Senado de la República.
Sesión Plenaria.
Miércoles 13 de diciembre de 2017
    
    

Última actualización: noviembre 2017
Última revisión: noviembre 2017

Diario de los Debates
LXII
              Legislatura
2o
Año
Búsqueda:

DIARIO DE LOS DEBATES

DE LA CÁMARA DE SENADORES
DEL CONGRESO DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS


AÑO II                       Cuarto Periodo Extraordinario                       LXII Legislatura                       Sesión Núm. 1


Sesión Pública Extraordinaria Celebrada
en la Ciudad de México, el 17 de Julio de 2014




PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

APERTURA

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: (10:58 horas) Solicito a la Secretaría informe a la Asamblea el resultado del cómputo de asistencia de los señores Senadores.

- La C. Secretaria Iris Vianey Mendoza Mendoza: Señor Presidente, conforme al registro de asistencia, tenemos 69 legisladores y legisladoras presentes.

Por lo que hay quórum, señor Presidente.
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se abre la sesión extraordinaria del jueves 17 de julio de 2014. El Orden del Día está disponible en el monitor de sus escaños, con lo cual se informa de los asuntos que corresponden a la agenda de hoy.

- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Les solicito a las Senadoras y Senadores ponerse de pie.

(Todos de pie)






DECLARATORIA

- El C. Presidente Cervantes Andrade: “Hoy, 17 de julio de 2014, la Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión se declara instalada para el periodo de sesiones extraordinarias del segundo receso del segundo año de ejercicio constitucional de la LXII Legislatura, a que fue convocada por la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, mediante decreto publicado el 16 de julio de 2014”.

- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Los invitamos a tomar asiento.






COMUNICACIONES

- El C. Presidente Cervantes Andrade: La Secretaría comunicará por escrito al titular del Poder Ejecutivo Federal, al Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al Presidente de la Cámara de Diputados, a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y a las legislaturas de los estados de la instalación de esta Cámara.

Compañeros Senadores, informo a ustedes que esta Mesa Directiva convocó al ciudadano Arquímedes Oramas Vargas, para que rinda su protesta como Senador de la República, a partir de la licencia autorizada al Senador Humberto Domingo Mayans Canabal.

En esa virtud, solicito a las Senadoras y Senadores, Itzel Ríos de la Mora, Víctor Hermosillo y Celada, Fernando Mayans Canabal, Gerardo Flores Ramírez y Adán Augusto López Hernández, lo inviten a pasar a este salón de sesiones y lo acompañen durante el acto de su protesta.

Por favor, Senadoras y Senadores.

(La comisión cumple)

- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Honorable Asamblea, sean tan amables de ponerse de pie.

(Todos de pie)






PROTESTA DE LEY

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Ciudadano Arquímedes Oramas Vargas: ¿Protesta guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las leyes que de ella emanen y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Senador de la República que el pueblo le ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión?

- El C. Arquímedes Oramas Vargas: ¡Sí, protesto!

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Si así no lo hiciere, que la Nación se lo demande.

¡Felicidades, señor Senador!

(Aplausos)

Le pedimos, Senador, que ocupe su escaño a fin de que inmediatamente se incorpore a nuestros trabajos.

Pasamos al siguiente asunto.






COMUNICACION

- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Se recibió una comunicación del Presidente de la Comisión Permanente, por la que informa de los motivos que originaron la convocatoria a sesiones extraordinarias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Solicito a la Secretaría dé lectura al informe.

- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Doy lectura al informe.

"CC. SECRETARIOS DE LA
CAMARA DE SENADORES
PRESENTE

Con fundamento en lo dispuesto por el primer párrafo del artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por su digno conducto, me dirijo a la Cámara de Senadores, para informar acerca de los motivos y razones que originaron la convocatoria a sesiones extraordinarias de la Cámara de Senadores que inician el 17 de julio de 2014, lo que manifiesto en los siguientes términos:

1. Durante la sesión del 16 de julio de 2014, la Comisión Permanente recibió de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República una comunicación con la solicitud a esa Asamblea de convocar a la Cámara de Senadores a un periodo de sesiones extraordinarias durante el Segundo Receso del Segundo Año de la LXII Legislatura.

2. La comunicación de referencia propone el desahogo del procedimiento legislativo de los asuntos siguientes:

a. Dictamen de las Comisiones Unidas de Energía y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera; Ley Minera y Ley de Asociaciones Público Privadas.

b. Dictamen de las Comisiones Unidas de Energía y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de la Industria Eléctrica y la Ley de Energía Geotérmica, y se adicionan y reforman diversas disposiciones de la Ley de Aguas Nacionales.

c. Dictamen de las Comisiones Unidas de Energía y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de Petróleos Mexicanos y la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, y se reforman y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de las Entidades Paraestatales; la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas.

d. Dictamen de las Comisiones Unidas de Energía y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de los Organos Reguladores Coordinados en Materia Energética, se reforman diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y se expide la Ley de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos.
e. Minutas con proyecto de Decreto que remita la Cámara de Diputados, a partir de las iniciativas que apruebe, relativas a la materia energética, derivadas de la Reforma Constitucional publicada el 20 de diciembre de 2013.

f. Protesta de Senadores suplentes.

g. Acuerdos de los Órganos de Gobierno.

3. En la misma fecha de la recepción del acuerdo referido, la Comisión Permanente aprobó la convocatoria a un periodo de sesiones extraordinarias de la Cámara de Senadores, a partir del 17 de julio del año en curso.

4. El Decreto aprobado por la Comisión Permanente establece que durante el periodo de sesiones extraordinarias, la Cámara de Senadores se ocupará de los siguientes asuntos:

I. Dictamen de las Comisiones Unidas de Energía y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera; Ley Minera y Ley de Asociaciones Público Privadas.

II. Dictamen de las Comisiones Unidas de Energía y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de la Industria Eléctrica y la Ley de Energía Geotérmica, y se adicionan y reforman diversas disposiciones de la Ley de Aguas Nacionales.

III. Dictamen de las Comisiones Unidas de Energía y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de Petróleos Mexicanos y la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, y se reforman y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de las Entidades Paraestatales; la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas.

IV. Dictamen de las Comisiones Unidas de Energía y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de los Organos Reguladores Coordinados en Materia Energética, se reforman diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y se expide la Ley de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos.

V. Minutas con proyecto de Decreto que remita la Cámara de Diputados, a partir de las iniciativas que apruebe, relativas a la materia energética, derivadas de la Reforma Constitucional publicada el 20 de diciembre de 2013.

VI. Protesta de Senadores suplentes.

VII. Acuerdos de los Órganos de Gobierno.

La Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores convocará a sesiones en las fechas que considere oportunas, a fin de atender los asuntos antes descritos.

La Cámara de Senadores realizará la clausura de las sesiones extraordinarias, una vez que tenga conocimiento de lo resuelto al proyecto de Decreto motivo de la convocatoria, en términos de lo dispuesto en el artículo 72 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
La declaratoria de clausura se podrá realizar mediante notificación del Presidente de la Mesa Directiva del Senado, dirigida a los Senadores de la República.

Con lo anterior, doy cumplimiento a lo que me obliga el primer párrafo del artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Salón de sesiones de la Comisión Permanente, a 16 de julio de 2014.

Atentamente

Sen. Raúl Cervantes Andrade
Presidente de la Comisión Permanente".

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Esta Asamblea quedó debidamente enterada de los motivos del periodo de sesiones extraordinarias.

Les pido unos minutos de su atención a las Senadoras y Senadores.

Compañeras Senadoras y compañeros Senadores, vamos a iniciar las sesiones extraordinarias para debatir y votar los dictámenes de la reforma energética que han sido ampliamente difundidos y sobre los que se han anunciado discusiones muy extensas.

La participación de todos los que hagan uso de la tribuna tendrá la garantía de legalidad y certeza que nos aporta el Reglamento del Senado, y para ello en mi responsabilidad de Presidente de la Mesa Directiva, estaré atento a asegurar que se respete el derecho de todos a debatir y exponer sus argumentos, pero también para que se cumpla con los términos reglamentarios de apego al tema a discusión y de tiempo de exposición.

Todos los Senadores que soliciten el uso de la palabra serán atendidos con riguroso apego a lo que el Reglamento del Senado prevé para cada caso.

Les solicito su colaboración para que las tareas de conducción de la sesión las desarrollemos en condiciones que nos permitan cumplir cabalmente con nuestra responsabilidad legislativa.

Sé que es un día largo, van a ser varias sesiones.

Hoy hubo en la mañana reunión de la Junta de Coordinación Política, a la cual fui invitado, estuvimos de acuerdo en celebrar el día de hoy una sesión máxima de 12 horas para poder desahogar los trabajos.

Todos los días, al iniciar la sesión, previamente de platicarlo con la Junta de Coordinación Política, determinaremos el número de horas de esa sesión y lo que sucederá al día siguiente.

Con responsabilidad democrática y cumpliendo los principios constitucionales de la democracia representativa, desahogaremos esos trabajos y sé que el Senado seguirá siendo un Senado responsable.






Solicito a la secretaría informe al Pleno sobre nuestros dictámenes inscritos en el Orden del Día.

- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Tenemos la primera lectura del dictamen de las Comisiones Unidas de Energía; y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera; Ley Minera y la Ley de Asociaciones Público Privadas.

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE HIDROCARBUROS Y SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSION EXTRANJERA; LEY MINERA Y LEY DE ASOCIACIONES PUBLICO PRIVADAS

(Dictamen de primera lectura)



(Voto particular del C. Senador Adan Augusto López Hernández)



(Voto particular del C. Senador Adolfo Romero Lainas)



(Voto particular de la C. Senadora Alejandra Barrales Magdaleno)



(Voto particular del C. Senador Alejandro Encinas Rodríguez)



(Voto particular de la C. Senadora Angelica de la Peña Gomez)



(Voto particular del C. Senador Armando Rios Piter)



(Voto particular de los CC. Senadores Adan Augusto López Hernández y Benjamín Robles Montoya)



(Voto particular de la C. Senadora Dolores Padierna Luna)



(Voto particular del C. Senador Fernando Mayans Canabal)



(Voto particular del C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo)



(Voto particular de la C. Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza)



(Voto particular del C. Senador Isidro Pedraza Chavez)



(Voto particular de la C. Senadora Lorena Cuellar Cisneros)



(Voto particular del C. Senador Luis Sánchez Jiménez)



(Voto particular del C. Senadora Luz María Beristain Navarrete)



(Voto particular del C. Senador Víctor Manuel Camacho Solís)



(Voto particular del C. Senador Mario Delgado Carrillo)



(Voto particular del C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta)



(Voto particular del C. Senador Rabindranath Salazar Solorio)



(Voto particular del C. Senador Raúl Morón Orozco)



(Voto particular del C. Senador Sofío Ramírez Hernández)



(Voto particular del C. Senador Zoé Robledo Aburto)



(Voto particular del C. Senador Manuel Bartlett Díaz)



- El C. Presidente Cervantes Andrade: Este dictamen está publicado desde la mañana del miércoles 16 de julio en la página electrónica del Senado y en la Gaceta de este día.

Con fundamento en lo dispuesto por los artículos 193 y 195 del Reglamento, queda de primera lectura.

Pasamos al siguiente asunto.






- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Asimismo, tenemos el dictamen de las Comisiones Unidas de Energía; y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de la Industria Eléctrica y la Ley de Energía Geotérmica, y se adicionan y reforman diversas disposiciones de la Ley de Aguas Nacionales.

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDEN LA LEY DE LA INDUSTRIA ELECTRICA Y LA LEY DE ENERGIA GEOTERMICA, Y SE ADICIONAN Y REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE AGUAS NACIONALES

(Dictamen de primera lectura)



(Voto particular del C. Senador Adán Augusto López Hernández)



(Voto particular del C. Senador Adolfo Romero Lainas)



(Voto particular de la C. Senadora María Alejandra Barrales Magdaleno)



(Voto particular del C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez)



(Voto particular del C. SenadorAngélica De la Peña Gómez)



(Voto particular del C. Senador David Monreal Ávila )



(Voto particular del C. Senador Benjamín Robles Montoya )



(Voto particular del C. Senador Dolores Padierna Luna)



(Voto particular del C. Senador Fernando Enrique Mayans Canabal)



(Voto particular del C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo)



(Voto particular de la C. Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza)



(Voto particular del C. Senador Isidro Pedraza Chávez)



(Voto particular de la C. Senadora Lorena Cuéllar Cisneros)



(Voto particular del C. Senador Luis Sánchez Jiménez)



(Voto particular de la C. Senadora Luz María Beristain Navarrete)



(Voto particular del C. Senador Víctor Manuel Camacho Solís)



(Voto particular del C. Senador Mario Delgado Carrillo)



(Voto particular del C. Senador Miguel Barbosa Huerta)



(Voto particular del C. Senador Rabindranath Salazar Solorio)



(Voto particular del C. Senador Raúl Morón Orozco)



(Voto particular del C. Senador Sofío Ramírez Hernández)



(Voto particular del C. Senador Zoé Robledo Aburto)



(Voto particular del C. Senador Armando Ríos Piter)



- El C. Presidente Cervantes Andrade: Este dictamen está también publicado desde la mañana del miércoles 16 de julio en la página electrónica del Senado y en la Gaceta de hoy.

Con fundamento en lo dispuesto por los artículos 193 y 195 del Reglamento, queda de primera lectura.

Pasamos al siguiente asunto.






- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Tenemos la primera lectura de un dictamen de las Comisiones Unidas de Energía; y Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de Petróleos Mexicanos y la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, y se reforman y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Entidades Paraestatales; la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas.

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDEN LA LEY DE PETROLEOS MEXICANOS Y LA LEY DE LA COMISION FEDERAL DE ELECTRICIDAD, Y SE REFORMAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY FEDERAL DE LAS ENTIDADES PARAESTATALES; LA LEY DE ADQUISICIONES, ARRENDAMIENTOS Y SERVICIOS DEL SECTOR PUBLICO Y LA LEY DE OBRAS PUBLICAS Y SERVICIOS RELACIONADOS CON LAS MISMAS

(Dictamen de primera lectura)



(Voto particular del C. Senador Adán Augusto López Hernández)



(Voto particular del C. Senador Adolfo Romero Lainas)



(Voto particular de la C. Senadora María Alejandra Barrales Magdaleno)



(Voto particular del C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez)



(Voto particular de la C. Senadora Angélica De la Peña Gómez)



(Voto particular del C. Senador Ángel Benjamín Robles Montoya)



(Voto particular de la C. Senadora Dolores Padierna Luna)



(Voto particular del C. Senador Fernando Enrique Mayans Canabal)



(Voto particular del C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo)



(Voto particular de la C. Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza)



(Voto particular del C. Senador Isidro Pedraza Chávez)



(Voto particular de la C. Senadora Lorena Cuéllar Cisneros)



(Voto particular del C. Senador Luis Sánchez Jiménez)



(Voto particular de la C. Senadora Luz María Beristain Navarrete)



(Voto particular del C. Senador Víctor Manuel Camacho Solís)



(Voto particular del C. Senador Mario Delgado Carrillo)



(Voto particular del C. Senador Miguel Barbosa Huerta)



(Voto particular del C. Senador Rabindranath Salazar Solorio)



(Voto particular del C. Senador Raúl Morón Orozco)



(Voto particular del C. Senador Sofío Ramírez Hernández)



(Voto particular del C. Senador Zoé Robledo Aburto)



(Voto particular del C. Senador Armando Ríos Piter)



- El C. Presidente Cervantes Andrade: Al igual que los anteriores, este dictamen se encuentra publicado desde la mañana del miércoles 16 de julio en la página electrónica del Senado y en la Gaceta de este día.

Con fundamento en lo dispuesto por los artículos 193 y 195 del Reglamento, queda de primera lectura.

Pasamos al siguiente asunto.






- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Asimismo, tenemos la primera lectura del dictamen de las Comisiones Unidas de Energía; y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de los Organos Reguladores Coordinados en Materia Energética, se reforman diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y se expide la Ley de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos.

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE LOS ORGANOS REGULADORES COORDINADOS EN MATERIA ENERGETICA, SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY ORGANICA DE LA ADMISTRACION PUBLICA FEDERAL Y SE EXPIDE LA LEY DE LA AGENCIA NACIONAL DE SEGURIDAD INDUSTRIAL Y DE PROTECCION AL MEDIO AMBIENTE DEL SECTOR HIDROCARBUROS

(Dictamen de primera lectura)



(Voto particular de la C. Senadora Lorena Cuéllar Cisneros)



(Voto particular del C. Senador Adán Augusto López Hernández)



(Voto particular del C. Senador Adolfo Romero Lainas)



(Voto particular de la C. Senadora María Alejandra Barrales Magdaleno)



(Voto particular del C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez)



(Voto particular del C. Senador Armando Ríos Piter)



(Voto particular de la C. Senadora Angélica De la Peña Gómez)



(Voto particular del C. Senador Ángel Benjamín Robles Montoya)



(Voto particular de la C. Senadora Dolores Padierna Luna)



(Voto particular del C. Senador Fernando Enrique Mayans Canabal)



(Voto particular del C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo)



(Voto particular de la C. Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza)



(Voto particular del C. Senador Isidro Pedraza Chávez)



(Voto particular del C. Senador Luis Sánchez Jiménez)



(Voto particular de la C. Senadora Luz María Beristain Navarrete)



(Voto particular del C. Senador Víctor Manuel Camacho Solís)



(Voto particular del C. Senador Mario Delgado Carrillo)



(Voto particular del C. Senador Miguel Barbosa Huerta)



(Voto particular del C. Senador Rabindranath Salazar Solorio)



(Voto particular del C. Senador Raúl Morón Orozco)



(Voto particular del C. Senador Sofío Ramírez Hernández)



(Voto particular del C. Senador Zoé Robledo Aburto)



(Voto particular del C. Senador David Monreal Ávila)



- El C. Presidente Cervantes Andrade: Al igual que los anteriores, el dictamen se encuentra publicado desde la mañana del miércoles 16 de julio en la página electrónica del Senado y en la Gaceta de hoy.

Con fundamento en lo dispuesto por los artículos 193 y 195 del Reglamento, queda de primera lectura.






Tenemos la segunda lectura del dictamen de las Comisiones Unidas de Energía; y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera; Ley Minera y Ley de Asociaciones Público Privadas.

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE HIDROCARBUROS Y SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSION EXTRANJERA; LEY MINERA Y LEY DE ASOCIACIONES PUBLICO PRIVADAS

(Dictamen de segunda lectura)



(Propuesta de la C. Senadora Mónica Tzasna Arriola Gordillo)



(Propuesta de la C. Senadora María Alejandra Barrales Magdaleno)



(Propuesta del C. Senador Manuel Barlett Díaz)



(Propuesta de la C. Senadora Luz María Beristain Navarrete)



(Propuesta de la C. Senadora Lorena Cuellar Cisneros)



(Propuesta de la C. Senadora Angélica de la Peña Gómez)



(Propuesta del C. Senador Mario Delgado Carrillo)



(Propuesta del C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo)



(Propuesta del C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez)



(Propuesta de la C. Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván)



(Propuesta de los CC. Senadores Jorge Luis Lavalle Maury y Fracisco García Cabeza de Vaca)



(Propuesta del C. Senador Adán Augusto López Hernández)



(Propuesta del C. Senador Fernando Enrique Mayans Canabal)



(Propuesta de la C. Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza)



(Propuesta del C. Senador David Monreal Ávila)



(Propuesta del C. Senador Raúl Morón Orozco)



(Propuesta de la C. Senadora Dolores Padierna Luna)



(Propuesta del C. Senador Isidro Pedraza Chávez)



(Propuesta del C. Senador Sofío Ramírez Hernández)



(Propuesta del C. Senador Armando Ríos Piter)



(Propuesta del C. Senador Zoé Robledo Aburto)



(Propuesta del C. Senador Ángel Benjamín Robles Montoya)



(Propuesta del C. Senador Rabindranath Salazar Solorio)



(Propuesta del C. Senador Luis Sánchez Jiménez)



(Propuesta de la C. Senadora Layda Sansores San Román)



Antes de entrar a la discusión del primer dictamen, tiene el uso de la tribuna el Senador Manuel Bartlett Díaz, para presentar moción suspensiva.

Sonido en el escaño del Senador Zoé Robledo, por favor.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: (Desde su escaño) Muchas gracias, señor Presidente.

Sólo para formular una observación al Orden del Día, con fundamento en el artículo 76, numeral 2, fracción I del Reglamento, y tiene que ver con la posibilidad de incorporar al Orden del Día o darle lectura, a petición del grupo parlamentario del PRD, de cuál ha sido la respuesta que le ha dado a la Mesa Directiva del Senado de la República, la Secretaría de Gobernación, a la petición que usted formuló por segunda ocasión después de la respuesta que dieron el 9 de junio a la solicitud que habíamos realizado para la transmisión de cápsulas de 10 minutos en cadena nacional, de los debates que se llevarán a cabo a partir del día de hoy.

Como recordamos, la solicitud que habíamos hecho tuvo una respuesta poco satisfactoria no sólo para el grupo parlamentario del PRD, sino para la propia Mesa Directiva, por lo cual nos habían informado si había generado una segunda petición a partir de los argumentos de que la petición no era desproporcionada, toda vez que planteaba un tema de cápsulas.

Sin embargo, a la fecha no sabemos cuál ha sido la respuesta de la Secretaría de Gobernación y quisiéramos saber en el grupo parlamentario del PRD cuánto tiempo más los vamos a esperar o qué medida podemos tomar a algo que pareciera que es un desacato de la Secretaría de tener una respuesta formal al Senado de la República.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se lo aprecio mucho, señor Senador.

No tenemos ahorita en el Orden del Día comunicaciones, pero independientemente le informo. Se presentó, ahorita voy a pedir exactamente la fecha, desde el momento en que me lo pidieron ustedes en su grupo parlamentario en la comisión, que me invitaron las comisiones unidas dictaminadoras aclarar este punto, desde ese momento, junto con sus asesores del grupo parlamentario del PRD, así como las Senadoras y Senadores interesados en el tema, se formuló la solicitud a la Secretaría de Gobernación.

Al día de hoy, antes de iniciar, consulté si había una contestación formal, independientemente que hemos seguido insistiendo, no la ha habido. A partir de esta proposición de usted, más que incorporado en el Orden del Día, seguiré insistiendo para que haya una contestación formal, por escrito, durante la sesión y le daré lectura inmediatamente, y le estaré informando por esta vía al Pleno y también a su grupo parlamentario de lo que esté pasando el día de hoy.

Hemos estado atentos y es exactamente en los términos en que se construyó con su grupo parlamentario.

Gracias a usted, Senador.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Manuel Bartlett Díaz, para presentar moción suspensiva.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Con su venia, señor Presidente.

Señoras Senadoras y señores Senadores, cuando se inició la discusión, llamémosle así, de la reforma constitucional energética, presentamos una moción suspensiva. ¿Por qué presentamos una moción suspensiva? Bueno, apoyados en la legislación fiscal, está establecido que no se puede legislar si no se tiene perfectamente claro cuál es el impacto económico fiscal de lo que se está poniendo a discusión.

Desde entonces señalamos que no ha habido ni en la reforma constitucional, ni ahora en las secundarias, no ha habido ninguna explicación, ningún planteamiento sobre el impacto económico fiscal que va a tener esta reforma. Tenemos todos los datos, los hemos presentado a la Presidencia para que sean parte de estas discusiones y los vamos a repartir a la prensa el día de hoy.
Lo que han ocultado en toda esta discusión sobre el fortalecimiento de Pemex, el fortalecimiento de la CFE, es totalmente falso. No se va a fortalecer a Pemex, y lo vamos a demostrar cuando analicemos las leyes respectivas y todo lo que se plantee, se va a liquidar a Pemex.

Pero como el presupuesto depende en un 35 ó 40 por ciento de lo que aporta Petróleos Mexicanos, han establecido un sistema paulatino para poder, según esta idea absurda que no tiene ningún fundamento, para ir esperando a que las inversiones extranjeras y la explotación del petróleo por las transnacionales produzca más petróleo y puedan pagar algunos recursos adicionales. Pero mientras esto suceda, Petróleos Mexicanos va a seguir siendo explotado de una manera brutal por la Secretaría de Hacienda y el Presupuesto de la Federación.

Y han establecido un régimen, un régimen diferenciado. A Pemex se la va a seguir cobrando, y lo vamos a ver en las iniciativas de leyes secundarias que están en Cámara de Diputados, que ya se conocen, y en lo que aquí vamos analizar han establecido un régimen diferenciado.

A Pemex no se le quita un centavo de lo que se extrae hoy, y en el fondo está claramente establecido este supuesto, va a tener que seguir aportando el 4.5 del Producto Interno Bruto a la Secretaría de Hacienda. De manera que Pemex sigue con la misma carga fiscal mientras no se regularice y obtengan recursos adicionales, y en cambio, a las transnacionales, a las empresas extranjeras les van a cobrar una cantidad absolutamente inferior.

De esa manera lo que vamos a tener es un impacto fiscal diferenciado, esperando que de alguna manera Exxon Mobil y British Petroleum perforen todo el país, se vaya a sacar de Shale gas lo que puedan, empiecen a producir el dinero que sustituya lo que Pemex está produciendo. Y, por lo tanto, al tener ese régimen diferenciado, las empresas extranjeras se van a beneficiar de una ganancia y Pemex va a seguir igualmente explotado.

Esto lo tenemos por absolutamente demostrado, y lo vamos a entregar a los medios porque es un trabajo que amerita cierta dedicación y análisis, vamos a tener un hoyo fiscal de diversas dimensiones, según proceda este mecanismo. Es un hoyo fiscal que va de los 200 mil millones a 800 mil millones de pesos.

Eso significa definitivamente la muerte de Petróleos Mexicanos, que está definida también en las otras leyes. Pero vamos a quedar con un enorme problema económico en el país, que es el que se han negado a presentar, a discutir, un déficit fiscal que puede llegar a 800 mil millones de pesos.

¿Qué vamos a hacer? Pues vamos a llegar a una quiebra de las finanzas públicas. Lo decíamos, entonces están lanzando, Peña Nieto y ustedes, con la aprobación que van a hacer, están lanzando al país a un desastre financiero.

No es posible pensar que con esa diferenciación entre los impuestos a Pemex, que le siguen extrayendo todo, y los extranjeros que van a tener un régimen fiscal diferente, vamos a poder sustituir los recursos de Pemex en tanto que lo liquidan, es un acto de una absoluta irresponsabilidad del Presidente de la República, de su Secretario de Hacienda y quienes los sigan en este propósito.

¿Qué va a pasar con un déficit fiscal de 800 mil millones? Lo que va a pasar es que lo va a tener que pagar el pueblo de México, porque van a tener que buscar esos ingresos a riesgo de la quiebra total del presupuesto nacional. Van a tener que ir por otros impuestos más, y además otro asunto que tampoco han querido discutir, toda la distribución que hay para los estados y los municipios pues va a ser imposible, porque con ese déficit de 800 mil millones, 200 y pico de mil a 800 mil millones, los estados de la República se van a quedar sin recursos.

Es una catástrofe financiera, y este Senado, que es el representante de los estados, y por tanto también de los municipios, va a aprobar estas cuestiones que van a dar al traste al presupuesto nacional, que se va a tener que recuperar a través de nuevos impuestos enormes, porque lo que el hoyo fiscal es gigantesco, y van a tener que reducir, si no eliminar la participación a estados y municipios.

Yo por eso presento, y no necesito más datos que los que conocen los Senadores, una moción suspensiva. Está en la ley perfectamente establecido, que antes de discutir cualquier liquidación se tiene que conocer el efecto financiero de ella, y nunca lo han presentado.

Votaron mecánicamente, como todo, y desecharon la moción suspensiva que presentamos, hoy volvemos a lo mismo. Ahí están los datos, los estoy presentando a los medios de comunicación, van a estar en la Gaceta y en el Diario de los Debates, y ustedes van a ser responsables de que se apruebe esta locura financiera, porque va a traer resultados nefastos.

Una diferencia entre lo que le van a cobrar a Pemex y una mucho más baja tasación de impuestos a las empresas extranjeras. Y la locura es que vamos a tener más petróleo, y que por eso habrá más dinero.

Si se hace un análisis elemental de lo que se tardan en obtener el petróleo y, por tanto, poder pagar este impuesto reducido que se les pondrá a las empresas extranjeras, más la posibilidad que tienen, de acuerdo con los contratos que se van a hacer, de recuperar antes de participarle al Estado ganancias o beneficios, van a tener que recuperarse de la inversión. Entonces va a pasar un largo tiempo para que empiecen a producir petróleo, pero como es el petróleo nacional, Pemex va a estar atado desde el principio.

Esa entrega del petróleo y de la electricidad a los intereses extranjeros nos lleva a una brutal crisis con un hoyo, repito, de 800 mil millones.

Yo les diría a las Senadoras y Senadores, ¿van a aprobar esta catástrofe financiera sin siquiera conocerla? No hay un solo estudio, una sola línea que explique cómo van a hacer esto, sino que están en las iniciativas de leyes secundarias; y mientras eso no se conozca, no se podría aprobar aquí una legislación que va a significar un hoyo fiscal de enormes magnitudes y que va a poner al país en una brutal vulnerabilidad, que no es más que una irresponsabilidad del Presidente de la República en su desesperación por servir a los intereses extranjeros, por hacerlo rápidamente. No se debe de votar esto por ley, por eso hemos presentado una moción suspensiva, ahí están los datos y yo retaría a cualquier Senadora o Senador a que nos dijera lo contrario, porque está basado en lo que son las iniciativas en materia fiscal en las leyes secundarias.

Vamos al desastre financiero provocado por una prisa del Presidente de la República de servir  a los intereses extranjeros. Yo les ruego, señores Senadores, que voten a favor de esta moción suspensiva para no ser responsables el día de mañana, próximamente, de un desastre financiero de este país.

Muchas gracias, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Bartlett Díaz.

Solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite a debate la moción presentada.

- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si es de aceptarse la moción presentada por el Senador Bartlett Díaz. Quienes estén por la afirmativa, favor de manifestarlo levantando la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén en contra, favor de manifestarlo levantando la mano.

(La Asamblea asiente)

No se aprueba la moción, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Desechada la moción suspensiva.






Continuamos con la discusión del dictamen.

Consulte ahora la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que se dispense la segunda lectura del dictamen con proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera; Ley Minera y Ley de Asociaciones Público Privadas, y se ponga a discusión de inmediato.

- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si autoriza se dispense la segunda lectura al anterior dictamen. Quienes estén por la afirmativa, favor de manifestarlo levantando su mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de manifestarlo levantando su mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se dispensa la segunda lectura, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, está a discusión.

Se concede el uso de la palabra al Senador David Penchyna Grub, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Energía, en términos de lo dispuesto por el artículo 196 del Reglamento.

- El C. Senador David Penchyna Grub: Con su permiso, señor Presidente.

Compañeras Senadoras y compañeros Senadores del Senado de la República, acudo a esta tribuna con el fin de presentar el dictamen de la reforma energética que contiene la Ley de Hidrocarburos, modificaciones a la Ley Minera, a la Ley de Inversiones Extranjeras y a la Ley de Asociaciones Público Privadas.

El dictamen hoy a discusión que se presenta, acrecentará la seguridad energética del país y generará mayores tasas de crecimiento económico y un aumento en la generación de empleos. Esto es riqueza social y bienestar colectivo para todos los mexicanos.

Como toda la reforma energética en su conjunto, fortalecerá y encaminará a Pemex como una empresa productiva del Estado, dotándola de una mayor autonomía presupuestaria y de gestión.

Estamos convencidos que el resultado de este debate y aprobación de las leyes en materia energética, adicionalmente a lo mencionado, ocasionará en nuestro país aumentar la producción del petróleo y gas natural. Alcanzar mayores tasas de restitución de reservas del petróleo y del gas; fortalecer la red de transporte, almacenamiento y distribución de hidrocarburos; disminuir los costos de producción de energía eléctrica en base al beneficio de todos los mexicanos.

En materia de exploración y extracción de hidrocarburos, atendiendo al mandato constitucional, el dictamen establece las bases para que el Estado realice las actividades de exploración y extracción del petróleo y demás hidrocarburos, ya sea mediante asignaciones con empresas productivas del Estado o a través de contratos con éstas o con particulares.

El dictamen en particular sobre la Ley de Hidrocarburos prevé un marco normativo eficiente, estableciendo atribuciones claras para cada una de las autoridades que participarán en el sector, como para el caso de asignaciones de la Secretaría de Energía, será la responsable de otorgar y modificar las asignaciones y la Comisión Nacional de Hidrocarburos será quien previamente emita opinión respecto al otorgamiento de dicha asignación .

Para el caso de los contratos de exploración y extracción de hidrocarburos el dictamen establece que la Comisión Nacional de Hidrocarburos, como la responsable de suscribir dichos contratos, a nombre del Estado, previa celebración de un proceso de licitación pública internacional, el cual será público y el fallo deberá ser objeto de la máxima publicidad posible.

Continuando con los contratos, el dictamen prevé que la Secretaría de Energía diseñe los mismos, así como las licitaciones. Por otro lado, Hacienda y Crédito Público encargada de las finanzas nacionales, aportará los términos fiscales de dichos contratos.

Para el caso de posibles yacimientos fronterizos, el dictamen, buscando asegurar que los recursos petroleros que corresponden a la nación sean debidamente protegidos, prevé la participación obligatoria de una empresa productiva del Estado, es decir, Petróleos Mexicanos, en aquellas áreas contractuales en las que exista la posibilidad de encontrar alguno.

Asimismo, y como en el caso de los yacimientos transfronterizos, el presente dictamen contempla la posibilidad de la participación obligatoria del Estado en los contratos para los siguientes casos: Cuando el área contractual coexista a distinta profundidad con un área de asignación; cuando existan oportunidades para impulsar la transferencia de conocimiento o tecnología para el desarrollo de Petróleos Mexicanos u otras empresas productivas del Estado; cuando se trata de proyectos que se deseen impulsar a través de un vehículo financiero especializado del Estado mexicano.

Con lo anterior no sólo se busca proteger la seguridad energética del país, sino fortalecer  a Pemex que es y seguirá siendo de todos los mexicanos, con la transferencia del conocimiento que podrá aplicar en todos los campos petroleros.

Amigas y amigos Senadores, el presente dictamen traerá múltiples beneficios a muchos y diversos sectores de la economía formal del país. En este rubro cabe mencionar que el dictamen prevé que para el caso de las concesiones mineras, cuyo objeto sea la explotación del carbón mineral, se podrá adjudicar directamente a los titulares un contrato exclusivamente para exploración y extracción de gas natural en la veta de carbón mineral en las áreas donde efectivamente se estén realizando o se realicen o se vayan a realizar actividades de la extracción de este mineral.

Esto siempre y cuando los concesionarios acrediten la capacidad técnica y financiera; esto siempre y cuando se haga de manera transparente a procesos de licitación pública con la máxima publicidad.

Ahora bien, y en relación a las actividades del tratamiento y refinación del petróleo, procesamiento de gas natural e importaciones y exportaciones de hidrocarburos, gas licuado, petróleo, petrolíferos y petroquímicos, estarán sujetas únicamente a un régimen de permisos todos ellos tutelados y otorgados por el Estado a través de la Secretaría de Energía.

Asimismo y de igual forma las actividades antes señaladas, el transporte, almacenamiento, distribución, compresión, licuefacción, descompresión, regasificación y expendio al público de hidrocarburos, gas licuado de petróleo, así como petrolíferos y petroquímicos también estarán sujetos al régimen de permisos, pero éstos estarán otorgados por la Comisión Reguladora de Energía.

Nuevamente me gustaría enfatizar que el presente dictamen, en búsqueda de fomentar el desarrollo de la industria petrolera en el país, prevé que el conjunto de actividades de exploración y extracción de hidrocarburos que se realiza en territorio nacional a través de asignaciones y contratos que deberá alcanzar un promedio al menos del 35 por ciento del contenido nacional para el 2025, partiendo del 25 por ciento a partir de la aprobación de esta reforma.

No puedo dejar de concluir sin agradecer a todas y todos los integrantes de la Primera y de la Segunda Comisión, que nos dimos a esta ardua tarea de poder construir este dictamen.

Respetamos a todas las voces y las naturales injerencias, máxime en un tema que se ha significado en las últimas décadas por polarizar las opiniones de carácter político en aras de la representación popular.

PRESIDENCIA DE LA C. SENADORA
ANA LILIA HERRERA ANZALDO

- La C. Presidenta Ana Lilia Herrera Anzaldo: Senador Penchyna Grub, me permite un momento, por favor.

Sonido en el escaño del Senador Pedraza Chávez.

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: Gracias, señora Presidenta.

Yo quisiera pedirle que llame la atención a este Pleno, por favor, porque hay una serie de murmullos, desatención y no estamos abordando cualquier discusión, estamos abordando una de las más importantes discusiones político-históricas en este país, y este Pleno merece estar concentrado en esta discusión.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Esta Mesa Directiva considera muy atendible la petición del Senador Pedraza Chávez.

Continúe, Senador Penchyna Grub, por favor.

- El C. Senador David Penchyna Grub: Le agradezco la moción, Senador Pedraza Chávez.

Concluyo reconociendo el trabajo de todos. Dirimamos nuestras naturales diferencias en la racionalidad de lo que le ha constado a México construir una democracia representativa.

Gracias por su atención, este es el dictamen que a nombre de la Comisión de Energía tengo el privilegio de poderle presentar a esta Soberanía.

Por su atención, muchas gracias.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Penchyna Grub.

Se concede ahora el uso de la palabra a la Senadora Sonia Mendoza Díaz, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, Primera, en términos de lo dispuesto por el artículo 196 de nuestro Reglamento.

- La C. Senadora Sonia Mendoza Díaz: Con permiso de la Presidencia.

Señoras y señores Senadores, vengo a esta tribuna a presentar a nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, Primera, el dictamen por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera, de la Ley Minera y de la Ley de Asociaciones Público Privadas que se discuten en este acto.

Quiero iniciar mi intervención señalando las razones por las cuales es necesaria una reforma energética.

Petróleos Mexicanos tiene una elevada carga fiscal, pasivo laboral y falta de recursos para la inversión en la modernización de sus instalaciones.

Pemex aporta entre 35 y 38 por ciento de los recursos que requiere el país, razón por la cual no puede utilizar sus propios recursos para crecer y fortalecerse.
Nuestro país no produce suficiente gas natural ni cuenta con la infraestructura requerida para distribuirlo. A pesar de que México es la séptima potencia productora de gas, aún así tenemos que importar el 30 por ciento del gas licuado que se consume en el mercado nacional.

Por lo que respecta al sector eléctrico, en nuestro país la demanda de fluido eléctrico crece a mayor nivel que los kilómetros del circuito de transmisión que se instalan para prestar el servicio a las familias mexicanas.

Por si fuera poco, las tarifas de servicio eléctrico son superiores en 25 por ciento, aún con subsidio, respecto a los Estados Unidos de América.

Es importante destacar que los Senadores del PAN, desde la iniciativa de reforma constitucional que presentamos ante la Comisión Permanente el 31 de julio de 2013, impulsamos un modelo competitivo, tomando como referencia las mejores prácticas internacionales en la materia, impulsando el fortalecimiento de Pemex y de la Comisión Federal de Electricidad.

Propusimos un esquema bien definido de administración de la renta petrolera a través del Fondo Mexicano del Petróleo que maximizara la utilidad sustentable y responsable en un marco de transparencia y compromiso con las generaciones futuras.

Las y los Senadores de mi grupo parlamentario votaremos a favor de la reforma energética, porque los distintos dictámenes que se someterán a la consideración del Pleno reflejan en gran medida la propuesta de Acción Nacional, misma que garantiza el dominio inalienable e imprescriptible de la nación sobre los recursos del petróleo y los hidrocarburos, así como el fluido eléctrico. Pero viendo más allá de posiciones partidistas, el grupo parlamentario del PAN votará a favor de los dictámenes porque el petróleo y la energía eléctrica no se privatizan.

Entrando de lleno al dictamen que nos ocupa, la expedición de la Ley de Hidrocarburos y la reforma a la Ley de Inversión Extranjera, de la Ley Minera y de la Ley de Asociaciones Público Privadas que estamos discutiendo, propiciarán grandes beneficios para las generaciones futuras de los mexicanos.

Entre otros aspectos, la expedición de la Ley de Hidrocarburos permitirá la inversión de empresas nacionales e internacionales en la exploración y extracción de gas natural.

Esta situación generará un aumento considerable en la producción de gas natural, que es más barato para generar electricidad y menos contaminante. Esta medida propiciará una disminución paulatina en el precio de la energía eléctrica.

El campo mexicano también será beneficiado con la reforma, porque el aumento de la  disponibilidad de gas natural facilitará contar con insumos para elaborar fertilizantes a precios más bajos.

Respecto del petróleo, la reforma promoverá el fomento de cadenas productivas locales para el fomento de la inversión directa en la industria de hidrocarburos, con especial atención a las pequeñas y medianas empresas.

Una vez aprobada la reforma, se permitirá la implementación de apoyos para el suministro de combustibles y electricidad a precios accesibles en zonas rurales y urbanas marginadas. Mención especial merece el aspecto referente al régimen jurídico de la autorización para el uso, goce o afectación de tierras.

Se establece una contraprestación por el uso de las tierras entre asignatarios o contratistas y los propietarios de las mismas, es decir, los campesinos y los propietarios de terrenos serán beneficiados por la riqueza encontrada en sus propiedades.

Se elimina por completo cualquier posibilidad de que el Estado expropie la tierra a favor de las empresas para realizar las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos. En cambio, se establece un esquema de ocupación temporal, por el que los dueños de terrenos serán indemnizados a valor comercial por el uso de su propiedad o recibirán un porcentaje de las utilidades de las empresas.

Los términos serán negociados y acordados entre los propietarios o los titulares de los terrenos y los asignatarios o contratistas. También debe destacarse que la reforma inhibe la posibilidad de que los derechos de los campesinos sean atropellados por los contratistas, empresas petroleras o gaseras, privilegiando el derecho de los propietarios de no perder sus tierras.

En cuanto a la reforma a la Ley de Inversión Extranjera, se permitirá y fomentará el desarrollo de una industria naviera nacional asociada a las actividades de exploración y extracción, que generen un efecto positivo en la economía nacional.

La reforma a la Ley Minera agrega a los supuestos de cancelación de una concesión minera, la omisión por parte de un concesionario de informar acerca del hallazgo de cualquier hidrocarburo en el área concesionada.

Todo lo anterior, se puede traducir en que la economía mexicana podría crecer hasta el 2 por ciento adicional, se generará inversión privada adicional del orden de 20 a 30 mil millones de dólares por año, se generarían 100 mil empleos adicionales cada año. Existe la posibilidad de disminuir el costo de la energía eléctrica hasta un 40 por ciento.

Esta reforma fortalece la soberanía energética y garantiza la conducción estratégica del sector por parte del gobierno al incrementar la producción y depender en menor medida de las importaciones de gasolinas, de gas natural, de gas LP y de los petroquímicos.

Que quede bien claro: México siempre mantendrá la propiedad de las reservas y recursos energéticos, la reforma no pone en peligro la soberanía energética de nuestro país; hemos logrado un cambio trascendental, hemos roto un tabú que permaneció durante décadas y que impidió el crecimiento de México.

En 1938 las condiciones económicas y políticas de México eran otras, por lo que la decisión del Presidente Lázaro Cárdenas del Río tuvo una razón de ser. Hoy vivimos en un mundo globalizado, en donde el internet y las telecomunicaciones han acortado distancias y brechas.

Por eso, México requiere y debe enfrentar los retos del presente siglo. No podemos seguir viviendo en el pasado con modelos que caducaron y que únicamente sirven para el discurso, veamos el futuro con optimismo y con la confianza de que hemos sentado las bases para que nuestro país crezca y para llevarlo al nivel en el que todos queremos verlo.

Muchas gracias compañeros.






PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Mendoza Díaz.

El dictamen viene acompañado de 23 votos particulares, los cuales están publicados en la Gaceta.

Para cumplir con su desahogo, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 199 del Reglamento, harán uso de la palabra sus autores, en estricto orden alfabético, para presentar su respectivo voto particular, hasta por 10 minutos.

En consecuencia, tiene el uso de la tribuna el Senador Miguel Barbosa Huerta, hasta por 10 minutos.

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: Aún veo desanimada esta sesión, y de verdad es una reflexión a todas y a todos los Senadores; es un momento histórico que nos ha tocado vivir, comportémonos a la altura de esto, de verdad hagamos gala de nuestro papel de legisladores.

Señoras y señores, utilizo mi voto particular para expresar también la posición de mi grupo parlamentario respecto al presente dictamen. Hago uso de la palabra para hablar en contra de esta reforma, porque de aprobarse dañará gravemente al patrimonio de nuestra nación.
Para los integrantes de la LXII Legislatura, este día y los subsecuentes de este periodo extraordinario serán de gran importancia; días de tormenta y horas de definición. Lo que digamos y el sentido de nuestros votos ejemplificarán nuestras dimensiones como legisladores a quien representamos y lo que defendemos.

Los grupos parlamentarios del PRI, del PAN y del PVEM, han determinado llevar adelante este paquete de reformas para que bajo la figura de contratos, en sus diversas modalidades y licencias, se privatice la producción de hidrocarburos y se entregue la renta petrolera a particulares y Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad desaparezcan.

Ante la urgencia, ansias y soberbia de los que condujeron los trabajos de las comisiones dictaminadoras, nuestro grupo parlamentario defendió la legalidad y la dignidad del Senado. Confiamos en la institucionalidad de la Presidencia de la Mesa Directiva de esta Cámara, y en la palabra empeñada, para que el Pleno se conduzca de acuerdo a lo establecido por el Reglamento, la Ley Orgánica y la Constitución que protestamos respetar.

Hago uso de la palabra porque estamos orgullosos de representar en esta tribuna a los millones de mexicanos que se oponen a esta reforma y que serán afectados por el aumento de los precios de los combustibles, la pérdida de empleos y de su patrimonio.

Lo que defendemos es el patrimonio nacional y los recursos naturales esenciales para nuestro desarrollo como país; la lógica de los intereses y la vocación para rematar nuestros recursos energéticos, llevará a un larga serie de votaciones mecánicas, mayorías construidas bajo la sombra del chantaje y de acuerdos inconfesables.

En esta reforma existe un doble engaño. La primera mentira. Se dijo que no se privatizaría el sector energético, pero el contenido de las 14 reformas que discutiremos es completamente privatizador: privatiza la renta petrolera, la extracción de petróleo, del gas y la refinación, privatiza el transporte, el almacenamiento y la distribución, privatizan toda la cadena de valor de los hidrocarburos, pero lo que no lograrán privatizar es la historia del petróleo en México.

Privatiza la industria eléctrica en todas sus acepciones, generación, transmisión y distribución.

La segunda mentira. Se dijo que la reforma traería beneficios inmediatos a la población al bajar el precio de las gasolinas, el gas y la electricidad; por el contrario, éstos siguen y seguirán aumentando.

La propuesta de reformas que pretenden aprobarse abre peligrosamente la ruta de la polarización social. Construir alianzas para excluir a las posiciones que consideran que el sector energético no debe privatizarse, daña la convivencia democrática y demuestra la falta de visión del actual gobierno de la República; del lado del gobierno no existen estadistas que puedan comprender las dimensiones del error que están cometiendo, están hundiendo al país y cediendo al chantaje en perjuicio de los intereses de la nación.

Nosotros estamos plenamente convencidos que la decisión del General Lázaro Cárdenas del Río, de nacionalizar la industria petrolera en 1938 fue la correcta, y nuestra prioridad es que a la brevedad vuelva a ser así.

Refrendamos el compromiso del General Cárdenas para que el sector energético sirva a los intereses nacionales y sea el motor de nuestro desarrollo.

Para el PRD, su dirigencia, sus grupos parlamentarios y sus militantes, resulta muy importante que la sociedad conozca los motivos por los cuales nos oponemos a esta reforma. Las compañías petroleras transnacionales serían dueñas de nuestro petróleo, a través de varias modalidades  de contratos y licencias, el desempleo aumentaría porque Pemex y CFE serán desplazadas por empresas extranjeras.

Campesinos e indígenas serían despojados de sus tierras para entregárselas a empresas transnacionales; se fomentaría la corrupción para beneficio de empresas extranjeras, de funcionarios, e inclusive de algunos legisladores que promueven estos cambios.

Señoras y señores, quienes piensen que el tema termina con las votaciones de estos días, se equivocan rotundamente, repito, quienes piensen que el tema se termina con las votaciones de estos días, se equivocan rotundamente, se trata de un capítulo más en una larga lucha en donde las fuerzas nacionalistas y progresistas defendemos a nuestro país.

La inminente aprobación de estas reformas, lejos de desanimarnos, fortalecen nuestra convicción en la lucha por la defensa del petróleo y nuestros recursos naturales. Está en marcha la recolección de firmas para lograr una consulta popular que revierta este atraco a la nación.

El voto de decenas de Senadores, o centenas de Diputados, no podrá, no podrá, óiganlo, contra la voluntad de millones de ciudadanos que apoyan la consulta popular. Algunas voces viperinas han declarado con cierto cinismo que el PRD pierde esta batalla; quien pierde con esta reforma son 112 millones de mexicanos y quien gana es una decena de familias.

Los que hoy votaremos en contra, hombres y mujeres de convicciones y valor, que me honro en coordinar, estamos agraviados, como está la mayoría del pueblo de México. Seguiremos utilizando todos los recursos de la política para revertir lo que hoy aquí se pretende aprobar, lo haremos con la fuerza de la sociedad.

¡Que viva el General Lázaro Cárdenas! ¡Que viva la nacionalización del petróleo! ¡Que viva México!

Gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Barbosa Huerta, y gracias por el respeto del tiempo.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna, del PRD, hasta por diez minutos.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

Senadoras, Senadores; ciudadanas y ciudadanos mexicanos, asistimos este día a una de las sesiones más ominosas de la presente legislatura para la historia del Congreso y para el futuro del país.

No hay celebración ni euforia, no hay información ni interés de los ciudadanos porque precisamente se trata de evitar que las y los mexicanos se den cuenta del contenido de este primer paquete de leyes que pretenden imponerse por mayoría automática de votos.

Asistimos a la aprobación de una auténtica contrarreforma energética.

No es modernización petrolera, sino la integración de México a los intereses geopolíticos de Estados Unidos, lo que anima a estos cambios contrarios al interés nacional.

Washington y las grandes compañías petroleras nos reclaman una apertura total de nuestra industria energética, pero esa nación tiene la prohibición expresa de la exportación de su petróleo crudo. Ellos buscan su soberanía e independencia energética a costa de la nuestra.

Sabemos que éste será un diálogo de sordos, porque así les conviene a los intereses que van en contra de la nación.

Nosotros estamos aquí no para convencerlos, estamos aquí para hablarle a la nación, a los mexicanos y mexicanas que están conscientes de lo que aquí pretenden aprobar.

Hablamos al 80 por ciento de las y los ciudadanos encuestados que expresan su desacuerdo con la reforma energética del gobierno de Enrique Peña Nieto y sus aliados del PAN y del Partido Verde.

Estamos ante una de las transformaciones más radicales de esta industria.

Desde la época de Carlos Salinas, se diseñó y planeó, de espaldas a la nación, la plena integración de México a los Estados Unidos en condiciones de vulnerabilidad y no de soberanía, en extrema desventaja para un país con enormes carencias y desigualdades como el nuestro, y con una larga historia de despojo de nuestros recursos naturales.

Hoy presenciamos una auténtica contrarreforma malinchista: entregar nuestro bien más preciado a los recursos extranjeros a cambio de cuentas de vidrio.

Esta no es una reforma energética, este es un claro despojo petrolero. Aunque lo nieguen y lo disfracen, se trata de un golpe a la propia Constitución.

A pesar de la negativa explícita del artículo 27 constitucional para otorgar concesiones en materia petrolera, en las leyes de hidrocarburos y de ingresos de hidrocarburos se autorizan de  facto a través de un complejo contratismo y licencias, las concesiones para explotar nuestros hidrocarburos sin mecanismos de protección a la población, al medio ambiente, a nuestra propia industria.

Con esta nueva Ley de Hidrocarburos se legalizan contratos y licencias que van en contra de los intereses del Estado y de la nación.

Las fórmulas de contratos basados en la recuperación de costos, planeados en las iniciativas, ya han sido utilizados por otros países, antes que nosotros, con resultados desastrosos.

En México, las petroleras internacionales pretenden un porcentaje muy alto, con la obligación del Estado de reembolsar los costos de los contratistas privados.

Todos sabemos que estos costos vienen inflados y representarán una transferencia adicional de la renta petrolera.

Desmantela a Pemex y establecen una comercializadora privada para los hidrocarburos del Estado, lo que implica dejar en manos privadas, no sólo la renta petrolera y la infraestructura, sino también los canales de comercialización.

Todo esto pretende hacerse con la gran trampa de los redactores en el decreto de reforma constitucional, en el Artículo Cuarto Transitorio, que estableció que los distintos tipos de contrato tienen el objetivo de obtener máximos ingresos para el Estado.

Sin embargo, en las iniciativas tratan de confundir los términos. Pretenden que los máximos ingresos para el Estado sean los impuestos que se obtendrán vía fiscal y no las condiciones favorables en los contratos.

Peor aún, la mayor carga fiscal será para Pemex y no para los contratistas privados.

El régimen fiscal confiscatorio para Pemex es durísimo, más regresivo que el actual.

Bajo este esquema, se podrá sacar mucha renta petrolera, la nación quedarse sin nada y el Estado recibir muy pocos ingresos.

¿Cómo es posible pretender que Pemex compita con las empresas privadas si se le aplica un régimen fiscal que significa una carga del 70 por ciento más un dividendo del 30 por ciento, mientras que a los privados, en el mejor de los casos, se les da el 40 por ciento en cobro de impuestos y se les regresan sus costos, gastos e inversiones y regalías con cargo a nuestra renta petrolera.
Este tipo de contratismo no lo regula, y significa una disminución considerable de recursos para financiar al gasto público.

La apuesta de los promotores de este cambio es que la disminución de recursos públicos sea compensada con el aumento en la producción, lo que resulta muy improbable.

Pemex tendrá bajo este esquema recursos para explotar durante aproximadamente 9 años el nivel de producción actual, y tendría serias limitaciones para realizar inversiones que se requieren para su desarrollo.

Aplicando estas fórmulas y los modelos de contratos junto con el régimen confiscatorio para Pemex, México pasará del boom petrolero al crack energético.

Perdemos soberanía energética a cambio de una improbable bonanza derivada de la inversión privada. Estaremos en el lado opuesto de aquel sueño lejano de grandeza.

Pasaremos de administrar la abundancia a concesionar el futuro de la nación con una irresponsabilidad y sentido antipatriótico sólo similar a la dictadura de Antonio López de Santa Anna.

La generación de tecnócratas que tomaron el poder tras la crisis petrolera de 1982, nos conducirán al peor crack energético, por una sencilla razón: las leyes que estamos discutiendo en esta jornada no van a fortalecer a Pemex, ni a sacarlo de la corrupción, van a desmantelar a nuestra principal industria de la cual depende el 8 por ciento de nuestro Producto Interno Bruto y el 40 por ciento del erario nacional.

La corrupción será peor porque se elimina todo tipo de controles creando un régimen de excepción para los altos funcionarios.

La privatización abusiva y favorable para los contratistas extranjeros, incrementará los incentivos para la corrupción y el abuso.

Ningún beneficio será tangible para la población.

No bajarán los precios de la luz, ni del gas, ni de las gasolinas, como lo ha promocionado el gobierno federal, gastando millones de pesos del erario en spots y desplegados de prensa.

Por el contrario, las tarifas de energía eléctrica aumentarán, las gasolinas perderán los subsidios y se incrementará su precio, y lo mismo sucederá con el gas de consumo doméstico.

¿Dónde está el beneficio para la población? ¿En qué va a beneficiar a los millones de familias que viven en el campo, la ganadería, la horticultura y los recursos naturales mediante estas leyes, si se está legalizando el despojo de tierras?

Lo quieren llamar ahora: “Ocupación temporal”, pero en los hechos se trata de una privatización, extranjerización de la tierra, de los hidrocarburos, de todos nuestros recursos naturales, incluyendo el agua.

Son más de 400 mil hectáreas de territorio nacional que estarán en la mira de quienes quieren aprovechar la falta de patriotismo y el sentido público de los actuales gobernantes.

Por si fuera poco, en el artículo 33 de la Ley de Hidrocarburos, se establece que los contratistas y asignatarios tendrán derecho al aprovechamiento comercial de la información que obtengan con motivo de sus actividades.
Se quiere vender la información estratégica de nuestro país. Esta, en ningún caso, para nosotros, debe permitirse que la información pueda ser comercializada; se trata de información estratégica que debe de servir de base para el diseño de la política de explotación de los hidrocarburos.

El despojo hacia Pemex y nuestra industria pública se consagra en la Ronda Cero.

Las modificaciones a la Ley de Inversión Extranjera y la Ley de Asociaciones Público Privadas, permitirán la privatización extranjera hasta un 100 por ciento de la industria de los hidrocarburos.

Nosotros proponemos que ese límite llegue sólo al 49 por ciento. De no haberlo, significará la extranjerización total de la economía y un grave riesgo para la seguridad nacional y soberanía energética.

De este tamaño, en la Ley Minera, se establece que podrán explotar el gas, mediante la simple autorización de la Sener, como si el gas natural fuera un mineral y no un hidrocarburo.

En otras palabras, se trata de una extensión de las concesiones, aún cuando éstas están prohibidas en el artículo 27 constitucional, en materia de hidrocarburos.

Termino diciendo, de este tamaño es el despojo energético, se debilita al Estado-Nación frente al mundo. El proyecto de Enrique Peña Nieto representa la entrega de la soberanía energética nacional al dominio de Estados Unidos, a los capitales extranjeros, a las grandes compañías petroleras.

Es un retroceso histórico imperdonable, cuando sobrevenga el crack de este modelo, ya no podrán decir, como lo dijo López Portillo: “No nos volverán a saquear”. El saqueo estará consumado.

Y esta generación de gobernantes firmará y cumplirá su sentencia de traición a la patria.

Es cuanto, señor Presidente.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Dolores Padierna.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Alejandro Encinas Rodríguez, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Muchas gracias, señor Presidente.

Pueblo de México; señoras y señores Senadores, el periodo de sesiones que hoy iniciamos marcará uno de los momentos de mayor oprobio e ignominia de nuestra historia.

La aprobación de estas leyes en los próximos días, que hará una mayoría sorda e indiferente a los ideales y aspiraciones de nuestro pueblo, consumará el despojo de uno de los bienes más preciados de la nación: nuestro petróleo.

Sometiendo a México al imperio del mercado, a los intereses de las poderosas empresas transnacionales y de la oligarquía mexicana, quienes serán los beneficiarios de la renta petrolera, que hoy corresponde a todos los mexicanos.

Se ha quebrantado el pacto social que cohesionó a los mexicanos tras el Constituyente de 1917. Se ha desmantelado la rectoría económica del Estado y su responsabilidad social. Se subordina el interés público al privado. Se viola la garantía de la propiedad privada y social.

Se rompe con el dominio y el principio de que el dominio de las tierras y las aguas comprendidas dentro de los límites del territorio, corresponde originariamente a la nación, y que tratándose del petróleo y demás recursos del subsuelo, la propiedad de la nación es inalienable e imprescriptible.

Las leyes que hoy se proponen anulan la soberanía y la capacidad de autodeterminación de nuestro país para aprovechar y preservar sus recursos productivos, para generar riqueza para el desarrollo y el beneficio general.

Como lo señalé durante el debate de la reforma constitucional, estamos ante un momento histórico, que replantea las bases fundacionales de nuestro país y las relaciones de convivencia entre los mexicanos.

Se trata de un momento de definiciones políticas y personales profundas.

No es como lo han planteado algunos Senadores, de un debate entre quienes quieren postergar el desarrollo del país y quienes aluden una falsa responsabilidad, se trata de otro tipo de contradicción. La misma que ha estado presente desde hace cuatro décadas, que es la confrontación entre dos visiones contrapuestas, respecto al país que queremos y que representan intereses distintos de las clases sociales que existen en el país.

Se trata de una contradicción entre quienes ven la riqueza del país como la posibilidad de la acumulación y el enriquecimiento de unos cuantos y quienes vemos la posibilidad de una distribución más justa del ingreso en beneficio de la población.

Las leyes que la mayoría conservadora que predomina en este Senado aprobará; dará a particulares, en su mayoría extranjeros, el dominio que la nación ejerce sobre los recursos del subsuelo y modifica el régimen de propiedad privada, pública y social, agravando la vulnerabilidad del ejido y de la comunidad indígena al legalizar el despojo de sus tierras.

Las nuevas leyes terminan de pulverizar la concepción de área estratégica y soberana, en la explotación y extracción de hidrocarburos; la extracción del petróleo por empresas privadas, bajo distintas formas contractuales, permitirá a los particulares apropiarse de la renta petrolera.

Basta revisar el resultado de la Ronda Cero, donde Pemex entregará la mayor parte de las reservas posibles y las reservas probadas de petróleo al capital privado; ya que Pemex conservará sólo el 42 por ciento de los yacimientos, que se agotarán en menos de diez años, mientras que el sector privado se apropiará del 58 por ciento de los pozos de mayor rentabilidad.

Las leyes secundarias introducen conceptos que rebasan lo establecido en la Constitución. Como la afirmativa ficta, para actividades de reconocimiento y explotación superficial y los permisos para la gestión de sistemas integrados, para el transporte de ductos y de almacenamiento interconectados y para comercializar libremente hidrocarburos, gas licuado del petróleo, petrolíferos y petroquímicos, lo que permitirá al sector privado comercializar en el país como mayorista y también hacer importaciones y exportaciones, por lo que resulta falso que vayan a bajar los precios en la venta del gas LP, la gasolina y el diesel, pues éstos serán fijados por el mercado y no por la Comisión Reguladora de Energía, menos aún por el Congreso de la Unión.

Se declara el carácter preferente de la explotación de hidrocarburos sobre cualquier otra actividad económica, lo cual no es nada nuevo, ya que esta figura fue una herencia del Porfiriato, que prevaleció hasta el Cardenismo, y que su abuso fue una de las causas que llevaron a la expropiación.

Se establece un proceso para la adquisición de los terrenos para la exploración y su explotación, a fin de que las empresas negocien libremente con particulares, ejidatarios o comuneros; ofreciendo como contraprestaciones la compra y el arrendamiento o un porcentaje nimio de las utilidades e incluso que el actual propietario de la tierra y sus familiares puedan ser empleados de las empresas en su propia tierra.
Lo que entraña una grave afectación al derecho de la propiedad privada y social al violar el principio de la causal de expropiación por utilidad pública, para permitir la expropiación encubierta, bajo la llamada ocupación temporal, para el beneficio privado.

Se llega al extremo de que en caso de que no exista acuerdo entre la empresa y el propietario, la empresa podrá promover la mediación de la autoridad federal, y si no hubiera acuerdo, el Ejecutivo Federal declarará la constitución de una servidumbre legal de hidrocarburos o la ocupación temporal de los predios; lo cual viola la garantía constitucional al derecho de la propiedad privada y social y al principio de que la expropiación es un instrumento del Estado, en beneficio del bien público.

Quiero traer aquí a la memoria, el debate que se dio en el Congreso de la Unión, y particularmente en la Cámara de Diputados, en el año 2005, cuando el PRI y el PAN se desgarraban las vestiduras en defensa de la causal de utilidad pública, para acreditar una expropiación.

Lo que da cuenta de la doble moral y el doble lenguaje, el engaño, que llegó al desaforo del Jefe de Gobierno del Distrito Federal, a quien se acusó de abuso de autoridad, de haber expropiado un terreno, El Encino de Santa Fe, para abrir una calle de acceso a un hospital privado.

Y ahora resulta que ustedes no quieren construir una calle, sino que entregan todos los recursos naturales del país.

Ello demuestra, además, que quienes instrumentaron la guerra sucia en los medios de comunicación durante la campaña electoral de 2006, en la que se nos acusaba que de ganar la presidencia despojaríamos a los sectores medios de su patrimonio, de sus casas, de sus consultorios médicos y otras tantas mentiras, son realmente ustedes. El verdadero peligro para México son ustedes, quienes legalizan el despojo del patrimonio de las familias mexicanas a favor de negocios privados.

Las leyes secundarias definen que la exploración y extracción de hidrocarburos en los yacimientos transfronterizos, se podrán llevar a cabo en los términos de los tratados y acuerdos en los que México sea parte. Vaya coincidencia que esta misma semana entran en vigor estos acuerdos. De ahí la prisa por garantizar la seguridad energética de los Estados Unidos.

Con ello se legalizan los acuerdos interinstitucionales que comprometen la soberanía de la nación y que establecen obligaciones onerosas que contravienen la salvaguarda de los bienes nacionales.

En la reforma a la industria eléctrica se reproduce el mismo esquema de privatización seguido en España, de otros países que a finales de los años 80’s reformaron sus marcos legales a fin de romper el monopolio del Estado en el sector eléctrico y que condujeron a crear un nuevo fenómeno social: la pobreza energética.

En cuanto a la Ley de Petróleos Mexicanos y de la CFE, se señala que Petróleos Mexicanos y la CFE son empresas productivas del Estado, de propiedad exclusiva del gobierno federal.

El gobierno federal no puede ostentarse como el propietario de ninguno de los bienes de la nación. Cabe recordar que el gobierno federal se deposita en el titular del Ejecutivo Federal, en un poder unipersonal dentro de un sistema presidencialista, planteada en estos términos la propiedad de CFE y de Pemex, es dejar en manos del Presidente de la República su manejo.

De manera deliberada, en las leyes secundarias se hace una mala interpretación de los conceptos de nación, Estado y gobierno. La nación debe entenderse como la conjunción, al menos, de cinco factores: territorio, población, leyes, cultura e identidad, las cuales se rigen bajo un gobierno que debe garantizar el cumplimiento de las leyes que los propios nacionales se han dado.

El Estado tiene una naturaleza distinta, si se define como el conjunto de instituciones que poseen la autoridad y legalidad para establecer las normas que regulan una sociedad.
Por supuesto que hay definiciones distintas de Estado, como las de Cicerón, para quien el Estado es una multitud de hombres ligados por la comunidad en el derecho y de la autoridad para el bienestar común; o para Marx, que el Estado no es el reino de la razón, sino de la fuerza.

Aunque quizá la mejor definición que más se apegue a la visión contenida en estas leyes secundarias es la de Luis XIV: “El Estado soy yo”, donde al igual que el “Rey Sol”, Peña Nieto se asume como el Estado: “El Estado soy yo, el gobierno soy yo, el dueño de las empresas del Estado soy yo, quien dispone de la renta petrolera soy yo, quien responde del patrimonio de todos los mexicanos soy yo”.

El contenido de estas leyes puede resumirse en sólo dos palabras: encomienda y servidumbre. Se entregan las tierras y riquezas del reino a los señores del dinero y se convierte en peones y en servidumbre a los mexicanos en su propia tierra.

El gobierno abdica de su responsabilidad de representante de la nación y se somete al poder del dinero. Qué lejos se escucha el "Canto al petróleo mexicano" que Efraín Huerta escribiera en 1942. Sólo leo un fragmento:

“México es como un árbol
de angustioso follaje:
pero es un árbol libre,
dueño de su destino.

Por eso, cuando clama,
cuando la patria grita toda entera:
“Este es nuestro petróleo”,
la venenosa llama
se funde como el cera”.

Hoy ustedes apagarán esa llama. Por eso, por estas razones, por la defensa de los bienes y la soberanía de la nación, mi voto es en contra. Ya nos veremos en las urnas y en la consulta popular en el 2015.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Encinas Rodríguez.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Zoé Robledo Aburto, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: Con el permiso de la Presidencia.

Compañeras y compañeros Senadores, permítanme iniciar esta intervención con dos preguntas y también dos respuestas muy claras. La primera es si México necesita modernizar su sector energético y realizar las reformas en esta materia.

Y la respuesta contundentemente es que sí, México necesita modernizar al sector energético y fortalecer sus capacidades tecnológicas, necesita eficientar a Pemex, necesita eficientar los procesos de Pemex para obtener combustibles y electricidad a menores precios que brinden competitividad al resto de los sectores productivos del país.

Es totalmente cierto, México necesita transformar el beneficio de contar con una enorme riqueza petrolera en bienestar social directo, palpable y tangible.

Y es por todas estas razones, por las cuales el PRD, en la recia voz del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, fue el primer partido político que presentó una serie de reformas secundarias en materia energética.

Fue el PRD, en agosto del año pasado, el partido que presentó una serie de reformas con el principio de modernizar sin privatizar. Una serie de reformas definidas en ocho ejes estratégicos que significan el fortalecimiento y la autonomía del acceso equitativo a la energía, el destino social de los recursos que se generan a través de la energía, el apoyo a la educación, la investigación, la ciencia y la tecnología.
Fue el PRD el primero y hasta el día de hoy el único partido que presentó una propuesta de transición energética hacia energías limpias y renovables.

Por eso es que la primer pregunta tiene como respuesta, sí.

La segunda pregunta que deberíamos de estar haciéndonos es si México necesita una reforma como la que hoy estamos discutiendo, si México necesita esta reforma.

Y ahí la respuesta para nosotros es muy clara: No, no es ésta la reforma que México necesita; no es ésta la reforma que le conviene a nuestro país; no es ésta la reforma que esperan los mexicanos hoy, y que deberíamos de otorgarles y brindarles a los mexicanos que aún no han nacido.

Esta reforma es contraria a México y a los mexicanos. En primer término, porque renuncia a que sea la nación, a que sea el país, a que sea el Estado el único beneficiario de la renta petrolera.

Nuestro petróleo estará de ahora en adelante en la compartición para nutrir las fortunas privadas. Por eso es que estamos en contra de esta reforma de leyes secundarias.

Pero además tenemos una razón todavía más fuerte, una razón todavía más poderosa para estar en contra de estas leyes secundarias.

Y esta razón es que a la pregunta necia, a la pregunta insistente, a la pregunta constante y congruente de hacernos y que se hacen muchos mexicanos: reforma energética, ¿para qué? La respuesta ha estado ausente.

Ha estado ausente en la tribuna, ha estado ausente en los medios de comunicación, ha estado ausente una y otra vez cuando se les ha pedido a los señores Senadores del PRI y del PAN, y a las señoras Senadoras del PRI y del PAN que nos den una respuesta clara, ¿para qué la reforma energética?

Nadie ha explicado para qué es esta reforma, y aquí doy cuenta de hechos que vienen a verificar y a ratificar, y por eso hago una alusión personal a todos los Senadores que están presentes en este salón de sesiones para que vengan y nos contesten para qué es la reforma energética. Que no confundan los fines con los medios, porque ese es el error de fondo de esta reforma, ¿reforma energética, para qué? No tienen una respuesta clara.

En el PRD no estamos de acuerdo con que esta reforma sea una reforma solamente utilitaria, ésta es una reforma sin compromiso social explícito. Hay un compromiso en los spots, hay un compromiso en las declaraciones de prensa, hay un compromiso que, entiendo, hasta se firmó con notario, pero no está en la ley, ese es el problema de la reforma.

Los objetivos de la ley, el destino social que se le debía de dar a las ganancias petroleras no lo ponen en la ley, y ahí es donde por más que se quiera repetir, se perderá el debate. En ninguna de las 15 leyes que vamos a discutir el día de hoy y los siguientes días hay siquiera un solo artículo que explícitamente comprometa beneficios de la renta petrolera en inversión social, en salud, en educación, en combate a la desigualdad, en generación de empleo, en seguridad pública, en abatimiento a los graves y dramáticos indicadores sociales que tenemos en algunas partes del país.

Se habla muchísimo de recuperar las mejores experiencias internacionales de esta reforma, y ahí se les ha escapado por completo revisar las experiencias internacionales, de cómo atar beneficios sociales a una reforma de esta naturaleza. Por eso hoy quiero compartirles un dato y un ejemplo nada más, vean qué pasó con Brasil cuando hizo su reforma energética, 75 por ciento de las regalías del petróleo y 50 por ciento del fondo social que crearon los brasileños, de la región particular, de la explotación en el Presal, van destinados, por ley, a educación; 25 por ciento de esos ingresos van destinados, por ley, a salud, y aquí, aquí tenemos la promesa de una voz que sólo se escucha en los spots de radio y de televisión.

Esta reforma se sostiene bajo un argumento que estoy seguro ninguno de ustedes cree, se sostiene en argumento falso de que los ingresos gubernamentales son sinónimo de beneficio social, que los ingresos gubernamentales automáticamente tendrán como resultado beneficios sociales. Y por una razón, porque estoy convencido de que todos los presentes han leído algo de historia y saben que una mayor disposición de recursos para el gobierno, y ahí es donde la historia no nos deja mentir y lo ha demostrado, no garantiza ni eficiencia, no garantiza beneficio social, no garantiza fuentes de empleo, no garantiza mejor educación, no garantiza mejor salud, y simplemente ahí está el triste recuerdo del intento por administrar la abundancia en nuestro país.

El incremento en los ingresos sociales se ha traducido en el engordamiento del aparato gubernamental, en la posibilidad de generar más espacios para la opacidad y para la corrupción, en políticas públicas que han fracasado una y otra vez. Pero ahora nos dicen que hagamos todo este cambio de modelo energético y que, por favor, hagamos un voto de fe, que tengamos confianza, y que en una de esas sí va haber inversiones y se va a explotar todo el petróleo que se pueda, y que de lo que quede vamos a tener ahí algunos beneficios en políticas públicas.

Eso es lo que nos están pidiendo, y eso es lo que le están pidiendo a la gente allá afuera, a la población, que sigue sin explicarse para qué están llevando a cabo esta reforma. Estamos en contra de esta reforma porque simplemente confunde los fines con los medios, porque es una reforma que da por descontado que el gobierno es eficiente, transparente y carente de corrupción sin dar  una sola prueba de ello, y además sin asignar proporciones de la renta petrolera a los sectores que necesitan de una agresiva inversión social.

En esta reforma, las promesas sustituyeron a las herramientas legislativas, los spots están sustituyendo a los artículos específicos, la capacidad legislativa se está dejando en manos de la estrategia de comunicación. Hoy mismo lo acaba de decir quien llevó a cabo y presidió todo el proceso de dictaminación en comisiones unidas, el Senador Penchyna, y lo dijo en televisión nacional.

Dijo, y ahí está la grabación para el que lo quiera revisar, en el noticiero de Carlos Loret de Mola: Que él no sabe ni cuánto, ni cuándo van a bajar los precios de la luz. Dijo que según un estimado, que no compromete ninguna fecha, los precios de la luz van a bajar quizá en 2 años. Dijo que él tenía que ser serio y que no podía comprometer un porcentaje de cómo iba a ser esa disminución. Y ya en el colmo llegó a decir: que quizá en algunos años él iba a tener que explicar a la gente que la tarifa no había bajado porque se había compensado con la inflación”, eso dijo hoy.

Entonces, ¿con qué argumento están llevando a cabo esta reforma? Esa es la pregunta de fondo, que no hay un solo compromiso, ni de fecha, ni de porcentaje, ni de inversión social, ni sabemos para qué es esta reforma.

Por eso, compañeras y compañeros, en los próximos días vamos a dar las razones ambientales, las razones de regulación, las razones de transparencia, la de exclusión social, las razones de diseño institucional, las razones de congruencia de todo lo que está mal en estas leyes secundarias.

Hoy debería ser un día grandioso como el del Constituyente del ’17, hoy debería ser un día glorioso como el de marzo de 1938. No es ni uno ni lo otro, estas leyes secundarias sólo tienen un destino, que en su epitafio, después de que sean revertidas con la consulta popular, diga: “que la ambición de los de afuera se cruzó con el error de los de adentro”.

Ojalá sigamos siendo, compañeros Senadores, tan amigos para que de manera muy amable y muy cariñosa les podamos decir: “Se los dijimos”.

Gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senador Robledo Aburto.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Benjamín Robles Montoya, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.
- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: Muchas gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, la verdad es que una de las mayores mentiras esgrimidas por el gobierno federal, y por quienes promueven estas leyes versa, sin duda, sobre los supuestos grandes beneficios que traerá la apertura de nuestros recursos energéticos a la iniciativa privada en función de una eventual disminución de los precios del combustible y, en consecuencia, de los llamados “gasolinazos”.

Por eso a mis representados, al pueblo de Oaxaca les digo: “Eso no es verdad”. Y para clarificar este contexto me permito empezar desde el inicio, desde el origen de lo que hoy nos sitúa al borde de la mayor irresponsabilidad en la historia del país.

Como todos sabemos, el petróleo es un recurso no renovable que se formó durante millones de años, y ahora lo estamos explotando a un ritmo muy acelerado. Como cualquier recurso no renovable, la curva de producción tiene una forma de campana, la producción de un campo, de un pozo o de todo un país, compañeras y compañeros, empieza a aumentar, como todos sabemos, a un máximo, porque no puede continuar al infinito, y luego, evidentemente, comienza a descender.

Desde 1965 a 1973 la producción mundial creció muy rápidamente, a una tasa de casi el 8 por ciento.

Posteriormente, en 1979 creció a una tasa inferior hasta llegar a los años recientes en los cuales la producción ha permanecido prácticamente estancada en alrededor de 75 millones de barriles por día.

Esto quiere decir que cada vez descubrimos menos petróleo, los grandes yacimientos, los llamados gigantes, constituyen el 80 por ciento de la producción mundial, y lo hemos encontrado casi todo.

La mayor parte de éstos fueron descubiertos en las décadas de los años 60’s y 70’s incluyendo Cantarell.

Como podrán observar en esta gráfica, -muestra gráfica- en el año 2000 se llegó al máximo de las reservas probadas. A partir de ese año, las reservas probadas han venido disminuyendo dramáticamente, por eso la forma de campana; hay que decirlo, hemos entrado a la parte de la extinción de este recurso a nivel mundial.

Esto es, en el mundo tenemos cada vez menos petróleo y cada vez se vuelve más costoso y difícil de extraer. Repito, cada vez menos petróleo y cada vez más costoso.

Una prueba evidente de lo anterior, compañeras y compañeros, queda constatada con el paulatino aumento del precio del petróleo, hay que recordar que desde el año 2002, el barril de petróleo valía 25 dólares, aproximadamente, mientras que en el 2008, tocó el máximo de casi 140 dólares el barril.

En esta gráfica -muestra gráfica- podemos ver una situación muy similar en México.

Mientras en el año 2004, la producción era de alrededor de los 3.5 millones de barriles por día, hoy vemos que nuestra producción es menor a los 2.5 millones. Y éste es, con tristeza lo digo, este es el asunto, el argumento que utilizado a su conveniencia, me refiero por supuesto a aquellos legisladores que pretenden ceder parte de la renta petrolera, de la riqueza nacional a particulares, ese es el argumento que utilizan para defender sus afanes privatizadores.

Es que ya no producimos como antes, dicen; luego entonces hay que ceder nuestra producción  a empresas privadas, una lógica férrea sin duda; una bajo la cual sólo ellos se rigen, y bajo la cual sólo ganan unos cuantos. Es decir, las grandes petroleras.
Y, es que omiten comentar, muy curiosamente, cómo es que durante los sexenios que les ha tocado gobernar el país, aumentó la importación de gasolinas; y aumentó sin justificación alguna, toda vez que el petróleo gozaba de su mayor valor histórico en el mercado, es decir, cuando mayores ganancias generaba el barril de petróleo mexicano es cuando más gasolinas importaba nuestra nación.

En esta gráfica tres, -muestra gráfica- podemos ver el aumento exponencial de la importación de gasolinas. Los ingresos negativos tributarios petroleros a partir de 2008, por ese concepto, recordémoslo ascendieron a cerca del 22 por ciento del total de la recaudación observada en ese año, cuando antes representaban menos de cinco puntos porcentuales.

Cabe entonces preguntar, ¿qué pasó, compañeras y compañeros?, ¿qué pasó con los miles de millones de millones de pesos de excedentes petroleros durante esos años?

¿Por qué no se hizo ninguna inversión en nuevas refinerías? Hoy el resultado es que México importa el 40 por ciento de la gasolina que consume.

En consecuencia, la Secretaría de Hacienda comenzó a aplicar una política de incrementos con el objeto, dicen, entre otros, de reducir los gastos fiscales que le suponen la recaudación negativa del impuesto especial sobre producción y servicios en gasolinas, diesel automotriz, así, dicen, como para equilibrar el valor de venta en el mercado interno con el mercado externo.

En otras palabras, en cristiano, los famosos gasolinazos, un escenario francamente ridículo e incomprensible para la mayor parte de la población.

Y, es que mientras México es uno de los privilegiados países exportadores de petróleo cuya producción está por encima de los 2 millones de barriles diarios, a la vez, tenemos un sistemático aumento de precios de las gasolinas, que por donde se le quiera ver, afectan directa o indirectamente los salarios de todos los mexicanos.

Bajo este pretexto la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha mantenido hasta la fecha estos criterios en el cálculo del precio de las gasolinas y del diesel con un calendario de aplicación de alzas y montos discrecionales a pesar de que el valor del crudo de referencia ha variado en un rango de 145 dólares por barril a un mínimo de 30 dólares.

Compañeras y compañeros, la condición que señalamos contrasta claramente con las recientes declaraciones del gobierno en turno, en el que se afirma que en el año 2015 finalizarán los gasolinazos y que los aumentos que pudiesen presentarse serán únicamente conforme a la inflación, moderados, dicen, porque según ellos, la legislación secundaria en materia energética hará que baje el precio de los energéticos.

Ciudadanas y ciudadanos de México: La verdad es otra, la implementación de las leyes secundarias no garantiza la disminución del precio de la gasolina, sino todo lo contrario, los precios se van a supeditar, dicen, a las leyes de la oferta y la demanda, donde lo que impera, sin duda, hay que decirlo, es el interés de las empresas privadas por generarles mayores beneficios a ellos, mayores beneficios para sí mismas.

El objetivo de las grandes transnacionales no es generar condiciones de bienestar para la población. Por lo que emprenderán sin duda las medidas necesarias para incrementar sus ganancias aún a costa del interés público.

Si las condiciones del mercado los obligan a subir sus precios, o aún más, a parar la producción, por ejemplo, lo harán sin duda sin el mayor problema, y el resultado de esto podrían ser serias fluctuaciones en los precios.
En cuanto a la venta del diesel y de la gasolina al público, el Artículo Décimo Cuarto Transitorio del dictamen de la Ley de Hidrocarburos establece que en lo que resta de 2014, los precios máximos al público seguirán en aumento, y esto, escúchenlo bien, a partir del 1º de enero de 2015 y hasta el 31 de diciembre de 2017, los precios máximos al público los decidirá de manera unilateral el Ejecutivo Federal mediante acuerdo, y no sabemos con quién se tomará ese acuerdo, y que deberá prever ajustes de forma congruente con la inflación esperada en economía; es decir, compañeras y compañeros, la discrecionalidad del gobierno, es decir, la continuidad indefinida en el alza de los precios de este combustible.

Que sirva, pues, señor Presidente, este voto en particular, no solamente para manifestar nuestro rechazo al dictamen que se nos presenta, sino también para advertir sobre lo que se viene, para patentizarle al pueblo de México, al pueblo de Oaxaca, que en el PRD no cejaremos en nuestro esfuerzo de velar por la economía de las familias.

La aprobación de la Ley de Hidrocarburos supondrá sin duda priorizar la ganancia económica de unos cuantos a expensas de la mayoría, el lucro desmedido es uno de los temas que más nos van a afectar.

En el PRD no compartimos esta definición, por eso votaremos en contra del dictamen.

No a más gasolinazos, y menos ahora que el gobierno de Peña dice que estas reformas estructurales y las leyes secundarias energéticas son supuestamente para apoyar a la gente.

No a más gasolinazos.

Muchas gracias. Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Robles Montoya.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Isidro Pedraza Chávez, del grupo parlamentario del PRD, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: Gracias, señor Presidente.

Señoras y señores Senadores; mexicanas y mexicanos, estamos hoy aquí de cara a la nación, algunos escudados en el cumplimiento de un mandato constitucional, pero cumpliendo órdenes del neoliberalismo, supeditados a los negocios y al dinero. Otros más quizás, en espera de prebendas, compensaciones personales, legitimando negocios en materia energética al tiempo que pagarán chantajes.

Unos claudicando y de hinojos ante el verdadero poder del imperialismo que durante más de 97 años pretendió revertir una de las conquistas históricas más grandes del pueblo de México: la propiedad de la nación sobre sus recursos en el subsuelo: los hidrocarburos, los minerales, la tierra, el agua y su espacio aéreo.

Estamos aquí otros, con legítima representación popular, enarbolando la defensa de los intereses del pueblo de México, con dignidad y puestos de pie con el coraje y la decisión de denunciar este atraco disfrazado de reformas legales.

Se pretende aprobar un conjunto de iniciativas en el paquete conocido como leyes secundarias en materia energética, que fueron presentadas con el propósito de fortalecer a Pemex y a la CFE.

Garantizar la seguridad energética del país de una manera eficiente y a un costo más bajo, traduciéndose en generación de empleo, tarifas más bajas en energía eléctrica, gasolina, gas, diesel y otros combustibles y sin privatizar.

En su diagnóstico, el Ejecutivo reconoce que actualmente un tercio del gas natural, la mitad de las gasolinas y dos tercios de los petroquímicos que se consumen en el país provienen del exterior, pero no dicen las causas, no asumen el costo de su ineficiencia, que es más un costo para el pueblo que para ellos, porque ni costos políticos han pagado. Falta el juicio de la historia.

Dicen que esta ley va a permitir que México sea un actor fundamental en la industria petrolera a nivel mundial, dinamizar al sector del gas natural al tiempo que va a facilitar un realce del sector eléctrico, que esas industrias habrán de constituirse en palancas indiscutibles del desarrollo nacional, lo que traerá beneficios indiscutibles a favor de las familias mexicanas.

Estas leyes secundarias son una farsa plagada de contradicciones y de engaños al pueblo de México, es una mentira en su propósito, para lo cual debieron gastarse millones de pesos en campañas publicitarias tratando de convencernos de sus nobles fines.

No han parado en el uso de argucias para atropellar desde diciembre de 2013 el proceso parlamentario, es más, llegaron al descaro de introducir un dictamen diferente al discutido en comisiones, en la Cámara de Diputados, evitar el debate, y en los congreso estatales pidiendo docilidad y silencio complaciente, imponiendo así récord para una modificación constitucional de trascendencia histórica en tan sólo 8 días.

En este Senado, al amparo de una mayoría y no de la legalidad, en la discusión de estos cuatro dictámenes se violó el proceso parlamentario, votando el Reglamento con la idea de que esta acción subsana violaciones.

Esto resta legitimidad en tanto que impidió un debate para confrontar posiciones de las diferentes expresiones políticas representadas por cada una de las bancadas.

Yo pregunto, ¿por qué difiere el procedimiento si el propósito del paquete de leyes secundarias busca generar un beneficio económico y social?

¿Por qué engañar desde los medios de comunicación a la sociedad con el argumento que la izquierda no quiere debatir, sino frenar la prosperidad de los mexicanos?

¿Cómo le explican al pueblo de México que en reunión de comisiones, fue notoria la falta de quórum y una ausencia de debate y conocimiento del contenido de los dictámenes, hoy mismo se refleja esta circunstancia?

¿Cómo explican que hay contradicciones en el contenido de los dictámenes y no han mostrado voluntad para corregir y aceptar ya no la modificación, sino la discusión de las reservas que el PRD presentó?

Mienten cuando dicen que el petróleo y la renta petrolera no se privatizan, el propósito con las reformas a las leyes secundarias en materia energética es que las petroleras privadas no tengan problemas en nuestro país y con nuestro petróleo, puesto que les permiten con los contratos o licencias puedan incluir en sus activos contables las reservas de hidrocarburos a explotar para lograr financiamiento.

Engañan cuando dicen no compartir la renta petrolera, cuando la explotación convencional de un barril de petróleo tiene un costo de 4 a 12 dólares y en el mercado hasta ayer estaba en 101.69; la diferencia entre el costo de extracción y el precio de mercado es de 97.69 centavos de dólar a 89.69 centavos de dólar por barril.

Esto es la renta petrolera, eso representa para el gobierno un tercio de los ingresos. Esto es lo que están dispuestos a compartir, pero no con el pueblo.

Un mayor potencial de crudo en México se encuentra en el mar y es lo que quieren ceder a las privadas. El costo de extracción de barril en aguas profundas es de 25 a 40 dólares y el precio en el mercado, hasta ayer, era 101.69, la diferencia, esto es la renta petrolera, es entre 76.69 a 61.69 dólares, esa es la riqueza que estamos pretendiendo con estas acciones entregar a los privados.

Cuando insisten que no privatizarán, contradicen explícitamente lo que han asentado en la Ley de Hidrocarburos.

Dicen conservar para el Estado el monopolio jurídico en la explotación y extracción de hidrocarburos para ser ejercido a través de empresas públicas, privadas o mixtas, nacionales o extranjeras mediante un sistema de asignaciones y contratos petroleros.

Mienten, mantiene la prohibición de otorgar concesiones en hidrocarburos, pero permiten las licencias, modalidad contractual económicamente equivalente a las concesiones. Es decir, aplican un juego de palabras para no aceptar tácitamente que están concesionando.

Reduce al servicio público de energía eléctrica sólo a mantener acceso abierto a las redes de transporte y distribución al tiempo que permite a los privados la generación y el comercio de electricidad, incluyendo importación y exportación.

Ordena la transformación de Pemex y CFE en empresas productivas del Estado, les concede un ligero margen de autonomía, pero les quita cualquier exclusividad, las coloca como una empresa más al tiempo que las hace más pequeñas, ¡ah!, pero las están fortaleciendo, es decir, las están debilitando para que en su momento puedan prescindir de ellas.

Conservan para la nación la propiedad de los hidrocarburos en el subsuelo, pero permite la transferencia de dicha propiedad una vez que los hidrocarburos hayan sido extraídos. ¡Ah!, pero no privatizan; el petróleo es tuyo mexicano, pero cuando salga del subsuelo ya es de los privados.

Este atraco disfrazado de leyes, exige que preguntemos y merecemos respuestas.

¿No están descentralizando la industria eléctrica y petrolera en nuestro país?

¿Están garantizando la seguridad energética del país, al generar una paulatina extranjerización de la industria petrolera y eléctrica?

¿No están cediéndoles a particulares las funciones, facultades y responsabilidades que habían permanecido en el seno del Estado durante años?

Esa es la forma de interpretar un mandato constitucional para la derecha; de representar y defender al pueblo de México, así creen que lo defienden, al facilitar que el Estado sea desplazado, debilitado y reducido en su capacidad de dominio y control sobre sus bienes estratégicos, se convierte en un actor neutro, un simple regulador y árbitro de la competencia, al mostrar sumisión frente a la exigencia de actores de fuertes intereses económicos en las decisiones de inversión y de transformación.

Esta privatización es producto de una situación de captura ideológica de los encargados de diseñar y poner en marcha las reformas, los lleva a defender más el interés de los empresarios inversionistas y grandes consumidores, dentro y fuera del país, que el interés de la nación.

De hecho, el interés nacional se usa como pretexto para debilitar a Pemex y a la CFE.

Voy a ir deduciendo ya, señor Presidente, no me amordace, porque entonces sí, tanto esfuerzo aquí limita nuestra participación.

Dicen estar buscando el bienestar de los mexicanos, nos van a llevar a la prosperidad y abundancia, van a crear empleos, pero para las compañías extranjeras.

No establecen en ningún momento que tengan preferencia para emplear investigadores, técnicos, trabajadores y obreros mexicanos. ¿Cuáles empleos? La Secretaría de Hacienda ya reconoció que no va a crecer más que el 1 por ciento del Producto Interno Bruto hasta 2018.

Están pensando en las 300 familias que en este país son dueños de la riqueza y no pagan impuestos, pero quieren transferirles proyectos rentables. El negocio del petróleo.

Esos sí van a mejorar, esos seguirán garantizando para ellos y sus familias la tranquilidad de contar con recursos para atender su salud en clínicas privadas, con los mejores médicos, una alimentación que los aleje de enfermedades como la obesidad, o la desnutrición.

Y además se darán la oportunidad de mandar a sus hijos al extranjero a estudiar en universidades caras, para que regresen como tecnócratas y vengan a gobernar a nuestros hijos, convertirnos en sus empleados, mal pagados, por cierto, sin prestaciones, sin seguridad social, sin garantía de empleo y mucho menos seguridad educativa.

Ellos seguirán entregando a nuestro país al vecino del norte porque éste se caracteriza por ser un capitalismo voraz, depredador y saqueador con el apoyo de gobiernos dóciles y entreguistas.

Insistimos, la reforma energética es un engaño al pueblo de México. Es una receta para el desastre. El Ejecutivo Federal ha cerrado los ojos a la experiencia internacional donde otras naciones han pagado altos costos por esta laxitud de las leyes.

Ni siquiera nuestra experiencia histórica ha sido tomada en cuenta. Hubo un momento en el país que se permitió que las empresas como Royal Dutch Shell tuvieran libertad para efectuar no sólo una irracional explotación de yacimientos petroleros, sino de sus trabajadores mexicanos al negarles condiciones laborales justas y prestaciones sociales, al tolerar el abuso en la ocupación de tierras y atropello a los derechos humanos de campesinos e indígenas y llegar hasta el asesinato.

Hoy esta reforma pretende definir la actividad de exploración y extracción de hidrocarburos como estratégica y con preferencia sobre cualquier otra que implique el interés de las empresas, sean éstas del Estado o privadas, a las actividades incluso de producción de alimentos.

Estos sujetos al tener preferencia en la legislación violan el principio constitucional de igualdad ante la ley, violentan el principio de “primero en tiempo, primero en derecho”, violentan los derechos concedidos por resoluciones presidenciales a núcleos agrarios, ejidales y comunales y los derechos de la propiedad de la tierra establecidos en el artículo 27 constitucional.

Violenta las declaraciones de áreas naturales protegidas, zonas arqueológicas, humedales, áreas marítimas terrestres, afectando el medio ambiente.

Por eso decimos, la fuerza de la mayoría no es la razón jurídica e histórica. No nos vencerán, nos vemos en el 2015, en la Consulta Popular. Y ahora será el pueblo de México quien tome en sus manos la defensa de sus conquistas históricas.

Estamos atrincherados en la profunda retaguardia del pueblo y seremos su vanguardia dirigente para rescatar este país, en términos del artículo 39 de la Constitución.

No estamos de rodillas, no nos han vencido en el debate. Es más, ni siquiera lo han dado. Y oigan esto: no provoquen la ira social. No despertemos al México bronco, hay ejemplos recientes de la incompetencia del Estado que hizo que el pueblo velará por su seguridad pública, que cuidara su integridad social y familiar. No nos quiten la tortilla de la mesa.

¡Viva México sin saqueadores! ¡Viva México sin entrega patrias!

