Senado de la República.
Sesión Plenaria.
Sabado 22 de julio de 2017
    
    

Última actualización: Junio 2017
Última revisión: Junio 2017

Sesión Plenaria - Diario de los Debates
LXII
              Legislatura
2o
Año
Búsqueda:

DIARIO DE LOS DEBATES

DE LA CÁMARA DE SENADORES
DEL CONGRESO DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS


AÑO II                       Tercero Periodo Extraordinario                       LXII Legislatura                       Sesión Núm. 1

Sesión Pública Extraordinaria Celebrada
en la Ciudad de México, el 04 de Julio de 2014

SUMARIO                                              


Versión para descarga
Imprimir Vesrión Estenográfica  








PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDEN LA LEY FEDERAL DE TELECOMUNICACIONES Y RADIODIFUSION, Y LA LEY DEL SISTEMA PUBLICO DE RADIODIFUSION DEL ESTADO MEXICANO; Y SE REFORMAN, ADICIONAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES EN MATERIA DE TELECOMUNICACIONES Y RADIODIFUSION

(Dictamen de primera lectura)

- Se da cuenta, se le dispensa la segunda lectura y se aprueba el dictamen suscrito por las Comisiones Unidas de Comunicaciones y Transportes; de Radio, Televisión y Cinematografía; y de Estudios Legislativos. Para presentar el dictamen intervienen los CC. Senadores Javier Lozano Alarcón, a nombre de la Comisión de Comunicaciones y Transportes; María Alejandra Barrales Magdaleno, a nombre de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía; y Graciela Ortiz González, a nombre de la Comisión de Estudios Legislativos.

Para presentar sus votos particulares, intervienen los CC. Senadores Javier Corral Jurado; Dolores Padierna Luna, a nombre propio y de los CC. Senadores Lorena Cuéllar Cisneros e Isidro Pedraza Chávez; y Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez.

Para fijar la posición de sus grupos parlamentarios, intervienen los CC. Senadores Manuel Bartlett Díaz, Juan Gerardo Flores Ramírez, Zoé Robledo Aburto y Claudia Artemiza Pavlovich Arellano.

Para su discusión en lo general, intervienen los CC. Senadores David Monreal Avila, Manuel Cavazos Lerma, Daniel Gabriel Avila Ruiz, Itzel Sarahí Ríos de la Mora, Laura Angélica Rojas Hernández, Fernando Torres Graciano, María Marcela Torres Peimbert, Mónica Tzasna Arriola Gordillo, Dolores Padierna Luna, Omar Fayad Meneses, Angélica de la Peña Gómez, Héctor Larios Córdova, Alejandra Barrales Magdaleno, Marco Antonio Blásquez Salinas, Lilia Guadalupe Merodio Reza, Adán Augusto López Hernández, Martha Palafox Gutiérrez, Angel Benjamín Robles Montoya, Raúl Aarón Pozos Lanz, Adriana Dávila Fernández, Víctor Hermosillo y Celada, Mariana Gómez del Campo Gurza, María del Rocío Pineda Gochi, Silvia Guadalupe Garza Galván, Fidel Demédicis Hidalgo, Manuel Camacho Solís, Carlos Alberto Puente Salas, Iris Vianey Mendoza Mendoza, Humberto Domingo Mayans Canabal, Luis Sánchez Jiménez, Isidro Pedraza Chávez, Lorena Cuéllar Cisneros, Martín Orozco Sandoval, Raúl Morón Orozco, José Rosas Aispuro Torres, Mario Delgado Carrillo, Armando Ríos Piter, Javier Corral Jurado, Roberto Gil Zuarth y Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta.

Las Comisiones Unidas de Comunicaciones y Transportes; de Radio, Televisión y Cinematografía; y de Estudios Legislativos, presentan propuestas de modificación a los artículos 3, 9, 15, 27, 30, 45, 54, 77, 88, 89, 106, 140, 146, 159, 161, 163, 191, 192, 194, 201, 221, 256, 258 y 261 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión; 166 Bis del Código Penal Federal y los Artículos Transitorios Vigésimo, Vigésimo Quinto, Cuadragésimo Tercero, Cuadragésimo Cuarto y Cuadragésimo Quinto de la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano que se aprueban. Interviene el C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez.

Para la discusión en lo particular de la LEY FEDERAL DE TELECOMUNICACIONES Y RADIODIFUSION, intervienen los CC. Senadores Silvia Guadalupe Garza Galván, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 1 y 6 que no se admiten; Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez, quien presenta propuesta de modificación a los artículos 2, 30, 86, 89, 90, 189, 190, 211, 217, 223, 256, 285, 286 y 287 que no se admiten; Dolores Padierna Luna, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 2, 3, 9, 15, 30, 41, 44, 56, 60, 67, 83, 85, 86, 87, 88, 89, 90, 106, 110, 112, 158, 177, 189, 190, 191, 200, 216, 217, 218, 219, 222, 223, 224, 226, 229, 230, 232, 233, 234, 235, 236, 238, 240, 241, 242, 243,244, 245, 246, 247, 248, 249, 250, 251, 252, 253, 254, 258, 261, 262, 266, 267, 285, 287, 288, 297, 300, 308 y 309 que no se admiten; Francisco de Paula Búrquez Valenzuela, quien presenta propuesta de modificación a los artículos 3, 189, 190 y 262 que no se admiten; María Marcela Torres Peimbert, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 3, 15, 51, 88, 131, 217, 219, 258 y 262, y propuestas de adición de nuevos artículos 201, 249, 250, 251 y 252 que no se admiten; Javier Corral Jurado, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 3, 9, 15, 54, 85, 87, 89, 90, 100, 144, 158, 159, 173, 174, 181, 216, 217, 232, 233, 234, 235, 236, 237, 240, 246, 247, 248, 256, 262, 266, 285, 286, 297, 298, 300, 301, 303, 308, 309, 310 y 311 que no se admiten; Roberto Gil Zuarth; Angélica de la Peña Gómez, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 3, 14, 89, 189, 201, 226, 250, 258 y 262 que no se admiten; David Monreal Avila, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 3, 9, 15, 131, 138, 144, 158, 161, 174, 189, 190, 200, 208, 217, 246, 258, 262, 264, 265, 266, 269, 270, 271, 272, 273 y 274 que no se admiten; Angel Benjamín Robles Montoya, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 3, 89, 217 y 262 que no se admiten; Luis Sánchez Jiménez, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 3, 119, 120, 131, 138, 166, 177, 206, 208, 265, 266, 267, 269, 272, 275 276 y 277 que no se admiten; Armando Ríos Piter, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 3 y 258 que no se admiten; Zoé Robledo Aburto, quien presenta propuestas de modificación a los artículo 3, 15, 85, 88, 145, 146, 189, 190, 191, 216, 247, 248 y 262 que no se admiten; Mario Delgado Carrillo, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 6, 15, 44, 124, 145, 146, 177, 191, 218, 246 y 298 que no se admiten; Fidel Demédicis Hidalgo, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 9 y 262 que no se admiten; Ernesto Ruffo Appel, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 9, 15, 44, 51, 131, 217, 219, 237, 258 y 262, y propuestas de adición de nuevos artículos 201, 249, 250, 251 y 252 que no se admiten; Manuel Bartlett Díaz, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 14, 88, 89, 189, 190, 222, 223, 247, 248, 256, 259 y 261 que no se admiten; Rabindranath Salazar Solorio, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 34, 89, 189, 192 y 303 que no se admiten; Isidro Pedraza Chávez, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 83, 85, 87, 89 y 251 que no se admiten; Iris Vianey Mendoza Mendoza, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 86, 87, 89, 90, 262 y 263 que no se admiten; Lorena Cuéllar Cisneros, quien presenta propuesta de adición de un artículo transitorio y de modificación al artículo 200 que no se admiten; Raúl Morón Orozco, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 89 y 90 que no se admiten; Luz María Beristain Navarrete, quien presenta propuesta de modificación al artículo 89 que no se admiten; María Alejandra Barrales Magdaleno, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 89, 90, 145, 146, 190, 200, 258 y 262 que no se admiten; Mónica Tzasna Arriola Gordillo, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 89, 190, 259, 260 y 261 que no se admiten; Hilda Esthela Flores Escalera, a nombre de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables; María del Pilar Ortega Martínez, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 189 y 190 que no se admiten y José María Martínez Martínez, quien presenta propuesta de modificación al artículo 254 que no se admite.

Para la discusión en lo particular del CODIGO PENAL FEDERAL, intervienen los CC. Senadores Angélica de la Peña Gómez, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 166 Bis y 178 Bis que no se admiten; Zoé Robledo Aburto, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 166 Bis y 178 Bis que no se admiten y Alejandra Barrales Magdaleno, quien presenta propuesta de modificación al artículo 166 Bis que no se admite.

Para la discusión en lo particular de la LEY DEL SISTEMA PUBLICO DE RADIODIFUSION DEL ESTADO MEXICANO, intervienen los CC. Senadores Javier Corral Jurado, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 14, 17 y Noveno Transitorio, Décimo Tercero Transitorio, Décimo Cuarto Transitorio, Décimo Noveno Transitorio y Cuadragésimo Primero Transitorio y propuesta de adición de un Artículo Transitorio Décimo Cuarto del dictamen que no se admiten; Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez, quien presenta propuesta de modificación al artículo 14 y propuesta de adición de un Artículo Transitorio Cuadragésimo Primero del dictamen que no se admiten; Dolores Padierna Luna, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 14, 15 y 22, y propuestas de adición de los Artículos Transitorios Noveno, Décimo Primero, Trigésimo Noveno, Cuadragésimo Tercero, Cuadragésimo Sexto, Cuadragésimo Séptimo y Cuadragésimo Octavo del dictamen que no se admiten; Rabindranath Salazar Solorio, quien presenta propuestas de modificación a los artículos 17 y Vigésimo Sexto Transitorio del dictamen que no se admiten; Francisco de Paula Búrquez Valenzuela, quien presenta propuesta de modificación al Artículo Noveno Transitorio del dictamen que no se admite; David Monreal Avila, quien presenta propuestas de modificación a los Artículos Noveno Transitorio, Décimo Transitorio, Décimo Primero Transitorio, Décimo Segundo Transitorio, Décimo Tercero Transitorio, Décimo Cuarto Transitorio del dictamen que no se admiten; Marcela Torres Peimbert, quien presenta propuesta de adición de un Artículo Transitorio Cuadragésimo Quinto del dictamen que no se admite; Armando Ríos Piter, quien presenta propuesta de adición de los Artículos Transitorios Cuadragésimo Cuarto y Cuadragésimo Quinto del dictamen que no se admiten; Angélica de la Peña Gómez, quien presenta propuesta de adición de un Artículo Transitorio Cuadragésimo Quinto del dictamen que no se admite y Mario Delgado Carrillo, quien presenta propuesta de adición de un Artículo Transitorio Cuadragésimo Quinto del dictamen que no se admite.

- Se aprueba el proyecto de Decreto por el que se expiden la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, y la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano; y se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones en materia de telecomunicaciones y radiodifusión. Se remite a la Cámara de Diputados.





 

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

APERTURA

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: (12:28 horas) Solicito a la Secretaría informe el resultado del cómputo de asistencia de las señoras y señores Senadores.



- La C. Secretaria Rosa Adriana Díaz Lizama: Honorable Asamblea, conforme al registro de asistencia, se han acreditado 86 ciudadanas Senadoras y Senadores.

En consecuencia, hay quórum, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se abre la sesión extraordinaria del viernes 4 de julio de 2014.

El Orden del Día está disponible en el monitor de sus escaños, con lo cual se informa de los asuntos que corresponden a la agenda de hoy.

- La C. Secretaria Díaz Lizama: Se solicita a los presentes ponerse de pie, para el acto de declaratoria de instalación de esta Cámara.

(Todos de pie)





 

DECLARATORIA

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Hoy, 4 de julio de 2014, la Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión se declara instalada para el tercer periodo de sesiones extraordinarias del segundo receso del segundo año de ejercicio constitucional de la LXII Legislatura, a que fue convocada por la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

- La C. Secretaria Díaz Lizama: Sírvanse tomar asiento.





 

COMUNICACIONES

-El C. Presidente Cervantes Andrade: La Secretaría comunicará por escrito al titular del Poder Ejecutivo Federal, al Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al Presidente de la Cámara de Diputados, a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y a las legislaturas de los estados de la instalación de esta Cámara.

Continúe la Secretaría, por favor.

- La C. Secretaria Díaz Lizama: Se recibió la comunicación del Presidente de la Comisión Permanente, por la que informa de los motivos que originaron la convocatoria a sesiones extraordinarias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Solicito a la Secretaría dé lectura al informe.

- La C. Secretaria Díaz Lizama: (Leyendo)

"CC. SECRETARIOS DE LA
CAMARA DE SENADORES
PRESENTE

Con fundamento en lo dispuesto por el primer párrafo del artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por su digno conducto, me dirijo a la Cámara de Senadores para informar acerca de los motivos y razones que originaron la convocatoria a sesiones extraordinarias de la Cámara de Senadores que inician el 4 de julio de 2014, lo que manifiesto en los siguientes términos:

1. Durante la sesión del 3 de julio de 2014, la Comisión Permanente recibió de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República una comunicación sobre el acuerdo alcanzado en la construcción de una agenda de asuntos a abordar y con la solicitud a esa Asamblea de convocar a la Cámara de Senadores a un periodo de sesiones extraordinarias durante el Segundo Receso del Segundo Año de la LXII Legislatura.

2. El acuerdo de referencia establece el desahogo del procedimiento legislativo del PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDEN LA LEY FEDERAL DE TELECOMUNICACIONES Y RADIODIFUSION, Y LA LEY DEL SISTEMA PUBLICO DE RADIODIFUSION DEL ESTADO MEXICANO; Y SE REFORMAN, ADICIONAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES EN MATERIA DE TELECOMUNICACIONES Y RADIODIFUSION, aprobado el 2 de julio de 2014 en el seno de las Comisiones Unidas de Comunicaciones y Transportes; de Radio, Televisión y Cinematografía; y de Estudios Legislativos del Senado de la República, así como la aprobación de Acuerdos de los Organos de Gobierno del Senado.

3. En la misma fecha de la recepción del acuerdo referido, la Comisión Permanente aprobó la convocatoria a un periodo de sesiones extraordinarias de la Cámara de Senadores, a partir del 4 de julio del año en curso.

4. El Decreto aprobado por la Comisión Permanente establece que durante el periodo de sesiones extraordinarias, la Cámara de Senadores se ocupará de los siguientes asuntos:

I. Dictamen de las Comisiones Unidas de Comunicaciones y Transportes; de Radio, Televisión y Cinematografía, y de Estudios Legislativos, con PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDEN LA LEY FEDERAL DE TELECOMUNICACIONES Y RADIODIFUSION, YLA LEY DEL SISTEMA PUBLICO DE RADIODIFUSION DEL ESTADO MEXICANO; Y SE REFORMAN, ADICIONAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES EN MATERIA DE TELECOMUNICACIONES Y RADIODIFUSION.

II. Acuerdos de los Organos de Gobierno

5. La Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores convocará a sesiones en las fechas que considere oportunas, a fin de atender los asuntos antes descritos.

6. La Cámara de Senadores realizará la clausura de las sesiones extraordinarias, una vez que tenga conocimiento de lo resuelto al proyecto de Decreto motivo de la convocatoria, en términos de lo dispuesto en el artículo 72 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

7. La declaratoria de clausura se podrá realizar mediante notificación del Presidente de la Mesa Directiva del Senado, dirigida a los Senadores de la República.

Con lo anterior, doy cumplimiento a lo que me obliga el primer párrafo del artículo 69 de la Constitución Política de los Unidos Mexicanos.

Salón de sesiones de la Comisión Permanente, a 3 de julio de 2014.

Atentamente

Sen. Raúl Cervantes Andrade

Presidente de la Comisión Permanente".

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Esta Asamblea ha quedado debidamente enterada de los motivos del periodo de sesiones extraordinarias.

Pido dé lectura al Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, por favor.

- La C. Secretaria Díaz Lizama: Doy lectura.

“DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACION
PODER LEGISLATIVO
CONGRESO DE LA UNION

DECRETO POR EL QUE LA COMISION PERMANENTE CONVOCA A LA CAMARA DE SENADORES DEL CONGRESO DE LA UNION A CELEBRAR SESIONES EXTRAORDINARIAS

Artículo Primero. Con fundamento en los artículos 67 y 78, fracción IV, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión que funciona durante el segundo receso del segundo año de ejercicio de la LXII Legislatura, convoca a la Cámara de Senadores del H. Congreso de la Unión a celebrar sesiones extraordinarias.

Artículo Segundo. Las sesiones extraordinarias a que se refiere el presente Decreto se realizarán a partir del viernes 4 de julio de 2014. La apertura de las mismas, se efectuará a las once horas del mismo día.

Artículo Tercero. Durante las sesiones extraordinarias, la Cámara de Senadores se ocupará de desahogar los siguientes asuntos:

1º.- Dictamen de las Comisiones Unidas de Comunicaciones y Transportes; de Radio, Televisión y Cinematografía; y de Estudios Legislativos, con PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY FEDERAL DE TELECOMUNICACIONES Y RADIODIFUSION, Y LA LEY DEL SISTEMA PUBLICO DE RADIODIFUSION DEL ESTADO MEXICANO; Y SE REFORMAN, ADICIONAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES EN MATERIA DE TELECOMUNICACIONES Y RADIODIFUSION, aprobado el 2 de julio de 2014.

2º.- Acuerdos de los Organos de Gobierno.

Artículo Cuarto. La Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores convocará a sesiones en las fechas que sean necesarias a fin de atender los asuntos previstos en el Artículo Tercero de este Decreto.

Artículo Quinto. La Cámara de Senadores realizará la correspondiente clausura de las sesiones extraordinarias, una vez que tenga conocimiento de lo resuelto al proyecto de Decreto motivo de esta convocatoria, en términos de lo dispuesto en el artículo 72 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Artículo Sexto. Conforme a lo dispuesto en el Artículo Quinto de este Decreto, la declaratoria de clausura podrá realizarse mediante notificación del Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, dirigida a los Senadores de la República.

Artículo Séptimo.- De conformidad con el artículo 72, inciso j), párrafo último de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, publíquese el presente Decreto en el Diario Oficial de la Federación.

TRANSITORIO

Unico.- El presente Decreto entrará en vigor el día de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

México, D.F., a 3 de julio de 2014.- Sen. Raúl Cervantes Andrade, Presidente.- Rubrica.-Diputado Juan Pablo Adame Alemán, Secretario.- Rúbrica”.

Es todo, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Les pido atención a las Senadoras y Senadores.

Informo a ustedes que el pasado 2 de julio ocurrió el lamentable fallecimiento del señor Rabindranath Salazar Cisneros, padre de nuestro compañero Senador Rabindranath Salazar Solorio, integrante de esta Cámara de Senadores de la LXII Legislatura.





 

MINUTO DE SILENCIO

Lamentamos mucho su pérdida y compartimos su pena, en muestra de solidaridad y con un ánimo de fraternidad, les pido que puestos de pie, guardemos un minuto de silencio a la memoria del señor padre de nuestro amigo y compañero Rabindranath Salazar.

(Todos de pie guardan un minuto de silencio)

Gracias, Senadoras y Senadores.

Solicito a la Secretaría informe a la Asamblea de las comunicaciones recibidas respecto del tema del dictamen que motiva a este periodo extraordinario.





 

COMUNICACIONES

- La C. Secretaria Díaz Lizama: Informo a la Asamblea que se recibió un comunicado suscrito por el Comisionado del IFAI, Oscar Mauricio Guerra Ford, con la que remite una nota sobre la iniciativa de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión y posibles implicaciones al derecho a la protección de datos personales”.



Son todas las comunicaciones, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Esta Asamblea ha quedado debidamente enterada de esas comunicaciones. Remítanse a los Presidentes de las comisiones dictaminadoras del proyecto que analizaremos en este periodo extraordinario, y publíquense en la Gaceta de este día.

Honorable Asamblea, como es de su conocimiento, en días pasados nuestra nación perdió a uno de sus más reconocidos intelectuales, hombre honesto, que llevó a la práctica su trabajo analítico con juicios directos de un rigor científico a toda prueba, el doctor Arnaldo Córdova.

A su familia y amigos les manifestamos nuestra solidaridad por su fallecimiento y nuestras más sinceras condolencias.





 

MINUTO DE SILENCIO

Descanse en paz el doctor Arnaldo Córdova, y les pido que puestos todos de pie guardemos un minuto de silencio en su memoria.

(Todos de pie guardan un minuto de silencio)

Gracias, señores Senadores.

¡Descanse en paz el doctor Arnaldo Córdova!

Quisiera pedir unos minutos de su atención, Senadoras y Senadores.





 

PRONUNCIAMIENTO

Antes de iniciar la discusión de la reforma a las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones, que motiva a las sesiones extraordinarias del Senado; la Mesa Directiva desea hacer un pronunciamiento respecto de su responsabilidad constitucional y legal para conducir las sesiones.

El tema que estamos por abordar atrae la atención de la sociedad y genera deseos de presenciar directamente el trabajo de los Senadores, ante ello, la Mesa Directiva es consciente de su obligación de procurar el respeto a la libertad de expresión y a las manifestaciones que los grupos sociales aplican para dar a conocer su postura y opinión respecto a los asuntos que son de su interés.

En consecuencia, asumimos la responsabilidad de garantizar una amplia difusión de la actividad del Pleno de esta Cámara, y de cumplir con rigor la obligación constitucional de velar por la inviolabilidad del recinto donde se reúnen los legisladores, y el respeto al fuero de ellos.

Por ello, la Mesa Directiva acordó instruir a las áreas de apoyo a proporcionar instalaciones adecuadas dentro de este Senado para que los ciudadanos que acudan tengan las facilidades para presenciar nuestros trabajos. Al personal de Resguardo se le instruye a proporcionar apoyo a los visitantes en condiciones de respeto; al responsable de Comunicación Social del Senado se le instruye para que facilite los acercamientos entre los representantes de los medios de comunicación y los ciudadanos que acudan al Senado, cuando ambos así lo soliciten.

La Mesa Directiva estará atenta a la publicación de la actividad del Senado a través del Canal del Congreso, la página de internet y la cobertura que hagan los medios de comunicación acreditados; asimismo, velará porque se mantengan condiciones de orden y respeto para el adecuado desarrollo de nuestros trabajos.

Gracias, Senadoras y Senadores.

Pasamos a la primera lectura de un dictamen de las Comisiones Unidas de Comunicaciones y Transportes; de Radio, Televisión y Cinematografía; y de Estudios Legislativos, que contiene proyecto de Decreto por el que se expide la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión y la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano; y se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones en materia de telecomunicaciones y radiodifusión.





 

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDEN LA LEY FEDERAL DE TELECOMUNICACIONES Y RADIODIFUSION, Y LA LEY DEL SISTEMA PUBLICO DE RADIODIFUSION DEL ESTADO MEXICANO; Y SE REFORMAN, ADICIONAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES EN MATERIA DE TELECOMUNICACIONES Y RADIODIFUSION

(Dictamen de primera lectura)



(Voto particular del C. Senador Javier Corral Jurado)



(Voto particular de la C. Senadora Dolores Padierna Luna, a nombre propio y
de los CC. Senadores Lorena Cuéllar Cisneros e Isidro Pedraza Chávez)



(Voto particular del C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez)



(Reservas)



Debido a que este dictamen se encuentra publicado en la Gaceta de hoy, y con fundamento en lo dispuesto por los artículos 193 y 195 del Reglamento, es de primera lectura.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que se dispense la segunda lectura del dictamen y se ponga a discusión de inmediato.
- La C. Secretaria Díaz Lizama: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que se dispense la segunda lectura del anterior dictamen. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se dispensa la segunda lectura, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se le dispensa la segunda lectura.

Se concede el uso de la palabra al Senador Javier Lozano Alarcón, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, en términos de lo dispuesto por el artículo 196 del Reglamento.

- El C. Senador Javier Lozano Alarcón: Muchas gracias, señor Presidente.

Muy buenos días tengan todos ustedes.

Miren, a poco más de un año de que se promulgó el Decreto de reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y competencia económica, estamos hoy a punto de entrar a la discusión y eventual votación de un dictamen de una nueva Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, una ley convergente que armoniza a los sectores de telecomunicaciones y de radiodifusión, junto con algunas otras adecuaciones a un grupo de leyes complementarias relacionadas con la misma, y también la Ley que crea el Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano.

Yo quiero reconocer a los integrantes de las tres comisiones unidas que trabajamos en este dictamen y, particularmente, a los integrantes de la Comisión de Comunicaciones y Transportes por su trabajo. Esta es una ley de más de 300 artículos, es una ley reglamentaria de diversas disposiciones constitucionales y también orgánica, porque estructura al Instituto Federal de Telecomunicaciones y le da las atribuciones particulares para el Pleno, su Presidencia, su Consejo consultivo, sus unidades administrativas, en fin.

Esta legislación se puede decir también que complementa aquel decreto constitucional, porque recordemos que la sola reforma constitucional por sí misma es más grande que toda la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, fue exhaustiva en su contenido, se complementan muy bien, pero por supuesto que no puede, ni debe ir esta legislación secundaria más allá ni en contra del texto constitucional.

Esta es una legislación, el dictamen que se pone a su consideración, que propone una legislación muchísimo mejor de la que hoy tenemos en nuestro país, tanto en la Ley Federal de Telecomunicaciones como la Ley Federal de Radio y Televisión, de ello no tengo la menor duda, pero también quiero decirles que este dictamen presenta muchísimos cambios respecto de la iniciativa del Presidente de la República en esta materia.

Estamos hablando de más de 360 cambios que se están realizando en el dictamen sobre la iniciativa del Presidente Peña Nieto, y son cambios tan importantes como restablecer plenamente la autonomía constitucional del Instituto Federal de Telecomunicaciones, como eliminar una injerencia peligrosa de la Secretaría de Gobernación, sobre todo en tratándose de contenidos audiovisuales y posibles censuras sobre lo que se transmite en radio y televisión.

Se está eliminando cualquier sospecha, asomo o duda que tenga que ver con censura en la red, del internet, y que era una gran preocupación, muy válida, de la sociedad. Se regresa el apagón analógico al 2015 y no al 2017 como se había planteado, se agrega una gran cantidad, como veremos, de derechos a los usuarios, a los consumidores y a las audiencias, que es el objetivo final, el objetivo último, de esta legislación secundaria.
Tenemos dos nuevos capítulos para personas con discapacidad, sea como usuarios de comunicaciones o como audiencias de radio y televisión. Tenemos un cambio sustancial respecto de la propuesta del Presidente Peña Nieto, él había planteado que los servicios de larga distancia se eliminaran dentro de tres años y solamente para la telefonía fija. Quiero decirles que en este dictamen se está planteando que los cobros por larga distancia se eliminen a partir del primer minuto del próximo año, tanto en telefonía fija como en telefonía móvil, esto contiene este proyecto, este dictamen que está a su consideración.

El Sistema Público de Radiodifusión del Estado mexicano no dependerá, como era la propuesta del Presidente, de la Secretaría de Gobernación, no estará sectorizado en la Secretaría de Gobernación, se revisa todo el capítulo de multas al grado de llegar hasta el diez por ciento de los ingresos de aquel que viole gravemente la legislación en la materia.

Y se acelera de diversas maneras la convergencia de distintos operadores hoy preponderantes para entrar a los mercados respectivamente de telecomunicaciones o de radiodifusión.

Miren, más allá de un debate que hemos tenido en los últimos tiempos, en los últimos días, sobre preponderancia, dominancia, facultades, constitucionalidad, yo no me voy a referir específicamente a eso, lo único que les puedo garantizar es un estricto apego en este dictamen a lo que establece el texto constitucional que respeta las decisiones ya tomadas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones, y que estoy convencido que le estamos dando todos los instrumentos al Instituto Federal de Telecomunicaciones para actuar frente a agentes preponderantes en sectores o dominantes con poder sustancial en mercados y servicios relevantes, como lo dice la Ley de Competencia Económica. No tengan ustedes la menor duda de ello, le estamos dando todos los instrumentos a la autoridad para actuar y combatir prácticas monopólicas. Y por cierto, con las mismas atribuciones para dictar regulaciones asimétricas o incluso hasta de desincorporación de activos.

Pero me quiero referir en el tiempo faltante a beneficios muy concretos, a lo que nos está pidiendo la ciudadanía, más allá de este tipo de debates muy técnicos y muy complejos.

Lo que la gente quiere hoy en México, y con toda razón, es más y mejores servicios de telecomunicaciones en mejores condiciones y a precios y tarifas más baratas, y un respeto mucho mayor a su dignidad como usuarios. Eso es lo que estamos planteando sustancialmente en esta reforma.

Por eso les repito, nos vamos a ahorrar los usuarios 20 mil millones de pesos anuales en cobros de larga distancia que no tienen razón de ser y que se eliminan a partir del primer minuto del próximo año.

Ya va a ser posible cambiar de compañía telefónica conservando su mismo número telefónico y sin pagar un solo centavo y esto se va a realizar en 24 horas.

Se va a poder hacer consulta del saldo en las tarjetas de prepago sin necesidad de hacer depósitos adicionales y en forma también gratuita.

No se va a perder, como hoy ocurre, el saldo de una tarjeta de prepago a los dos meses si no se utiliza, hoy se va a tener que esperar, con esta nueva ley, se tendrá que esperar por lo menos un año antes de disponer de ese saldo, que es del usuario y no de la compañía telefónica.

Estará la obligación de desbloquear los aparatos telefónicos cuando termine un contrato para que el usuario se pueda cambiar de compañía con absoluta libertad.

Se va a bonificar o a descontar, precisamente del pago de los usuarios, por fallas, casi ni ocurren, verdad, por fallas en la prestación de los servicios de telecomunicaciones.
Algo importante, se va a eliminar esta facultad que hoy tiene el preponderante de celebrar contratos de exclusividad en inmuebles, en centros comerciales, en condominios y que deja prácticamente como un rehén al usuario de no poder contratar con ninguna otra compañía.

Se hace un muy amplio catálogo de derechos para las audiencias y usuarios de personas con discapacidad.

Y también quiero decirles que se introduce la figura del comercializador de servicios de telecomunicaciones para que quien, sin ser concesionario, sí pueda servirse de las redes de otros para prestar servicios móviles al usuario final, esto es mucho más competencia a precios más baratos.

El roaming, el usuario visitante, va a poder tener el servicio aunque su compañía no ofrezca los servicios en alguna área o región del país, habrá obligación de darse esa cobertura entre las redes.

Algo fundamental, que no tengan la menor duda, viene una neutralidad absoluta en la red para efectos de que el usuario pueda escoger, elegir y aprovechar servicios y contenidos de internet sin ningún tipo de discriminación, que ésta era una preocupación muy relevante.

Toda la programación de la televisión abierta tendrá que estar disponible para los sistemas de televisión de paga sin cobro alguno para el sistema de paga, ni tampoco para los usuarios. Esta es una muy buena noticia que de hecho ya está ocurriendo desde la reforma constitucional.

La inversión extranjera se amplió desde la reforma constitucional al 100 por ciento para operadores en telecomunicaciones. Esto significa que vamos a tener más inversión nacional y extranjera para que le compitan a la buena en un campo mucho más parejo a los prestadores de servicios ya existentes.

Se está fortaleciendo todo el sistema de medios públicos, se está aclarando cómo es que se le puedan asignar directamente a universidades públicas y privadas concesiones para operar, y también para las comunitarias, para las indígenas, se les está ayudando, se les llevará de la mano para que puedan tener este tipo de concesiones.

Quiero decirles también que en cuanto a programación se refiere, a los contenidos, habrá una obligación muy estricta en cuanto a la clasificación y los horarios de lo que nuestros niños y jóvenes pueden y deben ver en la televisión, con sanciones muy severas en caso de violación.

Y bueno, en suma yo les diría que éstos que son beneficios muy concretos para la sociedad, es lo que estamos ofreciendo con esta propuesta, tanto en el dictamen como en reservas que vamos a presentar en unos minutos más algunos de nosotros, porque creemos que este es el corazón de la reforma, porque creemos que los usuarios y las audiencias son la razón de ser de esta reforma.

Miren, las telecomunicaciones son un medio para alcanzar fines, lo mismo que una legislación, pero si ponemos en el centro el derecho a la información, la libertad de expresión, el acceso a la internet, a la banda ancha, como derechos humanos fundamentales a partir de servicios públicos de interés general, como ya lo dice la Constitución, creo, estoy convencido y por tanto los invito, compañeras y compañeros Senadores, a que vayamos todos juntos con esta reforma.

Lo perfecto es enemigo de lo bueno, pero sí les quiero dar la certeza que en letra y espíritu está apegado este dictamen a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Por su atención, muchísimas gracias.

(Aplausos)
PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senador Lozano Alarcón.

A continuación, se le concede el uso de la palabra a la Senadora Alejandra Barrales Magdaleno, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, en los términos de lo dispuesto por el artículo 196 de nuestro Reglamento.

- La C. Senadora María Alejandra Barrales Magdaleno: Con su venia, señor Presidente; compañeras y compañeros Senadores:

Vengo a esta tribuna a presentar mi posición como Presidenta de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, y quiero iniciar señalando al respecto que como todos los aquí presentes dimos cuenta en tiempo anterior, casi ya un año, en este Senado reconocimos, incluso presumimos como uno de nuestros logros el haber arribado a la reforma constitucional que nos permitiera democratizar de una vez por todas a los medios en nuestro país.

Generar las bases, sentar las bases generales para que esa democratización se basara en una sana competencia, que hubiera equilibrio, que hubiera claridad en la forma de medir la presencia de estas empresas en el mercado, que pudiéramos generar un avance para nuestros medios públicos, que pudiéramos darle voz a las comunidades, a los pueblos indígenas, que pudiéramos generar un órgano regulador independiente, un órgano regulador robusto, fuerte, que verdaderamente pudiera hacer valer su posición, que pudiera garantizar, como era su objetivo, la regulación precisamente en el sector.

Todo esto presumimos, todo esto reconocimos y desde ahí, por supuesto que sabíamos y reconocíamos el compromiso de entrar a esta segunda etapa, a la reforma, a leyes secundarias, armonizar 16 leyes para que pudiera materializarse el espíritu de esa reforma constitucional.

En ese sentido quiero señalar que de manera institucional estuve acompañando todos estos esfuerzos, porque en esta segunda etapa verdaderamente lográramos cambios, verdaderamente lográramos insertar todos estos artículos que nos permitieran materializar lo que en espíritu propuso o se planteó en la pasada reforma constitucional.

Aquí quiero ser muy respetuosa, ser muy clara, en señalar que al interior de mi comisión, la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, la mayoría de sus integrantes votaron a favor de este dictamen, el dictamen que hoy se está presentando a este Pleno. Sin embargo, también quiero decir de manera clara que yo no he acompañado esta decisión, he votado en contra y votaré en contra por supuesto de este dictamen porque considero que no obstante a que hemos acudido a los diferentes espacios que se han abierto para buscar cambios, para buscar modificaciones a ese documento que ha estado al interior del Senado, buscando las veces de convertirse ya en un dictamen.

Me parece que si bien es cierto tiene logros importantes, tiene avances importantes en los que hemos participado, también es cierto que no cambia las cosas de fondo, también es cierto que no modifica, que no nos garantiza que verdaderamente podamos alcanzar, podamos materializar el espíritu de esa pasada reforma constitucional.

Y quiero señalar las razones también del porqué no acompaño este voto a favor, es decir, por qué estoy en contra, porqué voté y voy a votar en contra de este dictamen.

Son dos razones primordiales, una de forma y otra de fondo. La de forma tiene que ver con algo que ya hemos señalado, que es el proceso con el que se ha pretendido resolver un tema que es fundamental para la vida democrática de nuestro país.
Me parece que si bien es cierto estamos de acuerdo que es importante resolver un tema de esta trascendencia ya a la brevedad, también es cierto que nada justifica la prisa, nada justifica la manera precipitada con la que se pretende resolver un tema que es tan importante.

Creo que es importante destacar que en nada abona a este Senado, primero, que mis compañeros Senadores, particularmente mis coordinadores, les pedimos que nos presten un ratito de su atención, a la mejor no están de acuerdo con nuestra posición, pero les agradecería mucho su atención.

Muchas gracias, señores coordinadores.

Quiero comentar entonces que este procedimiento en nada abona a la vida de este Senado. Un procedimiento que hemos dicho obliga a que la ciudadanía sepa qué es lo que se está definiendo al interior de este recinto.

Es importante porque es un tema muy técnico, pero es un tema que le llega a la vida de los ciudadanos a su día con día. Es un tema que tiene que ver con la calidad de sus servicios, que tiene que ver con la capacidad y la forma en la que les podemos garantizar que se comuniquen, que tiene que ver con tarifas, que tiene que ver con acceso a la tecnología y tiene que ver también con libertad de expresión.

Hemos dicho que este tema no es sólo técnico, este tema es de derechos a minorías, de derechos a personas con discapacidad, de derechos de la infancia, de todos estos temas que sin duda son importantes para la ciudadanía y que tenemos la obligación de debatirlos de cara a la ciudadanía.

Por eso nos parece que votar y discutir de madrugada, nos parece que revisar la reforma a más de 300 artículos, revisar más de 600 hojas que implican este dictamen, pues amerita hacerlo con ese detenimiento, ese detalle y ese análisis que estamos obligados a proporcionar a los ciudadanos.

Quiero también señalar la parte más importante, que es de fondo, las razones por las que estoy en contra de este dictamen que el día de hoy se presenta.

Primero, quiero señalar que uno de los temas que nosotros reconocimos, y particularmente la izquierda señaló como un logro importante, fue darle voz a los medios sociales, abrir un espacio para comunidades indígenas y buscar que esto fuera reconocido en la Constitución.

En este dictamen se niega la posibilidad de comercialización de productos y de servicios de estos medios sociales, señalando que pueden convertirse en un riesgo para la radiodifusión comercial. Y en cambio se pretende otorgarles publicidad gubernamental, lo que en mi opinión implica precisamente lo que queremos evitar, implica regresar el control de los medios de comunicación, incluso de éstos, a manos del gobierno.

Me parece que no es una medida adecuada el que sean los gobiernos los que de nueva cuenta otorguen recursos a los medios sociales.

Con esta propuesta estamos poniendo, insisto, a los medios sociales al servicio del gobierno en turno.

Un segundo aspecto que no compartimos y que viene implícito en este dictamen es el que los medios públicos sean mecanismos fundamentales para garantizar precisamente la apertura democrática y que no obstante a esta importancia, no se establece en ninguna parte de este dictamen un capítulo dedicado a su funcionamiento y a su operación, retirándoles toda la importancia, el mérito que deben tener en un momento tan importante para la vida de nuestro país y deja en su lugar un amplio margen para la discrecionalidad, para la operación, en donde no les estamos garantizando verdadera independencia.

Un tercer tema que es también fundamental es lo referente al internet, la plataforma del futuro. Por ello, nosotros hemos planteado, hemos defendido la neutralidad de la red, ese es un punto medular en esta iniciativa.
Y este tema no sólo tiene que ver con la calidad del servicio que podamos ofrecer con las obligaciones a los concesionarios. La neutralidad de la red tiene que ver con la garantía de un derecho fundamental que es el de la libertad de expresión.

Sin embargo en esta propuesta, la que implica este dictamen, se establece como principio la libre elección que tiene el usuario de acceder a los contenidos, pero el problema es que se establece que estos contenidos o aplicaciones serán los que otorguen los concesionarios, pudiendo entonces restringirse el acceso a contenidos que provengan de otros concesionarios o de otros particulares.

Esto está restringiendo, por supuesto, nuestro acceso a la información.

Viene un cuarto aspecto que también es razón para pronunciarnos en contra o pronunciarme en contra de este dictamen, y que es lo referente al ámbito penal.

Yo he dicho que no es al amparo de una reforma en telecomunicaciones como se va a resolver una reforma penal.

El combate al delito en las condiciones que imperan en nuestro país, por supuesto que es prioridad, que es importante, debemos garantizar que haya medidas efectivas para erradicar todo este tipo de conductas, pero no podemos en aras de este combate dejar si quiera la posibilidad de que se restrinjan libertades a los ciudadanos, cancelarles derechos fundamentales, con la simple solicitud, como yo lo he entrecomillado, de autoridades competentes que en aras de la seguridad soliciten todo este tipo de bloqueos, delimitaciones para los ciudadanos, incluso invadir la privacidad de los ciudadanos.

Y un aspecto que hemos dicho también, un quinto aspecto que hemos señalado es que ese órgano al que le dimos vida recientemente en la reforma constitucional y que de forma muy temprana dio frutos, se empezó a emitir una serie de resoluciones que trajeron medidas importantes en este dictamen, no solamente no robustecemos, no fortalecemos su presencia, sino que le restamos facultades, le quitamos esa autonomía y esa independencia que requiere para que verdaderamente pueda garantizar una toma de decisiones, una definición para regular a empresas tan poderosas en nuestro país en el sector de radiodifusión y de telecomunicaciones.

Y bueno, compañeras y compañeros Senadores, finalmente yo quiero hacer un llamado a la reflexión de todas y todos ustedes para emitir un voto que es tan importante, que es tan trascendente.

En mi opinión, lo que hoy estamos haciendo en el Senado de la República, si se apoyase, si se apoya este dictamen, es estar eludiendo, es estar dejando de lado, es estar no asumiendo nuestra responsabilidad como Poder Legislativo.

Tenemos la obligación, los legisladores, los hacedores de leyes, nada más y nada menos que garantizar certeza jurídica a los actos que realizan los ciudadanos, en todos sentidos y en todos aspectos, esa es la tarea única, la tarea fundamental de los hacedores de leyes, de los legisladores.

Y de apoyar este dictamen, lo que estamos haciendo es sustituir la certeza jurídica por la discrecionalidad, estamos enviando a otro ámbito, a otro poder, al Poder Judicial, la toma de decisiones que hoy no queremos asumir en el ámbito legislativo.

De eso se trata de fondo el día de hoy, la decisión tan importante que estaremos tomando al interior de este recinto.

Por eso, de manera respetuosa, pero sí de manera enfática quiero hacer este llamado a la reflexión a todas y a todos los Senadores para no darle la vuelta a nuestra responsabilidad como legisladores, asumirla y no pasarle el balón al Poder Judicial, porque aquí no tuvimos el tamaño para tomar una decisión tan importante que elegimos asumir en la pasada reforma constitucional.

Es cuanto, señor Presidente.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Barrales Magdaleno.

A continuación, se le concede el uso de la palabra a la Senadora Graciela Ortiz González, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, en los términos de lo dispuesto por el artículo 196 de nuestro Reglamento.

- La C. Senadora Graciela Ortiz González: Muchas gracias, señor Presidente; compañeras y compañeros Senadores:

A nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, comisión a la que le corresponde, por disposición orgánica y reglamentaria, revisar la constitucionalidad y la legalidad de los dictámenes que están sometidos a nuestra consideración, quisiera hacer un planteamiento general de porqué a juicio de su servidora, a juicio de la comisión que en reuniones de comisiones unidas la votó de manera mayoritaria a favor, este proyecto de dictamen es un proyecto que cumple a cabalidad, primero con los preceptos constitucionales que en esta misma tribuna, en este mismo Senado y en el Congreso Mexicano nos dimos en materia de telecomunicaciones y en materia de radiodifusión. Establecer que estamos en este proyecto de dictamen, sometido a la votación del Pleno de la Cámara de Senadores, absolutamente convencidos de que establecimos una conducta y un apego cabal tanto a la constitucionalidad, como a la legalidad que debe de privilegiarse en todo proceso legislativo.

Convencidos estamos en la comisión, de que la democracia en el siglo XXI exige como factores indispensables de inclusión, el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, por ello planteamos como tema prioritario, así lo planteó el gobierno federal, así lo analiza y así lo analizó el Congreso, y en este caso la Cámara de Senadores, como tema prioritario en la agenda nacional, el impulso decidido, firme y sin mayores demoras de lo que es el sector de las telecomunicaciones y la radiodifusión, en un escenario de verdadera competencia.

La incorporación en la Constitución del derecho de acceso a la banda ancha y a las tecnologías de la información y la comunicación; la dotación de leyes que pongan al día la competencia en el sector, sector que se ha quedado rezagado, país que se ha quedado rezagado en la materia, el fortalecimiento, de una vez y por todas, de la rectoría del Estado en el ramo, el impulso de la inversión en infraestructura con fines de incrementar la cobertura y penetración de servicios en más localidades y la licitación de dos nuevas cadenas de televisión abierta, constituyen las grandes acciones buscadas desde el gobierno federal, pero también de todas aquellas Senadoras y Senadores que hemos discutido a profundidad esta ley y que estamos convencidos de que es menester que se cristalice. Estos anhelos, estos deseos, estas tesis, esta rectoría del Estado fue cristalizada a partir de la reforma constitucional de junio de 2013, con el consenso de las fuerzas políticas representadas en ambas Cámaras del Congreso de la Unión.

La Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, así como la Ley del Sistema Público de Radiodifusión, que se expiden mediante el decreto contenido en el dictamen aprobado al interior de las Comisiones de Comunicaciones y Transportes; de Radio, Televisión y Cinematografía; y de Estudios Legislativos, que hoy le presentamos a este Pleno, tienen por objeto el uso eficiente del espectro radioeléctrico en un ambiente de plena competencia, atendiendo la neutralidad del servicio. Esto es, ofrecer más y mejores servicios con un menor consumo del radioespectro, a fin de incrementar el acceso de la población a la sociedad de la información y del conocimiento. Eso es pensar en los mexicanos y detallar cómo van a recibir este beneficio.

Este dictamen no es el producto de una sola visión, pues a lo largo del proceso legislativo que hemos recorrido desde el último día de marzo, en que nos instalamos en sesión permanente, hasta el miércoles 2 de julio en que llevamos a cabo la votación del proyecto al interior de las comisiones, hemos concurrido los diversos grupos parlamentarios en la revisión y en la discusión de la propuesta originalmente presentada, encontrando por supuesto, convergencias, que hay divergencias como sucede en toda democracia que se precie de serlo, como sucede en todo el mundo en donde la democracia representativa es el tipo de figura que nos hemos dado para atender los asuntos de la cosa pública.
Sin lugar a dudas, se ha privilegiado el diálogo en estos meses de trabajo legislativo, y de ello yo me siento muy satisfecha. Sabemos que en varios temas no hemos encontrado el consenso con la totalidad de los legisladores, pero es nuestra convicción que el dictamen que hoy presentamos es producto de un análisis, de un escrutinio serio y acucioso de las normas constitucionales que rigen la materia de telecomunicaciones y, desde luego, las que tienen que ver con la competencia económica, que es precisamente de donde parten y hacia dónde van las leyes secundarias en estas importantes materias.

Sostengo que con este dictamen que estamos presentando a su consideración ganamos los mexicanos, porque con estas leyes habrá más competidores y esto necesariamente mejorará precios y servicios. ¿Quién puede?, ¿quién puede oponerse a ello?

Se eliminarán los cobros de larga distancia y las llamadas se pagarán como locales; mejorará la calidad y disminuirá el precio de la banda ancha. Nuestra economía tendrá que ser en consecuencia más productiva y competitiva, y tendremos, lo que es un deseo de todos, cobertura universal, para que toda la población tenga acceso a los servicios de las telecomunicaciones, lo que es un anhelo que busca la igualdad de los habitantes mexicanos, estén donde estén, en las comunidades rurales más alejadas o en el centro de una sociedad urbana.

Se conseguirá la reducción de abusos y arbitrariedades en estos servicios, que es un reclamo legítimo, válido, de los mexicanos que por años han visto con frustración que esto no se logra.

¿Cómo logramos estos beneficios? Pues como lo estamos haciendo hoy, regulando de manera eficiente los siguientes aspectos:

La convergencia de servicios y redes, con una nueva regulación que los concesionarios de telecomunicaciones puedan prestar a través de una concesión única todos estos servicios que la tecnología permite. Con fomento a la competencia, regulando de manera efectiva a los concesionarios que por su tamaño en el sector afectan la libre competencia y concurrencia.

La propiedad cruzada con reglas para contrarrestar los efectos adversos derivados de una falta de pluralidad informativa.

Sanciones, con un régimen que permita al Instituto Federal de Telecomunicaciones la imposición de multas más severas a quienes incumplan con el catálogo de obligaciones que establece la ley para cada uno de los servicios en ambos sectores, el de telecomunicaciones y el de radiodifusión.

Apoyo a las concesiones sociales, como fue una petición y un reclamo legítimo de la sociedad en este sentido. Cobertura social y servicios de telecomunicaciones en zonas rurales, como ya lo comenté, a través de la implementación de un programa de cobertura, que incluya el acceso a las tecnologías de la información y el conocimiento, y la alfabetización digital.

Más oferta de contenidos en televisión a través de la multiprogramación. Fortalecimiento, y esto es muy importante, fortalecimiento del Instituto Federal de Telecomunicaciones. Un instituto que tenga facultades acordes a lo que es un órgano constitucionalmente autónomo, facultades que le permitan ejercer su rectoría en la regulación de los servicios y en la administración del espectro radioeléctrico, lo que incluye, desde luego, el otorgamiento de concesiones, la planeación nacional de las bandas de frecuencia, la vigilancia de la publicidad comercial e imposición de sanciones, entre otras facultades.

La efectividad de las medidas regulatorias.

La igualdad de género, no discriminación, y la preservación y el cuidado del interés superior de la niñez. La retransmisión de señales radiodifundidas. El acceso a internet de banda ancha en escuelas, hospitales y edificios públicos. Mediante una red pública del Estado, se llevará conectividad a 250 mil sitios públicos, tales como escuelas, hospitales y edificios de gobierno. Hoy en día solamente existe este servicio en 37 mil sitios, esto es una medida importante que busca darle acceso e igualdad a todos los mexicanos en materia de conectividad.

El respeto al derecho de los usuarios y las audiencias fue un tema que se revisó con puntualidad, buscando atender el justo reclamo de quienes pensaban que como estaba la iniciativa podría ser conculcatorio de derechos, que mucho nos ha costado a los mexicanos acceder. La programación, que busca propiciar el uso correcto del idioma, la integración de las familias, el desarrollo de la niñez, el mejoramiento de sistemas educativos, la difusión de valores artísticos, históricos o culturales, el desarrollo sustentable, en fin, todo aquello como la igualdad entre mujeres y hombres y la divulgación del conocimiento científico y técnico que buscan lograr el desarrollo humano de los mexicanos.

Más canales de televisión, mejor calidad de señal y más opciones de programación a través de la licitación de dos nuevas cadenas de televisión con cobertura nacional. Se va a crear, a través de esta ley, una cadena de radiodifusión del Estado, que tendrá el mandato de garantizar en primer lugar la imparcialidad, reconocer la diversidad y la pluralidad, y propiciar contenidos independientes.

Se entregarán equipos receptores y decodificadores para que, a más tardar el 31 de enero del 2015, toda la televisión sea de calidad digital.

En noviembre de 2013 su servidora, acompañada de la Senadora Blanca Alcalá, presentamos ante ustedes la iniciativa para eliminar los costos por larga distancia fija y móvil que no se justifican en el país. Durante los últimos diez años los mexicanos hemos pagado por este servicio, cuando no debimos hacerlo porque la innovación tecnológica ya no lo exigía. Esto será una realidad a partir de esta ley.

Compañeras y compañeros Senadores, concluyo haciendo dos reflexiones con ustedes: en un sector tan dinámico como el de las telecomunicaciones, la certeza y la confianza en el futuro sólo pueden obtenerse en función del desarrollo de un marco institucional sólido y claro y a eso le estamos apostando quienes habremos de votar, espero que sea por unanimidad este dictamen el día de hoy.

En el contenido del dictamen es evidente que lo hemos alcanzado, sin lugar a dudas, ésta será la base de las transformaciones futuras, las cuales estarán dirigidas a consolidar el trayecto de nuestro país en la carrera del avance tecnológico, del progreso y del desarrollo en un contexto de competitividad internacional.

Es buscar que México, de una vez y por todas, deje atrás rezagos y se inserte en la modernidad, pero sobre todo garantice a todos aquellos que tengan interés en invertir en el sector de telecomunicaciones y en el sector de radiodifusión esta certeza y que además le dé a los mexicanos el nivel de primer mundo que merecen.

Hoy, señoras y señores, es un día histórico para la realización de una reforma largamente deseada.

Es fundamental su pronta y adecuada implementación para generar las condiciones que permitan a nuestro país incrementar su capacidad productiva; a cada mexicano obtener el ejercicio de sus derechos vinculados con las telecomunicaciones y a nuestra sociedad, como un grupo homogéneo, insertarse en el marco de los avances internacionales en el ámbito de la información, la comunicación y el conocimiento.

Lo merece México, lo merecen las mexicanas y los mexicanos.

Muchas gracias.

(Aplausos)
PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Graciela Ortiz.

El dictamen está acompañado de tres votos particulares, los cuales están publicados en la Gaceta.

Para cumplir con el desahogo de dichos votos, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 199 del Reglamento, tiene el uso de la palabra el Senador Javier Corral Jurado, para presentar su voto particular, hasta por 10 minutos.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: Gracias, señor Presidente; señoras Senadoras y señores Senadores:

Mi postura frente al dictamen sostiene los principios y convicciones que he asumido desde hace muchos años en el tema de los medios de telecomunicación.

Creo que los medios de comunicación en una sociedad de masas son de suma importancia, que deben servir para elevar el nivel de la ciudadanía. Medios plurales, reflejo de la sociedad que vivimos, y no voceros oficiosos de un discurso unidimensional, sino que den espacio a las voces diferentes y distintas; una comunicación que sea crítica, comprometida con la verdad.

Tengo la convicción que estamos en un momento de regresión en la vida política del país y que se está dando con este dictamen un golpe brutal a la reforma constitucional promulgada el 11 de junio del año pasado.

Lo que hagamos o dejemos de hacer tendrá consecuencias en lo inmediato y en el mediano plazo, por eso creo que no es este dictamen el que debe someterse a votación y por ello mismo, propongo otro, el que contiene mi voto particular y está publicado en la Gaceta de este Senado.

La competencia económica en nuestro país tiene una debilidad pasmosa y prueba de ello es la presencia de monopolios en distintas ramas de la economía. Grandes empresas que absorben parte importante del ingreso nacional frente a empresas pequeñas que no logran desarrollarse adecuadamente.

Acción Nacional luchó durante 70 años en contra de un monopolio de triste memoria, un partido de Estado que durante 70 años construyó un sistema político corporativo y autoritario en donde se controlaba a obreros, campesinos, burócratas, profesionistas a través de sectores. Entre el partido oficial y las concesiones y autorizaciones a las empresas, el gobierno federal controlaba prácticamente toda la vida política y social del país.

Acción Nacional rompió, con gran esfuerzo y tesón, un auténtico nudo de intereses ante uno de los mayores monopolios del mundo.

En el año 2000 conseguimos la primera alternancia en el Poder Ejecutivo. Durante 12 años las administraciones panistas consiguieron dar estabilidad económica, respetaron el principio constitucional de separación de poderes, se ampliaron muchos programas sociales, se forjó el actual sistema de transparencia. Sin embargo, no desmantelamos el régimen corporativo y clientelar del viejo régimen, mucho menos se desmontaron los monopolios económicos, y en el caso de los monopolios mediáticos, debo reconocer que no solamente no se les combatió, sino que incluso se les fortaleció.

Por ese motivo concurrimos al Pacto por México, donde las oposiciones y el gobierno se propusieron transformar al país en áreas fundamentales: la educación, el combate a los monopolios, entre otras áreas; sin embargo, el dictamen que hoy discutimos es un retroceso a todo ello. Este dictamen no es hijo legítimo sino bastardo de la reforma constitucional y del Pacto por México.
Mientras que el artículo 28 constitucional prohíbe los monopolios, la iniciativa se encogió como la mezclilla corriente: “Con el primer lavado disminuyó de tamaño”, fundamentalmente porque la iniciativa fue diseñada para proteger y perpetuar el monopolio de Televisa.

El pasado miércoles, sin ambages, el Consejero Jurídico de la Presidencia declaró ante los medios nacionales que ante la posibilidad de que el monopolio de la telefonía participe en la televisión restringida, habría que hacer más poderosa a Televisa para que enfrente a América Móvil.

La declaración del señor Castillejos no fue un lapsus involuntario, seguramente fue meditada por el equipo de comunicación de la Presidencia. Salió a declararlo y lo hizo en un programa de radio y luego ante la prensa; a confesión de parte, relevo de pruebas.

Es una declaración que pasará a la enciclopedia del cinismo político de lo que no es querer regular el mercado sino jugarle al Maquiavelo confirmando la opinión de Gary Becker, Premio Nobel de Economía 1992, que padecemos un capitalismo de compadres, que eso detiene el despegue de México.

Los monopolios son expresión de sociedades sin reglas de competencia económica, provocan desigualdad económica por la falta de una clase media amplia y robusta, condiciones que vivimos en forma dramática. Somos un país tremendamente desigual.

Esta desigualdad no es problema de seres intrínsecamente malos que buscan cómo esquilmar a los demás. Muchos de estos empresarios son buenos patrones que patrocinan organizaciones filantrópicas, el problema es que el diseño del sistema produce estructuras económicas injustas, por esencia permite oligopolios y monopolios por las oportunidades que aprovechan, y en el otro extremo pequeñas empresas que no les pueden competir, vivimos un capitalismo salvaje.

Los cambios necesarios no vendrán de esas empresas privilegiadas, sino del Estado y sus distintos órganos, los responsables de diseñar sistemas más justos, vendrán de la política sensible a la justicia y rebelde ante la injusticia, por eso el modelo del gobierno ante el problema de los monopolios no es el de un compromiso con la justicia, ¿qué hicieron otros países frente a los monopolios que padecieron y siguen padeciendo?, aplicar medidas para que pudiera haber competencia pareja entre las empresas, fortalecieron o crearon órganos reguladores para que sean árbitros y establezcan las reglas para fomentar la competencia.

Han sido los órganos reguladores de esos países o sus congresos quienes han establecido medidas en contra de los monopolios, como la desinversión, desincorporación de activos, medidas asimétricas que permitan competir en forma pareja, partir a los monopolios.

El caso de Rockefeller es paradigmático, ya que el Congreso Norteamericano y el Presidente de ese país, paladín del libre mercado, obligaron a que su empresa petrolera fuese dividida; recientemente en Inglaterra ante un problema con un medio de información poderoso, manejado por un capo como es Rupert Mordoch, lo obligaron a desinvertir y tuvo que cerrar varios de sus periódicos, experiencia similar sucedió recientemente en Argentina.

La codicia de los ricos siempre existirá, pero un estadista o una generación, conciente de su responsabilidad histórica, deben frenarla, deben de estar a la altura de los retos del momento.

En la medida que haya reglas justas y parejas, y el árbitro sea firme en sus decisiones, la sociedad se beneficiará y el Estado se fortalecerá; pero aquí se quiere mantener, por los siglos de los siglos, a Televisa como el monopolio televisivo, como pago de favores que el actual Presidente de la República le debe a la televisora, al fortalecerla, como lo está haciendo el dictamen, la convierte en su mejor aliada para mantener entretenido al pueblo y para no ser cuestionado por las políticas antinacionales que está desarrollando.
Este regalo de la clase política es la apuesta para las próximas elecciones, dentro del gobierno y dentro de partes de la oposición, por este tipo de acuerdos a nuestra economía la han llamado “un capitalismo de compadres”, y quien lo califica así no es ningún izquierdista ni revolucionario, es el Premio Nobel de Economía del '92, más bien de filiación conservadora.

El Estado, en la visión del Presidente de la República, no es árbitro, sino un jugador más y él escoge el socio, quieren jugar al Maquiavelo, pero no miden las consecuencias. El dictamen crea un esperpento: Construir un Frankenstein para enfrentar el Goliat. No sólo eso es peligroso, sino irracional, habría que recordar que en esa novela corta, el creador de Frankenstein murió a manos de su propia criatura.

El modelo que quiere implantar el gobierno es no afectar a Televisa y desalentar a América Móvil para que no entre a la televisión restringida. Lo que se tiene que hacer es enfrentar frontalmente a los dos monopolios y aplicarles la ley, impedirle la entrada a América Móvil a la televisión restringida y desincorporarle canales de televisión a Televisa, no hay de otra, nosotros como legisladores debemos tener presente que nuestras decisiones producen consecuencias y que somos responsables de ellas.

En lugar de blindar a Televisa en su operación de compra de Cablecom, en el Noveno Transitorio del dictamen, se debe proteger la autonomía del Ifetel. Lo que se va a votar es perpetuar la desinformación, la banalidad y la enajenación de un modelo mediático, es mantener los negocios entre políticos y empresarios.

La forma para enfrentar los monopolios es con un Estado fuerte, que cumpla sus funciones y fines adecuadamente, un Estado que regule la economía, que sea árbitro y no un jugador tramposo; la empresa que ha puesto de rodillas al poder político de este país ha maniobrado desde años atrás. No es alguien desconocida por muchos de nosotros.

Recordemos la Ley Televisa de hace 8 años, la manera como construyó la candidatura del actual Presidente de la República, cómo ha impulsado en el Congreso su propia tele bancada. Recordemos cómo consiguió que se le perdonaran sus deudas fiscales al inicio de este sexenio y cómo logra subrepticiamente modificar minutas para cambiar una sola palabra: Comprar por adquirir.

Un Estado fuerte no es sólo un Estado que recauda o al que se le teme porque destituye gobernadores o al que primero promueve a las autodefensas y luego las encarcela, sino aquel donde sus instituciones políticas son verdaderos contrapesos, instituciones que cumplen con la misión que le es propia.

No podemos decir que fortalecemos la institucionalidad cuando el Ejecutivo ha impuesto un cronometro al Congreso para que apruebe leyes al vapor, y el Senado se ha replegado a su voluntad.

La administración actual lo que ha hecho es violentar la independencia del Congreso; como los asesinos que esconden al muerto y para esconderlo cometen errores que los delatan, así ha actuado una parte del Congreso, en conciliábulos secretos se discuten las iniciativas. Discusiones no entre parlamentarios, sino con representantes del Ejecutivo, a hurtadillas, se trabaja sin que la sociedad se entere.

El gobierno y sus cómplices, voluntarios e involuntarios en el Senado, han tratado de convertir iniciativas trascendentes en dictámenes de urgente y obvia resolución. En un pase de lista donde se vota y calla, violando el principio de separación de poderes, el Ejecutivo se ha metido hasta la cocina del Senado.

Los grupos parlamentarios van a Los Pinos o a sus oficinas alternas. El PRI está desaparecido, su única preocupación es que el dictamen sea votado por sus Senadores, su preocupación es que asistan a las sesiones.
De las 15 intervenciones que defendieron el dictamen en comisiones unidas el día de antier sólo dos correspondieron al PRI, siete estuvieron a cargo de Senadores del PRD y cuatro a cargo de Senadores del PAN; el gobierno deja a la oposición que justifique su dictamen o por lo menos a una parte de la oposición.

Se ha cancelado el debate en lo particular en las comisiones, que es el instrumento de la deliberación especializada y a su vez la esencia de la vida parlamentaria.

Como nunca en la vida del Senado de la República se han violentado los procedimientos legales y reglamentarios. ¡Como nunca en la historia del Senado!

Todo se subordina para cumplir la instrucción al Presidente de la República, que emitió desde España, lo cito textualmente: “Esto deberá ser abordado antes del 15 de julio”.

Venimos de un régimen autoritario y el Congreso, que tiene un proceso de maduración y de crecimiento de apenas 20 años, por eso es lamentable que uno de los episodios que reclaman que seamos protagonistas, claudiquemos a ser el eje articulador de la transición democrática.

La consecuencia de las prisas es que se trastoca a las instituciones básicas, cuando es el momento en que deben actuar a la altura del desafío que se vive. Sólo con una clase política cohesionada y con una oposición que tenga plena conciencia histórica de su papel frente a la regresión que vivimos, es como se podría asumir la responsabilidad y estar a la altura de las circunstancias.

En los siguientes espacios de mis intervenciones voy a argumentar las razones de mi oposición al dictamen en los temas que he reservado, pero en esta ocasión, porque estoy absolutamente convencido de que el dictamen va en contra de los principales objetivos de la reforma constitucional, he planteado un voto particular sobre la totalidad de los artículos del dictamen.

Y a todos ustedes, especialmente a mis compañeros de partido, les pido que emitan un voto de conciencia, sí, pero que anteponga el interés general, por encima de los intereses personales o de grupo. Hay que recordar una vieja excitativa de Manuel Gómez Morín: “Aquí nadie viene a triunfar ni a obtener, sino a decidir lo que sea mejor para México”.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Corral Jurado.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna, para presentar voto particular, en términos del artículo 199 del Reglamento, hasta por diez minutos.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente; ciudadanas y ciudadanos Senadores:

Vengo a presentar un voto particular en contra, a nombre de la Senadora Lorena Cuéllar, el Senador Isidro Pedraza y la de la voz.

Asistimos en esta sesión a una verdadera encrucijada histórica. Del voto de cada una de nosotras y de nosotros depende que condenemos a la sociedad mexicana a décadas más de dominio y control de un monopolio de la opinión pública y que extendamos ese poder a las nuevas plataformas de comunicación e información como son el internet, la televisión restringida y los dispositivos móviles, o alcanzan la pluralidad, la diversidad de contenidos y la garantía de nuestros derechos como audiencias.
De nuestro voto también depende que cumplamos o traicionemos la promesa de democratizar el régimen de medios de comunicación y garanticemos el acceso de millones de mexicanas y mexicanos a la sociedad de la información o prolonguemos décadas de malos contenidos, de analfabetismo digital, de programas insulsos, porque eso es lo que quiere, “una clase modesta muy jodida, que no saldrá de jodida”, como dijo en su célebre discurso Emilio Azcárraga Milmo, “El Tigre”. El menosprecio a sus propias audiencias ha sido la característica de este modelo comercial televisivo.

De nuestro voto depende que controlemos y regulemos a un monopolio abusivo en telefonía, pero también que garanticemos que esos abusos y esa fortuna multimillonaria de un magnate como Carlos Slim, no se reproduzca ahora en los dueños del duopolio televisivo. No se trata de que México deje de ser “territorio Telcel” para convertirse en “territorio del Canal de las Estrellas” El objetivo es que sea una República democrática que no dependa de los poderes fácticos.

Si votamos este dictamen sin las modificaciones indispensables, el Senado estará perdiendo este momento histórico e irrepetible. Desde 1960 no se redactaba una nueva Ley Federal de Radio y Televisión y desde 1995, la Ley Federal de Telecomunicaciones había tenido cambios mínimos. Los intentos de cambio democrático siempre se vieron frustrados por el veto de los poderes monopólicos. Las contrarreformas de los últimos años han sido señaladas: la Ley Televisa en 2006 o los continuos privilegios de los 12 años de presidencias panistas.

Nuestro mandato constitucional, claramente expresado en la reforma del año pasado, era elaborar una ley convergente de ambos sectores, no una ley que protegiera a unos monopolios para combatir a otros. Nuestro mandato ciudadano, desde las protestas de los jóvenes de 2012, era democratizar los medios de comunicación y defender los derechos de información y de libertad de expresión, derechos de las audiencias y de los usuarios. Nuestro compromiso como legisladoras, legisladores, es construir una República democrática, no una telecracia autoritaria.

Por esta razón estamos en una encrucijada histórica. Si no entendemos este momento, si sólo tenemos la mira en el próximo cargo de elección popular, en el rating engañoso en la pantalla, estaremos traicionando no sólo a nuestro partido y a nuestros electores, estaremos traicionando a la sociedad mexicana.

En este voto particular expresamos al menos diez razones para nuestra oposición a este dictamen que contiene graves violaciones a la Constitución Política:

Uno.- La Constitución señala que se otorgarán concesiones de uso social mediante asignación directa. Los medios de uso social incluyen a los comunitarios y a los indígenas. Estos son indispensables para la existencia de la pluralidad, el respeto a la libertad de expresión e información.

Sin embargo, encontramos en este dictamen un claro régimen de discriminación hacia estos medios. Estamos legalizando su marginalidad y la exclusión de estos medios.

En primer lugar, porque se establece como plazo máximo para este tipo de concesiones, 15 años, en lugar de los 20 de uso comercial.

En segundo lugar, porque no se facilita el proceso. Los requisitos generan incertidumbre jurídica.

El dictamen viola los estándares de una radiodifusión libre e incluyente de la Organización de Estados Americanos. Prohíbe a los concesionarios de uso social el legítimo derecho que tienen a percibir ingresos por publicidad.

Contrario a lo resuelto por la Suprema Corte de Justicia que confirmó la obligación del Estado mexicano a no discriminar y permitir que los medios comunitarios recibieran ingresos por publicidad.
El dictamen limita el acceso a fuentes de financiamiento: primero, a limitar la publicidad a entes públicos federales y estatales al 1% de sus presupuestos; segundo, a que nunca puedan exceder al 6% del total de transmisión en televisión y 14% a la radio, frente al 38% y el 40% que se les permite en este dictamen a los medios comerciales.

Dos.- El dictamen privilegia el modelo comercial y menosprecia a los medios públicos, este es el segundo tema en contra de lo establecido en la Constitución. No se les garantiza ni la independencia editorial, ni la autonomía de gestión, ni reglas claras para la transparencia y la rendición de cuentas, ni opciones de financiamiento. El dictamen pone en riesgo la existencia misma de verdaderos medios públicos que quedan, una vez más, a expensas del control gubernamental.

Tres.- El tema de preponderancia es una clara violación a la letra y al espíritu de la reforma constitucional. El dictamen propone copiar lo que dice la Constitución como si eso resolviera de un plumazo la polémica que hay en torno a la definición de preponderancia por sector o por servicio. Este Senado no puede rehuir a su obligación de dar reglas claras y precisas en este tema.

Es de asumirse que la preponderancia sea por sector, simplemente no existirá un preponderante en radiodifusión porque este sector se compone de dos servicios: de radio y de televisión abierta. Entonces, la finalidad de la reforma constitucional sería ignorada en cuanto a televisión abierta. Asimismo, se dejarían fuera otros servicios de telecomunicaciones donde existen agentes económicos preponderantes en servicios de telefonía y de televisión de paga, volveremos al tema en otro momento.

Cuatro.- El dictamen vulnera el mandato constitucional para darle autonomía al Instituto Federal de Telecomunicaciones. En la Constitución jamás se reservaron facultades especiales en cuanto a contenidos de radiodifusión y audiovisuales para la Secretaría de Gobernación. Preservar la vigilancia del Ministerio Público por excelencia es subordinar la lógica del control y vigilancia presidencial sobre los contenidos.

Cinco.- En el capítulo de “Colaboración con la Justicia”, el dictamen mantiene la restricción de los derechos humanos porque omite cumplir con los criterios mínimos para poder restringir el derecho a la privacidad, la libertad de asociación y muchos otros derechos a que haya una causa de persecución de un delito. Se mantiene la obligación de la geolocalización de un equipo móvil en tiempo real, lo cual constituye un quebranto a la privacidad del usuario sin siquiera sujetarlo a que éste esté en alguna investigación por delito grave.

Seis.- Los derechos de las audiencias, tal como están redactados en el dictamen, constituyen “letra muerta”. Se limitan no sólo los derechos sino también se les priva de los mecanismos para su protección efectiva. Es el colmo que se proponga sancionar a los defensores y defensoras de las audiencias y no a los medios de comunicación que violen estos derechos.

El principal derecho de la audiencia es el equilibrio entre contenidos informativos y de entretenimiento y contenidos de publicidad, lo cual se viola abiertamente. Se privilegia el incremento de los tiempos de publicidad a favor de los concesionarios y en detrimento de las audiencias. Se utiliza la “producción nacional y la producción nacional independiente” no para fomentar la cultura, las manifestaciones nacionales y la promoción de valores cívicos, como ocurre en otros países, sino para justificar el regalo de un incremento de 2% y 6% más de publicidad por cada 20% de contenidos nacionales propios o contenidos independientes.

Hay una total ausencia de la obligación de la alfabetización mediática y el dictamen ignora los mecanismos efectivos para que las recomendaciones del defensor o defensora de la audiencia se respeten.

Siete.- El dictamen sólo hace referencia a los tiempos del Estado que seguirán regulados por la Secretaría de Gobernación e ignoran los llamados tiempos fiscales que son necesarios para difundir campañas políticas. Están dando un nuevo regalo a los concesionarios de televisión y radio comerciales: la posibilidad de impugnar vía amparo la inaplicabilidad de los tiempos fiscales.
Ocho.- Se ha presumido mucho que se incorporaron los derechos de las personas con discapacidad. Sin embargo, el dictamen vuelve a establecer discriminaciones claras, propone que sólo exista subtitulaje e interpretación en lenguas de señas en algún segmento de al menos uno de los programas noticiosos. Además, se agrega un transitorio en el cual los únicos obligados a ello serán las señales que cubran más del 50% del territorio nacional y únicamente en sus transmisiones de 18 a 24 horas. Esto es un insulto a la sociedad y una discriminación clara a más de cinco millones de mexicanas y mexicanos que viven con algún tipo de discapacidad.

Nueve.- En materia de propiedad cruzada la Constitución señala que deben imponerse límites a aquellas compañías que controlen varios medios de comunicación, radiodifusión y telecomunicaciones.

El dictamen simplemente convierte a la propiedad cruzada en un elemento decorativo con medidas insuficientes y que nunca podrán utilizarse como un medio efectivo para el combate a la concentración de los medios.

Diez.- Hay un claro retroceso en materia de must offer y must carry, es decir, la obligación constitucional de ofrecer los contenidos de televisión abierta para su retransmisión en televisión restringida, en el primer caso, y la obligación de los concesionarios de televisión restringida de incluir todas las señales de televisión abierta, comerciales o no, de manera gratuita. El dictamen propone adicionar a la Ley Federal de Derechos de Autor que esta retransmisión será gratuita, excepto por lo que hace a los derechos de autor y conexos, con lo que se abre la posibilidad de que se exijan cobros por regalías por parte de las televisoras. Esto dará paso a ignorar las disposiciones de retransmisión que establece hoy la Constitución.

Once.- El Noveno Transitorio que se incluyó en el dictamen es gravísimo, no sólo porque se le permite a uno de los agentes preponderantes seguir adquiriendo y concentrando el mercado de la televisión de paga. Lo grave de la llamada “cláusula Cablecom” es que vulnera la obligación de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones realice los análisis conducentes para autorizar o no una concentración. Es un salvoconducto para legalizar el monopolio.

Estos son tan sólo algunos ejemplos más graves que consideramos vulneran anticonstitucionalmente, que vuelven anticonstitucional este dictamen. Por esta razón, insistimos, no se puede dejar pasar esta oportunidad histórica. Si no se incorporan estos cambios estaremos confirmando los peores temores de la sociedad mexicana: que sus representantes son dominados por los intereses monopólicos.

Esta es la encrucijada, compañeras Senadoras y compañeros Senadores. Si la desaprovechamos, las generaciones de mexicanos que vivirán bajo este régimen discriminatorio, violatorio de los derechos fundamentales, nunca se los perdonarán y esto es un verdadero retroceso histórico.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Alejandro Encinas Rodríguez, en términos del artículo 199 del Reglamento, hasta por diez minutos, para razonar su voto.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Muchas gracias, señor Presidente.

Antes de iniciar mi intervención y le pediría que no corriera el reloj, quisiera solicitarle vuelva a girar sus instrucciones al personal de Resguardo y Seguridad para que dé las facilidades, no solamente para quienes desempeñemos nuestras funciones, las Senadoras y los Senadores, es prácticamente imposible que el personal de apoyo pueda ingresar a este Recinto porque se han cerrado las puertas por el personal de seguridad y prácticamente se ha cercado a la gente para que pueda hacer el seguimiento del debate.

Ahí están las galerías vacías, que es el mejor ejemplo de la lamentable forma en que se debaten estos temas en el Senado.
Yo por eso quiero reiterarle que este debate, de acuerdo al Reglamento, cumpla su carácter público y no se pongan más restricciones que las que todos cumplamos el compromiso de ejercer el orden para la discusión.

Paso a fijar mi posición y a presentar mi voto en contra de este proyecto de dictamen que reforma diversas disposiciones en materia de telecomunicaciones y radiocomunicación.

Parto de retomar el debate que dimos el año pasado en el marco de la reforma constitucional. Durante esos debates se dijo con toda claridad que la reforma constitucional en telecomunicaciones y radiodifusión constituía sin lugar a dudas un avance que iba a permitir romper con la concentración monopólica que existe en estos servicios y que condujo al debilitamiento de la responsabilidad rectora del Estado y posibilitó el empoderamiento de particulares beneficiarios de la explotación de un bien y de un servicio de carácter público.

Se dijo también entonces que con esta reforma se fortalecerían los derechos vinculados a la libertad de expresión al incorporar el acceso a las tecnologías de la información del conocimiento, haciendo un uso más eficiente del espectro y reduciendo los precios, incrementando a la vez la calidad de los servicios.

Con esa reforma constitucional se definió a la radiodifusión y a las telecomunicaciones como un servicio público destacando la función social que deberían cumplir las mismas y reconociendo su papel como factor para el desarrollo e incluso en la reforma constitucional se incluyó el acceso a las tecnologías de la información y de la comunicación cobijando el derecho de la información, que por disposición constitucional debe ser garantizado por el Estado.

Por eso, en esa reforma se decidió limitar las atribuciones del Ejecutivo Federal en el otorgamiento de las concesiones y crear un órgano con autonomía constitucional, el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

En esa reforma también se destacó, se contemplaron diversos tipos de concesiones, las públicas, las comerciales y las sociales, entre las que destacan los medios comunitarios y los medios indígenas.

Y en esa reforma se estableció como un compromiso fundamental establecer el derecho de las audiencias y reconocimiento a los medios comunitarios de indígenas y el acceso libre a la red del internet.

Sin embargo, y más allá de la euforia que despertó en su momento la aprobación de esa reforma constitucional, desde entonces hice hincapié de que era necesario hacer una reflexión sobre los verdaderos alcances y significados de la misma, ya que esta reforma para algunos buscaba mediar en el conflicto entre dos grupos de poder económico, mientras que para otros, el Estado recuperaría la rectoría en el sector, acotaría los poderes fácticos, enfrentaría a los monopolios y permitiría la democratización de los medios de comunicación.

Desde entonces señalé que abrir la competencia no garantiza por sí misma la eliminación de las prácticas monopólicas ni el ejercicio pleno del derecho a la información y menos aún la auténtica pluralidad en los medios de comunicación.

Y dije: “abrir el mercado de las telecomunicaciones no implica necesariamente su democratización”. Suponer que dos nuevas cadenas nacionales de televisión abierta y una nueva cadena de carácter público quebrarán la estructura monopólica de la radiodifusión, resultaría iluso, como también dije: "resultaría iluso suponer que con ello se democratizará a los medios y se romperá el monopolio fundamental, el monopolio sobre la percepción y la generación de opinión pública".

Por eso es importante remarcar que el Estado está obligado a construir un orden democrático fundado en el control de los abusos que derivan en la concentración del espacio radioeléctrico del país, asumiendo que este espectro es propiedad de la nación, es un servicio público que debe contribuir a construir una cultura de tolerancia y respeto a la pluralidad y diversidad social étnica y de género en el desarrollo de la convivencia cívica y la integración nacional, diversificando las concesiones y fortaleciendo medios alternativos de comunicación, particularmente en el ámbito público y en el ámbito social, reforzando la responsabilidad del Estado para garantizar la libertad de expresión, la libre circulación de las ideas y de documentos y el respeto pleno y absoluto a la privacidad en la comunicación de las personas bajo cualquier medio.
Ahora bien, en el dictamen que estamos discutiendo no se establece una verdadera pluralidad mediática, no se fortalecen los derechos fundamentales ni los mecanismos de su defensa y presenta, incluso, injerencias arbitrarias contra los derechos de los ciudadanos.

Se mantiene una gran lasitud en la concentración monopólica y se debilita la independencia del órgano regulador con respecto al poder del Ejecutivo y los agentes económicos dominantes.

Por eso quiero insistir en que el rediseño del modelo de comunicación que existe en el país debe desarrollar un mecanismo que conduzca revertir la falta de pluralidad en los medios de comunicación que subsisten.

Y por ello quiero destacar tres temas que a mi juicio no se han logrado resolver de manera clara en este dictamen y que, si bien se han realizado un buen número de modificaciones a la iniciativa del Ejecutivo y del dictamen o proyecto de dictamen original, no se modifica en lo sustancial la regresión que representa respecto a la reforma constitucional aprobada el año pasado.

