Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Sabado 18 de agosto de 2018
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Jueves 12 de Abril de 2018
Gaceta: LXIII/3SPO-114/80061
Jueves 12 de Abril de 2018
Gaceta: LXIII/3SPO-114/80061

Del Sen. Sofío Ramírez Hernández, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo que exhorta a las Secretarías de Economía y Comunicaciones y Transportes a llevar a cabo estudios para identificar oportunidades alternativas de desarrollo económico en las regiones donde se asientan cultivos ilegales.

SE TURNó A LA COMISIóN DE FOMENTO ECONóMICO.

Sen. Sofío
Ramírez Hernández

DEL SENADOR SOFÍO RAMÍREZ HERNÁNDEZ, EL QUE CONTIENE PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA A LAS SECRETARÍAS DE ECONOMÍA Y COMUNICACIONES Y TRANSPORTES, A LLEVAR A CABO ESTUDIOS PARA IDENTIFICAR OPORTUNIDADES ALTERNATIVAS DE DESARROLLO ECONÓMICO, EN LAS REGIONES DONDE SE ASIENTAN CULTIVOS ILEGALES

SENADOR ERNESTO CORDERO ARROYO
PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA DEL
SENADO DE LA REPÚBLICA DEL
H. CONGRESO DE LA UNIÓN.

El que suscribe Sofío Ramírez Hernández, Senador de la República integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional de la LXIII Legislatura, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 8, Fracc. II y 276 del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta H. Asamblea la presente proposición con Punto de Acuerdo de al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

En el marco de la lucha contra las drogas, el Ejército está destinando miles de elementos, aeronaves, vehículos y recursos para erradicar cultivos de amapola en el Triángulo Dorado, Guerrero y otras entidades.

Por ejemplo, en la montaña de Guerrero se ha incrementado en un 23 por ciento de 2016 a 2017 la destrucción de plantíos de amapola, de acuerdo con cifras de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).

Incluso, las operaciones se duplicaron en extensión al pasar de la erradicación de la adormidera en 24 municipios en 2016 a 42 el año pasado, la mayoría con altos niveles de pobreza (Jiménez, 2018).

Cabe resaltar, que la erradicación de la amapola es una prioridad para la Secretaría de la Defensa Nacional en su conjunto, aunque el consumo de opio y heroína en México es marginal.

Según las últimas encuestas del consumo de drogas, ni el 1 por ciento de la población mexicana usa heroína. Pero el tema se ha convertido en un asunto central en la relación con Estados Unidos.

En octubre del año pasado, la Embajadora Roberta Jacobson se reunió con Eugenio Imaz, extitular del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), para revisar la agenda bilateral en el rubro de seguridad, y uno de los puntos fue el combate a la producción de amapola y heroína.

Es en Estados Unidos donde el consumo de heroína ha llegado a niveles escandalosos con miles de muertes al año por sobredosis.

El comandante de la 42 Zona Militar, General Martín Salvador Morfín Ruiz, destina gran parte de sus hombres a las labores de erradicación. Morfín tiene a 2 mil elementos comisionados a tareas de erradicación en toda la zona.

El General Morfín dijo que tan sólo el año pasado, hasta mediados de octubre, habían erradicado 17 mil plantíos de amapola en los 41 municipios del sur de Chihuahua bajo su jurisdicción, lo que implica una pérdida de miles de millones de pesos para los traficantes si se considera que de cada hectárea se puede producir unos 11 kilogramos de opio y un kilo de heroína (Pérez, 2017).

Sin embargo, aunque efectivamente se merman las posibles ganancias de los narcotraficantes, en el otro lado de la moneda, el Ejército debe también a enfrentarse pobladores que se dedican a la siembra de amapola que impidieron al Ejército erradicar sus cultivos.

Los pobladores, entre los que hay muchas mujeres, les explicaron a los soldados que no tienen otra forma de subsistir. Por ejemplo, Según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), la inmensa mayoría de la población de Tlacoachistlahuaca, Guerrero, uno de los municipios de La Montaña, la pobreza está aumentando. En 2010, 88 por ciento de la población vivía en la pobreza; en 2015, el porcentaje llegó a 91.6 (Robles, 2018).

Comunidades enteras viven de la siembra de amapola. Un kilo de goma de opio en esta zona se paga entre 5 mil y 8 mil pesos; es eso, o no hay otro ingreso para subsistir en estas zonas y solo queda la migración, principalmente a los Estados Unidos (Robles, 2018).

A pesar de los esfuerzos del Ejército, el auge del consumo de heroína en Estados Unidos ha provocado una explosión en la siembra de amapola en las sierras mexicanas para la producción de pasta de opio y su transformación en heroína, un fenómeno que se está convirtiendo en la nueva fiebre del oro.

