Senado de la República.
Sesión Plenaria.
Sabado 29 de abril de 2017
    
    

Última actualización: Abril 2017
Última revisión: Abril 2017

Sesión Plenaria - Versión Estenográfica

SESIÓN ORDINARIA DE LA H. CÁMARA DE SENADORES, CELEBRADA EL JUEVES 9 DE ABRIL DE 2015.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
MIGUEL BARBOSA HUERTA

ÍNDICE

Apertura de la sesión.

Acta de la sesión del 8 de abril de 2015.

SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN

CÁMARA DE DIPUTADOS

Remite las siguientes minutas:

CONGRESO DEL ESTADO DE CHIHUAHUA

Remite los siguientes proyectos de decreto:

INICIATIVAS

DICTÁMENES DE PRIMERA LECTURA

Fundamentación del dictamen.

Posicionamientos de los Grupos Parlamentarios.

Discusión en lo general.

Votación en lo general y en lo particular.

INSTITUTO NACIONAL PARA LA EVALUACIÓN DE LA EDUCACIÓN

Rectificaciones y ampliaciones de turnó.

Turno a comisiones de las iniciativas, proposiciones y efemérides.

CITA.


SESIÓN ORDINARIA DE LA H. CÁMARA DE SENADORES, CELEBRADA EL JUEVES 9 DE ABRIL DE 2015.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
MIGUEL BARBOSA HUERTA

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: (11:38 horas) Solicito a la Secretaría informe a la Asamblea el resultado del cómputo de asistencia de las y los Senadores.

La Secretaria Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza: Honorable Asamblea: Conforme al registro de asistencia se han acreditado 88 ciudadanos Senadores.

En consecuencia, hay quórum, señor Presidente.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Se abre la sesión del jueves 9 de abril, correspondiente al segundo periodo ordinario de sesiones del tercer año de ejercicio.

El Orden del Día está disponible en el monitor de sus escaños, con lo cual se informa de los asuntos que corresponden a la agenda de hoy

El acta de la sesión anterior se encuentra publicada en la Gaceta de este día.

En consecuencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba.

La Secretaria Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba el acta de la sesión anterior. Quienes estén porque se apruebe, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque se rechace, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Aprobada el acta, señor Presidente.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza: Se recibió de la Secretaría de Gobernación, un oficio con el que remite el Tratado entre el gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el gobierno de la República de Sudáfrica, sobre Asistencia Jurídica Mutua en Materia Penal, firmado en la ciudad de México el 1 de noviembre de 2013 y en la ciudad de Pretoria el 24 de marzo de 2014.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Túrnese a las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores, África; de Relaciones Exteriores; y de Justicia, para su análisis y dictamen correspondiente.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza: Se recibió de la Cámara de Diputados, un proyecto de Decreto por el que se adiciona una fracción XVII al artículo 4 de la Ley del Instituto Mexicano de la Juventud.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Túrnese a las Comisiones Unidas de Juventud y Deporte; y de Estudios Legislativos, Primera.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza: También de la Cámara de Diputados, se recibió un proyecto de Decreto por el que se reforman los artículos 106, primero párrafo y 108, segundo párrafo de la Ley Federal de Sanidad Animal.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Túrnese a las Comisiones Unidas de Agricultura y Ganadería; y de Estudios Legislativos, Segunda.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza: Se recibió del Congreso del Estado de Chihuahua, un proyecto de Decreto por el que se adiciona un inciso f) a la fracción VIII del artículo 43 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Túrnese a las Comisiones Unidas de Trabajo y Previsión Social ; y de Estudios Legislativos, Primera.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza: Asimismo, el Congreso del Estado de Chihuahua remitió un proyecto de Decreto por el que se reforma el artículo 31 de la Ley del Impuesto al Valor Agregado.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Túrnese a la Cámara de Diputados.

Honorable Asamblea: Está inscrita en el Orden del Día, una iniciativa que suscriben Senadores y Diputados, de diversos grupos parlamentarios, básicamente los integrantes de las Juntas de Coordinación Política de ambas Cámaras, que contiene proyecto de Decreto por el que el Honorable Congreso de la Unión declara el primer viernes de marzo de cada año como el “Día Nacional de la Oratoria”.

Este proyecto se origina en la propuesta que elaboró la Fundación Ealy Ortiz, A.C., y que entregó el pasado 6 de marzo a los Presidentes de las Cámaras del Congreso; me refiero a sus Mesas Directivas y a las Juntas de Coordinación Política.

La iniciativa está suscrita por los coordinadores, como lo dije, de los grupos parlamentarios de ambas Cámaras del Congreso.

Se tiene por recibida y se turna a las Comisiones Unidas de Gobernación; y de Estudios Legislativos, Segunda.

Solicito a la Secretaría dé cuenta con los dictámenes de primera lectura.

La Secretaria Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza: Los dictámenes para primera lectura son:

Dos, de las Comisiones Unidas Para la Igualdad y Género; y de Estudios Legislativos, Primera, que contienen proyectos de Decreto:

Por el que se reforman los artículos 16, 38 y 42 de la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres.

Y por el que se reforman diversas disposiciones de la Ley del Instituto Nacional de las Mujeres.

Y uno, de las Comisiones Unidas de Defensa Nacional; de Gobernación; y de Estudios Legislativos, con proyecto de Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Son todos los dictámenes, señor Presidente.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Sobre este último dictamen, les informo que las comisiones hicieron del conocimiento de la Mesa Directiva, una modificación, en la página 23, en el apartado de los considerandos, para incluir la mención del estado de Veracruz, entre los de la región sur-sureste.

Ese ajuste respeta el propósito del proyecto de Decreto y tuvo la aprobación de las comisiones. La nueva versión del dictamen ya está publicada en la Gaceta. Todos los dictámenes están publicados en dicha Gaceta.

Con fundamento en lo dispuesto por los artículos 193 y 195 del Reglamento, quedan de primera lectura.

Procederemos, ahora, a la segunda lectura del dictamen de las Comisiones Unidas de Defensa Nacional; de Gobernación; y de Estudios Legislativos, con proyecto de Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, al cual acabamos de dar primera lectura.

En consecuencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que se dispense la segunda lectura del dictamen y se ponga a discusión de inmediato.

La Secretaria Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que se dispense la segunda lectura del dictamen. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se dispensa la segunda lectura, señor Presidente.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: En consecuencia, se concede el uso de la palabra al Senador Fernando Yunes Márquez, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Defensa Nacional, en términos de lo dispuesto por el artículo 196 del Reglamento.

El Senador Fernando Yunes Márquez: Con su venia, señor Presidente. Compañeras y compañeros:

El dictamen que vengo a presentar, es producto de la iniciativa que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, presentada por el titular del Ejecutivo Federal, y que fue turnada a las Comisiones Unidas de Defensa Nacional; de Gobernación; y de Estudios Legislativos.

Reconozco el profesionalismo de los integrantes de estas comisiones en el proceso de dictaminación de la presente iniciativa.

Esta propuesta tiene por objeto principal, generar una nueva regulación encaminada a fortalecer los procesos de cooperación migratoria y aduanera de México con el resto del mundo, con la finalidad de hacer más eficiente el flujo de personas y mercancías, abatiendo costos y tiempos, impulsando un mayor beneficio económico para nuestro país.

De igual forma, busca establecer una regulación homologada a las obligaciones internacionales contraídas por México, adecuadas para la correcta protección de personas, que deben ser internacionalmente protegidas en visitas de Jefe de Estado, de Gobierno, Ministros y altos funcionarios de otros países.

Para ello, se contemplan tres aspectos:

Instrumentar procesos de preinspección aduanera.

Fijar las bases para la operación de la preinspección migratoria.

Y por último, establecer los mecanismos de protección y seguridad para las personas internacionalmente protegidas, en el marco de las visitas oficiales que se realizan a nuestro país.

El primero de ellos, se considera necesario para que los nuevos procesos de despacho e inspección de mercancías agilicen los trámites y permitan así un intercambio comercial eficiente y benéfico para la economía mexicana.

Lo anterior, en el marco de un esquema de cooperación bilateral, en el que se busque incrementar el predespacho de carga por parte de autoridades aduaneras mexicanas y extranjeras, de manera conjunta, tanto en territorio extranjero como nacional, a fin de facilitar y agilizar el tránsito de mercancías entre dichos países con base en el principio de reciprocidad internacional, establecido en los artículos 28 y 28 Bis de esta iniciativa.

En este orden de ideas, y bajo el referido principio de reciprocidad internacional, se busca permitir que funcionarios aduaneros mexicanos, que realicen funciones de preinspección de mercancías en otros países, cuenten con autorización para la salida del territorio nacional de las armas con las que cuentan para el desempeño de sus funciones en territorio extranjero.

Asimismo, autorizar a los funcionarios aduaneros extranjeros, debidamente acreditados ante el gobierno federal, que ingresen al país para participar de manera conjunta con funcionarios mexicanos en el proceso de preinspección aduanera, para que puedan portar su arma de cargo en los puntos de revisión de las aduanas ubicadas en el territorio mexicano.

Por lo que se refiere a la preinspección migratoria, y considerando la experiencia internacional, se parte de la relevancia del establecimiento de un sistema de atención migratoria de viajeros hacia destinos internacionales, atendidos por agentes extranjeros, estimamos que de esta manera se permitirá una mayor afluencia turística a los principales destinos del país, esto atendiendo al mismo principio de reciprocidad internacional.

A este respecto, la iniciativa plantea que este mecanismo permita llevar a cabo revisiones documentales necesarias y consultas de datos aún antes de que el pasajero aborde la aeronave, trasladándole legibilidad para el ingreso al país de destino del puerto de entrada al puerto de salida, haciendo más eficientes los flujos migratorios.

Esta posibilidad de esquemas de preinspección migratoria son de especial interés para México, en atención a que se permitirá el establecimiento de nuevas rutas aéreas, desde pequeños aeropuertos en el extranjero que no cuentan con las facilidades necesarias para el despacho internacional de personas hacia los principales destinos de México, eliminando el desincentivo que representan las escalas en vuelos internacionales.

De igual manera, permitirá que se desarrollen centros turísticos en algunos destinos del país que no cuentan con tal infraestructura, permitiéndole preinspección de documentación migratoria de los visitantes en aeropuertos internacionales de otros países, ya sea pequeños aeropuertos no internacionales en territorio nacional.

En ambas figuras de preinspección aduanera y migratoria, se propone que sea la Secretaría de la Defensa Nacional la que emita los permisos correspondientes, que tendrán una vigencia de 6 meses renovables, en la que se determinará el arma autorizada, el local o la instalación en que será válida la portación, así como los límites y restricciones que considere conducentes.

Asimismo, prevé que los funcionarios aduaneros mexicanos únicamente puedan portar las armas que son parte de su equipamiento en su país de origen, lo cual deberá ser un revolver o pistola, cuyo calibre en ningún caso podrá ser mayor a .40” o equivalente.

Y lo más importante, es fundamental señalar que el arma no podrá salir del lugar designado por la Secretaría de Defensa Nacional para el desempeño de las funciones de los agentes aduanales y migratorios, por lo que en ningún momento veremos en las calles a agentes extranjeros armados, por lo cual salvaguardamos la seguridad de los mexicanos y preservamos nuestra soberanía.

Por lo que respecta al tercer aspecto que contempla este dictamen, referente a los mecanismos de protección y seguridad para las personas internacionalmente protegidas, es necesario atender las obligaciones de México, así contraídas en convenciones internacionales, para establecer los esquemas que garanticen la seguridad que requieren los mandatarios y visitantes de alto nivel.

Por ejemplo, las Convenciones de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares, que establecen que México está obligado a “adoptar todas las medidas adecuadas para impedir cualquier atentado contra su persona, su libertad o su dignidad, refiriéndose a los agentes diplomáticos y consulares, y en general a los representantes del Estado que se envían a nuestro país”.

En este sentido, este dictamen establece que, con base en el multicitado principio de reciprocidad internacional, la Secretaría de la Defensa Nacional podrá autorizar de manera temporal a los servidores públicos extranjeros que acompañen como agentes de seguridad en visitas oficiales a Jefes de Estado, de Gobierno, Ministros o equivalentes, a ingresar y portar armas durante el tiempo que dure la comisión o visita oficial.

Finalmente, compañeras y compañeros Senadores, es importante informarles que, derivado de la discusión y análisis de esta iniciativa por parte de las comisiones unidas, se aprobó una modificación a las consideraciones de este dictamen, con la finalidad de que se ponga énfasis en que con la nueva visión de la competitividad nacional que impulsa esta reforma, desde el punto de vista del desarrollo regional, se atenderán las diferencias entre el desarrollo de los estados del norte del país con relación al desarrollo de los estados del sur-sureste, particularmente en los estados de mayor marginación, como lo son: Veracruz, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, con el objeto de mejorar sus capacidades de crecimiento económico.

Compañeras y compañeros Senadores: Con la aprobación de este dictamen, en ningún momento se vulnera la soberanía nacional ni se atenta en contra de los derechos y libertades de los mexicanos.

Lo que se busca con esta iniciativa es incorporar a México dentro de los países con un potencial turístico y económico de primer mundo y hacerlo cada día más competitivo.

Es cuanto, Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Gracias, Senador Fernando Yunes Márquez.

En uso de la palabra la Senadora Cristina Díaz Salazar, Presidenta de la Comisión de Gobernación.

La Senadora María Cristina Díaz Salazar: Muchas gracias, Senador Presidente. Señoras y señores Senadores:

El día de hoy estamos sometiendo a consideración de esta Soberanía, el dictamen que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, con el cual se pretende establecer un nuevo esquema de relación en nuestro país y sus socios comerciales.

Debemos ser claros. La presencia de oficiales armados en México, en materia de migración o de aduana, no implica, de manera alguna, que vayan a deambular por el territorio nacional haciendo uso continuo de sus armas de carga.

Su portación se va a encontrar reducida a un espacio territorial, esto quiere decir a los recintos oficiales y también a la temporalidad de la licencia del uso de arma colectiva.

Esto está claramente definido jurídicamente, y corresponde al sitio, como lo señalé hace un momento, de inspección migratoria y aduanal exclusivamente.

Hoy, nuestro país está insertado a este nuevo mundo globalizado; sin embargo, no hemos explotado todo el potencial que derive en beneficios.

Con estas modificaciones que hoy discutiremos, se pretende habilitar una serie de medidas que impulsarán el crecimiento económico de nuestra industria, de nuestro sector agrícola y, sobre todo, impulsar mayores beneficios económicos directos para las y los mexicanos.

Esto significa que habrá efectos sobre el desarrollo regional. La preinspección aduanera, por ejemplo, las exportaciones anuales son más de mil millones de dólares en 25 entidades federativas, mientras que en 5 entidades federativas no fronterizas las exportaciones anuales se ubican en el rango de entre 10 mil y 21 mil millones de dólares.

Los dos estados que pueden tener mayor crecimiento promedio anual de sus exportaciones, y que lo han tenido en el periodo del 2007 y 2012, corresponde a Michoacán, con el 26.2 por ciento; y Guerrero, con el 38.7 por ciento.

A pesar de que no existe un mapeo por entidad federativa de las exportaciones agrícolas, por ejemplo en este caso, se puede asumir sin riesgo que la remoción de costos de transacción para las exportaciones será de gran beneficio para las entidades con mayor producción agrícola, y muchas de ellas con menor nivel de desarrollo, incluyendo Veracruz, Chiapas, Michoacán, Oaxaca, por citar ejemplo, con una producción anual que rebasa en todos los casos los 10 mil millones de pesos anuales, particularmente en vista de la naturaleza perecedera de este tipo de productos, que al llegar a la frontera disminuirán los tiempos y disminuirán los riesgos.

Creo que es muy importante señalar que otro ejemplo de esta preinspección aduanera, va a beneficiar a los estados de la República donde se localizan los principales puertos marítimos, toda vez que van a ganar una ventaja comparativa en cuanto a la eficiencia logística de entrada y salida de mercancías.

Hay alguno de estos puertos marítimos que se encuentran en los estados con mayor marginación.

Y señalaría que estos puertos, por ejemplo, de carga como Veracruz, Lázaro Cárdenas, Coatzacoalcos y Salina Cruz, tendrán un gran dinamismo económico.

Y en cuanto a la preinspección migratoria, el sector turístico, particularmente, será muy importante para ciertas entidades federativas, las cuales representan una alta proporción de la actividad económica total en esta materia, como es Quintana Roo, Guerrero y Baja California Sur.

Asimismo, esto va a facilitar la actividad turística que podrá beneficiar a entidades de la República con un sector turístico en desarrollo y va a favorecer nuevos destinos, por ejemplo, incluyendo a Chiapas, a Oaxaca y a Nayarit.

Estas medidas no son medidas aisladas y forman parte de una serie de acciones intergubernamentales que, de manera integral, buscan atender las necesidades de nuestras naciones en un contexto internacional a través de estos acuerdos interinstitucionales que deberán celebrarse para que pueda tener un buen objetivo.

Es importante resaltar que con estas medidas descansen sobre la base del principio de reciprocidad entre naciones, como lo mencionó mi compañero el Presidente de la Comisión de Defensa, el Senador Yunes, y nos va a permitir realizar con nuestros socios comerciales acciones conjuntas como la pre-internación, lo cual va a apuntar al reforzamiento de la seguridad en aspectos de movilidad de personas y mercancías, mientras, por otro lado, va a estimular las actividades comerciales en niveles competitivos.

Ante la duda que ha existido durante la discusión de este dictamen sobre la pérdida o no de soberanía por parte de nuestra Nación frente a extranjeros, tenemos que ser muy claros, esta práctica no es nueva a nivel internacional ni implica un sometimiento de una nación a otra.

Nuestro país cuenta con una de las legislaciones más estrictas en materia de armas de fuego a nivel internacional, y los extranjeros deberán cumplir con ella.

Además, en estas modificaciones se plantea de manera estricta las limitaciones a las cuales se deberán ajustar los agentes extranjeros que realicen actividades migratorias y aduanales.

Las limitaciones incluyen el área de uso del arma de fuego, tipo de arma, la vigencia del permiso, que no será mayor por seis meses, así como la facultad de nuestra Nación de cancelar permisos extraordinarios en cualquier momento.

Han pasado más de 26 años, Senadores, desde que nuestro país firmó el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, y es fecha que no hemos podido explotar este Acuerdo a su máximo potencial.

Este Senado debe tomar medidas para garantizarle a los mexicanos estabilidad económica, mayores ingresos y una mejor calidad de vida.

Por ello, este dictamen es necesario para continuar en la ruta del crecimiento en este mundo globalizado al que nos enfrentamos todos los días los mexicanos.

En resumen, este dictamen que hoy sometemos a esta Soberanía, significa la dinamización de la economía y la modernización de nuestras fronteras.

Es cuanto, señor Presidente.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Gracias, Senadora.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Graciela Ortiz González, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, en términos de lo dispuesto por el artículo 196 del Reglamento.

Bueno, una vez que se encuentre en la sede, hará uso de la palabra la Senadora.

Con fundamento en lo dispuesto por el artículo 197 del Reglamento, procederemos a los posicionamientos de los grupos parlamentarios; los cuales, tal como lo establece el artículo 199, numeral 1, fracción II del Reglamento, será en un orden creciente y por un tiempo de 10 minutos cada uno.

Tiene el uso de la palabra don Manuel Bartlett, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, hasta por diez minutos.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Con su venia, señor Presidente.

Este dictamen que ha sido presentado aquí por dos presidentes de comisiones, es un atentado directo contra la soberanía nacional, es un acto de simulación en el cual presentan y hablan constantemente de avances que se lograrán al multiplicar instalaciones aduanales y migratorias, con presencia de agentes extranjeros, como un gran avance económico que nos permitirá al turismo y crecientes servicios.

Es un acto de simulación porque se trata de la aceptación de una nueva imposición de los Estados Unidos de Norteamérica, que significará la invasión de este país, de agentes policiacos norteamericanos armados en todo el territorio nacional, lo cual es una absoluta violación a la soberanía de este país.

Y es una vergüenza que este Senado de la República se preste a estas simulaciones que el Presidente de la República inicia, sometido a los intereses de los Estados Unidos.

Obedece este objetivo a la geopolítica norteamericana de hacer del territorio de los tres países: México, Canadá y Estados Unidos, una sola entidad llamada Norteamérica, integrada bajo su férula, bajo la dominación de los Estados Unidos.

El Senado de los Estados Unidos Mexicanos le presta el menor interés a la entrega de la soberanía nacional.

Sí les puedo decir que quedarán en la historia sus nombres, como un Senado abierto que se prestó a cumplir los mandatos de la potencia extranjera vecina para inundar a nuestro país de agentes extranjeros armados.

