Senado de la República.
Sesión Plenaria.
Domingo 19 de noviembre de 2017
    
    

Última actualización: octubre 2017
Última revisión: octubre 2017

Diario de los Debates
LXII
              Legislatura
2o
Año
Búsqueda:

DIARIO DE LOS DEBATES

DE LA CÁMARA DE SENADORES
DEL CONGRESO DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS


AÑO II                       Cuarto Periodo Extraordinario                       LXII Legislatura                       Sesión Núm. 2


Sesión Pública Extraordinaria Celebrada
en la Ciudad de México, el 04 de Agosto de 2014

Versión para descarga
Imprimir Vesrión Estenográfica  



PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

APERTURA

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: (17:08 horas) Solicito a la Secretaría informe a la Asamblea el resultado del cómputo de asistencia de las señoras y señores Senadores.

- La C. Secretaria Lilia Guadalupe Merodio Reza: Honorable Asamblea, conforme al registro de asistencia, se han acreditado 84 ciudadanos Senadores.

En consecuencia, hay quórum, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se abre la sesión extraordinaria del lunes 4 de agosto.

El Orden del Día está disponible en el monitor de sus escaños, con lo cual se informa de los asuntos que corresponden a la agenda de hoy.

Solicito a la Secretaría informe del turno directo que con fundamento en el artículo 4 de la convocatoria a sesiones extraordinarias, publicada el 16 de julio pasado, dictó la Mesa Directiva, a los asuntos devueltos por la Cámara de Diputados.






MESA DIRECTIVA

- La C. Secretaria Merodio Reza: Informo que la Mesa Directiva dio turno directo a las Comisiones Unidas de Energía; y de Estudios Legislativos, Primera, al proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera, Ley Minera y Ley de Asociaciones Público Privadas. Se recibió y se turnó a las comisiones, el 29 de julio.

Al proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de la Industria Eléctrica y la Ley de Energía Geotérmica, y se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de Aguas Nacionales. Lo recibimos y turnamos el día 30 de julio.

Y al proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de Petróleos Mexicanos y la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, y se reforman y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Entidades Paraestatales, de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, y de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas. Fue recibido y turnado a las comisiones, el día 31 de ese mismo mes de julio.

Es todo, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, señora Secretaria.






Tenemos la primera lectura de un dictamen de las Comisiones Unidas de Energía; y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera, Ley Minera y Ley de Asociaciones Público Privadas.

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE HIDROCARBUROS Y SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE INVERSION EXTRANJERA; LEY MINERA Y LEY DE ASOCIACIONES  PUBLICO  PRIVADAS

(Dictamen de primera lectura)



(Voto particular del C. Senadores Alejandro de Jesús Encinas)



(Voto particular del C. Senado Manuel Bartlett Díaz)



(Voto particular del C. Senador Rabindranath Salazar Solorio)



(Voto particular del C. Senador Zoé Robledo Aburto)



(Voto particular del C. Senador Luis Sanchez Jiménez)



(Voto particular del C. Senador Isidro Pedraza Chávez)



(Voto particular del C. Mario Delgado Carrillo)



(Voto particular del C. Enrique Fernando Mayans Canabal)



(Voto particular del C. David Monreal Avila)



(Reserva del C. Manuel Bartlett Díaz)



(Reserva del C. Senador Luis Sanchez Jiménez)



(Reserva del C. Enrique Fernando Mayans Canabal)



Debido a que se encuentra publicado en la Gaceta de hoy, y con fundamento en lo dispuesto en los artículos 193 y 195 del Reglamento, es de primera lectura.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que se dispense la segunda lectura del dictamen y se ponga a discusión de inmediato.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que se dispense la segunda lectura del anterior dictamen. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se dispensa la segunda lectura, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se reserva para su discusión con el siguiente dictamen.






- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se reserva para su discusión con el siguiente dictamen.

Pasamos a la primera lectura de otro dictamen de las Comisiones Unidas de Energía; y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de la Industria Eléctrica y  la Ley de Energía Geotérmica, y se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de Aguas Nacionales.

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDEN LA LEY DE LA INDUSTRIA ELECTRICA Y LA LEY DE ENERGIA GEOTERMICA, Y SE REFORMAN Y ADICIONAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY DE AGUAS NACIONALES

(Dictamen de primera lectura)



(Voto particular del C. Senador Rabindranath Salazar Solorio)



(Voto particular del C. Senador Fernando Enrique Mayans Canabal)



(Reserva del C. Senador Manuel Bartlett Díaz)



(Reserva del C. Senador Luis Sanchez Jimenez)



Debido a que este dictamen se encuentra publicado en la Gaceta de hoy, y con fundamento en lo dispuesto en los artículos 193 y 195 del Reglamento, es de primera lectura.

Consulte ahora la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que se dispense la segunda lectura del dictamen y se ponga a discusión de inmediato.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que se dispense la segunda lectura del anterior dictamen. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se dispensa la segunda lectura, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se reserva para su discusión con el siguiente y el anterior dictamen.






Enseguida tenemos la primera lectura de otro dictamen de las Comisiones Unidas de Energía; y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de Petróleos Mexicanos y la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, y se reforman y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de las Entidades Paraestatales; la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas.

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDEN LA LEY DE PETROLEOS MEXICANOS Y LA LEY DE LA COMISION FEDERAL DE ELECTRICIDAD, Y SE REFORMAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY FEDERAL DE LAS ENTIDADES PARAESTATALES; LA LEY DE ADQUISICIONES, ARRENDAMIENTOS Y SERVICIOS DEL SECTOR PUBLICO Y LA LEY DE OBRAS PUBLICAS Y SERVICIOS RELACIONADOS CON LAS MISMAS

(Dictamen de primera lectura)



(Voto particular de la C. Senadora Dolores Padierna Luna)



(Voto particular del C. Senador Luis Sanchez Jimenez)



(Voto particular del C. Senador Fernando Mayans Canabal)



(Reserva del C. Senador Manuel Bartlett Diaz)



(Reserva del C. Senador Luis Sanchez Jimenez)



Debido a que este dictamen se encuentra publicado en la Gaceta de hoy, y con fundamento en lo dispuesto en los artículos 193 y 195 del Reglamento, es de primera lectura.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se dispensa la segunda lectura del dictamen y se pone a discusión de inmediato.
- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que se dispense la segunda lectura del anterior dictamen. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se dispensa la segunda lectura, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, señora Secretaria.

Para ordenar el debate, la Mesa Directiva acordó un método de discusión y de votación a los dictámenes a que se refieren los tres proyectos devueltos por la Cámara de Diputados.

Solicito a la Secretaría dé lectura al método de discusión y votación adoptado por la Mesa Directiva.

- La C. Secretaria Merodio Reza: (Leyendo)

“La Mesa Directiva, con fundamento en el artículo 88 del Reglamento del Senado, acuerda aplicar el siguiente método para la discusión y votación de los tres dictámenes de las Comisiones Unidas de Energía; y de Estudios Legislativos, Primera, relativos a los proyectos de Decreto en materia energética, devueltos con modificaciones por la Cámara de Diputados.

1.- El presente método es aplicable para la discusión y votación de los siguientes dictámenes:

Proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera; Ley Minera y Ley de Asociaciones Público Privadas.

Proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de la Industria Eléctrica y la Ley de Energía Geotérmica, y se adicionan y reforman diversas disposiciones de la Ley de Aguas Nacionales.

Proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de Petróleos Mexicanos y la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, y se reforman y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de las Entidades Paraestatales; de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y de la Ley de Obras y Servicios Relacionados con las Mismas.

2.- Una vez declarada la primera lectura de cada dictamen, se consultará al Pleno si autoriza la dispensa de la segunda lectura de cada uno para ponerlos a discusión y votación en esta misma sesión.

3.- En caso de autorizarse la dispensa de la segunda lectura, la discusión será conjunta para los tres dictámenes.

Se destaca que la votación nominal se realizará de manera separada por cada dictamen.

4.- La discusión será conforme al siguiente procedimiento:

a) Habrá una intervención por cada comisión para presentar los tres dictámenes.

b) Se presentarán cinco de los votos particulares recibidos a los tres dictámenes.

Los grupos parlamentarios y los autores de los votos particulares acordarán lo correspondiente para la presentación.

Los votos particulares que no sean presentados en tribuna se insertarán en el Diario de los Debates.

c) Se dará paso a las intervenciones para los posicionamientos de los grupos parlamentarios, para referirse a los tres dictámenes.

El orden de las intervenciones será progresivo.

d) Para la discusión en lo general, se inscribirán todos los oradores interesados.

La discusión iniciará con el primer orador inscrito en contra.

La discusión en lo general tendrá una duración máxima de dos horas, en total.

Las exposiciones de los oradores que no alcancen a presentarse en la tribuna, se insertarán en el Diario de los Debates.

e) Concluido el tiempo para la discusión en lo general, el Presidente hará la declaratoria de suficiencia de la discusión de los tres dictámenes. Anunciará las reservas de artículos recibidos y ordenará pasar a la votación nominal en lo general y de los artículos no reservados, si los hubiere.

f) En caso de que durante la discusión se soliciten rectificaciones de hechos, se permitirá hasta dos oradores por cada grupo parlamentario, inmediatamente después del orador que las motive.

En caso de que algún Senador sea aludido desde la tribuna, se le permitirá contestar a las alusiones, la respuesta no será motivo de una réplica por parte de otro Senador o de quien hubiere hecho las alusiones.

5.- La votación nominal en lo general será separada, una por cada dictamen.

Concluida la votación y conocido el resultado, el Presidente hará la declaratoria correspondiente.

6.- La discusión en lo particular se realizará de la siguiente manera:

a) Será una discusión conjunta de los tres dictámenes.

b) Los Senadores que hayan reservado artículos para su discusión en lo particular, los presentarán agrupados de manera temática en dos rubros.

c) Al finalizar la presentación se consultará a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas.

La discusión que sea admitida, se realizará en términos reglamentarios.

Al finalizar la lista de oradores inscritos en el rubro, se consultará, en votación económica, si son de aprobarse las propuestas de modificación.

d) Para la discusión de cada uno de los temas, se podrán inscribir hasta 4 oradores para hablar en pro y hasta 4 oradores en contra de las reservas.

e) Concluidas las intervenciones de los oradores inscritos en los dos temas, se pasará a la votación nominal en lo particular.

7.- La votación nominal, en lo particular, será para cada grupo de artículos reservados por cada uno de los dictámenes a discusión.

8.- Concluida la votación de cada dictamen, y conocido el resultado, el Presidente hará la declaratoria correspondiente”.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, señora Secretaria.

El método que acaba de ser leído está disponible en los monitores de sus escaños. Si requieren un ejemplar impreso, la Secretaría Parlamentaria se los hará llegar a sus escaños.






Para conocimiento de la Asamblea, en cuanto al proyecto de Decreto por el que se expide           la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera;         Ley Minera y la Ley de Asociaciones Público Privadas, les informo que la Cámara de Diputados modificó 3 artículos que son el 101 y el 102 del proyecto de la Ley de Hidrocarburos y el artículo 8 del proyecto de reformas a la Ley de Inversión Extranjera, por lo que solamente discutiremos esos artículos de dicho proyecto de Decreto.

Por lo que se refiere al proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de la Industria Eléctrica, y la Ley de Energía Geotérmica, y se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de Aguas Nacionales, las modificaciones de la Cámara de Diputados fueron a los artículos 71, 73, 74, 82, 86, 87, 88 y 89 del proyecto de Ley de la Industria Eléctrica.

En cuanto al proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de Petróleos Mexicanos y la Ley de Comisión Federal de Electricidad, y se reforman y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Entidades Paraestatales; de la Ley de Adquisiciones y Arrendamientos y Servicios           del Sector Público y de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, las modificaciones fueron a los artículos 1, 13, 26, 46, 51, 73 y 76; y al Artículo Décimo Transitorio del proyecto de Ley de Petróleos Mexicanos.

Asimismo, se adicionaron los Capítulos VII y VIII al Título Cuarto, con los artículos 100 al 105; y 106 al 108, respectivamente, y un Artículo Décimo Octavo Transitorio a dicho proyecto de ley.

Asimismo, se modificaron los artículos 1, 12, 25, 45, 50, 75 y 78; y el Artículo Décimo Cuarto Transitorio del proyecto de la Ley de la Comisión Federal de Electricidad; y se adicionaron los Capítulos VII y VIII al Título Cuarto, con los artículos 102 al 111, y un Artículo Vigésimo Primero Transitorio a dicho proyecto de ley.

Todos los demás artículos de los 3 proyectos ya recibieron la aprobación de las dos Cámaras del Congreso y, por lo tanto, no pueden tener modificación alguna.

En consecuencia, se concede el uso de la palabra al Senador David Penchyna Grub, para presentar los dictámenes a nombre de la Comisión de Energía, en términos de lo dispuesto por el artículo 196 del Reglamento.

Por favor, Senador, sea usted tan amable.

- El C. Senador David Penchyna Grub: Gracias, señor Presidente. Con su venia.

Compañeras y compañeros Senadores, presento a ustedes, para su consideración, los 3 dictámenes de la reforma energética que nos fueron devueltos con algunas modificaciones por la Cámara de Diputados.

Como es de su conocimiento, el dictamen número 4 referente a la Ley de Órganos Reguladores Coordinados en materia energética; a la Ley de la Administración Pública Federal, y a la Ley de           la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector de Hidrocarburos, fue aprobado sin cambio alguno de la Colegisladora y enviado al Ejecutivo para los efectos a que haya lugar. Ello da cuenta del cuidado, del esmerado trabajo realizado en ésta, la Cámara de origen.

Es necesario decir que los pocos cambios efectuados por las y los Diputados a las minutas que les remitimos, son pertinentes, puntuales y respetuosos.
No quedó duda alguna de la constitucionalidad del proyecto de las leyes secundarias que enviamos a la Cámara de Diputados, consta así la plena juridicidad de nuestros actos.

Desde mayo de este año, sostuvimos reuniones de las Comisiones Unidas de Energía; y           de Estudios Legislativos, Primera, para deliberar sobre 4 proyectos de dictamen, conteniendo 15 leyes en total, en tanto en la Cámara de Diputados se procesaban las 6 leyes en materia fiscal y presupuestal de la reforma energética.

Sostuvimos 8 reuniones de comisiones unidas, en las que se debatió por más de 30 horas con un total de 286 participaciones…

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Perdón, Senador.

¿Le podrían poner atención al Senador que está presentando el dictamen, por favor?

- El C. Senador David Penchyna Grub: Sostuvimos 8 reuniones de comisiones unidas, en las que se debatió por más de 30 horas con un total de 286 participaciones de Senadoras y Senadores que aportaron sus ideas, su experiencia y su pasión en el diseño de esta reforma histórica.

Tan sólo los Senadores integrantes de las comisiones dictaminadoras tuvieron 167 intervenciones a lo largo del proceso de dictaminación.

Seamos prudentes y reconozcamos entre nosotros y hacia la opinión pública, que está al pendiente de nuestro trabajo, que hubo debate, que el tema, a lo largo de los años, y en estos dos últimos meses, está suficientemente discutido.

Los cambios que nos fueron devueltos para su discusión en esta Cámara, cuantitativamente no son muchos, pero cualitativamente modifican, para bien, en unos casos de forma, y en otros de fondo, los dictámenes previamente remitidos.

Resalto alguno de ellos. En el dictamen 1, relativo a la Ley de Hidrocarburos y reformas a las disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera, Ley Minera y de Asociación Público-Privadas, se otorgó un trato más equitativo y certeza jurídica plena a los titulares de los terrenos, bienes o derechos sujetos a algún tipo de afectación por la exploración y explotación de hidrocarburos.

Se incrementa su participación en los ingresos del asignatario o contratista del .5 por ciento hasta el 3 por ciento, lo que contrariamente a lo que aquí se ha llegado a sostener, no se trata de una cantidad menor o despreciable.

Por igual, los ejidatarios, como corresponde a un estado social de derecho, tendrán la opción de distribuir las contraprestaciones entre todos los integrantes, o bien, aplicarla a proyectos de desarrollo que tanto necesita el campo mexicano y que debe de ser el detonante de un nuevo modelo de desarrollo regional y de mayor equilibrio entre las regiones.

Llamo la atención sobre esta oportunidad histórica que requerirá de la estrecha cooperación y coordinación entre los tres órdenes de gobierno aparejados con una intensa y ordenada participación ciudadana.

Del dictamen número 2, relacionado con la Ley de la Industria Eléctrica, la Ley de Energía Geotérmica, y la reforma a la Ley de Aguas Nacionales, destaca que como es lógico, para efectos de consistencia y congruencia legal, se hicieron cambios análogos a los realizados sobre el dictamen 1 en función de los beneficios de los titulares de los terrenos, bienes o derechos, en donde se realicen ocupaciones territoriales derivadas del servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica.

Con estas modificaciones se compensa con bienestar y beneficios tangibles a los afectados, y a la vez se facilita el otorgamiento del servicio.

El dictamen número 3 correspondió a la Ley de Petróleos Mexicanos y a la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, además de diversas reformas a la Ley Federal de las Entidades Paraestatales, a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y a la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas.

En este tercer dictamen, la Colegisladora puso el acento atinadamente en los regímenes de presupuesto y deuda de Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad.

Los cambios propuestos en estos rubros robustecen la mejor operación de ambas empresas productivas del Estado, con reglas más claras y específicas para sus tabuladores.

Estructura orgánica de las empresas, políticas que deberán observarse en lo que toca a recursos humanos sobre sus presupuestos y sus adecuaciones, así como respecto del destino de los excedentes derivados de sus actividades y de modo muy importante en relación con las prácticas que se seguirán para la realización de inversiones y la contratación de deuda pública.

Es así como se refuerza la flexibilidad operativa y se garantiza la autonomía de gestión de ambas empresas productivas del Estado.

Señoras Senadoras y señores Senadores, en el transcurso de esta sesión llegamos al término de una discusión y procesamiento de las reformas en materia energética propiamente dicha en su parte sustantiva, ha sido un trabajo en el que, como es natural, en la pluralidad parlamentaria y en la diversidad democrática que distingue a esta Cámara y al propio Pacto Federal aquí representado, se ha puesto mucho énfasis en nuestras diferencias.

Este es un elemento consustancial de la vida de los partidos políticos. Pero quiero recordar, con todo respeto a todos, que coincidimos en que los hidrocarburos del subsuelo son y seguirán siendo propiedad originaria de la nación, son dominio por parte de la nación, es inalienable e imprescriptible lo que se ha logrado combinar en la legislación con la apertura del mercado energético al mundo, combinando soberanía plena con aprovechamiento de las ventajas comparativas del país en recursos naturales, con beneficios presentes e intergeneracionales.

Coincidimos todas las fuerzas políticas en que es preciso atender el pasivo laboral de Pemex y CFE, y que ambas empresas deben ser dotadas de un marco efectivo de autonomía presupuestal y de gestión.

Coincidimos en que México tiene que avanzar decididamente hacia la sustentabilidad ambiental en materia de energía y que el Estado mexicano, en lo que toca a sus empresas productivas y, en general, en la industria energética, debe sujetarse con firmeza a las actividades de esta rama de la industria a rigurosos criterios de transparencia y rendición de cuentas.

Se habla mucho de corrupción desde un ángulo punitivo. El modelo aquí planteado previene y anticipa la eventual realización de prácticas ilícitas, públicas o privadas. No es el papel del Legislativo estar mirando todo el tiempo hacia el pasado, eso es función de otras autoridades. Eso corresponde a historiadores y jueces, el papel del Poder Legislativo aquí y en todo el mundo es construir futuro, a eso estamos abocados, esa es nuestra responsabilidad.

Muy respetadas Senadoras y Senadores, México inició en los años 90’s una reforma de fondo de orden comercial que el día de hoy es fundamento de la estabilidad macroeconómica y de la fuerza exportadora de nuestra nación.

Con las reformas propuestas por el Presidente Enrique Peña Nieto, particularmente en telecomunicaciones y en materia energética, con retraso de años, damos finalmente el paso hacia una revolución industrial y tecnológica que marque para bien un antes y un después en la historia de esta gran nación y todavía más grande en el futuro.

Estamos convencidos razonadamente, respetando la pluralidad de ideas, no sólo guiados por las creencias o ideologías personales o partidarias, que este es el camino de un México con puras mayúsculas y de un pueblo mexicano orgulloso, seguro de sí mismo y confiado en el porvenir de sus familias y de cada uno de los mexicanos de hoy y del futuro.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)


- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Penchyna Grub.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Sonia Mendoza Díaz, para presentar el dictamen, en términos del artículo 196 del Reglamento, a nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, Primera.

Por favor, Senadora, ¿me permite un momento?

Sonido en el escaño del Senador Pedraza Chávez.

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: (Desde su escaño) En el mismo tenor que en las ocasiones anteriores, hoy ha estado ahí el Senador Gracia para hacer esto y creo que tampoco ha habido acuerdo de la comisión para que no sea él el que hable y sea otra persona. Ahí tenemos nosotros un secretario que hemos insistido que puede posicionar como integrante de la comisión y entonces me parece incorrecto, y con perdón de la Senadora, que sea ella quien venga a posicionar en el tema.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Pedraza Chávez.

Como la vez anterior, pregunto a la Secretaría de Servicios Parlamentarios si hay un acuerdo por escrito; y si no, que se acerquen los miembros de la Mesa Directiva para ponernos de acuerdo.

Sonido en el escaño del Senador Braulio Fernández.

- El C. Senador Braulio Manuel Fernández Aguirre: (Desde su escaño) Señor Presidente, muy amable. Quisiera compartirle a los compañeros Senadores una pena que tenemos en el estado de Coahuila, porque la Diputada federal por el Primer Distrito falleció hoy en la ciudad de México, la profesora Irma Elizondo Ramírez, quien fue una gran participadora de los problemas sociales en su distrito y en su lugar de origen, Piedras Negras. Por lo que le solicito tenga usted a bien autorizar un minuto de silencio.

Gracias.

MINUTO DE SILENCIO

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sí, Senador. Por favor, si todos nos podemos poner de pie para guardar un minuto de silencio en la memoria de la Diputada.

(Todos de pie guardan un minuto de silencio)

Gracias Senadoras y Senadores.

Senadora, Mendoza Díaz, por favor, proceda.

- La C. Senadora Sonia Mendoza Díaz: Gracias, con permiso de la Presidencia.

Señoras y señores legisladores, hago uso de la palabra para fundamentar, a nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, Primera, los siguientes dictámenes:

Primero.- Por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera; de la Ley Minera y de la Ley de Asociaciones Público Privadas.

Segundo.- Por el que se expiden la Ley de la Industria Eléctrica y la Ley de Energía Geotérmica, y se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de Aguas Nacionales.

Tercero.- Por el que se expiden la Ley de Petróleos Mexicanos y la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, y se reforman y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de las Entidades Paraestatales; de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas.

El debate en ambas Cámaras ha sido arduo y exhaustivo. En materia de la Ley de Hidrocarburos, la Colegisladora ha añadido diversas modificaciones al dictamen que envió esta Cámara y que, sin duda, son dignos de reconocer, pero sobre todo de avalar.

Las aportaciones que hicieron los Diputados, sin duda alguna, fortalecen la legislación secundaria de esta gran reforma. A ellos les expreso mi reconocimiento.

Los integrantes de la Comisión de Estudios Legislativos, Primera, estamos a favor de lo expuesto en el dictamen porque defiende a los titulares de los derechos de propiedad al precisar que tendrán derecho a que la respectiva contraprestación cubra el pago de las afectaciones y la renta por concepto de ocupación.

Y en aquellos proyectos que alcancen la extracción comercial, la contraprestación cubrirá un porcentaje de los ingresos que corresponda al asignatario o contratista en el proyecto, después de haber realizado los pagos al Fondo Mexicano del Petróleo.

Además, la Asamblea de ejidatarios podrá decidir entre distribuir la contraprestación entre los integrantes del ejido o destinarla a proyectos de desarrollo, por lo que sus necesidades también tendrán la oportunidad de satisfacerse, ya que se agrega como moralidad a los compromisos para ejecutar proyectos de desarrollo en beneficio de la comunidad o localidad afectada.

Estas modificaciones también se replicaron en la Ley de la Industria Eléctrica, en cuyo Capítulo sobre el Uso y Ocupación Superficial se precisa que procederá la ocupación o afectación superficial o la constitución de servidumbres necesarias en los casos en los que se tenga por objeto prestar el servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica, y para la construcción de plantas de generación de energía eléctrica como lo es el caso de la generación hidroeléctrica.

Desde el punto de vista de la comisión, nos manifestarnos a favor de estas adiciones que otorgan seguridad jurídica a los propietarios de las tierras, a ejidatarios y comuneros sobre los que se pretende desarrollar estas actividades.

Por otra parte, el dictamen por el que se expide la Ley de Pemex, la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, de nueva cuenta fortalece a las empresas productivas del Estado mediante el establecimiento de un diseño institucional basado en las mejores prácticas internacionales de gobierno corporativo que garantiza la flexibilidad y autonomía técnica y de gestión que requieren para el desarrollo de sus operaciones comerciales.

Para ampliar aún más la autonomía de las nuevas empresas productivas se producen dos cambios muy importantes respecto a las responsabilidades de sus consejos de administración.

En materia presupuestal autorizan sin intervención de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, presupuesto, adecuaciones presupuestales, destino de ingresos, excedentes, reglas de austeridad, reglas y políticas para sus inversiones, tabuladores, estructura orgánica, políticas de recursos humanos y demás atendiendo el régimen especial de autonomía.

En materia de deuda, determinarán las políticas para contratar deuda, atendiendo una serie de principios y reglas de coordinación, eficiencia, sustentabilidad, transparencia, entre otros.

Al aprobar las minutas remitidas por la Cámara de Diputados estamos concluyendo el trámite legislativo del primer paquete de la legislación secundaria en materia de energía.
Sin duda, hemos alcanzado muchos acuerdos y también defendido nuestros puntos de vista, pero lo que hoy estamos por debatir es, sin duda, una de las cuestiones torales para el desarrollo de México.

Con las modificaciones realizadas se consolida el objetivo de contar con un modelo integral para la industria del mercado energético de México, de manera que se afiance su apertura, su claridad y fortaleza regulatoria y, sobre todo, para todos los mexicanos su rentabilidad y su beneficio al desarrollo de nuestro país.

Es cuanto.

Muchas gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Mendoza Díaz.






Pasaremos al desahogo de los votos particulares.

Informo al Pleno que se encuentran publicados en la Gaceta, y el Senador Mario Delgado Carrillo entregó hoy su voto particular y está a su disposición en el monitor de sus escaños.

Asimismo los Senadores Fernando Mayans Canabal y Manuel Bartlett Díaz entregaron al inicio de esta sesión sus respectivos votos particulares que también están disponibles en los monitores de sus escaños.

Ahora, para cumplir con el desahogo de los mismos, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 199 del Reglamento, harán uso de la palabra los Senadores en este orden: Alejandro Encinas Rodríguez, Manuel Bartlett Díaz, Dolores Padierna Luna, Zoé Robledo Aburto, Luis Sánchez Jiménez e Isidro Pedraza Chávez, para presentar su respectivo voto particular, hasta por diez minutos.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Alejandro Encinas Rodríguez, del grupo parlamentario del PRD, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Muchas gracias, señor Presidente.

Señoras y señores Senadores, vengo a presentar mi voto particular en contra del dictamen, del proyecto de dictamen por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera; de la Ley Minera y de la Ley de Asociaciones Públicas Privadas.

Por la mecánica que se ha resuelto para desahogar tres dictámenes que si bien están vinculados, abordan materias muy disímbolas, voy a concentrarme en los aspectos que considero fundamentales, no solamente de la minuta que ha sido remitida por parte de la Cámara de Diputados al Senado, sino de los aspectos que se mantienen intocados después de la discusión en la Colegisladora y que vienen, a mi juicio, a empeorar y a hacer una situación de mayor confusión y vulnerabilidad de derechos y garantías de los ciudadanos mexicanos.

A diferencia de lo que plantearon aquí los Presidentes de la Comisión de Energía y la Secretaria de la Comisión de Estudios Legislativos, Primera, como lo hicieron también Senadoras del PRI, del PAN y del Verde en las comisiones unidas, yo no puedo compartir de ninguna manera ni celebrar las modificaciones que realizaron los Diputados a la minuta que remitimos a esa Cámara.

Ya que en las modificaciones que nos han enviado en su minuta los Diputados, no solamente no dan mayor precisión ni claridad sobre los contenidos y las garantías que deberían de prevalecer para todos los mexicanos, sino que en muchos casos disfraza, simula y, al mismo tiempo, empeora los contenidos de la reforma en materia de hidrocarburos que hemos discutido durante semanas en el Senado de la República.

En especial las reformas crean un ambiente adverso en contra de los propietarios o los legítimos propietarios de las tierras, de las aguas, de los bosques de este país, ya sean privados, ya sean ejidos, ya sean comuneros, pero también a las áreas naturales o incluso a bienes o propiedad de carácter público.

Voy a decir por qué considero en primer lugar que se disfrazan en la reforma, y pongo un ejemplo.

Si bien, se modifica el artículo 101 de la Ley de Hidrocarburos en su fracción VII donde se pretendía establecer dentro del régimen de contraprestaciones la posibilidad de que el asignatario o el contratista pudiera asumir el compromiso de contratar a los dueños de las tierras para trabajar en las empresas que ellas establezcan, pues lo cierto es que esa figura no desaparece, sino que solamente la cambiaron de lugar tanto en el caso de Petróleos Mexicanos como de la Comisión Federal de Electricidad, ya que lo único que hicieron fue cambiarlo al último párrafo de esa misma fracción donde después del inciso c) se agrega un nuevo párrafo en donde se señala que sin perjuicio de las modalidades de contraprestación a que se refiere esta fracción, los asignatarios o contratistas, dice, podrán proponer al propietario titular del derecho o miembros de la comunidad o la calidad a la que pertenezcan, la adquisición de bienes o insumos o los servicios fabricados, suministrados o prestados por dichas personas. Es decir, podrán trabajar para las empresas que van a explotar la riqueza de sus propiedades.

Es decir, prevalece la intención de convertir a los legítimos dueños de las tierras en empleados en sus propias tierras, lo que realmente resulta vergonzoso el establecer en una ley de nuestro país, que una empresa que va a hacer negocios millonarios en las tierras, propiedad de un tercero, pueda contratarlo sin compartir los beneficios que pueda generar la propiedad, que hoy, bajo la figura de expropiación, de servidumbre o de ocupación temporal, harán de sus propios territorios.

Pero también en este dictamen se incurre en una profunda simulación, ya que constituye una simulación esta campaña tan intensa que han señalado en torno el haber retirado la figura de expropiación tanto de la Ley de Hidrocarburos como de la Ley de la Industria Eléctrica, cuando en realidad la figura de expropiación prevalece en un sinnúmero de ordenamientos legales en nuestro país.

Primero, en el Artículo Octavo Transitorio de la propia reforma constitucional en materia energética que se aprobó aquí, que aprobaron ustedes en diciembre del año pasado, en donde se señala que derivado del carácter estratégico de las actividades de exploración y extracción del petróleo, así como de los demás hidrocarburos y del servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica, los que se consideran de interés social y orden público y que tendrán preferencia sobre cualquier otra actividad económica que implique el aprovechamiento de la superficie o del subsuelo de los terrenos, podrán establecerse en la ley o deberán establecerse en la ley los términos y condiciones generales de las contraprestaciones para la ocupación, afectación superficial, o en su caso, la indemnización respectiva que deriva de la expropiación.

Esto ratifica lo establecido en el artículo 27 constitucional que señala que las expropiaciones sólo podrán hacerse por causa de utilidad pública y mediante indemnización, y lo señalado en el artículo 28 donde se define la planeación y el control del sistema eléctrico nacional, así como el servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica y la exploración de extracción del petróleo como asuntos de utilidad pública.

De la misma manera, si en el artículo 4 de la Ley de la Industria Eléctrica se establece que en la Ley de los Órganos Reguladores Coordinados, particularmente en su artículo 33, se establece que el otorgamiento de contratos y permisos, así como autorizaciones de los órganos reguladores implicarán la declaratoria de utilidad pública en predios de propiedad pública social y privada, en la actividad de exploración y extracción de hidrocarburos, tendido de ductos, tendido de infraestructura eléctrica y otras construcciones, y en este caso también se establece la obligación del pago de indemnización a lo que obedece una expropiación.

El asunto de la expropiación podemos encontrarlo, en primer lugar, en la Ley de Expropiación, en el artículo 1o., que establece dentro de las causales de utilidad pública todas aquellas que tienen que ver con el aprovechamiento de hidrocarburos y la generación de electricidad. Y también prevalece en la Ley Agraria, en el artículo 93, en sus fracciones IV y VIII, donde se señala que los ejidos y las comunidades podrán ser expropiados por causas de utilidad pública, entre otras, la exploración y extracción de petróleo, así como la actividad de la energía eléctrica.

Por eso es una profunda simulación el haber eliminado la figura de expropiación, e introducen ahora una figura aún más gravosa para los propietarios, que es la figura de la ocupación temporal, la cual puede ser por tiempo indeterminado, y que podría durar toda la vida del propietario, el titular de las tierras, en donde podrán gozar de contratos, asignaciones, etcétera, para explotar la riqueza de un predio, que es propiedad de un tercero, en beneficio de otro particular.

Esto va a propiciar, sin lugar a dudas, un enorme saqueo de la riqueza de estas tierras, e incluso puede llegarse al extremo de que en un mismo terreno concesionado puedan encontrarse tres permisos o concesiones de autorización, el que se otorga a la explotación mineral, el que pueda otorgarse a la concesión para la explotación de gas natural, o como lo establece la Ley que crea la Agencia de Seguridad Industrial y de Protección del Medio Ambiente, que se puede en ese terreno concesionado otorgarse permisos para el manejo forestal o cualquier otro uso de suelo que de manera libre puede modificar la Agencia de Seguridad Industrial.

Así, quien goce de estas concesiones va a saquear las riquezas del subsuelo y de la superficie de las áreas concesionadas, y cuando se las regresen a su titular, al verdadero propietario, éste recibirá no solamente una superficie totalmente saqueada, sino una propiedad que no tendrá valor alguno, pues toda la riqueza natural que existía en ese predio ya se usufructuó en beneficio de otro particular.

Esta situación se agrava más aún en la reforma, una adición que se hizo a la Ley de Industria Eléctrica en la Cámara de Diputados, donde en términos generales se señala que: procederá a la ocupación, afectación superficial de la constitución de servidumbres necesarias para prestar el servicio público de transmisión, distribución de energía eléctrica, y para la construcción de plantas de generación de energía eléctrica en aquellos casos en que por las características del proyecto se requiera de una ubicación específica.

¿Qué significa? Que más allá del terreno concesionado, aquel que se haya expropiado de las restricciones que se establecieron para otorgar permisos o contratos en áreas naturales protegidas, si es necesario, por ejemplo, en la construcción de una hidroeléctrica remover un asentamiento humano, los habitantes de ese núcleo tendrán que ser reubicados forzosamente, al igual de la afectación que se pueda hacer en un área natural protegida, a un sitio con valor de patrimonio cultural, como representan las zonas arqueológicas del país.

En síntesis, yo creo que prevalece en esta legislación el diseño de un esquema absolutamente favorable al inversionista que busca privatizar las riquezas del subsuelo y de la superficie a nuestro país, en donde si no hay acuerdo, el gobierno federal expropia o declara la ocupación temporal o declara la servidumbre de hidrocarburos, y donde se establecen contraprestaciones en un escenario de negociación favorable al asignatario contratista, pues toda contraprestación, establece la ley, debe ser proporcional al beneficio que espera obtener el asignatario o contratista.

Pero también, como se señaló ya en el artículo 101 de la Ley de Hidrocarburos y en el 74 de la Ley de la Industria Eléctrica, pues prevalece esta lógica de contraprestación para que puedan éstos estar al servicio de los empresarios.

Finalmente, una de las reformas que hicieron los Diputados en las contraprestaciones es de otorgar a los propietarios en aquellas tierras que se utilicen para la explotación de gas natural no asociado al resto de los hidrocarburos, del 0.5 al 3 por ciento de las utilidades en el caso de gas natural, o del caso de los demás hidrocarburos, del 0.5 no mayor al 2 por ciento.

Sin embargo, estos recursos que pudieran ir a los particulares se etiquetan en las reformas que se hicieron en el propio artículo en la fracción VII, que originalmente incluía como forma de pago a favor de los dueños de la tierra los compromisos del contratista para formar parte de proyectos y desarrollos en la comunidad. Ahora lo que hicieron los Diputados es establecer como forma de pago la suscripción de compromisos para ejecutar proyectos de desarrollo en beneficio de la comunidad.

Es decir, estos porcentajes que originalmente iban a dirigirse como contraprestación al titular de la tierra, particularmente en ejidos y comunidades, se diluirán en el apoyo a la comunidad y de la cual no hay ninguna garantía de que ello se cumpla.

Por estas razones, por la vulnerabilidad que se genera para el derecho a la propiedad en el país, por la subasta material que se está haciendo de los recursos del subsuelo de nuestro país, nosotros votaremos en contra de este dictamen.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Encinas Rodríguez.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Manuel Bartlett Díaz, del grupo parlamentario del PT, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Con su autorización, señor Presidente.

Hemos estado reclamando inútilmente, desde el principio de esta Legislatura, y después en particular en los términos que se han ido procesando los dictámenes en energía, hemos reclamado la absoluta violación a todas las reglas. Una violación que incluso se discutió en la Mesa Directiva, y que hemos objetado y, sin embargo, se sigue como si nada hubiera pasado, en un autismo absoluto de este Senado de la República.

Hoy tenemos otro ejemplo de cómo se manejan las cosas.

Van a ser tres dictámenes en uno, y bueno, y quién acordó esto, dicen, las Mesas Directivas acordaron que sean tres en uno, que cada quien hable lo que quiera, y después de que se escuche pacientemente, como lo hicieron hoy algunos Senadores del PRD, se les dé una salida y sigan adelante con una farsa a la que yo me negué asistir, realmente si me dio mucha ternura que el señor Presidente Penchyna se preocupaba de mi ausencia, y llegar al extremo de ya no mandarme los dictámenes, aunque soy miembro de la Comisión de Energía, pero que no se preocupe el Senador Penchyna, aquí estamos, y estaremos siempre, en la misma posición de rechazo a lo que hemos considerado, es uno de los grandes daños, de los más grandes daños que se le han hecho a este país en los últimos 50 ó 100 años.

Esperamos, y lo recuerdo hoy desde esta tribuna del Poder Legislativo del Senado de la República, que tenemos presentado un amparo por violaciones al procedimiento de la reforma constitucional energética, y que lo tienen los ministros de la Suprema Corte de Justicia. Por segunda vez hemos llegado a tocar las puertas, y ahí está, el Senador José Ascención Orihuela conoce este asunto, con su conocimiento de la jurisprudencia, encontró por ahí algún documento, lo recuerdo, pues ahí está en la Suprema Corte de Justicia, y les hemos dicho, mi querido Senador José Ascención, les hemos dicho que este asunto tiene que ser resuelto por el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, porque no puede haber un asunto de mayor trascendencia que éste en la vida política y legal de este país.

Esperemos que lo cumplan, porque estando ya este Congreso, el Senado de la República al servicio de Peña Nieto para sacar, violando todo reglamento, lo que él manda, si la Suprema Corte no interviene y le pone coto a este matrimonio por connivencia y por voluntad de corrupción manifiesta, no tendremos un estado de derecho y estaremos viviendo una dictadura que aunada a la dictadura de los medios de comunicación han convertido a este país en un país sonámbulo, que está aceptando lo más grave que le pueda ocurrir sin chistar.

No hay debate, aunque lo diga el Senador Penchyna elevando la voz, ni ha habido debate. Hoy lo vimos en la reunión de comisiones, a la que por congruencia yo no asisto, porque estoy en contra de lo que hace, no hubo ningún debate, ninguno, es más, aburridos algunos panistas dijeron que, pues que como había trabajo esta tarde, mejor retiraban sus posiciones, ese ha sido el debate, y lo vamos a volver a ver aquí, y un Congreso, un Senado que no debate, es un Senado clandestino, que lo único que hace es imponer cosas que no quieren que se sepan.

Por ejemplo, vamos a votar en contra de estos tres en uno, y aquí los tenemos, y subrayando precisamente el aspecto ilegal e inconstitucional con que procede el Congreso de la Unión, y la Cámara de Senadores particularmente. Les quiero decir que todo lo que aquí se ha discutido y que hicieron esta pantomima de ir a cambiar la situación en que se encontraban los predios amenazados, la propiedad social, la propiedad comunal, la propiedad privada en este país, por esa determinación de que son sujetos de, ya no es expropiación, sino ocupación eterna, es un asunto absolutamente inconstitucional, absolutamente inconstitucional.

Miren ustedes, ya el Senador Encinas hizo un análisis, como lo hace siempre, muy cuidadoso de la pantomima que nos mandan los Diputados, en acuerdo aquí con algunos panistas, el Senador Cabeza de Vaca, y creo que el antiguo coordinador de la vigilancia de la honestidad del sexenio pasado, que no encontró nada, también se sumó a esta posición de la preocupación de que, qué iban a decir los campesinos, las comunidades, y que no se podía llegar a eso, entonces inventaron una serie de modalidades para darles la contraprestación, que es otra de las cualidades de estos congresos que cambian las palabras, manipulan los conceptos, y para presentar una cosa que está, la presentan ahora con otro nombre, que es lo que hicieron otra vez, no hay expropiación, gran triunfo de los protectores del ejido y de las comunidades, pero hay una ocupación temporal para siempre.

Bueno, pero además, y esto obedece y es muy importante que aunque no quieran escuchar, quede grabado en sus mentes y en los récords de este Senado la decisión de hacer de la energía un asunto estratégico de interés público y orden público, es un mandato de los Estados Unidos y de las empresas transnacionales, no lo quieren entender, precisamente lo que han hecho en el Perú, en Bolivia, en la Amazonia, esas empresas petroleras que aquí van a entrar, es obligar a través de estos compromisos que los Estados hacen traicionando a su propia población, que es lo que hizo Peña Nieto traicionando a sus campesinos, a sus comunitarios, a la propiedad privada de este país, traicionando, porque así lo exigen las petroleras transnacionales, por eso han matado gente en la selva, por eso mandan a los ejércitos y a las policías a perseguir para que cumplan, para que los Estados, vasallos como éste, cumplan con su obligación de facilitarles a las empresas extranjeras que puedan utilizar las propiedades de los mexicanos para sus negocios privados.

Esa es una de las grandes concesiones que implican un claro sometimiento del gobierno de Peña Nieto y sus secuaces a los intereses de las transnacionales. Es un atentado contra la propiedad en este país, es un atentado contra los intereses de los mexicanos al servicio de las empresas extranjeras.

Pero además, y por eso empecé señalando la necesidad de que la Suprema Corte intervenga y detenga ese amasiato de poderes y desaparición de los mismos, porque esto es inconstitucional.

Lo que están haciendo estos Diputados que cambiaron y aportaron y están obteniendo ciertos beneficios, es inconstitucional, aún en la barbaridad que hizo Peña Nieto al enviar esta reforma constitucional, porque el Artículo Octavo Transitorio, fíjense, nada más me refiero a esto, no a toda la barbaridad de un artículo transitorio que va en contra del resto de la Constitución. Por ahí, el Senador Penchyna, que nunca ha querido subir, porque lo hace mejor en la radio y en la televisión, cuando hacía mofa de esta cuestión de que es inconstitucional, una reforma inconstitucional, dice que no puede ser, y claro que es; esta norma viola toda la Constitución, de arriba a abajo, y la interpretación constitucional para los abogados es fundamental, porque no se puede meter una reforma que viola todos los demás artículos, la interpretación de la Constitución es integral, este es un asunto que se aprende en primer año de derecho constitucional.

Miren ustedes, el Artículo Octavo Transitorio en el que se basa todo este refuego de que ya salvaron la propiedad, etcétera, ya llegó el Senador Penchyna, alegre, ojalá suba usted, señor Senador para contestar lo que le planteamos sistemáticamente, muy bien, esperemos que lo haga, pero no allá, suba usted aquí, suba usted aquí, señor.

Derivado de su carácter estratégico, las actividades de exploración, extracción del petróleo y de los demás hidrocarburos, así como el servicio público de transmisión, escuchen bien, el servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica a que se refiere el presente decreto se consideran de interés social y orden público, por lo que tendrán preferencia sobre cualquier otra que implique el aprovechamiento de la superficie. Esta es una absoluta barbaridad que viola todos los principios esenciales del derecho. Nada más que se refiere aquí exclusivamente en materia de electricidad a la transmisión y distribución de la electricidad, que es a la que le dan el carácter de interés público, con esa reforma que se hizo alterando la Constitución para beneficio de los extranjeros.

Y sin embargo, estas leyes le dan el carácter de interés público y la posibilidad de expropiar, llámese ahora ocupación de terrenos para todo lo que es el sistema eléctrico que establece la nueva Ley de Electricidad, que ustedes ni siquiera entendieron que es un verdadero caos, en el que van a aparecer cientos de agentes de todo tipo: comisionistas, productores independientes, productores tal, es una red de participantes en el sistema eléctrico de locura que ha fracasado en todo el mundo, con la competencia supuesta.

Entonces imagínense ustedes esta multitud de nuevos actores que van a entrar en una supuesta competencia que no será, porque llegan a monopolizar, todos esos van a tener el derecho, todos, de establecer una generación acá, de lanzar cables para allá porque se considera aquí en la ley general que va mucho más allá de la transmisión y distribución, es elemental, pero como no importa violar lo que sea, están violando sus propios artículos que sostiene todo el alegato éste de la ocupación de las tierras porque los extranjeros así lo quieren.

Es absolutamente inconstitucional en relación con el Octavo todo lo que están proponiendo, todo. No tendríamos que seguir adelante, ahí se los acabo de decir, sólo es la transmisión y distribución, y lo que trae la Ley de Electricidad es todo: cables, terrenos necesarios para generaciones, en esa multitud de participantes que nadie va a controlar.

No importa para ustedes violar la Constitución, ni les importa violar ni siquiera el fundamento de lo que están discutiendo, es verdaderamente una desgracia lo que está ocurriendo en este país, todo para seguir un compromiso espurio del Presidente Peña Nieto, con los intereses económicos y políticos de los Estados Unidos de Norteamérica.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Bartlett Díaz.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna, del grupo parlamentario del PRD, hasta por diez minutos, para presentar su voto particular.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

Cualquiera que conozca un poco la historia sabe que en este país el conflicto de la propiedad de la tierra ha generado movimientos sociales, revueltas y revoluciones. La tierra en nuestras culturas no es un asunto de dinero o de negocio, mucho menos una transacción comercial, como la ven ustedes.

Es un asunto de consentimiento que deben dar los pueblos para renunciar a su propiedad, y yo francamente lo veo muy difícil que acepten renunciar a su vida, a sus costumbres, a su cultura, a su riqueza ancestral.

Estas consideraciones han sido simplemente ignoradas en los artículos del Capítulo IV de la Ley de Hidrocarburos, de la Ley de la Industria Eléctrica, de la Ley de Geotermia y de la de Órganos Reguladores, que convierte, por cierto, a estos órganos en gestores del despojo de tierras por venir a nombre de utilidad pública, que en realidad es utilidad para las compañías privadas de petróleo, gas, electricidad y las mineras.

Con estas reformas están abriendo las compuertas de descontento social incalculable. Ni los campesinos, ni los ejidos, ni los productores agropecuarios fueron consultados para dar este salto cuantitativo a nuestra legislación sobre la propiedad de la tierra.

De golpe, ustedes están adelantando una contrarreforma al campo, al ejido y a la relación entre propietarios, poseedores o titulares de los terrenos, bienes o derechos de la tierra.

Es decir, además de hacer perder a México su soberanía energética, esta contrarreforma es un tremendo golpe profundo al derecho de propiedad privada, así como al de propiedad agraria, y más grave aún, a la propiedad de las tierras de los pueblos y comunidades indígenas.

Implica en el mismo sentido retrocesos en materia de libertad personal y laboral. La facultad exclusiva, con estas leyes, se pierde la facultad exclusiva de la nación para llevar a cabo la explotación del petróleo y de los hidrocarburos.

Se eliminan las áreas estratégicas a cargo exclusivo del Estado, al petróleo y a los demás hidrocarburos, pero también a la petroquímica básica y la electricidad.

Se establece un sistema de contratismo sin límites en materia energética a pesar de que el contratismo excesivo es una de las causas de la inmensa pérdida de recursos presupuestales.

El eje central de esta reforma es injustificable, se proponen decenas de artículos, el aumento a la plataforma de extracción de crudo, el aumento en la producción de petróleo en un millón de barriles diarios adicionales, sin ninguna regla de reposición de reservas.

México produce más petróleo del que necesita, lo vuelvo a señalar, imponer el aumento de la plataforma de extracción no es una necesidad de México, sino una presión de Estados Unidos para contribuir a su seguridad energética; la producción petrolera será en adelante privada, y ya no como hasta ahora, que nos quedamos con el cien por ciento de la renta petrolera para las arcas nacionales; en adelante se compartirá la renta sin que se fijen límites a la apropiación de la renta petrolera por los privados, se trata de una privatización irresponsable, abusiva, corrupta, discrecional; una verdadera receta para el desastre de México, todas estas medidas son en perjuicio de nuestra política energética nacional, de la hacienda pública y del desarrollo nacional y, por añadidura, una visión extractivista que renuncia a la producción de refinados y de petroquímicos.

Este modelo originará el agotamiento acelerado de nuestras pocas reservas probadas de petróleo, suficientes tan sólo para diez años de producción. Estamos frente a una contrarreforma que constituye una ampliación de facto del territorio de Estados Unidos a costa del nuestro,  debido, entre otras cosas, a que las transnacionales podrán litigar contra México en tribunales internacionales.

La propiedad de los hidrocarburos se traslada a la propiedad privada de bancos y corporaciones petroleras extranjeras, aliados a los inversionistas nacionales del derecho de explotación de los recursos nacionales, del valor agregado industrial.

Esto sucede cuando se permite que los contratos sean usados para operaciones contables y de crédito, y también cuando se les permite utilizar la información obtenida en la exploración, que es información estratégica para la seguridad nacional, y ustedes la ponen con fines comerciales.

Las experiencias de otros países que han transitado este camino arrojan resultados desastrosos. Con esta reforma México se suma a esta lamentable lista de países que transfieren la renta petrolera a las transnacionales, en detrimento de su propia riqueza nacional.

Las iniciativas simplemente no toman en cuenta el gran daño que las fórmulas establecidas en los contratos han causado a los Estados petroleros y nos condenan a una suerte similar.

En materia de transparencia y rendición de cuentas hay lagunas y simulaciones que nos llevarán a perder el escaso control que hasta hoy se tenía.

El cambio en el artículo 8, de la Cámara de Diputados, elimina el concepto de que participen libremente extranjeros con más del 49 por ciento de sociedades navieras, para brindar servicios en las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos; tal como nosotros lo reservamos en el dictamen, aquí en el Senado, una reserva que fue rechazada, y ahora, que el verdadero legislador, es decir, el Ejecutivo, les mandata, ahora van a votar a favor.

En cuanto a la Ley Minera, no se le movió ni una coma. De modo que además del oro, la plata, el cobre y otros minerales, las empresas que ya exprimían el territorio nacional, tendrán, por vía expedita, la concesión para explorar el gas grisú, que se haya en las minas y podrán ser propietarias de todos los terrenos que abarcan ya el 25 por ciento del territorio nacional.

La enorme riqueza sólo beneficia a unos cuantos. A un puñado de compañías extranjeras, y en menor medida, a tres o cuatro magnates mexicanos que concentran los beneficios del saqueo minero.

Termino diciendo, la aprobación de esta contrarreforma energética, obra de la derecha bicéfala, no es el fin, sino un recomienzo de nuestra lucha.

Redoblaremos, téngalo por seguro, nuestra tarea de recuperar la soberanía económica y energética de México, que hoy están ustedes destruyendo.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senadora Padierna Luna.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Zoé Robledo Aburto, del grupo parlamentario del PRD, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: Gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, ya empezamos hoy a escuchar y seguramente en la discusión en lo general, seguiremos escuchando felicitaciones a los cambios que elaboraron los Diputados a este dictamen.

Y lo creo así, porque así ocurrió en las comisiones. Pero honestamente, habría que revisar bien cuáles fueron esos cambios.

Cuáles fueron los que parecieran que son avances. Y como lo ha señalado el Senador Encinas, más bien son disfraces y lo mismo, pero escrito de una manera diferente. Y que al final de cuentas, no modifica la esencia del modelo de reforma, ni corrige sus deficiencias.

Los cambios hechos, especialmente en la Ley de Hidrocarburos y en la Ley de Industria Eléctrica, ratifican los mismos errores sobre el problema social que significará la ocupación territorial.

Por una razón muy simple. Sigue en la misma lógica de que, uno, todo se puede comprar. Así lo establece, de alguna manera, el hecho de que la contraprestación sea en efectivo, lo cual puede ser algo positivo, si esto formara parte de un modelo completo de inclusión de las comunidades y de los poseedores de la tierra.

Pero también se le da un valor muy bajo a los valores culturales, al apego a la tierra, a la identidad de las comunidades con su entorno.

Y, sin duda, me parece a mí que el camino novedoso, el camino innovador, hubiera sido diseñar un modelo en que la participación comunitaria en los proyectos para la exploración y la extracción de hidrocarburos fuera un factor de éxito. Que la participación comunitaria, eso si hubiera sido diferente, formara parte de los elementos que facilitan el éxito y que garantizan el éxito de un proyecto. Pero esto no es así.

Y fíjense cómo es tan importante este tipo de debates y porque es tan importante que aprendamos a escucharnos.

El Senador Ascención Orihuela, por ejemplo, en comisiones, compartíamos que era un acierto, que se hubiera eliminado, como una posible, como una opción de contraprestación, el asunto de la contratación.

Bueno, lo que pasa que eso era verdaderamente lastimoso. Lastimaba la dignidad de las comunidades al proponer el pago de la ocupación, ofreciendo trabajos o haciendo aportaciones insignificantes.

Era de verdad una reedición de la famosa encomienda de la época colonial. Ya sólo faltaba que incorporamos la mita, el repartimiento y el trajín en esta iniciativa.

¿Cómo era posible pensar que algo, un costo, al que de cualquiera manera iban a tener que incurrir los inversionistas, se le pasara la factura, como una forma de contraprestación a los poseedores de la tierra?

¿Y por qué digo que es importante escucharnos? Porque cuando lo eliminaron los Diputados, se hizo una gran celebración. Cuando éste es un tema que ya había estado discutido en esta tribuna.

En la primera discusión en lo general, el grupo parlamentario del PRD ya lo había planteado. Que era verdaderamente indignante esta fracción VII en sus incisos a) y b) que planteaban esta posibilidad de contraprestación con la contratación.

A pesar de que puede haber un reconocimiento de que eso se haya eliminado, los cambios siguen siendo totalmente insuficientes.

Ante todo, me parece que se deben de garantizar los derechos a la tierra que tienen las comunidades rurales indígenas, sin amenaza de despojo, bajo cualquier forma o bajo cualquier nombre.

Y además, si existe el interés y la voluntad de esas comunidades para participar de otro tipo de beneficios que da su tierra, pues, bueno, eso debería ser decisión de ellos, lo cual es correcto.
Pero veamos cómo viene la redacción. Porque de verdad, ahí si hay un elemento, que ni se puede felicitar a los Diputados, y al contrario, deberíamos de intentar salvar la posibilidad de generar este nuevo modelo de inclusión para asociaciones público-privado y también comunitario.

¿A qué me refiero?

Miren, en una de las formas de contraprestación, además del pago en efectivo. Son los compromisos para ejecutar proyectos de desarrollo en beneficio de la comunidad.

Esos proyectos de desarrollo deberían de ser una obligación de todo aquel que quiera hacer una intervención; a todo aquel que vaya a modificar conductas y hábitos de toda una comunidad.

No como una contraprestación, como una obligación a la cual deberíamos nosotros estar impulsando para que en todos los estados, donde pudiera haber este tipo de exploraciones y explotaciones, pues nos garantizarán que va a haber proyectos de desarrollo a favor de la comunidad; pero no como un compromiso, como una obligación.

La gente de Chiapas, por ejemplo, de compromisos de esta naturaleza hemos escuchado una y otra vez, compromisos de interconexión carretera, a cambio, por ejemplo, la inundación de terrenos para construcción de hidroeléctricas; compromisos de electrificación del territorio y de sus 19 mil poblaciones a cambio de seguir desarrollando la infraestructura de la CFE, de la cual Chiapas no se ve favorecido, porque al día de hoy no tiene una tarifa que sea más baja que el resto del país, si incorporamos en la medición el ingreso de la población.

Entonces, ese tipo de compromisos no pueden ser vistos como una actitud generosa.

Y lo otro, una palabra que sería fundamental. Que se hubiera modificación y que solamente está, de manera escondida, con algo que puedo casi asegurar, vamos a ver cuántas veces ocurre.

¿A qué me refiero? Dice al final de ese párrafo: sin perjuicio de las modalidades de contraprestación a que se refiere esta fracción, los asignatarios o contratistas podrán proponer al propietario o titular de derecho, miembros de la comunidad o localidad a la que pertenezcan, la adquisición de bienes o insumos o los servicios fabricados, suministrados o prestados por dichas personas. Y termina diciendo: cuando ésta sea compatible con el proyecto, o sea, tiene un doble candado.

Primero, solamente la discrecionalidad al asignatario podrá, dice, proponer a los propietarios.

Podrá, no dice deberá.

Eso cambiaría las condiciones. Eso cambiaría el mapa y los equilibrios en las comunidades.

Porque alguien que recibiera una contraprestación en efectivo, podría pensar y podría imaginar invertirla para convertirse incluso en un proveedor del proyecto. Pero no, aquí dice, podrán.

Y segundo, solamente cuando sea compatible con el proyecto.

Vamos a ver cuántas veces las empresas, los inversionistas, los asignatarios ofrecen esa posibilidad y cuántas veces dicen que es compatible con el proyecto.

Veremos y el tiempo dará la razón a quien así la tenga.

Y por último, una última consideración. Y esto tiene que ver con algo que se esperaba que se modificara en la Cámara de Diputados, y que no ocurrió así.

Y esto es, que hay que considerar que en adelante, producto de estas disposiciones que están a punto de aprobar sobre ocupación de tierras, es el trabajo que va a implicar para los tribunales agrarios las disputas que se presenten.

¿Por qué razón? Hay que recordar que en 2013, el Tribunal Agrario arrancó con 41 mil 652 casos pendientes, y durante todo este año, lo que va de este 2014, ya recibió otros 52 mil 776 casos; al cierre del año pasado logró concluir 50 mil 122 casos, pero inició 2014 con un rezago de más de 43 mil casos. Esa es la institución, esa es la instancia a la cual le vamos a dar los expedientes y los casos cuando no se logre un arreglo entre los asignatarios y los propietarios de la tierra.

¿Cuándo van a resolverse? Esa es la pregunta.

Actualmente el Tribunal Agrario recibe diariamente un promedio de 150 expedientes, y arrastran rezagos en la mitad de los asuntos que atienden, y ahora, pues decidimos, en un diseño institucional, de verdad, muy deficiente, asignarles una carga adicional, ¿por qué no?, y que ellos terminen resolviendo.

¿Cuándo se van a resolver estos casos?

¿Cómo se va a atender esta presión de resolución de conflictos en una entidad que hoy no es eficiente?

Los juicios agrarios pueden prolongarse, ustedes lo saben, por décadas, muchas veces debido a los innumerables recursos que las partes tienen derecho a interponer y además a su carácter de derecho social que no otorga igualdad de condiciones a las partes, ya que es un tratamiento asimétrico respecto a los ejidatarios.

Esto, seguramente ustedes, como representes de las entidades, saben que es un tema muy sentido; saben, y cuántas veces no han llegado ejidatarios a intentar que sea la vía de un Senador de la República o de un Diputado quien pueda poner y agilizar, o por lo menos intentar, gestionar que un asunto que lleva décadas se pueda resolver. Bueno, aquí simplemente les vamos a dar una carga adicional.

Por eso, compañeras y compañeros, me parece que estamos dejando de lado el desarrollo comunitario de zonas muy necesitadas, y todo solamente para favorecer a inversionistas e intereses particulares.

Se está dejando de lado la oportunidad de crear un nuevo modelo de asociaciones público- privadas o sociales, o privadas y sociales, con una nueva forma de favorecer y entender la incorporación y entender un modelo inclusivo y no extractivo, solamente, no rentista ni de corto plazo para el futuro de nuestra nación.

El veto social es una realidad en nuestro país. Los que son representantes de estados como Guerrero, con el caso de La Parota; de San Luis Potosí, con el caso de Wirikuta; de Tepoztlán, de Morelos, con el caso del Club de Golf de Tepoztlán, saben cuál es el poder del veto social ante proyectos que no son socialmente aceptados.

La opinión pública ya ha rechazado esta reforma energética y ahora sólo estamos poniendo la mesa para que el veto social sea lo que impere en todos los rincones de nuestro país.

Sin respaldo social, el veto social surgirá inevitablemente.

Sin un diseño inclusivo para las comunidades y los propietarios de la tierra, el veto social va a ser el pan de todos los días de los gobiernos municipales, estatales y del gobierno federal.

Por eso hoy hay que entender que cada sociedad funciona gracias al conjunto de reglas económicas y políticas que crean los legisladores, y que hoy estas reglas solamente van a abonar a que la ingobernabilidad y el veto social sean el tema que se discuta durante años antes de poder empezar a ver un solo peso para los mexicanos a partir de esta reforma energética.

Muchas gracias.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)


- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Robledo Aburto.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Luis Sánchez Jiménez, del grupo parlamentario del PRD, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, lo dije en comisiones, lo repito: qué bueno que vamos a terminar ya esto, qué bueno, porque cada día las empresas exigían más y más, y aquí se cedía más y más, como lo reflejan estos últimos cambios, que no son para otra cosa sino para beneficiar mayormente a las petroleras trasnacionales que estarán aquí saqueando nuestra riqueza patrimonial.

En los artículos 43, 80 y 81 de la Ley de Hidrocarburos, estamos frente a una invasión de competencias que deriva de la inconstitucionalidad de las actuaciones de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, la Secretaría de Energía y la Comisión Reguladora de Energía, respectivamente.

En particular, los artículos 43 y 80 subordinan a las empresas productivas del Estado, o sea, a Pemex y sus subsidiarias y filiales, a que por mandato de la Secretaría de Energía realicen las acciones necesarias para, y escuchen bien, garantizar que sus actividades y operaciones, las de Pemex, no obstaculicen la competencia y el desarrollo eficiente de los mercados, así como la política pública en materia energética.

A través de un artificio jurídico se pretende colocar la creación misma de condiciones de mercado por encima de cualquier otro objetivo de la reforma, de tal suerte que se obliga a que el Estado limite y sujete a su propio operador a fin de permitir el despliegue de operadores privados.

Estas fracciones podrían ser invocadas por las petroleras privadas para evitar que Pemex tuviera una efectiva política de alianzas, lo que redundaría en una contradictoria intervención estatal contra Pemex, que distorsiona la tendencia natural del mercado y le impediría competir, como ya lo hacen los privados.

El riesgo mayor de estas disposiciones es que la Secretaría de Energía, de manera unilateral le impida a Pemex y a las demás empresas productivas del Estado, competir e invertir en la industria petrolera, en particular en las rondas de licitaciones y licencias y contratos de exploración y producción.

Queda en evidencia que en la Ronda Cero, a Pemex se le dejarán muchas menos áreas exploratorias que las que correspondería a sus capacidades.

Hay un sesgo institucional violatorio del artículo 28 de nuestra Constitución y discriminatorio contra las empresas productivas del Estado que no se observa en ninguna experiencia internacional precedente. Ningún otro país limita la actuación de sus petroleras, y todo lo contrario.

Queda manifiesto, entonces, que Pemex tiene la suficiente capacidad técnica, operativa y financiera como para representar un reto para los operadores internacionales, de otra manera no habría necesidad de este tipo de previsiones en la ley, pues, ¿no qué Pemex no tenía la capacidad?, ¿no decían ustedes que no tenía esa capacidad? Tan la tiene, que por esa vía la limitan.

Con estas determinaciones se desnudan las verdaderas pretensiones del PRI, el PAN y el gobierno de Peña Nieto, contrario a su discurso de que la reforma energética fortalecería a Pemex, la anula en el mediano plazo para dar paso a las trasnacionales petroleras.

¿No es esto entreguismo, señoras y señores?

En cuanto al artículo 101, fracción V, inciso c) que dice: “Que el pago superficiario sea a cuenta de los ingresos remanentes después de pagar básicamente sus obligaciones de regalías al Fondo Mexicano del Petróleo”.
La formulación anterior, los pagos que le correspondan al Estado mexicano incluía impuestos de distinto tipo que el contratista causará e implicaba un pago que afectaría en mayor medida sus utilidades.

Con la nueva redacción se asegura que los pagos a los superficiarios y/o comunidades, el contratista los pueda interiorizar como costos, esto es, los mete, los registra como un costo de producción y seguramente reducirá la masa de ingresos fiscales del Estado.

Por supuesto habrá que establecer que los pagos por ocupación de predios por contratistas y asignatarios deberán ser efectuados de inmediato a través de un contrato ante notario público donde se establezcan los adelantos a cuenta de la contraprestación que relativamente corresponda una vez que comience la extracción de hidrocarburos y el pago correspondiente por el Fondo Mexicano del Petróleo, partiendo de que la extracción de hidrocarburos en un proyecto, pueda dilatarse varios años, o incluso pueda haber una ocupación especulativa del predio cuando el contratista decida retrasar la extracción, por ejemplo, la caída en los precios del hidrocarburo.

En el mismo sentido se tiene que prever que en los contratos de licencia y producción compartida, el contratista se quedará con el hidrocarburo y se pierde el control sobre el monto efectivo de la enajenación y, por ende, de los ingresos con que se pague al propietario del predio.

Realmente al propietario del predio superficial se le pagará con la renta que corresponde a la nación. Y, por lo tanto, quien podría pagar sería el propio gobierno. Quizá esto conviniera más porque protege mejor el interés del propietario.

En el segundo párrafo de esta misma fracción se separan los casos de extracción de gas no asociado donde los contratistas tendrán que pagar de 0.5 a no más de 3 por ciento. Los demás casos pagarán como máximo 2 por ciento.

No es una lógica vinculada a la magnitud de renta de unos casos u otros, pues en yacimientos de gas asociado crudo, la renta es mucho mayor y el pago a los superficiarios podría ser mayor. Pero está dirigido a la extracción del gas de lutitas, que de acuerdo a la información existente hasta ahora, los yacimientos mexicanos son de gas seco.

El uso de fracking y las perforaciones horizontales son mucho más destructivas que otras tecnologías. Por eso se dará un punto más, pero los ingresos de este tipo de superficiarios muy probablemente siempre serán menores en los otros casos considerados y su propiedad será más afectada.

Partiendo del esquema aprobado de contratación, el Estado debería tutelar el interés de los superficiarios, no de los contratistas. Es decir, se debería poner un límite inferior, como lo dicen, del 2 ó el 3 por ciento para dejar abierta la posibilidad de que los superficiarios obtuvieran negociaciones mayores, ¿por qué no aspirar al 8 por ciento que se le daba a los superficiarios allá en 1925?

Sobre las modificaciones a la Ley de Petróleos Mexicanos, observamos nuevamente el dogma de la producción en la productividad de que todo debe aumentar el valor patrimonial.

Aquí me detengo un poco para explicar lo que hicieron ustedes en la Cámara de Diputados. Digo, ustedes, porque son del mismo partido, PAN, PRI, Verde.

Cuando dicen que se pagará después de descontados los pagos que deban realizarse al Fondo Mexicano del Petróleo, están diciendo que a los propietarios les pagarán una vez incluso que se extraiga, ya sea el gas, o ya sea el petróleo, hasta entonces.

Nosotros hemos dicho que esto es un despojo, que esto será un despojo. Ese es el discurso que se ha escuchado en los últimos días, en los últimos meses, cuando nosotros decimos que despojarán a los propietarios y ustedes dicen que no, que todo lo contrario.

Pues déjenme decirles que aquí, si acaso se les paga, será hasta después de la producción. Estamos hablando de que la fase exploratoria son 5 años aproximadamente y la parte de producción es mucho después, ¿hasta entonces los superficiarios, los propietarios de la tierra tendrán acaso algún pago?

Y, bueno, si no fuera suficiente esto, les van a cambiar a los propietarios este pago por obra, por obra pública, va a haber una catafixia, entonces, no se les dará el dinero como se ha estado mencionado, sino que se les cambiará por una obra para la comunidad.

Y ya verán, desde aquí les puedo decir a los propietarios, a los ejidatarios, comuneros, pequeños y medianos propietarios, grandes propietarios, se les va a despojar, digan lo que digan aquí el PRI, el PAN o el Verde.

Dice el inciso b) del artículo 102 de la ley citada, “los proyectos en que se ejerza el gasto de inversión deberá incrementar el valor patrimonial de la empresa”. Y esto es otra cuestión que actúa en contra de Pemex.

Y si Pemex quiere hacer un proyecto de mantenimiento, investigación, desarrollo tecnológico, reducción de emisiones de gas de efecto invernadero o de responsabilidad social, ¿qué sucederá en estos casos?

Esto no aumenta el valor patrimonial, según el texto que nos mandaron los Diputados, esto es investigación, inversión o persigue fines sociales. Con la redacción cómo está, equivale a una violación a la ley.

En el 104 de la misma Ley de Pemex modificada y que ahora discutimos, amarra al consejo de administración de las empresas para hacer contrataciones de personal, dice así su fracción IV:

“Los movimientos que realicen a sus estructuras orgánicas, ocupacionales y salariales, escuchen, deberán realizarse mediante adecuaciones presupuestarias compensadas”. Esto es, traducido en palabras que se puedan entender, Pemex no podrá contratar a una persona más si  antes no despide a una más. Esto es, una plaza por otra plaza, esto significa las adecuaciones presupuestarias compensadas. Se corre a alguien, se contrata a alguien.

De esta manera, ¿dónde queda la investigación científica, la tecnología nueva que entraría, de la cual se estaría apropiando Pemex? Simple y sencillamente no va a poder existir.

Por último, y esto es una joya, y qué lástima que no está aquí el representante sindical de los trabajadores de Pemex.

Vean ustedes. La Cámara de Diputados eliminó el artículo 62 de la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, referente a la prohibición del reparto de utilidades entre los trabajadores de Pemex y los nuevos contratistas, fue algo que se criticó mucho y que los Diputados allá, dijeron ya corregimos.

Bueno, pues nuevamente mintieron, mienten.

Sin embargo, se mantuvo prácticamente la misma redacción en el artículo 118 de la Ley de Petróleos Mexicanos que dice a la letra:

“Las utilidades que obtengan Pemex y sus empresas productivas subsidiarias tienen como fin incrementar los ingresos de la nación para destinarlos al financiamiento del gasto público. Por lo que dichas utilidades, escuchen, dichas utilidades no se repartirán entre sus trabajadores”. No habrá reparto de utilidades para las trabajadoras y trabajadores de Pemex, aquí lo dice con toda claridad.

Ojalá el Senador Romero Deschamps, hoy en un análisis de conciencia, se ponga al frente de sus trabajadoras y trabajadores. Ojalá y los pudiera defender, con esto se reivindicaría un poco, o acaso es verdad lo que se dice, ¿que a cambio de impunidad no los defiende?

Señoras y señores trabajadores de Pemex, aquí hay quienes los defienden, aquí habemos gente que está preocupada por ustedes, lo hemos señalado, habrá despidos, pero aquí están las condiciones que les marcan, a los que se queden ni siquiera utilidades les darán.

Muchas gracias.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Sánchez Jiménez.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Isidro Pedraza Chávez, del grupo parlamentario del PRD, para presentar su voto particular.

Antes, pido a la Secretaría Parlamentaria que en función del Acuerdo que se tomó en la Junta de Coordinación Política para el desarrollo de estas sesiones, se verifique el quórum cada hora. Por lo tanto, pido que se abra el sistema electrónico para verificar el quórum, hasta por diez minutos.

En el uso de la palabra, Senador Isidro Pedraza Chávez, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: Gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros, estamos en el regreso de los dictámenes que ya habían sido votados por este Senado y que encontramos particularmente puntos de controversia que fue incluso parte del debate escogido y pactado para que se pudiera analizar con responsabilidad.

Y les decíamos que los artículos que generaban problema estaban en el 101 y 102, particularmente de la Ley de Hidrocarburos y el 71 de la Ley de la Industria Eléctrica en nuestro país.

Y hemos hecho el intento porque se pueda entender más allá de cubrir las formas de incorporar las redacciones que se pusieron en estos artículos, de entender y ser congruentes en las definiciones que se han hecho.

Aquí se dice que uno de los ejes de esta reforma, en síntesis, es el beneficio de la sociedad mexicana. La sociedad más afectada la tenemos en el medio rural.

Y esta sociedad no ve en este tipo de acciones y de acuerdos que han pactado el PRI y el PAN, que se esté poniendo atención en el tema.

Quiero decirles, compañeros, que les pedimos que incluyeran, y a esto han hecho oídos sordos, la posibilidad de que fuera la Procuraduría Agraria quien pudiera ser una instancia de representación, interlocución de los compañeros ejidatarios, de los comuneros, de los indígenas en las negociaciones con las empresas y no ha habido receptividad.

Estas modificaciones que se han planteado van a tener un impacto fundamentalmente en los tribunales agrarios.

Ustedes saben que solamente hay para adelante en estas obligaciones de negociar, no se considera la rescisión de los contratos con los grupos campesinos, de indígenas con los que se promuevan los acuerdos de ocupación temporal para siempre de los predios, de manera tal, que yo quiero decirles que si ustedes saben, cuando menos tomemos previsiones, el número o la carga de trabajo que se desarrolla en los tribunales agrarios.

Les voy a dar unos datos, aunque no les interesa mucho, pero se los voy a dar.

El Tribunal Agrario en el 2010 tuvo una carga de 44 mil 782 asuntos y se resolvieron 41 mil 77; en el 2011 tuvieron 48 mil 56 y resolvieron 47 mil 580; en 2012 recibieron 47 mil 991 y resolvieron 47 mil 268.

Esto es lo que se ha resuelto en los tribunales, y para la carga que va a llegar, pues requerimos también tomar previsiones y poder establecer un nuevo número de tribunales unitarios agrarios que puedan atender las demandas que van a estar llegando, porque van a llegar, porque va a haber asambleas generales de ejidatarios, y ustedes saben que se realiza de forma amañada, donde no van a permitir que en realidad se tomen acuerdos equitativos para el reparto de esta propia, que tienen considerada ustedes del 0.5 al 2 por ciento en el caso del petróleo y 3 por ciento en el caso del gas que se encuentra en el subsuelo.

Por eso compañeros, yo creo que una de las previsiones que tenemos que tomar es ver la manera de ampliar el número de juzgados de los tribunales agrarios. Hubo en el 2008 desaparición de varios tribunales unitarios agrarios y cuando menos deberíamos de aspirar a que en cada entidad de la República existiera un Tribunal Unitario Agrario. Yo quiero hablarles de Hidalgo; en Hidalgo teníamos el tribunal en Pachuca y en la Huasteca, desaparecieron el de la Huasteca y ahora tenemos que ir a litigar los asuntos de la Huasteca al estado de Tamaulipas, en Ciudad Victoria, y muchas veces a Veracruz, a Tuxpan, para poder ahí referir, defender. Esto va a requerir que acerquemos las distancias de conciliación, de impartición de justicia a los grupos campesinos, indígenas, en el país, que muy pronto se vayan a tomar, incluso nosotros hemos considerado que hay que tener claro que en cuanto entren en vigor estas reformas, bueno, no van a entrar en vigor seguramente, porque la consulta que vamos a hacer en el 2015 nos va a congelar, pero sin embargo esto en un escenario desfavorable, estos tribunales elevarían su carga a un porcentaje de un 30 por ciento mayor a los que actualmente se están atendiendo y se va a requerir tener por lo menos otros diez tribunales unitarios y eventualmente otra sala del Tribunal Superior Agrario para que puedan atender esas cargas.

Esto, compañeros, que para ustedes ahora resta de importancia y con todo un halo de indiferencia, estamos aquí reflexionando con ustedes, habla de que tenemos el imperativo de revisar puntualmente de qué manera ahora que nos regresó la Cámara de Diputados en este 101 podemos interponer la figura de intermediación de los tribunales agrarios.

Les hemos dicho de la forma prepotente como se conducen las empresas a la hora de negociar con los indígenas, con campesinos, con pequeños propietarios porque los ven desprotegidos y hasta los amenazan.

Entonces, requerimos tener esa certeza de respaldo, requerimos que lo hagamos y que hagamos aquí un planteamiento de mejorar la parte de contribución y que la dividamos en dos partes, un 3 por ciento obligado de la renta que le puedan pagar a los propietarios de la tierra y luego otro contrato; otro contrato donde se establezcan los porcentajes de los rendimientos que éstos sean fundamentalmente bien definidos en función de lo que modificaron en el 102, porque en el 102, fíjense, cuando se pretende capturar la mayor renta petrolera con estas asignaciones que se van a dar al permitirles a los contratistas que paguen antes del impuesto los compromisos con los compañeros poseedores de la tierra van a hacer que se disminuyan los recursos que entrarían al erario público para capturar la mayor renta petrolera.

Este es un tema que debe de interesarles y yo quisiera saber y ver si efectivamente hay una preocupación por este sector de los más indefensos de nuestro país, pudiéramos hacer un compromiso con ustedes de que terminando este periodo extraordinario y en el ordinario pudiéramos hacer modificaciones al 27 de la Constitución para poder equiparar como causa de utilidad pública la producción de alimentos en el país, que esto garantice que empatemos la posibilidad del derecho a la superficie de la tierra de los compañeros campesinos, productores de este país y no queden indefensos y eso obligue a una mejor negociación con las empresas petroleras de hidrocarburos, de generación de energía eléctrica, que vendrán a nuestro país.

Esta es una de las cosas, de los temas en los que no se ha puesto atención y siento que ustedes deberían mostrar preocupación en este sentido.

Por eso, en el conjunto de este dictamen que se estaba estableciendo, hablan de testigos sociales. Y compañeros, habría que hacer el esfuerzo de reformar la ley que creó el acuerdo porque se establecen los lineamientos que regulan la participación de los testigo sociales, que fue publicado el 16 de diciembre de 2004, para que se le pueda dar mayor relevancia al papel de los testigos sociales.

De tal manera que tienen información restringida, voy a hacerlo muy rápido, el testimonio de un testigo social no tiene ninguna repercusión jurídica, la opinión social tendrá efectos jurídicos o las contrataciones, pero solamente los servidores públicos podrán llevarlas a cabo, pueden participar en la promoción o revisión previa de las bases de licitación, ahí sí tienen esa posibilidad, pueden realizar propuestas, pero cuando dan su opinión, ésta carece de legalidad, entonces hay que modificar este acuerdo para que los testigos sociales puedan tener un peso específico y puedan servir de descargo para fortalecer las negociaciones que se realicen entre productores rurales y las empresas petroleras.

Se me acabó el tiempo, compañeros, muchas gracias por su atención.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Pedraza Chávez.

Informo a la Asamblea que los votos particulares de los Senadores Mario Delgado Carrillo, Fernando Mayans Canabal y David Monreal Avila, que fueron entregados oportunamente a esta Mesa Directiva, se integrarán en el Diario de los Debates.






Con fundamento en lo dispuesto por el artículo 197 del Reglamento, procederemos a los posicionamientos de los grupos parlamentarios, los cuales tal y como lo establece el artículo 199, numeral 1, fracción II del Reglamento, serán en orden creciente, por un tiempo de hasta por diez minutos.

En consecuencia, se le concede, en primer término, el uso de la palabra al Senador Manuel Bartlett Díaz, del grupo parlamentario del PT, hasta por diez minutos.

Reitero, éste es el posicionamiento de los grupos parlamentarios, y decíamos se le concede, en primer término, el uso de la palabra al Senador Manuel Bartlett Díaz.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Muchas gracias, señor Presidente.

Y con su autorización quiero tocar ahora el aspecto relativo a la Ley de Hidrocarburos, ya se tocó el tema relativo a la electricidad, que pareciera que es lo mismo, que es un espejo, lo mismo que está en electricidad lo ponen en hidrocarburos. Pero yo quisiera hacer algunos comentarios sobre este arreglo, supuestamente favorable a los propietarios, que, como ya se dijo, no tienen ninguna posición que pudiera permitir hablar de que se está protegiendo a los propietarios en este país, todo lo contrario.

Y lo dijimos cuando con un par de Senadores panistas, en alguna reunión de energía, señalaron que ellos estarían en contra de ese capítulo, porque es todo un capítulo, no nada más la palabra expropiación, sino es todo un capítulo, por lo que habrá que darse cuenta que significa toda una posición, y no se resuelve con palabras.

Les decía yo que eso no se iba a arreglar aunque sonaba positivo el que se preocuparan de ese ataque brutal a la propiedad en este país por compromisos de Peña Nieto con las empresas extranjeras y lo que representa Estados Unidos en México. Toda una serie de puntos son absolutamente absurdos. Para empezar, podría decir que ese avance que se tiene, en que se le va a dar una vez que se esté logrando producción en hidrocarburos, se les va a permitir a los propietarios un porcentaje.

Ese porcentaje que establecen aquí, quisiera nada más, independientemente de que ya se trató el tema, quisiera yo nada más establecer cuál es el sentido o el absoluto contrasentido de que estableciéndose que los hidrocarburos son propiedad de la nación, y que no se puede disponer de ellos, vuelven un poco a seguir la mentalidad que deriva del sistema jurídico norteamericano. En Estados Unidos, como ustedes saben, el propietario de la superficie es propietario del subsuelo, y ahora en este añadido se les da una cierta participación, que se establece ahí, en diversos porcentajes, a los propietarios una vez que se logre la producción, lo cual es un contrasentido porque volvemos a un sistema en donde pareciera que estamos ya siguiendo el modelo norteamericano, de que los propietarios son también, en cierta medida, propietarios de lo que está en el subsuelo y, por tanto, se les puede dar una compensación, se dice, en el caso de que haya resultados.

Toda una serie de temas importantes se derivan de este capítulo, no solamente, insisto, en las partes que se modifican. Las partes que no se modifican son tan malas y tan dañinas como las partes que no se modifican, no hay ninguna actitud de suavizar esta decisión del Estado mexicano de aceptar ser los encargados de imponerle a la población mexicana, a los propietarios, el que estén al servicio de lo que requieran los productores.

Por ejemplo, tenemos aquí las distintas modalidades de contraprestación que se vienen desarrollando, repito, en todo un capítulo, y que por tanto, para poder establecer que esto es un beneficio, habría que quitar todo el capítulo porque, a final de cuentas todo lo que va determinando es lo mismo. Si cuando se, y manipulando las palabra, por ejemplo, se habla constantemente de pactar.

Cuando los propietarios pacten con las empresas contratistas, el pacto con ellos como si hubiera una equidistancia o una posición de igual peso entre los empresarios transnacionales y las empresas de este tamaño, y los particulares a los que van a ir a convencer de cederle su propiedad en el uso, el disfrute, e incluso aun cuando digan que han quitado el concepto de expropiación, no está quitado.

En consecuencia, es todo el capítulo que tenemos que revisar, y toda una serie de cuestiones que nos llevan a esta idea que hemos presentado siempre, de que todo el manejo de esta transformación o este retroceso brutal en materia de energía está dirigido por los intereses extranjeros. Eso es absolutamente claro irlo determinando en cada una de las partes.

Por ejemplo, hay una parte que es hasta ridícula. La cuestión de invitar a testigos privados, si van a ser testigos que van a ser los analistas de lo que se está concediendo o no a los propietarios, que es meter siempre instancias privadas en lo que es definitivamente público.

No es cierto que haya habido un paso atrás, por eso es absolutamente necesario votar en contra de esta reforma. Y vuelvo a insistir que es inconstitucional, porque va mucho más allá de lo que establece el Artículo Octavo Transitorio, que es en el que se basa.

Por lo tanto, insistimos, no es posible aceptar esta introducción de nuevas modalidades con conceptos diferentes, con disfraces, a lo que se persigue, sino entrar al fondo de la cuestión, que es sin duda alguna una reforma en todas sus partes que va en contra de los intereses de los mexicanos a favor de los intereses extranjeros.

Muchas gracias, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Bartlett Díaz.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Carlos Alberto Puente Salas, para fijar el posicionamiento del grupo parlamentario del PVEM, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Carlos Alberto Puente Salas: Muchas gracias, señor Presidente, con su venia.

Compañeras y compañeros, con la aprobación de estos dictámenes, los Senadores del Partido Verde cumplimos con el mandato de nuestros electores.

Es para mí un honor venir a posicionar a nombre de mi partido.

Plenamente convencidos acompañamos al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en su determinación para enfrentar los retos más urgentes, esos retos que por décadas han agobiado a nuestro país. El energético ha significado el mayor de estos desafíos, enfrentamos problemas conocidos por todas y por todos, y que han sido ampliamente ya diagnosticados.

Problemas que significan, desde hace décadas, cuellos de botella para el crecimiento de nuestro país. Por mencionar algunos, podemos hablar del declive de las reservas energéticas, de la alta dependencia de importaciones de gasolina, del desabasto de gas, de las altas tarifas eléctricas, así como de gasoductos obsoletos, sólo rompiendo paradigmas contaremos con energía suficiente de calidad y a precios competitivos.

El Partido Verde reconoce que la única manera de convertir nuestros recursos prospectivos en reservas probadas; incrementar la producción de crudo y gas; mejorar la capacidad operativa de Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad; reducir nuestra dependencia externa y fomentar una mayor participación de los particulares en la cadena de valor de los hidrocarburos, es apoyando la reforma energética presentada por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, a este Congreso de la Unión.

Comprometidos a cumplir la exigencia social nos manifestamos a favor de modificar el modelo eléctrico y el modelo petrolero, sólo así se logrará la disminución de las tarifas de luz y gas. No es posible, como algunos lo proponen, mantener el estado inercial de las cosas que hoy guardan en estos aspectos.

Las estructuras jurídicas institucionales no responden a las nuevas circunstancias, son anacrónicas y significan un lastre que impide el avance de nuestro país.

Compañeras y compañeros Senadores, hoy, después de amplias discusiones nos encontramos a punto de concluir una de las etapas más importantes en la historia de nuestro país. Nos encontramos a punto de abrir una puerta hacia un futuro más promisorio para todas y todos los mexicanos.

Reconozco en cada una y en cada uno de ustedes, compañeros Senadores, su compromiso para con México. Me siento, en lo personal, y mis compañeras Senadoras y Senadores del Partido Verde nos sentimos honrados y orgullosos de pertenecer a esta legislatura, que con vehemencia y pasión ha defendido sus convicciones con el mayor respeto y civilidad, y efectivamente, aquí no todos compartimos el mismo proyecto de nación, pero de eso también me siento orgulloso, de escuchar voces discordantes que enriquecen el debate, voces que le dan a las cosas su justa perspectiva y nos alejan de radicalismos. Esta es una reforma en donde todos tuvimos algo que aportar, una reforma enriquecida por ambas Cámaras en el Congreso de la Unión. Para el Partido Verde, el resultado es de lo más alentador, y para los mexicanos, estamos seguros que también lo será.

Aprobaremos una reforma energética que significa, primero que nada, la inclusión social, significa llevar luz, significa llevar el gas, significa llevar los fertilizantes a las comunidades más alejadas, y allá donde más se necesitan, y algo muy importante, a precios más justos.
La reforma energética que significa mayor equidad social, porque aquellos que menos están favorecidos, seguirán recibiendo subsidios en la tarifa de la luz.

La reforma energética que significa competitividad para el país y productividad para las empresas, la reforma energética que es el pivote que impulsará el crecimiento económico nacional, y cuyo efecto transversal permeará hacia los demás sectores de la economía.

Ahora no sólo será el sector público, Petróleos Mexicanos y la CFE el encargado de impulsar el desarrollo nacional. El Estado mantiene la rectoría económica, pero habrá una responsabilidad compartida con el sector privado que deberá generar más empleos, ofrecer mejores salarios.

Esta es una reforma que traerá más empleos no sólo dentro del sector de los hidrocarburos, pues las mayores inversiones significarán empleos para quienes trabajan en el ámbito de la construcción, en los restaurantes, en los servicios de hotelería, de consultoría, significan obreros y técnicos mejor preparados y con mejores sueldos.

Significa que para todas y todos nuestros jóvenes que el día de hoy se encuentran estudiando, tendrán mayores oportunidades de colocación en áreas bien remuneradas.

Los dictámenes que estamos por aprobar y en donde ratificamos las modificaciones realizadas por la Colegisladora son un ejemplo de lo que significa la reforma energética.

En el tema de la ocupación superficial se conjugan los intereses de los propietarios de la tierra con los de los asignatarios y contratistas, intereses que nada tienen que ver con el despojo, por el contrario, se trata de fortalecer un procedimiento donde el Estado asegura se ejecuten los proyectos para obtener mayores ingresos por la extracción de petróleo y por la extracción de gas, pero también se retribuya a los dueños o poseedores de los terrenos por permitir que esos trabajos de extracción o de exploración se lleven a cabo.

No se trata de ninguna manera de expropiación, no se trata de expulsar a las personas de sus comunidades, no se trata de impedir que realicen otras actividades en sus tierras; de lo que sí se trata es de que éstos reciban una contraprestación por las áreas que sean ocupadas, y eso, en esta modificación ahora será un derecho.

En las áreas del terreno donde no se lleven a cabo trabajos de exploración y extracción o de transmisión, distribución y generación, los dueños podrán seguir llevando a cabo sus actividades normales.

Así, que les decimos nuevamente a aquellos campesinos, aquellos ejidatarios, aquellos ganaderos, a todos aquellos propietarios de los terrenos, que no se dejen engañar, ustedes recibirán un pago, y el gobierno velará porque las empresas petroleras y las empresas productivas como Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad cumplan debidamente con todas y cada una de sus obligaciones.

Con relación al tercer dictamen, las modificaciones realizadas por la Colegisladora reafirman el principio de autorregulación para las empresas productivas del Estado.

Se fortalecen las facultades de los consejos de administración de Petróleos Mexicanos y de la Comisión Federal de Electricidad. Respaldamos estos cambios porque tanto Pemex como la CFE tendrán mayor flexibilidad en la ejecución de los proyectos de inversión.

Contarán con una mayor capitalización, podrán determinar los mecanismos de financiamiento menos onerosos a plazos más largos y con mejores tasas.

Compañeras y compañeros, estamos por concluir la aprobación de los instrumentos que consolidará la transformación de nuestro país.
Con esto, México dará un paso firme hacia el crecimiento sostenible. En el Partido Verde le damos la bienvenida a esta nueva etapa, etapa en la que la competencia traerá tarifas justas a la población, seguridad energética y una cobertura universal.

Deseamos una sociedad más justa, deseamos una sociedad mejor, equitativa; es tiempo de aprovechar nuestro verdadero potencial, es tiempo de que México y los mexicanos tomemos ventaja de nuestros recursos petroleros, es tiempo de que los beneficios lleguen por igual a todas y todos los mexicanos.

Enhorabuena por esta gran reforma energética que estamos a punto de hacer realidad.

Por su atención, muchas gracias.

Es cuanto, señor Presidente.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Puente Salas.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Rabindranath Salazar Solorio, para presentar el posicionamiento del grupo parlamentario del PRD, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Rabindranath Salazar Solorio: Gracias, señor Presidente.

Con el permiso de la Mesa, compañeras y compañeros Senadores, damos hoy inicio a la última etapa de esta polémica y poco justificada reforma, tal y como lo iniciamos, con la intención de la entrega que poco a poco se va consolidando, del futuro energético nacional en donde prácticamente los intereses transnacionales llevan todas las de ganar y los mexicanos todas la de perder.

Este paquete de dictámenes, con modificaciones de la Colegisladora, representa, junto con los que hace unos momentos se votaron ya en comisiones, los últimos dos capítulos de la crónica ya anunciada del desmantelamiento de industria petrolero-energética, y la construcción de todo un escenario de privatización.

Ya la historia emitirá un juicio y pondrá las cosas y a los actores en el sitio que les corresponde. Por lo pronto entramos a la discusión de estos proyectos que nos fueron devueltos con mínimos cambios, modificaciones cosméticas que poco o nada alteran los planes iniciales.

Hemos dado seguimiento a los trabajos de la Colegisladora en este trascendente tema, sobre todo, porque nos llena de sorpresa que después de días intensos de discusión de una de las sesiones más largas en la historia del parlamentarismo mexicano, nos hayan devuelto los proyectos con tan pocas y mínimas modificaciones. Aunque también es preciso reconocer que desde la visión de la izquierda, nos quedaba claro, que está era la situación que iba a prevalecer, a fin de que no se les tocara en la medida de lo posible a los citados proyectos.

En lo referente a los contenidos de los dictámenes devueltos a esta Cámara de origen, se modifican los artículos 101 y 102, bajo el argumento de otorgar mejores beneficios y una mayor certeza jurídica a los propietarios de los predios en lo referente a las contraprestaciones en el uso y ocupación temporal de tierras. Para ello la Colegisladora argumentó que era necesario un notable y generoso aumento de entre el 0.5 y el 3 por ciento de las utilidades del contratista que explote el gas no asociado, es decir el gas Shale.

Pretenden hacernos creer que esta modificación favorecerá al propietario con un simbólico y pobre aumento en el máximo de contraprestaciones posibles a ser otorgadas, empero, el mínimo, hay que destacarlo sigue siendo el 0.5 por ciento tal y como este Senado lo determino hace apenas algunas semanas.

Aunque suene atractivo el aumento al 3 por ciento como máximo en contraprestaciones, a la izquierda nos sigue pareciendo poco, es más en esta tribuna se han señalado ejemplos en el caso de los Estados Unidos, donde la mínima establecida en materia de contraprestaciones establece cuando menos el 12 por ciento, más aún porque es sumamente riesgoso que la forma de pago se garantice a través de procesos que afecten al medio ambiente de manera casi irreversible y, sobre todo, en detrimento del patrimonio de los pobladores y habitantes en las que mediante la figura de la ocupación temporal expropien de facto sus tierras a cambio del pago de una renta que no tomará en cuenta el lucro cesante dejando de percibir por las tierras, que son generadoras de trabajo y riqueza en el campo.

Asimismo, en estas contraprestaciones no se les dice a los propietarios, mismos que quedarán en la incertidumbre, ya que no sabrán por cuantos años podrán restablecer el uso y goce de su bien rentado, y en muchos de los casos no sabrán en qué condiciones serán devueltos los mismos, es decir, si serán habitables o no, cuestiones que por efecto de determinación del uso no serán contempladas para un pospago por concepto de inutilidad de los predios, que por cualquier asentamiento humano o tipo de actividad pudiera desarrollarse.

