Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Miércoles 18 de julio de 2018
Gaceta del Senado
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Martes 6 de Marzo de 2018
Gaceta: LXIII/3SPO-90/79252
Martes 6 de Marzo de 2018
Gaceta: LXIII/3SPO-90/79252

Del Sen. Teófilo Torres Corzo, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General para el Control de Tabaco y de la Ley de Ciencia y Tecnología.

SE TURNó A LAS COMISIONES UNIDAS DE SALUD Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS.

Sen. Teófilo
Torres Corzo

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN Y ADICIONAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY GENERAL PARA EL CONTROL DEL TABACO Y LA LEY DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Quien suscribe, Senador Teófilo Torres Corzo, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional de la LXIII Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo establecido en los artículos 71 Fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como los artículos 8 numeral uno, fracción I, 164 y 169 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a consideración de esta Honorable Soberanía la presente Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General para el Control del Tabaco y la Ley de Ciencia y Tecnología al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La protección a la salud, es uno de los derechos humanos que debe ser protegido y garantizado por el Estado mexicano y sus instituciones, ya que todos los seres humanos tenemos el derecho a gozar de un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedad.  

El tabaquismo es una adicción considerada como la primera causa de muerte prevenible en el mundo que ocasiona enfermedad, invalidez y muerte prematura. No obstante, a pesar de los ya conocidos efectos del tabaco en el organismo, el número de fumadores va en aumento, en este sentido, el cigarro constituye un artículo de consumo que existe debido a la demanda de millones de personas.

De continuar la tendencia actual, el consumo de tabaco será la causa del 12% de todas las muertes a nivel mundial para el año 2020, para 2030 morirán 8 millones de personas al año a consecuencia del tabaquismo y podría cobrar la vida de hasta mil millones en total en el siglo XXI.

Con base en la Organización Mundial de la Salud (OMS), a nivel mundial existen más de 1,100 millones de fumadores, cuyo porcentaje más importante se concentra en los países subdesarrollados. En países desarrollados, el consumo ha comenzado a disminuir significativamente, sin embargo, en otras naciones experimenta una tendencia a la alta, incluidas naciones como México, [*] con el aumento del consumo entre las mujeres y adolescentes. 

En nuestro país, en menos de dos décadas, el número de fumadores se incrementó de 9 a 13 millones de personas. Adicionalmente, el consumo de las mujeres se ha incrementado en las últimas décadas y más de la tercera parte de los habitantes de México están expuestos al humo del tabaco, tan sólo en la región centro del país, el porcentaje se acerca a la mitad. [*]

La Encuesta Global de Tabaquismo en Adultos (GATS por sus siglas en inglés) de 2015, [*] destaca que el 16.4%, es decir casi 1 de cada 6 adultos, son fumadores actuales de tabaco, de los cuales casi la cuarta parte son mujeres. En promedio, un fumador gasta 297.20 pesos al mes en cigarros.

Cabe destacar que comparado con 2009, el consumo de tabaco en adultos en 2015 se mantuvo sin cambios, con las mismas prevalencias, además, sigue siendo mayor la proporción de quienes fuman de manera ocasional en contraste de quienes lo hacen diario, es decir, del total de fumadores 14.3 millones, 7.6% eran fumadores diarios (hombres 11.9%, mujeres 3.6%), mientras que el 8.8% eran fumadores ocasionales (hombres 13.3%, mujeres 4.6%).

La exposición al humo de tabaco es también un tema central ya que éste en espacios cerrados es inhalado por todos y tanto fumadores como no fumadores quedan expuestos a sus efectos nocivos. El tabaquismo pasivo origina enfermedades respiratorias y cardiovasculares y se estima que casi la mitad de los niños del mundo, respiran aire contaminado por humo de tabaco y más del 40% tienen al menos un progenitor fumador. Por su parte, los jóvenes expuestos al humo ajeno en el hogar tienen entre una y media y dos veces más probabilidades de comenzar a fumar que los no expuestos.

La GATS estima que, en el país, el 17% de los adultos que trabajan en lugares interiores estuvieron expuestos a humo de tabaco de segunda mano en sus lugares de trabajo, una cifra que disminuyó respecto a 2009 que fue de 18.6%.  Un 12.6% de los adultos estuvieron expuestos a humo de tabaco en sus hogares.

El efecto del humo del tabaco, el cual contiene más de 7 mil sustancias químicas y compuestos, cientos de estos son tóxicos y al menos 70 son cancerígenos, tanto para personas como animales, [*] se extiende no sólo a los fumadores activos y pasivos, sino también al medio ambiente ya que uno de esas sustancias es el monóxido de carbono, causante del efecto invernadero.

La combustión del cigarrillo puede llegar a alcanzar los 600 grados centígrados, por las condiciones en que se realiza la combustión, favorece la ingestión o arrastre de componentes dañinos al organismo, particularmente de los fumadores activos o pasivos que aspiran el humo del tabaco.

