Senado de la República.
Sesión Plenaria.
Domingo 23 de abril de 2017
    
    

Última actualización: Abril 2017
Última revisión: Abril 2017

Sesión Plenaria - Versión Estenográfica

SESIÓN SOLEMNE DE LA H. CÁMARA DE SENADORES, CELEBRADA EL MARTES 12 DE FEBRERO DE 2013.

Se abre ahora un receso a nuestra Sesión Ordinaria para dar paso a la Sesión Solemne en la que recibiremos la visita del diputado Martin Schulz, Presidente del Parlamento Europeo.

        Una vez terminada ésta, reanudaremos la Sesión Ordinaria con los asuntos que ya están incorporados al Orden del Día.

        Con fundamento en lo dispuesto por el artículo 56, fracción tercera del Reglamento del Senado, se abre la Sesión Solemne para recibir la visita del diputado Martin Schulz, Presidente del Parlamento Europeo.

         A fin de introducirlo al Salón de Sesiones, esta presidencia designa a los senadores: Marcela Guerra Castillo, Luis Fernando Salazar Fernández, Rabindranath Salazar Solorio, Juan Gerardo Flores Ramírez y David Monreal Ávila, para que cumplan, por favor, con su encomienda.

        (La comisión cumple)

        Hacemos un receso en tanto.

        (Receso)

        -EL C. PRESIDENTE CORDERO ARROYO: Se reanuda la Sesión, compañeras senadoras y senadores.

        -LA C. SECRETARIA DÍAZ LIZAMA: Les pedimos a los senadores y senadoras, favor de ponerse de pie.

(Todos de pie)

-EL C. PRESIDENTE CORDERO ARROYO: Honorable Asamblea.

Nos acompaña en esta Sesión Solemne el diputado Martin Schulz, Presidente del Parlamento Europeo.

Sea bienvenido al Pleno del Senado de la República, señor diputado.

(Aplausos)

Expreso también la bienvenida a la diputada Patricia Elena Retamoza Vega, Vicepresidenta de la Cámara de Diputados, que asiste en representación del Presidente de esa Colegisladora.

(Aplausos)

Saludo también la presencia del Embajador Carlos de Icaza González, Subsecretario de Relaciones Exteriores.

(Aplausos)

Acompañan a la comitiva que nos visita la Embajadora de la Unión Europea en México, señora Sandra Fuentes Beraín.

(Aplausos)

Está presente también la Embajadora de la Unión Europea en nuestro país, señora Marie-Anne Coninsx.

A toda la comitiva que acompaña a nuestro invitado, le expreso la bienvenida.

(Aplausos)

Honorable diputado señor Martin Schulz, Presidente del Parlamento Europeo; diputada Patricia Retamoza Vega, Vicepresidenta de la Cámara de Diputados; miembros del cuerpo diplomático acreditado en México; compañeras y compañeros senadores de la República.

En nombre del Senado de la República es un gran honor dar la bienvenida al Presidente del Parlamento Europeo, el diputado Martin Schulz, y a su distinguida comitiva, acompañado de las respectivas embajadoras de la Unión Europea acreditada en México y de México ante la Unión Europea. Como decimos en México a los buenos amigos, están ustedes en su casa.

Esta es una ocasión muy especial para el Senado, porque es la primera vez que un Presidente del Parlamento Europeo hace uso de la palabra en el Pleno de esta Cámara. Se trata de un acto que refleje el carácter prioritario de nuestra relación.

México es el único país que cuenta con un acuerdo global y una asociación estratégica con la Unión Europea.

Las relaciones de México con la Unión Europea alcanzaron un nivel de madurez en el año 2000, al entrar en vigor el Acuerdo de Asociación Económica y Concertación Política y Cooperación.

Además a partir de la firma de nuestro Tratado de Libre Comercio, hace trece años, el intercambio comercial casi se ha triplicado.

Hoy la Unión Europea es el segundo socio comercial y el segundo inversionista extranjero en México.

Ante los grandes desafíos del Siglo XXI, es necesario que los parlamentarios mexicanos y europeos demos un renovado impulso a nuestra relación.

Estoy convencido, señor Presidente Schulz, de que hay tres frente en los que podemos lograr nuevos objetivos: el económico, el de seguridad y el de medio ambiente.

Por lo que hace a la economía, sabemos que éstos han sido tiempos difíciles para la Unión Europea. En México entendemos bien esta situación, ya que en el pasado hemos vivido crisis similares.

México salió adelante porque encontramos en el intercambio comercial un poderoso instrumento para recuperar el dinamismo económico.

Confío en que a través del diálogo interparlamentario encontraremos mecanismos para fortalecer nuestra relación económica y comercial.

El segundo frente que ofrece grandes oportunidades de colaboración es el de la seguridad. El crimen organizado trasnacional y el terrorismo son amenazas que no respetan fronteras y por eso las naciones tenemos que cerrar filas para hacerles frente de manera eficaz.

