

El nuevo sistema y el medio de prueba fundamental serán la prueba científica, así como las periciales forenses, por lo que es necesario que lo tomemos mucho en cuenta para poder soportar científicamente la labor ministerial y corremos el riesgo de que no se pueda realmente avanzar en los procesos de justicia más efectivos.

Aún se mantiene la visión del abandono político de la seguridad, y pese a las modificaciones, en verdad reconocemos que valen la pena, se repite también la concepción y el diseño de los elementos que permiten la subsistencia de las causas sistemáticas y estructurales de un modelo policial que no ha funcionado.

Se preserva la estructura que ha significado en materia de seguridad la impunidad generalizada, tampoco en ninguna perspectiva determinar en combinación con el nuevo sistema de justicia penal que entra en vigor en escasas horas, determinar con la impunidad sistémica y la corrupción generalizada en el sistema de seguridad pública.

El grupo parlamentario del PRD votará a favor este dictamen porque existe una gran expectativa social, porque se los debemos, porque se logró concretar en un texto constitucional que avanza algunos elementos en cuanto a la coordinación de los tres órdenes de gobierno, el sistema nacional de seguridad pública.

Más no estamos aún satisfechos porque la crisis de seguridad, sobre todo la crisis humanitaria, demanda aún mayores transformaciones, sobre todo el combate frontal a la corrupción, a la impunidad, porque no sólo se trata de combatir al sicareato y a los mandos medios y superiores de los grupos criminales, sino también determinar con la estructura de protección política, con la estructura financiera que mantiene el enorme poder corruptor de estas bandas delincuenciales, de estas bandas delincuenciales de alto impacto y de bajo impacto en nuestro país.

Queremos apostarle a esta transformación porque estamos convencidos de que debemos de terminar con la violencia, y como decía Gandhi: “no hay camino para la paz, la paz es el camino”.

Queremos construir con ustedes, compañeras y compañeros legisladores, con las víctimas, con las organizaciones de derechos humanos, con los especialistas, con académicos, con expertos, la recuperación de una sociedad de derechos, con justicia y dignidad.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Esta presidencia informa que se recibieron los textos de las intervenciones de los Senadores Puente Salas, Larios Córdova, Álvarez García, por lo tanto, se instruye a que se integren al Diario de los Debates.

Pasamos a la discusión en lo general.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Fidel Demédicis Hidalgo, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para referirse a favor del dictamen.

El Senador Fidel Demédicis Hidalgo: Muchas gracias.

Con su venia compañero Presidente.

Compañeros Senadores, compañeras Senadoras: Sin duda que hoy estamos discutiendo un asunto muy importante, una reforma constitucional que pretende encontrar la ruta para que este país tenga paz, para que este país encuentre la armonía y encuentre la tranquilidad que ha perdido desde hace muchísimos años.

Felipe  Calderón, le declara la guerra al narcotráfico, y en ese declarar la guerra involucra al pueblo de México en una brutal, en una inmisericorde lucha en la cual se vieron afectados miles y  miles de ciudadanos y ciudadanas de este país.

He escuchado los discursos de la derecha en esta tribuna, hoy ausentes, casi todos, y pienso que están ausentes porque saben que son responsables de la inseguridad que se vive en este país.

¿Quién no recuerda al tristemente célebre Genaro García Luna?

¿Quién no lo recuerda?

¿Quién no recuerda las vinculaciones escandalosas de las policías con la delincuencia organizada?

¿Quién no recuerda que hasta subprocuradores fueron ejecutados por la propia delincuencia, con la complacencia de este personaje? El tema es ése.
Hemos definido aquí, y se los voy a leer textual: “La seguridad pública es una función a cargo del Estado, que comprende la prevención de los delitos, la investigación y persecución para hacerla efectiva y la sanción de las fracciones administrativas y tiene como finalidad salvaguardar la integridad y derechos de las personas, así como preservar las libertades, el orden y la paz públicos, de conformidad con lo previsto en esta Constitución y la Ley General en la materia”.

¿Por qué estamos reformando la  Constitución? ¿Para generar este  nuevo modelo policial? Pues la estamos reformando porque el propio relator y el propio comisionado para el tema de la tortura y las desapariciones forzadas en México, ha declarado que en este país la violencia es generalizada, ha declarado que la violación de los derechos humanos de parte de las policías es sistemática.

Se han agudizado los delitos de alto impacto, como el secuestro, las desapariciones forzadas, las ejecuciones extrajudiciales, las extorsiones, los homicidios con violencia, los robos de vehículos con violencia, los robos a casa-habitación.

Es decir, estamos en un país en donde nadie obedece a nadie, ése es el problema, pero es muy importante esta reforma constitucional, y los que iniciaron el problema, hoy no están presentes.

Ellos hablan de que se asuman responsabilidades, éste es un tema en donde hay que debatir quién tiene responsabilidad y quién no quiere aportar para que el problema se solucione.

Tiene bondades, sí, sí, el tema de reconocer primero que el municipio es responsable de la seguridad pública de su territorio, es decir, esta reforma constitucional reconoce que el municipio, la célula más importante de la República tiene responsabilidad en este asunto, por supuesto las entidades federativas y por supuesto la Federación.