La Encuesta Nacional de Adicciones 2011 muestra que el consumo de tabaco aumenta entre el sector de adolescentes, adultos jóvenes y mujeres: en el grupo de 13 a 15 años de edad, 3.9% de hombres y 3.5% de mujeres fuman. [*]

El sector de las mujeres es más vulnerable a padecer las consecuencias del tabaco, debido a que no sólo tiene más riesgo de desarrollar diferentes tipos de cáncer, sino también problemas de salud durante el proceso de embarazo, que incluso pueden causar la muerte de su hijo.

La última Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes de 2014, dejó de manifiesto que la prevalencia alguna vez del consumo de tabaco en estudiantes de secundaria y bachillerato es de 30.4%. Además se identificó un crecimiento gradual de consumo conforme incrementa la edad, de pasar de 10.5% en adolescentes de 12 años a 68.7% de 18 años o más. [*]

Por lo menos un 7.4% de los estudiantes encuestados dijo que consumen tabaco diariamente y que el promedio de cigarros consumidos por día es de 3, además 9.1% mencionó que su primer cigarrillo es consumido durante los 30 minutos posteriores a despertar por la mañana.

El consumo de tabaco, es mayor en escuelas urbanas que los índices encontrados en estudiantes de escuelas en zonas rurales. En relación con la percepción de riesgo, éste es mayor en estudiantes de secundaria en comparación con los adolescentes matriculados en bachillerato, es decir, a mayor edad los estudiantes consideran menos riesgoso el uso del tabaco.

Por su parte, la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016, arrojó que 21.7% de la población total fuma y que al menos 14.9 millones de mexicanos está expuesto al humo de cigarro. [*]

De acuerdo con el informe “Carga de Enfermedad Atribuible al Tabaquismo en México”, cada día en nuestro país pierden la vida 118 personas a causa del tabaquismo y genera 16 mil 408 casos de cáncer y 94 mil 033 infartos y hospitalizaciones por enfermedad cardiaca. Cada año, se destinan 61.252 millones de pesos para tratar los problemas de salud pública que son provocados por el tabaco. [*]

El indicador de personas que fuman se mantiene, por ello, es indispensable proporcionarles productos alternativos que sean menos dañinos para los fumadores actuales y garantizar un mejor bienestar a futuro.

Actualmente, la evidencia científica se ha convertido en un elemento central que contribuye en el desarrollo de productos alternativos al tabaco. En este contexto, 53 expertos de salud pública y líderes científicos provenientes de 18 países, en un texto dirigido a la ex Directora General de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan, proponen 10 recomendaciones y se pronuncian sobre la importancia del enfoque de reducción del daño del tabaco a los fumadores actuales, reduciendo el daño a su salud si ellos consumen nicotina a bajo riesgo, en una forma no combustible. 

Destacan además, que el desarrollo de productos basados en la reducción del daño del tabaco puede jugar un papel significativo en el cumplimiento de los objetivos de la ONU, en la reunión de 2025 sobre Enfermedades No Transmisibles (ENT). Incluso, afirman, es difícil imaginar una mayor reducción en las enfermedades no transmisibles, sin la contribución de la reducción del daño del tabaco.

En este sentido, se emiten 10 recomendaciones en la Declaración de Especialistas en ciencia de la nicotina y política de salud pública:

  • La reducción del daño del tabaco es parte de la solución, no del problema, esto podría tener una significativa contribución para reducir la carga mundial de enfermedades no transmisibles causadas por el tabaquismo y hacerlo mucho más rápido en las estrategias convencionales. 
  • Las políticas de reducción del daño al tabaco deben estar basadas en la evidencia y ser proporcionales al riesgo, y dar la debida importancia a las reducciones significativas en el riesgo que se logran cuando un fumador cambia a un producto de nicotina de bajo riesgo. 
  • Con un enfoque preventivo, los reguladores deben evitar el apoyo a medidas que podrían tener un efecto perverso en prolongar el consumo de cigarrillos. 
  • Los objetivos y los indicadores para la reducción del consumo de tabaco deberían alinearse con el objetivo último de reducir la enfermedad y la muerte prematura, no el uso de nicotina per se, y por lo tanto se centran principalmente en reducir el tabaquismo. 
  • La reducción del daño del tabaco es fuertemente consistente con la política y práctica de la buena salud pública y no sería ético ni perjudicial prohibir la opción de cambiar a productos de reducción del daño del tabaco.  
  • Es contraproducente prohibir la publicidad de cigarrillos electrónicos y otras alternativas de bajo riesgo para fumar. 
  • No es apropiado aplicar una legislación diseñada para proteger a los transeúntes o trabajadores del humo de tabaco a los productos de vapor ya que actualmente no hay evidencia de riesgo material para la salud por el vapor emitido por los cigarrillos electrónicos. 
  • El régimen fiscal para los productos de nicotina debe reflejar el riesgo y organizarse para crear incentivos para que los usuarios cambien a fumar productos de reducción de daños de bajo riesgo. 
  • La OMS y los gobiernos nacionales deberían adoptar una visión desapasionada de los argumentos científicos y no aceptar o promover interpretaciones incorrectas, por parte de los medios o activistas. 
  • La OMS y partidarios de la protección contra la exposición al humo del tabaco necesitan evaluaciones científicas y políticas objetivas creíbles con una perspectiva internacional. 