El diálogo entre el Senado y la Unión Europea puede abrir nuevas avenidas de cooperación para que derrotemos a estos enemigos comunes.

Finalmente un tercer frente que es prioritario tanto para México como para la Unión Europea es el del medio ambiente. La urgencia por atender temas coyunturales no debe desviar nuestra atención de los temas realmente importantes a largo plazo y nuestro diálogo pueda aportar muchas ideas para fortalecer los intercambios científicos y tecnológicos en materia de energía renovable y combate al cambio climático.

Sé que México y la Unión Europea sabrán honrar su tradición de defensa del medio ambiente y la preservación del patrimonio de las generaciones futuras.

En la Unión Europea y México estamos convencidos de que no existe contradicción entre crecer económicamente y preservar el medio ambiente, y también de que se puede combatir la pobreza sin acabar con nuestros bosques y selvas.

Afortunadamente el Parlamento Europeo y el Congreso mexicano contamos con mecanismos institucionales propios, como la Comisión Parlamentaria Mixta México-Unión Europea, que ha sido un espacio fundamental para el trabajo conjunto entre…….

(Sigue 10ª parte). . . . . . . . . ........contamos con mecanismos institucionales propios como la Comisión Parlamentaria Mixta México-Unión Europea que ha sido un espacio fundamental para el trabajo conjunto entre nuestros poderes legislativos.

Es positivo que también tengamos diálogo al más alto nivel en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, la Unión Interparlamentaria y la Asamblea Parlamentaria Euro-Parlamentaria.

Estoy seguro de que el trabajo en esos foros nos permitirá llevar nuestra relación a una nueva etapa.

Señoras y señores, Señor Presidente Schulz: El gran escritor peruano, hermano latinoamericano Mario Vargas Llosa ha dicho con razón que la Unión Europea es la más generosa e idealista empresa política de nuestro tiempo, sin duda, el mundo necesita una Europa unificada, próspera, libre y democrática, por eso México cree plenamente en la Unión Europea, creemos en su capacidad para superar los desafíos, y en su potencial para ayudar a construir un mundo más libre y más justo, y sabemos que la Unión Europea también cree en México como un acorde peso global en este Siglo XXI.

Por eso, yo los invito, señor Presidente Schulz, señoras y señores parlamentarios a que con imaginación y visión de futuro sigamos trabajando en  el fortalecimiento de los lazos entre la Unión Europea y México.

Estrechemos nuestra amistad y relancemos nuestra relación a partir del fortalecimiento del acuerdo global que celebramos hace 15 años.

Y, sobre todo emprendamos acciones concretas para traer mayor bienestar a los pueblos de México y Europa.

Tengan la plena certeza de que en el Senado de la República encontrarán ustedes respuesta y colaboración entusiasta, así como una amistad sincera.

Aprovecho esta ocasión para felicitar a la Unión Europea por el Premio Nobel de la Paz 2012 que le fue otorgado por su contribución a la paz, la reconciliación, la democracia y los derechos humanos.

Señor Presidente del Parlamento Europeo:

Deseamos que su visita a México, y particularmente este Senado de la República no sea la última vez.

No se olvide que aquí estamos sus compañeros legisladores mexicanos convencidos y dispuestos a seguir construyendo la prosperidad de la Unión Europea y de México.

Sea usted bienvenido, señor Diputado Schulz, tiene usted el uso de la palabra.

(A P L A U S O S)

- EL SR. DIPUTADO MARTIN SCHULZ, PRESIDENTE DEL PARLAMENTO EUROPEO: Señor Presidente Ernesto Cordero Arroyo; señoras Senadoras y señores Senadores;.

Señoras Diputadas y señores Diputados.

Señoras y señores:

Es un gran honor para mí intervenir hoy ante el Senado de la República.

El Senado Mexicano encarna tradición y modernidad, una institución con cerca de 200 años de historia ubicada en uno de los edificios más nuevos en la Ciudad de México, en el animado Paseo de la Reforma; el Senado es también por tanto un símbolo de México.

Un país que mira al futuro y es consciente de su orgullosa historia.

Señoras y señores:  Su país se enfrenta a grandes retos; las noticias que nos han llegado de México durante los últimos años son preocupantes, pero a pesar de las amenazas a la seguridad pública y de las grandes desigualdades del país, México tiene buenos motivos para mirar al futuro con confianza y optimismo.

A pesar de los defectos negativos de la crisis económica internacional, México experimentó un auge económico importante y rápido.

Las tasas de crecimiento económico de México son un sueño para algunos estados europeos.

La revista The Economist parte incluso de la base de que para 2020, México será una de las 10 economías más potentes del mundo.