En ese sentido, un funcionario estadounidense informó en abril que el área donde se cultivan flores de amapola en México alcanzó las 32 mil hectáreas en 2016, equivalente a alrededor de 81 toneladas. En 2015, el área de cultivo fue de 28 mil hectáreas, el triple de superficie del 2012, según datos de Estados Unidos (Reuters).

Ante esta problemática, es necesario buscar alternativas reales que puedan transformar la realidad de los más necesitados a través de la promoción del desarrollo sostenible y sus elementos fundamentales de desarrollo socioeconómico y ambiental, conjuntamente con la paz, la justicia y la transparencia de las instituciones (Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, 2017).

Únicamente el fortalecimiento del estado de derecho, una paz duradera y la creación de fuentes de ingresos sustitutivas pueden romper el círculo vicioso de pobreza, inseguridad y cultivo ilícito para ayudar a los agricultores a abandonar el cultivo ilícito para la producción de drogas.

Por ejemplo, el acuerdo comercial preferencial de la Unión Europea (UE), hacia los países en desarrollo contempló, desde 1990, un régimen especial para fomentar el abandono de la producción de drogas en los países andinos. Inicialmente fue un régimen especial de apoyo a la lucha contra la producción y tráfico de drogas, sustituido en 2005 por el régimen especial de estímulo al desarrollo sostenible y a la buena gobernanza.

Este sistema se enmarca dentro de las acciones de la UE en la lucha contra las drogas, sirviendo como política complementaria a los programas de desarrollo alternativo de la UE.

Sin embargo, después de 20 años de preferencias comerciales y proyectos de desarrollo alternativo, tanto la producción como el consumo de cocaína se mantienen elevados (Torres, 2011).

De igual manera, el informe “Amapola, opio y heroína La producción de Colombia y México”, concluye que “las políticas de control del cultivo ilícito por parte de los Gobiernos de México y Colombia han consistido exclusivamente en intervenciones con fuerza de erradicación, sea manual, por fuerzas policiales y militares, o por aspersión (aérea) con químicos. En ambos casos son estrategias ineficaces y contraproducentes, ya que provocan el desplazamiento del cultivo hacia otras zonas más remotas y malestar en las comunidades afectadas” (Andrés Ospina, Hernández Tinajero, & Jelsma, 2018).

Aunado a lo anterior, “Los campesinos cultivadores tampoco pueden ser criminalizados por cultivar la planta con fines de subsistencia: no existen muchas opciones reales de sustitución de la amapola por cultivos alternativos debido al alto precio que tiene el opio ahora en el mercado debido, precisamente, al aumento de la demanda. Además, las zonas donde existen los cultivos están aisladas, tienen escasa infraestructura y prácticamente carecen de presencia o asistencia estatal”.

Por lo anteriormente expuesto y fundado, sometemos a la consideración de esta H. Asamblea, la siguiente Proposición con:

PUNTO DE ACUERDO:

PRIMERO.- El Senado de la República exhorta respetuosamente al titular del Poder Ejecutivo Federal, para que a través de la Secretaría de Economía, se lleven a cabo los estudios pertinentes para identificar e implementar oportunidades y soluciones de desarrollo alternativas en las regiones donde actualmente se llevan a cabo la siembra de cultivos ilegales, para poder ofrecer alternativas de crecimiento real a estas comunidades.

SEGUNDO.- El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a llevar a cabo estudios para identificar las obras de infraestructura necesarias para detonar el desarrollo económico en las regiones donde se llevan a cabo la siembra de cultivos ilegales, con base en las propuestas de desarrollo generadas por la Secretaría de Economía.

Dado en la H. Cámara de Senadores a los cinco días del mes de abril de 2018.

Suscribe

 


Sen. Sofío Ramírez Hernández

Trabajos citados

 

Andrés Ospina, G., Hernández Tinajero, J., & Jelsma, M. (2018). Amapola, opio y heroína. La producción de Colombia y México. Amsterdam: Transnational Institute.

Jiménez, B. (30 de Marzo de 2018). Escala operación contra amapola. Reforma.

Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. (2017). Informe Mundial sobre las Drogas 2017. Viena: Naciones Unidas.

Pérez, R. (20 de Octubre de 2017). Suplican a Ejército no destruir cultivos. Reforma.

Reuters. (s.f.). Amapola, el 'oro maldito' que se expande en México por alta demanda en EU. México, Ciudad de México, México.

Robles, F. (29 de Marzo de 2018). Paran a Ejército los amapoleros. Reforma.

Torres, A. (2011). La política comercial de la UE en la lucha contra las drogas en América Latina: 20 años de preferencias comerciales. Boletín El Cano, 136.

Zepeda Patterson, J. (08 de Abril de 2015). Amapola, el otro petróleo. El País.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=80061