En un intento por reducir el daño que causa el consumo de cigarros tradicionales e incluso para tratar de dejar de fumar, algunos consumidores han optado por adquirir Productos Alternativos de Tabaco y Nicotina (PATN). Entre estos se encuentran:

  • Cigarros electrónicos (E-Cigs, E-Cigarette): De acuerdo con la OMS, los cigarros electrónicos o sistemas electrónicos de administración de nicotina (SEAN), son dispositivos que no queman ni utilizan hojas de tabaco sino que por el contrario, vaporizan una solución que seguidamente inhala el usuario. Entre los componentes principales de la solución se pueden encontrar la nicotina, el propilenglicol, con o sin glicerol, y aromatizantes. Las soluciones y emisiones pueden contener otros productos químicos. [*]  
  • Snus: Es una bolsa de tabaco para uso oral que administra dosis de nicotina al mantenerse en la boca y humedecerse con la saliva. Este producto es ampliamente usado en Suecia, único país europeo que lo permite y el cual ostenta el nivel más bajo de fumadores y enfermedades relacionadas con el tabaco en Europa. [*]  
  • Heated tobacco o tabaco calentado: Se trata de dispositivos que calientan el tabaco en lugar de quemarlo, a fin de evitar la combustión y, con ello, reducir considerablemente los daños a la salud ocasionados por la acción de inhalar el humo. Estos productos continúan teniendo nicotina pero prescinden de otras sustancias químicas dañinas contenidas en los cigarrillos convencionales. 

La legislación mexicana prohíbe gran parte de los PATN, el artículo 16 de la Ley General para el Control del Tabaco, que en su fracción IV establece que se prohíbe “Comerciar, vender, distribuir, exhibir, promocionar o producir cualquier objeto que no sea un producto del tabaco, que contenga alguno de los elementos de la marca o cualquier tipo de diseño o señal auditiva que lo identifique con productos del tabaco”. [*]

De esta forma, algunos productos como el snus, los cigarros electrónicos y los dispositivos para calentar tabaco se encuentran prohibidos por la ley.

Asimismo, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), ha emitido constantemente comunicados de prensa recordando que los cigarros electrónicos, también denominados e-cigs, no cuentan con un registro sanitario como medicamentos o dispositivos médicos, razón por la cual su supuesto uso terapéutico no ha sido comprobado.

En un comunicado de prensa, fechado el 19 de septiembre de 2008, menciona que la Organización Mundial de la Salud no dispone de pruebas científicas que confirmen la seguridad y eficacia de estos productos, por lo que los distribuidores deben de retirar inmediatamente de sus sitios web y otros materiales informativos todo lo que pueda hacer pensar que la OMS considera que se trata de una ayuda segura y eficaz para dejar de fumar. [*]

En el mismo comunicado, el organismo internacional asegura que si los distribuidores de este tipo de dispositivos desean ayudar a los fumadores a dejar el hábito, es necesario que efectúen estudios clínicos y toxicológicos que demuestren su eficacia y que las sustancias utilizadas no son nocivas. Mientras esto no suceda, no considerará al cigarro electrónico como un tratamiento adecuado en la sustitución de la nicotina.

Otra de las preocupaciones es que en diversos países donde no se encuentra regulada la venta y uso de dichos dispositivos, su promoción,  restricción uso en espacios cerrados y prohibición de venta a menores de edad no existe, lo que implica un riesgo mayor para la salud de los niños y jóvenes.

Con base en lo anterior, la OMS ha exhortado a todos los países a prohibir el uso de los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina y, en consecuencia, COFEPRIS los ha prohibido, toda vez que no se encuentran avalados como dispositivos seguros para los fumadores y no se ha comprobado científicamente su utilidad para dejar de fumar.

Sin embargo, pese a su prohibición, los cigarros electrónicos, snus, dispositivos calentadores de tabaco y otros PATN continúan comercializándose y consumiéndose en México debido al contrabando. Más aún, al carecer de una regulación adecuada es difícil controlar su tráfico, lo que ocasiona que puedan llegar incluso a los menores de edad, asimismo, resulta imposible garantizar la calidad y seguridad que esos productos pueden ofrecer a los consumidores.