Vamos a tener diversas intervenciones al respecto, pero de ninguna manera se trata, y no lo oculten, de impulsar la economía, de impulsar el turismo, el mercado. No se necesitan armas en estas actividades, ni se necesita este mecanismo, que lo único que trae es una intervención armada de los Estados Unidos hasta los últimos rincones de nuestro país.

Voy a tomar los aspectos jurídicos que han sido totalmente desatendidos en las comisiones.

Les quiero decir que el día de ayer, en una sesión verdaderamente ridícula, repitieron los defensores de este atentado contra nuestro país y nuestro territorio, argumentos falaces como los que hoy presentaron los dos presidentes, la Presidenta de Gobernación y el otro presidente, y no discutieron jamás el significado de la presencia de fuerzas extranjeras armadas y de policías, que sabemos cómo operan los agentes migratorios extranjeros en México, armados en todo el territorio nacional.

Eso es lo que están ahorita planteando, y ustedes, Senadores, que están totalmente distraídos y dispuestos a votar lo que les digan, están cometiendo un atentado contra la Nación mexicana, y así quedará en la historia de México, todos y cada uno de los nombres que hoy voten a favor de esta intromisión armada de los Estados Unidos en México, serán responsables de este atentado para siempre, ahí quedarán sus nombres, no serán protegidos permanentemente por la dictadura mediática que es la que los protege por ahora.

Nada salió, de lo que se planteó ayer en contra, en la prensa nacional, nada.

Nada saldrá, tal vez, de lo que dijimos, lo vamos a decir, Televisa, TV Azteca y todos estos que están en el contubernio del poder hegemónico nacional y extranjero, van a pararlo y no se sabrá nada de lo que se aprobó; sin embargo, se verá muy pronto el resultado.

La propuesta de reforma es anticonstitucional porque no está en ninguno de los supuestos contemplados en los artículos 10, 21, 35, 36, 89 de la Constitución, los agentes migratorios y de aduanas extranjeros con armas en territorio nacional no actualizan ninguna hipótesis vigente en la Carta Magna, es inconstitucional.

La propuesta violenta el artículo 89, fracción X de la Constitución, fundamentalmente se infringen los siguientes principios de política exterior: el de la “no intervención y el de la autodeterminación de los pueblos”, porque agentes extranjeros armados actuarán en el territorio soberano de México, es decir, porque el monopolio de la fuerza pública dejará de existir, se compartirá con gobiernos extranjeros.

Los agentes extranjeros tendrán, aunque dicen parcialmente, el control territorial abierto en nuestro país, para funciones de la más alta y delicada importancia para México.

El Acuerdo entre el gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica sobre asistencia mutua entre sus administraciones de aduanas del 9 de diciembre de 2013, no pueden ser el fundamento jurídico de la reforma legal que se propone, porque se violenta el artículo 133 de la Constitución y el principio de jerarquía normativa: las normas legales sólo pueden tener por fundamento jurídico para su creación o reforma una norma de mayor jerarquía y no una norma de menor jerarquía, como es el caso.

Además, el citado acuerdo es interinstitucional, no fue aprobado por el Senado, en contravención con el artículo 76 de la Constitución; no puede haber reciprocidad con la brutal asimetría con los Estados Unidos de Norteamérica, es una falacia que todos podemos entender, que eso es lo que es.

Se violenta el principio de legalidad y certeza, pues la reforma es ambigua, vaga, indeterminada; por ejemplo, no define cuántos permisos individuales o colectivos se otorgarán a los agentes extranjeros armados; no precisa el número máximo de agentes armados extranjeros que podrán existir en nuestro país; no precisa cuántos agentes extranjeros habrá por cada una de las 51 estaciones migratorias en México, y por cada una de las decenas de recintos aduaneros en el país; no precisa la cantidad de armamento y equipo que estará a disposición de cada agente extranjero; no precisa las relaciones de mando y de coordinación entre los agentes migratorios y aduanales extranjeros con los agentes aduanales y migratorios nacionales, ¿quién tendrá el mando de esos destacamentos en todo el país de agentes extranjeros armados?, ¿quién va a mandar sobre ellos?

No precisa si en las rutas, caminos o transportes de agentes extranjeros también portarán armas, porque hay principios que en locales o instalaciones tendrán el derecho a portar las armas; no define qué se entiende por recinto o local migratorio aduanal; no define el número máximo de prórrogas que se otorgarán por el gobierno mexicano a los permisos individuales o colectivos; no define cuál es el juez penal competente; no se define cuál es el régimen jurídico al que estarán sujetos los agentes extranjeros en su relación con la población mexicana y en relación con las autoridades nacionales, lo que hace suponer que el sistema migratorio y aduanal mexicano estarán sometidos al control y a la administración del gobierno de los Estados Unidos y no de los mexicanos.

Consideramos que nuestros servicios de migración y aduanales estarán bajo la autoridad de la Homeland Security, que es el organismo establecido por Bush para combatir, sin ninguna limitación, al terrorismo violando derechos humanos.

La Homeland Security está bajo la dirección de Johnson, cuyos antecedentes en la defensa de asesinatos específicos está en toda la literatura norteamericana.

Para, en todo caso, evitar atropellos, yo les pediría que visualizaran, en un momento, ustedes, mexicanas y mexicanas un servicio migratorio y aduanal bajo las órdenes de agentes mexicanos, pero además hoy con la presencia de agentes norteamericanos armados, ocupados de dar el tratamiento adecuado a centroamericanos, a indígenas mexicanos, a campesinos de nuestro país, bajo la presencia de policías norteamericanos armados.

Pueden ustedes imaginarse cómo se va a dar esto en Chiapas, en Guerrero, en Oaxaca, la presencia de ese tipo de policías migratorios que son los que expulsan a millones de mexicanos con el tratamiento inhumano que lo hacen, van a estar aquí en nuestro territorio frente a mexicanos en nuestro propio territorio con una autoridad que les confiere este acuerdo y esta ley.

Por otro lado, con la laxitud de las normas previstas en la reforma, sin duda muchos de los agentes migratorios y aduanales extranjeros serán agentes encubiertos de las otras agencias como la CIA, ya presentes en México. El principio de reciprocidad que se alega aquí, que solamente habrá esta presencia de extranjeros armados en migración y en aduanas, si hay reciprocidad, esa es una verdadera tomadura de pelo; el principio de reciprocidad del que habla la propuesta de reforma debe estar previsto en un tratado para ser válido porque compromete la soberanía de las naciones involucradas.

Por tanto, no puede estar contemplada en un acuerdo interinstitucional que no es aprobado por el Senado de la República, ya que este tipo de acuerdos carecen de legitimidad constitucional.

Otra posibilidad del principio de la reciprocidad, de acuerdo al derecho internacional, es que las leyes de los Estados contemplen expresamente esa reciprocidad, lo que en el caso concreto no se actualiza.

De hecho, en la segunda enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, se impide la pretendida reciprocidad, como lo presentó anoche para que no le hicieran el menor caso los defensores de esta invasión al país, no es posible que haya esta reciprocidad, además que ya lo explicará el Senador Encinas.

Las indefiniciones jurídicas de la reforma propuesta sólo pueden estar cubiertas y ser satisfechas en un tratado. Como ya dijimos, los artículos 28 y 28 Bis del dictamen aluden a acuerdos internacionales que son absolutamente inconstitucionales.

Tal como lo prevé el dictamen, los permisos de los agentes extranjeros pueden renovarse semestralmente, lo anterior implica que una parte de la fuerza pública en territorio nacional la tendrán agentes extranjeros, en contravención al artículo 21 de la Constitución, que precisa que tienen que ser autoridades civiles nacionales las que la ejerzan, ningún acuerdo puede violar el artículo 21; el servicio migratorio y el servicio de aduanas tiene que estar en manos de nacionales completamente sin la presencia de agentes extranjeros, es una violación al artículo 21 constitucional.

El dictamen prevé, sin control alguno del Senado al Ejecutivo y en oposición al artículo 76 de la Constitución, que cualquier tipo de arma puede ser aprobada.

El dictamen violenta también el artículo 73, ¿verdad?, porque no tiene el Congreso facultad, no tenemos nosotros facultad para legislar sobre armas de fuego que usen y porten agentes extranjeros en territorio nacional.

Como ya lo hemos mencionado, volvemos a insistir en esta patraña de la reciprocidad, de que es imposible que en los Estados Unidos de Norteamérica exista esa reciprocidad.

Pero, un comentario final. En la brutal asimetría que existe entre el poder de los Estados Unidos y el nuestro, no hay reciprocidad que funcione, ninguna.

Insisto, y vamos a volver a insistir en este debate que esperemos que se dé, porque acostumbran, los Senadores y Senadoras que siguen instrucciones del Presidente de la República, no discutir, de leer algunos argumentos, como lo hicieron ayer, de hablar de generalidades, de banalidades, de mentiras y de disfraces para no entrar al tema.

Por eso yo les pido que entren al debate, si están aquí, Senadoras y Senadores, que están de acuerdo con la integración del territorio mexicano al territorio de los Estados Unidos, bajo el control de la Homeland Security, que lo digan, que vengan y lo digan.

¿Por qué no?

Así ya están avanzadas las medidas como las que se han tomado aquí.

Lo que les pedimos es que actúen con dignidad ante una presión clara y una sumisión del gobierno mexicano, y de este Senado de la República, a la presión de los Estados Unidos para una invasión de agentes extranjeros en todo el territorio nacional.

Muchas gracias, señor Presidente.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
LUIS SÁNCHEZ JIMÉNEZ

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Como fue anunciado por el Presidente Senador Barbosa, en ese momento, le concedemos el uso de la palabra a la Senadora Graciela Ortiz González, para que a nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, exponga el resolutivo.

La Senadora Graciela Ortiz González: Muchas gracias, señor Presidente, agradezco su comprensión para permitirme presentar a nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, el proyecto de dictamen por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Me parece importante que los integrantes de la comisión, a través mío, establezcamos las razones que nos animan a pedir la participación, el apoyo y el respaldo de ustedes para la aprobación de este importante proyecto de dictamen que, sin duda alguna, representa para México el avanzar en temas que son torales para el país, como es la posibilidad de reforzar el crecimiento económico.

En el México de hoy, en el México del siglo XXI, en el México que vive inserto en una realidad global, en el que las condiciones económicas están vinculadas y entrelazadas entre todos los países, hay que reconocer que México y Estados Unidos mantienen lazos económicos y comerciales que se han fortalecido con la firma, hace ya muchos años, del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Esta firma del Tratado de Libre Comercio, que se dio entre los tres países del Norte de América: México, Estados Unidos y Canadá, han trabajado de manera conjunta, ha incrementado su competitividad y, desde luego, ha propiciado un comercio que le da la posibilidad de mayor bienestar a sus ciudadanos.

Solamente en 2012, el comercio trilateral ascendió a mil 56 millones de dólares, cifra que fue récord, y se experimentó un crecimiento de 265 por ciento, desde su entrada en vigor.

En promedio, los socios del Tratado de Libre Comercio comercian cada día, cerca de 2 mil millones de dólares.

México es el segundo socio comercial de Estados Unidos y es el primer destino de las exportaciones de California, de los estados de Arizona y de Texas, y es el segundo mercado para otros 20 estados. No olvidemos, además, que se generan empleos de aquel lado y de este lado de la frontera que dependen de este comercio, y que cada minuto cerca de un millón de dólares es parte de esa actividad.

La frontera, de la cual es parte mi estado, el estado de Chihuahua, la frontera de 3 mil 140 kilómetros que une a México y a Estados Unidos, es la más transitada del mundo, un millón de personas y 300 mil vehículos cruzan diariamente esta frontera. En esta frontera se unen 10 estados: cuatro de la Unión Americana y seis estados de México, que conjuntamente conforman un territorio de más de dos millones 600 mil kilómetros cuadrados, y que forman el hogar de más de 83 millones de personas, en donde se desarrollan diversas actividades comerciales, así como el flujo de bienes, personas y servicios.

Alrededor de 70 por ciento de comercio entre México y Estados Unidos, se realiza por vía terrestre, a través de la frontera común.

La frontera entre México y Estados Unidos funge como un espacio dinámico de relaciones políticas, económicas y sociales que vinculan estrechamente a estas dos naciones.

Esa es la realidad que vivimos los estados de la frontera todos y cada uno de los días, en donde las comunidades de esos diez estados se consideran, en muchos casos, comunidades hermanas.

Esta región fronteriza, se entiende entonces como el espacio físico que comprende 100 kilómetros hacia ambos lados de la línea divisoria internacional.

En años recientes, en los últimos años, nuestra frontera común se ha convertido, cada vez más, en un área de prosperidad y competitividad, y la colaboración bilateral es más fuerte que nunca, en áreas como desarrollo de infraestructura, de seguridad y de facilitación comercial, con base en dinámicas que buscan beneficiar a ambos países.

Hablaré solamente muy rápido de mi estado. De acuerdo a cifras del INEGI, Chihuahua ocupó, durante 2013, el primer lugar por el valor de sus exportaciones, que alcanzaron un monto de 43 mil 771 millones de dólares, lo que representó el 13.3 por ciento de lo que se dio a nivel nacional.

De enero a diciembre, solamente mi entidad atrajo una inversión extranjera directa de mil 151.7 millones de dólares, lo que representa el 5.1 por ciento del total nacional.

¿Qué quiero decir con esto? Que seguramente como en Chihuahua, en todos los estados de la frontera, y en el país en general, verdaderamente nos importa la trascendencia que tiene para los ciudadanos de estos estados, la mejora de procesos de traslado de mercancías con otros países, fundamentalmente con nuestros socios comerciales.

Hay que partir del reconocimiento de las realidades locales, para poder hacer un diagnóstico nacional preciso y que no esté orientado por otra razón que no sea la búsqueda constante, permanente, y estoy segura que en eso coinciden conmigo, compañeros de todos los estados, los ciudadanos que confían en nosotros.

En 2010, México y Estados Unidos emitieron la declaración para la administración de la frontera en el siglo XXI, y se comprometieron a asegurar que la frontera común contribuya a promover la competitividad económica a través del movimiento seguro, legal, eficiente y ágil, por supuesto, de bienes y personas.

Con estos compromisos, la regulación que ahora se propone, busca justamente fortalecer los procesos de cooperación migratoria y aduanera de México con nuestros principales socios comerciales, con el sentido y el objeto, que estoy segura a todos nos debe de convencer, de alcanzar más eficiencia en el flujo de personas y mercancías, de abatir costos y de fomentar un mayor beneficio económico para nuestro país.

Si este no es un objetivo que nos debe de unir a todos, pues entones nos parece que no estaríamos cumpliendo con nuestra responsabilidad.

En efecto, como se ha dicho, esta reforma también tiene que ver con la seguridad que debe de brindarse a los agentes, bajo el principio de reciprocidad, en la realización de los nuevos procesos de despacho e inspección de las mercancías que México está incorporando paulatinamente, con el propósito de agilizar los trámites que se susciten en los centros de inspección aduanera y permitir así un intercambio comercial más eficiente, más fluido, de mejor aprovechamiento de las nuevas instalaciones.

Estas modificaciones a la Ley de Armas de Fuego y Explosivos, tiene como base un esquema de cooperación bilateral que va a permitir, bajo el principio de reciprocidad internacional, principio reconocido por todos los países, instrumentar la pre-inspección aduanera de mercancías por parte de autoridades aduaneras mexicanas en territorio extranjero y de autoridades aduaneras de otros países en el territorio mexicano.

Precisamente con ese fin de facilitar, de agilizar el tránsito de mercancías en los que las autoridades competentes de ambos países, podrán compartir instalaciones específicas para el tema, llevar a cabo actividades de apoyo en la preinspección de estas mercancías ofreciendo condiciones idóneas de seguridad a los funcionarios aduaneros que nos desempeñan.

Quien conoce la frontera, sabe perfectamente bien la importancia que tiene una medida como esta para logar los objetivos que ya he detallado.

Otro proceso que se verá beneficiado con esta reforma, constituye justamente el sistema de atención migratorio recíproco de viajeros hacia destinos internacionales, atendido por agentes extranjeros, el cual impacta fundamentalmente el turismo en México y el de los mexicanos que viajen al exterior.

Durante el periodo de enero 2015, el indicador de ingreso de divisas por visitantes internacionales fue de mil 583 millones de dólares, eso significó un incremento del 14 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, y esto representa una llegada de turistas internacionales de más de dos millones 509 mil personas. Esto, sin duda alguna, es beneficio para el país, son ingresos y es la posibilidad de generación de empleos y de generación de riqueza, ¿quién puede estar en contra de ello?

En este aspecto sienta, pues, las bases para la entrada en operación de lo que es conocido como un proceso internacional que se llama Esquema de Reciprocidad Migratoria por el Principio de Pre-inspección, que se va a traducir en beneficios específicos para los pasajeros a través del arribo a terminales domésticas con un menor congestionamiento, menores tiempos de espera requeridos y la ventaja enorme de poder documentar el equipaje hasta el destino final, reduciendo el tiempo total de viaje.

Por ello, compañeras y compañeros, en el dictamen estamos proponiendo que se autorice la portación de armas a los servidores públicos extranjeros de migración, que participen en la revisión migratoria a los puntos de tránsito internacional.

Consecuentemente lo hemos dicho y hoy lo quiero reiterar, la Secretaría de la Defensa Nacional podrá autorizar la portación temporal de armas a los servidores públicos extranjeros de migración o aduanas, debidamente acreditados ante el gobierno federal, que participen en esa revisión migratoria en los puntos de tránsito internacionales, o en el despacho conjunto de mercancías en las aduanas nacionales de manera respectiva, conforme a la legislación aplicable y a los acuerdos que deberán celebrarse para tal efecto.

Finalmente, es importante decir que el proyecto de dictamen incorpora lo que no se contemplaba en nuestro marco legal vigente, que son los casos de visita de alto nivel provenientes de Estados extranjeros u organismos internacionales, que por la naturaleza de sus funciones o por su investidura requieren de mecanismos de protección y seguridad con personal y con equipo que muchas veces los acompaña desde su país de origen, como será seguramente en las visitas que se hagan de nuestro país hacia otros.

Con estas reformas, presentamos a ustedes, presentamos a nuestro país la posibilidad de atender los requerimientos de seguridad de tales mandatarios y visitantes de alto nivel, lo que se ha manejado dentro también de esquemas de reciprocidad en el otorgamiento de inmunidades y privilegios a las comitivas correspondientes, y que es necesario incorporar este supuesto en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, para pasar de lo que se daba en los hechos a la ubicación correspondiente en el marco legal.

Es importante que vayamos estableciendo en el marco legal, reconociendo realidades y no continuar en condiciones solamente de hechos que se dan en la práctica cotidiana.

En el PRI, en la Comisión de Estudios Legislativos, los integrantes que aprobamos, ayer en comisiones, este proyecto de dictamen, estamos absolutamente ciertos de que éste representa beneficios directos para la economía de nuestro país al otorgar la certeza jurídica que se requiere a los procesos de inspección aduanera, migratoria y de relaciones diplomáticas con otros países.

No puede, estamos convencidos de ello, no puede soslayarse la importancia, la relevancia que revista la seguridad que ha de brindarse a estos procesos, y estamos absolutamente convencidos de que habrán de darse, a partir de ello, beneficios que el país en estos momentos mucho requiere.

Yo no quiero terminar mi participación sin manifestar mi convicción, en cuanto a que el dictamen que hoy presentamos ante ustedes pone el debido cuidado en los aspectos de seguridad y certeza jurídica que debe de darse en la autorización de portación temporal de armas, tanto por las instancias que se involucran en la solicitud de aprobación como por los requisitos y limitación que se establecen para su ejercicio.

Y con mucho respeto, yo solicito la aprobación de este proyecto de dictamen, absolutamente convencida, como ayer se comentó y se comentó en trabajos previos, absolutamente convencida de que estamos viendo hacia la mejoría del futuro de México, hacia ese México del siglo XXI que lo queremos en las mejores condiciones.

Por su atención, a todas y a todos ustedes, muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias. Vamos a retomar los posicionamientos de los grupos parlamentarios.

Se le concede el uso de la tribuna al Senador Juan Gerardo Flores Ramírez, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México.

El Senador Juan Gerardo Flores Ramírez: Muchas gracias, señor Presidente. Compañeras y compañeros legisladores.

Vengo a esta tribuna, a nombre del grupo parlamentario del Partido Verde, para hablar a favor de este dictamen que hoy está a nuestra consideración.

Con la aprobación del presente dictamen se fortalece en la estructura de cooperación internacional bajo esquemas de respeto y de un buen desarrollo entre las relaciones del Estado mexicano con otros Estados.

Con la reforma a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, se pretende agilizar los procesos aduaneros de inspección migratoria y se robustecen los mecanismos de seguridad, tratándose de visitas oficiales que se realicen a México.