Por esta razón, señor Presidente, por esta razón voy a votar en contra y solicito que se retire este dictamen.

Gracias, señoras y señores Senadores que me han dado un excelente tiempo para brindar aquí mi exposición.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

-El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Pedraza Chávez.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Fernando Mayans Canabal, del grupo parlamentario del PRD, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Fernando Enrique Mayans Canabal: Gracias, señor Presidente.

Más que hablar del dictamen, vale la pena irnos un poco, cuál es el fondo del asunto aquí en el Senado de la República. Decía en una carta a la Patria, don Adolfo López Mateos, en septiembre 27 de 1960: “Pueblo de México, les devuelvo la energía eléctrica que es de exclusiva propiedad de la nación, pero no se confíen porque en años futuros algunos malos mexicanos, identificados con las peores causas del país, intentarán por medios sutiles entregar de nuevo el petróleo y nuestros recursos a los inversionistas extranjeros.

Sólo un traidor entrega su país a los extranjeros, los mexicanos podemos hacer todo mejor que cualquier otro país, industrializar el país no implica una subasta pública de nuestros recursos naturales, ni la entrega indiscriminada del patrimonio de la patria”. Adolfo López Mateos, una síntesis.

De dónde viene todo lo que se está cuajando aquí en el Senado, con Carlos Salinas de Gortari que tomó una brújula para ganar el futuro, las tablas de las leyes dictadas por el Consenso de Washington, en 1989; privatización y una apertura comercial que en 1993 culminó con la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, ese rumbo fijado se mantiene; prosperidad de unos pocos, con el sufrimiento de muchos.

El resultado del proyecto neoliberal en México, ha sido un desmantelamiento del Estado y el resultado es la desigualdad social, dejar hacer, dejar pasar. Cuando la lucha por el poder se emprende sin ideales, ni principios, los políticos se separan, pero la ambición los junta.

Un pequeño grupo ha confiscado todos los poderes y mantienen secuestradas a las instituciones públicas para su exclusivo beneficio. Se les olvidó que hay que profesar el más sincero y profundo amor por el pueblo y a México.

Aquí pretenden borrar a los héroes nacionales, vamos a quitar de la historia al General Lázaro Cárdenas, a Benito Juárez, a Adolfo López Mateos. El pueblo se muere de hambre, compañeros, mientras algunos legisladores insisten en destruir la fe y la esperanza de nuestras leyes.

México sigue siendo tan desgraciado como antes a pesar de sus leyes, cuajadas de las bellísimas ideas que traerían supuesta felicidad, y miren dónde estamos hoy. Sólo miseria y humillación traerán al pueblo de México.

Qué dirían nuestros héroes, “la Patria es Primero”, hay que quitar “la Patria” ya del muro.

No cabe duda que la historia constitucional de México ha sido larga y penosa.

Si llegara a una cuestión difícil. ¿Hasta qué punto, una ley constitucional defectuosa engendra la tiranía?

El Congreso conspira contra el pueblo usando la Constitución como arma.

La reforma nace sin que nadie cree en ella. El 75 por ciento del pueblo de México la reprueba, y esto lo vamos a confirmar en el 2015 con la consulta popular que invocamos a todo el pueblo de México que asista, que nos apoyen, que defiendan a la patria.

El pueblo no se embriaga con los dictados que vienen del extranjero. Es un pueblo valiente, es un pueblo inteligente que deberíamos nosotros representar.

Yo soy Senador del pueblo de Tabasco, y atiendo a priistas, atiendo a panistas, a verdes ecologistas, a todos, porque aquí, si bien uno participa por un partido en el voto, uno viene a representar aquí al pueblo de México, no a un interés de elite, a intereses personales, cuidando las cuentas bancarias y los beneficios de grupos de poder.

La patria, compañeros, se defiende, no se vende.

Nada más para que tengan ustedes una idea cómo estamos con sus reformas privatizadoras vendiendo la patria y la soberanía nacional.

En la era neoliberal, la economía mexicana muestra una enorme dependencia del ahorro externo. De 1982 a julio de 2014, la deuda externa total del país se ha incrementado 394 por ciento, al pasar de 86 mil 275 millones de dólares a 425 mil 864 millones de dólares.

Durante el sexenio de Felipe Calderón, la deuda externa registró un incremento sin precedente del 115 por ciento, al pasar del 2006 al 2012, de 171 mil a 368 mil millones de dólares. O sea, un 31 por ciento del Producto Interno Bruto.

Esta dinámica de crecimiento de la dependencia externa sigue su curso.

En julio de este año 2014, la deuda externa mexicana se ubica en 426 mil millones de dólares, más del doble de las reservas internacionales del Banco de México, que son 190 mil millones de dólares. Para que vean para qué sirven sus reformas privatizadoras.

El porcentaje de la población mexicana en pobreza no ha variado significativamente del año de 1980 que era el 50.8 por ciento, al año 2012 que fue del 49.6 por ciento, lo que evidencia el fracaso de las políticas económicas y sociales neoliberales.

En 1982, el 50.8 por ciento de la población vivía en la pobreza, o sea, 37.8 millones de mexicanos.

Para 1983, el número de pobres ascendió a 42.6 millones, 56.2 por ciento de la población, o sea, 4.8 millones de pobres más de un año a otro.

Fíjense ustedes, en 42 años, de acuerdo con el Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la UNAM, el gasto total desembolsado por el gobierno federal, en programas de combate a la pobreza, a nivel nacional, de 1970 al 2012, ha sido continuo y no ha resuelto el problema de la pobreza; la pobreza, aumentó 58.2 por ciento en 42 años.

Ojalá y que me estén escuchando, porque, pues, todo mundo está con el celular, ahí, mandándoles mensajitos, están en otro lado pero, por eso siempre me dirijo al pueblo de México.

La pobreza, en 42 años, aumentó el 58.2 por ciento.

En 4 décadas creció el presupuesto para combatir la pobreza en 96.1 por ciento.

Fíjense, compañeras y compañeros Senadores, el dato. En 42 años los 3 niveles de gobierno han destinado 2 billones 72 mil 892 millones 821 mil pesos en programas de combate a la pobreza.

De haberse entregado esta suma de manera directa a cada pobre, a cada ciudadano, le habría correspondido 36 millones 366 mil 541 pesos, equivalente a más de 72 mil pesos mensuales durante estas 4 décadas.

Y, ¿a dónde se ha ido todo este dinero? ¡Al caño de la corrupción, que es el cáncer que nos está acabando en este país, y la falta de conciencia de los políticos, de los legisladores que tienen al pueblo oprimido, humillado, con el estómago vacío y las neuronas desnutridas!

Ese es el resultado de sus políticas neoliberales, que valen para nada, que no han ayudado a nada, nada más a entregar la soberanía nacional.

Por eso hay que volver a las clases de civismo en las escuelas, en las secundarias, para que nuestros jóvenes, que son el futuro de México, tengan esa conciencia patriótica que aquí se ha perdido.

Aquí nada más envuelven en la Bandera Mexicana los días 15, y con la botella de tequila, porque después se les olvida que hay patria, que hay nación.

En 1940 y 1970, otro dato importante de sus políticas neoliberales. El número total de mexicanos que emigraron a Estados Unidos fue de 814 mil 337 personas, es decir, 27 mil 145 personas por año, cifra realmente pequeña y poco significativa en aquellos años 70ʼs.

Entre 1980 y 1990, la población residente de los Estados Unidos nacida en México aumentó 1.7 millones, cifra equivalente a 170 mil personas por año.

De 1991 a 2010, el promedio anual de emigrantes fue 460 mil 500 personas.

De acuerdo con Pew Hispanic Center, entre 2004 y 2010, el número de migrantes mexicanos a los Estados Unidos cayó 670 mil a 140 mil personas, un 79 por ciento.

Lo que explica, entre otros factores, el debilitamiento del trabajo en Estados Unidos, en el mercado, que ustedes tanto le van a poner un altar a los Estados Unidos. Tanto lo veneran, tanto lo idolatran, ya no hay trabajo en los Estados Unidos.

Los mercados de la construcción, de la vivienda, aunado a la mayor vigilancia en la frontera y al aumento en las deportaciones disminuyó en forma significativa estos rubros.

Así, compañeras, compañeros, en respeto al tiempo, aquí dejo mi participación.

Ojalá, y se los digo con amor, con afecto, con respeto: todavía es tiempo de reflexionar, es tiempo de pensar en México, en nuestra patria, en nuestra nación, la que nos vio nacer y en donde vamos a estar enterrados, salvo los que ya tienen casa en otros países y quieran que los entierren allá, pero nosotros admiramos mucho nuestra cultura, nuestro pasado, los mayas, los aztecas, nuestra cultura.

Cuando los aztecas leían los astros, sumaban y pintaban, en Nueva York pastaban los búfalos todavía.

Así que tenemos que estar orgullosos de nuestra patria, de nuestro país, de nuestra cultura, de nuestras riquezas que tenemos.

No entiendo en qué cabeza cabe, en qué corazón vacío, sin alma, que podamos entregar nuestra riqueza nacional a los extranjeros, que nos la administren.

¿Qué, no hay un mexicano con pantalones que pueda defender nuestra patria aquí en el Senado?

¿Qué, no hay un mexicano o mexicana inteligente, que sepa del petróleo, que sea honesta, honrada, que combata la corrupción, que promulgue la transparencia?

Eso es lo que necesitamos, no necesitamos entregarlo a los extranjeros que nos vengan a administrar.

Es como si ustedes le abrieran la puerta de su casa, a que venga a administrar su casa un extranjero.

Ya vieron lo que pasó en “La Ley de Herodes”, en la película, que todo México la ha visto, de un gran artista: “Le abrió la puerta de su casa a un gringo, dizque le iba a poner la luz, y acabó llevándose hasta a la mujer”.

Entonces, eso es lo que tienen que entender. Se los digo de esta manera simple, sencilla, a ver si les podemos tocar la puerta del alma a los legisladores mexicanos.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senador Mayans Canabal.

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Sonido en el escaño del Senador Isidro Pedraza.

Nada más le recuerdo que no ha lugar ahorita a ningún cuestionamiento. Se está presentando el voto particular y no ha lugar a ningún cuestionamiento al orador.

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: (Desde su escaño) Señor Presidente, quiero hacer una moción. Y para eso, le voy a solicitar que tenga usted la amabilidad y le pregunte o se ponga usted a leer, porque no tiene ni secretarios.

Que lean el artículo 76, numeral 2, fracción VI del Reglamento, para poderle hacer la moción.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Con gusto voy a dar lectura al artículo que usted señala,

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: (Desde su escaño) Numeral 2, fracción VI.

- El C. Presidente Aispuro Torres: (Leyendo).

“Artículo 76.- ...

1.- ...

2.- Los Senadores hacen uso de la palabra desde su escaño, previa autorización del Presidente, por no más de tres minutos, en los siguientes casos:

I. a V.- ...

VI.- Para solicitar verificación del quórum”.

Yo quiero decirle…

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: (Desde su escaño) Entonces, dándome esta cortesía de leer esta solicitud que le he hecho, quisiera decirle, y lo vamos a cumplir, que cada media hora voy a pedirle a usted que haga la rectificación de quórum.

Sí es penoso, que usted ha sido uno de los más cumplidos al presidir los trabajos de este Senado y hay un conjunto de compañeros de la Mesa Directiva que no estén ahí presentes, es más evidente que al interior del Pleno hay una ausencia que no garantiza el quórum.

¿Y por qué pedírselo, señor Presidente? Se lo tengo que pedir, porque éste no es un debate más; no es una sesión extraordinaria más; no es solamente una discusión que no tiene contenido y trascendencia, estamos en un capítulo importante de la historia de México y exige la atención de todas las Senadoras y los Senadores en este Pleno.

Por eso, señor Presidente, no creo que me diga que es evidente el quórum. Porque es evidente que no lo hay. Si yo veo que en la Mesa Directiva, no está completa, pues mucho menos en el Pleno y, sobre todo, la falta de atención.

Hace rato ya llamé la atención, cuando no estaban escuchando a los compañeros que hicieron el posicionamiento en lo general del dictamen.

Y creo que debe respeto, debe respetarse este procedimiento. Deben cumplir su mandato las Senadoras y los Senadores.

Y es una obligación estar presentes en el Pleno.

Por eso, señor Presidente, le solicito que abra por tres minutos el sistema electrónico para que vayamos a ratificar el quórum. Y cada media hora se lo voy estar solicitando.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Señor Senador, está abierto el sistema. Pero a juicio de esta Presidencia, hay quórum, hay cerca de 80 Senadores.

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Senador Miguel Barbosa, ¿para qué asunto?

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Sólo para que nos fundamente, el dicho de usted, que entiendo como una práctica parlamentaria.

Pero que lo fundamente, ¿dónde está en el Reglamento, que el Presidente que conduce podrá hacer una valoración subjetiva y hasta fijar número de 80 Senadores?

Evidentemente no los hay. Y repito, vamos a pedir la verificación del quórum, cada media hora, aunque nos lo siga negando.

Pero no hay ninguna facultad escrita en la norma, que diga que el Presidente que conduce puede tener una valoración subjetiva, numérica, para decidir si se admite a trámite o no este asunto.

- El C. Presidente Aispuro Torres: En función de la visión que se tiene, desde aquí, Senador Miguel Barbosa.

Existe quórum para que continúe la sesión.

- El C. Senador Roberto Gil Zuarth: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Sonido en el escaño del Senador Roberto Gil Zuarth, ¿para qué asunto?

- El C. Senador Roberto Gil Zuarth: (Desde su escaño) Señor Presidente, nada más para recordar al grupo parlamentario del PRD, que el artículo 39 de nuestro Reglamento faculta a la Presidencia de la Mesa Directiva, cito textual: “Declarar en el Pleno la existencia de quórum o su falta cuando es visible; instruir que se compruebe dicha falta en los casos en que lo considera necesario o así se le solicita”.

(Aplausos)

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Roberto Gil.

Sonido en el escaño del Senador Miguel Barbosa Huerta.

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Hago la consideración al grupo parlamentario del PAN, que de ser visible todos estaríamos de acuerdo. Pero es visible que no hay quórum.

Así es que, si ahorita le llama el grupo parlamentario del PAN a sus integrantes a que vengan, porque el Senador que acaba de hacer uso de la palabra, acaba de llegar.

Así es que él no tiene esa visión de conjunto. Y entonces por eso, que inviten a sus Senadores a venir, igual a los del PRI.

De acuerdo. Pero no hay fundamento, para que de manera subjetiva se pueda resolver esto.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, por su comentario.

Y le reitero, a juicio de esta Presidencia hay quórum.

Y, por lo tanto, se le concede el uso de la palabra al Senador Adán Augusto López Hernández, del grupo parlamentario del PRD, hasta de diez minutos.

- El C. Senador Adán Augusto López Hernández: Con su permiso, señor Presidente.

Bueno, apréndase, señor Presidente, que es el artículo 39, para que la próxima vez que le pregunten, pues ya sepa cuál responder.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Con gusto.

- El C. Senador Adán Augusto López Hernández: Vengo a sustentar mi voto particular en contra del entreguista dictamen que hoy se presenta.

Y lo hago desde mi propia convicción y representando orgullosamente a los miles de mexicanos, simpatizantes y militantes de Morena, el partido político al cual pertenezco, y que hoy en las calles de todo el país, se encuentran casa por casa, convenciendo a más mexicanos, de que el único camino para revertir esta infamia, es la consulta popular.

La contrarreforma constitucional consumada el pasado mes de diciembre, que en su seno lleva el germen de la traición a los principios nacionalistas, pilares del Estado mexicano, que en 1938 se vio fortalecido con la decisión patriótica del General Cárdenas, al expropiar la riqueza petrolera que había estado en manos de 17 compañías extranjeras.

Hoy en día, con la aprobación de estas leyes secundarias, esa infamia se concreta.

Y con ellos, se destruyen los cimientos de esta nación, surgida después del movimiento revolucionario de 1910.

Muy pocos podrán negar la importancia estratégica y los alcances históricos que la expropiación petrolera significó para la independencia y la soberanía nacional. Sobre todo, en los momentos críticos en que el imperialismo norteamericano iniciaba su gran expansión.

Y hoy, con este golpe de fuerza, el Senado contribuye al fortalecimiento y consecución de este proceso expansionista.

Días negros aquellos del reciente diciembre, en el que advertimos, en esta misma tribuna, de los argumentos falaces, de los defensores de la privatización y la entrega del sector energético. Mismos que no alcanzan a justificar un hecho tan lamentable e inexplicable desde la perspectiva de los intereses nacionales y de nuestra razón histórica, y que sólo se puede entender desde la visión de los defensores del neoliberalismo globalizador y apátrida, que en poco más de tres décadas, han destruido los cimientos sobre los que se construyó el Estado social, que de algún modo reflejaba los intereses de los sectores más desprotegidos de este país, consagrados todos en la Constitución del 17.

Y que con estos cambios sustantivos, prácticamente se da paso al nuevo Estado tecnócrata e inhumano que responde a los dictados económicos, ajenos al interés nacional y de los que menos tienen, y nada importa a los dueños del poder y del dinero.

La alianza PRIAN-Verde Ecologista, se dispone a votar para que se consume la privatización del patrimonio del pueblo de México.
No son más que pro-contratistas, que ahora, mediante contratos y licencias, privatizarán la producción de los hidrocarburos; entregarán la renta petrolera a los extranjeros y desaparecerán a la Comisión Federal de Electricidad y a Petróleos Mexicanos.

Esta es una reforma mentirosa que contrario a lo que establece la millonaria publicidad oficial, sí, es que desde septiembre del año pasado en una estrategia manipuladora, dijo que no se iba a privatizar el petróleo, el sector energético, y que iba a bajar el precio de los combustibles y de la electricidad.

Hoy vemos 14 reformas evidentes, indudablemente privatizadoras.

Hoy privatizan todo, privatizan la renta petrolera, la extracción de crudo, del gas, de la refinación, de los ductos, del transporte, del almacenamiento y la distribución de toda la cadena de valor de los hidrocarburos.

Solamente están pensando, como lo dijimos ya en diciembre del año pasado, en los pingües negocios que se hacen al amparo del poder público.

Van a seguir prohijando a la Oceanografía, o van a seguir permitiendo que en Pemex-Refinación, por ejemplo, se siga traficando con los contratos de transporte del hidrocarburo. Sí, esos que aparentemente hoy desconocen que se trafican a la mano.

Privatizan y desmantelan la industria eléctrica nacional. Esa que es orgullo de los mexicanos, pero que se vanagloriaron en decir que era una empresa de clase mundial. ¡Qué poca memoria tienen!

Son entreguistas que primero dijeron que iba a bajar el precio de las gasolinas y ahora proponen que desaparezcan los subsidios y que los precios los rija el mercado.

¡Ah! Ahora resulta que los precios de las gasolinas, el diesel, lo fijará la Shell, la Conoco, la Exxon, la Texaco. ¡Y de cuándo acá estas señoras de la caridad han pensado en otra cosa que no sea el sonido de las monedas en sus cajas registradoras!

En fin, aquí no termina esta batalla, la lucha será larga. No tengo duda que la ganaremos, porque tenemos de nuestro lado la razón histórica.

Sin duda, los verdaderos orquestadores de estas reformas, allá en sus palacetes en el extranjero, han de estar festinando cómo una mayoría mecánica e insensible está logrando el sueño que acariciaron desde el 19 de marzo de 1938. Sí, ese que era revertir la nacionalización petrolera.

Cuánta lástima me da saber que hoy día encontraron a esta convenenciera mayoría, capaz de llevar a cabo la afrenta a la nación y traicionar a quienes los eligieron, para consumar la felonía.

No obstante, estoy convencido que el 7 de junio de 2015, los mexicanos revertirán el agravio. Tenemos memoria, lo del pueblo, sin duda, volverá a ser del pueblo.

Y parafraseando al ilustre tabasqueño poeta de América, al gran Carlos Pellicer Cámara, les diría:

“El cielo y la tierra pasarán, pero sus palabras, su felonía, el agravio que hoy cometen no pasarán y allá en nuestros campos petroleros, los indígenas, los campesinos, los obreros, los desposeídos de siempre, de fuego y con fuego se levantarán venciéndoles y venciendo el misterioso mal que hoy festinan en su falsa felicidad”.

Muchas gracias.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador López Hernández, le agradezco que haya respetado, indudablemente, el tiempo.

Sonido, por favor, en el escaño del Senador Ríos Piter.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) Muchas gracias, señor Presidente.

Solamente para hacer una aclaración respecto a lo dicho por el Senador Roberto Gil. Posiblemente porque iba llegando y no estaba presente, no le dio tiempo de hacer la lectura completa; pero quisiera hacerla, porque insistiremos en el derecho que tenemos las Senadoras y Senadores del grupo parlamentario del PRD, de exigir quórum. No es solamente un tema de apegarnos al Reglamento y una facultad que tenemos.

Me parece, compañeras y compañeros, que este es el debate más importante frente a la nación. Lo mínimo que pediríamos es que haya presencia de Senadoras y Senadores, y que no se haga esta costumbre de que la gente sale, se va a comer, aquí a Cuchilleros, seguramente, y están esperando a que solamente terminen las participaciones. Y quisiera hacer la lectura del artículo 39, señor Presidente, que es la facultad que tenemos, respetando obviamente la investidura que usted tiene, ¿verdad?

“Artículo 39

1. El Presidente, además de las atribuciones previstas en la Ley, tiene las siguientes:

Y me remito a la fracción VIII, que es la que leyó el Senador Gil.

VIII. Declarar en el Pleno la existencia de quórum o su falta cuando es visible; instruir que se compruebe dicha falta en los casos en que lo considera necesario (y aquí la pequeña ausencia del Senador Gil) o así se le solicita;”

Con base en el artículo 76, pediremos que se pueda ratificar el quórum cada 30 minutos, como lo ha comentado mi compañero Isidro Pedraza.

Muchas gracias, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Muchas gracias, Senador Ríos Piter.

Sonido en el escaño del Senador Roberto Gil Zuarth.

- El C. Senador Roberto Gil Zuarth: (Desde su escaño) Para hacerle dos aclaraciones al Senador Ríos Piter.

En primer lugar, he estado aquí toda la sesión, por eso he seguido la solicitud que hizo de rectificación de quórum, pero la más importante, se me hace que el Senador Ríos Piter no leyó lo que establece el artículo 59, numeral 3 del Reglamento, que establece los requisitos de la solicitud para rectificación de quórum, lo leo textual:

“3.- Si durante el desarrollo de una sesión algún Senador reclama el quórum y la falta de éste es notoria, basta una simple declaración del Presidente para dar por concluida la sesión. Cuando la falta de quórum sea dudosa, se procede a su comprobación y, de ser el caso, se levanta la sesión”.

Quien determina la duda, Senador Ríos Piter, quien determina la duda es el Presidente conforme al artículo 39.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Roberto Gil.

Les pido que me permitan continuar con la sesión.

Este tema no está a debate, ya lo escuchamos a usted, al Senador Roberto Gil, hay quórum, no hay ninguna duda de ello.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) Señor Presidente…

- El C. Presidente Aispuro Torres: Nada más, señor Senador, me permito comentarle que en este momento lo que usted está señalando es un supuesto. Cuando eso se presente, usted puede comentarlo, pero en este momento hay quórum y, por lo tanto, no hay necesidad de que tengamos que entrar a ese debate.

Senador Miguel Barbosa Huerta, ¿para qué asunto?

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Sólo para desahogar de manera correcta este trámite. Vamos a seguir con la participación y le hago llegar esta tesis, que dice: “Procedimiento Legislativo. Principios.- Cuyo cumplimiento se debe verificar en cada caso concreto para la determinación de liberación de aquel”. Es, sin duda, que tiene referencia a ello.

Miren, el caso del Partido Acción Nacional, hay 5, 6, 8 Senadores nada más, por lo que están aplaudiendo con fuerza.

¿Quiere que los nombre?

Sólo 10 Senadores de 38.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Le agradezco su comentario, señor Senador. Y continuamos.

Ya se aclaró, en este momento hay quórum y no ha lugar a entrar a ese debate.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) Estamos buscando aclarar la forma en que se va a desahogar el debate.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Cuando considere usted que no haya quórum, tiene todo el derecho de solicitar a la directiva, y la directiva tendrá que responder en consecuencia, y se operará conforme al Reglamento, con todo gusto, señor Senador.

Gracias.

Se le concede el uso de la palabra al Senador Mario Delgado Carrillo, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Muchas gracias, señor Presidente.

Lamento que no haya una buena cantidad de compañeras Senadoras y Senadores en este recinto, en una de las reformas más importantes para el país.

Ojalá estuviéramos todos presentes, porque lo que no ha habido es un debate y oídos que escuchen ideas que se planteen.

Me parece que es evidente la falta de quórum, pero bueno.

La energía y el conocimiento son las variables que van a definir el futuro de las naciones.
Las leyes que hoy se pretenden aprobar van a configurar el sector energético y la economía de nuestro país en los siguientes años.

Desafortunadamente, y a pesar de que hay una alianza política mayoritaria para hacer esta reforma después de muchos años de buscarla aquí en el Congreso, el modelo privatizador planteado no es ninguna garantía de desarrollo ni en el corto ni en el mediano plazo para nuestro país.

Qué pena que no se debata, qué pena que no haya la oportunidad de discutirlo aquí en el Congreso de nuestro país.

La hipótesis fundamental de la reforma no tiene ninguna lógica económica; me parece que es equivocada esta parte de considerar al petróleo como un flujo de efectivo exclusivamente, como un flujo de ingreso para la caja del gobierno que debe sacarse en la mayor cantidad y a la máxima velocidad posible. Sin embargo, el petróleo es un activo finito y debemos administrarlo con mucha responsabilidad, es una riqueza que se va a acabar y que es temporal.

Una nación que consume sin ninguna planeación y despilfarra sus activos se vuelve una nación más pobre.

Desde finales de los años 70’s, cuando nos convertimos en exportadores de petróleo, los ingresos extraordinarios obtenidos a partir de la extracción de hidrocarburos se destinaron a cubrir la falta de ingresos de la recaudación tributaria para financiar el gasto corriente en lugar de haberse destinado a la inversión o a un fondo que permitiera utilizarlos de forma intertemporal; es decir, invertirlos hoy para tener un mejor futuro mañana.

Este error permitió al gobierno ser más flexible en términos de imposición tributaria y a la vez ser más agresivo en términos de gasto.

Todo ello terminó por mermar el desarrollo de variables de varias dimensiones vitales para el crecimiento económico del país.

La reforma energética se basa en esta misma concepción, en esta misma premisa sobre el petróleo, como una fuente fácil de recursos.

Para que una nación alcance niveles sostenidos de mayor crecimiento económico sus activos debe convertirlos en nuevos activos que potencien este desarrollo económico. No estamos ante una reforma de estas características.

De manera incomprensible esta reforma no atiende esa lógica tan elemental.

Es una reforma depredadora con incentivos perversos por todos lados, donde lo único que importa es asegurar mayores ingresos al fisco a costa de lo que sea. Parece más bien una extensión de la reforma fiscal.

La reforma constitucional llegó a tal nivel que se ha definido como el petróleo, que su destino es para maximizar los ingresos de la nación.

Nada ejemplifica más los incentivos predadores que se establecen que la única variable relevante para las asignaciones, licencias y contratos que se harán con el sector privado, la única variable relevante es la económica y además que ésta se defina contrato por contrato de manera discrecional por la Secretaría de Hacienda.

Si pensamos en desarrollar la industria de la energía en nuestro país, ésta no puede ser la única variable.
Tienen que considerarse, además de la propuesta económica, los programas y proyectos de inversión que se planteen, el cumplimiento de estándares de seguridad industrial, el cumplimiento de normas de protección al medio ambiente, el desarrollo de la industria nacional y la transferencia de tecnología.

Si no se cumplen estas variables, si no son importantes no se asegura que va a haber un crecimiento económico.

Y cuando se combina, como es el caso, un escenario de instituciones débiles con la urgente necesidad de recursos por parte del gobierno, como la situación en la que estamos actualmente, y se va a enfrentar a empresas petroleras transnacionales con una gran experiencia por muchos años en distintos países y que no necesariamente, como decía mi compañero, el Senador Adán Augusto, pues no son damas de la caridad.

Cuando se combina, entonces, instituciones débiles y urgencia de recursos, las posibilidades de malbaratar el petróleo y disparar la corrupción son muy grandes.

Difícilmente en el escenario que se está planteando vamos a obtener más recursos en el corto plazo.

A Pemex se le deja en condiciones imposibles de competir, tanto por la carga fiscal, incluyendo el límite a las deducciones de costos que tiene, como por su pasivo laboral, además que ha tenido que ceder en la Ronda Cero varios campos de los que no sabemos su potencial y con los que se queda, vienen en declive.

Entonces, la única posibilidad que se tiene de compensar la caída que previsiblemente tendremos en Pemex, será la de otorgar la mayor cantidad de campos petroleros a los privados lo más pronto posible y para lograr esa condición lo único que tiene el gobierno en la mano es ofrecerle una transferencia muy importante de la renta petrolera.

La invitación, además, en estas leyes secundarias a estas empresas, que por cierto ninguna goza de buena reputación y buena fama, es a negociar las mejores condiciones en un marco jurídico muy laxo, discrecional, en el que a última instancia se puede ir a tribunales internacionales con enormes desventajas para el gobierno mexicano.

Además, con la posibilidad de especular su producción a partir de los movimientos de los precios internacionales, dado que no hay límite ni obligaciones en sus licencias ni contratos, el poder presentar también y simular sus costos como sea para maximizar su renta.

También con la posibilidad de usar tecnologías inseguras y ambientalmente más riesgosas por ser más baratas, seguir con sus proveedores internacionales de siempre y que no contribuyan a generar cadenas de valor nacional y con su posición dominante y sin competencia en el país en materia de tecnología, pues la conclusión es que no estamos ante el mejor modelo posible.

La visión de corto plazo y depredadora impide que esta reforma tenga una visión que sea de largo plazo y proponga aprovechar la ventaja temporal del petróleo para garantizar la autosuficiencia energética de nuestro país a las siguientes generaciones, impulsando una transición energética hacia fuentes renovables y limpias.

Nada más hay que ver lo que están haciendo otros países, como el Reino Unido en donde, por ejemplo, la Secretaría de Energía se llama Departamento de Energía y Cambio Climático.

El objetivo más importante es lograr la transición energética que asegure la autosuficiencia a las siguientes generaciones.
Entonces, estamos ante una posibilidad real de que las consecuencias de esta reforma sean una de las oportunidades perdidas más importantes de la historia de nuestra nación.

Con los incentivos que hoy se pretenden aprobar y el modelo predador que se configura, podemos quedarnos en el mediano plazo sin petróleo, con un medio ambiente comprometido, sin posibilidad de enfrentar la transición energética desde una posición de ventaja y con una inercia de gasto ineficaz e improductivo que nos condene a ser una nación cada vez más pobre y desigual.

Aunque hoy se aprueben aquí estas leyes y se logre consumar esta reforma energética, falta la prueba mayor, la prueba de la democracia, donde pronto sabremos si en nuestro país, de aquí en adelante, lo que va a prevalecer son los intereses del dinero negro del petróleo o el interés de todos los mexicanos.

Esperemos que si aquí no hay debate, lo den todos los mexicanos en las urnas en la consulta popular.

Muchas gracias.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Delgado Carrillo.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Raúl Morón Orozco, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Raúl Morón Orozco: Con su permiso, señor Presidente.

Me dirijo al pueblo de México, me dirijo a todas y a todos los ciudadanos de este país.

Me dirijo a los michoacanos, a quienes represento en esta máxima tribuna de la nación.

Asistimos a una sesión histórica en la que las bancadas del PRI y del PAN han tomado ya una decisión, ignorando las mejores causas del pueblo de México, y por ello enfrentarán el juicio de la historia, lo mismo que Enrique Peña Nieto.

Ellos no escuchan, simplemente siguen un libreto, en el que responder a las exigencias del exterior parece ser su verdadera prioridad. Entregar la renta petrolera a los particulares nacionales o extranjeros sin importar que ello comprometa el futuro de la nación parece ser su principal misión.

Hoy se revierte, por decisión de unos cuantos, se revierte la expropiación petrolera.

Uno de los eventos patrióticos más trascendentes que registra nuestra historia, el verdadero espíritu de la expropiación petrolera es que la nación conserve el dominio pleno de sus recursos naturales y desarrolle la industria petrolera como palanca del desarrollo nacional.

Habrá que modificar sustancialmente los programas educativos. Los maestros que aquí se encuentran presentes saben que esa lección de la expropiación petrolera desde el cuarto año de primaria, con la Historia de México, y en secundaria con Ciencias Sociales nos daba mucho orgullo y emoción enseñarla a nuestros alumnos.

De aprobarse esta reforma se decreta la extinción de esta industria nacional, se preservan las bases que propician la corrupción y el despojo de recursos naturales que han sido cruciales para México.

Por eso me dirijo a ustedes, a las ciudadanas y ciudadanos quienes nos otorgaron un mandato para defender sus derechos, para salvaguardar el interés de la patria y garantizar el futuro de las próximas generaciones.
Esta reforma, en palabras sencillas, traerá consecuencias desastrosas para nuestro país, pues perderemos la soberanía energética y con ello comprometeremos nuestra futura independencia económica y autodeterminación política.

La reforma, en consecuencia, no ofrecerá, como lo afirma el gobierno, beneficio alguno para el conjunto de la sociedad y sólo le reportará utilidades a un grupo reducido de empresas mexicanas, y fundamentalmente extranjeras, con lo que se concentrará aún más la riqueza nacional en detrimento de la economía popular.

Los grandes empresarios no están preocupados por lo que pasa con los sectores más desprotegidos de nuestro país, a ellos les interesa ser cada vez más ricos, y eso está totalmente demostrado.

Esta es la reforma de la ruptura y de la regresión, una ruptura con un pasado glorioso, el México del General Lázaro Cárdenas, del orgullo nacionalista, del México soberano, del México digno que no se arrodilla ante potencias e intereses extranjeros.

Una ruptura con aquellos anhelos y principios de justicia social, que aunque incumplidos, siguen ahí en la conciencia nacional esperando por un gobierno que sea justo, que sea honesto, que vea más por los que menos tienen y menos por los poderosos.

Qué mayor ruptura tiene con el pacto social que costó millones de vidas, que destruir lo poco que queda de la propiedad social.

Abrir la puerta al despojo de la tierra de indígenas y campesinos y a la ominosa posibilidad de que se conviertan los ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios en peones de la empresa que resulte beneficiada con los contratos que les asignen.

Son demasiados agravios para los pueblos y comunidades que hoy enfrentan solos la pobreza,  la exclusión, el abandono oficial, la violencia del crimen organizado, porque el gobierno sólo voltea a verlos cuando se levantan, cuando logran captar la atención de los medios, y eso para criminalizarlos.

Hoy estamos ante una ruptura con los valores y los principios fundacionales de la República, la igualdad, la soberanía nacional, la búsqueda de independencia económica y la justicia social.

Pero también esta reforma les impedirá a muchos mexicanos un futuro de prosperidad que aún podemos construir entre todos.

Poner al petróleo de los mexicanos en manos extranjeras, condenar a la extinción a la industria eléctrica y petrolera nacional y decretar los aumentos desmedidos a la gasolina no puede asegurarnos nada bueno.

Se compromete de manera irresponsable la seguridad energética, se pone en riesgo a las empresas más emblemáticas de la soberanía y a los derechos de sus trabajadores; se plantea que el gobierno se asuma como negociador que firme contratos, que dé facilidades, que proteja las inversiones, que acelere la apertura de los hidrocarburos al libre mercado.

Los beneficios vendrán después, sostiene por su parte el gobierno federal. Ese es el discurso que llevamos más de tres décadas escuchando, el mismo engaño neoliberal que se vio cuando se privatizó Teléfonos de México, el mismo engaño que se vio cuando se privatizaron los bancos, y los resultados están a la vista.

La embestida mediática que el gobierno federal ha emprendido, ha hecho uso de falsedades.

Los mexicanos no somos ingenuos, sabemos que es una gran mentira que bajarán los precios de la gasolina, del gas y la luz.
En la izquierda aún somos muchos quienes sí somos capaces de visualizar un México moderno, competitivo, pero con justicia, sin desigualdades oprobiosas y sin corrupción obscena.

Un futuro próspero de riqueza mejor distribuida, de grandeza, de solidaridad.

Somos quienes aún luchamos por los principios y los ideales que dieron origen al Partido de la Revolución Democrática, heredero auténtico del cardenismo. Para lograrlo, hoy tenemos que alzar la voz, y a eso los invito el día de hoy, a oponerse con energía, a informarse, a discutirlo con sus familias, a discutirlo con sus amigos. La sociedad debe apropiarse del debate e impedir la consumación de esta inadmisible reforma, con su participación decidida en la consulta energética que está proponiendo el Partido de la Revolución Democrática.

En 2015 tenemos la enorme responsabilidad de rectificar el camino, de rescatar los principios que son parte de nuestra esencia, del pasado glorioso, pero ante todo, de garantizar un futuro de progreso, de avance democrático y bienestar para todos.

No tengo la menor duda que la consulta de 2015 dejará sin efecto ésta, la reforma de la ignominia, de la vergüenza, que será recordada sólo como un pequeño pasaje oscuro que lograremos superar con la participación decidida del pueblo, que es el verdadero soberano.

Es oscuro porque se dio a espaldas de la gente, porque nunca se revelaron los compromisos que se hicieron en el extranjero, porque nunca aceptaron hacer públicas nuestras razones, sólo las del Presidente.

Una reforma ilegal, ilegítima, porque en aras de cumplir con los compromisos contraídos con el exterior, atropellaron el marco legal que nos rige.

Porque no se tomó en cuenta al verdadero soberano que es el pueblo, la consulta de 2015 sí producirá una ruptura, la del pueblo de México con un modelo de desarrollo que ha sido injusto, depredador de nuestros recursos, entreguista y profundamente antidemocrático.

Que quede claro, decir no a la reforma energética y privatizadora en 2015 es el inicio de un mejor porvenir para todas y para todos los mexicanos dignos, los mexicanos progresistas sabremos estar a la altura de la historia y echaremos abajo esta reforma con la consulta popular.

¡Que viva México!

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Morón Orozco.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Fidel Demédicis Hidalgo, del grupo parlamentario del PRD, para presentar su voto particular.

- El C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo: Compañeras Senadoras, compañeros Senadores:

Con su venia, señor Presidente. Esto que estamos viviendo el día de hoy pareciera un diálogo  en donde los preocupados por la patria están haciendo un esfuerzo por comunicar al pueblo de México el drama que vamos a vivir después de aprobar estas leyes secundarias en materia energética, por un lado y, por el otro lado, compañeras y compañeros Senadores indiferentes, que pareciera que hoy es un día de fiesta nacional; risas, diálogos en donde la alegría se ve en sus rostros.

¡Qué contradicción! Compañeras Senadoras, compañeros Senadores.

Lástima, lástima, porque a pesar de que no les gusten los calificativos, ésta es una reforma que representa una traición a la patria, y estoy convencido de que hasta el último de sus días el pueblo de México les reprochará la votación que van a hacer el día de hoy para entregar nuestros energéticos a quienes se los llevarán sin ningún pudor y sin ningún escrúpulo para engordar sus cuentas bancarias en los lugares que se les considera como paraísos financieros.

Ustedes, compañeros, van a ser cómplices de este tipo de situaciones.

Decía Franklin Delano Roosevelt, “un gran poder conlleva a una gran responsabilidad”.

El pueblo de México como único detentador de la soberanía en México a través de sus instituciones republicanas, democráticas y representativas ha dispuesto que el Poder Legislativo se deposite en la Cámara de Senadores y en la Cámara de Diputados para representar sus intereses de manera ética y responsable. Los intereses del pueblo son los que se vienen a defender en la elaboración de las leyes, en la creación de las instituciones, en la regulación de los elementos imprescindibles para la vida social, no los intereses de los grupos fácticos del poder que a lo largo de siglos sólo han condenado a la pobreza, la miseria y al fondo del sufrimiento humano al pueblo de México.

El Senado de la República tiene una enorme responsabilidad en la discusión y aprobación de las leyes en materia energética.

Tenemos en las manos la responsabilidad del futuro y el destino del patrimonio petrolero y de la industria eléctrica.

La responsabilidad de la soberanía nacional sobre los energéticos, la responsabilidad para que nuestro pueblo tenga elementos para salir adelante de esta terrible crisis que hoy cabalga sin freno a lo largo y ancho del país.

Es importante que las Senadoras y Senadores de la República reflexionemos sobre los terribles dramas que vive el pueblo de México y que pudiésemos reflexionar, siendo patriotas y generando leyes energéticas que generen el bien del país.

Con qué les vamos a salir a las mexicanas y mexicanos que hoy están en los niveles de pobreza, tanto patrimonial como en pobreza alimentaria; a las mexicanas y los mexicanos que hoy ven a sus familias morirse de desnutrición; a las mexicanas y los mexicanos que hoy ven a sus familiares muertos o que se están muriendo por enfermedades curables.

¿Qué les vamos a decir? Que con la reforma energética que hoy se va a aprobar, todos esos problemas quedarán resueltos de inmediato.

El petróleo y la electricidad son esenciales para el funcionamiento y desarrollo de nuestra sociedad.

Por eso la reforma energética en curso debe ser cuidadosamente redactada.

No para generar normas que harán a los funcionarios corruptos. No para que las transnacionales saqueen al país a costa del petróleo. No para que la impunidad cabalgue a sus anchas a lo largo y ancho de nuestra patria.

Debe ser democrática, reflexionada, donde medie el consenso y la responsabilidad para el beneficio y el progreso de todos los mexicanos, no de la precipitación, del capricho o la imposición por mayoría que votan mecánicamente, que sólo van a destruir lo que el pueblo de México ha construido durante generaciones.

La renta petrolera en México está condenada a pasar a manos de los amigos de funcionarios públicos.

Por eso es que han generado la carrera irreductible de privatizar a México en materia energética, desmantelando a Petróleos Mexicanos y a la Comisión Federal de Electricidad.
El neoliberalismo en su etapa más feroz prefiere abrirse a una supuesta competitividad a partir de asignaciones y contratos.

Por eso su urgencia para que estas leyes secundarias pongan en poder de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y de la Secretaría de Energía el destino de los recursos del petróleo para ofrecerlos al mejor postor.

La maquinaria de Estado que ha sido puesta en funcionamiento monta un gran teatro donde se puede entretener el pueblo, donde el engaño inicia con la publicidad de que los energéticos bajarán de precio. En el PRD y los diversos sectores de la sociedad mexicana, sostenemos que la privatización no originará una reducción en el precio de las gasolinas ni de la luz, y sí compromete los recursos para financiar el presupuesto público e incluso generará daños ambientales a nuestro entorno.

Veámoslo claramente, las perspectivas en las leyes reglamentarias eliminarán los subsidios a favor de la gente con lo cual aumentarán los precios, la inflación y habrá más pobreza.

Insistimos, como una izquierda responsable que el modelo propuesto por el Ejecutivo Federal en el sector energético es una receta para el desastre, no toma en cuenta la experiencia internacional, ya que estos modelos han probado su ineficiencia, la rapacidad de las internacionales cuyo objetivo imperialista es la ganancia, sin importar la destrucción del medio ambiente, la presencia, el bienestar de las personas que habitan esos lugares son males menores, que pueden ignorar durante su estancia destructiva.

No hemos entendido que el petróleo y la electricidad son activos de la nación y son capaces de generar riqueza; el gobierno pretende regalarla para financiar su gasto corriente, para consolidar su proyecto político partidista sin importarle el daño que le propiciará a las generaciones futuras de mexicanas y de mexicanos.

Les tenemos una noticia, el pueblo no es ingenuo, tarde o temprano les va a cobrar todos los agravios que han recibido. No podemos ser cómplices de un modelo que propicia inversiones destructivas al costo de abrir el sector energético en condiciones sumamente ventajosas para las empresas privadas nacionales e internacionales en detrimento del Estado mexicano. Ya quebradas estas empresas o sin reservas petroleras promoverán acciones de rescate, un fondo de rescate energético con costo al erario nacional, seguramente.

La riqueza nacional debe ser detonante de todas las comunidades, no al precio del asistencialismo y el clientelismo electorero, y sí a la apertura para generar beneficios. Debe ser primero para las comunidades, localidades, municipios y la entidad federativa donde se ubiquen estas inversiones.

Lo local, como foco generador de políticas públicas para un verdadero desarrollo social. Los dictámenes que hoy discutimos no atienden a las comunidades indígenas, donde se llega a generar el supuesto de utilidad, debe ser debidamente consultada y deben aprobar a través de mecanismos comprensibles en su idioma para la afirmación de las propuestas.

Contra el economicismo de las utilidades se opone la responsabilidad social corporativa con el concepto de coeficiencia, enfoque o paradigma con el cual es posible conciliar eficiencia, productividad, calidad en la producción con la necesidad de contribuir a un medio ambiente más sano, limpio y estético. Se discute ya sobre costos ambientales y sociales presentes y futuros, derechos humanos universales, comunidad local nacional y global, alinear en la estrategia de las variables ambientales y sociales, indicadores sobre corrupción, daños al entorno, salud y calidad  de la vida de los seres humanos con evaluación triple de resultados económicos, ambientales y sociales.

El fin de la empresa postmoderna debe ser la de crear riqueza, persiguiendo valores económicos, sociales y ecológicos, con elevada conciencia de su responsabilidad social, corporativa, por lo tanto, es necesario comprender que la ética es un plus para la propia empresa, así como la de consumidores, trabajadores, accionistas y directivos.

La administración es moral o no es administración, pues al ir en contra de los valores representa una agresión contra la sociedad, y consecuentemente, un atentado contra la responsabilidad social corporativa, negando con la naturaleza humana, primera ley de la empresa, así contra natura, se convierte de actividad administrativa, en infractora, de supuesta creadora de valor en su contrario, que son los disvalores.

No es pues sino engaño o violación a la sociedad y a la dignidad humana. Podemos confirmar en que la naturaleza, primera que nos explica el ser organizacional, es la producción de bienes y servicios, persiguiendo valores económicos, sociales y ecológicos para construir un mundo más equilibrado, sustentable y justo.

Por último, compañeras Senadoras, compañeros Senadores, les digo que si el único camino  para detonar el desarrollo, sin sacrificar la soberanía y los recursos, a favor del Estado, debe ser a través de empresas estatales bien cimentadas, donde participe la organización civil, nacional, primordialmente, elemento fundamental para el desarrollo de todo Estado, particularmente en los estados de carácter democrático, donde sin duda se prefiere la gobernanza creciente, participativa y políticamente activa que contribuya a generar mejores condiciones sociales, comunitarias, ambientales y económicas en torno a empresas e instituciones públicas.

Por estas razones, y con este voto particular, anuncio desde este momento que mi voto será en contra de las leyes en materia energética.

Por su atención, muchas gracias

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Fidel Demédicis.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Luis Sánchez Jiménez, del PRD, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias, señor Presidente.

Para presentar mi voto particular.

Mexicanas y mexicanos, hoy es un día aciago para nuestro país, hoy concluye un esfuerzo de muchos años por parte de quienes no comparten el sentimiento de patriotismo, por parte de quienes no comparten la defensa de la soberanía, por parte de quienes no comparten el amor por México. Hoy consuman la traición más grande a nuestra nación.

Señoras y señores Senadores del PRI, del PAN y del Verde Ecologista. Con las legislaciones que ustedes van a aprobar en este Pleno se cierra un ciclo de la historia de las instituciones de nuestro país, aquel abierto en 1938 con la Expropiación Petrolera, que significó el triunfo de la reivindicación popular formulada por el Constituyente de 1917, para que las riquezas naturales, contenidas en el subsuelo mexicano no permanecieran concentradas en unas cuantas manos, y en cambio, fueran aprovechadas soberana y libremente para el progreso del país y en beneficio de todas y todos los mexicanos.
Con el Presidente Lázaro Cárdenas del Río la Constitución y su legislación secundaria en materia de hidrocarburos inició ante el abuso, la esterilidad económica para el país, y la explotación depredadora que llevaban a cabo las compañías extranjeras, inició, repito, la construcción de un modelo petrolero nacional que buscó claramente dos objetivos: usar los hidrocarburos para satisfacer las necesidades que planteaba la industrialización del país y construir un organismo operador que permitiera al Estado mexicano no sólo la explotación que se requería de los yacimientos, sino la administración independiente de un recurso estratégico, objeto de la ambición internacional, y clave, por su aporte dinerario para superar la extraordinaria pobreza de la gran mayoría de las y los mexicanos.

Sin embargo, hoy, pese a la experiencia, la mayoría priista, panista y verde ecologista empuja el péndulo de la historia hacia atrás con una legislación que busca desmontar no sólo a Petróleos Mexicanos, sino destruir un sistema de propiedad y control públicos de la industria petrolera que  ha aportado enormes recursos económicos para el desarrollo del país, lo hacen bajo la divisa ideológica de que el imperio de libre mercado superará los beneficios de la empresa pública, y la exclusividad del Estado en la explotación petrolera.

El modelo petrolero que ustedes presentan tiene como propósito crear un ambiente desregulado en todas las actividades de la industria petrolera, en la exploración, extracción, transporte, almacenamiento, transformación, refinación, petroquímica, comercialización y distribución de combustibles en el país.

Una desregulación no para formar un mercado libre y abierto como rezan ideológicamente muchos de los artículos de las leyes que aquí discutimos, sino para crear un mercado de unos cuantos competidores, un mercado oligopólico que regionalmente continuará comportándose como un monopolio, sólo que ahora privado, donde las empresas participantes crearán un sistema de precios donde cobrarán rentas monopólicas. Y ese será uno de los costos que pagará la economía mexicana.

La propuesta que el PRI, el PAN y el Verde Ecologista sostienen no garantiza la seguridad energética, no impulsa el desarrollo nacional, tiene un alto impacto social negativo.

La nación pierde propiedad y soberanía sobre los recursos no renovables, disuelve la rectoría del Estado y contiene elementos graves de inconstitucionalidad.

Escúchelo bien Senador Penchyna, que ha afirmado todo lo contrario. Sí hay violación a la Constitución, a esa Constitución que se reformó en diciembre pasado.

De manera específica, la magnitud de las reservas de petróleo con que cuenta el país, es el dato duro, fundamental, de su seguridad energética.

Hasta ahora es un dato que, en realidad, aporta Pemex con la auditoría de la Comisión Nacional de Hidrocarburos; es un dato que nos permite cuantificar la magnitud de petróleo descubierto y que subyace al ritmo de extracción presente.

Como hasta el momento hay un solo operador, la cifra es aquella que diga el auditor.

En cambio, de aquí en adelante, de acuerdo a la fracción IV del artículo 4 de lo que será la nueva Ley de Hidrocarburos, las reservas mexicanas de petróleo surgirán como la sumatoria de todos los contratos y asignaciones, según el régimen fiscal aplicable.

Es decir, que la seguridad energética del país dependerá de la altura fiscal de la contribución que tengan que hacer cada una de las empresas titulares de contratos, concesiones.

Ustedes, señoras Senadoras, señores Senadores del PRI, del PAN y del Verde. ¿En realidad entienden y creen que es conveniente que el factor determinante de la seguridad energética del país se pueda garantizar a partir de una conveniencia fiscal de los operadores privados?
Hasta ahora hemos discutido el aporte de la industria petrolera al desarrollo del país a partir del tema de proveeduría, el contenido nacional en los proyectos petroleros; pero es evidente que hay muchos otros elementos, como es el aporte fiscal, el suministro oportuno y de calidad, en el caso de los combustibles y otros.

Pero el artículo 82 de esta ley establece, ni más ni menos, que los criterios que tomará el regulador para fijar los precios y tarifas de los bienes sujetos a su autoridad.

Particularmente la fracción II de este artículo 82 dice: “Que para el efecto, tomará en cuenta la estimación de costos para producir el bien o prestar el servicio, así como la obtención de una rentabilidad razonable que refleje el costo de oportunidad, el capital invertido, el costo estimado de financiamiento, y los riesgos inherentes al proyecto, entre otros”.

¿Alguien en esta sala podría tener una idea cercana sobre cuál será la rentabilidad razonable que pedirán los actores dominantes de los mercados energéticos qué están construyendo?

De otro modo, durante décadas Pemex ofreció precios que permitieron florecer a muchas empresas grandes, medianas y pequeñas, hasta que al gobierno se le ocurrió establecer un sistema virtual de precios de oportunidad.

Ahora, ese modelo se establece claramente en la ley, y será parte de una ventaja para aquellas empresas que puedan realizar una gran parte de sus transacciones, como operaciones intrafirma, un elemento de indexación de la industria mexicana con la estadounidense, pues no hay duda que ese será el mercado relevante para definir el esquema de precios y tarifas del regulador.

Este esquema será un factor que golpeará gravemente a la pequeña y mediana empresa, que depende de los precios que definan los grandes jugadores en una industria que es sumamente concentrada.

Por otra parte, las referencias a una industria petrolera, o de proveeduría, no parte de la realidad que establece el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

En gran medida, los contenidos de la ley en este tema, en los artículos 46 y 125 de esta ley que discutimos, o en los transitorios, son sólo discursivos o francamente demagógicos.

El artículo 1106 del TLCAN, del capítulo de inversiones, señala lo siguiente, que ninguna parte podrá imponer requisitos para alcanzar un determinado grado o porcentaje de contenido nacional, por lo que sólo lo podrán aplicar, en todo caso, a Pemex, no a las empresas privadas.

La ley que se va a votar implica un elevado impacto social negativo, aún cuando se quiso retirar la palabra “Expropiación” del texto legal, eso sólo ha demostrado el grado de improvisación que tuvieron durante la reforma constitucional, pues aún cuando desde la oposición advertimos, la mayoría no quiso corregir.

Ahora, cualquier abogado de empresa que pretenda un predio, si no lo logra con los elementos que establece la ley secundaria, podrá apelar a la ley superior para lograr la expropiación.

El fondo del tema es que una actividad de lucro particular como lo son prácticamente todas las actividades del sector energía, se ha establecido que son prioritarias respecto a cualquier otra actividad y, por ello, las superficies necesarias para su instalación y operación son objeto de expropiación, así lo establece el artículo 68, no se modificó.

Para las actividades sujetas a permiso, por ejemplo, un ducto que vaya a una empresa privada, será prioritario sobre la agricultura de un ejidatario o comunero.

Pero el impacto social negativo de esta ley que ustedes van a aprobar, también se extenderá en la economía popular la indexación de los precios de los energéticos a los precios internacionales, va a generar graves trastornos sobre una gran población pobre, en un país donde la distribución del ingreso tan desigual es una de sus características estructurales.
Por eso, el artículo 124 de esta ley plantea ya con toda claridad lo que ocultaron en la reforma constitucional, la desaparición de los subsidios a los energéticos, el gas licuado del petróleo, la electricidad y las gasolinas.

¿De cuánto estamos hablando? De 200 ó 300 mil millones de pesos que las familias mexicanas tendrán que sufragar vía incrementos del petróleo.

¿En cuánto aumentará el costo del microbús, de los transportes para la movilidad cotidiana? El costo del transporte llegará a ser una quinta parte, un tercio del ingreso diario de una familia de bajos recursos, y ustedes lo saben, señoras y señores del PRI, PAN y Verde Ecologista.

El problema que están abriendo en la economía popular no se solucionará estableciendo en un decreto que el consumo de los más pobres es un asunto de la Secretaría de Desarrollo Social, porque los precios los fijará el mercado de acuerdo al margen de rentabilidad que las empresas que controlen esos mercados decidan obtener.

El tema es: ¿De dónde saldrán los recursos para un Estado que dejará de percibir el 100 por ciento de la renta petrolera que antes obtenía?

En otras palabras, ¿sabrán ustedes, señoras y señores Senadores del PRI, del PAN y del Verde, cuántos millones de familias mexicanas verán reducido su nivel de vida y cuántas serán totalmente inviables?

Pero este proyecto de la Ley de Hidrocarburos que hoy discutimos, es en realidad un proyecto para desarticular a Pemex.

En distintos artículos, como el 42 y 43, se mandata a distintas autoridades para que actúen directamente a fin de evitar que Pemex altere el buen funcionamiento de los mercados.

Son, dirán ustedes, dispositivos de disuasión contra el monopolio, contra el operador dominante del mercado.

Pero la Constitución, aún con la reforma de diciembre, sigue considerando áreas estratégicas de la exploración y extracción de hidrocarburos y, en esos casos, dice que la intervención del Estado no será considerada como monopolio, es decir, que en ningún lado se estableció que estas actividades se abrían a libre mercado, pues en ese sentido la exploración y extracción se debieron de excluir del artículo 28 constitucional.

De igual manera los artículos 12, 13, 14 y otros vinculados a través de los cuales Pemex, sus subsidiarias o filiales comparten o ceden en el control y/o la propiedad de actividad por cualquier vía en actividades estratégicas, son violatorias de los artículos 25 y 28 constitucionales.

En realidad, desde la reforma constitucional se ha introducido deliberadamente un altísimo grado de confusión en el concepto de exclusividad de las tareas que se asignan al Estado para la explotación de hidrocarburos.

Sin embargo, el concepto de dominio directo de la nación sobre los hidrocarburos, establecido en los párrafos cuarto y sexto constitucionales, siguen prevaleciendo intactos. Lo cual lleva a considerar el mercado, el mandato del párrafo sexto como un caso particular.

Es evidente que la reforma energética, a juzgar por los más diversos estudios de opinión pública, es desaprobada por la gran mayoría de la población.

Sin embargo, las familias y la mayoría de los empresarios no alcanzan hoy a mirar los efectos negativos que traerá sobre su economía.
Cuando estos efectos se hagan presentes, la reacción popular podrá dirigirse con toda claridad hacia los autores irresponsables de esta agresión al interés superior de la nación y de las familias.

Se dirigirá contra ustedes, señores del PRI, del PAN y del Verde.

Por nuestra parte, desde el PRD vamos a informar a la población hasta el límite de nuestras posibilidades, para empujar juntos con el pueblo, como en 1938, que el péndulo de la historia restaure los derechos y la soberanía plena, sobre el uso y aprovechamiento de nuestros recursos naturales.

Vamos a lograr la consulta popular.

Señor Presidente, por tanto, solicito a esta Soberanía desechar en su totalidad el dictamen de las Comisiones Unidas de Energía; y Estudios Legislativos, Primera, del proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera, Ley Minera y Ley de Asociaciones Público Privadas.

Y dos. Otorgar el trámite a que se refiere el numeral 2 del artículo 209 del Reglamento del Senado de la República.

Muchísimas gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Sánchez Jiménez.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.

- La C. Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza: Gracias, señor Presidente.

Buenas tardes, Senadoras y Senadores, vengo en esta ocasión a expresar un voto particular en contra, no sólo del presente dictamen sino de los cuatro dictámenes que discutiremos el día de hoy, mañana y unas cuantas horas del sábado.

Estaremos aprobando más que simples dictámenes y reformas que nos han metido en un jaloneo político que hoy nos coloca en el ojo del huracán en los medios nacionales e internacionales.

Estamos hablando de siete iniciativas nuevas y modificaciones y adiciones a ocho leyes secundarias en materia energética. Estamos en un momento histórico para nuestro país y eso nos demanda actuar con muchísima responsabilidad.

Estamos hoy ante reformas legales que serán votadas por consigna, sin debate, obviamente porque no hay argumentos.

La cesión al capital privado de facultades que hasta ahora eran reservadas a la nación en lo que tiene que ver con la exploración, explotación y transformación del petróleo; la conversión de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad, que hasta ahora eran entidades paraestatales, en empresas productivas del Estado, y la eliminación del carácter estratégico de la refinación y del transporte del petróleo, la generación de electricidad y la producción del gas.

Asimismo, se abre la posibilidad de que las transnacionales mineras que operan en el país se sumen a la explotación de reservas de crudo y de gas. Ello sin contar con que la exploración y la explotación del gas de lutitas que ha sido prohibida en varias partes del mundo y que ha sido motivo de varios puntos de acuerdo en este Senado de la República y Cámara de Diputados por los enormes riesgos a la salud pública y al medio ambiente, actualmente podrá ser posible y legitimado a través de estos dictámenes.

Estas adulteraciones legales generarán un desastre económico, político y social. El Estado perderá buena parte de la renta petrolera que ahora recibe y, con ello, se debilitará y desaparecerán los programas de bienestar social que resultan indispensables para garantizar la seguridad mínima de la población de alta y muy alta marginación. Peligran los presupuestos en salud y en educación.

Ya recientemente los mismos promotores de las bondades de las reformas constitucionales y en particular de estas reformas secundarias, de estas 15 reformas secundarias, han tenido que admitir públicamente, que los precios de los energéticos no bajarán sino que seguirán las reglas de hierro de libre mercado. Rápido y muy rápido cayeron aquellas falacias que decían que con esta reforma al país le iba a ir bien y que con esta reforma tendríamos bajas en el precio de la gasolina, en el precio de la luz y en el precio del gas. Hoy se han retractado. Hoy estamos a punto de consumar esta impostura, la mayor de la historia reciente del país.

Las transnacionales energéticas sentarán sus reales en vastas regiones del territorio nacional, como ya lo hacen, e impondrán en ellas su ley, como suele ocurrir en este momento en algunos rincones del país, pero operarán como lo hacían hasta antes de 1938. A su vez, este control se reducirá en que los estrechos márgenes de soberanía que hoy nuestro país aún tiene con el gobierno norteamericano, se reducirán de tal forma que nos hemos convertido, en sí, efectivamente, ya serviles al gobierno norteamericano.

Los Estados Unidos asumen plena y legalmente el control geopolítico de América del Norte, lo hacen con estas reformas, nuestro país se integra de manera subordinada a los intereses económicos, políticos y también militares del gobierno norteamericano. Este control se concretará próximamente y lo veremos en estos dos grandes bloques que a nivel mundial se han formado, bloques de poderes, bloques militares y me refiero a la consumación en el Tratado Transpacífico.

Que enorme contraste con el anuncio de la nueva soberanía internacional que hiciera ayer  desde Brasil, donde los países emergentes como China, India, Rusia y Brasil ensayan un modelo de integración y de apoyo en materia energética y de cooperación económica radicalmente distinto al parámetro de subordinación y expoliación que hoy legisladoras y legisladores mexicanos entregan en bandeja de plata al capital extranjero.

De un plumazo las mayorías de los legisladores que olvidan la historia de nuestro país, estamos hoy quienes somos demócratas y lo estaremos haciendo próximamente siendo testigos de que estas mayorías sólo con promesas, no con compromisos, estarán concretando una reforma sin resultados, que por lo contrario, traerá la mayor crisis de la historia reciente.

Por otra parte, ante la evidente debilidad fiscalizadora del gobierno, la distribución de licitaciones, contratos y concesiones por parte de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad, darán lugar a un nuevo ciclo de corrupción, ya lo auguramos, en tanto que los trabajadores del sector se verán sometidos a condiciones de precariedad y, obviamente, a la pérdida de derechos y conquistas adquiridas a lo largo de los años, con esfuerzo, con el sudor de su frente y el sufrimiento de sus familias.

Ello sin contar con que una vez instaladas en nuestro país, las grandes transnacionales conformarán un poder fáctico superior a cuantos ha padecido México hasta hoy en día, un poder fáctico que contará con la capacidad de infiltrar, cooptar, regalar, obsequiar infinidad de beneficios a las instituciones legales.

Más allá de sus contenidos y sus consecuencias, estas reformas legales son impresentables por antidemocráticas, por el desaseo en las formas en que fueron adoptadas y por su redacción. Tan sólo hoy en día estaremos discutiendo cuatro dictámenes distintos, bastante complicado cuando es un debate de sordos en el que sólo tenemos la oportunidad de dirigirnos al pueblo de México y es al que vamos a dirigirnos.
Cabe preguntarse, ¿en qué efectos y por qué el oficialismo se ha negado sistemáticamente a una iniciativa de privatización energética a la Consulta Ciudadana? Porque se han negado cuando hasta en la montaña de Guerrero, en la sierra de Oaxaca o en la Meseta Purépecha de Michoacán, las autoridades, ya sea electas por usos y costumbres, los alcaldes convocan a la ciudadanía a que participe, a que haya democracia participativa en la toma de decisiones trascendentales en la vida de los pueblos, como lo establece la Ley Orgánica de esos y otros estados de la República y en casi todos los estados de la República, así lo hacen en los municipios de alta y muy alta marginación, y sin embargo, acá no ocurre.

La Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, sancionada en Querétaro en 1917, ha sido desmantelada por el Congreso de la Unión. Estamos ante una concesión, de hecho, del subsuelo del territorio nacional a una potencia mundial vecina.

El desmantelamiento de los artículos 27 y 28 constitucionales no comenzó ahora, debo decir que esto se equipara a aquel Tratado McLane-Ocampo, y esto sin que en esta ocasión hubiera una situación extrema, ninguna amenaza extranjera, este desmantelamiento ocurrió desde hace varios años y hoy se está ya consumando.

Debo decir que para los legisladores de la izquierda, para los campesinos, y lo digo como ejidataria, no sólo como michoacana, resulta urgente preguntar en este debate: primero, ¿cuándo bajará la gasolina?, ¿cuándo bajará la energía eléctrica?, ¿cuándo veremos los beneficios en el bolsillo de la gente pobre?, ¿cuándo veremos los beneficios de estas reformas en la mesa de las y los mexicanos? ¿Cuándo ocurrirá esto?, y quienes defienden la reforma deberían explicárnoslo.

Los cardenistas, luchadores sociales, líderes sindicales, campesinos y campesinas ejidatarias, ejidatarios, fundamos el Partido de la Revolución Democrática para defendernos y para que nuestra voz se escuchara en los congresos. Y a eso venimos pese a que se nos niegue la oportunidad del debate.

Y para concluir, hoy que redactaba mi intervención recordaba el fragmento de un poema que  mi padre escribiera en 1987, y que después me hiciera declamar a la edad de 6 años en cientos de plazas públicas del país:

“¿Por qué luchó Lázaro Cárdenas del Río? Porque lo que hay en México fuera para los mexicanos, porque se cumpliera aquel sueño letargo de Zapata y de aquel puñado de valientes que nos dieron patria. Mi general hablaba poco pero mucho hacía, fue siempre una hormiguita sin descanso, por todos los rincones se le veía construyendo hospitales, industrias, asilos y escuelas. Traía extranjeros para que nos dieran capacitación; no para que se llevaran nuestra riqueza.

Y el estar al servicio de mi nación fue el principal motivo de su grandeza.

Nos dejó en su obra la semilla de la sangre que corría por sus venas, sangre de ciencia revuelta con arcilla y esperanza viva para nuestras tierras”.

Es así como 25 años después, con fe y esperanza seguimos en la lucha y defendiendo al pueblo.

Nos veremos en la consulta en el 2015.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Iris Vianey Mendoza.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Armando Ríos Piter, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.
- El C. Senador Armando Ríos Piter: Con su permiso, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, insistimos en el tema de que haya presencia de los legisladores, no solamente porque debería de ser lo básico, lo esencial en un parlamento, sino que esta discusión, insistimos e insistiremos, que es la más trascendente para el presente y para el futuro del país.

Cuando hablamos de que hoy, el sector energético depende casi el 10 por ciento del Producto Interno Bruto, o que el 40 por ciento del gasto público se genera a través del esquema actual en los ingresos que genera Pemex, pues no es cosa menor.

Pero en esta ocasión, se discuten cuestiones que en términos del Pacto Federal, debieran de tener, por parte de las Senadoras y los Senadores, por lo menos la presencia, por lo menos la presencia. Nos acostumbramos en comisiones unidas a que nadie subía a contraargumentar.

Revisamos planteamientos, y lo que esperamos era que el debate tuviera contrapropuestas. Si es que el modelo es tan bueno, si es que el planteamiento que tienen ustedes es tan positivo para el país, pues lo mínimo que merecen a quienes representamos en nuestras entidades es la posibilidad de contrastar qué decimos nosotros, qué es lo que criticamos que está mal, y qué es lo que señalan aquellos que dicen que está bien.

Y miren, por qué es importante, señor Presidente, y después de mi intervención ojalá que podamos hacer esta ratificación de quórum, porque yo veo las mismas ausencias que seguramente usted ve, y creemos que es importante que los legisladores estén durante todo este debate.

¿Por qué es importante? Por ejemplo, me encontré una presentación que viene haciendo Pemex para promover las bondades de la reforma energética, y habla en la parte que es la más debatida, la más crítica, en el tema de lutitas, que es la que tiene que ver con el fracking, promueve la enorme potencialidad que tiene el estado de Chihuahua. No sé si anda por aquí alguna Senadora o Senador de Chihuahua, está la Senadora de Chihuahua, está Patricio, mi querido amigo, no hay nadie por acá de este lado.

Sabinas, en Coahuila, se promueve como uno de los enormes potenciales para el fracking, no sé si hay alguna Senadora o Senador de Chihuahua, no están por el momento. Sí están, perdón, de Coahuila, disculpen.

Coahuila, un Senador de Coahuila, entiendo que somos tres por entidad. De tres que teníamos, solamente nos quedó uno.

Burro-Picachos, que entiendo que está precisamente en Tamaulipas, no tenemos a nadie de Tamaulipas por el momento, es importante el tema del fracking en Tamaulipas, en Tampico, Mizantla, en Veracruz, ¡qué bueno que está el señor Senador de Veracruz, los dos Senadores de Veracruz!

Bueno, por eso es importante este debate compañeros, porque en la promoción que hace Pemex para apoyar la iniciativa que está en comento, habla de sus tierras, habla de la tierra de ejidatarios y de comuneros que están aquí representados.

Y no podemos aceptar nosotros, compañeras y compañeros, que se quiera jugar el dedo en la boca con cambios de palabras en la ley que terminan teniendo las mismas consecuencias sociales.

Ya lo vimos en la parte de concesiones que la revolcaron en la Constitución y le llamaron licencias, ya lo vimos.

Y en el tema de las tierras quieren hacer exactamente lo mismo, hicieron una aportación en comisiones unidas. Me acuerdo que la celebraron con bombo y platillo, cuando al artículo 96 de la Ley de Hidrocarburos le quitaron la parte de conforme a la Ley de Expropiación.

Señalaron que al quitar la parte de “expropiaciones”, con eso se lograba verdaderamente proteger y cuidar los derechos sociales de ejidatarios, de comuneros, e incluso de pequeños propietarios.

¿Por qué verle la cara a la gente, compañeras y compañeros?

¿Por qué cambiar las palabras solamente para salir con un discurso mediático que va a tener las mismas consecuencias sociales? Se los quiero leer, porque la verdad es que tal vez algunos de ustedes, muchos preocupados, ojalá que estuviera aquí la representación de la CNC, otro más de los compañeros que hoy nos están dando quórum, pudiéramos contestarle a la gente, a los ciudadanos, si verdaderamente están de acuerdo con esto.

Y estoy hablando de la Confederación Nacional Campesina, estoy hablando de algo que seguramente a muchos de los compañeros legisladores y legisladoras del PRI les debe de preocupar legítimamente. Lo que están haciendo es un cambio cosmético; cambio cosmético, compañeras y compañeros, porque se remite a la Ley Agraria, se los leo porque es una joya de cómo cambiar las palabras para que todo siga igual.

Dice el artículo 96.- “La industria de hidrocarburos a que se refiere esta ley es de utilidad pública, procederá la constitución de servidumbres legales o la ocupación, afectación, supervisión necesarias, para la realización de las actividades de la industria de hidrocarburos, conforme a la Ley de Expropiación.

Eso lo quitaron, se lo quietaron, ¿para qué?, para no referirse a la Ley de Expropiación. Nada más que si nos vamos al artículo 93, donde la Ley Agraria habla sobre la expropiación de bienes ejidales y comunales, pues lo que encontramos son las causas de utilidad pública.

¿Y cuál es una de las causas de utilidad pública en la Ley Agraria? Pues la explotación del petróleo, su procesamiento y conducción, la explotación de otros elementos naturales pertenecientes a la nación y la instalación de plantas de beneficio asociadas a dichas explotaciones.

Entonces, a aquellas compañeras Senadoras y compañeros Senadores, que les dijeron que ese problema social estaba resuelto, lo único que quiero es dejarles claro que no lo está, y aquí hay abogadas y abogados que saben, que se meten y se involucran.

No saquen un voto en este tema solamente porque se los han pedido, porque lo que vamos a trasladar es un problema social que ha sido causa de múltiples conflictos que hemos tenido; y no queramos resolver bajo la argumentación de economía I, de economía II, de mis compañeros del ITAM, que eso se va a resolver de manera fácil.

Eso no es cierto, y no es cierto en la Purépecha Michoacana, y no es cierto en la sonda de Campeche, y no es cierto en Zacatecas, y no es cierto tampoco en Querétaro, porque ese sigue siendo un problema instalado en ejidos y comunidades, que si no resolvemos de cara y de frente a la nación, va a ser un problema que va a quedar instalado a partir de la aprobación de esta ley.

Compañeros, ojalá que logremos darle, primero que nada, pues seriedad, quórum, quórum, lo mínimo, básico, indispensable que debieran estarle dando a este debate es quórum y atención.

Y lo segundo es, si estamos planteando algo, veo algunas sonrisas interesantes, me encanta siempre que el Senador Puente sonríe porque seguramente tiene una verdad distinta a la que yo tengo, para eso es esta tribuna, para eso es esta tribuna.

Si yo estoy diciendo algo que sea una falacia, que sea una mentira, que sea algo que no está en el texto de la ley, por eso los invitamos, compañeras y compañeros, para que este debate, éste que es uno de los más importantes para la nación, no se convierta en una mecánica operativa, no se convierta en esa plancha de no aceptar las reservas, no se convierta en ese no estar presentes porque es más cómodo estarlo viendo desde la oficina.

Yo quisiera compartirles esa reflexión, me parece que el futuro de muchas mexicanas y mexicanos está a discusión el día de hoy, que en gran medida la democracia parlamentaria esté en juego, en si se le pone seriedad o no a este debate.

Hay muchas cosas, digo, me robo dos minutos de mi presentación porque yo no sé que les hizo Pemex. Yo, la verdad es que no sé que les hizo Pemex, y qué bueno que por acá ande el Senador Romero Deschamps, ahorita lo vi. Senador, mucho gusto. Yo no sé que les hizo Pemex.

Esta gráfica lo que nos dice es que fue lo que perdió Pemex en la Ronda Cero. El principal perdedor de la Ronda Cero es la industria que durante 79 años construimos los mexicanos. A muchos podría no gustarles cómo funcionaba, pero fue un esfuerzo nacional, fue un esfuerzo de visión de un país que podía trabajar conjuntamente, de un país que se podía entender desde Tijuana hasta Campeche como un país unificado.

Y el principal derrotado de esta reforma constitucional es ese que fue el esfuerzo de todos los mexicanos.

Recursos prospectivos en lutitas, perdió el 85 por ciento; recursos prospectivos en aguas profundas perdió el 71 por ciento; recursos prospectivos en áreas exploratorias el 60 por ciento; en aguas someras 41 por ciento, y en áreas terrestres el 17 por ciento.

¿Qué nos hizo Pemex? Sino darnos empleo, alimentación, educación a muchos millones de mexicanos durante muchas décadas.

Y entonces lo que nos pasó fue lo que siempre llega a ocurrirle a este país cuando hay una definición de proyecto nacional: el péndulo. Había errores, había corrupción, había liderazgos que se hartaban de llenarse los bolsillos de lo que generaba Petróleos Mexicanos, y entonces el péndulo, como eso estaba mal, vamos a borrar ese episodio de la tierra y vamos a empezarla a construir de nuevo.

De eso se trata este debate, compañeras y compañeros, sé que a algunos no les gusta que señalen si están o no están, pero a mí me preocupa como guerrerense, porque gran parte del dinero que ha hecho que Guerrero tenga viabilidad e infraestructura, ha salido de aquí, no tenemos ingresos propios, ha salido de Pemex.

Entonces esa es la discusión y el tamaño que hay que darle a este debate.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Ríos Piter.

Les recuerdo a los Senadores que estamos en votos particulares, no procede ni alusiones personales ni rectificación de hechos, para eso está la discusión en lo general y en lo particular sobre el tema. Ahorita las Senadoras y Senadores están expresando su particular punto de vista del voto, con respeto.

- El C. Senador Pablo Escudero Morales: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sonido en el escaño del Senador Escudero Morales.

Y antes, permítame tantito, Senador Escudero.

Quisiera hacer una mención especial, les pediría su atención a las Senadoras y a los Senadores. La Senadora Maki Esther Ortiz Domínguez se incorpora el día de hoy, después de enfrentar un tema de salud tan importante.

Gracias a su entereza, Senadora, de enfrentar un problema tan delicado a su salud y con la bendición de Dios y de su familia, como usted dice, su gran equipo que la ayudó, y que también coadyuvó a nuestras compañeras Senadoras y Senadores a estar aquí.

Sea bienvenida, de corazón, y mil gracias por este ánimo y este ejemplo que nos da.

(Aplausos)

Sonido en el escaño del Senador Preciado Rodríguez.

- El C. Senador Jorge Luis Preciado Rodríguez: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Hace un momento que le pedía el uso de la palabra, era efectivamente, porque para el grupo parlamentario del PAN, aquí en el Senado, pues es motivo de alegría y de orgullo que la compañera Maki Ortiz se reincorpore, y la verdad, quienes la conocemos de hace muchos años, como es mi caso, fuimos diputados hace once años, en el año 2003, podríamos hablar muchas cosas, pero de lo que sí es una certeza es que tiene una fortaleza interna increíble, como no se la he conocido a nadie.

En el año 2003 Maki, estando en la Comisión de Salud, y que es lo paradójico de esto, que además de ser doctora es la Presidenta de la Comisión de Salud en el Senado, en el año 2003 se enfrentó a un cáncer tan agresivo que también la tuvo que alejar de la Cámara por algún tiempo, pero regresó, afortunadamente se curó y regresó a la Cámara de Diputados con mayor fortaleza para seguir trabajando los temas de salud.

A los años nuevamente regresa al Senado de la República y ahora tiene que enfrentar una situación muy delicada, y a lo mejor cometo alguna indiscreción, pero la Senadora Maki, en su familia son cinco, tres han sufrido de cáncer y ahora ella de infarto cerebral, y aquí está con nosotros. Aquí está firme, trabajando por el bien de los mexicanos, y creo que además de ser un ejemplo como legisladora, es un ejemplo de vida.

¡Maki, bienvenida, te queremos muchísimo en el grupo parlamentario! Y decirte, Maki, que yo siempre he repetido una frase, que hoy la quiero repetir, decía Margaret Thatcher:

“Si quieres que algo sea dicho, pídeselo a un hombre; si quieres que algo se haga, pídeselo a una mujer”.

¡Bienvenida, Maki!

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Perdón, Senador Escudero Morales, y gracias por la comprensión.

Sonido en el escaño de la Senadora Maki Ortiz.

- La C. Senadora Maki Esther Ortiz Domínguez: Gracias, señor Presidente.

Sólo quiero agradecerles, la verdad, estas palabras a todos, muestras de cariño en estos meses, ha sido una experiencia muy fuerte para mí, pero, bueno, otra vez tengo que volver a encontrar dentro de mí lo importante, ¿verdad?, y sacar adelante otra vez, por lo que me han enseñado en mi casa, y es que lo bueno de lo malo es que pasa, y después de que pasa, viene lo bueno.

Muchísimas gracias a todos por todo.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Maki Ortiz.

Sonido en el escaño del Senador Pablo Escudero.
- El C. Senador Pablo Escudero Morales: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Bueno, usted ya ha hecho lo que yo le iba a pedir hace unos momentos, es muy importante para las personas que nos siguen desde el Canal del Congreso que sepan qué es lo que está sucediendo, muchos por el twitter nos preguntan, ¿por qué no intervienes?, les están diciendo que oídos sordos, ¿por qué no contestan?

Bueno, pues hay que explicarles que estamos en una parte del procedimiento legislativo donde toca escuchar seis horas los votos particulares, donde no podemos participar.

Yo he escuchado con atención las intervenciones de los compañeros, me interesa mucho el tema del fracking, queremos participar, pero seis horas tenemos y se lo decimos a los que nos están siguiendo en el Canal del Congreso, seis horas los vamos a escuchar con atención, y ya llegará el momento en donde se abra el debate.

Pero es importante que lo sepan las personas que nos están siguiendo.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Escudero Morales.

Tiene ahora el uso de la tribuna la Senadora Luz María Beristain Navarrete, hasta por diez minutos, para presentar su voto.

- La C. Senadora Luz María Beristain Navarrete: Con su venia, señor Presidente.

Buenas tardes, Senadoras, Senadores, con mucho cariño y respeto al pueblo de México, a los casi 17 millones de personas que hicieron posible que nosotros, los legisladores de izquierda, estemos hoy, hoy día aquí representándolos, y muy especialmente a mi amada península de Yucatán, y al pueblo de Quintana Roo.

El día de hoy discutimos un dictamen que, lamentablemente no se construyó en base a la propuesta de nosotros, los Senadores de la izquierda, de este país.

Trajimos una propuesta a este Senado, que se basaba en 8 puntos, brevemente se los voy a recordar, nosotros pedíamos un cambio en el régimen fiscal de Pemex; autonomía financiera y presupuestal; integración de Pemex; autonomía de gestión; fortalecer a la Secretaría de Energía y  a la Comisión Nacional de Hidrocarburos; convertir el Fondo de Estabilización de Ingresos Petroleros en un organismo financiero; impulsar la investigación y el desarrollo tecnológico y transición energética; cuidado del medio ambiente; y desarrollo sustentable.

Esta era en síntesis la propuesta de la izquierda mexicana, porque no solamente venimos a refutar las ideas con las que no estamos de acuerdo en este dictamen, sino también queremos recordarle al pueblo de México que, en su momento, tuvimos una propuesta, la propuesta consensada, responsable, para cuidar el medio ambiente, porque nuestra propuesta estaba obviamente en contra del fracking, estaba obviamente a favor de las energías renovables.

Nosotros observamos en este dictamen que la prioridad es la extracción de hidrocarburos, o sea, petróleo, gas, que generan el calentamiento global que nos afecta a todos, y como Secretaria de la Comisión de Cambio Climático, pues lo tengo que decir, vamos a muchos foros donde se supone que nos comprometemos a frenar las emisiones de estos gases contaminantes, y hoy por hoy, estamos a punto de aprobar estas leyes secundarias, que muy seguramente van a generar que las emisiones de estos gases promuevan un mayor calentamiento en nuestro país y en el globo terráqueo en general.

Se están promoviendo expropiaciones a comunidades indígenas, ejidos, a terrenos privados; se están avalando pozos petroleros en áreas naturales protegidas, punto que a mí me interesa mucho porque Quintana Roo tiene 16 áreas naturales protegidas, Holbox, una de ellas, y bueno, en otros momentos hemos defendido con vehemencia estas áreas naturales protegidas, y hoy hay que decirlo, nosotros vivimos del turismo, vivimos del medio ambiente, no sólo Quintana Roo, gran parte de este país tiene una gran vocación turística, y nosotros deberíamos de estar hoy más preocupados y más ocupados en el tema del medio ambiente, que es el tema que a mí me preocupa grandemente dentro de esta reforma, porque nosotros, los legisladores de izquierda, siempre hemos estado a favor de una verdadera reforma energética, de una verdadera reforma de los hidrocarburos, que quede claro ante el pueblo de México, sí queremos que se modernice, sí queremos que este gran Cuerno de la Abundancia que se llama México, y que en su momento el Presidente López Portillo dijo que tendríamos que haber aprendido a administrar esta gran riqueza, se viera tal cual.

Pero este proceso neoliberalista, con el cual no comulgamos, con el cual no estamos de acuerdo, porque nosotros somos promotores de un modelo de desarrollo parecido al que se está dando en otras economías hermanas latinoamericanas, donde, como por ejemplo, en Bolivia, se ha logrado un crecimiento de un 7 y un 8 por ciento anual, cosa que en México, pues lamentablemente ni en sueños, y es gracias a la buena utilización de los recursos de hidrocarburos; es en buena medida al tratamiento que se le está dando al petróleo, entonces, yo creo que nosotros tendríamos que aprender más de nuestros hermanos que sí están generando un crecimiento importante en sus economías, utilizando lo que este Cuerno de la Abundancia genera para beneficio de nosotros los mexicanos, y que empecemos ya de una vez y para siempre a construir un traje hecho a la medida para México, que es el que se merecen nuestros representados, y hablo, de veras, de casi 17 millones de habitantes que, contabilizados, votaron e hicieron posible que nosotros estemos aquí representándolos.

De manera responsable pensamos que sería mejor que nosotros los mexicanos aprendamos a administrar nuestra riqueza, nos preparemos para generar esta recuperación del orgullo de ser mexicano.

Es por esto, que invito a todos mis compañeros Senadores a que reflexionen su voto a favor del pueblo mexicano, no del PRD, no de la izquierda, del pueblo mexicano, y que voten en contra de este dictamen.

Mi obligación como legisladora es velar por los intereses de los ciudadanos, razón por la cual no podemos aprobar este dictamen.

Probablemente en un futuro la historia nos demostrará que tenemos la razón, yo creo que nos lo va a demostrar; lo que veo complicado es que la historia absuelva a los que hoy cometan el craso error de votar a favor de estas leyes secundarias.

Quiero resaltar que la participación del 20 por ciento que establece el dictamen, en el caso de yacimientos transfronterizos, es insuficiente y lastimosa para la economía del país; dicha participación se debe incrementar del 20 al 50 por ciento.

La presente propuesta no sólo está dañando a la economía del país, sino que hay que dejar claro que la reforma energética, en lugar de incentivar las energías limpias está fomentando el uso de energías que dañan el medio ambiente a costa de la salud de los mexicanos y de sus recursos naturales.

El día de hoy, pienso, deberíamos de estarle dando más participación a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a cualquiera de las Cámaras del Congreso de la Unión, a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, a las instituciones de educación superior y a las organizaciones de la sociedad civil, al momento de establecer las zonas de salvaguarda.

Esto, con el objetivo de lograr mayor protección a los recursos naturales y, en consecuencia, a los derechos humanos de la población.
Además de que los ciudadanos deberían tener mayor certeza jurídica de lo que les podría afectar directamente en sus empleos, propiedades e inclusive en la economía de sus familias.

Por ende, es de suma trascendencia que se cuente con los conocimientos específicos de estas autoridades.

De igual manera, el impacto al equilibrio ecológico está en riesgo no sólo por lo que implica la extracción del petróleo por métodos tradicionales, sino porque nuestro país, al ser rico en Gas Shale y Oil Shale, es un blanco atractivo para los extranjeros y para su explotación.

Como es bien conocido, esta práctica es sumamente dañina para la salud y para el equilibrio ecológico, de tal suerte que está prohibida en Francia, Bulgaria y diversas localidades de España, Estados Unidos de Norteamérica, entre otras regiones de otros países.

Cabe destacar que en el dictamen de la Ley de Hidrocarburos, la responsabilidad ambiental y los programas de apoyo a las comunidades no se están incluyendo dentro de las cláusulas obligatorias de los contratos.

Es decir, se establecen parámetros débiles de protección al medio ambiente que no garantizan la protección necesaria.

Y, por otro lado, se permite que el Ejecutivo Federal reduzca las zonas de salvaguarda y las ofrezca a los inversionistas dejando desprotegidas las áreas naturales protegidas.

También en el seguimiento de concretar acciones reales a favor de la mitigación del cambio climático, se deben fortalecer las áreas de la agencia en el artículo 129 de su misma ley.

En el mismo sentido, en la Ley Minera se debe concretar una protección y conservación real de las áreas naturales protegidas ante la probable devastación que implica la reforma energética, ya que alterar expresa su protección, habría más certeza jurídica y menos discrecionalidades que darían una protección real.

En lo que concierne a las energías alternas, el segundo dictamen propone mecanismos de certificación y certificados de energías limpias, entre otros mecanismos, los cuales en este año, 2014, quedan totalmente desfasados por las acciones que se están tomando en otros países.

Nos hablan de modernizar al país, cuando realmente observamos que se hace todo lo contrario, en materia de energías limpias no se está realizando un andamiaje que posicione a nuestro país como consumidor de energías alternas.

Dónde está ese apartado, sino todo lo contrario, sentimos que se pude devastar al país y esto va a repercutir en la salud de millones de mexicanos.

En el futuro, sentimos que van a fracasar estas reformas, las cuales sentimos son un intento engañoso y fallido de maquillar la reforma energética con el argumento de que se cuidará el medio ambiente, lo cual resulta totalmente falso.

En relación a la Ley de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector de Hidrocarburos, proponemos que se deberían de fortalecer las sanciones  que impone la agencia, se debería fortalecer la libre determinación de este órgano en donde proponemos que el titular del Ejecutivo Federal envíe su propuesta al Senado de la República o en su caso a la Comisión Permanente del Congreso.

Y bueno, para despedirme, sentimos que nuestro país no está preparado para este impacto que se avecina, pero les digo a mis representados que en el 2015, junto a su boleta electoral tendrán la oportunidad de manifestar su punto de vista contra esta votación que el día de hoy se va a llevar a cabo.

Sólo unidos, todos juntos, el pueblo de México y sus representantes podremos revertir esta reforma con la que no estamos de acuerdo.

Sí a la modernización de Petróleos Mexicanos, sí a una Ley de Hidrocarburos eficiente para el pueblo de México, pero no a un traje que no fue construido en este país, a un traje que no está hecho a la medida de nosotros los mexicanos.

Gracias.

PRECIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senadora Luz María Beristain.

Sonido en el escaño del Senador Isidro Pedraza, lo escucho con atención.

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Qué bueno que me da esa oportunidad de que ahora me escuchen.

Yo le estaba haciendo el comentario, que ya conté a los Senadores del PAN, hay 8, bueno había 8; hay 22 del PRI, y eso, evidentemente no les da quórum a simple vista.

Yo le solicito amablemente que pasemos a la rectificación de quórum porque realmente es insultante sesionar con un Senado vacío, donde no nos están escuchando y donde no hay nadie presente.

Entonces se lo solicito, señor Presidente, con esa amabilidad que lo caracteriza.

Muchas gracias.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Isidro Pedraza.

Atendiendo su petición, esta Presidencia, con fundamento en el artículo 98 del Reglamento, pide que se abra el sistema electrónico, hasta por diez minutos, para rectificar el quórum.

(Se abre el registro electrónico)

PRECIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Les solicitaría a los Senadores del PRD, del PAN, del PRI, del Verde Ecologista y del PT que pasen lista, están evidentemente en el Pleno.

Si no pueden votar, la Secretaría verifique visualmente también a los Senadores que están y que están en posibilidad de votar.

Ya hay quórum, podemos continuar. Les agradezco mucho.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Adolfo Romero Lainas, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.
- El C. Senador Adolfo Romero Lainas: Gracias, señor Presidente.

Buenas tardes, creo que vengo con suerte, va a estar el Pleno casi lleno.

Gracias, compañeros.

Quiero decirles que condiciones como éstas dan al país mayor crecimiento, el hablar en una forma plural es como se construyen las mejores rutas para conseguir el crecimiento real del país y de los ciudadanos.

Un beneplácito, porque esta tribuna nos permite expresar nuestras diferentes formas de pensar, de expresar nuestros diferentes puntos de cómo se ve el vaso de agua, medio lleno o medio vacío.

Saludo a todos ustedes, compañeras y compañeros Senadores, hoy con la expedición de la Ley de Hidrocarburos y las reformas de las diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera, Ley Minera y la Ley de Asociaciones Público-Privadas, se consumará de nueva cuenta un acto más de despojo en contra de los mexicanos.

No han bastado los grandes ejemplos de despojo en contra de los propietarios de las tierras, en su mayoría indígenas, mediante diversas figuras, como lo fueron las encomiendas, mercedes y repartimientos, que vienen siendo despojos que dieron origen a una revolución con la finalidad de restituirlos en sus derechos, dando origen a un nuevo reparto agrario a través de las figuras de reconocimiento y restitución de bienes comunales y dotaciones.

Sin embargo, éstas resultaron ser de nueva cuenta una falacia, pues no fueron acompañadas de las tecnologías ni apoyos necesarios para sacarlos de la pobreza, lo cual quedó reconocido y demostrado por el gobierno con el impulso a una nueva reforma agraria en el año de 1992, en la que el gobierno abre la posibilidad de que los campesinos puedan disponer libremente de sus tierras y decidan su usufructo de manera libre.

Una pantalla más para que los dueños de los grandes capitales pudieran apropiarse de las tierras, como ejemplos hay muchos, y sólo por citar algunos.

Señalo la instalación de grandes cadenas hoteleras, aprovechándose de los núcleos agrarios que cuentan con litorales, por fraccionadoras inmobiliarias, aprovechándose de los que están en áreas conurbadas, por las empresas transnacionales de los que poseen tierras localizadas en las que por sus características son aptas para generación de energías eólicas, como es el caso del Istmo de Tehuantepec, y más aún por el propio gobierno, so pretexto de la construcción de obras de infraestructura, como lo son la construcción de carreteras, presas hidroeléctricas, aeropuertos y tendido de líneas eléctricas, desposeyéndolos a base de engaño y de falta de cumplimiento de la ley, con la complacencia del gobierno, como es el caso de las concesiones mineras, en las que el único beneficio para sus propietarios es ver las tierras destruidas, el entorno a su medio ambiente seriamente deteriorado y la descomposición social al interior de las comunidades. Esa ha sido sólo la ganancia donde se han asentado las minas.

Para salir en busca de mejores oportunidades, nuestros paisanos han tenido la necesidad de abandonar sus tierras para poder llevar sustento que pueda mantener a sus familias. Hoy no lastimemos de nueva cuenta a los propietarios de la tierra, propiedad ejidal, propiedad comunal, mediante figuras que sin duda los dejarán en estado de indefensión, ya que si bien es cierto, una de las grandes riquezas de nuestro país en materia económica es la explotación de los hidrocarburos, lo cual es ampliamente reconocido como un sector estratégico.

Su explotación debe ser en beneficio de las y los mexicanos, buscando que en todo momento represente un crecimiento en su nivel de vida, que viven del día a día, pues de nada sirve mencionar los beneficios a la macroeconomía, si lo que quiere la inmensa mayoría de los mexicanos es verlo reflejado en sus bolsillos.

En este tenor se ha dicho que desaparece la figura de la expropiación, que no se toma para llevar a cabo la exploración y extracción de hidrocarburos; sin embargo, revisemos el artículo 96 de la Ley de Hidrocarburos, del dictamen, en el cual establece textualmente en su primer párrafo: “la industria de hidrocarburos a que se refiere esta ley es de utilidad pública”.

Con el simple hecho de mantener las palabras: “utilidad pública”, existe necesariamente la posibilidad de hacer el uso de expropiación como una figura de derecho público, a mayor abundamiento, esto se vincula con la parte final de dicho artículo al señalar. “Conforme a las disposiciones aplicables en los casos en que la nación lo requiera”.