Tan sólo cabe señalar que de 2012 a 2016 se han decomisado cerca de 12 mil cigarros electrónicos y, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, cerca del 7% [*] de los adolescentes inicia el consumo de alguna sustancia tóxica con el cigarrillo electrónico.

Es cierto que los PATN aún continúan representando un riesgo importante para la salud pública, ya que no son propiamente alternativas para dejar de fumar sino productos de menor riesgo para la salud de los fumadores y muchos de estos productos no cuentan con estudios científicos que los respaldan.

En este sentido, el objetivo de la iniciativa es regular la comercialización, difusión y distribución de los productos alternativos de tabaco y nicotina, los cuales incluyen la amplia gama de productos que hacen alusión a todas las modalidades en que se puede consumir tabaco y nicotina, independientemente del método que se utilice para su consumo o bien los sistemas electrónicos vinculados.

Por ende, la iniciativa plantea la búsqueda de alternativas al cigarro convencional, electrónicos y no electrónicos, con el desarrollo de productos que representen una opción diferente, con la reducción de daños y basados en investigaciones o evidencias científicas que prueben que representan un menor riesgo a la salud de los fumadores. Entre estas se encuentran los PATN.  Es importante reiterar que estos dispositivos no deben ser considerados como métodos para el tratamiento del tabaquismo ni para dejar de fumar, por el contrario se trata de productos que, al eliminar el proceso de combustión, reducen considerablemente el daño causado a los fumadores, disminuyendo en consecuencia el riesgo de muerte.

De acuerdo con un estudio de Lynn Kozlowski, Jefe del Departamento de Salud Bioconductual en la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos, se requiere más investigación sobre los productos libres de humo, sin embargo, con los estudios hechos hasta hoy, es posible decir con confianza que estos productos son significativamente menos peligrosos que los cigarros convencionales. [*]

El Royal College of Physicians del Reino Unido, considera que dejar de fumar de forma inmediata es sumamente difícil, por lo que la mayoría de las personas que fuman actualmente continuarán haciéndolo durante muchos años más, por ello, el suministro de nicotina a fumadores adictos sin los componentes dañinos del humo del tabaco, puede prevenir diversos daños por fumar. [*]

Paralelamente, los desarrollos tecnológicos y mejores estándares de producción podrían reducir el daño a largo plazo en los PATN.

Actualmente existen productos de “tabaco húmedo seco”, cuyo dispositivo tiene la función de calentar el tabaco y vaporizarlo, evitando así la fase de combustión y, con ello, los procesos químicos que más daño causan a la salud.

Diversas investigaciones han presentado evidencia de reducción de daños significativos de este tipo de productos, esto se debe a que “[…] más o menos la mitad de las muertes de cigarrillos se dan por cáncer pulmonar y enfermedades respiratorias […] los productos libres de humo reducirían la mortalidad en por lo menos la mitad, ya que estos no causan cáncer pulmonar o enfermedades respiratorias”. [*]

Es necesario aclarar que estos productos alternos no están completamente libres de riesgo, su uso puede causar otro tipo de problemas para la salud, por ello, no debe considerárseles como un dispositivo de uso terapéutico o para dejar de fumar, tampoco se tendría que promover su uso y se debería restringir el mercado a las personas fumadoras adultas, por lo que tiene que estar estrictamente prohibida su venta a menores.

Se trata simplemente de transitar hacia un paradigma de reducción del daño que forzosamente tendrá que seguir acompañado de las políticas públicas y campañas enfocadas a la prevención, tratamiento de adicciones y para dejar de fumar.

Por medio de una perspectiva diferente, de prevención de daño que tenga beneficios centrales tanto para los fumadores, los productos de riesgo reducido son alternativas fundamentales que pretenden la disminución de efectos nocivos tanto para los fumadores actuales.

México ha avanzado en materia de control de tabaco pero aún existen temas pendientes. Se han implementado diversas acciones para combatir el tabaquismo y reducir las tasas de consumo y adicción, sin embargo, han distado de ser eficaces.

Por ejemplo, se ha aumentado el precio de los cigarros de forma considerable durante los últimos años, se han implementado mecanismos más duros contra la venta de cigarros a menores y se han añadido pictogramas y advertencias del consumo del tabaco en las cajetillas de cigarros, sin embargo, no ha habido una considerable disminución de fumadores y cada año se suman otros nuevos.

Aunado a esto, nuestra legislación en la materia se encuentra rebasada, ya que, al cerrar las puertas a productos como el cigarro electrónico, no permite la entrada al mercado a los dispositivos que sí han demostrado reducir los efectos nocivos a la salud.

Además, el enfoque prohibicionista de la Ley General para el Control del Tabaco para los dispositivos alternos como los cigarrillos electrónicos, tampoco ha dado buenos resultados para terminar con el consumo de estos productos, más aún, cada vez son más jóvenes los que tienen acceso.

