Senado de la República.
Sesión Plenaria.
Martes 30 de mayo de 2017
    
    

Última actualización: Abril 2017
Última revisión: Abril 2017

Sesión Plenaria - Versión Estenográfica

SESIÓN EXTRAORDINARIA DE LA H. CÁMARA DE SENADORES,
CELEBRADA EL JUEVES 16 DE JUNIO DE 2016.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
ROBERTO GIL ZUARTH

ÍNDICE

ORDEN DEL DÍA

ACTA DE LA SESIÓN EXTRAORDINARIA ANTERIOR

COMUNICACIONES Y CORRESPONDENCIA
CAMARA DE DIPUTADOS

Oficio con el que remite el proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, en materia de control interno del Ejecutivo Federal

Oficio por el que se expide la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, y se reforman el artículo 49 de la Ley de Coordinación Fiscal y el artículo 70 de la Ley General de Contabilidad Gubernamental

RECESO

DICTÁMENES A DISCUSIÓN Y VOTACIÓN

De las Comisiones Unidas de anticorrupción y Participación Ciudadana; de Justicia; y de Estudios Legislativos, Segunda; sobre la minuta que contiene proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, en materia de control interno del Ejecutivo Federal

FUNDAMENTACIÓN DEL DICTAMEN
Senadora Laura Rojas Hernández
Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez

POSICIONAMIENTOS DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS
Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo
Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.
Grupo Parlamentario del Partido de Acción Nacional
Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional

INTERVENCIONES
Senadora Anabel Acosta Islas
Senador Isidro Pedraza Chávez

VOTACIÓN

De las Comisiones Unidas de Anticorrupción y Participación Ciudadana; de Justicia; y de Estudios Legislativos, Segunda; sobre la minuta que contiene Proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación; y se reforman el artículo 49 de la Ley de Coordinación Fiscal, y el artículo 70 de la Ley General de Contabilidad Gubernamental

FUNDAMENTACIÓN DEL DICTAMEN
Senadora Pablo Escudero Morales
Senadora María del Pilar Ortega Martínez

POSICIONAMIENTOS DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS
Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo
Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.
Grupo Parlamentario del Partido de Acción Nacional
Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional

INTERVENCIONES
Senadora Layda Sansores San Román
Senadora Martha Angélica Tagle Martínez
Senador Jesús Priego Calva
Senador Daniel Gabriel Ávila Ruiz
Senador Mario Delgado Carrillo
Senadora Marcela Torres Peimbert
Senador Fernando Enrique Mayans Canabal
Senador Sofío Ramírez Hernández
Senador Marco Antonio Blásquez Salinas
Senadora María Hilaria Domínguez Arvizu
Senador Jorge Aréchiga Ávila
Senadora Lucero Saldaña Pérez
Senador Marco Antonio Olvera Acevedo
Senadora María de los Dolores Padierna Luna
Senadora Angélica del Rosario Araujo Lara

VOTACIÓN

ARTICULOS RESERVADOS

VOTACIÓN

DICTAMEN DE PRIMERA LECTURA

Dictamen de las comisiones de Puntos Constitucionales, de Justicia, de Federalismo, de Gobernación, de Seguridad Pública, de Estudios Legislativos, de Estudios Legislativos, Primera, de Estudios Legislativos, Segunda por el que se reforma y adiciona el artículo 21, y se reforman los artículos 73 fracción XXIII, 76 fracción II, 115, 116 y 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de seguridad pública

CITA


SESIÓN EXTRAORDINARIA DE LA H. CÁMARA DE SENADORES,
CELEBRADA EL JUEVES 16 DE JUNIO DE 2016.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
ROBERTO GIL ZUARTH

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: (19:23 horas) Solicito a la Secretaría informe a la Asamblea el resultado del cómputo de asistencia de las y los señores Senadores.

Ruego al señor vicepresidente funja como Secretario para dar curso a la sesión.

El Secretario Senador Arturo Zamora Jiménez: Con todo gusto, señor Presidente.

Todo sea para que esto funcione.

Honorable Asamblea: Conforme al registro de asistencia, se han acreditado 98 ciudadanos Senadores.

En consecuencia, hay quórum, señor Presidente.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Se abre la sesión extraordinaria del jueves 16 de junio de 2016, correspondiente al segundo receso del primer año de ejercicio de la LXIII Legislatura.

El Orden del Día está disponible en el monitor de sus escaños, con lo cual se informa de los asuntos previsto en la agenda del día de hoy.

El acta de la sesión extraordinaria anterior está publicado en la Gaceta de este día.

En consecuencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse.

La Secretaria Senadora Ana Gabriela Guevara Espinoza: Con gusto, señor Presidente.

Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba el acta referida.

Quienes estén por la afirmativa, sírvanse levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, sírvanse levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Aprobada el acta, señor Presidente.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Ana Gabriela Guevara Espinoza: Se recibieron de la Cámara de Diputados los siguientes proyectos de decreto.

Uno, que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal en materia de Control Interno del Ejecutivo Federal.

Y otro, por el que se expide la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, y se reforman el artículo 49 de la Ley de Coordinación Fiscal y el artículo 70 de la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Debido a que ambos proyectos forman parte del grupo de leyes y reformas legales para el combate a la corrupción, se turnan a las Comisiones Unidas de Anticorrupción y Participación Ciudadana;  de Justicia; y de Estudios Legislativos, Segunda, para su análisis y dictamen correspondiente.

Con el propósito de generar un espacio para que los integrantes de las comisiones dictaminadoras, del dictamen que está previsto en la agenda del día de hoy, relativo a la regulación farmacéutica, medicinal y terapéutica, la marihuana, vamos a decretar un receso.

Ruego a la Asamblea una disculpa por la interrupción de la sesión.

Esta Presidencia declara un receso para reanudar el día de mañana viernes 17 de junio, a las 11:00 horas.

(Receso)

PRESIDENCIA DEL SENADOR
ARTURO ZAMORA JIMÉNEZ

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: (17 junio 2016) (14:16 horas) Se reanuda la sesión extraordinaria iniciada el jueves 16 de junio.

Honorable Asamblea: Informo a ustedes que las Comisiones Unidas de Anticorrupción y Participación Ciudadana; de Justicia; de Estudios Legislativos, Segunda, hicieron llegar a la Mesa Directiva los siguientes dictámenes:

El que contiene proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, en materia de Control Interno del Ejecutivo Federal.

El que contiene proyecto de decreto por el que se expide la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación y se reforman el artículo 49 de la Ley de  Coordinación Fiscal y el Artículo 70 de la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que los dos dictámenes se incorporen a la agenda de esta sesión extraordinaria, para su trámite.

El Secretario Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Por instrucciones de la Presidencia, consulto a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que se integren a la agenda los dictámenes descritos por la Presidencia.

Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se autoriza su incorporación, señor Presidente.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Muchas gracias.

Ambos proyectos están disponibles en su escaño.

El despacho de los dictámenes será separadamente con sus respectiva discusión y votación, por lo que solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que se omita la lectura del dictamen con proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal en materia de control interno del Ejecutivo Federal.

El Secretario Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que se omita la lectura del dictamen referido.

Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se autoriza, señor Presidente.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Es de primera lectura.

Consulte ahora la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si autoriza se dispense la segunda lectura del dictamen y se ponga a discusión de manera inmediata.

El Secretario Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Por instrucciones de la Presidencia consulto a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que se dispense la segunda lectura del anterior dictamen.

Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se dispensa la segunda lectura, señor Presidente.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Muchas gracias.

En consecuencia, se concede el uso de la palabra a la Senadora Laura Angélica Rojas Hernández, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Anticorrupción y Participación Ciudadana, en términos de lo dispuesto por el artículo 196 del Reglamento, y hasta por diez minutos.

Tiene usted el uso de la palabra, Senadora Laura Angélica Rojas Hernández.

La Senadora Laura Angélica Rojas Hernández: Muchas gracias, Presidente.

Compañeras, compañeros Senadores: Hoy cerramos el primer ciclo de reformas de la legislación secundaria de la reforma constitucional en materia de combate a la corrupción de mayo de 2015, tenemos hacia adelante dos grandes retos.

En primer lugar, continuar con la armonización normativa de al menos otra docena de leyes y la implementación.

Quiero, al final de ese primer ciclo, agradecer al Presidente de la  Comisión  Anticorrupción y Participación Ciudadana, Pablo Escudero, por permitirme presentar ese dictamen a nombre de la comisión, y reconocer también el trabajo de los Presidentes Yunes y Encinas, así como el de todos los demás integrantes de las comisiones y de la sociedad civil.

Sin duda, éste es el resultado de un trabajo colectivo y de la voluntad de todos, de generar bienes públicos para nuestro país.

El dictamen que hoy presentamos  y que aprueba reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, establece las atribuciones de la Secretaría de la Función Pública, a fin de que pueda cumplir su rol dentro del Sistema Nacional Anticorrupción, reconociendo y devolviéndole a plenitud su papel dentro de la Administración Pública Federal como entidad insustituible, responsable del control interno.

Una característica imprescindible para aspirar a que el control interno sea eficaz, es un mínimo de independencia y autonomía. Muchas veces durante este proceso de discusión y de construcción de las leyes anticorrupción manifestamos nuestra preocupación porque los actuales contralores son nombrados por los titulares de las dependencias, y todos lo sabemos, ningún subordinado se atreverá a sancionar a quien le debe el trabajo.

El marco de la política nacional anticorrupción que se generará para poder prevenir, detectar y sancionar la corrupción, los titulares de los órganos internos de control tienen un papel fundamental, les corresponderá instrumentar la política de prevención y la cultura de integridad en el servicio público, además, sustanciarán investigaciones y sancionarán hechos de corrupción no graves.

De ahí la importancia de que estos órganos internos de control, los titulares tengan un mínimo de independencia, así como el mínimo de independencia que requiere el propio Secretario o Secretaria de la Función Pública.

Y de ahí la importancia del nuevo modelo de ratificación de este  funcionario, que como saben, a partir de la reforma constitucional tendrá que ser ratificado por dos terceras partes del Senado de la República, y que se desarrolla o se recoge de la reforma constitucional en este dictamen, así como este cambio en la designación de los titulares de los órganos internos de control que nuevamente serán nombrados por la Secretaría de la Función Pública.

Insisto, de esta manera estamos corrigiendo una mala práctica que se generó recientemente sobre la designación de los titulares de los órganos internos de control.

Los aspectos fundamentales, además de esto, que están en el dictamen son:

En primer lugar, como comenté, se reestablece la Secretaría de la Función Pública como encargada del control interno de la Administración Pública Federal.

Se reincorporan las funciones que se le habían conferido a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que correspondían a la Secretaría de la Función Pública, y establece aquellas que abonan al mejor cumplimiento de las acciones en materia de combate a la corrupción, estableciendo entre otras

Organizar el Sistema de Control y Evaluación Gubernamental, coordinar políticas de desarrollo de indicadores por dependencia y entidad que estimulen su desempeño.

Vigilar el cumplimiento de las normas de control.

Vigilar en conjunto con la Auditoría Superior de la Federación el cumplimiento de las normas de fiscalización.

Realizar investigaciones y auditorías en las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal.

Vigilar a estas en materia de contabilidad, contratación y remuneraciones de personal, adquisiciones, arrendamientos y ejecución de obra pública, la instrumentación y difusión de un código de ética.

Sujetar, como lo comentaba, el nombramiento el Titular de la Secretaría de la Función Pública, al Senado de la República.

Además del desarrollo de las facultades de la Secretaría de la Función Pública para investigar, sustanciar y resolver las faltas administrativas no graves, así como remitir al Tribunal Federal de Justicia Administrativa para su sanción las que se consideren graves.

Quiero terminar esta presentación reiterando el reconocimiento y el agradecimiento a todos los grupos parlamentario, y especialmente a los Senadores que hemos participado en las comisiones.

Y a nombre de la comisión, les pedimos su voto a favor de este dictamen.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Muchas gracias a usted, Senadora.

Informo a la Asamblea que el Senador Fernando Yunes Márquez, entregó el texto de la presentación del dictamen, a nombre de la Comisión de Justicia, para que se integre al Diario de los Debates.

Por lo cual se instruye que se proceda de esta manera.

A continuación, tiene el uso de la palabra el señor Senador Alejandro Encinas Rodríguez, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, en términos de lo dispuesto por el artículo 196 del Reglamento.

Tiene usted el uso de la palabra, señor Senador Alejandro Encinas Rodríguez.

El Senador Alejandro  Encinas Rodríguez: Muchas gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores: A nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, debo de venir a plantear el fundamento que nos ha llevado a la aprobación de la minuta enviada por la Cámara de Diputados respecto a la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación; y de la reforma al artículo 49 de la Ley de Coordinación Fiscal, así como el artículo 70 de la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

Como ya lo ha señalado la Senadora Laura Rojas, con estos dictámenes cerramos un primer ciclo en la construcción del Sistema Nacional Anticorrupción, en donde si bien las siete leyes que hemos aprobado, con éstas, en el período extraordinario de sesiones, constituyen el fundamento básico para la conformación del sistema, habrá todavía que revisar un conjunto de leyes que deben garantizar la transparencia, la rendición de cuentas, y particularmente la implementación de los instrumentos que se crean para combatir la corrupción en nuestro país, entre otros, y de manera particular.

La Ley de Obras Públicas.

La Ley de Asociación Público-Privadas, que deberán formar parte de este marco legislativo, que esté vinculado con el conjunto del sistema.

Hay que señalar que las minutas que nos han enviado de la Cámara de los Diputados fue aprobada el día de ayer, por unanimidad, aunque en la discusión en lo particular se reservaron 16 artículos en los cuales no hubo consenso.

Yo debo, en primer lugar, destacar algunos de los aspectos importantes que se introducen en este dictamen, así como los temas se quedan pendientes aún por resolver.

Creo que, dentro de lo más importante está el que se incorpore a la fiscalización de las participaciones federales de manera directa, incluyendo la aplicación de las fórmulas de distribución de las participaciones federales a las entidades federativas, lo cual va a dar certeza de cómo se está instrumentando, además de la Ley de Coordinación Fiscal, los mecanismos de asignación de los recursos públicos a cada una de las entidades federativas en el país.

Otro aspecto que cabe destacar, es cómo ahora la Auditoría Superior de la Federación podrá fiscalizar las operaciones que involucren recursos públicos o participaciones federales a través de contrataciones, subsidios, transferencias, donativos, fideicomisos, fondos, mandatos, asociaciones públicas, privadas o cualquier otra figura jurídica  que adopte el manejo de recursos públicos con particulares, al mismo tiempo que los que se establezcan entre los distintos órdenes de gobierno estableciendo, además un seguimiento de las garantías que se establezcan sobre los empréstitos que promuevan los estados y municipios en el país.

De la misma forma, cualquier persona podrá presentar denuncias que permitan revisar la gestión financiera de las entidades fiscalizadas  que de hecho son prácticamente todas las entidades del sector público.

Dentro de los asuntos, que estoy convencido, tendremos que revisar en su oportunidad o en otras leyes que deben conformar parte de estas reformas que crean el Sistema Nacional Anticorrupción, es el hecho de que en estas minutas no se mantiene con claridad la prescripción de las responsabilidades, ya que actualmente se estableció en siete años para la prescripción de la responsabilidad, cuando lo más adecuado, y así lo habíamos propuesto en los debates públicos, ésta fuera de diez años, a fin de que pudiera tener un período de duración la prescripción mayor al período de desempeño del titular de la Auditoría Superior de la Federación.

Otro tema que habrá que revisar con detenimiento es el hecho de que de las auditorías de desempeño se limitan en este dictamen a la verificación del grado de cumplimiento de los objetivos federales en la fiscalización de la Cuenta Pública, cuando deben hacerse evaluaciones como se ha planteado en otros artículos del dictamen, del cumplimiento de metas, objetivos y sus resultados.

Y, finalmente, creo que dentro de las limitaciones del dictamen es que se eliminó como causal de remoción del titular de la Auditoría Superior de la Federación el que este destruya documentos o que los utilice para su beneficio personal.

Será un avance. Yo entiendo que es difícil hacer la corrección de estas minutas en los tiempos actuales donde estamos entrando en la recta final del período extraordinario de sesiones, y eso implicaría regresar a la Cámara de Diputados la minuta que, sin lugar a dudas, acredita un buen desempeño de la Colegisladora, pero espero que exista sensibilidad para que coadyuvemos, además de construir el marco legislativo necesario, crear las condiciones para su implementación y que ésta tenga buenos resultados.

Muchas gracias, por su atención.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Muchas gracias a usted, señor Senador.

Concluida la presentación de dictámenes por las comisiones y con fundamento en lo dispuesto por el artículo 197 del Reglamento, procederemos a los posicionamientos de los grupos parlamentarios, los cuales, tal y como lo establece el artículo 199, numeral 1, fracción II del Reglamento, serán por orden creciente.

Y en ese sentido, tiene el uso de la palabra el señor Senador Manuel Bartlett Díaz, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, para fijar posicionamiento.

Tiene usted el uso de la palabra, señor Senador Manuel Bartlett Díaz.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Con su venia, señor Presidente.

Al inicio de este sexenio se decidió desaparecer a la Secretaría de la Función Pública, ¿se acuerdan? En el programa y en el gran planteamiento que hizo el Presidente, estaba la desaparición de la Función Pública en su sistema anticorrupción.

Después de esa desaparición planteada han ido reviviendo a esa Secretaría, la sacan del panteón a consecuencia, recordemos, estamos analizando una institución, a consecuencia de los escándalos de corrupción del Presidente de la República y su familia.

Entonces se recupera esta Secretaría ya liquidada, porque resultaba útil para sancionar lo que el Presidente quería, ahí viene de regreso.

Los acontecimientos vinculados a la casa blanca, el Grupo Higa , OHL, serán más que meros incidentes que nos recordarán a todos los mexicanos la precariedad y la corrupción del presente sexenio. No estoy inventando nada. Así fue.

Les decía yo que una imagen que refleja toda la supuesta lucha anticorrupción, es Peña Nieto entronizando a ese Secretario que es una pantomima, para que, acto seguido, con una instrucción declara que todo lo que había pasado estaba bien: una carta de buena conducta.

Además les recuerdo para ver a qué grado llega el desprecio a la opinión pública.

El Presidente una vez que termina esa imagen, hay que tener que presente, porque una imagen refleja claramente el contenido moral del sistema, los periodistas presentes bien informados no aplauden y el Presidente les censura y les dice: Ah, ustedes no aplauden.

¿Qué pasó con la Casa Blanca?

¿Qué pasó con Higa? Exhibido públicamente.

¿Qué pasó con OHL?

Los enormes negocios de estos mexiquenses desde el Estado de México, son descubiertos de las tranzas que hacían: subir, inflar las inversiones para garantizarles más recuperación, movimiento y triquiñuelas para que el gobierno del Estado de México públicamente les subiera las tarifas para cada coche.

¿Y qué pasó?

Nada. Esta es la Secretaría y éste es el Secretario por ahora, que forma parte de este Sistema Nacional Anticorrupción. Falso, falso.

Lo vamos a repetir y vamos a estar hasta el final analizando el sistema, conscientes de que esto molesta al poder y que pueden montar una campaña de descalificación que va desde los periódicos que están de alguna manera controlados, hasta López Dóriga, que hasta allá llega la censura, el señalamiento.

Pero lo peor que puede ocurrir es que los Senadores tengan miedo y que se olviden y se hagan guajes de que la corrupción empieza en donde lo hemos señalado nosotros, y aunque no les guste a quienes están defensa de esos intereses, dispuestos a deturpar, a descalificar, a mentir y atacar, no nos preocupa y lo vamos a seguir haciendo.

En cuanto al dictamen, hemos insistido que los titulares de los órganos e instancias encargadas de la corrupción, debieran ser electas por los ciudadanos, por el voto de estos en las urnas y no por designaciones presidenciales y cuotas de partidos mayoritarios.

Es el mismo sistema que no funciona porque tenemos creado un conjunto de “instituciones autónomas” que no sirven para nada porque están colonizadas por los intereses.

En el caso del Secretario de la Función Pública, su nombramiento será sometido por el Presidente de la República al Senado para que éste, por mayoría de los presentes, lo ratifique.

Es evidente que este procedimiento no garantiza de ninguna manera la independencia del titular de la Secretaría de la Función Pública, porque este funcionario le deberá su cargo al Presidente de la República, al partido mayoritario que lo ratifique y a quienes se suman en estas reformas de los otros partidos.

El supuesto vigilante, esta Secretaría de la Función Pública, deberá su función y su nombramiento a los vigilados que lo nombran.

Así fuimos viendo cómo cada una de las piezas de este sistema es falso.

Lo anterior no es menor, si tomamos en cuenta que el artículo 37 del dictamen concede poderes inmensos al Secretario de la Función Pública, a ese Secretario que ya lo vimos actuar.

¿Poderes inmensos para qué? Porque no los usa para lo que debería hacerlo.

Entre esas facultades está la de nombrar y remover, fíjense ustedes, nombrar y remover a todos los contralores de la Administración Pública Federal. El señor éste, nombrado por el Presidente, va a nombrar a todos los que van a controlar cada una de las Secretarías, ¿cuál es la garantía que hay ahí?

Y lo hace tanto con la administración centralizada, como la descentralizada, incluyendo al Contralor de la Procuraduría General de la República y a los de las empresas productivas del Estado, todo va a vigilar este Secretario, de una Secretaría que ya vemos como ha funcionado.

Además, el titular de esa Secretaría tendrá competencias para verificar, de manera aleatoria, las declaraciones patrimoniales, podrá verificar, hay que estar atentos a esto, señores, y no distraigan a los Senadores que están muy interesados en oír.

Además, el titular de esa Secretaría tendrá competencia para verificar de manera aleatoria las declaraciones patrimoniales y de intereses de los servidores públicos de la Administración Pública Federal, amén de iniciar investigaciones y procedimientos y presentar denuncias, entre otras.

Por eso les decíamos que el 3de3, el que han hecho un gran escándalo, y esa real manifestación impresionante de los empresarios con sus secretarias, sus Mercedes, ayer en el Paseo de la Reforma que reclaman que ésta es la solución, que es la solución de la corrupción, de atacar la anticorrupción, es una mentira, y lo dijimos.

Por eso cuando nos acusa el PRD, ayer y en estaciones de radio, de que nosotros, el PT, no votó con ellos por intuición, diría su coordinador, porque nunca nos hablaron y nos dijeron nada, porque parecía que lo que querían era perder, porque no se ocuparon de que estuviera completa la bancada, y lo mismo con el PAN.

Entonces resulta que la bancada del PRD, con sus ausencia, que tengo entendido que no les avisaron a muchos, que era el voto histórico para el PRD, el voto histórico con el que iban a coronar su lucha en contra de la corrupción, no se ocuparon sospechosamente de que estuvieran todos, ni siquiera avisaron que iba a haber este voto fundamental.

Pero dice Ríos Piter, qué lástima que no esté aquí en su recorrido que hace, un recorrido que hace por las estaciones de radio, le dicen: ¿Oiga, señor Senador, ahí tengo la grabación, señor Senador Ríos Piter, faltaron 3 de sus…? Bueno, sí, por alguna razón; pero lo que estuvo muy mal fue que los del PT no votaran con nosotros, por intuición ya nos explicaron, y lo mismo en el PAN.

La derrota que sufrieron aquí, de eso que era fundamental, la esencia de su combate anticorrupción, pues fue porque no quisieron defenderla, no nosotros, pero eso les da pie a los López Dóriga y a los periódicos para atacarnos en lo personal. Decir: “estos no votaron”. Nosotros no teníamos por qué haber votado en lo que no estamos de acuerdo.

En esta farsa, porque se lo vuelvo a decir aquí y va a seguir apareciendo, vean ustedes, se los vuelvo a decir: “El titular de la Función Pública, de ese Secretario que será el ricitos de oro u otro el titular de esa Secretaría, tendrá la competencia para, óiganlo bien, vigilar, verificar de manera aleatoria las declaraciones patrimoniales y de intereses de los servidores públicos de la Administración Pública Federal, amén de iniciar investigaciones, también será aleatorio, y procedimientos y presentar denuncias, entre otras.

Por eso les explicaba a nosotros, pero nadie tomó en cuenta esa discusión sobre el Sistema Nacional de Anticorrupción, que es una farsa, y todos se fueron a lo que los empresarios los habían ordenado hacer.

Las declaraciones, éstas tan importantes, las va a juzgar este Secretario, por ejemplo, las que se hayan hecho ya, hemos oído hablar de que qué pasó, ya se investigó la de fulano y perengano, para no personalizar, no lo van a hacer porque este señor es el que no investigó la Casa Blanca, no investigó a López Dóriga, se hizo guaje con OHL, bueno, cuando se trate de revisar las declaraciones, éstas que van a ser la maravilla, ese señor va a decir quién sí y quién no.

Y en un sistema fallido, corrupto, que no sirve para nada, en ese sistema, pues de qué sirve tener ahí unas declaraciones para que se aclare la corrupción.

Ahora la indignación de los empresarios es verdaderamente ridícula, y su manifestación por la reforma que llegaron todos en sus coches, Mercedes y todos estos acompañados de sus secretarias, de sus empleados.

(Aplausos)

Todo eso, muchas gracias.

¿Sigo adelante? Gracias señor, Senador.

Pero todo, eh, esto y lo demás, pero claro que sí.

El Presidente Arturo Zamora Jiménez: Sonido en el escaño del Senador Luis Humberto Fernández Fuentes.

Un momento, señor Senador Bartlett.

El Senador Luis Humberto Fernández Fuentes: (Desde su escaño) Señor, Presidente.

Le solicito la palabra para hechos.

El Presidente Arturo Zamora Jiménez: Una vez que concluya el orador.

Continúe el orador.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: ¿Alguien más?

Por otra parte el dictamen indica que contra el principio de reserva de la ley, último párrafo del artículo 50 del dictamen.

Es decir, en contra del artículo 90 de la Constitución, que las Secretarías de Hacienda y de la Función Pública, emitirán los criterios para la clasificación de las entidades paraestatales, tanto las que cumplan funciones institucionales como las que realizan objetivos comerciales.

Esto es una delegación de competencia ilegal.

Quien tiene que definir esos criterios es la ley, no dárselas a la Secretaría para que defina los criterios de clasificación e investigación.

Al Ejecutivo se le entrega lo que tienen que hacer el Legislativo.

Lo que no me sorprende, dado el presidencialismo acusado que caracteriza este sexenio, aunque, desde luego, ello sea violatorio a la Constitución.

Es importante también señalar que ante los hechos bochornosos, públicos y privados del señor Virgilio Andrade. Este Senado debe solicitarle al Presidente de la República, su remoción inmediata.

Es una burla todavía venir con esa propuesta aquí, con ese Secretario allá, si hubiera realmente una voluntad de atacar a la corrupción. Hay que pedir la destitución inmediata del señor, este Procurador tapadera, de las corrupciones en este sexenio.

Concluyo señalando que ese dictamen es otro ejemplo de simulación y de mentira.

Para nosotros la corrupción debe combatirse con mecanismos de democracia participativa que en nuestro país no existe revocación de los mandatos de los servidores electos.

Consultas obligatorias y vinculantes para las principales decisiones administrativas del país y referéndums para aprobar reformas constitucionales, tratados y leyes como los que ahora se someten a  nuestra consideración.

Para nosotros cualquier esquema anticorrupción debe garantizar la protección plena de los derechos laborales, políticos y cívicos, de quienes denuncien actos de corrupción ante el servicio público, al sector social y a las empresas privadas.

Para combatir la corrupción, se requiere de una Ley de Austeridad y Gasto Eficiente que debería expedir el Congreso de la Unión, y que no se acompaña en este paquete legislativo.

Y vean cómo siguen subiendo, pesé a todo, siguen subiendo los presupuestos de las obras públicas, empezando por el aeropuerto y toda una serie de obras que se han multiplicado los costos en los últimos días.