Y esta responsabilidad de estos tres órdenes de gobierno tiene que ser una responsabilidad compartida, coordinada, el desastre más grande del Mando Único lo vivimos en Morelos, tenemos un sátrapa que está dirigiendo la seguridad pública del estado, se vanagloria diciendo que el Mando Único es el paradigma de seguridad pública que más le conviene al país.

Hay que ir a Morelos y a ver si el Mando Único es la solución. La solución que estamos planteando el día de hoy, el pueblo de México la está esperando porque el terror está generalizado en el país y la único forma de solucionarlo es involucrando a los tres órdenes de gobierno, no en una sumisión, sino en una coordinación, es una de las bondades de esta reforma.

Se integra un Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el cual, en el cual el Consejo Nacional de Seguridad Pública lo preside el ciudadano Presidente. ¿Qué bueno? Los servidores públicos federales que enseñan la ley, los gobernadores, el gobernador de la Ciudad y presidentes municipales. 

Qué bueno que los alcaldes, se va a definir en la ley ¿cuántos y quiénes? Pero qué bueno que el municipio tenga voz en el Consejo Nacional de Seguridad.

Y una situación muy importante: se crea el Consejo Consultivo Ciudadano.

Aquí ¿Qué tenemos que cuidar en la ley? Que no los toque el dedo del Presidente, que no los toque el dedo del Presidente, porque entonces ese órgano no va a servir para nada.

No requerimos empleados en el Consejo Consultivo, no requerimos ciudadanos honorables que saquen la cara por el pueblo de México.

Muchas son las bondades. Hay cosas que hay que revisar, sí. El Senado nombra al ciudadano Secretario Ejecutivo, pero lo remueve el Presidente a su arbitrio.

Aquí, mínimamente, o en la ley hay que señalar que se debe de fundar y motivar porque hay que correr a un Secretario Ejecutivo, que no sea una situación arbitraria.

En el tema de ¿Cómo se va a dar la coordinación? tratándose de la intervención de una institución policial estatal, se requiera la aprobación del Senado conforme al procedimiento, lo mismo con los municipios.

No debe ser el Ejecutivo, debe de ser, en el caso de los municipios, el cabildo en pleno, porque el Ejecutivo puede ser coaccionado por el gobernador, puede ser coaccionado por el Presidente. Pero un órgano plural, sin duda que puede entregar mejores resultados.

Por obviedad de tiempo, compañeros Senadores; compañeras Senadoras, mi voto va a ser a favor. Pero qué bueno que hoy, la mayoría del Senado de la República, se pudo poner de acuerdo para sacar adelante la reforma constitucional del nuevo modelo policial que requiere el país para atacar los grandes males en materia de seguridad pública, y que el pueblo vea que el Senado de la República, los verdaderamente responsables, no los que están ausentes, hay que señalarlos con índice de fuego.

No quisiera asumir que el pueblo, a través de la responsabilidad del Estado, tenga garantizado la seguridad de su persona y la seguridad de sus bienes, y creo que eso es lo que está esperando el pueblo de México de sus representantes populares, y hoy se los vamos a dar.

Muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DE LA SENADOR
ROSA ADRIANA DÍAZ LIZAMA

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senador.

Recibimos en la Mesa Directiva los textos de las intervenciones de los Senadores Benjamín Robles Montoya y Jorge Aréchiga Ávila, los cuales se integrarán al Diario de los Debates; igualmente la del Senador Zoé Robledo.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Raúl Morón Orozco, para hablar a favor del dictamen.

Sonido en el escaño del Senador Raúl Morón.

El Senador Raúl Morón Orozco (Desde su escaño): Presidenta, igual que mis compañeros, en obvio de tiempo, le voy a hacer llegar mi participación para que se inserte en el Diario de los Debates y quede concluido.

Muchas gracias.

(Aplausos)

La Presidenta Senador Rosa Adriana Díaz Lizama: Así se hará, Senador.

Muchas gracias.

Tiene ahora el uso de la palabra la Senadora Martha Tagle Martínez, para hablar a favor del dictamen.

Sonido en el escaño de la Senadora Martha Tagle, por favor.

La Senadora Martha Angélica Tagle Martínez (Desde su escaño): Para hacerlo de manera muy breve, solamente me quiero congratular por haber llegado a los consensos necesarios en un tema tan importante, me parece que el más importante de todos como es el de la seguridad pública.

Sin duda, el tema de la policía y el Mando Mixto no vendrá a resolver todo el problema, pero poder contar hoy en día con un sistema nacional que permita distribuir competencias y que todos asuman una responsabilidad clara, es algo que hay que celebrar.

Y de manera concreta, quiero reconocer la disposición de quienes presiden las comisiones para poder avanzar en los consensos, particularmente del Senador Enrique Burgos y del Senador Alejandro Encinas, que nos permiten, además, hoy contar con la fracción XII, en el artículo 21, para poder tener  esta coordinación y colaboración para el ejercicio de la función policial en las zonas metropolitanas y áreas conurbadas de la federación, los estados, los municipios, la Ciudad de México y sus demarcaciones territoriales.