Es decir, las disposiciones aplicables resultan ser el artículo 93 de la Ley Agraria, fracción IV, tratándose de bienes de propiedad social y artículo 1, fracción VII de la Ley de Expropiación, tratándose de propiedades particulares, en la que se establecen las causas de utilidad pública.

A mayor abundamiento, está prevista la figura de la expropiación que en el artículo 110 de la Ley de Hidrocarburos, del dictamen, al hablar de la contraprestación establece: “Tratándose de las demás modalidades de adquisición o afectación por figuras de derecho público, la indemnización respectiva se determinará…”, es decir, la expropiación de nueva cuenta como figura de derecho público de afectación.

Es por esto que debemos estar atentos a lo que aprobemos y que si en realidad es del ánimo de las legisladoras y legisladores que hoy apoyan esta reforma, eliminar la figura de expropiación, ajustemos claramente estas disposiciones legales para no dejar abierta la posibilidad de que se lleven a cabo las expropiaciones, pues no basta quitar simplemente la palabra expropiación, si dentro del cuerpo de la ley se establece su descripción y definición como lo es la utilización de la palabra: “utilidad pública”, que resulta ser una definición exclusiva para llevar a cabo una expropiación.

La figura de ocupación temporal y la servidumbre legal de hidrocarburos, que aluden el paquete que hoy se discute, no garantiza que los títulos de la tierra gocen de una protección sobre sus propiedades, ni de verse beneficiados con los productos que sean extraídos, sino por el contrario, dan la posibilidad de que con un pago que no garantiza en nada los grandes perjuicios que originan a sus tierras, se sigan dando los grandes abusos.

En síntesis, es predecible que de aprobarse esta ley en los términos que está el presente dictamen, los objetivos trazados por el Ejecutivo Federal no se cumplen y, por el contrario, lo que buscaba ser una reforma estructural, lo único que generará es más pobreza, razón por la cual, Senadoras, Senadores, mi voto en particular será en contra de este dictamen en beneficio de nuestras hermanas y hermanos mexicanos.

Gracias por su atención.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Romero Lainas.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Manuel Bartlett Díaz, del grupo parlamentario del PT, para presentar su voto particular.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: (Desde su escaño) Señor Presidente, yo estoy al final de la lista del PRD. Así estaba yo registrado. Considero que debe ser él y después me toca a mí.

Muchas gracias, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Bartlett Díaz.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Manuel Camacho Solís, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.
- El C. Senador Manuel Camacho Solís: Gracias, señor Presidente.

Antes que nada, quiero yo también felicitar a la Senadora Maki.

Senadoras y Senadores, los votos sobre las leyes de la reforma energética son votos que están comprometidos de antemano.

Algunos de ustedes han aceptado apoyar una reforma que saben es impopular, porque creen que con la apertura energética se potenciará el crecimiento económico: otros lo harán por lealtad a su partido; muchos por cálculo político.

Pensarán que este voto los ayudará en sus carreras políticas; que este voto los hará candidatos a gobernador, pero, ¿los hará gobernadores?

Nosotros pensamos que esta reforma no dará los resultados que anuncia la propaganda gubernamental, que más allá de algún auge momentáneo o localizado, de una nueva burbuja, las nuevas leyes tendrán un alto costo para la nación.

¡Votaremos en contra! ¡Votaré en contra!

Pero más allá de nuestras posiciones, démonos la oportunidad de contestar la pregunta esencial.

¿Qué resultados deberíamos esperar? ¿A dónde nos llevan estas leyes?

¿Creen ustedes que con las nuevas leyes, para 2018 se conseguirán el crecimiento adicional y el medio millón de empleos adicionales que dice el gobierno, cuando hasta sus defensores más acérrimos cuestionan las metas y ven imposible el plazo?

¿Es eficaz cifrar el éxito económico de México en una actividad que sólo representa el 7 por ciento del PIB? ¿Sin una política industrial que la aproveche, sin investigación y desarrollo tecnológico?

El reto de reactivar el desarrollo de una economía del tamaño de la mexicana, tiene otras exigencias, empezando por la necesidad de contar con instituciones económicas y políticas incluyentes y que rindan cuentas.

¿Qué garantías habrá de que no están ustedes creando un régimen de impunidad o una casta privilegiada?

¿Ya cobraron conciencia de que están ustedes autorizando un régimen especial salarial a los funcionarios y que no tengan responsabilidad pública?

¿Al servicio de quién estarán? ¿De una fracción? ¿De los amigos? ¿De los socios? ¿De los intereses extranjeros?

Si con todos los instrumentos del poder con los que hoy cuentan, antes de debilitar epoder público, al Congreso y a la Corte, no han podido esclarecer el fraude de Oceanografía, ni las responsabilidades públicas que pudieran acompañarlo.

¿Cómo se podrán resolver los ilícitos que cometan las grandes firmas del exterior?

¿Qué periódico u órgano regulador del extranjero revelará el primer escándalo comprobado?

¿Cuál será la nueva Comisión Investigadora que se verá obligado el Senado a crear?

Está más que probado que las privatizaciones sin regulación tienen resultados desastrosos.
Se puede tener una regulación eficaz con órganos con grandes déficits en lo que toca a su formación de cuadros, autonomía y poder político, sin capacidad de contrarrestar a las grandes empresas petroleras.

¿Cómo se van a resolver los conflictos con un Poder Judicial que estamos debilitando?

¿Cuántos conflictos sociales se van a producir con la ocupación forzada de las tierras? Si con un solo gasoducto ya se está sublevando una comunidad en Puebla.

Si la mayor parte del territorio son terrenos ejidales, comunales o reservas ecológicas.

¿Todo lo van a resolver con la policía? ¿Con cuántos policías?

Si un solo caso, el de Atenco, por el aeropuerto, provocó un conflicto tan grave. ¿Qué se espera hacer con 20 focos simultáneos? ¿Cuáles serán las consecuencias para la gobernabilidad de este diseño?

Si ya hemos estado cerca del estado fallido, ¿qué esperamos?, ¿su confirmación?

La reforma que ustedes piensan aprobar no potenciará el desarrollo, acentuará las desigualdades sociales, generará muchos conflictos sociales que someterán a enormes presiones a las instituciones, serán desfavorables para el medio ambiente, debilitarán al Congreso y a la judicatura, y por si eso no fuera suficiente, deslegitimarán aún más la política nacional con el ingrediente más corrosivo.

La reforma que aprobarán será el banderazo para la corrupción, para una corrupción desenfrenada.

Podría ser también la gota que derrame el descontento popular contra las instituciones y la clase política.

Lo que ustedes estarán aprobando, sin debate, sin un diálogo nacional, no dignifica al Senado, no enaltece a la República, vamos, ni siquiera creo que les termine dando resultados electorales.

El vuelvo que se dieron con los cientos de miles de empleos que ofrecieron, con los menores precios de la electricidad, el gas y los alimentos, están ya jugando en su contra.

Miren ustedes las encuestas. La caída en la aprobación presidencial y, ¿por qué? Por la reforma fiscal y por la reforma energética, sobre todo, por haber ofrecido demás y no estar en condiciones de cumplir.

Senadoras y Senadores, muchos coincidíamos en que se necesitaba una reforma energética, pero no la que ustedes están impulsando, que es una privatización, sin tiempos para consolidar el arranque, sin regulación efectiva, sin contrapesos institucionales reales, sin rendición de cuentas.

Su reforma nada tiene que ver con la de Noruega, vamos, ni siquiera con la de Brasil.

Lo que ustedes están haciendo es un mal diseño, una pobre instrumentación y un mal cálculo político.

Son leyes protectoras de las empresas y de los funcionarios, sin visión de desarrollo y sin idea de Estado.

Lo que ustedes están haciendo es ofrecer una panacea, no tiene sustento. Lo real, lo inmediato, es la entrega, el legalizar el despojo, la corrupción y la impunidad.
Tienen razón quienes dicen que esto no ha terminado, menos aún, cuando ustedes y nosotros sabemos que se ofreció lo que no se puede cumplir.

Enrique Peña Nieto ganó la gubernatura, y después la Presidencia con una campaña bien diseñada, el “Te lo firmo y te lo cumplo”.

Ahora la gente preguntará, ¿por qué si me ofrecieron tantos beneficios, no me han cumplido?

A muchos de ustedes les preguntarán: “Tú votaste por esta reforma”. ¿Dónde está lo que me ofreciste? Aunque me lo hayas firmado y votado, no me lo cumpliste.

No pasará mucho tiempo, con seguridad antes de 2018, para que algunos se pregunten, ¿quién engañó a quién?

Gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Camacho Solís.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Manuel Bartlett Díaz, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Gracias, señor Presidente.

Senadoras y Senadores, el 18 de marzo y la hazaña de Lázaro Cárdenas, que repercutió en todo el mundo y distinguió a México como un país soberano, seguirá en la mente de los mexicanos.

No lo van a borrar, la nación conoce cuáles son sus intereses, y ahí quedará para siempre, la idea clara y nacionalista de que el petróleo es de los mexicanos, no de los extranjeros.

Hoy se traiciona, sin gloria, sin calidad, sin moral.

Después de comparar esta hazaña fantástica de Lázaro Cárdenas y el pueblo de México, sostenida años y años para evitar el regreso del imperio a explotar a nuestro petróleo, ¿verdad?, frente a esa hazaña, ¿cuál es la estatura, cuál es la estatura, me pregunto yo, y se lo pregunto a ustedes, de Peña Nieto?

Vamos nada más a analizar esas jornadas fantásticas de patriotismo de Cárdenas, salido de una revolución. ¿Cuál es la estatura, frente a este evento, de Peña Nieto?

¿Cuál es la estatura de los Senadores sumisos? ¿Cuál es la estatura del gabinete? La estatura del gabinete de Peña Nieto, ¿cuál es?

Para imponer su estrategia, además, si hablamos de estatura, de nivel, de moralidad, para imponer su estrategia, que no es más que el compromiso con Estados Unidos, el Presidente ha mentido. Ha mentido, ha engañado, ha actuado con dolo y lo podemos demostrar, cuando aquí ya lo han dicho muchos Senadores.

Dijo que no iba a privatizar, dijo que el petróleo seguiría siendo de México, dijo muchas mentiras.

Pero recordar que, incluso, toda esta fabricación de mentiras y de manipulaciones, con la que se aprobó la reforma energética constitucional, terminó en un adeudo tramposo, en donde ya apareció cuál era el objetivo del Presidente de la República.

A mitad de la discusión, por abajo del agua. De manera que a través de ese adéndum, ahí sí apareció ya la verdad, y quienes conocemos el tema, el tema energético, sabemos que en ese adéndum, que son los transitorios, todos los transitorios, estos veintitantos transitorios que metieron en la noche, por debajo del agua, un madruguete, porque fue en la madrugada, ahí están claramente establecidas las condiciones de los norteamericanos, de las empresas, éstas que van a entrar.

Tan es así, que todas estas leyes, todo este paquete, se cuelgan de los artículos transitorios. No del contenido del texto, sino se cuelgan de los transitorios, donde está el mandato y el señalamiento que le hicieron para que quedara claro, que tenían que aplicarse esos principios.

Ahí está el de la ocupación, clarísimo, de los territorios de los indígenas, de las comunidades. Ahí están, ahí están muchos de esos principios que ocultaron, que engañaron al pueblo, porque es una reforma hecha con dolo.

Violaron todo el procedimiento en la constitucionalidad y lo volvieron a violar ahora descaradamente, impúdicamente en la fabricación de los dictámenes que vamos a ver.

Otro tema.

Hay un nuevo partido político, Morena. Andrés Manuel López Obrador ha tenido la más alta votación en las dos elecciones presidenciales últimas. Esa es la estatura, esa es la dimensión de quien dirige este nuevo partido.

López Obrador fue clarísimo desde un principio. El rechazo a la entrega del petróleo, se atacó claramente con manifestaciones multitudinarias, más de cinco, que llenaron el Paseo de la Reforma de principio a fin.

Y finalmente, el Zócalo, el corazón del país, repleto, en contra de la reforma constitucional energética y de las subsecuentes.

Lo hizo de inmediato, se comprometió, movilizó al país entero. Esa es una fuerza que ahí está y deben tener presente.

¿Qué van a hacer, me decía hoy un periodista, encontramos cierto sentido trágico en la oposición? Yo le digo que no, yo le digo que no, precisamente, por lo que estoy narrando. Una reforma inmoral, sin gloria, vergonzosa. Frente a una oposición clara, nacionalista y popular.

Tenemos presentado un amparo, que siempre lo tratan de olvidar. Ese amparo está en la Suprema Corte, todavía, desde febrero. Ahí está.

Y nosotros consideramos y lo hemos dicho aquí en la tribuna, y lo volvemos a repetir, que es obligación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación atraer ese amparo y resolverlo en el Pleno.

Resolverlo en el Pleno porque no hay ni ha habido un asunto de mayor trascendencia que éste. Y la Suprema Corte está obligada a atender los asuntos de la mayor trascendencia.

No vale que por ahí algún colegiado o juez resuelva, tiene que resolver la Suprema Corte de Justicia, en Pleno.

Porque además, las violaciones a la reforma constitucional son evidentes, claras, públicas. Y la Suprema Corte ha decidido en varias ocasiones, en discusiones en el Pleno, que si bien el amparo no procede en contra del texto de la Constitución, sí procede contra las violaciones al procedimiento.

Y eso lo estamos esperando.

Porque si bien, como hemos dicho, estamos viviendo claramente en una dictadura. En una dictadura mediática, apoyando a una dictadura, que hemos señalado muchas veces.

Por medio de un pacto se apoderó Peña Nieto de este Senado y del Congreso.

Entonces tenemos ahí ya una falta de división de poderes. El Legislativo está dominado por el Ejecutivo.

Y al estar dominado por el Ejecutivo y congregar estos votos en este amasiato entre PAN y PRI, que es verdaderamente inmoral en relación con sus electores. Al tener esos votos, se han llenado de soberbia y de la creencia que pueden hacer todo.

Por eso hicieron la reforma más importante, por retrograda, en este país, violando todos los pasos que establece el Reglamento y lo tiene que decidir la Suprema Corte de Justicia y lo vuelvo a decir aquí en esta tribuna.

Si la Suprema Corte de Justicia no interviene para decirle al Congreso y a su patrón, ahora Peña Nieto, que no puede actuar violando la ley y la Constitución, y deja que el Legislativo permanezca sin control de constitucionalidad, por decir que no puede la Corte, ver si el Congreso, como cualquier órgano de gobierno está sometido a la Constitución que violó, entonces tendríamos una situación trágica, que espero no se dé.

Porque entonces estarían los tres poderes al servicio de intereses, aunque no lo piensen así, aunque hay una visión muy juridicista, pero si la Suprema Corte no analiza, como lo tiene que hacer, porque es trascendental lo que ha ocurrido, las violaciones que aquí se dan sistemáticamente en contra de la Constitución, de las leyes, de los reglamentos y se arropan unos a otros en una mayoría ficticia.

Entonces quedaríamos realmente en una dictadura total. Tres poderes al servicio de estos intereses que representa Peña Nieto, totalmente contrarios a los intereses nacionales y lo saben; el pueblo de México no quiere, no quiere que se entregue a los extranjeros nuestra riqueza más importante. Y lo van a ver.

Vamos a esperar que la Suprema Corte cumpla con sus compromisos. Vamos a esperarlo.

Pero por lo pronto les quiero decir que ahí está el amparo. Y Morena va a presentar dos millones de firmas para ver si se atreven a decir que no, porque ahí van a estar dos millones, y las que se recojan en otro lado por Morena y ustedes, vamos a ver si se atreve la Suprema Corte a decir que no procede constitucionalmente la reforma.

Por lo pronto les quiero decir que no estamos de luto ni mucho menos, estamos indignados como tantos otros mexicanos, pero eso se lo van a cobrar, eso se va a cobrar. Además de este paso del amparo, de las firmas, de la presencia del pueblo, además de eso, Peña Nieto y Madero, capitanes de este despropósito antinacional, van a ser barridos en las próximas elecciones, van a ser barridos en las próximas elecciones todos ustedes y en cada estado va a haber una campaña contra lo que ustedes hicieron, y el pueblo lo va a entender muy bien, vamos a retomar por la vía democrática el equilibrio de poderes, roto en este país, roto.

Van a perder, no canten victoria.

Serán definitivamente barridos electoralmente muy pronto.

Muchas gracias, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Bartlett Díaz.






Le pediría que si permanece en tribuna, porque empiezan los posicionamientos e inicia usted, si es tan amable.

En virtud de que los votos particulares restantes fueron presentados en los términos reglamentarios, se insertarán en el Diario de los Debates.

Con fundamento en lo dispuesto por el artículo 197 del Reglamento, procederemos a los posicionamientos de los grupos parlamentarios, los cuales tal y como establece el artículo 199, numeral 1, fracción II del Reglamento, serán en orden creciente por un tiempo de diez minutos cada uno.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Manuel Bartlett Díaz, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Muchas gracias, señor Presidente.

El grupo parlamentario del Partido del Trabajo votará en contra de este dictamen y de todos los demás, como votamos en contra de la reforma constitucional que le da origen.

Y vamos a votar, además no sólo en esta posición en bloque, porque es elemental que va en contra de los intereses y de los derechos de los mexicanos, sino vamos a ir analizando, como ustedes lo van a ver, punto por punto ahora de la Ley de Hidrocarburos, que tal vez es la más grave y que disfraza todo lo demás, y es la entrega a los extranjeros del petróleo mexicano con una gran claridad.

Ya explicamos en el inicio de esta discusión, de esta sesión, en un estudio muy detallado, como moción suspensiva, que nos están llevando al desastre económico y financiero. Alguien dijo que ya había presentado Hacienda el impacto que se exige en las leyes económicas, y no es cierto.

Como creen, como están seguros que los van a apoyar, ahí metieron unas hojitas que no significan nada, sigue sin presentarse claramente lo que va a ser el costo económico, el desastre financiero que van a impulsar estas reformas.

La Ley de Hidrocarburos que analizaremos en detalle, es además inconstitucional. Por ahí algún personaje dice: “¿Cómo va a ser inconstitucional la Constitución?”. Bueno, pues sí.

Es inconstitucional en numerosos capítulos y en numerosos artículos.

¿Por qué es inconstitucional? En primer lugar, porque va más allá de ese tramposo adendum que presentaron, que es de donde se cuelgan, donde está la verdad que exigen los poderes imperiales.

Es inconstitucional porque ni siquiera respeta la reforma constitucional, ésta de la que hablamos, ni siquiera eso respeta, va mucho más allá. Y lo tenemos perfectamente claro, determinado, en lo que vamos a ir analizando punto por punto.

Pero además, la reforma a la Ley de Hidrocarburos viola numerosos aspectos de la Constitución vigente, porque si bien están injertando, como se ve, todo un proyecto construido afuera, lo están injertando en un sistema constitucional que lo rechaza, se violan casi todos los principios esenciales de la Constitución, se violan en la Constitución y se violan ahora porque van más allá, se violan estos principios en las leyes secundarias.

No es cierto que conserven el petróleo, es lo que dicen. No, siempre y cuando los contratos se harán, siempre y cuando se establezca ahí que el petróleo en el subsuelo sigue siendo mexicano. Esta es una serie de mentiras como todo lo demás.
Cuando descaradamente establece que no debe haber concesiones y hablan de licencias, que es lo mismo en inglés. El petróleo deja de ser nuestro, el petróleo va a ser de quienes van a tener las concesiones. Mienten, mienten una y otra vez.

Es una reforma que viola la Constitución de la República, es un injerto neoliberal diseñado por los abogados de las empresas trasnacionales, aceptado mansamente por la Presidencia de la República y quienes están aquí sentados, que ni siquiera lo conocen y estoy seguro que unos cuantos han leído las mil y pico de páginas que tenemos que analizar.

Es una reforma inconstitucional que va contra los principios rectores de una Constitución social; va contra los principios rectores de una Constitución que establece responsabilidades sociales del Estado; va contra una Constitución que establece obligaciones del Estado que no se respetan. Es inconstitucional.

Y vamos, ya estamos preparados para presentar otro amparo. Claro que nos vamos a quedar sin materia, porque como he dicho, la Suprema Corte de Justicia de la Nación está obligada a analizar en el Pleno las violaciones que se cometieron para la reforma constitucional, pues estas leyes no van a tener ningún sentido.

Señor Presidente, eso es todo.

Muchas gracias por su atención.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Bartlett Díaz.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Carlos Puente Salas, del Partido Verde Ecologista, para el posicionamiento de su grupo.

- El C. Senador Carlos Alberto Puente Salas: Muchas gracias, con la venia de la Presidencia.

Senadoras y Senadores; pueblo de México.

Los dictámenes a debate son el resultado de un largo proceso de discusión y análisis; son producto de un estudio profundo.

Desde esta tribuna, el Partido Verde reconoce la visión del Presidente Enrique Peña Nieto, su apertura y disposición para escuchar a las distintas voces, su valentía para afrontar los problemas y su determinación para encontrar soluciones.

Confiamos en su gobierno eficaz.

Estamos convencidos que las iniciativas que presentó el pasado mes de abril y que han sido enriquecidas por este Senado de la República, llevarán al país a buen puerto.

Desde aquí mi reconocimiento a las Comisiones de Energía y de Estudios Legislativos, Primera, a sus integrantes, que desde la reunión de instalación de la Comisión de Energía en octubre de 2012, han dedicado horas inagotables en el análisis de estos temas. Un reconocimiento especial a su Presidente, a mi compañero, el Senador David Penchyna.

La reforma energética es urgente y responde a las nuevas circunstancias y retos de la industria a nivel global, conduce a México a la transformación que requiere.
Rusia, Polonia, China y hasta Venezuela, todos aceptan la economía de mercado y la participación privada. Nadie le teme a la competencia, los países se adaptan y afrontan los retos de la era global, luchan por atraer capitales que impulsen su desarrollo.

Se alejan de esas teorías trasnochadas, de la paranoia al imperialismo, muy en boga en el siglo pasado y que hoy en día aquí se siguen manifestando.

México no tiene por qué ser la excepción, en las democracias las mayorías deciden el proyecto de nación, las mayorías nos hemos pronunciado por un proyecto energéticamente viable.

No podemos evadir la realidad, no debemos desaprovechar nuestro potencial energético, no sigamos perdiendo el tiempo, compañeras y compañeros. No hay de otra, o se transforma el sector energético o se colapsa. Con el nuevo modelo que se impulsa en estos dictámenes lo que se comparte son los riesgos, no las reservas petroleras, contratación no quiere decir privatización, como lo han querido hacer quienes lo hacen por método, que se oponen al progreso de este país.

Los contratos deberán incluir el principio de que los hidrocarburos en el subsuelo pertenecen a la nación, no existe el despojo, hay rectoría del Estado y se conserva la propiedad del petróleo y el gas. Las ganancias por extracción son y serán para México y para todas y todos los mexicanos.

La modernización del sector energético sólo cobra verdadero sentido cuando se traduce en mayor bienestar para las familias mexicanas. A las amas de casa, a los trabajadores, al pueblo de México queremos decirle que con la aprobación de esta reforma energética su economía mejorará, que sus hijos pueden tener la esperanza de un futuro mejor.

La reforma energética dará más ingresos para construir escuelas públicas y gratuitas, más ingresos para ampliar la atención en salud, más ingresos para asegurar una pensión universal. En síntesis, menos pobreza y más igualdad.

Las familias más vulnerables, quienes viven en las zonas marginadas en el campo y la ciudad, tendrán tarifas de luz más bajas, eso es un compromiso que se va a cumplir, compañeras y compañeros. Habrá gasolina de mejor calidad y podrán comprarla a quien la venda más barata o simplemente a quien ofrezca un mejor servicio.

De cara a los campesinos y ganaderos desde aquí les decimos que no les engañen, sus tierras no serán expropiadas, ustedes seguirán siendo los propietarios y recibirán pagos e indemnizaciones por el uso de sus tierras, podrán seguir trabajando en ellas. No se dejen engañar, no se vale distorsionar la verdad simplemente por un interés electoral.

Petróleos Mexicanos no se desmantela ni se privatiza, seguirá siendo el motor del desarrollo, se fortalece simplemente para su crecimiento. Con un gobierno corporativo, con autonomía de gestión, regímenes especiales para contrataciones, remuneraciones, reglas obligatorias de transparencia y medidas contra la corrupción, competirá de igual a igual con otras empresas, explorará y extraerá hidrocarburos de los yacimientos más rentables y de los más productivos.

Petróleos Mexicanos se asociará con otras empresas que le transfieran tecnología de vanguardia, podrá explorar y perforar en aguas profundas y extraer hidrocarburos no convencionales. Formará alianzas para garantizar que tengamos más gas, que tengamos más petróleo, gasolinas, petroquímicos y fertilizantes de mayor calidad y a menores precios.

La Comisión Federal de Electricidad tampoco se desmantela, funciona simplemente como cualquier otra empresa, se transforma para mejorar la competitividad de nuestra industria. Con mayores participantes habrá un mercado más competitivo, se generará más electricidad a menor precio para los hogares y para las empresas. La transparencia, la prevención y castigo a la corrupción son parte esencial en esta transformación.

En ésta se aseguran procesos de licitación y adjudicación transparentes, se obliga a realizar auditorías externas y a divulgar todos los pagos y contraprestaciones. La información estará en internet para consultarse por cualquiera de ustedes, mexicanas y mexicanos. Las disposiciones en materia de transparencia serán cumplidas a cabalidad, en estos momentos se reconoce, y en estos dictámenes logramos reconocer una visión moderna de la rectoría del Estado.

El control, supervisión y fiscalización se da a través de los organismos reguladores especializados, fuertes, independientes, con capacidad técnica para responder a las necesidades de la industria. Este será el papel de la Comisión Nacional de Hidrocarburos y de la Comisión Reguladora de Energía. Para garantizar el correcto funcionamiento del mercado se crea el Cenegas como encargado de operar el Sistema Nacional de Ductos, de esta manera no habrá más problemas de desabasto de gas.

También se crea el Cenace para asegurar que no exista discriminación, que no haya ventajas de unas empresas sobre otras en el acceso libre a las líneas de transmisión y distribución.

El Partido Verde celebra que para adquirir electricidad se considere el impacto sobre el medio ambiente y con la emisión de gases de efecto invernadero, con esto se promueve la generación de energías limpias.

Los certificados de energías limpias contribuyen a luchar contra el cambio climático y promueven la transición a las energías renovables. Con estas propuestas y aquellas que se sumen en los próximos meses, y que mandata la Constitución en esta materia, se cumplirá el objetivo de que las energías renovables tengan una participación del 35 por ciento en la generación de energía eléctrica para el año 2014.

La reforma que aprobaremos es integral, armoniza el crecimiento económico con la seguridad energética y la inclusión social sin descuidar la sustentabilidad ambiental. Con la creación de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Ambiente del Sector Hidrocarburos, propuesta por el Partido Verde, las mexicanas y los mexicanos tendremos la seguridad de que se cumplirá el principio de que “quien contamine, lo pague”. Las áreas naturales protegidas no serán afectadas.

El Partido Verde cumple con su compromiso de proteger el medio ambiente, la vida y la salud de las personas, el compromiso de hacer valer el derecho a un medio ambiente sano.

Compañeras y compañeros, el Partido Verde está presente en este Senado de la República, y en este debate ha hecho propuestas viables y se pronuncia por una reforma sustentable.

Reiteramos nuestro compromiso con el Presidente de la República y lo acompañamos en esta histórica transformación. Los invito a comprometerse verdaderamente con México, a no ver esta transformación como una campaña electoral. Votar por esta reforma es votar por un México más equitativo, es votar por un México más competitivo, con mayores empleos y más oportunidades.

Por el México del presente, por el México del futuro y por el bienestar de todas las familias mexicanas es que vamos en esta transformación con esta reforma energética.

Muchas gracias por su atención, y ¡que viva México!

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Puente Salas.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Rabindranath Salazar Solorio, del Partido de la Revolución Democrática, para posicionar a su grupo.
- El C. Senador Rabindranath Salazar Solorio: Muchas gracias, señor Presidente.

Bueno, primero agradecer a los asesores por los aplausos, porque legisladores no hay. De Acción Nacional hay 5, del PRI hay 15.

En fin, vamos a seguir avanzando aún sin el quórum correspondiente, solamente quería dejarlo de manifiesto y gracias nuevamente a los asesores por sus aplausos.

16, me corrigen por aquí. 16 no 15, gracias, compañero Fidel.

Señoras y señores Senadores, llegamos a esta etapa de la discusión de la reforma energética con profunda y absoluta inconformidad.

La izquierda de este país se siente ofendida, tal y como es el sentir de la gran mayoría de los mexicanos debido a la insensibilidad, a la falta de voluntad para siquiera establecer un método de discusión donde quienes nos oponemos a un despojo de magnitudes nunca antes vistas, pudiéramos establecer nuestra posición, argumentos y razones.

Confiábamos que los trabajos para la dictaminación de las leyes secundarias en materia energética en las comisiones unidas, se desarrollarían apegados a la legalidad que en todo momento debe regir al actuar de este Senado.

Las cosas no han cambiado y los tiempos de la aplanadora, del mayoriteo, los de la razón de la sinrazón siguen más vigentes que nunca. Lamentablemente depositar la confianza en el espíritu republicano y democrático en quienes no lo son, nos ha llevado a este momento histórico, en donde una vez más el aroma de ese sistema político que repudiaron los estudiantes del ´68 y la gran mayoría de los electores desde 1988, vuelve a atizar los pasillos, los escaños y las oficinas de un recinto legislativo.

Lamentable el procedimiento, la indiferencia con la que se trata a la oposición; lamentable ver también cómo los impulsores han empeñado el destino a la anécdota, pues en la convalidación de este hecho, han dejado a un lado esos ideales de sus fundadores. Qué diferencia hubiera habido si en su lugar hubiéramos tenido aquí a un Gómez Morín o a un Castillo Peraza, políticos congruentes con los que la izquierda mexicana caminó de la mano para lograr la democracia en México.

Una vez más somos los legisladores de la izquierda progresista los que hacemos nuestra la voz de las y los mexicanos que no aceptan la entrega de la industria petrolera o energética y de la soberanía nacional de nuestro país.

Ante ello, es preciso afirmarlo, nuestra soberanía energética se encuentra pendiendo de un hilo, y entre dos posiciones total y absolutamente opuestas. Dos visiones de país, la del regreso al pasado y la visión del futuro.

La primera, es la de sus impulsores, que aprovechando una coyuntura y una crisis pretenden presentarnos a las y los mexicanos un Pemex y una Comisión Federal de Electricidad prácticamente en quiebra, dos empresas que nos bosquejan como lastre y de las que es urgente deshacerse ante su incapacidad para desarrollar la tecnología que garantice su sustentabilidad.

Ese discurso se diagnostica por sí mismo como bipolar, cuando por otro lado le ofrece al capital extranjero la posibilidad de abrir la legislación a conveniencia para que vengan a disfrutar de un vasto banquete energético al que ningún mexicano o mexicana está invitado.

La segunda posición, es la de la izquierda, en ella afirmamos que coincidimos con la necesidad de llevar a cabo una grande y ambiciosa reforma energética nacional, pero que ésta debía transitar por un cambio de paradigma y dejar de pensar que seguimos administrando la abundancia; una reforma para apartar a Pemex del presupuesto a fin de generar verdaderos ahorros y obligar a adelgazar la excesiva burocracia federal. Una reforma para fortalecer a la industria con reinversión, con la consolidación de cadenas de valor y de la que todo mexicano se sienta pleno e identificado.
Esta es, en blanco y negro, la diferencia entre dos visiones: la de quienes ven la reforma energética como negocio redondo y la de quienes la vemos como necesidad para fortalecer a la industria, pero a partir de otro tipo de modificaciones normativas y estructurales.

A pesar de este nivel de antagonismo, las y los Senadores del Partido de la Revolución Democrática planteamos la posibilidad de encontrar un espacio común. Si nadie dudaba de la necesidad de llevar a cabo una reforma energética, habría que establecer las reformas que la detonaran, por ello presentamos un paquete de iniciativas que podían lograrlo sin la necesidad de modificar los principios rectores de la soberanía energética plasmados en la Carta Magna.

Lamentablemente con la reforma constitucional publicada el pasado 20 de diciembre, se perdió la posibilidad de sentar las bases para que se diera una auténtica reforma energética, mediante la modificación de los artículos 25, 27 y 28 constitucionales, además de una seguidilla de artículos transitorios se obsequió el futuro y la soberanía energética al mejor postor, y de paso se firmó con anticipación el acta de defunción de Pemex y de la Comisión Federal de Electricidad con un esquema que la reduce a su mínima expresión, para al final proceder a su inminente liquidación.

El contenido de los cuatro dictámenes que han derivado en este periodo extraordinario lo confirman contundentemente.

Así, llegamos al día de hoy, no sin antes transitar por el trámite, más no por la discusión del dictamen en comisiones, y por ende el sinuoso camino de la violación al Reglamento como consecuencia de la falta de miras y de visión, que fulminó de un solo golpe la posibilidad de debatir y proponer para presentarles hoy, un dictamen decoroso.

Tanta cerrazón hubo en su momento que incluso, al momento en que planteamos la posibilidad de que estos debates fueran transmitidos en cadena nacional, cuando menos en cápsulas, también en este caso hubo oídos sordos.

Este dictamen es el primero de cuatro, en donde se pretende elevar a rango de norma jurídica el despojo de la industria petrolera, energética nacional; sus deficientes contenidos, aunado a la carencia de definiciones poco claras, procedimientos y un evidente afán por evitar llamar a las cosas por su nombre, son apenas algunas de las principales características de éste.

Evidentemente en esta etapa de la discusión ya quedaron en el olvido los grandes anuncios  que publicitaban su reforma como un verdadero producto milagro, de esos que resuelven todos los males presentes y futuros, pero los que al paso del tiempo nadie se hace responsable de sus fallas; así será esta reforma materializada en estos proyectos que dista mucho de ser lo que México necesita.

La Ley de Hidrocarburos que se propone, es deficiente desde el origen mismo de los entes a los que pretende regular; establece que Petróleos Mexicanos será una empresa productiva del Estado sin definir en su contenido si pertenece a la categoría de los centralizados o descentralizados. Un verdadero enredo jurídico, pues por un lado, su cambio de personalidad jurídica deja en la incertidumbre los mismos contratos de arrendamientos, servicios y demás compromisos financieros adquiridos con anterioridad a su conversión y que se encuentran en curso; por otro lado, la Constitución obliga a su transformación jurídica de paraestatal a Empresa Productiva del Estado; sin embargo, en otros enunciados, particularmente en los transitorios de éste y de otras normas que más adelante discutiremos, se menciona que conservará su personalidad jurídica.

De esta situación, el gran perdedor de la reforma, el primer caído víctima de este dictamen será el trabajador de Pemex que, como consecuencia de varias situaciones establecidas de esta ley, podría perder su trabajo.

Simplemente imaginemos a ese ingeniero que día con día, a lo largo de sus últimos veinte años, acude de manera puntual a su centro de trabajo y le ha dejado a su empresa los mejores años de su vida; al tiempo que ha desarrollado todo un expertis, que ni el más capacitado en las aulas podría contar; sin embargo, con la transformación de Pemex a Empresa Productiva del Estado, su participación en la Ronda Cero y la transformación jurídica de la misma, de un solo golpe será liquidado como consecuencia de una renovación de la plantilla laboral, pues no olvidemos que aunque el 31 por ciento del total de la plantilla laboral de Pemex ronda entre los 45 y los 50 años, la edad prospectiva del mexicano es de 80. Con la reforma energética del gobierno vamos a desperdiciar 30 años de ese experto en hidrocarburos a cambio de absolutamente nada.

El ejido, la comuna, la propiedad privada, así como las zonas ecológicas y arqueológicas de nuestro país son las siguientes víctimas de esta reforma, debido a que la Ley de Hidrocarburos es proteccionista, pero con los intereses explotadores y no con la protección del derecho a la propiedad, al entorno ecológico y al patrimonio arqueológico de nuestro país.

Al aprobarse esta ley, se permitirán situaciones como las que ya se padecen, como la suscitada en el año 2009 con el Proyecto de Aceite Terciario del Golfo, en el sitio arqueológico Vista Hermosa en el municipio de Papantla, Veracruz, o las diversas denuncias que el Instituto Nacional de Antropología e Historia, que ha recibido por afectaciones al patrimonio arqueológico, como el de la Compañía de Transporte y Construcción Trasecol, con actividades vinculadas a Pemex, que utilizó un sitio arqueológico como banco de material. Con esta regulación tan laxa, no nos extrañe que en un futuro cercano las trasnacionales puedan utilizar como campo de exploración o como bodega los sitios de Teotihuacan.

Una auténtica chicanada legislativa es la de quienes propusieron el cambio de términos en el dictamen de “expropiaciones” por el de “ocupación temporal”.

La ocupación temporal para efectos de explotación de un hidrocarburo es prácticamente una expropiación. Sirva de ejemplo el hecho de que un individuo se vea privado por un tiempo de usar su propiedad bajo estas características, reciba una renta, pero al final de la actividad de la empresa le devuelven su terreno, en el papel suena ventajoso; sin embargo, nada se menciona cuando la actividad desarrollada pudiera ser, por ejemplo, el fracking, en la que se ocupan sustancias químicas que dañan la salud y que, como se ha demostrado, contamina los mantos acuíferos y deja la zona prácticamente inhabitable, las tierras inertes y las aguas con alta cantidad de toxicidad.

Imaginemos ahora que la actividad de exploración pueda durar hasta 30 años, sumando al periodo de su desmantelamiento y descontaminación del terreno o incluso de restitución mediante las recargas del manto freático, el cual puede llegar a tardar más de 25 años.

¿De verdad creen que después de 50 ó 60 años, al dueño de un terreno, al que le van a devolver un lugar inhabitable para el ser humano, le conviene esta genialidad?

Por supuesto que no; ahora bien, en el apartado “De la Transparencia y Combate a la Corrupción”, consideramos que no contiene previsiones suficientes que garanticen la transparencia mínima para evitar actos de corrupción como el muy reciente caso de Oceanografía. Por ello se propone que se introduzcan en el texto de la ley los mecanismos que permitan controlar que la ejecución de contratos y asignaciones cumplan con las metas tanto técnicas como económicas a entera satisfacción del Estado mexicano.

Es evidente la pretensión de reducir a Pemex a su mínima expresión cuando se le coloca en desventaja para competir con los nuevos participantes, puesto que las asignaciones que reciba le pueden ser arrebatadas en un debido proceso.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos le impondrá socios en caso de buscar alianzas. La Secretaría de Hacienda seguirá teniendo un peso decisorio en la definición de su presupuesto. Cualquier aligeramiento fiscal estará supeditado al mínimo del 4 por ciento del Producto Interno Bruto de ingresos fiscales para el Estado. Se le podrá obligar a hacer tareas tan poco rentables que ningún otro operador quiera hacer, así como entregar su información geológica y geofísica interpretada, con lo cual perderá toda ventaja, años de investigación por parte de sus expertos mexicanos y prácticamente se situará en una situación de desventaja competitiva.

Con el inicio de la entrega del sector energético al privado a partir de la Ronda Cero, Pemex ya perdió casi el 60 por ciento de las áreas exploratorias; 69 por ciento de los recursos prospectivos; 85 por ciento del recurso prospectivo en lutitas; 71 por ciento del recurso prospectivo en aguas profundas; 41 por ciento del recurso prospectivo en aguas someras y el 17 por ciento del recurso prospectivo en aguas terrestres. Es decir, de un solo golpe dejará de explotar en más de 200 mil kilómetros cuadrados del territorio nacional.

Este proceso distorsional no es debidamente regulado ni transparentado y deja a Pemex a la buena voluntad de la Secretaría de Energía.

Señoras y señores Senadores, el análisis y contenido del dictamen que nos presentan, nos deja con graves preocupaciones como consecuencia de omisiones, falta de claridad, ausencia de temas que se afirmó, apenas en diciembre pasado, no eran contenidos de la reforma constitucional ni se atenderían en la legislación secundaria.

Por lo anterior, quiero preguntar a sus promoventes e impulsores, lo que el pueblo mexicano quiere conocer de la presentación de la reforma energética, cuestionamientos que van desde: ¿Cuándo bajarán verdaderamente los precios de gas, de la gasolina, de la energía eléctrica? ¿En qué áreas se crearán esos 500 mil empleos prometidos? ¿Cuál será el cronograma de estos supuestos beneficios o si se han considerado las afectaciones que habrá al medio ambiente, preguntaría yo a los compañeros del Verde Ecologista, con la perforación hidráulica o fracking?

Pero principalmente, ¿cómo se asegurará que las utilidades respecto a la apertura del sector de hidrocarburos y energía no se canalizarán a expansión de la burocracia, pero que sí se reflejan en beneficio del pueblo mexicano?

Espero que algunos de sus impulsores tengan los argumentos para poder responder a la sociedad mexicana, mediante el debate abierto en la presente legislación.

Finalmente y creo que cobra una especial vigencia una frase del libertador Simón Bolívar, cuando durante la instalación de su Congreso decía:

"¿No dice el espíritu de las leyes que éstas deben de ser propias para el pueblo que se hacen? ¿Qué es el de una gran casualidad que las de una nación puedan convenir a otras? ¿Que las leyes deben ser relativas a lo físico del país, al clima, a la calidad del terreno, a su situación, a su extensión, al género de vida de los pueblos; referirse al grado de libertad que la Constitución pueda sufrir, a la religión de los habitantes, a sus inclinaciones, a sus riquezas, a su número, a su comercio, a sus costumbres, a sus modales?"

¡He aquí el Código que deberíamos consultar y no el de Washington!

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Muchas gracias, Senador Salazar Solorio.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Salvador Vega Casillas, del Partido Acción Nacional, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Salvador Vega Casillas: Con su permiso, señor Presidente.

Hoy votaremos la reforma más discutida y debatida en los últimos años, nuestro país tendrá, con la aprobación de estas leyes, por fin, los instrumentos para competir en materia energética con el resto del mundo.

Hemos revisado a profundidad los modelos energéticos de los países petroleros que hace más de 20 años hicieron cambios similares a los que hoy proponemos y que han tenido éxito; cambios que el PAN ha intentado desde hace años, convencidos de la necesidad de competencia en hidrocarburos y de los beneficios económicos para México.

Beneficios que por años se han negado a los mexicanos, impidiendo el crecimiento del país por mezquindad política, en algunos casos, y esgrimiendo razones históricas que sólo disfrazan dogmas políticos y un supuesto nacionalismo rancio, cerrado y retrógrada.

Alegando que Pemex y Comisión Federal de Electricidad deben seguir siendo monopolios de Estado para protegerlos, cuando el principal enemigo de estas empresas es justamente la falta de competencia que les impide ser eficientes en muchas áreas.

La experiencia internacional nos muestra con toda claridad que las empresas estatales que han sido sometidas a competencia se han fortalecido. Las empresas de países petroleros que hace años enfrentaron cambios como los que hoy proponemos, son mucho más fuertes, rentables y competitivas que antes y participan en la industria de hidrocarburos compitiendo con las empresas privadas en el mundo con igualdad de condiciones y generando mayores beneficios para sus países que antes de la reforma.

Quienes sostienen que Pemex y Comisión Federal de Electricidad se debilitarán con la reforma sólo expresan su falta de confianza en los trabajadores y en la experiencia de éstos.

Le hemos dado a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad las herramientas y las ventajas para hacer frente a la competencia.

Estamos sacando las manos de la política y de la burocracia de las empresas, hemos trabajado largamente en la construcción de estas leyes, hicimos más de 500 cambios a los proyectos enviados por el Ejecutivo. Esta es la reforma que el Partido Acción Nacional quiere porque es la reforma que México necesita.

Dejemos de lado el cálculo de la rentabilidad política, estamos aquí para cumplir con nuestro deber de darle a los mexicanos mejores condiciones y oportunidades, y no para hacer lo que políticamente nos acomoda.

Queremos no sólo el fortalecimiento de las empresas productivas sino el nacimiento de una industria nacional fuerte y competitiva, que hoy está prácticamente ahogada por los monopolios del Estado. Por eso cambiamos la exigencia de contenido nacional para que las empresas que inviertan en México tengan la obligación de respetarlo.

Este contenido deberá reflejarse en bienes y servicios que generen crecimiento y consumo, derramando los beneficios de la reforma a los pequeños empresarios en mano de obra calificada y trabajo calificado para promover la creación de empleos bien pagados. En capacitación de la mano de obra nacional que será la base de la nueva industria en México; en inversión e infraestructura física local para el desarrollo nacional; y en transferencia de tecnología que permita al país y a las empresas mexicanas y a los trabajadores ser más competitivos y eficientes.

Por otra parte, para proteger y beneficiar a los propietarios de las tierras eliminamos la expropiación del contenido del dictamen; los campesinos, ejidatarios y los propietarios de las tierras serán los primeros beneficiarios de la reforma energética y no correrán el riesgo de ser despojados de sus tierras.

Recibirán pagos por la ocupación de su tierra mientras duren los proyectos, cobrarán por cualquier daño o afectación que con motivo del proyecto pudieran tener, se les pagará también por las actividades que habitualmente realicen en su propiedad. Lo más importante: recibirán parte de las utilidades si existe extracción comercial de hidrocarburos y seguirán siendo propietarios de sus tierras y realizando sus actividades habituales.

Hemos previsto también mecanismos para evitar el abuso a campesinos. Todas estas contraprestaciones estarán contenidas en un contrato y serán apoyados por la Sedatu en las negociaciones de las contraprestaciones y con la participación de la Secretaría de Energía en las reglas.

Esta reforma es una respuesta para las familias que cuando pagan el gas se preguntan por qué es tan caro si somos de los países que más reservas tienen en el mundo; para los transportistas y ciudadanos que cuando llenan el tanque de combustible de sus vehículos saben que, aunque somos dueños del petróleo, la gasolina es cara y la importamos; a los habitantes de las zonas más marginadas del país, que no tienen opciones de empleo digno ni desarrollo porque no existe energía ni ductos de gas que hagan posible el establecimiento de industrias; a los millones de ciudadanos que no ven opciones de futuro con una economía estancada y un crecimiento raquítico y mísero del que sólo escuchamos noticias cuando es ajustado periódicamente a la baja.

Para eso queremos la reforma energética, para darle soluciones reales a estos planteamientos y no sólo discursos retóricos cargados de dogmas políticos, a quienes tienen que estirar el gasto todos los días para sacar adelante a su familia o a quienes buscan, sin esperanza, un empleo que les permita vivir dignamente.

Para eso queremos la reforma energética, la hemos buscado por décadas y la votaremos a favor.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Vega Casillas, y gracias por el respeto del tiempo.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Enrique Burgos García, del Partido Revolucionario Institucional.

Con esto terminaríamos los posicionamientos de los grupos parlamentarios.

- El C. Senador Enrique Burgos García: Muchas gracias, señor Presidente, con su permiso.

Vengo con la honrosa representación de mi partido, el Partido Revolucionario Institucional, a fijar posición en este primer dictamen.

Hemos escuchado con toda atención y comedimiento la presentación del dictamen a cargo de integrantes de las comisiones dictaminadoras, así como las exposiciones de quienes formularon votos particulares y la posición de los grupos parlamentarios de este Honorable Senado.

Es en la exposición de las ideas y la deliberación de las razones, sean divergentes o coincidentes, donde se afirma y se enriquece la práctica de la democracia de este órgano colegiado.

A esa convicción y práctica nos adscribimos los Senadores del Partido Revolucionario Institucional para exponer nuestros argumentos, respeto a quien piensa distinto porque sabemos que merecemos el mismo trato en correspondencia.

Nuestras compañeras y compañeros y la sociedad han sido testigos de los trabajos que preceden a esta fecha, una fase de estudio y análisis con la participación de múltiples voces del mosaico ideológico nacional sobre la situación de hidrocarburos en nuestro país y la aprobación y vigencia de la reforma de los artículos 25, 27 y 28 de nuestra Constitución.

Y otra fase para la elaboración, deliberación y votación en las comisiones unidas de diversas iniciativas y, en particular, de la relativa al dictamen que hoy nos ocupa.

Escuchamos a empresarios, a trabajadores, a expertos, a académicos; han sido procesos marcados por una diferencia fundamental, quienes estiman reformar el régimen constitucional de  la energía y quienes sostenemos que el desarrollo nacional en el siglo XXI requiere el cambio y la transformación de los medios y de las estrategias, aun de los instrumentos para alcanzar los fines fundamentales del Estado mexicano, y me refiero al Estado mexicano en línea de continuidad con los grandes momentos de la Independencia, la Reforma, la Revolución y el pluralismo democrático que hoy vivimos.

El grupo parlamentario del PRI participó a plenitud en la elaboración, deliberación y aprobación del dictamen sobre la Ley de Hidrocarburos y respalda con cabal convicción el texto aprobado para la discusión en esta Honorable Asamblea.

Lo hacemos convencidos de que el instrumento que se propone atiende en forma adecuada y con sentido de integralidad para el sector de los hidrocarburos, los principios esenciales de la reforma constitucional de diciembre del año pasado.

El dominio directo y la propiedad inalienable e imprescriptible de la nación de los hidrocarburos que se encuentran en el subsuelo de nuestro territorio.

La rectoría del Estado mexicano sobre el sector de los hidrocarburos sea para el desarrollo de las actividades de exploración y extracción de petróleo o para el desarrollo de actividades de reconocimiento y exploración superficial de hidrocarburos y actividades de comercialización, transporte, distribución y almacenamiento de petróleo, gas natural, petrolíferos y petroquímicos.

El propósito nacional de que la renta proveniente del aprovechamiento adecuado y oportuno de la riqueza del subsuelo sea la obtención óptima de ingresos para el Estado, que contribuyan al desarrollo de largo plazo con justicia social para nuestro país.

El mandato de imprimir criterios de competencia y productividad al sector de hidrocarburos, con objeto de asegurar su desarrollo eficiente en el horizonte de largo plazo.

La conformación de sendos órganos reguladores coordinados con fortaleza y solidez institucional, la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión Reguladora de Energía, para garantizar el interés nacional en la generación de un mercado eficiente.

La transformación de Petróleos Mexicanos en una empresa productiva del Estado, con opción de continuar contribuyendo al desarrollo nacional por conducto de las figuras de la asignación o de la contratación de exploración y extracción de hidrocarburos en un ambiente de competencia y bajo las mejores prácticas internacionales.

La disposición clara de un régimen de transparencia y rendición de cuentas para todo agente económico, públicos o quienes contraten con el Estado o con sus empresas productivas y que participen en el sector de hidrocarburos.

En el grupo parlamentario del PRI afirmamos, como ya lo decía antes, que en el nuevo régimen constitucional y legal de los hidrocarburos, el Estado mexicano sostiene sus fines históricos que a la vez son principios indeclinables: La soberanía de la nación o potestad para autodeterminarse; la atención a la cuestión social a través del desarrollo nacional, integral y sustentable; y la afirmación de la rectoría estatal, a través de un orden jurídico y la certeza para la sociedad, en todo su amplio espectro, de que la ley postula y tutela sus derechos.

Estamos hoy ante el desarrollo específico de la revisión y adecuación de las estrategias, los medios y los instrumentos para mantener la ruta del Estado mexicano en la permanente consecución de sus fines históricos, principalmente el de organizar su convivencia para la obtención del fin máximo, el más relevante, el más amplio beneficio para la sociedad mexicana.

Destaco la naturaleza de algunos de esos instrumentos:

Uno, el régimen de asignaciones a partir de la Ronda Cero, ya en marcha, para que Petróleos Mexicanos realice en forma exclusiva actividades de exploración y extracción de hidrocarburos en aquellas áreas del territorio nacional con campos y yacimientos en los que cuenta con las mejores condiciones para su desarrollo.

Dos, el régimen de contratación de exploración y explotación de hidrocarburos mediante el  cual el Estado podrá convenir con Petróleos Mexicanos, como empresa productiva, con Petróleos Mexicanos en asociación con particulares, o con particulares en el desarrollo de esas actividades en áreas específicas del territorio nacional.

Habrá con ello competencia y quien ofrezca mejores condiciones para el Estado mexicano obtendrá, sin duda, la decisión favorable en las licitaciones.
Tres, el proceso de licitación pública para el otorgamiento de los contratos para exploración y extracción de hidrocarburos a fin de identificar las mejores condiciones para la nación, sobre la base de los principios de transparencia, productividad y rentabilidad.

Esta figura implica fases para el diseño de la licitación en el que intervienen diversas dependencias a fin de garantizar los intereses públicos, la licitación misma, la ejecución del contrato con el plan de exploración o de extracción y la obtención de recursos que ingresarán al Fondo Mexicano del Petróleo.

Cuatro, el establecimiento de al menos 35 por ciento del contenido nacional en la realización de las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos, debiendo señalar que se llegará a ese porcentaje en forma gradual, estimamos al año 2025.

En el sector de hidrocarburos se dará preferencia a los agentes económicos nacionales, quienes tendrán el incentivo de ofrecer condiciones competitivas en precio, calidad y entrega oportuna de bienes para el cumplimiento de las asignaciones y contratos.

Cinco, el establecimiento de un régimen de equilibrio y tutela para los derechos de propietarios sociales o privados de terrenos, bienes o derechos ante el otorgamiento de asignaciones o de contratos de exploración y extracción, y su consecuente ejecución, regido por principios de certeza para los propietarios, negociación normada para el asignatario o contratista, contraprestación proporcionada a los requerimientos de uno y otro, y pluralidad de contraprestaciones como se precisará en el debate en lo particular.

Seis, la previsión de una norma toral de tutela social, al establecerse que cualquier proyecto de infraestructura en la industria de hidrocarburos, trátese del sector público o del sector privado, atenderá a los principios de sostenibilidad y respeto de los derechos humanos de las comunidades y los pueblos y regiones en los que se proponga su desarrollo.

En todo caso de asignación o de licitación de un contrato deberá realizarse un estudio de impacto social en el área geográfica, objeto de esta asignación.

Siete, el establecimiento de una transformación radical en el aprovechamiento de gas natural; hoy por hoy, fundamental para el desarrollo de la industria nacional y, en particular, para la producción de energía eléctrica a un bajo costo, con la provisión legal de la creación del Centro Nacional de Control de Gas Natural, con carácter de organismo público descentralizado, y que integrará a su patrimonio la infraestructura y contratos que en este rubro tiene a la fecha Petróleos Mexicanos. Se dará paso al desarrollo y consolidación del Sistema Nacional de Ductos de Transporte y Almacenamiento de ese recurso nacional, con la ampliación de la red, el acceso abierto a los agentes económicos y la regulación del mercado por parte de la Comisión Reguladora de Energía.

Honorable Senado, en el grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional siempre damos y hemos dado la bienvenida a la propuesta y práctica de la expresión de las ideas, la deliberación y la determinación democrática de los cuerpos colegiados, cualesquiera que sea su postura.

Lo hicimos con la convicción de que el cumplimiento de los fines históricos de carácter social del Estado mexicano requerían la revisión de las estrategias, los medios y los instrumentos para su concreción en el horizonte del presente siglo. Esta es nuestra posición y esa es nuestra convicción profunda.

Afirmamos nuestro reconocimiento y solidaridad con la propuesta transformadora del Presidente Peña Nieto. ¡El Presidente no miente! El Presidente actúa con verdad, está comprometido con el interés nacional y se desempeña con una visión de Estado y de futuro.

Difiero, con todo respeto y con el mayor afecto. Este no es el régimen de Luis XIV, este es el régimen del Estado constitucional, social de derecho.
Debemos reafirmarlo, tenemos muy nítida la idea de este marco conceptual de fondo. Los principios esenciales del constitucionalismo social mexicano se defienden y se preservan. El fin último de la reforma propuesta, el para qué de la reforma, tiene un claro e indeclinable sentido social: el bienestar de la colectividad.

Los principios y los fines los tenemos muy claros, muy nítidos, y también la necesidad de cambiar estrategias. Cambiemos estrategias sin romper principios, ni fines últimos.

Por esas razones, mi partido votará a favor de la propuesta.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Burgos García.

Con la intervención del Senador Burgos García, acabamos la etapa de posicionamientos.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: (Desde su escaño) Pido la palabra, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sonido en el escaño del Senador Zoé Robledo.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: (Desde su escaño) Muchas gracias, señor Presidente.

Sólo para preguntarle, ya son 20 para las 5 de la tarde, si ya hay alguna respuesta de la Secretaría de Gobernación a la solicitud que la Mesa Directiva le hizo para la transmisión de cápsulas.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Todavía no.

Se habló con el Subsecretario de Enlace; se ha hablado varias veces durante el día, y dijeron que durante el día nos contestarían.

Hemos estado insistentes, tanto Servicios Parlamentarios como la coordinación de asesores de la Presidencia. En el momento que yo tenga una respuesta formal se la comunicaré y si no, también se lo comunicaré.

Hemos estado insistiendo y se va a volver a mandar un oficio en los mismos términos.

Voy a dar lectura de las Senadoras y Senadores inscritos en la discusión en lo general, a favor y en contra.

Con fundamento en lo dispuesto por el artículo 199, numeral 1, fracción III del Reglamento, informo a la Asamblea que para la discusión en lo general de este dictamen se han inscrito los siguientes oradores.






Primero voy a dar lectura de todos los de en contra y razonar su voto, y después todos a favor, aunque evidentemente en el Reglamento se intercalará empezando uno en contra y otro a favor.

Gracias por su comprensión.

Empiezo con la lista en contra:

Senador David Monreal Avila, PT.
Senador Luis Sánchez Jiménez, PRD.
Senadora Layda Sansores San Román, PT.
Senador Angel Benjamín Robles Montoya, PRD.
Senador Marco Antonio Blásquez Salinas, PT.
Senador Isidro Pedraza Chávez, PRD.
Senador Alejandro Encinas Rodríguez, PRD.
Senadora Dolores Padierna Luna, PRD.
Senador Fidel Demédicis Hidalgo, PRD.
Senador Manuel Camacho Solís, PRD.
Senadora Angélica de la Peña Gómez, PRD.
Senador Mario Delgado Carrillo, PRD.
Senador Armando Ríos Piter, PRD.
Senador Rabindranath Salazar Solorio, PRD.
Senador Raúl Morón Orozco, PRD.
Senador Zoé Robledo Aburto, PRD.
Senadora Lorena Cuéllar Cisneros, PRD.
Senador Fernando Mayans Canabal, PRD.
Senadora Alejandra Barrales Magdaleno, PRD.
Senador Adán López Hernández, PRD.
Senadora Luz María Beristain Navarrete, PRD.
Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza, PRD.
Senador Sofío Ramírez Hernández, PRD.
Senador Adolfo Romero Lainas, PRD.
Senador Miguel Barbosa Huerta, PRD.

En pro:

Senadora María Elena Barrera Tapia, Partido Verde.
Senador Ascención Orihuela Bárcenas, PRI.
Senador José Luis Lavalle Maury, PAN.
Senadora Graciela Ortiz González, PRI.
Senador Francisco García Cabeza de Vaca, PAN.
Senadora Blanca Alcalá Ruiz, PRI.
Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván, PAN.
Senador Ernesto Cordero Arroyo, PAN.
Senador Gerardo Sánchez García, PRI.
Senador Francisco Domínguez Servién, PAN.
Senador Roberto Gil Zuarth, PAN.
Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza, PRI.
Senador Gerardo Flores Ramírez, Partido Verde.
Senador Víctor Hermosillo y Celada, PAN.
Senador Jorge Luis Lavalle Maury, PAN.
Senador Pablo Escudero Morales, Partido Verde.
Senador Salvador Vega Casillas, PAN.
Senadora Cristina Díaz Salazar, PRI.
Senador Manuel Cavazos Lerma. PRI.

¿Falta alguna Senadora o Senador de anotarse, si no, para cerrar esta lista?

No habiendo ya más oradores, se cerrará esta lista en lo general y empezaremos con el Senador en contra y después uno a favor, y así seguirá la lista en términos del Reglamento.

Pido a todos los Senadores respetar el tiempo. La mayoría de los que han intervenido antes lo han hecho, otros no, se los pido porque vamos a tener unas sesiones muy largas, no es un problema, ni se les está acotando ninguna posibilidad de que puedan tener uso de la tribuna, nos han exigido que se aplique el Reglamento, y en el Reglamento también está el tiempo, en la medida de lo posible, se los pido de favor.

Tiene el uso de la tribuna el Senador David Monreal Avila, del PT, en contra, hasta por 5 minutos.
- El C. Senador David Monreal Avila: Gracias, señor Presidente.

Yo quisiera creer todo lo que aquí se ha comentado respecto de las bondades de esta iniciativa y de esta reforma, pero igual que muchos mexicanos, no creo ni en las bondades ni en lo que se plantea, y no creo, no porque sea un escéptico natural, no creo porque la historia nos prueba que nos han engañado a través de los años y a través del tiempo.

Ahí está la privatización que se hizo de la Banca Nacional. Ahí está la privatización de Ferrocarriles Mexicanos. Ahí está la privatización también de Teléfonos de México. Ahí están muchas, muchas privatizaciones que bajo un modelo neoliberal siguen despojando de su patrimonio a los mexicanos, a este país.

Esta la han denominado: “La madre de todas las reformas”, y yo más bien diría: “No tienen madre en esta reforma”.

Yo estoy preocupado porque Hacienda nos dice que hasta este año y hasta estas horas todavía, porque aún no se ejecuta este último despojo, el recurso con el que se construye el presupuesto de los mexicanos, más del 40 por ciento de la renta petrolera.

Y entonces, la gran pregunta es: ¿qué va a pasar?, porque hoy, después de haber aprobado también esta reforma hacendaria, con la que se pretende tapar este hoyo a las finanzas, el resultado, según encuestas, al empresariado nacional de este país, el 97 por ciento opinan que esta reforma hacendaria ha paralizado la economía de nuestro país y como consecuencia no garantiza que vaya a suplir el recurso que sí nos ha estado dando hasta este momento la renta petrolera.

Por eso debe de preocupar, pero más preocupante es que estemos en ocasiones, algunos con cierta arrogancia, con cierta soberbia, presumiendo de mayorías.

Cuando el último resultado electoral nos dice que quien hoy gobierna sólo supera los 16 millones de habitantes, contra unos 150 millones a población abierta, que es la población de este país.

Y cuando haces el ejercicio y te das cuenta de que sólo supera apenas el 10 por ciento, carece de una enorme legitimidad para estar haciendo todas estas cosas que se están haciendo con nuestro país.

Y cuando les digo que no lo creo, es porque yo quisiera asumirme como un mexicano más.

Y cuando sales a las calles, y cuando vas nuevamente a la plaza pública, la gente no cree en sus representantes populares. Y ustedes ven los últimos resultados de los procesos electorales.

Debiéramos pues estar preocupados por lo que está sucediendo y debiera haberse permitido, en estas leyes secundarias de la reforma energética, haber actuado con mayor responsabilidad y con mayor compromiso hacia el pueblo.

Yo estaré como siempre lo hemos hecho, millones de mexicanos, esperando con ilusión, que lo que dicen, quizás, quizás un pequeño porcentaje, el 10, el 15, pudiera ser verdad.

Yo no lo creo. Y por eso mi voto en esta reforma y en este dictamen será en contra.

Y ojalá que este pueblo de México despierte, porque tampoco lo veo, está demasiado adormecido, aturdido o asustado.

De mi parte, es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)
PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senador Monreal Avila.

A continuación, se le concede el uso de la palabra a la Senadora María Elena Barrera Tapia, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, para hablar en pro del dictamen, hasta por cinco minutos.

- La C. Senadora María Elena Barrera Tapia: Con su permiso. Gracias, señor Presidente.

El futuro es de quienes tienen la valentía y la inteligencia de tomarlo entre sus manos para transformarlo.

Con la aprobación de las leyes secundarias en materia energética, sociedad y gobierno queremos dar un paso decisivo para conquistar nuestro porvenir y abrir nuevas ventanas de crecimiento y prosperidad en México.

Después de muchos años y de innumerables propuestas de reforma sobre el modelo energético nacional, hemos logrado dejar atrás inercias y temores que han detenido el avance del país.

Con responsabilidad, estamos iniciando el camino hacia la construcción de una nueva realidad, basada en el impulso de nuestras potencialidades productivas, en la existencia de una economía más fuerte y en más y mejores oportunidades de empleo.

Con la aprobación de estas reformas estaremos materializando las disposiciones constitucionales en materia energética, manteniendo la propiedad de la nación sobre los hidrocarburos del subsuelo y lograremos modernizar al sector para que responda a los grandes retos y necesidades de nuestro México.

La nueva legislación atraerá inversiones por más de 90 mil millones de dólares en los próximos diez años, lo que impulsará la creación de nuevas plazas laborales. Basta decir que tan sólo en los primeros tres años se prevé que la reforma energética permita la creación de más de medio millón de empleos directos.

De forma paralela, con la aprobación de las reformas contenidas en el presente proyecto de dictamen, se incrementará la producción de hidrocarburos y los ingresos provenientes de su venta, lo que repercutirá a su vez en recursos adicionales para el Estado mexicano vía impuestos y regalías. Estos recursos adicionales podrán ser utilizados en la construcción de infraestructura productiva que contribuya a detonar el desarrollo de entidades federativas y regiones que hoy enfrentan serios rezagos económicos y sociales y que no pueden esperar más.

Además, se garantizará el abasto de energéticos a las cadenas productivas del país, lo que reducirá costos y permitirá una mayor provisión de bienes y servicios. Nuestro país dejará de ser un importador de gas y de gasolina.

Pero más importante aún, esta nueva legislación tendrá beneficios concretos para el bolsillo de las familias mexicanas, particularmente de aquellas de menores ingresos, ya que el incremento de la disponibilidad y la competitividad de los energéticos abaratará los precios.

No debemos perder de vista que los sectores más vulnerables de la población destinan una mayor proporción de sus ingresos al pago de energéticos que al pago de cuidados personales o a la adquisición de vestido y calzado para sus hijos.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares 2012 del INEGI, el más pobre gastó en ese año, casi el 8 por ciento de su ingreso en energía, mientras que el decil más rico utilizó el 5.8 por ciento de su ingreso en este rubro. Esto representa una situación inaceptable; sobre todo en un país como el nuestro, rico en fuentes de energía.

Es importante señalar que Petróleos Mexicanos seguirá siendo de todos los mexicanos. La realidad es que con la aprobación de las reformas que hoy se analizan, Pemex se transformará en una empresa productiva del Estado con mayor capacidad de organización y gestión; así como con mayor flexibilidad para desarrollar sus actividades y buscar asociaciones estratégicas con particulares a fin de cumplir con sus metas e incrementar los ingresos de la nación.

Pemex seguirá siendo la empresa preponderante en la explotación de las áreas estratégicas. Con la llamada Ronda Cero, será también quien podrá explotar los pozos más productivos y con menores riesgos.

Finalmente, expreso mi convicción plena de que la reforma energética nos conducirá hacia el México que siempre hemos anhelado, un país competitivo, sustentable, fuente de bienestar y progreso y respetuoso de su riqueza natural.

La única forma de enfrentar con oportunidad nuestros desafíos es encontrar soluciones que superan coyuntura y dogma.

Es hora de revalorar nuestros recursos energéticos y devolverles el papel de impulsores del crecimiento.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Barrera Tapia.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Benjamín Robles Montoya, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para hablar en contra del dictamen, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: Muchísimas gracias, señor Presidente.

Debo reiterar, como lo dije hace un rato, que esta legislación en su conjunto supone que las empresas petroleras privadas y las llamadas empresas productivas del Estado tendrán preferencia sobre el uso del territorio frente a cualquier otra actividad.

La Ley de Hidrocarburos, compañeras y compañeros, establece que la industria de hidrocarburos es de utilidad pública y que la exploración y extracción de estos recursos son de interés social y de orden público.

De esta manera lo que significa la aprobación de esta ley es que supondría priorizar la actividad petrolera, gasífera y minera por encima de cualquier otro uso del territorio, incluidas, también por supuesto, las reservas naturales, lo que pondría en riesgo los derechos humanos de la población y dejaría en clara desventaja a los propietarios de las tierras en las negociaciones con las empresas petroleras.

Esto es especialmente grave, compañeras, compañeros, en el caso de la explotación de hidrocarburos mediante la técnica llamada fracking, uno de los aspectos, sin duda, más ominosos de esta andanada privatizadora y que requiere de amplias extensiones de territorio para su desarrollo.

Compañeras y compañeros Senadores, el petróleo que antes no se podía explotar porque era demasiado caro, ahora se empieza explotar pero con el altísimo impacto ambiental-social y económico que conlleva. Este es el petróleo no convencional.

Este petróleo, como todos sabemos, no puede salir a menos que se haga un pozo, luego lo desviemos de manera horizontal y fracturemos hidráulicamente, a alta presión y con agentes químicos el subsuelo. Esto es el fracking.

Y lo mismo pasa con el llamado gas Shale.
Pera obtener este petróleo no convencional o el llamado gas Shale, se utilizan explosivos para provocar pequeñas fracturas y se inyectan por etapas de entre 9 y 29 millones de litros de agua a una presión muy alta, mezclados con arena y con un coctel de más de 750 aditivos químicos apuntalantes, entre los cuales se encuentran bencenos, silenos, cianuros, los cuales, como todos sabemos, son elementos cancerígenos. No es por nada que a nivel mundial son ya varios los países que han prohibido esta práctica en su territorio.

Déjenme nada más a manera de ilustración, mencionar algunos de los muchos países donde se ha prohibido esta técnica de la fractura hidráulica. Ahí está Francia, Bulgaria, Sudáfrica, Alemania, República Checa, Argentina, España, Suiza, Italia, Irlanda del Norte, Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Estados Unidos.

Que nos digan entonces los Senadores que hace rato pedían debatir estos temas, que se quejaban de que les llaman y que les dicen que por qué no intervienen, que nos digan por qué esta tecnología que ha causado ya estragos en otras partes como los países que he mencionado, Alemania, Bulgaria, España y Estados Unidos, donde ha sido prohibida, ¿por qué ahora la quieren imponer aquí en nuestra nación?

Yo les digo, por favor, por el bien del mundo entero que nos den esa información, porque aparentemente nadie más la tiene.

Cuando hablamos, compañeras y compañeros, del uso extensivo, intensivo de agua, nos estamos refiriendo, como ya lo mencioné, a que pueden emplearse entre 9 a 29 millones de litros de agua; aunque hay casos certificados en Estados Unidos donde hay pozos que han utilizado más de 60 millones de litros de agua.

¿De qué estamos hablando? Estamos hablando, si hacemos cálculos, de que el gobierno federal pretendería abrir alrededor de 20 mil pozos en los próximos 2 años.

Si abriésemos esos pozos, estaríamos requiriendo de agua necesaria para uso doméstico y personal de entre 5 y 15.9 millones de personas.

Y por si fuera poco, señor Presidente, compañeras y compañeros, y esto quiero recalcarlo, el petróleo no convencional tiene costos muy altos, el doble o el triple del petróleo convencional que se produce.

En el caso del petróleo no convencional, la tasa de retorno energético es bajísima, es de 3 a 1, es decir, 3 de 3 barriles que sacamos, uno es prácticamente lo que tenemos que utilizar para producirlo. O sea, metemos uno y solamente sacamos tres.

Y con el gas Shale pasa exactamente lo mismo, pero peor todavía, los datos disponibles indican que el precio actual o por lo menos el precio que tuvo el gas en el 2003 en Estados Unidos, es inferior al costo de producción para muchas empresas.

Sin duda, y con esto concluyo, señor Presidente, la ganancia principal la hicieron las empresas que fueron las primeras en incursionar en esta modalidad de extracción.

La razón es que compraron parcelas y después, presumiendo que era algo muy productivo, las vendieron a otras en una serie de pirámide.

En otras palabras, los primeros que llegaron a este negocio convencieron a otros de invertir sus ahorros y ahora esa burbuja se ha inflado y solamente los que están en la Bolsa de Wall Street son los grandes ganones de este tema.

La tendencia hoy, hay que decirlo, es descendente, es un mal negocio, pero unos cuantos, porque unos cuantos solamente son los que se vuelven ricos y la mayor parte de la gente se vuelve pobre. Sin duda, el fracking es un mal negocio donde solamente unos cuantos ganan y la mayor parte pierde. Esto debe prohibirse en la legislación mexicana.

Gracias, señor Presidente.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Robles Montoya.

Senador Pablo Escudero, ¿para qué asunto?

- El C. Senador Pablo Escudero Morales: (Desde su escaño) He sido aludido evidentemente por nuestro amigo, el Senador Benjamín Robles. No quiero distraer el orden de la Asamblea, estoy registrado, creo que faltan 45 ó 50 oradores. Y, bueno, espero con ansiedad subir a la tribuna.

Gracias.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Le agradezco su comprensión, señor Senador. Indudablemente usted tendría derecho a hacer uso de la palabra para alusiones.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Ascención Orihuela Bárcenas, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para hablar en pro del dictamen.

- El C. Senador José Ascención Orihuela Bárcenas: Gracias, señor Presidente.

En 1814 Morelos legisló en Apatzingán, en base a “Los Sentimientos de la Nación”, en materia de religión; 50 años después, un poco menos, Juárez reformó ese posicionamiento del gran hombre michoacano, del gran hombre de México.

Hoy enfrentamos tiempos de transformación que nos exigen la construcción de un nuevo marco jurídico que sea la llave que permita a México entrar a la competitividad mundial.

El modelo energético que consolidó el Presidente Cárdenas, respondió a un momento histórico distinto al que vivimos. El monopolio de Estado que se creó en el sector energético tuvo sus nobles causas y sirvieron para definir positivamente la economía hasta la década de los 90’s.

La expropiación petrolera y la creación de una industria eléctrica nacional, bajo el control absoluto de Pemex y CFE, tuvieron por objetivo impulsar el desarrollo económico y la industrialización nacional que hasta ese momento carecía de rumbo.

Hay que recordar que la expropiación petrolera se da para rescatar el derecho de los trabajadores y hacer que se respetara la soberanía nacional.

La expropiación petrolera defendió los intereses de los trabajadores. Hoy estos derechos constitucionales están garantizados en la reforma energética.

Hay que decirlo, se necesitaba un control estatal de todas las ramas de la industria energética y de los recursos financieros del subsuelo para reconstruir el tejido social que aún se encontraba dañado por el conflicto posrevolucionario.

Gracias a la nacionalización energética tuvimos un desarrollo estabilizador y un auge en la explotación de los hidrocarburos, lo cual nos permitió construir el México que hoy vivimos.

El Presidente Cárdenas tomó una decisión de Estado pensando en el futuro y prosperidad de México, estuvo a la altura de miras para solucionar los problemas de su época, con responsabilidad gubernamental y sin intereses mezquinos.

No obstante, México y el mundo han cambiado, no puede haber progreso si seguimos aferrándonos a un modelo de desarrollo nacional basado en un monopolio petrolero de Estado; es momento de dar paso al impulso de prácticas eficientes que privilegien la productividad, eficiencia y economía que han tenido éxito en todo el mundo.

La reforma energética, enviada por el Presidente Enrique Peña Nieto, representa un cambio de paradigma en la política de explotación de los hidrocarburos y la generación de energía; ha tomado la decisión más importante del siglo XXI, que es valiente y sin tapujos, la cual reconocemos, celebramos y acompañamos porque redefinirá el crecimiento económico de los años venideros. Hoy debemos de responderle con hechos palpables y con beneficios a la ciudadanía.

La reforma energética de Enrique Peña, que estamos por aprobar, tiene como principal objetivo, al igual que en la época de Cárdenas, hacer de México un mejor lugar para vivir.

La reforma energética en todos y cada uno de sus artículos respeta la soberanía nacional. Las leyes que componen los cuatro dictámenes establecen que Pemex y CFE, sus empresas productivas, subsidiarias y filiales, así como todos los recursos del subsuelo, seguirán siendo de todos los mexicanos.

Esta legislación nos permitirá transitar hacia un modelo en donde las empresas productivas del Estado podrán celebrar contratos y convenios con terceros, entre ellos con empresas extranjeras, siempre en un marco de legalidad y procurando el bienestar superior de México.

La reforma energética no debe ser motivo de preocupación, se reafirma la rectoría del Estado en este sector estratégico del desarrollo nacional y se apuntala la modernización de la industria a las necesidades del mundo actual.

Compañeras y compañeros legisladores, hoy asistimos a una sesión histórica que quedará registrada de forma positiva en el balance sobre la labor realizada por esta Cámara.

Con responsabilidad, convicción y sin miedos asumimos el compromiso de transformar, de manera profunda, la realidad de nuestro sector energético y, en consecuencia, las condiciones de progreso y desarrollo de México.

La propuesta que hoy discutimos se sustenta en un claro diagnóstico que muestra la necesidad inminente de un cambio legal e institucional, que habrá de mantener los principios fundamentales que han regido al sector desde 1938, pero que deberá establecer los cambios que permitan mayor eficiencia, productividad y, por ende, un mejor crecimiento del sector.

El espíritu de esta reforma se sustenta en la visión y compromiso del Presidente Enrique Peña Nieto, él como nadie comprende las necesidades de México y actúa en consecuencia.

Hoy, ante un entorno distinto y exigencias diversas tenemos el compromiso de apoyarlo para transformar las condiciones de vida de México.

Gracias por su atención y les pido su voto a favor.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Orihuela Bárcenas.

A continuación, se le concede el uso de la palabra a la Senadora Layda Sansores San Román, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, para hablar en contra del dictamen.

- La C. Senadora Layda Sansores San Román: Gracias, señor Presidente.

Compañeras, compañeros, antes que nada un saludo a policías comunitarios detenidos en cárcel de Guerrero, nos comprometemos a hacer llegar su petición.

Senador Orihuela, lo felicito, creo que hoy sí hizo la tarea porque la vez pasada sólo leyó un recorte de periódico, vamos mejorando.

El Senado siempre tan elegante, “debate de las leyes secundarias de la reforma energética”, así se anuncian.

¿Pero cuál debate? El debate ya no se da, es parte de la nostalgia parlamentaria. En esta Cámara todos sabemos que estas leyes no se diseñaron ni se discutieron, eso se hizo lejos y fuera, los legisladores no cuentan, son de utilería, son paleros, pero aquí engalanamos el montaje.

Enrique Peña Nieto intentó manipular a los ciudadanos con estrategias propagandistas, sólo la Secretaría de Energía hizo pagar a los mexicanos... compañero, ¿me puede compartir sus risas? Se llame como se llame lo que cuentan son los hechos, y lo de traidor a la Patria eso sí lo va a llevar en el nombre y en el apellido.
Peña Nieto intentó manipular a los ciudadanos con estrategias propagandistas, y ahora resulta que los ciudadanos tienen que pagar porque les mientan, porque la Secretaría de Energía, con los impuestos ciudadanos, gastó casi 400 mil pesos en un mes para hacerles creer que con esto bajaría la luz, bajaría el gas, ya sabemos que estas mentiras no pueden sostenerse.

Lo dijo Penchyna hoy, y ya no comentaban, cuando le preguntan: “¿Cuándo va a bajar, cuánto va a bajar? No lo sé, puede ser, no me puedo comprometer”. Ya no pueden sostenerlo siquiera. Pero que ni hubiesen bajado las tarifas de luz y de gas, porque ese no es el meollo, son cuestiones más profundas, son de soberanía, son de libertad, son de futuro.

Dicen en El Pentágono que “la propaganda es parte de una estrategia de guerra de cuarta generación”, y pues las leyes secundarias hay que reconocer que son un compendio de violaciones a la Constitución, de alquimia legislativa, obedecen a la agenda política de Peña Nieto, que nada tiene que ver con el interés nacional ni con el pueblo de México, sino con intereses oligopólicos en nuestro país, son una síntesis de ignorancia y ruindad.

Y como señaló el Senador Bartlett, el dictamen no fue acompañado de un estudio de impacto fiscal, lo que queda claro es que en caso de una caída en la recaudación federal el costo va a ser asumido por los estados y los municipios y aumentarán los impuestos y pagarán las clases populares, y como siempre, la casa no pierde. Quienes militamos en la izquierda creemos que sí era necesario una reforma, una reforma energética que combatiera la corrupción, la burocracia, la ineficiencia, pero la corrupción sigue permeando.

El binomio político empresario que ha sido depredador ahí está, y como changos saltan de empresas privadas a puestos públicos y viceversa, y se llevan información privilegiada y practican el tráfico de influencias. No hemos comenzado y ya se olvidaron que firmaron contratos con empresas, que no es casualidad, porque trataron de ocultarlo, pero los medios, que han jugado un papel importante y que le ponen el reflector, pues resulta que cuando no tuvieron más remedio, la autoridad responde: “Sí, pero es que ellos presentaron la mejor oferta”.

Son cínicos, pues claro, cómo no van a presentar la mejor oferta si los asesores de estas empresas que están en el juego de intereses resulta que son los ex directores de Pemex, y resulta que esta empresa, a la que se le dio el proyecto millonario, la OHL, esta empresa ganadora tuvo como integrante en el Consejo de Administración nada más y nada menos que al mismísimo Lozoya, hoy el Director de Pemex, a eso se le llama corrupción pura, destilada.

En la Ley de Hidrocarburos sólo se menciona cinco veces la palabra corrupción. Y esta perla, revísenla bien, por qué no lo decimos acá, y ustedes que entienden bien el inglés, César Chávez, miembro de la Cámara Internacional de Comercio, está en contra, y han protestado porque en México se está tropicalizando, dicen ellos, el esquema privatizador, lo que en primer lugar, cuando no están de acuerdo, que la corrupción no se combate, pero de segunda, que reconocen que es privatizador, a ver si así lo van registrando, y que esto generará mecanismos y prácticas de corrupción por parte de los órganos reguladores y de jugadores mexicanos en el negocio energético, el señor César Chávez, pues no entiende que hay que dejar espacios también para repartirles a los cuates.

Y por qué la prisa de Peña Nieto, los ritmos los debe marcar el desarrollo nacional, está desesperado, los intereses oligopólicos que lo pusieron en la presidencia no están satisfechos con su desempeño, y lo tienen al palo y sin zacate. No hay desarrollo económico, se incrementa la inseguridad, la corrupción y largo de mencionar los pendientes.

Lo que debe hacer Peña Nieto es responder a las ambiciones de intereses extranjeros, sí, pero después de haber ordenado la casa. Repiten como mantra, el petróleo no se privatiza, el petróleo no se privatiza; pero lo que no dicen, es que el petróleo sólo seguirá siendo nuestro mientras esté enterrado, y ni así, porque aún en el subsuelo, sin haber invertido un centavo, las empresas podrán presentarlo como activos, podrán pedir préstamos y darlo como garantía, quedará hipotecado.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Senadora, le ruego que concluya su intervención, por favor.

- La C. Senadora Layda Sansores San Román: Sí, compañero, le pedí, deme los diez minutos que les dan.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Hemos sido, y a todos les tenemos que dar el mismo tiempo, y...

- La C. Senadora Layda Sansores San Román: Lo siento mucho, señor Presidente, y hágale como quiera; ahora sí, son temas muy importantes, y ustedes quieren que se cumpla el Reglamento cuando se les da la gana, pero a mí me tocó ver cómo lo violaban todos los días cuando fueron las discusiones en las comisiones, no tienen vergüenza, y ahora es cuando están obligados a ser pacientes, están aquí clavando una puñalada al país y no pueden aceptar unas cuantas palabras de más.

- El C. Presidente Senador Aispuro Torres: Senadora, el artículo 35 señala cinco minutos, y hemos sido tolerantes con usted, y yo le rogaría que...

- La C. Senadora Layda Sansores San Román: Mire, ha sido flexible con otros compañeros, y muy flexible, así que, por favor, yo le pido su tolerancia, como siempre lo ha sido.

Lo que debe hacer Peña Nieto, y ya decíamos, de una vez, es no perder la memoria, desmantelamos hace más de dos décadas cuando empezó esta avalancha de reformas neoliberales, que Ferrocarriles Nacionales de México, que con los mismos argumentos que hoy se manejan para justificar la entrega de nuestro petróleo, pues había que privatizarlo.

Ferrocarriles Nacionales de México era ineficiente, había corrupción, no teníamos recursos para transformarlo, y hombres blancos vendrían del exterior a modernizar nuestro sistema ferroviario.

Qué inocentada del gobierno de Peña Nieto, por doble vía, hace unos días decía que se va a evitar que los migrantes se suban al tren "La Bestia" porque va a ir más rápido, si se ha descarrilado más de 20 veces en lo que va del año, y no por el peso de los migrantes, sino por el estado de desastre en que están nuestras vías férreas; pero ni que fuera tren bala.

No van a poder detener el hambre, la miseria, el valor de quienes persiguen una esperanza, pero el tamaño de las inocentadas de Peña Nieto, a mí me recuerda la fotografía de Casasola, cuando los campesinos ante el pelotón de fusilamiento querían detener las balas con sus sombreros de petate.

Cuando vamos de regreso con políticas colonialistas, cuando tiene un Senado obsecuente, sumiso, aprueba leyes que nada tienen que ver con el interés nacional y la construcción de un México del siglo XXI, Brasil se reúne con nuestros hermanos latinoamericanos, con países del BRICS para diseñar caminos nuevos que permitan combatir la pobreza y la marginación. En cualquier país que se presuma democrático es inconcebible que el gobierno en una medida tan cuestionada, en donde está de por medio no sólo el presente, la historia, el futuro del país no se haya hecho antes la consulta popular.

Se equivoca Peña Nieto, se equivocan los legisladores si creen que con la aprobación de leyes secundarias se cierra este capítulo; no se equivoca Morena, no se equivoca López Obrador cuando indican que hay caminos por recorrer; en 2015 se obligará al gobierno a realizar la consulta popular.

Este es el mayor despojo, la mayor provocación hecha al pueblo de México, el pronóstico es reservado, y entiéndalo bien este gobierno, que el incendio social no se apaga con lluvias de spots, ni con cubetadas de saliva.

Gracias, señor Presidente.
- El C. Presidente Senador Aispuro Torres: Gracias, Senadora Sansores San Román.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Jorge Luis Lavalle Maury, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, para hablar a favor del dictamen.

- El C. Senador Jorge Luis Lavalle Maury: Gracias, señor Presidente, con su permiso.

Compañeras y compañeros Senadores, el debate que está iniciando será recordado posiblemente por décadas, y estoy seguro que con el devenir de los hechos se verá que lo que se hizo en la LXII Legislatura cambió para bien el rumbo del país, porque se garantizó la seguridad energética de los mexicanos, se sentaron las bases para que nuestras empresas públicas pudieran ser verdaderamente competitivas; se logró que México dejara ver su potencial energético como un tema presupuestal, y pasara a ser un tema de crecimiento, competitividad y verdadera independencia, y además, se alcanzó algo fundamental, se consiguió que los mexicanos de hoy y del futuro se vieran beneficiados de manera directa por la riqueza energética de nuestro país.

Desde la discusión de la reforma constitucional lo dije, en esta misma tribuna, y lo he repetido en los diversos foros que he tenido la oportunidad de participar. Hemos mostrado coincidencias y diferencias en torno a esta reforma.

La gran coincidencia que tenemos todos es que teníamos que hacer algo en materia energética, que nuestro sector energético no podía continuar con el modo con el que venía funcionando.

Esta reforma no podía esperar más, ahora bien, hay claras diferencias, pero ha quedado claro que dichas diferencias en muchas ocasiones, afortunadamente, se ha limitado a diferencias políticas, a diferencias alejadas del contenido de las leyes que estamos discutiendo, con quienes me congratulo en este momento, desafortunadamente no coincidir.

Pero celebro la pluralidad, celebro el amplio debate que se ha dado sobre este tema, no solamente dentro de este Senado, sino también fuera, con la sociedad, con los empresarios, los catedráticos y demás interesados en el tema.

El PAN ha dado un debate serio, un debate informado, con argumentos válidos y constructivos buscando en todo momento el bien común y el modelo energético que le dé a los mexicanos el beneficio real que tenemos con nuestro potencial energético.

Apostamos por un presente y un futuro mejor para este país, apostamos por dejar de seguir sumergidos en un pasado que ya no obedece a la realidad y a las necesidades de los ciudadanos.

El PAN lleva años insistiendo en esta enorme oportunidad para México.

Desafortunadamente quienes hoy apoyan junto con nosotros esta reforma, en el pasado se la negaron a todos los mexicanos por simple, y que se hagan cálculos políticos, electorales, sin embargo, hoy celebro que la estén apoyando junto con nosotros.

Decía Albert Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Por ello, en el PAN, con total congruencia, sensatez y responsabilidad con las necesidades del país, le decimos con orgullo a todos los mexicanos, la nación es y seguirá siendo dueña de los hidrocarburos; el Estado continuará ejerciendo la rectoría sobre éstos y sobre el sistema eléctrico nacional; Pemex y la Comisión Federal de Electricidad son y seguirán siendo siempre de todos los mexicanos y el principal mandato que habrán de perseguir estas nuevas empresas productivas a partir de ahora, será el de maximizar la renta petrolera y eficientar el uso de la energía eléctrica para beneficio de todas y todos los mexicanos.

Ahora bien, particularmente en este primer dictamen que abarca cuatro leyes, la Ley de Hidrocarburos, que creo que ha sido ampliamente discutida; la Ley Minera; la Ley de Inversión Extranjera; y la Ley de Asociaciones Público-Privadas, se proponen temas muy específicos que son de especial importancia resaltar.

Se propone dar un pago adecuado y justo a los propietarios de la tierra cuando haya extracción de hidrocarburos en la misma, de suerte que cuando las empresas productivas del Estado o las privadas obtengan contratos, además del pago de su propiedad, pagará una indemnización por los daños generados, una renta por el uso de sus tierras y, sobre todo, entregarán un porcentaje de los ingresos que se obtengan de las utilidades de las mismas, por la explotación de los hidrocarburos.

Los legisladores panistas hemos pugnado porque estos pagos sean conforme se realiza en la práctica internacional, que fluctúa entre el .5 y el 2 por ciento de esas ganancias.

También hemos pugnado por implementar un modelo efectivo del contenido nacional que permita maximizar la derrama de los recursos energéticos para la nación, y ese objetivo persiga que queden esas ganancias en el país para impulsar la industria, la economía y el empleo.

Queremos lograr que el gas natural sea barato, lo cual convierta a México en una de las naciones con mayores ventajas competitivas en sectores fundamentales como el manufacturero, y generar con esto miles de empleos.

También el exceso en hidrocarburo le va a dar a todos los mexicanos la oportunidad de contar con tarifas eléctricas más económicas.

Se abre también la importación de gas y gasolinas, para que de esta manera se genere un detonante de mayor competencia y por ende, mejores servicios para todos los usuarios.

Se fortalece la refinación y la petroquímica al permitir la participación de empresas particulares en estas áreas que tienen un gran potencial de crecimiento en nuestro país y hoy representan una terrible amenaza, hay que recordar que importamos más de la mitad de estos productos en nuestro país.

Creemos en la plena transparencia y rendición de cuentas, para lo cual se cierran las rendijas para posibles esquemas de corrupción, por lo cual también hemos impulsado licitaciones plenamente públicas mediante mecanismos que fomenten su máxima difusión, esquemas de subastas en los que de manera transparente se observan las mejores condiciones en todo momento para la nación, sujetar las contrataciones de los órganos reguladores de las empresas productivas a la regulación federal anticorrupción en contrataciones públicas, este es un tema también, asimismo que la reforma de fondo logrará una mayor inversión y atracción de talentos al sector para operarlo con mayor eficiencia y efectividad, pero también pretende consolidar nuestra soberanía energética, pues busca romper la dependencia de la importación de gasolina, gas natural, gas LP y petroquímicos; atraer mayores y mejores inversiones; generar un crecimiento de la base de producción de petróleo que hoy por hoy sigue cayendo; incrementar el Producto Interno Bruto de los mexicanos y lograr una mayor generación de empleo, y también una mayor recaudación de ingresos para el Estado.

Soy Senador por Campeche y conozco muy bien el potencial energético que tiene nuestro país, conozco también la gran oportunidad de crecer a corto plazo y darle también una mayor y mejor oportunidad a las futuras generaciones.

Yo no voy a negarle a los jóvenes de Campeche y de todo el país el poder tener un empleo bien pagado, a los padres de familia tener acceso a hidrocarburos y energía eléctrica más limpia y más barata y a todos los mexicanos a que este potencial energético se vea reflejado en la calidad de vida de forma positiva.

Por ello mi voto será a favor de este dictamen, con la plena confianza de que estoy votando a favor de un gran beneficio para todos los mexicanos.

Muchas gracias, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Lavalle Maury.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Isidro Pedraza Chávez, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para hablar en contra del dictamen.
- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: Gracias, señor Presidente.

Vengo para acá arriba, porque dicen que aquí se ve lleno y eso es lo que hace que se justifique el quórum.

El dictamen que estamos discutiendo hoy expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera, Ley Minera y Ley de Asociaciones Público Privadas.

Estas leyes establecen en el marco jurídico que regirá las actividades estratégicas de exploración y extracción de petróleo y gas, así como a la industria de hidrocarburos. Del mismo modo contempla las implicaciones de las actividades propias de este sector en materia de transparencia y rendición de cuentas; uso y ocupación temporal de las tierras; contenido nacional; impacto social; seguridad industrial y protección al medio ambiente, entre otras.

Pero miren, cuando uno habla en términos del dictamen, no ponen atención, yo voy a darle al Presidente mi intervención para que la agregue al Diario de los Debates para ajustarme al tiempo, a los 10 minutos que me tocan.

Entonces argumentar mi voto en contra y en lo general sobre estas leyes secundarias de la reforma energética lo hacemos con una justa indignación frente al atraco a la nación.

Venimos para ver a los herederos de Antonio López de Santa Anna, de Lorenzo de Zavala, de Lucas Alamán, de Miguel Miramón, de Juan Nepomuceno Almonte, del nefasto obispo Pelagio de Labastida, venimos a decirles que como Benito Juárez y sus 22 acompañantes, este puñado de hombres de lucha y fe que supieron defender y salvar a la patria, sabremos poner fin a la invasión de los modernos imperios, y venimos a recordarles que para cada invasor y para cada traidor hay un Cerro de las Campanas.

Podrán ustedes, en el uso de la mayoría, imponerles a los campesinos servidumbres que los campesinos, en su dignidad no aceptarán, porque en México se acabó la servidumbre, se acabaron los siervos cuando triunfaron los ejércitos populares en 1916 y enterraron definitivamente al régimen de Porfirio Díaz.

En 1917 se estableció en la Constitución la propiedad de la nación sobre sus recursos en el subsuelo, hidrocarburos y los minerales y el principio de que la tierra es el galardón de hombres libres que hicieron la Revolución.

Lázaro Cárdenas, en los 30’s, fortaleció el papel del Estado y multiplicó la entrega de tierras; en el ´38 nacionalizó las instalaciones de las empresas petroleras, porque la propiedad original nunca se había cedido, se crearon ejidos y colonias agrícolas, se reconocieron a las comunidades, se rescataron tierras de los pueblos, se hizo vigente la desaparición de la servidumbre y las haciendas.