Lo anterior será bajo el principio de reciprocidad y acorde a las relaciones cordiales y de acuerdos internacionales de los cueles serán el enfoque de permisibilidad, tanto de extranjeros en nuestro país como de funcionarios nacionales en el territorio extranjero.

La Secretaría de la Defensa Nacional estará facultada para autorizar la portación temporal de armas a extranjeros, previos acuerdos interinstitucionales, esto contribuirá a una relación constante con los Estados que sean firmantes de los acuerdos que correspondan.

El fortalecimiento de la cooperación aduanera genera que servidores públicos aduaneros de México puedan desempeñar actividades previas de inspección en áreas establecidas en territorio extranjero y con el enfoque bilateral, los extranjeros podrán realizar dichas acciones en nuestro país, en ambas partes existirá la coordinación y cooperación de instalaciones de sus áreas respectivas, agilizando el comercio y el tránsito de mercancías.

Hoy en día, bajo el régimen de inspección aduanera vigente en nuestro país, se estima que los mexicanos, las empresas mexicanas que desean exportar sus mercancías o productos al extranjero sufren un costo anual de cerca de siete mil millones de dólares, que no debería ocurrir o que se podría eliminar bajo el mecanismo que se está proponiendo con este dictamen.

De no ocurrir este cambio, este costo de siete mil millones de dólares en el que hoy incurren las empresas mexicanas, podría llegar a incrementarse hasta 12 mil millones de dólares para el año 2017.

Hay quienes pretenden minimizar o menospreciar el impacto de este dictamen sobre el comercio internacional de nuestro país. Hoy en día, es verdad, nuestro primer socio comercial son los Estados Unidos, un país con el que comerciamos anualmente cerca de 540 mil millones de dólares, pero con el régimen de preinspección aduanera que se propone en este dictamen, habrá estados de nuestro país que podrán beneficiarse de esta dinámica exterior en la que hemos estado insertos desde hace ya más de dos décadas, porque hay estados, por ejemplo como Michoacán y Guerrero, que en el periodo de 2007 a 2012, se han destacado o caracterizado por ser los estados con mayor crecimiento en sus exportaciones.

El régimen de preinspección aduanera, que se propone con este dictamen, les ayudará muchísimo a crecer aún más en ese rubro.

Yo considero que en materia de cooperación aduanera, este nuevo régimen de preinspección aduanera que se propone en este dictamen, sin duda alguna representa el instrumento de mayor impacto después de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos y Canadá, en el año de 1994.

Por lo mismo, me parece que quienes minimizan la importancia de este dictamen o que lo cuestionan en otras áreas, simplemente disminuye en mucho el impacto que esto puede tener, tanto para las empresas mexicanas como en términos de bienestar para los mexicanos en general.

Asimismo, con la inspección previa migratoria, se llevarán a cabo revisiones documentales y, con ello, se genera agilidad en los países de destino haciendo más eficiente las entradas y salidas migratorias.

Así, de la misma manera, manifiesto que no se puede minimizar o menospreciar el impacto de este dictamen.

Se lograrán ahorros importantes en tiempos de espera en diversos aeropuertos de nuestro país, que hoy llegan a ser 3.3 horas, en perjuicio de los mexicanos y de los turistas que se transportan a través o a partir de esos aeropuertos.

Otros beneficios del dictamen en esta materia, desde luego tienen que ver con el desarrollo de nuevas rutas aéreas, el fortalecimiento de los destinos turísticos, aunque aquí se haya menospreciado ese aspecto, o potenciar aeropuertos en desarrollo, como en el caso de los aeropuertos de Toluca y Querétaro.

Por otro lado, para la portación temporal de armas de los extranjeros en territorio nacional, estos deberán de cumplir con los requisitos que establezca la normatividad mexicana, dando cumplimiento de las medidas adecuadas de seguridad que el Estado mexicano otorga durante las visitas oficiales de Jefes de Estado, Ministros o sus equivalentes.

Será la Secretaría de la Defensa Nacional quien autorice la portación de armas de forma temporal, tratándose de servidores públicos extranjeros, de migración o aduanas, que trabajen en revisión migratoria o en el despacho conjunto de mercancías.

La Secretaría de Gobernación o la de Hacienda y Crédito Público tramitarán ante la Defensa Nacional los permisos extraordinarios de ingreso y portación temporal de armas de fuego.

Los permisos temporales tendrán una vigencia de seis meses. En caso de prologarse la estancia del extranjero, dicho permiso se tendrá que renovar de manera semestral.

Hay quienes en esta tribuna han afirmado que este dictamen representa un atentado directo a nuestra soberanía, que representa un acto de simulación, que el Senado se presenta hoy como un Senado abierto, que en los hechos, con la aprobación de este dictamen, estamos dando por hecho una integración de nuestro territorio al territorio de los Estados Unidos.

Yo no coincido con esas expresiones. Me parece que este tipo de expresiones, en todo caso corresponden a alguien con una visión de otra época, de una época en la que México ya no merece estar anclado, pareciera ser una visión de un México como un estado feudal que debe vivir aislado, amurallado, evitando el contacto con el exterior.

A nombre del Partido Verde, en esta tribuna afirmo lo que dije al inicio de esta intervención: que vamos a votar a favor del dictamen por todos los beneficios que representa para México y los mexicanos, y el bienestar de ellos.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias, Senador Flores Ramírez.

Se concede ahora el uso de la tribuna al Senador Alejandro Encinas Rodríguez, en representación del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

El Senador Alejandro Encinas Rodríguez: Muchas gracias, señor Presidente.

Ahora sí que, como decimos aquí en el Altiplano de nuestro país, con todo respeto a mis compañeras y compañeros Senadores, quiero hacer referencia a este proyecto de dictamen con el que se pretende modificar diversas disposiciones de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

A lo largo de mi experiencia legislativa, cualquiera que esta sea, nunca había conocido la presentación de una iniciativa del Ejecutivo Federal con argumentos tan endebles, tan débiles y ajenos, incluso, a la legislación que se pretende modificar, porque el querer fundamentar que una reforma a la Ley de Armas de Fuego y Explosivos, al permitir que agentes aduanales o agentes migratorios de otros países intervengan dentro del territorio nacional, va a traer más turismo, va a aumentar el comercio y va a reactivar la economía; la verdad que resulta un argumento, por lo menos, débil y falaz.

Además de que si la intención es alentar el turismo, la actividad económica y simplificar los trámites para el comercio, pues en todo caso las reformas debieron de haberse realizado a la Ley de Aduanas y a la Ley de Migración, y no a la Ley Federal de Armas y Explosivos. Y ese es el problema, porque pretender, como señala la iniciativa y el propio dictamen, que de establecer la preinscripción aduanera en territorio nacional y la preinscripción migratoria, por sí mismo va a traer consigo el incremento de nuestra actividad económica, pues no se puede acreditar en ninguno de los casos. Más aún, cuando las prácticas de preinscripción aduanera ya existen en nuestros país, pues existe un convenio que se conoce como Acuerdo entre el gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el gobierno de los Estados Unidos de América sobre asistencia mutua entre sus administraciones de aduanas, que permite la preinspección de todas las mercancías que transiten hacia los Estados Unidos sin la necesidad de que los agentes aduanales de los Estados Unidos estén armados en nuestro país.

Y pretender que con este armamento va a incrementarse la actividad económica, pues también deja todavía muchas mayores dudas.

En primer lugar, porque los recintos aduanales no se establecen solamente en la frontera, o en las fronteras de nuestro país.

Tenemos muchos puertos de revisión aduanal en el interior de la República, incluso aquí en el Distrito Federal y en el Estado de México. Y pretender que ahora estos agentes operen en estas ciudades, en el caso de aduanas, puede traer consecuencias adicionales sumamente delicadas.

Por ejemplo, el considerar que un tráfico ilegal de armas sea un asunto de carácter aduanal, permitiría que estos agentes extranjeros armados intervinieran en los operativos de inspección que deben realizar las fuerzas de seguridad del Estado mexicano, y ahí ya no se trata de un asunto de carácter aduanal, sino se trata de un asunto de seguridad pública, y como lo voy a demostrar más adelante, es un asunto de seguridad nacional.

No quiero referirme en particular al caso de lo que era protección a los visitantes extranjeros, a presidentes o a altos funcionarios de otros países respecto a la seguridad diplomática que se les puede brindar, esa debería de ser una responsabilidad del Estado mexicano, que con esta reforma se declara incapaz e incompetente para hacerlo, aunque también, pues ya hemos visto cómo en la última visita del Presidente Obama, no solamente el espacio aéreo mexicano fue ocupado por el Avión Presidencial de los Estados Unidos, el Air Force One, sino también por todos los Aviones Caza que lo acompañaron, así como la llegada del vehículo Presidencial, conocido como La Bestia, que incluso trae armas de corte no convencional que estarían fuera de lo establecido en esta reforma que se quiere presentar.

Pero, quizás, los dos principales problemas de esta reforma tienen que ver con los asuntos de los convenios interinstitucionales y el asunto vinculado a la reciprocidad, ya que de acuerdo a la propuesta de modificación al artículo 28, segundo párrafo, fracción I, la Secretaría de Hacienda o la Secretaría de Gobernación, cuando requieran a la Secretaría de la Defensa Nacional el permiso de autorización para permitir el uso de armas por parte de agentes migratorios aduanales, debe de presentar copia del acuerdo institucional que da lugar a este hecho.

Y ese es un debate que no hemos concluido aquí en el Senado de la República, porque, desde nuestro punto de vista, el querer trasladar a asuntos que competen a la facultad de control parlamentario del Senado en materia de tratados y convenios internacionales, quieren diluirse a través de la suscripción de convenios interinstitucionales o convenios de carácter ejecutivo.

Tan es así, que hoy tenemos aquí en el Senado de la República, una minuta pendiente en materia de la Ley de Tratados Internacionales, justamente detenida porque no hemos llegado al acuerdo, a la definición de qué materia y competencias deben de establecerse los convenios interinstitucionales o los convenios de carácter ejecutivo.

Entiendo que deben de existir convenios de carácter institucional, como pueden ser acuerdos binacionales para el manejo, incluso, de la basura, en los municipios fronterizos o el desarrollo de infraestructura en estas zonas limítrofes con otros países.

Pero los asuntos vinculados con la seguridad pública, la seguridad nacional, el combate a la delincuencia organizada, el tráfico de armas, el contrabando, son temas que competen fundamentalmente a la autoridad mexicana.

Y por eso creemos que este planteamiento es anticonstitucional, ya que contraviene lo dispuesto en el artículo 133 de nuestra Constitución, en donde se establecen como facultades exclusivas del Senado, como los tratados y acuerdos internacionales, estable el gobierno mexicano, deben de ser ratificados por el Senado, y con esta medida por lo menos se rompe con tres principios:

Los principios fundamentales del control parlamentario, sobre este tipo de acuerdos.

En el caso de los acuerdos institucionales, se celebran entre una dependencia u organismo descentralizado de la Administración Pública Federal, estatal y municipal, y con uno o varios órganos u organizaciones internacionales gubernamentales, que se deriven de un tratado, y no está especificado con precisión el alcance en esta reforma.

En segundo lugar. Los acuerdos ejecutivos diluyen las acciones de control parlamentario, establecidas como facultades del Senado, al eliminar el control parlamentario para la aprobación y conocimiento de la materia de política internacional, al replantearse por un débil dictamen jurídico de la cancillería, que es quien ha señalado los beneficios económicos de esta reforma, si no se cumple con el criterio de independencia.

Y particularmente, la mayor repercusión negativa de esta reforma, es que se fortalece la discrecionalidad y la falta de transparencia y acceso a la información, en la actuación del Ejecutivo Federal, ya que se comprometen no solamente facultades que son específicas del Ejecutivo Federal, sino también bienes de la nación; ya que viene una definición ambigua, en donde el acuerdo ejecutivo es convenio regido por el Derecho Internacional Público, celebrado por escrito entre el gobierno federal de los Estados Unidos Mexicanos y uno o varios Estados nacionales u organizaciones que adquieren compromisos vinculantes.

Por eso, nosotros consideramos que debería eliminarse esta figura del artículo 28 de la Ley Federal de Armas y Explosivos.

Como también el eliminar del artículo 28 Bis la situación de excepción, que permite a la Secretaría de la Defensa Nacional autorizar el ingreso y portación de otro tipo de armas, siempre que a juicio de la Secretaría de Defensa Nacional se justifique la necesidad de sus, y en este caso ya no solo sería la protección de los dignatarios extranjeros, que tendrían su propia seguridad, sino se trataría fundamentalmente de la operación de otro tipo de cuerpos migratorios, aduanales o de seguridad extranjeros, operando en territorio nacional.

Y la segunda gran contradicción, tiene que ver con el problema de la reciprocidad. Ayer discutíamos en la comisión, incluso me comprometí con el Senador Patricio Martínez ampliar el tema del vínculo de la legislación migratoria en Canadá y los compromisos con Estados Unidos, donde yo señalaba que la base del acuerdo migratorio entre Canadá y Estados Unidos proviene, fundamentalmente, del acuerdo que firmaron ambos países en 1894, ya que después de la expedición de la Ley de Tierra de Dominio de 1872, en Canadá, para permitir la colonización de ese territorio, se estableció en 1894 este acuerdo, a fin de que los agentes de los Estados Unidos pudieran revisar la llegada a los puertos canadienses de migrantes excluidos de los Estados Unidos.

Y posteriormente ha habido reformas a la Ley Migratoria en Canadá, pero con naturaleza distinta. Por ejemplo, la de 1978, que permite que la región de Quebec, pueda alentar de manera particular la migración de la población francoparlante, lo cual está asociado a esta disputa por la autonomía de Quebec, respecto del Canadá.

Y es una ley específica que alienta la migración de francoparlantes a esta región.

Como también ha habido reformas en el 47, 67 y 1976. La última Ley de Migración de Refugiados de Canadá de 2012, que por cierto estableció ya la obligación de visas para los mexicanos para poder entrar al territorio canadiense.

Y también en el ámbito de las armas y la legislación, no puede haber reciprocidad.

¿Por qué? Porque, en primer lugar, la legislación de armas de fuego y explosivos en nuestro país es de competencia federal; y la legislación en materia de armas de fuego y explosivos en Estados Unidos es de competencia federal y es de competencia estatal. Y esto viene desde la Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de 1791, cuando se establece el derecho para que los ciudadanos de ese país puedan portar armas para su defensa; y de ahí han derivado otras legislaciones, como la Ley Nacional de Armas de Fuego de 1934, del Control del Clima y la Ley Ómnibus de Control de Crímenes y Calles Seguras, la del control de armas del 68, la de Protección de Propietarios de Armas de Fuego de 86, la Ley de Zonas Libre de Armas en las escuelas en el 90, y la muy conocida Ley Brady, que fue publicada en 1993, que como aquí lo ha señalado bien el Senador Manuel Bartlett, establece con toda precisión que los ciudadanos no estadounidenses no tienen derecho a portar arma alguna.

Y si a eso lo sumamos que la legislación estatal de los estados fronterizos, particularmente Arizona y Texas, en los Estados Unidos, alientan no solamente el uso de las armas para la defensa personal, sino para enfrentar a los migrantes, pues lo que estamos viendo es una situación de enorme disparidad.

Que mejor ejemplo tenemos ya con la notabilidad. Aquí se refirieron al tratado de libre de comercio. Y ya hemos visto, a pesar de la figura del tratado de libre comercio, cuando se le antoja al gobierno de los Estados Unidos, convierte en un problema fitosanitario la importación del limón o del aguacate a los Estados Unidos; convierten un problema ambiental la importación del atún, derivado de la pesca en redes del delfín; o convierten un problema de seguridad y protección vial, el ingreso del transporte de autocarga de mercancías de México hacia los Estados Unidos.

Y yo no veo como en Arizona, el alguacil Joe Arpaio, o lo que son todos estos grupos antiinmigrantes y la patrulla fronteriza, en donde tenemos cúmulos de agravios, de asesinatos de connacionales en territorio de Estados Unidos y en territorio mexicano, vaya a modificarse; ni como los Minute Men o los niños cazamigrantes van a modificar su actuación, supuestamente por una reciprocidad que no existe.

Y por eso es tan importante eliminar esa parte de los convenios interinstitucionales, ya que estos convenios interinstitucionales, que nos quieren meter por la puerta de atrás en esta legislación, permitirían que avanzaran proyectos, como la Iniciativa Mérida o el ASPAN, o veríamos cómo operativos, como Rápido y Furioso, estarían alentando la entrada de armas a nuestro país, ahora por agentes migratorios armados en el propio territorio de nuestro país.

Si el propósito es alentar el comercio, el turismo y dar facilidades, yo no veo cómo policías armados lo vayan a garantizar.

Simple y sencillamente, en un acuerdo migratorio y comercial puede establecerse los puestos de pre-verificación tanto del estatus migratorio como de la exportación, sin necesidad de policías armados.

Si algo no necesita este país son más armas. Si algo necesita este país es seguir concediendo seguridad, soberanía a otros países, particularmente a los Estados Unidos, porque a final de cuentas esta reforma también contraviene lo que está establecido en la Ley de Seguridad Nacional, simple y sencillamente el artículo 4o., cuando se refiere a la seguridad, en la fracción II, hay 5 fracciones que se afectan, se consideran como actos que atentan contra la seguridad nacional, la interferencia extranjera en los asuntos nacionales que puedan implicar una afectación al Estado mexicano, como lo fue Rápido y Furioso, y como lo es todo el tráfico ilegal de armas que se alienta desde la frontera sur de los Estados Unidos.

Por esas razones, nuestro voto será en contra.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias, Senador Encinas.

Tiene ahora el uso de la tribuna el Senador Héctor Larios Córdova, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.

El Senador Héctor Larios Córdova: Con el permiso de la Presidencia.

Me parece que se ha dicho ya suficiente sobre los asuntos prácticos que atiende esta iniciativa.

Para mí lo más importante de resaltar es que este es un verdadero cambio de paradigma.

Con esta reforma permitimos que dentro del territorio nacional una autoridad de otro país, incluso con arma, pueda hacer actos oficiales del otro país dentro de ese espacio confinado.

¿Qué actos? Específicamente dos: Hacer lo que se ha denominado aquí la pre-inspección aduanal o la pre-inspección migratoria.

Y cuando se dice pre-inspección, no quiere decir que es una inspección provisional antes de la definitiva, es la definitiva.

Es decir, una persona entra a una oficina dentro de un aeropuerto, y esa oficina tiene autoridad ahí, un agente migratorio de otro país, y él decide si se acepta o no el ingreso a ese país de esa persona.

Durante muchos años, esto es muy importante porque aquí me parece que ha habido confusiones, se ha dicho que se resolvería modificando la Ley Aduanera y la Ley Migratoria, no.

La Ley Aduanera mexicana lo que hace es determinar cómo funcionan las aduanas para meter mercancía a México. Las autoridades aduaneras hoy día están dentro de México, pueden hacer pre-inspecciones previas, no provisionales en otro país, pero hoy día las autoridades mexicanas no pueden hacer inspecciones, desde otro país, definitivas.

De lo que se trata es de autorizar que otro país sí las pueda hacer en México, a cambio de la reciprocidad también de hacerlo nosotros fuera de ahí, son actos de autoridad y esto de ninguna forma violenta la soberanía nacional.

Durante muchos años se consideró, se intentó hacer esto, en dos ocasiones al menos, y no se pudo porque se argumentaba que violentaba la soberanía nacional.

Por eso me parece que es de resaltar, lo más importante de todo esto es un cambio de paradigma.

Estamos ya todos de acuerdo, o la mayoría de acuerdo, en que soberanía es tener control, gobierno, autoridad sobre nuestro territorio, nuestro país, y determinar qué es lo que permitimos y no.

Otros países, por ejemplo, Europa, la Comunidad Económica Europea, no solamente permiten la inspección dentro de sus propios países, sino que incluso ceden a otros países, a los agentes migratorios y aduaneros de otros países, a que hagan la inspección aduanera y migratoria.

Si un pasajero llega a Francia ahí se le revisa por aduana de Francia y por las autoridades migratorias de Francia, y ya no es revisado en ningún otro país de la Unión Europea.

Y esto no les significa ninguna pérdida de soberanía a ninguno de los países integrantes de la Comunidad Económica Europea, están mucho más allá adelantados en este debate. Lo que importa es buscar el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos.

Yo me recuerdo, tuve la oportunidad de asistir a una conferencia que dio, invitado por un banco, Felipe González, presidente socialista, 8 años en España, cuando terminó su periodo, había fundamentalmente empresarios y alguno le preguntó: ¿Cómo era posible que hubiera aceptado el Tratado de Maastricht?, ¿cómo era posible que hubiera aceptado el tener una sola moneda y negarse a poder manejar la política monetaria de España?