Ante la dimensión de esta problemática, resulta urgente tomar un rumbo diferente que incluya en la legislación un enfoque de reducción de riesgo que garantice a los fumadores el acceso a productos del tabaco que reduzcan considerablemente el daño a su salud.

Actualmente el número de fumadores continúa siendo constante y en ocasiones tiende a aumentar. Debemos reconocer que siempre habrá personas que, por decisión propia, continuarán fumando, aun cuando lo hagan en proporciones menores.

La decisión de fumar o no hacerlo corresponde a cada persona, toda vez que el consumo del tabaco en cigarros convencionales es una actividad lícita para las personas adultas, fumar también forma parte de su derecho a la libertad de elección y consumo.

Por ello, mientras el consumo del tabaco siga siendo lícito, continuará habiendo nuevos fumadores. Asumiendo esa realidad, debemos entonces encontrar alternativas que al menos disminuyan el riesgo, sin que ello implique hacer a un lado los productos terapéuticos para dejar de fumar o las políticas públicas contra el tabaquismo. 

Existe cierta preocupación de que la regularización y entrada al mercado de los PATN, pueda aumentar el tabaquismo entre la población y ser una puerta de entrada al tabaquismo para los más jóvenes, además de que pueda ser un nuevo producto a consumir por los fumadores sin que por ello dejen el hábito de fumar cigarrillos, sin embargo, hasta la fecha no hay evidencia de que eso esté pasando en los países donde los PATN son admitidos.

En Reino Unido, por ejemplo, la evidencia disponible hasta ahora apunta a que estos dispositivos están siendo utilizados casi exclusivamente como alternativas más seguras al tabaquismo, por fumadores confirmados que están intentando reducir el daño a ellos mismos y a terceros por fumar, o bien, para dejar de fumar por completo de forma paulatina. [*]

En otras partes del mundo la perspectiva de reducción del daño en las políticas anti tabaquismo ha ido ganando terreno, por lo que se ha modificado la Ley para permitir la venta de productos del tabaco con riesgo modificado, siempre con restricciones importantes para evitar la falsificación de dichos dispositivos, el tráfico ilegal y la venta a menores de edad.

En Croacia y Suecia, por ejemplo se adoptó la actualización de la Directiva de Productos de Tabaco de la Unión Europea (EUTDP), permitiendo productos que anteriormente estaban prohibidos. En Suiza, se analiza un proyecto de ley sobre productos de tabaco que legaliza la venta de cigarros electrónicos.

En Reino Unido, la Public Healt Health England, ha incluido los cigarros electrónicos por primera vez dentro de su campaña Stoptober para dejar de fumar, asimismo, la guía para abandonar el cigarro reconoce el papel de los PATN para dejar de fumar.

Las autoridades escocesas, la academia y la comunidad científica, han reconocido también que usar este tipo de dispositivos es definitivamente menos perjudicial que fumar tabaco de forma convencional, todo ello basado en evidencias.

En Canadá, el Gobierno planea regular los cigarrillos electrónicos y otros PATN, a fin de que estos productos sean menos accesibles para los jóvenes, a través de una propuesta de enmienda a la Ley del Tabaco, donde dichos dispositivos serán considerados de forma separada. Las autoridades reconocieron que los cigarros electrónicos ofrecen posibles beneficios para la reducción de daños a los fumadores actuales. [*]

El Ministerio de Salud de Nueva Zelanda anunció el presente año su posición a favor de la legalización y venta de cigarros electrónicos para su consumo, reconociendo su potencial para ayudar a mejorar la salud pública desde un enfoque de reducción de daños. El objetivo es poner a disposición de los fumadores productos menos dañinos, evitando que puedan estar al alcance de los niños.

En Estados Unidos, la Agencia de Administración de Alimentos y Medicamentos, (FDA), ha reconocido que son los componentes químicos en el tabaco y en el humo creado al prenderle fuego, la causa directa y principal de las enfermedades y de las muertes, no la nicotina. Por ello, reconoce el potencial positivo que pueden tener los PATN como una forma distinta para abordar el tema de la adicción a fumar, reduciendo los niveles de riesgo y coadyuvando a que las personas puedan dejar el cigarro. [*]

En este sentido, la FDA busca establecer las bases regulatorias adecuadas para la venta y producción de PATN en Estados Unidos.

Las decisiones tomadas en estos países buscan en primera instancia reducir el daño causado a los fumadores por el proceso de combustión al momento de fumar, poniendo a su disposición productos con menores riesgos para su salud. No obstante, este cambio de enfoque va acompañado en todo momento de lineamientos claros que prohíben su venta a menores de edad, restringen su publicidad, establecen estándares de seguridad y calidad, y prohíben su uso en lugares públicos.