Primero. Estoy convencido de que estas leyes secundarias no garantizarán la democratización de los medios de comunicación porque implica, como lo he señalado, el generar las condiciones para el ejercicio libre de los derechos ciudadanos y garantizar el derecho a la información, a la libertad de expresión, a la no censura, al derecho de los usuarios a acceder a servicios de calidad con tarifas bajas, al derecho de las audiencias para acceder a una oferta diversa que permita elegir entre distintas opciones de comunicación y reconozcan la pluralidad cultural, étnica y política de nuestra sociedad.

Segundo. Esta reforma no fortalece a los medios públicos, los medios sociales, comunitarios e indígenas que son el instrumento clave para generar alternativas de comunicación democrática. Y por el contrario y de manera lamentable tanto los medios públicos como sociales se reducen a su mínima expresión, donde se llega al extremo en el caso de los medios indígenas, a la intervención de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas que tendrá que emitir a manera de la época de La Colonia, un certificado de indios o de buena conducta para que los pueblos originarios puedan acceder a estas concesiones de carácter social.

Los pueblos indígenas no necesitan ninguna tutela, no necesitan, como dice el Senador Lozano, llevarlos de la mano para que obtengan sus concesiones, necesitan de respeto para reconocer su autonomía y el pleno ejercicio de sus sistemas tradicionales.

En este dictamen de las leyes secundarias, en lugar de restringir a los medios públicos y sociales, deberían retomarse experiencias exitosas aplicadas en otros países como Ecuador, Uruguay y Argentina, donde el espectro radioeléctrico y las telecomunicaciones se dividen en tres tercios para cada una de las modalidades de concesión, permitiendo a los medios sociales el acceso a la radio, a la televisión y a las televisiones en su conjunto, no reducirlos al 10% de la frecuencia modular en radio y reducirlos a un segmento de la frecuencia de Ampliación Modulada.

Por eso, también deberían retomarse experiencias de medios públicos exitosos, como la BBC de Londres, que es un medio público bajo la regulación del Congreso de la Gran Bretaña, al igual que la televisión española y la televisión francesa.

Un tercer tema fundamental es, y que no se ha abordado con profundidad, es hacer del Ifetel un verdadero órgano con autonomía constitucional, eliminando cualquier intento de injerencia indebida del gobierno y haciendo que el Ifetel no solamente atienda el otorgamiento de las concesiones y supervise los contenidos, sino que también vigile el ejercicio de los derechos de los usuarios, de las audiencias y las garantías y libertades políticas que nuestra Constitución otorga a todas las mexicanas y a todos los mexicanos.

Por eso insisto en que debe de tomarse la reforma constitucional cuando se propuso revertir la ausencia de pluralidad que prevalece en los medios de comunicación y garantizar el acceso afectivo a los medios comunitarios e indígenas a la prestación de la totalidad de los servicios.

Por otro lado, el derecho de réplica queda pendiente, al igual que el derecho a la objeción de conciencia de los comunicadores y, en particular, y lo subrayo, se atenta contra el derecho a la privacidad y la libre circulación de las ideas y de los documentos que tienen los ciudadanos en sus comunicaciones telefónicas a través de la red o cualquier modalidad, pues hoy se pretende permitir que se intervengan llamadas o se intervenga la red sin que medie la orden de un juez como lo establece nuestra propia Constitución.
La discusión se ha concentrado fundamentalmente en la definición de preponderancia, sí es ésta por sector o por servicios y si bien este debate demuestra que de origen hay un problema de interpretación constitucional y si bien se ha decidido transcribir a la letra el artículo 28 constitucional y los artículos transitorios que se refieren al tema. Sigue prevaleciendo la confusión, ya que en esta redacción se refiere la preponderancia al sector, a segmentos del mercado, a mercado o a servicios, incluso especificando cada uno de éstos y es evidente que de origen con este problema, este litigio acabará en los tribunales.

Sin embargo, yo quiero señalar que sea cual sea la resolución que se adopte en el dictamen o por la Corte respecto a la preponderancia por sector o por servicios, por los términos en que se emite la ley secundaria no se ataca el problema fundamental, no se resolverá el problema de la concentración en los medios de comunicación, aquí por el contrario se trata fundamentalmente de avanzar en el rediseño del poder económico y del poder de la oligarquía económica en este país.

Yo creo que eso lo refiere de manera muy clara la intervención del Senador Roberto Gil el día de anteayer en la reunión de comisiones unidas, cuando al referirse en el tema de preponderancia, decía que en este tema no se debe tener un efecto neutro, sí se tendrían que atender las enormes desproporciones de los mercados y señalaba que el valor de ingresos en 2013 del sector telecomunicaciones, donde participa de manera preponderante un agente económico, fue del orden de 263 mil millones de pesos, mientras todo el sector de televisión restringida valía 38 mil millones de pesos.

No se trata de quitarle a Slim para darle a Azcárraga, eso no va a resolver la concentración de los medios ni la concentración del poder monopólico ni el control de la opinión pública.

Por eso, eso no va a resolver el problema del niño de Cochoapa El Grande en la montaña de Guerrero, que hoy no recibe los servicios de redifusión o telecomunicaciones, simple y sencillamente porque el objetivo de estas empresas no es la prestación del servicio sino la ganancia, y en el dictamen no se resuelve con claridad la responsabilidad del Estado para prestar el servicio ahí, donde hay ausencia, por lo que el hijo del niño hoy en Cochoapa El Grande en muchos años no recibirá estos servicios.

La verdadera democratización de los medios no vendrá de los medios comerciales, tendrá que venir de la conjunción de dos factores fundamentales:

Primero, una firme regulación del Estado a través del órgano regulador con autonomía constitucional que deba atender además de las condiciones de competencia el ejercicio pleno de los derechos ciudadanos y no interponer injerencias indebidas como se pretende en la privacidad a los ciudadanos o se pretende que en la colaboración con autoridades se invada su privacidad.

Y el segundo gran tema, es el de la apertura de los medios sociales y públicos como alternativas reales, hay que retomar lo que se estableció en la relatoría para la libertad de expresión sobre el carácter de los medios de comunicación en México que dio a conocer Catalina Botero en 2010, donde señala que la diversidad y el debate democrático se encuentran limitados por la alta concentración en la propiedad y en el control de los medios de comunicación a los que se les han asignado las frecuencias de radio y televisión por la ausencia de un marco jurídico claro y equitativo en donde prevalece la inexistencia de mecanismos para el acceso a medios alternativos de comunicación.

Son muchos los temas que podemos abordar, los que vinieron aquí a plantear con la reunión del Relator Especial de Libertad de Expresión, versiones de organizaciones de la sociedad civil o el documento que entregó a la Mesa Directiva el Frente por la Comunicación Democrática que voy a pedir se incorpore al Diario de los Debates, se lo voy a entregar al señor Presidente, en donde se da clara cuenta de las omisiones y las ausencias de este debate.

Por eso concluyo sólo con dos palabras que a mi juicio resumen o deberían resumir cuál debería ser el papel a cumplir por este Congreso, porque nuestro objetivo no es resolver los litigios entre grupos de poder económico sino hacer prevalecer el estado de derecho y velar por las libertades y las garantías de los ciudadanos.

Dos palabras: diversidad y pluralidad, que son condiciones inherentes para lograr una verdadera comunicación democrática, diversidad en los medios y el acceso de los ciudadanos a medios alternativos y pluralidad en el reconocimiento de nuestras diferencias políticas, étnicas y culturales que prevalecen en nuestro país.

Por esos argumentos, por las omisiones y por el contenido del dictamen, mi voto será en contra.

Muchas gracias.



- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Encinas Rodríguez.

Le informo a las Senadoras y Senadores, tenemos los posicionamientos de grupos parlamentarios del PT, del Verde, del PRD y del PRI, y 33 oradores en la discusión en lo general.

Fui tolerante en el voto particular con respecto al tiempo del Reglamento para que no se pensara que se acallaba la voz en contra del dictamen, pero les pido de la manera más atenta, haremos un recordatorio respetuoso a todos los de a favor o los de en contra en respeto del tiempo para poder desahogar, pues es una sesión muy larga.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Manuel Bartlett Díaz, del grupo parlamentario del PT, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Con su permiso, señor Presiente.

Yo recomendaría a mis colegas Senadoras y Senadores que sería conveniente que atendieran a lo que aquí se plantea, porque si no lo hacen, en esta rapidísima aprobación que tienen planeada, no van a saber nada del tema; y cuando lleguen a sus casas y les pregunten que de qué se trató, no van a tener la menor idea.

Así es que si escuchan un poco podrán comentar qué fue lo que votaron.

La fracción parlamentaria del PT rechaza el dictamen y votará en contra.

En primer lugar, por el procedimiento ilegal, abusivo de la mayoría. PAN y PRI se han cohesionado para evitar que haya, lo que ellos no quieren que se exhiba, estamos en contra porque ha sido ilegal el procedimiento.

Segundo, poner a discusión un dictamen de 612 páginas, que se aprobó ayer, antier, y que se acaba de entregar, es, no sólo una barbaridad y una violación al Reglamento, sino realmente es un atraco, es un atropello lógico definitivamente; nadie ha leído ese mamotreto, como no sean quienes se han dedicado durante las últimas semanas a trabajar aquí en el Senado y en toda clase de pláticas con el propio gobierno.

Las Senadoras y los Senadores, por eso les decía yo, van a votar por consigna, van a votar lo que les han dicho, porque no tienen la menor idea.

Tercero, no cumple Peña Nieto con lo que ofreció, y lo que ha festinado en todos sus viajes al extranjero y en todos lados, él, Peña Nieto, hijo de Televisa y TV Azteca, iba a acabar con esos predominios antidemocráticos, no lo cumple, no se establece claramente lo que se supone que tenía que haber hecho.

El brutal monopolio u oligopolio de Televisa y TV Azteca va a seguir ahí, porque lo solapa Peña Nieto, y quienes van a votar hoy este dictamen lleno de trampas, y que finalmente ya ni siquiera se reglamenta, porque esa decisión de transcribir la Constitución a la ley, no puede ser más absurdo, no puede ser más absurdo porque la función y responsabilidad que tenemos es legislar, no transcribir la Constitución en las leyes secundarias.

La reforma constitucional que han festejado muchos, yo les quiero decir, nosotros votamos en contra, porque si bien, lo que se decía era acabar con los monopolios y duopolios, estaba muy claro en el caso del área de Telmex, pero no estuvo nunca en claro el cómo iban a desarmar al duopolio Televisa-TV Azteca; por eso, surge otra vez el problema, porque no lo quisieron zanjar. La responsabilidad de Peña Nieto, la que presumió hipócritamente no la cumple, y por eso tenemos este galimatías que aquí han señalado con toda atingencia los oradores que presentaron puntos de dictámenes particulares.
Van a pasar el embrollo, lo van a pasar a la ley, y ahí lo vamos a tener como el poder asociado a las televisoras, en ese contubernio que existe, antidemocrático, para crear la antidemocracia en este país, se va a ir ocupando de ir dándoles todas las ventajas en todos lados para que mantengan el dominio sobre los mexicanos.

Desde luego que en ese confusionismo tenemos que ser muy claros, lo más práctico, lo que realmente sería útil para acabar con este espantoso dominio de las televisoras a los mexicanos, sería votar por servicios, pero ahí está el problema, y el salto de uno a otro, la confusión de los conceptos que estableció la propia reforma constitucional.

Cuarto, hemos asistido en todo este refuego de las leyes de la telecomunicación y televisión, radiotelevisión a un verdadero y descarado interés por el dinero. Aquí lo que ha importado es el dinero, a ver quién se queda con más dinero, si es un duopolio, que mira que se han enriquecido con las dádivas, como por ejemplo, quedarse descaradamente con la televisión pública sin pagar las demás, vamos a ver que lo que se discute es quién se queda con el dinero. Ese es todo el asunto. Eso es lo que se ha discutido.

Ahora, cuando lo importante en los medios de comunicación es la audiencia, la población mexicana, porque para eso están, no para llenarse los bolsillos y hacerse inmensamente ricos, su responsabilidad es atender a la población mexicana, informar, y no lo hacen, pero toda la discusión ha sido quién se va a quedar con el poder económico en esta discusión y quiénes van a estar asociados, obviamente con el poder político. No importa la audiencia.

Dejan al público indefenso, no hay derecho de réplica, y lo comentábamos en las comisiones, no hay derecho de réplica porque Televisa y TV Azteca no quieren, entonces, se imponen, no hay derecho de réplica, los señores no quieren y no quieren, hace años, por eso quienes hemos estado en estos temas todos estos últimos años sabemos que desaparece el derecho de réplica, que es elemental que hubiera, elemental que pudiera un ciudadano replicar a quien tiene impunemente un micrófono y puede decir lo que se le dé la gana, bueno, no puede haber más antidemocratismo que establecer que la réplica no existe.

No aseguran, por otro lado, al dejar este sistema antidemocrático, una información real; el pueblo estará sometido a las intenciones e intereses políticos y económicos de quienes tienen el micrófono, es evidente. Quienes tienen información y asisten o se sientan a analizar lo que aparece de información en la pantalla es una basura, una basura, no hay una posibilidad de conocer qué pasa en el mundo, dónde están los conflictos internacionales, no, es una basura, porque la información termina siendo otra vez del interés de la oligarquía lo que se paga, no lo que consideraría un buen informador responsable con una ley que exija que se informe al pueblo mexicano, aquí no se informa más que lo que esté pagado y obviamente lo que interese a la oligarquía que está atrás, escondida, metida en esos intereses de Televisa y TV Azteca, que con ese poder van a seguir medrando económicamente, porque lo utilizan para sus enormes negocios, defienden sus enormes negocios usando la pantalla que es un servicio público para construir y defender; qué es lo que estamos viendo, una dictadura mediática, México vive una dictadura mediática, lo hemos dicho un buen número de veces.

Quinto, ya aquí lo ha tratado Corral, lo ha tratado Padierna, lo ha tratado Encinas, que han hecho un recorte de los puntos principales, lo vuelvo a tocar, la radiodifusión indígena, la realización cultural, la rescisión pública están absolutamente copadas, y sería lo único que nos daría un equilibrio frente a la televisión comercial que nunca dejará de ser un negocio para ganar un dinero y tendríamos que atender a las comunidades, la televisión pública que sería el único equilibrio que podríamos tener y obviamente eso no lo quieren, no hay ninguna posibilidad de que esta televisión del pueblo, de la cultura, de los indígenas pueda florecer, está vetada también, porque en todos y cada uno de los problemas que vemos y que hay faltantes, son precisamente los que impiden que se den los grandes poderes asociados al gobierno de Peña Nieto.
La cuestión ésta de la seguridad de las personas, ahí quedó, es el inicio o una amenaza de un Estado policiaco, porque hay el derecho a utilizar y obtener información que es de los particulares y ese se puede utilizar para vigilar y con el pretexto del crimen organizado vamos camino a un régimen policiaco.

No está eso desconectado con las leyes como las del gobernador de Puebla, de la Ley Bala y las leyes que están ya presentando la posibilidad y la necesidad de que las policías ataquen a las manifestaciones a través de armas mortíferas.

Otro tema, no podemos dejar de mencionar el tema de la publicidad.

Quienes ven la televisión en este país están hasta el copete de comerciales; son televisoras para ganar dinero, y como Gobernación hace muchos años que está al servicio de las televisoras, nadie sanciona, entonces los que deberían de tener el servicio tienen que estar viendo una y otra vez interrupciones constantes porque las televisoras tienen que ganar dinero.

Lo que volvemos a repetir aquí en esta reforma tan cantada, verdad, nunca hubo un interés por dar un servicio adecuado a los mexicanos.

Con esta reforma van a mantener el predominio de esos intereses porque están coaligados, y quienes han estudiado la ciencia política podrán ver en este amasiato de las televisoras, la radiodifusión con el poder público, la creación y el mantenimiento de una voraz, una voraz oligarquía que tiene al pueblo de México sometido, desinformado y que no tiene la capacidad porque no se le informa, de defender sus propios intereses.

Esto es no solamente un retroceso, es un avance de la derecha en contra de los intereses del pueblo mexicano.

Votaremos en contra.

Muchas gracias por su atención.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Bartlett Díaz.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Gerardo Flores Ramírez, del grupo parlamentario del PVEM, hasta por diez minutos.

- El C. Senador Juan Gerardo Flores Ramírez: Muchas gracias, señor Presidente.

Vengo en representación del grupo parlamentario del Partido Verde a hablar a favor de este dictamen; del dictamen que ya ha sido puesto a consideración por los presidentes o el presidente y las presidentas de las comisiones unidas que tuvieron a su cargo el correspondiente proceso de dictaminación.

En el Partido Verde vamos a votar a favor de este dictamen, porque se trata de un dictamen que aporta a México las condiciones para crear un nuevo ecosistema en el que se desenvolverán los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión, porque es un dictamen que respeta el andamiaje institucional que nos dimos desde la Constitución y no sólo lo respeta, sino lo refuerza y lo precisa.

Es la solidez de un andamiaje que respeta la autonomía que ya señalé y da fortaleza; fortaleza que jamás soñó ningún órgano o un órgano regulador en nuestro país.

Ya lo dije en la sesión de comisiones unidas, desde la Constitución dotamos a este órgano constitucionalmente autónomo, que es el Instituto Federal de Telecomunicaciones de la autonomía suficiente, de las herramientas suficientes y de la fuerza suficiente para poder hacer efectivas sus decisiones.
En esta ley no hay ninguna disposición que contravenga a ello o que anule su autonomía como mentirosamente han declarado por ahí varios agoreros del fracaso.

Es falso que estemos anulando o disminuyendo la autonomía del órgano regulador.

Obviamente para que el órgano regulador tenga éxito, no se trata de que solamente por decreto le demos la fuerza y las herramientas que requiere, requerimos también que el órgano actúe con responsabilidad, con información suficiente y con consistencia para que sus decisiones con el paso del tiempo tengan la credibilidad suficiente para que además tengan la eficacia que requerimos a favor de los mexicanos.

Es un dictamen, también lo señalé, y retomo una expresión de un compañero que en la sesión de comisiones unidas también lo dijo, es un dictamen que no va en contra ni a favor de algún grupo económico o empresa en particular, es un dictamen que va a favor de los usuarios, es un dictamen que va a favor de las audiencias.

Ya lo señalaron varios de los oradores que me antecedieron en el uso de la tribuna, el primer aspecto que ya han destacado de manera señalada es la eliminación de los cargos de larga distancia a partir del 1 de enero del 2015; se trata de 20 mil millones, aproximadamente 20 mil millones de pesos que dejarán de gastar las familias y las empresas mexicanas en un servicio que la tecnología ha hecho obsoleto.

Otro beneficio importante para los usuarios de servicios de telecomunicaciones está sin lugar a dudas en la eficacia que le estamos dando también al tema de la portabilidad, una figura que ya existe en nuestro país, pero que lamentablemente no ha podido tener la eficacia que se esperaba de ella para promover mayores condiciones de competencia, simplemente porque aún adolece de serias deficiencias.

En este dictamen y con los cambios que además ya se han consensuado para proponerse más adelante en esta sesión, se corrigen estas deficiencias y se le da eficacia suficiente para que la portabilidad sea una herramienta poderosa a favor de los usuarios que no estén satisfechos con el servicio que le brindan sus proveedores de servicios.

Se introducen cambios importantes en el dictamen respecto a la iniciativa presentada por el Ejecutivo Federal en el tema de los derechos de los usuarios y de las audiencias, pero no sólo eso, no sólo en el dictamen, también en los cambios que ya mencioné y que ya también refirió el Presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes en su intervención.

Más adelante vamos a conocer de varias propuestas ya consensuadas que fortalecen todavía más los derechos de los usuarios y de las audiencias, y en ese tema el Partido Verde también votará a favor, porque estamos a favor de los usuarios y de las audiencias, como ya lo señalé.

Otro cambio importante que contiene este marco legal es, el hecho de que, por ejemplo, introduce condiciones, las condiciones necesarias para que puedan entrar a operar en nuestro país figuras que hoy en día no había sido posible o que han podido entrar a cuenta gotas, como es el caso de los operadores móviles virtuales, una figura que va a venir a dinamizar el mercado porque se trata de proveedores de servicios que generalmente ofrecen, quizás no mejores tarifas, pero sí mejores atributos en el servicio que le dan a los usuarios y que provocan que el usuario reflexione las condiciones que le está prestando su propio operador. No tengo ninguna duda que esta figura va a venir a ayudar al desenvolvimiento de nuestro mercado.

Es un dictamen que no va en contra de empresas o a favor de algunas, es un dictamen que va a favor de los usuarios y es un dictamen que va a favor de la sociedad.

Ya también se señaló aquí que en la parte de la iniciativa presentada de manera original venían algunas disposiciones, quizás redactadas de manera inadecuada que daban margen a una interpretación correcta en el sentido de que se podrían introducir algunos retrocesos que pudieran vulnerar las libertades de la gente.
Yo estoy seguro que todos los partidos, todos los grupos parlamentarios tuvieron la sensibilidad suficiente para aceptar que eso era una realidad en la iniciativa, y para proponer ajustes en el dictamen que anularan dichas preocupaciones.

Hoy tenemos frente a nosotros un dictamen que corrigió esas preocupaciones que quedaron, son temas que quedaron eliminados y que yo estoy seguro que quedarán a satisfacción de la sociedad.

No puedo compartir lo que algunos han venido a sostener aquí, en el sentido de que ahí siguen permaneciendo riesgos para las libertades de la gente. Eso es completamente falso, han sido eliminadas, no hay ningún riesgo de censura en internet, no hay ningún riesgo de censura previa por parte de la Secretaría de Gobernación por lo que hace al tema de los contenidos radiodifundidos, ni por lo que hace a los contenidos que se distribuyen, por ejemplo, a través de internet.

Se eliminó el tema que preocupaba mucho, por ejemplo, el de bloqueo de señales, es un tema, que como dije, efectivamente generó preocupaciones genuinas, y creo que atinadamente ha quedado atrás esa preocupación.

Además del tema de la eliminación de la larga distancia y la portabilidad, a los que ya me he referido, hay muchos aspectos en el dictamen que contribuyen a crear las condiciones necesarias y suficientes para que en nuestro país tengamos mejores condiciones para promover la competencia efectiva, y que los mexicanos dejemos de sufrir el costo que anualmente pagamos por el hecho de que, en ausencia de estas condiciones de competencia efectiva, ha habido una excesiva concentración en el sector de telecomunicaciones que nos ha generado, de acuerdo con lo que ha estimado la OCDE, un costo anual a los mexicanos de 25 mil millones de dólares, es un costo que no se puede sostener, que no podemos mantener, que no debemos condenar a nuestros compatriotas a seguir pagando.

No hay ninguna Lada que el dictamen genere los cambios suficientes para disminuir de manera muy sensible este costo.

No puedo aportar una cifra similar respecto al sector de la radiodifusión, porque simplemente la OCDE no lo ha estimado, peor las condiciones de efectividad o de competencia efectiva que se promueven también para el sector de la radiodifusión, contribuirán a dinamizar de manera muy importante este sector que también genera mucha preocupación a la población.

Y en este sentido, y respecto de este sector, se generan las condiciones de certidumbre necesarias para que los que están interesados hoy en entrar al proceso de licitación de las nuevas cadenas de televisión que ha iniciado el Instituto Federal de Telecomunicaciones, y que lamentablemente en ausencia de una ley en vigor tuvo que posponer.

Un aspecto favorable de este dictamen, es el hecho de que generamos condiciones de certeza para que los interesados en este proceso puedan entrar con confianza y puedan participar con la tranquilidad de que podrán entrar a un mercado con la certeza suficiente y podrán competir a favor de las audiencias de nuestro país.

Obviamente, la entrada de estos competidores significa más competencia en el mercado de televisión y más pluralidad.

En suma, se trata, en general en este dictamen, de condiciones para que se invierta más en nuestro país en infraestructura; para que se invierta más en el bienestar de la población.

Lo que necesitan los mexicanos es que haya competencia efectiva en telecomunicaciones y en radiodifusión, y que haya más calidad, menores tarifas, más pluralidad.
Yo lamento que haya compañeros que aún no han entendido de qué se trata la discusión que hoy tenemos aquí.

Hay quienes aquí nos han acusado de no tener los tamaños para plasmar en la Carta Magna lo que nosotros dijimos en la discusión.

Eso es falso, aquí lo afirmo: “Tenemos los tamaños y lo estamos demostrando con el contenido que ha quedado plasmado en este cuerpo de dictamen”.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Flores Ramírez.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Zoé Robledo Aburto, para el posicionamiento del grupo parlamentario del PRD, hasta por 10 minutos.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: Con el permiso de la Presidencia; compañeras y compañeros Senadores:

Yo les quiero preguntar: ¿Dónde estamos? ¿Por qué estamos en la condición en la que estamos, y en el momento en el que estamos? Porque hay que dejarlo muy claro hoy.

Estamos discutiendo hoy aquí la actuación del PRD en el Senado de la República. Permítanme explicar lo anterior.

Sin la intervención de los 22 Senadores del PRD, el dictamen presentado por el Presidente, con todos sus adornos posteriores, ya estaría aprobado el día de hoy.

El PRD desmontó un acuerdo entre el gobierno, entre el PRI y el PAN para imponer otro dictamen que no respetaba la letra y el espíritu de la reforma constitucional.

Estamos aquí hoy porque en el mes de abril se intentó imponer un dictamen totalmente regresivo, queriendo aparecer un documento personal como un dictamen de comisiones que pretendía votarse entre el 23 y el 25 de abril, esos eran los tiempos, esa era la situación, esa era la circunstancia inicial.

Fue en ese momento en el que los Senadores del PRD decidimos y buscamos incidir desde nuestra minoría, reconducir la discusión para que dejara de ser la discusión esta enorme trampa de la dicotomía entre uno u otro monopolio y empezar a hacer la discusión sobre la competencia entre los monopolios, sobre la entrada de nuevos actores, sobre la pluralidad de contenidos, sobre la plataforma de defensa de los derechos de los usuarios y los derechos de las audiencias.

En ese sentido, yo quiero expresar desde esta altísima tribuna un profundo agradecimiento a la confianza que recibí por parte de mis compañeros del grupo parlamentario del PRD, de mi coordinador Miguel Barbosa Huerta, mis compañeras y compañeros Senadores para encabezar un diálogo parlamentario para hacer valer nuestros principios y puntos de vista.

Y déjenme decirles que ese diálogo parlamentario lo hicimos teniendo dos guías:

Primero.- Esta guía, este documento que se llama “Seis razones para votar en contra de la iniciativa Peña Nieto”.

Y otro documento que nunca debemos olvidar, éste: "la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos".
En el diálogo parlamentario del PRD, éste y sólo éste fue el irreductible. Por eso, a partir de esa definición es que varios Senadores participamos en este diálogo parlamentario y lo hicimos también tomando un método, un método que establecía cuatro condiciones mínimas:

Primero.- Transparencia permanente de todo lo que se discutía. Todo lo que se discutía un día, ese mismo día lo conocían los 22 Senadores.

Segundo.- Pluralidad en la integración del grupo que fue a dialogar.

Tercero.- La posibilidad de seguir escuchando durante ese proceso de 35 días a voces de expertos, académicos de la sociedad civil y activistas.

Cuarto.- Y más importante, la ausencia de ninguna agenda personal de uno o algún grupo de Senadores.

Sólo estos dos documentos guiaron nuestra posición.

Por eso hoy vengo en el momento de definir esta ley, no a hacer una posición del sentido del voto de mi grupo parlamentario, eso lo hará cada Senador en su momento.

Es solamente una exposición totalmente descriptiva y permítanme decirlo de esta manera, para mí es una forma de rendir cuentas de la responsabilidad que me encomendaron mis compañeros y referir qué fue lo que obtuvimos durante los últimos 35 días en más de 45 horas de diálogo y de negociación.

Decirles y solamente describir qué había antes en la iniciativa del Presidente y la posterior, y qué hay ahora con nuestra intervención.

Qué hay ahora con las propuestas que pudimos incorporar en estos 74 cambios o adiciones a la propuesta del Ejecutivo, y por supuesto, también señalar cuáles fueron los temas que llevamos a la mesa, pero que quedaron pendientes.

Permítanme empezar por el tema más complicado: Preponderancia.

Antes, en la iniciativa enviada por el Ejecutivo, se modifica el concepto de preponderancia, se modificaba lo que habíamos aprobado en la reforma constitucional y se diferenciaban dos criterios de preponderancia: Uno para el sector de telecomunicaciones y otro para el sector de radiodifusión.

Con nuestra intervención regresamos letra por letra a la definición de preponderancia que está aquí en la Constitución.

Adicionalmente, se agiliza el procedimiento para la declaratoria de agente económico con poder sustancial del mercado en los servicios de telecomunicaciones que así se expresen.

En nuestra discusión, ni Televisa ni Telmex. Sólo la Constitución.

Segundo. Fortalecimiento y autonomía del Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Antes, la facultad de supervisar los tiempos máximos de publicidad se le estaba asignando a la Secretaría de Gobernación, lo que disminuía las facultades que por mandato constitucional le pertenecen al Instituto. Concentraba, también en la Secretaría de Gobernación, las facultades de supervisión de contenidos, menguando las capacidades y la autonomía del Ifetel.

Con nuestra intervención se reivindican las facultades del Instituto y se apega al texto constitucional, por eso será capacidad y competencia del Ifetel vigilar y sancionar los tiempos máximos de publicidad.
El vacío legal de la supervisión es lo que durante años y años ha permitido a las televisoras abusar a costa de las audiencias en los tiempos que pueden incorporar publicidad.

Asimismo las obligaciones de los concesionarios sobre los derechos de las audiencias y la supervisión de la programación destinada al público infantil, tendrá una medida muy concreta, tendrá dientes; la suspensión de la programación que no cumpla con los lineamientos que emitan tanto la Secretaría de Gobernación como la Secretaría de Salud.

Con nuestra intervención la Secretaría de Gobernación restringe solamente a los siguientes temas: regular, vigilar y sancionar el cumplimiento de los tiempos de Estado, de los boletines oficiales, de las cadenas nacionales, de los concursos y sorteos y de la transmisión del Himno Nacional.

Con nuestra intervención la Secretaría de Salud se circunscribe solamente a sus temas específicos.

Con nuestra intervención se elimina la facultad que le permitía a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a emitir recomendaciones sobre el programa de trabajo del Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Hoy solamente puede emitir una opinión no vinculante.

Con nuestra intervención el Instituto Nacional Electoral verificará los contenidos de radio y televisión que le faculta la ley electoral, no más, pero tampoco menos.

Derechos de las audiencias.

Antes se establecía un catálogo mínimo de los derechos de las audiencias y se pretendía la autorregulación de los medios sin mecanismos para que los defensores de las audiencias atendieran las quejas. Tampoco se establecían sanciones y tampoco se establecía cuál debería de ser el perfil del defensor.

Con nuestra intervención se amplían los derechos de las audiencias y se establece que la obligación de una autorregulación debe ser con apego a los códigos de ética que sigan los lineamientos que expide el Instituto Federal de Telecomunicaciones. Es decir, se establecerán estándares mínimos y más aún se establecen sanciones para aquellos que no cumplan con sus obligaciones.

En derechos de los usuarios, antes la iniciativa únicamente reconocía como derechos de los usuarios los que ya estaban establecidos en la Ley de Protección al Consumidor y como sancionador a la Profeco, como único supervisor y único sancionador.

Con nuestra intervención se establece un catálogo de los derechos de los usuarios de telecomunicaciones.

Protección a los datos personales.

Gratuidad de la portabilidad del número telefónico, con sencillez e inmediatez.

El derecho a la bonificación o descuento cuando se presenten fallas o se realicen cargos indebidos.

La consulta de saldos sin ningún costo, pero además sin ningún condicionamiento o publicidad asociado. Es decir, ya no más al pago de los 88 centavos cada vez que alguien quería consultar su saldo.

Con nuestra intervención se establece la posibilidad de rescisión del contrato de telefonía móvil, sin el pago de penas convencionales, sino únicamente con el pago del remanente del equipo adquirido.
Se establece también desagregar el costo de los equipos adquiridos y de los servicios contratados. Algo que para la población es fundamental, ya que venía solamente un costo y se vendían como si fueran equipos de regalo, que nunca fueron gratuitos, siempre estaban incorporados en el costo contratado.

Con nuestra intervención, toda recarga de saldo en planes de prepago tendrá una vigencia de un año y no como ahora que varía entre 10 y 60 días afectando a quienes menos recargan una mayor cantidad.

También con nuestra intervención los usuarios tendrán derecho a no recibir más llamadas de promoción o publicidad de su proveedor de servicio, salvo la autorización expresa.

Con nuestra intervención la larga distancia nacional va a desaparecer para enero de 2015, dejando de pagar los mexicanos 19 mil 600 millones de pesos cada año, lo que significa un promedio de ahorro de 960 pesos anuales para cada una de las familias mexicanas.

Con nuestra intervención el Ifetel va a poder determinar la calidad y las condiciones que deben de cumplir los servicios de telefonía y los servicios de televisión restringida y también tendrá la competencia de su supervisión.

Se establece también la obligación entre el Ifetel y la Profeco para que se den vista ambas instituciones de manera mutua de violaciones sistémicas y recurrentes para que realicen acciones para la protección y restitución de los derechos de los usuarios.

También en uno de los temas más sensibles para la izquierda, que es de las concesiones de uso indígena, hubo avances como también pendientes. Antes en la propuesta del Ejecutivo no se establecía ninguna regulación específica para las concesiones de uso social comunitario y uso social indígena.

Con nuestra intervención se establecen reglas específicas para cada tipo de concesión distinguiendo sus particularidades y diferencias.

Asimismo, se establecen mecanismos para que se facilite el acceso a estas concesiones a través de un acompañamiento y un asesoramiento técnico, además, se reconoce el derecho de las instituciones públicas de educación superior para ser concesionarios de medios públicos.

Con nuestra intervención es que se logró reservar el 10% del espectro radioeléctrico en AM y el 10% del espectro radioeléctrico en FM para los medios sociales comunitarios indígenas.

Que con una separación de 400 kilohertz y la transición digital en este espacio cabrán más de 43 mil estaciones en todo el territorio nacional. Con una diferencia de 800 megahertz, es cerca de la mitad, aproximadamente 20 mil.

Antes no se establecían posibilidades para la viabilidad financiera de los medios públicos ni para los medios sociales, ninguna.

Con nuestra intervención se garantizan posibilidades de financiamientos para los medios públicos a través de la venta de sus contenidos y producciones, y también para el arrendamiento de estudios y servicios de edición, audio y grabación.

Con nuestra intervención, para los medios comunitarios indígenas, se estableció la obligación de repartir entre ellos, de manera equitativa, el 1% del gasto de publicidad gubernamental, algunos han señalado que ese 1% es un porcentaje muy bajo.

Yo no lo quiero calificar, sólo quiero destacar que a este rubro el Presupuesto de Egresos 2014 del gobierno federal le destinó 4 mil 11 millones de pesos este año. El Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, era, desde su antiguo nombre, un sistema de gobierno y no del Estado, hoy en su composición de la Junta de Gobierno y en la designación de su presidente por este Senado de la República se acerca más a un verdadero sistema de Estado y no de gobierno.
Y déjenme señalar este punto con mucha atención, la neutralidad de la red. Antes, en lugar de una legítima gestión de tráfico existía una discriminación de tráfico, ya que los prestadores de servicios de internet podían tomar medidas que incluían modificar la calidad y velocidad del servicio violando la neutralidad de la red, esto era completamente inaceptable. En esto no hubo tanta polémica por parte de los concesionarios, yo nunca vi un solo desplegado de los concesionarios hablando de neutralidad de la red, y eso es vergonzoso para ambos, y es vergonzoso porque ambos se benefician de una mala interpretación, de la neutralidad de la red.

La neutralidad de la red defiende la garantía para que ésta siga siendo una autopista libre de peaje, libre de discriminación, verdaderamente democrática; sin embargo, no sólo es eso, es también reconocer el principio de neutralidad de la red y entender y defender una infraestructura de comunicación que es distinta a todas las demás. El internet en sí mismo representa un nuevo paradigma entre los seres humanos, en donde muchos se comunican con muchos de manera simultánea.

Lo que es esencialmente malo es vulnerar la neutralidad de la red, y es que no reconozcamos la naturaleza propia del internet y la queramos convertir a la red en televisión por cable. Esto es propio de un pensamiento conservador que no busca avanzar hacia nuevos paradigmas de comunicación entre seres humanos que priorizan la democracia en esa comunicación.

Con nuestra intervención la gestión de tráfico se realizará conforme a las políticas autorizadas por el Instituto para garantizar la calidad o la velocidad del servicio, siempre que esto no constituya una práctica contraria a la sana competencia y la libre concurrencia, es decir, se garantiza la neutralidad de la red.

Antes se colocaba a las prestadoras de servicios de internet en condición de aplicar censura previa en contenidos al obligarles a bloquear el acceso a determinados contenidos, aplicaciones y servicios. Con nuestra intervención se eliminó todo asomo y toda sombra de censura previa.

Antes se violaba el derecho a la libertad de expresión al establecer la posibilidad de que las autoridades pudieran ordenar bloques de contenidos o servicios de aplicaciones en internet. Con nuestra intervención se eliminó la facultad de bloquear indiscriminadamente cualquier contenido y solamente se mantiene el derecho de los usuarios a solicitar un bloqueo específico, pero ya nunca como una facultad del gobierno.

En el tema de accesibilidad a personas con discapacidad, antes se omitía por completo éste, el simple hecho de poder plantear derechos y mecanismos de accesibilidad a la radiodifusión y a las telecomunicaciones para personas con discapacidad. En el dictamen anterior eran invisibles, así de simple. Con nuestra intervención se crean dos capítulos nuevos en esta ley: uno sobre derechos de los usuarios con discapacidad y otro sobre derechos de las audiencias de personas con discapacidad.

En el tema de las audiencias, los canales de televisión deberán contar con servicios de subtítulos, doblaje y lengua de señas mexicanas en algún segmento de su programa noticioso de mayor audiencia. Aquí fuimos enfáticos en defender los derechos de las personas con alguna discapacidad, en la necesidad de que no fueran uno u otro de estos servicios, sino todos, que no dijera subtítulos, doblaje o lengua de señas, sino subtítulos, doblaje y lenguas de señas, y lo hemos conseguido.

En el tema de derechos de los usuarios, con nuestra intervención, se establece que los concesionarios de telecomunicaciones tendrán que contar con equipos terminales, es decir, con teléfonos especiales para usuarios con alguna discapacidad.

Y finalmente el tema de la red de cobertura social en internet.

Antes sólo se consideraba hacer llegar el servicio de internet a través de las fuerzas de mercado olvidando a las comunidades más pobres, a las comunidades más aisladas o dispersas que cuentan con infraestructura, pero que están fuera del interés de las empresas.
Con nuestra intervención se establece que cuando no hubiere concesionario o autorizado que preste servicios de los usuarios finales en determinada zona geográfica, exista cobertura e infraestructura de redes mayoristas, el Ejecutivo Federal garantizará a través de organismos descentralizados denominados Telecomunicaciones de México, de comercializadoras o concesionarios para la prestación de servicios a los usuarios ubicados en este tipo de localidades: los famosos Metlatónoc. Santiago El Pinar, Larráinzar, y El Porvenir en la Sierra Madre de Chiapas, todos ellos.

Antes, también el must carry y el must offer, podía estar en riesgo para transmitirse en la televisión satelital, hoy hay una disposición específica que lo evita. Antes, las nuevas cadenas nacionales de televisión veían obstaculizado por completo poder entrar a la infraestructura del preponderante, hoy se les garantiza esa posibilidad.

Por eso, compañeras y compañeros Senadores, compañeras y compañeros del grupo parlamentario del PRD, este es un recuento amplio, sin duda no es exhaustivo, de las modificaciones que el grupo parlamentario del PRD propuso y de las modificaciones que logró integrar al dictamen de discusión. No voy a establecer ningún juicio de valor sobre ellos, simplemente rindo cuentas a una labor encomendada que también es una labor parlamentaria, la construcción de acuerdos en un diálogo de respeto.

No es un trabajo personal, es el trabajo de un grupo de Senadores, un grupo amplio, un grupo en donde hubieron muchas manos. Aquí quiero agradecer también a todos los secretarios técnicos encabezados por el abogado Emilio Saldaña, que hicieron un trabajo extraordinario, hasta el cansancio, y también fue el trabajo de muchas mentes, de muchos oídos para escuchar a todas y a todos los que tenían algo que decirnos para engrandecer y enriquecer esta legislación.

Hay, sin duda, como lo hemos expresado, avance y también hay, sin duda, pendientes. Pendientes que se quedaron en la mesa no porque no se hayan planteado, defendido y discutido, simplemente porque no se aceptaron.

Faltan medidas inmediatas para la democratización de los medios, esto es algo que se está fijando como una responsabilidad y carga a la sociedad. Falta garantizar la autonomía plena en la creación e innovación y pluralidad de la producción nacional independiente y que no se condicionan los intereses de quien quiere invertir en ellas; falta que la colaboración con la justicia, en todos los casos, sea exclusivamente para perseguir delitos como el secuestro, como la extorsión, como las llamadas fraudulentas, que proteja a las personas la tecnología y que no sea un pretexto para invadir su privacidad.

Falta que la concentración esté regulada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones en todo momento, falta que los derechos de las audiencias sean protegidas por un Ombudsman, falta que existan mecanismos para evitar que las televisoras continúen invadiendo con publicidad su programación, falta que se autorice incorporar la venta de publicidad para medios públicos y sociales, falta establecer una reserva mayor del espectro para estos medios sociales, falta que se implementen medidas antimonopólicas y no es porque no existan, porque no es que sean insuficientes y falta que estas medidas sean evaluadas.

Estos, compañeras y compañeros, son hoy los avances y pendientes. Aquí está ahora el fruto de lo cosechado, corresponde ahora en este momento simplemente ponderarlo.

Yo sólo quiero agradecer su confianza y la posibilidad de haber tenido una participación con todos ustedes en este diálogo parlamentario y democrático. Ahora es momento de tomar decisiones.

Muchas gracias.

(Aplausos)
PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senador Robledo Aburto.

A continuación, se le concede el uso de la palabra a la Senadora Claudia Pavlovich Arellano, para fijar el posicionamiento del grupo parlamentario del PRI.

- La C. Senadora Claudia Artemiza Pavlovich Arellano: Gracias, señor Presidente; compañeras y compañeros Senadores:

“En tiempos de cambios, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo permanecerán bien equipados en un mundo que ya no existe”. Eric Moffer.

Acudo a este Pleno del Senado de la República a nombre del grupo parlamentario del PRI, para hablar a favor del presente dictamen que significa para México el aprovechamiento de la radiodifusión y las telecomunicaciones en beneficio de los mexicanos.

Felicito a los presidentes de las comisiones unidas dictaminadoras, a los integrantes de dichas comisiones dictaminadoras, a los coordinadores de los grupos parlamentarios, pero en especial a las organizaciones civiles, y a todos aquellos que hicieron valer sus peticiones para que fueran escuchadas en este recinto.

Hoy particularmente me quiero dirigir a los mexicanos con quienes tenemos la responsabilidad, y quienes depositaron su confianza para que ocupáramos estos escaños.

Durante los últimos meses hemos trabajado intensamente para arribar a este importante momento para el desarrollo de nuestro país. En estos tiempos hemos sido bombardeados de información en diferentes medios, misma que pocas veces ha sido dirigida a los ciudadanos y a los usuarios de las telecomunicaciones y la radiodifusión.

También el hecho de que el dictamen de la iniciativa regule a dos industrias tan poderosas nos lleva a que el debate se centre erróneamente en las afectaciones o no de un par de grupos económicos, es decir, considero que el debate a versado sobre cuál de las dos empresas ha sido más o menos regulada cuando éste no es el verdadero espíritu de la ley.

Aquel debate, por supuesto que es importante, pero esta propuesta de ley no es solamente la declaración de agentes preponderantes, la dominación de los mercados, o bien, agentes con poder sustancial de los mismos, temas que ya han sido abordados por un buen número de Senadores en esta tribuna.

Pero poco hemos escuchado de los temas que realmente le importan a la sociedad y que, por tanto, los quiero destacar aunque el tiempo sea limitado.

En primer término me gustaría decirles que la modificación constitucional a las telecomunicaciones y a la competencia económica, que aprobamos el año pasado, constituye una de las reformas al capítulo económico de la Carta Magna más ambiciosas del presente siglo, iniciativas propuestas por el Presidente Enrique Peña Nieto, la que se sustentó en cuatro ejes:

La incorporación de nuevos derechos en la Constitución; la creación de órganos reguladores con autonomía constitucional; un nuevo modelo de organización industrial para las telecomunicaciones: la radio, la televisión, y nuevas reglas para la competencia económica.

Mandatos para emprender políticas públicas para el desarrollo; particularmente quiero resaltar algunas observaciones que se hicieron al primer dictamen que se presentó a las comisiones unidas el pasado mes de abril.
Se omitió incluir los derechos de los usuarios cuando la reforma constitucional está diseñada precisamente para beneficiarlos, no se incorporaron, por ejemplo, normas que permitieran la sensibilidad de los servicios de telecomunicaciones a personas con discapacidad.

En cumplimiento al artículo 6o., apartado B, fracción VI de la Constitución, en la iniciativa de ley se estableció que los usuarios gozarán de derechos específicos tales como: recibir el saldo en caso de servicios móviles de prepago, protección de datos personales, portabilidad de su número telefónico en un plazo no mayor de 24 horas, libertad de elección del proveedor de servicios, conocer las condiciones de los contratos registrados en Profeco; inclusión de programas de asesoría para personas con discapacidad, recibir servicios de telecomunicaciones con la calidad contratada o establecida por Ifetel, posibilidad de rescindir el contrato en un plazo sin penalización alguna cuando el proveedor del servicio modifique las condiciones originalmente contratadas, ser notificado de cambios contractuales, posibilidad de cancelar anticipadamente el servicio contratado, cambiar de paquete o plan de servicios, desbloqueo del equipo al concluir la vigencia del contrato, desbloqueo del equipo terminal móvil cuando liquide su costo o vence el contrato, la bonificación o descuento por fallas en el servicio o por cargos indebidos, algo que hacía mucho queríamos.

En virtud del justo reclamo para establecer normas que permitan la accesibilidad a servicios de telecomunicaciones para personas con discapacidad, y que representa un sector de la población que requiere especial atención, se propone un nuevo capítulo que adiciona derechos para este grupo de la población.

El nuevo capítulo contiene los siguientes derechos: Asesoría de concesionarios sobre el uso de los servicios de telecomunicaciones, los concesionarios contarán, previa solicitud, con equipos terminales que tengan funcionalidades, programas o aplicaciones que permitan la accesibilidad para personas con discapacidad motriz, visual o auditiva.

Contratación y conocimiento de las condiciones comerciales de los servicios de telecomunicaciones, las cuales deberán estar disponibles en el portal de internet del concesionario con funcionalidades que permitan su accesibilidad.

Contar con un número de emergencia nacional que permita la localización geográfica de la llamada, y con la posibilidad para el envío de mensajes de texto. Funcionalidad para personas que no puedan hablar, de conformidad con los lineamientos que emita el Ifetel.

No ser discriminado en la contratación de servicios de telecomunicaciones, que las instalaciones de los concesionarios que ofertan los servicios cuenten con modificaciones o adaptaciones para personas con discapacidad, que los concesionarios cuenten con personal capacitado en materia de discapacidad para recibir atención y que los portales de internet y números telefónicos de atención al público cuenten con funcionalidades de accesibilidad.

En cuanto a derecho de las audiencias, los foros realizados en esta Cámara, los representantes de organizaciones de concesionarios, comunitarios e indígenas y organizaciones académicas, señalaron que la iniciativa no contemplaba el lenguaje de señas mexicanas en la programación de televisión abierta para personas con discapacidad, al igual que no existía un mecanismo para que el Ifetel verificara la independencia del defensor de las audiencias.

También se expresó que no eran suficientes los mecanismos de autorregulación que permitieran hacer efectivos los derechos de las audiencias y que no se establecían derechos en este rubro que tomaran en cuenta a los pueblos indígenas.

Por todo lo anterior, ya en el dictamen a discusión se establecen diversas obligaciones para los concesionarios, para integrar en al menos un programa noticioso de mayor audiencia el uso de lenguas de señas mexicanas para la accesibilidad de personas con debilidad auditiva y contar con servicios de subtitulaje o doblaje al español.
Ahora bien, de ser aprobada esta nueva Ley de Telecomunicaciones y Radiodifusión, quiero reiterar que los beneficios a los mexicanos serán casi inmediatos, entre éstos, a partir del 1 de enero de 2015, se eliminará el cobro de larga distancia nacional, beneficiando el bolsillo de los usuarios de este servicio. Tan sólo en el 2013 los mexicanos erogaron 19 mil 600 millones de pesos en este rubro.

Cabe mencionar que mi grupo parlamentario fue muy insistente, desde el inicio de esta legislatura, y redujo considerablemente el plazo para que se eliminara este cobro.

En cuanto a la transición de la digitalización terrestre se respeta la Constitución, es decir, que coloquialmente el llamado Apagón Analógico se dará el 31 de diciembre de 2015. De tal manera que esta transición brindará a los concesionarios de televisión abierta y restringida mayor oferta de contenidos con mejor calidad en el servicio, así como se licitarán dos nuevas cadenas de televisión con cobertura nacional y se creará una cadena de radiodifusión del Estado que tendrá el mandato de garantizar imparcialidad, diversidad y contenidos independientes.

En el PRI, compañeras y compañeros Senadores, estamos convencidos que es el momento oportuno para que México avance a la modernización, con inversiones de nuevas tecnologías de información de calidad y a menores costos, generando competencia en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión.

Por las anteriores consideraciones, adelanto que mi grupo parlamentario votará favorablemente este dictamen.

No sigamos, compañeras y compañeros Senadores, en el falso debate de si apoyamos a un concesionario u otro, tenemos que estar a favor de los mexicanos, tenemos que estar a favor de la gente, tenemos que estar a favor de los usuarios, tenemos que estar a favor de los consumidores.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Pavlovich Arellano.

Con fundamento en lo dispuesto por el artículo 199, numeral 1, fracción III del Reglamento, informo a la Asamblea que para la discusión en lo general de este dictamen, se han inscrito los siguientes Senadores: David Monreal Avila, Manuel Cavazos Lerma, Daniel Avila Ruiz, Itzel Sarahí Ríos de la Mora, Laura Angélica Rojas Hernández, Fernando Torres Graciano, Marcela Torres Peimbert, Angélica de la Peña Gómez, Mónica Arreola Gordillo, Dolores Padierna Luna, Omar Fayad Meneses, Héctor Larios Córdova, Alejandra Barrales Magdaleno, Marco Antonio Blásquez Salinas, Lilia Guadalupe Merodio Reza, Augusto López Hernández, Martha Palafox Gutiérrez, Benjamín Robles Montoya, Raúl Pozos Lanz, Adriana Dávila Fernández, Fidel Demédicis Hidalgo, Armando Ríos Piter, Mariana Gómez del Campo Gurza, Manuel Camacho Solís, María del Rocío Pineda Gochi, José Rosas Aispuro Torres, Carlos Alberto Puente Salas, Humberto Mayans Canabal, Iris Vianey Mendoza Mendoza, Roberto Gil Zuarth, Luis Sánchez Jiménez, Isidro Pedraza Chávez, Lorena Cuéllar Cisneros, Martín Orozco Sandoval y Sofío Ramírez Hernández.

Si falta alguna Senadora o Senador que no esté inscrito.

Sonido en el escaño de la Senadora Dolores Padierna Luna, ¿para qué asunto?

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: (Desde su escaño) Su lista no está equilibrada, viene PT, PRI, PAN, PRI, PAN, PAN, PAN y luego PRD.

Entonces, yo le diría que hay que intercalar de una manera más equilibrada.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Senadora, le informo que no es por partidos, aquí es quienes van primero en contra, y luego los que están en pro, así lo señala la ley, de manera alternada, indudablemente.

También inscribimos a los Senadores Javier Corral Jurado y Raúl Morón Orozco. Se cierra la lista de oradores en lo general.

Le informo a la Asamblea que el tiempo que se dará es el que reglamentariamente señala en nuestro ordenamiento y son hasta por cinco minutos en la discusión en lo general.

En virtud del número de oradores, les pedimos a todos poder respetar el tiempo que señala nuestro Reglamento.

En primer término, se le concede el uso de la palabra al Senador David Monreal Avila, del grupo parlamentario del PT, para hablar en contra, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador David Monreal Avila: Gracias, señor Presidente.

Uno de los principales objetivos de la reforma constitucional, materia del presente dictamen, en un inicio, era el de generar un mercado más competitivo en la radiodifusión y las telecomunicaciones; establecer reglas claras a fin de reducir el poder que habían y que han logrado concentrar grandes cadenas televisivas.

Abrir el número de competidores en telefonía móvil y fija para que los usuarios tuvieran otras opciones de contratación, menores precios y mayor calidad en el servicio. Contribuir a que más mexicanas y mexicanos tuvieran acceso a internet y con ello garantizar el derecho a la información; ya que en la actualidad la concentración de los servicios de telefonía en una sola empresa, ha permitido que México tenga una de las tarifas en telefonía más caras del mundo y servicios de internet deficientes.

Además, se pretendía crear una autoridad que vigilara y evitara la creación de monopolios y que al mismo tiempo defendiera los derechos de los usuarios y de las audiencias.

Con todo esto, se buscaba sacar a México del atraso tecnológico de más de 75 años en el que se encuentra, crear una verdadera competencia en estos sectores y con ello combatir los monopolios que únicamente velan por sus propios intereses, y no por los intereses de todos los mexicanos, a pesar de que utilizan un bien público como lo es el espectro radioeléctrico.

Sin embargo, desde la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, y ahora en el procedimiento de elaboración de este dictamen, los poderes fácticos se hicieron sentir haciendo que el debate se centrara no en los derechos de la ciudadanía a recibir mejores servicios y mayor calidad, sino únicamente en cómo negociar para que el competidor de radiodifusión pueda mantener su negocio y participar en telefonía fija y móvil, y viceversa, cómo hacer para que la gente dominante en telefonía pueda participar en televisión abierta y restringida, pero sin perder su negocio de telefonía.

Por otro lado, la iniciativa presentada por el Ejecutivo, pretendía legalizar la censura del internet y el bloqueo de señales de telefonía por cuestiones de seguridad. Nada más absurdo y perverso puede haber en una democracia, que el hecho de que un gobierno controle la información y mantenga a sus ciudadanos en la ignorancia, manipulándolos a través de los medios de comunicación.

Esta manipulación ahora pretenden hacerla desde la súper Secretaría de Gobernación, ya que no fue suficiente otorgarles facultades de mando sobre la Policía Federal, también quieren seguir controlando los contenidos de radio y televisión, con lo cual envían un claro mensaje de que en México todo contenido debe primero pasar por la autorización del gobierno, limitando la libertad de expresión.
Aunado a esto, no se establece una defensoría para las audiencias como autoridad, no se obliga a los concesionarios de sistemas de televisión de paga a tener mecanismos de autorregulación como la defensoría de las audiencias.

Además, no hay sanciones para los concesionarios que incumplan con lo establecido en la ley, y en esos términos, todo lo aprobado en este dictamen en cuanto a la regulación de contenidos es letra muerta.

El debate de cómo debe de ser la determinación de la preponderancia, si por sector o por servicio, que entorpeció las negociaciones en las comisiones unidas que dictaminaron esta reforma, no es sino el resultado de la prisa y la forma tramposa con la que se legisló en la reforma constitucional en telecomunicaciones, y ahora resulta que se les olvidó precisar con claridad en la Constitución, si la preponderancia debe ser determinada por sector o por servicio, pero la sociedad debe de saber que nada es casual.

Desde la reforma constitucional se señaló con claridad que la preponderancia debía ser por servicio y no por sector, ya que así el Instituto Federal de Telecomunicaciones tendría verdaderos elementos para combatir los monopolios. Sin embargo, en el texto constitucional se dejó una ambigüedad calculada, a fin de que las leyes secundarias, que requieren menos cantidad de votos, pudieran dar el zarpazo legislativo para favorecer al duopolio televisivo y al monopolio en telefonía fija y móvil, lo que significa que nuevamente México dejará de avanzar en el combate a la concentración de los poderes fácticos, y se somete nuevamente al Congreso de la Unión a la voluntad de dichos poderes.

Un retroceso más en el tema de publicidad, ya que se privilegia el negocio de los concesionarios para vender los espacios publicitarios, y no se da prioridad al derecho de la audiencia de recibir diversa y mejor información, pareciera que ahora las concesiones se otorgan para dar servicios de publicidad y no de información y contenidos para toda la población.

Además, se abre una ventana para que el gobierno federal adquiera publicidad.

Por eso, el sentido de nuestro voto será en contra de este dictamen.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Monreal Avila.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Manuel Cavazos Lerma, del grupo parlamentario del PRI, para razonar su voto.

- El C. Senador Manuel Cavazos Lerma: Compañeras y compañeros:

En el PRI vamos a votar a favor del dictamen que nos ocupa, por tres razones fundamentales:

Primera razón. Porque habrá más dinero en el bolsillo de los mexicanos y más bienestar para las familias. Esto es así:

1.- Porque a partir del primero de enero del próximo año no se cobrará el servicio de larga distancia nacional en teléfonos móviles y fijos, y con esta medida 19,600 millones de pesos pasarán al bolsillo de los mexicanos aumentando así el ingreso y el bienestar de las familias.

2.- Porque la OCDE dice que los mexicanos perdemos bienestar por 25,000 millones de dólares al año, por prácticas monopólicas en radiodifusión y en telecomunicaciones. Ahora, con estas nuevas leyes, esos 1,000 millones de pesos diarios pasarán a mejorar el bienestar de las familias mexicanas.
3.- Porque la compartición de infraestructura para la interconexión telefónica bajará los precios de la telefonía fija y móvil en 14 y 17 por ciento respectivamente.

Además, todos estaremos comunicados con todo el país, independientemente de la empresa contratada. Ya no habrá territorios exclusivos. Ahora todo México es territorio de los mexicanos.

4.- Porque habrá 60 por ciento menos de llamadas caídas.

5.- Porque se podrá cambiar de empresa (conservando el número de teléfono) en 24 horas y de manera simplificada y gratuita.

6.- Porque se pueden cancelar los contratos telefónicos si cambian las condiciones.

7.- Porque se deben recibir los servicios con la calidad contratada y los equipos desbloqueados y si hay fallas en el servicio, los clientes serán compensados con beneficios o descuentos.

8.- Porque se podrán comprar los servicios de televisión de paga, teléfono, datos e internet de banda ancha, en un solo paquete y a un precio menor.

9.- Habrá un defensor de las audiencias que dará seguimiento a las quejas y peticiones de los usuarios.

10.- Porque se fortalecen los derechos humanos a la información, a la libertad de expresión, al acceso a las telecomunicaciones, a los contenidos de calidad y plurales, a la no discriminación y al desarrollo integral de los niños y los jóvenes.

11.- Porque se facilitará el acceso a los servicios de radiocomunicación y telecomunicaciones a las personas con discapacidad.

12.- Porque habrá más canales de televisión, de mejor calidad y con más opciones de programación.

13.- Porque se podrá consultar gratuitamente el saldo en los planes de prepago.

14.- Porque en las tarjetas de prepago no se perderá el saldo en dos o tres meses, sino que durará por lo menos un año.

Segunda razón por la que estamos a favor del dictamen.

Porque se promueve el crecimiento económico, el empleo y la prosperidad. Esto es así:

1.- Porque la ley fomenta la competencia efectiva en dos sectores clave de la economía, que influyen en todos los demás sectores y por lo tanto en la eficiencia total del aparato económico nacional.

2.- Porque al mejorar la eficiencia integral de la economía aumenta la competitividad, la producción, las exportaciones, las inversiones y el empleo.

3.- Porque el aumento de la eficiencia reduce los costos de las empresas y los precios de los bienes y servicios que producen .Los menores precios a su vez aumentarán la demanda y los incentivos para invertir en innovación, ciencia y tecnología, mejorando la calidad, el acceso y las condiciones de compra de los bienes y servicios, generando así un círculo virtuoso de crecimiento y prosperidad.

4.- Porque se fortalece el Instituto Federal de Telecomunicaciones y el andamiaje institucional para: reducir la judicialización (que impide desalentar las prácticas monopólicas), mejorar la competencia efectiva y hacer un uso más eficiente del espectro radioeléctrico con el uso de tecnologías modernas.
5.- Porque se estima que, por estos efectos, el aparato productivo ganará en eficiencia 1.26 por ciento del PIB, y las familias ganarán 1.8 por ciento del PIB en bienestar.

En este punto abro un paréntesis, porque estamos a favor de la competencia, la eficiencia y el aumento del ingreso y el bienestar de los mexicanos; estamos a favor de fortalecer el Instituto Federal de Telecomunicaciones. Y porque estamos a favor de fortalecer al Instituto estamos en contra de que la preponderancia se mida por servicio y no por sector. Estamos en contra, porque se trata de un falso debate, porque no se puede pedir que se decida lo que ya está decidido; que se determine lo que ya está determinado, y que se defina lo que ya fue definido.

La reforma constitucional en materia de competencia ya definió, en su letra y en su espíritu, que la preponderancia se mida por sector, así lo dice el Artículo Octavo Transitorio en la fracción III, y lo explica con prístina claridad y lujo de detalles en la exposición de motivos del dictamen de la reforma constitucional en las páginas 268 a 270.

En congruencia con la letra y el espíritu de la reforma constitucional, el Instituto el 5 de marzo de 2014 determinó ya los agentes preponderantes en los sectores de radiodifusión y telecomunicaciones. Querer ahora, a cuatro meses de distancia, enmendar la plana del Instituto, determinando al agente preponderante por servicios y no por sector, equivale a descalificarlo, debilitarlo, cuando lo que se requiere es fortalecerlo para que sus decisiones promuevan, con fuerza, la competencia efectiva, la eficiencia, la equidad y el bienestar de los mexicanos.

Lo más curioso es que aquellos que claman por el respeto al espíritu y a la letra de la Constitución, son los que quieren traicionarla, proponiendo el criterio de los servicios.

Aquellos que dicen estar por la competencia y contra los monopolios, son los mismos que quieren abrir las puertas del amparo a los monopolios introduciendo el criterio de servicios.

Dicen estar contra los monopolios, y proponen criterios que los fortalecen; dicen estar por el cambio y actúan para defender el statu quo; se quejan de regalos para un monopolio, pero ofrecen regalos para todos los monopolios.

A mayor abundamiento, los defensores del criterio de servicios alegan que con la preponderancia del sector se permite el fortalecimiento de algunos monopolios en ciertos servicios. Se les olvida que la determinación de preponderancia no es el único instrumento de que dispone el Instituto, se les olvida que para ese caso específico que les preocupa, existen instrumentos de poder sustancial en el mercado relevante que está definido en los artículos 58 y 59 de la Ley Federal de Competencia Económica; y la ley que hoy nos ocupa, en el Transitorio Trigésimo Noveno instruye al Instituto para que a más tardar en 30 días inicie los procedimientos de investigación para determinar la existencia de agentes económicos con poder sustancial en cualquiera de los mercados relevantes, sobre todo y de manera expresa en el servicio de televisión de paga.

Por lo tanto, la preocupación que generó la estridencia del falso debate de sectores contra servicios no tiene fundamento, solicita lo que ya fue concebido, reclama una ausencia que no existe y pretende llenar un espacio que ya fue llenado.

Para los que confunden tamaño con conducta les decimos que la ley no castiga lo grande, lo eficiente, lo innovador, lo avanzado tecnológicamente sino la conducta, la práctica monopólica, el uso del tamaño de su fortaleza para extraerle ingresos al consumidor y generar rentas monopólicas.

Regalo viene de regalis, que quiere decir rey, y por extensión, regalo quiere decir agasajar a alguien como a un rey, el único compromiso que tenemos es agasajar como a un rey a México y a los mexicanos.
Tercera razón por la que estamos a favor de este dictamen.

Porque se fomenta la inclusión económica, social y cultural de los mexicanos, mejorando la calidad de la educación y reduciendo la marginación, la desigualdad y la pobreza. Esto es así.

1.- Porque actualmente, 58 millones de mexicanos no cuentan con acceso a internet, y con esta reforma el 70 por ciento de los hogares y el 85 por ciento de las micro, pequeñas y medianas empresas estarán conectadas.

2.- Porque esto fortalecerá la inclusión financiera y la democratización productiva.

3.- Porque se espera la reducción del precio de los teléfonos inteligentes, lo que junto con la disminución de los precios de los servicios hará que se avance en la penetración y en la inclusión digital.

4.- Porque las redes 3g y 4g llegarán a mayores lugares con mejores precios.

5.- Porque el Ejecutivo deberá instrumentar un programa de cobertura de las telecomunicaciones en las comunidades rurales incluyendo las más apartadas.

Así, se mejorará la accesibilidad a la tecnología de la información y el conocimiento y se fomentará la alfabetización digital de los que menos tienen, facilitando el acceso y el uso de las computadoras y el internet.

De esta manera, se avanza en la creación de una sociedad del conocimiento y se mejora la calidad de la educación.

6.- Porque las concesiones sociales, indígenas y comunitarias serán gratuitas y tendrán más opciones de financiamiento.

7.- Porque la creciente red troncal de fibra óptica de la CFE estará al servicio del aumento de tráfico de datos en todo el país, sobre todo en las zonas más alejadas.

8.- Porque se creará una cadena de radiodifusión del Estado para garantizar la imparcialidad, diversidad y pluralidad de los contenidos.

9.- Porque se entregarán equipos receptores para que a más tardar el 31 de diciembre del 2015 toda la televisión sea de calidad digital.

10.- Porque se llevará internet de banda ancha a 250 mil sitios públicos, tales como escuelas, parques, hospitales y edificios del gobierno.

Además, estamos a favor del dictamen porque, se fortalecerá la colaboración con la justicia contando con mejores instrumentos para combatir la delincuencia y la inseguridad.

Además, estamos a favor de esta iniciativa porque complementa la Ley Federal de Competencia recientemente aprobada y promulgada y ambas permitirán, según la Cofece, incrementar el potencial de crecimiento de la economía en 2.5 por ciento, aumentar el empleo en 5 por ciento, reducir los precios de los mercados coludidos en 40 por ciento y mejorar el ingreso de las familias más pobres en 22 por ciento.

En pocas palabras, estamos a favor de la reforma en competencia económica, radiodifusión y telecomunicaciones porque contribuye a la construcción de un México próspero, un México incluyente, un México con educación de calidad, un México con responsabilidad global y un México seguro.

Muchas gracias.

(Aplausos)
PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Cavazos Lerma.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Daniel Gabriel Avila Ruiz, del grupo parlamentario del PAN, en contra, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Daniel Gabriel Avila Ruiz: Con su permiso, señor Presidente Raúl Cervantes Andrade, Senador por el Distrito Federal.

La reforma constitucional en materia de telecomunicaciones aprobada el año pasado tenía la intención de ofrecer un mejor acceso a los diferentes medios de comunicación para los usuarios, o sea, para los mexicanos, además de impulsar la inversión que permitiera incrementar el Producto Interno Bruto y disminuir la concentración de unos pocos participantes en el mercado, a fin de desalentar la operación de monopolios en el mercado de telecomunicaciones.

A partir de esas directrices se esperaba que el Estado mexicano diseñara mejores herramientas regulatorias para conducirnos a una reconfiguración del sector telecomunicaciones en beneficio de la competencia, las inversiones y, sobre todo, de los usuarios, quienes tienen derecho a contar con una mayor cobertura, mejor calidad y precios competitivos.

Con ello en mente, vengo a expresar mi posición en contra del paquete de legislación secundaria de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y radiodifusión.

Formo parte de los Senadores y ciudadanos mexicanos que no reconocen en las leyes secundarias el paso siguiente y necesario de la reforma constitucional, pues lo que hoy discutimos no honra el espíritu con el que aprobamos la reforma constitucional en telecomunicaciones.

En una de sus propuestas más criticables, el dictamen favorece un criterio regulatorio por sectores en materia de preponderancia, en lugar de utilizar el concepto de servicios, pero sobre todo mantiene un régimen de sección para permitir que las televisoras fortalezcan su carácter monopólico.

En caso de ser aprobada la propuesta de sectores, se permitirá la concentración de servicios en pocas manos, lo que dará lugar a nuevos monopolios y a fortalecer los ya existentes, además de consolidarse las actuales hegemonías, existe el riesgo de que empresarios mayoritarios controlen nuevos servicios eliminando la competencia con equidad.

El ejemplo que sintetiza que esto está por ocurrir es el Artículo Noveno Transitorio del dictamen, es un regalo con dedicatoria, pues si este artículo se aprueba, como ahora se presenta, se permitirá fusionar todo lo que se quiere a las empresas no consideradas como dominantes en la industria, al margen de las facultades del órgano regulador.

Quienes aprueben estas leyes secundarias no se van a quitar de encima el señalamiento de ser comparsas de una medida servida en charola de plata a una de las partes de la repartición del mercado en que se traduce esta norma secundaria.

Mi voto será en contra también porque se retira al Instituto Federal de Telecomunicaciones la facultad de regular la competencia en la televisión restringida.

El actual proyecto de dictamen de ley en materia de telecomunicaciones y radiodifusión limita los beneficios de la convergencia tecnológica y por ello dota de manera insuficiente a los medios de uso social de mecanismos para su subsistencia y les impide condiciones inequitativas para la obtención de las concesiones.

Establece disposiciones insignificantes para regular la propiedad cruzada de medios y omite determinar con precisión los límites a la concentración nacional y regional de frecuencias.
El dictamen tampoco amplía los derechos de las personas, por el contrario, en su iniciativa el Presidente Peña Nieto planteó que algunas estaciones de televisión tendrían hasta el 31 de diciembre de 2017 para finalizar sus trasmisiones analógicas, no obstante, en el dictamen se establece que la transición deberá concluir a más tardar el 31 de diciembre de 2015, con lo que se corre el riesgo de que la población deje de recibir transmisiones televisivas.

Los legisladores que voten a favor de este dictamen serán recordados como los principales promotores de una regulación secundaria que lesiona los derechos fundamentales de libertad de expresión y derecho a la información.

Con el dictamen, tal como ahora está, 58 millones de mexicanos quedarán fuera o tendrán limitados beneficios económicos y sociales para trabajar, estudiar, comunicarse, adquirir información en esta reforma secundaria.

Señoras y señores, hoy se pretende aprobar una norma secundaria que contraviene el espíritu de la reforma constitucional y no lo podemos validar porque sería confirmar que los abusos al usuario siguen ocurriendo y se pueden agravar.

Lo que hoy es cierto e injusto es que pagamos mucho dinero por malos servicios. Los daños que sufrimos por los monopolios en los medios de comunicación son profundos y peligrosos. Si hoy aprobamos estas reformas secundarias tal como se proponen, no sólo daremos la espalda a la mayoría de los mexicanos, sino que generamos una mayor debilidad del Estado mexicano; estaremos condenando al país a sufrir un capitalismo salvaje que haga trisas el orden político, ya de por sí debilitado.

Por eso vuelvo a pedir a los integrantes del Senado que nos liberemos de presiones y le demos a nuestros trabajos legislativos la dignidad necesaria para beneficio de los ciudadanos mexicanos.

Nuestros votos deben ser a favor de la certeza y el fin de los monopolios, a favor de una reforma que proteja la rectoría estatal y contribuya a tener y a construir órganos reguladores fuertes, adecuados y eficaces, dirigidos al beneficio directo de quienes representamos, que son todos los mexicanos.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Avila Ruiz.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Itzel Sarahí Ríos de la Mora, del grupo parlamentario del PRI, a favor.

- La C. Senadora Itzel Sarahí Ríos de la Mora: Con su permiso, señor Presidente, y de quienes integran la Mesa Directiva, por supuesto, de las compañeras y de los compañeros que integran el Senado, y en especial, con el permiso de aquellos ciudadanos que confían en nosotros para que su vida cada día tenga más y mejores oportunidades.

Sin duda esta reforma responde a las necesidades de todos los que usamos telefonía fija, móvil, radio, internet, y también a la de los televidentes, a todos los que nos denominamos usuarios, y es con base en ello que hago el razonamiento de mi voto.

Hoy es un día histórico, pues habremos de modificar leyes de gran calado.

Y las preguntas son: ¿Dónde radica su importancia? ¿En que modifiquemos letras? ¿Que hagamos discursos que vuelvan mitos en realidades?

¡No, no es ahí donde radica su importancia! Su importancia radica en que modifiquemos, el que ahora ya la ciudadanía le ajuste lo que gana, que el bolsillo se vea beneficiado, que los mexicanos, de una vez por todas, tengamos mejores servicios con un menor precio.
Y vale la pena aclarar que la evaluación de mi voto no va en razón de ayudar o lastimar a ninguna empresa en particular. Mi razonamiento va en que ya es tiempo de que los mexicanos tengamos mejores condiciones de vida; es tiempo de que nos ajuste lo que se gana; de que los servicios no sean pensados ni cobrados como lujo; de que los servicios sean vistos como una necesidad en toda ciudad y en todos los pueblos.

¿Cuántas veces una madre ha dejado de hablar con su hijo que estudia en otra ciudad por no tener dinero?

¿Cuántas veces hemos llamado: 1, 2, 3, 4 hasta 5 veces sin lograr tener comunicación con alguien?, y todo eso, gracias a las llamadas caídas.

La portabilidad del número de una compañía a otra, el decir: ¡No a los plazos forzosos!

El que, si existe una deficiencia en los servicios, podamos exigir un desglose de nuestro cobro, podrán ya ser reclamados, pues nuestra voz tendrá eco hoy en esta ley.

Tengo claro reclamar por un mal servicio, además de defender nuestra dignidad, defiende el dinero de nuestros bolsillos.

Varias compañeras del grupo parlamentario del PRI, aquí presentamos una iniciativa que busca eliminar la larga distancia.

La iniciativa del Presidente, quiero comentar, ya lo contemplaba.

Otros compañeros la plantearon a un año, pero hoy, gracias al esfuerzo del Presidente y de todas y de todos los que le hemos sumado beneficios a esta ley, será posible. No vamos a pagar más por larga distancia dentro del territorio, dentro de México.

Entiendo mis obligaciones y también defiendo mi convicción; no regateo esfuerzos para que en la búsqueda de consenso se atiendan, por fin, los grandes temas, y uno de los grandes temas es la igualdad, la equidad en los derechos de los discapacitados.

Por eso, hoy se busca que en esta materia los beneficios radiquen en el uso de lenguajes a señas, en el doblaje, en el subtitulaje y una infraestructura al alcance de quienes usan sillas de ruedas y también de la gente pequeña.

Hoy, créanme, entiendo más que nunca la igualdad y el derecho de los discapacitados.

Por otra parte subrayo, no está mal que existan empresas grandes, lo que está mal es que no existe impulso a la competencia, y que esta oferta nos ayude a abaratar los servicios, por nombrar un ejemplo, la apertura en la competencia nos hará tener dos nuevas cadenas de televisión, tendremos programaciones de mayor calidad, debido al conocido apagón analógico. Que en términos más claros, nos lleva de una televisión analógica a una digital y, por ende, a una programación más diversa, de mayor calidad y a contenidos a la altura de los valores universales.

El apoyo a las concesiones sociales y comunitarias, es visualizado también en estas leyes secundarias, más podrán tener voz, con concesiones gratuitas, siempre y cuando promuevan la cultura, la identidad, las costumbres y la lengua; incluso, será posible accesen a publicidad gubernamental, no a la venta de publicidad comercial, buscando no se traicione su razón de ser.

Vale la pena mencionar el muy controvertido capítulo de la colaboración con la justicia.

Celebro y respeto la libertad de expresión, el derecho a la información queda a salvo y al libre pensamiento, también.

Respetando los derechos de terceros, de ninguna manera seremos juzgados penalmente por decir lo que pensamos, sólo se atenderán asuntos donde la autoridad busque que las investigaciones salvaguarden el orden y la justicia.
Y aquí quiero enfatizar, de verdad quiero enfatizar y lo hago con plena convicción, que valoro la valentía del señor Presidente. Que no sólo piensa en su sexenio y va más allá, pues piensa en las futuras generaciones que requieren de estadistas que vean más allá de los intereses del momento.

Yo solamente quiero citar la historia. Pocos creían en el reparto de tierra, y fue posible.

Pocos creían que la educación en este país fuera posible, que la educación fuera gratuita y fue posible.

Pocas creían que las mujeres pudiéramos votar y fue posible.

Pocos creían que las mujeres fuéramos candidatas o contendiéramos a un puesto de elección popular y hoy es posible.

Y para los que no creen ahora que sea posible no pagar larga distancia, que sea posible tener servicios de mayor calidad a un mejor precio, la historia no nos va a dejar mentir.

Sin duda, como referente, así como tuvimos de referente a Adolfo Ruiz Cortines, con la posibilidad de poder tener el voto de las mujeres. Ahora, Enrique Peña Nieto, sin duda, va a ser referente en la calidad de los servicios a un menor precio.

También quiero decirles, que esto puede parecerles discursos, pero que va a ser la cotidianidad, va a ser el día a día los que nos digan que teníamos razón.

Y yo estoy convencida, no solamente por la extracción, por el partido en el que milito, sino por la convicción de que tenemos que velar por los intereses de los que menos tienen, de que estamos en el camino correcto.

Y que estas leyes secundarias, más que leyes secundarias son de primer orden para la gente que lo necesita.

Estas son las razones por las que hoy razono mi voto. Lo hago de manera responsable, teniendo claro que siempre habrá leyes perfectibles, pero que es innegable ver el beneficio social que arrojan estas modificaciones, primero a la Constitución y hoy a las leyes secundarias.

Mi voto, señoras y señores, será a favor del dictamen; pero yo les aseguro que, sin duda, es a favor de los que menos tienen, en este México que busca cada día más que tengamos mejores posibilidades.

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Ríos de la Mora.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Laura Angélica Rojas Hernández, del grupo parlamentario del PAN, en contra.

- La C. Senadora Laura Angélica Rojas Hernández: Gracias, señor Presidente; compañeras y compañeros:

El dictamen que se nos presenta hoy, como muchos productos legislativos, incluye aspectos positivos pero también negativos. Importa, por lo tanto, hacer un balance de ambos para explicar las razones de un voto.

Importa también, asignar con claridad la responsabilidad política de los aspectos positivos y negativos de la naciente ley.
La iniciativa en general moderniza la regulación de las telecomunicaciones y la radiodifusión en México.

Menciono algunos aspectos que desde mi punto de vista son positivos.

Transfiere, como ya se ha comentado, la administración del activo fundamental, el espectro radioeléctrico, a un órgano autónomo, cuando antes dependía de la autoridad del Ejecutivo Federal.

Deposita en este órgano muchas de las atribuciones de regulación que anteriormente ejercía el Ejecutivo.

Permite la aplicación de medidas asimétricas a los agentes que obstaculizan la competencia en la industria.

Introduce medidas que de inmediato beneficiarán a los consumidores, como la eliminación de las tarifas de larga distancia, reduciendo todas las áreas del servicio local a una sola.

Reduce también a cero los costos de interconexión de los proveedores de servicios de telecomunicaciones, con lo que éstos podrán trasladar al menos una parte de esos ahorros a los consumidores.

Ordena que los agentes preponderantes compartan su infraestructura con otros proveedores de servicios, lo que facilitará el aumento de la oferta de servicios al consumidor.

Establece la licitación de dos nuevas cadenas privadas de televisión abierta, con lo que la audiencia dispondrá de más opciones para elegir.

Establece también la regla de gratuidad en la retransmisión de los contenidos del agente predominante en radiodifusión. Es decir, establece el famoso must carry, must offer; sin embargo, en el dictamen que se nos presenta hoy se introdujeron también varias disposiciones que no son parte del impulso modernizador, democratizador, dinamizador que el PAN impulsó desde las negociaciones del Pacto por México y en el diseño de la reforma constitucional.

Varias de estas medidas regresivas son muy importantes. Destaco solamente algunas sin ser exhaustiva:

En primer lugar, la incorrecta indefinición del concepto de preponderancia. Es verdad que el dictamen reculó un poco respecto a su postura original de señalar explícitamente que la preponderancia es un concepto aplicable al conjunto de los servicios de un sector, pero aún esa decisión conlleva a consecuencias nocivas para los consumidores como: Que no hace nada para remediar la vulnerabilidad de la resolución de preponderancia en el sector de radiodifusión, pues el Ifetel cometió el error de sentar la premisa de que el concepto debe aplicarse al sector; es decir, al conjunto de los servicios que lo integran, pero después aplicó el concepto calculando sólo el control de ese agente en uno de los dos servicios: el de televisión, excluyendo el servicio de radio en el cálculo. Por esta incoherencia, esa resolución está viciada y en peligro inminente de ser revocada por tribunales.