Y le preguntó concretamente este empresario: ¿No significa una pérdida de soberanía?

Y Felipe González le decía: “Mira, ahorita tenemos soberanía, nosotros definimos nuestra política monetaria”.

Pero si el Deutsche Bank mueve sus tasas de interés, como ahorita estamos analizando en México qué va a pasar cuando la Reserva Federal incremente las tasas de interés en Estados Unidos, su repercusión en México.

Decía: “Nosotros tenemos como media hora de soberanía, pero si en media hora no actuamos, se nos fuga el capital”.

Ahora formamos parte y tenemos un asiento en donde se toman las decisiones monetarias de toda la Comunidad Económica Europea.

Bueno, son conceptos que van avanzando en un mundo que es totalmente globalizado hoy día, y que la integración nos hace tener mejores posibilidades de desarrollo.

¿Qué sería de México sin la posibilidad de poder importar partes? Y aquí, con otro valor de integración nacional, tener un mercado de exportación tan grande.

México es uno de los países más exportadores del mundo, más de la mitad de nuestra economía está ligada al mercado exterior.

Bueno, insisto, aquí se ha afirmado y se ha confundido. Se ha dicho: “Esto va a favorecer ahora que inspectores, por ejemplo, de Estados Unidos, de aduanas, estén aquí en México y dejen pasar las armas”, no.

Lo que van a estar los inspectores, en el caso que hagamos tratado con Estados Unidos en este tema, será inspeccionando la mercancía que va a entrar a Estados Unidos, no la que va a entrar a México. Y los inspectores migratorios estarán inspeccionando a los mexicanos u otras nacionalidades que se internen en Estados Unidos, autorizándolos definitivamente en este país, en el espacio físico que se les asigne y en donde ejerzan esa autoridad migratoria o esa autoridad aduanal.

El PAN, desde luego, mayoritariamente votará a favor de esta reforma, que impulsamos desde hace tiempo y que, lamentablemente, le fue negada por conceptos que hoy afortunadamente están superados.

Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias, Senador Héctor Larios Córdova.

Para cerrar el posicionamiento de las fracciones parlamentarias, se le concede el uso de la tribuna al Senador Arturo Zamora Jiménez, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

El Senador Arturo Zamora Jiménez: Gracias, señor Presidente.

Además de suscribir textualmente lo dicho por el Senador Larios, quisiera compartir con el Pleno de este Senado de la República, que aquí se han dado opiniones en favor y en contra de la iniciativa del proyecto de reforma que estamos discutiendo, la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

En algún sentido se ha confundido, incluso la voz de agente aduanal con el servidor público de aduanas, nada tiene que ver el agente aduanal en este tema, son los servidores públicos aduanales, el agente de adunas es un auxiliar para facilitar los trámites aduanales.

También se ha dicho que es necesario reformar la Ley Aduanera. No es necesario reformar la Ley Aduanera, porque esta ley la reformamos en el año 2013, es importante precisar estas cuestiones muy importantes.

Se ha afirmado que perdemos soberanía, se ha afirmado que puede haber injerencia indebida, por supuesto que tampoco hay ninguna afectación de ninguna naturaleza.

También se ha afirmado que se trata de una reforma anticonstitucional, y por supuesto que tampoco se trata de ninguna reforma que sea anticonstitucional, porque no viene a contrariar ningún espíritu de la norma fundamental que rige la vida de todos los mexicanos.

Por supuesto que es importante referir que esta reforma a la Ley de Armas de Fuego y Explosivos, que hoy se discute, es un tema que tiene beneficios tangibles.

No nos alejemos de la realidad, cuando se legisla tenemos que pensar cuáles son también los beneficios, y no vayamos a alejarnos de este tipo de beneficios que son tangibles e inmediatos para los mexicanos que viven en las fronteras, los mexicanos que viven en todo el país y los mexicanos que viajan con fines de negocio, o hacen intercambios deportivos, o intercambios culturales, o exposición de negocios, etcétera; mexicanos que van con fines académicos también y que de alguna manera tienen que cruzar la frontera con Estados Unidos. Ahí, tangiblemente, hay un gran beneficio.

¿Cuál es este beneficio? La revisión previa que se hace en el ámbito aduanal, desde el punto de partida de cada una de las personas que va a facilitar su arribo al destino. Este es el sentido de los tratados, este es el sentido también de un tratado marco que rige todo lo que hoy estamos discutiendo, el Tratado de Libre Comercio.

No necesitamos, por lo tanto, hacer reforma alguna a ningún tipo de tratado porque esto es complemento al Tratado de Libre Comercio que firmamos nosotros también con otros países y, por supuesto, que se trata, en este caso, de acuerdos, simple y sencillamente no hay ninguna modificación a leyes que vayan a perturbar el orden de carácter nacional.

Y explico también los beneficios de la siguiente manera.

Se facilitará, en el ámbito migratorio, la revisión en las fronteras a grupos de deportistas, grupos de estudiantes, artistas, empresarios, expositores que viajen a Estados Unidos, a quienes con la reforma que hoy estamos discutiendo, se les autorizará su ingreso desde el punto de partida en el puerto aéreo correspondiente, es decir, la revisión que se va a verificar de manera previa.

También es importante decir a ustedes, para que tengamos certeza, en el sentido de que los mexicanos, en un momento dado, si van a ser rechazados, es preferible que aquí, antes de que salgan del país, tengan conocimiento de que existe alguna situación que les impide ingresar a los Estados Unidos.

También hay un beneficio muy importante que se va a generar con esta agilidad en el trabajo de las autoridades migratorias y aduaneras, porque actualmente en el periodo de vacaciones, en garitas como Otay, San Ysidro, en Tijuana, los viajeros mexicanos que cruzan hacia Estados Unidos y que no están inscritos en el programa SENTRI, deben esperar hasta cuatro horas, en la línea de espera, para la revisión migratoria que se realiza precisamente por los agentes aduaneros.

En el tema del comercio internacional, sobre todo las exportaciones de productos perecederos mexicanos, es decir, hortalizas, frutas y otros productos, el tiempo de espera se duplica o se triplica, lo cual afecta con pérdidas de hora-hombre, he incluso de mercancías, sobre todo cuando se trata de alimentos, afectando la economía de todas las personas que dan empleo en el campo y todas las personas que dan empleo en el transporte.

Hay un estudio del Colegio de la Frontera Norte del 2014, en el que se revela que el alto costo en tiempo y dinero para hacer cruzar las mercancías por la frontera con Estados Unidos, ha dejado una pérdida para las empresas mexicanas, cada año, de 7 mil 500 millones de dólares.

Son innegables, entonces, los beneficios que estos mecanismos de pre-verificación aduanera y migratoria traerán para la movilidad humana el comercio de mercancías. Al tiempo que también es innegable que las funciones migratorias y aduaneras, que efectivamente implican un riesgo, es un riesgo importante para quienes desempeñan estas actividades, por lo que el efectivo desempeño de esta función debe darse a través de la garantía, de la protección de la persona.

Resulta evidente que las relaciones internacionales obligan a otorgar a los mandatarios extranjeros que visitan nuestro país, la plena garantía de su seguridad, y seguramente que en este tema no hay mayor diferencia entre quienes hemos venido a esta tribuna.

No se vulnera, de ninguna manera, por tanto, la soberanía nacional; ni esta reforma implica, en momento alguno, entreguismo o intromisión indebida de otro país.

Por esa razón, coincido con quienes están viendo la necesidad de que estemos los países mejor comunicados, la comunicación más eficiente y, sobre todo, que tengamos controles serios, controles efectivos, porque no podemos permanecer atados a conceptos anquilosados que no corresponden a la actualidad en las relaciones comerciales y la movilización humana que ha trascendido las fronteras y ha hecho necesaria una mayor coordinación, sin duda alguna, entre las autoridades de los distintos países.

Debe quedar muy claro, se trata de una reforma que sólo aplicará con los países que permitan también a los agentes mexicanos que participen en forma conjunta en estas revisiones migratorias, y debe quedar, también, muy claro cuál es el marco espacial o territorial de competencia, se reduce exclusivamente a los recintos de revisión; debe quedar muy claro esto, y por tanto, la aportación de arma a los agentes de cargo también queda debidamente supervisadas, de acuerdo a las leyes nacionales, de acuerdo a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, y de conformidad a las autoridades que aplican el debido control de las armas en nuestro país.

Para nadie es un secreto, entonces, que finalmente de manera actual tenemos la gran necesidad de que facilitemos el comercio, facilitemos la comunicación, facilitemos la información de México en el contexto internacional; y por esa razón, el grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, aquí en el Senado de la República, votará, no mayoritariamente, votaremos todos los Senadores del Partido Revolucionario Institucional a favor de esta reforma.

Las relaciones económicas y la de movilidad humana siempre han sido una prioridad en el ámbito de la norma.

Las normas que regulan hoy esta materia, de ninguna manera afectan con su reforma la esencia o los principios constitucionales.

En numerosas ocasiones ha quedado demostrado que los países que se aíslan, la historia así lo ha determinado, son los países que se rezagan y los países que se retrasan.

Finalmente, quiero reiterar que esta reforma permitirá agilizar el tránsito de personas, el tránsito de mercancías, y hacia nuestro país otorgará seguridad respecto de la licitud de los bienes que se comercian entre fronteras.

Las relaciones internacionales de nuestro país, por supuesto que siguen abriendo las puertas para ejercer plenamente los principios postulados en los tratados internacionales.

Lo que se pacta, se cumple.

Y en materia económica y en materia de las relaciones internacionales, nuestro país está decidido a cumplir los pactos internacionales.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias, Senador Zamora.

Con fundamento en lo dispuesto por el artículo 199, numeral 1, fracción III de nuestro Reglamento, informo a la Asamblea que para la discusión en lo general de este dictamen, se han inscrito las y los siguientes oradores: Senador Manuel Bartlett Díaz, Senador Omar Fayad Meneses, Senadora Dolores Padierna Luna, Senador Ernesto Cordero Arroyo, Senador David Monreal Ávila, Senador Carlos Alberto Puente Salas, Senadora Angélica de la Peña, Senadora María del Pilar Ortega Martínez, el Senador Fidel Demédicis Hidalgo y cierra el Senador Patricio Martínez García.

Se cierra la lista de oradores.

Por tanto, tiene el uso de la tribuna el Senador Manuel Bartlett Díaz, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo.

Estas intervenciones, les recuerdo, según el Reglamento, son hasta por cinco minutos.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Con su venia, señor Presidente.

He seguido con todo detenimiento, como lo hicimos ayer en la no discusión del dictamen, sino en la aprobación, sin discusión, lo que aquí se ha alegado en defensa de este dictamen.

Y podemos decir, con toda claridad, ante la opinión pública, pese a la manipulación de los medios de comunicación que se hace desde aquí para que no publiquen nada, y desde la Presidencia, y de todos lados, en esa dictadura mediática que les protege a ustedes y les impide o les permite hacer lo que están haciendo ahorita, no hay un solo argumento, no hay un solo argumento de todo lo expresado aquí que justifique la autorización para que agentes norteamericanos, porque este cuento de que franceses e italianos, es puro cuento, es una relación México-Norteamericana la que tenemos que analizar en su condición geopolítica, no hay un solo argumento, no han expresado un solo argumento que justifique la portación de armas, ninguno.

Y esta reforma es, supuestamente, se dice de la Ley de Armas de Fuego y Explosivos, y todo el aparataje éste y la afirmación del comercio y los millones que van y lo que van a subir, y el turismo, que es verdaderamente ridículo.

Les debería dar vergüenza siquiera usar esos argumentos insostenibles, en ningún momento se justifica la portación de armas.

La Ley de Armas de Fuego no tiene por qué estar aguantando todo ese rollo de la pre-inspección y de la no sé qué, y de las aduanas que van a haber, porque ni siquiera están todavía, esa estructura con la gente de los extranjeros, es un acuerdo con los Estados Unidos que no está ni siquiera en la ley, salvo un principio mínimo en la Ley de Armas.

Meten toda esta argumentación sobre la maravilla de exportar más a los Estados Unidos, de que vayan más turistas y que lleguen más turistas, pero no justifican por qué tienen que tener armas de fuego, en ningún momento.

Y esa es la esencia, y esa es la trampa, y esa es la desvergüenza de estar planteando una demanda de los Estados Unidos, una exigencia de este Hegemón, y que ustedes están aceptando sin siquiera meditarla.

No se necesitan armas de fuego en manos de los agentes extranjeros, no se necesitan, que nada más están ahí cuando de pasadita, ya lo mencionan, porque lo importante y vuelven una y otra vez a decir que ésta es una gran cosa.

Larios le llama cambio de paradigma, yo diría que es cambio de nacionalidad de Larios, ¿verdad?, porque eso de cambio de paradigma para que los agentes extranjeros estén aquí con todo ese galimatías, es un cambio de una visión nacionalista de defensa del territorio nacional frente al país más poderoso del mundo, tenemos que tener el cuidado de no permitirles introducir agentes extranjeros a nuestros servicios de una gran sensibilidad, que son los servicios aduanales y los servicios migratorios, nada, no hay nada.

Por ahí Gerardo Flores trató de mencionarme, ahí está, lo veo, se ríe, muchos se ríen de este tema, ayer los veíamos, se ríen, pero es una risita nerviosa, van a quedar marcados Gerardo, me hubieras mencionado, no me tengas miedo, no me tengan miedo, mencionen, entren al debate.

No es cierto que esto es inocuo, pues es meter agentes extranjeros en México, en las aduanas, y no tenemos el número de las que hay, bueno, hay cerca de 60 recintos aduanales, nada más los centrales; y 50 y tantos los migratorios, pero aquí se dice que van a estar en todos lados, no hay ni siquiera una idea de lo que significa.

Se habla, además demagógicamente, de que esto va a beneficiar a las zonas aisladas y a los aeropuertos aislados, que son precisamente donde tienen interés en meterse: Oaxaca, Guerrero, Michoacán, no solamente las fronteras, pero no han argumentado absolutamente nada, nada. Están en una actitud de simulación, ¿por qué armas de fuego?, vengan a decirlo; ¿por qué necesitan armas de fuego los extranjeros de migración en México?; van a estar en los locales, nada más; van a estar en, le llaman instalaciones, que no sabemos qué instalaciones, cualquier cosa, ahí van a estar, pues, ¿para qué necesitan armas de fuego?, si están en instalaciones controladas por el gobierno mexicano y bajo la seguridad de las autoridades mexicanas.

¿Por qué van a tener que portar armas?

Esta es la hipocresía, hay cosas que no se pueden defender, platicábamos ahorita, hace un momento ahí en la fracción, no se puede defender esto.

Es desvergonzadamente la aceptación de Peña Nieto, una vez más la imposición de los Estados Unidos, ellos quieren ya estar aquí metidos, en aduanas directamente y en migración.

Yo les decía a ustedes que, ¿no pueden vislumbrar lo que va a ocurrir?

Qué no tienen idea de lo que representa en una estación migratoria, en una instalación migratoria, la presencia de agentes norteamericanos de la Border Patrol, esa misma que mata mexicanos, incluso que dispara desde allá y mata a mexicanos acá, y no les pasa nada, ¿verdad?, con un autoritarismo y un racismo brutal que con el que proceden en los Estados Unidos van a venir a actuar en México, en nuestro territorio, frente a mexicanos, con el carácter de autoridad. Es lo que Larios trata de decir, que son autoridades, pero de allá; no, pero están aquí y ejercen actos de autoridad en contra de la Constitución mexicana, que no pueden estar en servicios públicos nacionales estratégicos actuando extranjeros. Bueno, es una violación constitucional.

Nada más imagínense lo que significa que esa Border Patrol esté en todas las instalaciones de México, en donde se les dé la gana. Porque eso obedece a un acuerdo con Estados Unidos, y ellos son los que deciden, en acuerdo con Estados Unidos, dónde van y dónde no van a estar.

¿Qué no tienen idea de lo que es una potencia militar y económica?

¿Qué no leen los periódicos en Estados Unidos, cómo está la policía enjuiciada por todos lados por la brutalidad con la que ejercen?

¿Queremos esa Border Patrol en México actuando como autoridad?

Eso es lo primero, no tiene por qué estar en la Ley de Armas, ¿verdad?, es un absoluto disfraz.

Nadie ha explicado lo que es este grave atentado; claro que es un atentado, aunque digan, hay algunos por ahí que dicen que se atenta contra la soberanía; claro que se atenta contra la soberanía.

Imagínense ustedes esos contingentes de agentes migratorios, que los hemos visto actuar, y que sabemos quiénes son, ¿cuántos serán, 500, 1,000, 1,500?, con su pistola transportándose de un lado a otro.

¿Qué no saben lo que han hecho para modificar la frontera mexicana en materia de migración?

Yo fui Secretario de Gobernación y tuve siempre la presencia de los Estados Unidos pidiendo que detuviéramos los flujos hacia los Estados Unidos.

¿Qué es lo que han hecho con estos gobiernos entreguistas? Pues han movido la frontera, ya están metidos; ayer un Senador panista, muy destacado, todavía no sé por qué, pero un Senador panista decía que habrá que regular lo que ya existe; bueno, habrá que evitar lo que ya existe.

Ya están metidos aquí en México, ya movieron la frontera; ya en el Istmo de Tehuantepec tienen revisiones, y ahora van a ser autorizados a portar armas.

Esto es una violación a la soberanía nacional, digan lo que quieran, es una irresponsabilidad meter contingentes extranjeros armados con funciones de autoridad, es una violación a la ética política, es algo verdaderamente grave, no es una cuestión de vender más manzanas o vender más productos o llevar más turismo.

Perdón, ¿quería hacer una pregunta? No, qué lástima.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Senador, le ruego que concluya.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: No se trata de eso, se trata de aceptar. El dictado norteamericano de que quieren tener ya aquí en territorio mexicano a sus agentes armados. Eso es.

Y es la política, es la geopolítica norteamericana que es de integración de la zona de América del Norte, de manera económica, política y militar para incorporarnos bajo su dirección, con la aceptación de ustedes, señores Senadores y Senadoras, que pasarán a la historia por haber permitido la entrada de esos ejércitos, que allá matan, y nos expulsan.

¿La reciprocidad? No hay reciprocidad con potencias de este tamaño, no sean ridículos. ¿Cuál reciprocidad? La enorme asimetría, ustedes vean un agente norteamericano, va a llegar a andar en un jeep o en un vehículo del sistema mexicano, van a traer sus equipos, van a imponerse, van a actuar como actúan allá.

Es una vergüenza que acepten esto, que además no tiene nada qué ver con que haya más comercio, no tiene nada qué ver con que haya más movimiento turístico. Esa es una simulación descarada, acepten su responsabilidad y digan: sí, los queremos armados, sí queremos ser parte de los Estados Unidos en las condiciones en que estamos.

La reciprocidad, ¿saben en qué se tramita? Millones de mexicanos son expulsados todos los días de los Estados Unidos, rompen familias para expulsar a los mexicanos, se quedan con niños nacidos allá, se los secuestran a los padres. Ese es el servicio migratorio de reciprocidad con el total silencio del gobierno mexicano, absolutamente no protege a sus conciudadanos.

Concluyo, señor Presidente, con una sola frase:

¡Qué vergüenza!

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias, Senador Bartlett.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Voy a pedirle, señor Presidente, que se incorporen dos documentos que quiero añadir a la Gaceta y al Diario de los Debates.

Muchas gracias, señor Presidente.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Con todo gusto, señor Senador.

Tiene ahora el uso de la tribuna el Senador Patricio Martínez García, de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional, y cerrará la lista de oradores el Senador Omar Fayad.

El Senador Marco Antonio Blásquez Salinas: (Desde su escaño) Le pido si me puede incorporar, por favor, al final de la lista.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Hace un rato leímos la lista de participantes y cerramos la lista, Senador. La fracción parlamentaria me pidió solamente hacer un cambio en la participación de sus integrantes, pero con gusto, si usted quiere, le damos para hechos la palabra y cerramos la lista, y está tal como la leí, excepto esta participación que solamente han modificado la participación, pero no se incrementa.

El Senador Marco Antonio Blásquez Salinas: (Desde su escaño) Muchas gracias, señor Presidente.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Adelante, Senador Martínez.

El Senador Patricio Martínez García: Muchas gracias, señor Presidente. Senadoras y Senadores:

Estoy en esta tribuna sorprendido por la cantidad de argumentaciones que se han traído aquí, y que se sostuvieron ayer en la sesión de comisiones unidas, desde mi punto de vista personal, con una gran desinformación de lo que es esta iniciativa, de lo que son estas reformas que estamos hoy discutiendo y, sobre todo, de aspectos que debo señalar.