Los indicadores de desempeño deberían en caso ser violados, implicar el delito de traición al mandato por parte de los servidores públicos, a los contratistas, concesionarios, permisionarios, personas físicas, accionistas y/o directores de empresas. Se les debería prohibir donar recursos en efectivo o en especie a las precampañas y campañas.

Los contratistas o concesionarios que donarán a las campañas, no deberían participar nunca en las licitaciones o contratos de obras públicas.

La Ley Penal debería establecer los delitos de corrupción como delitos imprescriptibles.

La ley debería regular que las declaraciones patrimoniales de interés y fiscales, así como de las declaraciones juradas, sean totalmente públicas.

Todos los servidores públicos de primer nivel, en los poderes e instancias de autoridad y los particulares que ejerzan o administren recursos públicos o reciban contratos. Estos son nuestros planteamientos.

Y volvemos a encontrar que esta Ley Orgánica de la Administración Pública es lo mismo, pero además acompañada de una desvergüenza y un cinismo, porque traen a esa Secretaría que ha hecho gala de ser simplemente una tapadera de la corrupción que ha reinado en este sexenio y que los electores han repudiado hace unos tantos días.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Ha solicitado el uso de la palabra el Senador Armando Ríos Piter, por alusiones personales. Para hechos, una vez que termine el capítulo de posicionamientos, con todo gusto, a quienes lo han solicitado.

Tiene usted el uso de la palabra señor Senador Armando Ríos Piter.

El Senador Armando Ríos Piter: Con su permiso, señor Presidente.

Solamente para contestarle al Senador Bartlett, lo que escuché.

Le molestó al Senador Bartlett, que le echáramos en cara de que no quiso votar, pues aquí estábamos, Senador Bartlett presentes. Yo le gritaba a usted, que por favor votara, y usted decidió no hacerlo, que hubiera gente, y que hay asientos de miles de personas que en las redes le estén imputando a usted que no quiso votar,  y que haya gente que legítimamente se siente indignada, porque usted decidió quedarse en aquella esquina, cruzado de brazos viendo el tablero, y decidió no votar a favor, no votar en contra, ni siquiera decidió poner abstención.

Usted  lo que quiso hacer es, pasar desapercibido.

Y se lo digo con toda claridad y con toda puntualidad, si no, revisen las cámaras de ese día del Canal del Congreso, y usted estaba ahí presente Senador Bartlett. Seguramente no le gusta, porque a usted y a muchos de sus compañeros del movimiento de Andrés Manuel López Obrador solamente les gusta de construir, les gusta subirse a esta tribuna a señalar todo lo malo que está.

Hay que señalar, Manuel Bartlett lo que hay  mal en este país, sin duda, pero, sabe, que  lo invito, lo invito a proponer.

Y, lo invito a no ocultarse en no exhibir su voto, porque no se construye el  país, no se arma historia escondiéndose. No se arma historia diciendo, nos echan en cara algo falso. Dé la cara con su voto Senador Bartlett, para eso es el tablero, para eso le paga el pueblo de México, para que si usted se desvela toda la noche para escuchar y para plantear, usted tiene la obligación de votar, tiene la obligación de decir si está a favor, si está en contra o usted se abstiene.

No se quede sin votar Senador Bartlett, y menos aún venga a decir que lo que yo digo son mentiras, porque sí le puedo echar en cara muchas cosas de las que usted ha sido parte de esta historia del país, de las que yo no soy, y tengo toda la capacidad de echárselas directamente en cara.

Es cuanto señor Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Tiene el uso de la palabra por alusiones ¿no?

Inmediatamente después de la intervención, continuaremos con la lista de oradores.

El Senador Armando Ríos Piter (Desde su escaño): No sé en qué venga la intervención del Senador Bartlett, con mucho gusto la escucharé, atentamente, pero entiendo que no hay alusiones sobre alusiones, entonces, voy preparándome para que incumplió el Reglamento también me deje participar.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Así es, si no tiene inconveniente, abriremos un capítulo para que sea abra un debate de alusiones por alusiones, una vez que termine el posicionamiento de los grupos, con todo gusto señor Senador.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Mencioné con pena a este joven, a ese joven al que yo le quisiera prometer un futuro brillante, pero sí me dio mucha pena oírlo en las estaciones de radio, y ahí está, tengo la grabación, cuando le preguntan: ”bueno, señor Ríos Piter, ¿usted es Senador?, ¿no estuvieron presentes ahí de su bancada?

Dice: Bueno, pero eso es por algunas razones.  Pero eso sí, lo que no es aceptable es que el PT no haya votado con nosotros”.

¿Y, por qué yo iba a votar por ustedes?, si estamos en contra de todo lo que han hecho.

Hemos votado en contra  todo este sistema.

Consideramos que es una mentira, lo acabo de decir hace un momento.

Pero entonces me parece que es hasta vergonzoso, y sospechoso, que cuando no se ocupan de tener a los miembros de su bancada aquí, se permita el Senador decir, bueno, eso está bien, pero no votó el PT; nosotros no votamos con ustedes, votamos en contra. Y los estuvimos observando, y ahí estaba yo, y no nos subimos y los estuvimos observando de ver cómo  defendieron una posición que era su bandera, con ganas de perderla.

Nadie, nadie, señor Senador Ríos Piter, y todos los demás, nadie nos fue a decir, lo que fueron a decir allá afuera; salieron aquí sorpresivamente a dar una conferencia de prensa, a hacer una cuenta, diciendo que tenían tantos votos, y tantos; y con los del PT, ganamos.

Y entraron aquí, jamás nos dijeron nada, se lo dije a Barbosa ayer, jamás pidieron el voto del PT, porque sabían que estábamos en contra de todo lo que han hecho ustedes en este sistema que es una farsa.

De manera que me parece muy pobre que diga que hay que dar la cara.

La he dado toda mi vida, señor Ríos Piter.

Ahora, si quiere usted hacemos un análisis de mi vida privada y todo lo que usted quiera, pública, lo que quiera, no le tengo miedo.

Lo que ustedes provocaron con esa farsa también de salir y decir: “con los votos del PT ganamos”. No, nosotros no íbamos a votar con eso, es una mentira, y lo acabo de explicar en mi intervención.

Esa publicidad de los datos fundamentales para acabar con la corrupción en el país que tanto pelearon y no lo defendieron el día que había qué hacerlo aquí, eso no sirve para nada.

¿Por qué se los expliqué?

El que va a haber si analiza y está mal las declaraciones estas tan importantes que ustedes no defendieron ni perdieron, van a ser el secretario de la Función Pública y los órganos de control de cada Secretaría que estaban en sus manos.

Por eso, hemos dicho, mientras no exista un sistema de verdad, y ustedes se han sumado en todo esto al PRI y al PAN, durante meses han votado junto todo a ellos de un sistema que no sirve para nada, es una engañifa en contra de los intereses de la población que está indignada por lo que está pasando.

Votaron todo ¿eh?

Todo lo votaron, ahí tengo los votos.

¿De dónde íbamos a votar con ustedes, dígame usted?

Pero, entonces van y arman todo un escándalo que, claro, lo retoman los que están dispuestos a amenazarnos y a decir que serán capaces de destruirnos en todo, pero en esa historia que usted puede contar, señor Senador, podrá usted contar que no les tengo miedo, ni a los señores de la televisión a los que hemos acusado, ni a la TV Azteca que es un sistema que se robaron del Estado, Salinas Pliego y Salinas de Gortari, no les tenemos miedo ¿eh?

Y aquí hemos dicho que mientras el Presidente de la República no sea impugnable por delitos de corrupción, no habrá nada.

Y mientras los ex presidentes que se han llenado de dinero y están convertidos en “tótems”, nombradores de funcionarios, dueños de redes, de control, de política, de economía, mientras ellos no estén señalados no va a haber sistemas de corrupción, y lo hicimos durante todo el debate, subimos a la tribuna, dimos la cara, estuvimos en contra, señalamos a quien había qué señalar.

Claro que esa argucia de que ustedes perdieron la votación porque el PRD no votó, es una tontería porque nosotros no estamos con ustedes, en ésta no estamos con ustedes, porque no sirve, y ya se lo demostré, no sirve porque el que lo va a revisar es el que fue nombrado por el Presidente.

Entonces, díganme ustedes si el Secretario de la Función Pública, que acaban de presentar como pieza maestra del Sistema Anticorrupción, bueno, díganme ustedes con el órgano de control que va a nombrar en la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, van a enjuiciar al Secretario de Comunicación y Obras Públicas, que es el responsable de todos esos arreglos, con OHL, con todo lo que ha hecho, y los negocios y el aeropuerto que sube y sube de precio.

No, señor Senador, sí he dado la cara toda mi vida.

Cuando crezca usted, ojalá reaccione y no vaya a decir mentiras en las estaciones de radio, porque se vio muy mal, y usted sabe que lo aprecio en lo personal, pero hay cosas que nos han echado encima, todas las cadenas, todo mundo, y dice:

“¡Es que todos los de las redes estaban esperanzados!”

Estamos en contra.

¿Por qué estaban esperanzados en las redes? Porque no saben lo que ha pasado, porque la desinformación es la que se mantiene aquí, que se presentó la iniciativa que presentamos nosotros, el voto particular pidiendo que se enjuicie al Presidente y a los ex presidentes.

¿Alguien lo supo? Nadie, señor Senador.

Las redes no están enterada.

El país está desinformado.

Hay una dictadura mediática que impide que sepan.

Y, claro, los empresarios, sus amigos, a los que defendieron ayer vehementemente, porque los atacó aquí el terrible Break, que es capaz de eso y más, pero, en fin.

Aplauso, por favor.

(Aplausos)

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Concluya, Senador.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Entonces, esta marrullería de ocultar que quienes perdieron fueron ustedes, y los panistas, de algo que era todo su objetivo ¿verdad?

Queda la esencia de la anticorrupción, porque todo lo demás lo votaron con el PRI, sin ninguna pena, ni nada, están comprometidos con el sistema anticorrupción. Lo demás nosotros no teníamos porqué votar por algo que estamos censurando, aquí en la tribuna lo dije.

No sirve eso, hombre, es toda una simulación, incluso la 3de3, lo que sea. ¿Por qué? Ya se los expliqué, porque es mentira, porque lo van a vigilar los que no quieren ser vigilados.

Muchas gracias y lo voy a escuchar con toda atención, y diciéndole con todo cariño y afecto, podría ser usted mi hijo, claro, no hago el comentario. Con toda simpatía me parece un gran muchacho, yo quisiera que se libere, que crezca, porque puede ser un gran funcionario en bien de México, en esta ocasión te viste muy mal.

Muchas gracias.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Tiene ahora el uso de la palabra la Senadora Dolores Padierna Luna, del grupo parlamentario del Partido de la  Revolución  Democrática.

Estamos en este momento en el posicionamiento de la discusión de un dictamen. Las alusiones personales ya se agotaron.

Ésta es alusión por alusión.

Adelante Senador Ríos Piter.

El Senador Armando Ríos Piter: Muchas gracias, señor Presidente.

Senador Bartlett, usted sabe que le tengo aprecio y que el debate público tiene que ser público.

En efecto, estoy joven, como usted lo dice. Yo tenía 15 años en 1988. Y cuando tenía 15 años, yo lo recuerdo a usted que en aquél momento dio la cara por el sistema, y la dio moviendo un lápiz con la mano, tratando de explicar por qué había fallado el proceso de control de votos.

Porque es importante decir eso cuando aquí lo que se viene a decir es que nosotros hemos defendido hoy el tema para la ciudadanía, sin duda alguna que es el tema anticorrupción y usted viene a decirme a mí que soy un farsante.

Y yo no le voy a aceptar eso por más aprecio que le tenga.  No se lo voy a aceptar, porque aunque usted me diga que no tiene miedo. Lo que sí le puedo decir es de dónde venimos y dónde estamos dando la lucha, es muy distinto, Senador Bartlett, yo no he sido parte del sistema durante cuatro décadas de mi vida, tengo 43 años, o cinco décadas.

Entonces, se lo quiero subrayar con toda claridad por algo que veo que le duele y le molesta, pero que no puedo admitir que usted en la tribuna venga a decir que miento.

Usted estaba presente durante la votación, y usted debió haber votado. Si votaba con nosotros o no, no es el tema, usted quiere que yo venga y le acerque el fierro a mis compañeros de partido, porque  no le gusta, porque dice que militamos en la izquierda de manera compartida, que yo diga que el PT y sus integrantes no votaron, pues no votaron, estaban ahí presentes y no manifestaron si estaban a favor, si estaban en contra o si se abstenían.

¿Pero sabe lo que sí ocurrió? Que por haberse abstenido, por no haber siquiera querido votar, terminaron dándole una mucho mayor cómoda mayoría a los votos del PRI, implícitamente, le guste o no, el dejar de votar implica que los votos que tuvo el PRI y el Partido Verde, fueron mucho mayores en términos de ese dictamen.

Y se molesta usted, porque también por diferencia de edades, usted no logra entender que hoy los mecanismos de comunicación que hay, a través de las redes que usted dice: “La gente está desinformada”, “la gente no existe”. Bueno, yo comparto con usted, porque soy de Guerrero, que hay muchos millones de mexicanos que hoy desafortunadamente  no están conscientes y no saben lo que está pasando en el país. 

Pero hay muchos que sí, hay 630 mil que se organizaron para tener una iniciativa ciudadana, que sacaron las firmas, y me consta que no fue un aparato de movilización, como dice el célebre político que cita frecuentemente el frijol y el gorgojo, estos ciudadanos que no creen en esa lógica clientelar de la desinformación se movilizaron, 630 mil firmas, muchos hombres y mujeres que confiaron que la iniciativa ciudadana podía ser un motivo para discutir aquí. 

¿Y sabe lo que terminó haciendo usted, ausentándose de su voto? Dándole la razón al PRI y al Verde, dándole la razón al PRI y al Verde.

Es lo que no le gusta, implícitamente hoy, le guste o no, el PRI, el Verde y los pejistas, votaron en el mismo sentido.

(Aplausos)

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Tiene el uso de la palabra la Senadora Dolores Padierna Luna, para fijar posicionamiento por el grupo parlamentario del PRD.

La Senadora Layda Sansores San Román (Desde su escaño): Presidente, ya le dio usted la palabra al Senador, y a mí no me la ha dado.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Para hechos, ya está usted inscrita en cuanto terminen los posicionamientos.

La Senadora Layda Sansores San Román (Desde su escaño): Fui aludida.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: No, no fue aludida.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Dolores Padierna.

Informo a la Asamblea que la participación del Senador Carlos Alberto Puente Salas, a nombre del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, la ha presentado por escrito y se insertará en el Diario de los Debates.

Adelante, Senadora.

La Senadora Dolores Padierna Luna: El combate a la corrupción contempla, además de las políticas de prevención, investigación y sanción, el fortalecimiento de las atribuciones que tienen los entes encargados de combatir dichos actos dotándolos de facultades amplias en la materia.

En este sentido, México debe basarse en dos pilares fundamentales: Por un lado, el reconocimiento de las libertades públicas como limitante al poder público; y otro, el establecimiento de los controles democráticos, ya sea internos y externos de la administración pública.

Si bien se considera que la reforma que estamos discutiendo es sumamente necesaria, no podemos dejar de lado que también esta se deriva a que el gobierno preparó una propuesta de desaparecer la Secretaría de la Función Pública, y que el día 2 de enero de 2013, con la cual se derogó el artículo 37 que corresponde a las atribuciones de la Secretaría de la Función Pública en la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.

En los artículos transitorios de la reforma se señalaba que continuaría funcionando hasta que se constituyera el órgano constitucional autónomo en materia anticorrupción, la Fiscalía Anticorrupción, lo cual no llegó a concretarse.

Por lo que se reestablecen ahora dichas facultades en la ley, a excepción de las vinculadas con el control presupuestal de los servicios personales y la desincorporación de activos de la administración pública federal que pasan ahora a ser facultades de la Secretará de Hacienda y Crédito Público.

Ahora bien, dentro del diseño del Sistema Nacional Anticorrupción se estableció a nivel federal la Secretaría de la Función Pública, y a nivel de las entidades federativas, a los órganos de control locales, que son instancias de control de auditoría internos de la administración pública y forman parte también del Sistema Nacional de Fiscalización.

Además se le faculta para vigilar el cumplimiento de las normas de control interno y fiscalización por parte de los órganos internos de control de las dependencias y entidades de la administración pública federal, en colaboración con las autoridades que integren el Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción.

Asimismo, la Secretaría de la Función Pública establecerá las bases generales para la realización de auditorías internas, transversales y externas, y expedirá las normas que regulen los instrumentos y los procedimientos de control interno con las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal.

Se establece que la Secretaría de la Función Pública conducirá la política general de contrataciones públicas que regula la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, y la de Obras Públicas y servicios relacionados con las mismas, donde se homologarán los criterios, normas y políticas en la materia entre las dependencias de la Administración Pública Federal, los órganos constitucionalmente autónomos, las entidades federativas, y en general todos los entes públicos con regímenes de contratación pública.

Dentro del sistema democrático de pesos y contrapesos, en el cual se ha convertido en una necesidad imperiosa de combatir formalmente el cáncer que genera la corrupción, es necesario que la o las personas que se encuentran en una Secretaría encargada de la supervisión y del control de legalidad de la Administración Pública Federal, reúnan diversos requisitos de idoneidad y que no sólo sea impuesto por el titular de este poder, sino que sea ratificado por una de las Cámaras integrantes del Poder Legislativo Federal.

Por ello, es importante resaltar que la reforma constitucional incluyó la disposición para que el nombramiento del Secretario de la Función Pública que haga el Presidente, sea ratificado por el Senado de la República.

Desafortunadamente esta disposición constitucional será aplicada a partir de la siguiente persona que ocupe este cargo, y no se desarrolla en la ley orgánica las condiciones en las que deberá de darse esta ratificación diseñada para impedir que los secretarios sean personas incondicionales del Ejecutivo Federal en turno.

Otro de los elementos que vemos sumamente positivos, dentro de esta reforma, es que se establece que el nombramiento de los titulares de los órganos internos de control de las dependencias y de las entidades de la Administración Pública Federal, lo realizará la propia Secretaría de la Función Pública, donde  se deberá nombrara los mejores candidatos o candidatas para ocupar los puestos a través de un procedimiento transparente objetivo y equitativo, lo cual elimina la mala práctica que existía de que dichas personas eran designadas unilateralmente por los titulares de las dependencias y entidades, restándoles la autonomía mínima que requieren estos funcionarios.

Una atribución que también deberá realizar la Secretaría de la Función Pública, de acuerdo al nuevo modelo anticorrupción, es la de llevar y normar el registro de los servidores públicos de la Administración Pública Federal, recibir y registrar las declaraciones patrimoniales y de intereses que deban presentar, así como verificar su contenido mediante las investigaciones que resulten pertinentes, de acuerdo con las disposiciones aplicables.

Por último, esta reforma adecúa el artículo 44 relativo a los órganos internos de control, a las disposiciones de la Ley Nacional del Sistema Anticorrupción, con lo que ambas leyes quedarán homologadas y fomentarán un mejor desempeño de los mismos, lo menos que esperábamos es que la Función Pública sea un actor coadyuvante, es decir, lo menos que esperamos es que la Secretaría de la Función Pública sea un actor coadyuvante en el seguimiento y la evolución patrimonial de los servidores públicos de la Administración Pública Federal y no sea evidenciada por omisión o por complicidad, en hechos de corrupción de altos servidores públicos, como ha sido una constante en este país.

En suma, aunque se encuentran espacios de oportunidad para avanzar aún más con esta construcción del Sistema Nacional Anticorrupción sólido, las modificaciones representan una enmienda a la política de Estado, que en su momento pretendió desaparecer a la Secretaría de la Función Pública, dándole su verdadero papel de ser el control interno y no del Ministerio Público que absuelve a su jefe.

Como cuerpo legislativo, podemos siempre avanzar hacia el mejoramiento de las instituciones encargadas de combatir la corrupción, cuestión que en este momento estamos llevando a cabo con toda responsabilidad.

Es cuanto, Presidente.

Gracias.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Gracias, y gracias por ceñirse al tema, Senadora Dolores Padierna Luna.

A continuación tiene el uso de la palabra  la Senadora María del Pilar Ortega Martínez, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, para referirse al posicionamiento sobre proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley Orgánica  de la Administración Pública Federal, en materia de control interno del Ejecutivo Federal.

Tiene usted el uso de la palabra.

La Senadora María del Pilar Ortega Martínez: Gracias, Presidente.

Señoras y señores legisladores: A nombre del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, vengo a presentar nuestra posición a favor del dictamen sobre la minuta que contiene proyecto de decreto mediante la que se reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal en materia de control interno del Ejecutivo Federal.

De acuerdo al artículo 113 constitucional, el Sistema Nacional Anticorrupción es la instancia de coordinación entre las autoridades  de todos los órdenes de gobierno, competentes en la prevención, detección y sanción de responsabilidades administrativas y hechos de corrupción, así como la fiscalización y control de los recursos públicos.

Por ello, ante el rediseño institucional necesario para que todos los integrantes del sistema cumplan con su función, era necesario revisar el marco jurídico que las rige, por eso era indispensable hacer cambios sustanciales en la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, tal como quedó establecido en los transitorios de la reforma institucional que dio vida al sistema anticorrupción.

Y es en cumplimiento a tal mandato, que este dictamen propone el establecimiento de las facultades para que la Secretaría de la Función Pública, pueda ejercer los mecanismos de control necesarios que permitan su adecuado funcionamiento en aras de fortalecer al Ejecutivo en su capacidad de control y prevención en la actividad administrativa.

Las modificaciones a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, deben verse entonces como un complemento a lo establecido ya en el Sistema Nacional Anticorrupción, para que se integre de manera armónica las facultades, por un lado otorgadas en la Ley del Sistema, así como en la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, y con ello se puedan evitar duplicidad de funciones limitantes a la responsabilidad de las mismas.

Se trata de armonizar la operación de la Secretaría de la Función Pública con los demás instrumentos en materia de transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción, en especial con el Sistema Nacional Anticorrupción conformado por autoridades de los tres poderes y de todos los órdenes de gobierno, entre ellos la propia Secretaría, que le permitirán la correcta realización de sus atribuciones sin caer en burocratización y propugnando por la simplificación administrativa en aras de mantener un ejercicio transparente y focalizado en la rendición de cuentas, evitando excesos que saturen de información al sistema y a su paso afecten o puedan afectar la transparencia misma y la rendición de cuentas que es objeto de la presente modificación legal.

Este dictamen es producto de la minuta que nos fue remitida por la Cámara de Diputados, que se dio a la tarea de analizar todas las iniciativas presentadas con relación a este tema, y que a partir del análisis realizado, realiza modificaciones importantes, entre las cuales se señalan las siguientes:

Se mantiene la denominación de Secretaría de la Función Pública en virtud del posicionamiento que tiene la misma con la sociedad mexicana.

Se establece la obligación de adoptar los criterios que ésta emita, pero concentrándolos en el artículo 44 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.

Se eliminaron las referencias a auditorías preventivas en aras de mantener la simplificación administrativa a la que todas las iniciativas hicieron referencia.

El eje de los Órganos Internos de Control estará contenido en el artículo 44 de la misma ley, puesto que serán los responsables del buen funcionamiento del Sistema de Control Interno de la Unidad a la que se encuentren adscritos.

Se armoniza el texto de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal con lo previsto en el proyecto ciudadano de Ley General de Responsabilidades Administrativas, para que sea la Secretaría la que se encuentre habilitada para investigar y sustancias faltas administrativas a través de unidades especializadas u otros entes que tengan adscritos de forma directa.

Se sustituyen las referencias a la Auditoría Superior de la Federación por las del Sistema Nacional de Fiscalización.

Se incluye a la Procuraduría General de la República dentro de los sujetos a los que se les aplica la presente reforma, a las empresas productivas del Estado y aquellas entidades que por su grado de especialización y fin específico requieren un control especial.

En cuanto a las entidades cuya operación es distinta a las Unidades Administrativas Gubernamentales, como el caso de las empresas productivas del Estado, se hace énfasis en que éstas mantienen su régimen especial.

Y también consideramos que era necesario mantener los mismos como se especifica en el dictamen que se pone a su consideración, en este caso porque sus Órganos Internos de Control se sujetarán a las leyes especializadas correspondientes.

Era muy importante hacer esta precisión.

Se añadió la facultad de la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública, y Función Pública, para la clasificación de las entidades paraestatales conforme a sus objetivos y actividades, en aquellas que cumplan una función institucional y realicen fines comerciales con el propósito de establecer mecanismos diferenciados que hagan eficiente su organización.

También se mantiene y promueve la profesionalización de los servidores públicos de la Función Pública, a través de la ocupación con los mejores perfiles, lo que hará posible contar con expertos en capacitación técnica y académica suficiente, que les permita detectar conductas indebidas con la finalidad de perseguirlas y sancionarlas efectivamente.

En suma, con las modificaciones planteadas en el dictamen y que fueron originadas en la Cámara de Diputados, estas adecuaciones armonizan la operación de la Secretaría de la Función Pública con los demás instrumentos en materia de transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción.

Es por ello que pedimos que el voto de este Pleno sea a favor del presente dictamen.

Es cuanto, Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Muchas gracias, Senadora.

A continuación tiene el uso de la palabra el Senador Jesús Casillas Romero, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para fijar el posicionamiento correspondiente.

Tiene usted el uso de la palabra, Senador Casillas Romero.

El Senador Jesús Casillas Romero: Gracias, Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores: El combate a la corrupción es un problema que afecta a diversos ámbitos de nuestra sociedad, por lo que se ha puesto en el centro de la discusión de la agenda pública nacional.

En el grupo parlamentario del PRI reafirmamos nuestro compromiso con la legalidad, la transparencia y la rendición de cuentas, aspectos imprescindibles para garantizar un ejercicio de los recursos públicos eficaz y eficiente.

La prevención, combate y erradicación de la corrupción impone la necesidad de realizar una transformación sustancial en el orden jurídico nacional, es ahí donde radica la idoneidad de las reformas y adiciones del dictamen mediante el cual se busca reivindicar a la Secretaría de la Función Pública como garante de un gobierno honesto, eficiente y transparente.

El objetivo del producto en análisis es devolverle facultades y otorgarle otras más a la Secretaría de la Función Pública, lo anterior, además de su importancia intrínseca, contribuya a consolidar el proceso de reglamentación del Sistema Nacional Anticorrupción al establecer las bases organizacionales y jurídicas para hacer asequible la plena rendición de cuentas.

Con las reformas y adiciones que se ponen a consideración de esta Asamblea se fortalece a la Unidad de Control Interno de la Administración Pública Federal. Un aspecto medular es que se mantiene, moderniza y promueve la profesionalización de los servidores públicos de la Función Pública, privilegiando los perfiles más idóneos.

Lo anterior bajo la premisa de que la Secretaría de la Función Pública se constituya y consolide como la autoridad encargada de organizar y coordinar el sistema de control interno y la evaluación de la gestión gubernamental.

En esta alta responsabilidad esta dependencia tendrá órganos internos de control, delegados y comisarios públicos que llevarán a cabo a la constante labor de vigilancia, de la conducción que tenga la Administración Pública Federal. Asimismo, contará con la valiosa colaboración del Sistema Nacional Anticorrupción y el Sistema Nacional de Fiscalización, las que se erigen como las principales instituciones en materia de transparencia y combate a la corrupción.

Es importante precisar que al regresarle facultades que habían sido conferidas a la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública, la Secretaría de la Función Pública vuelve a ser la responsable de expedir las normas que regulen los instrumentos y procedimientos de control interno de la Administración Pública Federal.

También, le corresponderá vigilar que las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal y la Procuraduría General de la República cumplan con las disposiciones en materia de planeación, presupuestación, financiamiento, deuda y patrimonio que la ley dispone.