Por ello la pregunta, ¿de qué va a servir el 3 por ciento a manera de contraprestación a una comunidad, cuando su entorno se vea vulnerado por generaciones y no podrán volver a utilizar como consecuencia de la contaminación de la tierra, del agua o del aire?, ¿o de qué le servirá al propietario su tierra, en el caso del norte del país, en donde por todos es conocido la falta de agua potable?

Por lo anterior, podemos afirmar que estas modificaciones al primer dictamen hechas por la Colegisladora a la minuta por la que se expide la Ley de Hidrocarburos, en poco o en nada alteran la pactada y anticipada entrega de los hidrocarburos de la nación a favor de las empresas transnacionales a través del despojo legitimado de la propiedad de los predios ejidales, comunales, zonas arqueológicas, áreas naturales protegidas, mediante la expropiación a pesar de haberle cambiado el término de ocupación temporal.

Hace un momento, quien me antecedió en el uso de la palabra mencionaba que no había riesgo en el sentido de expulsar a los habitantes propietarios de estas tierras.

Veamos algunos ejemplos solamente para ver en la historia de nuestro país si ha habido o no ha habido riesgo, si han habido o no han habido problemas.

Solamente en los últimos 15 años, al hablar de proyectos de infraestructura energética, ha traído consigo una gran cantidad de problemas sociales, derivado de las negociaciones para la adquisición de los terrenos afectados por los mismos, así como las expropiaciones realizadas. En este tenor haré referencia a cuatro casos simbólicos: en primer término la presa La Yesca, entre Nayarit y Jalisco; La Parota, en el estado de Guerrero y el caso del Zapotillo, Jalisco; así como el Parque Eólico de La Venta en el estado de Oaxaca.

En la presa La Parota, en Guerrero, y de mencionar este caso por haber sido motivo de opiniones, incluso, no solamente a nivel nacional, sino a nivel internacional, es un proyecto que contemplaba la reubicación de más de 20 mil habitantes dedicados en su mayoría a la actividad agrícola.

La Comisión Federal de Electricidad impuso la celebración de asambleas comunales y ejidales violatorias a la Ley Agraria, para que se aprobara el proyecto, con amenazas, e incluso criminalizando a sus opositores.

En dichas asambleas, la Comisión Federal de Electricidad solicitó el uso ilegal de cuerpos de seguridad pública para su vigilancia, cambiaba incluso el lugar en las que se llevarían a cabo las asambleas, e incluso llegó a hacer la compra de votos para poder tratar de tener la mayoría en las mismas.

Todo esto provocó la división de familias e incluso de las mismas comunidades. El Tribunal Unitario Agrario anuló las asambleas celebradas con influencia, justamente, de la Comisión Federal de Electricidad.

Por otra parte, en el año 2006 el Tribunal Latinoamericano del Agua resolvió que el proyecto agraviaba los derechos fundamentales de las comunidades amenazadas, violentando el artículo     27 constitucional respecto a la protección de su propiedad, y como la expropiación contraviene con   los principios de dicha disposición constitucional, pues el beneficio de la obra no recae en los pobladores ni contribuye a su desarrollo, sino que sólo contribuye a elevar los niveles de pobreza al quitarles sus tierras.

Sólo es importante recalcarlo, ya que ésta es una resolución que viene del Tribunal Latinoamericano del Agua. En el mismo año, en el año 2006, el Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales de la Organización de las Naciones Unidas, se expresó en contra del proyecto, esto fue en el mes de marzo del mismo año.

En lo referente a la segunda modificación al primer dictamen vislumbramos que el texto propuesto en el artículo 8 de la Ley de Inversión Extranjera, únicamente armoniza sus contenidos con lo que ya se establecen otras normas y poco trasciende en las intenciones privatizadoras en los cientos de artículos de la reforma energética a la que no se les tocó, entendemos, como consecuencia de su fragilidad jurídica, técnica y operativa.

Se modificó de igual manera el dictamen segundo, referente a la minuta con proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de la Industria Eléctrica, es decir, la Colegisladora consideró hacerle modificaciones a ocho artículos: el 71, 73, 74, 82, 86, 87, 88 y 89 de la ley en comento.

Hay dos cambios que particularmente nos llaman la atención en este segundo paquete. En primera instancia se afirma que con las modificaciones al artículo 71 se clarifican los términos y se determinará de manera específica el tipo de plantas generadoras de energía que entran en el supuesto para prestar el servicio público de transmisión, distribución de energía eléctrica, es decir, aquellas que serán consideradas de utilidad pública.

Sin embargo, el problema con este addéndum consiste en incorporar de manera dolosa, y en el supuesto para hacer considerada de utilidad pública, no la actividad de manera genérica, sino las plantas de generación cuya localización debe ser un lugar estratégico, ello sin estar considerado de esta manera por el artículo 27 constitucional y el Artículo Octavo Transitorio del decreto en la materia.

Vemos como un riesgo latente que se mantenga como una forma de pago por la afectación que sufra una comunidad o individuo, compromisos para la realización y ejecución de proyectos, es una promesa económica sin una garantía de poder ser ejecutada, sobre todo, sin el establecimiento de forma clara, por ley, de instituir el pago a través de las formalidades del derecho, con penalidades en su incumplimiento y con plazos y términos ciertos y razonables para su realización.

De igual forma, el Pleno de la Cámara de Diputados modificó el artículo 76 de la Ley de Pemex y 78 de la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, que en ambos casos incluye la participación de testigos sociales para fortalecer el tema de la transparencia.

Con estas modificaciones el consejo de administración, tanto de Pemex como de la CFE, establecerá los casos en que atienda el impacto o relevancia de las contrataciones. Es evidente que la propuesta debía de contemplar que debiera de ser en todos los casos, justamente si queremos fortalecer el tema de combate a la corrupción y mejoramiento en materia de transparencia.

Sin embargo, con esta modificación de adicionar la figura de testigos sociales como mecanismo para combatir la corrupción dentro del interior de ambas empresas productivas, genera ciertas interrogantes.

¿Qué autoridad designará estos testigos sociales? ¿Bajo qué mecanismos obtendrán su registro las personas físicas o morales que pretendan funcionar como testigos sociales? ¿Será acaso facultad de la Secretaría de la Función Pública, o peor aún, será facultad discrecional del Ejecutivo Federal? ¿Y qué autoridad o dependencia emitirá el acuerdo por el que se establecen los lineamientos que regulan la participación de estos testigos sociales?

Señoras y señores Senadores, para el grupo parlamentario del PRD, el petróleo y la electricidad son herramientas esenciales para el pleno desarrollo de la sociedad. Lamentamos que esta reforma energética no sea fruto del consenso, el análisis y la reflexión compartida donde confluyeran y se armonizaran los más diversos puntos de vista.

Lamentamos la cerrazón y, sobre todo, la evidente intención de sacar un proyecto con tal nivel de precipitación, que en poco o en nada ayudará y sí perjudicará a millones de mexicanos que esperaban otra reforma y no ésta.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Salazar Solorio.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Salvador Vega Casillas, del grupo parlamentario del PAN, para presentar el posicionamiento de este grupo parlamentario, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Salvador Vega Casillas: Con su permiso, señor Presidente.

Vengo a expresar el apoyo y concordancia en los dictámenes que hoy se presentan y que plasman en la legislación secundaria las reformas constitucionales aprobadas el año pasado en materia de energía.

Este esfuerzo nos permitirá transformar un área fundamental de la economía para generar un mayor bienestar social, con beneficios hacia la población, en términos de competitividad, de una mejor regulación del mercado de hidrocarburos que impulse la generación de empleos y haga más accesibles los insumos esenciales de la industria.

Los dictámenes que hoy discutimos, y seguramente aprobaremos, permitirán participar tanto a las empresas del Estado como a particulares en la industria de hidrocarburos y la industria eléctrica.

Impulsa la competencia, beneficiando a los mexicanos al poder contar con mejores servicios, con precios y tarifas más competitivas, con variedad de proveedores que puedan ofrecer diferentes condiciones de mercado a las familias mexicanas y puedan elegir entre las mejores opciones.

Asimismo, se abre la oportunidad para ampliar la capacidad de transformación industrial y multiplicar la producción de petroquímicos y petrolíferos; se fomentará y vigilará el adecuado suministro de energéticos en el territorio nacional. Con la apertura de la competencia en la comercialización eléctrica permitirá que los consumidores puedan acceder a mejores precios.

Es importante destacar que el aumento en las inversiones en el sector energético generará mayores oportunidades laborales, se promoverá el fomento industrial de las cadenas productivas locales y la inversión directa en la industria de hidrocarburos, con especial atención en las pequeñas y medianas empresas.

La Colegisladora realizó modificaciones que fortalecen los proyectos en materia de las contraprestaciones, que justamente deberán recibir los propietarios de los terrenos.

En la Ley de Hidrocarburos y la correspondiente a la industria eléctrica, se estableció como derecho la contraprestación que deberán recibir por afectaciones.

En el caso de hidrocarburos, dicha contraprestación será calculada una vez que se descuenten los pagos correspondientes al Fondo Mexicano del Petróleo.

Asimismo, se incrementó el límite superior de 2 a 3 por ciento la contraprestación en el caso del gas natural no asociado.

Se elimina como pago de la contraprestación, el uso de la fuerza laboral y la adquisición de bienes o servicios producidos por los propietarios; y pueda darse dicha posibilidad cuando sea compatible con el proyecto.

Con los cambios, en los ejidos o comunidades, será la asamblea quien decida su reparto o canalizarlos a un proyecto de desarrollo.

Por su parte, la Colegisladora realizó adecuaciones a la Ley de Pemex y a la Ley de la Comisión Federal de Electricidad para fortalecer la autonomía de las empresas productivas del Estado.

Las disposiciones que el Ejecutivo proponía en la Ley de Presupuesto y en la Ley General de Deuda se incorporan a las respectivas leyes de las empresas productivas.

Se estableció que los consejos de administración de Pemex y de la Comisión Federal de Electricidad, autorizaran, sin intervención de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, adecuaciones presupuestales, destino de ingresos excedentes, reglas de austeridad, reglas y  políticas para inversiones, tabuladores, estructura orgánica, política de recursos humanos, y además, atendiendo  al régimen especial de autonomía.

En materia de deuda, el consejo de administración autorizará, sin intervención de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, las políticas para contratar deuda, atendiendo una serie de principios y reglas de coordinación, eficiencia, sustentabilidad y transparencia, entre otros.

Finalmente, para fortalecer las transparencias en las contrataciones de Pemex y Comisión Federal de Electricidad, sus consejos de administración determinarán los casos que podrán contar con la participación de los testigos sociales en los procedimientos de licitación y contratación.

Es así, que a pesar del gran paso que ya hemos dado al haber aprobado la reforma constitucional en materia energética, no podíamos decir que hemos terminado con nuestra tarea legislativa en el tema.

Los detalles son un factor primordial en el desarrollo de los fines de la reforma constitucional, y esos detalles se encuentran dados en las leyes secundarias que hoy habremos de aprobar.

Sin duda, este sector estará sujeto a transformaciones constantes, por lo que será un reto permanente de los reguladores y del Congreso de la Unión, ajustar la normatividad, poniendo en el centro el bienestar de la población, la competitividad del sector y maximizar los ingresos de la nación.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)


- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Vega Casillas.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Oscar Román Rosas González, para presentar el posicionamiento del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Oscar Román Rosas González: Con la venia de la Presidencia.

Legisladoras, legisladores. A la nación:

Estamos a muy poco tiempo de culminar los trabajos legislativos que darán rumbo y certidumbre energética a todo nuestro país.

De la estricta aplicación de este nuevo marco normativo y de la correcta regulación de las actividades de los actores y participantes en el sector energético, dependen las generaciones futuras.

En las próximas horas, de manera democrática, discutiremos y aprobaremos los tres proyectos que fueron devueltos por nuestra Colegisladora.

Mismos que fueron discutidos y aprobados en las Comisiones Unidas de Energía; y Estudios Legislativos, Primera.

Con la aprobación de estas modificaciones daremos un paso significativo para derribar anacronismos, ineficiencias y marcos reguladores ociosos que nos impedían desarrollar todo nuestro potencial.

De igual manera, en un momento posterior, discutiremos y aprobaremos dos paquetes de reformas en materia presupuestal y hacendaria que darán forma al nuevo esquema fiscal y contributivo de nuestra industria energética.

No quisiera dejar de subrayar que uno de los dictámenes de las leyes secundarias de esta reforma energética, la cual contiene disposiciones de órganos reguladores, Comisión Nacional de Hidrocarburos, Comisión Reguladora de Energía y la Ley que crea la Agencia Nacional de Protección Industrial y Protección Ambiental. Estas ya han sido aprobadas por ambas cámaras. Lo anterior muestra el interés y determinación por contar con órganos reguladores fuertes.

Las modificaciones que nos hiciera la Cámara de Diputados obedecen al perfeccionamiento mismo de nuestro marco legal nuevo; para resguardar los derechos de propiedad, aumentar la competitividad y adecuar nuestras empresas públicas productivas al nuevo entorno de competencia y rentabilidad.

Compartimos las modificaciones realizadas por la Cámara de Diputados a la Ley de Hidrocarburos, ya que guardan un total respeto a la tenencia de la tierra y la seguridad de la propiedad privada de todos.

Puesto que cualquier empresa que quiera utilizar tierras ejidales, comunales o propiedades privadas, deberán contar con el consentimiento del propietario y pagar por los bienes a utilizar.

No habrá expropiaciones, los bienes se utilizarán temporalmente y regresarán a sus dueños, no sin antes haber sido beneficiados con la riqueza extraída o transportada, debajo o sobre la superficie de sus propiedades.

Ahora las contraprestaciones por uso o afectación de las tierras o propiedades, se tazarán con base en la rentabilidad de los proyectos.

Tratándose del gas natural no asociado, con las prestaciones, no podrán ser menores del .5 por ciento y no mayores del 3 por ciento.

Y en cuanto a los demás hidrocarburos, la contraprestación será del .5 por ciento y del 2 por ciento.

En este mismo orden de ideas, se aprobó eliminar la adquisición de bienes o servicios producidos por los propietarios como modalidad para cubrir la contraprestación. Estos podrán proporcionar bienes y servicios sin que éstos se contemplen en la contraprestación por su ocupación.

Se modifica la Ley de Inversión Extranjera para que la inversión extranjera participe en un porcentaje mayor al 49 por ciento en sociedades navieras dedicadas exclusivamente al tráfico de altura, lo anterior, previo dictamen de la Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras.

En cuanto a la Ley de la Industria Eléctrica, la Ley de Energía Geotérmica y la Ley de Aguas Nacionales, se les hicieron cambios sustanciales, de igual manera que en la Ley de Hidrocarburos, para que el uso y la afectación superficial de tierras y propiedades tengan el debido pago y las contraprestaciones justas.

En el tercer dictamen se coincide plenamente con las modificaciones de nuestra Colegisladora.

Pemex y la CFE, a través de sus consejos de administración, sin intervención de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público o de cualquier otra, autorizará sus tabuladores, su estructura orgánica, su política de recursos humanos, su presupuesto y sus adecuaciones, el destino de los excedentes derivados de sus actividades comerciales, y sus propias reglas de austeridad y sus políticas para la realización de inversiones y la contratación de deuda pública.

Después de varias décadas se le quita la camisa de fuerza a nuestras empresas públicas y se le dota de un marco flexible, moderno y transparente.

Senadoras y Senadores, a nombre del grupo parlamentario del PRI, presenté posicionamiento a favor de los siguientes dictámenes.

Estoy seguro que con este paquete de leyes secundarias aprobadas, y sus modificaciones, resguardaremos la rectoría del Estado en materia energética, y salvaguardemos, de manera exclusiva para la nación, la propiedad y el usufructo de los hidrocarburos y recursos del subsuelo.

El petróleo sigue siendo de México, no hay privatizaciones, no hay liquidaciones, no hay regalos ni quebrantos; hay una apuesta decidida al futuro, hay una decisión de cambiar para propiciar desde el presente un mejor mañana para todos los mexicanos.

Estas reformas obedecen a un nuevo modelo, al modelo energético del siglo XXI que nos dará seguridad energética y bienestar social para todos los mexicanos.

El ciudadano es el objetivo de esta reforma, su finalidad es que cada mexicano, en los hechos, en el día a día, en la realidad social, sea el dueño de la riqueza petrolera; energéticos más baratos, suministros sin interrupciones y de calidad; empleo bien remunerado en empresas públicas, productivas y privadas; recursos suficientes para educación, salud, infraestructura, programas sociales, seguridad y pensiones.

De la misma forma, energías más baratas, limpias y mayor protección del medio ambiente.

Si queremos estos resultados no podíamos seguir haciendo lo mismo.

De cara a la nación, a nombre del grupo parlamentario del PRI, les puedo asegurar a todos los mexicanos que hemos dado el paso correcto.

Muchas gracias.

(Aplausos)


- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Rosas González.






Informo a la Asamblea que daremos inicio a la discusión en lo general de los 3 proyectos de Decreto. De conformidad con el método de discusión que dimos a conocer al iniciar la sesión, este debate tendrá una duración máxima de 2 horas, al concluirse este tiempo se dará por terminada la discusión.

Los oradores que no alcancen a presentar sus argumentos en tribuna, recibiremos sus respectivos textos para insertarlos en el Diario de los Debates.

Para certeza de la Asamblea, esta discusión inicia a las 19:45 horas.

Con fundamento en el artículo 200 del Reglamento, se abre el registro para reservar artículos o para presentar adiciones.

Informo a la Asamblea de los artículos reservados:

De la Ley de Hidrocarburos, diversos Senadores del grupo parlamentario del PRD, el 101 y el 102.

Senador Fernando Enrique Mayans Canabal: artículos 101 y 102.

Senador Manuel Bartlett Díaz: artículo 101.

De la Ley de la Industria Eléctrica, diversos Senadores del grupo parlamentario del PRD: artículos 71, 73, 74, 82 y 87.

Senador Fernando Enrique Mayans Canabal: artículos 71, 73, 74, 82 y 87.

Senador Manuel Bartlett Díaz: artículo 71.

Senador Luis Sánchez Jiménez: artículos 71 y 74.

De la Ley de Petróleos Mexicanos: diversos Senadores del grupo parlamentario del PRD: artículos 76, 100, 101, 102, 103, 104 y 106.

Senador Manuel Bartlett Díaz: artículos 100 y 103.

Senador Luis Sánchez Jiménez: artículos 100, 101 y 106.

Ley de la Comisión Federal de Electricidad, diversos Senadores del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática: artículos 78, 102, 103, 104, 105, 106 y 109.
Informo a la Asamblea que los dictámenes que estamos discutiendo se votarán uno cada vez, de manera separada, de acuerdo a lo que dispone el numeral 5 del método para la discusión y votación de los mismos. Por lo que realizaremos tres votaciones nominales consecutivas.

Háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar de la votación del proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera; Ley Minera y Ley de Asociaciones Público Privadas, que corresponde al primer dictamen. Abrase el sistema electrónico de votación, por tres minutos, para recoger la votación nominal del proyecto de Decreto descrito, en lo general y de los artículos no reservados.

Procedan por favor, Senadoras y Senadores.



- La C. Secretaria Merodio Reza: Señor Presidente, conforme al registro en el sistema electrónico de votación, se emitieron 90 votos en pro, 24 votos en contra y cero abstenciones.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, queda aprobado en lo general y los artículos no reservados del proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera; Ley Minera y Ley de Asociaciones Público Privadas.
Procederemos a la votación del segundo dictamen.

Háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar de la votación del proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley la Industria Eléctrica y la Ley de Energía Geotérmica, y se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de Aguas Nacionales. Abrase el sistema electrónico de votación, por tres minutos, para recoger la votación nominal del proyecto de Decreto, en lo general y de los artículos no reservados.

Procedan, por favor, Senadoras y Senadores.



- La C. Secretaria Merodio Reza: Señor Presidente, conforme al registro en el sistema electrónico de votación, se emitieron 91 votos en pro y 25 votos en contra.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, queda aprobado en lo general y los artículos no reservados del proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de la Industria Eléctrica y la Ley de Energía Geotérmica, y se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de Aguas Nacionales.
Pasamos a la votación del tercer proyecto de Decreto.

Háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar de la votación del proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de Petróleos Mexicanos y la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, y se reforman y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de las Entidades Paraestatales; de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas. Abrase el sistema electrónico de votación, por tres minutos, para recoger la votación nominal en lo general y de los artículos no reservados.

Procedan, por favor, Senadoras y Senadores.



- La C. Secretaria Merodio Reza: Señor Presidente, conforme al registro en el sistema electrónico de votación, se emitieron 91 votos en pro y 25 votos en contra.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, queda aprobado en lo general, y los artículos no reservados del proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley de Petróleos Mexicanos y la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, y se reforman y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de las Entidades Paraestatales; de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Fidel Demédicis Hidalgo, del grupo parlamentario del PRD, en contra, hasta por cinco minutos.

Por favor, Senadoras, Senadores, les pido respeto en el tiempo, porque afectarían a los demás oradores inscritos.

Por favor, Senador Demédicis Hidalgo.

- El C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo: Con su venia, señor Presidente.

Compañeras Senadoras y compañeros Senadores, hemos seguido escuchando en los posicionamientos del PRI y del PAN, que este país está a punto de entrar a la tierra prometida, a donde se terminarán por fin, todos los males que tiene este país.

Situaciones como que por fin vamos a resolver todos los problemas económicos de México, etcétera, etcétera, etcétera.

La otra vez que hablaba un Senador del PRI, por ahí escuchaba a Senadores de mi partido: ¡Falso, falso!

Y coincidimos: ¡Falso, falso, falso!

En la intervención del ciudadano Senador Penchyna, decía que el cuarto dictamen, ese lo pasaron los ciudadanos Diputados y que ya está en publicación, porque era un dictamen perfecto, que incluso no tenía ningún vicio de inconstitucionalidad.

Y, ¿desde cuándo el Congreso califica la inconstitucionalidad o la constitucionalidad de una ley? Eso le corresponde a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pero bueno, así están las cosas.

El cuarto dictamen habla de la cuestión de la regulación. Solamente les leo lo que dice la fracción V del artículo 22 de la Ley de los Organos Reguladores:

“V. Imponer las sanciones respecto a los actos u omisiones que den lugar a ello, así como imponer y ejecutar sanciones no económicas, en el ámbito de su competencia, de conformidad con leyes aplicables”.

Es decir, los reguladores los dejaron sin dientes, y alguien que no tiene dientes, pues, evidentemente no intimida absolutamente a nadie.

En días pasados estuvo aquí en el Senado de la República el ciudadano gobernador de California, y mientras una Senadora de Acción Nacional le presumía, lo que aquí han venido a presumir en tribuna de manera recurrente, el gobernador de California lanzó una frase, una advertencia: “Si no se ponen duros con las reguladoras, se los van a comer vivos, se los van a comer vivos”.

Resultado de la privatización de la electricidad en California. Más de 10 mil millones de dólares de deuda y el incremento de la tarifa en más del 500 por ciento, de 50 dólares a 500 dólares. Eso es la tierra prometida para las mexicanas y los mexicanos.

Entrando de lleno al dictamen, vamos a decir que los Diputados les enmendaron la plana a los Senadores del PRI, a los Senadores del PAN y a los Senadores del Verde. Como diría mi compañero Senador Zoé Robledo: “De manera reiterada se los dijimos, no pongan el asunto de que los campesinos sean mozos en su propia tierra, no lo pongan”. Pero no nos hicieron caso, lo pusieron.

Los ciudadanos Diputados qué dijeron: “Oigan, pues si ya les van a quitar todo lo que tienen, ya no los humillen más, porque el indio puede ponerse canijo”. Ese fue el argumento, de que puede haber rebeldía y entonces los Diputados prefirieron quitar ese detalle.

Están planteando en el tema de las contraprestaciones, fíjense bien, que ahora les van a hacer obras a los comuneros y a los ejidatarios como parte de la contraprestación. Hemos sido insistentes en que en todas las leyes del mundo que hablan sobre la responsabilidad social de las empresas, es una obligación de cualquier empresa que se va a instalar en cualquier lugar, que lleve consigo un plan para decir cómo va a desarrollar esa comunidad, qué tanto va a impactar.

Debe plantear en ese plan también como va a cuidar el tema ecológico y debe plantear, por supuesto, cómo van a ayudar a dar mano de obra, pero los que cumplan con el perfil sobre el tema de la empresa.

Por último, porque el tiempo, cinco minutos es muy poquito, decirles que el ciudadano Presidente de la República se llenó la boca, allá en Manzanillo, diciendo que el régimen de la propiedad social no se tocaría.

Solamente revisen el artículo 71 de la Ley de la Industria Eléctrica y van a ver que la privatización es inminente, no tiene vuelta de hoja.

El tema que tiene que ver con la servidumbre, dice aquí, se procederá a la ocupación o afectación superficial.

Compañeras Senadoras, compañeros Senadores, solamente para concluir, decirles que estas leyes son una gran afectación para el país. Mienten los que dicen que vamos a llegar a la tierra prometida. Y si no, ahí está el caso emblemático que nos vino a exponer el ciudadano gobernador de California; “si no apretamos en la regulación, que quede claro, nos van a quemar vivos.

Por su atención, muchas gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Demédicis Hidalgo.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Mónica Arriola Gordillo, en pro.

Después seguirá el Senador David Monreal Avila y después la Senadora Itzel Sarahí Ríos de la Mora, para que estén atentos, por favor.

Senadora Arriola Gordillo, hasta por cinco minutos.

- La C. Senadora Mónica Tzasna Arriola Gordillo: Con la venia de la Presidencia.

Honorable Asamblea y al pueblo de México.

Hoy damos continuidad en esta sesión a un debate que para muchos ha sido histórico, ya que se definirá el marco jurídico que establecerá las reglas para la apertura del sector energético a la inversión privada.

Con la aprobación de estas leyes se concluye el proceso iniciado con la reforma constitucional aprobada en diciembre pasado, mediante la cual se transforma el modelo de la explotación de los hidrocarburos de un monopolio de Estado, que respondió a las necesidades de la nación en este momento, a un nuevo modelo en el que la inversión privada deberá cumplir una función estratégica para el desarrollo del sector.

Todos compartimos el diagnóstico sobre la necesidad de la reforma, es en el cómo y en el modelo para el sector, donde han surgido las diferencias.

En el mundo, y particularmente en América del Norte, se vive una revolución energética desde hace una década, los avances tecnológicos de la mano del talento y de la competencia global han hecho posible la identificación y explotación de enormes recursos de gas y petróleo que antes eran inaccesibles o inviables técnica y financieramente.

Entiendo y comparto muchas de las preocupaciones en torno a la participación de la inversión privada en el sector. Los riesgos están a la vista. Nuestra experiencia en otros procesos de privatización los hace evidentes.

Está por un lado el riesgo de la eventual desnacionalización de esta industria y, por el otro, el riesgo sobre la formación de empresas privadas con poderes monopólicos, fenómenos que se han manifestado en sectores como la banca comercial y en el de telecomunicaciones.

Creo que para evitar lo anterior es urgente poner atención especial en la modernización de Pemex y en su consolidación como una empresa competitiva, pero sobre todo, en el marco institucional que regulará el sector, estableciendo las debidas salvaguardas con un régimen regulatorio fuerte, que esté en plenas funciones, que actúe con transparencia y que haga prevalecer el interés de la nación sobre el interés de los particulares.

Estamos discutiendo el futuro de un sector que se considera puede ser detonador del crecimiento de nuestra economía. Hoy vemos con preocupación que las expectativas de crecimiento van a la baja, lo que no es buena noticia, pues si no mantenemos un crecimiento alto y constante para los próximos años, ninguna medida que se tome será suficiente para combatir la pobreza y reducir la brecha social que es hoy el origen de muchos de los problemas que enfrenta México.

Mi voto ha sido a favor de las reformas y ratificaré mi apoyo en esta discusión, en la que se pone a consideración del Pleno las modificaciones que nos ha turnado la Cámara de Diputados.

Sin embargo, quiero expresar algunas preocupaciones que deberán requerir nuestra atención durante los próximos meses y años. El respeto a los derechos de los propietarios originales de las tierras particulares, comunidades y pueblos indígenas debe ser una garantía.

El Estado debe comprometerse a poner el interés de éstos sobre el interés de inversionistas y empresas que tendrán en el lucro su principal motivación.

Como Senadora por Chiapas me preocupa la integridad cultural y territorial de las comunidades y pueblos indígenas. Debe ser responsabilidad del Estado hacer efectiva en todo momento la protección y garantía de sus derechos humanos.

Nada, ni la explotación de hidrocarburos, puede estar sobre los derechos de los pueblos.

En este mismo sentido, creo que para ser efectivo el beneficio para las mayorías, de la explotación de los hidrocarburos, es pertinente que funcionen y funcionen bien los mecanismos de combate a la corrupción y de transparencia, dando máxima publicidad a los contratos y acciones relativas al sector.

Sólo cumpliendo con estas condiciones podremos garantizar que los beneficios de la explotación de los hidrocarburos lleguen a la mayoría de las y los mexicanos.

Un clima de certidumbre y transparencia que erradique la corrupción es un elemento fundamental para atraer inversiones al país.

Con este tipo de acciones se contribuirá a crear un ambiente de transparencia y certeza en el sector energético.

Los argumentos parecen tener sentido y sin embargo la percepción sobre el significado de esta medida ha generado el descontento en amplios sectores de la sociedad que se preguntan: ¿Por qué debo pagar una deuda que no adquirí?

El hecho es que los pasivos laborales, problema que no es exclusivo de Pemex y de la CFE, constituyen un lastre para las finanzas públicas, y en algún momento tendremos que enfrentar, como país, un problema que se ha pospuesto por años en lo inmediato: los pasivos de Pemex y Comisión Federal de Electricidad están a discusión.

Debemos actuar con responsabilidad, pues de aprobarse una medida como ésta, es urgente que en el corto plazo se informe a la sociedad la dimensión de la deuda, los riesgos que ésta trae para las finanzas públicas y, sobre todo, los compromisos y mecanismos que garantizarán que Pemex y la CFE den el paso que les corresponde.

Compañeras y compañeros Senadores, para construir un mejor país se requiere de la participación de todos. Invirtamos tiempo y talento en revisar, discutir, proponer y actuar en todo aquello que abone a la construcción de un país con instituciones más sólidas y a la altura de las exigencias de la sociedad. Trabajemos juntos por México, pues la tarea nos corresponde a todos.

Confío plenamente que la sociedad, el gobierno y las instancias legislativas demos buen rumbo a estas reformas, con reglas que garanticen a todas y a todos, sin excepción, mejores oportunidades de desarrollo, por el bien de las familias, las comunidades, pero sobre todo, por un futuro justo y democrático de nuestra nación.

Muchísimas gracias.

Es cuanto, señor Presidente.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senadora Arriola Gordillo.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador David Monreal Avila, del grupo parlamentario del PT, para hablar en contra del dictamen, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador David Monreal Avila: Con su permiso, señor Presidente.

Qué tristeza que aquella nación que imaginaron personajes como Miguel Hidalgo, Morelos, Benito Juárez, Emiliano Zapata o Venustiano Carranza aún no termine de consolidarse y nuevamente quiere ser entregada a los extranjeros.

El retroceso que se está dando a la historia con la aprobación de la reforma energética representa un revés grave para los ideales alcanzados con movimientos sociales como la Independencia y la Revolución, que se lograron a través de la lucha, la vida y muerte de miles de mexicanas y mexicanos, los derechos alcanzados, fruto de estos movimientos sociales quedan sepultados con la reforma privatizadora que elimina la soberanía nacional y arremete en contra de los derechos de los pueblos y como consecuencia habrá empobrecimiento derivado del robo de las ganancias del petróleo y del despojo de sus tierras.

¿Quiénes ganan con esta reforma en la materia de energía? ¿Qué les queda a los mexicanos si ya les han privatizado todo? ¿Qué futuro le depara a las siguientes generaciones?
México está sufriendo la implacable imposición de las reformas estructurales aprobadas a lo largo de esta legislatura, sólo basta salir a las calles a preguntar el sentir de la gente y comprobar el malestar, la impotencia y la gran necesidad de cambio que todas y todos los mexicanos quieren respecto de la actual administración federal.

Todos los días la gente comprueba que el peso ya no les alcanza sino para menos, adquirir o contratar bienes o servicios resulta cada vez más difícil. Así, sin entender fehacientemente el trasfondo de las verdaderas implicaciones que conlleva la reforma energética, los mexicanos viven las consecuencias del engaño del que fueron víctimas a través de los anuncios publicitarios en los que se afirmaba que el precio de los energéticos bajará.

Muestra de ello se puede leer en lo que el periódico “Excélsior” publica el día de hoy, una encuesta que refleja la extendida incredulidad en torno al ofrecimiento de que con la reforma energética bajarán los precios de los energéticos, según la casa encuestadora de BGC, de Beltrán Juárez y Asociados, la mayoría descarta que con las modificaciones legislativas disminuyan los precios del gas y de la luz con un 56 por ciento, además dos tercios de los consultados, que representan el 65 por ciento, piensan que el precio del gas licuado va a subir en lugar de bajar, y poco más de la mitad, es decir, un 53 por ciento, espera que aumenten las tarifas de electricidad en el país.

¿Y qué decir del precio de la gasolina? Pues en este caso, el 69 por ciento de los encuestados pronostica que se incrementará.

Sobre los beneficios que la reforma traerá para Petróleos Mexicanos, también prevalecen las dudas, predomina un entorno de baja o nula seguridad de que se vaya a modernizar, ya que el 71 por ciento opina que esto no sucederá, contrario a la opinión pública se siguen ciegamente, como lo mandatan las cúpulas elitistas del país, las recetas de la política económica dictadas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, pregonando la privatización como sinónimo de modernización, eficiencia y saneamiento de las finanzas públicas, sin importar transgredir los derechos constitucionales de todos los mexicanos.

México siempre ha seguido al pie de la letra la receta de los organismos internacionales, con lo que se ha ido desmantelando poco a poco la infraestructura de servicios paraestatales y han puesto en venta todos los bienes nacionales.

Para lograrlo, se han servido del mismo discurso oficial, que la panacea del desarrollo de este país llegará, que con la apertura de la inversión privada en sectores estratégicos para la nación y que supuestamente logrará mayor competencia en beneficio de los servicios que recibe la población. Pero eso sí, se comprometen a que el Estado vigilará y regulará el uso eficiente de los recursos de la nación.

Sin embargo, la historia enseña de sobremanera que con dichas políticas neoliberales se ha desprotegido a la clase trabajadora, los sectores vulnerables día a día ven mermadas sus condiciones de vida y en general el desarrollo del país se ha mantenido congelado. Hoy privatizando nuevamente, pero ahora sí al sector energético, se busca generar los empleos y el crecimiento económico que otras privatizaciones no han conseguido.

Esta ocasión no será diferente, los precios de los energéticos no bajarán, el costo de la gasolina va a la alza y nada garantiza que la electricidad tendrá tarifas más accesibles.

Compañeras y compañeros, estén seguros que al aprobar estas leyes, los mexicanos serán testigos de la pérdida de la seguridad energética y dirán adiós al petróleo, adiós al gas y darán la bienvenida a más pobreza, a más escasez de recursos del Estado para la educación, salud, vivienda e infraestructura.

Desde ahora lo anunciamos, para el 2015, el gobierno federal no verá cómo se enriquecen sus bolsillos con esta reforma, lo único que obtendrán será la consulta popular en materia energética.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Monreal Avila.

A continuación, se le concede el uso de la palabra a la Senadora Itzel Sarahí Ríos de la Mora, del grupo parlamentario del PRI, para hablar en pro del dictamen, hasta por cinco minutos.

- La Senadora Itzel Sarahí Ríos de la Mora: Con su venia, señor Presidente y, por supuesto, también de las compañeras y de los compañeros Senadores.

Pero me atrevo a usar el uso de la voz, sobre todo con el permiso de quienes confiaron en nosotros, quienes al poner en la urna el voto, también confiaron en que íbamos a hacer lo que valía la pena para que este país avanzara.

Y sin duda, esta no es la única ley, estamos trabajando en varias, que juntas queremos que sean la base para que México esté en mejores condiciones, y eso es lo que me hace no sólo venir a la tribuna, sino plantear el voto que vamos a tener, y además quiero hacerlo con todo el respeto de las compañeras y compañeros que estamos en la fracción del PRI.

Sin duda, han sido muchos meses los que han llevado a este debate de la reforma energética, varias Senadoras y Senadores se han metido a profundidad en lo que es la Ley Energética. Nosotros llevamos meses, pero hay gente, hay ciudadanía que lleva años, lleva décadas esperando que haya un cambio en este país.

Y hoy no me quiero poner romántica ni empezar a pensar qué hubiera sido en el pasado, qué hubiera sido en la historia o qué fue, quiero ubicarme en el ahora, en qué podemos hacer nosotros en nuestra estadía como Senadores, para que esta realidad cambie, y eso es lo que obedece a que yo haga esta reflexión y que además esté a favor con los cambios que hace este dictamen, el esfuerzo tanto de la Cámara de Senadores como de Diputados yo lo valoro a plenitud, pero también valoro el esfuerzo de todos esos hombres, de todas esas mujeres que todos los días trabajan, que todos los días le echan ganas esperando que sus representantes populares, o sea, nosotros, hagamos lo que toca para que su realidad cambie, para que les ajuste lo que ganen, para que no estén sufriendo en el día a día, si les va a ajustar para comer, para mandar a sus hijos a la escuela o para hacer cualquier cosa que tenga que ver con su calidad de vida.

Y yo sé que esta reforma, como muchas otras, tiene mitos y tiene realidades. Yo quiero hablar sobre las realidades de la reforma energética, que es lo que me hace razonar y valorar el voto que voy a emitir.

Una de las grandes realidades es el fortalecimiento de la tenencia de la tierra, el decir que el petróleo de este país sigue siendo de los mexicanos, que no es verdad que se privatiza, si bien es cierto, tenemos la apertura a la inversión, que es muy distinto.

Tenemos que cambiar de modelo, en el pasado las cosas funcionaban, hoy ya no funcionan. Y quiero citar algunos momentos en la historia en donde hubo replanteamientos, por ejemplo, la creación del IFE, porque era necesario que los órganos electorales se ciudadanizaran, y así sucedió, creo que era lo conveniente, tuvimos la creación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la creación del Ramo 33, y también el impulso que le hemos dado a los órganos de transparencia es porque había una necesidad. Hoy también hay otra necesidad.

Tenemos que abrirnos a la inversión, tenemos que generar condiciones económicas para que la gente que vive en este país, todos, hombres y mujeres, tengan la posibilidad de tener una vida digna.

También quiero hablar de otras realidades, el que la Comisión Reguladora de Energía va a ser la responsable de establecer las tarifas eléctricas sin tener la participación de ninguna dependencia de gobierno, ¿qué quiere decir? Que la Secretaría de Hacienda no va fijar las tarifas.

En segundo lugar, también hay que mencionar que es necesario que se sigan los apoyos que se tienen para los usuarios. También el Ejecutivo podrá establecer tarifas preferenciales para distintos grupos de consumidores, esto implica que los usuarios que actualmente reciben tarifas preferenciales las van a seguir manteniendo, es decir, es mentira que se van a retirar los subsidios.

Otro punto importante que corresponde a una realidad de esta reforma es de que los apoyos focalizados para los usuarios más vulnerables también van a continuar, y también por citar alguno más, es que los costos que tenemos hoy por tener la electricidad, que bajando éstos, seguramente va a haber más inversión, y no solamente se trata que tengamos más riqueza, se trata de que esa riqueza que generemos le sirva a los mexicanos, le sirva en apoyos, le sirva en lo trascendente.

Y también, finalmente, quiero terminar diciendo que si bien es cierto, México ocupa de grandes oradores, México ocupa de gente que venga aquí y dé posicionamientos, también éste es un momento en la historia que México ocupa, que nos dejemos de filias, nos dejemos de fobias y pensemos en ellos. Pensemos que esa confianza que nos dieron al tener el voto, hoy la ratifiquemos, y la mejor manera de decirle a la gente “gracias por haber confiado en nosotros” es tener esa altura de miras para que estas reformas marquen un antes y un después en su vida, un antes y un después en que lo que tengan les ajuste y sigan teniendo una vida digna.

Yo quisiera y pudiera decir más de lo que tienen ahora estos dictámenes, solamente les digo que soy una convencida de la política pública de Enrique Peña Nieto, por una sola razón, no piensa en su sexenio, ya lo ha dicho en varias ocasiones, piensa en las futuras generaciones, esas que necesitan de nosotros un voto responsable. Por eso yo celebro que en los que están a favor, en los que están en contra se haya dado un debate rico, porque se ha enriquecido, todos los debates que ha habido aquí han servido para fortalecer los dictámenes y que hoy por hoy tengamos reformas a la altura de lo que este país necesita.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Ríos de la Mora.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Benjamín Robles Montoya, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en contra del dictamen, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: Muchísimas gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, cuando en diciembre pasado discutimos la reforma constitucional en materia energética, sin duda que uno de los aspectos sobre los que llamamos la atención fue sobre el regalito, que parece que ya a muchos se les olvidó, que le estábamos dando a las transnacionales para facilitar la ocupación de tierras para exploración y extracción en perjuicio de los campesinos, de los ejidatarios.

Llamamos la atención específicamente sobre el Artículo Octavo Transitorio del Decreto en el que se establece que las actividades de exploración y extracción de petróleo y demás hidrocarburos se consideran, según se nos planteó, de interés social y orden público en virtud, así nos plantearon, de su carácter estratégico, y que por ello habrían de tener preferencia sobre cualquier otra actividad que implicase el aprovechamiento de la superficie y del subsuelo de los terrenos.

Nuestra preocupación sobre este punto tenía que ver, vengo a recordarlo también, con la situación de vulnerabilidad en que se colocaría a propietarios de tierras frente a los intereses de las grandes petroleras. Desde la reforma constitucional, compañeras y compañeros, llamamos la atención de este problema.

Y les aclaro que esta era nuestra preocupación, porque seguramente los defensores de esta reforma volverán a acusar al PRD de oponernos a todo, sólo porque sí, nos volverán a señalar  hasta de conservadores, como aquí se nos ha señalado, cuando los verdaderos conservadores son los autores de esta reforma, porque con ella, compañeras y compañeros, lo que se pretende es preservar el sistema depredador en el que vivimos y que sólo ha beneficiado y solamente seguirá beneficiando a unos cuantos.

Ese sí es conservadurismo, un conservadurismo, que al igual que en el siglo XIX pretendió preservar un sistema que privilegiaba una oligarquía. Ahora, compañeras y compañeros, con esta legislación secundaria vemos confirmada nuestra preocupación porque resulta francamente inconcebible que si las partes no logran un acuerdo, exista siempre la posibilidad de que las transnacionales acudan al Ejecutivo Federal para que constituya una servidumbre por vía administrativa a través de la cual obligarán a los propietarios a permitir el tránsito y hasta el almacenamiento de todo tipo de materiales, de vehículos, de maquinaria, y por supuesto, obras y trabajos.

Es decir, compañeras y compañeros, los propietarios aceptan las condiciones ofrecidas por las transnacionales y avaladas por el gobierno, sí o sí, y si no, el Ejecutivo Federal decretará que las transnacionales podrán entrar a la brava a llevar a cabo sus proyectos, les guste a los propietarios o no.

Y miren, compañeras y compañeros, miren ustedes si no les estamos entonces entregando un cheque en blanco a estas petroleras, a estas transnacionales, cuando esta ley tolera que amedrenten o amenacen a los propietarios permitiéndoles expresamente que lo hagan sin consecuencia alguna por una ocasión, y si reinciden, así plantea lo que hoy estamos discutiendo, entonces se podrá, potestativa, pero no obligatoriamente, revocar la autorización o rescindir el contrato.

Dicho de otra manera, esta ley permite que amenacen, que amedrenten o presionen de cualquier manera a los propietarios sin absolutamente ninguna consecuencia. Pero como si lo que se aprobó en este Senado no fuera ya suficientemente arbitrario y desventajoso, las modificaciones de los Diputados a los artículos 101 y 102 de la Ley de Hidrocarburos resultan inclusive peores.

Fíjense ustedes nada más, aquí se aprobó en el inciso c), la fracción VII del artículo 101, como contraprestación para los propietarios el compromiso de formar parte de proyectos y desarrollos en la comunidad o localidad afectada. Ahora los Diputados modifican la redacción de manera que la comunidad afectada ni participa ya en el proyecto, sino que la transnacional los ejecutará por su cuenta.

Y peor aún, los Diputados establecen en la fracción IV, del artículo 102, que el porcentaje de la ganancia de la petrolera se le paga a los propietarios como contraprestación, se pueden destinar inclusive señalar así a dichos proyectos que ejecutará ni más ni menos que la propia petrolera. Es decir, esa transnacional le paga un porcentaje de su ganancia al propietario y éste, supuestamente, le devuelve ese dinero para que ella ejecute proyectos en los que no participará la comunidad; o sea, que al final de cuentas dichos proyectos los pagará el propietario con el dinero de su contraprestación y no la transnacional.

No, compañeras y compañeros, y con esto concluyo mi intervención, señor Presidente. No nos confundamos con un falso debate. La utilidad pública, el carácter estratégico no pueden ser pretextos para la arbitrariedad, para el despojo, para el abuso. Y ya que no nos ven, ni nos oyen, a ver si por lo menos le hacen caso al gobernador de California, que aquí mismo, en esta sede parlamentaria, vino a advertirnos a todos sobre lo que debemos hacer, meterle mano dura a esas transnacionales, porque de lo contrario nos van a comer vivos, cosa que él auguró, y que ya veremos, con el paso del tiempo, a ver si los que hoy han venido a defender esta iniciativa, estas modificaciones, vienen a seguir defendiendo a las petroleras.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Robles Montoya.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Raúl Morón Orozco, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en contra del dictamen, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Raúl Morón Orozco: Gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros, efectivamente, es un cambio, sí, es un cambio, y es un cambio lo que ocupa este país, pero la dificultad que tenemos nosotros en el PRD y en la izquierda, es que no podemos aceptar ni mucho menos un cambio que trastoca el espíritu social o una parte sustantiva del espíritu social de la Constitución de 1917.

Y la Constitución de 1917 se da después de una Revolución que costó muchas vidas en este país, y todas esas vidas y toda esperanza está ahora trastocándose, está traicionándose. A juicio nuestro, este cambio que el país ocupa se debía hacer en otra dirección, y no echando abajo estos valores y estos principios que son los que ha vivido nuestro país, la República. La historia nos tiene que dar elementos para empezar a hacer el trazo de lo que este país tiene que ser en perspectiva, y la historia de México es rica, es rica en hombres y mujeres que con un gran valor, con una gran decisión, con una gran entereza enfrentaron en su momento o en momentos de nuestra historia situaciones muy complejas, como aquí se ha dicho, desde la Independencia, la Reforma, la Revolución, y ahora en la época moderna.

Entonces, sí queremos un cambio, queremos un cambio en otra dirección, no a costa de esto que se está dando, de estas leyes reglamentarias, están terminando con un orgullo nacional, y un orgullo de muchos, que era el cardenismo, el cardenismo está totalmente desplazado de esta visión de país, y esta filosofía del cardenismo es algo que mucho llevamos en nuestra sangre. En el caso de Michoacán, y por eso nuestra compañera que pasó hace un momento y tiene razón, pues nosotros venimos aquí a representar los intereses de nuestra gente, y en Michoacán, compañeros, como en muchos estados de la República, el cardenismo está muy arraigado, y la obra del General Lázaro Cárdenas la hemos defendido siempre.

Voy a citar, por cierto, un pasaje del discurso que leyó el ingeniero Cárdenas en el marco de la expropiación, cito:

"Examinemos la obra social de las empresas:- se refería obviamente a las empresas petroleras-¿En cuántos de los pueblos cercanos a las explotaciones petroleras hay un hospital, hay una escuela o un centro social, o una obra de aprovisionamiento o saneamiento de agua, o un campo deportivo, o una planta de luz, aunque fuera base de los muchos millones de metros cúbicos del gas que desperdician las explotaciones?"

Esto mismo tenemos que preguntarnos ahora, y decía mi compañera Senadora Mónica, tenemos que estar vigilantes de que cosas que están muy arraigadas en la sociedad no se destruyan.

Vamos a ver si las empresas que vienen van a estar al pendiente para ver qué se ocupa en hospitales, qué se ocupa en escuelas, qué se ocupa en una obra hidráulica o qué se ocupe algo que pueda mejorar la vida de los habitantes de este país, y ustedes se van a dar cuenta que va a ser muy difícil.

Este país tiene una inmensa riqueza y aquí el argumento sustantivo que en la reforma se ha planteado es que estas empresas en particular, pero en otras reformas también se ha planteado que ya no son suficientes, que no tienen suficiencia para generar toda la energía y para producir, explorar, extraer el crudo que se necesita y su transformación.

¿Pero qué culpa tiene el pueblo de México de esto? ¿Quién es el responsable de que estas empresas no estén o hayan sido consolidadas desde antes? Son los gobiernos que han estado al frente de este país los que son responsables de lo que ha pasado en el mismo; no es el pueblo de México, el pueblo de México no debe, no tiene por qué cargar con todas estas dificultades que con estas reformas estamos generando, compañeras y compañeros.

Por eso me parece que este nuevo modelo afecta, por supuesto, el derecho al desarrollo y a la existencia digna, por la disminución de ingresos que se traducirá tarde o temprano con menos programas sociales a favor de nuestra gente.

Por todo esto, y con esto concluyo, porque me parece que los argumentos han sido vastos en estas sesiones que hemos tenido desde la reforma constitucional hasta este día, y los días que van a seguir.

Mi voto va a ser en contra de estos dictámenes. Nuestro desarrollo de la industria eléctrica y de hidrocarburos debe hacerse con plena responsabilidad de generar una industria nacional verdaderamente sustentable y sostenible, y con una auténtica orientación al interés público y máximo beneficio social de nuestro presente y nuestro futuro. Eso es lo que requiere nuestro país, sí requiere un cambio, pero un cambio a favor del pueblo de México.

Gracias por su atención.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Morón Orozco.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Jorge Luis Lavalle Maury, del grupo parlamentario del PAN, para hablar en pro del dictamen, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Jorge Luis Lavalle Maury: Gracias, señor Presidente.

Bien, me parece que el tema que estamos discutiendo ahorita sobre las modificaciones, precisiones o adiciones que nuestros compañeros colegisladores le hicieron a éstas, no a los cuatro dictámenes, pero a tres de los dictámenes que tuvimos a bien enviarles, me parece que obedecen de manera adecuada al espíritu no solamente de las redacciones que les hemos enviado, sino en general, al espíritu que guardan los artículos que ellos nos están proponiendo modificar, y me gustaría irme particularmente a los que considero son de mayor relevancia para todo esto.

Primero, un tema fundamental de esta reforma que lo hemos defendido y lo hemos argumentado de manera muy clara, es que los primeros que queremos que sean beneficiados con estas reformas, son precisamente los dueños de la tierra, y todo lo que abone a generar que este modelo sea lo más atractivo posible, y genere la mayor cantidad de beneficios para los dueños de la tierra, finalmente creo que será visto con buenos ojos por todos y cada uno de nosotros.

Entonces, este incremento que se da solamente y exclusivamente del 2 al 3 por ciento dentro del límite superior del porcentaje de utilidad de este nuevo concepto que será pagado dentro de las posibles contraprestaciones para los dueños de la tierra, solamente para el gas natural, y me parece no solamente adecuado, sino que viene a generar un incentivo para que se facilite y, sobre todo, se privilegie la negociación entre las partes, por lo cual no solamente lo apoyo, sino me parece que es adecuada esta precisión y esta modificación que nos propone la Colegisladora.

Otra precisión importante que yo creo que se podría prestar definitivamente a algún tipo de abuso por parte de alguna de las partes, era el tema de que pudiera existir como contraprestación el uso de la fuerza laboral o, en dado caso, la proveeduría de servicios cuando así se requiriera, y me parece que fue adecuada esta modificación a efecto de que ahora sea un tema aparte a la contraprestación, el hecho de que la empresa que vaya, de empresa contratista, pudiera tener este tipo de negociaciones adicionales a las ya establecidas como contraprestaciones válidas en las negociaciones.

Entonces, ambas modificaciones me parecen adecuadas, el tema de que dentro del porcentaje de los ejidos o comunidades, además de que pudieran ser repartidas en partes iguales entre los ejidatarios, se pueda adicionar el hecho de que puedan ser utilizadas de la misma manera para proyectos de desarrollo, me parece que también es una observación adecuada.

En el dictamen tres, otra que me parece, otros temas que me parecen fundamentales que nos están proponiendo los colegisladores, yo creo que obedecen de manera muy importante a la congruencia que hemos buscado en dotar de facultades de autonomía tanto a Pemex como a la CFE, y me parece muy adecuado el que hayan decidido incorporar textos que venían en las leyes del paquete fiscal como en la Ley de Presupuesto, por ejemplo, o la Ley de Deuda, para efecto de que no solamente se respete sino que se haga válida la autonomía que estamos nosotros buscando para estas dos empresas.

Entonces, tanto para el caso de deuda, el hecho de dejar que puedan contratar deuda las empresas con las condiciones y con las características que hemos definido, por parte de las atribuciones que tendrá tanto la Cámara de Diputados como el Congreso de la Unión, pero dándole la libertad para que ellos generen ese tipo de actos, me parece adecuado incorporarlo directamente en las leyes específicas de Pemex y de la CFE.

Y bueno, por otra, la parte presupuestal, que me parece muy adecuada también, el hecho de que obedeciendo a las condiciones de autonomía que le estamos dando a las dos nuevas empresas productivas del Estado, el dejar perfectamente plasmado dentro de estas mismas leyes el hecho de que sean sus consejos de administración los responsables de llevar a cabo estas autorizaciones.

Por último, el tema de los testigos sociales. Hemos manejado en todo momento que el tema de la transparencia y la rendición de cuentas es un tema transversal a lo largo de todo este modelo energético, y el tema de la incorporación de los testigos sociales, tanto para Pemex como para la CFE en los procedimientos de contratación, me parece también que es un enriquecimiento importante para efectos de seguir garantizando la transparencia y la buena rendición de cuentas de estas empresas.

Por ello me parece, y en mi grupo parlamentario estaremos a favor de estas modificaciones que nos propone la Colegisladora, para estarlas votando en un momento.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Lavalle Maury.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Manuel Bartlett Díaz.

En virtud de que no se encuentra, le cedemos el uso de la palabra a la Senadora Angélica de la Peña Gómez, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en contra del dictamen, hasta por cinco minutos.

- La C. Senadora Angélica de la Peña Gómez: Muchas gracias, señor Presidente; con su venia.

Bien, la Colegisladora ya ha tenido a bien devolvernos tres modificaciones, tres dictámenes con modificaciones, pero desde nuestra perspectiva no resuelven el tema, en particular voy a permitirme hablar del tema que tiene que ver con la ocupación temporal de tierras, nuestra preocupación en su momento. Estas modificaciones si bien eliminan como contraprestación la contratación como parte de la fuerza laboral de los propietarios o titulares de los derechos de la comunidad, o de la localidad afectada, todavía sigue, desde nuestro punto de vista, manteniendo ambigüedades que siguen, creo, siendo gravosas para los titulares de estos derechos.

Las modificaciones que se hicieron tanto a la Ley de Hidrocarburos como a la Ley de la Industria Eléctrica para establecer compromisos, ese es el agregado, para ejecutar proyectos de desarrollo en beneficio de la comunidad o localidad afectada, creemos siguen sin obligar legalmente a los asignatarios o contratistas a ejecutar proyectos de beneficio a las comunidades  que resulten afectadas, ya que creemos que con el simple hecho de establecer compromiso, no, definitivamente, no se instaura la obligatoriedad de un auto jurídico que tiene que prevalecer respecto de un contrato.

Las comunidades no tienen la certeza sobre las utilidades y pérdidas que habrán de producirse por los posibles proyectos de desarrollo de su comunidad. Es importante señalar que los megaproyectos, como se conocen en el mundo, sin lugar a dudas provocan una destrucción, pérdida de tierras de las comunidades, dañan los medios de subsistencia, se destruye la red social y se rompen los lazos culturales en determinada área geográfica.

Las personas desplazadas no pueden regresar, entonces tienen que luchar siempre para obtener una compensación suficiente y, por supuesto, todo lo que tiene que ver con volver a tener las condiciones mínimas para el establecimiento, restablecimiento de su familia. No hay manera de reparar plenamente el daño causado por este desplazamiento forzoso.

El gobierno ha señalado que estos proyectos son para el beneficio de la población, sin embargo los megaproyectos han traído consecuencias devastadoras para las comunidades locales y también para el medio ambiente, suelen solamente beneficiar a las empresas a costa siempre, por desgracia, de las comunidades más empobrecidas, de las comunidades rurales, de las comunidades indígenas.

Por lo tanto, este dictamen, esta revisión que hacen de las minutas que envió el Senado, no resuelven el conflicto, sino por el contrario, creemos, anticipamos, puede haber una inestabilidad social.

Desde nuestra perspectiva consideramos que la Colegisladora debió establecer figuras vinculantes previstas en nuestra legislación como la promesa de contratar; la oferta del contrato prometido; el contrato de opción u otra figura análoga para vincularlos legalmente a la realización de obras en beneficio para la comunidad, algo que no se toca y, por supuesto, en caso de no ejecutarse poder tener condiciones de reclamar jurisdiccionalmente el cumplimiento de estas obligaciones.

Por otro lado, otra de las modificaciones que se realizaron en la Cámara de Diputados, la encontramos con esta figura que la identifican como testigos sociales, para que participen durante los procedimientos de adquisiciones, arrendamientos, contratación de servicios y ejecución de obras que atendiendo a su impacto o relevancia, puedan vigilar estos actos en las distintas etapas de procedimientos de contratación.

Creemos que es importante dar aviso de las irregularidades detectadas en su primer momento, a la unidad interna o a la unidad de responsabilidades, pero estas facultades se desobligan de manera muy particular, creemos que debieron haberse destacado de manera concretísima como una potestad de la Auditoría Superior de la Federación y, por ende, también ratificar la facultad de fiscalización de la Cámara de Diputados.

Creemos que en este sentido hay una violación a la Constitución porque debemos reconocer que la Auditoría Superior de la Federación es el órgano que fiscaliza los entes públicos.
En fin, por el tiempo no me voy a extender más, voy a presentar mi observación concreta y toda mi intervención para que quede inscrita textualmente en el Diario de Debates.

Muchas gracias por su atención.

(Aplausos)

(Intervención de la C. Senadora Angélica de la Peña Gómez)



- El C. Presidente Aispuro Torres: Con gusto, Senadora Angélica de la Peña, claro que sí se insertará de manera íntegra en el Diario de los Debates la intervención que usted acaba de entregar a esta directiva.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Manuel Bartlett Díaz, del grupo parlamentario del PT, para hablar en contra del dictamen, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Con su autorización, señor Presidente.

Yo quisiera insistir aún cuando el autismo es superior al interés de las Senadoras y Senadores sobre el destino de este país, pero si se está yendo más allá del propio Artículo Octavo Transitorio, que es el que fundamenta esta ocupación temporal y esta barbaridad de someter el territorio nacional, quiere someter lo nacional al interés público, a la cuestión estratégica de la energía, sobre todo, como si no fuera importante producir alimentos u otras cuestiones que tienen que balancearse, según los intereses de la nación, no puede ser por haber hecho un manejo perverso de la reforma constitucional, que es una vergüenza que así se haya hecho, es que es parte de la tesitura de estas reformas, que es el dolo y la mala fe.

El haber dejado en la Constitución que la energía es materia estratégica, como estaba, y por tanto está en manos del Estado, exclusivamente, quitan en manos del Estado y dejan estratégica y meten a los privados como si fuera una cuestión estratégica.

Y lo cual es un absurdo. Privatizan el asunto de la explotación del petróleo, lo hacen privado, lo meten la régimen del mercado.

Y si tú metes al régimen del mercado, de libre mercado, la electricidad y el petróleo, no tienen por qué establecer un compromiso de carácter constitucional del Estado, de imponer condiciones para que puedan despacharse las empresas transnacionales, como se les dé la gana.

Eso es otra contradicción, en donde les conviene privatizar la materia, lo hacen. Pero en donde les conviene tener el poder del Estado en beneficio de los intereses extranjeros, entonces lo mantienen.

Entra ya, porque esa es una cuestión absolutamente clara. Entra, al haberse quitado de la Constitución la reserva constitucional que se mantuvo en el Tratado de Libre Comercio, entra el Tratado de Libre Comercio plenamente a aplicar la materia de energía como cualquier otra inversión extranjera.

Qué es lo que hemos dicho desde que se inició la discusión de la reforma constitucional y nadie ha querido entender, lo que ocurre cuando tú quitas de la Constitución, esa reserva.

Ya está en las reglas del mercado. Y las reglas del mercado están definidas por el Tratado de Libre Comercio, por los otros tratados que están por encima de estas leyes.

Entonces, ese absurdo, lo están aceptando. Y todavía van más allá, que yo se los hago ver, aunque no tengan el menor interés, insisto, en las caras y en las actitudes, pero están viendo si aprueban esto hoy, como los Diputados lo aprobaron, están yendo a aprobar una inconstitucionalidad evidente. Porque no se refiere el Artículo Octavo, al hablar de que es de interés público, en esta perversión, de haber quitado esa parte, de que era estratégico para estar en manos del Estado es estratégico; y dejar qué es estratégico, la Shell, la Exxon Mobil, la General Electric, metiéndose a generar energía eléctrica.

¿Eso es estratégico? Eso no lo es, a final de cuentas.

Entonces, ese es el doble rasero, de cuando les conviene que sean las instituciones de derecho público, esto es una obligación constitucional del Estado, de garantizarles a las empresas extranjeras lo que quieran.

Entonces, el Artículo Octavo Transitorio, que es el que señalaba yo, el que se basan, dicen, nada más la transmisión y la distribución de electricidad. Y lo que están poniendo es todo.

Todo lo que se les ocurra. Poner una generadora aquí, trazar unos cables para allá, establecer lo que quieran.

Entonces, es realmente monstruoso que se acepte eso. Inclusive habiendo aprobado, ustedes mismos, el Artículo Octavo Transitorio, lo violan, al establecer que toda la electricidad, toda la industria eléctrica, toda ella, entra en la categoría de estratégica y, por lo tanto, el Estado está obligado a protegerla.

Porque ahí entonces es donde vuelve a operar lo que les digo, y que no han querido tomar en cuenta, el libre comercio.

Por lo tanto, también esa parte, en donde se establece que les van a dejar a ganar y van a ser petroleros los ejidatarios mexicanos. Van a ser gaseros, como los de Texas, los mexicanos, los ejidatarios mexicanos.

Es absurdo eso. No va a pasar. Es engañar al pueblo de México. El dolo ha sido la norma de esta legislación.

No puede pasar eso. Como no puede pasar el contenido nacional tampoco, que son engañifas que están metiendo ustedes para tapar el ojo al macho, ninguna de ellas va a pasar, porque va a estar regulado por el Tratado de Libre Comercio.

Y el Tratado de Libre Comercio es superior a estas leyes secundarias, entonces no tiene ningún valor.

De manera que es una cuestión realmente de seguir un juego, de engañar al pueblo de México, para meter a las transnacionales con todo el poder que tienen.

Por otro lado, toco rápidamente el tema de la autonomía de Pemex.

Hace años estamos discutiendo ese asunto, hace años, desde antes de la reforma de Calderón, la cuestión de buscar que Pemex pueda desarrollarse, porque si sigue Hacienda, se ha dicho desde entonces, chupándole todos los recursos a Pemex para no cobrar los impuestos a sus colegas de la oligarquía nacional, como no se les cobra, verdad.

Entonces, lo que se necesitaba era la autonomía de Pemex de Hacienda. Es decir, quitarle a Hacienda la facultad de quitarle dinero a Pemex. Que es lo que les sirvió durante años para estar arruinando las posibilidades de Pemex.

Bueno, ahora salen con esta nueva batea de babas, de decir que ahora es autónomo, ya tiene una autonomía presupuestal.

¿Cómo puede ser? Si leemos completo lo que dice, no tiene ninguna autonomía Pemex.

¿Cuál autonomía? Primero que nada, se le establece un techo.

¿Quién establece el techo? Lo establece el Congreso, a petición de la Secretaría de Hacienda.

¿Es autónomo Pemex? No, señores, tiene un techo. Pero le dejan que maneje su presupuesto libremente. Entonces, esto es, pero el presupuesto se lo van a dar, y eso es todo lo que tiene.

Pero Hacienda no deja de despojar a Pemex de sus recursos. La manera de que tuviera un presupuesto sería evitar que la Secretaría de Hacienda le quite todos los recursos. Y lo vamos a ver mañana en lo que sigue.

Es un total despojo de la Secretaría de Hacienda.

Es la que define todo y queda exactamente igual, no tiene ninguna autonomía presupuestal, ni deuda Pemex. Es otra gran mentira, porque está sometida a lo que ahí establece y al final de cuentas es la Secretaría de Hacienda la dueña de Pemex.

Y ya lo vamos a ver, y analizado, como eso, mañana lo vamos a ver con mayor claridad.

Es mentira también el que tenga alguna autonomía Pemex. No tiene ninguna autonomía, están en estas leyes sacrificado a Pemex, a seguir sosteniendo a un Estado incapaz de cobrar impuestos a sus colegas oligarcas, y Pemex va a morir desangrada y lo vamos a ver mañana con todo cuidado, manteniendo la obligación de darle el 4.5 del PIB por encima de todo, de esos recursos tiene que darle lo que significa actualmente el presupuesto del 40 por ciento del presupuesto del país.

¿Dónde va a tener autonomía? Cuando la manota de Hacienda está todavía metida ahí.

Que fue siempre el tema, pero vuelve recurrentemente. Ya tiene autonomía, porque ya decimos que ya tiene autonomía, ¡mentira! Está obligado Pemex a seguir sosteniendo el 40 por ciento del presupuesto nacional.

Cómo vamos a dejar entonces que compita. ¿Con quién va a competir?

Cuando llegan y que es otra cosa que no han querido ustedes entender, porque están creyendo que está aquí alguien, algún genio, Videgaray o Peña Nieto, digamos, es un genio en las finanzas, es un gran Presidente con enorme experiencia nacional y ha inventado todo esto. Todo eso está diseñado por los intereses de las grandes petroleras.

Y eso es lo que van a meter a este país.

De manera que todo esto es un cuento. No va a proceder, porque por aquí, por allá, están en diversos artículos, una colita por ahí que meten, diciendo, bueno, en tanto no contradiga los tratados internacionales.

Los tratados internacionales están por encima de estas leyes secundarias. Están jugando con la ingenuidad de México y esperando que las televisoras, que son parte del juego, porque también se los voy a demostrar mañana, las televisoras van a decir que está muy bien, que ya no se va a atacar, los ejidatarios van a ser ricos, van a tener, van a ser gaseros, Pemex es autónomo, ya tiene todo el recurso. Siempre y cuando se los sigan mandando al gobierno federal, a la Secretaría de Hacienda.

Eso es la verdad, y en cada una de estas cosas que analicemos, hay mentira tras mentira.

El cambio del vocabulario. Cambian una cosa y le ponen otro nombre.

Es una infamia contra el país y se los podemos demostrar una y otra vez.

Que la energía entra a las reglas del libre comercio y cualquier violación a las reglas del libre comercio, que están en el tratado que tenemos que obedecer, se va a tribunales internacionales.

Vean ustedes lo que le está pasando a Argentina. Argentina está desesperada, no invierten las empresas eléctricas, ¿por qué no invierten las empresas privadas?, salvo cuando tienen una ganancia específica y es su razón de ser. Y entonces, expropian, expropian a la industria petrolera más antigua de América Latina.

La expropian una parte, ya la tienen demandada internacionalmente, pero además ahorita con esos enjuagues de los intereses norteamericanos, los bonos y las leyes que se aplican en los países, como si fueran las leyes locales, Argentina está ahorita obligada a pagar lo que no tiene que pagar, porque ya un tribunal norteamericano la está obligado a pagar lo que ya pagó, eso es a donde se están metiendo.

Entonces, ¡sí, señores!, ¡cómo no!, es autónomo Pemex, sí les van a dar el gas. ¡Eh! van a ser socios de la Shell.

El ejido fulanito va a ser socio de Exxon Mobil, bueno, caray, aquí no creo que haya ningún ingenio, bueno pudiera haber un ingenuo, uno que otro, pero no muchos ¡Eh!

Entonces, es realmente vergonzoso que no lean, que no estudien y que se traguen las mentiras del Senador Penchyna y compañía.

Muchas gracias por su atención.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Bartlett Díaz.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Luis Armando Melgar Bravo, en pro, del grupo parlamentario del PVEM, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Luis Armando Melgar Bravo: Gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, estamos llegando a la recta final de un proceso que empezó, para nosotros, como legisladores, hace casi ya 2 años.

Ha sido un proceso donde empezamos con un mandato de un Presidente que ha tenido una sola visión: la visión de transformar a nuestro país, la visión de crecer económicamente para que en el crecimiento se generen los empleos que este país necesita.

Hoy estamos en esta recta final ante la reforma, la madre de todas las reformas, que es esta reforma energética, que empezó en un proceso constitucional, y que hoy estamos viviendo el proceso de sus leyes secundarias.

Sin lugar a dudas, nada ha sido tan polémico como esto, nada ha generado una división ideológica como lo ha sido esta iniciativa.

Y sin duda alguna, en el ʼ38 se da la expropiación del petróleo, con un Presidente que fue Lázaro Cárdenas, que emanaba y gobernaba en un partido, el PRI.

Hoy esa ideología trasladada a un partido de oposición, pero no en las mismas circunstancias.

El país es otro. Hoy tenemos unas condiciones que a lo largo de estos años, si algo hemos podido constatar, es que lo que al país le hace falta es crecimiento económico.

Entonces, las reformas que nuestro Presidente Enrique Peña Nieto propone el día de hoy, y hemos venido trabajando a lo largo de los últimos 24 meses, no tienen que ver con otra cosa más que con esto: tienen que ver con centrar a México en la senda del crecimiento, generar los empleos que se necesitan para crecer.

Hoy estamos aquí dictaminando, aprobando los dictámenes que nosotros, como Cámara de origen, mandamos a la Cámara de Diputados, y que la Cámara de Diputados nos manda para que le demos ya la aprobación final de lo que fue el dictamen número 1, el dictamen 2, el dictamen 3, ya para no entrar a tanto detalle.

Hoy estamos ante un cierre importante de lo que ha sido esta discusión. Y yo, sin alargar más la presentación, mi participación ante ustedes, yo nada más quisiera recordarles y quisiera hacer hincapié en este sentido.

Solamente el crecimiento y el poder generar empleos que, sin duda alguna, no le veo por otro lado, más que con esta reforma, que podamos construirlo ante los escenarios mundiales que tenemos el día de hoy.

Tenemos la gran oportunidad, como lo estamos haciendo hoy, y estamos cumpliendo históricamente con lo que el país nos demanda hoy.

No tengamos el mayor arrepentimiento de lo que estamos haciendo como legisladores, porque en lo personal yo siento que vamos en la senda correcta.

Y por lo que toca al PVEM, no nos queda la menor duda que esta es una ley que abriga, que arropa todo lo que en el sentido de los mexicanos necesitamos para poder empezar a encausarnos en este tema tan fundamental como lo es la materia energética, que es el tema fundamental en nuestro país, donde encontramos y realizamos un gran valor y estoy seguro que estamos apostándole al México que todos queremos heredarle a nuestros hijos.

Así que, con su permiso, señor Presidente, muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Melgar Bravo.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Mario Delgado Carrillo, del grupo parlamentario del PRD, en contra, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, quiero, ante los reiterados señalamientos que se han hecho a mi grupo parlamentario, de que no tenemos propuesta, recordar que en junio pasado presentamos, su servidor presentó una ley completa de la que hoy estamos dictaminando, una Ley de Hidrocarburos que se basaba en principios distintos a los que se basó la iniciativa del gobierno; que tenía como intención impactar mediante cuatro vías el desarrollo del país; lograr el desarrollo de la industria nacional con el desarrollo del sector energético; lograr a través de incentivos para inversiones en el sector petroquímica, tener precios de hidrocarburos competitivos en el mediano plazo; garantizar que los recursos adicionales, en caso de que haya, se gasten mejor y sí influyan en el aparato productivo y en la competitividad y, por último, garantizar la autosuficiencia energética de las siguientes generaciones, proponiendo como parte de los objetivos de esta reforma la transición energética.

Sin embargo, esa Ley de Hidrocarburos que presentamos ni siquiera fue dictaminada.

Por eso hoy presentamos un voto particular donde incluimos, señor Presidente, el texto completo de la iniciativa que presentamos en la Comisión Permanente y que fue turnada en tiempo y forma a la Comisión de Energía, que no fue dictaminada.

Y muy rápidamente quisiera comentar algunos aspectos que proponía esa ley.

Mencionábamos el tema del contenido nacional. Sabemos que es algo que se incorporó a la ley hasta en un 35 por ciento, pero la verdad es que es un llamado que difícilmente se va a cumplir, ya que se verifiquen los compromisos que tiene México en los tratados internacionales, va a haber una seria limitación a ello.

Y además se plantea, simplemente como un llamado, no hay instrumentos complementarios para desarrollar cadenas productivas intermedias para todo el desarrollo de la industria nacional y que, efectivamente, esta reforma energética tenga un impacto en empleo.

No es por generación espontánea, no son por las fuerzas libres del mercado, hay que promover el desarrollo de una cadena intermedia, productiva y de insumos. Esto no se logra con la suficiente fuerza en esta ley.

También insistimos, incluso, en el debate de hoy, en la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos. No podemos tener una reforma donde las principales variables sean económicas, donde las únicas variables sean el maximizar la renta porque se convierte en una reforma completamente depredadora.

¿Qué propusimos? Que dentro de las variables de adjudicación de los contratos se incorporaran otras variables, por ejemplo, el tema ambiental, el tema de la inversión en petroquímica para que pudiera desarrollarse esta industria en el país, las metas de contenido nacional y que fueran parte de las decisiones de con quién se va a asociar el Estado, no nada más las variables económicas porque otra vez podemos tener incentivos perversos.

Estamos orillando a que las empresas, en aras de maximizar sus utilidades puedan, por ejemplo, utilizar tecnología riesgosa y no cumplir con criterios de seguridad industrial ni ambiental, porque la regulación que se ha decidido siempre es a posteriori, no como requisitos de los contratos, que pueden dar mucho más garantías.

También un elemento muy importante que no fue considerado fue que se plantearan rondas anuales de licitación.

Hay una experiencia desastrosa en el tema de licitaciones de distintos campos petroleros, es la experiencia que tuvo Reagan en los años 80ʼs, en los Estados Unidos, que hizo una ronda tan grande, que no había suficientes jugadores en el mercado internacional, que lo único que propició fue la colusión de las corporaciones petroleras internacionales para ofrecer un bajo precio al gobierno norteamericano.

Lo mismo nos puede pasar. Tenemos que regular las rondas, tiene que haber rondas anuales para garantizar que sí haya competencia, que haya suficientes jugadores y que podamos garantizar las mejores condiciones para el Estado mexicano.

También otro tema muy importante que proponíamos en esa ley y que también fue ignorado, que los contratos no puedan cederse. No hay el candado para que una vez que se hace la licitación y se declara un ganador, ese particular se voltee y venda su contrato a otro particular y esto provoque una colusión.

Proponíamos que hubiera un candado en el que por lo menos siete años no pudiera modificar su contrato.

Una experiencia en Pemex, y lo que hemos visto en la poca participación privada que ha habido, es que no ha habido empresas operadoras participando en Pemex, sino que ha habido intermediarios, empresas de servicios que posteriormente una vez que tienen su contrato en la mano, se voltean al mercado internacional a buscar socios para ver quién puede llevar a cabo esos contratos. Aquí tendría que ponerse ese candado para que los contratos no sean cedidos ya en el ámbito de los particulares.

Otro esquema que propusimos es en aras de maximizar el área de explotación y que las decisiones de cuándo explotar un campo petrolero no dependan del particular, que se pusieran metas, pero que se hiciera una dinámica como lo hace el Reino Unido. Ahí hay un periodo que se da para explotación.

Dentro de cuatro o cinco años la mitad del territorio que se dio para la explotación tiene que ser devuelto al gobierno de Inglaterra. Y después de cuatro años ya de explotación tiene que devolver un 25 por ciento del territorio.

Esto lo que hace es maximizar la renta y el uso del campo, de los campos que pueden ser expropiados.

Aquí como no tenemos ese mecanismo de devolución y de optimización del espacio, lo que vamos a provocar es una especulación por parte de las corporaciones petroleras internacionales con el campo que hayan ganado para explotarlo cuando más les convenga, máxime que una vez que tengan ese campo van a poder ponerlo en su balance de activos, poder apalancarse en el mercado financiero internacional y utilizar esos recursos dentro de su estrategia global de negocios.

Si hay un negocio que quieren desarrollar con una mayor prioridad, lo van a hacer y hacer la explotación del campo mexicano cuando así les convenga.

El tema de seguridad industrial no se puso como un requerimiento para terminar contratos, lo mismo que no se incentiva la transición energética, la protección al medio ambiente, no es un tema de concurso, como es en el caso del Reino Unido. No hay una definición en toda la ley, de pasivos ambientales, no tiene mucho caso la discusión de si es mucho o poco lo que se le paga a los propietarios de la tierra, si no hay una definición de quien va a absorber los pasivos ambientales.

Se le puede estar pagando hasta el 3 por ciento al propietario de la tierra, pero si una vez que terminan la explotación en ese territorio dejan un pasivo ambiental muy grande, pues incluso lo que ganó el privado se le va a ir en eso, porque tiene la obligación el privado de subsanarlo, o el gobierno tendrá que destinar parte de la renta, supuestamente adicional que tiene, en mitigar esos pasivos ambientales. De tal manera que no se logra, no se ponen, también, por ejemplo, montos específicos de cuánto tienen que pagar.

Sugeríamos que se tazaran las multas de entre 3 mil millones de dólares a 9 mil millones de dólares, que pudiera cargarse en caso de un desastre ambiental, montos tan importantes como éstos.

También propusimos que hubiera un sistema de información de toda la industria de hidrocarburos que no se está planteando.

Propusimos también que hubiera un esfuerzo adicional para el combate a la corrupción, proponiendo tres cosas: la prohibición de que servidores públicos relacionados con el sector pudiesen prestar sus servicios para las empresas petroleras con el objetivo de evitar que se produzca un conflicto de interés por las funciones desempeñadas y que dicha prohibición fuera por lo menos de tres años. Aquí se tiene la Ley de Responsabilidad de los Servidores Públicos un año y prácticamente todos los ex directores de Pemex actualmente trabajan en una empresa privada.

De tal manera que podría hacerse un esfuerzo adicional en materia de corrupción para controlar por lo menos a sus ex directores y a sus familiares.

Desafortunadamente esta iniciativa de ley no se dictaminó y contenía propuestas que creemos hubieran sido muy útiles para el modelo que hoy están aprobando.

Muchas gracias, señor Presidente.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senador Delgado Carrillo.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Fernando Mayans Canabal, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en contra del dictamen.

- El C. Senador Fernando Enrique Mayans Canabal: A México, con todo mi respeto y cariño. Con la venia de la sala.

La reforma energética ha colocado al país en escenarios aciagos y preocupantes.

Llevamos meses y días enteros defendiendo a México de los atropellos y el despojo a la nación que significan las leyes secundarias que han aprobado por mayoría mecánica el PRI, el PAN y el Partido Verde.

No nos cansaremos de argumentar y sustentar esta realidad ni nos rendiremos porque se trata de la patria y el pueblo que amamos.

El país está en una verdadera situación de riesgo para la soberanía y seguridad nacional, por las graves consecuencias en lo económico, en lo político y social a la que se somete a la nación con el debilitamiento del Estado, por las pérdidas de control y manejo de las industrias de los hidrocarburos y eléctricas.

Principalmente con la aprobación de las leyes de hidrocarburo e industria eléctrica de Pemex y de la Comisión Federal de Electricidad, el PRI, PAN y Partido Verde Ecologista, permiten la entrega de la renta petrolera a empresas privadas, el aumento de las tarifas eléctricas y del gas, el desmantelamiento de Pemex y de la Comisión Federal de Electricidad, a las afectaciones al medio ambiente y a la salud de los mexicanos, y a la afectación a la propiedad social pública y privada.

Querido pueblo de México:

Ha quedado claro que la reforma energética y sus leyes secundarias consumen la privatización de los recursos energéticos del país, aunque ésta sea una realidad que no la llaman por su nombre, es un engaño y un atraco al país y a los mexicanos. Y es mi obligación y responsabilidad decirlo con todas sus letras desde esta tribuna.

Compañeras y compañeros Senadores, sustento mis afirmaciones de los daños que están generando con hechos, sus aprobaciones de los cambios constitucionales a los artículos 25, 27 y 28, en diciembre de 2013, y estas leyes secundarias borraron de un plumazo los principales objetivos históricos que forjaron y engrandecieron no sólo a nuestra industria petrolera y eléctrica, sino a esta gran nación.

Se quebrantó el pacto social en la dignidad, esperanza y futuro de todo el pueblo.

Aquí se propicia el despojo desmedido de nuestros recursos energéticos a través de contratos para la exploración y extracción de hidrocarburos, de cobertura eléctrica y licencias para su comercialización, en los que por su naturaleza jurídica y amplio margen de discrecionalidad en su contenido, no se salvaguarda el interés público y superior de la nación, sino el de las empresas privadas.

Además de que la vigencia de estos arreglos contractuales no se especifican. Por lo que quedarán junto con su prórroga al acuerdo de las partes, 50 años, 100 años, 200 años. Esta será la entrega de la renta petrolera mediante arreglos contractuales de naturaleza privada. La situación se torna delicada, ya que con la relación al monto económico que representa dicha renta, el Comité Nacional de Estudios de la Energía que aglutina investigadores, analistas y académicos han sostenido que el valor de las reservas petroleras probadas del país asciende a más de un billón, millones de millones de dólares con un precio conservador de 85 dólares por barril.

Sobre el aumento de las tarifas no bajarán los precios de la electricidad y de las gasolinas. Ustedes abandonaron los subsidios tanto generalizados como focalizados.

Con relación a los precios de la gasolina, se determinó que a partir del 1º de enero de 2015 y hasta el 31 de diciembre de 2017, los precios los establecerá el Ejecutivo mediante acuerdos.

La política de precios máximos al público deberá prever ajustes conforme a la inflación esperada de la economía y de los precios del mercado internacional, por lo que no se garantiza que las tarifas disminuyan.

Más aún cuando se señala que a partir del 1º de enero de 2018 los precios se determinarán bajo las condiciones del mercado, Artículo Décimo Cuarto Transitorio de la Ley de Hidrocarburos.

Lo mismo sucede con la tarifa de luz, que de acuerdo al artículo 139 de la Ley de la Industria Eléctrica, prevé ahora la facultad del Ejecutivo Federal para determinar mediante acuerdo, también, las tarifas finales para determinados grupos y usuarios del suministro básico.

Al no precisarse la fuente de financiamiento de estos acuerdos del Ejecutivo, se traducirán en programas que representarán una carga fiscal más con el agravante de ser utilizados de manera perversa para fines de inducción electoral del voto ciudadano.

Debe quedar claro al pueblo de México que lejos de que los Senadores del PRI, del PAN y el Verde, cumplieran con su mandato popular para reconocer constitucional y legalmente el derecho de toda persona al suministro de electricidad con máxima calidad y mínimo costo, impusieron un régimen de sanciones que también se aplicará en perjuicio de los ciudadanos al establecerse gravosas multas que seguramente agudizarán la inconformidad social y los conflictos por el cobro arbitrario y excesivo de las tarifas de luz.

Con ello se cancela toda posibilidad de mejorar la calidad del servicio y de que los mexicanos puedan defender sus derechos frente a los abusos que en un futuro cometerán las empresas privadas, nacionales y extranjeras.

Contrario al establecimiento de estos derechos, se establece por ley como aspecto central de la privatización de nuestro moribundo sistema eléctrico nacional, la estricta separación legal de las actividades de la industria eléctrica.

Un esquema de mercado eléctrico mayorista que será operado por el Centro Nacional de Control de Energía en función de las reglas del mercado y los intereses mercantilistas de empresas privadas, múltiples transacciones de compraventa de energía eléctrica y servicios conexos y la desincorporación de activos y derechos de la Comisión Federal de Electricidad, además de la creación de pequeños sistemas eléctricos para suministrar energía eléctrica al público en general, sin estar conectados a la red nacional de transmisión.

Así operará este nuevo régimen que sólo prevé beneficios para los participantes del mercado que no son los ciudadanos en su calidad de usuarios, pero sobre el desmantelamiento de Pemex, el debilitamiento y posterior desmantelamiento en virtud de que se le impone la obligación de competir en igualdad de condiciones, pero bajo el mismo gravoso régimen fiscal en el caso de Pemex.

No hay menor obligación de que se establece para Pemex de transferir a la Secretaria de Hacienda el 4.7 por ciento del PIB de los ingresos provenientes del petróleo.

Es de reiterar que en 2013 Pemex entregó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público la cantidad de 864 mil millones de pesos por concepto de impuesto, derecho y aprovechamiento.

De esta manera, y en caso de entrar en vigor dicha Ley del Fondo, Pemex tendría que transferir 824 mil millones de pesos.

¿Dónde están las ventajas de esta reforma para la ahora empresa productiva del Estado?

Las afectaciones severas al medio ambiente y la salud de las personas y de los pueblos y comunidades indígenas están a la vuelta de la esquina, se somete a la población a eminentes riesgos a la salud y serias afectaciones al medio ambiente, como consecuencia de la fractura hidráulica que se busca llevar a cabo en el país para la perforación de los suelos y las tierras en la búsqueda de hidrocarburos, frente a los años que se pronostican con esta técnica que se conoce como fracking se dejarán inútiles las tierras, se contaminará el agua utilizada en forma irreversible, se destruirán los ecosistemas y el paisaje y se incrementará la polución del aire.

Sabemos que en el estado de Coahuila existe la proyección de construir 20 mil pozos, por lo que se estaría utilizando un equivalente de agua potable, a la que consumirían entre 4.9 y 15.9 millones de personas.

Se ha comprobado que el almacenamiento de agua mezclada con sustancias tóxicas representa un peligro de contaminación para los mantos acuíferos y de los cuerpos de agua superficiales.

Hoy en día existen 653 acuíferos divididos administrativamente, en su mayoría se encuentran en el norte del país.

Diversos estudios comprueban que el 75 por ciento de estas sustancias provocan daños al sistema respiratorio, la piel y los ojos y el 37 por ciento al sistema cardiovascular, cerebro y riñones, así como el 25 por ciento produce cáncer.

La vejación de los derechos de ejidatarios, indígenas y propietarios rurales y urbanos sobre sus tierras será una constante, los artículos 25 y 27 de nuestra Ley Suprema quedan, lamentablemente, en un rango inferior a este nuevo régimen perverso y lesivo.

Aún cuando se eliminó el término de la expropiación de los textos de esta reforma, dicha figura sigue vigente, por lo que seguramente se aplicará para afectar la propiedad social, privada y hasta pública.

También se llevará a cabo la ocupación o afectación superficial y la constitución de servidumbres vía administrativa y judiciales, por ello se determina la preferencia y la utilidad pública de las actividades de la industria de hidrocarburos y eléctrica sobre cualquier cosa, así como la celebración de los contratos, actualizaciones y licencias.

En este proceso, de manera absurda y sin consultar al Poder Judicial de la Federación, se compromete deliberadamente la intervención de los jueces de distrito en materia civil y el Tribunal Unitario Agrario, que conocerán de las demandas que se realicen para la constitución de las servidumbres legales.

En ninguna disposición de estos proyectos de ley se establece el derecho de los propietarios de las tierras a decir no, a retractarse en caso de negociación.

De esta forma ejidos y comunidades enteras, incluidas las indígenas, se verán afectadas en su propiedad. Eso sí, para los contratistas operará un régimen a su favor mediante dicha figura y para los propietarios y poseedores, no se prevé ningún mecanismo jurídico para salvaguardar los legítimos intereses frente a posibles o inminentes riesgos, abusos y afectaciones a sus derechos reales.

Pueblo de México, Senadores, México no se vende, México se defiende.

¡Con el pueblo, todo! ¡Sin el pueblo, nada!

Echaremos abajo el despojo a la nación, que les quede claro, nos vemos en la consulta popular.

Gracias.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Mayans Canabal.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Isaías González Cuevas, del grupo parlamentario del PRI, en pro.

-El C. Senador Isaías González Cuevas: Gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, las modificaciones realizadas por la Colegisladora contiene cambios importantes y oportunos, pues fueron realizados con la idea de perfeccionar los dictámenes aprobados aquí. En ellos se modifican, en algunos casos, en el fondo y en otros, la forma, en algunos artículos referentes a diversos aspectos que benefician positivamente a los ciudadanos y a los participantes en los mercados energéticos.

En el caso del primer dictamen, las modificaciones que se realizaron, introducen cambios en los artículos 101 y 102 de la Ley de Hidrocarburos, vinculados con la ocupación superficial de los predios en los que se desarrollarán proyectos de exploración y extracción de recursos energéticos.

Estas modificaciones consisten en ampliar los derechos de los propietarios rurales sobre tierras susceptibles de explotación petrolera para diferenciar las contraprestaciones. Cuando se trata de petróleo se les pagará del .5 por ciento al 3 por ciento de las utilidades y cuando se trate de gas natural del .5 por ciento al 2 por ciento de esas utilidades.

Asimismo, se detalló que las contraprestaciones se calcularán después de haber descontado los pagos que debe realizar al Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo. Este nuevo contenido especifica las contraprestaciones proporcionales al uso de los terrenos sujetos a servidumbre, garantizando los derechos de sus propietarios y otorgándoles certeza jurídica y económica.

El cambio introducido en el artículo 8 de la Ley de Inversión Extranjera, es un ajuste para que las sociedades navieras no rebasen el 49 por ciento de inversión foránea, de esta manera se podrá llevar un control estricto de las actividades que realicen estas sociedades.

El segundo dictamen fue perfeccionado por la Colegisladora con cambios que tienen el objetivo central de dotar al país con inversiones suficientes, tecnologías adecuadas y que su producción no afecte más al medio ambiente. También asegurar que el abasto de energía eléctrica sea accesible para el consumo familiar y productivo a largo plazo en un contexto de transición energética global y nuevas condiciones de mercado.

Además, la Colegisladora puso el acento en los regímenes de presupuesto y deuda para aclarar las reglas en cuanto al gasto presupuestal a que estarán sujetas las empresas productivas del Estado. El resultado que presentan los Diputados refuerza la flexibilidad operativa de ambas empresas y fortalece su capacidad de gestión de los flujos de endeudamiento y el manejo de los costos de esos financiamientos.

En este segundo dictamen se precisa que la ocupación o afectación de terrenos se dará para la prestación del servicio público de transición y distribución de energía eléctrica, y para la construcción de plantas de generación de energía. Las contraprestaciones, términos y condiciones para el uso, goce o afectación de terrenos, bienes o derechos para estas ocupaciones serán negociados por sus propietarios y los interesados.

También se establece que los titulares de los terrenos tendrán derecho a que la prestación cubra compromisos para ejecutar proyectos de desarrollo en beneficio de la localidad afectada.

Por último, las modificaciones y adiciones al tercer dictamen se refieren a cómo se va a desarrollar el régimen interno de Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad en cuanto a empresas productivas del Estado. Cabe resaltar la incorporación de la figura de testigos sociales en los términos que establezcan los consejos de administración de ambas empresas durante los procedimientos de contratación que realice Pemex y la CFE, a fin de fortalecer los mecanismos de transparencia, rendición de cuentas y contraloría social de los recursos públicos.

Es claro en ese sentido que los cambios realizados en la Cámara de Diputados es el correcto, pues perfecciona la legislación secundaria en materia energética y logra una legislación más precisa y clara.

Por ello, compañeras y compañeros Senadores, nuestro grupo parlamentario votará a favor de los cambios contenidos en los dictámenes que están a discusión.

Es cuanto, señor Presidente.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador González Cuevas.

- La C. Senadora Layda Sansores San Román: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: A continuación, se le concede el uso de la palabra a la Senadora Dolores Padierna Luna, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en contra del dictamen.

Sonido, por favor, en el escaño de la Senadora Layda Sansores San Román, ¿para qué asunto?

- La C. Senadora Layda Sansores San Román: (Desde su escaño) Para hechos, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Para hechos, se le concede el uso de la palabra, hasta por cinco minutos, Senadora.

- La C. Senadora Layda Sansores San Román: Señor Presidente, compañeras y compañeros:

Es para una pregunta, pero escuchando hablar al Senador Isaías no le entendí casi nada, pero sí me queda muy claro que defiende a navieros y a campesinos, y sí me interesa mucho saber qué piensa, porque entiendo que él representa a numerosos sindicatos de trabajadores. Recuerdo cómo los sindicatos se opusieron, todos estuvieron en contra de la reforma laboral, sin embargo, él dio su voto a favor, y hoy yo quisiera saber, ¿qué considera acerca de que se condicione el contrato colectivo de los trabajadores de Pemex para que se puedan pagar sus pensiones? Porque no se trata de pasivos, es claro que se trata de derechos adquiridos.

Y me gustaría saber de un hombre que tiene más de 70 años de experiencia en el mundo sindical, ¿qué piensa al respecto?

Gracias.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Sansores San Román.

- El C. Senador Isaías González Cuevas: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Se le concede, como ya lo había comentado anteriormente, el uso de la palabra a la Senadora Dolores Padierna Luna.

Sí, perdón. El Senador Isaías González Cuevas, ¿para qué asunto?

- El C. Senador Isaías González Cuevas: (Desde su escaño) Para alusiones.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Perdón, Senadora Dolores. Antes, para alusiones, se le concede el uso de la palabra al Senador Isaías González Cuevas.

- El C. Senador Isaías González Cuevas: Gracias, señor Presidente.

Bueno, la verdad es que en la primera reforma que llevó a cabo este Senado fue la Ley Federal del Trabajo, pero quiero decirles que el artículo 123 se conserva, ahí se conserva el derecho de contratación colectiva, y esa contratación colectiva hoy está protegiendo los derechos de las y los trabajadores de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad.

No se van a modificar los derechos de los trabajadores, no va a ser el Legislativo, va a ser el sindicato de los trabajadores y la empresa los que puedan llegar a un arreglo, pero no va a ser el Legislativo. Los contratos de los trabajadores son irrenunciables, no se puede llevar a cabo esto.