Agradecemos haber agregado este consenso en el dictamen.

Muchas gracias.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senadora Martha Tagle.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Juan Carlos Romero Hicks, para hablar a favor del dictamen.

El Senador Juan Carlos Romero Hicks: Señora Presidenta.

Distinguidos legisladores: Una de las atribuciones indeclinables del Estado mexicano es la seguridad pública, y ésta tiene facultades concurrentes de municipio, estado y Federación.

Es muy importante recordar cuál fue el diseño de la República, porque en ocasiones caemos en imprecisiones y creemos que los órdenes de gobierno, de municipio, de estado y Federación son una escalera jerárquica, no lo son; tienen facultades exclusivas, concurrentes y coordinadas, el municipio no es menos que el estado y el Estado no es más que la Federación.

Esta precisión que parecería innecesaria, resulta conveniente recordarla, porque a veces se nos olvida cuál es el ámbito de atribución de cada orden de gobierno, cuando pensamos en el tema de la seguridad pública, hemos recibido diferentes aportaciones al paso de los años.

Este proyecto de dictamen que hoy estamos conociendo, hace un gran esfuerzo híbrido para integrar diez diferentes propuestas, una de ellas, de las más visibles, desde el punto de vista mediático es la de diciembre del año antepasado del Presidente Enrique  Peña Nieto, donde propone un Mando Único, y el dictamen del que hoy estamos conociendo, coincide en partes del diagnóstico de las diez iniciativas, pero no del tratamiento detallado de cada una de ellas.

Cuando nos preguntamos si esta iniciativa va a resolver el tema de seguridad pública, la respuesta es no. Y no lo es porque no es la medicina integral. En cualquier lugar del mundo, donde se ha resuelto el tema de seguridad, se requieren al menos tres ingredientes: primero, una visión integral; segundo, una coordinación de instituciones del estado de derecho, y tercero, la participación ciudadana.

El tema de seguridad, no es un tema entre policías y delincuentes, involucra la construcción de la seguridad, educación, salud, empleo, vivienda, vida cotidiana.

Segundo, la mejor coordinación de municipio, estado, Federación, los poderes judiciales,  local y federal.

El ámbito de los ministerios públicos, la arquitectura de las mejores leyes  y todo lo necesario que da el estado de derecho.

Y tercero, muy importante, la participación ciudadana. Nadie va a cuidar mejor a nuestros hijos y a nuestros nietos que los padres, los abuelos, los tíos, los vecinos, los que están en el mundo inmediato.

Así con esta perspectiva, lo que hoy se busca es una visión  integradora, y esa visión integradora se fue diseñando en el camino.

El addendum que acabamos de conocer, ajusta algunos aspectos que no estaban debidamente atendidos.

Por ejemplo, algunos creen que desapareciendo la policía municipal, se resuelve el tema, no es la solución, lo que requerimos es que cada quien haga lo que le corresponda, y la cadena es tan fuerte  como el eslabón más débil.

Este proyecto de decreto, destaco, tiene seis elementos: primero, y es muy importante, se tiene que proteger la función básica del municipio, la función de seguridad es indeclinable; segundo, se establece un sistema nacional análogo que acabamos de ver de anticorrupción, que tiene un Consejo Nacional de carácter político, el Ejecutivo Federal, los gobernadores, varias instancias, segundo, un órgano técnico que es un secretariado y; tercero, la parte de verificación que tiene que ver con la participación ciudadana.

Tercero, se regulan mecanismos de excepción para que eventualmente cuando alguna corporación no esté cumpliendo, se pueden hacer las verificaciones, las tomas de decisión con los contrapesos apropiados.

Por ejemplo, si se va a intervenir una policía estatal, tendrá que intervenir el Senado de la República, si va a intervenir una policía municipal, el titular del Ejecutivo, que es el ayuntamiento, no el alcalde, podrá establecer la controversia ante el Poder Judicial Federal.

Asimismo, cuarta característica, se establecen mecanismos de control y de homologación para el mejor desarrollo de las corporaciones, en mecanismos como son, selección de personal, capacitación, certificación, régimen laboral, régimen de seguridad social para incrementar las capacidades institucionales.

Y, finalmente también se prevén circunstancias necesarias para poder proveer mejor el aspecto financiero.

Hay dos principios que quiero subrayar para pasar a la conclusión y cerrar mi intervención, y son el principio de coordinación y el principio de subsidiaridad.

No es tomar por asalto a otras corporaciones policiacas. Se requiere un mecanismo de coordinación. Una no es más que la otra. Tienen características y atribuciones claramente establecidas.

Y la otra es el término de subsidiaridad. Si alguien no está en capacidad de cumplirlo, ya sea porque en la evaluación externa así se determina, o bien porque lo solicita, o en un caso de emergencia, necesitamos hacer las cosas de mejor manera.

Dicho de otra manera, el lugar donde la persona tiene nombre, rostro, corazón, domicilio y apellido, es el municipio.

Desde la célula básica del Estado mexicano tenemos que fortalecer para que haya la convivencia, para que haya el régimen de derechos y obligaciones que se vayan combinando. Eso es la construcción de la seguridad. Esta aportación ayudará, pero requeriremos también de otras.