La Secretaría vuelve a tener la potestad de designar y remover a los titulares de los órganos internos de control, así como de las empresas productivas del Estado y de la Procuraduría General de la República.

Estos son algunos de los beneficios contemplados e impulsados a través del dictamen que se encuentra a nuestra consideración.

Par los integrantes del grupo parlamentario del PRI es medular contar con una Secretaría de la Función Pública sólida, con los instrumentos necesarios para prevenir, combatir el terrible fenómeno que representa la corrupción.

Al votar a favor del presente dictamen estamos dando un paso importante en la construcción y fortalecimiento de los procedimientos, bases, principios e instituciones en la que la fiscalización, la vigilancia de todas y cada una de las dependencias públicas que forman parte del Estado mexicano.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Muchas gracias, señor Senador.

A continuación tiene el uso de la palabra la Senadora Anabel Acosta Islas, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

Tiene usted el uso de la palabra, estamos en la discusión en lo general.

La Senadora Anabel Acosta Islas: Gracias, señor Presidente.

Con su permiso.

Compañeras y compañeros: Primeramente quiero decirles que celebro la culminación de un proceso de gran trascendencia para nuestro país y un proceso que se llevó a cabo abierto a la ciudadanía, en la que junto con los grupos de la sociedad civil y junto con todos los grupos parlamentarios construimos un sistema que ha sido un reclamo social generalizado por mucho tiempo, como lo es el tema de la corrupción.

Por ello, no quiero dejar de destacar, pero también felicitar a quien coordinó y moderó todos los trabajos de todo este proceso que dará grandes resultados para nuestro país, el Senador Pablo Escudero.

Contar con mecanismos eficientes de control en la Administración Pública Federal nos permitirá identificar los resultados, los avances, pero sobre todo las tareas pendientes y los desafíos que se harán de atender.

El dictamen que hoy discutimos buscará que la Secretaría de la Función Pública asuma las facultades necesarias para el cumplimiento de lo previsto en la reforma constitucional de combate a la corrupción.

Estos cambios permitirán a la Secretaría de la Función Pública, fungir como Órgano de Control Interno de la Administración Pública Federal y, con ello, tener un instrumento más para prevenir, identificar y sancionar los casos de corrupción en nuestro país.

El dictamen que estoy segura aprobaremos, fortalece a la entidad responsable del Control Interno del Ejecutivo Federal, para que vigile el ejercicio efectivo de la Administración Pública Federal, con la absoluta transparencia y rendición de cuentas.

Votaremos a favor  de la armonización de nuestros distintos mecanismos de transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción.

Lo cual, se traducirá en la prevención de duplicidades institucionales, en la simplificación administrativa y en un ejercicio más transparente focalizado en la rendición de cuentas.

Basta decir, que se ajustó el texto de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, con la Ley General de Responsabilidades Administrativas, para que así la Secretaría de la Función Pública tenga las atribuciones de investigar posibles actos de corrupción.

Además, se ampliaron los sujetos obligados a seguir la normatividad, entre ellas destaca la Procuraduría General de la República, las empresas productivas del Estado y las entidades que por su grado de especialización y fin específico, requieren un control especial.

Compañeras y compañeros: En el grupo parlamentario del PRI, consideramos de la mayor relevancia estos planteamientos para enriquecer y consolidar nuestro marco jurídico federal.

Relativo al Control Interno de la Administración Pública Federal y, bajo estas premisas, el grupo parlamentario del PRI, votará a favor del presente dictamen, debido a que constituye un paso importante en materia de transparencia y combate a la corrupción en nuestro país.

Su voto a favor, representa un impulso para concretar un modelo de control y rendición de cuentas, eficaz, eficiente e innovadora, bajo el cual estarán sujetos todas las dependencias públicas de las diferentes órdenes de gobierno.

Muchas gracias.

Es cuanto, Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Muchas gracias, Senadora.

A continuación tiene el uso de la palabra el Senador Isidro Pedraza Chávez, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, del PRD, a fin de presentar su posicionamiento en la discusión en lo general.

El Senador Isidro Pedraza Chávez: Gracias, Presidente.

En esta discusión que estamos abordando en lo general para comentar este dictamen que viene de Diputados que complementa todo el paquete de leyes que hemos estado discutiendo para resolver ya de manera correcta, aunque no plena, el tema del combate a la corrupción.

Buscaremos decir que en esta Secretaría que estamos recuperando, las facultades que se están recuperando en la Ley Orgánica, no prosperaron.

Estas facultades de fiscalización que se le habían entregado al órgano que gastaba, o sea, el órgano que gastaba era el que estaba encargado de autocuidarse y establecerse la normatividad.

Y esto se fue limitado todavía más, aparte de lo absurdo de darle esa facultad, por el escándalo en que se vio envuelto el Secretario de Hacienda, por las propiedades no muy claras en las que se vio inmerso, y este tipo de escándalo limitó el alcance y las funciones de esta comisión.

Por eso celebramos que hoy se le esté regresando esta fiscalización interna a un órgano independiente dentro del mismo aparato del Estado y establecerá las facultades que ellos tienen para darse la  normatividad a fiscalizar.

Digo, parecieran que es algo que no está contribuyendo lo que estamos nosotros planteando, pero es parte de la  necesidad de ir cobrando credibilidad en este sentido.

Por eso creemos que esta capacidad fiscalizadora se está regresando para normar lo que se va a hacer.

Y bien se decía aquí: que no van a ser solamente ellos solos, sino ahora va a estar también el Sistema de Fiscalización y el Sistema Nacional Anticorrupción, quien van a ser la pinza que cierre este tipo de conductas para que no tengamos, en ese sentido, cuestionamientos y señalamientos posteriores de cosas que se dejaron pasar.

Por eso, incluso, miren, en esta parte de lo que tenemos que ver y que ha sido parte de un debate, hace un momento, de los señalamientos que se cruzan por cómo se interpreta y cómo se ve lo que es este sistema. Y nace particularmente de la señalización en el dictamen de 3de3.

Pues yo quiero decirles y llamarlos a que cuando menos de parte de la izquierda no caigamos en una manipulación mañosa que hacen los medios de información; porque lejos de señalar a los responsables que no tomaron en cuenta las propuestas de la Iniciativa Ciudadana, nos estamos bronqueando aquí  los compañeros que se abstuvieron de votar con los que votamos, y no alcanzamos el número.

En ese sentido, yo creo que vale la pena que se enderecen correctamente las baterías, y se vea quién faltó al compromiso.

Ha sido muy doloso,  muy lastimoso que los medios hagan responsables a la izquierda de que esta cuestión no prosperara, cuando la mayoría la tienen en otro lado, compañeros del PRI y compañeros del Verde que, restaron los votos suficientes para que esto pudiera caminar.

Pero quiero decirles, incluso en descargo de la preocupación que tienen que si estas reformas que le hicimos al artículo 29 o la reserva que se hizo al artículo 29 hubiera prosperado aquí, en este Senado, pues no hubiera prosperado allá en la Cámara de Diputados, como prosperó en el dictamen.

Yo creo que ya algunos se dieron cuenta que aunque protestó la iniciativa privada llamando a reorientar el contenido de estas leyes, no pasó nada, porque allá tampoco hicieron caso los Diputados, y aunque se votó de alguna manera unida PAN, PRD, Movimiento Ciudadano, PT, hasta algunos de Morena, ni siquiera logramos incidir en el resultado de estas reservas del 29 y del 32.

Por eso creo que es innecesario un debate entre nosotros, y reorientar la discusión acerca de cómo poder hacer las propuestas necesarias para que en cuanto entre en vigor esta ley pueda modificarse e incidirse en este resultado que buscamos de, de verdad transparentar la riqueza de los funcionarios que aprovechan los cargos públicos para amasar fortunas.

Por eso, compañeros, esta  parte de este sistema que le regresa al órgano de fiscalización pues va a tener que recuperar credibilidad en ese terreno, que no sea nuevamente un subordinado el que le limpia el camino al superior jerárquico, y de repente los exculpa y los absuelve de responsabilidades.

Esta parte es la que está en litigio, esta parte es la que debemos trabajar, en esa parte es donde debemos de profundizar nosotros la discusión y creo que no contribuye que nos señalemos nosotros mismos en estos temas que a veces gozan quienes tienen la mano metida ahí, y avientan la piedra y esconden la mano.

Gracias, señor Presidente.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Muchas gracias.

Informo a la Asamblea que recibimos en la Mesa Directiva el texto de la intervención del Senador Jorge Aréchiga Ávila.

Asimismo me permito entregar a la Secretaría el texto de mi intervención, los cuales se integrarán al Diario de los Debates.

Informo también a la Asamblea que para hechos se han inscrito los senadores Luis Humberto Fernández Fuentes,  la Senadora Layda Sansores San Román, la Senadora Laura Angélica Rojas, el Senador Fidel Demédicis Hidalgo, el Senador Marco Antonio Blásquez Salinas, el Senador  Armando Ríos Piter.

Una vez que concluya esta etapa, solicitaré a la Secretaria consulte a la Asamblea si el asunto se encuentra suficientemente discutido para que pasemos inmediatamente después  a la votación.

En consecuencia tiene el uso de la palabra el Senador Luis Humberto Fernández Fuentes, del Partido de la Revolución Democrática para hechos.

El Senador Luis Humberto Fernández Fuentes: Con su venia, su señoría.

Buenas tardes, con profundo respeto, Senador Bartlett, lo aludo con claridad. Me veo obligado a puntualizar por la naturaleza de su intervención, y me obliga porque  no podemos aceptar una descalificación a un trabajo tan amplio y tan intenso que venimos realizando para  construir  las leyes anticorrupción en el caso de mi fracción.

Propusimos siete leyes, de las cuales fueron elementos importantes del debate, en algunos casos fueron parte de los proyectos que se adoptaron.

En lo personal propuse a esta soberanía la iniciativa para Código Penal, y participamos de manera activa e intensa en todo este proceso de construcción.

No puedo aceptarlo, porque en mi caso personal, y creo que hablo a nombre del grupo, nunca hubo ninguna presión, ninguna agenda que no fuera la de hacer lo correcto, y yo he dedicado mi vida a estudiar la administración pública, tengo un doctorado con mención honorífica, y todo mi talento y toda mi capacidad se la dediqué a construir estas leyes.

Puse, muy claro en esta tribuna, pero lo puse también por escrito en todo lo que difería, y quiero decir que a lo mejor no se aceptó todo, pero sí lo debatimos y lo platicamos.

Por eso quiero ser muy claro en este punto.

Pero también lo hago porque creo que podemos hacer actores y no testigos de lo que pasa, porque creo que no podemos juzgar sin participar, porque desde la atalaya flamígero se puede juzgar, pero no se hacen buenas leyes.

Y hay muchos temas que valdría la pena comentarlos, la verdad es que es un trabajo intenso, es un trabajo muy amplio que se ha venido realizando y que no creo que admita esta descalificación.

Y concluiría, de manera muy breve, con una sola pregunta, y es.

¿Si ya renunciamos a la posibilidad de hacer buenas leyes y de participar en todo  el proceso, o si nos vamos a limitar a juzgarlas y hablar de ellas en el Pleno?

Realmente se le extrañó al PT en las comisiones.

Yo estuve en todas las sesiones, participamos sábados y domingos, y nunca oí una participación del PT.

Se extrañó también las iniciativas.

En lo personal, yo leí las iniciativas del PRI, leí las iniciativas del PAN, leí la iniciativa de la Senadora Tagle, pero no recuerdo que esté en el debate una iniciativa, o nadie tampoco, en lo personal yo fui con los que estaban participando para decirles por qué eran las razones de las ideas que estaba proponiendo, pero nunca leí ni tuve ninguna comunicación por alguien del PT.

Y se le extrañó, no lo digo como recriminación, se le extrañó porque seguramente hubiera sido muy útil que sus opiniones o sus participaciones nos ayudaran a hacer una mejor ley.

Yo lo único que solicitaría es que no descalifiquemos un producto que sí tiene sus limitaciones, los hemos planteado aquí, pero, sin embargo, no podemos caer en el dilema de que es esto o la nada, porque la nada no nos sirve, tenemos que construir leyes, no somos jueces, somos legisladores.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL SENADOR
LUIS SÁNCHEZ JIMÉNEZ

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias, Senador Fernández.

¿Dígame Senador Bartlett?

El Senador Manuel Bartlett Díaz: (Desde su escaño) Por alusiones personales, pido la palabra, señor Presidente.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Lo anoto para hechos, Senador, porque no hubo alusión a su persona.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: (Desde su escaño)  ¡Ah cómo no! Sí hubo, claro.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Lo reconoce el Senador.

Adelante, Senador Bartlett.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Gracias, señor Presidente, por su aceptación de esta intervención.

Hubo una alusión personal muy clara o casi toda la presentación fue una alusión en general a mi persona y a la bancada.

Con el mismo respeto con que se expresó esta crítica, estoy obligado yo también a contestar.

Voy a empezar por el final de lo que usted dijo, señor Senador.

Dice usted: “que nunca conoció ninguna iniciativa del PT en comisiones y que hubiera sido bueno porque hubiera sido importante, y lo extrañó”.

Con todo respeto, claro que hubo, hubo una iniciativa a la que no le hicieron el menor caso. Y ese es uno de los problemas que tenemos, no se dictaminó la iniciativa que hicimos nosotros.

Es una iniciativa que empieza por reformas a la Constitución, por reformas al artículo que establece que el Presidente no es punible durante el período de su encargo.

Y está la iniciativa en donde pedimos que se aprobara una comisión de la verdad.

Eso de ahí deriva o derivó en nuestra iniciativa toda una serie de principios en los cuales establecimos que mientras eso se mantenga así, en este país no va a haber lucha contra la anticorrupción.

No hemos tomado la tribuna, señor Senador, con el ánimo de votar en contra de todo lo que somos oposiciones, de verdad ¿eh? Nosotros sí somos oposición de verdad, y hemos tratado todo ese largo período que ya se está acabando casi de demostrar que somos oposición de verdad.

Usted señala que en la tribuna no se debe venir a criticar, sino a construir, y termina usted diciendo que se hizo un enorme esfuerzo, usted, porque no lo dudo, con todo y su diploma de doctor en derecho, lo que sea, con mención honorífica, pero le voy a contestar a eso, la tribuna es para discutir, la tribuna es precisamente un parlamento, es eso, y lo que hemos hecho una y otra vez es plantear nuestra postura de oposición. Así es que no es venir con el dedo flamígero a acabar con todo, no. Hemos tratado de que cada uno de nuestros votos esté debidamente fundado en argumentos.

Así es que yo le contesto a usted que esta tribuna es para eso, no para venir a leer lo que les reparten algunos, no, es para debatir. Y lo que ha  faltado aquí es debate, porque como hay una mayoría aquí tripartita peñanietista, ¿entonces  para qué discuten, si ya tienen los votos? Nada más se dice: “Se pregunta a la Asamblea si quieren ustedes escuchar algo”.  Nada, vámonos, eso es lo que ha habido, no hay discusión.

Segundo. No hay análisis de las iniciativas, dice usted que le dedicó tanto tiempo, esfuerzo, que nos platica, y no leyó nuestra iniciativa que era la única diferente a las demás, y llega usted a  ese análisis de que no estuvo completo esto, lo han estado diciendo ustedes, le falto, era, podía haber sido mejor.  Lo perfecto es enemigo de lo bueno, esa gran frase, nada más que le voy a decir una cosa que lo hemos comentado.

Esa postura es el apoyo clarísimo al Presidente Peña Nieto. Cuando se lanzan todos y terminan diciendo: “Bueno, esto es lo más que pudimos hacer”, “va a quedar pendiente esto, va a quedar pendiente lo otro, pero apoyamos”. Entonces eso es el apoyo funcional que da una oposición que no se opone, que nos dice, fíjense, nada más en este tema. Cómo pueden defender la oposición, de cualquiera de los dos lados, sin tener arreglos, como los vimos en las elecciones, cómo pueden defender que esa Secretaría de la Función Pública ¡por favor! Que nombra a todos los que van a vigilar a los Secretarios, cómo pueden defender que esté bien. La nombra el Presidente.

Es grotesco, es algo que no se puede defender, eso no es  un debate de verdad, eso es falso, no es cierto. Hay quienes vienen a decir que esa Secretaría de la Función Pública va a tener una serie de funciones bajo el mandato del Presidente, que es el que lo nombra, o con la participación de nosotros que siempre se reparte la cuestión. No se puede defender.

Yo pienso que lo que le ha faltado, y lo hemos dicho, al Ejecutivo, ha sido control. Entregó el territorio nacional, la energía de este país, el territorio con las regiones que van a manejar, trasnacionales, y nadie lo ha detenido, nadie.

Ha reformado la Constitución con el apoyo de la supuesta oposición y ha tocado los aspectos más importantes, no hay control, no hay división de poderes, cuando se unen todos, y cuando la Suprema Corte de Justicia que tiene también su responsabilidad, se hace guaje en la reforma energética que fue con violaciones permanentes, está en las instancias internacionales, la Suprema Corte no lo vio, no atrajo el caso, buscó que lo resolvieran por allá abajo algún magistrado que aceptara decir una mentira porque resolvió otra cosa.

Ni la Suprema Corte, y se los dije yo a los ministros en ese momento, les dije: Si la Suprema Corte no aplica el control de constitucionalidad al  Congreso, estamos en la dictadura clarísima, no hay oposición.

Entonces, Peña Nieto y los intereses que representa, que ustedes saben cuáles son, los negocios, las grandes obras, los inmensos costales de dinero que sacan, ése no tuvo freno, no ha tenido freno.

Y lo que representa Peña Nieto es lo más nefasto que podría presentar, lo antinacional, el desinterés de la población mexicana, la pobreza creciente, no ha tenido Peña Nieto ningún freno, ninguno, ni la Suprema Corte que fue de lo más funcional, ni una oposición que dice, bueno éste es un poquito de avance, porque lo único que van haciendo es justificando los intereses de un Ejecutivo que ha traicionado a este país y que no tiene quién lo detenga.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Le pido concluya su participación, Senador.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Es una tragedia nacional.

Muchas gracias, señor Presidente, por su amabilidad.

Con permiso.

(Aplausos)

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias a usted.

Tiene el uso de la tribuna, la Senadora Layda Sansores San Román, para hechos. 

La Senadora Layda Sansores San Román: Presidente, compañeras, compañeros.

Usted Presidente, llámele como quiera, pero no es para hechos, es para alusiones personales de mi estimado compañero, el Senador Piter.

Me parece que es irresponsable andar buscando culpables cuando ustedes pactaron su derrota, porque ustedes todo lo pactan.

Nuestro voto no era definitivo, y lo saben bien. Y si el PAN y el PRD, ese día se hubiesen portado con responsabilidad, hubiesen podido sacar adelante la iniciativa, porque el PRI tenía unos compañeros menos.

¡No! pero a la hora de la verdad, que se esfuman como acostumbran.

Ustedes promueven la Ley 3de3, pero ocultan su patrimonio, porque de todos estos que se envolvieron en la Ley 3de3, y se cobijan con las trescientas sesenta y tantas firmas, sólo un perredista y 10 panistas han presentado su declaración pública. Eso es no tener vergüenza, eso es ser incongruente.

Y por otro lado, la Ley 3de3, se supone que es para combatir la corrupción. Pero se pasaron todo el día votando con el PRI para crear una farsa del Sistema Nacional Anticorrupción, que nace muerto, y que nosotros sabemos que más que combatir la corrupción, lo que va a ser es legitimar la impunidad.

Y, mire, esta Ley 3de3 es un artículo. La quieren hacer por los medios, porque lo tomaron como bandera. ¡No! es un artículo de los 363 artículos de las siete leyes que componen este sistema.

Lo importante es que realmente se combata desde arriba, ese era el meollo de este sistema, que se combata desde arriba la corrupción.

¡Ah, pero al señor Presidente no se atreven a tocarlo ni con el pétalo de un artículo!

Esa fue una propuesta que hizo Morena, que se modificara el 108 constitucional, para que también el Presidente pudiera ser juzgado por corrupción. Por eso es que nace muerta.

Y usted presume como medalla, que no ha pertenecido al sistema de gobierno. Yo no sé si eso es pecado, pero usted miente, porque usted fue asesor del Secretario de Hacienda, Gurría; y también fue Subsecretario de Gobierno en la gubernatura de René Juárez. Yo no sé, a eso qué le llama.

¿Viene de la izquierda de los grupos guerrilleros?

Bueno, aquí, yo creo que ustedes resultaron peor que los priístas, porque al menos los priístas se muestran como son, y ustedes caminan con máscara. Y a mí me extrañó tanta enjundia y tanta vehemencia, pero lo entiendo, les pudo mucho la derrota con la que la ciudadanía contestó su traición.

Gracias.

(Aplausos)

El Senador Armando Ríos Piter (Desde su escaño): Presidente, pido la palabra para alusiones personales.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Para alusiones, Senador Ríos Piter.

El Senador Armando Ríos Piter: Un beso de amistad siempre es bueno antes de un buen debate.

Senadora Sansores, yo quiero decirle, con toda claridad, que ese discurso político que usted viene a traer aquí a la mesa lo único que le ayuda es nuevamente al PRI y al Verde.

Cuando usted empieza a señalar en la misma lógica que lo hace su líder político, a la izquierda, yo debe de dejar claro que usted lo hace con la intención de eso, de simple y sencillamente capitalizar políticamente.

Trabajé un año en este tema, en el Sistema Nacional Anticorrupción.

De tal manera, que cuando usted viene a decir: que yo hice una faramalla al defender esto, miente, y tengo la obligación de echárselo en cara, porque usted, oí las declaraciones que le hizo a Denise Maerker: “Debí haber votado”, pues, hubiera votado.

¿Qué viene, entonces, a alegar aquí?

¡Hubiera votado!

¡Ah, pero cuando está en los medios, y la están escuchando, le sale lo política!

Aquí, de repente se convierte en la gran luchadora social. Nada más que le voy a decir algo.

Sí, yo he trabajado en muchas administraciones: trabajé en administraciones del PRI, en las administraciones del PAN, en las del PRD.

Nada más que le voy a decir a qué se dedica mi papá y mi mamá. Mi papá tiene 73 años y todavía trabaja, tiene que trabajar porque de eso se trata, de trabajar para vivir.

Mi mamá tiene 70 años, y todavía trabaja.

¿Quién es su papá, Senadora?

La Senadora Layda Sansores San Román (Desde su escaño): Mi papá ya murió.

El Senador Armando Ríos Piter: Es importante saber de dónde venimos, Senadora, es indispensable saber de dónde venimos cada quien, cuando venimos a defender las cosas de la izquierda.

A mí me apasiona mucho cómo defiende usted los temas, pero cuando usted viene aquí a atacarlos y a atacar el Partido de la Revolución Democrática, es mi obligación identificar desde qué trinchera estamos cada uno de nosotros.

Yo no le  acepto que usted venga a decir que yo miento.

No le acepto que usted venga a decir que yo defiendo de dientes para afuera un tema que le duele a mi generación, es el tema de la corrupción, es el tema que tiene que ver con los muertos de mi pueblo, de Ayotzinapa. Yo la he visto ahí a usted, nada más que usted se engola en el tema atacando a Peña Nieto, cosa que yo también comparto, pero en la ausencia de su voto termina dándole la razón a Peña Nieto, termina defendiendo al PRI y al Verde en sus votos.

Entonces, Senadora, seamos congruentes, se lo digo con todo cariño y con todo respeto, porque venimos de lugares distintos y posiblemente tengamos objetivos similares, pero cuando usted sube una fotografía en el twitter diciendo que mi bancada reunida está haciendo una faramalla. No se lo acepto. No se lo acepto porque es simple posición política, es un compromiso para mí como miembro de mi generación ir en contra de lo que el PRI y el Verde durante tantas décadas hicieron, durante tantas décadas. No es un asunto sólo de Peña Nieto, es parte de todo un sistema, de un sistema en el cual las herencias también tienen condenas.

Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias.

Senadora Layda, ¿dígame para qué? ¿Para qué asunto?

La Senadora Layda Sansores San Román: (Desde su escaño) Para alusiones.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: No hay alusiones por alusiones, Senadora, pero con gusto la anoto para hechos.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Fidel Demédicis Hidalgo, para hechos.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Marco Antonio Blásquez Salinas, para referirse a hechos.

El Senador Marco Antonio Blásquez Salinas: Muy bien, muchas gracias, señor Presidente.

Con el permiso de la Asamblea.

Quiero, primero que nada felicitar a los compañeros del Partido Acción Nacional. Son unos campeones del teatro, de la simulación y de la mentira, porque resulta que siendo ustedes  los que generaron este engaño público a la Nación y a quienes dicen representar, estamos aquí enconados  los compañeros del PRD y los del PT en un debate que no tiene mayor trascendencia ni necesidad.

Quiero decirles a las 630 mil firmas ciudadanas, que con toda aspiración signaron esa iniciativa, que fueron engañados, fueron engañados por la curia empresarial  de este país y fueron engañados por los señores Senadores del Partido Acción Nacional, salvo los que por vergüenza se salieron del recinto.

Es muy fácil armar una campaña de linchamiento en redes, yo soy comunicólogo, tenían su teatrito armado, y había que culpar a los que por definición política  decidimos no participar en su juego, porque mentira que lo representan ciudadanos, mentira que tienen aspiración de combatir la corrupción. Ustedes usaron como papel higiénico esa iniciativa, y si hubieran tenido vergüenza y  hubieran tenido un compromiso real con esas 630 mil no lo hubieran metido para última hora, como una débil reserva, así, como se trata cualquier documento, era una iniciativa.

Aclaro.

Esa reserva al artículo 29 intrascendente que ustedes presentaron no es la 3de3. No se hagan majes. Y eso se los digo a todos los corifeos que tienen, porque tenían perfectamente armado su teatro.

Esa es la prueba de su simulación y su mentira.

La Iniciativa Ciudadana de Ley, que les fue depositada a su recaudo se llama Iniciativa Ciudadana de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, trae muchos capítulos, y les voy a leer lo que tiene que ver con el Título Segundo,  Capítulo Único, artículo 10, fracción XIV.

“Presentar con oportunidad y veracidad las declaraciones de situación patrimonial, de intereses y de impuestos, en los términos establecidos por las leyes”

Estoy hablando de la 3de3, no de la 3de3 completa que inventaron aquí al final. Y resalto:

Las declaraciones a que se refiere esta fracción, estarán disponibles al público, con excepción de los datos que sean estrictamente personales, así como calificados por la ley de la materia.

Entonces decimos:

¿De dónde viene ese invento de la reserva al 29 y ese alegado de que quienes votaron en contra o decidimos no participar en su juego, estamos en favor de la opacidad, cuando aquí se específica en esta iniciativa que ustedes recibieron, cuáles son los alcances de la declaración?

Pero, miren, son muy buenos para simular, son muy buenos para armar sus teatros, son terribles para gobernar, pero dejan pistas.

Aquí en la madrugada se presentó una reserva al artículo 32. El compañero Cárdenas lo hizo.

Y le quiero decir a la curia empresarial, a ésos que se han dedicado a linchar a quienes tenemos ideas de avanzada, tenemos ideas progresistas, a la Coparmex, que se pusieron en tan malas manos que esa reforma al 32 que los sujeta obligadamente a compartir las responsabilidades con los servidores públicos, fue avalada y aplaudida por quienes se dicen sus aliados. Si no, hay que revisar los votos que se recibieron a esa reforma del artículo 32.

Y ayer vimos la manifestación de los señores empresarios, que dicen que, si la justicia es nada más en los bueyes de mi compadre, ¿cómo se va a hacer en el mío?

Pues sí, señores de la curia, los empinaron sus aliados del PAN.

De manera que los que estamos en esto por convicción y no necesariamente vivimos de los salarios que aquí se nos pagan, estamos acostumbrados a muchas cosas.