Señores Senadores, convertidos ahora en siervos de los poderes fácticos del dinero, están dispuestos a imponer a otros su propio carácter servil, el que ustedes asumen como servidumbre voluntaria, nosotros nunca seremos serviles, podrán ustedes, los de la mayoría y espuria imponer leyes que ofenden la dignidad de los hombres y mujeres del campo, pero no podrán impedir que el pueblo se defienda, que el pueblo resista, que el pueblo los desconozca como sus representantes. No se equivoquen aquí; aquí cómodamente instalados en sus curules pueden votar leyes que se conviertan en incendios en los campos, leyes que propician respuestas no deseadas, leyes que contradicen la historia a los intereses de nuestro pueblo y que tendrán por respuesta de lo más profundo del pueblo.

En los congresos se pueden cometer errores, se pueden justificar atracos; se pueden conceder patentes de corzo, legalizar actos de piratería, poner leyes, poner en las leyes lo que no se atreven a decir ni a debatir, porque saben que pueden tener la mayoría, pero no la razón.

Estas leyes son una ofensa al pueblo de México y el pueblo sabrá responder.

Votamos en contra y haremos más evidente y definitivo nuestro voto en la consulta de 2015. Entonces veremos pasar derrotados a los que hoy, con soberbia y cinismo pretenden imponer junto a figuras legales del pasado remoto la lógica depredadora del neoliberalismo globalizado.

Nos vemos en el 2015, en la consulta de las urnas.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Intervención)



- El C. Presidente Aispuro Torres: Muchas gracias, Senador Pedraza Chávez, y por ajustarse al tiempo reglamentario.

A continuación, se le concede el uso de la palabra a la Senadora Graciela Ortiz González, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para hablar en pro del dictamen.
- La C. Senadora Graciela Ortiz González: Muchas gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, vengo con una gran emoción el día de hoy a esta tribuna a señalar porqué creo que debemos votar a favor de esta reforma.

Convencida, porque la realidad así nos lo establece, que México vive en una paradoja verdaderamente inaceptable.

Somos uno de los países que tiene una gran riqueza en hidrocarburos, y también somos el país, el último de los países que con un modelo energético que ya no responde a las realidades del país, tiene costos más caros en gasolina, en electricidad y que ello impide la competitividad, la posibilidad de creación de empleos, la posibilidad de crecer y seguimos siendo un país con un crecimiento económico mediocre, que mientras siga así dejará cancelado el futuro y la certidumbre para los jóvenes.

Esa es la realidad que se vive el día de hoy en México; esa es la realidad que pretende transformarse a través de una actitud reformadora que deja la comodidad de la administración pública para asumir riesgos, riesgos que buscan garantizarle a esos jóvenes, a los mexicanos, mejores condiciones de vida. Eso es lo que se discute el día de hoy.

No es solamente la adopción de un nuevo modelo energético que permita la inversión privada, que permita fomentar la exploración y la explotación de nuestros hidrocarburos y con ello dar pasos firmes para poder mejorar nuestras condiciones económicas.

Lo que se discute el día de hoy es el modelo de país que le vamos a ofertar y le vamos a ofrecer a una población ávida de que las desigualdades regionales, de que los problemas económicos, de que la realidad que lacera y lastima sea superada a través de condiciones distintas.

Las iniciativas de leyes secundarias en materia energética propuestas por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, las cuales hemos discutido a profundidad y que han recibido más de 250 cambios en aspectos sustanciales, se discuten el día de hoy gracias al intenso debate que hemos realizado.

Creemos, en el PRI, que estamos en el camino correcto para construir una reforma energética integral que sea verdaderamente capaz de elevar la calidad de vida de todos los mexicanos y de llevar a México por la senda de la prosperidad. Estamos hoy ante una condición histórica, no tenemos duda de ello.

La reforma constitucional en materia energética representó una profunda transformación de este sector en nuestro país. Se detona a partir de ella y se concretará con la reforma en materia secundaria una nueva dinámica que permitirá a México, de una vez y por todas, cuente con más energías para satisfacer el consumo nacional e incluso para exportar el excedente y compartir con otros países a nivel mundial.

¿Para qué se hace esta reforma?, y eso es lo que debemos de preguntarnos los mexicanos. Para aprovechar nuestros recursos energéticos al máximo; para buscar el beneficio de aquellos a los que algunos aluden, pero que creemos que debemos, a través de esta reforma, de beneficiar; para crear más empleos; para construir más infraestructuras; para instrumentar más programas sociales que busquen abatir condiciones de desigualdad y de rezago.

Con este dictamen se expide la Ley de Hidrocarburos y que reforma diversas disposiciones a la Ley de Inversión Extranjera, a la Ley Minera, y la Ley de Asociaciones Público-Privadas, estamos garantizando la adopción de un modelo de producción energética que permitirá eficientar la extracción, producción, almacenamiento y distribución de los derivados del petróleo, el gas natural y la electricidad, así como diversas fuentes de energía alternativas.

Por primera vez tenemos una legislación en materia de hidrocarburos que permitirá atender uno de los principales reclamos de la sociedad mexicana, precios más bajos y justos en el consumo de la luz eléctrica, el gas de uso doméstico, industrial y el diesel para la cosecha de los productos del campo.

¿Quién que verdaderamente se preocupe y le importen los mexicanos puede oponerse a ello?

Compañeras, compañeros legisladores, la reforma energética representa un esfuerzo sin precedentes, es fundamental para hacer posible el óptimo aprovechamiento de nuestros recursos energéticos y potenciar el desarrollo de nuestro país.

En el grupo parlamentario del PRI, que votará a favor de este presente dictamen, estamos profundamente convencidos de que éste es el camino, de que ésta es la posibilidad real que tienen los mexicanos para trascender condiciones que hoy son adversas; estamos profundamente convencidos de que nuestro voto es a favor de los mexicanos; estamos profundamente convencidos de que quien traiciona a la patria son aquéllos que traicionan sus convicciones, una y otra vez, a veces por razones estrictamente personales o por buscar una posición de orden político que cambia como cambia la circunstancia.

En el PRI creemos que esta condición no pude seguirse dando, y en el PRI aseveramos que el señor Presidente de la República, que ganó una elección por mandato de los mexicanos, le ha apostado al futuro, le ha apostado a los mexicanos y deja, asume su responsabilidad, deja de lado disputas y reyertas de orden partidista para gobernar para todos.

Por eso, justamente por este valor que le reconocemos, justamente porque reconocemos que busca trascender condiciones adversas en el país; justamente porque no se quede en la comodidad de la condición de gobernar; justamente porque al buscar gobernar para todos le apuesta al futuro, asume riesgos, que eso es gobernar, por eso habremos de apoyar esta reforma.

El señor Presidente de la República se llama Enrique Peña Nieto, les guste o no y habrá de gobernar para el futuro, para darle certidumbre a los mexicanos.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Ortiz González.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Luis Sánchez Jiménez, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para hablar en contra del dictamen, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias, señor Presidente.

Exponer en contra de este nefasto dictamen en cinco minutos, se antoja difícil para poder abordar todos los temas que afectaran a las y los mexicanos.

Me referiré por tanto a uno de ellos, que considero el más grave.

Señoras y señores Senadores, es común en la cultura política clásica mexicana, la oficialista, la utilización de eufemismos o verdades a medias para diluir la realidad de cara a los ciudadanos.

Pero tratándose de eufemismos legales, ante el Congreso de la Unión hoy se muestran como verdaderos campeones y campeonas, tanto en los debates en comisiones como ante la prensa. Las y los Senadores de las bancadas del PRI, del PAN y del Verde, han insistido que la reforma energética no incluye a la expropiación como un tema derivado del Octavo Transitorio de la reforma al artículo 27 constitucional. ¡Falso! Pueden tener la pretensión de engañar a la opinión pública, pero no a quienes conocemos la Constitución. Aquí se ha insistido y demostrado que los eufemismos y los borrones del término expropiación en el dictamen que se discute, no ocultan la realidad y sólo pretenden burlar la inteligencia de las y los mexicanos.

Habrá expropiaciones, graves expropiaciones, incluso para establecer una gasolinera, tal y como se lee en los artículos 48, 54, 58 y 96 de esta Ley de Hidrocarburos, correlacionados con el artículo 27 constitucional y la fracción XII del artículo 1º de la Ley de Expropiación.

Para algunos no queda claro qué es expropiar; la expropiación es una figura jurídica de derecho público que consiste en una transferencia coactiva de la propiedad privada al Estado, se genera mediante previa indemnización que otorga el Estado al particular, sólo es posible mediante causa de utilidad pública, tal y como lo establece el párrafo segundo del artículo 27 constitucional.

¿Pero qué es la causa de utilidad pública? Es la condición necesaria que se establece para la ocupación de los bienes y los derechos que se expropian mediante una declaratoria de utilidad pública que emite la Secretaría de Estado competente.

Para el caso de la expropiación, de la exploración y extracción de hidrocarburos será el Poder Ejecutivo a través de la Sener, según lo establece el artículo 2º de la Ley de Expropiación.

¿Quién determina cuáles son las causas de utilidad pública? La ley, compañeras y compañeros. En su caso, la ley federal reglamentaria específica, que es la Ley de Expropiación, tal como lo hace su artículo 1º, en sus fracciones de la I a la XI.

Y en otros casos previstos por las leyes especiales, tal y como lo establece la fracción XII del mencionado artículo.

Entonces, ¿cuáles son esas leyes especiales? Pues la Ley de Hidrocarburos que hoy discutimos, justamente, en sus artículos 58 y 96 determinan con claridad que las actividades amparadas por un permiso, que son a las que se refieren el Capítulo Primero del Título Tercero de la Ley de Hidrocarburos, y la industria de hidrocarburos son de utilidad pública.

Es claro el artículo 27 constitucional en su párrafo segundo, textualmente dice: “Las expropiaciones sólo podrán hacerse por causa de utilidad pública y mediante indemnización”.

Su fracción VI dice: “Las leyes de la Federación y de los estados en sus respectivas jurisdicciones, determinarán los casos en que sea de utilidad pública la ocupación de la propiedad privada y, de acuerdo con dichas leyes, la autoridad administrativa hará la declaración correspondiente”.

Por lo que toca a las figuras de servidumbre y ocupación o afectación superficial, estamos ante hechos reales.

¿Qué se les dirá a los propietarios y poseedores? Se les dirá, acaso: ¡Escoja usted!

¿Qué le aplicamos por la buena? ¿Un derecho real? Y si no quiere, le expropiamos por causa de utilidad pública y le entregamos su tierra a cualquier empresa privada como ExxonMobil, Royal Dutch, Shell, PetroChina, Chevron Corporation, British Petroleum, Petrobras. Total, en fin.

Los negociadores del PRI, PAN y Verde, ante la denuncia que hicimos desde el pasado 12 de abril, sobre los riesgos sociales que podrían derivarse por la expropiación de tierras, modificaron su discurso y resolvieron que ya no habría expropiación para dar paso a una nueva modalidad y transcribieron incompleta la segunda modalidad que marca la Ley de Expropiación, esto es, la ocupación temporal, eliminando el término duro de expropiación en el artículo 96 de la Ley de Hidrocarburos.

Es necesario analizar con dedicación este asunto, que con mucha probabilidad afectará a por lo menos 5 mil 866 ejidos, a 33 mil 877 localidades, en 260 municipios y 12 estados territoriales. Esto es en cuanto a la explotación de hidrocarburos; y a por lo menos 16 millones 920 mil mexicanos, en términos, que por su propiedad o vecindad verán afectadas sus actividades económicas y sociales.

Sumen ustedes lo que consideren al respecto de los daños y afectaciones al medio ambiente.

Este es el mapa de la afectación, en hidrocarburos.

En la modificación del discurso y del decreto, los negociadores del PAN llegaron a sugerir que a los superficiarios se les otorgaría el 1 por ciento de las utilidades, esto, dicen ellos, es el porcentaje utilizado en la práctica mundial de los negocios sobre hidrocarburos.

Me faltan algunos temas, pero me saltaré algunos de ellos para concluir prontamente.

Un elemento a considerar, y a los que estaremos atentos es: ¿Quién va a defender a los pequeños propietarios, ejidatarios y pueblos originarios de las negociaciones contra los bufetes de abogados de los grandes consorcios?

¿Cómo van a enfrentar estas negociaciones?, ¿cómo se compensará la degradación de las tierras y sus costos sociales derivados?

Por citar algunos ejemplos. En la mira de los inversionistas extranjeros y de los especuladores, están los 45 mil 154 kilómetros cuadrados de la Cuenca de Sabinas, Piedras Negras; los 120 mil kilómetros cuadrados de la Cuenca de Burgos para explotar el gas y aceite de lutitas. Sobre territorios que ya están siendo afectados están los 50 mil kilómetros cuadrados de la Cuenca Tampico-Misantla.

Estas extensiones se suman a los 38 mil kilómetros cuadrados de la Cuenca Veracruz, que ya sufren afectaciones en la explotación; a los 40 mil kilómetros más del sureste, que en estos momentos ya están explotando.

Por cierto, miles de afectados reclaman indemnizaciones por afectaciones a sus tierras y al medio ambiente en el estado de Tabasco el día de hoy.

Existe un total de 293 mil kilómetros cuadrados de superficie con vocación energética, con gas o petróleo en sus subsuelos que se suman a los 110 kilómetros cuadrados por donde pasa la energía eléctrica o pasará, instalaciones y subestaciones, lo que nos da un aproximado de 400 mil kilómetros cuadrados.

De los casi 2 millones de kilómetros cuadrados que cuenta el territorio nacional, el 20 por ciento de este territorio puede ser afectado.

Nuestra batalla por un modelo diferente en el manejo de los recursos de energéticos que son propiedad de la nación, no termina hoy. Hoy comienzan, comienza una nueva etapa de lucha y defensa de los recursos energéticos, propiedad de las mexicanas y los mexicanos.

Señoras y señores Senadores del PRI, PAN y Verde, aquí estaremos hasta el 2018, en esta tribuna, para entonces habrá ya claras repercusiones de su nefasta reforma energética, entonces podremos reclamarles nuevamente, de frente en esta tribuna, por su traición a la patria.

En las próximas dos citas con la historia del próximo año y en el 2018, la sociedad tomará su decisión y los calificará como se merecen.

Desde hoy hasta entonces, la izquierda sabrá estar a la altura para poner a cada quien en su lugar.

Por lo pronto, votaremos en contra de esta nefasta reforma.

Gracias.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Sánchez Jiménez.

Les rogaría nuevamente a todos los oradores que respetáramos el tiempo reglamentario.

Les informo que el número de oradores que están inscritos en lo general es todavía muy amplio, y, desde luego, a todos, esta Mesa Directiva ha buscado que el Pleno escuche a todos con la misma oportunidad y con respeto, y por eso les pediría que nos ajustemos a los 5 minutos que señala nuestro Reglamento.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Francisco García Cabeza de Vaca, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, para hablar a favor.

- El C. Senador Francisco Javier García Cabeza de Vaca: Con su venia, señor Presidente.

Compañeras Senadoras, compañeros Senadores, hoy, en nuestro país existe un nuevo modelo energético que se pone a consideración de este Pleno. Mediante una industria que se ha redireccionado con la intención que se transforma en un factor clave para el desarrollo del país.

En el debate que nos ocupa el día de hoy me pronuncio a favor del proyecto del dictamen en materia energética que se ha puesto a discusión y posteriormente a votación.

Mi voto será a favor, porque estoy convencido que estas leyes secundarias están apegadas a lo que dictan los artículos 25, 27 y 28 constitucionales. Estas leyes han sido producto de la experiencia y los resultados que, el día a día, ha dejado la industria petrolera.

En base en este análisis de antecedentes, se ha dado la iniciativa de redireccionar el rumbo, pensando siempre en la necesidad y en el bienestar del país.

Como legisladores, sabemos que las necesidades de reformas no son causas fortuitas, sino que obedecen a cambios socioeconómicos, en especial en estos tiempos de globalización.

Hoy se presenta un proyecto de dictamen de la industria energética, que en lo general presenta más de 500 cambios a partir de la iniciativa que fue mandada por el Ejecutivo Federal; una iniciativa con proyecto de decreto por el que se reformaban diferentes leyes de este sector, donde por cierto, se contemplaba la libre participación de la inversión extranjera en el transporte terrestre en los servicios para las actividades de la industria de hidrocarburos.

Que proponía también que se exceptuara la aplicación del límite del 49 por ciento de inversión extranjera en lo relativo a los servicios para las actividades reguladas en la Ley de Hidrocarburos en la industria naviera, que proponía la participación de la inversión extranjera al 100 por ciento en el suministro de combustibles para embarcaciones, cuando actualmente se contempla en la ley un mínimo del 49 por ciento.

Todo ello, sin que a la fecha haya un trato recíproco de otros países que no permiten la inversión extranjera o, en su caso, lo hacen con un porcentaje minoritario en este rubro en particular.

Como ejemplo, podemos observar que los principales países líderes en la venta de combustible a embarcaciones en nuestro continente se encuentran Estados Unidos de Norteamérica, como también Panamá.

En el caso de Estados Unidos, la inversión extranjera está totalmente cerrada en el transporte y suministro de combustibles por ser una actividad de cabotaje, toda vez que el transporte de combustibles dentro del país debe realizarse en buques construidos en astilleros de EstadosUnidos, con bandera estadounidense, y deben ser propiedad el 100 por ciento de ciudadanos estadounidenses.

Por otra parte, Panamá, uno de los lugares por donde transitan el mayor número de buques y se suministra el mayor volumen de combustible a embarcaciones, limita la inversión extranjera únicamente al 25%, al establecer que las acciones pertenecientes a panameños, y éstas no deben ser inferior al 75% del total de las acciones de una compañía que transporte combustible para abastecimiento a buques.

Hoy, después de las modificaciones propuestas por parte de Acción Nacional, celebramos que el proyecto de dictamen que se presenta, mantenga la redacción actual de la legislación vigente, pues de lo contrario se estaría afectando considerablemente a la micro, pequeñas y medianas empresas que conforman a estas industrias.

Estas son industrias que aportan de manera considerable al Producto Interno Bruto de este país. Donde las empresas que conforman este sector emplean a millones de mexicanos con trabajos dignos, lícitos y honestos.

Del mismo modo, el párrafo cuarto del Artículo Octavo Transitorio de la reforma en materia energética, que se publicó el pasado 20 de diciembre de 2013, menciona que la ley prevé, cuando ello fuera técnicamente posible, el mecanismo para facilitar la coexistencia de las actividades que implican el aprovechamiento de la superficie y subsuelo de los terrenos afectados a la actividad de exploración y extracción de petróleo y de los demás hidrocarburos.

En este sentido, cierto es que el Estado debe de maximizar el aprovechamiento de los recursos naturales, pensando siempre en el beneficio de la nación.

El espíritu que plasmó el Constituyente del párrafo cuarto, anteriormente mencionado, fue precisamente que se busquen los mecanismos para facilitar la coexistencia entre las actividades ajenas a la industria de hidrocarburos y con el carácter de actividades de utilidad pública.

Por ello, propusimos también que se establezca una normatividad para permitir la coexistencia de diversas actividades, tal y como sucede en otros países del mundo. Aunado a lo anterior, se ha tenido extrema cautela en mantener los principios de igualdad, democracia y justicia social dentro de la redacción de la ley. Específicamente para el tema de los derechos superficiales sobre terrenos afectados.

Dentro del grupo de Acción Nacional, estamos convencidos que los derechos que deben ejercer los asignatarios o contratistas para la exploración y extracción de hidrocarburos, deben impactar de manera positiva en la población de la región.

No queremos que la industria de hidrocarburos tenga como consecuencia el desplazamiento de la población rural de su lugar de origen y abandonados a su suerte, sino que los beneficios sean también para ellos, sean palpables en el corto plazo y recíprocos de acuerdo a los derechos de propiedad, de los que sean titulares.

En ese sentido, es pertinente aclarar que actualmente la población rural presenta fuertes índices de migración, consecuencias, entre otras cosas, por la falta de oportunidades.

Asimismo, debemos de reconocer que existen condiciones de vulnerabilidad de la mayor parte de la población rural.

Por ello proponemos que los propietarios o titulares de los terrenos tengan el derecho de obtener información previa, oportuna y suficiente para poder tomar una decisión libre que conlleve una mejoría en las condiciones de vida, tanto individual como de sus comunidades.

La Ley de Hidrocarburos contempla la ocupación temporal y la servidumbre legal dentro de las cuales se establecen tres criterios por la contraprestación a favor del tenedor de la tierra; es decir, un pago por los bienes distintos de la tierra, donde se incluyen los daños y perjuicios que se pudieran ocasionar.

Una segunda, que es una renta anualizada al valor comercial.

Y la tercera, que anteriormente no estaba contemplada en las leyes en este país. Que un porcentaje de los ingresos que correspondan al contratista o en su caso al asignatario, el cual correspondiente para llegar a un acuerdo; tomando obligatoriamente los criterios ya mencionados.

Por la propuesta de ocupación temporal y servidumbre legal y con la inclusión en la Ley de Hidrocarburos, en un capítulo sobre el tema en particular, lo que se pretende lograr es que los tenedores de la tierra mantengan la propiedad de sus tierras, que conserven su patrimonio; es decir, que no haya la necesidad de expropiar sus tierras.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador García Cabeza de Vaca.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Marco Antonio Blásquez Salinas, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, para hablar en contra del dictamen.

- El C. Senador Marco Antonio Blásquez Salinas: Muchas gracias, señor Presidente. Con el permiso de la Asamblea.

En México necesitábamos una reforma energética que modernizara el sector, transparentara los procedimientos, combatiera la corrupción en Pemex y en el sector energético del país.

Sin embargo, la reforma que se propone en el dictamen evidentemente no es la que requerimos, porque tiene por propósito fundamental entregar la riqueza del subsuelo de nuestro país a manos privadas de carácter transnacional.

Esta reforma no la necesitábamos, no va a contribuir al fortalecimiento de la Hacienda Pública ni va a mejorar el nivel de vida de los mexicanos. Es una reforma para que las grandes empresas mundiales del petróleo hagan negocio a costa de los mexicanos y sus riquezas.

La propuesta contiene normas secundarias que son abiertamente desventajosas para el país.

Advierto las siguientes:

Los contratos de exploración y producción son contrarios a los fines que prevé el párrafo séptimo del nuevo artículo 27 constitucional, que indica que el Estado obtenga ingresos para que se contribuya al desarrollo de largo plazo de la nación, en tanto que se compartirá la renta petrolera con las empresas petroleras y los ingresos para ese desarrollo, se tendrán que compartir con intereses económicos extranjeros.

El dictamen permite que las empresas extranjeras privadas participen en los yacimientos transfronterizos. Con esto se vulnera el principio de dominio eminente, contemplado en la Constitución.

Sólo a Pemex, a nadie más, debe corresponder esta exploración.

Los permisos a que se refieren los artículos 48 y siguientes del dictamen, vulneran el artículo 134 constitucional; pues se emplea ese mecanismo de derecho administrativo para no licitarlos.

Los permisos promoverán la corrupción por la discrecionalidad con que se van a otorgar.

Las ocupaciones temporales de tierras, que se prevén, constituyen la vía legal para afectar la propiedad privada, social y de las comunidades indígenas con una finalidad no pública sino esencialmente de beneficio privado, el de las empresas transnacionales.

Los términos fiscales, en los contratos de explotación y extracción, a que aluden diversas disposiciones de esta iniciativa, constituyen una violación al artículo 31, fracción IV de la Constitución.

Porque en materia fiscal existe un principio de reserva de ley. Cualquier contribución debe estar prevista en la ley. Además las contribuciones deben ser generales, proporcionales y equitativas.

Una negociación entre las partes, rompe con los principios de la imposición contemplados en la Constitución.

El dictamen en materia de transparencia es sui generis. Así se alude a la información geológica, la que debe ser considerada de seguridad nacional y por tanto reservada en los términos del artículo 6o. Apartado A, Base I de la Constitución.

Sin embargo, esa información se pone a disposición de los asignatarios y contratistas para que hagan aprovechamiento comercial de la misma.

En resumen, el dictamen que contiene el proyecto de Ley de Hidrocarburos contribuye a garantizar la seguridad energética de los Estados Unidos, sí, pero no la de México.

Beneficiará a las empresas petroleras y gaseras transnacionales y no redundará en el nivel de vida de los mexicanos.

Por ello, mi voto sobre este dictamen, será en contra.

Es la cuenta, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Muchas gracias, Senador Blásquez Salinas.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Gerardo Sánchez García, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para hablar a favor del dictamen.

- El C. Senador Gerardo Sánchez García: Con su permiso, señor Presidente.

Compañeras y compañeros, el petróleo y los hidrocarburos son símbolo de progreso y de identidad nacional, así es y seguirá siendo, porque el petróleo es de México y para todos los mexicanos.

Esta reforma energética que hoy debatimos así lo constata, Pemex y la Comisión Federal de Electricidad se fortalecen como empresas y seguirán siendo propiedad de la nación.

Las Senadoras y Senadores del grupo parlamentario del PRI, con estricto apego a la división de poderes, lo dicen contundente y de cara a la nación, esta reforma significa el impulso de un nuevo paradigma a un nuevo modelo de desarrollo, donde se cifran las esperanzas del México que todos queremos.

Este es el inicio de un cambio de época para México, de un país que deja atrás estigmas, apetitos, que se coloca a la vanguardia de ser una nación soberana de competitividad mundial con un campo desarrollado y más próspero en beneficio de todas y todos los mexicanos.

Hoy, después de más de 2 meses y medio de análisis y discusión de la propuesta enviada por el Ejecutivo el 30 de abril, estamos listos para aprobar la reforma energética y con ello iniciar el camino que hará realidad las aspiraciones de millones de mexicanos de una vida mejor y lograr detonar el desarrollo económico y social de todas las regiones del país.

La reforma energética y demás reformas estructurales que ya son una realidad, constituyen el andamiaje sobre el cual transita y se construye el México de nuestros sueños, que alienta la esperanza de millones de compatriotas.

Combatir el rumbo de un país entero no es nada sencillo, para ello se requiere cambiar actitudes, hábitos, inercias y dejar atrás apologías y utopías del pasado.

La reforma energética es una de las más importantes y ambiciosas reformas que se hayan hecho en los últimos 50 años en nuestro país y los beneficios son para los mexicanos, son muchos y sustanciales, entre otros, se abrirán nuevas perspectivas para detonar el crecimiento económico con un efecto multiplicador en la inversión y el empleo.

El Estado mexicano reafirma la propiedad directa, inalienable e imprescriptible de todos los hidrocarburos que se encuentran en el territorio nacional, de la renta petrolera, moderniza y reestructura a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad, que se manejarán como empresas de clase mundial propiedad de la nación.

México producirá más gas y más electricidad a precios competitivos, lo que permitirá a las familias mexicanas pagar menos por el consumo de estos insumos.

El campo se verá ampliamente beneficiado, ya que se podrán producir más fertilizantes en México a un costo menor para apoyar la producción agroalimentaria y bajar, por supuesto, los costos de producción.

Las empresas, principalmente las pequeñas y medianas, contarán con insumos energéticos a menor precio, lo que les permitirá aumentar la productividad y ser mayormente competitivos.

Se estimulará el cuidado del medio ambiente, adoptando energías más limpias y renovablesy se impulsará la producción de bioenergéticos, incluido el etanol, el biogas, el biodisel, los biofertilizantes, entre otros.

Se protegerán los derechos laborales de los trabajadores, tal como la antigüedad y todas las conquistas laborales que hemos logrado.

La nueva Ley de Hidrocarburos reglamentaría los artículos 25, 27 y 28 de la Carta Magna, establece un marco jurídico que regirá a las actividades estratégicas de exploración y extracción de petróleo y gas, así como a la industria de los hidrocarburos.

La ley contempla implicaciones de las actividades propias de ese sector en materia de transparencia y rendición de cuentas, uso y ocupación temporal de las tierras, contenido nacional, impacto social, seguridad industrial y protección del medio ambiente.

Hubo quienes convirtiéndose en agoreros del desastre, profetizaron de manera tendenciosa el desmantelamiento y la expropiación de la propiedad social de la tierra, y con ello sacar ventajas políticas.

Hemos escuchado discursos de miedo, insisten algunos en infundir terror a los propietarios de la tierra, creando historias de despojo y desolación. Quieren hacer creer que será una maldición para el campesino o el propietario de la tierra tener en el subsuelo de su tierra recursos de hidrocarburos.

Ni maldición ni despojo, la propuesta de ley es muy clara: En donde se encuentren hidrocarburos, los propietarios podrán asociarse y tendrán beneficios económicos. No es un acto cosmético, es incorporar a los propietarios a los beneficios de la reforma energética del país.

En esta ley se regularán plenamente los acuerdos que alcancen las empresas o contratistas con los propietarios o titulares de bienes y derechos de los terrenos en que deban realizarse las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos.

Se precisan los distintos conceptos que las contraprestaciones deberán cubrir a favor de los propietarios de tierras y derechos relativos al desarrollo de las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos; de esta manera, según el tipo de trabajo que se pretenda desarrollar y la modalidad de uso, afectación u ocupación de que se trate, deberá de prever el pago de las afectaciones que se sufran por las actividades, incluyendo daños y perjuicios y bienes distintos a la tierra; el pago de rentas por la ocupación temporal o uso de la tierra, un porcentaje de los ingresos de la empresa o contratista en el proyecto de que se trate.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Me permite, por favor. Está solicitando hacer uso de la palabra.

¿Para qué asunto, Senador Adán López?

- El C. Senador Adán Augusto López Hernández: (Desde su escaño) Senador Sánchez García, si me permite hacerle una pregunta.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Señor Senador Gerardo Sánchez, ¿acepta usted una pregunta?

- El C. Senador Gerardo Sánchez García: Con mucho gusto.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Tiene usted el uso de la palabra, hasta por tres minutos, para formular la pregunta.

- El C. Senador Adán Augusto López Hernández: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Senador, ¿podría usted detallarnos esas asociaciones tan benéficas de las que está hablando?, ¿en qué artículo están?

- El C. Senador Gerardo Sánchez García: Con mucho gusto.

Lo que sí queremos decir y dejar de manifiesto, es que en toda esta polémica que se dio de la propiedad social, de los pequeños productores, de los ejidatarios y comuneros del país, buscamos a toda costa, nuestra organización, la Confederación Nacional Campesina, dejar garantizados los derechos de nuestras compañeras y compañeros.

No queremos que pase lo que hoy está pasando con la Comisión Federal de Electricidad, que tiene serios adeudos con los productores.

Queremos que en este derecho a la explotación, y desde luego en la exploración que se está dando como un detonante derivado de la reforma energética, los pequeños productores, los más amolados, los que requieren de fuentes alternativas de empleo, los que requieren activar la economía de las diferentes regiones, puedan participar. Por eso exigimos que en el marco de esta reforma hubiera un convenio garante que protegiera sus derechos, que pudieran ser socios, que pudieran participar en los dividendos y ser empresarios sociales que hoy exigimos y creo que tienen posibilidades de hacerlo.

No podemos seguir en las mismas condiciones, en las cuales nuestras tierras están desoladas, en las cuales tenemos una migración lacerante en el país.

Esta es una oportunidad y desde luego que tenemos que buscar a toda costa, como lo estamos haciendo en esta iniciativa, que se protejan los derechos, que los dividendos se puedan compartir con las familias campesinas y, por supuesto, que también tengan oportunidad a contar con un estado de vida mucho mejor que el que hoy tienen.

Por eso justamente nosotros aprobamos esta reforma, no solamente ahora, sino cuando aprobamos la reforma constitucional, porque pensamos que el estado de cosas que hoy tienen fundamentalmente los pequeños productores del país, los comuneros y los ejidatarios, tienen que mejorar y tenemos que buscar alternativas, y tenemos que buscar en el marco de la reforma profunda al campo que haya un arcoíris de oportunidades para los pequeños productores y para los habitantes que hoy viven en el campo.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Muchas gracias, Senador Gerardo Sánchez García, si desea usted concluir su intervención.

- El C. Senador Gerardo Sánchez García: Termino.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Sí, exactamente tiene usted el tiempo para concluir.

- El C. Senador Gerardo Sánchez García: Compañeras y compañeros Senadores…

-El C. Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Perdón. Nuevamente perdón que lo interrumpa.

Señor Senador Armando Ríos Piter, ¿para qué asunto?

- El C. Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) Si el Senador Gerardo me permite hacerle una pregunta, en complemento a la que hizo el…

- El C. Presidente Aispuro Torres: Senador Gerardo Sánchez, ¿aceptaría contestar una pregunta?

- El C. Senador Gerardo Sánchez García: Con mucho gusto.

- El C. Presidente Aispuro Torres: En el uso de la palabra, hasta por tres minutos, para formular la pregunta.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) Senador, usted y yo nos conocemos desde hace mucho tiempo, especialmente en el tema agrario, solamente quisiera que me especificara, es decir, usted está apostando todo esto a un convenio garante, porque, digamos, muchas de las cuestiones que usted ha comentado no vienen en esta ley, de hecho son parte de la Ley Agraria.

¿Me puede usted detallar qué es este convenio garante, es un convenio que ya se suscribió o es solamente una intención?, porque creo que ahí deriva mucho de la importancia de su participación.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Conteste la pregunta Senador Sánchez García.

- El C. Senador Gerardo Sánchez García: Es parte de lo que el propio contenido y alcance de la reforma tiene.

Nosotros, entre otras cosas, pedimos que para garantizar los derechos de los ejidatarios y comuneros fuera imprescindible que participaran los Tribunales Agrarios, la Procuraduría Agraria, y que además tuvieran los productores la alternativa de que si esto no les satisfaga puedan ser atendidos por un abogado.

Es decir, el alcance de esta reforma implica no dejar al descubierto a los productores, implica garantizar sus derechos, implica que tengan mayores alternativas, implica además que puedan participar en la restitución de los daños que se puedan ocasionar, lo que hoy desgraciadamente no sucede y la experiencia nos indica que tenemos que tomar como referencia lo que está sucediendo. Más aún cuando se trata de productores que viven en condiciones de pobreza, de marginación, de autoconsumo, y que tenemos que buscar, a toda costa, buscar mecanismos que nos permitan incorporar a los productores al desarrollo del país.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Muchas gracias, Senador Sánchez García.

Una vez que concluya le daré la palabra al siguiente orador, el tiempo del Senador Gerardo Sánchez se ha agotado, entonces ahorita que estemos en la siguiente participación usted tendrá el derecho de formular alguna situación si se siente aludido o si es para hechos.

Le agradezco Senador, nada más concluya, por favor, concluya su intervención.

- El C. Senador Gerardo Sánchez García: Déjeme terminar, señor Presidente.

Con mucho gusto acepté las preguntas, independientemente de que es un debate pactado, pero quiero dejarlo de manifiesto con mis compañeras y compañeros, y le pido que me deje terminar, sobre todo porque todos han tenido tolerancia y yo fui interrumpido.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Concluya su intervención.

- El C. Senador Gerardo Sánchez García: Le agradezco mucho, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, hoy México y este Senado de la República hacen historia dando un paso más al fortalecimiento de la República y dejando atrás viejas fórmulas e inercias para entrar al mundo moderno.

Decía Octavio Paz: “Tenemos que aprender a ser modernos, así emprendimos el camino a la gran transformación que vive nuestra nación”.

Esta legislación secundaria en materia energética impulsará el crecimiento económico con un nuevo modelo de desarrollo incluyente, democratizando la productividad y haciéndolo más competitivo, garantizando una mejor calidad de vida para la población, seguridad jurídica a los actores y, sobre todo, fortaleza en nuestra seguridad energética.

Por todo lo anterior, compañeras y compañeros, Senadoras y Senadores, el grupo parlamentario del PRI votará en pro del presente dictamen y exhorta a las demás compañeras y compañeros a votar en el mismo sentido.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Tiene el uso de la tribuna el Senador Alejandro Encinas Rodríguez, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, en contra, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Muchas gracias, señor Presidente.

Bueno, por fin empezamos a escuchar lo que piensan sobre estas reformas, Senadoras, Senadores del Verde, del PAN y del PRI, y como siempre, como ha sucedido en todos los procesos privatizadores, pues lejos de ir abundando en los argumentos de fondo siempre nos vienen a pintar el país de las maravillas.

Cómo la privatización del petróleo, de Pemex, y de la Comisión Federal de Electricidad convertirá a México en el país de las maravillas, el rey Sol en el país de las maravillas. Habrá más empleos, dicen, se generarán 500 mil nuevas plazas, se incrementará la producción de hidrocarburos de 2 millones a 3 millones y medio de barriles diarios, cosas que ya ha hecho en otros años Petróleos Mexicanos. Se disminuirán los precios y tarifas de los servicios de energía, de la luz, del gas, de la gasolina, y dice el Senador Salvador Vega Casillas “que se beneficiarán profundamente los ejidatarios y comuneros”, que según él, prácticamente se van a convertir en empresarios industriales, petroleros, gaseros y electricistas.

Y se pretende descalificar los argumentos diciendo que hay un fuerte contenido ideológico, y que queremos, dice el Senador Sánchez, infringir miedo a los propietarios del sector social sobre el despojo. Pues para no especular, vamos viendo artículos muy concretos para demostrar, no quiero calificar, bueno, la falsedad de sus argumentos.

Por ejemplo, en el artículo 96, donde ustedes modificaron la figura de expropiación para establecer lo de ocupación territorial, ocupación temporal, señalan que con ello prácticamente se elimina la posibilidad de expropiación de los ejidos, comunidades o de la propiedad privada, lo cual es falso, porque en el mismo artículo 96, tras de que se retiró la Ley de Expropiación, se estableció que se aplicarán las disposiciones en el caso que, las disposiciones vigentes, las aplicables, en el caso de que la nación lo requiera.

¿Cuáles son esas legislaciones? Ya lo dijo aquí el Senador Armando Ríos Piter, la Ley Agraria, que en su artículo 96 establece que “los ejidos y comunidades podrán ser expropiados por sus tierras por caso de utilidad pública”. Entre otras, la fracción III del artículo 93 de la Ley Agraria señala la explotación de petróleo y de hidrocarburos.

Pero además hay que recordar que en la Comisión de Justicia de este Senado de la República hay una iniciativa presentada por el Senador Raúl Cervantes, que plantea una nueva ley de expropiaciones en los mismos términos que viene la iniciativa original del Ejecutivo. Y, ¿dónde se van a dar principalmente estas expropiaciones y despojos? Pues fundamentalmente en la propiedad social, porque el 53 por ciento de la tenencia de la tierra en México está justamente en el sector social, que son los ejidos y comunidades, que además son las zonas donde existe la generación de los principales servicios ambientales en el país.

Pero hay otras perlas en el dictamen, por ejemplo, el artículo 99, en donde señala que las asignaciones de contratos para la exploración y extracción y permisos a que se refiere esta ley, no limita el derecho del Estado a otorgar concesiones, licencias o permisos para la exploración, extracción y aprovechamiento de otros recursos naturales distintos de los hidrocarburos dentro de las áreas comprendidas en dichos títulos.

Es decir, cuando ya se otorga una autorización o se establece un contrato con una comunidad ejidal, indígena o propietario todavía, el gobierno federal podrá otorgar una concesión para explotar recursos distintos a los hidrocarburos, y por eso, hay que leer el conjunto de las leyes. A la Agencia de Seguridad Industrial y de Protección Ambiental le otorgan una facultad que resulta un absurdo, porque esa agencia podrá otorgar permisos para el manejo forestal o el cambio de uso de suelo forestal; es decir, no solamente van a saquear los hidrocarburos sino van a saquear todos los recursos naturales de la propiedad social.

Hay más perlas de éstas, en donde por cierto va ligado con las contraprestaciones por el arrendamiento, la adquisición o la servidumbre en las tierras que tengan vocación industrial o de hidrocarburos, en donde ahora se incluye con precisión también los derechos reales, ejidales y comunales, y se trata de contraprestaciones, Senador Sánchez, en ningún lugar se habla de contratos o figuras de asociación de los dueños de la tierra con los concesionarios.

Y estas contraprestaciones, en primer lugar, tienen que atender la capacidad del propio concesionario, y los contratos, las limitaciones y lineamientos que establece el mismo, que son señalados por la Secretaría de Energía.

Así, por ejemplo, en los contratos se establecerán contraprestaciones donde podrá haber un porcentaje de los ingresos que corresponden al contratista, no se define cuál, descontando los pagos que le corresponden al Estado mexicano, es decir, después de pagar impuestos, después de pagar las contraprestaciones, después de deducir los costos, lo cual resulta una falacia.
Más aún, en las contraprestaciones, así como los demás términos y condiciones que se pacten en un contrato, como decía, deben sujetarse a los lineamientos y modelos de contratos que emita la Secretaría de Energía, siempre y cuando no sean en especie, porque dicen, los hidrocarburos en el subsuelo son propiedad de la nación, porque en ningún caso se podrá pactar una contraprestación asociada a una parte de la producción de hidrocarburos del proyecto, los extranjeros y las empresas nacionales sí podrán aprovechar directamente la producción de hidrocarburos, pero a quienes se les quita, a los propietarios de la tierra, no podrán beneficiarse, por lo cual en ningún momento podrán asociarse con los contratistas o los asignatarios. Y para acabarla de amolar, los pagos en efectivo que se hagan a los propietarios de la tierra, en el caso de ejidos y comunidades podrán ser directamente a quien tenga la parcela titulada a su nombre, o regresan a las viejas prácticas, que en otros casos, si no tienen esos derechos acreditados los ejidatarios o los comuneros, se entregarán al fideicomiso del Fondo Nacional de Fomento Ejidal, otro Fobaproa de los braceros, otro mecanismo para despojar de los recursos a los auténticos propietarios.

Quiero concluir, señor Presidente, simplemente aclarándole al Senador Orihuela, que dice, quien lo dijo aquí, que la expropiación se dio para defender y garantizar los derechos de los trabajadores y que hoy la ley los garantiza.

Efectivamente, el Artículo Noveno Transitorio dice que se respetarán los derechos laborales de los trabajadores petroleros y de los electricistas.

¡Ah!, pero en otras partes del articulado de la ley señalan, por ejemplo, en el caso de Petróleos Mexicanos que el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos y su Comité de Recursos Humanos y Remuneraciones fijará el otorgamiento de incentivos, percepciones extraordinarias, la política de remuneraciones y, con ello, los mecanismos de contratación, admisión, permanencia, prestaciones y condiciones generales antes citadas; es decir, se abrogan los contratos colectivos de trabajo y va a suceder lo que sucedió en Pajaritos, en donde una asociación entre Pemex y Mexichem, donde Mexichem tiene 51 por ciento de las acciones, se genera una tercera empresa fantasma, que lleva, primero, a la reubicación de algunos trabajadores de Pemex, en otros casos al establecimiento de un contrato individual de trabajo con la nueva empresa; y en los otros, los más, al despido de los trabajadores.

Lo que va a traer consigo una enorme cantidad de despido de trabajadores petroleros y electricistas.

Así es que les guste o no les guste, pues lo cierto es que esta ley lo único que va a traer consigo es el despojo de las tierras del sector social y de la propiedad privada, y el despido y la pérdida de los derechos laborales de los petroleros y electricistas.

Muchas gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Encinas Rodríguez.

Sonido en el escaño del Senador Ríos Piter, por favor.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) Sí, señor Presidente, quisiera pedirle la palabra para hechos, toda vez que lo dicho por Senador Gerardo Sánchez, motivado por una pregunta que yo había hecho, pues es un dicho que yo quisiera confrontar y de eso se trata el debate.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Encantado, nada más, se le otorga el uso de la tribuna, aclarándole a las Senadoras y Senadores, la posición a favor y en contra es con el concepto para hechos, es un hecho que no corresponde con la realidad, ¿me expliqué?, si no, podemos confundir, para eso están en el listado, usted estaba listado en contra, pero entiendo que va a rectificar hechos de lo manifestado por el Senador.
- El C. Senador Armando Ríos Piter: Gracias, señor Presidente.

Es un debate no pactado, es un debate reglamentario. A ver, bueno, desafortunadamente el Senador Gerardo Sánchez se salió, tiró la piedra y se fue. Lo cito, al Senador Gerardo Sánchez, porque sé que él es uno de los actores que en este tema más pueden representar o más pueden contrastar el debate agrario, el debate en términos de propiedad social que nos interesa dar y que yo reitero.

Sé que es uno de los debates que más le preocupan a las y los priistas.

Miren, él habló de discursos de miedo e historias, como historias del terror, de despojo y de expropiación.

Aquí está el Senador de Baja California Sur. En La Paz se hizo una carretera transpeninsular cuyo debate agrario lleva nada más y nada menos 80 años; 80 años de que se hizo la carretera transpeninsular para La Paz, y en el cual, después de todas estas buenas intenciones jurídicas que comentaba Gerardo Sánchez, hoy siguen, después de 80 años, los ejidatarios de esos núcleos agrarios pidiendo que se les pague.

Aquí está el Senador René Juárez, tuve la oportunidad de compartir con él, cuando se le pagó a los ejidatarios de La Venta, en mi estado, ahí cerca de Tierra Colorada, ejidatarios, nietos de ejidatarios que después de 40 años se les pagaba la tierra; eran los nietos, y cuando llegaban las mujeres o los hombres a recibir el cheque, con lágrimas en los ojos decían, ojalá, ojalá que mi padre o mi abuelo hubiera tenido la oportunidad de recibir este pago, ¿por qué?, porque toda su vida estuvo en el conflicto agrario metido.

Senador, 80 años un conflicto en su tierra, y hay pues preseas del tema; ahí está Tepic, por ejemplo, el tema del aeropuerto, que lleva 30 años, y que a base de movilizaciones apenas le acaban de arrancar los recursos al gobernador en turno; o en Veracruz, en la presa Cerro de Oro, que desde los 70ʼs, pues no se le ha pagado a los ejidatarios.

Entonces, me parece que venir aquí a hablarle a la nación de un cambio que dice que no se harán las expropiaciones y que, como leí hace rato, termina remitiendo a la Ley Agraria el tema de las expropiaciones, no hay cambios, y querer decir que es mediante un convenio garante como se va a lograr que ejidatarios y que los comuneros reciban su contraprestación, pues la verdad, compañeras y compañeros o es querer ignorar las historias de terror que ha vivido nuestra gente, para lo cual hay la construcción de un derecho social o simple y sencillamente querer venir a engañar.

Y éste es un tema, reitero, sé la posición del Partido Acción Nacional sobre este planteamiento, pero es un tema que a la gente del PRI, a los hombres y a las mujeres del PRI en Sonora, en Aguascalientes, en varios de los rincones del país, les preocupa.

Bueno, qué tan difícil era poner, sé que vendrán las reformas, los planteamientos de cambios en lo particular y obviamente van a empezar a levantar la mano, no se acepta, no se acepta, lo que acaba de decir el Senador Gerardo Sánchez, que no ocurre, que la Ley Agraria hoy posibilita, pero que no ocurre.

Bueno, no podríamos nosotros vincular esta Ley de Hidrocarburos con que la Procuraduría haga lo mínimo, básico, indispensable, que la Procuraduría Agraria dé el visto bueno cuando ocurra esto, ni siquiera eso tuvimos capacidad de ponerle como un principio de defensa a la propiedad social, y esto ocurre en Chiapas, los principales problemas que existen en Chiapas es el problema de tenencia de la tierra y es uno de los lugares que en el mapa pueden potencialmente estar afectados por esta ley.

Entonces, compañeros, ojala que Gerardo Sánchez venga al debate, él como representante de la Confederación Nacional Campesina tiene una voz importante en este tema, pero ojalá que le entremos a fondo y que nos digan, bueno, miren, a final del día lo que estamos haciendo es irnos al extremo y garantizar que todo se pueda privatizar, ese es el debate, compañeras y compañeros, aludí varios rincones del país y no es, Senadora Graciela, perdón que lo comente, no estamos debatiendo si es el Presidente de la República o no, yo le tengo respeto en ese sentido. Yo lo que creo es que esta ley está mal.

Ese es el debate, y precisamente por eso es como ustedes deberían estar argumentando ese tipo de temas.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Ríos Piter.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Francisco Domínguez Servién, del PAN, a favor, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Francisco Domínguez Servién: Con el permiso de la Presidencia.

Lo único que le queda claro al grupo parlamentario del PAN es que el modelo energético no se puede quedar como hasta hoy viene caminando.

El modelo actual, seamos sinceros, ha alcanzado su límite, es incapaz de enfrentar los constantes cambios endógenos y exógenos que ponen en riesgo la seguridad energética de nuestro país, las finanzas públicas, los programas sociales y la calidad de vida de nuestra sociedad mexicana.

Es momento de llevar a cabo acciones firmes y contundentes que permitan al país contar con más y mejores fuentes de energía, aprovechar al máximo nuestros recursos naturales y generar en el corto plazo las condiciones necesarias para detonar el desarrollo económico que tanto le urge a nuestro país.

El proyecto que debemos apoyar el día de hoy y en estos días aparte de una visión integral de lo que México requiere, de lo que la sociedad demanda y de los beneficios que esperan y quieren todos los mexicanos está en nuestras manos.

Pero también que quede claro, será una responsabilidad de una buena administración de estas leyes secundarias del gobierno en turno y una responsabilidad de la vigilancia de este Senado de la República.

Compañeras y compañeros Senadores, México ha esperado demasiado la creación de reformas de gran calado que nos ponga entre las mejores economías de los países de este planeta y que garanticen el futuro próspero de los que hoy están preocupados de lo que hagamos como legisladores, las futuras generaciones.

Hoy es el momento de llevar a cabo acciones legislativas serias, encaminadas a potenciar el máximo recurso con el que contamos, es el momento de dotar a nuestro país de nuevas tecnologías, de inversiones productivas y de acabar con los monopolios del Estado y con los vicios de los monopolios de mercado.

Es momento de ofrecer a las ciudadanas y a los ciudadanos mexicanos mejores condiciones de vida y un ambiente de competencia que detone nuevas fuentes de trabajo, nuevas oportunidades de desarrollo, energías limpias, baratas y eficientes.

Este proyecto establece un diseño institucional basado en la competencia y en la participación de la iniciativa privada, la ciudadanía y el Estado.
Con esta reforma el país no sólo se da un potente foco de atención, que ya lo es en este momento, de la inversión, sino que tendrá un nuevo motor que impulse la generación de empleos, además de posibilitar la disminución de tarifas en la electricidad y en el gas que tanto anhela la población.

En el Partido Acción Nacional tenemos siempre la memoria histórica que nos ha formado como nación independiente, soberana y democrática, pero no perderemos en pretextos y tabúes de una defensa soberana mal entendida que tanto ha frenado hoy día a nuestro país.

Sin duda, este sector estará sujeto a transformaciones constantes, por lo que será un reto permanente de los órganos reguladores y de este Congreso de la Unión ajustar la normatividad, poniendo en el centro el bienestar de la población y la competitividad del sector.

Estoy convencido que mediante la aprobación de estas leyes secundarias propuestas, estamos cumpliendo con las demandas históricas que la nación le ha impuesto a esta Soberanía.

No olvidemos que esto no es un reclamo nuevo, don Manuel Gómez Morín, en 1940, cito, “el viejo y justificado anhelo de hacer que México aproveche íntegramente y en la mejor forma posible sus propios recursos naturales”. Hoy, en 2014, no se ha realizado.

Debemos crear un sistema técnico y eficaz que nos permita a los mexicanos aprovechar este recurso natural, que es México para todos los mexicanos.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Domínguez Servién.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna, del PRD, en contra, hasta por cinco minutos.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

El modelo actual tiene que cambiar Senador Domínguez, pero no empeorar, no vamos a incrementar las fuentes de energía con estas reformas, se está quitando a la propiedad estatal las fuentes de energía para pasarlas a manos privadas. Ese es el único cambio que hay, y si no se ha enterado o no ha leído bien, no va a haber vigilancia del Senado, se están conculcando las facultades del Congreso y lo demostraremos en las intervenciones en lo particular.

Pero quisiera sugerirle a los Senadores, en particular al Senador Domínguez, que leyera el artículo de hoy, de Jesús Reyes Heroles, hijo, ex Director de Pemex con Calderón, que en su artículo de “El Universal” dice que estas reformas, estas leyes que están por votarse hoy, desmantelan a Pemex y que don Jesús Reyes Heroles, padre, jamás, priistas, jamás hubiera aceptado el desmantelamiento de la mayor empresa del país, ¿por qué ustedes sí lo permiten?

Y este paraíso que dibuja demagógicamente el Senador Gerardo Sánchez, lo vamos a desmentir paso a paso con ejemplos claros, concretos, de donde y cuántas mentiras están hablando.

Pero quisiera decirles que una cosa es la que se dice aquí demagógicamente y otra cosa es la que ocurre allá afuera, y quiero referirme al informe de Pemex ante la SEC, ante la Securities and Exchange Commission de Estados Unidos.

El 15 de mayo Pemex entregó este informe a Estados Unidos, a Estados Unidos sí le dicen la verdad, no lo que dicen aquí, allá vean lo que informa: En primer lugar, está informando que se espera con estas leyes secundarias un nuevo régimen fiscal, un nuevo modelo de contratación, ajustes en su estructura organizacional y una Ronda Cero, y que se estima que los efectos que van a tener estos cambios serán adversos a los intereses de Pemex en aspectos muy significativos y que en ciertas estipulaciones establecidas en estas leyes, Pemex tendrá que requerir dispensas por parte de sus acreedores o tenedores. Dicho en español, Pemex está advirtiendo la existencia de enormes riesgos para la empresa y que no va a poder hacer los pagos con sus acreedores, no va a poder pagar los créditos que tiene. ¿Esto es fortalecer a Pemex, como están diciendo aquí?, Pemex está informando a la SEC que las reformas son perjudiciales en los aspectos más importantes, específicamente este informe, que preocupa mucho, dice que no podrá cumplir con sus compromisos financieros; esto desmiente a Peña Nieto, esto desmiente a los promotores de esta reforma privatizadora.

Están diciendo que es para fortalecer a Pemex, y el único propósito de estas leyes es convertir la riqueza energética que sostiene a nuestro país en un negocio privado, para lo cual les estorba Pemex y deben de decirlo con esa claridad en lugar de engañar a la gente.

Este informe reconoce el deterioro de la condición económica de México, la inestabilidad social; dice el informe a Estados Unidos que hay movimientos políticos y otros acontecimientos sociales adversos que podrían afectar significativamente los negocios de Pemex, y que se van a agudizar con la pretensión de desalojar de sus predios a como dé lugar a sus legítimos propietarios con el pretexto de que la industria energética es prioritaria, incrementará esto la inestabilidad social, que a su vez el mismo Pemex reconoce como un riesgo para el desarrollo del sector.

El informe dice, y lo menciono, que estas situaciones pueden llevar a una mayor volatilidad del tipo de cambio a los mercados financieros y que van a afectar la capacidad de Pemex para obtener nuevos créditos, nuevos financiamientos para pagar su deuda.

El informe dice: los promotores de la reforma mienten, eso lo digo yo, los promotores de la reforma mienten al decir que es la madre de todas las reformas, que con ella se van a resolver los grandes problemas nacionales y que se asegurará un elevado crecimiento, mienten; con estas leyes solamente están agudizando la situación de Pemex, del crecimiento económico y de los riesgos sociales en el país.

Otro de los riegos que Pemex reporta a Estados Unidos es la intervención del gobierno en sus actividades y sus decisiones, señala el informe: “las iniciativas sobre la legislación secundaria prevén que la emisora continuará bajo la regulación y supervisión del gobierno federal, ya que el gobierno federal tiene la facultad de intervenir directa o indirectamente en los asuntos comerciales y operativos de Pemex, dicha intervención podría afectar de manera adversa la capacidad de Pemex para cumplir con sus obligaciones de pago derivadas de cualquier valor emitido por la emisora, es decir, por Pemex”.

"Las obligaciones", continúa el informe, "derivadas de los financiamientos que contrata la emisora no son obligaciones del gobierno federal ni están garantizadas por el mismo". Lo contrario de lo que están poniendo ustedes en esta ley, en estas leyes se está diciendo que el gobierno federal va a firmar los contratos privados, y los contratos privados firmados por el gobierno contraen deuda pública, deuda pública garantizada que tiene que pagar el pueblo de México; lo que no quisieron hacer con Pemex sí lo van a hacer con los contratos privados, esto se llama matar a Pemex, no salvarlo o reforzarlo.

Otro de los riesgos que advierte este informe es el siguiente: “Establece la transferencia de determinados recursos de Pemex, gas y petroquímica básica relacionados con el Sistema Nacional de Ductos de Transporte y Almacenamiento” y un montón de equipamiento de petroquímica y de gas, pasarán estos activos de Pemex y de sus organismos subsidiarios, pasarán a una entidad que no estará controlada por el gobierno federal, me refiero a la Cenace.

Dice el informe: “La reorganización y transferencia de activos contemplados en el decreto de la reforma energética podrían afectar de manera adversa la producción de Pemex, causar una alteración a su fuerza de trabajo y en sus operaciones, así como un posible incumplimiento de ciertas obligaciones”.

¿Pues no que la reforma era para fortalecer a Pemex?, ¿pues no que iban a defender los derechos de los trabajadores?, ¿pues no que estaba garantizada toda la infraestructura de Pemex?, ¿por qué el informe de Pemex a Estados Unidos dice exactamente lo contrario de lo que sus discursos y sus discursos de Peña Nieto allá afuera están informando?

Este informe también refiere: “Pemex debe hacer fuertes inversiones para poder mantener sus niveles de producción actuales y para incrementar las reservas probadas de hidrocarburos de México que le sean asignados conforme a la Ronda Cero”.

Habla, dice, “los recortes en el presupuesto del gobierno federal y las reducciones en los rendimientos de Pemex, así como su imposibilidad de obtener financiamientos pueden limitar la capacidad de realizar más inversiones”. Es decir, en estas leyes el propio director de Pemex informándole a Estados Unidos, está diciendo que con las pocas reservas que se le están dando en la Ronda Cero le será imposible sostener sus inversiones.

Dice el informe: “La capacidad de Pemex para mantener, así como para incrementar sus niveles de producción de petróleo crudo depende en forma significativa de su capacidad para desarrollar exitosamente las reservas”.

Bueno, termino diciendo lo siguiente: El informe que da Pemex a Estados Unidos, a la SEC, está diciendo que las reformas que ustedes quieren votar son altamente perjudiciales a la economía mexicana, a la sobrevivencia de Pemex, a los trabajadores del sector energético; que la Ronda Cero lo destina a su muerte, que su infraestructura se va a pasar a los privados y que los privados van a firmar sus contratos, el gobierno federal con lo cual se va a contraer deuda soberana, que es deuda pública que deben pagar los mexicanos.

¿A esto le llaman ustedes progreso, crecimiento, desarrollo, paraíso y la bola de tonterías y mentiras que han venido a decir? ¡No! Por supuesto que vamos a votar muy conscientemente en contra.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Les pido a todas las Senadoras y Senadores, la Mesa, nos han pedido traer un cumplimiento estricto con el Reglamento.

De todos los grupos parlamentarios nos han pedido el respeto al tiempo, y de todos los grupos parlamentarios ha habido Senadores que se exceden del tiempo.

Les solicito, por favor, no sentar precedente, que si en otro, a partir de ahorita, con madurez y responsabilidad, todos los Senadores respetemos el tiempo.

No se está conculcando el derecho de subirse a un voto particular a la discusión en lo general, a los posicionamientos de los partidos, a las reservas, lo único que les pido es en el tiempo específico, porque si no, uno u otros de los grupos piden que entonces por qué es flexible, dependiendo a quien esté presidiendo el Senado.

Se los solicito, sé que son responsables, y yo se los pediría ahorita.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Ernesto Cordero Arroyo, del PAN, a favor.
- El C. Senador Ernesto Javier Cordero Arroyo: Muy buenas tardes a todos, compañeras y compañeros Senadores:

¿Cómo va a votar el Partido Acción Nacional? ¡A favor, sin ninguna duda, sin ninguna ambigüedad y con absoluta convicción!

Ni somos lacayos del imperio ni cobramos en ninguna empresa multinacional. Queremos un futuro para nuestro país, queremos que las próximas generaciones tengan mejores oportunidades que las que nosotros tuvimos; por eso el Partido Acción Nacional va a votar a favor de este paquete de dictámenes.

Y miren, tampoco venimos a engañar a nadie, tampoco venimos a decir que de milagro y en automático van a bajar las gasolinas, el gas LP, el gas natural y todos los hidrocarburos. Ese no es el objetivo de esta reforma.

El objetivo de esta reforma es generar empleo. Empleo es lo que necesita este país, oportunidades para nuestros jóvenes.

Los precios de los energéticos, como los precios de cualquier bien y servicio en la economía, dependen de las condiciones de mercado, pues ningún gobierno puede imponer condiciones sobre los precios y hacerlo de manera sostenida sobre el tiempo.

Por eso, el propósito de esta reforma es garantizar energéticos en suficiencia y con calidad, que es lo que necesita el crecimiento económico de nuestro país.

Miren, es muy romántico, muy emotivo y muy bonito venir a hacer referencias bolivarianas y de presidentes de hace más de 50 años, de nuestro país. De eso no se trata, esto no es del pasado, esto es del futuro y del presente de nuestro país y por eso estamos aquí. Hay que pensar en el presente y en el futuro de México.

México no es como los hermanos países latinoamericanos, a los cuales queremos y admiramos mucho. México es distinto.

México tiene una estructura económica muy diferente a la de países hermanos latinoamericanos. Y les voy a dar un ejemplo.

México, a diferencia de Brasil, que ha sido multicitado en esta tribuna, no es un exportador de commodities de materia prima, México es un exportador de manufacturas de mediana y alta tecnología.

En México, el 81 por ciento de nuestras exportaciones, son manufacturas; en Brasil es nada más el 52 por ciento; en Colombia es nada más el 33 por ciento, y en Perú es nada más el 31 por ciento.

De estas manufacturas, en México, el 80 por ciento de estas manufacturas son mediana y alta tecnología; en Brasil, del menor porcentaje de manufacturas que tienen, solamente el 42 por ciento son manufacturas de mediana y alta tecnología, y en Colombia solamente el 33 por ciento.

Entonces no debe de sorprendernos que por eso México es una potencia exportadora en manufacturas de alta tecnología; y por eso México es el principal destino de inversión extranjera directa en manufacturas de alta tecnología, como la industria aeronáutica, por ejemplo.

Ahora, la economía mexicana tiene una estructura bastante más compleja que el resto de las economías de Latinoamérica.

México, de acuerdo a los indicadores internacionales, es la economía latinoamericana con una mayor complejidad de todas las economías latinoamericanas.
Si organizáramos a todas las economías del mundo, la economía mexicana es la mejor posicionada de Latinoamérica, ocupando el lugar número 20.

China, por ejemplo, tiene el lugar número 29; Rusia tiene el lugar número 45; Brasil tiene el lugar número 52.

Y por eso, en México, el sector exportador es tan importante. Y es en este sector donde se generan los mejores salarios, los mejores empleos, donde se generan oportunidades para los jóvenes, donde se abren instituciones de educación superior.

Son en estos estados, como Guanajuato, Querétaro, Baja California, donde se está generando el motor de crecimiento de este país y es por una sencilla razón: porque ahí llega el tubo del gas natural; porque ahí hay energía eléctrica confiable y en suficiencia.

Yo quiero que lo mismo que sucede en Guanajuato y Querétaro suceda en Oaxaca, en Chiapas, en Puebla, en Tlaxcala y se generen oportunidades de empleo para todos nuestros jóvenes; y esta reforma es lo que va a dar: empleos energéticos en suficiencia en todo el país.

Que un joven chiapaneco tenga las mismas oportunidades que un joven en Guanajuato o un joven en Mexicali. De eso se trata.

Este país no aguanta más desigualdad, y esta reforma trata de generar condiciones de equidad en el crecimiento económico del país.

El modelo energético que hemos seguido por tantos años ya se agotó, hay que entenderlo, necesitamos la participación privada.

Hay únicamente 3 países en el mundo que tienen un sector energético tan cerrado como el nuestro: México, Afganistán y Corea del Norte.

Yo no quiero que mi país sea como Afganistán, y que no sea como Corea del Norte, con todo cariño y respeto a nuestros hermanos coreanos y afganos.

Yo quiero un país con futuro, un país con empleo, un país con prosperidad, un país con rumbo, y estos dictámenes eso es lo que van a garantizar.

Es cuanto, señor Presidente. Le agradezco.

Les agradezco a todos.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Perdón, Senador, nada más no se retire, un momento.

Les voy a decir el criterio, son demasiados oradores, tanto en éste y los siguientes días.

Cuando yo vea la luz de un escaño cuando esté alguien, tanto en la discusión en lo general o en lo particular, lo haré hasta el final de su intervención; le pediré a la Senadora o Senador que no se retire de tribuna para ver si acepta, para tener transparencia en el tiempo.

Primero fue el Senador Pedraza Chávez para formularle una pregunta, y los Senadores Padierna Luna y Delgado Carrillo para hechos.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Entonces, le pregunto al Senador Cordero Arroyo si acepta.

Los demás son para hechos.

Nada más la pregunta es, Senador Cordero Arroyo, ¿si acepta o no la pregunta del Senador Isidro Pedraza?
- El C. Senador Ernesto Javier Cordero Arroyo: Mientras sea uno por uno, señor Presidente, con mucho gusto.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Por favor, sonido en el escaño del Senador Pedraza Chávez.

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: (Desde su escaño) Yo nada más quiero preguntarle al Senador Cordero, ¿si sabe cuál es el porcentaje de empresas estatales que aportan a la producción de petróleo en el mundo? porque ha hecho una lista muy larga, ha enumerado muchos, pero yo quisiera que precisara el porcentaje de las industrias petroleras estatales en el mundo.

- El C. Senador Ernesto Javier Cordero Arroyo: Gracias.

Mira, compañero Senador Pedraza, por supuesto que aportan mucho las empresas con componentes estatales a la producción mundial de hidrocarburos, y todas estas empresas, al igual lo que estamos proponiendo para Pemex, tienen participación, asociación, convenios, intercambios tecnológicos con empresas privadas.

Es precisamente eso, yo quiero que Pemex sea como Statoil, y sea como las empresas estatales de Indonesia, de Noruega, de Inglaterra, las empresas de todo el mundo, estatales, que tienen participación privada y asociaciones privadas.

Precisamente eso es lo quiero, Senador.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Cordero Arroyo.

O sea, ya los demás van a ser para hechos, Senador Cordero.

Ya nos lo solicitaron.

Primero me habían dicho que para hechos…

Se acepta.

Pero, les pido, primero me habían dicho que eran para hechos.

Insisto, para hechos es la rectificación de un hecho específico que haya mencionado el Senador. Si están contra el concepto, para eso son los oradores a favor o en contra del dictamen en lo general.

Y le agradezco mucho al Senador Cordero su amabilidad de haber permanecido, gracias.

Aclaro el criterio, si le quieren formular una pregunta, va a ser durante el momento que está expresando su intervención.

Mi criterio va a ser, que le hará la pregunta hasta el final y les pediría a las Senadoras o Senadores que no se retiren. De la aclaración de la pregunta es específico y la intervención para aclaración de hechos, es sobre su intervención a favor o en contra.

Insisto, si no sería pregunta por pregunta. Luego lo hubieran interrumpido durante sus cinco minutos, y lo que quiero es transparencia en el tiempo.

Cuando esté un orador dentro de sus cinco minutos, en la manifestación en contra o a favor, como lo hizo el Senador Isidro, prende su luz en el escaño y yo ya sé que quiere hacerle una interpelación, que lo haré hasta el final de su intervención.
Sólo lo que se haga durante eso, porque está interviniendo a favor o en contra, y si le quiere hacer una pregunta sobre su intervención. La subsecuente es motivo de la contestación específica que le dio el Senador y no hay diálogo entre Senadores. Se aclara la contestación y ahí quedó.

En los demás que pidieron es rectificación de hechos y con mucho gusto se les dará la palabra para rectificación de hechos a todos los Senadores. Y la rectificación de hechos es, en términos de la manifestación que hizo el Senador en específico.

Lo dije justo cuando acabó la intervención del Senador Isidro, exactamente lo dije al Pleno, que ese iba a ser el criterio a desahogar, y por eso no lo interrumpí, para que todos tengan claro que agotado su tiempo, que no fue disminuido por una intervención o por una pregunta.

Le pido su comprensión, Senador.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna.

Después los Senadores Mario Delgado, Armando Ríos Piter, Zoé Robledo y Mayans Canabal.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: No es de extrañar que el PAN vaya a votar a favor. Cómo no va a votar a favor este paquete de leyes, si están regularizando, legalizando, toda la bola de violaciones a la Constitución y a las leyes actuales, que impiden todavía el día de hoy, por ejemplo, entregar contratos integrales; por ejemplo, entregar Mexichem; por ejemplo, toda la corrupción a través de Oceanografía, que ahora se legaliza.

Y lo vamos a demostrar en cada uno de los artículos en lo particular.

Pero quisiera decir, el Partido Acción Nacional siempre, desde su surgimiento, y nació en contra de Lázaro Cárdenas del Río, siempre estuvo en contra de la expropiación petrolera. Y en materia ideológica, de pensamiento, lo que se vota aquí es un triunfo ideológico del PAN, por encima del PRI, y están simplemente, lo que quisiera decir, endureciendo las leyes que se están votando.

Por ejemplo, acaban de decretar, apenas ayer, cambiaron el dictamen, para decir que le quitan a Pemex, que tenga su plan de negocios.

¿Para qué va a tener Pemex su plan de negocios, si lo van a destruir en cuatro años?

Está hablando aquí de competencia. La Ley de Competencia Económica surgió desde 1993 y es la fecha en que a los monopolios privados no los tocan ni con el pétalo de una acción asimétrica.

Ahí está el monopolio de las tortillas, del pollo, los bancos, las telecomunicaciones, las televisoras. Esos monopolios no les interesan.

Pero el PAN metió que la Cofece, y con una sanción durísima. Si la Cofece no aplica sanciones para quitarle la competitividad a Pemex, entonces se va a hacer acreedor de verdaderas sanciones.

Pero termino diciendo: debería de darles vergüenza, después de 12 años de gobierno, venir a decir que quieren el empleo, que quieren el crecimiento, que quieren todo el paraíso que aquí describe el Senador Cordero.

¿Por qué no lo hizo en los 12 años que gobernaron?

Más usted, siendo Secretario de Hacienda. Es una vergüenza.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Mario Delgado Carrillo.
- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Muchas gracias, señor Presidente.

A ver, pues no genera sorpresa que Acción Nacional vaya de la mano con el PRI en esta reforma.

Y no lo es, porque comparten mucho más allá. Comparten el mismo modelo económico que ha llevado a la pobreza y desigualdad, esa que dice el Senador Cordero, no aguanta más México en los últimos años.

Hay que tener autoridad moral para venir a hablar aquí, cuando la gestión del Presidente Calderón alcanzó un promedio de crecimiento, desafortunadamente de falta de crecimiento, de un crecimiento muy bajo, del 2.2 por ciento.

En 50 años, solamente en la administración de Miguel de la Madrid se tuvo un crecimiento más bajo.

Dice el Senador Cordero, no se trata del pasado sino del futuro.

México sólo va a alcanzar lograr ser un país competitivo en el sector energético, si dentro del modelo que se está planteando se garantiza la transferencia de tecnología.

Pero la única variable, decisiva en las asociaciones, en los contratos, en las licencias que están planteando, es la variable económica, es que prevalezcan los ingresos del Estado sobre el desarrollo del país.

Dice usted que quiere oportunidades de empleo para los jóvenes.

La industria de los energéticos tiene una alta especialización. Y en anteriores experiencias, cuando llegan nuevas empresas, lo hacen con sus proveedores tradicionales.

México, es una economía distinta. Hay una economía de exportación, es cierto, muy exitosa en algunos sectores, como el caso de la alta tecnología que usted pone de ejemplo, como el caso de la industria automotriz.

Pero desafortunadamente no ha habido una política industrial que genere cadenas productivas nacionales. Y estas cadenas se han desarrollado en otros países.

En esta reforma hacen el supuesto de que simplemente porque haya empresas de otros países, va a venir un desarrollo de nuestro país de manera espontánea. ¡No! Si no lo propiciamos en la ley, si no lo ponemos como un incentivo, como una variable decisoria a la hora de elegir a las empresas que vienen del exterior, no se va a desarrollar la industria nacional de manera espontánea.

Tiene que ponerse por ley, por eso se habló del tema de contenido nacional, de manera muy agresiva, con financiamiento y transferencia de tecnología, para que podamos tener un desarrollo en nuestro país.

Dice usted también que necesitamos participación privada, pero no puede plantearse la participación privada como lo están haciendo en estas iniciativas.

Tuvieron la experiencia de la reforma de los contratos incentivados y fracasaron porque la petición o la experiencia de las trasnacionales siempre es tomar de manera predatoria la renta petrolera.

Usted, como ex Secretario de Hacienda debería saber muy bien que uno de los temas más débiles de esta reforma es el destino de la renta petrolera.
Durante la administración del Presidente Calderón, ha habido uno de los periodos con mayores excedentes petroleros que a usted le tocó administrar.

Durante Calderón alcanzamos el mayor pico de producción que se ha tenido en los últimos años, el mayor número de excedentes petroleros.

¿Y cuál fue el destino de esos excedentes? El crecimiento brutal del gasto corriente que prevalece. Ya tuvimos un escenario, como el que está planteando aquí, que vamos a tener en la reforma fiscal de mayor producción y mayores ingresos, pero esos ingresos fueron despilfarrados por la administración en la que usted participó.

Por la concepción que están planteando del fondo petrolero, está claro que en caso de tener mayor renta petrolera, ésta no va a impactar en las variables que cambien la competitividad, la productividad y, por lo tanto, el desarrollo de largo plazo de nuestro país.

No nos extraña, entonces, que ustedes estén apoyando con mucha fuerza esta reforma. Pero está claro que no es una reforma que va a incrementar el desarrollo de nuestro país.

Por último, usted habla de los precios de los energéticos. Por fin alguien se atreve en esta tribuna a reconocer que el objetivo de esta reforma no es que bajen el precio de los energéticos, como lleva todo el tiempo el gobierno diciéndolo en miles de spots en televisión. Dice usted que no es el objetivo, porque el mercado debe regularlos.

Entonces, ¿dónde está la ventaja que México tenga petróleo para ofrecer si hay una política industrial y de inversión en la petroquímica que tenga la posibilidad de tener energéticos a precios competitivos sobre el resto del mundo y que el activo, la riqueza extraordinaria que tenemos con el petróleo, sí nos dé la oportunidad de tener un mayor crecimiento económico?

Si no logramos armar un esquema de desarrollo donde ocurra esto, entonces no veo cómo va a impactar esta reforma energética en las tasas de crecimiento de nuestro país.

Me parece que estamos en una gran simulación. Si no afectamos esos tres factores, las tres únicas vías para que una reforma de este tipo afecte la economía, que es lograr precios competitivos de energéticos, vincular a nuestra industria nacional en el desarrollo del sector energético y aprovechar la ventaja del petróleo para garantizar una transición energética y asegurar nuestra autosuficiencia energética para las siguientes generaciones, será una oportunidad perdida. Aquí lo que mueve a esta reforma no es el interés nacional.

Muchísimas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Permítame, Senador Delgado Carrillo, no sé si le quieren formular una pregunta, se prendieron dos micrófonos durante su intervención.

Sonido en el escaño del Senador Cordero Arroyo, ¿para qué efecto?

- El C. Senador Ernesto Javier Cordero Arroyo: (Desde su escaño) Señor Presidente, ¿me permite hacer uso de la tribuna por alusiones personales? Creo que claramente fui aludido.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Senador Orihuela Bárcenas, ¿para qué efecto?

- El C. Senador José Ascención Orihuela Bárcenas: (Desde su escaño) Para ver si el orador autoriza una pregunta.

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Con mucho gusto, Senador, adelante.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Terminando la intervención de la pregunta, inmediatamente por alusiones personales, Senador Cordero Arroyo, se le otorga el uso de la palabra, por favor.

Formule su pregunta, Senador Orihuela Bárcenas.

- El C. Senador José Ascención Orihuela Bárcenas: (Desde su escaño) Sólo para preguntarle al orador. Recientemente hubo elecciones en Nayarit, ¿sabe usted con quién se alió su partido en Nayarit?

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Pues sí, con el PRD y con el PAN.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Senador Cordero Arroyo, le recuerdo que cuando es para alusiones personales, es una sola vez, contesta el aludido y ya no hay diálogo ni repregunta.

Por favor, Senador Cordero Arroyo, el uso de la tribuna se le otorga.

- El C. Senador Ernesto Javier Cordero Arroyo: Muchas gracias, señor Presidente.

Iba yo a responder las alusiones personales con mucha mayor contundencia, pero después de esta última revelación, Senador, no me queda más que apechugar esa alianza, ¿verdad?

Miren, aquí en esta bancada, en este Senado, hay muchos compañeros que fueron diputados y estoy seguro que conocen a la perfección y a la letra todo lo que la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria establece, y donde con toda claridad se dice, se establece y se determina cuál es el destino de los ingresos petroleros.

Entonces ya no se vale querer mal informar, confundir y decir que los excedentes petroleros se despilfarraron. Si acaso se despilfarraron con el consentimiento de muchos de ustedes aquí que fueron Diputados.

Yo creo que no se despilfarraron, ¿eh? El destino es bien clarito a dónde fueron a dar esos excedentes.

Si tiene usted tiempo, señor Senador, consulte usted cómo se transformó en términos del gasto del gobierno federal, el gasto corriente y el gasto o inversión en capital, y verá cómo en estos últimos 12 años se transformó y cada vez fue más la inversión en capital y cada vez menos el gasto corriente. Ahí están y yo creo que no vale la pena. Lo que vale la pena es no mal informar a la gente.

Habló usted de autoridad moral y cuando me alude usted en lo personal por autoridad moral, pues ahora sí que me permite hacer referencia a mi desempeño como Secretario de Hacienda, cosa que la verdad, la modestia me debería de impedir hacer. Y le voy a decir por qué tengo autoridad moral, porque cuando fui Secretario de Hacienda, este país creció cinco veces más de lo que está creciendo hoy, y crecimos al 5.1 por ciento.

Queremos hablar de autoridad moral, Senador. Explíquenos qué pasó con la Línea 12 del Metro, creo que todos estaríamos muy interesados en saber qué está pasando.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)


- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Cordero Arroyo.

En alusiones personales no hay diálogo, así lo aplica. Usted lo aludió, él contestó y ahí termina en términos de Reglamento, aunque lo aluda, esa es la mecánica. Senador, esa es la mecánica.

Sabe el criterio jurídico y lo escrupuloso que soy, ya no procedería; lo aclaré antes de la intervención y se los vuelvo a decir, cuando hay una alusión personal, el aludido tiene derecho a subir a tribuna, por haber sido aludido, pero ya no el que aludió tiene el derecho a contestar.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Armando Ríos Piter, para hechos, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: Con su permiso, señor Presidente.

El Senador Ernesto Cordero sabe que lo aprecio y lo aprecio bien. Sin embargo, yo no puedo permitir que pase alguien y diga que fue el mejor Secretario de Hacienda de la historia.

La verdad es que es una reflexión que hay que compartir con toda puntualidad. Si fue tan bueno usted como Secretario, tal vez usted hubiera sido candidato de su partido y hubiera mantenido la Presidencia de la República, no ocurrió así, no ocurrió así.

Entonces hay que poner las cosas en claro por una razón, porque este debate, cuando usted lo pone al frente y usted nos voltea a ver a los compañeros de la izquierda, el PRD, señalando que traemos un debate “bolivariano”, fue la expresión que le alcancé a escuchar, la verdad es que yo traigo a colación el debate constitucional, y fue su partido y el PRI, yo recuerdo cómo se le llenaba la boca al Senador Penchyna de decir que el modelo de Petrobras era el ejemplo que íbamos a seguir, y que hoy, sin duda alguna, ni siquiera es el modelo que estamos debatiendo, ni siquiera.

Pero vamos al punto para que el debate sea técnico y que no sea de alusiones personales, porque si no, vamos a caer en un desgaste innecesario.

Usted lo que dice es, con gran puntualidad, que quiere un país con rumbo, que quiere un país en el que se genere empleo, que quiere un país que se salga del letargo. Pues el debate que nosotros sostenemos, Senador Cordero, Senadores del PRI, del PAN, del Verde que están a favor de esta iniciativa, es que esta iniciativa no promueve el empleo. Ese es el debate que nosotros tenemos, porque usted está pensando en exploración y en explotación solamente, está pensando que en exploración y en explotación se puede incrementar la presencia de actividades privadas que incrementen el margen de empleo.

Usted, como ex Secretario de Hacienda, sabe que en este país el 70 por ciento del empleo depende de la micro, la pequeña y la mediana empresa. Bueno, yo lo que quisiera es ver en todas las 21 iniciativas que estamos discutiendo, dónde está la articulación de esas empresas internacionales o nacionales, vamos a pensar que lo fueran en la articulación de la micro, la pequeña y la mediana empresa.

Incluso escuché con atención su participación, cuando acudí al clúster de automotrices o a la parte de exportaciones, ¿en dónde está la articulación, la transferencia tecnológica y la capacidad de generar empleos en el corto plazo, de esta iniciativa? Ahí es donde está el debate. Por eso traigo otra vez mi gráfica, no hace falta que nadie me ayude.

Esto es lo que le dieron a la iniciativa privada de Petróleos Mexicanos, ésta es la Ronda Cero, la explotación del petróleo que solamente se queda ahora en iniciativa privada.

Se las leo porque tal vez no se entienda. Del 100 por ciento, Pemex tenía ese 100 por ciento, hoy el 85 por ciento será para la iniciativa privada, seguramente transnacionales, y así.

¿Qué le dejaron a Pemex? Pues los yacimientos más pobres y los que tienen menor viabilidad de largo plazo.

Bueno, resulta ser, compañeras y compañeros, que hoy la articulación de ese 10 por ciento del Producto Interno Bruto que depende de Pemex, precisamente está en ese sector que hoy están entregando y que hoy solamente se va a explotación petrolera.

Entonces yo quisiera que me dijera, Senador Ernesto Cordero, si quiere para hechos, no sé si sea para alusiones personales, ¿cómo maravillosamente un Secretario de Hacienda que nos detonó ese importante crecimiento durante un año y medio piensa que esta iniciativa, que estos decretos hoy van a generar más empleo?

Vamos entrándole a esa discusión, porque hay que aclarar que el componente nacional solamente se queda en el 35 por ciento, maravillosamente lo subieron del 25 al 35 por ciento.

¡Oh gran maravilla para la planta industrial nacional! Entonces, bueno, yo creo que ese es el debate económico, repito, no se trata de hacer un debate personal, no se trata de hacer un debate de alusiones personales, demos ese debate inteligente que usted sabe dar Senador Cordero.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senador Ríos Piter.

- El C. Senador Ernesto Javier Cordero Arroyo: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Sonido en el escaño del Senador Ernesto Cordero.

- El C. Senador Ernesto Javier Cordero Arroyo: (Desde su escaño) Gracias, Senador Vicepresidente, en funciones de Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: ¿Para qué asunto?

- El C. Senador Ernesto Javier Cordero Arroyo: (Desde su escaño) Evidentemente para alusiones personales.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Para alusiones personales, tiene el uso de la palabra, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Ernesto Javier Cordero Arroyo: Gracias, señor Presidente.

¿Lo puedo voltear a ver, Senador Ríos Piter, o tampoco?

Mire, yo creo que no me escuchó o a lo mejor no me expliqué lo suficientemente bien, y lo dije con mucha claridad. Este conjunto de dictámenes por el cual vamos a votar a favor los Senadores del Partido Acción Nacional, es porque van a generar empleos, y van a generar empleos bien remunerados, y porque ciertamente vamos a poner al sector energético nacional en condición de generar la competitividad que requiere la economía mexicana.

Y hablé de que si no hay empleos en Chiapas, y si no hay empleos en Oaxaca, y si no hay empleos en Guerrero, pues es precisamente porque no hay energéticos en suficiencia y con la calidad que se requieren. Y eso no tiene que ver, o no tiene que ver directamente con la exploración y explotación de hidrocarburos, lo que pomposamente se llama el downstream, según me explicaron mis compañeros que están metidos en este tema.

Esto tiene que ver con todo el proceso industrial del sector energético nacional, y es de lo que hablaba. Que hubiera un tubo que llevara gas natural en Guerrero, que hubiera instalaciones e infraestructura de almacenamiento de hidrocarburos en Oaxaca, que hubiera condiciones de suministro energético, confiable y en suficiencia en Oaxaca, de eso hablaba, no de la exploración y explotación de hidrocarburos.

Hablaba de algo que fue abierto desde 1991, y ha seguido abriéndose gradualmente a la participación privada, y que hoy estamos dando un paso adelante para que pueda haber inversión privada en la construcción de ductos, en la construcción de infraestructura de almacenamiento, y para que todos los inversionistas se sientan con la tranquilidad y la certeza, no sólo jurídica, sino de suministro, de que van a tener gas natural y electricidad en condiciones de suficiencia y confiabilidad para poder abrir fuentes de empleo en distintas regiones del país, de eso estaba yo hablando.

Y estos dictámenes de eso se trata, y es ahí donde la pequeña, mediana y la gran industria se van a ver beneficiados, no sólo los grandes, también los pequeños y los medianos se van a ver beneficiados. El tema de contenido nacional, pues me parece fundamental y bien importante. Mencionas que lo subimos del 25 al 35 por ciento, Senador, pues es un avance sustancial importante y muy relevante.

Es más, me atrevo a asegurar que ahorita, aunque se le dieran todos los contratos a la industria nacional y se tratara de fortalecer el contenido nacional, difícilmente llegaríamos al 35 por ciento que se puso en la ley. De manera que si eso es lo que nos preocupa, debemos de estar tranquilos, estos dictámenes van a generar empleo y van a promover a la industria mexicana, van a generar empleos mexicanos, van a fortalecer y a promover aquellos mexicanos que arriesguen su dinero, que tengan emprendedurismo para abrir negocios en México.

Yo por eso estoy muy satisfecho de estos dictámenes que el día de hoy vamos a votar a favor. Y como siempre, mi estimación, mi afecto y mi reconocimiento, Senador Ríos Piter, es usted bien correspondido.

Gracias.

(Aplausos)

- El C. Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) Para alusiones.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: No hay alusión personal de la alusión, no hay alusión personal en el Reglamento. Usted lo aludió, él contesta, y aunque lo haya aludido, porque usted lo aludió, no hay alusión personal.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) Los hechos, que son los dichos que acaba de decir el Senador Cordero.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Usted ya se manifestó en hechos. Le quiero explicar, si no esto sería eterno.

El debate es para implementar…

- El C. Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) El debate…

- El C. Presidente Cervantes Andrade: El debate es para implementar. ¿Me puede escuchar?

Yo soy condescendiente, respetuoso y le pido lo mismo, y mi conducta no es la del día de hoy, es la de casi todo este año de ejercicio.

Estamos en la discusión en lo general del dictamen, de todos los ordenamientos y todos los artículos, las Senadoras y Senadores tienen el derecho y la obligación, si así lo consideran, de expresar sus puntos de vista, de por qué están en contra de ese dictamen o por qué están a favor. ¡Escúcheme!

Cuando un Senador dentro de en contra o a favor, es un tema general del concepto de si yo creo que es bueno o malo el dictamen, para eso se inscriben a favor o en contra. Dentro de la determinación o la expresión de un Senador sobre a favor y en contra, tiene un hecho que no es cierto, por eso es rectificación de hechos, un artículo que no existe, una figura jurídica que no existe, una forma regulatoria que no existe, un órgano regulador que debería estar y no existe, se aclara que el orador está equivocado.

Si está en contra de la visión del dictamen, tiene el derecho de inscribirse en contra del dictamen.

Cuando les dije que si teníamos una aclaración sobre el tiempo y la transparencia, sobre el tiempo de cualquier orador, Senadora o Senador, no lo iba a interrumpir para la clarificación del tiempo, y no hubiera, como ha habido en otras ocasiones, reclamo de los Senadores de que se les cuantifique equis número de tiempo, porque fue interrumpido, le pediría a las Senadoras o Senadores que permanecieran en la tribuna cuando vieran que alguno de los Senadores prende el micrófono de su escaño, para ver si es el caso que le van a hacer una pregunta, si la acepta o no.

Si es hechos, es sobre esa intervención de hechos y la rectificación sobre su intervención a favor o en contra, no sobre la alusión personal, porque sería una simulación al cambiarnos del supuesto. Si yo aludo a cualquier Senador, él tiene derecho de expresar lo que a su derecho convenga sobre su persona de los hechos que se le imputaron, y ahí termina el debate, ya no hay si hay hecho o no hay hecho, fue alusión personal; los hechos, como a usted, ya se le dio el uso de la palabra sobre la intervención de su posición a favor, y ustedes estaban en relación, varios oradores, 1, 2, 3, 4, 5 sobre los hechos que manifestó en su intervención en contra.

Ese es el concepto, ese es el criterio y es con el que vamos a ser consecuentes, y eso le da pluralidad y libertad a los diferentes grupos parlamentarios de expresar en principios de democracia representativa sus puntos de vista sobre el contenido del debate.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Zoé Robledo Aburto, para hechos; después el Senador Mayans Canabal y el Senador Ríos Piter, porque ya estaba usted anotado, pero no para el tema de lo que dijo el Senador.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: Muchas gracias, señor Presidente.

Fíjese, Senador Cordero Arroyo, que ahora que hizo su elocución estuve a punto de sumarme al grupo de asesores del PAN que le aplaudieron tan duro, bueno, y los otros siete Senadores del PAN que están presentes, seguramente los otros 31 en sus oficinas aplaudieron también con muchas ganas.

Y estuve a punto de aplaudirle porque decía usted que le preocupan los niños de Chiapas, qué gusto, qué nueva vocación tan interesante, se la reconozco. Sólo quiero decirle que los niños de Chiapas con esta reforma no van a verse beneficiados, porque el tubo que usted señaló, de gas natural, no está en ningún momento en la ley; yo lo he repetido, si esta reforma es para generar empleo, para generar mayor bienestar, ¿por qué no lo ponen en la ley? Así de sencillo.

Ahora bien. Yo igual que usted, Senador Cordero, no me quiero tampoco parecer a Afganistán; yo tampoco imagino un país como México que se parezca a Afganistán.

Pero, déjeme decirle una cosa, en el sexenio que usted fue Secretario de Hacienda, ha sido el sexenio en el cual más nos hemos parecido a Afganistán, por una razón muy simple, y se la voy a compartir con mucho gusto, porque, supongo que no lo conoce o seguramente en algún momento oyó la referencia de aquél estudio que hizo la Academia Internacional de Derecho Humanitario con sede en Ginebra, que estableció que en el año 2011 México, junto con Siria y Afganistán, fueron los tres países del mundo donde hubo más muertos por violencia; ya nos hemos parecido a Afganistán.
Entonces, fue muy desafortunada su comparación con aquél país, le paso el dato nada más, en 2011 en Siria murieron 55,000 personas; en México, en 2011, murieron 9,000; en Afganistán, murieron 7,500, ya nos hemos parecido a Afganistán, nada más para que no se les olvide.

Y, por otro lado, le quiero enseñar esta gráfica, porque como lo señaló usted, pues quizá no se logró explicar muy bien, y quisiera ver, aquí, ¿dónde? Según datos agregados del INEGI y del Banco de México, ¿dónde está el grandioso crecimiento del 5 por ciento del que habló? Porque, si no me equivoco, usted fue Secretario en este periodo, donde el crecimiento del país fue del 2 por ciento, y hasta del 0.7 por ciento. Son datos del INEGI, que ojalá los logre aclarar, porque de repente nos confundimos, y tenemos que estar aclarando una y otra vez que lo que dijimos no fue lo que quisimos decir; le recuerdo los 6,000 pesos.

Yo quiero saber en qué país estaba viviendo usted, cuando dijo que hubo un crecimiento del 5 por ciento, cuando los datos oficiales dicen otra cosa.

Por cierto, déjenme decirles, y qué gusto que el Senador Orihuela tenga en su mano la imagen de Lázaro Cárdenas, porque con Cárdenas el país creció 4.52 por ciento en promedio anual; cerca de 30.7 por ciento en todo su sexenio. Quizás se estaba confundiendo con el general Cárdenas.

Pero, aquí lo que es importante señalar, es que lo que está ocurriendo en este momento, lo que vino a defender con esta vehemencia, que de verdad se agradece que por fin esta tribuna sea usada para lo que se hizo, para que sea usada para contrastar ideas, demuestra lo que vimos los últimos 40 días, que cada chantaje del PAN, que cada condicionamiento del PAN, que cada vez que el PAN ponía manotazos en la mesa, y el PRI obedecía, era porque ésta es la reforma del PAN, ésta es la reforma que los panistas soñaron desde el 19 de marzo de 1938.

Esta es la reforma que todos los que alguna vez se han considerado de una condición diferente al resto de los mexicanos, siempre han pensado, esta es la reforma que va a quedar marcada con su sello por una razón muy simple, porque será una reforma que, cuando ustedes, si alguna vez vuelven a ser gobierno, se darán cuenta de los enormes errores que están cometiendo.

Y, por último, decirle una cosa. Mire, cuando hablaba el Senador Orihuela de las alianzas políticas-electorales y partidistas. Yo creo que las alianzas políticas son válidas, sobre todo, en un estado como Nayarit, donde seguramente saben que hay un gobernador muy autoritario; en estados donde se necesita cambiar el régimen y entrar en una transición partidista.

Lo que aquí está demostrado es que ésta no es una alianza política y partidista, ésta es una alianza de negocios, ésta es una alianza de prebendas, ésta es una alianza de impunidad. Que no se nos olvide, hay muchos casos todavía sueltos que seguramente en esas mesas, que no fueron aquí en el Senado de la República, se estuvieron negociando.

También para usted, Senador Cordero, mi respeto y reconocimiento.

Gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Robledo Aburto.

Sonido en el escaño del Senador Cordero Arroyo.

- El C. Senador Ernesto Javier Cordero Arroyo: (Desde su escaño) Señor Presidente, me apena mucho mortificarlo, pero fui aludido personalmente, y me parece que en el debate parlamentario...

- El C. Senador Fernando Mayans Canabal: Y va a seguir siendo aludido compañero Senador.

- El C. Senador Ernesto Javier Cordero Arroyo: (Desde su escaño) Espero, Senador Mayans Canabal.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sí, pero mientras algún Senador lo aluda, diferente de cuando se haga la alusión, ya no podré volverle a preguntar, tiene el derecho reglamentario, pero lo vi, prendió el micrófono antes, le pido su comprensión, el Reglamento dice que es inmediatamente.

Perdón, Senadora Padierna Luna, ¿cuándo le he negado a usted la palabra? Todos están anotados y estamos desahogando para hechos, específicamente; ya subió para rectificación de hechos.