Es cuanto.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senador.

Informo a la Asamblea que la Senadora Pilar Ortega, el Senador Humberto Mayans y el Senador Isidro Pedraza entregaron a esta Mesa Directiva el texto de su intervención, el cual se integrará al Diario de los Debates.

Tiene la palabra desde su escaño, el Senador Rabindranath Salazar.

El Senador Rabindranath Salazar Solorio: (Desde su escaño) Muchas gracias, Presidenta.

Trataré de ser breve, pero no puedo dejar de mencionar lo que ha venido aconteciendo en mi estado, en Morelos.

Muy lamentables los resultados del Mando Único y que posicionan a nuestra entidad en el lugar 31 de 32 en delitos de alto impacto: secuestro, extorsión, asesinatos, violaciones a los derechos humanos, una situación que lamentablemente pone en indefensión a los ciudadanos morelenses.

Yo por eso celebro que la Comisión Permanente de este Senado haya lanzado un exhorto al Gobernador.

Quiero además reconocer a varios de los compañeros Senadores de Acción Nacional presentes, porque muchos otros han generado ausencia.

Yo creo que en un tema tan importante y tan trascendente para la vida del país, no podemos hacer vacío, no podemos dejar de discutirlo, no podemos dejar de debatirlo, sobre todo tratándose de cálculos políticos.

El hecho de que hayan logrado el triunfo en algunas gubernaturas, no es motivo para parar una discusión tan importante y tan trascendente para nuestro país.

Por eso yo agradezco la presencia de algunos que están aquí participando activamente y que además han contribuido para este dictamen que el día de hoy se presenta y que estoy seguro se estará aprobando.

Quiero llamar su atención y dar algunos del total y absoluto fracaso del Mando Único en el estado.

Según datos del Centro de Investigación para el Desarrollo, en este año que concluyó, 2015, el estado de Morelos obtuvo el lugar 31 de 32.

Hay casos muy específicos de violencia, como el asesinato de la Alcaldesa de Temixco, en el cual impulsó el gobierno de Morelos el poder tomar el mando en algunos ayuntamientos.

De acuerdo con los datos también de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública, en el estado de Morelos sólo se denuncia el 10% de los delitos cometidos, es decir, casi el 90% que se cometió en esta entidad no fueron denunciados, quedando sus perpetradores en la total impunidad.

En esta misma encuesta se determina que Morelos tuvo una tasa de delitos de 29,647 por cada 100 mil habitantes, y una tasa de víctimas de 43,584 por cada 100 mil habitantes. En ambos casos Morelos rebasó los estándares nacionales, resultando la extorsión y el robo en la calle o en transportes públicos como los principales delitos.

La evidencia observada permite deducir entonces que el centrar los esfuerzos policiacos en un solo mando evidentemente que no ha dado los resultados esperados.

La Comisión de Derechos Humanos en el estado también ha dado muy diversas recomendaciones en el caso del Mando Único, por violaciones a derechos humanos, derivado en 989 quejas que se presentaron solamente en el año 2015.
No quería yo dejar de señalar esto dada la gran preocupación que tenemos, y han surgido ya algunos grupos, como el caso de los municipios de la zona oriente, similares a las autodefensas de Michoacán, situación que habla de la desesperación en la que han estado cayendo muchos de los ciudadanos morelenses.

Por su atención gracias y por supuesto que estamos a favor.

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senador.

Sonido en el escaño de la Senadora Cocoa Calderón, como la conocemos.

Adelante, Senadora.

La Senadora Luisa María Calderón Hinojosa: (Desde su escaño) Gracias, Presidenta.

Sólo quiero añadir que en política lo único que tenemos es la palabra, y aquí estamos todos cumpliendo la palabra.

Y celebro que no sólo se haya forzado a un dictamen, sino que se haya escuchado a las distintas posiciones y las distintas propuestas de todos los legisladores.

Para mí es importante que se haya respetado al municipio, que se fortalezca, y es importante que haya indicadores en el rendimiento del trabajo de la seguridad. Es un problema que todos tenemos que ir atajando y al que tenemos que atender a resolver.

Así que felicito a quienes estuvieron haciendo el trabajo de la construcción de este sistema de seguridad, pero, insisto, que aquí lo que más cuenta es la palabra y escuchar e integrar.

Sólo eso quería decir, Senadora Presidenta.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senadora.

En virtud de que no hay otros oradores registrados ni artículos reservados.

Ábrase el sistema electrónico de votación, por tres minutos, para recoger la votación nominal en lo general y en lo particular del proyecto de decreto.

Sonido en el escaño del Senador Bartlett, por favor.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: (Desde su escaño) Perdón, presidenta, yo le pedí al señor Presidente Zuarth la palabra, y solamente que me dejara respirar después de haber participado, de manera que he pedido la palabra y se lo solicito, señora Presidenta.

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Tiene usted la palabra, Senador.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Muchas gracias, señora Presidenta. Con su venia.

Esta no discusión es una imposición, si se ponen de acuerdo para que no haya ninguna discusión y, claro, lo van a encontrar la satisfacción de todos los que ya se quieren ir, pero esta no es manera de discutir una reforma de esta envergadura, es una reforma a la Constitución que atenta contra la base esencial del Estado mexicano.