Yo considero que el debate debe darse, pero el debate debe darse con ideas, con razones, con elementos, pero buscar que se tenga un debate, cuando solamente se nos dice que estamos haciendo un atentado a la soberanía, que hay simulación, que es todo el territorio nacional, que es una vergüenza para este Senado, que es una intervención armada, pero sobre todo defenderé el derecho que tienen mis colegas para señalar que puede, quien habla, estar en un error o estar con desinformación.

Pero que digan que las intervenciones que se tienen son ridículas, y descalificarlas porque no quedan en su personal forma de entender las cosas, no creo que sean las cosas que debamos estar siguiendo en el debate, y a este debate y a adjetivos no le entro, y no le entro porque no tiene sentido.

Recordemos los grandes debates que se dieron respecto de la apertura comercial de México y de la celebración de Tratado de Libre Comercio, primero el de América del Norte y después todos los que han venido.

Se argumentó que sería el Apocalipsis, que vendría el Armagedón y que el país se hundiría entre el Golfo y el Pacífico. Me parece que a 20 años del Tratado de Libre Comercio, el encontrarnos con un intercambio comercial de 500 mil millones de dólares con los Estados Unidos, es una cifra que jamás la podríamos haber alcanzado si no hubiéramos tenido ese Tratado.

La cantidad de empleos que se han generado en la industria, pongo nada más un ejemplo, jamás nos imaginamos cuando los Decretos de López Mateos para la industria automotriz, que en México alcanzaría el nivel mundial que tiene hoy en el mercado automotriz con la producción nacional que exporta millones de automóviles a todos los países.

Me parece, pues, que permanecer en un statu quo, permanecer cerrado a la evolución natural que nos van marcando la economía y los tiempos, las comunicaciones, la globalización, permanecer cerrados a esto, no nos va a llevar más que al atraso.

Ya hubo quién lo señaló aquí, levantar murallas ha aislado a los países, durante el tiempo que permanecimos cerrados sosteniendo que lo hecho en México está bien hecho, y que consumir solamente lo mexicano nos conduciría a mejores niveles de industrialización, no dio resultado.

Hoy tenemos ese intercambio comercial, las aduanas, la primera referencia que hay de una aduana es allá en la Colonia, cuando se establece la obligación de que toda la entrada de mercancía debe ser revisada por el regidor o se iba a incautar.

Después se establecen las aduanas con la nueva frontera con los Estados Unidos, esas fronteras, esas aduanas, hoy están sobrecargadas, están sobrecargadas porque ha crecido tanto el intercambio comercial que no dan abasto, y esta información vengo a darla a ustedes, por si no conocen lo que es el trabajo que se está teniendo por los mexicanos para poder exportar a los Estados Unidos, y que se encuentran por un cuello de botella por el anacronismo con el que se han estado manejando los sistemas aduanales entre México y Estados Unidos, es anacronismo porque no lo hemos actualizado, y aquí lo que estamos buscando es actualizarlo, desfronterizar las aduanas, y ojo, aquí hay una confusión, las aduanas interiores ya existen desde hace tiempo, y hay quien argumenta: ¿y para qué queremos ahora estas aduanas? Es que son dos tipos de aduanas: las aduanas mexicanas que están en las plantas revisan la mercancía que se va a exportar, ya no tienen que revisar la aduana mexicana en la frontera para hacer el cobro correspondiente de impuestos y hacer la revisión aduanal correspondiente.

Lo que estamos buscando ahora, es que los agentes mexicanos, más bien dicho, los oficiales de aduanas mexicanos, se establezcan en los puntos de Estados Unidos, que consideremos convenientes, conforme a la economía y al intercambio comercial, que allá revisen lo que va a entrar a México y que estén armados, como están aquí, y que sigan todos los protocolos de los oficiales mexicanos de aduanas allá, en el territorio de Estados Unidos, que allá revisen la mercancía y que cuando salga esa mercancía por avión, por tráiler o por ferrocarril, pase por la frontera mexicana sin que tenga ya que ser revisada ahí, aumentando el tormento que significa para importadores y exportadores llegar con la mercancía a la frontera.

Esto es necesario que lo conozcan quienes no han vivido con intensidad el proceso de importación y exportación por sus labores o por las circunstancias de su propio estado. Provengo de un estado en donde sabemos lo que es el nacionalismo, porque somos más nacionalistas en función del contraste que tenemos en la convivencia con nuestros vecinos en la frontera.

De ninguna manera esto conlleva nada de los adjetivos y descalificaciones que se han respecto de esta iniciativa, ni ayer en comisiones, ni aquí estoy leyendo nada que me hayan mandado, nadie, no es esa la circunstancia y no tiene por qué descalificarse de esa manera lo que es esta discusión.

Aquí estamos viendo, y vamos a lo sustantivo, qué queremos, un país que tenga la capacidad de atender las necedades de la población que se queja de que está todo entrampado, en aduanas y en muchas otras instancias, muchas en la vida diaria de los mexicanos y de los empresarios, son muchas las que hay, pero esta hoy ya la estamos eliminando al dar esta facilidades a importadores y exportadores, a los turistas y a los que transitan de México a Estados Unidos y de Estados Unidos a México.

No sé cuántas veces últimamente hayan salido quienes argumentan lo inconveniente.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: ¿Senador Demédicis, con qué objeto?

El Senador Fidel Demédicis Hidalgo: (Desde su escaño) Si el ciudadano Senador Patricio Martínez, me permite una pregunta.

El Senador Patricio Martínez García: Sí, con mucho gusto, al terminar mis comentarios, mi querido Fidel.

No sé cuántas veces hayan viajado últimamente a hacer conexión en uno de los puntos de entrada de los Estados Unidos, Houston, Dallas o similares, Arizona, que llegan y para hacer conexión a otra parte de los Estados Unidos en otro avión, o a Europa, por razones propias del turismo, hay que llegar a un gigantesco congestionamiento de la migración norteamericana en esos aeropuertos, y muchas veces, y esto se los digo a los mexicanos que hoy me escuchan o me estén viendo por televisión, y que tienen estos problemas en sus viajes, estos problemas se van a eliminar porque la revisión en vez de hacerla en el aeropuerto en donde tocan base y tienen entrada a los Estados Unidos, ahora la van a hacer en México y van a entrar directo a hacer su conexión a cualquier parte de Estados Unidos y del mundo, y a su vez será el caso inverso para quienes vienen de Estados Unidos, de cualquier parte de Estados Unidos, se les revisa por oficiales mexicanos de migración allá, entran aquí o se les rechaza allá y se quedan en sus casa, entran a México y no tienen que estar atendiendo a que se les haga el sello o el visado de su documentación.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Senador, ha concluido su tiempo, le pediría que concluya su participación.

El Senador Patricio Martínez García: Sí, concluyo.

Nada más para recordar que se pregunta el porqué de las armas, y que no va a haber reciprocidad, esto es a priori, el porqué de las armas, porque los agentes, los oficiales mexicanos estarán trabajando en recintos de Norteamérica con todo su uniforme y con armas.

Igualmente lo harán aquí en esos recintos agentes norteamericanos, no va a ser en todo el territorio nacional, no va a ser en todos los caminos, no va a ser en las calles ni va a ser con toda clase de armamento; no va a ser como erróneamente se ha señalado aquí, Border Patrol, esto presenta una desinformación de cuidado, Border Patrol trabaja en la frontera de los Estados Unidos y los agentes de migración norteamericanos que vengan aquí estarán haciendo la revisión de la documentación de los mexicanos para que entren a Estados Unidos.

Finalmente, quiero sostener que las murallas no son buenas, las murallas de roca de China aislaron a China durante siglos, milenios; las murallas ideológicas y los anacronismos tampoco le resultan buenos al país, y menos cuando estamos inmersos en una competencia global, que la debemos sostener constante y en continua evolución de nuestras instituciones y de nuestras formas de llevar la administración pública.

Y, finalmente, quiero sostener algo que me parece indispensable sostener. Provengo de un estado donde la nacionalidad me deja muy claro lo que son mis raíces, soy heredero de aquellos que siendo civiles enfrentaron, en 1847, a un ejército profesional en Sacramento, y ahí Chihuahua, con la patria lloró la muerte de sus mejores jóvenes, hijos chihuahuenses, que defendieron la patria y sé, por lo tanto, lo que son los valores nacionales.

Soy heredero también de aquellos que el día que....

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Le pido Senador, concluya su participación. Se ha excedido en el tiempo.

El Senador Patricio Martínez García: Termino, permítame un momento porque esto hay que señalarlo y no puedo seguir permitiendo que se nos señale como traidores. Permítame, ya voy a terminar, señor Presidente, un momento nada más, dos minutos.

Cuando les dijeron que tenían que salirse de aquellos territorios o quedarse como norteamericanos, prefirieron salirse y no solamente se salieron ellos, fueron y sacaron los restos en las tumbas de sus ancestros y se trajeron los restos de sus antepasados a Chihuahua, esa es la vena, esa es la sangre nacional patriótica que corre por nuestras venas.

No hay en esto sino solamente un futuro promisorio y una evolución lógica que no imponen nuestros tiempos.

Adelante, apoyaremos esta iniciativa y lo haremos con la gran esperanza de que mejoren las condiciones de los mexicanos en su vida diaria y de los empresarios en importaciones y exportaciones.

Muchísimas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Bien. La lista está ordenada para escuchar la participación en contra, a favor; ahora vendría en contra, pero hay una petición del Senador Blásquez, ¿con que objeto, Senador?

El Senador Marco Antonio Blásquez Salinas: (Desde su escaño) Gracias, para hechos.

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Adelante, para hechos.

El Senador Marco Antonio Blásquez Salinas: Decía en la defensa de la teoría heliocéntrica el maestro Galileo Galilei, que los planetas giraban alrededor del sol, y fue obligado a desdecirse ante un tribunal porque a los intereses del entonces campante gobierno, no convenía debido a que se creía o se hacía creer que la tierra era el centro del universo; y Galileo Galilei fue considerado un enemigo de la religión, un enemigo del tribunal y fue obligado a desdecirse bajo el señalamiento de que era falsa su creencia de que la tierra era plana y que era el centro del universo.

Sin embargo, señala, y está consignado en la historia, que en sus adentros, sin embargo, el sol es el centro del universo y los planetas giran alrededor de él.

Y no hay verbo que alcance para poder justificar la aprobación de este Decreto, no hay verbo que alcance.

Sí se ha señalado la conveniencia en materia migratoria, la conveniencia en materia aduanal, la conveniencia en materia turística, pero la verdad, cerebros súper dotados de compañeros Senadores que han pasado por aquí, no alcanza para poder decirle a los mexicanos que en el Senado de la República vamos a aprobar una iniciativa que permite que agentes extranjeros estén armados en nuestro territorio, que ocupen nuestras bases de inspección, nuestras bases de revisión armados, y obviamente desde aquí, desde nuestro territorio, hagan el trabajo que debieran hacer en el suyo.

Yo no soy un anti yanqui, soy profundamente respetuoso de esa gran nación. Nací muy cerca, nacía en frontera, vivo en frontera, cruzo por la SENTRI, entro por los aeropuertos, por todos los que están permitidos, y soy recibido como un ciudadano decoroso.

Conozco el pensar de los estadounidenses. Dos hijos míos están casados con ciudadanos estadounidenses, viven en aquel territorio, para más efectivo, de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, y conozco perfectamente lo que para los estadounidenses significan las armas.

El arma, Patricio, mi querido Senador, para los estadounidenses no es un sinónimo de progreso, no es un sinónimo de colaboración con los demás países.

Ya decía el Senador Bartlett, que no puede haber correspondencia con un gigante; no puede haber correspondencia con un depredador de las libertades, con un país que está ocupando territorios con la fuerza de las armas.

De manera que no pequemos de inocentes, no pequemos de cambios al venir aquí a señalar que vamos a estimular.

Nada más faltó que dijeran: agricultura, ¿no sé si se mencionó también por ahí? Si los jornaleros de San Quintín, si los compañeros mixtecos, zapotecos también van a tener que agradecer esta iniciativa.

No procede, por más respeto, por más aprecio que se le tenga a ese gran país, que no deja de serlo, es un atropello, y por supuesto que mi impresión es que quedarán marcados quienes voten a favor de esta reforma.

Independientemente de los intereses que se persigan, de los acuerdos trasiegos que pudo haber existido en su momento, diré parafraseando al gran Galileo Galilei: “Como la pongan, como la dibujen, esta es una traición a México”.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias, Senador.

Tiene ahora el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para posicionar en contra del dictamen.

La Senadora Dolores Padierna Luna: Con su venia, señor Presidente.

La propuesta de Enrique Peña Nieto para reformar la Ley de Armas de Fuego y Explosivos, de abrir paso a que agentes extranjeros, principalmente de Estados Unidos, puedan actuar armados en el territorio nacional, quiere ser presentada como de simple trámite para facilitar el tránsito fronterizo, pero es en realidad una vergonzosa prueba de supeditación creciente del gobierno mexicano a los dictados del vecino del norte, una supeditación que ha sido acompañada de una política exterior errática, torpe y débil.

La iniciativa que pretende autorizar la presencia de agentes extranjeros armados en instalaciones migratorias o aduanales, y en su trayecto, en la exposición de motivos, justifica la propuesta con el argumento de que esto le va a dar eficacia a las aduanas y nos dotaría de reciprocidad en materia de seguridad migratoria.

De entrada, el Ejecutivo confunde los asuntos propiamente aduanales y migratorios y de seguridad diplomática con seguridad personal de los agentes extranjeros que desempeñen labores en nuestro país, y lo hacen, además, armados como los agentes de la DEA, según propios testimonios de ellos mismos.

Vale preguntarse: ¿A qué tipo de agentes les están dando el permiso de estar armados?, ¿a los de la DEA?, o ¿a cuáles?

Las aduanas nacionales no se encuentran sólo en los estados fronterizos; son, Senador Martínez, 49 aduanas: 19 en la frontera norte, 2 en la frontera sur, 17 marítimas y 11 interiores. También están en los aeropuertos internacionales, en los patios aduanales, incluso en el Distrito Federal, en la zona de Azcapotzalco existen varios patios aduanales de transferencia y revisión de mercancías destinadas a salir del país o provenientes del extranjero, y se pueden abrir tantas, como después de esta ley se consideren necesarias de acuerdos a los intereses norteamericanos.

Se argumenta que esta iniciativa fomentará los ingresos por exportación y reducirá los costos de almacenamiento, pero no lo demuestran, no dan ningún cálculo, no dicen dónde están los beneficios, demuéstrenlo, porque lo que hasta aquí, uno de los oradores, creo fue del Partido Verde, se atrevió a decir que como ahora va a haber armados en Chiapas y en Oaxaca, los estados más pobres, entonces se va a reducir la pobreza. Bueno estas son mentiras. Otros han dicho que los escuálidos resultados de la economía también se van a elevar.

Qué tienen que ver las armas con el crecimiento económico o con la pobreza, sino es que la van a empeorar. Mejorar las prácticas de revisión aduanal y agilizar las revisiones migratorias internacionales puede lograrse mediante protocolos y acuerdos de entendimiento, no metiendo más armas al país.

No vemos cómo se van a mejorar las prácticas comerciales o las inspecciones aduanales sólo permitiendo la portación de armas a los agentes extranjeros.

En lo que hace a los agentes migratorios, esta iniciativa resulta aún más preocupante, pues plantea que los mismos podrán estar en los puntos de tránsito internacional, es decir, no específica que sólo podrán estar en fronteras comunes, ni dentro de la aduana, con lo que se abre la posibilidad de que esos mismos agentes fronterizos de otros países, entiéndase de Estados Unidos, pueden tener presencia armada en todo nuestro país.

Como ya va siendo común en las iniciativas de Peña Nieto, esta invade áreas de responsabilidad del Poder Legislativo, aquí, en materia de tratados internacionales, y otorga a dependencias del Ejecutivo manga ancha para decidir los términos, los alcances de los acuerdos y permisos de portación de armas.

Por ejemplo, se establece que los agentes extranjeros puedan portar armas de calibres no mayores a .40”, pero más adelante, porque sí leímos la iniciativa, y no estamos, yo al menos no me pongo el saco de que estamos hablando por hablar, sí leímos la iniciativa, son dos, tres articulitos, pero más adelante esta iniciativa dice: que la Secretaría de Defensa Nacional podrá autorizar otro tipo de armas. ¿Cuáles? Dice: en casos excepcionales, ¿cuáles son los casos excepcionales?

¿Dónde dejarán sus armas los agentes que porten en los recintos aduanales o puntos migratorios, una vez que culminen sus tareas?

¿Dónde van a quedar esas armas?

¿Quién las va a vigilar?

Veremos agentes del Servicio de Migración y Control de Aduanas de Estados Unidos en México, instalarse ahora en la frontera sur, en las garitas que quieren poner, o que ya pusieron, y luego trasladarse de Chiapas al Distrito Federal, y andar armados por todo el país, y pase lo que pasó en Tres Marías.

Al parecer estamos frente a un reconocimiento de la incapacidad del gobierno federal, para brindar protección y seguridad a las personas que hacen labores, sean estos agentes aduanales u otros, o personal internacional; frente a la cual prefiere flexibilizar la ley y decir: cuídense ustedes solos, porque el gobierno mexicano no puede.

La Ley Aduanera vigente faculta a la Secretaría de Hacienda, en su artículo 144, a autorizar que el despacho de mercancías por las aduanas nacionales, pueda hacerse conjuntamente con las oficinas aduaneras de otros países. Si el tema es eficientar el tráfico de mercancías en las aduanas, sí es un asunto de Ley Aduanera. Ya está considerado en este artículo, que contempla el mejoramiento de los procesos aduanales y no debe de venir en la Ley Federal de Armas y Explosivos.

Asimismo, se menciona que uno de los objetivos de esta iniciativa es el de establecer el principio de pre-inspección, tanto aduanera como migratoria.

En primer lugar, dentro de toda la exposición de motivos, se menciona el principio de pre-inspección y se detalla en qué consiste. Pero en los dos artículos que se reforman, los dos artículos adicionados y los dos transitorios, en ninguno se incorpora este precepto. Por lo tanto, ni siquiera se menciona, en los seis artículos, el principio de pre-inspección, todo queda a pura demagogia, todo queda a la discrecionalidad de la SEDENA, con la finalidad, lo ponen en la exposición de motivos, solo con la finalidad de confundir y presentar argumentos falaces que no corresponden al contenido de la reforma.

Asimismo, esta política o esta iniciativa, se instrumentará con servidores públicos extranjeros. No se puede saber, por lo tanto, el número de acuerdos interinstitucionales que se van a suscribir y que ya no van a pasar por el Senado de la República, ni con qué países se van a realizar, dejando de lado la posibilidad de tener un control democrático que tome o que acote este tipo de medidas, como la autorización del Senado.

Se está conculcando por la vía de los hechos la facultad del Senado, en esta materia.

Los nuevos artículos 28 y 28 Bis, facultan a la Secretaría de Hacienda, en el caso de agentes aduanales; a la Secretaría de Gobernación, en caso de agentes migratorios; y a la de Relaciones Exteriores, en caso de visitas de alto nivel, que a su discreción de estas tres Secretarías, tramiten los permisos extraordinarios, lo que quiere decir eso, de ingreso y portación temporal de armas de fuego ante la SEDENA, quien es el encargo de autorizarlos.

Pero ninguno de los tres, ni tampoco el del SEDENA, lo dice esta reforma, en ninguno se hace cargo de darle seguimiento a estas armas.

La iniciativa presentada por Peña Nieto tiene como fin, la verdad, la legalización o incorporación de disposiciones contenidas en la Iniciativa Mérida, en nuestra legislación interna, derivado de la presión impuesta por Washington a nuestro servil gobierno.

Los norteamericanos, además, creen que soy ellos la autoridad policíaca en todo el mundo. Y así se comportan, pero es indignante que el gobierno mexicano sea suplido en materia de seguridad por agentes norteamericanos, así sea en un metro cuadrado del territorio nacional, eso es abdicar a una facultad del gobierno federal, no le toca al gobierno norteamericano estar con agentes cuidando la seguridad de personas, así sea en un metro cuadrado, mucho menos en todo el territorio nacional.

En un paso más de su estrategia de anexión de México a Estados Unidos. Esa es la visión, no es patriótica, es entreguista, la que tienen la visión de ustedes. Y por eso, y como me están mocionando, a pesar de que hay muchos argumentos, termino diciendo:

Al parecer, ahora, Enrique Peña Nieto busca legalizar una violación de la ley, que ha sido una práctica recurrente y a su vez satisfacer una vieja petición de Estados Unidos. No podemos estar a favor de una iniciativa que con trampas y mentiras busca legalizar prácticas ilegales, por más añejas que éstas sean. No podemos dejar pasar los argumentos falaces, ni cambios que amplían, una vez más, el margen de discrecionalidad de funcionarios de Hacienda, de Gobernación y de la Defensa, y mucho menos permitir, el injerencismo norteamericano, una vez más, ahora mediante esta Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Nuestro voto, por todo esto y muchos argumentos más, será absolutamente en contra.