El concepto de preponderancia por sector impide que se considere predominante en los servicios de televisión restringida a la empresa que controla la mayor parte del mercado de televisión vía cable y vía satélite.

Esta deficiencia se agrava con la disposición del Noveno Transitorio que no sólo permite sino que estimula la mayor concentración en ese servicio de televisión restringida, lo que lastimará por años los intereses de los consumidores.
Estas erróneas disposiciones forman parte de una política industrial que desde mi punto de vista es errada. Se trata de la aplicación de una estrategia de política consistente en fortalecer el poder de control de mercados, de uno de los agentes predominantes, para inducir competencia contra el otro predominante; es decir, la lógica de que para combatir un preponderante en un sector hay que estimular aún más concentración en el predominante del otro sector. Dos males no hacen un bien.

En esta misma línea se impide indefinidamente la entrada del predominante de telecomunicaciones al mercado de televisión restringida, consolidando el desperdicio de infraestructura que podría servir al consumidor.

Adicionalmente, compañeras, compañeros, se quiere engañar a esta Asamblea usando el falaz argumento de que no importa que no se designe preponderante en esos servicios, pues el regulador podrá usar el concepto de poder sustancial de mercado. Quienes argumentan eso ocultan el hecho de que la preponderancia se concibió como una vía rápida y sencilla para introducir la regulación que por vías muy largas y complejas se puede conseguir mediante la declaración de poder sustancial de mercado.

En pocas palabras, a quienes argumentan esto les importa poco que el regular se tarde años, en vez de semanas, en usar las facultades que la ley otorga, ¿y el consumidor? Que espere sentado para que no se canse.

En este balance, y para concluir, ¿qué debe de hacerse?

Para mí que la decisión debe tomarse usando como criterio el interés del ciudadano en sus facetas de audiencia y de consumidor.

Por eso, aun reconociendo que el dictamen tiene elementos positivos pero también errores que impiden la concreción del espíritu de la reforma constitucional, votaré en contra en lo general y combatiré dichos errores por la vía legislativa, apoyando las reservas respectivas, esperando así que la ciudadanía tenga elementos para asignar las responsabilidades políticas correspondientes y esperando una mejor oportunidad para impulsar nuevos avances.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Rojas Hernández.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Fernando Torres Graciano, del grupo parlamentario del PAN, a favor.

- El C. Senador Fernando Torres Graciano: Gracias, señor Presidente.

A un año dos meses y cuatro días de que aprobamos la reforma a la Constitución en materia de telecomunicaciones, nos encontramos hoy haciendo lo propio en materia de las leyes secundarias.

Y yo vengo a dar mis razones del voto a favor, porque creo que en esta tercera generación de reformas el centro de ellas es el consumidor, es el usuario, son las familias mexicanas que todos los días son víctimas de abusos en las tarifas, en los precios, en el servicio o mejor dicho, en el mal servicio que tienen en muchas de sus necesidades en materia de telecomunicaciones.

Ya se han dicho aquí todos los beneficios que trae para el consumidor. Beneficios que tienen que ver con la posibilidad de acceder a mejores precios, mejor servicio, de mayor calidad, y por enumerar solamente algunos, volver a insistir en el tema de eliminar el cobro de la tarifa de larga distancia, es un cobro que no tiene ya justificación alguna, pero que todos los días afecta a la economía familiar, de aquella familia que tiene a un hijo trabajando, estudiando fuera de su casa en otro municipio, en otro estado y que la comunicación diaria tiene que pagar.
Afecta el bolsillo de quienes pagan un teléfono celular con prepago o de quienes comprando un paquete se ven en la necesidad de obligarse a plazos forzosos, a condiciones a las que no está en posibilidad de negociar, en un mal llamado contrato en el que no es una voluntad de las partes, un acuerdo entre las partes, como lo sería cualquier contrato, en el que es la postura de la empresa y se acabó, si quieres el servicio.

Creo que esta reforma viene a beneficiar a los consumidores, sí, de la telefonía, pero también de lo que es el servicio de televisión. Hay avances importantes en el derecho de las audiencias, el usuario recibirá contenidos que reflejen pluralismo ideológico, político, social, cultural, respeto a los derechos humanos, protección al interés superior de la niñez y la igualdad de género.

Viene un reconocimiento producto, por cierto, no de la iniciativa sino de activistas, a favor de los usuarios y de las audiencias con alguna discapacidad, se reconoce esta situación especial y se obliga, entre otras cosas, al Estado mexicano, a las diferentes de dependencias y a los diferentes niveles de gobierno a establecer mecanismos en sus portales de internet para poder acceder y hacerle más fácil el acceso a los servicios de telecomunicaciones a las personas que tienen alguna discapacidad.

La ampliación de la banda ancha para pasar de una cobertura actual de 37 mil sitios de internet gratuito a 250 mil sitios en escuelas, hospitales, edificios públicos, plazas públicas. La posibilidad de conservar mi número aunque me cambie de compañía sin tener que pagar ningún costo adicional. La eliminación de contratos de exclusividad para puntos de venta y de distribución que impiden y obstaculizan a otros para poder ofrecer un mejor servicio al usuario.

Facultades al Ifetel, que por cierto, un órgano que nosotros en la Constitución definimos su mecanismo para crearlo, un mecanismo complejo para darle fuerza y para que no atendiera a intereses políticos ni de las empresas ni de las compañías, ese fue el sentido.

Y si hoy el Ifetel va a participar en los criterios para emitir concesiones para regular, tenemos que seguirlo fortaleciendo, pero además el Estado mexicano cuenta con los mecanismos y los procedimientos para garantizar, como en cualquier Estado democrático, la finalidad de poder respetar el espíritu constitucional.

La primera instancia será el Ifetel, pero no olvidemos que la última palabra la tendrá la Suprema Corte de Justicia y será quien defina si en algún momento el texto de la ley se pudo apartar del espíritu constitucional.

El artículo 262 que tanto nos ha preocupado y preocupa a todos, me parece que es un artículo que en su momento, sin duda, será sujeto de litigio, pero que en este momento lo que está haciéndose en el dictamen es recoger de manera literal lo que viene en la Constitución que aprobamos hace ya más de un año.

Por eso me parece a mí que estas modificaciones que vienen a beneficiar al consumidor no podemos decir no, no podemos decirle no a afectar de manera directa a la economía familiar porque pudiera entenderse que si voto de una manera estoy representando los intereses de alguna institución, de alguna compañía o de alguna empresa, si voto de otra manera estoy con la otra.

Yo me niego a esas expresiones que aquí se han vertido, yo traigo un pin del Senado que contiene el Escudo Nacional, el escudo que representa a México y a los mexicanos, yo no traigo el pin de ninguna empresa; yo llegué a este Senado y a esta tribuna con los votos de los guanajuatenses, no llegué con el dinero ni la cobertura ni los intereses de ninguna empresa. Yo llego aquí con un voto libre, y no se puede venir a decir que si no voto, como alguien aquí lo ha sugerido, le estoy dando la espalda y traicionando a los mexicanos.
Esa es una expresión que me parece no es digna de un Senador, en todo caso lo podrá ser de algún dictador, pero no de un Senador. Y yo por eso vengo con libertad a decir: Sí, porque los mexicanos y las familias de los mexicanos y los jóvenes tienen derecho a internet cada día de mejor calidad y de mejor precio, y yo vengo a decir sí, porque necesitamos avanzar en materia de telecomunicaciones y de mejor programación, porque necesitamos avanzar en este país en materia de comunicaciones y de competencia entre todos.

Si va a haber beneficiados o si va a haber perjudicados en las empresas, pues también está una ley de competencia que aprobamos, y también están instancias que nosotros hemos creado y que habrán de resolver de manera particular caso por caso.

Yo vengo a decirle sí, con mi voto, para beneficiar a los mexicanos, pero también a los guanajuatenses que viven en la Sierra Gorda de Guanajuato, y a los municipios que colindan en el sur del estado con Michoacán, y a los del corredor industrial de Guanajuato que viven todos los días la necesidad del servicio de las telecomunicaciones, a las empresas y compañías que están en Guanajuato, que requieren de mejores servicios y mejores precios para ser más competitivos.

Yo vengo a decirle sí a Guanajuato y a México.

Gracias por su atención.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Torres Graciano.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Marcela Torres Peimbert, del grupo parlamentario del PAN, en contra.

- La C. Senadora María Marcela Torres Peimbert: Gracias, señor Presidente.

Mi voto será en contra porque encuentro razones de forma y de fondo que quisiera compartir con ustedes.

La definición de preponderancia por sector constituye un error legislativo que no se subsana con transcribir una parte del texto constitucional, no definir a la preponderancia por servicio es un grave desacierto que dejará al sector de radiodifusión sin declaración de preponderancia, y a las dos nuevas cadenas de televisión abierta con muy pocas posibilidades.

Quitarle la facultad al Instituto Federal de Telecomunicaciones de regular la competencia en televisión restringida, como está planteado a través de los terribles Noveno y Trigésimo Noveno Transitorios del proyecto, va en contra del espíritu de la Constitución. Favorecerán la concentración en televisión de paga, afectando no sólo la economía de las familias mexicanas, también al derecho que tienen de contar con información plural, además de existir una obvia invasión de facultades que seguramente en su momento declarará inconstitucional la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Permitir la concentración y los monopolios en cualquier servicio constituye un daño directo a las y los ciudadanos; la producción nacional independiente es un instrumento indispensable para que la pluralidad del país pueda verse reflejada a través de los contenidos que no son producidos por los concesionarios, sino por personas que tienen otra perspectiva distinta de la realidad.

En ese sentido, el proyecto no cumple con lo dispuesto en el Artículo Tercero Transitorio de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, el cual señala que se deben establecer los mecanismos que aseguren la promoción de la producción nacional independiente. Les pregunto compañeras y compañeros, ¿cuáles mecanismos?, ¿en qué artículo vienen? No existe ninguno.

Otra razón por la que mi voto será en contra es porque los medios públicos no existen como tal, vuelven a ser medios cooptados por el partido de gobierno en turno, les aviso que en este nuevo paquete de reservas que acaban de circular, el artículo 88, fracción II, limita sin sentido y aún más a los medios públicos, impidiéndoles que comercialicen sus productos novedosos.

Hablando de discapacidad vuelve a ser el subtitulaje, debe de ser para todos los programas y conforme a un calendario de implementación progresivo, además se debe establecer la obligación de los preponderantes en radiodifusión a incluir el subtitulaje en toda su programación en un plazo no mayor a tres años.

No sigo con razones de fondo para no reiterar lo que han dicho los compañeros, pero pasando a la forma, yo quisiera recordarles, compañeras y compañeros, que este recinto no es nuestro, Senadores, por aquí estamos solamente de paso, el recinto es de todas y de todos los mexicanos, dignifiquemos nuestra labor, abonemos a la transparencia en lugar de cerrar estas galerías ante un tema que ha generado gran interés, abrámoslas, se los pido en este momento, sometámoslo a votación si lo consideran, estoy a favor de que se abran las galerías.

Hablemos de frente a los mexicanos, veamos a los ojos a nuestros jóvenes, hoy en contra del principio de deliberación abierta al público en un bunker resguardado por la policía y sin un solo ciudadano aquí dentro, están a punto de aprobar un documento que, tengo la plena certeza, pocos conocen a fondo.

Nos acaban de entregar hace unos momentos un nuevo paquete de reservas que acordaron las mesas directivas de las comisiones y que, por algún motivo oculto y sospechoso, desde mi punto de vista, no quisieron discutir en comisiones. Les pregunto a todas y a todos: ¿van a avalar esto?, ¿saben qué implican esas reservas ya acordadas y que seguramente transitarán sin ningún problema? Senadores de la República, no les pregunto como parte en esta Cámara, los cuestiono como ciudadana mexicana. ¿Saben ustedes lo que están avalando?, ¿han tenido la oportunidad de leer las 612 páginas que contienen los más de 300 artículos que definirán al sector de telecomunicaciones y radiodifusión no sólo en materia económica, sino también en diversos temas, tales como derechos humanos, cultura, identidad nacional y alfabetización digital?

En conclusión, compañeras y compañeros, mi voto será en contra porque no quiero ser cómplice del autoritarismo que con temor veo que regresa a mi país; porque no quiero ser cómplice de recintos cerrados a las mexicanas y a los mexicanos, porque no quiero ser cómplice del monopolio de la información, de la quema de libros, como bien decía don Víctor hace un momento; porque no quiero ser cómplice de perpetuar una sociedad con información pobre y sesgada, que de manera recíproca y proporcional generará una democracia pobre, con ciudadanas y ciudadanos dóciles, desinformados y pasivos, manipulados por una verdad oficial del gobierno en turno y de los medios a modo.

Ya en 1717 el filósofo economista e historiador, David Hume, dijo sabiamente que, “que quien tiene el saber, que quien tiene la información, tiene el poder”, abramos realmente la competencia. Libertad e información van de la mano.

Me dirijo directamente a las Senadoras y Senadores de oposición, ambos lados, no avalen con su voto la regresión al autoritarismo, por la que hemos tanto luchado en contra y con ahínco. Bien dijeron los jóvenes: “no más poder al poder”.

Voto en contra porque la información y el poder, así como este recinto, deben de ser de todos los ciudadanos.

Muchas gracias

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Torres Peimbert

Tiene el uso de la tribuna, la Senadora Mónica Tzasna Arriola Gordillo, a favor.
- La C. Senadora Mónica Tzasna Arriola Gordillo: Con la venia de la Presidencia; compañeras y compañeros Senadores; al pueblo de México:

Por sobre todos los elementos que han estado sometidos a discusión en las últimas semanas, es mi responsabilidad como representante de la voluntad ciudadana enfocar el debate donde debe de estar, en el consumidor, el usuario de telecomunicaciones y radiodifusión, en los mexicanos. Se han debatido una serie de temas considerablemente polémicos, sin embargo se ha hecho desde una perspectiva totalmente equivocada, de combate entre intereses y no enfocada en el beneficio de la sociedad.

Estoy consciente de que cada uno de los temas que se han discutido tienen consecuencias para el consumidor, no obstante al dar énfasis a posiciones y enfoques erróneos se puede terminar afectando el único interés válido, el colectivo, es por eso que me parece fundamental recuperar los compromisos específicos que se asumieron públicamente, especialmente los que contemplan la reforma constitucional.

Esta legislación debe hacer justicia absoluta en concordancia con los principios, el espíritu y la letra de la Constitución, así como las exigencias que las y los mexicanos han expresado a raíz de esta reforma.

La sociedad se preguntará, por tanto, qué beneficios se verán claramente manifestados al expedir esta reglamentación, al intensificar la competencia en todos los sectores de las telecomunicaciones y la radiodifusión, siendo estos sectores estratégicos de la economía mexicana, se proporcionarán a la población productos y servicios de mejor calidad a mejores precios, y menores.

Naturalmente sólo al haber una competencia real, plural e inclusiva, la normatividad además debe de ofrecer esquemas claros que incentiven sustancialmente el crecimiento de la economía, impulsen notablemente la innovación de los ciudadanos y reduzcan radicalmente la brecha de desigualdad.

Al reducir la desigualdad y la pobreza a través de productos competitivos con precios accesibles y proporcionales a la demanda, se ocasionará un dinamismo que dará giro a los sectores sociales, económicos y culturales del país.

Para profundizar la competencia en los actores estratégicos, primero que nada, debemos superar el carácter belicoso que se ha utilizado en la discusión, de inicio no existe batalla al hablar del interés colectivo, solamente se realizan medidas necesarias para propiciar un mercado adecuado en igualdad de oportunidades que garantice el derecho a la información, a la expresión y al desarrollo.

En este tenor, es vital para la economía mexicana generar un mercado de pluralidad y de competencia en telefonía fija, telefonía celular, servicio de datos, televisión abierta y restringida que permitan la multiplicidad de opciones para las personas de todos los estratos socioeconómicos exigentes en nuestra población.

Debemos indiscutiblemente reducir la brecha de desigualdad y captar el conjunto marginado de nuestra población para una inclusión social plena. Debe garantizarse el derecho al acceso a la banda ancha reforzando el órgano constitucionalmente autónomo, el Instituto Federal de Telecomunicaciones, su autonomía, su capacidad decisoria y la aplicación de sus resoluciones debe ser real y efectiva.

La sociedad nos ha exigido tomar acciones sustantivas para un acceso a internet absoluto, en donde se fomente la inversión pública y privada en aplicaciones de telesalud y telemedicina.

El desarrollo competitivo de un mercado se hará por la desconcentración del mismo y en base a esto fluirán las tasas de crecimiento y penetración de los servicios para garantizar el acceso a la infraestructura necesaria para el despliegue de redes avanzadas por todo el territorio nacional, en beneficio no sólo de la población urbana de mayores recursos, sino también de los muchos mexicanos que viven en comunidades remotas y de menores ingresos.
Compañeras y compañeros Senadores, uno de los propósitos principales de esta legislación, sin duda, debe ser la reducción del analfabetismo digital de todo nuestro país para lo cual es necesario potenciar las capacidades digitales de los más vulnerables.

Es por esto que no podemos conceder tregua a la inclusión de las comunidades indígenas en las telecomunicaciones y la radiodifusión.

Como Senadora por Chiapas, una de mis principales preocupaciones es la de cuestionar: ¿se han incluido todas las medidas para proteger, incluir, impulsar y respetar a las comunidades y a los defensores de las lenguas de los pueblos indígenas?

En base al artículo 2o. de nuestra Carta Magna, esta obligación está pendiente, los pueblos indígenas deben contar con los mismos medios de comunicación, contar con acceso a la red troncal, sin discriminación, a precios accesibles.

Debemos asegurar las condiciones para la exigencia de concesionarios indígenas a los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión a través de la construcción de uso social.

En el 2010, según censos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, existían 1 millón 149 mil 499 personas mayores de 5 años que hablaba una lengua indígena, equivalente al 27 por ciento de la población. Mientras que la población indígena ha aumentado menos, la de la población total de México ha aumentado más.

Creo que la trascendencia de velar por la implementación efectiva de estas condiciones es evidente. En ese tenor deben existir disposiciones específicas para los operadores indígenas, debe haber un acceso a frecuencias celulares con cobertura social, indispensablemente deben existir fuentes de financiamiento que permitan desarrollar su tecnología y operatividad.

Compañeras y compañeros Senadores, tenemos dentro de nuestras posibilidades el hacer historia con una legislación vanguardista, que con principios democráticos, republicanos e inclusivos y acorde al espíritu de la reforma constitucional, fue parteaguas en dos momentos de la vida de nuestro país, se fundan para cimentar el camino hacia un México desarrollado, equitativo, productivo y competitivo.

Es la consolidación de un pueblo unido y fuerte, y los medios de comunicación juegan un papel importante, esencial en la medida en que éstos se democraticen y cumplan con su papel social de inclusión.

Cumplamos con nuestra protesta, con nuestro compromiso, forjemos una legislación de nación y recordemos que la democracia, el potencial y la igualdad son sólo posibles a través de una comunicación fácil, real y efectiva.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Arriola Gordillo.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna, del grupo parlamentario del PRD, en contra.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

Quiero aprovechar estos cinco minutos para hablar en contra de contenidos muy perversos, muy negativos que tiene este decreto, escudados en la complejidad técnica y jurídica. Quienes defienden este dictamen pretenden ocultar lo inocultable.

El Congreso renuncia a su obligación política y legal de democratizar las estructuras de los medios de comunicación.
Esta ley, justamente era para abrir la competencia en los servicios públicos concesionados tanto de radiodifusión como de telecomunicaciones y subrayo, servicios públicos que están monopolizados.

Un tema fundamental es preponderancia. La Constitución señala que los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión deberán declararse preponderantes a los agentes económicos que concentren más del 50 por ciento del número de usuarios, del número de suscriptores, del nivel de audiencias, por el tráfico en sus redes o por su capacidad instalada.

Una de las finalidades principales de la reforma constitucional fue limitar los poderes de los grandes grupos económicos en los servicios de telecomunicaciones. Los servicios de radiodifusión que son la televisión abierta y el radio; los servicios de telecomunicaciones que incluyen telefonía móvil, fija, televisión de paga, la comunicación vía satélite, el acceso a internet, entre otras.

El dictamen propone copiar lo que dice la Constitución, como si eso resolviera el problema o la polémica que se ha desatado y que corresponde al Senado legislar, definir claramente la preponderancia, y lo que propone el dictamen es rehuir a nuestra obligación de dotar de leyes claras, precisas para que los monopolios dejen de abusar de su posición de mercado.

Se abren esos mercados a la competencia y eso sólo puede darse con una precisa definición de preponderancia por servicios. Si se hace por sectores como propone el gobierno, no existiría ningún agente preponderante en radiodifusión, no existiría ningún monopolio en este sector compuesto por televisión y radio abiertos; se dejaría de lado que también en el sector de telecomunicaciones sólo hubiera agentes preponderantes en telefonía fija como Telmex, y siendo Televisa preponderante en televisión de paga no puede declarársele preponderante.

El gobierno está apoyando claramente a Televisa con este dictamen; quiere evitar a toda costa que se le pueda declarar preponderante en televisión de paga para que no puedan aplicársele medidas asimétricas, medidas de regulación y de paso frenar también la entrada de posibles competidores.

La televisión de paga es para Televisa su segunda fuente de ingresos; su dominio sobre los contenidos audiovisuales y sobre las redes de distribución en alianza con TV Azteca. A través de Iusacell le permite ventajas competitivas y acrecentar su preponderancia en el mercado de información.

La información política, las campañas electorales por lo que imponen a los Presidentes de la República y crean guerras sucias contra oponentes potenciales. Sólo Televisa y TV Azteca pueden dar el servicio del cuádruple play en México. Repito, sólo Televisa y TV Azteca pueden dar el servicio del cuádruple play en México, que me desmienta alguien si no digo la verdad. Quién más en México puede brindar este servicio. Eso es acaparar los mercados, eso es monopolizar la opinión pública, eso es anticompetitivo.

Por eso, esta ley se llama Peña-Televisa porque sólo a ellos dos les favorece.

Al cierre de 2013, Televisa contaba con 8 millones 90 mil 365 suscriptores, el 55.2 por ciento. Cablecom contaba con 930 mil 461 suscriptores, el 6.3 por ciento. Televisa es preponderante por sí sola en televisión restringida con el 55.2 por ciento, rebasa el 50 por ciento y no se le quiere declarar preponderante, pero acaba de comprar Cablecom en 7 mil millones de pesos.

Televisa pasa a tener 9 millones 20 mil 826 suscriptores, lo que representa el 61.5 por ciento. Televisa informó estos datos de esta compra en la Bolsa Mexicana de Valores en agosto de 2013, también lo informó ante la SEC en Estados Unidos que de una adquisición de deuda por el 51 por ciento del control accionario de Cablecom en 7 mil millones de pesos, dicho de otra manera, Televisa compró obligaciones convertibles a acciones de Cablecom.
El Instituto Federal de Telecomunicaciones ha guardado silencio, lo sabe y no lo ha querido hacer público hasta que no se apruebe esta ley que le beneficia a Televisa.

Por otro lado, el Grupo Televisa posee 5 millones 647,032 suscriptores de SKY, que representa el 72.7 por ciento de la televisión satelital, su única competencia es DISH que tiene 2 millones 123,353 suscriptores, el 27.3 por ciento.

Televisa agrupa a CABLEMAS, CABLEVISION, CSB, SKY y TV Internacional, pero no quiere competencia en este mercado, por eso esta ley es la ley a modo de Televisa.

La redacción de preponderancia da maromas, da vueltas y vueltas para evitar que Televisa sea declarada preponderante, para evitar que se le apliquen medidas asimétricas, donde tenga que limitar su infraestructura de red, aplicar regulación asimétrica en tarifas, separar su contabilidad, y hasta desincorporar sus activos.

Si esta ley declarara preponderancia por servicios, el plan de expansión de Televisa se vería interrumpido, pero por eso ponen por sectores en este dictamen porque Televisa quiere competirle a América Móvil para disputarle el mercado en América Latina donde el magnate de Telmex posee empresas de televisión por cable; quiere entrar al sector energético, ya que el Vicepresidente de Telecomunicaciones de Televisa, Adolfo Lagos, participa en el Consejo de Administración de MEXICHEM, la empresa que recibió el Complejo Petrolero Pajaritos en un 56 por ciento del control accionario, dejando a Pemex en minoría y sin el control del complejo.

Definirla por sector es un acuerdo, un compromiso del gobierno de Enrique Peña Nieto con Televisa, es así de simple, es así de grave.

Esta intervención mía, tal vez me traiga como consecuencia otra guerra sucia más, pero se tienen que esclarecer las decisiones que se están tomando y que cada quien asuma su responsabilidad.

Esta institución, Congreso de la Unión, este Senado hace tiempo que dejó de servir al interés general, hace tiempo que sólo vela por el interés de los poderes fácticos a los que la reforma constitucional en telecomunicaciones pretendía regular.

Por eso este dictamen es una clara contrarreforma y por eso votamos en contra.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senadora Padierna Luna.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Omar Fayad Meneses, del grupo parlamentario del PRI, para hablar en pro del dictamen.

- El C. Senador Omar Fayad Meneses: Muy buenas tardes, compañeras y compañeros Senadores:

Vengo a hablar a favor del dictamen de esta reforma secundaria en materia de telecomunicaciones, porque me parece que es trascendente para México y para los mexicanos.

Aquí hay quien dice que esta ley es una ley a modo, y yo vengo a reafirmarlo. Claro que esta es una ley a modo, no tengan duda de ello; es una ley a modo de los ciudadanos mexicanos, a modo de los usuarios y a modo de México. ¿Por qué negarlo?
Me parece que estamos haciendo juntos historia. Yo la califico más bien como una reforma valiente. Hagamos historia.

En los últimos 20 años nadie quiso entrarle a este tema que es fundamental para México.

Hoy, ante una decisión de un Presidente valiente, como Peña Nieto, tenemos una iniciativa que además hoy cuenta con la valiosa participación de todas y de todos, con las modificaciones también valientes de Senadoras y Senadores de todos los partidos políticos aquí representados.

Porque cuenta además esta reforma con el aval de los partidos políticos que decidieron también valientemente llevarla a la mesa del Pacto por México; pero, además, creo que va a contar, sin duda, con el aval de millones de personas que día con día viven el reflejo dañino de una mala regulación del espacio radioeléctrico en este país, donde se manejan las telecomunicaciones.

Cuando vengo a hablar a favor de este dictamen, estoy pensando en la gente de la huasteca y de la sierra de Hidalgo, que cuando se traslada a Pachuca para alguna emergencia, a veces no logra ni con 10 intentos concretar en grandes tramos una llamada telefónica, pero paga por el servicio.

Estoy pensando en ellos. Estoy pensando en toda esa gente que en su casa paga los servicios de internet y contrata equis número de megas y le dan 8 ó 7 menos, pero paga por 10.

Cuando estoy hablando a favor de este dictamen, estoy pensando en toda esa gente que con trabajo compra una tarjeta para el servicio telefónico y que si no la usa en un tiempo determinado se la cancelan.

Estoy hablando a favor de toda esta gente que al ver el mal servicio que le brinda una empresa, un agente económico y se quiere cambiar a otro, no puede. Y no puede porque le meten plazos forzosos, porque le dicen que le dan el equipo de última generación y porque le dicen además que tiene que pagar todo el tiempo que se comprometió en ese servicio, tiene que pagar una pena convencional y además tiene que pagar el equipo.

Piensen en ellos cuando vayan a decidir esta tarde, esta noche y quizá esta madrugada su voto. Piensen en que gracias a esta reforma nuestro país va a dejar de perder esos 25,000 millones de dólares al año por una regulación mala, por una legislación mala, por las asimetrías en este sector.

Cuando vayan a decidir su voto esta tarde, piensen en los 20,000 millones de pesos que le vamos a ahorrar a los usuarios de los servicios.

Y además, compañeras y compañeros, no se metan entre las patas de los caballos, no tienen por qué tomar partido por un agente económico u otro agente económico.

Nosotros aquí no defendemos a los empresarios. Defendemos a los usuarios y a los ciudadanos, piensen en ellos para que esta tarde puedan tomar la mejor decisión.

Yo creo que es un gran avance, no puedo estar de acuerdo con quien diga que esto es un retroceso porque no lo es; al contrario, esta es una legislación secundaria que complementa esa gran reforma constitucional que juntos construimos en el 2013.

En el 2013 ya pensábamos en estas cosas, decidimos lo más importante. Vamos ahora a darle pauta a una legislación secundaria, con el gran consenso de todos. La constitucional la avalamos con 112 de 128 votos, no veo porqué ésta no debiera tener cuando menos el mismo número de votos, porque aquí estamos los mismos, porque el debate es muy similar, ya lo dimos en el 2013 y hoy lo estamos reconstruyendo.
Amigas, y amigos, creo que ese proyecto de dictamen, que ya vamos a votar, contiene ya sus inquietudes, nada de que coartamos el derecho a la libertad de expresión. Falso, y ustedes hoy lo saben.

Nada que estamos coartando la posibilidad de los contenidos en internet, porque no es cierto.

Todo lo que metía ruido en el capítulo de seguridad fue retirado de la minuta y dejado el texto como ya lo plasmaba la ley. Todo esto lo hemos corregido juntos.

Aquí veía yo a compañeros de diversos partidos decir todo lo que habrían contribuido, ellos y sus partidos, a reconstruir esta minuta que nos había mandado el Presidente de la República. Y hoy tenemos la gran posibilidad de tener una reforma que es de todos.

No perdamos la oportunidad de hacer historia juntos en un tema que saben que es fundamental para México.

Vamos a acabar con las asimetrías, con las malas regulaciones, con los monopolios; vamos a beneficiar a la gente que tanto lo necesita.

Van a ver aprobada la reforma, la gratitud de millones y millones de mexicanos por los grandes beneficios económicos que se verán reflejados en sus bolsillos y en sus servicios.

Por ello, quiero conminarlos a todos en un gran ejercicio de reflexión, construyamos juntos esta historia de la reforma en materia de telecomunicaciones, que concluya satisfactoriamente con la aprobación, espero, de la gran mayoría de las y los Senadores que aquí estamos decidiendo el destino de México.

Por su voto a favor y por su apoyo a este dictamen, mi gratitud anticipada.

Es cuanto, señor Presidente.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Fayad Meneses.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Angélica de la Peña Gómez, del grupo parlamentario del PRD, en contra;

- La C. Senadora Angélica de la Peña Gómez: Muchas gracias, señor Presidente; señoras y señores Senadores:

Limitar el poder es una de las características fundamentales de toda democracia. No sólo el poder que emana de la esfera pública sino también de la esfera privada, como lo señala Luigi Ferrajoli, se trata de establecer un sistema de límites a dos absolutismos, el de la política y el del mercado.

La reforma constitucional que hoy se pretende reglamentar y que, efectivamente, Senador Fayad, nos unió hoy, debo destacarlo porque puso de gran relevancia ejes fundamentales inscritos en limitar y regular a los denominados poderes fácticos y monopólicos de las telecomunicaciones y de la radiodifusión, pero hoy mucho me temo que no es así.

Asumí, permítanme decirlo con mucho respeto sin que pueda exagerar en que ustedes me puedan escuchar, asumí la responsabilidad modesta, sencilla, de llevar el texto del dictamen original, aquel que se pretendió discutir en abril pasado, disposiciones relacionadas con los derechos de las y los usuarios; a favor de los derechos de la niñez; de la igualdad sustantiva y hacia la paridad por las personas con diversa discapacidad y la no discriminación, inscrito en términos del 1o. constitucional.
Hay logros en esa modesta encomienda, efectivamente hay logros que tiene este dictamen, insisto, comparado con el de abril pasado, sin embargo, lo que hoy se tiene en lo general es un texto que sigue siendo contradictorio con la propia Constitución porque no pone fin y no limita a los monopolios, por el contrario, su falta de claridad termina por fortalecerlos.

La falta de voluntad para que el Ifetel determine la existencia de agentes preponderantes por servicios de manera clara y precisa y no por sector, abre el camino para que la plena preponderancia se determine finalmente por la vía judicial y no en el texto de esta ley, como era el mandato constitucional, sobre todo inscrito en la exposición de motivos que venía de la Cámara de Diputados y, por supuesto, era el sentido del Pacto por México.

En el dictamen es evidente la ausencia de medidas efectivas para generar una mayor competencia, pluralidad, diversidad de medios. Siguen faltando criterios y procedimientos para la desconcentración de frecuencias y reglas a la propiedad cruzada de medios.

Una ley de estas características debe tomar en cuenta en todo momento la protección más amplia de las y los ciudadanos como lo dispone el artículo 1o. de la Constitución, es decir, proteger los derechos de usuarios, audiencias, consumidores, ¿quién sino la ciudadanía es y ha sido la principal afectada por los monopolios al pagar los cobros excesivos del internet, TV de paga, telefonía fija y telefonía celular?

En el dictamen seguimos encontrando ausencias, los derechos de las audiencias son limitados si no se regula el derecho de réplica; se deja al Ifetel la facultad de elaborar lineamientos para los códigos de ética de los medios de comunicación y no seguir insistiendo en la importancia que tiene que los medios de comunicación también asuman responsabilidades. La libertad de expresión, el acceso de información, el debate abierto que genera la opinión pública, no son o son tan sólo algunos de los derechos que han enunciado y que siguen estando pendiente en este dictamen.

Es necesario tomar, por cierto, en cuenta lo que han señalado algunos de los comisionados de Ifetel con respecto de achicar sus facultades constitucionales como organismo autónomo. Hay una carta que la dirigieron expresamente a las presidentas y los presidentes de las comisiones.

Los derechos y la accesibilidad para las personas con algún tipo de discapacidad son limitadas, al grado de que siguen excluyendo de los servicios a las personas con discapacidad auditiva y las denominadas de talla pequeña o que se encuentran en sillas de ruedas como cuando la constante evolución de la tecnología hace posible que se superen, incluso eliminen barreras diversas a las cuales se enfrentan las personas con discapacidad y que la sociedad en su conjunto se beneficie de la inclusión digital todas y de todos sin ningún tipo de discriminación.

Si bien se incluye el lenguaje de señas mexicano, es necesario incluir el closed caption, es necesario establecer los centros de relevo de comunicaciones, igual la instalación de casetas y cabinas de entre 90 y 120 centímetros del piso que tengan control de volumen y sean compatibles con dispositivos de ayuda y teclados del sistema braille.

La producción independiente realizada por mujeres ha sido excluida en el dictamen, a pesar de ser una de las demandas reiteradas de las organizaciones de la sociedad civil.

La parte relativa de colaboración con la justicia es invasiva y violatoria de los derechos humanos, ya que abre la posibilidad a los concesionarios y proveedores de servicios a colaborar con las instancias de seguridad, procuración y administración de justicia para intervenir comunicaciones y a la localización de equipos sin ningún tipo de control judicial.

Las radios comunitarias e indígenas son prácticamente excluidas, me preocupa que no fortalezcamos su trabajo, tomando en cuenta que pueden contratar publicidad para lograr influir en la adecuación y eficiencia de la tecnología permanente de sus equipos y, por supuesto, que tengan acceso a salarios dignos y decentes de sus operadores y empleados como lo señala el Relator Especial para la Promoción y Protección del Derecho y la Libertad de Opinión y Expresión de Naciones Unidas, Frank La Rue, o los señalamientos en este sentido inscritos en la Convención Americana de los Derechos Humanos o en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo.

Me preocupa que no quede claro la libre concurrencia en los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión como el mecanismo para beneficiar al usuario con menores precios, mayor calidad y diversidad de servicios.

En mi encomienda, al llevar todas estas preocupaciones relacionadas con los derechos de las y de los usuarios, debo decir desde esta tribuna, que he fracasado, por lo tanto, estoy obligada a votar a favor, reconociendo mi incapacidad en la encomienda que asumí.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora De la Peña Gómez.

- La C. Senadora Angélica de la Peña Gómez: (Desde su escaño) Perdón, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sonido en el escaño de la Senadora Angélica de la Peña.

- La C. Senadora Angélica de la Peña Gómez: (Desde su escaño) Perdón.

Quiero que precedente tan inoportuno pero, perdón, señor Senador.

Tengo que hacer una aclaración en mi última intervención.

La última frase. Mi voto es en contra.

Gracias, y mil disculpas a todos ustedes. Ya voy a ir a comer porque me muero de hambre.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora De la Peña Gómez.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Héctor Larios Córdova, del grupo parlamentario del PAN, para razonar su voto.

- El C. Senador Héctor Larios Córdova: Gracias, señor Presidente.

He solicitado la palabra para razonar mi voto.

Es público que el Partido Acción Nacional, su dirigencia nacional solicitó a las bancadas que tomaran la decisión de cómo votar estos dictámenes. También es público que en el grupo del PAN, en el Senado acordamos o resolvimos el que cada uno de los Senadores determinara el sentido de su voto.

Mi voto va a ser exactamente coincidente con la opinión del Presidente del Partido Acción Nacional, a favor en lo general, y voy a votar a favor en lo general porque esta es una iniciativa, el hecho de que hoy estemos dictaminando una Ley Federal de Telecomunicaciones se debe fundamentalmente al impulso del Partido Acción Nacional, desde establecer el compromiso con el gobierno de legislar una reforma constitucional que hicimos hace más de un año y legislar la materia secundaria, es un impulso que no puede ocultarse, que deriva precisamente del PAN.
Voy a votar a favor en lo general porque la propuesta de esta iniciativa es parte del compromiso que establecimos en nuestra plataforma electoral, con la cual el PAN salió a votar en el 2012, a recabar el voto de los ciudadanos. Pusimos entre los compromisos en nuestra plataforma, precisamente, el lograr muchos de los temas que vienen aquí.

Voy a votar a favor en lo general por los beneficios que se derivan de esta reforma, que no son, como se dijo aquí, beneficios que concreta el Presidente Peña Nieto. Insisto de nueva cuenta, fue insistencia permanente del Partido Acción Nacional el que se diera esta reforma y esta legislación de telecomunicaciones.

Cierto es que quedamos insatisfechos en varios temas, pero adicionalmente que tenemos particularmente dos temas en donde estamos en franca contradicción con el dictamen y que en lo particular atenderemos y resolveremos de acuerdo con lo que nosotros consideramos, pero esto no quita el que la mayor parte de la reforma sí responde exactamente a lo que planteó y negoció el Partido Acción Nacional.

No voy a cansar a todos ustedes con lo que ya se ha referido con los beneficios inmediatos de mediano plazo, muchos de ellos que se van a derivar de la competencia, de las inversiones adicionales y el bienestar económico de los mexicanos, pero sí quisiera hacer referencia a algunos beneficios tangibles que con o sin reforma podrían haberse dado antes y que apenas el día de hoy algunos de ellos se consiguieron y que van a ser presentados por las comisiones en una reserva conjunta y se refieren a una inquietud que hemos manifestado en varias ocasiones, incluso en un punto de acuerdo que fue aprobado por unanimidad, que tiene que ver con evitar abusos que dan los proveedores en contra de los consumidores.

Por ejemplo, en materia de teléfonos celulares, que es hoy una necesidad, no es un lujo, es una herramienta de trabajo, las gentes de menores recursos tienen que recurrir a esquemas de prepago y en este esquema de prepago a los usuarios se les negaba el hacer uso de su saldo si no compraban una nueva recarga después de cada dos meses. Hoy se corrige esta situación y se establecerá en la reserva que será sometida a consideración el que cada año pueda actualizarse esto y que el saldo que tienen se traslade a su cuenta como es su derecho porque es su dinero.

Segundo, se logra algo que era imprescindible en este país y que es causa de muchísimos abusos, que se transparente en la mensualidad que se cobra de un servicio de telecomunicaciones, cuánto es por los servicios y cuánto es por el pago del equipo o de las instalaciones. Esto permitirá acabar con algunos abusos, por ejemplo, en el caso de las personas, donde no hay recursos, a veces no tienen el dinero para pagar el recibo de su teléfono celular. Y, ¿qué pasa? Que mientras juntan el dinero para pagar lo que debían, llegan a pagar y resulta que deben ahora los meses transcurridos en donde no tuvieron servicio y les siguen cobrando. Ahora se establece dientes para la Profeco, para que evite que sí existe una pena convencional de reconexión, pero que no les cobren por servicios que no les dieron. Es como si alguien tiene contrato de gas natural y no paga el recibo, le cortan el gas y cuando lo paga le cobran el gas que no consumió. Eso es verdaderamente absurdo y eso se corrige en esta minuta, en las reservas que serán presentadas.

También el abuso que se da con la cancelación anticipada porque no solamente se le cobra el saldo que tiene insoluto del pago del equipo, sino también los meses que faltan de servicio que no va a consumir. Comparo, por ejemplo, con la renta de un bien inmueble, si alguien contrata un bien inmueble hace un contrato por un año y por alguna razón a los dos meses tiene que cancelar el contrato, tiene una pena convencional que es normalmente el depósito que dio. Aquí no, aquí tienes que pagar como pena convencional la renta de 19 meses, que es la duración del contrato promedio. Eso se corrige y se da dientes a la Profeco para poderlo corregir.

El hecho de que venía en la minuta que se nos presenta, o viene ahorita la minuta el que el proveedor pudiera de manera unilateral modificar los términos del contrato de adhesión, esto era verdaderamente abusivo y eso se corrige también en las reservas que van a ser presentadas.
También, que sin autorización alguna de un usuario lo estén constantemente, a veces 3 ó 5 veces a la semana, molestando con llamadas de promociones: Cámbiate de plan por esto y por aquello, cuando nosotros contratamos ese servicio no lo contratamos para ponerlo al servicio de la telefónica para que esté insistiendo en nuevos productos o nuevos servicios. Si no damos nuestro consentimiento expreso no podrá ser esto.

Y finalmente, el círculo vicioso de los teléfonos celulares, tienen un contrato específico, un día se vencen y ese día para cancelarlo teníamos que a hacer filas y pedir autorización al proveedor para que nos permitiera cancelar un contrato que se vencía. Hoy se prohíbe la autorización y adicionalmente se establecen medios ágiles que pueden ser incluso por comunicación de internet, de un correo electrónico, ya no quiero seguir con el servicio, cancélalo, y no caer en ese círculo vicioso de que se renovaba automáticamente al día siguiente y si lo querías cancelar tenía una penalización.

Pero independientemente de esos avances que hoy se consiguen, el conjunto de un proyecto de dictamen que fue impulsado desde el principio, y comprometido con el gobierno por el Partido Acción Nacional, merece el voto del Partido Acción Nacional.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Larios Córdova.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Alejandra Barrales Magdaleno, del grupo parlamentario del PRD, en contra.

- La C. Senadora María Alejandra Barrales Magdaleno: Con su venia, señor Presidente.

Vengo a hacer este posicionamiento en general en contra del dictamen, como ya he tenido oportunidad de comentar, de compartirlo.

Hay dos razones primordiales para manifestarme en contra de este dictamen, una, he señalado ya, tiene que ver con la forma, la manera en la que se ha decidido desahogar un tema tan trascendente para nuestro país, y la otra tiene que ver con un asunto de fondo, el contenido de este dictamen.

Consecuencia de la forma en la que se ha decidido atender este proceso, es que hay poco tiempo para discutir, para fundamentar, para razonar temas de fondo. Por eso quiero referirme, en este corto tiempo para un análisis tan importante, quiero referirme a dos temas que estimo ni siquiera deberían estar a debate. La inclusión de normas para garantizar el acceso a personas con discapacidad y lo que tiene que ver con la protección de los derechos de la infancia.

Son dos temas que no debieran de estar a discusión, que debieran de estar ya resueltos en este dictamen y que lamentablemente no forman parte del articulado.

He dicho ya que hemos tenido la oportunidad, estamos desperdiciando la oportunidad de dar certeza jurídica a estos grupos, a estos sectores importantes de la población y en su lugar les estamos respondiendo con discrecionalidad.

Me refiero a esta discrecionalidad cuando contemplo las propuestas de en lugar de la reforma a algunos artículos de este dictamen, se plantean transitorios, se plantea, insisto, pasar a otro momento y a otros órganos la resolución de tan importantes temas.

Ahora que tenemos esta oportunidad, me parece importante el resolver, atender derechos de niñas y niños en nuestro país, que representan el 35% de nuestra población.
Y, bueno, estamos obligados a preguntarnos qué beneficios, verdaderamente, le vamos a dejar a este sector tan importante de la población con un dictamen de esta naturaleza.

Es importante, entonces, el reconocer, como aquí se ha señalado, que estos temas también están ausentes en un dictamen que está obligado a atender la preocupación de un sector tan sensible de nuestra población.

Me resisto, entonces, a regatear el respeto, el fomento y potenciar los derechos de las niñas y de los niños, de los adolescentes, de los jóvenes en este dictamen.

La información que hoy están recibiendo estos sectores de la población, que hoy asimilan, será determinante para su desarrollo personal, para su participación en la vida colectiva.

No creo que la tutela de los derechos de la infancia depende entonces, como propone lamentablemente este dictamen, de un estudio que en su momento realiza el Ifetel. Creo que no es, a ellos, o no es de manera como se debieran de estar resolviendo estos derechos, sino que es una necesidad evidente y es una responsabilidad que este Legislativo debiera de estar resolviendo.

Tampoco creo que haya duda sobre la necesidad de que la oferta en los medios de comunicación, para la infancia, incluya la cultura, el deporte, la preservación del medio, el respeto a los derechos humanos, el interés superior de la niñez, la igualdad de género y la no discriminación.

Son valores que estamos obligados a garantizar en este dictamen y que no están, no estamos haciendo presentes.

Aquí se han planteado temas delicados, como el acoso escolar. Hemos escuchado este tema, esta denuncia, en reiteradas ocasiones, la violencia familiar contra menores y más recientemente de los menores migrantes sin compañía.

Las reacciones no se hacen esperar y entonces vemos a varias, varios legisladores aquí en tribuna presentando puntos de Acuerdo, haciendo llamados importantes para resolver este tema.

Pero, insisto, nada mejor que la oportunidad, como en este proceso, en este trayecto, estamos teniendo, de reformar, de hacer las modificaciones que se requieran para poder dar certeza jurídica a tan importantes sectores de la población.

Como ya he señalado, que hay un asunto de tiempo, ni siquiera hay tiempo para hablar de un sector tan importante que todavía está pendiente. Espero en próximas reservas tener oportunidad para defender, para argumentar el porqué voy en contra de este dictamen. Está dejando fuera los derechos de las personas con discapacidad.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Barrales Magdaleno.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Marco Antonio Blásquez Salinas, del grupo parlamentario del PT, a favor.

- El C. Senador Marco Antonio Blásquez Salinas: Muchas gracias, señor Presidente; Honorable Asamblea:

Me dirijo a ustedes con la finalidad de señalar la fundamentación y motivación, en virtud de la cual otorgaré mi voto a favor del presente dictamen hoy a discusión.

A su vez, quisiera también aprovechar esta ocasión para precisar conforme a mi punto de vista alguna de la información o desinformación que ha circulado respecto del génesis y el contenido de esta pieza legislativa.
La iniciativa presentada por el Ejecutivo Federal a través de la cual se busca integrar y en lo posible homologar con disposiciones comunes en un solo cuerpo normativo, la regulación aplicable a las telecomunicaciones y a la radiodifusión, no es tarea menor. Así lo entendemos quienes conocemos la industria.

La Ley Federal de Radio y Televisión, data de 1960 y su objetivo fue y continua siendo, mientras esté vigente, el de regular la radiodifusión, entendida ésta como la radio y la televisión, radiodifundida.

En contraste, en su momento, la Ley Federal de Telecomunicaciones se publicó en 1995. Tuvo como mandato el llevar a cabo la regulación de las telecomunicaciones, entendidas éstas como toda emisión, transmisión o recepción de signos, señales, escritos, imágenes de voz, sonidos, información de cualquier naturaleza que se efectué a través de hilos, radioelectricidad, medios ópticos físicos u otros sistemas electromagnéticos.

Regulaciones como las anteriormente señaladas, que están sujetas a la vorágine de la evolución tecnológica, deben ser revisadas y actualizadas con periodicidad.

Lo anterior con la finalidad de asegurar que independientemente de los cambios que se den en estas industrias, los principios regulatorios tales como el cumplimiento de la función social, bajo la cual estos servicios se deben regir, sin importar sus múltiples adaptaciones y transformaciones, deben de estar presentes y garantizar la encomienda que les fue inspirada.

En particular, esta industria, porque ya se ha convertido en una sola, ha sido sujeta de una transformación tan agresiva que se le ha denominado la convergencia tecnológica, bajo la cual, se ha dado una verdadera convergencia de servicios y en la parte regulatoria, lo único que ha quedado son barreras artificiales a la competencia.

Lamentablemente, el Congreso de la Unión, del cual esta Cámara forma parte, no ha caminado a la par, y no en pocas ocasiones, por hacer unos temas rehenes de otros, no se avanza, ni siquiera en donde hay consenso.

Se hace fundamental reconocer que el dictamen de hoy, el que tenemos a la vista, dista mucho de ser aquella iniciativa que presentó el Ejecutivo Federal.

A la misma, se le realizaron más de un centenar de cambios, y en mi opinión, muchos de ellos, hicieron una sustancial trascendencia respecto del original.

Particularmente me gustaría destacar las siguientes modificaciones:

Gracias a los trabajos realizados en esta Cámara, se incorpora un catálogo, a fin de reconocer expresamente derechos de los usuarios, destacando, entre otros, el derecho a la protección de los datos personales, a la portabilidad numérica, a elegir libremente el proveedor de servicios, a la libre elección y no discriminación en el acceso a los servicios de internet. A su vez este dictamen, que algunos demuestran, incluye dos capítulos relacionados con los derechos de los usuarios con discapacidad y con los derechos de las audiencias con discapacidad a fin de que este núcleo de la población cuente con acceso a los servicios de telecomunicaciones, buscando igualdad de condiciones con los demás usuarios, destacando, por lo que respecta a los usuarios, el derecho a solicitar y recibir asesoría de los concesionarios sobre el uso de las telecomunicaciones.

Contar con equipos terminales que tengan funcionalidades, programas o aplicaciones que permitan la accesibilidad, obviamente de las personas con capacidad, más bien discapacidad motriz, visual y auditiva. No ser discriminado en la contratación o en la provisión de estos servicios, que las instalaciones o centros de atención al público de los concesionarios o autorizados cuente con adaptaciones, modificaciones o mecanismos para que las personas con discapacidad puedan recibir la atención.
Reconozco, y lo hice en comisiones, que en el tema que señalo, la accesibilidad de las personas con capacidades diferentes nos falta mucho por avanzar, pero nos falta mucho por avanzar en todas las tareas nacionales, no sólo en las telecomunicaciones.

Con respecto a la neutralidad de las redes el dictamen elimina de la iniciativa del Ejecutivo, en el artículo 145, la posibilidad de que los concesionarios y autorizados que presten el servicio de acceso a internet puedan bloquear el acceso a determinados contenidos, aplicaciones o servicios, que fue la primera parte de este falso debate.

A su vez, el dictamen adiciona un artículo 146 a efecto de establecer que los concesionarios y los autorizados deberán prestar el servicio de acceso a internet respetando la capacidad, velocidad y calidad contratada por el usuario con independencia del contenido, origen, destino o terminal.

También de gran trascendencia el dictamen fortalece las atribuciones del Instituto Federal de Telecomunicaciones al adicionar en el artículo 15, fracciones LVIII, LIX, LX, LXI y LXII, otorgándole facultad para vigilar y sancionar el cumplimiento de los tiempos máximos establecidos para la transmisión de mensajes comerciales. Las facultades mencionadas no abarcan la totalidad en materia de contenidos, sin embargo, tampoco se puede dejar de reconocer que el órgano regulador de las telecomunicaciones no contaba con atribuciones en esta materia, sino hasta hace unos meses que se las brindamos a través de la reforma constitucional.

Las modificaciones y adiciones referidas anteriormente representan tan sólo algunos de los muy importantes cambios que el dictamen incorporó, y de los que tuve el privilegio de participar.

Le pido un poquito de tolerancia, señor Presidente, tengo muchos ahorros ahí de tipo parlamentario…

- El C. Presidente Aispuro Torres: Adelante, Senador Blásquez Salinas. Nada más le pido que concluya lo antes posible.

- El C. Senador Marco Antonio Blásquez Salinas: Voy a obviar.

Lo que pasa es que no se me dio la oportunidad de presentar un posicionamiento anterior, y sí me gusta, que como es un voto atípico el que voy a presentar respecto de mi corriente política, lo quiero dejar muy claro.

Muchas gracias.

Aunado a lo anterior, y con el objeto de brindar plena certeza jurídica en el dictamen, se retomó estrictamente el texto constitucional en temas de gran trascendencia como: la definición de preponderancia, ya que como lo señalé en mi intervención en comisiones, al modificarla no tan sólo vulneraríamos el contenido y el alcance de la citada figura jurídica, sino que pondríamos en riesgo los procesos contenciosos vigentes, a través de los cuales las empresas declaradas preponderantes están impugnando.

Dos, la obligación de los concesionarios de televisión abierta, de permitir, y de los concesionarios de televisión restringida, de retransmitir la señal de radio difundidas de manera gratuita y no discriminatoria, must carry y must offer. El llevar a cabo la conclusión de la transmisión de las señales analógicas de televisión radiodifundida en todo el país, a más tardar el 31 de diciembre de 2015, lo que llamamos el apagón analógico.

No quisiera terminar esta parte de mi exposición sin tratar otros dos temas esenciales que atiende la presente legislación: el primero, uno de los más grandes vacíos legales sino es que el mayor en la Ley Federal de Telecomunicaciones de 1995, fue el tema de la interconexión fundamental para los usuarios y para la competencia; sin embargo, fue escasamente tratada, lo que derivó en lustros de litigios.

Y el segundo, históricamente tanto en la Ley Federal de Telecomunicaciones, como en la de Radio y Televisión, los montos de las sanciones contempladas en ambos instrumentos legales eran simbólicos, considerando el tamaño de muchas de las empresas que participan en estos sectores, por lo que hasta ahora había sido mucho más barato y rentable violar la ley, que cumplirla.
Quisiera hacer hincapié en la parte relativa al proceso legislativo. El Ejecutivo Federal puso a nuestra consideración su proyecto de iniciativa el pasado 24 de marzo, posteriormente, del 2 al 4 de abril se llevó a cabo el Foro sobre las Leyes Secundarias en Materia de Telecomunicaciones y Radiodifusión, en el cual participaron decenas de interesados quienes presentaron un sinnúmero de información y posicionamientos diversos, mismos que fueron puestos a disposición, no nada más a los integrantes de las comisiones sino de todos los legisladores en lo que fue un histórico debate.

Finalmente, deseo manifestar que para mí éste ha sido un ejercicio de conciencia, de razones y de experiencia y conocimientos de la industria, un análisis de políticas públicas y no de fobias, y no de traumas, mucho menos de subjetividades ideológicas. Este es un voto de confianza personal, de mi escaño a dos instituciones de las cuales me honro en haber participado en su creación, instituciones republicanas que hemos formado junto con la mayoría de este Pleno, me refiero al Instituto Federal de Telecomunicaciones, al que este marco normativo le dará las herramientas para conducir la política regulatoria de este país, y para darles continuidad a estas políticas que nosotros estamos aprobando.

Dos, a los tribunales especializados de los que muy poco se habla en materia de telecomunicaciones, radiodifusión y competencia económica.

Quiero decir también que agradezco la apertura y el compañerismo de los presidentes de las comisiones dictaminadoras, la Senadora Graciela Ortiz, la Senadora Alejandra Barrales y el Senador Javier Lozano.

A quienes votarán en contra del dictamen, mis respetos, en vez de endilgarles acres adjetivos y descalificaciones se entiende que tienen una visión diferente, y la democracia es eso, el respeto a quien difiere.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Blásquez Salinas.

A continuación, se le concede el uso de la palabra a la Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza, del grupo parlamentario del PRI, para hablar en pro del dictamen.

- La C. Senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza: Con su venia, señor Presidente; compañeras y compañeros:

La reforma constitucional en materia de telecomunicaciones aprobada y publicada hace más de un año, y cuyos objetivos principales fueron fortalecer la competencia entre los agentes de sector, flexibilizar la entrada para nuevos participantes, y particularmente ampliar el abanico de proveedores de los diferentes servicios en telefonía, en televisión y en radio, y datos en beneficio de los usuarios para proveerlos de un mejor y mayor abanico de oportunidades que les permita escoger los de mayor calidad y a precios más justos. Está hoy por consolidarse en este Pleno en el Senado de la República.

El dictamen que hoy debatimos, y que los legisladores del grupo parlamentario del PRI votaremos a favor, tiene como eje transversal el beneficio de los usuarios. La trascendencia de legislar cuanto antes sobre este tema puede comprometerse y comprenderse mejor si ponemos en contexto un par de ejemplos.

En México el 98% de los 36.4 millones de usuarios con teléfonos inteligentes se comunican mediante aplicaciones de mensajería instantánea, sin embargo, no sólo se utiliza para el intercambio de voz y mensajes escritos, la evolución de la tecnología y el desarrollo de nuevas plataformas de comunicación nos permite el intercambio de información a través de videoconferencias, fotografía en tiempo real, videos, ubicación geográfica e incluso el envío de archivos enteros.

Es decir, la multiplicidad de adopciones de comunicación asegura a los usuarios a utilizar aquellas que más le convengan, tanto por el tipo de servicio, pero sobre todo por el costo de los mismos.

No cabe duda el desplazamiento que ha hecho el servicio de mensajería instantánea frente a intercambio de voz, el desarrollo que han tenido las tecnologías para brindar más y mejores opciones, como la mensajería ha representado costos importantes para los desarrolladores y en cambio brinda un servicio prácticamente gratuito a los usuarios.

En este contexto, tengamos en cuenta que en México las líneas de telefonía móvil rebasan los cien millones, esto es aproximadamente 339 mil suscriptores, a todos ellos hoy en día se les cobra independientemente de su contrato particular, las llamadas de larga distancia, aún cuando en la actualidad tecnológicamente no existe un diferencial de costos entre una llamada local y una llamada de larga distancia, sin importar la localización de quien emite y recibe la llamada.

Con el dictamen que hoy se presenta a su consideración, resultado del trabajo entusiasta y responsable de todas las fuerzas políticas aquí presentes, pero también hay que mencionarlo, de la apertura y sensibilidad del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, porque es precisamente que con los consensos que se logran hoy aquí en este Pleno se está discutiendo con mucha madurez, pero también con un debate de ideas para que los ciudadanos tengan y sepan que quienes representamos en este Senado a los ciudadanos, y quienes fuimos a solicitar el voto, como es mi caso en particular, en el estado de Chihuahua, hicimos compromisos con los ciudadanos para mejorar la economía familiar de miles de mexicanos que hoy están esperando que nos pongamos de acuerdo para trabajar a favor de ellos, y que hicimos compromisos de la mano con el entonces candidato y hoy Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y que hoy se consolidan aquí porque hay madurez, pero también hay consensos para llegar a acuerdos.

Para proponer en perspectiva lo que significa el servicio de larga distancia, con la cual se prevé un ahorro de más de 19 mil millones de pesos anuales, y para poner en perspectiva este ahorro, recordemos que más o menos significa la erogación realizada por la Línea 12 del Metro, 18 mil millones de pesos.

Este dictamen incorpora la inquietud, precisamente, que un grupo de compañeras legisladoras presentamos en este Pleno el pasado 19 de marzo del presente año, y que sometimos a consideración de esta Asamblea, y no sólo eso, sino que también después del análisis correspondiente se logró disminuir el plazo que fijaba la iniciativa inicial presentada por el Ejecutivo Federal, para que este servicio entrara en vigor y fuera considerado a partir de los tres años, y precisamente por el consenso de todos, hoy estoy segura que votaremos para que se elimine a partir del primero de enero de 2015.

Pero también las empresas van a tener un impacto positivo, tanto en sus operaciones como por el incremento del tráfico de llamadas a través de otras plataformas mediante el internet.

Otro beneficio explícito del nuevo escenario de competencia propuesto en este dictamen, es que los usuarios podrán cambiar de proveedor de servicios de telefonía móvil, conservando su número telefónico, pero también de una manera más sencilla y ágil, antes era de 13 días, y hoy en este dictamen que se presenta será a partir de un máximo de 24 horas.

Compañeros legisladores, lo que hoy estamos sometiendo a consideración de esta Honorable Asamblea, es resultado de múltiples mesas de intercambio de experiencias nacionales e internacionales con los diversos actores involucrados.
No existe un planteamiento unilateral, ni a modo ni de ningún grupo o corporación, debe quedar claro, este Poder Legislativo sólo funciona en razón del interés general que son los ciudadanos. Muestra clara de ello es que a pesar de las resistencias al cambio que han mostrado diversos actores, hoy avanzamos con un dictamen que tiene bondades en diversas materias, entre ellas, derechos de las audiencias, accesibilidad tecnológica para personas con discapacidad, protección de los consumidores a través de la colaboración entre el Instituto Federal de Telecomunicaciones y la Procuraduría Federal del Consumidor, fortalecimiento de los medios públicos, generadores de información alternativa y comprometida con las audiencias, y por qué no, hay que reconocerlo, de una gran inversión nacional y también la apertura a la inversión extranjera como resultado claro de la ruta por la que todos transformaremos a México, la de un país más incluyente y moderno.

A nombre de mi grupo parlamentario, convoco de manera respetuosa a sumarse a este gran esfuerzo, que si bien es cierto, como es la naturaleza del derecho, es perfectible, pero hoy permitirá acciones de gobierno más audaces a favor del actor principal de cada uno de los asuntos que aquí abordamos, los ciudadanos.

Es cuanto, señor Presidente.

Muchas gracias, compañeras y compañeros.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senadora Merodio Reza.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Adán Augusto López Hernández, del grupo parlamentario del PRD, para hablar en contra del dictamen.

- El C. Senador Adán Augusto López Hernández: Con su permiso, señor Presidente

Oiga, señor Presidente, a quién le tienen miedo con esas tribunas vacías, con ese negar a los ciudadanos el acceso a este salón de plenos, o qué, ¿acaso quieren que ya esta Cámara de Senadores sea como los informeciales, esos que pasan en la televisión en horas de la madrugada y que no ve nadie?

Antes de razonar el sentido de mi voto en contra, les voy a contar a manera de anécdota algo que me sucedió hace unas horas. Una compañera Senadora se acercó a preguntarme cuál era, cuál sería el sentido de mi voto, yo le dije que iba a hacerlo en contra, y me dice: “no hombre tú que aspiras a ser gobernador de Tabasco, no debes de anteponerte a los intereses, hay que votar a favor”. Se les olvida que nosotros tenemos un compromiso, antes que nada, con los ciudadanos que son los que nos trajeron aquí.

Ahora resulta que aquellos que desde el poder se encargaron de que el soldado del PRI estuviera permanentemente bien retribuido, son los mismos que a partir de los años 80ʼs se encargaron de crear y alimentar al monstruo y hoy vienen aquí a lavarse la cara.

Ahora resulta que aquellos que cuando estuvieron al frente de las Secretarías de Comunicaciones y de Subsecretarías en Gobernación y en Comunicación fueron omisos, ciegos e incapaces de regular, aunque fuese tibiamente el actuar de los concesionarios de la radio, de la televisión, de la telefonía.

Ahora resulta que aquellos que en los últimos 30 años se han aprovechado de las concesiones estatales, y lo digo llanamente, ¿a poco no saben ustedes que casi todos los altos funcionarios y gobernadores de los estados una vez que terminan su periodo de ejercicio terminan siendo concesionarios de estaciones de radio, de televisión y de servicios de cable en sus estados?, ¿a poco tampoco saben que son dueños o concesionarios de estaciones de gasolinas en sus estados?
¿A poco creen que los mexicanos no están cansados de escuchar la misma cantaleta? Hace muchos años dijeron vamos a vender Fertimex porque esto garantizará mejores y más accesibles productos, que permitirán a los campesinos hacer de México el granero del mundo.

¡Ah!, vamos a vender la Banca Nacional porque con esto vamos a garantizar a los mexicanos créditos blandos y al país un crecimiento económico sin precedentes.

Vamos a vender la televisión pública y vamos a entregar Imevisión a particulares porque ahora sí habrá calidad en los contenidos que verán los mexicanos.

Pues entregaron a particulares sin experiencia la gran cadena nacional Imevisión y eso significó pérdida de identidad, de oferta cultural y de contenidos y propició un duopolio mediático, que muy lejos de competir ahora se asocian para controlar nuevos mercados.

Dijeron también, vamos a vender Teléfonos de México porque así vamos a que el nuevo operador brinde un servicio de calidad mundial con mejor tecnología, con tarifas más bajas, competencia en el sector y fin al monopolio del Estado.

¿A poco creen ustedes que los mexicanos no saben que muchos de los que están aquí fueron cómplices de ese monstruo que crearon?

Ahora resulta que en este dictamen de poco más de 600 páginas, el único argumento rescatable que se desprende es tarifas; nuevamente habrán tarifas más bajas y servicio de calidad.

Por cierto, el mismo argumento que están utilizando para ofertar el desmantelamiento de Pemex y de la Comisión Federal de Electricidad.

Realmente, compañeras y compañeros Senadores, ustedes están convencidos que los ciudadanos de a pie, a los ciudadanos ahí en la calle, a esos que les niegan el acceso a este recinto, les preocupa el significado de preponderancia y que si es sector, y que si es servicios, pues vaya qué poco conocen el país.

Los campesinos de Guerrero y la gente que vive aquí en Chalco y los indígenas de Chiapas, de Tabasco y de Veracruz, y los más de 40 millones de mexicanos que están en la pobreza están preocupados por llevar el pan a sus hogares, por ver cómo consiguen la medicina que, por cierto, no encuentran ya en los centros de salud pública.

Tienen que decidir entre comer y pagar el recibo de la luz, del teléfono, de la televisión por cable. ¡No!, ellos no tienen más opción que buscar cómo llevan alimento a sus casas.

Con esta reforma regresiva están atentando también contra el espíritu de las radios comunitarias y sociales, no es una reforma con vocación social.

¿A poco creen ustedes que cualquier radio indígena en la zona Chontal, Mixe, Zapoteca, Maya va a irle a competirle a Televisa o a TV Azteca, porque les permitan anunciar a la tiendita de abarrotes de la esquina? ¡Qué poca visión tienen y qué poco compromiso social tienen con los mexicanos!

Yo sé porque no soy ingenuo que estas palabras no los harán variar un ápice el sentido de su voto porque éste obedece a la instrucción que ya recibieron.
No importa, los exhorto a que razonen el sentido de su voto, a este país y a los mexicanos no nada más les debemos una verdadera reforma de telecomunicaciones, les debemos una reforma que realmente resuelva la concentración de los medios, combata todo tipo de monopolios, y el control y el manipuleo de la opinión pública.

O, ¿a poco ustedes quieren que sigamos considerando a los mexicanos, a México como un país de gente jodida?

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador López Hernández.

A continuación, se le concede el uso de la palabra a la Senadora Martha Palafox Gutiérrez, del grupo parlamentario del PT, para razonar su voto.

- La C. Senadora Martha Palafox Gutiérrez: Con su permiso, señor Presidente.

Yo quisiera darle por escrito, ver si se puede inscribir mi texto, solamente haré unos comentarios.

Vengo a razonar mi voto respecto al proyecto de dictamen por el que se expide la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, de la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, y se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones en materia de Telecomunicaciones y Radiodifusión, sobre todo en los artículos 3o., fracción XLI; 89 y 306, relativo a la Radiodifusión Social.

Las objeciones a diversas disposiciones contenidas en este dictamen que ahora discutimos, han sido manifestadas por muchos de nuestros compañeros en las reuniones de comisiones, en votos particulares, así como las reservas a artículos determinados, los cuales algunos comparto.

Porque no se refleja en democracia o inclusión como derechos constitucionales en el capítulo de las redes sociales.

Solamente quiero abundar respecto a la radio comunitaria o comunicación social.

Esta concesión confiere el derecho de prestar servicios con propósitos culturales, científicos, educativos, la promoción y desarrollo de las comunidades indígenas, sus culturas, sus conocimientos ancestrales, sus tradiciones, sus normas internas de conducta y su identidad.

La radio comunitaria permite la libre participación ciudadana en la comunicación social, impulsa los cambios para la democracia a través de su voz, se reconoce la voluntad de los pueblos y comunidades, y en muchos lugares de nuestra República el único medio de comunicación entre familias y difusión de noticias que afectan a la localidad.

Al ser financiados directamente por quienes la componen, que es el método convencional de sus ingresos, así como por aportaciones voluntarias, sus recursos económicos son limitados, ya que no dependen del gobierno, partidos políticos u organismos externos, sólo manifiestan así las opiniones de las asociaciones de radio sociales con argumentos a favor, respecto a la procedencia de la ampliación o al patrocinio para incrementar sus recursos y poderlos reinvertir para mejorar y ampliar su ámbito de comunicación. Es lo que han manifestado y solicitaron a este Senado.

No obstante, con la excusa de que con ello habría competencia desleal, porque no tienen fines de lucro, sin pensar que el patrocinio más amplio no constituye una fuente de enriquecimiento ni que con ello podrían competir contra las grandes cadenas de comunicación, privadas o públicas, las que tienen la promoción de la venta de productos y servicios, negocios, rifas, sorteos, así como realizar convenios con las dependencias públicas.

Esta ley está abierta a todos los que desean invertir, así ha sido manifestado, menos a las radios sociales y comunitarias a quienes sí se les aplicará la ley si se atreven a buscar apoyos o concesiones para su sobrevivencia. Qué paradójico resulta, ¿verdad?

Muchas gracias.



Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Este Pleno queda de enterado y, desde luego, se pide que se incluya este documento en el Diario de los Debates.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Benjamín Robles Montoya.

- El C. Senador Angel Benjamín Robles Montoya: Muchas gracias, señor Presidente.

¡Radio para todos! ¡Radio libre!

Nadie es ajeno, compañeras y compañeros Senadores, a la importancia que significa la discusión de la presente ley.

Lo es, sin duda, desde el mismo conflicto de intereses, el acecho y la pretensión de empresas que se han apoderado de lo que ellos llaman “la información e intercambio de datos”.

Para su servidor, también resulta importante la discusión de la presente ley, porque aquí, se dilucida el futuro de la radio pública, de aquellos medios alternativos, públicos y comunitarios que han ganado su espacio a estar, no para competir ni con otros intereses, sino para consolidarse como una opción de crear cultura y educación.

Sé que los ojos de los medios de información y de la sociedad se encuentran sobre el debate de la preponderancia de las empresas a acaparar productos del espectro radioeléctrico y hoy, digital.

Y ante eso sostengo que hoy, mis ojos y mi voz, son la voz de la gente de Oaxaca, de los colectivos genuinamente organizados en radios comunitarias que reclama su derecho a existir para informar.

Hoy, por ellos, daré la discusión en esta sesión, y empiezo con un aspecto de carácter general.

Para nadie escapa que las actuales empresas de comunicación cuentan con una enorme preeminencia social, capacidad tecnológica y corporativa para transmitir material simbólico, permitiéndoles influir de hecho en la diversidad de los asuntos públicos y en actividades políticas del lugar donde se encuentre.

Ya el doctor Raúl Trejo Delarbre ha señalado con un gran acierto a ese fenómeno como la “mediocracia”, por la influencia y poderío que ejercen los diversos medios de comunicación frente a la sociedad, semejándose como si fuera una forma de gobierno, el gobierno de los medios en la cual las empresas mediáticas ejercen una preponderancia cada vez mayor sobre los organismos públicos y sus protagonistas.

Para la academia italiana, como es el caso del emérito Luigi Ferrajoli, lo define de la siguiente manera:

“La concentración de la propiedad de los medios de información no sólo equivale a un poder privado, el poder del propietario, capaz de limitar la libertad de expresión, es decir, el derecho a la información.

También es un poder político, probablemente el poder político más penetrante e insidioso, que se utiliza para promover intereses mediante la desinformación y la propaganda.

Por otro lado, la televisión, antes que los periódicos que llegan a los lectores, es cada vez más un lugar público, caracterizado por su capacidad de intromisión y de invasión a la vida y a la esfera privada”.
Por eso, compañeras y compañeros Senadores, sostengo que de ese tamaño y complejidad es la discusión del día de hoy.

¿Dónde estamos?, y, ¿dónde estábamos en este tema hace semanas?

Recordemos la iniciativa que al respecto envío el Ejecutivo.

- Era regresiva y contraria al espíritu de la reforma constitucional del 2013.

- Establecía mecanismos de censura y control gubernamental sobre los medios de comunicación.

- Fijaba criterios arbitrarios y subjetivos para el control de contenidos.

- Permitía el bloqueo de contenidos de manera arbitraria.

- Contenía una magra perspectiva de los derechos de las audiencias.

- Impedía el desarrollo de medios comunitarios e indígenas, al sumirlos a condiciones de absoluta desventaja.

- No garantizaba la disponibilidad de frecuencias para radios comunitarias e indígenas, y les impedía la transmisión de publicidad comercial como fuente de financiamiento.

- Era totalmente omisa en materia de accesibilidad para personas con discapacidad.

- No sólo no garantizaba la neutralidad de la red, sino que además establecía mecanismos que la impedían.

- Violentaba el principio de no discriminación, al otorgar a los concesionarios un derecho de discriminación respecto de sus competidores en detrimento de los derechos de los usuarios.

- Restringía la pluralidad de ofertas para prestación de servicio de internet.

- Establecía atribuciones y obligaciones en materia de seguridad y procuración de justicia totalmente arbitrarias y excesivas.

- Permitía que cualquier autoridad solicitara la geolocalización y la intervención de comunicaciones, facilitando así los excesos y abusos.

- Violentaba la autonomía del Ifetel al condicionar el ejercicio de sus atribuciones a las atribuciones del Ejecutivo Federal.

- Establecía un esquema de subordinación a las atribuciones del Ifetel, a las atribuciones, repito, del Ejecutivo Federal.

- No se establecían límites a la propiedad cruzada.

- Condiciones de desventajas de los usuarios frente a los concesionarios.

- Débiles mecanismos de protección de derechos de los usuarios.

Después vino el documento que se intentó pasar como un anteproyecto de dictamen, mejor conocido como el documento del Senador Lozano. Este presentaba modificaciones esencialmente cosméticas que en poco o nada modificaban la perspectiva y la orientación de la iniciativa del Ejecutivo Federal y ampliaba peligrosamente las atribuciones y obligaciones en materia de seguridad y procuración de justicia volviéndolas verdaderamente preocupantes.
En este transcurrir, como aquí ya se ha comentado, el PRD tuvo acercamientos en diversas mesas, y hay logros en este proyecto, producto del trabajo de las Senadoras y los Senadores del PRD.

Puedo decir que:

- Hemos reducido significativamente los mecanismos de censura y control gubernamental de contenidos, pero debemos reconocer que hay también mucho trabajo, mucho camino por recorrer.

- Y, por eso, vale decir, que seguiremos luchando para eliminar por completo cualquier resquicio, cualquier mecanismo que implique control del gobierno sobre los medios de comunicación.

- Pero, también en el PRD fortalecimos la autonomía del Ifetel garantizando que sus atribuciones no queden sujetas a las del Ejecutivo.

- Sustituimos el esquema de subordinación del Ifetel al Ejecutivo por uno de coordinación con pleno respeto a la autonomía constitucional del instituto.

- Eliminamos también los criterios subjetivos bajo los cuales se ejercía el control de contenidos.

- Acotamos las facultades y obligaciones en materia de seguridad y procuración de justicia.

- No cualquier servidor público de procuración de justicia o de seguridad pública podrá realizar ahora solicitudes a los concesionarios, sino que sólo lo podrán hacer unos cuantos específicamente designados para tal efecto y deberán ser publicados en el Diario Oficial de la Federación.

- No se otorgaron facultades a los servidores públicos de áreas de seguridad nacional, solamente de procuración de justicia y de seguridad pública, en términos de las leyes vigentes.

Ahora, se establece en este dictamen expresamente que la intervención de comunicaciones sólo puede ser ordenada por la autoridad judicial, y se garantiza también que las herramientas tecnológicas sean aplicables únicamente para fines de persecución de delitos tan lastimosos para la sociedad como el secuestro y la extorsión.

En materia de medios comunitarios e indígenas:

- Establecimos que al menos un miembro del Consejo Consultivo del Ifetel cuente con conocimientos y experiencias en concesiones de uso social.

- También establecimos la obligación de garantizar por ley la disponibilidad de frecuencias para medios comunitarios e indígenas.

- Establecimos nuevas formas de financiamiento para radios comunitarias indígenas, compatibles con sus fines de utilidad social.

- Incorporamos como finalidad el cumplimiento de los principios del artículo 2o. constitucional, entre ellos la difusión de la pluriculturalidad, las culturas, lenguas y tradiciones de nuestros pueblos y comunidades.

- Eliminamos también disposiciones que confinaban a medios sociales a transmisiones de baja potencia.

- Seguiremos, lo debo decir, trabajando para garantizar mayores condiciones de equidad para los medios sociales, en aras de fortalecer sus fines de utilidad social y de contribuir al desarrollo y preservación de nuestros pueblos y comunidades.
Señor Presidente, compañeras y compañeros, hoy lo digo con orgullo, los que hemos dispuesto a dar la pelea por enriquecer los medios alternativos, los medios públicos y comunitarios, porque estamos en contra de la gran concentración de la propiedad, de la tecnología informativa, de la estandarización y uniformidad de comunicación, del discurso unidimensional orientado a un objetivo determinado, información homogéneamente manipulada, desigual, desequilibrada y mercantilizada. Por eso presentaremos varias reservas en lo particular.

Y concluyo señalando con mayor claridad, nos hemos propuesto, señor Presidente, compañeras y compañeros, obligar al Estado en su deber de potencializar la infraestructura, derechos y atribuciones de los habitantes de las zonas distantes, rurales y urbanas marginadas a través del acceso a la información y la utilización de las tecnologías de comunidades existentes en su comunidad.

Aclaro mi postura, pues no vivo, compañeras y compañeros, con los ojos cerrados, reconozco que nuestra democracia mexicana subsiste al límite de los designios de los medios masivos de telecomunicación, tal es el grado de concentración que:

- Construye en el lecho político.

- Acaparan en el espacio público y configuran la opinión pública.

- Son un árbitro con acceso a la existencia política.

- Se constituyen en un referente de la dinámica estatal.

- Legitiman o deslegitiman al sistema político.

- Inclusive, fiscalizan el poder.

En palabras del investigador Pablo Antillano:

"En la democracia, la justicia la imparten los jueces y los tribunales; en la mediocracia, son los medios los que absuelven y condenan".

En la democracia, la verdad surge de los hechos y el análisis; en la mediocracia, la verdad la tiene el que muestre más videos.

Gracias, señor Presidente, con estos preceptos, ayudemos combatiendo los poderes fácticos de este país.

Es cuanto, señor Presidente.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Robles Montoya.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Raúl Pozos Lanz, del grupo parlamentario del PRI, para hablar en pro del dictamen.

- El C. Senador Raúl Aarón Pozos Lanz: Con su permiso, señor Presidente.

Siempre ha sido una aspiración fundamental de la sociedad comunicarse porque eso le generará una mayor y mejor convivencia.

Vengo esta tarde a argumentar mi voto a favor de este dictamen, pero sobre todo por el profundo sentido social de esta reforma.

Ya se ha dicho todo, casi todo, sobre los beneficios de la misma, que no se paguen servicios de larga distancia nacional a partir del 1 de enero de 2015 tanto en telefonía fija como en telefonía móvil, que puedas cambiar de compañía celular de manera gratuita en menos de 24 horas y sin condiciones, que recibas bonificaciones o descuentos de las compañías de telecomunicaciones que no presten servicios de calidad, que te conectes a internet gratuitamente en 250 mil parques y sitios públicos, que haya más competencia en servicios de telecomunicaciones y radiodifusión para que tengas mejores opciones y desde luego mejores precios, que puedas consultar el saldo de tu teléfono sin costo y que el saldo de tu tarjeta de prepago no se pierda a los dos meses y te dure por lo menos un año. Son muchos los beneficios.
Aprobamos una Ley de Competencia, misma que generará condiciones mejores para los mercados y esencialmente donde los usuarios, los beneficiarios sean los miles y millones de mexicanos; la preponderancia, el poder sustancial de mercado, la interconexión y su tarifa cero; el control de planes, etcétera, son otros de los grandes beneficios que van a generar nuevas condiciones de comunicación para miles de mexicanos.