A mí me han pasado por muchos infiernos de linchamiento, de redes sociales, de twitter, de Facebook y esas cadenitas de fanáticos que utilizan.

Pero sí les pido un favor: no mientan, porque lo de menos es que con sus aliados de la curia empresarial -ya voy a terminar, señor Presidente- ustedes se arreglan en un arrimón ahí que se den en algún coctel tomando sus champañas, pero a esos 630 mil ciudadanos que efectivamente pusieron en sus manos esta iniciativa, ustedes fueron los que los traicionaron.

Es la cuenta, señor Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Tiene el uso de la tribuna el Senador Armando Ríos Piter, para referirse a hechos…

Tiene entonces la palabra la Senadora Layda Sansores San Román.

La Senadora Layda Sansores San Román: Nada más para unas frasecitas.

Mire, estimado compañero. ¿Por dónde anda? ¿A poco ya se fue? ¿También se esfumó?

Qué cosa. Bueno, ahí le mandan recadito porque luego no oye y viene enardecido, y ni siquiera había escuchado al Senador Bartlett.

En primer lugar él fue quien inicia este debate entre gentes de izquierda y de semi-izquierda.

Pero creo que tiene la memoria corta y la mecha más corta, porque viene furioso.

Yo, Senador, defiendo mi biografía y me parece que es cobarde que usted quiera imputarme acciones de las cuales no soy responsable.

Pero con todo, fíjense, rica o muy rica que me quieran ver, yo he presentado mi declaración patrimonial pública, incluso la de 3de3, cuando ni siquiera existía esta iniciativa.

¿Cuándo la presentó usted? ¿Me puede contestar si ya la hizo pública? ¿Y sus compañeros cuándo?

Porque eso es hipocresía.

Y solamente le digo que yo aquí vengo a defender mis posiciones con toda la firmeza, no estoy en contradicciones.

A Denise Maerker lo que le dije: “Que tal vez de manera personal, porque nosotros estábamos convencidos y éramos congruentes con la línea que habíamos defendido todo el día, de que este sistema es inútil y costoso y no va a servir para nada, que ya tendríamos que estar organizando el funeral, y nosotros ya traemos las flores”.

Pero que dado que mi familia había participado en esta colección de firmas, como muchos ciudadanos de buena fe, que no sabían que esto valía siempre y cuando hubiera un Sistema Nacional Anticorrupción que realmente lo avalara, pero que no nos juzgaran los mismos corruptos, que son los que lo van a encabezar, y usted lo sabe bien.

Si antes ya se había puesto a Peña Nieto para encabezarlo, ahora nos va a poner a uno de sus empleados favoritos. Así que yo no tengo nada de qué ocultarme, aquí con valor he venido a decir muchas cosas, y pongo el riesgo, Senador, y no ando haciendo como que defiendo al pueblo, pero bien que anda aquí cabildeando para atender los intereses del poder.

(Aplausos)

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Para alusiones, Senador Ríos Piter.

El Senador Armando Ríos Piter: Muchas gracias, señor Presidente.

Senadora, le ofrezco una disculpa por haber mencionado a su padre que ya ha fallecido, fue un personaje público, le ofrezco una disculpa, pero el punto que yo quise hacer es el siguiente:

Hay regularmente estas actitudes de ciertos políticos y políticas que muchas veces se engolan en el disfraz que buscan aparentar, no digo que es el caso de usted, yo creo que legítimamente usted cada vez que la veo en esta tribuna usted plantea defensas, planteamientos, críticas, especialmente al gobierno de Peña Nieto, que yo he acompañado, por eso no comparto que usted diga que yo me la vivo cabildeando, no se lo acepto, no se lo acepto porque está bien que lo haga para el debate, pero usted sabe que no es cierto.

Lo que sí le digo es que no venimos de los mismos lugares usted y yo, no tenemos las herencias iguales. Las herencias hacen muchas veces que se tenga la capacidad de venir a defender otras cosas de las que uno viene, qué bueno que usted ha cambiado el rumbo.

Pero sí es importante que usted reconozca de dónde viene, porque si no lo reconoce entonces difícilmente podemos entender esa complicidad que se tiene, pues con el pasado. Solamente, lo dejo con toda claridad, Senadora, porque esa verdad, aunque vengo a solicitarle una disculpa por haber mencionado a su padre muerto, la tengo que dejar clara: usted y yo no venimos de lugares iguales.

Posiblemente vayamos a lugares similares, pero con la actitud que usted tiene cuando usted viene a decir que no votó, que le dice a Denise Maerker: “Es que yo no voté, aunque debía haber votado”, por más que nos venga aquí a revolcar los temas lo real es que usted no votó y estaba aquí presente.

Y entonces el punto que yo he venido debatiendo es: usted al no votar, usted y sus compañeros al no votar votaron implícitamente con el PRI y el Verde que tanto critica, y no es la primera vez que nos pasa que El Peje hace eso, no es la primera vez.

Yo entiendo que ustedes estén metidos en una carrera presidencial y que lo que buscan es diferenciarse, ¿nada más que saben qué, así no se construye el país que yo quiero? Porque del país que ustedes vienen no es el país que yo quiero para mis hijos hacia el frente.

Un país en el que se ha vivido, se ha tenido herencias, si ha sido parte de la élite. ¡Ah! pero ahora sí vamos a cambiarlo, ahora sí lo vamos a cambiar porque nosotros ya tenemos con qué, es lo que le quiero dejar en claro, Senadora Layda Sansores. Si vamos a luchar por un país distinto, entonces hay que empezar reconociendo cuando no se vota, hay que empezar diciendo, ¿cuáles son los tres dichos?: no mentir, ¿qué otro es?, creo que ustedes se los deben de saber.

Los tres dichos que tenemos nosotros: no mentir, no engañar, hay tres ahí que dice siempre Andrés Manuel, entonces no mienta, Senadora. No mienta porque entonces le está quedando mal usted a su líder pseudo-religioso.

Entonces si usted no votó reconozca que no votó y que implícitamente votó con el PRI y el Verde. ¿Y sabe en qué estamos de acuerdo usted y yo? que con este debate, mientras se ríen los priístas, lo que estamos haciendo es garantizar que ese régimen de corrupción que mató a 43 estudiantes y que se quedó con la Casa Blanca siga impune.

Entonces no se enoje de que yo le eche en cara de dónde viene, mejor construyamos hacia dónde vamos.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Compañeras y compañeros: Hemos permitido un debate, mejor dicho un post-debate que no tiene que ver con el tema que estamos tratando. No es el tema que estamos tratando.

Este es el dictamen de la Ley Orgánica, sin embargo, hemos permitido un post-debate.

Yo les pido que nos permitan concluir este trámite.

Les pido nos permitan concluir este trámite, por favor.

Recibimos de la Mesa Directiva, el texto de la intervención del Senador Héctor Adrián Menchaca Medrano, el cual se integrará al Diario de los Debates.

En virtud de que no hay otros oradores registrados ni artículos reservados.

Ábrase el sistema electrónico de votación, por tres minutos, para recoger la votación nominal en lo general y en lo particular del proyecto de decreto.

Háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar de la votación.

Ábrase el sistema de votación por cinco minutos.

(Se abre el sistema electrónico de votación)

(Se recoge votación)

El Secretario César Octavio Pedroza Gaitán: Señor Presidente me permito dar cuenta del resultado de la votación, se emitieron 106 votos a favor, 4 en contra y cero abstenciones.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Está aprobado en lo general y en lo particular el decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal en materia de control interno del Ejecutivo Federal.

Se remite al Ejecutivo Federal para los efectos del artículo 72 constitucional.

Daremos trámite ahora al dictamen de las Comisiones Unidas de Anticorrupción y Participación Ciudadana; de Justicia; y Estudios Legislativos, Segunda, que contiene proyecto de decreto por el que se expide la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, y se reforma el artículo 49 de la Ley de Coordinación Fiscal y el artículo 70 de la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

Solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que se omita su lectura.

La Secretaria Senadora María Elena Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que se omita la lectura de dictamen.

Quienes estén porque la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes  estén por la negativa, favor de  levantar la mano.

(La asamblea no asiente)

Sí se autoriza, señor Presidente.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Es de primera lectura.

Consulte ahora la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que se dispense la segunda lectura del dictamen, y se ponga a discusión de inmediato.

La Secretaria Senadora María Elena Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que se dispense la segunda lectura del  anterior dictamen.

Quienes estén por la afirmativa, sean tan amables de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se dispensa, señor Presidente.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias.

Se le concede el uso de la palabra al Senador Pablo Escudero Morales, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Anticorrupción y Participación Ciudadana, en términos de lo dispuesto por el artículo 196 del Reglamento, hasta por diez minutos.

El Senador Pablo Escudero Morales: Gracias Presidente.

Vengo a nombre de la Comisión de Anticorrupción y Participación Ciudadana a resaltar las partes más importantes de esta Ley de Fiscalización.

Y no podría hacerlo sin partir de la reflexión que he compartido con mis compañeros Senadores, con los cuales la legislatura anterior, fuimos Diputados, y de lo que estábamos, y de lo que estábamos tratando de hacer en esa legislatura.

Algunos compañeros que están aquí, tratamos de impulsar desde la Cámara de Diputados cambios sustanciales para fortalecer a la Auditoría Superior de la Federación.

En ese momento, por ejemplo, pensábamos que requeríamos de informes individuales; estábamos fastidiados que sólo servían los informes y las auditorías  de la propia Auditoría Superior de la Federación para un golpeteo político.

Estábamos acostumbrados a dejar pasar un año para que fuera la Cámara de Diputados el auditor superior de la Federación, y nos informara de la Cuenta Pública.

Después de ese informe, después de entregar esos libretos que contenía la auditorías de la Administración Pública Federal, de organismos autónomos, y de algunos otros, se desataba, se desataba una guerra de escándalos y acusaciones políticas, que hay que decirlo, no nos llevaba a nada.

Esas acusaciones duraban cuatro, cinco días y  a lo mejor ocho, sin  consecuencia alguna.

Desde ese momento en la Cámara impulsábamos que tuviéramos hechos informes individuales, no pudimos hacerlo realidad.

Ahora, ahora en esta iniciativa que se  ha presentado en esta minuta que recibimos ya está contemplado tres informes individuales en el mes de octubre, en el mes de junio y en el mes de febrero, tres informes para irnos enterando y no dejar transcurrir un año de lo que se está auditando y cómo está en el país.

Además, sirve para informarle a la entidad auditada que tiene un cierto número de observaciones, que requiere ir a la Auditoria Superior a tratar o a solventarlas. Eso es un gran avance, no tener que esperar un año, informes de seguimiento de estos temas, eso, sin duda, fortalece a la Auditoria Superior de la Federación.

Otro de los temas también muy importantes es la facultad que se le está dando para poder entrar en tiempo real a auditar un tema que nos preocupa, un tema que sea visible, una queja que se presente de muchos temas que conocemos.

Platicábamos en la comisión de una obra que está muy cercana aquí, que desde que se concursó sabíamos que tenía un problema, que desde que se empezó a hacer el hoyo sabíamos que no iba a caber, sabíamos que eso no iba a tener un buen futuro, nunca pudimos detener esa obra, no lo pudimos hacer y no lo pudimos hacer porque la Auditoria Superior de la Federación no tenía facultades para entrar en tiempo real. Ahora, con esto, la hemos fortalecido para que pueda entrar en tiempo real la Auditoria Superior.

Me parece que otra de las facultades que les hemos dado es aquella de poder realizar investigaciones, la Auditoria Superior de la Federación no tenía estas facultades, ahora tendrá y podrá que investigar los asuntos, tendrá un área investigadora, tendrá que llevarse al fondo, tendrá que substanciar todos estos procedimientos con un recurso adicional.

Una queja histórica ha sido que estas observaciones de la Auditoria Superior, cuando se enviaban a la propia Secretaría de la Función Pública, eran archivadas por falta de elementos, ahora la Auditoria Superior deberá de substanciar el procedimiento y entregarlo al Tribunal Fiscal para que sea una autoridad distinta la encargada de sancionar todas estas faltas administrativas, se ha empoderado y se le ha dado una fortaleza a la Auditoria Superior de la Federación que me parece que es una de las instituciones más fuertes de este país.

Es así que con estas dos leyes que estamos votando en este momento llegamos  a la conclusión de este gran sistema nacional de combate a la corrupción, integrado por siete leyes.

Estamos seguros que el sistema empodera a los ciudadanos, porque así lo diseñamos, fortalece a las instituciones, son los dos grandes pilares de este sistema, así lo hemos creído desde un principio y agradezco a los presidentes que me acompañaron en esta ardua tarea, a mi amigo el Senador Alejandro Encinas, y a mi amigo el Senador Fernando Yunes, que en todo momento, y a pesar de los ríspidos debates que tuvimos, se comportaron de manera institucional y siempre pensando en que esto va a servir al país.

Muchas gracias, Alejandro Encinas.

Muchas gracias, Fernando Yunes.

Por último, quisiera dejar cuenta, porque me parece que es importante, que en la Cámara de Diputados, Morena votó a favor de estas dos leyes.

Déjenme darles el resultado.

Ley Orgánica de la Administración Pública, 31 votos de Morena, a favor.

En contra, ninguno.

Déjenme darles el resultado de la de Fiscalización.

Morena 34 votos, a favor.

En contra, ninguno.

Y esto de lo que habla es de un gran acuerdo de todos los grupos parlamentarios en la Cámara de Diputados que hemos pensando que esta serie de instrumentos van a servir al país.

Es así como doy cuenta que fue por unanimidad, todos los grupos parlamentarios en la Cámara de Diputados piensan y apuestan que este país va a ganar si empoderamos a los ciudadanos.

Es cuanto.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Muchas gracias.

Se concede el uso de la palabra a la Senadora María del Pilar Ortega Martínez, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Justicia, en términos de lo dispuesto por el artículo 196 del Reglamento, y hasta por diez minutos.

Tiene usted de la palabra, Senadora María del Pilar Ortega Martínez.

La Senadora María del Pilar Ortega Martínez: Con su permiso, Presidente.

A nombre de los integrantes de la Comisión de Justicia ponemos a consideración este dictamen que recoge la minuta enviada por la Cámara de Diputados sobre la Ley General de Fiscalización y Rendición de Cuentas.

Este dictamen, último del paquete de reformas en materia del Sistema Nacional Anticorrupción, es de la más alta prioridad para la creación de un Sistema Nacional Anticorrupción al ser una pieza fundamental del nuevo andamiaje jurídico que hemos construido.

Es decir, estamos en la antesala que fortalecerá el ejercicio de las atribuciones de la Auditoría Superior de la Federación, así como de las entidades de fiscalización en las entidades federativas, reforzando los principios y alcances de la fiscalización y rendición de cuentas en las facultades que tienen para analizar la Cuenta Pública, formular observaciones correspondientes a las entidades fiscalizadas, rendir los informes que correspondan y generar la actuación que competa a otras autoridades en materia de investigación de presuntos ilícitos penales y administrativos, todo ello en armonía con el Sistema Nacional Anticorrupción.

Estos últimos aspectos incluidos en la reforma a la Ley de Coordinación Fiscal, así como la Ley General de Contabilidad Gubernamental, a efecto de precisar la coadyuvancia entre las entidades fiscalizadoras locales, con la Auditoría Superior de la Federación en este proceso de fiscalización.

Esta propuesta que se hace en la Ley  General, reglamenta las nuevas atribuciones de la Auditoría Superior de la Federación en el marco de la reforma constitucional que crea el Sistema Nacional Anticorrupción.

Las principales atribuciones y cambios importantes que detalla este dictamen se resumen en los siguientes aspectos:

La Auditoría Superior de la Federación fiscalizará participaciones federales y podrá hacerlo de manera directa sin distinción de la entidad que las ejerza. 

Se fiscalizará, en el caso de estados y municipios, cuyos empréstitos cuenten con la garantía de la Federación, así como el destino y ejercicio de los recursos correspondientes que hayan realizado los gobiernos locales.

El ejercicio de las participaciones federales será fiscalizado en el caso de cualquier persona física o moral, pública o privada, y de igual manera serán aquellas participaciones transferidas a fideicomisos, fondos y mandatos públicos, privados o cualquier otra figura jurídica.

Sobre la fiscalización de la Cuenta Pública, la Auditoría Superior de la Federación está ahora obligada a presentar tres informes, ya no uno, como en antaño. Además, la Auditoría Superior de la Federación presentará informes individuales, específicos y excepcionales que podrán contener información sobre las auditorías realizadas en el mismo año de ejercicio y no sólo en lo relativo al análisis de la Cuenta Pública.

Todos estos informes deberán seguir los principios contenidos en la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información.

Además se amplían las entidades fiscalizadas, incluyendo empresas productivas del estado y sus subsidiarias.

Los procedimientos para el fincamiento de responsabilidades por parte de la Auditoría Superior de la Federación podrán ser resueltos por el Tribunal Federal de Justicia Administrativa o la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción. Incluso, la propia Auditoría Superior de la Federación será vigilada por la comisión correspondiente, la cual podrá recibir denuncias del desempeño de sus funcionarios.

La Auditoría Superior de la Federación contará con una unidad de investigación respecto de hechos de corrupción, cuyas facultades y atribuciones estén armonizadas de acuerdo a la nueva Ley General de Responsabilidades Administrativas, entre otros ordenamientos.

La Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación se ve fortalecida con las modificaciones realizadas, como la forma de designación del titular de Evaluación y Control, la terna para elegirlo será bajo la vigilancia de organizaciones e instituciones académicas que se inscriban como observadores del proceso.

La Auditoría Superior de la Federación y la Cámara de Diputados, por lo que hace a la Unidad de Evaluación y Control deberán actualizar sus reglamentos interiores conforme a lo previsto por la ley.

Esos son aspectos fundamentales de los cambios que están contenidos en el dictamen que se pone a su consideración y que armonizan de manera muy clara con el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción y de manera fundamental con las nuevas atribuciones de la Auditoría Superior de la Federación, quien se fortalece como un órgano fundamental en la  construcción de un Sistema Nacional Anticorrupción. Y es por ello que se pone a consideración de este pleno para su discusión y votación.

Es cuanto Presidente.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL SENADOR
ARTURO ZAMORA JIMÉNEZ

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Con fundamento en lo dispuesto por el artículo 197 del Reglamento, procederemos al posicionamiento de los grupos parlamentarios.

Y en ese sentido tiene el uso de la palabra el Senador Manuel Bartlett Díaz, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo.

Tiene usted el uso de la palabra, Senador Manuel Bartlett Díaz.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Con su venia, señor Presidente.

Ésta es la última de las siete leyes que integran el  Sistema Nacional  Anticorrupción. Y vamos a hacer la crítica, es decir, el análisis, con base en la misma posición que hemos tenido, en una congruencia absoluta.

La Auditoría Superior de la Federación seguirá dependiendo constitucionalmente de la Cámara de Diputados, es decir, de los partidos mayoritarios, pero también recordemos que hay una Comisión de Vigilancia, esa Comisión de Vigilancia recibe las informaciones, los datos de un año de estudios de y análisis de la auditoría, se presenta ahí en la Comisión de Vigilancia, y no pasa nada, nada, nada ha pasado. ¿Verdad? ahí se ha quedado.

No se propuso, ni en la reforma de la Carta Magna, ni en esas disposiciones secundarias que esa institución cuente con autonomía constitucional, una autonomía que ya le permita no ser dependiente de la Cámara de Diputados y las relaciones que tienen la Cámara de Diputados con sus propias organizaciones.

Una autonomía constitucional que permita que su titular fuese electo por los ciudadanos a partir de los méritos y el perfil de los aspirantes. Es decir, volvemos a insistir. La Auditoría Superior de la Federación, que tuvo momentos muy brillantes, hace tiempo que ya no se le escucha, y repito, su dependencia de la Comisión de Vigilancia a la Cámara de Diputados, pues, hace que no tenga realmente una capacidad real de cumplir una función, que bastaría con que la Auditoría hiciera su trabajo pleno sin ninguna limitación, tendríamos un magnífico instrumento en contra de la corrupción y del desvío administrativo.

Hemos repetido que la Auditoría Superior es una instancia capturada, incapaz para enfrentar la corrupción propiciada desde el poder presidencial y desde la influencia indebida de los poderes fácticos.

También cuestionamos que las auditorías al desempeño sólo den lugar a recomendaciones, a recomendaciones y no a responsabilidades.

Cuando se votaron las reformas constitucionales y legales que subordinan con propósitos centralistas, la capacidad de endeudamiento de los estados y municipios ¿Verdad? dijimos lo siguiente:

Ah, se trata de una reforma antifederalista, porque se incrementaron las atribuciones del Congreso de la Unión y de la Auditoría Superior de la Federación, en detrimento de los congresos locales y de las entidades de fiscalización de los estados Se borra todo.

Dijimos: “Que esa ley era para establecer las bases de endeudamiento de estados, Ciudad de México y municipios.

Esa ley señalaba modalidades, límites y condiciones para el endeudamiento local, recuérdenlo, y municipal, los que son definidos, no en el marco de la Constitución de la República o de la ley, sino porque a convenios administrativos entre las entidades federativas y la Secretaría de Hacienda, según las circunstancias de cada caso.

Establecimos que los estados no podrán disponer, con su soberanía, de sus recursos, porque esa ley les indica en qué deben gastar, fundamentalmente en cubrir las deudas y posteriormente en atender los programas prioritarios y sociales.

Señalamos por lo anterior que la Ley de Endeudamiento de los estados y municipios, privilegian el pago a los acreedores financieros sobre las necesidades sociales de las poblaciones de los estados y municipios de la República.

Precisamente con sentido crítico, que la Auditoría Superior de la Federación podrá fiscalizar recursos de los estados y municipios cuando los recursos provengan de empréstitos que cuenten con la garantía de la Federación, y que ello constituía una invasión a la competencia de las auditorías superiores de las entidades federativas, que pasan a ser nada, sin que nuestras palabra impliquen una defensa de éstas, pero sí su anulación.

En el dictamen que hoy nos ocupa encontramos todas las anteriores deficiencias y algunas más que enumero.

La Auditoría Superior de la Federación seguirá dependiendo constitucionalmente de la Cámara de Diputados, es decir, de los partidos mayoritarios.

No se propone su autonomía constitucional, ni que su titular sea electo por los ciudadanos.

Y esto, repito, esta institución que tenía una gran posibilidad de desarrollo, y que realmente si pudiera funcionar libremente, y tuviera los recursos además, sería suficiente para vigilar al Estado, pero no, sigue atada a esa Comisión de Vigilancia que pues recibe las informaciones y no hace  nada desde hace muchos años.

La Auditoría Superior de la Federación al carecer de autonomía constitucional es una instancia que depende de la Cámara de Diputados y que está sujeta a su vigilancia y escrutinio.

La Auditoría Superior de la Federación no tiene facultades para consignar responsabilidades ni penales, directamente ante los jueces, tiene que pasar por la Fiscalía de Combate a la Corrupción, y ya vimos quién es ese gran fiscal anticorrupción, lo describimos el día de ayer, es un fiscal sometido  no sólo al procurador, sino a los subprocuradores, y ya les recuerdo cómo funciona su homólogo que es la FEPADE, que es la Fiscalía para Combatir los Delitos Electorales, en cuanto les recuerdo, abrió la boca aquel personaje elegido unánimemente aquí, por poco lo corren, lo nalguearon y  lo tienen calladito.

Es igual, es el mismo procedimiento ya aprobado, entonces inventan a ese fiscal, ese fiscal terrible pues sometido al tercer nivel.

Por eso, si la Auditoría Superior tiene que, para hacer denuncias pasar por ese fiscal, pues ya está controlado el fiscal por el subprocurador y por el procurador.

Para fiscalizar, el criterio sigue siendo indebidamente seguir la pista de los recursos públicos y no la relación de particulares con el Estado, que no me oigan porque nos echan otra marcha esta con los Mercedes Benz y el paseo de la Reforma, como el día de ayer, no la relación de los particulares con el Estado.

Todos los que reciben concesiones, contratos, permisos u autorizaciones, deben ser fiscalizados, y ese ha sido el problema y el escándalo último, tal como las instituciones públicas por la Auditoría Superior de la Federación en todos los casos y no sólo respecto a faltas específicas y no sólo respecto a este artículo que tanto han mencionado, no. Deben de estar sometidas a la Auditoría Superior de la Federación quienes tienen los contratos con el gobierno de la República y de los estados.

No existe un porcentaje obligatorio para licitar públicamente, por ejemplo un 90% de las compras gubernamentales.

La fiscalización durante el ejercicio fiscal o para ejercicios del pasado se da en escasísimos supuestos. Artículo 59, 60 y 61 del dictamen.

En la investigación de responsabilidades penales, la Auditoría Superior de la Federación es coadyuvante, pero no es parte. Artículo 67, fracción IV del dictamen.

La auditoría Superior dela Federación de manera antifederalista, avasallará con las competencias de las auditorías superiores de los estados, otro golpe al federalismo, y esos nuevos gobernadores que salieron de aquí, ellos mismos aprobaron estas limitaciones a sus mandatos.

Las fiscalías superiores de los estados desaparecen y fiscalizarán todas las participaciones federales que ejerzan los estados, la deuda de los estados y municipios que cuenten con la garantía del gobierno federal y el cumplimiento de la Ley de Disciplina Financiera de Estados y Municipios, además la Auditoría Superior de Fiscalización fiscalizará los recursos previos para el pago de servicios personales previstos en el Fondo de Aportaciones para la nómina educativa y el gasto operativo y, en general, las aportaciones de los fondos que establece el artículo 49 de la Ley de Coordinación Fiscal.

Y la Auditoría Superior de la Federación tiene competencias muy limitadas para fiscalizar a las empresas productivas del Estado, Pemex y CFE, las que cuentan con sistemas propios y ad hoc para fiscalizar su actuación. Esto aparece en las diversas leyes, la cuestión de la vigilancia de las dos empresas más grandes que están en estado de demolición acelerada.

¿Por qué aparecen así esas limitaciones? Porque Pemex  y la CFE, de acuerdo con la reforma energética están privatizadas. El estatuto que tienen estas dos empresas ya es de privatización, una  fórmula de la OCDE son empresas que son públicas, propiedad del Estado, pero terminan siendo privatizadas al grado de que los  funcionarios que nombran, pueden vender a Pemex, pueden hacer lo que se les dé la gana, entonces por eso no son fiscalizadas como parte del Estado mexicano, ya las están  haciendo a un lado en esa  nefasta reforma energética.

Todo lo anterior demuestra finalmente que la Auditoría Superior de la Federación carece de dientes y de los músculos para ser el órgano anticorrupción más importante del país. No lo es.

Yo recuerdo hace algunos años que la Auditoría Superior de la Federación empezó a actuar con una gran libertad en contra del Estado, estableciendo una serie de imitaciones, en época de Calderón.

¿Y qué pasó?

Entre Fox y Calderón se pasaron estableciendo controversias constitucionales contra la Auditoría Superior de la Federación para pararla.

Tuvo el Auditor entonces, muy valiente y abierto, que ir a hablar con el Presidente y decirle: bueno, ¿cómo puede el Presidente de la República estar anulando una institución fundamental? Eso en aquel entonces.

Ahora va a tener que ir el Auditor Superior a presentarle sus quejas a ese minúsculo Fiscal Anticorrupción que estará, como lo comentamos en el análisis de la parte respectiva, conminado a callar, a no decir nada, a guardar el más absoluto silencio, porque si no, lo corre la Procuradora o, si está ocupada, tal vez lo corre el Subprocurador porque tiene las facultades.

Con esto vamos a terminar este proceso largo y consideramos que estas ante críticas que hemos hecho, que vamos a publicar porque los medios de comunicación nunca se enteraron, vamos a ver cómo informamos a las redes, que tampoco estaban informadas de lo que aquí se discutió.