(Aplausos)

El Presidente Senador Luis Sánchez Jiménez: Le agradezco, Senadora.

Toca el turno al Senador Ernesto Cordero Arroyo, de la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional, para hablar a favor del dictamen.

El Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muy buenas tardes, compañeras y compañeros Senadores.

Los Senadores del Partido Acción Nacional hemos sido congruentes y consistentes a lo largo de esta Legislatura.

Hemos votado a favor de todo aquello que signifique una mayor generación de empleos en México.

Hemos votado a favor de todo aquello que signifique inversión y prosperidad.

Y también lo hemos hecho, nos hemos opuesto a todo aquello que lejos de fortalecer la economía nacional, la debilite.

El dictamen que hoy estamos discutiendo, se debe enmarcar en esta discusión.

¿Cómo hacer más ágil el comercio entre México y el resto del mundo?

México, desde que nos abrimos al comercio mundial, ahora sí, que le pese a quien le pese, y a pesar de algunos, se ha vuelto una potencia exportadora.

México es una plataforma logística.

México se destaca a nivel mundial por nuestros productos y por nuestra capacidad para exportarlos.

En esta dinámica exportadora, pues por razones obvias, la situación y la relación con Estados Unidos, pues hace que nuestro comercio bilateral sea de la mayor relevancia para nuestro país.

El comercio bilateral es de cerca de 514 mil millones de dólares anuales.

El 80 por ciento de nuestras exportaciones llegan a Estados Unidos.

Somos el tercer socio comercial de los Estados Unidos de América.

Es innegable y de elemental política económica, tratar de agilizar en la mayor y en la mejor de las formas el comercio con los Estados Unidos.

Esta iniciativa lo que propone, y hay que entenderla, no es una ocurrencia, forma parte de una estrategia que ha seguido no el gobierno de Peña Nieto; no el gobierno de Calderón, no el gobierno de Fox, no el gobierno de Zedillo, ha seguido el Estado mexicano por más de dos décadas de abrirnos al mundo.

Y en esa política de Estado está un programa de modernización de las aduanas para agilizar el comercio internacional.

Este programa de modernización de aduanas, que México ha seguido ya por varios años, tiene 4 pilares:

El primero de ellos es el de la competitividad, cómo hacer más eficientes los procesos aduanales para poder exportar y vender más productos mexicanos en el mundo; tiene un segundo componente de seguridad, cómo evitar que a México ingresen, de manera ilegal, mercancías ilegales; tiene un tercer componente, de cómo propiciar la participación del sector privado de todos los países del mundo y de México, y de cómo mejorar el comercio internacional.

Estos pilares y estos componentes hacen que este programa y esta agenda del Estado mexicano hayan dado resultados.

Como parte de esos resultados, y lo mencionó mi colega hace un momento, está la posibilidad de hacer despacho aduanal conjunto, eso está permitido en la Ley Aduanera. Pero para que eso suceda, tanto el gobierno mexicano como el gobierno de Estados Unidos, exigen que se cumpla con los protocolos de acción de sus oficiales de comercio exterior en ambos países; y los protocolos de ambos países exigen que en recintos aduaneros los oficiales porten armas, y de eso se trata esta modificación que en este momento estamos discutiendo.

Y me gustaría aclararlo. De ninguna manera se pretende que el país se llene de oficiales policíacos de otros países armados en México, eso es una mentira, en ningún momento está planteado así en la iniciativa.

Lo que se propone es que dentro de los recintos aduaneros oficiales, certificados por la Secretaría de la Defensa Nacional con varias semanas de antelación, puedan utilizar las armas correspondientes. Eso es lo que establece esta iniciativa.

En ningún momento se dice que un oficial extranjero podrá portar sus armas fuera del recinto aduanal. Yo creo que eso hace una gran diferencia en todo esto.

También, y hay que decirlo con toda claridad, en todo momento está la supervisión y el control de la Secretaría de la Defensa Nacional en la utilización de estas armas.

Y también, hay que decirlo, los oficiales de comercio exterior mexicanos podrán portar sus armas en territorio estadounidense, dentro de los registros aduanales, en reciprocidad a lo que estamos aprobando aquí.

¿Esta medida por qué va hacer más eficiente el comercio entre México y Estados Unidos? Bueno, por una sencilla razón, porque hoy hay una gran cantidad de productos perecederos mexicanos que no pueden llegar a buen término y a comercializarse en Estados Unidos porque tardamos muchos días y horas en cruzar la frontera.

¿Qué pasa si en territorio mexicano, en un recinto especialmente diseñado para esto, los agentes aduanales estadounidenses, junto con los agentes aduanales mexicanos, hacen la revisión correspondiente y este envío puede cruzar la frontera de manera expedita?

Pues esto va a generar más de 62 mil empleos en México, de esto se trata, es una iniciativa económica que va a agilizar la frontera de México y Estados Unidos.

Déjenme terminar diciendo: “Yo no le tengo miedo a un oficial extranjero que porte sus armas en un recinto aduanal en México, bajo la estricta supervisión de la Secretaría de la Defensa Nacional, le tengo más miedo a un policía municipal de Iguala”.

Muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL SENADOR
MIGUEL BARBOSA HUERTA

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Gracias, Senador Javier Cordero Arroyo.

Celebro que no viva usted ni en Iguala ni en un centro aduanal, por cierto. Lo felicito por su intervención.

Le damos la más cordial bienvenida a quienes en esta ocasión nos acompañan en el salón de sesiones, invitados por la Senadora Lucero Saldaña Pérez y otras compañeras, para participar en los trabajos del Foro de Mujeres. Senadoras de la Mesa Directiva: Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, la Senadora María Elena Barrera Tapia, también la Senadora Ana Gabriela Guevara y la Senadora Lilia Merodio Reza.

Con mucho respeto, saludamos la presencia de Luz Marina Martínez Correa, Directora Financiera en ABB México S. A., de C. V., empresa líder en tecnología. Bienvenida.

(Aplausos)

A Pilar Castillo Moctezuma, Socia de Auditoría en Mazars Auditores. Bienvenida.

(Aplausos)

A Magdalena Zapata, Directora de Marketing en la empresa LATAM. Bienvenida también.

(Aplausos)

Aurora Mione, Fundadora y Directora General de la empresa líder en la selección de ejecutivos Heatseekers. Bienvenida.

(Aplausos)

A la licenciada Julie Riotte, Directora General de la Cámara Franco Mexicana de Comercio e Industria.

(Aplausos)

A María del Carmen Bernal, Directora del Centro de Investigación de la Mujer en Alta Dirección.

(Aplausos)

A Karla Mawcinitt, Coordinadora General de Comunicación e Imagen en ProMéxico.

(Aplausos)

A Tanya Moss, Diseñadora de joyería y Fundadora de la marca Tanya Moss. Bienvenida.

(Aplausos)

A Lorena Márquez Garza, Coordinadora de Factor Humano, Grupo de Seguridad Integral. Bienvenida.

(Aplausos)

A Emilienne de León, Directora Ejecutiva de la Red Internacional de Fondos de Mujeres.

(Aplausos)

Ana María Salazar, integrante del Grupo Salazar Snack S. C., Consultoría Internacional.

(Aplausos)

A Carla García Franco, Directora de la empresa Asuntos Externos y Gubernamentales ExxonMobil México. Bienvenida.

(Aplausos)

Alexandra Vitard, Directora de Relaciones Gubernamentales, América Latina, Honeywell International. Bienvenida.

(Aplausos)

Annette Robles, líder del área comercial de AIG, Seguros México, Organización Mundial de Seguros.

(Aplausos)

A Gabriela Álvarez Ávila, socia en el grupo de Arbitraje Internacional Curtis, Mallet-Prevost, Colt & Mosle LLP. Bienvenida, Gabriela.

(Aplausos)

Ana Mondragón, Directora del Patronato y Museo de Antropología.

(Aplausos)

A Lucía Muñoz, Manager del Grupo Sistemas de Baja Tensión, Región Sudáfrica, ABB México.

(Aplausos)

Y finalmente, a María del Rocío Hernández, Directora de Finanzas de la empresa líder en Consultoría Capgemini México. Bienvenida, María del Rocío.

(Aplausos)

Agradecemos a todas ustedes, mujeres destacadas, distinguidas, mujeres líderes en los ramos donde desempeñan su labor, su presencia en este recinto, y les deseamos éxito en los trabajos de vinculación que están desarrollando con las Senadoras integrantes de la Mesa Directiva y de todas las mujeres integrantes de este Senado, para llevar a cabo el foro de mujeres.

Gracias, están ustedes en su casa.

Tiene el uso de la palabra el Senador David Monreal Ávila, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo.

El Senador David Monreal Ávila: Con el permiso, señor Presidente.

Me parece que quienes hemos estado atentos en el debate de esta iniciativa, los ciudadanos que seguramente están viendo a través de la televisión, nadie estará en contra de la generación de empleo, de la agilización de los trámites en las aduanas, de una serie de argumentos que se han ventilado aquí, la gran pregunta y la interrogante es: ¿por qué armados?

Las reformas a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, autorizan la portación temporal de armas a los servidores públicos extranjeros, de migración o aduanas, que participen en la revisión migratoria en los puntos de tránsito internacional o el despacho conjunto de mercancías en las aduanas nacionales.

Todo lo anterior se lleva a cabo bajo los argumentos de que la iniciativa de referencia propone fortalecer la regulación actual para la implementación de procesos de preinspección aduanera en un marco de cooperación bilateral con otros países.

El dictamen señala que, con dicha disposición, se agilizará el comercio y el tránsito de mercancías en las diferentes aduanas, lo que implicará reducción de costos e impedirá que los transportistas mexicanos se enfrenten a mayores complicaciones durante el transporte de las mercancías.

Resulta ingenuo creer que al permitir que agentes porten armas, en territorio nacional, con ello se va a reducir los tiempos en las aduanas, al mismo tiempo de que permitirá establecer condiciones favorables para el desarrollo turístico de México, y la pregunta es: ¿cómo será esto posible?

Algunos de los argumentos que justifican el presente dictamen, se encuentran en la Convención sobre la Prevención y el Castigo de Delitos contra Personas Internacionalmente Protegidas, inclusive los agentes diplomáticos, y en la Convención de Viena de relaciones diplomáticas, aludiendo que en dichos convenios el Estado mexicano se comprometió a brindar las facilidades para que agentes y servidores públicos extranjeros porten armas en el territorio nacional; sin embargo, en ninguno de estos ordenamientos establece tal obligación para México.

Por ejemplo, el primero señala que los Estados, a fin de prevenir atentados contra personas, la libertad o dignidad, se deberán adoptar medidas adecuadas.

Y el segundo estipula que el Estado receptor de servidores extranjeros, tiene la obligación especial de adoptar todas las medidas adecuadas para proteger los locales de la misión contra la intrusión o daño, y evitar que se turbe la tranquilidad de la misión o se atente contra su dignidad.

En este sentido, lo que pretende hacer el gobierno federal es entregar, de manera descarada, la Soberanía nacional, cuando no se encuentra obligado a ello.

No se está en contra de las relaciones bilaterales, pero sí de la sumisión que tiene el Estado mexicano frente a otras naciones.

La reforma que estamos por votar no tuvo un estudio profundo con especialistas en la materia y es una propuesta emanada por parte del Ejecutivo Federal, y que el Senado de la República pretende aprobar en los términos que se recibió.

En el país reina la impunidad y la corrupción.

En este sentido, no es viable permitir la entrada de agentes extranjeros armados cuando el Estado ha fracaso en la inalienable tarea de salvaguardar la vida y la paz de sus habitantes, qué decir de la seguridad pública.

Está documentado que las mismas fuerzas públicas, encargadas de la seguridad nacional, han sido las que han lastimado a la propia sociedad mexicana. En este contexto, qué les espera a los ciudadanos mexicanos con la entrada de servidores públicos extranjeros, armados, a nuestro territorio.

Es asombroso que con estas modificaciones el gobierno federal no se percate que en el fondo esté aceptando su incapacidad para brindar seguridad a los Jefes de Estado que visitan el país.

Mediante esta modificación, que pretende aprobar, estarán reconociendo que las fuerzas de seguridad pública en México han fracasado en su tarea y que, por ello, se necesita que cada Jefe de Gobierno, o Ministro extranjero, se responsabilice de su propia seguridad y su resguardo.

Además, es una forma de aceptar que en las aduanas existe una incapacidad para la revisión de las mercancías que ingresan y exportan, y, por ello, los agentes deben de tener una injerencia mayor con la intimidación y portando armas.

En este sentido, el único aspecto positivo de este dictamen es que el Presidente de la República reconoce el fracaso de su estrategia en la seguridad y acepta que no es capaz de brindar seguridad a los Jefes de Estado en tránsito, ni a las mercancías en territorio nacional.

No será novedoso que agentes extranjeros porten armas en México, simplemente que ahora será al margen de la ley, y con el consentimiento del gobierno federal.

Es por ello que en nuestro grupo estamos en contra de este dictamen.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Gracias, Senador.

Tiene el uso de la palabra el Senador Carlos Alberto Puente Salas, coordinador de los Senadores del Partido Verde Ecologista de México.

El Senador Carlos Alberto Puente Salas: Muchas gracias. Con la venia de la Presidencia. Compañeras Senadoras y compañeros Senadores:

Las modificaciones que se aprueban a la Ley de Armas de Fuego y Explosivos, sí representan beneficios económicos positivos para México.

Y déjenme les digo el porqué. Porque agiliza los trámites aduanales y los trámites en aeropuertos, porque los tiempos de espera serán menores tanto para elementos de seguridad de otros países, como para el público en general que representa tránsito local, particular o comercial.

El personal de los puntos de revisión no perderá el tiempo en la revisión rutinaria, como se hace al día de hoy.

Con la reforma propuesta, se eficientiza el uso de los recursos económicos, recursos humanos y se ahorra tiempo. Es así como se propicia un mayor y más ágil tránsito comercial, con balance positivo para nuestro país.

En segundo lugar, el dictamen que en este momento se discute, efectivamente respeta el principio de reciprocidad internacional.

El mayor argumento para exigir el cumplimiento de las obligaciones de los otros, es primero cumplir con las obligaciones propias.

Si algún país no respeta los principios del derecho internacional, que se denuncie ante los organismos jurisdiccionales internacionales; para la validez del orden jurídico nacional como internacional se debe partir del abandono de la venganza o represalias particulares. Se parte del reconocimiento de la misma fuerza y vigencia del derecho.

Adicionalmente, las modificaciones a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos dan certeza y seguridad jurídica pues reconocen y regulan situaciones que actualmente suceden sin mayor orden, control ni seguimiento, y que en la situación en que actualmente se desarrollan, sí podrían representar un verdadero peligro para la seguridad nacional.

Al regular las conductas descritas en el dictamen se designan derechos, obligaciones y responsabilidades precisas.

Hay algunos que vienen a esta tribuna y se han autocalificado de cándidos o de inocentes, quieren situarse en una muralla que aísla a nuestro país, al estilo Venezuela.

Manifiestan ese temor a ese gigante que en una clara contradicción le llaman un gran país, pero al mismo tiempo lo califican de depredador.

Hablan de una traición a México, hablan de que terminaremos marcados; quiero decirles, de manera muy clara, que para las Senadoras y los Senadores del Partido Verde, estamos convencidos de que esto marca nuestro actuar como legisladores en ese compromiso de tener un México congruente, más abierto, un México más competitivo que le brinde mayores oportunidades para todas y todos los mexicanos, pero no es con ideas y con argumentos caducos que vamos a salir a informarle a los mexicanos de las decisiones que estamos tomando.

Dejar en momento muy claro que no sólo es con el vecino país del norte, no sólo son los Estados Unidos de Norteamérica, ejemplo de ello es la Alianza del Pacífico, la movilidad se ha incrementado notablemente, y México puede ser ese puente de enlace de esos países que integran la Alianza del Pacífico con América del Norte o bien con Europa.

No se puede ver, compañeras y compañeros, a la soberanía desde un concepto revolucionario, hay múltiples ejemplos de cómo también la soberanía ha venido evolucionando.

Ejemplos de ello puede ser el reconocimiento de competencia de organismos internacionales para pronunciarse y sancionar actos del país. Ejemplo de ello el Sistema Interamericano de los Derechos Humanos.

La soberanía evoluciona sin vulnerar los derechos de los connacionales ni de nuestro país. Busca generar mayores oportunidades para México y para todas y todos los mexicanos, ejemplo de ello pueden ser dos temas que generan el mayor ingreso a nuestro país, y se los dejo para la reflexión, como puede ser el turismo y el comercio.

Por su atención, muchas gracias.

Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Gracias, Senador Puente.

En uso de la palabra la Senadora Angélica de la Peña Gómez, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

La Senadora Angélica de la Peña Gómez: Gracias, señor Presidente, con su venia. Señoras Senadoras, señores Senadores:

La finalidad de este dictamen, nos dicen las comisiones unidas, tiene por objeto generar una nueva regulación encaminada a fortalecer los procesos de cooperación migratoria y aduanera de México con el resto del mundo, con el objeto de hacer, nos dicen, más eficiente el flujo de personas y mercancías, abatiendo costos y tiempos impulsando un mayor beneficio económico para nuestro país.

También nos dicen que se busca establecer una regulación, homologar las obligaciones internacionales contraídas por México, adecuada para la correcta protección de personas internacionalmente protegidas en visitas de Jefes de Estado, de Gobierno, Ministros y altos funcionarios de otros países, etc., etc., etc.

Bien, sin embargo, al analizar el presente dictamen nos damos cuenta, y así se ha visto en la, permítanme decir, la polarización de la discusión de los riesgos que representa para el país el aprobar un dictamen como el que hoy se nos presenta, que debiera discutirse con mayor rigor.

Yo creo que si tenemos en este tema que pareciera, como dice, la exposición de motivos, estar inscrito en una gran cantidad de bondades, cómo es que tiene una reacción tan clara y precisa, tan evidente como la que aquí se ha expresado por quienes desde un lado y desde otro lado se ha venido expresando.

Se nos dice que se pretende garantizar también un esquema de cooperación bilateral para compartir instalaciones, realizar actividades de apoyo en la inspección aduanera y que los servidores públicos extranjeros de aduanas deberán encontrarse debidamente acreditados ante el gobierno federal; y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público deberá tramitar ante la Secretaría de la Defensa Nacional la autorización de los respectivos permisos extraordinarios, semestre tras semestre, tras semestre, y así hasta la eternidad puede mantener a estas personas armadas todo el tiempo en nuestro país.

Primero, hay que aclarar que los cuatro artículos que se están reformando de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, que data de 1972 y reglamenta el artículo 10 de la Constitución, señala, de manera precisa, que la Secretaría de la Defensa Nacional podrá expedir permisos extraordinarios de ingreso y portación temporal de armas de fuego a servidores públicos extranjeros de migración o de aduana.

Claro que nos preocupa la situación de Estados Unidos por la enorme frontera que tenemos con este país del norte, pero también por la historia que tenemos con Estados Unidos y que hoy, señoras y señores, está en la palestra de la opinión pública internacional la discusión sobre la situación de migrantes de los países de Centroamérica, de otros países, pero también de México, que intentan pasar a Estados Unidos y son repelidos por los agentes aduanales, por los agentes migratorios de Estados Unidos; no es lo mismo, por cierto, y eso faltó decirlo en la exposición de motivos, que no es lo mismo agentes migratorios que agentes aduanales.

Los agentes aduanales, por cierto, siguiendo la misma dinámica de cómo están inscritos en la legislación de Estados Unidos, también ésta ley antes sufrió una reforma, la ley de aduanas sufrió una reforma justamente para caracterizar no como servidores públicos a los agentes aduanales, sino para seguir esta dinámica de constitución de agentes aduanales a personas que no son servidores públicos, es decir, personas físicas que son contratadas, que tienen que pasar por una revisión, una capacitación y finalmente pasar una serie de pruebas para que se les dé la encomienda de agentes aduanales, exactamente como funcionan en Estados Unidos.

Pero los agentes migratorios son integrantes de la Patrulla Fronteriza, han, y todos sabemos, han asesinado a migrantes mexicanos haciendo uso de las armas letales que portan, y lo han hecho en Estados Unidos y lo han hecho también en territorio mexicano; sabemos cómo son.

Entonces, ahora se pretende darles permiso, con esta ley, para estar armados en territorio nacional, no hace falta reflexionar mucho para anticipar e intuir. Esa es nuestra preocupación, para saber cuáles son las terribles consecuencias de la reforma que hoy están apoyando el PRI y el PAN.