La intercomunicación que le permita a millones de mexicanos tener comunicación vía su celular, sobre todo, cuando no tienen forma, escúchenlo bien, de comunicarse a través de ningún medio porque en su comunidad no hay ninguna opción más que ésta, que hoy les vamos a generar.

Pero de manera subrayada me quiero referir al tema de la accesibilidad, especialmente el internet.

No olvidemos que en México tenemos dos realidades, la realidad del México urbano y la realidad del México rural.

Este es el rostro duro de la modernidad, el rostro de la estrechez de oportunidades en igualdad de condiciones para todos. Generar condiciones de igualdad y de oportunidades con las mismas herramientas es construir ciudadanía, así está establecido en el texto constitucional y es un precepto al que todos los mexicanos debemos seguir fortaleciendo.

Amigas y amigos Senadores, es la gran aportación de esta iniciativa que fue enviada por el Presidente Enrique Peña Nieto, al que le reconocemos su visión de futuro y esa es la gran voluntad, el gran ejercicio de voluntad que han puesto las Senadoras y los Senadores de todos los partidos, independientemente de sus posturas ideológicas y de sus posturas con respecto al tema, para que hoy, atendiendo a los intereses superiores de México, tengamos una nueva disposición legal que le dé a este país un nuevo rostro en materia de telecomunicaciones y que los sitúe en el mundo con el rostro de la modernidad que requieren los millones de mexicanos.

Imaginemos a miles de comunidades rurales, en Calakmul, en Hopelchén, en Champotón, en Candelaria, en miles de comunidades de los municipios de México, como los de Campeche, con una herramienta fundamental que va a ser el acceso a internet.

Desarrollar las habilidades, amigas y amigos Senadores, le va a dar una nueva forma de mirar al mundo y a la vida a miles y millones de niñas y de niños que están ahí esperando que tengan igual de herramientas y oportunidades para todos.

Aquí me detengo también porque desarrollar las habilidades es potencializar el talento, potencializar esa inteligencia que le va a dar a las niñas, a los niños y a los jóvenes, y también a los mexicanos, sustentabilidad para su desarrollo.

Darle a las niñas y a los niños, sobre todo a los que tienen menos oportunidades y en condiciones de desigualdad, más y mejores herramientas de tecnologías y de información, es darle a su futuro una luz de esperanza y de optimismo.

Darles mejores oportunidades en materia de telecomunicaciones y radiodifusión a las niñas y a los niños de México, es construir y ayudarles a construir un México mejor.

Dar a cada familia, a cada madre o a cada padre de familia lo necesario para que puedan darle lo que sueñan para sus hijos.

Podemos hoy, con nuestros votos, ayudar a hacer realidad el futuro de grandeza, de éxito, de felicidad con el que todos soñamos.

Muchas gracias.

(Aplausos)
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Pozos Lanz.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Adriana Dávila Fernández, del grupo parlamentario del PAN, a favor.

- La C. Senadora Adriana Dávila Fernández: Con su venia, señor Presidente; estimadas Senadoras y estimados Senadores:

En los últimos meses se ha generado una discusión nacional que incide directamente en las necesidades de la población.

Mucho se ha hablado sobre los intereses, circunstancias y condiciones de las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones. Varios de esos argumentos se plantearon en la discusión sobre la reforma constitucional.

Se destacaron en esta tribuna los avances en la materia y se resaltó, además, la voluntad política de los actores, tanto del gobierno federal como de los legisladores de distintos partidos políticos, para atender esta demanda sentida de los consumidores.

Y son justamente los consumidores de los servicios de telecomunicaciones los que demandan libertad y, especialmente, responsabilidad para tomar decisiones que se traduzcan en ahorros sensibles en su economía y tarifas justas con relación a los servicios que reciben.

Por ello, estoy convencida que poner en el centro de la discusión el papel que juegan hoy las empresas dedicadas a prestar estos servicios, reduce notablemente nuestra visión sobre temas que son torales en la vida cotidiana de los ciudadanos.

Celebro, por supuesto, que podamos exponer democráticamente nuestros puntos de vista, distintos, diversos, polémicos, incluso, estoy convencida que esta discusión no es de malos contra buenos. En esta libertad que tenemos hoy de expresarnos, cada uno de nosotros será calificado por los argumentos técnicos, jurídicos y políticos que seamos capaces de transmitir a los ciudadanos.

La tarea no ha sido sencilla, es difícil conciliar intereses diversos sin mal interpretar el texto constitucional.

Ha sido complicado encontrar redacciones adecuadas para atender las ópticas contrarias y útiles para todos; lograr acuerdos con tantas visiones distintas sobre las opciones de desarrollo para el beneficio común.

Ha sido complejo pactar facultades entre varias perspectivas políticas sin proporcionar privilegios a esos derechos y cumplir con el marco constitucional que esta Soberanía aprobó a finales de 2013.

En términos generales, con esta reforma se promoverá la equidad en la competencia entre las empresas participantes. Es un primer paso para abatir las condiciones monopólicas en los distintos ámbitos de las telecomunicaciones.

La competencia permitirá precios accesibles, mayor cobertura y calidad en los servicios. Es innegable que se tendrá mayor productividad, mayor inversión y, por tanto, generación de empleos en beneficio de una sociedad cada vez más informada.

Se tendrán dos cadenas adicionales de televisión abierta con cobertura nacional por ley, el Estado mexicano garantizará una red pública de internet de banda ancha para escuelas, hospitales, parques, edificios públicos, esto quiere decir: acceso gratuito a internet.
El árbitro en la materia, es decir, el Instituto Federal de Telecomunicaciones, como órgano constitucional autónomo, supervisará el funcionamiento correcto de los sectores.

Los consumidores tendrán acceso a servicios de mayor calidad y a costos competitivos con relación a las prestaciones que reciben.

Ifetel y la Procuraduría Federal del Consumidor podrán sancionar a los concesionarios que no cumplan con los estándares de calidad y, en beneficio de los afectados, tendrán un mecanismo para reducir abusos y arbitrariedades en los servicios de telecomunicaciones. Por ejemplo, en el área de telefonía, hemos atendido un reclamo constante de los usuarios con respecto a los abusos por el cobro de los servicios proporcionados al existir fallas en el servicio o cargos indebidos, ahora se tendrán descuentos y bonificaciones.

Quiero resaltar que en el caso de los servicios móviles de prepago, hoy los usuarios pierden el saldo que no consumen a los dos meses. Con la propuesta, el saldo no consumido a la fecha de expiración, en estricta justicia, será abonado en las recargas del año siguiente.

En esta propuesta que hoy se somete a nuestra consideración, en un plazo de 24 horas de ser aprobada y sin costo, quienes así lo decidan podrán cambiar de compañía telefónica y se quedarán con el mismo número: portabilidad. También se tendrá la posibilidad de rescindir el contrato, sin penalización, cuando el proveedor modifique las condiciones originales.

Ahora, ningún usuario estará encadenado a un plan tarifario con plazo determinado y forzoso. Si se adquirió un equipo a meses, con finiquitar el equipo se podrá cambiar de compañía. No más ataduras involuntarias.

Se elimina, dado los avances tecnológicos, la tarifa de larga distancia; no más abusos en el cobro de las llamadas intermunicipales al interior de un mismo estado o entre entidades federativas.

Permítanme la remembranza. La revisión de las tarifas de larga distancia es un tema que desde finales de 2006, su servidora solicitó, como integrante de la LX Legislatura, a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y a la Cofetel, porque en el colmo de la incongruencia, para los tlaxcaltecas, a quienes represento, es más barato tomar el transporte público entre los municipios de Apizaco y Tlaxcala, que representa alrededor de 15 kilómetros que pagar una llamada telefónica entre esas ciudades.

Este absurdo lesionó durante años no sólo la economía familiar de mis paisanos, también la local que es la generadora de empleos, servicios y riqueza a nivel estatal.

Con la nueva ley se atienden las demandas de los usuarios, se procura el bienestar social con hechos palpables y se brindan condiciones de equidad.

La ley proporcionará beneficios directos que permitirán ahorros concretos a los mexicanos.

Se establecerán también algunos otros servicios con número telefónico de emergencia con personal capacitado. En los programas noticiosos de mayor audiencia se proporcionará a su titular, lenguaje de señas y doblaje al español para los mexicanos que así lo requieran, porque todos tenemos derecho a la información.

Las audiencias tendrán diversidad para escoger y ejercer su derecho a la información y recepción de contenidos porque no se tendrá censura. Eso sí, lo señalo, se protegerá al público infantil de publicidad no apta para su edad.

Son avances innegables que llegarán a todos los mexicanos.
Senadoras y Senadores, lo que hoy se somete a nuestra consideración, aunque algunos se nieguen a reconocerlo, es un avance importante en materia de telecomunicaciones, de responsabilidades y obligaciones para los concesionarios, de protección de derechos de los usuarios, de libertad de equidad y justicia para las audiencias.

Su voto a favor será la diferencia para basar en el proceso de modernización de México con estricto apego a lo que aprobamos en esta Soberanía a finales de 2013.

Respeto la posición y opinión de muchos de mis compañeros Senadores con los que ahora no hay coincidencias, pero ese mismo respeto lo solicito para mi decisión de apoyar estas reformas y cuyo fundamento para hacerlo no está, de ninguna manera, supeditado a algún interés en lo particular.

Creo y estoy convencida de que mi mayor responsabilidad como legisladora es hacer lo correcto para los mexicanos.

Por ello, mi voto será a favor de estas reformas.

Lo correcto para basar en el desarrollo que México necesita para que dentro de la pluralidad y la polémica, se respete la decisión democrática de esta Soberanía.

Muchas gracias.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senadora Dávila Fernández.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Víctor Hermosillo y Celada, del grupo parlamentario del PAN, para hablar en contra del dictamen.

- El C. Senador Víctor Hermosillo y Celada: Con el permiso de la Directiva.

Trataré de ser breve. Sin duda los beneficios que se logran al corregir en esta ley los abusos que hasta ahora ha hecho el concesionario de telefonía y sistemas de comunicación, y que lo han hecho el hombre más rico del mundo, es de felicitarse.

Ya era intolerable aguantar esta situación. Soy empresario y lucho por la empresa, más no por los monopolios, lo que hace esta ley incompleta es que nos están favoreciendo en cosas materiales y nos dejan controlados en el mundo de las ideas, que es más importante en la vida, para mí en lo personal y viendo la situación comunitaria.

Estoy seguro que ya no van a volver los tiempos de Zabludovksy, que pontificaba a todo el país, la única verdad: la verdad oficial, pero esta reforma, la comunicación televisiva estará controlada por la dupla Televisa y gobierno, para mí las ideas y la búsqueda de la verdad están por encima de los beneficios económicos.

Creo que el dictamen saldrá aprobado y serán beneficiados parcialmente los ciudadanos a los que represento, los habitantes del estado de Baja California, mi postura más trascendente, es que no exista control de ideas a través de la televisión.

Por eso voy a votar en contra de esta propuesta.

Muchas gracias.

(Aplausos)
- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Hermosillo y Celada.

Se le concede el uso de la palabra a la Senadora Mariana Gómez del Campo Gurza, del grupo parlamentario del PAN, para hablar a favor del dictamen.

- La C. Senadora Mariana Gómez del Campo Gurza: Con su venia, señor Presidente; compañeras y compañeros Senadores:

Hoy estamos dando un paso muy importante en la conclusión de otro de los episodios legislativos más relevantes en las últimas décadas.

Estamos complementando la reforma constitucional que tuvo lugar en 2013 para transformar las telecomunicaciones y la radiodifusión en México, y que representan sectores claves en el mundo globalizado en el que estamos insertos.

La principal motivación de los legisladores de Acción Nacional en este proceso ha sido responder a las demandas y exigencias de los ciudadanos, que se conforman en usuarios y audiencias, con el propósito de que cada vez más personas tengan acceso a los servicios públicos de telecomunicaciones y radiodifusión, y a las tecnologías de la información, porque son simple y sencillamente herramientas que ofrece la actualidad para el desarrollo personal, para la superación intelectual y económica de las personas y de México.

Los legisladores tenemos claros los retos que enfrentamos y a los que era importante plantear ya soluciones, consideramos un anacronismo que sólo el 30.7% de los hogares tengan conexión a internet a pesar de que en los últimos diez años la población usuaria de la red creció como nunca antes, pasando de 12.8 millones a 46 millones, estamos todavía lejos de los niveles que queremos.

Por eso, este paquete de reformas responde, por ejemplo, a la necesidad del 62% de los mexicanos que tienen una computadora sin acceso a internet, para darles la posibilidad de vencer la barrera que les imponía un servicio caro y la falta de recursos para contratarlo.

Estamos en la senda correcta, por ejemplo, de alcanzar los niveles deseables a que aspiramos de transacciones bancarias en línea, que detonan la economía, para superar que hoy sólo el 5.8% de los usuarios haya realizado transacciones o compraventa de servicios en línea a nivel nacional.

No podíamos esperar más para emprender las acciones que nos pusieran a la altura de otras naciones, porque resulta increíble que la décima cuarta economía del mundo tuviera menos acceso a internet que países como Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica o Uruguay, sólo por referirnos a algunos vecinos de nuestra región.

Igual de increíble resulta que los mexicanos tengamos que pagar tres veces más que los españoles o italianos, o seis veces más que los franceses para gozar de internet, sin hablar de la calidad del servicio.

Igual de alarmante es que el 85.6% de la población ya cuente con comunicación móvil, pero de pésima calidad, o que continuemos viendo desigualdades regionales que provocan que en el sureste del país viva el 42% de todos los que aún no gozan de la telefonía celular.

Ya hemos conocido algunos beneficios de esta reforma, entre los más importantes está la bonificación o el descuento por las fallas en la prestación de servicios, en los servicios móviles de prepago, el saldo no consumido a la fecha de expiración les será abonado en las recargas que se lleven a cabo dentro del año siguiente a dicha fecha, lo que actualmente perdían a los dos meses, esto beneficia a toda la población, incluidos los paisanos que anualmente cruzan la frontera y que ahora conservarán su saldo.
O la desaparición en 2015 del cobro por concepto de larga distancia, y quiero decir aquí que los capitalinos serán enormemente beneficiados no sólo por el vínculo que tenemos por razones familiares o comerciales con personas que viven en otras entidades, sino porque la ciudad es un centro neurálgico de negocios a nivel nacional y una medida como ésta impacta positivamente.

Hay beneficios no necesariamente monetarios, pero sustanciales, como la eliminación de cualquier viso para censurar o discriminar a los mexicanos. El reconocimiento de sus derechos a usuarios con discapacidad y la posibilidad de contar con equipos que favorezcan la accesibilidad de las personas con discapacidad motriz, visual y auditiva a los servicios de telecomunicaciones.

Estos son solamente algunos de los beneficios, y por eso mi voto, el día de hoy, será a favor de estas leyes secundarias.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Gómez del Campo Gurza.

A continuación, se le concede el uso de la palabra a la Senadora María del Rocío Pineda Gochi, del grupo parlamentario del PRI, para hablar a favor del dictamen.

- La C. Senadora María del Rocío Pineda Gochi: Con el permiso de la Presidencia; compañeras legisladoras y compañeros legisladores:

Vengo ante esta tribuna a razonar mi voto, a favor del presente dictamen y a nombre de las Senadoras Angélica Araujo, Margarita Flores, Ivonne Alvarez, Mely Romero y Lisbeth Hernández.

El uso de las tecnologías de la información y la comunicación han revolucionado el panorama de las comunicaciones a nivel global, repercutiendo en todos los ámbitos de la sociedad.

El conocimiento del potencial de estas herramientas tecnológicas como factor de eficiencia y productividad y, por ende, de crecimiento y desarrollo, han desencadenado una carrera, principalmente, entre los gobiernos de países desarrollados por diseñar e instrumentar políticas tendientes al acceso universal a las tecnologías para los ciudadanos.

Hoy en día las sociedades modernas sustentan la mayoría de las actividades en la tecnología de la información y las comunicaciones, modificando sus formas de interrelación, de educación, de producción, los métodos de trabajo y de negocios, y los patrones de consumo.

Word Internet Projets, refiere que de siete mil millones de personas que viven en el mundo casi tres mil millones ya tienen acceso a internet y se estima que aumentará a cinco mil millones durante los próximos años.

En la misma línea, cifras de la Asociación Mexicana de Internet establecen que 51.2 millones de mexicanos tuvieron acceso a la red al cierre de 2013, lo que significa el 42.6%.

Nuestro país necesitará una inversión de 8 mil 500 millones de dólares al año, entre 2014 y 2020, para alcanzar a los países desarrollados y con ello cerrar esta brecha digital que se ha venido dando.

La experiencia internacional les ha demostrado que los gobiernos modernos que utilizan dichas tecnologías son más eficientes, transparentes y receptivos. Por el contrario, los países que carecen de acceso asequible a ellas corren el riesgo de quedar a la zaga de las sociedades de la información mundial.

La reforma constitucional de 2013 que aprobamos con amplio consenso en el Congreso de la Unión, es una reforma de tercera generación que generará mayor competencia, inhibirá la concentración y los monopolios, por lo que habrá mayor calidad de los servicios y menor costo para los usuarios.
Es importante destacar que esta gran reforma pone en el centro el derecho humano del acceso a la información plural, oportuna e imparcial. En atención a este mandato constitucional, los legisladores tenemos la responsabilidad de cuidar que la legislación secundaria dé cumplimiento cabal a cada uno de los postulados y, en todo momento, deberá orientarse por dos premisas: primero, atender el texto constitucional de reforma histórica del año pasado que establece principios básicos para la erradicación de monopolios y, segunda, que esta nueva legislación garantice mejores servicios a menores costos para los usuarios.

Estoy convencida que la cultura en general y, en particular, la cultura política se verá fortalecida con el acceso a la información plural en el sentido que podremos contener a los grandes intereses y poner en primer plano el beneficio de los mexicanos. Por lo que considero que las reformas propuestas en el dictamen que nos ocupa garantizan la competencia efectiva en la radiodifusión y telecomunicaciones, cumpliendo con el compromiso de la actual administración de promover una sociedad más abierta y democrática.

En esta nueva regulación cambiaremos por completo la forma en que actualmente entendemos los servicios de internet, telefonía móvil y fija, la televisión de paga y abierta y la radiodifusión. Cabe mencionar que en el presente dictamen está considerada una iniciativa que presenté el mes de febrero de 2013 conjuntamente con las Senadoras inicialmente mencionadas, y que se refleja en las fracciones XXXII y XLIII del artículo 3 de la nueva Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, en el cual se considera la definición de internet y de política de inclusión digital universal, dando con ello certeza jurídica a estos conceptos.

Por todo lo anterior, mi voto será a favor de este dictamen.

Estoy convencida que nuestro país necesita fortalecer su participación en el concierto de las naciones que basan su crecimiento y desarrollo humano en el aprovechamiento de las tecnologías de la información y de la comunicación. Las reformas planteadas en este dictamen asumen los procesos de transformación tecnológica y se han generado dentro de un entorno de consensos, de planeación estratégica y de articulación institucional a fin de no retrasarnos en la carrera de las sociedades del conocimiento y de la información.

El modelo de colaboración entre el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo, el sector privado, la sociedad civil, los académicos y especialistas permitió generar una legislación fortalecida con un enfoque plural atendiendo las particularidades de cada sector, pero siempre tutelando los derechos de los ciudadanos y buscando beneficios sociales a favor de las audiencias y de los usuarios.

Los legisladores priistas seguiremos trabajando para transformar a México.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Pineda Gochi.

A continuación, se le concede el uso de la palabra a la Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván, del grupo parlamentario del PAN, para hablar en contra del dictamen.

- La C. Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván: Con su permiso, señor Presidente.

El día de hoy estamos analizando un dictamen sobre los sectores de telecomunicaciones y de radiodifusión que están llenos de definiciones, interpretaciones y en algunas ocasiones de manipulaciones por parte de los diferentes actores involucrados en estos sectores, que por intereses propios han tratado de lograr una regulación que los favorezca, incluso a costa del beneficio del colectivo mexicano.
El artículo 1 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión señala que como objeto fundamental, regular el uso, aprovechamiento y explotación de los recursos con los que contamos en México en materia del espectro radioeléctrico, redes públicas y de telecomunicaciones, acceso y uso de infraestructura que existe o se necesita desarrollar, así como los recursos orbitales y de comunicación vía satélite.

En las mesas de discusiones, en los medios de comunicación y en las redes sociales hemos escuchado amplios debates respecto a los conceptos, como la preponderancia, la convergencia, la interconexión, la portabilidad, medidas asimétricas, entre muchos otros.

Nuestra discusión y análisis debe estar enfocado en lo que más le convenga a los mexicanos, no en lo que sea mejor para Televisa, para Dish, para Telmex o para Telefónica. Insisto, nuestra discusión debe buscar lo mejor para México.

Desde mi punto de vista, hablar de preponderancia en base a sectores hace muy complicada la eliminación de poderes monopólicos que ya existen hoy en el mercado, el hecho de que una empresa en algún momento de la historia pueda dominar todos los servicios de un sector a fin de que pueda ser declarada como preponderante, me parece una verdadera aberración, me parece que hay muy pocas probabilidades de que eso llegue a pasar, y si pasara, sería nuestra culpa porque hoy fuimos convocados a hacer historia y optamos por mantener una situación en la que sigue beneficiándose a los monopolios que tienen a los mexicanos contra las cuerdas.

Creo que reconozco que en esta reforma hay algunas cosas favorables, muchos de ustedes han trabajado arduamente en el análisis y en la elaboración de este dictamen que hoy estamos discutiendo y votaremos en lo específico a lo largo del día. Sin embargo, debo decir que lamento mucho que al revisar este dictamen en ningún momento vi que garantice el derecho que tienen los mexicanos consagrados en el artículo 4o. constitucional, el derecho a tener un ambiente sano para su desarrollo y bienestar.

Quienes participaron en la elaboración del dictamen de este documento olvidaron que las telecomunicaciones son fundamentales para revertir el tema del cambio climático en el mundo. El mismo panel intergubernamental para el cambio climático lo estableció en su último reporte de conclusiones: los medios de comunicación pueden ayudarnos a hacer la diferencia en hábitos y culturas del mundo actual para frenar este serio problema.

La contribución de las telecomunicaciones en materia de cambio climático es sustancial, la capacidad de utilizar la tecnología vinculada con las telecomunicaciones y radiodifusión nos permiten predecir, mitigar y adaptarnos a los efectos negativos de este fenómeno, que hoy por hoy es el mayor reto que enfrenta la humanidad y que poco se ha atendido hasta el momento.

El tema de las telecomunicaciones y radiodifusión no sólo tiene una dimensión técnica respecto al cambio climático, también podremos considerar una dimensión operativa de la cual tampoco vi una sola palabra.

Creo que debe ser incluida la protección al medio ambiente dentro de las directrices que guiarán el desarrollo del sector, particularmente hablando de la infraestructura.

En ningún lugar de estas leyes se habla de la necesidad de considerar lo mandatado en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, pareciera que no nos interesa. Si bajo el pretexto de la creación de infraestructura estratégica para el crecimiento del sector se afecten zonas y áreas naturales protegidas.

A nadie le interesó que si las empresas con grandes poderes monopólicos y capaces de influir en decisiones de gobierno necesitan instalar infraestructura adicional pasen por encima de manglares o ecosistemas, afectando la riqueza natural de nuestro país.

Mi preocupación gira en torno de nuestra realidad, una realidad en la que existe una colusión para permitir que operen monopolios que poco toman en cuenta el bienestar de los habitantes.
Hemos sido secuestrados por el poder que los gobiernos de antaño dieron a estos monopolios. Hoy somos consumidores de lo que nos dan y no de lo que realmente estamos pidiendo. Me pregunto entonces, ¿quién nos asegura que estos intereses no pasarán sin piedad sobre nuestra áreas protegidas o acaben con nuestras reservas ecológicas, con el pretexto de que es para el desarrollo del sector de telecomunicaciones y radiodifusión?

Al parecer no nos hemos dado cuenta de que México ya cambió y tenemos que garantizar el respeto a esta voluntad del colectivo mexicano, que también reclama la sustentabilidad y el cuidado al medio ambiente.

México es más grande que los intereses coludidos que sólo buscan escudarse en términos jurídicos para tratar de confundir o engañar a los mexicanos.

México es más grande que todos los monopolios que seguirían protegiendo con estas circunstancias y definiciones sustentadas con manipulaciones de lenguaje y de las tretas jurídicas.

México es más grande que los malos árbitros en un mundial o que cárteles del crimen organizado que buscan secuestrar y acabar con la voluntad de más de cien millones de mexicanos que se levantan todos los días a trabajar de sol a sombra e intentar sacar adelante a sus familias dando lo mejor de sí.

Hoy mi voto será en contra de este dictamen, porque aunque reconozco que se lograron avances en la materia de las telecomunicaciones y la radiodifusión, al final nos echamos para atrás y le fallamos a México y a los mexicanos.

Estamos dejando espacios para que empresas que hoy abusan de su poder de mercado sigan atentando en contra de la economía y el bienestar de las familias mexicanas.

Lo único que me tranquiliza es que México es mucho más grande que las decisiones de sus gobernantes y legisladores, más grande que cualquier treta jurídica y manipulación de las opiniones que hoy atestiguamos, más grande que nosotros y sobrevivirá pese a lo que votemos hoy.

Lo único que quiero garantizar es que las futuras generaciones de mexicanos cuenten con un medio ambiente sano, porque sin aire limpio, sin agua limpia y sin tierra no importan las competencias ni las preponderancias, ni las convergencias ni las interconexiones, de nada valdrá nuestra portabilidad si logramos a costa de nuestros recursos naturales, que gracias a ellos hoy estamos aquí presentes.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Garza Galván.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Fidel Demédicis Hidalgo, del grupo parlamentario del PRD, para hablar a favor del dictamen.

- El C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo: Con su venia señor Presidente; compañeras Senadoras y compañeros Senadores:

El día de hoy estamos discutiendo una reforma legal de telecomunicaciones y lo queremos decir con mucha claridad para que la reforma constitucional en esta materia saliera como salió fue determinante la participación de mi grupo parlamentario, el de la Revolución Democrática.

Evidentemente el gobierno de Peña Nieto y sus aliados se dieron cuenta de que lo que se plasmó en la Constitución atentaba en contra de los intereses de los monopolios, beneficiaba de manera directa al pueblo, es decir, a los usuarios de las telecomunicaciones y las radiodifusoras, y evidentemente también esa parte no la podía consentir, por eso cuando hacen la presentación de las leyes secundarias encontramos todas las contradicciones que aquí se han señalado por mis compañeros del PRD; sin embargo, lo tenemos que decir con mucha claridad, este atentado en contra de la Constitución fue defendido, fue señalado más bien, fue señalado por mi grupo parlamentario y no cedimos ni un ápice en la defensa de la Constitución.

Aquí también se ha recordado aquella sesión de las comisiones unidas en donde un legislador, presidente de una de las comisiones, llegó a presentar una iniciativa y se pretendía que esta iniciativa fuera el punto de partida para iniciar la discusión de las leyes reglamentarias en materia de telecomunicaciones.

Habremos de recordar que gracias a la insistencia de los perredistas logramos que esta discusión se parara por el bien de México.

Hoy estamos discutiendo otra cosa y en lo particular a mí me da un enorme gusto ver cómo aquí vienen los compañeros de Acción Nacional, algunos compañeros de Acción Nacional, vienen por unanimidad los compañeros del PRI, a señalar las bondades y los aciertos de la citada ley, pero también tenemos que ser sinceros y tenemos que hablar con honestidad, para que esto fuera posible fue necesario o necesaria la contribución del PRD.

Los perredistas no nos andamos con medias tintas ni tampoco regateamos cuando se trata de la defensa de la sociedad, somos legisladores de un partido, pero somos legisladores del pueblo y lo tenemos que decir porque es nuestra convicción, el único que puede mandar en nosotros es el pueblo de México porque él fue el que nos dio la posibilidad de estar aquí.

Y también tenemos que resaltar y poner en alto los principios, los ideales que nos animan y que son de la izquierda y que son los que vienen planteados en la línea política de mi partido.

La pregunta concreta es en este tema porque la gran discusión es, ¿se beneficia o no a la sociedad con la ley que su servidor va a votar a favor?

Desde nuestro punto de vista sí se beneficia, se le quita el control al gobierno y se crea un instituto público, independiente en sus decisiones y funcionamiento con personalidad jurídica y patrimonio propio, el cual tendrá la responsabilidad de promover la competencia, el desarrollo eficiente de las telecomunicaciones y la radiodifusión.

Compañeras Senadoras, compañeros Senadores, hay que darle el beneficio de la duda a los integrantes de este instituto, van a tener el acoso de los poderes fácticos sin duda, van a tener el acoso del poder constitucional sin duda, pero yo estoy convencido de que pondrán por delante los intereses del país antes que los intereses particulares o de grupo que tengan los integrantes del Ifetel.

También se tenían temores fundados de que la Secretaría de Gobernación actuaría como un policía que vigila y decide qué debe ver el pueblo y qué debe escuchar el pueblo como si éste fuera menor de edad, absolutamente todos los Senadores de la República nos opusimos a eso, por eso logramos en la ley que vamos a votar que la Secretaría de Gobernación tuviera una sana distancia en este tema y que el pueblo tuviera garantizado el derecho a la libertad de expresión, a la libertad de lo que quiere ver como un pueblo adulto que es el pueblo de México.

En esta ley se salvaguarda el libre desarrollo armónico integral de los niños y niñas y adolescentes, el cumplimiento de los objetivos planteados en el artículo 3o. constitucional difundiendo programas que fortalezcan los valores culturales, éticos y sociales fomentando el respeto a los derechos humanos y el amor a la patria.

Se establece con claridad el derecho de las audiencias en radiodifusión, se confirma que este servicio es de interés general que deberá prestarse en condiciones de competencia y calidad a efecto de satisfacer los derechos de éstos se destaca que las audiencias tienen derecho a contenidos y programas que reflejen el pluralismo ideológico, político y social del país, se potencializan los derechos de los usuarios, aquí se ha reiterado esta parte porque es importante que se busque cómo se mejore la economía de las clases más desprotegidas.

Hoy el celular no es un lujo, hoy el celular es una necesidad para comunicarse y qué bueno que el Senado de la República, impulsado por el PRD, va a eliminar los abusos que se han venido cometiendo en contra de los usuarios de la telefonía tanto celular como fija.

Se obliga al Estado mexicano a garantizar la cobertura universal, ese es un asunto importantísimo, ya que los que conocemos la geografía nacional sabemos que hay pueblos en el olvido donde las telesecundarias, por ejemplo, están ahí los elefantes blancos pero no cuentan con la comunicación que se requiere para que el proceso de enseñanza-aprendizaje de los estudiantes esté garantizada por la vía de la televisión.

Se fortalece el tema de las sanciones como un elemento para garantizar la aplicación de la ley y la efectividad de las medidas que implemente el instituto, las cuales van desde afectación a los porcentajes de los ingresos de los que prestan el servicio hasta la suspensión de la concesión.

Las radiodifusoras como magistralmente lo ejemplifica y lo plantea el ciudadano Senador Benjamín Robles del estado de Oaxaca, hoy son una realidad en México, no concebimos un México que a pesar de la enormidad de su territorio no esté comunicado con todos los medios tecnológicos que hoy tenemos a nuestro alcance, por estas razones que he planteado mi voto va a ser en contra.

Participamos en las negociaciones, participamos en quitar de esta ley lo que desde nuestro punto de vista era nocivo y que planteaba el gobierno de la República, llegamos a un acuerdo, voy a honrar ese acuerdo por el bien de México a pesar de las críticas de los detractores que no coinciden.

Siempre lo he planteado y, con esto concluyo, yo no establezco complicidades absolutamente con nadie y menos con los monopolios que dañan al país, como aquí se ha pretendido hacer ver que el que vota a favor está a favor de uno de los monopolios y el que vota en contra está a favor del otro.

Mi voto es razonado, y es por el bien de México y es por el bien de nuestro pueblo tan sufrido y que requiere una comunicación pronta y expedita, y que llegue a todos los rincones de la patria y eso es lo que le vamos a dar hoy al país.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Senador Fidel Demédicis, ¿para qué asunto?

- El C. Senador Fidel Demédicis Hidalgo: (Desde su escaño) Aquí me están diciendo mis compañeros que dije que iba a votar en contra. Quiero ratificar mi voto va a ser a favor para honrar el compromiso que hemos hecho en la negociación y porque así considero que al pueblo de México le conviene.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Esta Presidencia toma nota de ello.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Manuel Camacho Solís, del grupo parlamentario del PRD, para razonar su voto.
- El C. Senador Manuel Camacho Solís: Gracias, señor Presidente; Senadoras y Senadores:

El choque de intereses que se ha puesto de manifiesto en la aprobación de la legislación secundaria en materia de telecomunicaciones impide apreciar el fondo político.

Ante lo que estamos es ante un despliegue de ocultamiento político y ambigüedad. La ambigüedad sirve al viejo presidencialismo, esa es la estrategia jurídica y política que está marcando el sexenio.

Las palabras del Consejero Jurídico, Humberto Castillejos, la ejemplifican, cito:

“Cómo va a ser inconstitucional una ley cuando en su contenido se está incluyendo lo que dice textualmente en la propia Constitución.”

Pues sí lo es, la concreción en la regulación la da el Congreso en la ley secundaria que se deriva de la orientación constitucional y se complementa con la labor interpretativa de la judicatura que tiene a su cargo el control constitucional.

La estrategia de la ambigüedad deliberada conlleva a una falta de responsabilidad política, no sólo porque los legisladores abdican de su función primordial, que es legislar, o sea, precisar lo que la Constitución establece, sino porque la indefinición tiene un deliberado propósito político ante la ausencia de reglas claras de volverle al Presidente de la República el poder que la separación de funciones y el control constitucional le restan en un sistema democrático.

En un caso tan claro como el de la necesidad de recuperar la rectoría del Estado en las telecomunicaciones, la única manera de lograrlo es con definiciones normativas precisas en las que se soporte el Ifetel y, en su caso, el Poder Judicial de la Federación.

Pero si las normas no son suficientemente claras, la debilidad de estos órganos de control se verá ampliada. A esa debilidad se le impondrán con mayor facilidad los poderes fácticos y el Poder Ejecutivo que está detrás de este diseño jurídico-político.

El poder último será del Ejecutivo, será el de un Presidente que a la usanza del siglo XX pone a su servicio la Constitución y no el de un Presidente de la transición democrática que estaría limitado por una ley fundamental con fuerza normativa.

Una Constitución bien fraguada no va a los detalles, ahí está el ejemplo de la Constitución norteamericana. La constitución establece los principios y parámetros que marcan el rumbo, mientras que la ley los precisa y reduce la ambigüedad a su mínima expresión. Si algo necesita nuestro país es de reglas claras.

El presidencialismo autoritario mexicano del siglo XX se benefició de una concepción maleable de la Constitución, la de la Constitución programa. Esta le daba una doble ventaja, por una parte los presidentes respaldaban sus acciones en la ley y, por la otra, la interpretaban a su conveniencia o incluso prescindían de ella. En la práctica a eso estamos regresando.

Esta reforma no será favorable al estado de derecho, será favorable al presidencialismo, todos los intereses recurrirán al Presidente en búsqueda de favores y de protección.

Más que competencia habrá un reparto político de mercados. Cuando se tenía la oportunidad de construir una autoridad regulatoria predecible en su actuación y eficaz en su tarea de servir a la sociedad, como parte de ese pasado que regresa revitalizado, estarán las decisiones discrecionales y patrimonialistas.
Para los partidos de oposición el desenlace de esta reforma termina como un error político. En vez de ser ésta la reforma insignia, la de la democratización de los medios terminará siendo el vehículo para la consolidación del viejo presidencialismo. Electoralmente esta reforma no le dará nada al PAN ni al PRD, pues incluso sus beneficios serán atribuidos al gobierno quien ahora se dedicará a publicitarlos.

Al PRI tampoco lo asegura, la concentración presidencialista y centralista del poder es ya disfuncional. Es disfuncional para la estabilidad política, es disfuncional para ganar limpiamente las elecciones, es disfuncional para recuperar el crecimiento en la economía. Sin instituciones económicas y políticas incluyentes continuará el declive nacional. Por servir al presidencialismo están debilitando al Estado, al Senado y a la democracia.

Por ello, votaré en contra.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Camacho Solís.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Carlos Alberto Puente Salas, del grupo parlamentario del PVEM, para hablar en pro del dictamen.

- El C. Senador Carlos Alberto Puente Salas: Muchas gracias, señor Presidente; muy buenas tardes compañeras y compañeros, con la venia de la Presidencia.

En la sesión celebrada el 19 de abril de 2013, 118 Senadoras y Senadores de la República votamos a favor de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, sin duda, fue una reforma que alcanzó el consenso de las fuerzas políticas representadas en este Senado de la República.

Mi grupo parlamentario y un servidor votamos a favor por cuatro razones principales: votamos porque el Estado mexicano recupera la rectoría en la conducción de la economía, votamos para incentivar la competencia en la radiodifusión y en el sector de telecomunicaciones, votamos por la creación de un órgano autónomo y votamos por algo más importante: por su impacto en la economía de todas y todos los mexicanos, en que esta reforma se viera reflejada en los bolsillos de los mexicanos.

Hoy, en un acto de congruencia política, votaré a favor del presente dictamen porque en él se expide la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión y la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano.

Voy a votar a favor por las mismas razones por las que vote a favor de la reforma constitucional, voy a votar a favor de un dictamen que es resultado de la cooperación entre poderes, voy a votar a favor porque este dictamen ha logrado incorporar de manera armónica y coherente las observaciones de múltiples actores que creen en el mejoramiento de nuestro país.

Quienes descalifican y señalan con verdades a medias este dictamen, les recomiendo de manera respetuosa que hagamos un acto de reflexión, no es congruente, primero, votar la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y ahora descalificar la ley secundaria consistente con lo plasmado en nuestra Carta Magna.

Pero para dejarlo más claro, compañeras y compañeros; mexicanas y mexicanos, a todos los que nos hacen favor de seguirnos por el Canal del Congreso y por los diversos medios de comunicación.
Quienes votan en contra, están votando porque sigas pagando la larga distancia; quienes votan en contra, están votando en contra de que puedas cambiar de compañía celular de manera gratuita en menos de 24 horas y sin condiciones; quienes votan en contra, están votando en contra de que recibas bonificaciones o descuentos de las compañías de telecomunicaciones que no te presten los servicios de calidad; quienes votan en contra, están votando en contra de que puedas conectarte gratuitamente en 250,000 parques y sitios públicos al internet; quienes votan en contra, están en contra de que exista una mayor competencia en servicio de las telecomunicaciones y radiodifusión para que tengas más opciones y precios más baratos.

Están votando en contra de que puedas consultar el saldo de tu teléfono sin costo, están votando en contra de que el saldo de tu tarjeta de prepago no se pierda a los dos meses y te dure por lo menos un año.

Están votando para que sigas recibiendo las llamadas de las empresas telefónicas para promover servicios o paquetes sin tu consentimiento.

Quienes votan en contra del presente dictamen, está votando en contra de las economías de las y los mexicanos; quienes votan en contra, ya lo mencioné, votan en contra de eliminar la larga distancia que se estima en más de 22,000 millones de pesos al año, que la pagan todos los mexicanos.

Votar en contra, es votar porque no se desarrolle el sector de las telecomunicaciones.

Aquí mucho se ha hablado de intereses, pero el único interés que debemos de tener como Senadores de la República, como representantes de nuestros estados, como representantes de las mexicanas y los mexicanos, ese beneficio que se vea, ese beneficio reflejado en la economía, en la calidad de los servicios que merecen todas y todos ustedes como mexicanos.

Por su atención, muchas gracias, compañeras y compañeros.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Puente Salas.

A continuación, se le concede el uso de la palabra a la Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza, del grupo parlamentario del PRD, para razonar su voto.

- La C. Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza: Buenas tardes a todas y a todos.

Bajo un procedimiento viciado de origen me abstuve de votar el día miércoles pasado el presente dictamen en comisiones unidas como protesta por la forma tan burda en la que se imponen acuerdos que violan el Reglamento, que violan totalmente el proceso legislativo y que después se legitiman sobre las rodillas y en el Pleno.

Hoy vengo a fijar mi posición política respecto del contenido del dictamen, con la plena libertad que me permite el pertenecer al Partido de la Revolución Democrática, al partido de la izquierda.

Antes que nada quiero agradecer y expresar mi reconocimiento al trabajo de nuestro equipo técnico del grupo parlamentario, a mis compañeras y compañeros Senadores que han trabajado el tema, con quienes llevamos ya varios días desahogando algunos artículos en específico y también a los legisladores de la mayoría que han tenido la flexibilidad para modificar el dictamen en algunos términos.

De lo positivo de la reforma ya lo han expuesto aquí quienes votarán a favor, mi voto respecto a este dictamen en el Pleno será en contra y expongo mis motivos.

La reforma de telecomunicaciones y la negación en los aspectos fundamentales a la reforma constitucional, merece una discusión más a fondo que no hemos tenido la oportunidad de dar. Sin embargo, consideramos que la Constitución se reformaría con clara disposición de enfrentar a los poderes fácticos, a los monopolios económicos en materia de telecomunicaciones y radiodifusión.
Tales grupos se consolidaron en un largo periodo del uso discrecional del poder presidencial que derivó en uno de los modelos más concentrados y antidemocráticos que han dañado al desarrollo democrático del país, el dictamen que hoy vamos a debatir, al menos así lo establece.

Al menos en diversos aspectos que son fundamentales está por debajo y en contrario a lo que esperábamos cuando aprobábamos la reforma constitucional.

El hecho de la propuesta está muy alejado de la finalidad que le dio origen, es decir, satisfacer los derechos fundamentales de libertad de expresión, de pluralidad, derecho a la información, derecho al acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, así como las condiciones para una efectiva competencia en los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones.

El dictamen prefigura en este momento un órgano regulador débil, bastante débil. La iniciativa raya en lo absurdo cuando permite que la Secretaría de Gobernación conserva la vigilancia de los servicios de radio y televisión, de los contenidos incluidos, los tiempos del Estado y la publicidad.

El dictamen deja también al arbitrio de los concesionarios los tiempos del Estado.

El dictamen ignora de fondo los derechos de las audiencias, sólo se incorporan de una forma menor, como en muchos otros aspectos.

Contraviene también la disposición constitucional que ordena establecer en la ley los derechos de las audiencias, así como los mecanismos para su protección. No basta enlistar un reducido catálogo de principios generales y mucho menos señalar que la promoción y la defensa de dichas prerrogativas ciudadanas estarán en los códigos de ética de los concesionarios. Eso no basta, no nos es suficiente.

La figura emblemática del Defensor de las Audiencias se reconvierte nuevamente en un necesario ombudsman y en una ventanilla gubernamental de la Profeco.

El dictamen ignora la importancia de los medios públicos de uso social y vuelve a reconocer la modificación al artículo 90 que algo nos deja, pero que tampoco es suficiente.

Hay una omisión fuerte también en lo que corresponde a los medios públicos, al desestimar los principios a los que se refiere el Artículo Decimo Transitorio para que cuenten con independencia editorial, con la autonomía de gestión financiera, con las garantías de participación ciudadana, con reglas claras para la transparencia y la rendición de cuentas en la defensa de sus contenidos, para el financiamiento y obviamente para el ejercicio pleno de sus ideas, ideologías, ya sea étnicas o culturales.

Muchos son los señalamientos que podríamos hacer, de lo que le falta a este dictamen y también reconoceríamos los logros importantes, pero vaya manera tan pobre de descalificar el mandato constitucional, pues además se omite regular la atribución del órgano regulador para ordenar la desinversión con el propósito como lo señala el texto constitucional, de asegurar el cumplimiento de los límites anteriormente señalados en el artículo 28 y me refiero a las frecuencias.

El dictamen promueve una regulación de preponderancia contraria totalmente al texto constitucional.

Se protege la concentración en televisión restringida y de paga, y se mantiene la exclusión real de los medios comunitarios de social e indígenas.

Desde el PRD y desde la percepción propia de las mayorías, de la ciudadanía mexicana, nos manifestamos en contra del presente dictamen.

Muchas gracias.
PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Vianey Mendoza.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Humberto Mayans Canabal, del grupo parlamentario del PRI, para hablar a favor del dictamen.

- El C. Senador Humberto Domingo Mayans Canabal: Con su permiso, señor Presidente; compañeras y compañeros Senadores:

En esta tribuna se ha argumentado de manera reiterada por algunos señores Senadores y Senadoras la presunta incongruencia entre el dictamen que hoy se debate y la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones que aprobamos todas las fuerzas políticas aquí representadas, publicadas en el Diario Oficial de la Federación en junio de 2013. No hay tal incongruencia, nada más alejado de la realidad.

En el Senado de la República, mi grupo parlamentario tiene como eje de nuestra acción legislativa, el cumplimiento con lo dispuesto en la reforma constitucional en beneficio de los usuarios.

Hoy como entonces, tenemos como eje de nuestra acción legislativa dotar a México de un marco jurídico moderno que le permita mayores condiciones de competencia y productividad entre los actores participantes.

Hoy como entonces, tenemos como eje democratizar al sector de las telecomunicaciones, hoy como entonces tenemos como eje de nuestra acción fortalecer el uso y aprovechamiento del espectro radioeléctrico por su importante valor comercial y cultural.

El dictamen en discusión aprovecha las condiciones inmejorables que existen en nuestro país, entre otros, el talento y la inteligencia de su pueblo, la posición económica en el ámbito internacional, el clima que favorece y favorecerá el desarrollo de negocios, pero sobre todo, porque hay millones de mexicanos comprometidos con su trabajo y esfuerzo diario para hacer de sus familias y de México una nación más igualitaria e incluyente.

En el Senado de la República todas las voces cuentan y todas las voces se escuchan, porque la pluralidad de las ideas enriquece la visión de quienes tenemos la alta responsabilidad de poner al día el orden jurídico mexicano de acuerdo con las demandas ciudadanas y, por ello, en este tema abrimos las puertas del Senado a los ciudadanos para que expresaran libremente sus opiniones.

Y qué dijeron: “¿Qué quieren esos ciudadanos?”

Más y mejores servicios de telecomunicaciones con mayor calidad, pluralidad en la información, tarifas justas y que se respeten sus derechos como usuarios.

Con todo ello, se cumple en ese dictamen, estamos cumpliendo con las demandas ciudadanas, pero además y en el entendimiento de esta racionalidad, en el grupo parlamentario del PRI votaremos a favor y yo lo voy a hacer votando a favor para optimizar el aprovechamiento de las tecnologías de la información y la comunicación como la fibra óptica que permitirá brindar un mejor servicio de internet y contribuir así a disminuir la brecha digital.

Vivimos en la sociedad del conocimiento, en una cada vez más pequeña aldea global y México no puede quedarse al margen.

El cambio tecnológico en el sector lleva un ritmo de crecimiento acelerado y constante, la propia Asociación Mexicana de Internet ha reportado al cierre de 2013 a 51.2 millones de mexicanos con acceso a la red, esto representa una penetración del 42.6 por ciento, a todas luces insuficiente, sobre todo si realizamos un análisis comparativo con otros países con similares niveles de desarrollo.

Por eso la reforma en telecomunicaciones resulta urgente.

Tenemos entonces que darle la oportunidad a más mexicanos para que con ello se instale en la plenitud del siglo XXI, particularmente a las nuevas generaciones, a los jóvenes de este país.

El grupo parlamentario del PRI está de lado, igualmente de un México insertado en la sociedad de la información, que utilice las tecnologías de la comunicación para acercar a gobernantes y a gobernados a través de iniciativas como los gobiernos abiertos que no tendrían razón de existir, sin expansión de los servicios del internet a favor de la transparencia y la rendición de cuentas que ha sido y es un reclamo ciudadano.

Compañeras Senadoras y compañeros Senadores, yo les pregunto, a quienes han decidido votar en contra de este dictamen, ¿si van a votar en contra del interés general del pueblo de México?, ¿si van a votar en contra de tarifas justas para todos los mexicanos?, ¿si van a votar en contra de tener una procuración de justicia más eficiente y expedita?, ¿si van a votar en contra de brindar acceso gratuito a internet en más de 250 mil sitios públicos?, ¿si van a votar en contra de diversificar a la información y el entretenimiento de los usuarios en la televisión de paga?, ¿si van a votar en contra de asegurar la accesibilidad tecnológica para las personas con discapacidad?, ¿si va votar en contra de democratizar al sector de las telecomunicaciones?, ¿si van a votar en contra de que se proporcione a las empresas más y mejores servicios de telecomunicaciones?, ¿si van a votar en contra de que se respeten los derechos de los usuarios de los diversos servicios?

Conste, son preguntas.

Amigas y amigos Senadores, se trata, en fin, de mover, de transformar y servir a México y a sus ciudadanos, tal y como lo ha planteado una y otra vez el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Mayans Canabal.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Luis Sánchez Jiménez, del grupo parlamentario del PRD, para razonar su voto.

- El C. Senador Luis Sánchez Jiménez: Muchas gracias, señor Presidente; compañeras Senadoras y compañeros Senadores:

El día de hoy arribamos al final de un extenso y desgastante proceso de discusión que culmina por desgracia, en resultados que poco enaltecen la responsabilidad conferida a nuestra representación.

Desde 1857 el régimen constitucional diseñado ha tenido por objetivo preservar la libre concurrencia y la libre competencia, objetivo que prevaleció en el texto de nuestra Constitución de 1917.

En el conjunto de reformas que históricamente lo han enriquecido, jamás, repito, jamás se pretendió favorecer a los monopolios, ni tuvieron destinatario en específico, siempre se respetó el carácter general del derecho.
La economía avanza en razón de la innovación tecnológica, la diversificación de las actividades productivas y comerciales y la conformación de nuevos mercados. Es ahí donde aparecen las actividades relacionadas con las telecomunicaciones, la radio y la televisión. El avance económico impone variaciones al capitalismo y la concentración de la riqueza, por lo que el Estado se ve obligado a tutelar el derecho de quienes están sujetos a existir en tales circunstancias.

En razón de ello, el Constituyente Permanente a partir de aquella iniciativa que fue el Pacto por México, reformó el histórico artículo 28 de la Constitución para crear un sistema de regulación de la competencia del mercado, de los consumidores, usuarios y audiencias que reforzara el principio constitucional de prohibición de los monopolios. Nuestra razón no es controlar a los monopolios, es prohibirlos, así lo ordena la Constitución.

Por ello la reforma constitucional que hoy se busca reglamentar, con esta propuesta de Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, debe asumir el mandato histórico de, insisto, prohibir los monopolios y no de controlarlos, ordenarlos, regularlos o darles un tratamiento condescendiente como es el caso del dictamen que discutimos.

Desde la propuesta de decreto de la iniciativa de reforma al artículo 28 constitucional derivada de los acuerdos del Pacto por México; asumida y ratificada por los presidentes nacionales del PAN, PRI, PRD y el Presidente de la República en turno, hasta el decreto aprobado por el poder revisor de la Constitución, pasando por los dictámenes de ambas Cámaras del Congreso de la Unión, se dice en la fracción III del Artículo Octavo Transitorio, párrafos primero y segundo, lo siguiente:

“El Instituto Federal de Telecomunicaciones deberá determinar la existencia de agentes económicos preponderantes en los sectores de radiodifusión y telecomunicaciones, e impondrá las medidas necesarias para evitar que se afecte la competencia y la libre concurrencia y, con ello, a los usuarios finales.

Para efectos de lo dispuesto en este decreto, se considerará como agente económico preponderante, en razón de su participación nacional en la prestación de los servicios de radiodifusión o telecomunicaciones, a cualquiera que cuente, directa o indirectamente, con una participación nacional mayor al 50 por ciento”.

La aparente ambigüedad que permanece en esta redacción, es el origen del incongruente debate que banalmente califica a unos como defensores del monopolio de las telecomunicaciones y a otros como defensores del monopolio de la televisión, y es la razón de la anodina interpretación del Instituto Federal de Telecomunicaciones sobre preponderancia.

Se discute desde los juicios de valor y no desde la argumentación jurídica. Se lee y se interpreta desconociendo lo esencial de la gramática.

Lo dijimos durante todo el proceso legislativo de reforma constitucional: los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión prestan servicios y es en la prestación de estos servicios el predicado de la acción de los sectores, hay que recordar aquello del sujeto, verbo y predicado, como la verdadera interpretación gramatical, es en predicado de la acción de los sectores donde se da la preponderancia.

Asumir cosa contraria como lo hizo absurdamente el Instituto Federal de Telecomunicaciones, es una sin razón que va en contra del principio constitucional de prohibir los monopolios.

No seamos condescendientes con los monopolios, como ya lo ha hecho el Instituto Federal de Telecomunicaciones. Cumplamos con nuestra responsabilidad legislativa como representantes ciudadanos.

El texto normativo constitucional así como los documentos que lo anteceden, exposición de motivos de la iniciativa enviada por el Ejecutivo y refrendada por el Pacto, dictamen y minuta de Cámara de Diputados y dictamen de la Cámara de Senadores, diferencian con claridad las categorías jurídicas de sectores y servicios.
Los agentes económicos son parte de un sector, en éste se desarrolla una actividad, una acción en la economía que es la prestación del servicio.

Legislar con miedo, con temor al amparo al estilo de Pilatos, transfiere la facultad legislativa de la Constitución que le confiere al Congreso de la Unión, el Poder Legislativo Federal, a un órgano autónomo de carácter administrativo, es vergonzoso, no nos dignifica frente a los ciudadanos y abona a mal prestigio de las cámaras.

Que quede claro, que lo escuchen bien los Comisionados del Ifetel y los Senadores como Javier Corral, que insisten en sostener que la Constitución no dice. La preponderancia aplica a las audiencias, por un lado, y al conjunto de servicios por el otro. En síntesis, la concentración de la audiencia y de los suscriptores, tráfico en redes y capacidad instalada. La preponderancia considera todo un sector, uno respecto de la audiencia, otro en razón de los servicios que presta, no un mercado en particular.

Por otro lado, promoví y defendí los derechos de las audiencias en razón de que estamos ante una relación de poder en donde las corporaciones de televisión y radio, usan un espacio que le pertenece a la nación, menospreciando, abusando y sometiendo a los mexicanos. Hasta el día de hoy, en México las audiencias están mudas y sujetas a la dominación de los medios.

El dictamen que se discute el día de hoy es tímido en la defensa de los derechos de las audiencias, no establece medios legales para que los mexicanos y mexicanas defendamos nuestros derechos como radioescuchas o televidentes. Nos regala, por pura pleitesía, la autorregulación de los poderosos y códigos de ética propios de un esquema casi medieval anterior al derecho impero atributivo.

En la promulgación de la reforma constitucional de telecomunicaciones y competencia económica, se dijo que ésta nacía para fortalecer derechos fundamentales, libertad de expresión y acceso a la información.

Dice el artículo 6o. constitucional en su Apartado B, fracción VI en materia de Radiodifusión y Telecomunicaciones: “La ley establecerá los derechos de los usuarios de telecomunicaciones, de las audiencias, así como de los mecanismos para su protección”.

¿Dónde están esos mecanismos?

No los veo en ninguna parte del dictamen. Lo que hoy se discute es una expresión tibia de la defensa de las audiencias. No hay en esta ley un sentido coercitivo que sancione los abusos de los poderosos y proteja los derechos de los ciudadanos rasos. Se deja en manos de los propios concesionarios la salvaguarda de estos derechos, cuando es responsabilidad del Estado mexicano tutelarlos.

Es en la ley, que se nos propone, el dueño de medios de comunicación, solo o asociado, y hará su propio código de ética, designará al defensor de las audiencias y se sancionará, para cuidarse de sus propios abusos. Esto parece el retorno al despotismo ilustrado.

México requiere de leyes que cumplan con los derechos constitucionales, reformas legales que mantengan un sentido democrático, antimonopólico y de defensa de las audiencias.

Compañeras y compañeros legisladores, asumamos la responsabilidad de legislar con apego a la Constitución y salvaguardando los derechos humanos; el dictamen no lo hace. Camina en sentido contrario a lo que la Carta Magna ordena, ni erradicamos los monopolios y la preponderancia, ni defendemos con atingencias los derechos de las audiencias. Por estas dos razones fundamentales voy a emitir mi voto en contra del dictamen.

Muchas gracias.
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Sánchez Jiménez.

Tiene la palabra el Senador Isidro Pedraza Chávez, del grupo parlamentario del PRD, para razonar su voto.

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: Gracias, señor Presidente; compañeras y compañeros:

Esta discusión que estamos llevando a cabo, evidentemente tiene que ver con un fondo legislativo, pero que su principal contradicción es una definición política de una posición política.

Nadie puede aquí sentirse neutral en función de lo que como políticos estamos discutiendo y no podemos, por lo tanto, desconocer que el fondo de todo esto es el combate a los monopolios que en este país se han convertido en poderes fácticos y que han ido sobre esa base, controlando muchos aspectos en la economía de nuestro país, en la forma de pensar de la gente, en la forma de vestir y hasta en la forma de comer.

Porque lo que estamos viendo aquí es el combate a los medios, no solamente a uno, sino a los dos medios que en este país se han convertido en monopolios y que tiene que ver con la televisión y con la telefonía, hablando en términos claros para la sociedad.

Por eso, cuando nosotros en el 2006, a partir de las elecciones presidenciales en donde el dinero tuvo un papel importante en el desarrollo de las elecciones, logró establecerse una reforma política en el 2008 que pretendía dejar el dinero fuera de los procesos electorales y empezar a impedir la compra de la propaganda en los medios electrónicos.

Y esto, compañeros, tampoco permitió la eficacia de la medida, al contrario, las televisoras se ampararon y lograron en la práctica negar este hecho.

Posteriormente, en el 2012 se dio la batalla para que pudiera modificarse de fondo la Constitución y poder controlar estos monopolios y esa fue la acción que encaminó a modificar el artículo 6o. de la Constitución, el 28, y todo lo que en esencia se le ha llamado la reforma constitucional en telecomunicaciones.

¿Y cuál es el planteamiento político que teníamos? Desaparecer y democratizar los medios sociales de comunicación. Porque influye en la forma de conducirse de un ciudadano el que sea presea de un monopolio; no es cuánto se gastó en el celular y el alcance que tenga en el celular, sino el tipo de ciudadano que por la información que tiene no logra conducirse con libertad y es rehén entonces de otras circunstancias de carácter político en una jornada electoral y ese ciudadano, a veces, compran su conciencia con una despensa.

Por eso explicarlo así, de manera simple, de qué estamos hablando, tiene que ver con que lo que se ha planteado en esta reforma ha sido un esfuerzo fundamental del Partido de la Revolución Democrática el establecer cambios y pelear por el gran cambio y el gran contenido del cambio que se busca en esta reforma constitucional.

Y sin embargo, compañeros, nos han dado algunas concesiones. El gobierno renuncia a ser propietario del espectro radioeléctrico, más bien dicho, el Estado en este momento representado por el gobierno, ha renunciado a eso, y no fuimos capaces de arrancarle más espacio en el espectro radioeléctrico para las televisoras públicas, sociales, comunitarias y de indígenas.

Esto limita, nosotros hemos planteado que pudiera haberse hecho un 30, 30 y 30, pero los dueños de la industria le han mandatado al gobierno que no se puede. Bueno, es tanto el vasallaje que han hecho, que ustedes han leído y han visto los comerciales del Consejo Nacional de la Radio y Televisión que dice que si se permite que las televisoras comunitarias, sociales empiezan a dar publicidad y ésta la venden, va arruinar a cerca de 50 mil trabajadores.
Esta es una verdadera mentira, al gobierno nunca le han interesado los trabajadores, acuérdense como liquidaron a la Compañía de Luz y Fuerza del Centro y corrieron a 50 mil trabajadores de un plumazo y nadie se espantó ni generó nada de esto, y ahora cuando se abre la posibilidad de darles autonomía editorial a las empresas, a las radiodifusoras comunitarias indígenas, se dice que esto va a dejar sin empleo a 50 mil trabajadores en este sentido.

Por eso este tiempo que se nos ha dado, es un tiempo breve para poder exponer lo que nosotros hemos estado reflexionando, defendiendo y buscando definir en las mesas.

Ustedes deben de saber que este procedimiento ya se denunció, se negó a una discusión, yo esperaba que aquí en el Pleno se diera el debate, el gran debate, pero, compañeros, lo cierto es que hay una gran ausencia de los que defienden esta propuesta, no están presentes en las sesiones, se salen, hablan y se salen, y esto pues tampoco habla de una responsabilidad para discutir y los únicos que estamos machaconamente insistiendo en este tema, somos los que tenemos una razón histórica para oponernos a este planteamiento.

Por eso, compañeros, señor Presidente, luego lo he visto solo ahí presidiendo, ni siquiera la Directiva de esta Mesa tiene la sensibilidad de estar para presidir estos trabajos con responsabilidad y que se pueda efectivamente hacer un debate.

Pareciera que fue la hora del aficionado. ¿Saben qué?, hay que dejar siete horas la tribuna abierta, ahí la ven donde la puedan ver, se van a ver al partido, se van a ver otras cosas, pero no le entramos a la discusión principal en este tema.

Eso es lo que habla de un gran patriotismo de este Senado de la República que ha abandonado esta responsabilidad. Esto compañeros, bueno, llegó tanto el extremo de que esto no pueda discutirse, que ni acceso tuvo la gente que vino a querer entrar a las sesiones públicas del Senado, pues no pudo ingresar. De tal suerte que no querían que vieran el espectáculo de una sala vacía en este sentido.

Compañeros, es lamentable lo que aquí se está viendo, es lamentable la forma como se somete el Legislativo, no al Ejecutivo, sino a los poderes fácticos y, por eso, precisamente, por eso el voto de su servidor va a ser en contra en estas propuestas de reformas secundarias.

Muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DE LA C. SENADORA
ANA LILIA HERRERA ANZALDO

- La C. Presidenta Ana Lilia Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Pedraza Chávez.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Lorena Cuéllar Cisneros, del grupo parlamentario del PRD, para razonar su voto.

- La C. Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: Con su permiso, señora Presidenta; compañeras y compañeros Senadores:

Vengo a presentar mi voto en contra del presente dictamen, puesto que considero que se encuentra alejado de nuestros principales principios constitucionales, es insuficiente y omiso; además de que en muchos aspectos contraviene el interés público de manera injustificada.

Una parte esencial de este debate y que debe de ser muy tomada en cuenta, es que nos encontramos legislando un sector estratégico y de los más dinámicos a nivel mundial.

Basta decir que este sector crece dos o tres veces más rápido que el resto de la economía, e incluso llega a permanecer ajeno a las crisis y recesiones mundiales.
Nuestro país ocupa el segundo lugar del mercado a nivel Latinoamérica en materia de telecomunicaciones, con un valor de mercado de más de 28 mil millones de dólares, por eso se entiende lo rentable que les resulta este negocio a las grandes televisoras y empresas de telecomunicaciones.

Hace un par de meses la revista Forbes señalaba a las telecomunicaciones móviles y fijas como uno de los negocios insignia de las economías de escala y que da como resultado que en países como el nuestro haya personajes como Carlos Slim, cuya fortuna equivale al 6% del PIB.

Esto es inaceptable en un país donde más de la mitad de la población vive en condiciones de pobreza y en donde únicamente el 26% de los hogares cuenta con acceso a internet.

De acuerdo con organismos especializados, el gasto promedio que un usuario dedica al servicio de telecomunicaciones móviles, en el 2013, ascendía a 161 pesos; sin embargo, el costo en telecomunicaciones cuantificado dentro de la canasta básica no alimentaria asciende apenas a poco más de 75 pesos en zonas urbanas y de 20 pesos en zonas rurales, lo que resulta contrastante y demuestra los niveles de exclusión que experimenta el sector de la población con escasos recursos en estos servicios.

En otras palabras, se omitió plantear un mínimo básico en materia de telecomunicaciones para la población en situación de pobreza. Tema que no fue motivo de preocupación durante la aprobación fast track del presente dictamen en comisiones; que por cierto parece que ahora sí se salieron con la suya y batieron el récord aprobando más de 300 artículos en apenas 6 horas.

De quedar la propuesta en los términos que se presenta, representaría un grave retroceso a nuestra Constitución en materia de telecomunicaciones y radiodifusión, ya que contiene disposiciones que agravian a nuestra población.

Quiero mencionar algunos: Permite a ciertas autoridades ordenar la cancelación de servicios de telecomunicaciones en áreas geográficas específicas durante eventos de protesta, por ejemplo, cuando los ciudadanos vengan a protestar por la reforma energética que seguramente el PRI y el PAN aprobarán en los siguientes días se les restringirá su derecho a estar difundiendo por medio de sus celulares móviles lo que aquí está ocurriendo. Es decir, se atenta contra el derecho a la libre expresión y comunicación.

Es violatoria de los derechos humanos al incluir facultades para que las instancias de seguridad tales como el CISEN, la Policía Federal, la Secretaría de la Defensa Nacional o bien la Secretaría de Marina, puedan obtener información de los concesionarios sobre la localización en tiempo real de cualquier dispositivo de comunicación sin que medie orden judicial y sin establecer mecanismos para evitar la violación a la privacidad.

Quita atribuciones esenciales al Instituto Federal de Telecomunicaciones, adjudicando a la Secretaría de Gobernación la revisión de contenidos en radio y televisión. Este punto es inaceptable ya que el gobierno de ninguna manera debe ejercer estas funciones en un Estado democrático.

Es deficiente en el respeto a la accesibilidad para personas con discapacidad, cuando se incluye el subtitulaje, doblaje y lenguaje de señas mexicano únicamente en un segmento de alguno de los programas estelares de información, limitando considerablemente las opciones informativas de esta población. Asimismo, no se contempla la infraestructura necesaria o espacios virtuales con identificadores de señal de emergencia.

No garantiza el derecho de las audiencias a recibir información de calidad y programación equilibrada entre contenidos y publicidad, al limitar ésta, se incorporan artículos que posibilitan su aumento. Además, para el costo de las audiencias de los sistemas de televisión de paga, los concesionarios no están obligados a tener mecanismos de autorregulación. Esto daña los derechos de las audiencias si se considera que la mitad de los hogares en México cuentan con sistema de televisión de paga.
No incluye, en el caso de medios indígenas ninguna acción afirmativa, a través de la cual se reduzcan todos los requisitos al máximo y se fomente la existencia de dichos medios, ignorando lo dispuesto en el artículo 2o. de la Constitución.

Se omite todo tipo de medidas tendientes a la alfabetización mediática, indispensable para que la sociedad pueda gozar del acceso a nuevas tecnologías. Esta alfabetización incluye la capacitación para acceder a medios para comprender los contenidos y para poder discriminar entre lo que es publicidad, información y programas, así como los riesgos asociados al uso de nuevas tecnologías.

Esos son tan sólo algunos de los errores y excesos de este dictamen que evidentemente se encuentra definido por el interés de las corporaciones televisivas.

De nada vale la larga distancia gratuita si a cabo el gobierno estará invadiendo nuestra privacidad.

De nada vale si se está entregando todo esto a un solo monopolio, de nada vale la simplificación de la portabilidad si a cambio se les da un trato indigno a nuestros pueblos indígenas, a las personas con discapacidad y a las personas que viven en situación de exclusión y pobreza.

De nada vale una reforma que pone por delante los intereses de las empresas que apoyan a un candidato presidencial si a cambio nuestro pueblo seguirá marginado de sus derechos.

¿A quién le interesa una señal digital si una persona no tiene para el sustento diario, mucho menos para comprar una nueva televisión para ver estas señales?

Reconozcan que con esto dan la espalda a la sociedad que se encuentra en condiciones de desventaja ya no sólo económica, sino ahora también en una situación desigual para acceder a los servicios en materia de telecomunicaciones.

Hago votos porque la razón les asista y no impere el autoritarismo y los privilegios para las grandes empresas televisoras y de comunicaciones.

Es cuanto, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Cuéllar Cisneros.

Tiene el uso de la palabra el Senador Martín Orozco Sandoval, del grupo parlamentario del PAN, para razonar su voto.

- El C. Senador Martín Orozco Sandoval: Con su permiso, señora Presidenta.

Voy a hacer alguna reflexión de mi voto no tanto en los aspectos técnicos que ya se han comentado mucho, sino en la incongruencia de los debates que he oído en este momento con lo que hace un año se expresaron en esta tribuna, cuando todo mundo se presumía de ir en una reforma contra los monopolios y ahora muchos que presumían, ya esa palabra se les olvidó.

El espectro radioeléctrico, las redes y los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión, los componentes principales, son los componentes principales que permiten a esta industria acercar los servicios a la población, de tal forma que se conviertan en el conducto para ejercer sus derechos y libertades, expresar e intercambiar ideas, buscar información y conocimientos, establecer vínculos sociales, así como reconocer los derechos de los usuarios de telecomunicaciones, las audiencias y los mecanismos para su operación.

Todo eso se escucha muy bien, sólo que el dictamen que hoy se discute en esta materia se aparta de los compromisos que hicimos a la sociedad, los que comentamos hace un año, ya que constituyen una serie de abusos a la libertad de expresión, así como un grave atropello a los derechos de las audiencias para recibir contenidos de calidad que fomenten los valores de nuestra sociedad, mejoren los servicios, disminuyan los costos y brinden más oportunidades para empresarios que desean invertir en este sector.

Luego nos preguntamos por qué la mayoría de nuestros representados desconfían de nuestro trabajo. Existen diversas razones, pero la más relevante consiste en que a la hora de aprobar las leyes se nos olvida de los compromisos con ellos y anteponemos intereses personales que nos hagan permanecer en el poder, lograr curules, escaños, gubernaturas o simplemente conservar amistades.

¿Acaso resulta realmente difícil ponernos en los zapatos de los ciudadanos y ser más receptivos con las legítimas demandas?, ¿acaso resulta realmente difícil atender y tomar en cuenta las opiniones del sector académico?, ¿por qué nos empeñamos a excluir del proceso de toma de decisiones las propuestas de los jóvenes, de los académicos, en este caso de los usuarios con discapacidad?, ¿o es que acaso se tiene muy puesta la camiseta de los monopolios a los que obedecemos?

En la reunión de las comisiones unidas que aprobaron el dictamen que hoy nos ocupa, escuché participaciones que sostenían que el dictamen no era el mejor posible, pero que en algo subsanaba la iniciativa enviada por el titular del Ejecutivo, o sea que debemos de conformarnos de corregir algunos aspectos de las que manda el Presidente.

También escuché que alguien pedía que los legisladores, que no nos preocupáramos, que el contenido del dictamen respeta los derechos de las audiencias, los usuarios y también a los concesionarios, pero lo más curioso es que nos exhortaba a que no fuéramos mal pensados. Eso lo dijo un legislador en comisiones. ¿Qué, acaso él sospecha de que había moches? Casi nos dijo que los grupos empresariales se portaban como angelitos y que los legisladores éramos santos.

Tal parece que esta reforma sólo se concreta, y así lo vimos ayer en la televisión, que fue la nota de toda la noche, que ya no se pague por larga distancia. ¿Realmente este era el objetivo de la reforma estructural? ¡Qué lamentable!

Es una lástima que las leyes reglamentarias que hoy se van a aprobar debiliten al Instituto Federal de Telecomunicaciones, fortalezcan la injerencia del Ejecutivo en la materia, protejan tibiamente a las audiencias y a los usuarios, construyan un consejo consultivo raquítico que no cuente con opinión vinculante, hagan dependientes del presupuesto público a los concesionarios de uso social comunitario e indígena pero, sobre todo, que posterguen el cumplimiento real de los principios que motivaron la reforma constitucional.

No nos sorprendamos de los graves retrocesos en materia de libertad de expresión, ni que las cadenas de televisión, con su programación, como aquella de “que pase el desgraciado”, se encarguen de fomentar la violencia en las familias y en las escuelas, que la población mexicana infantil y juvenil aspire a consolidar estereotipos de belleza superflua, y que la clase política aproveche esos espacios para trampolines políticos y que luego nos impongan candidatos de telenovela como un reality show, que al final terminan gobernando.

Senadoras y Senadores, mi voto es en contra del dictamen y los invito a votar en ese sentido, ya que no debemos actuar defendiendo los intereses de los monopolios, los que protagonizan esta telenovela.

Con este dictamen sólo privilegiamos las prestaciones de los monopolios convertidos en poderes fácticos, como ya lo dijeron, de intereses políticos ya muy bien amarrados.

¿Esta es la gran reforma estructural que provocará inversiones para la generación de empleos?

Nuevamente, le fallamos al país por intereses personales de las telebancadas.

Muchas gracias.

(Aplausos)
- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Orozco Sandoval.

Tiene el uso de la palabra el Senador Raúl Morón Orozco, del grupo parlamentario del PRD, para razonar su voto.

- El C. Senador Raúl Morón Orozco: Con su permiso, señora Presidenta; compañeras Senadoras y compañeros Senadores; ciudadanas y ciudadanos:

La reforma constitucional de Telecom se ofreció como un verdadero golpe de timón, como una medida que rescataría el papel del Estado en la defensa del interés público y pondría a México en mejores condiciones de enfrentar los desafíos tecnológicos del futuro.

Más allá de la demagogia que hoy inunda la publicidad oficial, más allá de los tecnicismos excesivos, el pueblo de México debe conocer el verdadero alcance de esta reforma, sus razones y, ante todo, sus grandes limitaciones.

Esta reforma es de enorme trascendencia porque tiene que ver con el modelo de acumulación de la riqueza en el país, porque la materia que se regula tiene impacto directo en la calidad de vida de los mexicanos y las mexicanas, y también en la calidad de nuestra democracia.

Por ello no debemos permitir que ni la orientación ni los contenidos tengan un alcance regresivo.

Comienzo por aclarar a todos los ciudadanos que nos escuchan, que el dictamen no plantea un cambio profundo en el rumbo, porque busca desvirtuar los avances logrados en la reforma constitucional que fue avalada por todas las fuerzas políticas.

Hoy queda claro que nunca existió compromiso auténtico para abrir paso a la democratización de los medios de comunicación para crear una regulación que combatiera a los monopolios y los contubernios que les dieron origen para allanar el camino a una modernidad donde quepamos todos, plural, diversa e incluyente.

Esta reforma, para ser efectiva, debería ser integral. Debería dirigirse claramente a garantizar derechos ciudadanos: el derecho de acceso a la información, a la libertad de expresión, los derechos de las audiencias a contar con distintas opciones, los derechos de los usuarios a recibir bajas tarifas y servicios de calidad.

Debería garantizar la pluralidad de los medios, rescatar su función social y anteponer el interés público a los intereses particulares de los concesionarios.

Debería fortalecer a los medios comunitarios e indígenas, porque son fiel reflejo del México real, de los pueblos que enfrentan el abandono, la miseria y la injusticia, de los millones de mexicanos que siguen excluidos de las grandes decisiones, en aquellos rincones olvidados de la patria.

Los medios comunitarios e indígenas son también expresión de la enorme riqueza cultural del país.

En los recorridos que mi estado, Michoacán, he constatado la enorme función social que desempeñan los radios comunitarias, que informan y orientan a la gente en temas de protección civil, de salud, de educación, de derechos humanos.

He constatado también que subsisten a pesar de las condiciones precarias en que trabajan.

Lo que nos plantea el dictamen es que los medios comunitarios reciban por ley una parte mínima del espectro, la porción sobrante, que reciban un trato discriminatorio, que se les condene a la precariedad.

Bajo ese esquema, ninguno de ellos será parte de los beneficios de la convergencia digital y, por tanto, no están contemplados en el futuro. Es decir, nos propone legalizar las abismales desigualdades que existen entre medios comerciales, medios públicos y medios sociales.
Son éstas y muchas otras razones por las que afirmamos que en este dictamen se buscó dar la vuelta a los mandatos constitucionales en vez de cumplirlos a cabalidad.

El proyecto que discutimos conservó en lo fundamental la orientación regresiva y conservadora plasmada en las propuestas del Ejecutivo Federal.

Se privilegia la ambigüedad y las medidas superficiales y lo peor, se abre margen a la violación de derechos fundamentales, ya sea por acción o por omisión de la autoridad.

Se privilegia la visión mercantilista sobre la cual está construido el actual sistema de radiodifusión y telecomunicaciones.

Se incluyen resquicios que allanan el camino a la concentración, en vez de combatirla. Esta concentración que atenta contra el interés público que propicia la desigualdad y la concentración ominosa de la riqueza, que afecta todos los días el ingreso de las familias michoacanas.

Nada aporta este proyecto para revertir la escasez en la oferta de medios; para impedir que se monopolice también la información, que es un bien público, indispensable para que exista verdadera democracia.

Es mi convicción, que el sector de la radio y la televisión debe transformarse por razones de pluralidad, para avanzar en la democratización, no por razones de mercado.

Debe darse más poder a los ciudadanos, con información objetiva e imparcial, que les permita elaborar sus juicios, ejercer la crítica, defender y exigir sus derechos.

Las distorsiones, la manipulación y la inequidad deben quedarse en el pasado.

Nuestro deber es legislar por el bien de México, no para incidir en una competencia desenfrenada entre dos gigantes que buscan apropiarse de los mercados existentes y de la provisión de los servicios, y mucho menos para dirimir el abierto conflicto entre grupos empresariales.

Nuestro deber es acotar los poderes fácticos, siempre que su actuar obstruya el ejercicio de los derechos ciudadanos porque el Estado está obligado a garantizarlos.

Nuestro deber es legislar para que en México exista mayor equidad, mayor justicia y mayor democracia. Para impedir que los poderes públicos, los actores políticos o los ciudadanos sean rehenes de los grandes intereses económicos.

Tenemos la alta responsabilidad de conducir a México hasta la sociedad de la información y del conocimiento, con una visión incluyente y democrática.

Es imprescindible recuperar la rectoría del Estado en las telecomunicaciones para evitar abusos, para que haya precios justos, servicios de buena calidad, pero sobre todo para hacer posible el acceso universal a las nuevas tecnologías.

Uno de los principios básicos que hemos defendido desde la fundación del PRD, es la defensa irrenunciable del patrimonio nacional, de los bienes públicos que pertenecen a todos.

El espectro radioeléctrico es patrimonio exclusivo de la nación y, por tanto, debe estar al servicio de la sociedad mexicana.

Con mi voto en contra, reivindico una vez más el programa y los principios de mi partido, con los que estoy comprometido más que nunca. Estoy convencido que en ellos está la solución de los grandes problemas nacionales.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)
PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Morón Orozco.

Tiene el uso de la tribuna el Senador José Rosas Aispuro Torres, del grupo parlamentario del PAN, por favor.

- El C. Senador José Rosas Aispuro Torres: Con el permiso de la Presidencia; compañeras y compañeros Senadores:

Hemos tenido hoy una larga jornada, nos hemos escuchado con respeto y hoy quiero, nuevamente, llamar la atención de este Organo Colegiado, que tiene la obligación, indudablemente, de escuchar a la sociedad, pero que el reflejo de lo que nosotros digamos aquí, indudablemente, es una responsabilidad no sólo de los partidos sino en lo personal y, por ello, hoy vengo a decirles que aquí ni hay buenos ni malos.

Aquí lo que queremos todos es que le vaya bien a la gente, que le vaya bien a nuestro país, por eso yo he pedido hacer uso de la palabra en este dictamen de telecomunicaciones para hablar a favor, ¿ por qué?, porque estoy a favor de este dictamen que es producto de una larga discusión que empezó primero con la reforma a la Constitución en materia de telecomunicaciones y ahora a las leyes reglamentarias, que indudablemente, si vemos cómo está la actual Ley de Telecomunicaciones y Radiodifusión de 1995, hay una diferencia enorme con lo que hoy hemos logrado.

No hay una reforma perfecta, siempre habrá procesos inacabados, pero, indudablemente que esta reforma se acerca a darle muchos beneficios a la gente, es de las reformas que no sólo podemos decir que le va a ir bien al país de manera abstracta sino que de manera concreta podemos decir que esta ley traerá beneficios de manera muy directa a la población, por eso es que apoyaré este dictamen que han presentado las comisiones, porque hay beneficios muy directos a los usuarios.

Primero, una de las demandas más sentidas era la eliminación del cobro de las llamadas de larga distancia tanto de telefonía fija como móvil, y eso va a tener un beneficio directo en cada una de las familias, no hay familia que no tenga un medio de comunicación de esta naturaleza, por eso estoy a favor, porque votar en contra efectivamente sería cancelar esa posibilidad que hoy tenemos.

Si bien es cierto, esta discusión, indudablemente que ha estado plagada a veces hasta de acusaciones que nos llevan a que se quiera señalar que los que están a favor de determinada acción son los buenos y los que están por la otra son los malos.