Bajo este contexto, es indispensable incorporar en la legislación mexicana actual la regulación en la producción, comercialización y uso de productos alternativos al cigarro convencional, que generen menores riesgos a la salud y provoquen menores impactos financieros a nuestro sistema público de salud.

Además, este nuevo enfoque podría reducir significativamente el número de enfermedades y muertes asociadas al tabaco y, por lo tanto, reducir la carga que representa para las instituciones de salud pública y el gasto público.

Los fumadores tienen el derecho a información veraz sobre la existencia de productos de daño reducido y cuya efectividad haya sido comprobada científicamente, a fin de que puedan tomar una decisión informada para reducir los riesgos a su salud.

Es necesario permitir a los fumadores el acceso a opciones que reducen el riesgo, siempre y cuando éstas vayan acompañadas con información y evidencias científicas verídicas, comprobables y que estén avaladas por instituciones especializadas. Es fundamental implementar y transmitir el mensaje de reducción del daño en las estrategias para combatir el tabaquismo.

Por todo lo anterior, se somete a esta Soberanía el siguiente:

Iniciativa con Proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley para el Control del Tabaco y la Ley de Ciencia y Tecnología

Artículo Primero: se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General para el Control de Tabaco.

Artículo 2. La presente Ley se aplicará a las siguientes materias:

 I. Control sanitario de los productos del tabaco y productos alternativos de tabaco y nicotina, así como su importación, y

….

Artículo 4. La orientación, educación, prevención, producción, distribución, comercialización, importación, consumo, publicidad, promoción, patrocinio, muestreo, verificación y en su caso la aplicación de medidas de seguridad y sanciones relativas a los productos del tabaco y de productos alternativos de tabaco y nicotina serán reguladas bajo los términos establecidos en esta Ley.

Artículo 5. La presente Ley tiene las siguientes finalidades:

I…..

…..

IV. Establecer las bases para la producción, etiquetado, empaquetado, promoción, publicidad, patrocinio, distribución, venta, consumo y uso de los productos del tabaco y de productos alternativos de tabaco y nicotina;

V….

….

VIII. Establecer los lineamientos generales para la entrega y difusión de la información sobre los productos del tabaco y sus emisiones, así como los de productos alternativos de tabaco y nicotina, y

…..

Artículo 6. Para efectos de esta Ley, se entiende por:

I. …..

XX. Productos alternativos del tabaco y nicotina: Todas las modalidades de productos manufacturados total o parcialmente con materia prima hojas de tabaco y productos a base de nicotina, electrónicos y no electrónicos, destinados para ser fumados, chupados, vaporizados, mascados o utilizados como rapé, y que han sido modificados o diseñados para reducir los riesgos a la salud de las personas que los consumen.

XXI. …

Artículo 11. Para poner en práctica las acciones del Programa contra el Tabaquismo, se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:

  • ….
  •  

II. La elaboración de investigaciones  científicas sobre los productos alternativos de tabaco y nicotina;

III. …

Artículo 12. Son facultades de la Secretaría, de conformidad con lo dispuesto en esta Ley, sus reglamentos y demás disposiciones aplicables:

I. Coordinar todas las acciones relativas al control de los productos del tabaco, los productos accesorios al tabaco y productos alternativos de tabaco y nicotina;

III. Regular que los productos alternativos de tabaco y nicotina se realicen con estándares de calidad y con base en evidencia científica en disminución de riesgos a la salud.

IV….

VI. Emitir las autorizaciones correspondientes para la producción, fabricación e importación de los productos del tabaco y de productos alternativos de tabaco y nicotina

Artículo 13. Las compañías productoras, importadoras o comercializadoras de productos del tabaco, tendrán la obligación de entregar a la Secretaría la información relativa al contenido de los productos del tabaco, productos alternativos de tabaco y nicotina, los ingredientes usados y las emisiones y sus efectos en la salud conforme a las disposiciones aplicables y hacerlas públicas a la población en general.

Artículo 14. Todo establecimiento que produzca, fabrique o importe productos de tabaco y productos alternativos de tabaco y nicotina requerirá licencia sanitaria de acuerdo con los requisitos que establezca esta Ley y demás disposiciones aplicables.

Artículo 15. Quien comercie, venda, distribuya o suministre productos del tabaco y productos alternativos de tabaco y nicotina tendrá las siguientes obligaciones:

I. …

Artículo 16. En caso de productos de tabaco se prohíbe:

I. ….

VI. Comerciar, vender, distribuir, exhibir, promocionar o producir cualquier objeto que no sea un producto de tabaco ni un producto alternativo de tabaco o nicotina, que contenga alguno de los elementos de la marca o cualquier tipo de diseño o señal auditiva que lo identifique con estos productos.