Señoras y señores: México está también a la altura de su creciente importancia económica por la función de responsabilidades políticas internacionales, como se comprobó, por ejemplo, en 2010 en Cancún, en la Conferencia Mundial de las Naciones Unidas Sobre el Cambio Climático, y en 2012 con la eficiente presidencia mexicana del G-20.

México sabe desempeñar un constructivo papel de intermediario entre los estados industrializados en los países en desarrollo.

Permítanme señalar que esto es algo que también querría esperar de otros países cuya relevancia económica en el mundo de manera igualmente importante durante los últimos años.

Como Presidente del Parlamento Europeo lucho porque en los procesos multilaterales de toma de decisiones se incluía a los parlamentos. Así, por ejemplo, mis colegas y yo abogamos firmemente en el Parlamento Europeo porque se refuerce la dimensión parlamentaria del G-20. A este respecto deseo expresar mi agradecimiento a este Senado y a su Presidente por la invitación a asistir a la Cuarta Reunión de Presidentes de Parlamentos de G-20 que se celebrará aquí en el Senado Mexicano en abril de 2013, y en el cual el Parlamento Europeo estará representado al más alto nivel.

Señoras y señores: Les felicito expresamente por el Pacto por México, la importante e impresionante agenda de reformas que ha aprobado esta Cámara.

Y puedo asegurarles que el consenso entre los grandes partidos políticos es una señal importante, que hay esperanza y optimismo  para el futuro.

Sigan trabajando conjuntamente para llevar el Pacto a la práctica.

Señoras y señores: En mis distintos viajes a América Latina, me ha fascinado en particular la energía y el dinamismo que emana esta maravillosa región.

Pasearía una vez al Zócalo, una de las plazas más importantes de la civilización humana para percibir la vibrante atmósfera aquí que irradia este lugar.

Aquí las personas tienen la envidiable calidad de no deprimirse, a pesar de las a veces difíciles circunstancias de la vida y de los retos humanos, mantienen siempre un cierto optimismo.

Teniendo en cuenta los retos a los que nos enfrentamos los europeos desearía a veces contar con algo de estas cualidades en Europa.

Señoras y señores: Hace diez años países de América Latina afrontaban la quiebra. Las reformas  económicas neoliberales de los programas de austeridad de los años 80 y 90, produjeron el colapso de sus economías y sistemas financieros.

En ese sentir suyo repentinamente el abismo entre pobres y ricos que la política neoliberal había agravado en los años anteriores aumentó aún más.

Quien actualmente justo una década después.....

(Sigue 11ª. Parte)...aún más, quien actualmente justo una década después viaja por los países entonces sumidos en la crisis… poco de aquel desplome.

Esos países experimentan desde 2004 un enorme auge económico que ha aportado un nuevo bienestar a amplias capas de la población y que contribuye a reducir la pobreza de forma significativa. Naturalmente las crisis económicas y financieras que sufre América Latina a comienzos del milenio son, en muchos aspectos, muy diferentes de la situación en que se encuentran hoy algunos estados miembros de la Unión Europea.

No obstante, podemos beneficiarnos de la experiencia de nuestros socios que, con razón, se sienten orgullosos de haber superado la crisis gracias a su propio esfuerzo.

Señoras y señores, en la Cumbre de la Economía Mundial de Davos tuve la oportunidad, hace dos semanas escasas, de hablar con destacados responsables internacionales, muchos mirando hacia otra preocupación, y estoy convencido de que también aquí muchos se preguntan ¿qué está pasando al otro lado del Atlántico?

En mi opinión, la Unión Europea y su modelo de democracia transnacional se enfrentan a los desafíos. Vivimos actualmente una crisis económica de unas dimensiones que no habíamos visto desde los años 70, más de 26 millones de personas en Europa están desempleadas.

Hace algunos días estuve en España, ahí el 55% de los jóvenes carece de empleo. En una Cumbre de Nación con jóvenes me hicieron la siguiente pregunta: Ustedes salvaron a los bancos con el dinero de los contribuyentes, pero ¿qué hacen ustedes realmente por nosotros?

Gertrude Stein la gran intelectual de Paris de los años 20, dijo de los jóvenes que habían sobrevivido a la primera Guerra Mundial que eran la generación perdida (A lost generation).

En Europa corremos actualmente el riesgo de perder también toda una generación. Ayer por cierto, tuvo la oportunidad de hablar con estudiantes de la UNAM, también aquí están muy comprometidos los jóvenes y quieren hacer oír su voz y una mayor representación de sus intereses.

Tenemos la responsabilidad de ocuparnos en mayor medida de las inquietudes y preocupaciones de nuestra generación de jóvenes. El segundo gran desafío ante el que no solo nos encontramos los europeos tiene que ver con nuestro modelo democrático. Ante la crisis financiera internacional vimos actualmente cómo bajo la presión de los mercados en todo el mundo las decisiones tendrían que tomarse con rapidez y, si es posible, sin participación parlamentaria.