Yo quisiera decirles que además de este beneficio se va a eliminar el cobro a los usuarios en la consulta de saldos, hoy en día todo mundo sabemos que tenemos que pagar por la consulta de nuestro propio saldo, también se incluye la modalidad de pago por segundo, no por minuto, y eso, la gente que nos escucha, que nos ve, sabe que será un beneficio directo para ellos.

Igualmente los usuarios podrán rescindir el contrato dentro de los 60 días naturales, sin penalización alguna cuando el proveedor modifique las condiciones originalmente contratadas, los usuarios también podrán solicitar y obtener el desbloqueo del equipo móvil para migrar con otro proveedor, hoy en día ustedes saben que no es posible, esta reforma genera una mayor oferta, una mayor calidad y un menor costo en los servicios, se busca generar condiciones estructurales para atraer más inversiones, desplegar más infraestructura, abatir la exclusión social, lograr una mayor cobertura de servicios, así como incrementar y fortalecer la sana competencia entre los diferentes agentes económicos que participan, aquí es importante decir que para la sociedad poco le importan los grandes intereses que haya de las empresas que están metidas en estos sectores, a la gente lo que le interesa es ver si realmente vamos a ayudarle a resolver un problema.
Otro aspecto importante es la interconexión, es uno de los principales elementos que permiten que las telecomunicaciones puedan ser eficientes, interoperables y otorguen mayores beneficios a los usuarios para estar mejor comunicados

La multiprogramación también establece las condiciones bajo las cuales los concesionarios de televisión radiodifundida podrán tener acceso a la multiprogramación.

Los derechos de audiencia, se establecen los derechos de recibir contenidos plurales, programación que incluya diferentes géneros, información noticiosa diferenciada de la opinión de quien la presenta, distinción entre la publicidad y el contenido de programas.

En el caso de las atribuciones que le hemos dado a este órgano que fue creado por mandato constitucional, el Instituto Federal de Telecomunicaciones, nosotros no sólo lo creamos sino le dimos una serie de responsabilidades en la Constitución, nombramos a quienes integran este órgano, y hoy tenemos que tener la confianza en que este órgano es el que va a ayudar a que las asimetrías que hay, efectivamente, en el sector de telecomunicaciones y en cualquier otra actividad de carácter de poder sustancial de mercado, ésta sea la instancia que analice si cada una de las decisiones de los órganos de gobierno o de los particulares se ajustó a lo que señala la Constitución.

Por eso, finalmente, amigas y amigos, quiero comentar uno de los temas que ha generado una mayor inquietud, las llamadas medidas asimétricas, en esto creo que debemos de hacer memoria de lo que aprobamos, de lo que el poder revisor de la Constitución definió, en el Artículo Octavo Transitorio definió que el Instituto Federal de Telecomunicaciones podría determinar como agente preponderante a quienes en base a la función por sector realizara esa actividad, pero también en esta medida asimétrica le da la posibilidad al Instituto Federal de Telecomunicaciones la aplicación de la Ley Federal de Competencia Económica pueda definir el poder sustancial de mercados; y cuando nos referimos a esto nos estamos refiriendo a los servicios; cuando nos referimos a la preponderancia nos referimos al sector, hay una clara determinación de las facultades que se le dieron a este órgano, uno derivado de la propia Constitución en el Artículo Octavo Transitorio y el otro derivado de la Ley Federal de Competencia Económica.

Por eso, amigas y amigos, creo que hoy lo que debemos hacer es sumar esfuerzos para que esta suma de inquietudes que se han presentado aquí se puedan traducir en una respuesta a los ciudadanos, hoy, los ciudadanos deben de tener la confianza y las empresas que participan en este sector que habrá un órgano que pueda garantizar que no haya los monopolios en contra de los ciudadanos, que hoy se están dando, eso es lo que busca esta ley, por eso, las y los invito a que votemos a favor de la misma, amigas y amigos Senadores.

Gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Aispuro Torres.

Sonido en el escaño del Senador Luis Sánchez.

- El C. Senador Luis Sánchez Jiménez: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Si me permite, para rectificar mi dicho muy brevemente. En mi intervención estaba yo exponiendo las razones que considero que le llevaron al equívoco al Instituto Federal de Telecomunicaciones para establecer la preponderancia, y ahí, en una parte decía yo que llamáramos a estos consejeros a corregir y que sostuvieran lo que nos dice la Constitución, y ahí es donde mencioné al Senador Javier Corral, en lugar de decir, Javier Lozano, quiero corregir esto, era Javier Lozano, no Javier Corral.
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se toma nota, Senador Sánchez Jiménez.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Mario Delgado Carrillo, del grupo parlamentario del PRD, para razonar su voto.

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Buenas tardes, con su venia, señor Presidente; compañeras y compañeros, estamos ante una ley de la mayor importancia para nuestro país.

El conocimiento se ha convertido en uno de los principales valores de la era moderna, por eso se habla de una sociedad de la información y de una economía del conocimiento.

La industria de las telecomunicaciones se ha convertido en uno de los motores de la economía a nivel internacional y uno de los pocos motores, hay que decirlo también, de una economía mexicana que no logra crecer. Este sector crece hasta cinco veces por encima del promedio del PIB.

Como consecuencia, el nivel de desarrollo económico de los países está en función, en buena parte, en la competitividad y madurez de este sector.

Estamos ante una industria que evoluciona a velocidades sorprendentes y los retos para su regulación parten también de la propia dificultad, incluso, para definir los servicios y las características de una tecnología que avanza todos los días.

Nuestro país, comparado a nivel internacional con otros países, presenta rezagos importantes, no voy a repetir lo que se ha dicho aquí, ya en muchas ocasiones durante este día, algunos indicadores que se han mencionado de competitividad, de altas tarifas, baja penetración, pésima calidad en los servicios; quisiera mencionar que uno de los indicadores de mayor rezago en nuestro país en este sector es la falta de innovación.

Tenemos menos de veinte patentes en los últimos diez años en este sector, cuando este indicador precisamente es uno de aquellos que indican crecimiento y prosperidad en otras naciones.

Una sola empresa en Estados Unidos de telecomunicaciones tiene más patentes que toda América Latina.

El diseño de nuestra economía y la trampa del crecimiento en la que estamos en los últimos treinta años, es el resultado no de una economía de mercado, sino de una economía que se ha configurado a través de la complicidad de intereses privados con el poder público.

En México es más conveniente invertir en tener una regulación a modo para proteger posiciones de mercado que recurrir a la innovación y el conocimiento para tomar el liderazgo en nuevos mercados.

Las concentraciones que tenemos en televisión y telefonía son un lastre para la economía nacional y son un peligro para nuestra democracia.

En México no tenemos reguladores fuertes porque siempre los intereses privados terminan por imponerse al interés público. Es indudable que en esta legislación hay avances importantes, quiero destacar el tema de la neutralidad de la red. Una de las prioridades del grupo parlamentario del PRD y que gracias a su intervención, a su participación, podremos garantizarle a los mexicanos que la red seguirá siendo una carretera libre, sin censura y sin privilegios de algunos contenidos sobre otros.

En nuestra incipiente democracia es fundamental salvaguardar la libertad en la red por su indudable y creciente influencia en la participación política y en la opinión pública; uno de los pocos espacios que los monopolios no podrán controlar.
¿Dónde está la principal insuficiencia, desde mi punto de vista, de esta regulación? Me parece que hemos errado en el diseño institucional. Se decidió en la reforma constitucional que en nuestro país íbamos a tener dos organismos encargados de promover la competencia, uno para las telecomunicaciones, y otro, la Cofece, para el resto de la economía.

Pero, ¿dónde está el problema? Que el Ifetel es un órgano de competencia y al mismo tiempo es un órgano regulador, y es un error, por definición, mezclar las funciones de competencia con los de regulación. El Ifetel tiene un mandato doble, así está establecido en el artículo 28 donde se mandata a la regulación y también hacerla en materia de competencia económica.

Parece que se va a comportar como un regulador de día y va a velar por la competencia en la noche.

¿Qué provoca esto? Que una de sus tareas más importantes será establecer regulaciones asimétricas que tendrán impactos distintos en la economía para tender prácticas anticompetitivas. Es decir, que en algunas de las regulaciones del propio Ifetel puede dar lugar a prácticas poco competitivas en la medida que actúa como regulador, deberá estar cuidando la competencia y cuando resuelva incompetencia habrá un sesgo por su definición como regulador.

Entonces, el principio de que no sea juez y parte queda en entredicho; entonces tenemos un problema institucional desde el origen por mezclar en una sola institución facultades de regulación y de competencia y habrá regulaciones que traten de estimular la competencia, pero que puede dar como resultado escenarios de poca competencia que a su vez el órgano, atendiendo a esa facultad de velar por la competencia, tendrá que emitir una nueva regulación.

Entonces creo que ahí está el pecado original.

Y por si algo faltara, una de las mayores atribuciones que se le da a este instituto parte de una definición profundamente ambigua, la preponderancia, mientras algún enfoque considera que el término de preponderancia debe converger al de poder sustancial, el otro considera que identificar a un agente económico con presencia significativa en una actividad económica exclusivamente en función de su participación en el mercado, no es una perspectiva que desde el punto de vista económico sea equiparable al concepto de poder sustancial de mercado.

Por lo anterior, consideran que debe esclarecerse en la ley o deben de esclarecerse en la ley conceptos y definiciones más precisos.

De acuerdo a la literatura económica en materia de competencia, preponderancia es un poder sustancial muy grande en México, mayor al 51 por ciento del mercado.

Lo anterior define una perspectiva de carácter muy regulatoria y hasta cierto punto no económico, en contraste con el tipo de análisis que se sigue para determinar el poder sustancial de mercado que se activa a partir de una conducta anticompetitiva o que atente contra la libre competencia.

La actividad económica también sostiene que la competencia económica se fundamenta en la conducta de las empresas que participan en un mercado al margen en gran medida de su participación en el mismo, entonces, tenemos como resultado un instituto con una clara ambigüedad, con un doble mandato y con tareas que tiene que resolver con definiciones también ambiguas e imprecisas.

Lo que vamos a ver es que estamos construyendo un entramado jurídico perfecto para que la ley nada resuelva y todo se lleve a los tribunales, la única competencia que estamos garantizando será entre los despachos litigantes en esta materia, ¿quién gana en la definición?
¿Quién gana en la ambigüedad? Quienes tienen la posibilidad de influir las resoluciones en otros ámbitos.

Me parece que con esta ley estamos condenando a nuestro país a que la velocidad de su desarrollo económico sea la velocidad de los tribunales. Por eso no es la ley que nuestro país necesitaba, y la verdad es que difícilmente vamos a ver todos los beneficios que aquí se han mencionado a partir de lo que hoy, ojala no se vaya a aprobar.

Muchísimas gracias.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Delgado Carrillo.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Armando Ríos Piter, del grupo parlamentario PRD, para razonar su voto.

- El C. Senador Armando Ríos Piter: Con su permiso, señor Presidente; compañeras y compañeros legisladores:

Sin duda alguna no puedo recordar, del tiempo que llevamos en esta legislatura, un tema tan espinoso como el tema de las telecomunicaciones; y desafortunadamente un tema de esta magnitud, de esta naturaleza, que involucra a actores económicos de una enorme presencia y de una gran fuerza económica e incluso política en el país, pues no encontramos en esta ley reglamentaria el momento o la condición pertinente para hacer la discusión de altura que requería una ley reglamentaria como ésta.

Viene a mi memoria la participación que varios de nosotros tuvimos hace un año y varios meses, cuando subimos a esta tribuna a celebrar el cambio constitucional en materia de telecomunicaciones.

Varias condiciones habían ocurrido en aquel momento que desafortunadamente ahora no ocurrieron. Los grupos parlamentarios y sus partidos políticos encontraron en aquel momento la posibilidad de cuidar cada detalle, de trabajar en cada momento la lógica de la presentación de una iniciativa que tenía que mantenerse en secrecía, porque si no se hacía de esa forma, los intereses, los grupos fácticos tenían clara capacidad de tener injerencia en la agenda legislativa.

Qué lejanos quedaron esos días, especialmente cuando recuerdo la desafortunada presentación de la iniciativa que hoy se ha convertido en dictamen y que hubiera presentado el titular del Ejecutivo con una enorme, enorme cantidad de asuntos incompletos o con muchos claros sesgos a favor de uno de los actores económicos involucrados.

Eso generó, compañeras y compañeros, lo que tan positivo había sido en la reforma constitucional se perdiera, que era la confianza; la confianza en la revisión del documento, la confianza en que lo que verdaderamente se buscaba era la regulación de los monopolios, y en ese sentido, el siguiente traspié fue el interés, la intención de presentar un dictamen por una sola persona, por un solo actor, que fue el Presidente de la Comisión de Comunicaciones.

Yo no dejaré de traerlo a la memoria, porque traer eso a la memoria es entender cómo tiene que funcionar el proceso parlamentario.

La confianza entre los actores y los grupos que están aquí representados es la base y el sustento del sano trabajo y el sano desenvolvimiento, y lo traigo esto a colación porque mi bancada, mi partido, se dio a la tarea de parar ese intento de bola rápida que querían tener en ese momento.

Y a partir de que paramos ese intento, ese dictamen, lo que logramos fue incorporar muchas de las visiones que estaban ausentes en lo que hoy estamos discutiendo.
Me abordó una activista, compañera, una joven que está atenta a este tema, en el tema de las redes, en el tema de los asuntos comunitarios, y me preguntaba: ¿por qué no se ha logrado, por ejemplo, el tener el 100 por ciento de financiamiento privado para las redes comunitarias? Yo le contestaba, estaba en cero cuando la presentó el Ejecutivo, estaba en cero con lo que presentó el Presidente de la Comisión de Comunicaciones y hoy se ha logrado que tengan acceso al financiamiento público.

Tal vez no es el ideal que quisiéramos, y lo reitero, porque esa seguirá siendo una de las principales banderas de mi partido, el acompañamiento de las necesidades de las comunidades indígenas, pero logramos tener hoy un porcentaje importante del financiamiento público.

Y así, en cada uno de los hilos que tenía la propuesta del Ejecutivo, en cada uno de los hilos que tenía el dictamen, logramos hacer cambios, logramos incidir, logramos quitar la incidencia autoritaria de la Secretaría de Gobernación, logramos regresar la neutralidad de la red; y así en cada uno de los puntos, hoy estoy convencido que tenemos un mejor dictamen, que tenemos en materia de competencia y he fijado mi posición pública, la capacidad de regular a las dos principales acciones económicas, los dos principales actores económicos que tienen un enorme peso y un enorme yugo sobre la sociedad y también hay que decirlo, sobre los políticos.

Hoy con el Ifetel, es posible, determinando preponderancia por sector, limitar la presencia de Televisa y limitar la presencia, también, de Telmex, de América Móvil.

Y en ese modelo, lo importante, compañeras y compañeros, en un discurso desafortunado que se ha instalado, donde algunos piensan que defender a un actor es estar a favor de la telefónica, o donde algunos piensan que es estar a favor Televisa, lo que hoy, compañeros, tenemos que defender, es que este documento, lo que haga es darle fortaleza al Estado mexicano para que, a través del Ifetel, logre regular con toda contundencia y capacidad a esos dos poderes, que tanto en la televisión y en la radio, como en la parte de telecomunicaciones, están haciendo presencia y sombra en la capacidad de crecimiento del país.

Yo estoy a favor de muchos de los cambios y de las propuestas que se lograron hacer por el trabajo que hizo el PRD; se le quitaron filos autoritarios, y hoy estoy convencido de que tendremos un mejor instrumento para lograr la competencia en el país.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracia, Senador Ríos Piter.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Javier Corral Jurado, del grupo parlamentario del PAN, para razonar su voto.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: Compañeras Senadoras y compañeros Senadores:

La reforma que se discute trastoca dos de los principales ejes de la reforma constitucional en telecomunicaciones y radiodifusión, promover la competencia, la pluralidad y la diversidad de los medios de comunicación, porque echa por la borda dos de sus grandes definiciones: la de las telecomunicaciones y la radiodifusión como servicios públicos de interés general y su concepción en materia de derechos humanos, centralmente el derecho a la información.

El Ejecutivo Federal recupera por la vía de la ley secundaria atribuciones que la Constitución otorgó de manera directa y exclusiva al Instituto Federal de Telecomunicaciones en el artículo 28.

El caso más delicado es en relación con las libertades de expresión y de información. Se produce en materia de vigilancia y sanción en la transmisión de contenidos de la radio y la televisión, así como en la administración de los tiempos del Estado. Se le devuelve a la Secretaría de Gobernación, en el artículo 217, fracciones VI, VII, VIII, IX y X, facultades de supervisión, monitoreo, reserva gratuita de canales, verificación y sanción de las transmisiones, así como establecer lineamentos específicos que regulen la publicidad pautada en la programación destinada al público infantil.

El gran paso que la Constitución dio para alejar del control político a los medios de comunicación, este dictamen lo revierte de manera inaudita.

También a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se le amplía, en el artículo 9, fracción I, de manera contraria a lo dispuesto en el artículo 28 de la Constitución, su opinión técnica en materia de prórroga de las concesiones. La Constitución no le otorgó esa facultad.

La amputación más grave a la autonomía del Ifetel se desarrolla en sus atribuciones de competencia económica. El Artículo Noveno Transitorio del dictamen es una disposición de excepción al régimen de competencia económica para que los concesionarios de telecomunicaciones puedan realizar concentraciones sin autorización del Ifetel, le quitan uno de sus dos brazos por una medida dirigida a autorizar a Televisa la compra de los sistemas de cable en el país bajo el concepto de preponderancia por sector.

Los derechos de las audiencias se convierten en letra muerta, como lo han advertido los defensores de las audiencias de Radio Educación, Canal 22, Instituto Mexicano de la Radio y MVS, porque los deja a la autorregulación de los medios y, en un acto de evadir la responsabilidad de los concesionarios, propone sancionar a los defensores de las audiencias en el artículo 311.

En el artículo 256 se ordena que los códigos de ética se deberán ajustar a los lineamientos que dicte el Instituto Federal de Telecomunicaciones, o sea, que el Estado piensa dictarle la ética a los medios de comunicación, pero no les pone obligaciones en la ley.

En los artículos 247 y 248 del dictamen se incrementan los tiempos de publicidad a nivel de escándalo. Y en el artículo 237 se exceptúan de contabilizar, dentro de los límites de la publicidad, los programas de oferta de productos o servicios, lo que vulnera lo dispuesto en la Constitución para equilibrar la publicidad con el conjunto de la programación, e incluso, este artículo prevé otorgarle al Ejecutivo Federal espacios adicionales a los tiempos del Estado.

Es discriminatorio y excluyente el régimen planteado para las concesiones de uso social, indígenas y comunitarias. En este rubro, hay que decirlo con toda honestidad, el proyecto evolucionó hacia lo peor; quedó peor el dictamen que la iniciativa de Peña Nieto, porque legaliza la marginación y la exclusión de las indígenas y comunitarias, mientras que la iniciativa del Ejecutivo era omisa.

Ahora supeditan a las estaciones comunitarias e indígenas a vivir de la publicidad oficial de gobiernos locales y el federal, regla de la que, por cierto, con inusitada saña se excluye a las de uso social en general. Hablan de una reserva de espectro para las estaciones comunitarias e indígenas, lo que no dicen es que las confinan a las franjas técnicamente menos favorables para las audiencias, tanto en la banda de frecuencia modulada, como en la banda de amplitud modulada.

No sólo no se desarrolló un procedimiento simplificado para su otorgamiento, sino que ahora se pretende en el artículo 87 del dictamen corporativizar en la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas la gestión y promoción de esas concesiones.

El Artículo Cuadragésimo Primero Transitorio del dictamen, escuchen, compañeros universitarios, establece que las instituciones de educación superior de carácter público que a la fecha de entrada en vigor del presente decreto cuenten con medios de radiodifusión de uso público no recibirán presupuesto adicional para ese objeto, no vaya a ser que TV UNAM, Radio Educación, IMER, el Canal 22, el Canal 11, las estaciones de radio de las universidades locales o los sistemas estatales de televisión vayan a solicitar recursos para poder enfrentar el avance tecnológico, particularmente las obligaciones que la ley les impone en materia de digitalización.

Se hace a un lado el mandato constitucional de garantizar, con mecanismos efectivos, la producción independiente. El Sistema Nacional de Radiodifusión de Servicio Público queda como un instrumento del gobierno, bajo su control la gestión y operación, en materia de medidas de competencia para la radiodifusión son prácticamente inexistentes.

Las medidas asimétricas que se imponen al preponderante en televisión abierta, la mayoría son irrelevantes, son inexistentes las reglas de propiedad cruzada que dictó el artículo 28 de la Constitución, y en el caso de la multiprogramación, bajo la fórmula prevista en la fracción II del artículo 158 se le otorgan al preponderante en radiodifusión exactamente los cuatro canales adicionales que tendrán los demás operadores, pues con la entrada de dos nuevas cadenas que pueden quedar en el mismo ganador, el 50 por ciento señalado en la fracción les dará el mismo número de canales adicionales que a los demás, precisamente por su carácter monopólico.

No se les obliga al pago de una contraprestación, no obstante que multiplicarán el valor de explotación comercial del espectro.

Termino, compañeras y compañeros: En preponderancia, el único dilema real es si se someterá o no a Televisa para que enfrente de una vez por todas la competencia, televisa es el único caso en el mundo que concentra directamente tanto la televisión abierta, 60 por ciento de la audiencia, como la restringida, 62 por ciento de suscriptores, situación que le otorga un enorme poder en la producción, compra y distribución de contenidos, así como en la venta de publicidad, ese es el poder que usa como cañón frente a la clase política para cooptar, chantajear y conseguir leyes a su medida, o expandirse a otros negocios, como el de la telefonía, los casinos, los espectáculos o el deporte.

Dejar sin declaratoria de preponderancia a cualquiera de las dos plataformas de transmisión de contenidos es una simulación para que incluso le pueda dar vuelta a las medidas asimétricas, en donde la dejan suelta, y no declararla preponderante en ninguna de las dos sería el ridículo mayor del Congreso ante México y el mundo.

La definición de sectores prevalece no sólo para liberarlo de medidas asimétricas en la televisión de paga, es la base para que tenga plena eficacia el Artículo Noveno Transitorio del Decreto que le permite a Televisa seguir concentrando sistema de televisión por cable, sin requerir la autorización del Ifetel.

Por estas razones, mi voto es en contra del dictamen; no se dejen embaucar, nadie ha criticado aquí las medidas que se le imponen al preponderante de la telefonía, en este Congreso desde hace 15 años tengo acreditadas iniciativas que le imponen y que proponían imponerle al preponderante de las telecomunicaciones ésas y otras medidas.

La crítica es el sesgo regulatorio, es el desequilibrio con el que se tratan a ambos sectores, nuestra crítica no es para estar en contra de que se elimine la larga distancia, ahora resulta, estamos de acuerdo con esa parte, lo que queremos es que tengan el mismo valor para someter a control y a competencia al otro monopolio, el de los medios de comunicación.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Corral Jurado.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Roberto Gil Zuarth, del grupo parlamentario del PAN, para razonar su voto.

- El C. Senador Roberto Gil Zuarth: Con su permiso, señor Presidente; Honorable Asamblea; señoras Senadoras, señores Senadores:

La gran perversidad de un debate en el que se razona desde los instintos de dividir al mundo entre buenos y malos, entre blancos y negros, es precisamente la ceguera de no poder reconocer dónde están los avances, dónde están los pendientes y, también, dónde están los mayores desafíos hacia el futuro.

La lógica de la discusión parlamentaria justamente es ésa: el planteamiento de la deliberación primero en lo general y luego en lo particular, para poder hacer un ejercicio ponderado, racional, crítico de lo que estamos haciendo y de lo que estamos decidiendo.

Es absolutamente paradójico que se vote en contra de un dictamen en lo general pero se diga que se está a favor de aspectos concretos que están contenidos en ese dictamen.

En esto no hay medias tintas: o se está a favor de que haya competencia y libre concurrencia o se está en contra; o se está a favor de que los mexicanos paguen menos por los servicios de telefonía fija, móvil o internet o se está en contra; o se está a favor de que haya más agentes económicos prestando esos servicios, o se está en contra; o se está a favor de que la gente deje de pagar más de 20 mil millones de pesos anuales por larga distancia o se está en contra.

Precisamente por esas razones, porque estábamos en contra de esa situación de hecho, hicimos esta reforma constitucional, y esta reforma constitucional partió de un diagnóstico que sí tenía nombre, apellido e intenciones.

Partimos de un diagnóstico de que había dos monopolios naturales históricos, consecuencia y resultado de los procesos de privatización que se siguieron en los años 80̓s y 90̓s, y también por una debilidad crónica de las instituciones reguladoras de los mercados en nuestro país.

Y precisamente porque advertimos que había una concentración del 67 por ciento de las audiencias en la televisión abierta y el 62 por ciento de la concentración del mercado en telecomunicaciones, decidimos hacer una reforma constitucional para cambiar las reglas del juego.

Y lo que dice esta regla constitucional, y no se nos debe olvidar el día de hoy, es que no solamente teníamos que construir poderosos instrumentos e instituciones para prevenir y sancionar las concentraciones y las prácticas monopólicas absolutas y relativas, sino que teníamos la responsabilidad de cambiar el status quo.

Dijimos en este Pleno que esa reforma constitucional comprendería regulaciones ex-ante; es decir, un conjunto de mandatos e instrumentos para disolver esos monopolios naturales e históricos, ese fue el punto de partida.

Dijimos en este Pleno que no podíamos constituir un ambiente competitivo hacia el futuro si no nos hacíamos cargo antes de los monopolios existentes, y en la reforma constitucional que hoy desdoblamos a través de las leyes secundarias, acordamos darles a los usuarios una perspectiva de derechos. Acordamos darle al Estado plena regulación de los mercados y de los sectores; creamos instituciones para prevenir y sancionar los monopolios; pusimos obstáculos a las impugnaciones judiciales, precisamente, porque se había retrasado por esa vía el traslado, el tránsito hacia la competencia.

Creamos mecanismos específicos. En esta tribuna se les dijo que tenían que estar en los artíulos transitorios constitucionales para que fueran mandatos autoaplicativos dijimos, porque desconfiamos y así expresamos la desconfianza: no le dejemos al legislador ordinario, a las mayorías del futuro las definiciones fundamentales para cambiar el status quo. Que queden plasmadas en la Constitución.

Hicimos una reforma constitucional que es más amplia en su régimen transitorio que en su contenido sustantivo, ¿por qué? Porque desde ahí delineamos lo que teníamos que hacer, y como toda política de apertura a un mercado, como toda política liberalizadora de un mercado, nos ocupamos del hoy para construir el futuro y le dimos al órgano constitucional autónomo una serie de atribuciones.

Yo les pregunto, Senadoras y Senadores, si hoy traicionamos el mandato constitucional o nuestro mandato representativo cuando le ponemos fecha final a ese atraco de cobrar la larga distancia, les pregunto si traicionamos ese mandato representativo cuando reconocemos los derechos de los usuarios, les pregunto si violamos ese mandato constitucional cuando dejamos aislado el ejercicio de las atribuciones del Ifetel de cualquier proceso e influencia política, si ponemos servicios destinados a audiencias para discapacitados, si garantizamos la neutralidad de la red, si definimos claramente como complemento natural del régimen de dominancia que es común a todo el fenómeno de control de cualquier mercado, una figura adicional que es la preponderancia, si ponemos en la ley que hay un piso de acceso a los medios sociales, al espectro radioeléctrico y la posibilidad de llegar a las audiencias.

Ese fue el mandato constitucional que hoy desdoblamos, pero parece que esta reforma tendrá que ser evaluada en función de que no se logró, a juicio de algunos, que haya ciertos cambios, al parecer de algunos en lo que se programa en las televisiones o en la radio, qué paradoja que aquí se diga que es preferible retrasar la competencia en telecomunicaciones y precisamente que se diga al mismo tiempo que lo que se requiere en nuestro país es diversidad de contenidos, cuando la realidad del mundo de hoy es que los nuevos contenidos entran por internet, llegan a la gente por internet, esa es la nueva realidad.

Y si queremos diversidad y pluralidad en los contenidos, lo que debemos garantizar desde esta legislación es que en cada casa, en cada escuela y en cada universidad haya internet a bajo costo y a velocidades debidas, ese es el reto de la pluralidad.

En las comisiones discutíamos si ésta era la gran reforma que democratizaba a los medios de comunicación; esta reforma es condición necesaria, pero no suficiente, por eso hicimos una reforma en materia política para limitar, restringir cualquier intervención e intromisión de los poderes extralegales en los procesos políticos.

Si queremos democratizar completamente a los medios de comunicación, tenemos que afrontar otros pendientes, como el derecho de réplica o el régimen de propaganda gubernamental, pero decir que si garantizamos la competencia en radio y televisión va a cambiar el acceso de la gente al internet y a telefonía, eso es absolutamente un absurdo.

Competencia en radio y televisión beneficia a quienes compran promocionales de radio y televisión, competencia en telecomunicaciones favorece a millones de mexicanos que consumen todos los días un teléfono celular, un teléfono fijo y, sobre todo, acceso a las redes y al internet, ese es el desafío que tenemos nosotros hoy en día.

La tranquilidad de conciencia de que hemos acatado con claridad el mandato constitucional debe reflejarse en el voto de cada uno y de los grupos parlamentarios, la conciencia de la responsabilidad y del deber, el deber de garantizar que los usuarios, que los mexicanos puedan tener acceso a los bienes y servicios que son elementos fundamentales para transitar a una sociedad de la información, frente a la competencia, frente a la libre concurrencia, no se puede estar a favor y en contra al mismo tiempo.

Nosotros en lo particular estamos a favor de un cambio de fondo en el sector de las telecomunicaciones, no cambios cosméticos únicamente para lograr aplausos de coyuntura.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Gil Zuarth.

En virtud de que está suficientemente discutido en lo general, y con fundamento en el artículo 200 del Reglamento del Senado, se abre el registro para reservar artículos o presentar adiciones.

Informo a la Asamblea que han quedado reservados los siguientes artículos. Les pido, por favor, poner atención, y de faltar alguno, lo anotaríamos inmediatamente, y lo hacen saber, por favor, a la Mesa.

LEY FEDERAL DE TELECOMUNICACIONES Y RADIODIFUSION:

Reservas de las comisiones dictaminadoras, artículos: 3, 9, 15, 27, 30, 45, 54, 77, 88, 89, 106, 140, 146, 159, 161, 163, 191, 192, 194, 201, 221, 256, 258 y 261.

Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván, artículos: 1 y 6.

Senador Alejandro Encinas Rodríguez, artículos: 2, 30, 86, 89, 90, 189, 190, 211, 217, 223, 256, 285, 286 y 287.

Senadora Dolores Padierna Luna, artículos: 2, 3, 9, 15, 30, 41, 44, 56, 60, 67, 83, 85, 86, 87, 88, 89, 90, 106, 110, 112, 131, 158, 177, 189, 190, 191, 200, 211, 216, 217, 218, 219, 222, 223, 224, 225, 226, 227, 228, 229, 230, 231, 232, 233, 234, 235, 236, 237, 238, 239, 240, 241, 242, 243, 244, 245, 246, 247, 248, 249, 250, 251, 252, 253, 254, 258, 261, 262, 266, 267, 285, 287, 288, 297, 300, 305, 308, 309 y adición al artículo 201.

Les pido a las Senadoras y Senadores poner atención, después preguntan qué se reservó y qué no se reservó y se va a hacer una votación en lo general, evidentemente excluido de lo que se está reservando, y muy en especial a los Senadores que estoy mencionando, que nos verifiquen si así están bien anotadas sus reservas.

Senador Benjamín Robles Montoya, artículos: 3, 89, 90, 217 y 262.

Senadora Alejandra Barrales Magdaleno, artículos: 89, 90, 145, 146, 190, 200, 258 y 262.

Senador Zoé Robledo Aburto, artículos: 3, 15, 85, 88, 146, 189, 190, 191, 216, 237, 247, 248 y 262.

Senador Francisco Búrquez Valenzuela, artículos: 3, 189, 190 y 262.

Senadora Marcela Torres Peimbert, artículos: 3 y 15.

Senador Javier Corral Jurado, artículos: 3, 9, 15, 54, 85, 87, 89, 90, 100, 144, 158, 159, 173, 174, 181, 216, 217, 232, 233, 234, 235, 236, 237, 240, 247, 248, 256, 259, 262, 266, 285, 286, 297, 298, 300, 301, 303, 308, 309, 310 y 311.

Senador Luis Sánchez Jiménez, artículos: 3, fracción XVIII; 46, 119, 120, 131, 138, 166, 177, 206, 208, 265, 267, 269, 272, 275, 276 y 277.

Senador David Monreal Avila, artículos: 3, 9, 15, 119, 120, 131, 138, 144, 158, 161, 174, 189, 190, 200, 208, 217, 246, 258, 262, 264, 265, 266, 269, 270, 271, 272, 273 y 274.

Senador Armando Ríos Piter, artículos: 3 y 258.

Senador Mario Delgado Carrillo, artículos: 6, 15, 44, 124, 145, 177, 191, 218, 246 y 298.

Senadores Marcela Torres Peimbert y Ernesto Ruffo Appel, artículos: 9, 15, 44, 51, 131, 200, 217, 219, 237, 258 y 262. Adición a los artículos: 201, 249, 250, 251 y 252.

Senador Fidel Demédicis Hidalgo, artículos: 9 y 262.

Senador Manuel Bartlett Díaz, artículos: 14, 88, 189, 190, 222, 223, 247, 248, 256, 259 y 261.

Senadora Angélica de la Peña Gómez, artículos: 3, 14, 89, 189, 200, 201, 226, 237, 250, 258 y 262.

Senador Rabindranath Salazar Solorio, artículos: 34, 89, 189, 192 y 303.

Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza, artículos: 83, 84, 85, 86, 87, 88, 89, 90, 262, 263 y 264.

Senador Isidro Pedraza Chávez, artículos: 83, 85, 232 y 251.

Senador Raúl Morón Orozco, artículo 89.

Senadora Luz María Beristain Navarrete, artículo 89.

Senadora Mónica Arriola Gordillo, artículos: 89, 190, 259, 260 y 261.

Senador Carlos Alberto Puente Salas, artículos: 80, 90, 231, 237 y 251.

Senadora María del Pilar Ortega Martínez, artículos: 189 y 190.

Senador José María Martínez Martínez, artículo 254.

Senadoras y Senadores, son todos los artículos reservados de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

CODIGO PENAL FEDERAL:

Reservas de las comisiones dictaminadoras, artículo 166 Bis.

Si no se anotaron sus reservas, Senadora Hilda Esthela Flores, por favor si se acerca a Servicios Parlamentarios y le damos lectura, si es tan amable.

¿Senador Corral Jurado?

- El C. Senador Javier Corral Jurado: (Desde su escaño) Señor Presidente.

Seguí con mucha atención la lectura de mis reservas, suponía que al final se iban a leer las reservas de artículos transitorios, con relación al dictamen de la primera, pero yo tengo un transitorio con relación al primer dictamen.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Tengo un régimen de transitorios por cada uno de los decretos por separado. Les pediría si es un asunto de transitorios, si es de Códigos, si es una acción de artículos transitorios todavía no los he leído.

Sonido en el escaño de la Senadora Hilda Flores.

- La C. Senadora Hilda Esthela Flores Escalera: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Solamente quiero confirmar que hay una reserva que suscribimos varios Senadores, no escuché los nombres de los que lo suscribimos, solamente quiero confirmar.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Quedó a nombre de las comisiones, sé son varios y sé del tema delicado, viene firma de usted, viene firma de la Senadora Marcela, pero también de las comisiones, que hizo suya la posición de ustedes y por eso leí los artículos como reservados de las comisiones.

- La C. Senadora Hilda Esthela Flores Escalera: (Desde su escaño) Correcto, gracias, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Estamos atentos de ese tema todos los grupos parlamentarios y en la Mesa.

CODIGO PENAL FEDERAL:

Reservas de las comisiones dictaminadoras, artículo 166 Bis.

Senadora Angélica de la Peña Gómez, artículos 166 Bis y 178 Bis.

Senador Zoé Robledo Aburto, artículos 166 Bis y 178 Bis.

Senadora Alejandra Barrales Magdaleno, artículo 166 Bis.

LEY DEL SISTEMA PUBLICO DE RADIODIFUSION DEL ESTADO MEXICANO:

Senador Javier Corral Jurado, artículos 14 y 17.

Senador Alejandro Encinas Rodríguez, artículo 14.

Senador Rabindranath Salazar Solorio, artículo 17.

REGIMEN TRANSITORIO DEL PROYECTO DE DECRETO:

Reservas de las comisiones dictaminadoras, Artículos: Vigésimo, Vigésimo Quinto, Cuadragésimo Tercero y Cuadragésimo Cuarto.

Senador Francisco Búrquez Valenzuela, Artículo Noveno.

Senadora Alejandra Barrales Magdaleno, Artículo Noveno.

Senador Javier Corral Jurado, Artículos: Noveno, Décimo Tercero, Décimo Noveno y Cuadragésimo Primero.

Senador David Monreal Avila, Artículos: Noveno, Décimo, Undécimo, Duodécimo y Décimo Cuarto.

Senador Rabindranath Salazar Solorio, Artículo Vigésimo Sexto.

Sonido en el escaño de la Senadora Barrales Magdaleno.

- La C. Senadora María Alejandra Barrales Magdaleno: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Solamente para aclarar que nosotros retiramos la reserva del Artículo Noveno Transitorio.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias. De todos modos hago la aclaración, queda reservado porque ese mismo artículo lo reservó el Senador Búrquez.

Senador Javier Corral Jurado, Artículos: Noveno, Décimo Tercero, Décimo Noveno y Cuadragésimo Primero.

Senador David Monreal Avila, Artículos: Noveno, Décimo Primero, Décimo Segundo y Décimo Cuarto.

Senador Rabindranath Salazar Solorio, Artículo: Vigésimo Sexto.

ADICION DE ARTICULOS TRANSITORIOS:

Senador Javier Corral Jurado, Artículo Décimo Cuarto.

Senador Alejandro Encina Rodríguez, Artículo Cuadragésimo Primero.

Senadora Marcela Torres Peimbert, Artículo Cuadragésimo Quinto.

Senadores Ernesto Ruffo Appel y Marcela Torres Peimbert, Artículos: Cuadragésimo Quinto, Cuadragésimo Sexto, Cuadragésimo Séptimo y Cuadragésimo Octavo.

Senador Armando Ríos Piter, adición de Artículos Cuadragésimo Cuarto y Cuadragésimo Quinto.

Reservas de las comisiones dictaminadoras, adición de un Artículo Cuadragésimo Quinto.

Senadora Angélica de la Peña Gómez, adición de un Artículo Cuadragésimo Quinto.

Senador Mario Delgado Carrillo, adición de un Artículo Cuadragésimo Quinto.

¿Falta alguna Senadora o Senador de presentar alguna reserva? Les agradezco mucho.

Sonido en el escaño de la Senadora Dolores Padierna.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: (Desde su escaño) Yo reservé de la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano los artículos 14, 15 y 22 y de los Artículos Transitorios, el Noveno, el Décimo Primero, el Trigésimo Noveno, el Cuadragésimo Tercero y la adición a los Artículos Cuadragésimo Sexto, Cuadragésimo Séptimo y Cuadragésimo Octavo.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: La Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano:

La Senadora Dolores Padierna Luna, reserva artículos 14, 15 y 22.

Ahora me puede decir del régimen transitorio, si es tan amable.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: El Noveno Transitorio, Décimo Primero Transitorio, Trigésimo Noveno, Cuadragésimo Tercero, la adición a los Artículos Cuadragésimo Sexto, Cuadragésimo Séptimo y Cuadragésimo Octavo.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Quedan registradas las reservas de la Senadora Padierna Luna.

Una vez agotado el registro de todas las reservas presentadas por las Senadoras y Senadores de la República, pasaremos a la votación en lo general.

Háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar de la votación. Abrase el sistema electrónico de votación, por tres minutos, para recoger la votación nominal del proyecto de Decreto en lo general y de los artículos no reservados.

Procedan Senadoras y Senadores.



- La C. Secretaria Díaz Lizama: Señor Presidente, conforme al registro en el sistema electrónico de votación, se emitieron 80 votos a favor y 37 en contra.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, queda aprobado en lo general y los artículos no reservados del proyecto de Decreto.

(Aplausos)

A petición del Senador Barbosa Huerta, Coordinador del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, desde hace un buen rato de la sesión, me pidió el uso de la tribuna después de la votación en lo general.

Se le concede, por favor, Senador.
- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: Gracias, Mesa Directiva; gracias, respetado, apreciado señor Presidente.

El 24 de marzo de este año, durante el periodo ordinario de sesiones, el segundo de este año legislativo, recibimos del Ejecutivo Federal la iniciativa sobre leyes secundarias de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y radiodifusión.

En ese momento prevaleció la ausencia del debate, de la discusión y de la negociación parlamentaria.

Pero afortunadamente, después de un momento complicado, allá después de la Semana Santa, pudimos los coordinadores de los grupos parlamentarios instalar un ambiente de diálogo, un ambiente de negociación parlamentaria, un ambiente de acuerdo y de construcción.

Yo quiero reconocer, primero a las comisiones de dictamen, a la Comisión de Comunicaciones y Transportes; a la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía y a la Comisión de Estudios Legislativos, básica.

Los integrantes de estas tres comisiones, los grupos parlamentarios formaron equipos de trabajo, equipos que integraron mesas de construcción. ¿De construcción de qué? De la construcción de una propuesta que hoy se plasma en una interesante y respetuosa discusión.

La diferencia entre lo que pasó antes de ese momento cuando se instaló este ambiente de diálogo y después de ello fue, ¿saben qué?, fue la forma, el trato, la posibilidad de que la función legislativa se enalteciera y pudiéramos los legisladores ser quienes determináramos los contenidos de esta importante ley.

Así lo asumimos los grupos parlamentarios, por eso mi reconocimiento a cada uno de ellos, al grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional y a su equipo de negociación, al grupo parlamentario del Partido Acción Nacional y su grupo de negociación, al grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, del Partido del Trabajo, que con sus posiciones de dureza nos enriquecen.

A todos, a las voces de expertos, a las organizaciones sociales, a todos aquellos que estaban pendientes de lo que hacíamos y de lo que construíamos.

Y quiero hacer un especial reconocimiento a mi grupo parlamentario, quiero hacer especial reconocimiento a cada una de las 22 Senadoras y Senadores, y de manera muy particular a quienes estuvieron sentados días enteros en esas mesas de trabajo; al Senador Zoé Robledo, quien encabezó esas mesas de trabajo; a todos ellos, con los que pudimos construir un diálogo transparente, un diálogo público, un diálogo que enriquece y que enorgullece.

Estamos en el grupo parlamentario del PRD muy satisfechos con esa negociación, muy, muy satisfechos.

Incidimos en más de 72 posiciones, donde identificamos que había pendientes y fueron materia de los discursos que Senadoras y Senadores del PRD hoy se escucharon y se han escuchado, ellos expusieron esas razones, vimos las confusiones que había en la interpretación constitucional, nos diferenciamos de manera respetuosa, nos diferenciamos de manera democrática, entendimos que las posiciones tenían que ver con razones técnicas pero también con razones políticas, así lo entendimos y como coordinador mi respeto a cada uno de quienes expresaron en esta tribuna y en otros momentos a favor y en contra del dictamen.

De verdad mi respeto, porque mantuvimos una posición unificada frente a la opinión pública, no nos diferenciamos, no nos hicieron pelear, estuvimos muy unificados como hemos estado siempre.

Hemos formado un equipo interesante de trabajo en el grupo parlamentario; creemos en la competencia, creemos en la libre concurrencia, pero también creemos, sobre todo, en el interés general de la sociedad, en eso creemos también, en eso creemos.

Y creemos en el progreso, creemos en que le debe ir bien a México, en eso creemos; queremos ser una izquierda confiable, solamente siendo una izquierda confiable vamos a ser gobierno, si no somos una izquierda confiable nunca llegaremos a ser gobierno.
Sabemos de cuántos parámetros tiene este dictamen y este decreto que hoy ya fue aprobado en lo general.

Lo conocemos, muy importantes las razones sobre la competencia y la libre concurrencia, los asuntos de preponderancia, los asuntos de los agentes económicos con poder substancial en mercados relevantes; los asuntos de propiedad cruzada, los conocemos y nos diferenciamos, dentro del PRD de manera respetuosa y democrática, pero sabemos que ese es uno de los parámetros de la ley.

Hay derechos de usuarios, derechos de audiencia, el acceso a internet, el tema de la participación en los asuntos de seguridad pública y de justicia, en hacer al Ifetel un órgano regulador fuerte, los asuntos de accesibilidad por temas de discapacidad y miren quien lo dice.

Los asuntos que tienen que ver con la igualdad del género en todo el recorrido que se hizo, las niñas, los niños, aquí abordamos todo y fueron temas que los abordamos con mucha, seriedad.

Como partido político, porque somos políticos profesionales, porque un legislador tiene que ser, o un Senador o Senadora tienen que ser buenos legisladores y aquí yo veo a 128 buenas legisladoras y buenos legisladores; buenos gestores, porque tenemos que acudir cerca de quienes nos eligieron para poder estar cercanos a sus necesidades y a resolver sus problemas; pero también tenemos que ser buenos políticos estableciendo estrategias para nuestro partido, para hacer engrandecer a nuestro partido y hacerlo confiable. Por eso sí creo que para hacer gobierno, la izquierda tiene que ser confiable.

Y hemos tenido contacto con nuestros dirigentes partidarios, lo hemos tenido, hemos recibido la visita de nuestra dirección en múltiples ocasiones y para cada uno de los temas.

Siempre es tradición sana entre nosotros escuchar a nuestra dirección el día que se va a votar un asunto, y más en este asunto tan importante, así recibimos a nuestro presidente nacional y fue muy saludable para nosotros.

En ese momento había una posición encontrada y lo que se avanzó ante la presencia del presidente nacional es que el voto de los legisladores del PRD sería un voto libre, un voto decidido de manera individual.

El nos dio la recomendación de votar en contra en lo general y en contra en lo particular, pero avanzó así. Sólo que al arrancar la sesión del Consejo Político Nacional del PRD el día de hoy, en su discurso inaugural, el Presidente Nacional del PRD le pidió al Consejo Nacional que nos recomendara un alineamiento o un comportamiento legislativo.

No ha habido resolución al respecto en el Consejo Político Nacional, pero si no entendemos de política no entendemos que hay hechos políticos que generan otros hechos y generan consecuencias y el Consejo Político Nacional del PRD es la autoridad máxima entre Congreso y Congreso, es la máxima autoridad que puede reunirse.

Y efectivamente, nosotros reconocemos en las instituciones del PRD porque creemos en las instituciones, la izquierda cree en las instituciones, y las instituciones del partido son nuestras.

Respetamos al Consejo Nacional, respetamos la opinión que puedan tener y para no desalinearnos de una recomendación distinta, es por lo que decidimos, decidimos votar en unidad en contra en lo general de este dictamen.

Pero quise, perfectamente claro, dejar las razones, no justificar ante nadie, no, dejar las razones políticas de haber participado en una negociación, de haber reconocido el ambiente que se provocó con la participación de los grupos parlamentarios, vamos a seguir incidiendo, queremos ser políticos para poder influir, porque eso merece la sociedad de una izquierda que quiere ser confiable.

Mi cariño y mi reconocimiento a mi grupo parlamentario, mi cariño y reconocimiento a todos los integrantes de este Senado.

Muchas gracias.

(Aplausos)
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Barbosa Huerta.

Senadoras y Senadores, si son tan amables, voy a explicar al Pleno la mecánica en la que vamos a desahogar las reservas. Les pido de la manera más atenta su atención.

Tenemos artículos reservados en el proyecto de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, en el proyecto de la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano y en el apartado del Código Penal; igualmente tenemos reservas en el régimen transitorio y diversas propuestas de adición a este apartado del decreto.

Menciono de manera particular las propuestas de modificación de consenso que presentan las comisiones dictaminadoras.

Desahogaremos primero el trámite de éstas, debido a que se presentan firmadas por los representantes de los grupos parlamentarios en las comisiones.

La Secretaría dará lectura a la propuesta de las comisiones, consultaremos si se admiten a discusión y en su caso si son de aprobarse.

La votación nominal de estas propuestas la dejaremos para el final hasta desahogar los artículos respectivos de los demás reservados.

Despacharemos después las reservas de los artículos que cada Senador nos ha anunciado en el proyecto de Ley de Telecomunicaciones.

Lo haremos por cada artículo separadamente en orden progresivo, en cada uno de los artículos escucharemos a los autores de las reservas y conoceremos las propuestas de modificación y votaremos sobre ellas.

Cabe destacar que queda la decisión de cada Senador, les pido por favor en este tema.

Senadores, es en beneficio del proceso legislativo y el respeto irrestricto a las reservas presentadas por ustedes.

Cabe destacar que queda la decisión de cada Senador si desea presentar en una sola o en varias intervenciones sus propuestas de modificación y de ser así, la Mesa Directiva se los agradecerá.

La votación nominal de los artículos reservados podremos realizarla agrupando artículos como lo permite el artículo 201 del Reglamento del Senado, concluidas las reservas del proyecto de la Ley de Telecomunicaciones continuaremos con el artículo de las reformas del Código Penal Federal, procederemos después con los artículos del proyecto de la Ley del Sistema Público de Radiodifusión, y posteriormente desahogaremos las reservas a los artículos transitorios y las propuestas de adición.

Concluidas las votaciones y discusiones en lo particular, declararé la aprobación del proyecto y se ordenará el trámite que corresponda.

Solicito a la Secretaría dé lectura a las propuestas de modificación que presentan las comisiones dictaminadoras, varios de estos artículos en específico me han pedido las Senadoras y Senadores que intervinieron en las comisiones para hacer suyos estos cambios como la Senadora Hilda Flores, Marcela Torres, Javier Lozano, Claudia Pavlovich, Itzel Ríos, Blanca Alcalá, Lucero Saldaña, Diva Gastélum, Raúl Pozos, Cristina Díaz, Lilia Merodio, Ana Lilia Herrera, Gabriela Cuevas y Salvador López Brito.

¿Algún otro que quiera suscribirlas?

Más los miembros de las comisiones dictaminadoras respecto del proyecto de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, de las reformas al Código Penal Federal y al régimen transitorio del proyecto.

El texto de estas propuestas está en su monitor y se les ha distribuido impreso.

Solicito a la Secretaría dé lectura a las propuestas de modificación de las comisiones dictaminadoras.

- La C. Secretaria Díaz Lizama: Doy lectura a las propuestas:



Es cuanto, señor Presidente.
PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Informo a la Asamblea que este documento se distribuyó a las Senadoras y Senadores, además está en los monitores de sus escaños. Por lo que solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas a las que se acaba de dar lectura.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de modificación de las comisiones dictaminadoras. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: En consecuencia, están a discusión dichas propuestas.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Sonido en el escaño del Senador Alejandro Encinas Rodríguez.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: (Desde su escaño) Para hablar en contra de la fracción LXV del artículo 3.

- El C. Presidente Aispuro Torres: En el uso de la palabra, hasta por cinco minutos, señor Senador.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Gracias, señor Presidente.

De manera muy puntual, creo que los términos en que viene redactada la propuesta alterna de la fracción LXV del artículo 3, donde se refiere a los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión, contraviene la definición que establecimos en la reforma constitucional, respecto al carácter de estos servicios.

La redacción señala: “Los servicios públicos de telecomunicaciones y radiodifusión: Servicios de interés general que presentan los concesionarios al público en general con fines comerciales, públicos o sociales, de conformidad con lo dispuesto en la presente ley y la Ley Federal de Competencia Económica”.

Los términos en que está establecido en la Constitución, es que los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión, son servicios públicos de interés general.

Si se queda la redacción propuesta, reduciendo los servicios públicos al interés general, se deja una enorme laxitud de flexibilidad respecto a la regulación de los servicios concesionados a particulares.

La propuesta puntual y concreta, es regresar a la redacción en los términos que establece la Constitución, para que estos servicios de telecomunicaciones y radiodifusión sean servicios públicos de interés general.

Esa es la reserva, y creo que daría mayor certeza una redacción de esta naturaleza.

Muchas gracias.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Encinas Rodríguez.

Nada más le comento que si no tiene inconveniente en que la separemos para votarla, y votamos el resto donde no hay ninguna intervención. Entonces le pido nada más que nos deje el documento.

Queda separada la fracción LXV del artículo 3.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Sonido, por favor, en el escaño del Senador Javier Corral.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: (Desde su escaño) Quiero sumarme a esta precisión que ha hecho el Senador Encinas Rodríguez, me parece que es simple y sencillamente agregar públicos y está en consonancia con la definición que en el artículo 6o. de la Constitución se estableció la definición de servicios públicos a las telecomunicaciones y a la radiodifusión. Tiene razón el Senador Encinas en plantear esta precisión.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Javier Corral, tomamos nota de ello.

En consecuencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si son de aprobarse las propuestas presentadas por las comisiones, salvo la fracción LXV del artículo 3º que regresaremos una vez que concluyamos esto para su votación.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si son de aprobarse las propuestas de modificación presentadas. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se aprueban las propuestas, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Se aprueban, las dejamos para la votación nominal en el momento correspondiente.

A continuación se le concede el uso de la palabra a la Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván, para referirse al artículo 1 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, hasta por cinco minutos.

Les comento que para el artículo 2 están inscritos los Senadores Alejandro Encinas y Dolores Padierna.

- La C. Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván: Gracias, señor Presidente.

Para ahorrar tiempo, quiero presentar las dos reservas, señor Presidente, en una misma exposición, y nada más propongo las siguientes modificaciones en la propuesta de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión que hoy discutimos.

En el artículo 1 propongo la inclusión del artículo 4o. constitucional dentro de las disposiciones supremas a las que se hace referencia, porque en este artículo se establecen, entre otros, derechos fundamentales para todos los mexicanos, el derecho de contar con un medio ambiente sano que involucra la obligación del Estado mexicano para garantizar su protección, con ello estaríamos fomentando la sustentabilidad en el desarrollo del sector de las telecomunicaciones y la radiodifusión.
Asimismo, propongo que en el artículo 6, mismo que se refiere a la aplicación de otras normas de manera supletoria, sea incluida la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, a fin de garantizar la referencia a un instrumento legal que tiene por objeto proteger, garantizar y aprovechar sustentablemente el derecho a que hace referencia el artículo constitucional referido con anterioridad.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Garza Galván.

Solicito a la Secretaría dé lectura a las propuestas de modificación que hiciera tanto al artículo 1, como en su momento al artículo 6, ahorita sólo sería el artículo 1.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Artículo 1, debe decir: "La presente Ley es de orden público y tiene por objeto regular el uso, aprovechamiento y explotación del espectro radioeléctrico, las redes públicas de telecomunicaciones, el acceso a infraestructura activa y pasiva, los recursos orbitales, la comunicación vía satélite, la prestación de los servicios públicos de interés general de las telecomunicaciones y radiodifusión, y la convergencia entre éstos, los derechos de los usuarios y las audiencias, y el proceso de competencia y libre concurrencia en estos sectores, para que contribuya a los fines y al ejercicio de los derechos establecidos en los artículos 4, 6, 7, 27 y 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos".

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Ahora consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admite para su discusión.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta presentada por la Senadora Garza Galván. Quienes estén porque se admita, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén porque no se admita, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: En consecuencia, se desecha la propuesta.

A continuación, se le concede el uso de la palabra al Senador Alejandro Encinas Rodríguez, para referirse al artículo 2 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Muchas gracias, señor Presidente.

Bueno, pues vamos a iniciar el maratón del absurdo en donde lamentablemente, a pesar de que hay argumentos, difícilmente se plantearán modificaciones a asuntos importantes.

Yo quiero solicitarle, señor Presidente, pueda presentar en un solo acto mis reservas al artículo 2 y al artículo 30 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, a las cuales se suma la Senadora Dolores Padierna, por lo cual solamente haremos una reserva sobre el artículo 2.

- El C. Presidente Aispuro Torres: ¡Claro que sí! Adelante, señor Senador.
- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Gracias, señor Presidente.

Bueno, el artículo 2 se refiere a las disposiciones generales, particularmente al tema de la rectoría del Estado sobre las telecomunicaciones y la radiodifusión, y el artículo 27 tiene que ver sobre la transparencia y las reglas de contacto entre el órgano regulador y los agentes económicos; es decir, tienen que ver con las facultades rectoras del órgano garante y con la autonomía plena con la que debe de actuar.

A lo largo de la mañana, quienes hablaron a favor del proyecto de dictamen reiteraron de manera recurrente que con esta ley secundaria se recuperaba y se garantizaba la rectoría del Estado en todo el manejo de las telecomunicaciones y la radiodifusión.

Si leemos con detenimiento la propuesta en el artículo 2, que viene en el dictamen, señala, en términos correctos, que el Estado, al ejercer la rectoría en la materia, protegerá la seguridad y la soberanía de la nación y garantizará la prestación eficiente de los servicios. Y señala que el Estado mantendrá el dominio originario e inalienable sobre el espectro radioeléctrico, se circunscribe fundamentalmente a su facultad rectora, al último párrafo donde señala que sólo se podrá permitir el uso, aprovechamiento y explotación del espectro radioeléctrico y de los recursos orbitales conforme a las modalidades y requisitos establecidos en la presente ley y demás disposiciones generales.

Y deja de lado las responsabilidades sustantivas que la Constitución establece para que el Estado garantice el derecho a la información y la libertad de expresión. No se trata solamente, como lo plantee desde la mañana, de que el órgano garante regule el ámbito de los negocios y la competencia, sino parte fundamental de la responsabilidad del órgano con autonomía constitucional es velar por el cumplimiento de las garantías, derechos y libertades de los ciudadanos.

Por eso en el artículo 2 proponemos la siguiente redacción: “El Estado, al ejercer la rectoría en la materia, protegerá la seguridad y la soberanía de la nación, le agregamos, y garantizará el derecho a la información, la libertad de expresión, el acceso a las tecnologías de la información y comunicación, la eficiente prestación de los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones como servicios públicos de interés general. Para tales efectos establecerá condiciones de competencia efectiva, calidad, pluralidad, cobertura universal, interconexión, convergencia, continuidad, acceso libre y sin injerencias arbitrarias, lo que ayuda a fortalecer las facultades y competencias del órgano regulador; y al mismo tiempo en el artículo 30, en cuanto a establecer transparencia en las reglas de contacto del órgano regulado con los agentes económicos, planteamos una modificación que recupere los principios de máxima publicidad y rendición de cuentas que la reforma constitucional estableció para todos los entes públicos en el sentido de garantizar el acceso a la información.

En primer lugar, y atendiendo el principio de máxima publicidad, planteamos que el artículo 30 establezca que fuera de las audiencias previstas en los procedimientos establecidos en esta ley, los comisionados podrán tratar asuntos de su competencia con personas que representen los intereses de los agentes regulados por el instituto, únicamente mediante entrevista, siempre y cuando no pertenezcan, representen o estén vinculados directa o indirectamente a los intereses de los agentes preponderantes, los cuales únicamente podrán recibirse mediante audiencia pública.

El siguiente párrafo ya se modifica al aceptarse las reservas que en lo particular presentaron las comisiones unidas en lo que se refiere a que estas entrevistas sólo podrán realizarse en áreas específicas designadas para ello dentro de las instalaciones del instituto, pero la parte fundamental que debe modificarse en este artículo 30 y creo que es de una importancia extrema para los derechos de la ciudadanía, es que se elimine la reserva que se establece respecto a las entrevistas que se realicen entre el órgano regulador y los agentes económicos.

Por eso proponemos que se elimine del último párrafo la parte que dice: “manteniéndose como información reservada, salvo por las otras partes en los procedimientos seguidos en forma de juicio por los demás comisionados”, y que se establezca como un principio de transparencia, apegado a la reforma constitucional, porque si no se va a controvertir esto por el propio Instituto Federal de Acceso a la Información, que toda esta información será disponible para el contralor interno y el Senado de la República, quienes podrán solicitar toda la información necesaria respecto a la grabación de cada audiencia y entrevista.

Durante la mañana se llenaron la boca con muchas frases respecto a recuperar la rectoría del Estado y garantizar la autonomía del órgano regulador, garanticemos esa rectoría no solamente en el ámbito de permitir el aprovechamiento y explotación del espectro radioeléctrico, sino particularmente en garantizar los derechos de los ciudadanos a la información, a la máxima publicidad de ésta y a la rendición de cuentas.

Esas son las propuestas. Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Encinas Rodríguez.

Se le concede el uso de la palabra a la Senadora Dolores Padierna Luna, y una vez que concluya su intervención, consultaremos a la Asamblea si se admiten para su discusión las propuestas relativas a la modificación al artículo 2 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Señor Presidente, como yo reservé muchos artículos, estoy agrupando en cuatro o cinco intervenciones cerca de casi 200 artículos; así que en esta intervención voy a hablar de los artículos 9, 15, 246, 30, 41, 44, 106, 216, 217, 219, 229, 230, 232, 233, 234, 235, 236, 238, 297, 308, 251, 252 y 253 que en realidad todos estos artículos hablan de las facultades del Instituto Federal de Telecomunicaciones de una u otra manera.

Quisiera decir en primer lugar que la Constitución establece que el Instituto Federal de Telecomunicaciones es el encargado de la regulación, la promoción y supervisión del servicio de radiodifusión, no sólo en sus elementos técnicos y de infraestructura, sino también de los contenidos de radio y televisión, los contenidos audiovisuales, porque sin estos la radiodifusión no sería ningún servicio.

Expresamente se establece que el Instituto Federal de Telecomunicaciones verificará el equilibrio entre publicidad y programación, con lo que se hace evidente que tendrá que estar a cargo de los contenidos radiodifundidos y los transmitidos por televisión restringida.

También que el Instituto Federal de Telecomunicaciones tendrá facultades en cuanto a contenidos y publicidad dirigida al público infantil por su situación de vulnerabilidad ante los efectos que pudieran causar programas o publicidad en ese sector específico de la población.

En cuanto al must carry y must offer, el Ifetel tiene facultades para dirimir sobre tarifas para la retransmisión de contenidos, con lo cual se confirma una vez más que tiene facultades en contenidos radiodifundidos.

El Instituto tiene un mandato amplio para regular las telecomunicaciones y la radiodifusión y ello no puede ser limitado bajo el argumento que se esgrime o que nos esgrimió el gobierno que la Constitución nos señala todas y cada una de las facultades en cuanto a contenidos.

Si la Constitución estableciera todas y cada una de las facultades, todo, pues simplemente sería norma única, no existirían las leyes reglamentarias, para eso es esta ley; la Constitución jamás reservó facultades especiales en cuanto a contenidos radiodifundidos o audiovisuales a la Secretaría de Gobernación.
Esta misma legislatura es la que aprobó la reforma constitucional; así que no pueden ustedes decir otra cosa, si se hubiera querido que fuera la Secretaría de Gobernación la que tuviera las facultades de contenidos, lo hubieran escrito, pero no hay una sola línea en toda la Constitución que le dé alguna facultad de este carácter a la Secretaría de Gobernación. Se hubiera hecho expreso, pero no se hizo y la Constitución es la norma de mayor jerarquía que creó un instituto expresamente con facultades para regular lo concerniente a la radiodifusión y las telecomunicaciones y la Secretaría de Gobernación no conservó ninguna de estas facultades.

Sería muy grave que se pretenda preservar la figura de la Secretaría de Gobernación como autoridad que vigila los contenidos que se transmiten en la radio y en la televisión abierta o restringida, sería tanto como preservar el régimen dictatorial que vivió México a finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

En un país democrático es incompatible que la autoridad encargada de la gobernabilidad interior, de las tareas de inteligencia, de seguridad, sea al mismo tiempo la instancia vigilante de las libertades de expresión y del derecho a la información.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación, al aceptar la controversia constitucional 18/2014, presentada por el Consejero Jurídico de la Presidencia, en cuanto a que el juez trigésimo segundo de lo civil del Distrito Federal estaba invadiendo facultades del Instituto Federal de Telecomunicaciones, confirmó que el instituto tiene facultades plenas en cuanto a contenidos audiovisuales, radiodifundidos o trasmitidos a través de redes de telecomunicaciones. Si la Suprema Corte no hubiera asumido que el instituto tenía facultades en cuanto a contenidos, hubiera desechado la controversia constitucional.

Este dictamen está pretendiendo ignorar la Constitución en cuanto a las facultades del instituto en materia de contenidos, se está quebrantando su autonomía en muchos artículos, muchos que leí; pero déjenme decirles, por ejemplo, en el artículo 15 es de las facultades del instituto y debió haberse escrito muchos de los conceptos que acabo de esgrimir y yo agrego al final del artículo 15 una fracción más que agrupa la facultad plena en materia de contenidos.

En materia de contenidos, este dictamen pretende convertir al Instituto Federal de Telecomunicaciones en un vigilante, en un policía, y esa no es la facultad que le dio la Constitución, aquí están queriendo poner al instituto como el que vigila, como un vigilante, como un supervisor, incluso, lo subordinan al Ejecutivo federal en varias de las fracciones.

¿Cuándo se ha visto que un órgano autónomo del Estado le tenga que pedir permiso al gobierno, tenga que pedirle que supervise su programa de trabajo?, ¿en qué órgano autónomo se pone a consideración del gobierno varias de sus tareas y facultades?, el instituto es el regulador de contenidos, incluyendo los contenidos audiovisuales y no debe ser la Secretaría de Gobernación quien tenga ninguna injerencia; en cuanto a la Secretaría de Salud por la especialidad, eso está marcado en la Ley de Salud. En este dictamen se redunda lo que abunda no estorba y yo no estaría en contra de lo que se habla aquí en materia de salud, porque redunda.

Otra parte muy importante en cuanto a contenidos, es el Título Décimo Primero en cuanto a contenidos audiovisuales, aquí sí se le establece la facultad al Instituto Federal de Telecomunicaciones, la facultad de los contenidos audiovisuales, pero fíjense qué facultades le da: vigilar, sancionar, supervisar e informar a la Secretaría de Gobernación, esto es quitarle facultades al instituto y reducirlo a ser un mero policía y un mero supervisor y quedar subordinado a informar a la Secretaría de Gobernación de sus actividades; nos parece indignante.

Y en el artículo 217, que ya corresponden a la Secretaría de Gobernación, vienen varias facultades en la Secretaría de Gobernación que deberían de corresponderle al Instituto Federal de Telecomunicaciones y no a la Secretaría de Gobernación.
Acabamos de vivir un hecho muy lamentable que fue el de los tiempos del Estado, en cuanto a tiempos del Estado el dictamen sólo habla de tiempos gratuitos, de tiempos del Estado; ignora que existen otros tiempos, los tiempos fiscales, si se ignoran los tiempos fiscales que son necesarios para difundir las campañas políticas y los mensajes electorales, entonces los concesionarios podrían impugnar vía un amparo la inaplicabilidad de los tiempos fiscales, ya que este decreto está abrogando los tiempos fiscales en perjuicio evidente de la colectividad y en contravención de la Constitución, y el Instituto Nacional Electoral estaba obligado a adquirir como si fuera un anunciante comercial, tiempos de publicidad. Esto se supera en el dictamen afortunadamente, pero quedan en vilo los tiempos fiscales.

La redacción del dictamen llega al colmo de permitir que el Himno Nacional se cuente o se compute contra los tiempos del Estado. Actualmente transmitir el Himno Nacional es una obligación al iniciar las transmisiones, como una promoción de la cultura patria, de la cultura cívica, pero aquí se quiere poner como un negocio de las televisoras y, entonces, se descuenta de los tiempos del Estado.

Pero acabamos de vivir cuando se instalaron las comisiones de reforma energética, pedimos que el Canal del Congreso y que todos los medios de comunicación transmitieran cápsulas de diez minutos que informaran un breve resumen de lo ocurrido en las comisiones y los posicionamientos de los distintos partidos políticos, y un funcionario de la Secretaría de Gobernación de cuarto o de quinto nivel contestó que no. A ese nivel estamos, que a un órgano del Estado como es el Congreso de la Unión le conteste la Secretaría de Gobernación, no, que la Secretaría de Gobernación se erija por encima de un poder del Estado.

Por eso, es muy importante que todos los contenidos, sin excepción, queden clara y expresamente establecidos en las facultades del Instituto Federal de Telecomunicaciones, tal como lo mandata la Constitución.

Pero en el artículo 217 se le da a la Secretaría de Gobernación no solamente los tiempos del Estado, el tiempo de cadenas, de abrir cadena nacional o decretar la cadena nacional en lo cual pudiéramos transigir o que haga los boletines ante las emergencias o los sorteos y los concursos, eso pudiera quedárselo, pero el tema de autorizar la transmisión de los tiempos del Estado, no, lo mismo, la facultad que aquí se abroga o se le está dando a la Secretaría de Gobernación sobre el poder de los concesionarios sólo corresponde al instituto en materia de reserva gratuita de canales; lo mismo los contenidos que corresponden al instituto, aquí se están diciendo muchos contenidos que corresponden al instituto y no a la Secretaría.

Son imponer sanciones, por ejemplo, si no se cumple con los contenidos; corresponderá al instituto y no a la Secretaría.

En materia de publicidad también corresponde al instituto, no a la Secretaría de Gobernación.

Hay un capítulo más adelante que se llama “De Los Contenidos”. Está en el Capítulo Dos de los contenidos y no señala qué autoridad se va a encargar de los contenidos, se le quitó al Instituto Federal de Telecomunicaciones y se pasa al limbo y todo este capítulo debe de pasar que son los artículos 222, 223, 224, 225, 226 con sus diversas fracciones, 227, 228, 229, 230, 231, 232, 233 y 234, todos éstos son contenidos y contenidos que la Constitución se los dio al instituto. Déjenme decirles algunos: el respeto a los derechos humanos, el garantizar el interés superior de la niñez, el respetar la perspectiva de género; los medios de comunicación tienen que respetar estos principios.

Está el de la integración familiar, los medios de comunicación ya sea abiertos o restringidos tienen que respetar el desarrollo armónico de la niñez, la integración de las familias, el mejoramiento de los sistemas educativos, la difusión de los valores artísticos, históricos y culturales, el desarrollo sustentable, la difusión de las ideas que afirmen nuestra unidad nacional, la igualdad entre hombres y mujeres, la divulgación del contenido científico y técnico y el uso correcto del lenguaje fueron propuestas de nuestra compañera Angélica de la Peña, no le quito su importancia, le cedo a ella este valor de que todos estos contenidos pasen a formar parte de las facultades del instituto y no sean de la Secretaría de Gobernación.

Lo mismo, las facultades en materia de multiprogramación, vigilar que los canales de multiprogramación respeten estos lineamientos y los contenidos, también la televisión y el audio restringidos deberán respetar estos lineamientos.

El artículo 226 es muy importante porque está lleno de contenidos sumamente importantes: difundir la información de programas que establezcan valores culturales, éticos y sociales; evitar que las trasmisiones y los contenidos contravengan el principio de la paz, que no discriminen a la población ninguna de la cual se trata; que se respete la dignidad de todas las personas; evitar que los contenidos estimulen o hagan apología de la violencia; informar y orientar sobre los derechos de la infancia, promover el interés por la comprensión de los valores nacionales y el conocimiento de la comunidad internacional; estimular su creatividad, así como su interés por la cultura física, la integración familiar, la solidaridad humana; propiciar el interés por el conocimiento, particularmente los aspectos científicos, artísticos y sociales; fomentar el respeto a los derechos de las personas con discapacidad; promover una cultura ambiental que fomente la conciencia de la conservación, el respeto y la preservación del medio ambiente; estimular una cultura de preservación y cuidado de la salud; proporcionar información sobre protección contra todo tipo de explotación infantil o trata de personas; promover la tolerancia y el respeto a la igualdad de opiniones y de derechos entre hombres y mujeres; promover el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia; proteger la identidad de las víctimas de los delitos sexuales; cumplir con la clasificación y los horarios relativos a la utilización y difusión de contenidos pornográficos, etcétera, etcétera, etcétera.

Es, Senadoras y Senadores, público que nos están viendo por el Canal del Congreso, medios de comunicación, lo que he leído hasta ahorita, en obvio de tiempo no he leído otros contenidos sumamente importantes, actualmente los tiene la Secretaría de Gobernación; díganme si a lo largo de estos 80 años que los ha tenido la Secretaría de Gobernación se ha respetado; díganme si todo lo que he dicho siquiera ha destinado la Secretaría de Gobernación algún empeño, algún interés, alguna moción, alguna sanción, algo para hacer valer los derechos de la población, los derechos de las audiencias, los derechos de los usuarios, ninguna; la Secretaría de Gobernación se dedica a otras cosas, menos a las audiencias, menos a los contenidos audiovisuales, menos a los contenidos en los medios de comunicación; se dedica a comprar medios, a darles el 55 por ciento del presupuesto público se le da sólo a Televisa, a una sola televisora, etcétera.

Puedo hablar mucho de lo que sí hace Gobernación en contra de los contenidos.

Por eso es tan importante que todos estos contenidos que son fundamentales queden preservados como lo dicta la Constitución en el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Solicito a la Secretaría dé lectura a la propuesta del Senador Alejandro Encinas Rodríguez, y consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite para su discusión.

- La C. Secretaria Díaz Lizama: Doy lectura a la propuesta del Senador Encinas Rodríguez.

“El Estado, al ejercer la rectoría en la materia, protegerá la seguridad y la soberanía de la Nación y garantizará el derecho a la información, la libertad de expresión, el acceso a las tecnologías de la información y comunicación, la eficiente presentación de los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, como servicios públicos de interés general, de y para tales efectos establecerá condiciones de competencia efectiva, calidad, pluralidad, cobertura universal, interconexión, convergencia, continuidad, acceso libre y sin injerencias arbitrarias de la prestación de dichos servicios”.

Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén porque no se admita, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Solicito a la Secretaría dé lectura a la propuesta de la Senadora Dolores Padierna, y consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite para su discusión.

- La C. Secretaria Díaz Lizama: Doy lectura.

Debe decir:

“Artículo 2.- Las telecomunicaciones y la radiodifusión son servicios públicos de interés general.

Para efectos de la presente ley, se entiende que el servicio de interés general es mandato expreso de la Constitución para la protección y tutela de los derechos de: acceso a las tecnologías de la información, de comunicación a toda la población, neutralidad en la red de los usuarios y las audiencias y de pleno derecho a la información.

El servicio público garantiza el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación a toda la población y el ejercicio pleno del derecho a la información en todas sus expresiones.

El servicio público debe garantizar la neutralidad informativa derivada del ejercicio pleno del derecho a la información, por lo que ningún órgano de gobierno puede supervisar el ejercicio de este servicio, los contenidos ni las actividades de los medios de radiodifusión y telecomunicaciones regulados por esta ley, incluida la gestión de medios públicos”.

Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.
- El C. Presidente Aispuro Torres: En consecuencia se desecha la misma.

Pasamos ahora a la discusión del artículo 3, y para ello se le concede, en primer término, el uso de la palabra al Senador Francisco Búrquez Valenzuela, del grupo parlamentario del PAN, para referirse al artículo 3 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

- El C. Senador Francisco de Paula Búrquez Valenzuela: Con el permiso de la Presidencia, solicito se inserte el texto íntegro en el Diario de los Debates.

Nuestros esfuerzos por empoderar al consumidor y de acotar el poder de los grandes monopolios fracasaron con la aprobación del dictamen en lo general, el cual contiene errores y retrocesos de gran trascendencia con enorme impacto para los consumidores.

Reconozco que se lograron avances importantes que históricamente hemos impulsado desde Acción Nacional y que nos fueron negados durante las administraciones pasadas mientras el PRI fue oposición, por intenciones mezquinas.

Se lograron avances, sí, pero también retrocesos respecto al espíritu de lo aprobado en la reforma constitucional. Retrocesos que tendrán injerencia en la vida política, económica y democrática de nuestro país, que en conciencia me es imposible, por tanto, votar a favor de esta ley secundaria.

La competencia debe ser necesariamente una realidad en nuestro país, si queremos que los ciudadanos cuenten con servicios de mayor calidad a menores precios, y también crecer a etapas superiores al 5 por ciento para con ello generar los empleos que la ciudadanía demanda.

Hace falta un esfuerzo mayor para promover la competencia en los sectores y mercados de transporte, energéticos y principalmente en el tema que hoy discutimos, el de las telecomunicaciones.

El tema de la preponderancia representa la columna vertebral en materia de telecomunicaciones, pues tiene el objetivo final de abrir a la competencia mercados que han sido históricamente dominados por monopolios.

Es preciso señalar que el concepto de preponderancia aprobado en la Constitución es nuevo en razón de la regulación de competencia económica y fue introducido como una herramienta eficaz para imponer medidas asimétricas a los agentes económicos de gran tamaño, para con ello eliminar barreras a la competencia y así proteger al ciudadano consumidor que por años ha sido víctima de abusos irremediables.

A diferencia de lo que algunos afirman, la Constitución en ninguna de sus redacciones define la preponderancia como sector.

De hecho, la definición de agente económico preponderante se da claramente en el segundo párrafo de la fracción III del Artículo Octavo Transitorio constitucional, en donde a la letra dice: “se considerará como agente económico preponderante en razón de su participación nacional, en la prestación de los servicios de radiodifusión o telecomunicaciones a cualquiera que cuente directa o indirectamente con una participación nacional mayor al 50 por ciento.

En esta redacción podemos observar el espíritu constituyente para definir con claridad el concepto de servicios que derivan en la atención de usuarios en mercados, además de que, si el mismo redactor no hubiese querido definir la preponderancia por servicios, simple y llanamente no lo hubiese establecido en el mencionado artículo constitucional.

Es importante destacar que el usuario demanda servicios, no demanda sectores que puedan cubrir sus necesidades, el servicio es la respuesta a las necesidades de telefonía, internet y televisión que tienen los consumidores.

Ante este argumento clave es preciso insistir en que la redacción constitucional es clara, por lo que debemos de remover cualquier obstáculo a la competencia que se pretende plasmar en este dictamen a la ley secundaria.
Optar por la definición de preponderancia en torno a los sectores implicaría ir en contra de los propios consumidores estableciendo, además, condiciones de privilegio a los monopolios preponderantes.

Asimismo, implicaría procesos muy tardados como es el caso de la declaratoria de dominancia, camino que durante 15 años no ha funcionado para remover barreras a la competencia y que en cambio sí se podría aplicar con rapidez y eficacia en la sola declaración de preponderancia por servicio.

Más grave aún, definir preponderancia por sector permitiría que se excluyera de la categoría de agente económico preponderante a la empresa que hoy cuenta con más del 60 por ciento del mercado en televisión abierta, y un porcentaje similar en la televisión restringida que incluye televisión satelital.

Además, mantener la redacción como se propone en el dictamen, abre la puerta para que el Instituto Federal de Telecomunicaciones sea quien determine la preponderancia de un agente económico en los términos del artículo 272 de la ley, lo cual dará lugar a confusiones al ser ambiguo y complicará malintencionadamente las decisiones del instituto en cuanto a si es por sector o por servicio.

Por ello propongo pronunciarnos a favor de los consumidores y por combatir los privilegios a los monopolios.

Definir la preponderancia por servicios permitirá mantener la eficacia del órgano regulador y la congruencia con la reforma constitucional, por todas estas razones, votar en contra de esta reserva implicaría quitarles una importante herramienta a los ciudadanos para combatir a los monopolios preponderantes, mientras que votar a favor nos diferenciaría claramente de quienes van en busca del verdadero beneficio del consumidor.

Es cuanto, señor Presidente.

Muchas gracias.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Búrquez Valenzuela.

Solicito a la Secretaría dé lectura a la propuesta realizada por el Senador Búrquez Valenzuela e inmediatamente consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite para su discusión.

- La C. Secretaria Díaz Lizama: Doy lectura.

Debe decir:

“Artículo 3º.- Para los efectos de esta ley se entenderá por:

XLVI. Preponderancia: Se considera como agente preponderante, en razón de su participación nacional en los servicios de radiodifusión o telecomunicaciones, a cualquier que cuente directa o indirectamente, con una participación nacional mayor al cincuenta por ciento, medido este porcentaje ya sea por el número de usuarios, suscriptores, audiencia, por el tráfico en sus redes o por la capacidad utilizada de las mismas, de acuerdo con los datos con que disponga el instituto”.

Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta. Quienes estén porque se admita, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén porque no se admita, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.
- El C. Presidente Aispuro Torres: En consecuencia, se desecha la propuesta.