Por lo tanto, el artículo 2 de la Ley Federal del Trabajo ahí establece plenamente los derechos del trabajo digno y decente, y también establece lo que ha convenido México en los tratados internacionales. Por lo tanto, compañera Senadora, esos derechos están salvaguardados, es una negociación que deben de llevar los trabajadores de Pemex, los de la Comisión Federal de Electricidad, y ellos son quienes, haciendo uso de esa autonomía, son los que van a determinar en qué medidas se ponen de acuerdo con la empresa, así que tenga usted la seguridad que esos derechos están bien protegidos.

Conocemos al sindicato de Pemex, al sindicato de la Comisión Federal de Electricidad, que esos sí tienen más de 70 años, y realmente tienen un contrato colectivo muy importante y muchas prestaciones. Así que esos contratos colectivos de trabajo tienen esas prestaciones porque no se las han regalado, las han ganado a pulso, y muchas veces han sido criticadas esas prestaciones para esos trabajadores.

Han criticado mucho a su sindicato, pero ahí está en el contrato colectivo de trabajo, el trabajo sindical, compañera. Entonces, por lo tanto los derechos de los trabajadores no se negocian, son irrenunciables y serán bien defendidos por su sindicato y su organización sindical.

Muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador González Cuevas.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna, en contra.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

Senador, a ver si no le pasa lo que a Víctor Flores, que dijo lo mismo que usted y ahora anda dando lástimas porque ya ni trabajadores tiene después de la privatización. Pero si algo ha caracterizado a los debates sobre esta contrarreforma es el empeño del gobierno y sus aliados de negarse a llamar a las cosas por su nombre.

Ufanados en engañar al pueblo de México aquí han hablado de apertura, de desincorporación, de liberalización, pero díganle como le digan, una privatización es una privatización.

Para ser rigurosos, lo que ahora discutimos no debería de llamarse Ley de Pemex, sino ley para el desmantelamiento y la extinción de Petróleos Mexicanos y lo mismo para el caso de la Comisión Federal de Electricidad.

En los largos debates que sostuvimos sobre estos temas los integrantes del grupo parlamentario del PRD ofrecimos información contundente, datos duros que demuestran cómo la propuesta está encaminada a desmantelar las principales empresas del sector energético nacional.

Entonces, llamamos la atención sobre las restricciones que se imponen a Pemex y a la CFE, especialmente a la primera, que es sometida a un régimen fiscal confiscatorio, que la destina a su extinción.

Se dice que Pemex gozará de autonomía presupuestal, sin embargo, la sujetan al techo presupuestal que imponga la Secretaría de Hacienda y apruebe el Congreso de la Unión, aunque el Congreso de la Unión sólo ha mostrado abyección al Ejecutivo Federal. Ambas empresas además estarán sujetas al balance financiero y al techo de gastos de personal que establezca la Secretaría de Hacienda.

La Secretaría de Energía deberá autorizar sus principales decisiones, sus asignaciones, sus socios, sus proyectos, etc., etc., Pemex y la CFE quedan sometidas a la Secretaría de Energía y a la Secretaría de Hacienda y pierden la poca autonomía que tenían.

Con esta iniciativa se reduce el objeto de Pemex a las fases de exploración y explotación de hidrocarburos, lo que implica una renuncia de facto a la transformación, almacenamiento, distribución comercialización y a toda la cadena de petrolíferos y petroquímicos.

En este addendum etiquetan el ejercicio presupuestal en teoría para que la inversión en los proyectos incremente el valor patrimonial de Pemex. ¿Cómo podrá Pemex hacer crecer su valor patrimonial si no construye infraestructura?, que es la que le da valor agregado; ¿cómo?, si no se le permitirá incursionar en el mercado de negocios de valor agregado donde están las mayores ganancias del negocio petrolero.

Hoy vendemos un barril de petróleo a 100 dólares en promedio, en contraparte importamos un barril de gasolina en 165 dólares y un barril de petroquímicos hasta en 3,000 dólares, es obvio donde está el negocio, es inadmisible, es inconcebible que se renuncie a él.

En el artículo 102 se plantea que Pemex podrá utilizar sus ingresos propios de excedentes para inversión o para cubrir los pasivos laborales a corto y mediano plazos.

Pero cómo va a tener excedentes con un régimen fiscal confiscatorio y perverso al que se le añade el pago de un dividendo, nuevos derechos y nuevos impuestos como está proponiendo la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos; cómo va a tener excedentes si le quitan todos sus ingresos, y la colocan en franca desventaja frente a las privadas internacionales.

En esta contrarreforma se define a Pemex y a la CFE como empresas productivas del Estado, cuando en realidad se trata de extinguirlas, de quitarles su productividad y que dejen de ser del Estado para que se las apropie el Ejecutivo Federal y cuatro funcionarios más; estas leyes están llenas de absurdos, de zonas grises destinadas a facilitar negocios privados bajo el paraguas del poder público, que establece que los integrantes de sus consejos de administración no serán servidores públicos, salvo para cuando reciban un salario a valor de mercado, pagado, ese sí, con recursos públicos.

Estos ejecutivos que ya no funcionarios, gozarán en consecuencia de la impunidad total toda vez que no estarán obligados a cumplir las leyes que regulan las acciones de todo servidor público. La CFE y Pemex son castigadas en beneficio de los privados, pero quienes tomarán las decisiones estratégicas de estas empresas serán los beneficiarios de un régimen de excepción.

La legislación secundaria establece la formación de empresas totalmente privadas con recursos de la nación; tales empresas se quedarán con la renta y las utilidades del petróleo y la electricidad, estarán sujetas al derecho mercantil, esto significa que ni el pueblo de México, ni el Estado mexicano ni los Poderes Legislativo o Judicial tendrán capacidad de exigir cuentas, ya que, no diga, la información sobre luz y destino de bienes, infraestructura e industrias de la nación.

Pretenden achicar a Pemex en todos los ámbitos, por ejemplo, en el caso de yacimientos transfronterizos compartidos con Estados Unidos y México, se establece que los exploten total y directamente las empresas de Estados Unidos, y sólo un 20 por ciento con inversión de Pemex, que no podrá, además. participar en la operación directa de los pozos, están entregando al extranjero nuestros mares territoriales, esos yacimientos que pertenecen por igual a ambos países, se debe de imponer la cuota de un 50 por ciento para cada país, más aún si con este modelo naturalmente no habrá transferencia tecnológica, como tampoco lo habrá el contenido nacional. Y además, como se ve, hablan de una serie de mentiras, -me están apurando con el tiempo, así que voy a acelerar- no habrá un contenido mínimo de contenido nacional ni de tecnología, porque ustedes autorizaron que imperara el derecho internacional, y por lo tanto el Tratado de Libre Comercio prohíbe que las empresas privadas tengan cuota de contenido nacional y transferencia tecnológica; la petrolera podrá acudir al mercado interno y externo de dinero y capitales para contratar financiamientos, y con esto legaliza sin evaluar previamente el manejo de la filiales en el extranjero bajo la figura de holdings, mercados marcados, estos holdings, por la irresponsabilidad y el abuso, debemos lamentar que la presente ley no crea nuevos instrumentos para impedir que se repitan prácticas irregulares de estas filiales, al contrario, se legalizan las fórmulas opacas y corruptas que han expoliado el recurso de Pemex.

Termino, faltándome muchas hojas, para decir, estas filiales y subsidiarias son para entregar el mercado energético y en el caso de la CFE va a incurrir la población en pobreza energética también.

Esta contrarreforma no mueve al país al futuro, lo lanza al pasado, con la contrarreforma energética los recursos más preciados del país se convierten en botín al servicio de una elite que sirve al extranjero y a su propio interés para sostenerse en el poder, esto es la lid, la lid que está en la Ley de Pemex y en la CFE, lo demás son mentiras.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Marco Antonio Blásquez Salinas, del grupo parlamentario del PT, en contra, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Marco Antonio Blásquez Salinas: Muchas gracias, señor Presidente. Con el permiso de la Asamblea.

En la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos se plantea un nuevo esquema que va más allá solamente del ámbito fiscal, ya que se trata de una ley especial y no general al abordar un objetivo específico, es decir, la exploración y explotación de hidrocarburos sobre el cual se aplican de manera indistinta y a la vez desigual, tasas, deducciones o modalidades de pago, ya sea a las asignaciones a cargo de las empresas productivas del Estado, así como los contratistas privados o en asociación con éstas últimas.

Se trata en lo general de un laberinto de conceptos de ingresos, que si bien una parte van a parar a la Tesorería de la Federación, otra parte está destinada al Fondo Mexicano del Petróleo, que dicho sea de paso, deja de ser un fondo como tal para pasar a ser una tesorería paralela.

Es así que esta ley incluye tantos impuestos, derechos y el nuevo concepto privado de contraprestaciones que en general no permite dilucidar bien qué monto de recaudación se espera obtener para maximizar los ingresos del Estado, como fue la promesa y el objetivo de esta reforma energética constitucional, desde el punto de vista financiero.

Para poder posicionarse respecto de este tema, es indispensable señalar de antemano que no hay certeza jurídica, en primer término, del escenario de recaudación en el caso de los contratos, y que sólo hay definición en lo que corresponde a las asignaciones petroleras y al impuesto nuevo creado, que desde nuestro punto de vista, tiene errores de planteamiento que lo manifestaremos en una de nuestras reservas durante esta Asamblea.

En segundo término, el esquema de los contratos se basa en la discrecionalidad del Ejecutivo a través de la Secretaría de Hacienda y el Fondo Mexicano del Petróleo, tanto en los montos como en las condiciones de la explotación de un bien de dominio público de la nación, por lo que además de la incertidumbre jurídica hay una incertidumbre en el panorama financiero.

Cabe señalar que ya desde el proceso para la reforma constitucional nuestra fracción parlamentaria del PT había solicitado la realización del estudio de impacto presupuestario en los términos del penúltimo y último párrafo del artículo 18 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria que establecen perfectamente que lo que nosotros razonamos.

En el caso de esta Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos seguimos observando que se carece de un estudio del impacto que tanto en los ingresos como en los egresos tendrá este nuevo planteamiento fiscal y financiero, además del tratamiento preferencial y específico que en esta materia del ISR, como del IVA, se le está dotando a la actividad de exploración y explotación de hidrocarburos.

Es por ello que nuestro posicionamiento está por la valoración y un análisis más específico del impacto de estas disposiciones fiscales que necesariamente afectarán, ya sea positiva o negativamente las finanzas públicas federales, la economía del sector y las finanzas de los estados y municipios del país.

Es la cuenta, señor Presidente.

(Aplausos)


- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Blásquez Salinas.

Les informo que se ha agotado el tiempo asignado para la discusión en lo general de los dictámenes conforme al procedimiento adoptado.

Las exposiciones de los oradores que quedaron pendientes se integrarán al Diario de los Debates.

(Intervención del C. Senador Rabindranath Salazar Solorio)








De acuerdo al método acordado por la Mesa Directiva para estos dictámenes, la discusión en lo particular se realizará de conformidad con lo establecido en el numeral 6, agrupando de manera temática en 2 rubros diversos, artículos para su presentación.

Los temas son: Uso y Ocupación Temporal de Tierras; y Autonomía Presupuestal de Pemex y la CFE.

En caso de admitirse a discusión las propuestas de modificación, se abrirá una ronda de hasta 4 oradores en pro y 4 en contra.

Agotada la discusión, consultaremos si se aceptan las modificaciones propuestas y se declarará la situación de los artículos en los términos del dictamen, modificados por las propuestas aceptadas en su caso.

Al concluir la discusión de los artículos reservados, realizaremos las votaciones nominales de los mismos para cada dictamen.

En consecuencia, iniciaremos la discusión de los artículos del tema: Uso y Ocupación Temporal de Tierras.

Solicito a la Secretaría dé lectura a los artículos que se consideran en dicho tema.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Los artículos del primer tema son: 101 y 102 del proyecto de Ley de Hidrocarburos.

Y los artículos 71, 73, 74, 82 y 87 del proyecto de la Ley de la Industria Eléctrica.

Es todo, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Para presentar el tema, tiene el uso de la tribuna el Senador Luis Sánchez Jiménez.

Por favor, Senador. Si desea aquí arriba, como usted guste.

- El C. Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias, señor Presidente.

En esta intervención de las últimas que se harán en esta reforma energética, voy a tratar de hacer un recordatorio del proceso que ha seguido la discusión de la expropiación de las tierras a favor de las empresas petroleras, del despojo de las tierras, para decirlo con mejor énfasis, y lo que ha evolucionado hasta este momento.

Personalmente advertí del despojo de las tierras desde el mes de marzo, y decía yo que estaba en la Constitución la determinación para expropiarlas.

Hay que recordar el Artículo Octavo Transitorio de la reforma energética, la reforma constitucional, ¿qué dice el Artículo Octavo Transitorio?

“Derivado de su carácter estratégico, las actividades de exploración y extracción del petróleo, así como el servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica, se consideran de interés social y orden público, esto es la clave, y tendrán preferencias sobre cualquier otra”. Dice este párrafo.

Y concluye. “La ley preverá las condiciones generales de la contraprestación, por la ocupación o afectación superficial, o en su caso, la indemnización respectiva”. Eso dice el Artículo Octavo Transitorio.

Por su parte, el segundo párrafo del artículo 27 constitucional señala lo siguiente:

“Las expropiaciones sólo podrán hacerse por causa de utilidad pública y mediante indemnización”. ¿Sí? ¡Muy bien!

El artículo 28 constitucional habla también de que no constituirán monopolios, y nos dice, entre otras cosas: “El servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica y la exploración y extradición del petróleo y los demás hidrocarburos”.

Esto es, que la expropiación sigue siendo una opción para despojar a los campesinos, ejidatarios y comuneros de sus tierras, al calificar de interés social y de orden público las actividades de exploración y extracción del petróleo, así como los servicios públicos de transmisión y distribución de energía eléctrica.

De manera concreta también, el artículo 4 de la Ley de la Industria Eléctrica señala: “El suministro eléctrico es un servicio de interés público”. O sea, se preocuparon por meter en cada una de estas leyes el concepto.

La Ley de los Órganos Reguladores Coordinados en materia energética establece lo siguiente:

“Artículo 33.- El otorgamiento de contratos, permisos y autorizaciones de los Organos Reguladores Coordinados en materia energética, implicarán la declaratoria de utilidad pública en predios de propiedad pública, social y privada”. Cualquier tipo de propiedad es lo que implica este artículo.

Y dicen: “Las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos, tendido de ductos, tendido de infraestructura eléctrica y ¡ojo! otras construcciones relacionadas con las actividades señaladas en las fracciones anteriores. ¿Sí?

Y continúa diciendo que, “siendo siempre estas actividades de interés social y orden público”. O sea, recalca estos dos conceptos.

Pero por su parte, la Ley de Expropiación en su artículo 1º establece cuáles son consideradas causas de utilidad pública, y lo dice en su fracción XII.

Dice: “Los demás casos previstos por leyes especiales”.

¿Cuál es una de esas leyes especiales? Pues, es justamente la Ley de Hidrocarburos, la Ley de Pemex, la Ley de la CFE.

Luego entonces la palabra expropiación fue definitivamente suavizada en los cambios que hicieron el PRI, el PAN y el Verde Ecologista.

Pero al final de cuentas ahí está la expropiación y luego nos dijeron que se cambiara el término por ocupación temporal, que ya no habría expropiación. Esto es una mentira tal cual lo estamos demostrando aquí.

Yo he llegado a afirmar que incluso para instalar una gasolinería puede llegarse al extremo de  la expropiación. Y aquí lo dice en la Ley de Órganos Reguladores, dice que otras construcciones relacionadas con la actividad señalada en las fracciones anteriores. Y he dicho, hasta para las oficinas de las empresas trasnacionales petroleras podría darse el caso de una expropiación. Bueno, pero no obstante han ido profundizando.

El discurso en aquel entonces, cuando detonó el escándalo, el PAN y el PRI decían no habrá expropiación, pero además vamos a buscar que a los poseedores de la tierra les den un dinero, les den un recurso y sean beneficiados.

Bueno, pues ya hemos dicho, y recalco aquí los cambios que hicieron los Diputados, a lo que se envió de aquí, del Senado, a estas leyes.

Y en el caso del artículo 101, su fracción VI, en el párrafo c), que dice que se les pagará, se les podrá pagar a los propietarios de las tierras después de haber descontado los pagos que deban realizarse al Fondo Mexicano del Petróleo. Esto es, después de todo el proceso de exploración, de extracción, entonces se les pagará a los propietarios.

Luego entonces si estamos hablando de siete, ocho años después de ocupadas sus tierras. Y si no, ya lo verán, aquí lo dice, no hay duda de eso.

Pero también nos dice cuánto les pagarán, y ya decía yo también hace un rato de que en lugar de que el Estado proteja a los propietarios de las tierras, lo que hace es proteger a las empresas poniendo un tope de negociación.

El tope de negociación debió ser el mínimo y de ahí hasta donde lograran, en todo caso, los propietarios directamente con las empresas, no para defender y cuidar a las empresas se les puso un tope máximo, y esto, la verdad, los desnuda por completo en sus intenciones.

Y también si esto no es suficiente hay el tema de que esto se podrá pagar, o sea, no se les dará en efectivo o no siempre se les dará en efectivo, sino que se podrá pagar mediante la obra pública, mediante obras a la comunidad o proyectos de desarrollo en beneficio de la comunidad.

Y luego, por último, la magnanimidad de las y los Diputados establecieron que se podrán contratar por parte de los asignatarios o contratistas algunos, dice: “podrán proponer a propietarios, titular del derecho o miembro de la comunidad, la adquisición de bienes, insumos o los servicios fabricados, suministrados y prestados por dichas personas”. Lo que quiere decir que, bueno, que serán peones de albañilería, quizá, serán gente de vigilancia, serán de intendencia o bien les comprarán las quesadillas, decía yo.

Y sólo porque tenemos una memoria muy corta, pero esto lo hemos estado señalando desde el mes de marzo. Este es el mapa de la afectación de gas shale y de petróleo. Les quiero recordar las cifras, este asunto afectará a 5 mil 866 ejidos, a 33 mil 877 localidades en 260 municipios y 12 estados, sólo para que lo recuerden. Esto es lo que va a haber de despojo, porque desde ahora les digo, los propietarios de la tierra no recibirán nada de acuerdo a lo que ustedes están aquí aprobando.

Muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DE LA C. SENADORA
ANA LILIA HERRERA ANZALDO

- La C. Presidenta Ana Lilia Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Sánchez Jiménez.

Senador, ¿con qué objeto?

- El C. Senador Patricio Martínez García: (Desde su escaño) Nada más para hechos, señora Presidenta, una aclaración.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Con gusto, señor Senador. Permítanos nada más consultar si se admite a discusión, para que proceda.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de modificación a los artículos 101 y 102 de la Ley de Hidrocarburos y de los artículos 71, 73, 74, 82 y 87 de la Ley de la Industria Eléctrica, del tema “Uso y Ocupación Temporal de Tierras”.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión los artículos referidos. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se admiten a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: En consecuencia, sí se admiten a discusión. Antes de darle el uso de la tribuna al Senador Patricio. Desde su escaño.

Déjenme nada más comentarles.

Están registrados en contra los Senadores José Ascención Orihuela, Carlos Alberto Puente Salas, Francisco Javier Cabeza de Vaca.

Y en pro, los Senadores Fernando Mayans Canabal, Fidel Demédicis Hidalgo, Alejandro Encinas Rodríguez y David Monreal Avila.

Tiene el uso de la palabra el Senador Patricio Martínez García.

- El C. Senador Patricio Martínez García: (Desde su escaño) Muchas gracias, señora Presidenta.

Con todo respeto hacerle un comentario respecto de la estadística que presenta el señor Senador.

De los 260 municipios que enlista en los estados con posibilidades de gas shale, hay 67 que incorpora del estado de Chihuahua.

Sería bueno que hiciera una revisión de las investigaciones geológicas que hay. Y la información que tengo es que difícilmente en 5 municipios del estado de Chihuahua se tiene la seguridad de este gas, con lo cual sería conveniente que hiciera la conciliación y por lo mismo de ahí restar de esos 260, 62 en los que no se tiene una prospección razonable de gas shale para esos municipios en el estado de Chihuahua.

Es todo, muchas gracias.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Martínez García.

Tiene el uso de la tribuna, hasta por cinco minutos, por alusiones, el Senador Luis Sánchez Jiménez.
- El C. Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias, señora Presidenta.

No, de ninguna manera, jamás he dicho que hay 60 municipios de Chihuahua incluidos aquí, no. Solamente se tiene, según lo que nos dice Pemex en su información, esta es información de Pemex, no es mía, hay un municipio solamente de Chihuahua donde ahora se sabe hay gas shale. ¡Ah! Pero, bueno, está señalado el estado, por supuesto, porque de alguna manera tenemos que demostrar aquí o mostrar todos los estados que van a ser afectados, entre ellos, por supuesto Chihuahua.

Y en este municipio, bueno, pues hay propiedad privada, hay propiedad ejidal. Entonces, por supuesto, están contabilizados aquí cuando hablo de los 5 mil 866 ejidos, pues ésta parte de Chihuahua y del resto de los once estados.

También es cierto, Campeche, no tenemos en Campeche una afectación en tierra, pero sí lo consideramos porque enfrente de él está la extracción del petróleo y hay instalaciones en el propio estado de Campeche.

En tierra no hay, en Campeche, ni pozos petroleros ni de gas. Y, bueno, pero hay que señalarlos porque de una u otra manera serán afectados.

Ahora bien, estamos hablando de la afectación en el caso de hidrocarburos convencionales y no convencionales. No estamos considerando en esto, en este mapa que les mostré, en esta lámina, no estamos considerando la afectación por el tendido de líneas que habrá, el tendido de ductos que sí habrá también. Eso es para la actividad de la energía eléctrica, también se afectará un gran número de extensión territorial.

Entonces no es esto, sino solamente lo de hidrocarburos. Habrá muchas otras afectaciones.

Yo decía, si a una empresa se le ocurre en el centro histórico construir una gasolinera, pues hasta les podrían expropiar ahí, porque así lo dicen estas leyes, podrían expropiar a favor de esa empresa que quiera instalar una gasolinera, y si a alguien más se le ocurre construir las oficinas en algún otro lugar que le parezca bueno, bonito, incluso podría llegarse a ese extremo de expropiar para darle a esa empresa la construcción de sus oficinas.

Todo eso, esos son los alcances que tienen con estas leyes.

Muchas gracias.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Sánchez Jiménez.

¿Con qué objeto, Senador Rosas González?

Hasta por cinco minutos, para hechos.

Sonido en el escaño del Senador, por favor.

- El C. Senador Oscar Román Rosas González: (Desde su escaño) Muchas gracias, señora Presidenta.

Nada más para hacer el comentario del Senador que me antecedió, referente a instalaciones de infraestructura de Petróleos Mexicanos. Yo creo que por ahí no tiene registro que en el estado de Campeche está instalada la planta de nitrógeno más grande del mundo. Y eso significa que de alguna manera los pobladores de la península de Atasta, es donde está la planta de nitrógeno, por supuesto que han tenido una afectación por esas instalaciones y vale la pena señalarlo porque al final es una infraestructura que se ocupa precisamente para la actividad petrolera y lo que sí coincido con él es que efectivamente, la presencia de la actividad de Pemex en Campeche es en la zona marina.

Gracias.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Rosas González.

Tiene el uso de la tribuna, para hablar en contra, el Senador José Ascención Orihuela Bárcenas, del grupo parlamentario del PRI.

- El C. Senador José Ascención Orihuela Bárcenas: Gracias, señora Presidenta.

Estimadas compañeras y compañeros, tomaré unos minutos para referirme a los aspectos modificados por la Cámara revisora en el dictamen de la Ley de Hidrocarburos, en particular en materia de ocupación temporal y superficial. En primer lugar, la Cámara de Diputados modificó la minuta para aclarar que la contraprestación es un derecho de que gozarán los propietarios de los terrenos o bienes sobre los cuales ha de desarrollarse la actividad de exploración y de extracción.

Esta aclaración realizada por la Colegisladora la consideramos adecuada porque precisa la naturaleza de dicha contraprestación.

En segundo lugar, respecto de la contraprestación que consiste en participar en una parte de los ingresos, de los asignatarios o contratistas, se especificó que su cálculo se realizará una vez que se descuenten los pagos que deben hacerse al Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, en lugar de decir genéricamente pagos al Estado mexicano.

Se coincide con este cambio que permite dejar claro que la parte de los ingresos a repartir será antes de impuestos y no después del ISR.

En cuanto a esta misma contraprestación se distinguió la producción de gas natural no asociado de la producción de los demás hidrocarburos, para ello la Cámara de Diputados propuso que en adición al rango genérico del .5 al 2 por ciento que propusimos en esta Soberanía se considerara del .5 a 3 por ciento en el caso de gas natural no asociado.

Se coincide con este ajuste de la Colegisladora que reconoce a los beneficiarios una mayor contraprestación porcentual en proyectos de gas natural no asociado, en concordancia con los ingresos esperados de dichos proyectos.

Por otra parte, considerando que dentro de los acuerdos a que pueden llegar los asignatarios o contratistas con los núcleos ejidales o con las comunidades que se encuentren de pactar proyectos de desarrollo, se precisa adecuadamente como facultad de la Asamblea de Ejidatarios o Comuneros tomar esta determinación o bien decidir el reparto de los recursos entre ejidatarios o comuneros.

Un aspecto fundamental aprobado en la Cámara de Diputados fue precisar que la contratación o utilización de la fuerza laboral no será una de las modalidades que puede revestir el pago de la contraprestación pactada.

Lo anterior con el fin de evitar que se compute, por ejemplo, los sueldos, salarios y prestaciones sociales como parte de esas contraprestaciones, lo cual sería a todas luces inadecuado.

En este mismo orden de ideas se aprobó eliminar la adquisición de bienes o servicios producidos por los propietarios como modalidad para cubrir la contraprestación.

En efecto, si el asignatario o contratista adquiere bienes o servicios producidos por el propietario o tenedor de la tierra, tal adquisición debe pagarse como cualquier otra compraventa y de ninguna manera computar esta adquisición como parte de la contraprestación por la ocupación de dicha tierra.

Por ello, se precisó la posibilidad de adquisición independientemente de la contraprestación siempre y cuando ello sea compatible con los requerimientos del contrato o asignación.
En concordancia con lo anterior, se realizó el estudio relativo a las observaciones hechas por la Cámara revisora al dictamen que propone la Ley de la Industria Eléctrica, que corresponde al capítulo que regula la ocupación o afectación superficial contenida en la iniciativa de Ley de la Industria Eléctrica.

La Cámara revisora observó en la minuta enviada por esta Cámara que se requieren modificar, que precisan el alcance y contenido del capítulo denominado del uso y ocupación superficial sobre terrenos y bienes en los que se pretenda prestar el servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica y para la construcción de plantas de generación de energía eléctrica en una ubicación específica en donde se deberán entablar negociaciones entre los propietarios y los interesados en realizar dichas actividades.

Los demás ajustes de la Ley de la Industria Eléctrica son consistentes con lo comentado en materia de la Ley de Hidrocarburos.

Por estas razones, compañeras y compañeros, estamos a favor del dictamen como se ha planteado y estamos en contra de la reserva propuesta para este caso.

Es cuanto, señora Presidenta

Gracias por su atención.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Orihuela Bárcenas.

Tiene el uso de la palabra el Senador Fernando Mayans Canabal, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en pro.

- El C. Senador Fernando Enrique Mayans Canabal: Gracias, señora Presidenta.

El Senador Lozano ya no está aquí en la sala, bueno, nunca ha estado, pero venía aquí, anduvo por aquí, se ha de haber ido a su ratonera a querer imitar a Tres Patines en el twitter, porque le gusta agredir por twitter, porque no tiene los tamaños para venir a la tribuna a decir las cosas de frente.

¡Qué pena! Con la media neurona que tiene el Senador Lozano, pero debe de terminar como Tres Patines, tras la reja, a la reja, sino que lo diga Zhenli Ye Gon.

Voy a explicarles, les voy a explicar como en el kindergarden, con el ábaco, de qué se trata este engaño de quitar la expropiación y luego que su ocupación temporal, donde no sé si es de dos meses, seis meses, un año, cinco años, cien años, aquí el negocio por delante.

Y obviamente, por enésima vez le voy a cantar este estribillo, el artículo 27 de nuestra Constitución Política establece en su segundo párrafo que las expropiaciones sólo podrán hacerse por causas de utilidad pública y mediante indemnización, se ha repetido hasta el cansancio, pero por un oído entra y por otro sale, no lo quieren analizar ni aceptar.

Por su parte, el artículo 96, primer párrafo del proyecto de la Ley de Hidrocarburos precisa, “la industria de hidrocarburos a que se refiere esta ley es de utilidad pública”.

El artículo 33 del proyecto de la Ley de Órganos Reguladores Coordinados en materia energética señala el otorgamiento de contratos, permisos y autorizaciones de los órganos reguladores coordinados en materia energética implicará la declaratoria de utilidad pública en predios de propiedad pública, social y privada en las actividades siguientes, como el ábaco, o llevarlos de la mano.

La exploración y extracción de hidrocarburos, tendidos de ductos, tendidos de infraestructura eléctrica y otras construcciones relacionadas con la actividad señalada en las fracciones anteriores. Si los órganos reguladores coordinados, compañeros Senadores, en materia energética promoverán los actos jurídicos que se requieran para hacer efectiva la declaratoria de utilidad pública a la que se refiere el párrafo anterior, siendo siempre esta actividad de interés social y orden público, por lo que tendrán preferencia sobre cualquier otra que implique el aprovechamiento de la superficie y el subsuelo de los terrenos afectos a aquellas.

Aunado a lo anterior, los artículos 1º, 2º y 4º de la Ley de la Expropiación dispone respectivamente: “la presente ley es de interés público y tiene por objeto establecer las causas de utilidad pública y regular los procedimientos, modalidades y ejecución de las expropiaciones. Se consideran causa de utilidad pública, fracción XII. “Los demás casos previsto por las leyes especiales”. El Ejecutivo Federal deberá decretar la expropiación a que se refiere el artículo 4o., de esta ley, y procederá la expropiación previa declaratoria de utilidad pública a que se refiere el artículo anterior”.

Solamente que esté hablando en arameo, solamente que esté hablando en arameo, que no se entienda.

Aquí el cambio de fachada que hemos estado repitiendo por enésima ocasión y que no se quiere aceptar, pues ya le hubieran dejado “la expropiación”, nada más que como les pesa la conciencia con el pueblo, pues echan para atrás y le quieren cambiar de fachada para que diga “ocupación temporal”.

Pero hay que decirle al pueblo la verdad, ocupación temporal, cuánto tiempo. Que se va a llevar a efecto también la expropiación, hay que decirlo. La declaratoria de expropiación, de ocupación temporal o de limitación de dominio, que suene muy rimbombante, se hará mediante Decreto del Ejecutivo que se publicará en el Diario Oficial de la Federación.

Aquí pues lo que el Presidente quiera, expropiar, quitar. Ahora, otra cosa es, si el pueblo de México se deja, si no está con los brazos cruzados, si no son tontos. Lo único que van a hacer es que van a prenderle el cerillo a la paja y se va a incendiar el país.

En suma, es perfectamente claro que desde el punto de vista jurídico constitucional el Ejecutivo Federal podrá decretar la expropiación para afectar a propietarios de tierras ejidales y comunales, a particulares y territorios de pueblos indígenas. Pero recuerden ustedes, el pueblo defiende su tierra, no le van a dar atole con el dedo al pueblo, señoras Senadoras, Senadores, con este cambio de fachada que le quieren dar a las leyes.

Ahí tienen ya inscritas mis reservas, sé que esto no prospera, aunque canse el estribillo hay  que, como disco rayado, seguir insistiendo, y lástima que no estuvo aquí el Senador Lozano Tres Patines, para poder debatir con él.

¡Qué vergüenza!

(Aplausos)

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Mayans Canabal.

Para hablar en contra, se concede el uso de la tribuna al Senador Francisco García Cabeza de Vaca, del grupo parlamentario del PAN.

- El C. Senador Francisco Javier García Cabeza de Vaca: Con su venia, señora Presidenta.

Nuevamente el día de hoy estamos en plena discusión de un dictamen que ha enriquecido la Cámara revisora con ajustes que respetan el mandato constitucional y el modelo energético que modificó en su momento, y posteriormente propuso de manera general y particular este Senado de la República.

Siendo sensibles con conocimiento de que la población rural se encuentra en una situación económica y social precaria, y que en esas condiciones ostentan, entre pequeños propietarios, ejidos y comunidades cerca del 90 por ciento de la propiedad en México. Dentro de Acción Nacional siempre buscamos que los derechos que deben ejercer los asignatarios, contratistas para la exploración y extracción de hidrocarburos impacten de manera positiva en la población de la región, un hecho que ya se está materializando dentro de esta Ley de Hidrocarburos.

En este sentido, sin duda, los ajustes realizados a la propuesta que hizo este Senado de la República a los artículos 101 y 102 de la Ley de Hidrocarburos brindarán mayor certeza jurídica y justicia social a los futuros contratos de uso y ocupación superficial al otorgar mayores beneficios a los propietarios y titulares de los terrenos y, por supuesto, a los ejidos y comunidades.

Hoy me es grato reconocer que muchas de las propuestas de Acción Nacional encontraron buena aceptación por parte de la mayoría de los Senadores, sobre todo la propuesta de que los asignatarios y contratistas deban pagar un porcentaje de sus ingresos a los tenedores de la tierra. El inciso c) de la fracción VI del artículo 101 de la Ley de Hidrocarburos, aprobada en el Senado, especificaba que la contraprestación pactada en relación al porcentaje de los ingresos, correspondientes a asignatarios y contratistas en el proyecto en cuestión deberían de calcularse después de haber descontado los pagos correspondientes al Estado mexicano.

Ahora, los ajustes realizados por nuestros compañeros legisladores en la Cámara de Diputados, el pago del porcentaje correspondiente a favor de los tenedores de la tierra debe hacerse después de los pagos con que correspondan al Fondo Mexicano del Petróleo, y antes de que el asignatario contratista cubra el ISR entre otras obligaciones fiscales.

Asimismo, el ajuste realizado por los Diputados brinda una mayor contraprestación, puesto que aumenta el porcentaje que deba cubrir el asignatario contratista que extraiga gas natural no asociado al estipular que el porcentaje no podrá ser menor al 0.5 por ciento ni mayor al 3 por ciento. Para el caso de los demás hidrocarburos el porcentaje queda igual como en lo aprobado en este Senado, el cual pretende del 0.5 al 2 por ciento.

Estoy convencido de que esta labor de análisis que se ha realizado en ambas Cámaras del Congreso de la Unión y en lo particular agradezco a mi grupo parlamentario al respaldar esta propuesta. Ha cuidado que de esta Ley de Hidrocarburos el capital privado y gubernamental, que vaya a participar dentro de esta industria, no represente riesgos de inequidad, se plantea un proceso de negociación de capital con los tenedores de la tierra, con absoluta transparencia, con el fin de que los acuerdos que se tengan sean benéficos para ambas, que sean beneficiosos para ambas partes.

En el PAN siempre buscamos garantizar que las reformas en materia energética fueran justas con la clase campesina. Hoy estamos siendo testigos que la reforma se está encaminando para que los propietarios y titulares de la tierra reciban una contraprestación justa, situación que demanda el pueblo mexicano de manera constante.

Las reglas se proponen de manera clara, pues la ley establece en los términos y las condiciones generales de la contraprestación que debe cubrir por la afectación de las tierras. Se mantiene en la ley que la contraprestación, la servidumbre legal y ocupación temporal sean cubiertas mediante tres criterios principales que ya se han mencionado en intervenciones anteriores.

La primera. El pago de las afectaciones de bienes o derechos distintos a la tierra.

Segunda. La renta por concepto de ocupación, servidumbre o uso de la tierra.

Tercera. Un pago correspondiente al porcentaje de los ingresos que correspondan al asignatario contratista del proyecto en cuestión.

Debemos recordar que este último criterio no tiene antecedente dentro de la legislación mexicana y está encaminado para ser un mecanismo que contribuya a mantener un desarrollo armónico, y que además, esté acompañado de la aprobación social dándole un ambiente de entendimiento, colaboración entre los asignatarios y contratistas con las comunidades directamente afectadas, lo que sin duda contribuirá a la estabilidad de los proyectos.

De igual forma vale la pena mencionar que los cambios propuestos a la fracción IV del artículo 102, da mayor claridad al manejo de esta contraprestación por parte de los ejidos y comunidades, pues mantiene que la asamblea será quien determine la distribución de estos ingresos entre los integrantes, y se agrega que, en su caso, pueda destinarse a proyectos de desarrollo en beneficio de la comunidad que determine la misma Asamblea, lo que va en concordancia con la ley en la materia, es decir, a la ley agraria.

Con esta ley, la industria de hidrocarburos se capitaliza como una alternativa más que pueda ser aprobada para incrementar el desarrollo alternativo de las zonas rurales con el objeto de revertir las condiciones de pobreza, de vulnerabilidad y de marginación de las comunidades.

Debemos seguir teniendo claro que la tierra no es sólo un factor de producción, sino que también de riqueza, este modelo energético habrá de impactar de forma positiva en el bolsillo de los mexicanos, en el bolsillo de los campesinos y de los ganaderos, de los grupos indígenas donde se encuentren los yacimientos de hidrocarburos.

Es cuanto, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador García Cabeza de Vaca.

Han pedido el uso de la palabra para hechos, los Senadores Isidro Pedraza y Luis Sánchez.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Isidro Pedraza Chávez.

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: Gracias, señora Presidenta.

Quiero pedir la palabra para rectificación de hechos, porque, miren, si uno de los temas a los que les hemos dedicado tiempo al examen, ha sido éste del 101 y el 102, y hemos sido insistentes y reiterativos, y no nos vamos a cansar de insistir que esta forma, como están previendo resolver, atender y darle salida al problema de la ocupación temporal ahora, que es la otra forma de despojo basado en la ley, pues, hace falta que clarifiquemos muy bien este tema.

Aquí han dicho que no se dejen engañar, que no los engañen; compañeros, ese 0.5 por ciento al 2 en el caso de explotación de hidrocarburos, o al de 0.5 hasta el 3 en el caso del gas no asociado, no resuelve, no resuelve la posesión y el despojo que le van a hacer a un grupo de compañeros ejidatarios, comuneros, pequeños propietarios o incluso hasta terratenientes que todavía hay en este país con grandes superficies.

Es una preocupación, porque en la exploración no hay pago, cuando ellos lleguen a hacer exploración, no pagan nada y si van a buscar gas, van a perforar, van a hacer agujeros en la tierra, y van a dejar el terreno maltrecho, y no hay pago, porque ahí no hay ninguna utilidad, y entonces, en la exploración no se está gravando este hecho para que se pueda convenir con los ejidatarios, con los campesinos, con los tenedores de la tierra, como aquí se ha dicho.

Entonces, es una falsa apreciación, es una forma torcida de presentar este evento, porque fundamentalmente lo que hemos insistido, y volvemos a reiterar, les hemos pedido, abran la parte de interlocución de los órganos agrarios, la Procuraduría Agraria, para atender a estos sujetos, porque los están dejando en manos de los que van a ser los negociadores de las empresas, y esos tipos no tienen escrúpulos, no respetan la dignidad de los grupos indígenas, se los hemos dicho, lo hemos estado insistiendo, no es, y qué bueno que el PAN asuma como una paternidad estas reformas, porque entonces, tendremos claro a quién reclamarle estas limitadas acciones de atención a la demanda que se ha planteado.

Ustedes ya vieron que el 23 de julio se movilizaron diferentes organizaciones campesinas, el principal reclamo ha sido éste; ha insistido el propio Secretario de Energía con ellos, de que les iban a clarificar, y que no los engañen; aquí tenemos que hacer todo el acopio de paciencia, no nos vamos a cansar, no le hace que no escuchen, que no estén en el Pleno, pero cada vez que reiteren un planteamiento de esta naturaleza, tenemos que aclarárselo a los compañeros que nos escuchan, porque la forma como está presentado este asunto no va a resolver, no va a resolver; requerimos incluso que hagan dos tipos de contratos, uno para la exploración, donde paguen ese 3 por ciento; el otro a partir de que empiece la producción para que empiecen a pagar.

Y, cuando han dicho muy jactanciosos que el emplear a los grupos de pobladores de la región no es una forma de prestación, es claro que no es una forma de prestación; si hablan de que esto va a generar fuentes de empleo, pues cuando menos que ahí les toque la oportunidad del desarrollo.

Aquí ya un Senador del propio PAN había dicho, se trata de que salpiquen las empresas, sí, compañeros pero van a salpicar de otras cosas, menos de recursos a los compañeros pobladores del medio rural, en las zonas donde están asentados los hidrocarburos, los que se pretenden explotar.

Por eso es importante reiterarles esto. Es importante decir que no basta con lo que se está planteando, sino hay que ir más allá de este tema y buscar otras alternativas.

Queremos incluso que se agregue en estas reservas que hemos presentado que puedan entrar intérpretes de lenguas indígenas para las negociaciones e insistíamos que esos testigos que se ponen ahí, sociales, para las negociaciones carecen de representación, no tiene alcance judicial esta presentación de los testigos, de tal manera que hace falta ser más puntuales en esta oferta que se le hace a los compañeros porque no cubre esa demanda, y qué bueno que el PAN es el que asume la paternidad de esto, porque sabremos a quién reclamarle en los hechos.

Gracias.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senador Isidro Pedraza.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Luis Sánchez Jiménez, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Luis Sánchez Jiménez: Gracias, señor Presidente.

Quien pasa aquí a hablar en contra de esta propuesta, nos hace un recuento de bondades de estas leyes a favor de los poseedores de la tierra.

Miren, el dictamen que se aprobó aquí en el Senado, en el artículo 101, fracción VI, inciso c), decía que el asignatario contratista en el proyecto pagará a los superficiarios después de los pagos que le correspondan al Estado mexicano, lo que quedó, después de la modificación en la Cámara  de Diputados fue, los pagos después, después descontados los pagos que deben realizarse al Fondo Mexicano del Petróleo.

Hay una enorme diferencia, ¿quién paga aquí? Primero, ¿quién paga?

En la propuesta que se aprobó aquí eran las empresas las que pagarían, porque les obligaban a pagar después de lo que le correspondiera al Estado mexicano, esto es, después de haber pagado todos los impuestos, y lo que hicieron los Diputados y Diputadas, fue aligerarles ahí, y decir, solamente después de lo que se establece en el pago al Fondo Mexicano del Petróleo. Bien, les ahorran una lana a las empresas y al final de cuentas quien termina pagando no son las empresas, son las finanzas públicas, esto es que el Estado, o decirlo, nosotros, todas y todos les vamos a pagar a los propietarios de la tierra.

¡Ah!, pero eso sí, les dicen que tienen que negociar con esas empresas, los propietarios tendrán que negociar con las empresas, pero quien paga al final de cuentas es el Estado mexicano. Es lo primero.

Pero vean lo que va a suceder, ¿cuánto tiempo van a tener la posesión de la tierras estas empresas? No lo sabemos, porque los contratos no establecen ahora una temporalidad, no sabemos si son de 30 años, renovables por otros 30 años, o cuánto podrá ser que sea de 50 años y prórroga de otros 50 años, esto es, las tierras se las van a regresar cuando no sirvan, por supuesto, dentro de algunas generaciones, para que estemos todos muy claros.

Pero cuando hablan aquí de que se pagará después de descontado lo que le toque el Fondo Mexicano del Petróleo, ni siquiera todas las empresas van a pagar, porque en aquellos contratos de licencias esto no entra al Fondo Mexicano del Petróleo, lo que ellos van a extraer, pero tampoco entra lo que se dé en los contratos de producción compartida, eso tampoco entrará, y esto, bueno, lo saben, pero no lo han dicho.

Y luego, los costos de producción, dice, todo esto está para que las empresas deduzcan de sus costos de producción lo que aparentemente se le pagaría al propietario de la tierra; hay un grave problema en los países, esto es generalizado.

Todas las empresas petroleras inflan artificialmente los costos de producción para deducirlos y quedarse con mayor renta petrolera, por supuesto que México no será la excepción, aquí lo harán y es muy difícil, incluso en países con ya una enorme tradición en órganos reguladores, para ellos es muy difícil cuantificar el costo de producción y verificar que lo que dice la empresa es real. Imagínense aquí en México, que no tenemos experiencia ninguna en órganos reguladores.

Pero si esto no fuera poco, además, la producción, quien va a medir la producción, nuestros órganos reguladores, ¿tendrán la capacidad para ir a medir cuanto está produciendo cada uno de los pozos de cada una de las empresas? ¡Por supuesto que no!, no tenemos esa capacidad, y ahí les va. Las empresas son las que ponen los medidores de extracción del hidrocarburo, ellas van a declarar, hoy produje tantos barriles, y no habrá más que creerles y, por supuesto, no nos van a decir la verdad.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos, la Comisión Reguladora de Energía, como dos órganos reguladores, que no son autónomos porque obedecen a las reglas que les dicte la Secretaría de Hacienda y, por supuesto, la Sener, pero atrás de ello, el Presidente de la República es el que estará dando instrucciones.

Con órganos reguladores tan débiles, la verdad se antoja que las empresas se están afilando las uñas porque saben que este es un gran banquete.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Sánchez Jiménez.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Fidel Demédicis Hidalgo, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en pro de la propuesta y en contra del dictamen, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo: Muchas gracias, señor Presidente, con su venia.

En este tema tan delicado que ya generó una revolución social en México, en donde el tema era que la tierra regrese a quienes la trabajan con sus manos, hubo una ideología que permeo en México, en Latinoamérica y en muchos países del mundo.

Hay que conocer la idiosincrasia de los campesinos, solamente tres frases del general Zapata en aquellos momentos aciagos que vivía la Patria, decía Zapata: “Muchos de ellos, por complacer a tiranos, por un puñado de monedas o por cohecho o por soborno, están traicionando y derramando la sangre de sus hermanos; mejor morir de pie que vivir toda una vida arrodillados”.

Y decía también Zapata: “Si no hay justicia para el pueblo, que no haya paz para el gobierno”. Evidentemente los que están apoyando estas propuestas desconocen, ignoran el tema de la responsabilidad social de las empresas, no entienden que este tema de las contraprestaciones que aquí están poniendo, es una obligación de todas las empresas que pretendan instalarse en cualquier territorio y que hoy lo están poniendo como la panacea en el tema de que van a cobrar; de que van a pagarles a los campesinos con algunas obras.

Aquí queda claro de qué lado están, evidentemente están del lado de las transnacionales. Ojalá y revisen y sobre todo el Senador de Acción Nacional, que me antecedió en el uso de la palabra, el tema de la responsabilidad social de las empresas, que quede claro, la empresa tiene tres obligaciones que no puede eludir, pero evidentemente, como no les interesan los campesinos sino que les interesan las transnacionales, la está liberando de esta obligación.

Deben desarrollar la comunidad a donde llegan, deben cuidar el medio ambiente y deben generar empleos dignos para los pobladores: Con la forma en que queda el artículo 101 y el artículo 74, el artículo 101 de la Ley de Hidrocarburos y el artículo 74 de la Ley de la Industria Eléctrica, todo a favor para las transnacionales, y todo el peso de la indiferencia para los campesinos.

¿Qué dice el artículo 71 de la Ley de la Industria Eléctrica? Es el despojo legalizado, efectivamente le quitan la palabra expropiación, pero es un despojo por la vía de los hechos, no le estén haciendo al cuento compañeras Senadoras y Senadores que aquí vienen a defender estas leyes.

Está claro cuando se plantea que por el hecho de que sea de utilidad pública, la industria eléctrica tiene preferencia sobre las tierras para la producción de alimentos, tiene preferencia sobre las tierras en donde se encuentran zonas arqueológicas, tiene preferencia sobre las tierras en donde se encuentran las reservas ecológicas, esos son crímenes que más temprano que tarde el pueblo se los va a cobrar.

Y por último, el artículo 76 de la Ley de Petróleos Mexicanos y el artículo 78 de la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, plantean un asunto que nosotros insistimos hasta la saciedad, por eso decimos que los Senadores del PRI, del PAN y el Verde no están a favor de nuestro pueblo.

Les dijimos: se requiere que los testigos sociales hagan su aparición de manera obligada, porque van a dejar en estado de indefensión a los campesinos cuando enfrenten al pool de abogados de las transnacionales, vayan a decirles de manera, dice la ley, de manera amistosa, que tienen interés en su tierra, y entonces la intimidación, y estamos preocupados porque efectivamente las transnacionales no tienen intereses, digo, no tienen amigos, solamente tienen intereses, y para conseguir lo que quieren, hasta las desapariciones forzadas van a ocurrir de nuestros compañeros y si no, tiempo al tiempo.

Les queremos pedir, les queremos solicitar y exigir a nombre del pueblo de México, otra vez compañeros Senadores, aunque ya pocos ponen atención.

Que se trata de modificar solamente una palabra, un verbo. El verbo “podrán” por el verbo “deberán”

Dice el texto de la ley, el consejo de administración de Petróleos Mexicanos establecerá los casos en que atendiendo al impacto, relevancia de las contrataciones, podrán participar testigos sociales.

Nosotros sí exigimos que ese verbo se cambie.

Si no lo hacen, si no lo hacen, compañeros, la indefensión, la indefensión es la figura que aparecerá ante nuestros compañeros.

Lo dije en una reunión pasada, en comisiones, que esto era un crimen. Y sinceramente, yo no creo que un solo Senador sea criminal; pero no hacerlo, es un crimen en contra de nuestros compañeros.

Toda la fuerza de las transnacionales contra la indefensión del campesino.

Eso no lo puede tolerar un Senador de la República, que se precie de ser representante del pueblo.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Demédicis Hidalgo.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Sí, sonido, por favor, en el escaño del Senador Zoé Robledo Aburto, ¿para qué asunto?

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: (Desde su escaño) Ya pasó más de una hora, yo creo que sería un buen momento para hacer la verificación.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Con todo gusto. Pido a la Secretaría Parlamentaria que abra el sistema electrónico para registrar el quórum de asistencia.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Carlos Alberto Puente Salas, del grupo parlamentario del PVEM, para hablar en contra de la propuesta y a favor del dictamen.

- El C. Senador Carlos Alberto Puente Salas: Gracias, señor Presidente.

Muy buenas noches, Senadoras y Senadores, la propiedad privada es un derecho real, es un derecho constitucional que le da a su propietario la facultad para usar, gozar, explotar y disponer de ella.

De manera clara hay que decirlo en esta tribuna, en la Ley de Hidrocarburos, de ninguna manera es conculcado o vulnerado ese derecho.

Por el contrario, ese derecho es reconocido en la fracción V del artículo 101 al establecer que los dueños podrán pactar modalidades de uso o goce de la tierra como arrendamiento, servidumbre voluntaria, ocupación superficial, ocupación temporal, compra-venta, permuta y cualquier otra que no contravenga la ley.

Aquí, lo único que estamos haciendo es darles a nuestros campesinos, a nuestros ejidatarios, a nuestros ganaderos, a nuestros comuneros, opciones, opciones de acordar, opciones de negociar.

Consideramos que la importancia de las disposiciones de este dictamen reside en que se brinda certidumbre a ambas partes; al propietario que recibirá una contraprestación y al contratista, de que podrán desarrollar las actividades para la exploración y explotación.

En este dictamen se privilegia la conciliación y no la confrontación como algunos lo quieren hacer ver.

En el artículo 100 de esta ley se señala claramente que los términos del uso o goce, así como la contraprestación que se pague, se darán por medio de la negociación, del acuerdo, entre ambas partes.

Hay que dejar algo muy claro que en cualquier caso, los propietarios tendrán derecho a que la contraprestación que se les pague cubra. Y voy a enumerar los siguientes siete puntos:

Uno. El pago de las afectaciones de bienes, distintos de la tierra.

Dos. Los daños y perjuicios que se podrían sufrir con motivo del proyecto a desarrollar, calculando en función de la actividad habitual de dicha propiedad.

Tres. La renta por concepto de ocupación, servidumbre o uso de la tierra.

Cuatro. Cuando se alcance la extracción comercial de hidrocarburos, se incluirá un porcentaje de los ingresos que correspondan al asignatario o contratista; después de haber descontado los pagos que deban realizarse al Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

Cinco. Ese porcentaje deberá ser dentro de un rango que va del .5 por ciento al 3 por ciento en el caso del gas natural no asociado, y en los demás casos deberá comprender un rango del 0.5 al 2 por ciento.

Seis. Ambas partes, propietarios y contratistas, según les convenga, podrán pactar también la forma de pagos, que podrá ser en efectivo o con la ejecución de proyectos de desarrollo en beneficio de la comunidad o la localidad afectada.

Siete. En el caso de tierras comunales, la Asamblea de Ejidatarios será quien decida el destino de los recursos que obtengan por las contraprestaciones.

Para ser más claro. Se da una mayor certidumbre al establecerse en el artículo 105 que esos acuerdos deberán presentarse ante un Juez de Distrito o un Juez del Tribunal Agrario.

No hay manera alguna de que les escamoteen a los propietarios los recursos que a éstos les corresponden.

Es claro que en estas leyes se establece un mecanismo que protege los derechos de los propietarios de estas tierras y se reduce la posibilidad y las posibles asimetrías en los procesos de negociación.

Reitero, finalmente, que se han privilegiado los beneficios para los propietarios y se ha asegurado que haya mecanismos institucionales que protejan sus derechos.

Hay que dejarlo muy claro, compañeras y compañeros, no hay despojo, no hay expulsión; lo que hay son beneficios que van directo a los bolsillos de los propietarios de las tierras, de los campesinos, de los ganaderos, de los comuneros, de los ejidatarios o cualquiera de los propietarios de los terrenos.

Por su atención, muchas gracias.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Puente Salas.

Tiene el uso de la tribuna el Senador David Monreal Avila, del grupo parlamentario del PT, en pro.

- El C. Senador David Monreal Avila: Con su permiso, señor Presidente.

La historia mexicana muestra de sobremanera las reiteradas intenciones de las potencias extranjeras de hacerse de los hidrocarburos nacionales. No es la primera ocasión en que se da este debate. La última, más reciente, ocurrió en el 2008. En aquel año, se aprobaron leyes que son inconstitucionales.

El conjunto de dictámenes que nos presentan en materia de energía, es la mayor regresión histórica en un siglo de historia de México.

Constituye el mayor despojo a la nación, desde la pérdida de los dos millones y medio de kilómetros cuadrados de territorio. Recuerdo del siglo XIX como consecuencia de la guerra-invasión estadounidense, y es una conjura en contra del pacto social establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, aprobado en 1917.

Por lo que su aprobación, regresaría al país a la condición existente durante el régimen de Porfirio Díaz. Es decir, previo a la expropiación petrolera que realizó el Presidente Lázaro Cárdenas del Río, con respaldo de la sociedad mexicana.

Contrario a la declaración de sus supuestos beneficios, su aprobación equivale a la pérdida del dominio inminente de la nación sobre todo los recursos de hidrocarburos líquidos, sólidos y gaseosos del subsuelo; de la cadena de explotación económica de la refinación y petroquímica; de la infraestructura y operación del sistema de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, todo lo anterior en perjuicio de la hacienda pública nacional y de toda la población, ya que quedarán expuestas a las decisiones e intereses de corporaciones privadas extranjeras.

Contradictorio al supuesto nacionalismo de la propuesta, esta iniciativa es la expresión más cínica e hipócrita de los intereses extranjeros presentados mediante la mayor operación de manipulación política sufrida por los mexicanos en la actual generación para imponer dichos intereses y presentarlos como si fueran los intereses de los mexicanos.

Al gobierno de Estados Unidos no le interesa que México desarrolle y mantenga una soberanía energética. Lo único que le interesa es apropiarse de todo el sector energético del país con el único objetivo de que aseguren su seguridad energética.

Por otra parte, el gobierno insiste en que no se va a privatizar a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad. En efecto, las instalaciones no se venderán, pero sí se dará total acceso a las corporaciones privadas para que sean partícipes directos en la generación, conducción y distribución de la energía eléctrica, así mismo, serán acreedoras a la renta petrolera.

Se debe reconocer que la industria eléctrica y de hidrocarburos deben de tener mayor capacidad de operación, invertir en investigación para generar tecnología, lograr una mayor eficiencia operativa y brindar mejores servicios y precios.

Sin embargo, con lo cambios realizados a los dictámenes en materia energética, no existirá autodeterminación científica y tecnológica en dicho sector, lo que profundizará y agravará la dependencia a las empresas privadas.

Las leyes secundarias en materia de energía de ninguna manera buscan beneficiar a los mexicanos, sino a las empresas privadas y extranjeras, muestra de ello es la autorización para la ocupación o afectación superficial o construcción de servidumbre legales que se excusan bajo ocupación temporal, pero paradójicamente las leyes no estipulan por cuánto tiempo será dicha ocupación.

Esto no es otra cosa que una expropiación de terrenos sin el consenso de sus propietarios.

La ocupación temporal debe ser producto del consenso social, ya que privar a una persona de su propiedad sin su consentimiento, aunque sea para satisfacer una necesidad pública, es una injusticia.

Paradójico resulta, que primero le quitan al Estado las áreas estratégicas de generación de la energía eléctrica, extracción y exploración de petróleo, y bajo esta premisa la Ley de la Industria Eléctrica permite la apertura total del sector eléctrico, la planeación y el control del sistema eléctrico nacional y la transmisión y distribución de energía eléctrica a inversionistas privados, muchos de ellos extranjeros.

Por tal razón, nuestra posición es en contra de la minuta, pues, con ello se convertirá a México en una nación totalmente dependiente en lo energético y lo económico y, por lo tanto, también en lo político y lo militar.

Lo único que han logrado es escamotear la expropiación petrolera y la han suplantado por una política contraria a su espíritu original, el cual es que los recursos energéticos se utilicen en beneficio de los mexicanos y sirvan de base para la independencia económica de México.

Finalmente, aprobarán sin mayor problema esta minuta. Sin embargo, no por ello serán válidas, pues todavía falta escuchar la voz del pueblo, del ciudadano, y es por ello que llevaremos nuestra lucha a una consulta popular.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Monreal Avila.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Alejandro Encinas Rodríguez, del grupo parlamentario del PRD, en pro.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Gracias, señor Presidente.

Pues la verdad es que no puedo compartir y mucho menos coincidir con los argumentos que han venido a esgrimir a esta tribuna tanto el Senador Ascención Orihuela como el Senador Cabeza de Vaca, y también el Senador Puente Salas, en el sentido de que las modificaciones que han realizado los Diputados a la minuta que enviamos en este dictamen, van a dar mayor certeza a los titulares de las tierras sobre su propiedad, así como de las contraprestaciones y beneficios que van a obtener de que otros particulares hagan negocios privados en su propia tierra.

Y este es el tema central, no solamente del dictamen que estamos discutiendo, sino de la reforma energética en su conjunto, donde de manera irregular, en el Artículo Octavo Transitorio, en la reforma constitucional, se estableció que la industria de los hidrocarburos y de la generación de electricidad será considerada de interés público y social como una actividad preferente por encima de cualquier otra actividad económica y que, por lo tanto, se considera un asunto de utilidad pública, por lo cual, en todo momento el gobierno federal podría proceder a la expropiación de las tierras en cualquier momento.

Y aquí es donde nosotros hemos insistido en que esta reforma tiene visos de inconstitucionalidad, porque contraviene las disposiciones establecidas en los artículos 27 y 28 constitucionales que señalan: que la figura de la expropiación por causa de utilidad pública y mediante indemnización por la que el Estado mexicano puede establecer la afectación a la propiedad, y si bien la nación tendrá en todo tiempo el derecho de imponer a la propiedad las modalidades que dicte el interés público, debe sujetarse al beneficio social, el aprovechamiento de los elementos naturales susceptibles de apropiación con el objeto de hacer una distribución equitativa de la riqueza pública, cuidar de su conservación, lograr el desarrollo equilibrado del país, y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población rural y urbana.

Y el Artículo Octavo Transitorio contraviene estas disposiciones, que de manera muy puntual, el artículo 27 constitucional reafirma al señalar que las leyes reglamentarias deben respetar la organización y explotación colectiva de los ejidos y comunidades para el desarrollo de la pequeña propiedad rural, para el fomento de la agricultura, de la ganadería, de la silvicultura y las demás actividades económicas en el medio rural y para evitar la destrucción de los elementos naturales y los daños que la propiedad pueda sufrir en perjuicio de la sociedad.

Aquí hay una contradicción dentro de la propia Constitución.

Aquí vino alguien a decir: que no podría ser inconstitucional una norma establecida en la Constitución, pero es evidente que este artículo transitorio contraviene el aspecto nodal establecido en los artículos 27 y 28 de nuestra Constitución.

Pero además incurren en una profunda simulación porque, independientemente de esta contradicción, la figura de la expropiación, que puede ejecutar en cualquier momento el Estado mexicano, pues, se mantiene en otras disposiciones legales.

Viene no solamente en la Ley de la Industria Eléctrica y la Ley de Organos Reguladores, sino viene, porque se mantiene vigente, en la Ley de Expropiación y la Ley Agraria, que considera como causas de utilidad pública para proceder a la expropiación, lo que es la explotación de los hidrocarburos y lo que es la industria eléctrica.

Y se avanza todavía en un escenario más perjudicial para los propietarios de las tierras, las aguas y los bosques, que es esta figura que inventaron, de ocupación temporal, con la que se consuma el despojo de que serán objeto las propiedades públicas, privadas y sociales, en un escenario desventajoso totalmente favorable al contratista y al asignatario, porque no es que existan, como decía aquí el Senador Puente, diversas opciones de negociación, sino que se establece con claridad, primero, que las contraprestaciones deberán ser proporcionales al beneficio que reciba el inversionista, pero también establece de que en caso de que no haya acuerdo, por más opciones de contraprestación que existan, podrá el gobierno federal proceder a la expropiación, a la declaración de la ocupación temporal o a la declaratoria de servidumbre de hidrocarburos.

Así es que por el contrario, esta figura de ocupación temporal no solamente representa una situación de mayor incertidumbre jurídica, sino de mayor abuso, porque la temporalidad no está definida, ésta puede ser de por vida, ni tampoco de que se garantice el pago de las contraprestaciones, aunque se establezca que pueden ser del 0.5 al 3 por ciento sobre las utilidades que se reciban en gas natural no asociado, o del 0.5 al 2 por ciento de las utilidades en otros hidrocarburos, porque bastaría simple y sencillamente que después de un trabajo de exploración no se encontraran yacimientos o los que se encontraran no fueran rentables para declarar que no hubo utilidad; o también puede declararse que aún y cuando pueda haberse explotado algún yacimiento, por ejemplo, de gas natural, éste no resultara rentable y, por lo tanto, la empresa no declararía utilidades, con lo cual no garantizaría el pago de la contraprestación a los legítimos propietarios de los predios.

Yo por eso creo que no solamente no hay certeza jurídica, sino que la única certeza que existe es el saqueo de la riqueza mineral, de los hidrocarburos, de la forestal, donde incluso no hay obligaciones para el contratante o asignatario para restaurar los daños ambientales o el ecosistema, que puedan ocasionar en sus trabajos para que el propietario reciba en las mismas condiciones en que se aplicó la ocupación temporal o la servidumbre de hidrocarburos y reciba una tierra totalmente saqueada y destruida en su valor productivo.

Yo creo que lamentablemente la única contraprestación que queda clara es la de la contratación de los propietarios como empleados o peones en su propia tierra, siempre y cuando, dice la ley, estos servicios que puedan prestar sean compatibles con el proyecto, y esos servicios solamente pueden ser la fuerza del trabajo, o que vendan las tortas y los refrescos a los empleados de las trasnacionales, lo cual va a alentar la economía informal y convirtiendo en realidad esta legislación en un restablecimiento, una nueva modalidad de encomienda y servidumbre, pues se conviertan en peones asalariados en su propia tierra a los verdaderos propietarios.

Bien valdría la pena, finalmente, recordar que por lo menos aquí tenemos pendiente la ratificación y la legislación en materia del derecho a la consulta comunitaria para el conocimiento libre, previo e informado que se deriva del convenio ratificado por el gobierno mexicano en la Organización Internacional de los Trabajadores que obliga que las comunidades sean consultadas, lo cual no viene en ninguna disposición de este tipo.

Por esto, nuestro voto será a favor de la reserva que hemos hecho y, por supuesto, en contra de este aspecto, que es el central de la reforma energética que vende a las trasnacionales, abarata los recursos naturales que corresponden a todos los mexicanos.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Encinas Rodríguez.

Agotadas las intervenciones sobre el tema “Uso y Ocupación Temporal de Tierras”, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si son de aceptarse las propuestas de modificación.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se aceptan las propuestas a los artículos del primer tema. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se aceptan, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, los artículos reservados de este tema se mantienen en los términos de los respectivos dictámenes y se reservan para su votación nominal, concluida la discusión del siguiente tema.






Iniciamos la discusión de los artículos del tema “Autonomía Presupuestal de Pemex y CFE”.

Solicito a la Secretaría dé lectura a los artículos que se consideran de dicho tema.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Los artículos del segundo tema son: 76, 100, 101, 102, 103, 104 y 106 de la Ley de Petróleos Mexicanos y los artículos: 78, 102, 103, 104, 105, 106 y 109 de la Ley de la Comisión Federal de Electricidad.

Es todo, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Para presentar el tema, tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

Con la llegada de las políticas neoliberales inició un proceso de privatizaciones muy acelerado que ahora culmina.

Carlos Salinas de Gortari desincorporó una inmensa mayoría de los activos del Estado, incorporó a México al Tratado de Libre Comercio sentando las bases para abrir el sector energético; instauró un modelo económico basado en la subordinación de las exportaciones con un mercado interno deprimido y con una creciente participación del capital extranjero.

Ernesto Zedillo repitió el ciclo y después del llamado error de diciembre, aceptó la propuesta indecorosa de Bill Clinton que a cambio de 50 mil millones de dólares para salir de la crisis, pactó con Clinton el rescate bancario, que nos costó 1.9 billones de pesos.

El incremento del IVA del 10 al 15 por ciento, que se festejó con la Roque-señal, sacar al PRI de Los Pinos, que se cumplió a cabalidad, y privatizar el petróleo que hasta hoy se tiene.

Digamos que de las cuatro condiciones, tres se cumplieron y la última se está procesando en este Senado.

El panismo llegó a reforzar el modelo, conservó el gabinete económico de Zedillo y endeudaron al país, se gastaron el dinero del petróleo a raudales y debilitaron las finanzas públicas.

En 12 años de panismo, por el incremento en el precio del petróleo, contaron con 2 billones de pesos de excedentes petroleros y no lograron sacar adelante nuestro sector energético.

Fox contó, por ejemplo, con un presupuesto de 1.3 billones de pesos y Calderón terminó su gestión con 4 billones.

Subieron la deuda de 22.5 por ciento del PIB a 35.5 por ciento del PIB.

Y Peña Nieto, en el año y medio que lleva, tumbó la economía, tiene un crecimiento per cápita 0, producto de las reformas estructurales y lo que receta al país son 5 reformas estructurales. Estamos en la última.

La corrupción institucionalizada del régimen que ha venido imperando es lo que tiene a las empresas estatales en las actuales circunstancias.

En la exposición de motivos, cuando se habla de la Ley de Pemex o de la CFE, se dice que el principal propósito de estas leyes es convertirlas en empresas productivas del Estado, en dotarlas de autonomía de gestión y de permitirles ser competitivas.

Quiero demostrar tres falacias, el principal propósito de estas leyes es que Pemex y la CFE dejen de ser empresas productivas del Estado, en este momento Pemex y la CFE son las mayores empresas, las más productivas que tiene nuestro país.

Pemex, lo hemos dicho, tiene de utilidades un billón 330 mil millones, así cerró en 2013 y la CFE tiene un volumen de ventas superior a los 318 mil millones de pesos. En el caso de Pemex el papel que esta ley le quiere dar es prácticamente colocarlo en total indefensión y, por lo tanto,  en un proceso de extinción. Dicen que será una empresa más que participará en igualdad de condiciones. Es falso, con la Ronda Cero Pemex se queda con el 42 por ciento y los privados con el 58 por ciento, y si la Sener cumple su amenaza de la Subsecretaria, Lourdes Melgar, de que ni crea que le van a dar lo que pidió, entonces solamente le darán el 30 por ciento de las asignaciones y Pemex sólo tendrá petróleo para 3 años.

Pemex se queda con los proyectos menos rentables, los privados con los yacimientos de mayor rentabilidad.

El régimen fiscal de Pemex es depredatorio y confiscatorio, en cambio, el de las petroleras privadas será bastante benigno y tendrá mayores ventajas. No concursarán entonces en igualdad de condiciones, será una competencia desleal, como la que está diseñada en estas leyes.

Se busca a toda costa que Pemex sea desplazado, sustituido, eliminado a través de las licitaciones. Pemex contará con una competencia en condiciones muy desfavorables, se vuelve propiedad exclusiva del Ejecutivo Federal. ¿Pues no qué es del Estado?, ¿no qué es empresa productiva del Estado?, ¿por qué, entonces, en la ley le ponen propiedad de Peña Nieto?

Pemex es de la nación, no puede dejarse en esta ley, se los insistimos hasta el cansancio, que sea de un grupito en el gobierno; no puede decir que, por ejemplo, Pemex no puede decidir sus proyectos, será la Secretaría de Energía quién le autorice los proyectos y le imponga a los socios; no puede hacer sus planes de inversiones, será la Secretaría de Energía y la Secretaría de Hacienda las que decidan en qué invierte y en qué no.

Será la Secretaría de Energía, la Secretaría de Hacienda, la Comisión de Hidrocarburos y la Comisión Reguladora de Energía las que tomen todas las decisiones que incumban a Pemex. ¿De cuál autonomía de gestión están hablando?

¿Cuál ley están leyendo? Porque la que nos entregaron dice esto, no lo que ustedes vienen a decir en sus discursos.

Además, la Secretaría de Hacienda le impondrá un régimen fiscal confiscatorio, mecanismos de inversión, las demás contraprestaciones, fijará los precios de mercado.

¿Cuál autonomía presupuestaria? En la ley que nos entregan dice lo contrario de lo que dicen ustedes en sus discursos, de pilón anula las facultades del Congreso. Otros países tienen a sus petroleras como poderosos instrumentos de política energética, y aquí dicen que van a darle facultades a la Cofece, a la Comisión Federal de Competencia Económica para obligar a Pemex y a CFE a que haya una real competencia, es decir que no obstaculicen la competencia, instruyen a la Cofece a que obligue a Pemex a hacerse aún lado y uno se pregunta, de qué competencia, porque cuando competencia es cuando un grandote, como le ha llamado una compañera Senadora, cuando el monopolio de Estado es gigante, entonces la Cofece viene y lo parte en pedacitos, que es lo que dice la Ley de la CFE, por ejemplo, que es una empresa gigante y los actuales generadores de energía pues es el de la Torre Mayor, que siendo muy poderosos, pues son enanitos comparados con la CFE.

Por eso parten en mil pedazos a la pobre CFE. En el caso de Pemex está partido ya desde hace tiempo en decenas de subsidiarias, ¿de qué competencia hablan?, porque déjenme decirles contra quién lo van a poner a competir.

La Exxon Mobil tiene 450 mil millones de dólares de ingresos al año, la Shell tiene de ingresos por 480 mil millones de dólares al año, Chevron Texaco tiene 225 mil millones de dólares de ingresos al año, la British Petroleum 390 mil millones de dólares al año y Pemex 102 millones de dólares al año.

¿Cuáles son las grandotas y cuál la chiquita?, ¿por qué a la chiquita la van a partir para dejar a las grandotas?, ¿en qué lógica cabe lo que están haciendo?

Para la CFE argumentan una cosa y para Pemex la otra, pero además, en su mentalidad neoliberal, donde todo lo público es malo y todo lo privado es perfecto, donde todo lo público es corrupto y nefasto por los gobiernos que han tenido, ahí sí se los concedo, y todo lo privado es puro y santo.

Déjenme darles los datos que ustedes nos dan, porque por ejemplo, Calderón entregó Cantarell a Netherland Sewell y se lo entregó con una producción de 2 mil 152 barriles al día.

Y lo tumbó en 94 por ciento y solamente produce ahora 351 barriles diarios.

Burgos, se lo entregó a Repsol, a Teikoku, a Techint, a Lewis Energy y Yuma Exploration, se lo entregó con 1,515 barriles diarios de producción, lo tumbó en un 70 por ciento y hoy sólo produce mil 61 barriles.

Igual Veracruz, igual Ku Maloob Zaap, que es el lujo que tenemos ahora, se lo entregó a Halliburton, Schlumberger, a Weatherford, con 865 barriles diarios de petróleo, lo tumbó en un 9 por ciento, porque ahorita solamente produce 790. Esto hacen los privados ahorita, cuales perfectos, cuáles puros, cuáles productivos y vean a Pemex en Tabasco.

Pemex recibió en 2003, abrió el campo con 38.6 barriles al día e incrementó la producción en 790 por ciento, porque hoy produce 305 barriles diarios de petróleo. Los privados trasnacionales demuestran, son un verdadero fracaso, es la corrupción, es la apropiación de la renta petrolera y nuestra petrolera pública es la que demuestra competitividad, productividad, eficiencia, porque es un negocio petrolero, que aunque se lo han querido comer y lo han sometido a la corrupción y han robado a manos llenas, el petróleo es el petróleo y es el mayor negocio del mundo que ustedes le están regalando a los extranjeros, de verdad, esto no tiene nombre.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Pido a la Secretaría que consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de modificación a los artículos ya referidos, incluidos en el tema de Autonomía Presupuestal de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión los artículos referidos. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: En consecuencia, están a discusión los artículos antes referidos.

En primer término, se le concede el uso de la palabra al Senador Jorge Luis Lavalle Maury, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, para hablar en contra de la propuesta y a favor del dictamen.

Sonido en el escaño del Senador Lavalle Maury.

- El C. Senador Jorge Luis Lavalle Maury: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Derivado de que en mi última participación ya expuse los comentarios correspondientes a los cambios referentes a la autonomía presupuestal, declino mi participación en esta ocasión.

Gracias.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Lavalle Maury.

En consecuencia, se le concede el uso de la palabra al Senador Luis Armando Melgar Bravo, del grupo parlamentario del PVEM, para hablar en contra de la propuesta y a favor del dictamen.

Sonido, por favor, en el escaño del Senador Melgar Bravo.

- El C. Senador Luis Armando Melgar Bravo: (Desde su escaño) Señor Presidente, también de la misma manera quisiera declinar mi participación, por favor.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Melgar Bravo.

Entonces, en consecuencia, le concedemos el uso de la palabra al Senador David Penchyna Grub, del grupo parlamentario del PRI, para hablar en contra de la propuesta y a favor del dictamen.

Sonido, por favor, en el escaño del Senador Penchyna.

- El C. Senador David Penchyna Grub: (Desde su escaño) En el mismo sentido, señor Presidente, declino mi participación.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador David Penchyna.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Mario Delgado Carrillo, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en pro de la propuesta y en contra del dictamen.

En virtud de que no está presente, se le concede el uso de la palabra al Senador Manuel Bartlett Díaz, del grupo parlamentario del PT, para hablar en pro de la propuesta y en contra del dictamen, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Con su permiso, señor Presidente.

Estábamos tocando el tema de la autonomía presupuestal de Pemex, aquí ya se ha hablado mucho de esa autonomía, que es absolutamente inexistente, lo acaban de tratar con todo detalle. Pemex está absolutamente controlado, tiene un presupuesto limitado, tiene que solicitar cualquier inversión que quiera hacer, de manera que seguimos en la misma gran mentira de que Pemex tiene una autonomía ahora, y que decía yo en la intervención anterior, que la autonomía por la que se peleó siempre al hablar de Pemex en contra de todo ese esfuerzo privatizador que lleva años estableciendo una serie de pretextos para decir que Pemex está en quiebra, que Pemex no puede salir adelante, lo de la cuestión de los compromisos con los trabajadores, el pasivo laboral, está quebrado Pemex.

Y la defensa que se hacía durante años es que es muy sencilla, el problema de Pemex ha sido, el que ha sido la vaca de ordeñar de la Secretaría de Hacienda, eso es tan simple como eso, ha sido el único modo que ha tenido Pemex, el gobierno, Hacienda de no cobrar a quienes se le tiene que cobrar. Vivimos en un régimen dominado por una oligarquía que no paga impuestos.

Todo eso de la consolidación famosa que vino aquí a decirnos Videgaray, que se iba a acabar, le cambiaron de nombre, que es el cinismo con el que sacan sus problemas, le cambiaron, le pusieron otro nombre, y siguen los grandes capitales nacionales y extranjeros consolidando sus pérdidas y sus ganancias para no pagar impuestos.

Está calculado que esa exención o esos privilegios equivalen a más de 800 mil millones de pesos al año. Pero como no los cobra, como está sometida a los intereses que sostienen a estos gobiernos desde hace años, tanto al PRI como al PAN cuando se cambian de uno a otro, pues no cobran impuestos y entonces Pemex ha sido precisamente la solución, vamos a quitarle todos los ingresos a Pemex, y sigue igual, sigue exactamente igual.

Pero tiene, y lo que aquí ha sido muy comentado, esa característica de ser una empresa pública que está ya en sus operaciones regulada por derechos privados, pues todo un arte de magia, y lo dice uno de los documentos que nos presentaron, que lo más importante que había que lograr era hacer que una institución pública, una empresa pública que estaba regulada por el derecho público terminara siendo regulada por el derecho privado.

Y eso es el resultado de otra sumisión de este gobierno, porque, insisto, aquí se llegó al compromiso para que Peña Nieto fuera palomeado por los Estados Unidos, llegó al compromiso de que él haría lo que le han pedido a México desde hace años y que se venía avanzando poco a poco con la primera reforma, con los contratos de servicios múltiples, con la reforma de Calderón que fue un paso importante. Pero ya la voluntad, la ambición de Peña Nieto de llegar a la Presidencia como fuera, no le bastaba el apoyo de Televisa, que le costó cuantiosísimos recursos al Estado de México, sino que había que tener el palomeo del gobierno y las empresas de los Estados Unidos, y eso es todo.

Por eso insistimos una y otra vez, eso es lo que ha provocado que este sistema que nos han planteado se cambie constantemente, y no han podido todavía lograr cuajar una reforma adecuada. Por eso aquí se ha dicho que cada iniciativa ha sufrido enormes cambios muy importantes que han sido confeccionados por la inteligencia y el trabajo de las comisiones, lo que ha sido siempre una total mentira.

Las comisiones no han hecho absolutamente nada, sino han recibido todo lo que el gobierno ha cambiado de la iniciativa al dictamen. Ha habido un cambio constante entre lo que planteó la iniciativa a lo que nos entregó el dictamen, porque ese es el esfuerzo, se ordenó, vamos a abrir hacia la reforma constitucional, pero no importa que no case, no importa nada, ustedes la tienen que hacer.

Entonces, con una enorme torpeza e irresponsabilidad del gobierno de la República, ha creado un verdadero monstruo que no tiene ninguna posibilidad de salir adelante y cuando la investiga uno para demostrarles que éste no es más que un mandato extranjero, les hemos ya presentado lo que la OCDE ha planteado en relación con las empresas públicas.

La OCDE, que es el instrumento de los grandes organismos internacionales que controlan los países poderosos, Estados Unidos, Francia, Alemania, etcétera, la OCDE es un instrumento que utilizan para abrir los países y eliminar todo aquello que sea un estorbo para hacer sus negocios. Y la OCDE es precisamente la que estableció el diseño, se tiene suficiente información para demostrarlo.

Miren ustedes, hay un documento del 1 de septiembre de 2010 que dice: “gobierno corporativo y medidas del Consejo de Petróleos Mexicanos, evaluación y recomendaciones”. Es un informe de la OCDE donde da instrucciones a Petróleos Mexicanos cómo cambiar, y precisamente lo leíamos, es la creación de una empresa pública convertida en una empresa regulada por derecho privado.

Y lo dice con toda claridad la OCDE en su documento, es la forma que se tiene para que se puedan sanear estas empresas y hacerse más atractivas para la privatización. Es decir, el diseño de la OCDE, que es el diseño que se le aplica a Pemex y a la CFE, es el diseño de las empresas públicas de la OCDE para abrirles el negocio a los dueños de estos organismos internacionales.

Es un elemento más, lo hemos dicho muchas veces, pero como aquí no se atiende, lo hemos dejado, hemos presentado los documentos a la Mesa para que aparezcan en los documentos oficiales, en el Diario de los Debates, para que se acabe de demostrar una y otra vez, esta reforma no es más que una entrega a los Estados Unidos, una concesión de Peña Nieto, para que vengan a apoderarse de la producción de petróleo, de la riqueza más grande que tenemos, y además de una de las 10 empresas eléctricas más importantes del mundo; las dos rentas nacionales fundamentales del país. Eso es lo que es, no hay otra. Se la da más vueltas, inventan, aquí no se diseñó esto, es la OCDE la que lo diseñó, y es la que ha venido, pues diseñó la reforma educativa, que es un supuesto fracaso, privatizadora; la reforma laboral, que hace un momento se tocó cuando se habló de lo que viene sobre el pasivo laboral, es la OCDE la que lo ha dirigido; y el modelo éste, grotesco, de Pemex convertido en una empresa privada para manejar los recursos del país bajo la dirección de la Secretaría de Hacienda y la brutal extracción de recursos. Brutal, que va a estar, que está en estas leyes y que veremos mañana, no es más que eso. No nos engañemos, el pueblo de México tiene que saber que Peña Nieto ha cometido un acto de traición a la patria, que está siendo apoyado por Senadores y Diputados insensibles, que no han pensado un minuto en lo que a este país se le está haciendo por intereses de un hombre que aspiró a la Presidencia de la República para hacer esto.

De manera que eso es lo más importante, y es lo que hay que saber, y es lo que no hay que olvidar nunca, porque la patria se los va a cobrar.

Muchas gracias.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Bartlett Díaz.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Mario Delgado.

Sonido en el escaño del Senador Miguel Barbosa.

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Señor Presidente, compañeras y compañeros Senadores:

Pactamos un debate, y lo pactamos y desarrollamos este modelo en la primera etapa de este periodo extraordinario, la de los cinco días, primero; hoy...

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Pido, por favor, que pongan atención al orador. Por favor, Senador Barbosa.

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: Le estoy comentando a usted y a la Mesa Directiva, a las y a los Senadores, que para este periodo extraordinario pactamos un debate; el modelo que aplicamos en la primera etapa del mismo, la de los primeros cinco días, y hoy que estamos reanudando esta segunda etapa, la de los tres días últimos, pues vemos que este pacto sobre cómo debatir se ha separado.

Al retirar su participación Senadores del PRI, del PAN y del Partido Verde, sin duda, de lo que hacen, es separarse del debate y en lo que quedamos aquí, es poder argumentar con respeto, con intensidad cada uno de los temas, cada una de las reservas que se pudieran hacer. Establecimos, en este caso dos temas, dos segmentos de reservas y así lo estamos desahogando.

Yo no quisiera pensar que se puede reponer la participación de los Senadores que retiraron la misma, no aspiraría yo a eso, pero a decirles a mis amigas y amigos Senadores, y a sus coordinadores que el día de mañana esperamos nosotros, esperamos nosotros que pueda desarrollarse el modelo o de lo contrario, que digamos que el modelo no se va a cumplir, y en ese caso presentaríamos reserva por reserva, una a una, una a una y que se aplique el Reglamento de manera íntegra, porque de verdad, no creo que podamos nosotros admitir que esto sea tan fácil, ya vi a un Senador yéndose ahorita, pues ya se desistió de hablar, y ya terminaron este asunto con mucha audacia.

Así es que, lo digo, porque yo hablaré con la Mesa Directiva, hablaré con los coordinadores para que si hay la palabra, si se quiere cumplir la palabra de cómo desahogar el modelo el día de mañana, y si no, que se nos diga, y cumplimos el Reglamento, nuestros 22 votos particulares, las intervenciones en lo general y en lo particular, las que el Reglamento permita, y después nuestras reservas una a una con votaciones en tablero.

Así es que así lo dejamos para mañana, y hoy, pues ya está hecho, así que vamos a terminar  así, con este incumplimiento que se ha dado al modelo que habíamos aprobado, y que tan bien ha funcionado y que, por cierto, habíamos dicho que hasta se iba a escribir para poderlo hacer un modelo exitoso de cómo desahogar el proceso legislativo acá en el Pleno.

Gracias, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Barbosa Huerta.

Sonido en el escaño del Senador Gamboa Patrón.

- El C. Senador Emilio Gamboa Patrón: Muchísimas gracias, señor Presidente.

Yo creo que lo que ha comentado el coordinador del PRD, Senador Barbosa, tiene razón, hubo un acuerdo para un debate. Sé y entiendo que están en plena libertad las Senadoras y Senadores si quieren hacer uso de la palabra o no.

Lo que sí le quiero decir al grupo parlamentario del PRD, del PT, del Verde y del PAN es que mañana nosotros respetaremos el acuerdo pactado para que se desarrolle el debate de acuerdo a lo que acordamos los coordinadores de los grupos parlamentarios.

Gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sonido en el escaño del Senador Bartlett.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: (Desde su escaño) Esta es una gran sorpresa de este acuerdo del PRD con el PAN y con el PRI, claro, una gran sorpresa formal de que hayan llegado a un acuerdo ellos, que ahorita se recoge, sí, es un acuerdo, son ustedes muy sigilosos. Entonces, llegaron a un acuerdo, enésimo acuerdo, dice, resulta que ningún acuerdo se los cumple, ese es el problema.

Yo creo que aquí, Senador Emilio Gamboa, que se hizo un acuerdo y no se cumplió, tal vez en el futuro no lleguen a estos acuerdos.

Miren ustedes, con toda franqueza se los digo, si hubiéramos mantenido el acuerdo que se tomó, de salirnos cuando empezaron con la violación de los reglamentos aquellos, que nos salimos, si hubieran seguido, recuerden ustedes cómo se vieron en su discusión aislada, se aplauden unos a otros, le toca hablar a fulanito, y ahora le aplauden los otros menganitos, y ahora le aplauden los otros, se vieron ridículos, porque eso es lo que es, y a final de cuentas es una estrategia, en la cual los vamos a dejar hablar hasta que queramos, y les decimos que se acabó, cuando queramos.

Se hubiera notado, hubiera sido un buen ejercicio, que en lugar de que regresara el PRD, perdonen que se los diga, a participar en este acuerdo que les violaron, pues hubiera estado mucho mejor; porque en la medida en que, ahora que nos descubren esto, y yo me sorprendo de estas cuestiones extrañas que se han logrado aquí, en la medida que lo hagan, lo único que sucede es que no hay presiones para que respeten la ley, y respeten el Reglamento. Ese es el problema.

Regresan otra vez, le dan juego a lo que hemos visto esta mañana, fue igual, los oyen, les violan el acuerdo, pero van a regresar después.

Yo creo que es una lección lo que ha ocurrido, cuando tomemos una decisión, pónganla, déjenlos solos, de todas maneras fue igual el trabajo de hoy, rápido, no se tardaron, los aguantaron lo que quisieron, y les dijeron, se acabó este acuerdo ahorita.

Entonces, es una mala estrategia, estrategia en la que yo no participo, porque no me avisaron, son acuerdos secretos que toman ustedes; malos acuerdos, les ha ido mal, les han tomado el pelo y les acaban de decir que si los violan. Muy mal, qué lástima que no se mantienen firmes, cuando hay que mantenerse firmes, porque estas decisiones, esta reforma no es para llegar a ningún acuerdo, es una reforma que está acabando con la soberanía de este país; es una reforma que se necesita una actitud totalmente beligerante, todo el tiempo, porque es una traición a la patria y no se puede llegar a acuerdos que luego traicionan en el propio beneficio de quienes toman esos acuerdos y los engañan. Yo creo que es una buena lección.

Muchas gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Bartlett Díaz.

Sonido en el escaño del Senador Gamboa Patrón, y después sonido en el escaño del Senador Ríos Piter.

- El C. Senador Emilio Gamboa Patrón: (Desde su escaño) Para alusiones personales, señor Presidente.

Yo quisiera recordarle con mucho respeto al coordinador del PT que en estos temas fuimos Cámara de Origen, que se debatieron, se discutieron en las Comisiones de Energía; y de Estudios Legislativos, Primera, por muchas horas.

Usted hizo la numeraria, señor Presidente, cuando terminamos la semana pasada, esta es una minuta que nos manda la Cámara de Diputados con algunas modificaciones. Pero este es un debate que se ha dado, se ha dado con pleno respeto, respetando absolutamente la libertad que tienen todos; no es ninguna traición a la patria, que él crea que esto es una traición lo respeto, pero el PRI sabe perfectamente que esto va a venir a beneficiar a las grandes mayorías de este país.

El tiempo nos dirá, yo respeto la opinión del coordinador del PT y de todo su grupo. Yo le pido respeto al grupo parlamentario del PRI, que no somos traidores a la patria, hay un Presidente valiente que está transformando este país, y es lo que estamos haciendo en esta Cámara de los Senadores.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Gamboa Patrón.

Sonido en el escaño del Senador Armando Ríos Piter.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Sí, solamente decirle al Senador Bartlett que me extraña el comentario, entiendo que lo haga por una cierta pose, esto, la Mesa Directiva lo puso a consideración, Senador Bartlett, y sí me parece importante dejar claro porque esta supuesta llamada de atención que usted hace, o significa que usted no estaba poniendo atención cuando se votó, por todos, incluido su partido, porque se votó el formato del debate, aquí no hay nada oscuro y no hay ningún acuerdo fuera de contexto.

Sí hay un incumplimiento al debate que ha hecho público el Senador Barbosa, y que nosotros insistiremos al PRI y al PAN que se cumpla mañana el debate.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Ríos Piter.

Sonido en el escaño del Senador Preciado Rodríguez.

- El C. Senador Jorge Luis Preciado Rodríguez: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Yo quiero hacer dos precisiones. La primera, ningún acuerdo de la Junta ha sido secreto, el formato que se utilizó para debatir las sesiones anteriores, que fueron cinco días, sobre estos mismos dictámenes, y fueron más de 72 horas de debate real allá al frente, donde cada grupo parlamentario fijó su posición, en algunos casos coincidente y en otros casos francamente diferente pero con muchísimo respeto, y así lo planteamos, y creemos que fue un gran debate, pero además un debate de contenidos, en el que cada quien discutía una idea en lo particular y la planteaba desde su perspectiva con todo lo que podamos o no coincidir con ella.

El debate sobre estos dictámenes lo dimos durante cinco días. Diputados le hizo tres cambios: una modificación, una adición y una precisión. Son los únicos tres cambios que traen estas minutas de Cámara de Diputados, que no llenarían más de una cuartilla de modificaciones.

Por lo tanto, sí entendemos que en el posicionamiento en lo general de los partidos, y en el posicionamiento a favor en lo general se dio la argumentación suficiente. Entendemos que no se está cumpliendo el acuerdo desde el punto de vista de cómo se aprobó la discusión en un inicio y asumimos el compromiso de que el debate de mañana y de pasado mañana, se hará en los términos del acuerdo que hicimos los coordinadores y que se va a honrar cada uno de los puntos en los que quedamos.

Si hay una decisión de los Senadores que estaban inscritos para hablar de manera diferente, también entendemos y respetamos la posición de los Senadores, pero en lo sucesivo nos apegaremos al planteamiento hecho, que por supuesto lo vamos a respetar, y sí hay que decirlo muy claro, esta es una reforma en la que el grupo parlamentario del PAN no solamente está convencido, sino que la hemos impulsado, metimos la reforma más ambiciosa en materia energética, por arriba, inclusive de la que llegó a plantear el propio titular del Ejecutivo, y es la reforma que estamos respaldando porque estamos convencidos de ella.

Entendemos la posición electorera de algunos grupos parlamentarios para oponerse a la misma, la respetamos, sin embargo nosotros vamos a llegar hasta el final, sea hoy, sea mañana, sea el miércoles, a concretar esta reforma que le hace falta al país. De ninguna manera aceptamos ninguno de los descalificativos que han pronunciado algunos otros oradores, y decirle que estamos convencidos de ello; mañana nos vamos a apegar al formato, el miércoles hasta la hora que sea necesaria, así lo hemos demostrado en todas las sesiones, y así lo hemos demostrado en las últimas 18 reformas que este Senado no había hecho en los últimos 80 años.

El PAN está comprometido con México, está comprometido con los mexicanos y esta reforma no va a ser la excepción, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Preciado Rodríguez.

Sonido en el escaño del Senador Bartlett Díaz.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Quiero completar y responder a lo que se me dijo aquí, que yo estuve descuidado y no me di cuenta del debate. Nosotros no aprobamos nunca esas reglas; nosotros siempre mantuvimos la posición que se discutió y que no aceptamos.

Es más, dirigí varios oficios a la Mesa Directiva de estar en total descuerdo con lo que la Mesa Directiva interpretó, que lo explicó el Senador Cervantes, que había sido una votación mayoritaria, la Mesa Directiva, lo cual es lógico porque la Mesa Directiva tiene la misma composición que todos los demás.

Nosotros nunca estuvimos de acuerdo en ese arreglo, lo objetamos y por eso consideramos que era necesario no seguir en esa posición. A eso me he referido con toda claridad. Y hay que reconocer que se llegan a muchos acuerdos que no conocemos nosotros, eso tampoco me vengan a decir que no es cierto, hay acuerdos que toman que no conocemos nosotros; como hay sesiones de la Junta de Coordinación Política que no nos invitan y que llevan, la realizan ustedes y no nos notifican, a eso me refiero.

Y me refiero, y vuelvo a insistir, que para poder mantener una posición firme de oposición hay que sostener las posiciones y no transigir porque en ese sentido se vuelve a repetir una y otra vez, y se debilita la posición, y eso, perdone que no le guste al Senador Barbosa, salió. Con toda honestidad, hemos estado juntos discutiendo muchas cosas, en este caso no estoy de acuerdo en acuerdos que tomen, no lo estoy.

De manera que, muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias a los Senadores que participaron, en especial los coordinadores y el Senador Ríos Piter.

La comunicación que tuvo la Junta de Coordinación Política como otro órgano de gobierno en la Mesa Directiva, no sólo de su Presidente, sino de la Mesa, del método para desahogar los trabajos del día de hoy y de las sesiones que tuvimos en la primera etapa para desahogar el tema energético, en el criterio de esta Mesa se ha dado cumplimiento.

Invito a los coordinadores de los grupos parlamentarios y a los Senadores inscritos en lo particular, del día de mañana, de los cuatro a favor y cuatro en contra en los temas específicos del acuerdo, que no declinen, y que si prefieren, porque están en su derecho de declinar, que hablen con sus grupos parlamentarios para ser sustituidos, pero que permanezcan el turno de los cuatro a favor, cuatro en contra, porque lo que se buscó y se seguirá buscando es que México visibilice las diferentes posiciones en un tema tan delicado en esta democracia representativa que vivimos en el Senado de la República.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Mario Delgado Carrillo, del grupo parlamentario del PRD.

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Muchas gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros, hay una contradicción de fondo en el planteamiento del modelo que se está haciendo. Las empresas privadas tienen como objetivo maximizar sus utilidades, es la búsqueda de la renta en un entorno lo más competitivo posible.

