Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Martes 17 de julio de 2018
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Miércoles 4 de Abril de 2018
Gaceta: LXIII/3SPO-108/79877
Miércoles 4 de Abril de 2018
Gaceta: LXIII/3SPO-108/79877

De la Sen. María del Rosario Guzmán Avilés, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 255 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

SE TURNó A LAS COMISIONES UNIDAS DE GOBERNACIóN; DE JUSTICIA; Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS, SEGUNDA.

Sen. María del Rosario
Guzmán Avilés

MARÍA DEL ROSARIO GUZMÁN AVILÉS, Senadora de la República, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, en ejercicio de la facultad que me confieren los artículos 71, fracción II y 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 8, numeral 1, fracción I, 164 y 169 del Reglamento del Senado de la República, someto a consideración de esta H. Asamblea, la siguiente: INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO, POR LA QUE SE REFORMA EL ARTÍCULO 255 DE LA LEY GENERAL DE INSTITUCIONES Y PROCEDIMIENTOS ELECTORALES, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LEGIPE), es conceptualizada en su artículo 1° como un ordenamiento de orden público y de observancia general en el territorio nacional para los ciudadanos que ejerzan su derecho al sufragio tanto dentro del mismo, como en territorio extranjero. Tiene por objeto establecer las disposiciones aplicables en materia de instituciones y procedimientos electorales, distribuir competencias entre la Federación y las entidades federativas en estas materias, así como la relación entre el Instituto Nacional Electoral y los Organismos Públicos Locales.

Las disposiciones de esta Ley son aplicables a las elecciones en el ámbito federal y en el ámbito local respecto de las materias que establece la Constitución.

La LEGIPE, al momento de haber un proceso electoral en nuestro país, se convierte en un marco regulatorio sumamente importante para el correcto funcionamiento de los comicios, de ahí la necesidad de traerla al escenario legislativo en este año electoral, donde se elegirán diputados locales y federales, senadores, gobernadores y presidente de la república.

La LEGIPE establece, en su artículo 255, los requisitos que deben reunir los lugares donde deban ubicarse las casillas para votar, sin embargo, se estima que, dentro de los requisitos enunciados, no se ha tomado en cuenta el principio de inclusión a las personas con discapacidad, y por lo tanto, no se establece como un requisito de estos lugares, que los accesos y las instalaciones o características de estos lugares, deban ser amables para aquellas personas que tengan alguna discapacidad, y que acceder a ellos resulte sencillo o lo más práctico posible.

El artículo 35 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece el derecho y la obligación de los ciudadanos para votar, así también, el artículo 7 de la LEGIPE, mandata que, “votar en las elecciones constituye un derecho y una obligación que se ejerce para integrar órganos del Estado de elección popular”.

El artículo 255 de la presente ley, establece lo siguiente:

Artículo 255.- Las casillas deberán ubicarse en lugares que reúnan los requisitos siguientes:

  1. Fácil y libre acceso para los electores; 
  2. Aseguren la instalación de canceles o elementos modulares que garanticen el secreto en la emisión del voto; 
  3. No ser casas habitadas por servidores públicos de confianza, federales, estatales o municipales; 
  4. No ser inmuebles habitados o propiedad de dirigentes de partidos políticos o candidatos registrados en la elección de que se trate; 
  5. No ser establecimientos fabriles, templos o locales destinados al culto, o locales de partidos políticos, y 
  6. No ser locales ocupados por cantinas, centros de vicio o similares. 

2. Para la ubicación de las casillas se preferirán, en caso de reunir los requisitos señalados por los incisos a) y b) del párrafo anterior, los locales ocupados por escuelas y oficinas públicas.

3. Para la ubicación de las mesas directivas de casilla, los consejos distritales deberán observar que en un perímetro de cincuenta metros al lugar propuesto no existan oficinas de órganos de partidos políticos, agrupaciones políticas o casas de campaña de los candidatos.