Artículo 18 bis. En los paquetes de productos alternativos de tabaco y nicotina, y en todo empaquetado y etiquetado, de conformidad con lo establecido en esta Ley, sus reglamentos y demás disposiciones aplicables, deberán figurar leyendas de advertencia que muestren los efectos nocivos del consumo de los productos alternativos de tabaco y nicotina

Además se sujetarán a las siguientes disposiciones:

I. Serán formuladas y aprobadas por la Secretaría con base en la evidencia científica, los productos alternativos de tabaco y nicotina;

II. Se imprimirán en forma rotatoria directamente en los empaques;

III. Deberán ocupar 100% de la cara posterior y el 100% de una de las caras laterales del paquete y la cajetilla;

 IV. El 100% de la cara posterior y el 100% de la cara lateral serán destinados al mensaje sanitario, que del mismo modo será rotativo, deberá incorporar un número telefónico de información sobre prevención, cesación y tratamiento de las enfermedades.

V. Las leyendas deberán ser escritas e impresas, sin que se invoque o haga referencia a alguna disposición legal directamente en el empaquetado o etiquetado.

La Secretaría publicará en el Diario Oficial de la Federación las disposiciones para la formulación, aprobación, aplicación, utilización e incorporación de las leyendas y mensajes sanitarios que se incorporarán en los paquetes y en todo empaquetado y etiquetado externo de los mismos, de acuerdo con lo establecido en esta Ley.

Las Leyendas y advertencias sanitarias deberán diferenciarse entre los productores de tabaco y los tipos de productos alternativos de tabaco y nicotina, atendiendo a la evidencia científica y las consecuencias de salud que cada uno causa.

Artículo 20. En los paquetes de productos del tabaco y productos alternativos de tabaco y nicotina, y en todo empaquetado y etiquetado externo de los mismos, no se promocionarán mensajes relacionados con estos productos de manera falsa, equívoca o engañosa que pudiera inducir a error con respecto a sus características, efectos para la salud, riesgos o emisiones.

...

Artículo 22. Las leyendas de advertencia y la información textual establecidas en este capítulo, deberán figurar en español en todos los paquetes y productos del tabaco productos alternativos de tabaco y nicotina en todo empaquetado y etiquetado externos de los mismos.

Este requisito será aplicable para la comercialización dentro del territorio nacional.

Artículo 23. …..

La publicidad y promoción de productos del tabaco productos alternativos de tabaco y nicotina únicamente será dirigida únicamente a personas mayores de edad a través de revistas, comunicación personal o dentro de establecimientos de acceso exclusivo para aquellos.

Artículo 26 bis. El reglamento establecerá las condiciones del uso de productos alternativos de tabaco y nicotina en espacios cerrados cuando se acredite que sus emisiones no son nocivas para terceros.

Artículo 30. La Secretaría vigilará que los productos del tabaco, productos alternativos de tabaco y nicotina y productos accesorios al tabaco materia de importación, cumplan con esta Ley, sus reglamentos y demás disposiciones aplicables.

Artículo 31. Se requiere permiso sanitario previo de importación de la Secretaría para la importación de productos del tabaco y productos alternativos de tabaco y nicotina.

Artículo 32. La importación de productos del tabaco, productos alternativos de tabaco y nicotina y de productos accesorios al tabaco, se sujetará a las siguientes bases:

I. ….

II. Podrán importarse los productos del tabaco, productos alternativos de tabaco y nicotina y los productos accesorios al tabaco, siempre que el importador exhiba la documentación establecida en las disposiciones reglamentarias de esta Ley, y

III. La Secretaría podrá muestrear y analizar los productos del tabaco, los productos alternativos de tabaco y nicotina y los productos accesorios al tabaco importados, a fin de verificar el cumplimiento de las disposiciones aplicables.

….

Artículo 33. La Secretaría, a través de los verificadores y en coordinación con las autoridades correspondientes, está facultada para intervenir en puertos marítimos y aéreos, en las fronteras y, en general, en cualquier punto del territorio nacional, en relación con el tráfico ilegal de productos del tabaco, productos alternativos de tabaco y nicotina y de los productos accesorios al tabaco, para los efectos de identificación, control y disposición sanitarios.

Artículo 34. La Secretaría participará en las acciones que se realicen a fin de prevenir el comercio, distribución, venta y fabricación ilícita de productos del tabaco, productos alternativos de tabaco y nicotina y de productos accesorios al tabaco

Artículo 50. ….

También podrá ser utilizado para la realización de investigaciones que fomenten la reducción de riesgo y daño a la salud en el consumo de tabaco y productos alternativos de tabaco y nicotina.

Artículo segundo. Se reforma la fracción III el artículo 2 de la Ley de Ciencia y Tecnología con el objeto de fomentar la investigación científica en materia de productos alternativos de tabaco y nicotina.

Artículo 2. Se establecen como bases de una política de Estado que sustente la integración del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, las siguientes:

I…

II….

….

También promoverá la investigación científica de productos que reduzcan los riesgos a la salud en el consumo de drogas lícitas y enfermedades no transmisibles.