El artículo 28, otro de los cuatro artículos que reforman esta ley, dice:

“Con base en el principio de reciprocidad, la Secretaría de la Defensa Nacional podrá autorizar la aportación temporal de armas a los servidores públicos y extranjeros, de migración o aduanas, debidamente acreditados ante el gobierno federal, que participen en la revisión migratoria en los puntos de tránsito internacionales o el despacho conjunto de mercancías en las aduanas nacionales, respectivamente, conforme a la legislación aplicable y a los acuerdos interinstitucionales que deberán celebrarse para tal efecto”.

Los acuerdos institucionales, por cierto, no requieren de pasar por ningún órgano legislativo, es una discrecionalidad por parte de las autoridades y que, por cierto, tampoco requieren de su publicación en el Diario Oficial de la Federación, los acuerdos se celebran de una dependencia con otra, o con organismos descentralizados de administración pública, o con organismos internacionales, y no tienen por qué ser inscritos de manera pública para tener el conocimiento y la forma en que se acuerda.

La Secretaría de Relaciones Exteriores ha manifestado, en diferentes ocasiones, que la firma de los acuerdos interinstitucionales se sustentan en la costumbre internacional; sin embargo, en la Ley de Celebración de Tratados, en el artículo 7, que todavía es vigente, se establece que cuando se pretende celebrar un acuerdo interinstitucional, debe de informarse de ello a la Secretaría de Relaciones Exteriores, la cual debe formular un dictamen acerca del procedimiento de suscribirlo.

Aquí, con esta reforma a esta ley, por supuesto que también trasciende a otras leyes que no se están tomando en consideración.

Mi compañera Dolores Padierna mencionaba cuantas son. Las 49 aduanas que existen en diferentes secciones en el país, puntos de inspección y efectivamente no sabemos cuántas garitas se pretenda construir.

El Presidente de la República mencionó, no hace mucho en Cancún, que se favorecerá a turistas y habitantes con la creación de estas garitas, que finalmente menciona él, deben de quedar en el pasado para favorecer el turismo en nuestro país.

Yo solamente quiero imaginarme las once aduanas que existen en el interior del país, entre las que se encuentra el Aeropuerto de la Ciudad de México, la que existe en Aguascalientes, Chihuahua, Guadalajara, Guanajuato, Estado de México, Monterrey, Puebla, Querétaro, Toluca, Torreón, lo terrible que va a ser tener, no solamente agentes aduanales, sino también agentes de migración, los policías de migración, claramente lo dice la iniciativa, incluso cuál tipo de arma tienen que usar, es la que usan los agentes del FBI, desde hace varias decenas de años. Eso es lo que usan los agentes del FBI, lo que usa la policía norteamericana.

Entonces, lo que estamos decidiendo hoy con el voto en contra de todos los que aquí lo hemos expresado, debiera motivarnos a que, en serio, discutamos con mucho mayor rigor lo que el PAN y el PRI pretenden lograr siguiendo un lineamiento que no le va a servir al país.

No es que estemos en una actitud de querer imaginarnos una soberanía abstracta, como si viviéramos en la luna. Sabemos que estamos en la globalidad, pero están decidiendo como lo que hoy pretenden con esos cuatro artículos que reforman a esta ley, por supuesto, y, crónica anunciada, va a transgredir los derechos humanos, va a transgredir la vida, la seguridad de muchísimas personas, no sólo del país, también de otros países.

Me parece verdaderamente irresponsable lo que se pretende hacer aquí.

Gracias, señor Presidente.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Tiene el uso de la palabra la Senadora María del Pilar Ortega Martínez, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.

La Senadora María del Pilar Ortega Martínez: Gracias, señor Presidente.

Vengo para fundamentar mi voto a favor del presente dictamen.

Voy a votar a favor del mismo, porque estoy convencida de que esta reforma, de que este instrumento será benéfico para nuestro país.

El día de hoy estamos discutiendo este dictamen que reforma y adiciona la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Este dictamen, esta reforma tiene como objetivo, como lo apunta el propio dictamen, fortalecer los procesos de cooperación migratoria y aduanera en México con el resto de los países, con el objeto de hacer más eficiente el tiempo, el tránsito de personas y mercancías. Coincido en que esto traerá una reducción fundamental de costos y tiempos.

Creo que son tres los puntos medulares de esta propuesta: por un lado, el tema de la preinscripción aduanera de vehículos y mercancías, mecanismo de verificación conjunta de los dos estados, el de salida y el de destino, y que en nuestro país tendrá como responsable a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En segundo lugar, el mecanismo de preinspección migratoria, que implica este mecanismo de verificación conjunta de ambos países por autoridades migratorias de los estados en instalaciones diseñadas para ello en el país de salida, y que esto evite volver a realizar la verificación en el país de destino.

Tercer punto, mecanismos de protección y seguridad para visitas de personas internacionalmente protegidas, como lo pueden ser funcionarios de alta sensibilidad.

En este sentido, como se ha discutido en este Pleno, se prevé que funcionarios aduanales mexicanos cuenten con autorización para la salida del territorio nacional de armas con las que cuentan, para el desempeño de sus funciones en territorio extranjero, y conforme al principio de reciprocidad, la propuesta de reforma establece la posibilidad de autorizar a funcionarios aduaneros extranjeros, debidamente acreditados ante el gobierno federal, el ingreso de armas al país, para participar, de manera conjunta, con funcionarios mexicanos en puntos de revisión de aduanas ubicadas en territorio mexicano.

En este sentido, es importante clarificar que el proyecto recoge, en todo momento, el principio de reciprocidad, particularmente, en este último punto, que ha sido tan debatido, y como sabemos en el ámbito del derecho internacional, el principio de reciprocidad es un concepto jurídico, universalmente aceptado, que puede ser aplicado como complemento a una norma nacional existe o como una respuesta a la conducta adoptada por otro estado.

En el mismo orden de ideas, actualmente la cooperación internacional en diversos ámbitos, se ha desarrollado, de manera que algunos países optan por unir sus fuerzas y capacidades para construir procesos administrativos y jurídicos sobre la base de la confianza mutua, es decir, la postura de la voluntad, ya sea bilateral entre países para lograr mejores relaciones en temas comerciales, de seguridad, justicia, etcétera.

Sin duda, la reciprocidad, en materia internacional, es un concepto práctico en las relaciones internacionales, mediante el desarrollo de relaciones de mutua confianza y obligaciones recíprocas a largo plazo.

Por ejemplo, cabe recordar que en materia de estatus diplomático, en la Convención de Viena, sobre relaciones diplomáticas, establece que respetando las disposiciones del Convenio, pueden aplicarse recíprocamente los países un trato más favorable en la materia.

En este contexto, cabe recordar que la cooperación en términos de la reciprocidad se basa en respetar el principio de la soberanía de los Estados.

En el tema concreto que hoy se plantea en este dictamen, debemos entender que la reforma y adición a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, abona beneficios en materia comercial a nuestro país, tal y como se desprende de los términos de este dictamen.

Podemos citar el tema de fortalecer, por ejemplo, la regulación actual para la implementación de procesos de preinscripción aduanera en una marco de cooperación bilateral con otros países, esto fortalece procesos aduaneros mediante la preinscripción en el país de origen de las mercancías, ello tendría como efecto, como bien se apunta en el proyecto que hoy se discute, el hacer más rápido y sencillo el flujo comercial, lo que sin duda reportará beneficios mutuos para los países que participan.

Siendo reiterativos sobre este tema, el hecho de hacer más rápido el proceso de inspección de mercancías, contribuirá también a incrementar el comercio entre México y los países con los que se pueda implementar esta medida bajo los principios que ya hemos señalado.

Por lo que respecta a la inspección migratoria, también es importante señalar que se fortalecerá el flujo de visitantes a nuestros destinos turísticos y de negocios, mediante el incremento del número de visitas internacionales derivadas de la reducción en costos, en trámites al llegar a nuestro país, además de la posibilidad de establecer nuevas rutas hacia México, como destino doméstico, sin necesidad de hacer conexiones, lo que conlleva a que se multipliquen los puntos de entrada y salida de turistas.

De igual manera, es menester señalar que los funcionarios aduaneros y migratorios extranjeros, que tendrían la posibilidad de ingresar a nuestro país con el uso de armas, también, y yo digo que este es un punto positivo, estarán sujetos a las disposiciones que el propio proyecto de reforma establece, es decir, atendiendo características de calibre del armamento, esto lejos de ser una debilidad, es una fortaleza pues finalmente la propia norma establece límites al armamento que puede ingresar a territorio mexicano.

Es importante señalar, también, y clarificar que estos funcionarios no podrán portar arma fuera del local o instalación migratoria o aduanera a la que fuesen comisionados.

Y, finalmente, no se trata de permisos permanentes, estamos hablando de una vigencia de permisos de seis meses con la posibilidad de renovación sujeta a los mismos requisitos y restricciones para su autorización.

Creo que es importante también hacer referencia al tema de la seguridad que implica la reforma que se nos plantea, pues conforme al texto del dictamen se establece la posibilidad real de que personal de seguridad extranjera porte armas en territorio nacional pero bajo un principio de reciprocidad.

Y no se trata en ningún momento de perder soberanía o de dejar de manera endeble nuestro principio de soberanía nacional, se trata de un procedimiento en el que los agentes de seguridad asignados a mandatarios, ministros y otros altos funcionarios durante visitas oficiales, contarán con una autorización de la Secretaría de la Defensa Nacional para portar armas únicamente durante el tiempo de la visita de dicho funcionario.

Y, finalmente, es necesario señalar que los supuestos antes mencionados operarán, según lo disponen los artículos 28 y 28 Bis del proyecto de Decreto, en base a este principio multicitado de reciprocidad, lo que claramente indica que existe la posibilidad, es decir, de que servidores públicos de aduanas de migración y de seguridad mexicana puedan hacer lo mismo en ejercicio de sus funciones en otro país, es decir, la consideración del ingreso está condicionada, por supuesto, a esta reciprocidad.

No se trata, pues, entonces de ceder la soberanía nacional, sino de normar procesos, que como ya se ha mencionado pueden ser y deben ser benéficos para nuestro país y para los países con que nuestro Estado sostiene relaciones diplomáticas y comerciales.

Es por ello que mi voto será a favor del presente dictamen.

Por su atención, muchas gracias.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Gracias, Senadora Pilar Ortega.

En uso de la palabra el Senador Fidel Demédicis Hidalgo, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

Sonido en el escaño de don Manuel Bartlett.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: (Desde su escaño) Intervenir para hechos, señor Presidente.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: ¿Cuáles hechos, Senador?

El Senador Manuel Bartlett Díaz: (Desde su escaño) De la Senadora Pilar.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Sobre qué, en concreto, porque usted está listado para reservar toda la ley.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: (Desde su escaño) Esas son las reservas, pero ahorita quiero hablar para hechos. Ahí se los explico en el micrófono si usted me autoriza con la benevolencia que ha estado usted manejando.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Vamos a escuchar al Senador Demédicis, que ya está en tribuna, y después resolvemos este asunto.

El Senador Fidel Demédicis Hidalgo: Muchas gracias, señor Presidente, con su venia. Compañeros Senadores, compañeras Senadoras:

Evidentemente se está dando una discusión ideológica entre los liberales y los conservadores, los que hemos luchado con todas nuestras fuerzas para hacer de este país un país libre que sea capaz de tomar sus propias decisiones y que sea respetado en el concierto mundial por esa calidad.

Y por el otro lado, los que son afines al imperio, los que traicionaron los ideales de Hidalgo, de Morelos, Francisco Villa, de Emiliano Zapata y de todos aquellos patriotas que soñaban con un pueblo que tuviera lo elemental para vivir de manera digna; esa es la discusión que estamos dando en este momento.

Hablan de reciprocidad, quiere decir entonces que una vez firmada, aprobada esta ley por los conservadores, tendremos el ojo por ojo.

Quiero leerles lo que dicen algunos ciudadanos, solamente uno porque son muchos. Dice alguien que se identifica como “Sony”, esta medida será un verdadero atentado a la sociedad civil que harán las autoridades mexicanas cuando, por quitarme estas pajas, un extranjero armado hasta los dientes acabe con la vida de civiles mexicanos desarmados, hombres, mujeres o niños, que al pasar por alguna situación “descontrolada”, le hayan obligado a hacer uso de sus armas, la vida no se la devolverán y el castigo será ejemplar, o quedará libre de castigo por tener autorización del Estado mexicano de porte de armas, de tirar a matar y tal vez por tener inmunidad diplomática.

Si los extranjeros tienen permiso de andar armados, quiere decir entonces de los mexicanos también andarán armados, se está permitiendo, de antemano, el uso indiscriminado de armas letales y de la violencia en sí misma, no tengamos nada que copiar a los modelos extranjeros.

¿No es suficiente ya la violencia diaria del país y las muertes?, ¿qué lógica puede tener un vende patrias sino la de permitir que las potencias extranjeras puedan ayudar impunemente? Eso es lo que dicen los ciudadanos de este país.

¿Cuáles han sido las relaciones de México con Estados Unidos? Vengan aquí a sostenernos compañeros conservadores, ¿cuál ha sido el beneficio de las relaciones de México con Estados Unidos a través de toda nuestra historia? Ha sido una relación de saqueos de nuestros recursos naturales, empezando por el petróleo.

Ha sido una historia vejaciones de nuestros connacionales que les violan sus derechos y los asesinan impunemente por quienes hoy pretenden darle cabida en nuestros puestos de control aduanero y nuestros puestos de control migratorio.

¿Cuáles han sido las relaciones de México con Estados Unidos? Relaciones en donde México siempre lleva las de perder.

Han comentado aquí algunos compañeros, y el argumento central ha sido que México, igual que con la reforma energética, igual que con el Tratado de Libre Comercio, igual que con los tratados que tienen que ver con Estados Unidos, por fin vamos a llegar a la tierra prometida.

Compañeros, o no viven en este país, o no quieren darse cuenta de la situación dramática que tiene el pueblo de México.

Las relaciones con Estados Unidos y con el imperialismo yanqui ¿Qué nos han traído?

Más de la mitad de la población en pobreza, más de 30 millones en pobreza alimentaria.

Más de 30 por ciento de estos pobres alimentarios son niños, y ustedes insisten, en que por fin, si hoy aprobamos esta reforma a la Ley de Armas de Fuego, vamos a tener avances en la economía del país, y seguramente hasta están pensando que el recorte que ya anunció el Secretario de Hacienda no se va a llevar a cabo porque vamos a armar a los policías aduaneros que vienen de Estados Unidos, y vamos a armar a los agentes migratorios que también vienen de ese país.

¿Cuál ha sido el concepto o el término que se ha usado cuando se daña a la población civil? Los daños colaterales.

Sinceramente, compañeros conservadores, yo les pregunto, yo les pregunto. ¿Pueden o no asesinar connacionales con el argumento de que se resistieron a la autoridad o violaron la ley?

Sinceramente, compañeros Senadores, compañeras Senadoras ¿no se podrán dar estos casos?

¿Estamos, acaso, legalizando ya lo de Rápido y Furioso?

Hay una petición de Obama, expresa al Presidente Peña Nieto, y para que la avale el Senado de la República, díganlo, no tengan rubor. El pueblo de México está viendo este debate.

Compañeros Senadores, compañeras Senadoras: Decirles que el tener a estos agentes en las aduanas y en los pasos migratorios, representa lo que a Estados Unidos le encanta, y hoy lo vamos a avalar, el tema del espionaje.

Además de tener ya su embajada inmunidad, también la tendrán los espías en todas las aduanas y puestos migratorios.

¿Es un exceso de desconfianza en México? Porque el que venga a sostenerme aquí que no van a agarrar su libretita y van a apuntar todo lo que pasa en las aduanas y en los puestos migratorios, evidentemente está mintiendo, porque si a algún país le interesa saber qué pasa en cada uno de los países del mundo, ese es Estados Unidos, que se ha auto determinado: “El Policía del Planeta”, y en países subdesarrollados como el nuestro, tienen a sus jilguerillos que les aprueban, les aprueban y les aprueban, aunque esas reformas aprobadas vayan en contra del pueblo de México.

Por estas razones, por supuesto que votaremos en contra este oprobio que hoy pretende votarse en contra del pueblo de México.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Gracias, Senador Fidel Demédicis.

El Senador Manuel Bartlett ha pedido el uso de la palabra para hechos, no obstante que ya participó. La verdad no hay procedimiento para impedirle el uso de la palabra, pero seguramente él atenderá estrictamente al tiempo que el Reglamento dispone para este tipo de intervenciones, cinco minutos, don Manuel, lo escuchamos con atención.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Sabio, señor Presidente. No hay modo de impedir cuando se pide para hechos. Le agradezco su generosidad.

Voy a tocar unos cuantos puntos porque, si volviéramos otra vez a lo que aquí se ha dicho por los defensores de la Iniciativa, vamos a repetir lo mismo.

Patricio Martínez, que por ahí anda todavía, sí los voy a mencionar, porque por ahí se descalifica sin mencionar, Patricio Martínez dice que se sorprende por los argumentos y por lo que se ha dicho en las comisiones y aquí, porque han sido una serie de ignorantes los que han participado. No tienen idea de lo que es la Iniciativa.

Cuando hemos desglosado, con toda claridad, que es una Iniciativa engañosa, falsa, que establece toda una serie de mecanismos aduaneros, y de todos estos servicios migratorios ¿Verdad? y que no presentan ningún argumento a favor de que porten armas agentes extranjeros en 2 de los servicios más delicados de este país.

¡Claro que lo hemos explicado, Patricio, con toda claridad, con toda claridad!

No hay que sorprenderse, porque lo han venido a repetir otra vez.

El mismo Senador Patricio Martínez, volvió a lo mismo, a que esto es una maravilla, a que el TLC fue la gran apertura dejando a la mitad de la población en la miseria como estamos, pero en fin, sería otro tema; que los que se amurallan no van a dejar que el país prospere; que el estar en contra de esta Iniciativa mercantilista es un error.

Pero nadie está en contra de ella, Senador. Estamos en contra de que se use como pretexto todo este alegato de párrafos y párrafos para terminar diciendo: “Y se permite para que estén en situaciones óptimas, se permite que porten armas”.

Nadie está en contra, nadie quiere amurallarse, de ninguna manera. Lo que estamos diciendo, que en efecto, el meter aquí a México a esos agentes extranjeros, que los conocemos bien, usted y nosotros y todos los que están aquí, a ejercer funciones de autoridad aquí.

Es un absurdo, y sí es un atentando contra la soberanía nacional, de hecho concreto, no de una soberanía antigua, de una soberanía anacrónica, como se ha dicho. No, señor, es un enorme error meter a agentes extranjeros armados a este país a actividades que son muy delicadas.

Estamos ya ahorita, y lo decíamos en la anterior intervención, estamos ya sirviendo de policía migratoria a los Estados Unidos.

Sabemos lo que están haciendo. Lo que se ha convertido el servicio migratorio mexicano en una policía represiva, es porque están metidos ahí.

Y cuando hablamos del Border Patrol, que se nos corrige para decir que no es el Border Patrol, bueno, claro, Border, si leemos en inglés, algunos, es frontera, pero esos salvajes son los que han matado a mexicanos ¡Eh! y los demás que están en todo el territorio americano, estas policías están acusadas de toda clase de abusos, esos son los que vamos a meter aquí, eso es lo que es un error, no este amurallamiento, ni mucho menos.

De manera que no estoy de acuerdo en que se sorprenda. Sorprendido soy yo de que se saquen temas que no habíamos dicho.

Un tema. Yo estoy de acuerdo en el patriotismo histórico, yo estoy de acuerdo en el patriotismo de pedigrí de los de Chihuahua, ese es un gran patriotismo.

No, Patricio, el patriotismo es hoy, aquí, aquí, aquí se defiende a la patria, aquí se debe impedir que los Estados Unidos, que es lo que están haciendo, imponga las condiciones para que se haga todo este rollo, ¿verdad?, es el patriotismo que necesitamos, el de ahora, el otro, pues el otro es anacronismo, querido Patricio.

Ese patriotismo, sí hay que mencionarlo, lo de la historia, pero el patriotismo se requiere hoy.

Cordero, Secretario de Hacienda, me dice, aquí está, que él participó en estos convenios. Sí, saben ustedes que el convenio que menciona el dictamen, y lo sabrá muy bien el ex Secretario de Hacienda, no está, no es éste de ahora, es uno viejísimo, es el que ha de haber aplicado Cordero en su momento, en todos estos acuerdos, verdad.

Pero volvemos a lo mismo, Cordero nos dice que es una maravilla. Que vamos a vender más, que turistas harán rica la costa de Guerrero y de Oaxaca. Porque van a llegar, sin ningún problema, en aviones chárter, y nos van a dejar millones de dólares, un poco de mota y de lo demás, pero en fin.