Sin embargo, resulta preocupante que dentro de los requisitos que la Ley establece para el establecimiento de las casillas electorales, no se tome en cuenta que éstas deben ser lugares accesibles para todas las personas, y que además, deban preferentemente contar con los estándares mínimos o las instalaciones necesarias para el fácil acceso de las personas con discapacidad.

El 2° artículo de la Ley General para la Inclusión de Personas con Discapacidad define en su fracción XXI el concepto de persona con discapacidad, al tenor de lo siguiente:

Artículo 2.- Para los efectos de esta Ley se entenderá por:

XXI. Persona con Discapacidad. Toda persona que por razón congénita o adquirida presenta una o más deficiencias de carácter físico, mental, intelectual o sensorial, ya sea permanente o temporal y que al interactuar con las barreras que le impone el entorno social, pueda impedir su inclusión plena y efectiva, en igualdad de condiciones con los demás;

Aunque si bien, el artículo 255 de la LEGIPE, especifica en su numeral 2, que las casillas deben establecerse en escuelas y oficinas públicas preferentemente, no es así en algunos casos.

Tomando en cuenta que si se instalan en escuelas u oficinas públicas, se contará, en la mayoría de los casos, con las instalaciones necesarias y las facilidades para que personas con discapacidades accedan a los centros de votación, y se estima que, aun cuando se instalen en estos lugares, deba de verificarse principalmente la facilidad de accesos y de instalaciones para que las personas con discapacidad puedan acceder, y que en el caso de que, estas escuelas u oficinas públicas no cuenten con las instalaciones necesarias, deba darse preferencia para que se instalen las casillas en lugares que sean de fácil acceso para los electores, tratando de que sea lo más cerca posible de donde antes se encontraba el centro de votación.

Es del saber de todos, que un gran número de personas que tienen algún tipo de discapacidad, no acuden a ejercer su voto por la dificultad que representa en muchas ocasiones desplazarse al centro de votación o llegar hasta donde se encuentren las urnas y la casilla como tal.

Aunque si bien, existen criterios que permiten que una persona que no puede ejercer el voto por sí mismo, pero goza de sus facultades mentales para definir el sentido de su voto, pueda ser acompañado por alguna persona de su confianza para asistirlo y emitirlo, en el caso de personas con discapacidades físicas (con dificultades motrices), no está garantizada en Ley la asistencia por parte del Estado para que los centros de votación deban de preferencia contar con las instalaciones necesarias para lograr un fácil acceso para estas personas, o bien, que los lugares elegidos como centros de votación, sean establecidos en lugares que cuenten con facilidades para aquellas personas que así lo requieran.

Los niveles de abstencionismo en la última elección presidencial resulta preocupante, puesto que según cifras del Instituto Nacional Electoral, se estima que el 36.9% del padrón electoral no ejerció su voto.

Las teorías del abstencionismo permiten dos tipos: el abstencionismo voluntario y el involuntario. El primero, es aquel que se perfecciona cuando el elector ha decidido no votar, o ejercer su voto nulo. El segundo, es aquel provocado por circunstancias ajenas al elector, que aún, teniendo la voluntad para votar, no puede hacerlo por diferentes circunstancias, ya sea por alguna enfermedad, dificultades para acudir al centro de votación, etcétera.

Garantizar a las personas con discapacidad que el ejercicio del voto sea accesible para todos, es una tarea que Estado mexicano debe reforzar.

Tomando en cuenta que el voto de los ciudadanos es un derecho, pero también una obligación (de carácter natural), debe establecerse en Ley, lo necesario para que el Estado garantice las mejores condiciones para que los ciudadanos cumplan con lo mandatado en nuestra Carta Magna, por ello, se pretende que los centros de votación cuenten, en la medida de lo posible, y según las características de cada lugar, con las instalaciones necesarias para que todas las personas, sin importar que tengan o no algún tipo de discapacidad, pueda acceder a ellos sin mayor dificultad y poder emitir su voto.