Tenemos ahora una empresa del Estado, que se busca hacerla productiva y meterla en un marco de competencia, pero hay una disparidad en el tratamiento que se está dando a la empresa productiva del Estado con el resto de las empresas. Por más que se insista, no hay una autonomía para Pemex, autonomía presupuestaria.

¿Por qué? Por varias razones, el techo presupuestal se lo fija la Secretaría de Hacienda. Es decir, el presupuesto que va a tener Pemex año con año, es una propuesta que finalmente avala la Secretaría de Hacienda.

Buena parte de sus utilidades, pues se van a ir al derecho de utilidad compartida, un impuesto que difícilmente, o una carga tributaria que difícilmente se va a plantear para las empresas privadas. Porque en caso de que así se hiciera, con este tipo de carga fiscal, pues seguramente no vendría ninguna empresa extranjera a invertir.

Otro tema que la deja sin ninguna posibilidad de tener, de ejercer su autonomía, es que las alianzas estratégicas que pueda tener esta empresa, para asociarse, para la explotación de algún campo petrolero, pues es facultad de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, de evaluar y determinar quién es el mejor socio para Pemex. Lo cual, pues evidentemente no la deja tomar las mejores decisiones.

¿Qué propusimos nosotros? Otra vez, propuestas:

Propusimos que Pemex pudiera a través de un comité de alianzas estratégicas, que propusimos que se creara. Aprobar proyectos, alianzas e inversiones de gran calado, con compañías petroleras internacionales, y hoy esa facultad se deja en la Comisión Nacional de Hidrocarburos, que seguramente no tendrá toda la información que tendrá Pemex.

Propusimos que se creara este comité de proyectos, alianzas estratégicas e inversiones, y se creara otro, de seguridad industrial y medio ambiente, para que el consejo de administración tuviera cuatro comités con personal profesional para tomar sus mejores decisiones en un entorno de gobierno corporativo.

También propusimos que la estrategia de inversiones fuera de proyectos, de alianzas estratégicas e inversiones, y el nuevo, de medio ambiente, como ya lo dijimos.

También propusimos que Pemex no fijara el techo presupuestal, que fuera una propuesta que surgiera del comité de administración, que fuera finalmente y que le hiciera la propuesta al Congreso de la Unión, y no a la Secretaría de Hacienda.

También, que las utilidades que obtengan Petróleos Mexicanos y sus empresas productivas, en lugar de tener como fin, y ese me parece un grave error en la ley que hoy estamos aprobando, que tiene como fin incrementar su productividad y bueno, que tiene como fin, como dice la ley, el financiamiento del gasto público. Cuando debería tener como fin incrementar su productividad y eficiencia en beneficio de la nación, como el gran objetivo de Pemex, incrementar su productividad y eficiencia en beneficio de la nación. Y no como está en esta ley, que es su utilidad para el financiamiento de gasto público.

Hay una gran contradicción ahí, entre si las utilidades se dedican a lograr mayor productividad y eficiencia, o que se vaya directamente a financiar el gasto público.

Otro tema es que el dividendo estatal, pues, finalmente lo determina la Secretaría de Hacienda y con ello limita las posibilidades de crecimiento y reinversión de utilidades.

Otra cuestión que la deja sin capacidad de financiamiento y administrarse mejor a esta empresa productiva, son los pagos parciales mensuales que tendrá que hacer de sus impuestos; que la deja en una gran desventaja frente al resto de las empresas que, como todas las personas morales, harán su declaración anual.

Otra desventaja derivada de la ley que hoy se discutió en comisiones, es el tema de recuperación de costos. Lo dijo aquí la Senadora Padierna, muy bien. Se pone límites muy claros para la recuperación de costos para el caso de Pemex, pero el caso de las empresas privadas, se dejan totalmente discrecional, lo cual, es otra desventaja.

De tal manera que no estamos generando un entorno de competencia para que Pemex pudiera participar, sino que estamos haciendo un esquema de enormes desventajas para la misma empresa.

Y aquí llegamos a una reflexión final. Si hay todas estas intenciones, cuando menos en el discurso, de mejorar las condiciones que tiene Pemex, entonces quisiera recuperar la propuesta que hizo el PRD inicialmente en este debate de reforma energética.

Lo que se planteó fue que se le diera autonomía presupuestal a Pemex, que se llevara hasta sus últimas consecuencias esta autonomía, para primero, corregir a Pemex y después pensar en otro tipo de modelo energético.

Pero ahora hacemos una apertura indiscriminada, y al mismo tiempo queremos corregir a Pemex. Cuando el gran reto de la reforma energética era encontrar un punto de equilibrio; el gran reto era encontrar una transición para que el presupuesto federal, financiado en gran parte por el petróleo, pudiera continuar al mismo tiempo que se le aliviara la carga fiscal a Pemex.

Esto finalmente no se logra, no se cumple. Y el gran costo que puede tener esta reforma energética, en el corto plazo, es que no sobreviva la empresa estatal que tanto le ha dado a México.

Por eso hay algunos puntos que queremos proponer, que pueden mejorar. Ya los hemos dicho aquí, ya he mencionado cuáles son las propuestas y ojalá se pudieran cambiar.

Por ejemplo, este pequeño cambio, de cuál es el objetivo de esta empresa, que sea mejorar su productividad, incrementar su productividad y eficiencia en beneficio de la nación, en lugar de que su objetivo sea tener mayores ingresos para el financiamiento del gasto público. Hace una enorme diferencia en la naturaleza de la empresa que estamos creando.

Ojalá se pudieran modificar, porque en el muy corto plazo nos vamos a dar cuenta que Pemex no tiene ninguna posibilidad de entrar a competir en un sector dominado por los grandes intereses de las corporaciones petroleras internacionales.

Muchas gracias.

(Aplausos)


- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Delgado Carrillo.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Zoé Robledo Aburto, del grupo parlamentario del PRD.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: Con su permiso, señor Presidente.

Compañeras y compañeros, antes de iniciar esta alocución, además de que soy el último registrado.

Si quiero hacer un reconocimiento, tanto al Presidente de la Mesa Directiva como a los coordinadores del PAN, del PRI, por supuesto, del PRD, pero en particular del PAN y del PRI, por hacer valer un acuerdo que se votó.

Por hacer valer la voluntad del Senado de la República, que por la mañana votó un acuerdo y que los intentos de algunos Senadores por relajarlo, por hacer de esto un trámite y querer salir por esa puerta falsa de rehuir al debate, se imponga la voluntad del Senado y se imponga la disciplina, por supuesto, también, de los coordinadores parlamentarios. Que ojalá, como lo acaban de mencionar, mañana se haga respetar.

Porque éstas no se deben de ver como horas perdidas, no se deben de ver como pérdida de tiempo, como la ven algunos. Es justamente como lo mencionó el señor Presidente, la oportunidad de ponernos en el escrutinio público y poner nuestras ideas y nuestros argumentos en ese escrutinio público, que la población las pueda contrastar y que a partir de ese contraste puedan generar un criterio, de eso se trata el debate.

Por eso me parece, de verdad, muy reconocible que los coordinadores hayan hecho este llamado a respetar el acuerdo que se votó, y sí me parece de verdad, por lo menos yo no puedo entender que alguien rehúya a la oportunidad de pararse en esta tribuna a intentar explicar unas ideas, unos argumentos, una visión de las cosas.

De verdad, nuevamente mi reconocimiento.

Y fíjense, de manera muy evocativa, el tema del que vengo hoy a plantear y a intentar explicar cuáles son nuestras reservas, es el asunto de los testigos sociales, es un asunto que tiene que ver con cómo se involucra a la sociedad, cómo se involucra a las organizaciones no gubernamentales en procesos de contratación para Petróleos Mexicanos y para la CFE.

Y, ¿por qué quiero hacer algunas precisiones sobre este tema muy particular? Y no voy a tardarme mucho tiempo.

Como ustedes saben, una de las únicas modificaciones que hizo la Colegisladora, no en comisiones, ya en el Pleno, en la pasada semana, tuvo que ver con los artículos 76 de la Ley de Pemex y con el 78 de la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, y en ambos casos, son casi idénticos, tiene que ver con disposiciones para que el consejo de administración de ambas empresas, para que ambas empresas puedan incorporar testigos sociales durante los procedimientos de contratación.

Dice: “El Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos establecerá los casos, en que atendiendo al impacto o relevancia de las contrataciones podrán participar testigos sociales durante los procedimientos respetivos que realice Petróleos Mexicanos y sus empresas productivas y subsidiarias”.

Para ese tema yo sí quisiera señalar dos puntos particulares:

Primero.- Obviamente, ustedes lo saben, el tema, el mecanismo de los testigos sociales no es nuevo, lleva 10 años funcionando en nuestro país, se introdujo en 2004 para intentar transparentar las licitaciones que realizaba el gobierno federal, y está determinada en la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, en su artículo 26 Ter.
Esta figura, en el derecho vigente, se encuentra totalmente sometida a la Secretaría de la Función Pública, y en estos últimos 10 años de operación, según varios analistas y varios expertos, es muy difícil saber si han sido exitosos los testigos sociales para inhibir la corrupción, toda vez que no hay estadísticas disponibles ni procesos objetivos para medir su efectividad.

Y aquí vale la pena destacar que en los procesos del mecanismo de testigos sociales ha habido organismos tan destacados y reconocidos como Transparencia Mexicana, personas físicas como David Shields, en fin, y es una lista muy larga, son, en el 2011 eran cerca de 39, entre personas físicas y morales que habían en algún momento participado en este mecanismo.

Sin embargo, independientemente de la calidad moral de los testigos sociales, que no se pone en duda en ningún momento, hay que recordar que las redes de corrupción pueden ser tan complejas como difíciles de detectar, por lo cual un testigo social muchas veces lo único que hace es garantizar que un representante de la sociedad civil esté presente en un proceso y que en el momento en que con toda honestidad dice no haber detectado irregularidades, su presencia podría, incluso sin saberlo y sin quererlo, legitimar actos de corrupción, y eso me parece muy grave.

¿Cuál es la idea? Pues que hubiéramos establecido un mecanismo mucho más eficiente de los testigos sociales, y voy a señalar solamente los tres elementos que incorporan las reservas que estamos presentando y que estamos discutiendo.

Primero.- En el inciso a), que dice: “Participar en las distintas etapas de los procedimientos de contratación”. Bueno, simplemente es una aclaración de que sea en todas las etapas desde el principio hasta el final.

Segundo.- En el inciso b), “emitir un testimonio final”, pero no se dice ante quién. Entonces, el planteamiento del PRD es que sea un testimonio final ante la Secretaría de Energía, que incluya sus observaciones y, en su caso, recomendaciones.

Y el último, y el más importante, que en su caso dice: “Dé aviso de las irregularidades que detecte a la auditoría interna y a la unidad de responsabilidades”. Eso está muy bien.

Sin embargo, están omitiendo y sacando la posibilidad de que conozca de las irregularidades que pudiera detectar un testigo social, pues ni más ni menos que a la Auditoría Superior de la Federación. Eso es lo que dice nuestra reserva.

De eso se trata estar discutiendo a las 12:24 de la noche temas que, si bien para algunos pueden resultar irrelevantes, nosotros sí creemos que son este tipo de asuntos los que en muy corto tiempo, en 5 ó 10 años podremos ver si tuvo efectividad el diseño o no.

Me parece, y estoy convencido que, si bien el mecanismo del testigo social puede ser útil, tenemos que reforzarlo, porque una buena ley no va a garantizar, quizás, que las contrataciones sean eficientes.

Pero una mala ley sí va a aumentar las probabilidades de corrupción y sí va a aumentar las probabilidades de compras caras de estas dos empresas, que como saben, no hay que decirlo ni repetirlo mucho, han sido y han tenido casos escandalosos de corrupción.

El testigo social podría servir, pero no en esta modalidad un tanto débil que se está planteando y que nos envía la Colegisladora con un gran bombo y platillo, como si fuera un mecanismo novedoso, cuando no lo es, cuando no hay un referente claro de cómo funciona en el país, y todavía aún más, con un diseño bastante deficiente.

Es cuanto, señor Presidente.

Gracias por su tolerancia.

(Aplausos)


- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Robledo Aburto.

Agotadas las intervenciones sobre el tema de Autonomía Presupuestal de Pemex y de la CFE, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si son de aceptarse las propuestas de modificación.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se aceptan las propuestas de los artículos del segundo tema. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se aceptan, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, no se aceptan las propuestas de modificación a los artículos discutidos en el tema Autonomía Presupuestal de Pemex y de la CFE, se mantiene en los términos del dictamen.






Continuaremos con el desahogo de las propuestas de modificación a los artículos reservados por diversos Senadores.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas que presentaron los Senadores Manuel Bartlett, Luis Sánchez Jiménez y Fernando Mayans Canabal.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas que presentaron los Senadores que enunció el señor Presidente. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, los artículos que reservaron los Senadores mencionados, se mantienen en los términos del dictamen, para su votación nominal con los demás artículos reservados.

Agotada la discusión de los artículos reservados en lo particular de los tres dictámenes, pasaremos a las votaciones nominales.

De forma semejante a la votación en lo general, en esta fase también realizaremos tres votaciones nominales consecutivas.

Realizamos la votación nominal para los artículos 101 y 102 del proyecto de Ley de Hidrocarburos, que corresponden al primer dictamen, en los términos del mismo.

Háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento, para informar de la votación de los artículos referidos. Abrase el sistema electrónico, por tres minutos, para recoger la votación.

Procedan, Senadoras y Senadores.



- La C. Secretaria Barrera Tapia: Señor Presidente, conforme al sistema electrónico, considerando el voto de la Senadora Herrera Ale, se tienen 85 votos en pro y 24 votos en contra.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Aprobados los artículos 101 y 102 del proyecto de la Ley de Hidrocarburos.

Está aprobado en lo general y en lo particular el proyecto por el que se expide la Ley de Hidrocarburos y se reforman diversas disposiciones de la Ley de Inversión Extranjera; Ley Minera y Ley de Asociaciones Público Privadas.

Se remite al Ejecutivo Federal para los efectos del artículo 72 constitucional.

Procedemos ahora a la votación nominal de los artículos 71, 73, 74, 82 y 87 del proyecto de  Ley de la Industria Eléctrica, que corresponden al segundo de los dictámenes, en los términos del mismo.

Háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento, para informar de la votación de los artículos referidos. Abrase el sistema electrónico, por tres minutos, para recoger la votación.

Procedan Senadoras y Senadores.



- La C. Secretaria Barrera Tapia: Señor Presidente, conforme al tablero electrónico, se emitieron 84 votos en pro y 23 votos en contra.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Aprobados los artículos 71, 73, 74, 82 y 87 del proyecto de la Ley de la Industria Eléctrica.

Está aprobado en lo general y en lo particular el Decreto por el que se expiden la Ley de la Industria Eléctrica y la Ley de Energía Geotérmica, y se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de Aguas Nacionales.

Se remite al Ejecutivo Federal para todos los efectos del artículo 72 constitucional.

Realizaremos ahora la votación nominal de los artículos 76, 100, 101, 102, 103, 104 y 106 del proyecto de la Ley de Petróleos Mexicanos, y de los artículos 78, 102, 103, 104, 105, 106 y 109 del proyecto de la Ley de Comisión Federal de Electricidad, contenidos en el tercer dictamen, en los términos del mismo.

Háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento, para informar de la votación de los artículos referidos. Abrase el sistema electrónico, por tres minutos, para recoger la votación.

Procedan Senadoras y Senadores.



- La C. Secretaria Barrera Tapia: Señor Presidente, conforme al tablero electrónico, se emitieron 84 votos a favor y 24 votos en contra.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Aprobados los artículos 76, 100, 101, 102, 103, 104 y 106 del proyecto de la Ley de Petróleos Mexicanos y los artículos 78, 102, 103, 104, 105, 106 y 109 del proyecto de la Ley de la Comisión Federal de Electricidad.

Está a probado en lo general y en lo particular el Decreto por el que se expiden la Ley de Petróleos Mexicanos y la Ley de la Comisión Federal de Electricidad, y se reforman y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de las Entidades Paraestatales; de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas.

Se remite al Ejecutivo Federal para los efectos del artículo 72 constitucional.






Compañeros Senadores, informo a ustedes que recibimos en la Mesa Directiva dos dictámenes de  las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público; de Energía; y de Estudios Legislativos, Primera, que contiene los siguientes proyectos de Decreto:

Por el que se expide la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos; se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Derechos, y de la Ley de Coordinación Fiscal; y se expide la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE INGRESOS SOBRE HIDROCARBUROS; SE REFORMAN, ADICIONAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY FEDERAL DE DERECHOS, Y DE LA LEY DE COORDINACION FISCAL; Y SE EXPIDE LA LEY DEL  FONDO MEXICANO DEL PETROLEO PARA LA ESTABILIZACION Y EL DESARROLLO

(Dictamen de primera lectura)



(Voto particular de la C. Senadora Dolores Padierna Luna)



(Voto particular del C. Senador Zoé Robledo Aburto)



(Voto particular del C. Senador Mario Delgado Carrillo)



(Voto particular del C. Senador Ángel Benjamín Robles Montoya)



(Voto particular del C. Senador Luis Sanchez Jimenez)



(Voto particular del C. Senador David Monreal Ávila)



(Voto particular del C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez)



(Voto particular del C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo)



(Voto particular del C. Senador Rabindranath Salazar Solorio)



(Voto particular del C. Senador Armando Ríos Piter)



(Voto particular del C. Senador Isidro Pedraza Chávez)








Y por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y de la Ley General de Deuda Pública.

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN, ADICIONAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY FEDERAL DE PRESUPUESTO Y RESPONSABILIDAD HACENDARIA Y DE LA LEY GENERAL DE DEUDA PUBLICA

(Dictamen de primera lectura)



(Voto particular de la C. Senadora Dolores Padierna Luna)



(Voto particular del C. Senador Manuel Bartlett Díaz)



(Voto particular del C. Senador Luis Sanchez Jimenez)



(Voto particular del C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez)



(Voto particular del C. Senador Ángel Benjamín Robles Montoya)



(Voto particular del C. Senador Raúl Moron Orozco)



(Voto particular del C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo)



(Voto particular del C. Senador Isidro Pedraza Chávez)



(Voto particular del C. Senador Armando Ríos Piter)



(Voto particular del C. Senador Rabindranath Salazar Solorio)



(Voto particular del C. Senador David Monreal Ávila)




Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que estos dictámenes se incorporen a la agenda de este día para su trámite.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que los asuntos descritos se incorporen a la agenda del día de hoy. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se admiten, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Los dictámenes están disponibles en sus escaños y se incorporarán a la Gaceta de este día, para quedar de primera lectura.

Esta Presidencia declara un receso en nuestra sesión extraordinaria para continuar este día, martes 5 de agosto, a las 11:00 de la mañana.

Que pasen buena noche, Senadoras y Senadores.

(Receso)

(Se levanta el receso a las 12:08 horas del martes 5 de agosto de 2014)






PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: (12:08 horas) Reanudamos la sesión extraordinaria, la sesión la mantenemos con el quórum de asistencia que se reportó al principio de la sesión iniciada ayer, lunes 4 de agosto. Dentro de una hora, como ha sido el acuerdo en todas las sesiones extraordinarias, volveremos a activar el tablero para la verificación de quórum.

Antes de iniciar los trabajos de este día solicito a la Secretaría dé lectura al método de la Mesa Directiva para la discusión de los asuntos de hoy. Le pediría a las Senadoras y Senadores que nos pongan atención en virtud de que esto nos puede conducir más fácil a nuestros trabajos del día de hoy.

Por favor, señora Secretaria.

- La C. Secretaria Martha Palafox Gutiérrez: Doy lectura al método para organizar la discusión y votación de los asuntos de hoy.

“La Mesa Directiva, con fundamento en el artículo 88 del Reglamento del Senado, acuerda aplicar el siguiente método para la discusión y votación de los dictámenes de las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público; de Energía; y de Estudios Legislativos, Primera, relativos a los proyectos de Decreto en materia energética enviados por la Cámara de Diputados para su fase de revisión legislativa.

Primero.- El presente método es aplicable para la discusión y votación de los siguientes dictámenes:

● Proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos; se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Derechos, y de la Ley de Coordinación Fiscal; y se expide la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

● Proyecto de Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y de la Ley General de Deuda Pública.

Segundo.- Una vez declarada la primera lectura de un dictamen se consultará al Pleno si autoriza la dispensa de segunda lectura para ponerlo a discusión y votación en esta misma sesión.

Tercero.- En caso de autorizarse la dispensa de segunda lectura, la discusión será conforme al siguiente procedimiento:

a) Habrá una intervención por cada comisión para presentar el dictamen, se presentarán cinco de los votos particulares recibidos al respectivo dictamen; los grupos parlamentarios y los autores de los votos particulares acordarán lo correspondiente para la presentación, los votos particulares que no sean presentados en tribuna se insertarán en el Diario de los Debates.

b) Se dará paso a las intervenciones para los posicionamientos de los grupos parlamentarios, el orden de las intervenciones será progresivo.

c) Para la discusión en lo general se inscribirán todos los oradores interesados, la discusión iniciará con el primer orador inscrito en contra; la discusión en lo general tendrá una duración máxima de dos horas en total, las exposiciones de los oradores que no alcancen a presentarse en la tribuna se insertarán en el Diario de los Debates.

d) Concluido el tiempo para la discusión en lo general, el Presidente hará la declaratoria de suficiencia de la discusión del dictamen, anunciará las reservas de artículos recibidas y ordenará pasar a la votación nominal en lo general y de los artículos no reservados, si los hubiere.

e) En caso de que durante la discusión se soliciten rectificaciones de hechos, se permitirán hasta dos oradores por cada grupo parlamentario inmediatamente después del orador que las motive. En caso de que algún Senador sea aludido, desde la tribuna se le permitirá contestar a las alusiones, la respuesta no será motivo de una réplica por parte de otro Senador o de quien hubiere hecho las alusiones.

Cuarto.- Se realizará la discusión en lo particular de la siguiente manera:

a) Los Senadores que hayan reservado artículos para su discusión en lo particular los presentarán agrupados de manera temática en dos rubros.

b) Al finalizar la presentación se consultará a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas. La discusión que sea admitida se realizará en términos reglamentarios; al finalizar la lista de oradores inscritos en el rubro se consultará, en votación económica, si son de aprobarse las propuestas de modificación.

c) Para la discusión de cada uno de los temas se podrán inscribir hasta cuatro oradores para hablar en pro y hasta cuatro oradores en contra de las reservas.

d) Concluidas las intervenciones de los oradores inscritos en los dos temas se pasará a la votación nominal en lo particular.

Quinto.- La votación nominal en lo particular será una para el grupo de artículos reservados del dictamen a discusión.

Sexto.- Concluida la votación del dictamen y conocido el resultado, el Presidente hará la declaratoria correspondiente”.

Es todo, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Conforme al método de trabajo daremos la segunda lectura al dictamen de las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público; de Energía; y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos; se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Derechos, y de la Ley de Coordinación Fiscal; y se expide la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para  la  Estabilización  y  el  Desarrollo.

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE INGRESOS SOBRE HIDROCARBUROS; SE REFORMAN, ADICIONAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY FEDERAL DE DERECHOS, Y DE LA LEY DE COORDINACION FISCAL; Y SE EXPIDE LA LEY DEL  FONDO MEXICANO DEL PETROLEO PARA LA ESTABILIZACION Y EL DESARROLLO

(Dictamen de segunda lectura)



(Reserva del C. Senador Rabindranath Salazar Solorio)



(Reserva del C. Senador Isidro Pedraza Chávez)



(Reserva del C. Senador Manuel Bartlett Díaz)



(Reserva del C. Senador Isidro Pedraza Chávez)



(Reserva de la C. Senadora Angelica de la Peña Gomez)



(Reserva del C. Senador Luis Sanchez Jimenez)



(Reserva de la C. Senadora Lorena Cuellar Cisneros)



(Reserva del C. Senador David Monreal Ávila)




Debido a que este dictamen se encuentra publicado en la Gaceta, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se omite su lectura.

- La C. Secretaria Palafox Gutiérrez: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se omite la lectura del dictamen. Quienes estén porque se omita, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque no se omita, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se omite la lectura, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, está a discusión.






Se concede el uso de la palabra al Senador Francisco Yunes Zorrilla, para presentar el dictamen a nombre de las comisiones, en términos de lo dispuesto por el artículo 196 del Reglamento.

- El C. Senador José Francisco Yunes Zorrilla: Gracias, señor Presidente.

¡Muy buenos días!

Saludo con mucho aprecio y con mucho respeto a las señoras Senadoras y a los señores Senadores integrantes de esta Legislatura en la Cámara de Senadores, y me permito poner a consideración de los presentes la minuta con proyecto de Decreto por el que se plantea expedir la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos; se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones a la Ley de Derechos, y a la Ley de Coordinación Fiscal; y se expide la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

Antes de explicarles a las señoras Senadoras y a los señores Senadores el contenido de este dictamen, amerita un público reconocimiento a las Senadoras y a los Senadores que trabajaron en los esfuerzos dictaminadores de las comisiones que coincidimos en este trabajo de comisiones unidas para generar esta propuesta de análisis.

De manera puntual para los integrantes de la Comisión de Hacienda representa una especial oportunidad el habernos sumado al esfuerzo y al esquema que desde hace muchos meses, Senadoras y Senadores, sobre este tema habían instrumentado. Llegamos con mucha disposición y con gran reconocimiento a ese trabajo, por eso reconocemos a las Senadoras y a los Senadores integrantes de la Comisión de Energía que preside el Senador David Penchyna, a las Senadoras y a los Senadores integrantes de la Comisión de Estudios Legislativos que preside el Senador Gracia, y pusimos en este sentido un esfuerzo de dictaminación que permitió el análisis de la minuta que está a su consideración.

Esta minuta, enviada por la Colegisladora expide la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, que consta de 64 artículos; la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, con 25 artículos; asimismo, se reforman cinco artículos, se adicionan otros dos y se derogan un total de doce artículos de la Ley de Coordinación Fiscal y de la Ley de Derechos.

Contiene más de 77 modificaciones realizadas por la Cámara de Diputados a las iniciativas enviadas por el Ejecutivo Federal en abril pasado. Esta minuta, que está a su consideración, expide una nueva Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, que reduce de manera significativa la carga fiscal de Petróleos Mexicanos, con el objeto de permitirle operar bajo una estructura fiscal más equitativa al eliminar tres de los seis derechos aplicables actualmente a Pemex y conservar sólo el pago por el derecho de utilidad compartida con una tasa aplicable del 65 por ciento.

De la misma manera se consideró que para maximizar la eficacia y la competitividad de la exploración y la extracción de hidrocarburos, debe de modificarse la estructura de los contratos de licencia de utilidad compartida y de producción compartida.

Se incorporan de manera clara y precisa las funciones que corresponderán al Fondo Mexicano del Petróleo y a la Secretaría de Hacienda, así como la precisión de que los funcionarios que realicen estas instituciones respecto a la fijación, administración y verificación de aspectos financieros de los contratos, no constituirán actos de autoridad, y en cuanto a las relativas a la administración de los contratos, éstos podrán ser impugnados en vías  jurisdiccionales.

Se adiciona un título denominado “Del Impuesto por la Actividad de Exploración y Extracción de Hidrocarburos”, cuya finalidad es resarcir a las entidades federativas y a los municipios donde se realicen actividades de exploración y extracción de hidrocarburos, los daños que estas actividades puedan producir al medio ambiente y en la infraestructura de los mismos.

En materia de transparencia, la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos establece la obligación del Fondo, y de la Secretaría de Hacienda, de hacer pública, mensualmente, por medios electrónicos y mediante actualización la información de hidrocarburos, montos de contraprestaciones pagadas a contratistas por periodo e ingresos percibidos por el Estado por conceptos de regalías y asignaciones sobre la renta pagada por los asignatarios, montos de los créditos fiscales determinados a los asignatarios.

La Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos establece que el gobierno federal, a través de la Banca de Desarrollo, generará mecanismos de inversión para que el público en general pueda tener opciones atractivas y accesibles para invertir en los proyectos que se generen con motivo de la reforma energética.

Por lo que atañe a la Ley Federal de Derechos, se destaca la derogación del régimen de derechos por la extracción de gas asociado a los yacimientos de carbón mineral, ya que los contratos de exploración y extracción de hidrocarburos fijarán las contraprestaciones por la atracción de gas asociado a los yacimientos de carbón mineral.

Además, se realizó la precisión de que la Comisión Reguladora de Energía deberá convertirse en un Órgano Regulador Coordinado en la materia, con personalidad jurídica propia, autonomía técnica y de gestión por lo que podrá disponer de los ingresos derivados de las contribuciones y aprovechamientos por sus servicios en la emisión y administración de los permisos, autorizaciones, asignaciones y contratos.

En cuanto a la Ley de Coordinación Fiscal, se adicionó una fracción a las disposiciones transitorias en las que se definen los porcentajes de integración de los ingresos petroleros del gobierno federal para los años 2015 a 2018. Esto con el objeto de equilibrar de manera gradual los recursos de las entidades federativas por sus participaciones en ingresos petroleros a fin de mantener la estabilidad en las finanzas públicas.

Respecto a la distribución del total recaudado por las cuotas del impuesto especial a gasolinas, a las entidades federativas corresponderá 9 onceavos del consumo de su territorio, tomando en cuenta la información que los permisionarios para el expendio al público y distribución de gasolinas y diesel, proporcionen a la Secretaría de Hacienda.

Por lo que atañe a la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, se prevé que dicho fondo sea un fideicomiso público del Estado, constituido por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Banco de México, que tendrán las principales funciones.

Primero, de servir como medio de recepción y ejecución de los pagos en las asignaciones y en los contratos para la exploración y extracción de hidrocarburos.

Con esta función y la obligación de transparencia se garantiza que la sociedad mexicana pueda dar un seguimiento puntual y objetivo de los resultados de estas actividades.

Segundo, administrar los ingresos del Estado mexicano provenientes del petróleo y los demás hidrocarburos.

La Colegisladora incorporó una mejor definición de las funciones que corresponderán al Fondo Mexicano del Petróleo, por un lado, y a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por el otro. De esta manera se establece una estructura mínima con la que deberá contar el fondo.

Para fortalecer se ajusta la estructura del fideicomiso para dotarla de un comité técnico que estará integrado por tres funcionarios del gobierno federal y cuatro consejeros independientes, propuestos por el Presidente de la República y ratificados por esta Soberanía con las dos terceras partes de sus votaciones. Cada integrante del comité técnico durará, de los consejeros independientes, en un periodo de 8 años, y sólo podrá ser nombrado para nuevos periodos si existió suplencia no mayor a los 3 años.

Se establece la integración del patrimonio del Fondo Mexicano del Petróleo, así como la prohibición de disminución de su patrimonio.

Asimismo, se generan condiciones de reservas en fondos de ahorro de largo plazo para generar condiciones de inversión productiva en el tiempo.

Lo anterior incluye las transferencias que se realicen de conformidad con los montos aprobados por la Cámara de Diputados para el uso de los recursos cuando la reserva del fondo sea mayor al 3 por ciento del PIB.

Con este fondo se cumple con una de las más importantes y puntuales aspiraciones que vinculado a los ingresos petroleros han existido a lo largo de mucho tiempo. Orientar los recursos provenientes de esta actividad a condiciones de ahorro de largo plazo y a inversión productiva con el objetivo primario y fundamental de generar inversión de capital, y particularmente capital humano.

En términos generales, señoras Senadoras y señores Senadores, éste es el contenido del dictamen que está a su consideración.

Es tanto, señor Presidente.

Muchas gracias, señoras Senadoras y señores Senadores, por el tiempo.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Yunes Zorrilla.

Tiene el uso de la palabra el Senador Manuel Bartlett Díaz, para presentar moción suspensiva.

Tal como lo ha expuesto y solicitado por el señor Senador Manuel Bartlett Díaz, y con fundamento en lo dispuesto por los artículos 105 y 106 del Reglamento, procederemos a desahogar su solicitud de moción suspensiva.
- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Con su autorización, señor Presidente, y con la súplica de que el contenido completo de la moción suspensiva sea integrado en el Diario de los Debates, gracias.

Cuando se discutió la reforma constitucional energética nos permitimos presentar una moción suspensiva, con un análisis detallado de lo que significaban los efectos de esa reforma, supuestamente en beneficio del país.

Desde luego no fue aceptada, ni siquiera se tomó en consideración.

Hemos insistido entonces desde el primer minuto de este trabajo legislativo en que la reforma energética en sus versiones constitucionales y en leyes secundarias nos lleva a un desastre económico que no se ha analizado.

El tema principal o el objetivo principal que se persigue en todos los documentos, y se repite una y otra vez, el objetivo principal establece que esta reforma tiene por objeto obtener mayores recursos para el país, es decir, los objetivos sociales en general o cualquier otro que pudiera tener Pemex se hacen a un lado y se establece que lo que se requiere es que haya mayores recursos para el país.

Y sin embargo, nunca se ha explicado de dónde van a salir esos recursos adicionales, sino al contrario, el análisis que hemos hecho es que esta reforma implica un salto al vacío, y que no existe, de ninguna manera, un análisis económico que permita pensar que va a traer beneficios al país.

La esencia de la reforma constitucional es, lo hemos dicho, quitar la exclusividad del Estado en la explotación del petróleo y, por lo tanto, quitarle a Pemex el carácter de empresa de la nación, y abrir la participación de las empresas transnacionales en la explotación del petróleo.

La apertura implica, según se dice, establecer una competencia entre Pemex y las empresas transnacionales, sin embargo, no está planteado así en el fondo, sino está muy claramente establecido que esta transformación que se va a dar, pero si bien se aplica en un régimen fiscal que establece una dualidad inaceptable, porque para las empresas privadas extranjeras establece un sistema fiscal especial, beneficioso a las empresas, como se dice que se maneja a nivel internacional, y por lo que respecta a Pemex se le mantiene en la misma situación de una empresa extractiva.

Entonces hay una diferencia de porcentajes y de régimen fiscal que es absolutamente injusto en contra de Petróleos Mexicanos, por lo cual se ha dicho aquí muchas veces que no es cierto que se fortalece a Pemex, sino al contrario, a Pemex se le debilita.

Pemex ha venido sosteniendo al presupuesto, lo decimos, y una de las razones y argumentos en relación con la reforma es que esto deje de ser así. Sin embargo, tanto en la iniciativa del Presidente como en el régimen fiscal que ahora nos manda la Cámara de Diputados, resulta que Pemex sigue exactamente igual como ha estado, con una diferencia de unos cuantos puntos y va a tener que seguir aportando, y aquí lo señalamos, el 5 punto tantos del PIB, que ha venido aportando hasta hoy al presupuesto.

O sea, que la apertura se da de inmediato, se abre a la inversión extranjera, pero con dos sistemas diferentes fiscales, y eso nos llevaría a hacer el análisis que hemos presentado y que es muy sencillo.

Lo primero que sostiene la reforma es que se va a tener más petróleo y, por tanto, podemos tener más recursos; va a haber más explotación de petróleo, más petróleo y habrá más ingresos. Esto se hace sin tener ninguna seguridad de que eso va a ocurrir, porque los propios planteamientos de la Secretaría de Energía, como son estrategia general que ha mandado en los dos últimos años, la estrategia general de producción y de explotación del petróleo establece que México debe de crecer alrededor de dos millones y medio de barriles diarios, a tres millones y medio de barriles diarios, y con base en ese cálculo habrá más petróleo y, por tanto, más dinero.

Sin embargo esta hipótesis es totalmente falsa, porque eso está basado en la idea de que hay recursos, pero que no están probados. Entonces ese famoso incremento en la producción de petróleo no existe, y por tanto la apuesta es absurda. No se puede pensar que sobre reservas prospectivas que en general en la industria petrolera no se les da más valor que un 10 por ciento máximo a las supuestas reformas prospectivas.

Entonces, eso será lo que nos llevaría a obtener un millón o un millón y medio de barriles más.

Pero la esencia del problema fiscal que representa y que hemos nosotros hablado de que va a generar, sin duda alguna, un hoyo fiscal que va entre 200 mil millones a 800 mil millones, está basada precisamente, y en las sumas que hacemos aquí, que hemos entregado, en que si bien Pemex continuara aportando lo mismo, extrayendo lo mismo y aportando lo mismo, se podría sostener el presupuesto en los términos en que se encuentra.

Pero si empieza a reducirse la participación que dan esos recursos, de acuerdo con la propia reforma, entonces empieza a reducirse la capacidad de Pemex de entregar los recursos que se le exigen, y que lo vamos a ver con todo detenimiento en la presentación del Fondo del Petróleo, que es otra quimera en relación con esta responsabilidad.

Entonces, en la medida en que con esa diferencia de regímenes fiscales, en la medida que Pemex vaya extrayendo menos petróleo, va el Estado mexicano recibiendo menos recursos, porque el régimen fiscal de las empresas privadas representa una cantidad claramente inferior a lo que representaría Pemex.

Entonces, este camino nos lleva, y ese es el análisis que hemos hecho y es lo que recomendamos a los Senadores y Diputados, que vean cómo el planteamiento mismo nos lleva a un grave problema financiero, que consiste en ese cálculo que se hace entre lo que puede ir avanzando la participación de las empresas petroleras extranjeras, en relación con Pemex. Se va cayendo la capacidad de Pemex de aportar, y sin embargo se le sigue considerando exactamente con el mismo sistema fiscal con lo que se ha venido explotando a Pemex de una manera inicua.

De manera que yo, y vuelvo a insistir, en que es absolutamente indispensable que se tome en consideración que este planteamiento que se hace, que es retórico y falso, nos va a llevar sin duda alguna a una crisis fiscal grave y a un hoyo fiscal que calculamos, aquí están los datos, que calculamos puede ser entre 200 y pico mil millones y 800 mil millones.

¿Qué ocurrirá cuando deje de percibirse esas cantidades por la participación de las empresas petroleras? Bueno, va a tener que desatarse una serie de mecanismos para suplir lo que deje de aportar Pemex, y que la participación de las empresas petroleras extranjeras no va a aportar, porque el régimen fiscal no lo produce.

Entonces tendremos un colapso en las finanzas públicas, la necesidad de generar más impuestos, la obligación, en dado caso, de bajar la inversión social, la inversión pública y, por lo tanto, nos va quedar, en lugar de lo que se ha planteado aquí una y otra vez, de que con esto va a haber empleo y va a haber un gran crecimiento. Lo que nos va a generar ese cálculo equivocado en contra de Pemex y de la empresa nacional y del Estado mexicano al final de cuentas, nos va a crear una gran crisis económica y, por lo tanto, mayor pobreza y mayor desigualdad en este país.
Yo someto, le solicito al señor Presidente que someta este análisis a la consideración del Senado como una moción suspensiva que debió haber obligado, desde el primer día, a hacer este análisis económico, que nunca se hizo, nunca se ha hecho, y nos están lanzado a una aventura en contra de los intereses nacionales, sin ninguna explicación, de ningún tipo, del gobierno de Peña Nieto, de cuál va a ser ese manejo de las finanzas públicas que he descrito, va siempre en contra de los intereses nacionales.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

(Moción suspensiva)



- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Bartlett Díaz.

Solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite a debate la moción presentada.

- La C. Secretaria Palafox Gutiérrez: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a debate la moción presentada. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a debate, señor Presidente.






- El C. Presidente Cervantes Andrade: Pasamos al desahogo de votos particulares.

Informo al Pleno que se encuentran publicados en la Gaceta, y el Senador David Monreal Avila entregó hoy su voto particular y está a su disposición en el monitor de sus escaños.

Ahora, para cumplir con el desahogo de los mismos, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 199 del Reglamento, harán uso de la palabra los Senadores Dolores Padierna Luna, David Monreal Avila, Mario Delgado Carrillo, Zoé Robledo Aburto, Benjamín Robles Montoya y Fidel Demédicis Hidalgo, para presentar su respectivo voto particular, hasta por diez minutos.

Y le pediría a la Secretaria, si le da lectura a las tres puntualizaciones del método en desahogo, que tiene que ver con la hora, para darle certeza, a las Senadoras y Senadores del cumplimiento de nuestro Acuerdo, durante esta sesión.

- La C. Secretaria Palafox Gutiérrez: Procedo a algunas aclaraciones sobre el método de trabajo.

La primera dice así:

“La discusión en lo general no podrá prolongarse más allá de las 19:00 horas del día. Si existieran exposiciones no presentadas en la tribuna, se insertarán en el Diario de los Debates”.

Segunda aclaración. Numeral 4.

“a) Los Senadores que hayan reservado artículos para su discusión en lo particular, los presentarán agrupados de manera temática en tres rubros.

c) Para la discusión de cada uno de los temas, se podrán inscribir hasta tres oradores para hablar en pro y hasta tres oradores en contra de las reservas”.

Es todo, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, señora Secretaria.

Para puntualizarnos, votamos a la siete de la noche, porque empezamos a las 12 y no a las 11.

Dos. En vez de cuatro oradores a favor y en contra, como el día de ayer, son tres y tres.

Y los temas no son dos, son tres.

Esos son los distingos del día de ayer.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna, del grupo parlamentario del PRD, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

Con este Senado semivacío, hablaré entonces para el “Canal del Congreso”.

El Presidente de la República, Peña Nieto, fue muy claro al señalar que un elemento esencial de su propuesta de reforma energética era dotar a Pemex de un nuevo régimen fiscal.

Dijo textualmente, y lo tengo ahí grabado en video y en audio, pero todos los recordamos. Dijo textualmente: “Que no podía haber una reforma energética exitosa, sin un nuevo régimen fiscal para Pemex”.

Pero su iniciativa que nos mandó el pasado 30 de abril, el Ejecutivo plantea un régimen fiscal completamente confiscatorio, más regresivo que el actual.

Se mantiene casi igual el régimen de derechos. Se establece que a partir de 2015, Pemex deberá tributar el ISR adicional al régimen de derechos, al que estará sujeto, y se establece una nueva carga fiscal consistente en el pago de un dividendo estatal, que hoy día no paga y que viene en la ley en forma discrecional y va a merecer un punto muy específico por su gravedad.

Queda claro, entonces, que el Presidente de la República mintió al pueblo de México, en marzo, cuando presentó su reforma energética.

Que su verdadera visión sobre el régimen fiscal de Pemex es, no sólo mantener la carga fiscal depredadora, que ha venido matando a la empresa principal del país, sino que le adiciona nuevas cargas fiscales, nuevas contribuciones, en una visión privatizadora. También el Secretario de Hacienda dijo que una reforma energética exitosa implica un régimen fiscal que impida que se le ahogue a Pemex.

Pero la reforma que nos trae, y él mismo la planteó, ahoga a Pemex con nuevas cargas fiscales, y esto es en realidad la verdadera intención del gobierno, desaparecer a Pemex y convertirla a privada.

En 2013, Pemex generó un rendimiento, antes de impuestos y derechos, ya considerando las pérdidas de refinación y petroquímica, a las cuales me voy a referir en otro momento, de 694 mil millones de pesos, es decir, un 43.2 por ciento de sus ingresos totales por ventas.

Se le cobraron 865 mil millones de pesos de impuestos y derechos, un 124 por ciento de su rendimiento, y representa el 53.8 total de sus ventas. Ocasionando una pérdida de 170 mil millones de pesos.

Entre 2012 y 2013, los impuestos y derechos tuvieron una relación similar. Y ninguna tomó en cuenta las necesidades de inversión.

Por eso, cuando el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, en agosto de 2013, que iba a entregar el paquete económico, habló de una serie de características que tendría el nuevo régimen fiscal de Pemex, y dijo él que Pemex tendría los recursos necesarios para cubrir sus costos de operación, sus necesidades de capital para las actividades de exploración y extracción, y se mantendría un esquema de regalías y derechos, pero serían más moderados de los que actualmente paga Pemex en la actualidad.

Ahora, después de que ya se votó la reforma constitucional, ahora ya tenemos la verdad. Y esta verdad es muy grave, porque a México se le recetó una reforma energética falsa ante los medios de comunicación y ante el pueblo de México, y otra es la que presentan en las leyes. Es ahora la que nos presentan en estas leyes. Son más gravámenes para Pemex, una relación más irracional con el fisco, es un absurdo régimen fiscal de derechos, agravado ahora con un ISR y agravado todavía más con un nuevo dividendo, un nuevo derecho de exploración, un nuevo impuesto por extracción de petróleo y exploración.

Está frente a ustedes una tabla, donde la Cámara de Diputados nos envió esta minuta, y hoy está ante ustedes el dictamen.

Suprimió la Cámara de Diputados seis derechos. Aquí vienen contabilizados en cero, se suprimen seis derechos, pero solamente de nombre, porque los montos los acumula con otros derechos, con un nombre diferente, está aquí un nuevo derecho por utilidad compartida, que es de 606 mil millones de pesos; otro por utilidad de extracción de hidrocarburos, que es de 147 mil millones de pesos.

Aún así podría decirse que pudiera ser más benéfico que el actual. Sin embargo, con el ISR y el dividendo estatal que suma una pérdida de 78 mil 865 millones de pesos.

Que comparado con la pérdida de 2014, que fue de 14 mil 774, esto es un régimen fiscal peor, mayormente confiscatorio; pero a estos cálculos, todavía falta agregar los otros dos impuestos a los que me referí, quiero decirles que en la Cámara de Diputados, tramposamente, aquí se quiere presentar como que son benéficos.

Pero los cálculos no se pueden hacer, porque están calculados por kilómetro cuadrado. Dependiendo de cada área contractual, y como no sabemos las áreas contractuales que le están dando a Pemex, aunque sabemos que es alrededor de 200 mil kilómetros cuadrados, pudiéramos hacer los cálculos, y los hemos hecho y los haremos en su momento.

Pero la Cámara de Diputados dijo que ahora cambiaría este derecho de utilidad compartida, que el Ejecutivo lo traía en 71 por ciento y lo baja a 68 por ciento, o sea, ayuda a Pemex en carga fiscal.

Y también la Cámara de Diputados alivia el tema de Pemex. Porque el Ejecutivo quería cobrar una deducción, sólo de alrededor de un 12 por ciento y los Diputados suben las deducciones a 12 mil 500 por ciento. O sea, 11 mil 785 por ciento era del Ejecutivo y la Cámara a 12 mil 500 por ciento lo estableció. Esto ayuda a Pemex porque, sí, pero estos dos beneficios para Pemex no aplicarán para todo este sexenio.

De acuerdo al Segundo Transitorio de esta Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, a Pemex se comenzará a cobrar hasta el 2019, mientras que, o sea, ese régimen fiscal será para el próximo sexenio, el bondadoso, pero en el actual, en el de 2015 al 2018, tendrá la carga fiscal que estamos comentando. O sea, que los pocos beneficios que logró la Cámara no aplican para este sexenio.

A ver si el otro gobierno, vayan ustedes a saber quién sea, si lo compra el PAN o lo compra el PRI, no sabemos, sí, entonces se pudiera hacer cargo de esto que aprueban ahora los Diputados.

Paso a la siguiente lámina que es lo que le cobran a los privados, y a los privados les ponen cargas fiscales muy ligeras, tomando en cuenta 100 por ciento para Pemex o para los privados, teniendo un costo de producción semejante para Pemex y para los privados de 25.27, una regalía que sólo se cobra a los privados, un derecho de extracción que sólo se le cobra a Pemex, un derecho de utilidad compartida que sólo se le cobra a Pemex, eso no se le va a cobrar a los privados, habría una utilidad bruta muy chiquita para Pemex de 3.86; en cambio, para los privados, su utilidad sería muchísimo mayor, de 74.73.

Quitando el ISR, quitando el dividendo estatal, entonces, hay un remanente neto de pérdidas para Pemex de 5.69 y de una ganancia para los privados de 52.31.

En total habría una pérdida para Pemex y una ganancia para los privados.

Pero lo más grave, Senadoras y Senadores, no es cuán poquito se le cobra, sino todos los beneficios que se le dan a los privados.

Además de las pocas cargas fiscales, en la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos se le permite consolidar, se le permite tasa cero de IVA, lo que no le quieren dar a los pobres en alimentos, sí se lo van a dar a las petroleras, que tendrán jugosísimas ganancias y encima de eso los contratos están basados en un concepto que se llama de utilidad operativa, y el concepto de utilidad operativa se define, es la que resulta, después de descontar las regalías, los costos, los gastos, las inversiones.  Lo que resulta, eso se llama utilidad operativa, que haciendo los cálculos es una utilidad muy minimizada.

El Cuarto Transitorio de la Constitución, que ustedes aprobaron, establece que los contratos, dice: “Todos los contratos deben maximizar los ingresos para la nación”.

Y la Ley de Hidrocarburos no quiso definir qué cosa son los contratos, qué características tiene cada contrato, cómo es cada tipo de contrato. Para que en la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, conforme a las características de cada uno, se supiera cómo cobrar los impuestos.

Pero en la iniciativa de Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos se establecen regímenes fiscales muy leves para los privados.

PRESIDENCIA DE LA C. SENADORA
ANA LILIA HERRERA ANZALDO

- La C. Presidenta Ana Lilia Herrera Anzaldo: Le pido concluya, Senadora.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: En el tema de licencias, con esto termino, señora Presidenta, le agradezco. El tema de las licencias, el contratista o licenciatario, se queda con la transmisión onerosa de los hidrocarburos extraídos, o sea, el contratista se queda con todos los hidrocarburos que extraiga, lo que convierte a este tipo de licencias o contratos licenciatarios, en verdaderas concesiones.

Y de la renta petrolera que reciben los licenciatarios a boca de pozo, los licenciatarios pagan al Estado sólo estos 4 conceptos que considera esta Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos.

Y todo el remanente de petróleo se lo quedan. Ya revisamos a pie juntilla, artículo por artículo, letra por letra, esta maldita ley, y no hay una sola referencia que diga que todo el petróleo se va a la comercializadora, para que la comercializadora lo venda, y el producto de la venta se vaya al Fondo Mexicano del Petróleo y, por lo tanto, solamente se asegure que las licencias sólo van a tener un pago en petróleo, pero el que les corresponda. Esto es algo sumamente grave, porque están dando a este tipo de contratos la renta petrolera.

Ahora, el petróleo es de Pemex. Pemex recibe el petróleo y él le da a los privados el pago que corresponda a Shell, a Schlumberger, a todas las que ha contratado y a todos los contratos de servicios, es un contratismo insoportable.

Pemex es el que paga con la renta petrolera, si quieren, pero ahora es al revés. Los licenciatarios se quedan con el petróleo y le dan una bicoca al Estado. Esto viola la Constitución que ustedes aprobaron en diciembre, porque ustedes pusieron en el Artículo Cuarto Transitorio que los contratos arrojarían la máxima utilidad para el Estado, cosa que está contraviniéndose en la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos.

Son muchos los temas, volveremos cuantas veces sea necesario, y lo quiero advertir, aunque vacíen el auditorio, hay muchos temas que aclararle a la población.

Termino diciendo que una cosa son sus discursos, una cosa es lo que dicen y otra cosa es lo que dice la ley, otra cosa es lo que escriben, y para efectos prácticos, lo que cuenta es lo que se escribe, no sus discursos falsos.

(Aplausos)


- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Tiene el uso de la palabra, para presentar su voto particular, el Senador Zoé Robledo Aburto, del grupo parlamentario del PRD.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: Con su permiso, señora Presidenta.

Compañeras y compañeros Senadores, permítanme presentar este voto particular leyendo, de manera textual, algunos artículos del llamado fondo petrolero.

Dice el artículo 47.- “Se crea el fondo social de naturaleza contable y financiera con la finalidad de construir una fuente de recursos para el desarrollo social y regional en forma de programas y proyectos en las áreas de combate a la pobreza, y para el desarrollo en materia de educación, cultura, deporte, salud pública, ciencia y tecnología, medio ambiente y mitigación y adaptación al cambio climático.

Artículo 48.- El fondo social tiene como objetivos:

1.- Construir un ahorro público de largo plazo basado en los ingresos obtenidos a la Federación.

2.- Ofrecer una fuente de recursos para el desarrollo social y regional.

Artículo 49.- Constituyen recursos del fondo social, la parte del valor de la prima para el fondo social estipulada en los contratos petroleros de producción compartida.

2.- Las regalías que corresponden a la Federación conforme a lo establecido en los contratos petroleros de producción compartida.

3.- Los ingresos resultantes de la venta de petróleo, de gas natural y de otros fluidos de hidrocarburos de la Federación conforme lo define esta ley.

Artículo 58.- Los recursos del fondo social destinados a los programas y proyectos que se refiere el artículo 47 deben observar criterios de reducción a la desigualdad regional.

Artículo 60.- El Poder Ejecutivo canalizará trimestralmente al Congreso Nacional el informe de desempeño del fondo social conforme a lo dispuesto en el reglamento del fondo”.

Y permítanme, sobre el mismo tema, destacar algunos artículos de un ordenamiento complementario al fondo social.

“Artículo 1º.- Esta ley dispone el destino de las áreas de educación y salud de una cuota por explotación de petróleo y gas natural.

Artículo 2º.- Para fines de cumplimiento de la meta prevista en la Constitución, serán destinados exclusivamente para la educación pública, con prioridad para la educación básica y para la salud los siguientes recursos:

1. Los ingresos de los órganos de la administración federal, provenientes de los contratos celebrados por producción petrolera en la plataforma continental, en el mar territorial o en la zona económica exclusiva. La federación, los estados, el Distrito Federal y los municipios aplicarán los recursos previstos en ese artículo en un monto de 75 por ciento en el área de educación y 25 por ciento en el área de salud.

2. Los ingresos petroleros de los estados y del Distrito Federal y de los municipios provenientes de las regalías y de la participación especial relativa a contratos celebrados bajo los regímenes de concesión, de sesión onerosa y de producción compartida cuando la producción ocurra en la plataforma continental, en el mar territorial o en la zona económica exclusiva.

3. Y el 50 por ciento de los recursos recibidos por el fondo social hasta que sean cumplidas las metas establecida en el Plan Nacional de Educación.

Artículo 3°.- Los recursos de las regalías y la participación especial destinadas a la federación, provenientes de los campos petroleros bajo el régimen de concesión del horizonte geológico denominado Presal, serán destinados íntegramente al fondo social.

Artículo 4°.- Los recursos destinados para las áreas de educación y salud que se establecen en el artículo 2º, serán aplicados adicionalmente al mínimo obligatorio previsto en la Constitución”.

Compañeras y compañeros, estos son compromisos sociales explícitos, están en la ley, son decisiones legislativas que efectivamente vinculan las ganancias de la renta petrolera a objetivos nacionales de combate a la pobreza, de combate a la desigualdad, de una campaña y una plataforma completa de combate a la baja educación y el acceso a la salud.

Son disposiciones que son viables y son disposiciones como las que México necesitaría.

Lamentablemente esto no es lo que dice el Fondo de Estabilización, conocido como el Fondo Petrolero, que está aquí a punto de aprobarse.

Estas que les acabo de leer son las disposiciones de las leyes, 12 mil 858 y 12 mil 351 de la República Federativa de Brasil, publicadas en el Diario Oficial de la Unión, en septiembre de 2013 y diciembre de 2010, respectivamente.

Aquí en estas leyes sí se demuestra que un fondo social es posible, que un fondo social es útil. Ayer en este salón de sesiones conversaba yo con un Senador, amigo mío, y él me decía: “Es imposible etiquetarlo por ley”.

Y, ¿cómo lo hicieron los brasileños?, ¿por qué ellos sí pudieron hacerlo y nosotros no?

Esa sería mi pregunta.

Me parece que hay un modo, sí hay un modo de destinar una proporción de la renta petrolera, incluso de yacimientos tan importantes como los del Presal, en Brasil, que según algunas estimaciones alcanzaría en 2007 una producción de 1 millón de barriles diarios. Para darnos una idea, Cantarell llegó a producir 2.2 millones de barriles por día. Es decir, casi la mitad.

Y del Presal, le dedican al fondo de manera exclusiva toda la renta de su producción.

Por eso, compañeras y compañeros, la fórmula en la que hemos insistido en el PRD es ésta, es la de establecer un objetivo claro de la reforma energética, un objetivo claro de beneficio a los mexicanos.

Es muy distinto decir que con las ganancias petroleras se va a combatir la pobreza y la desigualdad o decir que se va a impulsar decididamente la educación, la salud, la cultura, el medio ambiente y prepararnos para el cambio climático y hacer un compromiso firme y hacer un compromiso que esté en la ley. Eso a decir simplemente que con la reforma energética y con el fondo se busca reducir importaciones de gasolina, que se busca reducir importaciones de gas y prometer empleos, crecimiento económico y no dejar constancia de ello en la ley.

Ayer un Senador decía, en la reunión de comisiones. “Se van a generar empleos y para eso necesitamos inversión”.

Yo le preguntaría cuántos, yo le preguntaría cuándo. Porque esas con las preguntas que se está haciendo afuera la población y todavía no tenemos una respuesta clara.

El compromiso social, compañeras y compañeros, es una visión de Estado. Las promesas son sólo eso, promesas, palabras, cálculos, supuestos, buenas intenciones de una administración, que además tiene una fecha de caducidad.

Esta era la oportunidad, esta era la oportunidad y el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo solamente quedó con una visión muy reducida de tesorería, un instrumento para la contabilidad, y esperemos que también para la transparencia. Pero su diseño está vinculado a otros valores, está vinculado a servir como garante de las finanzas del gobierno federal. Es un instrumento a favor del gobierno, no es un instrumento a favor de la sociedad.

Por eso el Fondo Petrolero Mexicano es, a diferencia de este Fondo Social, en Brasil, no es solamente su nombre, es la ruta, el nuestro es el camino largo con infinidad de obstáculos, con infinidad de temas que no están en las manos ni siquiera de los mexicanos, como los precios internacionales y además con infinidad de intermediarios para hacerlo llegar a su fin social.

Muchos hablaron al inicio de toda esta discusión, no del proceso legislativo, desde que se presentó la reforma constitucional, hablaron y pusieron la experiencia brasileña como una fuente de inspiración de la reforma mexicana, que Petrobras era un modelo a seguir para Pemex, pero esa no se está cumpliendo en la parte más importante, donde se debió haber cumplido, en el fondo social.

Aquí me parece que la omisión es un error que va a salir muy caro, porque al no incorporar esta visión del fondo social, pues simplemente se quedará con la visión reducida.

El planteamiento y la visión de transformación de Pemex de la reforma energética modernizadora que presentó el PRD, tenía que ver justamente con esto, que la renta petrolera fuera para beneficio de los mexicanos y del gobierno de México. Es así de sencilla la diferencia de visiones que tenemos en este aspecto.

Por eso, compañeras y compañeros, me parece que hacer una reforma tan importante como la energética y no dotarla de un contenido social explícito, es lo que abre a la sospecha de para qué es entonces esta reforma, porque lo que queda claro, que es una reforma que va a permitir enormes negocios privados. Y eso puede ser incluso positivo, pero si esos negocios privados no tienen desde el Estado una regulación y un destino social implícito en sus ganancias, entonces la reforma energética se quedará hasta ahí.

Y la respuesta a la reforma energética, ¿para qué?, sigue en el aire.

Lo que ha quedado claro es para qué no es esta reforma. Y a mí me parece que con la legislación del fondo queda claro que la reforma no es para combatir la pobreza, no es para combatir la desigualdad, no es para dar una batalla nacional a favor de la salud o de la educación.

Yo, como chiapaneco, sigo sin estar satisfecho con las respuestas que da esta Ley del Fondo Petrolero para poder vincular la reforma energética a objetivos sociales que estuvieran de verdad explícitos, claros, transparentes y que además abonarían mucho a que esta reforma contara con algo que no cuenta, con respaldo y consenso social.

Por eso hoy más que nunca es importante decir. A los mexicanos no se les va a olvidar que perdimos esta oportunidad. Los mexicanos, quizá como dicen allá afuera, no perdonarán que los representantes de sus estados hayan perdido esta enorme oportunidad.

Finalmente, quiero agradecer al Centro de Estudios Internacionales “Gilberto Bosques”, del Senado de la República, por su apoyo en la traducción de estas leyes brasileñas.

Muchas gracias. Es cuanto.

(Aplausos)

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Robledo Aburto.

Tiene el uso de la palabra el Senador Mario Delgado Carrillo, del grupo parlamentario del PRD, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Muchas gracias, señora Presidenta.

Compañeras y compañeros, qué lástima que esté prácticamente vacío este Pleno en un tema tan relevante, tan importante para el país, porque finalmente llegamos a la ley que es la vinculación entre el petróleo y la caja del gobierno. Y esta ley, lo que demuestra, lo que pone en evidencia, lo que ya se vuelve irrebatible, porque ésta ya es una cuestión de números, no de argumentos, de fórmulas, de definiciones, de distribución de recursos, pues que ésta es una reforma energética pensando exclusivamente en la caja del gobierno. La prioridad, parece que la prioridad máxima de este país es alimentar con más recursos la caja del gobierno.

Esta ley es el instrumento para capturar la renta petrolera.

¿Cuál es el problema de fondo de esta ley? Que hay obligaciones establecidas en la ley y hay obligaciones que no están definidas, que se van a acordar de manera discrecional contrato por contrato por la Secretaría de Hacienda, decir, hay una definición de varios instrumentos para obtener la renta petrolera, como lo es para el caso de los contratos, las contraprestaciones establecidas por ley, el bono a la firma, la cuota contractual en la fase exploratoria, el tema de las regalías, el ISR y hay otras contraprestaciones que serán discrecionales, como lo son la contraprestación adicional sobre el valor contractual de los hidrocarburos y otra de variable muy relevante es la recuperación de costos.

Haciendo un análisis de sensibilidad, si hacemos un modelo que le podemos poner números supuestos a partir de las condiciones del mercado actual, ¿qué nos revela? Que realmente la variable que más va a definir la proporción con la que el gobierno se queda, tiene más peso la contraprestación que es discrecional, la contraprestación que se va a pagar o que se va a determinar contrato por contrato o la variable de recuperación de costos.

Y de las únicas que tenemos certidumbre son las que sí están establecidas en la ley, pero una modificación mayor de esas regalías, de la tasa de regalías, por ejemplo, si incrementamos en más del 50 por ciento la tasa de regalías, por cierto, estamos proponiendo que en lugar de un promedio de 14 por ciento se pueda ir hasta 35 por ciento. En el caso de incrementar las regalías hasta en un 50 ó 100 por ciento, la proporción de la renta petrolera con la que se queda el Estado apenas es de un 30 por ciento, mientras que un cambio de 50 por ciento en la variable de asignación puede llevar a incrementos mucho mayores en la proporción de la renta petrolera que se queda en el país.

En conclusión, las variables que van a determinar en mayor medida cuánto de la renta se le va a quedar al Estado mexicano son discrecionales y de las únicas que tenemos certeza, las que se ponen en la ley, pues nos está dando o estamos en una tasa de regalías relativamente bajos, incluso para el promedio internacional, y que lo único que nos garantiza es que tengamos 30 centavos de cada peso, del valor de cada barril exportado, es decir, el 30 por ciento de la renta petrolera.

Ese es el problema de la ley que hoy estamos analizando, que la que va a pesar más es la parte discrecional.

Y ayer decía el Senador Barbosa, decía, ¿y por qué debemos esperar o por qué deberíamos suponer o esperar que los mismos hombres que han llevado a la actual crisis a nuestro país, del modelo energético, por qué se van a comportar distinto?

Yo voy más allá de ese cuestionamiento.

¿Por qué deberíamos esperar o por qué deberíamos asumir que las empresas depredadoras que tienen ese comportamiento para maximizar su renta petrolera, en México se van a portar muy buenas gentes?

¿Por qué vamos a suponer que en México van a tener un trato generoso con el gobierno?

¿Por qué en esa negociación discrecional con la Secretaría de Hacienda no van a buscar, con todos los recursos que tengan a su alcance, obtener la mejor de las negociaciones para ellos?
Se ha visto en muchas ocasiones, está documentado en la literatura internacional, hay una sobrestimación, de costos, es más fácil llegar a una buena negociación, para ellos una buena negociación, para ellos, a la hora del contrato de hacer un esfuerzo mayor, por ejemplo, en tener tecnología más cara, porque ambientalmente es más segura o tener costos mayores en la extracción por algunos requerimientos que le esté haciendo el gobierno.

Resulta mucho más barato arreglarse con los funcionarios a la hora de pactar el contrato que tener que hacer después inversiones mayores y con ellos reducir su utilidad.

Esto que estoy diciendo no lo estoy inventando, está documentado en la bibliografía internacional.

Cito por ejemplo a Joseph Stiglitz, que en su libro “Escapando de la Maldición de los Recursos Naturales” señala cómo para las petroleras, donde hay instituciones débiles, como es el caso, pues es más fácil arreglarse con quién firma el contrato que después hacer inversiones mayores.

La maximización de su renta lo consigue en la negociación contractual.

Nosotros nos estamos exponiendo a ello, porque además estamos haciendo una legislación donde todo lo traslada al ámbito de lo privado a pesar de que estamos hablando de la explotación de un activo de la nación, aparentemente.

Entonces estamos ante la peor de las combinaciones, estamos orillando con esta ley a que se malbarate nuestro petróleo; estamos provocando incentivos perversos, depredadores a favor del más fuerte, de las compañías petroleras internacionales.

Es mentira que Pemex pueda entrar a un esquema de competencia, además, pensándolo profundamente, de verdad queríamos meter a Pemex a una competencia contra las petroleras. ¡No!, la competencia que queríamos para Pemex era contra sí misma, que tuviera un gobierno corporativo eficiente y darle las mayores ventajas como lo hacen los otros países petroleros en la explotación de su sector para que sean dominantes y que tenga su inversión complementaria con el resto de las empresas, pero a partir de una posición dominante que permita el control del sector energético estratégico para el desarrollo del país.

Finalmente quisiera decir que en la Constitución, en el artículo 27, quedó establecido que el petróleo es para darle ingresos al Estado. Recordemos de dónde viene esta redacción, desde esta estrategia por tratar de evitar la consulta popular, entonces alguien tuvo una genialidad de decir: “Vamos a poner en la Constitución que el petróleo tiene como fin darle ingresos al Estado”.

También dice: “para que contribuyan al desarrollo de largo plazo de la nación”.

Esa segunda parte ha sido olvidada, porque basta ver la forma en la que se privilegia la obtención de la renta sobre criterios ambientales, de seguridad industrial, de transparencia, de destino de los recursos a educación, investigación, ciencia y tecnología para darnos cuenta que se privilegia a la renta.

¿Cómo podríamos lograr que los ingresos mayores al Estado contribuyan al desarrollo de largo plazo de la Nación?

Ya lo dijo aquí el Senador Zoé Robledo, tendríamos que destinar buena parte de la renta adicional a educación. Hay dos variables que pueden cambiar la tasa de crecimiento de nuestro país, estamos quemando la última nave que nos puede llevar a romper ese ciclo económico perverso donde México no crece, estamos tirando la última bala, la bala de plata que teníamos para poder detonar el desarrollo nacional; sin embargo, lo estamos haciendo de manera errónea, ponemos por delante la caja otra vez de la Secretaría de Hacienda en lugar de poner por delante una visión integral de desarrollo del país.

¿Cómo podemos utilizar el activo del petróleo para cambiar los niveles de competitividad de nuestro país?, ¿cómo nos volvemos más competitivos a partir de la utilización de este activo? Hay solamente dos destinos que podrían dársele a estos recursos: uno, inversión en infraestructura e inversión en capital humano.

El día de hoy vamos a presentar una reserva para que de los recursos que le tiene que pasar Pemex, la renta petrolera, al gasto del gobierno, este 4.7 por ciento, ahí haya un orden de prelación distinto, porque el orden de prelación del fondo mexicano es una ficción. Para que finalmente lleguen recursos a ciencia y tecnología la tasa de crecimiento de los ingresos petroleros debe ser mayor a la tasa de crecimiento del PIB, por lo menos en los siguientes cinco años, y sabemos desde ahora que eso no va ocurrir.

Por lo tanto, los primeros pesos para ciencia y tecnología estarían llegando, en el mejor de los casos, en una década…

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Le pido concluya, Senador, por favor.

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Con esto termino, señora Presidenta.

En una década habremos perdido uno de los recursos más valiosos, incluso que el petróleo, el mayor activo que le ha dado el destino a nuestro país, la generación más grande en toda la historia de México, en diez años la habremos perdido. Un millón de jóvenes abandona la secundaria y la preparatoria al año, sin terminar sus estudios.

La gran diferencia en que esos jóvenes abandonen la escuela y permanezcan puede ser a partir de una experiencia que tuvimos en la ciudad, darles el financiamiento. Un joven necesita aproximadamente mil pesos mensuales, y eso puede ser la gran diferencia para bajar la tasa de deserción.

¿Cuánto es mil pesos mensuales? Supongamos que son cien dólares, lo que cuesta un barril de petróleo. Quiero hacer una pregunta, ¿qué, acaso no podemos destinar el equivalente a doce barriles por joven al año, el equivalente cien dólares por cada barril, por cada joven en México que abandona la preparatoria, la secundaria?

¿No podríamos destinar doce millones de barriles de petróleo, la renta de esos doce millones a financiar al millón de jóvenes que cada año abandona la preparatoria? En seis días de producción los pudiéramos etiquetar, seis días que pueden cambiar el destino de nuestro país.

Con esos doce millones de barriles de petróleo podríamos lograr que los jóvenes se quedaran en la escuela, y si logramos que esos jóvenes permanezcan dentro del sistema educativo vamos a incrementar la escolaridad de nuestro país, y si logramos incrementarla en uno o en dos grados, el potencial sobre el crecimiento del PIB, sería descomunal, mucho mayor que cualquier inversión que se puede hacer del petróleo.

Es la mayor rentabilidad que podemos tener con nuestro petróleo. Por eso el día de hoy vamos a proponer una reserva para que del 4.7 por ciento de los recursos, de la renta petrolera que se traslade al gobierno, en primer lugar sea destinado para la inversión en ciencia, tecnología y en educación, y al financiamiento de becas para un millón de jóvenes al año.

La única posibilidad, la inversión más inteligente que podemos hacer con nuestro petróleo es invertirlo en este activo que sí se nos va a acabar en el corto plazo, que es la mayor generación de jóvenes de toda nuestra historia.

Muchísimas gracias.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Delgado Carrillo.

Tiene el uso de la palabra el Senador Benjamín Robles Montoya, del grupo parlamentario del PRD, para presentar su voto particular, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: Gracias, señora Presidenta.

Compañeras y compañeros Senadores, me gustaría comenzar señalando, en relación a este dictamen, que la división o fragmentación que se está proponiendo entre lo que son los aspectos técnicos y los operativos de las asignaciones y contratos, así como de los aspectos financieros de las mismas, serán desde nuestro punto de vista una fuente clara de confusión e incluso de fricción y conflicto entre las autoridades responsables.

Y es que, compañeras y compañeros, la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos se ubica, desde nuestra opinión, más en la lógica de captura de recursos fiscales que en la de garantizar la seguridad energética de los próximos 30 años en un mercado totalmente abierto, que es lo que están planteando los legisladores que avalan estas reformas.

La Secretaría de Hacienda, y vaya que no es ninguna sorpresa, controla una vez más, según esta legislación, todo el proceso fiscal y económico de las asignaciones de Pemex y de los contratos con las nuevas participantes, ya sea en licencias, sean de utilidad o de producción compartida o de servicios en clara consecución de obtener lo que ellos señalan como una mayor renta petrolera.

Sin embargo, compañeras y compañeros, en el diseño fiscal se pierde el diseño energético institucional, cuestión por demás evidente en el caso de Petróleos Mexicanos. Algo más concreto, con la iniciativa de esta Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos no se garantiza una descarga fiscal considerable, y en caso de que ésta llegase a existir no queda claro tampoco el periodo de transición. Todo se determinaría en función de los contratos y en la migración de asignaciones a contratos en el caso de Pemex, y el nivel impositivo una vez más lo establecería, caso por caso, la Secretaría de Hacienda.

Ante esto, compañeras y compañeros, nosotros alertamos que el criterio que se utilizará, no se dará en función de una supuesta seguridad energética, que es lo que se quiere vender en el discurso, sino exclusivamente pensando en función de una mayor captura de recursos fiscales. Es decir, continuar con la petrolización de las finanzas públicas, una lógica que más que conducirnos a la soberanía energética nos va a llevar a un escenario como el de Cantarell.

Y si a esto se suma que la propuesta de la autonomía presupuestal para Pemex es más que insuficiente, una mera simulación, diría yo, como en el PRD lo hemos estado señalando una y otra vez, y además que esta autonomía de gestión es más bien una simplificación administrativa. El resultado, señoras y señores, es que Pemex llegará en absoluta desventaja para competir con los nuevos jugadores.

Es más, y esto lo quiero señalar con todas sus letras. Con esto que se propone en este dictamen que estamos nosotros debatiendo, la conceptualización de Pemex como empresa productiva del Estado pierde valor contenido y pierde vigencia también.

En otro orden de ideas, pero algo que en el PRD aplaudimos, por lo menos yo, de esta Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, es que de una vez por todas cae por su propio peso la falaz mentira de que en México estaban prohibidas las concesiones. Es absurdo que desde la reforma constitucional se negara, fuera de toda lógica, la existencia de esa figura contractual.

Hoy podemos revisar que de manera contumaz las privatizadoras, o más, los privatizadores mantenían que no habría tal cosa como la concesión, pues bien, hoy los contratos previstos en esta Ley de Hidrocarburos son concesiones, clara y llanamente, dado que mediante los mismos se le transferirá al contratista una parte de la renta petrolera como aquí ya se ha argumentado por los oradores que me han antecedido en el uso de la palabra.

Y digo esto porque los países que aceptan la figura de concesión hacen que los concesionarios paguen bajo las mismas contribuciones de naturaleza fiscal, lo que ustedes proponen, exactamente las mismas que ustedes están proponiendo en este dictamen.

Como la renta petrolera es muy inferior a lo que dan las actividades industriales y comerciales en lo general, pues esas contribuciones son mayores a las del ISR que grava, precisamente, la actividad comercial e industrial en lo general.

Y al tratar el tema de las contraprestaciones, compañeras y compañeros, de las contraprestaciones en esta Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, se le ubica en el texto normativo adecuado, pero sorpresivamente, desde la exposición de motivos se distorsiona el carácter fiscal de las contraprestaciones y se les trata de dar ese carácter de meras disposiciones contractuales; esto, compañeras y compañeros, lleva a distorsiones que sin duda acarrean serios problemas, incluso, lo queremos advertir, de inconstitucionalidad, pues se llega a absurdos como establecer que los términos fiscales de los contratos los establecerá la Secretaría de Hacienda o incluso que serán licitados por los concursantes en licitación por contrato. Y, como si eso fuese poco, existen además imprecisiones en el dictamen que permitirán aún más, lo subrayo, la discrecionalidad de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, gran Leviatán dando amplio margen a que existan abusos, a que exista corrupción y deficiencias técnicas en los cálculos toda vez que se cuenta con parámetros mínimos en esta ley que puedan garantizar el mayor beneficio para el Estado.

Esto, obvio, es un claro ejemplo, un claro ejemplo de esto son los bonos, contraprestación que solamente se establecen en el caso de las licencias.

Esto señala el dictamen, serán determinados una vez más por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en cada contrato, pero no se establecen parámetros técnicos mínimos para ello.

En otras palabras, Senadoras y Senadores, la ley no ofrece garantía de que generarán beneficios a la nación, pues se encuentran en la discrecionalidad de la Secretaría sin criterios técnicos de base.

Y, más grave aún, más grave que esto, es lo que señala el artículo 30 de la Ley de Hidrocarburos donde se señala que corresponde, otra vez volvemos a caer en lo mismo, a que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ahora con la supuesta previa opinión de la Secretaría de Energía, es quien habrá de establecer las condiciones económicas relativas a los términos fiscales de las licitaciones y de los contratos que permitan, supuestamente, a la nación, obtener mejores ingresos.

Así, y además quiero leer esto textualmente, señala: “Determinar la variable de adjudicación de los procesos de licitación, previa opinión de la Secretaría de Energía, la variable, dice el texto, la variable de adjudicación será el carácter económico relativo a los términos fiscales”.

Por supuesto, Senadoras y Senadores, que no compartimos nosotros con este diseño, con estas prerrogativas de la Secretaría de Hacienda, y es que nosotros sí entendemos que la facultad de establecer contribuciones federales es exclusiva del Congreso de la Unión, no del Ejecutivo Federal, y menos de la Secretaría de Hacienda.

Desde luego, en este mismo orden de ideas, mucho menos les corresponde esa facultad a los concursantes en estos procesos licitatorios.

Las contribuciones, nos parece, deben establecerse por ley, y no pueden ser establecidas en procesos licitatorios ni en documentos contractuales. Esto no es más que una prueba más de que este entramado normativo tiene desde ahorita favoritos muy claros. Decimos, es un traje a la medida para la discrecionalidad, para la opacidad y, sin duda, para la corrupción.

Nosotros, lo reitero, no lo acompañamos, nunca podríamos hacerlo, nos oponemos como grupo parlamentario, y es por eso, señora Presidenta, que yo fundamento el presente voto particular en contra de la totalidad del presente dictamen.

Gracias por su atención.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias por respetar el tiempo, Senador Robles Montoya.

Informo a la Asamblea que el voto particular del Senador David Monreal Avila, se integrará al Diario de los Debates.

Vamos, como fue el Acuerdo, a proceder a abrir el sistema para verificar el quórum.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Luis Sánchez Jiménez, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para presentar su voto particular.

- El C. Senador Luis Sánchez Jiménez: Muchas gracias, señora Presidenta.

Compañeras y compañeros Senadores, la nueva Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos modifica sustancialmente el régimen fiscal de este tema en México, pero no cambia el sistema expoliatorio que hasta el día de hoy se ha aplicado a Petróleos Mexicanos; por el contrario, lo agudiza a partir de una serie de disposiciones que van en contra de la competitividad de Pemex.

Para muestra, un botón, esta ley establece una estrategia de comercialización del crudo que beneficiará a coyotes y contratistas, desplazando a Petróleos Mexicanos Internacional, PMI, filial de Pemex, con gran experiencia en el mercado mundial de hidrocarburos

PMI, empresa paraestatal con carácter de Sociedad Anónima de Capital Variable, con más de 20 años de experiencia, supervisada y controlada por la Secretaría de la Función Pública, es el ente comercializador de petróleo crudo en los mercados internacionales.

A nivel mundial PMI, es reconocido como un suministrador confiable, estableciendo relaciones permanentes y mutuamente benéficas con sus clientes.

Tiene firmados contratos con cerca de 25 clientes en toda América, Europa, Oriente y el resto del mundo para comercializar nuestro crudo Maya, Istmo, Olmeca y Altamira.

En el año 2012, colocó en el mercado internacional 1.26 millones de barriles al día, según los indicadores de Pemex, lo que ubica a México en la posición número 12 como país exportador de crudo de acuerdo a información de la OPEP; además, comercializa también gasolinas, destilados intermedios, residuales, líquidos de gas y productos químicos en los mercados de América, Europa y el Lejano Oriente.

Optimiza el valor de la comercialización monitoreando a nivel mundial los arbitrajes entre oferta y demanda de hidrocarburos para aprovechar las oportunidades de negocio entre los distintos mercados.

Dada la complejidad del suministro de combustibles, diseña estrategias de comercialización tales como contratos a largo plazo y spots u ocasionales, tanto con refinadores y comercializadores de productos terminados como de hidrocarburos base que se mezclan para lograr las especificaciones requeridas en México y otros mercados.

Desplazar a PMI de su función será una de las decisiones más absurdas en materia económica, y de graves consecuencias al interés nacional.

Corremos el riesgo de perder el posicionamiento estratégico y de rentabilidad de esa empresa, así como de valiosos ingresos que benefician al erario público, y todo ello a cambio de beneficiar a los comercializadores privados. Personas físicas o morales con un opaco marco jurídico de licencias y contratos que abren las puertas de par en par, tanto a la especulación como a las malas prácticas comerciales y a la corrupción.

Con esta reforma legalizarán el coyotaje en la comercialización del petróleo crudo. Seamos claros, el principal problema de la estrategia o del modelo de desarrollo de México no es como quieren hacernos creer, la situación del sector energético, sino que es el capital financiero, sobre todo, especulativo, parasitario, predomina sobre el capital productivo.

La exportación de capital de origen nacional, tanto financiero como productivo, se ha incrementado, así como una creciente deuda pública total. La debilidad del capital productivo se demuestra en la aportación del PIB, tanto del sector primario como del secundario, acompañada de unas muy precarias políticas de infraestructura productiva, investigación científica, desarrollo tecnológico, ambiental y de recursos naturales, así como una fuerte inseguridad pública. Todo ello significa un bajo crecimiento del PIB.

En tres décadas el promedio anual ha sido del 2 por ciento, y peor aún 1.1 por ciento en el 2013, y éste, en el 2014, ello en un entorno de un débil mercado interno y de desigualdad económica y social, informalidad laboral, bajos salarios, pérdida del poder adquisitivo, incremento de la canasta básica, y la canasta básica recomendable, persistente en la pobreza.

En cuanto al Fondo Mexicano del Petróleo estamos a todas luces ante una reforma anticonstitucional que vulnera no sólo el sentido original del texto de 1917, sino la propia reforma constitucional energética del pasado diciembre.

El diseño que se estableció en la reforma constitucional fue el de un fideicomiso público, no el de un fideicomiso público autónomo, figura que no existe en el Derecho Positivo Mexicano.

Dice el párrafo séptimo del artículo 28 constitucional, éste, que se reformó en diciembre pasado: “El Estado contará con un fideicomiso público denominado “Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo”, cuya institución fiduciaria será el Banco Central y tendrá por objeto, en los términos que establezca la ley, recibir, administrar y distribuir los ingresos derivados de la asignación y contratos a que se refiere el párrafo séptimo del artículo 27 de esta Constitución, con excepción de los impuestos”. Eso dice este párrafo séptimo del artículo 28 de la Constitución.

Concepto que repite el Artículo Décimo Cuarto Transitorio de esa reforma, de esa misma reforma, fideicomiso público, no fideicomiso público de Estado, como lo dice ahora el artículo 5 de esta ley que estamos discutiendo.

¿Qué es un fideicomiso público, legalmente qué es un fideicomiso público? Un fideicomiso descentralizado de la Administración Pública Federal, artículos 1º, 3º fracción III, 45 y 47 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, así se define.

¿Qué es la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo?, ¿qué dice esta ley? Dice que el Fondo Mexicano del Petróleo es un fideicomiso público que no se sujeta a las reglas de los fideicomisos de la administración pública federal.

Las y los legisladores del PRI, del PAN, del Verde, sin mediar reforma constitucional alguna, y sin facultades expresas, pasan por alto lo que ordena el artículo 28 y el Décimo Cuarto Transitorio de la Constitución, esa que ustedes mismos reformaron.

Se sacan de la manga una nueva figura jurídica sin control alguno, un fideicomiso público de Estado que manejará con toda discrecionalidad el Secretario de Hacienda y Crédito Público, que representa no al Estado mexicano, sino al Presidente de la República.

La ecuación resulta perfecta para el nuevo sistema político empresarial de México, un Presidente dueño de Pemex y del fondo que administra la renta petrolera.
Pasando al tema de los contratos. Considerando la corrupción que existe en México, el esquema elegido para la reforma está muy lejos de ser seguro, porque una de las fuentes más grandes de corrupción en nuestro país está en la asignación de contratos públicos; en las licitaciones. Exponer un sector tan vital en las finanzas públicas a un mal tan presente en los negocios de carácter público en México, es un riesgo muy grande que no vale la pena correr.

La tendencia en el mundo es justo la opuesta a la que el gobierno mexicano persigue con la reforma, su lógica está llena de objetivos que se contraponen entre sí, incluso si resultara absolutamente necesaria la participación privada, lo primero que se debería garantizar es la transparencia en la asignación de contratos y contar con un marco legal sólido que dé claridad a los derechos de propiedad.

La reforma fiscal y la energética son dos caras de la misma moneda y tienen una problemática común, es ahí donde la discusión debió centrarse.

En esencia, esta reforma propone:

1.- Un Presidente dueño y gerente que administra los intereses de las empresas privadas petroleras, sobre todo extranjeras, en vez de una visión de Estado que fortalezca los intereses generales del desarrollo nacional y la soberanía del país. Por eso votaremos en contra.

2.- Se transita en los hechos la cadena del valor del monopolio público al monopolio privado, principalmente de las empresas transnacionales. Pemex perderá no sólo la exclusividad sino la preponderancia en la mayor parte de los procesos y funciones que realiza, y que pasarán a ser responsabilidad de la Comisión Nacional de Hidrocarburos y del Fondo Mexicano del Petróleo. Por eso votaremos en contra.

3.- De acuerdo con ello, se fortalecerá el imperio del capital financiero, especulativo o extractivo sobre el capital productivo. Por eso es que votamos en contra.

4.- Se convierte progresivamente a Pemex en una institución administradora de contratos, dejará de ser una paraestatal productiva. Por eso votamos en contra.

5.- La renta que se apropiarán las empresas privadas será enorme, lo cual implicará un agotamiento mucho más vertiginoso de las reservas petroleras, sin que ello implique un estímulo a la economía nacional. Privilegia la estabilidad financiera, pero no la inversión en actividades productivas. Por eso votamos en contra.

6.- No hay ninguna garantía de que bajen los precios de los productos derivados del petróleo para la mayoría de los mexicanos, principalmente de la gasolina y la energía eléctrica. Por eso votamos en contra.

7.- Y último. Bajo esta lógica de rapaz extracción, es probable que en diez años México no sea energéticamente sostenible. Por eso es que votamos en contra.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Sánchez Jiménez, gracias también por su respeto al tiempo.

VER DOCUMENTO






Con fundamento en lo dispuesto por el artículo 197 de nuestro Reglamento, procederemos a los posicionamientos de los grupos parlamentarios, los cuales, tal y como lo establece el artículo 199, numeral 1, fracción II del Reglamento, serán en orden creciente, por un tiempo de hasta diez minutos cada uno.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Layda Sansores San Román, del grupo parlamentario del PT.

- La C. Senadora Layda Sansores San Román: Gracias, señora Presidenta.

Compañeras y compañeros, estas leyes creo son un monumento a la estupidez, a la irresponsabilidad, a la ausencia de sentido patriótico. No sólo no se enviaron los obligados estudios de impacto económico, fiscal, social, que debieron haber acompañado tanto a la reforma constitucional como las leyes secundarias, como ha exigido el Senador Bartlett una y otra vez, pidiendo moción de orden, de moción suspensiva, la cual ustedes hacen oídos sordos, sino sorpresivamente se empezó a hablar de un estratosférico pasivo laboral. No abrevamos en la historia, no partimos de nuestras realidades, no tenemos la capacidad de regulación, de supervisión y cómo pueden esperar que habrá competitividad, si todo el marco legal de la reforma energética está hecho para favorecer a las transnacionales.

Es inexplicable, inadmisible que Peña Nieto, antes de entregar el petróleo, no hubiese decidido poner en orden la casa; que no la tenían desordenada, la tenían hecho un estercolero.

Y es claro, a Peña Nieto le leyeron la cartilla. Y entonces, pues se dedicó a improvisar, a manipular, a engañar; y a fines de abril, en una ceremonia muy pomposa en Palacio Nacional, anunció obras de infraestructura para detonar el crecimiento del país.

Sabía usted, mi querido Senador de Querétaro, Burgos, sabía usted, el Senador Burgos seguro que sí sabía, pero ya se lo estoy recordando, lo que decía Peña Nieto en Palacio Nacional. A lo mejor creo que a ustedes los invitaron, porque anunció obras de infraestructura para detonar el crecimiento del país y no le puso límites a su fantasía, llegó al delirio, ferrocarriles modernos, buques de gran calado, carreteras, autopistas de altas especificaciones tipo China, distribuidores viales, segundos pisos, desarrollos regionales, convertir a México en centro logístico global de alto valor agregado, acceso universal a internet, operación plena del sistema satelital.

Bueno, aquí vamos a modernizar a Cantarell, Senador Burgos, las refinerías de Madero, Minatitlán, Salamanca, Salina Cruz, Tula, vamos a garantizar el abasto de gas natural, las plantas generadoras de energía y desarrollar un plan nacional de gasoductos, y me canso, pero centros integralmente planeados en zonas turísticas; interminable su rosario de sueños, con un costo de 7 billones y medio.

Y yo me pregunto, ¿por qué no mencionó en este panegírico, que había este pasivo, que él le llama, tan importante, que ha venido a calar la opinión de los ciudadanos mexicanos?

Si no lo sabía, pues por ignorante; y si lo ocultó, por farsante.

Pero igual tiene responsabilidad. Con Peña Nieto, yo es lo que sigo viendo, ya lo había comentado, padece el síndrome de Zacazonapan, el síndrome de Zacazonapan es una visión pueblerina de lo que es el desarrollo del país.

Y les voy a poner cuatro ejemplos, nada más cuatro.

Videgaray no puede calcular ni lo que va a pasar en el próximo trimestre. Nos ha cambiado las cifras de los pronósticos de crecimiento del país, no sé cuántas veces, ya perdí la cuenta, la última, se la corrigieron en inglés.

El Secretario de Educación no tiene una hoja de ruta. La educación está en estado de desastre, en ruinas. Y no encuentro otra palabra, y si no, que les pregunten a los maestros.

Ruiz Sacristán, ahí anda anunciando ferrocarriles por aquí, por allá, y no ha puesto un riel hasta este momento.

Y Alfredo Castillo, el virrey de Michoacán, pues dando palos de ciego. Se le pierde la niña, se le pierde La Tuta. Y ahora nada más falta que La Tuta aparezca muerto debajo del colchón. Es preocupante.

El Fondo Mexicano del Petróleo, que dizque para consolidar el desarrollo y el crecimiento del país, es otra falacia. Ni cuando tuvimos todos los recursos petroleros se pudo invertir en crecimiento y en desarrollo.

Los Diputados acaban de darle facultades también para invertir. Eso va más allá de la Constitución. Y va a ser un ente opaco, burocrático, para que opere con toda la discrecionalidad, va a ser su tesorería, su Secretaría de Hacienda Bis, para el señor Videgaray.

Y luego quieren compararlo con Noruega. Lo primero que tendrían que saber, es que Noruega es uno de los países más ricos del mundo. El tercero en ingreso per cápita, y que tiene el primer lugar en desarrollo humano; de los países más seguros, cuando nosotros estamos en guerra; pero además tienen algo que por ahí debimos haber empezado: corrupción, cero; impunidad, cero.

Lo primero que deberíamos saber también, es que Noruega no depende del petróleo. Noruega invierte en acciones y en bonos internacionales, y es para garantizar el futuro, el alto nivel de vida de sus habitantes y cuenta por lo pronto, con 830 mil millones de dólares para asegurar su fondo.

Y el Parlamento, ojalá esto lo repitan en unas planas muchas veces. El Parlamento supervisa todas las decisiones del fondo. Es una vergüenza que hayamos claudicado de la decisión de ser contrapeso, de supervisar acciones tan importantes como las que ahora se presentan.

Ahí vamos a estar de paleros. Es el papel, el rol que nosotros hemos escogido.

Porque el fondo será presidido por el Secretario de Hacienda, el de Energía, el Gobernador del Banco de México. Y, bueno, Videgaray nombrará prácticamente al contralor y, como quien dice, a los integrantes independientes los nombra Peña Nieto, pues ya sabemos que el aval de los legisladores, que ese es el papel al que nos quedamos reducidos, pues es simplemente show. Es un trámite más.

Y pues sí, yo creo que nos acercamos más a Nigeria que a Noruega.

Escuchaba al Senador Cavazos. No sé si está por ahí, sí está, él es muy cumplido.

El Senador Romero Deschamps, ahora sí ya, ya lo escondieron en las catacumbas, ya ni se presenta.

Y lo escuchaba allá en comisiones, y yo no sé qué acciones esotéricas hizo, a quién invocó, pero ahí sí que hablaba usted como poseído, que tendremos infraestructura y becas y se emocionan, pero de dónde, de dónde, se ve que nadie se ha puesto a arrastrar el lápiz y a estudiar realmente y a reflexionar.

Bueno, pues, yo nada más creo que en este fondo, ni que se aferren a San Judas Tadeo, patrono de las causas difíciles, vamos a tener todos estos milagros que ustedes esperan.

Y, bueno, yo si les digo, hemos tenido muchos problemas para encontrar los datos. Hay una opacidad bárbara en este país.

Pero ya encontré que cuando quiero datos fidedignos, pues entonces acudo al cuerpo de asesores del Senado, y ese sí, mis respetos, pero del Senado de los Estados Unidos, porque tienen documentos fidedignos, y ahí sí, con toda transparencia, nos dicen con toda claridad, que es evidente, que consideran a México clave para su seguridad energética. Que hay 30 países que venden su petróleo, pero hay 4 imprescindibles, y México es uno de ellos, por el nivel de crudo que aportan, y nos consideran un alumno confiable y cumplido.

Ya se ve, ya se ve de dónde sale el peine.

Bueno, pues, ya nada más terminar, les digo que Peña Nieto, saben ustedes muy bien que ganó una elección legaloide, apenas y así con todas sus Sorianas y sus Monex, apenas con una tercera parte de los votos de los mexicanos.

Y hoy, en una encuesta que se acaba de hacer, dos terceras partes están en desacuerdo con esta venta, esta entrega antipatriótica y piden la consulta, y espero que ésta la llevemos como se tiene planeado.

Y nada más, aquí para terminar, yo estoy segura que esta consulta se hará. Y gracias también a los errores y a los horrores que hemos visto durante todas estas discusiones, toma otro valor la consulta popular.

Y creo que la última palabra la tienen los ciudadanos mexicanos. Esa es la esperanza en medio de estas noches negras que hoy estamos viviendo, y vergonzosas que vivimos en este Senado.

Gracias.

(Aplausos)

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Muchas gracias, Senadora Sansores San Román, por su respeto al tiempo.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Luis Armando Melgar, hasta por diez minutos, del grupo parlamentario del PVEM.

- El C. Senador Luis Armando Melgar Bravo: Con su venia, señora Presidenta.

Antes que nada, yo quisiera hacer un reconocimiento al trabajo que se dio al seno de las Comisiones Unidas de Hacienda; de Energía; y de Estudios Legislativos, Primera, para lograr este primer dictamen de este tan importante parte aguas que el país vive.

Creo que es importante, compañeras y compañeros, también hacer una reflexión sobre todo lo que se ha venido diciendo a lo largo de estos meses, y particularmente en estas últimas semanas, en esta tribuna.

Creo que tenemos la responsabilidad, como legisladores, de hablarle al pueblo con la verdad.

Creo que tenemos la responsabilidad de demostrar que lo que aquí se está legislando es porque una parte muy importante de esta Cámara cree que esto es lo que México necesita y convencidos de que es lo que México necesita para crecer.

La iniciativa que nos manda el Presidente Enrique Peña Nieto, sin duda alguna, es una iniciativa de una enorme responsabilidad con el país, y así hay que verlo.