Del Sistema Nacional Anticorrupción que planteó Peña Nieto al iniciar su mandato en el pacto aquél que ustedes recuerdan, pues ya está terminando el período,

Y todavía si leemos las funciones, las recomendaciones y lo que tiene que hacer cada uno de estos nuevos órganos técnicos y de vigilancia, etcétera, no van a terminar ni siquiera de redactar sus posiciones cuando ya voló el pajarito, cuando ya se fueron, cuando ya está embarcado el gasto de locura destructivo para el Valle de México, del famoso aeropuerto y otras cosas más.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: A continuación informo a la Asamblea que se recibió el texto de la intervención del Senador Carlos Alberto Puente, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista, el cual se inserta en el Diario de los Debates.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Dolores Padierna Luna, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para fijar posicionamiento a nombre de su partido.

Tiene usted el uso de la palabra, Senadora Dolores Padierna.

La Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, Presidente.

La Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas tiene por objeto reglamentar toda la actividad de fiscalización y revisión que lleva a cabo la Auditoría Superior de la Federación.

En esta minuta la Auditoría Superior de la Federación es reforzada en su función de fiscalización y se constituye en una pieza central del nuevo Sistema Nacional Anticorrupción.

La Ley de Fiscalización Superior y Rendición de Cuentas forma parte de este nuevo Sistema Nacional Anticorrupción y, como tal, guarda estrecha relación con el resto de las leyes que constituyen el paquete legislativo. De no funcionar una, la otra no podría cumplirse a cabalidad.

Por ejemplo, si como resultado de la fiscalización que realice la Auditoría Superior de la Federación se detectan responsabilidades de algún funcionario público, tendrán que aplicarse las sanciones que determina la Ley General de Responsabilidades Administrativas a cargo del tribunal.

Indudablemente que la nueva Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas es un avance muy importante, ya que elimina la mayor parte de las limitaciones que tiene la Auditoría Superior de la Federación para hacer efectiva su labor, tal y como lo ha manifestado el propio Auditor Superior.

Entre los aspectos más importantes que se modifican en esta ley, es que se amplía y precisa cuáles son las entidades y los recursos sujetos de fiscalización por parte de la Auditoría. De manera destacada se incluye la facultad de fiscalizar todos los recursos públicos que se entreguen a los estados de la República, incluyendo las participaciones federales que hasta ahora se consideraban por los gobernadores como ingresos propios de las entidades federativas, y por lo tanto sólo fiscalizables por los entes fiscalizadores locales.

Ahora se introduce el mecanismo de fiscalización de las participaciones federales en forma directa, que incluyen la aplicación de fórmulas de distribución de las participaciones federales.

Asimismo se deberá fiscalizar la deuda pública de los estados y municipios que esté garantizada por el gobierno federal, en cumplimiento a lo que estipula la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios.

Desafortunadamente, la ampliación de la intervención de la Federación en las entidades federativas ha sido obligada por las enormes deficiencias que ha detectado la Auditoría Superior en el uso de los recursos asignados a los estados de la Federación.

Otro importante avance también es que se establece de manera directa que entre los entes fiscalizados se incluye a los fondos y los fideicomisos públicos o privados que reciban fondos públicos; es decir, que la Auditoría Superior de la Federación podrá fiscalizar las operaciones que involucren recursos públicos federales o participaciones federales a través de subsidios, transferencias, donativos, fideicomisos, fondos, mandatos, asociaciones público privadas o cualquier otra figura.

Otro aspecto que modifica de manera muy importante la función fiscalizadora de la Auditoría Superior de la Federación es la posibilidad de revisar la gestión financiera de las entidades fiscalizadas durante el ejercicio fiscal en curso u otros ejercicios fiscales a partir de denuncias fundadas que presente cualquier persona cuando se presuman manejos irregulares de recursos públicos.

Esta figura abre la posibilidad de que la sociedad civil participe activamente en la vigilancia de la correcta aplicación de los recursos; sin embargo, tiene la limitación de que las denuncias sólo se refieran al manejo financiero, es decir, al manejo contable de dichos recursos y no sobre la efectividad y eficacia en la que se usen estos recursos.

A parte de que indudablemente hay muchos casos de malos manejos del gasto público, un problema fundamental que subsiste es la efectividad en su aplicación en términos de beneficios concretos a la sociedad. No sólo hay que avanzar en garantizar que no se desvíen los recursos públicos o se haga un mal manejo de ellos, sino que su aplicación sea en beneficio concreto de la población.

Se limita la prescripción de acciones para fincar responsabilidades por faltas administrativas graves a siete años con la posibilidad de interrupción en los términos que establece la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

En cuanto a la integración y organización de la Auditoría Superior de la Federación, es conveniente señalar que se le otorgan amplias facultades para llevar a cabo sus actividades; asimismo, se establece un procedimiento adecuado para la designación de su titular donde la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Cámara de Diputados podrá consultar a las organizaciones de la sociedad civil y a las academias para poder postular candidatos o candidatas idóneas a este cargo.

Pero  hay que tener presente que la ampliación de sus atribuciones requerirá de una estructura organizacional robusta de la que actualmente no se dispone. Sólo baste señalar que la cobertura de la revisión de la Cuenta Pública 2014 fue de 19% del universo fiscalizable. Con la ampliación de dicho universo la capacidad actual de la Auditoría Superior de la Federación se verá aún más limitada.

Por ello, sería conveniente que en la ley se establezca que se le dotará de recursos necesarios para que pueda llevar a cabo sus funciones. Se establece un esquema de contraloría social mediante el cual la sociedad civil pude presentar peticiones, propuestas, solicitudes y denuncias fundadas; asimismo, estas propuestas podrán ser presentadas por conducto del Comité de Participación Ciudadana que se integró en la Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción.

Para darle congruencia y orden al Sistema Nacional Anticorrupción, así como para fortalecer al Comité de Participación Ciudadana, se considera conveniente que todas las propuestas de la sociedad civil se canalicen a través del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción y así pueda operar como una especie de ventanilla única ciudadana.

En conclusión, podemos afirmar que ésta es una buena ley que recoge los planteamientos de diversos grupos parlamentarios, en particular los que hizo el grupo parlamentario del PRD, otro no, y los vamos a presentar en la siguiente intervención. Pero también recoge los planteamientos de la Auditoría Superior de la Federación, por lo que se considera que debe de votarse a favor y aprobarse.

Lo más importante es que a partir de su promulgación se lleve a cabo un seguimiento puntual de su aplicación y su aplicabilidad y construir los mecanismos operativos para la vinculación efectiva con las otras leyes del Sistema Nacional de Combate a la Corrupción.

Por lo antes expuesto, el grupo parlamentario del PRD, votará a favor de este dictamen.

Y en otras participaciones haremos algunos señalamientos en lo particular.

Gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DE LA SENADORA
ROSA ADRIANA DÍAZ LIZAMA

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Tiene ahora el uso de la palabra la Senadora Laura Angélica Rojas Hernández, del Partido Acción Nacional, para posicionamiento, hasta por diez minutos.

La Senadora Laura Angélica Rojas Hernández: Muchas gracias, Presidenta.

Compañeros, compañeras, Senadoras: El grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, votará a favor de ese dictamen a la minuta sobre las leyes de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, de Coordinación Fiscal y la Ley General de Contabilidad Gubernamental, porque en general cumplen con el objetivo que nos planteamos en la reforma constitucional con la creación del Sistema Nacional Anticorrupción, y porque es la consecuencia de una de las luchas del PAN, que es: el fortalecimiento de la Auditoria Superior de la Federación y así ayudar a transitar a una democracia que rinda cuentas en mayor medida.

Vale la pena traer a cuenta algunos datos para dar luz sobre los retos de la Auditoria Superior de la Federación, que está reforma busca remontar.

Después de cinco años de fiscalización. Esto está tomado de un libro que en su momento, de un reporte que en su momento publicó la ex Diputada Betsy Yáñez, siguen en proceso 3 mil 232 pliegos de observaciones de los 7 mil 263. Es decir, el 44.4% de los emitidos durante esos años, no habían sido resueltos.

Según el último Informe General de la Cuenta Pública, de estos pliegos en proceso se desconoce el tipo de sanciones que están involucradas.

¿Cuántos funcionarios? En pocas palabras, no podemos tener un conocimiento suficiente, respecto de los pliegos en proceso.

Es importante señalar que las cantidades descritas como montos justificados, no son en realidad recursos devueltos a la Tesorería de la Federación; por lo que no deberían estar considerados como recuperaciones.

Consecuentemente, los informes de las recuperaciones de la Auditoria Superior de la Federación, quedan en entre dicho, pues si estas cantidades en realidad son justificables, la determinación de las acciones como resultado de las auditorias en particular y la de fiscalización en general quedan relativizadas y reducidas a un mal trámite.

Asimismo, es lamentable que la única acción correctiva de la Auditoria Superior de la Federación, hasta ese momento, tenga tan poca eficacia en la práctica, ya que de 565 denuncias presentadas de 2003 al 2013, 532 de encontraban en trámites, según el Informe General de la Cuenta Pública 2014.

Es decir, el 94.1% de las denuncias presentadas en este lapso, no había prosperado y seguía estancada.

Únicamente  el 3.5% de todas las denuncias, habían sido consignadas.

Esto demuestra la ineficiencia de las denuncias de hechos que presenta hasta hoy día la Auditoria Superior de la Federación.

Esta misma declaraba terminados el 100% de los expedientes presentados en ejercicios fiscales, a pesar de que según las autoridades competentes, un 60% de los expedientes se encontraban inacabados.

Es decir, sólo el 39% de los expedientes habían recibido resolución por parte de las autoridades competentes.

Esto podría interpretarse como un indicador fehaciente, no sólo del tipo de faltas que están cometiendo las instituciones fiscalizadas, sino también un mapa de faltar administrativas y actos de corrupción que se llevan a cabo en un universo representativo de dependencias, entidades y municipios.

Entonces, tanto la reforma constitucional como estas reformas a estos instrumentos, buscaban en general fortalecer o buscan en general fortalecer la Auditoria Superior de la Federación y poder cambiar lo que muchos de nosotros sabemos que los informes de la Auditoria Superior de la Federación, sirven en el mejor de los casos para llenar las primeras planas de los periódicos, pero no tienen todavía un impacto real o tan eficiente como quisiéramos en el combate a la corrupción.

Con esta Ley de Fiscalización y Rendición  de Cuentas, se reglamente, como lo dije, lo dispuesto a la reforma constitucional en el marco de las funciones nuevas y atribuciones de la Auditoria a raíz del Sistema Nacional Anticorrupción y con lo cual las actividades de revisión y fiscalización por parte de la Auditoria se fortalecen en materia de las participaciones federales, la deuda pública estatal, la ejecución de auditorías al año en curso y años anteriores, así como el fortalecimiento a las acciones de investigación.

En este sentido, se mejoraron las facultades de la Auditoria para auditar a todo aquél ente público y privado que tenga relación con el quehacer público, incluso aquellas personas físicas y morales que puedan llegar a representar un riesgo en el mediano y largo plazo a las finanzas públicas.

Esto es auditar a entes que antes no se podían revisar.

El hecho de fiscalizar las participaciones federales que representan alrededor de un tercio de los recursos fiscalizables, y más del 90% de los recursos que ejercen los estados, sin duda, asegura una mayor transparencia y reduce la opacidad de los recursos  públicos.

También se podrá verificar el impacto social y económico de los programas federales que estos tienen en la sociedad o en los beneficiarios, y con ello reconocer si dichos programas cumplen con el propósito para el cual fueron creados.

Esta situación permitirá a la Auditoría Superior de la Federación evaluar el cumplimiento de los objetivos de las diferentes políticas públicas instrumentadas por el gobierno federal, y presentar los resultados a la sociedad.

Otro logro más que resulta de la aprobación de este dictamen, es la participación de la ciudadanía, misma que a través de sus denuncias sobre hechos presumiblemente ilícitos durante el ejercicio fiscal en curso o respecto de ejercicios anteriores, la Auditoría procederá a su admisión y al inicio de las diligencias necesarias para su debida investigación.

Con la creación del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción se busca que la labor de fiscalización de la Auditoría sea más asertiva en la selección de los entes, programas, conceptos y partidas presupuestarias, y por tanto eleve la calidad de revisión y fiscalización.

Otro concepto que preocupa a la sociedad es el aumento del endeudamiento público que han registrado en los últimos años las entidades federativas y los municipios.

Por tanto el que la auditoría fiscalice, el que se cumpla con lo dispuesto con  la Ley de Disciplina Financiera de las entidades federativas y los municipios, así como verificar que esos recursos se destinen a los fines autorizados, sin duda es un gran avance.

Recordemos que actualmente la Auditoría Superior de la Federación podía iniciar el ejercicio de fiscalización a partir de que entregara la Cuenta Pública, con la presente ley a partir del primero de enero de 2017 podrá iniciar el proceso de fiscalización del ejercicio fiscal del presente año.

Se desarrollan los mecanismos para que la Auditoría lleve a cabo la investigación respecto de aquellas denuncias que se presenten para la fiscalización en tiempo real o de ejercicio anteriores, lo cual podrá realizar a partir de que se publique esta ley.

Se desarrolla también con puntualidad la fiscalización de las participaciones federales y se establece la atribución de la Auditoría para emitir lineamientos que deberán observar las entidades locales de fiscalización en la revisión de las participaciones federales.

Ello sin demeritar que la Auditoría podrá realizarlo directamente también.

Fiscalizará la deuda estatal garantizada por la Federación, así como la que se garantiza con las participaciones federales que se entregan a los estados y a la Ciudad de México.

Cuando detecte irregularidades en el desahogo de esas auditorías podrá promover responsabilidades ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa, y en su caso, también denuncias a la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción.

Una vez que se termina de auditar un programa, los hallazgos pueden reportarse en los informes individuales, es decir, ahora no se tendrá que esperar al informe general.

Se fiscalizarán directamente por la Auditoría los recursos federales que se destinan y ejerzan por cualquier entidad, persona física o moral; pública o privada, así como los transferidos a fideicomisos, fondos y mandatos públicos y privados o cualquier otra figura jurídica.

También la Auditoría será parte en el juicio para acompañar al fiscal anticorrupción, y dar así puntual seguimiento al puerto de las denuncias que presente.

Si el Ministerio Público dice, que no hay delito que perseguir, la Auditoría podrá recurrir la determinación del no ejercicio de la acción penal o de las resoluciones que emita el tribunal.

También podrá trabajar de manera conjunta tanto con el Tribunal Federal de Justicia Administrativa como con la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, y de esa manera de manera conjunta se podrá combatir y sancionar las prácticas de corrupción.

Finalmente, uno de los problemas que había, era que las faltas administrativas graves prescriben, antes prescribían antes de que se sanciona a los culpables.

Ahora se estableció  la prescripción a siete años.

Por todo lo anterior, es que el grupo parlamentario del PAN votará a favor de este dictamen e invitamos  a todos los grupos parlamentarios a hacer lo mismo.

Quiero también destacar y hacer una invitación respetuosa pero muy puntual a los compañeros y compañeras del grupo parlamentario del PT-Morena, porque resulta, y ellos lo deben de saber muy bien, que estos dictámenes a los cuales nos estamos allanando, la verdad es que les votamos a favor en lo general en las comisiones, parte de, son producto de una comisión, la Comisión de Anticorrupción y Transparencia de la Cámara de Diputados  que preside un diputado de Morena con quien hemos estado trabajando los Senadores tanto en la reforma de transparencia  como en ésta.

Ellos propusieron estos documentos que estamos por votar ahora, los estamos avalando, los reconocemos, Morena los votó a favor también en el Pleno, y nos parece que ese es el tipo de  legisladores de Morena que México necesita; unos legisladores que construyen, unos legisladores que trabajan de la mano con los demás compañeros, y unos legisladores que no solamente descalifican todo lo que se vota en las Cámaras, sino que trabajan de manera conjunta.

Muchas gracias por su atención.

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senadora.

Tiene ahora el uso de la palabra la Senadora María del Rocío Pineda Gochi, del Partido Revolucionario Institucional, hasta por diez minutos.

La Senadora María del Rocío Pineda Gochi: Muchas gracias. Con su permiso, Presidenta.

Compañeras y compañeros Senadores: Durante los últimos días los legisladores mexicanos en el Congreso de la Unión hemos dado un gran paso en la historia de nuestro país al aprobar el paquete de leyes para dar formal creación y funcionalidad al Sistema Nacional Anticorrupción que marcará un hito en la vida de nuestro país, y que marcará una nueva forma de ejercer la administración pública federal.

A lo largo de este proceso legislativo hemos escuchado un sinnúmero de argumentos y disertaciones que coinciden en la mayoría de los casos sobre la gravedad del problema de la corrupción en nuestro país y su impacto negativo y regresivo tanto en la sociedad mexicana como en un sistema económico y político.

Debemos decir que este nuevo paradigma de la función pública que se conforma por normas de transparencia, de rendición de cuentas, de contabilidad gubernamental, de acceso a la información pública, de sanciones, han sido el resultado de un esfuerzo conjunto entre las principales fuerzas políticas y la decisión de un Presidente de la República de promover y de afrontar este problema y ese flagelo mediante el diálogo y la concertación política entre los Poderes de la Unión.

La opinión pública, los críticos, los analistas, los detractores y algunos oportunistas, han tratado de documentar y de fomentar una opinión errónea en nuestra sociedad, y de demeritar un esfuerzo sin precedente.

Y aunque están en su derecho de tener suspicacia y emitir libremente su opinión, hoy están todos ellos invitados y convocados a ser partícipes de este punto de partida.

Hoy como nunca, tanto ellos como todos los mexicanos, cuentan con derechos constitucionales ilegales que les garantiza el acceso a la información gubernamental y los empodera para ser verdaderos sujetos activos.

Que quede muy claro y que en este conjunto de leyes en materia anticorrupción dotan a la ciudadanía de una serie de herramientas legales que les permitirán ser observadores y garantes de las irrestrictas aplicaciones de estas leyes, y en el uso adecuado de los recursos públicos, y en el propio desarrollo de la Función Pública.

No quiero echar las campanas al vuelo ni vanagloriar que con esta batería de leyes estaremos con este multifactorial fenómeno.

Quiero hacer un llamado a la sociedad mexicana, a los funcionarios públicos, a la clase política, a los empresarios, a los académicos, a la sociedad civil organizada de trabajar desde nuestros ámbitos de competencia para que de manera conjunta fomentemos la cultura de la legalidad y aprovechemos las bondades de estas nuevas leyes y de este Sistema Nacional Anticorrupción.

No nos centremos en particularidades de la ley, que si bien pueden ser debatibles y perfectibles, estas sietes leyes anticorrupción están dentro de la constitucionalidad y cumplen con estándares internacionales.

Compañeros legisladores: Centrémonos en hacer efectivos estos nuevos derechos y obligaciones, y desde el Senado de la República seamos garantes y promotores de consolidar gobiernos abiertas y transparentes, donde la rendición de cuentas y la cultura de la legalidad, más allá de ser una obligación legal, sea la nueva base ética de la función y el quehacer público.

En el Partido Revolucionario Institucional tenemos esta firme convicción, y hoy de cara a la nación, como lo hemos dicho y respaldado con la aprobación de las demás leyes, votaremos a favor de este dictamen por el que se expide la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación.

Se reforma el artículo 49 de la Ley de Coordinación Fiscal y el artículo 70 de la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

Sin duda el fortalecimiento de los procesos fiscalizadores y de una participación más activa de la Auditoría Superior de la Federación en la elaboración de la Cuenta Pública y en la fiscalización de las operaciones en donde se involucren recursos públicos, contribuyen a este rediseño institucional de combate a la corrupción y de una manera articulada y coordinada, trabajar con los demás órdenes de gobierno.

La  Auditoría podrá  promover, investigar y sustanciar, ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa, la imposición de sanciones por la comisión de faltas graves.

También podrá coadyuvar a la Fiscalía Especializada en materia de combate a la corrupción y presentar denuncias de juicios políticos a la Cámara de Diputados, entre otras facultades y atribuciones que ya han sido, en su oportunidad descritas por mis compañeros que me anteceden.

En mérito de lo anterior, en mi grupo parlamentario votaremos nuevamente a favor de la legalidad, votaremos a favor de la transparencia, de la rendición de cuentas y nuevamente votaremos a favor de México.

Es cuanto Presidente.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senadora.

Con fundamento en lo dispuesto por el artículo 199, numeral 1, fracción III del Reglamento, informo a la Asamblea que para la discusión en lo general de este dictamen, se han inscrito los siguientes oradores:

Senadora Layda Sansores San Román, en contra.

Senadora Martha Tagle Martínez, a favor.

Senador Jesús Pliego Clava, a favor.
Senadora Marcela  Torres Peimbert, a favor.

Senador Mario Delgado Carrillo, a favor. Senador Daniel Ávila Ruiz, a favor.

Senador Fernando Mayans Canabal, a favor.

Y Senador Sofío Ramírez Hernández, a favor.

Tiene la palabra la Senadora Layda Sansores San Román, hasta por cinco minutos, para hablar en contra del dictamen.

La Senadora Layda Sansores San Román: Presidenta. 

Compañeras, compañeros: Desde mi participación en tribuna argumenté que esta Ley 3de3 parecía blindar a los empresarios, y que eso  me preocupaba.

Los empresarios manifestaron su disgusto al ser contemplados también dentro de la Ley  3de3 y eso me pareció paradójico, porque siendo que fueron ellos quienes la impulsaron porqué les causaba tanto escozor. “Es una amenaza”, “vendetta política”, y salieron a la calle a manifestarse en un plantón. 

Me da gusto, me da gusto que salgan a la calle de vez en cuando, a ver si así empatizan más con los hombres que protestan, los padres de Ayotzinapa, los maestros, los indignados  que también piden justicia. 

A ellos les preocupa estar en esta Ley 3de3, pero no reconocen que también la corrupción proviene de esta mancuerna, soborno o extorsión.

Sin embargo entiendo que también hay propuestas que dejan vacíos, que dan lugar a malas interpretaciones, absurdos, eso se tendrá que corregir. Pero hubiese sido saludable, que ellos por delante, así como mandaron la Ley 3de3, presentaron una propuesta que contribuyera al combate de la corrupción para que quienes reciben concesiones, contratos, permisos, autorizaciones, también fu eran fiscalizados, como se fiscaliza a las instituciones públicas por parte de la Auditoría Superior de la Federación, esto desgraciadamente ni lo propusieron los empresarios, y tampoco se incluyó en este dictamen respecto a la Ley de Fiscalización que estamos discutiendo.

Y más pirotecnia, la Auditoría Superior sigue sin autonomía y  otro gancho al hígado, la Auditoría Superior avasallará todas las competencias de las Auditorías Superiores de los estados y fiscalizará las participaciones federales que ejercen los mismos. Éste es un retroceso democrático, al paso que vamos, pues mejor ya que desaparezcan los congresos locales.

Yo espero que los empresarios que encabezó aquí el señor De Hoyos, de la Coparmex, distinguido alumno de don Carlos Abascal, tomen calma, abandonen los linchamientos y se sienten también a dialogar.

Y, aquí ya nada más, no vale la pena volver a insistir. El Senador Bartlett ha sido más que puntual en analizar este dictamen.

Quiero terminar nada más diciendo: pues, que veo aquí varias caritas, unas están ausentes, pero las tengo muy presentes, muchas caritas que no presentarán su declaración 3de3, y no las presentarán porque son impresentables, pero ellos vivieron otra realidad.

Pero sí tengo la esperanza de que los hijos de sus hijos tengan otra visión del quehacer político.

Y lo que sí debe ser un acto de congruencia, insisto, que cuando menos los que la promovieron, que ya todos están esfumados, hagan pública su declaración. Hasta la fecha, sólo diez integrantes del PAN, dos candidatos del PRD y un compañero del PRD la han presentado. Hay más priístas que perredistas. De no hacerlo, corren el riesgo de ser juzgados como incongruentes e hipócritas.

El ejemplo es más poderoso que la ley, y no se necesitan leyes para ser honestos. Yo insisto, presenté mi declaración desde que no existía, cuando existía iniciativa, siquiera de la Ley 3de3, y la he hecho pública, sin que se hubiese iniciado esta campaña de firmas y de darle tan publicidad. Quien tiene voluntad, puede dar ejemplo a la ciudadanía.

Termino aquí diciendo: que este Sistema Nacional Anticorrupción, costosísimo, lo construyó, lo inventó Peña, bueno, porque le dictan de allá arriba, que algo tiene que hacer, la cosa está muy dura, pero sólo para justificarse.

Él, muy modosito le dijo a los empresarios: “No soy omiso ante la corrupción”.

¡No, no es omiso, es comiso, es corrupto, ese es el problema de Peña Nieto, que no se toca en ese gran Sistema Anticorrupción!

Nunca podrá sepultar la Casa Blanca, y ni toda el agua de los bares le va a alcanzar para lavarse la cara.

Todo este Sistema Nacional Anticorrupción es un juego de artificio, inútil. Y créanme, más pronto que temprano, va a ir a dar a la fosa de los desaparecidos. Nació muerto.

Y creo que para terminar todo este debate, en su honor entonemos un réquiem. Gracias.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senadora.

Tiene ahora el uso de la palabra la Senadora Martha Tagle Martínez, para hablar a favor del dictamen.

La Senadora Martha Angélica Tagle Martínez: Compañeras y compañeros Senadores.

Nos encontramos al final de un ciclo. Estamos ya aprobado el último dictamen de este paquete que componen las Leyes del Sistema Nacional Anticorrupción.

Faltan todavía varios ordenamientos que deberán ser armonizados y, sobre todo, dar seguimiento a su armonización en los estados.

Hoy nos encontramos con el dictamen de la Auditoría Superior de la Federación, esa que ha estado exigiendo contar con dientes para poder operar realmente como Auditoría.

Esta ley que hacía falta para que realmente se investigue y se proceda, y me parece que han quedado condiciones aceptables para que esta ley pueda votarse a favor.

Prevé la revisión y fiscalización de la aplicación de las fórmulas de distribución, administración y ejercicio de las participaciones federales y del destino y ejercicio de los recursos provenientes de financiamientos contratados por los estados y municipios que cuenten con una garantía de la Federación. Y este tema es muy importante, porque justamente por ahí hay mucha deuda pública contraída de manera irregular que es importante fiscalizar.

Establece que la Auditoría Superior de la Federación podrá fiscalizar las operaciones que involucren recursos públicos federales o participaciones federales a través de contrataciones, subsidios, transferencias, donativos, fideicomisos, fondos a través de contrataciones, mandatos, asociaciones público privadas o cualquier otra figura y el otorgamiento de garantías sobre empréstitos en estados y municipios, entre otras operaciones. Y aquí no puedo dejar de recordar particularmente el caso de Puebla, donde una de las demandas de las organizaciones era que se hiciera pública esta información.

También señala que la fiscalización de la Cuenta Pública comprende, lo mismo la fiscalización de la gestión financiera; y por otra parte, la práctica de auditorías sobre el desempeño para verificar el cumplimiento de los objetivos de los programas federales.

Y este tema me parece muy importante, porque no solamente necesitamos saber cómo se fiscaliza el destino, el origen y destino de los recursos, sino, si estos recursos están siendo bien empleados y para eso se podrá hacer la fiscalización del desempeño.

Por otra parte, los servidores públicos, así como cualquier entidad, persona física, moral, pública o privada, fideicomiso, mandato, o fondo, o cualquier otra figura jurídica que reciba o ejerza recursos públicos federales o participaciones federales deberán proporcionar la información y documentación que solicite la Auditoría Superior para efectos de sus auditorías de sus investigaciones.

Sin duda faltan temas por incluir, particularmente en la gestión por el desempeño hace falta verificar la parte que corresponde a que se puedan auditar obras públicas realizadas con el objeto de verificar su pertenencia y utilidad social respecto a la comparación del análisis costo beneficio de esas obras antes y después de haberlas realizado.