En fin, no lo quieren discutir, esa es la norma, mejor no imponemos, todo mundo envía sus papelitos y se dicen generalidades que, por supuesto, no tienen que ver con la realidad nacional.

La realidad nacional es horripilante, México se ha convertido en un cementerio. La guerra contra el narcotráfico, ordenada por los Estados Unidos, y ustedes, un Senado que tiene obligaciones de carácter internacional, no tienen la menor idea, como si no supieran que existe ya una penetración de las autoridades norteamericanas y las agencias norteamericanas, lo que les leí, que son las que conducen el sistema de seguridad.

Con el pretexto de la guerra contra el narco se estableció el Plan Mérida, que es una violación absoluta a la Constitución de la República y a este Senado que guarda silencio que les parece que este es un gran sistema.

Quienes han intervenido ya nos explicaron que hay un municipio, que hay un estado y que hay una Federación, que no es una escalerita, es cierto, sino que son facultades distintas.

Bueno, esas son las facultades que están cambiando, las facultades que establecen el piso, la parte más importante del país en donde viven los mexicanos, en donde se cuidan, en donde se conocen unos a otros. La democracia del país empieza ahí o termina ahí, por eso es un atentado contra la democracia, es una centralización más a funciones que son extraídas, que son expropiadas a las otras, a los otros centros de responsabilidad constitucional, eso es lo que están haciendo.

Sin discusión vámonos ya, porque la discusión exhibe, la discusión obliga a fundamentar, la discusión obliga a contra discutir y eso no lo quieren. Mejor vamos aceptar lo que nos impone el Presidente, y al Presidente se lo impone también nuestro vecino del norte, es un hecho.

Pero el Senado de la República es ignorante absoluto en materia de geopolítica, vecinos de la potencia más grande de este mundo no sabemos geopolítica y nos hacemos guajes y aprobamos toda una serie de medidas que van creando una hegemonía en materia de seguridad en México. Aquí lo han aprobado.

Todas las decisiones que han tomado en lo que respecta a los agentes migratorios norteamericanos en México armados, el crecimiento a las penas, terrorismo para defender a las trasnacionales en una reforma que no tiene sentido más que servir a estos intereses. Y no se da cuenta.

No quieren darse cuenta y eso es una grave irresponsabilidad porque aquí se tendría que discutir eso.

El hecho de que con el pretexto este del narcotráfico, pues ya sale posicionado el país y llega el vicepresidente de los Estados Unidos a México y establece un acuerdo con base en el nuevo programa a Mérida, y ya definieron ¿Cómo van a ser las fronteras?

¿Cuáles son los negocios?

¿Cómo va a ser este país sin comunicarle al Congreso nada?

Y esto es una conclusión de lo que han venido imponiendo.

Esa es una vergüenza que este país no tenga a  nadie que defienda los intereses nacionales, a nadie.

Y venga aquí a decir pura generalidad al sistema constitucional que nos explican para darle un golpe al municipio libre. Eso es lo que no es cierto que se respeta al municipio, se le atropella.

Y no es cierto que se respeta a los estados. Tampoco.

El sátrapa que aquí describe en Morelos, pues es uno más de lo que aplicaron el Mando Único.

¿Por qué se cambia del Mando Único a esta entelequia, mixtura, inteligencia, creación? se llama: Mando Mixto, no es cierto, es lo mismo, ya se tranquilizaron los panistas y los perredistas que tienen municipios que reclamaron y dijeron: oiga esto no puede ser.
Entonces, ya arreglaron un sistema que es peor, es un sistema peor, pero  no se va a aplicar inmediatamente, eh, porque bien dicen ustedes la seguridad de este país necesitan pasar muchos años.

¿Qué es lo que están creando?

Bueno, primero el argumento central, que es el mismo de la iniciativa de Peña Nieto, los municipios están penetrado, no tienen policía dice la iniciativa de Peña Nieto, que es la misma.

Los municipios no tienen policía, hay los policías concentrados, no tienen capacidad, bueno. ¿Y quiénes son responsables de eso? pues los gobiernos del PAN y del PRI que no  han ayudado a los municipios, violando su responsabilidad constitucional. Eso lo decimos en nuestro dictamen que ahí Burgos lo pasa a ver si nadie se da cuenta.

Lo que tendríamos que  hacer ante ese reclamo del propio Presidente, que se da cuenta que los policías no tienen instrumentos, bueno porque no se los dan.

La obligación constitucional del Estado es absolutamente darle los recursos a los municipios y no establecer una espada de ramo que es sobre de ellos.

Señora Presidenta, no quiere usted decirles a los señores Senadores, que no están más que aquí de testigos que el que se canse que se vaya y no esté haciendo ruido y traer después a las porras gritonas aquí, porque es una cosa sería, no es una burla, señor Senador.

No es una burla, en serio.

Están ustedes obedeciendo a los intereses extranjeros, usted que aplaude y se burla.

Esto de que los municipios, las policías municipales están penetradas. Eso es una batea de babas.

Esta penetrada la Policía Federal.