Tiene el uso de la palabra el Senador Cordero Arroyo.

- El C. Senador Ernesto Javier Cordero Arroyo: Muchas gracias, señor Presidente.

Senador, voy a ser muy breve, y dado que fui aludido en referencia a dos datos que me parece que son imprecisos, me permito aclararlo.

De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática del país, el INEGI, y del Fondo Monetario Internacional, en el año 2010 México creció al 5.1 por ciento, año en el que su servidor tuvo el honor de ser Secretario de Hacienda de este país.

En el año 2011, donde fui Secretario de Hacienda, también de enero a septiembre de ese año, México creció al 4 por ciento, de manera que aquí son datos que habría que revisar y aquí son datos tanto de fuentes nacionales como de fuentes internacionales.

Segundo dato, mencionó usted que estábamos muy felices los panistas el 19 de marzo de1938, de que íbamos a revertir la decisión nacionalista del general Lázaro Cárdenas, nada más informarle que el PAN se fundó el 15 de septiembre de 1939, la fecha en que usted alude ni siquiera existía el Partido Acción Nacional y le reitero mi aprecio, mi reconocimiento y mi cariño Senador Robledo.

Gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Cordero Arroyo.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Mayans Canabal.

Gracias por su comprensión, después el Senador Roberto Gil Zuarth y después la Senadora Padierna Luna.

- El C. Senador Fernando Enrique Mayans Canabal: Gracias, señor Presidente.

Datos y datos y datos, nada más que luego no coinciden.

Yo sí quiero aclarar, por el afecto y el aprecio que le tengo al Senador Cordero, que no es nada personal, pero sí está el compromiso con el pueblo de México de venir a hablar con la verdad, no andar mintiendo, el Senador Cordero, recordando fue Subsecretario de Egresos de Hacienda, fue Secretario de la Sedesol, que combate la pobreza, y fue Secretario de Hacienda, que manejó las finanzas públicas de este triste país.

Y le voy a decir algo, Senador Cordero, viene usted aquí con un discurso, pero el pueblo no es tonto, eh, los que no comen, los que no se pueden vestir, los que no pueden ir, los ninis que casi son 7 millones de ninis, que no pueden ir a las escuelas, que no tienen trabajo, esos sí lo están sintiendo en carne propia, en su piel, cuando no hay manera de comprar la medicina, cuando se está muriendo un familiar, ellos sí lo sienten en carne propia, usted porque ha estado, con todo respeto y con afecto, pero vive usted en las nubes, Senador Cordero, está fuera de la realidad, usted vive, habla de Afganistán, pero usted vive en otro planeta, pero en México la realidad es otra y le voy a dar nada más el dato.
Durante el sexenio de Felipe Calderón, donde usted fue siempre funcionario público de alto nivel, la deuda externa registró un incremento del 115 por ciento.

Esto es elaborado, le digo aquí la fuente para que no venga aquí con el INEGI, elaboración propia con base en el Banco de México, posición de deuda externa bruta, clasificación por residencia, principales regiones, y tengo hasta la gráfica.

Usted y su Partido Acción Nacional dejaron al país, fíjese usted, del 2006 al 2012 y lo dije, pero usted no estaba aquí hace rato, de 171 mil a 368 mil millones de dólares de deuda. Eso es un crimen contra el país. El 31 por ciento del Producto Interno Bruto en su gestión, como viene a hablar aquí, con qué cara, si hablaban de manos limpias y mire qué resultó.

Eso duele, porque tienen al pueblo en miseria, muerto de hambre, humillado, sucio.

Por eso también le voy a decir qué hicieron con ese dinero, a dónde se fue ese dinero que prestaron, ni prestando ni empeñándonos a todos, porque ahí me incluyo yo, se resolvieron los problemas nacionales.

De acuerdo con la más reciente medición del Coneval, al cierre de 2012, o sea, al término del gobierno de Felipe Calderón, el número de pobres, y usted estuvo en la Sedesol, le debería de dar vergüenza, dejó usted 53.3 millones de pobres, la mitad de la población nacional en pobreza, y usted es responsable, porque fue parte de la mafia en el poder.

También le quiero decir, si usted estuvo en el poder y su partido, qué pasó con el "Pemexgate" como ahora pasa en Oceanografía, que no se ve claro, y los famosos contratos del Grupo Energético del Sureste, propiedad de la familia de quien fuera Secretario de Gobernación en el gobierno de Calderón.

Por eso hay que venir aquí a hablar con ética, con principios, con conocimiento, pero de cara al pueblo, con las manos limpias, pero la cara limpia y el alma limpia, que no se vale que se venga a hablar de que ahora sí, que somos anticuados, que somos viejos, que ya los héroes nacionales no existen, que hay que pensar en la modernidad, en los cohetes a la luna, los satélites y que por eso hay que transformar a México, vía vendiendo lo único que nos queda.

¡Qué poca, qué poca vergüenza! Porque lo único que está pasando es que en todos esos años se han mal gobernado el PRI y el PAN. Al día de hoy esa es la realidad nacional, la pobreza, el hambre, la angustia, el olvido, eso es lo que ustedes pretenden hacer con lo único que nos queda.

Pero además yo estoy y se los quiero decir, México no nada más es petróleo y es gas, México es mucho más que eso, el pueblo de México no es tonto; tonto es aquel que piensa que el pueblo es tonto, y ya basta de gobiernos ricos y pueblos pobres.

Gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Mayans Canabal.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Ríos Piter, para rectificación de hechos.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: Gracias, señor Presidente.

Bueno, ya varios compañeros han aludido el aprecio que le tenemos al Senador Cordero. Me parece que es importante hacer una aclaración interesante, cuando ha participado el mejor de los oradores del PAN, que fue usted, solamente había 5 de sus 38 Senadoras y Senadores, o sea, que ha sido la característica que ha tenido esta discusión, qué bueno que ya se alentó y que ya por aquí debe haber unos 10, 11.

Bueno, usted hablaba del tema de los gasoductos. Primera aclaración interesante, 5 por ciento con usted, son los datos de usted, Calderón Hinojosa 2.04 por ciento de crecimiento anual como un promedio. Entonces creo que así, mucho de qué celebrar no hay.

A mí me interesaría escuchar de usted este debate medio pausado por el asunto de los hechos y de señalamientos personales, ¿por qué cree usted que el 35 por ciento de componente nacional es suficiente?

Si ahorita nuestra industria nacional, y por eso ponía el ejemplo, partimos de un 100 por ciento.

Claro, usted ve, tiene una visualización de un gran crecimiento, pues construir un país a partir de algo que ustedes tanto condenan, que es un monopolio, es precisamente entender de dónde partimos y a dónde queremos llegar.

Si hablamos del tema de componente nacional es pensar en el crecimiento de la planta industrial nacional, es pensar en construir el clúster nacional para no depender de ese 65 por ciento que viene de economía internacional, es una visualización de componente nacional y de una visión de desarrollo nacional.

Pero usted me decía, no me expliqué muy bien, porque usted se refería, entre algunos ejemplos, al tema de los gasoductos, y citó a mi estado, citó al estado de Guerrero, mala noticia para los guerrerenses esta reforma energética en el tema de gasoductos.

Hace ya más de año y medio vino el Secretario Joaquín Coldwell y nos presentaba la visión de horizonte hacia el 2038 de la inversión de los gasoductos, y me acuerdo que estaba con mis compañeros Senadores de Morelos, de Michoacán, de Oaxaca, de Chiapas, y le pedía al Secretario que revisáramos otra vez una lámina que pasó rápido.

Lástima que no tengo, yo voy a pedir si me pueden imprimir un disco para que la pongan en sus televisiones, en los televisores que tienen ahí, éste es el mapa hacia el 2038 de inversión de gasoductos, parece el mapa de ferrocarriles de Porfirio Díaz, el sur no existe. El sur no existe y es interesante que tuve una emocionantísima conversación con el Senador de Baja California hace rato, que ojala y ahorita nos echemos ese debate, el sur no existe porque en esta visión de desarrollo jamás ha existido el sur. Esa energía barata que usted habla, esos gasoductos que permitan que el gas natural le dé a Acapulco, a Salina Cruz, a Oaxaca, a Tapachula, a Tuxtla Gutiérrez, energía barata no existe en la visión de ustedes; no existe en la visión del PAN y me apena que tampoco existe en la visión del PRI.

Y aquí, lástima que no esté el Senador de Oaxaca, pues implica un representante de la entidad oaxaqueña.

Entonces, Senador, y me permito aludirlo porque a mí los guerrerenses me pidieron que viniera a debatir, que viniera a exigir que hubiera debate y que hubiera contraste. Reitero lo que siempre digo en la tribuna, puede usted tener una mejor verdad que la mía, pero si la gente aquí la escucha y sobre todo la gente la ve, va a ver qué estamos defendiendo cada uno.

Y yo estoy convencido de que esa arenga por el empleo, por el crecimiento, por el desarrollo que usted se echó en esta iniciativa, no está contenida, no está contenida porque promueve la participación privada internacional, se quede una simple explotación y no genere una cadena de articulación para la micro, la pequeña y la mediana empresa en el sector de los hidrocarburos.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Ríos Piter.

Por favor, sonido en el escaño del Senador Lavalle Maury.

- El C. Senador Jorge Luis Lavalle Maury: Nada más para hechos, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

Las razones que se argumentaron para decir por las cuales se vota a favor de estas iniciativas conviene traer a la memoria varios casos, porque los mismos argumentos que se dan para la privatización de nuestros hidrocarburos los hemos oído en legislaturas anteriores que se han atrevido a hacer lo mismo.

Pareciera que en el pensamiento neoliberal se parte de un dogma donde la empresa privada es la panacea, es honesta, es eficiente y la empresa pública es ineficiente y la corrupción, etcétera.

Lo que pasa es que ustedes han sido gobernantes y los que han fomentado la ineficiencia y la corrupción al interior, en particular de Pemex, pues son ustedes directamente responsables.

Pero además la realidad no avala ninguno de los argumentos que han venido a decir aquí. Las privatizaciones sólo han representado una pérdida de patrimonio nacional en todos los casos.

¿Cuál es el resultado concreto de haber privatizado los bancos? ¿Cuál es el resultado concreto de la privatización de los Ferrocarriles? ¿Dónde están los trabajadores ferrocarrileros que dijeron que iban a respetar sus condiciones de trabajo? ¿Dónde están los trabajadores de Mexicana? La Minería, ¿cómo está la minería privatizada habiendo una riqueza inmensa en ese sector?

México ha perdido más de mil quinientas empresas estatales con los mismos discursos, con las mismas promesas y lo único que han logrado es desmantelar el aparato productivo del país y pasa de manos estatales a manos particulares.

Las privatizaciones han sido también la causa de la caída de los ingresos públicos, las privatizaciones han sido la causa del empobrecimiento de la gente y son la causa de la disminución del crecimiento desde la entrada del neoliberalismo a la fecha.

La gráfica que mostró el Senador Robledo es a partir de 1981 a la fecha, puros crecimientos pírricos, no pasan del 2 por ciento.

Quiero recordar Altos Hornos de México, la mayor siderúrgica que producía 4 millones de toneladas de acero líquido, fue entregada al Grupo Acerero del Norte, que la llevó a la quiebra en 1999. El gobierno luego absorbió los pasivos de esa quiebra en 7 mil millones de dólares, y cuando cerró hubo que pagar otros 2 mil millones de dólares más.

Sicartsa y AHMSA prácticamente se regalaron a estos particulares.

Los bancos que privatizaron una vez, luego se reprivatizaron, los privados los llevaron a la quiebra y acabaron en un mega rescate que se llamó Fobaproa, que también PRI y PAN aprobaron.

La industria azucarera es otro de los ejemplos de los fracasos privatizadores: 33 ingenios altamente productivos se vendieron. Fertimex, que tenía una producción de 3 millones de toneladas a finales de los 80ʼs, se vendieron en 317 millones de dólares.

La Unidad de Pajaritos, que producía fertilizantes de alta calidad, se acaba de vender en 150 millones; se vendieron 13 plantas productoras que alimentaban de fertilizantes al campo mexicano; ahora en Agronitrogenados quieren volver a inyectarle recursos públicos para rescatar lo que las manos privadas hicieron de Fertimex.

Fertimex, siendo altamente productiva, en manos privadas se llevó a la quiebra y ahora el nuevo Director de Pemex quiere recuperar mediante Agronitrogenados.

Pero solamente estoy mencionando algunos, así está DINA, así está la industria de los aeropuertos, los telégrafos y un montón de empresas.

Y por eso digo que lo que están haciendo ya lo vivimos, es una película ya vista, lo único que les hace votar a favor es el lucro, ese es el único motor que les hace entrar a las privatizaciones de estos hidrocarburos.

Los negocios son la verdadera razón por la que votan a favor; los acuerdos pactados en Oceanografía, que Oceanografía desde Vicente Fox viene convirtiéndose de la nada a ser un emporio de millones de dólares con negocios al amparo del poder público que le dieron los panistas, a cambio, seguramente no le dieron tanto dinero, tantos contratos al señor Yáñez así nada más porque sí; seguramente porque financió sus campañas, está escrito en varios libros de periodistas muy prestigiados, son el reparto del botín de la renta petrolera, en síntesis, lo que los hace votar a favor.

El contratismo que vendrá después, Oceanografía es el gran ejemplo. Contratos tras contratos, más contratos y luego renovación de contratos, pura corrupción que ahora dispensa el actual Procurador, pero el ejemplo de Oceanografía es el mejor ejemplo de lo que se vendrá, pero multiplicado.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Para conocimiento de la Asamblea. Me solicitó la palabra el Senador Roberto Gil Zuarth y el Senador Lavalle Maury, para rectificación de hechos. No hay rectificación de hechos sobre hechos. Ellos están inscritos en la discusión en lo general en pro. Le daré la palabra porque continúa el Senador Fidel Demédicis Hidalgo; después el Senador Gil, a favor; después el Senador Manuel Camacho Solís y después el Senador Lavalle Maury.

Les quiero pedir un minuto de su atención porque este va a ser un día largo. Va a ser un día largo y no tenemos que tener un desgaste. Los grupos parlamentarios y los Senadores con la Mesa. La rectificación de hechos es eso, rectificar un hecho concreto, no es concepto si estoy de acuerdo en que se va a lograr o no se va a lograr. Se inscribieron uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete Senadores para rectificación de hechos de las manifestaciones que se realizaron. Pero no la rectificación de hechos de la rectificación de hechos de la aclaración que hizo el Senador que subió pensando que había una que rectificar.

¿Qué es jurídicamente la alusión personal? Esa está en la personalidad, su patrimonio, dice el Código Civil, el nombre, y en él, sólo en él, el Senador tiene el derecho de contestar si fue aludido y no hay debate en el tema de alusión personal.

En la rectificación de hechos es para conocimiento del Pleno y evidentemente por ser de alta publicidad hacia el exterior, cuáles son los diferentes puntos de vista, a favor, en contra y que hecho concreto se tiene que rectificar. Les pediría que así fuera lo que se diera. En el caso del Senador Gil y en el caso del Senador Lavalle, les pedí que se acercaran para platicar, es una posición a favor, no es una posición de rectificar un hecho concreto, sino quieren abonar por qué está bien el dictamen.

Sonido en el escaño del Senador Barbosa Huerta.
- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: Sí, señor Presidente. Permíteme Fidel.

Sólo para que quede muy claro eso que luego usted nos explica con tanta velocidad, que a veces tampoco lo entiendo.

El hecho que se debe de rectificar es la intervención en contra o a favor, lo demás pues son rectificación de hechos sobre hechos, o de dichos sobre dichos.

Entonces, que nos digan los que han solicitado para hechos, porque después de que terminó el Senador Cordero ya hubo otras intervenciones a favor y en contra, ya no fueron parte del debate que se armó con la intervención del Senador Cordero.

Entonces, el Senador Roberto Gil que nos diga en relación a que intervención, ¿a favor o en contra? Nada más para saber, para prepararnos para el debate y no parezca una argucia el que la alusión de la alusión; el hecho de la alusión ya es una forma de responder y hablar al final, porque en ese caso sí pediríamos la palabra después de que el Senador Gil hiciera uso de ella. Digo, para que estemos claros, ¿no?

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sí, independientemente de que ahorita daré el sonido en el escaño del Senador Gil Zuarth, cuando me la pidió le hice la solicitud que estaba inscrito él ya a favor.

Que si era una intervención a favor del concepto general, ya estaba inscrito, y que no una rectificación de hechos, y él la concedió, pero, le doy uso en el escaño para que lo aclare específicamente.

- El C. Senador Roberto Gil Zuarth: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

En efecto, yo solicité la palabra para rectificación de hechos, pero en razón de que el siguiente turno, en la discusión en lo general, a favor y en contra, estaba yo anotado a continuación, renuncié a mi derecho en la rectificación de hechos y participo, en un solo acto, en cinco minutos para contestar a todo lo que sea necesario.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, señor Senador.

Y tengo entendido que fue igual con el Senador Lavalle Maury, cuando se acercaron los servicios parlamentarios.

Sonido en el escaño del Senador Robles Montoya.

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Solamente para decirle, pedirle públicamente lo que en corto le solicitaba.

Entiendo la tolerancia que lo caracteriza. Le solicité ser inscrito en la lista para rectificación de hechos.

Usted me decía: “Que fuera yo tolerante también”. Pero ya se la dio a Dolores y ahora a Roberto Gil.

Dice Roberto que está cancelando, pero usted lo acaba de hacer público, y yo por esa razón le pido, entonces, ser inscrito, como se lo solicité aquí, para que la sesión sea de la mejor forma.

Pero ante ese hecho que se está evidenciando ante mí, pues sí le solicito, una vez más, un ejercicio de su tolerancia y que me inscriba en la lista para rectificación de hechos.
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Con mucho gusto, Senador.

La diferencia es que usted había sido el orador segundo, en contra, y él no había ejercido el derecho. Pero no quiero, y lo vuelvo a manifestar, porque aquí no hay un beneficio, y alguien lo manifestó así en el Pleno, no ha habido ni habrá una manifestación de prioridad por grupo parlamentario, ni de posiciones que es evidente quiénes están a favor y quiénes estén en contra.

Tengo 26 oradores en contra registrados.

Tengo 21 Senadores a favor.

Desde que hablé con la Junta de Coordinación Política, no voy a hacer valer: 5 a favor, 5 en contra, y que se votara como suficientemente discutido, porque lo que necesita la sociedad mexicana es darle cumplimiento a los principios democráticos y que se visibilice claramente las razones de la votación de los diferentes puntos de vista sobre un tema tan delicado, como se ha hecho en todos, nunca nos limitamos a 5.

Esta es la primera vez que empezamos, en este caso concreto, a una rectificación de hechos, que se convirtió, es notorio, en una rectificación de hechos, una tras la otra, cuando no existe o no debe de existir rectificación de hechos, unos en relación a otros.

Yo le pediría, en este caso concreto, porque usted ya manifestó que está en contra, diferente de lo del Senador Gil.

Si él hubiera estado en su caso, tampoco lo hubiéramos reconducido, y él aceptó hacerlo a favor.

No quiero que sienta que se le está conculcando ningún derecho, serían 5 minutos para el Pleno y el número de horas. Pero si después lo cedemos, nos vamos a ir al infinito, y no se cumple con la posición también de todos los oradores pendientes en la discusión en lo general, en temas a favor y en contra.

No estaba registrado, me lo dijo ahí. Voy a hacer la excepción, porque cuando bajé a hablar con el Coordinador del grupo parlamentario del PRD, ahí me lo manifestó.

Cuando subí, Servicios Parlamentarios no lo tenía registrado, por esa excepción de que me lo hizo a viva voz, ahí en ese momento, le otorgaré. No siento ningún precedente, insisto, fue porque me lo dijo ahí, y Servicios Parlamentarios dijo que no estaba registrado, pero cuando hablemos de rectificación de hechos, no hagamos un debate de rectificación de hechos, uno sobre el otro.

Los Senadores que no hayan o no estén inscritos en lo general, me lo piden, y se inscriben en lo general y dan sus puntos de vista en contra y conducimos el procedimiento.

¿Me permite tantito, Senador Demédicis?

- El C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo: ¡Con mucho gusto, señor Presidente!

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Senador Robles Montoya, me imagino que usted quiere desde la tribuna. Si puede ser desde la parte de arriba, y así el Senador Demédicis no es molestado, le agradeceré y le pediré respeto al tiempo.

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: Muchas gracias, Senador Cervantes.

Reitero el reconocimiento, a la tolerancia en el ejercicio de la conducción que siempre ha tenido. Le aprecio mucho eso.

Y la verdad es que yo he estado escuchando serenamente el debate que se ha dado en este intercambio de opiniones, y entiendo la postura de mis compañeros de bancada ante lo expuesto por el Senador Cordero, particularmente por el tono en que lo dijo.

Yo quiero decir que, efectivamente, pues a mí me queda claro por qué la bancada de Acción Nacional se siente muy satisfecha por el tema, digo, es evidente.

Pero yo creo que aquí ya nos desviamos del tema, y yo veo, y noto con enorme preocupación a mis compañeros de la bancada del PRI, muy a gusto, cuando son ellos, los compañeros de esta bancada, los auténticos responsables de la privatización que se está dando, una vez ya en la reforma constitucional, y ahora en estas leyes secundarias.

Yo tengo que traer aquí a colación, que más allá de las posturas que se están dando y de los puntos a favor y en contra, hoy estamos aquí ante un hecho que no podemos dejar pasar.

Siendo candidato a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto se comprometió a que no habría privatización. Todavía al inicio de su administración insistía en que no habría privatización.

Todavía, una vez que se ha dado, ha insistido en el tema cuando es obvio que un país petrolero como el nuestro, tiene precisamente en la posibilidad de explotar los hidrocarburos, pues es el activo más importante.

Con todo respeto, más allá de lo contentos y satisfechos que se pueden sentir los compañeros de Acción Nacional, hoy los responsables de este crimen, de esta canallada al pueblo de México, hay que decirlo con todas sus letras, con respeto, pero hay que decirlo: son mis compañeras y mis compañeros del PRI en este Senado de la República.

Y no puedo aceptar que estén nada más viendo cómo unos y otros Senadores estamos debatiendo. ¿Por qué están bien o por qué están mal? Cuando los verdaderos responsables son, desde el propio Presidente de la República hasta los legisladores, que se olvidaron que en la legislatura pasada, muchos de los que están aquí, inclusive, como muchas veces se ha recordado, suscribieron en contra de cualquier intento de privatización, y hoy lo han consumado, y eso es lo que nos preocupa a nosotros en la bancada del PRD, en las bancadas de los partidos de izquierda.

Y yo por eso, señor Presidente, pedí, solicité el uso de la palabra para rectificar esto, que me parece de lo más trascendental, y pedirle valor político a las compañeras, a los compañeros del PRI en este Senado de la República, porque no pueden estar nada más mirando y escuchando desde sus escaños este debate sin participar, cuando son ustedes los responsables.

Me parece increíble lo que a veces he escuchado aquí. Cómo alguien viene aquí a aprobar temas como el fracking, donde quienes fuimos juntos a una gira internacional nos dimos cuenta del daño ecológico.

Entiendo la postura de las Senadoras y de los Senadores de Acción Nacional.

Zoé Robledo ha hablado muy puntualmente del tema, del por qué y desde cuándo han querido que este tema se dé. Pero hoy, con todo respeto a mis compañeros de Acción Nacional, los están usando los compañeros del PRI, porque ellos son los responsables, desde el titular del Poder Ejecutivo, que nos ha envidado una serie de iniciativas regresivas, privatizadoras, y hoy, el esfuerzo que estamos haciendo aquí en este Senado de la República, es evitar que eso se dé, y lo estamos dando con argumentos, lo estamos dando con datos, lo estamos dando con planteamientos muy claros para buscar que no se dé ese paso, que es una canallada para el pueblo de México.

Es lo que quería comentar.

Y gracias por su tolerancia, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Robles Montoya.

Anuncio cuál es el orden de los oradores. Regresamos a la lista de discusión general.

El Senador Fidel Demédicis; después el Senador Gil Zuarth, en pro; después la Senadora Angélica de la Peña; después el Senador Lavalle Maury, en pro y así continuaremos con nuestra lista.

La Senadora Blanca Alcalá, está anotada en pro, después del tercer turno.

Tiene el uso de la palabra el Senador Fidel Demédicis Hidalgo.

- El C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo: Con su venia, señor Presidente.

Debería decir: No hay plazo que no se llegue, ni hora que no se cumpla.

Fue muy largo el debate que generó el Senador Cordero.

Compañeras Senadoras, compañeros Senadores, origen es destino, y en este debate, que afortunadamente ya se está dando. Es un debate entre los conservadores y entre los liberales.

Es importantísimo que el pueblo de México ubique quiénes somos los que insistimos en que el pueblo tiene que salir de la pobreza en la que se encuentra, y quiénes insisten en seguirlos sumiendo en la pobreza.

Origen. Estamos viendo un debate en donde los que son antecesores y producto de cultura, como la conquista española, por un lado; y por el otro, los independentistas.

Por un lado, los juaristas, y por el otro lado, los de la barba roja, descendientes de Maximiliano.

Por un lado, los que orgullosamente citamos al General Cárdenas y los que repudian que lo citemos.

Ese es el debate del día de hoy. Por eso en sus expresiones, no nos extraña lo que están planteando.

“De lengua me como un plato”.

Han dicho aquí los Senadores del PRI, del PAN y del Partido Verde Ecologista que garantizan que la energía eléctrica y que el gas van a bajar.

Si están tan seguros, vamos poniéndolo en un transitorio y vamos poniéndole fecha. Y si no se atreven, entonces pura demagogia y están engañando al pueblo.

Aquí, en la ley transitoria, donde digamos a partir de tal fecha la energía eléctrica y el gas bajarán.

El Senador Cordero, con todo respeto, ex presidente, dice que no son lacayos del imperio. No, con todo respeto, más bien parecen sus hijos, por la forma en que defienden esta ley, que todos estamos convencidos, la mayoría del pueblo de México, que va a ser una ley para entregar nuestros energéticos, principalmente a las transnacionales extranjeras.

Hay un acontecimiento que un educador como yo no puede ignorar y que pasó durante el periodo que gobernó Acción Nacional. Borraron de los libros de texto gratuito las Culturas Mesoamericanas, quizás porque les deba vergüenza ser descendientes de los aztecas, de los mayas, de los tlahuicas y de tantas culturas de ese tiempo, que le dieron fulgor y origen a nuestro país.

Quizás prefirieran tener la piel más güerita, tener pecas y ser descendientes del Tío Sam.

Pero, bueno, cada quien que esté orgulloso del origen que tiene.

El Senador Gerardo Sánchez vino aquí a decirles a los campesinos de México, que esto va a ser tierra de jauja. Yo quiero decirle Senador, si me está escuchando, no lo veo aquí en el Pleno. Si me está escuchando, que revise el artículo 96, que dice: “las actividades de exploración y extracción se considerarán de interés social, por lo que tendrán preferencia sobre cualquier otra que implique el aprovechamiento de la superficie o del subsuelo”.

Es decir, no importa que estemos hablando de tierras altísimamente productivas para los alimentos. En este momento, donde más de 30 millones de compatriotas se debaten en la pobreza alimentaria.

A ver, explíquele a sus representados que usted va a preferir andar de jilguerillo de las transnacionales, diciéndoles que acepten las migajas que les van a dar, para que abran pozos petroleros ahí donde hoy siembran y cosechan maíz; donde hoy siembran y cosechan sorgo; donde hoy siembran y cosechan tantos productos para el desarrollo de la industria alimentaria en México.

Estas leyes secundarias no sólo son entreguistas y no sólo son un monumento a la impunidad. Se ignora la redacción de las mismas, conceptos que están en boga en el mundo, como la responsabilidad social de las empresas.

Cómo votar a favor de estas leyes, si en los artículos 10 y 20 de la Ley de Hidrocarburos no tienen sanción quienes mienten a la autoridad, por una vez; para que sean sancionados, fíjense bien, artículos 10 y 20, los que van a votar, dice: “que si los asignatarios o los contratistas, mienten por única vez a la hora de entregar sus informes, entonces no tendrán ninguna sanción”.

Compañeros, están generando una impunidad que va a cabalgar a lo largo y ancho del país.

En los artículos 15, 24, 36, 37 y 53, se permite a la Secretaría de Energía y a la Comisión Nacional de Hidrocarburos, ser omisos en sus responsabilidades y para taparlas se les otorga la afirmativa ficta para proteger los intereses de los inversionistas.

A la Comisión Nacional de Competencia, se le dice: tienes que opinar sobre el tema de los hidrocarburos. Tienes 30 días para hacerlo, y si no lo haces, entonces se dará por hecho de que tu opinión es a favor de quienes representan los intereses en contra de México.

Mentira que quieren proteger el medio ambiente. Jamás se menciona a la Semarnat como la responsable de señalar cuáles son las zonas de salvaguarda en áreas de reserva.

Los que conocemos a México y hemos recorrido nuestro país, sí nos preocupa que en estados como Baja California, resulta que allá, en la isla del Espíritu Santo, encuentran petróleo. Pues no será la Semarnat la que va a determinar si se decreta o no una salvaguarda en esa área, será la Secretaría de Energía.

Resulta que en la tierra de mi compañera Luz María, allí en la Reserva de Sian Ka’an, paraíso hermosísimo de nuestro país, resulta que decretan que sólo es zona de salvaguarda alguna parte y destruyen verdaderos paraísos, como esta reserva y lugares importantísimos, como Punta Allen.

Por último, en la afectación de las tierras, se deja solos a los propietarios de las tierras frente al poder económico y jurídico de las transnacionales; y el Estado, que debe cuidar del interés social, ¿dónde está?

¿Quién va cuidar que no sean engañados, que no sean intimidados, que no sean asesinados por no querer someterse al imperio del poder y del dinero?

Compañeras Senadoras, compañeros Senadores, no le den una patada al avispero, porque también pueden resultar perjudicados.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senador Fidel Demédicis Hidalgo.

A continuación, para hablar en pro del dictamen, se le concede el uso de la palabra al Senador Roberto Gil Zuarth, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.

- El C. Senador Roberto Gil Zuarth: Muchas gracias, señor Presidente.

Honorable Asamblea, es una señal de evolución política que estemos discutiendo la reforma, quizá con mayor dosis ideológica, sin tomas de tribuna, sin sitios ni cercos al Senado. Es una buena noticia que una porción de la representación democrática haya optado por una estrategia de presentar un sinnúmero de votos particulares. Por cierto, que un voto particular es una alternativa a un dictamen que presenta una mayoría.

No deja de sorprender que el PRD haya presentado dos decenas de votos particulares. Eso lo único que refleja es que o no tienen modelo energético qué defender como alternativa al dictamen; o bien, que ni entre ellos se pueden poner de acuerdo.

Voy a empezar por precisar una confusión histórica. Han reiterado y han llamado a la memoria del General Lázaro Cárdenas. Mis compañeros Senadores michoacanos me han pedido que venga a hacer una rectificación de hechos por esta tropelía histórica que se está cometiendo en contra del General Lázaro Cárdenas. Y para eso voy a utilizar una cita del V Informe de Gobierno del General Lázaro Cárdenas, una cita de 1939.

Cito textual: “El gobierno de la República no desconoce la importancia de la ayuda que puede presentarle la inversión privada, la cual tiene legítimo campo de acción para fortalecer la economía nacional”.

Eso dijo el General Lázaro Cárdenas en 1939. De hecho en 1940 prohibió las concesiones, pero no limitó el margen de participación en la iniciativa privada.

Fue en 1958 cuando se incorporó la reserva de exclusividad del sector de los hidrocarburos y hasta 1960 cuando se prohibió la participación de la iniciativa privada en cualquier modalidad de contrato.

Si el general Lázaro Cárdenas volviera a vivir, estoy completamente convencido que votaría a favor de este dictamen, porque el régimen de 1939 es más flexible y abierto a la iniciativa privada que el que tenemos en 2014.

Pero también hay una contradicción política por parte de la izquierda. Vienen a condenar aquí la participación de la iniciativa privada. Cruel paradoja.

El PRD, como gobierno, ha privatizado las patrullas, el Metrobús, la recolección de basura, la recuperación del Centro Histórico, las grúas, los parquímetros, el segundo piso, la generación de energía eléctrica en el Bordo Poniente y, últimamente, hasta la Rotonda de las Mujeres y los Hombres Ilustres. Esa es la congruencia política de la izquierda.

Y la paradoja se vuelve aún mayor, porque si hay una lección que no ha aprendido la izquierda mexicana es que el Estado y el mercado no están en tensión.

La izquierda en el mundo, desde las escandinavas, la española, la chilena, la alemana, la izquierda que supo reconciliar el Estado y la rectoría del Estado sobre el mercado, pero la iniciativa, el empeño y la participación del sector privado, es la izquierda que generó confianza en los electores.

Ustedes han venido aquí reiteradamente a pelearse con el empeño privado, ustedes no aceptan que la iniciativa privada puede ser complementaria de los esfuerzos del Estado.

En realidad lo que han venido a hacer el día de hoy es a defender el status quo, somos el único país en el mundo con monopolio energético, el único.

Se dice aquí que el componente nacional es insuficiente en esta reforma, pero con el actual monopolio público en manos de Pemex, el porcentaje de componente nacional es del 18 por ciento. Ese es el status quo que ustedes quieren preservar.

Tenemos los precios menos competitivos de gasolina, de electricidad, de gas. 50 por ciento más caros que en Noruega y 25 por ciento más caros que en Estados Unidos.

La CFE pierde en su red cinco veces más que las mermas que presentan sus equivalentes en Estados Unidos.

Las distorsiones que presenta el modelo de monopolio público estatal representa que el 20 por ciento más rico del país se apropie del 60 por ciento de los beneficios de los subsidios sólo en gasolinas.

Somos la nación con mayor dependencia de los ingresos petroleros.

Si a Pemex le da gripa, el país debe estar internado por neumonía, porque tenemos justamente esa dependencia de los ingresos petroleros.

El sector energético no genera empleos, no transfiere tecnología, no es factor de competitividad.

Se dice aquí que cómo es posible que estas leyes no tengan el ducto de gas que llega al estado de Chiapas. Hay que aclararles que las leyes no son planes de obra. Y lo que más sorprende es que ese ducto no lo hayan podido llevar 12 años de gobiernos perredistas en el estado de Chiapas.

¿Qué queremos nosotros? Queremos una alternativa.

Queremos, como dijo el Senador Ernesto Cordero, liberar las restricciones a la oferta para que haya energéticos más baratos, para que haya mejores energéticos, para que haya sustitutos eficientes, sustentables a los energéticos.

Por eso estamos haciendo esta reforma y se equivocan en ese alegato reiterado. En ningún momento Acción Nacional ha evadido el debate, estamos aquí debatiendo y estaremos debatiendo el tiempo que sea necesario.

Acción Nacional quiere esta reforma porque es buena para México, porque es buena para los mexicanos y porque ve al futuro y no, desafortunadamente, al pasado.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Roberto Gil Zuarth.

A ver, están pidiendo la palabra varios compañeros del PRD. Nada más les informo que quien sigue en la lista de oradores es la Senadora Angélica de la Peña.

Sonido en el escaño del Senador Miguel Barbosa.
- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: (Desde su escaño) En la conducción que el Presidente del Senado hizo cuando surgieron muchas intervenciones para hechos, él nos aclaró perfectamente que el hecho a rectificar era la intervención a favor o en contra. No estaba usted. Entonces, ya hubo una nueva intervención en contra, que por cierto no fue en contra, fue otra cosa, pero es una intervención ya de las que se registraron a favor del dictamen.

Entonces, en relación a esa intervención del Senador Roberto Gil, es como hay peticiones para intervenir para hechos. Así quedó aceptado y así nos lo explicó el Presidente del Senado, señor Senador.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Sí, mire, los hechos se tienen que hacer en función.

Le daré la palabra a uno de los compañeros del PRD, porque no podríamos darle la palabra a todos para que se vaya contra los hechos, ¿por qué? Porque ustedes siguen en el uso de la palabra.

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Es lo que marcó el Presidente del Senado conforme a desahogar.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Por eso, le doy la palabra a uno de ustedes y les pido que me permitan continuar en el uso de la palabra con la Senadora Angélica de la Peña, que es la que sigue en el orden.

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Esos serán otros hechos que pueden ser motivo de rectificación. Estamos hablando del hecho que constituyó la intervención, el dicho que constituyó la intervención.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Por eso, le voy a dar la palabra a un compañero para que se refiera a esos hechos.

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Qué generosidad, señor Presidente, pero no es así.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Yo le pido que nos permita continuar con la sesión, y le vamos a dar el uso de la palabra a quien pidió los hechos primero.

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Porque le pedimos al Presidente del Senado nos ayude a interpretar este momento de discusión.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Sonido, por favor, en el escaño del Senador Armando Ríos Piter.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: Senador, digo, antes de los hechos que agraciadamente me ha concedido. La verdad es que el debate es que cada quien en su autonomía personal pueda hacer respecto a los dichos que ha hecho el Senador Gil o quien los presente en la tribuna, porque si no, no hay discusión y no hay debate, no es un acto gracioso, señor Presidente.

Si a alguien le inquieta algo, de las 128 personas que estamos aquí, tiene legítimo derecho que le confiere el Reglamento de participar y contraargumentar, incluso de hacer alusiones personales para que, no agraciadamente, sino por virtud del Reglamento, se vuelva a parar el Senador Gil. Ese es el debate en el que estamos, y eso es lo que hemos venido, y perdón que lo diga así, con la finalidad de evitarnos este tipo de interrupciones, el Presidente del Senado hizo esa aclaración y con toda puntualidad estableció ese criterio.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Mire, Senador Ríos Piter, por eso hay una lista a favor, permítame, por favor, explicar.

Hay una lista de oradores a favor y en contra, y se dijo claramente que éste era un debate pactado, si no de acuerdo al Reglamento son cinco intervenciones a favor y cinco en contra, y se le preguntaría al Pleno si se considerara suficientemente discutido, pero ese es un tema que fue un acuerdo con la Junta de Coordinación Política y, desde luego, que se está respetando plenamente.
Yo les comento que son 46 Senadores inscritos en la lista en pro y en contra, y por eso ahorita si alguien de ustedes quiere hacer alusión a los hechos que haya mencionado el Senador Roberto Gil, por eso les estoy comentando que con gusto le damos la palabra a uno, porque si no, entonces, si se lo damos a todos ustedes, entonces qué sentido tiene la lista que traemos de un orador a favor y otro en contra.

Sonido en el escaño del Senador Barbosa Huerta, por favor.

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Señor Presidente, de verdad queremos nosotros contribuir a que esto se desahogue sin cancelar el debate, y creo que nadie se está lamentando que haya este debate, creo que ahí usted está poniendo un límite al debate.

El Senador Cervantes ya estableció un criterio sobre cómo desahogar los asuntos una vez que se establece un hecho o un dicho, que es cuando se interviene a favor o en contra. No hay restricción, puede dar lectura al artículo 79 del Reglamento del Senado y va a encontrar que no hay restricción.

Entiendo que la generosidad de un debate pactado para permitir todas las intervenciones forma parte de un acuerdo para transitar bien el proceso de discusión en el Pleno, lo entiendo. Pero eso no implica que con ello se esté restringiendo la participación y el derecho de intervenir de cada una de las Senadoras y Senadores, señor Presidente, eso sería un asunto como qué a cambio, ¿verdad?

Yo digo que todos estamos bien escuchando el debate, no pasa nada, de verdad no pasa nada, señor Presidente, no pasa nada. Yo le pido la consideración de que los que pidan la palabra para hechos, tanto del PRI, como del PAN, como del PRD, se les conceda, ¿y qué pasa?

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias. Mire, con gusto lo he escuchado, Senador Miguel Barbosa, nada más le informo, para que el Pleno tenga claro conocimiento de cómo está la lista para hechos, el Senador Mario Delgado y el Senador Armando Ríos Piter, y los dos son los que siguen en el orden, en la lista que está previamente, después de la Senadora Angélica de la Peña, en el orden de los que están en contra, ustedes.

Entonces no podemos, en el debate no se puede permitir que, por eso decía que a uno de ustedes adelante, pero si le vamos a dar a todos para contestar a los hechos a que hizo referencia el Senador Roberto Gil, entonces ¿en qué momento vamos a desahogar la lista? Si el objetivo de que haya una intervención a favor y otra en contra, es precisamente que cada quien exprese el por qué está en un sentido, y con todo gusto, Senador.

Si quiere dos, está bien, adelante, y antes, sonido en el escaño del Senador Roberto Gil, ¿con qué objeto?

- El C. Senador Roberto Gil Zuarth: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Para aclarar un par de cosas: Uno, yo renuncié a mi derecho de rectificar hechos porque asumí que el debate real se da en la argumentación a favor y en contra, en la dialéctica entre dos posiciones encontradas. Si la interpretación del Senador Barbosa fuese cierta, entonces este Congreso sólo tendría debate sobre rectificación de hechos, porque los debates son sobre hechos y dichos.

La rectificación de hechos tiene un propósito parlamentario, hacer una aclaración sobre la veracidad o falsedad de un hecho afirmado en tribuna, no puede ser la forma de escalar un debate.

Señor Presidente, mi propuesta es muy concreta. La forma de tener un debate real es la dialéctica a favor y en contra, no que se enlisten 15 oradores del PRD por la vía de rectificación de hechos, y luego a ver cuándo le toca a la oposición o, mejor dicho, a la posición contraria.

La forma de que haya debate real es la alternativa dialéctica, entrémosle a la alternativa dialéctica a favor y en contra y así se podrán exponer todos los argumentos que sean necesarios, precisamente, para que no sea el soliloquio, al que ya no estén acostumbrados de ese lado del parlamento, sea a favor y en contra.

Gracias, señor Presidente.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Roberto Gil.

Hemos escuchado al Senador Miguel Barbosa, y él está de acuerdo en que se le pueda dar el uso de la palabra hasta a dos Senadores, en este caso, y lo quiero aclarar que esto es fuera de lo que señala claramente el Reglamento, lo estamos haciendo en aras de que no se vaya a cancelar el debate al que ustedes están haciendo alusión, porque hay una lista previa, y yo le pido nada más al Senador Miguel Barbosa que nos diga quién continuaría.

Nada más les recuerdo lo siguiente. El Reglamento es muy claro, si fuese uno a favor y uno en contra, con cinco intervenciones a favor y cinco en contra, en ese momento preguntaríamos al Pleno, por eso le pido al Senador Miguel Barbosa que nos diga quiénes son los Senadores que van hacer uso de la palabra para que inmediatamente después nos permitan seguir con la lista de oradores, que en este caso estaría la Senadora Angélica de la Peña Gómez, y después de ella está el Senador Mario Delgado, el Senador Armando Ríos Piter, quienes están pidiendo la palabra para hechos y están ahorita en la lista, me parece que no tiene ningún sentido, no estamos tratando de acotar el debate.

Retomamos el debate en función de la lista que está previamente registrada.

En el uso de la palabra, hasta por cinco minutos, Senador Alejandro Encinas Rodríguez.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Muchas gracias, señor Presidente.

Bueno, creo que todos conocemos y reconocemos la habilidad retórica del Senador Roberto Gil para armar y articular un discurso, en muchas ocasiones lleno de medias verdades o de verdaderas falsedades, y aquí creo que es el caso.

El habla, en primer lugar, y trata de poner el ejemplo de las izquierdas que han logrado llegar al gobierno en países como Chile, como Uruguay o, incluso, El Salvador, países donde no solamente ha habido un proceso de reconciliación por la vocación y la voluntad de la izquierda para enfrentar situaciones adversas, particularmente después de golpes de Estado.

Pero la parte que omite el Senador Gil es que del lado de la derecha ha habido también una actitud distinta, en lugares como El Salvador, donde hubo escuadrones de la muerte, y donde no hubo un claro vencedor de una revolución civil, Arena tuvo la capacidad y la madurez de reconocer un triunfo electoral de la izquierda. Y en el caso de Chile no solamente hubo la madurez de reconocer los triunfos electorales de la izquierda por la derecha, sino que fueron además capaces de condenar y sentenciar al dictador Pinochet.

Aquí lo que falta en este país no es una izquierda que trate de encontrar un proceso de reconciliación, requerimos de una derecha que tenga la vocación y la voluntad democrática de reconocer los triunfos electorales de la izquierda, y no arrebatar lo que legítimamente nos corresponde, "haya sido como haya sido", porque eso es realmente lo que le hace falta a este país.

Segundo lugar, en la izquierda no hemos estigmatizado en ningún momento a la inversión privada. Resulta contradictoria su intervención, acusándonos de estar en contra del capital privado, y al mismo tiempo, señalar, con muy poco conocimiento de los temas, la supuesta privatización de distintas áreas del gobierno del Distrito Federal.

Si alguna ciudad o alguna entidad recibe inversión privada, es ésta. El Distrito Federal concentra más del 60 por ciento de la inversión extranjera directa radicada en nuestro país; y tenemos volúmenes de inversión privada en la Ciudad de México superiores a los 12,000 millones de pesos anuales en promedio durante los 15 años de gobierno de las izquierdas.

Y los puntos que ha señalado de supuesta privatización, hay muchos errores.

El Centro Histórico no está privatizado; en el Centro Histórico hay una Comisión Ejecutiva que alientan los programas de renovación, mantenimiento y desarrollo del Centro Histórico, en donde el fideicomiso que administra los recursos de la ciudad, es un fideicomiso público, y donde existe la figura de una intendencia para el desarrollo y el mantenimiento del Centro Histórico, que es parte de la estructura del gobierno del Distrito Federal.

El Comité Ejecutivo para la Promoción del Plan Maestro de Rescate del Centro Histórico es un espacio de encuentro entre sector privado, el sector social y el gobierno de la ciudad.

En ningún caso, por ejemplo, del Centro Histórico, el gobierno de la ciudad ha vendido un solo edificio público; el principal propietario de inmuebles en el Centro Histórico es la Universidad Nacional Autónoma de México; y las inversiones privadas que se han radicado en el Centro Histórico, por cierto, y esos son de los mitos, no han provenido del señor Carlos Slim, sino de la comunidad libanesa y de la comunidad judía radicadas en el Centro Histórico.

El caso de aprovechamiento del gas metano en el Bordo Poniente, hay que recordarlo, es resultado de un acuerdo con el gobierno federal, que por cierto, el PAN estuvo obstaculizando, José Luis Luege Tamargo, desde la Comisión Nacional del Agua, durante muchos años.

¿Y, por qué no pudo obstaculizar? Porque el Bordo Poniente está ubicado en una zona federal, y efectivamente, hoy se aprovechará el gas que contiene el Bordo Poniente para generar electricidad que se incorporará a la red pública de distribución de este recurso para abastecer los servicios públicos del Distrito Federal y de una parte del Estado de México.

Es muy fácil venir a decir aquí medias verdades y un discurso retórico.

Cuánta falta le hace a este país una derecha moderna y democrática que sepa perder las elecciones y reconocer los triunfos de la izquierda.

Muchas gracias.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Encinas Rodríguez.

Tiene el uso de la palabra el Senador Zoé Robledo, y después de su intervención les quitaría un minuto o dos de su atención a las Senadoras y Senadores del criterio que va a implementar la Mesa, de común acuerdo con los coordinadores de los grupos parlamentarios.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: Muchas gracias, señor Presidente.

Para hechos, como lo ha señalado el Senador Gil Zuarth, se refiere una intervención para aclarar un hecho que fue dicho en tribuna y que carece de veracidad.

Yo le quiero decir al Senador Gil Zuarth, dos cosas.

Primero, porque se refirió al estado de Chiapas, y a este gasoducto que, entiendo yo, al que quizás se refiere, porque quizás conoce esa parte del estado, es la que va de Cactus hacia Coatzacoalcos, es un gasoducto que pretende surtir gas etanol a un consorcio brasileño, y que, efectivamente, ha tenido muchos problemas para su construcción.

¿Cuál ha sido el principal problema?

Dos gobiernos municipales panistas que por cuestiones de corrupción que han sido señaladas, búsquele, en Pichucalco, por ejemplo, no ha podido llevarse a cabo ese gasoducto; y por cierto, le recuerdo, los dos últimos gobiernos de Chiapas fueron de dos alianzas, en ambas participó el PAN.

Otra falsedad que ha señalado el Senador Gil Zuarth, y esa es la que me parece más grave de todas. Venir con la desfachatez de decir que Lázaro Cárdenas, si estuviera vivo, votaría a favor de la reforma.

Mire, este libro es uno de mis tesoros que más aprecio, sólo por eso no se lo regalo, son las memorias de Lázaro Cárdenas; y qué apunta Lázaro Cárdenas, el 19 de abril de 1969, refiere Lázaro Cárdenas: “...El año de 1953, anoté, qué bien que la experiencia pasada nos ponga en alerta, reflexionando sobre las graves consecuencias que puede registrar el país si se abren de nuevo las puertas a las inversiones privadas extranjeras…”.

Y, sólo un dato más, porque no me quiero extender, Lázaro Cárdenas no hubiera votado a favor esta reforma, le recuerdo, Senador Gil, Lázaro Cárdenas fue el Presidente mexicano que prohibió los casinos en 1938; Lázaro Cárdenas no hubiera andado con ustedes.

Gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Robledo Aburto.

Les rogaría a las Senadoras y Senadores unos minutos de su atención para seguir desarrollando nuestros trabajos de este dictamen.

Les pido de favor, porque voy a explicar el criterio platicado con los coordinadores y no me gustaría que a futuro haya confusión por cualquiera de ustedes cuando soliciten la palabra, nada más que quiero que estén todos atentos para que no haya una confusión.

Senadoras, Senadores, platicando con los coordinadores en la interpretación del Reglamento, mi intervención primera y las subsecuentes, que se han tenido por parte de los legisladores.

El debate en lo general es para manifestar en términos de la democracia representativa las diferentes posiciones; es para que libremente todos los Senadores, en equilibrio de los diferentes grupos parlamentarios que significan posiciones conceptuales, legales, sociales, económicas y políticas sobre un tema en concreto, se inscriban a favor o en contra.

El derecho del grupo parlamentario del PRD, del PAN, del PRI, del PT y del Verde Ecologista será respetado; se usará el siguiente turno en contra, de su orador del grupo parlamentario, y si quiere el grupo parlamentario cambiar hasta el orden del orador por el tema en específico, le contestará al anterior que habló en contra y viceversa.

Si inicia en contra, el que es a favor le contesta, y así sucesivamente.

De eso se trata el debate, de visibilizar las diferentes posiciones.

Rectificación de hechos es una excepción, es un hecho inexistente que se mencionó y se aclara; lo que queremos todos los grupos y los coordinadores para el desahogo es la manifestación libre y equitativa de todos los grupos parlamentarios en el debate sobre los que están a favor del debate, y sus razones; y los que están en contra.

Seguiremos desahogando la lista de oradores, no está cerrada.

Les agradezco muchísimo, Senadoras y Senadores que me pusieron atención.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Angélica de la Peña Gómez, en contra, y después el Senador Lavalle Maury, a favor.

- La C. Senadora Angélica de la Peña Gómez: Gracias, señor Presidente.

Señoras Senadoras, señores Senadores, estamos en contra del dictamen porque al contrario a lo anunciado por el gobierno, no se contemplan mecanismos para reducir el precio de gasolina y diesel, sino que se indexa a la inflación y entre 2015 y 2019, si los precios internacionales del petróleo suben drásticamente, la Secretaría de Hacienda puede incrementar el precio más allá de la inflación.
Se determina también que a partir del año 2020, el precio de las gasolinas se determinará por las condiciones del mercado, lo que no es de ninguna manera sinónimo de reducción de precios como lo anuncia por todos los medios de comunicación el gobierno.

Están engañando a la gente.

La apertura del mercado de las gasolinas y de su comercialización, más que la reducción en sus precios, implica la desaparición total de los subsidios. El aumento de precio de la gasolina tiene repercusiones inflacionarias fuertes.

La tasa de impulso en la Ley de Transformación Industrial evita que se reduzcan los precios de la gasolina ante la imposibilidad de refinar en el territorio nacional.

Y sobre la recuperación de costos, los diseños contractuales propuestos no tienen mecanismo para limitar la contraprestación del contratista respecto a la recuperación de su inversión.

En materia de asignaciones encontramos un trato discriminatorio en contra de Pemex y a favor de las empresas privadas, por la imposibilidad de contratar libremente y, además, por la fuerte carga impositiva, por cierto, no es el debate que Acción Nacional esté a favor de la privatización de Pemex, siempre lo han planteado, lo que llama la atención es que el PRI le quitó los candados a sus documentos básicos, a su plan de acción para poder privatizar Pemex.

Textual, lo dice en sus nuevos artículos, esa es la sorpresa y no la otra.

Uno de los mayores problemas que enfrenta la industria eléctrica a nivel internacional es el relacionado con la corrupción que la rodea, en vez de dedicarnos a resolver la corrupción de Pemex y de su sindicato, lo que está haciéndose es salir por otro lado, golpeándole la cara, volteando su compromiso con la nación, como había sido una de las características que aparentemente enorgullecían al PRI.

Sobre minería, dentro de los cambios que se introdujeron a la reforma constitucional en materia de energía, en el adéndum de la discusión del Pleno está un beneficio a las empresas mineras del carbón en el que se les permite explotar los yacimientos de gas asociado. Esta acción de último minuto, como recordaremos, y totalmente opaca, obliga a revisar los compromisos contraídos por parte del Estado en la materia.

En favor de las minerías, de las mineras del carbón se contempla la adjudicación directa de contratos para la explotación, exploración y extracción de gas natural asociado al carbón a estas empresas, lo cual va en detrimento del interés colectivo.

Hemos planteado, porque quiero terminar antes de que se me acabe mi tiempo reglamentario, efectivamente estamos en contra de la reforma constitucional, vamos a una consulta popular, pero que no se diga que estamos en contra, el PRD, del progreso; presentamos distintas reformas a distintas leyes, presentamos nuevas leyes siempre con el cometido de lograr que Pemex y la CFE fueran eficientes, pudieran, efectivamente, rescatarse de la corrupción y de la impunidad y poder garantizar mejores condiciones de vida a las y los mexicanos.

Pero sobre todo, también en esas iniciativas nos propusimos ver otra cara, que es de la que deberíamos estar hablando, es decir, también buscar alternativas a la utilización de los derivados del petróleo que siguen contaminando terriblemente al mundo en vez de dedicarnos con todo a recursos sustentables y sostenibles.

Gracias.



PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senadora De la Peña Gómez.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Blanca Alcalá Ruiz, del PRI, a favor.

- La C. Senadora Blanca María del Socorro Alcalá Ruiz: Gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros, sin duda, la democracia es el orden jurídico que nos permite disentir y coincidir. Bajo esta premisa se ha conducido este cuerpo colegiado, bajo esa premisa se han aprobado diversas leyes, con el apoyo de unos, con el rechazo de otros.

En ese contexto se ha desarrollado esta tarde el debate, también bajo esta premisa sustento mi intervención.

El nacionalismo es una de las expresiones ideológicas que ha sido invocada esta tarde. Me preocupa que en ocasiones pareciera más para asumir posiciones unilaterales, incluso conservadoras, que un sentimiento de identificación con la patria.

Enrique Krauze ha sostenido que el nacionalismo es una de las ideologías más poderosas, pero también, en algunas ocasiones, como ocurrió en el siglo XIX, puede ser también profundamente devastador.

Hoy los mexicanos observamos el nacionalismo en muchos temas y en numerosas materias, el reto es cómo le hacemos frente a las nuevas exigencias que se encuentran en los actuales contextos.

Por cierto, en el PRI mantenemos una visión nacionalista en materia energética, pero una visión a la altura del siglo XXI, con posturas claras y con mirada de futuro.

Momentos históricos únicos hicieron particular las condiciones para hacer propiedad de la patria el petróleo; eso no cambió, no cambió con la reforma constitucional del año pasado y tampoco cambiará. El petróleo, que se oiga bien, es de los mexicanos y por disposición constitucional así seguirá siendo.

Lo que nos ocupa esta tarde, compañeras y compañeros, en este debate, es cómo hacemos del petróleo un instrumento eficaz para responder a las necesidades del desarrollo nacional. Tenemos que hacerlo con una estrategia diferente, diferente a la que comúnmente hemos hecho y la que, sin duda, es insuficiente.

Celebro a quienes han expresado en esta tribuna sus preocupaciones por los riesgos que representa que se abra el sector, pero también será importante que la población conozca cuáles son los riesgos y que éstos serían mayores si no lo hiciéramos.

El Senador Gil ya ha hecho referencia a algunos datos. Yo quiero simplemente hacer notar algunos otros, los más básicos, que también se nos olvidan.

Primero, por ejemplo, que importamos más del 30 por ciento del gas que se consume en México; que pagamos tarifas eléctricas en promedio 73 por ciento mucho mayor de lo que se paga en Estados Unidos y que la mitad de la gasolina que se consume en el país es importada.

Todo esto, sin duda, contrasta con el potencial que el sector tiene en México y que requiere apertura y competencia, reglas claras, pero sobre todo, oportunas.

La pregunta es, ¿por qué seguir manteniendo la misma posición? ¿Por qué seguir manteniendo la misma estrategia? Estrategia que hoy es insuficiente.
La realidad, señoras y señores, nos exige nuevas reglas, esas son las que hoy estamos dispuestos a aprobar en el grupo parlamentario del PRI; reglas para que Pemex no sea una empresa asociada, sino una empresa que se asocia con otras en propósitos comunes. Para ello, los contratos de exploración y de extracción se harán con Pemex, con esquemas de licitación y bajo el arbitraje de leyes mexicanas, no nos confundamos.

Pero, además, a Pemex le tocará elegir los proyectos estratégicos, para ello se diseñó la Ronda Cero. Por cierto, algunos legisladores han dicho que con la Ronda Cero Pemex ya perdió, práctica en ocasiones usual cuando se quiere desinformar; la Ronda Cero, en todos los países que han transitado de un esquema de mercado, tiene como propósito que la empresa del Estado mantenga las áreas que mayor utilidad económica le reporten y deje aquellas cuyos costos son mayores que las ganancias.

Antes Pemex tenía que hacerlo todo y en todas las partes, hoy tendrá la posibilidad de decidir en dónde, cómo y por qué.

Por otro lado, también es importante señalar que Pemex no actuará sola. A la Secretaría de Energía le corresponderá otorgar y revocar las asignaciones que se realicen para la exploración y la explotación petrolera. Será esta dependencia, la Sener, la que establezca el diseño de los contratos, los términos de licitación, con la opinión de la Comisión Federal de Competencia y de la Secretaría de Hacienda, será la Sener a la que le corresponda en definitiva autorizar los planes de exploración y desarrollo a futuro.

Esto, compañeras y compañeros, son tan sólo algunos de los elementos que sin duda nos llevan a pensar en una regulación a cargo del Estado.

Finalmente, en el grupo parlamentario del PRI, sí estamos a favor de este dictamen, y estamos a favor porque estamos dispuestos, primero, a dotar al Estado mexicano de un mejor conjunto de recursos jurídicos para lograr el desarrollo del sector, incluyendo atraer nuevas empresas y nuevas inversiones.

Segundo, porque queremos propiciar esquemas de licitación que resulten transparentes.

Tercero, porque queremos cancelar cualquier espacio para la corrupción.

Cuarto, porque nos interesa ser un país que adopte las mejores prácticas en materia internacional.

Y quinto, porque estamos convencidos que es necesario acelerar el paso para lograr un mejor desarrollo, por cierto, que deberá ser equilibrado, incluyendo la zona sur-sureste de este país.

Por todo ello, en el grupo parlamentario del PRI estamos a favor de este dictamen.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Alcalá Ruiz.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Adán López Hernández, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para hablar en contra del dictamen, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Adán Augusto López Hernández: Con su permiso, señor Presidente.

Ahora resulta que vienen aquí los panistas, como el Senador Roberto Gil, convertidos en modernos adalides de la moralidad. Siguen pensando que la moral es un árbol que da moras; son como decimos en el pueblo, mochos de día y mercaderes de noche.

Se les olvida el trafique de los contratos en Petróleos Mexicanos, claro, no se acuerdan ya de los negocios de la familia Mouriño; no se acuerdan de Mario Avila, que, por cierto, está prófugo allá en Houston, a ver si lo traen para reinstalarlo ahora en Pemex; o de los negocios de Bueno Torio, ahí, que es el principal transportista de petrolíferos en Pemex Refinación; o de la corrupción que dejó la “Estela de Luz”; o qué acaso no se acuerda Roberto Gil de los permisos que otorgaron a casinos; vienen aquí a darse golpes de pecho.

Por cierto, ya se habrán dado cuenta los Senadores del PRI, que el Senador Cordero vino aquí a llamarles mentirosos, ya les dijo lo que todos los mexicanos sabemos, no es cierto que con esta reforma energética vayan a bajar los precios de la gasolina y de la luz en los hogares.

Estoy seguro que si Erasmo de Rotterdam viviera, después de escuchar a los Senadores del PRI-AN, escribiría ahora el “elogio de la desvergüenza”.

Vinieron aquí a decir que es una paradoja que México, siendo tan rico en petróleo y en recursos energéticos, tenga gasolinas caras y tarifas eléctricas muy caras; se extrañan porque hasta hoy parecen enterarse que en México se importan los fertilizantes, se importa el gas y las gasolinas, que las tierras están desoladas, dijo un dirigente campesino, y que hay una migración lacerante.

¡Ah, carajo! Como si estos países en los últimos 50 años hubieran sido gobernados por la Divina Providencia. No, señores, la historia reciente de este país está marcada por la recurrente mentira privatizadora y entreguista. Privatizaron y desmantelaron la industria de fertilizantes Fertimex, que ya sabemos, tenía plantas de producción en varios países del continente, con el argumento de que había que modernizarla para ser competitivos; resultado, hoy se importa la totalidad de los fertilizantes.

Privatizaron la Banca, que dizque para modernizar el que hubieran créditos baratos para los mexicanos, resultado, ni hay créditos y tenemos un sistema bancario de los más caros del mundo.

Ya ni hablemos de los ferrocarriles, de las carreteras, etc. Hoy dicen que van a volver ricos a los pobres ejidatarios y campesinos mexicanos, porque dizque se van a asociar con los contratistas con esta ley de avanzada, y que sólo habrá algo que le llaman ocupación temporal. Como se ve que desconocen la realidad de los campos petroleros en este país, donde desde la exploración inicial con dinamita, hasta la explotación en tierras de los pequeños propietarios, los pobres campesinos terminan siendo exiliados de sus propiedades, amenazados por policías federales y agentes de seguridad de Pemex, víctimas de litigios interminables que sólo los condenan a aceptar que siguen siendo los explotados de siempre.

Como se ve que desconocen lo difícil que es para los campesinos de Tabasco, de Chiapas, el convivir con la actividad petrolera, y yo quiero preguntarle a estos modernos privatizadores, aquí en esta tribuna, ¿cuántos de ustedes han estado en un campo con afectaciones petroleras? ¿Quién de ustedes conoce el aroma pestilente que despiden los mantos acuíferos hoy contaminados?

¿Imagina alguno de ustedes lo que es despertarse todas las madrugadas con el sobresalto que causa el desfogue de los mechones que produce un temblor de casi cinco grados en la escala de Richter?

¿Sabe alguno de ustedes a que huele la tierra arrasada por los mechones, o ha transitado por las carreteras destruidas por el tráfico pesado de los camiones de la paraestatal y de las empresas extranjeras? ¿Saben ustedes que la mano de obra tabasqueña y chiapaneca ha sido desplazada por los venezolanos, chinos, brasileños y que los jóvenes vagan hoy sin rumbo buscando un empleo que no llega?

Y ahora quieren que les creamos que Schlumberger, Halliburton, Petrobras, Techint, Texaco, Norpower van a ser sus socios y sacarlos de la pobreza.

Aquí vino el Senador Cordero a decir que quería un mejor país para las próximas generaciones, no se acuerda que Calderón dijo que iba a ser el “Presidente del empleo”, a poco no se ha dado cuenta que los panistas sumieron a este país en una oleada de muertos innumerable, en un absurdo y estúpido baño de sangre. ¡Claro, ¿cómo va a darse cuenta? Si apenas está intentando averiguar cómo es que le hacen los mexicanos para vivir con 6 mil pesos al mes!

En fin, ya habrá oportunidad de hablar acá de la Ley Minera, y de los otros dictámenes. Yo terminaré recordándoles a todos ustedes y haciéndoles un llamado.

Entiendan lo que es la ética, la ética es la práctica de reflexionar sobre lo que vamos a hacer y los motivos por los que vamos a hacerlo. Los mexicanos hoy saben bien que ustedes no suben prácticamente a esta tribuna porque carecen de razones éticas e históricas para justificar esta traición infame, esta traición a todos ellos.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador López Hernández.

A continuación, se le concede el uso de la palabra a la Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, para hablar en pro del dictamen.

- La C. Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván: Con su permiso, señor Presidente.

Estimadas y estimados compañeros, en diciembre del año pasado voté a favor de la reforma constitucional, porque estoy convencida que es lo mejor para México y exhorté a todos los presentes a estar al tanto de las reformas secundarias.

También me comprometí a estar revisando estas leyes secundarias y que garantizaran, lo que hemos grabado en las paredes de este recinto, que es el respeto.

El 15 de julio de 1867, don Benito Juárez expresó lo siguiente:

“Bajo los auspicios de la paz, será eficaz la protección de las leyes y de las autoridades para los derechos de todos los habitantes de la República. Que el pueblo y el gobierno respeten los derechos de todos.

Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”.

Y continuó, y dijo, en ese sentido: “Confiemos en que todos los mexicanos, aleccionados por la prolongada y dolorosa experiencia de las comunidades de la guerra, cooperaremos en el bienestar y la prosperidad de la nación, que sólo pueden conseguirse con un inviolable respeto a las leyes”.

El 18 de marzo de 2005, el Senado de la República decidió inscribir en letras de oro una parte de esta verdad juarista: el respeto, y hablo de respeto, porque me parece fundamental que cualquier cosa que haga el ser humano, sea con visión de respeto a nuestro ambiente y a nuestro entorno, respecto al aire, a la tierra y al agua.

Estoy convencida de que reformar la estructura de nuestra industria energética es para el bienestar de México. Al permitir la entrada de capitales llegarán nuevas inversiones, tanto nacionales como extranjeras, y se generarán beneficios en corto, mediano y largo plazo. En el corto plazo, se generará una importante derrama económica de manera inmediata en los sectores vinculados al establecimiento de estas inversiones.

Cualquier inversión, en activos fijos, significa la activación de sectores como el de la construcción, el metal mecánico y el manufacturero, en general. Después podremos esperar que se inicie un proceso de transferencia de tecnología y desarrollo de capital humano.

Sólo escucho teorías de supuestos daños que causan los capitales extranjeros a nuestro país.

Debemos hablar de que estas decisiones llevarán, una vez que hayan, los mexicanos, trabajado en los sectores que hoy estamos discutiendo, con tecnologías más modernas y técnicas de vanguardia, las capacidades de nuestros trabajadores se irán especializando y profesionalizando.

Es evidente que habrá más y mejores empleos para muchos mexicanos.

En lo que respecta al largo plazo, la inversión tecnológica y los procesos productivos de alta especialización, incitará a la mejora continua y a través de ellos se integrará la innovación.

Sin embargo, no basta con abrir las puertas y recibir con los brazos abiertos a las nuevas oportunidades del crecimiento y desarrollo económico y social.

Debemos asegurarnos que los costos de este crecimiento no sean en detrimento de nuestra riqueza natural. Por ello debemos asegurarnos que las inversiones que lleguen a México respeten nuestros recursos naturales y sean inversiones sustentables.

El paquete de leyes secundarias del Ejecutivo no consideraba el componente de protección y cuidado del medio ambiente, pues es parte de nuestro trabajo, en las reservas, empujar y obligar a que se respeten estos recursos naturales.

Seamos consientes, compañeros, que cualquier actividad humana, cualquiera representa riesgos, riesgos a la salud, riesgos al ambiente, inclusive, riesgos a nuestra propia existencia. Sin embargo, también toda actividad nos genera un beneficio, de lo contrario, no lo haríamos.

Lograr un equilibrio es muy complejo y difícil de alcanzar; lograr un equilibrio requiere de mucho esfuerzo, inteligencia y madurez de la parte de quien lo busca. Gran parte de las observaciones que el Partido Acción Nacional se comprometió integrar a la propuesta, fueron consideradas o aceptadas en su gran mayoría por las comisiones dictaminadoras.

El PAN le cumple a México, somos un partido responsable y comprometido con el desarrollo del país. Como partido propusimos estas modificaciones desde la administración pasada, y durante este proceso de dictaminación las defendimos, nos esforzamos para lograr que en la propuesta que envió el Ejecutivo se incluyeran muchos conceptos relacionados al crecimiento y desarrollo económico y social de México.

Ciertamente faltan algunos pasos adicionales que dar para lograr una verdadera e integral transformación de nuestro sector energético.

En ninguna parte de esta reforma está incluida la estrategia para explotar nuestro potencial de las energías renovables.

No se hizo ningún planteamiento sobre cómo iniciar la definición de las reglas del juego para la explotación de nuestro potencial eólico, sobre cómo aprovechar la intensidad de la franja solar en la que nos encontramos ubicados y que, por cierto, sólo algunos países la poseen en el mundo.

Tampoco propusieron nada relacionado con el aprovechamiento de la fuerza mareomotriz.

Por ello, en la fracción parlamentaria del PAN decidimos presentar una iniciativa de ley de transición energética, que busca establecer el mapa de ruta que tiene que seguir el país para alcanzar uno de nuestros compromisos en materia de emisiones de gases de efecto invernadero para el 2024.

35 por ciento de nuestra energía eléctrica tendrá que ser producto de energías renovables, según la Ley General de Cambio Climático.

Y estamos tan orgullosos de esa meta, que lo presumimos con bombo y platillo en todo el mundo.

Basta ver las declaraciones de nuestro Secretario de Medio Ambiente en su participación, hace unos días, en el Quinto Diálogo Climático en Berlín, destacó la necesidad de atender el cambio climático con sentido de urgencia, debido a que ya sufren sus impactos económicos y ambientales, en donde estoy de acuerdo con sus declaraciones.

Cito textualmente: “El cambio climático y sus efectos ya están aquí, y en las negociaciones que tengamos debemos imprimir este sentido de urgencia. El cambio climático no esperará a que continuemos dialogando hasta ponernos de acuerdo”.

Espero coherencia al ver que esta urgencia, compañeros del PRI, de la que habló el Secretario, se imprima en el proceso de aprobación de la iniciativa de la Ley de Transición Energética que presentamos hace unas semanas.

Si bien es cierto que celebro estos paquetes de dictamen que se elaboraron, y que hoy estamos discutiendo y votaremos, consideran elementos importantes, pero hay que ir por algo más: adiciones importantes que aseguren el respeto de nuestras fuentes de vida, aire, agua y suelo.

Agradezco que se hayan incluido muchas de nuestras observaciones para enriquecer el dictamen. Sin embargo, es menester y responsabilidad de todos asegurar que se regulen las condiciones en las que participarán las empresas privadas y el Estado en el aprovechamiento de nuestros recursos energéticos.

Votaré a favor de estos dictámenes, pero haré las reservas en lo particular. Estas reservas buscan garantizar la máxima juarista: “El respeto”.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Garza Galván.

Sonido, por favor, en el escaño del Senador Zoé Robledo Aburto.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: (Desde su escaño) Señor Presidente, sólo para hacerle una pregunta a la Mesa Directiva, como lo hicimos hace más o menos 5 horas, ¿si hay alguna respuesta de la Secretaría de Gobernación sobre la petición de la Mesa Directiva, de las cápsulas? Porque a últimas fechas este término de las prácticas dilatorias se ha extendido tanto y, pues, no vaya a ser que haya tácticas dilatorias de la Secretaría de Gobernación para dar respuesta a algo que pedimos hace meses.

Entonces, quisiera yo, si ya tiene una respuesta, le dé lectura.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, señor Senador.

Le informo que el Presidente ha estado directamente atento de ese asunto. Estamos esperando, precisamente, la respuesta, pero tenga la seguridad que en cuanto haya algo le vamos a comunicar inmediatamente.

Se le concede el uso de la palabra al Senador Mario Delgado Carrillo, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para hablar en contra del dictamen.

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Muchas gracias, señor Presidente.

Qué pena que no esté ya el Senador Cordero, porque hizo referencia a la Línea 12.

Yo lo que le traía son las palabras de elogio del Presidente Calderón en la inauguración de esa obra. Se las voy a mandar y espero que las lea.

Y también le quería hacer una precisión, porque vino aquí a defender su gestión. Se olvidó de la gestión del Presidente Calderón, y nos vino a decir que él era responsable de 2010 y 2011.

Nada más que se le olvida que él tomó posesión en 2009, el año en el que cayó casi 6 por ciento el PIB en términos reales. Una de las peores caídas en la historia económica de nuestro país.

Y si le promediamos 2009 con 2010 y 2011, pues el resultado es que en su gestión crecimos al 1 por ciento. Cifra que, por cierto, tanto le critica al Presidente Peña.

De lo que si no puede esconderse ni zafarse, son de los 4.5 millones de pobres adicionales que se sumaron en la gestión del Presidente Calderón, y a la que él contribuyó como Secretario de Desarrollo Social y después como Secretario de Hacienda. Años que estuvo en Hacienda, donde fue la gran bonanza de Oceanografía.

Pero lo relevante no es distraer el debate con ese tipo de temas, ni de evaluar la gestión personal de alguien, sino que estamos hablando aquí de si estas reformas, si este modelo energético que se está planteando, que se está imponiendo por esta mayoría, efectivamente va a tener un impacto en el desarrollo nacional.

Si va a lograr romper con esta inercia que tenemos ya durante más de 30 años, en donde no podemos crecer, en promedio, por arriba del 2.5 por ciento.

Es falso que la izquierda no tenga propuesta. Incluso se presentó una ley, completa, de hidrocarburos. Porque prácticamente cambia el 80 por ciento de sus artículos. Esa iniciativa, lo que pretendía hacer evidente, es que aún en el modelo privatizador que se está planteando, hay insuficiencias muy graves que ponen en riesgo, incluso, su propio modelo, y que definitivamente no va a contribuir al desarrollo nacional.

¿Por qué una reforma energética aspiraría a que por tres caminos impacten el crecimiento de una nación?

Primero. Si se logra tener una mayor renta petrolera, pues que ésta, efectivamente, se gaste en activos que potencien el crecimiento económico futuro del país. Es decir, como lo dije en una intervención anterior, que un activo como el petróleo no se utilice y no se vea simplemente como un flujo de efectivo, sino como un activo que será invertido en nuevos activos que potencien el crecimiento del país.

Eso no se está logrando. Porque ni vamos a tener más renta en el corto plazo, y el Fondo Mexicano del Petróleo que se está proponiendo, pues en el orden de prelación que establece no se va a lograr una mayor inversión en infraestructura o en capital humano que incrementen la competitividad en nuestro país.

La otra posibilidad, el otro camino, es que durante estas inversiones que vendrán, pues la industria nacional se pegue a esa ola, y que sirva el desarrollo de sector energético como el desarrollo de la industria del país.

Pero como ya lo dije también aquí, eso no se va a dar simplemente por generación espontánea. No se ha dado, ponía el caso del sector automotriz, el sector que más presumimos en el exterior, donde el 95 por ciento de lo exportado, es importado, el componente de importación en esa industria es del 95 por ciento.

Si no vinculamos, por ley, el crecimiento de la industria nacional en esta apertura, no vamos a tener un crecimiento de la industria nacional.

Y la tercera vía. Que el tener, el ser propietarios de una riqueza tal, como el petróleo, la energía, la variable que va a determinar el futuro de las naciones. Podamos tener en toda la economía y en toda la industria, precios competitivos con el resto del mundo.

Si se hace todo esto, para que finalmente sea el mercado quien decida el precio de los energéticos. Bueno, entonces, ¿qué ventaja estamos teniendo como país?

Debería ser toda esta reforma, para tener finalmente, como ocurrió durante muchos años, desde la expropiación, hasta mediados de los 70ʼs, donde por cierto no exportamos un solo barril de petróleo, la posibilidad de tener energéticos a precios competitivos en comparación del resto del mundo. En buena parte de la explicación del desarrollo estabilizador que tuvo nuestro país.

Y, por último, si no se utiliza esta reforma para asegurar que vamos a tener energía en el futuro; pensar de largo plazo, que cuando los hidrocarburos dejen de ser el principal motor de este planeta, que podamos enfrentar con gran ventaja esa transición energética y que ya hayamos invertido y que habremos desarrollado tecnologías limpias y sustentables, para que las siguientes generaciones mexicanas puedan tener un nivel de desarrollo que nosotros no hemos tenido.

Por último, quisiera hacer una precisión, muy rápida, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Sí, por favor. Para que pueda concluir.

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Respecto de lo que se mencionó de la ciudad.

Efectivamente, el mejor lugar para la inversión extranjera en este país es la Ciudad de México, y también para la inversión privada nacional.

Gracias a eso, la Ciudad de México es el motor económico de nuestro país.

Pero es muy diferente cómo se plantea la inversión privada por parte de la izquierda.

En ningún caso se plantea entregar a la empresa privada la prestación de un servicio público, fundamental, estratégico, como es el petróleo. Si hay inversión privada en parquímetros, no determina el mercado la tarifa; si hay inversión en el tema del bordo, el mercado no determina el precio de la recolección de basura; si hay inversión en transporte público, el mercado no determina el precio del transporte público.

Es decir, sí se puede tener inversión privada. La izquierda no está peleada con la inversión privada, pero es muy distinto entregar un sector estratégico para la seguridad y el desarrollo del país a la industria privada con una regulación tan laxa y tan discrecional, como la que hoy se pretende aprobar.

De tal manera que tenemos que regresar al debate, y poner argumentos aquí, en serio, de por qué están tan convencidos que efectivamente tendrá un crecimiento nuestro país con esta reforma.

Me parece que ésta no es la reforma que México necesita y pronto tendremos que rectificar este camino.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Mario Delgado.

A continuación, se le concede el uso de la palabra a la Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para hablar a favor del dictamen.
- La C. Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza: Con su permiso, señor Presidente.

Compañeras y compañeros legisladores, el grupo parlamentario del PRI reconoce que el debate de la reforma energética ha sido abierto, transparente y democrático. A lo largo de estos meses de análisis y discusión, se han conformado ideas y opiniones que dan muestra de la gran variedad de ideologías prevalecientes en nuestro país. No generemos falsos debates. Todas las voces han sido escuchadas, valoradas y tomadas en cuenta al momento de redactar los dictámenes.

A sus propuestas se les ha dado trámite de manera respetuosa y en un clima institucional y de cordialidad.

Lo queremos decir con claridad, la Cámara de Senadores no ha abdicado sus facultades constitucionales de discutir en plena soberanía la reforma energética.

La iniciativa en materia energética propuesta por el Presidente Enrique Peña Nieto, la cual ha sido discutida a profundidad y ha sido enriquecida por los Senadores, ha sufrido más de 260 cambios en aspectos sustanciales.

Gracias a ello y al intenso debate que hemos realizado, logramos construir una reforma energética integral, capaz de elevar la calidad de vida de los mexicanos.

México requiere transitar de un sector energético monopólico de Estado, hacia una industria competitiva en armonía con la sustentabilidad ambiental; que garantice a las siguientes generaciones, disfrutar también de la riqueza energética que nos caracteriza.

La producción de crudo en nuestro país ha disminuido pese a que se ha registrado un crecimiento histórico de las inversiones en exploración y producción. En el caso del gas natural, actualmente estamos importando el 30 por ciento del que se consume en nuestro país.

En materia de gasolina hoy en día se están importando casi el 50 por ciento de las gasolinas que consumimos.

En productos petroquímicos, debiendo ser México una potencia petroquímica, se importan más de las dos terceras partes del consumo nacional.

En ese sentido, la competitividad económica del país se ha visto afectada, principalmente por el aumento de las tarifas eléctricas.

Hemos sido un país de extracción de petróleo prácticamente convencional de los recursos prospectivos de México en materia petrolera, el 76 por ciento de las aguas profundas y ultra profundas del golfo de México y recursos no convencionales.

En materia de electricidad, actualmente el 36 por ciento de la capacidad instalada pertenece a la iniciativa privada y existe un potencial interesante en cogeneración por parte de Pemex, lo que podría agregar cerca del 6 por ciento en la capacidad total.

Por primera vez tenemos una legislación en materia de hidrocarburos que aborda uno de los principales reclamos de la sociedad mexicana, precios más bajos y justos en el consumo de la luz eléctrica, el gas de uso doméstico y el diesel para la cosecha de los productos del campo.

Digámoslo de cara a la sociedad, la propiedad de los hidrocarburos seguirá siendo de todos los mexicanos.

Se podrán celebrar contratos con empresas del Estado o con terceros para eficientar las actividades de explotación y extracción de hidrocarburos. En materia de transparencia habrá pesos y contrapesos entre cuatro instancias de gobierno para asegurar la transparencia y rendición de cuentas.

Por ello se establecerá un sistema de auditorías externas para supervisar la contabilidad relacionada con los contratos de exploración y extracción.

La adjudicación de contratos que se otorguen a los privados deberá de cumplir con todos los requisitos e insertarse una cláusula de transparencia.

Un aspecto sustancial consiste en que cualquier ciudadano, así como los participantes de las convocatorias, podrán consultar por medios electrónicos o a través de los órganos de transparencia información del sector.

La aprobación de la Ley de Hidrocarburos permitirá incrementar la producción de gasolinas y disminuir la importación de estos productos, con lo que se ahorrarían miles de millones de dólares que podrán invertirse en otros rubros y, sobre todas las cosas, generar cerca de 2.5 millones de empleos bien remunerados y con todas las prestaciones de la ley.

Con todo ello se garantizarán más recursos para los programas sociales.

La renta petrolera de la nación crecerá, pues habrá más producción de petróleo y gas natural. Tendremos órganos reguladores fuertes.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión Reguladora de Energía tendrán atribuciones para sancionar a contratistas, asignatarios, permisionarios y personas autorizadas.

Por su parte, Pemex y la Comisión Federal de Electricidad dejarán de ser organismos públicos descentralizados para convertirse en empresas productivas cien por ciento propiedad del Estado.

Finalmente, con este dictamen se establece un conjunto de reformas a la Ley de Inversión Extranjera, Ley Minera y Ley de Asociaciones Público-Privadas, a fin de armonizarlas con el nuevo modelo competitivo.

Compañeras y compañeros legisladores, el Senado de la República ha realizado su trabajo para entregar una legislación moderna que permita aprovechar mejor los recursos del subsuelo.

El grupo parlamentario del PRI votará a favor del presente dictamen, porque permitirá que nuestra economía crezca y se generen más empleos.

La reforma energética será fundamental para construir un auténtico país incluyente, como lo planteó desde el inicio de su administración Enrique Peña Nieto.

Es cuanto, señor Presidente.

Muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Merodio Reza.

Primero nos permutaron el lugar con el grupo parlamentario por Mario Delgado. Usted está uno, dos, tres, cuatro, cinco adelante, en el lugar que estaba Mario Delgado.

Si quiere venir a verificar la lista y ahorita lo platicamos con su grupo.

Está Rabindranath Salazar, Raúl Morón, Zoé Robledo, Lorena Cuéllar, Fernando Mayans, Alejandra Barrales, Armando Ríos Piter, Manuel Camacho Solís, Luz María Beristain Navarrete, Iris Vianey, Manuel Bartlett, Sofío Ramírez, Adolfo Romero y Miguel Barbosa. En ese orden está.

Sonido en el escaño del Senador Pedraza Chávez.
- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Solamente para volverle a reiterar lo que le habíamos dicho hace rato, de la rectificación del quórum. Yo alcanzo a ver solamente a cinco Senadores del PAN, 15 del PRI. Y sería importante que a esta parte de la discusión pudiéramos hacerlo de manera ordenada.

Y luego todavía de paso, si es posible, que pudiéramos pasarles el alcoholímetro, porque creo que algunos ya andan fumigados.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: ¿Podríamos pasar qué? Perdón.

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: (Desde su escaño) El alcoholímetro, señor.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador, qué amable.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Rabindranath Salazar Solorio, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Rabindranath Salazar Solorio: Muchas gracias, señor Presidente.

Vamos a precisar algunos puntos muy importantes de este primer dictamen.

A ver, señor Presidente, ¿se va a rectificar el quórum? La petición del compañero.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Es apreciación de la Mesa si hay quórum o no. Hace algunas horas pidieron el quórum, se abrió el tablero y a los dos minutos se dio el quórum. Unos están, ahorita es hora de cenar, igual que la hora de la comida, están aquí abajo, están en pasos perdidos, otros están en el baño. Cuando vea que es evidente, esa es la verdad y nos lo pidieron, se pidió el tablero y se verificó el quórum. Gracias señor Senador.

Senador Rabindranath Salazar, por favor.

- El C. Senador Rabindranath Salazar Solorio: Muchas gracias, señor Presidente.

Decía yo que previo a poder precisar algunos puntos de este primer dictamen, sí me gustaría precisar algunas cuestiones que se han mencionado en este Senado de la República.

Escuchábamos con atención la participación de varios compañeros, todos que me merecen, por supuesto, mi respeto y que pusimos atención a esas participaciones, escuchábamos decir, por ejemplo, del Senador Gil, que esto que se está dando el día de hoy es una señal de evolución política.

Yo creo que esta es nuestra obligación, el que se esté dando un debate, el que finalmente se empiecen a discutir las cosas de fondo y que lamentablemente en comisiones no se dio. Ahí sí PAN, PRI, con una mayoría, evitaron justamente lo que apenas se empieza a dar en estos momentos, que es precisamente un debate.

Y también decía y qué bueno que no hay bloqueos y qué bueno que no hay manifestaciones. Yo difiero de esta situación.

Yo creo que la gente, cuando entra en desesperación, cuando en un país de más de 50 millones de pobres no se atienden sus necesidades básicas, no le queda de otra más que expresarse y salir justamente a expresar su inconformidad tomando las calles.

El ejemplo más cercano, en la reforma de telecomunicaciones, cuando nos presentan un dictamen que contradecía en todo la reforma constitucional, justamente el movimiento en las redes sociales, la manifestación e inconformidad en gran medida a la gente, hicieron que finalmente ese dictamen pudiera, en alguna medida, recomponerse.

Se menciona también que estamos pagando la gasolina más cara que Noruega, se menciona Estados Unidos, algunos otros países, sin duda. Pero lo que no mencionó el Senador Gil fue si con esta reforma iba a bajar el precio de la gasolina, porque nadie lo ha afirmado. Al contrario, todas las entrevistas, en la mañana escuchábamos una que sonaba un poquito cantinflesca por parte del Senador Penchyna, no saben qué responder porque ya se les acabó la publicidad y saben de antemano que le están mintiendo al pueblo de México.

Por supuesto, ya lo reconocieron, no bajan las gasolinas, no baja el gas, no baja la energía eléctrica, una serie de falsedades. Para qué entonces la tan mencionada reforma energética.

Se mencionaba también en estas expresiones, y por eso lo celebro, porque finalmente puede haber intercambio de ideas por parte del Senador Gerardo Sánchez, él mencionó: “No queremos que suceda lo que ha sucedido ya con los adeudos a los productores en la Comisión Federal de Electricidad”. Es cierto y qué bueno que hay ese reconocimiento.

Yo quisiera también saber qué va a pasar con el pasivo laboral de Pemex, de 1.1 billones de pesos a la fecha. Y además, en qué parte, sería otra pregunta, en qué parte de la ley habla acerca de la posibilidad de asociarse, en qué parte de la ley, porque no hay una figura de asociación, no hay una figura asociativa del ejido o de los productores en esta reforma.

Si dice que hay un acuerdo, ¿por qué no lo ponemos en ley para darle más certeza justamente a esos campesinos y a esos ejidatarios? No puedo dejar de mencionar, sabe que ya se ha mencionado en varias ocasiones parte de la intervención del Senador Cordero, porque él decía: “no esperemos milagros”, por supuesto que no va a haber milagros.

Y las cifras, con tan distintas de un punto de vista y de otro, pues qué podemos esperar de quien siendo Secretario de Hacienda decía, en este país de más de 50 millones de pobres, que se podía subsistir, que una familia con 6 mil pesos podía pagar vivienda, auto y hasta colegio privado. Esto definitivamente es digno de la dimensión desconocida, porque la realidad en la que viven todos los mexicanos dista mucho de la visión del Senador Cordero.

Pues bien, uno de los temas de mayor trascendencia en esta discusión es la transgresión a la propiedad de millones de mexicanos, del impacto directo para los habitantes de los ejidos y comunidades de nuestro país al legitimar de facto la expropiación. Por ello, a pesar de que en la Ley de Hidrocarburos se elimine la expropiación como un procedimiento especial para la materia energética, el Ejecutivo Federal tendrá la posibilidad de invocar por causa de utilidad pública y con calidad de actividad preferente el procedimiento que al efecto establece la Ley de Expropiación vigente.

En el apartado del contenido nacional, en el artículo 46 de esta Ley de Hidrocarburos, se establece que las asignaciones para la explotación, exploración del petróleo y gas natural contendrán en promedio al menos 35 por ciento de contenido nacional a través de un plan progresivo diseñado por la Secretaría de Energía y por la Secretaría de Economía. Eso significa una regresión, yo quiero recordarles que hay una modificación que se hace al artículo 1º de la Ley de Arrendamientos, Adquisiciones y Servicios, cuyo contenido refería a todas aquellas actividades y servicios que el Estado podría ejecutar con o sin la participación de terceros, contemplando a todos los entes que conforman la Administración Pública Federal, con excepción de Pemex, cuyos arrendamientos y adquisiciones los regulaba la Ley Reglamentaria del Artículo 27 en materia de petróleo, es decir, la Ley de Petróleos Mexicanos.

De aquí la importancia de señalar que sólo Pemex era el único ente excluido, ya que a la Comisión Federal de Electricidad le era aplicada dicha disposición en armonía con el reglamento expedido por la Secretaría de Economía, mismo que permitía un contenido nacional entre un 25 y un 40 por ciento en el momento de su expedición, misma que fue llevada a cabo en octubre del año 2010, y que tenía que aumentarse en un lapso de tres años hasta cobrar un mínimo de 65 por ciento, y que con las modificaciones al tercer dictamen se pretende que dichas disposiciones no apliquen a empresas productivas del Estado, es decir, a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad.

Esto, como queda demostrado, significa entonces un retroceso de un 65, ahora a un 35 por ciento. Además debemos de mencionar, en México existen limitantes a requisitos de contenido nacional en los Tratados de Libre Comercio suscritos por nuestro país.

Cabe señalar que nuestro país ha suscrito 10 Tratados de Libre Comercio que incluyen un capítulo de compras al sector público. De acuerdo con lo establecido en el Apartado Quinto del Tratado de Libre Comercio de América del Norte relativo a la inversión, servicios y asuntos relacionados, y en específico al artículo 1106, ninguna de las partes podrá imponer o condicionar la recepción de una ventaja, como el determinar un grado o porcentaje de contenido nacional.

Son muchos sin duda los temas, simplemente en este primer dictamen, falta aún por aclarar, ya lo haremos en una siguiente participación, el tema laboral, de lo más importante, ya que por la preocupación de parte del sindicato nos han hecho llegar una copia de un ejemplar que han firmado de un convenio donde ya se habla de poder modificar las condiciones de los trabajadores actualmente en Petróleos Mexicanos.

Es cuanto, señor Presidente, y gracias por el tiempo.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Salazar Solorio.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Gerardo Flores Ramírez, del Partido Verde, a favor, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Juan Gerardo Flores Ramírez: Con su venia, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, con mucho orgullo hoy vengo a hablar a favor de este dictamen relativo a la Ley de Hidrocarburos, y lo hago con el conocimiento y convicción que me permiten el haber nacido en un hospital de Pemex y de haber vivido en la cuna de la industria petrolera de nuestro país, Ebano, San Luis Potosí y en Ciudad del Carmen, Campeche, cuando inició la bonanza petrolera de México, que tanto añoran muchos hoy aquí.

Por eso, porque tengo un especial cariño por Pemex, porque sé que merece le demos la oportunidad de funcionar mejor, estoy convencido de votar a favor de este nuevo marco legal. Por eso, Senadoras y Senadores, hoy vengo a hablar de la inmejorable oportunidad que tenemos para transformar de fondo el porvenir de nuestros compatriotas.

No vengo a añorar ese pasado glorioso, ese pasado al que tanto se aferra la izquierda. Sí, en el Partido Verde estamos orgullosos de ese pasado que generó muchos beneficios para nuestro país, pero también estamos conscientes de que ese modelo cerrado bajo el que vivimos durante muchas décadas, y que imponía a Pemex el rigor de absorber en su totalidad el elevado riesgo que caracteriza a la industria petrolera, generó también momentos de enorme incertidumbre y elevados costos a nuestra economía en perjuicio del bienestar de millones de mexicanos.

México no puede seguir aferrado a las circunstancias de la primera mitad del siglo XX, a las del siglo pasado, aferrarnos a continuar con un modelo energético agotado es apostar a condenar a los mexicanos a un futuro lleno de incertidumbre. Aferrarnos a ese modelo es aferrarnos a la idea de que el Estado es el agente más adecuado para explotar de manera eficiente los recursos cuando está plenamente demostrado, tanto en la experiencia de nuestro país, como a nivel internacional, que ese sueño que aún hipnotiza a varios de mis colegas aquí, es un sueño insostenible.

Compañeras y compañeros, aferrarnos a ese modelo energético agotado es verdaderamente mezquino, verdaderamente mezquino con las mexicanas y los mexicanos de hoy, pero sobre todo, con las mexicanas y los mexicanos de las generaciones futuras. Hay quien vino a esta tribuna a hablar de una supuesta concepción del Estado equivalente a la concepción de Luis XIV, afirmando temerariamente que al titular del Ejecutivo lo guía un principio que diría: “El que dispone del patrimonio de los mexicanos soy yo”.

No, señores, ni uno ni lo otro, no se engañen ni traten de engañar a los mexicanos. Afortunadamente los mexicanos tenemos claro que ni vivimos en Venezuela ni en Cuba. Hoy más que nunca se vive en México un régimen constitucional con los adecuados balances para impedir que esas falsas afirmaciones pudieran llegar a materializarse.

Hay quien se atreve también a repetir una y otra vez, en forma de estribillo una pregunta: ¿reforma energética, para qué? Reforma energética para transformar a México, reforma energética para aumentar los ingresos del gobierno, para financiar programas sociales, al mismo tiempo que se reduce el riesgo del Estado como actor monopólico ineficiente. Reforma energética para generar mayor bienestar para los mexicanos a través de más inversión, más empleo mejor pagado y un escrupuloso cuidado del medio ambiente.

En materia ambiental hay quien afirmó que como efecto de la reforma se incrementarán exponencialmente las emisiones de gases de efecto invernadero. Ello es absolutamente falso, las reformas promueven la adquisición de certificados de energías limpias y se finca responsabilidad por daño ambiental a contratistas y permisionarios a los que se les obliga a implementar medidas para controlar y remediar las afectaciones ecológicas.