Es necesario evitar esas fastuosas obras públicas que muchas veces los gobernadores hacen pensando en el siguiente cargo.

Y bueno, en este cierre del ciclo es importante hacer una valoración de lo que significan las leyes del Sistema Nacional Anticorrupción.

Quizás sea muy idealista, pero comparto con los ciudadanos la necesidad de contar con una esperanza  de que finalmente se combata la corrupción.

Sin duda, las leyes que hemos aprobado  son total y absolutamente perfectibles, en el camino se encontrarán y se seguirán encontrando con muchas resistencias por parte de quienes son funcionarios públicos y se han servido de los recursos para hacer fortunas millonarias.

Sí, pero lo que ha logrado despertar este sistema es la capacidad de la ciudadanía para no detenerse, para ir adelante, para seguir exigiendo, para movilizarse y exigir poner un alto total a la corrupción.

Falta mucho por hacer, sin duda, pero me parece que este es un primer paso y, sobre todo, es un recordatorio para todos los que estamos como funcionarios públicos de que la ciudadanía tiene el derecho y la obligación de exigirnos cuentas y, por eso, hoy estamos avanzando  con este sistema anticorrupción.

Y en esta evaluación final, quisiera, además, decir que en el camino abandonamos uno de los mejores ingredientes que se había puesto en esta discusión en el parlamento abierto.

Se abandonó esta posibilidad en el camino, volvimos a la vieja práctica de negociar en lo obscurito y no abrir a la ciudadanía la discusión plena de todos los dictámenes que llegaron a esta tribuna.

Al final, no sabemos exactamente quién puso o quitó determinada coma o traba a la ley, porque nuevamente se discutió fuera de los ojos de la ciudadanía y es importante recuperar el parlamento abierto, porque es también nuestra responsabilidad.

Es cuanto.

Muchas gracias.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senadora Martha Tagle.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Jesús Priego Calva, para hablar a favor  del dictamen.

El Senador Jesús Priego Calva: Con su venia, Senadora Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores: La rendición de cuentas sobre la gestión pública y sus resultados representan la columna vertebral para el buen funcionamiento de todo estado democrático.

Son aspectos medulares que dan seguridad y confianza a los ciudadanos sobre sus instituciones.

En los últimos años, la fiscalización y la rendición de cuentas de los recursos públicos se han transformado.

Sin embargo, la evidencia da cuenta que aún persisten importantes retos por atender.

Hace poco o más de un año, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

En materia de combate  a la corrupción. Esta forma mandató al Congreso de la Unión a expedir, entre otras leyes, las que regulan la organización y facultades de la Auditoría Superior de la Federación y aquellas que normen la  gestión, control y evaluación de los Poderes de la Unión y de los entes públicos de la Federación.

En este contexto, se enmarca la nueva Ley de Fiscalización y rendición de cuentas, la cual fortalece las facultades de la Auditoría Superior y le otorga más instrumentos para verificar que no haya irregularidades en el ejercicio de los recursos públicos.

La Auditoría no sólo emitirá recomendaciones u observaciones, también realizará la promoción de acciones de responsabilidad administrativa, denuncias ante la Fiscalía Especializada y denuncias ante  el juicio político.

De ese modo, se cubren las  tres materias principales de responsabilidades en cuanto a hechos de corrupción, administrativas, penales y políticas.

Establece mecanismos de fiscalización que homologan todas las normas a nivel nacional, para que las autoridades estatales se encuentren articuladas y cuenten con un referente  para participar en fiscalización de los recursos públicos.

Se incluyen mecanismos por medio de los cuales la Auditoría Superior de la Federación incorporará a las denuncias de la sociedad civil a su programa anual de auditorías.

Con la reforma a la Ley de Coordinación Fiscal y la Ley General de Contabilidad Gubernamental, se fortalece la coordinación de las entidades fiscalizadas locales con la Auditoría Superior de la Federación.

Compañeras y compañeros Senadores: Con la aprobación de las leyes secundarias que permitirán operar el Sistema Nacional Anticorrupción, damos un paso trascendental para combatir la corrupción que impera en el país.

En el grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional seguiremos fortaleciendo un marco jurídico moderno y acorde a las necesidades de los mexicanos.

Les invitamos a votar a favor del presente dictamen porque estamos convencidos que establecerá las bases para fortalecer a las instituciones del Estado mexicano, lo que coadyuvará a garantizar el ejercicio eficaz y eficiente de los recursos públicos.

Compañeras y compañeros Senadores: Ayer vimos una manifestación que yo digo ridícula, que son los señores que no cumplen muchas de las cosas a que están obligados con los trabajadores, pero eso sí, van a protestar en una forma grotesca.

Aquí como dice un dicho, todos parejos y todos tenemos que cumplir con las responsabilidades que nos mandata esta ley. De lo contrario, no nada más es aventar la piedra y esconder la mano.

Es cuanto, Senadora Presidenta.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senador.

Tiene ahora el uso de la palabra la Senadora Marcela Torres Peimbert, para hablar a favor del dictamen.

No se encuentra la Senadora.

Tiene ahora la palabra el Senador Mario Delgado Carrillo.

Tampoco se encuentra.

Tiene ahora la palabra el Senador Daniel Ávila Ruiz para hablar a favor del dictamen.

El Senador Daniel Ávila Ruiz: Con su permiso, Senadora Presidenta Rosa Adriana Díaz Lizama, Senadora paisana del estado más bello, Yucatán.

Muy buenas tardes.

Vengo a expresar mi posicionamiento a favor de este dictamen que incluye la expedición de la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación.

Se trata de una propuesta que viene a fortalecer el sistema de fiscalización y que de manera muy particular le otorga mayores atribuciones a la Auditoría Superior de la Federación para hacer su trabajo, vigilar el uso correcto del gasto público, de los recursos que son de todos los mexicanos.

Subo a esta tribuna para destacar tres de las aportaciones que darán a la Auditoría mayores herramientas para la fiscalización de los gobiernos federal, estatal y municipal.

La primera de ellas es la facultad para auditar el ejercicio actual en tiempo real, además de los ejercicios de los años anteriores, una innovación que sin duda alguna garantiza una mayor transparencia del gasto público que esperamos se traduzca en un mejor uso de los recursos públicos por parte de las autoridades que manejan recursos públicos.

Por ponerles un ejemplo, al día de hoy la Auditoría Superior de la Federación en este mes de junio de 2016, va a auditar el año 2015 y va a presentar los resultados el próximo año, en febrero de 2017.

Con esta reforma específicamente la Auditoría Superior de la Federación va a poder auditar el mismo año 2016 y así sucesivamente. No tendrá que esperar dos años atrasados para estar auditando y presentar los resultados dos años atrás.

Dos.  Facultad para fiscalizar en coordinación con las entidades locales de fiscalización o de manera directa las participaciones estatales.

Con esta nueva atribución, la Auditoría contará con mayor apoyo para ampliar su campo de fiscalización, ya que se podrá apoyar de las autoridades fiscalizadoras locales cuando lo considere necesario. Y acá también les voy a poner otro ejemplo muy importante.

Desgraciadamente, los gobernadores de todos los colores, de todos los partidos políticos, desgraciadamente, vía sus congresos estatales, nombrar a sus auditores locales, que son los que auditan las participaciones federales y estatales, lógicamente son auditores a modo del gobernador en turno, lógicamente no les hacen nada.

Con esta reforma, con este punto en especial, la Auditoría Superior de la Federación, que depende del Congreso de la Unión, va a poder auditar las participaciones estatales, ya no solamente el auditor local, puesto muchas veces por el Congreso estatal que está a modo del gobernador, sino que ya el Auditor Superior de la Federación va a poder entrar a auditar y sancionar.

La tercera atribución que debe destacarse, y que ya se ha comentado aquí, es la facultad de fiscalizar directamente los recursos federales que se destinan y ejercen por cualquier entidad, persona física o moral, pública o privada, así como los transferidos a fideicomisos, fondos y mandatos públicos y privados o cualquier otra figura jurídica.

Son tres de las innovaciones que se incorporan al Sistema Jurídico de Fiscalización y que le dan a la Auditoría Superior de la Federación herramientas y atribuciones vastas para realizar con mayor eficacia su tarea de fiscalización del gasto público, todo con la única finalidad de garantizar el ejercicio correcto de los recursos públicos que son de todos los mexicanos.

Yo quiero hacer un antecedente, que como Diputado federal hace dos legislaturas atrás, conjuntamente con varios Senadores y Senadoras que fuimos Diputados hace dos legislaturas atrás, que inclusive como el Senador Pablo Escudero, la Senadora Marcela Guerra, formamos parte de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación en la Cámara de Diputados, impulsamos el fortalecimiento de la Auditoría para que pudiera fiscalizar el gasto público de los ejercicios presentes y anteriores, así como los mecanismos para ampliar sus capacidades de vigilancia.

Y ahora como Senadores de la República, y en lo particular como Senador por el estado de Yucatán, me da mucho gusto formar parte de esta legislatura que está culminando este gran proyecto de Ley de Fiscalización.

Con esto, amigos y amigas, para concluir, tanto el Presidente de la República, como los secretarios de Estado, como los gobernadores del país, de todos los colores, de todos los sabores y de todos los partidos políticos y, más aún, todos los presidentes municipales de este país van a poder ser auditados sus participaciones federales que le llegan, que deben de ser para servir a los mexicanos, y ahí no solamente serán los auditores locales estatales quienes podrán auditar las participaciones en tiempo real.

Ahora será competencia de la Auditoría Superior de la Federación el poner en cintura a los tres órdenes de gobierno y, por supuesto, a los tres poderes de la Unión.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senador Daniel Ávila Ruiz.

Ahora tiene el uso de la palabra el Senador Mario Delgado Carrillo, para hablar a favor del dictamen.

El Senador Mario Martín Delgado Carrillo: Muchas gracias.

Con su venia, señora Presidenta.

Compañeros; compañeras: Haciendo un balance de este dictamen, como parte del Sistema Nacional Anticorrupción, sin duda que hay que destacar lo que hoy estamos aprobando, porque en definitiva sí le da más facultades a la Auditoría Superior de la Federación para fiscalizar el Gasto Público.

El Gasto Público es el principal instrumento de política económica que tiene el gobierno.

¿Qué ha pasado con el Gasto Público en nuestro país?

El Gasto Público ha aumentado de 2000 al 2012, 56% en términos reales, es decir, muy por encima del crecimiento real de la economía. Y en 2013 al 2015, 13% en términos reales.

En conclusión: al único que le va bien en este país es al gobierno.

Hay un esfuerzo de los sectores productivos de las familias para pasar más recursos al gobierno, a través de los impuestos.

Y el mayor Gasto Público, no ha mejorado ni la salud, ni la seguridad y tampoco en esta administración ha funcionado para estimular el crecimiento económico.

La pregunta es, ¿Por qué el gasto del gobierno a pesar de que aumenta no tiene una incidencia en la calidad de los servicios públicos y en la economía en su conjunto?

Hay dos explicaciones: la ineficacia del gasto y la corrupción.

El porcentaje de recursos públicos que se van por el caño de la corrupción.

Además de la ineficacia del gasto, porque muchas veces se destina a financiar privilegios excesivos en el aparato gubernamental.

El mejor ejemplo del mal uso del Gasto Público, creo que lo está en nuestra administración.

Cómo ha crecido el Gasto Corriente y tenemos el peor registro medido como porcentaje del PIB en la inversión pública. El peor registro desde 1930, es decir, México no había invertido, el gobierno mexicano no había invertido en infraestructura, un monto tan bajo desde 1930.

Hay otra también causa de la ineficacia del gasto, que no corrige está reforma, que no corrige el Sistema Nacional Anticorrupción, que viene desde el artículo 79 constitucional, que no se auditan las metas.

Toda nuestra Auditoria tiene el objetivo de evaluar una gestión; evalúa objetivos, pero no resultados y no metas, y mucho menos el impacto real que tiene el Gasto Público para lo que fue destinado. No se mide el  impacto en la economía real en la salud, en la educación, en la seguridad.

Nos quedamos midiendo objetivos no metas, no medimos resultados, y eso necesitaba modificarse el artículo 79 constitucional y darle la Auditoria Superior de la Federación esa tarea. Ahí  nos quedamos cortos en esta reforma.

Una buena noticia de esta reforma es que la Auditoria va a poder entrar, como ya se ha dicho aquí ya varias veces, auditar el Gasto Federalizado y las participaciones federales.

De manera muy clara lo ha dicho la Auditoria Superior: siete de cada diez observaciones de la Auditoria tienen que ver con el Gasto Federalizado.

Sabemos que las auditorias locales pues eran una gran simulación en lo que tiene que ver en gasto en participaciones.

Estos rubros forman un porcentaje muy importante del gasto que se transfiere a las entidades federativas.

Las aportaciones son el 37%, las participaciones el 36%. Estos son los nuevos rubros que ahora la Auditoria podrá entrar.

Me parece que esa sí es una buena noticia.

Otro punto relevante también. La Auditoría sobre la deuda de los estados.

Aunque se le den más instrumentos a esta Auditoria para revisar el endeudamiento de los estados, creo que sería iluso pensar que con ello vamos a detener la corrupción en este rubro.

Porque la reforma constitucional tuvo un punto de vista muy equivocado, ahí perdimos la gran oportunidad de haber transparentado el tema de la deuda, de haber cambiado la lógica del endeudamiento de las entidades federativas, para que no se aprobaran montos, para que se aprobaran proyectos y para que se pudiera revisar el análisis costo-beneficio de todas y cada una de las inversiones.

El mal uso de la deuda pública de las entidades federativas, no lo va a poder detener las disposiciones que estamos aprobando aquí el día de hoy.

Y tampoco va a detener el endeudamiento, porque sabemos que el crecimiento de la deuda de los estados tiene que ver con una insolvencia que tienen la gran mayoría de los municipios, la gran mayoría de los estados donde gastan mucho más de los  ingresos que tienen.

La posibilidad de que las auditorías, fiscalías y fideicomisos,  mandatos a los que se transfieran recursos públicos es también otro avance.

También la posibilidad de que auditoría entre a revisar la gestión financiera del año en curso.

Creo ahí se podría haber ido más allá, es decir, cuando haya una denuncia, algún caso donde se  presuma corrupción, no sólo habría que darle la facultades a la Auditoría para que revisara la gestión financiera, sino que fuera directamente al rubro donde se sospecha se está generando un mal uso de los recursos públicos.

Qué bueno que la auditoría pueda presentar denuncias, eso podrá también facilitar, sobre todo, el poder encontrar culpables, que es lo que nunca pasa.

¿Qué vamos a tener, qué vamos a imaginar o qué podemos imaginar como resultado de esta ley?

Pues que la semana del horror, que siempre tenemos en febrero cuando se presentan los resultados de la Cuenta Pública, cuando se presentan los resultados de las auditorías, pues es la semana de los escándalos; es la semana en donde nos enteramos, es la semana del terror, donde nos enteramos de excesos groseros, absurdos del gasto público, del mal uso del gasto público.

Pero nos quedamos en una semana de horror, y en una semana de espantos, porque no pasa nasa, porque no hay consecuencias, nunca hay responsables de los actos de corrupción.

Y evaluando el sistema en su conjunto, de donde cojea el Sistema Nacional Anticorrupción es justamente de la capacidad que tendrá para poder sancionar a los culpables; las modificaciones al Código Penal, aunque son importantes, me parece que son insuficientes.

Ahí debió haberse aprobado medidas más contundentes, descripciones más específicas de delitos que no permitan la evasión, que no  permitan que no haya culpables, que no se salgan con la suya sin ninguna sanción.

Ahí, creo que ahí debimos haber ido más allá, aunque aumentemos la capacidad de fiscalización de la auditoría que es lo que hace esta ley si no aumentamos la capacidad de sancionar al sistema en su conjunto pues vamos a seguir viendo esta dinámica, donde hay muchos escándalos, donde hay  mucha ineficacia, donde hay muchos señalamientos, muchas observaciones, pero vamos a seguir sin culpables.

Por ahí dicen que la corrupción es un fenómeno internacional, pero la impunidad es exclusiva de México, ahí no vamos a mejorar mucho, por las medidas que se aprobaron en el sistema penal.

Nos falta también una ley de gasto federalizado, ha crecido de manera importante los recursos que se transfieren a las entidades federativas y hay mucho desorden todavía en el ejercicio.

Creo que el Senado tendrá que trabajar para poder tener una ley de gasto federalizado.

Otras oportunidades perdidas que dejamos en el camino en darle facultades a la Auditoría, es que no sólo evaluara cómo se ejerce el gasto de determinada obra  pública, sino que evalúe la pertinencia de la misma.

Muchas veces vemos en los municipios, en los estados obras que son ocurrencias del gobernante en turno, no están sujetas a un plan, no estamos garantizar el uso eficaz de los recursos públicos, y no evaluamos eso, nunca se evalúa, no se revisa el análisis costo-beneficio de las inversiones más importantes, debería la auditoría revisar, ir a fondo en esa revisión.

También la auditoría, deberíamos darle la posibilidad de que analizara las finanzas públicas de los estados, es decir, en la reforma constitucional para deuda pública le dimos a este Senado y a la Cámara de Diputados la posibilidad de revisar sus cuentas para ver si pueden acceder a la garantía federal de los créditos públicos.

Creo que aquí debería haber una metodología de evaluación, sin que invadiera con ello las facultades de los estados, de cómo están ejerciendo el gasto público; una simple evaluación, un monitoreo que pudieran ser comparable con las finanzas de todos los estados.

Creo que hay pendientes, sin duda, no vamos a terminar con la corrupción con esta ley, hay avances muy importantes; creo que hay una auditoría superior fortalecida, me parece que es una de las instituciones en México que ha funcionado mejor en los últimos años, entonces, hace todo el sentido fortalecer sus capacidades.

Sin embargo, creo que faltaron las sanciones, haciendo una autocrítica, la parte del Código Penal quedó bastante flojo y creo que ahí el criterio debió haber sido que tratáramos a la corrupción como delincuencia organizada, que hubiera medidas contra la corrupción, como si estuviéramos combatiendo el crimen organizado, que nuestro país desafortunadamente ha llegado a esos niveles.

Muchas gracias.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senador.

Tiene ahora el uso de la palabra al Senadora Marcela Torres Peimbert, del Partido Acción Nacional, para hablar a favor del dictamen.

La Senadora Marcela Torres Peimbert: Con su venia, Presidenta.

Qué bien se ve la Mesa Directiva con dos mujeres ahí.

Quiero comenzar esta intervención con un reconocimiento, con un homenaje, sentido, a las grandes heroínas y a los grandes héroes que realmente están haciendo que esto que parecía tan difícil pasar, y parece reiterado, y ya lo dije en una intervención hace dos o tres días, pero creo que no hay homenaje suficiente para todo este grupo de ciudadanas y de ciudadanos que empujaron, que impulsaron, y otro reconocimiento que nunca lo hacemos, y creo que este es el momento, a los medios de comunicación que pusieron su foco, su atención, igual a los medios formales, como a los medios digitales, en este proceso que fue largo y tortuoso, difícil, pero que si no fuera por la influencia de estos medios de comunicación que generaron una importante presión, a lo mejor no hubiera sido posible, entonces, agradecer a los medios, agradecer a las ciudadanas y ciudadanos, transparencia mexicana.

Fundar la escuela de gobierno del Tecnológico de Monterrey.

Al Centro de Investigación y Docencia Económica CIDE.

A Mexicanos Contra la Corrupción.

A México Evalúa.

A la Barra Mexicana.

Al Colegio de Abogados de México.

A Causa en Común.

A la Red por la Rendición de Cuentas.

A la Academia Mexicana de Protección de Datos Personales.

Al Imco.

Al Instituto de Investigaciones Jurídica de la UNAM.

Al Centro de Estudios Espinosa Yglesias.

A las organizaciones de representación patronal de nuestro país.

Coparmex, en concreto, que además salió a la calle y todo.

Y Consejo Coordinador Empresarial.

Y a todos los hombres y mujeres detrás de este esfuerzo histórico que abre una nueva etapa en nuestro país, este capítulo nuevo que se llama el capítulo de los ciudadanos.

La Fiscalización es uno de los engranes básicos-indispensable en la ingeniería anticorrupción.

Se trata de uno de los principios fundamentales que constituyen la base de toda democracia.

En primer lugar, porque la vigilancia del uso eficiente de los recursos públicos evita el dispendio, evita el derroche, evita los desvíos turbios de los limitados fondos con los que cuenta el erario en nuestro país.

Y en segundo lugar, y aún más importante, permite a las ciudadanas y a los ciudadanos saber cómo los servidores públicos utilizan los recursos de todos los mexicanos.

Por ello, dentro de las leyes secundarias que darán vida al nuevo Sistema Anticorrupción, es especialmente importante ésta, la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, no sólo porque su contenido establece las reglas para la revisión y fiscalización de la Cuenta Pública, sino también porque en ella se encuentra la forma de organización y las atribuciones de la Auditoria Superior de la Federación.

Me gustaría poder resaltar algunos de los contenidos más relevantes de la Ley Federal de Fiscalización y Rendición de Cuentas.

Por principio, creo que el gran logro de esta propuesta es que por primera vez la Auditoria podrá fiscalizar las participaciones federales en los gobiernos estatales, no más gobernadores que desvían los recursos públicos sin ningún contrapeso autónomo.

Hay muchos ejemplos, no quisiera repetirlos, pero ha sucedido repetidamente en nuestro país, no más.

Con respecto a la cuenta pública se fiscalizará, en el caso de estados y municipios, que hayan solicitado empréstitos y que cuenten con la garantía de la Federación, así como el destino y el ejercicio de esos recursos.

El ejercicio de las participaciones federales será fiscalizado, en el caso de cualquier persona física o moral, ya sea pública o privada, y de igual manera serán aquellas participaciones transferidas a fideicomisos, a fondos y mandatos públicos y privados o cualquier otra figura jurídica.

La fiscalización de la Cuenta Pública atraviesa, necesariamente, por las modificaciones normativas que fortalecen a la Auditoría Superior de la Federación.  Ahora, ésta fiscalizará participaciones federales y podrá hacerlo de manera directa, sin distinción de la entidad que las ejerza.

La Auditoría está ahora obligada, ya lo decía Mario Delgado, a presentar tres informes, uno en el mes de febrero, otro en julio y otro en octubre, y no uno sólo, como antaño, que ya lo platicaba Mario  Delgado.

Además la Auditoría Superior presentará informes individuales, específicos y excepcionales, que podrán contener información sobre las auditorías realizadas en el mismo año de ejercicio y no a posteriori, sólo en lo relativo al análisis de la Cuenta Pública.

Todos estos informes deberán seguir los principios contenidos en la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información. ¿Qué quiero decir con esto? Estos informes serán públicos y publicados.

Además, se amplían las entidades fiscalizadas, que es otra ventaja, incluyendo empresas productivas del Estado y sus subsidiarias.

Ahora los procedimientos para el financiamiento de las responsabilidades por parte de la ASF, y repito, los procedimientos para el fincamiento de responsabilidades por parte de la Auditoría Superior podrán ser resueltos por el Tribunal Federal de Justicia Administrativa o la Fiscalía Especializada en combate a la corrupción, incluso, la propia Auditoría Superior será vigilada por la comisión correspondiente, la cual podrá recibir denuncias del desempeño de sus propios funcionarios.

La Auditoría Superior de la Federación contará con una unidad de investigación respecto de  hechos de corrupción, cuyas facultades y atribuciones están armonizadas de acuerdo a la nueva Ley General de Responsabilidades Administrativas, entre otros ordenamientos.

La Comisión de Vigilancia, que como su nombre lo indica, supervisa a la propia Auditoría, se ve fortalecida con las modificaciones que aquí realizamos. Por ejemplo, como la forma de designación del Titular de su Unidad de Evaluación y Control.

La terna para elegirlo será bajo vigilancia de organizaciones e instituciones académicas que se inscribirán como observadoras en el proceso.

La Auditoría Superior de la Federación y la  Cámara de Diputados, por lo que hace a la Unidad de Evaluación y  Control, deberán actualizar sus reglamentos interiores conforme a lo previsto en esta ley.

Esta nueva ley es un esfuerzo para robustecer la rendición de cuentas a través del fortalecimiento de la Auditoría Superior de la Federación, que debemos recordar, es el órgano encargado de cuidar el uso, destino y aplicación del dinero de todas y todos los mexicanos.

Me permito hacer hincapié a que en la Ley General de Responsabilidades Administrativas, quedaron salvaguardadas todas las facultades de investigación de la Auditoría Superior de la Federación, y que ahora podrá investigar todos los actos u omisiones en materia de corrupción que constituyan faltas administrativas graves, aunque no priven recursos económicos de por medio, y ése fue un gran logro de la Ley de Responsabilidades.

Debemos admitir que con la aprobación de la Ley General de Fiscalización y Rendición de Cuentas, se cierra un círculo armonioso, de normas encaminadas a prevenir, a inhibir, a investigar y sancionar la corrupción.

Con estas leyes sincronizamos todos los distintos engranes de esta nueva ingeniería anticorrupción, que sin duda es la reforma de reformas, la que tanto han esperado las y los mexicanos.

En los últimos 20 años todas las grandes reformas se centraron en modificar el Sistema Político Electoral, la democracia formal tomó gran relevancia en el debate legislativo. Sin embargo hoy, discutimos y aprobamos reformas que tienen como objetivo  fortalecer la rendición de cuentas, la rendición de cuentas, que no es otra cosa que la obligación que tenemos todos los funcionarios públicos de reportar, explicar o justificar ¿Cómo? ¿Y en qué gastamos el recurso que es de todos?

Fortalecer la rendición de cuentas horizontal, esto es, entre órganos de fiscalización autónomos del Estado, es el primer paso para construir esa tan perdida confianza ciudadana en un entorno como el que vivimos actualmente en México.

Por todos estos aspectos, el dictamen de esta minuta implica un gran avance. Sin embargo, creo que es indispensable describir algunas de las deficiencias que debemos enmendar en esta Cámara revisora, entre las cuales destacan las siguientes, que serán reservas que presentaremos.

Es muy importante incluir como entes públicos fiscalizados a las filiales de las empresas productivas del Estado, en lo relativo sólo a los recursos públicos que ejercen, pues, si ya estamos, inclusive, pidiendo que los empresarios rindan su 3de3. ¿Cómo no vamos a incluir a estas empresas filiales productivas del Estado? Es una omisión que no nos podemos permitir.

¿Estamos muy rigurosos? pues, hagámoslo completo.

Aquí se argumenta que sólo se hace una inversión inicial a estas filiales ¿No? inversión inicial con dinero público.

Sin embargo, es necesario que la Auditoría fiscalice la inversión inicial de esos recursos públicos que se ejercen, a efecto de que tengan control y certeza sobre el ejercicio que se hace de ese recurso, que es de todos, en estas empresas filiales. Para ello, resulta necesario simplemente modificar una fracción, la fracción XI, del artículo 4º.

Las multas, eso es otro, las multas por no proporcionar información a la Auditoría Superior de la Federación, deben de ser un verdadero incentivo.

Ahora resulta que conviene más pagar por adelantado que pagar la multa, es muy chiquita la multa que pusimos. Entonces, no sirve realmente como incentivo para inhibir que a los servidores públicos y personas físicas no les sea más barato pagar la multa que cumplir con la ley. Por ello, es necesario reestablecer el mínimo de las multas por no proporcionar información a la propia Auditoría Superior de la Federación.

De 150, que es lo que está ahorita en la propuesta, aumentarla a 650 dos mil unidades, tal como lo estaba anteriormente, y lo diluyeron un poquito. Hay que modificar el artículo 10.

El artículo 50 de la ley, se establece la facultad de la Auditoría para fiscalizar la aplicación de las fórmulas de distribución de las participaciones federales.