A continuación, para el mismo artículo 3, se le concede el uso de la palabra a la Senadora Marcela Torres Peimbert, para hacer una propuesta de modificación.

- La C. Senadora Marcela Torres Peimbert: Con su permiso, señor Presidente.

Yo estoy proponiendo dos modificaciones al artículo 3 en dos fracciones distintas y con objetivos también diferentes.

La primera es la fracción LXVIII de este artículo 3, con el objetivo de crear un sistema nacional de monitoreo.

Tanto el Ifetel como el INE están mandatados por ley a realizar la misma tarea y se refiere a monitorear los medios de comunicación a nivel nacional para los tiempos oficiales, uno, y para el monitoreo que tiene que hacer el Ifetel por otro lado.

Esta tarea requiere de una infraestructura tremendamente cara. En este año estaríamos hablando de mil millones de pesos.

Lo que estoy proponiendo es la creación de este sistema con el objetivo de que tanto el INE como el Ifetel puedan coordinarse y compartir infraestructura, el único objetivo sería un gran ahorro, este año sería de más de mil millones de pesos al Estado mexicano, ese dinero urge en educación o en salud.

Ese es el único objetivo de esta modificación a la fracción LXVIII.

En otra de las fracciones, que es la fracción XLVIII y con otro objetivo distinto, propongo la eliminación de la fracción XLII del artículo 3 que se refiere a poder de mando y el cambio a la fracción XLVIII.

Me gustaría introducir una real definición de producción nacional independiente.

Me voy a permitir leer, es una definición que no es mía, sino que está elaborada por productores nacionales, mujeres y hombres mexicanos que no reciben ningún patrocinio de ninguna de las grandes empresas que simplemente tienen ganas de realizar material audiovisual y demostrar la riqueza y la pluralidad cultural de nuestro país.

La definición que estoy proponiendo es la siguiente:

“Productor nacional independiente de contenidos audiovisuales: una persona física o moral de nacionalidad mexicana, titular de los derechos patrimoniales de una obra audiovisual que tiene la iniciativa, la coordinación y responsabilidad de su realización y que asume el patrocinio de la misma, que además no tiene vinculación ni son partes relacionadas con exhibidores cinematográficos, concesionarios de radio o televisión, ni filiales de compañías trasnacionales o conglomerado de medios”.

Esta es la definición que se propone, es una definición real y clara de lo que es un productor nacional independiente.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Torres Peimbert.

Pido a la Secretaría que dé lectura a la propuesta realizada por la Senadora Torres Peimbert e inmediatamente consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión.
- La C. Secretaria Merodio Reza: Doy lectura.

Artículo 3.- Para los efectos de esta ley se entenderá por:

LXVII.- Sistema Nacional de Monitoreo: Es la herramienta tecnológica que permite identificar, en tiempo real la transmisión de programación de la totalidad de los concesionarios registrados ante el Instituto Federal de Telecomunicaciones”.

Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta presentada por la Senadora Marcela Torres. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: En consecuencia, se desecha la propuesta.

A continuación, con el objeto de hacer una modificación al artículo 3, se le concede el uso de la palabra al Senador Javier Corral Jurado.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: Compañeras y compañeros Senadores.

Ya anticipábamos antier en las comisiones unidas lo que iba a suceder este día.

Quienes nos ofrecieron debatir las reservas en lo particular en el Pleno, pues es lo primero que han incumplido.

Debo decir que yo protesté el procedimiento que se aprobó en las comisiones unidas, porque ahora resulta que las comisiones especializadas, donde incluso estos temas que tienen un sentido, incluso, a veces más técnico, deberían ser el espacio propicio para discutirlo y no el Pleno, son plenos agotados.

Esta práctica de discutir en la noche y luego en la madrugada, pues lo único que provoca es que el debate se vaya sofocando, que se vaya reduciendo.

Cuando un Congreso no duerme casi nunca está despierto y, por lo tanto, meten goles, hay exposiciones de motivos alteradas, memorándum abultados.

Era previsible que no nos fueran a dar el debate aquí tampoco, porque carecen de argumentos para respondernos, porque ni siquiera los dictaminadores encargados de las comisiones saben de lo que se trata.

En las comisiones unidas se dijeron muchas cosas sobre el tema de la preponderancia, muchas falacias, varias mentiras.

Yo he propuesto en el artículo 3, en respaldo de lo que ha propuesto el Senador Búrquez, que se modifique el concepto de preponderancia, que evidentemente modificaría 16 ó 17 artículos del proyecto del dictamen a partir del artículo 3.
Y lo digo, porque además en esto el Senador Búrquez, debo reconocerlo, asumió dentro del grupo parlamentario del PAN y en la opinión pública una posición clara, una posición muy contundente, muy comprometida con la definición de preponderancia por servicios.

El ya ha dado el argumento fundamental. Yo vengo a dar argumentos complementarios.

Yo no tengo ninguna duda de que la Constitución definió la preponderancia por servicios, ninguna duda tengo, y creo que ese debate, incluso, fue superado, tan es así que se refugiaron en otros argumentos.

Bueno, nos trajeron a las comisiones unidas el cuento de que determinar preponderancia por servicio iba a tener un efecto sobre la entrada de América Móvil a la televisión restringida, eso se dijo.

Sobre esa falacia malintencionada y absolutamente carente de fundamento, se ha querido motivar este dictamen que no aporta nada a la certeza jurídica y la solidez de las declaraciones de preponderancia.

Nada tiene que ver una cosa con la otra y ustedes tienen el dictamen para aprobarlo.

Por un lado, hay que decirlo con toda claridad, América Móvil tiene restricciones en su título de concesión para dar televisión restringida, es la cláusula 1.9 del título de concesión.

Eso que se dijo en las comisiones de que: “De la noche a la mañana se nos va a meter el Goliat de las telecomunicaciones a la televisión restringida”, eso no es cierto. Tiene una prohibición en su título de concesión.

Pero luego está el Artículo Décimo Transitorio y el Décimo Primero Transitorio del dictamen que establecen los procedimientos, los plazos, los requisitos y condiciones para que América Móvil pueda recibir estas nuevas autorizaciones y pueda entonces entrar al servicio de televisión restringida, con lo cual, efectivamente, podrá ofrecer a sus clientes el llamado triple play o el cuádruple play.

Y entonces se dijo: ¡Ah, pues, es que esa es la convergencia!

Yo ahí les he repartido unas láminas, unas grafiquitas que nos entregó el Senador Armando Ríos Piter para demostrarnos, pues, que el futuro es la convergencia y que, incluso, nos mostró el celular varias veces, don Armando.

“Aquí está ya todo”, dijo, la convergencia, incluso nos entregó láminas donde puso un operador de triple play, que es Megacable, con un porcentaje en Internet, con un porcentaje en televisión de cable y con un porcentaje en telefonía, y ninguno de los porcentajes era el mismo número, porque lógicamente, al triple play y al cuádruple play, pues se le mide por servicios.

En todo caso lo que hay que hacer es una ley de tecnología, pues una ley sobre Nokia, Samsung, Sony, una cosa así, porque lo que él estaba tratando de decir es que ahí estaban ya todos los servicios, pues ni modo que no, pues si es el dispositivo móvil, es el dispositivo digital. Pero se miden por servicios.

Dice que en función de la convergencia debe haber preponderancia por sectores y no servicios, yo considero esto una falacia. Establece preponderancia por servicios, en forma alguna afectaría la convergencia o impediría el triple play.

Lo que debemos tener en mente es que las leyes se hacen para regular la realidad y que nuestra obligación es partir del reconocimiento de estas realidades para poder darle al país las normas que necesita.
¿Cuál es esa realidad? Muy sencillo.

El panorama es que tenemos 2 agentes económicos que concentran, que predominan, que prevalecen: uno tiene más del 60 por ciento de participación nacional en los servicios de telefonía e Internet, en ambos casos, tanto fijos como móviles; el otro, Televisa, tiene igual participación, alrededor del 60 por ciento de la televisión abierta y de la televisión restringida.

Por cierto, en las gráficas nunca apareció el mercado de banda ancha móvil. Que es el mercado que exponencialmente más ha crecido en el país, porque se presentaron ciertos servicios y otros no.

Es una falacia que no se pudiera medir, incluso, a partir del triple play la preponderancia por servicios.

Aquí quiero sostener y ojalá con esto por lo menos se genere el debate. Quiero sostener aquí, con la preponderancia por servicios no se va ningún mercado, ninguno de los de telefonía de America Móvil y ninguno de radiodifusión, ¿por qué? Porque América Móvil es preponderante en cada uno de los servicios. Lo midas por sector o lo midas por servicio, le van a declarar la preponderancia siempre, porque en todo tiene más del 60 por ciento.

Medido por sectores, pues se nos van dos mercados. Por lo menos uno, el de la televisión restringida, y yo no sé qué va a pasar con la declaratoria de preponderancia de Ifetel, que no depende de lo que decidamos, esa tiene un problema de origen, es vulnerable porque declaró dos preponderantes, uno por sector de telecomunicaciones y uno por sector de radiodifusión; pero a la televisión abierta, a Televisa que lo declaró preponderante por sector, le aplicó un criterio de medición por servicio.

La audiencia de la televisión abierta, pues debo decirles que la audiencia por sector no es audiencia de la televisión abierta.

La audiencia por sector de la radiodifusión debe incorporar la audiencia de 1,582 estaciones de radiodifusión sonora y 614 de estaciones de televisión abierta en el país.

Y ahí Televisa no tiene más del 50 por ciento de la audiencia, pues claro que esa declaratoria desde el principio se alineó para que se cayera, esperemos que no, ya dicen que por ahí, Castillejos se anda moviendo en la Corte, pues ojalá que le haga algún bien a la declaratoria de preponderancia de radiodifusión, porque sólo con una intervención directa en la Corte del Poder Ejecutivo Federal, esa declaración no se cae. Pero en estricto sentido, esa declaración fue formulada con absoluta mala voluntad, se planificó una declaración por sector a partir de una medición de servicios.

Por eso todas estas falacias que se han dicho, es que se van a caer las declaratorias de preponderancia, ¿cómo que se van a caer?

Y el Trigésimo Quinto Transitorio del dictamen, que dice que las declaraciones de preponderancia, que el Instituto Federal haya declarado, continuarán surtiendo sus efectos.

Por eso yo insisto que éste es un tema fundamental.

Cómo lamentamos que los que nos ofrecieron dar el debate aquí, pues tampoco lo vayan a hacer, mecánicamente desechadas las reservas.

Entonces, ¿para qué se hace eso?, ¿para qué se atropella en las comisiones?

Dejen que se deliberen en las comisiones, donde incluso los integrantes tienen más información, por eso en las comisiones es un trabajo especializado, para que ahí se pueda dar la confrontación.

Aquí lo único que viene a hacer uno, es a exhibir las falacias, a exhibir las regresiones, las contradicciones y, por supuesto, acreditar en el Diario de los Debates estas contradicciones constitucionales del dictamen.
Esta es una de las contradicciones por las cuales esta legislación, de ser ratificada en la Cámara de Diputados, va a ser calificada de inconstitucional.

Este tema, el haber forzado la preponderancia por sectores y luego habernos sacado todo este cuento de la convergencia y el triple play, como si no supiéramos, como si no tuviéramos tantos años muchos de los que estamos aquí en este tema. Porque pueden engañar a varios, incluso algunos les pueden creer de buena fe. Pero hay a otros que nunca nos pueden engañar. Y afortunadamente la reforma constitucional ya creó tribunales especializados también.

¡Qué lástima que el debate que nos ofrecieron en las comisiones unidas, no sean capaces de dárnoslo aquí!

Es entendible. Son dos o tres los que podían darnos, de alguna manera, la discusión; porque los demás, muchos, ni siquiera conocen el dictamen que votaron. Esa es la realidad.

Y es una triste realidad para el Senado de la República.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Corral Jurado.

Solicito a la Secretaría dé lectura a la propuesta de modificación hecha por el Senador Javier Corral e inmediatamente consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite para su discusión…

- El C. Senador Roberto Gil Zuarth: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Sonido en el escaño del Senador Roberto Gil Zuarth. ¿Para qué asunto?

- El C. Senador Roberto Gil Zuarth: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Me permitiría hacer uso de la tribuna, para rectificación de hechos.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Para hechos, se le concede el uso de la palabra al Senador Roberto Gil Zuarth.

- El C. Senador Roberto Gil Zuarth: Gracias, señor Presidente.

Aunque no fui aludido de manera directa; sí me siento con el deber de responder alguna de las afirmaciones, en razón de que fui yo quien participó en el debate en las comisiones unidas en el tema específico de la preponderancia; y precisamente por eso, tengo la obligación de venir a tribuna para hacer algunas previsiones.

Voy a leer, textual, una declaración realizada el día siguiente a la declaratoria del Ifetel sobre las preponderancias en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión.

Cito textual: “Es un primer paso que lo fortalece, al Ifetel, sin duda estamos ante una decisión muy importante; era ineludible que decretaran preponderante a esos agentes monopólicos, no había duda de ello”. Senador Javier Corral.

Después de que determinó la preponderancia, el Instituto Federal de Telecomunicaciones, no hubo en este Pleno, no hubo en el Senado de la República, ni en ninguna de las comisiones, una propuesta para activar un mecanismo constitucional en manos del Senado.
Si se hubiese advertido que el Ifetel aplicó indebidamente el mandato constitucional que le dimos, y que en lugar de haber aplicado la regla de sector, aplicó la regla de servicios o al revés.

¿Por qué no se pidió aquí la controversia constitucional?

¿Por qué no se le pidió al Senado de la República que ejerciera un atributo constitucional básico de controvertirse ante la Suprema Corte de Justicia, para que fuese la Suprema Corte de Justicia quien le enmendase la plana al Instituto Federal de Telecomunicaciones, por haber hecho mal el trabajo que el propio poder revisor de la Constitución le otorgó?

Dice el Senador Corral: que es una falacia que un cambio de regla provoque un cambio de situación jurídica y, en consecuencia, una inconstitucional sobrevenida.

Voy a citar textual a la Suprema Corte de Justicia de la Nación: “es posible sostener que existe una derogación tácita o una inconstitucionalidad sobrevenida en razón de una relación jerárquica ante lo previsto en una norma de rango inferior y de vigencia previa que es invalidada por una norma de rango superior y emitida con posterioridad”.

¿Qué hizo el Ifetel cuando determinó las preponderancias? Aplicó una regla, aplicó de manera directa la Constitución, el Artículo Octavo Transitorio del Decreto de reformas constitucionales en materia de telecomunicaciones, que ya se nos ha olvidado, que aquí le dimos carácter autoaplicativo a ese mandato y le dijimos al Ifetel que ese órgano determinase la preponderancia.

Una regla que se aplica, preponderancia por sector, al ser modificada por una norma posterior y de mayor jerarquía, evidentemente cambia una situación jurídica y provoca una inconstitucionalidad sobrevenida.

Se dice también que no nos preocupemos porque el título de concesión dice que América Móvil no puede entrar a la televisión restringida.

Entonces: ¿De qué se trató la reforma que hicimos? Dice un artículo transitorio de la reforma constitucional que todos los actuales agentes económicos que prestan servicios en radiodifusión y en telecomunicaciones pueden prestar otros, porque esa es la racionalidad de la convergencia y es la racionalidad de las concesiones únicas. Hay un artículo transitorio explícito que abre la puerta a que agentes económicos presten más de un servicio.

¿Cómo se va a determinar que América Móvil es dominante o preponderante si tiene cero por ciento de participación en el mercado en razón de esa prohibición absoluta? No hay forma, no hay forma.

Y también hay que decirlo, si se le libera del obstáculo de participar en el mercado de televisión restringida en razón del artículo transitorio que le permita la entrada a otros servicios, ¿qué está por encima de esa decisión? ¿Qué está por encima del título de concesión? La reforma constitucional, la Ley de Telecomunicaciones que establece la convergencia y las resoluciones del Ifetel. No hay ninguna duda jurídica de ello.

Y aquí valdría la pena hacer una reflexión de por qué aparece en la Constitución la palabra “sector”. Es cierto, en el artículo 28 de la Constitución reiteradamente se hace referencia a mercados, así funciona la economía mexicana, por mercados; salvo en uno, en las telecomunicaciones, por una razón, por la razón de la convergencia.

Es absurdo establecer, argumentar que pueda haber convergencia en un mismo servicio, ¿cómo se presta un mismo servicio de manera reiterada? No hay convergencia en un mismo servicio; hay convergencia entre servicios en un sector. Y ¿cuál es la racionalidad de la preponderancia por sector? Establecer un mecanismo de control en la concentración, precisamente, por la convergencia.
Si en razón de la convergencia un agente económico va a poder prestar distintos servicios, la racionalidad de la Constitución fue generar un instrumento para que no se genere un monopolio, ya no en servicios, sino en el sector completo. Porque la preponderancia por servicio se llama dominancia o poder sustancial de mercado.

El instrumento para evitar la concentración de la prestación de un conjunto de servicios se llama preponderancia por sector.

Porque la Constitución reconoce la atipicidad del sector de telecomunicaciones, creó una figura diferente, preponderancia por sector. Eso no significa que en telecomunicaciones o radiodifusión no exista el instrumento básico que reconoce y ejecuta el mundo entero, que es la dominancia o el poder sustancial de mercado, que es la forma de regular a un agente económico para que no controle la oferta y, en consecuencia, no controle los precios.

Hicimos bien las cosas en la reforma constitucional, ese instrumento que México le aporta al mundo para evitar concentraciones en la prestación convergente de servicios es una buena idea de este Congreso. Pero ahora hay quien asume y propone que le demos un portazo, porque no cabe ninguna duda, ya lo dijo la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el sentido común básico jurídico, si se altera una regla de manera posterior a que ha causado efectos una resolución de un órgano administrativo jurisdiccional, el agente, persona u órgano afectado por esa resolución puede ir a la Corte a pedir que se declare inconstitucional esa resolución que generó efectos.

Es como si se dijese que si a una persona se le aplica una pena de quince años por el delito de homicidio, y al día siguiente la pena cambia por el Congreso a una pena máxima de diez años, que no se le conceda el amparo por regla de beneficio. Eso está en nuestra Constitución, eso está en todos los precedentes.

Y yo les pido, señoras y señores Senadores, que asumamos con toda responsabilidad lo que vamos a hacer. Modificar la regla de preponderancia de sector a servicio no tiene efecto neutro, no es un mecanismo para capturar a Televisa en la televisión restringida; tiene un efecto claro, jurídico y económico, que un agente preponderante en telecomunicaciones entre por la puerta de atrás a la televisión restringida y lo más importante, al triple play.

Por su atención, muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Gil Zuarth.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: ¿Para qué asunto, Senador Javier Corral? ¿Para alusiones personales?

Se le concede el uso de la palabra, para alusiones personales, al Senador Javier Corral Jurado, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: Gracias, señor Presidente.

¡Vaya! Hay que agradecerle por lo menos al Senador Gil Zuarth que sea uno de los pocos que da la cara.

Yo quiero, antes de mi intervención, pedirle a la Secretaría que lea dos artículos del dictamen para ilustrar mi exposición antes de cualquier cosa.

Solicito a la Secretaría que lea el Artículo Trigésimo Quinto Transitorio y el último párrafo del artículo 262, relativo a cualquier momento en el que se puede fijar la preponderancia del proyecto de Decreto de la Ley de Telecomunicaciones y Radiodifusión.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Solicito a la Secretaría dé lectura al Artículo Trigésimo Quinto Transitorio y al artículo 262 del proyecto del Decreto.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Doy lectura a los artículos.

“Artículo Trigésimo Quinto.- Con excepción de lo dispuesto en el artículo Vigésimo Transitorio, por el cual se encuentra obligado el Instituto Federal de Telecomunicaciones a aplicar el artículo 131 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión que se expide por virtud de este Decreto y demás que resulten aplicables en materia de interconexión en términos de la misma, las resoluciones administrativas que el Instituto Federal de Telecomunicaciones hubiere emitido previo a la entrada en vigor del presente Decreto en materia de preponderancia continuará surtiendo todos sus efectos.

“Artículo 262.

Ultimo párrafo. El instituto está facultado para declarar en cualquier momento agentes económicos preponderantes en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión”.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Continúe, Senador Javier Corral.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: Le agradezco mucho, señor Presidente.

Continuarán surtiendo todos sus efectos. Es una falacia que cambia la situación jurídica del preponderante, porque esas declaratorias del Ifetel son anteriores a la ley. Es absolutamente falso. O, ¿no van a reconocer el Trigésimo Quinto Transitorio del proyecto de Decreto que acaban de aprobar?

Entonces, ¿quiere decir que este artículo transitorio no sirve?, ¿que no respalda las resoluciones de Ifetel? Eso de entrada, suponiendo sin conceder, que las resoluciones del Ifetel se caigan en algunos de los dos sectores, no tiene que ver nada con relación al proyecto que acabamos de aprobar. Se podrán caer, saben por qué, por la deficiencia con la que el Ifetel le declaró la preponderancia a Televisa. Ya dije que le marcó preponderancia por sector, y ahí está en la página de Internet la resolución, le midió el 59.7 por ciento de la audiencia, Televisa no tiene el 59.7 de la audiencia de todo el sector.

Si se llega a caer esa declaratoria será por deficiencia del propio instituto, ¡ah!, por eso los dictaminadores dijeron: “oye y ¿si se cae qué? ¡Ha!, pues pongámosle en el último párrafo del artículo 262, que en cualquier momento le puede volver a imponer la preponderancia, claro que sí, los dictaminadores hicieron a la preponderancia una figura permanente, ¿para qué?, para imponerle decisiones inmediatas.

La preponderancia nació como un mecanismo para inmediatamente ir a partir al monopolio, o no partirlo, porque no fueron hasta eso, no se atreven a tanto, medidas asimétricas, nada más.

En realidad, la preponderancia estaba llamada a obligar medidas de desinversión, a desincorporar activos. Pero como no dan el paso para partir al monopolio de la telefonía, sólo desagregarle a la infraestructura; y menos pueden dar el paso para desincorporarle canales a Televisa, que eso es a lo que debiera de llevar la declaratoria de preponderancia, entonces se refugian en medidas asimétricas irrelevantes.

A mí que Slim entre o no al mercado de la televisión, yo estoy porque no entre y lo sostengo; y me gustaría que quienes tienen esas expresiones pudieran dar por lo menos el debate. Los rebaja comportarse no como Senadores.
La medida preponderancia fue una medida inmediata, ¡ah, no! dicen, es que para servicios está el poder sustancial del mercado, pues eso es lo que queríamos evitar, los largos litigios, los mecanismos litigiosos que tardan años.

Anuncian como novedad un artículo transitorio que se empeñaron en poner en el dictamen para que el Instituto Federal de Telecomunicaciones iniciara ya una investigación sobre posibles prácticas monopólicas en el mercado de la televisión restringida.

Nos presentan como novedad un procedimiento iniciado por Ifetel, hace ya casi tres meses, ¡ah!, pero logramos ese transitorio. No lo necesitamos, esa investigación se inició a la televisión de paga por Ifetel. Y les entregué hace un momento varios documentos, uno de ellos es la nota de “La Jornada”, donde dice que el Ifetel inicia investigación por prácticas monopólicas a la televisión de paga, nada de que se cae por virtud del proyecto si lo declaramos por servicio.

Dice el Decreto constitucional que no podrán acceder a servicios adicionales los preponderantes en telecomunicaciones y radiodifusión, que no estén en cumplimiento de todas las medidas asimétricas; pero ¿saben qué? El artículo transitorio de la Constitución, incluso, fue más allá, en telecomunicaciones está telefonía, pero para que quedara claro, puso telecomunicaciones, radiodifusión y telefonía para que no se fuera por ningún lado, lo único que faltó ponerle ahí fue "Carlos Slim" pero eso no se puede hacer en un decreto constitucional.

Tiene que estar en cumplimiento de todas sus obligaciones para poder ir a la televisión restringida, en todas. Y ¿qué dice el Decreto que acabaron de aprobar? Que si no está en cumplimiento de esas obligaciones en el periodo de 18 meses seguidos, entonces en cinco años, a partir de la vigencia de la ley, no podrá entrar.

¿A quién quieren engañar con la entrada de la noche a la mañana? No señores, el criterio de preponderancia por servicios no permite que se escape nadie; el criterio de preponderancia por sector permite que se escape en televisión de paga, y si le declaran la preponderancia en radiodifusión por el servicio medido de audiencia, ni ahí va a ser declarado preponderante.

¡Ah!, pero si se cae esa resolución del Ifetel por mal hecha, y ustedes dejan la definición de preponderancia por sector, nunca le van a poder declarar, bajo ese concepto, preponderancia en televisión abierta a Televisa, ¿saben por qué? Porque no tiene la audiencia de todo el sector de la radiodifusión, menos que el gobierno haga su labor, y los que están muy relacionados con el Poder Judicial para que no los hagan quedar en ridículo, porque qué va a suceder si se cayera esa declaración de preponderancia, ¿cómo le van a hacer? Van a tener que reformar la Constitución, para clarificar lo que ustedes dicen que no está claro.

Y luego, afectuosamente, le voy a decir al Senador Roberto Gil que no es correcto descontextualizar una declaración de prensa. Precisamente por eso he repartido esta tarde mi artículo completo publicado al martes siguiente de la declaratoria de preponderancia. Fui el único Senador de éstos 128, que adelanté lo que iba a pasar. Lean el artículo, ahí se los estregué. Dos días después de declarada la preponderancia por el Ifetel dije que se había medido con dos varas distintas y que esa resolución del Ifetel era vulnerable. Saben cómo se llamó mi artículo al martes siguiente, “a Televisa, lo que pida”.

No permitan que el engorro de los argumentos jurídicos obnubile la claridad de una intención constitucional.

El espíritu y el objetivo de la reforma constitucional fue combatir a todos los monopolios, fue imponerles medidas a los preponderantes.

Claro que quieren llevar a poder sustancial de mercado para ver cuando se lo determinamos a Televisa, en televisión de paga, a ver cuándo. Por lo menos si tomáramos los tiempos planteados entre la reforma constitucional y su transitorio y el dictamen, unos dos años; pero dicen: ¿cómo vamos a volver a empezar? Eso es lo que va a pasar.

Espero que este debate continúe, va a ser muy ilustrativo para derribar las falacias. Nos envuelven a veces con la técnica de la convergencia digital o con las resoluciones de la Corte. Nosotros aprobamos la reforma constitucional y lo que tenemos que preguntarnos es: ¿Qué queríamos? ¿Qué buscábamos? ¿Con qué intención lo hicimos?

¿Con la intención de que se nos fueran algunos servicios sin medirlos preponderantemente?

Ese es el espíritu que tienen que recuperar, el espíritu de ustedes mismos.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Corral Jurado.

Sonido en el escaño del Senador Búrquez Valenzuela. Y antes había pedido, para alusiones personales, el Senador Roberto Gil, ¿para qué asunto?

- El C. Senador Francisco de Paula Búrquez Valenzuela: (Desde su escaño) Sobre la reserva que presenté y merezco hacer aclaraciones sobre esta reserva, ya que ahorita se vertieron algunos puntos de vista.

El mismo derecho que le dieron a los compañeros Senadores, lo merezco yo, que soy el que está presentando esta reserva.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Para hechos, nada más que primero procede contestar las alusiones personales, sería la última ocasión en la que se le daría la palabra al Senador Roberto Gil, en el caso de las alusiones personales, de acuerdo al Reglamento. En su turno, con todo gusto, se le concede la palabra.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Roberto Gil Zuarth, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Roberto Gil Zuarth: Gracias, señor Presidente.

Algunas precisiones jurídicas. Creo que en este Congreso lo primero que debiéramos de hacer, es razonar jurídicamente como una forma de encausar el debate político, porque la política y el derecho no riñen; la política se encausa a través del derecho y es el derecho el espacio natural para enfriar la política y encontrar argumentos de razonabilidad.

Lo que dice el derecho es que ninguna resolución o norma puede petrificar situaciones jurídicas de una vez por todas y para siempre, no hay situaciones jurídicas petrificadas; hay un principio constitucional que se le denomina: retroactividad en beneficio y exacta aplicación de la ley. Y en la Constitución se establece que si una ley cambia a una situación jurídica en beneficio de un gobernado, tiene derecho a apelar ese principio e, independientemente de lo que diga un artículo transitorio, puede ser cobijado y protegido por la justicia federal.

Si aceptamos ese criterio podríamos incluso encontrar una buena política fiscal.

Qué les parecería decir en un artículo transitorio: si bajamos el impuesto, el que sea, de aquí en adelante los que van a pagar por alguna fuente de ingresos, pagarán el 15 por ciento, pero los de atrás seguirán pagando el 20.

Eso no se puede hacer, por lo menos hasta donde yo entiendo.

El artículo transitorio al que hace referencia, tiene el objetivo de cuidar la vigencia de las medidas asimétricas.
Leí con todo cuidado el texto, que en efecto se publicó, del Senador Javier Corral sobre la declaración de preponderancia; pero lo que dice en su texto es que le parecieron insuficientes las medidas asimétricas, no controvierten, en estricto sentido, la figura de la preponderancia por sector. Por lo menos no lo entiendo así. Y lo que yo cité fueron declaraciones, no interpretaciones sobre declaraciones. Por eso puse el entrecomillado.

Pero analicemos los efectos que tendría de desaparecer en la ley la preponderancia por sector, porque eso es lo que está pidiendo aquí.

Si nosotros decimos que la ley determine y califique la preponderancia en función del servicio y no del sector, desaparecería el control regulatorio en materia de radiodifusión y telecomunicaciones para evitar concentraciones desde la base del principio de convergencia.

Matemáticamente es posible que un mismo actor agente económico tenga participación en telefonía fija, en telefonía móvil, en internet y en televisión restringida, sea dominante en esos cuatro servicios, pero en el agregado, en la suma de los servicios, no tenga más de 50 por ciento del control del mercado. Eso puede suceder.

Y la racionalidad que tuvimos para hacer la reforma constitucional, es poner un tope, un límite y un control regulatorio a la convergencia. Por eso la Constitución distingue entre mercados, servicios y sectores, porque incorporó el principio de convergencia como una orientación y una tendencia del sector de telecomunicaciones, porque es una tendencia que imprime la tecnología, no la política.

Luego se dice que es un procedimiento iniciado por Ifetel, absolutamente ajeno a las decisiones de este poder revisor de la Constitución.

No señoras y señores Senadores. La determinación de la preponderancia fue un mandato del poder revisor de la Constitución.

De manera independiente a la misión de la ley, el Artículo Octavo Transitorio no subordina la declaración de preponderancia a la emisión de las leyes reglamentarias; incluso le da un plazo diferente a su admisión, 80 días para constituir el Ifetel y a partir de ese momento la declaratoria de preponderancia; mientras nos dimos 180 días para emitir las leyes secundarias.

Hoy, modificar la regla de preponderancia por servicio implica desaparecer un control regulatorio a la convergencia, que es la suma en la prestación de servicios; donde no haya declaratoria de preponderancias no hay ley de la selva, funcionan y aplican otros instrumentos.

La dominancia por servicio se llama poder sustancial de mercado. Se dice aquí que podrá ser determinado preponderante, o dominante en televisión restringida, el actual agente económico dominante en telecomunicaciones, sí podrá ser por la vía del poder sustancial de mercado cuando controle el mercado de televisión restringida. Es decir, cuando se acapare el triple play.

¿Vamos a esperar a que eso suceda?

Porque también hay que reconocer que en televisión restringida tenemos los precios más bajos de América Latina, se prestan servicios por 110 pesos, 9 dólares; mientras que en Argentina por 25. Pero tenemos las tarifas y los precios más altos en telefonía fija, en telefonía móvil y en Internet de toda la OCDE.

Frente a ese dilema, frente a esa responsabilidad de abrir la competencia, de generar mayores márgenes de calidad y presionar el precio a la baja, ¿qué decisión tenemos frente a nosotros?
Lo que la gente reclama de nosotros es que la telefonía fija, móvil y el Internet le cueste más barato. No que desaparezcamos un control regulatorio, no que la puerta de atrás, el agente económico preponderante, se haga de otro servicio, se haga de otro mercado.

La decisión responsable es mantener incólumes las decisiones del Ifetel; y eso sólo se logra reproduciendo tal cual el texto de la Constitución. Eso no provoca situaciones jurídicas, eso no cambia o modifica derechos, eso simplemente significa respetar el consenso constitucional que los aquí presentes votamos hace ya algunos meses.

Gracias, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Gil Zuarth.

Señor Senador, quiero informarle que ya no proceden, en este caso, las alusiones personales porque ya hubo una réplica y, en este caso, ya no procedería que se hiciese uso de la palabra sobre el mismo caso. Si no se regula conforme al Reglamento, entonces los debates serían interminables.

Sonido en el escaño del Senador Javier Corral.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: (Desde su escaño) Yo creo sinceramente, señor Presidente, que estamos en un momento de oportunidad tanto para los asistentes aquí a este Pleno, como para quienes siguen este debate.

El Senador Roberto Gil ha venido valientemente a dar la cara en la defensa de una posición que él tiene y hay que privilegiar cuando un legislador hace esto, cuando dice: “Yo vengo aquí a debatir”. No restringa el debate, permítame contestarle varias de las cosas que inexactamente ha dicho; no voy a decir que lo haga malintencionadamente, inexactamente.

Entonces, sea usted parejo, porque usted le permitió, fuera de procedimiento legislativo, rectificación de hechos cuando estábamos en la discusión de una reserva.

Si usted flexibilizó el procedimiento, ¿no podría darme la oportunidad de contestarle al Senador Gil Zuarth?

- El C. Presidente Aispuro Torres: Con gusto le doy la palabra, nada más en su momento, Senador Javier Corral. Como es para rectificación de hechos, va la Senadora Dolores Padierna, el Senador Búrquez Valenzuela y luego usted.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: (Desde su escaño) Estas son las reglas, de que las alusiones personales van primero.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Pero ya no puedo darle el uso de la palabra para alusiones personales, se la voy a dar para rectificación de hechos.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: (Desde su escaño) Pero yo le pedí para alusión personal.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Pero ya no procede, no procede ya la palabra para alusiones. Ya les di, en dos ocasiones, la palabra a ustedes y por eso, en ese caso, ya no procede; y usted fue el que tenía el uso de la palabra primero. Yo le pido nada más vayamos en el orden y con mucho gusto le doy la palabra en cuanto concluya la lista de oradores.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Dolores Padierna Luna. Le pido nada más que se sujete al tiempo, hasta cinco minutos, por favor.
- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

En primer lugar, quiero decir que de lo que están hablando los dos Senadores del PAN, es un debate que no existe en esta ley, paradójicamente, porque lo que están haciendo es no legislar; lo que están haciendo es copiar el texto de la Constitución para evitar legislar y meter el tema de la preponderancia por la puerta trasera. Y la puerta trasera es el Artículo Noveno Transitorio, la cláusula Cablecom.

Hay que decir, en primer lugar, que el artículo 28 de la Constitución prohíbe los monopolios, sanciona toda concentración y toda actividad que tienda a evitar la competencia.

La creación del instituto como un organismo autónomo fue con el claro mandato de garantizar la libre competencia, de prevenir, investigar y combatir las concentraciones tanto en radiodifusión como en telecomunicaciones; pero por la puerta de atrás se mete la preponderancia y se evita legislar sobre ella en los artículos que le corresponden.

El dictamen ignora la Constitución y pone un Artículo Noveno Transitorio que plantea hacer una excepción para que el instituto no aplique sus facultades, no tenga la obligación de realizar los análisis de concentración, de propiciar y asegurar la competencia y libre concurrencia, lo cual es injustificable e inaceptable, es una trampa que quieren meter en esta ley.

Porque aunque exista un agente preponderante que concentre más del 50 por ciento de algún mercado, puede concentrar más poder económico, más insumos, más activos sin tener que pasar por la revisión del órgano constitucional autónomo llamado Ifetel que se creó justo para evitar prácticas que dañen la economía y la sociedad.

Pero, además, la preponderancia se medirá, dice esta cláusula, por el Indice Hirschman Herfindahl, el IHH, que mide por sector y su resultado se denomina índice de dominancia. Esta es la trampa. No quieren legislar ni por una ni por la otra, copian la Constitución y luego, por la puerta, de atrás le ponen por sector.

Y para colmo, que no tenga nada que ver, se le conculcan sus facultades al Instituto Federal de Telecomunicaciones que es la única autoridad en la materia.

¿Por qué ese índice IHH y no otros índices? Hay muchos índices para medir dominancias, preponderancias y concentraciones, ¿por qué éste, exactamente?

Pues, por lo siguiente.

Cualquier concentración en el sector de telecomunicaciones distinto a América Móvil podrá reducir su índice de dominancia, es decir, excluyendo a América Móvil, cualquier agente económico podrá adquirir cualquier otro agente económico dentro del sector de telecomunicaciones; es decir, que Televisa pueda comprar Cablecom, que además ya la compró, él mismo lo anunció en agosto, y ahí traigo todos los datos, y ya lo dije en mi pasada intervención, pero esto sería una licencia para realizar una concentración sin la autorización del instituto.

Este Artículo Noveno Transitorio está peor que la iniciativa de Peña Nieto, que en su artículo 276, que no se atrevió a plantear excluir las facultades del Instituto Federal de Telecomunicaciones. El último párrafo de este artículo transitorio reduce la participación del instituto a hacer investigación de las concentraciones, anula sus facultades de deshacer concentraciones.

Dice que una vez que el instituto haga la investigación y determine que existe poder sustancial, que es la trampa que quieren meter; para lo cual tendría que seguir, simplemente, el procedimiento de la Ley de Competencia Económica, que tarda dos, tres, cuatro años, o díganme cuándo se ha aplicado la Ley de Competencia Económica, ni para las tortillas, ni para los limones, mucho menos para los miles de dólares que están implicados en cada artículo que discutimos de este tema, pero que prohíbe la facultad del instituto.

Lo que quiero decir es que el Artículo Noveno Transitorio es el de a de veras, porque lo otro es negarse a debatir y a legislar.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Senadora Dolores Padierna, no está a discusión este tema todavía, le di el uso de la palabra para hechos y le pido que concluya.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Volveré al tema. Termino diciendo que quieren confundir materias de orden penal con ordenamientos que se refieren a la explotación del espectro radioeléctrico, que es un bien de la nación, que es un bien público y que corresponde a todos y no debe de estar concentrado en unos cuantos.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Se le concede el uso de la palabra al Senador Francisco de Paula Búrquez Valenzuela, hasta por cinco minutos.

- El C. Senador Francisco de Paula Búrquez Valenzuela: Para hechos, Gracias, señor Presidente.

Qué bueno que tenemos la oportunidad de hablar de este importante tema; y no voy a hablar de derecho, porque aquí el derecho está muy chueco. Yo voy a hablar de sentido común.

Tenemos 15 años tratando de poner orden a los monopolios por el camino que nos están proponiendo de la dominancia.

15 años donde los abogados interpretan la ley o malinterpretan, y yo creo que esa virtud tienen los monopolios; no sé qué tienen los monopolios que logran que comisionados, jueces y legisladores malinterpretemos la letra que está en la ley.

También la preponderancia, y aquí lo discutimos cuando se hizo la reforma constitucional, es un rifle; y se pensó como un rifle de alto poder para estos grandes monopolios, para poner en orden a todos los monopolios, todos, y en todas partes. Y aquí ni son todos los monopolios ni son todas las partes; la competencia se da en mercados que ofrecen servicios de telefonía, de Internet; no ofrecen, la competencia no ofrece sectores; los sectores, y aquí está muy claro, pero qué gruesos son para engañarnos muchas gentes que pretenden presentar estos temas como muy difíciles.

Los sectores en la ley, en la Constitución, están para delimitar el espacio de aplicación de esta ley, sectores de telecomunicaciones y de radiodifusión, ¿por qué?, porque los sectores automotriz o los comerciales o del vestido los atiende la Cofece; los sectores de telecomunicaciones y de radiodifusión, y por eso está la palabra sectores en esta ley, es para que no nos equivoquemos en la aplicación de este ámbito de la ley por parte del Ifetel.

Los sectores no se consumen, los sectores no se pagan, son los servicios; los sectores no se pagan, o perdón, a lo mejor sí se pagan.

(Aplausos)

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Búrquez Valenzuela.

Se le concede el uso de la palabra al Senador Javier Corral Jurado; y le informo a usted y al Pleno que con usted concluimos el tema relativo a la propuesta de modificación al artículo 3; y consultaremos a la Asamblea, en votación económica, si se admite para su discusión.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: Gracias, señor Presidente.

La Asamblea tendrá una decisión muy importante, si se aplica esta regla del Presidente del Senado. El Senador Gil Zuarth estará imposibilitado de responder a lo que yo le voy a decir, y no debemos de propiciar esas desventajas en el debate.
¿De qué manera lo podemos solucionar? Que ahora que se les pregunte a todos ustedes si se acepta a discusión o no la reserva, nos apoyen votando a favor para que podamos continuar discutiendo el tema.

Es una propuesta de honor parlamentario.

Yo quiero decirles lo siguiente y hacerle una afectuosa sugerencia al Senador Gil Zuath.

La primera sugerencia que quiero hacer es que un hombre de su cultura no puede concebir el valor de la radiodifusión, sea radio o televisión, sólo en el mundo de los spots, sólo en el valor del intercambio de la compra de anuncios; eso debiéramos dejárselo a un hombre que ha sido formado sólo por el monopolio de la Televisión. La radiodifusión tiene un valor fundamental, que es la información; la información es el principal elemento con el que puede transitar la persona a condiciones de ciudadanía; la información es un bien público, no una mercancía; la información nos hace más ciudadanos.

Yo no tengo ninguna duda de la definición por servicios de la reforma constitucional. El artículo transitorio multicitado aquí de la reforma constitucional, el Artículo Octavo Transitorio, el que establece los criterios de suscriptores, audiencia, usuarios, capacidad de red y tráfico, estos criterios que dan para medir la preponderancia, ¿son criterios de sector o de servicio? No son criterios de servicio, usuarios de telecomunicación, consumidores, suscriptores de televisión de paga, audiencias de radio y televisión, capacidad megahertz, espectro, tráfico, bites, la Constitución dio criterios de servicios para medir por servicios, pues ni modo que dé criterios de servicios para medir por sectores, pero además, hay un asunto fundamental, la Senadora Dolores Padierna acaba de poner el punto sobre la “i”.

¿Por qué han mantenido?, ¿no es cierto eso de que solamente repitieron un artículo de la Constitución? Sí repitieron un artículo de la Constitución, pero a lo largo de todo el dictamen repitieron 20 veces sectores, sectores, sectores, ¿para qué? Para qué les dé el Artículo Noveno Transitorio.

¿Saben por qué? Para que pueda seguir concentrando Televisa sistemas de televisión de paga; y esas concentraciones van a ser per se autorizadas por la ley, no necesita pedirle permiso al Instituto Federal de Telecomunicaciones, porque van a ser, esas concentraciones, permitidas en función de su reducción sectorial, no de servicio, de la reducción sectorial. Si le quitan la preponderancia por sectores y le ponen por servicio, por supuesto que no podrían crecer ni seguir concentrando, eso es clarísimo.

Por cierto, ese Artículo Noveno Transitorio, tan indigno, tan ignominioso, si no le quieren quitar lo ignominioso por lo menos quítenle el error de llamar al índice de dominancia IHH, le ponen Hirschman Herfindahl; se conoce en el mundo como Herfindahl Hirschman. Está al revés, por lo menos corrijan el nombre, porque se refiere a los dos autores del índice de dominancia por servicios, no por sectores, porque en ninguna parte del mundo se mide la dominancia por sectores, la dominancia se mide por servicios. Ahora entiendo por qué pusieron hasta al revés los apellidos de los autores, Orris Herfindahl y de Albert Hirschman.

Precisamente, el Artículo Noveno Transitorio está vinculado a la definición de preponderancia por sector.

Dice el Artículo Octavo Transitorio en el último párrafo de la fracción III: “las obligaciones impuestas al agente económico preponderante se extinguirán en sus efectos por declaratoria del Instituto Federal de Telecomunicaciones una vez que conforme a la ley existan condiciones de competencia efectiva en el mercado de que se trate”.

Una pregunta, ¿cómo puede entrar un preponderante declarado por sector y salir de la preponderancia por mercado?
Esta es una ley convergente y por su propia naturaleza, la convergencia se mide por servicios, no por sectores.

La Constitución, en el artículo 6o., no dijo las telecomunicaciones y la radiodifusión son sectores públicos de interés general; la Constitución dice que son servicios públicos de interés general y se regulan por servicios.

¿Qué va a pasar con la convergencia?, ¿cómo le vamos a hacer? Bueno, pues si Televisa entra a convergencia al triple play, por supuesto va a ser preponderante en televisión de paga, preponderante en televisión abierta y va a poder entrarle al triple y al cuádruple play, pues ni modo que se le vaya a impedir una condición fundamental que no está en la ley ni en la definición de preponderancia, sino en la digitalización; ese es el tema que les falta de manejar.

Bajo el criterio de servicio, no se nos va ni uno, el criterio de servicio es neutro. Bajo el criterio de sector dejan a uno suelto.

Dijo Irene Levy en un artículo de El Universal: “un preponderante anda suelto”.

Ustedes lo soltaron.

Muchas gracias.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senador Corral Jurado.

Solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión dicha propuesta.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si la propuesta se admite a discusión. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: En consecuencia, se desecha la propuesta.

Se le concede el uso de la palabra a la Senadora Angélica de la Peña Gómez, para referirse al artículo 3 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

- La C. Senadora Angélica de la Peña Gómez: Muchas gracias, señor Presidente.

La propuesta es agregar en el artículo 3 un concepto que va ligado con el artículo 200, además integrar el Cuadragésimo Quinto Transitorio, y tiene que ver con las personas con discapacidad, y de manera particular me refiero a la discapacidad auditiva, para que puedan acceder a un servicio de emergencia, como las organizaciones no gubernamentales, las expertas y las especialistas nos han estado planteando de manera puntual; y yo creo que es importante que podamos atender lo que nos han planteado que tiene que ver con las personas de baja talla, tiene que ver con las personas que se mueven en sillas de ruedas y que tendríamos que garantizar la accesibilidad de las personas con discapacidad que hizo falta agregar al dictamen al no considerarlas para acceder plenamente a un teléfono público o a una caseta telefónica; y por lo tanto, se trata de subsanar esta omisión; proponemos establecer expresamente una altura determinada, como ya está en otros países del mundo, la posibilidad de controlar el volumen, la compatibilidad con dispositivos de ayuda, la disponibilidad de pantallas de texto y teclado alfa numérico, así como el que los teclados y avisos desplegados en las casetas telefónicas tengan el sistema Braille. Esto excluye a los concesionarios y autorizados a prestar este servicio de telefonía pública.
Se trata de una demanda que propone que estas casetas deberán tener al menos el 10 por ciento de sus teléfonos públicos con estos requisitos de accesibilidad en seguimiento por el porcentaje de personas con discapacidad estimado por la Organización Mundial de la Salud.

Por otra parte, quiero mencionar que los servicios de emergencia son actualmente inaccesibles para una persona con una discapacidad auditiva, en atención a que en México no existe el servicio de retransmisión, ni tampoco están preparados los servicios de emergencia para recibir mensajes de texto.

La respuesta la dan los servicios de retransmisión, y son un equivalente funcional a la telefonía para la comunicación entre personas oyentes y personas con discapacidad auditiva.

Estos servicios de retransmisión hacen posible que a través de una operadora o centro de relevo, una persona con discapacidad auditiva y una oyente se comuniquen.

Para utilizar los servicios de retransmisión se accede a una página de internet del centro de relevo, ya sea desde el domicilio o desde alguna caseta de acceso a internet.

Al conectarse con el centro de relevo, la operadora marca a la otra persona para que se establezca la comunicación.

La operadora lee el texto de la persona con discapacidad auditiva o de habla, y la persona oyente lo escucha y responde.

Esta respuesta es transcrita a texto para que la persona con discapacidad auditiva pueda leerla y continuar la conversación.

La reserva sería integrar en el artículo 3: para efectos de esta ley se entenderá servicio de relevo de comunicaciones sobre el protocolo de internet, es aquel que permite que una persona con discapacidad auditiva o de habla se comunique con otra persona que pueda o no tener una discapacidad auditiva o de habla a través de un centro de relevo de comunicaciones que se encarga de recibir y transmitir los mensajes entre ambas partes.

Obviamente, impactaría el artículo 200, si me permite, señor Presidente, lo adelanto, y es cambiar la fracción IV del artículo 200: “al acceso a un número telefónico para servicios de emergencia, incluyendo a través de mensajes de texto”, sería el agregado, “armonizado a nivel nacional y, en su caso mundial, que contemple mecanismos…”, etcétera, etcétera, como ya dice el dictamen.

Y además, en este mismo artículo 200, agregar 2 fracciones nuevas:

Fracción.- IX, “un porcentaje no menor al 10 por ciento de los teléfonos o cabinas públicas y cabinas de Internet, se coloquen a una altura de entre 90 y 120 centímetros del piso, que tengan control de volumen y sean compatibles con dispositivos de ayuda, así como que tengan avisos y teclados con sistema Braille”.

Y la última adición sería que se establezca el servicio de relevo de comunicaciones sobre protocolo de Internet.

El servicio de relevo de comunicaciones sobre protocolo de Internet, es aquel que permite que una persona con discapacidad auditiva o de habla se comunique con otra persona que puede o no tener una discapacidad auditiva o de habla a través de un centro de relevo de comunicaciones, que se encarga de recibir y transmitir los mensajes entre ambas partes.
Y por supuesto, el artículo transitorio, que no está previsto, sería el siguiente:

“La Secretaría de Comunicaciones y Transportes deberá iniciar los procesos para la creación de los centros de relevo y la prestación de los servicios de relevo a más tardar dentro de los 60 días naturales siguientes a la entrada en vigor del presente Decreto”.

Es decir, aquí integramos distintas propuestas que tienen que ver con personas que sufren diferentes situaciones de discapacidad.

Reitero, es una propuesta que nos la han hecho llegar diversas organizaciones, especialistas, y yo creo que es conducente que el Senado de la República pueda tomarlas en cuenta, con una votación afirmativa para concluir debidamente lo que ya empezamos a escribir en el dictamen.

Es cuanto, señor Presidente.

Muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Angélica de la Peña Gómez.

Solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta presentada.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si la anterior propuesta se admite a discusión. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se acepta a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, se desecha la propuesta.

Tiene el uso de la tribuna el Senador David Monreal Avila, del grupo parlamentario del PT, para presentar su reserva sobre el artículo 3.

¿No se encuentra?

Solicito a la Secretaría dé lectura a la propuesta, e inmediatamente consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Doy lectura a la propuesta del Senador David Monreal Avila.

“Artículo 3.- Para los efectos de esta ley se entenderá por:

XVIII.- Desagregación: separación de elementos físicos, incluyendo la fibra óptica, técnicos y lógicos, funciones o servicios de la red pública de telecomunicaciones local, del gente económico, preponderante en el servicio de las telecomunicaciones…

XIX.- …
XX.- Determinar la existencia de agentes económicos con poder sustancial en los mercados relevantes que correspondan, así como agentes económicos preponderantes en los servicios de radiodifusión y de telecomunicaciones...

XXI.- …

XXII.- Establecer las medidas e imponer las obligaciones específicas que permitan la desagregación efectiva de la red local del agente económico preponderante en los servicios de las telecomunicaciones o del agente que a nivel nacional tenga poder sustancial en el mercado relevante del servicio de acceso al usuario final...

XXIII a XLV.- …

XLVI.- Preponderancia: participación nacional en la prestación de los servicios de radiodifusión o telecomunicaciones de cualquier agente económico que cuente, directa o indirectamente, con una participación nacional mayor a 50 por ciento medio, este porcentaje ya sea por el número de usuarios, suscriptores, audiencia, por el tráfico en sus redes o por la capacidad utilizada de las mismas, de acuerdo con los datos con la que disponga el Instituto Federal de Telecomunicaciones”.

Es cuanto, señor Presidente.

Consulto a la Asamblea, en votación económica, si la anterior propuesta se admite a discusión. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, se desecha la propuesta.

Desea la Senadora Dolores Padierna, hacer uso de la tribuna, o que se le dé lectura a su reserva sobre el artículo 3.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: (Desde su escaño) Yo prefiero hacerlo en bloque.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sí, usted puede hacer su presentación como fijamos las reglas, de presentar en bloque, y nosotros, cuando se vote artículo por artículo, nada más le damos lectura para ir agotando las reservas.

Solicito a la Secretaría que dé lectura a la reserva del artículo 3 de la Senadora Dolores Padierna Luna, y después consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Doy lectura a la propuesta de la Senadora Dolores Padierna.

“Artículo 3.-

I.- a XXXI.- …

XXXII.- Internet: Conjunto de redes de computadoras y dispositivos similares, de administración descentralizada y autónoma, interconectadas por decisión propia, que comparten el conjunto de protocolos, procesos y estándares de comunicación de redes abiertas y de adopción voluntaria propuestos y sancionados por la propia comunidad.
XXXIII.- a XXXV.- …

XXXVI. Mensaje comercial: Mención dirigida al público o a un segmento del mismo con el propósito de informar sobre la existencia o características de un producto, servicio o actividad para inducir su comercialización y venta, en las estaciones de radiodifusión con concesión comercial y canales de televisión y audio restringido. El mensaje comercial no incluye los promocionales propios de la estación o canal, ni las transmisiones correspondientes a los tiempos del Estado, y otros a disposición del Poder Ejecutivo, ni programas de oferta de productos y servicios.

XXXVI.- a XLV.- …

XLVI.- Preponderancia: Calidad de un agente económico, en razón de su participación nacional en la prestación de los servicios en radiodifusión o telecomunicaciones, que cuente, directa o indirectamente, con una participación nacional mayor al 50 por ciento, medido ese porcentaje ya sea por el número de usuarios, suscriptores, audiencia, por el tráfico en sus redes o por la capacidad utilizada de las mismas, de acuerdo con los datos que disponga el Instituto…”

Consulto a la Asamblea, en votación económica, si la anterior propuesta se admite a discusión. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, se desecha la propuesta.

Solicito a la Secretaría dé lectura a la reserva del artículo 3 del Senador Luis Sánchez Jiménez, y después consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Doy lectura a la propuesta del Senador Luis Sánchez Jiménez.

“Artículo 3.- Para los efectos de esta ley y como criterios orientadores para el ejercicio de la función regulatoria del instituto, se entenderá por:

XVIII. Desagregación: Separación de elementos físicos, incluyendo la fibra óptica, técnicos y lógicos, funciones o servicios de la red pública de telecomunicaciones local, de manera que otros concesionarios puedan acceder efectivamente a dicha república de telecomunicaciones local;

XLVI. Preponderancia: Se considera como agente económico preponderante, en razón de su participación nacional en los servicios de radiodifusión, a cualquiera que cuente, directa o indirectamente, con una participación nacional mayor al 50 por ciento medido este porcentaje ya sea por el número de usuarios, suscriptores, audiencia, por el tráfico en sus redes o por la capacidad utilizada de las mismas, de acuerdo a los datos con que disponga el Instituto Federal de Telecomunicaciones”.

Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.
- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, se desecha la propuesta.

Solicito a la Secretaría dé lectura a la reserva del artículo 3 del Senador Armando Ríos Piter, y después consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Doy lectura a la propuesta del Senador Armando Ríos Piter.

“Artículo 3. Para efectos de esta ley se entenderá por:

I.- al LXV...

LXVI.- El servicio de relevo de comunicaciones sobre protocolo de Internet es aquel que permite que una o varias personas con discapacidad auditiva o de habla se comunique con otra u otras personas que puedan o no tener una discapacidad auditiva o de habla, a través de un centro de relevo de comunicaciones que se encarga de recibir y transmitir los mensajes entre las partes”.

Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite la propuesta antes mencionada.            Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: En consecuencia, se desecha la propuesta.

Solicito a la Secretaría dé lectura a la reserva del artículo 3 del Senador Zoé Robledo Aburto, y después consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Doy lectura a la propuesta del Senador Zoé Robledo Aburto.

“Articulo 3.-

XXXVI. Mensaje comercial: Mención dirigida al público o a un segmento del mismo, con el propósito de informar sobre la existencia o características de un producto, servicio o actividad para inducir su comercialización y venta, en las estaciones de radiodifusión, con concesión comercial y canales de televisión y audio restringidos.        El mensaje comercial no incluye los promocionales propios de la estación o canal, ni las transmisiones correspondientes a los tiempos de Estado, y otros a disposición del Poder Ejecutivo”.

Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta mencionada. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Se desecha la propuesta.

Informo a la Asamblea que hemos concluido las propuestas de modificación al artículo 3.

Se le concede el uso de la palabra al Senador Mario Delgado Carrillo, para presentar su propuesta.

- El C. Senador Mario Delgado Carrillo: Muchas gracias, señor Presidente.

Presentaré en bloque las reservas que hemos planteado. Gracias.

Compañeras y compañeros, primero una reforma al artículo 6 me parece que es muy básica y elemental, se enlistan las leyes que, a falta de disposición expresa, se deben aplicar supletoriamente.

Todas las leyes, ese es un artículo muy frecuente, para que entren todas las leyes. Y me parece que hay una omisión importante, que es que no está la Ley Federal de Competencia Económica.

Entonces, ante algunas zonas grises que pueden presentarse en el tema de los servicios que hemos estado hablando aquí, de la evolución que tienen y, a veces, complicada su definición, y ante la falta de disposiciones expresas de colaboración entre la Comisión Federal de Competencia Económica y el Ifetel, pues me parece elemental que para cubrir cualquier hueco y que se respeten los criterios de competencia, coincidentes entre el Ifetel y la Cofece, pues parte del listado de las leyes supletorias debería estar la Ley Federal de Competencia Económica, es una reforma muy sencilla, pero me parece que es importante.

También destacar una modificación en el artículo 15, donde de manera muy acertada se está planteando que dentro de las atribuciones del instituto, le corresponda fijar índices de calidad por servicio, pero no se pone nadie o no se pone la facultad para que no sólo haya indicadores, sino para que el instituto también evalúe y le dé seguimiento a índices de desempeño, y que en estos indicadores también se incluyan los de satisfacción de los usuarios, los beneficios alcanzados por los usuarios y la calidad en los servicios. De nada vale que se tengan índices de calidad si no se les va a dar seguimiento permanente y, además, que tengan relación con los usuarios. Esa es la modificación al artículo 15.

El artículo 44, es un artículo muy similar, donde en la Ley Federal de Competencia Económica se pedía que se le diera prioridad a las solicitudes que vinieran del Ejecutivo Federal; me parece que eso va en contra de la autonomía, por lo tanto estamos proponiendo que se derogue el artículo 44.

El artículo 124 habla sobre los concesionarios que operen redes públicas de telecomunicaciones y que deben adoptar varios requisitos que se señalan aquí en la ley. Estoy pidiendo que en la fracción I se agregue lo siguiente, dice: “Promover un amplio desarrollo de nuevos concesionarios, tecnologías, infraestructuras y servicios de telecomunicaciones por medio del despliegue y la inversión en redes de telecomunicaciones y el fomento de la innovación”, propongo que se agregue, “inclusive en aquellas zonas que carezcan de infraestructura por sus condiciones de difícil accesibilidad”.

Me parece que si va haber concesionarios que operen redes públicas de telecomunicaciones, tengan la obligación de ir hacia aquellas zonas de difícil acceso y no se queden simplemente administrando las zonas que más rentabilidad les pudieran dar.

Una reforma al artículo 145 me parece muy relevante, que es la definición de no discriminación. Y dice, como está el proyecto de dictamen, que los concesionarios y los autorizados a comercializar que presten el servicio de acceso a Internet, se abstendrán de obstruir, interferir, inspeccionar, filtrar o discriminar contenidos, aplicaciones o servicio.
El debate que está desarrollándose actualmente en los Estados Unidos sobre la neutralidad de la red tiene que ver mucho, porque algunos desarrolladores de contenidos en la red están dispuestos a pagar o están pagando al carrier, al dueño de la infraestructura para que promueva algunos contenidos o algunos servicios.

Entonces, la restricción que estamos poniendo es todo en negativo, que no pueda obstruir, interferir, inspeccionar, filtrar o discriminar contenidos, pero debemos de ir más allá. También limitar, el inducir o promover contenidos que al no quedar explícitamente en la ley prohibido, podría empezar a ocurrir dando lugar a una controversia, como la que actualmente se está desarrollando en el país vecino del norte.

Entonces nuestra propuesta de redacción en este artículo, que es central para calificar la neutralidad de la red, es que la discriminación sea descrita como los concesionarios y los autorizados a comercializar, que presten el servicio de acceso a Internet, se abstengan de obstruir, interferir, inspeccionar, filtrar, inducir, promover o discriminar contenidos, aplicaciones o servicio en perjuicio del usuario. Y agregamos, “los concesionarios y autorizados están obligados a transparentar aquel contenido, aplicación o servicio que sea inducido o promovido”.

No es suficiente con limitar algunas acciones si dejamos libres que se puedan inducir o promover algunos contenidos, ahí se pudiera poner en riesgo la neutralidad.

Vamos ahora al artículo 177, donde la propuesta es, cazándolo con el artículo que ya mencionamos de indicadores de desempeño, que el instituto sea el encargado de crear, llevar y mantener actualizado el registro público de concesiones, en el cual se deben inscribir, agrego la fracción X, los indicadores de desempeño de los concesionarios y autorizados de conformidad con los parámetros establecidos en el artículo 15 de esta ley; la sugerencia que habíamos hecho previamente. Es decir, que podamos tener información suficiente para evaluar el desarrollo de este sector en todo momento.

Hablando de derechos de los usuarios, el artículo 191 dice: “Los usuarios gozarán de los derechos previstos en esta ley y en la Ley Federal de Protección al Consumidor, así como en las demás disposiciones aplicables”, y define los derechos de los usuarios. Vienen una serie de definiciones.

La propuesta es incluir una fracción I donde le demos el derecho a los usuarios, que prácticamente los derechos de los consumidores no existen en este país, a ser tratado en igualdad de condiciones y no ser discriminado y a recibir servicios de calidad. Debe de ser un derecho fundamental de los usuarios el ser tratado con igualdad y no ser discriminado; y también empezar a hablar de servicios de calidad si se supone que esta ley incentiva a ello.

También, como parte de los derechos de los usuarios, parece que estamos muy entretenidos con el tema de las sanciones a las empresas, pero pensamos poco en los usuarios. Y yo creo que los usuarios deben tener el derecho también a solicitar y obtener la reparación del daño conforme a la Ley Federal de Competencia Económica y las disposiciones aplicables con motivos de los efectos anticompetitivos en los servicios a que se refiere esta ley. Es decir, si los usuarios salen perjudicados, que puedan tener la reparación del daño, no sólo pensemos que la reparación del daño es para las empresas, sino también para los usuarios; y si son afectados puedan tener ese derecho.

Pasando al artículo 218, respecto de los contenidos que le toca regular a la Secretaría de Educación Pública, sugerimos incorporar el tema del acoso escolar. Démosle a la SEP dentro de esas facultades, elaborar y difundir programas de carácter educativo, de prevención del acoso escolar y recreativo para la población de niños, niñas y adolescentes. Creo que es un tema fundamental de la mayor urgencia, lo hemos visto incluso declarado por el propio titular del Poder Ejecutivo, la necesidad de atender esta materia.
Bueno, creo que vale la pena que de una vez aquí le demos a la SEP una amplia posibilidad de dirigirse a la población, a los niños, a las familias respecto de la gravedad del acoso escolar, y no como un tema coyuntural, sino también incluir programas educativos.

Por último, me refiero al artículo 298. El artículo 298 que habla sobre las infracciones a lo dispuesto a esta ley y las disposiciones que deriven de ella como deben sancionarse por el Ifetel; y queremos que se incluya una fracción V, que diría: “Prestar los servicios de telecomunicaciones por debajo de los índices de calidad que establezca el instituto ya sea de forma continua, interrumpida o eventual durante los tres trimestres consecutivos”. Es decir, aquí se está hablando de multa por el equivalente al uno por ciento o hasta el tres por ciento de los ingresos del concesionario autorizado, por incumplir esta situación que estamos mencionando, de prestar los servicios de telecomunicaciones por debajo de los índices de calidad que establezca el instituto, ya sea de forma continua, interrumpida, o eventual durante tres trimestres consecutivos; que haya sanciones para los prestadores de servicios.

Y por último, incluir un artículo transitorio adicional, donde pedimos que el Instituto Federal de Telecomunicaciones, dentro de los 90 días posteriores a la entrada en vigor del presente Decreto, deberá hacer llegar al Congreso de la Unión un estudio de las tarifas que corresponden a los distintos servicios de telecomunicaciones y que contenga en adición las acciones para fomentar la competencia y la libre concurrencia, así como la reducción de precios en beneficio de los usuarios; es decir, que tengamos información pronto por parte del instituto en el tema de las tarifas, que es tan sensible a la población, y que tanto se ha dicho que como producto o como consecuencia de esta reforma van a ocurrir.

Son recomendaciones, reservas, me parece, todas ellas sensatas, que podrían contribuir a mejorar la ley que hoy se está aprobando.

Muchas gracias por su atención.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Delgado Carrillo.

Como ya fueron explicadas en extenso las reservas del Senador Delgado Carrillo, solicito a la Secretaria consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admiten discusión las múltiples reservas.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas presentadas. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

No se admiten a discusión las propuestas, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desechan las propuestas.

Sonido en el escaño del Senador Roberto Gil Zuarth.
- El C. Senador Roberto Gil Zuarth: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Con el propósito de hacerle una respetuosa propuesta a este Pleno. Es una facultad que tiene esta Asamblea de determinar la dispensa de ciertos trámites si así lo acuerda la propia Asamblea, y en virtud de que está garantizado el principio de máxima publicidad, en razón de que las reservas que están presentando nuestras compañeras y compañeros Senadores están visibles en el monitor electrónico de cada uno de los escaños, en razón de que el propio proponente las presenta en la tribuna y que se insertan íntegramente en el Diario de los Debates, le propondría, señor Presidente, que sometiese a votación y a consideración de esta Asamblea la dispensa de la lectura que hace la Secretaría de las reservas presentadas por cada uno de las Senadoras y los Senadores.

Esto implicaría que simplemente las reservas serían expuestas por sus promoventes e insertadas íntegramente en el Diario de los Debates.

Por su atención muchas gracias, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sonido en el escaño del Senador Enrique Burgos García.

- El C. Senador Enrique Burgos García: (Desde su escaño) Muchas gracias, señor Presidente.

La propuesta del Senador Gil Zuarth, me parece coherente y bien sustentada, estaremos de acuerdo.

- El Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Burgos García.

Sonido en el escaño del Senador Barbosa Huerta.

- El C. Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta: De acuerdo en que podamos desahogar estas reservas con la propuesta del Senador Gil Zuarth.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Barbosa Huerta.

Sonido en el escaño del Senador Bartlett Díaz.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: (Desde su escaño) En el mismo sentido, estoy de acuerdo.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Bartlett Díaz.

Sonido en el escaño del Senador Escudero Morales.

- El C. Senador Pablo Escudero Morales: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Toda vez que han sido distribuidas con anticipación las reservas, las tenemos en los monitores, incluso las tenemos impresas, nos adherimos, por supuesto, en que se haga dispensada la lectura. Son del pleno conocimiento estas reservas.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, señores Senadores.

Esta Presidencia pondrá a votación del Pleno la propuesta de los Senadores que hicieron uso de la palabra, aclarando el método en mi criterio.

Se dispensa la lectura de las reservas, tanto de los Senadores que decidieron no hacer uso de la palabra y que se diera la lectura por tener este término de máxima publicidad, como el de los Senadores que sólo expresan su punto de vista dentro de la tribuna en una explicación y que se exime y se dispensa la lectura, son en dos supuestos.
De todos modos tenemos que agotar uno por uno de los artículos, las votaciones si se aceptan o no a discusión para poder después hacer la votación final.

Solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba la propuesta en los términos explicados por la Presidencia, de los diversos Senadores que hicieron uso de la palabra.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se acepta la propuesta en los términos en que la Presidencia lo ha expuesto y de acuerdo a las propuestas de los señores Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se acepta la propuesta, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Desahogaré en forma ascendente los artículos explicando quien los presentó. Si de todos modos algún Senador quiere hacer uso de la tribuna, y que se lea, está en su derecho y así lo desahogaré.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si la reserva de la Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván, del artículo 6 se admite a discusión.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si la propuesta de la Senadora Garza Galván al artículo 6 se admite a discusión. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: No se acepta.

Senadora feliz cumpleaños; es el cumpleaños de la Senadora Silvia Garza Galván.

(Aplausos)

¡Felicidades Senadora!

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de los Senadores Fidel Demédicis Hidalgo, David Monreal Avila y Dolores Padierna Luna al artículo 9, haciendo la aclaración que si algún Senador quiere hacer uso de la tribuna, o que se lea su reserva, está en su derecho.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de los Senadores Fidel Demédicis Hidalgo, David Monreal Avila y Dolores Padierna Luna al artículo 9. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desechan las propuestas.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Ernesto Ruffo Appel, para presentar su reserva a nombre propio y de la Senadora Torres Peimbert.

- El C. Senador Ernesto Ruffo Appel: Señor Presidente, puedo sumar en bloque también todas mis demás reservaciones.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Por favor, Senador Ruffo Appel, se le agradecerá.

- El C. Senador Ernesto Ruffo Appel: Gracias, señor Presidente. Compañeras y compañeros Senadores, buenos días.

Precisamente con el interés de obviar, pienso plantear en bloque todas mis participaciones que son en conjunto con la Senadora Torres Peimbert.

Y primero tocar el tema de los artículos 9, 15, 44, 51, 217 y 219; todos tienen que ver con la autonomía del Ifetel.

En la reforma constitucional que aprobamos el año pasado nació el Instituto Federal de Telecomunicaciones, como un órgano constitucional autónomo, con personalidad jurídica y patrimonio propio, quien es la autoridad en materia de competencia económica en los sectores de radio difusión y telecomunicaciones. Por lo que ejercerá en forma exclusiva las facultades contenidas en el artículo 28 de la Constitución.

Lo anterior refleja que el espíritu de la reforma era la creación del instituto como un organismo que no estuviera por debajo de ningún poder tradicional del Estado y que en lo que se refiere a sus funciones, estuviese a la altura de cualquiera de los tres poderes de la Unión.

Ya la Suprema Corte de Justicia de la Nación, desde el año 2007, se pronunció sobre estos órganos, distinguiendo que surgen bajo una idea de equilibrio constitucional, que para ejercer la función propia del Estado requieren autonomía de los poderes tradicionales.

Igualmente, el máximo tribunal, ha coincidido que las características de estos órganos que son: inmediatez, paridad de rango, autonomía, inmunidad de sus titulares, que sólo pueden ser removidos por causas de responsabilidad, esencialidad y dirección política.

El dictamen a discusión pretende permitir la intervención y sectorización del Ejecutivo Federal a través de diferentes Secretarías de Estado, hecho que viola lo dispuesto por la Constitución. Por lo que no debe permitirse el involucramiento de la Administración Pública Federal en la toma de decisiones y en la ejecución de las atribuciones de un órgano constitucional autónomo.

Si el instituto es la autoridad por mandato constitucional, ¿por qué tiene que meter las manos el Ejecutivo Federal a través de las Secretarías de Comunicaciones y Transportes, de Gobernación, de Educación y de Salud?

Es evidente que el gobierno federal quiere tener el control político sobre el instituto autónomo; prueba de ello es que en el artículo 44 del dictamen permite que el Ejecutivo Federal solicite que un asunto de su interés se resuelva de manera prioritaria por el instituto. En ningún otro organismo autónomo vemos algo similar.

Por ello se propone que se elimine dicho artículo, esto atenta y vulnera la autonomía del instituto propuesta por el Ejecutivo Federal, aprobada por el Congreso de la Unión y la mayoría de las legislaturas de los estados.

Es incongruente. Primero lo dotamos de autonomía constitucional y ahora lo quieren limitar por miedo de perder el control de la materia.
El instituto se creó por falta de confianza en el gobierno federal para llevar a cabo la rectoría en estos sectores. Ahora es tiempo de darle la oportunidad a un órgano ajeno al Presidente, conformado por ciudadanos ratificados por el Senado de la República.

Es importante que se respeten las facultades plenas de dicho órgano para lograr una regulación efectiva y una competencia sin intereses gubernamentales.

Por lo anterior, propongo se modifiquen los artículos 9, 15, 44, 51, 217 y 219 para lo siguiente;

Que el instituto elabore su propio programa anual de trabajo sin opinión de la SCT, respetando así su autonomía de ejercicio.

Que se especifique que el Programa Nacional de Espectro Radioeléctrico sea elaborado por el instituto.

Que se determine que sea el instituto quien emita las disposiciones reglamentarias en materia de publicidad pautada en la programación destinada al público infantil.

Que no sea obligatorio, sino potestativo para el instituto, solicitar el apoyo de la Cofemer para los análisis de impacto regulatorio.

Que se eliminen como facultades de Gobernación el que pueda requerir a los concesionarios de televisión y audio restringidos la reserva gratuita de canales para la distribución de señales de televisión, así como verificar el cumplimiento de los criterios de clasificación de contenidos e imponer sanciones por el incumplimiento a los lineamientos que regulen la programación y publicidad destinada al público infantil, por ser facultad exclusiva del instituto.

Que se eliminen como facultades de la Secretaría de Salud el que pueda establecer normas en materia de salud para la programación destinada al público infantil e imponer sanciones para el incumplimiento a los lineamientos que regulen la programación y publicidad destinada al público infantil en materia de salud.

Esto es en cuanto a la autonomía del Ifetel.

Ahora mis reservas en cuanto al artículo 262, que es el que busca definir a los agentes monopólicos. ¿Servicios o sector? Esa es la confusión que se encuentra en la Constitución y provoca que esta ley sea litigiosa, cuando nuestro trabajo es precisarla.

En el tan mencionado Artículo Octavo Transitorio del Decreto que reformó la Constitución en la materia, por una parte establece que el Instituto Federal de Telecomunicaciones deberá determinar la existencia de un agente económico preponderante por sector.

En otro lugar, se establece que se considerará como agente monopólico en razón de su participación nacional en la prestación de los servicios.

Y por último, se expresa que una vez que existan condiciones de competencia efectiva en el mercado, se extinguirán las obligaciones a dichos agentes.

Entonces, juntando los tres términos, ¿cómo lo debemos entender? El debate central o la preponderancia por sector o por servicios se pretende encubrir bajo el argumento de transferir el texto constitucional íntegramente en el artículo 262 del dictamen, es el mismo artículo constitucional que ha dado pie a la confusión.

Esto sólo beneficia a los abogados que representarán a las empresas monopólicas en los eminentes juicios de amparo.

Pero además, de manera arbitraria y sin razón, agregan un último párrafo que no está dentro de ninguna parte de la Constitución, en donde refutan que el instituto está facultado para declarar en cualquier momento agentes económicos preponderantes en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión. Qué oportunos, reiteran lo que les conviene por sector. Por eso sigo insistiendo que esto es un engaño lamentable.

Si nos vamos por sector, es evidente que el Estado no podrá garantizar los derechos humanos consagrados en los artículos 1o. y 6o. de nuestra Constitución en materia de radiodifusión y telecomunicaciones; servicios públicos que deben ser prestados en condiciones de competencia, calidad, pluralidad, veracidad de la información y sin injerencias arbitrarias.

Por lo anterior, propongo modificar el primer párrafo del artículo 262 para que quede claro que el instituto determine la existencia de agentes en cada uno de los servicios en radiodifusión y en cada uno de los servicios en telecomunicaciones.

Asimismo, eliminar ese último párrafo en este artículo 262 que en definitiva determina la preponderancia por sector, concepto concebido para esconder al agente monopólico televisivo.

Lo que necesitamos es más competencia, más opciones para los ciudadanos, darle a la gente pluralidad y televisión de calidad, que tengan opción de cambiarle de canal e informarse mejor; pero tal como viene en esta reforma no lo ofrece. Así le seguimos dando permanencia al monopolio de la televisión y al monopolio del poder.

Que quede claro, estoy a favor de los ciudadanos y no de los monopolios.

Senadores, no nos dejemos engañar, esta reforma no da claridad, da opacidad. No me sorprendería que los que van a votar a favor del dictamen, bueno, que ya lo han hecho, los veamos en un futuro próximo apoyados por las grandes televisoras en campañas para un cargo popular.

Y por último, de mis reservas, se trata del artículo 237, que es acerca del tiempo permitido para la publicidad y ésta, naturalmente, debe de ser equilibrada.

El presente dictamen establece ese tiempo como un porcentaje de la programación del día. Esto es, se agrupan un montón de minutos por el tiempo que esté abierto el medio de comunicación.

Pero esto permite que las proporciones de esta publicidad se acumulen en los horarios de mayor audiencia, y pues para todos nosotros es siempre molesto, para las audiencias, el que nos abrumen con tanta publicidad en una hora dada.

La propuesta es que la publicidad en televisión abierta no exceda de 15 minutos por hora. Así, de esta manera le ponemos un límite a la forma de cómo distribuir este monto de minutos por el tiempo total de la transmisión en un día.

Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Ruffo Appel.

Ya que fueron explicadas las diferentes reservas del Senador Ruffo Appel, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de los Senadores Ernesto Ruffo Appel y Marcela Torres Peimbert. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desechan las propuestas.

Sonido en el escaño del Senador Javier Corral.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: (Desde su escaño) Lo plantearé de manera breve, tiene el sentido de la intervención que ha hecho el Senado Ruffo Appel.

Esta reserva que yo he hecho del artículo 9, me permito exponerla para efectos del conocimiento y de la publicidad que merece una atribución que le ha sido conferida en la ley a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y que la Constitución no le otorgó, porque el artículo 28 de la Constitución definió al Instituto Federal de Telecomunicaciones como un órgano autónomo con personalidad jurídica y patrimonio propio, que tiene por objeto el desarrollo eficiente de la radiodifusión y las telecomunicaciones conforme a lo dispuesto en esta Constitución y en los términos que fijen las leyes y, evidentemente, lo dotó de amplias facultades; una de ellas es precisamente el otorgamiento, la revocación, así como la autorización de cesiones o cambios de control accionario, titularidad u operación de sociedades relacionadas con concesiones en materia de radiodifusión y telecomunicación.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes tendrá previo al otorgamiento de una concesión una opinión técnica y no será vinculante, pero hasta ahí le dio la Constitución.

Ahora resulta que en la fracción I del artículo 9 también le conceden opinión técnica no vinculante en materia de prórroga de concesión.

Yo considero que esto es inconstitucional, por eso he querido dejar testimonio de esta reserva.

Luego, con relación al método que se escogió, yo le había comentado a usted que yo quería agrupar algunas reservas, de hecho así lo he pensado hacer, pero ahora se ha señalado que se da por sentado que están en los monitores las reservas y que las conoce todo mundo. Ese acuerdo me va a obligar, innecesariamente, a ir a la tribuna a defender cada una de las reservas para que se den a conocer si no se van a leer, las que yo quiero que se lean, porque, es que ustedes mismos con la decisión que tomaron...

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Me permite, Senador Corral Jurado, si es tan amable.

Por eso fui claro, y si no, vuelvo a repetir. Los supuestos son: el Senador que hizo uso de la tribuna, si se dispensaba la lectura de; el Senador que no hizo uso de la tribuna, y tampoco quiso que se leyera; y tercero, como pasó con el Senador Ruffo Appel, y ahorita usted, que pueden presentar en bloque y piden que se lea, y se lee; es un derecho individual de la presentación de las reserva y sólo el Senador o la Senadora puede decidir si se lee o no se lee, pero el método se consultó al Pleno, si esta mecánica podía ser, vuelvo a insistir, y en cualquier caso un Senador que quiera presentar en bloque y que se lea su reserva, así será.

Y sólo los que no, por eso se consultó, se está haciendo la dispensa de la lectura.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: (Desde su escaño) Bueno, en este caso, ya una vez que he planteado la reserva, ya no es necesario que la lean; cuando no la quiera explicar, a lo mejor digo, pues que tampoco que se lea; pero si hay una que quiero que se lea, se lo voy a pedir.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Así es, y está en su derecho, y así se respetará por esta Presidencia.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admite la reserva que presentó el Senador Javier Corral.
- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta presentada por el Senador Javier Corral al artículo 9. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, señora Secretaria. Pasamos a las reservas al artículo 14.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Manuel Bartlett Díaz, para presentar su reserva al artículo 14.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Señor Presidente, ya informamos que íbamos a agrupar los artículos14, 88, 89, 189 y 190.