Esta penetrada el Ministerio Público.

Esta penetrada el Ejército.

¿Cómo se escapó el Chapo Guzmán, enfrente de un batallón de tanques que tenía que cuidar y enfrente estaban haciendo un agujero para sacar al Chapo?

Esta penetrada las municipales.

O están penetrados todos.

Entonces, la corrupción no está en el municipio. Eso es una mentira absoluta.

La corrupción está en todas las policías.

La corrupción está en el gobierno.

De manera que utilicemos ese pretexto, cambiemos la Constitución y quitemos de abajo toda aquella fuerza original que es la que defiende su hábitat.

Les platicaba yo de lo que ocurre con la entrega de las mineras o la entrega del agua a privados.

La destrucción que están haciendo sobre los montes, el agua, los bosques, ¿quién se defiende?, pues los municipios; vamos a quitarlos, vamos a tener un sistema  muy inteligente que es igualito al otro, un muy inteligente, fíjense, vamos a tener, ahora sí, un consejo nacional, pues qué genialidad, lo integra el Presidente de la República, los gobernadores, el Jefe de Gobierno y los presidentes municipales, a los que inviten, pues es la Conago eso; ahí tienen agarraditos a los dóciles gobernadores que están esperando que les de dinero el Secretario de Hacienda, y todos acuerdan lo que les dice el Presidente, ahí tenemos otra Conago, qué inteligente.

Tenemos un Secretariado Ejecutivo, nombrado por el Presidente de la República con la aprobación de las dos terceras partes de este Senado, defensor de la República y de la Constitución de nuestro país, el Secretario Ejecutivo, la misma batea de babas de la cuestión anticorrupción.

Un consejo consultivo, se integrará pro ciudadanos en ejidos por el Senado en los términos que establezca la ley, no nos dicen cómo, en el proyecto anterior que cambiaron ahora en este golpe de un addendum establecía cómo, ahora ya no, en los términos que establezca la ley.

Proponen ese consejo consultivo de sabios, indicadores para devaluación y supervisión de la seguridad pública.

Pero ahí tenemos un Secretariado Ejecutivo que tiene funciones que son peores de lo que tenía el proyecto del Presidente Peña, y ahí se arreglaron para defender sus municipios, cuando les convenga.

Ese secretario técnico tiene facultades verdaderamente absurdas, ese secretario técnico es un comisariado, un comisario que tiene las funciones, ¿saben cuáles?, las funciones de intervenir a los estados, las funciones de intervenir a los municipios, las funciones de mandar a investigar quién está bien y quién está mal, es un terror, es un comisariado de superior que va a actuar con ciertas formalidades, pero ese señor está pero, les digo, que lo que planteaba Peña, ese señor va a hacer lo que se le dé la gana a Peña y a estos consejos.

Ese, ese sistema es una satrapía, ¿qué, no se dan cuenta de lo que están haciendo?

Va a haber un secretario técnico que va a controlas las policías del país, y va a decir, cuáles están bien, y cuáles están mal.

De manera que están creando un monstruo, un monstruo inconstitucional, ese monstruo va a hacer lo que quiera el Presidente y sus asesores de los Estados Unidos cuando lo considere necesario.

¿Qué es eso?

¿Les parece muy sensato?

Tener ese comisario superior, supremo encargado, ¡ah!, sí, tiene algunas protecciones, porque le va a preguntar a los gobernadores si quieren, por ejemplo, al gobernador de Morelos, le va a preguntar, oiga, usted, señor Graco Ramírez, ¿quiere usted  que le hagamos una inspección?, y así, para nada así, Rabindranath así se va a resolver el problema con este personaje, que si revisamos la historia, las estructuras políticas, que sería bueno que se asomaran, las estructuras políticas se van a encontrar.

Señora Presidenta, ¿no quiere usted cuidar que no lleguen las porras chifladoras y escandalosas que acostumbran al final de los períodos y de las sesiones? Póngalos en orden.

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Concluya Senador, por favor.

El Senador Manuel Bartlett: El señor éste, supremo, que me recuerda a los comisarios soviéticos o los comisarios de Pinochet que controlaba a las policías, que de eso se trata, desde arriba, ¿verdad? Eso, eso es lo que están creando.

Están creando un sistema draconiano en el que, no es cierto que se respete al municipio ni a los estados ni a los congresos de los estados, van a seguir con el camino hacia el establecimiento de un régimen policíaco militar, y no saben  lo que están haciendo, que sus hijos vivan, a estos que tanto les preocupan, en un régimen policíaco militar; no saben lo que es eso, es lo que puso Pinochet, igualito, ese sí, ahí sí llegan las recomendaciones de los expertos en sometimiento de países, en violación de soberanías.

Es lo que están haciendo, inventando que los pobres municipios no tienen policía, pero, ¿saben cuánto se gastan?, ya se los dije, en aviones, helicópteros de último nivel, en compra de cañones, en una serie de cosas que no sirven para nada, sino para tener ocupado el país con nuestras propias tropas.