Transitorios

Artículo Primero. La presente reforma entrará en vigor al día siguiente de su publicación

Artículo segundo. La Secretaría de Salud contará con 90 días naturales a partir de la publicación de la reforma para adecuar sus reglamentos a fin de incorporar las medidas regulatorias respecto a los productos alternativos de tabaco y nicotina.

ATENTAMENTE

Sen. Teófilo Torres Corzo


[*] Profeco,  Tabaquismo, un enemigo consentido, en línea [Disponible en:] http://www.profeco.gob.mx/revista/publicaciones/adelantos_04/tabaquismo_may04.pdf

[*] OMS,  Situación del tabaco en México , en línea [Disponible en:] http://www.paho.org/mex/index.php?option=com_content&view=article&id=96:situacion-tabaco-mexico&Itemid=387C     

[*] Secretaría de Salud,  Encuesta Global de Tabaquismo en Adultos México 2015, en línea [Disponible en:] http://omextad.salud.gob.mx/contenidos/encuestas/gats2015/ENCUESTA_GATS__2015.pdf

[*] Secretaría de Salud,  El tabaquismo , en línea [Disponible en:] https://www.gob.mx/salud/articulos/infografia-tabaquismo?state=published

[*] Instituto Nacional de Salud Pública, Encuesta de tabaquismo en jóvenes México 2011, en línea [Disponible en:] http://biblioteca.gob.mx/#/recurso/3473/document/1

[*] Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz; Comisión Nacional Contra las Adicciones, Secretaría de Salud. Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes 2014: Reporte de Tabaco. Villatoro-Velázquez JA, Bustos Gamiño, M., Oliva Robles, N., Fregoso Ito, D., Mujica Salazar, A., Martín del Campo Sánchez, R., Nanni Alvarado, R. y Medina-Mora ME. Ciudad de México, México: INPRFM; 2015. [Disponible en:] http://www.conadic.salud.gob.mx/pdfs/investigacion/ENCODE_TABACO_2014.pdf

[*] Instituto Nacional de Salud Pública, Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-2017, en línea [Disponible en:] https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/234856/CONSUMO_DE_DROGAS.pdf

[*] Instituto Nacional de Salud Pública, Carga de Enfermedad Atribuible al Tabaquismo en México, en línea [Disponible en:] https://www.insp.mx/avisos/3091-carga-tabaquismo-mexico.html

[*] OMS, Cigarros electrónicos o sistemas electrónicos de administración de nicotina, [en línea], disponible en: http://www.who.int/tobacco/communications/statements/eletronic_cigarettes/es/

[*] Special Eurobarometer 458: Attitudes of Europeans towards tobacco and electronic cigarettes, Comisión Europea, Marzo de 2017, [en línea], disponible en: http://ec.europa.eu/commfrontoffice/publicopinion/index.cfm/Survey/getSurveyDetail/instruments/SPECIAL/surveyKy/2146

[*] Ley General para el Control del Tabaco, Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, [en línea], disponible en http://www.conadic.salud.gob.mx/pdfs/ley_general_tabaco.pdf

[*] Los distribuidores de cigarrillos electrónicos deben dejar de reivindicar efectos terapéuticos no demostrados, Organización Mundial de la Salud, Comunicado de Prensa del 19 de septiembre de 2008 [en línea], disponible en http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2008/pr34/es/

[*] Atrae a menores cigarro electrónico, El Pulso Labora, [en línea], disponible en: http://www.elpulsolaboral.com.mx/seguridad-social-y-salud/10867/atrae-a-menores-cigarro-electronico

[*] Kozlowski, Lynn, Reducción del Daño, Salud Pública y derechos humanos: Los fumadores tienen derecho a estar informados de opciones que reduzcan significativamente el daño, en “Nicotine & Tobacoo Research”, Vol. 4, Diciembre de 2002, [en línea], disponible en: https://academic.oup.com/ntr/article-abstract/4/Suppl_2/S55/1117103?redirectedFrom=PDF

[*] Nicotine without smoke: Tobacco harm reduction, Royal College of Physicians, Abril de 2016, [En línea], disponible en: https://www.rcplondon.ac.uk/projects/outputs/nicotine-without-smoke-tobacco-harm-reduction-0

[*] Ibídem.

[*] Nicotine without smoke […] op. cit.

[*] Vaping, e-cigarettes to be regulated by Health Canada, en CBC News, [En línea], disponible en http://www.cbc.ca/news/health/vaping-health-canada-legislation-1.3862589

[*] Protecting American Families: Comprehensive Approach to Nicotine and Tobacco, U.S. Food & Drug Administration, [En línea], disponible en https://www.fda.gov/NewsEvents/Speeches/ucm569024.htm

http://www.senado.gob.mx:80/index.php?ver=sp&mn=2&sm=2&id=79252