Pero lo correcto es lo contrario, la democracia y el parlamentarismo requieren tiempo, y si no nos tomamos ese tiempo tendremos una democracia sometida a las leyes del mercado, y no un mercado conforme a la democracia.

Señoras y señores, la Unión Europea ha superado muchos… y crisis en sus sesenta años de historia, y también en la actualidad volvemos a dar muestras de nuestra enorme capacidad de gestión de crisis. Estoy convencido de que saldremos reforzados de la crisis.

Señoras y señores, los íconos entre la Unión Europea y México son hoy más fuertes que nunca. México es un socio privilegiado de la Unión Europea, el único país de América Latina que mantiene con la Unión Europea tanto un acuerdo de asociación, como una asociación estratégica.

Con la creación de la asociación estratégica en 2009 logramos un hito. Esta asociación fue, por parte de la Unión Europea, una clara expresión de reconocimiento de la importancia política y económica de México. No obstante aún queda en nuestra asociación potencial por explotar, por eso propongo que nos marquemos como objetivo de la actualización del acuerdo global de 1997.

Estoy convencido de que la profundización de nuestras relaciones económicas y comerciales contribuirá a impulsar el desarrollo económico, a luchar contra la pobreza y las desigualdades sociales y a promover la protección del medio ambiente.

Además de los contactos mantenidos entre el gobierno de México y la Comisión Europea, respecto de una posible actualización del acuerdo, el Congreso Mexicano y el Parlamento Europeo también deberán debatir cómo podemos seguir impulsando nuestras relaciones.

Señoras y señores, permítanme dar las gracias a los senadores y diputados mexicanos que a lo largo de los últimos seis años se han reunido regularmente con sus colegas del Parlamento Europeo y han trabajado con ellos en la Comisión Parlamentaria Mixta.

Todos han contribuido de forma decisiva a la profundización de las relaciones entre México y la Unión Europea, pueden sentirse orgullosos de ello, la Comisión Parlamentaria Mixta es el motor que impulsa el fortalecimiento de nuestras relaciones.

Permítanme felicitar también a los miembros mexicanos de la Comisión Parlamentaria Mixta elegidos en el Congreso el primero de julio de 2012. Mis colegas del Parlamento Europeo esperan con interés la cooperación futura.

Señoras y señores, permítanme transmitir en este punto la solidaridad del Parlamento Europea al pueblo mexicano en su lucha contra el tráfico de drogas y la delincuencia organizada, y expresar nuestras condolencias y nuestro apoyo a los numerosos familiares y amigos de las víctimas.

La lucha del pueblo mexicano contra la delincuencia organizada ha de ser también la nuestra. Los europeos no podemos eludir nuestra responsabilidad, ambas partes deben asumir la suya tanto las sociedades en las que se consume la droga, como en los países en los que se produce, en los países de tránsito.

Señoras y señores, al hablar en Europa de la Asociación Trasatlántica nos referimos con mucha frecuencia a las relaciones exclusivas…

(SIGUE 12ª PARTE)....trasatlántica, nos referimos con mucha frecuencia a las relaciones exclusivas entre los Estados Unidos de América y Europa. En mi opinión se trata de un gran error las relaciones  trasatlánticas no se limitan exclusivamente a las relaciones  con los Estados Unidos de América, también incluyendo las relaciones con América Latina, especialmente México, con ninguna otra región del mundo compartimos en tan gran medida la historia, la cultura, los valores y la visión de cómo debe ser una sociedad.

Ambas regiones están comprometidas con el multilateralismo en las Naciones Unidas, en la Organización Mundial del Comercio, en el G20, y en otras instituciones multilaterales. Somos socios naturales para hacer frente a los retos del siglo XXI.

Como una vez afirmó el gran Carlos Fuentes, al que tanto extrañamos ahora, tenemos un pasado que tenemos que recordar; tenemos un provenir y esperemos que así sea. Muchas gracias, viva Europa, viva México. (Aplausos).

-EL C. PRESIDENTE CORDERO ARROYO:  Muchas gracias, señor diputado Presidente. La visita que realiza a nuestro país encuentra un importante motivo de acercamiento en la Sesión Solemne que hoy llevamos acabo. Su participación en nuestra asamblea es un acto de la mayor consideración para nosotros.

Le reitero el saludo de la Cámara de Senadores, y en representación de esta asamblea le extiendo nuestros votos para que alcance siempre el éxito en su importante trabajo.

La Comisión designada se servirá acompañar a nuestros visitantes hasta las puertas de este recinto.

-Se cierra la Sesión Solemne y se solicita a los señores senadores  permanecer en sus lugares para continuar con nuestra Sesión Ordinaria de este día. 

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?watch=15&id=1677