Que además esas compras no están controladas por nadie, y son billones. Las compras de material militar, que obviamente se compran en Estados Unidos, ¿verdad? No en China, porque cuando quisieron hacer un trato chino les dijeron: “eso no se puede”, son compras billonarias y no se concursan, son materia de seguridad, miles de millones; en cambio, no tienen para apoyar a los municipios que están obligados a hacerlo, vamos a pasar por encima de la Constitución, vamos a hacer lo que nos dicen aquellos que no haya policías en donde no convenga, que avance el mando único.

El mando único es el Ejército ¡hombre! Abran los ojos.

El Mando Único es el Ejército y la Marina, y sus amigos de aquí enfrente.

No discutan y pongan, tienen prisa, están cansados ¿verdad?

Es una irresponsabilidad total, están rompiendo la Constitución.

Están entregando al país.

Están violando, acabando con la soberanía nacional.

¡Ah! pero qué bueno que el municipio queda incólume.

¡Mentira! Ni el Estado.

Este comisario secretariado técnico va a hacer lo que se le dé la gana al Presidente y a quienes están atrás de él, sigan adelante, sigan avanzando en la creación, suavecito, nosotros mismos, obedeciendo intereses extranjeros, un régimen policiaco militar, no lo discutan, nada más aplíquenlo, váyanse a su casa, siéntase tranquilo, al fin se trata nada más de la República mexicana y de 120 millones abandonados por un poder corrupto que lo único que le interesa son los negocios.

Muchas gracias, señora Presienta.

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senador.

Informo a la Asamblea que el Senador Mario Delgado hizo entrega a esta Mesa Directiva del texto de su intervención, el cual se integrará al Diario de los Debates.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
ROBERTO GIL ZUARTH

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Con fundamento en el artículo 200 del Reglamento, se abre el registro para reservar artículos o para presentar adiciones.

Informo a la Asamblea que el Senador Héctor Larios ha presentado una reserva al artículo 21, fracción X, párrafo f), consistente en una adición.

¿Alguna otra?

Sonido en el escaño de la Senadora Iris Vianey Mendoza.

La Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza: (Desde su escaño) Presidente, en el acuerdo previo, respecto de las reservas de esta iniciativa, y honrando a la palabra, como dijeron los panistas, habíamos tenido un acuerdo de que no se presentarían ya reservas, entonces, si no es así y si ese acuerdo se rompe, le suplico agregue las reservas que había presentado una servidora.

Gracias.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: La Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza ha reservado el artículo 21 y 73, así como una propuesta de adición de transitorios VIII, IX y X.

¿Es correcto, Senadora, que esa es su propuesta?

La Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza: (Desde su escaño) Las voy a retirar, Presidente.

Gracias.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Se retiran las reservas de la Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza.

(Aplausos)

Sonido en el escaño del Senador Pedraza.

El Senador Isidro Pedraza Chávez: (Desde su escaño) Gracias.

Solamente para efectos de Reglamento.

Se abrió el periodo para recibir propuestas de reserva de artículos. De acuerdo con el Reglamento tendríamos que pasar ya a la votación en lo general.

Si ahorita hay ahí gente discutiendo, votemos en lo general, como lo marca el Reglamento, y ya después revisemos lo de las reservas.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Me han pedido unos minutos para resolver un diferendo con respecto a una porción normativa del proyecto que estamos discutiendo.

No puedo someter a votación si antes no tenemos claridad en las reservas, porque se vota en lo general y en los artículos no reservados, por eso es importante tener claridad de cuáles van a ser los artículos que serán motivo de discusión en lo particular.

Les ruego su paciencia unos minutos en tanto se resuelve este diferendo.

El Senador Isidro Pedraza Chávez: (Desde su escaño) Gracias.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: No hay más reservas presentadas.

En consecuencia, háganse los avisos a los que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar de la votación.

Ábrase el sistema electrónico de votación, hasta por cinco minutos.

(Se abre el sistema electrónico de votación)

(Se recoge la votación)

El Secretario Senador César Octavio Pedraza Gaitán: Señor Presidente, me permito dar cuenta al resultado de la votación, se emitieron 102 votos en pro, seis en contra y dos abstenciones.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: En consecuencia quedan aprobado en lo general los artículos no reservados del proyecto de decreto de reformas constitucionales en materia de seguridad pública.

Pasamos al desahogo de las reservas y se concede el uso de la palabra al Senador Héctor Larios, para referirse al artículo 21 del proyecto de decreto.

El Senador Héctor Larios Córdova: Con el permiso del Presidente.

Vengo a presentar una reserva al artículo 21 constitucional fracción X, inciso f).

Para ello, primeramente quisiera recordar lo que ya se dijo en esta tribuna en relación a este modelo, en donde lo que se intenta es que las facultades que tenga una instancia de gobierno puedan ser reducidas o, incluso, intervenidas en caso de que tenga graves fallas y que así lo ameriten, de acuerdo con el Consejo Nacional de Seguridad Pública a través de su Secretario Ejecutivo.

Hay dos tipos de alternativas: el inciso f) establece que a partir de una certificación podrán disminuirse  o aumentarse las funciones, dependiendo si existe o no existe la capacidad para llevarlas.