Sin embargo, no se establece esta misma facultad para la aplicación de las fórmulas del gasto federalizado, el Ramo 33, en  el cual se encuentra infinidad de programas, como el FONE, antes era PAE, así como otros fondos en materia de seguridad pública y salud, situación que debe prevenirse en el artículo 47.

Por último, entre las causales de remoción del Auditor Superior de la Federación, es muy importante que incluyamos la de no denunciar ante el Ministerio Público, o sea, no poner una denuncia penal, la probable comisión del delito.

Hay que ayudar al auditor a que tenga ese valor y que ponga esa denuncia penal. Esta facultad de control resulta muy importante para que no se inhiba la denuncia por parte de la Auditoría Superior de la Federación, y con ello, el ejercicio de la acción penal por parte de la Fiscalía Especializada. Para ello, hay que incluir nada más esa causal de remoción en el artículo 93.

Sé que los grupos parlamentarios del PAN y del PRD votaremos a favor estas reservas, pero no quiero dejar pasar la oportunidad de invitar a las Senadoras, a los Senadores y también al PT, por favor, a reflexionar acerca de estos cambios fundamentales para que tengan una Auditoría sólida contra la corrupción.

El voto que ustedes emitan con respecto a este dictamen, tendremos todos que explicarlo a los millones de mexicanos que ya no quieren un día más con corrupción en México.

Es cuanto.

Muchas gracias, Presidenta.

(Aplausos)

La Presidenta Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Gracias, Senadora Marcela Torres.

Recibimos en la Mesa Directiva los textos de las intervenciones de los Senadores:

Benjamín Robles Montoya.

Héctor Adrián Menchaca Medrano.

Jorge Aréchiga Ávila, de los cuales se integrarán al Diario de los Debates.

Igualmente les comento que están inscritos, además de la lista ya leída, los Senadores:

Marco Antonio Blásquez Salinas.

Hilaria Domínguez Arvizu.

Jorge Aréchiga Ávila.

Marco Antonio Olvera Acevedo.

Lucero Saldaña Pérez.

Senador Tereso Medina Ramírez.

Senadora Erika Ayala Ríos.

Y después de votar en lo general, tenemos 15 reservas de artículos, hasta el momento, se los comento para el respeto del tiempo que se les otorga.

Tiene ahora la palabra el Senador Fernando Mayans Canabal, para hablar a favor del dictamen, hasta por un tiempo de cinco minutos.

El Senador Fernando Enrique Mayans Canabal: Bueno, con el permiso de la Presidencia.

Compañeras y compañeros Senadores.

¡Al pueblo de México!

Estamos  casi concluyendo este periodo extraordinario con la discusión de un dictamen que es de sumo interés e impacto para el trabajo legislativo que se ha desarrollado con la construcción y consolidación de nuestro sistema de transparencia y de rendición de cuentas.

Han transcurrido 16 años desde que se contempló nuestro marco constitucional la creación de la Auditoría Superior de la Federación y la expedición de su ley, para detectar, sancionar y combatir la corrupción en el manejo indebido de los recursos públicos.

En virtud de que la expedición de este nuevo ordenamiento fortalece a dicho órgano del Estado, no podemos por ningún motivo dejar de aprobarlo, más aún cuando somos ciudadanos, los ciudadanos los que exigen avanzar en este tipo de reformas.

Después de haber estudiado y analizado el contenido de esta nueva legislación en materia de fiscalización y rendición de cuentas de la Federación, aprobada por la Colegisladora, podemos decir que representa un importante avance en la evolución y fortalecimiento de una de las tareas que el Estado mexicano debe desarrollar sin mayores trabas como lo es la fiscalización de los recursos públicos.

Es evidente que frente a los índices de corrupción que vivimos, el pueblo demanda menos opacidad y mayor transparencia, no sólo en el ejercicio de los recursos, sino también en el quehacer cotidiano de quienes desarrollan una función pública.

La sociedad está cansada, harta, triste, enojada, decepcionada por tantos episodios de desvío y saqueo de dinero público, que frecuentemente se presentan  y conocen la esfera federal, estatal, municipal y que falten a las haciendas públicas y no pasa nada.

Respaldamos este dictamen porque responde en parte al objetivo de la reforma constitucional en materia de combate a la corrupción,  publicada en el Diario Oficial de la Federación el 27 de mayo del año 2015, en la cual se mandató al Congreso de la Unión a expedir las leyes generales correspondientes.

Estamos en favor, porque esta nueva Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, y las reformas a las Ley de Coordinación Fiscal y la Ley General de Contabilidad Gubernamental, contienen entre otros valiosos cambios, que se orientan, voy a parecer repetitivo, pero hay que machacarlo, afirmarlo, subrayarlo, a eliminar los principios de posterioridad y anualidad para el ejercicio de la función fiscalizadora, básico.

La facultad de la Auditoría Superior de la Federación para iniciar el proceso de fiscalización a partir del primer día hábil del ejercicio fiscal siguiente, y solicitar información del ejercicio en curso, respecto de procesos concluidos para efecto de sus trabajos de planeación.

A establecer también la facultad de dicha Auditoría Superior, para fiscalizar en coordinación, en coordinación con las entidades locales de fiscalización, las participaciones federales, ampliando así el objeto de fiscalización a la totalidad de los recursos  federales que son transferidos a otros órganos de gobierno.

Ampliar el objeto de fiscalización. Esto es básico, ampliar el objeto de fiscalización, toda vez que la fiscalización de los recursos federales que hayan sido transferidos a fideicomisos, fondos y mandatos, la reforma añade que serán fiscalizados tanto los de carácter público como los de carácter privado.

También establecer la atribución de la Auditoría Superior para fiscalizar durante el ejercicio fiscal en curso, lo anterior a las entidades fiscalizadas, previa denuncia y autorización de su titular.

A que este ente superior fiscalizador, rinda un informe específico a la Cámara de  Diputados sobre los resultados de dichas auditorías y promueva las acciones correspondientes ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa y la Fiscalía Especializada Anticorrupción y otras autoridades competentes.

En términos generales, Senadoras, Senadores.

¡Pueblo de México!

Vemos que estos cambios alientan, fortalecen y perfeccionan la función de la Auditoría Superior de la Federación en favor del combate a la corrupción, ya que le brindan nuevos mecanismos para las auditorías en los estados y en general de la Cuenta Pública Federal.

La Auditoría Superior de la Federación señala en su informe del resultado de la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2014, en la parte conducente y cito: “áreas con riesgo del Estado federal mexicano”, que emprendió desde el año pasado un análisis para identificar áreas claves en el aparato gubernamental, que enfrentan circunstancias que afectan el funcionamiento de las políticas y programas públicos.

De esta forma destacan dentro de las once claves de riesgo determinadas como resultado de la fiscalización, las siguientes:

Información sobre beneficiarios de programas sociales.

Aquí se va a acabar el uso electorero de los programas sociales, por más que los que dirigen los estados, los gobernadores, los presidentes municipales, siempre dicen que no se utilizan, incluso en el gobierno federal.

Bueno, pues aquí la Auditoría va a echarle el ojo a esto.

La revelación de los pasivos y gastos también va a incluido.

La integración efectiva de la participación ciudadana en la gestión de los programas públicos, adquisiciones, contrataciones o inversiones que cumplan la norma, pero que no representan las mejores condiciones para el Estado mexicano.

También la participación de intermediarios en la dispersión del gasto público.

También la obra pública, los subejercicios, programas públicos duplicados y sin coordinación que abundan, y servicios suministrados por particulares.

Hacemos votos para que este nuevo instrumento legal que armoniza las nuevas facultades de la Auditoría Superior de la Federación, derivadas de la reforma constitucional en materia anticorrupción, cumplan con su objeto, que no puede ser más que el de la fiscalización de la cuenta pública que comprende por supuesto la revisión del manejo, la custodia y la ampliación de los recursos públicos federales.

En dicha función va el mandato de identificar, atender, prevenir y sancionar los hechos y actos de corrupción, principalmente en las áreas con riesgo previamente citadas.

En virtud de que estamos en favor de la participación rotunda y plena de este órgano del Estado, como lo es la Auditoría Superior de la Federación en el Sistema Nacional Anticorrupción, mi voto categórico es contra de la opacidad y la corrupción, y a favor del presente dictamen.,

Es cuanto, compañeras y compañeros.

Muchas gracias.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
ARTURO ZAMORA JIMÉNEZ

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Tiene el uso de la palabra el Senador Sofío Ramírez Hernández, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para exponer sus argumentos en favor del presente dictamen.

Tiene usted el uso de la palabra, Senador Sofío Ramírez Hernández.

El Senador Sofío Ramírez Hernández: Gracias, señor Presidente.

Ya hemos escuchado con anterioridad los diferentes posicionamientos de mis compañeras Senadoras y Senadores, sobre lo que representa el contenido de este dictamen de la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, así como también de la Ley de Coordinación Fiscal y desde luego de la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

Lo más resaltable de todo esto son precisamente las facultades amplias que se le dan a la Auditoría Superior de la Federación como un órgano técnico del Congreso de la Unión, particularmente de la Cámara de Diputados, en donde esperamos que verdaderamente con esta aprobación, con estas nuevas facultades y competencias, podamos alcanzar ese anhelo de millones de mexicanos, particularmente de la sociedad civil, de que podamos encontrar la verdadera transparencia de los recursos públicos, la eficiencia en su administración y también de que la obra pública sea desarrollada con los parámetros técnicos de calidad y, sobre todo, que tenga una justificación, una razón social.

Porque no podemos tampoco en el amparo de la autonomía de las entidades federativas o de la autonomía de los propios gobiernos municipales, en su 115 constitucional, estar haciendo obras de pantalla, obras de relumbrón, obras que den votos, pero que no tienen ninguna rentabilidad para las verdaderas necesidades de la ciudadanía.

Consideramos que hoy tiene que ser parte de este ejercicio de mayor uso, aprovechamiento y uso de los recursos públicos, no nada más la transparencia, sino el fin, el propósito.

Que las acciones que desarrollen los tres niveles de gobierno sean verdaderamente encaminadas para fortalecer el desarrollo humano, que alcancemos las banderas blancas de la necesidad que tiene la ciudadanía, que exista una ruta de programación, de recursos públicos conforme a principios fundamentales, como la igualdad; que verdaderamente se alcance la reconversión en la infraestructura física y de servicios para las comunidades, colonias o poblaciones que verdaderamente tienen la urgente necesidad de poder contar con acciones en obra pública y en servicio por parte del gobierno.

No es posible que en el presupuesto que tiene asignada cada entidad federativa, bajo este principio de autonomía, los recursos se distribuyan bajo criterios más políticos, electoreros, que con un propósito de verdadera oportunidad social.

Por eso es que cuando hoy se reforma el artículo 49 de la Ley de Coordinación Fiscal nos quedamos con la confianza de que la Auditoría Superior de la Federación llegará con plena autonomía, con una profunda responsabilidad y con un gran compromiso al esfuerzo de millones de mexicanos, que en este propósito de crear el Sistema Nacional de Anticorrupción podamos verdaderamente llegar a donde se encuentra la opacidad.

Hay entidades federativas que, sin necesidad de aprovechar el tiempo que dispongo en esta tribuna, pero que han hecho el recurso público un espacio de privilegios para obras más que de carácter social, para obras en beneficio personal.

Hay estructuras de gobiernos municipales que se convirtieron en una verdadera isla de opacidad y de mal manejo de los recursos públicos, esto no ayuda al crecimiento económico que espera nuestro país porque no le estamos dando el aprovechamiento a los recursos públicos con los criterios de honestidad, de transparencia y, sobre todo, que todos los servidores públicos entren a un proceso de rendición de cuentas.

Pero consideramos que es importante también señalar, la rendición de cuentas no es nada más de quien tiene la responsabilidad de administrar recursos, sino también de quien los ejerce. No nada más en la figura de lo que represente la condición de ser servidor público o de ser parte de una Administración Pública, llámese estatal, federal o municipal.

La revisión de cuentas tiene que llegar a donde está la aplicación del recurso público. Si el recurso público conforme a la ley lo ejercen los funcionarios, los servidores públicos, las estructuras de los gobiernos federal, estatal y municipal, deben de rendir cuentas como así se señala en la ley; pero también en este propósito aspiracional tenemos también que llegar a la otra  estructura, a la estructura de la iniciativa privada, la iniciativa privada que desarrolla funciones, desde esa responsabilidad, pero con recursos públicos, respetuoso siempre de la iniciativa privada que desarrolla acciones con recursos propios de su patrimonio, pero no nada más hace la obra pública, contratos, licitaciones, ejerce no nada más los dineros públicos, los funcionarios.

Hablémonos con la verdad en cada sexenio, llámese del gobierno federal, llámese del gobierno estatal o llámese el gobierno municipal, aparecen los nuevos ricos, y nada más hablamos de los funcionarios.

Se convierten en fábricas de nuevos ricos también de la iniciativa privada.

Los conocemos en nuestros estados.

Cuántos empresarios u hombres que, desde su condición de sociedad civil, solamente por ir en el acompañamiento de un candidato o candidata, llegan al gobierno y desde el gobierno se pagan favores y ejerce en obra pública, y sólo se desarrolla el proceso de auditoría de la obra pública, pero más no se está revisando las transferencias de fondos que existen en esa relación mal entendida entre funcionario público y la iniciativa privada.

Por eso compañeras y compañeros, yo me quedo con la confianza plena de que este dictamen nos va a dar oportunidad de que el Órgano Técnico, la Auditoría Superior de la Federación, llegue  más allá de lo que hoy se le ha limitado.

Que las entidades federativas, no nada más sean sujetas a la rendición de cuentas y sus diferentes estructuras, desde la Auditoría, desde los Auditoría, desde los órganos locales de supervisión o desde las auditorias o los órganos de auditoría de cada entidad federativa.

Que los municipios no se desarrolle en la opacidad al amparo de un partido político y de un gobernador. Y sin entrar en mayor polémica y sin prejuicios por el proceso electoral.

Pero ahí tenemos el caso de Puebla, que yo estaré dispuesto en el tiempo y momento que así se decida a estar de frente en el debate que sea necesario de lo que a mí me consta, de municipios en el estado de Puebla y al amparo del gobernado Moreno Valle, se convirtieron en islas de impunidad, en excesos y abusos de autoridad.

Como es el caso de Teziutlán, donde fui detenido por la propia policía municipal y fue la propia figura de un órgano de gobierno quien entrega a grupos encapuchados.

Por eso la transparencia no debe ser nada más en el tema de recurso financiero. Debe ser también en todos los recursos públicos.

Por lo tanto, compañeros y compañeras, voy a solicitar una vez que sea aprobado y que entre en funcionamiento está nueva Ley de Fiscalización y Rendición  de Cuentas de la Federación, voy a solicitar como Senador de la República, de que particularmente la opacidad excesiva en el municipio de Teziutlán o el presidente municipal Antonio Vázquez, sea rendido, sea sentido para rendir cuentas, no me mueven los prejuicios de un proceso electoral y ni mucho menos los resultados del 5 de junio. Lo que me mueve en primer principio es el respeto a las instituciones.

Soy Senador de la República, lo que me mueve en un principio es la dignidad que debemos de tener todos los seres humanos respecto a nuestros derechos humanos.

Lo que me mueve es el anhelo de millones de mexicanos que se manifestaron en esta iniciativa por la transparencia y la rendición de cuentas, de que no existan ni gobierno federal ni gobierno estatal, ni muchos gobiernos municipales que desarrollen su responsabilidad en los excesos de lo que les da la autonomía de su propio municipio o el amparo y protección política de los gobernadores en turno.

Muchas gracias, buenas tardes.

(Aplausos)

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Tiene el uso de la palabra el Senador Marco Antonio Blásquez Salinas, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, para intervenir en la discusión en lo general con relación a este dictamen.

Se recuerda a la Asamblea que aún faltan ocho oradores más, y después de esto  hay diez oradores más inscritos en las reservas, por lo que pedimos por favor, de ser posible, ceñirnos al tiempo disponible para cada uno.

Gracias, tiene el uso de la palabra el senador Blásquez.

El Senador Marco Antonio Blásquez Salinas: Gracias Senador Presidente.

Bien, quiero referirme a unas menciones que la Senadora Peimbert, con el respeto que me merece su condición de dama, hizo aquí, y no seré crítico, nada más las quiero  traer para iniciar la plataforma del debate.

Quiero decirle, Senadora, que yo voté y he votado a favor en todos sus términos, en todos sus términos el paquete anticorrupción, por lo cual me siento con la autoridad política y la autoridad como ciudadano para intervenir en el debate de una manera objetiva.

Decía la Senadora Peimbert, y ahí está la versión estenográfica, que ahora a los empresarios ya se les quiere pedir la 3de3, y yo me quedé en que de acuerdo con el criterio utilizado públicamente, la 3de3 no se había votado.

Entonces, pues yo ya me confundí porque ya le estamos dando la aceptación de 3de3 a lo que votamos, y el linchamiento público en contra de quienes no quisimos intervenir en ese fantasma parlamentario era que nos negamos a aprobar la 3de3, pues yo ya no entendí, estoy muy confundido.

Bien, quiero decirles que el debate entre los Senadores es aquí, esta es la máxima tribuna de la nación, y para llegar aquí, o se requiere caminarle por las calles, se requiere tener un liderazgo, ya fuera en nuestras entidades o en nuestros partidos, pero somos algo así como uno en un millón.

Por lo cual el privilegio de debatir nuestras ideas, nuestros principios y  nuestras posiciones corresponde a uno en un millón.

Lo quiero decir para que al rato no empecemos con los debates twiterianos o que vayamos a los programas de los prestigiados comentaristas que tenemos en el país a decir que aquél Senador nos dijo, pero no era cierto, porque yo hice una acusación, un señalamiento preciso tomando como base la 3de3, y  hasta este momento no ha recibido ninguna respuesta.

Así que doy por hecho que el silencio, acusa.

Pero, iré más allá, los compañeros que formularon la iniciativa ciudadana de Ley General de Responsabilidades Administrativas merecen todo nuestro respeto, porque al contrario de lo que se alega en estos linchamientos de la cajita china que inventaron, en lo personal hablo por mí, yo lo respeto.

Pero, quisiera usarlos como testigos para efecto de que se esclarezca a la luz  pública la gran  mentira que se montó como consecuencia de la reserva de los compañeros de Acción Nacional.

Quiero emplazar a Josefina Cortés Campos, del ITAM; a Max Kaiser Aranda, del Imco; a José Roldán Xopa, del CIDE; a Agustín Acosta Ascón, abogado penalista; a Eduardo Bohórquez López, de Transparencia Mexicana; a Leticia Bonifaz Alfonso, abogada especialista; a Jesús Cantú Escalante, de la Escuela de Gobierno del Tecnológico de Monterrey; a María Amparo Casar Pérez, del CIDE; a Marco Fernández Martínez, de la Escuela de Gobierno del Tec.; a Sergio Huacuja Betancourt, de la Barra Mexicana del Colegio de Abogados; a Sergio López Ayllón, del CIDE; a José Octavio López Presa, de la Causa Común; a Mauricio Merino Huerta, del CIDE; a Lourdes Morales Canales, de la misma institución; a Alfonso Oñate Laborde; a Juan Pardinas Carpizo; a Rodrigo Roque Díaz; a Pedro Salazar Ugarte; a Mercurio Cadena Meza; a Ricardo Corona; a Fernanda Diez Torres; a Pedro Gerson; a Aylín Matus; a Paula Sofía Vázquez Sánchez; a Ana María Zorrilla Noriega; y a Enrique Cárdenas Sánchez quienes son redactores, grupo de expertos participantes colaboradores y coordinador de la Iniciativa Ciudadana Ley General de Responsabilidades Administrativas.

¿A qué los emplazo? A que con el decoro que tienen como académicos, como científicos, digan sí o no a si esa reserva presentada por el PAN, y por la cual se ha hecho un escándalo público desconociendo trayectorias y desconociendo lealtades al país, si en esa reserva se expresaba su iniciativa ciudadana.

Los quiero emplazar, porque como son personas de una gran capacidad, de un gran decoro, tendrán que responder también porque lo que se dice es que esa reserva era la Ley 3de3 completa.

Entonces, quisiera el testimonio, no es necesario, por supuesto, más que lo expresen para saber si efectivamente esa reserva presentada aquí de última hora, disparando desde la cintura, porque eso fue lo que hicieron, era el contenido y era el espíritu de lo que con tanto trabajo elaboraron.

Los emplazo, porque así como nos han señalado y nos han vapuleado, tienen que responder a esta cuestión para efectos de detener esta descomposición y, sobre todo, de que se esclarezca esta situación.

El país no necesita empresarios manifestándose en El Ángel.

El país no necesita maestros demandando justicia y apersonándose en esta ciudad de todos los confines del país.

La nación requiere avance.

La nación requiere ciudadanos, ciudadanas, comprometidos con el legado de nuestros antepasados.

Y esto que se dio, en esta Cámara, va a dar pie a que una herramienta parlamentaria que construimos con tanto trabajo, a que la movilización de tantas personas, de tantos intelectuales, de 630 mil personas que dieron su firma, que creyeron en un propósito, se haya contaminado.

Yo quiero decirles, quiero pedirle al Ejecutivo Federal, que vete, en parte, esta ley, me refiero a la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

Le pido de manera comedida al Ejecutivo Federal la vete en parte, porque es necesario que revisemos, por lo menos, dos puntos.

El que tiene que ver con el artículo 29, precisamente para que una vez que si el Presidente lo tiene a bien, que espero que sí, nos devuelva la ley, cotejemos el contenido del artículo 29 que votamos aquí, lo voté a favor, con el espíritu de la iniciativa 3de3, para efecto de que no estemos ya con jugando a las mentiritas.

Y, por supuesto, en su artículo 32, porque hay que reconocer que también se disparó desde la cintura, y muchos puntos contenidos en este artículo son ininteligibles.

Le pido al Presidente de la República que en apego a sus facultades en el artículo 72 constitucional, lo haga para que limpiemos la página y a partir de ahí al país le digamos que somos capaces de corregir.

Compañeros de Acción Nacional, les manifiesto mis respetos, fui muy duro con ustedes, pero en el afán del debate, en respuesta a las mentiras que ustedes han procesado, solamente he encontrado el silencio y la ausencia.

Es la cuenta, señor Presidente.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Tiene el uso de la palabra la Senadora Hilaria Domínguez Arvizu, del grupo parlamentario de Partido Revolucionario Institucional, para hablar en favor del presente dictamen en el capítulo de discusión en lo general.

Tiene usted el uso de la palabra Senadora Hilaria Domínguez Arvizu.

La Senadora María Hilaria Domínguez Arvizu: Muchas gracias, Senador Presidente.

Compañeras Senadoras, compañeros Senadores: Celebro ser parte de este Senado y ser parte y testigo, precursor y autor de una gran reforma trascendental, que en mucho tiempo fue la añoranza.

Quienes compartimos todos los días el territorio y los mexicanos con las mexicanas, sobre todo en los lugares más marginados, más oprimidos, tenemos que ver con gran preocupación y con gran responsabilidad, lo necesario y urgente que eran estas reformas.

En este dictamen que hoy analizamos, en la Ley de Fiscalización y Rendición de  Cuentas, constituye sin duda alguna, un paso fundamental para continuar avanzando en el combate a la corrupción en el país y fortalecer la  transparencia y la rendición de cuentas, en el uso y manejo de los recursos públicos.

Coincidimos en que la corrupción es un fenómeno multidimensional, multicausal que impacta en el desarrollo de las instituciones y en el estado de derecho, inhibe el crecimiento económico y provoca pérdidas de credibilidad en el sistema político y en los servidores públicos, genera descontento, impacta adversamente en el bienestar de la población, sin duda alguna. Hoy la hay, de ahí la trascendencia que reviste el diseño jurídico de las instituciones encargadas del control y de la vigilancia de los recursos públicos.

En el Congreso de la Unión aprobamos el Sistema Nacional Anticorrupción, uno de cuyos pilares es el principio de la fiscalización de los recursos públicos que se realizarán a través de la Auditoría Superior de la Federación y de los órganos de fiscalización de las entidades federativas.

Esta reforma moderniza el modelo de fiscalización para ajustarlo al Sistema Nacional Anticorrupción, busca fortalecer nuestro andamiaje para alcanzar una mayor transparencia en el gasto público. Y aquí radica precisamente la relevancia de la nueva legislación, cuyo objeto central es fortalecer las facultades de la Auditoría Superior de la Federación, en su capacidad para analizar las cuentas públicas, formular las observaciones respectivas a las entidades fiscalizadas, rendir los informes correspondientes a la Cámara de  Diputados, y generar la actuación que competa a otras autoridades en materia de investigación, de presuntos ilícitos penales y administrativos.

Establece que la fiscalización de la Cuenta Pública comprenderá los ingresos y gastos públicos, así como la Deuda Pública, incluyendo la revisión del manejo y la custodia, la aplicación de los recursos públicos federales y de la demás información financiera contable, patrimonial, presupuestal y programática de las entidades fiscalizadas.

También fiscalizará las operaciones que involucren recursos públicos federales, a través de contrataciones, subsidios, transferencias, donativos, fideicomisos, fondos, mandatos, asociaciones públicas, privadas o cualquier otra figura jurídica, los gastos fiscales, el otorgamiento de garantías sobre empréstitos de estados y municipios, entre otras operaciones.

Lo anterior, resulta muy importante para realizar una revisión más  pulcra, financieramente hablando, del conjunto de entidades que manejen el presupuesto público. Se trata de un nuevo mecanismo de control que hará más eficiente y efectiva la revisión del ejercicio de los recursos públicos federales, que son ejercidos a través de los estados y los propios municipios de la fiscalización de las garantías que otorga el gobierno federal, respecto a empréstitos de los estados y los municipios. Además el destino y el ejercicio de los recursos derivados de dichos empréstitos, de acuerdo con la normatividad vigente en la materia.

Faculta a la Auditoría Superior de la Federación para investigar, sustanciar y promover ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa, la imposición de sanciones por la comisión de faltas administrativas graves, en especial aquellas que adviertan el ejercicio de sus funciones fiscalizadoras y que deriven de un daño al erario público federal.

También podrá dar vista a los órganos internos de control por la comisión de faltas administrativas, presentar denuncias y querellas penales, coadyuvar a la Fiscalía Especializada en materia de combate a la corrupción, y presentar denuncias de juicios políticos a la Cámara de Diputados.

Un aspecto más regular en la nueva Ley de Fiscalización y Rendición de  Cuentas de la Federación, es la relativa a la facultad constitucional para que la Auditoría fiscalice ejercicios anteriores a la Cuenta Pública en revisión,  inclusive, a la que se encuentra en curso.

Y, por último, la Auditoría Superior debe informar a la Cámara de Diputados el estado que guarda la solventación de observaciones a las entidades fiscalizadas.

Compañeras Senadoras, compañeros Senadores: Una de las demandas más sensibles y más sentidas y urgentes de nuestra sociedad es el ejercicio responsable, transparente, eficaz y eficiente de los recursos públicos.

En tal virtud, estamos convencidos de la gran necesidad de fortalecer el marco normativo para que la transparencia y el combate a la corrupción se conviertan en una prioridad de la agenda nacional.

No tenemos la menor duda que con la nueva legislación daremos un paso decidido en el combate a la corrupción, y con respecto a la fiscalización de los recursos federales y a la rendición de cuentas.

En nuestro grupo parlamentario estamos claros y precisos que el dictamen que expida la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, dará la transparencia, la rendición de cuentas, la claridad y los resultados para que la sociedad mexicana, en el seno de la sociedad de todos los sectores de la población, encuentren la obra pública, encuentren el alimento, la educación, la salud y todo, todo lo que el ejercicio mismo tenga claridad, cuentas claras, rendición de cuentas, transparencia, para que efectivamente en este país, en el que vivimos muchos mexicanos aún todavía en la pobreza, encontremos la justicia social de la que tanto necesitamos.