No hay que caer, insisto, desde esta tribuna, en los falsos debates y seguir repitiendo, una tras otra, que no hay beneficios sociales, que no hay resultados esperados y que lo que busca esta iniciativa es simplemente traicionar al país.

Creo que es una enorme mentira decirlo, decirlo con todas sus palabras. Y de veras, hay que hacer un esfuerzo por destacar este parteaguas que estamos viviendo como legisladores y que nos toca acompañar, y que nos toca ser responsables.

Me voy a referir en particular, habiendo hecho esta reflexión, a lo que consideremos que es la parte sustantiva por lo que toca a la Ley de Ingresos en Hidrocarburos.

Los ingresos que el Estado mexicano habrá de recibir como consecuencia de las actividades de exploración y de extracción de hidrocarburos, constituyen uno de los pilares del nuevo paradigma en esta política energética.

No debe haber espacio para dudas de que los ingresos de la nación mexicana, que recibiremos por estos conceptos, contribuirán y se verán traducidos en el desarrollo de nuestro país.

México no puede esperar, México no espera, México ha esperado demasiado.

La discusión de fondo ha durado más de medio siglo. Es necesario un replanteamiento, como se está haciendo en este momento, de la administración y la distribución de los ingresos a fin de lograr un mejor rendimiento en términos de lo que buscamos y de lo que auténticamente debemos de buscar para todos los mexicanos.

El régimen que se somete a consideración contempla varios elementos que atraerán, sin duda, inversión, generando una política energética moderna, una política energética transparente.

Muy sencillo. Lo que hoy le cuesta a todos los mexicanos, en donde está el riesgo, que solamente se corre en Pemex, este riesgo se va a compartir y se va a construir un esquema de ganar-ganar.

Asimismo, se definen mecanismos claros en materia fiscal, se definen responsabilidades contractuales de naturaleza financiera.

Hay un esquema claro de regulación de costos, no como aquí se ha dicho. Aunque se ha dicho mucho, y repito, es importante que hablemos con total y absoluta verdad.

Se le otorga un estatus de ley al Fondo Mexicano del Petróleo, que ese es el segundo tema, la segunda iniciativa con la cual estamos salvaguardando, estamos blindando este ejercicio.

Por un lado, una ley de ingresos en que se establecen las reglas del juego, las reglas en donde, o por medio de las cuales las empresas extranjeras van a pagar por los beneficios, como las empresas nacionales también, que obtengan por su participación en el mercado.

Y todos estos recursos se irán cumpliendo con las reglas, como está establecido, pero también en el excedente se va a crear el Fondo Mexicano del Petróleo, y con este fondo se van a lograr unos beneficios que hoy no hemos logrado ver de manera sustantiva, porque al aumentar la producción petrolera, van a aumentar los ingresos; al disminuir el riesgo, va a aumentar la distribución y con esto la participación, y con esto una mayor inversión.

Por todos lados, en este fondo se ve una enorme y se asegura la transparencia, una transparencia que se ve resuelta, desde el punto de vista de a dónde se van a destinar estos recursos en grandes rubros.

Debemos de tener conciencia de que estamos ante una iniciativa que representa el esfuerzo y representa un cambio y un viraje en lo que decíamos y queremos como país.

Haríamos una conclusión y decir:

Primero.- La iniciativa del Presidente Enrique Peña Nieto, es una iniciativa claramente para que el país crezca económicamente; es una iniciativa que busca, a través del crecimiento, lograr los empleos que necesitamos generar.

Buscamos inversiones que se traduzcan en empleos. Buscamos una empresa que distribuya su riesgo, y con esto le dé a los mexicanos el ganar-ganar.

Nosotros, con estas reformas, estamos convencidos que la hoy producción que viene a la baja, se va a recuperar.

Nosotros estamos convencidos que con estos recursos el país tendrá la oportunidad de construir ese crecimiento, y esto aunado al programa de democratización de productividad del Presidente Enrique Peña; vamos a estar viviendo en un país con recursos que va a tener la oportunidad de crecer y no estar alimentando una empresa que no tiene viabilidad para existir.

Compañeras y compañeros, el PVEM no tiene la menor duda de que esta es una iniciativa valiente, moderna, es un parteaguas en el país.

Estamos convencidos, aún con las voces disidentes que, sin duda, están en su agenda política, que lo que al país le conviene es generar en un esquema en donde todos los mexicanos auténticamente ganemos de nuestros recursos naturales, y con esta iniciativa se logra el beneficio que los mexicanos tanto hemos esperado, y por eso nuestro voto será a favor.

Muchas gracias por su atención.

Es cuanto, señor Presidente.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senador Melgar Bravo.

- El C. Senador Francisco Domínguez Servién: (Desde su escaño) Pido la palabra, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: ¿Para qué asunto, Senador Francisco Domínguez Servién?

- El C. Senador Francisco Domínguez Servién: (Desde su escaño) Quería preguntarle a nuestro amigo orador, si nos permitiera una pregunta.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Es que en este momento estamos en el posicionamiento de los grupos parlamentarios, no hemos llegado todavía a la discusión, pero en su momento, con todo gusto, en el momento procesal oportuno.

Gracias.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Armando Ríos Piter, para fijar el posicionamiento del grupo parlamentario del PRD, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: Con su permiso, señor Presidente.

Sin duda alguna, las presentaciones por parte de los grupos parlamentarios, lo que permiten, es por vía del contraste, elaborar un debate muy claro sobre las posiciones que se tienen en este tema.

Y escuchando con detenimiento la intervención anterior, pues, me parece que nos permite fijar con toda claridad, por qué es la posición del grupo parlamentario del PRD, es totalmente en contra de este dictamen, no solamente porque consideramos que tiene enormes incongruencias con respecto a la Constitución, sino porque es parte de una serie de artilugios, que en el debate nacional hay que clarificar, frente a uno de los temas de mayor trascendencia, no solamente presente, sino frente al futuro del país.

Se ha dicho aquí que en materia de ingresos hay perfecta claridad. Yo quisiera subrayar, porque nos parece que es indispensable tener muy claro, en el contexto del Poder Legislativo, la figura de las contraprestaciones, que es una figura que apareció en la Constitución y que hoy se retoma con toda claridad como uno de los ejes troncales de los ingresos que habrá de tener la Secretaría de Hacienda, pero en donde el gran ausente es, precisamente, el Poder Legislativo.

Hoy las contraprestaciones, como aparecen puestas en la ley reglamentaria, no son figuras del derecho público, son figuras del derecho mercantil, y son figuras en las cuales la Secretaría de Hacienda, de manera unilateral, podrá imponer, sin la participación del Congreso de la Unión, montos y porcentajes que generarán ingresos, ingresos que serán canalizados al fondo, pero los cuales es indispensable subrayar, no habrá en ningún momento, participación del Poder Legislativo.

Y no es menor de lo que estamos hablando. Si hablamos de la terminación de contraprestaciones que aparece en el artículo 5, en el artículo 6, en las regalías extraordinarias, ahí donde si un yacimiento, de pronto tiene recursos extraordinarios a los que se había pensado, que es de lo que habla el artículo 10, o las propias pérdidas fiscales descritas en el artículo 32.

En esto no participa, compañeras y compañeros, el Congreso de la Unión. Es facultad exclusiva, de acuerdo a la ley y al dictamen que aquí se presenta, de la Secretaría de Hacienda.

La pregunta que nosotros hacemos es, ¿por qué el Congreso de la Unión? ¿Por qué el Senado, como una representación plural, en una dinámica clara de lo que tiene que ser el equilibrio de poderes, está renunciando a poder supervisar, a poder participar, a poder identificar cuándo se generan estos recursos?

¿Y por qué se cae?

Me ha tocado escuchar en muchas ocasiones a funcionarios de Hacienda, pero, ¿por qué las Senadoras y los Senadores de la República están de acuerdo con decir que sea la Secretaría de Hacienda la que lleve a cabo, solamente, este tema?

Me ha tocado escuchar lo que dicen los de Hacienda o lo que dice esa posición de argumentación.

Es que son tantos los contratos y es tanta la dinámica que hay, que sería una monserga tener la participación del Poder Legislativo.

Pues, señoras y señores, donde se define una democracia moderna, avanzada, es donde sus Poderes Legislativos, donde sus Senados, donde sus Cámaras de Diputados generan instrumentos para supervisar esa dinámica económica.

No hay mayor momento de participación del Estado mexicano, que ahí, donde el Ejecutivo tiene una contrapartida y un contrapeso en el Poder Legislativo.

Entonces, ¿por qué, compañeras y compañeros, frente a esto que nos vienen a presentar como una panacea de un nuevo modelo, estamos renunciando a la participación del Poder Legislativo?

Le dejan solamente una dinámica marginal, no hay mayor transparencia, compañeras y compañeros, que la que establece la propia democracia en su representación plural. No son las páginas de internet, no son los elementos de la tecnología en los cuales, cuando uno se mete a consultarlos, le dan transparencia al proceso político solamente. Es el Congreso de la Unión el que permite, en contra visión a lo que pueda tener el Ejecutivo, lo que garantiza ese sano equilibrio.

De tal manera que estos artículos que les comento son totalmente contrarios a la dinámica democrática y a lo que debiéramos estar defendiendo como Poder Legislativo.

Una segunda cuestión, que es preocupante, se ha dicho aquí que hay una nueva situación. Y oí la frase que decía, ¿para qué seguirle metiendo recursos a una empresa que no tiene viabilidad?

Mis compañeros, de manera particular la Senadora Dolores Padierna, desde ayer presentó con toda claridad una tabla, un diagnóstico respecto a cómo el régimen fiscal de Pemex no solamente disminuye, sino cómo se endurece.

Y aquí lo hemos preguntado en repetidas ocasiones, ¿por qué se toma una decisión, como si fuera una revancha histórica, contra Petróleos Mexicanos, en la cual no solamente se mantenga un régimen fiscal duro que presione su capacidad de reinversión, no solamente se le quite el fondo de inversiones que previamente se tenía?, sino no se contestan las preguntas.

No se contesta porque, y aquí tengo la tabla, me ha tocado escuchar en los corrillos cómo Senadores del PRI o del PAN dicen que los Senadores del PRD no sabemos hacer números. Entonces yo los reto, compañeras y compañeros, a los economistas del PRI que están aquí y que son claros en poner señalamientos y donde la transición, de la cual ayer se habló mucho, pues no nos deja evidencia clara de que esta tabla que está aquí presentada no se vaya a quedar ad perpetuo.

Claro, quienes le apuestan a esa revancha histórica, lo que quieren es darle solidez a esa frase, ¿para qué seguirle invirtiendo en una empresa que no tiene viabilidad? Ahí está, fue la participación previa a la mía la que lo dijo, no es un planteamiento mío, es un Senador de los que están apoyando este planteamiento.

Además de todo, cosas que están dichas y verdades que hay que clarificar.

Aquí está nuevamente el régimen de consolidación. Me tocó estar en muchas mesas escuchando a muchos de los expertos representando a las empresas internacionales. Y otra vez aparecía el fantasma de la consolidación como la gran solicitud al Estado mexicano para garantizarle competitividad al régimen fiscal.

Compañeras y compañeros, aquí discutimos una reforma fiscal hace apenas nueve meses. El tema de la consolidación fue el gran instrumento para darle vuelta al pago de impuestos y hoy, por lo menos aquí se los digo, aquí está puesto, el artículo 32, en el último párrafo para efectos de la pérdida fiscal, prevista en el artículo 57 de la Ley de ISR, los contribuyentes que realicen actividades en las regiones de áreas marinas, con tirante de agua superior a 500 metros, podrán disminuir dicha pérdida ocurrida en un ejercicio de la utilidad fiscal de los 15 ejercicios siguientes hasta agotar.

Es la competitividad que ofrece este esquema.

Más carga a Pemex o un régimen mucho más duro y no solamente la tasa cero, sino otra vez el régimen de consolidación para quienes vengan a salvar al sector petrolero en este país.

Y por último, el fondo petrolero. Ese fondo petrolero que sirve en el debate para decir lo positivo de la reforma.

Ese fondo petrolero que me ha tocado escuchar en múltiples ocasiones en este debate, como la gran panacea, el gran horizonte de un país que deja un sector energético caduco, minimizado para convertirse en un país moderno como Noruega. Y se nos llena la boca de poner como ejemplo al país de Noruega.

No solamente no se dice que las finanzas públicas siguen petrolizadas. Y es importante subrayarlo, petrolizadas.

Las finanzas públicas siguen petrolizadas, 4.7 por ciento será el marco que regule del PIB para mantener en términos del gasto fiscal.

Eso hay que decirlo, porque para eso es para lo que está básicamente priorizado el gasto del fondo petrolero, para eso lo establece la ley, para garantizar el equilibrio de las finanzas públicas.

Y si algo queda en ese régimen de transición, que ayer me tocó escuchar en varias ocasiones, pues yo les recomendaría, compañeras y compañeros, aquellos que tanto citan a otros países, pues que mínimamente buscáramos que nuestro esquema tuviera nuevamente los controles parlamentarios.

Está basado en un modelo en el que se le dan al Banco de México capacidades muy amplias.

Yo sé que hay mucha gente que aquí le apuesta mucho al Banco de México. Sin embargo, compañeras y compañeros, nuevamente estamos en otro poder, en el Poder Legislativo. Y si de algo se caracteriza ese fondo noruego o incluso el fondo brasileño para ser más latinoamericano en nuestra comparación, es de la participación en la toma de decisiones por parte del Poder Legislativo.

No renunciemos a que el Poder Legislativo sea la vanguardia de la transformación democrática, compañeras y compañeros, y es obvio que el PRD, por estos argumentos, votará en contra del presente dictamen.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Ríos Piter.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Carlos Mendoza Davis, del grupo parlamentario del PAN, para fijar el posicionamiento de este grupo parlamentario, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Carlos Mendoza Davis: Gracias, señor Presidente.

Amigas y amigos, todos coincidimos en esta tribuna que debemos encarar al futuro garantizando, por supuesto, el desarrollo.

El sector energético nacional tiene un enorme potencial para generar en México el crecimiento, y finalmente, el bienestar que nuestro país necesita.

Tener en el subsuelo riqueza petrolera, pero a la vez ciudadanos que viven en pobreza, es una incongruencia que debemos afrontar. Es algo así como tener una herencia en nuestra cuenta de banco y condenarnos a vivir en la pobreza por tener miedo tan sólo a administrarla.

El petróleo es de la gente y debemos hacer que su riqueza llegue, precisamente, a la gente.

Esta reforma que hoy discutimos, precisamente, pretende eso, inyectar energía al bienestar de los mexicanos.

El día de hoy habremos de discutir, a propósito de la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, la Ley Federal de Derechos, la de Coordinación Fiscal y la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

Compartimos con el Ejecutivo Federal la tarea de rectificar el rumbo. No podemos permitir que  la realidad que enfrentamos, prevalezca.

Por un lado, como país estamos en los 20 primeros lugares de reservas petroleras en el mundo y, por el otro, importamos 5 de cada 10 litros de gasolina que consumimos.

Nuestro déficit en producción de petroquímicos es de 12 mil millones de dólares.

En la última década la producción de petróleo en el mundo se incrementó un 18 por ciento, mientras que en México se redujo en 24 por ciento.

El sector energético en México, así se convirtió en un gran generador de empleo. Sí, pero empleo fuera de México.

De la misma manera la demanda de petroquímicos generó grandes ganancias. Sí, pero lamentablemente las generó también fuera de México.

Y nosotros, en el PAN, queremos que el empleo se genere precisamente aquí, que recobremos el vigor de la producción petrolera, que transformemos aquí nuestro petróleo, que aquí se distribuya nuestra riqueza.

Creemos que el sector energético será el nuevo propulsor del desarrollo nacional.

Tuvimos un modelo que sirvió para las necesidades del siglo XX, hoy requerimos uno para el siglo XXI.

El gran mérito de esta reforma sin duda es que otorga certidumbre jurídica y fomenta la competitividad; queremos que haya competencia porque esto ocasionará que bajen las tarifas eléctricas en beneficio de los mexicanos y de nuestro sector industrial, que incrementará, sin duda, su productividad y fortalecerá el sector exportador.

Los precios de gas, de igual forma serán más competitivos y accesibles. La competencia, lo sabemos, no sólo genera mayor oferta y mejores precios, también promueve más inversión, mayor innovación y pone a disposición de los mexicanos mejores servicios.

Es una reforma además que le apuesta a la generación de fuentes de trabajo, se contempla la creación de dos millones y medio de empleos en los próximos años.

Los beneficiados tendrán un salario y seguridad social, capacitación, prestaciones y reparto de utilidades. Hablamos de dos millones y medio de familias que se beneficiarán directamente de las inversiones que vendrán y de las que harán las propias empresas del gobierno mexicano.

Dos millones y medio de empleos que generarán mayor recaudación fiscal directa, a través del ISR y beneficiarán también a las haciendas locales vía los impuestos sobre nómina.

Dos millones y medio de familias con ingreso activan el consumo, que es el círculo virtuoso de la economía, al que tanto aspiramos y nos hace falta llegar, incluyendo su impacto fiscal recaudatorio que fortalece también al mercado interno.

Empleo es recaudación, y recaudación también es mejorar las infraestructuras del país, las físicas, las intelectuales y también las sociales de México. Los beneficios hacendarios y fiscales de la reforma serán muchos, se beneficia la balanza comercial del país al reducir las importaciones de petrolíferos que ascienden anualmente a 29 mil millones de dólares; se sustituirán importaciones petroquímicas por 12 mil millones de dólares más. Tan sólo en estos rubros el beneficio acumulado podrá ser de 41 mil millones de dólares anuales.

Por otra parte, dotaremos al país de un poderoso imán de atracción de inversión extranjera directa, que nos colocará a nivel mundial como un destino competitivo para recibir inversión en proyectos internacionales.

Mantenemos a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad como empresas productivas del Estado mexicano, con un régimen fiscal más justo y equitativo que les permitirá competir en el nuevo entorno, en mejores condiciones, ampliando su producción y contribuyendo decididamente al desarrollo nacional. Las dotamos de un nuevo entorno legal para estimular su fortalecimiento y crecimiento. Además, con la participación de nuevos actores en el mercado no sólo se incrementará la producción energética sino también las reservas respectivas en beneficio de las perspectivas económicas que verán en el país.

La mayor producción, a su vez, estamos convencidos, habrá de promover el eslabonamiento de cadenas en beneficio de miles de pequeñas y medianas empresas mexicanas con las que habrá de incrementarse la derrama económica, favoreciendo el desarrollo regional.

Eliminar la restricción en la importación de gas, permitirá a la industria contar con un abasto competitivo que también fortalecerá al sector secundario.

Por su parte, la reactivación en la producción de petroquímicos del país permitirá que el campo cuente con fertilizantes más baratos y accesibles, favoreciendo la soberanía alimentaria de la República.

Por su parte, los insumos para la industria automotriz, que consume grandes cantidades de derivados de los energéticos como el plástico, el hule, la pintura, la fibra de vidrio, podrán finalmente ser producidos en México.

Tema fundamental en la reforma lo constituye el hecho de que generará, sin duda, ingresos petroleros adicionales, lo que aunado a una mayor proporción de distribución para estados y municipios, significa que en estos niveles de gobierno estatal y municipal, se recibirán más recursos para financiar el gasto social.

La reforma favorece también la ciencia y la tecnología, canalizando recursos para el efecto a través del fondo creado Conacyt-Cener.

De la misma manera destina recursos adicionales para resarcir afectaciones al entorno social, ambiental y ecológico mediante la creación del impuesto para la actividad de exploración y extracción de hidrocarburos que estima una recaudación aproximada de 2 mil 500 millones de pesos anuales.

Finalmente, no cabe duda que todos los mexicanos nos beneficiaremos con mejores precios de electricidad, fortaleciendo la economía familiar.

En el PAN nos oponemos a que se eliminen los subsidios generalizados a las tarifas eléctricas, pues benefician mayormente a las mexicanas y mexicanos de más bajos recursos, que paradójicamente, son los que menos consumen electricidad, pero más necesitan el apoyo del gobierno para solventar este gasto que les permite vivir con dignidad.

Si se insistiera en la decisión de retirar los subsidios a las tarifas eléctricas, hay que decirlo, tendrá que ser el Ejecutivo, como lo señaló anteriormente en esta tribuna mi compañero Senador Roberto Gil, quién en uso de las facultades que le otorga la Constitución y no por mandato del Congreso, el que lo decida, pero habrá de hacerlo, claramente, sin nuestro acompañamiento, más aún, con nuestra abierta y frontal oposición.

Amigas y amigos Senadores, lo urgente no puede esperar, en el PAN sabemos estar a la altura de las demandas de México, no hay mayor interés que el público, ni mayor vocación que servir a nuestro país.

En el PAN trabajamos para ser oposición responsable, porque negarnos a todo es negar a todos el progreso y el bienestar.

Por eso aprobaremos hoy este dictamen, que hay que decirlo, no es la reforma del Presidente Peña Nieto, sino que es una parte de la reforma que hemos venido proponiendo cuando fuimos gobierno y aún antes de ese tiempo y que lamentablemente nos fue negada por quienes hoy, paradójicamente, la proponen a esta Soberanía.

Aprobaremos el dictamen porque la reforma le conviene a México hoy, como le convenía hace ya varios años, que la propuso mi partido al Congreso.

Aprobaremos el dictamen porque en el PAN no impera el resentimiento ni privilegiamos la estrategia electoral por encima de los intereses de la gente.

Todos los instrumentos para generar bienestar en México se han aprobado de manera responsable y generosa.

El partido que hoy gobierna tiene en sus manos la reforma que los panistas, en su momento, propusimos por el bien de México. Ya no hay pretextos.

Administrar esta reforma de manera adecuada, profesional, responsable y honesta es la asignatura pendiente del gobierno federal. Se cumplió su petición, ahora tienen una obligación, hacer que el bienestar llegue a todos los rincones del país, a todos los bolsillos, a cada mesa de cada hogar de la nación.

Este es el momento de México, no lo podemos perder, en el PAN no lo vamos a permitir.

Las invito, amigas y amigos, a que a partir de hoy aseguremos que por México cada quien haga de manera correcta y responsable lo que le corresponde.

Muchas gracias a todos por su atención.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Mendoza Davis.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Alejandro Tello Cristerna, para fijar el posicionamiento del grupo parlamentario del PRI, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Alejandro Tello Cristerna: Muchas gracias, señor Presidente.

Honorable Asamblea, es muy honroso para mí haber recibido la encomienda de exponer ante este Pleno del Senado de la República la posición del grupo parlamentario del PRI sobre el decreto fiscal de la legislación secundaria en materia energética, que comprende cuatro ordenamientos: Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, Ley Federal de Derechos, Ley de Coordinación Fiscal y Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

El tema no podría ser de mayor importancia, se trata nada menos que de convenir sobre las normas que regirán los ingresos que recibe el Estado mexicano derivados de las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos. Se trata también de fijar la regulación de las contraprestaciones que deberán de cubrirse a los contratistas, la forma de su determinación y la manera como se administrarán y supervisarán los aspectos financieros de los contratos y sus correspondientes obligaciones en lo relativo a transparencia y rendición de cuentas.

Por igual, esta minuta aborda la organización y funcionamiento del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, que administrará los ingresos que percibe el Estado mexicano, derivados de la explotación de hidrocarburos. Al respecto, la minuta señala que se modificará el régimen fiscal que se aplica a las actividades de exploración y extracción que Pemex lleve a cabo a título de asignación, con una estructura similar a la de un contrato de extracción y exploración.

Los cambios en esa estructura y los parámetros que se utilizarán implicarán para Pemex una menor carga fiscal, de manera que la tasa aplicable a la utilidad neta se reduce de 71.5 por ciento a 65 por ciento, y se sustituye el límite de costos de 6.5 dólares por barril, por un límite de costos de 12.5 por ciento al ingreso equivalente a 11.70 dólares por barril a precios actuales.

De la misma manera que para los privados, se establece una mayor regalía para la producción de petróleo, equivalente a 14 dólares, a un precio de referencia de 100 dólares por barril. Respecto de los contratos cabe señalar que los tres tipos de contratos, producción compartida, utilidad compartida y licencia, comparten en su mayoría los mismos elementos fiscales, salvo el bono a la firma, que no aplica a los contratos de producción compartida y utilidad compartida, y la recuperación de costos, que no es aplicable a las licencias.

Por lo que respecta a las licitaciones, es importante destacar que la adjudicación se hace en base a criterios que consideren a la vez los ingresos para el Estado y los compromisos de inversiones asumidos. Las licitaciones establecerán valores mínimos para las variables de adjudicación, y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público publicará de forma anual el rango de los términos económicos que se considerarán en esas licitaciones.

La minuta establece que los contratos podrán ser suscritos con empresas individualmente, consorcios o asociaciones en participación. Del mismo modo, un contratista podrá tener varios contratos, lo que relaje el cerco fiscal al permitir la consolidación de resultados para propósito de ISR a nivel de la industria de exploración y explotación, entre ellos.

En el caso particular de aguas profundas, para efecto de ISR, se abre la posibilidad, sí, de acarrear las pérdidas hasta quince años. Es muy relevante lo establecido en lo relativo al impuesto por la actividad de exploración y extracción de hidrocarburos con una estructura similar a la cuota por la fase exploratoria, pero que aplicará tanto en la exploración como en la producción.

Es muy relevante porque su destino serán las entidades federativas y los municipios donde se realicen estas actividades. Lo que por este impuesto podrá significar una recaudación de 2 mil 500 millones de pesos en promedio. Este era un reclamo de hace mucho tiempo en entidades y municipios donde la actividad de hidrocarburos, a lo largo del tiempo, ha venido generando algunas externalidades negativas.

Los recursos se destinarán a inversión en infraestructura, y el cálculo del impuesto se hará mensualmente aplicando una cuota a kilómetro cuadrado del área en donde se efectúen dichas actividades. Es imperativo puntualizar que cuando los ingresos petroleros superen el 4.7 ciento del PIB, estos excedentes serán participables a las entidades.

Respecto del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, el fondo será el encargado de realizar los cálculos y hacer los pagos en la administración de los contratos. Cabe recordar que, de conformidad con el mandato constitucional, el fondo administrará el ahorro a largo plazo y cuando este ahorro supere 3 por ciento del PIB, recomendará a la Cámara de Diputados los montos en que se emplearán, que serán de la siguiente forma: 40 por ciento para ahorro a largo plazo y hasta el 60 por ciento en los siguientes rubros, según lo aprobado en la Cámara de Diputados; es decir, hasta un 10 por ciento para el Sistema de Pensión Universal; hasta el 10 por ciento en proyectos de ciencia y tecnología y energías renovables; hasta un 30 por ciento en proyectos petroleros de infraestructura; y hasta un 10 por ciento en becas, proyectos de mejora a la conectividad y el desarrollo regional.

Senadoras y Senadores, a nuestra manera de ver, esta minuta es una de las piezas fundamentales y novedosas del modelo mexicano integral para el desarrollo de la industria energética en nuestro país. Comprendemos la dificultad que entrañan pasos legislativos y posteriormente administrativos tan innovadores como la de los contratos y la del fondo petrolero.

Es una senda nacional por explorar y por descubrir, no ignoramos los riesgos. Por eso, meses de discusión y reflexión sobre el tema, así como el estudio de las más diversas prácticas y experiencias internacionales con las diversas modalidades de contratos, del manejo de los ingresos derivados de la industria y de la administración de los fondos para beneficio de ésta y de las generaciones que nos sigan.

En mi grupo parlamentario, el Revolucionario Institucional, consideramos que las distintas fracciones que avalaron este dictamen, tanto sus integrantes, como sus asesores, hicieron el más serio análisis pensando en el mayor beneficio del país, que no es un intangible, sino es un todo en concreto del que forma parte cada uno de los mexicanos. Tenemos muchas expectativas y confianza sobre el éxito en el logro de los objetivos que persigue, al contrario de quienes por distintas razones apuestan a su fracaso.

No será así, porque las instituciones de la República, y entre ellas el PRI, velarán porque esto no suceda.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Tello Cristerna.






Con fundamento en el artículo 199, numeral 1, fracción III de nuestro Reglamento, iniciamos la discusión en lo general.

Iniciaremos de conformidad con lo establecido en el método acordado, donde participa uno en contra y otro a favor de manera alternada.

En primer término, se le concede el uso de la palabra al Senador David Monreal Avila, del grupo parlamentario del PT, para hablar en contra del dictamen, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador David Monreal Avila: Gracias, señor Presidente. Con su permiso.

De acuerdo a diversos estudios, la recaudación tributaria de México es una de las más bajas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, incluso de América Latina, y la situación se agrava al no tomar en cuenta los ingresos de los derechos sobre la producción de hidrocarburos. En este sentido la recaudación depende en gran medida de los impuestos indirectos, y en particular, de los impuestos específicos sobre la producción de hidrocarburos; es decir, de los ingresos generados por Petróleos Mexicanos vía la renta petrolera.

El papel dominante de la dependencia petrolera contribuye a una reducida progresividad potencial del Sistema Tributario Mexicano. La presión tributaria en México ha aumentado ligeramente durante las últimas dos décadas en comparación con los países de la OCDE. Sin embargo, esta tendencia alcista obedece principalmente por los derechos sobre la producción de hidrocarburos, los cuales en el año 2013 representaron el 33 por ciento de los recursos del sector público mexicano.

El paquete fiscal y hacendario de la reforma energética, originalmente planteó que el escenario anterior de petrolización económica cambiaría al modificarse el esquema fiscal de Pemex. Lo lamentable resulta que el paquete fiscal petrolero tiene como único objetivo la recaudación y la garantía de pago a las transnacionales que obtendrán contratos de explotación y exploración.

Los esquemas de ingresos que obtendrá el Estado, derivados de la exploración y extracción de hidrocarburos se pueden observar con tintes hechos a la medida de los grandes capitales extranjeros.

En nada se modifica el esquema fiscal de Pemex, aún y cuando se permitió la reducción de su tributación fiscal en el pago de 10 a 3 derechos. Sólo se cambiaron los conceptos de los derechos e impuestos, pero el peso de la tributación sigue siendo casi el mismo al vigente. Se trata de un esquema ventajoso para los contratistas al permitir que la mayor parte de la renta petrolera se vaya a manos particulares, ya que los conceptos de contraprestación a favor del Estado, que consisten    en bonos a la firma de los contratos de licencia, la cuota contractual de fase exploratoria, y las regalías, con lo cual no superarán las ganancias obtenidas por el Estado mexicano cuando ejercía el dominio directo sobre los hidrocarburos.

Lo que se pretende es que la carga fiscal se incremente haciendo imposible que Pemex obtenga los recursos suficientes para realizar las inversiones necesarias para mantener o incrementar la capacidad de producción actual.

Cómo hablar de una menor carga tributaria de Pemex si el Ejecutivo Federal pretende seguir obteniendo ingresos derivados de las contraprestaciones de la ahora empresa productiva.

El dividendo estatal, un nuevo derecho de exploración que no es otra cosa que un nuevo impuesto al pago de ISR y al Fondo Mexicano del Petróleo.

Los ingresos petroleros para países productores como México no son cualquier cosa, pues gran parte del gasto público depende de éstos, por ello, se requiere de un marco jurídico que impulse y garantice el uso eficiente y racional de los mismos, de tal manera que se incremente la riqueza petrolera, propiedad de la nación, y que no se reparta entre particulares nacionales ni extranjeros.
Debe establecerse la existencia de una absoluta y verdadera vigilancia por parte del Estado en  el tema de los contratos que otorgue, ya que por medio de éstos se estipularán las ganancias o pérdidas para Pemex.

Petróleos Mexicanos fue creada con el objetivo de ser una empresa pública mexicana petrolera, dedicada a la explotación de los recursos energéticos. Ahora con la participación del capital privado en las cadenas de producción de hidrocarburos, este objetivo se ve opacado, peor aún, el futuro sobre la renta petrolera a favor del Estado mexicano es incierto, pues el solo hecho de existir contratos de utilidad y producción compartida, hacen que las utilidades y el petróleo ya no sean sólo de la nación, sino ahora de los extranjeros.

En el caso de la utilidad operativa, que es la ganancia obtenida después de la deducción de los costos, de no establecer una regulación eficiente de costos, la nación se enfrentará al mercado especulativo que buscará la menor base gravable, es decir, inflar los costos, reducir las ganancias en apariencia y pagar menos. Pero si la tasa se fijara en términos del valor contractual de los hidrocarburos, quiere decir que se gravaría el producto del volumen producido por el precio, es decir, barriles producidos por precio internacional, cifra que representaría mayor ventaja para la nación.

Es inadmisible que siendo el petróleo propiedad de la nación, los contratos que se establecen van a ser en especie o en efectivo, distribuidos entre el Estado, dueño del petróleo y las empresas particulares, es decir, Pemex estaría auto compensando con petróleo o con ingresos por concepto de un bien, del cual es dueño. Habría que preguntarse, con lo establecido hasta ahora, ¿se cuentan con todos los mecanismos para asegurar la seriedad de las ofertas económicas?

De verdad, ¿quienes ganan las licitaciones serán quienes entreguen al Estado el mayor porcentaje de utilidad?

¿De manera discrecional se favorecerá a quienes representen un mayor negocio?

No existen respuestas claras en tales cuestionamientos debido a que se siguen permitiendo fincar negocios en pro de intereses particulares y el manejo de los ingresos petroleros sigue como mejor lo decida la Secretaría de Hacienda.

Es por ello que nuestro voto será en contra de este dictamen.

Es cuanto, señor Presidente.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Monreal Avila.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Fernando Mayans Canabal, del grupo parlamentario del PRD, a favor, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Fernando Enrique Mayans Canabal: Gracias, señor Presidente.

Con la venia de la sala; al pueblo de México; al pueblo querido, entrañable de Tabasco; compañeras y compañeros Senadores:

Decía un gran poeta tabasqueño, el “Poeta de las Américas”, quien fue Senador de la República en la L Legislatura: “Agua de Tabasco vengo y agua de Tabasco voy. De agua hermosa es mi abolengo; y es por eso que aquí estoy dichoso con lo que tengo”. Don Carlos Pellicer Cámara, ex Senador de la República.

Compañeras y compañeros, el cambio, aún insuficiente, de los fondos de extracción de hidrocarburos tras pasar del 0.65 por ciento en el planteamiento original de la iniciativa del Ejecutivo Federal al 0.87 por ciento de la minuta enviada por la Cámara de Diputados, a favor de estados productores de hidrocarburo, no es un gesto de generosidad ni de magnánimo del PRI y el PAN, ni de los promotores de la reforma energética; es un punto a favor de la lucha de la izquierda mexicana; es una lucha del Gobernador de Tabasco, el licenciado Arturo Núñez Jiménez; es una lucha de Andrés Manuel López Obrador, del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas y de muchos progresistas interesados en que el país avance y salga de la miseria que tanto duele.

Asimismo, 35 legisladores tabasqueños del PRD, del PT, del PAN y Movimiento Ciudadano e Independientes que manifestamos la exigencia de todo un pueblo del sureste mexicano, porque basta de atropellos, basta de los descalabros financieros que se dictaron en el gobierno panista de Felipe Calderón, quien restó a Tabasco más de 7,000 millones de pesos anuales de su presupuesto, desde el 2008, y que nos tocó estar en esa Legislatura, en la LVII, defendiendo desde la tribuna ese atraco que se perpetró en ese entonces con la Ley de Coordinación Fiscal.

Así lo advertimos desde hace varios años, como digo, desde el 2007.

No olvidamos que Felipe Calderón, con sus políticas equivocadas e injustas de distribución fiscal para los estados productores de hidrocarburos, respaldadas por el voto en el Congreso de la unión de priistas y panistas, contribuyeron a que Tabasco se encuentre hoy en los primeros lugares de pobreza en el país; aunque es uno de los estados más ricos en hidrocarburos que dan recursos financieros a la Federación para que la sociedad mexicana pueda subsistir.

Ahí tenemos el Chanel del petróleo en Tabasco, y aquí el Senador Romero Deschamps no me dejará mentir, Tabasco tiene el Chanel del petróleo, el petróleo más fino y es el que ayuda a que todo el país, y ha ayudado, se sostenga.

En México, con la reforma energética no hay generosidad ni buena voluntad para los estados productores de hidrocarburos, ni para las entidades que no tienen la fortuna de que en su territorio haya gas ni petróleo.

Exigimos y sostenemos que debe de haber justicia fiscal para todos, exigimos transparencia y que dejan de llevarse el dinero de los mexicanos. Basta de la corrupción, exigimos que en lugar de regalar los recursos de la nación a los extranjeros, los oligopolios transnacionales paguen al pueblo de México lo justo.

Las modificaciones a la integración de recaudación federal participable, al factor para determinar el fondo de extracción de hidrocarburos y la creación del impuesto por la actividad de exploración y extracción de hidrocarburos, que permitirán que todos los estados, y no sólo Tabasco, reciban más recursos; avanzó en una mejor dirección, no por los buenos deseos del gobierno federal ni de los promotores de la reforma energética, sino porque no tiene manera de ocultar lo que ha sido evidente en todos estos procesos arbitrarios de imposición y despojo al pueblo de México, ni lo grave o injusto que sería afectar las transferencias a las 32 entidades federativas y, en particular, a los estados productores de petróleo y gas.

Ejemplo de ello es Tabasco, con mucho orgullo, con mucha honra, a partir de la reforma al Sistema de Participación de 2007-2008, que privilegia el coeficiente poblacional, Tabasco pasó a ser la única entidad federativa que observa un crecimiento real negativo, en sus ingresos, por participaciones federales.

De alrededor del 12.90 por ciento en el periodo 2007-2012, es decir, 28 mil millones de pesos es lo que hemos dejado de recibir mientras se llevan todo nuestro petróleo de mi querido estado de Tabasco.

Mientras otros estados como San Luis Potosí, Hidalgo, Guerrero y el Estado de México han observado crecimientos reales positivos, de hasta 40 por ciento en el mismo periodo.
De haberse mantenido el Sistema de Participación vigente antes de 2007, Tabasco estaría recibiendo en 2014, del Fondo General de Participaciones, alrededor de 22 mil millones de pesos, en lugar de los 14 mil 900 millones de pesos proyectados para este año.

Es decir, están dejando de recibir transferencias federales por más de 7 mil millones de pesos durante 2014. En este apartado debemos reconocer que este impacto negativo, si bien no desaparece en los próximos años, en algo se compensará en virtud de la aprobación de la propuesta del PRD en la Cámara de Diputados, por lo que se incrementa el porcentaje de 79.73 por ciento, a 80.29 por ciento de los ingresos petroleros que integran la recaudación federal participable.

Tabasco ha realizado un gran esfuerzo con implementación de medidas de austeridad, iniciativas para incrementar la recaudación de ingresos propios, y una política de transparencia y rendición de cuentas, que han sido reconocidas por agencias calificadoras internacionales, como Moody's, y son muestra del compromiso del gobierno del estado para enfrentar la situación financiera de la entidad, de forma responsable.

Estas medidas han ayudado, pero no resuelven el grave problema que enfrentan las finanzas estatales y el pueblo de Tabasco. Es por ello que desde 2007, de manera reiterada, justa y equitativa, Tabasco ha planteado que los estados petroleros participen nuevamente de forma justa, como sucedió hasta 2007, de los ingresos generados por la industria y los hidrocarburos; que las entidades federativas donde se realiza la extracción de petróleo y gas, sean retributivas en la misma proporción de la riqueza y los ingresos que aportan al desarrollo nacional.

Tabasco le entregó a la Federación, en 2013, 174 mil millones de pesos, que fue el importe del valor de exportaciones de sus productos del petróleo. Que el gobierno federal y Pemex reconozcan, que compensen a los estados petroleros por los daños ecológicos, el desgaste de su infraestructura, y los problemas sociales que generan las actividades extractivas.

Habría resultado totalmente injusto no compensar nuestra condición de estados petroleros. En Tabasco, 14 de sus 17 municipios están reconocidos como municipios petroleros. Es una práctica internacional que las regiones donde se realiza la extracción de hidrocarburos reciban una parte importante de los beneficios de dicha actividad.

Cabe referir que el 23 de julio de este año, legisladores federales por el estado de Tabasco suscribimos un desplegado solicitando al Congreso de la Unión que la revisión de la iniciativa de nuevas leyes y las vigentes en materia fiscal sobre hidrocarburos, se buscara apoyar a las entidades productoras en función de la aportación que hace a la recaudación federal, vía los ingresos petroleros.

Comprometido con el interés de Tabasco, presenté el 4 de junio del año en curso, una proposición con punto de Acuerdo ante la Comisión Permanente, con la única finalidad de que en este proceso legislativo, de esta reforma secundaria en materia energética, se garantizara una compensación justa a los estados y municipios productores de petróleo, por su significativa actividad extractiva y su aporte a la economía y riqueza nacional.

Que se entienda bien, estas acciones hasta ahora se han impulsado para reparar los costos sociales, económicos, ambientales a nuestros estados petroleros, son apenas un preámbulo insuficiente para alcanzar este propósito, principalmente para revertir las difíciles condiciones que dilapidan día a día las expectativas de vida digna de millones de mexicanos, particularmente quienes viven en dichas entidades y municipios.

No se pueden condicionar los esfuerzos para alcanzar el desarrollo social y económico, los derechos fundamentales de los ciudadanos a la educación, salud, empleo y vivienda no están sujetos al capricho y voluntad política. Por ello, es momento de hacer, desde ésta, la más alta tribuna de la nación, un llamado a todos mis compañeros legisladores, particularmente de Tabasco y demás estados petroleros, para conformar una alianza que nos permita, sin colores y sin ideologías, pero sí, con acciones firmes, seguir avanzando en esa dirección.

Los ciudadanos y la República nos lo demandan, que no quede la menor duda. Mantenemos nuestro voto en contra de la privatización de la industria petrolera y la eléctrica nacional; en contra de ceder nuestra renta petrolera a particulares y transnacionales petroleras; en contra de la expropiación de tierras comunales, indígenas y ejidales; en contra del desmantelamiento de Petróleos Mexicanos y de la Comisión Federal de Electricidad; en contra del despido de miles de trabajadores; en contra de la violación de los principios constitucionales de nuestras negociaciones colectivas, con independencia y autonomía; en contra de las técnicas de explotación de hidrocarburos, depredadoras y contaminantes del medio ambiente y nocivas para la salud de la población; en contra de que los mexicanos perdamos soberanía energética y la capacidad de autodeterminar nuestros destinos como mexicanos, de manera libre, independiente, sin los intereses mezquinos y ajenos de potencias e intereses extranjeros.

Pueblo de México, durante décadas Tabasco ha sido generoso con el país, aportando la riqueza de sus recursos naturales al desarrollo nacional, es por ello que ante la difícil situación financiera que enfrenta Tabasco, espera ser tratado con justicia y reciprocidad. Es seguro que en la consulta pública, como espacio genuino de expresión de la voluntad popular, podremos revertir lo que hoy representa un perjuicio a sus intereses.

¡Viva México, señores!

¡México no se vende, se defiende!

¡Con el pueblo, todo; sin el pueblo, nada!

¡Viva México, viva Tabasco!

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senador Mayans Canabal.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Manuel Bartlett Díaz, del grupo parlamentario del PT, para hablar en contra del dictamen, hasta por cinco minutos.

Nada más les recuerdo a los oradores que el tiempo que consumamos más de los cinco minutos que reglamentariamente les corresponde, lamentablemente afectará a los demás compañeros. Así es que les pido que podamos respetar el tiempo.

Senador Manuel Bartlett. ¡No! Bueno, entonces se le concede el uso de la palabra al Senador Alejandro Encinas Rodríguez, del grupo parlamentario del PRD.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Muchas gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, el dictamen que hoy estamos discutiendo sintetiza de manera muy nítida la visión patrimonialista que sobre los asuntos públicos han impuesto el actual gobierno y sus aliados políticos.

La nación pierde el dominio sobre el petróleo y la electricidad. Pemex y la Comisión Federal de Electricidad dejan de ser organismos públicos propiedad de la nación, para constituirse en empresas productivas del Estado, exclusivas del gobierno federal, y como tal, se manejarán.

Las contraprestaciones y regalías que las empresas pagarán se entregarán a un fondo, el Fondo Mexicano del Petróleo, que no formará parte de la administración pública, y que estará sujeto a la legislación civil y mercantil, donde los integrantes del consejo de este fondo, no serán considerados servidores públicos y actuarán de manera independiente de la legislación que regula los entes públicos, actuando como un particular que establecerá relación con otros particulares, disponiendo discrecional y arbitrariamente de recursos públicos.

Este fondo y el Ejecutivo, se abrogan hoy las facultades exclusivas que competen al Congreso de la Unión, al fijar las regalías y contraprestaciones; que les guste o no, son recursos públicos, sobre lo que el Congreso de la Unión, y en particular la Cámara de Diputados, deben de legislar cada año, tanto en la Ley de Ingresos, como en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

A estas irregularidades se suma la discrecionalidad en el manejo de los recursos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que manejará sin ningún control ni fiscalización parlamentario, estos recursos, manteniendo como reservada toda la información referida al manejo de los contratos y su asignación.

A lo largo de meses, el Ejecutivo Federal y sus aliados sostuvieron que para fortalecer a Petróleos Mexicanos era necesaria su modernización, y para ello habría que establecer un nuevo régimen fiscal que quitara la enorme carga impositiva que limitaba el desarrollo de la empresa, lo cual no viene contenido en este dictamen. Y por el contrario, se mantiene la actual sobrecarga fiscal sobre Pemex, por parte de la Secretaría de Hacienda, que durante los últimos 15 años ha sangrado a esta empresa, la que ha entregado en promedio el 60 por ciento del total de sus ventas, con lo que se ha eliminado cualquier posibilidad para su desarrollo, crecimiento tecnológico y fortalecimiento financiero.

Al igual que en otros dictámenes que hemos discutido en estos días, se vuelve a incurrir en la simulación y aunque actualmente el dictamen propone eliminar el pago de siete derechos que actualmente afronta la empresa, se crean nuevos impuestos que se aplicarán con dos nuevas fórmulas: la de utilidad compartida y la de extracción de hidrocarburos.

A lo que se suma el pago del ISR, que ahora también tendrá que pagar Pemex; más la nueva contribución denominada dividendo estatal. Con lo cual la carga fiscal sobre Pemex continuará siendo exactamente la misma, en términos absolutos y en términos relativos. Se trata de un régimen fiscal confiscatorio que continuará debilitando a la empresa.

Esta situación no tiene comparación a nivel internacional, por ejemplo, en 2012, Petróleos Mexicanos tuvo una carga fiscal de alrededor del 67 por ciento sobre sus ventas totales, mientras que Petróleos de Venezuela pagó el 39 por ciento; Petrobras, de Brasil, pagó el 33 por ciento; Statoil, de Noruega, pagó el 19 por ciento y Ecopetrol, en Colombia, sólo el 11 por ciento sobre sus utilidades.

Adicionalmente, y en términos comparativos, el tratamiento impositivo de pagos de derechos establecidos en el dictamen, operará de manera desfavorable para Pemex, con relación a las empresas privadas, ya que principalmente el pago de los nuevos derechos y el dividendo estatal, la harán débil frente a las utilidades que obtendrá el sector privado, a quien se le crea un régimen fiscal de privilegios, con tasa cero de IVA, con un régimen de consolidación fiscal y el pago en promedio de regalías del 14 por ciento sobre las utilidades de los contratos, cuando en otros países, como Canadá, el pago de regalías alcanza el 45 por ciento.

Con ello se lleva a Pemex a su desmantelamiento total, y a una condición de debilidad en la competencia ante las multinacionales. Se pretende que Pemex continúe aportando el 34 por ciento de los ingresos totales del gobierno; en tanto que en la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y Desarrollo, se establece que los recursos presupuestales necesarios para cubrir estos gastos deberían de venir de las contraprestaciones; lo cual será muy difícil, ya que buena parte de la renta petrolera pasará a manos de empresas privadas, fundamentalmente extranjeras.

A esto se suma que el fondo se administrará como un particular y que las resoluciones y actos que éste incurra, no serán considerados como actos de autoridad. Este fondo que se pretendía fuera un instrumento del Estado mexicano para recibir, administrar y distribuir los ingresos derivados de la explotación de hidrocarburos, con la excepción de los impuestos, se conducirá por un comité integrado por siete miembros.

Estará el Secretario de Hacienda, el de Energía, el Gobernador del Banco de México y cuatro miembros independientes designados por la mayoría calificada por el Senado, a propuesta del Presidente de la República. Lo que en la práctica convertirá a este fondo en una extensión del Ejecutivo Federal en turno, en virtud de que la información, su manejo y operación, dependerá estrictamente de este consejo y del gobierno federal a través de la Secretaría de Hacienda.

El fondo operará con un alto grado de discrecionalidad y opacidad. Todas sus resoluciones y las que adopten incluso los miembros independientes no podrán ser objeto de fiscalización del Congreso, y no serán sujetos, por lo tanto, de rendición de cuentas ante ninguna autoridad.

Van a decir que en cuestión de transparencia, el dictamen obliga al Banco de México a publicar trimestralmente un informe de las actividades realizadas, así como los estados y la situación financiera; así como los montos de las transferencias, pero van a mantenerse como información reservada los contratos y los recursos a través de los cuales se asignan; o van a decir que los miembros del comité estarán sujetos a responsabilidad en el ejercicio de sus funciones cuando hagan daño o perjuicio a la hacienda pública, pero sólo en aquellos casos en que se acredite dolo.

Los contratos y prestaciones derivarán, con toda claridad, en el otorgamiento de concesiones ya que estas licencias que se otorgarán sobre el territorio nacional para la extracción y venta de hidrocarburos por parte de las empresas privadas, no pagarán ningún porcentaje sobre sus utilidades y el contratista se quedará con la totalidad de la producción.

En el caso de los contratos de utilidad y de producción compartida, los contratistas privados podrán recuperar los costos de exploración fallida y deducirlos hasta obtener una exploración exitosa de hidrocarburos. Es decir, aquella cantaleta que nos estuvieron repitiendo, de que se buscara compartir riesgos con el sector privado, es una nueva mentira, ya que los inversionistas no correrán riesgo alguno, pues recuperarán los costos de exploración fallidos y se verán beneficiados cuando éstos sean exitosos.

Adicionalmente, se estima que el resultado de estas medidas fiscales, el margen de utilidad neta para las empresas privadas será del 26 por ciento, mientras que para Petróleos Mexicanos se estima una pérdida de menos 5.7 por ciento.

En el dictamen se incorporó un Título Cuarto en la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos que propone incluir el impuesto de exploración y extracción de hidrocarburos, el cual dará paso a la creación del Fondo para Entidades Federativas y Municipios Productores de Hidrocarburos.

Estos recursos, dice, no se incluirán en la recaudación federal participable, y se distribuirán entre las entidades federativas adheridas al Sistema Nacional de Coordinación Fiscal, y a los municipios donde se encuentren las áreas contractuales o de asignación y se obtendrán los fondos de un impuesto de 1,500 pesos mensuales por kilómetro cuadrado de exploración y 6 mil pesos mensuales por kilómetro cuadrado de extracción.

Esta, lamento decirlo, y es una de las diferencias que tengo con mi compañero Senador Fernando Mayans, no es sino una nueva zanahoria para atraer el voto de Senadores de distintos estados.

Hoy este fondo es una ficción. No se conocen las reglas de operación del mismo, no se establece una estimación por parte de la Secretaría de Hacienda de los ingresos que se esperan aplicar, y más aún, en este fondo y en las reglas de operación que debían existir, no se contemplan las responsabilidades de las empresas frente a actividades que puedan generar fenómenos de contaminación, episodios catastróficos como los derrames petroleros, la contaminación de mantos acuíferos, el daño en reservas por los incendios forestales, porque no se asume ningún compromiso con la población.

Ya veremos en el presupuesto del próximo año cómo no se ejercerán los recursos, y esos miles de millones que se ofrecieron a los estados petroleros, se van a convertir en papel.

En síntesis, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se apropia de la renta petrolera y su destino; no se respetan los equilibrios entre los Poderes de la Unión; se vuelve a centralizar en el Ejecutivo funciones que competen al Congreso, sin ningún contrapeso legislativo; se violenta la legalidad en materia de ingresos y gastos de recursos públicos, y más aún, todos los actos de este fondo no serán sujetos del control del Congreso de la Unión.

Prevalecerá la opacidad de las decisiones en el nuevo mercado energético y seguirá pendiente lo que se pretendía, que era el objetivo fundamental de esta reforma: crear un nuevo régimen fiscal a Petróleos Mexicanos que le permitiera su fortalecimiento financiero, su desarrollo tecnológico y competir en condiciones de apertura de mercado en igualdad con las empresas privadas.

Hoy los consorcios privados, las multinacionales extranjeras gozarán, como lo han hecho todos los monopolios en este país, de un régimen fiscal de privilegios en tanto la sangría a Petróleos Mexicanos continuará dejando la carga fiscal de lo que es el gasto público de nuestro país, en Pemex, en el 34 por ciento, hasta que se acabe la gallina de los huevos de oro, y en el pago de los millones de mexicanas y mexicanos que somos los causantes cautivos que sostenemos las finanzas públicas del país.

Por eso, mi voto será en contra.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Encinas Rodríguez.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Miguel Romo Medina, del grupo parlamentario del PRI, para hablar a favor del dictamen.

- El C. Senador Miguel Romo Medina: Muchas gracias, señor Presidente.

Con su venia, señor Presidente; compañeras y compañeros legisladores, respecto a la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos se plantea un cambio fundamental, legalmente sustentado y largamente esperado y es uno de los elementos claves para que la empresa pueda competir con el nuevo marco legal, esto es: un nuevo régimen fiscal para Pemex que, además de simplificarlo enormemente, reduce de manera significativa su carga fiscal.

Este régimen, compañeros, termina con el tratamiento diferenciado de la empresa al incorporar elementos comunes a los contratos; además se le reconocerán en su totalidad los verdaderos costos en los que incurra al realizar actividades de exploración y explotación de los hidrocarburos.

En adición a lo anterior, se establecen una serie de modificaciones a los términos fiscales que aplicarán a los contratos de exploración, explotación y extracción de hidrocarburos para equipararlos con las mejores prácticas internacionales y garantizar que los contratos sean competitivos a nivel internacional.

Hay que decirlo con claridad, el régimen que se propone para nuestra aprobación garantiza que el Estado capturará toda la renta petrolera en beneficio de los mexicanos.

En cuanto a la adjudicación de los contratos, el presente dictamen propone utilizar más de una variable de adjudicación, con el objetivo de mantener los principios de claridad y transparencia en las licitaciones y deberán éstas estar irremediablemente asociadas a la inversión que el contratista comprometa. Esto, con el objetivo de buscar diferenciar a quien ofrece la mayor inversión para desarrollar eficientemente los campos al tiempo que se refuerce la capacidad de captura de la renta petrolera para el Estado.

Se trata de un régimen altamente progresivo, que asegura que el Estado se quede con una mayor proporción de recursos cuando aumenten los precios de los hidrocarburos o cuando se encuentren yacimientos de mayor tamaño.

Por otra parte, reconociendo que aumentarán las necesidades de infraestructura en las áreas donde se lleven a cabo las actividades de exploración y extracción se propone el establecimiento de un impuesto que consiste en el pago de un monto a cargo del contratista o el asignatario, y esto estará asociado y de acuerdo a la superficie que se utilice en dicha exploración y explotación.

La recaudación será canalizada a cada municipio y estado, así se contempla en los términos   que se establecen en esta minuta, en este dictamen, y así éstos podrán tener una actividad que se relacione de manera proporcional en función y a favor de su entidad, donde de acuerdo a la producción de hidrocarburos, se destine exactamente en una inversión social e inversión de estructura pública.

Con ello, las entidades y municipios recibirán de forma directa recursos adicionales para resarcir afectaciones al entorno social, ambiental y ecológico en las zonas de dichas explotaciones.

En la Ley de Coordinación Fiscal se modifican los coeficientes para determinar la proporción de los ingresos petroleros que se participan a los estados y municipios, asegurando que reciban, por lo menos, la misma proporción de los ingresos petroleros que perciben actualmente.

Es evidente que si hay una mayor producción y una mayor captación de recursos por renta petrolera, estos factores habrán de ser favorables para las entidades y los municipios.

Compañeros legisladores, la reforma energética será la más importante del siglo XXI, habrá un antes y un después de la iniciativa presidencial. El Presidente Enrique Peña Nieto ha tomado una decisión transformadora, valiente e inteligente y con altura de miras, no me queda la menor duda.

Señoras y señores Senadores, no tengamos miedo a tener empresas más eficientes, competitivas y productivas, no neguemos a los mexicanos el derecho de tener acceso a mejores beneficios, a espacios de desarrollo en programas sociales y a una mejor calidad de vida.

Por las razones anteriormente expuestas, compañeras y compañeros, nuestro voto será a favor de este dictamen.

Muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Romo Medina.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna, para hechos.

Sería el primer turno de hechos del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con respecto al orador, Senador Romo.

Y si me permite tantito, Senadora, antes de que empiece, voy a hacer un aviso.

Compañeros Senadores, les informo que los grupos parlamentarios acordaron modificar el tiempo de duración de la discusión en lo general. De manera que la votación nominal en lo general y de los artículos no reservados se realizará al cumplirse las 18:00 horas de este día. Les solicito tener presente lo anterior y tomen las provisiones necesarias en sus actividades de grupos parlamentarios y muy atentamente a los vicecoordinadores y coordinadores de los grupos, que le informen a sus Senadores. La votación será a las 18:00 de la tarde.

Por favor, Senadora Dolores Padierna Luna.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

El Senador que me antecedió en la palabra hablaba de un concepto fundamental para entender este asunto de la renta petrolera, hablaba del valor de adjudicación de los contratos.

Lo que pasa es que, lamentablemente, el valor de adjudicación de los contratos lo va a decidir de manera discrecional el Secretario de Hacienda. Todos los términos fiscales y el valor contractual y las variables de adjudicación quedan en total decisión del Secretario de Hacienda, lo cual es también inconstitucional, porque de paso está borrando o usurpando facultades del Congreso de la Unión, a quien le corresponde definir los términos fiscales.

Pero vuelve a repetir aquí, el Senador que me antecedió, lo mismo que ayer en comisiones. Decía el Senador Cavazos que nos vamos a quedar con el mayor porcentaje de la renta petrolera, que no tengamos ningún problema, como si esto fuera un acto de fe.

Y aquí no estamos hablando de actos de fe, no estamos en misa, estamos en el Poder Legislativo, donde se hacen leyes. Y lo que dicen las leyes, no lo que se cree que digan las leyes, sino lo que dice la ley es que el valor contractual de los hidrocarburos, que está definido en la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, que es el volumen multiplicado por el precio del petróleo, este valor contractual, menos los gastos, menos los costos, esto es renta petrolera.

Y no le ponen un límite a cuál es el porcentaje de deba de llevar el Estado y cuál es el porcentaje que le corresponde al privado.

No se está definiendo el límite de la renta petrolera. Cuánta riqueza petrolera puede llevarse el privado y cuánta le corresponde al Estado.

El contratista puede llevarse mucho más por la recuperación de la inversión, por el rembolso de costos, por el rembolso de gastos. Y tal y como está concebido, por ejemplo, en el artículo 18 de esta ley, que dice que un contrato puede deducir pérdidas de otro contrato. O sea, puede consolidar, y la ley que estamos discutiendo, la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, debe de especificar que la petrolera privada no pueda llevarse más allá del 10 por ciento, más allá del 15 por ciento de la riqueza, porque al no estipularlo en la ley ¿qué es lo que va a pasar?

Hoy día, el costo de producción de cada barril de petróleo es, a groso modo, de 10 dólares y se vende en 100 dólares cada barril.

La renta petrolera es de 90 dólares por barril y aquí en esta ley, Senador, no están estipulando que sean los mismos costos que tenga Pemex, porque una privada va a tener costos de producción mayores de lo que tiene Pemex. Dirán ustedes, lo que pasa es que Pemex está en aguas someras, está en campos ya muy maduros, tenemos toda la tecnología, todo lo cual es cierto. Y aquí estamos pensando allá, en aguas profundas, donde no hay tecnología y a grandes profundidades, pero eso no lo están diciendo aquí. En estos artículos es a todo, en aguas someras, en tierra, en aguas profundas, en territorio profundo. No está estipulado, no hay reglas y, por lo tanto, si de verdad están convencidos ustedes en lo que acaban de decir, especifíquenlo en la ley, que será el Estado el que se quede con lo más, que pueda llevarse el privado, no más allá del 20 por ciento, que la mayor parte del valor de producción de los hidrocarburos le corresponde al Estado, porque el gran negocio es por el que vienen las petroleras.

No son damas de la caridad, no vienen a compartir costos, no vienen a decir, a compartir tecnología, tampoco vienen a pagar impuestos.

Ustedes aprobaron una legislación internacional y todas esas petroleras pagan impuestos en sus países de origen. Esas petroleras no están por el Tratado de Libre Comercio obligadas a dejarnos contenido nacional ni tampoco a hacer un convenio de transferencia de tecnología, todo lo lleva perdiendo México.

Por eso, estipular el porcentaje máximo, el límite máximo de renta petrolera que deban llevarse estas trasnacionales es muy importante, más aún si los contratos están basados en el concepto de utilidad operativa, que consiste en regresarles todos los costos, gastos, inversiones y regalías. Eso sí está por escrito, eso sí lo aseguran al privado, ¿por qué no le aseguran al Estado el máximo de renta petrolera?

Gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Dolores Padierna.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Angélica de la Peña Gómez, del grupo parlamentario del PRD, en contra, hasta por cinco minutos.

- La C. Senadora Angélica de la Peña Gómez: Muchas gracias, señor Presiente, con su venia.

La finalidad última de este dictamen que estamos discutiendo es, se dice, asegurar que la nación capture la renta petrolera a partir del régimen de los ingresos que recibirá el Estado mexicano de las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos que se realicen a través de las empresas productivas del Estado, o mediante contratos celebrados entre el Estado y particulares, o empresas productivas del Estado.

Se establece, sí, según se plantea, un régimen de ingresos que percibirá el Estado derivado de las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos, realizadas a través de asignaciones y contratos. Así como las contraprestaciones que se establezcan en los mismos.

Sin embargo, señoras y señores, este dictamen y la serie de reformas que trae aparejada, impactan necesariamente en los ingresos del Estado. De ahí que resulta incomprensible que carezca de una definición de lo que debe entenderse como renta petrolera y, por ende, su verdadera dimensión y alcance.

Esta definición, creemos, es fundamental, ya que el gobierno federal ha declarado una y otra vez que no compartirá la renta petrolera con las empresas privadas.

Sin embargo, insisto, en la forma de operar los contratos se establecen contraprestaciones para los privados que comprometen toda la cadena productiva de los hidrocarburos.

En las condiciones actuales, consideramos que la finalidad de estas reformas es establecer un régimen fiscal de privilegio para los nuevos operadores privados. La estructura fiscal que se otorga a las empresas productivas del Estado es, por cierto, muy diferente al trato que se le da a las empresas privadas.

Mientras que a las empresas públicas del Estado se les carga por un lado derechos de utilidad compartida del 68 por ciento, derecho a la extracción; derecho a la explotación, el ISR y otros derechos y aprovechamientos, a las privadas se les dará, por otro lado, un trato preferencial, ya que sólo se considera la cuota contractual para la fase de exploración, las regalías por un monto de 7 por ciento creciente.

Por lo tanto resulta evidente que la renta petrolera no sólo se comparte sino que se transfiere a las empresas privadas.

En tanto, quiero mencionar, las empresas productivas del Estado se les trata con un régimen fiscal excesivo, duro, altamente restrictivo. A las empresas contratistas existe en contraparte una gran flexibilidad, discrecionalidad en cuanto a su aportación a los ingresos de la Federación y a la contribución que deberían hacer a la riqueza nacional.
Por eso votaremos en contra de este dictamen, porque no resuelve la actual situación de Pemex, aún habiéndola transformado en empresa productiva del Estado.

A la fecha su sobreendeudamiento ha llegado al absurdo de que su deuda resulta mayor que sus activos, registrando un patrimonio contable negativo.

Entre las deudas registradas sobresale un monto de un billón 119 mil 208 millones de pesos correspondiente al denominado pasivo laboral, el cual corresponde a los compromisos adquiridos por Pemex con sus empleados.

Tan sólo este monto equivale al 54.7 por ciento de los activos de la paraestatal, también representa uno de los resultados más perversos de la gestión de una administración permisiva y de una corrupción sindical que se ha apropiado por esta vía de más de la mitad de los activos de una empresa supuestamente propiedad de la nación. Eso no se puede ocultar sexenio tras sexenio.

La aprobación de estas reformas en nada beneficia, por lo tanto, a los trabajadores de Petróleos Mexicanos y de la CFE, ya que ambas empresas continuarán con la perniciosa práctica de no pagar el derecho al reparto de utilidades a pesar, por cierto, de que ya no son organismos públicos descentralizados.

Por otra parte, y para terminar, la propuesta de la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo elimina la facultad más importante de la Cámara de Diputados, el poder determinar el destino del gasto público derivado de los ingresos excedentes de los hidrocarburos a través del Presupuesto de Egresos de la Federación, a pesar de que el mandato constitucional especifica que el Fondo Mexicano del Petróleo tiene una asignatura especial al ser un fideicomiso público. Consideramos este fondo debería ser parte de la estructura del Banco de México, el cuantioso manejo de los recursos públicos relacionados con esta figura se caracteriza por su total opacidad.

En el grupo del PRD vemos con suma preocupación que la lógica en que se construyó este dictamen, la inversión en el desarrollo social, difícilmente, por más que lo argumenten, puede concentrarse ya que el fondo para las entidades federativas resulta ser un fideicomiso cuyo objetivo es privilegiar el pago de los contratistas, por lo que el ahorro a largo plazo es la última de sus prioridades.

Es cuanto.

Muchas gracias por su atención.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora De la Peña Gómez.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Padierna, por favor.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

Hay dos reglas generales para todos los contratos, que son la cuota contractual de fase exploratoria y las regalías.

Lo dijo mi compañero, el Senador Encinas, pero es muy importante hacer varios subrayados; la ley establece un pago de cuota contractual de fase exploratoria para Pemex, de un valor y para los contratos un poquito más.

Yo quisiera, en primer lugar, proponer que Pemex no tiene por qué pagar por estar en su país, que Pemex, siendo del “Estado”, como quedó en la Ley de Pemex, no debería de pagar esta cantidad.

Dice la ley que Pemex pagaría durante los primeros 60 meses, mil 150 pesos mensuales por kilómetro cuadrado. No sabemos cuáles van a ser las áreas contractuales que le toquen a Pemex, porque eso se verá hasta que lo decida la Secretaría de Hacienda, en septiembre.

Y le tocaría, a partir del 61 mes de vigencia del contrato, tendría que pagar 2 mil 750 pesos por metro cuadrado, es decir, 3 pesos por metro cuadrado al mes.

Vuelvo a subrayar, proponemos que esta cuota no la pague Pemex y nos parece verdaderamente un contrasentido que viene en la misma ruta en la cual pusieron a las mineras, de cobrar tasas ridículas por cada metro cuadrado de nuestro territorio nacional.

Propongo cobrar tasas más altas a los privados, al menos las que traía el Poder Ejecutivo, porque la Cámara de Diputados lo bajó a la mitad.

El tema, Senadoras y Senadores, no es trivial, van a determinar los ingresos que las actividades de exploración y explotación reportan al Estado. Se requieren cálculos objetivos, se debe de legislar sobre fundamentos, no por instrucciones, es indigno darle a los extranjeros gran parte del territorio nacional a 3 pesos el metro cuadrado. No lo podemos aceptar.

El PRD no recibe instrucciones de nadie, solamente de nuestro programa de principios y de los mexicanos, y no estamos aquí para obedecer instrucciones de Peña Nieto, por eso le queremos decir con toda claridad al pueblo de México, tienen que saber que en esta ley están poniendo a remate 430 mil kilómetros cuadrados de nuestro territorio a los extranjeros, que en la exposición de motivos sólo señalan que redujeron la cuota porque metieron el impuesto, éste, al que se refería mi compañero el Senador Mayans, que además es un impuesto ridículo de mil 500 pesos mensuales por kilómetro cuadrado.

¿Qué dinero es ese? Pero el impuesto que van a pagar, además de esta cuota contractual ridícula de 2 mil 760 pesos por kilómetro cuadrado al mes, a partir del 61 mes. Aquí primero piensen, la exploración ya la hizo Pemex, sino con base en qué se diseñaron todas las reservas que solicitó Pemex y todos los recursos prospectivos, ya se sabe qué área contractual tiene petróleo, cuál no, cuánto tiene, quién tiene gas, y cada cuadrícula de esta exploración ya la hizo Pemex.

Y son 430 mil kilómetros cuadrados donde hay hidrocarburos y van a pagar una cifra ridícula de territorio, y además un impuesto ridículo de mil 500 pesos mensuales que éste es el que va a ser, de acuerdo al artículo 57, el que se va a destinar a estados y municipios petroleros. Este es el monto que quieren cobrar a las petroleras extranjeras para que aporten al desarrollo de los municipios, según dice la ley.

Si de verdad quieren ayudar a los municipios petroleros, compañero Senador Mayans, si de verdad se trata de llevar recursos a Tabasco, pues no le pongan estos valores tan ridículos, tan infames y tan indignantes, en los cuales venden o regalan o rematan el territorio y el subsuelo de la nación. Pero les hago preguntas, “pos ni que fueran pobres”, a los que les van a dar este territorio y este subsuelo.

Exxon Mobil gana 450 mil millones de dólares de ingresos, ¿por qué va a pagar 6 mil pesos al mes por cada kilómetro cuadrado que ocupe? Shell tiene ingresos de 480 mil millones de dólares al año, ¿por qué le vamos a regalar territorio? Chevron Texaco gana 225 mil millones de dólares anuales, se va a volver pobre si paga el doble, el triple de lo que le están poniendo aquí. British Petroleum tienen ganancias anuales de 390 mil millones de dólares, ¿por qué le están dando valores ridículos, indignantes, si son tierras petroleras, si son tierras con hidrocarburos, si son tierras de inmenso valor en el mercado internacional?, ¿por qué aquí le tienen que dar regalado a las transnacionales, a estos valores ridículos?

Esto es a lo que se llama competencia desleal contra Pemex. Las petroleras se han asentado en otros países y tienen un historial monstruoso de daños al medio ambiente, y son devoradoras de recursos naturales, de aguas, de tierras, desplazadoras de comunidades. Aparecen en la lista de las doce transnacionales más corruptas del mundo, la lista la encabeza Halliburton y Chevron, Occidental Petroleum y Shell, muy famosa por su malabarismo contable, y muy famosa en los análisis de la Auditoría Superior de la Federación, porque esta empresa, Shell, se roba el petróleo ligero de la Cuenca de Burgos y se lo lleva a Dirt Park, allá lo refina y luego se lo vende a México a valor internacional, costo cero y ganancia internacional.

Son empresas que evaden impuestos, que tienen capturados a los tribunales internacionales. ¿Por qué les quieren regalar la riqueza de México?, ello va a empobrecer aún más a la población, ello va a repercutir negativamente en las finanzas públicas, en la soberanía energética de que ha gozado México a lo largo de 76 años, en la viabilidad como nación. Este modelo de privatización es discrecional, es irresponsable, corrupto y elitista, no es correcto.

Y en cuanto a las regalías, le están cobrando 7.5 por ciento, fíjese, si el precio contractual del petróleo es inferior a 48 dólares, ¿por qué le ponen inferior a 48 dólares si saben que son 100? Y cuando sea mayor a 48 dólares, es una fórmula de multiplicar el 0.125 por el precio, más 1.5, que en síntesis es 13.95 por ciento.

Haciendo los cálculos, es una regalía regalada, dicho sea de paso.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senadora Padierna Luna.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Gerardo Sánchez García, del grupo parlamentario del PRI, para hablar a favor del dictamen.

- El C. Senador Gerardo Sánchez García: Con su permiso, señor Presidente.

Compañeras y compañeros, maximizar la renta petrolera no es un fin en sí mismo, nuestra renta petrolera, que es de todos los mexicanos, debe explotarse sustancialmente tal y como lo propone el marco jurídico secundario que estamos analizando, con el fin de generar mayores recursos en beneficio de la población. El nuevo régimen fiscal propuesto, paulatinamente irá reduciendo la petrolización del Presupuesto de Egresos de la Federación, posibilitando también la creación de otras empresas altamente productivas en el país.

Tal como lo ha señalado Stiglitz, el descenso de la actividad económica de cualquier país no sólo se deriva de la caída de las rentas petroleras, sino por la deficiente capacidad productiva de la nación. No podemos continuar bajo el mismo esquema, tenemos la oportunidad histórica de establecer nuevas bases para el uso eficiente de los recursos petroleros y promover así una economía que crezca, aprovechando plenamente su potencial, orientada hacia nuevas actividades industriales, generando más empleos, fortaleciendo las cadenas productivas con mayor valor agregado e incursionando en nuevos mercados globales.

Es irresponsable continuar con la visión acotada de la renta petrolera en sí misma. Los beneficios económicos y comerciales generados por las actividades petroleras deben ser transferidos a toda la sociedad, convirtiéndose en detonador y palanca del desarrollo del país. Los recursos económicos y financieros que generará la reforma energética servirán para explotar todas las ventajas competitivas del país, sobre todo, aquellos que tienen que ver con el desarrollo humano, por lo que resulta fundamental destinar de manera prioritaria mayores recursos a la educación y capacitación de la población, invertir en investigación y en el desarrollo, tal como se plantea en el uso del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, fondo que es soberano y su constitución es ejemplo de reingeniería institucional en beneficio de la nación.
Esta y futuras generaciones recibirán los beneficios de los recursos energéticos con el nuevo modelo de desarrollo económico, que generará un círculo social e industrial virtuoso, ya que con el Fondo Mexicano del Petróleo se podrán garantizar proyectos de inversión a mediano y largo plazo, tales como el pago de pensión universal, proyectos de inversión en ciencia, tecnología e innovación y energías renovables, inversiones en infraestructura para el desarrollo nacional y becas para la formación de capital humano en universidades y postgrados.

Además, el fondo será estratégico para la nación garantizando, por ejemplo, en el mediano plazo, cubrir con recursos del fondo coberturas que pudieran ser resultado de baja de los precios internacionales del petróleo, como ya sucedió en el 2008. Además de asegurar que los mexicanos sigan recibiendo la totalidad de la renta petrolera, y con ello, asegurar que el Estado mexicano cumpla con sus obligaciones fundamentales de procurar inversión pública, fortalecer los servicios de salud y educación de calidad, impulsando mayores inversiones en el sector energético, y también convirtiéndose en factor fundamental para la estabilidad macroeconómica y contar con finanzas públicas sanas.

El nuevo esquema financiero planteado promoverá una industria petrolera saludable, con mayores oportunidades y beneficios económicos para la población; fomentará el desarrollo de una industria diversificada, capaz de evitar la dependencia excesiva en los ingresos del petróleo. La industria energética en México evolucionará también de forma sustentable y compatible con el medio ambiente de nuestro país.

Las ventajas que ofrece el nuevo esquema de reforma energética son muchas. Este modelo no sólo no permitirá mayor inversión pública, que resulta fundamental, para el funcionamiento óptimo de cualquier economía; al mismo tiempo garantiza la transparencia, la rendición de cuentas y la supervisión puntual y eficiente en el uso de los recursos derivados de los energéticos.

Compañeras y compañeros Senadores, la historia no es juzgar ni encontrar justificaciones a nuestras insuficiencias, la historia es para comprenderla, bajarla del pedestal, darle vida, porque también se escribe del presente hacia el pasado.

Hoy estamos ante la gran oportunidad de salir de la mediocridad y estancamiento económico en que hemos vivido en los últimos lustros, con resultados de mayor pobreza y falta de oportunidades para la mayoría de la población.

México y los mexicanos de ésta y las generaciones por venir, merecemos un mejor destino.

Lo decía Roberto Mangabeira, cito: “Lo que está en juego aquí es algo que va más allá de la búsqueda de crecimiento económico con inclusión social y oportunidades más amplias y más igualitarias. Es nuestra habilidad de darle una consecuencia práctica a la doctrina esencial de la democracia, que significa la fe en los poderes constructivos de los hombres y las mujeres comunes y el compromiso de elevarlos y engrandecerlos”.

Por lo anterior, compañeras y compañeros, mi grupo parlamentario del PRI votará a favor del presente dictamen. Invito a nuestras compañeras y compañeros a votar en el mismo sentido.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Sánchez García.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Fidel Demédicis Hidalgo, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en contra del dictamen.

- El C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo: Con su venia, señor Presidente.

Compañeras Senadoras y compañeros Senadores, quisiéramos tener el optimismo que han venido a desbordar en esta tribuna los Senadores que están hablando a favor del dictamen.

Créannos que igual que ustedes, queremos, y en esa parte coincido plenamente con el Senador que me acaba de anteceder en el uso de la palabra, que México merece un mejor destino. Pero, por qué creer lo que están planteando, si al revisar puntualmente cada una de las leyes, desde el primer dictamen de la Ley de Hidrocarburos hasta ésta que estamos discutiendo en este momento, la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, en todas ellas la parte que se prioriza es el respaldo para que las transnacionales se lleven absolutamente todo lo que hasta el día de hoy pertenece a las mexicanas   y a los mexicanos. Vienen a plantear aquí como la gran panacea, lo que representaría para nuestro país el Fondo Mexicano del Petróleo, ésta va a ser la palanca para generar el desarrollo en México.

Yo no sé si los que están subiendo a hablar a favor y revisaron cuáles son las transferencias     que se van a hacer de este Fondo Mexicano del Petróleo, y si ya la revisaron, seguramente también ya revisaron la forma en que está la prelación de las asignaciones; y la prelación significa que va a asignarse en primer lugar, en segundo, en tercero, en cuarto, en quinto, hasta llegar al último lugar. Su gran preocupación, México que tenga un mejor destino, y si eso fuera de verdad lo que los anima, entonces, no pusieran en primer lugar en el tema de las transferencias el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios.

Si realmente eso fuera lo que los anima, lo que pondrían, es, cómo corregimos el problema del hambre, en primerísimo lugar; si revisamos la Pirámide de Maslow vamos a encontrar que la prioridad número uno de cualquier ser vivo y, por supuesto, de los seres humanos, la prioridad número uno es comer.

Hablar de demagogia es muy bonito, y decir que, pues que están hablando a favor, que realmente el pueblo hizo reivindicación de sus grandes demandas, pues eso se llama demagogia.

¿Qué es lo que han venido a exponer aquí?

Demagogia, demagogia y demagogia. En este tema de las transferencias el asunto que realmente están planteando para corregir algunos de los problemas que tiene el pueblo, lo ponen después de todas las transferencias para ver si se junta un 3 por ciento que se va a constituir como el fondo de reserva de este Fondo Mexicano del Petróleo.

¿Qué contemplan en el Fondo Mexicano del Petróleo?

Sin duda, situaciones que son de apoyo fundamental para el pueblo, el fondo de la pensión universal; el tema que tiene que ver con financiar proyectos de inversión en ciencia y tecnología e innovación, coincidimos, por supuesto, que México está en el subdesarrollo, porque no le invierte a la investigación y menos a la innovación; el .004 del presupuesto nacional es el que se utiliza para las cuestiones de investigación.

Compañeras Senadoras, compañeros Senadores, con todo respeto, ya basta de demagogia, vamos hablándole con la verdad al pueblo, y si realmente sus sentimientos son sinceros, si realmente si sus sentimientos son buenos, si realmente sus sentimientos son nobles, entonces, pasemos todos los asuntos que aquí están planteados, que va a atender el fondo de reserva, vamos a pasarlo como prioridad uno, no como, si se reúne el 3 por ciento, entonces le pediremos a la Cámara de Diputados que asignen el presupuesto para atender las becas, para atender la innovación, para atender infraestructura para el desarrollo, para atender las cuestiones fundamentales por las que sufre el pueblo.

Los datos, pues los hemos repetido aquí hasta el cansancio, pero voy a repetírselos para ver si así se conmueven, y con esto voy a concluir, señor Presidente.
No son datos de su servidor, revisen el último informe de la CEPAL, del mes de diciembre. La CEPAL dice que México es el único país de América Latina que no ha reducido sus niveles de pobreza; dice la CEPAL que tenemos 60 millones de pobres; dice la CEPAL que tenemos 30 millones de compatriotas en pobreza alimentaria; es decir, gente que come cuando mucho una vez al día.

También dice la CEPAL que tenemos en México, de esos 30 millones, 30 por ciento son niños, es decir, diez millones de infantes que comen cuando mucho una vez al día y que se nos están muriendo poco más de 30 compatriotas por el problema de la desnutrición.

Si realmente sus sentimiento fueran buenos, fueran sinceros y fueran para resolver el problema de la hambruna que atraviesa el país, y otros problemas como el de la pobreza, compañeros Senadores, sin duda, concluyo, sin duda que no estarían votando esta ley a favor, la estarían corrigiendo si sus sentimientos fueran buenos, pero aquí en la tribuna, frente al pueblo, uno se quita la máscara, está uno con el pueblo o está uno en contra del pueblo, aquí es compañeros Senadores, y qué bueno, porque el pueblo está viendo este debate, así como se ha pedido, las posiciones de un lado y las posiciones del otro.

Compañeros Senadores, hablar de demagogia es muy bonito, y decir que ustedes quieren al pueblo, eso precisamente es hablar de demagogia.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DE LA C. SENADORA
ANA LILIA HERRERA ANZALDO

- La C. Presidenta Ana Lilia Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Demédicis Hidalgo.

Tiene el uso de la palabra, hasta por cinco minutos, el Senador Raúl Morón Orozco, del grupo parlamentario del PRD.

- El C. Senador Raúl Morón Orozco: Gracias, señora Presidenta.

Compañeras y compañeros, con su permiso Senadora Presidenta. Vengo a fijar posición en contra del dictamen que se discute el día de hoy, no sólo porque parte de errores que se consideran estratégicos bajo el falso discurso de la modernización energética, sino porque legaliza bajo la idea de los contratos de utilidad y producción compartida una serie de actos lesivos y perversos que pretenden ejecutarse con dolo y mala fe en contra del patrimonio nacional.

Las grandes mentiras que se nos han dicho de manera reiterada ha sido que el nuevo modelo energético permitirá la generación de más ingresos para el país mediante el incremento de nuestra producción petrolera, a por lo menos tres millones de barriles diarios; que las petroleras privadas vienen a ayudarnos a extraer el petróleo enterrado en el fondo del mar, y que se nos va a bajar el precio del gas, de la electricidad, de la gasolina y de otros servicios, resolviendo de manera casi mágica todos nuestros problemas económicos y sociales.

Aquí también se ha reiterado en ponernos de ejemplo los modelos petroleros de países como Brasil, Noruega, Venezuela y otros más, por algunos compañeros Senadores, han sido la base de  su éxito económico interno. Al respecto habría que señalar que Brasil, del cien por ciento de la propiedad del petróleo pasó a tener sólo el 10 por ciento de estos ingresos por la vía de impuestos, a grado tal que a partir de 2010 el Estado brasileño se ha ido recomprando acciones de Petrobras con la intención de caminar hacia la renacionalización de su industria.

Otro ejemplo que aquí se ha mencionado mucho, ha sido el caso noruego, a través de Statoil, pero también habría que señalar que en este modelo de asociaciones con transnacionales privadas, la finalidad no fue el incremento de la producción, sino la apropiación de su tecnología, que la menos, hasta ahora en este paquete de leyes secundarias, no ha sido propuesta.

Otro gran problema que se plantea en este dictamen es el asunto de la distribución de los ingresos provenientes del valor contractual de los hidrocarburos bajo el esquema que ustedes han propuesto bajo las modalidades de licencias, los contratos de utilidad y de producción compartida, nuestro país habrá de recibir entre bono de extracción, cuotas de exploración, regalías y contraprestaciones derivadas de la utilidad operativa, menos del 18 por ciento de los ingresos de producción petrolera, porque la mayor ganancia será para las empresas particulares, entre recuperación de costos y las contraprestaciones que les corresponden.

La pregunta es, ¿a quién están representando en este Senado, al pueblo de México, al Estado mexicano, o a los intereses de las grandes petroleras transnacionales? Ustedes están condenando al Estado a celebrar contratos leoninos, viciados de origen, de dolo, de mala fe y lesión, alejados del principio de la buena fe en los contratos y del principio de proporcionalidad de los derechos y las obligaciones de todo acto jurídico; argumentando un Estado de necesidad del país, porque ya de entrada lo están obligando a recibir contraprestaciones claras y evidentemente desproporcionadas.

Por otra parte, las propias disposiciones del derecho internacional en el Pacto de Derechos Civiles y Políticos y en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, en su parte un artículo 1, Numeral 2, ha dispuesto, cito: “en ningún caso podría privarse a un pueblo de sus propios medios de subsistencia”.

Disposiciones que en este caso son perfectamente aplicables porque se está obligando al Estado a actuar como parte en los contratos y no como autoridad, privándolo de los recursos y medios de subsistencia que corresponden al pueblo mexicano, para entregarlos al beneficio privado internacional.

¿Quiénes serán entonces los verdaderos perjudicados de esta equivocada decisión? Pues evidentemente los estados y los municipios que recibirán menos recursos federales participables         a través del Fondo Mexicano del Petróleo y del Presupuesto Federal de Egresos, que ya prevé en   el corto y mediano plazo una tendencia a la baja, y consecuentemente la sociedad mexicana, que recibirá menos apoyos y programas sociales.

El manejo del Fondo Mexicano del Petróleo es un tema de enorme importancia que le atañe a la sociedad mexicana en su conjunto. Actualmente no se conoce la estrategia de inversión de este fondo, ni se cuenta siquiera con la lista de proyectos que financia y mucho menos con información más detallada sobre los mismos, lo que sí se sabe, por el trabajo de la Auditoría Superior de la Federación, es que han sido mal ejecutados, han recibido importantes ampliaciones presupuestales y sus tiempos de ejecución se han alargado. Este fondo se ha caracterizado por su opacidad y el manejo discrecional de sus recursos.

Por ello es necesario, y voy terminando señora Presidenta, que el Fondo Mexicano del Petróleo tenga componentes ciudadanos y de transparencia, fuertes y de responsabilidad administrativa, que en este dictamen están ausentes. Con esta reforma se tenía la gran oportunidad de lograr un cambio que implicara el saneamiento operativo y financiero del sector ante la situación actual, y como resultado de esta oportunidad, el gobierno, con su reforma, ha respondido con la privatización, reconociendo su incapacidad como gestor.

Mexicanas y mexicanos, despertemos y quitémonos la venda de los ojos, México es un Estado netamente petrolero, un 40 por ciento aproximado de nuestros ingresos son producto de nuestra industria petrolera, entregarlos o compartirlos con las transnacionales es renunciar a la posibilidad de que nuestro país pueda mantener una vida con dignidad y decoro. Las Senadoras y Senadores del PRD no validaremos esta traición a la patria, ustedes en cambio estarán condenados a lamentar el día de mañana lo que no han sabido ni querido defender hoy a favor del pueblo de México.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)


- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Morón Orozco.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Blanca Alcalá Ruiz, del grupo parlamentario del PRI, para hablar a favor, hasta por cinco minutos.

- La C. Senadora Blanca María del Socorro Alcalá Ruiz: Muchas gracias, señora Presidenta.

A lo largo de estos días, en el grupo parlamentario del PRI hemos ratificado nuestra posición  en torno al tema que nos ocupa. Hemos señalado, y lo sostengo, el interés porque mejoren las condiciones del país y con ello el desarrollo de los mexicanos.

En nuestra perspectiva, la queremos convertir en una economía de destino para la inversión extranjera y de mejores condiciones para la inversión nacional.

Un lugar donde las inversiones se materialicen en empleo, en bienestar y en seguridad.

Estas son algunas de las razones que nos han llevado a buscar la transformación del sector de hidrocarburos en México.

Sabemos que esta decisión tiene sus retos y sus riegos, pero también estamos convencidos que tiene sus ventajas. Ventajas que están señaladas y advertidas en el diseño de reformas que ahora estamos discutiendo.

Hemos escuchado, como siempre, las posiciones de quienes no coinciden con nosotros. Constituyen puntos de vista que respetamos, que consideramos, pero que no compartimos.

Para nosotros es fundamental fortalecer la capacidad tecnológica, la capacidad de inversión y por ello la importancia de modificar el sector energético.

Quiero sostener, por qué nosotros buscamos que esta reforma sea integral, sea eficiente, sea federalista y sea transparente.

Y me referiré a algunos de los aspectos que a lo largo de la mañana hemos escuchado y que forman parte de nuestro interés.

Por ejemplo, seguiremos pensando que, efectivamente, con el nuevo régimen fiscal de Pemex se simplifica el esquema y se reduce sensiblemente la carga fiscal por las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos. Estos cambios incluyen la reducción de números de derechos que Pemex deberá de pagar; la reducción de la tasa del derecho sobre base neta, del 71.5 a 65 por ciento.

El límite de costos, que de ser de 6.5 dólares por barril, ahora, será un porcentaje de los ingresos, equivalente a 12.5 dólares por barril, a precios actuales.

Cuando las deducciones superen estos límites de costos, Pemex no perderá las deducciones, sino que puede trasladarse a periodos futuros para recuperarlas más adelante.

Y Pemex, como cualquier otra empresa, pagará el ISR.

Comparando los resultados en los estados financieros auditados de Pemex Exploración y Producción de 2013, con lo que se podría observar, de aplicar el nuevo régimen que estamos proponiendo. Estos serían algunos de los resultados:

Pemex Exploración y Producción, pasaría de tener una pérdida de 33 mil 650 millones de pesos, a una utilidad de 56 mil 250 millones de pesos, esto representaría una mejora de 89 mil millones de pesos.

Del mismo modo, considerando el dividendo estatal mínimo aplicable en 2015, el 30 por ciento sobre la utilidad neta, la base para que cualquier empresa determine sus dividendos, Pemex pagaría un dividendo de 16 mil 875 millones de pesos, y mantendría una utilidad neta de 39 mil 375 millones de pesos. Esto representaría una mejora de 72 mil millones de pesos, respecto a lo observado en el 2013.

Asimismo, se ha hablado de los distintos contratos. Desde nuestra óptica, el Estado capturará toda la renta petrolera en beneficio de los mexicanos. Todos los contratos se adjudicarán con total transparencia, mediante licitaciones, a quien ofrezca el mayor pago al Estado y el mayor compromiso de inversión.

Se establecerán valores mínimos para estas variables.

Asimismo, se establecerán pagos que garanticen que el Estado reciba un flujo mínimo de ingresos. Independientemente de la etapa de desarrollo y de la rentabilidad de los proyectos.

Del mismo modo, las iniciativas contemplan que se generen incentivos a los operadores para minimizar costos y para producir de manera sostenible, maximizando la renta petrolera para el Estado, en beneficio de los mexicanos.

Se trata pues, de un régimen altamente progresivo, que asegure que el Estado se quede con la mayor proporción de recursos cuando aumenten los precios de los hidrocarburos o cuando se encuentren en yacimientos de mayor tamaño.

También he escuchado, compañeras y compañeros, con insistencia, hablar de la tasa cero. Seguiremos insistiendo que el tratamiento de tasa cero en el IVA a contratistas y a asignatarios, en el artículo 33, no contravienen la proporcionalidad constitucional en el pago del impuesto.

Lo hemos propuesto para evitar costos innecesarios y cargas administrativas adicionales, para que se realice en las operaciones correspondientes el pago de contraprestaciones solamente entre el fondo y los contratistas que tendrán tasa cero.

De ninguna manera la propuesta implica cambio alguno en el tratamiento que debe dar el IVA   a las operaciones que realiza con otras partes, incluyendo las contrataciones de proveedores, la adquisición de insumos o la comercialización final de hidrocarburos.

Voy terminando, señora Presidenta. Porque con estas disposiciones tampoco se afectarán los montos de recaudación, ni mucho menos se busca dar un trato preferencial de ninguna índole a los contratistas.

Estoy segura que el resto de mis compañeros, que como yo, sostienen a favor este dictamen, podrán aclarar muchas de las dudas. Tenemos claridad en relación con el propio Fondo Mexicano del Petróleo, con la propia participación del Poder Legislativo y, por supuesto, el por qué de las razones de sostener en favor el dictamen que nos ocupa.

Muchas gracias, señora Presidenta.

Estoy a sus órdenes.

(Aplausos)

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Alcalá Ruiz.

Tiene el uso de la tribuna, hasta por cinco minutos, la Senadora Dolores Padierna Luna, para hechos.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señora Presidenta.

¡Qué bueno que la Senadora Blanca Alcalá mencionó que Pemex va a tener límites de ganancia!

¿Y los privados, no? En efecto, a Pemex si le ponen un límite, no más allá, y a los privados no.

Y hablaba la Senadora de que México se va a quedar con la maximización de la renta petrolera. Que hay muchos beneficios para el país. Hasta vamos a salir ganando.

Por lógica, si hoy México se queda con el 100 por ciento de la renta petrolera. Si ustedes tienen 100 pesos y es de ustedes, y le van a dar una parte a otro, pues van a perder algo.

Y lo que están poniendo aquí en la ley, lo que va a perder México, es casi todo.

A los privados se les está dando utilidad operativa, que ya expliqué, es la devolución de todo lo que pongan. ¿No dijeron que iban a traer a los privados a invertir? Entonces, ¿para qué les regresan las inversiones?

¿No dijeron que venían las transnacionales, que tienen tecnología? ¿No está escrito? Vienen a llevarse la renta petrolera.

Pero además no definen los límites de apropiación de la renta petrolera. Son verdaderas concesiones.

La cuota contractual de fase exploratoria, ésta, hace un ratito yo estaba hablando por metro, es un centavo por metro cuadrado. Veintisiete centavos por metro cuadrado, un metro cuadrado que tiene hidrocarburos, que tiene petróleo.

No puede ser que digan que vamos a ganar. ¿Cómo vamos a ganar, con una regalía pírrica que van a pagar los privados, a lo más de 13.7 por ciento, cuando a valores internacionales las regalías petroleras están en 25 por ciento promedio? Y aquí de 13.

¿Cómo vamos a ganar, si le ponen tasa cero?, como si se tratara de los pobres de la canasta básica, que no tienen ni para la canasta básica. Si se trata de verdaderos millonarios.

¿Cómo vamos a ganar, si además se les consolida un montón de beneficios que se les ponen aquí?

Pero déjenme hablar de un asunto que es irrebatible, Senadora.

La comercializadora que va a recibir todo el petróleo, y lo va a vender, va a ser privada.

La comercializadora del Estado, no será del Estado, sino será privada.

El artículo 28 de la Ley de Hidrocarburos establece que la contratación de la comercializadora del Estado, se venderá ésta a los hidrocarburos a través de una licitación privada.

Por qué no lo sigue haciendo Pemex, si además, en los datos que nos está dando Pemex, al día de hoy, que lo acabo de bajar de internet, la comercializadora Pemex tiene ganancias de tres mil millones de pesos.