En la última sesión de las comisiones decía yo que todo lo que falta, asuntos de gran importancia, es porque Televisa no los quiere; y así de sencillo, Televisa no quiere esto, y como generalmente es socio del Presidente, ya sea panista o priista, no pasa.

Aquí hay algunos temas relacionados con eso; por ejemplo, la radiodifusora alternativa, social, comunitaria, etcétera, no pasa.

El artículo 14 de la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano establece una Junta de Gobierno que se integra por el Presidente del Sistema, un representante de la Secretaría de Gobernación, uno de la Secretaría de Educación, uno de la Secretaría de Salud y tres representantes del Consejo Ciudadano.

Esa Junta de Gobierno no tiene sustento constitucional ninguno, pero es abiertamente una voluntad del gobierno de controlar todo el sistema de reducción pública y con eso va a tomar el control de lo que se desea que sea pluralidad y que participen universidades o sectores de todo tipo.

En consecuencia, ahí está en la Constitución, en la reforma constitucional, está el Consejo Ciudadano, pero no está esta invención controladora del gobierno, no tiene fundamento. Yo propongo que si no tiene fundamento constitucional no exista, porque es todo lo contrario a lo que queremos, pluralidad, al menos en teoría o de lengua, pero no tiene porqué estar esa Junta de Gobierno, todos metidos a controlar el sistema público de televisión.

En ese sentido pido que se elimine ese añadido de control.

Pasemos ahora al artículo 88, fracciones II y V, dice: “Para el cumplimiento de sus fines, la operación de las concesiones de radiodifusión de uso público se financiará con presupuesto público que garantice la operación”; y establece una serie de sistemas o mecanismos de operación. Nosotros pensamos que ésta es una voluntad nuevamente de que no existan, de ahogarlas; y lo que proponemos es que ese artículo 88 cambie para que se permita la publicidad;

Voy a ser muy escueto. Todas las medidas para obtener financiamiento que establece este artículo, pero que quita la más importante que es la publicidad.

Yo lo que pido es que el artículo 88, fracciones II y V establezca que estos medios tan importantes, tan determinantes en el sistema de comunicación televisiva, sean viables. Lo que han hecho es establecer una serie de mañas para que no existan.
Lo mismo tenemos, exactamente lo mismo, en el artículo 89, fracciones III y VI, dice: “los concesionarios de uso social, acorde a sus fines, podrán obtener ingresos de las siguientes fuentes:

III.- Venta de productos,...”

Pero volvemos a lo mismo, otra vez el bloqueo permanente de la todo poderosa Televisa para que éstos no existan, y durante años han estado diciendo que hasta las comunidades indígenas le hacen competencia a Televisa; y claro, TV Azteca sigue esa cultura, esto no debe de existir, todo debe de ser comerciable.

Y obviamente, volvemos a lo mismo, no tienen capacidad de subsistir porque están limitadas a que les presten recursos o vendan o hagan, y lo que tiene que haber es claramente que tengan facultades para publicidad.

Esto es importantísimo. Lo hemos dicho, no es la solución para establecer pluralidad en los medios de comunicación de radio y televisión; no es el camino, definitivamente dos cadenas nuevas; dos cadenas nuevas, aquí se ha hablado de cuántos recursos hay que reunir, pues van a ser dos cadenas nuevas de plutócratas, dos plutócratas más.

¿Para qué queremos dos plutócratas más? Por ejemplo, todo lo que ha acumulado Televisa a la sombra del poder y teniendo toda la posibilidad de construir presidentes con una cantidad enorme de recursos que saquean a los estados, gobernadores, vamos a tener en lugar de dos, vamos a tener cuatro.

Eso no beneficia en lo absoluto, van a ser igualitos, es comercial, su objetivo es ganar dinero y su objetivo es sacarles dinero a los gobernadores y a los presidentes.

Lo único que puede realmente establecer un equilibrio en este país, cuyo dominio de la opinión pública es brutal, inaceptable, antidemocrático, es que haya estos medios, todos los medios comunitarios, los sociales, los públicos, porque ahí sí se va a tener otra cultura, otro objetivo y no nada más saquear los bolsillos de los políticos ansiosos de llegar a gubernaturas y a posiciones que, además de ser un dispendio brutal para los estados, no tienen ningún beneficio en la comunicación.

De manera que hagamos eso, abramos la posibilidad de que éstos existan y no sigamos oyendo a Televisa; y como no quiere Televisa que tenga ni siquiera una competencia de comunidades indígenas, pues nos tienen limitados a la plutocracia televisiva.

Muchas gracias, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Bartlett Díaz.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las reservas presentadas por el Senador Bartlett Díaz a los artículos 14, 88, 89, 189 y 190.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión los artículos reservados por el Senador Bartlett Díaz ya mencionados por la Presidencia. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desechan las propuestas.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si admite a discusión la reserva que presentó la Senadora Angélica de la Peña Gómez, para el artículo 14.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se acepta a discusión la propuesta presentada por la Senadora Angélica de la Peña, al artículo 14. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desecha la propuesta.

Pasamos al artículo 15.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si las propuestas de los Senadores Zoé Robledo Aburto, Ernesto Ruffo Appel, Marcela Torres Peimbert, Javier Corral Jurado, David Monreal Avila y Dolores Padierna Luna, si admiten a discusión estas propuestas de reserva al artículo 15.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas al artículo 15 de los Senadores mencionados por la Presidencia. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desechan las propuestas.

Pasamos al artículo 30.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten las propuestas de los Senadores Alejando Encinas Rodríguez y Dolores Padierna Luna al artículo 30.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten las propuestas al artículo 30, presentadas por los Senadores mencionados por la Presidencia. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

( La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desechan las propuestas.

Pasamos al artículo 34.

Consulte la Secretaría a la Asamblea si admite a discusión la propuesta del Senador Rabindranath Salazar Solorio.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta al artículo 34, presentada por el Senador Rabindranath Salazar Solorio. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión la propuesta, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desecha la propuesta.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Señor Presidente, ¿la Senadora Cuéllar Cisneros presentará la propuesta a nombre del Senador Rabindranath?

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sí, ella va a presentar lo del Senador Rabindranath, pase a tribuna.

Yo por eso voy preguntando, y me hacen valer, como usted, el siguiente, como lo hizo el Senador Corral Jurado.

Como no tengo una lista. Después de que se consultó, vuelvo a repetir, lo que se votó es que se dispense la lectura, usen tribuna o no quieran usar tribuna, salvo que el Senador o Senadora que haya hecho la reserva quiera hacer uso de la tribuna o quiera que se le dé lectura a su reserva para no conculcar ningún derecho.

Por favor, Senadora Lorena Cuellar Cisneros, es del artículo 34, lo va a presentar a nombre del Senador Rabindranath Salazar Solorio.

- La C. Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: Gracias, señor Presidente.

Voy a ocupar este espacio para hablar de los medios de uso social, éstos tienen la necesidad de un régimen que no los discrimine, ya sean urbanos, indígenas o campesinos.

Y en este dictamen se plantean claras regresiones que atentan contra los derechos esenciales de los mismos.

Esto es inadmisible, puesto que los medios de uso social tienen como uno de los objetivos centrales contribuir a fortalecer las funciones del Estado, haciéndolas más eficientes, participativas y abiertas al escrutinio ciudadano.

Sabemos que esto no ha sido fácil en un Estado como el nuestro, donde ha costado mucho trabajo manifestarse de manera independiente a los sistemas comerciales de difusión.

Y aquí quiero hacer un reconocimiento a los medios que, a lo largo de nuestro país, han llevado una lucha histórica subsistiendo por mantenerse funcionales en condiciones ya no sólo de precariedad, sino en contra de los grandes consorcios mediáticos, que con la complicidad del gobierno los han desacreditado deslegitimando e inclusive los han criminalizado.
Y por si fuera poco, este dictamen los castiga aún más, contraviniendo el sentido de nuestra Constitución que mandata el otorgamiento de concesiones de uso social mediante asignación directa para asegurar los diversos medios; específicamente, medios de uso social donde están incluidos los comunitarios e indígenas.

Para alcanzar esta diversidad de medios, de acuerdo con la relatoría de libertad de expresión en los estándares para una radiodifusión libre e incluyente de la OEA, es necesario cubrir tres aspectos en relación con los medios de uso social:

1.- Diseñar procedimientos sencillos para la obtención de licencias.

2.- No exigir a estos medios requisitos tecnológicos severos, que resulten en un impedimento para acceder a dichas licencias.

3.- Brindarles opciones para que se puedan financiar a través de publicidad.

En este contexto, lo que encontramos en el dictamen son elementos que impiden este proceso. A continuación menciono algunos.

Primero.- Este dictamen tiene imprecisiones que dejan en la incertidumbre a los que pudieran estar interesados en ser medios públicos o de uso social.

En el artículo 85 se señala que los interesados deben presentar, al menos, la información listada abriendo la puerta para que la autoridad exija requisitos de manera discrecional.

Segundo.- El artículo 86 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, no establece con claridad los principios que deberán cumplir los interesados en obtener concesiones.

Tercero.- El plazo máximo para concesiones establece 15 años para uso público social, cuando las de uso comercial se otorgan por 20 años. Esta discriminación carece de justificación y viola el principio constitucional de igualdad, generando exclusión.

Cuarto.- El dictamen dispone que aquellos interesados en tener un medio de uso social o comunitario deban esperar un programa anual de bandas de frecuencias. Estas dificultades no abonan a la diversidad, sino que sólo la obstaculizan.

Quinto.- Otro obstáculo, es que no se estable la afirmativa ficta que se plantea en estas reservas, lo cual consideramos necesario para eliminar una barrera injustificada a los medios de uso social que violan derechos fundamentales tanto de las comunidades indígenas como de la sociedad en general, que deben acceder a las concesiones para servicios de telecomunicaciones y radiodifusión.

Sexto.- El dictamen prohíbe a los medios de uso social su derecho a percibir ingresos por publicidad, con lo cual se limita en gran medida las opciones de financiamiento, dejándoles como única alternativa los convenios de co-inversión con otros medios de uso social. Esto les quita la posibilidad de establecer convenios con entidades gubernamentales, instituciones de asistencia privada, organizaciones de la sociedad civil, etcétera.

Séptimo.- El hecho de que el otorgamiento de concesiones a pueblos indígenas proponga, en colaboración con la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, más que buscar el respeto a su autodeterminación, busca el control gubernamental autoritario y el desafortunado menosprecio que ha existido por parte del gobierno hacia las comunidades indígenas.

Octavo.- Otra medida discriminatoria hacia este tipo de medios, se da en relación con las estaciones de FM, que únicamente podrán tener un rango de operación de 20 watts, y únicamente frecuencias en la parte alta de FM.
Y en el caso de las frecuencias AM, sólo serán en el espectro, y esto sobra decir, que estas disposiciones limitan la pluralidad.

No hagamos más un diálogo de sordos en esta reforma. Construyamos desde abajo este nuevo andamiaje normativo y démosle armas a nuestros medios sociales.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Gracias, Senadora Cuéllar Cisneros.

Solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta que ha leído la Senadora, y que originalmente fue presentada por el Senador Rabindranath Salazar Solorio.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta del Senador Rabindranath Salazar Solorio al artículo 34. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Se desecha la propuesta.

Pasamos ahora al artículo 41.

Informo a la Asamblea que quien ha presentado reservas sobre este artículo es la Senadora Dolores Padierna Luna.

Pregunto, ¿desea hacer uso de la palabra?

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: (Desde su escaño) Sí, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Tiene el uso de la palabra, Senadora Padierna.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: ¿Puedo englobar varios artículos?

- El C. Presidente Aispuro Torres: Sí, cómo no. ¡Claro!

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Voy a abordar varios artículos lo más breve que pueda.

El artículo 41 se refiere a los trabajadores, a sus derechos, y quiero por ello referirme a varias cosas aprovechando este tema.

En primer lugar, el tema de los medios públicos, porque los medios públicos son de una importancia mayúscula que en México no se le ha querido valorar.
La Constitución establece que los medios públicos deben gozar de diversos principios: el de independencia editorial, el de autonomía de gestión financiera, el de garantías de participación ciudadana, reglas claras para la transparencia y la rendición de cuentas, defensa de sus contenidos, opciones de financiamiento, pleno acceso a tecnologías, reglas para la expresión de diversidades ideológicas, étnicas, culturales.

El dictamen que se discute pretende que no se legisle en nada de esto. Lo cual me parece sumamente grave.

Quieren que se evada la responsabilidad de legislar y así impedir que la vida de los verdaderos medios públicos cobren vida, cobren vigencia.

Impedir que la sociedad mexicana cuente con medios públicos sólidos que contribuyan al crecimiento democrático, dejando que cada medio, cada interesado, así lo dice el dictamen, cada quien que pida su concesión, cada medio haga lo que juzgue conveniente, cuando lo que mandata la Constitución, es que esta ley que se discute establezca las grandes líneas rectoras de los aspectos que deben caracterizar a los medios públicos.

¿Cuáles serían estas grandes líneas rectoras?

Tener independencia editorial, para lo cual el presidente o director o directora general de cada medio debería de tener un nombramiento por un tiempo definido, no estar sujeto a que se les remueva, a menos de que sea por una causa grave.

Contar con un Consejo Consultivo Ciudadano que emita las recomendaciones para garantizar la independencia editorial.

Tener autonomía de gestión financiera para solicitar el presupuesto necesario para la producción de sus contenidos; que puedan hacer contenidos de calidad, el presupuesto necesario para su evolución tecnológica, sin que el presupuesto de cada año se reduzca, como está ocurriendo actualmente; debe el presupuesto ser suficiente y siempre ir en crecimiento.

Déjenme darles nada más dos ejemplos: “Canal 11 y Canal 22”.

Canal 11, en 2011, tenía 719 millones, bajó a 638 en el 2012; volvió a bajar en el 2013, y ahora tiene 612 millones en 2014.

Así como ése, los medios públicos van en caída presupuestal.

Canal 22 tenía, en el 2011, 233 millones; subió un poquito en el 2012, a 253 millones y volvió a bajar, y ahora es de 188 millones de pesos.

Canal 22 y Canal 11 hacen programas culturales, hacen esfuerzos impresionantes para llevar contenidos de calidad al público de México.

Platicando con el director del Canal 22, hablaba de los esfuerzos que se tienen que hacer, enormes, para poder sostener unos programas en relación a los migrantes.

Si no es el Congreso, si no somos nosotros los que estemos en relación con nuestros medios públicos, nadie lo va a hacer. Se tienen que establecer, en esta ley, mecanismos para lograr la participación ciudadana y representativa en cada región de que se trate. Deben estar sujetos a la transparencia y a la rendición de cuentas, como entidad pública.

Y los presidentes o presidentas, directoras o directores, deberán presentar ante la sociedad y ante el Congreso informes auditables; contar con un código de ética, tener una defensoría de sus audiencias, establecer reglas de inclusión, de diversidad ideológica, étnica, culturales, etcétera.
Y como quiero ahorrar tiempo, debo hablar también del sistema público de radiodifusión del Estado mexicano. La Constitución obliga al Congreso a expedir una ley que crea un organismo público descentralizado, con autonomía y con un consejo ciudadano para proveer servicios de radiodifusión, sin fines de lucro.

El dictamen que se discute propone que este sistema público de radiodifusión esté dirigido por una junta de gobierno donde el Ejecutivo Federal tendrá el control, tendrá la mayoría, porque sus integrantes meten al gobierno y además de tener mayoría, les dan voto de calidad, en cualquiera que hubiese empate.

La Constitución no menciona, en ningún renglón de esta ley, una junta de gobierno. Y tampoco reduce al consejo a ser sólo opinador, como pretende este dictamen. El dictamen no establece la forma en que se harían efectivos los principios de los medios públicos establecidos en un importantísimo Artículo Décimo Transitorio del Decreto constitucional de telecomunicaciones, que votamos hace un año.

La ley debe incrementar las facultades del consejo ciudadano. En todo esto, yo hago propuestas alternativas de redacción, artículo por artículo, y son muchos, no quiero ocupar el tiempo en eso, porque finalmente se van a leer.

Pero debe ser un órgano que tome decisiones y sea la mayoría ciudadana, no del gobierno, sino ciudadana, que no esté sometido al Ejecutivo. Que quien presida ese sistema sea una persona que no haya ocupado cargos públicos en los últimos dos años en concesionarios de radiodifusión con fines comerciales o de telecomunicaciones. Esto para evitar conflicto de interés.

Y paso a un asunto fundamental que está en esta circunstancia también, que tiene varios artículos.

Nuestro papel de legisladoras, de legisladores, es defender los derechos de las audiencias. Estos nuevos derechos que le da la Constitución, en telecomunicaciones, que hicimos hace un año, la sociedad debe tener derecho a los accesos de las tecnologías de la comunicación y que los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones se brinden siempre en condiciones de calidad, de competencia y de pluralidad.

En este tema de los derechos de las audiencias, la Constitución obliga a este Congreso a expedir una ley que establezca los derechos de las audiencias y los mecanismos para su protección.

Este dictamen, se supone que es la ley, pero incumple con el mandato constitucional, limitando de manera importante no sólo los derechos de las audiencias, sino penalizándolas, privándolas de mecanismos para su protección efectiva.

Les diré varios.

Uno. Ausencia de equilibrio entre publicidad y programación.

La Constitución obliga a que la ley reconozca los derechos de las audiencias y también expresamente exige que exista un equilibrio entre publicidad y programación. Todo lo contrario, este dictamen presenta el mismo esquema para determinar los tiempos máximos de publicidad que la Ley Federal de Radio y Televisión de 1960, estableciendo un porcentaje por el tiempo de transmisión, lo cual viola derechos de las audiencias.

En 1960, esas normas tal vez se justificaban porque transmitían muy pocas horas, pero en el siglo XXI, todas las estaciones difunden las 24 horas del día y estas reglas son anacrónicas y tramposas.

Además, en una sociedad democrática los tiempos de publicidad se establecen en un porcentaje por hora, así es en todo el mundo, menos aquí en México. Un tiempo máximo de 12 minutos por hora en televisión abierta, es nuestra propuesta.
El dictamen preserva el status quo, que los concesionarios, con razones técnicas que vienen de otra época y en donde no existía reconocimiento constitucional de los derechos de las audiencias.

Pero hace un año los establecimos en la Constitución, y este dictamen tiene que considerarlas. Y al revés de eso, establece que las estaciones de televisión abierta puedan destinar publicidad, hasta 18% del tiempo total de transmisión por canal de programación, igual que en 1960, y las de radio abierta puedan tener hasta 40% del tiempo total de transmisión por canal de programación, igual que en 1960.

Sólo en televisión restringida se establece que el máximo de publicidad sea por hora, con lo que se evidencia aún más que se estarían violentando los derechos de las audiencias establecidos en la Constitución, es decir, a la televisión restringida sí, pero a la televisión abierta, que es la que ve el 98% de la población en México, no.

Penalización a las audiencias es otra razón. Por el incremento en publicidad, el dictamen introduce la figura de producción nacional para justificar un incremento hasta de 2% de publicidad en evidente violación a la Constitución y a los derechos de las audiencias. La producción nacional no puede ser justificación para incrementar la publicidad, porque esa producción nacional es en realidad toda la que hacen los concesionarios de acuerdo a la definición que ustedes están poniendo en este dictamen.

Ustedes dicen en este dictamen, y yo propuse otra redacción que se leyó y que ustedes rechazaron, pero ustedes dicen: es contenido o programación generada por persona física o moral con financiamiento mayoritario de origen mexicano. ¿Qué es esto? Pues la producción que hacen los propios concesionarios.

En otros países la producción nacional es un orgullo, un impulso a la creatividad, un impulso al empleo, aquí es un castigo para las audiencias. Si pones producción nacional castigas a las audiencias con 2% más de mensajes comerciales y más ganancias para los monopolios.

Otro tema es que se afecta a las audiencias con el hecho de una supuesta promoción de la producción nacional independiente. El dictamen ignora que existe a nivel constitucional, desde el 2013, el reconocimiento de los derechos de las audiencias, y que esta ley justamente debe de reconocerlos y protegerlos, además establecer mecanismos, es decir, artículos específicos que aseguren la promoción de la producción nacional independiente.

En la Unión Europea, por ejemplo, se exige un 10% de los presupuestos de los radiodifusores para adquirir producción nacional independiente, de esa manera se difunde la cultura, la creatividad, la diversidad de contenidos de calidad; pero en este dictamen se viola flagrantemente el derecho de las audiencias a un equilibrio entre publicidad y programación, porque se autoriza a que si un concesionario contrata producción nacional independiente, a poner 5% más de mensajes comerciales.

Otra violación es la ausencia de una obligación a la alfabetización mediática, que es indispensable para que las y los mexicanos puedan ejercer efectivamente sus derechos como audiencias. La alfabetización mediática debe ser una labor del Instituto Federal de Telecomunicaciones, capacitar, y eso debe de ir en el artículo 15, capacitar a personas que tengan conocimientos para acceder a los medios, para comprender los contenidos y programas, poder distinguir entre publicidad, información y programación; para navegar en internet, para conocer cómo funcionan los motores de búsqueda, para poder identificar y enfrentar los riesgos y las ventajas de las nuevas tecnologías.

Sin alfabetización mediática de poco servirá que exista un catálogo de derechos de las audiencias en una ley difícilmente accesible a la ciudadanía. La defensoría de las audiencias, que es otra de las cosas, se supone que es un derecho, la defensoría de las audiencias hará recomendaciones ineficaces de acuerdo a este dictamen.
La Constitución señala expresamente que la ley debe de reconocer los derechos de las audiencias y prever su protección. Pero el dictamen ignora que para proteger un derecho el mecanismo debe de ser muy efectivo. Si no es efectivo entonces es una mentira, es una simulación que se esté protegiendo.

Este dictamen abre la posibilidad de que él o la defensora de las audiencias le diga al concesionario qué debe de corregir, qué debe de rectificar, y si el concesionario acepta la corrección y cumple, entonces pone en una página de internet la rectificación, eso dice el artículo 261. Si el concesionario no quiere, no acepta la recomendación del defensor o la defensora, entonces se le sanciona al defensor, no al concesionario, lo cual es, además de indignante, inaceptable.

En síntesis, las audiencias quedan en total indefensión, el dictamen quebranta la Constitución y desprotege a los defensores y defensoras de las audiencias.

Hablé de muchísimos artículos, en otra intervención hablaré de otros más.

Gracias.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas realizadas por la Senadora Dolores Padierna, que se refieren a los artículos 41, 44, 56, 60 y 67.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas presentadas por la Senadora Dolores Padierna a los artículos 41, 44, 56, 60 y 67. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Sonido en el escaño de la Senadora Dolores Padierna.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: (Desde su escaño) Decirle que también hablé de los artículos 67, 85, 86, 88 y 90.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Con gusto tomamos nota de ello, y en el momento procesal, cuando lleguemos a esos artículos, los pondremos a consideración de la Asamblea para ver si los admite para su discusión.

Pasamos a la discusión del artículo 51.

Solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta presentada por la Senadora Marcela Torres Peimbert al artículo 51

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta del Senador Ernesto Ruffo Appel y de la Senadora Marcela Torres Peimbert, en relación al artículo 51. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Se desechan estas propuestas.

El Senador Javier Corral Jurado presenta propuesta de modificación al artículo 54. En consecuencia, solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta presentada por el Senador Javier Corral Jurado al artículo 54. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Se desecha esta propuesta.

Pasamos a la discusión del artículo 83, donde está la propuesta de la Senadora Dolores Padierna Luna y del Senador Isidro Pedraza Chávez.

Consulto a los autores si desean hacer uso de la palabra. En consecuencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten para su discusión.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas presentadas al artículo 83 de la Senadora Dolores Padierna y del Senador Isidro Pedraza. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión , señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Se desechan las propuestas.

Pasamos ahora a las reservas al artículo 85. Consulto a los Senadores Zoé Robledo Aburto, Javier Corral Jurado, Senadora Dolores Padierna e Isidro Pedraza Chávez, si desean hacer uso de la palabra o que consulte la Secretaría.

Solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las cuatro propuestas presentadas al artículo 85.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas al artículo 85, de los Senadores Zoé Robledo, Javier Corral, Dolores Padierna e Isidro Pedraza. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión las propuestas, señor Presidente.
PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Se desechan las propuestas.

Pasamos al artículo 86.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Alejandro Encinas Rodríguez, para presentar su reserva al artículo 86.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Muchas gracias, señor Presidente; compañeras y compañeros Senadores:

Hoy estamos asistiendo al agotamiento, más bien dicho, al fracaso y al sin sentido de esta forma de desahogar el proceso legislativo.

En las comisiones unidas se ofreció que íbamos a hacer un debate en lo particular de cada una de las reservas, lo cual, como lo hemos podido constatar, no se ha cumplido.

Ahora resulta que el método del Senador Penchyna es mucho más democrático que el que estamos siguiendo, aquel de más barato por docena, en donde habría que presentar en las comisiones unidas, en un paquete durante una intervención de 15 minutos, toda nuestra intervención, y lo cierto es que este maratón de lo absurdo se ha convertido en un proceso de simulación, donde algunos están más preocupados de que si fue correcto que le marcaran el penal a México, o si la lesión de Neymar va a eliminar a Brasil en la semifinal del campeonato mundial de fútbol.

Y yo en lo particular no estoy dispuesto a seguir legitimando este proceso de simulación, pero tampoco me voy a quedar callado, y voy a presentar en un solo acto las once reservas que me quedan, sin hacer necesariamente el uso de los 55 minutos que me corresponden para hacerla.

Pero creo que esta forma de discutir ya no tiene ningún sentido seguirla aplicando porque es denigrante para el Congreso y es indigno para que quienes queremos reivindicar nuestro trabajo legislativo, no encuentro eco más que en el uso abusivo de una mayoría que no solamente no quiere discutir, sino que ni siquiera está dispuesta a escuchar.

Por eso no quiero dejar de referirme a los artículos 86, 89, 90 y 14 de la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, sobre las medidas que realmente deberían adoptarse para fortalecer las concesiones públicas, la pluralidad de los medios y también las concesiones sociales comunitarias indígenas.

El dictamen establece, por ejemplo, en el artículo 86, una sobrerregulación que les va a impedir a muchos medios públicos tener acceso a la concesión cuando no puedan acreditar el acceso pleno a todas las tecnologías.

Ya veremos cuántos municipios que pudieran tener la posibilidad de una radio pública en su circunscripción territorial cumplen, por las limitaciones de sus recursos, con ese requisito.

También en el dictamen prevalece la restricción para que las concesiones de uso social puedan comercializar por lo menos el 20 por ciento de su programación total bajo el argumento absurdo de la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión, de que esto constituía una competencia desleal, cuando en realidad las asimetrías a las que se refieren frente a los monopolios, resulta absurdo pretender encontrar una competencia desleal entre la radio comunidad indígena de Los Altos de Chiapas, o la radio de la montaña de Guerrero frente a los grandes consorcios de la radio que tienen filiales, cadenas y repetidoras en todo el país.
Y a esta restricción, ahora le suman prácticamente la muerte del must carry y el must offer en el artículo 144, cuando aquellas televisoras en el área de la televisión restringida repliquen la señal de la televisión abierta, tendrán que pagar el derecho de autor a los intérpretes, a los autores, a los productores, que les corresponde pagar a las televisoras que detentan estas concesiones abiertas, pues ellas son las que comercializan la publicidad que se replica en la programación de la televisión restringida.

Yo creo que en el artículo 90 deberían establecerse condiciones reales para la apertura y democratización de los medios, por eso hemos insistido en que debe garantizarse un porcentaje mínimo para cada tipo de concesión que, de acuerdo a nuestra propuesta, debería ser en lo fundamental un tercio del espectro en todas las áreas de la prestación de los servicios tanto en la radio, la televisión, como incluso la telefonía, a las concesiones sociales y a las concesiones públicas.

Y eliminar cualquier otra restricción que se pretenda establecer para romper con la autonomía de muchas de las concesiones sociales, en este caso las que detentan las instituciones de educación superior, a las cuales de entrada se les quiere negar el acceso a mayor financiamiento cuando pueden tener una cobertura mucho más amplia y constituir alternativas reales de comunicación, como lo hemos visto con la Radio Universitaria de Chihuahua, la televisora de la Universidad de Guadalajara, el Canal 11 de televisión, y como podría consolidarse no sólo el Canal del Congreso, sino la propia señal de la televisión de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Hay asuntos muy destacados que deberían abordarse con responsabilidad, particularmente el capítulo que se refiere a la colaboración con la justicia, donde en los artículos 189 y 190 se incurre no solamente en injerencias indebidas respecto a los derechos de los ciudadanos, sino en violaciones claras a los preceptos constitucionales.

Como representan la intervención de las comunicaciones de los ciudadanos, sin que medie orden o mandato judicial, pues se obliga a los concesionarios a atender todo tipo de mandamiento por escrito, fundado y motivado por la autoridad competente.

Bajo esta disposición se permite la intervención de comunicaciones sin orden judicial, lo cual es contrario a la letra de la Constitución, que señala que exclusivamente la autoridad judicial federal, a petición del titular del Ministerio Público de la entidad correspondiente, podrá autorizar la intervención de cualquier comunicación privada.

También se establece indebidamente la retención de datos personales durante doce meses, con posibilidad de prórroga de doce meses adicionales, en sistemas de almacenamiento electrónico bajo resguardo de los concesionarios, lo que podría permitir la localización geográfica, la intervención de comunicaciones privadas, dejando en manos de particulares la posesión y disposición de los datos personales de los ciudadanos, afectando el principio constitucional expreso de que las comunicaciones son privadas e inviolables, como lo estableció la reciente reforma al artículo 7o. constitucional, que señala ..."Es inviolable la libertad de difundir opiniones, información e ideas, a través de cualquier medio. No se puede restringir este derecho por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares, de papel para periódicos, de frecuencias radioeléctricas o de enseres y aparatos usados en la discusión de información o por cualesquiera otros medios y tecnologías de información y Comunicación encaminados a impedir la transmisión y circulación de ideas y de opiniones".

Por eso hacemos estas propuestas de modificación a los artículos 189 y 190, para respetar el precepto constitucional, evitar las injerencias indebidas de la autoridad y garantizar el derecho a la privacidad de las comunicaciones de los ciudadanos, bajo cualquier medio y la libre circulación de las ideas.
Y finalmente, en los artículos 211, 223, 256 y 258, es necesario fortalecer los derechos de las audiencias y garantizar el libre acceso de la sociedad en su conjunto a las tecnologías de la información y comunicación, para lo cual debería establecerse con toda claridad que en los programas de cobertura social se deberán establecer políticas públicas para el acceso a las tecnologías de la información y comunicación y alfabetización digital que garanticen el dominio público del conocimiento y protección de la diversidad cultural, así como el apoyo de la investigación científica y tecnológica, y el fortalecimiento y la difusión de nuestra cultura.

Como debería establecerse en el artículo 223, como uno de los aspectos fundamentales de la programación que se difunda a través de radiodifusión, televisión o audio restringidos, el obligar a garantizar la pluralidad en los contenidos.

En el artículo 256, sobre servicio público de radiodifusión, deben de presentarse condiciones de competencia y calidad, pero estableciendo como derechos mínimos de las audiencias el recibir información clara, veraz y sustentada, a que el tiempo dedicado a anuncios publicitarios no sea mayor al estipulado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones, a recibir contenidos que reflejen el pluralismo ideológico, político, social, cultural y lingüístico de la nación, a recibir programación que implique diferentes géneros que respondan a la expresión de la diversidad y pluralidad de ideas y opiniones que fortalezcan la vida democrática de la sociedad y que se diferencie con claridad la información noticiosa de la opinión de quien la presenta, ejerciendo, por supuesto, el derecho de réplica y delimitando su acción a los lineamientos únicos que sobre contenidos televisivos y radiodifusión emita el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Y en ello, dentro de esos lineamientos, tener claridad en las funciones del defensor del derecho de las audiencias para que los radioescuchas o televidentes puedan formular sus reclamaciones y dar por satisfecho ese derecho que debe ser plenamente ejercible.

A mí me hubiera gustado debatir con las Senadoras, con los Senadores de esta Cámara, estas ideas, pero es lamentable que convirtamos nuestro esfuerzo y trabajo legislativo en un acto de trámite burocrático que incurre en una profunda simulación.

Muchas gracias.

(Aplausos)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Encinas Rodríguez. Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta del Senador Encinas Rodríguez.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta presentada por el Senador Alejandro Encinas Rodríguez. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desecha la propuesta.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna, para presentar su reserva al artículo 86.
- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Gracias, señor Presidente.

Comparto lo dicho aquí por el Senador Alejandro Encinas, que estamos en una lamentable simulación hablando de temas fundamentales, habiendo estudiado los temas, teniendo comparativos internacionales, queriendo demostrar, convencer y hay un muro de intereses que lo impide.

Pero para referirme a los artículos de colaboración con la justicia, cualquier medida que limite o restringa los derechos humanos debe tener una razón plenamente justificada, como haber cometido un delito, por ejemplo.

Pero de acuerdo a nuestra Constitución, toda persona tiene derecho a la libertad, a la inviolabilidad de sus comunicaciones, a poder expresar y difundir libremente sus ideas.

No se puede prohibir ni restringir este derecho por vías o medios indirectos como los controles oficiales, pero en este dictamen, en el capítulo titulado “Colaboración con la Justicia”, restringe el derecho a la privacidad, a la libre conversación, a la libertad de asociación, de comunicación y otros muchos derechos.

Una parte le llaman geolocalización, el dictamen incluye la obligación de los concesionarios a geolocalizar un equipo móvil en tiempo real, lo cual trae como consecuencia el quebranto de la privacidad del usuario del equipo, sin que se establezca que dicho usuario está sujeto a investigación de un delito grave.

La ley vigente establece la obligación de la geolocalización, pero está limitada a la investigación de delitos graves y sólo faculta a las autoridades de procuración de justicia a solicitar esa geolocalización.

Este dictamen elimina lo relativo a los delitos graves. Y no sólo eso, sino que además incluye la posibilidad de que las instancias de seguridad, que es el término que se utiliza aquí, que no se definen, pero puede ser el CISEN, puede ser Gobernación, puede ser la Secretaría de la Defensa, puede ser la Marina, puede ser la Policía Federal, quién sabe.

Esto violenta los derechos humanos; esto violenta la presunción de inocencia; esto permite el abuso de autoridad.

Cualquier autoridad de seguridad o de procuración de justicia podría solicitar la geolocalización aún cuando no se esté persiguiendo ningún delito.

Las órdenes de geolocalización debieran ser dictadas por una autoridad judicial o, en su defecto, estar sujetas a un control judicial posterior, de lo contrario esta ley avalaría la violación de derechos humanos por virtud de la geolocalización.

Está el tema también de retención de datos personales.

La retención de datos personales del dictamen es excesiva, ya que los concesionarios deben guardar la información por al menos, creo le pusieron, 24 meses.

Y, por otra parte, las autoridades pueden solicitar dicha información casi por cualquier motivo o intención.

Este dictamen tal y como está, sería inconstitucional y violatorio de los derechos humanos.

Cabe señalar que el tribunal europeo de derechos humanos, en este año determinó que la conservación de datos constituye una violación a los derechos humanos.
El tema de colaboración con la justicia, en el dictamen viene en dos grandes partes. Todos los primeros artículos son anticonstitucionales y violatorios de los derechos humanos.

La segunda parte sí se justifica porque se refiere a estar al interior de los penales, a localizar los aparatos móviles en un radio de 20 metros alrededor de los centros de reclusión, y otras muchas fracciones que sí se justifican, pero todos estos artículos que son violatorios de los derechos más elementales los vamos a cuestionar ante la Suprema Corte.

Pasando a otro tema, está el régimen de sanciones, que es otro catálogo de absurdos.

La razón de ser de un régimen sancionatorio es hacer cumplir las leyes y no debe admitir excepciones porque deja de tener el efecto disuasivo. El Decreto incluye la figura de apercibimiento, cuando se infringe la ley en materia de contenidos audiovisuales, eso dice el artículo 308.

Pasa por alto que los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión son servicios públicos de interés general que se deben prestar conforme a la Constitución. Si un concesionario incumple debe sancionársele, no apercibírsele para ver si cumple la ley o no.

Si un concesionario de televisión incumple la materia de tiempos de Estado, o difundir en cadena nacional, o cuando exija el interés público, o cuando viole los derechos de la niñez, o cuando se le antoje vulnerar los derechos de las mujeres, debe sancionársele, no sólo emitir un apercibimiento.

Si un concesionario de televisión incumple con la clasificación de los programas, debe sancionársele, porque el apercibimiento por sí mismo no es disuasivo de las conductas que atentan contra la ley.

Peor aún, el dictamen, con la finalidad de retrasar las sanciones, deja la puerta abierta a que el pleno del instituto conserve de forma exclusiva, y en todos los casos, la posibilidad de sancionar los tiempos máximos de publicidad y lo relacionado con la defensa de las audiencias, asuntos que, por otro lado, no le competen.

Debe establecerse que esto opere sólo para asuntos de la mayor trascendencia.

En los demás casos hacerlo de esta manera sólo retrasaría la aplicación de la sanción a quien violó la ley. Ese procedimiento saturaría al pleno de asuntos distrayéndolo de su función principal.

El dictamen propone que el instituto pueda ordenar la suspensión de transmisiones. Esa es una facultad del instituto, si viola la ley se suspende la transmisión; si viola la programación, si violan los principios, los valores que rigen y que están establecidos en la Constitución, artículos 6o. y 7o., debe de suspenderse la transmisión; que si violan la publicidad dirigida al público infantil o la publicidad que denigra a las personas o promuevan la violencia, debe de suspenderse la transmisión; programas o publicidad sexista, homofóbica, violatoria de los derechos humanos, que falta al respeto a la igualdad entre hombres y mujeres, debe suspenderse la transmisión; en pocas palabras, que afecten a las audiencias de manera directa quebrantando los derechos constitucionales, esté sujeta a la suspensión de la transmisión que es una facultad del instituto y es una sanción directa, no así el apercibimiento, aquí se establece el apercibimiento en lugar de ordenar la suspensión de la transmisión y evitar mayores daños a la población. El dictamen dilata, retrasa, estorba, que se ponga un remedio inmediato al incumplimiento con los derechos de las audiencias.

En este dictamen aparecen múltiples violaciones a los derechos humanos, por eso nuestro voto es, muy conscientemente, en contra.
PRESIDENCIA DE LA C. SENADORA
ANA LILIA HERRERA ANZALDO

- La C. Presidenta Ana Lilia Herrera Anzaldo: Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de la Senadora Padierna Luna.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de la Senadora Dolores Padierna. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Iris Vianey Mendoza, para presentar su reserva al artículo 86.

- La C. Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza: Muchas gracias, señora Presidenta.

Respecto del artículo 86, a nuestras consideraciones, las radios comunitarias e indígenas son de gran importancia en la vida de las comunidades, pues gracias a éstas la comunidad puede informarse de los temas relativos a su región, ya que al tener la información inmediata de la problemática que compete a su cotidianidad, tiene elementos para tomar decisiones en base a una dinámica democrática para solucionarlos, en base a sus usos y costumbres.

Tenemos típicos, desde la escasez de agua, los problemas de seguridad, la violencia que sufren en la comunidad o temas como derechos políticos o bienes comunales.

Las radios comunitarias e indígenas son indispensables y requieren de mayor apoyo.

Hemos defendido, en diferentes momentos, esta posición, por lo que he propuesto una modificación al texto de este artículo 86.

Sería una adición en este sentido: Las solicitudes para obtener una concesión sobre el espectro radioeléctrico para uso público, para prestar servicio de radiodifusión, hechas por parte de las comunidades y organizaciones indígenas, serán resueltas preferentemente por el instituto, es decir, que tengan preferencia.

Asimismo, considero que debemos agregar, y sumo en esta intervención una adición al artículo 84, en vista de obviar el tiempo ya que apenas se está dando, y respecto del artículo 84, referente al mismo tema, la propuesta es que en caso de que los interesados no cumplieran con los requisitos establecidos en el artículo 85 de esta ley, el instituto, y atendiendo caso por caso, podrá conceder una prórroga razonable para que logren su cumplimiento, a petición de los interesados, y cuando por la trascendencia, relevancia o circunstancias lo ameriten, el instituto podrá omitir el cumplimiento de uno o de varios de los requisitos establecidos en las fracciones V, VI y VII del artículo 85 de esta ley.

El reglamento de esta ley establecerá un procedimiento simplificado y expedito para la autorización de las concesiones de uso social de comunidades y organizaciones indígenas.
Las solicitudes para obtener una concesión sobre el espectro radioeléctrico para prestar un servicio social de radiodifusión serán resueltas, preferentemente, por parte del instituto en tratándose de comunidades indígenas y de organizaciones sociales.

Para el cumplimiento de los requisitos establecidos en el artículo 85 de esta ley, los interesados en obtener concesiones de uso contarán con la asistencia técnica de un traductor si se requiere por parte del instituto. Y por último, una adición para establecer un procedimiento simplificado y expedito para la autorización de las concesiones a las comunidades y organizaciones indígenas.

La diversidad cultural de nuestro país y la época en la que vivimos amerita más apoyo para las radios comunitarias e indígenas, simplificar los procedimientos, pero además que cuenten con los requerimientos necesarios, los traductores y, obviamente, la asistencia técnica.

Pongo a consideración en un solo acto ambas propuestas de adición a los artículos 86 y 87.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de la Senadora Mendoza Mendoza sobre los artículos 86 y 87.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas presentadas a los artículos 86 y 87 por la Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas.

Pasamos al artículo 87

¿Desea hacer uso de la palabra, Senador Javier Corral?

- El C. Senador Javier Corral Jurado: (Desde su escaño) No.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta del Senador Javier Corral.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta al artículo 87 presentada por el Senador Javier Corral. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desecha la propuesta.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Isidro Pedraza Chávez, para presentar sus reservas.

- El C. Senador Isidro Pedraza Chávez: Gracias, señora Presidenta.

Yo agradezco la oportunidad de pasar para hablar de los artículos 87 y 89 de esta Ley de Telecomunicaciones, y desde hace rato que andaba afuera pasó la discusión de los artículos 83 y 85, pero como aquí ha privado la anarquía y afortunadamente sus brazos no son electrónicos y no hay problema de que los regresen para volver a votar, aunque no es en sentido negativo mi propuesta, voy a volverme a detener en los artículos 83, 85, 87 y 89 de esta ley.

Fundamentalmente tiene que ver con las concesiones sociales que tienen que ver con el uso público y comunitario de los pueblos indígenas. En el artículo 83 se establecen los plazos que le van a dar de manera discriminatoria a los comerciales, pueden ser por 20 años, pero los sociales, los públicos no se los pueden dar por más tiempo, y aquí estamos proponiendo que nos los den por el mismo tiempo, por 20 años, ese tipo de concesiones.

No se puede ser discriminatorio, ya se es discriminatorio desde el punto de vista de otorgarles la frecuencia, la forma como está planteada, la forma como están otorgando, pues ahora planteamos que cuando menos puedan igualar en el término de la duración de estas asignaciones de los espacios.

También estamos ahí viendo que en la parte de requisitos pudiera establecerse el mínimo de requisitos y quedarse con los que establece ahí la ley, para que esos sean los requisitos y no pedirle requisitos adicionales, porque tienen que demostrar, para competir en un mercado, la capacidad técnica y la capacidad financiera y esto daña y estropea la posibilidad de las radios comunitarias y las radios indígenas que puedan entrar en este mercado de la radiodifusión.

Por eso hemos insistido en que los requisitos no sean más allá que los que ya estableció la Constitución, y que ahora en esta ley se plasman, y no se dé otra prerrogativa más de poderles poner más requisitos que haga inaccesible la posibilidad de éstos.

Incluso tomando en cuenta que la CDI va a tutelar estos derechos y que los va a llevar de la mano, según decían, para encontrar la respuesta a las peticiones que están haciendo, pero tal parece que les van a poner hasta fierro para poderlos marcar, como les hacían antes a los grupos indígenas y van a querer que les expidan la carta de naturaleza indígena y esto es lo que parece discriminatorio en este sentido, por eso estamos reclamando que estos requisitos se simplifiquen para que puedan hacer más accesible el trámite a los compañeros que pretenden, desde sus comunidades, establecer una radio comunitaria.

Porque además el uso que establezcan ellos va a estar versado en otras cosas, mientras aquí no logremos diversificar los contenidos de la radio comercial, aquí habrá oportunidad de hacer programas culturales, programas que abren, precisamente, el rescate de nuestra cultura y tradiciones y que vayan preservando su lengua indígena, incluso ya lo establece el artículo 6 de la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas, donde también estamos planteando que se le incorporen las obligaciones a la radio comercial, a la radio privada, que pueda dedicar un espacio de tiempo, un porcentaje de su tiempo a la difusión de programas culturales para que se le vaya dando en ese uso del tiempo de gobierno, pues no solamente comerciales, sino también se le vaya dando difusión a los temas de nuestra cultura.

Es una de las partes que estamos exigiendo y pidiendo que se dé aquí. Y ahí nos vamos, a lo bajito, el 10 por ciento del tiempo que está establecido.

Y además estamos viendo la posibilidad que en la parte de requisitos, en el artículo 85, en la fracción IV, deba decir proyecto técnico mínimo. Como sé que ya no van a leer mi documento, estoy tratando de establecer las partes que yo propongo se deberían de modificar, el requisito de la fracción VII dice:

“Documentación que acredita su capacidad jurídica y administrativa atendiendo del solicitante”, y quitarle todo lo demás para que no se convierta en una pesada carga burocrática el hecho de obtener las concesiones.
Y reiteramos que eso es lo que debe de estarse planteando ahí. Y estamos planteando también que el instituto pueda donar a los concesionarios de uso social indígena los equipos transmisores que hayan sido confiscados, porque acuérdense que una de las medidas que se le ponen ahí a los que transmitían o han transmitido sin el permiso o la licencia correspondiente, es la confiscación de sus equipos.

Como existen equipos, que éstos que ya se encuentran decomisados, confiscados, puedan entregarse a las radios comunitarias de uso social, para que pueda fortalecerse la capacidad técnica de éstas, y ésto ayude a que si de por sí lo están limitando en el aspecto del financiamiento, pues ellos puedan tener esa parte. ¿No?

Estamos diciendo que en esta parte, pues se le pueda hacer la posibilidad de las donaciones de equipos transmisores que hayan sido incautados.

Y una parte que, pues, parece extrema, pero que no se judicialice y se criminalice a los compañeros que han intentado por diversos medios tener sus radios comunitarias, y que al no haber podido satisfacer los requisitos de ley, han sido objeto o son objeto de penas corporales, castigos, y que en ese sentido, en esta ley se establezca una posibilidad de no establecerles pena privativa de la libertad a aquellos compañeros que hayan estado y que puedan estar transmitiendo en las radios comunitarias indígenas cuando no haya sido posible que hayan accedido a obtener estas licencias, concesiones, que ahora esta ley plantea, y que a veces la necesidad ha hecho que los compañeros, en muchos pueblos, puedan tener sus radios comunitarias de una manera muy artesanal, muy primitiva, y que a veces también han sido sujetos de persecución.

Me ha tocado liberar a varios que el gobierno ha perseguido porque se atrevieron a tener un medio de divulgación. Por eso estamos pidiendo que ahí se incluya, en este artículo 85, la posibilidad de que no se imponga pena privativa de la libertad a quien, con la finalidad de cumplir ciertamente los principios establecidos en los artículos 2o., 3o., 6o. y 7o. de la Constitución, y sin buscar beneficio económico alguno, use, aproveche o explote un bien que pertenece a la nación sin haber obtenido previamente concesión, permiso o autorización o celebrado contrato con la autoridad competente en términos de lo establecido en el artículo 150 de la Ley General de Bienes Nacionales.

Siguen pendientes, de mi parte, para que lo anote ahí, para otra intervención, los artículos 232 y 251, porque luego a veces nos brincan.

Entonces, compañeros, dada esta exposición, espero el respaldo de su voto para que pueda abrirse la discusión de esto, no a la aprobación, solamente a la discusión en este debate tan prometido que nos iban a dar, en esta sesión, de la discusión de esta Ley de Telecomunicaciones.

Gracias.

(Aplausos)

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Pedraza Chávez.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas del Senador Pedraza Chávez.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas del Senador Isidro Pedraza a los artículos 85, 87 y 89. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señora Presidenta.
- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Lorena Cuéllar Cisneros, para presentar su propuesta.

- La C. Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: Con su permiso, señora Presidenta.

Uno de los temas que hoy me ocupa, y que hago uso de la tribuna para presentarles la propuesta para incluir un artículo transitorio en el cuerpo del presente dictamen, que plantee la posibilidad de que el concesionario que así lo decida pueda difundir su señal en AM, cuando al operar en FM alguna zona geográfica quede sin cobertura.

Esta propuesta permitiría que los núcleos de población donde existen principalmente personas de escasos recursos, no dejen de recibir los contenidos de la estación de radio comercial o cultural que han escuchado toda su vida.

Y además, al dejar al país sin señal de amplitud modulada, se propiciará la invasión de frecuencias provenientes del extranjero, en la zona norte, de estaciones de Estados Unidos; en el sureste, de Guatemala y de los demás países de Centroamérica; y en el golfo de México, de Cuba y otros países del Caribe.

Si nuestro país devuelve las frecuencias de amplitud modulada y se deja sin servicio a todo el país, se afectará el convenio bilateral México-Estados Unidos, del 28 de agosto de 1986, en donde se hace la distribución de frecuencias de amplitud modulada entre ambos países.

Además, se trasgrede el reglamento de radiocomunicaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, que establece que la banda de frecuencias que opera dentro de las frecuencias 535 a los 1,700 kilohertz, están designadas exclusivamente a radio de amplitud modulada, por lo que la autoridad competente de nuestro país está impedida a darle otro uso a la banda.

En este contexto, planteo que se incluya un artículo transitorio en donde se establezca que el permisionario o concesionario que deba iniciar operaciones en FM debe continuar la operación en AM, debiendo transmitir en forma simultánea el mismo contenido de programación en ambas frecuencias.

Es cuanto, señora Presidenta.

(Aplausos)

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Lorena Cuéllar.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta de la Senadora Lorena Cuéllar.

- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta presentada por la Senadora Lorena Cuéllar. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señora Presidenta.
- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desecha la propuesta.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna, para presentar su reserva al artículo 87.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Quisiera, en esta intervención, hablar de temas económicos que vienen en la ley, y uno se refiere a la cláusula Cablecom, que hace rato se habló de ella, pero muy rápidamente.

El artículo 28 de la Constitución prohíbe los monopolios, sanciona toda concentración y toda actividad que tienda a evitar la competencia.

La creación del Instituto Federal de Telecomunicaciones, como un organismo autónomo, fue con el claro mandato de garantizar la libre competencia, prevenir, investigar y combatir las concentraciones, tanto en radiodifusión como en telecomunicaciones.

Este dictamen ignora la Constitución y propone un Artículo Noveno Transitorio que plantea hacer una excepción para que el Instituto Federal de Telecomunicaciones no aplique sus facultades, no tenga la obligación de realizar los análisis de concentración, de propiciar y asegurar la competencia y la concurrencia efectivas que son una de las facultades prioritarias del instituto, lo cual sería injustificable, inaceptable, porque aunque exista un agente preponderante que concentre más del 50 por ciento de un mercado, podría concentrar aún más poder económico, más insumos, más activos, sin tener que pasar por la revisión del órgano constitucional autónomo encargado de evitar la concentración, llamado Ifetel, que se creó para que estas prácticas dejen de dañar la economía, puedan quitarse las barreras a la entrada, pueda abrir a la competencia y la libre concurrencia.

Pero además, la preponderancia se medirá bajo el Indice Herfindahl, que mide por sector, y su resultado se denomina Indice de Dominancia.

Las razones por las cuales quieren meter este índice, habiendo otros muchos índices, es porque queda justo a modo de la televisora monopólica: “Televisa”.

Cualquier concentración en el sector de telecomunicaciones, distinta a América Móvil, podrá reducir su Indice de Dominancia si se le aplica la medición de este índice IHH.

Es decir, que quitando a América Móvil, cualquier agente económico puede adquirir cualquier otro agente económico, dentro del sector de telecomunicaciones. Dicho de otra manera, Televisa, que tiene televisión restringida, pueda adquirir Cablecom.

Y aquí quiero dar las últimas cifras, porque las informó la propia empresa, pero ya son las del 2014. Hace rato yo estaba dando las del 2013, pero las del primer trimestre del 2014, al mes de marzo de 2014, de un total de 15 millones, 185 mil suscriptores de televisión restringida, Televisa tiene el 53.8%; MVS tiene 15.2%; Megacable 13.2% y Cablecom 8.2%

Televisa es preponderante en los servicios de televisión restringida, sumando tecnología de cable y tecnología satelital. Tratar de separar TV de Cable de TV Satelital, explicaba el gobierno, es una trampa. Porque una cosa, quieren confundir tecnología con servicio para forzar las cifras, los porcentajes, para que no se pueda declarar a Televisa como agente preponderante en servicio de televisión restringida.

En su mismo informe 20-F, ante la SEC, Televisa informó que en julio de 2013 adquirió por 7 mil millones de dólares el 95% de Tenedora Ares, dueña del 51% de Cablecom. Agrega que Tenedora Ares tiene opción de adquirir el 49% restante de Cablecom. La operación sería por 195 millones de dólares.
¿Díganme si esto es competencia? ¿Si esto es legal? ¿Si esto lo acepta la Constitución?

Lo que sería una licencia, este Artículo Noveno Transitorio es una licencia para la concentración, sin la autorización del Instituto Federal de Telecomunicaciones, que para eso se creó.

El último párrafo de este Artículo Noveno Transitorio, reduce la participación del instituto a hacer investigación de concentraciones.

Anula sus facultades de deshacer concentraciones. Dice que una vez que el instituto haga la investigación y determine que existe poder sustancial, ahí vamos al poder sustancial, se pretende hacer una maniobra de vender la idea de que la forma de regular la concentración de Televisa, en los servicios de radiodifusión y de telecomunicaciones, no sea por la vía de la preponderancia, sino a través del poder sustancial de mercado.

El artículo 256 ofrece una nueva redacción. Dice que el instituto está facultado para declarar agente económico con poder sustancial, en cualquiera de los mercados relevantes de dichos sectores, de conformidad con lo establecido en la Ley Federal de Competencia Económica.

Le da vuelta y vuelta para no declarar preponderancia por servicios. Esta modificación no regula nada. La declaración de poder sustancial se lleva entre tres o cuatro años, aunque ya llevamos 30 esperando y no ocurre nada. Es más difícil, a través del poder sustancial, demostrar la concentración que por la vía de la preponderancia.

Se prohíbe también la facultad del instituto de impugnar o de impedir concentraciones. Esto permitiría al Grupo Televisa que pueda adquirir cualquier empresa de telecomunicaciones, incluyendo a sus propios competidores.

Esto permitiría que Televisa pueda comerse todo, todo lo que hay en televisión restringida, y así anular la competencia.

Televisa no tendría que obtener autorización del instituto para comprar Megacable, que ya compró, pero que están esperando este Artículo Noveno Transitorio para convertir en acciones del grupo esta adquisición.

Podrían comprar también Dish, para ocupar el 100% del mercado de la televisión de paga a nivel nacional.

Les pregunto, ¿esto es constitucional?, ¿esto es competitivo?, ¿esto es admisible?

Lo mismo pasaría con el sector de la radiodifusión. Podrían consolidar los grupos de radio a nivel nacional con potenciales efectos anticompetitivos. Y el Instituto Federal de Telecomunicaciones no tendría poder alguno para evitar dichas concentraciones, si se autoriza este Artículo Noveno Transitorio.

Este transitorio constituye una clara violación a la autonomía del Instituto Federal de Telecomunicaciones, a sus facultades, a su autoridad en materia de competencia, en radiodifusión y telecomunicaciones. Debe eliminarse este transitorio.

Paso al tema de propiedad cruzada de medios.

La Constitución señala que se podrán imponer límites a la propiedad cruzada que controle varios medios de comunicación, de concesionarios de radiodifusión y de telecomunicaciones.

Este límite a la propiedad impediría la concentración. Los límites a la propiedad cruzada de medios son unos instrumentos para evitar que se afecte la libertad de expresión y el derecho a la información, por la concentración de un grupo corporativo de diversos medios de comunicación.
El dictamen propone que la propiedad cruzada se convierta en un elemento decorativo, con medidas insuficientes. Que nunca podrán usarse como un medio efectivo para el combate a la concentración de medios, a pesar de que éstos afectan al derecho a la información, la libertad de expresión y la libre formación de la opinión pública.

El dictamen prevé que el instituto solicite a los concesionarios de televisión restringida incluir canales de información noticiosa, de interés público y canales con contenidos predominantemente de programación nacional independiente. Lo cual es bueno, pero es insuficiente.

Pero nótese que no están hablando de televisión abierta, que es la que tiene el pueblo mexicano. Y sólo si el concesionario llega a incumplir estas medidas, y estoy hablando de concesionarios de televisión restringida, si llegaran a incumplir estas medidas, medidas que, por cierto, no lograron contrarrestar la afectación irreparable a la ausencia de pluralismo y la afectación al derecho a la información de los mexicanos.

Pero si éstas exiguas e insuficientes medidas se incumplen, entonces el instituto podría imponer ciertos límites a la propiedad cruzada de medios.

Este dictamen debe de poner el porcentaje que claramente establezca el límite a la propiedad cruzada. Pero este dictamen está desvirtuando la finalidad constitucional de poner límites a la propiedad cruzada de medios.

En este dictamen no hay ningún porcentaje que establezca, con nitidez y con transparencia, el límite máximo a la propiedad cruzada y, por lo tanto, violenta los artículos 6o. y 7o. de la Constitución.

Paso al tema del must carry, must offer.

La Constitución es clara en señalar las obligaciones de ofrecer los contenidos de televisión abierta para su retransmisión por los concesionarios de TV restringida. A eso se le llama must offer.

Esta retransmisión debe ser gratuita, y la obligación de los concesionarios de TV restringida de incluir las señales de TV abierta en su área de cobertura, a eso se le llama must carry, y también debe de ser gratuita.

El dictamen viola la Constitución, no respeta la Constitución, propone incluir en la Ley Federal del Derecho de Autor, diciendo que será gratuita esa retransmisión excepto por el pago de derechos de autor y conexos, lo que eso quiera decir.

Esto se abre a la posibilidad de que no sea gratuita, como lo marca la Constitución, sino que se exijan cobros por concepto de regalías y ese sea un pretexto para que los concesionarios de TV abierta no den sus contenidos a la televisión restringida, que con justo derecho, si un concesionario cobra derechos de autor, los autores e intérpretes tengan que reclamarlo. El pago no debería de ser para los concesionarios, sino para los autores y para los intérpretes, pero esto no lo dice el dictamen, y ellos pueden, con justo derecho, reclamarlo.

Entonces, se propone modificar este dictamen, y si no lo hacen, entonces se estarían ignorando las disposiciones de retransmisión gratuita que establece la Constitución en el caso de must carry y must offer.

Es cuanto, señora Presidenta.

(Aplausos)

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Dolores Padierna.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta de la Senadora Dolores Padierna.
- La C. Secretaria Barrera Tapia: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta al artículo 87 de la Senadora Dolores Padierna. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desecha la propuesta.

El artículo 88 fue reservado por los Senadores Zoé Robledo, Manuel Bartlett, Dolores Padierna y Marcela Torres. Pregunto, ¿quién de ustedes desea hacer uso de la tribuna?

Tiene el uso de la palabra el Senador Zoé Robledo Aburto, para presentar su propuesta.

- El C. Senador Zoé Robledo Aburto: Muchas gracias, señora Presidenta.

Antes de iniciar esta participación, quiero expresar y permitirme estar en desacuerdo con mi compañero, el Senador Alejandro Encinas, en un asunto que mencionó en su intervención anterior. Señaló, y en eso coincido, que en este modelo de simulación y agotamiento, los Senadores están más atentos y preocupados por definir si el de Robben fue o no penal.

Senador Encinas, no fue penal.

Ahora, pasando a temas un poco más serios y más preocupantes, quisiera solicitar a la Presidencia que me permita hacer también referencia al artículo 146 en esta participación, toda vez que mi reserva en el artículo 89 es muy similar a lo que ya se ha planteado en esta tribuna y que yo sigo suscribiendo.

Y esto es lo que tiene que ver con la neutralidad de la red. Uno de los temas, sin duda, más importantes de todo el proyecto de ley, y de los menos mencionados en esta tribuna de manera sorprendente, y la ausencia del tema de neutralidad de la red en nuestro debate pinta por completo el diagnóstico y el síntoma de lo que vive nuestro país, estar atrapados en esta disyuntiva entre dos monopolios y no poder en nuestra ley estar discutiendo el gran tema en el que está el resto del mundo. Ojalá podamos nosotros darnos el tiempo de revisar y de poder también contrastar opiniones respecto a la neutralidad de la red.

Permítanme explicar un poco qué es la neutralidad de la red. Aquí hemos escuchado alocuciones, de verdad, de expertos en preponderancia, en dominancia, y qué bueno que el debate ha sido de esa altura. Pero qué malo que nadie esté preocupado por esto.

La neutralidad de la red es el principio rector que obliga a los proveedores de servicios de Internet a garantizar que los contenidos distintos, es decir, las imágenes, los textos o los videos se les trate de manera idéntica, es decir, mismo tratamiento para todo tipo de contenidos. No puede existir en Internet ningún criterio que haga que el envío, tránsito y recepción de información entre un punto y otro sea distinto a partir de criterios comerciales.

Es decir, cualquier prestador de servicios, llámese Infinitum, llámese Cablevisión, o el que sea, no puede imponer su lógica de mercado para hacer que la transmisión de información entre un usuario y otro esté sujeto pues a pagos de cuotas o a tarifas especiales, o peor aún, que a partir del uso que le dé una persona al Internet sea como se le determine cuánto se le va a cobrar.
La neutralidad de la red lo que define es una garantía de que el Internet siga siendo siempre una autopista libre de casetas de peaje. Y de verdad se los comento, compañeras y compañeros Senadores, ésta es la discusión que está en el mundo, ésta es la discusión que ocupa las primeras planas de los periódicos internacionales, no la preponderancia, no la dominancia, por supuesto que es el tema importante en nuestro país, pero también debemos de pensar que ese tema importante es un transitorio que se va a aprobar, y que no hemos dado el espacio nosotros para discutir cuál es el modelo de neutralidad de la red que queremos.

Porque la neutralidad de la red es uno de los principios que tienen que ver con mexicanos que aún no han nacido, mexicanos que no saben que existe Telmex o que existe América Móvil, de eso se trata la neutralidad de la red, y es un debate que de verdad yo lamento que haya estado tan ausente.

Está la discusión, bueno, la aprobación ya de la llamada Constitución de Internet, en Brasil, que ocupó espacios importantísimos no solamente en aquel país, sino planteado como el modelo al que se debe de caminar en materia de neutralidad de la red.

En Chile aprobaron una ley de neutralidad de la red, sólo una ley de neutralidad de la red. Y en el mundo entero hay una discusión gigantesca porque la Comisión Federal de Telecomunicaciones de Estados Unidos, la famosísima FCC, acaba de hacer una determinación para terminar con la neutralidad de la red, y se han levantado los grandes, los gigantes del Internet, los maestros de la innovación y también las asociaciones para hacer un señalamiento muy crítico sobre esa determinación de la FCC, y es un tema que todavía sigue estando en el Congreso de los Estados Unidos de América.

Es el debate del siglo XXI, pues, y ese es el que ha estado ausente. Y quizás ha estado ausente porque el tema de Internet no se define en clave de derechos o de libertades, la defensa del Internet no solamente se debe de entender como una forma de derechos, es una nueva forma de entender la realidad y la manera en cómo nos relacionamos con la realidad.

Nuestra generación, yo así lo entiendo, tiene la enorme responsabilidad de asegurar a las generaciones venideras que el Internet seguirá siendo la plataforma que ha permitido que los nuevos jugadores emerjan y que aparezcan en la discusión internacional. Yo creo que es justo.

Cuando un millonario en el mundo surge a partir de tres elementos: tener una idea, llevarla a cabo a través de un crédito y poderla poner a disposición del mayor número de personas, me gusta más ese modelo que la idea de un millonario que gracias a sus relaciones políticas y a prebendas del Estado, se convierte en un gigante, llámese como se llame.

Por eso es que el tema de la neutralidad de la red es tan importante, y creo que en este momento, nosotros sin darnos cuenta, al omitir este debate, estamos mandando un mal mensaje al resto del mundo, estamos mandando un mensaje que creo que no podemos y no queremos, de un país que no está a la vanguardia y de legisladores que teniendo este tema enfrente no le entramos a discutirlo, Internet es el gran igualador de nuestro tiempo y así lo deberíamos de entender.

Y la democracia ve por primera vez en su historia la posibilidad real de eliminar las barreras artificiales que han separado a hombres y mujeres, así como la reducción de costos de transacción casi al llegar al punto cero con el que las relaciones entre los hombres, y en ese sentido, el desarrollo democrático sería mucho más dinámico, mucho más rápido y mucho más sólido.

Yo estoy convencido que el Internet ha propiciado el desarrollo de una relación con el poder muy diferente, y que al posicionar al poder en una red, es una realidad distinta al poder duro, o también al poder suave propio del siglo XX.

Por eso déjenme decirles de manera muy concreta en qué consiste la reserva. El artículo 146, como ya lo mencionamos en la mañana, cambió drásticamente a partir de una construcción de un diálogo parlamentario que incluimos los Senadores del PRD, el tema de neutralidad de la red, por acuerdo de nuestro grupo parlamentario, era uno de esos seis temas que tomamos como bandera para votar en contra de esta iniciativa.
El texto y la redacción del artículo 146 es muy positivo, porque a final de cuentas, lo que plantea este artículo es que los concesionarios deben de prestar el servicio de acceso a Internet, respetando la capacidad, velocidad y calidad contratada por el usuario, pero con independencia del contenido, del origen, del destino de la terminal, de la aplicación o de los servicios que se proveen en Internet a los que se dirige el usuario.

Lo logramos, y es algo de lo que debemos estar satisfechos, no saben qué cerca estuvimos de hacer una regulación, similar a la que están debatiendo en Estados Unidos, y que ha sido criticado por el resto del mundo. Estuvimos muy cerca, por una ausencia de ese debate aquí, porque nos concentramos en otra cosa, igual de relevante quizá, pero que no ve hacia el futuro, sino ve solamente a una realidad presente.

Sin embargo, me parece que aún sigue persistiendo un problema relacionado con este artículo 146, y es que en la página 241 de la exposición de motivos del dictamen, primero, y es algo que creo que todos deberíamos estar de acuerdo, primero tiene un error, tiene un error de redacción, a la hora de que se hizo el dictamen se repitieron dos líneas, si ustedes revisan el artículo 241, está me parece que en la página 350 y algo del proyecto de dictamen, se repite “permitirá a distintos proveedores de servicio contratar capacidad adicional para mejorar su servicio”, y luego se repite.

No podemos votar un dictamen que tenga un error de esa naturaleza, es un error de redacción mínimo pero lo debemos corregir. Ahora el párrafo también representa un peligro para la neutralidad, en otra parte de su contenido, dice:

Adicionalmente a lo anterior, dice ese párrafo, “el hecho de que los concesionarios puedan realizar gestiones de tráfico conforme lo previsto en la ley, permitirá a distintos proveedores de servicios contratar capacidad adicional para mejorar su servicio”, bueno, y permitirá a distintos proveedores de servicios contratar capacidad adicional para mejorar su servicio y ahí se repite diciendo, “permitirá a distintos proveedores de servicios contratar capacidad adicional, para mejorar su servicio”.

O sea, el párrafo tiene un error de redacción, y el párrafo por completo pareciera que va en sentido contrario de la redacción del artículo 146, que créanme, es una muy buena redacción, por eso me parece que este párrafo que pretende autorizar la discriminación de tráfico en la red, que viola la disposición establecida en el artículo 146 y que desnaturaliza la neutralidad de la red a partir de criterios comerciales, debería de ser eliminado por completo de la exposición de motivos.

Bajo ningún tipo de hermenéutica jurídica, los artículos 145 y 146 deben interpretarse de manera tal que se permita asegurar que la ley permite la diferenciación en el tráfico de la red.

En conclusión, este concepto puede prestarse para arbitrariedades y sobrerregulaciones, por ello, y yo los invito, que para garantizar que el Internet siga siendo una autopista libre de casetas de peaje, propongo esta eliminación de este párrafo para no dar pie a interpretaciones que puedan poner en riesgo el principio de neutralidad de la red.

Muchas gracias por su atención, compañeros Senadores.

(Aplausos)

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Zoé Robledo.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas del Senador Zoé Robledo.
- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas presentadas por el Senador Zoé Robledo. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten las propuestas, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas

Senador Bartlett Díaz, ¿desea hacer uso de la tribuna para presentar su reserva?

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas del Senador Manuel Bartlett.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas presentadas por el Senador Manuel Bartlett. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten las propuestas, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas.

Ahora consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta sobre el artículo 88 de la Senadora Dolores Padierna Luna.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta presentada por la Senadora Dolores Padierna. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desecha la propuesta.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Marcela Torres Peimbert, para presentar sus propuestas.

- La C. Senadora Marcela Torres Peimbert: Gracias, señora Presidenta.

Aquí colaborando al maratón de lo absurdo, al que se refería el Senador Encinas, y sabiendo de antemano que en unos minutos levantarán la mano para rechazar siquiera que se debata, sobre estas propuestas que he hecho mías, y que en realidad son de ciudadanas y ciudadanos que con ilusión se acercaron a mí, y yo tomé el compromiso de ser su voz, y por eso es que estoy aquí. No quiero fallar a ese compromiso.
Son reservas que estamos presentando el Senador Ruffo y una servidora, una tiene que ver con el sistema público de radiodifusión, y la otra, que es en otro artículo, pero que de una vez voy a platicar con ustedes, es el fondo para el desarrollo de la producción nacional independiente.

Lo que tiene que ver con la creación del sistema público de radiodifusión, en el Artículo Décimo Segundo Transitorio de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, establece los lineamientos que debe observar la legislación secundaria, que estamos aquí hoy platicando en materia de medios de públicos, indica que deben de tener independencia editorial, autonomía de gestión financiera, garantías de participación ciudadana, reglas de transparencia y rendición de cuentas, defensa de sus contenidos, opciones de financiamiento, pleno acceso a tecnologías y que tengan reglas para la expresión de diversidades ideológicas, étnicas y culturales.

El dictamen que hoy estamos discutiendo no cumple, por mucho, con lo planteado en la Constitución, queda sumamente corto; por tal motivo, lo que proponemos nosotros es hacer modificaciones con el fin de lograr que estos principios puedan realizarse.

Modificaciones en la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano a efecto de lograr una verdadera independencia editorial, fortaleciendo al consejo ciudadano, que sus decisiones realmente sean importantes, sean vinculantes y sean tomadas en cuenta.

Realizar modificaciones necesarias a la Ley Federal de Telecomunicaciones y a la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano para establecer opciones de financiamiento.

Desde luego estamos a favor de que pudieran comercializar y tener con esto contenidos de calidad, además de una infraestructura de alta calidad para que realmente puedan difundir la pluriculturalidad, puedan tener programación lúdica divertida, interesante, series mexicanas, documentales que muestren nuestra riqueza cultural y natural, etcétera.

Modificamos los artículos 11, el 18, en distintas fracciones, el 22, el 24 y el 25, no me detengo para no abonar demasiado al maratón de lo absurdo, y desde luego las opciones de financiamiento que son artículos que se tienen que modificar en la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

Con lo referente al Fondo para el Desarrollo de la Producción Nacional Independiente, definí en mi anterior participación lo que es la producción nacional independiente real.

Aquí lo que se propone es que, a través de las multas que el Ifetel disponga por fallas que hayan tenido las empresas, se nutra este fondo que realmente vaya a financiar en cierta medida la producción de talentos mexicanos, de jóvenes independientes que no tienen los recursos, pero que sí tienen la idea, la creatividad, los conocimientos y plasmar en documentales, en series, en cortos y en largometrajes todo lo que México es, toda nuestra pluriculturalidad, nuevamente, nuestra ideología, nuestros valores y que generemos esta tan ansiada identidad nacional de la cual estamos tan carentes.

Nos estamos convirtiendo en una sociedad aspiracional, tenemos pocos asideros para realmente amar lo nuestro y, sobre todo, para niños y jóvenes.

Creo que es un fondo noble, creo que es un fondo necesario, los recursos, desde luego, no sobran en nuestro país, pero ésta era una manera muy clara de fondear a todos estos talentos, a todos los jóvenes que están estudiando comunicación, guionismo, cine y que están ávidos de tener pantallas para exhibir todo el talento que sí tienen.

Por su atención, muchísimas gracias.

(Aplausos)
- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Torres Peimbert.

Pido a la Secretaría someter a consideración de la Asamblea si se admiten a discusión sus propuestas.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas presentadas por la Senadora Marcela Torres. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas.

Pasamos ahora a las reservas presentadas al artículo 89.

Se han inscritos los Senadores Rabindranath Salazar, Javier Corral, Alejandra Barrales, Iris Vianey, Manuel Bartlett, Alejandro Encinas, Dolores Padierna, Benjamín Robles Montoya, Angélica de la Peña, Raúl Morón, Luz María Beristain, Mónica Arriola Gordillo y Pedraza Chávez.

Consulto quiénes de ustedes desean hacer uso de la palabra.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna, para presentar su reserva al artículo 89.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: Como mis compañeros ya me declararon preponderante, solamente voy a hacer la última intervención. El Senador Encinas y su servidora queremos reservar el artículo 191 en su fracción XVIII, que se refiere a los derechos de los usuarios, es algo muy delicado que deberían, de verdad, pensar las cosas de otra manera.

El dictamen representa una regresión en relación a los derechos de los usuarios, porque el marco jurídico actual establece que debería de bonificarse al menos el 20 por ciento del monto del periodo de afectación de un servicio.

Pero este dictamen propone dejar esa modificación a la libre voluntad del concesionario o cuando algún día lo determine la autoridad.

Esto es inadmisible porque sería tanto como reconocer que ahora que la Constitución reconoce expresamente que deben existir derechos de los usuarios de telecomunicaciones y radiodifusión, se les margina a los propios usuarios a los contratos que unilateralmente redacten o impongan los concesionarios.

Es una severa violación que debe de votarse en contra.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Padierna Luna.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de la Senadora Padierna Luna.

Sonido en el escaño de la Senadora De la Peña.
- La C. Senadora Angélica de la Peña Gómez: (Desde su escaño) Solamente, señora Presidenta, para informarle a usted y a la Asamblea que a partir de ahora no voy a intentar ni siquiera comentar ninguno de los artículos reservados. De tal manera que dé por hecho que pasé.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Lo registramos, Senadora de la Peña, gracias.

Ruego a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta de la Senadora Dolores Padierna Luna.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta presentada por la Senadora Dolores Padierna. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desecha la propuesta.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Iris Vianey Mendoza, para presentar su reserva al artículo 89.

- La C. Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza: Gracias, señora Presidenta.

Respecto del artículo 89, he propuesto un texto en cuanto a la venta de publicidad para los concesionarios de uso social. Y esto con fundamento en que el derecho de la comunicación y la libre expresión de los concesionarios de uso social ya de alguna u otra manera ha quedado establecido, más no la oportunidad para que vendan espacios. Debemos considerar que hoy en día es necesario que se hagan llegar de los recursos mínimos para el funcionamiento de estas estaciones de uso social.

El texto que propongo es una modificación y adición a la fracción VII, que rezaría de la siguiente manera:

“VII. Venta de publicidad a los entes públicos federales, los cuales destinarán entre 5 y hasta el 10 por ciento del monto para servicios de comunicación social y publicidad autorizado en sus respectivos presupuestos. Las entidades federativas y municipios podrán autorizar entre 5 y hasta el 10 por ciento para dicho fin de conformidad con sus respectivos presupuestos. Lo dispuesto en esta fracción sólo podrá ser aplicable para las concesiones de uso social comunitarias e indígenas.” Y la adición importante que considero indispensable se agregue a este artículo es: “Podrán vender publicidad también a la iniciativa privada en los términos que determine el reglamento de esta ley.”

Quiero, señora Presidenta, en este mismo turno, desahogar el artículo 90, si es que me lo permite, para obviar el tiempo.

Esta reserva tiene que ver con un tercio del espectro para las concesiones comunitarias e indígenas.

Ya hablamos de la utilidad social, cultural e incluso de comunicación, indispensable de estas radios comunitarias sociales e indígenas.

Si me permiten, los compañeros de Guerrero, que hacen ejemplos muy locales, voy a hacer uno muy local.
En mi pueblo, que no tenemos más que una pequeña escuela, una sola abarrotera y son alrededor de 12 familias, donde no hay señal ni de Internet ni de telefonía fija, donde no hay un solo medio de comunicación. Lo que existe es una gran bocina que se coloca en el cerro más alto de la comunidad, esto es en El Naranjo Viejo, municipio de Aguililla, Michoacán.

Lo usual, y espero que no suene como un mero comparativo, era que por esta bocina se nos comunicara cuando había la oportunidad de un cerdito, hay venta de verdura fresca, etcétera.

Se convocaba a las juntas de la comunidad en la escuela, que es el único lugar, porque tampoco hay plaza, y es el único lugar donde la comunidad se reúne.

Y voy al tema de la seguridad y de lo indispensable que es el que tomemos conciencia de modificar este artículo 90.

Las demandas de democratización de los medios de comunicación y el uso de las nuevas tecnologías, tienen un significado muy especial también en el tema de seguridad.

La limitante que establece esta modificación en el artículo 90, nos limita prácticamente a esa bocina por el espectro tan pequeño y la condición en la que nos ponen.

Esta reserva que hoy propongo es para que las concesiones de las radios comunitarias e indígenas tengan una reserva de 30 por ciento de la banda de radiodifusión sonora; asimismo, porque resulta inadecuado que sólo haya una cobertura de 20 watts, una potencia mínima, cuando se requiere de entre 300 y 500 watts para operar una pequeña radio comunitaria.

Propongo que se modifique, porque incluso en el tema que mencionaba de seguridad, donde no hay comunicación de ningún tipo, cuando estamos sujetos a una situación de violencia constante, de constantes enfrentamientos, y que hay que alertar a la ciudadanía, las radios comunitarias son indispensables. Ya no hay manera de alertar a las comunidades donde no hay telefonía fija, donde no hay Internet, donde no hay autoridad local, porque ni siquiera hay jefatura de tenencia, donde no se cuenta con la seguridad mínima. Son indispensables estas radios comunitarias e indígenas para comunicar los conatos de violencia, o hay que esperar que suenen las granadas para saber que hay que desalojar la comunidad.

Es necesario modificar el artículo 90 por un tema también de seguridad de las comunidades indígenas, de los pueblos de alta y muy alta marginación que se encuentran en zonas rurales.

La propuesta es que el texto rece de la siguiente manera: “El instituto únicamente podrá otorgar concesiones para estaciones de radio FM con un rango de operación, según sea la solicitud técnica expuesta por la concesionaria. En este segmento se deberá reservar para este tipo de estaciones el 30 por ciento de la banda de radiodifusión sonora...” El 30 por ciento y no el 10 que propone el texto, y obviamente los 20 watts son totalmente insuficientes, por un tema tan sensible de las comunidades rurales que hoy padecen violencia de todo tipo, es indispensable que consideremos modificar y aceptar discutir esta adición al artículo 90.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Vianey Mendoza.

Ruego a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de la Senadora Vianey Mendoza.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de la Senadora Iris Vianey Mendoza. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señora Presidenta.
- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Raúl Morón Orozco.

- El C. Senador Raúl Morón Orozco: Compañeras y compañeros:

Aunque sé el destino de esta reserva, debo hacer uso de la palabra por un encargo que me han hecho algunos compañeros y compañeras que tienen medios de comunicación de carácter social e indígena, y creo que es importante hacerlo notar.

Y también a nombre de mi compañero, Benjamín Robles, que en su estado, y ha reservado este artículo 89, pues a nombre propio y de él, plantearía que los medios sociales de comunicación son una herramienta para avanzar en la democratización del país, porque enriquece la pluralidad y nos aportan otra visión de la realidad nacional a partir de su contexto propio, su lenguaje, sus tradiciones.

Son los medios comunitarios una alternativa para escuchar diversos puntos de vista, para que la única verdad no sea la de la televisión comercial. Son espacios comprometidos con la defensa de los derechos de las comunidades a las que pertenecen, por medio de ellos los integrantes de las comunidades ejercen el derecho a expresarse libremente, a ejercer la crítica y la denuncia pública, a levantar la voz ante las injusticias.