Y, en otra parte, el artículo 21 establecen las medidas de intervención, que nacen desde hacer auditorías, emitir recomendaciones, establecer un representante para que vigile que se cumplan estas recomendaciones o quitar al mando, reestructura  la última que es tomar el control total de la corporación.

Nosotros estamos de acuerdo en que en el caso de las funciones que hasta este momento son exclusivas de los municipios que es la policía de proximidad y el tránsito municipal, estamos de acuerdo que pueden ser certificadas, que puedan ser vigiladas y monitoreadas por el Consejo Nacional de Seguridad Pública que, incluso, si tienen daño interno, puedan ser intervenidas en cualquiera de las modalidades de intervención, pero como son facultades primigenias del municipios, no estamos de acuerdo que pueda ser a partir de una certificación, reducir sus facultades.

De tal manera que la reserva, lo que proponemos simple y sencillamente es que se mantengan el inciso f) como está, es  decir que diga que las facultades de los estados, de las entidades,  o de los municipios pueden aumentarse o disminuirse a partir de certificaciones que se hagan de proximidad, de reacción, etcétera, pero que en el caso de policía de proximidad y policía de tránsito municipal no puedan ser reducidas, porque dejamos absolutamente indefenso al municipio para poder tener esa facultad que le corresponde de manera primigenia.

Insisto, si se diera el caso de que esté contaminada por el crimen organizado, o que esté realmente mal la situación, el consejo podría intervenir, tomar toda la función, cambiar al mando, no estamos pidiendo impunidad para la policía municipal de proximidad, pero sí que no exista a partir de una  valoración de tipo técnico, que no puede necesariamente recurrirse el que necesite o que se le puedan quitar funciones, de las poquitas funciones que ahora le dejamos en el artículo 115, a el municipio.

Para el PAN, sobre todo para quienes están particularmente en la Cámara de Diputados, con la bandera municipalista, este es un tema esencial y por eso hemos presentado esta reserva.

La reserva consiste, para concluir en solamente añadir al inciso f), tratándose de policía municipal y de tránsito, no podrán reducirse sus capacidades.

Reitero, sí pueden intervenirse y pueden hacerse todas las otras medidas, simplemente es para resguardar lo que es propio del municipio y que no sea por vía técnica y eliminado o reducido.

Es cuanto, Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la reserva.

El Secretario César Octavio Pedroza Gaitán: Por instrucciones de la Presidencia, consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta del Senador Héctor Larios.

Quienes estén por la afirmativa, sírvanse expresarlo levantando la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de expresarlo levantando la mano.

(La Asamblea  asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Háganse los avisos a los que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar de la votación.

Ábrase el sistema electrónico de votación, hasta por tres minutos, para recoger la votación nominal del artículo 21 en los términos, fracción X, párrafo f) en los términos del dictamen.

(Se abre el sistema electrónico de votación)

(Se recoge la votación)

El Secretario Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Señor Presidente, me permito dar cuenta del resultado de la votación, se emitieron 79 votos a favor, 26 en contra y cuatro abstenciones.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: En consecuencia, queda aprobado el artículo 21 del proyecto de decreto.

Está aprobado en los términos del dictamen.

Está aprobado en lo general y en lo particular el proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de seguridad pública.

Se remite a la Cámara de Diputados para los efectos del artículo 72 constitucional.

Honorable Asamblea: De conformidad con lo dispuesto por el artículo 7 del decreto de la convocatoria a sesiones extraordinarias, este Senado de la República ha cumplido con la atención de los asuntos que la Comisión Permanente encargó.

Hemos logrado importantes acuerdos en materia de combate a la corrupción y de seguridad pública.

Sin lugar a dudas quedan pendientes, que tendremos que atender, destacadamente la propuesta de regulación alterna a la marihuana que deberá ser resuelta en un período de sesiones siguiente.

Esta Presidencia y la Mesa Directiva del Senado de la República felicitan a todos ustedes por el esfuerzo, por la voluntad política, pero sobre todo por los logros concretados a través de una disposición colegiada y plural a trabajar por el bien de nuestro país.

(Aplausos)

El acta de esta sesión extraordinaria vespertina se ha colocado en el monitor de sus escaños.

En virtud de que no se han recibido observaciones, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba.

El Secretario Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Por instrucciones de la Presidencia, consulto a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba el acta de la sesión extraordinaria vespertina del viernes 17 de junio del año en curso.

Quienes estén porque se apruebe, sírvanse expresarlo levantando su mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque se rechace, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Aprobada el acta, señor Presidente.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Ruego a la Asamblea ponerse de pie.

El Secretario Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Se les solicita a todos los integrantes del Senado de la República ponerse de pie para la declaratoria que hará el Presidente.

(Todos de pie)

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Hoy, 17 de junio de 2016, la Cámara de Senadores de la LXIII Legislatura del Honorable Congreso de la Unión, declara concluido el periodo de sesiones extraordinaria correspondiente al segundo receso del primer año de ejercicio constitucional”.

Se instruye a la Secretaría a participar por escrito de esta clausura al ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a la Cámara de Diputados, así como a las legislaturas de las entidades federativas.

Enhorabuena a todos.

(Aplausos)

Se levantó la sesión a las 22:55 horas.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?watch=15&id=1718