¿A quién le quieren regalar estos tres mil millones de pesos?

Son números positivos, Pemex gana recursos comercializando el petróleo. Dándoselos a los privados, díganme cómo, si los privados van a aportar ganancias; pues los privados al contrario, lo dice la ley, tendrán que descontar sus costos.

¿Cuáles son sus costos? La comercializadora sólo va a entregar al Fondo Mexicano del Petróleo, una vez que haya descontado lo que ella decida. No hay límite, no hay criterio.

Y además, esta comercializadora se queda, pues, con una parte de la renta petrolera.

Esta riqueza gigantesca que es la que tenemos hoy de renta petrolera, en manos privadas sería un riesgo para la política energética, para la política monetaria, la económica. Dejarla en manos privadas es simplemente un lucro.

No queda claro, o algo gravísimo también, es de que las licencias no establecen claramente que todos los hidrocarburos serán entregados a la comercializadora; al revés, se quedarán con el petróleo, y sólo le pagarán los 4 conceptos que está cobrando el Estado a los privados.

Las disposiciones para comercializar, la comercializadora del Estado es uno de los puntos más peligrosos y censurables de esta reforma energética.

Dispone que será la Comisión Nacional de Hidrocarburos quien va a contratar a la comercializadora mediante una licitación, y el decreto constitucional en el Octavo Transitorio, establece que debe de ser un comercializador del Estado, y ahí dice: hasta el 2017, luego será privado.

Los hidrocarburos, los comercializadores asumen riesgos enormes. El Estado asume las consecuencias y las ganancias se las quedan los privados.

Se puede perder miles de millones de dólares por errores que cometa el comercializador o por la corrupción del comercializador.

Si un privado va a vender los hidrocarburos, entonces será una empresa extranjera, porque aquí en México solamente existe Pemex, que a lo largo de 76 años ha comercializado con éxito y con ganancias el hidrocarburo, ahora, pues vendrá cualquiera de las trasnacionales.

No hay comercializadores neutros ni gratuitos, ni damas de la caridad.

Qué necesidad hay de contratar a un privado para comercializar los hidrocarburos, si Pemex tiene la suficiente experiencia para hacerlo.

Si la comercialización queda en manos de una transnacional, el peligro de ello será irreversible el daño.

El comercializador podría fijar el precio del petróleo producido en el país, siendo el precio una variable importantísima.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Le pido termine, Senadora, por favor.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Termino con dos cosas que vienen también aquí, en el artículo 2.

Una variable importantísima, no puede dejarse a los extranjeros que manejen, que van a manejar el volumen de la producción y además fijen el precio.

Tiene que decir la ley que es el precio internacional a valor del mercado internacional. No lo definen en ningún lado, de eso depende todo lo demás.

Por lo tanto, debe de ser el Estado quien se encargue de la comercialización, quien reciba el volumen de la producción, le fije el precio internacional de mercado para verdaderamente tener la máxima rentabilidad de la renta petrolera.

No existen disposiciones para construir un precio nacional de referencia, que es la clave para que el Estado incida en el nivel de la renta.

Hay múltiples vendedores de crudo. Imagínense en México, va a estar Pemex, va a estar una privada, va a haber varios vendedores de crudo mexicano. No va a ser posible maximizar, entonces, la renta petrolera y eso va a afectar a nuestro país.

La ley prevé una brecha injustificable entre el precio contractual utilizado para pagar impuestos y las contraprestaciones a los titulares de los contratos, y el precio real. No se establece en la ley que sea el precio internacional por barril de petróleo al que se vende en el mercado.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Le pido concluir, Senadora, por favor.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Termino simplemente diciendo: debe de asegurarse un esquema donde el precio de todo el crudo producido en el país sea el de precios         de exportación ajustables por calidad, el precio internacional del barril de petróleo, y que el comercializador del Estado, pues, sólo pueda ser del Estado.

(Aplausos)

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Tiene el uso de la tribuna, hasta por cinco minutos, el Senador Rabindranath Salazar Solorio, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en contra.

- El C. Senador Rabindranath Salazar Solorio: Muchas gracias, señora Presidenta.

Compañeras y compañeros Senadores, en primer lugar debo señalar que lamento la ausencia de la mayoría de los legisladores de Acción Nacional, en particular por la mención que hace un momento daba el Senador Carlos Mendoza, que en más de 3 ocasiones mencionaba que con esas reformas se iban a generar alrededor de 2 millones y medio de empleos.

He venido señalado a lo largo de estos debates, situación que en este momento reafirmo, que una cosa es la que se dice y lamentablemente otra cosa es la que se hace, y que queda debidamente registrada en los distintos reportes oficiales a los cuales todos tenemos acceso y podemos consultar.

Sobre todo, hay una gran incredulidad en esta generación de empleos en virtud de que viene, insisto, de un integrante de Acción Nacional, y justamente en los dos periodos pasados es donde más empleos se han perdido.

Simplemente recordar que en el periodo de Fox, es cuando más petroquímicas se cerraron en el país.

O por ejemplo, el autodenominado “Presidente del Empleo”, que de acuerdo al INEGI, al Banco de México, a la Secretaría de Hacienda y a la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, fue justamente este último periodo donde hubo la tasa de desocupación en el país más alta. Una cifra similar también a la que se generó con el Presidente Fox.

Entonces, insisto, pues, y qué lamentable que no están para que podamos contrastar y poder hablar de estas cifras.

Decía Rockefeller: “Que el mejor negocio del mundo era el petróleo bien administrado, y que el segundo mejor negocio del mundo era el petróleo mal administrado”.

Si el fundador de Standard Oil estuviera vivo, seguramente nos diría: “Que hay un tercer negocio rentable, el negocio petrolero politizado”, especialmente rentable para quien lo administra, o mejor dicho, para quienes mal administran.

En nuestro país, el costo de extracción, de producción de un barril de petróleo ronda los 7.91 dólares. De acuerdo a los últimos datos, se venden aproximadamente en 100 dólares.

Estamos hablando de una rentabilidad de 13 veces el costo que nos cuesta el tener un barril, 13 veces, por eso es tan rentable.

Y de ahí nuestra preocupación en el tema de la renta petrolera, porque desde el inicio no viene, incluso, una definición clara sobre este asunto.

Entonces, si no viene una definición de la renta petrolera, ¿cómo será posible la protección y el aseguramiento de algo que ni siquiera los promoventes fueron capaces de definir?

¿Cómo garantizar la tutela de un bien jurídico, si ni siquiera el mismo está definido por la ley que afirma protegerlo?

Del estudio y análisis del dictamen podemos afirmar que esto no fue un error o una omisión inocente.

La ausencia de definiciones es consecuencia de no establecer los elementos de la renta petrolera a fin de que no se establezcan cargas impositivas diferenciadas en cada uno de los elementos, ya que al hacerlo se tendrían que modificar, de manera importante, los elementos de los contratos en perjuicio de los particulares a quienes se les pretende beneficiar con la reforma.

Este proyecto de dictamen que contiene la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos pretende establecer y regular en sus contenidos los tipos contractuales, así como el tipo de contraprestaciones que se contemplan en los mismos, entre ellos se contempla un contrato denominado de servicios, en el que el contratista entrega petróleo al Estado y recibe una contraprestación en efectivo.

Sin embargo, esta contraprestación no está debidamente regulada, ya que se establece en el artículo 21 que la misma sea conforme a los estándares o usos de la industria, sin establecer más detalle antes que el ya expuesto.

Los tipos contractuales establecidos en el proyecto de dictamen coinciden en que en todos los casos hay un reparto, ya sea de petróleo o de algún tipo de valor entre el contratista y el Estado.

Sin embargo, en la distribución de lo repartido no existe un techo que marque un límite a fin de que el contratista recupere su inversión y reciba una ganancia razonable.

Como no existe freno, el contratista puede recibir mucho más que eso, y ese excedente es parte de la renta petrolera que al ser transferida, el contrato pierde su esencia y su elemento formal de validez jurídica para convertirse en automático en una concesión.

Un concepto que salta a la vista como uno de los elementos de los contratos es el de la recuperación de costos. Aunque en este proyecto se contempla la facultad de la Secretaría de Hacienda para establecer límites en la recuperación de costos por periodo, se omite el garantizar o establecer que dichos límites sean razonables a fin de que no existan reportes de costos impagables.

Diferente sería si esta ley estableciera siquiera que los costos de recuperación no podrán exceder el valor del hidrocarburo restando de la regalía.

Sin esta restricción pueden darse casos en los que el Estado mexicano deba asumir las pérdidas con la consecuente generación de un déficit para el mismo, tal y como en estos momentos ocurre, incluso, en algunas perforaciones en aguas profundas.

Mención aparte merece la legislación que da origen al Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

Si bien es cierto que el ahorro es uno de los fines de dicho fondo, también debe señalarse que no es su objetivo principal y que tendrá alcances de ahorro muy limitados.

Este fondo es más bien un fideicomiso de garantía de pago a los contratistas, en él se depositarán todos los ingresos provenientes de contratos y asignaciones y tendrá como prioridad pagar las obligaciones contractuales del Estado.

Lo anterior hace del Fondo Mexicano del Petróleo un fondo diferente a los fondos soberanos de otros países, pues tendrá, antes que nada, las funciones de una gran tesorería, es decir, la recepción de ingresos brutos y el pago de los mismos.

Dentro de las transferencias que realizará el fiduciario de los recursos del fondo, está aquella que realizará a la Tesorería de la Federación, monto que deberá ser suficiente para garantizar los ingresos petroleros del gobierno federal que se destina a cubrir el presupuesto de egresos y que mantengan el 4.7 por ciento del PIB.

De esta forma, el fondo deberá mantener los pagos por este 4.7 por ciento del PIB de rentas al gobierno, sin que se defina ninguna carga menor en caso de que la renta petrolera baje, lo cual es una tendencia observada durante los últimos años, ya que la renta petrolera representó el 6 por ciento del PIB en el año 2012.

Hace un momento se señalaban algunas diferencias en el tema de los fondos donde, por ejemplo, en el caso de Brasil las prioridades a cubrirse con este fondo social es, en primera instancia, la educación, la cultura, el deporte, la salud pública, la ciencia y tecnología, el medio ambiente y la mitigación y adaptación al cambio climático, y además señala dos objetivos fundamentales también en el caso del fondo brasileño: primera instancia, constituir un ahorro público a largo plazo basado en los ingresos obtenidos por la Federación y, en segundo, ofrecer una fuente de recursos para el desarrollo social y regional.

En el caso del fondo noruego se han dicho muchas cosas, también vale la pena destacar que en primera instancia absorbe todo el ingreso petrolero y es invertido en el exterior, con lo que se está blindando para evitar la tentación de usarlo para tapar huecos financieros de la economía nacional bajo el razonamiento lógico de que se trata de ganancias producidas por un bien que en el futuro se va a agotar.

A diferencia de Noruega, cabe señalar…

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Le pido concluir, Senador.

- El C. Senador Rabindranath Salazar Solorio: Sí, señora Presidenta, termino, y le solicitaría amablemente se ingresara el documento para que quedara en la totalidad de la participación de un servidor.

Mencionaba en el caso de Holanda, que puede ser un fondo más parecido al que se pretende establecer en nuestro país. Hizo algo similar a lo que se propone aquí, como se menciona, integrar los recursos de su fondo a las finanzas nacionales, al flujo interno del gasto, desequilibrando su balanza y debilitando a su industria manufacturera y agrícola. Dicho caso es conocido como “la enfermedad holandesa”.

Amigas y amigos Senadores, es momento de reflexionar en un tema tan importante, estamos hablando de un fondo que puede representar la palanca que necesita nuestro país para un buen despegue, para un buen desarrollo y no como lamentablemente lo vemos plasmado en estas propuestas que a la vista de todos está; puede significar también la pérdida de soberanía nacional y la pérdida de la riqueza de todos los mexicanos.

Es cuanto, señora Presidenta, muchas gracias.

(Aplausos)


- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Salazar Solorio.

En el uso de la palabra el Senador Adolfo Romero Lainas, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en contra, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Adolfo Romero Lainas: Con el permiso, señora Presidenta.

Buenas tardes, compañeras Senadoras y compañeros Senadores, yo sólo quiero hacer una recopilación de todo lo que se ha dicho aquí en tribuna.

Con la atención de mis antecesores sobre sus posicionamientos en los argumentos de las reformas que hoy se discuten y que son las principales para este país, para detonar su economía, según esta iniciativa, que es con esta mira.

De esta manera beneficiaría, supuesta y directamente a cerca de 2.5 millones de familias mexicanas.

Con la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, se pretende establecer el destino que tendrán los ingresos que perciba el Estado.

Derivado de las actividades de exportación y extracción de hidrocarburos, su administración y supervisión de los aspectos financieros de los contratos y las obligaciones sobre transparencia y rendición de cuentas, en relación con los recursos a que se refiere la propia Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos.

Con la Ley de Coordinación Fiscal se pretende excluir de la recaudación federal participable los derechos por la extracción de petróleo, el ISR derivado de los contratos para la exploración y la extracción de hidrocarburos, el ISR derivado de asignaciones, así como el impuesto por la actividad de exploración y extracción de hidrocarburos; en lo referente a la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, se establece la creación de un fondo encargado de recibir, administrar y distribuir los ingresos, salvo aquellos provenientes de los impuestos derivados de las asignaciones y de los contratos relativos a las actividades de exploración y extracción del petróleo y demás hidrocarburos mediante un modelo de fideicomiso en la que la fiduciaria será el Banco de México.

Se establece que los recursos que sean captados por este fondo estarán sujetos a la fiscalización de la Auditoria Superior de la Federación y serán manejados por un órgano colegiado, quien será el rector del mismo comité técnico del Fondo Mexicano del Petróleo, el cual será el órgano rector del mismo, dando participación a miembros independientes con la finalidad de transparentarlo y evitar  la corrupción que tanto aqueja a ese sector.

Sin duda es una bien fundamentada y más que nada, esperando los beneficios que realmente surjan de este órgano colegiado en beneficio de este sector.

En este contexto esperemos que estas nuevas disposiciones fiscales sean en realidad el modelo que brinde los beneficios a los mexicanos que hoy necesitan, y que los municipios petroleros se vean mayormente beneficiados, pues paradójicamente sabemos que los estados donde se localizan estos yacimientos son los más pobres del país.

Sólo el futuro será quien dará la razón a quien la tenga, a los que hoy pensamos que dichas reformas se quedan cortas o a quienes creyeron que esto era lo correcto para poder salir adelante en nuestro país.

Yo hago votos porque esto sea un buen resultado para nuestro país y para todas y todos los mexicanos.

Es cuanto, señora Presidenta.

(Aplausos)


- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Muchas gracias por su respeto al tiempo, Senador Romero Lainas.

En el uso de la palabra el Senador Carlos Alberto Puente Salas, del grupo parlamentario del PVEM, para hablar a favor.

- El C. Senador Carlos Alberto Puente Salas: Muchas gracias, señora Presidenta, con su venia.

Senadoras y Senadores, el régimen fiscal relacionado con los hidrocarburos es de gran importancia para la nación. Basta con decir que hasta ahora Petróleos Mexicanos ha sostenido con más de un tercio, los gastos del Estado mexicano.

Para el caso de los estados y municipios esta cifra también representa algo cercano a la tercera parte de sus ingresos.

Todos coincidimos en que Pemex ha sufrido por un régimen confiscatorio que ha tributado con más del cien por ciento de sus remanentes, que ha tenido que endeudarse para pagar impuestos.

Es un régimen que no le permite generar utilidades, que le impide financiar la inversión que ésta requiere, es un modelo fiscal que es además excesivamente complejo con cuatro regímenes fiscales distintos: el general, el de aguas profundas y Chicontepec, otro para gas no asociado y uno más para campos marginales.

A esto se le suma la desventaja que significan los costos fijos que le son reconocidos y que han quedado rebasados por las características que hacen más difícil la extracción de hidrocarburos.

Sin embargo, el mayor reto que enfrentamos es la declinación de las reservas a menor producción, y por consiguiente, los menores ingresos para sostener el gasto de la nación. O recuperamos esos ingresos o empezamos a disminuir la participación del Estado, a cancelar programas que traen beneficios sociales.

Parece que paradójicamente esa pareciera ser la intención de aquellos quienes se oponen a esta transformación. El nuevo modelo energético conlleva a hacer más eficientes a las empresas productivas. Parte de esa eficiencia es precisamente el aspecto tributario que debe de ser adecuado para atraer capitales, pero también para cumplir el mandato de maximizar para el Estado la renta petrolera. El Congreso no puede dejar a Petróleos Mexicanos en un régimen fiscal que sea desventajoso para competir con otras empresas petroleras, no le conviene a la nación y no le conviene a los mexicanos.

Apoyamos este nuevo régimen fiscal propuesto en este dictamen porque se reduce significativamente la carga fiscal a Petróleos Mexicanos; porque con menos pagos de impuestos tendrá mayores utilidades para aumentar su inversión.

Se logra una simplificación administrativa al pasar de once derechos que actualmente lograban, a únicamente tres, equivalentes a un pago por el uso superficial, una regalía y una proporción de la utilidad de cada proyecto.

Se permiten deducciones del 12.5 por ciento, con lo que se le reconocen sus verdaderos costos de exploración y extracción de hidrocarburos.

Con este nuevo régimen fiscal Petróleos Mexicanos pagará sus contribuciones bajo un marco moderno, eficiente y transparente.

Junto con la autonomía presupuestal de deuda y su régimen especial de contratación que ya le hemos otorgado con la aprobación de los anteriores decretos.

En este dictamen, compañeras y compañeros, también se establece un impuesto a favor de las entidades federativas y municipios petroleros, denominado derecho de explotación de hidrocarburos.

Este es un derecho que se pagará tanto en asignaciones como en contratos por la ocupación que se haga de tierras en los estados en donde se lleve a cabo la actividad para explorar y extraer los hidrocarburos.

Con relación a los contratos, la contraprestación principal para capturar la renta petrolera dependerá del tipo de contrato que se utilice en un área particular. En los contratos de licencia, dicha contraprestación será sobre el valor de los hidrocarburos producidos.

Para los contratos de utilidad y de producción compartida se contempla una contraprestación en proporción de la utilidad del proyecto, ya sea en efectivo o en especie, respectivamente.

Cada contrato incluirá además un mecanismo de ajuste a los pagos del contratista, generando un régimen altamente progresivo a favor del Estado mexicano.

Es decir, que con estos contratos se asegura que el Estado se quede con mayor porción de los beneficios cuando la rentabilidad de un proyecto aumente, ya sea porque los precios se incrementen o porque se descubrieron yacimientos más productivos.

Compañeras y compañeros, estamos seguros de que este nuevo régimen fiscal será la base para que nuestra economía crezca, para que se generen más inversiones que se reflejarán en mayores y mejores empleos, votaremos a favor porque estamos convencidos de que con esta nueva estructura fiscal se asegura para el Estado el mandato constitucional de maximizar la renta petrolera.

Votaremos a favor porque con esta reforma integral significa entrar a una nueva era de crecimiento y de desarrollo sostenido.

Por su atención, muchas gracias.

Es cuanto, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Puente Salas.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Lorena Cuéllar Cisneros, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en contra, hasta por cinco minutos.

- La C. Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: Con su permiso, señora Presidenta.

Compañeras y compañeros Senadores, el presente dictamen es trascendental para la vida de los mexicanos porque tiene como centro establecer el régimen de ingresos que percibirá el Estado mexicano por concepto de las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos, y esto debe de ser tratado de manera más detenida, puesto que históricamente los ingresos petroleros han solventado buena parte del gasto público llegando a representar el 40 por ciento de los mismos.

¿Cómo vamos a garantizar y a asegurar que la nación capture la renta petrolera?

¿Cómo lo vamos a hacer, si en la Ley de Hidrocarburos y en la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, que discutimos hoy, ni siquiera se define lo que es la renta petrolera?

Esta omisión debe solventarse para asegurar que el gobierno federal cumpla con su palabra de no compartir la renta petrolera, porqué más allá de su campaña mediática a favor de esta reforma, estos contratos establecen contraprestaciones para los privados que incluyen porcentajes de utilidad y producción compartida.

Así lo han puesto en evidencia distintos expertos, señalando que bajo el escenario en el que se están planteando las cosas no se cumplirá el propósito de capturar dicha renta.

Las imprecisiones del dictamen permiten una enorme discrecionalidad por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que seguramente se prestarán a abusos, corrupción y deficiencias en los cálculos, que se traducirán en pérdidas no para el gobierno, sino para el total de la población mexicana.

Es una vergüenza que se hayan ajustado las cuotas contractuales para fase exploratoria que fueron disminuidas de la cantidad de 2 mil 650 a mil 150 pesos.

Ambas cuotas, de facto, son irrisorias para una empresa transnacional si tomamos en cuenta los altos beneficios por explotación que reportará un kilómetro cuadrado de terreno.

Hace algunos años, ya lo mencionaba mi compañero Senador Rabindranath, John Rockefeller, fundador de la Petrolera Standard Oil, hoy conocida como ExxonMobil, decía que el mejor negocio del mundo es una empresa petrolera bien gestionada, y el segundo mejor negocio es una empresa mal gestionada.

Afirmación que sigue siendo válida si analizamos que siete de las 20 empresas más lucrativas del mundo son petroleras, según el ranking de la revista “Forbes”.

Sin embargo, el problema de fondo no es éste, sino la paradoja de que las listas de Estados fallidos están siempre encabezadas por países con la mayor abundancia de recursos naturales.

Así que ahora vienen al nuestro, con un gobierno que les pone la mesa a la medida de sus negocios, completamente ajeno al interés social.

No podemos omitir que dentro del inestable ambiente que ha rodeado a la economía de nuestro país en las últimas décadas, muchas de las crisis económicas han podido mitigarse gracias a nuestro petróleo.

Recordemos la de finales de los 70’s, producto de una fuerte devaluación a nuestra moneda; la que se dio en los 80’s, derivada de los problemas en nuestra balanza comercial.

Y quién no recuerda la crisis del ʼ95, donde salimos adelante por el endoso petrolero que el entonces gobierno zedillista hizo a los Estados Unidos como garantía para solventar esa crisis.

Y recientemente, en los gobiernos panistas, gracias a la bonanza petrolera que vivimos, fueron sacrificadas grandes sumas de ingresos fiscales y hubo un fuerte crecimiento en gastos suntuarios e improductivos.

Es incuestionable la importancia de los ingresos petroleros en el gasto público para que éste pueda mantener su ritmo, ya que el gobierno nunca se ha planteado un esquema que mejore y haga más eficiente la capacidad de captación tributaria.

Antes de plantear una reforma como la que hoy se pretende, deben fortalecerse y ampliarse las facultades de las haciendas estatales y municipales en materia tributaria. En su lugar se han privilegiado a grandes empresas a través de la condonación de sus deudas fiscales y se han impulsado reformas que contravienen el espíritu plasmado en nuestra Constitución.

Aunque no sea nota del “Canal de las Estrellas”, aún no olvidamos que el gobierno de Peña Nieto le condonó a Televisa más de 3 mil 300 millones de pesos, esto nos permite avizorar lo que vendrá, y por eso les pregunto a los legisladores que votarán por esta ley, ¿a dónde vamos con un gobierno que entrega nuestra renta petrolera y exime del millonario pago de impuestos a las grandes empresas?

Es inmoral lo que pretenden hacer con esta reforma, porque al final, quienes pagan las consecuencias son los ciudadanos que carecen de obras y servicios. Nuestro país lleva 30 años en un modelo que privilegia el desarrollo de los mercados y la inversión privada como motores del crecimiento y subordina la política social al proporcionar seguridad a esa inversión, al logro de estabilidad económica y a mitigar los efectos sociales del modelo.

La reforma que presenta este dictamen disminuye la participación del Estado como proveedor de bienes y servicios para el desarrollo, lo convierte en un simple mediador de conflictos que transfiere recursos a la población en situación de pobreza para ser los agentes del mercado. Por lo tanto, los resultados que traerán las reformas que plantea el presente dictamen profundizarán la desigualdad, la discriminación, aumentará la pobreza, se debilitará nuestro mercado interno y se generará un efecto social en el que según los especialistas, la gente se verá enojada, frustrada y violenta.

Frente a esta expectativa tenemos que sumar que tanto la CEPAL como el Fondo Monetario Internacional acaban de ajustar a la baja su estimación de crecimiento para nuestro país a un 2.5 por ciento; es decir, que seguiremos en las mismas, hablando en términos de generación de empleos y creación de infraestructura. Por lo tanto, no es de extrañarse que el gobierno le apueste tanto a esta reforma, sin embargo, y esto me parece una burla, José Angel Gurría, Secretario General de la OCDE, acaba de advertir que las reformas que se están dando en nuestro país podrían dar resultados hasta el 2050, donde la renta per cápita converja con la del promedio de los países de la OCDE.

Por eso mi voto será en contra de esta ignominia, porque antes de entregar nuestra riqueza nacional debemos de pensar en nuestras niñas y niños que no cuentan con el sustento necesario que les permita acceder a la alimentación. Voto en contra porque este dictamen despoja a nuestro país de una riqueza que bien puede ser usada para que nuestros jóvenes tengan acceso a la educación y oportunidades de empleo. Voto en contra porque se comete una afrenta contra las familias de este país, que no tienen garantizada una vivienda, sus servicios básicos o su seguridad social.

Y voto en contra porque no puede contraponerse el interés de una clase que se muestra regalando vehículos y casas de lujo a sus hijos a expensas de la riqueza de los mexicanos.

Es cuanto, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Cuéllar Cisneros.

Informo al Pleno que vamos a verificar el quórum. Abrase el sistema, hasta por diez minutos.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Luz María Beristain Navarrete, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en contra.

- La C. Senadora Luz María Beristain Navarrete: Con su venia, señora Presidenta.

Buenas tardes Senadoras y Senadores. Dando continuidad a la discusión de esta reforma energética, los dictámenes en materia fiscal que nos ha hecho llegar la Colegisladora, los cuales     de veras no son suficientes para garantizar una reforma ni integral, ni sustentable. Ante estos organismos deficientes no nos espera un futuro próspero. No deberíamos de permitir poner en riesgo la prosperidad de los ciudadanos pensando que los privados actuarán siempre de buena fe.

Como legisladores, nuestra obligación es prevenir, es por ello que esta reflexión es obligada, no es ociosa ni es inútil para tener objetividad y claridad de lo que se está proponiendo y lograr la certeza jurídica que hoy día tendríamos que estarle poniendo.

A través del “Canal del Congreso” les quiero comunicar a los ciudadanos, que se informen bien de los alcance de esta reforma energética, y que en el 2015, de veras apuesten por revertirla en la consulta popular que se va a llevar a cabo, paralelamente, dentro del proceso electoral.

El Fondo Mexicano del Petróleo que se propone, no es suficiente, es deficiente, puesto que lo único que engendra es una tesorería alterna que tendrá como único fin el garantizarle a las empresas privadas el pago de sus contraprestaciones, siendo que los fondos, con los que en fondo se manejará, provendrán de los recursos de los mexicanos, sin que aquellos recursos sirvan para cuestiones sociales que beneficien al grueso de la población. Esto es lo que nosotros quisiéramos, los legisladores de izquierda. Este punto del debate hoy tendríamos que estar sosteniendo, que esta reforma sirva para el desarrollo social del país.

Compañeros Senadores, la visión de esta reforma no es la que necesita el país, la visión que se ha impreso en esta reforma es la de entregar los recursos a los privados y enriquecer a los particulares despojando a las y los mexicanos, lo cual es inaceptable. Resultan hasta cierto punto lógico las modificaciones del gobierno, ya que la Sedesol reparte televisiones de alta definición cuando podría estar apoyando directamente a las comunidades más pobres con mecanismos sustentables de vivienda, con ayuda de los ingresos de los hidrocarburos.

Si bien las personas en estado de vulnerabilidad tienen mayores necesidades, la tecnología sustentable y la reforma energética podrían ser una columna para propiciar un desarrollo social integral y sustentable, lo cual estamos dejando que se nos escape de las vidas de los ciudadanos con esta reforma al no darle a los mexicanos un fondo que detone el desarrollo social que México tiene tantísima necesidad de llevar a cabo.

Por otro lado, los contratos de producción compartida y licencias implican que se tendrán socios a 20, 30, 40 años por contrato o por licencia. Nos estamos poniendo un yugo innecesario con los peores socios del mundo. Recordemos lo que dijo en este Senado el gobernador de California, el gobernador Brown, fue claro al argumentar que es necesario ponerles una regulación firme y fuerte a las transnacionales, porque de no hacerlo nos van a comer vivos, algo que los legisladores del PRI y del PAN pareciera no importarles.

Las transnacionales, como se sabe, y hay ejemplos al por mayor, son abusivas, difíciles, explotadoras, y no es una fobia, es una realidad. Por ejemplo, tenemos casos como en Nigeria donde tienen demandas contra Shell. Como sabemos, en Nigeria, Angola, países africanos y países subdesarrollados igual que nosotros, ahí las transnacionales explotan a sus ciudadanos y explotan de manera desmedida y exagerada los recursos naturales. Se sabe, hay 20 mil artículos en un montón de medios en donde hemos podido documentar esta situación.

Nuestros hermanos latinoamericanos, en América Latina, han resguardado celosamente y en forma estratégica su riqueza petrolera, cosa que nosotros deberíamos de estar haciendo hoy. De Venezuela se podrán decir muchísimas cosas, pero ahí sí tienen la mayor reserva petrolera del mundo, mayor que en Arabia Saudita, y no están locos por entregarla, porque esa es la gran riqueza, el gran patrimonio de este pueblo hermano de Venezuela y que seguirá siendo el aval para el crecimiento y el desarrollo económico y social de esta gran nación.

¿Qué les estamos dejando a nuestros hijos?, ¿qué les dejamos a las futuras generaciones de nuestra nación? Aprobar esta reforma no es responsable. Hoy estamos entregando algo que nos dejaron nuestros padres, estamos malbaratando nuestra herencia; sin embargo, estamos cayendo    en un servilismo innecesario. Esta Ley de Hidrocarburos dice muchos números, cuentas, pero las cuentas reales son claras y contundentes, las cuales ya se han presentado en esta tribuna por el PRD.

Así que, mexicanas y mexicanos, no ha sido inútil argumentar dando las razones que los científicos, ingenieros, expertos en hidrocarburos nos han venido a explicar.

Estamos sentando un precedente, hemos sido una oposición responsable, no bloqueamos el Senado, no tomamos la tribuna, no saboteamos esta mayoría mecánica; como parlamentarios estamos siendo responsables, hemos ofrecido alternativas mucho más confiables, mucho más seguras y con miras a beneficiar a nuestros representados.

Cuando tengamos resuelto el desarrollo de este país con energías alternas, entonces sí podremos darnos el lujo de regalar nuestro petróleo, pero hoy no está resuelto, y lo primero que se tuvo que haber resuelto, echar a andar un desarrollo de energías alternas, y cuando nos sobre y cuando esa bonanza esté en jauja, entonces sí, podemos empezar a regalar.

Gracias.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Beristain Navarrete.

Tiene el uso de la palabra el Senador Ernesto Gándara Camou, del grupo parlamentario del PRI, para hablar a favor.

- El C. Senador Ernesto Gándara Camou: Con su permiso, señora Presidenta.

Compañeras y compañeros Senadores, estamos llegando al final de la discusión de las leyes secundarias en materia energética, en este quinto dictamen que hoy abordamos, en donde incluyen importantes medidas respecto a la administración de la renta petrolera, nuevos regímenes en materia fiscal para fortalecer la autonomía de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad, y en donde se consolida la transparencia y la rendición de cuentas.

Ha sido un fructífero proceso de discusión sobre las distintas leyes secundarias de esta gran reforma, concentradas en cuatro dictámenes que finalmente hemos aprobado el día de ayer con las respectivas modificaciones que ya había realizado nuestra Colegisladora.

Quiero hacer énfasis en un tema que considero fundamental, el fortalecimiento de Petróleos Mexicanos y de la Comisión Federal de Electricidad previsto como uno de los ejes fundamentales en la reforma constitucional para asegurar que estén en condiciones de competir, de manera efectiva, bajo las nuevas condiciones del sector energético.

Para lograr este objetivo se dará a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad un tratamiento fiscal más acorde a su naturaleza como empresas productivas, permitiéndoles disponer de recursos suficientes para invertir en nuevos proyectos.

Pemex podrá tener un régimen fiscal moderno y eficiente, con una disminución notable en la carga tributaria. Como cualquier otra empresa deberá pagar derechos, estará sujeto al ISR, deberá cubrir una regalía, y además pagará una parte de sus utilidades netas, la cual ya no estará sujeta a un límite de costos rígidos como hoy sucede.

Y aquí debemos resaltar cambios transcendentales en esta nueva legislación.

Deberá pagar un dividendo como una práctica universal, como en cualquier industria. El monto de las utilidades que cada año deberá entregar para financiar el presupuesto se determinará en un proceso con el cual participará la empresa, el gobierno federal y el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

Al mismo tiempo, el cambio que se aplicará a la Comisión Federal de Electricidad tampoco es menor. Pagará el ISR como cualquier empresa de nuestra economía, y muy importante, se eliminará el anacrónico aprovechamiento que se le cobraba como un porcentaje de sus activos.

En su lugar, la Comisión Federal de Electricidad también entregará anualmente una proporción de sus utilidades netas, como dividendo, al Estado, cuyo monto se determinará a través de un análisis explícito de si es mejor invertir las utilidades de la empresa o bien, si es mejor en un año determinado, destinar estas utilidades al gasto público.

Se dota a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad de autonomía presupuestal, una nueva flexibilidad para ejercer su presupuesto, sin requerir la autorización de la Secretaría de Hacienda. Unicamente como empresas del Estado deberán cumplir, como se establece desde el texto constitucional, en un techo de endeudamiento y en un techo de servicios personales autorizado por el Congreso.

Además, la Comisión Federal de Electricidad contará con un régimen especial en materia de servicios personales.

Dos puntos de suma importancia.

El financiamiento. Las empresas tendrán libertad para destinar las formas y los montos y los mercados en que requieran realizar sus operaciones.

Segundo punto, importante a lo largo y a lo ancho de esta gran reforma, la transparencia y la rendición de cuentas, que haya mecanismos con auditorías que sean auditados por compañías independientes del gobierno y que tengan, desde luego, la obligación de reportar sus resultados al Congreso y al pueblo de México.

Compañeras y compañeros Senadores, queda claro que al contrario de lo que han señalado algunos, erróneamente, la reforma energética incluye como eje fundamental el fortalecimiento de Petróleos Mexicanos y de la Comisión Federal de Electricidad; no podía ser de otra manera, por ello en el grupo parlamentario del PRI ratificamos y votaremos a favor de esta minuta enviada por la Cámara de Diputados, porque estamos convencidos de que es lo mejor para México; porque estamos convencidos que es lo mejor para los mexicanos, porque estamos convencidos de que el tiempo y, desde luego, la historia, nos darán la razón, y eso lo verán y lo disfrutarán más que nunca las próximas generaciones.

Muchas gracias por su atención.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Gándara Camou.

Tiene el uso de la palabra el Senador Manuel Bartlett, del grupo parlamentario del PT, hasta por cinco minutos, para hablar en contra.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Gracias, señora Presidenta.

La Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos tiene las mismas características que el esquema general de la legislación en materia de energía; es un instrumento privatizador.

En primer término, hay que subrayar que esta ley es una ley especial y no una ley general, ya que desde el punto de vista fiscal aplica sólo para un objeto gravable, que son los hidrocarburos, sobre la cual se aplica un catálogo de conceptos diversos tanto de derecho público como de derecho privado.

Lo que genera, al igual que el régimen jurídico extraordinario, creo, para Pemex, para la CFE y a los órganos reguladores en materia de energía, un régimen extraordinario, y podemos decir, extravagante, de ingresos para el Estado.

Es una ley especial que crea un régimen de excepción, en el caso de las contraprestaciones derivadas de los contratos. Desde el planteamiento del Cuarto Transitorio de la reforma constitucional en materia energética se señaló que el Congreso de la Unión realizará las adecuaciones que resulten necesarias al marco jurídico a fin de hacer efectivas las disposiciones del presente decreto, entre ellas, dice: “Las modalidades de las contraprestaciones que pagará el Estado a sus empresas productivas, cuando pasen al esquema de contratos o a los particulares en virtud de las actividades de exploración y extracción de petróleo y de los demás hidrocarburos que hagan por cuenta de la nación”.

Las contraprestaciones son definidas desde la exposición de motivos de la iniciativa presidencial como ingresos de derecho privado. Si todo este rejuego que tiene un significado, y lo vamos a ver con cuidado, un grave significado de privatización, son ingresos de derecho privado, aclara que aún y cuando se menciona el régimen fiscal en los contratos de exploración y explotación, no implica un esquema tributario de derecho público y actos de autoridad, sino que los términos fiscales para los contratos a los que se refiere la ley que se propone no tienen la naturaleza de contribuciones, aunque manipulen las palabras, sino de contraprestaciones contractuales de derecho privado, insisto, con mecanismos para su determinación.

Aclara que en el medio petrolero, eso sí lo aclara, que en el medio petrolero se conoce como régimen fiscal a la regulación y a los términos que establecen en los contratos, sujeto de acuerdo a voluntades de las partes, sobre las prestaciones que obtendrá el Estado derivado de las actividades de exploración y explotación.

Así ya está tomando vocabulario totalmente ajeno al derecho mexicano, que es lo importante en esta transmutación de la estructura jurídica creada para que se maneje privadamente el petróleo de México.

Sólo las asignaciones para Pemex son definidas como contribuciones, pero el modelo que sabemos, y aquí se ha analizado, está buscando que las asignaciones de Pemex migren hacia contratos, es decir, es un régimen transitorio, por lo que en el mediano plazo prácticamente la mayoría de los ingresos sobre hidrocarburos, a excepción del ISR o del nuevo Impuesto de Exploración y Explotación de Hidrocarburos, tendrán la naturaleza privada de contraprestaciones.

Quitar estos conceptos vulnera principios doctrinales y constitucionales en materia fiscal que son los siguientes: respecto a los principios constitucionales, doctrinales, principio de generalidad, no es una norma de generalidad, estas contraprestaciones, están establecidas en un documento de derecho privado, como son los contratos, esto viola, por ejemplo, los requisitos de abstracción y personalidad que requiere el artículo 31, fracción IV de la Constitución; viola el principio de certidumbre.

Las contribuciones deben ser ciertas, claras y precisas en la ley, por lo que respecta a sus elementos y características fundamentales como son sujetos, objetos, tasas, cuotas, tarifas o momentos de nacimiento, lugar y época. En los contratos habrá discrecionalidad, y de los elementos no hay certeza en su definición a priori, sino que podría hacerse a modo. Una grave determinación.

Principio fundamental ético, tributario. Toda disposición tributaria debe tener elementos objetivos que eviten la arbitrariedad. Estas decisiones y estas contraprestaciones son totalmente arbitrarias.

Respecto a los principios constitucionales tenemos una serie de violaciones. Es inconstitucional al dejarle la facultad a la Secretaría de Hacienda de definir las contraprestaciones, porque al final del párrafo primero, del Transitorio Cuarto, señala que en cada caso, el Estado definirá el modelo contractual que mejor convenga para maximizar los ingresos de la nación, además no hay una garantía de que dichos modelos maximicen.

Igualmente, al final del último párrafo del Cuarto Transitorio indica: "La nación escogerá la modalidad de contraprestación atendiendo siempre a maximizar los ingresos para lograr el mayor beneficio del desarrollo a largo plazo. Asimismo, la ley establecerá las contraprestaciones y contribuciones a cargo de las empresas productivas del Estado".

La Secretaría de Hacienda no es la nación, en todo caso los representantes de la nación, que quedan expresamente señalados en la Constitución, son los Diputados y los Senadores y no la Secretaría de Hacienda.

Crear un nuevo modelo, igualmente fuera de toda racionalidad constitucional, es una ley que quita toda facultad para ejecutar actos de autoridad sobre los ingresos de hidrocarburos para efectos de la autoridad fiscal de la Federación. La Secretaría de Hacienda no será considerada autoridad, lo anterior en virtud de que se trate de una relación contractual para efectos de fiscalización pública. Por el lado de la auditoría destaca el hecho de que se incorpora un régimen extraordinario para estos ingresos, es decir, privado, también.

Falta de equidad en el régimen fiscal aplicable a Pemex bajo la figura de asignaciones. Contradicción sobre el principio por el que se cobran ingresos. Es decir, para los contratistas es una mercancía objeto de contraprestaciones, y para Pemex es un bien del dominio público.

Hay un régimen fiscal diferenciado entre asignaciones y contratos, aunque en el dictamen de la Cámara de Diputados se plantea suavizar el régimen fiscal diferenciado para asignaciones y contratos, ya que antes pagaba nueve distintos derechos, y ahora sólo tres.

Como ustedes ven, esta ley es absolutamente absurda, no tiene ningún sentido en el régimen jurídico mexicano, y obedece a lo que hemos comentado siempre y lo vamos a demostrar, en relación con todo este paquete de un sistema impuesto por el extranjero para intereses en su beneficio, es completamente absurdo y deja en una total discreción a la Secretaría de Hacienda para manejar privadamente los recursos de la nación.

Es un elemento más que demuestra lo que hemos venido señalando, esta ley es una imposición con el objetivo de privatizar, ir sacando al Estado, que ese es el objetivo de toda política neoliberal, de sacar al Estado de todas las actividades e ir privatizando todo, hasta estas famosas contraprestaciones que al hacerse contratos se convierten en ingresos de carácter privado.

Eso es lo que estamos haciendo, una desnaturalización del derecho mexicano, violaciones sin fin a la Constitución, todo para servir a la voluntad de los intereses extranjeros, que son los que están dirigiendo desde los despachos internacionales en la Secretaría de Hacienda y bajo la tolerancia de Peña Nieto, los intereses de ellos metidos en lo que son las leyes mexicanas, haciéndolas pedazos y convirtiéndolas en instrumentos ajenos a los intereses de nuestro país.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Bartlett Díaz.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Sofío Ramírez Hernández, del grupo parlamentario del PRD, en contra.

- El C. Senador Sofío Ramírez Hernández: Gracias, señor Presidente.

Compañeros Senadores, expresarles que con la experiencia y el ejemplo que se tiene de la explotación y sobreexplotación de los recursos naturales de las tierras, a través de las minas que se encuentran instaladas en el estado de Guerrero, hemos constatado los excesos de los abusos, y es por eso que nuestra función principal, como representantes populares, siempre deberá ser cuidar el bienestar común de los mexicanos y, desde luego, el patrimonio social que representan sus tierras.

Con ese ejemplo de sobreexplotación de las tierras que tenemos, repito, en el caso concreto de Guerrero, hay voces de los pueblos originarios que dicen: quiero vivir en el lugar al que pertenezco, en mi propia tierra, y no ser desplazado nunca por los intereses del dinero, y mucho menos del dinero de los extranjeros.

Comparto esto compañeros Senadores porque es importante que hagamos ese comparativo de lo que es un país con grandes riquezas naturales, pero al mismo tiempo, con una histórica pobreza, que se ha ido heredando de generación tras generación.

La ley dice, esta reforma señala que por causa de utilidad pública todas las propiedades que estén dentro del territorio nacional, llámese propiedad privada, o llámese la propiedad social, a través del ejido, o de los bienes comunales, pueden ser aprovechables para la explotación de estos recursos naturales, lo peor sería todavía que después de que aprovechamos, explotamos sus tierras, no generemos las condiciones de ingreso a las familias, porque traerá como consecuencia un desplazamiento social, una emigración y la pérdida de identidad de pertenencia a sus tierras que han tenido la posesión por muchos años.

Mi compañero Senador Luis Sánchez, el pasado 2 de abril presentó aquí estadísticas, donde decía que con esta proyección de explotación o de aprovechamiento de recursos naturales, se  tienen cerca de 400 mil kilómetros cuadrados, que corresponde a 12 estados de la República; 260 municipios y comprende aproximadamente a un 20 por ciento del territorio nacional.

Eso es en lo que corresponde al aprovechamiento o la explotación de recursos naturales y del uso del territorio o del suelo que tienen en este momento en posesión los particulares o los bienes comunales o los ejidos.

Por otro lado, la iniciativa que turnó la Colegisladora hace referencia dentro de su exposición de motivos, que la renta petrolera debe tener un mayor concepto en términos de su definición. Porque aquí se dice que no se compartirá la renta petrolera con las empresas privadas.

Sin embargo, en la forma de operación de los contratos se establecen contraprestaciones para los privados, que comprometen desde la transmisión onerosa de los hidrocarburos, pasando por porcentajes de utilidad compartida y de producción, que al mismo tiempo generará ganancias a los particulares.

Por la naturaleza intrínseca de la ley, que trata precisamente sobre la forma en que el Estado recibirá los ingresos, derivado del nuevo modelo de la industria de los hidrocarburos, es menester que este cuerpo legislativo pueda definir cuál es el concepto real de la renta petrolera.

Es de vital importancia señalar que actualmente el Estado mexicano ostenta la totalidad de la renta petrolera. Por lo cual resulta incoherente pensar y defender la idea que al dividir la renta con las empresas privadas, se va a maximizar la misma, siendo que hoy contamos, como Estado mexicano, con un 100 por ciento.

En el artículo 27 constitucional se prohíben las concesiones, sin embargo, el dictamen de estas leyes secundarias da la posibilidad para que los contratos sean en realidad algunas concesiones disfrazadas por dos razones principales:

Primera razón. Porque no se incluyen plazos máximos para contratos y licencias, lo que abre la puerta para que se hipoteque por décadas el futuro de nuestro país.

En segundo lugar o segunda razón. No se establecen los límites al porcentaje de la renta petrolera que se otorga al contratista.

Por último, compañeras Senadoras, compañeros Senadores, es importante señalar que la economía mexicana se encuentra petrolizada. Dependemos del petróleo, por lo tanto, nuestros ingresos dependen en mucha medida de los recursos que provienen de la venta de petróleo. El gasto público ha estado sostenido en función de la renta petrolera que recibe el país por la extracción y venta del petróleo.

Es por ello que consideramos que no es muy correcto impulsar una reforma, hasta en tanto, primero, no se garantice la autonomía del Estado y se tenga el pleno respeto a la propiedad social y, sobre todo, a que el petróleo es patrimonio de todos los mexicanos.

Muchas gracias. Y buenas tardes.

(Aplausos)
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Ramírez Hernández.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Raúl Pozos Lanz, del grupo parlamentario del PRI, a favor.

- El C. Senador Raúl Pozos Lanz: Con su permiso, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, reformar para lograr el desarrollo de nuestro país, es, sin duda, la tarea más importante en la que el Estado mexicano ha concentrado sus esfuerzos.

La gente así lo ha pedido y nuestro Presidente, el Presidente Enrique Peña Nieto, ha marcado la ruta con visión de futuro y el Congreso de la Unión, especialmente esta Cámara, con resultados está cumpliendo.

Para nadie es un secreto que ésta ha sido una aspiración añeja, de los estados, especialmente de aquellos conocidos como estados petroleros.

Celebro que hoy se vean reflejados avances en estos nuevos ordenamientos, mismos que cimientan el crecimiento económico con sentido social para el futuro.

Históricamente los estados y los municipios donde se llevan a cabo las actividades energéticas, han demandado la participación de mayores recursos que les permitan atender los problemas sociales y resarcir daños ambiéntales generados por estas actividades, fundamentales para el país.

Es el caso de ciudades como Ciudad del Carmen, en Campeche; Dos Bocas, en Tabasco y, desde luego, Poza Rica, en Veracruz.

Ciudades en las que hay carestía en productos y servicios. En las que la inseguridad crece constantemente y viven en condiciones sociales adversas por el desplazamiento y crecimiento demográfico.

Estamos convencidos, todos, que es tiempo de darle oportunidad de mejorar.

Ustedes han sido testigos que en muchas ocasiones representantes de estados, como su servidor, hemos manifestado la necesidad de incrementar los recursos estatales a través de potestades tributarias locales o de una mayor participación fiscal.

Y veo con satisfacción, que con esta reglamentación de la reforma constitucional pueda haber mayor claridad en esta demanda.

Resalto alguno de los principales tópicos. Para los estados, se incrementa la base para distribuir el Fondo de Extracción de Hidrocarburos.

Ya que anteriormente se determinaba con base en el Derecho Ordinario sobre Hidrocarburos, que se deroga y se propone que sea ahora sobre el total de los ingresos petroleros; pero además,  con un incremento inicial del 60 por ciento. Esto es, pasará de un .005 a un .008 y un incremento paulatino hasta llegar al .0087.

Asimismo, para los estados y municipios colindantes con la frontera o litorales, por los que se realicen materialmente la salida de hidrocarburos del país, que actualmente reciben una fracción de los derechos por la extracción del petróleo, al igual que el Fecsi, tendrá una nueva base para su determinación, ya que será sobre la base de todos los ingresos petroleros y su monto se incrementa en cerca del 30 por ciento

Al estar incluidas estas reformas en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, se le otorga una acertada vinculación jurídica y presupuestal a estos recursos.
Ahora Pemex lo transferirá al Fondo Mexicano del Petróleo y éste, a su vez, a la Secretaría de Hacienda, para la entrega a las entidades federativas y municipios.

Otro aspecto importante a resaltar es la inclusión del impuesto por la actividad de exploración y extracción de hidrocarburos, el cual tendrá cuotas específicas mensuales para la exploración y la extracción.

Lo que se recaude por este concepto se destinará al Fondo para Entidades Federativas y Municipios Productores de Hidrocarburos. La totalidad de los recursos deberá ser destinada a la inversión en infraestructura, para resarcir, entre otros, las afectaciones al entorno social y ecológico derivado de dichas actividades productivas.

Por otra parte, consideramos que es un paso para el fortalecimiento al federalismo, la decisión de aumentar el porcentaje y hacer participables los ingresos petroleros y sus excedentes.

Adicionalmente resalto, se fortalecen las finanzas locales, ya que la minuta contiene mecanismos precisos que permitirán que no se afecten los ingresos participables de nuestros municipios.

Podría señalar otros beneficios para estas entidades y municipios, como las características del fondo de estabilización de los ingresos de las entidades federativas y el fondo de pensiones, entre otros.

Es por lo anterior que afirmo, ante ustedes, que ésta es una reforma económica y también social, es una reforma que piensa en México, que piensa en la gente que reclama un futuro de oportunidades.

Nuestra gente pide a sus políticos, a sus representantes, responsabilidad y compromiso.

Un pueblo que aspira a ampliar la posibilidad de realizar sus sueños.

Demos los resultados que piden y que exigen los mexicanos.

Sigamos trabajando por este México más justo y equitativo para todos.

Compañeras y compañeros: Votemos a favor de hacerlo realidad.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Pozos Lanz.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Angel Benjamín Robles Montoya, del grupo parlamentario del PRD.

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: Gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, no hemos errado en nuestro análisis con cada una de las leyes que hoy se discuten. Compañeras y compañeros, queda de manifiesto la intención de aprobar un marco jurídico secundario que cimiente la explotación de nuestros hidrocarburos con condiciones claras de ventaja, pero para los grandes capitales trasnacionales, sin mecanismos que realmente los limiten.

Hoy, Senadoras y Senadores, se consuma la implementación de una serie de reglas definidas y destinadas a otorgarles todas las prescripciones que les faculten para que hagan esas empresas trasnacionales lo que mejor les parezca.

Una muestra fehaciente de estos hechos, lo advertimos, sin duda, en la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, y en esta Ley del Fondo Mexicano del Petróleo, leyes que no representan más que una serie de disposiciones encaminadas, como lo he señalado ya en otra ocasión, a llevar a cabo una captura de recursos fiscales, pero sin integrar mecanismos eficaces que garanticen la seguridad de los ingresos energéticos con una visión de largo plazo, y que acusan, y eso es lo más grave, una total ausencia de visión social.

En contraste, lo que estas disposiciones ofrecen a las mexicanas y a los mexicanos es un escenario a mediano plazo, en donde Petróleos Mexicanos estará asociado por completo con las grandes trasnacionales, y en donde sus actividades propias y autónomas se verán reducidas de manera gradual para cumplir con lo que hemos vaticinado durante este proceso de discusión: la desaparición de la ahora empresa productiva del Estado, antes emblema de arraigo y orgullo nacional.

En ese orden de ideas, la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos concreta la supeditación del sector energético, como lo hemos reiterado, a la Secretaría de Hacienda, ya que la faculta para controlar todo el proceso fiscal y el proceso económico de las asignaciones de Pemex, así como de los contratos con los nuevos participantes en este mercado energético, con el propósito esencial, sin duda, de obtener, según se dice, una mayor renta petrolera.

Es un esquema, compañeras y compañeros, en el que también la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo no encuentra, porque simple y sencillamente no existen aspectos que certifiquen la justa distribución y la justa redistribución de la riqueza, me refiero, por lo tanto, a uno que garantice que la riqueza de la nación se focalice a los grupos vulnerables, a las zonas marginadas del país.

Este es el marco jurídico que excluye, sin duda, el proceso formal de desarrollo a ingentes segmentos de la población mexicana.

Por eso decimos, una vez más: “Las víctimas de la modernidad, los damnificados del progreso seguirán ahí en la periferia, en la abyecta marginalidad”.

La ausencia, compañeras y compañeros, la ausencia del espíritu social y el ánimo depredador de esta reforma, sólo ahondará la brecha de desigualdad en nuestro país.

Por eso, compañeras y compañeros, reitero, los derechos sociales son derechos plenamente exigibles y debiesen conllevar a obligaciones específicas para los estados, entre ellas, sin duda, la protección del contenido mínimo de cada uno de ellos.

Pareciera que hemos olvidado que el constitucionalismo social, del cual México era antes referente mundial, antes de estas reformas, o más bien, de estas contrarreformas implementadas por ustedes, claramente establece ahora que los derechos sociales de los mexicanos serán reducidos por meros caprichos programáticos, y que en adelante no podrán estar sujetos más que al arbitrio de la administración en turno, sin ser objeto, realmente, de algo propositivo, sólo objeto del cálculo político de quienes nos han empezado, de nueva cuenta, a mal gobernar.

Gracias, señor Presidente.

(Aplausos)


- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Robles Montoya.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Martín Orozco Sandoval, del grupo parlamentario del PAN, a favor.

- El C. Senador Martín Orozco Sandoval: Con su permiso, señor Presidente.

Estimadas Senadoras y Senadores, hoy nos encontramos ante una gran oportunidad histórica. Hoy estamos en posibilidad de aprobar un paquete de leyes secundarias con la finalidad primordial de transformar y elevar la calidad de vida de todos los mexicanos. Hoy, gracias a la innovación tecnológica de exploración, sabemos que México tiene la oportunidad de nuevo, de crecer energéticamente.

Para aprovechar esos recursos se requiere tecnología de vanguardia, conocimientos especializados, pero sobre todo, se necesitan reglas claras para que tanto las empresas productivas del Estado, como el sector privado, aprovechen con su máxima capacidad las fuentes de desarrollo que tenemos en este país.

La aprobación de estas leyes permitirá la creación de nuevos empleos en el territorio mexicano, empleos que actualmente se generan en el extranjero por las importaciones que consumimos.

Con este nuevo régimen fiscal para las empresas productivas del Estado, con la determinación de las nuevas reglas en materia de exploración y extracción de hidrocarburos, el gobierno federal contará con mayores recursos, lo que permitirá mejorar las condiciones de vida de millones de mexicanos.

Con la aprobación de la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, la reforma de la Ley de Coordinación Fiscal y la Ley Federal de Derechos, los gobiernos estatales y municipales contarán con mayores recursos y estaremos fortaleciendo el federalismo para realizar obras en beneficio de toda la población.

El grupo parlamentario de Acción Nacional sostiene que este nuevo régimen fiscal es uno de los elementos claves para que Pemex compita a nivel internacional.

La nueva autonomía presupuestal acabará con las concesiones, las prebendas y, sobre todo, los malos manejos de los sindicatos.

Se establece un cerco fiscal que no permitirá que las empresas deduzcan pérdidas o gastos derivados de negocios distintos a los contratos obtenidos en el gobierno mexicano.

La Secretaría de Hacienda jugará un papel clave. Emitirá una diversidad de lineamientos que la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos establece, mismos que deberán de ser claros y sencillos para que puedan ser aplicados correctamente.

Además, tendrá una tarea ardua para tener una constante revisión y supervisión en todos los aspectos económicos fiscales de todos y cada uno de los contratos celebrados. Lo anterior con la finalidad de que el Estado reciba las contraprestaciones que realmente le correspondan, que las utilidades que se generen en cada uno de esos contratos paguen los derechos e impuestos que la ley determina. Por lo que deberá poner especial atención en la determinación de costos, gastos e inversiones por parte de contratistas y asignatarios, principalmente entre partes de grupos que tengan compañías relacionadas, por lo que se deberá cumplir a cabalidad con la determinación de los precios de transferencia.

Es decir, que todas las transacciones sean a valor de mercado y se evite la manipulación de precios que tengan por objetivo un menor pago de derechos e impuestos.

Senadoras y Senadores, es momento de asumir nuestra responsabilidad con los mexicanos, debemos ser corresponsables y vigilantes de las nuevas tareas encomendadas a las distintas autoridades, así como exigir a cada una de ellas resultados positivos, pues los Senadores del grupo parlamentario de Acción Nacional estamos a favor de la modernización y crecimiento de las empresas del Estado y votaremos a favor de estas reformas.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Orozco Sandoval.

La Senadora Padierna Luna, del grupo parlamentario del PRD, para hechos.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

Lo comentado por el Senador que me antecedió en la palabra me obliga a hablar de que hay sólo dos opciones. Pemex pidió en la Ronda Cero equis cantidad de proyectos, que haciendo cuentas, implicaría al menos una necesidad de inversión de 300 mil millones de pesos.

¿Cómo sacar siquiera las pírricas cantidades que le dieron en la Ronda Cero, que pidió por Ronda Cero, 300 mil millones de pesos de inversión, con una carga fiscal como la que le están aplicando en la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos? Pues sólo hay dos cosas.

Que el recurso de la renta petrolera se convierta a petroquímicos, a petrolíferos, o bien, la sobreexplotación. Y si uno revisa las cuentas de petroquímica, por ejemplo, antes del año 2000 o en el año 2000, a la entrada de Vicente Fox, o cuando comenzó la docena trágica, Pemex tenía 8 grandes complejos petroquímicos con 64 importantísimas plantas procesadoras.

Y exportábamos, subrayo, exportábamos productos petroquímicos y toda la petroquímica venía en números negros en los estados financieros de Pemex, exportábamos polietileno, cloruro de vinilo, amoniaco, otras cosas.

En 1992 la producción de petroquímicos fue de 20 millones de toneladas al año. Cuando entró Vicente Fox recibió en 19.7 millones de toneladas al año de exportación.

Entró Fox, lamentablemente, cerró 35 plantas petroquímicas, quedaron sólo 29 plantas trabajando, la producción evidentemente cayó a 7 millones de toneladas al año y comenzamos a importar, y esas importaciones le costaron en ese año, 8 mil millones de dólares. Cerraron la petroquímica, la malbarataron y comenzamos a importar petroquímicos en 8 mil millones de dólares.

Fox cerró Salamanca, Camargo, Cosoleacaque, Pajaritos. Tan sólo en Cosoleacaque cerró cuatro plantas de amoniaco.

Luego entró Calderón, otro pero, cerró 14 plantas más, ya sólo hay 15 plantas en proceso.

Las importaciones se reportaron en 16 mil millones de dólares; chatarrizó las plantas que quedan y otras las vendió a precio de ganga, las que quedaban en Cosoleacaque, Escolín y Camargo.

Calderón, además hizo algo imperdonable, firmó un contrato con una empresa brasileña donde se le dan precios preferenciales al gas, mientras que a Pemex se le cobran precios de transferencia a precio de mercado internacional.
Y luego entró Peña Nieto y entregó Pajaritos, en una alianza muy ventajosa para Mexichem y Antonio del Valle, donde Pemex perdió el control accionario y el control, por lo tanto, del complejo.

Prepara ya Enrique Peña Nieto la entrega de Cangrejera al Grupo Alfa y va a entregar el complejo Morelos al grupo IDESA-Braskem, sólo es un cambio de propiedad, pasa de ser público a manos privadas, porque estos señores no han puesto un quinto.

Y entonces yo llamo la atención, porque decía el Senador que van a aumentar los petroquímicos y que con eso. Puros cuentos, porque en realidad lo que estamos viendo, vean las pérdidas que tenemos en petroquímica. Estas son debajo de 0, petroquímica entrega puras pérdidas.

¿Qué queremos y que se puede hacer?

Voltearlo así, voltearlo así como lo hacen los países petroleros, inyectar el recurso de la renta petrolera en inversión como era antes del año 2000, antes de la docena trágica, cuyos gobiernos está copiando Peña Nieto y poder producir petroquímica, porque además, el crudo que exportamos recibimos 100 dólares o 90 dólares de renta petrolera, pero exportar esto es en 140, 146 dólares por cada barril; se le gana más exportando petroquímicos que solamente ser una república bananera, exportadora de crudo.

Igual están los petrolíferos, que hablaré en otro momento, pero esta iniciativa de Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, el régimen fiscal que se aplica para Pemex simplemente es más duro, es grabar con más cantidades a Pemex para darle al fisco y entonces se le deja muy poco margen o nada de inversión.

México produce petróleo a precios muy competitivos. Los costos de producción son de los más bajos del mundo, y por eso necesitamos aprovechar esa ventaja comparativa que tiene México para producir, echar a andar las plantas petroquímicas. De no hacerlo, entonces está lo que están hablando ustedes, aumentar la producción de petróleo.

Pero como no hay mayor inversión, entonces solamente queda la sobreexplotación. Y en todas las leyes que estamos viendo se habla de aumentar la producción de hidrocarburos, de aumentar la producción de petróleo, de que las empresas productivas podrán realizar alianzas con una mayor productividad, etcétera.

Las asignaciones que reciba Pemex serán los campos donde ya esté produciendo hasta el 20 de diciembre de 2013 pasado. Eso se puso en el decreto constitucional.

Así que si no estamos reinvirtiendo en Pemex, si no estamos produciendo petrolíferos, si tampoco estamos produciendo petroquímicos, lo que están diciendo ustedes es que van a sobreexplotar los yacimientos petroleros en el menor tiempo posible.

¿Cuál es el menor tiempo posible? Porque los cálculos ya están hechos, los hicimos nosotros y como a los privados les van a comenzar o los beneficios de Pemex van a llegar hasta el otro sexenio, ahorita va a ser puro cobro a Pemex para que pueda cubrir con el 4.7 por ciento del PIB y a los privados les cobran una bicoca, ¿de dónde va a salir el recurso que se requiere?, pues de la sobreexplotación de los yacimientos petroleros.

Hay cálculos que en otro momento voy a hacer, porque me están llamando.

Pero quisiera decirles que es irracional e injustificable el aumento de la plataforma de extracción de crudo en un millón de barriles diarios adicionales para exportarlos a Estados Unidos, porque México produce 2.5 millones de barriles diarios y tiene un consumo de 1.6 millones de barriles al día. México produce más petróleo del que necesita. ¿Cuál es la prisa para sobre explotar los yacimientos? y si en esta ley y en la de Hidrocarburos vino un solo artículo que dijera “mediante la reposición de reservas”, lo que están haciendo es acabarse el crudo, el petróleo que hay, venderlo, llevarse el dinero y que del 19 en adelante, a ver cómo le va a hacer el país.


PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senadora Dolores Padierna Luna.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Mario Delgado Carrillo, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en contra del dictamen.

Tiene el uso de la palabra, hasta por cinco minutos, Senador e inmediatamente después de la participación del Senador Mario Delgado pasaríamos a la votación de este dictamen en lo general, por lo que les pido a las Senadoras y a los Senadores que no nos ausentemos ya del salón, por favor.

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Muchas gracias, señor Presidente.

Hemos insistido a lo largo de este debate la importancia de acotar en la mayor medida posible aquellos espacios de discrecionalidad y de negociación donde el Estado mexicano pueda tener desventajas frente a las corporaciones petroleras internacionales.

La experiencia internacional lo recomienda de esta manera.

Pero he encontrado dos buenos ejemplos de por qué es bueno tener un marco jurídico que dé la mayor certidumbre, que no haya espacio para la discrecionalidad y que tengamos instituciones reguladoras fuertes.

Me encontré este libro de don Jesús Silva Herzog, que se llama “Nueve Estudios Mexicanos”.

Don Jesús Silva Herzog narra lo que él considera la epopeya del petróleo en México y nos describe muy rápidamente cómo ha sido la propiedad del subsuelo en México.

Describe cómo en el periodo de la Colonia el subsuelo no podía ser objeto de propiedad privada, para la explotación del subsuelo se daban concesiones que pagaban un quinto del Rey, una quinta parte se iba para la corona.

Es hasta el Código de Minería de 1884 inspirado ya por personajes con ideas liberales donde asimilan la propiedad del subsuelo a la del suelo.

Este fue el antecedente muy importante para la primera Ley Petrolera de 1901, que nos describió el Senador Encinas hace algunos días, para demostrar cómo la reforma energética que ahora se está planteando, pues en realidad es un salto hacia la Ley de Porfirio Díaz de 1901. Ahí lo que decía, por ejemplo, esta ley, que el propietario del suelo también es del subsuelo, cosa que se está haciendo ahora un poquito de manera rebuscada y con algunas por ahí pirotecnia verbal y con nuevos significados algunas palabras, pero eso es lo que pasa.

Y se le pagaba 7 por ciento al gobierno federal, de regalía más 3 por ciento al gobierno estatal, y se autorizaba, dice Silva Herzog, resumiendo los principios de esta ley, la expropiación de terrenos petroleros por causa de utilidad pública y la facilidad de importar maquinarias con facilidades aduanales.

La ley decía que el impuesto se generaba cuando se explotaban terrenos públicos, pero que no pagaban impuestos cuando estas explotaciones eran en terrenos privados, sólo pagaban el impuesto al timbre, que era un impuesto muy simbólico.

En 1917 don Luis Cabrera promueve el impuesto de producción, pagadero en timbres, por lo tanto logra que se dé por buenos impuestos.

Desde ese entonces, la compañía Shell, que se llamaba el Aguila, en México, se ampara y no paga el impuesto a la tesorería en su totalidad, y le agrega siempre a su declaración de impuestos una leyenda que dice: “Bajo protesta en calidad de depósito y a cuenta de impuestos futuros”. Este conflicto no se resuelve hasta 1935, donde ya eran sumas considerables, donde de perder el juicio, el Estado mexicano tendría que haberle pagado a la Shell.

Sin embargo, Lázaro Cárdenas logra cobrar y aclarar esta situación, le detienen a la Shell sus barcos en Tuxpan y Tampico y el Secretario Narciso Bassols, de manera muy valiente le advierte a Shell: “No dejaremos salir ningún barco de petróleo si no queda cancelado el convenio que celebró la nación con Pearson & Sons y que ustedes han heredado, y si no hacen una declaración de que las sumas pagadas no han sido en calidad de depósito, ni bajo protesta ni a cuenta de impuestos futuros, sino que han sido entregados como pago de impuestos legítimamente establecidos por el gobierno de México”. Hasta 1935 se resuelve este conflicto.

Hay otro antecedente, en 1912 el Presidente Madero impuso un impuesto de 20 centavos por tonelada y ya desde ese tiempo le llamaban las empresas petroleras un impuesto confiscatorio.

Eran tiempos donde había una lucha despiadada en el territorio mexicano por territorios entre la Shell y la Standard Oil. Había titulaciones falsas, cohechos, incendios, asesinatos de indígenas, desaparición de títulos de propiedad, una lucha sin cuartel, narra Silva Herzog, decían en aquel tiempo que quien dominara el petróleo dominaría al mundo.

Llega entonces la Constitución de 1917 con el artículo 27, que desata una campaña en los Estados Unidos de desprestigio contra México.

Decían que cómo era posible que las compañías, poseídas de generosidad, animadas por un espíritu civilizador habían venido a México a arriesgar sus capitales, a hacer inversiones para que México rebasara su etapa primitiva y se les pagaba ahora, esta actitud altruista, con la confiscación, con actos de monstruosa ingratitud.

El artículo 27 no se reglamenta hasta el gobierno de Calles. En 1925 aparece una nueva Ley del Petróleo, esto desata un escándalo internacional y un capítulo de la historia entre México y Estados Unidos poco conocido.

Cuenta Silva Herzog cómo un empleado de la Embajada de Estados Unidos en México filtra en 1927 documentos secretos que revelaban la existencia de un complot perfectamente organizado por ciertos magnates petroleros, el Secretario de Estado norteamericano de nombre Kellogg y el embajador Sheffield, para invadir por parte de los Estados Unidos a nuestro territorio.

El General Calles envía estos documentos al Presidente de los Estados Unidos y le advierte que todas las embajadas de México en el mundo tienen copia de estos documentos y que el primer soldado que cruce la frontera hacia México, lo van a hacer público.

Con esta negociación, con esta actitud del Presidente Calles se detiene una guerra, se detiene este siniestro proyecto bélico manejado por un grupo de negociantes petroleros.

También denuncia posteriormente el conflicto que da lugar a la expropiación, empieza por una manipulación contable por parte de las empresas para no pagar a los trabajadores petroleros.

Silva Herzog denuncia como la empresa El Aguila México, que era subsidiaria de Shell, exporta a El Aguila Canadá por debajo de los precios internacionales, cuando el precio de barril estaba en 3.19, El Aguila México le vendía a El Aguila Canadá a 1.96.

Entonces ahí ocurre otro conflicto que terminaría con la expropiación. Los de El Aguila buscan al Presidente Cárdenas, tienen una reunión, niegan ser subsidiara de Shell y niegan estar vendiendo el petróleo por debajo de los precios internacionales a su subsidiaria de Canadá.

Sin embargo Silva Herzog hábilmente había conseguido los reportes financieros de la Shell en Londres, de la Royal Dutch Shell en Londres, donde dice lo siguiente: “El Aguila ha realizado, durante el año que se comenta, buenas utilidades en México, pero hemos resuelto organizar en el Canadá, la compañía canadiense El Aguila, con el objeto de evitar las dificultades y molestias derivada del pago de múltiples y elevados impuestos, los accionistas, se añadía, no tendrán pérdida alguna, las acciones de 10 pesos las vamos a dividir en acciones de 4 pesos para El Aguila de México y de 6 pesos para El Aguila de Canadá”.

Cuenta Silva Herzog: “Cuando comencé a leer este informe oficial, de la Royal Dutch, el gerente de El Aguila se puso nervioso porque significaba desmentir de modo categórico, aplastante e irrebatible las afirmaciones que acaba de hacer ante el Presidente de la República, y no pudiendo contenerse quiso interrumpirme”. El General Cárdenas, con su laconismo habitual tuvo que contenerlo y decirle: “Deje que termine el señor”.

Y termina Silva Herzog diciendo esto: “Hice un breve comentario al terminar la lectura, un breve comentario al General Cárdenas, quiero recordar, dije, que precisamente uno o dos años antes del informe a que me he referido, se estableció en México por primera vez el ISR, y se ve con toda claridad que lo que la compañía mexicana de petróleo El Aguila ha hecho por decisión de su matriz, de la Royal Dutch, es ocultar utilidades para reducir lo que legítimamente le corresponde a México por la explotación de sus recursos naturales y trasladar parte de esas utilidades al Canadá a fin de que en alguna forma beneficien a su majestad británica”.

Por eso insistimos que haya claridad en las leyes, porque esto ya nos pasó, el detonante de la expropiación viene de una simulación contable para evitar pagar a los trabajadores y de simular las utilidades para no pagar impuestos.

Hay otra experiencia que documenta Chomsky en su libro “Crear el futuro”. Documenta cómo la guerra de Irak fue una guerra promovida, fue una gran revancha de las empresas internacionales, la ExxonMobil, la Shell y BP para recuperar las concesiones que Irak Petroleum les quitó cuando nacionalizó su industria a mediados de los 70’s.

Después de la invasión a Irak hubo una declaración expresa de Bush, donde decía que rechazaría cualquier legislación que restringiera el control de los Estados Unidos sobre los recursos petroleros de Irak. Esta guerra, lo que ha logrado, es que Estados Unidos tenga bases militares en el corazón de las mayores reservas petroleras en el mundo.

Es por eso que advertimos una y otra vez que no hagamos una apertura indiscriminada, que no pongamos al Estado mexicano contra la pared, que dentro de este modelo privatizador se pudo haber hecho un modelo donde el Estado pudiera tener el control y no se pusiera en carácter de igual a igual en el terreno de lo mercantil y civil ante estas grandes empresas depredadoras. Todavía estamos a tiempo de corregir esto.

Seguramente en algunos años tendremos que regresar aquí al Congreso con grandes escándalos de abusos y corrupción por parte de las petroleras, y será un escenario muy distinto al que todo el mundo plantea en este Congreso por parte de quienes van a aprobar esta reforma depredadora.

Ahí está la historia, ahí está la prueba de cómo se siguen comportando estas empresas. Ayer decía el Senador Barbosa: “¿Por qué esperar que los mismos hombres actúen de distinta manera?” Les pregunto yo: ¿Por qué esperar que las mismas compañías actúen de manera distinta? Vienen por la renta petrolera mexicana, cueste lo que cueste.

Muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Delgado Carrillo.

- La C. Senadora Layda Sansores San Román: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sonido en el escaño de la Senadora Layda Sansores. Tengo entendido que para hechos, ¿verdad?

- La C. Senadora Layda Sansores San Román: (Desde su escaño) Para hechos.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Por favor, y sería la última oradora para después pasar a la votación.

- La C. Senadora Layda Sansores San Román: Gracias, señor Presidente.

En primer lugar, un saludo a mi compañera Senadora Dolores Padierna por este esfuerzo ejemplar de defensa de un importantísimo y estratégico recurso para los mexicanos, conmovedora su lucha.

Y aquí, hablando de compensaciones, nuestro amigo, Senador Mario, me recordó que habló también de compensaciones mi estimado paisano Raúl Pozos. Yo nada más quisiera puntualizar porque me calienta la sangre cuando él dice: “Que él va a votar a favor porque hoy Campeche va a recibir mayores recursos”. El siempre ha sido un hombre muy institucional, pero sí quiero dejar muy claro que estos recursos que se daban a Campeche y que hoy se van a complementar, porque ya no van a alcanzar con las nuevas reglas, que se repartían entre Campeche y los estados petroleros, y que ahora no alcanza, se hizo un fondo compensatorio, eso es cierto.

Pero que va a estar destinado, aunque con cierta discrecionalidad, ya sabemos que los gobernadores luego hacen lo que quieren, pero deberían de estar destinados para resarcir el daño social y el daño ecológico. En primer lugar, eso no se puede resarcir, cuando degradan una tierra, como ha sido la mía, no hay vuelta de hoja, son caminos sin retorno.

Pero, por otra parte, yo quisiera decirle, porque aquí nos puntualiza que va a aumentar el 0.08. ¡Ay, pero hasta me dieron ganas de llorar de la emoción!

No, así sea el 6 por ciento, el 10 por ciento, Campeche produjo en los últimos 13 años con Cantarell 8 billones de pesos. ¿Y qué tiene Campeche? La miseria, en sus tierras eso es lo que tiene El Carmen, no están ni siquiera pavimentadas las calles, se acabó el camarón, se acabó el ostión, se acabaron todas las formas de vida, no producimos un clavo, estamos en el último lugar del desarrollo nacional, y hoy, porque nos van a dar 6 pesos más, se puede aprobar esta ley.

Pero, mire, ni que nos dieran todos los millones de pesos que escatimaron a Campeche, que lo discriminaron y lo despreciaron, así nos hicieran hoy justicia, esto no es cuestión de dinero, esto es cuestión de soberanía, es cuestión de libertad. Y ahí preferiría que Campeche estuviera viendo a ver cómo sale, cómo logra su crecimiento y su desarrollo, pero jamás entregar la Patria, eso que quede claro.

(Aplausos)


- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Sansores San Román.

Les informo que se ha agotado el tiempo asignado para la discusión en lo general del dictamen.

Recibimos el texto de la exposición de la Senadora Claudia Pavlovich Arellano con su intervención en pro del dictamen, la cual se insertará en el Diario de los Debates. Las exposiciones de los oradores que quedaron pendientes se integrarán también al Diario de los Debates.

(Intervención de la C. Senadora Claudia Pavlovich Arellano)



(Intervención del C. Senador Eviel Pérez Magaña)



(Intervención de la C. Senadora Cristina Díaz Salazar)



Con fundamento en el artículo 200 del Reglamento, se abre el registro para reservar artículos o para presentar adiciones.

Solicito a la Secretaría dé lectura al registro de artículos reservados. Por favor, señora Secretaria.

- La C. Secretaria Díaz Lizama: Doy lectura al registro de reservas:

Ley de Ingresos Sobre Hidrocarburos;  diversos Senadores del grupo parlamentario del PRD, reservaron artículos 4, 5, 6, 11, 16, 17, 18, 19, 23, 24, 25, 26, 29, 34, 35, 36, 37, 39, 41, 42, 44, 46, 47, 49, 55, 57, 58, 60 y 62; Transitorios Quinto, Séptimo, Octavo y Noveno; 2, 3, 6, 10, 11, 12, 15, 27, 31, 32, 46, adiciones artículos 38 y 65.

Senador David Monreal Avila, artículo 23; Senador Isidro Pedraza Chávez, artículos 5, 9, 11, 16, 27, 20, 28, 31, 39, 55, 56, 57 y 62, Transitorio Primero.

Senador Manuel Bartlett Díaz, artículos 2, 4 y 35.

Ley de Coordinación Fiscal; diversos Senadores del grupo parlamentario del PRD, Transitorio Segundo.

Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo; diversos Senadores del grupo parlamentario del PRD; 1, 2, 3, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 22 y 25; Transitorio Cuarto.

Senador Isidro Pedraza Chávez, artículos 9, 8, 12, 13, 19, 22 y 25; Transitorio Primero.

Senador Manuel Bartlett Díaz, artículo 16.

Senadora Lorena Cuéllar Cisneros, articulo 16 y adición artículos nuevos 16 y 18

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Compañeros Senadores, antes de pasar a la votación nominal del proyecto de Decreto, debo informarles de dos adecuaciones de técnica legislativa que fueron advertidas a la Mesa Directiva por el área de Servicios Parlamentarios, al realizar la revisión del proyecto que nos ocupa y que calificamos como fe de erratas.

Se trata del último párrafo del artículo 2 del proyecto de reformas a la Ley de Coordinación Fiscal.

En su parte final, este artículo tiene diversos párrafos, entre los que se localizan dos que deben ser identificados con la leyenda “derogado”. Para mayor precisión, en el contenido de lo que subsiste en dicho artículo.

El otro caso es el del artículo 42 de la nueva Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos.

En este artículo, su fracción I contiene dos párrafos en el dictamen de las comisiones del Senado; el segundo de ellos fue erróneamente numerado como si fuera la fracción II. Se requiere quitarle ese número indebido para que no se altere la correcta numeración de las otras fracciones en dicho artículo.

Estas adecuaciones deben ser aplicadas en el proyecto que resulte después de la votación que emita esta Asamblea.

Se trata de movimientos que se pueden aplicar bajo el fundamento del artículo 211 del Reglamento del Senado, y que cuentan con la plena aceptación de las comisiones dictaminadoras.

En sus monitores está disponible un cuadro comparativo que ilustra sobre la explicación que acabo de hacer.

Háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar de la votación. Abrase el sistema electrónico de votación, por tres minutos, para recoger la votación nominal del proyecto de Decreto en lo general y de los artículos no reservados.

Procedan Senadoras y Senadores.



- La C. Secretaria Díaz Lizama: Señor Presidente, conforme al registro en el sistema electrónico de votación, se emitieron 92 votos a favor y 25 votos en contra.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, queda aprobado en lo general, y los artículos no reservados del proyecto de Decreto por el que se expide la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos; se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Derechos, y de la Ley de Coordinación Fiscal; y se expide la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

Se agrega el voto en contra del Senador Ríos Piter.

De acuerdo al método acordado por la Mesa Directiva para este dictamen, la discusión en lo particular se realizará de conformidad con lo establecido en el numeral 4, agrupando de manera temática en tres rubros, diversos artículos para su presentación.

Pido a la Secretaría y a Servicios Parlamentarios estar tomando nota de los Senadores, como el Senador Mayans, que es su voto a favor, se toma nota del voto del Senador Mayans a favor.

Algún otro Senador o Senadora, para seguir con la lectura.

¡Orden Senadores, por favor!

Senadores, orden, estoy leyendo el método y los temas para desahogar la discusión en lo particular.

Los temas son: Régimen Fiscal de Asignaciones, Contratos y Transparencia; Renta Petrolera; y Fondo Mexicano del Petróleo.

En caso de admitirse a discusión las propuestas de modificación, se abrirá una ronda de hasta tres oradores en pro y tres en contra. Agotada la discusión consultaremos si se aceptan las modificaciones propuestas.

Sí, dígame Senadora Ortiz González. Sonido en el escaño de la Senadora.

- La C. Senadora Graciela Ortiz González: (Desde su escaño) Solamente para solicitarle, señor Presidente, cómo quedó la votación ya con la nueva adición del Senador Mayans.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Ya ahorita se la doy, nada más déjeme agotar el método de la votación en lo particular, y con mucho gusto les diremos tanto la de él como la del Senador Ríos Piter.

Agotada la discusión consultaremos si se aceptan las modificaciones propuestas, y se declarará la situación de los artículos en los términos del dictamen o modificados por las propuestas aceptadas, en su caso.






Al concluir la discusión de los artículos reservados, realizaremos las votaciones nominales que se acuerdan conforme a la solicitud para separar determinados artículos. En consecuencia, iniciaremos la discusión de los artículos agrupados en el tema Régimen Fiscal de Asignaciones, Contratos y Transparencia.

Solicito a la Secretaría dé lectura a los artículos que se consideran en dicho tema.

- La C. Secretaria Díaz Lizama: Doy lectura a los artículos del primer tema: 4, 5, 6, 10, 11, 16, 17, 18, 19, 23, 24, 25, 26, 29, 34, 35, 36, 37, 39, 41, 42, 44, 46, 47, 49, 55, 57, 58, 60 y 62 con la adición de dos artículos nuevos: 38 y 65.

Y las disposiciones Transitorias Quinta, Séptima, Octava y Novena del proyecto de la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, y la disposición Transitoria Segunda de la Ley de Coordinación Fiscal.

Es todo, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Senadoras y Senadores, a solicitud de la Senadora Graciela Ortiz González y para darle certeza de cómo quedó la votación, pido a la Secretaría de Servicios Parlamentarios plasme la votación, incluyendo el voto del Senador Ríos Piter y del Senador Mayans para que vea exactamente cómo quedó la votación.

Continúe señora Secretaria.

- La C. Secretaria Díaz Lizama: Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Para presentar el tema tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

El tema es un régimen fiscal de Pemex, pero para entender de qué estamos hablando, es necesario explicar los estados financieros de Pemex, que es el primer tema, el régimen fiscal para las asignaciones.

Este cuadro que nos da Pemex dice cosas muy importantes. Aquí, en la primera columna habla de la exploración y extracción de hidrocarburos, que es la joya de la corona, que tiene ganancias, utilidades, ventas totales por un billón 250 mil millones de pesos.

Si ustedes ven, Refinación reporta pérdidas de 123 mil 15 millones de pesos, y ahí quiero detenerme un ratito. La pérdida en Refinación obedece principalmente a una decisión de los gobiernos que vienen desde Carlos Salinas de Gortari en aplicar precios de transferencia entre filiales.

Y a nuestras refinerías se les vende la materia prima a valor internacional. Además, paga impuestos, hay una desinversión deliberada, una chatarrización de nuestras escasas seis refinerías que están trabajando al 60 por ciento de su capacidad, porque no se les envía suficiente petróleo para que puedan producir al 100 por ciento.

Y la privatización en los hechos porque hace 36 años no hemos construido una sola refinería más. Está el tema de gas petroquímica, de gas que importa números negros, números positivos y que en estas leyes están poniendo al gas a entregar a los privados mediante permisos sin regulación alguna, más que lo que decida el Secretario, el Cenegas, y necesitaríamos ver.

Esta es la gráfica de cómo se quema el gas en México, en lugar de aprovechar el gas para a través de plantas criogénicas, que no cuestan tanto, capturar ese gas, reinyectarlo a los yacimientos en lugar de nitrógeno y poderlo sacar de los yacimientos petroleros, lo que se hace de manera absurda e irracional y como único caso en el mundo, es quemar el gas y lanzarlo al medio ambiente, y vean cuanto gas se desperdicia todos los días.

Aquí hay una curva que viene desde el año 1999 hasta el 2011, y hay una pérdida de gas constante lanzado a la atmósfera. Si todo este gas se aprovechara no necesitaríamos estar importando gas, pero ni mucho menos hacer la estupidez de inyectar nitrógeno para sobreexplotar los yacimientos, como lo hicieron en Cantarell.

Está el tema muy grave, que si ustedes ven, en la quinta columna, Pemex, PMI Internacional, una pérdida de 169 mil millones de pesos, ¿de qué pierde Pemex Internacional?, pues no que vende a diestra y siniestra, ¿por qué puras pérdidas entregan aquí? Porque todos los costos son de Pemex, venden petroquímicos, venden el petróleo y las ganancias son privadas, no entran a la Tesorería de la Federación, no se informa al Congreso, y ésta es una tesorería paralela, como la que el actual Secretario de Hacienda quiere hacer ahora con el dividendo, con los impuestos que no van, el ISR, que no va a entrar al Fondo Mexicano del Petróleo, y el problema del dividendo y del ISR, es que no son auditables y se constituye en realidad en eso que arroja puras pérdidas.
Termino con un dato sobresaliente, que vamos a abordar con mucha suficiencia mañana. Beneficio a los empleados. Vean el total de beneficio a los empleados, 115 mil 340 millones de pesos. Meten 115 mil millones de pesos de beneficios a los empleados, que es un costo actuarial, no es un costo real, es una cifra inventada, inflada, qué hace Pemex con 115 mil millones de pesos, qué hace el Secretario de Hacienda, porque es el que los tiene, ahí hay para entonces dejar de importar, por ejemplo, el gas que quieren importar ahora y dejar a nuestras gasolineras en mejores condiciones.

Explico rápidamente lo de las gasolinas. Nosotros en gasolinas exportábamos en 1999, exportábamos los excedentes de gasolina. Primero se atendían, se entregaba la demanda del mercado nacional y la que sobraba se exportaba a otros países.

Pero el parque vehicular creció, la producción de petrolíferos se paró deliberadamente, dejaron de construir nuevas refinerías, no fuimos a la par de un crecimiento energético de petrolíferos y  hoy estamos importando el 42 por ciento de gasolinas. En forma irresponsable se cede, aquí está,   lo que venimos importando de gasolinas. A partir de 2003, empezamos a importar cantidades crecientes de gasolina.

Se cede la responsabilidad de un bien indispensable. Porque los combustibles mueven, se mueve a un país, un país sin combustibles no se puede mover.

Y ahora lo están entregando a los privados.

¿Qué pasa? Porque la gasolina importada viene de Estados Unidos, pero Estados Unidos primero surte a su mercado nacional. Como otrora, hace ya muchos años, lo hacía México, atendía primero su demanda interna y lo que le sobraba lo exportaba. Lo mismo hace ahora Estados Unidos.

¿Pero qué creen? Si Shell, si Exxon, si Chevron, que son de Estados Unidos, les entregan el negocio de las gasolinas, como todo indica que van para allá, ellos están obligados por Estados Unidos, primero a cubrir el mercado de Estados Unidos, y si hubiera alguna escasez en Estados Unidos o una necesidad de las gasolinas que produzcan, no van a importar la gasolina hacia México. No van a exportar gasolina hacia México, van a dejar de vender gasolina a México.

¿Y qué puede pasar? Si nuestras plantas, nuestras seis refinerías, las están dando mediante permisos a los privados.

Pues que los privados que se queden con nuestras seis refinerías, van a vender la gasolina al precio que ellos decidan. Al precio que ellos quieran. Al precio que los privados, bajo una lógica  de la ganancia, como es lógico de cualquier empresario. Un empresario, su naturaleza está, y es lógico, en obtener la máxima ganancia.

Un Estado, no. El Estado tiene que pensar en el interés general del país.

Todo esto, termino diciéndolo, las consecuencias de este modelo, de este régimen fiscal confiscatorio, depredatorio que le dejan a Pemex, será la reducción inmediata de la renta petrolera para las mexicanas y mexicanos.

Es un despojo al pueblo de México de sus recursos naturales por parte de compañías extranjeras, con la anuencia de ustedes y del gobierno mexicano.

La reducción drástica de los recursos fiscales de Pemex y de la CFE, serán compensados con regímenes fiscales confiscatorios; un incremento a la deuda pública; mayores impuestos a la ciudadanía y las empresas medianas y pequeñas serán las que paguen las consecuencias.

En otro momento entraremos al impacto tan grave hacia la pequeña y mediana empresa. El traslado de renta petrolera a utilidades de petroleras extranjeras, una mayor dependencia industrial, tecnológica y comercial creciente, pues Estados Unidos nos convertirá en importadores de productos procesados con nuestro propio petróleo.

Los monopolios extranjeros serán los nuevos poseedores de nuestros yacimientos, los pozos, los ductos, la comercialización de hidrocarburos, controlarán la producción y el abasto de energéticos, operarán conforme a sus intereses, conforme a su seguridad energética y conforme a su desarrollo económico.

México cede su soberanía, su independencia y sus inmensas ganancias que hoy recibe de su petróleo.

Son medidas antinacionales. Son medidas que no les va a perdonar México.

Es cuanto.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Pido a la Secretaría que consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de modificación a los artículos que tienen que ver con el tema de Régimen Fiscal de Asignaciones, Contratos y Transparencia, para que en virtud de las reservas que se dieron a conocer oportunamente, se pronuncie la Asamblea, si está de acuerdo en que se admitan para su discusión.

- La C. Secretaria Díaz Lizama: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión los artículos referidos. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: En consecuencia, se le concede, en primer término, el uso de la palabra al Senador Aarón Irizar López, del grupo parlamentario del PRI, para hablar en contra de la propuesta y a favor del dictamen.

- El C. Senador Aarón Irizar López: Con su venia, señor Presidente.

Honorable Asamblea, el dictamen que las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público; de Energía; y de Estudios Legislativos, que ponen a nuestra consideración, aborda uno de los ejes más importantes en la propuesta de reforma secundaria en el sector energético.

A tratar ésta, aspectos relativos a cuestiones como los mecanismos de obtención y administración de los ingresos derivados de los recursos energéticos; la manera en que las entidades federativas participarán en dicho proceso, la forma en que Pemex y la Comisión Federal de Electricidad se verán fortalecidos con nuevos modelos de administración y recaudación; o las características que tendrá el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, sin duda, establecen un marco propicio para agrupar diversos elementos que hemos aprobado el día de ayer.

La relevancia a este dictamen hace que en él se incorporen medidas que han estado presentes en cada una de las propuestas legislativas que integran la reforma energética y la fortalecen.

Tanto los documentos que discutimos, como los que ya hemos aprobado, los mecanismos de transparencia se establecen de forma primordial y aseguran el correcto funcionamiento del modelo energético que habrá de regir el sector en un futuro inmediato.

No podría ser de otra manera. La reforma energética es tal vez el cambio más significativo de la estructura de nuestra economía en varias décadas.

Y, en consecuencia, requiere del aseguramiento de los ingresos provenientes de los recursos naturales, así como el aprovechamiento óptimo y responsable.

Desde la perspectiva de nuestra posición, como representantes ciudadanos, estamos conscientes de que una condición fundamental para el éxito de esta reforma es la percepción social de una total transparencia.

Esa es una razón fundamental por la cual en el paquete legislativo que estamos discutiendo, se incluyen obligaciones para la divulgación de información que no tiene precedente a nivel internacional.

La información a la que tendremos acceso los mexicanos, del sector energético es, por lo menos, tan amplia como la de cualquier otro país.

Los textos legales que hoy estamos discutiendo tienen como uno de sus componentes principales, que toda la información que se genere tanto en los contratos como en las asignaciones, tienen que estar al alcance de los ciudadanos de manera sencilla y accesible.

Unicamente de esta manera, con la información de esta magnitud, la sociedad podrá tener la seguridad de que los recursos generados de las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos, están siendo utilizados en favor de la sociedad mexicana.

La idea central es que los mexicanos no necesiten de alguien para hacer su propia evaluación de cómo va funcionando la reforma energética.

Para ello se establece, de manera muy clara, que tanto el Fondo Mexicano del Petróleo como la Secretaría de Hacienda publicarán mensualmente una página de internet, fácilmente accesible y bajo el principio de máxima difusión, toda, toda la información que nos permita conocer quiénes poseen los diversos contratos en el sector; bajo qué condiciones ganaron la licitación; cuánto gas y cuánto petróleo se produce en las áreas contratadas; cuánto se les paga a los contratistas; cuánto ingreso recibe el gobierno; cuánto dinero se transfirió para gasto público; cuánto dinero se ahorró;  a cuánto asciende el saldo de la cuenta de ahorro; y cuánto se está gastando en los destinos específicos, entre otros muchos cuestionamientos.

Un aspecto fundamental referente al tema anterior, es que se estable con toda claridad que tratándose de los pagos referidos con anterioridad, el secreto fiscal aplica a estos contratos.

Es importante resaltar que en el dictamen se establece claramente la obligación de todas las entidades, que están obligadas a entregar la información referida y deberán coordinarse para poner a disposición del público esta información.

Se trata de contar con una sola plataforma con formatos homologados a través de los cuales todos los mexicanos podamos acceder a la información que se requiere.

Compañeras y compañeros Senadores, el paradigma de la rendición de cuentas y la transparencia es algo que es propio en esta legislatura, que va a tener vigor para generar un mejor futuro para los mexicanos.

La transparencia y la rendición de cuentas, por ella vamos los Senadores del PRI.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Irizar López.

A continuación, se le concede el uso de la palabra a la Senadora Angélica de la Peña Gómez, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en pro de la propuesta y en contra del dictamen.

- La C. Senadora Angélica de la Peña Gómez: Muchas gracias, señor Presidente.

En este marco de bloque de reservas que hemos hecho los grupos parlamentarios para la discusión, preocupa de manera particular cómo está inscrito el artículo 57 de la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos.

Al analizar el dictamen, se establece un impuesto por la actividad de exploración y extracción de hidrocarburos para contratistas y asignatarios por área contractual y área de asignación, respectivamente, lo que no estaba considerado en la iniciativa que presentó el Ejecutivo.

El gravamen propuesto se calculará mensualmente aplicando las cuotas previstas durante la fase de exploración y durante la fase de extracción, aplicando por cada kilómetro cuadrado que comprenda el área contractual o el área de asignación.

Con los recursos de este impuesto, se señala que no serán incluidos en la recaudación federal participable, se conforma el Fondo para Entidades Federativas y Municipios Productores de Hidrocarburos.