También son una forma de ejercer el derecho a la identidad; los medios comunitarios son, por definición, independientes.

Históricamente han operado en condiciones difíciles, porque el Estado, en vez de procurar darles certeza jurídica, los ha criminalizado y, en muchas ocasiones, perseguido.

El espectro radioeléctrico es un bien de la nación, por eso no se entiende que sea inaccesible para comunidades; es grave que esta reforma ponga en el centro el tema comercial y el interés de los grandes concesionarios y dé un trato discriminatorio a los medios sociales.

La presente reserva apunta en el sentido contrario al espíritu del dictamen y tiene por objeto abrir canales que permitan a los medios comentados garantizar su sostenibilidad económica.

Compañeras y compañeros Senadores: Al dar a los medios sociales condiciones de sustento económico a través de la posibilidad de recibir patrocinios, estaremos favoreciendo la libre expresión de los sensibles sectores de la sociedad. Nuestras radios indígenas deben contar, como ya ocurre en diversas democracias progresistas, con un decidido apoyo del Estado, con facilidades para financiarse no sólo con subsidio gubernamental, también es necesario permitir el financiamiento privado.

Si buscamos que nuestro país avance en la construcción de estructuras democráticas, debemos definir una política en materia de telecomunicaciones que permitan no sólo favorecer a los medios comerciales que representan los medios masivos de comunicación, necesitamos generar equilibrios.

Lograremos esos equilibrios en la medida en que los medios comunitarios puedan contratar publicidad para así autofinanciarse y seguir prestando en mejores condiciones la importante labor de difusión social.

Los medios sociales no representan de ninguna manera una distorsión del mercado, la misión fundamentalmente es social y es dirigida a las audiencias muy concretas, se circunscribe a las comunidades cercanas y regiones perfectamente delimitadas.
¿De qué manera pueden los medios comunitarios de los estados de Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Veracruz, distorsionar el mercado frente a grandes medios que se han conformado como monopolios ante los que no tienen ninguna posibilidad de competir? No debe ser el criterio comercial el que debe imperar en esta Soberanía, recordemos que los mexicanos tenemos derecho a comunicar y a difundir nuestra cultura desde los valores y principios que se fomentan en la cercanía de las comunidades de nuestro país.

Por eso los invito a permitir que se haga la discusión y a aprobar que los medios sociales puedan tener una mayor cobertura en este país.

Por su atención, muchas gracias.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senador Morón Orozco.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Luz María Beristain Navarrete.

- La C. Senadora Luz María Beristain Navarrete: Con su venia, señora Presidenta.

Bueno, pues yo pienso que más vale un arreglo regular que un encontronazo total. Yo creo que estamos en un sistema parlamentario y no debe de haber temas irreductibles. Como izquierda progresista no venimos por el todo o nada, sino que al menos me voy satisfecha de regresar a Quintana Roo con el conocimiento de que mis compañeros hicieron un gran esfuerzo al interior de sus comisiones, hablo de Zoé Robledo, de Armando Ríos Piter, de mi Coordinador el Senador Barbosa Huerta, del Senador Demédicis Hidalgo, de todos los que participaron en la construcción de estas leyes secundarias y que lograron la inclusión de casi 72 temas, que para mí es un triunfo, yo no regreso a Quintana Roo con las manos vacías, porque logramos la inclusión de 72 propuestas de la gente que nosotros representamos.

Así es que, aunque sea muy tarde, pero yo celebro esto.

Hoy actuamos en una lógica de grupo y damos continuidad a estas reformas constitucionales en materia de telecomunicaciones y radiodifusión, y es por ello que consideramos que es importante mejorar y llevar a la práctica las propuestas de este dictamen para poder dar fin a los monopolios, así como concretar una mejor regulación en los contenidos, los cuales, al ser de tan baja calidad, sólo provocan una sociedad desinformada que incluso en algunos casos por medio de la información orientan y manipulan, ocasionando un menoscabo a la población.

Los ciudadanos merecen una mayor democratización en los medios, mejores contenidos, mayores derechos de los usuarios y de las audiencias; asimismo, las comunidades indígenas y la sociedad en general demandan ser escuchados, por lo que deben tomar en serio la participación de éstos en los medios de información.

Es necesario que demos cumplimiento a los compromisos que los ciudadanos demandan. Es importante mencionar que este dictamen implicó un gran esfuerzo para poder concretar una normativa eficaz; la realidad es que las necesidades de la ciudadanía son grandes retos que hoy estamos atendiendo.

A través del Canal del Congreso, quiero comunicarle al público en general que sólo la ciudadanía puede impulsar todos los cambios que se necesitan, para que ellos mismos gocen de los derechos que se merecen.

Asimismo, en gran medida la ciudadanía debe exigir contenidos dignos en la radio y la televisión.

El papel actual de la participación ciudadana es indispensable para lograr un desarrollo integral e influyente en nuestro país.
Debido a que la comunicación es fundamental en una civilización, no es un tema menor, ya que hoy en día rige, de alguna manera, el desarrollo del país al ser pieza clave en la política y en la economía.

Como legisladora por el estado de Quintana Roo, tengo conocimiento de que en las comunidades mayas esperaban este dictamen con la finalidad de levantar la voz y así poder compartir sus conocimientos de filosofía y cultura, porque cuando se agotan los recursos para poder manifestar las palabras, el arte y la poesía, es cuando pudieran llegar otro tipo de conductas más aguerridas que no son las que deseamos.

Es menester mencionar que la cultura maya aún se manifiesta en gran medida en el estado de Quintana Roo, en donde las lenguas indígenas más habladas son el maya y el tzotzil.

Hay 196 mil personas mayores de cinco años que hablan alguna lengua indígena, lo que representa 16 por ciento de la población de la entidad.

A nivel nacional, de cada cien personas que declararon hablar alguna lengua indígena, 14 no hablan español.

Los pueblos indígenas, y por ende la cultura maya, están presentes en nuestro país, razón por la cual se debe de atender a este sector de la población.

Debemos recordar lo dispuesto en el artículo 2o. de nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el cual nos expresa que la composición de la nación es pluricultural, sustentada originalmente en sus pueblos indígenas, asimismo, la definición de comunidades indígenas, igualdad de oportunidades y prohibición de discriminación, principalmente.

No obstante, ese dictamen limita a la radio comunitaria, por ejemplo, limita a 15 años las concesiones de usos públicos o sociales en comparación con las concesiones de uso comercial que pueden ser hasta de 20 años. Es decir, se necesitan hacer los cambios necesarios para garantizar la voz de las minorías, no sólo de las comunidades indígenas, sino también de los concesionarios de uso social.

Para poder democratizar los medios es fundamental que impulsemos a los concesionarios de uso social y así darle voz al pueblo mexicano. Es evidente que sin recursos no podrán realizar un correcto funcionamiento.

Es por ello que en apoyo a la sociedad debemos mejorar el articulado del dictamen, en el sentido de que debemos facilitar los mecanismos de ingresos a las y a los concesionarios y quitar los candados que impiden su desarrollo.

Es por ello que presento una reserva a la fracción VII del artículo 89 del presente dictamen, para facilitar que tenga la calidad de donatarios autorizados con la personalidad jurídica que deriva sólo de la concesión otorgada, para quedar de la siguiente manera:

“Artículo 89.

Tercer párrafo de la fracción VII.- La ausencia de fines de lucro implica que dichos concesionarios no perseguirán dentro de sus actividades la obtención de ganancias con propósitos de acumulación. De tal suerte que los remanentes de su operación sólo podrán invertirse al objeto de la concesión. Para recibir donaciones en dinero o en especie, los concesionarios de uso social serán donatarios autorizados en términos de las disposiciones aplicables.”

Es cuanto, señora Presidenta.
- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Beristain Navarrete.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las reservas presentadas por los Senadores Rabindranath Salazar, Javier Corral, Alejandra Barrales, Manuel Bartlett, Alejandro Encinas, Benjamín Robles, Angélica de la Peña, Raúl Morón, Luz María Beristain y Mónica Arriola.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas presentadas por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas.

Vamos ahora con el artículo 90. Informo a ustedes que han presentado reservas los Senadores Iris Vianey Mendoza, Javier Corral, Alejandra Barrales, Alejandro Encinas, Dolores Padierna y Raúl Morón.

Pregunto, ¿quién de ustedes quiere hacer uso de la tribuna?

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si son de admitirse las propuestas presentadas por estas Senadoras y Senadores.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas presentadas por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas.

El artículo 100 fue reservado por el Senador Javier Corral, pregunto si desea hacer uso de la tribuna.

Solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta presentada por el Senador Corral Jurado.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta presentada por el Senador Javier Corral. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desecha la propuesta.

Los artículos 106, 110 y 112 fueron reservados por la Senadora Dolores Padierna.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión los artículos 106, 110 y 112, presentados por la Senadora Dolores Padierna. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas.

Los artículos 119 y 120 fueron reservados por los Senadores Luis Sánchez y David Monreal.

El artículo 124 fue reservado por el Senador Mario Delgado, quien ya hizo la presentación correspondiente.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas hechas por nuestros compañeros Senadores.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de modificación a los artículos 119, 120 y 124, presentadas por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas.

El artículo 131 fue reservado por los Senadores Ruffo Appel y Torres Peimbert, quienes ya presentaron la propuesta correspondiente, por el Senador David Monreal y por el Senador Luis Sánchez.

Y el artículo 138 por los Senadores David Monreal y Luis Sánchez.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de modificación a los artículos 131 y 138, presentadas por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señora Presidenta.
- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas.

El artículo 144 fue reservado por los Senadores Javier Corral y David Monreal.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de modificación al artículo 144, presentadas por el Senador Javier Corral y el Senador David Monreal. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas.

Los artículos 145 y 146 fueron reservados por los Senadores Alejandra Barrales, Mario Delgado y Zoé Robledo.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de modificación a los artículos 145 y 146, presentadas por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas.

El artículo 158 fue reservado por los Senadores Javier Corral, David Monreal y Dolores Padierna.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas al artículo 158, presentadas por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señora Presidenta.
- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas.

El artículo 159 fue reservado por el Senador Javier Corral.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión el artículo 159, presentado por el Senador Javier Corral. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desecha la propuesta.

Para hablar en pro de lo presentado por las comisiones, tiene el uso de la tribuna la Senadora Hilda Esthela Flores Escalera, con la aclaración de que este artículo ya fue votado.

- La C. Senadora Hilda Esthela Flores Escalera: Con el permiso de la Presidencia; buenos días, compañeras y compañeros:

En esta ocasión hago uso de la tribuna a nombre de mis compañeros: Claudia Pavlovich, Itzel Ríos, Blanca Alcalá, Diva Gastélum, Lucero Saldaña, Cristina Díaz, Lilia Merodio, Ana Lilia Herrera y Raúl Aarón Pozos.

De igual forma lo hago en mi calidad de Presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables, y también como orgullosa integrante del grupo parlamentario del PRI, siempre comprometido este grupo en la lucha por los derechos de las personas con discapacidad.

Queremos destacar el trabajo desarrollado por el Senado a favor del acceso real de estas personas a las telecomunicaciones y la radiodifusión, y también hacer un merecido reconocimiento a las organizaciones de la sociedad civil, que desde un principio fortalecieron con propuestas el presente dictamen, además de haber seguido puntualmente el proceso legislativo que le dio origen.

Este logro también es de ustedes. Y digo logro, porque juntos, Senadoras, Senadores y sociedad trabajamos desde hace ya varios meses para que los derechos de las personas con discapacidad se hicieran valer en esta reforma.

No sólo para dar cumplimiento a los instrumentos internacionales y leyes vigentes, sino para responder a una gran encomienda que tenemos: respetar y fomentar los derechos de todas las personas.

En este sentido, la iniciativa remitida por el Poder Ejecutivo fue fortalecida, pero hay que destacar que la accesibilidad de las personas con discapacidad no fue pasada por alto, pues desde su versión original contempló que los canales de televisión deberían contar con espacios de subtitulaje o doblaje al español para personas con debilidad auditiva o visual.

Sin embargo, se requería de un esfuerzo adicional, era indispensable ampliar el catálogo de aquellas disposiciones que promovieran el acceso a las telecomunicaciones a cerca de 7.7 millones de mexicanos que viven con discapacidad.
De ahí la inclusión en el dictamen, y aquí quiero subrayar, de dos nuevos capítulos que garantizan los derechos de estas personas, en donde se contempló lo siguiente:

El derecho de los usuarios de contar con equipos terminales que tengan funcionalidades, programas o aplicaciones que permitan la accesibilidad de las personas con discapacidad motriz, visual y auditiva.

El acceso a un número telefónico para servicios de emergencia armonizado a nivel nacional y mundial, en los términos y condiciones que determine el instituto, en coordinación con el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El derecho a no ser discriminado en la contratación y en la provisión de los servicios de telecomunicaciones.

El derecho a que las instalaciones o centros de atención al público de los concesionarios cuenten con adaptaciones, modificaciones o mecanismos para que las personas con discapacidad puedan recibir atención, y el derecho a que las páginas o portales de internet o números telefónicos de atención al público de los concesionarios o autorizados, cuenten con funcionalidades de accesibilidad.

Asimismo, se estableció que los portales de internet de las dependencias de la administración pública, tanto federal como de las entidades federativas, empresas de participación estatal y órganos constitucionales autónomos, deberán contar con funciones de accesibilidad para personas con discapacidad.

De igual forma determinó que los programas noticiosos de mayor audiencia contarán con segmentos en donde hubiera subtitulaje, doblaje al español o lengua de señas mexicana.

También este dictamen, dentro del Capítulo IV, del Título Décimo Primero, de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, en su Sección II denominada: “De los derechos de las audiencias con discapacidad”, enuncia que, efectivamente, las audiencias con discapacidad contarán con servicios de subtitulaje, doblaje al español o lengua de señas mexicana, para accesibilidad a personas con debilidad auditiva.

En el mismo sentido, promovió el reconocimiento de las capacidades, méritos y habilidades de las personas con discapacidad, así como la necesidad de su atención y respeto a través de mecanismos que les permitan expresar sus reclamaciones, sugerencias y quejas, y contar con el acceso a la guía de programación, a través de un número telefónico y de portales de internet, de concesionarios en formatos accesibles.

Esto fue indudablemente un logro extraordinario. Sin embargo, nuestro trabajo fue más allá, ya que con el consenso de las comisiones dictaminadoras y de diversas legisladoras y legisladores, hemos logrado que los concesionarios estén obligados a prestar los servicios del subtitulaje, doblaje al español y lengua de señas mexicana. Es decir, que el concesionario no podrá elegir a algunos de ellos, sino que tendrá que contemplar los tres mecanismos.

Además hemos propuesto que no sólo el Poder Ejecutivo esté obligado a tener portales de internet accesibles, sino que también se extiende este mandato a los Poderes Judicial y Legislativo, tanto federal como de las entidades federativas, pues es un hecho que tenemos la obligación de predicar con el ejemplo.

Finalmente, acordamos solicitar la ampliación del horario en que los concesionarios deberán transmitir su programación con lengua de señas mexicana y subtituladas.

Estimadas Senadoras y Senadores, estamos ante una nueva era en el tema de telecomunicaciones y radiodifusión. En este sentido, celebramos que el Senado demuestre, una vez más, que el respeto y promoción de los derechos de las personas con discapacidad son una prioridad.
Los avances que estamos logrando son una muestra de todo lo que podemos hacer con voluntad y compromiso.

Por todo ello, sé que las modificaciones propuestas al dictamen en materia de accesibilidad, contarán con el apoyo de todas y todos ustedes.

Por su atención, por su compromiso y sensibilidad, muchísimas gracias a todos.

Es cuanto, estimada Presidenta.

Y muy buenos días a todos.

(Aplausos)

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Flores Escalera.

- La C. Senadora Angélica de la Peña Gómez: (Desde su escaño) Señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Sonido en el escaño de la Senadora de la Peña Gómez.

- La C. Senadora Angélica de la Peña Gómez: (Desde su escaño) Señora Presidenta, me da mucho gusto que la Senadora Hilda Flores haya hecho mención de todas las propuestas que logramos incluir, para que quedaran en el dictamen, y lo que ella está proponiendo, me parece que también es muy importante, debiéramos apoyarlo porque va en el mismo sentido de todo lo que ella leyó, y que efectivamente fue resultado de un trabajo que hicimos y que aportamos desde el grupo parlamentario del PRD, en las mesas de trabajo con el gobierno.

Quería dejarlo de manera muy puntual, porque me parece que es importante destacarlo, y ojalá que esa misma sensibilidad que se nota, cuando es propuesta por una legisladora del PRI, también pudiera ser tomada en consideración, en el mismo tema de personas con discapacidad, debiese también haberse valorado lo que nosotros propusimos.

Pero esto que ella acaba de leer, efectivamente forma parte de lo que nosotros logramos y es conducente que se apoye lo que se añade.

Sin lugar a dudas, y el grupo parlamentario, por indicaciones de mi coordinador, en mi voz, la apoyamos totalmente.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora de la Peña Gómez.

Efectivamente, se trata de una serie de propuestas por consenso de los diferentes grupos parlamentarios, y como recordarán, fueron votadas favorablemente al inicio de la discusión en lo particular.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si la propuesta del Senador David Monreal al artículo 161, se admite a discusión.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si la propuesta presentada al artículo 161 por el Senador David Monreal se admite a discusión. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admite a discusión, señora Presidenta.
- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desecha la propuesta.

Daré lectura a una serie de artículos reservados por diversas compañeras y compañeros Senadores, hasta donde tenemos registrado el interés de participar de ustedes.

Desde luego, si dentro de estas propuestas existe alguien que quiera hacer uso de la tribuna, con mucho gusto háganoslo saber.

El artículo 166, fue reservado por el Senador Luis Sánchez Jiménez.

El artículo 173, por el Senador Javier Corral.

El artículo 174, por los Senadores Javier Corral y David Monreal.

El artículo 177, por los Senadores Dolores Padierna, Luis Sánchez y Mario Delgado.

El artículo 181, por el Senador Javier Corral.

El artículo 189, por los Senadores Zoé Robledo, María del Pilar Ortega, Rabindranath Salazar, David Monreal Avila, Francisco Búrquez, Alejandro Encinas, Dolores Padierna, Manuel Bartlett y Angélica de la Peña.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora María del Pilar Ortega Martínez, para presentar su propuesta al artículo 189.

- La C. Senadora María del Pilar Ortega Martínez: Gracias, señora Presidenta; compañeras y compañeros Senadores:

El contenido de los artículos 189 y 190, a los que me referiré en el mismo momento del dictamen que discutimos, tal y como están redactados, constituyen una violación flagrante a la privacidad de las personas, que es un derecho humano fundamental y es indispensable para el mantenimiento de las sociedades democráticas. Es un derecho inherente a la dignidad humana y refuerza otros derechos como la libertad de expresión y de información.

Las actividades que restringen el derecho a la privacidad, incluida la vigilancia de las comunicaciones, únicamente pueden justificarse en ley, cuando son necesarias para alcanzar un objetivo legítimo y son proporcionales al fin perseguido.

Como Senadores de la República tenemos el deber de legislar cuidando siempre que el objetivo de la ley se apegue a lo que mandata nuestra Constitución y los tratados internacionales en materia de protección de derechos fundamentales de las personas.

Es por ello que en este momento debemos evaluar el carácter invasivo de la vigilancia de las comunicaciones por el Estado.

Es necesario considerar la potencialidad de la vigilancia de revelar información sensible, así como la finalidad para la que el Estado está procurando esta información.

Y es que a nivel internacional estas medidas de vigilancia electrónica, son formas altamente intrusivas de investigación, que sólo deberían ser utilizadas en circunstancias excepcionales.

La gran mayoría de los acuerdos y tratados internacionales en materia de derechos humanos, establecen la protección a los derechos de las personas ante la vigilancia electrónica injustificada.

Es cierto, también, que la mayoría de los países en el mundo han establecido legislación sobre intervenciones de comunicaciones electrónicas. Pero también lo es que en países de corte democrático, esas intervenciones son iniciadas sólo después de haber sido aprobadas por integrantes del Poder Judicial.
Inclusive esas intervenciones se realizan una vez que se demuestra que otro de investigación no intrusiva no fue posible.

Algunos países como Francia y Reino Unido han creado comisiones especiales que revisan estas prácticas para prevenir abusos, inclusive es frecuente observar que el responsable de protección de datos personales de cada país tiene ciertas atribuciones para supervisar esta vigilancia.

De acuerdo con la organización inglesa Privacy International, una importante medida de supervisión que en muchos países emplean, es solicitar un informe anual sobre el uso de la vigilancia electrónica por parte de los departamentos del gobierno.

Estos informes típicamente proporcionan un resumen de detalles sobre el número de usos sobre la vigilancia electrónica, los tipos de crímenes para los que fueron utilizadas, su duración y otra información.

Entre los países que publican informes anuales sobre uso de vigilancia están: Australia, Canadá, Francia, Nueva Zelanda, Suecia, Reino Unido y los Estados Unidos.

Una mala aplicación de la localización geográfica en tiempo real, puede obtener como consecuencia que se llegue a revelar información sensible que pueda poner en riesgo la integridad física o moral de una persona, sufrir discriminación y violentar sus derechos y garantías individuales.

Ello es así porque estos derechos requieren que las personas, que los ciudadanos sean capaces de comunicarse libres del efecto amedrentador de la vigilancia gubernamental.

El aprobar la localización geográfica en tiempo real en los términos redactados en el dictamen, es dejar a la discrecionalidad de la autoridad los casos en los que se puede realizar esta medida, dejando la puerta abierta para que las autoridades puedan utilizar la misma con otros fines.

El artículo 189 propuesto es trasgresor de convenios internacionales suscritos por el Estado mexicano, en concreto, por los artículos 8 y 9 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos; 17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; y por lo que respecta a nuestra Constitución, por los artículos 1o. y 16.

Todo se traduce en una explícita violación a los derechos a la privacidad o vida privada, a la protección de datos personales y de no injerencias arbitrarias. En el mismo sentido se ha manifestado a la Suprema Corte de Justicia de la Nación a resolver la acción de inconstitucionalidad 132/2012 interpuesta por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

De la citada resolución de la Corte, se desprende que en cualquier disposición que en materia de geolocalización se establezca en la ley, debe cumplir con los siguientes: el Fiscal o Procurador General de la República o procuradores de las entidades federativas, son los funcionarios facultados para solicitar los permisos de geolocalización, dicha localización será en tiempo real, pero será sobre los equipos asociados a una línea telefónica, no sobre personas.

La solicitud deberá contener fundamento en la investigación de delitos, en materia de delitos relacionados con delincuencia organizada, delitos contra la salud, secuestros, extorsión o amenazas. En ese sentido, queda claro que no se puede dejar en el dictamen que discutimos cualquier disposición que permita que cualquier otra autoridad pueda ejercer estas solicitudes de geolocalización a los concesionarios, y de igual manera dichas solicitudes no podrán ser realizadas en cualquier caso, y tiene que ser con motivo de investigaciones relacionadas con delitos graves.
Igualmente, nosotros estamos proponiendo en las reservas a los artículos 189 y 190, que una vez que se lleva a cabo esta geolocalización, cuando no fue posible lograr la autorización judicial, posteriormente se dé aviso a la autoridad judicial.

Por lo anteriormente mencionado, pido su voto a favor de las modificaciones propuestas a los artículos 189 y 190 del dictamen con proyecto de Decreto de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

Por su atención, muchas gracias.

Es cuanto, señora Presidenta.

(Aplausos)

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Gracias, Senadora Ortega Martínez.

El artículo 190 fue reservado por los Senadores Zoé Robledo, María del Pilar Ortega, Alejandra Barrales, David Monreal, Francisco Búrquez, Alejandro Encinas, Dolores Padierna, Manuel Bartlett y Mónica Arriola.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas referidas por nuestras compañeras y compañeros Senadores, respecto de los artículos 166, 173, 174, 177, 181, 189 y 190.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión los artículos 166, 173, 174, 177, 181, 189 y 190, presentados por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas.

El artículo 191 fue reservado por los Senadores Zoé Robledo, Dolores Padierna y Mario Delgado.

El artículo 192, por el Senador Rabindranath Salazar.

El artículo 200, por los Senadores David Monreal, Dolores Padierna y Alejandra Barrales.

El artículo 201, por la Senadora Angélica de la Peña.

El artículo 206, por el Senador Luis Sánchez.

El artículo 208, por los Senadores David Monreal y Luis Sánchez.

El artículo 211, por el Senador Alejandro Encinas.

El artículo 216, por los Senadores Zoé Robledo, Javier Corral y Dolores Padierna.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión.
- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión los artículos 191, 192, 200, 201, 206, 208, 211 y 216, presentados por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señora Presidenta.

- La C. Presidenta Herrera Anzaldo: Se desechan las propuestas.

Para presentar su propuesta sobre el artículo 217, tiene el uso de la tribuna el Senador Javier Corral.

Informo a ustedes que también presentaron reservas al respecto los Senadores Ruffo Appel y Marcela Torres Peimbert, David Monreal, Alejandro Encinas, Dolores Padierna y Benjamín Robles Montoya.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Javier Corral Jurado.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: En esta intervención me voy a referir a los artículos 217, 232, 233, 234, 235, 236, 237, 240, 246, 247 y 248.

El 217 se refiere a las facultades de la Secretaría de Gobernación. Una de las cuestiones que yo no me he explicado, en todas las mesas de negociación que se abrieron, en los distintos flancos de negociación que el gobierno abrió, tanto en el Senado, como cuando quisieron reinstalar la mesa central de el “Pacto por México”, ya muerto, pero con una mesa central informal, algo de lo que yo no termino por comprender es, cómo fue que ningún esfuerzo negociador haya podido eliminar esta doble ventanilla que en materia de vigilancia de la transmisión de contenidos se da en este dictamen.

Porque es clarísima la Constitución en el artículo 28, al Instituto Federal de Telecomunicaciones lo hizo encargado de la regulación, de la administración, de la supervisión de los servicios tanto de telecomunicaciones, como de radiodifusión. Y una primera pregunta que habría que hacernos es, ¿cuáles son los servicios de radiodifusión? ¿Cuáles son los servicios que presta la radiodifusión? Pues no presta telefonía.

La radiodifusión, como servicio unidireccional, las telecomunicaciones tienen la característica bidireccional, es transmisión de contenidos. Cuando la Constitución le otorga al Ifetel la facultad de supervisar los servicios de radiodifusión, se está refiriendo a contenidos.

¿Y qué fue lo que pasó? ¿Qué fue lo que sucedió? Que a lo largo de esas mesas, me fueron contando unos y otros, el gobierno colocó una interpretación estrambótica, como la que ha colocado con la preponderancia por sectores; que la Constitución sólo le había dado al Ifetel dos facultades en materia de vigilancia de contenidos: vigilar la publicidad y la publicidad pautada dentro de la programación infantil.

Esa interpretación nos dice que al Ifetel se le dio la facultad de vigilar contenidos, dentro de cada hora, entre programas, y dicen que sólo la publicidad dentro de la programación infantil y que todo lo demás, como no lo dijo, pues decidieron devolvérselo a la Secretaría de Gobernación. Esto es falso, tan falso que el propio artículo 6o. de la Constitución crea un órgano consultivo del Instituto Federal de Telecomunicaciones, para la salvaguarda de los principios establecidos en los artículos 6o. y 7o. constitucional, ¿y cuáles eran esos contenidos? Los contenidos de libertad de expresión y de derecho a la información.
Hubo una serie de ajustes, fue el proyecto evolucionando, le quitaban una facultad, le ponían otra, y luego empezaron a reformular, ya no es vigilancia, ahora es verificación, bueno, ahora es verificación con clasificación, y terminó como terminaron los medios de uso social, comunitarias e indígenas, en una evolución hacia lo peor, porque le dejan en seis facultades a la Secretaría de Gobernación, monitoreo, vigilancia, pero en todos los contenidos sanción, y éste es el gran retroceso de la parte relativa al derecho a la información y al ejercicio de las libertades de expresión y de información. Es el gran retroceso de esta parte del dictamen.

Porque ahora se le devolvió, el Ejecutivo está recuperando, por la vía de ley, una facultad que la Constitución le dio al Ifetel. Siempre la Secretaría de Gobernación había tenido la facultad de vigilar contenidos, y una de las grandes discusiones en la reforma constitucional fue esa, apartar de un ámbito eminentemente político, del gobierno, la vigilancia de los medios electrónicos de comunicación, ¿por qué?, porque siempre el gobierno ha jugado, no solamente jugaba con la asignación de concesiones, sino con la vigilancia y sanción en materia de transmisión de contenidos con los concesionarios, y siempre se colocó la tesis de la zanahoria y el garrote, te portas bien te doy más concesiones, ¡ah!, te portas mal, te la puedo revocar por la vía de la Secretaría de Gobernación; te portas mal, te la quito o te sanciono, y siempre en la relación medios-poder, sacrificando la legislación, y dijimos, basta de que esta importantísima y delicadísima función la tenga el aparato político del gobierno.

Bueno, si esa facultad había dejado de ser verdad, mucho más ahora que este Congreso reformó la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, para hacer a Gobernación la supersecretaría.

Ahora la Secretaría de Gobernación tiene por atribución de la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, la coordinación de la política de seguridad pública, es la Secretaría que comanda a la Policía Federal, que encabeza el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Yo no conozco un caso en el mundo en donde a la policía se le haya dado la facultad de vigilar contenidos en radio y televisión. Es delicadísimo.

Y luego le dan facultades hasta para determinar, en términos de los medios públicos, qué canales multiprogramados, la administración de los tiempos de Estado se le dejan a la Secretaría de Gobernación. ¿Qué, no tuvieron, en serio, una muestra del manejo faccioso que hace el Secretario de Gobernación con los tiempos de Estado, cuando le pidieron los spots explicativos de la reforma petrolera? La respuesta que dieron: dejarle a Gobernación la gestión de los medios, de los tiempos de Estado, ésta es una de las regresiones que yo identifico en el proyecto y que obviamente la traigo aquí con un propósito informativo, ahora sí que informativo, para el Diario de los Debates.

“Querido Diario de los Debates, le han regresado a la Secretaría de Gobernación las facultades de vigilancia de contenidos”.

“Querido Diario de los Debates, la están abriendo, además, al Presidente de la República”.

Este es un doble empoderamiento, no solamente estamos hablando del monopolio mediático, del monopolio de la televisión, aquí hay un doble eje, aquí se está empoderando al monopolio mediático y al Presidente de la República porque le abren, en otro artículo, tiempos adicionales al Ejecutivo, de los tiempos de Estado, dice “... y otros espacios de que disponga el Ejecutivo Federal señalado en esta ley”.

Y he englobado los temas de publicidad porque ahí es donde está también otro de los grandes atentados al derecho de las audiencias, contrario a la reforma constitucional que estableció la obligación de equilibrar la publicidad en el conjunto de la programación, se le dan una serie de regalos a la radiodifusión comercial insospechados, ¡ah!, a las radios comunitarias e indígenas, les van a dar el uno por ciento del presupuesto destinado a gastos de comunicación social, vaya logro, hacerlos depender de las autoridades locales.
Por cierto, no se lo dan a los de uso social, sólo dice comunitarias e indígenas, mientras que le cierran el paso a las fuentes de financiamiento que tienen derecho legítimamente a esos medios, como los medios de uso social, a la radiodifusión comercial a manos llenas, saben por qué, porque a través de varios artículos van a poder comercializar la pantalla a niveles de descaro.

Hay un artículo que dice, que si transmiten por lo menos el 20 por ciento de programación nacional, les dan un 2 por ciento, y luego un párrafo enseguida que dice, y este incentivo se incrementará conforme se incremente la producción nacional.

Automáticamente le están dando a las dos principales televisoras del país 10 por ciento más de comercialización de la pantalla. Tienen el límite de 18 por ciento, ¡ah!, pero las dos producen contenidos nacionales, Canal 13, todo es producción nacional, y Televisa en el 2, es producción nacional, hay va un 10 por ciento automático.

Y luego dicen: ¡ah!, y si ustedes contratan 20 por ciento de producción independiente, les damos otro 5 por ciento. Eso no dijo la Constitución, la Constitución no dijo que había que darles otro estímulo mercantil al duopolio de la televisión para promover la producción nacional independiente, dijo: garantizar mecanismos efectivos para promover la producción nacional independiente, y hay va otro 5 por ciento.

Y luego, además, les permiten comercializar dentro de la pantalla en la programación continua, y hay un artículo del dictamen, del que varios se enorgullecen tanto, que excluye de contabilizar en los límites de la publicidad a los programas de venta de productos y servicios, lo que eufemísticamente llaman infomerciales, que no es más que un ambulantaje electrónico que empieza de las 12 de la noche a las 6 de la mañana, y en donde venden todo tipo de productos, a una hora para adelgazar y a la otra para engordar, para recuperar peso y para bajar de peso, para recuperar pelo y cómo cortárselo.

Es un escándalo en despoblado, es un atentando a las audiencias el dictamen del que muchos se enorgullecen.

Esto es lo que votaron los Senadores de la República, regresarle a la Policía Federal, encabezada por Miguel Angel Osorio Chong, además Secretario de Gobernación, porque él ha preferido ser primero coordinador de las fuerzas de seguridad que Secretario de Gobernación.

A esa inversión de funciones y dupla de funciones le entregaron la vigilancia de contenidos, la administración de los tiempos de Estado, la publicidad en demasía.

La Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión, a través del SITATyR, sacó una campaña para tratar de intimidar, y yo les dije, ni se intimidan, hombre, ya están arreglados muchos de ellos, van a cerrarle el paso a la comercialización, 50 mil familias pueden perder su estabilidad económica si le abren la posibilidad a las pobres radiodifusoras indígenas, comunitarias y sociales del país, 50 mil familias, porque es una competencia desleal, competencia desleal.

La verdadera competencia desleal es el tonel sin fondo de recursos públicos que financian a los medios comerciales, que digan si están dispuestos a renunciar al presupuesto público los medios comerciales para vivir sólo de la publicidad comercial de productos y servicios privados.

Esa es la verdadera competencia desleal, los 4 mil 600 millones de pesos que el gobierno federal gasta en medios electrónicos de comunicación, y los otros 14 mil millones de pesos que municipios y estados del país le entregan a muchas estaciones radiodifusoras comerciales para financiar la mayor parte de su operación.

Cómo expolian al Estado, a los municipios, a los gobiernos de los estados, los que se quejan de una competencia desleal, porque le iban a dar la posibilidad de comercializar a no más de 100 ó 120 estaciones de radio de nuestro país.
Estas son de las cosas que uno no se explica de los representantes populares. Hay muchos temas discutibles, como aquí se ha dicho, pero estos temas por lo menos nos despiertan la pregunta: ¿A quién representan los representantes populares? Ni siquiera el partido en el gobierno, los intereses del Estado, porque a los medios públicos ninguna posibilidad de nada.

Es más, hasta un transitorio en el dictamen para que a las universidades públicas que tengan medios de radiodifusión no se les vaya a incrementar el presupuesto, no se les vaya a dar recursos adicionales, no vaya a ser que interpreten que la nueva reforma constitucional ilegal les da oportunidades de crecimiento tecnológico. No, deben estar marginadas, deben estar absolutamente excluidas, no tienen derecho a competir. Esa es la tesis de todos estos artículos.

México, desde siempre escogió el modelo comercial de la televisión. El gran error del Estado mexicano fue haberle apostado a la televisión comercial expandiéndose ésta conforme el Presidente de la República en turno lo iba necesitando, así creció “Telesistema Mexicano”.

Conforme el Presidente de la República iba necesitando ir a algunos estados o tener vinculación con los estados, se le iban dando repetidoras al modelo comercial.

Saben cuál es la desproporción o la proporción del modelo comercial de la televisión y la radio con relación a los medios públicos y sociales, 80-20.

Este gobierno y este Estado no cree en los medios públicos; por eso quiere controlar a los medios privados, por eso lucharon y resistieron contra el absurdo de devolverle a Gobernación la vigilancia, es control político lo que quieren.

Qué pena que se haya terminado fortaleciendo esa idea de control político sobre los medios. Eso es entendible en el PRI, esa es su cultura, intrínsecamente autoritaria, pero de la oposición, es una pena.

Muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Corral Jurado.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de los Senadores Ruffo Appel y Torres Peimbert, David Monreal Avila, Alejandro Encinas Rodríguez, Dolores Padierna Luna, Javier Corral Jurado y Benjamín Robles Montoya, sobre el artículo 217.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas presentadas por diversos Senadores con relación al artículo 217. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desechan las propuestas.

Del artículo 218, presentaron reservas los Senadores Dolores Padierna Luna y Mario Delgado Carrillo.

Del artículo 219, los Senadores Ruffo Appel, Torres Peimbert y Dolores Padierna Luna.

Del artículo 222, los Senadores Dolores Padierna Luna y Manuel Bartlett Díaz.

Del artículo 223, los Senadores Alejandro Encinas Rodríguez, Dolores Padierna Luna y Manuel Bartlett Díaz.

Del artículo 224, la Senadora Dolores Padierna Luna.

Del artículo 226, las Senadoras Dolores Padierna Luna y Angélica de la Peña Gómez.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Manuel Bartlett Díaz, para el artículo 222.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Señor Presidente, voy a agrupar los artículos que tengo reservados: 222, 223, 247, 248, 256, 259 y 261.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Manuel Bartlett.

- El C. Senador Manuel Bartlett Díaz: Uno de los temas de la mayor importancia es la información y el derecho a la libertad de expresión.

El objetivo central de los medios de comunicación es comunicar, es informar, no es el objetivo que se les haya olvidado el dinero, porque decíamos, que se llenen de dinero el duopolio. Esa es la gran obsesión y el gobierno hace años, Gobernación, que mencionaba el Senador Javier Corral, con mucho vibrantemente Gobernación, olvidó hace tiempo que la función de Gobernación y que la función de los medios de comunicación es dar el servicio y se han preocupado siempre porque ganen más, el objetivo de Gobernación que se ha venido expresando es que ganen más.

Por ejemplo, cuando se quedó Raúl Salinas de Gortari, con el otro Salinas, con IMEVISION, se acuerdan de IMEVISION, se buscaba una BBC de Londres, una televisora pública, pero Salinas de Gortari y Salinas decidieron privatizarla; el objetivo que se perseguía, pues era crear frente a Televisa un equilibrio, televisión pública como la tiene Francia, como la tiene Alemania, como la tiene España; no, no, no, aquí había que privatizar todo, y fíjense, yo no sé si le hayan pagado, porque no ha aparecido si se pagó, claro que eso es lo menos importante, pero había que ganar mucho dinero, y entonces, inmediatamente obtiene permiso una ex televisora pública para irse a la Bolsa de Valores, y en unos cuantos meses, el dineral al bolsillo, esa es la visión; sin embargo, no es ese el objetivo, el objetivo es informar, el objetivo es el derecho de la gente a ser informada, y a conocer qué es lo que pasa en el país, y eso es lo que no hay.

La información en los medios de comunicación es verdaderamente deleznable, es abominable, para buscar palabras que pudieran describir esa información que en gran medida es información pagada, además.

Bueno, vamos a tocar el artículo 222.

El artículo 222 dice: “... El derecho a la información, de expresión y de recepción de contenidos a través del servicio público de radiodifusión y de televisión y audio restringidos, es libre y consecuentemente no será objeto de ninguna persecución o investigación judicial o administrativa ni de limitación alguna..."

Yo digo, debe de decir otra cosa, debe decir, bueno.

Si establece el derecho de información y de expresión y que no pueden perseguir en lo absoluto ni puede haber ninguna censura a los medios de comunicación, a las empresas, no está la contraparte; la contraparte es la garantía que debe de tener el auditorio de tener los mismos privilegios constitucionales, y no lo tiene. Eso sí, la televisión, TV Azteca, no pueden ser perseguidos, no se les puede decir nada, pero, y el auditorio, y los que están escuchando o los que son mencionados; no, esos no tienen derecho de información ni el derecho a la libre expresión ni nada.

Entonces, yo diría, qué bueno que no haya ninguna censura, la libertad de información que tengan los empresarios plutócratas, pero también vamos a decir que no puede haber imitación alguna, que es el final del artículo 222, ni censura previa, y se genera en los términos de la Constitución, los tratados internacionales y las leyes aplicables.

Hay que ponerle garantizando el derecho de réplica a la audiencia, mínimo, porque cuando habla de tratados internacionales saben que el derecho de réplica está en los tratados internacionales, en el artículo 1o. constitucional, pero aquí se les olvida decir, démosle todas las garantías para que ganen mucho dinero, nadie se meta con ellos, pueden hacer lo que se les dé la gana, y bueno, y los que estamos oyendo.

Entonces, yo propongo que se pongan todas esas ventajas, privilegios y garantías, que terminen diciendo, garantizando el derecho de réplica de la audiencia.

Es el correlato obligado que no existe, obligado por los propios tratados.

El artículo 223, igual, la programación que difunda a través de radiodifusión, televisión y audio en el marco de la libertad de expresión y recepción de ideas e información deberá propiciar, bueno, vamos a ver, y yo diría igual, la programación que se difunda a través de la radiodifusión y audio restringido en el marco de la libertad de expresión y garantizar el derecho de réplica a la audiencia, los dos, los dos.

Este tema de la réplica tiene años en la Constitución, pero nunca se ha reglamentado, y les vuelvo a decir por qué, porque lo hemos vivido estos años, porque no quiere Televisa, y claro, TV Azteca tampoco, cómo que réplica, ¿qué es eso?

Entonces, no obstante que está en la Constitución y que sea que esté ahí durante años, y está con el micrófono victimizando a quienes se les da la gana y a mentir y a desinformar, pues el derecho de réplica no existe.

Entonces, inventaron, cuando empezó a presionarse ahí, porque de repente surge ahí cierta actitud de vamos a corregir este abuso, esta unilateralidad de derechos, de prerrogativas y de lana, vamos a corregir, y bueno, dicen, está bien, vamos a establecer un derecho de réplica especial. Aquél que tenga algo qué replicar a lo que se dijo en la televisión, bueno, entiendo que tiene que presentarlo por escrito, rápidamente, es una invención de Televisa, así fue como se hicieron guaje, y no se aplicó el derecho ni se reglamentó el derecho a réplica, entonces, va a haber aquí una persona, decía, que va a estar muy atenta en la oficialía de partes, para que el que se quiera quejar o decir algo o esté molesto porque le inventaron algo o lo descalificaron, lo reciban, eso sí, me acuerdo que decía, siempre y cuando en dos días, en 48 horas llegue con la queja, y quién va a decidir si procede esta queja, bueno, pues Televisa, pues la empresa, y ella va a decir, ésta no tiene, tú no tienes derecho a ninguna réplica, porque la verdad, lo que tú quieras.

Bueno, esa invención sigue aquí, toda esa vacilada que es increíble, los concesionarios de radiodifusión deben expedir códigos de ética, bueno, hace años están los códigos de ética y todavía no los veo, la ética, códigos de ética, y deberán asegurar el cumplimiento de derechos de información y expresión y la recepción de los contenidos y recibir todas las quejas, bla, bla, bla; bueno ahí está ya, pero no está el derecho de réplica, y entonces se crea la defensoría de la audiencia, pues es lo mismo, es una batea de babas de hace diez años, es un cinismo total, pero así es Televisa, es muy mandona.
Entonces, inventaron la defensoría de la audiencia, qué bonito suena, ¿no? Nada más que, quién tiene, igualito que como inventaron el sistema, nada más que ahora es más pomposo, va a tener obligaciones, va a ser un defensor que tiene facultades enormes, quién va a decidir, pues va a decidir el señor defensor de la audiencia que está defendiendo a las empresas, hombre.

Es verdaderamente grotesco, no hay posibilidad alguna de reclamarle a las televisoras, ninguna; te puede sacar una retahíla de mentiras o hacerte un programa especial, que me han hecho a mí varios, por cierto, babeando, cojeando, como les encanta hacerlo, una superproducción destructiva, maravillosa, son unos artistas. Pero no hay derecho de réplica, pero ahora habrá el defensor de oficio o defensor de la audiencia.

Yo diría que esto debe de cambiar, y aquí tenemos el artículo 256, que dice: “El servicio público de radiodifusión de interés general deberá prestarse sin condiciones de competencia y calidad...”

La palabra competencia y calidad, bueno, es una salida a todo, en situación de competencia y calidad ya se resolvió todo.

Son derechos de las audiencias, fracción VI, ejercer el derecho de réplica, ahí está el derecho de réplica, ya apareció, ejercer el derecho de réplica en los términos de su ley reglamentaria, que no existe, ni va a existir, pero qué desvergüenza. ¡Caray!

Yo diría que cuando menos un poco de pudor, digamos, ejerce el derecho de réplica, ya apareció, en los años de la ley no hay un reglamento, que no va a haber nunca si no lo reglamentamos, nunca, porque Televisa no quiere, así es esta cosa que estamos viviendo.

Artículo 259, tenemos lo mismo, la actuación de los defensores de oficio, de estos defensores de las audiencias se ajustará a los criterios de imparcialidad e independencia. ¡Sí Chucha, cómo no! Cuya prioridad será la de hacer valer los derechos de la audiencia, pues yo le añado, independientemente del derecho de réplica, que podrá ejercer de inmediato cualquier miembro de la audiencia que considera que debe tener el derecho de defenderse, y está en los tratados internacionales y está en la Constitución, pero no se aplica.

Aquí ya se lanzaron al vacío, no saben el enojo que va a haber por allá, por Televisa, eso no se menciona, ya hace tiempo que debió haberse callado, debe estar el derecho de réplica en cada artículo en donde se le dé a las televisoras y a la radiodifusión la libertad de expresión, que está muy bien, el derecho a la información. Fíjense ustedes si alguien vio la información de ayer, sobre lo que pasó en las comisiones y aquí, no hay ni hubo ninguna información de las televisoras de la crítica que se hizo aquí, que ha habido durante 24 horas, crítica de gran calidad porque eso ha servido, Encinas, ha servido lo que has dicho tú, ha servido lo que ha dicho Padierna, ha servido lo que ha dicho Corral, claro que ha servido, ahí está; ahí está, ahí quedó en el Canal del Congreso y en el famoso libro al que te refieres cuando hablas.

Ahí está, pues saben ustedes de la información, en Televisa no salió nada, no salió nada, ¿eso es servir a la población mexicana? Eso es manipular a los mexicanos. Ese es un daño brutal a la capacidad de este país de defender sus derechos, es una vergüenza, pero ayer, no digamos hoy, luego les platico lo que dijo de su decisión final con mi querido amigo Barbosa, tú estabas aquí ocupado, pero que te lo repitan. Entonces así el derecho a informar, es el derecho a desinformar, es el derecho a mentir, es del derecho a engañar, es el derecho a ganar toneladas de dinero violando la función esencial de los medios de comunicación de este país, respetando el derecho de réplica, yo creo que lo van a aprobar, sería bueno, fantástico, después de 15 años de estar en la Constitución.

No voy a tocar temas que ya trataron, eso de que si tienen la atención de meter publicidad independiente, se les va a dar el premio, ya aquí lo tocaron y ya nadie aguanta, la verdad, ya nada más porque la manipulación, la gente está ahí idiotizada, de eso se trata, es un anuncio, y otro, y otro y otro, pero son alarmas.
Si se portan bien y usan producción independiente, otro envión más de publicidad. Es verdaderamente grotesco lo que estamos viviendo aquí.

Ya se tocaron también los artículos 189 y 190, en donde sigue ahí la mano del muerto apareciendo en la geolocalización de la información, y ahí está.

No pueden dársele esas facultades a la policía, a los ministerios públicos, no puede ser, viola los derechos de los mexicanos y nos coloca en manos de quienes quieren saber no nada más para combatir el narcotráfico, desde que el narcotráfico se soltó aquí, el espionaje es brutal; aquí hablaban de Gobernación, tiene una cosa que se llama Plataforma México, que se puede ver hasta la ropa interior a la hora que quieran, ¡no puede ser!

Esta es una brutal violación. Esto debe de prohibirse, pues ahí está, ya lo habían limpiado en este trabajo maravilloso que hicieron, porque esto está mejor que la iniciativa que mandó el presidente irakí, se hizo una labor maravillosa de corrección y de mejoramiento.

Aquí está señores, para que los espíen y se sientan muy importantes cuando aparezcan en Plataforma México, pero además, como aquí los escuchas y todos son también internacionales, ya sabemos hasta dónde está el edificio, donde están los otros, vamos, nos van a espiar estos y nos van a espiar los otros, porque no va a haber ningún derecho, ninguna libertad, ninguna protección. Solamente con autorización de un juez se puede hacer eso, solamente con autorización de la justicia puede irse a hacer esas cosas cuando sea absolutamente necesario.

Esa es otra de las gracias de esta maravilla que se corrigió muchísimo, y sin embargo, como decían del dinosaurio, ahí está Televisa, ahí estarán dominados porque esta ley está hecha para su servicio.

Ayer platicábamos, o anteayer, porqué es tan rápido esto, a una velocidad cuando se aprobaron estas 600 y pico de páginas, que seguramente ni las cargan ni las sacan de sus oficinas.

Les decía yo, bueno, ¿creen que ganen?

¿Ustedes creen que pueden imponer esas cosas una y otra vez, llegando ya a la impudicia de no permitir el menor debate? Es grotesco y aquí lo decía, todo lo que quieran discutir, lo decía Corral, lo vamos a discutir, pero ahorita no, pero en comisiones para la lista yo se las llevo y allá nos ponemos a discutir.

No discuten nada porque la discusión revela, porque cuando tengan que defender no pueden, porque cómo van a defender eso que van a mantener todas estas cosas y un poder que es la antidemocracia de este país, decíamos que inventa presidentes y los olvida después, eso sí. Eso no puede ser.

Y veíamos el otro día una cuestión que se las platico. Alguien me dio, ya para terminar, al fin ya terminé con todo, voy a leer una pequeña notita de 14 páginas, salió en una revista católica en donde salen unas declaraciones, que ya había visto hace años, y que dice el Papa: “Quita el derecho y entonces qué distingue al Estado de una gran banda de bandidos, la ciudad de Dios”. Capítulo 4º, libro 4º. Respeta el derecho y es mucho más allá que imponer, aquí también lo dice, tampoco es una cuestión de mayorías, no basta, en el proceso de formación del derecho una persona responsable debe buscar los criterios de su orientación.

Quita el derecho, entonces, ¿qué queda?, ¿qué distingue el Estado de una gran banda de bandidos?

Muchas gracias, señor Presidente.

(Aplausos)
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senador Bartlett Díaz.

Ahora consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las reservas presentadas por diversos Senadores a los artículos 218, 219, 222, 223, 224, 225 y 226.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión los artículos 218, 219, 222, 223, 224, 225 y 226, presentadas por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desechan las propuestas.

En el artículo 223, presentaron reservas los Senadores Alejandro Encinas Rodríguez, Dolores Padierna Luna y Manuel Bartlett Díaz.

En el artículo 224, la Senadora Dolores Padierna Luna.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Lorena Cuéllar, para presentar su reserva al artículo 200.

- La C. Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: Con su permiso, señor Presidente; compañeras y compañeros Senadores:

Vengo a presentarles la reserva al artículo 200, con la intención de ampliar los derechos de los usuarios de servicios de telecomunicación con algún tipo de discapacidad.

Y también quiero hacer mención aquí al logro de mi coordinador, Miguel Barbosa, en este tema muy especial en donde se reforzó fuertemente este tema tan importante para personas con capacidades diferentes.

Este es un tema delicado, ya que este sector de la población suele verse excluido por sus características físicas, nivel de destreza y habilidades al intentar hacer uso de algún servicio.

Tal es el caso, por ejemplo, de las personas con discapacidad auditiva, mismas que tienen la necesidad de servicios de emergencia a través de mensajes de texto que deben ser gratuitos.

Asimismo, propongo adicionar una fracción IX al artículo señalado con la intención de que un porcentaje no menor al 10 por ciento de los teléfonos o casetas públicas y cabinas de internet, se coloquen a una altura de entre 90 y 120 centímetros a nivel de piso, que tengan control de volumen y sean compatibles con dispositivos de ayuda, así como los avisos y teclados con Sistema Braille.

De esta manera, a una persona que utilice silla de ruedas o de talla pequeña se le facilitará el uso de los teléfonos públicos sin ayuda de otra persona, además de que esto también serviría a niñas y a niños.

Los teléfonos públicos deben ser compatibles con dispositivos de ayuda, de otra manera se priva del acceso a medios de comunicación a las personas con capacidades diferentes.

Las personas con discapacidad necesitan del trabajo de todos, y con las medidas que aquí proponemos, tendríamos ciudades más amables y confortables para ellos.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, Senadora Lorena Cuéllar.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de reserva de la Senadora y de los artículos 227, 228, 229, 230, 231, 232, 233, 234, 235, 236, 237, 238, 239, 240, 241, 242, 243, 244, 245 y 246.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las reservas de los artículos 227, 228, 229, 230, 231, 232, 233, 234, 235, 236, 237, 238, 239, 240, 241, 242, 243, 244, 245 y 246, presentadas por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desechan las propuestas.

El artículo 240, presentado por los Senadores Javier Corral Jurado y Dolores Padierna Luna.

El artículo 241, por la Senadora Dolores Padierna Luna.

El artículo 242, por la Senadora Dolores Padierna Luna.

El artículo 243, por la Senadora Dolores Padierna Luna.

El artículo 244, por la Senadora Dolores Padierna Luna.

El artículo 245, por la Senadora Dolores Padierna Luna.

El artículo 246, por los Senadores Dolores Padierna Luna, David Monreal Avila y Mario Delgado Carrillo.

Consulte la Secretaría la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las reservas que leyó la Presidencia.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las reservas a los artículos 240, 241, 242, 243, 244, 245 y 246, presentadas por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desechan las propuestas.

En el artículo 247, presentaron reservas los Senadores Dolores Padierna Luna, Zoé Robledo, Javier Corral y Manuel Bartlett Díaz.
En el artículo 248, los Senadores Zoé Robledo Aburto, Javier Corral Jurado, Manuel Bartlett Díaz y Dolores Padierna Luna.

En el artículo 249, la Senadora Dolores Padierna Luna.

En el artículo 250, las Senadoras Dolores Padierna Luna y Angélica de la Peña Gómez.

En el artículo 251, los Senadores Dolores Padierna Luna e Isidro Pedraza Chávez.

En el artículo 252, la Senadora Dolores Padierna Luna.

En el artículo 253, la Senadora Dolores Padierna Luna.

En el artículo 254, los Senadores Dolores Padierna Luna y José María Martínez Martínez.

En el artículo 256, los Senadores Alejandro Encinas Rodríguez, Javier Corral Jurado y Manuel Bartlett Díaz.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si las reservas que ha señalado la Presidencia se admiten a discusión, por favor.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión los artículos 247, 248, 249, 250, 251, 252, 253, 254 y 256, presentados por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desechan las propuestas.

En el artículo 258, presentaron reservas los Senadores David Monreal Avila, Dolores Padierna, Alejandra Barrales, Armando Ríos Piter, Ruffo Appel, Torres Peimbert y Angélica de la Peña Gómez.

En el artículo 259, los Senadores Manuel Bartlett Díaz y Mónica Arriola Gordillo.

En el artículo 260, la Senadora Mónica Arriola Gordillo.

En el artículo 261, los Senadores Dolores Padierna, Manuel Bartlett y Mónica Arriola.

En el artículo 262, los Senadores Zoé Robledo Aburto, Francisco Búrquez, Ruffo Appel, Torres Peimbert, Fidel Demédicis Hidalgo, Iris Vianey Mendoza, Javier Corral, Alejandra Barrales, David Monreal, Dolores Padierna, Benjamín Robles y Angélica de la Peña Gómez.

De las reservas que describió la Presidencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión.
- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las reservas a los artículos 258, 259, 260, 261 y 262, presentadas por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desechan las propuestas.

Del artículo 263, se recibió reserva de la Senadora Iris Vianey Mendoza.

Del artículo 264, del Senador David Monreal Avila.

Del artículo 265, de los Senadores David Monreal Avila y Luis Sánchez Jiménez.

Del artículo 266, de los Senadores Javier Corral Jurado, David Monreal Avila, Luis Sánchez Jiménez y Dolores Padierna Luna.

Del artículo 267, de los Senadores Dolores Padierna Luna y Luis Sánchez Jiménez.

Del artículo 269, de los Senadores David Monreal Avila y Luis Sánchez Jiménez.

Del artículo 270, del Senador David Monreal Avila.

Del artículo 271, del Senador David Monreal Avila.

Del artículo 272, de los Senadores David Monreal Avila y Luis Sánchez Jiménez.

Del artículo 273, del Senador David Monreal Avila.

Del artículo 274, del Senador David Monreal Avila.

Del artículo 275, del Senador Luis Sánchez Jiménez.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las reservas que ha descrito la Presidencia.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión los artículos 263, 264, 265, 266, 267, 269, 270, 271, 272, 273, 274 y 275, presentadas por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desechan las propuestas.

Del artículo 276, se recibió reserva del Senador Luis Sánchez.

Del artículo 277, del Senador Luis Sánchez.

Del artículo 285, de los Senadores Javier Corral Jurado, Alejandro Encinas Rodríguez y Dolores Padierna.

Del artículo 286, de los Senadores Javier Corral Jurado y Alejandro Encinas.

Del artículo 287, de los Senadores Dolores Padierna y Alejandro Encinas.

Del artículo 288, de la Senadora Dolores Padierna.

Del artículo 297, de los Senadores Javier Corral y Dolores Padierna.

Del artículo 298, de los Senadores Javier Corral y Mario Delgado Carrillo.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si las reservas descritas por la Presidencia se admiten a discusión.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión los artículos 276, 277, 285, 286, 287, 288, 297 y 298, presentadas por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
JOSE ROSAS AISPURO TORRES

- El C. Presidente José Rosas Aispuro Torres: Se desechan las propuestas.

Informo a ustedes que presentaron reservas al artículo 300, los Senadores Dolores Padierna Luna y Javier Corral Jurado.

Pregunto si desean hacer uso de la palabra.

En virtud de que no desean hacer uso de la voz, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las reservas al artículo 300, presentadas por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.
- El C. Presidente Aispuro Torres: Se desechan las propuestas.

A continuación, en el artículo 301, el Senador Javier Corral.

Artículo 303, los Senadores Javier Corral Jurado y Rabindranath Salazar Solorio.

Artículo 308, los Senadores Dolores Padierna Luna y Javier Corral Jurado.

Artículo 309, los Senadores Dolores Padierna Luna y Javier Corral Jurado.

Artículo 310, el Senador Javier Corral.

Artículo 311, el Senador Javier Corral Jurado.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten para su discusión.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión los artículos 301, 303, 305, 308, 309, 310 y 311, presentados por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: En consecuencia, se desechan los mismos.

Informo a la Asamblea que presentaron el Senador Ernesto Ruffo y la Senadora Marcela Torres Peimbert, la propuesta de adición de nuevos artículos, que serían el 201, 249, 250, 251 y 252.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten para su discusión.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de adición de nuevos artículos, 201, 249, 250, 251 y 252, presentadas por el Senador Ruffo Appel y la Senadora Torres Peimbert. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Se desechan dichas propuestas.

Informo a la Asamblea, que hemos terminado la discusión de las reservas de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

Pasamos a las reservas del Código Penal Federal, y para ello se han inscrito para el artículo 166 Bis, los Senadores Angélica de la Peña Gómez, Zoé Robledo Aburto y Alejandra Barrales Magdaleno.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten para su discusión.
- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas al artículo 166 Bis del Código Penal Federal, presentadas por los Senadores Angélica de la Peña, Zoé Robledo y Alejandra Barrales. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Se desechan las propuestas.

Consulte también la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten para su discusión las propuestas de modificación al artículo 178 Bis, propuestas por los Senadores Angélica de la Peña y Zoé Robledo Aburto.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión el artículo 178 Bis, presentado por los Senadores Angélica de la Peña y Zoé Robledo. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Se desechan las propuestas.

Informo a la Asamblea que ahora pasaremos a las reservas de la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten para su discusión las propuestas de modificación al artículo 14, de los Senadores Javier Corral Jurado, Alejandro Encinas Rodríguez y Dolores Padierna Luna.

Artículo 15, de la Senadora Dolores Padierna Luna.

Artículo 17, de los Senadores Javier Corral Jurado y Rabindranath Salazar Solorio.

Artículo 22, de la Senadora Dolores Padierna Luna.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten para su discusión.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión…

- El C. Senador Javier Corral Jurado: (Desde su escaño) Señor Presidente.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Sonido en el escaño del Senador Javier Corral Jurado.
- El C. Senador Javier Corral Jurado: (Desde su escaño) Es que quiero agotar los dos en una intervención, desde aquí. Porque es muy importante para efecto del Diario de los Debates.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Sí, adelante, tiene el uso de la palabra.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: (Desde su escaño) Que pueda, por lo menos adicionarse una valoración.

- El C. Presidente Aispuro Torres: Claro que sí. Tiene usted la palabra.

- El C. Senador Javier Corral Jurado: (Desde su escaño) Que se habrán de publicar.

Es que la Constitución creó en el artículo 6o., este sistema nacional de radiodifusión de servicio público.

Y en realidad fue uno de los objetivos constitucionales para desarrollar realmente una televisión que sirva a los ciudadanos, con una perspectiva de servicio público y de Estado.

Tan es así que en la Constitución se estableció un consejo ciudadano, no consultivo, a diferencia de como se estableció en el 6o. constitucional el organismo coadyuvante del Ifetel para la garantía de los principios establecidos en los artículos 6o. y 7o. A éste claramente se le diferenció de un consejo consultivo a un consejo ciudadano para asegurar su independencia editorial, su autonomía, la pluralidad de voces, para que en el conjunto de los medios públicos, en donde este organismo sería la cabeza, se aseguraran los principios de objetividad, oportunidad, veracidad de la información.

El principio y la reforma constitucional realmente en esto era muy esperanzadora, reconociendo la experiencia que hay en el mundo de sistemas de radiodifusión de servicio público, y la fuerza que tienen otros países del mundo de la televisión pública: la televisión española, la radio italiana, la televisión británica, la BBC de Londres, dijimos: “vamos a echarnos para adelante”, y así lo dejó la Constitución estableciendo un sistema nacional de radiodifusión del servicio público.

Bueno, la iniciativa que mandó el Presidente de la República pues lo que reproduce es prácticamente el OPMA, ahora resulta que el consejo ciudadano que aparece como el órgano colegiado en la Constitución, es el único que aparece como órgano colegiado, e incluso en términos de su integración. Y la forma en que se integra, el Presidente propone al presidente del organismo, etcétera.

Ahora la ley, el dictamen hace de este organismo un órgano de gobierno, de nueva cuenta vaciada la Constitución en los contenidos de la ley secundaria, ahora sí que ya no es reglamentaria, es de los pocos casos que yo conozco, hay otros, pero éste es muy singular, es la ley desreglamentaria de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y radiodifusión. Crea un órgano de gobierno en donde el Presidente del órgano de gobierno pues es el presidente de la junta de gobierno que propone el Presidente de la República, hay tres consejeros ciudadanos y tres Secretarios de Estado, y entonces tiene mayoría el gobierno.

Ni modo que el Presidente de la República nos va a proponer a alguien no cercano, afín a él, si ha sido la historia de los nombramientos de los órganos reguladores. Entonces, se está reproduciendo un instrumento de radiodifusión de carácter gubernamental, no de servicio público.

Por eso yo estoy proponiendo en estas dos reservas que se haga una integración distinta de la junta de gobierno que el dictamen propone en el artículo 14. En el artículo 14 la junta de gobierno se integra por el presidente del sistema, un representante de la Secretaría de Gobernación, otra vez la Secretaría de Gobernación.
Recordemos que la iniciativa del Presidente concentraba en la Secretaría de Gobernación a este organismo, evidentemente se le quitó esa parte, pero ahí está un representante de la Secretaría de Gobernación en el sistema, un representante de la Secretaría de Educación Pública, todavía, todavía, ¿por qué? Pues porque el artículo 6o. constitucional dijo que la radio y la televisión, que son servicios públicos de interés general, debe el Estado garantizarlos en condiciones de competencia, de pluralidad, y deben cumplir los fines establecidos en el artículo 3o. de la Constitución.

Bueno, tiene un sentido la presencia de la Secretaría de Educación Pública. Y luego dice: “y un representante de la Secretaría de Salud”. ¡Caray, y eso por qué! ¿De salud? Y luego tres representantes del consejo ciudadano. O sea, tres contra cuatro, el gobierno con mayoría.

Nosotros hemos propuesto una junta de gobierno que se pueda integrar por el presidente del sistema reconociendo quién lo propone, por el presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones, el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, toda vez que tiene también una hipoteca cultural el sistema, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, el presidente del Consejo Nacional para la Enseñanza y la Investigación de las Ciencias de la Comunicación, el CONEICC, que es la institución de escuelas de comunicación más acreditada, de prestigio y de mayor antigüedad en nuestro país.

El Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, un lugar en la junta de gobierno, y tres representantes del consejo ciudadano. En la otra propuesta que yo formulo sobre este sistema, pues tiene que ver con la forma de designación del presidente del sistema, porque no está previsto qué pasa si la Cámara de Senadores no aprueba, no ratifica la propuesta, no viene aquí, les faltó.

¿Qué sucede si la Cámara de Senadores no ratifica la propuesta del Presidente? Pues hay que prever un mecanismo en el artículo 17, y no está previsto, pues evidentemente es una omisión, andaban tan entretenidos en los regalos a Televisa que descuidaron un poco la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, es del gobierno federal, hay que cambiarle también el título a la ley.

Con esta intervención agoto mis dos reservas.

PRESIDENCIA DEL C. SENADOR
RAUL CERVANTES ANDRADE

- El C. Presidente Raúl Cervantes Andrade: Gracias, Senador Corral Jurado.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas del Senador Javier Corral, del Senador Alejandro Encinas y de la Senadora Dolores Padierna, del artículo 14, del artículo 15, del artículo 17 y del artículo 22.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión los artículos 14, 15, 17 y 22 de la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Pasaríamos al régimen transitorio del proyecto de Decreto.

Noveno, los Senadores Javier Corral Jurado, Francisco Búrquez y David Monreal.

Décimo, Senador David Monreal.

Décimo Primero, Senador David Monreal.

Décimo Segundo, Senador David Monreal.

Décimo Tercero, Senador Javier Corral.

Décimo Cuarto, Senador David Monreal.

Décimo Noveno, Senador Javier Corral.

Vigésimo Sexto, Senador Rabindranath Salazar.

Cuadragésimo Primero, Senador Javier Corral.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las reservas que describió la Presidencia.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las propuestas de modificación al régimen transitorio del proyecto de Decreto: los Artículos Noveno, Décimo, Décimo Primero, Décimo Segundo, Décimo Tercero, Décimo Cuarto, Décimo Noveno, Vigésimo Sexto y Cuadragésimo Primero, presentadas por diversos Senadores. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desechan las propuestas.

Finalmente, Senadoras y Senadores, pasamos al de adición de artículos transitorios:

Artículos Noveno, Décimo Primero, Trigésimo Noveno, Cuadragésimo Tercero, Senadora Dolores Padierna.

Artículo Décimo Cuarto, Senador Javier Corral.

Artículo Cuadragésimo Primero, Senador Alejandro Encinas.

Artículo Cuadragésimo Quinto, Senadora Marcela Torres.

Artículos Cuadragésimo Cuarto y Cuadragésimo Quinto, Senador Amando Ríos Piter.

Artículo Cuadragésimo Quinto, Senadora Angélica de la Peña Gómez.

Artículo Cuadragésimo Quinto, Senador Mario Delgado Carrillo.

Artículos Cuadragésimo Sexto, Cuadragésimo Séptimo y Cuadragésimo Octavo, Senadora Dolores Padierna.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión en el régimen de adición de artículos transitorios, que fueron descritos por esta Presidencia.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admiten a discusión las adiciones de artículos transitorios: Noveno, Décimo Primero, Trigésimo Noveno, Cuadragésimo Tercero, Décimo Cuarto, Cuadragésimo Primero, Cuadragésimo Quinto, Cuadragésimo Sexto, Cuadragésimo Séptimo y Cuadragésimo Octavo. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

No se admiten a discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Se desechan las propuestas.

Senadoras y Senadores, informo a la Asamblea que por un error en la captura mecanográfica del artículo 300 del proyecto de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, existe una inconsistencia en el tercer párrafo.

Debe contener una revisión a las fracciones V y VI del inciso C) del artículo 298. En el texto del dictamen se puso el inciso B, que es errónea.

Solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se acepta la corrección para que quede debidamente integrado el artículo 300.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si autoriza la corrección descrita por el Presidente de la Mesa Directiva. Quienes estén porque se acepte, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque no se acepte, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se autoriza la corrección, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: En consecuencia, aplíquese la modificación necesaria para el contenido correcto del artículo 300.

El artículo 300 lo votaremos con la modificación que acaba de ser aceptada.

Informo a la Asamblea que la votación nominal de los artículos reservados la ejecutaremos en tres partes, les pido por favor poner atención, es un tema de votación, todos estamos cansados, pero estamos por terminar.

En la primea votaremos los artículos en que las comisiones presentaron modificaciones y fueron aceptadas para incorporarse al dictamen.

En la segunda votación nominal nos ocuparemos únicamente de los artículos 3, 9, 15 y 217 del proyecto de Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, que fueron solicitados para votación separada por el Senador Javier Corral.
En la tercera votación nos ocuparemos de los demás artículos reservados después de separar los que ya fueron votados en la primera y segunda votaciones.

¿Alguna duda?

Sonido en el escaño del Senador Alejandro Encinas.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: (Desde su escaño) Sí, en las reservas que se presentaron a nombre de las comisiones unidas, yo hice una observación a la fracción LXV, si mal no recuerdo, del artículo 3, en lo que se refiere a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, para que se redactara en los términos de la Constitución, como servicios públicos de interés general, y se separó para su revisión.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sí, Senador, justo iba a leer lo que usted está comentando. Antes de cumplir con las votaciones nominales, es necesario consultar a la Asamblea, para conocer si acepta incorporar la fracción LXV del artículo 3, que quedó pendiente de votación cuando se presentaron las propuestas de las comisiones dictaminadoras.

Esta consulta la haremos en votación económica, si la Asamblea acepta incorporar la fracción LXV, propuesta por las comisiones, el artículo 3 se votará nominalmente con esa modificación, además de las otras que ya fueron aceptadas.

Sonido en el escaño de la Senadora Dolores Padierna.

- La C. Senadora Dolores Padierna Luna: (Desde su escaño) Esta ley es sumamente importante, y aunque estemos cansados, cansadas, debe de haber quórum, yo le pediría revisar el quórum para que las votaciones estén conforme a la ley.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Sí, Senadora, pero a juicio de la Presidencia hay quórum, si usted viera de aquí, está prácticamente lleno, y habrá una votación nominal que evidenciaría si hay quórum o no hay quórum, porque la vamos a hacer nominal, pero se lo agradezco mucho.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si la propuesta del artículo 3, fracción LXV, queda en los términos que lo presentaron las comisiones dictaminadoras.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite la propuesta de modificación. Quienes estén porque se acepte, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque no se acepte, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

- El C. Presidente Cervantes Andrade: A ver, Senadores, por eso les pedí, estamos en votación, y no es la primera vez. Estamos viendo, voy a regresar porque les expliqué y les pedí, y se los vuelvo a solicitar, estamos cansados, que pongamos atención.

En la primera votaremos, en este momento, si la fracción LXV del artículo 3, se acepta en los términos de las comisiones dictaminadoras, en los términos que presentaron las comisiones dictaminadoras.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión.
- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se admite a discusión la propuesta presentada por las comisiones dictaminadoras. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se admite a su discusión, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Consulte ahora la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse la propuesta que acaba de ser admitida a discusión.

Sonido en el escaño del Senador Alejandro Encinas.

- El C. Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: (Desde su escaño) Para evitar confusiones, que se le dé lectura al texto y tener esa certeza de lo que se va a votar.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Concedida, por favor, señora Secretaria.

Gracias, Senador Alejandro Encinas.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Doy lectura a la fracción LXV del artículo 3°.

“Servicios públicos de telecomunicaciones y radiodifusión: Servicios de interés general que prestan los concesionarios al público en general con fines comerciales, públicos o sociales, de conformidad con lo dispuesto en la presente ley y la Ley Federal de Competencia Económica”.

Es cuanto, señor Presidente.

Consulto a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse la propuesta presentada. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se aprueba, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Aprobada la propuesta de modificación a la fracción LXV del artículo 3 del proyecto de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

Procederemos a la primera de las votaciones nominales, vuelvo a pedir atención.

Se solicita se abra el sistema electrónico para recoger la votación nominal de los artículos 27, 30, 45, 54, 77, 88, 89, 106, 140, 146, 159, 161, 163, 191, 192, 194, 201, 221, 256, 258 y 261, relativos al proyecto de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión; y el artículo 166 Bis del apartado de reformas del Código Penal Federal.

Y los Artículos Vigésimo, Vigésimo Quinto, Cuadragésimo Tercero y Cuadragésimo Cuarto Transitorios; y la adición de un Cuadragésimo Quinto Transitorio que corresponde a los artículos reservados por las comisiones y cuyas modificaciones fueron aprobadas por la Asamblea.

Esta es la primera votación nominal y es la propuesta por las comisiones dictaminadoras.

¿Alguna duda antes de abrir el tablero?

Háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar de la votación que acabo de describir. Abrase el sistema electrónico de votación hasta por cuatro minutos para recoger la votación.



- La C. Secretaria Merodio Reza: Señor Presidente, conforme al registro en el sistema electrónico de votación, se emitieron 85 votos en pro y 12 en contra.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, señora Secretaria.

Aprobados los artículos 27, 30, 45, 54, 77, 88, 89, 106, 140, 146, 159, 161, 163, 191, 192, 194, 201, 221, 256, 258 y 261, relativos al proyecto de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

Aprobado el artículo 166 Bis del apartado de reformas al Código Penal Federal.

Aprobados los Artículos Vigésimo, Vigésimo Quinto, Cuadragésimo Tercero y Cuadragésimo Cuarto Transitorios; y la adición de un Cuadragésimo Quinto Transitorio.

Pasamos a la segunda votación.

Háganse ahora los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar de la votación de los artículos 3, 9 y 15, con las modificaciones que ya fueron aprobadas, y del artículo 217 del proyecto de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, en los términos del dictamen.

Abrase el sistema electrónico de votación por tres minutos.



- La C. Secretaria Merodio Reza: Señor Presidente, conforme al registro en el sistema electrónico de votación, se emitieron 72 votos en pro y 25 en contra.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Gracias, señora Secretaria. Aprobados los artículos 3, 9, 15 y 217 del proyecto de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

En la última votación nominal, pondremos a su consideración los artículos que restan de la relación de los artículos reservados.

Háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento para informar de la votación de los artículos: 1, 2, 6, 14, 34, 41, 44, 51, 56, 60, 67, 83, 85, 86, 87, 90, 100, 110, 112, 119, 120, 124, 131, 138, 144, 145, 158, 166, 173, 174, 177, 181, 189, 190, 200, 206, 208, 211, 216, 218, 219, 222, 223, 224, 225, 226, 227, 228, 229, 230, 231, 232, 233, 234, 235, 236, 237, 238, 239, 240, 241, 242, 243, 244, 245, 246, 247, 248, 249, 250, 251, 252, 253, 254, 259, 260, 262, 263, 264, 265, 266, 267, 269, 270, 271, 272, 273, 274, 275, 276, 277, 285, 286, 287, 288, 297, 298, 300, 301, 303, 305, 308, 309, 310 y 311 del proyecto de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

El artículo 300 lo votaremos con la modificación que acaba de ser autorizada por la Asamblea.

Asimismo, del artículo 178 Bis del Código Penal Federal.

Los artículos 14, 15, 17 y 22 del proyecto de la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano.

Los Artículos Transitorios Noveno, Décimo, Décimo Primero, Décimo Segundo, Décimo Tercero, Décimo Cuarto, Décimo Noveno, Vigésimo Sexto y Cuadragésimo Primero del proyecto de Decreto.

Abrase el sistema electrónico de votación hasta por tres minutos.



Les informo, Senadores, que después de esta votación, haremos tres votaciones de puntos de Acuerdo de la Junta de Coordinación Política, de forma económica.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Señor Presidente, conforme al registro en el sistema electrónico de votación, se emitieron 71 votos en pro y 26 en contra.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Aprobados los artículos reservados del proyecto de telecomunicaciones; aprobado el artículo 178 Bis del Código Penal Federal; aprobados los artículos 14, 15, 17 y 22 del proyecto de la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano.

Y aprobados los Artículos Transitorios Noveno, Décimo, Décimo Primero, Décimo Segundo, Décimo Tercero, Décimo Cuarto, Décimo Noveno, Vigésimo Sexto y Cuadragésimo Primero del proyecto de Decreto.
Aprobado en lo general y en lo particular el proyecto de Decreto por el que se expide la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, y la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, y se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones en materia de telecomunicaciones y radiodifusión.

Se remite a la Cámara de Diputados para los efectos del artículo 72 constitucional.

¡Felicidades, señoras Senadoras y señores Senadores!

(Aplausos)

Compañeros Senadores, informo a ustedes que recibimos en la Mesa Directiva tres Acuerdos suscritos por los integrantes de la Junta de Coordinación Política.

Solicito a la Secretaría dé cuenta de ellos.





 

JUNTA DE COORDINACION POLITICA

- La C. Secretaria Merodio Reza: Doy lectura al primer Acuerdo, que propone modificación en la integración de comisiones ordinarias.



Es todo, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse el anterior Acuerdo.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse el anterior Acuerdo. Quienes estén porque se apruebe, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque no se apruebe, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Aprobado el Acuerdo, señor Presidente.





 

- La C. Secretaria Merodio Reza: Doy lectura al siguiente Acuerdo.



Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse el anterior Acuerdo.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse el anterior Acuerdo. Quienes estén porque se apruebe, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque no se apruebe, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Aprobado el Acuerdo, señor Presidente.
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Aprobado el Acuerdo para que los Senadores presentemos propuestas de candidatos para ocupar el cargo de Consejero de la Judicatura Federal. Publíquese en la Gaceta del Senado.

Continúe con el siguiente Acuerdo, por favor.





 

- La C. Secretaria Merodio Reza: Doy lectura al siguiente Acuerdo.



Es cuanto, señor Presidente.

- El C. Presidente Cervantes Andrade: Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse el anterior Acuerdo.

- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse el anterior Acuerdo. Quienes estén porque se apruebe, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque no se apruebe, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Aprobado el Acuerdo, señor Presidente.
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Aprobado el Acuerdo por el que se emite convocatoria pública para ocupar el cargo de Magistrado Electoral Local. Publíquese en la Gaceta del Senado.

Se instruye a la Coordinación de Comunicación Social a realizar la difusión de la convocatoria en los términos que dispone el Acuerdo.





 

LECTURA DEL ACTA

Informo a la Asamblea que está a su disposición, en sus monitores, el acta de la presente sesión extraordinaria.

En consecuencia, solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse.



- La C. Secretaria Merodio Reza: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse el acta de la presente sesión extraordinaria. Quienes estén porque se apruebe, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque no se apruebe, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Aprobada el acta, señor Presidente.
- El C. Presidente Cervantes Andrade: Con la aprobación del proyecto que resolvimos en esta sesión, dimos cumplimiento al objetivo por el que fuimos convocados a sesiones extraordinarias.

Como lo dispone la convocatoria aprobada por la Comisión Permanente, estaremos pendientes del avance en el proceso legislativo del asunto que estamos remitiendo a la Colegisladora.

En observancia de lo que establece la convocatoria a sesiones extraordinarias, les pido estar atentos a las notificaciones que les haga esta Presidencia para conocer la evolución de las sesiones extraordinarias.

Se levanta la sesión extraordinaria.

Que tengan buena mañana.

Gracias, Senadoras y Senadores.

(Aplausos)

(Se levantó la sesión extraordinaria las 05:50 horas del día 5 de julio de 2014)

Directorio

DIARIO DE LOS DEBATES

de la Cámara de Senadores del Congreso
de los Estados Unidos Mexicanos

Director: Lic Arturo Domínguez Sarmiento

Av. Paseo de la Reforma 135,

Colonia Tabacalera, Delegación Cuauhtémoc,

México, Distrito Federal

Teléfonos: 53-45-30-00
Exts. 5405/5408

Internet: http://www.senado.gob.mx
Correo electrónico: diario_d@senado.gob.mx





 

 

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?watch=13&mn=1&id=2640&lg=62&anio=2