Senadoras y Senadores, en el Partido Verde estamos dispuestos a atrevernos a dar el paso para llevar a México por una ruta más próspera y, por lo mismo, no compartimos esa añoranza por el pasado. El dictamen que nos ocupa el día de hoy refrenda el principio de que todos los hidrocarburos que se encuentren en el subsuelo son propiedad de la nación y que su explotación es para beneficio de los mexicanos. Además, responde al mandato constitucional de garantizar la seguridad y soberanía energética.

En las áreas de mayor dificultad geológica y de extracción de energéticos se compartirán los riesgos para que no sea Pemex el único que invierte en pozos que pudieran resultar comercialmente inviables, para que el Estado no comprometa recursos que puedan destinarse a cuestiones más sustantivas.

Las facultades de las autoridades y las capacidades reglamentarias de los órganos reguladores quedan claramente definidas, no existe debilitamiento por parte del Estado.

En el Partido Verde estamos convencidos de que la reforma energética es necesaria para impulsar a nuestro país a lograr su potencial y mayor crecimiento de la economía y del bienestar.

El aprovechar la riqueza de nuestros recursos naturales como palanca de desarrollo social es el mejor legado para los que menos tienen, para los que viven en pobreza y que menos acceso tienen a los servicios de educación, salud, seguridad o conectividad.

Brasil y Colombia han dado este paso y les está dando muy buenos resultados, no veo porqué a México le tenga que ir mal por dar este trascendental paso. No, señores, en el Partido Verde no somos como los fanáticos del no, no somos como los agoreros del fracaso, que apuestan a frenar el desarrollo de nuestro país, estamos convencidos de que a México le va a ir bien, por eso los invitamos a votar a favor de este dictamen.

Es cuanto, señor Presidente.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senador Flores Ramírez.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Armando Ríos Piter, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para hablar en contra.
- El C. Senador Armando Ríos Piter: Con su permiso, señor Presidente.

Para fijar la posición en contra y, bueno, subrayar que hay cinco, seis; me honro en ser escuchado por 6 Senadores del PAN; habíamos contado 25 Senadores del PRI y del Verde.

¡Qué bueno que estén aquí! ¡Qué lástima que no esté el coordinador del PAN! ¡Qué bueno que está el coordinador del PRI, y quiero aludir en mi posicionamiento varias de las cuestiones que se han dicho aquí.

La Senadora Blanca Alcalá comentaba que hay quienes hemos comentado para confundir a la gente sobre el tema de la Ronda Cero; bueno, es interesante cuando alguien busca confundir a la gente, y señalar que otra persona más confunde.

Solamente para una aclaración, Senadora Blanca Alcalá, porque es el debate. El debate sobre el tema de Ronda Cero es el tipo de modelo que queremos; el modelo que ustedes están planteando, que cuando hicieron el cambio constitucional abrió una participación desmesurada de la iniciativa privada, y que hoy tiene prácticamente desnuda a Pemex, más o menos en los porcentajes que yo he presentado, no es como usted lo dice Senadora Blanca, usted dice que es la solicitud de la empresa para tener acceso a aquellos campos donde está la mayor rentabilidad, bueno, seguramente si eso se revisó en un libro de texto, pudiera ser como mejores prácticas que han ocurrido en otros lugares, pero hoy estamos analizando el modelo que ustedes están queriendo meter para México.

Pemex solicitó el 80 por ciento de los recursos prospectivos; el 80 por ciento fue lo que publicitó Pemex que había solicitado, y solamente le dieron el 31 por ciento de esos recursos prospectivos.

¿Cuáles le dieron? Areas someras, y le dieron áreas terrestres, era el 17 y el 41 por ciento que yo señalaba, son los que se van a acabar más rápido, son los que tienen menor viabilidad, los que tienen mayor corto plazo y han señalado las autoridades de Sener que podían darles solamente el 30 por ciento de eso.

De eso se trata este debate, por eso es importante saber para que la gente no se confunda.

¿Cuál es el modelo que ustedes plantearon en la reforma constitucional? Un modelo de una excesiva participación de la iniciativa privada, pensando que los muchos males que se dejaron durante muchos años en Pemex y en el sector energético como por arte de magia se van a resolver con la participación de la iniciativa privada, y lo quiero ligar, desafortunadamente el Senador Roberto Gil no está, este modelo de debate sin poder contraargumentarlo en lo inmediato, pues aletarga la discusión.

El puso una serie de ejemplos, en los cuales decía que en el PRD tenemos una especie de esquizofrenia, que convivimos con la iniciativa privada en la Ciudad de México y aquí estamos en contra.

Yo le aclararía al Senador Gil, pero a los que me están escuchando, tal vez para que se lo comenten ahorita a su regreso, que en efecto, por eso tenemos un modelo en el cual la ciudad es la más competitiva del país, es la que más empleos genera, es la que mejores condiciones tiene para generar empleo, porque lo que tenemos es un modelo en el cual sabemos regular a la iniciativa privada.

Bienvenida la iniciativa privada, bienvenida su participación, entonces no nos quedemos en la confusión del debate, nada más que hay que tener un Estado que lo regule, hay que tener un Estado que tenga la fortaleza y la capacidad de tomar una serie de decisiones como entidad reguladora, de eso se trata la convivencia con la iniciativa privada, no era el pensar que el mercado es el que llega a resolver todos los males que aquejan a una empresa, como en el caso de este sector.

Y por eso yo insisto en mi debate, ojalá que alguien me lo conteste, porque creo que ahí hay una parte importante, porque para ustedes se les hace mucho el 35 por ciento del componente nacional. Yo la verdad es que no encuentro una referencia real de porqué no estamos tomando una decisión, en la cual si queremos tener como ente articulador al sector energético, no estamos planteando un mayor componente nacional.

¿Por qué no estamos planteando el tema de transferencia de tecnología hacia la micro, la pequeña, la mediana empresa que se puedan clusterizar no solamente en la parte de explotación, sino en la parte intermedia, que es lo que ustedes tanto cacarean? ¿Por qué no estamos poniendo mayor porcentaje?

De eso se trata la decisión soberana que queremos ponerle a esta ley o que quisiéramos que ustedes pensaran en esta ley, un eje de planeación estratégico para que los hidrocarburos, para que el sector energético se convierta en una palanca de desarrollo y un nuevo negocio en el que unos cuantos que tengan capital, especialmente internacional, se involucren en él.

Seguramente durante esta discusión iremos planteando muchos más argumentos; pero yo le quería comentar algo a la Senadora Silvia Garza, yo coincido con usted en el tema de porqué no hay energía renovable.

Yo hubiera pensado, de hecho cuando arrancó este debate en la parte constitucional, que si queríamos una apuesta verdaderamente de aprovechar toda la capacidad energética que teníamos, porque me acuerdo de sus spots que hablaban del aire, del agua y del petróleo, era un spot muy interesante, yo pensaba que en aquél momento se abría la oportunidad para que en energías renovables pensáramos en cómo competir con Alemania en energía solar; tenemos mucha mayor capacidad que Alemania por precipitación solar.

¿Sabe por qué no se dio esa discusión en este momento? Porque en el acuerdo que tuvieron con su partido político, eso se lo dejaron al PAN, tal vez a usted no se lo comentaron, pero hay cuatro dictámenes que se están discutiendo, y había un quinto que era el que trataba de energías renovables. Y ¿cuál fue la preocupación?, cómo nos vamos a meter a otro tema que va a meter todo un dolor de cabeza, hay que sacar primero el tema de los hidrocarburos, hay que sacar todo esto que es una monserga en el debate con la izquierda, y ahí luego vemos, para despuesito, cómo discutimos el tema de la reforma en el tema de energía renovable.

Esa es la razón por la que no se está discutiendo, entonces, pues yo se lo comparto, porque tal vez es importante que usted se informe, el Partido Acción Nacional tomó esa parte, es lo que le dejaron.

Y, la parte más importante en términos de viabilidad, de competir con el mundo, pues precisamente es lo que patearon como una lata, para discutirlo después.

Compañeras y compañeros, yo termino, solamente diciéndoles, sobran argumentos para decir que estos dictámenes hay que votar en contra y por eso, desde el Partido de la Revolución Democrática insistiremos en que hay una visión alternativa sobre el tema energético.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Ríos Piter.

Sonido en el escaño de la Senadora Silvia Garza.

- La C. Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván: Vamos, brevemente, desde aquí, porque me mencionó el Senador.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Para alusiones personales, desde su lugar, se le concede.
- La C. Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván: (Desde su escaño) Si me permite, señor Presidente.

Creo que cada uno de nosotros responderá de frente al país y de frente a la historia, créame, Senador Armando Ríos Piter, que yo estoy a favor del medio ambiente y que he logrado una cosa muy importante, desde que llegué aquí no había visto tantos Senadores preocupados por el medio ambiente y hoy gana México.

Y estoy segura que cada uno de los Senadores que estamos aquí, mañana que empecemos con las reservas de qué es lo mejor para México, de la protección de los recursos naturales, pues que le respondan a cada uno de los mexicanos. Desde aquí le respondo a cada uno de los mexicanos que estoy a favor de esa protección, que está la agencia, que la tenemos que robustecer y que tenemos que ir a donde va el mundo, hacia las energías renovables y que de verdad el gas solamente sea una transición energética, como debe serlo, porque le apuesto a que a México le vaya bien y a todos los mexicanos.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Silvia Garza.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Víctor Hermosillo y Celada, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, para hablar a favor del dictamen.

- El C. Senador Víctor Hermosillo y Celada: Con su permiso compañeros.

Mi voto es a favor de la reforma, porque pienso que el ejemplo de éxito de otros países nos puede servir para el bien de la patria.

La injerencia de empresas privadas en la industria de hidrocarburos y electricidad son a nivel mundial aceptados y exitosos, por eso el señalamiento de traidor a la patria no lo acepto.

Estoy de acuerdo que tenemos aquí en el Senado diferentes ideologías y criterios, pero definir a Senadores patriotas y traidores no es correcto y no ayuda a la tolerancia que es la base de la democracia. Eso es ser intolerante.

Vuelvo a repetir, yo no acepto que me digan traidor, podrán decirme que no coincido con ustedes, pero no traidor.

Esa es la base de la democracia.

¿Qué ha pasado en este mundo? Hay países socialistas con éxito y hay países capitalistas con éxito.

¿Saben cuál es la diferencia, por qué son exitosos? Porque no hay corrupción y porque son países de libertades para sus ciudadanos.

Esa es la base del verdadero éxito, la no corrupción y la libertad, lo demás es palabrería hueca, es retórica, es poner carteles y héroes que nada más los respetamos de esta manera y no los respetamos con nuestros actos. Eso para mí es lo más peligroso.

Tenemos que hacer serio lo que presentamos, los efectos de esta reforma no van a ser inmediatos y debemos decírselo a los ciudadanos, la gasolina este año seguirá subiendo y el año que entra va a ser por medio de un acuerdo, a ver cuánto sube.

Después puede ser que por la competencia, es muy importante, los negocios; puede ser que por mejor decencia, porque tampoco queremos litros de 900 centilitros; puede ser que por una mejor calidad mejore la situación en la gasolina, bajarla a la mitad sería una cosa que no es real y no debemos de venderle eso a la población, porque estamos nosotros siendo mentirosos.
El gas va a ser otra diferencia, en el gas sí va a haber progreso, y el gas no nada más llega a mover las turbinas de ciclo combinado que ahora trabajan con combustóleo y que las pueda hacer más eficientes, sino va a toda la industria; industria mayor, industria mediana, industria pequeña; nuestro país es un país caro en energía, de nada nos sirve tener mucha gente barata si no hay componentes que nos hagan a nosotros competitivos con el resto del mundo.

Por eso hay que pensar muy bien qué es lo que vamos a ofrecer, qué es lo que va a ser posible que suceda.

Por otro lado hay que cuidar los tratos con las empresas que van a participar para que le dejen al país la suficiente rentabilidad para el desarrollo y bienestar de todos los mexicanos, sí, hay que cuidar bien los contratos, por otro lado hay que cuidar a la Comisión Nacional de Hidrocarburos y a la Comisión Reguladora de Energía, hay que integrar bien los consejos de Pemex y de la Comisión Federal de Electricidad, pero sobre todo, como el Senado, vigilar que las cosas se hagan bien.

Eso es parte de nuestro trabajo, sin corrupción, con eficiencia y sobre todo, con transparencia, de informar a los mexicanos de los procesos y resultados de esta trascendente reforma.

Si la situación nos obliga a hacer cambios es en gran parte el producto de la gran corrupción que ha reinado en ambas instituciones del país, la Comisión Federal de Electricidad y Pemex, impulsada desde arriba para enriquecer a la clase política y tener aliado para el control político, como sucedió también en la educación.

También rechazo que los grandes males de nuestro país se deben a otros países y a las transnacionales.

Nosotros somos los mismos, los que hemos creado nuestro destino, por nuestra falta de visión, verdadero patriotismo, traiciones y falta de solidaridad entre todos nosotros. Por eso no hemos progresado como debíamos hacerlo y no podemos echarle la culpa a otras naciones y a otras entidades.

Somos el producto de lo que somos y eso es lo más importante, tenemos que cambiar.

La suerte está echada, es una gran oportunidad para darle un nuevo rumbo a nuestro desarrollo, pero de nada sirven las leyes si no se cumplen, por eso insisto que debemos de combatir la corrupción; este es el gran reto, no hay muchas oportunidades como ésta, la corrupción se hace con leyes que luego son letra muerta; se combate con voluntad, con patriotismo, con generosidad y con entrega.

Y eso aquí también falta mucho en el Senado, aquí fingimos muchas cosas, defendemos a los pobres, hablamos de las gentes, de los indígenas, pero la mayoría son palabrerías, son palabras huecas para llenar espacios y ganar públicos, lo que sí vale en la vida son las verdaderas obras, aquí en el Senado hay corrupción, aquí en el Senado hay dispendio y no podemos hablar nosotros de pobres si ni siquiera los conocemos en muchas veces y no podemos hablar de trabajadores porque muchos de los que están aquí no tienen ni uno.

Entonces, cuidado con nuestra responsabilidad, ser Senador es una responsabilidad importante y debe ser un orgullo para todos nosotros poder cumplirle a la patria.

Esta es una oportunidad que no podemos desperdiciar; esta es una oportunidad, por primera vez en muchos años, del país, en que las diferentes fuerzas tenemos que ver la manera de sacarla en frente.

Por eso yo les pido a todos ustedes que antes que nada pensemos en nuestro país, vigilemos bien qué es lo que va a pasar en el futuro y denunciemos valientemente.

Muchas gracias.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Hermosillo y Celada.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Raúl Morón Orozco, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para hablar en contra del dictamen, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Raúl Morón Orozco: Gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros, pues qué bueno, qué bueno que por primera vez en una ley tan importante se está abriendo un debate que al menos da claridad al pueblo de México de las visiones que están conjugándose el día de hoy.

Y clarísimas, aquí hay dos visiones, una que está planeando que la privatización puede ayudar mucho al desarrollo de este país y otra que está planteando que lo público es lo que puede salir adelante.

Lo que puede sacarnos adelante, lo público sobre lo privado, lo general sobre lo particular.

El pueblo de México todo, en vez de un grupo de gente que ha venido usufructuando la riqueza de este país y las privatizaciones que se han dado, por cierto nos dejan esa experiencia, aquí se ha dicho que es para que el pueblo de México se beneficie, para que vivamos mejor, para que haya mejor educación, para que haya mejores oportunidades, para que se generen mejores empleos.

Pero las experiencias que hemos tenido de las privatizaciones no son positivas, empezaron hace muchos años, las continúo Carlos Salinas de Gortari, nada más dejó pendientes éstas y yo recuerdo mucho cuando privatizaron Teléfonos de México, que decían que la privatización iba a generar competencia, que iban a reducir las cuotas de la telefonía, y hoy en este país se cobran las cuotas muy caras o más caras.

Yo registro también cuando se privatizó la Banca y decían que la competencia iba a traer mejores condiciones para los ahorradores, y resulta que en este país las tarjetas de crédito cobran el más alto interés.

¿Cómo quieren que les creamos ahora que esta reforma efectivamente va a beneficiar al pueblo de México?, todas las que se han hecho están acompañadas de una publicidad exacerbada, de amplias campañas de publicidad para poder empezar a construir a partir de los medios de comunicación una opinión pública, y generar consensos hacia estas privatizaciones.

Recordemos lo que pasó, por ejemplo, con la reforma laboral, recordemos la oferta, 800 mil empleos en el presente año. En el 2013 ni siquiera pudo mantener ese ritmo, de la generación de empleos que traía el gobierno de Felipe Calderón. Se redujo en un 39 por ciento, de 700 y tantos mil empleos, 700 y tantos mil a 460 mil; en vez de aumentar disminuyó la creación de empleos, entonces ¿cómo podemos crecer ahora que esta reforma, que también está acompañada de una gran campaña publicitaria, va a ser de beneficio para el país?, no se los creemos, pues, no se los cree el pueblo de México y por eso nuestra resistencia.

No queremos que permanezcan las cosas como están, el PRD hizo una propuesta con varios planteamientos que sí requerían de una transformación del sector energético, que modernizaban Petróleos Mexicanos, que cambiaban su régimen fiscal, que planteaban abatir la corrupción, esa que aquí se ha mencionado en muchos momentos.

A mi juicio, compañeras Senadoras y compañeros Senadores, lo prioritario deben ser los mexicanos, los hombres y las mujeres de este país. No podemos de ninguna manera privilegiar el interés económico, el interés del dinero por encima de los intereses de las personas, de los seres humanos.

Por eso las consecuencias de las privatizaciones, y todo porque han sido legisladores federales, locales, o han tenido responsabilidades en los estados, todos nos damos cuenta que lo único que han traído es mayor pobreza para los habitantes de este país, es una educación deficiente, es menor salud, se sigue muriendo gente de enfermedades curables en las comunidades, en las comunidades más rezagadas, sigue quedándose gente sin poder acceder a la educación superior porque este país no es suficiente, y no porque le falten recursos, sino porque los que hay los han desviado para otros objetivos más particulares y han abandonado el Estado y sus gobiernos esa obligación que tienen de garantizar el beneficio de todo el pueblo de México.

En síntesis, y voy terminando señor Presidente. Las nuevas reglas que discutimos son un traje a la medida para el gran capital transnacional, para abrir la puerta al despojo, al abuso y a la corrupción.

Es muy claro, con esta reforma la nación entrega el dominio directo de los recursos del subsuelo y entrega gran parte de la renta petrolera a los particulares, nacionales y extranjeros, que es de todos los mexicanos.

Es sólo cuestión de tiempo para que los yacimientos que tiene asignados Pemex pasen a manos particulares, porque es materialmente imposible que cumpla con las condiciones que le imponen y porque conservará su actual régimen fiscal, que es asfixiante, lo que limitará su competitividad.

Esta ley vulnera en forma directa los derechos más elementales de los pueblos y las comunidades indígenas, se afirma que la extracción de hidrocarburos será prioritaria por encima de cualquier otro derecho.

Por eso la Ley de Hidrocarburos también es violatoria de los tratados internacionales suscritos por el Estado mexicano y los Derechos Humanos, reconocidos por nuestra Constitución. Es la dignidad de los mexicanos la que debe estar por encima de todo, no el afán de obtener recursos a costa de lo que sea, la desaparición de los subsidios al diesel y a la gasolina no puede tener otra consecuencia que una escalada de precios y el repunte de la inflación que sólo empobrecerá más a amplios sectores de la población.

Por éstas y otras razones estamos a favor del pueblo de México y, por supuesto, en contra de este dictamen.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Morón Orozco.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Raúl Aarón Pozos Lanz, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para hablar a favor del dictamen.

- El C. Senador Raúl Aarón Pozos Lanz: Con su permiso, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, yo vengo a representar en esta tribuna al estado de Campeche, es ahí donde por años se ha constituido y se ha generado la mayor riqueza petrolera del país.

Cantarell ha sido el yacimiento más importante en la historia de este país, y sin duda uno de los más importantes del mundo. La declinación natural ha hecho que de 2004, cuando se tuvo una producción récord, a la fecha, ha habido un descenso muy importante en la producción de hidrocarburos, que incide, desde luego, en la producción nacional.

Ese es un ejemplo de cómo tenemos que hacer un gran esfuerzo por dar un paso a la modernización, por dar un paso hacia adelante, para lograr que lo que ya no está siendo posible, producir en aguas someras, lo vayamos a buscar en aguas profundas o ultra profundas, e inclusive buscar nuevos y mejores esquemas para la producción de otros hidrocarburos.

Hoy vamos a votar a favor de dar ese paso y situar a México en el mundo como una nación vigorosa, como una nación competitiva. Sí, siempre resulta posible que haya resistencia al cambio, podría generar incluso temor, pero estamos convencidos que hacerlo con responsabilidad y con seriedad nos puede dar el impulso que necesitamos y que queremos los mexicanos en el desarrollo de la economía de nuestro país.

Esa visión de futuro, esa visión de responsabilidad, esa visión valiente para presentar ante el Congreso de la Unión, particularmente en el Senado, es la visión que animó al Presidente Enrique Peña Nieto para que hoy estemos todos sentados discutiendo y debatiendo estas leyes reglamentarias que le van a dar viabilidad a este país.

Y, desde luego, también reconocer la disposición de las y los Senadores para hacerlo con absoluta libertad y con pleno respeto a los derechos. Fortalecer la economía de este país a partir de esta reforma energética, que puede modernizar nuestra infraestructura, que puede darnos viabilidad económica y desarrollo, que con nuevos y mejores órganos reguladores puede generar competitividad al interior y al exterior del país, que con órganos reguladores pueden darnos mayor certidumbre y transparencia en los procesos. Esa transparencia que le da certidumbre y rumbo al país, especialmente en materia energética.

Es esta reforma, que le podrá dar oportunidad de desarrollo a la sociedad.

Explotando racionalmente nuestros recursos naturales, estoy seguro, como aquí se ha dejado claro, se impulsará la inversión y se generarán más y mejores empleos, empleos bien pagados, empleos seguros que puedan mejorar el nivel de vida de millones de mexicanos.

Esta reforma, que a partir de una renta petrolera eficaz que genera mayores recursos para darle a la educación mayor solvencia, para darle a la educación mayores herramientas, y que esa educación que se imparta a nuestras niñas y a nuestros niños, a los jóvenes, pueda ser la palanca del desarrollo nacional y la base de un futuro mejor.

Estos mayores recursos, que nos puedan dar oportunidad para mejores servicios de salud, para mejores viviendas.

Estos mayores recursos que se pueden generar con la riqueza que se encuentra en el subsuelo, y que es de todos los mexicanos, y seguirá siendo de ellos, que podrá reactivar el campo y darle mayores herramientas a nuestros campesinos para que produzcan los alimentos que todos los días necesitamos para vivir; y estos recursos que también darán un nuevo rostro de innovación tecnológica e investigación científica, que también nos pondrán a la altura de las naciones.

Votamos a favor de las leyes que permitan explotar nuestros recursos y nuestras riquezas naturales para cortar y disminuir las diferencias sociales, las diferencias entre las regiones.

Queremos un solo México, el México moderno, el México justo, el México que le genere las mismas oportunidades y las mismas herramientas a todos.

Mismas oportunidades para sonorenses que para queretanos, a los veracruzanos y a los tamaulipecos, a los oaxaqueños o a los tabasqueños y, desde luego, a los campechanos, especialmente a las niñas, a los niños, a los jóvenes que esperan con ansias un México mejor, el México que nos dé una luz de esperanza, el México que nos dé un camino de éxito, un México mejor para todos.

Muchísimas gracias.

(Aplausos)


PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Pozos Lanz.

Senador Zoé Robledo Aburto, del PRD, en contra, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: Muchas gracias, señor Presidente.

Quiero aprovechar el uso de la tribuna para referirme en particular al dictamen de la Ley de Hidrocarburos, pero antes de eso quiero hacer un reconocimiento, y lo digo de manera muy sincera, al Coordinador de la bancada del Revolucionario Institucional, al Senador Emilio Gamboa, que ha estado aquí en este debate, no se ha movido de su lugar; desde aquí sabemos que tiene las preocupaciones, y aquí ha estado, aquí ha estado, y no se ha ido, y eso es de reconocerse.

(Aplausos)

De la misma forma lo ha hecho, y lo debo de decir, nuestro Coordinador, el Senador Miguel Barbosa Huerta, que acaba de salir en este momento, pero aquí ha estado todo el tiempo, no se ha movido porque entiende su responsabilidad legislativa.

(Aplausos)

No puedo decir lo mismo del Coordinador del PAN, y eso me apena de verdad, porque quisiéramos estar en el debate también con ellos.

Hace un rato, un Senador del PAN dijo: “Que habían estado generando y esperando dar el debate desde comisiones”, cuando tampoco en comisiones, muchos de los Senadores del PAN, iban o se presentaban, algunos, el Senador Lavalle lo hacía, no es así en todos los casos.

Y el Coordinador del PAN, de verdad, sí ha sido destacada su ausencia. No lo he visto yo más de cinco minutos en el agregado total.

Vino aquí al salón de sesiones, citó a Margaret Thatcher, y luego se fue y ya nunca regresó.

Yo le pregunto: ¿Dónde están y dónde están esos panistas que nos iban a ganar? Bueno, aquí están algunos, y se los reconozco, ojalá fuera la mayoría.

Incluso, hace un rato, cuando el Senador Cabeza de Vaca estaba dando un discurso, había tres Senadores del PAN, y hay evidencia fotográfica de eso. Es, de verdad, lamentable.

Yo, ya que son afectos a citar a Margaret Thatcher, les voy a leer una cita de ella, que decía:

“Me encanta el argumento, amo el debate. No espero sencillamente que nadie se quede sentada o sentado y esté de acuerdo conmigo”.

Ojalá que cuando citen un personaje famoso, recuerden su ideología y su forma de hacer política.

Por supuesto, también al Senador Bartlett, mi reconocimiento.

A los compañeros del Verde, que aquí han estado también, a todos.

Sin embargo, sí señalo destacadamente la ausencia del Senador Preciado.

Yo me pregunto, bueno, pues, ¿en dónde está?

Por supuesto, de las Senadoras del PRI, que no se han movido de su lugar ni un minuto.

Yo quiero hacer un señalamiento muy puntual, y voy a intentar hacerlo muy rápido, porque me parece que cuando se empezó a pensar esta reforma, sus autores desconocieron que los procesos de democratización, que ha vivido nuestro país, han tenido consigo dos efectos, dos efectos, que es lo normal en un proceso de democratización.

El primer efecto, es la dispersión del poder.

Y el segundo efecto, es la fragmentación de los procesos de decisión colectiva.

¿Por qué digo esto? Porque pareciera que en el dictamen, quien lo escribió desconoce que conforme la democracia va avanzando y va ganando terreno, se dispersa el poder público, se crean nuevas reglas, surgen nuevos actores políticos que tienen diferente permanencia en el escenario, y el resultado final es que pasamos de un régimen que es vertical y de una sola voluntad con las decisiones centralizadas, y se remplaza, por lo que se conoce en el mundo como el pluralismo horizontal de decisiones altamente descentralizadas.

¿Por qué digo esto? Porque prácticamente del artículo 118 al 121 de la Ley de Hidrocarburos, en lo que se refiere al Capítulo V del impacto social, queda claro que se está entendiendo muy mal esta nueva dinámica del veto social, del poder emergente de las sociedades del colectivo, que son hoy capaces de cuestionar y de detener proyectos de desarrollo, lo que antes se podía hacer por la voluntad de la autoridad, y porque el costo de la tolerancia era muy alto, y el costo de la represión era muy bajo, pues, va contrastando, va contrapesándose, y en este momento, no hace falta que yo lo diga, tenemos infinidad de proyectos de desarrollo, que a partir de este veto social están detenidos.

¿Cuál es el caso emblemático? El aeropuerto de Texcoco, el de San Salvador Atenco. Ese es el caso más destacado.

Cómo una comunidad que siente que están vulnerando su patrimonio, que no fueron consultados, que van a venir más perjuicios que beneficios para ellos, pues se levanta y ejerce ese veto social.

Ustedes recordarán el caso del club de golf de Tepoztlán, en Morelos

Ustedes recuerdan el asunto de La Parota, Wirikuta, y así hay muchos temas y muchos casos más.

Hace poco, un periódico nacional, “Reforma”, publicaba que se tenían cerca de 350 proyectos de infraestructura entre carreteras, presas, puentes, vías ferroviarias, etcétera, detenidos por una mala operación de esto que aquí se llama “Impacto social”.

¿Por qué creo que es equivocado? Porque lo que se debería estar pensando es en la viabilidad social, es decir, pensar hacia el futuro de esas comunidades.

Y, ¿cómo las van a integrar para que no solamente sean parte del negocio, sino para que les puedan ofrecer realmente un horizonte mucho más atractivo, interesante para el desarrollo comunitario?

Porque lo que se dice aquí, como impacto social, se queda en lo de siempre.

Una evaluación, que además la evaluación la termina haciendo el propio inversionista. Nunca dice aquí que la medición de impacto social, para que la contrapesemos con la medición de impacto ambiental, que la hace la autoridad, aquí la va a poder hacer el inversionista.

Entonces, va a poder contratar a cualquier consultora, a cualquier empresa y le va a decir: “Oye, hazme una, o a un sociólogo le va a decir: hazme un impacto social, veamos que no hay una población vulnerable y demás”, y a partir de eso se lo entrega a la Secretaría de Energía, y la Secretaría de Energía, simplemente va a dictaminar, pero no le van a dar facultades para decir: “Bueno, vamos a hacer una escuela, un hospital, y además hazlos parte del negocio”.

Incluso, había una parte de desarrollo familiar, que ustedes deben de recordar, venía en el dictamen, que se borró y no se ha explicado aquí porqué se borró.

A lo que voy es a esto. Esta sería una enorme oportunidad para que la lógica de las inversiones público-privadas tengan el tercer eje, el eje que le da viabilidad y gobernabilidad a nuestro país, y ese es el eje comunitario, es el eje de la gente.

¿Por qué no imaginamos un modelo vanguardista para el país en donde las inversiones sean público- privadas y comunitarias? Porque las comunidades van a terminar dando algo, puede ser tierra, puede ser mano de obra, pueden ser muchos elementos. Se va a trastocar la forma en que viven, bueno, que sea algo positivo.

Creo que esto, del 118 al 121, no está aclarado, en apenas dos páginas intenta resolver todo un capítulo del pacto social. Es una oportunidad enorme.

Ojalá no se pierda y ojalá pueda haber una conciencia, de que esto va a generar mucha tensión social; problemas de gobernabilidad, y así como el aeropuerto, vamos a tener una y otra vez casos repetibles, todo el día.

Ya voy, Senador Orihuela, no se preocupe. Ya todos nos queremos ir, porque, además, a las 11:30 vamos a ir todos a ver la entrevista del Senador Penchyna con Adela Micha.

Entonces, ya nos vamos.

Gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Robledo Aburto.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Pablo Escudero, del grupo parlamentario del Verde Ecologista, a favor, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Pablo Escudero Morales: Muchas gracias, señor Presidente.

Por fin, diríamos algunos que no habíamos podido participar.

Y yo también quiero agradecer, no sólo a los coordinadores, quiero agradecer a todos aquellos que nos siguen por el Canal del Congreso. Es importante que nos estén escuchando, que podamos estar dando, de manera civilizada, debate frente a la nación.

El tema que yo he traído a tribuna, es el fracking. Desde hace rato queríamos hablar del fracking. Mucho, mucho se ha escrito del fracking.

Sin duda, es un gran tema. Es un tema muy polémico, pero yo pensé que el Partido Verde y el PRD íbamos a estar de acuerdo en el tema del fracking, sinceramente lo pensé, creí que íbamos juntos en el tema del fracking.
Y déjenme decirles por qué. Estamos hablando de fracking y de medio ambiente.

Hace algunos días nos levantamos con las primeras planas de los principales diarios de esta ciudad, diciéndonos que había modificaciones para el programa “Hoy no Circula”.

Cambios al programa “Hoy no Circula”, que iban a afectar a miles o a millones de mexicanos que no iban a poder utilizar su vehículo.

En este momento se generaron muchas inconformidades, muchas molestias. Muchos de manera inmediata, hay que reconocerlo también cuando nos equivocamos, nos pronunciamos en contra, dijimos que no era correcto, que era una ocurrencia del gobierno del D.F., en su bastión del país, en el D.F.

Eso dijimos, muchos también dijeron eso, que no contábamos con la información del porqué se había tomado una decisión tan drástica.

Al día siguiente, el Jefe de Gobierno, todos los perredistas-asambleístas y sus líderes salieron de inmediato a decirnos que primero revisáramos los papeles, que primero nos informáramos. Nadie conocía la razón que había llevado al gobierno del D.F. a tomar esta decisión.

Nos dijeron que existía un estudio científico que soportaba esa decisión. Un documento que se llama “Políticas Integrales para Mejorar la Calidad del Aire en la Zona Metropolitana del Valle de México”. Más aún, nos dijeron dónde lo podíamos encontrar, nos dijeron, vayan a la página de nuestro asesor estrella, del PRD, que también es asesor del Verde, bueno, nosotros no le pagamos, pero bueno, es nuestro asesor y debiera ser el asesor de todos los mexicanos. El premio Nobel, don Mario Molina.

Que revisáramos ese estudio en su página. Entramos, aquí tengo la página del Centro Mario Molina. Donde efectivamente estaba este documento, esta investigación muy seria, y lo que nos quedó era retractarnos.

Don Mario Molina estaba diciendo que eran correctas las medidas del D.F. El asesor del PRD nos estaba diciendo eso.

Pero encontramos también en la primera plana, en la carátula del Centro Mario Molina, otro documento muy interesante, “Producción de gas y de aceite de lutitas en México”.

En donde don Mario Molina está a favor del fracking. El Premio Nobel, el asesor estrella del PRD, está a favor.

La persona más ilustre de los mexicanos, con la autoridad moral en medio ambiente más elevada. No hay otro.

Y hay muchos científicos muy importantes, pero me parece que Mario Molina es el más importante.

En ese momento, nos decía el Jefe de Gobierno, “Mario Molina es mi asesor desde la campaña”, los que recuerden, se peleaban a Mario Molina.

Nuestra amiga Josefina Vázquez Mota, en sus discursos, decía que Mario Molina estaba en su equipo.
El Jefe de Gobierno que era candidato, Mancera, decía que era su asesor, que ya estaba contratado, inclusive decía que ya había trabajado mucho tiempo con el PRD.

Bueno, pues nos llevó a revisar las declaraciones del Jefe de Gobierno.

Déjenme recordarles algunas. Dice el Jefe de Gobierno que “Mario Molina es su asesor en la mejora del medio ambiente. Es un experto, es la persona más calificada en el tema ambiental. Vamos de la mano con Mario Molina”. Declaración del Jefe de Gobierno.

Otra declaración: “Los programas y estrategias ambientales del D.F., es un esfuerzo integral que se ha logrado gracias a un aliado importantísimo de esta ciudad y de otros gobiernos, me refiero al Premio Nobel Mario Molina y a su Instituto”.

También recuerdo, y está por aquí mi amigo el Senador Alejandro Encinas, que él hizo una labor, y me refiero al Senador Encinas, una labor muy importante en el D.F. en el tema de medio ambiente.

No recuerdo si era en 2006 ó en 2005, al rato nos recordará nuestro amigo el Senador Encinas, en dónde fue a recuperar algunos espacios, del vicio. Me parece que era la Magdalena Mixhuca, un deportivo, en donde él, como Jefe de Gobierno, fue a inaugurar y a crear el Centro de Enseñanza Ambiental “Mario Molina”. Lo acompañó Mario Molina en esa ocasión. Le pusieron "Mario Molina" a este Centro.

Es decir, el premio Nobel ha certificado, nos ha dicho que está de acuerdo con el fracking, nos ha dicho que hay que hacerlo bien, y todos coincidimos con eso.

Algunos de los que nos ven, yo sé que todos los Senadores conocen y saben quién es Mario Molina. Pero no todos los que nos están escuchando y nos están viendo saben quién es Mario Molina.

Mario Molina realizó estudios de postgrado en Alemania y obtuvo el doctorado en la Universidad de California, pero se tituló de la mejor universidad del mundo, que es la UNAM. Además, ha trabajado en una labor fructífera a favor del medio ambiente y, en específico, investigaciones del Agujero de Ozono en el Antártico. Recibió el Premio Nobel de Química, por su papel para la dilucidación de la amenaza de la capa de ozono de la Tierra por los diferentes gases. Es un gran investigador.

Mario Molina nos dice que está a favor, nos dice que no desaprovechemos esta gran oportunidad.

Dice textual, el Premio Nobel: “Es absurdo no explotar estos yacimientos, si cuesta menos que extraer petróleo de pozos profundos”.

Es así como alrededor de estos días hemos preparado una información de 50 científicos. Será muy importante decir y citar quiénes dicen qué.

Los grifos incendiados, el agua contaminada. Bueno, nosotros hemos preparado, 50 científicos con sus estudios, que queremos dejar en el Diario de los Debates, sin duda no los vamos a convencer, tuvieron mucho tiempo más los Senadores del PRD.

Sin duda no los vamos a convencer. Ustedes tampoco. Pero es muy importante que dejemos en el Diario de los Debates, y por eso yo lo voy ir haciendo, en estos tres, cuatro, cinco, seis o los días que sea necesario, la constancia científica de quiénes son estos 50 investigadores, qué es lo que han hecho en su vida, cuáles son sus reconocimientos profesionales y qué dicen respecto al fracking.

Creo que la discusión tendrá que ser científica, más que política.

Es cuanto, señor Presidente. Y gracias, por su tolerancia.

(Aplausos)



- El C. Presidente Cervantes Andrade: Tiene el uso de la tribuna el Senador Alejandro Encinas, para alusiones personales.

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sonido en el escaño del Senador Robles Montoya, ¿para qué efecto?

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: (Desde su escaño) Para hechos, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Senador Encinas.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Muchas gracias, señor Presidente.

Bueno, por supuesto que todos conocemos la solvencia profesional del Premio Nobel mexicano, Mario Molina, y su relación en las investigaciones y el desarrollo científico en materia de combate a la contaminación y la conservación del medio ambiente.

Y por supuesto reconocemos muchos de los trabajos a los cuales ha contribuido no sólo para el gobierno del Distrito Federal. Por supuesto que hemos trabajado con él, hemos tenido la oportunidad, incluso, de inaugurar un Centro de Educación Ambiental en la delegación Iztacalco, que lleva su nombre, y que ha servido para la formación de estudiantes y de ciudadanos en los temas ambientales, pero yo creo que es necesario hacer primero algunas precisiones.

La primera de ellas es en torno al programa “Hoy no Circula” y las nuevas disposiciones que se han adoptado, que hasta ahora se atribuye al gobierno del Distrito Federal el establecimiento de este programa, cuando se trata de una decisión de la Comisión Ambiental Metropolitana, que es un órgano en el que participa el gobierno federal a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y también el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, y los gobiernos de los estados de México, Hidalgo y del Distrito Federal.

¿Por qué? Porque justamente parte de los avances en las tareas de coordinación metropolitana, es desde finales del siglo pasado, en los años 90’s, adoptar medidas conjuntas para enfrentar los problemas de contaminación atmosférica.

El programa “Hoy no Circula”, como el programa de “Verificación Vehicular”, como el programa de “Atención a las Contingencias Ambientales Atmosféricas” son resultado del acuerdo institucional entre tres gobiernos locales y el gobierno federal, donde quien dicta las normas de emisiones es el gobierno federal, toda vez que la regulación de las emisiones contaminantes de la atmósfera es de competencia estricta del gobierno federal.

Y se le ha querido cargar el costo político al gobierno de la ciudad con estas medidas que restringen la circulación a los vehículos de mayor antigüedad, en donde hay que señalar, en primer lugar, que el mayor número de vehículos de esta antigüedad de 15 años o más, circula en el Estado de México y en el estado de Hidalgo, donde se encuentra el mayor nivel de afectaciones.

¿Qué existe el estudio del doctor Mario Molina? Indudablemente. ¿Qué prevalece el problema de contaminación atmosférica en la ciudad y en toda su zona metropolitana? Por supuesto que así lo es.

Pero derivado de la experiencia que yo he tenido como Secretario del Medio Ambiente en el Distrito Federal y en otros ámbitos de la política ambiental, también creo que el programa, a pesar de la asesoría del doctor Mario Molina, tiene deficiencias.
¿Por qué? Porque creo que lo que prevaleció en las medidas que se adoptaron en el programa, fue el viejo concepto de la deschatarrización del parque vehicular, en lugar de pensar en un programa de renovación del parque vehicular que estuviera acompañado, primero, de estímulos para la renovación, como le hicimos en la renovación de 106 mil taxis que circulaban en la Ciudad de México, que eran una de las principales fuentes de emisión contaminante y donde establecimos un programa de subsidios, donde se otorgaba al taxista 10 mil pesos por el valor de su unidad, la mayor parte de las cuales tenían un valor menor, y en acuerdo con Nacional Financiera se abrió un programa de financiamiento para que pudieran acceder a la adquisición de vehículos, no solamente de cuatro puertas, sino que tuvieran un bajo nivel de emisiones contaminantes.

Entonces, el objetivo fue atacar de fondo una de las principales fuentes emisoras de gases contaminantes y logramos sustituir prácticamente la totalidad de los taxis en el Distrito Federal.

Y el taxi de dos puertas, no digo el modelo porque ustedes lo ubican muy bien, prácticamente ha desaparecido y se renovó la totalidad de ese parque vehicular, lo que continuamos haciendo con los microbuses y otros sistemas de transporte público masivo.

Pero también no basta solamente este tipo de programas. Una de las medidas que mejor resultado se estableció fue el que la regulación para establecer restricciones a la circulación vehicular eliminó, en primer término, yo adopté esa medida, el criterio de peso del vehículo y su modelo de antigüedad, para establecer como criterio fundamental el nivel de emisiones generado.

De ahí surgió la idea del holograma doble cero y medidas más estrictas para contener las emisiones contaminantes y el resultado hoy lo vemos, ha sido palpable, como a pesar del incremento del parque vehicular, hoy la mayor parte de los días del año, la ciudad y la Zona Metropolitana se encuentran dentro de las normas aceptables en calidad del aire. Prácticamente se han eliminado las contingencias, aunque falta mucho por hacer en materia de transporte público.

Así es que no siempre se tiene que tener la razón científica, se tiene que también conocer la realidad puntual, social, política y económica de un entorno para desarrollar las políticas ambientales.

Y lo veremos en la discusión del fracking, particularmente retomaremos la experiencia europea, donde en países como Alemania y Francia se han emitido leyes que prohíben la utilización de esta tecnología. Y lo que está sucediendo en el conjunto de la Comunidad Europea, donde la tendencia es eliminar esta práctica que deteriora profundamente el medio ambiente y afecta no solamente los acuíferos, sino también pone en riesgo a la población civil.

Así es que reconociendo la solvencia profesional y científica del doctor Mario Molina, pues hay muchos temas que todavía tenemos por discutir.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Encinas Rodríguez.

Tiene el uso de la tribuna, en contra, la Senadora Alejandra Barrales Magdaleno, del grupo parlamentario del PRD.

Y por cierto, mil felicidades, es su cumpleaños, Senadora.

(Aplausos)

Le deseamos mucha salud. Proceda, Senadora.

- La C. Senadora María Alejandra Barrales Magdaleno: Muchas gracias por la felicitación. Con su venia, señor Presidente.

Antes de argumentar mi voto en contra de este dictamen, quiero referirme a la intervención del Senador del Partido Verde que nos antecedió en el uso de la palabra, y a quien, por cierto, escuchamos de verdad con mucha atención, pero lo digo con mucho respeto, quienes le seguimos con atención no terminamos de entender el sentido de su intervención. Solicitó participar para hablar a favor del dictamen, no entendimos si habló a favor o en contra del Premio Nobel de Química, no entendimos si habló a favor o en contra del “Hoy no Circula”; no entendimos si habló a favor o en contra del Jefe de Gobierno.

Y sólo de lo que sí estamos seguros, es que no vino a esta tribuna, por supuesto, a hablar a favor del medio ambiente.

Y no lo digo por su intervención, lo digo por formar simple y sencillamente parte del único partido en el mundo que ha sido excluido por los partidos ecologistas a nivel mundial, precisamente, por la ausencia en los hechos de una política de medio ambiente.

No quiero dejar pasar este señalamiento, lo digo con respeto, pero es nuestra opinión.

Quiero referirme a la argumentación, a la razón por la que vamos a votar en contra de este dictamen en nuestro grupo parlamentario. Quiero señalar, reconocer que a esta tribuna hemos acudido ya varios legisladores de la izquierda para compartir las razones de nuestro voto en contra, y quiero referirme solamente a un aspecto, a uno de los muchos impactos negativos que va a tener esta reforma que hoy se pretende votar, este dictamen particularmente que hoy se pretende votar.

Hablo del aspecto laboral, me refiero a la afectación que indudablemente recibirán las 153 mil familias que dependen de los trabajadores de Pemex, y también este impacto negativo que tendrán las más de 70 mil familias que dependen de los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad. Para nadie es nuevo que el respeto a los derechos laborales no es una característica, un distintivo de los gobiernos priistas, y mucho menos de los gobiernos panistas.

Quizás por ello se explica un poco el porqué este dictamen, en su contenido, vulnera los derechos de los trabajadores. Este dictamen en su contenido facilita, a partir de la existencia de contratos en manos privadas, los famosos esquemas de outsourcing, los esquemas de terciarización de la fuerza laboral, y que con ello, como ya sabemos, se está buscando eliminar las pocas, ya de por sí, obligaciones que tienen los patrones con los trabajadores.

Nos preocupa porque a partir de que este dictamen pudiera ser aprobado, se está colocando precisamente, se está privilegiando en cargos de primer nivel al interior de estas empresas, en cargos estratégicos, precisamente, a personas extranjeras por encima de los mexicanos. Y nos preocupa también porque nos parece que por ignorancia, por negligencia y también pudiera ser por la propia conveniencia, no nos estamos deteniendo en revisar el impacto que va a tener el colocar en manos de privados la seguridad nacional. Aspectos que trastocan temas de seguridad nacional.

Se nos está olvidando que estas empresas van a manejar nada más y nada menos que nuestro petróleo, una riqueza estratégica, una riqueza importante para nuestro país, pero que indudablemente trastoca temas de interés de seguridad nacional. Ni qué decir de la propia seguridad de los trabajadores, que al ya no quedar en manos del Estado esta seguridad de los trabajadores va a quedar en manos de privados y, bueno, pues estas historias ya las conocemos, ya sabemos lo que ha pasado en las minas, ya sabemos lo que ha pasado en todas estas empresas donde los trabajadores terminan a la hora de acudir a su jornada arriesgando sus propias vidas.

La única realidad que sí tenemos claro que va a modificarse con esta reforma es esa nueva élite de empresarios que van a tener en sus manos el manejo de nuestro petróleo, el manejo de una empresa que sostiene en gran medida la economía de nuestro país y que aporta más del 8 por ciento del Producto Interno Bruto y el 30 por ciento del ingreso del gobierno.
Es claro que una vez más se va a imponer la mayoría, la mayoría del PRI, del PAN, es claro que van a votar a favor de este dictamen; pero nosotros desde la izquierda tenemos la obligación de denunciar, tenemos la obligación de señalar una vez más, que por desgracia, estamos seguros, el tiempo nos va a dar la razón.

Esta reforma que van a votar por mayoría el PRI y el PAN, va a despojar, lamentablemente, a los mexicanos de una de sus riquezas más importantes, nuestro petróleo.

Al tiempo, el tiempo nos dará la razón.

Es cuanto, señor Presidente.

Gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Barrales Magdaleno.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Pablo Escudero Morales, para alusiones personales.

- El C. Senador Pablo Escudero Morales: Muchas gracias, señor Presidente, y felicito a nuestra amiga Senadora en su cumpleaños.

A lo mejor no entendió porque llegó tarde, lo que explicamos aquí en esta tribuna fue justamente de un tema científico, hablamos de un Premio Nobel de Química, que justamente ha presentado un estudio científico para justificar, para dar soporte a un programa y a unas medidas que se han tomado para mejorar el ambiente; es decir, hemos hecho una referencia al asesor estrella de todos los mexicanos, que está a favor del fracking.

Y esta alusión que me ha hecho, pues me permite seguir platicando, con los que nos siguen por el Canal del Congreso, con mis amigos Senadores, qué es lo que dice don Mario Molina, qué es lo que dice este estudio respecto al fracking que tanto se ha hablado, y voy a citar textual este estudio de don Mario Molina:

“Con base a una evaluación detallada del estado del arte en cuanto a tecnología y regulación referente a la producción de gas y aceite de lutitas, el Centro Mario Molina ha llegado a la conclusión que: a la luz de la experiencia internacional y en virtud de los avances tecnológicos recientes hoy en día, en México, es posible desarrollar el gas y el aceite de lutitas de forma segura y respetuosa con el medio ambiente”. Eso es lo que dice don Mario Molina.

En referencia al Partido Verde, a los ecologistas del mundo, hace un rato yo también les decía que íbamos a presentar 50 estudios científicos apoyando esta decisión. Y justamente, hay un estudio interesantísimo que yo les voy a dar copia, que también, incluso, quiero que quede registrado en el Diario de los Debates, aquí lo traigo, son 150 hojas, se llama el estudio: “¿Por qué cada ecologista serio debe favorecer el fracking?” ¿Y quién hace este estudio, este estudio científico? Lo hace el doctor Richard A. Muller.

¿Y quién es este doctor? Comenzó su carrera como estudiante de posgrado bajo la tutela del premio Nobel en Física, Doctor Luis Walter Alvarez. Tiene una licenciatura en la Universidad de California, Berkeley; tiene un doctorado en la Universidad de California, Berkeley; en Física tiene otro doctorado en la Universidad de Columbia, en Nueva York; ha recibido un sinnúmero de premios en física y en medio ambiente, y tiene muchos libros publicados, entre ellos uno que se llama “Los tres Big Bangs”, donde habla de los accidentes de los cometas, de las explosiones de las estrellas y de la creación del universo.

Tiene otro que habla acerca de la edad de hielo y sus causas astronómicas, tiene otro que se llama “Física para presidentes” y otro que se llama “Energía para futuros presidentes”. Es decir, es un científico que tiene un trabajo muy serio, de por qué debe apoyarse el fracking, como lo decía el Senador Encinas, en estos días daremos a detalle el debate respecto al fracking, que traemos mucha información para ello.

Muchas gracias, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Senador, le pido, de favor, el Senador Robles Montoya, tengo entendido tendrá la intención de quererle formular una pregunta, usted me dirá si le acepta o no.

¿Es para ese efecto, verdad, Senador?

Sonido en el escaño del Senador Robles Montoya.

- El C. Senador Pablo Escudero Morales: Déjeme decir que sí, que las que quiera.

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: (Desde su escaño) Como no es posible hacer uso de la palabra para hechos, entonces si el Senador Escudero Morales me permite formularle una pregunta.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: ¿Senador Escudero?

- El C. Senador Pablo Escudero Morales: Encantado, a usted y a todos los que lo deseen.

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: (Desde su escaño) Una pregunta, con respeto, pero también con mucha firmeza, porque si dice que se preparó el Senador Escudero para este tema, pues evidentemente dista mucho lo que ha dicho para demostrar que así ha sido.

Ni siquiera ha podido dejar claro, aludiendo al premio Nobel de Química, Mario Molina…

- El C. Senador Pablo Escudero Morales: Es que no se oye, perdón. Se pega al micrófono, no se oye, no lo oigo, perdón.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Le pueden subir al volumen del escaño, porque el Senador está de pie, por favor.

- El C. Senador Pablo Escudero Morales: Es que no lo oigo, Senador.

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: (Desde su escaño) A ver, para que se me escuche bien, lo digo con respeto otra vez, no vaya usted a pensar que tengo otro propósito, pero a mí me queda claro que no se ha preparado bien para un tema tan delicado como el fracking, donde evidentemente una de las cosas que yo quiero saber con mucha claridad es si el Partido Verde Ecologista de México está a favor o en contra del uso de esta técnica criminal para el medio ambiente y para la sociedad.

Pero también decir que evidentemente no se ha preparado porque ni siquiera el documento al que ha aludido del Premio Nobel de Química, Mario Molina, lo ha podido dilucidar completamente porque el propio Premio Nobel de Química mexicano plantea que esta técnica en todo caso sería factible si se hiciera correctamente, términos que le he escuchado aquí decir a muchos presidentes de México emanados del Partido Revolucionario Institucional, algunos legisladores, y esa no es la respuesta, por eso el país está como está, porque no han hecho las cosas bien, y es evidente que esto no ha sido así. Pero valdría la pena que un representante del Partido Verde Ecologista no solamente tratar aquí de venir a poner palabras de un mexicano tan prominente como el doctor Mario Molina, sino como un grupo de mexicanos que hoy llegaron aquí al Senado de la República a entregar más de 10,000 firmas exigiendo que no se utilice la técnica del fracking en nuestro país, que valen tanto como un Premio Nobel de Química, y son a los que debería escuchar un representante popular, y no darle la vuelta, porque como bien lo decía la Senadora Alejandra Barrales, no se supo entender cuál era su postura, por eso la pregunta es concreta, ¿está el Verde Ecologista a favor o en contra del uso de esta técnica tan criminal para el medio ambiente y para la propia sociedad?

Gracias por su respuesta, Senador Escudero Morales.

- El C. Senador Pablo Escudero Morales: Gracias, Senador; le agradezco su pregunta, igual que todas las preguntas. Lo he dicho muchas veces, y lo repito, por supuesto que vamos a favor, vamos de la mano con Mario Molina, y lo hemos dicho, vamos de la mano con 50 científicos.

¿Quién ha hecho su tarea, y quién no? Eso en unos días lo vamos a discutir, yo tengo su libro, lo leí, 60 páginas; tengo ahí tres carpetas, 3,500 hojas, más de 50 informes científicos que están a favor del fracking. Por supuesto que escuchamos a los mexicanos, por supuesto que sí, pero aquí lo que vamos a tener es una discusión científica, aquí vamos a traer los papeles, están ahí, aquí tengo justamente otro de los estudios que voy a registrar en el Diario de los Debates, del doctor Richard A. Muller, más de 150 hojas; y analicé y estudié su libro con atención, y también traigo más de 50 estudios científicos para acreditar el dicho, tendremos varios días, por supuesto que sí, y gracias por su pregunta.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Escudero Morales.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Lorena Cuéllar Cisneros, del PRD, en contra.

- La C. Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: Con su permiso, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores: Estamos ante un dictamen que privatiza nuestros recursos energéticos, matizado de manera cupular a modo y conveniencia del Ejecutivo con la única intención de cumplir sus compromisos con el capital extranjero, y que de aprobarse nos dejará un México antes, y otro después.

De un México dueño de sus recursos naturales y con soberanía energética, pasaremos a ser banco de explotación de recursos energéticos por parte de empresarios transnacionales y supeditados a sus intereses económicos y de mercado.

Estamos ante una reforma donde millones de mexicanos estamos perdiendo y unas cuantas familias se benefician con el agravio que resulta de privatizar la totalidad de la cadena productiva en el sector energético.

Nos dan promesas de bonanza económica entregando nuestro patrimonio nacional que, dicho en cifras, anualmente nos viene representando el 8 por ciento del Producto Interno Bruto y el 40 por ciento del ingreso del erario nacional.

Pasamos de ser un país de abundantes recursos a ser simples administradores de contratos; tendremos un gobierno atado a los intereses privados que no están comprometidos con el interés nacional.

Claro ejemplo es la propuesta de Ley de Hidrocarburos, misma que no garantiza que los hidrocarburos mexicanos logren potencializar el desarrollo nacional con miras a asegurar el futuro más próspero para la sociedad mexicana, especialmente de los grupos más vulnerables.

Asimismo, no hay claridad en la definición de los tipos de contratos, los mecanismos de subasta y las variables de asignación.

No se garantiza la transparencia y las decisiones sobre a quién se otorgarán los contratos, es decir, serán discrecionales.
Esta reforma busca aniquilar a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad, quienes tenderán a desaparecer en el mediano plazo, volviéndonos completamente dependientes en materia de energía, a las corporaciones extranjeras.

Las empresas del sector van a ser reducidas a su mínima expresión; el régimen fiscal para Pemex continuará prácticamente en los términos actuales, por ende, no se le otorgará autonomía alguna.

Es el colmo que ahora la Secretaría de Energía cuente con facultades para obligar a Pemex a no invertir en la industria petrolera, mientras que para las compañías extranjeras sí aplique el libre mercado.

Lo único que busca este dictamen es que Pemex deje de crecer y deje espacio para que los extranjeros se apoderen de los recursos con los que cuenta nuestra nación.

Esta reforma tolera la corrupción y la impunidad que ahora se multiplicará para dar riqueza a las grandes empresas transnacionales; es claro que no bajarán los precios de la luz, del gas y de la gasolina, como se ha empeñado el gobierno en difundirlo mediáticamente, sino todo lo contrario.

Todos estos combustibles de uso diario en el hogar aumentarán de precio, y en el caso de las gasolinas perderán los subsidios y aumentarán su valor conforme a los precios internacionales.

Por si fuera poco, también se legisla el despojo mismo que ahora le han nombrado ocupación temporal, es decir, ponen a más de 400 mil hectáreas de nuestros campesinos en la mira de los empresarios extranjeros y de la frivolidad del mercado, dejando a empresas a expensas a sus dueños, que en su mayoría es población indígena de nuestro país.

¿En qué nos beneficia entonces, me pregunto?

Y por ello estoy segura que el juicio de nuestra sociedad será muy duro por todos los agravios y afrentas que se les hace con esta reforma.

Esta reforma no es la que necesita nuestro sector energético, sino la que piden las voraces empresas extranjeras; para modernizar nuestro sector se necesita planeación y trabajo, se requiere de eliminar la corrupción e invertir en tecnología; se necesita de expertos que no busquen su negocio, se requiere de administradores capacitados y eficaces en nuestras empresas públicas, y para ello, estamos las mexicanas y los mexicanos y no los extranjeros.

Espero que el día de hoy, cuando votemos este dictamen, no se olviden de la población que vive en pobreza y marginación y que no tiene acceso a energía eléctrica, y los convoco a replantearse los intereses que protejamos cuando tenemos un país con más de tres millones de personas sin acceso a la red eléctrica, y que no tendrán para pagar las altas tarifas que ahora se cobrarán.

Por ello, compañeras y compañeros Senadores, mi voto será en contra de esta ignominia y despojo contra el pueblo de México.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Cuéllar Cisneros.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Oscar Román Rosas González, del grupo parlamentario del PRI, a favor, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Oscar Román Rosas González: Con el permiso de la Presidencia.

Senadoras, Senadores, hoy de manera responsable, democrática y republicana discutimos las leyes secundarias en materia energética. Sin duda, estamos ante un momento histórico, porque después de 80 años decidimos emprender el cambio, y el pueblo que no cambia no permanece.

Nuestro modelo cerrado y cortoplacista, que durante un par de décadas, sin duda, fue el adecuado, ya no nos permite crecer, aprovechar mejor nuestros recursos y, sobre todo, pensar en el futuro.

Si tenemos un potencial energético de hidrocarburos convencionales y no convencionales, por qué no aprovecharlos.

Por ello, este paquete de cuatro dictámenes que hoy discutimos representa una propuesta seria que apuesta por la seguridad energética que todos los mexicanos necesitamos.

Tratándose del primer dictamen, queda constatado que corresponde a la nación la propiedad directa, inalienable e imprescriptible de todos los hidrocarburos que se encuentran en el subsuelo de todo el territorio nacional.

Se establece con claridad que las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos se hacen por asignación o por contrato.

Mediante la Ronda Cero se privilegian los intereses nacionales y de las empresas productivas del Estado, pues antes de cualquier otro competidor, Pemex, por medio de las asignaciones, decidirá qué campos, qué extensión y qué áreas le son más favorables y rentables para la empresa.

Los contratos serán licitados públicamente por la Comisión Nacional de Hidrocarburos, así Pemex también participará en estas licitaciones de contratos.

Se crea el Centro Nacional de Control de Gas Natural para garantizar la continuidad del suministro del gas en todo el territorio nacional y el acceso abierto a la infraestructura y distribución de los ductos por toda la nación.

Las cadenas productivas en el sector de hidrocarburos se robustecen al contemplar el 35 por ciento del contenido nacional en las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos de manera gradual hasta el año 2025.

Se resguarda la propiedad privada, ejidal o comunal, ya que el uso de este tipo de propiedades para la consecución de los fines de esta ley será sólo temporal, debiendo recibir los propietarios de las mismas las contraprestaciones y los beneficios por el uso y aprovechamiento de sus tierras.

Será el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo el encargado de recibir, administrar y distribuir los ingresos petroleros de la nación derivados de las asignaciones y contratos.

El cuidado del medio ambiente no escapa a la regulación en este modelo, la Agencia Nacional de Seguridad Industrial del Sector de Hidrocarburos emitirá la regulación y la normatividad aplicable en materia de seguridad industrial y de protección al medio ambiente.

Como nunca antes se había hecho, el número de contratos, permisos, autorizaciones y las condiciones de los mismos, estarán a disposición de todo el público.

Finalmente, con este marco, el Estado, a través de sus empresas o a través de contratos instrumentará su participación en la explotación y aprovechamiento de los pozos transfronterizos.

Senadoras, Senadores, estamos ante un nuevo modelo, un modelo que privilegia la competitividad, la eficiencia, la seguridad energética y la máxima utilidad para el país.

Toda decisión con visión de largo plazo y altura de miras genera costos y estamos dispuestos a afrontarlo.

En 1938 se tomó una decisión con los consecuentes costos y descréditos internacionales, pero el bien de la nación estaba por encima de cualquier interés particular.

Hoy tomamos la decisión de hacer las cosas diferentes; este gobierno, encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto, tomó la decisión de hacerlo y lo apoyaremos decididamente.

No se puede juzgar a un modelo que todavía no se pone en práctica. No se puede jugar con el pueblo de México mediante cálculos electorales y consultas públicas con sesgos partidistas.

Como campechano estoy a favor de este nuevo modelo energético. Ciudad del Carmen, de donde provengo, volverá a ser pieza clave para el desarrollo de esta industria, no sólo porque será actor principal en la recepción de empresas y competidores, sino porque miles de jóvenes y padres de familia contarán con la oportunidad de tener el empleo bien remunerado que por mucho tiempo se les ha negado.

Recibí un mandato popular, procurar y mejorar las condiciones de vida de la gente que vive en mi estado a través de leyes más justas y en ese camino me mantengo.

Hoy y siempre, como legislador campechano, actuaré con plena responsabilidad y actitud patriótica por el bienestar de todos los mexicanos.

Muchas gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Rosas González.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza, del grupo parlamentario del PRD, en contra.

- La C. Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza: Gracias, señor Presidente.

En contra del dictamen en lo general, como lo está todo mi grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, porque hoy podríamos decir que este proceso legislativo es un proceso totalmente destructivo del régimen constitucional.

Y este proceso, como lo menciono, destructivo, comenzó hace tiempo, en 1991, cuando se reformó el artículo 27 constitucional para abrir la puerta al despojo y a la privatización de las tierras ejidales; culmina en diciembre de 2013, cuando una contrarreforma aún más radical acaba de destruir ese artículo, pilar de la Constitución, como ya hoy están desmantelados los originarios artículos 3o. relativo a la educación y el 123, sobre los derechos y garantías de los trabajadores.

Pero como mi compañero y paisano, el Senador Ascensión Orihuela mencionara y citara aquí la “Constitución de Apatzingán”, la primera en América Latina. Hoy, en el Bicentenario de nuestra Constitución de 1814, voy a citar precisamente esta Constitución y, efectivamente, Morelos, en Apatzingán, hace precisamente 200 años, legislara en el artículo 1º en materia de religión y posteriormente Juárez legislara en contrario durante la Reforma, pero también Morelos legislara en Apatzingán sobre soberanía y menciono el artículo 4º de esa Constitución de Apatzingán, "como el gobierno no se instituye para honra o interés particular de ninguna familia, de ningún hombre ni clase de hombre, sino para la protección, seguridad general de todos los ciudadanos, unidos voluntariamente en sociedad.

Estos tienen derecho incontestable a establecer el gobierno que más les convenga, a alterarlo, modificarlo y abolirlo totalmente cuando su felicidad así lo requiera".

Eso del todo no ha sido legislado en contrario, si tenemos actualmente el 39 constitucional.

Asimismo, el artículo 10 de la Constitución de Apatzingán, a la letra reza: “Si el atentado contra la soberanía del pueblo se cometiese por algún individuo, corporación o ciudad, se castigará por la autoridad pública como delito de lesa nación”.

Mismo que ya tampoco está tipificado.

Y por último, menciono el artículo 12 de la misma Constitución de Apatzingán: “Estos tres poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, no deben ejercerse ni por una sola persona, ni por una sola corporación”. Ya que en los hechos hoy sí tenemos una mayoría aplastante que coordina y opera los tres poderes de la nación.

Estamos en contra con argumentos, con propuestas de redacción que hemos trabajado y presentado en las reservas que ya hemos inscrito, pero, sobre todo, con respeto, y pido respeto para el pueblo que nos está viendo, ya que aquí algún legislador o legisladora mencionaba que, efectivamente, el PRI había ganado las elecciones en el 2012, lo sabemos y lo tenemos claro.

También dijeron que nos guste o no nos guste, el Presidente Peña será Presidente hasta el 2018, efectivamente, no nos gusta, por eso no votamos por él, pero a quienes sí votaron por él tampoco les gusta, y de ahí que haya garantías para que este gobierno se mantenga hasta el 2018, yo no veo la condición porque cada vez es más la inconformidad en las calles, la recesión, el colapso económico llegará y llegará pronto.

Hoy no hay compromisos respecto del destino que supuestamente generarán estas reformas, no hay compromisos en la ley, en ninguna de las legislaciones secundarias que hoy estamos discutiendo y que posteriormente votarán a favor la mayoría.

Ya no es necesario, desde mi perspectiva, llamar a la gente a acompañar el movimiento social en las calles, van a salir en su momento, van a salir cuando el hambre haga que se colapsen los hogares de las mayorías, como ya está ocurriendo y esto empeorará.

Entonces quisiera, por último y para concluir, preguntarle al Senador Vega Casillas, también michoacano, apatzinguense, por cierto, ¿qué porcentaje de estos recursos y en qué parte de la legislación que estamos discutiendo, especifica que van a los programas sociales, qué porcentaje va a educación pública y en cuál de las siete, nueve leyes o de las reformas y adiciones a las ocho, que también se discutirán, en qué parte de este dictamen o de cualquiera de los otros cuatro dictámenes establece que esos recursos van a ir para el sistema educativo de calidad, para programas específicos para la ciudadanía y para el sistema de salud pública?

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Mendoza Mendoza.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Cristina Díaz Salazar, del PRI, a favor.

- La C. Senadora María Cristina Díaz Salazar: Muchas gracias, señor Presidente.

Compañeros Senadores, por cierto, tendría que señalar que la mayoría de los mexicanos votamos por el Presidente, por el candidato Enrique Peña Nieto, hoy Presidente Enrique Peña Nieto, Presidente de todos los mexicanos.

Quiero decirles que aquí se ha tratado desde que iniciamos este debate, y lo digo con respeto, se ha tratado de confundir. Lo que está en juego, no es nuestra sobrevivencia política ni de partido, sino el futuro de una nación rica en recursos naturales, necesitada de tecnología y capitales.

De nosotros depende quedarnos atrapados en los dogmas, en los prejuicios y la mentira o asumir nuestra responsabilidad de construir un México con crecimiento económico y desarrollo. Hoy se habla de la soberanía como si ésta fuera la condena eterna de vivir atorados en el pasado.

La verdadera soberanía es combatir el flagelo de la pobreza, es luchar porque nuestras familias recuperen la esperanza de progreso que tanto anhelan.

La verdadera soberanía es, en términos llanos, el progreso y bienestar de los mexicanos.

En el grupo parlamentario del PRI estamos convencidos que la aprobación del dictamen que hoy se discute logrará justamente eso, impulsar el desarrollo económico y social y sostenible con pleno respeto a los derechos humanos.

Esta reforma busca que México tenga las herramientas necesarias para que reafirmando la propiedad de la nación sobre los recursos energéticos del país, se dinamicen las actividades productivas, se modernice el sector petrolero y energético y se aprovechen los recursos con los que cuenta nuestro país.

También contempla disposiciones y mecanismos modernos que permiten extraer el petróleo y gas en yacimientos no convencionales, donde hoy está gran parte de nuestra riqueza; y contrario a lo manifestado por otros grupos parlamentarios, esta reforma asegura que el petróleo siga siendo de los mexicanos.

Pemex y la Comisión Federal de Electricidad se mantendrán cien por ciento públicas y mexicanas, pero fortalecidas y vigorizadas. Mencionan también algunos legisladores que pasaremos del boom petrolero al crack energético, parece que no se han dado cuenta que el crack del antiguo modelo ocurrió hace tiempo ya y prefieren perpetuar un esquema desgastado a costa de los mexicanos.

Compañeros, que quede claro que el petróleo de fácil acceso se terminó si no modernizamos nuestra industria energética y si México se queda en el rezago; las cifras son claras y el sector energético está en crisis, la producción del petróleo ha disminuido en un millón de barriles diarios en una década a pesar de las crecientes inversiones.

Entre 1997 y 2012 las importaciones de gas natural pasaron del 3 por ciento al 34 por ciento, las de gasolina de 25 a 50 por ciento, y las importaciones de petroquímicos aumentaron a 65 por ciento; en suma, vamos perdiendo.

Es momento de pasar a un modelo energético eficiente y moderno para que en todas las regiones del país se vivan los beneficios de una industria energética próspera y competitiva, pilar del crecimiento económico y desarrollo de México.

No nos podemos quedar atrás de la revolución energética mundial. Con esta reforma la industria petrolera volverá a ser motor del crecimiento económico y detonador del empleo, siempre cuidando el medio ambiente.

Mediante el establecimiento de esquemas, como el Fondo Mexicano del Petróleo se asegura que el Estado mexicano aplicará los ingresos energéticos con transparencia y en una clara rendición de cuentas en rubros específicos que detonarán el desarrollo sostenible del país para las generaciones futuras.

Compañeros, derribemos mitos y falsedades, no podemos aferrarnos a cascarones políticos y sociales que corresponden al pasado. En el debate de esta reforma mucho se ha aludido al general Lázaro Cárdenas como defensor de nuestra industria energética y transformador de México, efectivamente, el General Cárdenas fue un presidente visionario, que tomó las decisiones necesarias en su momento para el beneficio del país a largo plazo.

Hoy, a más de 75 años de distancia, tenemos la obligación moral de ser tan vanguardistas como el General Cárdenas, México ha cambiado profundamente y el entorno mundial es completamente diferente.

Quiero decirles que con esta misma visión, pero atendiendo a la actual realidad histórica, el Presidente Enrique Peña Nieto impulsa la reforma energética del siglo XXI.

Por eso en el PRI, este partido, que hoy muchos tildan de regresivo y obsoleto, nos hemos desecho de nuestros atavismos para adaptarnos a la nueva realidad nacional e internacional.

Al votar a favor de este dictamen, el PRI se reafirma como un partido con valores en el nacionalismo cardenista, pero al mismo tiempo como un partido con la mira en el futuro de nuestro país, que salvaguarda, por encima de todo, los intereses de México.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Díaz Salazar.

Quedan finalmente sólo tres oradores: dos en contra, el Senador Fernando Mayans Canabal y el Senador Manuel Bartlett Díaz y uno a favor, que es el Senador Manuel Cavazos Lerma.

La lista siempre es a favor o en contra, iniciando, y a favor terminando.

Informo a la Asamblea que después de las intervenciones, de común acuerdo con los coordinadores, pasaremos a la votación en lo general y pediremos el receso para el día de mañana.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Fernando Mayans Canabal.

- El C. Senador Fernando Enrique Mayans Canabal: Gracias, señor Presidente.

Gracias, pueblo de México, por tanta tolerancia, a los que nos están viendo, a mis paisanos, a las tabasqueñas y tabasqueños, con mucho amor y cariño, un saludo afectuoso desde la tribuna del Senado de la República.

Aquí dijo un Senador: “Que había que pensar globalmente, que los que no pensaran así, estábamos atrasados, en el pasado”.

Sin embargo, le dije ese día: “Que la frase es de Carlos Fuentes”.

¿Qué decía el maestro? “Que había que pensar globalmente, pero actuar localmente”, cosa que están haciendo todo lo contrario.

Creo que ya la piel la tienen como lagarto, ya muy gruesa, ya no hay sensibilidad, ni manera de convencer a nadie de nada. Sin embargo, no hay peor lucha que la que no se hace, y aquí estamos por nuestro país, por nuestra nación, por el pueblo de México.

Ver hacia el futuro. Quiero decir que el PRD ha presentado, y mañana en el trayecto de las reservas, se van a dar cuenta ustedes que nos están viendo, de muchas propuestas pensando en el pueblo de México.

Ver hacia el futuro. Una política que reformará a Pemex, pero sin tocarla, como un organismo netamente mexicano, y que le dejará los recursos necesarios para recuperar el tiempo perdido en el cargo tecnológico, y para llevar por sí mismo la exploración y la explotación de todos los depósitos en mar y tierra.

Revitalizar su condición de punto de apoyo de la confianza colectiva en la capacidad nacional, como palanca de desarrollo, nuestro petróleo. Nadie da lo que tiene adentro de su casa, solamente un tonto haría eso.

Ese argumento erróneo de que a Pemex ya le es imposible caminar por sí mismo.

Pemex, la joya de nuestra corona nacionalista, resulta ser hoy una empresa quebrada, cuyos pasivos superan a sus activos.

La explicación es un misterio. La política impositiva que desde hace muchos años, desde Salinas de Gortari, su patrón, su jefe, aplica el gobierno federal, en suma, la causa de la catástrofe financiera de la gran empresa paraestatal ha sido esencialmente resultado de una política irresponsable y corrupta.

Quitar a la gran empresa estatal todas sus utilidades, e incluso, endeudarla para dejarla en números rojos y obligarla a firmar contratos con favoritos del gobierno en turno, pareciera una locura o bien una estrategia bien calculada.

Aquí las empresas, no nada más van a venir a invertir en el petróleo, en los hidrocarburos.

Aquí es un plan con maña para perpetuarse en el poder, porque van a invertir y les van a sacar dinero para los procesos electorales, van a comprar gobernadores, van a comprar presidentes municipales, magistrados, etcétera. Eso está claro, porque aquí el plan es tener al pueblo pobre y con su reforma educativa, también ignorante, para que cuando vengan las elecciones, con cualquier migaja agarran y quieren convencer, y ya lo hemos estado viviendo a través del apoyo de la televisión, y ya lo han dicho: las masas, se vuelve más masa con la televisión.

Es una irresponsabilidad, como salida fácil echar mano de Pemex como fuente de recursos.

Se dan cuenta que nos encaminamos a recrear el modelo anterior de la expropiación, cuyo objeto era exportar en función de los intereses externos.

Nadie quiere a un Pemex como está hoy. ¡No! Que así lo dejaron el PRI y el PAN.

La mejor alternativa no está en desmontar la obra nacionalista de Lázaro Cárdenas, sin mejorarla, aprovechando en su momento la elevación de los precios del petróleo, enfrentando la corrupción y manteniendo a la paraestatal como gran empresa pública y bajo control nacional. Ese debería ser el punto más importante del proyecto nacional del siglo XXI, y no dársela a los extranjeros, como se dijo previamente aquí.

La privatización, que quede claro, se entiende y se escucha lejos.

Lo que ustedes proponen es un proyecto oligárquico del Porfiriato y de Felipe Calderón, y que sigue siendo de sus sucesores.

Lo que está en disputa en la política petrolera es: ¿Quiénes?, ¿cuándo? y ¿de qué manera se van a apropiar de la enorme renta petrolera?

Ya la privatización se ha llevado a cabo desde hace tiempo con el neoliberalismo de Calderón, y no sirvió de nada. Ya hemos dicho cifras y muchos ejemplos.

La petroquímica se privatizó parcialmente, así como la Secretaría de Energía, volvieron los contratos de riesgo. ¿Cuáles eran los argumentos? Pemex necesitaba el capital en la tecnología externa para hacer frente a las crecientes y urgentes demandas energéticas de México. O sea, la modernización de la actividad petrolera.

Se le olvida que el desastre se elaboró desde el gobierno, quienes mal gobernaron este país, que les debería de dar vergüenza y no subir aquí a estar diciendo tantas tonterías.

Se puede comprar la tecnología que falta. ¿No tenemos esa capacidad?, les pregunto. ¿Podemos comprar la tecnología? ¿Se pueden buscar fuentes fiscales alternativas para poner fin a los impuestos excesivos que ahogan a Pemex?

Los clásicos creían que la historia se movía en ciclos, por lo que al petróleo mexicano se refiere, tenían razón. Son muchos los millones de dólares que están en juego.

Sólo la movilización social puede generar la energía política que detenta el actual proceso de privatización petrolera iniciado desde el salinismo.

Hoy no es como ayer, compañeros.

Cada vez que la economía mexicana entra en dificultades, renace la presión externa para recuperar algún grado de control sobre nuestros hidrocarburos.

Ojalá, en breve se va a abrir el tablero electrónico, y voten en conciencia. Recuerden cuando andaban haciendo campaña, las promesas que hacían. Van a querer muchos de los que están aquí, ir a buscar el voto popular.

Podrán ser candidatos, pero no van a tener el voto popular, porque el pueblo se los va a reprochar.

Y sí se vale, aquí, y lo dijo Adolfo López Mateos, que sí el término es traición a la patria. Que quede claro y que se escuche muy lejos.

Y nos vemos en el 2015, en la consulta popular.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Mayans Canabal.

Hace un momento expliqué que quedaban tres oradores nada más. Empiezan en contra, termina a favor, por eso vienen los dos en contra y terminan a favor. En cumplimiento del Reglamento.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Manuel Bartlett Díaz.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Gracias, señor Presidente.

Se ha dicho una y otra vez, falsamente, que esta reforma se ha discutido hasta la saciedad. Y es totalmente falso y lo voy a demostrar aquí, en este momento.

Han tenido intervenciones, soliloquios, posturas, y otras aquí, no responden, salvo cuando se dio un debate entre el PRD y el PAN, el Senador Cordero que vino y provocó aquí éste, con su actitud.

Pero no hay debate. Y no hay debate porque no puede haber debate en este estilo, de cinco minutos unos, cinco minutos el otro, no lo hay.

Voy a tratar de recordar lo que aquí se dijo en estos soliloquios, que habría que contestarles, pero no hay tiempo, no se permite.
El Senador Vega Casillas, orgulloso de haber eliminado la palabra “expropiación”. Van a recobrar su propiedad, se van a arreglar, va haber toda una serie de beneficios, ¡mentira!

¡Mentira! Sigue en la ley, perfectamente claro, que a los campesinos y a los dueños de las tierras los van a aplastar, con el poder del Estado, obligado a servir a los intereses extranjeros.

Porque esa es una gran demanda de las transnacionales, en todo mundo, lo sabemos.

Entonces, no hay de que salvaron la propiedad. ¡No, señores!

No es nada más el petróleo que les van a dar. Yo quiero que le digan ustedes a la Shell o a la British Petroleum que tienen que dar 1 por ciento.

Bueno, que ridículos y que mentirosos y que, no sé, decirles que han logrado conseguir. Eso no se puede. Eso está prohibido, tenemos firmados tratados internacionales. ¡Hombre, esto es una vacilada!

Lo que va a pasar, es que las tierras de México van a quedar para los extranjeros que van a llegar. Obligando al Estado a acatar lo que ellos quieran.

Y no es nada más el petróleo, son los ductos, son las líneas de electricidad, todo.

Así que, el Senador Vega miente.

El Senador Ascención Orihuela, dice, debería saber mejor lo que hizo Cárdenas, si es michoacano, dice que Cárdenas expropió para garantizarles a los trabajadores y eso ya está encabezado, no Orihuela, Cárdenas expropió el petróleo, y después hizo una reforma constitucional, con una validez hasta hoy, en el sentido de que no puede quedar en manos de los extranjeros el petróleo, porque sus intereses son contrarios a los nacionales. Eso es lo que Cárdenas hizo en la reforma constitucional, para que Orihuela aprenda su lección cardenista.

Pero además, eso sigue siendo válido. Sigue siendo válido. Los intereses de las transnacionales y de los Estados Unidos e Inglaterra, no son los intereses nuestros, vienen a llevarse el petróleo para la seguridad de los Estados Unidos.

Dejemos a Orihuela, seguimos con el rollo de México ha cambiado, y entonces hay que cambiar.

México ha cambiado, claro, pero el petróleo sigue siendo lo que se disputan las potencias, van y matan, sacrifican, bombardean y aquí se los estamos dando.

De manera que el cambio ese, es una pamplina, el petróleo sigue siendo fundamentalmente un recurso estratégico para la economía y para la guerra. Y ese se conserva cuando se tiene, y no se entrega.

México ha cambiado, pero la situación del petróleo sigue siendo la misma.

Esa repetición de esta tontería, no tiene ningún valor en el debate.

El Senador Lavalle, Lavalle ha sido un hombre elegante y serio, frente a al Senador Penchyna, hicieron ahí una pareja muy contrastante.

Muy decente el Senador Lavalle, pues dice lo mismo, ¿verdad? Lavalle dice lo mismo, que dice que vamos a tener un enorme desarrollo. Que el PAN estaba y el pueblo, repitiendo que se necesitaba esto y se vuelven a decir una serie de mentiras, que las repiten unos y otros.
El Estado conserva la rectoría, ¡mentira! El Estado pierde la rectoría. El Estado se queda sin instrumentos para defender, porque el Tratado de Libre Comercio establece condiciones que le impiden al Estado ponerle condiciones a las empresas extranjeras.

Y lo repiten una y otra vez, porque tienen la conciencia intranquila.

¡No!, el Estado pierde, pierde la rectoría.

El petróleo sigue siendo nuestro, ¡mentira!, ¡puras mentiras! Una vez que entregas la concesión, disfrazada, que le llaman licencias, los extranjeros van y con eso que consideran que va a ganarse, lo hipotecan en los bancos internacionales, que son parte del negocio.

Y si se atreven a tocar ese petróleo, que está hipotecado, se van a tribunales internacionales.

Es absolutamente mentira decir que conservamos la propiedad del petróleo.

Sí, mientras esté abajo. Claro, en ninguna parte del mundo se discute que es de Ghana o de quien sea, lo que está abajo de la tierra.

No, el petróleo deja de ser nuestro. Así que siguen diciendo mentiras.

El Senador Cabeza de Vaca, que tenía una gran intención de salvar a los campesinos. Maestro, no lo lograste, te lo dije desde el principio.

No se puede. No se puede porque es el compromiso de Peña Nieto con las transnacionales que exigen en todo el mundo, en todo el mundo, que el Estado les garantice la expropiación.

Claro que la disfrazaron. Pero eso sigue siendo la verdad. Las transnacionales impusieron esa condición y no la van a quitar. Te lo dije, hiciste un buen esfuerzo, ¡bravo!, con una conciencia social, que reconozco, pero fallida, desgraciadamente.

La CNC, ahí anda mi amigo por ahí. La verdad es que no respondió nada a lo que le dijeron.

¿Dónde está la CNC, ya se fue?

Es que se levantan temprano los campesinos.

Aquí nos contó, a preguntas de aquí, del PRD, muy sencillas. Que de donde sacaban que les iban a garantizar convenios y cosas, nada, no se puede decir nada.

Los campesinos no están en buenas manos, lástima, es una gente que yo respeto. Pero aquí está perdido.

El Senador Ernesto Cordero, me lo salto porque le dieron duro, con razón…

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Tiempo, Senador…

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Soy el último, dame unos minutos.

Ahí, a Mario Molina, le dieron como media hora.

Me salto a Cordero.

Blanca Alcalá encontró el peor teórico del nacionalismo, ¡por favor! ¡Krauze! ¿Qué le pasa?

Hay que aconsejarla mejor, Emilio.
Ella toca el tema del nacionalismo, pero tenemos un nuevo nacionalismo. Que es un nacionalismo que le entrega el petróleo a los extranjeros.

¡No! Nacionalismo es algo muy sencillo. Los norteamericanos son nacionalistas, los alemanes son brutalmente nacionalistas, los franceses, porque defienden lo que es suyo. Porque no entregan nada que pueda beneficiarlos.

Lástima, Blanca, no es esa la definición. Tal vez platiquemos y podrás tomar una posición distinta. Esas son las malas compañías. Blanca era una muchacha muy buena.

Lo mismo, el PRI mantiene la propiedad. Estamos muy mal, fíjense, se ha agotado el modelo.

¿Cuál es la explicación que dan de que el modelo se agotó y hay que cambiarlo? Importamos la gasolina, importamos la petroquímica, importamos todo, importamos la gasolina.

Entonces hay que, a los que nos venden todo eso forzados, hay que meterlos a México para que nos la vendan aquí. Ya para qué van a estar allá. Esa una locura lo que están diciendo.

Importamos todo porque se han dedicado a destruir a Pemex.

México fue una potencia petrolera, fue una potencia petroquímica y ahí se están robando Parajitos unos sinvergüenzas de acuerdo con los Presidentes de la República. Ya se quedaron con los grandes complejos petroquímicos fantásticos de un nivel internacional, ya se los robaron.

Bueno, importan la gasolina por acuerdos secretos, y no tiene porqué hacerlo. Importamos todo eso, reformemos la política y a los presidentes que han hecho ese desastre, pero no porque importamos todo, vamos, ya el modelo no sirve, vamos mejor a abrir esa casa y que vengan y hagan lo que quieran.

Es que ese sería el debate, señor Presidente. Y el debate no se da porque no nos permiten contradecir todas las mentiras que han dicho aquí, una tras otra, reiteradas. Oscar Román, campechano. Bueno, ¿cómo les va a ir, hermano, en Campeche, cuando llegue la British Petroleum? Vas a ver.

Los campechanos, los jóvenes campechanos no están con ustedes, están en contra de lo que ustedes están diciendo.

Qué más podemos decir, María Cristina Díaz, no está en juego la soberanía. ¡No! Sí está en juego la soberanía.

Para terminar, perdón, la última cosa. Víctor Hermosillo, Víctor es un hombre decente, es un empresario, es un hombre valioso. Dijo cosas aquí fuertes, el problema es la corrupción, de los presidentes para abajo. Yo lo felicito, él dice que él no se siente traidor a la patria, mi tierra son.

El, Víctor, no se siente traidor a la patria, tiene su posición. Pero yo sí, eso sí lo creo, porque aquí se ha dicho mucho que cada quién tiene su posición.

Víctor no es traidor a la patria, otros tampoco se sentirán. Pero yo creo que Peña Nieto es un traidor a la patria, y les voy a explicar porqué.

¡Cálmense, cálmense!

La sacralización del Presidente ya se acabó, son demócratas. Miren, les voy a decir.

Traición a la patria.

Respeto a las diferencias de opinión. Lo que no les gusta lo tienen que soportar, como nosotros les soportamos todas las mentiras que han hecho durante todo este día.

Quién es traidor a la patria, Real Academia Española, “el que atenta contra la seguridad de la patria”. Traición cometida contra la soberanía, contra la seguridad y la independencia del Estado.

Peña Nieto y ustedes están cometiendo esa traición. Yo considero que quien no lo crea no lo va a asumir como propio.

Se pone de acuerdo con Estados Unidos, se pone de acuerdo con Estados Unidos, oigan bien, para entregar las reservas petroleras mexicanas; dispone de la mayor riqueza de este país, destruye las dos empresas porque no es cierto que Pemex se fortalece, no han leído el texto, Pemex se privatiza. Y quien hace eso, pone en grave peligro la soberanía nacional con las empresas extranjeras aquí metidas, atenta contra la seguridad del país e independencia de México.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Bartlett Díaz.

Se les insistió, pero parece que no ha funcionado la civilidad con respecto al tiempo. Tenemos exactamente al corte de las 23 horas con 39 minutos, una sesión de 12 horas con 40. La discusión y las intervenciones de los Senadores, no de otro tema, de éste, empezó a las 11:16 de la mañana. Ha habido 109 intervenciones de Senadores, el total de las intervenciones de oradores son 69 en lo general.

El Reglamento dice que son 5 a favor, 5 en contra y se discute.

El Pleno, junto con la Junta de Coordinación Política, la Mesa Directiva, se tomó la determinación de no trabajar de noche, de desarrollar en extenso el debate y agotar todas las horas, y así se ha llevado a cabo.

Sí ha habido debate, se ha fortalecido la democracia y ha habido tolerancia de esta Mesa.

Les pido a las Senadoras y Senadores coadyuven en el respeto del tiempo; si no, no podemos tener gobernabilidad. Es un tema de todos.

Para terminar esta interesantísima discusión en lo general, en visión y visibilidad de los principios democráticos de representación.

Por último, tiene el uso de la tribuna el Senador Manuel Cavazos Lerma.

- El C. Senador Manuel Cavazos Lerma: Con su permiso, señor Presidente.

Amigos todos, apoyamos este dictamen porque concreta una reforma que hará bien a México y a los mexicanos, y al hacerlo, consolida los pilares fundacionales del Estado, de la Nación y de la Patria Mexicana.

Específicamente, apoyamos este dictamen por siete razones fundamentales:

Primera.- Porque fortalece la soberanía nacional, la seguridad energética y la rectoría del Estado.

Segunda.- Porque reitera que Pemex no se vende, se entiende, se comprende y se defiende. Porque reitera que Pemex no se privatiza, se moderniza. Porque reitera que Pemex no languidece, se fortalece para fortalecer el desarrollo nacional.

Tercera.- Porque reafirma la convicción de que el petróleo es y seguirá siendo de los mexicanos. Es decir, el petróleo se vuelve riqueza viva que genera más riqueza y deja de ser riqueza muerta que sólo genera la frustración de estar en el agua y morirse de sed.

Cuarta.- Porque aumenta la renta petrolera para beneficio de los mexicanos; los dueños de la tierra serán beneficiados, no despojados.

Quinta.- Porque fomenta el crecimiento económico, el empleo y el ingreso de las familias mexicanas.

Sexta.- Porque favorece la inclusión social para reducir la desigualdad y la pobreza.

Séptima.- Porque salda una deuda con la historia y abre espacios en el nuevo escenario global.

Primera razón:

Se fortalece la soberanía, la seguridad energética y la rectoría del Estado porque:

1.- Tendremos más y mejores instrumentos para autodeterminarnos, para conducir nuestro destino, para estabilizar, fomentar y sostener nuestro desarrollo para ser energéticamente cada vez más autosuficientes, en fin, para ser arquitectos de nuestro propio camino.

2.- Se gana soberanía porque ya no se importará la tercera parte del gas, ni la mitad de las gasolinas, ni las dos terceras partes de los petrolíferos que se consumen en el país, porque ahora se podrán producir en México.

3.- Se gana soberanía porque aumentará el empleo y nuestros paisanos ya no tendrán que emigrar a los Estados Unidos.

4.- Se gana soberanía porque se reduce el hambre y la marginación.

5.- Se gana soberanía porque se mejora la educación, la ciencia, la tecnología y la innovación, que son efectos que traerá esta reforma.

6.- Se gana soberanía porque atraeremos más industria y mejoraremos el bienestar familiar.

7.- Se gana soberanía porque usaremos mejor nuestros hidrocarburos y aumentaremos la renta petrolera en beneficio de los mexicanos.

8.- Se gana soberanía porque nuestros recursos energéticos cobrarán vida para darle vida nueva a México y a los mexicanos.

9.- Se vigoriza la rectoría del Estado mexicano, pues es éste el que decide qué, quién, cómo, cuándo y dónde invertir en función de los objetivos y de las metas nacionales.

10.- Se conjura la posibilidad de saqueo, sobreexplotación o rapiña de nuestros recursos energéticos, pues las metas de producción estarán claramente establecidas y sólo se pueden variar en función de nuestro desarrollo nacional.

11.- Habrá mayor control del Estado, porque es éste el que autoriza el monto de inversión, el programa de exploración-explotación, la inversión del proyecto, los presupuestos de gastos, el análisis de costos y las auditorías.

12.- Crece la rectoría del Estado porque además de fomentar la competencia, para mejorar la competitividad nacional, se establece el fortalecimiento de los Organos Reguladores, cuidando que la libertad de la apertura a la competencia no se torne en libertinaje.
Segunda razón.

1.- Pemex y CFE no se venden, no se privatizan, se modernizan para darle más beneficios a México.

2.- Se reorganizan para competir con las mejores empresas del mundo.

3.- Se les quitan trabas y ataduras burocráticas para competir en igualdad de condiciones con empresas de su tipo.

4.- Se les da autonomía presupuestal, financiera, de gestión, para que desplieguen su potencial en beneficio de la nación.

5.- Se les convierte en empresas productivas del Estado para que maximicen utilidades como cualquier empresa, pero en beneficio del pueblo y no de los particulares.

6.- Además, a Pemex se le fortalece porque en la Ronda Cero escoge lo mejor de lo mejor de nuestros recursos energéticos.

Tercera razón:

Los hidrocarburos siguen siendo de la nación.

1.- Quien haga contratos con Pemex o con el gobierno mexicano, para explotar y producir hidrocarburos, actúa por cuenta y orden del Estado mexicano y a los contratistas se les paga en función del éxito que tengan en su trabajo. Los contratos se adaptan a las necesidades de México, al tipo de actividad, al monto de inversión, a las probabilidades de éxito, en fin, hay múltiples opciones para maximizar la renta petrolera.

2.- No se hipotecan los recursos petroleros, porque si bien se permite que los contratos se registren en los estados financieros de los inversionistas, estos contratos dicen con toda claridad que los recursos petroleros son de la nación mexicana; por lo tanto, no pueden pedir prestado a cuenta de esos recursos porque no se puede hipotecar lo que no es suyo. Los bancos prestan no porque les den esos recursos en garantía, sino porque esos contratos representan un flujo esperado de ingresos y en función de esa expectativa de utilidades se presta, no en función de los recursos que no son del solicitante del crédito.

3.- Tampoco se hipoteca el futuro de las próximas generaciones porque la reforma establece la constitución de un fondo con la renta petrolera, que sirva para estabilizar la corriente de ingresos petroleros y la economía nacional. Este fondo es un ahorro a futuro, en beneficio de las próximas generaciones, y para transformar un recurso no renovable en un recurso renovable.

Señor Presidente, solicito que se incluya en el Diario de los Debates estas 7 razones y 42 argumentos que dan respuesta a muchas de las inquietudes aquí expresadas.

Y concluyo, la reforma energética es integral, transformadora, valiente, patriótica, nacionalista y visionaria como su promotor, Enrique Peña Nieto.