Los recursos, se dice, se distribuirán entre las entidades federativas adheridas al Sistema Nacional de Coordinación Fiscal y sus Municipios, con base a los siguientes criterios:

En los casos en que las áreas contractuales o las áreas de asignación se ubiquen en regiones terrestres, el 100 por ciento de los recursos recaudados se destinará a la entidad federativa donde están dichas áreas.

Las entidades federativas deberán distribuir al menos el 20 por ciento de los recursos a los municipios en donde se encuentren las áreas contractuales o las áreas de asignación, considerando la extensión de las mismas respecto del total correspondiente en la entidad federativa de que se trate.

Otro aspecto es el que tiene que ver con los casos en que las áreas contractuales o las áreas de asignación se ubiquen en regiones marítimas en donde el 100 por ciento de los recursos recaudados se destinará a las entidades federativas en cuya región se localicen dichas áreas.

Y finalmente, se establece que las entidades federativas deberán destinar al menos el 20 por ciento de estos recursos a los municipios que registren daño al entorno social y ecológico derivado de la actividad de exploración y extracción de hidrocarburos.

Cabe señalar que la distribución de los recursos entre las entidades federativas y entre los municipios, se señala, se determinará con base en el total recaudado y el procedimiento que establezca con reglas precisas de operación por parte que emita la Secretaría de Hacienda.

La totalidad de estos recursos se deberá destinar a inversión de infraestructura para resarcir, entre otros fines, las afectaciones al entorno social y ecológico.

Las entidades federativas y municipios podrán destinar hasta el 3 por ciento de estos recursos para la realización de estudios y evaluación de proyectos que cumplan con los fines que quedan especificados en el fondo referido.

Sin embargo, para que las entidades federativas y los municipios puedan acceder a los recursos de este fondo, no deberán establecer o mantener el cobro de impuestos locales o municipales en materia de protección, preservación o restauración del equilibrio ecológico, y la protección y control al ambiente que incidan sobre los actos y actividades de exploración y de extracción de hidrocarburos, ni sobre las prestaciones o contraprestaciones que se deriven de los contratos o de las asignaciones.

En este sentido, yo quiero destacar lo que señala nuestra Constitución en el artículo 115, fracción V:

“V.- Los municipios, en los términos de las leyes federales y estatales relativas, estarán  facultados para:

a).- Formular, aprobar y administrar la zonificación y planes de desarrollo urbano municipal;

b).- Participar en la creación y administración de sus reservas territoriales;

c).- Participar en la formulación de planes de desarrollo regional, los cuales deberán estar en concordancia con los planes generales de la materia. Cuando la Federación o los Estados elaboren proyectos de desarrollo regional deberán asegurar la participación de los municipios;

d).- Autorizar, controlar y vigilar la utilización del suelo, en el ámbito de su competencia, en sus jurisdicciones territoriales;

e).- Intervenir en la regulación de la tenencia de la tierra urbana;

f).- Otorgar licencias y permisos para construcciones;

g).- Participar en la creación y administración de zonas de reservas ecológicas y en la elaboración y aplicación de programas de ordenamiento en esta materia;

h).- Intervenir en la formulación y aplicación de programas de transporte público de pasajeros cuando aquellos afecten su ambiente territorial;

i).- Celebrar convenios para la administración y custodia de las zonas federales.

En lo conducente y de conformidad a los fines señalados en el párrafo tercero del artículo 27 de esta Constitución, se expedirán los reglamentos y disposiciones administrativas que fueren necesarios;”

Señoras y señores, como podemos observar, esta condición es contraria a una facultad que expresamente se encuentra concedida en la Constitución a los municipios, por lo tanto, proponemos su eliminación.

Por obviedad del tiempo me voy a ir rápido al artículo 57, el párrafo segundo de la fracción IV, donde estamos proponiendo se elimine.

¿Qué dice el texto que estamos proponiendo se elimine?

“Para recibir los recursos a que se refiere este artículo, las entidades federativas adheridas al Sistema Nacional de Coordinación Fiscal, no establecerán ni mantendrán gravámenes locales o municipales en materia de protección, preservación o restauración del equilibrio ecológico y la protección y control al ambiente”.

Me parece que eso es muy mal dejarlo en este artículo. Y termina, además: “que incidan sobre los actos o actividades de exploración y extracción de hidrocarburos ni sobre las prestaciones o contraprestaciones que se deriven de los contratos o asignaciones”.

Nos parece elemental que cuidemos, que garanticemos en el Senado de la República una congruencia para que no estemos decidiendo de esto en leyes secundarias que contravienen la Constitución, de manera expresa, al artículo 115 de nuestra Carta Magna.

Muchas gracias por su atención.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora De la Peña Gómez.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Carlos Mendoza Davis, del grupo parlamentario del PAN, para hablar en contra de la propuesta y a favor del dictamen.

En su lugar, hará uso de la palabra el Senador Francisco Domínguez Servién, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Francisco Domínguez Servién: Gracias señor Presidente.

Ahorita, aprovechando al haber escuchado a una compañera del PRD, no es que el gobierno mexicano reciba la renta petrolera, es necesario asegurar que se gaste en cosas que garanticen el beneficio tanto de las generaciones actuales de mexicanos como las generaciones futuras. Ya  que hay que tener en cuenta que el gas y el petróleo son recursos naturales no renovables, como sabemos todos.

Además, cualquiera debe poder conocer cómo y en qué se gasta la renta petrolera, por ello se crea el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

En primer lugar, todos los ingresos que forman parte de la renta petrolera se depositarán en el fondo y se administrarán por separado del resto de los ingresos públicos.

Cada año el fondo transferirá al presupuesto de gasto público una proporción de la renta petrolera equivalente al 4.7 por ciento del PIB, para seguir financiando la Ley de Egresos en la parte social, infraestructura, educación, campo, seguridad, servicios de salud, entre otros.

Una vez hecho lo anterior, el fondo depositará los ingresos adicionales en una cuenta de ahorro de largo plazo que deberá alcanzar como mínimo 3 por ciento del PIB. Este ahorro de largo plazo tendrá dos funciones:

Primero, servir como ahorro que nos permita afrontar imprevistos graves en nuestra economía, que esperemos que no vuelvan a pasar.

Por ejemplo, si en la irresponsabilidad del gobierno del PRI de 1994 ya hubiéramos tenido recursos ahorrados por 3 por ciento del PIB, hubiera sido muy probable que no se hubiera presentado esa crisis financiera en ese año donde gobernaba el PRI.
Segundo, el ahorro servirá para que también las generaciones de mexicanos que aún no nacen, puedan beneficiarse del petróleo y del gas que hoy producimos.

Una vez que se alcance el nivel mínimo del ahorro del fondo del 3 por ciento del PIB,  una parte de los ingresos adicionales podrán destinarse a conceptos de gasto, entre otros, como ya se ha dicho antes, a proyectos de infraestructura, de ciencia y tecnología, innovación y a becas de educación universitaria y de postgrado. Y sé y estoy seguro que México no es Noruega, pero estamos trabajando para aportar la responsabilidad que tenemos como legisladores.

No se podrá gastar un solo peso en sueldos, burocracia ni en prestaciones de los servidores públicos del gobierno federal. El Fondo del Petróleo será un órgano con completa autonomía que será administrada con total transparencia a través de un comité técnico.

En este comité técnico el gobierno federal tendrá dos consejeros, el Banco de México, que es una institución autónoma y que creo en lo personal que creen todos los mexicanos.

Tendrá otro consejero y el Senado aprobará el nombramiento de otros cuatro consejeros independientes, va a ser nuestra responsabilidad de que esto tenga total transparencia.

El fondo y la Secretaría de Hacienda publicarán mensualmente en una página de internet fácilmente accesible y bajo el principio de máxima difusión toda la información que nos permita conocer las respuestas siguientes:

¿Quién tiene un contrato?

¿Bajo qué condiciones se gana una licitación?

¿Cuánto gas y cuánto petróleo se produce en el área correspondiente?

¿Cuánto se le paga al contratista?

¿Cuántos ingresos recibe el gobierno?

¿Cuánto dinero se transfirió al gasto público?

¿Cuánto dinero se ahorró y a cuánto haciende el saldo de la cuenta de ahorro?

¿Cuánto se está gastando en los destinos específicos?

Entre otras muchas preguntas.

Si a esto no le hemos puesto la transparencia, yo no sé qué más se quisiera.

Es decir, no los legisladores, Senadores, con grandes escaños y grandes dietas, sino que cualquier mexicana, cualquier mexicano podrá acceder a la información que le permita evaluar el funcionamiento de esta reforma que estamos a punto de concluir. Esta reforma energética y el sector fiscal no aplicará a los contratos.

Es cuanto, señor Presidente.

Gracias.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Domínguez Servién.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Benjamín Robles Montoya, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en pro de la propuesta y en contra del dictamen, hasta por cinco minutos.
- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: Gracias, señor Presidente.

Antes, un poco a propósito de lo expresado aquí por el amigo Senador Domínguez, es que quiero plantearle que en el PRD decimos precisamente que esa es la gran omisión de estas leyes, la renuncia a la responsabilidad social del Estado, inclusive a lo que nosotros calificamos como un completo desdén por el libre ejercicio de los derechos sociales de los ciudadanos.

Para nosotros, y lo venimos aquí a reiterar con todas sus letras, todas estas reformas, estas iniciativas significan la pulverización del espacio público, la clara dislocación entre un aparato administrativo cooptado por intereses particulares, el divorcio entre la ciudadanía y una clase política que evidentemente está dispuesta a favorecer a un actor social, el capital internacional, en claro detrimento a la colectividad nacional, a las mayorías, que son las que debiesen preocuparnos.

Ahora me quiero referir, después de lo expresado, a las reservas que nosotros presentamos, señor Presidente, y para fundamentarlas creo que también es indispensable mencionar en un primer momento la ausencia en esta Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, de elementos fundamentales, tales como son las bases para realizar los cálculos de las contraprestaciones aplicables a los contratos.

Desde nuestro punto de vista, la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos considera, como hemos visto y lo hemos estado insistiendo a lo largo de este debate, que en las contribuciones que deben pagarle los contratistas al Estado, son contraprestaciones contractuales y se establece que el porcentaje específico de reparto de utilidades entre el Estado y el contratista no está establecido en la ley, sino que se fijará directamente en los contratos.

¿Qué significa esto? Que las contraprestaciones en lo general y el porcentaje de repartición de utilidades en lo particular sólo podrán modificarse mediante acuerdo entre las partes y la celebración de un convenio modificatorio al contrato.

Y si el Estado, Senadoras y Senadores, si el Estado decidiese modificar directamente la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos y aplicarles dichas modificaciones a los contratos existentes, entonces el contratista tendría derecho a demandar al Estado, su contraparte directa, por el incumplimiento contractual y solicitar por lo tanto una indemnización por daños y perjuicios.

Resulta entonces evidente que una vez celebrado el contrato y fijados sus términos, quedarán establecidos y estabilizados por los términos del contrato. Es decir, el Estado no tendrá discreción para modificarlos como si se tratara de leyes generales a cuyos cambios tienen que adaptarse las partes de un contrato.

También nosotros planteamos de igual manera que esta Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos establece que en los contratos deberá señalarse un mecanismo de ajuste para modificar la contraprestación del Estado en caso de que el contrato genere una responsabilidad extraordinaria.

Y es por eso que el artículo 4, en su fracción XII establece, así viene el dictamen, el llamado mecanismo de ajuste.

En este sentido, Senadoras y Senadores, y en una lógica contraria a lo que debe de ser el beneficio de la nación, el artículo 10 dispone que el mecanismo de ajuste se incluirá en el contrato y en las bases de licitación para su adjudicación o en los contratos que sean resultado de una migración.

Esto, y creo que debe de ser evidente para todos, compañeras y compañeros, lo que significa es que los contratos ya contemplarán los ajustes que en cada caso procedan para que se puedan estar cambiando las circunstancias económicas en que se firmaron originalmente.

Es decir, lejos de permitir, como dice la ley, que el Estado capture la rentabilidad extraordinaria que en su caso se genere por el contrato, estas cláusulas definirían de antemano cómo se estarían repartiendo estas ganancias extraordinarias, atando una vez más las manos del Estado para reaccionar ante los cambios de circunstancias que pudiesen llevarnos a una rentabilidad extraordinaria, y es por eso, señor Presidente, compañeras y compañeros, que estamos proponiendo esta reserva al artículo 10 buscando que la tasa referida en el mencionado artículo sea aprobada por el Congreso dentro de la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal correspondiente.

Y de igual manera y con el afán de remediar en la medida de lo posible está clara indefensión del Estado mexicano, supuesto rector de este sector, es que buscamos también, Senadoras y Senadores, incorporar en los artículos 11 y 12 de la Ley de Hidrocarburos, que en ningún caso las contraprestaciones a favor del Estado puedan ser menores al 80 por ciento del valor contractual de los hidrocarburos.

Y asimismo, que los contratos a los que se refiere este artículo no puedan tener una vigencia mayor a 20 años.

Por último, señor Presidente, de las reservas que hemos presentado, una a la que me quiero referir, a la que quiero hacer mención especial, es la que tiene que ver con la redacción que proponemos para adicionar al artículo 15 porque lo consideramos indispensable, lo que estamos buscando en beneficio del país es que quede estipulado de manera explícita que el mecanismo de ajuste sólo será aplicable en beneficio del Estado, por lo que en ningún caso deberá aplicar para reducir las contraprestaciones a favor del Estado.

Por eso, Senadoras y Senadores, por eso, compañero Francisco Domínguez, insisto que en el PRD no toleramos, por eso nosotros decimos no al mal uso del poder público y les decimos no a aquellos servidores públicos que despachan para obtener una ganancia privada.

Decimos no al abuso del poder público en procesos decisivos para la obtención de ventajas indebidas, decimos no a estas reformas, lo decimos por el bien de México y por el bien de todos.

Es cuanto, señor Presidente.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Robles Montoya.

Sonido en el escaño del Senador Domínguez Servién.

- El C. Senador Francisco Domínguez Servién: (Desde su escaño) Señor Presidente, nada más para preguntarle al orador si me permite hacerle una pregunta.

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: ¡Claro que sí!

- El. C Senador Francisco Domínguez Servién: (Desde su escaño) Senador, yo fui muy claro en mi posicionamiento, lo que el PAN está aportando a esta reforma, que se ha dicho a algún legislador del PRI, dijo que ésta es una reforma del Ejecutivo, y es una mentira, es una reforma lo que hemos construido con los legisladores y la aportación del PAN, lo dije ahorita clarísimo, queremos que no se desestabilice la Ley de Ingresos ni la de Egresos con el 4.7 del PIB, y que los ahorros vayan para las futuras generaciones, y así hubiéramos evitado la crisis del ʼ94, que para muchos mexicanos fue catastrófica, gobernando el PRI.

Usted, ¿qué piensa de esa parte?

O dígame si se van a dedicar a quemar otros en Campeche, en Tabasco, perdón, en vez de ir a una renta petrolera.

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: Le agradezco mucho al Senador Domínguez su pregunta, porque permítame reiterar algo que insistentemente, no solamente un servidor, sino todas las Senadoras y Senadores del PRD hemos venido a insistir en esta tribuna.

Desde la reforma constitucional donde nos hemos negado a ser parte de este ejercicio que está entregando los recursos del país, de las mexicanas y de los mexicanos, a los extranjeros, hemos venido hasta recordarles lo que otros actores internacionales, como el gobernador de California vino aquí a decirles que se pusieran las pilas y se refería a los legisladores oficialistas, esos que están poniendo en bandeja de plata los recursos públicos de nuestra nación a los extranjeros. A eso me refiero, y me refiero de manera particular a que este tema que ha sido abordado aquí por oradores con mucha puntualidad como el Senador Zoé Robledo, que lo he escuchado varias veces hablar de esa falta de sentido social que debiésemos incorporar de último momento aquí, por lo menos para garantizarle a la gente que esta rentabilidad de la que estamos hablando cada quién como quiere.

Nosotros, en el PRD, lo que estamos hablando es que esta rentabilidad debe ser para favorecer  a la sociedad, y nosotros no vemos, Senador Domínguez, no vemos, de verdad, en este dictamen lo que están aprobando, lo que yo respetuosamente, para no llegar a la confrontación, he denominado aprobando los legisladores oficialistas, no lo vemos en ese sentido, vemos que se están entregando los recursos de la nación y por eso volvemos a decir, nos vemos en la consulta popular, porque aquí podrán tener mayoría estos legisladores oficialistas, pero en las calles, la mayor parte de la gente, como lo dicen las encuestas, está en contra de esto, que es una traición a la patria.

Muchas gracias, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Robles Montoya.

El Senador Francisco Domínguez Servién, para alusiones personales y después la Senadora Dolores Padierna, para hechos.

- El C. Senador Francisco Domínguez Servién: Gracias, señor Presidente.

Con todo respeto, Senador, los 38 Senadores y Senadoras del PAN no somos ningunos oficialistas, somos oposiciones. ¿Quién dijo paleros? Súbase compañero a la tribuna, lo invito a que repita “palero” aquí en esta tribuna, Senador Demédicis, para que pueda, con alusiones, decirnos paleros a 38 Senadoras y Senadores del PAN.

Nosotros, se lo acabo de decir, no incendiamos a un estado, no incendiamos al país quemando pozos petroleros para llamar la atención política de un estado, como es Tabasco, y que hicieron perder millones y millones de pesos. Nosotros somos Senadores que hemos entendido de oposición, responsables, y para que le quede claro, Senador Demédicis, en la cual yo creo que debería de estar ayudándole a su gobernador de Morelos cómo enderezar su mal gobierno y sus malos resultados ante los morelenses.

Lo he dicho claro, señor Presidente, que el fondo y la Secretaría de Hacienda publicarán mensualmente, y en una página de internet, ¿conoce usted, señor Demédicis, qué es una página de internet? ¿Sí sabe? Bueno, si no, ahí vaya a un cibercafé.

Además, que tiene que ser de fácil acceso, toda la información que nos permita conocer las respuestas, vuelvo a repetir, ¿quién tiene el contrato? No ustedes o nosotros como Senadoras o Senadores, las mexicanas y los mexicanos, ¿quién le dio el contrato?, ¿bajo qué condiciones  ganó la licitación?, ¿no es a lo que hemos aspirado siempre los mexicanos?, ¿cómo licita el gobierno federal, y más en esta materia tan delicada, como son los hidrocarburos?, ¿cuánto gas y cuánto petróleo se produce en el área correspondiente?

Señor Demédicis, ¿sabe cuánto producimos en Chicontepec, por decirle alguno?, ¿cuánto se le paga al contratista?, ¿cuántas veces hemos pedido los mexicanos que sepamos cuánto se le paga a un contratista?, ¿cuánto dinero recibe el gobierno? Qué más claro que ponerlo y saber, a partir de hoy, ¿cuánto va a recibir el gobierno por renta petrolera?

¿Cuánto dinero se transfirió al gasto público? Ustedes han dicho largo y arduamente: “que se recorte el gasto público”. ¿Cuánto dinero se ahorró y a cuánto asciende el saldo de la cuenta de ahorro?, pues lo tendremos, ¿cuánto se está gastando en los destinos específicos?, entre otras muchas preguntas. Y no voy a permitir que ningún Senador o Senadora del PRD o de la izquierda le falten el respeto y le digan palero a un Senador del PAN.

Lo vamos a discutir y estamos listos, Senador Demédicis.

Muchas gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Primero, el Reglamento le da el derecho, por alusiones personales, al Senador Demédicis.

Estaba hablando con la Senadora Padierna, tranquilos, por favor, Senadora, porque me levantó la mano. Primero va el Senador Demédicis por ser alusión personal, y después se van a desahogar los dos Senadores del PRD, la Senadora Padierna y el Senador Ríos Piter, para hechos, agotándose los dos turnos del grupo parlamentario para este turno.

Gracias, Senadoras y Senadores, por su paciencia.

Senador Demédicis Hidalgo, por favor.

- El C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo: Muchas gracias, señor Presidente. Con su venia.

Habían dicho del pueblo, que dice que: “La verdad no peca, pero sí incomoda”.

“Palero”, “acompañante”, “comparsa”, “jilguerillo”, todos esos conceptos evidentemente no se los estamos colocando nosotros, es el concepto que ya tiene el pueblo de ustedes, porque se han prestado, se han prestado a que los recursos energéticos de nuestra patria se entreguen sin ningún rubor a las transnacionales, y no sólo son eso, también son traidores a la Patria.

Ya se los dijimos, “el pueblo no se los perdonará, y hasta el último de sus días, de los Senadores del PAN, por supuesto que les estarán reclamando este acto en contra de nuestro pueblo y de nuestra patria”. Decirle que acredite quién de los Senadores aquí presentes de mi partido, gente honorable, ha incendiado pozos, y si no acredita quedará usted como lo que es, un mentiroso.

Me pregunta que si conozco lo que es una página de internet, pues cuando guste nos echamos un debate en materia de cibernética para taparle a usted la boca. Decirle, por último, que menciona el gobierno que con muchos trabajos está sacando adelante, el ciudadano Graco Ramírez, recordarle que hubo dos sexenios de Acción Nacional en mi estado: uno que se bautizó como el sexenio donde gobernaba el que hacía el amor en helicóptero, el famoso “Helicóptero del amor”, Sergio Estrada Cajigal Ramírez; y el otro, que se vanagloriaba porque “La cumbre de los capos” se celebró en mi estado, con la complicidad de Marco Antonio Adame Castillo.

Mucho hace el gobernador de Morelos, mucho hace para limpiar el garrero que ustedes le dejaron, ciudadano Senador de Acción Nacional. Ese es el asunto, por eso el pueblo, con mucha claridad está viendo cómo se comportan los conservadores y cómo nos comportamos los liberales.

Nosotros podemos presumir que somos gente libre, podemos presumir que somos gente que luchamos porque México sea un país en donde la libertad esté garantizada, en donde las mexicanas y mexicanos sean considerados como seres humanos, y ustedes están luchando para que México sea una tierra de parias, no se los vamos a permitir, y el pueblo menos.

Por su atención, gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Demédicis Hidalgo.

Desahogaremos en este orden a los Senadores que pidieron la palabra para hechos: la Senadora Padierna Luna, el Senador Lozano Alarcón, el Senador Ríos Piter y la Senadora Calderón Hinojosa.

- El C. Senador Francisco Domínguez Servién: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sonido en el escaño del Senador Francisco Domínguez.

- El C. Senador Francisco Domínguez Servién: (Desde su escaño) Nada más para, aunque ya está en su escaño el compañero, ojalá, ¿le puedo hacer una pregunta de escaño a escaño?

Si no me acepta la pregunta, señor Presidente, otra vez vuelvo a reiterar, “ni paleros ni jilguerillos”, nosotros no nos vendemos, y hago una pregunta a toda la izquierda: Esta economía mexicana, al día de hoy no sale adelante porque el PRI, vendiéndose con dinero con el PRD, votar una reforma hacendaria que afecta a los Repecos, que afecta a los trabajadores, que afecta a los empresarios, y hoy la economía está sufriendo por parte y culpa de la izquierda.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Le pido. A ver, nada más para reconducir, y ahorita le doy la palabra.

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sonido en el escaño del Senador Barbosa Huerta.

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: (Desde su escaño) Señor Presidente, yo le pido que aplique el Reglamento para el efecto de que las Senadoras, los Senadores hagan uso de la palabra, no se puede utilizar así el sonido en el Pleno, de que solamente porque se pide la palabra se vuelve a hacer una intervención, se vuelven a provocar hechos políticos y esto no va a terminar, así de simple, hay que actuar con responsabilidad.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: ¿Me permite, Senador Barbosa?

A ver, les voy a recordar. Alusión personal de un Senador a otro tiene el otro Senador el derecho a contestar y ya no existe alusión sobre la alusión, ni pregunta; dos, sobre el registro que se hace al que se dio en el turno, sólo son dos oradores para rectificación de hechos, hechos que se mencionaron en tribuna por cada grupo parlamentario.

Está inscrita la Senadora Padierna Luna, que fue la primera que pidió la palabra, después el Senador Lozano, después el Senador Ríos Piter y al final la Senadora Calderón, que son los únicos registrados para hechos. Así se desahogará y seguirá el siguiente orador.

Por favor, Senadora Dolores Padierna Luna.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

Digamos que desde Carlos Salinas de Gortari se hizo un pacto con Diego Fernández de Cevallos, que todo mundo recordamos, no una alianza política, lo cual sería normal, tampoco una alianza partidaria, fue una alianza de negocios viles que uno tras otro han venido empobreciendo a México; lo que acordaron fue la venta de México; aprobaron el Fobaproa, el PAN y el PRI, ellos votaron el aumento del IVA del 10 al 15 por ciento, y festejaron juntos la roqueseñal, acordaron sacar al PRI de Los Pinos, y recibieron dinero de petroleras y de la Coca Cola para gastar inmensas fortunas y meter a Vicente Fox hasta en la sopa, para que se cumpliera el Pacto de Zedillo con Bill Clinton y poder meter a tirabuzón al PAN a Los Pinos. Eso lo acordaron juntos, el PAN y el PRI.

Lo mismo hoy, están privatizando la mayor riqueza que tiene nuestro país, si a eso no se le llama colaboracionismo; si a eso no se le llama una alianza de vergüenza, no sé de qué, qué calificativo, porque realmente es una vergüenza tener legisladores como ustedes, partidos de derecha como ustedes, y también si quiere lo platicamos, cómo pasó, y si gusta lo platicamos cómo pasó, pero venga aquí y me lo dice, y se lo explico, porque eso sí está muy bien documentado, y usted lo conoce muy bien, pero venga aquí y dígalo, tenga pantalones, no se esconda, esos no  son pantalones; pantalones es el valor civil de reconocer los actos que a lo largo de la historia han hecho para dañar a nuestro país, la ultraderecha, y apenas salió Calderón, entró robándose la presidencia, tuvo 2 billones de pesos de excedentes petroleros, y no fue capaz ni siquiera de hacer una mugre inversión en Pemex, ¡claro que da coraje!

Y, luego viene el Senador Domínguez Servién a esta tribuna a decir que hay mucha transparencia, que el fondo se va a auditar, que se va a poner un rubro y el otro, y el otro, y todo se va a publicar cada tres meses.

Ese fondo, en primer lugar, no tiene un apartado de sanciones, no se especifican máximos de utilidad o producción a compartir e implican pérdida de renta petrolera, y lo están avalando.

No se establece que la extracción de crudo establezca la reposición de reservas, lo cual implica un vil saqueo del petróleo tal y como lo hicieron en la época de Vicente Fox en Cantarell.

¿Cómo garantizar la transparencia de la recuperación de costos, si no se le está poniendo límite a la utilización de renta petrolera por parte de los privados?, ¿cómo se hará la supervisión de cuantos hidrocarburos se extraen al día si van a privatizar la comercializadora?, y aquí decía el Senador Domínguez Servién, que va a ser todo muy transparente.

En primer lugar, el Artículo Décimo Cuarto Transitorio de esta ley, de esta Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos establece que el dividendo, perdón, de la Ley de Pemex, el dividendo que se le va a cobrar a Pemex no entrará a la Tesorería, o sea, no entrará, se entregará al gobierno federal sin pasar al Fondo Mexicano del Petróleo y, por lo tanto, el fondo mexicano sí es auditable; pero el dividendo de 30 por ciento no será auditable.

Están poniendo también un impuesto sobre la renta que no entra al fondo petrolero, que sí es auditable.

El otro irá al presupuesto federal, lo mismo la cuota contractual de fase exploratoria, y el impuesto por actividad de exploración y extracción.

Yo quisiera decir que el dictamen de la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos reconoce implícitamente que la privatización del sector producirá menos recursos para el Estado que los que actualmente aporta Pemex. Por ello establece un régimen fiscal para las asignaciones mucho más oneroso que para los contratos, lo cual es un reconocimiento de que ninguna empresa podría sustituir o sobrevivir con ese régimen fiscal que le están asestando a Pemex, y que lo que intentan es matar a la paraestatal.

Este régimen fiscal mantendrá el flujo de recursos de corto plazo, pero a costa de limitar a Pemex para que compita exitosamente con otras empresas.

En el mediano y largo plazos van a ir disminuyendo los ingresos para el Estado sin que se hagan previsiones para ya no depender de esos ingresos petroleros. Para poder hacer más productiva a Pemex se requiere incrementar su rentabilidad, pero, eso sólo se puede hacer con inversiones, lo que implica la necesidad de modificar el régimen fiscal tal como lo ofreció Peña Nieto, tal como lo informó el Secretario Videgaray, hacer un régimen fiscal para Pemex, racional, que le permita disponer de recursos para sus inversiones. Una gravísima limitación es que deliberadamente se ha impuesto a Pemex la falta de desarrollo tecnológico, lo que ha ocasionado un desmesurado contratismo.

Se prevé la posibilidad de que Pemex migre a contratos y deberá ganar licitaciones, lo cual es poco probable por el régimen fiscal apabullante que le impide tener condiciones operativas, tecnológicas y financieras, adecuadas para participar exitosamente en las licitaciones.

Esto implicará la desaparición de Pemex en cinco años, tal como lo pronostica el decreto constitucional.

Todo esto pone de manifiesto que el único propósito de estas leyes y de la reforma constitucional es incentivar los negocios privados para unos cuantos sin importar los efectos en el sector de hidrocarburos, en la soberanía del país, en las finanzas públicas y en la pobreza del pueblo de México, tal como viene ocurriendo desde hace 30 años.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Dolores Padierna.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Javier Lozano Alarcón, para hechos, desde su escaño.

- El C. Senador Javier Lozano Alarcón: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Buenas tardes a todos. Mire, yo le sugiero que tratemos de guardar el orden y el respeto, la civilidad, en lo que resta de esta jornada y la del día de mañana, a efecto de que las descalificaciones no sean las que priven en este debate. Hemos acordado ceñirnos a lo que la Junta de Coordinación Política determinó en cuanto a las participaciones, y estar con estos descalificativos tan personales, yo creo que no contribuye a nada.

Sí le puedo decir, y en honor a la palabra, que no somos ni conservadores, ni paleros, ni traidores a la patria, ni mucho menos. Estamos cumpliendo con una obligación en congruencia con una misión histórica que tenemos como partido, de abrir a la competencia este sector como cualquier otro que haya estado en monopolios públicos y privados para el beneficio de los consumidores.

Entendemos que en el PRD, y en la izquierda en general, están en un gran conflicto por salvar la cara, porque votaron a favor de una reforma fiscal que le quita dinero a la gente, y votaron en contra de una reforma en telecomunicaciones que le ahorra dinero a la gente.

Y entiendo que están nerviosos por el nacimiento de Morena, y entiendo que están nerviosos por el futuro que les depara; pero no debe ser éste el espacio para sus pretextos; es vulgar lo que estamos escuchando, particularmente de quienes me acaban de anteceder en el uso de la palabra, que es conocido, sabido por todos los mexicanos, la forma de corromper, la forma de actuar.

De tal manera que le pido, señor Presidente, que conduzcamos el resto de la sesión en términos de lo acordado.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Yo pensaba que después de los cuatro oradores iba a dar mi punto de vista como Presidente, en respeto al Acuerdo. Permítame, Senadora De la Peña. Lo que no es válido para ninguna Senadora o Senador es hacer un calificativo uno con respecto al otro ni llamar al orden también haciendo un calificativo.

Yo les pido a las Senadoras y Senadores, es obligación de todos y cada uno de los miembros del Pleno, de la Junta de Coordinación Política y de esta Mesa Directiva, mantener el orden, levantar  el nivel de argumentación. Los hechos son para la rectificación de hechos dichos en tribuna en relación a la materia y al dictamen.

Las visiones políticas, hasta el día de hoy, casi cumpliendo dos años de ejercicio de la LXII Legislatura, han sido un Senado de nivel, de respeto, con pasión, con la visión política de los diferentes puntos de vista de la problemática de México.

Les pido que dejen conducir a la Mesa y que nos ayuden los coordinadores a reconducir este debate.

Están inscritos tres Senadores para hechos sobre el turno que ahí terminó, para poder seguir en la conducción de las reservas en los tres temas que decidimos distribuir este dictamen.

Le pido que le den sonido en el escaño de la Senadora De la Peña, ¿para qué efecto?

- La C. Senadora Angélica de la Peña Gómez: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Yo creo que...

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Si es para hechos.

- La C. Senadora Angélica de la Peña Gómez: (Desde su escaño) Señor Presidente, simplemente nada más, haciendo exactamente lo mismo que hizo el Senador Lozano, que él está pidiendo respeto, yo creo que él también tiene que predicar con el ejemplo, porque meter aquí debates políticos, pidiendo que haya respeto y haciendo comentarios como los que hizo, simplemente denotan una personalidad incongruente.

Si quiere el debate político sobre la izquierda, lo instalamos y lo discutimos. Efectivamente, no es el tema aquí.

Segundo. Ojalá que lo mismo que está pidiendo a todos, también lo haga él en su comportamiento en los twitters, etc. Yo puedo leer ahorita lo que está twitteando y francamente es incongruente con lo que vino y dice aquí.

Entonces, señor Presidente, yo le pido que ratifique lo que usted nos acaba de decir, es decir, vayamos a hacer una discusión civilizada, republicana, respetuosa; somos diferentes, pensamos diferente, tenemos posiciones políticas diferentes, pero eso pasa en una democracia, y entonces, si quiere respeto, también él tiene que ser respetuoso con todos los demás, incluyendo mis compañeras, con todo respeto se lo digo.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Desahogaremos a los tres Senadores que están inscritos para hechos, no, dos, ya nada más quedan dos, perdón, y seguiremos en el orden. Está el Senador Ríos Piter y terminaría la Senadora Calderón, y les pediría que nos concentremos en los hechos específicos del tema del dictamen a rectificar.

Senador Armando Ríos Piter, por favor, tiene el uso de la tribuna y después la Senadora Calderón, si son tan amables. Y gracias por escucharme, Senadoras y Senadores.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: Con su permiso, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, sin duda alguna es indispensable darle la dimensión correcta a este debate. El debate, por lo menos en esta etapa, arrancó con la participación del Senador Domínguez, hablando de transparencia, y tenemos argumentos suficientes para insistir en que la transparencia no es una página de internet, que la transparencia no es un instrumento digital, pero hay que acudir a los dichos expresados por el Senador Lozano, incluso por los dichos por usted, Senador Domínguez.
Mire, Senador Lozano, tengo que aludirlo de manera personal porque después de escuchar el brillante diagnóstico político hecho por usted, me parece que es importante hablarle de frente a alguien que primero que nada tiene una doble vida, por así decirlo, tiene la vida del Senador, en la cual de vez en cuando se le ocurre aparecerse aquí en tribuna, regularmente desde su escaño.

Y otra vida digital, la vida del twitter, tal vez por eso piensa que la transparencia es ahí, en el mercado digital. Yo lo vuelvo a invitar, Senador Lozano, como lo hecho siempre desde esta tribuna, a que el debate lo dé cómo lo que es, como un Senador. Si estamos en contra o de acuerdo con temas, lo podamos insistir y darle frente, darle frente, porque usted, Senador Lozano, se ha dado la condición de ser un Senador digital, el Senador del twitter, el que le cobra dinero a las mexicanas y a los mexicanos para estar metido, no sé dónde, posiblemente en su oficina, y desde ahí estar jugueteando con el teléfono.

A usted le gusta hacer eso, a usted le causa gracia hacer eso, usted se ríe cuando lo digo, y la gente en el “Canal del Congreso” lo ve reírse de esto que le estoy diciendo, se hace simpático. A nosotros no se nos hace simpático y me parece que a muchos millones de mexicanas y mexicanos, especialmente que pagan su dieta, no les parece algo simpático, no es simpático que cuando se debata, y se lo comentaba la vez pasada, el tema de seguridad industrial, dado que usted fue Secretario del Trabajo y le tocó una catástrofe, vista por todo el país y que nadie acreditó como algo de qué reírse, en el que hubo muertos, en el tema de seguridad industrial, y usted chacoteando con el twitter, eso me parece poco serio, y me refiero a usted porque usted representa al estado de Puebla, es un estado que muchos de nosotros queremos.

Entonces le pido que usted, con toda puntualidad, cuantas veces intervenga, venga a hablar de los temas que están aquí, de los temas del dictamen. Y si ustedes quieren que acelere, con mucho gusto acelero, pero los dichos que son los hechos por los cuales vengo a intervenir, son los que está motivando el Senador Lozano.

El no habló en ningún momento de ningún dictamen, él en ningún momento vino a defender una posición específica respecto a transparencias, asignaciones y contratos, y entonces ahí sí le contesto con toda puntualidad al Senador Domínguez.

Este dictamen, compañeras y compañeros, carece de instrumentos de transparencia, lo dije en mi intervención anterior. La verdadera transparencia en una democracia, y miren que el PAN ya se ha quedado muy aparte de esa posición democrática de defensa del Congreso de la Unión como un instrumento de transparencia del poder público, no está en este dictamen, porque las contraprestaciones que hoy se le dan a la Secretaría de Hacienda no tienen un mínimo, ojo, de parte del Congreso de la Unión.

Están renunciando ustedes, como Senadores y los Diputados que votaron por esto, por la falta de capacidad de ver, y se lo están dejando a una página en internet, están apostándole a eso. Quienes fueron los demócratas, quienes hoy se molestan por decirles paleros, están renunciado al instrumento más poderoso que tiene la democracia, que es el escrutinio del Poder Legislativo.

De tal manera que con toda puntualidad mi intervención es por los dichos expresados por el Senador Lozano, quien se paró en esta tribuna que tiene aquí la máxima representación del país, que es nuestro Escudo Nacional, hablar de una política barata; no tiene usted calidad moral, Senador Lozano, porque a usted se le ha increpado en temas fuertes, y si no, recuerde la frase de “o copelas o cuello”, entonces hable de eso en sus dichos, que son los hechos en esta tribuna.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sonido en el escaño del Senador Lozano Alarcón, ¿para qué efectos?

- El C. Senador Javier Lozano Alarcón: (Desde su escaño) Para obvias alusiones personales.

Mire, yo creo que por respeto a la Asamblea, los Senadores tenemos que utilizar la tribuna cuando es indispensable, no para lucimiento personal, para protagonismo, o por creer que por el número de veces que uno sube a la tribuna, es como se le va a premiar para ser gobernador de Guerrero. Francamente es ridícula esa posición.

Segundo. Yo siempre estoy aquí, y estoy aquí en estos días de debate chutándome todas las necedades, el filibusterismo que caracteriza a estos señores para tratar de convencer y salvar algo que no saben defender con argumentos sólidos, y que precisamente porque saben que votaron a favor de una reforma fiscal que hoy tiene realmente estancada la economía. Si ellos no saben cómo salir de este hoyo, claro que me referí al aspecto político, y claro que soy twittero, por cierto, ejerzo mi libertad de expresión, hablar en redes sociales es ejercer la libertad de expresión, que tanto defienden en otros aspectos, pero que aquí les duele porque carecen de audacia y de reflejos, de inventiva y, por lo tanto, se quedan cortísimos.

Quiero decirles, y lo lamento mucho, Senador, que seguiré twitteando, seguiré hablando en tribuna cuando sea necesario y, por cierto, en términos de productividad, salvo usted que puede presumir la reforma fiscal, yo puedo presumir la de telecomunicaciones, a elaborar otras tantas, y en ese sentido, la verdad es que no se trata de hablar más en tribuna para ser más productivo, salvo que quiera ser tan protagónico y, por cierto, hablando de dónde estaba cada quien, habrá que ver dónde estaba el Senador Ríos Piter a la hora de la comida.

Es una vergüenza que vengan aquí a hacerse los dignos y a tratar de defender lo indefendible. Nosotros estamos defendiendo la reforma energética en todos sus capítulos, en todas sus leyes, en todos sus dictámenes, porque además es mucho mejor en un 70 por ciento que la que presentó el Presidente Peña Nieto, porque ésta es una reforma como realmente necesita el país, que le va a dar competitividad, competencia, que va a aprovechar de mejor manera sus recursos energéticos; y que le va a dar beneficios a los consumidores finales, tanto en la planta productiva como en los hogares.

Lo demás es demagogia, a mí no me van a intimidar, así les fue hace dos semanas, y cada vez que se metan conmigo van a recibir una respuesta. Pero con esto concluyo señor Presidente; honestamente se están quedando muy cortos en su discurso, los invito a que sean un poquito más creativos, tanto en tribuna como en twitter.

Gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sonido en el escaño de la Senadora Calderón Hinojosa, para hechos.

- La C. Senadora Luisa María de Guadalupe Calderón Hinojosa: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

La verdad, voy a desentonar. Hace media hora pedí la palabra. Sólo quería hacer una moción.

Tenemos varios días en un debate, algunos quieren argumentar, otros les escuchamos. Y pienso que aquí todos somos mexicanos y todos hemos venido con nuestra mejor intención a trabajar, desde nuestros puntos de vista, desde nuestras propias historias y desde lo que creemos que es mejor para México.

Y en ese caso, todos hemos de ser respetuosos.

Sólo y cabe más que nunca, Gandhi, decía: “Que si hacemos la Ley del Talión, acabaremos tuertos y chimuelos”.
Y creo que aquí estamos en ese camino. Yo sugeriría que volvamos al debate. El debate de fondo, no son las historias ni los rumores, si dejamos de descalificarnos de un lado y del otro, podemos avanzar.

Creo que no se trata de venganzas, ni de descalificarnos. Hay un debate muy serio, nosotros creemos que estamos en la ruta, tratando de darle a Pemex viabilidad, haciéndolo empresa, haciendo reglas de transparencia.

Tal vez hemos dejado parte de la historia. Porque pues sí, en 1921, en ʼ38, en 2001 había reglas de transparencia. Hoy los presupuestos se hacen en función de resultados. Las leyes tienen como morder, como exigir rendición de cuentas.

Y en ese sentido, nosotros fundamos nuestra apuesta a que la legislación que hoy estamos trabajando, será en beneficio de México.

Y así que yo invito, he estado escuchándolos con mucha atención, pero cuando empezamos a descalificarnos perdemos el rumbo.

Estamos en el debate de la reforma energética, no de las descalificaciones.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Calderón.

Agotada la lista de los Senadores inscritos para hechos. En este turno hizo valer el PRD sus dos turnos; hizo valer el PAN sus dos turnos.

Como avisé, iba a continuar con la lista de oradores.

- La C. Senadora Blanca María del Socorro Alcalá Ruiz: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: ¿Para qué efecto, Senadora Blanca Alcalá?

- La C. Senadora Blanca María del Socorro Alcalá Ruiz: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Simplemente para acotar, en el sentido de que la discusión en éste y en todos los dictámenes, es importante señalar, es resultado de todas las voces. Es nuestro papel, en las comisiones dictaminadoras, poder trabajarlos.

Y creo que efectivamente, como usted lo ha señalado, el debate tendrá que conducirse reconociendo las aportaciones de todos.

Muchas gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Alcalá Ruiz.

Continuaré con el orden de los Senadores, y les pediré. Estamos en el tema Régimen Fiscal de Asignaciones, Contratos y Transparencia.

La rectificación de hechos, es en la exposición, a favor o en contra, sobre el tema de Régimen Fiscal de Asignaciones, Contratos y Transparencia.

Y les pido, de favor, como nos hemos comportado casi dos años, en el respeto mutuo entre las Senadoras y los Senadores, en cumplimiento de lo que nos dice nuestra ley y nuestro Reglamento.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Pablo Escudero Morales, del PVEM, en contra.

- El C. Senador Pablo Escudero Morales: Muchas gracias, señor Presidente.

Evidentemente no podría ser ajeno a lo que acaba de suceder aquí, que se ha repetido en otros días.

Y hace rato, cuando escuchaba con atención el debate de un compañero Senador del PRD, nos decía: “no me gusta la reforma, le faltó, pero ojalá le vaya bien a México”.

Y creo que eso es lo que nos tiene aquí a todos los Senadores. Que estamos pensando en que le vaya bien a este país.

Podemos discutir, por supuesto que sí. Tenemos posiciones diferentes, por supuesto que sí.

Pero de eso se trata, de enriquecer el debate. Ir al debate de intercambiar puntos de vista, y que quede registro. Por supuesto que sí, en el Diario de los Debates, de a qué venimos.

Esa es la intención. Esa debiera de ser la principal responsabilidad de este Senado de la República.

Es por ello que en el tema que se ha registrado, de transparencia, yo he querido subir a hacer algunas anotaciones.

He escuchado con atención a mis compañeros Senadores, en los que algunos han dicho que en el tema de transparencia está incompleto, no basta, no les gusta, nos han hablado del contralor interno, nos han hablado de los auditores externos, pero hace falta más, hace falta más.

Hace falta una revisión integral de todas estas leyes para poder entender con precisión, cuál es este sistema de transparencia y de rendición de cuentas.

Aquél que lo lea en sólo una ley, seguramente no encontrará sus respuestas. Estas leyes se hablan entre sí.

Son más de seis ordenamientos que se hablan entre sí.

La Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos tiene un capítulo específico de transparencia y fiscalización, de manera vinculante al Fondo Mexicano del Petróleo. Hay que ver las dos.

Habla también, que sin perjuicio de las obligaciones en materia de transparencia, habrá sus propias obligaciones de transparencia. Y de ahí, y de ahí nos remite, justamente, a la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información.

Sin duda, sin duda tendríamos que recordar la gran reforma constitucional que hicimos al artículo 6o., en materia de transparencia. De los sujetos obligados, ahí hablamos, en esa reforma constitucional al artículo 6o., de los sindicatos, de las personas físicas, morales, de todos aquellos que recibían recursos y también hablamos de los fideicomisos.

Es así como se empiezan a hablar todos estos instrumentos.

Además de ello, las obligaciones de la Secretaría de Hacienda, de incluir en la cuenta pública los informes trimestrales.

Es importante esto, hace rato escuchaba. Bueno, tendrán que hacer un informe trimestral, incluir algunas cosas.

Estamos hablando de la cuenta pública. Estamos hablando de requisitos que deben de contener estos informes trimestrales. Además del de las leyes.

Situación económica, finanza y deuda pública, ingresos obtenidos de los contratos y algunos otros. También encontraremos, sin duda, el control constitucional en el artículo 74, donde va a intervenir, porque está en la cuenta pública, la Cámara de Diputados y, por lo tanto, la Auditoría Superior de la Federación.

No podríamos dejar de observar que si vamos a la cuenta pública y hacemos referencia a estos ordenamientos, tendríamos que ir también a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

Tendríamos que ir a su artículo 107, para hablar de estos informes trimestrales, con una serie de requisitos que deben de ser integrados.

Si vamos a la Ley del Fondo del Petróleo, también encontraremos un capítulo de transparencia y de información, y también encontraremos un capítulo de responsabilidades y de sanciones.

Y ahí encontramos que se dice, que los miembros del comité del fondo, cuando causen un daño o perjuicio estimable en dinero, un daño patrimonial, serán sujetos a la aplicación del Título Quinto de la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación.

Es decir, es así como se van hablando los diferentes ordenamientos, las diferentes leyes y la propia Constitución, en todo este andamiaje de transparencia y de rendición de cuentas.

En este capítulo de la Ley de Fiscalización, podremos encontrar justamente el fincamiento de responsabilidades resarcitorias, de eso estamos hablando. Más aún, si vamos al artículo específico, encontraremos quiénes pueden ser responsables, sin duda, los servidores públicos, personas físicas, personas morales; pero también hay que hablar de que dice particulares, serán responsables los particulares.

Sin duda, ahí también encontraremos todo el procedimiento de fincamiento de responsabilidades de los pliegos preventivos, de los pliegos definitivos y de todo este andamiaje que he hablado hace un rato.

Es decir, yo les pido a mis compañeros Senadores, a los que nos siguen por el “Canal del Congreso”, a los estudiosos de estos temas tan importantes, que hagan una revisión de todos los temas de transparencia y de rendición de cuentas, no desde una ley.

Hay que empezar a ver los diferentes ordenamientos de cómo se hablan entre sí, para tener este sistema de rendición de cuentas.

Y por respeto al tiempo, es cuanto, señor Presidente.

Muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senador Escudero Morales.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Isidro Pedraza Chávez, para hechos.

Y en su momento, también, al Senador Adolfo Romero Lainas, con mucho gusto.

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: Gracia, señor Presidente.

Compañeras y compañeros, he estado observando la discusión que hemos dado aquí, y esta ley, hemos insistido, este conjunto de leyes secundarias, no son cualquier reforma que se esté planteando en este momento en nuestro país.

Este conjunto de reformas tienen de fondo una pelea ideológica y de principios.

Hemos dicho y vamos a defender siempre, desde la trinchera que tenemos nosotros, la convicción de legados históricos y principios que le han dado al país la confianza que hemos tenido en instituciones como Petróleos Mexicanos.

Hoy, cuando nosotros estamos cuestionando la esencia fundamental de las causas de que Petróleos Mexicanos, Pemex, sea el instrumento para esta reforma secundaria, tenemos que decirles que eso que nos han cantado y que tratan de champarnos como un acto de traición, tiene que ver con la recaudación fiscal.

Pemex ha sido quien ha soportado la falta de recaudación fiscal en este país, por eso sus recursos se han aplicado principalmente para tapar, ese hoy, un presupuesto petrolizado.

Y compañeros, ahorita, cuando se trata de modificar en este conjunto de iniciativas parte de estas razones, se insiste en el mismo tema.

¿Por qué había que subir los impuestos? Porque hay una aristocracia en este país que sistemáticamente se ha negado a pagar impuestos a partir de los acuerdos políticos y las componendas entre las cúpulas del poder, sean del PRI o del PAN, y esto, compañeros, el tener que exigir que tributen, pues claro que no les gusta, claro que no les gustó.

Y ahora, a todos los que tienen que pagar, compañeros, este país tiene necesariamente que agarrar orden, como decía el Senador Barbosa: “No podemos hacer cosas nuevas con los mismos”.

Esto que se propone, como lo están proponiendo, no está ayudando.

El Fondo Petrolero, como está concebido, el dinero no es para cubrir lo que demagógicamente aquí han estado tratando de decir desde hace días.

Hemos estado diciéndoles que la forma de recaudar, que le van a poner a las petroleras privadas, es una cláusula de exclusión para ellos, y es una sangría para los mexicanos. Eso es lo que nos preocupa.

Decía el Senador Cavazos: “Que no había problema que se asumieran los pasivos en la cuenta”, ahora, que le están poniendo a estas prestaciones de deuda que va a tener Pemex, porque no las va a pagar el pueblo.

Y decía: “No puede andar lloriqueando, ¿quién se comió mi queso? Pues los ratones, compañeros, que han estado ahí desde hace tiempo, en este país, al frente, robando, tanto del PAN como del PRI, y eso no lo pueden desmentir.

Explíquennos la conducta, y que no han aclarado lo de los hijastros de Fox.

Varios temas que tienen pendientes aquí de los excedentes petroleros que no se han aclarado.

Pero es muy fácil creer que esta es la hora de México, entregando lo que no es suyo.

Yo creo que han sido injustos los compañeros cuando nos han llamado traidores, y tienen razón, porque los que traicionan tienen un compromiso previo.

Ustedes no tienen compromiso con nadie porque no tienen principios, no tienen convicción democrática, no están comprometidos con la sociedad, por eso ese nombre no les queda, les queda corto, porque ni siquiera en eso han podido ser personas desleales al país.

Estamos nosotros en la convicción plena de que este conjunto de herramientas que se están ahora aprobando, es la parte medular que le da forma a esta reforma energética.

Y la parte de la recaudación, es la parte en donde nosotros entendemos que tenemos que dar una verdadera discusión. Y si esto, compañeros, si esto para ustedes no es lo importante, sí lo es para nosotros.

Votamos en contra de la Ley de Hidrocarburos, votamos en contra de la Ley de Pemex, votamos en contra de estas leyes que se han estado estableciendo ahí, la de la industria eléctrica, porque en su concepción no están orientadas al principio que han venido a decir aquí, de garantizar la seguridad energética del país.

Estas reformas están encaminadas a garantizar la seguridad energética de los Estados Unidos, no la de México.

A Estados Unidos le sale muy costoso seguir comprando el petróleo en el Medio Oriente y las demás naciones productoras de petróleo, y aquí en México, sin gastar dinero en estabilizar, han estado logrando que se ceda en función de la mezquindad y la ambición.

Nosotros, compañeros, creemos que vamos a estar vigilantes, porque así como van privatizadores, no va a faltar el momento en que suban una iniciativa donde quieran, que estas letras que dice aquí:

“La patria es primero”, la quieran cambiar por: “La patria es dinero”.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Pedraza Chávez.

Tiene el uso de la tribuna el Senador David Monreal Avila.

- El C. Senador Adolfo Romero Lainas: (Desde su escaño) Pido la palabra, señor Presidente, para hechos.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: ¿Para hechos?

¿Desde su escaño?

- El C. Senador Adolfo Romero Lainas: (Desde su escaño) Sí, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sonido en el escaño del Senador, por favor.

- El C. Senador Adolfo Romero Lainas: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Sólo ahondar un poquito más a lo que comentó el Senador Pablo Escudero.

Efectivamente, hace rato, en mi intervención en tribuna apelé a los que hoy tenemos la responsabilidad como Senadores, que nuestra más alta responsabilidad, desde el Senado, es buscar los mecanismos y las estrategias para que a México le vaya mejor.

Creo que desde cualquier trinchera podemos sumar y podemos buscar alternativas, por eso hemos venido acá al Senado. No hemos venido para pelearnos unos con otros, sino para buscar mejores alternativas.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Romero Lainas.

Senador David Monreal Avila, del grupo parlamentario del PT, en pro. Es el último orador del tema Régimen Fiscal de Asignaciones, Contratos y Transparencias.

Por favor, Senador.

- El C. Senador David Monreal Avila: Con el permiso, señor Presidente.

Estamos a unas horas de terminar la discusión de las leyes secundarias en materia de energía.

Los que han impulsado y defendido esta reforma están cumpliendo con la encomienda de empresas privadas extranjeras y nacionales.

Sin embargo, hemos de aprovechar hasta el último minuto para desenmascarar las mentiras, las inconsistencias y las incongruencias en el contenido de cada ley.

Desde la iniciativa presidencial existen muchas inconsistencias, y en este dictamen no es la excepción, en especial lo referente a los temas de exploración, producción y los procesos que permitirán los contratos de riesgo, de utilidad compartida, de servicios múltiples y de alianza.

El gobierno ha hecho del engaño su estrategia para imponer cambios constitucionales y permitir la participación de capital privado en los hidrocarburos y energía eléctrica.

Ha manipulado la opinión pública con campañas mediáticas parciales y llenas de beneficios embaucadores que no pueden sostenerse por ser falsos, ejemplo de esto, es que en el anuncio de esta reforma se dijo que Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad obtendrían plena autonomía presupuestal y de gestión técnica, lo cual les permitiría competir en el mercado abierto.

Sin embargo, nuevamente Hacienda seguirá controlando a ambas empresas, imponiéndoles su régimen fiscal confiscatorio, los mecanismos de inversión y las demás contraprestaciones.

El presente dictamen es otra muestra de la mentira y la farsa, ya que implica la privatización de la industria petrolera y eléctrica en el que se ven involucrados los activos más importantes del país, que son las reservas petroleras y el mercado eléctrico.

Lo que se pretende, a grandes rasgos, es que el Estado tenga el control del producto y de la distribución, mientras que el sector privado intervendrá en los temas de la producción y la comercialización.

Lo anterior se llevará a cabo por medio de licitaciones en donde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público tendrá las facultades para asignar las condiciones y requerimientos de las particularidades de los contratos para la exploración y explotación petrolera.

Una de las tantas inconsistencias encontradas en el dictamen es lo relativo al artículo 23 de la Ley de Ingresos sobre los Hidrocarburos, en el que se establecen los montos de las cuotas contractuales que se cobrarán a los contratistas para la fase exploratoria por parte del área contractual que no se encuentre en fase de producción.

Existe un error de diseño en el planteamiento de las cuotas contractuales. Los montos establecidos para los primeros 60 meses será de mil 150 pesos por kilómetro cuadrado y a partir del mes 61 de vigencia del contrato y en adelante, de 2 mil 750.

Estas cuotas se actualizarán cada año de acuerdo a la variación del Indice Nacional de Precios.

El pago de este tipo de contraprestación es una práctica común internacional, sin embargo, el Estado es quien debe beneficiarse de estos contratos y no estar viendo con compasión a los particulares.

En este sentido se propone aumentar los montos establecidos para que los primeros 60 meses fueran de 5 mil 300 por kilómetro cuadrado y a partir del mes 61 de vigencia del contrato sería de 8 mil 500 por kilómetro cuadrado.

La finalidad de la cobranza de dichas cuotas es el optimizar el descubrimiento de recursos petrolíferos en el Estado por medio de la subcontratación de empresas privadas.

No puede argumentarse que dichos montos son excesivos, ya que las ganancias de las petroleras se encuentran dentro de las más jugosas a nivel internacional.

Por ejemplo, Exxon Mobil tiene ventas de alrededor de los 420 mil millones de dólares anuales.

Petrochina alcanza ventas por 308 mil millones de dólares y Petrobras alcanza montos superiores a los 144 mil millones de dólares.

De tal manera que hacer el pago de una cuota contractual mayor que garantice mayores ingresos al Estado no mermaría las ganancias que podrían obtener por su participación en la extracción de hidrocarburos.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Monreal Avila.

Agotadas las intervenciones sobre el tema de Régimen Fiscal de Asignaciones, Contratos y Transparencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si son de aceptarse las propuestas de modificación.

Perdón, Senador.

Pregunto al Pleno, a parte del Senador Delgado Carrillo, alguien más se inscribirá para hechos. La Senadora Padierna Luna.

Agotados los dos del PRD, ¿alguien del PAN, PRI, Verde o PT?

Se cierra la lista.

Por favor, Senador.

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Gracias, señor Presidente.

Para hacer algunas propuestas, que siempre se acusa que no hacemos propuestas, que creo podrían mejorar mucho la ley que hoy se pretende aprobar.

A ver, en la mañana dijimos que el problema de esta ley es que hay una parte de la renta que queda asegurada a través de las disposiciones fiscales establecidas para los contratistas y asignatarios.

Y por el otro lado, hay otra parte de la renta que queda en el aire porque está sujeta a una negociación caso por caso.

¿Qué podemos hacer?

Bueno, si queremos aumentar la certidumbre de la renta, si queremos estar seguros de lo que vamos a recibir. Bueno, podemos aumentar el esquema de regalías y vamos a hacer, estamos haciendo una propuesta muy específica que es aumentar el porcentaje de regalías que se está planteando.

Con todas las ventajas que se les están ofreciendo a las empresas internacionales, ¿por qué ahora tenemos que ir a un esquema de regalías tan bajo? Entonces, para que nos hagan caso, para que nos volteen a ver, para que traigan su dinero, el carácter estratégico del Golfo de México hace que de manera natural vayan a venir y las garantías que se están ofreciendo en esta reforma, de darles la posibilidad de que una vez que tienen los contratos, los registren en el balance de activo de sus empresas para financiarse, más las garantías que se están dando en materia de derechos de propiedad por el tema de la expropiación, más que los contratos estén en el ámbito de lo privado, más que el Fondo Mexicano del Petróleo funcione como un fondo de garantía para ellos. Bueno, pues entonces cobrémosle bien.

Pongamos una tasa de regalías que sea comparable a nivel internacional.

Podemos tener esta tasa, podemos subirla, que es 14 por ciento en promedio, podemos subirla hasta 35 por ciento.

Alguien se podrá espantar y decir: “No, es que no van a venir los capitales, se van a huir”. No, podemos hacerlo al modelo colombiano, como hace Colombia, va aumentando la tasa de regalía a partir de la capacidad de producción que tiene cada campo petrolero de manera creciente. Por supuesto, con una salvaguarda, siempre en el caso de que haya un descubrimiento extraordinario.

Pero podríamos llegar hasta el 35 por ciento en las regalías.

Esa es la propuesta, escalonándola a partir de los niveles de producción. Para que no se diga que no hay propuesta. Ahí está la propuesta.

La otra, a ver, una gran desventaja, Pemex tiene muchas desventajas por este falso supuesto en el que se ha hecho esta reforma, donde en teoría se pretende hacer un mercado competitivo, donde Pemex sea un jugador más. Eso es imposible, porque ser una empresa estatal y por el derecho que tiene que pagarle al gobierno.

No es, no va a haber un mercado competitivo, eso no es así.

Lo que queríamos es que Pemex tuviera un gobierno corporativo y no tuviera tanta corrupción  y pudieran ellos planear sus esquemas de inversión como si fueran una empresa más en el juego del petróleo, pero que Pemex tuviera ventajas reales apoyadas por el Estado para mantenerse como una empresa dominante.

Una propuesta, démosle equidad en el trato de recuperación de costos.

¿Por qué para Pemex sí se fija? Y, ¿por qué para las empresas privadas se va a tratar contrato por contrato?

Vean cuál es la paradoja y la enorme desventaja.

Si queremos que Pemex incursione, por ejemplo, en aguas profundas a partir de sus propias capacidades, pues no lo va a hacer nunca, porque el esquema de recuperación de costos sólo le garantiza alrededor del 12 por ciento.

En cambio, alguna empresa extranjera que llegue a ese tipo de exploración, pues va a poder pactar con la Secretaría de Hacienda y decirle: “Mira, voy a tener un esquema de costos altísimos, necesito recuperar tal porcentaje para que esto sea rentable”.

¿Qué estamos provocando? Pues que Pemex nunca vaya más allá de lo que pretendemos. Y para esto es esta reforma, para darle a Pemex más elementos.

¿Qué estamos haciendo implícitamente? Obligarlo a asociarse para cambiarse, para entrar a la transición, a un contrato privado.

¿Por qué no le damos equidad en eso?, ¿por qué no sentamos a Pemex a negociar en cada campo petrolero el límite de deducción que puede tener, de recuperación de costos?

¿Por qué? Porque la visión, otra vez lo hemos dicho mil veces en esta tribuna, es absolutamente rentista y el costo de esta reforma puede ser que desaparezca la empresa estatal Pemex.

Otra propuesta que hicimos, que no se diga que no hay propuestas de la izquierda.

Poner como parte de los contratos, no como regulaciones a posteriori, sino como parte del concurso de las variables que van a decidir con quién se asocia el Estado mexicano, que no sean sólo las variables económicas, tienen que incluirse otras variables, otros compromisos.

La empresa privada en aras de maximizar la renta petrolera que puede tener, por ejemplo, puede adoptar una tecnología que sea ambientalmente muy peligrosa o puede ahorrarse ciertas medidas de seguridad industrial poniendo en riesgo a los trabajadores, o puede ignorar por completo el tema de desarrollo de la industria nacional.

¿Por qué? Porque trae a sus proveedores de siempre, trae a los proveedores que le ayudan en el resto del mundo, que son sus socios en el resto del mundo, porque estamos hablando de un sector de una altísima especialización.

Si no ponemos en los contratos esos condicionamientos, entonces vamos a tener un esquema absolutamente rentista, donde ya dijimos, la parte más relevante, más sensible, más importante que va a determinar el porcentaje de renta con la que se queda el Estado mexicano es negociable en la mesa de Hacienda, lo cual nos deja en un grado de vulnerabilidad extrema.

Revisando los casos de otros países, con eso termino, señor Presidente. Estamos dando ideas, cómo han resuelto el tema que inflan los costos las petroleras, porque eso ocurre en todo el mundo, de sobrestimación de costos, bueno, en los contratos se elabora un índice de ahorro, donde a partir de cierto nivel de costos se les dice a la empresa, si tienes ahorro en la extracción, si me compruebas ahorros en tus costos de extracción, entonces puedes tener una retribución, y esto obliga, si se fija en el contrato, a que no haya sorpresitas.

Ya tuvimos el caso de Halliburton, donde ofrece un contrato que ofrece un centavo de pago, ¿por qué? Porque toda su utilidad la estaba logrando en la recuperación de costos, con ese indicador, Indice de Ahorro Documentado, en la literatura internacional, podríamos frenar un poco la sobrestimación de costos.

Otra propuesta.

¿Cómo evitamos que haya especulación, que los contratistas tengan campos o áreas ociosas? Bueno, obliguémosla a una dinámica, como lo hace el Reino Unido, ayer lo explicaba aquí, démosle un periodo para la exploración, donde a partir de ciertos años, por ejemplo, en Inglaterra son cuatro años, tengan que devolver por contrato la mitad de la superficie que ganaron en la licitación.

Se les da otro periodo, cuatro años en Inglaterra, para que vean la posibilidad de la exploración y tienen que regresar el 25 por ciento del territorio que les quedaba.

¿Qué se evita con esto? Que haya campos ociosos.

¿Qué se logra con esto? La optimización y la distribución en la exploración petrolera.

Es otra propuesta que se les está haciendo, puede entrar en el artículo 55 sin ningún problema.

Haber, el tema de transparencia, tan debatido, ¿qué nos interesa en el tema de transparencia?, y con eso termino, porque ya el Senador José Ascención quiere que termine, son propuestas, son ideas que se podrían incorporar al dictamen.

¿Por qué no exceptuamos?, a ver si de veras queremos transparencia.

¿Por qué no exceptuamos las declaraciones de las empresas petroleras del secreto fiscal?

Con eso nos vamos a enterar, va a ser público, efectivamente, cuántos impuestos se están pagando en este país, cuántas deducciones se les dieron en los contratos y qué parte de la renta petrolera se están llevando.

Pongámoslo como una excepción en esta ley, que sus declaraciones sean públicas y entonces sí podríamos hablar de transparencia y nos podríamos ahorrar muchos casos de abusos, como los que les vine aquí a relatar o a leer, más bien, los relatos que don Jesús Silva Herzog nos dio, del origen poco he sabido de la causa de este conflicto fiscal de la expropiación petrolera, conocemos la parte del conflicto laboral, pero está muy poco documentado o es muy poco conocido que también tiene una causa de defraudación fiscal.

Creo que con esto se lograría una transparencia muy deseable, pues, en un sector que es bastante relevante.

Entonces, bueno, ahí hay varias propuestas, ojala las tomen aquellos que dicen que sólo decimos que no; aquellos que dicen que sólo venimos a decir necedades, ahí están las propuestas en la mesa.

Muchas gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Delgado Carrillo.

La Senadora Padierna Luna, para hechos y terminaríamos este tema.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

Quiero referirme a un artículo muy importante, que es el 26, que establece que corresponde a la Secretaría de Hacienda, determinar las condiciones económicas relativas a los términos fiscales que deberán incluirse en las bases de licitación de los contratos.

Los términos fiscales corresponden al Congreso de la Unión. El artículo 26 es confuso porque se supone que los términos fiscales y aplicables a cada tipo de contrato ya establecidos en la propia ley, entonces deja abierta la posibilidad de que la Secretaría de Hacienda cambie los términos fiscales para cada contrato que se otorgue.

También el artículo 26, establece que la adjudicación de los contratos se hará con base en las variables de adjudicación, que en todos los casos serán de naturaleza económica asociados al monto o porcentaje de las contraprestaciones que correspondan al Estado, así como en su caso al monto de inversión que comprometa el contratista.

La Secretaría de Hacienda podrá establecer un mínimo aceptable para la variable de adjudicación, y esto es muy grave porque las variables de adjudicación, como en el caso del petróleo, pues debiera ser el barril de petróleo a precio internacional; en el caso del gas, con el índice que México ha medido el gas toda la vida para hacer las transacciones, dejarlo a criterio de la Secretaría de Hacienda, que ella fije estas variables de adjudicación me parece un exceso de poder que estamos dando o de facultades que estamos dando a la Secretaría de Hacienda.

Dejar a la totalidad, discrecionalidad de la Secretaría de Hacienda, la determinación de las variables de adjudicación para cada licitación específica, deja abierta la puerta para que la Secretaría de Hacienda establezca valores mínimos incumplibles, por ejemplo, con el propósito de declarar desiertas las licitaciones y entonces pueda designar directamente a los contratistas.

Se necesita prohibir totalmente las asignaciones directas en este tipo de contratos y que se defina con precisión qué pasaría en el caso de que una licitación quede desierta, porque como eliminaron la Ley de Adquisiciones, la Ley de Obras y otras leyes que regulaban estas cosas, ya quedó todo a la discrecionalidad de la Secretaría de Hacienda.

Y otro problema más viene en el artículo 34 y es muy grave, se señala que en caso de que la Secretaría de Hacienda quiera celebrar contratos diferentes a los señalados en la Ley de Ingresos o de Hidrocarburos, ella misma, la Secretaría de Hacienda determinará las contraprestaciones correspondientes.

En primer lugar, cuáles son los contratos diferentes, porque nada más sabemos de los contratos de servicio, los de utilidad compartida, los de producción compartida y las licencias, punto.

¿Cuáles son los diferentes?, ¿cuáles, en este artículo 34? Este artículo 34 debe eliminarse, porque habla de otros contratos distintos a los concebidos en la Constitución. La Secretaría de Hacienda va a tener una intervención muy relevante y totalmente discrecional en el proceso de privatización de hidrocarburos; la Secretaría de Hacienda va a determinar aspectos clave que definirán las licitaciones y va a administrar y supervisar aspectos financieros de los contratos, lo cual nos parece completamente peligroso, lo mismo señalar que los costos deben distribuirse, porque nada más habíamos hablado del régimen de Pemex. Los costos deben distribuirse en forma proporcional a la distribución de las utilidades, la ley prevé la facultad de la Secretaría de Hacienda, de poner límite a la recuperación de costos, pero por periodo.

Para nada asegura que los límites que sean fijados por la Secretaría de Hacienda, sean, en primer lugar, razonables, y si los costos rebasan el límite se pueden recuperar al siguiente periodo, simplemente se posterga su pago. Es lo que ocurre con los grandes magnates de regímenes privilegiados en la Ley del ISR.

El contratista, en síntesis, no asume costos, todo lo recupera. El artículo 19 dice: “La contraprestación correspondiente a la recuperación de costos será el monto equivalente a los costos, los gastos e inversiones reconocidos”. Y se le agregó en el otro artículo: “también las regalías, los costos, los gastos, las inversiones reconocidos, que no sean pagados en un periodo, podrán trasladarse a periodos subsiguientes”.

Estas cosas son lo que nosotros le denominamos “entregar la renta petrolera a los privados”. Ojalá impere el razonamiento y la responsabilidad con México.

Gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Agotadas las intervenciones sobre el tema de Régimen Fiscal de Designaciones, Contratos y Transparencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si son de aceptarse las propuestas de modificación.

- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si son de aceptarse las propuestas. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se aceptan las propuestas, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Los artículos reservados del primer tema se mantienen en los términos del dictamen y se reservan para su votación nominal, concluida la discusión de los siguientes.






Iniciamos la discusión de los artículos del tema Renta Petrolera.

Solicito a la Secretaría dé lectura a los artículos que se consideran en dicho tema.

- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Los artículos del segundo tema son: 2, 3, 6, 10, 11, 12, 15, 27, 31, 32 y 46 del proyecto de Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos.

Es todo, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Para presentar el tema tiene el uso de la tribuna el Senador Armando Ríos Piter. Por favor, Senador.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: Con su permiso, señor Presidente.

Sin duda alguna, de todos los debates que hemos dado, desde que se dio el cambio constitucional en los artículos 25, 27 y 28, pues la gran pregunta debería de ser por parte de este Senado, por parte de la Cámara de Diputados, por parte de la nación en su conjunto, pues, ¿cómo se va a manejar la renta petrolera? Esa sería la principal pregunta que deberíamos de estarnos haciendo en este momento, especialmente frente a las reservas presentadas.

¿Por qué razón? Porque es precisamente alrededor de la renta petrolera donde puede ocurrir todo lo que aquí se ha debatido. Aquí se ha hablado de un Fondo Petrolero que puede tener maravillosos resultados sociales para la gente, lo hemos criticado, pero puede haber quienes tengan razones suficientes para defender.

Hay quienes señalan que la participación de la iniciativa privada puede tener mucha mayor eficiencia que la que tiene actualmente el Estado a través de Pemex, y hemos dado el debate. Pero la gran pregunta, compañeras y compañeros, es, ¿qué va a pasar con la renta petrolera? Porque es a través de la renta petrolera como es posible tener un Fondo Petrolero.

Es a través de la renta petrolera como se define, si a una inversión, sea privada, nacional o internacional, se le hace atractivo venir y formar parte de la ganancia que significa esa renta. Entonces, pues algunas preguntas básicas que deberíamos de hacernos, ¿por qué no se define renta petrolera?, ¿por qué en la Constitución no se define, como se define regularmente aquello que es lo más importante de una legislación, por qué no se ha legislado en la Constitución?, ¿o por qué no se legisla aquí en las leyes reglamentarias, 21 de ellas, y no se pone en ninguno de los artículos su definición? La respuesta, pues desde nuestro punto de vista es obvia, porque la maleabilidad de la interpretación de la renta petrolera está la maleabilidad, la flexibilidad que puede tener la Secretaría de Hacienda en la interacción con los privados.

Entonces es un asunto de fondo, no es solamente poner un glosario más, no solamente es poner una frasecita, que lo que nos lleve es a sentirnos contentos con que ya logramos una definición. En la solidez, en la claridad, en lo puntual que puede ser la definición de la renta petrolera es como será posible identificar lo que siga, la manera en la cual se genere una metodología para identificar los costos, los costos que puedan decirle las empresas con toda transparencia a través de la página de internet, que se ha comentado, en la explotación del petróleo en este país.

O, ¿cómo vamos a garantizar, nosotros, que en esa interacción que existe entre la Secretaría de Hacienda y los privados, verdaderamente lo que se esté maximizando sean los ingresos que deriven de esa renta petrolera para el Estado? Y ahí hay la pregunta que a nosotros no nos han contestado,  y les voy a decir por qué no hay una contestación, por lo menos desde una interpretación personal, porque no se sabe.

Hoy la Secretaría de Hacienda difícilmente podría saber cuál es la metodología para llevar a cabo esos contratos, para maximizar esos contratos, y para, por lo pronto, poder analizar cuál es la contraprestación que se tiene que pedir. Eso está en evolución, eso siempre la respuesta es “las mejores prácticas”, las mejores prácticas internacionales que nos lleven a un país moderno.

Bueno, creo que lo mínimo que deberíamos de poder saber los legisladores, y que son las preguntas que hace el PRD, para los cuales estamos ofreciendo estas reservas es, ¿cuál es la metodología que va a tener la Secretaría de Hacienda para identificar en cada uno de los contratos, de los que estamos hablando, los costos en los que incurren esas empresas?

Recordemos que el conflicto con Lázaro Cárdenas fue ese, precisamente, que cuando se quería tener un diálogo interactivo entre el Estado y los trabajadores, se podía tener más información sobre los costos de producción. Un poquito de lectura de aquello que ustedes creen que es anacrónico, pero, la realidad, se repite, la economía no ha cambiado desde hace muchos años, ésta es una realidad.

Hoy en esta iniciativa no aparece, compañeras y compañeros, lo mínimo que deberíamos de exigir, la metodología de evaluación de los costos de cada contrato.

Y el segundo gran ausente que motivó un debate acalorado, pero que igualmente importante es para nosotros, las contraprestaciones, esas que yo debatía que es importante no solamente que se transparenten a través de los medios digitales, sino que se requiere la participación del Congreso de la Unión por una razón, porque son las contraprestaciones, compañeras y compañeros, la definición del negocio del Estado mexicano y la iniciativa privada.

Ya votaron un cambio constitucional, estamos en contra de él, pero mínimamente lo que quisiéramos, en esta ley reglamentaria, es si ustedes le van a dar facultad amplia y completa a la Secretaría de Hacienda para definir las contraprestaciones, pues entonces mínimamente, dado que han querido cambiarle el nombre a las contraprestaciones, para lo que desde nuestro punto de vista, pues debería de estar considerado con una contribución, contribución, porque el derecho público en ese sentido implica la participación del Poder Legislativo, es participación de este Cuerpo Colegiado.

Todo el debate, compañeras y compañeros, y perdón, señor Presidente, ya termino con esto, alrededor de un modelo u otro tiene que ver con la renta petrolera. Ustedes han decidido que esos 3.5 millones de barriles diarios ó 2.5 millones hoy, que explota al cien por ciento Petróleos Mexicanos, se compartan con otros actores. No lo compartimos, no lo comparto, pero ya lo decidieron.

Lo cambiaron en la Constitución, tuvieron los votos suficientes para cambiar el marco constitucional y dar la participación de esa renta petrolera a la iniciativa privada. Pregunta básica a este Congreso: ¿Cuáles son los instrumentos que nos hemos quedado los representantes tanto de la federación, del Poder Federal, o digamos del Pacto Federal, como de la nación en la Cámara de Diputados para supervisar que esas, que deberían de ser contribuciones que hoy quedan solamente a cargo de la Secretaría de Hacienda, sean verdaderamente para maximizar la renta petrolera?

Son preguntas, y las reservas que hemos presentado tienen que ver con cómo acotar estos planteamientos.

Es cuanto, señor Presidente.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senador Ríos Piter.

En consecuencia, está a discusión el tema número dos, relativo a la Renta Petrolera con los artículos que hemos ya dado cuenta, por lo tanto, le pido a la Secretaría que consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admiten para su discusión los artículos que oportunamente presentó el Senador Armando Ríos Piter.

- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si son de admitirse a discusión los artículos referidos. Quienes estén por la afirmativa, favor de manifestarlo levantando la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de manifestarlo levantando la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, señora Secretaria.

Informo a la Asamblea que se han inscrito para hablar en contra de la propuesta, el Senador Luis Armando Melgar Bravo, del grupo parlamentario del PVEM y el Senador Eviel Pérez Magaña, del grupo parlamentario del PRI; y en pro, el Senador Rabindranath Salazar Solorio, del grupo parlamentario del PRD; igualmente el Senador Alejandro Encinas Rodríguez. Esta es la lista de oradores en el tema número dos, sobre Renta Petrolera, y en consecuencia, dejamos en el uso de la palabra al Senador Luis Armando Melgar Bravo.

- El C. Senador Luis Armando Melgar Bravo: Con su venia, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, seguimos en esta tribuna generando información que no corresponde a la realidad; seguimos queriendo ver un dictamen y una iniciativa que ha presentado y que aquí nos ha tocado procesar, el Presidente Enrique Peña Nieto, como un gran parteaguas en la historia económica y social de nuestro país.

Seguimos con los falsos debates, seguimos queriendo manejar mensajes que manipulan, que distorsionan el contenido de esta iniciativa.

La diferencia entre el valor del petróleo y el costo de extraerlo es lo que se llama renta petrolera.

A los extranjeros no se les regala la renta petrolera, el país no regala nada; el país está buscando con esta iniciativa maximizar, generar utilidad a través de nuestros recursos naturales para que éstos auténticamente se conviertan y se traduzcan en crecimiento económico.

Los mexicanos seguiremos siendo los único dueños de la renta petrolera; el petróleo y los demás hidrocarburos continuarán como patrimonio exclusivo de la nación, hay que decirlo hasta el cansancio, porque parece ser que algunos compañeros legisladores siguen sin entenderlo o les encanta confundir a la opinión pública.

Con esta reforma Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad se mantienen como empresas 100 por ciento propiedad del Estado.

Es muy importante recalcar que son dos los componentes fundamentales de esta reforma: generar crecimiento económico y lograr el beneficio que queremos para las familias.

¿De qué nos sirven los recursos naturales si no sabemos cómo explotarlos al máximo para que éstos generen el beneficio que se quiere para las familias mexicanas?

No nos confundamos, la renta petrolera de México y el transformar a Pemex en una empresa productiva del Estado, es lo que se quiere y es lo que se va a lograr a través de esta iniciativa.

Si un barril, para que se entienda, cuesta 20 dólares de costo y se vende en 100, la renta petrolera son 80, ese valor es el valor que se va a transmitir, se va a transferir al Fondo Mexicano de Petróleo, y con esos valores es como se va a lograr crecer y generar las inversiones que el país necesita.

Aquí no se le está haciendo ninguna transmisión ni tampoco se pretende que este fondo sea una garantía para los inversionistas extranjeros. Tampoco se habla en esta iniciativa de que los esquemas de manejo de costos de las empresas no existan, hay una total y absoluta transparencia; hay, efectivamente, mejores prácticas internacionales, y pues al que no le guste, simple y sencillamente que vea que estas prácticas atienden a lo que se debe hacer en función de proteger los intereses nacionales.

Esta iniciativa brinda transparencia a través de la publicación, y por primera vez los mexicanos vamos a tener acceso a un comité técnico que va a prevalecer y que va a proporcionar toda la información al respecto de la renta petrolera, de los costos de extracción, de los contratos y de todos los aspectos aquellos relacionados a la participación extranjera en este sector.

En este fondo también hay que entender que la renta petrolera, cuando pase, como está establecido con enorme claridad, del 4.7 por ciento, que es lo que se tiene que transferir a recursos públicos, del 3 por ciento que es lo que se tiene que generar del PIB de ahorro, para que estos recursos posteriormente sean utilizados para los fondos y los destinos que le van a dar más valor a los mexicanos, como es el caso de la aplicación en materia de tecnología.

Por ejemplo, entre el 2006 y el 2012, en un caso de decir, a ver, cómo está nuestra empresa hoy, entre el 2006 y el 2011, Pemex representaba la aportación, el 90 por ciento de los ingresos netos que generaba y que aplicaba el recurso.

Hoy en día lo que se va a buscar es que tengamos una empresa que auténticamente compita como tal. Una empresa que le genera valor a los mexicanos y que nos dé la oportunidad de heredarle a nuestros hijos una oportunidad de empleos mejor pagados, de una economía que esté construida sobre una base sólida y no sobre ideologías que no nos lleven más que al pasado.

Compañeras y compañeros:

Hay que insistir en que esto es un reforma, que es un parteaguas, que ésta es una reforma que le va a cambiar el rostro a nuestro país, porque nos va a poner de cara con nuestro potencial para crecer, y sólo creciendo generaremos la riqueza que nos va a hacer y sentirnos orgullosos de lo que hoy, como legisladores, vamos a dejar plasmado, y pueden sentirse todos seguros de que esto nos está sentando en una senda de crecimiento y una senda de responsabilidad de cara a nuestro país.

Gracias por su atención.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Melgar Bravo.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Rabindranath Salazar Solorio, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en pro de la propuesta, y en contra del dictamen, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Rabindranath Salazar Solorio: Muchas gracias, señor Presidente.

Con el permiso de la Mesa, compañeras, compañeros Senadores:

Creo que no podemos hablar de un falso debate, más bien son posturas y son puntos de vista distintos, y hemos venido nosotros insistiendo y señalando que una cosa es la que se dice en la tribuna, y otra cosa distinta la que encontramos en las propuestas de ley.

En primer lugar, y sí lo explicaba bien el Senador que me antecedió, la diferencia entre el costo de extracción, en lo que cuesta un barril de petróleo, con el costo en lo que se vende, justamente es la renta petrolera, pero hay que ponerlo, por eso mis compañeros de partido ya han hecho una serie de reservas, y en primer lugar está la definición de lo que es renta petrolera; nosotros estamos planteando que en el artículo 3 se establezca: “para los efectos de esta ley serán aplicables, en singular o plural las definiciones contenidas en el artículo 4 de la Ley de Hidrocarburos, así como las siguientes”, y planteamos una fracción XIX, “renta petrolera, diferencia entre el valor de los hidrocarburos extraídos del subsuelo a precios de venta en el mercado internacional, menos los costos de extracción”.

Esta definición no viene, no está en la iniciativa de Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, es esencial que se ponga para que no existan ambigüedades y para que haya mucha claridad al respecto, en primera instancia, de la definición de renta petrolera.

También ya algunos de los compañeros han hablado acerca de propuestas que puedan verdaderamente beneficiar a Pemex, como es el tema de aumentar el porcentaje sobre las regalías.

El régimen de contraprestaciones para los contratos con particulares, tampoco es sencillo, y no se explica en forma clara en la iniciativa, se prevén, de hecho, tres regímenes, uno para los contratos de licencia, otro con variantes para los de producción y utilidad compartida y un tercero para los de servicios.

Este es, desde luego, el más simple, el contratista entregará la producción contractual al Estado, y recibirá de éste un pago en efectivo, fijado a la luz de los estándares o usos de la industria a nivel internacional.

Hay discrecionalidad total para la autoridad hacendaria, es un tema que también ya se ha platicado y, sin embargo, no hay un límite en cuanto al tope en materia de utilidades para las empresas.

Los elementos comunes a los otros contratos son, además de una tasa mínima de 2 mil 650 pesos por kilómetro cuadrado en los primeros 60 meses, ó 4 mil 650 pesos a partir del mes 61, durante la fase exploratoria. Las regalías y la tasa a la utilidad operativa o al valor contractual de los hidrocarburos y la tasa de regalías que la iniciativa prevé son muy modestas y corresponden al pago que va cuando el barril tiene un costo máximo de hasta 48 dólares, tener una tasa del 7 por ciento, y cuando el barril pueda llegar, a como es el caso en este momento, de 100 dólares, pueda llegar hasta el 14 por ciento.

En ese sentido es donde estamos planteando que de acuerdo al tipo de proyecto podamos solicitar un aumento en el cobro de estas regalías a quienes están explotando los hidrocarburos.

En conclusión, es evidente que la iniciativa de Ley de Ingresos de Hidrocarburos propone un régimen fiscal para los contratos a cargo de particulares mucho más favorable y flexible que el que se prevé para gravar las asignaciones que correspondan a Pemex o a otras empresas productivas del Estado.

Se construyó un fuerte incentivo para que ésta transforme sus asignaciones en contratos, con lo que obtendrá un mejor trato fiscal, siempre y cuando se asocie con particulares.

En el horizonte de mediano plazo se prevé un Pemex asociado por completo con empresas privadas, cuyas actividades propias y autónomas sean cada vez menos. Las iniciativas de Ley de Hidrocarburos y de Ingresos sobre Hidrocarburos consideran una industria petrolera desnacionalizada donde el rol de Pemex decrezca hasta desaparecer o sea irrelevante. No determinan como se conseguirá capturar la renta petrolera ni siquiera cómo será posible que podamos hacer un aumento de la misma.

Hay un dato muy interesante que se ha venido mencionando también que se da cuando empiezan a hacer los trabajos para la asignación de proyectos en Ronda Cero.

Petróleos Mexicanos fue sometido a enormes presiones durante el proceso de elaboración de solicitud de los campos a retener. La lista enviada a la Secretaría de Energía no fue aprobada por el Pleno del Consejo de Administración, sino por un Comité Auxiliar del mismo. El Comité de Estrategias e Inversiones, conformado por dos funcionarios de la Sener, dos de la Secretaría de Hacienda y un Consejero profesional.

Con este procedimiento la paraestatal fue obligada de inicio a ceder el 60 por ciento de las áreas exploratorias; el 69 por ciento de los recursos prospectivos; el 85 por ciento del recurso prospectivo en lutitas; el 71 por ciento del recurso prospectivo en aguas profundas; el 41 por ciento del recurso prospectivo en aguas someras, y ahí hay que poner especial atención porque a nivel internacional México es reconocido como un experto, justamente, en extracción de hidrocarburos en aguas someras y estamos prácticamente cediendo el 41 por ciento de estas áreas; el 17 por ciento del recurso prospectivo en áreas terrestres; el 29 por ciento de las reservas 3P, el 17 por ciento de las reservas 2P y el 3 por ciento de las reservas 1P.

Hace un momento mencionaba también quien me antecedió en la palabra, que los hidrocarburos siguen siendo 100 por ciento de los mexicanos. Yo insisto en la contradicción que existe en el artículo 45 de la Ley de Hidrocarburos donde dice: “que a quienes le sean asignados contratos podrán, para efectos financieros, para efectos contables, reportar ante la bolsa o ante las instancias financieras los beneficios esperados”. Ahí existe una grave contradicción que hay que subsanar, porque si bien es cierto que se sigue diciendo que los hidrocarburos siguen siendo de los mexicanos, en el subsuelo, mediante este artículo se dice completamente lo contrario.

Por cuestión de tiempo, aquí dejo mi participación solicitando sea considerada de manera íntegra la misma.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Con mucho gusto, Senador Salazar Solorio.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Eviel Pérez Magaña, del grupo parlamentario del PRI, para hablar en contra de la propuesta y a favor del dictamen.

- El C. Senador Eviel Pérez Magaña: Gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, está a discusión la minuta con proyecto de Decreto por el que expiden 2 nuevas leyes, en concordancia con la Ley de Hidrocarburos, cuyo proyecto aprobamos hace unos días como Cámara de origen y que ayer tuvimos oportunidad de discutir de nueva cuenta.

Con las reformas propuestas por la Colegisladora, y que ya fue aprobada por esta soberanía, ahora en esta minuta tenemos 2 nuevas leyes: la de Ingresos sobre Hidrocarburos y la que crea el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

El fondo del petróleo tiene como finalidad recibir, administrar, invertir y distribuir los ingresos derivados de las asignaciones y los contratos a que se refiere el artículo 27, párrafo séptimo de la Constitución Federal. Es decir, los contratos con empresas productivas del Estado o con particulares para llevar a cabo las actividades de exploración y extracción del petróleo y demás hidrocarburos con el propósito de obtener ingresos para el Estado que contribuyan al desarrollo de largo plazo de esta nación.

Dentro de estos ingresos que recibirá el fondo, se exceptúan, por disposición de ley, los impuestos. Además en este Decreto se proponen reformas a la Ley Federal de Derechos y a la Ley de Coordinación Fiscal.

Esta última tiene como objeto coordinar el sistema fiscal de la Federación con las entidades federativas, municipios y demarcaciones territoriales para establecer la participación que les corresponde de los ingresos federales y distribuirlas entre ellos, fijar reglas de coordinación administrativa entre las autoridades fiscales, constituir los organismos en materia de coordinación fiscal y dar las bases de su organización y funcionamiento.

Me referiré expresamente al Segundo Transitorio del proyecto de Decreto que estoy mencionando, que propone a su vez dos supuestos aplicables durante los próximos 4 años, de 2015 a 2018.

En el primer supuesto, se garantiza que las entidades federativas y municipios recibirán una cantidad equivalente al monto que les correspondería como participaciones, cuando los ingresos de este Fondo Mexicano del Petróleo sean superiores a los estimados para el mismo año, esto considerando lo dispuesto en la Ley de Ingresos de la Federación y la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

Con el segundo supuesto se garantiza que el cambio de reglas no afectará las participaciones que reciban las entidades y municipios, pues el gobierno federal entregará a las entidades federativas y a los municipios una cantidad equivalente a la diferencia entre el monto que les hubiera correspondido como participaciones conforme a las disposiciones citadas y el monto efectivamente observado conforme a lo dispuesto en el párrafo tercero del artículo 2o. de la Ley de Coordinación Fiscal.

Cuando los recursos recibidos procedentes de los ingresos que sean menores a las que hubieran recibido de haber aplicado las asignaciones vigentes en el año que corresponda, las disposiciones de la Ley Federal de Derechos y la Ley de Coordinación Fiscal vigente hasta antes de la entrada en vigor de este Decreto.

Esta propuesta fue una reserva presentada durante su discusión en San Lázaro por los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional, Verde Ecologista y Nueva Alianza, y tiene destinatarios con un claro enfoque social.

Los destinatarios son precisamente los integrantes del sistema fiscal de la Federación, entidades federativas y municipios que aplican estas reglas donde podrán recibir ingresos de este fondo en carácter de participaciones con cargo al Presupuesto de Egresos de la Federación.

Lo cierto es que después de una década y media de intentos de transformación del sector energético, hoy llegamos a un punto transcendental en donde lo más importante es el equilibrio entre poderes a través de cambios profundos a la propuesta original en donde queda demostrada la democracia de fondo.

Aprobar esta minuta es un acto de justicia social donde se busca fortalecer a Pemex hacia el futuro y también a las partes que integran esta Federación.

Apoyamos esta minuta porque en materia de ingresos hoy se ven favorecidos Pemex y México, pero con un marco fiscal estricto, para que nos garantice a los mexicanos lo que es nuestro.

Lo cierto es que hoy, por primera vez en años, podemos aspirar a una mayor capacidad financiera en el sector energético con una legislación robusta y estándares internacionales que harán del sector público un sector productivo y eficiente.

Gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Pérez Magaña.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Alejandro Encinas Rodríguez, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en pro de la propuesta y en contra del dictamen.
- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Muchas gracias, señor Presidente.

Pues yo creo que va a ser la primera vez que coincida con el Senador Melgar, cuando viene aquí a la tribuna y dice “que una y otra vez se vienen a repetir los mismos argumentos y argumentos que no corresponden con la realidad”.

Y efectivamente, creo que así ha sucedido, más cuando se insiste en que con esta reforma no se pierde el dominio de la nación sobre los hidrocarburos; que con esta reforma no se entrega la renta petrolera, y que con esta reforma, los mexicanos seguirán siendo propietarios de Pemex y de la Camisón Federal de Electricidad, aunque la reforma dice que Pemex y la Comisión Federal de Electricidad, son propiedad exclusiva del gobierno federal.

Entonces, yo creo que hay que ubicar la discusión en su justa dimensión.

Y yo me voy a referir solamente a un aspecto, del conjunto de leyes que corresponden a este dictamen.

Y es un asunto que debería estar incorporado en la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos. Donde se les olvidó un pequeño detalle.

Y que considero que es una omisión importante, porque en esta Ley de Ingresos de Hidrocarburos, no se define lo que es la renta petrolera.

Hay una mención ahí en la exposición de motivos y sanseacabó. No hay una definición puntual que establezca los criterios para la asignación y los parámetros de cuánto corresponderá de la renta petrolera al Estado mexicano y a los contratistas privados que sean objeto de asociación, de permisos, de licencias, en este caso.

Por eso nosotros hemos insistido desde un principio en que en el artículo 3 se incorpore una fracción XIX que defina qué es la renta petrolera. Entendida como el monto equivalente al valor de los hidrocarburos, al valor total de los hidrocarburos, menos los costos razonables de su extracción, conforme a las mejores prácticas de la industria e independientemente de su consistencia, con los costos efectivos del contratista o asignatario en cuestión.

¿Por qué hablamos de un costo razonable? Porque consideramos que es importante que se establezca con claridad, también, en esta ley, la estimación respecto a los estándares que establecerá la industria y la propia ley, para definir, por ejemplo, la deducción de costos.

Lo cual tiene que ser resultado de una estimación general y no de la estimación propia que haga cada uno de los particulares.

Esto, con un objetivo elemental. Evitar que las ganancias que obtengan los privados no se disfracen de costos de producción o en la deducción de impuestos.

Ya aquí el Senador Mario Delgado puso el ejemplo de cómo este fenómeno de sobreestimación de costos, llevó a países como Kazajistán o Ecuador a que con esta sobreestimación, pues solamente se pagarán entre el 2 y el 5 por ciento de las contraprestaciones que correspondían al Estado, porque los concesionarios, los particulares, disfrazaban y sobreestimaban los costos que se les permitía deducir.

Y por eso hay que plantear, lo dijo también el Senador Mario Delgado, un índice de ahorro claro para evitar la manipulación de la información que generen los particulares, existan reglas claras, desde el propio órgano regulador para definir la renta petrolera sobre el valor real y que además se compartan los riesgos con los particulares y no como se plantea en este dictamen, se posibilite el camino para disfrazar las utilidades, ya sea con el incremento de costos artificialmente o en la deducción.