Pero lo único que nos dicen, tanto Patricio, como Cordero, ¿cuál es su argumento para que vengan armados?

Dice, termino, mi agradecimiento, señor Presidente.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Gracias, don Manuel.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Dice, Cordero, es que es el protocolo. Ah, chihuahua, el protocolo de los Estados Unidos, lo tenemos que aceptar. Pues vamos a tener que aceptar muchas cosas.

No, éste no es un asunto de protocolo.

Vamos a crecer y más a empujar, y tienen que tener armas. Ahí en las comisiones, alguien dijo, por cierto, es que las armas van con el uniforme. Pues póngale una de plástico. No podemos aceptar protocolos que impongan los Estados Unidos en México, eh.

Y el argumento de Patricio Martínez, que también estuvo muy enjundioso, es que por qué, y lo tengo anotado, por qué vamos a tener mexicanos allá y entonces hay que tener americanos allá. Como si fuera igual.

¿Qué no saben lo que es Estados Unidos?

¿Qué no saben lo que es un Hegemón?

¿Ustedes creen que van a obedecer, mantenerse en esos límites? ¿Ustedes creen eso?

Y van a aceptar lo que dice Estados Unidos, queremos ya estar allí, porque es el protocolo. No, señores, perdón, con el respeto a mis amigos y la simpatía que tengo por muchos de ustedes, diría yo todos.

Es, yo no lo dije, es traición a la patria. Si es, considero, que es traición a la patria.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Gracias, don Manuel.

Finalmente, en uso de la palabra el Senador Omar Fayad Meneses.

El Senador Omar Fayad Meneses: Gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores: Pensé en no subir a esta tribuna, porque creí además que este dictamen no iba a requerir mucha discusión, por el tema que se trata.

Pero, después de escuchar las intervenciones de las y los Senadores, decidí hacerlo, porque más que venir a generar polémica, más que tratar de picar a un debate infructuoso, decidí a venirles a compartir experiencias de vida, que puedan servir para ayudarlos a tomar la mejor decisión en el debate que hoy estamos teniendo y que va a recaer en una votación inmediatamente después.

Decían algunos compañeros de mi Partido, no sean ilusos, no vas a convencer a nadie, de que vote a favor del dictamen, que ya haya decidido no hacerlo.

Sin embargo, nunca perderé la ilusión, de que con argumentos y compartiéndoles experiencia de vida, pueda convencer a alguno de los compañeros o de las compañeras que han manifestado la posibilidad de votar en contra.

Sí tengo la ilusión de convencerlos, porque tengo una experiencia que contarles.

Porque aquí, si bien es cierto, los 128 integrantes de este cuerpo colegiado, somos iguales. La vida nos ha llevado por caminos distintos. Y además de ser persona y ciudadano en esta vida, tuve el privilegio quizá a diferencia de los otros 127 compañeros, de haber sido el responsable de la operación de las aduanas del país, en 1998. El Administrador General de Aduanas.

Y les quise compartir esta experiencia de vida, con casos muy concretos, que van a aclarar dudas. Porque si bien comparto casi todo los argumentos de quienes vinieron a hablar a favor, también comparto muchas de las preocupaciones de quienes vinieron a hablar en contra.

Y dentro de esas preocupaciones, quiero decirles la que me pareció fundamental aclarar con la experiencia de vida. Comparto con quien dice que no simplemente por a armar agentes migratorios o aduaneros, vamos a mejorar el servicio, y vamos a mejorar la economía. No es cierto, y comparto el argumento, de quien señala esta situación.

Lo que si comparto y hoy les externo, es que el mecanismo de cooperación internacional que tiene que activarse, requiere de protocolos, que no fijamos en México. No somos una isla, somos un país en un mundo globalizado, que tiene que atender compromisos del derecho internacional, tal cual están establecidos en las normas internacionales, en los tratados internacionales; mecanismos de cooperación que se van a activar, si hacemos nosotros las adecuaciones que tenemos que hacer y cumplimos nuestra parte en esos mecanismos de cooperación.

No es el hecho de ponerle a alguien una pistola y que por eso se mejore un servicio. No, si no que activamos un mecanismo.

Pero ahora les paso a compartir como experiencia de vida, como si se mejora el servicio. Y lo digo como ciudadano y como ex administrador de aduanas.

¿Alguno de ustedes ha vivido o ha visto el vía crucis que significa tratar de cruzar un camión con mercancías de Estados Unidos a México o de México a Estados Unidos? En donde si fueran ustedes empresarios, pudieran observar la revisión de salida y la revisión de entrada, es una locura. Migración a la salida, migración a la entrada; aduana a la salida, aduana a la entrada.

Estos mecanismos de cooperación van a fusionar esas dos revisiones, para hacer una sola revisión, y no se pierda, como hoy, el tiempo, a veces, tres horas, tres horas para cruzar un camión.

¿Han visto ustedes el Puerto de Veracruz, el tiempo que un buque logra desaduanar la mercancía? A veces seis o más horas. Esto, creo que si logramos fusionarlo, va a permitir extraordinarios resultados y eso sí va a agilizar el comercio…

La Senadora Dolores Padierna Luna: (Desde su escaño) Señor Presidente.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Permítame, Senador Fayad.

Sonido en el escaño de la Senadora Dolores Padierna.

La Senadora Dolores Padierna Luna: (Desde su escaño) Presidente, preguntarle a usted, si me permitiera formular una pregunta al señor Senador.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Depende del ponente.

El Senador Omar Fayad Meneses: Con todo cariño y con todo respeto. Dije que venía a compartir una historia de vida. Déjenme terminarla, y si quiere al finalizar mi participación, con mucho cariño y con el respeto que siempre he tenido por la Senadora Dolores.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Gracias, Senadora.

Sonido en el escaño del Senador Blásquez, también está pidiendo, sonido en su escaño.

El Senador Omar Fayad Meneses: Es que saben, yo tengo un problema, me desconcentro, pierdo la concentración.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Permítame, Senador Fayad.

El Senador Marco Antonio Blásquez Salinas: (Desde su escaño) No es la intención. Que me inscriba para hechos, inmediatamente después de que el Senador concluya el testimonio de vida que nos narra.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Adelante, Senador Fayad.

El Senador Omar Fayad Meneses: Se sale uno de concentración. Por eso, ya ven, no es porque uno no quiera contestar preguntas, pero pierde uno la inspiración, la emoción para tratar de convencer a quien uno trata de convencer.

Pero en fin, les decía que la experiencia es terrible. No se les hace mejorar, que como personas o pasajeros vamos a viajar a un país como los Estados Unidos, y no solamente hablamos de Estados Unidos, este es un mecanismo internacional de cooperación, lo mismo facilitemos para todos los países.

Imagínense que van a salir de un país de Asia o de Europa, y resulta ser que cuando llegas al país hay un trámite que no pasaste y te tienen que regresar.

Bueno, yo lo que creo, compañeras y compañeros, es mejor que te digan en tu país de origen, que si por cualquier trámite migratorio o aduanero no vas a poder llegar a tu destino final te lo digan aquí en México y no te hagan hacer un viaje de 18 o 20 horas.

Concluyo diciéndoles, es un mecanismo de cooperación internacional que tiene límites y tiene reglas, no es arbitrario, no van a venir aquí todos los agentes armados de Estados Unidos, no.

Van a estar armados dentro de los recintos que se destinen, sólo los que se destinen, tengan oficios para ese destino, comisión para ese destino, tiempo definido, tiempo determinado. Y además algo, no tienen inmunidad diplomática.

Y perdonen aquí el comentario que voy hacer. Ni nosotros tenemos inmunidad diplomática, menos van a tener inmunidad diplomática los agentes de la policía.

No confundamos, no es el tema del Border Patrol migración y aduanas.

De verdad, en mi experiencia el ciudadano pide a gritos que no le hagan cuatro revisiones para salir a veces a viajes necesarios por muerte, por enfermedad o por cualquier otra circunstancia.

Ayudemos a la gente y entrémosle a un mecanismo de cooperación internacional que sirve a todos.

Por su atención, y espero haber convencido cuando menos a alguien, con eso me sentiré enormemente satisfecho.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Gracias, Senador Omar Fayad Meneses.

Recibimos en la Mesa Directiva los textos de las intervenciones de los Senadores Zoé Robledo Aburto y Benjamín Robles Montoya, que se manifiestan en contra de este dictamen. Ambos textos se integrarán al Diario de los Debates.

Se abrió la posibilidad de que el Senador Marco Antonio Blásquez Salinas hable por cinco minutos.

El Senador Marco Antonio Blásquez Salinas: Muchas gracias.

De una cosa me convenció el Senador Fayad, y es de que esta iniciativa no traerá ventajas económicas al país, que fue el argumento madre de la mayor parte de los oradores que intervinieron aquí para promover esta iniciativa.

Un hombre de su experiencia que, efectivamente, fue AGA, Administrador General de Aduanas en algún tiempo y muy brillante, nos dice que no tiene nada que ver el impulso a las actividades económicas, como: el turismo, el turismo médico, en fin, son protocolos.

Nosotros sabemos que el país en su globalización tiene que atender inclusive mandatos que están más allá de su propia esfera constitucional, lo vemos, por ejemplo, en el área de Aeronáutica Civil, donde ningún gobierno está por encima de los mandatos de la Aeronáutica Civil.

Sin embargo, quiero decir aquí, y fue porque un compañero me señala, de que ratifico mi respeto y mi reconocimiento a los Estados Unidos, y porque conozco ese país, porque me desplazo por las calles de Los Ángeles, de Nueva York o de Boston; como me desplazo por las calles del Zócalo de la Ciudad o de mi querida Tijuana o Mexicali; y porque lo he visto casi todo en los Estados Unidos.

He visto redadas, he visto maltrato a los compatriotas mexicanos, a la raza afroamericana. Recientemente la televisión nos obsequia imágenes terribles, de cómo se hace uso indiscriminado de las armas por parte de los efectivos de la Patrulla Fronteriza o de las propias patrullas de las ciudades o de los estados.

Sin embargo, sí quiero dejar muy claro que, hablando de protocolos, Estados Unidos no promueve la colaboración, el turismo y las buenas relaciones del buen vecino con las armas, esto lo promueve en reuniones bilaterales, lo promueven los ambigús en las reuniones ejecutivas que organizan los estadounidenses, y les salen muy bien en los cócteles, en los bancos, en las reuniones, en las grandes instituciones que tienen.

Las armas las usan para invadir y para dominar. De manera que sí quisiera que quedara asentado, inclusive, señor Presidente, en el Diario de los Debates esta intervención a cabalidad, porque se ha hablado aquí de una traición, y yo la quiero extender, el comentario, a que los Senadores estamos aquí porque nosotros aprobamos los tratados internacionales, porque los Senadores somos garantes de la soberanía.

Y me parece que si a algunos les pareciera exagerada la expresión de que hay una traición a México, pues entonces yo lo que quiero aquí decir es que, por lo menos creo, que sí faltamos a ese mandato que nuestros electores nos dieron.

Y que es el ser garantes de la soberanía, no obstante los protocolos, y no obstante los muchos compromisos que, sabemos, el país adquiere cuando se globaliza.

Muchos los hemos aceptado a regañadientes, en materia de Telecomunicaciones, otros en materia energética, pero este particular, que tiene que ver con un área tan sensible para los estadounidenses, como es el uso de las armas, sí me parece que hemos faltado a esa misión y a esa encomienda, por la cual estamos aquí.

Muchas gracias, señor Presidente.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Gracias, Senador Marco Antonio Blásquez Salinas.

Ha concluido la lista de oradores en lo general y, por tanto, se abre el registro para reservar artículos o para presentar adiciones.

Informo a la Asamblea que el Senador Manuel Bartlett ha reservado los artículos 11, 27, 28 y 28 Bis; y los transitorios primero y segundo, es decir, todo.

Por tanto, se concede el uso de la palabra al Senador Manuel Bartlett, para presentar su propuesta, que va en el sentido de que los artículos, que son materia del dictamen, permanezcan sin cambios, es decir, que se mantengan en los términos de la ley en vigor.

Adelante, Senador Manuel Bartlett Díaz.

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Agradezco la posibilidad de hablar en lo particular de la ley, porque, a final de cuentas, como lo he dicho, el dictamen es, sobre todo, esos artículos, simplemente que debe de autorizarse las armas.

La Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos de México ha sido siempre restringida a los mexicanos, así está establecido aquí cuando dice en el artículo 27: “A los extranjeros sólo se les podrá autorizar la portación de armas cuando, además de satisfacer los requisitos señalados en el artículo anterior, que son muchos, acrediten la calidad de residentes permanentes, salvo en los casos de permiso”.

Y le meten aquí este injerto: “La Secretaría de la Defensa Nacional podrá expedir permisos extraordinarios, ingreso y portación temporal de armas, a servidores públicos extranjeros de migración o aduanas en los casos, y con los requisitos previsto en el artículo del mismo”, o sea, le meten eso a una ley restrictiva, le meten un párrafo para abrirla totalmente.

Segundo, en el artículo 28: “Con base en el principio de reciprocidad, que ya dijimos que no existe ni está demostrado en ningún lado, la Secretaría de la Defensa Nacional podrá autorizar la portación temporal de armas a servidores públicos extranjeros, de aduanas y migración, que participen, es lo que quería señalar, en la revisión migratoria, fíjense que aquí dice que estarán limitados, ya lo había dicho la Senadora Padierna con todo cuidado, que participen en revisión migratoria en los puntos de tránsito internacionales o el despacho conjunto de mercancías”.

O sea, no es cierto que esté regulado, como lo dicen en sus argumentos aquí y vagamente en la ley. No está limitado a las oficinas, habla hasta de instalaciones sin definirlas.

Aquí nos dice: “Que participen en los puntos de tránsito internacionales, o el despacho conjunto de mercancías”.

Ahora, esto, algunos dijeron: “no nos vamos a encontrar a agentes extranjeros pululando por todo el país”. No, sí nos los vamos a encontrar, claro que sí, aquí está en los puntos de tránsito.

Pero, además, otro asunto de gran importancia que no se ha tratado, en la revisión migratoria, dice: “conforme a la legislación aplicable y a los acuerdos interinstitucionales que se deberán hacer al efecto”.

O sea, que eso queda abierto, queda abierto para que, además, todos los puntos de tránsito de esto y lo otro, que son todos los caminos que circulan y que en riesgo de su vida los migrantes que son atracados y agredidos ya por lo mexicanos, y ahora serán por los extranjeros, que ahí van a estar pendientes de que no pasen.

No solamente no tienen la posibilidad de actuar en todos estos caminos de tránsito, sino que, además, conforme, fíjense lo que están poniendo a aprobación, conforme a la legislación aplicable y a los acuerdos interinstitucionales que deberán celebrarse para tal efecto.

O sea, vamos a estar en la espera de que los Estados Unidos, con esa flexibilidad que sostienen a nivel mundial, los Estados Unidos y México acuerden, con aduanas, acuerden las características de esto y abrirlo más, o sea, no está cerrado.

Aquí se dijo: “Y no van a poderse mover”. No es cierto, va a estar en todos lados y, además, conforme a los acuerdos interinstitucionales que son inconstitucionales, pero que le deja a la Secretaría de Hacienda toda la posibilidad de aceptar lo que los dominicanos le impongan, que es el caso de esto, ¿verdad?

Esto es lo que deja en manos de quién, pues de los Estados Unidos, porque son los que van a firmar los acuerdos interinstitucionales.

Por otro lado, no solamente se refiere a eso, sino también en el artículo siguiente, en el 28, en el caso de servidores públicos mexicanos, con base en el principio de reciprocidad que no existe, ni existirá, tendrán algunos acuerdos en estos hasta donde quieran llegar los Estados Unidos, los acuerdos interinstitucionales que se refiere el primer párrafo.

O sea, que todo, por eso pedía yo que se anularan todos estos añadidos que cambian el sentido mismo de una ley restrictiva, la abre para los extranjeros sin ninguna limitación.

Vamos a tener, sí, tropas de agentes extranjeros en todo el territorio nacional.

Por otro lado, y con eso termino, agradeciéndole al Presidente su generosidad que siempre ha manifestado, se habla en el dictamen de un Acuerdo, que no es el Acuerdo que mencionaba el Senador Cordero, es un acuerdo viejo, que ni siquiera está publicado, es un acuerdo interinstitucional que lo manejan en secreto, es el fundamento, el fundamento es un acuerdo que no está publicado, pero mencionan a Canadá, dicen: “Bueno, si los canadienses ya lo hacen, fíjense ustedes en el aeropuerto fulano han pasado millones y ahí hay tal y tal cosa”.

Les voy a leer, nada más, una nota rápidamente sobre Estados Unidos y Canadá, que Canadá está sufriendo las mismas presiones, ahora con un señor Harper que es un profundo reaccionario que quiere ir más allá de lo que se ha aceptado en Canadá. Ya verán que viene otra medida que va a ser la militarización de México, que es la militarización que están empujando en Canadá.

Termino. Aquí hay un análisis a fondo del problema que tienen los canadienses con estos acuerdos, dice: “esa inspección pre-aduanal, en Canadá, el acuerdo depende de que ambas partes superen sus diferencias sobre las facultades que tendrían los agentes estadounidenses en territorio canadiense”. De acuerdo que superen lo que está diciendo aquí: “las pretensiones y exigencias de los agentes estadounidenses en territorio canadiense”.

Y aquí se dice: “se han formado equipos integrados y se ha generado, dice una funcionaria de la Cámara regional del Congreso, una absoluta pesadilla”.

Pero ni es cierto que esté ahí funcionando bien, tienen que estar aguantando si llegan al acuerdo, aceptando lo que los agentes estadounidenses les exigen a los canadienses.

Y eso va a pasar aquí porque ya no hay nada que los detenga, una vez que lo abramos, a ver quién los saca, a ver quién les hace caso.

Ahí les invito a platicar con el Border Patrol y sus congéneres racistas, contrarios a los mexicanos, aún de origen mexicano, y les están abriendo la puerta a esa chusma armada que viola la soberanía nacional.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Gracias, Senador Manuel.

Solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas.

La Secretaria Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas presentadas por el Senador Manuel Bartlett. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

No se admiten las propuestas, señor Presidente.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Al no haber más reservas, vamos a poner a votación en lo general y en lo particular el dictamen. Háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar de la votación. Ábrase el sistema electrónico de votación por tres minutos para recoger la votación nominal en lo general y en lo particular del proyecto de Decreto, en los términos del dictamen.

(Se recoge la votación nominal)

La Secretaria Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza: Señor Presidente, conforme al registro en el sistema electrónico, se emitieron 79 votos en pro, 20 en contra y 2 abstenciones.

VER DETALLE.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Les informo que la Secretaría de la Mesa Directiva publicará el registro de los votos que se recibieron fuera del sistema electrónico, en el reporte de votación de este asunto.

En consecuencia, está aprobado en lo general y en lo particular el proyecto de Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Se remite a la Cámara de Diputados para los efectos del artículo 72 constitucional.

Informo a la Asamblea que se recibió del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, el informe sobre el estado que guardan los componentes, procesos y resultados del Sistema Educativo Nacional, derivado de los documentos que ha denominado “Los Docentes en México”, así como el de su informe anual de gestión correspondiente al 2014.

Estos informes los presenta en cumplimiento de los artículos 38, fracción XIV; 44, fracción XII; y 63 de la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.

Les informo que se reciben y se turnan a la Comisión de Educación, adicionalmente les informo que a través de los grupos parlamentarios se les harán llegar dichos documentos.

Solicito a la Secretaría dé cuenta con las rectificaciones y ampliaciones de turno que autorizó la Mesa Directiva en sus reuniones de ayer y hoy, por favor.

La Secretaria Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza: La Mesa Directiva, en su reunión de ayer, autorizó la rectificación del turno al proyecto de Decreto por el que se reforman la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales; la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y la Ley General en Materia de Delitos Electorales, presentado el 23 de octubre de 2014, para quedar en las Comisiones Unidas Para la Igualdad de Género; y de Estudios Legislativos, Segunda.

En la reunión de hoy autorizó la ampliación de turno al proyecto de Decreto que reforma la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, presentado ayer mismo, para quedar en las Comisiones Unidas de Justicia; de Hacienda y Crédito Público; de Gobernación; y de Estudios Legislativos, Segunda.

Es todo, señor Presidente.

El Presidente Senador Miguel Barbosa Huerta: Esta Presidencia ratifica los turnos descritos por la Secretaría.

Les informo que las iniciativas y proposiciones que cumplen hoy su agenda de inscripción, se turnarán directamente a comisiones.

Por otra parte, los textos del rubro de efemérides se integrarán al Diario de los Debates.

Se levanta la sesión y se cita a la siguiente el próximo martes 14 de abril a las 11:00 horas.

(Se levantó la sesión a las 15:43 horas)

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?watch=15&id=1605