De no realizarse, el futuro se vislumbra desolado y desolador. Nadie ha prometido la llegada repentina al paraíso, la reforma energética en un plazo de dos a tres años rendirá frutos palpables, pero desde ahora sienta las bases de un futuro promisorio para México.

Los invitamos a todos a participar en la cristalización de este potencial para que nadie se sienta despojado, marginado, encomendado y en certidumbre, para que todos sean capaces de ver más allá de los intereses y de los dogmas, para que todos se beneficien del México nuevo que asoma ya su rostro de luz y de esperanza.

Muchas gracias.

(Aplausos)

(Intervención del C. Senador Manuel Cavazos Lerma)



- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Cavazos Lerma.

Sonido en el escaño del Senador Torres Graciano. ¿Para qué efecto?

- El C. Senador Fernando Torres Graciano: (Desde su escaño) Señor Presidente, atendiendo que usted ha sido muy respetuoso del orden, del Reglamento, de la ley, de la Constitución, yo veo un salón donde hay más visitantes que Senadores. Me parece que ya es un absurdo lo que estamos viendo aquí, y me parece también que es importante que se ponga orden no solamente en los tiempos, sino también en la presencia de quienes tienen que estar en este recinto.
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Tiene toda la razón, señor Senador.

Yo le pediría algo, y qué bueno que están la mayoría de las Senadoras y Senadores y los coordinadores.

Esto ha sido, no de esta sesión, un tema en donde quien se debe hacer responsable son los grupos parlamentarios y las Senadoras y Senadores, los que ingresan con los gafetes, y cuando dejamos de que ingrese gente alegan, con razón, de que se afectan sus trabajos. Y cuando son en exceso se alega que hay elementos inadecuados en el Pleno.

Yo le pediría mañana a la Junta de Coordinación Política, con sus grupos parlamentarios, que se revise otra vez las listas de los asesores y la normatividad del criterio publicado para que estén sólo y exclusivamente los indispensables para sus trabajos.

Yo les pido a los asesores que estén presentes en este momento que se retiren, ya no hay nada en este momento que asesorar, pasamos directamente a la votación, y que permanezcan las Senadoras y Senadores para la votación.

En virtud de que hemos agotado la discusión en lo general, y con fundamento en el artículo 200 del Reglamento, se abre el registro para reservar artículos o para presentar adiciones.

Solicito a la Secretaría dar lectura a la lista de artículos reservados.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Reservas de la Ley de Hidrocarburos.

DISCUSION EN LO PARTICULAR
REGISTRO DE ORADORES

(DICTAMEN 1)

PROYECTO DE DECRETO

RESERVAS

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE HIDROCARBUROS Y SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSION EXTRANJERA; LEY MINERA Y LEY DE ASOCIACIONES PUBLICO PRIVADAS.

LEY DE HIDROCARBUROS

Senadora Dolores Padierna Luna
1, 3, 4, 5, 6, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 18, 19, 21, 23, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 35, 41, 42, 43, 45, 46, 48, 49, 52, 56, 58, 59, 62, 71, 82, 86, 93, 96, 101, 102, 105, 108, 125.

Transitorios Octavo, Noveno, Décimo Tercero, Décimo Cuarto, Vigésimo Octavo, Trigésimo Primero

Senador Zoé Robledo Aburto
1, 4, 5, 6, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 19, 20, 21, 23, 27, 28, 29, 30, 31, 33, 35, 41, 42, 43, 46, 47, 48, 49, 52, 56, 58, 59, 66, 70, 71, 72, 77, 80, 81, 83, 84, 85, 86, 88, 89, 90, 92, 93, 95, 96, 100, 101, 104, 106, 108, 109, 111, 114, 117, 119, 120, 121, 122, 125, 126, 128, 129, 130.

Transitorios Sexto, Octavo, Décimo Segundo, Décimo Cuarto, Vigésimo Cuarto, Vigésimo Sexto, Vigésimo Séptimo.

Adiciona nuevos artículos 88, 89, 129.

PROYECTO DE DECRETO

RESERVAS

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE HIDROCARBUROS Y SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSION EXTRANJERA; LEY MINERA Y LEY DE ASOCIACIONES PUBLICO PRIVADAS.

LEY DE HIDROCARBUROS

Senador Rabindranath Salazar Solorio
1, 4, 5, 6, 10, 14, 19, 20, 28, 37, 46, 53, 85, 86, 90, 93, 96, 100, 101, 103, 108, 119, 129.
Transitorio Décimo Cuarto.

Senador Manuel Bartlett Díaz
1, 12, 13, 14, 16, 17, 20, 21, 22, 27, 30, 32, 33, 36, 37, 38, 39, 40, 44, 45, 46, 48, 49, 50, 51, 52, 53, 54, 55, 56, 57, 58, 59, 60, 61, 62, 63, 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 71, 72, 73, 74, 75, 80, 81, 82, 83, 84, 85, 86, 87, 88, 89, 90, 91, 92, 93, 94, 95, 96, 97, 98, 99, 100, 101, 102, 103, 104, 105, 106, 107, 108, 109, 110, 111, 112, 113, 114, 115, 116, 117, 118, 119, 120, 121, 122, 123, 124, 125, 126, 127, 128.

PROYECTO DE DECRETO

RESERVAS

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE HIDROCARBUROS Y SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSION EXTRANJERA; LEY MINERA Y LEY DE ASOCIACIONES PUBLICO PRIVADAS.

LEY DE HIDROCARBUROS

Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza
1, 2, 4, 42, 86.

Senador Alejandro Encinas Rodríguez
3, 6, 10, 11, 16, 19, 21, 22, 27, 45, 46, 90, 92, 95, 96, 97, 100, 101.

Senador Fernando Enrique Mayans Canabal
3, 4, 17, 19, 95, 96, 99, 100, 101, 102, 103, 104, 105, 106, 107, 108, 109, 110, 111, 112, 113, 114, 115, 116, 117, 118, 119, 120, 121.

Transitorio Décimo Cuarto, Trigésimo Segundo.

Senador Mario Delgado Carrillo
4, 6, 8, 10, 13, 14, 15, 16, 18, 19, 20, 23, 24, 26, 29, 30, 31, 34, 36, 37, 40, 41, 44, 46, 47, 49, 50, 51, 56, 57, 66, 67, 78, 85, 88, 92, 95, 96, 97, 99, 100, 101, 103, 109, 110, 111, 112, 114, 115, 117, 119, 120, 125, 130, 131.

Transitorios Tercero, Quinto, Sexto, Noveno, Décimo Segundo, Décimo Séptimo, Décimo Octavo, Vigésimo Segundo, Vigésimo Tercero, Vigésimo Cuarto.

Adición de los artículos 35 Bis, 130 Bis, 130 Ter.

Transitorios Trigésimo Segundo, Trigésimo Tercero, Trigésimo Cuarto, Trigésimo Quinto, Trigésimo Sexto, Trigésimo Séptimo.

PROYECTO DE DECRETO

RESERVAS

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE HIDROCARBUROS Y SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSION EXTRANJERA; LEY MINERA Y LEY DE ASOCIACIONES PUBLICO PRIVADAS.

LEY DE HIDROCARBUROS

Senador Fidel Demédicis Hidalgo
4, 5, 10, 15, 19, 20, 21, 23, 24, 27, 28, 31, 33, 36, 37, 41, 42, 44, 45, 53, 58, 59, 85, 87, 95, 96, 100, 101, 104, 106, 107, 108, 109, 114, 119, 120, 126.
Senador Angel Benjamín Robles Montoya
4, 5, 6, 9, 10, 11, 12, 16, 17, 19, 20, 21, 29, 30, 31, 43, 44, 46, 47, 91, 95, 96, 100, 101,102, 104, 106, 109.

Senador Sofío Ramírez Hernández
5, 6, 9, 13, 14, 16, 17, 20, 23, 27, 29, 34, 37, 41, 45, 46, 49, 54, 85, 93, 96, 102, 104.

Senadora Layda Sansores San Román
4, 16, 45.

Senador Armando Ríos Piter
5, 6, 20, 24, 32, 37, 42, 46, 47, 56, 69, 82, 88, 89, 90, 93, 96, 101, 122, 126.

Transitorio Vigésimo Cuarto.

Adición de los artículos 48, 49.

PROYECTO DE DECRETO

RESERVAS

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE HIDROCARBUROS Y SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSION EXTRANJERA; LEY MINERA Y LEY DE ASOCIACIONES PUBLICO PRIVADAS.

LEY DE HIDROCARBUROS

Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván
6.

Senador David Penchyna Grub
6, 27, 30, 31, 41, 47, 48, 66, 80, 82, 100, 101, 102.

Adición de dos artículos transitorios: Vigésimo Noveno y Trigésimo Segundo.

Senador David Monreal Avila
10, 15, 19, 20, 66, 67, 68, 85, 101.

PROYECTO DE DECRETO

RESERVAS

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE HIDROCARBUROS Y SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSION EXTRANJERA; LEY MINERA Y LEY DE ASOCIACIONES PUBLICO PRIVADAS.

LEY DE HIDROCARBUROS

Senador Isidro Pedraza Chávez
10, 32, 37, 96, 100, 101, 102, 104, 106, 108, 109, 114, 119, 120, 121.

Transitorios Primero, Octavo, Décimo Cuarto, Vigésimo Noveno.

PROYECTO DE DECRETO

RESERVAS

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE HIDROCARBUROS Y SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSION EXTRANJERA; LEY MINERA Y LEY DE ASOCIACIONES PUBLICO PRIVADAS.

LEY DE HIDROCARBUROS

Senadora Alejandra Barrales
13, 19, 20.

Senador Luis Sánchez Jiménez
16, 17, 28.

Senadora Luz María Beristain Navarrete
17, 41, 47, 95, 129, 130.

Senadora Angélica de la Peña
21, 22, 37, 58, 97, 100, 101.

Senador Fernando Salazar Fernández
27.

Senador Manuel Camacho Solís
29, 31, 36, 43, 47, 66, 131.

Senadora Lorena Cuéllar Cisneros
48, 49, 52, 56, 58.

PROYECTO DE DECRETO

RESERVAS

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE HIDROCARBUROS Y SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSION EXTRANJERA; LEY MINERA Y LEY DE ASOCIACIONES PUBLICO PRIVADAS.

LEY DE HIDROCARBUROS

Senador Jorge Luis Lavalle Maury
66.

Senador Adán Augusto López Hernández
96, 97, 98, 99, 100, 101, 102, 103, 104, 105, 106, 107, 108, 109, 110, 111, 112, 113, 114, 115, 116, 117, 118.

Senador Raúl Morón Orozco
4, 96, 108.
Transitorios Décimo Segundo, Décimo Cuarto.

Senadora Mónica T. Arriola Gordillo
96, 100, 106, 120, 124.

Senador Francisco García Cabeza de Vaca
100, 101, 102.

PROYECTO DE DECRETO

RESERVAS

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE HIDROCARBUROS Y SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSION EXTRANJERA; LEY MINERA Y LEY DE ASOCIACIONES PUBLICO PRIVADAS.

LEY DE INVERSION EXTRANJERA

Senadora Dolores Padierna Luna
5, 6, 8.

Senador Angel Benjamín Robles Montoya
5, 6, 8.

Senador Manuel Bartlett Díaz
5, 6, 8.

Senador Fernando Enrique Mayans
6, 8.

PROYECTO DE DECRETO

RESERVAS

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE HIDROCARBUROS Y SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSION EXTRANJERA; LEY MINERA Y LEY DE ASOCIACIONES PUBLICO PRIVADAS.

LEY MINERA

Senadora Dolores Padierna Luna
6, 20, 27, 55.

Senador Angel Benjamín Robles Montoya
6, 7, 20.

Senadora Luz María Beristain Navarrete
6, 20.

Senador Isidro Pedraza
6.

Transitorio Primero.

Senador José Rosas Aispuro Torres
6, 19.

Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván
6, 20.

PROYECTO DE DECRETO

RESERVAS

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE HIDROCARBUROS Y SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSION EXTRANJERA; LEY MINERA Y LEY DE ASOCIACIONES PUBLICO PRIVADAS.

LEY MINERA

Senador Francisco Javier García Cabeza de Vaca
Tercero Transitorio

Senador David Penchyna Grub
6, 20.

Transitorio Tercero.

Senador Adán Augusto López Hernández
4, 5, 6, 7, 19, 20, 27, 55.

Transitorios Primero, Segundo, Tercero y Cuarto.

Senador David Monreal Avila
20.

PROYECTO DE DECRETO

RESERVAS

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE HIDROCARBUROS Y SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSION EXTRANJERA; LEY MINERA Y LEY DE ASOCIACIONES PUBLICO PRIVADAS.

LEY DE ASOCIACIONES
PUBLICO PRIVADAS

Senadora Dolores Padierna Luna
10.

Senador Adán Augusto López Hernández
10.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sonido en el escaño del Senador López Hernández, por favor.

- El C. Senador Adán Augusto López Hernández: (Desde su escaño) Nada más quería yo precisar de mi parte, faltó lo que me reservé de la Ley Minera y de la Ley de Asociaciones Público Privadas.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Todavía no llegamos a ese.

Dos cosas se van a hacer, se va a publicar, después de su lectura, se está dando conocimiento al Pleno, se va a publicar en la Gaceta para que todo mundo lo tenga cierto, gracias al profesionalismo de los grupos parlamentarios y de sus asesores con Servicios Parlamentarios desde la etapa de los votos particulares se estuvo registrando detalladamente cada una de las reservas.

Si por alguna razón falta la de usted, ahorita la incluimos.

Sonido en el escaño del Senador Raúl Morón.

- El C. Senador Raúl Morón Orozco: (Desde su escaño) Gracias, Señor Presidente.

Nada más para adicionar, faltó ahí la reserva del artículo 4 de la Ley de Hidrocarburos.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Anote la Secretaría.

- La C. Secretaria Merodio Reza: De la Ley Minera, José Rosas Aispuro, artículos 6 y 19 y la reserva del Senador Raúl Morón, artículo 4 de la Ley de Hidrocarburos.

Es todo, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar de la votación. Abrase el sistema electrónico de votación, por tres minutos, para recoger la votación nominal del proyecto de Decreto en lo general y de los artículos no reservados.



- La C. Secretaria Merodio Reza: Señor Presidente, conforme al registro en el sistema electrónico, se emitieron 91 votos en pro y 27 votos en contra.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, queda aprobado en lo general y los artículos no reservados del proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera; Ley Minera y Ley de Asociaciones Público Privadas.

Les pediría unos minutos de su atención, Senadores antes de decretar el receso.

Las reservas que se leyeron para dar certeza las vamos a subir a la Gaceta para que tengan máxima publicidad, e insisto en que se tenga conocimiento y voy a acompañar posterior a esto, estas dos tarjetas que proponen la forma de cumplimiento del Reglamento en las reservas de la sesión que celebraremos mañana.

La sesión de mañana la dedicaremos a la discusión en lo particular, les solicito estar atentos a la forma en que podemos desarrollar esta discusión.

Como lo establece el Reglamento, realizaremos la discusión artículo por artículo.

Sin embargo, el artículo 201 permite que la discusión se pueda realizar también por grupos de artículos.

Del anuncio de artículos reservados se advierte que varios de nuestros compañeros tienen una cantidad numerosa de reservas, a ellos les solicito que si desean presentar sus propuestas por grupos de artículos lo hagan del conocimiento del Pleno y de esta Presidencia para ser flexibles en el tiempo de su intervención en la tribuna.

De la misma forma, si desean hacer varias intervenciones para presentar la totalidad de sus propuestas también lo hagan del conocimiento del Pleno cuando intervengan.

Si desean que algunos de los artículos reservados se voten separadamente, les solicito lo hagan del conocimiento de la Mesa Directiva para ordenar las votaciones nominales que se requieran.

Con la publicación de las reservas, sabiendo cada uno de los Senadores cuáles son las que lo hicieron, y viendo esta mecánica, es decisión de los Senadores cuál de esta mecánica se dé a sus reservas en específico, y lo voy a publicar para que quede claro cuál sería el criterio y cómo lo podemos ir desarrollando y que quede siempre en el derecho de la Senadora o Senador para hacer esta aclaración.

Gracias por su atención.

(Aplausos)

También, y quizás fui brusco, pero firme, en el caso de las asesoras y asesores del Senado de la República, es evidente que esta Presidencia y la Mesa Directiva les merece su máximo respeto a su trabajo, que sólo por solicitud y responsabilidad de los mismos, y de las Senadoras, les pedimos comprensión en la permanencia por la seguridad del Pleno, y que los Senadores y los grupos parlamentarios, a través de los coordinadores, nos ayuden a que esto sea una realidad.

Esta Presidencia declara un receso en nuestra sesión extraordinaria para continuar mañana, a las 11:00 horas.

Que pasen buenas noches Senadoras y Senadores.

(Aplausos)

(Se declara receso siendo las 00:40 horas del viernes 18 de julio de 2014)






(Se levanta el receso a las 11:16 horas del viernes 18 de julio de 2014)

PRESIDENCIA DE LA C. SENADORA
ANA LILIA HERRERA ANZALDO

- La C. Presidenta Ana Lilia Herrera Anzaldo: Se reanuda la sesión extraordinaria.

La sesión la mantendremos con el quórum de asistencia que se reportó al principio de la sesión iniciada el día de ayer.

Compañeras y compañeros Senadores: Informo a ustedes que recibimos un oficio de la Secretaría de Gobernación en respuesta a la solicitud de difundir cápsulas informativas sobre la reforma energética durante los días de la discusión y la votación de las leyes en la materia, dicho oficio se encuentra a su disposición en el monitor de sus escaños para su conocimiento, y solicito a la Secretaría dar lectura.

- La C. Secretaria Iris Vianey Mendoza Mendoza: Con gusto, señora Presidenta.

“Senador Raúl Cervantes Andrade
Presidente de la Mesa Directiva del
Senado de la República
Presente

Me refiero a su oficio dirigido al Secretario de Gobernación, licenciado Miguel Angel Osorio Chong, a través de la cual solicita la cooperación entre poderes a efecto de que se difunda diariamente una cápsula de hasta 10 minutos, alrededor de las 21 horas durante los días de la discusión y votación de las leyes secundarias de la reforma en materia energética con cargos a los tiempos del Estado a que este se refiere el artículo 59 de la Ley Federal de Radio y Televisión.

Lo anterior, en el marco del oficio que le dirige a las juntas directivas de las Comisiones de Energía y de Estudios Legislativos, Primera, por el que se precisa la solicitud planteada a través de similar: DGPL/2R2A/114, de fecha 4 de junio del 2014.

Toda vez que esta última petición, en esta última petición se solicitan cápsulas con cargo al tiempo del Estado, y no a una cadena nacional con fundamento en lo dispuesto en la fracción XVI, del artículo 6º del Reglamento Interior de la Secretaría de Gobernación, nos permite expresar lo siguiente:

De conformidad con el artículo 59 de la Ley Federal de Radio y Televisión vigente, así como el artículo 16 de su Reglamento, los tiempos del Estado están dispuestos exclusivamente para las dependencias y entidades del Poder Ejecutivo Federal. Por lo tanto, estaríamos imposibilitados de pautar cápsulas informativas de 10 minutos a cargo del Poder Legislativo.

Sin embargo, los Poderes de la Unión y órganos autónomos constitucionales son usuarios de los denominados tiempos fiscales, mismos que el Senado de la República utiliza habitualmente hasta en un 15 por ciento.

De conformidad con lo dispuesto por el Decreto por el que se autoriza a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, recibir los concesionarios de estaciones de radio y televisión, el pago de impuestos que se indica en el artículo 18 del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2014.

Conforme al artículo 1º, fracción I del Decreto antes mencionado, los materiales pautados a cargo de los tiempos fiscales, deben tener una duración de 20 a 30 segundos exclusivamente.
En caso de que el Senado de la República esté en la disposición de producir materiales en estos formatos y en esta duración, serán pautados de manera inmediata alrededor de las 21horas, esto con la mejor expectativa de que los sujetos regulados los transmitan con toda puntualidad en virtud de que en términos de la fracción II del artículo 1º del Decreto de mérito, la obligación de transmitirlos es entre las 6 y las 24 horas.

Reiteramos la alternativa de subir la señal del Congreso al sistema de distribución digital de la Secretaría de Gobernación, a efecto de que las estaciones de radio y canales de televisión que deseen tomar el debate legislativo estén en posibilidad de hacerlo”.

Es cuanto, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Para operar la opción en los términos que se explican en el documento, se remite la comunicación de la Secretaría de Gobernación al Canal de Televisión del Congreso de la Unión.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Pido la palabra señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Sonido en el escaño del Senador Encinas Rodríguez, ¿con qué objeto, Senador?

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: (Desde su escaño) Para hacer una precisión al turno que acaba de dar.

Creo que no es suficiente turnar este oficio de la Secretaría de Gobernación, sino dar la instrucción al Canal del Congreso para que elabore estas cápsulas, cumpliendo con los criterios que han regido la política de contenidos del canal, a fin de que se garantice la pluralidad en la elaboración de esas cápsulas, y que se establezca un plazo perentorio para que hoy mismo se haga la producción de las mismas y se hagan llegar a la Secretaría de Gobernación.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Con mucho gusto, señor Presidente de la Comisión Bicameral.

Ese es el sentido del turno. La instrucción precisa fue para operar y, desde luego, que se haga en los términos de pluralidad que prevalecen en este Congreso y, desde luego, a la brevedad para que hoy pueda estar el primero. Con mucho gusto.

Compañeras y compañeros Senadores, iniciaremos con la discusión en lo particular del dictamen con proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera; la Ley Minera y la Ley de Asociaciones Público Privadas.

Les informo que el listado de artículos reservados está disponible en el monitor de sus escaños; asimismo, se encuentra publicado en la Gaceta del día de hoy. Los artículos que ahí se refieren son sobre los que se realizará la discusión en lo particular.

Recuerdo a ustedes la forma en que podemos desarrollar esta discusión.

Lo hizo ayer el Presidente de la Mesa Directiva, el doctor Raúl Cervantes, me permito recordarlo.

Como lo establece el Reglamento, realizaremos la discusión artículo por artículo.

Sin embargo, el artículo 201 permite que la discusión se pueda realizar también por grupos de artículos.
Como ya sabemos, varias de nuestras compañeras y compañeros, tienen una cantidad numerosa de reservas. Solicitaría a ellas y a ellos que si desean presentar sus propuestas por grupos de artículos, lo hagan del conocimiento del Pleno y de esta Presidencia, para ser flexibles en el tiempo de su intervención en la tribuna.

De la misma forma, si quienes tienen reservas desean hacer varias intervenciones para presentar la totalidad de sus propuestas, les agradeceremos que nos lo informen.

Asimismo, si desean que algunos de los artículos reservados se voten separadamente, les solicito lo hagan del conocimiento de la Mesa Directiva para ordenar las votaciones nominales que se requieran, de otra manera, podríamos hacer también, en obvio de tiempo, votaciones grupales.

En consecuencia, y con fundamento en el artículo 202 del Reglamento del Senado, se concede la palabra a la Senadora Dolores Padierna Luna, quien ha reservado el artículo 1.

En virtud de que todavía no llega a este Recinto, está en otra reunión la Senadora Padierna Luna, le concedemos el uso de la tribuna a la Senadora Iris Vianey Mendoza, quien también ha reservado el artículo 1.

- La C. Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza: Gracias, señora Presidenta.

Buenos días a todas y a todos.

Solicito que este artículo 1 sea votado de manera separada, que se vote de manera nominal, eso nos podría ayudar a verificar el quórum, que se da continuidad hoy, después del receso de aproximadamente 8 horas y, obviamente, no tenemos quórum en este momento, suficiente, para iniciar la sesión; sin embargo, voy a presentar la reserva al artículo 1, y le solicito a la Mesa Directiva se vote de forma nominal.

He reservado este artículo 1 para adicionar un párrafo al proyecto de Ley de Hidrocarburos, y esto, en vista de que no hay compromisos, ni siquiera para estar aquí, de las mayorías, porque no están la mayoría de Senadoras y Senadores, así como los Senadores del PAN se ausentaron ayer durante prácticamente toda la discusión, vinieron a exigir y a echar fuera a los asesores que nos estuvieron apoyando durante 12 horas consecutivas de sesión, la gran mayoría no se encuentra hoy presente.

Presento esta adición, porque es necesario que hagamos compromisos, y que en esta ley se establezcan algunos compromisos básicos mínimos, es decir, el compromiso a la baja que podemos tener con la Pachamama, con la Madre Tierra.

La idea es agregar un párrafo en el artículo 1 de esta ley, que a la letra diga:

“La presente ley procurará y atenderá que toda persona tenga derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar, para que el Estado tenga también los medios suficientes para preservar este derecho. Así como fincar responsabilidades a quienes provoquen daño y deterioro del medio ambiente”.

Primero. La primera parte, a la que me refiero a la adición al artículo 1, es un derecho inalienable, un derecho humano a un medio ambiente sano, limpio y adecuado para nuestro bienestar y el de nuestros hijos.

Segundo. Me refiero, en particular, a que el Estado cuente con los medios suficientes para preservar ese derecho. Eso también debe especificarse en esta ley.
Y, por último, el fincar las responsabilidades pertinentes a aquellas personas físicas o morales, ya sean nacionales o extranjeros, como es el caso, que dañen a nuestra Madre Tierra por medio de diversos procesos de explotación de hidrocarburos.

Es fundamentalmente importante que seamos responsables y que hagamos un esfuerzo, que nos demos a la tarea de analizar a conciencia este artículo.

Y lo presento aquí no sólo como legisladora del Partido de la Revolución Democrática, que manifestamos ayer, estamos en contra del dictamen en lo general.

Lo manifiesto como madre de familia responsable. Es lo mínimo que podemos agregar a esta iniciativa.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Iris Vianey Mendoza.

Al final de las intervenciones de los compañeros que han reservado el artículo 1, estaremos haciendo la votación que solicitó la Senadora Mendoza.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Manuel Bartlett Díaz, para presentar su reserva sobre el artículo 1.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Buenos días, con su venia, señora Presidenta.

Vamos a hacer un esfuerzo, señora Presidenta, de compactación. Hemos reservado un número importante de artículos, y vamos a compactarlos en materias y en aspectos comunes.

Esto que se ha hecho en otras ocasiones, nos va a llevar a solicitar a la Mesa, que podamos presentar los paquetes con un tiempo adecuado a la compactación.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Por supuesto.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Con objeto de que vayamos aportando, entre todos, ese trabajo, que podría ser interminable y, desde luego, que hay la posibilidad de agrupar por materias.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Con gusto, Senador, adelante.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Voy a tocar los artículos 1, 12, 13, 14, 16, 20, 21, 22, 29 y 30, en una sola intervención inicial.

Que vamos a repetir y ya comentamos en lo general.

El problema a destacar en esta reforma en materia de hidrocarburos, es que significa la irrupción, y lo vamos a ver en todas las demás igual, la irrupción del sistema neoliberal brutal, con lo que significa de liberación, de desregulación y de liquidación del Estado. Porque es lo que es, y ayer lo comentábamos, de restricción del Estado, se va desarrollando en estos artículos.

Y hay que señalarlo porque, si no, parece ser que estamos incorporando una pieza más en la Constitución y en el sistema legislativo mexicano. Y no es así. Estamos rompiendo la estructura legal del Estado mexicano.

Y esto significa, aunque no lo hayan querido reconocer, la inconstitucionalidad de un buen número de artículos de estos paquetes.

Porque por un lado, lo que señalábamos ayer, por un lado la mayoría de los artículos se cuelgan de esa introducción absolutamente ilegal e inmoral, del addendum, donde metieron todos los artículos transitorios, que fue lo que escondió Peña Nieto durante más de un año, ahí apareció.

Que decíamos que en esos transitorios, que nos aparecieron ya iniciado el debate en el Pleno, ahí están las verdaderas intenciones y la muy fácil posibilidad de descubrir este sometimiento del Estado, del Presidente de la República, de sus funcionarios y negociadores, el sometimiento a los dictados de los intereses económicos de las empresas transnacionales.

Así es que cuando tenemos, ¿cuáles son los objetivos del artículo 1? Ahí empieza este tema, en el artículo 1, los objetivos de esta ley chocan con todo el sistema constitucional.

Vamos a irlo viendo en el curso de esta discusión en lo particular, y lo vamos a ir demostrando de manera permanente. Y además vamos a adelantar, que así como tenemos un amparo pendiente en contra de la reforma constitucional. Que espero, y decía yo ayer, que la Suprema Corte resuelva, aquí hay una, y ahí estamos preparando una clara posibilidad de solicitar amparo contra leyes que están violando la Constitución misma.

Y que se puede explicar, por lo que les comentaba yo, meter en una Constitución, que tiene compromisos sociales, que tienen responsabilidades del Estado, de gran importancia, meter un sistema absolutamente neoliberal que rompe con toda esa estructura.

Seguiremos planteando estos temas más adelante.

Muchas gracias, señora Presidenta.

(Aplausos)

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Bartlett Díaz.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna, para presentar su reserva al artículo 1.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señora Presidenta.

Quisiera, en primer lugar, decir que el grupo parlamentario del PRD insiste en que cada uno de los temas, grandes temas que se abordan en el dictamen, uno, en estas cuatro leyes, son de fundamental importancia y es indispensable se haga un debate, un análisis profundo, de cada uno de los temas contenidos aquí.

Yo quiero traer en este momento los artículos 1, 11, 41, 42, señora Presidenta, que se registren para su lectura posterior por parte de la Secretaría, y se vea cuál es la propuesta concreta que estamos haciendo.

En el artículo 1, hay una frase fundamental, que durante las discusiones del decreto constitucional, quisimos que se precisara.

Dice que los hidrocarburos son propiedad de la nación. Así estaba antes de hacer la reforma constitucional.

Pero ahora, quedó simplemente como una mera fórmula declarativa, porque a través y a lo largo de la Ley de Hidrocarburos, se va dejando claro que no son propiedad de la nación, que una vez que salen a la superficie, dejan de ser propiedad de la nación y se convierten en propiedad privada.

Dice, en el artículo 1º constitucional, que está regulando varios párrafos del artículo 25, del 27 y 28 constitucionales.
Pero se les olvidó, porque en toda la Ley de Hidrocarburos, desde su primer artículo hasta el último, no hay una sola definición de los contratos. Y el Artículo Cuarto Transitorio de la Constitución establece que será el Congreso de la Unión quien deba legislar los modelos contractuales.

Y éste, en toda la ley, no hay ni una definición, mucho menos un modelo de contrato, todos los recursos existentes en el subsuelo que se supone son de la nación, al salir, se van a entregar mediante contratos a privados.

Y lo que se suponía protegía el 4o. constitucional, es que posteriormente, es decir, ahora el Congreso, en la Ley de Hidrocarburos, haría una legislación transparente, un modelo de contrato transparente, conocido, que pudiera salvar estos recursos y darle seguimiento a estos recursos.

¿Por qué es tan importante que se escriba en el artículo 1 que también protege el Cuarto Transitorio constitucional?

Porque estamos hablando nada más ni nada menos que de la renta petrolera, que al cierre de 2013, de acuerdo a la Secretaría de Hacienda, fue de 1 billón 330 mil millones de pesos. Eso es la renta petrolera, eso es lo que está debajo de la nación y se saca ahora por Pemex. Eso es lo que a través de contratos se va a entregar a los particulares y necesitamos, entonces, en primer lugar, garantizar que no sea una sola frase declarativa, que cuando salgan a la superficie, al menos haya transparencia en su regulación; si no sería una gran falacia, una gran farsa, un gran engaño. Pero también este Congreso, este Senado, está abdicando de un ordenamiento constitucional que le establece el Cuarto Transitorio del decreto en materia energética, que dice claramente que es el Legislativo al que le toca legislar sobre los contratos.

No establecer los contratos, entonces, es dejarlo como lo trae la Ley de Hidrocarburos. Los contratos son un mero asunto fiscal, vienen en la Ley de Ingresos de Hidrocarburos los tipos de contrato y cuánto les van a cobrar.

Pero ésta no es una reforma hacendaria, ésta, dijeron ustedes, es una reforma energética.

Y debe haber transparencia, será el Congreso quien deba de hacer las leyes, no el Ejecutivo, quien de manera unilateral, de manera discrecional decida qué hacer con la renta petrolera. Es indispensable tener un modelo de contrato, que se legisle ese modelo de contrato, que sea conocido, transparente y se lleve un control, por parte del Congreso, de la renta petrolera, aún si está en manos privadas.

No está la definición en ninguna parte de qué es un contrato de servicios. En ningún artículo de esta ley está qué es un contrato de utilidad compartida, un contrato de producción compartida, cómo se definen las licencias, no está en ninguna definición esto. Aparece en la Ley de Ingresos de los Hidrocarburos, insisto, por meros temas fiscales.

Nosotros proponemos que en la definición puntual de cada uno de los tipos de contrato, se establezcan en el artículo 11.

Y algo para la transparencia, los artículos 41 y 42, hablan de zonas de salvaguarda, que será el Presidente de la República el que decida las zonas de salvaguarda.

¿Qué son las zonas de salvaguarda? De acuerdo a las definiciones que ustedes escribieron, es una zona donde se prohíbe la actividad de extracción y exploración de hidrocarburos.

Si es una zona que prohíbe la exploración y la explotación de hidrocarburos, por qué se escribe tan tramposamente en los artículos 41 y 42 que esas zonas de salvaguarda le corresponde incorporar y desincorporar al Ejecutivo Federal. Esto es un asunto inaceptable, porque en primer lugar, las zonas de salvaguarda, véase el tema de la Selva Lacandona, los vestigios donde hay hidrocarburos, todo el golfo de México en las zonas de pesca, un montón de lugares donde hay una cuadrícula ya hecha por Pemex, donde a esa, cada cuadrito le llaman área contractual.

Pero se sabe perfectamente dónde hay hidrocarburos en el subsuelo.

Las zonas de salvaguarda dicen: “Aunque haya”. Podemos suponer que aunque haya hidrocarburos en el subsuelo, pero si el Presidente de la República puede incorporar y desincorporar zonas de salvaguarda, pues una zona donde hay hidrocarburos que está dentro de las zonas de salvaguarda, el Presidente puede decidir su desincorporación.

Esto viola las facultades del Congreso, la incorporación o la desincorporación de bienes nacionales le corresponde al Congreso de la Unión.

El decreto constitucional discutido en diciembre no habló de las facultades del Congreso, no nos quitó al Congreso de la Unión ni una sola de nuestras facultades. Por lo tanto, dejarlo como está es inconstitucional, pero además vean la trampa.

Se establece por decreto, o sea, por unipersonal el jefe del Ejecutivo, el Presidente de la República, una sola persona va a decidir por decreto, violando la Constitución, porque ahorita los bienes de la nación desincorporar o incorporar le corresponde al Congreso de la Unión.

Si lo hace solamente el Ejecutivo, está violando la Constitución. Dice que es por decreto, luego dice que es por la nación, pero cuando sale, entonces se le da a los privados a través de contratos.

Y luego él, unipersonalmente, decide cuáles son las zonas de salvaguarda y cuáles no. Es decir, cuáles son las áreas contractuales, los lotes que se le pueden dar a los particulares.

Hay un problema fundamental que les quiero señalar con esta argumentación. Que se están atrayendo hacia el Ejecutivo demasiadas facultades, como ayer decía el Senador Encinas, se está haciendo un mega poder en el Ejecutivo atrayendo poderes que le corresponden a otros.

Pero también en el Cuarto Transitorio se establece que es facultad del Estado decidir los temas que estoy hablando en este momento.

No hacerlo así, dejarle todo al Presidente de la República, nos lleva a la discrecionalidad. Y la discrecionalidad nos lleva a la corrupción.

Y la corrupción…

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Senadora, me permite un minuto, por favor.

Senador Isidro Pedraza, ¿con qué objeto?

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: (Desde su escaño) Gracias, señora Presidenta.

Mire, yo quiero solicitarle que pongan aquí orden en el Pleno, porque parece una romería. Es un esfuerzo el centrar este debate en los temas principales que nos provocan a nosotros preocupación, donde esperamos que se haga el análisis puntual y aquí con un escándalo en el Pleno no se puede.

Entonces yo le pido que para atención y respeto a la oradora, llame a la atención a este Pleno.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Es muy pertinente su observación. Ruego a mis compañeras y compañeros poner atención al orador en turno.

Senadora Dolores Padierna, continúe, por favor.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, compañero Isidro Pedraza.

Les decía yo que dejar todas estas facultades de una manera unipersonal, es fomentar la discrecionalidad. Y la discrecionalidad puede dar lugar a la colusión de los agentes privados y los funcionarios de las dependencias. Esto debilita al Estado, hace a nuestras instituciones débiles.

Y uno de los grandes problemas que tenemos en México es el deficiente desempeño de las instituciones del Estado que están corroídas por la corrupción.

La economía mexicana se ve debilitada y el grave problema de la corrupción, la falta de rendición de cuentas, la cooptación de los órganos reguladores por los intereses fácticos, la impunidad que prevalece, se fomenta con esta redacción que ustedes están haciendo en este articulado.

Les llamamos a la responsabilidad, a que no le dejen todas estas facultades al Ejecutivo de la Unión, a pensar que la transparencia, la rendición de cuentas en la administración pública y en todo el sector público puede ser la fuente de tener un Estado democrático, una gobernabilidad democrática, que la transparencia puede impedir estas áreas de opacidad gubernamental, puede obligar a los servidores públicos a conducirse conforme a lo que establecen las leyes y la Constitución, y dejar atrás esta impunidad.

Pero lo que están haciendo es borrarle facultades al Congreso, concentrarlas en el Poder Ejecutivo, y se trata ahora de que el Ejecutivo decida casi la totalidad, menos lo que le corresponda a Pemex, pero todo lo que le corresponda a los privados lo decidirá el Ejecutivo Federal.

Es cuanto, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Zoé Robledo Aburto, para presentar su reserva sobre el artículo 1.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: Muchas gracias, señora Presidenta.

Compañeras y compañeros Senadores, hago uso de la tribuna para presentar las consideraciones a los artículos que he reservado, y en este caso hablar en particular del artículo 1, pero también de algunas consideraciones que tienen que ver con los artículos 4, 5, 16 y 41, un poco por economía procesal, y sobre la marcha de la sesión iré considerando y decidiendo si los hago en bloque o uno por uno.

En primer término, en lo que se refiere a la propiedad nacional considero que debe establecerse en el artículo 1 de esta ley que también corresponde a la nación la propiedad de los hidrocarburos extraídos hasta su venta o hasta que éstos sean entregados a los contratistas.

Debe quedar claro en este artículo que es la nación quien en todo momento mantiene la propiedad de los hidrocarburos, y no sólo es la nación la propietaria cuando se encuentran en el subsuelo, pues honestamente, en esta condición no representa un bien tangible. El petróleo que lleva miles de años generándose pues ahí ha estado siempre, y díganme ustedes si consideran que en otros momentos de nuestra historia nacional esto representaba alguna riqueza.

El petróleo en el subsuelo no es un bien tangible, debería de serlo una vez extraído y una vez que sea entregado o vendido a los contratistas si era el caso, una vez extraído debe ser potestad de la nación elegir el destino de esa riqueza. Por eso, y me refiero ahora al artículo 4, es que de igual modo el concepto de cadena productiva, me parece que la definición propuesta, pues es lo menos que rigurosa y se presta también a confusión, ya que habla que la constituyen agentes económicos y no de una secuencia de acciones y actividades.
¿Cuál es el problema de que se establezca de esta manera un tanto laxa? Que nos puede llevar de una manera muy fácil a caer en errores de confundir a los agentes con las actividades, y sabemos que agente y actividad son dos temas muy diferentes. Bueno, venimos de un debate en el tema de la definición de servicio o sector que generó toda una polémica, ésta debería de ser tanto o más grave.

¿Cómo vamos a distinguir a un agente que a una actividad? ¿Qué estamos regulando? Esas serían mis preguntas para los promotores de esta iniciativa. La propuesta de redacción para este artículo 4, que yo estoy planteando, es cadena productiva como una definición, como el conjunto de actividades técnicas y económicas secuenciales para la proveeduría del suministro, construcción y prestación de servicios para la industria de hidrocarburos.

Ojalá si alguno de nosotros está en un error, si alguno de nosotros está faltando a la verdad o a la técnica legislativa haya algún Senador del PRI o del PAN que casi caritativamente nos haga ver ese error. Porque a mí me parece que en este aspecto de confundir actividad con el prestador del servicio puede llevarnos a un esquema de completa, ya lo he dicho, laxitud a la hora de regular algo tan importante y, sobre todo, lo que tiene que ver con este artículo 1.

Es decir, que entendamos y tengamos una concepción porque este artículo 1 puede ser la primera gran falla de esta ley, que la propiedad, potestad y, sobre todo, la decisión sobre el destino de los hidrocarburos sean una vez extraídos y no cuando están en el subsuelo.

Muchísimas gracias, señora Presidenta. Gracias compañeros.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Robledo Aburto.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Rabindranath Salazar Solorio, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Rabindranath Salazar Solorio: Con el permiso de la Mesa.

Compañeras y compañeros Senadores, el artículo 1 de la Ley de Hidrocarburos presenta contradicciones, contradicciones que espero puedan ser aclaradas por cualquiera de los compañeros Senadores y para darle claridad a este tema que, sin duda, es de la mayor relevancia, estamos hablando de la soberanía nacional.

La soberanía nacional es un concepto que le da todo el poder a la nación, al pueblo. El artículo 39 de nuestra Constitución señala textualmente que: “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo…”. Siguiendo en esta línea, la soberanía energética es la propia capacidad de una sociedad para ejercer el control y la potestad, para regular de manera racional, limitada y sustentable la explotación de los recursos energéticos, conservando un margen de maniobra y una libertad de acción que le permita minimizar los costos asociados a las presiones externas de los actores estratégicos que rivalizan por la obtención de estos recursos.

Mediante la reforma constitucional y las leyes secundarias en materia energética, se ha perpetrado la vulneración a la soberanía del Estado mediante los graves cambios realizados en los artículos 25, 27, 28 y transitorios constitucionales, en los que se sustentan las nuevas iniciativas, las nuevas leyes secundarias que crean o modifican diversos cuerpos normativos con los que se pretende regular la actividad energética de nuestro país.

Es decir, se consolidó un cambio no sólo en la estructura de la propiedad de los hidrocarburos, sino un cambio en la estructura del Estado, ya que se pierde la soberanía ante los tribunales internacionales y se pierde el andamiaje jurídico que le dotaba de exclusividad en favor del mismo para la explotación del sector energético mediante una entrega privatizadora en favor de las empresas transnacionales que condiciona de manera inmediata la independencia política y económica de nuestro país, ya que en el contexto global de la reforma energética, ésta permite la entrega de los recursos energéticos de nuestro país a extranjeros, vulnerando los derechos de los trabajadores del sector, transgrediendo la propiedad y posesión mediante la permisión de utilizar la figura de expropiación de predios en favor de particulares extranjeros, violenta el derecho a la consulta de los derechos de los pueblos indígenas, entre otras cosas.

Ante estos escenarios se confirma la cesión de la soberanía a instancias privadas por parte del gobierno, generando una preocupante redefinición del Estado. Si bien es cierto, el artículo 1 del proyecto de dictamen por el que se expide la Ley de Hidrocarburos establece que le corresponde a la Nación la propiedad directa, inalienable e imprescriptible de todos los hidrocarburos que se encuentren en el subsuelo del territorio nacional, de nada sirve a la nación ser dueño de los hidrocarburos del subsuelo, si no es propietaria de la cadena productiva del sector. Aunado a lo anterior, el petróleo en el subsuelo tendrá únicamente valor para las empresas extranjeras a las que se les suscriba contratos por el Estado mexicano, especulando en el mercado internacional a través del registro de las reservas en sus estados contables, no así para los mexicanos.

Quiero llamar su atención en esta parte donde se encuentra la contradicción, ya que el artículo 45 de la misma Ley de Hidrocarburos establece que estas empresas que puedan ser nacionales o extrajeras podrán registrar, para efectos contables y financieros, la asignación de los contratos, así como los beneficios esperados.

Entonces ahí está la contradicción, es o no es propiedad del Estado mexicano, es o no es propiedad de las empresas extranjeras desde el mismo momento en que, para efectos contables, en los estados de resultados podrán ellos reflejar estos beneficios esperados.

Compañeras y compañeros, espero que cualquiera de los legisladores que haya modificado este articulado pudiera dar una explicación al respecto.

Es cuanto, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Salazar Solorio

En atención a la solicitud que fue planteada por la Senadora Iris Mendoza al iniciar la discusión del artículo 1, y en virtud de que han sido presentadas las propuestas de modificación a este artículo, háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento para consultar a la Asamblea si se admiten a discusión.

Sonido en el escaño del Senador Barbosa Huerta, por favor.

- El C. Senador Miguel Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Señora Presidenta, parece que la Senadora...

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Fue nominal. Abrase el sistema electrónico de votación, por tres minutos, para recoger la votación nominal de la consulta de admisión y las propuestas al artículo 1.

Sonido en el escaño del Senador Preciado Rodríguez.

- El C. Senador Jorge Luis Preciado Rodríguez: (Desde su escaño) Solicitarle a la Mesa Directiva que aclare el sentido del voto, a favor qué significaría y en contra qué significaría, para que los ciudadanos Senadores tengan en claro por qué se está votando.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Con gusto, señor Coordinador.

Estamos sometiendo a votación las reservas que se presentaron al artículo 1. Si se admiten a discusión, votar por el sí; si no se admiten, votar por el no.

Sonido en el escaño del Senador Barbosa Huerta.

- El C. Senador Miguel Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Estamos normando lo que va a ser esta sesión; antes de votarlas debe de leerlas, se debe de leer cuál es la propuesta que se está poniendo a consideración.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Fueron presentadas por los proponentes.

- El C. Senador Miguel Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Sí, pero no han sido leídas en tribuna por la Secretaría.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Ha sido una práctica en otros momentos, pero con gusto les damos lectura. Solicito a la Secretaría dar lectura a las propuestas de los proponentes.

La que estamos sometiendo a votación es la que propuso la Senadora Iris Vianey, que fue quien solicitó la votación nominal.

Sonido en el escaño del Senador Preciado Rodríguez.

- El C. Senador Jorge Luis Preciado Rodríguez: (Desde su escaño) Señora Presidenta, con todo respeto para la Mesa Directiva, nosotros ayer hicimos un acopio de paciencia para que no se acatara el Reglamento en la discusión en lo general, por lo menos vamos a exigir que en lo particular se aplique el Reglamento cuando se hacen las reservas, en primer lugar, la que está leyendo el proponente.

En segundo lugar, antes de que la lea el proponente, ya viene de la Gaceta Parlamentaria del día, y que está publicada, por lo tanto es innecesario que cada vez que vaya a tomar una nueva votación se vuelvan a leer las reservas en virtud, de que además de que ya fueron publicadas, ya fueron leídas por los proponentes, y en ese momento ya estamos en votación, y lo que yo le pido a la Mesa Directiva que se acate el Reglamento y procedamos a la votación como se está haciendo en este momento.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Sonido en el escaño del Senador Pablo Escudero.

- El C. Senador Pablo Escudero Morales: (Desde su escaño) Gracias, señora Presidenta, pues evidentemente en el mismo sentido, las reservas, gracias al trabajo de la Mesa Directiva y los asesores, se encuentran en la Gaceta y ya han sido publicadas, lo que corresponde, y yo lo que le pediría es que sometamos a votación si se dispensa la lectura, toda vez que las tenemos y que están en la Gaceta.

Es cuanto, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Sonido en el escaño del Senador Barbosa Huerta.

- El C. Senador Miguel Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Mire, señora Presidenta.

No hay fundamento de lo que acaban de pedir los dos oradores que me antecedieron, no tienen fundamento, están imaginándose un procedimiento más rápido. Les propongo que hagamos una reunión, esto desahóguenlo sin la lectura, de acuerdo, vamos a votar y nos reunimos para ver cómo podemos normar un procedimiento más ágil, estoy de acuerdo en ello, pero, no inventemos cosas. Vamos a reunirnos.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: De acuerdo, continuamos con el procedimiento. El Senador Isidro Pedraza y en seguida sometemos a votación la propuesta, la reserva de la Senadora Iris Vianey.
- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: (Desde su escaño) Mire, con mucho respeto para todos los compañeros.

Hemos estado llamando a que los incite al orden, porque hay una verdadera dispersión a la atención de los señores Senadores, y eso no permite entender qué es lo que estamos haciendo, usted lo reiteró varias veces que íbamos a proceder a votar en los términos solicitados por la Senadora Iris Vianey, las reservas al artículo 1, a efecto de que despejara el Reglamento para si se admite o no a discusión, y sin embargo hay alguien que pide la palabra para que le expliquen cuál es el sentido del voto; ¿y esto qué significa?, que no están poniendo atención, y si hay ese nivel de dispersión, voy a solicitarle que, en mi caso, las reservas que tengo presentadas, voy a pedirle que las lean antes de que las votemos, independientemente de que hagan uso de la tribuna, porque este es un derecho parlamentario que ya está establecido y que de alguna forma tiene que verse de esa manera; y voy a solicitarle, además, que en las votaciones de se admite o no, sean nominales, a través del tablero electrónico que rige los trabajos de este Senado, para evitar la dispersión que el día de ayer vivimos, y la gran ausencia de los compañeros Senadores, porque no oyen la argumentación, entonces cuando menos, mejor no digan la lectura.

Muchas gracias, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Pedraza Chávez.

Sonido en el escaño del Senador Preciado Rodríguez.

- El C. Senador Jorge Luis Preciado Rodríguez: (Desde su escaño) Sólo para solicitar a la Mesa Directiva que declare el sentido de la votación, y pasemos al siguiente tema.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Agradecemos a la Junta de Coordinación Política su disposición para el diálogo, y solicito que se abra el sistema electrónico de votación, por tres minutos, para recoger la votación nominal, bueno, ya está, y pido a la Secretaría dar cuenta de la votación, por favor.

- La C. Secretaria Martha Palafox Gutiérrez: Pregunto si falta algún Senador por emitir su voto, sigue abierto el sistema.

Señora Presidenta, conforme al registro del sistema electrónico de votación, se emitieron 72 votos en contra, 20 votos en pro y 1 abstención.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: En consecuencia, no se admiten a discusión las propuestas de modificación al artículo 1, se mantiene en los términos del dictamen, y se reserva para su votación nominal en conjunto con los demás artículos reservados.

Pasamos al artículo 2, que ha sido reservado por la Senadora Iris Vianey Mendoza. Tiene el uso de la palabra.

- La C. Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza: Gracias, señora Presidenta.

Mi propuesta de adición al artículo 2, un numeral bis es en el mismo sentido de una propuesta que tengo del artículo 4, entonces voy a presentarlas ambas en un solo acto; el 2 y el 4, y ambas propuestas tienen que ver con la hidrofractura y con los severos daños que causa al medio ambiente.

Más que ser una exposición científica o técnica, y citar aquí a reconocidos autores expertos u organizaciones como Greenpeace, que ha sido un apoyo para nosotros, me gustaría hablar de manera general de lo que ha motivado las adiciones a estos dos artículos.

El consumo de agua para implementar esta técnica de hidrofractura es de tal magnitud que para que un solo pozo pueda operar se requieren entre 9 mil y 29 mil metros cúbicos de agua.
Hemos escuchado ya bastante respecto de los daños que ocasiona al medio ambiente, sobre todo en lo que tiene que ver con los químicos que son utilizados como diluyentes para este proceso químico de extracción de gas. Alrededor de 260 sustancias se encuentran contenidos en los líquidos que se utilizan, y éstas, alrededor de 197 productos que técnicamente se utilizan, son tóxicos, son cancerígenos, son incluso hasta mutagénicos.

Es de ahí que la motivación nuestra es adicionar dos artículos que permitan la prohibición de esta técnica para la extracción del gas.

Debo mencionar que la contaminación atmosférica con esta técnica también nos genera un daño en las imágenes, obviamente en los paisajes, en la flora, en la fauna, es muy importante que tomemos en cuenta que una técnica que ha sido prohibida en algunos países de Europa, precisamente por eso, por ser dañina para el medio ambiente, no podemos implementarla en nuestro país por una razón económica, es decir, sólo conseguir más gas, y más gas, ¿para qué?, ¿para qué seguir consumiendo los combustibles fósiles cuando ya tenemos alternativas, combustibles que son renovables?

Les voy a citar un breve fragmento de un documento que es parte de los contenidos de la Asamblea de 2011 contra la fractura hidráulica en Burgos. En noviembre de 2011 fue emitido este documento y brevemente les comento que en su segundo párrafo nos manifiesta que la Unión Europea está empezando ahora a considerar la explotación de recursos fósiles no convencionales mediante la fractura hidráulica y la perforación horizontal.

En varios países como Francia, Alemania, Gran Bretaña ya se cuestiona la legitimidad de unas técnicas que para alargar la vida de los recursos, de todos modos están inexorablemente destinados, a agotarse, se daña demasiado el medio ambiente, se afecta la flora, se afecta la fauna, pero lo más lamentable es que se afectan también vidas humanas, destruyendo los mantos acuíferos, contaminado el agua, y esta agua cuando regresa en un proceso natural, obviamente afectando la salud de los seres humanos que están cerca de estas áreas de explotación.

En Francia se considera la prohibición total de estas técnicas, en Alemania también, así como en Gran Bretaña.

Como ustedes saben, en Estados Unidos se han impuesto ya algunas sanciones, pero se siguen estudiando sus efectos, y es por eso que hoy presento estos dos artículos y quiero pedir a la Presidencia de la Mesa Directiva que lea las propuestas de adición, bueno, en este momento al artículo 2 el agregado Bis, y en su momento la propuesta del agregado al artículo 4 y que se haga la votación nominal de los mismos.

Muchas gracias.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Solicito a la Secretaría dé lectura y después consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión.

- La C. Secretaria Palafox Gutiérrez: “Artículo 2°.-...

1. Bis. La prohibición de la explotación del gas shale o gas lutita, así como el uso de la fracturación hidráulica como medio de explotación para la extracción de gas”.

Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se acepta y se somete a discusión. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: No se admite a discusión la reserva presentada al artículo 2, se reserva para su votación nominal en conjunto con los demás artículos reservados.

Seguimos en la discusión del artículo 3 y tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna, para presentar su reserva al artículo 3.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señora Presidenta.

El tema que se aborda en el artículo 3 de este dictamen se refiere a los yacimientos transfronterizos, y es un tema de fundamental importancia.

En febrero de 2012 se selló el acuerdo entre la Cancillería de México y el representante del Departamento de Estado de Estados Unidos, se selló el acuerdo de los yacimientos transfronterizos de hidrocarburos.

En mayo de 2012 recibió la aprobación del Senado de la República, y en los argumentos que ayer estaba revisando se dijo que se aprobaba por unanimidad, porque hasta mi partido votó por ellos, que se irían a las "mitas", que se iría por partes iguales, que en esta zona fundamental, donde coexisten dos naciones, allá por Florida, allá en el golfo de México, que se llama el Cinturón Perdido, se reguló y se dijo en el Senado que se aprobaba porque podían coexistir los dos países en igualdad de condiciones, donde la potencia norteamericana se iba a sobreponer a nuestro país.

El Senado de Estados Unidos no lo quiso aprobar hasta que no estuviera aprobada acá la reforma energética, y se aprobó el 19 de diciembre de 2013, lo aprobó el Senado de Estados Unidos.

En este acuerdo se reconoce la existencia de estructuras geológicas transfronterizas en el Golfo de México, en nuestro territorio, en nuestros mares territoriales y este acuerdo constituye la puerta de entrada a otro país a nuestro territorio y tiene un alto contenido en materia de seguridad nacional. Estos acuerdos transfronterizos autorizados modifican el derecho de propiedad no sólo de la explotación de los hidrocarburos, sino de la propiedad de la nación misma y de ahí la importancia, se le quita el carácter de operador a Pemex para que entren las petroleras transnacionales.

Si se dijo en los argumentos de la aprobación de los yacimientos transfronterizos que iba a haber por partes iguales, ¿por qué la Ley de Hidrocarburos deja a Pemex sólo con el 20 por ciento del contrato y se le da el 80 por ciento a las compañías transnacionales?, y estamos hablando de las que ya están ahí, que son las compañías norteamericanas, y las compañías norteamericanas que están ahorita sin ley, haciendo lo que sea, se dijo que estos documentos podrían regular, podrían legislar para que no hubiera esta discrecionalidad de parte del gobierno de Estados Unidos, que hasta se habló que se estaba llevando parte de nuestros hidrocarburos en la zona transfronteriza.

Tiene un alto contenido de discrecionalidad, tal como está planteado en la Ley de Hidrocarburos, porque además nos lleva al tema de controversias que se liga, el artículo 3 se liga al artículo 21 en el asunto de la solución de controversias, que si bien en el artículo 20 de la Ley de Hidrocarburos se dice que habrá un procedimiento para la recesión administrativa de contratos. En el 21, que es al que me quiero referir, estas rescisiones podrán ser combatidas por los contratistas en el arbitraje internacional, y los arbitrajes del inversionista pueden ser, los tiene que llevar un Estado, bajo los tratados de libre comercio o los tratados de protección de inversión. Estos son los tratados de controversias a los cuales se enfrentará México.

La experiencia de muchos Estados nacionales en este tipo de arbitrajes no ha sido buena, y México no está adoptando, leyendo lo que ocurre en otros países en relación al tipo de contratos que están poniendo aquí. Ha sido el tema de arbitraje internacional todo un gran tema, está el ejemplo de Chevron en el gobierno de Ecuador, y hay toda una experiencia de carácter internacional que podría llamar a ustedes para poder modificar estas cosas, porque el artículo 21 está obligando a irse a los tribunales internacionales.

Las iniciativas, ésta no está tomando en cuenta la experiencia internacional en este tipo de contratos.

El caso de Bolivia, en los años 90´s, que tenía un tipo de contrato como lo que están poniendo aquí, esos yacimientos petroleros, perdió el 82 por ciento de sus hidrocarburos, y Bolivia sólo se quedaba con una parte muy pequeña de sus hidrocarburos.

Lo mismo Venezuela, en la Ley Petrolera que rigió hasta antes de Hugo Chávez, reinaba una ley donde el 90 por ciento de los hidrocarburos lo tenían a través de lo mismo que está ahora regulando México en esta Ley de Hidrocarburos, se quedaba en las compañías petroleras venezolanas con el 90 por ciento de los hidrocarburos.

Ahora en México se está haciendo lo mismo, se está estableciendo que Pemex sólo pueda compartir en un 20 por ciento del contrato, y el 80 por ciento lo tengan los particulares.

La información, además, dice los yacimientos transfronterizos, vuelvo al artículo 3, porque están vinculados, la información va a ser confidencial para los licenciatarios y los gobiernos que deberán mantenerla de carácter confidencial. Esto lo dicen los yacimientos transfronterizos, no estamos de acuerdo en la discrecionalidad, en que la renta petrolera se tenga que esconder; hoy día la renta petrolera, salvo lo que maneja PMI, y de manera discrecional todo se informa al Congreso de la Unión.

Con esta autorización del artículo 3, prácticamente se está ateniendo a que se van a regir estos contratos de los yacimientos transfronterizos por la Ley de los Tratados Transfronterizos, que está diciendo que habrá confidencialidad de estos contratos, más aún, que los acuerdos son irreversibles, entonces, ¿para que ponen en el artículo 20 que se pueden revertir los contratos, y en el 21 que se pueden revertir mediante el derecho internacional? Pero el acuerdo de los yacimientos transfronterizos establece que estos acuerdos son irreversibles.

El término “licencia” es la autorización para que se puedan realizar la exploración y la extracción en estas áreas determinadas. El término elimina a Pemex en la operación prácticamente en estos yacimientos transfronterizos. La paraestatal sólo aparece como referencia a dos cosas: a la coexistencia y al porcentaje de yacimiento que le correspondería.

¿Por qué Pemex no puede operar sus yacimientos transfronterizos? ¿Por qué va a quedar en minoría si el Senado de la República en diciembre de 2012 lo aprobó, que fuera en partes iguales? ¿Por qué ahora están diciendo que va a haber una coexistencia? ¿Aquí a qué se le llama coexistencia en la Ley de Hidrocarburos? A que Pemex esté en una franja y la transnacional más abajo coexistiendo en una misma área contractual, en un mismo yacimiento puede estar Pemex y puede estar una transnacional.

¿Cuál puede ser una supervisión transparente que pueda decir esto le corresponde a Pemex y esto le corresponde a la compañía transnacional? Dejan todo muy suelto, dejan todo muy a la discrecionalidad del Ejecutivo, estos acuerdos transfronterizos prácticamente no están siendo reproducidos en la Ley de Hidrocarburos como debe de ser.

Ambas partes deben complementarse, de entregar información sobre la existencia de los yacimientos sobre el fruto: el petróleo, el gas, el gas Shale, o lo que encuentren debe de hacerse en un 50 por ciento para ambas partes, no el 80 por ciento para Estados Unidos y el 20 por ciento para Pemex.

También está el tema de las colindancias, porque justamente es ahí donde quiero llegar, porque este es un asunto de extrema importancia, se refiere a la seguridad del Estado, a la seguridad de nuestro país. Otro país estaría en sitio mexicano, y me refiero a las compañías petroleras de Estados Unidos, que ellas no están solas, son privadas, pero atrás de ellas, a diferencia de lo que ocurre en México, atrás de ellas está su Estado que las protege, las impulsa, las ayuda.

Aquí, a nuestra petrolera la abandona el Estado, la deja en minoría, el gran argumento que vendieron esta reforma energética fue que en las aguas profundas, que en el Golfo de México había un gran número de reservas y que se tenía que hacer esta reforma energética para compartir la tecnología; para que los hidrocarburos se sacaran porque Pemex no podía, no tenía recursos, y solamente estas compañías lo vendrían a sacar, y entonces México se vería beneficiado.

Y lo que leemos en la Ley de Hidrocarburos, es primero que Pemex queda en minoría, que no hay una transparencia en cuanto a que la riqueza que se saque del subsuelo realmente se le quede al país, al menos en un 50 por ciento; y que no va a haber transferencia tecnológica, aquí le están poniendo que la transferencia tecnológica será del 20 por ciento también, y no puede esto aceptarse, debe llevarse a, como lo dije, en los yacimientos transfronterizos, los acuerdos, compartir en partes iguales y México tiene que adoptar toda la transferencia tecnológica que le corresponda después de estos tratados.

El artículo 17 se refiere a que, a esto de las alianzas. Nosotros decimos que cuando haya una alianza con un privado Pemex no debe de ir en minoría, debe preservarse el 51 por ciento del contrato, de las acciones del contrato para Pemex, es la propuesta concreta del PRD, y pediría que se leyera nuestra propuesta alternativa.

Es cuanto, señora Presidenta.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Alejandro Encinas Rodríguez.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Muchas gracias, señor Presidente.

Para referirme exclusivamente al artículo 3 de la Ley de Hidrocarburos, el que hace referencia a los yacimientos de carácter transfronterizo.

En este proyecto de dictamen se establece con precisión que de conformidad con los artículos 25 y 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la nación llevará a cabo la exploración y extracción de los hidrocarburos en los términos de la ley; y que la exploración y extracción de hidrocarburos en los yacimiento transfronterizos, podrá llevarse a cabo en los términos de los tratados y de los acuerdos que puedan ser celebrados por el Presidente de la República y ratificados por la Cámara de Senadores.

Hay que señalar con toda precisión que, efectivamente, queda claramente establecido que es una de las facultades del Senado de la República, la ratificación de los tratados internacionales; pero no está establecida con claridad la facultad del Senado para aprobar los acuerdos interinstitucionales que suscriba el Ejecutivo Federal o dependencias del gobierno federal.

No es un debate nuevo. Esta discusión se dio desde la legislatura anterior, cuando se pretendió, por parte del gobierno Federal acreditar convenios interinstitucionales, por ejemplo, en materia de seguridad, el caso del Plan Mérida, o el Acuerdo de Seguridad y Prosperidad para América del Norte (ASPAN), sin la intervención del Senado, lo que implica de manera muy nítida el acotar las facultades de ratificación, seguimiento, evaluación y fiscalización del Senado de los acuerdos que pueda suscribir el Ejecutivo Federal.

Y en el caso de los yacimientos extrafronterizos, yo creo que es un tema que, en primer lugar, tenemos que asumir como un asunto de la nueva geopolítica que se establecerá con estas reformas en materia energética, donde no es suficiente que el Senado cumpla puntualmente con sus labores de fiscalización, ya que es un asunto que pone en riesgo, no solamente nuestra soberanía en la relación con otro país, que como aquí se ha señalado, se presenta de manera muy desigual, pues está planteando que la participación en estos proyectos de exploración y explotación en coordinación con los Estados Unidos, sea una situación de profunda desigualdad donde Petróleos Mexicanos participaría con un porcentaje nimio, máximo del 20 por ciento, cuando la relación entre ambos países debe estar cimentada en relaciones de absoluta equidad.

Por eso es necesario modificar esta ley, ya que en la Ley de Hidrocarburos se define a los yacimientos transfronterizos, como aquellos que se encuentren dentro de la jurisdicción nacional y tengan continuidad física fuera de ella, y se considerarán también aquellos yacimientos o mantos fuera de la jurisdicción nacional compartidos con otros países, de acuerdo con los tratados de que México sea parte bajo lo dispuesto en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, pero también, además de la palabra “Tratados”, introducen en la definición de yacimientos transfronterizos la de los acuerdos celebrados por el Ejecutivo Federal.

Con ello se le da la vuelta a una ley que ya nos quisieron aprobar en la legislatura anterior, que de hecho se aprobó en la Cámara de Diputados, llegó como minuta al Senado de la República y ha quedado congelada, y se congeló justamente porque en esa Ley de Tratados Internacionales se pretendía darle la facultad al Ejecutivo de establecer acuerdos administrativos e interinstitucionales sin la intervención del Senado de la República.

Y en este caso, estoy convencido de que el Senado no puede abdicar a su facultad de revisar, sancionar, aprobar, fiscalizar, tanto los tratados como los acuerdos que en todos los ámbitos celebre el gobierno mexicano con otros países o con otras dependencias de gobiernos extranjeros.

Y menos aún, aceptar que se establezca el principio de confidencialidad en el manejo de información, porque esto implicaría que el Senado de la República no pudiera, incluso, conocer ya no solamente los contratos que se establezcan en condiciones desventajosas para el país, sino tampoco podría conocer del ejercicio y cumplimiento o del seguimiento de los tratados y de los acuerdos suscritos con otros gobiernos, incluso, de los tratados aprobados por el propio Senado de la República.

Señalaba, que es asunto central de las facultades exclusivas que tiene el Senado en cuanto a la ratificación de los tratados y la definición de la política exterior del país, y las relaciones con otras naciones, y creo que nosotros no deberíamos aceptar que se limiten o conculquen las facultades constitucionales para el ejercicio pleno de lo que son nuestras propias funciones.

Por eso proponemos una adición en el artículo 3, segundo párrafo, en el sentido de que la Cámara de Senadores podrá solicitar toda la información requerida y revisará periódicamente para beneficio del país y garantizar la seguridad energética estos tratados o acuerdos en lo que se refiere a los yacimientos transfronterizos que se establecen en esta ley.

Vamos a ver cuántos Senadores están dispuestos a defender las facultades que hoy gozamos, o concedérselas para darle mayores atribuciones discrecionales al Ejecutivo Federal.

Ese es el tema que planteamos y esperamos una respuesta puntual de la mayoría de los Senadores de esta Cámara.

Muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DE LA C. SENADORA
ANA LILIA HERRERA ANZALDO

- La C. Presidenta Ana Lilia Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Encinas Rodríguez.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Fernando Mayans Canabal.

- El C. Senador Fernando Enrique Mayans Canabal: Gracias, señora Presidenta.

Jóvenes, aún. Compañeras y compañeros Senadores ilustres:

Aunque de esta Cámara no se puede esperar otra cosa que la privatización de la energía mexicana.

La modificación que se propone tiene como fin que el Estado a través de Pemex tenga una participación de al menos el 51 por ciento.

¿Cómo van a estar en contra de que Pemex tenga esta participación?, ¿en qué cabeza cabe?

Entonces, estamos proponiendo, que quede claro, que por lo menos el 51 por ciento de la inversión de los proyectos en los contratos de exploración y extracción se le puedan dar a través de los yacimientos transfronterizos.

Hay un acuerdo entre los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América, relativo a los yacimientos transfronterizos de hidrocarburos en el Golfo de México. Esto es algo sumamente importante.

Acuérdense de que, ya de por sí, con ese asunto de los popotes, ¡cómo nos chupan el petróleo! Sin que supuestamente nos demos cuenta. Pues ahora, si no asentamos esto, y abrimos todo, pues ahora libremente se van a llevar nuestro petróleo.

Tomando en cuenta que el Tratado sobre la Plataforma Continental de 2000, reconoce las posibles existencias de yacimientos de hidrocarburos que pueden extenderse a través de límites de la plataforma continental establecido en dicho tratado.

Reconociendo, compañeras y compañeros, que este marco intenta fomentar el establecimiento de acuerdos de cooperación basados, fundamentalmente, en los principios de unificación y reconociendo, además, que pueden celebrarse otros acuerdos de cooperación adicionales fuera del marco del presente acuerdo y que dichos acuerdos pueden también promover la exploración eficiente, equitativa y ambientalmente responsable de yacimientos transfronterizos.

De tal manera, que esta reserva en materia de yacimientos transfronterizos, en el artículo 3, segundo párrafo; y artículo 17 del proyecto de Ley de Hidrocarburos, con el objeto de dar cumplimiento a tratados y acuerdos internacionales en materia de yacimientos fronterizos y de contribuir a garantizar la utilización equitativa y responsable de los recursos transfronterizos a favor del interés nacional, se propone la siguiente redacción de los artículos 3 y 17 para quedar como sigue:

“Artículo 3.- …

La exploración y extracción de hidrocarburos en los yacimientos transfronterizos a que se refiere el artículo 1 de esta ley deberá llevarse a cabo en los términos de los tratados y acuerdos en los que México sea parte, celebrados por el Presidente de la República y ratificados por la Cámara de Senadores; a fin de que se alcance una explotación segura, eficiente, equitativa y ambientalmente responsable, en favor de la Nación”.

“Artículo 17.- La Secretaría de Energía, con la asistencia técnica de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, establecerá una participación obligatoria de Petróleos Mexicanos u otra empresa productiva del Estado de al menos cincuenta y uno por ciento de la inversión del proyecto en los contratos para la exploración y extracción en aquellas áreas contractuales en las que exista la posibilidad de encontrar yacimientos transfronterizos.

En el caso de que se confirme la existencia de un yacimiento transfronterizo en el área contractual, se estará en lo dispuesto en los convenios de operación respectivos que se pacten con base en los tratados internacionales que México haya suscrito, previa ratificación de la Cámara de Senadores”.

Espero que apoyen a su país, México. Que privilegiemos este 51 por ciento de la inversión para México.

No hay que ser candil de la calle, oscuridad de su casa.

Espero que apoyen esta propuesta de reserva.

Por su atención, tan elocuente, tan atenta, les agradezco.

Buen día.

(Aplausos)

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, por su respeto al tiempo, Senador Mayans Canabal.

Pasamos a las reservas hechas al artículo 4.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: (Desde su escaño) Señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Sonido en el escaño del Senador Robledo Aburto.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: (Desde su escaño) Sólo para preguntarle, si ya estamos pasando al artículo 4, tendría que poner a consideración, si se admiten a discusión las reservas al artículo.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Vamos a hacerlo con gusto.

Aunque estamos esperando un Acuerdo de la Junta de Coordinación para poder hacerlo como hemos hecho en otras sesiones.

Una vez agotadas las reservas presentadas al artículo 3, solicito a la Secretaría dé lectura y consulte, en votación económica, si se admiten a discusión.

- La C. Secretaria Palafox Gutiérrez: Doy lectura a la propuesta de la Ley de Hidrocarburos, de la Senadora Dolores Padierna.

“Artículo 3.- De conformidad con lo dispuesto en los artículos 25, párrafo cuarto, 27, párrafo séptimo y 28, párrafo cuarto, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la nación llevará a cabo la exploración y extracción de los hidrocarburos, en los términos de esta ley.

La exploración y extracción de hidrocarburos en los yacimientos transfronterizos a que se refiere el artículo 1 de esta ley podrá llevarse a cabo en los términos de las leyes que rigen al Estado mexicano”.
Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señora Presidenta.

Doy lectura a la propuesta del Senador Alejandro Encinas Rodríguez sobre la Ley de Hidrocarburos.

“Artículo 3.- …

...que podrá solicitar toda la información requerida y revisará periódicamente para beneficio del país y para garantizar que se logre la seguridad energética”.

Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señora Presidenta.

Doy lectura a las propuestas del Senador Fernando Mayans sobre la Ley de Hidrocarburos.

“Artículo 3.- …

La exploración y extracción de hidrocarburos en los yacimientos transfronterizos a que se refiere el artículo 1 de esta ley deberá llevarse a cabo en los términos de los tratados y acuerdos en los que México sea parte, celebrados por el Presidente de la República y ratificados por la Cámara de Senadores; a fin de que se alcance una explotación segura, eficiente, equitativa y ambientalmente responsable en favor de la nación”.

Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: No se admiten a discusión.

Pasamos a las reservas al artículo 4.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna, a quien le agradecemos su amable espera.
- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señora Presidenta.

El artículo 4 es para definiciones. Y dijera, ¿para qué apartas un artículo de definiciones?

Pero hay tres definiciones muy importantes que no aparecen en este artículo y es particularmente importante, porque lo que estamos haciendo ahora es que la renta petrolera, los hidrocarburos de México se van a entregar mediante contratos a particulares. Entonces, deliberadamente no se establece qué significa renta petrolera, no se establece cuál es el valor contractual de la producción. Y a estas dos cosas me quiero referir:

Renta petrolera, hoy día, es el valor total de los hidrocarburos multiplicado por el precio internacional de cada barril; dijera, bueno, pues como ya todo mundo sabe la definición, no hay que ponerla. Es muy importante ponerla, porque dejarla a la discreción del Ejecutivo, no sería correcto.

En el tema del valor contractual de la producción es muy importante, porque es la parte de renta petrolera que se establecerá en cada contrato. Y se debe dejar perfectamente claro que el valor contractual de la producción no puede quedar a criterio del Secretario de Hacienda, como se está proponiendo en la Ley de Ingresos, que sea él, el que decida cuál es el valor contractual en cada contrato.

Tiene que establecerse que debe ser al precio internacional de cada barril de hidrocarburo. Sea éste petróleo, gas, lo que vaya a ser.

Si no establecemos estas dos definiciones, queda todo a la discrecionalidad. Y se trata, entonces, de dejarles la facultad al Ejecutivo, al Secretario de Energía y al Secretario de Hacienda, que toda esta ley es para fortalecerlos a ellos tres, adquieren un megapoder de repartir la renta a su antojo. Y se trata del patrimonio de la nación.

Esto es a lo que nosotros le llamamos la verdadera intención de la Ley de Hidrocarburos, es la privatización de la renta petrolera. Las compañías transnacionales no son hermanas de la caridad, no vienen a bajarnos ni el precio del gas, ni de las gasolinas. Vienen por nuestra renta petrolera, vienen a llevarse nuestra renta petrolera, a subir el valor de sus acciones a través de los contratos extremadamente favorables y yo le agrego discrecionales que se están regulando.

Termino, señora Presidenta, diciendo, es muy importante que le pongan estas dos definiciones, porque los contratos están basados en un concepto que se llama utilidad operativa, que es el resultado de restar justamente, después de restar al valor de la producción, costos, gastos, inversiones y hasta regalías.

Bueno, ya nada más falta que mejor ni contrato hagan, regálenle todo, para qué pagar un aparato si les van a regalar a los privados absolutamente todo.

Estas dos definiciones son fundamentales.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Fidel Demédicis Hidalgo.

- El C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo: Con su venia, señora Presidenta.

Compañeras Senadoras, compañeros Senadores, creo que el pueblo de México hoy está siendo testigo de quiénes tenemos la intención de que esta ley salga lo mejor posible, adicionándole planteamientos que la única intención que tienen es mejorar el sentido de la ley.

He observado el Pleno del Senado con mucha atención y lo que veo es distracción, no veo a compañeros Senadores metidos en el tema, no veo que tengan ahí su ley para decir a ver qué nos está planteando el compañero que está ahorita en tribuna, a qué artículo se está refiriendo, qué dice y cómo quiere que diga, es bueno o es malo, mejora o no mejora, ayuda o no ayuda.
Ojalá, compañeros, cada uno de ustedes saque su ley y cuando se mencione el artículo que se pretende debatir, cada uno de ustedes esté ahí.

El día que el PRD abandonó el salón de sesiones cuando estábamos discutiendo en comisiones, el Presidente de la Comisión de Energía se atrevió a decir: “Los de izquierda se van porque rehúyen el debate”.

Yo en lo personal estaba dispuesto a presentar mis reservas particulares, algunas en bloque; pero en especial le quiero decir al Presidente de la Comisión de Energía que voy a discutir artículo por artículo y que aquí estoy, de frente al pueblo, de frente a sus representantes para dar el debate.

Y si lo que estoy diciendo es una falacia o no cabe en el texto de la ley, que venga a debatir, que venga a decirme: “Ciudadano Senador, usted está equivocado por esto, por esto y por esto”. Y si se calla, bueno, pues entonces quedará como alguien que sólo habla en ausencia de sus compañeros.

El artículo 4, los que quieran revisar, es donde se plantea el marco conceptual de la ley, es donde se plantean cada una de las definiciones que van a normar la Ley de Hidrocarburos, porque voy a hablar de ella.

Desde mi visión, los compañeros que redactaron las definiciones no están tomando en cuenta aspectos fundamentales que tienen que ver con un tema que se está discutiendo en todo el mundo, principalmente en los países en donde quieren preservar sus recursos naturales, en los países en donde pretenden cuidar el desarrollo de sus comunidades, donde se asientan las empresas productivas en países en donde quieren fomentar el empleo a partir de la instalación de las empresas, de la gente que vive en sus comunidades. Me refiero al concepto de empresas socialmente responsables.

Este concepto, incluso fue merecedor de una reunión en Centroamérica, en donde el Senado de la República tuvo a bien mandarme como su representante a discutir particularmente este tema con los hermanos centroamericanos, países como Nicaragua, que en términos de infraestructura y en términos de posición económica en el mundo, pues Nicaragua no tiene nada que ver con México. Sin embargo, en materia regulatoria Nicaragua no permite la instalación de una empresa si no le plantea primero todo un plan de cómo va a influir esa empresa en el desarrollo de la comunidad donde va a asentarse.

No permite la instalación de una empresa si no le plantea de manera clara, precisa, contundente, un plan de impacto ambiental en donde con mucha claridad diga cómo se va a encargar de que el ambiente no se deteriore y, por supuesto, no permite la instalación de ninguna empresa si no se plantea con mucha claridad cómo va a impactar esa empresa en la generación de empleos de la comunidad ahí donde va a asentarse.

Yo sí quiero llamar la atención, compañeras Senadoras, compañeros Senadores, para que este tema no lo dejemos fuera del marco conceptual y lo incorporemos al texto de la ley.

Al artículo 4 le pretendo adicionar una fracción XIII, que dice lo siguiente:

“XIII.- Empresa socialmente responsable. Entidad pública o privada que cumple con un conjunto de normas y principios referentes a la sociedad social, económica y ambiental que se basa en valores, que le ayudan a ser más productiva”.

Y luego, la fracción XXVI, incorporarle el siguiente texto:

“XXVI.- Persona moral: Sociedad mercantil constituida de conformidad con la legislación mexicana y certificada como empresa socialmente responsable por las organizaciones en la materia”.

Es el planteamiento, compañeras Senadoras, compañeros Senadores. Y aquí vengan a sostenernos si esto le falta o no le falta a la Ley de Hidrocarburos.

Por su atención, muchas gracias.
- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Demédicis Hidalgo.

Enseguida, tiene el uso de la tribuna el Senador Zoé Robledo Aburto, también para presentar su reserva al artículo 4.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: Muchas gracias, señora Presidenta.

Simplemente para reiterar la misma duda, la misma preocupación en el artículo 4, en la fracción VIII, donde hace la definición de cadena productiva, porque revisando algo de literatura al respecto, hay una diferencia enorme entre lo que se establece en este dictamen como cadena productiva que dice, lo leo: “Conjunto de agentes económicos que participan directamente en la proveeduría, suministro, construcción y prestación de servicios para la industria de hidrocarburos”. Cadena productiva, conjunto de agentes económicos.

En mucha literatura, cadena productiva aparece como conjunto de operaciones necesarias para llevar a cabo la producción de un bien o servicio que ocurre de manera secuencial, de manera planificada y producen un cambio o transformación de materiales, de objetos o de servicios.

Por eso la modificación de esta definición es la que estoy planteando para que sea “conjunto de actividades técnicas y económicas secuenciales”, no de agentes económicos. Porque la cadena productiva a lo que se refiere es a la actividad, no al agente económico.

Creo, y de verdad lo digo, que valdría la pena que los autores de la iniciativa y del dictamen nos dijeran que en esta definición de cadena productiva sobre qué definición teórica se están basando. Y lo digo de manera muy sincera, quizá hay una confusión y quizá se puede todavía corregir.

Por eso es que es tan importante este debate, porque hay temas de detalle que serían muy fáciles de expresar, muy fáciles de decir: “Bueno, nos estamos basando en esta definición que está establecida en tal universidad, en tal centro de investigación”, qué se yo.

Ahora, esto es el fondo de lo que queremos nosotros debatir, contrastar puntos de vista. Por eso es tan importante darle difusión a este debate.

Por eso hemos insistido tanto en el asunto de la cadena nacional, y por eso le hago un reconocimiento a la Mesa Directiva, que ha mantenido esta insistencia de pedirle una respuesta a Gobernación.

Gobernación, de manera muy ágil se tardó nada más 38 días en dar una respuesta, 38 días se tardaron en hacer este oficio, un oficio de dos páginas, que además está lleno de confusiones, porque dice que no estamos pidiendo una cadena nacional, sino que estábamos pidiendo hacer uso de los tiempos oficiales y de los tiempos fiscales.

Por cierto, y qué bueno que están aquí el Senador Lozano y el Senador Corral, porque ellos no me van a dejar mentir que en este Diario Oficial de la Federación, donde se publicó la nueva Ley de Radiodifusión y Telecomunicaciones, no establece lo que dice este oficio. El oficio dice que los tiempos fiscales sólo se podrán hacer uso de ellos en spots de 30 segundos, ustedes saben de una modificación para que los tiempos oficiales y los tiempos fiscales pudieran usarse también en programas de no menos de 5 minutos.

Los 15 minutos se dividieron y, perdonen la expresión, se “spotizaron”, y la otra mitad se quedaron con programas de 5 minutos. Es un avance, sin duda, que ya el día de hoy ojalá se logre, que hoy en la noche, a las nueve de la noche, empiecen a pasar los spots que va a producir el “Canal del Congreso” sobre los debates que estamos llevando a cabo el día de hoy.

Sí, lamento que haya sido con la ley anterior, entiendo pues que también el Primer Transitorio establece 30 días para la entrada en vigor, a partir del día de su publicación, pero, bueno, pues hubiera sido un buen ejercicio poner a prueba el uso de estos tiempos fiscales y de estos tiempos oficiales para temas de trascendencia y de interés nacional, como el que estamos discutiendo el día de hoy aquí.

Agradezco de verdad, a la Mesa Directiva, y otra vez regresando al tema de la reserva al artículo 4, ojalá algún Senador de los que participó en la redacción de este dictamen pudiera aclarar de dónde sacan su definición de cadena productiva, de dónde inventaron ahora que la cadena productiva lo que regula es a agentes económicos y no a actividades, a operaciones, a lo que hacen los agentes económicos de manera secuencial y planificada.

Es cuanto, señora Presidenta.

Espero su respuesta.

Gracias.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Robledo Aburto.

Tiene ahora el uso de la tribuna el Senador Fernando Mayans Canabal, también para presentar su reserva al artículo 4.

- El C. Senador Fernando Enrique Mayans Canabal: Bueno, ya vimos que no quiere el Congreso que a Pemex se le invierta, que participe con la inversión del 51 por ciento, votaron en contra de eso, ¡felicidades!

Como le dirían a un empresario, “O copelan o cuello”. Así está el asunto hoy, que quede claro. Aunque a veces me critican en redes porque no tienen los pantalones suficientes para venir aquí de frente a decirlo, pero que si me como las eses, que si no pronuncio bien, me pueden acusar de todo eso, pero de ladrón y sinvergüenza no. No tengo cola que me pisen, amigo, así te lo digo.

Como en 2008, con la propuesta de Felipe Calderón, la reforma energética del gobierno de Peña Nieto, que el Partido Acción Nacional reclama como suya, tiene entre sus objetivos principales intensificar la explotación de los hidrocarburos no convencionales. Los hidrocarburos no convencionales son el petróleo y gas atrapados en formaciones de lutitas, arcillas a profundidades entre mil y 5 mil metros, por eso se le llama petróleo de lutita o gas de lutita, shale gas, en inglés, que es lo que a ustedes les gusta.

Debido a las características geológicas de estos yacimientos, son rocas de alta porosidad y baja permeabilidad, la extracción de petróleo y de gas de lutitas requiere la aplicación de una técnica altamente compleja, devastadora para el medio ambiente y la salud, irracionalmente intensiva en uso de agua destinada al consumo humano, conocida como fracturación hidráulica o el fracking, en inglés.

Esta técnica implica inyectar miles de litros de agua a altísima presión mezclada con arena o ácidos, agentes apuntalantes y químicos que permiten fracturar la roca para fluidificar el petróleo, el gas, y con ello su extracción. Puros venenos.

La fracturación hidráulica se hace muchas veces, lo que conlleva a un gran gasto de agua que se contamina al entrar en contacto con todos los químicos involucrados en el proceso, que son secreto industrial, y que se ha detectado que son tóxicos y venenos en su mayoría.

Investigaciones señalan que entre los químicos utilizados se encuentran benceno, xileno, cianuro, hasta llegar a unas 519 sustancias químicas, entre los que se encuentran elementos cancerígenos y mutágenos. Lo que junto con los metales contenidos en las rocas de lutitas, como el mercurio, el plomo, radón, radio, uranio, ambos radioactivos conforman una mezcla o cóctel altamente riesgoso, una verdadera amenaza a los derechos humanos y a la salud, a la vida.

En relación al uso intensivo del agua que supone esta técnica, baste citar que pueden emplearse de 9 a 29 millones de litros de agua por pozo, y en el norte del país, en Chihuahua, que se supone, en Nuevo León, en Coahuila, que es donde está supuestamente detectado que ahí está el recurso, no hay agua para beber, para bañarse, para lo más indispensable. Vuelvo a decirlo, en qué cabeza cabe.

Existen registros de que un pozo, un solo pozo en Michigan llegó a consumir hasta 80 millones de litros de agua. Por ejemplo, si en México se abrieran 20 mil pozos, como han sugerido algunas voces del Partido Acción Nacional, se requeriría el agua necesaria para uso doméstico y personal anual entre 4.9 y 15.9 millones de personas.

El petróleo y el gas de lutitas se ha explotado, casi exclusivamente en los Estados Unidos, donde se han perforado 70 mil pozos mediante la técnica de fracturación hidráulica. En los Estados Unidos y países como Inglaterra y España que permiten la explotación del gas de lutitas con esta técnica, no se escapan a importantes y crecientes protestas ciudadanas en contra de su uso por los riesgos medioambientales, sociales, económicos, y el trabajo ahí decía “salud”.

Se tienen noticias de que Francia e Irlanda han prohibido la fracturación hidráulica, mientras que en otros países europeos se cuestiona sus efectos en la salud y en el ambiente. Y les digo, en los Estados Unidos, en el estado de Texas ya está la gente, los norteamericanos, tomando los pozos, protestando por todos los daños, el incremento de las enfermedades, como la leucemia.

Aunado a los peligrosos riesgos ambientales y humanos, la explotación de petróleo y de gas de lutitas mediante el método de fracturación hidráulica muestra tendencias de baja rentabilidad, productividad y viabilidad comercial. Desde 2008 nuestro país, los proyectos de explotación de hidrocarburos no convencionales en aguas profundas y el proyecto conocido como Aceite Terciario del Golfo han mostrado bajos rendimientos de acuerdo con información de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, de Pemex y de la Auditoría Superior de la Federación.

En particular, los proyectos de gas shale muestran baja rentabilidad y productividad. Pemex calculó que entre el 2012 y 2016 debía invertir un total de 30 mil millones de pesos sólo para evaluar el grado de prosperidad de los yacimientos. De acuerdo con una investigación sobre los pozos perforados en México hasta el momento, de los 6 pozos con los que se cuenta con información, 3 han resultado no comerciales, 2 no comerciales por no producir condensados, y 1, aunque comercial, presenta baja productividad.

Así que por tal motivo quisiera presentar la reserva en materia de fracturación hidráulica, del artículo 4, fracciones V, IX, XIV, XV y XXXV, con el objeto de prohibir expresamente que en las actividades de explotación y extracción de hidrocarburos se utilice la técnica de fracturación hidráulica por ser devastadora en términos ambientales, humanos, sociales, económicos, laborales y para la salud de la población, aunado a la baja rentabilidad, productividad y viabilidad comercial de estos proyectos de que el dictamen de la Ley de Hidrocarburos establece con toda claridad la producción de hidrocarburos con cualquiera de los métodos y sistemas de exploración y extracción existentes, incluido el método de fracturación hidráulica. Se propone modificar diversas fracciones del artículo 4 de la Ley de Hidrocarburos para quedar como sigue. A pesar de que este Senado de la República tiene una Comisión de Recursos Hidráulicos que preside dignamente el Senador Aarón Irízar, no fueron turnados estos dictámenes para su valoración a esa comisión.

La Comisión “sabelotodo” de Energía, es la única que revisó estos asuntos, no hubo ningún otro turno.

“Artículo 4°.-

I. a IV.- ...
V.- Asignación: El acto jurídico administrativo mediante el cual el Ejecutivo Federal otorga exclusivamente a un asignatario el derecho para realizar actividades de exploración y extracción de hidrocarburos en el área de asignación, por una duración específica. Dicho acto jurídico administrativo establecerá la prohibición del método de fracturación hidráulica para la exploración y extracción de hidrocarburos.

VI. a VIII. …

IX.- Contrato para la Exploración y Extracción: Acto jurídico que se suscribe en el Estado mexicano, a través de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, por el que se conviene la exploración y extracción de hidrocarburos en un área contractual y por una duración específica. Dicho acto jurídico establecerá la prohibición del método de fracturación hidráulica para la exploración y extracción de hidrocarburos.

X. a XII. …

XIV.- Exploración: Actividad o conjunto de actividades que se valen de métodos directos, incluyendo la perforación de pozos, encaminadas a la evaluación de un área definida para la identificación, descubrimiento y evaluación de hidrocarburos en el subsuelo. La actividad o conjunto de actividades para la identificación, descubrimiento y evaluación de hidrocarburos, no podrá llevarse a cabo mediante el método de fracturación hidráulica.

XV.- Extracción: Actividad o conjunto de actividades destinadas a la producción de hidrocarburos, incluyendo la perforación de pozos de producción, la inyección y la estimulación de yacimientos; la recuperación mejorada, la recolección y el acondicionamiento y separación de hidrocarburos, la eliminación de agua y sedimentos, dentro del área contractual o de asignación, así como la construcción, localización y operación y uso, abandono y desmantelamiento de instalaciones para la producción. La actividad o conjunto de actividades para la producción de hidrocarburos, no podrá llevarse a cabo mediante el método de fracturación hidráulica.

XV. a XXXIV. …

XXXV.- Reservas: El volumen de hidrocarburos en el subsuelo, calculado a una fecha dada a condiciones atmosféricas, que se estima será producido técnica y económicamente, bajo el régimen fiscal aplicable, con cualquiera de los métodos y sistemas de extracción aplicables a la fecha de evaluación, con excepción del método de fracturación hidráulica”.

Paso a la siguiente reserva. Será rápido señora Presidenta, son temas muy importantes.

La regulación de los contratos.

Las propuestas de establecer uno o varios regímenes especiales aplicables a nuestras dos únicas y grandes empresas como lo son Pemex y la Comisión Federal de Electricidad, sólo tiene como único fin el de despojar a la nación de sus recursos naturales y riqueza energética mediante arreglos contractuales.

Sólo basta revisar la regulación que se hace en este proyecto de Ley de Hidrocarburos respecto a los contratos de exploración y extracción que por su naturaleza jurídica surtirán sus graves efectos para la soberanía y riqueza nacional una vez que entre en operación.

Así tenemos que de acuerdo a la fracción IX del artículo 4 de este proyecto se define como contrato para la exploración y extracción, el acto jurídico que suscribe el Estado mexicano a través de la Comisión Nacional de Hidrocarburos en un área contractual, y por una duración específica.

Asimismo, en el artículo 19, fracciones III, IV y V, se señala que los contratos para la exploración y extracción deberán contar al menos con cláusulas sobre el programa mínimo de trabajo y de inversión, en su caso, las obligaciones del contratista, incluyendo los términos económicos y fiscales y la vigencia, así como las condiciones para su prórroga; este precepto refleja los amplios márgenes bajo los cuales se sujetarán las actividades de exploración y extracción. Al respecto, en torno a la figura de contrato, sostiene el jurista Gabino Fraga que el acto contractual es una operación jurídica cuyos elementos esenciales consisten en el acuerdo bilateral de voluntades y en la creación de una situación jurídica individual no general.

Por su parte, el jurista francés Gaston Jeze, autor de la “Teoría General de los Contratos de la Administración”, ha afirmado, leo textualmente: “...Es preciso distinguir cuidadosamente el acuerdo bilateral de voluntades, y el acto unilateral provocado, solicitado o aceptado”, por ejemplo, señala, “el acto de concesión para la ocupación del dominio público es un acto unilateral de la administración provocado o solicitado y aceptado por el concesionario...”.

Por lo que hace al segundo elemento que tipifica el contrato, o sea, la creación de una situación jurídica individual, podemos afirmar que ella deriva del objeto mismo del acto contractual, ya que éste constituye un medio legal para que los hombres puedan satisfacer exigencias de carácter económico para lo cual cada uno de los contratantes debe fijar el objeto, la extensión y las modalidades de las prestaciones que requiere.

Para que tenga mayor claridad sobre las condiciones y consecuencias que se habrán de generar para la nación, en la exploración de nuestros recursos a través de estos contratos, bien vale hacer una distinción de contrato con la figura de concesión, como acto jurídico a través del cual se otorgan derechos. No lo hace una fusión de los intereses exclusivos del concesionario, sino el aprovechamiento que se otorga. Se realiza atendiendo los intereses colectivos por establecer el mismo tiempo, un derecho y una obligación.