Simplemente hay que ver el tipo de deducciones que en materia de hidrocarburos pueden establecer los contratos de utilidad compartida y los contratos de producción compartida.

Aquí se establece como deducibles las regalías efectivamente pagadas, la contraprestación correspondiente a la recuperación de costos, el 100 por ciento del monto original de las inversiones para la exploración, el 25 por ciento del monto original de las inversiones para desarrollo y extracción de yacimientos de petróleo y gas natural, se deduce también el 10 por ciento del monto original de las inversiones en oleoductos, gasoductos, terminales o tanques de almacenamiento y se les permite además deducir los costos y gastos efectivamente pagados, además de los derechos por utilidad compartida o los derechos de extracción de hidrocarburos.

Es decir, hay un paquete de deducciones que además se les permite, generándoles facilidades, para poder deducir en años posteriores al ejercicio fiscal, estas deducciones que no hayan podido comprobar con oportunidad.

Y si a eso le sumamos el régimen de privilegios fiscales que se les otorga a los contratistas particulares, en donde hay tasa cero del IVA, donde la regalía en promedio es del 14 por ciento, muy por debajo de los estándares internacionales, o se les permite el régimen de consolidación para que subsuman sus pérdidas en otras empresas, pues genera no solamente una condición de desigualdad frente a Pemex, sino particularmente permite la evasión de las responsabilidades en el pago de las contraprestaciones y regalías que le corresponde.

Como también se les va a permitir, y decían que habría que compartir los riesgos con los privados, se les podrá garantizar a los particulares recuperar los costos de exploración fallida y deducirlos hasta que obtengan una exploración exitosa. O sea, de que ganan, ganan.

Y yo no entiendo porque no solamente no se comparten riesgos, sino porque además de compartir la renta petrolera, generar un régimen fiscal privilegiado, el Estado mexicano deba asumir los costos de los riesgos que corresponden asumir a los particulares.

Por eso es importante garantizar y definir con precisión un porcentaje de las contraprestaciones que corresponden al Estado mexicano.

Por lo que hemos propuesto en el artículo 6, referente a los contratos de licencia o el artículo Décimo Primero, los contratos de utilidad compartida, que se establezca con claridad que la contraprestación en favor del Estado mexicano no podrá ser menor al 80 por ciento del valor total de los hidrocarburos, con lo cual se garantiza no solamente información clave y transparente, respecto al ejercicio de los contratos y los objetivos para los que fueron establecidos, sino que da certeza del destino que tendrá la renta petrolera, que no han querido ustedes definir en este dictamen para poder manejarla con absoluta arbitrariedad y discrecionalidad.

Y por eso también, finalmente, proponemos que en el artículo 15, en donde se establece el propósito de permitir al Estado mexicano capturar la rentabilidad extraordinaria que en su caso genere la extracción de hidrocarburos, establecer un mecanismo, que también dé certeza, un mecanismo de ajuste, que sólo será aplicable en beneficio del Estado, por lo que en ningún caso aplicará para reducir las contraprestaciones que le corresponde entregar a los particulares al Estado mexicano.

Todo mundo ha hablado aquí, durante semanas, de la renta petrolera. Que no se va a entregar, que no se va a compartir. Pero simple y sencillamente al momento de la definición puntual, no fueron capaces de incorporar una definición clara en la Ley de Ingresos de Hidrocarburos, lo que habla no de una omisión por descuido, sino una omisión inducida de manera deliberada para permitir el manejo discrecional de la renta que hoy corresponde y a la que tenemos derecho todas y todos los mexicanos.

Muchas gracias.

(Aplausos)


- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Encinas Rodríguez.

Para hechos, se le concede el uso de la palabra, hasta por cinco minutos, a la Senadora Dolores Padierna Luna.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

Ese es el tema central de esta reforma.

Los contratos establecidos en los artículos 14, 15 y 16 de la iniciativa de Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos van mucho más allá de lo permitido en el texto constitucional.

En la Constitución permanecen prohibidas las concesiones y, sin embargo, en la iniciativa de la estructura de contratos que están plasmando en esta ley, no se limita la contraprestación del contratista a que recupere su inversión.

Sin límites, las ganancias para los privados serán discrecionales e ilimitadas y las pérdidas en renta petrolera también serán mayores para el país.

La iniciativa convierte a las estructuras contractuales o esquemas de contratos en concesiones de facto. Resultan, por ello, violatorias de la Constitución.

La desproporción económica de las fórmulas previstas en estos artículos que hablan de las licencias, contratos de utilidad compartida y de producción compartida, establecen que se cubrirán todos los gastos del contratista y se cubrirá toda su inversión, costos y regalías y después se repartirá la utilidad entre el Estado y el contratista. Esto representa una enorme sangría de riqueza y de recursos, y así no se garantizan los máximos ingresos para la nación.

Las experiencias en otros países, con las petroleras internacionales, ha sido de que ellas determinan sus costos inflándolos y cada vez son mayores hasta llegar a verdaderos abusos, y si al Estado no le parece o no está de acuerdo, entonces, se van a un litigio en tribunales internacionales, que generalmente están de su lado.

Si las utilidades se reparten entre el Estado y la petrolera privada, ¿no deberían también de compartirse los costos? ¿Por qué los privados no van a poner nada? ¿Por qué el Estado tiene que pagar las inversiones de los privados, que venían a compartir riesgos?

Yo me pregunto si al empresario que está aquí en la esquina, el Estado le paga sus inversiones, le paga sus costos y comparte las utilidades.

Yo me pregunto si al Senador, por ejemplo, que sé que es empresario, el Estado le paga sus inversiones. Eso es absurdo, no pasa.

¿Por qué aquí está ocurriendo?

A los pequeños y medianos empresarios les cuesta muchísimo sobrevivir en México, sostener sus negocios.

¿De cuándo acá el Estado les anda pagando las inversiones a los pequeños o medianos empresarios? ¡Para nada!

México es un país petrolero, los ingresos petroleros representan el 36 por ciento del ingreso público, por lo que un error en esta área puede tener consecuencias gravísimas para nuestro país.

Las concesiones petroleras han estado prohibidas en la Constitución desde 1939, y eso no cambió en la reforma de diciembre de 2013.
La contrareforma de 2013 permite a los particulares desarrollar las actividades de exploración y extracción, pero mediante contratos.

¿Qué tipo de contratos? Los que no impliquen el otorgamiento de una concesión.

Se requiere establecer con claridad qué sí pueden y qué no pueden hacer las petroleras privadas en materia de exploración y extracción, para lo cual se debe de entender qué constituye una concesión.

Una concesión está definida como un acto administrativo a través del cual la administración pública concede, otorga a los particulares concesionarios el derecho de explotar el bien propiedad de la nación, o para explotar un servicio público.

Es decir, el Estado cede a los concesionarios el derecho de explotar nuestros hidrocarburos.

Una concesión es un acto administrativo a través del cual la administración pública, es decir, el concedente otorga a los particulares concesionarios el derecho de sacar la utilidad del petróleo en provecho propio. Simplificando, una concesión petrolera, es la concesión a un privado del derecho de recibir renta petrolera, y esto no se apega a la Constitución, quedó prohibido.

¿Cuándo se les transfiere renta petrolera? Pues cuando la contraprestación que reciben por servicios prestados, va más allá de recibir la recuperación de su inversión y una ganancia razonable.

Es decir, un acuerdo con los particulares, ¿es o no una concesión, si se le transfiere al particular o no renta petrolera?

No tiene que ver con la denominación, ni con los aspectos formales de un contrato. Puede llamarse contrato, pero si se le transfiere renta petrolera al particular, entonces constituye una concesión y esto está prohibido en la Constitución.

Todos los tipos de contrato implican una repartición, entre el Estado y el privado, del petróleo o su valor.

Esta repartición no se limita a la recuperación de la inversión, más un retorno razonable de la misma, por lo tanto, las licencias y los contratos de producción compartida, sobre todo, se quedan con petróleo y con los remanentes de la producción, más allá de la inversión que pusieron.

El concepto de recuperación de costos ha sido muy problemático.

Termino simplemente diciendo que, si se hace el ejercicio de replicar estos sobrecostos, no solamente de la inversión de los costos, sino los equipos, los materiales, los insumos y todo lo que el inversionista quiera poner, que se requieren para la explotación de un yacimiento, se podría  tener una idea de la sangría económica que esta fórmula, basada en recuperación de costos, puede significar para el país.

Esto, las petroleras, porque las hemos estudiado de algunos países, comienzan bajito, comienzan poniéndole costos más o menos razonables, pero tienen una curva rápidamente creciente hasta llegar a niveles inaceptables e ilógicos, niveles que rayan en el abuso.

Es necesario poner en la ley un límite de renta petrolera no mayor al 20 por ciento del petróleo extraído.

Gracias

(Aplausos)


- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Agotadas las intervenciones sobre el tema Renta Petrolera, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten las propuestas presentadas por el Senador Armando Ríos Piter.

- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si son de aceptarse las propuestas de modificación. Quienes estén por la afirmativa, favor de manifestarlo levantando la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de manifestarlo levantando la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten las modificaciones, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: En consecuencia, los artículos reservados del segundo tema se mantienen en los términos del dictamen y se reservan para su votación nominal concluida la discusión del siguiente tema.






Iniciamos la discusión de los artículos del tema Fondo Mexicano del Petróleo.

Solicito a la Secretaría dé lectura a los artículos que se consideran en dicho tema.

- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Artículos 1, 2, 3, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 22, 25 y la adición de una disposición Transitoria Cuarta a la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo.

Es todo, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, señora Secretaria.

Para presentar este tema, se le concede el uso de la palabra al Senador Mario Delgado Carrillo, quien presentará los artículos a los que ya hizo referencia la Secretaria en el tema del Fondo Mexicano del Petróleo.

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Gracias, señor Presidente.

El Fondo Mexicano del Petróleo.

El Fondo Mexicano del Petróleo es el instrumento que se propone, en teoría, para garantizar  que la renta petrolera adicional que pudiera obtenerse en este nuevo modelo energético con participación privada, una parte de esa renta, en teoría, tendría que ser trasladada a otras generaciones.

¿Por qué falla el Fondo Mexicano del Petróleo en esta intención? Porque prevalece otra vez la visión de que el petróleo es un flujo de efectivo que está enterrado y no de que es un activo que tendría que transformarse en activo en la superficie para garantizar que incrementamos nuestra riqueza como país y que crece esta riqueza en ésta y las siguientes generaciones.

¿Qué pasa cuando ese activo se saca y no tiene un buen uso? Que en el mediano plazo somos más pobres. Es decir, como si tumbáramos el manzano que nos alimenta, para hacer leña.
Si vendiéramos uno de nuestros activos para gastarlo en algo que no va a incrementar nuestra riqueza.

Ese es el criterio que no tiene esta reforma energética y lo vemos de manera constante y permanente en todas y cada una de las leyes que aquí se han aprobado.

Pero se ve y resalta de manera más dramática en el caso del Fondo Mexicano del Petróleo.

Es uno de los excesos que se cometen en esta reforma. Es que el Fondo Mexicano del Petróleo sea una tesorería alterna, que los recursos que se van a tener por los contratos y asignaciones no entren a la hacienda pública, no entren a la Tesorería de la Federación y se mantengan en esta bolsa alterna.

¿Cuál es la consecuencia jurídica de esto? Que ese dinero viene de un contrato que se realiza en el ámbito de lo privado, donde el gobierno y empresa petrolera están exactamente en el mismo nivel, están en un acuerdo entre partes y están en el ámbito de lo civil y lo mercantil.

Por lo tanto, esa renta, esos ingresos, al no ingresarse y reconocerse como ingresos del Estado, pues está funcionando como un fondo de garantía reclamable, incluso por las petroleras.

¿Cuál es la otra falla de este fondo? Que no pensamos en el peor de los escenarios.

A ver, ¿qué pasaría si una empresa petrolera incumple y no deposita la parte de la renta que le debe tocar por algún contrato?

Pues no nos queda más que irnos al litigo con unas posibilidades enormes de perder, porque ya la empresa seguramente alegará que hay un cambio en las condiciones.

Entonces, no puede ser que funcione como una tesorería alterna.

¿Por qué no funciona tampoco como ahorro de largo plazo?

No basta con enumerar las intenciones del fondo, porque le podríamos agregar muchísimas más.

Lo que es serio y honesto de nuestra parte es hacer el cálculo de qué va a pasar con este fondo.

Hay un orden de prelación claramente establecido que viene desde la reforma constitucional.

La primera prioridad, cada peso que entre ahí.

Primero.- Para pagarle a los contratos que se tienen con los privados.

Segundo.- Alimentar los fondos de estabilización.

Tercero.- Garantizar el equivalente al 4.7 por ciento del PIB para el gasto.

Y después todos los buenos propósitos que aquí siempre se ponen en primer lugar.

Inversión en ciencia, tecnología, becas y demás.

Vamos a ver qué pasaría si este fondo se hubiera constituido en el año 2000. Solamente en dos ocasiones se hubiera rebasado el 4.7 por ciento.

El primero, en el año de 2003, donde se alcanzó el pico de producción, y hay otro por ahí en 2008 donde se tuvo un aumento extraordinario en los precios del petróleo.

Solamente en dos ocasiones en los últimos 14 años se hubieran destinado recursos a lo que tanto se viene a decir aquí: ciencia y tecnología, infraestructura, becas.

Entonces, no hay ningún cambio que nos diga y de acuerdo al Oxford Institute, está cayendo la plataforma que se tiene de producción, está cayendo dramáticamente. Por lo tanto, no podríamos esperar que la renta que financia el gasto sea superior al 4.7 por ciento, que es el promedio en los últimos seis años, que vaya a cambiar en el futuro.

¿Qué quiero decir con esto? Que estas inversiones que pretenden incidir en los factores que cambien la competitividad y que nos dé la posibilidad de tener un mayor crecimiento económico, no se va a dar, por lo menos, en la siguiente década.

¿Qué podríamos hacer? Cambiar el orden de prelación para que una parte sí garanticemos, vaya destinada ya sea a inversión en capital humano o inversión en infraestructura que aumente la competitividad y con ello la posibilidad de desarrollo.

Normalmente en los países que son ricos en recursos naturales son eficaces en aumentar su riqueza de manera temporal a partir de la venta o consumo de esos recursos naturales.

Pero donde siempre fallan es para construir un patrón de crecimiento sustentable. Y eso es lo que le ha pasado a México, el recurso fácil del petróleo ha evitado que desarrollemos un patrón de desarrollo económico sustentable. Eso es lo que adolece en esta reforma y que se ve muy claramente en este Fondo Mexicano del Petróleo.

Otra pregunta.

Supongamos, sin conceder, otro escenario, supongamos sin conceder que efectivamente esta reforma tiene mucho éxito y que va a haber una exploración mayor y que el Estado va a garantizar una mayor parte de la renta petrolera, que crece la renta petrolera.

Y por qué no revisamos en qué gastamos.

En qué gastamos ese 4.7 por ciento. El gobierno mexicano gasta muy mal.

De 2000 al 2012 el crecimiento en gasto corriente creció 56 por ciento, creció más que la economía, casi un promedio de 5 por ciento al año, mucho mayor que la tasa de crecimiento económico.

Pero hay un indicador que es clave en la economía mexicana y que no se revisa ni se menciona: la productividad del gasto del gobierno.

Porqué no se preguntan, porqué no nos preguntamos cómo es posible que en este 2014,  después del esfuerzo fiscal que se hizo; después de lo costoso de la reforma fiscal, el impacto que ha generado en la economía; después del supuesto aceleramiento del gasto público que ha tenido   el gobierno en el primer semestre de más de 30 por ciento, ¿por qué esos mayores recursos a infraestructura?, ¿por qué la economía sigue estancada? Por la productividad del gasto público, porque sigue siendo negativa en la mayoría de los sectores de la economía nacional.

Por eso no podemos garantizar que en un escenario de mayor renta petrolera efectivamente vamos a tener un mayor crecimiento económico, porque la reforma que se ha pospuesto es la reforma del gasto público, ni siquiera se han cumplido las disposiciones de austeridad que este Senado y este Congreso le impuso al gobierno mexicano, a la Secretaría de Hacienda, medidas de austeridad que tendrían que haberse publicado a finales de marzo, no se cumplió, no cumplieron tampoco en reportarlo en el informe de finanzas públicas, no hubo esfuerzo de austeridad, y sigue creciendo el gasto, el gasto cada vez crece más porque tenemos un gobierno que no para de consumir recursos.

Entonces, si no utilizamos mejor la renta, no va a tener impacto en la economía.

¿Qué proponemos?, siempre hemos tenido propuestas en todas las participaciones, pues hay que seguir el ejemplo de Brasil, ya lo decía el Senador Zoé Robledo en la mañana.

El año pasado fuimos testigos de un fenómeno que irrumpió a mediados del año en Brasil, durante la Copa Confederaciones, grandes manifestaciones, dio como resultado una ley muy sencilla que nos leyó el Senador Zoé, donde concluyen que parte o la demanda de la población, la demanda de esas movilizaciones, la demanda de esa nueva clase media emergente, más de 40 millones de brasileños que superaron la pobreza se dieron cuenta que de nada les iba a servir ganar temporalmente más recursos si no mejoraba la educación de sus hijos y si no mejoraba su salud.

Por eso el nuevo gran yacimiento que se ha descubierto en Brasil, muy sencillo, sin complicaciones y sin fórmulas, se va 65 por ciento a educación, 45 por ciento a salud.

Propuesta, no podemos cambiar el orden de prelación que ya está establecido en la Constitución.

Pero lo que sí podemos hacer en esta ley secundaria, esa es la propuesta, señor Presidente de la Comisión de la Juventud, esto es para usted, y espero que la escuche, no para usted, no, usted es Presidente de la Comisión de Juventud, es algo que le va a interesar porque es para los jóvenes de México.

Por qué en lugar de estar compartiendo la mayor parte de la renta petrolera con las empresas extranjeras, por qué no se comparte con los jóvenes de este país.

El petróleo, si se queda de bajo de la tierra, sigue siendo un activo, pero esta generación de jóvenes mexicanos, la más grande de toda la historia sí se nos va, hay un millón de jóvenes que abandona sus estudios sin terminar la secundaria, sin terminar la preparatoria. La propuesta es muy sencilla, que del 4.7 por ciento de la renta petrolera que se va ir a financiar el gasto tenga un orden de prelación y que el primer orden sea destinarla a investigación científica y tecnológica, al desarrollo de infraestructura para el sector salud y educativo y a financiar una beca para cada joven, lo que necesita un joven para poderse mantener dentro del sistema educativo es el equivalente a la venta de un barril de petróleo, aproximadamente 100 dólares mensuales. A un joven le cambiaría  la vida y le cambiaría el impacto en la economía nacional si le destináramos 12 barriles, el equivalente de la renta de 12 barriles al año, necesitaríamos dedicar 12 millones de barriles de petróleo, esa renta equivalente a este programa.

Son seis días de producción y lo que está claro, con esto terminó ya la última fase, si incrementamos en un grado escolar el promedio de escolaridad de este país, el impacto en el PIB potencial va a ser de 1 por ciento. Si lográramos hacer este programa, sí tendríamos garantizado que crezcamos a otro ritmo de manera permanente en ésta y las siguientes generaciones.

Ya si entregaron la renta petrolera al extranjero, parte de la renta petrolera cambiémosla por educación, compartamos la renta con esta generación de jóvenes que sí nos puede llevar a transformar a México, cambiemos el petróleo por educación.

Muchas gracias.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Delgado Carrillo.

Pido a la Secretaría que consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de modificación a los artículos a los que se haya hecho referencia, que son el 1, 2, 3, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 22 y 25 y la adición de una disposición Transitoria Cuarta a la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo.

- La C. Secretaria Mendoza Mendoza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si son de admitirse a discusión las propuestas. Quienes estén por la afirmativa, favor de manifestarlo levantando la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de manifestarlo levantando la mano.

(La Asamblea no asiente)

Se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: En consecuencia, informaré a la Asamblea de los oradores en contra y los oradores que están en pro de la propuesta.

En contra, sería el Senador Arquímedes Oramas Vargas, del PRI; el Senador Martín Orozco Sandoval, del PAN y el Senador Carlos Alberto Puente Salas, del Partido Verde.

En pro, el Senado Zoé Robledo Aburto, del PRD; el Senador Fidel Demédicis Hidalgo, del PRD y el Senador Manuel Bartlett Díaz, del PT.

En consecuencia, se le concede, en primer término, el uso de la palabra al Senador Arquímedes Oramas Vargas, del grupo parlamentario del PRI, para hablar en contra de la propuesta y a favor del dictamen, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Arquímedes Oramas Vargas: Con su venia, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, a las mexicanas y a los mexicanos, en forma especial a las tabasqueñas y a los tabasqueños, hoy vengo a defender una posición que va a beneficiar a los estados productores de petróleo; hoy vengo a defender los beneficios que van a llegar a mi estado; hoy vengo a defender a Tabasco y como integrante del grupo parlamentario del PRI, ésta es una oportunidad para referirme a la Ley que crea el Fondo Mexicano de Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

Las reformas aprobadas en el mes de diciembre postularon la creación del Fondo Mexicano de Petróleo que se integra con el 100 por ciento de los ingresos obtenidos por la recaudación del impuesto, por la actividad de la exploración y extracción de hidrocarburos.

No tengo duda que esta histórica reforma tendrá un impacto positivo en la vida cotidiana de la población, en el incremento de la productividad, competitividad y en el crecimiento económico del país.

El fondo recibirá y manejará los recursos recaudados por el pago que se realice no sólo por Pemex sino también por las distintas empresas que inviertan en México. Pero que nadie se engañe, el objetivo principal de la ley es que los ingresos que el Estado mexicano obtenga, sirvan para fortalecer las políticas públicas nacionales y de manera particular de los estados petroleros como Tabasco, Veracruz, Campeche, Tamaulipas, entre otros.

En concreto, el fondo, sin lugar a dudas, tendrá un papel trascendente para el desarrollo nacional.

Primero, porque al estar bajo la responsabilidad del Banco de México mediante un contrato de duración indefinida e irrevocable se garantiza la transparencia y así una permanente rendición de cuentas.

Segundo, porque el fondo destinará recursos para cubrir parte del gasto público, pero también para el ahorro a largo plazo y destacadamente para financiar las inversiones que tendrán como objetivo principal el desarrollo nacional.

Y tercero, que ha sido una gran preocupación durante el trayecto de mi vida, se van a canalizar recursos para pensiones universales, para investigaciones científicas, para el desarrollo tecnológico y de infraestructura, en otras palabras, este nuevo federalismo fiscal a los estados, que somos el origen de la riqueza, como es Tabasco.

Esta reforma fiscal va a hacer que los estados como Tabasco, que son el origen de la riqueza, también sean destinatarios de ella. Esta es una lucha, y si bien es cierto que el gobernador y los legisladores y las legisladoras tabasqueñas han dado una gran lucha, ésta es una lucha del pueblo, ésta, de una manera o de otra, es una batalla que el pueblo tabasqueño siempre ha buscado.
Desde hace mucho tiempo en Tabasco no ha habido justicia fiscal, ahora se nos brinda la oportunidad de un trato fiscal más justo. Hay que llevar más recursos a Tabasco, no debemos desaprovechar la oportunidad. Cuando hemos tocado las puertas de los tabasqueños nos piden un mejor trato con Pemex, y por eso estamos de acuerdo la mayor parte de los legisladores en seguir luchando por estos recursos.

Está garantizado que el nivel de las participaciones que hoy se obtienen por la renta petrolera no va a bajar en ningún estado, pero en forma especial en Tabasco, pero, sin embargo, bajo este nuevo enfoque, a mayor producción petrolera habrá mayor renta, y esto hará que se beneficie el fondo petrolero que va a apoyar de manera muy importante el desarrollo regional.

Si bien es cierto que el trato de Pemex no ha sido el adecuado, también es cierto que los tabasqueños somos hermanos con los petroleros, porque ahí estamos juntos dando la lucha. Fuera de cualquier ideología hoy estamos dando la lucha por el estado de Tabasco.

Yo no quiero en lo personal, y lo digo muy claro, que esta reforma sea nada más como una aspirina, yo no quiero que se nos quite el dolor hoy y que mañana nuevamente estemos enfermos. Quiero que se resuelvan los problemas en mi estado, los legisladores de una o de otra forma siempre han dado la lucha, y en forma especial los priistas, creemos que la transformación que está haciendo el Presidente Enrique Peña Nieto, está generando resultados en México.

Nosotros apostamos al acuerdo, apostamos a la transparencia en el manejo de los recursos, apostamos que sean mejor utilizados, queremos más empleo, queremos más educación, queremos más salud, queremos una frontera más próspera y mucho más justa. Y la única manera de ir abatiendo la injusticia es buscando mejores oportunidades, como lo que esta ley nos está brindando.

Yo creo en un trato fiscal más justo para Tabasco, y por eso yo creo en México.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Oramas Vargas.

Se le concede el uso de la palabra al Senador Fidel Demédicis Hidalgo, del grupo parlamentario del PRD, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo: Con su venia, señor Presidente.

Compañeras Senadoras y compañeros Senadores, trataré de ajustarme al tiempo, reservé absolutamente todos los artículos de esta ley, pero vamos a tratar de evidenciar para que mis compañeros Senadores reflexionen de por qué no hay que aprobar esta ley. Esta ley está plagada de buenos deseos. Dice, por ejemplo, el Artículo Décimo Cuarto Transitorio: “las disposiciones que regulan a los fideicomisos públicos de la administración pública no serán aplicables al Fondo Mexicano del Petróleo”.

Yo quisiera que revisáramos lo que dice el Artículo Décimo Cuarto Transitorio, es muy ilustrativo, compañeros Senadores. Dice el Artículo Décimo Cuarto Transitorio: “El Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y Desarrollo será un fideicomiso público”. Y si es un fideicomiso público, entonces tiene que ajustarse a las normas en la materia. “Ninguna ley puede estar al margen de éstas”, nuevamente se insiste en un régimen de excepción.

Se sigue en el tema del estatuto o el contrato constitutivo del fondo mexicano: “se están usurpando funciones del Congreso, resulta que el comité, con cinco votos de sus integrantes, podrá determinar las políticas de inversión”. En todas las inversiones existen riesgos, y más en las que está señalando esta ley; pueden comprar acciones, y sabemos cómo es de volátil el tema de las acciones en la Bolsa Mexicana de Valores.
Es una responsabilidad de los Senadores de la República que aprueben esto, que de repente el comité nos informe que el dinero se perdió, así de sencillo. Es decir, una vez que se llegue al 3 por ciento, a más del 3 por ciento, una parte será asignada para lo que señala la propia ley en cuestiones que beneficien a la sociedad, pero el 40 por ciento de este monto, de éste más del 3 por ciento podrá aplicarse en inversiones y con todos los riesgos que esto implica.

En el tema que tiene que ver con las facultades del comité se habla de la recomendación que se puede hacer a la Cámara de Diputados para que cuando el fondo de reserva sea mayor al 3 por ciento se pueda aplicar, insisto, en cuestiones que no discutimos, que son benéficas para la sociedad, como es el Fondo para el Sistema de Pensiones, proyectos de inversión en ciencia, tecnología e innovación, en energías renovables, etcétera; es decir, son cuestiones en las que no discutimos que son benéficas.

En lo que sí discutimos es que la parte principal de este fondo tiene que garantizar un flujo que garantice el 4.7 por ciento del PIB para mantener estable las finanzas del Estado. Así como se hace la repartición, primero, difícilmente vamos a poder alcanzar este flujo, y si no, los que tienen optimismo desbordado, bueno, los felicitamos por eso, pero la realidad es más terca que cualquier optimismo desbordado.

El Fondo Mexicano del Petróleo, estamos convencidos que va a ir a parar a esa parte de la estabilización, 4.7 por ciento, y que esta bolsa, destinada para los buenos propósitos, difícilmente va a cumplir su objetivo.

Un comité que debe de tener cierta independencia, resulta que son empleados del ciudadano Presidente, él los designa, el Senado los ratifica, pero con un solo señalamiento que haga el ciudadano Presidente de este comité, se los mandan al Ejecutivo, es decir, los ponen a disposición del Ejecutivo. El Ejecutivo les da su derecho de audiencia, y en el derecho de audiencia dicen: “Sabes qué, pues ya no convienes a los intereses del gobierno y por lo tanto te destituimos”.

Yo les digo, compañeros Senadores, con todo respeto, ¿qué sentido tiene que nosotros ratifiquemos a los miembros independientes de este comité, si el único que los puede destituir es el ciudadano Presidente de la República? No se presten, no se presten, no se presten a esta situación; cuando un comisionado, cuando un miembro independiente incurra en alguna situación, el único que lo va a poder destituir, y si nosotros incurrimos o nos alcanza la responsabilidad, porque somos corresponsables al avalar a los comisionados, a los miembros del comité que nos mande aquí el ciudadano Presidente de la República.

Hemos sido insistentes en el tema de las transferencias, y lo digo sin ambages, si realmente ustedes quieren que el país progrese, pues vamos revisando cuáles son las áreas en donde el pueblo está en peores condiciones, y yo creo que este fondo debería de utilizarse para sacar del fondo del sufrimiento humano a los millones de compatriotas que hoy se encuentran en él, producto de la pobreza.

El fondo, por ejemplo, en el tema que tiene que ver con las inversiones, artículo 17, el fondo noruego, es determinado por el congreso, sus inversiones dónde se van a realizar; aquí no, aquí será un comité que está controlado por el Gobernador del Banco de México, por el Secretario de Hacienda, los que tomarán estas decisiones tan importantes. Aquí se ha discutido y se ha desatado un debate por el tema de la transparencia.

La verdadera transparencia, compañeros, es lo que se somete a consideración del Congreso mexicano. Esas facultades de fiscalización que tenemos por mandato constitucional, simplemente aquí las eluden, hay un propio desprecio a nosotros mismos como parte del Estado mexicano y que tenemos esa responsabilidad. Aquí dicen, bueno, aquí basta con que en una página de internet nos digan cómo está la situación, pero el tema de cómo está funcionando el Fondo Mexicano del Petróleo, debiera de pasar por el filtro del Congreso mexicano.

Continuando con el tema de la transparencia, se está hablando de las cuestiones confidenciales, y están diciendo que las evaluaciones que lleve a cabo el fiduciario o el comité sobre inversiones a sujetos o instrumentos de inversiones individuales así como cualquier operación sobre activos u objetos de la inversión, que el Fondo Mexicano del Petróleo contemple realizar.

Es decir, el pueblo tiene derecho a saber, y hasta ese derecho se lo están negando; el pueblo tiene derecho a saber en qué se invierte su dinero, pero puede haber anomalías y el propio comité, como es el que va a determinar sus reglas, esas reglas pueden ser a modo para que nunca el pueblo conozca si este fondo se está manejando de manera adecuada.

Y, concluyo diciendo que esta ley cierra el círculo de la impunidad.

Resulta que aunque los responsables de manejar el fondo incurran en situaciones de anormalidad, en situaciones de generar perjuicio al erario público, en generar perjuicio al Fondo Mexicano del Petróleo, fíjense lo que dice la fracción III del 25, dice: “Los miembros del comité no se considerarán responsables por daños y perjuicios cuando se actualicen los supuestos siguientes: hayan seleccionado la alternativa más adecuada a su leal saber y entender...”.

Primero hay que ver si son especialistas en materia de inversión, y si no, es su obligación, es consultar a los especialistas para que éstos los orienten si es conveniente o no es conveniente; si no tienen la información suficiente, es su obligación tener esa información suficiente antes de poner en riesgo el patrimonio que es del pueblo de México.

Por todas estas razones vamos a votar en contra de toda esta ley.

Hemos, como miembros del PRD, hecho una propuesta general que evidentemente el Senado de la República no la va a analizar, y lo decimos con preocupación, estoy seguro de que ni siquiera se ha analizado a profundidad lo que manda el Ejecutivo, y que estamos discutiendo, menos una propuesta alternativa.

Pero tenemos la conciencia tranquila, porque hemos hecho nuestro esfuerzo para convencer al Senado mexicano de qué es lo que le conviene al pueblo de México.

Por su atención, muchas gracias.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Demédicis Hidalgo.

Tiene el uso de la palabra el Senador Isidro Pedraza Chávez, para rectificación de hechos, hasta cinco minutos.

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: Gracias, señor Presidente.

Compañeros, es necesario hacer una rectificación de hechos de lo que aquí ha expresado mi compañero Fidel Demédicis, en razón de que ha dicho que esta propuesta del fondo petrolero está cargada de buenas intenciones, y yo creo que no; tiene malas intenciones, no es una reforma que tenga buenas intenciones, tiene pretensiones negativas.

Este fondo, como está concebido, no es un fondo que es para el bien de México y de los mexicanos, debe de ser un fondo de ahorro de largo plazo y no es un fondo de ahorro de largo plazo, es solamente una herramienta de demagogia y simulación política para quienes están tratando de respaldar su voto en esta reforma.

Queremos decirles puntualmente que se han estado estableciendo ya diferentes parámetros en los que se está tratando de basar engañosamente la utilidad del fondo.

Han dicho que va a haber dinero para becas, para el desarrollo social, para la atención social, pero no han dicho en qué momento se va a aplicar esto, y esto se va a poder aplicar en el gasto solamente después de que se cubran todas las obligaciones de regresarle a los privados el dinero que van a invertir en la extracción de hidrocarburos.

Porque hay una fórmula muy curiosa, los privados llegan y traen el cien por ciento de su capital de riesgo, "a invertir en México" y con el dinero del Fondo Mexicano del Petróleo pretenden pagarles el cien por ciento de lo que van a invertir; ¿cuánto nos va a quedar a nosotros?, no nos va a quedar una cantidad.

Pero además, después de que han planteado, incluso el compañero Senador Mario Delgado fue muy puntual en establecer como el gobierno no ha cumplido varios compromisos en materia fiscal, en materia de política económica para que el país pueda crecer en el corto plazo, no vemos el crecimiento inmediato en el país y, por lo tanto, no va a haber recuperación económica, y no vamos a llegar arriba del 3 por ciento del PIB, como lo están planteando, para que se pueda ocupar el dinero de este fondo para atender la demanda social que está planteada aquí.

Por eso hay que rectificar esto. Nosotros estamos hablando a favor de la propuesta que hicimos de modificaciones a este fondo, y lo que el Senador Fidel les debía de haber pedido era su voto a favor de esta propuesta para que pudiera verse de alguna manera corregido el despropósito de querernos engañar de que vamos a ahorrar en el mediano plazo. Van a terminar dejando a este país más endeudado, un Pemex debilitado, una CFE debilitada, porque no va a haber capacidad financiera para que puedan seguir desarrollándose esas empresas, y el fondo famoso nunca lo vamos a poder ver, porque ésta es solamente una bolsa que garantice las inversiones de los extranjeros y privados en nuestro país.

Por eso nos preocupa que de manera demagógica estén insistiendo en que este fondo tiene esa pretensión. Ya aquí se dieron ejemplos de en qué rubros habría que privilegiar la inversión del fondo, en como orden de prelación para la inversión en el país, y yo creo que hay un rubro en el que no se ha tocado ni se han puesto a pensar, en el que no se han preocupado, que tiene que ver con detonar un programa emergente para el campo, porque en este momento estamos siendo deficitarios en la producción de los alimentos que consumimos; estamos importando más de lo que producimos y estamos gastando importantes recursos en ese rubro.

Por eso habría que ver que este fondo tuviera una proyección y una orientación para poder activar la economía rural que en este momento tenga que darle un soporte para levantar el crecimiento del país. No es así como lo están planteando. ¿Cómo vamos a poder nosotros  considerar que en este fondo está puesta la esperanza?

Les decíamos hace un momento que si en la estructura de todo este tipo de leyes secundarias, hemos votado en contra, en este fondo principalmente, como la principal perversidad de lo que están proponiendo, tenemos que estar en contra por la orientación que tiene y por la forma en que está concebido. Por eso, compañeros, yo creo que ustedes tendrían que hacer un acto de revisión muy justo de lo que está pasando aquí, para que voten en favor de las reservas que ha presentado el PRD.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Pedraza Chávez.

Sonido en el escaño de la Senadora Dolores Padierna, ¿para hechos?

Para hechos, se le concede el uso de la palabra, hasta por cinco minutos, señora Senadora.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

El Senador Mario Delgado hizo una descripción que me parece muy precisa de lo que contiene esta Ley del Fondo Mexicano del Petróleo, pero yo quise hacer una estimación de cuánto dinero puede llegar de inmediato, porque lo principal viene por asignaciones y por contratos.

De acuerdo a la Estrategia Nacional de Energía, que ya desapareció, pero fue entregada con una proyección hasta el 2025, tomando los datos base de la Estrategia Nacional de Energía, para estimar la parte que corresponde a Pemex, utilizando la solicitud que hizo Pemex, como Ronda Cero, bajo el supuesto de que no le van a quitar ninguna de las asignaciones pedidas, y que conservará entonces reservas por 11 años, que es lo que pidió concretamente Pemex. Bajo esos supuestos se puede hacer una estimación, y sólo en ese caso de que no se reduzca ninguna de las asignaciones pedidas.

Con el régimen fiscal que se está autorizando en la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, para acercarse a la cifra de 4.7 por ciento que establece este Fondo Mexicano del Petróleo, tendrían que depositarse íntegramente los ingresos totales, tanto que recibiría del Estado como lo que le corresponda entregar al Fondo Mexicano del Petróleo.

Es decir, para mantener la plataforma de producción, Pemex necesita para estas asignaciones 300 mil millones de pesos anuales, que como ya vimos, el régimen fiscal que se le aplica no lo permite, lo deja en deuda, y si requerimos de 300 mil millones de pesos, simplemente no los hay.

Entonces, si no hay estas inversiones de 300 mil millones de pesos anuales, nada más de exploración y explotación, le quedaría un remanente muy pequeño que lo obligaría a migrar a contratos.

El resto de la producción para lograr las metas que se establecen en la estrategia nacional de energía, sería aportado por los contratos. ¿Cuánto aportan los contratos haciendo las cuentas? Esto de la utilidad mínima, y lo que le pusieron en la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos.

A las finanzas públicas los contratos le entregarían el 0.6 por ciento del PIB y el 0.9 por ciento del PIB, o sea, no alcanza ni al 1 por ciento del PIB. Todo entones lo va a tener que poner Pemex, todo lo tendría que poner Pemex, porque el ISR no entra al fondo, el dividendo no entra al fondo, esas son otras tesorerías que se irán por otro lado.

Estas cantidades, tanto las que darían las asignaciones, como las que dan los contratos, simple y llanamente son insuficientes para realizar toda la lista de pagos que ilusoriamente se ponen en esta ley, y menos puede haberlas para constituir la reserva de largo plazo.

Las prelaciones que pone esta ley es pagar a los contratistas, pagar a los asignatarios, y ya luego vienen los fondos etc., y me parece una terrible irresponsabilidad plantear una ley así, cuando ni siquiera están entregados al Senado, o al Congreso, los cálculos prospectivos año con año.

Cuando se hace una estimación de este tipo, cuando se dice: vas a poner el 4.7 por ciento, y para el Fondo de Ingresos Petroleros, tanto, y el Fondo de Ingresos a las Entidades, tanto, el Fondo de Investigación, el de Fiscalización, etc., se tiene que hacer una estimación y entregar datos y hacer una prospección.

No hay datos, hay simplemente actos de fe, vuelvo a decirlo, si la totalidad de las asignaciones migraran a contratos, el panorama se vuelve aún más grave; con las asignaciones, dándole los 300 mil millones para inversión, Pemex pudiera lograr el 3.5 por ciento, pero si no le dan los 300 mil millones de pesos de inversión, sólo podría dar el 2.3 por ciento, y más adelante, en el 2018, el 2 por ciento del PIB.

Entonces, se puede deducir que los efectos de la reforma energética en materia de exploración y extracción de hidrocarburos no producirán los resultados que están ustedes votando aquí en la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo. Los recursos para el Estado y los destinados al Fondo Mexicano del Petróleo, serán insuficientes para pagar los costos del fondo, las transferencias a otros fondos, los pagos a la tesorería y menos aún se pueden constituir reservas.

La única manera de obtener más recursos sería, si no cambia el régimen fiscal, sería aumentar los precios de los hidrocarburos, pero eso lo define el mercado internacional.
Y si aumentaran los precios de los hidrocarburos en un hipotético caso, la repercusión inmediata para nosotros sería el aumento al precio de los combustibles, es decir, a los gasolinazos, los costos de extracción y exploración, son en estos cálculos muy conservadores porque los pusimos como si fuera de 2013.

La relación entre precio de hidrocarburo y costo de producción iría en descenso, ya que esa es una tendencia entre el 2007 y el 2013, pero el costo de producción para Pemex aumentó 15.7 por ciento promedio anual, mientras que los precios sólo aumentaron 8.7 por ciento promedio anual.

Llama mucho la atención que escriban aquí, que digan que cuando las reservas superen el 10 por ciento del PIB, los intereses que genere entonces ya se van a ir al fisco. Si no tenemos para el 4.7 por ciento, cómo le vamos a hacer para tener el 10 por ciento del PIB.

Tampoco se incluye en la ley la posibilidad de que se transfieran recursos de la reserva, cuando se presenten eventos extraordinarios, que lo dice la Constitución. La Constitución que ustedes aprobaron, dice: si disminuye el PIB. Si caen los precios del petróleo, entonces debe de pasar algo. Y aquí no está inscrito, en la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo.

Es una irresponsabilidad.

Gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Martín Orozco Sandoval, del grupo parlamentario del PAN, en contra.

- El C. Senador Martín Orozco Sandoval: Con su permiso, señor Presidente.

Se incluye la creación del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, orientado a recibir, administrar, invertir y distribuir los ingresos de la renta petrolera, ya antes discutida.

El Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, se crea como un fideicomiso público del Estado, que estará encabezado por un comité técnico, integrado por tres representantes del Estado; que es una garantía, el Banco de México, también estará la Secretaría de Hacienda, que tiene muchísimas funciones en la Ley de Hidrocarburos, y la Secretaría de Energía, que tendrá toda la parte técnica de los contratos.

Y, sobre todo, cuatro miembros independientes, y todas sus decisiones serán con cinco votos. Que también le dan una mayor estabilidad y mayor confianza y transparencia en sus decisiones.

Es importante mencionar que los ingresos que reciba el fondo estarán sujetos a reglas específicas en la materia de transparencia, para que su administración sea adecuada y eficiente.

Por ello, y para garantizar la transparencia en el manejo de los recursos, no habrá secreto fiscal respecto a los recursos que reciba el fondo.

Por lo que todos los ingresos, costos, inversiones y flujos de recursos financieros, asociados a los contratos y asignaciones, serán públicos.

También tendrá un coordinador ejecutivo, el cual estará entregando los informes financieros del Fondo Mexicano del Petróleo.

Pero en realidad este fondo, es donde llega todo el recurso que pueda generar para este país, los contratos antes mencionados.

Yo quiero hacer un resumen de los recursos que pueden llegar al fondo, en cada uno de los supuestos contratos que puedan darse.

En licencias. Entra un recurso que se llama, bono a la firma.

A mí me sorprende como hacen cálculos con números, cuando hay muchos datos que la propia Secretaría de Hacienda tendrá que especificar.

El primero, en licencias, dice, bono a la firma. Es un recurso que va al fondo y que la Secretaría de Hacienda tendrá su momento para establecer el porcentaje.

Otro es cuota contractual de exploración. Esa sí ya viene muy en la reforma.

Las regalías, también.

Pero en esas mismas licencias viene contraprestación. De ahí se deriva una regalía y un ISR, de la cual no tenemos ningún porcentaje, porque depende de la utilidad operativa.

En otros contratos, como son de utilidad y producción compartida, al fondo entra la cuota contractual de exploración, que sí la tenemos.

Las regalías, que también las tenemos.

Pero la contraprestación sobre una utilidad operativa, de ahí también depende una regalía y un ISR, que aún no se conoce.

Y la última es, las asignaciones.

Hay otras que son los servicios, es lo más sencillo.

Pero en las asignaciones sería en la única forma donde se puede proyectar un ingreso para el fondo. Porque se tiene la cuota contractual de exploración, las regalías y la contraprestación, que en el primer año será del 70 por ciento.

Para que se repartan en los fondos, como ya se comentó anteriormente, en las prioridades, que ya la propia Constitución, te dice, que es justamente pagar los contratos, los fondos de estabilidad, el 4.7 y el resto del 3 por ciento, más el 40 y el 60, bueno, pues depende justamente cuánto caiga en esta canasta.

En realidad, este fondo es donde llegará todo el recurso de la leyes que hasta ahorita hemos aprobado. Y la eficiencia y la confianza que le tengamos a este comité, dependerá mucho también de que se ejerzan estos recursos en estos fondos ya establecidos.

Y si bien, también creo que pasarán algunos años para llegar a esa estabilidad, para poder disfrutar de ese 3 por ciento, y posteriormente de los excedentes que podamos realmente cubrir lo que nos establece, también, la misma ley.

Y ojalá, pues también se tenga ese 9 ó 10 por ciento del PIB, para poder acceder, también, a otros bienes que requiere el país, como el tema del campo, que hace un momento un compañero lo comentaba.

Pero el grupo parlamentario está de acuerdo en el fondo, porque al final es el que resume y el que va a administrar el recurso, y más vale que lo tenga un fondo, donde esté el Banco de México, donde estén cuatro ciudadanos y no se desvíe ningún recurso a campañas, como en otros años.

Muchísimas gracias.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)


- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Martín Orozco Sandoval.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Fidel Demédicis Hidalgo, para hechos.

Y después seguiría el Senador Zoé Robledo Aburto.

- El C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo: Muchas gracias, señor Presidente.

Compañeras Senadoras, compañeros Senadores, si pusieron atención, en el discurso del compañero Senador que me acaba de anteceder en el uso de la palabra, textualmente voy a citarlo. “Pasarán algunos años para disfrutar del 3 por ciento”.

Pasarán algunos años, para disfrutar el 3 por ciento. ¡Qué bueno que al pueblo se le empiece hablar con la verdad!, de que la tierra prometida puede llegar dentro de algunos años.

¿Cómo cuántos? Bueno, pues va a depender de que ese 4.7 por ciento se alcance lo más pronto posible. Si no se alcanza, si no se alcanza, pues la tierra prometida, pues evidentemente nunca va a llegar.

Aquí la Senadora Dolores Padierna hizo un planteamiento muy concreto, en cuanto a las estimaciones que se tienen que hacer para poder llegar a este 4.7 por ciento.

Y creo que es correcto, porque no se pueden estar haciendo planteamientos en donde no se estimen y no se pongan de manera muy concreta los porcentajes que se van a asignar en cada uno de los rubros.

Textualmente, también, vuelvo a citar al compañero. “Ojalá se llegue al 10 por ciento”. ¡Ojalá se llegue!, es decir, yo digo que dentro de la cuestión de la honestidad, ese es un rasgo, y hay que reconocerlo, es decir, no existe la seguridad absoluta que han venido a mostrar aquí algunos compañeros, de que este 10 por ciento se va a alcanzar.

Aquí lo han sostenido, pero así, a rajatabla.

Hay que tenerle confianza al comité. Yo les pregunto, sinceramente a mis compañeros de Acción Nacional, especialmente.

¿En las condiciones en que se va a nombrar este comité, se le podrá tener confianza?

¿Quién va a hacer la designación? El ciudadano Presidente, evidentemente, no va a poner personas que no coincidan ideológicamente con él.

Es decir, va a poner correligionarios y aquí va a surgir un acuerdo para que el Senado avale a esos correligionarios del ciudadano Presidente.

Sinceramente, les vuelvo a preguntar, ¿este comité va ser de su absoluta confianza, como para que realice y ejecute todas las facultades que le da esta Ley del Fondo Mexicano del Petróleo?

Seamos claros. Por eso, como PRD, nos estamos oponiendo. Y en todo caso, si ya el Presidente va a hacer la designación, pues que no nos meta en su enjuague, y él solo asuma la responsabilidad del nombramiento o de las designaciones que él va a hacer y que no meta al Senado, porque ya lo planteamos.

El único facultado para correr o destituir a los ciudadanos integrantes independientes, pues va a ser el ciudadano Presidente de la República.

Ahora, la palabra “independiente”, revisemos cuál es la connotación. “No depende de nadie”, es decir, tiene esa característica de tener independencia del poder político; tiene esa característica de tener esa independencia del poder fáctico; tiene esa característica de ponerse por encima de cualquier situación que no sea su patriotismo y su conciencia de buen mexicano.
¿Esas características tendrán estos integrantes? Eso es lo que habría que preguntarnos, compañeras Senadoras, compañeros Senadores.

Desde la visión de la izquierda, por la forma en que se va a hacer la designación, evidentemente no confiamos, no confiamos. ¡Qué bueno que ustedes sí confían! ¡Ojalá, ojalá y no se lleven un chasco cuando estas gentes estén ejecutando acciones contrarias a México!

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Demédicis Hidalgo.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna, para hechos.

- El C. Senador Martín Orozco Sandoval: (Desde su escaño) Pido la palabra, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: ¡Ah, perdón, perdón!

¡Discúlpeme, Senador Martín Orozco!

¿Primero pidió para alusiones, verdad?

Se tienen que desahogar primero alusiones. Perdóneme, Senadora.

- El C. Senador Martín Orozco Sandoval: (Desde su escaño) Pedí para hechos.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: ¿Pidió para hechos? ¡Sí!

Y en el último de los casos el orden de las alusiones fue en este sentido.

¡Perdón, Senadora! ¡Eh!

Sonido en el escaño del Senador.

- El C. Senador Martín Orozco Sandoval: (Desde su escaño) Muchas gracias.

Estamos convencidos que el 4.7 se va lograr. Y he oído de Senadores del PRI y del PAN que sí pasarán algunos años para recuperar el 3 por ciento de estabilidad.

Pero es más importante hacer algo que quedarse con los brazos cruzados.

Claro que llegaremos a ese 3, claro que vendrán las proyecciones cuando se hagan los contratos para rebasar ese 3 por ciento y luego atender algunos fondos. Pero tampoco los puedes tener al siguiente año.

Le recuerdo que hasta el próximo año entrará en vigor esto.

Y la otra, es imposible, es imposible proyectar unas corridas financieras cuando en licencias,  en utilidad y producción compartida no tienes todas las variables para poder calcular ingresos o bien participación, tanto a la Secretaría de Hacienda, con ISR, o bien, al fondo, con las regalías, y seguro estoy que vamos a lograrlo y por eso estamos convencidos, y más vale hacer algo que estar en contra de todo.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Senadora Padierna, y después seguirá el Senador Zoé Robledo Aburto, en pro.

Para hechos, la Senadora Padierna Luna.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Yo sólo quiero hacer 2 preguntas, porque el Fondo Mexicano del Petróleo se liga con la Ley de Coordinación Fiscal, y están escribiendo 2 cosas sumamente graves.

Dice, en la Ley de Coordinación Fiscal: “Que esto va a afectar mucho a los estados, aunque digan que no, aunque en el discurso digan que no, pero dice la Ley de Coordinación Fiscal, que está también en este dictamen.

Se agrega un párrafo que dice:

“La recaudación federal participable estará integrada por el 80.29 por ciento de los ingresos petroleros del gobierno federal establecidos en el artículo 2, fracción XXX Bis de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, y estos recursos son los que recibe el gobierno federal por la suma de transferencias del Fondo Mexicano del Petróleo, que se incluyan en la Ley de Ingresos de la Federación y el Presupuesto de Egresos para cubrir lo señalado, y aquí viene la alusión, para cubrir lo señalado en el artículo 16, fracción II, incisos a) a g) de la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo, que son los siguientes; y de la a) a g) es el fondo de estabilización de los ingresos petroleros.

El b), es el Fondo de Estabilización de los Ingresos para las Entidades Federativas.

El c), es el Fondo de Extracción de Hidrocarburos.

El d), es el Fondo Sectorial Conacyt-Sener-Hidrocarburos.

El e), es el Fondo Sectorial Conacyt-Sener y de Sustentabilidad Energética.

El f), la Tesorería de la Federación para cubrir los costos de la Auditoría Superior de la Federación.

Y el g), es la Tesorería de la Federación, que son los recursos para que los ingresos petroleros del gobierno federal que se destinan al presupuesto.

Es decir, el 4.7 por ciento que va a poner Pemex a este fondo.

Es completamente incongruente que recursos etiquetados para fines específicos sean participables.

¿O van para los estados o son para los fines específicos que escribieron aquí?

Si están diciendo, por ejemplo, el fondo del inciso d), que es el Fondo Sectorial Conacyt, que esa es para la investigación, para las tecnologías en materia de hidrocarburos, ¿cómo va a ser participable?

O el e), el Fondo Sectorial Conacyt para la Sustentabilidad.

O el etiquetado a la Auditoría Superior de la Federación.

¿O va para la auditoría o va para los estados? Esa es la pregunta.

¿O es participable o está etiquetado para el fondo? No se les entiende porque están aprobando cosas absolutamente inverosímiles.

Y luego dice, el Artículo Segundo Transitorio, inciso a) de la Ley de Coordinación Fiscal, se los leo: “Se establece que entre 2015, o sea, el próximo año, y el 2018, se aplicarán otros porcentajes, no el 80.29 que dicen que es el del fondo general participable.

Dice: “En el 2015 se aplicará el 73 por ciento; en el 2016, 74.82 por ciento; en el 2017, 76.65 por ciento y en el 2018, el 78.47 por ciento”.

La pregunta es, entonces, ¿cuándo se va a aplicar el 80.29 que dijeron antes que la recaudación federal participable es del 80.29 por ciento?

¿En qué año va a ser?, porque en todo este sexenio no será.

De verdad, rayan en la irresponsabilidad.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Zoé Robledo Aburto, del grupo parlamentario del PRD, en pro.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: Muchas gracias, señor Presidente, con su permiso.

Compañeras y compañeros Senadores, hago uso de la tribuna para explicar a mis compañeros cuáles, cuál es el fondo de las reservas que presentamos respecto al Fondo Petrolero, y en particular, a las que tienen que ver con el tema de los controles democráticos.

En mi primera intervención, hoy por la mañana, respecto a este tema, hacía una exposición respecto a este fondo, y lo comparaba con el fondo brasileño, y cómo este fondo mexicano carece de un claro y explícito compromiso social.

Y decir, y poder contrastar 2 formas de entender un fondo petrolero. Tampoco somos el primer país que establece un fondo petrolero, y eso hay que dejarlo también muy claro, porque este fondo, su real propósito deviene de un diseño para crearlo en un sistema de administración de contribuciones de los contratos privados de exploración y extracción del petróleo, y nada más.

Esa, de por sí, ya no era una buena noticia, pero adicionalmente nos encontramos con que este fondo carece de mecanismos de transparencia y carece de controles democráticos.

¿Qué es lo que proponemos en el PRD?

¿Por qué estamos todavía a esta hora intentando incorporar redacciones nuevas en estas reservas sobre el fondo petrolero?

Bueno, lo que pretendemos simplemente son controles democráticos de pesos y contrapesos que involucren al Poder Legislativo, al que nosotros pertenecemos, para el mejor funcionamiento y transparencia de este fondo.

El fondo, ya se ha dicho, va a manejar muchísimo dinero.

Los pesos y los centavos del fondo petrolero deberían de ser los más vigilados, los más transparentes, los más observados y bajo el mayor escrutinio público. Y me parece que eso no se está logrando con esas redacciones.

¿Qué proponemos? En concreto cinco temas de todas nuestras reservas:

El primero. Establecer que los miembros independientes del comité estén sujetos a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos y, sobre todo, porque ya hicimos un diseño erróneo con el tema de la no comparecencia del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos previo a su aprobación.

Aquí lo que estamos planteando es que los miembros del comité estén obligados a comparecer siempre que alguna de las cámaras así se lo solicite.

Segundo.- Que de igual manera se establezca que el coordinador ejecutivo del fondo, que por cierto también es parte de nuestras reservas, creemos que no debería de ser nombrado a propuesta del Banco de México, sino del comité y ratificado por esta Asamblea. Planteamos que el coordinador ejecutivo del fondo informe de manera obligatoria y detallada de la situación financiera del fondo, de sus ingresos, egresos, del monto de inversiones, de instrumentos financieros y pormenorizar todas las operaciones que considere relevantes.

Tercero.- Se establece también en nuestra reserva un control democrático siempre y cuando corresponda a alguna de las Cámaras el nombramiento del contralor interno de este fondo.

Si el plan de trabajo, el informe anual y la propuesta de gastos de operaciones es sometido a la aprobación de la Cámara de Diputados, podríamos hablar de controles democráticos. Eso no viene, pero sí está en nuestra propuesta de reservas.

Cuarto.- Que bajo la propuesta actual, la transferencia del fondo es cuestionable en virtud de que las disposiciones que regulan a todos los fideicomisos públicos de nuestro país, en el artículo 3 establece que no van a ser aplicables al fondo, lo estamos eximiendo ya de entrada a que la ley que regula los fideicomisos públicos en México aplique al fondo.

Quinto.- Los lineamientos para la selección de los miembros independientes del comité técnico, tema que aborda el artículo 9, que no impide en ningún momento que puedan ser parientes en primera línea de accionistas, de socios, de dueños, de funcionarios, de directivos, de representantes legales o de asesores, de cualquier asignatario o contratista.

Eso también nos parece muy grave.

Y yo el día de hoy revisé un estudio que hizo Transparencia Mexicana, justamente sobre el comportamiento de fondos petroleros en varias partes del mundo.

Y según Transparencia, por desgracia, la experiencia internacional con este tipo de fondos, no siempre ha sido positiva. Las conclusiones de Transparencia Mexicana es que de 22 fondos de esta naturaleza, en 18 regiones se identificaron que son poco efectivos y que no están cumpliendo con sus objetivos.

Pero fíjense, lo más curioso, es que cuando revisa Transparencia Mexicana cuáles son los fondos que han tenido éxito en otras partes del mundo. Y me refiero a regiones, porque el análisis no es nada más entre países, también entre estados subnacionales como el fondo de Wyoming, para poner un ejemplo.

Dice Transparencia, entre los fondos con experiencias positivas se identifica al fondo chileno, al fondo noruego, al estado de Wyoming, en Estados Unidos, por varias razones, entre ellas porque tienen reglas claras, porque son administrados por instituciones sujetas a escrutinio y, dice el informe, son monitoreadas por múltiples organismos como consejos de supervisión, contralorías, grupos de ciudadanos independientes y, por supuesto, por los parlamentos de estas regiones y de estos países.

Los fondos que no cumplen con estos principios, simplemente no están cumpliendo con sus objetivos o todavía peor se han convertido en fuentes de clientelismo y en fuentes de corrupción, y se analizan los casos de Libia, de Kuwait, de Rusia. Estos países no tienen controles democráticos.

Entonces, vaya, hay una correlación. No está siendo dicho por mí, está este informe de Transparencia Mexicana, una entidad con mucho prestigio, mucho respeto. Por cierto, una de las que va a ser testigo social en este nuevo mecanismo que se está planteando.

Por eso, compañeras y compañeros Senadores, estamos todavía a tiempo de evitar que este Fondo Mexicano del Petróleo tenga estas características que se han aprobado, no funcionan para perseguir sus objetivos.

Y finalmente, yo quiero terminar esta alocución citando a este economista Kaushik Basu, que estuvo la semana pasada en México, se trata ni más ni menos que el Vicepresidente del Banco Mundial, el primer economista del Banco Mundial.

Si queremos hablar de algo de ortodoxia económica, porque me llamó mucho la atención una cita de él, que dice en su libro “Más allá de la mano invisible”.

“Mucha gente ha perdido recursos vitales o riqueza ante otros grupos a veces obligados, pero en ocasiones también voluntariamente”, dice.

“La Escalera de Escher”, esta imagen que en algún momento dibujó el matemático Escher para expresar cómo hay veces que se piensa que se está ascendiendo en una escalera, pero en realidad se está descendiendo, dice este economista, “la Escalera de Escher, por la que una secuencia de pasos cortos hacia arriba conduce finalmente a la parte inferior de la escalera, sirve para ilustrar este tipo de procesos”.

Y se pregunta, y con esto concluyo y dejo esta pregunta para todos.

¿Será posible que estos procesos se estén llevando a cabo todavía, que haya pueblos que se encuentran en “la Escalera de Escher” tomando decisiones voluntarias por pensar que cada una los está mejorando, aunque la totalidad de las decisiones los está dirigiendo hacia la penuria y la miseria?

La respuesta muy probablemente es sí, esa clase de procesos han estado con nosotros durante siglos y continúan tomando nuevas formas que no son fáciles de reconocer.

Ojalá no estemos en esta “Escalera de Escher” con una mala regulación respecto a la parte fundamental de esta reforma que debió haber sido el fondo petrolero.

Es cuanto, señor Presidente.

Muchas gracias por su tolerancia.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Robledo Aburto.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Carlos Alberto Puentes Salas, en contra.

Antes, perdóneme, Senador Mario Delgado, para hechos.

¿Algún otro Senador, Senadora?

Senador Robles.

Está bien.

Senador Delgado Carrillo, para hechos de la intervención del Senador Zoé.

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Gracias, señor Presidente.

Al ser un tema importante del Fondo Mexicano del Petróleo, tenemos que trabajar bajo el escenario de que las empresas petroleras van a hacer todo lo posible por quedarse con una mayor renta petrolera.

La renta petrolera va a estar en disputa entre el Estado mexicano y las empresas. Si gana más el Estado, le queda menos a las empresas. Si ganan más las empresas, le queda menos al Estado mexicano.

Nos dice la literatura, nos dice el Premio Nobel Stiglitz, que siempre van a hacer trampa. La posibilidad de trampa es real y muy grande en todos los momentos de la transacción, ¿por qué? Porque la tentación es muy grande, variar, hacer trampa en algunos centavos representan utilidades de millones de dólares.

Entonces la posibilidad de que hagan trampa es muy grande.

Menciona dos casos, dos experiencias que tuvo él como observador independiente.

En 1980 el caso de Alaska, Alaska es un estado de Estados Unidos que tiene riqueza petrolera, tenía un contrato, tenía una concesión donde la empresa petrolera le tenía que pagar el 12.5 por ciento de los ingresos brutos como regalías, menos el costo de transporte de traer el petróleo desde el círculo polar ártico, que es de donde se estaba extrayendo.

¿Qué hizo esta empresa petrolera? Pues resulta que la empezó a inflar en centavos, en centavos por cada galón de petróleo que multiplicando estos centavos por los millones de barriles resultó en miles de millones de dólares.

Encontraron también otras muchas formas de hacer trampa, por ejemplo, a ver si les suena conocido, con lo que nos advirtió Silva Herzog, la venta de petróleo a sus propias filiales por debajo del precio internacional, el uso de filiales para enviar el petróleo, es decir, la compañía de transportes también era una filial y, por supuesto, elevaba el costo del envío, decir, ensamblar cada pieza del rompecabezas era muy difícil de detectar, en todas las transacciones y el gobierno tuvo que financiar una buena cantidad de investigadores fiscales, analistas para desenmarañar esta trama a un costo de millones de dólares, por supuesto, para el gobierno.

Al final del día descubrieron el engaño, descubrieron que estaban haciendo trampa, y además que había ocurrido a una escala masiva y se extendía a otros asentamientos de la concesión, no  sólo al que fue detectado en el origen y empresas tan reconocidas, tan famosas como BP, como ExxonMobil, como ConocoPhillips, resultaron descubiertas y el fraude ascendió a más de 6 mil millones de dólares.

Otro caso en Alabama; Alabama contra ExxonMobil Corporation. Aquí el juego era muy sencillo, las regalías que tenían que pagar no las podían deducir de los costos y tampoco podían utilizar el gas que extraían para utilizarlo también como parte del proceso de exploración.

Fíjense nada más, deducción de regalías y el gas para usarlo en su propio proceso de extracción para alimentar los pozos.

El contrato decía claramente que no podían deducir las regalías de los impuestos por pagar y que no podían utilizar el gas que sacaban para autoconsumo.

Durante el juicio encontraron documentos internos de la Exxon donde se pusieron a analizar y dijeron:

“¿Cuál es la posibilidad de que nos cachen, pues son mínimas y si nos cachan, cuánto es la multa? Pues es una lana.

¿Cuánto estamos ganando? Muchísimo más dinero, pues entonces nos conviene, hagamos trampa”.
Se fueron a juicio y el gobierno de Alabama logró que se le pusiera una multa a Exxon por casi 12 mil millones de dólares y recuperó más de 63 millones de dólares en multas no pagadas.

¿Por qué vienen a cuento estas historias? Por una sencilla razón.

Hay un cambio fundamental y grave en la naturaleza del Fondo Mexicano del Petróleo. En teoría iba a ser un fideicomiso administrado por el Banco de México, prácticamente virtual, sin mucho personal dedicado a recibir dinero, hacer algunos pagos, mandar dinero al presupuesto.

Pero al cambiar la naturaleza del fondo, al darle la facultad de administrar y supervisar los contratos, vean en el lío que lo estamos metiendo.

¿Cuánta gente y especialistas va a tener que contratar el fondo?, ¿y está preparado para ello? ¡No! Vamos a crear una infraestructura en el fondo que se supone que iba a dedicarse exclusivamente a administrar el dinero. Me parece un gran despropósito que estemos haciendo esto con el fondo.

¿Qué es lo que se puede hacer siempre en estos casos?, lo recomiendan, siempre lo dijimos a lo largo de todo el debate que empezó en diciembre, fortalecer instituciones antes de privatizar, obligar a las empresas a tener altos estándares de desempeño y evaluar cuidadosamente los contratos, son las recomendaciones internacionales.

Me dio mucho gusto que a muchos Senadores les hayan gustado los pasajes que leí de Silva Herzog, de su estudio, de su libro “Nueve Estudios Mexicanos”.

Me da mucho gusto además que lo hayan escuchado con atención, porque es una lección muy clara de la historia, es una lección que nos dejan los grandes mexicanos como Narciso Bassols, como el propio Silva Herzog y Luis Cabrera, que fueron citados en sus pasajes.

¡Qué bueno que les gustó!, porque les dejé para el final lo mejor, un párrafo que a mí me conmovió profundamente y me sacudió la conciencia.

Estoy seguro que hoy todos nosotros nos lo vamos a llevar en nuestra cabeza, estoy seguro que también les va a retumbar en sus conciencias.

Después de describir la “epopeya petrolera”, como la llamó Silva Herzog, después de describir la lucha que dio nuestro país, un mediano, con escasos recursos, apenas naciente en la comunidad internacional contra estas dos grandes empresas, la Standard Oil Company de New Jersey y la Royal Dutch Shell, después de haberles ganado la batalla, un país pequeño como el nuestro a esos gigantes internacionales, monstruos económicos, inmensamente ricos, inmensamente poderosos, plenos de ambición, de dominio, nos hace una advertencia clarividente.

Nos dice Silva Herzog: “pero no hay que hacerse ilusiones ni pecar de optimismo, no hay que vivir alegres y confiados, porque esas dos grandes unidades económicas, la Standard Oil Company y la Royal Dutch Shell están en pie; están en pie de lucha y no se han resignado a la derrota y aprovecharán la primera coyuntura para la revancha y de todo esto se desprende que nosotros debemos estar gritando constantemente al pueblo mexicano, centinela, alerta”.

Si en Irak se necesitó la intervención del Ejército americano para la revancha, para la venganza de las petroleras, de la nacionalización que la empresa iraquí había hecho en los 70’s de esas concesiones, de esas empresas; en el caso mexicano están a punto de cobrar su revancha que nos advirtió Silva Herzog, tomarían a la primera oportunidad gracias a un ejército de legisladores que tras la máscara de la modernización ocultan un negligente e indolente rostro apátrida.

Muchísimas gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Muchas gracias, Senador Delgado Carrillo.

Tiene el uso de la palabra el Senador Carlos Alberto Puente Salas, del grupo parlamentario del PVEM, en contra.

- El C. Senador Carlos Alberto Puente Salas: Muchas gracias, con la venia de la Presidencia.

Compañeras Senadoras y Senadores, el establecimiento del Fondo Mexicano del Petróleo no es un cambio menor ni mucho menos es un cambio cosmético, es un aspecto fundamental de esta reforma energética, es la distinción que se hace entre los ingresos tributarios y los ingresos que se derivan de los recursos petroleros.

La situación actual en que se integran en una sola bolsa ambos conceptos ha impedido una adecuada administración en las finanzas públicas.

En ocasiones la planeación programática es desordenada, dispersa, sin mantener congruencia con los objetivos nacionales, y algunas veces sin aportar beneficios para la colectividad.

Es una situación donde no se perciben las ventajas que se obtienen por el aprovechamiento de nuestros hidrocarburos. Ahora, al canalizarse los ingresos derivados de la explotación petrolera al Fondo Mexicano del Petróleo, será posible tener un mejor control de estos ingresos. Se garantizará un destino transparente y se podrán hacer las previsiones de ahorro e inversión que beneficien a las futuras generaciones.

Al mantener su carácter federal se asegura que se fiscalicen y se sujeten a reglas de transparencia. A través de un comité técnico se asegura un manejo profesional de las inversiones. De acuerdo al artículo 17 de la Ley del Fondo: “este comité deberá, entre otros aspectos, buscar el máximo retorno a la inversión, así como lograr una diversificación del riesgo y establecer límites de exposición por todo tipo de activo, países, regiones y eludir los riesgos asociados a la volatilidad de los mercados”.

Este comité, además de los tres representantes del Estado, hay que dejarlo claro, tendrá cuatro consejeros independientes aprobados por la mayoría calificada de este Senado de la República. Con el fin de garantizar su actuación responsable y profesional estarán sujetos a un régimen especial de responsabilidades y sanciones.

El fondo asegura que el Presupuesto de Egresos de la Federación reciba el equivalente al 4.7 por ciento del PIB, y que no existan variaciones en las participaciones de las entidades federativas, permite una correcta administración de los recursos del Estado mediante la transferencia a diversos fondos relacionados a ingresos presupuestarios, así como a actividades para la sustentabilidad energética, la educación, investigación científica y el desarrollo.

El cuidado del medio ambiente, la educación, ciencia y tecnología se beneficiarán también, entre otros, de esta renta petrolera. Por lo que se refiere a los ingresos excedentes que se establecen porcentajes ciertos para estos fondos específicos, para el Sistema de Pensión Universal, para financiar proyectos de inversión en ciencia, tecnología e innovación y en energías renovables, para fondear un vehículo de inversión especializado en proyectos petroleros, para becas a fin de formar capital humano en universidades y postgrados.

Apoyamos los mecanismos establecidos en este fondo, porque además de mantener un panorama económico estable, garantiza equidad intergeneracional, hay compromiso con el futuro y es posible transformar la riqueza transitoria en riqueza permanente, en ahorro, en inversiones.

Por su atención, muchas gracias, señor Presidente.

Es cuanto.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senador Puente Salas.

A continuación, se le concede el uso de la palabra, para hechos, al Senador Angel Benjamín Robles Montoya, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: Gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros Senadores, muy rápido, pero con respeto he de decir que contrariamente a lo que aquí se ha planteado hace un rato, y también contrariamente a lo que señala su nombre y a diferencia de otros fondos soberanos en el mundo, la obligación primordial de este Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y Desarrollo no es otra cosa que el pago a los contratistas y asignatarios.

En otras palabras, este es un fondo que busca principalmente dar garantías a empresas privadas, en lugar de impulsar el desarrollo nacional. Más que un fondo soberano del ahorro, esto es una gran tesorería, el Fondo Mexicano de Petróleo tendrá como función principal la recepción de recursos y el uso de los mismos para el pago de los rubros y se trata, por lo tanto, de una gran tesorería, insisto, más que un fondo para el ahorro.

Como si fuera poco, lo que acabo de expresar, desde mi punto de vista, también esta propuesta de fondo busca perpetuar el modelo de finanzas públicas petrolizadas, como lo he dicho en anteriores intervenciones. De estos recursos, como aquí también ya se ha escuchado, se deberá entregar a la Tesorería de la Federación una cantidad, cuando menos se plantea, equivalente al 4.7 por ciento del PIB; en otras palabras, la gran mayoría de los recursos del fondo serán destinados, ni más ni menos, que a financiar el gasto del gobierno federal.

Algo en lo que también hemos sido nosotros incisivos en el PRD, en nuestro grupo parlamentario, es que para este gobierno, dicho lo anterior, la inversión para el desarrollo social es simple y sencillamente la última de las prioridades. Y es que, insisto, la ley estipula que solamente después de que el Fondo Mexicano del Petróleo haya realizado las transferencias de recursos a los cuales se está obligado, y acumule un ahorro equivalente al 3 por ciento del PIB o más, el saldo restante, como lo han expresado aquí otros oradores, se tendría que invertir en desarrollo social.

Es decir, la inversión para el desarrollo social será francamente intrascendente. No sólo, compañeras y compañeros, es la última prioridad de quienes se asumen como supuestos reformadores, sino que difícilmente se habrá de realizar una inversión importante en materia de desarrollo social, por dos razones fundamentales que explico rápidamente:

En primer lugar, muy probablemente pasarán varios años para rebasar el ahorro superior a ese 3 por ciento del PIB y, en segundo lugar, puesto que el fondo no podrá disminuir del 3 por ciento del PIB cuando se trate de este tipo de inversión, pues el remanente será tan limitado que no generará ninguna transformación del fondo.

Es por esto, compañeras y compañeros, que estamos planteando propuestas de modificación al artículo 8, mismo que versa sobre la asignación de los recursos del fondo cuando sus reservas sean mayores al 3 por ciento del PIB. Lo que buscamos es que se incluyan dos aspectos que no han sido contemplados: primero, en los proyectos para el desarrollo regional de la industria y, el segundo, para el desarrollo agropecuario nacional, lo anterior en virtud de que sostenemos que éstos son temas nodales para generar beneficios sociales directos.

De igual modo, señor Presidente, compañeras y compañeros, proponemos cambios al artículo 9 de la ley en comento a fin de garantizar el principio de control legislativo para que los miembros independientes del comité sean propuestos, repito, propuestos y no nombrados, mediante votación nominal mínima de las dos terceras partes de los miembros presentes de la Cámara, abonando con ello a la transparencia en el manejo de los recursos que conformarán este fondo y, por supuesto, de paso, a sacar, a lograr que saque las manos el Poder Ejecutivo de las decisiones estratégicas que se tomen en dicho comité.

Otro asunto, y con esto concluyo esta rectificación de hechos, que hemos señalado y que seguiremos señalando, es lo que ya en su momento explicó aquí el Senador Armando Ríos Piter, lo dejó claramente evidenciado. Con esta ley, compañeras y compañeros, no sólo se limita la facultad del Congreso para decidir sobre el presupuesto, toda vez que el Fondo Mexicano ejerce funciones como la administración de recursos públicos para el ahorro, los invierte supuestamente en activos financieros y los aplicará en propósitos puntuales, así se nos quiere vender, de inversión, sino que en los hechos lo que va a hacer es institucionalizar una vez más la falta de transparencia y la rendición de cuentas.

En concreto, esta ley acusa serias deficiencias, son muchas lagunas, y sabemos realmente que no son omisiones, sabemos que no son errores honestos, esto es deliberado, y así, insisto, lo repito, con respeto pero con mucha firmeza, así lo tendrán que asumir ustedes frente a la ciudadanía.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Robles Montoya.

Finalmente, está inscrito para hablar en pro de la propuesta el Senador Manuel Bartlett Díaz, del grupo parlamentario del PT, a quien se le concede el uso de la palabra. Y le informo a la Asamblea que después de esta participación vendrían las votaciones, para que todo mundo estemos atentos a ello.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Con su venia, señor Presidente, muchas gracias.

Esta mañana, al iniciar la jornada presenté una moción suspensiva, la gran mayoría estaban todavía durmiendo, de manera que puedo repetir rápidamente el tema, porque tiene que ver con el fondo.

Hemos presentado ya en tres ocasiones una moción suspensiva, porque si bien el tema es tan delicado, como que depende el presupuesto, en un 40 por ciento, de este país del petróleo. El gobierno no ha presentado jamás, en ningún momento, un análisis económico de lo que planeaban. Y esto es gravísimo y es ilegal, sin embargo, la irresponsabilidad de este Senado ni siquiera escucha y votan en contra.

No va a haber recursos antes de llegar al fondo, y vamos a tener una gran crisis financiera, y eso lo demostramos con los números, el análisis que se ha hecho, serio, porque es muy sencillo, voy a tocar este tema muy rápido.

El régimen fiscal de Pemex pese a que todo el rollo y la mentira de que se iba a dar autonomía  a Pemex, y que ya Hacienda no le iba a quitar recursos, es lo más falso, sigue y seguirá siendo  Pemex la bolsa de la Secretaría de Hacienda, obligado aquí, ya lo dijeron todos, a seguir dando exactamente lo mismo, ese 4.7 del PIB, lo mismo que consideran que es lo que tiene que seguir dando para superar el presupuesto.

Además tiene un régimen fiscal de explotación a Pemex igual, y en cambio los privados tienen un régimen más bajo. A medida que los privados participen con más petróleo vamos a perder más dinero, y como el proyecto busca lo que llama la migración, ahorita se le da a Pemex sus derechos de explotar, pero el objetivo es que migre a contratos, entonces la migración a contratos nos va a llevar a esa crisis de 250,000 millones a 800,000 millones al año. Eso es lo que va a pasar en esta crisis fiscal.

Por tanto, este fondo no va a tener recursos, va a ser un fondo desfondado, es además otra invención de esas que se fueron construyendo para justificar una gran reforma. El PAN presentó, fue el primero que presentó en esta ocasión porque ya se había presentado muchas veces el fondo noruego, qué inteligentes los panistas, descubrieron, ¿verdad?, que había un fondo noruego, sin que nosotros fuéramos los noruegos, pero eso sí, no les preocupó gran cosa.

Entonces, estaban duro y dale con el fondo noruego, la moda, el fondo noruego; no tenemos nada que ver con el fondo noruego.

Este fondo, que es una gran mentira, es una gran simulación, no es más que, aquí lo ha dicho, la tesorería, iba a dar todo el dinero, y va a tener funciones de pagar, pero no va a tener dinero.

Aquí se dijo, leyendo por ahí alguno de los compañeros Senadores que participó, que se van a tardar más de tres años en que funcione. No va a funcionar, vamos a tener ese hoyo fiscal gravísimo, porque estamos bajo un régimen irresponsable, cuyo único interés ha sido el llevar a este compromiso de entregar el petróleo y la electricidad a los intereses extranjeros.

Esta tarde también presenté un análisis de la ley, y demostrábamos que tiene una característica muy especial, la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos que privatiza a final de cuentas todo, es a partir de contratos controlados por Hacienda, que se va a manejar el patrimonio de la nación. Pues es un poco lo mismo al petróleo, digo, al Fondo del Petróleo.

El Fondo del Petróleo, si bien dice aquí que va a tener una gran transparencia, no va a tener ninguna transparencia. Este Fondo Mexicano del Petróleo, aunque en su artículo 64 se señala que los recursos que ingresen al Fondo Mexicano del Petróleo se consideran federales y quedarán sujetos a las facultades de fiscalización de las autoridades federales conforme a las disposiciones jurídicas aplicables. Esto es una mentira, es una falacia, ¿por qué se permiten decir mentiras en las leyes?

¿Por qué es una falacia? Porque sólo se consideran recursos públicos los derechos y aprovechamientos que son fiscalizables, mientras que el resto, lo que va a estar en el fondo ya lo convirtieron en derechos privados, porque vienen de contrato. Esa es la gran mentira de este fondo, no va a ser fiscalizable, porque además, insisto, lo mismo que la ley, privatizan, es un proceso de privatización de los intereses públicos, de lo que está regido por las leyes públicas, termina siendo regido por el derecho privado.

Y esa es una constancia de todo el proceso, y mañana, cuando estemos por terminar, les voy a hacer un análisis de lo que realmente se ha venido haciendo con estas veintitantas leyes, que no es sino lograr, y se los he dicho muchas veces, no es sino la consumación de la decisión de los Estados Unidos, de establecer ya su industria petrolera en México. Eso es, y lo podemos demostrar.

Aquí decía el Senador Delgado, que hoy ha tenido intervenciones espléndidas, nos vamos a llevar ese párrafo fantástico, pero demasiado tarde, porque ya aprobaron la Constitución, y están a punto de aprobar todo lo demás. Y nos platicaste lo que un escritor o un analista dice que las empresas petroleras son terribles, que roban, pero eso ya lo platicamos hace meses.

Las industrias petroleras, las empresas petroleras, lo hemos dicho, no son empresas, son brazos del imperio, que es lo que no quieren entender, no llegan a ser competencia, llegan a posesionarse de estados, de recursos, se dividen el mundo, son parte de sus ejércitos y de sus economías, llegan con los bancos, con todo el aparato económico extranjero.

De manea que van a hacer trampa, se van a quedar con el país y no tenemos capacidad de tener control para manejar esos monstruos que llegan a hacer trampa.

Estamos ya a punto de cometer contra este país esa fechoría. Vamos a votar, mañana terminaremos, y lo que va a suceder es gravísimo: Una crisis financiera, una crisis política, una pérdida de soberanía y una entrega, y lo he repetido durante todo este tiempo, una entrega al poderío de los Estados Unidos de Norteamérica, que es lo que están ustedes aprobando, parte por parte y no se dan cuenta ni quieren darse cuenta; ni quieren pensar, ni quieren saber lo que están haciendo, pues eso es lo que están haciendo, entregando este país lastimosamente, lo más importante.

Y hay una frase, en este tema, muy antigua que dice: “quién controla la energía de un país, controla el país”. Eso es lo que estamos entregando.

Muchas gracias, señor Presidente, por su atención.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Bartlett Díaz.






Agotadas las intervenciones sobre el tema del Fondo Mexicano del Petróleo, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si son de aceptarse las propuestas de modificación.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se aceptan las propuestas presentadas. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se aceptan, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: No se aceptan las propuestas de modificación a los artículos discutidos en el tercer tema, se mantienen en los términos del dictamen.

Continuamos con el desahogo de las propuestas de modificación a los artículos reservados por diversos Senadores. Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas que presentaron los Senadores, Manuel Bartlett Díaz, Lorena Cuéllar Cisneros, Angélica de la Peña Gómez, David Monreal Avila, Isidro Pedraza Chávez y Luis Sánchez Jiménez.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas que presentaron los Senadores que enunció el señor Presidente. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión las propuestas, señor Presidente.






- El C. Presidente Aispuro Torres: En consecuencia, los artículos que reservaron los Senadores antes mencionados, se mantienen en los términos del dictamen para su votación nominal con los demás artículos reservados.

Agotada la discusión en lo particular, pasamos a la votación nominal de los artículos reservados. Todos los artículos se mantienen en los términos del dictamen de las comisiones del Senado que, a su vez, están aprobando, sin modificaciones, la minuta que nos envió la Colegisladora.

Háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar de la votación de los artículos 2, 3, 4, 5, 6, 7, 9, 10, 11, 12, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 37, 39, 41, 42, 44, 45, 46, 47, 48, 49, 55, 56, 57, 58, 60 y 62.

Y las disposiciones transitorias Primera; Quinta; Séptima; Octava y Novena del Proyecto de la Ley de Ingresos Sobre Hidrocarburos. Las disposiciones transitorias Primera y Segunda de la Ley de Coordinación Fiscal y los artículos 1, 2, 3, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 22 y 25 y las disposiciones transitorias Primera; del proyecto de Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo. 

Abrase el sistema electrónico de votación, por tres minutos, para recoger la votación nominal del proyecto de Decreto.



- La C. Secretaria Barrera Tapia: Señor Presidente, conforme al registro electrónico de votación, con el voto de la Senadora Díaz Lizama, 87 votos a favor y 26 votos en contra, señor Presidente.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Aprobados los artículos reservados. Está aprobado en lo general y en lo particular el Decreto por el que se expide la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos; se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Derechos, y de la Ley de Coordinación Fiscal; y se expide la Ley de Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

Se remite al Ejecutivo Federal para los efectos del artículo 72 constitucional.

Esta Presidencia declara un receso en nuestra sesión extraordinaria, para continuar mañana, miércoles 6 de agosto, a las diez horas con treinta minutos.

Que pasen buena noche, Senadoras y Senadores.

(23:11 horas)

(Receso)

(Se levanta el receso a las 11:35 horas del miércoles 6 de agosto de 2014)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: (11:35 horas) Reanudamos la sesión extraordinaria.

La sesión la mantenemos con el quórum de asistencia que se reportó al principio de la sesión iniciada el lunes 4 de agosto.

Antes iniciar los trabajos de este día, solicito a la Secretaría dé lectura al método que la Mesa Directiva acordó para la discusión de los asuntos de hoy.

- La C. Secretaria Rosa Adriana Díaz Lizama: Doy lectura al método para organizar la discusión y votación de nuestro dictamen de hoy.

La Mesa Directiva, con fundamento en el artículo 88 del Reglamento del Senado, acuerda aplicar el siguiente método para la discusión y votación del dictamen con proyecto de Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y de la Ley General de Deuda Pública.

Primero.- Una vez declarada la primera lectura del dictamen, se consultará al Pleno si autoriza la dispensa de segunda lectura para ponerlo a discusión y votación en esta misma sesión.

Segundo.- En caso de autorizarse la dispensa de segunda lectura, la discusión será conforme al siguiente procedimiento.

a).- Habrá una intervención por cada comisión para presentar el dictamen.

Se presentarán 5 de los votos particulares recibidos, al respectivo dictamen.

Los grupos parlamentarios y los autores de los votos particulares acordarán lo correspondiente para la presentación.

Los votos particulares que no sean presentados en tribuna, se insertarán en el Diario de los Debates.

b).- Se dará paso a las intervenciones para los posicionamientos de los grupos parlamentarios. El orden de las intervenciones será progresivo.

c).- Para la discusión en lo general, se inscribirán todos los oradores interesados. La discusión iniciará con el primer orador inscrito en contra.

La discusión en lo general no podrá prologarse más allá de las 19:00 horas del día.

Si existieran exposiciones no presentadas en la tribuna, se insertarán en el Diario de los Debates.

d).- Concluido el tiempo para la discusión en lo general, el Presidente hará la declaratoria de suficiencia de discusión del dictamen; anunciará las reservas de artículos recibidas, y ordenará pasar a la votación nominal en lo general y de los artículos no reservados, si los hubiere.

e).- En caso que durante la discusión se solicite rectificaciones de hechos, se permitirán hasta dos oradores por cada grupo parlamentario, inmediatamente después del orador que las motive.

En caso de que algún Senador sea aludido desde la tribuna, se le permitirá contestar a las alusiones. La respuesta no será motivo de una réplica por parte de otro Senador o de quien hubiera hecho las alusiones.

Tercero.- Se realizará la discusión en lo particular, de la siguiente manera:

a).- Los Senadores que hayan reservado artículos para su discusión en lo particular, los presentarán agrupados de manera temática en tres rubros.

b).- Al finalizar la presentación, se consultará a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas.

La discusión que sea admitida se realizará en términos reglamentarios.

Al finalizar la lista de oradores inscritos en el rubro, se consultará, en votación económica, si son de aprobarse las propuestas de modificación.

c).- Para la discusión de cada uno de los temas, se podrán inscribir hasta tres oradores para hablar en pro y tres oradores en contra de las reservas.

d).- Concluidas las intervenciones de los oradores inscritos en los tres temas, se pasará a la votación nominal en lo particular.

Cuarto.- La votación nominal en lo particular será una para los artículos reservados del dictamen.

Quinto.- Concluida la votación del dictamen y conocido el resultado, el Presidente hará la declaratoria correspondiente.

Es cuanto, señor Presidente.






- El C. Presidente Aispuro Torres: Conforme al método de trabajo, daremos la segunda lectura al dictamen de las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público; de Energía; y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y de la Ley General de Deuda Pública.

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN, ADICIONAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY FEDERAL DE PRESUPUESTO Y RESPONSABILIDAD HACENDARIA Y DE LA LEY GENERAL DE DEUDA PUBLICA

(Dictamen de segunda lectura)



(Reserva del C. Senador Rabindranath Salazar Solorio)



(Reserva de los CC. Senadores del grupo parlamentario del PRD)



(Reserva del C. Senador David Monreal Ávila)



(Reserva del C. Senador Isidro Pedraza Chávez)



(Reserva del C. Senador Raúl Gracia Gúzman)



Debido a que este proyecto se encuentra publicado en la Gaceta Parlamentaria de este día, pido a la Secretaría que consulte a la Asamblea, en votación económica, si se omite su lectura.

- La C. Secretaria Díaz Lizama: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se omite la lectura del dictamen. Quienes estén porque se omita, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque no se omita, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se omite la lectura, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: En consecuencia, está a discusión.






Y para ello, se le concede el uso de la palabra al Senador Francisco Yunes Zorrilla, para presentar el dictamen a nombre de las comisiones, en los términos de lo dispuesto por el artículo 196 del Reglamento del Senado, hasta por diez minutos.

- El C. Senador José Francisco Yunes Zorrilla: Gracias, señor Presidente. Muy buenos días.

Con el permiso de las distinguidas Senadoras, de los estimados Senadores:

A nombre de los integrantes de las comisiones dictaminadoras, que son la Comisión de Hacienda y Crédito Público; la Comisión de Energía; y la Comisión de Estudios Legislativos, Primera, pongo a consideración de su amable atención el dictamen con proyecto de Decreto por el que reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y de la Ley General de Deuda Pública.

Como es de su conocimiento, el día de hoy estaremos discutiendo el último dictamen de un conjunto de leyes secundarias en materia energética que han ocupado un amplio número de horas de los integrantes del Congreso de la Unión en el análisis y en su discusión para generar un nuevo andamiaje jurídico en la materia.

Esta minuta enviada por la Colegisladora fue turnada por la Mesa a las comisiones mencionadas, en donde analizamos su contenido y alcance al ser el componente presupuestario de las leyes secundarias en materia energética.

Esta minuta reforma 7 artículos, adiciona otros 16 y deroga 4 artículos de la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y de la Ley General de Deuda Pública. En total, la Colegisladora realizó 33 cambios a la iniciativa presentada por el Ejecutivo Federal en abril pasado.

Por lo que se refiere a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, se busca introducir las normas relativas a los diferentes destinos que se dará de los recursos que formen parte del Fondo Mexicano del Petróleo, aprobado en la sesión de ayer debido a su estrecha relación con el proceso presupuestario federal y su impacto directo en la planeación y el manejo sano de las finanzas públicas.

Para tal efecto, la minuta introduce un nuevo Título Quinto, denominado de las “Transparencias del Fondo Mexicano del Petróleo”, que se integra con dos capítulos.

El primero regula las transferencias ordinarias, mientras que el segundo regula las extraordinarias.

En cuanto a las transferencias ordinarias del Fondo Mexicano del Petróleo, las cuales se establecieron en la reforma constitucional en materia energética, se prevé lo siguiente:

Se establece el monto de transferencias a realizarse al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, antes Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros, con lo que con esta reforma cambia el nombre, así como también al Fondo de Estabilización de Ingresos de las Entidades Federativas.

Estos montos se determinarán anualmente a partir de los ingresos petroleros aprobados en la Ley de Ingresos de la Federación, multiplicados por un factor previsto en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

De la misma manera, se establece el monto de los ingresos petroleros que se destinarán para el Fondo Sectorial Conacyt-Secretaría de Energía e Hidrocarburos, para fondos de investigación científica y desarrollo tecnológico en materia petrolera y para el Fondo Sectorial Conacyt-Secretaría de Energía, sustentabilidad energética, así como la distribución de dichos recursos entre los fondos.

Dicho monto se calculará multiplicando los ingresos petroleros aprobados en la Ley de Ingresos de la Federación por un factor previsto en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

También se establecen reglas de prelación para la aplicación de los recursos que reciban dichos fondos.

En la minuta enviada por la Cámara de Diputados, se establece el monto de ingresos que serán destinados para cubrir los costos de fiscalización petrolera de la Auditoría Superior de la Federación para integrar el Fondo de Extracción de Hidrocarburos, así como aquellos que se destinarán a los municipios colindantes con la frontera o los litorales por los que se realice materialmente la salida del país de los hidrocarburos.

Es pertinente remarcar de nueva cuenta el esfuerzo por generar mayores recursos a través de los ingresos petroleros en la transferencia de recursos participables al resto de las entidades y municipios del país, y particularmente a las entidades y a los municipios en donde se realizan las actividades de exploración y de extracción de hidrocarburos.

Dichos montos serán igualmente determinados multiplicando los ingresos petroleros aprobados en la Ley de Ingresos de la Federación por el respectivo factor previsto en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

En relación con las transferencias extraordinarias del Fondo Mexicano del Petróleo, se establecen lineamientos para el uso de recursos excedentes de dicho fondo, una vez que se han alcanzado niveles mínimos de ahorro.

En este sentido se prevén los conceptos y porcentajes a los cuales podrán destinarse los recursos excedentes de la reserva del fondo, cuando al inicio del año calendario sea mayor del 3 por ciento del PIB del año previo.

Cuando esto suceda, 10 por ciento de ese ahorro se destinará al Fondo para el Sistema de Pensión Universal, 10 por ciento para financiar proyectos de inversión en ciencia, tecnología e innovación y en energías renovables, 30 por ciento para fondear un vehículo de inversión especializado en proyectos petroleros y 10 por ciento en becas para la formación de capital humano en universidades y postgrados.

Por otro lado, la minuta prevé incorporar en el artículo 2 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, nuevas definiciones de términos jurídicos utilizados en la ley y realizar ajustes a las ya existentes, a fin de facilitar su lectura e interpretación.

Se modifica el artículo 17 para prever que el gasto de inversión de Petróleos Mexicanos y de sus empresas productivas subsidiarias, no se contabilizará para efecto del equilibrio presupuestario.

De la misma forma se propone reformar el artículo 19 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria para reorganizar los fondos previstos en la ley que se integran con los ingresos excedentes que en su caso se generen durante el ejercicio fiscal correspondiente.

En el caso del Fondo de Estabilización de los Ingresos de Entidades Federativas, se modifica también su límite máximo de acumulación de recursos, que será el monto que resulte de multiplicar un factor de 0.4 por la suma de los impuestos totales a las transferencias del Fondo Mexicano del Petróleo, previsto en la Ley de Ingresos de la Federación.

Asimismo, se plantea la eliminación del destino de los ingresos excedentes para el Fondo de Estabilización para la Inversión en Infraestructura de Petróleos Mexicanos y el Fondo de Apoyo para la Reestructuración de Pensiones, sin perjuicio esto de que seguirán operando conforme a sus actuales reglas de operación.

Finalmente, se modifica la fracción I para reflejar y hacer congruente el régimen derivado de la entrada en operación del nuevo esquema previsto en la Ley de la Industria Eléctrica.

En la minuta se incorpora un artículo 21 Bis con el objeto de establecer de manera expresa y clara las directrices básicas que deberán observarse en la operación de los fondos de Estabilización de los Ingresos de l