Pero esto no es un llamado sólo a los servidores públicos, este es un llamado a todos los sectores de la población de México, que estamos obligados a cumplir y respetar y dar cuentas cuando así tengamos un recurso que no sea el nuestro y que lleva, nada más, ni nada menos, el destino para ejercerlo ante el pueblo y con el pueblo para que efectivamente pueda realizarse la justicia social en este pueblo mexicano.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Tiene el uso de la palabra el Senador Jorge Aréchiga Ávila, del Partido Verde Ecologista de México, para exponer, al igual que los demás compañeros, sus argumentos en favor del presente dictamen.

Tiene usted el uso de la palabra, señor Senador Jorge Aréchiga Ávila.

El Senador Jorge Aréchiga Ávila: Gracias, Senador Presidente. Con la venia.

Compañeras y compañeros Senadores. Buenas noches.

El crecimiento económico de nuestro país no puede seguir secuestrado por malas prácticas y malversación de fondos a cargo de manos corruptas que se envilecen con el poder y dinero. La sociedad mexicana demanda erradicar estos hechos tan deplorables.

Asimismo, exige que exista un real estado de derecho que audite, vigile y sanciones a quien abuse de su cargo y se beneficie en lo particular con los recursos de la nación.

Nosotros como sus representantes debemos dar respuesta a ese clamor exasperado, con normas claras, concretas y recias para que no quede duda que han sido escuchados.

Hoy tenemos la oportunidad de demostrar que juntos: sociedad, Gobierno Federal y Poder Legislativo, construiremos el nuevo rumbo de México.

Por ello, la respuesta a ese clamor radica en estas reformas en materia de fiscalización y rendición de cuentas de la Federación, coordinación fiscal y contabilidad gubernamental. Con ellas podemos transformar las constantes denuncias y pruebas de actores gubernamentales que han utilizado recursos públicos para beneficio propio en oportunidades de éxito para expulsar a la corrupción del ámbito público.

Estoy convencido que esas reformas fortalecen las actividades que realiza la Auditoría Superior de la Federación.

Asimismo, se dotan herramientas para que los recursos que involucren el aval del gobierno federal, puedan ser auditados de una forma transparente y se desincentive, se desincentive el manejo ilegal de dinero de los mexicanos.

Reitero, las reformas que se plantean y que desde ya anticipo mi voto a favor, son la pauta para eliminar el cáncer de la corrupción que nos agobia y lacera.

Que no quede duda que la bancada del grupo parlamentario del Partido Verde acompaña a esta reforma, ya que representa un paso certero que suma a la reforma constitucional que dio origen al Sistema Nacional Anticorrupción.

Empodera a la Auditoría Superior de la Federación para que pueda revisar a cabalidad todos los recursos que ejercen las entidades federativas a fin de eliminar problemas de malversación de recursos públicos y carencia de transparencia que dan pie a la corrupción.

Perfecciona los marcos normativos para combatir malos manejos en materia de rendición de cuentas en aras que el dinero público sea ejercido correctamente, ya que las aportaciones de los ciudadanos sostienen al aparato institucional a través del cual el Estado atiende las necesidades sociales.

Es nuestra responsabilidad cimentar bases erguidas en transparencia y legalidad para responder con hechos a los mexicanos que sus aportaciones están aplicadas para colaborar con el desarrollo de la nación.

Debemos de recuperar la credibilidad en ese sistema político, fortalecer las instituciones y generar un ambiente de certeza y seguridad a la sociedad y a los propios servidores públicos.

Es la cuenta, Senador Presidente.

Gracias.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Muchas gracias, Senador.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Lucero Saldaña Pérez, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para referirse al presente dictamen en favor.

Tiene usted el uso de la palabra, Senadora Lucero Saldaña.

La Senadora María Lucero Saldaña Pérez: Muchas gracias, señor Presidente.

El dictamen que estamos discutiendo tiene la mayor relevancia. Significa fortalecer completamente la evaluación y el seguimiento de la fiscalización, del uso y destino de los recursos públicos, es uno de los temas más sensibles para la sociedad mexicana, cansada de la corrupción y la opacidad.

La Auditoría Superior de la Federación, tiene una gran ampliación de sus facultades con este dictamen.

Entre ellas, podrá comenzar la fiscalización inmediatamente al inicio del primer día hábil del siguiente ejercicio fiscal de la entidad supervisada, sin perjuicio de que también pueda solicitar al mismo tiempo información del ejercicio en curso.

Sin duda, estamos frente a un producto legislativo, trabajado con una gran responsabilidad y compromiso por México.

Desde esta tribuna, extendemos un reconocimiento no sólo a las comisiones dictaminadoras del Senado, sino también al trabajo parlamentario de la Cámara de Diputados.

Hoy podemos compartir con la sociedad que la Auditoría  Superior de la Federación podrá fiscalizar recursos federales  que hayan sido transferidos a fideicomisos, fondos y mandatos, por lo que ahora  serán fiscalizados, tanto los de carácter público como aquellos de carácter privado.

Ante una denuncia explícita y previa autorización del titular de la Auditoría de la propia autoridad fiscalizadora, podrá iniciarse una auditoría a las entidades denunciadas y deberá rendirse un informe detallado a la Cámara de Diputados sobre los resultados de las mismas, promoviendo las acciones correspondientes ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa.

Que no haya duda, la Auditoría Superior de la Federación, fiscalizará de manera directa las operaciones que incluyen todos los recursos públicos federales en todas sus modalidades  sin importar que sean contrataciones, subsidios, transferencias, fideicomisos y cualquier otra forma jurídica.

Es de gran avance que la entidad fiscalizadora pueda investigar, sustanciar y promover sanciones ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa por faltas administrativas graves y que deriven en un daño al erario.

La misma facultad aplicará para casos de faltas administrativas no graves, que serán denunciadas ante los órganos internos de control.

En el grupo parlamentario del PRI, no tenemos duda que con estas nuevas reglas, estamos creando un más  robusto y mejor Sistema Nacional de Fiscalización.

Hay que decir ante los millones de mexicanos interesados en un país más transparente y apegado a la rendición de cuentas, que esta Auditoría, por primera vez, podrá fiscalizar actividades financieras, incluyendo emisiones bursátiles, una añeja demanda mexicana.

Las asociaciones público-privadas, también serán sujetos obligados y cualquier otra modalidad que involucre  obligaciones de pago con particulares.

No cabe duda que con este nuevo instrumento, estamos en el camino de recuperar la integridad de nuestra democracia dañada por el abuso y la discrecionalidad.

Con estos instrumentos jurídicos, podemos mitigar y erradicar los altos índices, decía de opacidad y corrupción en sus distintas vertientes, como el cohecho, el peculado, desvío de recursos, abuso de funciones, enriquecimiento ilícito, encubrimiento, desacato y obstrucción de la justicia, por citar los más importantes.

En el PRI y en este Senado, y todos los partidos, debemos tener la convicción de trabajar de manera pertinente y fuerte, de la mano con la sociedad, para mejorar la calidad de nuestra democracia.

Ese lema de democracia y justicia social tenemos que caminar diciéndolo y haciéndolo en pro de una economía también competitiva y de una sociedad corresponsable, atenta a las acciones de gobierno.

Sabiendo que la corrupción impacta adversamente al estado de derecho, la credibilidad en el sistema político y en el quehacer de las y los servidores públicos, necesitamos fortalecer una cultura de legalidad.

Y termino, Presidente, con una reflexión que hizo una vez que se le preguntó nada menos a Gandhi, sobre los factores que contribuyen en la destrucción del ser humano, y responde:

“Los factores que contribuyen a la destrucción del ser humano son la política sin principios, el placer sin compromiso, la riqueza sin trabajo, la sabiduría sin carácter, los negocios sin moral, la ciencia sin humanidad y la oración sin caridad”.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Muchas gracias a usted, Senadora. Le aplauden sus paisanos.

A continuación tiene el uso de la palabra el Senador Marco Antonio Olvera Acevedo, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para exponer sus argumentos en favor del presente dictamen.

Pongo en conocimiento de la Asamblea que el Senador Tereso Medina Ramírez que estaba inscrito, ha presentado sus argumentos de manera escrita, por lo cual se insertan en el Diario de los Debates.

Tiene usted el uso de la palabra, señor Senador.

El Senador Marco Antonio Olvera Acevedo: Con su permiso, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores: Mi voto será a favor del dictamen que estamos analizando y discutiendo, sin duda.

Y quiero aprovechar mi presencia en la tribuna para comentarles que quienes tuvimos la oportunidad de vivir de cerca las reformas al 115 constitucional, pudimos darnos cuenta de que fue un esfuerzo muy importante para fortalecer las finanzas de los municipios.

Sin embargo, de lo que ha sucedido a través del tiempo -y no es exclusivo de los municipios-, la realidad es que tanto los municipios como los gobiernos de los estados se encuentran en este momento en una situación crítica de sus finanzas, y esto obedece, entre otras razones, a un problema de vocación de planeación, no tan solo de las finanzas, sino del ejercicio del gobierno.

Ahora tenemos que analizar, al aprobar este dictamen, conceptos como la necesidad de privilegiar la planeación en los tres niveles de gobierno. Tenemos que privilegiar también el tema de la gobernanza y el tema de la rendición de cuentas.

No basta informar de manera oportuna y eficiente, sino que es necesario que los recursos se destinen a cubrir las necesidades más sentidas por la sociedad.

No es posible que los gobiernos tengan que destinar a veces más del 80 ó 90% a su gasto corriente y dediquen una cantidad, un porcentaje muy pequeño a gasto de inversión.

Tenemos que pensar en políticas públicas que obedezcan profundamente a las necesidades de la sociedad. Tenemos que pensar también, además de las políticas públicas dirigidas a lo más sentido de la población, en que esa rendición de cuentas obedezca a un trabajo de planeación de los gobiernos.

Otro aspecto importante es que se supervise el desempeño de los gobiernos.

No nos produce gran beneficio el que tengamos que esperar a la rendición de las cuentas públicas. El ejercicio de la revisión en el desempeño es más importante que hacerlo, como dicen coloquialmente, a toro pasado.

Por eso yo celebro que en este dictamen tengamos la oportunidad de fortalecer temas como la necesidad que tenemos de construir una cultura de la planeación en el desempeño público, una cultura de la transparencia que nos lleve al manejo eficiente, eficaz y honesto de los recursos.

Pero no basta eso, se ocupa, se requiere que los recursos se dediquen, se enfoquen a cubrir las necesidades reales. De ahí la necesidad de construir políticas públicas que efectivamente obedezca a las necesidades de la población y no a ocurrencias del gobierno en turno.

Por eso es importante insistir en temas como la gobernanza. Tenemos que privilegiar la participación de la ciudadanía en las acciones de gobierno.

Y en este sentido la ciudadanía tiene un papel muy importante para contribuir, para coadyuvar en el manejo eficiente y honesto de los recursos.

Por eso, en el grupo parlamentario del PRI, votaremos a favor esta ley, que no tengo duda va a contribuir a un manejo más eficiente, más eficaz, más transparente de los recursos del pueblo.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Muchas gracias.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Dolores Padierna Luna, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para exponer sus argumentos a favor.

Informo a la Asamblea que la Senadora Diva Gastélum Bajo ha presentado por escrito sus argumentos en favor del presente dictamen, lo cual se inserta en el Diario de los Debates.

Tiene el uso de la palabra, Senadora Padierna.

La Senadora Dolores Padierna Luna: Pues en obvio de tiempo, más que otra intervención, quisiera plantear tres preocupaciones que están en este dictamen, que más bien son omisiones, que desde mi punto de vista son muy graves.

Una, que es la que me parece más grave, es la fiscalización en tiempo real. Esta demanda de siempre por parte del Auditor Superior y de nosotros en sendas iniciativas de ley a lo largo de varias legislaturas por fin se plasmó en la reforma constitucional.

En la reforma constitucional se eliminaron los criterios de anualidad y posterioridad, y en la Constitución no se hace ninguna diferenciación a quién sí se le aplica el tiempo real y a cual no. En esta ley de fiscalización el tiempo real es muy limitado o se limita a la gestión financiera o contable, no incluye, por ejemplo, a las auditorías de desempeño que están encaminadas justamente a mejorar los resultados, la eficiencia, la eficacia, la economía en la aplicación de los recursos públicos, y esto es no respetar la Constitución.

Auditar en tiempo real es tal vez el mayor logro de la reforma constitucional, y esta ley está limitando ese triunfo constitucional, está acotando, está cercenando la Constitución y está reglamentando a quién se le aplica el criterio constitucional y a quien no, cuando esta Constitución no lo hace. No lo hace para las auditorías de desempeño, no lo hace para las participaciones federales y no lo hace para el gasto federalizado, para, por ejemplo, revisar el fondo de atención a la educación básica, o el fondo de fortalecimiento de los municipios, o el fondo de educación tecnológica y adultos, o el fondo de la seguridad pública.

Que si uno analiza las auditorías practicadas a estos fondos, uno de verdad dice: “qué mal manejo de los fondos federales”.

Por eso hacerlo en tiempo real hubiera implicado evitar todo un tomo que sale del gasto federalizado de observaciones y observaciones, de manejos irregulares, desviaciones, falta de economía, falta de eficiencia en el uso de los recursos tanto de participaciones federales, como del gasto federalizado, y todas las auditorías de desempeño que se aplican en su mayor parte al gobierno federal.

Tache en este dictamen por haber excluido o impuesto una regla que no impone la Constitución.

Por otro lado, está dentro de los entes, sujetos de fiscalización, no se incluyó de manera expresa a las filiales de las empresas productivas del Estado, en particular a Pemex Internacional.

La Auditoría Superior de la Federación ubica a estas filiales como una fuente de ingresos públicos muy grandes y muy importantes que están fuera de toda fiscalización, y cada día nacen más filiales donde con recursos públicos se constituyen estas empresas filiales, con recursos públicos se paga a sus directivos, todavía hasta este momento todo su equipamiento, los servicios personales, los servicios generales y todas las inversiones.

No es un gasto de una sola vez de Constitución y ya. No, es todo el funcionamiento y operación de estas filiales, por citar unas, de PMI.

¿Por qué no van a ser sujetas de fiscalización si se trata de recursos públicos federales? Luego se dijo que donde hubiera un peso público habría que auditar, habría que fiscalizarlo para garantizar su buen uso. Y varias filiales, pongo el ejemplo de Deer Park, la refinería de México en Texas, pero hay muchos ejemplos que pudieran ponerse donde el gobierno federal es socio mayoritario, o socio único, o socio paritario, o socio minoritario en distintas  cantidades o distintos porcentajes, según se trate de la filial.

Se trata de empresas y, por lo tanto, generan muchas ganancias, ¿Cuántas ganancias?

En una auditoría o en varias auditorías que hizo la Auditoría Superior de la Federación, se habla de miles de millones de pesos de ganancias a través de estas empresas.

Si México es socio, por ejemplo en Deer Park del 50% de las acciones, le toca el 50% de las ganancias, ¿Dónde están registradas, auditadas estás ganancias? En ninguna parte.

No se auditan, es una gravísima omisión deliberada de mantener una tesorería paralela, a la Tesorería de la Federación y son cantidades muy grandes que son de apropiación escondida que manejan los altos funcionarios del gobierno federal.

Y que yo pude constatar, porque durante los debates de la reforma energética, fui a hacer varias consultas varias consultas con funcionarios y reconocieron está tesorería paralela, este flujo de ingresos multimillonarios que al margen del Congreso, que al margen de la fiscalización, todos los días llegan al gobierno federal de los cuales no se rinde cuenta alguna.

Por otro lado, no se garantiza un adecuado análisis del Informe de la Cuenta Pública, por parte de la Cámara de Diputados, porque la Comisión de Vigilancia de la Auditoria Superior, no tiene facultades de dictamen.

Esa comisión revisa la Cuenta Pública, lleva el seguimiento de la Auditoría Superior. Tiene una unidad de evaluación y control que es su unidad técnica para llevar a cabo casi una fiscalización o revisión de las propias auditorías, de la Auditoría Superior de la Federación, y solicita las auditorias vigila que se hagan las auditorias que soliciten los Diputados o Diputadas.

Pero no puede dictaminar y como no tiene facultades de dictamen y aquí no se le dio; entonces, quien dictamina la Cuenta Pública, es la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados que por sus propias tareas no revisa a profundidad la Cuenta Pública.

Lo conducente debió haber sido que la Cuenta Pública se dictamine por las dos Comisiones.

Crear la figura de Comisiones Unidas para dictaminar las cuentas públicas, porque hay varias cuentas públicas, contamos nueve cuentas públicas que no han sido ni siquiera puestas a consideración del Pleno de la Cámara de Diputados, faltando a las facultades de la Cámara de Diputados que una de sus obligaciones es: cada año revisar y aprobar o no la Cuenta Pública de cada año.

Estas tres grandes observaciones, yo quiero  hacerlas para que están presentados como reservas en lo particular y que se someterán a su consideración.

Muchas gracias.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Muchas gracias.

Y finalmente en el capítulo de discusión en lo general, tiene el uso de la palabra la Senadora Angélica Araujo Lara.

Tiene usted el uso de la palabra, Senadora Araujo Lara, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para exponer sus argumentos en favor del presente dictamen.

La Senadora Angélica Araujo Lara: Gracias, Senador Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores: En nuestro grupo parlamentario, el grupo parlamentario del PRI, estamos muy conscientes y así lo hemos manifestado todos quienes hemos tenido la honrosa participación en esta máxima tribuna, de que la prevención, el combate y la erradicación de la corrupción requiere de grandes transformaciones normativas.

Es ahí donde radica la idoneidad del tema de la ley del asunto que hoy estamos poniendo a nuestra consideración.

En consecuencia, para mí es muy gratificante haber escuchado a muchos compañeros en los cuales la gran mayoría coincidimos en hablar a favor del presente dictamen.

Este dictamen por el que se expide la Ley de Fiscalización y Rendición  de Cuentas de la Federación, y se reforma la Ley de Coordinación Fiscal y la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

Con el presente dictamen avanzamos en gran medida en la reivindicación de la impunidad, los privilegios y la opacidad. Todo en beneficio de la población mexicana y principalmente del desarrollo de nuestro país.

El correcto uso, el destino y el ejercicio de los recursos públicos, es una de las funciones más importantes del Estado mexicano, pues de ello depende en gran medida el desarrollo de los proyectos, la atención de las necesidades básicas de la población y, en general, el bienestar de las y los habitantes de este país.

Cabe destacar que con esta reforma se eliminan los principios de posterioridad y anualidad para la función fiscalizadora, con lo que buscamos garantizar el adecuado ejercicio del gasto público, aspecto indispensable para alcanzar los objetivos que dieron origen a este gran Sistema Nacional Anticorrupción.

En concordancia al conjunto de otros ordenamientos legales, que todos aquí hemos aprobado en su gran mayoría, en concordancia, por supuesto también con los cambios propuestos estaremos fortaleciendo al órgano máximo que es la Auditoría Superior de la Federación.

Al votar a favor del presente dictamen también damos pauta a una nueva forma de organización y de trabajo para realizar revisiones en los estados y en la Cuenta Pública Federal.

Adicionalmente el órgano fiscalizador trabajará de manera coordinada con sus homólogos en las entidades federativas. Con lo cual estaremos revitalizando la revisión de la totalidad de los recursos de las participaciones federales que se transfieren a todos los órganos de gobierno.

Estos son sólo algunos de los múltiples beneficios contenidos en este producto legislativo que hoy tenemos a nuestro análisis.

Con la aprobación de este dictamen, se acrecentarán los mecanismos de fiscalización del ejercicio de las participaciones federales y se incrementarán los recursos de revisión del destino y del ejercicio de los recursos provenientes de financiamientos contratados por los estados y por los municipios.

Esto significa que fortalecemos a la Auditoría Superior de la Federación para que tenga las atribuciones necesarias para auditar en tiempo real diversas operaciones que involucren recursos públicos ya sea federales o participaciones federales a través de contrataciones, de subsidios, de transferencias, de donativos, de fideicomisos, de fondos y las asociaciones público-privadas, entre otros mecanismos.

Compañeras y compañeros Senadores: Su servidora, y desde luego, el grupo parlamentario del PRI votaremos a favor de esta propuesta debido a que constituye una pieza clave para identificar, sancionar y prevenir los casos de corrupción en nuestro país.

Es esta nuestra aspiración y resulta de vital importancia su voto a favor para consolidar la gestión adecuada de los recursos públicos y los mecanismos efectivos para su combate y fiscalización.

En estos últimos años el Estado mexicano y sus instituciones, los diversos Poderes de la Unión, todos hemos impulsado la creación de diversas instituciones cuya finalidad es lograr la adecuada rendición de cuentas ante los ciudadanos y por supuesto una mayor participación ciudadana.

Continuemos, y,  quiero exhortarlos a que continuemos transitando por este camino en el que aún nos quedarán algunos desafíos que tendremos que superar, sobre todo, lo reitero, en  materia de transparencia, rendición de cuentas, protección de datos personales, y sanción de delitos relacionados con hechos de corrupción; pero hoy con la aprobación de esta propuesta, sin duda estaremos dando un gran paso en beneficio de la sociedad.

Es cuanto.

Y muchas gracias.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Muchas gracias.

Hago entrega a la Secretaría del texto de mi intervención para que se integre en el Diario de los Debates.

Consulto a la Asamblea, si el asunto está suficientemente discutido, quienes estén porque el asunto esté suficientemente discutido, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén, porque el asunto no esté suficientemente discutido, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Suficientemente discutido.

Se abre el plazo para presentar las reservas, y en este sentido informo a la Asamblea.

Se han presentado reservas de los Senadores del grupo parlamentario de Acción Nacional y del Partido de la Revolución Democrática a los artículos 1, 2, 4 10, 44, 45, 46, 47, 59, 93; y la adición de un nuevo artículo 12.

Del Senador Mario Delgado Carrillo, artículo 4.

Del Senador Rabindranath Salazar Solorio, artículos 7 y 12.

Y de la Senadora Martha Angélica Tagle Martínez, el artículo 7.

Todos los reservantes han anunciado que presentarán por escrito sus reservas.

Por tanto, háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar del resultado de la votación.

Y por tanto, ábrase el sistema electrónico de votación, hasta por cinco minutos, para recoger la votación nominal del proyecto de decreto en lo general, y de los artículos no reservados.

(Se abre el sistema electrónico de votación)

(Se recoge la votación)

El Secretario Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Señor Presidente, me permito informarle del resultado de la votación, se emitieron 105 votos a favor, 4 votos en contra y cero abstenciones.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Muchas gracias.

En consecuencia, queda aprobado en lo general y los artículos no reservados del proyecto de decreto por el que se expiden la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, y se reforman el artículo 49 de la Ley de Coordinación Fiscal; y el artículo 70 de la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

El Secretario Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Señor Presidente, me permito informarle que se está incorporando en este momento al Pleno, y si usted lo autoriza, registrar el voto del Senador Jesús  Santana, a favor.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Se toma nota, al igual que el voto del Senador Joel Ayala, a favor.

Solicito a la Secretaría consulte si son de admitirse las reservas a los artículos 1, 2, 4, 10, 44, 45, 46, 47, 59, 93 y la adición de un nuevo artículo al artículo 12, presentados por los Senadores de los grupos parlamentarios del Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática.

El Secretario Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Consulto a la Asamblea, por instrucciones de la Presidencia si son de admitirse a discusión los artículos reservados propuestos por los Senadores del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional y del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, 1, 2, 4, 10, 44, 45, 46, 47, 59, 93, así como la adición de un nuevo artículo 12.

Quienes estén por la afirmativa, sírvanse expresarlo levantando la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de expresarlo levantando la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Muchas gracias. 

Se reserva para su votación conjuntamente al final, en los términos del dictamen.

Consulte la Secretaría, en votación económica, si se acepta la reserva que hizo el Senador Mario Delgado Carrillo, al artículo número 4. 

Informo a la Asamblea que la Senadora Laura Angélica Rojas, también ha expresado su voto en favor del dictamen que estamos votando.

El Secretario Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Consulto a la Asamblea si es de admitirse la adición de la reserva presentada por el Senador Mario  Delgado Carrillo, respecto al artículo 4.

Quienes estén porque se acepte, sírvanse expresarlo levantando la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén porque no se acepte, favor de expresarlo levantando la mano.

(La Asamblea asiente)

No se acepta a discusión, señor Presidente.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Gracias.

Se reserva en los mismos términos para su votación posterior.

Consulte la Secretaría si es de admitirse a discusión la reserva que hizo el Senador Rabindranath Salazar Solorio, de los artículos 7 y 12 del presente dictamen.

El Secretario Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Consulto a la Asamblea si es de admitirse a discusión la reserva presentada por el Senador Rabindranath Salazar Solorio, del artículo 7 y el artículo 12.

Quienes estén porque se acepte, por favor expresarlo levantando su mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén porque no se acepte, favor de levantar su mano.

(La Asamblea asiente)

No se acepta, señor Presidente.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Se reservan para su votación en los mismos términos.

A continuación solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea si es de admitirse a discusión la reserva al artículo 17 que ha presentado la Senadora Martha Angélica Tagle Martínez.

El Secretario Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Consulto a la Asamblea si es de admitirse la reserva presentada por la Senadora Martha Angélica Tagle Martínez, referente al artículo  17.

Quienes estén porque se acepte, por favor expresarlo levantando su mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén porque no se acepte, favor de levantar su mano.

(La Asamblea asiente)

No se acepta, señor Presidente.

El Presidente Senador Arturo Zamora Jiménez: Se reserva en los mismos términos de los artículos anteriores.

Agotadas las reservas, procederemos a la votación de los artículos.

Háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento, para informar de la votación.

Ábrase el sistema electrónico de votación, por dos minutos, para recoger la votación nominal de los artículos 1, 2, 4, 7, 10, 12, 17, 44, 45, 46, 47, 59 y 93, en los términos del dictamen

(Se abre el sistema electrónico de votación)

(Se recoge la votación)

El Secretario Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Señor Presidente, me permito dar cuenta del resultado de esta votación, se emitieron 82 votos en pro, 20 votos en contra y cero abstenciones.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
ROBERTO GIL ZUARTH

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: En consecuencia, quedan aprobados los artículos 1, 2, 4, 7, 10, 12, 17, 44, 45, 46, 47, 59 y 93 del proyecto de decreto en los términos del dictamen.

Está aprobado en lo general y en lo particular el decreto por el que se expide la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, y se reforman el artículo 49 de la Ley de Coordinación Fiscal, y el artículo 70 de la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

Se remite al Ejecutivo para los efectos del artículo 72 constitucional.

Honorable Asamblea: Informo a ustedes que las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales; de Justicia; de Federalismo; de Gobernación; de Seguridad Pública; de Estudios Legislativos; de Estudios Legislativos, Primera, y de Estudios Legislativos, Segunda, hicieron llegar a la Mesa Directiva un dictamen que contiene proyecto de decreto por el que se reforma y adicionan diversos artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de seguridad pública.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que se incorpore el asunto a la agenda del día de hoy de esta sesión extraordinaria para dar su trámite correspondiente.

El Secretario Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Por instrucciones de la Presidencia, consulto a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que se integre a la agenda el dictamen referido por la Presidencia.

Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se autoriza su incorporación, señor Presidente.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: El dictamen está disponible en el monitor de sus escaños.

Solicito a la secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que se omita su lectura.

El Secretario Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que se omita la lectura del dictamen referido.

Quienes estén por la afirmativa, favor de expresarlo levantando la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se autoriza, señor Presidente.

El Presidente Senador Roberto Gil Zuarth: Queda de primera lectura.

Se levanta la sesión y se cita para la siguiente, este mismo día, a las 20 horas.

Se levantó la sesión a las 19:54 horas.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?watch=15&id=1717