El objeto de esta iniciativa es, facilitar a aquellas personas que han dejado de votar, o les será difícil hacerlo por sufrir alguna discapacidad, puedan hacerlo y de esta forma disminuir las cifras del abstencionismo involuntario, garantizando que, las casillas electorales sean instaladas preferentemente, y en la medida de lo posible, en lugares con fácil acceso para las personas con discapacidad.

El garantizarle un acceso fácil al voto a quienes tienen una discapacidad, hace que la cantidad de personas que puedan emitir su voto sea mayor y por ende, al tener una mayor participación ciudadana, el resultado de las elecciones podrá ser más justo, pues el objetivo de cada elección es que el ganador, sea elegido por la mayoría del padrón electoral.

Debe destacarse que, con esta iniciativa, no se pretende que se cambien de lugar todas las casillas electorales, tampoco se pretende que se altere la zona geográfica de colocación de la casilla, sino que, si el lugar donde se encuentra la casilla, es de difícil acceso para las personas con discapacidad, pueda cambiarse a un lugar, lo más cercano posible a donde se encontraba anteriormente la casilla, pero que pueda ser accesible para aquellas personas que sufren de algún padecimiento motriz que llegue a ser tan determinante, para no acudir a votar.

Por lo anteriormente expuesto, se somete a consideración de la Asamblea, el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO

PRIMERO.- Se propone modificar la fracción I, del artículo 255 de la LEGIPE, para quedar como sigue:


TEXTO ACTUAL

TEXTO PROPUESTO

Artículo 255.- Las casillas deberán ubicarse en lugares que reúnan los requisitos siguientes:

  1. Fácil y libre acceso para los electores; 
  2. Aseguren la instalación de canceles o elementos modulares que garanticen el secreto en la emisión del voto; 
  3. No ser casas habitadas por servidores públicos de confianza, federales, estatales o municipales; 
  4. No ser inmuebles habitados o propiedad de dirigentes de partidos políticos o candidatos registrados en la elección de que se trate; 
  5. No ser establecimientos fabriles, templos o locales destinados al culto, o locales de partidos políticos, y 
  6. No ser locales ocupados por cantinas, centros de vicio o similares. 

2. Para la ubicación de las casillas se preferirán, en caso de reunir los requisitos señalados por los incisos a) y b) del párrafo anterior, los locales ocupados por escuelas y oficinas públicas.

3. Para la ubicación de las mesas directivas de casilla, los consejos distritales deberán observar que en un perímetro de cincuenta metros al lugar propuesto no existan oficinas de órganos de partidos políticos, agrupaciones políticas o casas de campaña de los candidatos.

Artículo 255.- Las casillas deberán ubicarse en lugares que reúnan los requisitos siguientes:

  1. Fácil y libre acceso para los electores. 

Los centros de votación deberán contar preferentemente con las instalaciones, accesos y facilidades necesarias para las personas con discapacidad;

  1. Aseguren la instalación de canceles o elementos modulares que garanticen el secreto en la emisión del voto; 
  2. No ser casas habitadas por servidores públicos de confianza, federales, estatales o municipales; 
  3. No ser inmuebles habitados o propiedad de dirigentes de partidos políticos o candidatos registrados en la elección de que se trate; 
  4. No ser establecimientos fabriles, templos o locales destinados al culto, o locales de partidos políticos, y 
  5. No ser locales ocupados por cantinas, centros de vicio o similares. 

2. Para la ubicación de las casillas se preferirán, en caso de reunir los requisitos señalados por los incisos a) y b) del párrafo anterior, los locales ocupados por escuelas y oficinas públicas.

3. Para la ubicación de las mesas directivas de casilla, los consejos distritales deberán observar que en un perímetro de cincuenta metros al lugar propuesto no existan oficinas de órganos de partidos políticos, agrupaciones políticas o casas de campaña de los candidatos

TRANSITORIOS

ÚNICO.- El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Dado en el Salón de Sesiones del H. Senado de la República, en sesión ordinaria del día 

.

ATENTAMENTE

SENADORA MARÍA DEL ROSARIO GUZMÁN AVILÉS.

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=79877