Situación contraria, y en breve termino, señora Presidenta, y como digo, situación contraria en el contrato que atiende el interés particular de los contratistas sin ser decisivos al interés general y colectivo.

De tal manera que la reserva en el artículo 4, en la fracción IX, y termino.

“Artículo 4.-...

I. a VIII. …

IX.- Contrato para la exploración y extracción: Acto jurídico que suscribe el Estado a través de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, por el que se conviene la exploración y extracción de hidrocarburos en un área contractual y por una duración no mayor a diez años, sin que su prórroga puede exceder la mitad de ese término.

X. a XXXIX.- …

Artículo 19.- Los contratos para la exploración y extracción deberán contar al menos con cláusulas sobre:

I. a IV.

V.- La vigencia que no será mayor a los diez años, así como las condiciones para su prórroga, siempre y cuando se garanticen los máximos ingresos a la Nación”.

Por su atención y apoyo a estas propuestas de futuro para entrar a la modernidad, hay que andar a la moda, y la moda ahora es vender a la patria.

¡Felicidades, los felicito ampliamente!
- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Mayans Canabal.

Tiene el uso de la palabra al Senador Benjamín Robles Montoya, también para presentar su reserva al artículo 4.

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: Muchísimas gracias, señora Presidenta.

Por supuesto que, como se ha venido haciendo, les solicito que se puedan dar al final de esta parte de la sesión, pues la lectura a las propuestas que presento en las reservas correspondientes a este artículo 4, y bueno, las próximas reservas las estaremos presentando en bloque.

Quiero aprovechar la oportunidad, compañeras y compañeros Senadores, para decirles que este día es, sin duda, fundamental para México y, en particular, para mi patria, Oaxaca.

Hoy conmemoramos el aniversario luctuoso de don Benito Juárez García, acaecido el 18 de julio de 1872.

Por lo tanto, es deber de esta Cámara y de quienes rendimos honores a la historia de México, no sólo recordar los hechos y las obras de Juárez, sino también con hechos y obras rendirle homenaje y honores.

En esta hora, en que debatimos las leyes secundarias de la reforma energética que también versan sin duda sobre la soberanía e independencia nacional, es necesario traer a esta tribuna su espíritu y su pensamiento, sobre todo en cuanto a su férrea defensa de la soberanía nacional, enfrentando, como lo recordamos, a poderosos Estados e imperios.

Díganme, compañeras y compañeros si no es aplicable y vigente el pensamiento de Juárez cuando se trata hoy de vulnerar con las propuestas de los legisladores oficialistas el territorio y la propiedad de México.

Baste recordar estas breves líneas de Juárez, a modo de homenaje y memoria, que escribió a la nación el 12 de abril de 1862, haciendo un llamado a la defensa de la Independencia Nacional ante la ofensiva de los intereses extranjeros.

Y cito:

“El gobierno de la República cumplirá, dijo Juárez, el deber de defender la Independencia, de rechazar la agresión extranjera y acepta la lucha que es provocada, contando con el esfuerzo unánime de los mexicanos y con que tarde o temprano triunfará la causa del buen derecho y de la justicia”.

Y digo esto, señora Presidenta, compañeras y compañeros, porque ayer escuché con mucho respeto diversos planteamientos que en el formato de la sesión no se pudieron abordar por mi parte para debatirlos.

Escuché, por ejemplo, señalamientos contra la izquierda mexicana y su supuesta aversión a la iniciativa privada, ¿cómo es que están en contra de la privatización?, vino alguien aquí a decir, si hay inclusive incontables ejemplos del gobierno del D.F., bastión, sin duda, de la izquierda en este país.

¿Cómo es posible, entonces que estén en contra?

Yo digo que hay que aclarar el tema una vez más y pedir que no se equivoquen.

El PRD, la izquierda mexicana apoya sin duda y quiere trabajar con la iniciativa privada nacional, en lo que estamos en contra es que intereses extranjeros vengan a llevarse el recurso de las y de los mexicanos, de lo que estamos en contra es de la privatización de los recursos, a internacionales, porque recordando precisamente al General Lázaro Cárdenas, cuando fue Presidente de la República, en un acto patriótico que es por cierto lo que provocó que haya calles, colonias, ejidos, pueblos, ciudades, incontables lugares con su nombre, lo que es un hecho de homenaje, lo que provocó precisamente eso fue la lucha contra esos intereses nacionales y no como alguien vino aquí a decir que apoyaba a la iniciativa privada, nosotros también apoyamos a los buenos empresarios de este país, pero no podemos aceptar que vengan intereses extranjeros a llevarse lo que es nuestro.

El PRD, compañeras y compañeros Senadores, escúchenlo bien, se los digo con respeto, nosotros estamos del lado de la gente, del lado también de buenos empresarios y por eso los argumentos que estarán escuchando aquí en la presentación de nuestras reservas tienen que ver con eso.

Por eso concluyo esta parte de la intervención, siendo respetuoso del tiempo, señora Presidenta.

Juárez, sin duda, hoy está aquí presente con la izquierda de México.

Hoy que conmemoramos su aniversario luctuoso, lo declaramos más vivo que nunca, pues su causa es la nuestra.

El engrandecimiento de la nación y su defensa aún en contra de intereses poderosos, pero no insensibles, porque estos intereses pueden vencerse con un interés mayor, la justicia; la justicia, nuestro valor guía, nuestro camino y nuestro horizonte.

Gracias por su atención.

Es cuanto, señor Presidente.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Robles Montoya.

Les pediría a las Senadoras y Senadores unos minutos de su atención para darle lectura a la mecánica que vamos a realizar en la presentación de las reservas, de común acuerdo con los coordinadores y en cumplimiento del Reglamento.

Asimismo, como se ha pactado, cada hora se estará verificando el quórum por tablero, se les comunica desde este momento, va a ser hasta por diez minutos, la sesión seguirá su curso, aún y cuando se esté verificando el quórum en atención a estos acuerdos.

Entonces les pido que mientras yo le dé lectura, también se abra el tablero para la verificación del quórum, ya que fue hace una hora, que fue el acuerdo que va a ser cada hora.

Informo a la Asamblea, que al efecto de agilizar la presentación de las reservas, la Junta de Coordinación Política acordó el siguiente método de trabajo.

1.- Las propuestas de modificación a los artículos reservados están publicadas en la Gaceta, se encuentran a su disposición en los monitores de los escaños y hay ejemplares disponibles impresos para su consulta.

Con esta discusión cubrimos el principio de máxima publicidad a que está comprometida la Mesa Directiva, por lo que ya no será necesaria su lectura.

2.- Los Senadores del grupo parlamentario del PRD presentarán sus reservas agrupadas de manera temática, pudiendo referirse a varios artículos a la vez; al finalizar la exposición se consultará a la Asamblea si se admite a discusión la propuesta hasta agotar su trámite reglamentario.

La consulta que se menciona en el punto anterior, se realizará en votación económica, sin embargo, a efecto de tener garantías de quórum y de permanencia en las sesiones, cada hora se realizará la consulta a través de votación nominal.

3.- En caso de admitirse a discusión alguna propuesta, se abrirá una ronda de hasta cuatro oradores en pro y cuatro en contra, al agotarse la lista de oradores inscritos se consultará en votación económica si son de aprobarse las propuestas de modificación.

4.- En caso de presentare propuestas provenientes de las directivas de las comisiones dictaminadoras, se consultará a la Asamblea si se admiten a discusión y si la propuesta es favorable se abrirá una ronda de oradores de tres en pro y tres en contra y se agotará su trámite reglamentario.

5.- La votación nominal de los artículos reservados se hará en tres partes:

La primera votación será para los artículos reservados que se hubiesen modificado.

La segunda votación será para aquel grupo de artículos que algún Senador o grupo parlamentario solicite votar por separado.

La tercera votación será para todos los demás artículos reservados.

Informo a la Asamblea que los temas que el grupo parlamentario del PRD ha hecho llegar para la presentación de sus reservas durante la discusión en lo particular en relación al numeral 3 de lo que acabo de leer son:

Primer tema: Medio Ambiente. Artículos 5, 6, 20, 32 y 37.

Segundo tema: Tenencia de la Tierra. Artículos 95, 96, 97, 98, 99, 100, 101, 102, 103, 104, 105, 106, 107, 108, 109, 110, 111, 112, 113, 114, 115, 116, 117 y 118.

Tercer tema: Transparencia y Corrupción. Artículos 88, 89, 93, 101 y 127.

Cuarto tema: Asignaciones y Contratos. Artículos 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 46, 126 y Octavo, Noveno, Vigésimo Cuarto y Vigésimo Octavo Transitorios.

Quinto tema: Yacimientos Transfronterizos. Artículos 1, 3, 17 y 42.

Como fue el día de ayer que les leí y no abroga uno al otro, si no se vinculan tanto el documento que leí antes de decretar el receso como éste, será publicado y ustedes lo verán en sus monitores para que todos tengamos claridad de la mecánica.

Sonido en el escaño del Senador Demédicis Hidalgo.

- El C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo: (Desde su escaño) Muchas gracias, señor Presidente.

Solamente para pedirle y, por supuesto, si el Coordinador me lo autoriza, en el tema de Transparencia y Corrupción, hay tres artículos que desde mi punto de vista hacen falta, que tienen que ver con las sanciones, y creo que es muy importante este tema que lo podamos debatir.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se agrega el apartado Sanciones de Transparencia y Corrupción, que venga su asesor y lo ponemos, y así lo publicamos.

- El C. Senador Miguel Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Les agradezco y felicito a la Junta de Coordinación Política del acuerdo en el que podremos llevar a cabo nuestros trabajos el día de hoy, para poder terminar la votación en lo particular.

Solicito a los grupos parlamentarios, que en caso de aceptar la discusión, designen a oradores para participar en el debate temático.

Si me permiten cinco minutos, después de este documento para no seguir con el artículo 5, y a partir de este artículo poder generar el debate temático y poder avanzar más los trabajos. Serán unos cuantos minutos.

Y les pido a los asesores del grupo parlamentario del PRD, si se pueden acercar con Servicios Parlamentarios.

Ya está verificado el quórum, ciérrese el sistema electrónico, por favor.

Sonido en el escaño del Senador Barbosa Huerta, por favor.

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Sí, señor Presidente, estamos contribuyendo todos al desahogo de esta sesión, tenga lógica, tenga didáctica, sea entendible para la gente del país, la que está viendo esto.

Yo exhorto a los coordinadores de los grupos parlamentarios a que a su vez se comprometan a la presencia de las y los Senadores de su grupo acá. Sólo hubo 71 presentes en el registro de asistencia, que son suficientes para que haya quórum y se continúe, pero no es posible que los escaños sigan vacíos y que solamente se esté calculando, ahí que se encarguen ellos para que haya quórum, y sigan en sus oficinas las Senadoras y los Senadores.

De verdad hago un exhorto respetuoso, vamos a ir marcando esto. Yo veo del lado izquierdo, desde donde estoy, es el derecho de donde está usted, vacío. Así es que pido de favor que haya un asunto de compromiso para la presencia acá en el Pleno de las y los Senadores.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Barbosa Huerta.

¿Algún otro Senador?

Sonido en el escaño del Senador Mario Delgado Carrillo.

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: (Desde su escaño) Señor Presidente, para pedirle de favor que terminemos de desahogar los oradores y la reserva del artículo que está en discusión, que es el artículo 4, y me parece que quedan un par de intervenciones y que posteriormente proceda usted con el acuerdo que ha comunicado.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Delgado Carrillo.

Continuaremos nada más en el 4, y a partir del 5, ya lo había dicho, que iniciábamos, nada más estamos esperando unos minutos para el Senador, no habíamos incluido el 4.

Senadoras y Senadores, de la petición que hace el Senador Miguel Barbosa, esta Presidencia les solicita respetuosamente a los Senadores que permanezcan durante la sesión, en el debate y la presentación de las reservas, independientemente del número legal para el quórum, por eso se acordó un quórum cada hora, es público, será de máxima publicidad y la sociedad sabrá quién está y quien no está. Les solicito respetuosamente continuar dentro del salón de sesiones.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Mario Delgado Carrillo, en relación a la reserva del artículo 4.

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Muchas gracias, señor Presidente.

Las reservas al artículo 4 que hemos presentado, es para incorporar tres definiciones, pero tres definiciones que cambian de manera muy importante la concepción de la Ley de Hidrocarburos.

Quiero recordar que en repetidas ocasiones se ha dicho que no tenemos propuesta, que la izquierda no tiene propuesta; presentamos y fue la única, una Ley de Hidrocarburos completa, que está sustentada en valores distintos a los que presentó el gobierno, y que hoy se dictamina.

Nos parecen fundamentales tres definiciones:

Primero. Si queremos en verdad vincular a nuestra industria nacional, que no nos vuelva a pasar lo que nos ha pasado en muchas ocasiones, de privatizar un sector estratégico sin instituciones fuertes para regularlos y sin que se acompañe de una política industrial, obligatoria, como lo hacen los otros países, con un gran sentido nacionalista, nos podemos quedar otra vez con las manos vacías.

Lo que está contenido en materia, en contenido nacional, es insuficiente, debemos ser mucho más estrictos en lo que se está planteando; tenemos toda la oportunidad de hacerlo, no hay ninguna presión a nivel internacional, para que en esta materia nuestro país ponga las reglas a modo, porque la riqueza que se está ofreciendo a los extranjeros es lo suficientemente atractiva y rentable para que puedan adoptar estas condiciones, como lo han hecho y lo hacen todo el tiempo, en otros países.

De tal manera que tenemos que poner dentro de las definiciones qué es contenido nacional, sugerimos que sea el valor agregado que aportan los bienes o servicios que son producidos o fabricados por personas físicas o morales, nacionales, respecto del valor total de las cadenas productivas de la industria de hidrocarburos.

¿Por qué digo también que es insuficiente? Simplemente a ser llamados a que se incluya el contenido nacional, porque no tiene nuestra industria la capacidad de desarrollar proveedores ni de invertir en tecnología para poderse convertir en socios de las empresas que vendrán; no puede ser otra vez por generación espontánea, tenemos que provocarlo, y se prevé en el artículo 125 que habrá un fideicomiso para tal sentido, pero tenemos que definir en esta ley cuáles deben ser los objetivos de ese fideicomiso, y otorgarle la posibilidad de que a través de apoyos financieros pueda desarrollar de manera efectiva esta cadena de proveedores, y entonces sí, garantizar la inclusión de las pequeñas y medianas empresas, por eso es importante que hagamos la definición de contenido nacional, y lo acompañemos con instrumentos claros de apoyo que efectivamente nos aseguren el desarrollo de la industria de nuestro país.

Además también dar la posibilidad de que este fideicomiso apoye en el tema tan importante, tan relevante, de transferencia tecnológica.

Se pretende también incluir otras dos definiciones:

Una. Tener un sistema de control de gestión y desempeño. ¿Qué es esto? Un sistema de acopio y procesamiento de información, relativa al desempeño operativo de seguridad industrial, financiero, de protección al medio ambiente, entre otros indicadores, de los contratistas asignatarios autorizados y permisionarios para la evaluación de su desempeño en términos de esta ley.

No hay ninguna previsión en estas leyes secundarias que nos permita tener herramientas para evaluar el desempeño de las empresas que van a llegar a este sector. Sin duda que nos conviene tener este tipo de herramientas para que en el mediano plazo, a la vuelta de cinco o diez años tengamos elementos suficientes de información para saber si vamos por buen camino o no; para que tengamos indicadores, tengamos metas y podamos tener una evaluación e información adicional de cómo esas empresas extranjeras lo están haciendo en nuestro país.

Pedimos además que esta evaluación del desempeño sea parte de las variables fundamentales que decidan con quien se va a asociar el Estado mexicano, con qué empresas, y que sea una variable fundamental en estas decisiones.

De otra manera, si nos quedamos sin acumular información del desempeño de estos socios, lo que vamos a tener son constantes abusos o que todo se vaya a litigio. Que estas grandes empresas que van a llegar con una gran experiencia internacional, bueno, prefieran siempre resolver sus asuntos en los tribunales internacionales. ¡No!, tengamos nosotros una manera de evaluarlos, y a partir de ahí, ir decidiendo qué tanto le conviene al Estado mexicano seguir con ellos o no, y que sea una variable fundamental.

También proponemos otra definición: tener un sistema nacional de información de la industria de hidrocarburos; un sistema de información administrado por la Secretaría de Energía, que concentre la información de toda la cadena de valor de la industria de hidrocarburos, enunciativamente, que comprende desde la exploración, almacenamiento y comercialización de hidrocarburos y sus derivados, cuyo objetivo sea proveer una visión integral de la industria en un banco único de información y público.

Si es un sector tan importante para nuestro país, seamos ordenados en acumular información que nos permita planear, que nos permita evaluar, que nos permita tomar mejores decisiones de manera permanente, pero también que contribuya mucho a la transparencia, tan relevante en este sector.

Por cierto, en el sistema de control de gestión y desempeño que estamos proponiendo para los contratistas, para las empresas privadas, queremos que esto sea público, y que se le pueda dar seguimiento, contrato por contrato, de cuál ha sido su desempeño. Esa es la única manera que podemos acotar o contener un poco los incentivos predadores que prevalecen por todos lados en estas leyes secundarias.

Entonces, son tres definiciones que contribuyen a mejorar sustancialmente esta Ley de Hidrocarburos:

Primero.- Darle fuerza a la definición de contenido nacional. Que no se nos quede como una buena intención irrealizable, y además que no lo dejemos a las leyes del mercado, que lo pongamos en ley, que sea obligatorio, pero que además proveamos los instrumentos para que se logre que haya financiamiento, que haya la posibilidad de incluir a un gran sector de pequeñas y medianas empresas que no lo van a poder hacer por las leyes del mercado.

Segundo.- Que tengamos un sistema de control de gestión y desempeño para los socios privados que van a participar en este sector.

Que monitoreemos constantemente si cumplen los contratos, si cumplen las disposiciones ambientales, si cumplen las metas de exploración, las metas de inversión, metas de seguridad industrial, y si están cumpliendo las metas que se trazaron de producción y venta, y que no, una vez que tengan la asignación, el contrato, la licitación, se dediquen a especular, y la producción de ellos dependa de si les conviene o no a partir del precio internacional del petróleo.

Tercero.- Un sistema nacional de información de la industria de hidrocarburos que contemple toda la cadena de valor y que tengamos de manera pública y oportuna información de cómo se va desarrollando este sector.

Que sea obligatorio que exista este sistema y que haya sanciones ante omisiones de proveer información al mismo.

Son 3 conceptos que me parece vale la pena incluir, y podría mejorar, de manera sustancial, esta Ley de Hidrocarburos.

Muchas gracias.

(Aplausos)
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Delgado Carrillo.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Raúl Morón Orozco, para el mismo artículo.

- El C. Senador Raúl Morón Orozco: Con su permiso, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, en el marco de la discusión que ha habido de esta Ley de Hidrocarburos, en lo general, y ahora en lo particular, se ha hecho alusión a grandes personajes de la historia de este país, desde Benito Juárez, Lázaro Cárdenas, y creo que es importante que igual en la historia de este país pueda recuperarse el papel que ha jugado Petróleos Mexicanos como una empresa que por décadas ha servido de manera fundamental a la nación; ha formado especialistas, ha realizado prácticamente todas las actividades, desde la exploración, la extracción, etcétera, y ha contribuido sustantivamente al desarrollo de este país. Eso no hay que perderlo de vista, porque lo que se está planteado en esta ley reglamentaria, en estas leyes reglamentarias, es que el gobierno pueda cumplir los compromisos que adquirió con el capital extranjero, con las empresas extranjeras y, bueno, hacer negocios con las grandes empresas trasnacionales.

Esto, me parece que es fundamental tenerlo en cuenta, porque están cambiando esta vocación que Petróleos Mexicanos ha jugado durante décadas en este país, y está cambiando la visión de la responsabilidad que tiene el gobierno federal con un compromiso con los ciudadanos.

Esta Ley de Hidrocarburos, está en ella planteada, prácticamente, esta subordinación.

La reforma no apuntala de ninguna manera a la industria nacional, está convalidando los acuerdos que fueron asumidos por el gobierno y estos grandes consorcios petroleros, a quienes ya se les entregó, por cierto, una información detallada, necesaria y ahora están planteando las inversiones que van a hacer en nuestro país.

Esto explica todas las trabas que en esta ley se le ponen a Petróleos Mexicanos, que le impide o le van a impedir, de manera exitosa, poder competir en las actividades que se están planteando en hidrocarburos.

Uno más de los aspectos graves que tiene esta ley es, por cierto, que atenta contra los derechos sociales y contra el bienestar de la población, toda; atenta contra las conquistas históricas de los mexicanos y crea un régimen de excepción que vulnera derechos fundamentales.

La muestra más clara es donde dispone que la extracción de hidrocarburos está por encima de cualquier actividad.

Yo creo que esto nos debe llevar a una reflexión muy profunda, porque hay actividades sustantivas que hacen que prevalezca el ser humano, que se desarrolle integralmente.

El abasto de alimentos es una actividad fundamental, y ésta puede estar subordinada a esta actividad de la extracción.

La obligación de consultar a los pueblos y a las comunidades indígenas, que éste es un derecho humano, que han incluso firmado con organismos internacionales, y que aquí está, obviamente, delimitándose de manera muy importante.

El derecho humano al agua, ese es otro derecho en varias partes del país, y en varias partes de nuestros estados que representamos.

Esta ha sido una dificultad importante, y ahora este derecho al agua también pasa a un segundo término. No estaría considerado de esta manera.

Entre otros muchos aspectos que deben ser prioritarios en términos del derecho internacional, de los derechos humanos y de la Constitución, todo ello quedará supeditado porque ahora, fundamentalmente, van a estarse privilegiando los intereses del capital, los intereses de las grandes empresas, y esto es necesario advertirlo a todo el pueblo de México, porque va a tener consecuencias, a nuestro juicio, mucho muy graves.

Ninguna consideración existe en la ley para ver el tema de la justicia social.

En este país, éste es un concepto que ha quedado pendiente prácticamente en todos los gobiernos.

Cada día, en este país, faltan más elementos para poder tener un ambiente que nos lleve a una justicia social real, objetiva, que se vea, que se observe en la cotidianidad de la vida de los diferentes sectores, de las comunidades, de los municipios.

La extracción del petróleo se dará sin importar el costo social que de esto se derive. Esta injusticia es un enorme despropósito.

Por si fuera poco, lo que ustedes plantean, lo que han ofrecido a las empresas privadas como parte de los grandes beneficios, es la generación de empleos precarios.

Prácticamente, en todo este proceso que hemos vivido, están pasando de la seguridad, de la estabilidad laboral al régimen contractual, a empleos temporales sin ninguna prestación, sin oportunidad de generar antigüedad en los puestos y, obviamente, sin posibilidad de sindicalización para efecto de que los trabajadores defiendan sus derechos laborales.

Importa, pues, únicamente en esta legislación, exclusivamente, las garantías para el capital, no las garantías para los trabajadores, no las garantías para los campesinos, no las garantías para los indígenas.

Aún están a tiempo, compañeras y compañeros, de iniciar de manera específica este debate, sobre este tema de derechos, que nos permita tomar las mejores decisiones.

Por su atención, muchas gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Morón Orozco.






Perdón, Senadores, pero por la asertividad del proceso, hubo interpretaciones de lo que habíamos comentado, ya estamos todos de acuerdo.

Al fin de iniciar la discusión temática, planteada por los coordinadores de los grupos parlamentarios, procederemos a la presentación de Medio Ambiente.

Tiene la palabra el Senador Benjamín Robles Montoya, para presentar las reservas a los artículos 5, 6, 20, 32 y 37.

De admitirse a discusión, que son de los temas que pactaron los grupos parlamentarios, de aceptarse a discusión, para que estén atentos, iniciaría en contra el Senador Pablo Escudero Morales.

En pro, el Senador Armando Ríos Piter.

En contra, el Senador Raúl Pozos Lanz.

En pro, el Senador Isidro Pedraza Chávez.

En contra, la Senadora Silvia Garza Galván.

En pro, el Senador Rabindranath Salazar Solorio.

En contra, el Senador Jesús Casillas Romero.

Y en pro, la Senadora Angélica de la Peña Gómez.

Para que estén atentos, en el caso de aprobarse.

Tiene el uso de la palabra el Senador Benjamín Robles Montoya, por favor.

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: Gracias, señor Presidente.

Efectivamente, vengo aquí en nombre de mi bancada a presentar reservas que tienen que ver con este tema genérico del medio ambiente. Lo único que quisiera solicitarle respetuosamente, señor Presidente, es incorporar el artículo 19 que consideramos en nuestra bancada, que es muy importante que también sea sometido a consideración y que tiene que ver, por supuesto, con los temas relacionados con el tópico del medio ambiente.

Bajo una directriz fundamental, nuestro país debe prohibir la técnica del fracking, tema que se ha prohibido ya en muchas partes del planeta, no hay ninguna razón que lo justifique por los riesgos que ello implica.

Y debo decir, compañeras y compañeros, que hasta ahora sólo hemos escuchado, porque es un asunto que ya se debatía el día de ayer, temas que nada tienen que ver con asuntos de carácter técnico que son fundamentales, sobre todo no he conocido, no he escuchado un argumento técnico por parte de quienes están promoviendo el ecocidio y la vulneración de los derechos humanos de los mexicanos a partir de esa técnica extractiva de fractura hidráulica, el multimencionado fracking.

Nosotros sí tenemos datos, en el PRD, sí tenemos datos que avalan lo que mantenemos como posición, la experiencia mundial nos avala, incluso. La realidad, y se los quiero decir muy claro, la realidad está de nuestro lado.

Ya he mencionado, pero quiero reiterarlo, cómo en Francia la técnica de la fractura hidráulica fue prohibida por el Parlamento apenas el 30 de junio de 2011.

En Bulgaria, esta técnica de fractura hidráulica fue prohibida el 18 de enero del año 2012.

El gobierno alemán, en mayo de 2012, decidió detener temporalmente sus planes para la implementación de la fractura hidráulica y apenas el día de ayer conocíamos en noticias del “The New York Times”, cómo la presidenta de ese país estará promoviendo durante los próximos meses una legislación que atienda los valores de los ciudadanos de ese país, prohibiendo la técnica del fracking.

En Irlanda también se ha decidido hacer en el año de 2013, una moratoria informal, por lo menos de dos años, sobre la explotación de los hidrocarburos en lutitas.

En Canadá, desde el año 2011, la provincia de Quebec ha prohibido la explotación de hidrocarburos mediante la fractura hidráulica.

Y en Estados Unidos, Senadoras y Senadores, en Estados Unidos, escúchenlo bien, diversos estados y ciudades han prohibido la fractura hidráulica. Tal es el caso, para ser muy puntual, del estado de Vermont, en el 2012. Y en ese mismo año el estado de New Jersey prohibió el depósito de residuos procedente de la extracción de hidrocarburos de lutitas en su territorio.

Pero otros estados y ciudades han declarado moratorias para la fractura hidráulica, como en el caso del estado de Nueva York.

Pues bien, compañeras y compañeros, en la izquierda progresista, donde realmente reivindicamos la protección universal de los derechos humanos, pero con especial énfasis en el derecho humano a un medio ambiente sano, seguiremos señalando puntualmente la imperante necesidad de priorizar el bienestar de la gente frente al desmedido lucro de un puñado de empresas avaladas, desde este momento lo percibimos, por un puñado también de legisladores oficialistas.

Las experiencias y el análisis sobre la explotación del gas de esquisto en los Estados Unidos, indican que este gas se encuentra lejos, muy lejos de convertirse en una fuente alternativa de energía sostenible, económica, ambiental y socialmente viable.

Por el contrario, se trata de una tecnología insegura, sujeta a diversos obstáculos debido, entre otras cosas, a los altos costos derivados de su complejidad técnica, inherente a sus procesos de explotación, así como también de los significativos impactos sociales y ambientales que genera.

Por todo lo anterior y por muchas razones más la extracción de hidrocarburos por el método de la fractura hidráulica, no representa una adecuada opción para el desarrollo regional y nacional en nuestro país, entraña más bien riesgos graves de contaminación y de salud.

Esta legislatura, compañeras y compañeros, tiene la histórica responsabilidad de proteger a México de esta devastación.

Esta legislatura debe optar por la protección del país y estar a la vanguardia en medidas ambientales y de derechos humanos, adoptando el principio precautorio, escúchenlo bien, el principio precautorio para prohibir la fractura hidráulica hasta que investigaciones científicas puedan asegurar otros métodos de extracción de hidrocarburos. Es decir, métodos que no pongan en riesgo la calidad y la seguridad humana y el equilibrio ecológico.

Compañeras y compañeros Senadores, para el principio precautorio no se requiere existencia real y tangible de un daño, sino la posibilidad de que pueda existir, es decir, el riesgo que se genera si no se adoptan las medidas de precaución.

El principio precautorio surge como consecuencia del resultado del rechazo de la actividad humana incesante, sin medir las consecuencias y que afectan de manera irreparable el medio ambiente o la propia salud del ser humano.

Senadoras y Senadores, ante el irrefutable caudal de evidencias, es preferible errar en la sobreprotección de la salud. Es por eso que las Senadoras y los Senadores del PRD estamos presentando reservas para cuidar el medio ambiente.

Y, por último, permítanme con mucho respeto hablarle a los ciudadanos, al pueblo de México, que son quienes pagarán un alto costo si ustedes, Senadoras y Senadores, están a punto de endosarles esta definición.

En esta gráfica se pueden observar los estados, las regiones que podrían verse afectadas por la técnica del fracking en nuestro país. Desde Chihuahua, desde Coahuila y pasando por San Luis Potosí, por la Sierra Norte de Puebla, de Hidalgo, por todo Veracruz.

Y esto me da tristeza, pero tengo que decírselo a mis paisanos, también por la Cuenca del Papaloapan, por la zona de Tuxtepec.

Y la fuente que utilizo, lo digo por algún comentario que me hacían ayer, y reto a que aquí se desmienta, es nada más y menos la fuente de esta información que la Administración de Información Energética de los Estados Unidos. Es una dependencia que desde hace años viene mapeando la riqueza nacional para cuando este momento, y ustedes no deben permitirlo, para que se dé en México.

Señor Presidente, no puedo más que terminar advirtiéndole a la Mesa Directiva y a las Senadoras y Senadores aquí presentes, claramente que las futuras afectaciones que se provocarían, así como los estragos sociales que esto podría acarrear en muchísimas regiones y comunidades del país, serán responsabilidad únicamente de ustedes, de los que promuevan estas leyes.

Aquí está el planteamiento que se pone y se somete al debate de lo que aquí, lo quiero reiterar, ayer demandaban hablar con mucha puntualidad de los temas.
Aquí está la información, revisemos los estudios que traen, pero hagamos un ejercicio de responsabilidad con el país, la técnica del fracking debe prohibirse en México, es un tema donde unos cuantos ganan y pierde la mayor parte de las y de los mexicanos.

Unos cuantos van a ver cómo sus bolsillos se llenan de dinero, mientras que la pobreza sigue azotando a la mayor parte de los mexicanos.

Es cuanto, señor Presidente.

Muchas gracias a todas y a todos por su atención.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senador Robles Montoya.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admite para su discusión la propuesta presentada por el Senador Benjamín Robles Montoya.

- La C. Secretaria Palafox Gutiérrez: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión los artículos referidos por la Presidencia y expuestos por el Senador Robles Montoya. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: En consecuencia, se le concede en primer término, el uso de la palabra al Senador Pablo Escudero Morales, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, para hablar en contra de la propuesta presentada por el Senador Benjamín Robles Montoya, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Pablo Escudero Morales: Gracias, señor Presidente.

Escuchábamos con mucha atención hace un rato, nos comentaba, y me quiero ir a ese ejemplo, de qué era lo que sucedía en Estados Unidos, y nos daban dos estados donde estaba prohibido el fracking, efectivamente. Yo quiero decirles donde está permitido el fracking en Estados Unidos.

En Arkansas está permitido, en Alabama está permitido, en Colorado está permitido, en California está permitido, en Illinois está permitido, en Kansas está permitido, en Luisiana está permitido, en Míchigan está permitido, en Montana está permitido, en Nuevo México está permitido, en Dakota está permitido, en Carolina del Norte está permitido, en Ohio está permitido, en Oklahoma está permitido, en Pensilvania está permitido, en Texas está permitido, en Tennessee está permitido, en Utah está permitido, y podríamos seguir diciendo en donde sí está permitido, me parece que para ilustrar y para dejar claro en el Diario de los Debates hay que hablar de en dónde no, pero también hay que hablar de en dónde sí.

También mencionaron el caso de Canadá, en Alberta está permitido el fracking, en Ontario está permitido, en Manitoba está permitido, en British Columbia está permitido, y así en muchos otros.

Hemos querido hablar, e insisto que es un tema sin duda polémico, de la contaminación del agua, hemos ya presentado estudios, lo he dicho, hemos traído 50 estudios científicos que apoyan, que hemos registrado ya el día de ayer, me parece que dos justamente para el Diario de los Debates, hoy quiero presentar otros dos estudios científicos que apoyan esto.

Y quisiera recordar lo que platicábamos del doctor Richard Muller, justamente hablando de los temas de contaminación, de los grifos de estas famosas llaves de agua que se convirtieron en llaves de fuego, de este documental que se ha platicado en varias ocasiones. Bueno, pues déjenme decirles que todas esas cuencas fueron analizadas por las agencias estatales ambientales de Estados Unidos.

Y déjenme decirles qué es lo que encontraron, está el estudio ahí. El pozo sí estaba contaminado efectivamente, que la contaminación no venía del fracking, que existía por el gas biogénico de modo natural, es decir, estaba antes del fracking. Hay constancias de estos grifos de fuego mucho antes del fracking, incluso hay que revisar también las declaraciones del productor, del actor de este documental, “The Gasland”, de Josh Fox, donde justamente admite que antes de que empezara el fracking esto ya sucedía.

Quiero entregar hoy un estudio científico adicional, me parece, como lo he dicho, que es muy importante ir mencionando de quiénes son estos estudios científicos, dar las referencias, dar los nombres, saber si son expertos, si son doctores en química, en física, o qué es lo que han hecho.

Yo traigo aquí el estudio del Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas de España, “Gas no convencional en España, una oportunidad de futuro”. Es un estudio científico de más de 400 hojas, habrá que ver cómo vamos registrando todo esto en el Diario de los Debates.

Y quién es la persona que lo hace, es el Ingeniero en Minas de la Universidad Politécnica de Madrid, Angel Cámara Rascón, que luego hizo su Doctorado en Minas, justamente en esta misma Universidad, que es el Decano del Colegio Oficial de Minas de la Universidad Politécnica de Madrid, que es el Presidente del Colegio Oficial de las Minas de la Universidad Politécnica de Madrid, que es catedrático y que tiene un sinnúmero de premios respecto al medio ambiente.

¿Quién es el coautor de este estudio científico que hoy traemos también aquí? Pues es nada más y nada menos que el Ingeniero en Minas, Fernando Pendás Fernández, que también obtuvo su Doctorado en Minas, que es un catedrático en la materia, que es reconocido como un científico en la materia y que son los que justamente han preparado esta investigación que tenemos aquí y que vamos a dejar el día de hoy, esperemos que tengamos tiempo para ir registrando algunas otras investigaciones que también tenemos aquí a la mano.

Y esta investigación es muy interesante, dentro de todos los temas de la contaminación han hecho un estudio, un estudio muy interesante de 190 pozos, han ido a revisar 190 pozos para ver, para analizar si existía este escape, esta contaminación hacia dónde corría, cómo hacía. Y encontraron que era prácticamente imposible esto, aquí está la revisión de 190 pozos que han hecho en este estudio.

Es decir, a lo largo de varios días vamos a ir entregando justamente todos estos estudios científicos, de hecho 50, que van a ir acreditando cada uno de los tópicos que se manejan en el mundo, pero sí con su investigación científica. Me parece que ésta, lo dije el día de ayer, que ésta no debiera de ser una discusión política, yo no voy a venir aquí a la tribuna a hablar de la Línea 12, de cómo estaba la economía hace años, no, yo no me preparé para eso.

Yo me preparé, tengo ahí alrededor de 7 carpetas con 3 mil 500 hojas, con 50 estudios, que sé que no voy a convencer a mis amigos del PRD, pero sí es importante que se queden registrados en el Diario de los Debates. También le voy a pedir a mi amigo el Senador Benjamín que me haga el favor, porque yo sí leí su libro, que me haga favor para completar el Diario de los Debates y la información, uno, si me permite que registremos su libro en el Diario de los Debates.

Y la otra cosa, le pediría también, si me ayuda con los 6 coautores que tiene de su libro, si me ayuda simplemente con sus investigaciones de fracking, con sus investigaciones científicas de fracking de cada uno para poderlo ingresar en el Diario de los Debates, y que luego los estudiantes y todos que quieran saber por qué decidimos así tengan una consulta científica. Yo le pediría que me ayude con esos 6 estudios científicos de sus 6 coautores del libro.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Escudero Morales.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Armando Ríos Piter, en pro, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: Con su permiso, señor Presidente.

Pues yo primero que nada quisiera compartir algunas reflexiones con el Senador Pablo Escudero, porque pareciera ser que en la participación de él, los ejemplos que él pone, pues son instrumentos lo suficientemente contundentes para hacer una política pública en este país. Y con toda contundencia, con toda vehemencia lo escuché decir: “Sí está permitido”.

Bueno, yo le diría que igual que usted tiene un estudio muy contundente sobre el tema del fracking, estudiar a qué otras cosas en estos estados de la Unión Americana está permitido. No me alarmaría la posición que usted y su partido tendrían sobre el particular, pero sí es importante que la Asamblea tenga muy clara la dimensión de análisis y el tipo de construcción nacional que deberíamos tener.

Mire, Senador Escudero, en Texas la pena de muerte sí está permitida, en Arkansas la pena de muerte sí está permitida, en Arizona la pena de muerte sí está permitida, en cada uno de los estados que usted mencionó la pena de muerte también está permitida.

Entonces, yo primero que nada quisiera que fuéramos serios, y que dentro de esas 7 carpetas que usted tiene, nos permitiera ver si realmente hay una correlación respecto al tema que debe ocuparnos de este lado de la frontera, no es si está permitido o no en Estados Unidos, lo que debemos de analizar para ver el fracking; sino es la disponibilidad de agua, y especialmente la solidificación que tienen los mantos freáticos de este lado de la frontera.

¿Por qué razón? Porque en esa franja de nuestro país, en la parte norte, es donde mayor problema tenemos en el tema del agua, y especialmente en el tema de los mantos freáticos.

De tal manera que yo quisiera, primero que nada, poner una consideración a la Asamblea, no se trata de decidir si en un país o en otro está aceptado o no, sino cómo una política pública como la del fracking terminaría teniendo implicaciones directas sobre la disponibilidad de agua que tenemos en esta parte de la frontera y, sobre todo, en este país que es el que nos tiene que ocupar.

Yo le paso, para que sea parte de los estudios que usted tenga, cuántos estados de la Unión Americana pues también aceptan la pena de muerte, porque, dado que estamos en partidos distintos, yo sé que su partido está a favor de la pena de muerte, nosotros no; así como estamos en contra del fracking.

Pero, quisiera un poco más de análisis y seriedad, especialmente del Partido Verde Ecologista, que, entiendo, tal vez es el que se va a echar este debate.

El asunto, compañeras y compañeros, es el tema de las áreas naturales protegidas.

Si no entendemos el problema que hoy está en este dictamen respecto a las áreas naturales protegidas, difícilmente vamos a poder avanzar. ¿Por qué razón, compañeras y compañeros?. Donde mayor potencial tiene la utilización de ese tipo de técnicas hay riesgo de que se lleven a cabo esas actividades lastimando áreas naturales protegidas. Entiendo que después de mí, toca el debate al Senador de Campeche.

Campeche nos dio una importante cantidad de recursos a través de Cantarell, y la pregunta que yo le quisiera dejar depositada aquí para el debate es si estaría usted de acuerdo que en Calakmul, que es donde tenemos uno de los mayores potenciales de biodiversidad, no solamente en el país, sino en el mundo, si existiera, pues de repente un estudio que nos diera la oportunidad de un aprovechamiento de petróleo o de gas natural, no me extrañaría que, siendo tan bondadosa la naturaleza, como ha sido con Campeche, pues en una de esas nos toca la mala suerte que en Calakmul, repito, que es uno de los mayores lugares en términos de biodiversidad, donde por cierto hay una importante cantidad de jaguar, si usted estuviera de acuerdo, entonces que esta ley le permita a las compañías norteamericanas invertir en Calakmul.

Ese es el debate, el fracking es una parte del debate ambiental, pero la parte más importante y más trascendente es cómo evitamos, compañeras y compañeros, que nos pase lo que nos está pasando en Wirikuta, aquí está la Senadora de San Luis Potosí, la conocí trabajando cuando era miembro del sector agrario, yo quisiera que nos dijera si el problema de Wirikuta donde está el asentamiento huichol más importante, y donde hay un importantísimo conflicto por la actividad minera, quisiéramos que ese sea el modelo de desarrollo que se repita en el país.

Por eso estamos proponiendo un análisis exhaustivo del tema de cómo evitar que esta ley lastime las áreas naturales protegidas, promueva actividades que violentan y que atentan contra el tema del medio ambiente, contra el fracking, pero sobre todo, defendamos la Constitución; defendamos a los pueblos indígenas, especialmente que gran parte de esos asentamientos de áreas naturales protegidas, como es el caso de Wirikuta, están precisamente en posesión de las comunidades indígenas.

Démosle, yo espero que en este debate absurdo de solamente cuatro participaciones, pudiéramos hacer un análisis mucho más puntual.

Quiero cerrar diciéndoles, en mi estado, en el estado de Guerrero, tenemos problemas muy puntuales en lugares como Iliatenco, precisamente por el asentamiento de la industria minera. ¿Cómo le hacemos como país, para que lo que ustedes ven como desarrollo y potencial de extracción no omita y no oprima los deseos, los planteamientos y las visiones de las comunidades indígenas?, yo no creo que usted, Senador Yunes, quisiera que Los Tuxtlas, de repente, un lugar tan maravilloso y tan preciado, se encontraran petróleo y de repente se convirtiera no solamente en una plataforma industrial, sino en quitar todo el verde maravilloso que tiene su estado.

Es cuanto, señor Presidente.

PRESIDENCIA DE LA C. SENADORA
ANA LILIA HERRERA ANZALDO

- La C. Presidenta Ana Lilia Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Ríos Piter.

Para hablar en contra, tiene el uso de la tribuna el Senador Jesús Casillas Romero, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Jesús Casillas Romero: Gracias, señora Presidenta.

Compañeras Senadoras, compañeros Senadores, la protección al medio ambiente es pieza fundamental para consolidar el nuevo modelo del sector energético a implementar, a partir de lo establecido en la reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia energética.

Por lo anterior, la Carta Magna incluyó como principio rector de las actividades del sector energético la sustentabilidad, promoviendo así que las actividades se desarrollen bajo criterios de equidad social, productividad, de conservación y protección al medio ambiente.

La inclusión de nuevos participantes en el sector energético, así como de esquemas, mecanismos, reglas e instrumentos nunca antes utilizados en nuestro país, que corresponden con las mejores prácticas y experiencia internacional, requiere que el Estado cuente con reguladores fortalecidos que al mismo tiempo actúen en forma coordinada con las autoridades para llevar a cabo su tarea de forma eficiente.

Con base en las mejores prácticas internacionales en materia de medio ambiente y seguridad industrial, se plantea la creación de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente del Sector de Hidrocarburos.

Al respecto, la reforma energética precisa y delimita de manera muy clara el ámbito de actuación de este nuevo ente público.

Las leyes secundarias que se debaten permiten que México cuente con una institución especializada con autonomía de gestión, encargada de regular y supervisar la seguridad industrial y operativa, así como la protección al medio ambiente en las actividades de la cadena productiva de los hidrocarburos.

Este modelo planteado con la reforma, permite que el Estado, por un lado, cuente con funciones de administración de los recursos petroleros y, por otro, con una debida regulación y vigilancia de los temas de seguridad industrial.

Esta división de roles promueve que la protección al medio ambiente se especialice en las actividades de la industria petrolera.

Asimismo, considerando la naturaleza de la industria de hidrocarburos, es importante mencionar que la propuesta contempla aspectos preventivos, correctivos, sancionadores, así como la remediación en caso de que se actualice alguna emergencia, tanto en materia de seguridad industrial como de protección al medio ambiente.

Finalmente, considero que con esta reforma se establecen las bases para que los entes regulados asuman su responsabilidad y demuestren a la autoridad que llevan a cabo acciones preventivas necesarias para dar cumplimiento a la regulación para la protección del medio ambiente.

Las propuestas de dictamen que se discutirán en los siguientes días, contemplan además la imposición de sanciones económicas, la amonestación o inhabilitación de las personas dentro de los regulados cuyas conductas hayan generado algún daño al medio ambiente.

En suma, el modelo prevé cuestiones técnicas para la industria energética, al dotar al Estado mexicano de autoridades fuertes y con nuevas atribuciones acordes con el gran calado del nuevo modelo de industria que plantea la reforma energética.

Hace algunas semanas, en esta ciudad, se celebró la Cumbre Mundial de Legisladores, Globe, en ella estuvimos participando integrantes de este Senado, entre los que destaco la actividad en lo que serán las propuestas y la participación siempre comprometida del Senador Alejandro Encinas, del Senador Isidro Pedraza, de la Senadora Ana Lilia Herrera, de mi compañero Aarón Irízar, que estuvimos muy al pendiente de lo que se escuchaba a nivel internacional.

Sin duda, lo que hoy se debate no solamente es el tema de los hidrocarburos, sino cómo nos vamos a comprometer a defender el principal patrimonio que tenemos, que es precisamente el medio ambiente.
Y esta nueva legislación en materia de hidrocarburos, al establecer una institución especializada para defender al medio ambiente, no tiene precedentes.

Por eso, desde luego, no podemos estar de acuerdo en que se modifique el texto original del dictamen que se ha presentado, porque en el grupo parlamentario del PRI estamos a favor del medio ambiente, de cuidar nuestros recursos y, obviamente, con esa nueva legislación está garantizado.

Por su atención, muchas gracias.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Casillas Romero.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Isidro Pedraza Chávez, para hablar en pro.

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: Gracias, señora Presidenta.

Compañeros, este debate implica varios artículos y, por lo tanto, bien decían que valdría la pena puntualizar y redondear qué es lo que estamos comentando, porque evidentemente que nadie estaría a favor de que no existieran normatividades para proteger al medio ambiente, máxime cuando estamos hablando de explotar recursos del subsuelo que van a generar un daño, y si algo ha pasado, es el costo de la modernización. Es que la modernización ha implicado efectos de cambio climático. Eso todo mundo lo ha sabido y que ahora lo que estamos pagando, como los efectos de los cambios climáticos de efecto invernadero han hecho que nuestro país tenga un clima diferente.

Por eso, cuando el Senador Pablo Escudero nos ha referido que en Estados Unidos es algo permitido, fíjense allá, allá curiosamente le llamaron rendija legal o “Halliburton loophole”, que es un término para decir que es una rendija legal, en inglés, porque el Presidente George Bush permitió tramposamente la legalización de esta práctica, y en Estados Unidos se han estado dando cuenta del impacto y el costo que tiene aplicar esta técnica del fracking.

Compañeros Senadores, quiero decirles, incluso, que para poder rescatar los hidrocarburos que se encuentran en el subsuelo a través de esta técnica, no hay un estudio que nos convenza, en primer lugar del costo que tiene para el ambiente, compañeros Senadores Casillas y Escudero, la extracción del gas de esta manera, somos ambientalistas, estamos defendiendo el ambiente y el costo con extracción de este gas, particularmente se hace a partir de la inyección de agua, ese es el principal instrumento para hacerlo.

¿Saben cuántos millones de litros de agua se utilizan para extraer el gas? Son entre 9 y 30 millones de litros en la explotación de un pozo, y hay antecedentes de un pozo que se llevó 70 millones de litros.

Y yo quisiera decirles que si 80 millones de litros un pozo se llevó a consumir en Michigan y si en México se abrieran los 20 mil pozos que propone el PAN, requeriría de agua potable para uso doméstico y personal anual para una población de entre 4.9 y 16 millones de mexicanos.

Esa es el agua que le estaríamos destinando a un pozo como éste, pero estamos defendiendo el ambiente, estamos dejando sin un recurso hídrico a los mexicanos.

¡Ah!, pero hay la defensa del ambiente.

Yo creo, compañeros, que no tenemos que ser de alguna manera retrógradas en la intención de parecer modernos, se trata de generarle al país un beneficio y se ha hablado de que se va a hacer un beneficio al país con esta reforma, seamos congruentes, este propósito es contrario a la Constitución, el artículo 133 de la Constitución establece como Ley Suprema los Convenios Internacionales.
El Convenio 169 de la OIT establece en su artículo 7, numeral 4, lo siguiente, compañeros, para que no se nos olvide qué es lo que estamos haciendo, porque pareciera que aquí estamos tratando de solamente generar retrocesos: “los gobiernos deberán tomar medidas para proteger y preservar el medio ambiente de los territorios que habitan”, no dice que el gobierno los va a destruir, dice que va a tomar medidas para preservarlos y esto que están planteando en esta ley absolutamente autoritaria en esos términos como viene en el proyecto de Ley de Hidrocarburos, pensamos que ahí es momento y menester, Senador Casillas, para poder prever esto, no estamos en contra de eso, de que exista esta agencia, estamos a favor de que se proteja el medio ambiente, y esa es una incongruencia, lo que estamos planteando en función de poder avalar esto.

Y da tristeza que un ambientalista, como mi amigo el Senador Escudero, plantee eso, oye, pues es el Partido que defiende al ambiente, y aquí lo que nos propone es generar ecocidio. Esto es tremendo compañeros, porque no son las clases de geografía de Estados Unidos, ya nos dijo ahí cómo están las cosas, pero habría que ver cómo está la geografía de nuestro país y ya empezó el Senador Ríos Piter a decir que ahí están los compañeros wirikutas, pero también hay que ver en Chiapas la Selva Lacandona cómo la han estado depredando, acabando, agraviando, y a esto le queremos sumar los destrozos que nos van a hacer con la extracción del fracking en esa parte de la República.

Esa es la forma de preservar el ambiente desde la óptica de los compañeros, tanto del Senador Casillas como del Senador Escudero, digo, que nos digan, porque entonces sí esto sí plantea un saqueo irracional de que realmente nos veamos avasallados por la Colonia y que demostremos que nunca alcanzamos la independencia como nación y que como duramos 300 años de Colonia y como apenas llevamos 200 años de nación independiente, pues no tenemos vocación de independencia y queremos seguir siendo colonizados a los costos más altos que pudiera haber.

Esto es ponernos de pechito para los gringos, para que nos vengan a saquear y a expropiar.

Revisen la estructura de nuestro país y lo que tenemos ahí, nosotros, como una de las cuestiones.

Y les voy a decir algo más, compañeros Senadores que han hablado de esto y que de alguna manera tiene que ver con que esta técnica tiene una serie de impactos ambientales, algunos de los cuales no están plenamente caracterizados o comprendidos, porque no los alcanzan a comprender en el absurdo de obtener ganancias y dinero a costa de destruir nuestra naturaleza.

Está la contaminación de las aguas subterráneas porque se inyectan a profundidades tremendas para poder extraer el gas.

Está la contaminación atmosférica, esto se supone que es un tema de defensa, ¿a dónde pega?, no sé, los que tienen sentido común y congruencia y un poco de cerebro lo podrán conectar a saber dónde afecta la contaminación atmosférica, la emisión de gases de efecto invernadero y están generando terremotos, una sismicidad inducida, una contaminación acústica e impactos paisajísticos, sí saben lo que es eso más o menos, alcanzan a comprender que van a destruir la naturaleza, bueno, esa parte es la que ahora se trata de impostar en la ley para podernos reducir a los mexicanos como unos simples seres serviles que tienen que aceptar las condiciones de los que nos van a venir a sacar del atraso económico, porque ese es el momento de hacer las cosas aquí en nuestro país.

Yo lamento, de veras, que si esto es lo que están concibiendo, pensando y contemplando para que nuestro país se transforme, compañeros no nos ayuden, porque esto va a ser parte del atraso del que no nos vamos a poder mejorar.

Qué diferente sería que si ahora nosotros tenemos la oportunidad de usar la responsabilidad de la investidura que ahora estamos gozando como Senadores de la República y que ser Cámara de origen y que podamos aquí, con responsabilidad, ver que esta ley es dañina y perjudicial, bueno, compañeros, admitamos la reserva, hagamos las modificaciones correspondientes para que responsablemente estemos evitando que estos daños se le causen a nuestra patria en todo el sentido, en el territorio, por eso compañeros, yo busco que se piense, que se abra la reflexión en esto y que podamos ser un poco responsables en la hora de hacer las cosas.

Que se vea que tenemos un poco de autonomía de pensamiento para ponernos a generar una discusión y un acuerdo que permita quitarle lo nocivo a esta ley. No hay que ser tan obedientes y tan serviles con el capital, y decirles, “oye, en México tenemos dignidad, aquí no vamos a aceptar atropellos”.

En Canadá la legislación establece garantías para defender y proteger su medio ambiente, ¿por qué nosotros queremos seguir siendo colonia y querernos oponer a que establezcamos regulaciones que permitan preservar nuestro ambiente?

Muchas gracias, señora Presidenta, por el tiempo dado a su servidor.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Pedraza Chávez.

Senador Pablo Escudero, ¿con qué objeto?

- El C. Senador Pablo Escudero Morales: Gracias, señora Presidenta.

Voy a ser muy breve. Le contesto a mi amigo el Senador Isidro, porque yo dije, cuando inició este debate, que yo no venía a un debate político, que no iba a hablar de la Línea 12 del Metro, que no íbamos a hablar de la pena de muerte, no vamos a caer, no vamos a ir, hoy yo no estoy dispuesto en venir a hablar de política, estoy dispuesto a hablar de cosas científicas, como usted en esta ocasión y no ha metido temas políticos, subo a esta tribuna a decirle justamente con las preocupaciones que usted tiene, que nosotros hemos asumido esta posición, porque tenemos las investigaciones científicas, justo de lo que a usted le preocupa.

Desde el día de ayer yo hablé aquí del documento que escribió el científico Richard A. Muller, que dice: “Por qué cada ecologista serio debe favorecer el fracking”, y trae un capítulo específico de los efectos del gas invernadero, y justamente ese es el documento.

Déjeme decirle, también el día de ayer se acercó algún compañero Senador a pedirme el estudio científico, se lo di, se lo di con una traducción, se lo di también en inglés, por si alguna palabra no coincidía para que puedan hacer la revisión, pero de eso se trata.

Déjeme decirle que dice este científico. Dice: “El gas de esquisto es un regalo maravilloso que ha llegado justo a tiempo a este mundo; no sólo puede reducir el efecto invernadero, no sólo puede reducir el efecto invernadero de las emisiones de gases, sino también reduce una mortal contaminación conocida como PM2.5, que están matando a más de tres millones de personas cada año”.

Este científico está aquí, amigo Senador, son más de 200 hojas, yo con mucho gusto le doy el estudio científico otra vez, revíselo. Yo no vengo aquí a debatir de lo que el Senador Pablo Escudero cree, ¡no!, yo de fracking no sé, yo soy abogado, tengo una maestría en Administración Pública, lo que sí hice fue buscar a los 50 expertos; lo que sí hice fue buscar 50 estudios científicos, y eso es lo que quiero presentar, 50 estudios científicos que avalan nuestro voto, nuestra determinación, y por eso hemos incluido todos estos estudios científicos en el Diario de los Debates.

No entraré, lo he dicho, lo estoy haciendo, no voy a entrar a un debate político, creo que este tema es tan importante, es de tal magnitud que hay que hacer un debate científico.

Es cuanto, señora Presidenta.

(Aplausos)


- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Escudero Morales.

Sonido en el escaño del Senador Ríos Piter, ¿con qué objeto?

- El C. Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) Para hechos, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Sí, Senador, pero el acuerdo que tenemos es de no realizar diálogos. Yo le suplicaría que cedamos el uso de la tribuna al Senador Ríos Piter, por favor.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: Gracias, señora Presidenta.

Bueno, no necesariamente fui aludido explícitamente, pero implícitamente sí al señalar que yo vine aquí a hablar de cosas políticas.

Bueno, pues la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece en el artículo 1º temas que aquí he planteado, que son parte de la posición del grupo parlamentario del PRD, y que yo esperaría una contestación mínima de parte de quienes impulsan este dictamen, y lo quiero hacer con toda seriedad porque ayer que yo veía el mapa del fracking, coincide en que ese enorme potencial está en Tamaulipas o está en Coahuila.

Bueno, pues coincide, por ejemplo, que áreas naturales protegidas importantes, como Maderas del Carmen, como Cuatrociénegas, como la Laguna Madre y Delta del Río Bravo, solamente por mencionar las de su estado señor Senador, o Los Tuxtlas, que ponía como ejemplo o la Selva Lacandona, donde se dice que hay un enorme potencial de hidrocarburos.

Bueno, la correlación entre áreas naturales protegidas, presencia de asentamientos indígenas, e incluso un potencial de aprovechamiento de hidrocarburos, puede significar importantes conflictos en este país.

Ponía el ejemplo de Wirikuta, es un caso muy particular, pero muy ejemplificativo de los enormes problemas que significan, inclusive para la seguridad jurídica, que supuestamente quieren ustedes proteger, en la idea de que las expropiaciones den seguridad jurídica para que la economía se desarrolle, hay importantes ejemplos en el país que hay que verificar y que hay que entender que si la ley no clarifica se van a convertir no solamente en dolores de cabeza para los gobiernos, sino importantes problemas sociales que crezcan, que crezcan y que crezcan.

El caso de Wirikuta, lo pongo como un ejemplo, porque es un ejemplo de características nacionales, San Luis Potosí, una empresa canadiense que tiene la capacidad de explotación minera, coincide, Senador usted debe de conocer el tema y tal vez nos pueda ilustrar mucho más acá desde la tribuna, coincide que 25 mil huicholes perciben que “El lugar de donde nace el Sol”, está allá en Wirikuta y tienen desde hace muchos miles de años, o varios cientos de años, el asentamiento principal de sus ceremonias.

Y hoy hay una enorme contradicción entre una decisión del Estado mexicano en la lógica de promover un supuesto desarrollo con respecto a ese bien ancestral de los huicholes, hay una enorme contradicción.

Yo, inclusive, no vengo aquí a poner un sesgo respecto a lo que pienso sobre el tema, pero ¿cómo garantizamos que la ley, la buena ley que debiéramos estar definiendo aquí, garantice un equilibrio entre lo que piensan las comunidades, lo que desean las comunidades, lo que opinan las comunidades y el supuesto desarrollo que se puede traer con esta Ley de Hidrocarburos?

Pues, tenemos que pensar en las áreas naturales protegidas, pues, no por menospreciarlo. Yo sé que algunos de ustedes, incluso, algunos en el Partido Verde, pues, que solamente hablan de los arbolitos por un asunto como de moda.

Bueno, somos el quinto país más biodiverso del mundo. Ese es el potencial que tiene México, y por eso las áreas naturales protegidas son indispensables para el cuidado no solamente de nuestro presente, sino de nuestro futuro, igual que para ustedes hoy son los hidrocarburos.

¿Cómo hacemos, compañeras y compañeros, para equilibrar?, ¿cómo hacemos para que se respete la Constitución?

Si hoy tenemos un tratado internacional, que es el de la OIT, el Acuerdo 169, que señala con toda puntualidad, y ustedes lo pueden revisar, que las comunidades tendrán que ser consideradas.

Entonces, si no logramos corregir esto en la ley y tener una aclaración muy puntual respecto a áreas naturales protegidas, respecto a la definición y participación de las comunidades, implícitamente vamos a estar cayendo en una violación constitucional, porque es una violación a un acuerdo que ha suscrito el Estado mexicano.

Yo les pido, se los pido de corazón, porque estoy convencido que aquí hay enormes conflictos, que si la ley logra tener aclaraciones puntuales, se pueden evitar.

Que se vea con claridad el tema de Wirikuta, porque es un ejemplo, que como caso se vuelve causa.

Y que si nosotros evitamos que este debate sea un debate inercial, si ustedes, que sé que a muchas Senadoras y Senadores les preocupan esas áreas naturales de sus regiones, de sus tierras, donde tienen votantes, hombres y mujeres, que quieren ustedes que hagamos un alto en el camino y que veamos verdaderamente que esta ley tiene un grave problema en eso. No se fijaron en esa parte, pues.

Los que estuvieron en el cuarto de al lado, en la mesa de negociación, fuera de aquí del Congreso, no se fijaron en este tema, y es asunto que yo les quiero proponer que revisen con toda puntualidad y con toda seriedad.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Ríos Piter.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Silvia Garza Galván, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, para hablar en contra

- La C. Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván: Con su permiso, Senadora Presidenta.

El Estado tiene el deber de garantizar un ambiente sano, la salud, el agua, entre otros derechos.

El ser humano necesita agua, aire y suelo fértil para generar las condiciones de vida, y el Estado está obligado a proveer esto.

Independientemente de qué digamos en los discursos, creo que a todos nos conviene mantener un agua limpia, un aire limpio y un suelo fértil, si no, por más cosas que digamos, pues, ¿de qué vamos a vivir?

Estoy a favor del desarrollo, estoy a favor de un mejor México, estoy a favor de proteger las áreas naturales protegidas, estoy a favor de garantizarlo, y ahorita eso es lo que tendríamos que hacer: estar trabajando todos, los 128 Senadores, para garantizar a que las áreas naturales de México, en las 176 áreas naturales que tiene el país, en los 2.5 millones de hectáreas que tiene el país consagradas a estas zonas, no permitamos que le pongan mano.

Estoy a favor del equilibrio. Ahorita lo dijo el Senador, ¿qué hacemos?

Equilibrio significa no estar así, ni así; equilibrio significa esto: ¡Qué hacemos para decirle sí al desarrollo de México! ¡Sí a los buenos empleos! ¡Sí a la mejora de los mexicanos!

Pero también, ¡qué hacemos para no permitir que entren a estos sitios sagrados que tenemos todos los mexicanos!

Estoy a favor de ese equilibrio, estoy a favor del desarrollo sustentable que significa el círculo, como cuando veíamos los conjuntos, en secundaria, economía, las cuestiones sociales, pero también las cuestiones ambientales.

Estoy a favor del balance. Todo sistema, todo organismo, la vida necesita un balance.

Estoy a favor de la explotación sustentable, estoy a favor del aprovechamiento responsable. Ni veo todo blanco, ni veo todo oscuro.

Estoy a favor de que aprovechemos la oportunidad de traer esos empleos a México.

Estoy a favor, que después que le dieron el golpe mortal a los mexicanos aprobando la reforma hacendaria, porque creo que ya se les olvidó.

Estoy a favor de decirles: ¡Sí, México, el PAN te cumple! Y el PAN va a decirle que sí a esta ley, porque queremos empleos buenos, dignos, bien pagados.

O ya se les olvidó los más de 4 millones de repecos que nos aventamos al bote de la basura, y se nos olvidó que día a día van y buscan su salario dignamente en una lucha que tienen para llevar el pan a su casa, y ahora piden frenar el desarrollo de México.

Sumemos esfuerzos, sumemos esfuerzos para hoy, en esta ley, no permitir por ningún motivo que se toquen las áreas naturales protegidas de México, las áreas naturales de México, y presentaremos en el artículo 41, Senador, porque no vamos a permitir esto, porque estoy segura, que tanto las Senadoras y Senadores del PRI, como del PAN, como del Verde, como del PT y, por supuesto, el PRD, queremos lo mismo. Necesitamos ponernos de acuerdo para llevar a buen fin a los mexicanos.

Y quiero decirles que presentaré más adelante, en ese artículo 41, lo de las reservas a las áreas naturales protegidas, que hemos estado luchando muchísimo.

Mi pose no es a las cámaras, porque he mantenido pláticas, he ido por los acuerdos, discretamente, ni me interesa lo que diga.

Estoy a favor del ambiente, estoy a favor de la vida, pero estoy a favor de que México sea una potencia mundial.

Estoy a favor de utilizar esto como una transición, porque el PAN es el único partido que ha presentado la Ley de Transición Energética, una ley que habla, precisamente, de transitar a dónde va el mundo, hacia la energía renovable; de aprovechar nuestra franja solar; de aprovechar nuestra energía eólica; de aprovechar nuestra energía mareomotriz, y algo muy importante, la generación distribuida.

Decirle, sí, a los mexicanos y promover más de 500 mil techos solares para quitarles ese yugo de pagar cada dos meses la energía eléctrica.

El PAN se compromete con México, el PAN se compromete con los recursos naturales, y está a favor del desarrollo del medio ambiente, y lo veremos en las siguientes reservas.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Garza Galván.

- La C. Senadora Angélica de la Peña Gómez: (Desde su escaño) Pido la palabra, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sí, un minuto. Permítame tantito, Senadora, y ahorita le doy sonido en su escaño.

Esta Presidencia saluda al legislador José María Beneyto Pérez, Vicepresidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa; Presidente de la Delegación Española ante la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa; Diputado del Partido Popular por Cuenca y portavoz de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de Diputados de España, invitado a esta sesión del Senado de la República por el Senador Ernesto Gándara Camou.

¡Sea usted bienvenido, señor Diputado!

(Aplausos)

Sonido en el escaño de la Senadora Angélica de la Peña.

- La C. Senadora Angélica de la Peña Gómez: (Desde su escaño) Señor Presidente, antes de que le dé la palabra a otro legislador o legisladora, la Senadora Silvia me pudiera permitir hacerle una pregunta.

- La C. Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván: (Desde su escaño) ¡Con gusto, señora Senadora!

- La C. Senadora Angélica de la Peña Gómez: (Desde su escaño) Mi pregunta es, en base a su exposición, quiero entender, entonces, ¿que usted está de acuerdo con la propuesta que ha hecho el PRD?

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sonido en el escaño de la Senadora Silvia Garza.

- La C. Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván: (Desde su escaño) Presenté mi postura en contra, porque estoy en contra del exceso, estoy en contra de la sobrerregulación.

Estoy en contra en el freno que se quiera poner a este país.

Gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Garza Galván.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Rabindranath Salazar Solorio, en pro.

- El C. Senador Rabindranath Salazar Solorio: Muchas gracias, señor Presidente.

Escuchamos con atención a la compañera Senadora que me antecedió en la palabra.

A mí me emocionó la pasión, la energía, las ganas y el interés sobre un tema tan importante como es el medio ambiente y la protección a la ecología, etcétera, etcétera.

Y por la exposición, yo intuía, al igual que mi compañera la Senadora Angélica y muchos otros Senadores de mi partido, que estaba a favor.

Porque no es una sobrerregulación. Hace un momento, en la serie de artículos que el Senador Benjamín exponía, se plantea agregar una fracción XVI al artículo 19, donde se habla del fracking.

Estamos pidiendo que se prohíba esta práctica del fracking. Porque hay muchos estudios en el mundo, y así como el Senador Escudero, que no lo veo por aquí, ha planteado que tiene 50 estudios o más, tenemos otro tanto también.

Y quiero aprovechar, y le reitero la bienvenida al Diputado del Parlamento Europeo, porque también traigo un estudio del Parlamento Europeo. Y que con mucho gusto le voy a obsequiar, y que si al rato regresa, sería bueno que se entrevistara con este parlamentario, porque este tipo de prácticas se están erradicando a nivel internacional. En todos los continentes.

Hay múltiples ejemplos de esto.

Justamente y lamento nuevamente que no esté el legislador, ojalá regrese. Porque él mencionaba que en uno de sus estudios, hay cierto beneficio a la atmósfera, al medio ambiente.

Hay un capítulo de este estudio, que viene justamente del Parlamento Europeo, donde nos habla de lo que él señalaba. Dice este capítulo, “posibles beneficios ecológicos a largo plazo”.

Y dice, “la posible reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero”. Justamente el ejemplo que puso sobre la mesa.

Sin embargo, dice, “los resultados, al final de todo esto, muestran que el gas de esquisto, sólo puede hacer una pequeña contribución. Las repercusiones que se describen en las secciones anteriores, demuestran que la extracción de gas de esquisto, está relacionada con la serie de graves riesgos para el medio ambiente”.

Y tenemos también de este mismo estudio, las conclusiones. Muchas conclusiones, yo mencionaré solamente tres.

Las principales repercusiones posibles son la emisión a la atmósfera de contaminantes.

La contaminación de aguas subterráneas, debido a los flujos incontrolados de gas o fluidos causados por erupciones o derrames; la fuga de fluidos de fracturación y el vertido incontrolado de aguas residuales.

Otro, los fluidos de fracturación contienen sustancias peligrosas y su reflujo contiene además, metales pesados y materiales radiactivos procedentes del depósito.

Otra más, las experiencias obtenidas en los Estados Unidos. Mencionó muchos estados de la Unión Americana, muestran que se producen numerosos accidentes que pueden dañar el medio ambiente y la salud humana.

Pero además, quiero llamar su atención. Porque ya hay un caso documentado legalmente, y que les daré el resumen. Porque además es muy reciente.

Este caso se da justamente en el estado de Texas, donde decía que allí sí está aprobado, que allí sí se permite. Y aquí están las consecuencias de por qué se permite, qué consecuencias dañinas tiene en la salud y en los bienes de las personas.

El 22 de abril de 2014, el jurado de la Quinta Corte del Condado de Dallas, Texas, condenó a la empresa denominada Aruba Petroleum, a indemnizar con el pago de 2.9 millones de dólares a una familia de apellido Parr, por considerar que los diversos padecimientos clínicos que sufría la familia estaban relacionados con las operaciones de fracking de los pozos de Aruba. Los síntomas que los integrantes de esta familia comenzaron a padecer fueron migraña y vómitos. Que en un inicio no relacionaron directamente con la exposición constante que tenía con una veintena de pozos para la extracción de gas, que rodea su casa en Texas.

Con posterioridad consideraron la posibilidad de que sí tuviera relación con sus problemas de salud, ya que aumentó su sintomatología mediante salpullidos, hemorragias y fiebres que se sumaron a la larga lista de síntomas que durante los siguientes dos años los forzaron a ingresar varias veces al hospital, a toda la familia, al señor Robert, a su esposa, su hija Emma, de apellido Parr.

Razón por la cual, en marzo del año 2011, la familia Parr demandó a la petrolera, alegando en su demanda que las operaciones de esta empresa petrolera, en las inmediaciones de su vivienda, contaminaron el ambiente, haciendo enfermar a su familia y a su ganado, forzándoles a mudarse a otra localidad.

Durante el proceso judicial se les sometió a un examen toxicológico, a todos los integrantes de la familia de la parte actora. Encontrándoles una veintena de químicos en su sangre. En el caso de sus vecinos, un especialista en contaminación ambiental, detectó también presencia de hidrocarburos como benceno, tolueno, etilbenceno, xileno.

Con lo anterior se demuestra que la fractura hidráulica es una técnica de extracción nociva, no sólo para el ambiente, sino peor aún, nociva para la salud de las personas, directa e indirectamente relacionada con dicha práctica.

Bueno, hay casos muy recientes, hace un par de semanas, el propio director de Exxon, junto con sus vecinos, estableció una demanda para evitar que colocaran una torre de almacenamiento de agua para realizar este tipo de prácticas.

Siguiendo con esta línea, en su informe emitido en junio de 2011, la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo, concluyó que con la fracturación hidráulica se produce una emisión de contaminantes a la atmósfera y a las aguas subterráneas debido a caudales de fluidos o gases provocados por escapes o vertidos, fugas de líquidos de fracturación y descargas no controladas de aguas residuales, así como la utilización de más de 600 productos químicos para liberar el gas natural.

Y hay muchos otros ejemplos. El alemán; en Brasil; en Argentina; en Bulgaria; en Rumania.

El aspecto político y quiero puntualizar, ya está aquí mi compañero y amigo del Partido Verde, a nivel internacional y especialmente en Europa. El Partido Verde de Europa se ha comprometido con sus votantes a prohibir el fracking, si gobiernan alguna localidad, alguna región.

En el compromiso público que han suscrito, se comprometen a prohibir tanto la fracturación hidráulica como técnicas similares que puedan surgir para extraer hidrocarburos de forma no convencional. Los firmantes argumentan que no hay legislación capaz de evitar los daños medio ambientales que causan estas explotaciones. Además de los propios daños a la salud humana.

Por eso es que en el Partido de la Revolución Democrática estamos planteando una adición al artículo 19 en su fracción XVI, con el objeto de incluir en este clausulado, la prohibición expresa para impedir que las empresas extranjeras o nacionales, puedan utilizar la técnica de la fractura hidráulica, para la extracción y explotación de hidrocarburos.

También planteamos una adición en la fracción VIII del artículo 20 del dictamen por el que se expide la Ley de Hidrocarburos, para evitar el uso del método de fractura hidráulica por cualquier tipo de empresa, como ya se mencionó en días anteriores.

Y se propone, como causal de rescisión de los contratos la utilización de la técnica de la fracturación hidráulica para la extracción y explotación de hidrocarburos, garantizando con ello una mayor certeza jurídica y protección a los derechos humanos, garantías individuales de la población.

Se mencionó también el asunto de algunos medios a nivel internacional. No nos vayamos lejos. Yo los invito a que vean “Mileno Noticias”, trae un artículo muy interesante de todo lo que se ha venido ya causando por este método, particularmente en el norte del país, donde tenemos falta de agua, y como ya se ha expresado aquí, esta técnica utiliza para cada pozo entre 6, 26 ó 29 millones de litros de agua por cada perforación.

También hay un documental, que los invito a que puedan ustedes bajarlo de la red, se llama “Gasland”. Es más, ya hay hasta una segunda parte, donde se podrán informar acerca de los efectos nocivos que causa esta técnica.

Y finalmente, para cerrar justamente con los compañeros del Partido Verde, que debieran estar defendiendo al medio ambiente y que afirman que el fracking es un método seguro y que está ampliamente apoyado por científicos, yo quiero decirles que justamente apoyado por estudios científicos y calificado por el Instituto Político, en el caso de los europeos, la contraparte, quedó claramente establecido que no hay una identidad en cuanto a lo que se piensa en el caso de los partidos verdes, al orden internacional con el Partido Verde de nuestro país.

Y esto quedó de manifiesto cuando el 10 de febrero de 2009 el Partido Verde Europeo, que agrupa a 36 partidos políticos de 32 países de esa región, oficializó el rompimiento de relaciones con el Partido Verde Ecologista de México.

Lo desconoció como parte de la familia política verde. Ello tras la negativa de que el Partido Verde Ecologista de México abandonara su campaña a favor del establecimiento de la pena de muerte en el país.

Tal decisión no sólo implica el repudio de los verdes europeos y el desprestigio definitivo de la ya desgastada imagen institucional de este partido en nuestro país, sino que también hay fuertes cuestionamientos por parte del Global Verde, una organización por todo mundo conocida y también el desconocimiento de Greenpeace, una organización también a nivel internacional.

Con estos antecedentes, cómo nos pueden decir aquí, especialmente en este tema, que defienden este tipo de prácticas a todas luces negativas a nivel internacional, y cómo piensan que podemos creer sus argumentos si sus mismos homólogos, a nivel internacional, tampoco les creen.

Finalmente, yo invito a la Senadora y con mucho gusto, la información que hemos comentado se la haremos llegar, de esta modificación en lo particular y, por supuesto, estaremos atentos en los articulados que ha mencionado sobre el tema de medio ambiente, porque es una preocupación que compartimos.

Es cuanto, señor Presidente, muchas gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Salazar Solorio.

Sonido en el escaño del Senador Pablo Escudero, para alusiones personales.

- El C. Senador Pablo Escudero Morales: Gracias, señor Presidente.

De repente llevamos muchas horas, hay que salir aquí, ustedes saben, fueron unos minutos. Gracias, Senador.

Lo escuchaba con atención de esta demanda, sin duda me parece que era un tema obligado que todos deberíamos de conocer de la familia Parr, de Robert, de Lisa y de la pequeña Emily, hay dos, no alcancé, pero como me decía que había sido el sentido, me decía que esa sentencia había sido en sentido negativo, me imagino que es la segunda demanda que hace la familia Parr. Causa penal 1108050.

La primera, hay que decirlo, hay que crear los antecedentes contra la empresa Halliburton, la primera demanda que presentó contra la empresa Halliburton la perdió; la segunda, efectivamente la ganó.

Yo leí muchos artículos, creo que igual que usted, de esta sentencia tan polémica. Y encontré un artículo de unos abogados que decían que la primera sentencia de fracking no era de fracking. ¡Ah caray!, dije, cómo es posible que alguien diga que la primera sentencia condenatoria de fracking en Texas, de la familia Parr, no era de fracking. Me llamó la atención.

Y la verdad es que lo que procedía era buscar la sentencia. Artículos, encontré 50, yo creo que igual que usted. Y me costó muchísimo trabajo encontrar la sentencia.

Yo no sé si usted revisó la sentencia, yo traigo aquí la sentencia y le voy a dar una copia de la sentencia de cómo resolvieron el personal que escuchó, que fue llevando todo este juicio. El jurado cómo resolvió y en base a qué.

Y ahorita si usted me lo permite, que yo le dé esta copia, y que también si alguien de Servicios Parlamentarios nos ayuda a traducirla, la verdad de las cosas que pido una disculpa, no la traigo traducida, pero aquí está la sentencia de la familia Parr. Pues no hay una relación directa al fracking, no la hay.

Lo que sí hay son actos de molestia de una empresa, a lo mejor sí responsable. Es más, sí, digamos que fue responsable.

La sentencia de la familia Parr, que aquí está, de Roberto, de Bob, de Lisa y de la pequeña Emily, no está relacionada con el fracking, o por lo menos la sentencia en Estados Unidos que aquí está, no lo dice, habla de actos de molestia.

Entonces, bueno, yo creo que justamente regresando al debate que hemos tenido, vale la pena, lo hago con el objeto de que quede en el Diario de los Debates, que nos ayude Servicios Parlamentarios. Pido una disculpa, no la traigo traducida al español, creo que sí vale la pena que alguien nos la traduzca al español y que quede registrada en el Diario de los Debates, donde claramente esta sentencia no habla de fracking.

Es cuanto, señor Presidente.

Gracias.

(Aplausos)



- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Escudero Morales.

Pero le recuerdo que en alusiones personales ya no hay, es en uno solo, fue la misma interpretación de ayer. El Reglamento…. No, tampoco, insisto, el tema de una alusión personal está en el patrimonio de la persona, se refieren a Juan o a Pedro, él tiene el derecho de decir en relación a la alusión lo que a su derecho convenga, y ya no hay la posibilidad, jurídicamente hablando, ni de hechos ni de réplica, no lo hay.

Ayer exactamente se los explicaron, cada alusión personal que hagan, la persona tendrá el uso de la palabra. El Senador Cordero, por ejemplo, subió varias veces porque fue aludido por diferentes Senadores, a su persona.

Sonido en el escaño del Senador Barbosa Huerta, por favor.

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: (Desde su escaño) No vamos a polemizar nuevamente sobre el procedimiento, indudablemente que no, pero ayer era otra circunstancia, ayer ante tantas anotaciones a favor y en contra, lo que después de unos encuentros duros, lo que dijimos es que el que siguiera contestaba, para evitar las múltiples intervenciones para hechos. Hoy es otra cosa, nada más, no es lo de ayer, ¿eh? Solamente para que quede claro, hoy estamos en un debate pactado en cuanto a los temas que van a ser discutidos conforme al Reglamento.

Si hay una alusión, hay algo que tendrá que decir el aludido. Pero adelante, señor Presidente, porque hizo la referencia, con todo respeto, de que las reglas del día de ayer. Las de ayer fueron en otro momento, con otra dinámica, hoy estamos en otra cosa.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Le agradezco, Senador Barbosa Huerta.

Sonido en el escaño del Senador Rabindranath Salazar.

- El C. Senador Rabindranath Salazar Solorio: Gracias, señor Presidente.

Seré muy breve para el respeto del tiempo de los demás compañeros. Simplemente para aclarar que no necesito el documento, porque yo sí lo tengo traducido y con mucho gusto le obsequiaré una copia también a mi compañero, porque además, no solamente se trata de una demanda, son varias. Es muy probable que él cuente con alguna de las tantas que se dieron y yo con mucho gusto le obsequio una copia de la que tenemos en nuestro poder.

Gracias por las atenciones, simplemente es aclaración.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Salazar Solorio.

Y siempre es un arte la interpretación de cualquier sentencia y sus alcances en cualquier marco jurídico.

Senador Isidro Pedraza, por favor.

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: Gracias, señor Presidente.

Mire, entendemos lo que significa esto y entendemos la economía procesal de una discusión desordenada; entendemos lo que va a beneficiar que la sociedad entienda lo que estamos discutiendo y planteando. Por eso mismo yo creo que usted, en esta parte donde a veces queremos rectificar hechos, hay barbaridades que se expresan ahí, que requieren una rectificación.

Y hace un rato yo pedí la palabra porque quería rectificar algunos hechos y no pude. Y yo creo que usted, con la gran visión que tiene, ayer nos demostró dotes de adivino, interpreta correctamente la Constitución, puede también en esta parte del Reglamento interpretar cuando es necesario que hagamos alguna rectificación de hechos y que sí se requiere una participación para darle profundidad y certeza al tema.

Muchas gracias.
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Pedraza Chávez.

Y así lo he hecho y lo seguiré haciendo, cuando es evidente y como expliqué el día de ayer, la significación de la rectificación de hecho, un hecho especifico, no tocado en el dictamen que no se ve con realidad a diferencia de la visión interpretativa de los que están a favor o los que están en contra.

Gracias, Senadores, gracias Senador Barbosa, gracias Senador Rabindranath.

Pido que se abra el tablero electrónico para la verificación de quórum, como quedamos, cada hora y que continúe la sesión.

Procedan Senadores, cuando vean que el tablero prende es para la verificación de quórum.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Raúl Pozos Lanz, en contra.

- El C. Senador Raúl Aarón Pozos Lanz: Muchas gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, es innegable que todos queremos vivir en un mundo mejor, que todos queremos vivir en un mundo en donde hay un ambiente mejor, que haya aire limpio, que haya sin duda un mejor lugar para todos. También es innegable que todos queremos explotar nuestros recursos naturales para beneficio y para el desarrollo del ser humano.

Lo voy a decir claro y lo voy a tratar de decir fuerte. El espíritu de la iniciativa, pero más aún la convicción del Presidente Peña Nieto, como la convicción de todos los que estamos aquí, es salvaguardar, proteger y conservar el medio ambiente. Lo voy a decir también subrayado, no permitiremos que absolutamente ni un centímetro, ni un metro, ni una hectárea de las áreas naturales protegidas puedan ser objeto de algún tipo de exploración o de producción de hidrocarburos.

Efectivamente, quién no, sino el representante de un estado que alberga el área natural protegida más importante, boscosa del país y, desde luego, de América Latina, sólo después de Las Amazonas en Brasil, el área de Calakmul, recientemente nombrada Patrimonio Mixto de la Humanidad, por su riqueza arqueológica y por su riqueza ecológica.

La protección al medio ambiente es pieza fundamental de la reforma energética, está contenida en la reforma constitucional, y también está contenida en el dictamen que hoy se está discutiendo. Falta discutir, lo vamos a dirimir y desde luego tenemos que afinar con mayor exactitud, paso a paso, cada una de las restricciones y de las acciones que tenemos que dar para un desarrollo sustentable con equidad social, con productividad y, desde luego, conservando al medio ambiente.

En síntesis, la reforma constitucional, y ahora los artículos de las leyes reglamentarias también establecen con claridad…

- El C. Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) Señor Presidente.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Continúe, por favor, el orador. Al final, la pregunta se la va a hacer al final.

Continúe, por favor, el orador.

- El C. Senador Raúl Aarón Pozos Lanz: Establecen la reglamentación con claridad siempre, y lo voy a decir también, subrayadamente, hace falta más, siempre es necesario ir por más cuando de nuestro medio ambiente se trata.

Los nuevos esquemas de producción de los hidrocarburos exigieron la creación, y aquí se debatió, y aquí se aprobó, de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Cuidado al Medio Ambiente, exigió, como ha exigido en otros rubros de esta reforma, de órganos reguladores que nos den certidumbre y que nos den también un marco legal jurídico, que nos permita tener la certeza que lo que vamos a hacer lo vamos a hacer bien, y con apego al derecho y al respeto de todos, al respeto de nuestras niñas, de nuestros niños y de todos los mexicanos, de tener un medio ambiente sano.

Tiene que ser una tarea transversal, y tiene que ser una tarea apegada siempre a los principios constitucionales que están establecidos ya en la reforma. Y tiene que ser a través de una institución especializada que tenga autonomía de gestión, como está establecida esta propia agencia, y que sea capaz de regular la seguridad ambiental e industrial en nuestra industria petrolera.

Aquí está claro, el dictamen también contempla aspectos preventivos, correctivos, sancionadores, así como acciones en caso de emergencia y también sanciones económicas. Nosotros no queremos cambiar el dictamen, creemos que está suficientemente sustentado y argumentado este principio y este espíritu que comentamos al principio, porque pone por encima de todo el cuidado del medio ambiente, el equilibrio ecológico y, desde luego, lo que todos queremos, que este mundo y este país sean un mejor país y un mejor mundo para vivir.

Muchísimas gracias.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Pozos Lanz.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Sonido en el escaño del Senador Armando Ríos Piter, ¿para qué asunto?

- El C. Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) Para una pregunta al orador, si fuera posible.

- El C. Presidente Aispuro Torres: ¿Acepta, Senador Raúl Pozos, la pregunta?

Adelante, tiene el uso de la palabra, hasta por tres minutos, para formular la pregunta.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Senador Pozos, yo en mi intervención anterior comentaba la trascendencia, la importancia de un estado como el de usted, en el desarrollo del país, yo estoy muy reconocido de lo que ha aportado Cantarell, y en la exposición señalaba otra de las magníficas partes del territorio nacional que está también en su tierra, que es Calakmul, sin duda alguna una de las reservas del mundo más trascendentes, más importantes.

Yo, al escuchar su intervención, usted señala con toda contundencia: “no permitiremos que un solo metro, que un solo espacio sea utilizado para estos fines”. Solamente quisiera escuchar de usted, esto no es un acto voluntarioso, no es un acto solamente de intención, sino la propia ley que estamos discutiendo debiera de prever que eso no ocurra para que no dependamos de un sano juicio de la autoridad.

¿En dónde está precisamente ese impedimento de ley, de que las áreas naturales protegidas, y de manera particular, las comunidades indígenas de las que yo hablaba, no sean afectadas en sus tierras, precisamente, por este tipo de explotaciones?

- El C. Presidente Aispuro Torres: Adelante, Senador Raúl Pozos Lanz.

- El C. Senador Raúl Aarón Pozos Lanz: Si gusta nos tomamos un cafecito terminando mi intervención.

Voy a responder, si me lo permite, al Senador Ríos Piter.

Dije también que en materia de cuidado al medio ambiente nunca es suficiente, menos una jornada tan intensa y tan larga, pero siempre insuficiente, porque el cuidado al medio ambiente requiere de más, de mucho más, no solamente del Senado, del Congreso, de todo el país, de todo el mundo, es una lucha en la que debemos concentrarnos todos. Por eso también seguramente tendremos oportunidad para discutir con más exactitud todo lo que concierne al cuidado con relación a lo que esta reforma contiene en materia de explotación de hidrocarburos para las áreas naturales protegidas.

Sólo en Campeche, ya no imaginemos en lo que hay en todo el país, hay dos millones y medio de hectáreas de los cinco millones de este estado que están protegidas por algún instrumento legal, y seguramente ese habrá de ser y deberá ser el argumento para seguir trabajando en el cuidado y el respeto al medio ambiente.

Muchísimas gracias.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Pozos Lanz.

Ciérrese el sistema electrónico de votación, y pido que se tome la asistencia, la presencia del Senador Raúl Pozos Lanz, quien estaba haciendo uso de la palabra y, efectivamente, no registró oportunamente su asistencia.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador David Monreal Avila, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, para hablar en pro de la propuesta del Senador Robles Montoya.

- El C. Senador David Monreal Avila: Con el permiso, señor Presidente.

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta la humanidad es sufrir los efectos negativos derivados del mal manejo de los recursos naturales, así como la constante afectación al medio ambiente.

Distintas naciones han modificado su legislación, instauran programas y políticas públicas encaminadas a coordinar esfuerzos a favor del medio ambiente.

Empero, la problemática mayor es la dependencia que la humanidad tiene de los recursos naturales aunado a la idea errónea e inconsciente de que los recursos son ilimitados. Por ello, ha surgido la necesidad de la toma de consciencia, la búsqueda de alternativas para su solución.

Contrario a esto, México aprobó una reforma constitucional en materia energética que lejos de buscar energías limpias y renovables, impulsa la exploración y extracción de hidrocarburos como petróleo y gas en aguas profundas, permite la explotación de aceite y gas Shale, conocido como el fracking, entre otras actividades que van en contra del desarrollo sostenible.

Ahora, la legislación secundaria en materia de energía tampoco plantea incluir energías menos contaminantes, sino tiene como único objetivo potencializar a la industria petrolera para ampliar su negocio.

La industria petrolera es una de las actividades que más impactos ambientales negativos causa tanto a nivel local como mundial, debido a la manera en cómo funciona, pues es para extraer el petróleo del subsuelo. Hay una serie de prácticas operacionales que alteran el equilibrio ecológico, actividades tales como la sísmica, la perforación de pozos, la producción y la conducción implican múltiples interacciones con el entorno natural.

Por ejemplo, la contaminación química incluye el uso del propio petróleo crudo y sus componentes, los cuales ingresan al ambiente a través de las distintas prácticas operacionales, es decir, los químicos combinados con petróleo se usan para facilitar la extracción petrolera.

Otra es, la sonora, derivada de las detonaciones que tienen lugar en la explotación sísmica, y por el funcionamiento de la maquinaria petrolera.

Una más, la lumínica, generada por la quema de gas. En la discusión y aprobación de la reforma constitucional en materia energética, distintas irregularidades salieron a la luz pública, la modificación de los artículos constitucionales no va sólo enfocada a la apertura del mercado empresarial privado de producción, exploración y explotación de crudo, sino también a la explotación y producción de un energético crucial, el gas de lutita, mejor conocido, Shell gas, en inglés.

El gas de lutita es un tipo de gas natural que se encuentra atrapado en las formaciones de esquisto. Es decir, una formación de rocas sedimentarias, granuladas, también llamadas lutita y arcilla; el gas se encuentra a una profundidad de 1,000 a 5,000 metros. Las tecnologías actuales de extracción del gas lutita son dos, y funcionan de manera complementaria.

La primera de ellas, es la perforación horizontal que permite llegar a la zona donde se ubica el gas lutita, se realiza inicialmente una perforación vertical hasta llegar al yacimiento, tras lo que el perforador gira horizontalmente para introducirse y taladrar los pozos de gas Shale.

La segunda y más alarmante respecto al impacto ambiental que ocasiona, es la fractura hidráulica conocida también como fracking o hydrofracking, este procedimiento consiste en bombardear fluidos que contienen agua, arena, gases comprimidos, sustancias químicas, entre otros, a presiones suficientemente altas como para incrementar la porosidad y permeabilidad de las rocas creando fracturas artificiales que permiten el flujo y salida del gas.

Esta última técnica requiere de maquinaria especializada y costosa, además que es necesario realizar continuamente el procedimiento de fractura hidráulica en un mismo pozo, ya que el flujo disminuye muy pronto, por lo cual para mantener la producción es necesario repetir el procedimiento constantemente.

Cabe mencionar que en otros países la técnica del fracking para extraer el gas Shale está prohibida. Francia, en 2012, por medio de la Asamblea Nacional prohibió por ley esta técnica por sus riesgos ambientales.

Bulgaria, en el 2012, se sumó a esta postura, ante la justificación de que este método no cuenta con garantías de seguridad.

El gobierno alemán también decidió detener sus planes con esta técnica de extracción.

Asimismo, Irlanda estableció moratoria para impedir su práctica.

En consecuencia, explotar gas lutita en México es una amenaza ambiental, ya que con la extracción de este gas, se pone en riesgo el subsuelo ante una posible contaminación, lo que a largo plazo genera un daño ambiental irreparable.

Además, se requieren grandes cantidades de agua para su explotación. De aprobarse la Ley de Hidrocarburos, algún contratista podría explotar el gas lutita en el país ante el supuesto de que al llevar a cabo esta perforación especial se da a conocer que el contratista contaminó mantos acuíferos, y además, se demuestra científicamente que derivado de la perforación aumentó la sismicidad de la zona.

La ley en mención protege al contratista para que pese a los daños causados al medio ambiente, éste conserve su contrato.

Otro ejemplo hipotético sería el riesgo químico de los aditivos, es decir, que ocurriera un accidente en el traslado de los aditivos hasta el pozo, ya que por el alto traslado de camiones es necesario emplear 4,000 toneladas de productos químicos, lo que también genera contaminación acústica, inseguridad vial y emisiones de gases de efecto invernadero, y pese a ello el contratista continuará con su contrato emitido por la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Por lo anteriormente expuesto, la presente reserva tiene como objeto el promover entre los contratistas la implementación de nuevos procedimientos y tecnologías, es decir, crear una mejor relación entre las petroleras y el medio ambiente, siempre respetando el territorio y los recursos naturales de los mexicanos.

Por lo que se propone que otra causa grave para rescindir administrativamente los contratos para exploración y explotación sea que el contratista que cause daños, deterioro, pérdida, cambio, menoscabo, afectación, modificación o contaminación al medio ambiente o a los recursos deberá darse por terminado su contrato.

Lo anterior a fin de terminar con la dependencia de los hidrocarburos fósiles, y esta no debe ser la única forma de aprovechamiento de energía, al contrario, debe optarse por la sustitución de energías renovables, velando por el medio ambiente, por la salud de los mexicanos. Si bien el sector energético es una preocupación nacional, se deben buscar alternativas energéticas incluyentes que generen desarrollo y no conflictos sociales, ambientales y económicos.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Monreal Avila.

Finalmente, para concluir este tema, se le concede el uso de la palabra al Senador Alejandro Encinas Rodríguez, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para hablar en pro de la propuesta que hiciera el Senador Benjamín Robles Montoya y el grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Gracias, señor Presidente.

Bueno, en primer lugar, yo quisiera señalar que lamento sinceramente la orientación que ha tenido este debate, porque en los temas de carácter ambiental siempre habían concitado el consenso y la coincidencia en todos los procesos legislativos.

Si hacemos un recuento de las más recientes modificaciones en materia ambiental que se han realizado en el país, prácticamente todas las leyes han sido aprobadas por unanimidad.

Es el caso de las más recientes, la Ley General del Cambio Climático, la Ley para el Desarrollo Forestal Sustentable y en esta misma legislatura un sinnúmero de reformas a distintas leyes abordando el tema ambiental y en todas hemos coincidido.

Y hoy, evidentemente, no nos estamos